INDESCRIPTIBLE CASTIGO

Con 25 años era un hombre en plenitud, pero desde hacía algunos meses estaba literalmente obsesionado por Dana una linda mujer de 23 años que me tenia enloquecido de una mal sana obsesión, no podía concentrarme en el trabajo, en las noches no podía dormir sin antes masturbarme más de dos veces pensando que estaba penetrándola a ella, mi pene siempre estaba en erección pues siempre estaba pensando en ella y el tenerla como compañera en el trabajo no ayudaba en nada a que mi obsesión disminuyera en lo más mínimo......


INDESCRIPTIBLE CASTIGO
Con 25 años era un hombre en plenitud, pero desde hacía algunos meses estaba literalmente obsesionado por Dana una linda mujer de 23 años que me tenia enloquecido de una mal sana obsesión, no podía concentrarme en el trabajo, en las noches no podía dormir sin antes masturbarme más de dos veces pensando que estaba penetrándola a ella, mi pene siempre estaba en erección pues siempre estaba pensando en ella y el tenerla como compañera en el trabajo no ayudaba en nada a que mi obsesión disminuyera en lo más mínimo. Termine violándola lo que me trajo consecuencia que nunca imagine.

[HETERO] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [SNUF] [TORTURA] [VIOLACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Con 25 años era un hombre en plenitud, pero desde hacía algunos meses estaba literalmente obsesionado por Dana una linda mujer de 23 años que me tenia enloquecido de una mal sana obsesión, no podía concentrarme en el trabajo, en las noches no podía dormir sin antes masturbarme más de dos veces pensando que estaba penetrándola a ella, mi pene siempre estaba en erección pues siempre estaba pensando en ella y el tenerla como compañera en el trabajo no ayudaba en nada a que mi obsesión disminuyera en lo más mínimo por el contrario cada que la veía aumentaba más y más.

Pese a todos mis intentos por acercarme a Dana, para tratar de conquistarla ella me rechazaba siempre y cuando le confesé lo que sentía por ella simplemente me dijo que ya no la buscara más ni como amigo fue en ese momento que me comento que ella tenía un novio con el que estaba ya comprometida y se iban a casar en tres meses, ella me dejo ahí llorando de rabia al saber que ella era y seria para siempre de otro hombre, el solo pensarlo me hizo encolerizar lo que me llevo a tener una nefasta idea.

Por ningún motivo iba a dejar que el cuerpo de Dana fuese de otro hombre primero antes que fuese mío, un plan nefasto comenzó a formarse en mi mente, Dana debía ser mía a como diera lugar aun si eso significaba que fuese a la fuerza, luego de pensarlo por varias semanas llegue a la conclusión que no tenía otra opción si deseaba tenerla primero que nadie entre mis manos por lo que me decidí debía violar a Dana y debía ser ya o no tendría luego oportunidad alguna, una vez que comenzara con los preparativos finales de la boda ya no estaría sola en ningún momento. 


** ** ** ** ** ** **

Mi plan fue simple, como Dana trabajaba en el área contable de la empresa, todos los viernes salía tarde que era además el único día según supe que su prometido no pasaba por ella ya que también debía trabajar hasta tarde supervisando una construcción ya que era arquitecto por lo que supe que el próximo viernes tendría mi oportunidad, ese viernes salí temprano y me prepare con un frasco de cloroformo que logre conseguir, Dana salió a eso de las 9:30 encaminándose a la avenida en busca de un taxi para irse a su casa.

La callecita a la que daba la salida de la fabrica era estrecha y oscura por las noches por lo que ella no noto cuando salí detrás de un estrecho callejón hasta que coloque el paño impregnado en cloroformo sobre su nariz y boca, ella me miro con una mirada de asombro al reconocerme pero apenas forcejeo unos instantes para luego quedar sin fuerzas entre mis brazos, la arrastre con cuidado hasta mi auto en donde la subí para partir hacia un lugar que tenía preparado sin saber que todas mis acciones estaban siendo vigiladas.

