CEDIENDO A MÍ ACOSADOR

Los hechos de este relato se remontan a mi adolescencia, desde la escuela siempre fui molestado y golpeado por mis compañeros, por decirlo sufría de bullying aunque en ese tiempo no tenía ese nombre. Me llamo Julián y actualmente tengo 27 años y mi historia comenzó a los 15, cuando iba en prepa (instituto)......


CEDIENDO A MÍ ACOSADOR.
Los hechos de este relato se remontan a mi adolescencia, desde la escuela siempre fui molestado y golpeado por mis compañeros, por decirlo sufría de bullying aunque en ese tiempo no tenía ese nombre. Me llamo Julián y actualmente tengo 27 años y mi historia comenzó a los 15, cuando iba en prepa (instituto).

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [DOMINACIÓN] [HUMILLACIÓN] [VIRGEN]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo & Darksoul




Los hechos de este relato se remontan a mi adolescencia, desde la escuela siempre fui molestado y golpeado por mis compañeros, por decirlo sufría de bullying aunque en ese tiempo no tenía ese nombre. Me llamo Julián y actualmente tengo 27 años y mi historia comenzó a los 15, cuando iba en prepa (instituto).

Como dije siempre fui víctima de bullying por mi apariencia y mi manera de comportarme, soy de piel muy blanca y cabello oscuro, y en aquel tiempo era algo delgado, pero tenía un trasero redondo que resaltaba en mi figura de chico, lo cual me daba aún más problemas porque me generaba burlas de mis compañeros, y hasta solían nalguearme diciendo que parecían nalgas de mujer.    

Entre todos quienes me molestaban había uno que lo hacía de manera constante, su nombre es Darío, era un chico más alto y fuerte que todos en clase por tener dos años más que el resto, había reprobado dos años. El solía acosarme mucho, me jalaba del cabello y me golpeaba las nalgas y me decía que mi trasero estaba para cogerlo, sabía pasar a mi lado y me decía al oído "cuando te dejas coger te corto los huevos". Me molestaba mucho cuando lo hacía y el solo reía a carcajadas. Su acoso fue subiendo de nivel y ya no sólo me nalgueaba, sino que aprovechaba las clases de gimnasia para tocar mi trasero y poner su dedo entre mis nalgas como simulando meterlo.      

Cierto día entré al baño y ahí estaba Darío, traté de no mirarlo y continuar al urinario, terminé y cuando me di vuelta, Darío estaba parado con su pene erecto fuera del pantalón y me dijo meneando su pene con su mano.

-"Mira lo que tengo para tu culito". Dijo Darío.

Me quedé paralizado por un instante viéndolo y luego salí corriendo de ahí mientras Darío se reía. Luego de unos días de seguir soportando su acoso, en clase de inglés nos colocaron en parejas para realizar un proyecto, y como era muy aplicado mi compañero elegido fue Darío por ser bastante dejado en la materia.

No lo acepté y pedí cambiar de compañero, pero el profesor no lo hizo, en fin me tocaría estudiar con mi acosador. Nos encontramos en la biblioteca del colegio y él dijo "voy a estudiar tu culito", yo me enojé y quise retirarme, y fue ahí cuando Darío metió su mano dentro de mi pantalón y bóxer jalándome hacia la silla, caí sentado con la mano de Darío en mi trasero, me quedé quieto mirando si alguien había visto lo que pasó, pero nadie se había fijado, no se un si eso fue para bien o para mal.     

Le pedí que sacara su mano y en lugar de eso puso su dedo en mi ano intentando meterlo, sentí una corriente en mi cuerpo y quedé inmóvil. Pasaron algunos segundos hasta que reaccioné y saqué la mano de Darío de entre mis nalgas, él se reía y pasaba su dedo por su nariz para luego decirme casi en voz baja.

-"Hueles a culito virgen". Dijo Darío.     

Estaba muy sonrojado y salí de ahí sin decir nada. Pero todo el resto de ese día me quede pensando en lo que había sucedido. Al siguiente día volví a estudiar con Darío, pero esta vez nos vimos en mi casa para eso, yo pensaba que en mi casa él ya no me acosaría. Por esos azares de la vida ese mismo día mi madre salió y tuve que recibir solo a Darío, cuando llegó a solas cuando subíamos las escaleras a mi cuerpo él jaló mi pantalón dejando mi trasero desnudo delante suyo, me dio una nalgada y dijo.

-"Que lindo trasero tienes". Dijo Darío.  

En ese momento llegué al límite de mi enojo y traté de golpearlo, pero esquivó mí golpe, Darío reía y me dijo que me tranquilizara, le dije gritando.

-"¿POR QUÉ ME MOLESTAS TANTO? ¿QUE QUIERES?" Le grite.

Ahí fue cuando él me dijo.

-"Quiero penetrarte por el culo. dámelo y te dejo de molestar, pero recuerda lo que te he dicho tus huevos serán míos después". Dijo Darío

Me quedé en silencio unos momentos y dije.

-"Lo que sea con tal que dejes de acosarme". Le respondí, sin pensar en las consecuencias.

Darío sonrió y entramos a mi cuarto, conmigo decidido a todo con tal de librarme de su acoso.

-"¿Qué quieres que haga?" Le pregunté.

Él me pidió vaselina o aceite de bebés. Había visto porno anal por lo que pensaba que podría soportar lo que Darío me pedía con tal de terminar con su acoso.         

Regresé al cuarto con el aceite y Darío estaba en mi cama completamente desnudo, la imagen que tenía de su pene era muy diferente a lo que ahora veía, era un pene grueso de unos 18 cm, tenía mucho vello para su edad, la piel era oscura y lleno de venas ya su glande estaba al descubierto con su prepucio corrido por completo por debajo de su glande en forma de casco.     

Empecé a temblar mientras me acercaba a la cama, Darío me pidió que me desnudara y así lo hice.no estaba excitado ni nada, solo temblaba de nervios, nadie me había visto desnudo y menos un chico. Me senté a su lado y Darío me pidió que me acostara, colocó unas almohadas bajo mi pelvis quedando mis piernas levantadas, se notaba que él ya tenía cierta experiencia. Me miró y comenzó a acariciar mis muslos y mis nalgas.

-"Por fin me voy a comer este culito" dijo mientras acercó su boca a mi ano abriendo mis nalgas.

Comenzó a lamber desde la base de mis testículos hasta mis virginal ano, mis piernas temblaban por la sensación, de pronto siento que mete uno de sus dedos, mi virginal ano permitía por primera vez la entrada de algo. Respiraba hondo mientras Darío metía y sacaba su dedo de mi ano, no me fijé en qué momento, pero ya no era uno sino dos los dedos que estaban abriendo mi ano.     

Mi pequeño pene de 14 cm estaba erecto y disfrutaba de lo que Darío hacía por alguna razón todo aquello me estaba gustando, Darío sacó sus dedos y embarró de aceite su pene y también mi ano, sentí la punta buscando mi entrada virginal y de un solo golpe metió su dura erección desvirgando por completo mi ano adolescente.      

Grité como loco, sentía que su pene me partía a la mitad, la tenía toda adentro y el dolor de mi primera vez recorría todo mi cuerpo. Jadeaba agitado y me mordía los labios, empecé a gemir al tiempo que Darío comenzó a moverse, lo hacía despacio, su pene casi no se movía por lo apretado de mi ano. Puso más aceite y de a poco el pene de Darío se deslizaba más libremente, mi ano dilatado empezaba a darme gozo en cada embestida. 

Darío sudaba y me decía que tenía el mejor culo y que desde que me vio sabía que me penetraría. Chupaba mis pies y yo gritaba pero de placer, su pene le daba a mi ano un placer difícil de explicar a quién no lo ha sentido. Los dos sudábamos y mi cama se sacudía mucho, no sé cuánto tiempo Darío estuvo penetrándome, pero fueron varios minutos quizás media hora, hasta que con una expresión de felicidad gritó.

-"SSIIIIII". Grito Darío.

Entendí que había llenado mi culo de su semen. Darío estaba muy agitado y seguía lamiendo mis pies, sacó su pene semiduro y yo sentí que mi ano quedó abierto. Empezó a besar mis piernas hasta llegar a mi pene erecto, se lo metió a la boca y sentí mi primera mamada, Darío metió dos dedos en mi ano mientras chupaba mi pene, la sensación de sentir ese doble placer me hizo eyacular en la boca de Darío, casi de inmediato se levantó y fue al baño sonriendo, mientras me quedé en la cama con todo el cuerpo electrificado por el placer recibido.         

Cuando regresó Darío me dijo.

-“Me ha encantado tu ano”. Me dijo.

Mi acosador me había dado el mejor placer hasta ese momento de mi vida. Pero aún faltaba algo que no me iba a dar mucho placer, Darío se me acerco y me amarro mis manos a la cabecera de mi cama, luego colocas una almohada debajo de mis caderas, para luego salir me dijo que pronto volvería, por mis huevos.

Me quede jadeante en la cama cuando regreso traía una herramienta algo rara como un alicate (pinza) de metal con una mandíbula con bordes planos, en ese momento no sabía lo que era, pero ahora sé que era un burdizzo, Darío tomo mis huevos y los acaricio por varios minutos lo que hizo que de nuevo tuviera una erección completa.

Fue entonces que coloco las mandíbulas del Burdizzo en lo alto de mi escroto, se inclinó y se tragó mi pene por completo, para comenzar a darme una nueva mamada, unos 20 minutos después, en los que no deje de retorcerme de placer, estaba por venirme con mi pene palpitando en la boca de Darío, cuando el primero de mis disparos salió de mi boca él cerro el burdizzo, mi cuerpo se arqueo en una mezcla de dolor y placer difícil de describir aquel fue el final de mis días de virilidad para convertirme en el eunuco que ahora soy.

Desde ese día su actitud hacia mi cambió, ya no me molestaba, en cambio se volvió mi protector y mejor amigo e incluso amantes a los 21 nos mudamos a vivir juntos, aunque trágicamente murió unos meses después en un accidente de auto nunca olvidaré los momentos de placentera e intimidad con Darío mi acosador me brindo y aunque me volvió un eunuco gracias a él ahora disfruto como no tienen idea cada vez que un hombre de verdad me penetra causándome más placer que cuando aún tenía mis huevos colgando en mí entrepierna.





Autor: Anónimo & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

TORTURA, SECUESTRO, DESVIRGUE Y CORTE

Me has hecho perder mucho dinero y será Virtz quien te haga pagar de la forma tradicional, sabía a lo que iba a enfrentarse si le hacía perder dinero. Nos veremos dentro de unas semanas, cuando las cicatrices hayan desaparecido y puedan trabajar para pagarme. Luego de sentenciarlo salió con aire de grandeza. Virtz siempre le había dado miedo a pesar de ser un hombre de apariencia tranquila, nunca había cometido ningún error, pero sus compañeros le contaron que era un hombre cruel y no tenía miramientos a la hora de castigar ......


