SIAVI-BOT 2.0

Sam un Siavi-Bot 2.0 vaga por el mundo su misión como las de todos los de su clase es la de encontrar a violadores y castigarlos, pero a diferencia de la versión 1.0, los de la versión 2.0 ya no solo dependían del pene y semen de sus víctimas para sobrevivir, fueron equipado con sistemas que procesan la comida que ingieren para obtener sus baterías cargadas lo que les permitía llevar una vida más normal, además podían disfrutar del sexo solo por placer y no por deber......


SIAVI-BOT 2.0
Sam un Siavi-Bot 2.0 vaga por el mundo su misión como las de todos los de su clase es la de encontrar a violadores y castigarlos, pero a diferencia de la versión 1.0, los de la versión 2.0 ya no solo dependían del pene y semen de sus víctimas para sobrevivir, fueron equipado con sistemas que procesan la comida que ingieren para obtener sus baterías cargadas lo que les permitía llevar una vida más normal, además podían disfrutar del sexo solo por placer y no por deber.


[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [ADVERTENCIA]


Categoria: Adolescente      Autor: Zafiro & DarkSoul





2136, Siglo  XXII los límites entre lo real y lo sintético se rompieron hace décadas, los androides con cuerpo, mente en un 99 % igual a la humana caminan a la par que los humanos, la mayoría sirve como fieles sirvientes o como juguetes sexuales caros para sus dueños, es una nueva forma de esclavitud, pero estas maquinas tienen seguros, pese a que lucen y piensan casi como un humano nunca podrían revelarse contra sus creadores, de hecho son incapaces de crear daño físico, disparar un arma o atacar físicamente a un humano.

El gobierno de varias naciones crearon un programa al que llamaron Si-a-vi (sistema anti violación), a un científico se le ocurrió la idea de usar androides para en vez de remediar una vez cometida la violación era mejor prevenir y cazar a los depravados sexuales antes de que cometieran un delito sexual con un humano de verdad, así crearon a los Siavi-Bot, que serian 5 versión antes del fin del programa que era secreto pero luego se volvió publico por lo que el delito de violación disminuyo drásticamente, esto fue hasta que la empresa quebró.

Los Siavi-Bot dejaron de producirse y un posterior incendio acabo con todo registro escrito y digital de los Siavi-Bot nadie sabe cuántos de ellos aun caminan entre los humanos, ni siquiera si es que aun lo hacen, sin embargo no todo los Siavi-Bot fueron construido iguales la versión 2.0 era un poco diferente de la versión original.

Sam un Siavi-Bot 2.0 vaga por el mundo su misión como las de todos los de su clase es la de encontrar a violadores y castigarlos, pero a diferencia de la versión 1.0, los de la versión 2.0 ya no solo dependían del pene y semen de sus víctimas para sobrevivir, fueron equipado con sistemas que procesan la comida que ingieren para obtener sus baterías cargadas lo que les permitía llevar una vida más normal, además podían disfrutar del sexo solo por placer y no por deber.

Aquella mañana la unidad No 279 cuyo nombre dado era Sam abrió los ojos había estado en modo ahorro de energía por 9 horas en otras palabras estaba durmiendo a su lado Luis de 26 años con un cuerpo de ensueño como el de Sam que fue dotado de un cuerpo de nadador olímpico, de piel muy blanca, cabello castaño oscuro, nalgas firmes y pene de buen tamaño circuncidado del mismo tomo que el resto de su piel, le había dicho a Luis que tenía 22 años lo que no era tan falso pero su cuerpo aparentaba aun la de un chico de 17 casi 18 años.

Sam amaba a Luis por lo menos su mente artificial le hacía sentir algo especial por el hombre plácidamente dormido solo con su trusa (slip) de color blanco con un ancho elástico color rojo, en el que se marcaba su gran paquete al frente de su entrepierna, Sam se quedo viendo a su amado por varios segundos hasta que abrió los ojos, y con una sonrisa que siempre lo cautivaba le dijo.

-“Buenos días bebé”. Dijo Luis a Sam.

Ambos luego se fundieron en un tierno como apasionado beso, que duro casi 10 minutos en los que se acariciaron con Sam sobre Luis, que metió sus manos dentro de sus trusa para acariciar las firmes como lampiñas nalgas de Sam, sus lenguas no dejaron de pelear dentro de sus bocas, para cuando se separaron ambos estaban sin aliento simplemente quedaron jadeaban boca arriba sobre la cama con tremendas erecciones notoriamente visibles debajo de sus trusas, ambos luego se levantaron Luis debía ir a trabajar y Sam también.

Ya en la cocina Luis no resistió la tentación le bajo su trusa a Sam para abrirle sus firmes nalgas, sumergir su rostro y lamber su ano para luego penetrarlo, hasta que Luis se corrió en su interior haciendo que Sam se corriera abundantemente también, ambos se besaron y Luis se vistió para irse al trabajo de muy buen humor.

