PAQUEÑO ESCLAVO

Onix de 15 años, apenas y recuerda a sus padres secuestrado a la edad de 6 años cuando jugaba en un parte cercano a su casa a pasado la mayor parte de su vida como un esclavo perteneciente a alguien es la única vida que ha conocido la de servidumbre y dolor, ni siquiera sabe si aun esta en el país que nació, simplemente es un virtual prisionero en donde vive siempre desnudo o con muy poca ropa no tiene no voz ni voto en cualquier decisión que lo involucre, es un mueble un objeto nada más......


PAQUEÑO ESCLAVO
Onix de 15 años, apenas y recuerda a sus padres secuestrado a la edad de 6 años cuando jugaba en un parte cercano a su casa a pasado la mayor parte de su vida como un esclavo perteneciente a alguien es la única vida que ha conocido la de servidumbre y dolor, ni siquiera sabe si aun esta en el país que nació, simplemente es un virtual prisionero en donde vive siempre desnudo o con muy poca ropa no tiene no voz ni voto en cualquier decisión que lo involucre, es un mueble un objeto nada más.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [CBT] [FEMDOM] [ESCLAVITUD]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Onix de 15 años, apenas y recuerda a sus padres secuestrado a la edad de 6 años cuando jugaba en un parte cercano a su casa a pasado la mayor parte de su vida como un esclavo perteneciente a alguien es la única vida que ha conocido la de servidumbre y dolor, ni siquiera sabe si aun esta en el país que nació, simplemente es un virtual prisionero en donde vive siempre desnudo o con muy poca ropa no tiene no voz ni voto en cualquier decisión que lo involucre, es un mueble un objeto nada más.

Pese a haber entrado en la pubertad a los 12 años, su amo de aquel entonces pago para que su cuerpo al que apenas le empezaba a brotar vello en la zona púbica, nalgas y axilas fuese depilado completamente con laser, por lo que ha permanecido su cuerpo lampiño por completo incluso su ano hasta la edad que posee, poseedor de un pene inusualmente grande cuando está en erección con dos huevos enormes que son inusuales incluso en un hombre de mayor edad siempre fue bien utilizado por sus Amas anteriores, aquella noche recibió la noticia que había sido vendido a una mujer madura que vendría a la mañana siguiente por él.

Su ama de nombre Samia estaba recostada en el cabezal de la cama, entre almohadones, cuando Onix que fue llamado a su presencia entro luego de decirle aquella noticia de su venta su Ama deseaba gozar del adolescente una última vez, ella retiró la colcha y sacó las piernas fuera de la cama, apoyando sus hermosos y bien cuidados pies sobre la alfombra,  Onix se arrodilló, dobló su cuerpo y rindió homenaje a la que desde hacía dos años era su dueña, besándole los pies, uno en cada pie.

Adriana dejó que su esclavo se quedara un rato postrado Onix no se movería de aquella postura hasta recibir permiso de ella, movió los dedos delante su cara y éste los besó con delicadeza. Samia levantó uno de los pies poniendo los dedos bajo el mentón de Onix, obligándole a levantar la cara ella terminó el movimiento colocando una pierna sobre la otra, balanceando el pie desnudo ante la mirada fija de su esclavo.        

―“¿Dime Onix, aún me deseas?” Pregunto Samia.     
―“Sí Ama, más que a nada en este mundo”. Respondió Onix, sumisamente.

Adriana sonrió valoraba la fidelidad y la devoción que su esclavo le profesaba, pobre muchacho había tardado meses en ganarse el reconocimiento de ella quien levantó un poco el pie y le ofreció la planta Onix besó su pie con amor.          

De pronto la mano de Samia salió disparada y abofeteó el rostro de Onix un hilillo de sangre se deslizó por el labio del adolescente momentos después quien bajó la mirada al suelo y musitó palabras de perdón, sin saber a ciencia cierta cuál había sido su falta, luego Samia hablo en un todo severo.        


―“Eso fue para que no olvides que eres más que un esclavo y siempre debes obedecer sea quien sea tu Ama”. Dijo Samia.  