TORTURA, SECUESTRO, DESVIRGUE Y CORTE.
Me has hecho perder mucho dinero y será Virtz quien te haga pagar de la forma tradicional, sabía a lo que iba a enfrentarse si le hacía perder dinero. Nos veremos dentro de unas semanas, cuando las cicatrices hayan desaparecido y puedan trabajar para pagarme. Luego de sentenciarlo salió con aire de grandeza. Virtz siempre le había dado miedo a pesar de ser un hombre de apariencia tranquila, nunca había cometido ningún error, pero sus compañeros le contaron que era un hombre cruel y no tenía miramientos a la hora de castigar .

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [TORTURA] [VIOLACIÓN] [VIRGEN] [SADO]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo & Darksoul




Empujaba despacio, su ano se defendía con avidez, volvió a intentarlo, no consiguió nada. El cuerpo de Alan se tensaba con cada embestida, la falta de humedad en aquella cavidad iba a costarle caro. Por su parte, su desvirgador le separaba lo más que podía las nalgas, él emitía gemidos preocupantes, no había placer en ellos, era dolor lo que transmitían. Mojó sus dedos con la lengua y fue hacia su ano rápidamente,

Siguió con su tarea, separó más sus piernas, tomó con su mano derecha su pene e intentó meterlo con fuerza, su ano por fin cedió, él soltó un quejido seco y su violador siguió entrando; mientras más rápido sucediera, más rápido terminaría todo. Después de unas suaves embestidas lo consiguió, entró por completo, era momento de embestirlo con dureza, pero él temblaba y no podía dañarlo más, ya había sido suficiente.        

—“Alan, ahora tus clientes no serán solo mujeres, olvida las consideraciones que te tenía”. Dijo su Amo cuando el pene se retiró de su recién desvirgado ano.

Me has hecho perder mucho dinero y será Virtz quien te haga pagar de la forma tradicional, Alan sabía a lo que iba a enfrentarse si le hacía perder dinero. Nos veremos dentro de unas semanas, cuando las cicatrices hayan desaparecido y puedan trabajar para pagarme. Luego de sentenciarlo salió con aire de grandeza. Virtz siempre le había dado miedo a pesar de ser un hombre de apariencia tranquila, nunca había cometido ningún error, pero sus compañeros le contaron que era un hombre cruel y no tenía miramientos a la hora de castigar.

Era el amante del jefe, sin embargo, disfrutaba la compañía de hombres y mujeres. A Alan le gustaba mucho, tenía ojos verdes y un largo cabello cobrizo, nunca se atrevió a dirigirle una mirada directa, realmente le atemorizaba su presencia en el burdel. Cuando entró en la habitación Alan se incorporó y se hincó junto a la cama, no se aventuró a mirar su rostro después de lo que había pasado entre los dos.           

Virtz entró con dos de los hombres que cuidaban la puerta del burdel por la noche, eran altos y fornidos; los dos se sentaron en un sillón situado frente a la cama, Virtz se quedó en medio de la habitación.     

—“Alan sal de la cama y Marco, quítate toda la ropa, acomódate boca arriba en la cama, Braulio va a amarrarlo”. Ordenó con su habitual calma Virtz.

Así sucedió, el orangután lo amarró con fuerza a los barrotes de la cama y desde ahí pudo ver cómo ataban a Alan de las manos para colgarlo en una estructura de metal a un costado del lecho. Virtz tomó una fusta de la mesita de centro y se acercó a él.

—“Nota que no te até los pies, debes portarte bien o sufrirá las consecuencias ¿lo entiendes?”  Dijo Virtz

Alan asintió despacio mirando a los hombres. Virtz tomó su miembro erecto, lo levantó con firmeza y dejando al descubierto sus testículos comenzó a golpearlos con la fusta. El ardor era insoportable, cada vez azotaba con mayor ímpetu, sin embargo, no era tanto la dolencia lo que le molestaba; el problema era que lo estuvieran mirando.     

Luego de un rato dejó de castigarle los testículos para continuar con el resto del cuerpo, flageló sus pies, piernas, muslos, brazos y abdomen, ahí hizo una pausa, colocó la fusta en la cama y se acercó a su rostro, lambió su cuello, Alan pudo sentir su largo cabello picarle la cara, su lengua era cálida y experta, recorrió su clavícula hacia el pecho, ahí empezó a succionar su tetilla izquierda, sentía placer a pesar de que el cuerpo entero le escocía. Como era de esperarse sus tetillas se endurecieron, erectos como estaban les colocó una especie de pinza metálica, al sentir la primera, sus piernas perdieron el control y dieron un empujón a Virtz, él se incorporó y dio un golpe a Alan con la fusta en el muslo derecho.

La otra pinza en su tetilla termino por arquearle la espalda sin consentirlo y Virtz asestó un golpe con la fusta en el miembro de Alan. Quien intento quedarse quieto, incluso cuando pasó una especie de garra metálica por su piel ya castigada por la fusta, y a pesar del dolor siguió impasible con tal de evitar más daño. Luego de un rato Virtz se apartó de la cama, fue hacia la oscuridad y no dude en echar un vistazo a Alan quien miraba hacia el infinito, parecía que el hecho no lo inmutaba. Virtz tardó un rato en volver, yo quería compartir un poco de intimidad con Alan, decirle algo, tal vez un “lo siento” por esos golpes no le era posible.       

Virtz regresó antes de que pudiera articular palabra, traía consigo una caja de toques, ésta tenía dos barras extensibles, las alargó a su cuerpo y comenzó a propinar descargas sobre las pinzas que tenía en las tetillas, sus piernas querían derribarlo, pero sabía que aquello traería serias consecuencias, así que solo atinó a enterrar los pies en la cama y apretar los dientes hasta que le fue imposible. Abandonó el castigo, le quitó las pinzas y se dirigió a su miembro nuevamente, lo levantó y golpeó sus testículos con una de las barras, sus piernas automáticamente lo derribaron de la cama, cuando Alan percibió su error ya era tarde. Virtz se incorporó normalmente, ni siquiera se enfadó, al contrario, tenía una sonrisa que le preocupó aún más.  

—“Lo que sigue es culpa tuya”. Le dijo Virtz mientras masturbaba el miembro de Alan violentamente.

Aunque éste tardó un poco en responder, finalmente se erecto, así como estaba, Virtz lo sujetó con fuerza y colocó una de las extensiones de la maquina en el glande; Alan se retorció en el aire, él los enredó para no provocarse problemas. Soltó algunos gritos ahogados y sus facciones se descompusieron completamente. Soltó algunos improperios, lo insultó de mil formas posibles y él sin molestarse le dijo:           

—“Tus palabras repercutirán en tu cuerpo”. Dijo Virtz.

Ya era tarde, seguramente Alan estaba deseando haber mantenido la boca cerrada. Pero pese a llevar ya seis meses secuestrado aún era algo rebelde no habiendo aprendido a callar.    

—“Haré lo que me pidas, sé que lo he hecho mal, pero no me hagas daño”. Dijo Alan despacio y con un tono amable.       

—“Lo sé, es tu culpa y pagarás más por ello, cada cicatriz y consecuencia, será culpa tuya, ¿aunque no sé si lo te hare se podrá curar fácilmente? Dijo Virtz.

Y sigue hablando, el castigo irá en aumento en proporción a tus palabras. Alan Calló entendiendo que no había nada que pudiera hacer y siguió expectante ante una oportunidad. Virtz abandonó los tormentos un tiempo considerable, se alejó hacia una mesa que estaba en el fondo y trajo un látigo, se colocó a un lado de Alan y comenzó a flagelarlo, él por su parte mordía su labio inferior cerrando los ojos y aferrando sus manos a las ataduras. Contó once azotes y cada uno causaba una herida profunda. Quería volver a rogar, pero tenía miedo de agregar más sufrimiento a su persona.

Virtz fue a la mesa nuevamente, dejó el látigo, tomó una navaja y observó la reacción de Alan con una sonrisa burlona.

—“Me gustas Alan, sabes que puedo disponer de quien me guste. El Jefe me lo permite, pero tú estabas en la lista Premium ¿Qué dices, te entregas?” dijo Virtz.

-“Sí”. Contesto a toda prisa Alan sin pensar.

No quería que utilizara la navaja en su cuerpo perfecto. Virtz se acercó hacia él con el arma en la mano, cortó las ataduras y se colocó encima de él. Lo besó en la boca, introdujo su lengua y dejó que su cuerpo sintiera su miembro erecto. Acercó su boca a mi oído y en un susurro le dijo

-“Quiero comprobar tu francés”. Dijo Virtz.

Acto seguido se recostó en la cama, desabrochó su pantalón y puso sus manos bajo su nuca diciéndole a Alan “adelante”.  

Intentó entrar en medio de sus piernas, pero su intención era otra.

—“Quiero que me hagas la felación con el culo en alto, quiero que los chicos tengan una fantástica vista desde su posición”. Ordeno Virtz.

Entonces Alan se colocó en cuatro patas y comenzó la felación despacio, primero con lametones recorría el pene de Virtz, justo después siguió con los testículos, posteriormente se tragó su miembro entero, lo sacaba y metía en mi boca rápidamente, esperando que sus movimientos le gustaran y lo distrajeran de sus intenciones.      

—“Basta”. Dijo Virtz al tiempo que alárgama su mano hacia las nalgas de Alan y las golpeaba.

Sin retirar la mano se las acarició y buscó con su dedo índice la entrada de mi ano, sin miramientos introdujo su dedo, lo introducía y separaba sus piernas acariciando sus testículos. Se apartó un momento y regresó con un consolador, lo introdujo en su ano y comenzó a moverlo con rapidez, luego lo dejó dentro y retrocedió nuevamente. Era un objeto extraño, el grosor no era demasiado, sin embargo, era bastante largo, tanto que una parte considerable se quedó fuera entre las nalgas de Alan.

—“Esto sucede por tu culpa Alan”. Dijo Virtz quien aún no terminaba la frase cuando Alan sintió una gran punzada.

El consolador era de metal, lo sabía porque estaba muy frío, pero lo confirmó cuando alargo las dos extensiones de la caja de toques al objeto y Alan sintió cómo le partía en dos sus entrañas. Dos lágrimas recorrieron el rostro de Alan aquello no lo esperaba. Tan rápido como comenzó Virtz retiró la electricidad y su cuerpo se tambaleó un rato. Alan, es mi turno de probar ese culo casi virgen. Ven aquí, voy a hacer que disfrutes una vez más, disfruta todo el tiempo que desees y recuerden que será tu última vez como un hombre intacto, para mañana serás un eunuco y nunca volverás a correrte. 

Virtz se quedó en la cama Alan se aproximó. Los dos se miraron cómo quien ve a su verdugo los otros hombres se sentaron en el sillón expectantes. Ante la amenaza de su torturador Alan no vaciló en llevar su mano a pene, pero éste se encogió e hizo una mueca de dolor.

-“Por favor permite que mi última noche intente gozar todo lo que pueda Virtz”. Suplico Alan.

