TILLY

Tilly era de herencia indeterminada, pero supongo que ella era una especie de cruza entre Labrador y Shorthair. Ella era de color amarillo, pero no tenía el pelo largo como un labrador típico y también era algo más pequeño, quizás 15 kilos. Pague sesenta y cinco mil dólares por ella en 1980, lo cual fue un montón de dinero, incluso si el precio de compra incluía cuatro acres de tierra, una antigua casa de labranza, un pequeño granero y un tractor John Deere desgastado. La salud de la pareja estaba en descenso y era hora de que se mudasen a un centro de atención asistida, y me dejaron claro que cuidar a Tilly era parte de la venta......


TILLY
Tilly era de herencia indeterminada, pero supongo que ella era una especie de cruza entre Labrador y Shorthair. Ella era de color amarillo, pero no tenía el pelo largo como un labrador típico y también era algo más pequeño, quizás 15 kilos. Pague sesenta y cinco mil dólares por ella en 1980, lo cual fue un montón de dinero, incluso si el precio de compra incluía cuatro acres de tierra, una antigua casa de labranza, un pequeño granero y un tractor John Deere desgastado. La salud de la pareja estaba en descenso y era hora de que se mudasen a un centro de atención asistida, y me dejaron claro que cuidar a Tilly era parte de la venta.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ZOOFILIA]


Categoria: Hetero      Autor: Zipper





Cuando eras un niño ¿alguna vez has tenido tu propio perro? No me refiero al perro de la familia; ¿Me refiero a tu propio perro, uno que alimentes, cuides y se te sea leal solo a ti? ¿Lo entrenaste para hacer algunos trucos ordenados como estar en sus patas traseras y bailar o arrebatar una galleta de su hocico a tu mando? ¿Todos tus amigos estaban envidiosos porque nunca tuvieron una mascota tan genial? Bueno, yo tampoco tuve una. Claro, papá tenía un pequeño perro que se sentaba en su regazo y gruñía amenazadoramente cada vez que me acercaba. Se cagaba en el suelo y luego subía su pierna y orinaba cuando estaba limpiando. Ladraba y gruñía en lo general, hizo mi vida aún más miserable de lo que ya era y odiaba al pequeño hijo de puta con una pasión por lo general reservada para matones escolares o ex esposas. No fue hasta que estuve cerca de los treinta que tuve mi propio perro.

Tilly era de herencia indeterminada, pero supongo que ella era una especie de cruza entre Labrador y Shorthair. Ella era de color amarillo, pero no tenía el pelo largo como un labrador típico y también era algo más pequeño, quizás 15 kilos. Pague sesenta y cinco mil dólares por ella en 1980, lo cual fue un montón de dinero, incluso si el precio de compra incluía cuatro acres de tierra, una antigua casa de labranza, un pequeño granero y un tractor John Deere desgastado. La salud de la pareja estaba en descenso y era hora de que se mudasen a un centro de atención asistida, y me dejaron claro que cuidar a Tilly era parte de la venta.

Tilly tenía tan sólo un año de edad, perfectamente domesticada, y tan dulce y adorable como el perro que siempre deseé cuando era niño. Dormía en el interior, pero era lo suficientemente digna de confianza como para correr afuera libremente cuando quería hacerlo, y la primera modificación que hice en la casa fue instalar una puerta para mascotas en la parte trasera para que pudiera ir y venir cuando quisiera mientras estuviera en el trabajo. Pronto se hizo evidente que ella también estaba perfectamente en casa en el asiento delantero de mi camioneta pick-up, por lo que por lo general iba conmigo cada vez que instalaba los gabinetes que hacía. El resto del tiempo me hacía compañía en el granero, que había convertido en mi despacho o en la casa. Ella amaba a la gente pero también ponía un frente defensivo cuando alguien entraba al patio, y después de un mes ella parecía considerarme como su hombre principal, amo y mejor amigo.

No aprendí de sus talentos especiales hasta la noche en que tuvimos una tormenta. Son comunes en el este de Washington en el verano y me desperté al primer ruido de truenos y me quedé despierto cuando la tormenta se acercó. A Tilly no le gustaban los truenos y tan pronto como la tormenta se acercó, entró silenciosamente en el dormitorio y saltó al pie de la cama. Iba a regañarla y enviarla de regreso a su habitual lugar junto a la estufa en la sala de estar, pero me quedé dormido antes de llegar a ella. Me desperté a la mañana siguiente con una erección, como de costumbre, y cuando me enrollé me ​​di cuenta de que Tilly se había deslizado bajo las sábanas y ahora estaba en la cama conmigo.

Antes de que pudiera espantarla, acarició mis huevos con su cálida nariz y las lambió hábilmente varias veces. Había oído la vieja broma sobre el maricón en el bar con un perro que podía dar mamadas, solo el maricón tenía que mostrarle cómo una vez más, pero sabiendo que los perros habían evolucionado con la capacidad de matar con la boca no había de manera que alguna vez iba a dejar que uno se apoderara de mi pene.

"Abajo, muchacha", dije, empujándola lejos. Ella vino de vuelta y empezó a lamer mis huevos de nuevo, y esta vez incluido mi pene. Finalmente rodé, extendí mis piernas, y dejé que ella tuviera su camino conmigo. Ella comenzó en mi culo y trabajó su camino hasta y alrededor de la cabeza de mi pene, volviendo con frecuencia a mis huevos, repitiendo los largos y lentos latidos con su lengua flexible hasta que explote en uno de los orgasmos más intensos que nunca había experimentado.

Me habían hecho mamadas muchas veces antes, durante y después de mi matrimonio de cinco años, y había experimentado algunas de las putas más exóticas del mundo durante mi gira por Vietnam, pero nunca me había venido simplemente con mi pene y huevos siendo lambidos. A excepción de la masturbación ocasional que había sido célibe durante más de un año y ahora las gruesas cuerdas de mi semen comprimido casi me cubrían el vientre. Tilly ni siquiera vaciló: ella lo lamió con avidez, como si fuera su mascota favorita, luego saltó y se retiró a su propia cama de perro en la sala de estar mientras me preparaba el café de la mañana y tomaba una ducha.

¿Estaba mal? Sí. ¿Le obligué a hacerlo? No. ¿La hice parar? Demonios no. Estos pensamientos y muchos más corrían por mi cabeza ese día mientras seguía mi trabajo. Me dije a mí mismo que porque no había ninguna penetración sexual en realidad no era realmente bestialidad, como si eso hiciera el acto pervertido más aceptable. Finalmente lo deseché y resolví salir y socializar más a menudo, y tal vez incluso desarrollar una relación de algún tipo de chica.

Esa noche Tilly durmió en su propia cama de perro, y fue sólo cuando me oyó que me movía y se dirigió a mi lado de la cama, donde me miró como esperando una invitación para presentarse. La envié de vuelta a la sala de estar antes de salir de la cama. Ella era solo un perro, pero por alguna razón todavía no quería que ella viera que tenía una erección. Mi resolución se había desvanecido por la mañana siguiente, sin embargo, y le permití a Tilly otro de mis orgasmos más excelentes. Era como si yo fuera un chico joven y acababa de descubrir la masturbación: sabía que estaba mal, y juré que nunca lo haría de nuevo, pero era de alguna manera impotente para detenerme.

Cuando era un niño, al final aprendí que todos los demás lo hacían también y finalmente llegué a la conclusión de que cazar era perfectamente normal, pero ahora no había manera de que pudiera convencerme de que obtener una mamada de un perro era normal, saludable y actividad adulta.

Sin embargo, me detuve un poco y sólo permitió que Tilly me atendiera dos veces a la semana. Eventualmente, ambos llegamos a mirar hacia el miércoles y el domingo por la mañana y creo que ella estaba tan ansiosa por complacerme como yo estaba a conseguir su mamada. Después de unas semanas me las arreglé para castigar mis sentimientos de culpa sólo para tenerlos superficie en momentos extraños.

-Hey, Jeff -le preguntó un amigo un día. -¿Viste que la chica Fred ha estado andando? Cristo, qué perro. Podría hacer mucho mejor que eso. "No recuerdo cómo respondí, pero seguro que recuerdo que mi cara se puso roja.

-"¿Qué pasa Jeff?", Preguntó John un día en la calle.
-Lo mismo, viejo,  -contesté-, ¿y tú?

"Solo follando al perro," respondió John, usando la vieja broma cansada que describía perfectamente que estaba desempleado.

A pesar de que estaba avergonzado por mi comportamiento, no perturbara a Tilly un poco. Ella siguió siendo tan entusiasta como esa primera vez, y aunque ahora tomaba más tiempo para hacer estallarme ella respondió trabajando aún más duro en conseguir que me viniera. Casi actuaba como si no tuviera nada mejor que hacer.

Puede que estuviera un poco abrumado, pero en el fondo yo seguía siendo un hombre y a veces coqueteaba con una dama que trabajaba en el almacén de madera. Fui a la secundaria con Charlene, camino de regreso cuando, pero en realidad no nos conocíamos. Ahora estaba divorciada, igual que yo, y también buscaba compañero. No me tomo en serio ni nada y solo coqueteamos un poco durante mis frecuentes visitas a la maderería hasta el sábado por la noche me detuve en Safeway y la vi jugando bajo el capo de su auto. "¿Grandes problemas?" Pregunté.

"Creo que debe ser el Brain Box", respondió, refiriéndose a los módulos de encendido electrónico que los coches acababan de salir y de lo  que nadie sabía nada. Probablemente tendré que hacerlo remolcar.

-¿Necesitas un viaje a casa o a cualquier otro sitio? Le pregunte

-Bueno, iba a llamar a un taxi, pero si lo estás preguntando, sí. Ella puso sus cosas en la parte trasera de mi camioneta y subió. Me invitó a tomar una cerveza fría y lo siguiente que supe es que estábamos arriba teniendo sexo como un par de adolescentes alimentados por las hormonas.

Llegué a casa justo después de la medianoche, le di un golpecito a Tilly en la cabeza, y me fui directamente a la cama, completamente agotado. Tilly entró a la mañana siguiente, como de costumbre, listo para complacerme, y echó una ojeada tentativa a mi entrepierna antes de meter su cola entre sus piernas y escabullirse por la puerta. Estaba a punto de salir a dormir después de la noche con Charlene y realmente no me importaba, así que me levanté, tomé una ducha y fui a hacer el café. Tilly no estaba en ninguna parte, pero había dejado su tarjeta de visita en el suelo de la cocina. Era la única vez que había cagado en la casa.

Ella se había ido todo ese día y cuando llegó a casa esa noche ella todavía parecía estar enfadada conmigo y ella se enfurruñó durante la mayoría de los próximos dos días, pero el miércoles por la mañana estaba de vuelta a mi lado en la cama. Me quise negar, pero finalmente cedí y me trato con su mejor actuación. Era una especie de presumir de mi ego tener dos perras competir por mis afectos, así que no hice nada para desanimarla, pero el próximo sábado por la noche estaba de vuelta en el cama con Charlene.

Hice una concesión a Tilly esta vez, sin embargo, y tomé una ducha larga y jabonosa antes de ir a casa. Tilly me encontraba en la puerta, metió el hocico en mi entrepierna y se retiró a su cama. La rutina de la ducha podría haber engañado a un ser humano, pero no a un perro. Ella me ignoró el día siguiente y el lunes, pero de vuelta a mi cabecera el martes por la mañana. Así fue que pasé el resto del verano siendo compartido por dos perras: Tilly el martes por la mañana y Charlene el sábado por la noche. Charlene nunca sospechó mi infidelidad y Tilly llegó a aceptarlo, y si no hubiera sido tan impetuoso como para presentarlas a las dos las cosas todavía podrían estar bien.

Me gustaba Charlene y quería llevar nuestra relación a un nuevo nivel, así que la invité a mi lugar un sábado por la tarde. "Eso es Tilly", le expliqué mientras el perro venía saltando alegremente hasta mi camioneta. "Ella vino con el lugar, así que estoy un poco atascado con ella".

-Es una verdadera hermosura, ¿no es así, muchacha? -susurró Charlene, dándole palmaditas a Tilly en la cabeza. Tilly emitió su saludo estándar que le daba todas las personas, metió la nariz en la entrepierna de Charlene, pero luego se levantó bruscamente y gruñó. Era la primera vez que actuaba de esa manera.

"¡Tilly!", Exclamé, "Sé amable ahora, ella es una amiga". Ella retrocedió y se sentó, pero estaba obviamente desconfiada de esta criatura con la que evidentemente había estado intimando. Le di a Charlene un tour de la pequeña superficie, mi oficina, y finalmente la casa. La última habitación que visitamos fue mi dormitorio, y Charlene se dejó caer en el borde de mi cama, se quitó el suéter y se quedo en sujetador. Fue una oferta que no pude rechazar, pero antes de que llegáramos mucho más lejos, Tilly entró en la habitación y saltó sobre la cama entre nosotros.

"¡Abajo, muchacha!" La regañé, y luego le expliqué a Charlene, "Ustedes saben lo celosas que ustedes las chicas son.

"Sí, yo supongo que sí. A ella no parece que me quiera, ¿verdad?

"Ella lo superará", le contesté, "Después de todo, ella es sólo un perro." Puse a Tilly afuera y cerré  la puerta del dormitorio, la primera vez que lo hacía. -¿Dónde estábamos? -le pregunté a Charlene mientras me quitaba mi pantalón. Tilly se quejó y rascó la puerta e incluso ladró un par de veces cuando me fui con ella a la cama, pero ella finalmente se dio por vencido y nos dejó tener sexo en paz.

Sabía que habría otro montón de mierda de perro en el piso de la cocina, pero por ahora tenía otras cosas en mente. Mis encuentros con Charlene implicaban generalmente una cogida rápida duramente furiosa, más una media hora del resto y una charla dulce, y entonces una copulación más suave apacible como a las mujeres les gusta. Fue durante este período de media hora que sucedió. Charlene estaba a mi lado en la parte superior de la cama, acariciando suavemente mi pene todavía flácida, cuando la ventana se rompió hacia dentro y un proyectil amarillo de 15 kilos entró en la habitación.

Tilly estaba en la cama en un instante y metió la nariz en mi entrepierna todavía húmeda. Eso no era un olor casual y exploratorio, ni tampoco era uno de sus trabajos de lamer. En vez de eso, me tomó los dos testículos con la boca. Grité, y Charlene gritó, pero nada pudo disuadir a la perra despreciada. Ella se aferró, sacudió la cabeza como si estuviera matando a una rata, y rápidamente incluso tardo menos que en decirlo me castró.

Las autoridades querían que Tilly fuese dormido, alegando que un perro que mordiera los huevos de su amo era un peligro para la comunidad, pero contraté a un abogado para combatirlo. Charlene es historia, por supuesto, pero Tilly y yo seguimos juntos. Todavía me da trabajos con su lengua, y todavía los disfruto, pero no hay forma de que la deje chuparme mi pene que es lo único que me queda.




Historia Original aquí.




Autor: Zipper       Traductor: DarkSoul

RICO BOCADITO

Riana era una bellísima morena de 28 años con cuerpo atlético y tetas grandes, redondas como melones coronados con dos ricos pezones, se podría decir que tenía el cuerpo del Lara Croft, su sexo era apretadito por los ejercicios especiales pélvicos que siempre realizaba lo que encantaba a su amante en turno, sus nalgas eran firmes como paraditas y cuando usaba vestidos entallados no había hombre que no mirara su grandioso par de nalgas, su vientre era plano ligeramente marcado gracias a todo el ejercicio que realizaba, con ojos verdes como esmeraldas y cabellera negra......


RICO BOCADITO
Riana era una bellísima morena de 28 años con cuerpo atlético y tetas grandes, redondas como melones coronados con dos ricos pezones, se podría decir que tenía el cuerpo del Lara Croft, su sexo era apretadito por los ejercicios especiales pélvicos que siempre realizaba lo que encantaba a su amante en turno, sus nalgas eran firmes como paraditas y cuando usaba vestidos entallados no había hombre que no mirara su grandioso par de nalgas, su vientre era plano ligeramente marcado gracias a todo el ejercicio que realizaba, con ojos verdes como esmeraldas y cabellera negra.


[TRANSEXUAL] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [ZOOFILIA] [GORE]


Categoria: Transexual      Autor: DarkSoul





Riana era una bellísima morena de 28 años con cuerpo atlético y tetas grandes, redondas como melones coronados con dos ricos pezones, se podría decir que tenía el cuerpo del Lara Croft, su sexo era apretadito por los ejercicios especiales pélvicos que siempre realizaba lo que encantaba a su amante en turno, sus nalgas eran firmes como paraditas y cuando usaba vestidos entallados no había hombre que no mirara su grandioso par de nalgas, su vientre era plano ligeramente marcado gracias a todo el ejercicio que realizaba, con ojos verdes como esmeraldas y cabellera negra era una manjar de los dioses para los hombres.

Pero Riana tenía un secreto era una de las mejores asesinas a sueldo que se podría contratar, usando sus encantos femeninos como sus habilidades no había objetivo que no pudiera alcanzar, trabajaba desde los 17 años, su primer objetivo fue también el hombre que la desvirgo, esa noche lluviosa en su lujoso penhouse solo portando una pequeña tanga negra sobre el diván recordó aquello por alguna razón cada aniversario lo recordaba, dicen que el primer hombre que convierte a una chica en mujer nunca se olvida y menos si además es tu primer asesinato.

En aquel entonces de Riana de 17 años paso todo los controles para llegar a Victor Andrade, uno de los más poderosas capos de la droga en su momento, quien deseaba una belleza para tener una grandiosa noche de placer, ambos cenaron una exquisita cena antes de que Victor condujera a Riana ya con unas tetas casi del tamaño que poseía en la actualidad hasta la lujoso como elegante habitación con una gran cama con sabanas de seda, con bordados en oro de 24 kilates, aquello era más lujoso que un hotel de cinco diamantes. Me llego el producto en tiempo y en forma la verdad me gusto que llegase muy rápido además el producto es muy bueno, dura 4 horas y se controla música y volumen genial

Riana de pronto se le fue  encima a victo y lo besa, pretendiendo un ímpetu juvenil que agrada al maduro hombre fornido  cuando por fin se separaron Victor la toma de la cintura para atraerla hacia él y de nuevo besarse apasionadamente, la tumba en la cama para comenzar con los toqueteos por todo el cuerpo de la bellísima Riana, le tocaba los senos que estaban guardados por su ajustado vestido de una sola pieza de color negro que Victor sin mayor problema le quito lo mismo que su delicado sostén (corpiño) de encaje negro para admirar los ya erectos pezones, emocionados y pidiendo que se los comiera.         

Lo Victor comenzó a hacer de inmediato lo que hizo que ella empezaba a gemir, sus gemidos eran fingidos aunque estaba sintiendo muy rico su mente estaba concentrada en cómo realizar su tarea no tenia arma alguna pero luego vio pensó en algo, mientras Riana pensaba comenzó a tocarle por encima del pantalón su pene para excitarlo por su parte también tocaba su entrepierna pero por arriba de su tanga, pasaron un largo rato besándose, acariciándose y con Victor degustando de sus senos hasta que ambos no podían más, Victor se separo de ella solo para quitarse la ropa para quedarse con un bóxer blanco en el que se notaba debajo una tremenda erección

Riana casi le arranco el bóxer para poco a poco empezar a darle un oral que solo en sueños él había sentido, por su parte Victo comenzó a lamber su rajita rosada abriendo sus labios vaginales aspirando su rico olor sintiendo como se mojaba mucho y empezó a meter un dedo dentro de ella mientras ella se retorcía cuando Victor lambio su clítoris, Riana ya no pensaba solo disfrutaba, le excitaba aquella situación al saber que pronto acabaría con aquel hombre.

Aquello continuo hasta que Victor le metiera un dedo más, lo que hizo que Riana comenzara a gemir hasta que por fin exploto en un orgasmo gigantesco donde sus dedos fueron apretados por su vagina y se puso tan húmeda que Victor no pensó que fuera posible algo así le encanto ver como aun podía llevar a una jovencita a ese grado de placer y excitación.       