Pero pese a que las autoridades gracias a cámaras de vigilancia estaban alertadas de que algo ilícito estaba pasando no pudieron dar con mi paradero, llegue al lugar previsto sin mayores contratiempos baje a Dana para meterla a la pequeña cabaña propiedad de mis abuelos, que ya no usaban la acosté sobre la amplia cama de la habitación y procedí con sumo cuidado a despojarla de su ropa, sintiendo al hacerlo como mi pene debajo de mi trusa (slip) palpitaba con fuerza con cada nueva prenda que le quitaba de la forma más dulce y delicada posible.

Pronto la tenía en solo ropa interior, Dana portaba un calzón (braga) blanco bastante convencional acompañado de un sostén (corpiño) del mismo color nada sexy, primero la despoje de su sostén, para revelar sus dos majestuosas tetas, grandes, redondas y por supuesto coronados por sus aerolas rosaditas como me lo había imaginado que contrastaban con su piel muy blanca, en el centro dos pezones carnosos que hicieron de nueva cuenta que mi pene diera un fuerte respingo, ya no me contuve mas, me desnude en menos de 5 segundos, para quedar con mi pene babeando liquido pre seminal.

Estaba tan excitado como nunca antes en toda mi vida con mi erección de 20 cm apuntando al techo de lo duro que estaba, me monte sobre ella para comenzar a masturbar con sus grandes tetas, colocando mi dura erección entre ambas, mientras movía mis caderas apretaba sus tetas contra mi pene jugando con sus pezones aquello era en verdad la gloria, luego de unos minutos le abrí la boca a Dana para insertar mi pene en ella, al principio fue solo mi glande pero al sentir el calor y humedad de su boca sobre la cabeza de mi pene me hizo enloquecer.

Se la clava casi entera, sintiendo como mi glande llego a su garganta con mis huevos deseosos por venirse aplastándose contra su barbilla, tome con mis manos su cabeza para comenzar a moverla, aquello fue muy rico sentí tanto placer que no pude evitar correrme a los pocos minutos, todo mi semen guardado en mi, por varios días se descargo directo en su garganta, mientras todo mi cuerpo temblaba, gimiendo sin reparo alguno a ser escuchado de placer, estaba en una locura pasión que me impedía parar apenas pude sacar mi pene de su boca de lo agotado que mi orgasmo me dejo.

Con mi pene aun chorreando semen y saliva de Dana me moví para despojarla de su calzón, mientras jadeaba, mis ojos se abrieron grandes cuando logre ver su vagina al descubierto totalmente depilada, lo que hizo que mi pene diera un respingo, me coloque las piernas de Dana en los hombros para poder penetrarla lo más a fondo que pudiese pero luego una idea perversa me vino a la mente, me baje de la cama para ir por una cuerda con la que amarre los brazos de Dana a la cabecera de la cama.

Luego la amordace, para luego esperar una hora en la que me le quede mirando siempre acariciando mi pene que en ningún momento perdió su dureza, cuando estime que la acción del cloroformo en ella había pasado lo suficiente, me subí a la cama de nuevo, coloque sus piernas sobre mis hombres para colocar después mi glande en la entrada de su vagina, el cual enterré parcialmente, en ese momento usando sales aromáticas hice que Dana recuperara el sentido cuando lo hizo y sintió que estaba por ser penetrada por mi pene se agito tratando de soltarse pero su forcejeo solo hizo que mi pene entrar más en ella.

Mi pene llego hasta su himen Dana se quedo quieta mirándome con sus lindos ojos suplicándome con la mirada que no la penetrara, moví mi cadera hacia atrás como diciéndole que me iba a salir pero solo fue para tomar vuelo pues, la volví a embestir con mucha fuerza mi erección entro en ella por completo rasgando su himen en el proceso desvirgándola, Dana dio un quejido de dolor que la mordaza se encargo de apagar mientras que por mi parte di un gemido de placer puro, con mis huevos llegando hasta su pelvis.