Luego de eso puso una mano sobre su pecho e hizo que Virtz se recostara en la cama, se inclinó para hacerle una felación y Virtz se abandonó al placer. La lengua de Alan recorrió cada centímetro de su pene y testículos, quería acabar en su boca, pero Virtz se acordó que no podía soltar su semen hasta que él lo permitiera, entonces Alan le susurró al oído.

—“Poséeme, prepárame para lo que sigue”. Dijo Alan con voz quebradiza.

Alan se puso en cuatro nuevamente sobre la cama, pero Virtz tenía pensado algo mejor e hizo que se acostara boca abajo, sin darse cuenta del daño que le causaba su propio peso sobre su lastimado pene, sin embargo, luego de un momento pudo mantenerse en esa posición sin moverse; Virtz aprovechó para darle un beso negro, hundiendo su lengua en su ano y subir por su espalda, volví a descender y lubricar el lugar de la mejor manera posible.       

Esta vez no tuve que empujar mucho para meter su pene en su ano, la punta entró fácil; al escuchar sus gemidos entrecortados la excitación de Virtz llegó al tope, quería embestirlo con fuerza y saciar su hambre, porque sabía que Alan debía estar experimentando dolor. Lo que hizo fue acercarme a su oído, para preguntarle si el ritmo estaba bien, entonces Alan solo asintió con la cabeza. El miembro de Virtz entraba y salía de sus entrañas más rápido, Alan arqueó la espalda y gimió más alto, entonces Virtz intervino.

—“Córrete, para ti esto es todo”. Para Alan fue como una orden.

Unos segundos después, realmente quería aprovechar ese último momento por lo que se vino cuando sintió como el semen de Virtz inundó su cavidad, en gran cantidad, quedando tumbando sobre la cama respirando agitadamente no fue durante mucho tiempo, pues Braulio fue hacia él para amarrar literalmente, sus muñecas a los barrotes de la cama Virtz fue de nuevo hacia la oscuridad para regresar a donde estaba Alan ya bien amarrado.

Alan suplico sin efecto de pronto se escucharon gritos, la tensión iba en aumento, Virtz le introdujo una barra electrificada por el ojo de su glande para penetrarlo de nuevo para poseerlo a su antojo. Virtz lo miro a los ojos, él estaba derrotado desnudo boca abajo sobre la cama expulsando semen de su ano aun latiendo buscando cerrarse.          

De pronto Alan sintió de nuevo un primer latigazo impactando su pierna izquierda y parte del muslo, el segundo le dio en sus nalgas, otro más fue a parar en su espalda, sin embargo, los latigazos se aplicaron con cuido, porque la barra electrificada castigaba mejor, sus nalgas, espalda, hombros, pies, pantorrillas, piernas; parecía meterse en todas partes. No quería que Alan perdiera el conocimiento y terminara sin saber cómo fue castrado.

Fue entonces cuando Virtz tomo de nuevo la afilada navaja y de un rápido movimiento le abrió la blanca piel del escroto de Alan, la sangre broto de inmediato mientras Alan aterrado por aquello solo comenzó a gritar sin parar.            

—“NO… ALTO… NO POR FAVOR… HARE LO QUE SEA…” Alan suplicaba Gritando presa del pánico.

Virtz sin embargo no tardo en extraer sus sangrentes testículos de su bolso de piel, los tomo con una de sus manos, jalando y tensando los cables que los unían aun al cuerpo de Alan, quien continuaba suplicando mientras lloraba, Virtz coloco la afilada navaja debajo de los tensos cables y de un rápido movimiento los corto convirtiendo a Alan en un eunuco para el resto de sus días.

Alan se despertó en una celda pequeña, en aislamiento, esos cuartos eran los más costosos y eso era porque quien los alquilaba podría hacer lo que quisiera en su interior lo que gustara, mutilaciones, golpes, torturas interminables… lo que quieran, en este lugar se olvidaba a quien era puesto, hasta que algún cliente salía insatisfecho diciendo que el personal estaba muerto y quiere la devolución de su dinero.

Aún no llegaba la noche, Alan lo sabía porque la luz que entraba por debajo de la puerta era brillante, pero pudo ver con terror cómo esa luz se iba extinguiendo, esperaba que su primer cliente se compadeciera de sus heridas y no fuese muy cruel.

Para su terror cuando la puerta se abrió fue Virtz al que sus ojos vieron entrar, por unos segundos hubo un tenso silencio y luego él le dijo.


-“Estas listo para tu nueva vida como un esclavo eunuco hasta tu muerte”.



Autor: Anónimo & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

HIJASTROS

La madre de Andy y Kara, murió en un accidente poco después que Kara cumpliera 15 años y Andy con aun 14 años, fue después del sepelio que Gabriel cambio radicalmente hacia ambos ya adolescentes, para empezar, se mudaron de casa, Gabriel los llevo a una amplia propiedad, toda bardeada con altos muros en medio de la nada, la población más cercana estaba a 75 Kms. Aquella casa era enorme, solo los tres vivían ahí, ambos adolescentes dejaron de ir a la escuela, Gabriel les ordeno a ambos adolescentes que solo vistieran ropa interior como únicas prendas, al tiempo que comenzó a ser más abiertamente cariñoso con Kara......


HIJASTROS.
La madre de Andy y Kara, murió en un accidente poco después que Kara cumpliera 15 años y Andy con aun 14 años, fue después del sepelio que Gabriel cambio radicalmente hacia ambos ya adolescentes, para empezar, se mudaron de casa, Gabriel los llevo a una amplia propiedad, toda bardeada con altos muros en medio de la nada, la población más cercana estaba a 75 Kms. Aquella casa era enorme, solo los tres vivían ahí, ambos adolescentes dejaron de ir a la escuela, Gabriel les ordeno a ambos adolescentes que solo vistieran ropa interior como únicas prendas, al tiempo que comenzó a ser más abiertamente cariñoso con Kara.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMÍA] [NULIFICACIÓN] [DOMINACIÓN] [ESCLAVITUD] [VIRGEN] [PADRES]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul




Andy y Kara eran dos adolescentes como cualquier otro, Kara era un año mayor que Andy, pelirroja de pequeños senos aun pero con un buen par de nalgas, huérfanos de padre desde la infancia, eran tímidos y retraídos, su madre se casó en segundas nupcias con Gabriel que se convirtió en su padrastro, desde un principio Gabriel mostro algo de antipatía hacia Andy pero era muy cariñoso con Kara, incluso en exceso, ella fue la primera que entro en la pubertad y Gabriel se encargó de ella desde ese momento de un modo más estrecho.

La madre de Andy y Kara, murió en un accidente poco después que Kara cumpliera 15 años y Andy con aun 14 años, fue después del sepelio que Gabriel cambio radicalmente hacia ambos ya adolescentes, para empezar, se mudaron de casa, Gabriel los llevo a una amplia propiedad, toda bardeada con altos muros en medio de la nada, la población más cercana estaba a 75 Kms. Aquella casa era enorme, solo los tres vivían ahí, ambos adolescentes dejaron de ir a la escuela, Gabriel les ordeno a ambos adolescentes que solo vistieran ropa interior como únicas prendas, al tiempo que comenzó a ser más abiertamente cariñoso con Kara.

Gabriel sin embargo trataba mal a Andy cada día peor, una tarde Gabriel llego con dos collares, les ordeno a ambos que se desnudaran, para luego ponerles los collares, les dijo que desde ese momento ya no eran sus hijastros sino sus esclavos y debían llamarlo Amo, desde ese momento, Andy esa misma noche se revelo fue donde dormía su hermana para decirle que huyera con él, que ya no soportaba a Gabriel pero ella se negó, cuando más tarde Andy trato de escapar de la casa Gabriel lo atrapo Kara lo había traicionado contándole sus planes.

Como recompensa por querer escapar Andy fue amarado a una cama y Gabriel lo circuncido sin anestesia alguna simplemente estiro su prepucio con fuerza para luego cortarlo con una afilada tijera, Andy grito como nunca antes sintiendo el más terrible de los dolores, mientras Kara se masturba viendo como su hermano perdía aquella sensible piel que dejaba su glande de un color mucho más oscuro que el resto de su piel al descubierto, pero Gabriel aun no acababa con su pene aun sangrando su glande fue atravesado por una aguja de oro gruesa por donde paso un anillo de plata, un piercing que desde ese momento adorno el pene glande de Andy.

El tiempo paso muy rápido desde esa noche Andy quedo reducido a un esclavo, un sirviente de Gabriel y Kara, unos meses después de cumplir 15 años Andy fue llevado a una habitación donde su hermana estaba acostada desnuda, en el piso, le habían colocado una especie de fundas de color negro que le impedía usar sus manos, la rajita como toda su área púbica estaba depilada por completo lo mismo que la de Andy, que al ver a su hermana mostrando sus partes íntimas comenzó a tener una erección, pese a no desearlo, sus deseos reprimidos de hombre eran los que en ese momento mandaban en su cuerpo.

-“¡Amo mire es como dijo se le está poniendo al puerco de mi hermanito!” Dijo Kara.

Gabriel era más alto que su hijastro, lleno de músculos, pero de aspecto muy elegante le gustaba usar los fines de semana camisas de seda ajustadas al cuerpo, abierta hasta el tercer botón, mostrando su pelo en pecho, pantalón de vestir que transparentaba su calzoncillo blanco tipo bóxer, cinto de cuero y llavero, esta indumentaria tan llamativa y aparatosa hacía que el ojo de cualquiera vaya directo a la zona baja donde un cierre abombado denotaba un bulto de tamaño anormal.

El pene de Andy estaba en todo su esplendor con sus 17 cm. completo, con su cabeza brillante con liquido pre seminal escurriendo por su piercing, Gabriel se la agarró cerrando su mano sobre su tronco por detrás, para comenzar a masturbarlo como en cámara lenta Kara que hasta ese momento solo miraba aquella escena, se levantó del suelo para quedar de rodillas frente a Andy, para tragarse su pene, con su boca pero sin poder tocar sus huevos o pene, Gabriel aparto su mano para comenzar a amasar sus nalgas.

Gabriel restregaba su bulto sobre la parte alta de las nalgas de Andy, al cabo de unos segundo Gabriel comenzó a quitarse la ropa comenzando con su camisa de manga larga de rayas, dejando al cabo de unos segundos su pene grueso, bien venoso semi duro medía como unos 20 cm al descubierto, se quedó mirando el culo de Andy con cara libidinosa de nuevo se acercó a los hermano, aparto a Kara de Andy lo tomo del cabello para obligarlo a quedar de rodillas frente a él para luego hacer que se metiera todo su trozo semi duro en su boca, mientras Kara sin que se le ordenara fue detrás de Gabriel le abrió sus nalgas le escupió su ano para comenzar a darle un beso negro que lo hizo gemir de placer.

Andy sintió como el pene de su padrastro se hinchaba en su boca y cada vez se ponía más y más dura además de más grande, sin darme cuenta la tenía ensartada en su boca y llegaba hasta el fondo de su garganta, Gabriel gemía sin parar.

-“Vamos perros chupen… Y tu putito hazme venir… Que hoy dejaras de ser hombre por fin”. Dijo Gabriel entre jadeo y jadeo.