Riana a un sintiendo espasmos dentro de su vagina se levanto hizo que Victor se acostara boca arriba en la cama para de nuevo empezar a darle una rica mamada como una experta aunque duro muy poco, se levanto de repente y se sienta en el soltando un gemido que todo en la mansión escucharon, ella comenzó a cabalgarlo aunque de manera lenta Victor se levanto de tal manera que ella no se moviera mucho pero que le entraran todos sus 22 cm en ella, Riana no tardo en volver a explotar en un orgasmo que hizo que sus pezones pareciera que iba a explotar Victor se levanto para posicionarse encima de ella para comenzar un bombeo con todas sus fuerzas, disfrutando de lo mojada que ya estaba, bombeo hasta que no pude más, mientras chupaba los pezones y cuello de ella, que dio cuenta que estaba cerca de explotar y me dijo casi gritando

-"Adentro no, adentro no". Dijo Riana.  

Victor apenas logro sacar su palpitante miembro justo a tiempo para explotar encima de ella, fue tanto semen que salió disparado, el primer chorro le llego a las tetas, el resto simplemente quedo sobre su vagina en la parte de afuera, monte de Venus completamente depilado y plano abdomen.

Ambos cuerpos bañados en sudor quedaron jadeantes pero muy satisfechos, Riana tomo la cabeza de Victor y lo beso para luego con un movimiento rápido quebrarle su cuello y espina dorsal matándolo en el acto, el pene de Victor ya muerto aun estaba duro cuando murió, palpito y se vino con fuerza de nuevo, aquello fue el fin de aquel hombre, Riana se vistió y salió, le dijo a sus hombre que su jefe estaba muy cansado y que no lo molestaran hasta el día siguiente.

Riana desde entonces ha asesinado a muchos más hombres, primero los lleva al paraíso y luego los mandaba al infierno.

Sus remembranzas fueron interrumpidas cuando su teléfono sonó, Riana dejo de jugar con sus labios vaginales, se limpio sus dedos ya mojados de sus juegos y contesto era un nuevo trabajo debía matar al hijo junior de un político que estaba dando mala imagen al partido, debía hacerlo parecer un accidente, Riana era buscada por la policía de 25 naciones pero era la maestra del disfraz, aunque esta vez las cosa no salieron como ella tenía planeado, todo fue una trampa desde el comienzo, ella fue atrapada colocando el dispositivo con el que iba a controlar el auto de lujo de su objetivo.

El juicio fue rápido y fue condenada a solo seis años lo que por supuesto le extraño, pero le alegro, lo que no entendía es que iba a pasar seis años en el mismo infierno, ella fue llevada a una prisión especial al llegar fue llevada a una enfermería estaba desnuda sobre la camilla con ruedas, ahí sus piernas fueron colocadas sobre estribos y un médico le inyecto directamente en su clítoris algún tipo de sustancia lo mismo en sus labios mayores y finalmente antes de una última inyección le dijo.

-“Bienvenida a tu peor pesadilla linda”. Dijo el médico.

Luego todo se le puso negro a Riana pues perdió el conocimiento como efecto de la última inyección recibida en su brazo izquierdo, Riana se despertó sin saber cuánto tiempo había pasado, estaba desnuda con sus brazos fuertemente sujetados con apretados grilletes de acero inoxidable que mantenían sus brazos en alto, su pierna derecha estaba extendida y casi vertical a un lado mientras su pierna izquierda apenas lograba tocar el suelo también con grillete en su tobillo que impedía que pudiera cerrar sus piernas.

Estaba en una gran habitación, sin nada más que ella, no parecía una celda ni siquiera una puerta se apreciaba, de pronto una de las paredes se volvió un gran espejo lo que hizo que Riana pudiera observarse por completo, sus ojos de abrieron grandes al ver que donde antes su lindo sexo estaba ahora colgaban un pene y un par de huevos pesadamente, aquel pene que sobresalía de su pelvis pese a estar en reposo era de buen tamaño y el escroto caía pesadamente con dos impresionantes testículos en su interior, lo que alguna vez fue una vagina ahora era un pene y huevos enormes.

Riana pocas veces había visto genitales masculinos de ese tamaño, de pronto el espejo volvió a ser una pared una pequeña puerta de un metro de alto por 45 de ancho apareció por la entro un perro de la raza Pitbull, de color negro que se le acerco a Riana lentamente, cuando llego a donde ella colgaba se le quedo mirando sus pesados huevos y pene que puso muy nerviosa a Riana, luego el perro estiro el hocico para colocarlo entre sus nalgas olfateando su ano, que hizo estremecer a Riana.

Luego el perro saco su larga lengua y comenzó a lamber los grandes huevos que colgaban frente a él, el pene comenzó a crecer de manera involuntario los ojos de Riana se maravillaron por el tamaño que este alcanzo en pocos segundos unos 29 cm casi tan grueso como uno de sus brazos y muy firme noto como un liquido transparente comenzó a brotar de la punta y de pronto sus ojos de tornaron blanco y todo su cuerpo se sacudió cuando el perro clavo sus colmillos en su escroto y comenzó a tirar, girando la cabeza hasta que termino por arrancarle su escroto dolorosamente.

-“AAAAAAAAAAAAGGGGGG”. Grito Riana con todas sus fuerzas.

Nunca antes había sentido un dolor así, fue como si le arrancaran el alma, sentía la sangre correr por sus piernas, goteando en el suelo mientras el perro devoraba su escroto con su contenido, cuando acabo, la atención del perro se tormo sobre su aun endurecido pene que habia lanzado dos enormes disparos instantes antes de que el perro le arrancara sus huevos, Riana se aterro trato de detener con palabras al perro pero nada pudo evitar que las fauces del can se cerraran sobre su pene hasta que se  lo arranco de tajo.

-“AAAAAAAAAAHHHHHHHH”. Riana dio un alarido de dolor.

Luego se desmayo.    

Para cuando Riana se despertó de nuevo un pene y escroto con dos pequeños testículos en su interior ya estaban de nuevo creciendo en su entrepierna, estaba en una habitación en solitario, apenas recibía comida y bebida tres veces al día, pero no tenía contacto con otra persona, a las dos semanas de su experiencia con el perro ya Riana de nuevo portaba un pene y huevo incluso más grandes que los anteriores, intento jugar con su pene por más que lo intento no pudo lograr una erección.

Algunos días después de nuevo Riana estaba en la misma habitación donde fue mutilada por aquel perro esta ve estaba sobre cuatro soportes bajos tomándolos con sus rodillas y codos, sus piernas bien separadas y con algo chorreando de su ano, de pronto la puerta de antes de abrió para dejar entrar a un enorme pastor alemán, que de inmediato trotando alegremente se acerco a Riana, que al verlo acercar tembló de miedo, su pene comenzó a ponerse duro por alguna razón, su pene incluso quedo más grande que antes, su glande le dolía de lo hinchado que quedo.

Sus pezones también comenzaron a erectarse, toda ella se estaba excitando, todo su cuerpo se estremeció casi hasta llegar al orgasmo cuando la lengua del gran perro comenzó a lamer entre sus nalgas, probando lo que emanaba de su ano, el perro lamio su ano por varios minutos hasta que de pronto sintió las garras del animal rasguñar su espalda y la baba caer sobre ella, de pronto sintió el pene en erección del perro tratando de entrar en ella, lo que la aterro y trato de hacer que el animal se bajar de ella.

Pero con cada movimiento el pene del perro se acomodaba mejor y en uno movimiento de su pelvis el pene logro vencer la resistencia de su ano y entro por completo en su interior, hasta que Riana sintió los huevos del perro golpear los suyos propios que colgaban entre sus piernas.

-“¡NOOOOOOOOOO!” Grito Riana.

El perro comenzó a poseerla literalmente como si fuese una perra, sus jadeos los podía escuchar cerca de su oreja, así como sentía sus desesperados embistes, fue doloroso pero placentero luego de algunos minutos del pene de Riana en erección completo brotaron tres disparos de semen que le provocaron un intenso orgasmo su primero orgasmo con un pene, fue diferente a los que sentía cuando tenía una vagina.

Fue un orgasmo concentrado que se extendió por su cuerpo desde la punta de su glande, el perro la siguió penetrando unos minutos hasta que se vino dentro de ella aullando, cuando por fin se bajo de ella pensó que todo había terminado, pero el perro ahora tenía hambre de pronto Riana sintió como el perro lamio su gran escroto, lo que la hizo temblar de miedo, iba a decir algo cuando sintió los enormes colmillos del perro clavarse en su bolso de piel.

El perro le desgarro el escroto dejando sus dos pesados huevos colgando entre sus piernas sostenidos por los conductos que los conectaban a su cuerpo, el perro ataco primero su testículo derecho, arrancándolo, Riana dio un alarido de dolor.

-“AAAAAAAGGGGGG”, Grito Riana.

El dolo fue tan intenso que apenas noto que de su pene broto otro gran disparo de semen, luego cuando el perro termino con su primer testículo le arranco el segundo, para luego seguir con su pene que estaba en completa erección esta vez no le fue arrancado de por completo como la vez pasada sino que el perro se lo comió en tres partes, aunque para el tercer mordisco del perro Riana ya estaba sin sentido.

Aquella era la rutina cada dos o tres semanas Riana era llevada a aquella habitación en donde sus genitales masculinos eran devorados por algún animal incluso una vez su pene y huevos con todo y escroto fueron devorados por una cardumen de pirañas carnívoras, sentir todos esos pequeños peces con sus afilados dientes devorando su pene y huevos fue lo peor del mundo, para cuando Riana fue liberada de nuevo con una vagina entre sus piernas su mente estaba deshecha.

Había envejecido 15 años en solo seis, su belleza se marchito lo mismo que su mente, apenas podía recordar su nombre y el solo ver a un perro o gato le hacían sufrir los más intensos ataques de pánico, termino por ser internada en un hospital siquiátrico aislada de todo mundo, aterrada que de nuevo despertara en aquella habitación atada y con grandes genitales masculinos listo para ser devorados por algún animal que deseaban esos generosos genitales como un “Rico Bocadito”. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com  





image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

VENGANZA MAL DIRIGIDA

Quién sabe cómo se iniciaron rumores de aquello, pero la semana siguiente en la escuela, había un fuerte rumor de que Tim había violado a Heather. Al parecer alguien debió haberlos visto esa noche en el asiento trasero del coche, y asumió que la violo, ya que una chica como esa nunca tendría sexo de buena gana con un tipo como Tim. Eventualmente, ese rumor fue oído por la hermana de Heather, Beth......


VENGANZA MAL DIRIGIDA
Quién sabe cómo se iniciaron rumores de aquello, pero la semana siguiente en la escuela, había un fuerte rumor de que Tim había violado a Heather. Al parecer alguien debió haberlos visto esa noche en el asiento trasero del coche, y asumió que la violo, ya que una chica como esa nunca tendría sexo de buena gana con un tipo como Tim. Eventualmente, ese rumor fue oído por la hermana de Heather, Beth.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [ZOOFILIA] [FEMDOM] [CBT]



Categoria: Adolescente      Autor: RavenWings





Heather había estado saliendo con Tim por tres meses. Heather era una hermosa, y bajita chica  1.65 metros, rubia con una gran actitud y sonrisa ganadora. Tim era un tipo grande con músculos marcaditos, pero, debido a su personalidad un tanto tímida y reservada, fue etiquetado como un friki o nerd por la mayoría. Cursaban ambos, segundo de prepa (instituto). Estaban muy enamorados, pero porque estaban en grupos sociales muy diferentes en la escuela, mantenían muy en secreto su relación. Fue una semana antes del último día de la escuela cuando Heather decidió ir con todo con Tim.

Más tarde esa noche, ambos pasaron un tiempo maravilloso expresando su amor al otro en el asiento trasero del coche de Tim. Pero, Heather todavía quería mantener su amor a los demás en secreto. Por lo menos hasta su último año.

-“Por favor. Tim”. Dijo Heather

Por supuesto, haría cualquier cosa por Heather, así que estuvo de acuerdo. Quién sabe cómo se iniciaron rumores de aquello, pero la semana siguiente en la escuela, había un fuerte rumor de que Tim había violado a Heather. Al parecer alguien debió haberlos visto esa noche en el asiento trasero del coche, y asumió que la violo, ya que una chica como esa nunca tendría sexo de buena gana con un tipo como Tim. Eventualmente, ese rumor fue oído por la hermana de Heather, Beth.

Beth era una morena de voluntad fuerte que aunque era un año más joven que Heather, era algo más grande que Heather y siempre había sido muy protectora con ella. Cuando Beth oyó que un bastardo había violado a su hermana, creyó cada palabra de ella e inmediatamente comenzó un plan para  vengarse.

Alrededor de una semana después, la escuela había terminado. Como hacían todos los veranos, las chicas pasaban la mayor parte del tiempo haciendo tareas ligeras en la pequeña granja lechera de sus padres. Era más bien una granja de pasatiempos, en realidad, ya que sus padres también eran agentes de bienes raíces de un país pequeño. De hecho, ambos padres iban a desaparecer durante los próximos dos días en una convención estatal de bienes raíces, y dejaron a Heather y a Beth a cargo de la granja como de sus dos hermanas gemelas de 8 años, Katie Y Annie.

Beth vio la oportunidad de vengar la violación brutal de su hermana con sus padres desaparecidos, ella le hizo una llamada a Tim. Le dejó claro a Tim que sus padres habían desaparecido y que le gustaría mucho que Tim viniera a pasar el día. Había asumido que Tim, siendo un bastardo violador caliente que él era, aprovecharía cualquier oportunidad para violar a otra chica indefensa. Tim, sorprendido al recibir una llamada de la hermana de Heather, supuso que Beth estaba llamando en nombre de Heather, probablemente porque Heather era demasiado tímida o algo para llamar en persona.

Así, al día siguiente, Tim llegó a su casa de la granja esperando ser recibido por su querida Heather. En lugar de eso, Beth respondió a la puerta rápidamente antes de que él pudiera tocar la puerta, se lo llevo al dormitorio y cerró la puerta detrás de ella. Tim estaba seguro de que sabía lo que estaba pasando. "La hermana de Heather debe haberle traído aquí como una sorpresa para Heather", pensó Tim. Pero justo cuando Tim se volvía para preguntarle a Beth por qué estaba haciendo eso, sintió un fuerte golpe en su cabeza y quedó inconsciente. Beth había traído una gran sartén de hierro fundido de la cocina para matarlo. Rápidamente comenzó a trabajar. Le quitó toda su ropa. Mientras se quitaba la ropa interior, y su pene broto, ella quedo impresionada con su longitud y circunferencia. -Así que este es el pendejo sucio que violó a mi hermana – se dijo ella, y no pudo evitar agarrarlo y darle un duro tirón de disgusto.

Le metió varios calcetines en la boca y luego cerró la boca con cinta adhesiva. A continuación, le ató las manos fuertemente a la espalda. Ella entonces fue al armario y consiguió una vieja bolsa de lona. Lo trajo a la cama junto con unas tijeras. Cortó tres agujeros cerca de la parte inferior de la bolsa de ropa - dos agujeros grandes con un agujero más pequeño entre ellos. Ella abrió la cremallera de la bolsa de prendas de vestir y, con mucho trabajo, fue capaz de poner las piernas de Tim a través de los grandes agujeros y tirar de él un pantalón hasta que estaba cubriendo su torso.

Lo levantó más hasta que toda su cabeza y su torso quedaron confinados dentro de la bolsa de ropa. Luego lo comprimió y cerró la cremallera firmemente en su lugar para que no pudiera ser abierta por accidente. Tim estaba ahora encerrado en la bolsa de prendas pesadas, con la excepción de que sus piernas sobresalían a través de los agujeros en la parte inferior. "OH, casi me olvido", gritó Beth, "¿cómo puedo torturar y mutilar a tu patético pequeño violador cuando está todavía dentro de la bolsa?" Su glande ya estaba contra el fondo de la bolsa cerca del agujero, Y no fue ningún problema para Beth agarrar su pene flácido para sacarlo por ese agujero.

Colgaba allí, colgando unos buenos 5 pulgadas. El agujero era apenas bastante grande para su pene flojo, pero Beth luchó hasta que ella podía también tirar de ambos testículos a través del agujero. Seguramente, si hubiera estado consciente, habría estado con un dolor insoportable por la forma en que había manejado sus huevos. -Puede que tenga alguna tortura en mente para estas ridículas nueces tuyas -dijo Beth mientras ella se tiraba furiosamente sobre ellos para atraparlos a través del agujero.

Beth tomo una cuerda de nylon y ató cada una de las piernas de Tim a los dos postes de su cama, de modo que los pies de Tim estuvieran en el suelo, su culo estaba en el borde de la cama y su pene y sus huevos colgaban a borde de la cama. Debido a que el agujero estaba tan apretado alrededor de su pene y huevos, y porque había comenzado a recuperar la conciencia, el pene de Tim comenzó a llenarse lentamente de sangre y lentamente a ponerse de pie. Sin darse cuenta de que era una respuesta involuntaria, Beth gritó ante lo que ella percibía como su increíble desprecio.

-"¿Qué carajo crees que estás haciendo, pequeño violador pervertido?" ¿Te estás poniendo duro? ¿Crees que voy a tener sexo o chupar esa cosa después de lo que le hizo a mi hermana? Oh, no, voy a hacer todo lo contrario. Voy a torturar la mierda hasta que sea apenas un pequeño de ornamento que se balancee entre tus piernas. ¡Desearías haber nacido niña! "Tim estaba ahora plenamente consciente y escuchaba cada palabra. Por pura rabia, agarró de nuevo la sartén de hierro fundido y se balanceó como un bate de béisbol hasta que entró en contacto con su pene erecto. Tim se encogió de dolor.

Justo en ese momento sonó el timbre de la puerta. Beth sabía que, como se suponía que debía estar limpiando las escaleras, todo el mundo esperaba que ella contestara la puerta. -Espera aquí violador, y es mejor que aproveches este momento para apreciar la sensación de tener un pene funcional, porque cuando vuelva, voy a mutilar ese pene más allá del reconocimiento. No cerró la puerta detrás de ella. Asumió que sólo sería unos segundos, así que no se molestó en cerrar la puerta. El visitante era un tío que la familia que no había visto en algún tiempo, y en su atención ocupó mucho más de lo que había previsto.

Mientras Beth trataba de deshacerse de su tío para poder volver a su tortura, sus dos hermanas gemelas de 8 años vinieron y llamaron a la puerta de su habitación. Cuando no hubo respuesta, abrieron la puerta y entraron. Aunque estuvieron sorprendidas ante la imagen que tenían delante, no tuvieron miedo y estaban abrumadas por la típica curiosidad de 8 años. "¿Qué es eso?", Comentó Katie. "Creo que es un niño", dijo Annie. "No, quiero decir ¿qué son esas cosas?" Caminaron rápidamente hasta la entrepierna de Tim para inspeccionar lo que habían descubierto.

Tim no podía perder su erección debido a la extrema constricción alrededor de la base de su pene. De hecho, debido a la tortura infligida, su pene se había hinchado aún más. Estaba completamente erecto, y palpitaba suavemente de un lado a otro con cada pulso de su corazón que palpitaba rápidamente. "OH, este es un niño", gritó Annie. "Y esta es su pene. Oí a un par de grandes chicas de quinto grado hablando de ella una vez. Dijeron que a los chicos les gusta que jueguen con sus penes.

 -¿Por qué? -preguntó Katie con incredulidad.

"Porque, les gusta escupir cosas de ellas a las chicas. Si juegas con él lo suficiente, arroja cosas", respondió Annie como si fuera una experta en niños.

"Y éstos son sus huevos" Ella los empujó con un dedo inocente. "No creo que hagan mucho de cualquier manera, excepto quedarse ahí y columpiar así." Los ojos de Katie eran tan anchos como los platos de la cena mientras ella se acercaba lentamente al gran pene palpitante. Ella involuntariamente extendió la mano y lo agarró como si fuera suyo. -¿Podemos hacer que nos salpique cosas? -preguntó Katie en un tono casi suplicante. "Claro". Respondió Annie, disfrutando del papel de maestra y de todo. "Sólo tenemos que frotarlo y jugar con él durante mucho tiempo". Ella comenzó a frotar su enorme glande hinchado, pero se dio cuenta de que necesitaba algo de lubricación. "Necesitamos algo que lo haga resbaladizo," ella dijo. "Voy a buscar un poco de mantequilla", gritó Katie, como ella cerró la puerta y se fue a la cocina. Volvió con la mantequilla en cuestión de segundos. Apresuradamente cerró la puerta del dormitorio detrás de ella, pero no cerró.