Luego ella se le acercó y depositó un beso breve y fugaz en los labios del Onix, justo en el sitio donde momentos antes le había golpeado Onix pareció sufrir una descarga eléctrica al contacto de los dulces labios de su idolatrada dueña, mientras miraba la esbelta figura de su ama avanzar hacia el baño Samia 36 años pero no aparentaba más de 28.       

―“Ahora mismo, le preparo el baño Ama”. Dijo Onix mientras corría al baño.
           
Onix le lanzaba furtivas miradas a las torneadas piernas de Samia, observando discretamente cómo se movían mientras ella escogía lencería de los cajones, cinco minutos después salió del baño justo cuando Samia estaba terminando de desnudarse Onix quedo paralizado al ver el cuerpo de su Ama desnudo.

―“¡El baño está listo, Ama, cuando quiera usarlo!” Dijo Onix.      

Ella levanto la mirada que se cruzo con la del adolescente durante un corto espacio de tiempo antes de que Onix bajara rápidamente la mirada al suelo así se lo había enseñado ella cruzó la habitación y pasó delante de él con movimientos sinuosos.          

―“¿Quiere que le enjabone la espalda?”  Preguntó Onix.    
―”Sí claro”. Respondió Samia.
           
Ella se metió en la bañera y Onix se acercó para enjabonarla permanecieron en silencio un rato, mientras él la enjabonaba, Onix estaba desnudo todo el tiempo en el baño, tras el baño él le tendió la toalla y la ayudó a secarse.     

―“Bueno ahora toca el masaje”. Dijo Samia.  
―“Enseguida”. Le respondió Onix.       

Las manos de Onix relajaron el cuerpo de su Ama casi se durmió bajo sus reparadores efectos de pronto Onix se estremeció al notar el contacto de la cálida mano de su Ama en su palpitante entrepierna, luego ella separó bien las piernas para dejar su jugosa vagina que semejaban unos labios sonriéndole a los ojos de Onix.        

Onix se acercó lentamente hasta enterrar su rostro entre las escarchadas estrías que parecían tener vida propia y por las que empezaban a rezumar blanquecinas humedades producidas por el deseo, las manos de Micaela se posaron con suavidad sobre la cabeza del chico y arqueando ligeramente la espalda se entregó a las andanadas que le producían su lengua y labios.
           
Samia comenzó a gemir, casi de inmediato sus dedos se engarfiaron en el largo cabello de Onix le apretó la cabeza como si pretendiera engullirlo él apenas podía respirar pero no importaba su Ama le exigía que la hiciera gozar y eso era lo único que importaba para él en ese momento, se entregó con toda su alma a esa tarea, su lengua entraba y salía de los surcos jugosos, del agujero encharcado, se ayudó de la nariz y de toda la cara para apretar con fuerza los resortes de placer que tenía a su alcance, restregándose sin descanso contra el cada vez más húmeda y olorosa vagina de su ama.

Samia pasó de los gemidos a los jadeos, que era como estertores y finalmente comenzó a gritar de placer ella puso sus pies desnudos sobre la espalda de Onix y le engarfió el cuello para poseerlo con más fuerza,  sus caderas se movían frenéticamente ella solo gritaba y gritaba, apretó más sus piernas y aferró con sus manos el cabello del adolescente.        

Cuando ella sintió un maravilloso orgasmo, luego vino la lenta relajación, entre espasmos y pequeñas sacudidas cada vez más espaciadas,  sus piernas aflojaron su presión así como sus manos por lo que ella pudo retirar la cara lo suficiente para tomar aire, estaba agotado pero se sentía feliz su Ama parecía realmente satisfecha.         

Onix permaneció aún algún rato con la cara entre las piernas de su Ama, respirando el olor de sus fluidos, un olor fuerte pero a la vez excitante encantaba darle placer pero lo que acababa de hacer lo había excitado como nunca y ahora tenía una erección de las que si no hacía algo para remediarlo se mantendría en su máxima expresión toda la noche, impidiéndole dormir.

Su Ama no le permitía penetrarla, solo de vez en cuando, muy de vez en cuando, le autorizaba a eyacular masturbándose cuando eso sucedía debía hacerlo frotándose el pene entre las botas que previamente había tenido que calzarle y entonces era el ser más feliz del mundo de pronto Samia se incorporó de la cama estaba hermosa con el cabello, mojado de sudor, tenía los ojos brillantes, había quedado más que satisfecha.        