Kara por su parte seguía lamiendo su ano, mientras Gabriel metía y sacaba su pene de la boca de su hermanito.  Entonces ocurrió lo impensable para Andy, hasta ese momento virgen aun, Gabriel lo separo de él, para darle la vuelta para de pronto sintiera su enorme pene mojado de saliva, sintiera aquel tubo de terciopelo hirviendo como comenzó a entrar por su ano; apenas bastaron dos embestidas para que estuviera todo adentro y automáticamente los pliegues del culo de Andy sé contrajeron alrededor de su enorme falo.

-“AAAAAAAAAAAAAAHHHHHYYYY”. Grito Andy de Dolor.

Una vez con Andy desvirgado Gabriel apenas lo penetro por algunos minutos antes de hacer que se acostara boca abajo sobre el suelo, hizo que Kara que aún seguía lambiendo y chupando su ano, se sentara boca arriba sobre su hermano, tomo su pene y lo dirigió al ano de su hermana, el cual entro sin problema alguno Kara dio un pequeño gemido, luego Gabriel tomo su pene y la penetro por su mojada vagina de una sola vez.

Era lo mejor para Kara, no dolía, el pene de Andy pese al piercing entraba y salía solito haciendo un ruido por demás excitante. El pene de su hermano estaba por su orificio trasero y gran pene de su Amo por el delantero, quien la sostenía de los cabellos mientras Kara alcanzaba un gran orgasmo como pocas veces antes había logrado sentir, aunque no ere la primera vez que tenía sexo con Gabriel, si era la primera vez que estaba siendo penetrando doblemente en su vida.

Los ojos de Kara le daban vueltas, sus devoradoras nalgas se tragaban sin parar el pene de Andy, aquello no duro mucho 10 o 12 minutos hasta que Kara sintió tanta cantidad de leche que parecía le estaban aplicando un enema tibió, sus entrañas quedaron inundadas de la leche de su hermanito el cual se contraía espasmódicamente como queriendo engullir todo su pene, sin dejar que Andy terminara de venirse Gabriel aparto a Kara sacando su propia erección para hacer que se pusiera a cuatro patas.
 
Su padrastro se aferró de sus nalgas por detrás y mirando a Andy dijo.

-“Ahora veras como es que un hombre de verdad se lo hace a una mujer, algo que tú nunca podrás hacer perro”. Dijo con malicia Gabriel.

Los de Kara ojos se pusieron blancos, cuando la tomó de la cintura mientras que sus 23 cm. de erección de Gabriel entraban en su ano, sus pliegues que antes se contraían, pese a la lubricada que estaba no lo hicieron era doloroso Kara pegó un grito y se le escaparon algunas lágrimas, Gabriel no espero a que su entraña se acostumbrara al intruso de inmediato comenzó a bombear su dolorido ano y luego de 10 minutos en las que la estuvo propinando embestidas salvajes de nuevo Kara sintió llenarse sus entrañas con el espeso y abundante líquido que brotaba del gran pene de su padrastro.

Andy creyó que terminaba su calvario por aquel día, por lo regular luego de eso Gabriel se marchaba con Kara y lo dejaban en paz. Así fue en parte. Su padrastro siguió su pene bien duro metiéndolo y sacándolo, pero ya con tanto lubricante el ano de Kara parecía una ruta llena de aceite donde entraba y salía con facilidad su padrastro.

Pero esa tarde era diferente, Gabriel saco su enorme falo del interior de Kara para ir a donde estaba arrodillado Andy para dejar su mojado ariete expuesto a su visión, Gabriel tomo a Andy de los cabello para dirigir su boca a su erección y ordenarle.

-“Vamos puta que esperas para chuparla”. Ordeno Gabriel

A los 15 minutos Gabriel ya no pudo más y por segunda vez depositó toda su leche en la boca de Andy que desesperado lambía y re-lambía todo hasta que dejó todo su enorme pene bien limpio, cansado, el pene de su padrastro latía en el interior de su boca como queriendo más, pero seguía algo nada placentero para Andy.

Cuando Gabriel termino de venirse, extrajo su pene de la boca de su hijastro para con rápidos movimientos, amarrarle sus manos a la espalda, luego fue por una parra de metal que aseguro a los tobillos de Andy, para evitar que pudiera cerrar las piernas, luego salió de la habitación dejando reposar a ambos hermanos un par de minutos, cuando regreso lo hizo con una gran tijera de jardinería, fue hasta donde estaba Andy y coloco las afiladas cuchillas debajo de sus huevos.

El pene de su padrastro como de Andy dieron dos fuertes respingos cuando las cuchillas tocaron la piel del escroto de Andy, el pene de Gabriel respingo de excitación mientras que el de Andy de terror.

-“Por favor Amo… No lo Haga… ¡Por Favor!” Suplico Andy.

Gabriel volteo a ver a Kara que miraba todo con una expresión de lujuria total, se había quitado la funda de su mano derecha y se estaba masturbando furiosamente en ese momento introduciéndose dos dedos por su mojada vagina.

Gabriel tomo los mangos de madera de la tijera, miro a Andy y le dijo.

-“¡Desde ahora serás nuestra putita!” Dijo Gabriel.
-“NO… Por Fa…” Trato de suplicar Andy.
-“AAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHH”. Grito Andy.


El adolescente no pudo terminar su última suplica, cuando su padrastro de un sólido tijeretazo le cerceno sus huevos y pene, convirtiéndolo en un eunuco nulo para el resto de sus días, Gabriel era cirujano por lo que no tuvo problemas en remediar el daño causado, sin embargó en ese momento Andy puso los ojos en blanco, se convulsiono de dolor por unos segundos para luego desmayarse, cuando despertara lo hacía a una nueva vida, en la que el placer sexual personal no estaría incluido nunca más. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul         Mail: darksoulpgm@gmail.com

SOBRINO CRISTIANO Y VIRGEN

Recibí una llamada de mi hermana. Hace mucho que no le veía porque se había mudado a otro estado. Estaba divorciada como yo y vivía solamente con su hijo. Después del divorcio se volvió hipercristiana. No decía groserías, no bebía, no fumaba y no salía con nadie. Platicamos por horas y me comentó que su hijo mi sobrino Miguel iba a entrar a la universidad que está en mi estado, pero no tenía dinero para pagarle un departamento de estudiante así que; yo me ofrecí para darle asilo en mi casa. Ella me lo agradeció mucho y me dijo que Miguelito que no lo veía desde que tenía 12 años iba a venir a quedarse a mi casa. Pasaron un par de días y finalmente llego......


SOBRINO CRISTIANO Y VIRGEN.
Recibí una llamada de mi hermana. Hace mucho que no le veía porque se había mudado a otro estado. Estaba divorciada como yo y vivía solamente con su hijo. Después del divorcio se volvió hipercristiana. No decía groserías, no bebía, no fumaba y no salía con nadie. Platicamos por horas y me comentó que su hijo mi sobrino Miguel iba a entrar a la universidad que está en mi estado, pero no tenía dinero para pagarle un departamento de estudiante así que; yo me ofrecí para darle asilo en mi casa. Ella me lo agradeció mucho y me dijo que Miguelito que no lo veía desde que tenía 12 años iba a venir a quedarse a mi casa. Pasaron un par de días y finalmente llego

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [VIRGEN] [INCESTO]



Categoria: Adolescente      Autor: JulyGarcia & Darksoul




Mi hijo había ido a pasar un tiempo con su padre y yo me había quedado sola en casa. La verdad es que, estaba excitada todo el tiempo. Me masturbaba constantemente y no podía disminuir la calentura que prácticamente me agobiaba todo el día. Aun no se me notaba el embarazó que tenía pero note que mi busto ya había empezado a crecer. Los sostenes me quedaban muy ajustados y uno se rompió. Fui a comprar algunos al centro comercial un par de tallas más grandes.      

Unos días después recibí una llamada de mi hermana. Hace mucho que no le veía porque se había mudado a otro estado. Estaba divorciada como yo y vivía solamente con su hijo. Después del divorcio se volvió hipercristiana. No decía groserías, no bebía, no fumaba y no salía con nadie. Platicamos por horas y me comentó que su hijo mi sobrino Miguel iba a entrar a la universidad que está en mi estado, pero no tenía dinero para pagarle un departamento de estudiante así que; yo me ofrecí para darle asilo en mi casa.

Ella me lo agradeció mucho y me dijo que Miguelito que no lo veía desde que tenía 12 años iba a venir a quedarse a mi casa. Pasaron un par de días y finalmente llego.       

Alguien toco el timbre de la puerta, fui a abrir y descubrí un chico muy alto en la entrada de mi casa.

-“No puede ser que tú seas mi Miguelito pero si estás bien grandote mi amor” Dije.

-“Si soy yo tía te extrañe mucho” Dijo mientras me abrazaba fuerte contra su pecho que parecía estar hecho de acero.       

Mis senos se estrujaron cuando lo hizo y yo me sentí indefensa en sus brazos. Me dio un beso en mi mejilla casi rosando mis labios y metió sus maletas a la casa. Nos sentamos a la mesa del comedor para ponernos al día.       

-“¿Cuéntame mi amor que tal te fue en la prepa?” Le pregunte.
-“Muy bien tía, saque muy buenas notas y jugando futbol americano conseguí una beca en la facultad de aquí”. Me respondió.    

-“Que bueno mi amor”.     
-“¿Se ve que te ejercitas mucho?” Dije. 
-“Bueno si por mi posición debo estar muy fuerte”. Me dijo. 
-“¿Oye y no dejaste a una novia allá?” Le pregunte.    
-“No tía, aún no he tenido novia”. Me respondio.        
-“¿Por qué amor si tú eres guapísimo?”. Le pregunte extrañada.       

-“Bueno creo que porque soy muy tímido”. Me dijo.   
-“¿Y no te gustaba nadie donde vivías?” Le pregunte. 
-“Me gustaba una chica de la iglesia a dónde íba con mi mama, pero nunca tuve la confianza para decírselo”. Me dijo muy apenado.

-“Puedo darte unos consejos acerca de eso, pero eso será después ahora debemos desempacar todo esto y que tu tomes un buen baño para que te relajes”. Le dije a mi sobrino aun de 17 años pero ya pronto a cumplir 18 apenas en un mes.       

-“Claro tía como digas”. Me respondió. 

Mi cuerpo me había puesto muy excitado era mucho más grande que mi hijo sus brazos eran enormes y su espalda igual. Llevaba unos jeans ajustados que le resaltaban unos glúteos muy redonditos y paraditos aunque, no pude ver bien su paquete, pero se veía por encima que no estaba mal. El entro al cuarto de visitas que le prepare y comenzó a desempacar su maleta. Estuvo en su habitación unos minutos y luego me dijo que iba a entrar a bañarse. No podía desaprovechar esa oportunidad así que deje antes de que se metiera mi celular (móvil) grabando video en un estante en el baño escondido por completo. Duro alrededor de quince minutos duchándose y luego salió y entro de nuevo a su habitación. De inmediato fui a recoger mi teléfono y ver lo que había captado. Lo había puesto estratégicamente en un lugar para que pudiera verse todo el baño.          