-¡Aquí está la mantequilla! -Perfecto, acabo de esparcirla por todas partes, y empezaremos a frotar -dijo Annie. Aplicaron la mantequilla blanda liberalmente al pene de Tim y comenzaron a acariciarla con sus diminutas manos. Para un apalancamiento completo, se acercaron. Ambas chicas estaban riendo de excitación y acariciando el enorme pene en todo su vigor. Ocasionalmente, una chica se deslizaba haciendo que la otra chica recibiera un golpe juguetón y con mantequilla en la cara con el pene de Tim.

Esto serviría para excitar a las chicas aún más y aumentar la risa. Pronto estaban teniendo peleas deliberadas por el pene de Tim, tratando de ver quién podía golpear a la otra en la cara más duro con el hinchado pene.

No pasó mucho tiempo antes de que el perro de la familia, King, oyera el chirrido de las chicas, y vino a investigar. Se acercó a la puerta y la abrió con su hocico. "¡Rey!" Gritaron las muchachas emocionadas. "¿Quieres jugar con nosotras?" King era un pastor alemán muy grande pero apacible. Caminó hasta donde las niñas jugaban, e inmediatamente comenzó a lamerse la mantequilla de sus rostros. Las chicas gritaron de alegría. King comenzó a lamerse la mantequilla del enorme órgano de Tim. Las chicas estaban doblemente intrigadas viendo la larga lengua de King lamer el pene grande.

De repente, gritó Katie. "Hey, King tiene un pene también" Y señaló hacia donde el eje rosado oscuro de King estaba lentamente pero constantemente emergiendo de su funda y cada vez más y más duro. "¡Vaya, tienes razón!" Gritó Annie. Ambas chicas giraron instintivamente y miraron entre las piernas de King para confirmar que King también tenía huevos, igual que el chico con el que habían estado jugando. Mientras King continuaba lamiendo el pene de Tim, las chicas volvieron su atención hacia su perro.

-¿Crees que podríamos conseguir que King nos arrojara sus cosas como las de un chico? -preguntó Katie. "No lo sé, sube bajo él para que puedas jugar con él", le dijo a Annie. Katie se puso de espaldas en el suelo, mientras Annie la ayudaba entre las piernas de Kings, así que se encontró cara a cara con su pene. "Es raro", dijo Katie. "Es muy puntiagudo y tiene una gran protuberancia en la base aquí." "Lambelo como King lame el pene del muchacho", instó Annie. -Parece muy salado -exclamó Katie. Con eso, Katie envolvió firmemente sus pequeñas manos alrededor del pene de King para aprovecharlo y comenzó a insertar todo el eje de King en su boca. Annie observó con asombro que su hermana gemela empujó el pene entero del perro en su boca y comenzó a chuparlo febrilmente.

"¿Cómo sabe eso?" Annie preguntó emocionada. Katie extrajo el largo pene de su boca y se volvió hacia su hermana. "Es realmente largo y va hasta el fondo de mi garganta. Es muy salado, también. El punto de que es muy flexible, pero se siente como si hubiera un hueso dentro de él. Y, cuando lo chupo... Katie cortó su oración en un estado de shock y sorpresa cuando sintió varios disparos impactaron con fuerza en su mejilla. "¡Él se está chorreando!" gritó Annie con placer incontrolado.

Katie, todavía estupefacta, se volvió al pene de King para ver qué estaba pasando, y recibió una ráfaga de semen aguado en su joven rostro. Los chorros de King continuaron implacablemente, de modo que Katie apenas podía hablar de los rápidos chorros de semen que le disparaban en la cara.

 "WOW, LO HICE" gritó Katie, y algunos de los disparos fueron disparados directamente en su boca mientras hablaba. "Mi turno, mi turno", gritó Annie mientras empujaba a su hermana de debajo del perro.

"HEY", gritó Katie.

Pero Annie ya se había posicionado debajo del perro y estaba siendo absolutamente recubierta con un chorro después de un incesante escupir de semen de perro. Mientras tanto, Katie se había acercado al espejo y sólo pudo pronunciar un "WOW" silencioso cuando vio que toda su cara estaba cubierta de semen de perro y que estaba goteando de su barbilla en la parte delantera de su blusa. Rápidamente regresó a ver las hazañas de su hermana bajo el perro. A veces parecía que Annie se ahogaría de las cantidades prolíficas de semen de perro que le disparaba. Pero ella nunca apartó su cara. En un par de ocasiones, incluso abrió la boca y dejó a King disparar varias explosiones de semen justo en su boca, tragando cada gota. Eventualmente, las niñas drenaron a King hasta la última gota de semen que sus huevos podían producir. Cuando esto sucedió, King rápidamente se dio la vuelta y salió trotando fuera de la habitación. Lo último que vieron ellas mientras King atravesaba la puerta fue su hinchado pene de un lado a otro entre sus piernas, todavía goteando un poco de semen residual.

Las chicas se miraron y se rieron. Cada uno estaba cubierto de fluido lechoso. Los frentes de sus blusas estaban empapadas y cada una tenía el cabello húmedo enmarañado en la frente. En el suelo había un charco de semen de perro. Aún no tenían suficiente diversión. Ambas chicas estaban pensando lo mismo, y se lanzaron hacia el duro pene de Tim. Lucharon durante un tiempo, cada uno tirando de ella con fuerza, pero finalmente decidieron tratar de hacerlo juntas. No tenían más mantequilla, por lo que se agacharon y cubrieron sus pequeñas manos con semen de perro y lo utilizaron para la lubricación. Acariciaron y acariciaron el duro pene de Tim sin resultados.

Tim, aunque muy confundido y desorientado, estaba amando cada minuto. Frustradas por su falta de resultados, se tomaron un descanso y lamentaron su incapacidad para hacer que ese muchacho se viniera. -¿Por qué no nos lo echa encima? -gimió Katie. "No lo sé", dijo Annie, "tenemos que chuparle como si fuera el de King". "Sí," dijo Katie, mientras agarraba el pene con un renovado vigor y empezó a lamberlo. Una vez más, Annie estaba absolutamente aturdida por la tenacidad de su hermana mientras veía a su hermana lentamente meter primero el glande, luego el resto de la enorme pene de Tim en su boca. El pene se extendió claramente hasta el fondo de la garganta de Katie, mientras Annie observaba que la respiración de Katie era exclusivamente a través de su nariz y apenas. Los labios de Katie estaban estirados, envueltos alrededor del enorme órgano, y parecía una serpiente tragando un conejo entero.

Ella chupó durante varios minutos, llevando a Tim más cerca del orgasmo, pero cedió en la desesperación justo antes de llevar a Tim al orgasmo. Tim no pudo evitar sentirse decepcionado cuando Katie extrajo el enorme órgano de su boca y lo soltó. "Simplemente no creo que podamos hacer que él nos de su leche" dijo Katie abatida. -Sí, tienes razón -dijo Annie-. "Es mucho más grande que el pene de King." Ella agarró el pene de Tim para sentir su tamaño una vez más. "Y es muy diferente, también".

"Mira al final, es tan redondeado". Ella movió su rostro más cerca e inspeccionó el gigante glande de Tim. "Probablemente, King logro darnos su leche porque su cosa tiene forma de cohete". "Y, él..." La frase de Annie fue cortada cuando su cabeza fue repentinamente fue golpeada de nuevo por la fuerza, por la fuerza de un tremendo chorro de grueso líquido pegajoso expulsado de la punta del pene de Tim. Annie recuperó su compostura justo a tiempo para ser golpeada por otro grueso disparo de semen expulsado con fuerza de la erección de Tim. "¡Le hiciste!" Gritó Katie mientras bailaba con entusiasmo.

Annie casi no la escuchaba mientras estaba ocupada recibiendo una explosión de gruesas cuerdas de semen. El semen llenaba cada orificio de su cara, y ella instintivamente apuntó su pene hacia arriba para que ya no le apuntara directamente a su cara. Tim siguió eyaculando con casi la misma implacabilidad que King había mostrado. Cada gruesa, cuerda de semen fue expulsada con fuerza del pene de Tim, disparaba al aire por lo menos a 60 o 90 cm y estaba literalmente bañando a Annie.

Katie rápidamente saltó bajo la ducha para unirse a la diversión. Las chicas bailaron y chillaron bajo esta ducha de eyaculación durante un minuto completo hasta que el torrente de esperma que emanaba de Tim frenó y finalmente se detuvo. Las muchachas se quedaron en silencio mirándose entre sí por un momento. Entre las duchas que habían recibido del perro y del muchacho, cada una estaba cubierta de espeso semen. Que  les  enmarañó el cabello, cubrió la cara, corría por sus mejillas, y se escurría de sus orejas, narices y mentones, sobre sus blusas.

Justo en ese momento, Heather vino a buscar a su hermana, Beth. Caminó directamente a la habitación de Beth y jadeó ante la escena frente a ella. Al principio se quedó estupefacta, pero cuando recobró sus sentidos, rápidamente observo el escenario. "¿Qué han hecho?" Gritó. Las chicas habían tenido miedo de que se les culpara por el desorden que hicieron, y se sintieron aliviados de que Heather estuviera culpando al muchacho. Al ver la oportunidad de negar toda responsabilidad, las muchachas señalaron tímidamente al muchacho que estaba acostado en la cama y dijeron "él nos hizo jugar con su cosa" Al igual que Beth, Heather era protectora on ellas, Heather siempre había sido muy protectora de las dos gemelas. -Dios mío, sabía que uno de los malditos novios de Beth iba a meternos en problemas algún día. El hijo de puta.

Beth acababa de decir adiós a su tío que visitaba abajo y regresó a su habitación. Ella también estaba horrorizada ante la escena antes aquí. -Dios mío, Beth -dijo Heather-, sabes que no deberías tener a ninguno de tus novios cuando mamá y papá no estén aquí. -¡Mire lo que este hijo de puta le hizo a nuestras hermanitas! Prácticamente las violó. ¡Él los hizo joder, y vino por todos ellos! "" ¿Quién es? ¿Es Rick?

Beth pensó rápidamente. -Sí, es Rick. Pensé que podía confiar en él. Dijo que esperaría aquí en mi cama mientras yo bajaba y respondía a la puerta.

"Vayan a limpiar ustedes y vayan a sus habitaciones, chicas. No es culpa suya -dijo Heather suavemente y reconfortante-.

Después de que las niñas gemelas se fueron, el tono de Heather era todo menos reconfortante. "Mierda. Siempre he odiado a Rick. Sabía que ese bastardo iba a causar problemas -dijo Heather, mirando con asco a los genitales expuestos y engrosados ​​de Tim, que ahora brillaban con su propio semen. "El hijo de puta no merece tener un pene, ¡Se merece que le arranquen su patética salchicha! »Y se lanzó contra el muchacho acostado en la cama, agarrando su pene y huevos, tirando y retorciéndolos con todas sus fuerzas. Apretó los genitales de Tim tan fuerte que empezaron a ponerse azules. Tim dejó escapar un pequeño chillido de dolor. ¡Cállate, hijo de puta! mereces tener tu podrida cosa arrancada de tu cuerpo. -¿Qué vamos a hacer al respecto, Beth? -preguntó Heather con cansancio.

-¿Por qué no? -preguntó Beth riéndose.
-¿Por qué no, qué? -dijo Heather-.

-Bueno, dijiste que merece que le arrancaran el pene de su cuerpo, así que ¿por qué no lo hacemos? Ya sabes, como una venganza por lo que le hizo a nuestras hermanitas. Beth no podía creer el giro de los acontecimientos. Había planeado torturar el pene de Tim y hacerle sentir muy triste por violar a su hermana. Ahora, vio la oportunidad de permitir que Heather vengara su propia violación (incluso si ella no era consciente de ello) torturando el pene de Tim.

-No lo sé, Beth. Tal vez deberíamos sacarlo de la bolsa y preguntarle a Rick qué pasó, así que no lo estamos acusando injustamente.

"No, dejemos la bolsa cerrada. Después de todo, tienes todas las pruebas que necesitas. Nuestras hermanitas están cubiertas de semen. ¿Quién más pudo haberlo hecho? Y, debe haberlas obligado a hacerlo. ¿Por qué más dos chicas de 8 años de edad, quedarían empapadas en semen? Y mira. Su pene sucia todavía esta duro. Incluso después de haberse corrido por todas nuestras hermanitas y de haber sido torturado por ti, es un bastardo que sigue estando duro. "Por supuesto, Tim no podía perder su erección debido a la hinchazón y la estrecha constricción en la base de su pene.

"Bien, hagámoslo", dijo Heather. -Pero ¿qué vamos a hacerle?
"No lo sé. Use tu imaginación."

Ambas chicas inmediatamente obtuvieron una enorme sonrisa en sus rostros. Rápidamente desataron sus piernas, le hicieron levantar y lo llevaron fuera; Su pene y huevos todavía expuestos a través del agujero estrecho en la bolsa se balanceaba hacia adelante y hacia atrás mientras caminaba.

"¿Te gusta correrte, Rick? Oh, te haremos venir. Tenemos un par de maneras realmente inusuales de hacer que un tipo como tú se venga creo que te resultará muy interesante. "Heather dijo en el oído del hombre aterrorizado que, sin que ella supiera era su inocente amante.

Lo condujeron a un patio de la granja lechera de sus padres. Mientras Beth iba a buscar leche del tanque, Heather llevó al cautivo a una gran cabaña parecida a un iglú. Beth rápidamente regresó con un poco de leche y sumergió el pene de Tim completamente en la leche. Había un pequeño agujero en el lado de la cabaña parecida a un iglú. Normalmente reservados para el largo y delgado pezón de un biberón, ahora obligaron el pene de Tim través de él. Así que Tim no pudo alejarse, las dos muchachas pusieron todo su peso en presionarlo contra la pared. De repente, Tim sintió algo que empujaba su pene. Pronto, su pene estaba siendo aspirado una vez más. Pero no era como antes de las niñas. Ahora, su pene estaba siendo aspirado por una garganta muy ancha y succionado con una lengua muy dura de papel de lija. ¡Tim pronto se dio cuenta de que un becerro joven estaba mamando en su pene!

-¿Te gusta eso, violador? -chilló Heather-.
-Has violado a un par de niñas. Podrías también violar a un bebe mientras estés en ello.

Por supuesto, le gusta al becerro. Y, siempre que mantenga rociar un poco de leche en la base de su pene para que el ternero chupe, ese ternero seguirá chupando todo el día. Estoy seguro de que se siente bien ahora mismo. Pero, no pasará mucho tiempo hasta que tu pene quede en carne vida y se extiende hasta el doble de su longitud normal por la garganta de ese becerro. ¡Podrías decir que el ternero te está violando! "Ambas chicas rieron alegremente al pensar en el chico estaba siendo violado por uno de los becerros de su padre.

Efectivamente, la succión constante del becerro pronto hizo que Tim se convulsionara involuntariamente mientras un orgasmo agitaba su cuerpo y disparaba varias cargas de semen por la garganta del ternero que le succionaba. "¿Cómo es ser chupado por el bebé de una vaca?" Preguntó Heather cuando notó que el cuerpo de Tim comenzó a tener espasmos. Las chicas rieron alegremente. -Mejor disfrutar de esa venida rick. Porque ninguna chica humana querrá hacerte correr cuando terminemos contigo. Beth se acercó a la abertura principal de la cabaña y miró adentro. Vio el ternero amamantando febrilmente del largo y estirado pene. También notó algo más. "Hey Rick," gritó ella. "No sabía que eras gay. Debes serlo porque estás siendo succionado por un toro. Las dos muchachas se echaron a reír.

Alrededor de treinta minutos más tarde, ellas acordaron poner fin a la tortura. Tuvieron que tirar de Tim con una buena dosis de fuerza para desalojar su estirado, hinchado y crudo pene de la garganta del becerro hambriento. Su pene era una pulgada o dos más larga de lo que había sido anteriormente.

Luego llevaron a Tim al salón de ordeño. "Vamos a ver, te has corrido en dos inocentes niñas, has arrojado semen por la garganta de una vaca bebé, ¿qué más quieres violar hoy, Rick?" Le hicieron ponerse en cuatro patas (Tres en realidad, ya que sus manos estaban atadas a la espalda) en una de las áreas de ordeña. Separaron las piernas por lo que tenían buen acceso a sus genitales.

-¿Qué me dices de violar una máquina, Rick? -preguntó Heather. "Hemos decidido darte leche. Parece que te gusta venirte en una variedad de formas, por lo que te va a gustar que te aspiremos su leche fuera de ti con una máquina. "

Con eso, Beth lanzó un interruptor que puso en marcha las tremendas y poderosas bombas que controlan las máquinas de ordeña. Beth entró en una habitación y regresó con un aparato de ordeño. Constaba de cuatro cilindros de caucho alineados que normalmente se colocan en las ubres de una vaca. Los cilindros recogen la leche, y la leche se extrae por un tubo largo y transparente donde entra en el tanque de almacenamiento de leche.

"Listo para ser ordeñado, Rick" aullaron las chicas mientras abrieron sus piernas. Colocaron uno de los cilindros de goma en la cabeza de su pene. No había suficiente succión para atraer su pene en el cilindro sin embargo, porque la succión estaba escapando de los tres cilindros no utilizados. Decidieron colocar las bolas de Tim en otro cilindro. Al hacer esto, la succión en su pene y los huevos aumentó, pero todavía era débil. Beth rápidamente se quitó la camisa y el sujetador, dejando que sus amplias tetas cayeran y se balancearan. Sorprendió a Heather cuando se inclinó y dijo "poned las otras dos en mis tetas."

Heather aplicó los dos últimos cilindros de ordeño a las tetas de Beth. Tan pronto como el último cilindro se aplicó a las tetas de Beth, el pene y los huevos de Tim fueron aspiradas violentamente y con fuerza hacia los cilindros de ordeña. Tim estaba en algún lugar entre el cielo y el infierno. La succión en su pene era fantástica, pero el dolor en sus huevos era insoportable. Las tetas de Beth eran demasiado grandes para ser succionadas hasta el fondo de los cilindros y ella disfrutó de una agradable sensación de succión. Durante veinte minutos, las chicas intercambiaron por lo que cada una consiguió tener sus tetas succionadas.

Fue alrededor de veinte minutos más tarde que las chicas notaron un fluido acuoso blanco siendo aspirado por las líneas de leche hacia el tanque de la leche de retención. Efectivamente, miraron hacia abajo para ver a Tim convulsionando con eyaculaciones salvajes otra vez.

"Vamos a dejarte enganchado por un tiempo, ¿de acuerdo Rick?", Dijo Heather. Las chicas decidieron conectar los dos cilindros de ordeño con algo mientras iban a hacer sus tareas diarias alrededor de la granja. Volvieron alrededor de una hora más tarde para encontrar a Tim inconsciente, a un lado, con su pene y huevos succionados hasta el momento en la máquina de ordeño, que comenzaron a tener miedo de que no pudieran sacarlos. Cerraron las bombas de ordeño y volvieron.

De alguna manera lograron sacar los cilindros de ordeño del pene de Tim y sus huevos. "¿Cómo se sienten ahora tus pequeños huevos y tu pequeño pene, Rick? ¿Te gustó ser ordeñado?", Dijo Heather.

Heather estaba claramente disfrutando de la tortura que estaba infligiendo a ese chico. Se estaba volviendo más salvaje y más inhibida a cada minuto. A Beth le gustaba también, y habría tomado un papel más activo, pero le gustaba la idea de dejar que Heather estuviera a cargo de la tortura de su violador (si ella lo sabía o no).

-Ve a buscar una buena cuerda de nylon desde el garaje, y encuéntrame bajo la rampa del heno -dijo Heather con una mirada enloquecida en los ojos-. -Es el momento de enseñarle a este bastardo del violador del cerebro una lección. Beth estaba tan emocionada que se lanzó hacia el garaje y recuperó la cuerda de nylon lo más rápido posible. Cuando regresó, Heather había logrado llevar al cautivo de vuelta a la conciencia y lo había llevado por debajo de la rampa del heno. Heather tomó la cuerda de nylon de Beth, ató un extremo firmemente y sin piedad a la base del pone de Tim, y ató el otro extremo a una cuerda que ya colgaba de la rampa del heno.