Comencé a penetrarla sin compasión alguna mientras lágrimas corrían por sus mejillas, podía notar por su expresión en su rostro que ella estaba sufriendo mucho dolor pero eso poco me importaba en ese momento mi cuerpo estaba gobernado por la pasión, la estuve penetrando por 15 o 20 sublimes minutos hasta que de nuevo me corrí dentro de ella, entre jadeos y gruñidos de placer, sin importarme nada más que mi placer en ese momento, aquella noche me vine tanto en su vagina como en su ano que también estrene no menos de tres veces en cada agujero.

A la mañana siguiente la dormí de nuevo con el cloroformo me vine de nuevo dentro de su vagina antes de vestirla para luego llevarla con mi auto hasta cerca de su casa muy temprano en donde unas vecinas la encontraron y avisaron a sus familiares, ella fue llevado al hospital antes de poder despertar cosa que no estaba en mis planes, en donde le hicieron una prueba de violación, en el que obviamente obtuvieron muestras de mi semen y ADN, cuando ella despertó conto todo lo sucedido, con los videos y el ADN estaba perdido sin saberlo.


** ** ** ** ** ** **

Fui arrestado cuando me disponía a dejar la ciudad en un reten policial en las afueras de la cuidad, el juicio fue rápido y me condenaron a 35 años de prisión por la violación de Dana, pero adicionalmente sin que lo supiera la sentencia conllevaba una pena aun más nefasta que estaba por descubrir, salí todo sonriente del tribunal, no me importaba el tiempo en prisión, Dana había sido mía eso era todo lo que me importaba, fui conducido a una instalación a las afueras de la cuidad que más parecía un hospital que una prisión.

Una vez llegado al lugar, me hicieron desnudar, para luego hacerme sumergir en una piscina de un gel verde por completo, luego fui sometido a un baño con chorros de agua a presión que hizo que todo el vello y cabello de mi cuerpo se fuera, apenas mi cejas y pestañas sobrevivieron, luego me indicaron que me acostara sobra una plancha metálica, en donde mis piernas y brazos fueron asegurados por los tobillos como muñecas quedando muy abierto mi cuerpo formo una gran “X”, y un aparato raro bajo del techo una de las mujeres del lugar dijo “¡no te muevas!”

En cuestión de 1 segundo sin darme tiempo a nada cuatro potentes rayos laser, brotaron de una esfera que me cerceno de manera precisa como inmediata todas mis extremidades para mi horror, aquellos rayos luminosos me despojaron de mis brazos casi hasta el hombro así como de mis piernas, casi hasta la cadera, hubo poco sangre ya que el laser al cortar también cauterizo la herida resultante pero eso significo que no hubiese dolor me sacudí de dolor y terror por unos segundos antes de que perdiera el sentido, muy a mi pesar, creo que fue lo mejor en ese momento.

Cuando regrese a la consciencia estaba suspendido entre dos postes metálicos, me habían colocado tapones metálicos para cubrir los muñones de mis extremidades anclados en el mismo hueso, del que sobresalían cadenas de las cuales mi cuerpo pendía, además me había colocado dos electrodos directamente en mi cerebro conectados a dos cables uno rojo y otro azul por fuera de mi cráneo, una sonda fue colocada en mi boca, cuyo dientes fueron removidos por completo, la sonda llegaba directamente a la boca del estomago, lo que iba permitir alimentarme sin mayores problemas.

Verme en esa posición me aterro me agite tratando de hablar, de liberarme pero la sonda en mi boca también fungía a modo de mordaza la cual era muy afectiva, una mujer vestida de blanco que parecía ser una enfermera al ver que me estaba agitando mucho se me acerco para accionar un control remoto que tenía en su mano lo que hizo que sintiera una descarga eléctrica potente sobre mis huevos que me hizo paralizar tensando todo mi cuerpo, sintiendo un enorme dolor, pues los electrodos en mi cabeza hacían que sintiera tres veces más dolor que el normal.