Fui a mi recamara y puse play al video con mis audífonos puestos. Pude ver como mi sobrino entraba y cerraba la puerta. Primero se quitó su playera que le quedaba muy ajustada gracias a esos musculosos y firmes brazos. Pude ver su pecho fuerte con mucho vello encima, parecía que era de los chicos que no les gusta depilarse porque su barba era como de una semana muy picosa y poblada. Su abdomen era marcado y con un poco de vello en la parte baja indicando el camino hacia aquel lugar prohibido que ninguna mujer había visto aparte de mi hermana.

Sería la primera en ver su virilidad como adulto y eso me tenía muy caliente. Me quité la ropa mientras ponía pausa al video y comencé a tocarme mientras volvía a darle play. El lentamente se quitó el pantalón y lo tiro en el piso del baño. Después solo quedo en bóxer y tuve una mejor panorámica de lo que era su pene. El bóxer era ajustado y se notaba la forma de su miembro. Él se lo quito y pude ver una gran mata de vello púbico saliendo de su ropa interior pero que no opacaba para nada el pene que había escapado de su bóxer. Era de muy buen tamaño, pero estaba flácido así uno no puede saber que tan grande es un hombre sino hasta que crecen. Hay algunos muy engañosos.

Tenía prepucio lo que me gusto aún más y un trasero muy rico, raramente sin vello en él. Se metió a la regadera y comenzó a caer agua poco a poco en ese bello cuerpo que parecía hecho a mano. Mientras más mojado estaba más sensual se hacía. No podía creer que ese cuerpo tan divino aun permaneciera puro y casto. Me estaba masturbando como loca. Metía mis cuatro dedos una y otra vez hasta que no pude más y viendo a mi sobrino enjabonarse me mojé en mi cama gimiendo fuerte.        

De inmediato tape mi boca para que no me escuchara, pero había sido tan intenso el orgasmo que se me había escapado un gemido al aire. Preocupada porque mi sobrino me escuchara deje de masturbarme y me vestí rápidamente sin ver el resto del video en mi teléfono.

Llego la hora de la cena y mi sobrino me pidió que le preparara unas quesadillas. Se las hice y me vestí algo provocativa para lo ocasión. Llevaba una falda que usaba seguido para la casa algo corta y una tanga que hacia sobresalir mi trasero. Una blusa color negro de tirantes y sin sujetador (corpiño). Mis pezones estaban erectos para él desde que llego y sentí que merecía verlos. En la cena lo sorprendí varias veces mirando mi escote tan prominente. Después de todo si era un hombre, pensé para mí.
           
Así que quise probarlo un poco.

-“Vi que miras mucho mi busto amor, ¿tengo algo en mi blusa?” Le pregunte.      
-“No tía, es solo que esa blusa te queda muy bien”. Dijo algo tímidamente.

-“Muchas gracias amor la compré hace una semana en oferta aunque, esta algo escotada ¿no crees?” Le pregunte.

-“Pienso que te ves muy bonita”. Me dijo todo sonrojado.     

-“Dime algo Miguelito, ¿a ti te gustan las chicas con busto grande?”          
-“Bueno… no lo sé, yo creo que sí”. Me respondió apenado.
-“¿Alguna vez has visto unos pechos desnudos?” Le pregunte.         
-“No, no los he visto porque nunca he hecho el amor y mi mamá dice que es pecado ver pornografía”. Me respondió.         

-“Bueno es normal para chicos de tu edad querer ver el cuerpo femenino”. Le dije.
           
Tu madre debería ser más considerada en ese aspecto.

-“¿No te gustaría ver unos pechos?” Le pregunte.        
-No, tía, ¡Eso es pecado y no quiero condenarme¡” Me dijo.  
-“No seas tontito amor, no pasa nada con los ver”. Le dije.    

Me quite la blusa y mis senos cayeron por la gravedad quedando completamente expuestos. ÉL no podía creerlo y miraba fijamente mis pezones. 

-“¿Te gustan amor?” Pregunte.    
-“Es que esto no está bien tu eres mi tía, no se supone que deba verte desnuda” Dijo nerviosamente.

-“Cállate y ven aquí”. Dije mientras estrujaba su cara contra mis senos.     

El sin saber que hacer solo se quedó inmóvil y tieso. Relájate amor puedes hacer lo que quieras con ellos, puedes tocarlos, masajearlos incluso si lo deseas puedes probarlos como un bebe le dije. Dominado por toda esa frustración sexual que había acumulado por años sin poder liberarla, olvido por completo la religión y comenzó a succionar mis pezones muy inocentemente como si fuera un bebe, no los rodeaba con su lengua ni lamia solo succionaba tomándolos con sus manos. Le acariciaba su cabello mientras sentía sus labios en mis pezones y su barba raspándome muy rico en mi pecho. Estuvo así por diez minutos sin decir nada y luego repentinamente me dijo tengo que irme y se fue a su cuarto.          

Yo le di un par de minutos y toque a su puerta.

-“¿Qué paso amor, fue muy incómodo para ti?” Pregunte.      

El abrió la puerta y se sentó en la cama de su habitación.       

-“Es que mi pene se empezó a poner duro y eso está mal, no debo de tener esos pensamientos hacia mi tía”. Me dijo.

-“No has hecho nada malo mi cielo, es normal que tú quieras desahogarte, tienes derecho y quiero ayudarte”. Le dije dulcemente.    

Los jóvenes como tu cargan con una energía sexual muy grande que debe ser liberada.  

-“Mi mamá me dice que no debo masturbarme porque es pecado”. Me dijo.          

-“Tu mamita tiene unas ideas algo locas amor, es normal que quieras liberar esa tensión y yo puedo ayudarte”. Le dije presionándolo a hacer lo que deseaba sin medir las consecuencias.     

-“¿Cómo puedes ayudarme tía July?” Me pregunto muy apenado.   
-“Pues puedo enseñarte a como masturbarte adecuadamente, recuerda que soy doctora mi amor”. Le dije.

-“¿Te gustaría que te enseñe acerca de estos temas?” Insistí. 
-“Está bien”. Dijo con el rostro enrojecido.       
-“Bueno lo primero que debes hacer es mostrarme a ese grandulón escondido en tu pantalón”. Le indique.

Él sonrió nerviosamente y se puso de pie, se desabrocho el pantalón bajándoselo por completo. Una tremenda erección estaba enfrente de mí y yo no pude resistirme. Lo tome de la cintura y sujete las costuras de su bóxer el en un acto reflejo lo sujeto también tímido ante la situación de estar desnudo por primera vez ante una mujer.   

-“Está todo bien mi amor, no pasa nada” Dije.  

Y lo baje despacio, un enorme pene salió de su ropa interior, no era tan grande como el de mi hijo, pero era mucho más gordo en verdad mucho más grueso. Su prepucio no se hacía para atrás así que lo ayude un poco. El cerró los ojos e hizo una mueca. Después de eso Un glande rosado y muy brillante se dejó ver. Estaba algo humedecido por el líquido pre seminal de mi sobrino lo cual lo hacía lucir más apetecible.

El seguía sin moverse y cerraba sus ojos fuertemente. Le dije

–“Abre tus ojitos mi amor quiero que me veas”. Le ordene.   

Me quite la ropa y quedé completamente desnuda ante él. Su pene se puso aún más duro y firme, podría decir que hasta creció un poquito más. Comencé a masturbarlo muy tierna y dulcemente, despacio y con cuidado. Él me miraba fijamente mientras lo masturbaba sin detenerme.        

-“¿Te gusta Miguelito o mejor te digo Miguelote, mi amor porque estas enorme? Pregunte.       
-“Si me gusta tía, me gusta mucho”. Respondió.          

Hacia un gran esfuerzo por no venirse y cada vez era más ruda. Apreté mi mano más intensamente pero no cubría por completo el diámetro de su pene. El soportaba todo eso. Fui a la ofensiva y saqué mi arma más letal, mi boca.    

-“¿Tía que haces los penes no se ponen ahí? Dijo.        

Lo ignoré y comencé a succionarlo salvajemente apenas me cabía en la boca, me hacía tener reflejos de vomitar cada vez que trataba de llegar profundo. Al parecer eso lo excito porque gimió fuerte y tomo mi cabeza eyaculando dentro de mí boca. Sentí como su eyaculación espesa y caliente inundaba mi garganta.

Por la cantidad se desbordo de mi boca y cayó en mis senos y piernas. El cayó rendido en la cama y yo bebí todo lo que me había otorgado incluso el semen de mis piernas y senos lo recogí para lamber también.

-“Eso fue el paraíso tía July”. Me dijo.   

“Me levanté y me senté en la cara”.        

-“Me alegra que te haya gustado porque ahora te toca complacerme a mí”. Le dije.

Tome su pene aun erecto para darle una rica mamada hasta que de nuevo quedo incluso más duro que antes me di la vuelta y me puse en cuatro patas hice que Miguelito se pusiera detrás de mí y me metiera de una sola estocada en la vagina su gruesa erección que hizo vibrar todo mi cuerpo tanto que lance un gemido que más fue un grito. Para luego decirle          

-“Clavala por completo, mi amor”. Le ordene. 

Él siguió con el mete y saca tan rico, luego de unos minutos le pedí que se acostara y me subí sobre él dándole la espalda dejándole ver como su pene desaparecía entre sus dos enormes nalgas. Con cada metida que le daba la sensación era descomunal y mis movimientos eran fantásticos que no tardó mucho en venirse. Note que tenía una enorme cantidad de semen dentro de mí. Cuando los dos orgasmos pasaron le dije.        

-“Ha sido delicioso mi amor, para la otra quiero tu leche en mi culo”. Le dije.      

Desde esa noche comencé a notar un cambio, en Miguelito cada vez se volvía más cerrado, pero aun accedía a tener sexo conmigo incluso hasta tres veces por día, aquello se prolongó por dos meses, que fue cuando se empezó a notar mi embarazo, fue entonces que sucedió, Miguelito pensando que me dejo embarazada tomo una drástica decisión.

Una tarde, al volver a casa luego de comprarme lencería que deseaba usar para tener sexo con Miguelito, no lo encontré en la casa, era raro era sábado en la noche y raramente salía, entre semana, al entrar en su cuarto luego de tocar sin que nadie respondiera, quede en shock ahí estaba mi sobrino desnudo sobre su cama, con un cuchillo en la mano ensangrentada y su escroto con sus huevos entre sus piernas en un charco de sangre. Grite de terror.

-“¡NOOOOOO, MI AMOR QUE HAZ HECHO!” Grite.

Como pude detuve la hemorragia, para luego, suturar la herida no había mucho que hacer sus huevos estaban muertos desde hace horas ya no había forma de recolocarlos. Miguelito se había castrado a si mismo.