Tim estaba emitiendo gritos ahogados y retorciéndose en agonía por la tensión del nudo que Heather había atado alrededor de su pene. Heather se acercó a la pared y desató el extremo de otra cuerda que había atado allí. Estos cables formaban parte de un sistema de poleas que normalmente se utiliza para levantar pacas de heno hasta el desván. Hoy planearon levantar algo más. Heather regresó a donde Beth estaba de pie y el tembloroso Tim estaba con un nudo atado firmemente alrededor de su pene. -¿Quieres hacer los honores? -preguntó Heather.

"Creo que esto puede ser un trabajo de dos personas", respondió Beth.

"Tus estupendos días de viriles venidas han terminado Rick. Prepárate para un verdadero dolor, ahora", dijo Heather. Todavía no tenía ni idea de que estaba a punto de mutilar el pene del hombre que amaba.

Las dos chicas se abalanzaron sobre la cuerda con todas sus fuerzas, y Tim comenzó a ser levantado lentamente en el aire de su pene. Tiraron y tiraron hasta que estaba completamente elevado del suelo. Gritó y se agitó durante un rato, pero rápidamente se desmayó. Pronto colgó al revés sin vida, todo su peso apoyado solo en su crudo y rojo pene ahora completamente estirado.

Ellas amarraron el extremo de la cuerda al soporte en la pared para que Tim se suspendiera justo encima del suelo sin que tuvieran la cuerda sujetada. Después de atar la cuerda, Heather corrió al garaje. Con lo que ella regresó dejo en shock, horrorizada, y también emocionó a Beth. Era un cuchillo para maíz, un gran cuchillo afilado muy parecido a un machetee. Beth había planeado simplemente torturar el pene de Tim para enseñarle una severa lección sobre la violación. Nunca había pensado en cortar el pene de Tim. La idea no sólo la intrigó, sino que le dio un orgasmo instantáneo, y ella podía sentir su entrepierna increíblemente húmeda.

-¿De verdad vas a hacer esto, Heather? -preguntó Beth.
-Maldita sea, lo hare. Este hijo de puta merece que su pene sin valor sea cortado de su cuerpo, y lo voy a hacer”.

Debido a que su cuerpo estaba izado sólo lo suficientemente alto como para que estuviera justo fuera del suelo, su pene crudo, mutilado y estirado fue fácil de cortar por ella.

El cuerpo de Tim cayó al suelo sin su pene ya unido a su cuerpo sangrando profusamente.

Dos días después, todo el pueblo hablaba de cómo Beth con engaños y pensando a base de un rumor llevo a Tim su granja y junto con su hermana Heather le corto su pene pensando que fue un violador y que había mancillado a sus hermanitas, Beth fue a prisión por 10 años y Heather por 8 mientras Tim convertido en un eunuco, tuvo que dejar el pueblo con sus padres, para evitar ser señalado y las habladurías.




Historia Original Aquí.





Autor: RavenWings       Traductor: DarkSoul

PLATO FRIO

James se despertó atontado, con un fuerte dolor de cabeza no sabía que había pasado. Lo último que recordaba estar bebiendo tranquilamente su whisky mientras veía a su esposa realizar su último acto de sumisión. La había atado al suelo. La intención, por supuesto, era que los perros, un par de enormes mastines, la violaran. Antes de que eso hubiera sucedido, se había sumido en un sueño profundo poco a poco hasta que ya no supo más de su vida......


PLATO FRIO
James se despertó atontado, con un fuerte dolor de cabeza no sabía que había pasado. Lo último que recordaba estar bebiendo tranquilamente su whisky mientras veía a su esposa realizar su último acto de sumisión. La había atado al suelo. La intención, por supuesto, era que los perros, un par de enormes mastines, la violaran. Antes de que eso hubiera sucedido, se había sumido en un sueño profundo poco a poco hasta que ya no supo más de su vida.

[HETERO] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [ZOOFILIA] [VIOLACIÓN] [FEMDOM] [CBT]


Categoria: Hetero      Autor: RavenWings





James se despertó atontado, con un fuerte dolor de cabeza no sabía que había pasado. Lo último que recordaba estar bebiendo tranquilamente su whisky mientras veía a su esposa realizar su último acto de sumisión. La había atado al suelo. La intención, por supuesto, era que los perros, un par de enormes mastines, la violaran. Antes de que eso hubiera sucedido, se había sumido en un sueño profundo poco a poco hasta que ya no supo más de su vida.

Ahora, que se despertó para encontrarse atado a una mesa, con sus nalgas apoyadas sobre ella, las piernas abiertas, y una mordaza de bola en la boca que le impedía hablar. Sus ojos escudriñaron la habitación blanca que ocasionalmente había usado con su esposa como castigarla a placer.

-"Hola amor", escucho James la voz era de su esposa, pero de alguna manera cambiada.

Tenía una ventaja confiada que no había oído antes. James tuvo que mover su cabeza y su torso, que se elevaron lentamente mientras la mesa lo sostenía hacia arriba. Estaba lejos de estar en una posición cómoda.

Ahí estaba su esposa. Hacía tanto tiempo que no la había llamado por su nombre que lo había olvidado. Pero ahí estaba ella. Estaba casi desnuda excepto por lo que parecía un bikini de cuero que cubría su sexo. La luz remarcaba las varias cicatrices de sus numerosos castigos, eran un mapa de camino a su cuerpo. Tenía un bastón negro de algún tipo en sus manos.

Apuesto a que te estás preguntando de qué se trata, querido James, pero ya ves que estoy cansada de tus torturas, estoy cansada de que me uses como un animal. Dijo eso para "levantar el palo negro. "¿No lo reconoces? Espera, permíteme acercarla a ti". Dijo ella.

A medida que se acercaba, se horrorizó al darse cuenta de que era un enorme consolador lo que tenía en sus manos. "No es un consolador, querido, creo que la última vez que lo viste esta pequeña pieza de carne estaba en tu querido semental, ¿te acuerdas de él? Tú me hiciste tener sexo con él no hace tanto tiempo... Has estado fuera un rato. Ahora es tan largo que sólo planeamos esta pequeña reunión.

Ella se echó a reír, "Deberías ver a Roman ahora mismo... Lo último que le vi, él montaba a todas las yeguas que podía tratar de montar como si estuviera poseido.

James observó con horror cómo encajaba el pene cercenado del caballo en el bikini y se movía detrás de él. Ella entonces le abrió sus nalgas pera comenzar a humedecer su ano con lubricante. Para luego comenzar a penetrarlo con aquel pene cercenado. Ella sonrió mientras lo empujaba por su ano una pulgada a la vez. El dolor lo sacó de su estupor y comenzó a luchar y gritar, pero todo era en vano.

Después de casi diez minutos que para James fue toda una eternidad, todo su cuerpo se estremeció  al sentir un orgasmo mientras comenzó a venirse por la acción de masaje prostático que estaba sufriendo. Ella lo dejó venirse para luego dejar aquel pene a un lado cuando se lo saco. Luego se trasladó tras él a un lugar. Podía oírla hacer algo, pero no sabía exactamente qué era. Cuando regresó, estaba vestida con un traje de cuero escarlata, intrincado trenzado para mostrar su cuerpo, pero no revelar nada. Ya sabes, James, eres bastante malo, has sido un bastardo todos estos años, pero creo que lo peor que has hecho es tener a tu pequeña hilera de putas durante los años. Levantó un carro a su vista. En el carro había tres jarras, que al sacar la tapa tenían las cabezas de sus tres últimas amantes. Cada una claramente muertas.

"Oh, tú me enseñaste a no dejar que nada se desperdicie, así que solo piensa, esto", su mano barrió su atuendo. "Fue hecho de sus pieles y cuando hayamos terminado, podremos disfrutar de comer partes de sus cuerpos".

James oyó la puerta abierta detrás de él. Era lo maravilloso de la pequeña cárcel que había hecho. ¿Listo Cath? -dijo una voz detrás de él. Sonaba como la áspera voz de su veterinario. Su sospecha se confirmó cuando Sally entró a la vista con su equipo.

"Por supuesto querida," y con eso, Cath le dio a Sally un beso persistente en que sus lenguas se entrelazaron.

"Tal como lo planeamos, quiero que sus huevos queden tan adentro de su cuerpo que sean imposibles de alcanzar. Y quiero que su pene bueno ya sabes lo que quiero par su pene. Creo que va a ser divertido tenerlo para poder penetrarlo las veces que desee y sea mi puta desde ahora y para siempre él.

Luego ambas se fundieron en un beso apasionado de nuevo. Cuando sus labios se separaron Cath abrió su maletín y saco un elastrador y una sierra medica para cortar hueso.

James tembló al pensar lo que ella haría con esas cosas. De pronto su esposa le abrió sus nalgas para que Cath untara algo en su ano, tenía la consistencia de una crema cuando termino, Cath fue hasta la puerta y la abrió para dejar entrar a uno de los enormes mastines que de inmediato fue hasta James su hocico comenzó a olfatear entre sus nalgas y el pene del perro se torno erecto, no paso mucho hasta que estuvo montado sobre James con sus garras delanteras arañando su espalda.

Su esposa tomo el pene del perro que era enorme y lo coloco sobre el ano de James, que de nuevo sintió ser penetrado pero esta vez por el miembro de uno de sus perros, que comenzó a penetrarlo a un enorme ritmo, las dos mujeres miraban el grotesco espectáculo riendo.

Mientras el gran mastine violaba a James con su saliva cayendo sobre su ya muy arañada espalda Cath tomo el elastrador le coloco dos ligas y se agacho bajo la mesa. Para tomo el pene en erección de James, le coloco las ligas en la base de su pene, para liberar el seguro del elastrador.

Todo el cuerpo de James de tenso, y el pene del perro sintió como su ano se contraía, aullando se vino dentro de James que sintió el semen caliente del perro en sus entrañas mientras se contorsionaba de dolor. Cuando el perro termino de correrse, se bajo de encima de James y fue sacado por su esposa de la habitación, en ese momento Cath activo la sierra circular se escucho un siseo debajo de la mesa “ZZZZZZZZZZ” y James sintió como su pene fue tomado por una mano.

De pronto James sintió una terrible punzada proveniente de su entrepierna. Era la sierra que comenzó a cortar su pene aun erecto justo entre ambas ligas colocadas en su erección manejada hábilmente por Cath que apenas tardo unos cuantos segundos en amputar su pene. Para James eso fue todo el dolor fue más de lo que podía soportar y se desmayo.

Cuando despertó estaba un amarrado en su entrepierna ya no se notaba nada, solo un pequeño agujero, su esposa de nuevo estaba con su tanga negra de cuero pero esta vez el miembro que sobresalía de su entrepierna no era la de un animal sino el que fue alguna vez suyo, con el que lo penetro casi de inmediato.

-“¿Te gusta cómo se siente el que fue tu miembro en tu interior querido?” Pregunto ella.

James no dijo nada solo lloro en silencio hasta que del agujero que quedo en su entrepierna dos pequeños disparos de semen brotaron algunos minutos más tarde, James apenas y sintió algo de placer pero su esposa pareció tener un gran orgasmos al ver que se corrió sin su pene por primera vez mientras ella un lo estaba penetrando a un gran ritmo, disfrutando del sufrir de su esposo, disfrutando por fin de su venganza.




Historia Original Aquí.





Autor: RavenWings       Traductor: DarkSoul

HUÉRFANO NO TAN AFORTUNADO

Un día la desgracia llego a nuestra casa mi papa había salido a caballo para ver un problema que había con el agua y al ver que no llegaba por la noche ni al otro día fui a buscarlo donde había ido, me lo encontré se había caído sobre unas rocas con tan mala suerte que se rompió la cabeza y murió, avisamos a las autoridades y lo enterramos pocos días después......


HUÉRFANO NO TAN AFORTUNADO
Un día la desgracia llego a nuestra casa mi papa había salido a caballo para ver un problema que había con el agua y al ver que no llegaba por la noche ni al otro día fui a buscarlo donde había ido, me lo encontré se había caído sobre unas rocas con tan mala suerte que se rompió la cabeza y murió, avisamos a las autoridades y lo enterramos pocos días después. Ahí fue donde mi cambio para siempre.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [INCESTO] [ZOOFILIA]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo & DarkSoul





Todo paso cuando vivía en un pequeño rancho propiedad de mis padres en las afueras de un pueblo en Sudamérica, me llamo Raúl tenía en ese entonces 15 casi 16 años, en dicho enorme rancho vivíamos, mi padre Alfredo de 35 años mi madre María 33, mi abuela Ramona de 42 años y mis hermanitas Laura 9, María 7 y Ramona 5 años, el sitio era una habitación salón en la que dormíamos todos, yo compartía la cama grande con Laura y María, mi abuela con su consentida Ramona y mis padres en la suya, en la actualidad ya no vivo más ahí aunque mi madre y abuela aun lo hacen.     

Era una vida monótona en la que nos levantábamos mi padre y yo desde el despuntar el alba y trabajábamos en la tierra hasta la noche, las mujeres atendían a los animales, gallinas, 50 cabras y un macho y varios caballos, como digo todo era monotonía y mucho trabajo, mis despertares sexuales se limitaban a cuando estaba bien caliente cogerme a una cabrita que era como mi esposa pues en ella me descargaba cuando estaba muy excitado y sobre todo cuando mis papás tenían sexo la noche anterior, pues todos los que estábamos allí nos enterábamos y asistíamos al espectáculo.

Para ese entonces ya me cargaba un buen pene pues mi padre me sorprendió una vez dándole a la cabrita y mientras yo no sabía que decir, el me comento tranquilamente, hijo ten cuidado con la cabrita que con semejante pene la vas a reventar, trátala bien que ella nos aporta buena leche y no podemos prescindir de ella y se fue, no salía de mi asombro pero continúe cogiéndola hasta que la llene de mi leche.

Un día la desgracia llego a nuestra casa mi papa había salido a caballo para ver un problema que había con el agua y al ver que no llegaba por la noche ni al otro día fui a buscarlo donde había ido, me lo encontré se había caído sobre unas rocas con tan mala suerte que se rompió la cabeza y murió, avisamos a las autoridades y lo enterramos pocos días después.           

Pasamos un tiempo mal todos en casa, un día que estaba ordenando unas cosas en el granero, escuche a mi mamá y a mi abuela hablar ella le dijo a mi mamá

-“Pues reacciona ya si tu no lo traes a tu cama lo hará otra jovencita y se irá con ella o bien vendrá aquí a mandarnos a todos, olvídate de prejuicios que todas hemos tenido ese tipo de relaciones siempre y no ha pasado nunca nada”. Le decía mi abuela a mi madre.

Mi madre no decía nada pues estaba muy triste por lo de papá y yo no sabía a qué se refería mi abuela en ese momento. En los siguientes días note como mi mamá se acercaba más a mí, me daba besos en la cara cerca de mi boca y los mantenía mucho tiempo, apretaba sus tetas contra mí y sin recato alguno rozaba su culo contra mi entrepierna, eso me tenía a mil y quien lo pagaba era la cabrita que no había día que no me la cogiese, ya estábamos en verano y un día mi mama me dijo que fuera con ella al manantial para no sé qué, hacía calor y cuando llegamos me dijo que se iba a refrescar un poco y dándome la espalda se quitó el viejo vestido que llevaba y se metió en el agua.

Solo en calzón (braga) que no disimulaban para nada el tremendo culo que tenía, por un lateral le podía ver las tetas enormes que portaba, mi pene se puso a mil y no sabía qué hacer, me dijo que me quitase la ropa y entrara a refrescarme, le dije que no y me dijo que me bañase que hacía mucho calor y que estaba sudando, lentamente me levante me quite el pantalón y me metí de espaldas en el agua para que no notase mi erección que ya estaba a tope.

Entre hasta donde el agua me cubría casi el pecho y le dije que estaba muy buena el agua fue entonces paso se giró hacia mí y sonriendo mientras sus dos enormes pezones apuntaban a mí me decía algo que yo no entendí pues mi atención solo estaba en sus enormes tetas con sus pezones que no sabía cómo aguantarme para no tirarme hacia ella y comérselos, cuando me vine a dar cuenta estaba junto a mí, me  dijo que la abrazara que le dio frio, sin más se apretó a mi cuerpo notaba las tetas contra mi pecho y como sus pezones duros se clavaban en mi pecho.

Mi erección tocaba su vagina y por milagro no taladro mi calzón y el suyo para penetrar donde yo quería, se puso muy remolona moviéndose o mejor dicho contoneándose contra mi cuerpo mientras me decía no sé qué, se giró de repente y me dijo que la abrazara, tomándome las manos las puso en sus tetas mientras mi pene se encajaba en su culo, tras unos minutos de indecisión comencé a estrujarle las tetas con cuidado y le jalaba con cuidado sus pezones, eso la volvió loca pues se restregaba aún más, estuvimos así un buen rato hasta que decidió salir y me dijo que nos teníamos que ir ya para la casa yo no sabía qué hacer pues mi pene parecía el mástil de un barco.

Ella estaba de espaldas por lo que aproveche para salir y ponerme el pantalón, se puso su vestido y comenzó a caminar, me dijo que me diera prisa. Hasta llegar a la casa yo no entendía lo que había pasado, cuando llegamos nos esperaba la abuela en la puerta, mi mamá le dirigió una sonrisa cómplice, cuando nos íbamos acostar la abuela se sacó de la manga que teníamos que intercambiarnos en las camas y dijo que yo iba a dormir con mi mama, las niñas no dijeron nada y nos acostamos solo con unos calzones viejos y me di cuenta de que mi mama se metió en la cama y se quitó todo pues dejo su bata con la que dormía a un lado.

Yo no entendía que en ese momento que todo aquello era un plan entre mi abuela y madre pero no para mi bien sino para algo que por supuesto lamentaría para toda la vida pero al parecer era la costumbre de la región que cuando el padre muere y solo deja un hijo varón que no está casado al momento de morir, este debe velar por la seguridad de la familia, pero no se le permite casarse o tener descendencia.

Por mi cabeza esa noche pasaban mil cosas y una de ellas era que tenía unas ganas enormes de cogerme a mi mama, no paso mucho tiempo cuando ella me dijo bajito, quítate tu calzoncillo que hace mucho calor y te vas asfixiar, le dije que no importaba y me volvió a decir que lo hiciera pues si no iba a sudar mucho y a ella le molestaba, no sé cómo me los pude quitar pero lo hice y me quede desnudo a un lado de la cama, mi mama me dijo que me echase más para el centro pues sino la cama se voltearía y lo hice despacito donde me esperaba el terso cuerpo de mi madre, mi pene se le pego a su vientre y ella agarrándolo con su mano, muy bajito me dijo Alfredo parece que esta tiene ganas de fiesta, como dije me llamo como mi padre (de una manera ignorante pensé que me confundía con mi pobre padre) sin darme tiempo a más me dio un beso con lengua de lo más sensual, ya ahí perdí toda razón.

Comencé a meterle mano por todos lados pese a que era mi propia mano cuando una de mis manos llego a su vagina estaba encharcada de sus jugos y ella gimió alto, me recordaba a cuando mi padre la penetraba, cuando le chupe los pezones ya ella estaba como loca gimiendo, en un movimiento rápido se agarró mi pene y me la chupaba con ansias ya no me importaba nada, estábamos desnudos sin nada encima con lo cual tanto la abuela como mis hermanas estarían gozando del espectáculo, me dijo que quería que la penetrara que la quería toda, me puse encima y por Dios entro suave en aquella cálida vagina empapada, estaba en la gloria, la comencé a cabalgar, ella gemía y no paraba de decir lo grande que era, estuvimos un buen rato hasta que se corrió, me pedía que le diese mi leche, como yo era muy obediente se la di llenándole su vagina, me dijo que me quitase de encima y se puso a llorar la intente abrazar y me dijo que me fuese a la otra cama, que mandara a María con ella.