Sam por su parte pese a la gran descarga de semen de Luis en su interior supo que hora para salir de caza, no quería desactivarse que para Siavi-Bot era lo mismo que morir, pese a no tener su energía en niveles críticos su programación la exigía por lo menos un violador cada seis meses o su mente se apagaría, había postergado lo más posible salir de casa pero ya no podía postergarlo por más tiempo.

Sam bostezo y se estiro antes de ir a vestirse era necesario verse y asemejarse a un adolescente masculino de recién cumplidos los 17 años, por lo que se vistió con ropas que le hacían ver aun más joven y luego salió rumbo a un sitio donde seguramente podría encontrar alguna buena presa.

Sam a media tarde caminaba por aquella calle sórdida del barrio rojo de la ciudad hacia meses que no se paraba por ahí, portando un pantalón de mezclilla muy apretado que resaltaba su entrepierna y nalgas paraditas con una playera (ramera) tipo sport, muy pegada a su cuerpo que marcaba sus bien marcados abdominales, simulaba ser un gigolo de la zona, no tardo mucho en conseguir que varios hombres se acercaran a preguntar su precio.

Pero a todo los ignoro, de pronto un hombre se estaciono Sam se reclino sobre la ventana del copiloto para ver lo que deseaba aquel hombre apenas lo hizo ese hombre lo tomo de la camiseta y tiro de ella para introducirlo al auto casi por completo, Sam sintió como aquel hombre arranco dado en la posición que quedo poco podía hacer para impedir cualquier cosa que ese hombre quisiera hacer, luego sintió un fuerte golpe en la cabeza y Sam fingió desmayarse había encontrado a su víctima.

Sam fingió regresar en sí, en una habitación de una casa a las afueras de la ciudad, una hora más tarde, el hombre lo había dejado solo en trusa y le ordeno que se diera un baño apuntándole con un arma que Sam vio que era falsa pero fingió temor para obedecer lo que el hombre dijo, para entrar al baño y desnudarse para darse una ducha,

De pronto aquel hombre entro al baño y lo primero que vio fue el atlético cuerpo totalmente desnudo de Sam, sus brazos musculosos, sus nalgas poderosas, con unas piernas dignas de un corredor, se quedo mudo no sabía que decir, el cuerpo de Sam era tan esplendido, todo mojado con el agua resbalando por su cuerpo. Sam nota la mirada de aquel hombre ríe y le dice.

-“¿Que nunca has visto a un chico desnudo, además no tiene nada de malo mirar es natural? Dijo Sam en un tono desafiante.

Poco después Sam ya seco salió del baño sus ojos eran brillantes y alegres, por inercia aquel hombre miro hacia abajo para verle su buen pene que le colgaba entre sus piernas aun en estando flácido de unos 14 o 15 centímetros sin prepucio y que estaba seguro debía ser un pene verdaderamente enorme  en erección. El hombre se le quedo viendo a los ojos y me dijo.

-“Vamos que esperas sube a la cama que es hora de disfrutar”. Dijo el hombre aun con el arma.  

-“¿Te gusta lo que ves? ¿Vamos no es lo que deseas?” Pregunto Sam de rodillas sobre la cama mostrando su magnífico cuerpo.

-“¿Vamos no es pene lo que deseas?” Dijo Sam a aquel hombre.

Quien molesto por la osadía del chico tomo con su mano su pene y de inmediato el pene de Sam comenzó a hincharse hasta quedar de un respetable grosor los dedos de aquel hombre apenas y se cerraba, apenas le tomo unos segundos quedar a Sam con una erección total de no menos de 23 centímetros de largo.           

Las manos de aquel hombre recorrían el magnífico pene de Sam una y otra vez, quien cerraba los ojos dando unos ligeros gemidos que hicieron excitar de sobre manera a aquel hombre. Una de sus manos se movió entre sus piernas, hasta llegar a su ano y al tocarlo Sam dio un prolongado gemido y lo miro, lo que hizo terminar de enloquecer a aquel hombre que para ese momento apenas estaba en trusa (slip) con una ostentosa erección por debajo.    

Hizo que Sam se pusiera de espaldas con brusquedad con sus enormes manos recorrió su cuerpo con desesperación sin tacto, lentamente baja su mano derecha por el pecho de Sam hasta tomar de nuevo su pene que comienza a masturbar muy rítmicamente mientras con su mano izquierda al mismo tiempo le acariciar entre sus nalgas y poco a poco introduce un dedo haciendo que su respiración se acelere, sus enormes dedos le estaban dando placer a Sam, mientras que su otra mano de forma rítmica bajaba y subía por su endurecido pene.    

Aquel hombre no pudo resistirse más, le agarra de las nalgas y vuelve a meterle su dedo por su ano, de pronto saca su dedo para hacer que Sam se coloco a cuatro patas sobre la cama, para bajarse su trusa y comenzar a restregar su duro pene por entre sus nalgas hasta colocar la punta de su pene sobre sus bien cerradito ano de color rosa de Sam. Quien le dice fingidamente.