Luego me explico que pensando que era el padre del hijo que esperaba, los remordimientos de conciencia y sus prejuicios religiosos, le hicieron ver que no podía seguir teniendo sexo conmigo, pero aunque lo intentaba de solo pensar o verme le provocaba una erección, por lo que decidió terminar de una vez con eso matando la fuente de sus pecaminosas erecciones.

Gracias a que soy doctora pude conseguirle un buen tratamiento hormonal que mantendría su cuerpo, como músculos, además de poder teniendo erección, seguimos teniendo sexo aunque ya no era lo mismo cuando se corría. Aun podía hacerme sentir mucho placer y por supuesto yo le deba mucho placer, cuando termino sus estudios se marchó y me hizo prometer que nunca le diría a nadie que era un eunuco.

Aun mantengo mi promesa como sus huevos que guarde en un frasco con formol, como un recuerdo del hombre que sacrifico la fuente de su virilidad por mí.





Autor: JulyGarcia & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

EUNUCO PARA SIEMPRE

Estaba amarrado con los brazos cruzado a la espalda, con alguna clase de cinta muy dura, que por más que lo intento no pudo soltarse, grito y grito hasta quedarse afónico sin que nadie viniera, por fin cansado, sediento y con hambre fue vencido por el sueño, quedando recostado sobre el suelo de costado, Eric durmió quizás por un par de hora quizás más cuando fue despertado por una mujer, madura de uno 43 años, pero no fue la edad de la mujer lo que lo sorprendió sino que estaba desnuda ante él con sus tetas casi sobre su rostro......


EUNUCO PARA SIEMPRE.
Estaba amarrado con los brazos cruzado a la espalda, con alguna clase de cinta muy dura, que por más que lo intento no pudo soltarse, grito y grito hasta quedarse afónico sin que nadie viniera, por fin cansado, sediento y con hambre fue vencido por el sueño, quedando recostado sobre el suelo de costado, Eric durmió quizás por un par de hora quizás más cuando fue despertado por una mujer, madura de uno 43 años, pero no fue la edad de la mujer lo que lo sorprendió sino que estaba desnuda ante él con sus tetas casi sobre su rostro.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMÍA] [NULIFICACIÓN][SECUESTRO] [VIRGEN]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Eric de 16 años era un lindo adolescente pelirrojo, le gustaba jugar mucho al futbol por lo que siempre le encantaba saltarse clases para jugar con sus amigos en un pequeño terreno abandonado acondicionado a penas como cancha de futbol, con una portería improvisada con unos troncos que todos los amigos de Eric encontraron quien sabe dónde, él era pelirrojo y tenía la piel muy blanca, lo que lo hacía muy atractivo entre las chicas de su edad como al resto de las mujeres, pero Eric  era algo tímido aun no había tenido novia alguna,

Sin embargo eso no significaba que no tuviera la necesidad imperiosa de vaciar el contenido de sus huevos que constantemente le hacían recordar que necesitaba venirse, para aliviar la tensión sexual que a su edad era constante, un día de tanto que se escapo de clase para ir a jugar a futbol, su vida cambiaria para siempre, una vez todos cansados y agotados de jugar ya con el sol bajando por el horizonte, Eric se despidió de sus amigos para emprender el camino a casa, el cual iba a hacerlo a pie pues no vivía muy lejos estaba distraído escuchando sus audífonos cuando una camioneta tipo van le cerró el paso.

-“OIGA TENGA CUIDADO CASI ME MATA, ¡ESTUPIDO!” Grito Eric al conductor.

De pronto se abrió la puerta lateral y dos hombre lo tomaron de los brazos para atraerlo hacia adentro de la van, cerraron la puerta para que el vehículo emprendiera la marcha, antes de que Eric supiera lo que estaba pasando le fue colocado un trapo sobre boca y nariz, que lo dejo sin sentido en pocos segundos, para cuando despertó estaba en un lugar desconocido, un lugar bien iluminado con paredes blancas lo mismo que el piso aquello parecía ser un hospital o algo así.

Estaba portando solo su ropa interior una trusa (slip) color negro de la marca CK que hacia lucir un bien paquete al frente pese a su edad, Eric ya contaba con un pene bien desarrollado que era la envidia de varios de sus amigos aunque con testículos algo normales, su pene sin embargo era de 19 cm en erección, circuncidado, con un glande color naranja en forma de casco, que era muy sensible provocándole fantásticos orgasmo cada que se masturbaba lo que usualmente hacia dos veces por día en promedio, algunas veces más.

Estaba amarrado con los brazos cruzado a la espalda, con alguna clase de cinta muy dura, que por más que lo intento no pudo soltarse, grito y grito hasta quedarse afónico sin que nadie viniera, por fin cansado, sediento y con hambre fue vencido por el sueño, quedando recostado sobre el suelo de costado, Eric durmió quizás por un par de hora quizás más cuando fue despertado por una mujer, madura de uno 43 años, pero no fue la edad de la mujer lo que lo sorprendió sino que estaba desnuda ante él con sus tetas casi sobre su rostro.

-“¿Quién es usted? ¿Por qué me han…?” Pregunto Eric pero fue acallado.

Ella lo sorprendió besándolo en la boca, el primer vez apasionado de lengua que Eric tenia con una mujer en su vida luego ella hizo que apresara uno de sus senos con sus labios ella le dijo que le lambiera y chupara con pasión su pezón el cual era rosado, ella mete su mano en su entrepierna para meterse dos dedos en su vagina completamente depilada.

-“¡Ah... Gime... Si… Si... Oh! Gime la mujer eróticamente.

Aquello hizo que Eric dejase de luchar, su mente quedo nublada por su excitación, su pene luchaba por salir de su trusa de lo duro que se le puso algo que para aquella mujer no paso sin ser notado, aparto su mano de su vagina para comenzar a acariciar su entrepierna, sintiendo sus huevos como su endurecido miembro por debajo de la tela de su ropa interior,  ella  le rompió su prenda dejando a Eric completamente desnudo con su pene apuntando al techo de la habitación, ella lo empujo y Eric cayó al suelo de espaldas quedando boca arriba antes de poder reaccionar ella ya estaba montada sobre él, restregando sus labios vaginales sobre su erección.

Ella no tardo en ensartándoselo duramente en su vagina, su vulva estaba ya muy húmeda por lo que pene de Eric entro hasta la mitad junto con pequeño gemido de ella, lo mismo que por parte de Eric que casi se corrió al sentir el calor como humedad del interior por primera vez del sexo de una mujer después de todo era su primera vez y estaba ensartada hasta la mitad con su pelvis ella se meneo más lo que provoco que su dura erección entrara todo en ella.

Ella casi de inmediato comenzó a moverse con un meneo muy rico que hizo que el pene de Eric llegase más adentro ella no tardo en comenzar a gemir lo mismo que Eric que estaba en mismo paraíso del placer que estaba sintiendo por primera vez, ella se meneaba de tal forma que sus nalgas estaban moliendo sus huevos, de tanto en tanto se levantaba para dejarse caer, sus grandes tetas revotaban lo que era una delicia de ver para Eric.

Al cabo de apenas 12 minutos ella comenzó a gemir aun más fuerte.

-“¡Oh que ri... co!” Dijo ella jadeando.

Con unos movimientos de su pelvis casi se desmonta y lo abraza diciéndole a Eric, luego de venirse y dejar su peen todo empapado de sus jugos

-“Chiquillo estuvo muy rico, ahora dame tu leche...” Dijo ella.

De nuevo ella tomo el pene de Eric para metérselo de un solo sentón aquello fue más de lo que el adolescente inexperto podía soportar su endurecido pene estallo, llenando el interior de su vagina con su caliente leche y ella solo gozo con los potentes disparos de su leche, sintiendo como bañaban el interior de su vagina.

-“¡Hmm..., rico..., ah que delicia..., que caliente lechita!”. Dijo ella.           
-“Si, si Ummmmm” Gimió Eric mientras se venía.

Aquella eyaculación le habia dado el mayor orgasmo de su vida hasta ese momento al terminar de venirse ambos quedaron quietos respirando agitadamente salen, Eric se deleita de verla a su lado tratando de recuperar el aliento es la  primera vez que veía una mujer totalmente desnuda su pene pese a haber acabado seguía rígido, hinchado y listo para la acción empapado en semen y sus jugos de ella que resbalaban hasta sus huevos lampiños. 

De pronto ella de nuevo lo monto para gozar de su erección con pasión y placer gritando y gimiendo con cada nuevo sentón que hacia rebotar sus tetas con violencia hasta ella se corrió de nuevo dando un gran alarido de placer unos momentos después Eric también se corrió por segunda vez, aun más abundante que la primera vez en su interior, ella se desmonto y se puso de pie, lo que provoco que el semen mezclado con sus juegos se deslizara del interior de su vagina para resbalar por sus muslos, ayudo a ponerse de pie a Eric dejándolo en esa posición mientras fue a recoger algo de un carrito que hasta ese momento Eric no había notado.

Ella regreso con una charola de metal y un cuchillo, dejo la charola a un lado de Eric y tomo el afilado cuchillo, ella se puso de cuclillas frente al adolescente que solo vio todo aquello sin saber lo que ella pretendía, con una de sus manos tomo su pene y comenzó a masturbarlo, Eric no tardo en comenzar jadear de nuevo fue en ese momento que ella le dijo.

-“Te hemos secuestrado porque creemos que eres el donante perfecto para uno de nuestros clientes”. Dijo ella.

-“¿Do… nante?” pregunto Eric jadeante.
-“¡Sí! Uno cliente fue atacado por unos perros y perdió su pene es como de tu edad y está desesperado por poderse correr de nuevo como un adolescente normal” Dijo ella.

-“La buena noticia es que hemos checado que eres compatible”.
-“La mala es que deberás perder tus genitales para que el goce de nuevo”. Dijo ella.

Eric iba a decirle que estaba loca cuando sintió el filo del cuchillo debajo y por detrás de sus huevos, lo último que escucho antes del corte fue.

-“¡Lo siento pero el dinero manda!” Dijo ella.

Eric entonces sintió como ella movió su mano de manera rápida, en menos de un segundo dejo de ser un hombre, los ojos se le pusieron en blanco y apenas logro ver como sus huevos como pene fueron colocados en la charola de metal que ella trajo, la sangre broto por todos lados seguida de su orina e incluso algo de semen también broto de su herida, Eric ni siquiera grito pero su cuerpo si tuvo convulsiones por unos cuantos segundos antes de por fin desmayarse.

Eric se despertó varios días después en un hospital con sus padres a su lado, por supuesto nada se puso hacer por regresarle sus genitales, lloro mucho por muchos días, sus padres recibieron un cheque anónimo por una gran suma de dinero que usaron para enviarlo a la universidad entre otras cosas, pero Eric lo único que deseaba era graduarse trabajar y poder pagar para que algún infeliz fuese elegido para que el pudiera tener pene y huevos de nuevo, no deseaba ser un Eunuco para Siempre. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

TÍO ME VUELVE PUTA

Siempre fue muy atento conmigo, decía que era su sobrino favorito, la verdad es que era su único sobrino desde pequeñito me tenía ganas, aún recuerdo cuando yo tenía 7 u 8 años y una vez me sentó en sus piernas y sentí su enorme pene entre mis nalgas, pero mi inocencia a esa edad no me hizo pensar mal......