No hizo falta que se le dijera nada a mi hermanita pues todas creo que estaban despiertas y me acosté en la cama con Laura, repasaba lo que había pasado y lo que paso es que volví a tener una erección enorme, oía las respiraciones de ellas y pensé que estaban durmiendo, tenía ganas de levantarme y para calmarme cogerme a la cabrita, de repente note como mi hermanita se giró hacia mí y su mano se quedó en mi vientre, eso había sucedido también otras muchas veces antes y no pasaba nada, pero note como la movía muy lentamente bajando hacia mi pene,

No lo podía creer ¿mi hermanita quería agarrar mi pene?, la deje hacer para ver que iba hacer, despacito, muy despacito metió su manita y llego a mi pene que estaba rígido y con su dedo chico rozaba la punta, yo me dejaba hacer, siguió y al ratito tenía la punta agarrada con sus deditos, fue envalentonándose más,  ya abarcaba lo que podía acariciándola con cuidado, me la saco como pudo y siguió acariciándola, de repente me di cuenta que fue acercando su cabeza a mi pene para comenzar a chuparme la punta como si fuera una paleta.

De vez en cuando me rozaba con sus dientes pero no me importaba, estaba en la gloria hasta ese día tenía que descargarme con una cabrita y en ese día había tenido sexo con mi mamá y mi hermanita que me estaba chupando mi pene, alargue la mano y le acaricie su culito, se quedó parada un momento pero como no dije nada siguió chupando, solo lo hacía en la punta como si tuviese un helado pero a mí me traía loco, seguí acariciando su culito y deslice la mano más para tocarle suavemente la vaginita que estaba muy hinchada como caliente no tardó mucho en empezar a echar sus juguitos, así podía dedearle toda la rajita, no pude aguantar mucho pues era una sensación muy placentera y me corrí en su boquita.

Ella no se apartó y siguió chupando y tragando todo lo que le di, cuando acabo de limpiármela bien de mi leche se rehízo y se colocó en su sitio para dormirse, yo no podía creer todo lo que me había pasado aquel día y me costó dormirme pero estaba muy contento debo admitir a mis escasos 16 años había dejado de ser virgen y de qué manera.   

Al otro día parecía que no había pasado nada, nadie comento nada ni hubo miradas extrañas, bueno mi mamá si estaba algo triste, por la tarde cuando estaba recogiendo todas las herramientas en un viejo cobertizo que teníamos entro mi abuela y la verdad es que me esperaba que me regañara pero fue otra cosa lo que me dijo.

-“Alfredo has pasado a ser el hombre de esta casa y desde ahora nos cuidaras a todas, tu madre es joven aun y es mejor no venga otro de fuera que te haga la vida imposible a ti y a tus hermanitas aparte de que se quede con todo lo que tu padre consiguió, las relaciones entre las familias son normales no te preocupes, tu madre y yo te satisfaremos en la cama pues eres el hombre y cuidaras de todas nosotras, date un buen baño que esta noche te acostaras conmigo”. Dijo mi abuela y salió por la puerta.

Me quede pasmado no me lo podía creer iba a ser el hombre de las mujeres de mi casa, acabe pronto y me fui a bañar para estar limpio para esa noche. Cuando nos acostamos fui directo a la cama de mi abuela y me metí en ella, mi abuela me dijo bajito que me quitase toda la ropa y así hice para ese momento ya tenía una erección enorme, me acariciaba el pecho suavemente y fue bajando hasta encontrarse con mi pene totalmente erecto, la agarro palpándola bien y me dijo

-“Tienes un buen pene para satisfacer a una mujer es tan grande como la de tu abuelo que me hizo gozar tanto”. Dijo mi abuela.

-“Te voy a enseñar a que hagas disfrutar a una mujer para que la tengas siempre enamorada de ti”. Añadió mi Abuela sin dejar de masturbarme.

Me empezó a dar besos muy lascivos, acariciarme, a chuparme mis tetillas para finalmente a chuparme mi pene y me dijo dejándome su vagina cerca de mi cara.

-“Chúpame a mí también que a las mujeres también nos gusta mucho”. Exclamo mi abuela.

Ni me lo pensé y me puse a comerme su vagina, estaba muy caliente como jugosa por sus calditos, me di cuenta donde le gustaba que le chupase más, en el cuarto solo se oían nuestros gemidos, luego me dijo que me pusiese encima para que la penetrara bien, entro sin ningún impedimento pues estaba encharcada y me dijo que si quería hacer gozar a una mujer tenía que llevar un buen compas, que se la metiera toda muy despacio entre 10 a 12 veces y después le diera las mismas cabalgadas más deprisa y luego otra vez lento, que las alternara, fui un buen aprendiz pues la tenía como loca pidiéndome más y que le diera duro tardamos un buen rato hasta que se corrió.

Luego me pidió que la llenase de mi leche lo cual hice, esta vez había disfrutado más que el día anterior con mi mamá, me retire y me eche al lado, se voltio hacia mí y me dijo no sabes lo que me has hecho disfrutar ya ni me acordaba, ahora vete a tu cama y dile Ramonita que venga para acá, sigue con los jueguitos con Laurita pero no la penetres todavía por favor pues le puedes hacer daño tállale tu pene por su rajita, jueguen y disfruten los dos como anoche “¡si mi amor!”, cuando llegue a mi cama mi hermanita no hizo falta que le dijera nada pues salió corriendo para la cama de mi abuela y me eche en la cama.           

Laura no espero ni un segundo para comenzar acariciarme y masturbarme suavemente, pero esta vez lo que hice fue atraerla hacia mí y besarla en la boca, no hizo falta mucho para que ella colaborase abriendo su boquita y recibiendo mi lengua que se enredaba con la suya, nos comíamos nuestras lenguas y salivas, le chupaba su cuello para seguir bajando y solo me encontré con dos pezones duritos pero nada más y la verdad es que no me importaba, seguimos así y en un momento nos vimos ella con mi pene en su boquita y yo con su vaginita a merced de mi boca, cuando acerté a chuparle su botoncito Laura no paraba de gemir sin importarle que no estuviésemos solos, tenso su cuerpito 2 o 3 veces antes de que explotara en su boquita mientras golosamente se tragaba toda mi leche y me la limpiaba totalmente, cuando acabamos nos recompusimos y nos dormimos agotados por lo menos yo.

Al otro día como si nada hubiese pasado, después de las labores del día me bañe y después de cenar pensaba acostarme en mi cama pero mi mamá me dijo que lo hiciera con ella, me hizo feliz pues lo deseaba mucho, nos acostamos desnudos y no hubo que esperar mucho para comenzar a meternos mano, a besarnos con deseo quitamos las cobijas y desnudos en la cama nos dedicamos ella a chuparme mi duro pene era la mejor haciéndolo y yo a comerme su vagina, en el cuarto nada más que se oían nuestros gemidos de nuevo, me coloque encima y la penetre suavemente e hice caso de los consejos que me dio mi abuela y la cabalgue así, mi mamá estaba como loca, gemía y me pedía que le diera todo el tiempo hasta que nos corrimos los dos al mismo tiempo fue genial, yo estaba dispuesto a penetrarla otra vez pero me dijo que me fuese a mi cama y que fuese con Laura, como pensé encima me quitan a mi hermanita con lo bien que lo pasábamos.     

Me acosté y a su lado estaba mi hermanita María, era gordita y casi de la misma talla que Laura pero no se me había pasado hacerle nada, cuando noto como su manita se posó sobre mi vientre y seguía lentamente hacia abajo hasta agarrarme mi pene, cuando lo hizo note una risita muy bajita, era más lanzada que Laura pues no dejo de sobármela bien cogiéndome incluso los huevos, ya estaba otra vez caliente y me puse a besarla en la boquita, aprendió rápido pues no dejo nunca de masturbarme.

Le di vuelta y le comía su vaginita sonreía al principio pero enseguida estaba gimiendo pues le comía su botoncito, sin más se metió mi pene en su boquita y me la chupaba como Laura aunque se metía más en la boca, tenso su cuerpito dos veces y descargue en su boquita ella se lo trago todo, siguió chupando y chupando lo que hizo que de nuevo mi pene volviera a tenerla parada me anime y le seguí comiendo su botoncito, estuvimos así un buen tiempo en los que ella se tensó varias veces hasta que le llene otra vez su boquita de mi leche que se la comió toda, quiso seguir chupando pero le dije que ya estaba bien, por lo que nos besamos y nos dormimos con ella abrazada a mí.

Aquello duro varios meses pero mi abuela comenzó a preocuparse cuando mis hermanitas cada vez estaban más deseosas de que las penetrara una noche de no ser por mi abuela creo que hubiese desvirgado a Laurita, por coincidencia mi madre anuncio algunos días después que estaba embarazada.

Aquello nos llenos de alegría a todos sobre todo a mi pues iba a ser padre, aquello fue una sensación extraña, pues iba a hacer el padre del hijo de mi madre, aquella tarde mi abuela vino donde estaba trabajando y me dijo que me fuese a dar un muy buen baño, pensé que esa noche disfrutaría con ella, por lo que termine lo que estaba haciendo y me fui a dar un baño, pero luego de cenar mi abuela me dijo que la acompañara a la choza que era como llamábamos al lugar donde castrábamos a los cabritos.

Apenas llegue fue tomado por mi madre que estaba ahí desnuda me amarro rápidamente las manos con una cuerda, y jalo de ella lo que  hizo que mis brazos quedase por arriba de mi cabeza, luego cuando iba a decir algo me metió su calzón (braga) en la boca, mi abuela rápidamente me ato los pies dejándolos muy separados, cuando estaba bien atado sin entender porque ellas me estaban haciendo eso, mi abuela fue hasta donde se colocaban los carbones y los encendió mientras tanto mamá se arrodillo y comenzó a chuparme mi pene que pronto estaba muy duro dentro de su boca.

-“Vamos hazlo gozar que te de su leche”. Dijo mi abuela.

Mi madre comenzó a darme la mamada más espectacular hasta entonces de las que me había dado, apenas pude aguantar uno 15 minutos antes de correrme por completo en su boca, mamá al sentir que me corría se clavo mi pene entero en su boca, por lo que el segundo disparo de mi leche fue directo a su garganta, todo mi cuerpo se estremeció de placer mientras me corría y mi leche fue bebida por mamá por completo.

Mamá aun estuvo varios minutos más dándome una mamada, debieron ser 10 minutos a lo máximo pero que goce intensamente, cuando se aparto con lagrimas en los ojos que vi cuando se puso de pie, me dio un beso en la mejilla y me dijo.

-“Lo siendo mi amor pero es necesario”. Dijo Mamá.

En eso apareció mi abuela detrás de donde estaba con el cuchillo que usábamos para castrar a las cabras machos con la hoja humeando de lo caliente que estaba, sin mayores preámbulos mamá de nuevo se arrodillo lo mismo que mi abuela, mamá tomo mi escroto y lo estiro para que mi abuela hiciera un largo corte justo en medio de mis dos huevos, lo que provoco que todo mi cuerpo se convulsionara por el terrible dolor que me hizo sentir en ese momento.

Mi abuela con habilidad que no le conocía apretó mi bolso de piel para extraer mis dos testículos de su interior, luego los tomo con una mano, había sangre por todas partes, los jalo fuerte lo que de nuevo hizo que todo mi cuerpo se sacudiera y antes de que lo supiera fue, pues me había castrado, ni siquiera recuerde haber venido una última vez mientras me cortaba mis huevos. 

Lo siguiente que recuerdo fue despertar en una cama con Laurita a mi lado acariciando mi vientre, estaba desnudo trate de incorporarme pensando que todo aquello había sido una pesadilla pero la fuerte punzada que obtuve me indico que todo aquello no fue un mal sueño, Laurita me dijo que no me moviera, pase tres semanas en cama antes de poder levantarme, luego de eso aun tenia erecciones pese a creer que sin huevos no me sería posible.

Mi abuela me complació desde ese punto aunque ya no podía venirme, gozaba bastante penetrarla o de sus mamadas no solo de ella sino también de mis hermanitas, para cuando nació mi hijo que fue varón, mi pene a duras penas lograba tener una erección luego de un buen rato chupándolo, en cuanto supe que fue un varón, supe el destino que podría sufrir, por aquel entonces me empezaron a suministrar testosterona lo que de nuevo logro que tuviese erecciones.

Laurita fue desvirgada por mí a los 13 años, ella gozo mucho como yo mismo Ramona poco después con mi hijo de cinco años ya para ese momento una mañana salí a cabalgar según yo a ver un problema a orillas del rancho me lleve a hijo conmigo y nunca más regrese, me fui lejos ahora. Alfredo, si le puse el mismo nombre que tengo y el de mi padre tiene 16 años la misma edad que tenía cuando perdí la virginidad y sé que ya no es virgen.

Eso me alegra, pero sobre todo se que a cuando tenga 17 seguirá gozando de sus huevos que le cuelgan pesados debajo de su enorme pene aun mas grande que mi pene, sin riesgo alguno de perderlos a manos de las mujeres de propia familia.

Por mi parte gracias a la testosterona y medicamentos para la impotencia puedo tener fuertes erecciones para complacer a mis conquistas, me mande a colocar prótesis testiculares en mi escroto vacio y nadie sabe que soy un eunuco, incluso con la ayuda de un medicamento puedo eyacular algo parecido al semen que no puede preñar a ninguna mujer pero me hace sentir mucho placer al venirme y darle la sensación a mi pareja que soy un hombre normal no un eunuco.





Autor: Anónimo & DarkSoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

HÉCTOR Y SU VENGANZA

Los muchachos terminaron de nadar y se secaron en el suelo. Tom y Bob tenían los cuerpos delgados de los jóvenes, con sólo vello fino en las ingles y las axilas, mientras que Jack, en cambio, era casi un hombre. Estaba muy musculado por el atletismo y un verano pasado trabajando en el campo, y su grueso arbusto púbico se extendía desde sus amplios genitales hasta su ombligo, hacia abajo para cubrir sus piernas, aunque su culo, como los de sus compañeros, brillaba blanco contra el profundo bronceado de su torso......


HÉCTOR Y SU VENGANZA
Los muchachos terminaron de nadar y se secaron en el suelo. Tom y Bob tenían los cuerpos delgados de los jóvenes, con sólo vello fino en las ingles y las axilas, mientras que Jack, en cambio, era casi un hombre. Estaba muy musculado por el atletismo y un verano pasado trabajando en el campo, y su grueso arbusto púbico se extendía desde sus amplios genitales hasta su ombligo, hacia abajo para cubrir sus piernas, aunque su culo, como los de sus compañeros, brillaba blanco contra el profundo bronceado de su torso.

[ADOLESCENTES] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ZOOFILIA]


Categoria: Adolescente      Autor: Zipper





Bob y Tom, ambos de catorce años y vecinos desde que nacieron, se acercaron al pequeño estanque situado en las colinas cerca de su casa. Con ellos estaba el primo de Tom, Jack Ander, de diecisiete años de edad, que había venido con sus padres para una visita de domingo por la tarde. Los muchachos se estaban aburriendo sentados en la casa y habían decidido ir a una caminata, había traído un rifle con ellos para protección contra coyotes rabiosos. Jack estaría regresando a la escuela secundaria de Midvale el próximo martes siendo mayor, y los dos chicos más jóvenes estarían entrando en la misma escuela con los estudiantes de primer año.

-He estado aquí una vez con Roy -dijo Jack, refiriéndose al hermano mayor de Tom-. "Vinimos aquí con algunos otros chicos y nos desnudamos. Probablemente nunca hicieron eso, ¿verdad?" Dijo con una sonrisa.

Bob y Tom se sonrojaron. Habían estado viniendo ahí durante años, primero acompañados por hermanos mayores o tutores, y luego solos o en pequeños grupos. A menudo se retozaban en el agua caliente, sin vergüenza de su desnudez. Bob y Tom se habían duchado juntos en la escuela luego de educación física durante el año escolar, y hasta hace un año, en mayo pasado, habían sido solo niños inocentes preadolescentes. Algún tiempo ese verano ambos habían entrado en la pubertad. La madre de Tom, contrariada por las manchas en las sábanas, le pidió al padre de Tom que hablara con él.

"Haz lo que quieras, hijo, no te hará daño, solo asegúrate de limpiar y no dejes que tu madre o tu hermana te vean haciéndolo".

Bob y Tom habían sido compañeros constantes desde el nacimiento y lo habían compartido todo, así que era inevitable que compartieran eso también. Se habían masturbado periódicamente durante ese verano, e incluso se habían masturbado uno al otro una vez. Hace un año, a partir de mañana, el Día del Trabajo, habían estado en el mismo lugar, y estaban desnudos sobre la roca cálida secándose después de nadar. Duque, el perro de Bob, se inclinó sobre su vientre, y se lamió.

"Ojalá pudiera hacer eso", dijo Tom, bromeando.
-Acerca a mi cabeza y te la chupo -replicó Bob.

No se lo dijeron a nadie, por supuesto, y ninguno de los dos admitió iniciar sus mamadas entonces que se dieron entre sí. Se sorprendieron cuando entraron al octavo grado al día siguiente, ante los cambios que el verano había traído a las chicas de su clase. El año pasado habían sido feas, molestas chifladas. Ahora eran amantes potenciales hermosas. Tom y Bob no habían olvidado lo que pasó el año pasado, pero tampoco lo repetirían, ya que ahora estaban seguros de su orientación.

Los muchachos terminaron de nadar y se secaron en el suelo. Tom y Bob tenían los cuerpos delgados de los jóvenes, con sólo vello fino en las ingles y las axilas, mientras que Jack, en cambio, era casi un hombre. Estaba muy musculado por el atletismo y un verano pasado trabajando en el campo, y su grueso arbusto púbico se extendía desde sus amplios genitales hasta su ombligo, hacia abajo para cubrir sus piernas, aunque su culo, como los de sus compañeros, brillaba blanco contra el profundo bronceado de su torso.

Hablaban de niñas, escuela secundaria y coches, empezaban a vestirse cuando una vaca y un toro, se acercaron al otro lado del estanque. El toro estaba husmeando en el culo de la vaca y frotándose contra ella. Eso duró unos minutos antes de que el toro de repente la montara, con su pene rojo tirando de su vaina y entrando en ella. La sexualidad cruda del apareamiento dejó a los tres chicos con erecciones.

"Mucho más de eso, y ustedes podrían empezar a verse bien para mí". Jack dijo a los muchachos avergonzados, que intentaban esconder sus propias erecciones en sus ropas.

La vaca se alejó y el toro, contento con el trabajo de su día, empezó a pastar cerca del estanque. Bob tomo el rifle y miró a través del telescopio al animal.

"No apunte eso a nada que no quieras disparar", advirtió Tom.

"Está bien, está a salvo y sin carga", respondió Jack, y agregó, "¿Cómo te gustaría tener un conjunto de huevos así?"

-los tendré, en un par de años -dijo Bob, fijando el alcance en el enorme y escroto pendulante del toro.

El rifle pequeño se descargó con un estruendo agudo que los asustó a todos, especialmente al toro, que dejó escapar un rugido o mejor dicho un bramido y corrió dando golpes y saltando.

"¡Pequeña mierda estúpida!" Jack grito a Bob. "¿Por qué has hecho eso?"
-¡No era mi intención, fue por accidente! Además, dijiste que no estaba cargada.

Jack tuvo que admitir que realmente fue su culpa, ya que había estado a cargo del arma.

-Bueno, ya pasó, así que todo lo que podemos hacer es salir de aquí y esperar que no nos atrapen y tengamos que pagar por el toro - dijo Jack, atándose los zapatos.

* * *

"El anciano Hector no volverá a criar más terneros", le dijo el veterinario a John Clark, "pero aparte de eso, debería estar bien, querrá intentarlo durante un mes o dos, pero simplemente disparará salvas blancas. Se ponen malos cuando esto sucede, por lo que podría ser mejor sólo matarlo".

-Gracias por el consejo doctor - le dijo John al veterinario, dándole una cerveza-, pero los toros no valen mucho en este momento, así que lo mantendré un rato. Esto, sin embargo".

* * *

El primer partido de fútbol de Midvale, el viernes después del día del trabajo, fue con la cercana Union High, una escuela mucho más grande que estaba en una liga diferente. Ese era siempre un buen partido, ya que eran rivales de toda la ciudad, y Jack Ander quarterbacked llevo a su equipo a una victoria fácil, ganando así a la escuela más pequeña los derechos de jactancia como el mejor equipo.

