ENEMA LUEGO EL CORTE

Nadie sabia realmente cuando las enfermeras del centro de control poblacional o “CCP” aparecerían en la escuela pero algo si se sabía si se tenía la mala suerte de faltar el día que ellas llegaban sin una justificación medica valida significaba que debías ser castrado en automático por lo que las faltas escolares sobre todo de los adolescentes de 15 años eran casi nulas......


ENEMA LUEGO EL CORTE
Nadie sabia realmente cuando las enfermeras del centro de control poblacional o “CCP” aparecerían en la escuela pero algo si se sabía si se tenía la mala suerte de faltar el día que ellas llegaban sin una justificación medica valida significaba que debías ser castrado en automático por lo que las faltas escolares sobre todo de los adolescentes de 15 años eran casi nulas. Simplemente nadie deseaba ser castrado por faltar a la escuela.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [MEDICO] [ESCOLAR]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





La temida  semana de pruebas en la escuela había llegado, todos los adolescentes incluidas las chicas les temíamos en especial si tenías 15 años ya que era la edad en la que las enfermeras del centro de control poblacional elegían que hombre o mujer debía seguir siendo fértiles en el caso de las mujeres eran ligadas y sus clítoris removidos que era bastante malo pero menos traumático que en el caso de los hombres que eran castrados con sus testículos removidos lo mismo que su escroto, dejando su entrepierna como si nunca hubiesen tenido huevos con un pene que poco a poco se marchitaba.

Nadie sabia realmente cuando las enfermeras del centro de control poblacional o “CCP” aparecerían en la escuela pero algo si se sabía si se tenía la mala suerte de faltar el día que ellas llegaban sin una justificación medica valida significaba que debías ser castrado en automático por lo que las faltas escolares sobre todo de los adolescentes de 15 años eran casi nulas, Javier o Javi como todos le decían se despertó esa mañana con una tremenda erección como ya era costumbre casi todas mañanas con unas tremendas hagas de masturbarse.

Su despertador aun no sonaba tenia media hora aun para dormir pero se sentía inquieto, sentía un cosquilleo en sus huevos, pese a haberse masturbarse la noche anterior antes de dormir, decidió aprovechar el tiempo el era pelirrojo de piel muy blanca con un grande en extremo rosado, que sobresalía apenas de su largo prepucio, comenzó a acariciarse su pene por encima de su trusa (slip) por unos minutos antes de de bajarse su trusa hasta las rodillas para liberar su pene su mano no tardo en rodear su pene de 16 cm con su mano.


** ** ** ** ** ** **

Su mano comenzó a bajar y subir su pene rápidamente de lo excitado que estaba, con dos dedos jalo despacio haciendo que el prepucio tapara y destapara la punta haciendo que sintiera muy rico, no tardo mucho en comenzar a fluir liquido pre seminal de la punta de su rosado glande en abundancia mientras su mano no dejaba de subir y bajar, hasta tocar sus huevos y regresar hasta su glande, Javi no tardo en comenzar una sensación de presión dentro de su pelvis, estaba en verdad gozando moviendo sus caderas también arriba y abajo.     

El ritmo de su mano aumento sintiendo como su pene palpitaba con cada vena de su tronco hinchada al máximo sintiendo como estaba al borde de su orgasmo pero vio su reloj aun faltaban 15 minutos trato de relajarse, bajo el ritmo de su mano, sus nalgas desnudas y empapadas en sudor se asentaron de nuevo en la cama, Javi soltó su pene que palpitaba por unos segundos mientras jadeante intentaba recuperar el aliento, cuando su corazón que latía con fuerza se calmo de nuevo su mano comenzó a moverse con soltura por su pene ya un poco desinflado.

Pero a penas su mano comenzó a moverse de nuevo por su tronco su pene recupero la firmeza de momento antes, para seguir bajando y subiendo su prepucio haciendo el liquido pre seminal se fuese acumulando detrás de la corona de su pene, haciéndole sentir mayor placer unos minutos más tarde de nuevo Javi estaba cerca de su orgasmo de nuevo, de nuevo la mirada de Javi se fue a su despertador faltaban 10 minutos para que sonara debía darse prisa, por lo que aumento de nuevo el ritmo de su mano, un minuto más tarde con todo su cuerpo tensado un gran chorro de su blanco semen broto de la punta de su erección con mucha fuerza.