TÍO ME VUELVE PUTA
Siempre fue muy atento conmigo, decía que era su sobrino favorito, la verdad es que era su único sobrino desde pequeñito me tenía ganas, aún recuerdo cuando yo tenía 7 u 8 años y una vez me sentó en sus piernas y sentí su enorme pene entre mis nalgas, pero mi inocencia a esa edad no me hizo pensar mal.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [VIRGEN] [INCESTO] [VIOLACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo & DarkSoul





Bueno todo comenzó en una fiesta de navidad durante el 2013, hacía ya cinco años que mis padres murieron en un accidente cuando tenía 17 años, el único pariente vivo era mi tío así que me mudo con el ya con 22 años seguía viviendo en su casa mientras iba a la universidad mi tío de una extraña forma es un completo lujurioso y pervertido lo que me agradaba de alguna manera. Lo describiré, en aquel momento tenía alrededor de 49 años, piel morena, muy poco cabello no es gordo, ni nada por el estilo, de hecho está bien conservado, manos callosas y voz muy grave, feo eso sí pero bastante alegre, me agradaba y me sigue gustando estar cerca de él.           

Siempre fue muy atento conmigo, decía que era su sobrino favorito, la verdad es que era su único sobrino desde pequeñito me tenía ganas, aún recuerdo cuando yo tenía 7 u 8 años y una vez me sentó en sus piernas y sentí su enorme pene entre mis nalgas, pero mi inocencia a esa edad no me hizo pensar mal.           

Esa noche pasó que todos bebimos de más, incluso yo que bebí unas cuantas copas de vino de mas lo que me hizo empezar sentirme más sociable y a ruborizarme. Para entonces mi tío estaba igual. Me aburrí de hablar con sus amigos y me despedí, solo quería dormir un poco, pero al parecer me ignoraron, pues siguieron platicando intensamente, aprovechándose de la situación para mi Tío mi acción no paso en vano. 

Subí las escaleras y noté que él estaba detrás de mí, y me dijo.       

-“Sobrino, Ayúdame a buscar más vino por favor” bastante serio por cierto, yo no me imaginaría lo que tenía planeado, así que decidí ayudarlo.

Por lo que fuimos hasta una habitación que funcionaba como bodega entre otras coas. Una vez ahí vi una sillita y me senté en lo que él buscaba una lámpara pues en esa zona de la casa no había luz. Mientras veía los trastos ahí guardados sentí mis párpados cansados y sin darme cuenta me quedé levemente dormido, para cuando me di cuenta él estaba a un lado mío con sus manos en mi rodilla, de una forma muy fraternal, y dijo

-“¿Encontraste la lámpara?”. Pregunte a mi tío.          

No me respondió solo me dijo.

-“¿Sabes que eres muy guapo de seguro las chicas te siguen mucho verdad? Pregunto mi tío.
-“Pues si tengo novia, la verdad es que piensan que soy gay” Le respondí.
           
Para ese momento y sin enterarme, ya tenía su mano más arriba de mi pierna, a una altura un poco más sugestiva, cómo rayos supo que mis piernas eran mi punto débil. Entonces me dijo.

-“Jajaja ya lo creo, pareces marica, blanquito, sin vello facial, delgado, si fueras niña tendrías muchos pretendientes ¿no crees?  

Aquello me provocó risa, cosa que normalmente no pasaría de no haber estado un poco ebrio y entonces me dijo.        

-“Quizá no seas niña, pero dime algo, ¿alguna vez has estado con un hombre?” 
-“¡NO para nada jajaja”. Respondí.        
-“¿Y te gustaría intentarlo?” Pregunto- 
-“No lo creo tío, verá aun soy joven, y las chicas si me gustan, el sexo es genial”.         

-“Es verdad, pero te has preguntado qué se siente?”  
-“Obvio, verlas tener un orgasmo es increíble, hasta me da envidia”. Le dije.      
-“No se diga más”. Respondió mi Tío.

De pronto sacó una manguera delgada de su bolsillo junto con una bolsa como de suero.        

-“¿Qué es eso?” Pregunte.
-¨La respuesta a tu pregunta”. Respondió mi tío.         

Me bajó el pantalón de un solo movimiento, tal que provocó que mi zipper se rompiera, fue salvaje como sorpresivo. Tomó una botella de vino y la roció sobre mis piernas desnudas, haciendo que con el líquido se marcara mi pene para nada erecto sobre mi ropa interior. Con el pantalón roto y las piernas mojadas me levanté y le dije,

-“¡Qué carajos haces!” Dije.        

Entonces se levantó, me tomó por el cuello con sus manos y me contestó de una forma muy intimidante.

-“¿Escucha bien perrita, he esperado mucho tiempo para poder hacer esto desde hoy tu culito es mío, además reconozco a un maricón cuando lo veo?” Dijo mi tío.         

Me asusté y traté de quitármelo de encima, pero la verdad toda esa violencia me estaba calentando, era un hombre caliente que quería penetrarme desde que era pequeño. Sin dejar de recorrer sus duras manos en mis piernas hasta llegar a mi pene semi-erecto, entonces me tomó con fuerza, me ahorcó levemente, mientras me desgarraba mi trusa (slip), entonces sentí su gran lengua recorrer mi ano y mi pene al mismo tiempo mi excitación fue tal que levante mi trasero hacia él un poco, y me dijo al oído momentos después.           

-“¡No que no putita! ahora te voy a embriagar como nunca en tu vida”. Dijo mi tío.
           
Esto me confundió un poco porque lo normal era que tratara de penetrarme enseguida pero no fue así. Tomó su manguera, la lleno de lo que quedaba de vino para introducir la manguera por mi ano, fue fácil para él hacerlo, pues me tenía en una posición parecida a la que colocan a los niños para darles una tunda por portase mal sobre la silla.      

Estaba atónito, y poco a poco fue presionando la bolsa, haciendo que el vino entrara por mi ano. Sentía cómo el alcohol quemaba mi cavidad rectal, pero por algún motivo me ponía la mente en blanco de la perversión a la que estaba siendo sometiendo, el nivel de excitación que tuve fue increíble. Mientras hacía eso no paraba de darme nalgadas, de besarme las piernas, de tocarme con esas manos ásperas, y me decía.

-“Por fin podré hacerte mi puta” Decía mi tío. 

Nadie podría escucharme siquiera aun si gritaba por ayuda, la música estaba tan alta en la sala que no llegaba a escuchar casi nada de lo que pasaba en la sala hasta donde estábamos. Pocos fueron los minutos que pasaron para que me sintiera sumamente ebrio y fue entonces cuando amarró mis manos y mis pies de modo que no podría hacer nada al respecto, me tenía totalmente sometido, tomó mi calzoncillo para meterlo en mi boca de una forma brutal, sacó el enema de mi ano, y escupió entre mis nalgas.

Me tomó el rostro con sus manos y muy cerca me dijo.

-“Te voy a abrir tu ano como la puta que eres ¿entendiste?” Dijo mi tío.
           
Mi mente ebria confundida y reventando de placer solo pudo pensar en lo asqueroso de la situación y sin embargo solo deseaba que me penetrara como una esclava sexual rebajado a un simple objeto de lujuria. Me tomo del suelo para cargarme como si nada y él se puso debajo boca a arriba, a mí me puso en una posición en la que mis pies amarrados daban al techo, con una de sus manos tomaba su prominente pene, quizá de unos 25 cm de largo bastante gruesa y curveada.
           
Tomó con la otra mis piernas y lentamente insertó su grueso pene por mi ano, el dolor fue increíble me sentía aún más caliente la entrada de mi ano, al punto que parecía estar en llamas, solté un grito más de dolor que de placer, y cuando el escucho esto se volvió el mismo demonio, comenzó a penetrarme tan duro que me desgarro provocando que sangrara un poco, su fuerza era tal que sentía sus enorme huevos arrugados chocar con mis nalgas.           

Pasaron un par de minutos hasta que cambio de posición, tomó un cuchillo y cortó mis ataduras de mis pies, me puso en cuatro patas y mientras me ahorcaba me penetraba como un perro en brama. Igualmente pasaron unos cuantos minutos, en ese punto mi mente estaba totalmente paralizada de placer, mis ojos creo que estaban en blanco igualmente.        

Me acomodó en el suelo boca arriba y sacó una cámara, me asusté al ver eso, entonces, tomo mis rodillas y junto ambas piernas para levantarlas, ý me comenzó a tomar fotos, no podía creerlo sentía mucha vergüenza, y él me dijo.    

-“Guardaré para siempre estas imágenes, así tendré un recuerdo de cuando aun eras un hombre”. Me dijo mi tío.

Tomó alrededor de unas 30 y de distintas formas, mientras le daba una mamada y mis lágrimas salían pero mi rostro expresaba placer, mientras metía hasta 4 dedos por mi ano, mientras ofrecía mi trasero a su pene, mientras me abría de piernas. En fin todo terminó cuando me penetraba mientras estaba en una posición parecida a la llave Full Nelson, y fue  ahí donde tuve el orgasmo más fuerte que jamás he tenido, sentí dos veces como su pene palpitaba y sacaba una cantidad de semen asombrosa, sacó su pene de mi ano ya rojo que no dejaba de chorrear semen. 

Luego mientras jadeaba ahí sobre el suelo sintiendo como su semen resbalaba por entre mis nalgas saliendo de mi ano, que palpitaba queriendo cerrarse de nuevo sentí como me tomo de los huevos los jalo con fuerza y sentí un fuerte punzada, si grite o no, apenas recuerdo algo de ese momento, simplemente me quede sin aliento, mis ojos se me pusieron en blanco y ya no supe más.

Me desperté en una cama donde pasaría la noche, y aun sentía sus golpes en mis nalgas y piernas, sentía palpitar mi ano, lo que de algún modo me excitaba pero también sentía una fuerte punzada en mi entrepierna, apenas y recordaba todo lo sucedido esa misma noche.         

Ahora soy la esclava sexual de mi tío, termine castrado y bajo su control nadie sabe de la perdida de mis huevos ya que mi tío trabaja como enfermero quirúrgico y no tuvo problema alguno en curarme nunca creí que yo fuera esa clase de persona, incluso frecuento una gasolineria donde viejos, apestosos y pervertidos buscan jovencitos para violar, me gusta ir, me ha pasado en dos ocasiones que me penetran o mejor dicho violan, creo que ya se están pasando la voz y es para mí tanto preocupante como delicioso.

Pero el pene que mas disfruto ahora es el de mi tío aun, que no se cansa de llenarme mis entrañas de su espesa leche desde que me hizo una puta de verdad.




Autor: Anónimo & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul

AQUELLA MAÑANA

Mi historia comienza cuando tenía 17 años y mi novia 16, los dos éramos vírgenes hasta esa momento, aunque no nos faltaban ganas para dejar de serlo, simplemente no se había dado la oportunidad ni el momento oportuno, frecuentaba mucho su casa pero siempre estaba su mamá o sus hermanos los cuales la celaban mucho, incluso me llegaron a amenazar con hacerme daño si es que me propasaba con ella, nunca estábamos solos......