* * *

John Carter estaba en un café al día siguiente, y pasó a oír a algunos jóvenes hablando en la cabina detrás de él.

"Ese imbécil Ander nos lo hizo de nuevo". Dijo una joven voz.

"He oído que le dispara a los huevos de un toro y se los comió. Por eso es tan duro. Hizo eso a uno de los toros del viejo Clark la semana pasada. Tuvo un magnun .460 Weatherby y le disparó castrándolo, Tan limpio como si hubiera sido hecho con un hacha.

-Una mierda, un primo de primer año de edad lo hizo, y acaba de herir al toro.
-He oído que Ander se atrevió a hacerlo, y tuvo que darle un golpe después.

"El anciano Clark está medio loco, odiaría como el infierno estar en sus zapatos cuando él los atrape".

"¡Amen por eso!"

La conversación se trasladó a temas comunes de la adolescencia, y John perdió interés.

* * *

"Tenemos un pequeño problema aquí", dijo John a su primo, "algunos chicos dispararon a uno de mis toros en los huevos la semana pasada, lo arruinaron. Ayer mismo ocurrió lo mismo en el otro lado del condado. Quiero poner fin a esto antes de que todos los chicos con una pistola empiecen a probar lo que es castrar a un toro, ¿puedes ayudar? Me estarán observando, así que no puedo hacer esto yo mismo.

-De todas formas, te debo una -respondió el Hombre Alto-. Voy a volar el martes.

"Cerca de lo que puedo decir es que había tres chicos involucrados", dijo John a su primo. "No sé cuál tiró del gatillo, pero has un ejemplo de cualquiera de ellos está bien para mí".

"Solo ve a la convención de tu albergue, habla con mucha gente y pasa una buena noche de sábado, yo me encargaré del resto".

* * *

Bob nunca supo qué le golpeó. Estaba caminando a casa cuando sintió como si una abeja lo hubiera picado. Despertó ese edificio, atado y desnudo. Un hombre alto que llevaba una máscara estaba jugando con los huevos de Bob, atando un largo alambre fuerte alrededor de ellos.

-Buen despertaste -dijo el hombre mientras trabajaba-, sería una pena que los perdieras sin saber.

-¡No me los toques! Bob gritó con una voz temblorosa"

No. El hombre respondió, dándole palmaditas en el culo. No volveré a tocarte.

El Hombre Alto llevó a Bob a un barril de cincuenta y cinco galones que estaba tendido a su lado en el medio del piso, y coloco el extremo del alambre a través de un agujero redondo de tres pulgadas que había sido cortado en el lado del barril cerca de un extremo.

"¡Uy, eso duele!" Bob lloró de dolor cuando el hombre tiró del alambre, forzando los huevos de Bob a través del agujero.

"El borde de ese agujero es muy afilado, así que no me movería mucho si fuera tú". - le aconsejó el hombre mientras aseguraba el alambre al fondo del cañón. "Te quedarás inmóvil durante unos diez minutos y desataré el cable." Dijo mientras desataba las manos de Bob y salía de la habitación.

La única manera de que Bob pudiera aliviar la presión sobre sus huevos era sentarse sobre el cañón inclinado con los pies apenas tocando el suelo. Pensó que tenía unos cinco minutos para irse cuando oyó abrir la puerta tras él.

* * *

Héctor había tenido un momento difícil en el último par de semanas. Normalmente todo lo que tenía que preocuparse era comer, beber, cagar, orinar y joder. Eso, y un poco de sueño, era todo lo que un toro de su rango necesitaba de la vida. Un día, justo después de que él había conseguido un buen culo de Hereford sus huevos comenzaron a doler como el infierno. Luego tuvo que soportar otra cosa y una horrible sesión en el chorro de esperma con alguno de orina, sólo para resultar encerrado en el corral, mientras que el joven inteligente Bolívar estaba fuera follando con el rebaño.

Estaba cansado de esa mierda, no había tenido sexo con una vaca durante dos semanas, y estaba caliente como el infierno. Por si fuera poco, un pendejo acaba de atarle una venda en los ojos, como si fuera algún jodido caballo de carreras. Justo cuando realmente estaba enojado, captó el delicioso aroma de una vagina de vaca virgen, posiblemente Holstein, ¡justo al lado! «¡Vete a la mierda!», Pensó, «Voy a conseguirme algo de eso». Colocó su enorme cabeza contra la puerta, que se abrió con facilidad. No podía ver su objetivo, pero eso no le importaba mucho.

* * *

La palmada del Hombre Alto en el culo de Bob al salir de la habitación fue sólo para depositar algo de una vaca que acababa de entrar en calor, un olor que ningún toro de sangre roja podía resistir. Bob sintió una nariz fría explorar su culo antes de que el peso de la enorme bestia lo sujetara al barril.

Tanto las escuelas secundarias de Midvale como de Union sufrieron un ataque de un hacker informático al día siguiente, y todas sus computadoras tenían nuevas imágenes de protector de pantalla instaladas. Cada terminal en cada oficina, salón de clase y laboratorio mostraba una clara imagen de Bob, empalado por los primeros 21 cm del pene 60 cm de largo de Héctor, que se deslizaba fuera del extremo del barril sangriento ya sin los huevos, mientras estaba siendo montado por Héctor. Se le había añadido un título a la foto: QUITO UNOS HUEVOS PARA SER UN HOMBRE. NO ARIESGUES LOS TUYOS.




Historia Original Aquí.





Autor: Zipper       Traductor: DarkSoul

TOMMY CRUEL VIDA

La vida de Tommy no fue fácil, sus padre murieron en un accidente en la que el mismo estuvo involucrado, apenas con 1 años de nacido, todos consideraron que hubiese salido casi ileso luego de ese terrible choque entre ambos autos como un milagro, Tommy fue dar a una casa hogar en donde contrajo una serie de enfermedades una tras otra por lo que ninguna pareja lo quiso adoptar al considerarlo demasiado enfermizo, a los 5 años fue enviado a un orfanato cuyo personal lo trataba mal por ser demasiado travieso......


TOMMY CRUEL VIDA
La vida de Tommy no fue fácil, sus padre murieron en un accidente en la que el mismo estuvo involucrado, apenas con 1 años de nacido, todos consideraron que hubiese salido casi ileso luego de ese terrible choque entre ambos autos como un milagro, Tommy fue dar a una casa hogar en donde contrajo una serie de enfermedades una tras otra por lo que ninguna pareja lo quiso adoptar al considerarlo demasiado enfermizo, a los 5 años fue enviado a un orfanato cuyo personal lo trataba mal por ser demasiado travieso. A los 14 fue adoptado por un rico empresario que lo convirtió no en su hijo sino literalmente en uno mas de sus perros.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ZOOFILIA] [ESCLAVITUD]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





La vida de Tommy no fue fácil, sus padre murieron en un accidente  en la que el mismo estuvo involucrado, apenas con 1 años de nacido, todos consideraron que hubiese salido casi ileso luego de ese terrible choque entre ambos autos como un milagro, Tommy fue dar a una casa hogar en donde contrajo una serie de enfermedades una tras otra por lo que ninguna pareja lo quiso adoptar al considerarlo demasiado enfermizo, a los 5 años fue enviado a un orfanato cuyo personal lo trataba mal por ser demasiado travieso, por lo que siempre estaba castigado.

A los 10 años una nueva directora del orfanato llego, la cual impuso mano de hierro en el lugar, Tommy ya no solo recibía regaños y sanciones sino que recibía castigo físicos el preferido de la directora era los azotes en sus nalgas algunas veces le azotaba su pequeño pene sin circuncidad de tal forma que a Tommy le ardía durante semanas aun solo orinar, cuando la pubertad llego las cosas solo hicieron empeorar para el ahora adolescente, pues los castigos ya no solo eran físicos sino también humillantes para un hombre de su edad.

Uno de os castigos preferidos de la directora en aquella época era hacer que Tommy se masturbara hasta acabar con ella dándole nalgada tras nalgada que solo se detenían hasta que él se venía, pero la directora harta del mal comportamiento de Tommy se dispuso a deshacerse de él, lo puso a la venta en una subasta al mejor postor incluso le tomo fotos desnudo hasta con erección para poder poner las fotos en la subasta el ganador fue un tal León Weinster un rico empresario de origen alemán, tres semanas más tarde un hombre de sus confianzas se presento en el orfanato.  

Tommy fue informado de su adopción, para ese momento los papeles de índole legal estaban completados y le fueron entregados a dicho hombre, Tommy puso miles de objeciones pero no tuvo más remedio que irse con aquel hombre que no dijo ni una sola palabra en todo el camino, el lujoso auto tardo dos horas en llegar a su destino, se detuvo ante un gran enrejado bien custodiado con guardias armados, para continuar su vieja luego de las revisiones de seguridad, por espacio de 1:30 horas más hasta que Tommy pudo ver una gran mansión mejor dicho un castillo que cada vez se hizo más grande.


** ** ** ** ** ** **

Tommy fue conducido por el hombre que manejo el auto hasta ese lugar hasta una amplia como lujoso habitación, ahí y solo ahí le dijo “espera aquí muchacho pronto el Sr. Weinster vendrá”, luego el hombre se marcho sin decir nada más, Tommy espero en aquel lugar por espacio de una hora hasta que un imponente hombre de 1.90 metros de alto algo obeso, totalmente calvo portando un elegante traje de color blanco se presento.

-“Soy León Weinster, Tommy tu nuevo Amo”.
- ¿Amo?

Pregunto Tommy que no entendía aquello la respuesta de León fue la de darle un fuerte manotazo que hizo volar a Tommy hasta el suelo, León se acerco al adolescente para decirle de forma calmada con una expresión de malicia en su rostro.

-“Los perros no hablan Tommy, ¡desde que entraste en mi propiedad ya no eres más un humano sino que eres uno más de mi perros! ¿Entendiste?

-S…“

Iba a decir si, Tommy pero León alzo su mano para darle otro manotazo por lo que Tommy apenas se limito a asentir con la cabeza, León Weinster sonrió y en vez de golpearlo le acaricio su cabello como si fuera un lindo cachorrito al que quería recompensar.

León le ordeno a Tommy que se desnudara cosa que hizo, luego tomo un timbre y un hombre entro en la habitación  León Weinster le dio instrucciones al hombre para que llevara a Tommy a las perreras para que conociera su nueva habitación, además de que conociera a sus nuevos hermanos, luego debía llevarlo a la sala de aseo en donde se le debía retirar todo el vello de su cuerpo, el hombre se inclino ante León Weinster como si fuese de la realeza y se marcho con Tommy.

Algunos minutos más tarde Tommy se horrorizo al que su nueva habitación era una perrera con puerta de barrotes de metal, a su lado otras decenas de perrera similares, ocupadas por otros adolescentes desnudos como el sin vello algo en sus cuerpo y perros de verdad entre ellos gran Danes, pastor Alemán, doberman, y de otras grandes razas que incluso le llegaban al pecho a Tommy aun en cuatro patas, los perros como los otros adolescentes al ver a Tommy comenzaron a ladrar incluso los adolescentes aquellos ya no eran humanos habían sido transformados de algún modo en animales.

Luego de eso Tommy fue llevado a una gran habitación en donde se le ordeno acostarse boca arriba primero y fue asegurado se le colocaron uno lentes protectores para que el laser no afectara sus ojos cuando este quemo cada uno de los poros de la piel de Tommy el hombre que supervisaba todo usando una pequeña escobilla retiro todo el vello púbico, del vientre, axilas y piernas para dejar al adolescente completamente lampiño del frente, luego se procedió a hacer lo mismo con la parte de atrás, el hombre incluso le abrió las nalgas a Tommy para que láser actuara sobre su ano.

Luego de quedar su cuerpo sin vello o posibilidad de que vuelva a crecer, el láser incluso actuó sobre el rostro de Tommy, lo que impediría que le creciera barba o bigote en un futuro, apenas terminar Tommy fue llevado a su perrera en donde permaneció esa noche llorando ante los aullidos lastimosos de los otros perros y adolescente en su misma condición el cansancio lo termino por vencer por lo que se quedo dormido sobre el suelo frio de cemento de la perrera, hasta la mañana siguiente en que despertado para que comiera su platón de perro de croquetas, remojadas en leche.

Tommy le dijo al hombre que dejo el platón.

-“Que asco ni creas que me comeré eso”.

El hombre miro a Tommy extrañado para luego darle una fuerte cacheta y repetir lo mismo que su padre adoptivo aunque para el no fuese su hijo el día anterior.

-“¡Los perros no hablan!”


** ** ** ** ** ** **

Así paso todo un año en que Tommy se acostumbro a la vida de perro,  pero su mente no había cedido, apenas aparentaba no como los otros que incluso habían olvidado hablar, Tommy llego a los 15 años, por lo que se ordeno que debía ser apareado, una tarde Tommy fue llevado a lo que parecía ser una bodega medio oscura ahí en el piso una estructura de metal, que era un tubo largo de 1.50 metro de largo en cuyos extremos dos tubo se cruzaban, que estaba bien anclado al suelo, sus muñecas fueron asegurados a grilletes a los tubos cruzados de un extremo, con sus tobillos también asegurados con grilletes en el otro extremo, Tommy quedo apoyado sobre sus rodilla y cocos lo que dejo sus genitales colgando entre sus piernas.

Pero lo que quedo más vulnerable de su cuerpo fueron sus nalgas, el hombre que lo llevo y aseguro cuando termino tomo un pote para luego tomar algo de su contenido que parecía ser algún tipo de gel, con su mano unto una generosa porción de ese gel sobre el ano de Tommy que hizo que todo su cuerpo se estremeciera.

El hombre se fue dejando a Tommy ahí, preguntándose que era todo aquello, al poco rato un gran perro raza Doberman, apareció al ver a Tommy ahí se acerco para lamerle el rostro, de pronto el pene de perro comenzó a poner duro, la expresión en el rostro del perro cambio de dócil y manso a la de desesperación, se traslado hasta detrás de Tommy.

Una vez ahí el can hundió su largo hocico entre las nalgas semi abiertas de Tommy que se estremeció al sentir la húmeda nariz del animal en aquella zona, pronto el animal comenzó a lamer su ano, mientras Tommy le suplicaba que dejase de hacer lo que estaba haciendo, en voz baja ya que no podía hablar fuerte por temor a que alguien lo escuchara hablar, pero nada de lo que dijo funciono.

Lo que Tommy ignoraba es que el gel que fue untado en su ano, estaba cargado de feromonas de perra en celo que volvía a los perros locos por tener sexo, aquel gel era usado por los criadores de perros para hacer que los machos montaran a la hembra que ellos querían.

De pronto Tommy se aterro cuando ese gran perro coloco sus dos patas delanteras sobre su espaldas y comenzó a pasar su rosado pene duro como si fuese de roca sobre su ano, buscando penetrarlo, el pero no desistió pese a que Tommy se movía para evitar ser penetrado pero sus movimientos solo ayudaron al perro a por fin penetrarlo, Tommy dio un quejido de dolor al ser desvirgado por el perro, el cual comenzó a jadear a un lado de su hombro derecho, mientras comenzó con sus embestidas de manera brutal.

Aquello se prolongo por 20 minutos, Tommy se vino sin más estimulación que la simple penetración del perro, con solo la estimulación de su próstata, el pero se vino dos veces dentro del Tommy en abundancia hasta que agotado se bajo de él para irse moviendo la colita de lo más contento, Tommy quedo ahí llorando sintiendo su ano palpitar con el semen del perro bañando sus huevos.

Pero aun sin recuperarse un gran pastor alemán apareció para rápidamente montarlo y comenzar a penetrarlo de forma rápida el pene del can era 19 cm enorme, Tommy sentía que estaba siendo destripado con cada nueva embestida, el pero jadeaba y su baba caía en la espalda del Tommy para luego bajar por sus hombros hasta el cuello.

Luego de ese gran perro otros tres perros abusaron brutalmente de Tommy antes de que de nuevo el hombre llegase a donde estaba el adolescente cuyo ano ya sangraba y rebosaba de semen perruno que salía de él, formando un gran charco de semen perruno entre sus piernas. 

Para ese momento Tommy estaba al borde del desmayo, el hombre entonces tomo los mojados huevos de Tommy los limpio con trapo limpió hizo lo mismo con su ano, aplicando bastante alcohol para desinfectar las heridas sangrantes que hizo gritar a Tommy por el dolor que eso le produjo.

-“AAAGGGAGAGAAYYYY”.

Luego el hombre sin que Tommy lo pidiese ver bien procedió a pasar sus dos lampiños testículos en medio de la liga castradora para después colocarla en la parte más alta del nacimiento de su escroto para liberar el seguro del elastrador.

La liga se contrajo de manera abrupta sobre el escroto de Tommy quien abrió los ojos grandes, al sentir el brutal apretón, dio un alarido de dolor para luego desmayarse.

Se despertó en su perrera aun sintiendo un gran dolor, sintiendo su ano latir con fuerza, aun filtrando algo del semen de los perros, pero el pero dolor provenía de su entrepierna ya era de noche por lo que apenas podía ver que algo le comprimía la parte alta de su escroto con sus manos sintió que eran dos ligas, pero por más que trato de quitarlas no pudo, por el contrario cada que trataba de quitarlas se revolcaba de dolor al sentir una terrible punzada en su bajo vientre incluso se vomito dos veces por el dolor.

El día siguiente fue terrible porque su escroto quedo de un color oscuro y su pene estuvo casi todo el día en erección, Tommy sentía unas terribles ganas de masturbarse y no lo pudo hacer hasta la noche pero cuando lo hizo sintió un dolor tan agudo al venirse que termino por desmayarse hasta la mañana siguiente en que fue llevado a una habitación.

Ahí el fue colocado sobre una mesa de examen tipo veterinario en cuatro patas, un hombre tomo su escroto completamente negro, ya sin sensibilidad, tomo una dijera y de un rápido corte cerceno el escroto de Tommy justo entre ambas ligas una de las ligas aun se quedo en su lugar por varios días hasta que sola se cayó.

Tommy lloro en silencio durante meses una vez castrado sus erección se fueron paulatinamente también se acostumbro a ser penetrado por aquello perros para los 17 años la mente de Tommy que había sido lucida ya no era más, su mente ya era la de un perro como la del resto de sus compañeros en las otras perreras.     


** ** ** ** ** ** **

Tommy pronto le dio la bienvenida a un lindo adolescente como él lo fue que ocupo la perrera de uno de los chicos perros que murió de neumonía recientemente, en su mente ya no había deseos de huir, hablar o tener sexo, Tommy para todo fin ya no era humano sino un perro de cuerpo y alma.

Ahora ya ni siquiera espera la muerta, pues ya no sabe lo que es, solo disfruta de cuando es llevado para ser penetrado por los perros que lo usan para desfogarse, es la vida que ahora vive para bien o para mal, sin importar que para muchos de ustedes pueda ser una para “Tommy una Cruel Vida”. 


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

INTERCAMBIO

Mi única preocupación era agradar a mi Amo, y no podía permitirme el lujo de estar satisfecho... 24/7, los 365 días al año. Obligado a ver y ocasionalmente realizar castraciones con una enorme variedad de burdizzos o elastradores de todo tipo de la colección de mí Amo. Al que le gustaba enseñarme a realizar inyecciones de solución salina, bombeo, subincisiones, piercing, modificaciones temporales y permanentes, tatuajes etc......


INTERCAMBIO
Mi única preocupación era agradar a mi Amo, y no podía permitirme el lujo de estar satisfecho... 24/7, los 365 días al año. Obligado a ver y ocasionalmente realizar castraciones con una enorme variedad de burdizzos o elastradores de todo tipo de la colección de mí Amo. Al que le gustaba enseñarme a realizar inyecciones de solución salina, bombeo, subincisiones, piercing, modificaciones temporales y permanentes, tatuajes etc. Sabia que algún día yo estaría en lugar de todos esos hombres a los que que corte.