Samia tomo su pene con sus pies unos cuantos apretones por parte de ellos fue más que suficiente para que el pene de Onix comenzara a vomitar tremendos chorros de semen el rostro del adolescente era de máxima felicidad ella no tuvo que ordenarle nada lo primero que hizo al acabar de venirse fue lamerle los pies de los goterones de semen con que se los había salpicado, después hizo lo mismo con los que cayeron al suelo.    

Samia mandó a su esclavo a dormir en el suelo, en el lugar de siempre muy feliz.

A la mañana siguiente Onix con apenas una minúscula trusa (slip) casi transparente fue entregado a su nueva Ama una mujer de unos 45 años de grandes senos, bien vestida y algo pasada de peso, quien lo tomo de la cadena que pendía del collar en su cuello para llevárselo a su auto, ahí ella le dijo que podría llamarla Ama Sonia desde ese momento era su nueva ama.

Su nueva ama condujo su elegante auto hasta una gran casa de campo aunque Onix no pudo ver nada ya que sus ojos fueron vendados, al llegar ella le indico que se desnudara para que pudiera ver su cuerpo bien, Sonia quedo muy sorprendida de lo bien dotado que era Onix y quedo aun mas sorprendido cuando le ordeno que se masturbara hasta quedar con su miembro bien erguido, ella lo miro con luria mientras Onix miraba al suelo, luego la escucho decir.

― “Onix te he comprado para que seas el sirviente de mis hijas pero antes voy a tener que hacerte algunos arreglas no deseo que ellas queden embarazadas por un descuido cuando jueguen contigo, estoy más que segura que serás uno de sus juguetes preferidos”. Dijo Sonia con una sonrisa en sus labios.

Que dejo inquieto al adolescente, luego ella hizo que se acostara sobre un sillón con amarro sus piernas con una soga dejándolos levantados como si estuvieran sostenidos por dos estribos ginecológicos invisibles, luego le coloco un dispositivo de látex que deparaba su pene y huevos, coloco también una pequeña correa de cuero por debajo de su glande y aseguro su pene a su pierna derecha.

Luego le coloco dos pinzas una en cada uno de sus pezones a Onix que lo hicieron estremecer de dolor pero no dijo nada se mordió su labio para no dar una muestra de dolor como le habían enseñado, mientras Sonia se colocaba un arnés sobre su pelvis ya desnuda, le dijo al adolescente.

―“Hoy aprenderás como es que se trata a un verdadero esclavo y prepárate porque vas a ser desvirgado”. Dijo Ama Sonia.

Luego ella fue hasta un cajón del que extrajo un dildo muy grueso acanalado con protuberancias que coloco al frente de su arnés, quedando como un miembro en erección sobresaliendo de la entrepierna de su Ama, que apretó un botón y comenzó a vibrar.

El sonido “ZZZZZZZZ” que emitía aquel dildo de color negro se hizo más intenso conforme Ama Sonia se acerco a Onix, ella como su pene y lo masturbo por unos segundos antes de que comenzara a penetrarlo con aquel dildo, el cuerpo de Onix se tenso al sentir aquel falo de plástico vibrando entrar en sus entrañas, era la primera vez que era penetrado y estaba sintiendo mucho dolor, las lagrimas no tardaron en correr por sus mejillas.

Ama Sonia hundía aquel miembro en el interior de Onix hasta que su pelvis chocaba con sus nalgas, el adolescente trato de no gritar todo lo que pudo pero el dolor era intenso y no pudo contener jadear y gruñir de dolor lo que hizo gemir de placer a Sonia, el ano de Onix se contraía con fuertes espasmos dolorosos mientras los canales del dildo le estaban un masaje prostático único que hizo que su pene comenzara a palpitar a los pocos minutos de comenzar a ser penetrado por Sonia que al parecer estaba gozando el sufrir del adolescente.

De tanto en tanto jugaba con las pinzas colocadas en sus tetillas para provocarle más dolor a Onix que sentía que iba a venirse en cualquier momento aquella sensación de estar al borde del orgasmo duro como 15 minutos en los que su ano se sintió que ardía como si estuviera en llamas de pronto Onix lanzo un gruñido.