También descubrí que dos electrodos fueron colocados en mis huevos que estaban conectados a dos cables del mismo color que los que estaban conectados a mi cabeza, aquello apenas era el inició de la pesadilla, una pesa fue colocado en mi escroto lo que me hacía sentir un dolor descomunal, cada día el peso se hacía más y más lo que fue haciendo gradualmente que mis testículos quedasen más y más bajos, venirme durante un sueño húmedo o durante una de las ordeñas a las que regularmente era sometido era un verdadero infierno, siendo nada placentero sino totalmente doloroso.

Las enfermeras al parecer gozaban de hacerme sufrir hasta la toma de muestras de mi orina cosa que hacían muy a menudo era de lo más doloroso, pero lo peor era cuando me metían una gran sonda en forma de dildo metálico por el ano para estimular mi próstata lo que me provocaba una gran eyaculación con mi semen brotando de forma explosiva de mi pene en completa erección que me hacia sacudir pero no de placer sino por un terrible dolor que eso me producía, era tanto el dolor que sentía que la mayoría de esas ocasiones me desmayaba mientras me estaba corriendo.

El tiempo vuela cuando no puedes moverte, pues debajo de mi una rejilla era la responsable de llevarse mis desechos como orina y excremente como a los ocho años de ese terrible martirio, una mujer que nunca había visto antes se me presento con la oferta de poder liberarme bajo palabra siempre que estuviera dispuesto a aceptar un último castigo, para ese momento hubiese hecho o dado lo que fuese por salir aunque sea sin mis brazos y piernas de ese terrible infierno en el que estaba, más tarde ese día acepte el trato con un oficial de la corte como testigo con apenas un parpadeo.

Dos días más tarde Dana estaba de pie junto a mí con un dispositivo láser, en una de sus manos, ella comenzó a masturbarme, mi pene para mi sorpresa pronto quedo duro como roca pese al dolor que eso me provocaba, Dana acelero el movimiento de su mano hasta mi semen comenzó a brotar mientras todo mi cuerpo se sacudía de dolor Dana con un movimiento rápido me corto mi pene en erupción antes mi horror absoluto, del muñón que quedo aun siguió brotando semen por unos segundos mientras la escuche decir.

-“Esto y más te mereces maldito infeliz por destruirme la vida para siempre”.

Apenas alcance a ver como Dana arrojo el que fue mi pene por la rejilla en donde mis excrementos y orina se iban antes de desmayarme por el terrible dolor que sentía en ese terrible momento.


** ** ** ** ** ** **

Me desperté sobre una cama. Con los electrodos de mi cabeza y testículos retirados, mis huevos para ese momento hubiesen llegado hasta donde estuvieron mis rodillas alguna vez, tarde casi dos años en rehabilitarme sin mi pene ya no era una amenaza para ninguna mujer, comencé a usar prótesis de piernas lo que me permitió poder caminar lentamente pero caminar al fin aunque era poco lo que podía hacer con las prótesis de mis brazos.

El gobierno me consiguió un trabajo de recepcionista en un edificio público mi condena fue una de las primeras aplicadas a un violador, lo que hizo que la tasa de violaciones disminuyera en un 85 % lo que fue calificado como un existo otros hombre han sufrido desde entonces el mismo infierno que sufrí durante seis años, por dejarse llevar por sus bajas pasiones y el ardor que sus huevos les producían, algunos terminaron siendo castrados por su(s) victimas y otros penectomizados como en mi caso.

Escribo esto para ayudar a otros para que no piensen en siquiera en violar a una mujer si es que no quieren terminar sufriendo mi “Indescriptible Castigo”.   


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com

  


image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com