[GAY] [CASTRACION] [FANTASIA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [FEMINIZACIÓN] [ZOOFILIA]


Categoria: Gay      Autor: Enrique18





Mi única preocupación era agradar a mi Amo, y no podía permitirme el lujo de estar satisfecho... 24/7, los 365 días al año. Obligado a ver y ocasionalmente realizar castraciones con una enorme variedad de burdizzos o elastradores de todo tipo de la colección de mí Amo. Al que le gustaba enseñarme a realizar inyecciones de solución salina, bombeo, subincisiones, piercing, modificaciones temporales y permanentes, tatuajes etc. ¿Qué me gustaría jugar a la perfección siendo el actor natural que soy? Me gustaría tener la formación y vestimenta para desempeñar el papel de Dominador. Solo él o ella o él / ella sabría mi forma secreta. El cobro de los dispositivos de castración y los testículos para mi colección, y en última instancia la colección de mi Amo. Tras haber estado totalmente cuidado y educado por mi Maestro / Maestra de 6 meses a un año, vendrían la anulación definitiva de mi.

Que comenzaría en la noche, con un chofer llevándome a una enorme mansión. En una gran sala de juegos de color rojo y negro lleno de cada pieza de equipo sádico que se puedan imaginar, me gustaría aprender a realizar varias castraciones en los hombres impotentes. Atados, encadenado y esposados en varias poses. Que se me haría inmediatamente evidente que ninguno se habría ofrecido para esto, todos fueron obligados de una u otra manera a estar ahí. El primero es un luchador famoso en la televisión, un ex o actual campeón. Alcanzo un Burdizzo, necesitaría algo en su traje de lucha libre para la televisión. Un elastrador para el próximo hermoso macho que sigue. Algunos suplicaron, unos gritaron, algunos no hicieron ni más pequeño sonido en absoluto. Yo estaba temblando y llorando incontrolablemente, nunca había castrado a alguien en contra de su voluntad. El último se uso para enseñarme a realizar una castración quirúrgicamente.

Más tarde iba a ser el desamparado, en una habitación oscura. Un montón de gente mirando desde la oscuridad los pocos rostros que pude ver parecía familiar, todos los hombres que habían sido castrados en los últimos meses, varias cámaras grababan en cada momento. Estoy usando un traje femdom... Con un toque sado. Un corsé de cuero rojo apretado con recortes para aumentar mis pechos. Mis tetas mismas están siendo bombeadas al vacío y el interior de los frascos de vacío claros en lo que puede ver una aguja y tubo con una solución salina que es insertada. ¡Nunca los he visto tan grande! En el espejo veo que he sido maquillada como una puta de clase baja, extrañamente fuera de lugar con el Reino de opulencia en el que he vivido los últimos meses. Pestañas enormes, con delineador de ojos negro, sombra de ojos de colores oscuros. Lápiz labial rojo brillante y con brillo. Sin embargo, las cejas están extrañamente perfectas. Y mi cabello está mal, no es la un hombre para nada... Definitivamente es femenino.

El cabello había sido trasplantado mientras dormía inconsciente. El vello fuera de lugar se utilizo ingeniosamente para dar forma y esculpir la cejas femenina perfectas, todo lo demás fue eliminado de forma permanente por electrólisis. Delineador de ojos permanente en las cejas y los labios se escondieron bajo el estridente maquillaje. Y mis labios estaban ligeramente más grandes, más sensuales. Estoy usando un Botin con un tacón "estilado de 5 cm hasta el muslo de cuero rojo, por extraño que parezca. Mis brazos están estrechamente entrelazados en una bota de tamaño más pequeño con tacones aún más altos. Ni siquiera puedo saber si tengo los dedos aun en mis manos, mis brazos se sienten tan extraño.

Me encuentro en cuatro patas, todas mis extremidades están conectadas por cadenas y barras de metal. El resultado, mis piernas se extienden ampliamente, y no puedo estar de pie, como un animal extraño erizado. Un collar de pinchos de perro está alrededor de mi cuello que está encadenado a un anillo incrustado en el suelo. También me han dado grandes dosis de testosterona, por primera vez en meses para estar completamente erecto sin estimulación. Y sin control. Pero no se detuvieron ahí. Mi pene, tan solo con mi glande al descubierto debido a las circuncisiones repetidas, tenía un anillo para el pene en la base, otro tubo de solución salina y otra bomba de vacío. Y pude ver algo más detrás de él, parecía ser la cola de un caballo, podía sentirlo entre mis nalgas. Nadie detrás de mí que yo pudiera sentir, por lo que debía estar unido al corsé. Se veía como una cola surrealista. 

Mi pequeño pene estaba más grande de lo que había estado en meses y me dolía deliciosamente. Empecé a entender porque algunas personas relacionan el dolor con el placer. Me quedo de esa manera por lo que parece horas. Al oír voces en la oscuridad, hablar, susurrando, riendo, algunos son felices, algunos están teniendo sexo, otros están enojados y oscuro... amenazantes. La primera persona que veo claramente es el luchador profesional que había castrado antes, no podía leer su rostro, su expresión no cambió parecía tranquilo y de negocios, su pene erecto era enorme, pulsando con cada latido de su corazón. Y estoy aterrado, me podría romper por la mitad. Mueve su pene hacia mi boca, abro la boca por costumbre, Dios me he convertido en una puta, él sostiene mi cabeza suavemente y poco a poco se coge por la boca. Ni siquiera tengo un reflejo nauseoso cuando lo empuja hasta el fondo de mi garganta. Bombea hasta que se corre, y me gusto lo último de su semen que alguna vez producirá. Siento un placer culpable, me encanta un pene en mi boca y tiene el tamaño ideal para disfrutar de él. Jala de la cadena y veo una sonrisa maliciosa que me hiela el alma.

"En verdad piensa que eres un puta caliente", es la única cosa que él dice. Me han dicho que lo repite una y otra vez en las sombras. Alguno divertido, algo excitado, otros tristes, algunos enojados, algunos amándose. Él camina detrás de mí fuera de mi rango de visión limitado, busco entre mis piernas y veo su mano agarrar el pelo colgando entre mis nalgas y tirando de él. ¡DUELE! Yo sé de inmediato que es el pelo es real y está creciendo en la base del coxis. Grueso y áspera como el pelo de los animales, ¡tenía una cola! Mi mundo cambio en ese momento. No era la última cosa que iba a cambiar esa noche. Siento su carne de repente tocar la mía pese a ser un hombre castrado. Todos tienen unas rabiosas erecciones, siento que hay penes tocándose empujándose. Las lágrimas caen de mis ojos, estoy muy excitado y aterrorizado al mismo tiempo. Siento que me penetrara un pene caliente por mi culo... fuerte y rápido. Literalmente más caliente que los otros en varios grados.

Una aguja perforo mi cadera y me inyectó con una mezcla de cocaína y éxtasis, ¿saben lo que es? Un pene entrar en mi boca suavemente y hacer el amor con él. Tratando de perderme en eso. El pene o tal vez un consolador teniendo en cuenta el calor, todavía atiza mi culo. E inesperadamente encuentro su marca, me sorprende la facilidad con que se desliza por mi culo. Debe ser un consolador resbaladizo de forma divertida más grueso en la base como un conector trasero. Entonces realmente empieza a endurecerse, y grande. Mi dios es caliente e imposiblemente grande para estar en mi culo. Siento que mi estómago debe ser empujado hacia arriba en contra de mis pulmones para hacer espacio para él. Mi cola me da cosquillas mis piernas, el consolador está golpeando mi agujero de culo increíblemente rápido. No necesito más que un momento para darme cuenta que es un perro con un enorme pene quien me está penetrando. 

El nudo cerca de la base de su pene bloqueo su pene dentro de mí. Él me rasgaría si él se retiraba en ese momento. Estoy aterrorizado, y sin poder hacer nada excitado, Dios me ayude no quiero que se detenga. Un gemido femenino atractivo agudo alcanza mis oídos, más cerca que las otras voces, sorprendiéndome. ¡Y otra vez, soy yo! Voy a quejarme alrededor del pene en la boca de intentarlo de nuevo. No es mi gemido, que es mucho más alto y más definitivamente femenino. El siguiente sonido solo una mujer puede hacerlo, debido a que solo una mujer podría estar tan aterrada. El pene en mi boca se saca con criterio. Sin embargo, otro la llena inmediatamente... Es de perro. Su sabor es como huelen pero más todavía. Con un control preocupante el perro me penetra mi boca sin hacerme daño serio. El perro negro se retira de mi boca goteando y mi cabeza se echó hacia atrás bruscamente, “¡ahora eres su puta!". Una mordaza en forma de pene se inserta en mi boca y se fija firmemente. Me gusta la sangre. El luchador se mueve a un lado.

Un hombre que reconocí, uno que castre, el primera, de hecho.

Él me sonrió cálidamente, me acerco una luz que parecía cada vez más brillante y la movió hacia abajo de su cara. Se tendió sobre una mesa estrecha. Tres personas con vestimentas quirúrgicas trabajaron rápido en su sección media. Yo quería ponerme de pie, pero la mordaza empujando que sabía que era su pene en mi garganta me lo impidieron. Acabe respirando por la nariz. Yo diría que el enorme pene canino en mi culo se vino veces en la próxima hora. Para entonces todos los otros hombres que acababa de castrar había caminado frente al perro grande pasando por mi línea de visión. Varios de ellos con una erección de color rojo brillante. El pene implacable en mi culo, finalmente, se encogió y se salió de mi culo. El líquido se derramo de mí como una cascada. Mis muslos y culo estaban mojados y resbaladizos con semen de perro, mi propia lubricación siendo vertida. Mi primer pensamiento fue de "¡OH, Mi pobre culo!", Mi segundo pensamiento fue que debía estar loco por pensar eso. Oh, Dios, soy una puta, una perra real. La parte más preocupante fue creo que me ha gustado mucho. Pierdo la noción de cómo llegaron muchos otros perros a mi culo y boca, en algún lugar en el fondo de mi mente me quedé sorprendido por todo aquello. Debo de haber pasado el tiempo del dolor al placer.

Cuando me desperté una maravillosa sensación de calor de un palpitante pene de un hombre en mi culo. Me hizo sentir feliz y excitado, trabaje en hacer que el pene dentro de mí se sintiera tan buen como pudiera en mi culo. Unos poderosos brazos me acunan suavemente desde atrás, me levantaron lentamente hacia arriba y hacia abajo sin esfuerzo. Me mueve sobre su miembro tan fácilmente como la mayoría de los hombres puede mover su mano. Yo no quiero despertar lo suficiente para pensar en ello. Quería disfrutar por completo. Puse mi mente en espera. Pronto mi cuerpo se sacudió con el orgasmo extraño, ya familiar, de un eunuco.

Poco a poco las cosas volvieron a mí, poco a poco, porque el pene en mi culo seguía siendo estando tan duro como al principio. A continuación, una sensación diferente, pánico, los brazos poderosos acabaron siendo cómodos cubriendo de nuevo ya cerca de los brazos inútiles, todavía tenía las botas puestas. Tres personas en máscaras quirúrgicas se acercaron cuando cortaron en mi pecho sobre los implantes insertados. Después de meses de hormonas, bombas y salinas en mis tetas ya estaban lo bastante grandes, ahora eran enormes. La elasticidad de la piel había sido perfectamente determinada para insertar los implantes más grandes posibles. La grasa también fue succionada hacia fuera y vuelta a inyectar en otro lugar completamente cambiando la forma de mi cuerpo. No hubo dolor durante todo eso, mi cuerpo y mi cerebro estaban entumecidos. 

A excepción de mi culo, con un duro pene dentro de él. Puede que se estuviera desplazado dentro y fuera. Podría haber ocurrido en horas o días. Fue atemporal. Tomé una comodidad culpable en los brazos fuertes que me estrechando contra su pecho. Cuando he abierto mis ojos, vi un enorme par de tetas, casi tan rojas como el corsé y botas que llevaba. Dos hermosas mujeres besándolas y masajeándolas con mucha suavidad, de alguna manera no encontraba tan sorprendido. Mientras me quedaba atrás en el que me sentí increíble pene lentamente empezando a moverse dentro y fuera. Yo estaba empapado al instante, corriéndome por la raja de mi culo y me hacía cosquillas en la cola. ¡MI COLA! ¡Eso era cierto!

Yo estaba sobre mi espalda, con mis piernas sobre sus hombros, mi culo bien abierto para tomar su pene dentro de mí. Sus piernas y estómago hacían un ruido muy erótico dando palmadas en voz alta. Húmeda y desagradable, mi culo se calienta a medida que estaba siendo cada vez más incendiado. Hice una, lo que era todavía un sonido muy poco natural, la de una perra completamente dominada. Oh de niña. La realidad me golpeo. El sonido húmedo intoxicante de carne sobre carne, finalmente registrado. Que estaba siendo penetrado por un eunuco, sin sus huevos chocando contra mis nalgas. Este era un nuevo sonido. Mis ojos se abrieron para ver a ese hermoso luchador enojado. 

No me había quitado los testículos y el saco sin embargo. Eso tenía que suceder después. Eso llevó a recordar el siguiente pensamiento. Mi boca que todavía tenía un pene cortado de un hombre en ella. Mi boca se hizo agua casi me ahogo. Mi cabeza me daba vueltas, que debía estar volviendo loco, y no quería parar. Un tirón en mi collar de pinchos atrajo mi cabeza hacia una silla al lado de la cama en la que estaba actualmente siendo tan completamente violado. Era la entrepierna de un hombre. Una fila de puntos de sutura se apreciaba  donde su pene solía estar. Me quedé mirando, y me hizo sentir más y más caliente. No sé cuando pasó de ser cogido por aquel loco de mierda de nuevo. Pero lo hizo como un animal salvaje. El hombre de la silla sonrió suavemente a mí y de repente me sentí completamente a gusto y segura. Estimulado. Me vine otra vez en olas como las mujeres. 

Cuando estaba allí completamente agotada, sin poder hacer más que tratar de recuperar el aliento. La mordaza se eliminó, y el luchador enojado con mucho cuidado amorosamente me beso. Y me derretí como mantequilla en julio. Me miro de una manera que no dejo ninguna duda, "Eres mi perra ahora". Lo que era mi nueva realidad. Las caras de los hombres que me rodeaban castrados, me sentí muchas manos tirando de los brazos separados. Las piernas separadas. Estaba obligado a quedar extendida en el aire por cadenas humanas. Fui levantado en el aire todavía horizontal con el pene de mi nuevo propietario aún dura en mi culo. Me agarró la pequeña pero anormalmente agrandado duro pene en su mano izquierda y con un gran cuchillo en la derecha, cortó mi pene. Me vine y vine de nuevo,  dije con la voz de una niña, "Te amo", y con una sonrisa en mi rostro, me desmaye.

Bueno, tal vez sí tengo una historia que contar.


Creo que tuve seis circuncisiones, al menos cuatro. Y aún tenía mis huevos. El pene debía quedar muy apretado cuando está erecto. Aunque no puedo imaginar un pene de alguien más apretado que el mía cuando está erecto. La castración redujo la longitud hasta más de una pulgada. Y un menor número de erecciones ya han tomado cerca de otra pulgada. A continuación, una perforación múltiple. Una gran barra vertical, un poco más abajo en el eje. Y un gran Príncipe Alberto. Cuando por primera vez perdí mis huevos quería un Penectomía inmediatamente me quedé muy contento con los resultados de la castración. Sin embargo, a pesar de que tenía una oportunidad viable, de escapar era imposible para ese momento. Probablemente todavía lo es. Pero algún día seré totalmente liso. De eso no tengo ninguna duda.




Historia Original Aqui.






Autor: Enrique18       Traductor: DarkSoul

INTERCAMBIO

Mi única preocupación era agradar a mi Amo, y no podía permitirme el lujo de estar satisfecho... 24/7, los 365 días al año. Obligado a ver y ocasionalmente realizar castraciones con una enorme variedad de burdizzos o elastradores de todo tipo de la colección de mí Amo. Al que le gustaba enseñarme a realizar inyecciones de solución salina, bombeo, subincisiones, piercing, modificaciones temporales y permanentes, tatuajes etc......


INTERCAMBIO
Mi única preocupación era agradar a mi Amo, y no podía permitirme el lujo de estar satisfecho... 24/7, los 365 días al año. Obligado a ver y ocasionalmente realizar castraciones con una enorme variedad de burdizzos o elastradores de todo tipo de la colección de mí Amo. Al que le gustaba enseñarme a realizar inyecciones de solución salina, bombeo, subincisiones, piercing, modificaciones temporales y permanentes, tatuajes etc. Sabia que algún día yo estaría en lugar de todos esos hombres a los que que corte.

[GAY] [CASTRACION] [FANTASIA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [FEMINIZACIÓN] [ZOOFILIA]


Categoria: Gay      Autor: Enrique18





Mi única preocupación era agradar a mi Amo, y no podía permitirme el lujo de estar satisfecho... 24/7, los 365 días al año. Obligado a ver y ocasionalmente realizar castraciones con una enorme variedad de burdizzos o elastradores de todo tipo de la colección de mí Amo. Al que le gustaba enseñarme a realizar inyecciones de solución salina, bombeo, subincisiones, piercing, modificaciones temporales y permanentes, tatuajes etc. ¿Qué me gustaría jugar a la perfección siendo el actor natural que soy? Me gustaría tener la formación y vestimenta para desempeñar el papel de Dominador. Solo él o ella o él / ella sabría mi forma secreta. El cobro de los dispositivos de castración y los testículos para mi colección, y en última instancia la colección de mi Amo. Tras haber estado totalmente cuidado y educado por mi Maestro / Maestra de 6 meses a un año, vendrían la anulación definitiva de mi.

Que comenzaría en la noche, con un chofer llevándome a una enorme mansión. En una gran sala de juegos de color rojo y negro lleno de cada pieza de equipo sádico que se puedan imaginar, me gustaría aprender a realizar varias castraciones en los hombres impotentes. Atados, encadenado y esposados en varias poses. Que se me haría inmediatamente evidente que ninguno se habría ofrecido para esto, todos fueron obligados de una u otra manera a estar ahí. El primero es un luchador famoso en la televisión, un ex o actual campeón. Alcanzo un Burdizzo, necesitaría algo en su traje de lucha libre para la televisión. Un elastrador para el próximo hermoso macho que sigue. Algunos suplicaron, unos gritaron, algunos no hicieron ni más pequeño sonido en absoluto. Yo estaba temblando y llorando incontrolablemente, nunca había castrado a alguien en contra de su voluntad. El último se uso para enseñarme a realizar una castración quirúrgicamente.

Más tarde iba a ser el desamparado, en una habitación oscura. Un montón de gente mirando desde la oscuridad los pocos rostros que pude ver parecía familiar, todos los hombres que habían sido castrados en los últimos meses, varias cámaras grababan en cada momento. Estoy usando un traje femdom... Con un toque sado. Un corsé de cuero rojo apretado con recortes para aumentar mis pechos. Mis tetas mismas están siendo bombeadas al vacío y el interior de los frascos de vacío claros en lo que puede ver una aguja y tubo con una solución salina que es insertada. ¡Nunca los he visto tan grande! En el espejo veo que he sido maquillada como una puta de clase baja, extrañamente fuera de lugar con el Reino de opulencia en el que he vivido los últimos meses. Pestañas enormes, con delineador de ojos negro, sombra de ojos de colores oscuros. Lápiz labial rojo brillante y con brillo. Sin embargo, las cejas están extrañamente perfectas. Y mi cabello está mal, no es la un hombre para nada... Definitivamente es femenino.

El cabello había sido trasplantado mientras dormía inconsciente. El vello fuera de lugar se utilizo ingeniosamente para dar forma y esculpir la cejas femenina perfectas, todo lo demás fue eliminado de forma permanente por electrólisis. Delineador de ojos permanente en las cejas y los labios se escondieron bajo el estridente maquillaje. Y mis labios estaban ligeramente más grandes, más sensuales. Estoy usando un Botin con un tacón "estilado de 5 cm hasta el muslo de cuero rojo, por extraño que parezca. Mis brazos están estrechamente entrelazados en una bota de tamaño más pequeño con tacones aún más altos. Ni siquiera puedo saber si tengo los dedos aun en mis manos, mis brazos se sienten tan extraño.