―“AGGYYRRRRRR”. Gruño Onix.

Al tiempo que tres fuertes chorros de su espeso semen brotaron de su palpitante pene que fueron a dar a su pierna derecha el semen comenzó a chorrear por su pierna, con dos dedos Sonia lo recogió para dárselo a probar a Onix que lambio sus dedos con gusto.

Sonia no dejo de penetrar al adolescente hasta que se vino por una segunda vez, fue en ese momento que extrajo el dildo de sus entrañas dejando su ano completamente dilatado con el chico llorando de dolor sintiendo como si esfínter anal se contraía en fuertes espasmos tratando de cerrar se nuevo, Sonia se quito el dildo y fue por un elastrador y un bisturí era hora de poner fin a la fábrica de esperma del Onix para siempre para convertirlo en un eunuco para el disfrute de sus hijas.

Sonia coloco una liga en elastrador la abrió, para luego pasar el testículo derecho de Onix, por el centro de la estirada liga castradora, luego la dejo cerrarse de golpe, el adolescente arqueo el cuerpo y casi dio un gran grito al sentir la opresión de la liga castradora en su escroto, con rapidez Sonia coloco otra liga en el elastrador para aplicar la liga esta vez en el testículo izquierdo de Onix, que no pudo evitar esta vez dar un gran grito de dolor, todo su cuerpo se sacudió por unos segundos para irse calmando poco a poco.

Su ano aun palpitaba bien abierto sintiendo las gotas de sudor entrar por él, Onix nunca antes sintió tanto dolor, ni siquiera cuando su anterior ama le pateaba sus huevos de forma brutal, pasados unos minutos Ama Sonia tomo el bisturí y sin el uso de cualquier anestésico para evitar el dolor hizo un largo corte en el escroto de Onix que horrorizado vio como su blanquecino testículos broto de escroto, quedando colgando de un conducto goteando sangre, Sonia hizo lo mismo con el otro testículo dejando ambos colgando entre las separadas piernas de Onix.

Luego libero el pene del adolescente en completa erección aun de su pierna para comenzar a masturbarlo, lambiendo la parte de abajo de su glande de tanto en tanto, entre lambida y lambida Sonia le dijo.

― “Más vale que disfrutes que esta será tu ultima venida como hombre de tu vida”. Dijo Ama Sonia para luego darle otra lambida.

Onix pese al dolor hizo lo que ella le indico, no paso mucho hasta que comenzó a gemir de placer pues Sonia se metió su pene a la boca, Onix sintió como su mano libre tomo sus dos expuestos testículos para juego con ellos en su palma de su mano.

El placer se incremento para el adolescente, pero solo por un momento de pronto Ama Sonia apretó sus dos expuestos testículos con la mano que momentos antes jugaba con ellos, lo hizo de manera brutal, Onix puso los ojos en blanco y su cuerpo se arqueo en ese justo momento su pene que estaba palpitando con fuertes contracciones lanzo tres potentes chorros directo a la boca de su Ama que se los bebió sin desperdiciar ni una sola gota, luego Onix dio un alarido de dolor.

― “AAAAAAAAAAAAHHHHHH”. Grito el adolescente.

Justo en el momento que Ama Sonia le arranco sus dos testículos de su cuerpo, con un fuerte tirón de su mano, todo el cuerpo de Onix se sacudió y él se desmayo unos pocos segundos después, sintiendo como la sangre corría por sus nalgas. 

Onix paso los siguientes tres días hirviendo en calentura estuvo al borde de la muerte pero de alguna manera logro reponerse, Ama Sonia hizo que se viniera en sus pies durante las dos semanas luego que se repuso, dos veces por días para luego hacer que Onix lambiera su propio semen de sus pies, cuando Ama Sonia estuvo segura que no quedaba ni un espermatozoide en el cuerpo de Onix lo llevo a su casa.

Ahí se lo entrego a sus hijas que eran incluso más sádicas que ella, Ama Sonia le suministraba la testosterona suficiente para que Onix mantuviera su cuerpo masculino y firmes erecciones, que eran aprovechas por sus hijas como por Ama Sonia mientras o durante sesiones de tortura y humillación a los que Onix se veía sometido dado que para ellas solo era un “Pequeño Esclavo”. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com