Javi se tuvo que morder su labio inferior para no gritar de placer, fueron cuatro los chorros que brotaron de su pene todos ellos cayendo sobre sus piernas, bajo abdomen descubierto y su rojizo vello púbico que Javi mantenía bien recordado, por algunos instantes el quedo jadeante sobre su cama disfrutando de su post orgasmos, para cuando recupero el aliento tomo un pañuelo desechable y se limpio lo mejor que pudo, se subió su ropa interior y en ese momento su despertador sonó, lo apago y se fue al baño para tomar una refrescante ducha que tanto necesitaba en ese momento.


** ** ** ** ** ** **

Esa día por alguna razón Javi se sentía extrañamente excitado más de lo normal, sentía su pene palpitar debajo de su trusa la mayor parte de la jornada escolar, lo que no era tan inusual en ese momento de su vida pero si lo era el hecho que deseaba masturbarse con urgencia pese a hacerlo apenas en la mañana obteniendo un enorme orgasmo, por lo general no sentía deseos de volverlo hacer hasta luego de regresar a casa por la tarde.

Esa tarde justo cuando solo faltaba una clase para volver a casa recibieron todos los alumnos del grado de Javi la instrucción de ir al auditorio de la escuela en donde se daría un aviso importante, cerca de 150 alumnos de ambos sexo se presentaron en el auditorio como se había sido indicado de pronto mientras todos estaban conversando las cortinas del escenario se abrieron para rebelar pabellones de color verde esmeralda de los usados en los hospitales, de inmediato todo el auditorio se quedo en silencio todos sabían lo que eso significaba.

Javi sintió una fuerte opresión en su entrepierna el resto de sus compañeros hombre igual por la tremenda erección que se formo debajo de su ropa interior de forma inmediata cuando entendieron que fueron llamados para la revisión médica anual algunas chicas empezaron a llorar y algunos chicos estaban desesperadamente buscando una salida pero no había todas las salidas del auditorio estaban cerradas con guardias por fuera no había forma que ninguno de ellos pudiera salir ya, luego de las palabras del director todos los chicos se formaron del lado derecho mientras que las chicas del lado izquierdo del escenario.

Cada tanto tres chicos o chicas eren llamados y entraban detrás de los biombos verdes,  luego de algunos minutos unos salían con una enorme sonrisa, mientras que otros simplemente se tardaban mas pero cuando lo hacían parecían trastornados los maestros los tomaban y se los llevaban por una puerta aparte de los demás pronto se hizo evidente que aquellos fueron los que fueron castrados, luego más o menos 45 minutos fue el turno de Javi quien fue llevado hasta un biombo en donde una mujer en bata clínica le ordeno que se quitara la ropa y se dejase solo la ropa interior.

Javi hizo lo que le ordeno la mujer después de todo no era la primera vez que lo hacía, luego la mujer registro su código de identificación en su tablet, luego le tomo los datos vitales para finalmente punzar uno de sus dedos para obtener una gota de su sangre que inserto en un aparato que luego de algunos segundos arrojo una etiqueta la mujer solo hizo una mueca de perversidad para luego pegar la etiqueta en una hoja e indicarle a Javi que debía ir al cubículo número seis y entregarle la hoja que ella le dio a la enfermera en ese lugar. 

Javi se marcho muy nervioso con una tremenda erección latiendo debajo de su trusa, que era más que evidente pero en ese momento lo que menos le importaba es que alguien lo viera con una erección, al llegar al cubículo señalado, Javi tímidamente saludo para luego entregar la hoja a la enfermera rubia de buenas tetas que ahí estaba, ella leyó la etiqueta y sin expresión alguna en su rostro le bajo de improviso su trusa a Javi hasta los tobillos quien apenas pudo taparse sus genitales con su mano, ella le dijo que no iba a necesitar esa prenda en ese lugar.

Luego ella hizo subir a Javi a una camilla en donde le ordeno que apoyase su pecho sobre la camilla colocando sus brazos extendidos entre sus piernas Javi mansamente hizo lo que ella le pedio sintiéndose muy nervioso, Javi quedo con sus nalgas respingadas y sus huevos como pene completamente  expuestos, sobre todo sus huevos, de pronto sintió algo metálico sobre sus tobillos y muñecas que quedaron bien asegurados a una estructura de metal eso por supuesto lo inquieto pero la enfermera lo tranquilizo diciendo que era necesario pues no debía moverse durante el enema.