Me encuentro en cuatro patas, todas mis extremidades están conectadas por cadenas y barras de metal. El resultado, mis piernas se extienden ampliamente, y no puedo estar de pie, como un animal extraño erizado. Un collar de pinchos de perro está alrededor de mi cuello que está encadenado a un anillo incrustado en el suelo. También me han dado grandes dosis de testosterona, por primera vez en meses para estar completamente erecto sin estimulación. Y sin control. Pero no se detuvieron ahí. Mi pene, tan solo con mi glande al descubierto debido a las circuncisiones repetidas, tenía un anillo para el pene en la base, otro tubo de solución salina y otra bomba de vacío. Y pude ver algo más detrás de él, parecía ser la cola de un caballo, podía sentirlo entre mis nalgas. Nadie detrás de mí que yo pudiera sentir, por lo que debía estar unido al corsé. Se veía como una cola surrealista. 

Mi pequeño pene estaba más grande de lo que había estado en meses y me dolía deliciosamente. Empecé a entender porque algunas personas relacionan el dolor con el placer. Me quedo de esa manera por lo que parece horas. Al oír voces en la oscuridad, hablar, susurrando, riendo, algunos son felices, algunos están teniendo sexo, otros están enojados y oscuro... amenazantes. La primera persona que veo claramente es el luchador profesional que había castrado antes, no podía leer su rostro, su expresión no cambió parecía tranquilo y de negocios, su pene erecto era enorme, pulsando con cada latido de su corazón. Y estoy aterrado, me podría romper por la mitad. Mueve su pene hacia mi boca, abro la boca por costumbre, Dios me he convertido en una puta, él sostiene mi cabeza suavemente y poco a poco se coge por la boca. Ni siquiera tengo un reflejo nauseoso cuando lo empuja hasta el fondo de mi garganta. Bombea hasta que se corre, y me gusto lo último de su semen que alguna vez producirá. Siento un placer culpable, me encanta un pene en mi boca y tiene el tamaño ideal para disfrutar de él. Jala de la cadena y veo una sonrisa maliciosa que me hiela el alma.

"En verdad piensa que eres un puta caliente", es la única cosa que él dice. Me han dicho que lo repite una y otra vez en las sombras. Alguno divertido, algo excitado, otros tristes, algunos enojados, algunos amándose. Él camina detrás de mí fuera de mi rango de visión limitado, busco entre mis piernas y veo su mano agarrar el pelo colgando entre mis nalgas y tirando de él. ¡DUELE! Yo sé de inmediato que es el pelo es real y está creciendo en la base del coxis. Grueso y áspera como el pelo de los animales, ¡tenía una cola! Mi mundo cambio en ese momento. No era la última cosa que iba a cambiar esa noche. Siento su carne de repente tocar la mía pese a ser un hombre castrado. Todos tienen unas rabiosas erecciones, siento que hay penes tocándose empujándose. Las lágrimas caen de mis ojos, estoy muy excitado y aterrorizado al mismo tiempo. Siento que me penetrara un pene caliente por mi culo... fuerte y rápido. Literalmente más caliente que los otros en varios grados.

Una aguja perforo mi cadera y me inyectó con una mezcla de cocaína y éxtasis, ¿saben lo que es? Un pene entrar en mi boca suavemente y hacer el amor con él. Tratando de perderme en eso. El pene o tal vez un consolador teniendo en cuenta el calor, todavía atiza mi culo. E inesperadamente encuentro su marca, me sorprende la facilidad con que se desliza por mi culo. Debe ser un consolador resbaladizo de forma divertida más grueso en la base como un conector trasero. Entonces realmente empieza a endurecerse, y grande. Mi dios es caliente e imposiblemente grande para estar en mi culo. Siento que mi estómago debe ser empujado hacia arriba en contra de mis pulmones para hacer espacio para él. Mi cola me da cosquillas mis piernas, el consolador está golpeando mi agujero de culo increíblemente rápido. No necesito más que un momento para darme cuenta que es un perro con un enorme pene quien me está penetrando. 

El nudo cerca de la base de su pene bloqueo su pene dentro de mí. Él me rasgaría si él se retiraba en ese momento. Estoy aterrorizado, y sin poder hacer nada excitado, Dios me ayude no quiero que se detenga. Un gemido femenino atractivo agudo alcanza mis oídos, más cerca que las otras voces, sorprendiéndome. ¡Y otra vez, soy yo! Voy a quejarme alrededor del pene en la boca de intentarlo de nuevo. No es mi gemido, que es mucho más alto y más definitivamente femenino. El siguiente sonido solo una mujer puede hacerlo, debido a que solo una mujer podría estar tan aterrada. El pene en mi boca se saca con criterio. Sin embargo, otro la llena inmediatamente... Es de perro. Su sabor es como huelen pero más todavía. Con un control preocupante el perro me penetra mi boca sin hacerme daño serio. El perro negro se retira de mi boca goteando y mi cabeza se echó hacia atrás bruscamente, “¡ahora eres su puta!". Una mordaza en forma de pene se inserta en mi boca y se fija firmemente. Me gusta la sangre. El luchador se mueve a un lado.

Un hombre que reconocí, uno que castre, el primera, de hecho.

Él me sonrió cálidamente, me acerco una luz que parecía cada vez más brillante y la movió hacia abajo de su cara. Se tendió sobre una mesa estrecha. Tres personas con vestimentas quirúrgicas trabajaron rápido en su sección media. Yo quería ponerme de pie, pero la mordaza empujando que sabía que era su pene en mi garganta me lo impidieron. Acabe respirando por la nariz. Yo diría que el enorme pene canino en mi culo se vino veces en la próxima hora. Para entonces todos los otros hombres que acababa de castrar había caminado frente al perro grande pasando por mi línea de visión. Varios de ellos con una erección de color rojo brillante. El pene implacable en mi culo, finalmente, se encogió y se salió de mi culo. El líquido se derramo de mí como una cascada. Mis muslos y culo estaban mojados y resbaladizos con semen de perro, mi propia lubricación siendo vertida. Mi primer pensamiento fue de "¡OH, Mi pobre culo!", Mi segundo pensamiento fue que debía estar loco por pensar eso. Oh, Dios, soy una puta, una perra real. La parte más preocupante fue creo que me ha gustado mucho. Pierdo la noción de cómo llegaron muchos otros perros a mi culo y boca, en algún lugar en el fondo de mi mente me quedé sorprendido por todo aquello. Debo de haber pasado el tiempo del dolor al placer.

Cuando me desperté una maravillosa sensación de calor de un palpitante pene de un hombre en mi culo. Me hizo sentir feliz y excitado, trabaje en hacer que el pene dentro de mí se sintiera tan buen como pudiera en mi culo. Unos poderosos brazos me acunan suavemente desde atrás, me levantaron lentamente hacia arriba y hacia abajo sin esfuerzo. Me mueve sobre su miembro tan fácilmente como la mayoría de los hombres puede mover su mano. Yo no quiero despertar lo suficiente para pensar en ello. Quería disfrutar por completo. Puse mi mente en espera. Pronto mi cuerpo se sacudió con el orgasmo extraño, ya familiar, de un eunuco.

Poco a poco las cosas volvieron a mí, poco a poco, porque el pene en mi culo seguía siendo estando tan duro como al principio. A continuación, una sensación diferente, pánico, los brazos poderosos acabaron siendo cómodos cubriendo de nuevo ya cerca de los brazos inútiles, todavía tenía las botas puestas. Tres personas en máscaras quirúrgicas se acercaron cuando cortaron en mi pecho sobre los implantes insertados. Después de meses de hormonas, bombas y salinas en mis tetas ya estaban lo bastante grandes, ahora eran enormes. La elasticidad de la piel había sido perfectamente determinada para insertar los implantes más grandes posibles. La grasa también fue succionada hacia fuera y vuelta a inyectar en otro lugar completamente cambiando la forma de mi cuerpo. No hubo dolor durante todo eso, mi cuerpo y mi cerebro estaban entumecidos. 

A excepción de mi culo, con un duro pene dentro de él. Puede que se estuviera desplazado dentro y fuera. Podría haber ocurrido en horas o días. Fue atemporal. Tomé una comodidad culpable en los brazos fuertes que me estrechando contra su pecho. Cuando he abierto mis ojos, vi un enorme par de tetas, casi tan rojas como el corsé y botas que llevaba. Dos hermosas mujeres besándolas y masajeándolas con mucha suavidad, de alguna manera no encontraba tan sorprendido. Mientras me quedaba atrás en el que me sentí increíble pene lentamente empezando a moverse dentro y fuera. Yo estaba empapado al instante, corriéndome por la raja de mi culo y me hacía cosquillas en la cola. ¡MI COLA! ¡Eso era cierto!

Yo estaba sobre mi espalda, con mis piernas sobre sus hombros, mi culo bien abierto para tomar su pene dentro de mí. Sus piernas y estómago hacían un ruido muy erótico dando palmadas en voz alta. Húmeda y desagradable, mi culo se calienta a medida que estaba siendo cada vez más incendiado. Hice una, lo que era todavía un sonido muy poco natural, la de una perra completamente dominada. Oh de niña. La realidad me golpeo. El sonido húmedo intoxicante de carne sobre carne, finalmente registrado. Que estaba siendo penetrado por un eunuco, sin sus huevos chocando contra mis nalgas. Este era un nuevo sonido. Mis ojos se abrieron para ver a ese hermoso luchador enojado. 

No me había quitado los testículos y el saco sin embargo. Eso tenía que suceder después. Eso llevó a recordar el siguiente pensamiento. Mi boca que todavía tenía un pene cortado de un hombre en ella. Mi boca se hizo agua casi me ahogo. Mi cabeza me daba vueltas, que debía estar volviendo loco, y no quería parar. Un tirón en mi collar de pinchos atrajo mi cabeza hacia una silla al lado de la cama en la que estaba actualmente siendo tan completamente violado. Era la entrepierna de un hombre. Una fila de puntos de sutura se apreciaba  donde su pene solía estar. Me quedé mirando, y me hizo sentir más y más caliente. No sé cuando pasó de ser cogido por aquel loco de mierda de nuevo. Pero lo hizo como un animal salvaje. El hombre de la silla sonrió suavemente a mí y de repente me sentí completamente a gusto y segura. Estimulado. Me vine otra vez en olas como las mujeres. 

Cuando estaba allí completamente agotada, sin poder hacer más que tratar de recuperar el aliento. La mordaza se eliminó, y el luchador enojado con mucho cuidado amorosamente me beso. Y me derretí como mantequilla en julio. Me miro de una manera que no dejo ninguna duda, "Eres mi perra ahora". Lo que era mi nueva realidad. Las caras de los hombres que me rodeaban castrados, me sentí muchas manos tirando de los brazos separados. Las piernas separadas. Estaba obligado a quedar extendida en el aire por cadenas humanas. Fui levantado en el aire todavía horizontal con el pene de mi nuevo propietario aún dura en mi culo. Me agarró la pequeña pero anormalmente agrandado duro pene en su mano izquierda y con un gran cuchillo en la derecha, cortó mi pene. Me vine y vine de nuevo,  dije con la voz de una niña, "Te amo", y con una sonrisa en mi rostro, me desmaye.

Bueno, tal vez sí tengo una historia que contar.


Creo que tuve seis circuncisiones, al menos cuatro. Y aún tenía mis huevos. El pene debía quedar muy apretado cuando está erecto. Aunque no puedo imaginar un pene de alguien más apretado que el mía cuando está erecto. La castración redujo la longitud hasta más de una pulgada. Y un menor número de erecciones ya han tomado cerca de otra pulgada. A continuación, una perforación múltiple. Una gran barra vertical, un poco más abajo en el eje. Y un gran Príncipe Alberto. Cuando por primera vez perdí mis huevos quería un Penectomía inmediatamente me quedé muy contento con los resultados de la castración. Sin embargo, a pesar de que tenía una oportunidad viable, de escapar era imposible para ese momento. Probablemente todavía lo es. Pero algún día seré totalmente liso. De eso no tengo ninguna duda.




Historia Original Aqui.






Autor: Enrique18       Traductor: DarkSoul

HISTORIA DE UN ZORRO

Un zorro es un animal inteligente y ama hacer jugarretas. Los seres humanos son muy inteligentes también y no es fácil de engañar, por lo que los zorros por lo general se mantienen alejados y casi nunca hablan con nosotros, pero a veces cuando un zorro se aburre o particularmente inteligente encuentra un ser humano joven ingenuo, un zorro encontrará una manera de que tenga un especial problema.......


HISTORIA DE UN ZORRO
Un zorro es un animal inteligente y ama hacer jugarretas. Los seres humanos son muy inteligentes también y no es fácil de engañar, por lo que los zorros por lo general se mantienen alejados y casi nunca hablan con nosotros, pero a veces cuando un zorro se aburre o particularmente inteligente encuentra un ser humano joven ingenuo, un zorro encontrará una manera de que tenga un especial problema. Sobre todo cuando este tiene hambre de una carne muy especial para todo hombre.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [ZOOFILIA] [ADVERTENCIA]


Categoria: Adolescente      Autor: ChemistryKid





Un zorro es un animal inteligente y ama hacer jugarretas. Los seres humanos son muy inteligentes también y no es fácil de engañar, por lo que los zorros por lo general se mantienen alejados y casi nunca hablan con nosotros, pero a veces cuando un zorro se aburre o particularmente inteligente encuentra un ser humano joven ingenuo, un zorro encontrará una manera de que tenga un especial problema.

Un día, un zorro se encontró con un pobre muchacho vestido con ropa vieja, sentado a un lado de la carretera.

"¿Por qué tan triste", dijo el zorro con voz suave.

El chico abrió la boca y se quedó mirando el zorro. "¡¿Puedes hablar?!"

"Cuando tengo algo que decir", dijo el zorro gratamente: "¿Qué te tiene triste?"
"Me escapé de casa", dijo el chico con un suspiro y un ceño fruncido, "Ahora estoy hambriento y cansado y no tengo dinero. No tengo nada".
"Debes tener algo", dijo el zorro sin problemas, "Todo el mundo tiene algo".

El zorro agitaba su cola roja mullida, mientras miraba al chico. No hay nada más divertido que engañar a un ser humano sobre de su posesión más valiosa. Un zorro puede hacer eso puede hacer que no te quede nada.

"Yo no", dijo el chico, "no tengo nada".
"¿Estás seguro? Ni una sola moneda, ningún tesoro especial, ¿ni siquiera un pequeño secreto?"

El niño estaba en silencio por un momento y sumido en sus pensamientos. Tenía 16 años de edad y era nuevo en el mundo de las chicas y el sexo, su propio cuerpo aun no había madurado, luego se dio cuenta de que tenía un secreto después de todo.

"Bueno, supongo que sí tengo una cosa."
"¿Qué es?" dijo el zorro, dando unos pasos más cerca con sus pequeñas patas negras.
"Tengo realmente un enorme pene".

El zorro se detuvo en seco y se quedó quieto. Esto no era lo que había esperado, pero los zorros son pensadores rápidos y se recuperó al instante.

"¡Oh no! ¿De verdad? ¡Eso es maravilloso! ¿Sabías que puedes hacer mucho dinero con eso?"

Ahora era el turno del chico para estar sorprendido. 

"¿No puedo ser? ¿Cómo?"

"Vamos a ir hasta donde están esas personas allí y les puedes decir que soy tu zorro entrenado. Diles  que vas a poner tu pene en mi boca para demostrar que soy manso, ¡pero que tendrán que pagar dinero para verlo! "

"¡¿Wow en serio?!" Los ojos del chico se pusieron enormes y se levantó de un salto.
"Absolutamente", dijo el zorro con una sonrisa maliciosa.
"Vamos", dijo el chico mientras corría hacia las personas en la esquina de una calle.

El chico tomó una lata vacía de un contenedor de basura y lo puso sobre la acera, para que la gente comenzara a detenerse y mirar a un chico con un zorro que se sentaba junto a él como un perro.

"¡Hola a todos!" dijo el chico, agitando los brazos, "¡Miren esto! ¡Tengo un zorro entrenado! ¿Quieres ver?"

El niño señaló al zorro y le dijo: "Siéntate".
El zorro bajo su parte trasera.

"Acuéstate".

El zorro bajo sus manos para ponerse sobre su vientre.

"¡Date la vuelta!"

El zorro rodó sobre su espalda y luego sobre su vientre de nuevo y la multitud aplaudió.

"Ahora bien, ¡si ustedes ponen unas monedas en la lata, les voy a mostrar algo realmente increíble! ¡Voy a poner mi pene en la boca de esta zorra!"

Hubo jadeos y un largo momento de silencio, luego hubo un tintineo cuando una moneda cayó en la lata. Pronto hubo más tintineos y todo el mundo empezó a poner su cambio en la lata.

El chico sonrió ampliamente y el zorro se incorporó y saco a fuera la lengua.

Todo el mundo estaba mirando al chico y empezó a sonrojarse mientras pensaba en lo que tenía que hacer. Abrió lentamente su pantalón y su pene se dejó caer hacia fuera.

Hubo más jadeos cuando la gente vio un tubo largo pálido de 7 pulgadas de carne de  macho colgando hacia fuera del pantalón del chico. Ni siquiera estaba dura y aun así era el mayor pene que cualquier persona en la multitud había visto.

"¡Es tan grande!" murmuró alguien en la multitud.
"Claro que lo es", dijo el chico, sintiéndose muy orgulloso, "¡Es la más bonito pene en todo el mundo! Ahora observen mientras mi zorro entrenado se lo lleva a la boca".

El zorro se quedó mirando el pene y se lamió los labios, luego abrió la boca.
El muchacho tomó su pene en sus manos y dio un paso adelante.

En el momento en que el pene del chico estaba en la boca del zorro, las mandíbulas del zorro se cerraron. ¡El chico gritó mientras tiraba de su pene hacia atrás justo a tiempo!

"¡Has intentado morderme el pene!" - gritó el chico.

Hubo risas y aplausos de la multitud y se tapó. Pidieron que el chico lo hiciera de nuevo y oyó más tintineos de monedas cayendo en la lata.

El chico no quería hacerlo de nuevo, pero entonces vio a una chica en la multitud. Era de su misma edad y tal vez sólo un poco más joven y ella estaba mirando a su pene con los ojos enormes.

"¡Es tan increíblemente grande!" ella dijo: "No lo he visto la primera vez. ¿Puedes hacerlo de nuevo?"

El muchacho miró al zorro y dijo en voz baja, "¡Soy más rápido que tu, zorro! ¡No tendrás mi pene para su almuerzo!"

Dando un paso adelante, de nuevo el chico puso su pene en la boca del zorro. Esta vez el zorro no mordió y el chico dejo su pene en reposo sobre la cálida y húmeda lengua del zorro. La multitud aplaudió y la chica tenía una enorme sonrisa. Después de un momento prudente, el chico retiro su largo pene de nuevo.

"¡Otra vez otra vez!" gritó la multitud mientras más dinero que nunca pensó tener entró en la lata. Hubo incluso algunos billetes que cayeron en la lata. El chico sonrió ampliamente con la vista de todo ese dinero y empujó su pene en la boca del zorro de nuevo.

El largo pene entró profundamente hasta que los huevos del chico estaban descansando contra la barbilla del zorro y la muchedumbre aplaudía salvajemente. El muchacho levantó los brazos y saludó a la multitud mientras su enorme pene descansaba en la boca del zorro y más dinero entró en la lata. La chica y el chico estaba muy animados.
Cuando de pronto las mandíbulas del zorro se cerraron y el chico chillo. Los dientes afilados se hundieron profundamente en la carne blanda del chico. Que cayó a la acera agarrándose entre sus piernas.

"¡Mi pene! ¡Mi pene!" sollozó. No había nada en absoluto de su pene en su entrepierna para ese momento.

El zorro se lamió el labio y se trago la salchicha del chico.

Se acerco la lata de dinero, el zorro agarró al borde de la lata en los dientes y se lo llevó por la calle cuando parte del público miraba con asombro.

Las lágrimas rodaban por las mejillas del chico.

La muchacha se arrodilló junto a él, lo miró fijamente y dijo: "Oh, wow. ¿ese zorro realmente te comió todo tu pene? ¡Era tan enorme! Quería tocarlo".

"¡No no!" sollozó, "¡Devuélveme mi pene!"

Con el tiempo la gente dejó de reírse de él y se alejó, pero el chico se mantuvo allí sentado y agarrándose donde su pene debería haber estado. ¡Él nunca debió haber confiado en un zorro!




Historia Original Aquí.





Autor: ChemistryKid       Traductor: DarkSoul