-“No, No, lo hagas por Favor…” Suplica Sam.
           
Pero el hombre le pone una mano sobre su boca para poco a poco ir empujando su pene por su ano Sam siente como poco a poco su ano se abre, siente como el enorme pene de ese hombre de 25 cm va entrando en él, todos sus sistemas están alertas listo para recolectar aquel miembro Sam quiere que este ya toda dentro, desea acabar rápido, no le agrade serle infiel a su amado pero sabe que no tiene opción.       

Le fue imposible no gemir a Sam pero pronto lo cambio por un grito, mientras el hombre jadeaba por el placer que le produjo ver y sentir como su gran erección se perdía entre las nalgas de ese hermoso adolescente para empezar a moverse a su ritmo violento haciendo que la penetración fuera más profunda gimiendo de placer al sentir como el ano de Sam se contraía con cada nueva embestida, entre embestidas el hombre le dijo a Sam.

-“¿Tu culo tiene mucha hambre, te gusta cómo te la meto? ¿Te gusta..?
-“Ya no más por favor duele mucho”. Dijo Sam fingidamente.
           
Aquella suplico hizo que el hombre se prendiera aun más  embistiendo a Sam con más fuerza y violencia tomándolo de sus caderas estrellando su pelvis con sus firmes nalgas, hacía que sus nalgas impactaran con fuerza contra su pelvis, incluso los huevos de ambos que se balanceaban entre sus piernas chocan con fuerza de tanto en tanto.        

Sam no tardo en sentir como el pene de ese hombre comenzó a tener espasmos sin que este dejase de entrar y salir de su ano con violencia y desesperación, Sam se movió un poco levantando su nalgas para lograr que el pene del hombre entrar con mayor facilidad por completo lo que hizo decirle al hombre.

-“Ya sabía… que eras… un putito”. Dijo jadeante el hombre.

Mientras seguía penetrando a Sam que comenzó a calentar las cuchillas listo para cercenarle el pene, el calor que las cuchillas que rodeaban su abierto ano, solo hicieron que el placer que el hombre sentía en ese momento se incrementara, con una violenta embestida final el hombre dejo todo su pene en el interior de Sam al tiempo que grito lleno de placer.

-“¡DIOS ME VENGOOOOO!” Grito el hombre.

Sam casi de inmediato sintió como su conducto rectal fue llenado en lo profundo del cálido como espeso semen de aquel hombre, que chorro tras chorro descargo una gran carga, fueron cuatro grandes chorros seguidos de dos más pequeños, los indicadores de Sam quedaron todos en verde, casi de inmediato, Sam supo que era hora de actuar, activo su modo de juicio y giro su cabeza 180º para que quedarse viendo al hombre cuyo cuerpo temblaba de placer con los ojos cerrados.

Cuando el hombre termino de venirse abrió los ojos y se encontró siendo observado por Sam con su cabeza dada vuelta por completo, fue en ese momento con el hombre en shock que le dijo Sam.

-“Por el delito de violación se le condena a la pérdida de su miembro viril” Dijo Sam con voz muy fuerte y profunda.

Fue en ese momento que el hombre comprendió que estaba ante la presencia de un Siavi-Bot y trato de razonar con él.

-“No… No. Espera…” Dijo el hombre.

Pero era tarde, las cuchillas se cerraron el afilado iris de acero se cerro, cercenando y dejando su miembro en el interior de Sam que de nuevo regreso a su cabeza a la posición normal mientras el hombre se revolcaba en el suelo de dolor con sus manos sosteniendo su entrepierna desprovista de su miembro viril, con su herida cauterizada pero aun sangrando un poco, algo de sangre también resbalo por el interior de las blancas nalgas de Sam, quien se vistió rápidamente dejando dando alaridos de dolor a aquel hombre.

Esa noche ya en casa en su cama con Luis a su lado solo en trusa, acariciándose, Luis le metió uno de sus dedos dentro de su ano y sintió algo duro como húmedo en su interior lo que le extraño por lo que Sam al ver la cara de extrañeza de Luis le dijo.

-“¿Pasa algo cariño?”. Pregunto Sam.
-“Siento algo húmedo en ti interior”. Dijo Luis.
-“Es la leche que me dejaste en la mañana aun no he querido desecharla, sabes que me encanta sentir tu leche en mi interior”. Dijo Sam mintiendo por supuesto.

Ambos se fundieron en un beso y esa noche fue Sam quien penetro a Luis hasta que ambos se quedaron dormidos, con Sam checando sus indicadores que estaban todos en verde lo que significaba que en varios meses no iba a tener que serle infiel a Luis para poder seguir viviendo, cumpliendo con la tarea que le fue encomendada. 

No todos los Siavi-Bot son como Sam pero esa es otra historia… 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com 








Autor: Zafiro & DarkSoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com