-“¿Enema?”
-“¡Si, así es!” Dijo la enfermera.

Es necesario limpiar el colon y ver si no hay nada anormal que ponga en riesgo tu salud jovencito, para ese momento ella ya sostenía una larga manguera flexible de color blanco con una luz en la punta además de un pequeño agujero, era de uno 3 cm de diámetro, la enfermera se coloco unos guantes de látex y coloco bastante lubricante en el ano de Javi que se estremeció al sentir el frio lubricante sobre su ano, segundos más tarde se volvió a estremecer cuando aquella manguera comenzó a entrar en su interior.

Javi miro para otro lado no quería ver el monitor que estaba a su izquierda donde se mostraba todo su interior, la enfermera solo seguía metiendo y metiendo la manguera, le dijo que parecía que tenía un poco inflamada su próstata pero que fuera de ello parecía estar todo en orden, de pronto Javi tuvo que morderse su labio inferior para no gritar al sentir como su intestino comenzó a llenarse de liquido, era mucho su abdomen se abulto de forma rápida provocándole una punzada de dolor a Javi que apenas pudo contener las ganas de no gritar.

Luego la enfermera extrajo la manguera de su interior lentamente en cuanto lo hizo Javi sintió unas terribles ganas de ir al baño a defecar pero la enfermera le dijo que se aguantara un poco por dos minutos Javi estuvo apretando su ano hasta casi reventar estaba a punto de suplicar que lo dejase ir al baño cuando ella le dijo que ya lo podía soltar, sin importarle nada Javi soltó el contenido de su interior un liquido color chocolate broto primero fuerte, que se fue apagando al tiempo que se volvía cada vez más claro.

Lo último del líquido que broto de mi ano se resbalo entre mis nalgas hasta bañar mi escroto, luego la enfermera fue a un sanitario a arrojar lo que expulse cuando regreso simplemente tomo unas tollas húmedas desinfectantes y me limpio mi ano, entre mis nalgas y por supuesto mi huevos lo cual hizo de manera delicada como a consciencia de pronto sentí un dolor muy agudo y que algo se desprendió de mi, creo que me desmaye por unos instantes para cuando recupere el conocimiento estaba acostado sobre la camilla tapado con una sábana con nerviosismo sintiendo un dolorcito en mi entrepierna pregunte.

-“¿Qué sucedió?”

La enfermera se levanto de donde estaba y me descubrió de la sábana que me cubría para luego decir con lujo de violencia sicológica.

-“Nada cariño solo te desmayaste cuando te castre”
-“¡Pero eso es muy normal!”

Los ojos de Javi se abrieron grandes cuando escucho la palabra “castre”, sintiendo un terrible miedo de mirar poco a poco Javi bajo la cabeza como mirada su entrepierna solo para descubrir que debajo de su pene en semi erección ya no había nada, su escroto por completo con su precioso contenido había desaparecido era como si nunca hubiese existido en ese lugar.

La enfermera usando un cortador laser cerceno todo su escroto luego mientras dormía uso un regenerado celular para desaparecer todo rastro de corte o escroto debajo de su pene, luego de eso Javi aun en shock trato de colocarse su trusa pero no la encontró por ningún lado, en su lugar la enfermera le entrego un calzón (braga) de mujer que dado su condición actual era más apropiada para que el usara, aquello solo hizo más que contribuir al shock emocional que sentía Javi en esos momentos, cuando regreso a donde aun varios de sus compañeros esperaban los maestros lo apartaron y se lo llevaron por la puerta que para ese momento era llamada la puerta de los castrados.


** ** ** ** ** ** **

Luego de ese fatídico día Javi no fue el mismo, nunca más, se volvió solitario, apático y retraído, nunca más volvió a masturbarse pese a que gracias al reemplazo hormonal que recibía su pene no se encogió con el paso del tiempo nunca más por alguna razón pudo conseguir una erección, luego de un tiempo simplemente se resigno su impotencia y dejo de intentar masturbarse.

Siempre cada noche luego de ser castrado sueña con la rubia enfermera metiendo la manguera por su culo para hacerle un “Enema para luego Cortarlo”.    


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com