AQUELLA MAÑANA
Mi historia comienza cuando tenía 17 años y mi novia 16, los dos éramos vírgenes hasta esa momento, aunque no nos faltaban ganas para dejar de serlo, simplemente no se había dado la oportunidad ni el momento oportuno, frecuentaba mucho su casa pero siempre estaba su mamá o sus hermanos los cuales la celaban mucho, incluso me llegaron a amenazar con hacerme daño si es que me propasaba con ella, nunca estábamos solos.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [CIRCUNCISIÓN] [VIRGEN]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo & DarkSoul





Mi historia comienza cuando tenía 17 años y mi novia 16, los dos éramos vírgenes hasta esa momento, aunque no nos faltaban ganas para dejar de serlo, simplemente no se había dado la oportunidad ni el momento oportuno, frecuentaba mucho su casa pero siempre estaba su mamá o sus hermanos los cuales la celaban mucho, incluso me llegaron a amenazar con hacerme daño si es que me propasaba con ella, nunca estábamos solos. Nos la pasábamos en su cuarto supuestamente escuchando música pero la verdad nos dábamos unos fajes buenos, nunca paso a más.

Un día viernes suspendieron las clases en la escuela de manera sorpresiva por una junta de maestros para discutir cosas sindicales, por lo que decidí ir a visitar a mi novia, sabiendo que sus hermanos estaban en la escuela y su mamá trabaja por las mañanas, no vivían con su padre, (es todo lo que sabía de él) llegué como por las 10 de la mañana y ella tenía puestos unos shorts chiquitos que le dejaban media nalga de fuera y una playera blanca que hacía que se le trasparentara todo su lindo brasier (sostén, corpiño).

Tenía uno senos grandes y jugosos muy redondos esperando a ser lambidos, por supuesto por mí que me moría de ganas de hacerlo, creo que sabía lo que iba a pasar por lo menos lo intuía. Eso hizo que se me pusiera duro como nunca antes mi pene pero resistí unos momentos, nos sentamos a ver la tele por un rato pero ya no aguantaba las ganas de meterle mano, de pronto como un llamado del cielo me dijo que la besara porque se sentía rara, no sé porque pero me ayudo bastante a dar el primer paso, la verdad ella tampoco se aguantaba las ganas de tener por primera vez sexo, eso supongo.

Nos besamos hasta que nos acostamos en el sillón, ella arriba de mí, y comencé a tocar sus lindas nalgas firmes, las tocaba debajo de su short y las amasaba con suavidad. Mientras nos besábamos con calma sintiendo mucho nerviosismo le baje su short para dejarla con su panti (braga) color rosa muy sexy, metí mi mano dentro de ella para que sus nalgas duritas quedasen a mi merced las cuales las seguí amasando, la voltee, y ella me quitó mi playera, debo decir que en ese momento mi corazón latía a mil por hora de lo excitado que ya estaba.

Luego de varios minutos en los que nos acariciamos y besamos muy apasionadamente le empecé a quitarle la playera para quitarle su brasier lentamente y de pronto explotaron frente a mí esos dos pechos deseosos de ser lambidos, eran impresionantes con sus pezones ya en erección lo que me hicieron tener un estremecimiento.

Jugué con sus pechos entre mis labios sintiendo como sus duritos pezones vibraban en mi boca, mi mano bajo hacia su pelvis, la tocaba dentro de su panti y podía sentir ese rico vello escaro que tenia sobre su vagina. Mi pene explotaba de emoción al sentir aquel pelambre que ya deseaba contemplar, de pronto ella bajo su mano y me toco mi dura y lista erección. Sentir su mano sobre mi miembro casi me hizo acabar en ese instante pero de algún modo logre contenerme.

Su mano me la acaricio con una suavidad demasiada rica para resistir, pero pude aguantar, bajé mi pantalón y mi bóxer para quedar desnudo por primera vez ante una mujer que no era mi madre y ella hizo lo propio con su panti. Mientras deslizaba la última prenda con suavidad de su cuerpo ella lanzaba pequeños gemidos de placer, para quedar ahí toda para mi, su rajita estaba húmeda y probé todo ese elixir de la vida mientras ella aumentaba sus gemidos.

No tarde en estar lambiendo toda su vagina, metía mi lengua, como podía pues no sabía cómo hacerlo, estaba temeroso, en todo momento esperaba que ella alcanzara el orgasmo antes de penetrarla, sin previo aviso me moví subiendo hacia ella y nos volteamos, quedando ella arriba de mí. Bajó hacia mi pene y le dio una mamada deliciosa por lo menos para mí lo fue, podía sentir su lengua que recorría todo mi pene, no pude resistir aquello fue muy delicioso, por lo que sin siquiera poder avisarle me vine, pero ella logro sacar mi pene de su boca por lo que me vine en el aire. Ella se rió pero seguimos besándonos. No podía quedarme así, no podía acabar así, decidí seguir masturbándola rico hasta que se vino ella también, aunque ella sí lo hizo en mi boca.

Para cuando ella se vino, de manera espectacular mi pene ya había alcanzado una nueva erección para que la penetrara, pero antes de todo, me coloque un condón que guardaba en mi mochila desde hacía varios meses, no sé porque no lo hice antes en ese momento de alguna manera me acordé que lo tenía, que viéndolo en retrospectiva creo que no fue nada bueno que me lo pusiera, pues nunca podre decir regresar en el tiempo para saber lo que era desvirgar a una mujer a pelo cuando aún era un hombre de verdad.

Pero bueno en ese momento estaba listo, la acomode, le abrí sus piernas, ella ya estaba demasiado lubricada o como luego de venirse, todo iba a ser fácil, por lo que había leído y visto en las películas porno y así fue, comencé a penetrarla lentamente hasta que todo mi pene llego hasta el fondo, ella lanzo un gemido de placer y dolor al mismo tiempo, la verdad si hubo dolor, pero el placer no se comparaba con el dolor que ella sintió, después de un constante en que nos quedamos besando y quietos comencé con el bombeo que duro más de lo que esperaba, lo cual me alegro, me vine como nunca antes acabando exhausto y ella también.

Nos abrazamos, sabía que nunca olvidaría aquella mañana, todo fue demasiado lindo. Además lo hacía con la persona que quería, teníamos un año de novios y una relación bonita, eso fue la culminación de aquel noviazgo delicioso, quede ahí sobre ella jugando con sus pezones con mis labios y lengua, sintiendo como una gran cantidad de semen colgaba de la punta de mi pene retenida por el condón que aun envolvía mi erección, ya por fuera de ella.

De pronto la puerta se abrió, habíamos estando tan entretenidos con nuestro placer que nos olvidamos de la hora, sus hermanos llegaron a casa y nos encontraron conmigo sobre su hermanita, desnudo y con sus piernas rodeando mi cadera, con mis huevos colgando entre mis piernas y una gran cantidad de espeso semen, colgando de la punta del condón.

Aquello fue todo, sus hermanos se me fueron encima apenas tuve tiempo de quitarme de encima de mi novia antes que comenzaran a darme golpes entre los dos, ella trato de defenderme pero fue empuja con fuerza haciendo casi volar al otro lado del sillón mientras uno de sus hermanos me arranco el condón lo que me hizo sentir algo de color e hizo que me bebiera mi propio semen, ellos eran dos hombre de 21 y 22 años respectivamente muy altos y fornidos por lo que me dominaron con facilidad.

Trate de luchar de defenderme pero uno de ellos me dio un fuerte rodillazo en los huevos tan fuerte que de mi pene broto un gran chorro de semen, el dolor me hizo cubrirme mis huevos dejándome vulnerable a sus golpes que me propinaron en el rostro, pecho, brazos y abdomen, uno de sus golpes me dejo tan aturdido que casi perdí el conocimiento, lo que uno de ellos aprovecho para ir a la cocina regresando con un cuchillo bien afilado.

-“Maldito ahora pagaras por deshonrar a nuestra hermanita”. Dijo uno de ellos.

Sentí como una mano tomo mi prepucio y lo estiro, luego sentí una fuerte punzada que me hizo gritar de dolor cuando fue brutalmente circuncidado por uno de sus hermanos.

-“AAAAAAAAHHHHHHHHFGGGG”. Grite de dolor.

Aun continuaba gritando de dolor cuando sentí que otra mano tomo mis huevos apretándolos con fuerza para estirarlos, sentí la afilada hoja tocar la estirada piel de mi escroto en ese momento pese al dolor suplique.

-“No, por favor, lo siento, lo sien…” Suplica cuando sentí otra gran punzada de dolor.

-“AAAAAAAGGGHRRR” Grite aun más fuerte que antes.

Todo mi cuerpo se convulsiono sin control por algunos segundos antes de ya no saber nada de lo que pasaba pues perdí el conocimiento por el dolor que estaba sintiendo.

Me desperté dos días después en un hospital, no fue sino hasta una semana después con dos sicólogos el médico que me opero y mis padres presentes que me dieron la noticia que ya intuía pero que no me atrevía a aceptar, los hermanos de mi novia en prisión para ese momento me habían castrado, me habían convertido en un eunuco para el resto de mis días desde “Aquella Mañana”.
  




Autor: Anónimo & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul

ME ARREPIENTO

Todo sucedió tan rápido que aun tengo pesadillas al respecto, ella tenía 16 años. Era mi vecinita de enfrente, resulta que nuestros padres eran parte en un club al cual íbamos los dos, desde que empezó a verse más mujer, a los 15 años la empecé a ver de otra manera, ella tenía un novio de su edad, por aquel entonces ellos se pelearon, y yo empecé a hablar con ella más seguido a mis 17 años quería no solo platicar precisamente......


ME ARREPIENTO
Todo sucedió tan rápido que aun tengo pesadillas al respecto, ella tenía 16 años. Era mi vecinita de enfrente, resulta que nuestros padres eran parte en un club al cual íbamos los dos, desde que empezó a verse más mujer, a los 15 años la empecé a ver de otra manera, ella tenía un novio de su edad, por aquel entonces ellos se pelearon, y yo empecé a hablar con ella más seguido a mis 17 años quería no solo platicar precisamente.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMÍA] [FANTASÍA] [PENE] [PADRES] [VIRGEN]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo & DarkSoul





Todo sucedió tan rápido que aun tengo pesadillas al respecto, ella tenía 16 años. Era mi vecinita de enfrente, resulta que nuestros padres eran parte en un club al cual íbamos los dos, desde que empezó a verse más mujer, a los 15 años la empecé a ver de otra manera, ella tenía un novio de su edad, por aquel entonces ellos se pelearon, y yo empecé a hablar con ella más seguido a mis 17 años quería no solo platicar precisamente.       

El padre mi vecina además era carnicero y entregaba pedidos de carne en el club por lo que siempre por lo menos hasta donde recuerdo siempre portaba un gran cuchillo a su cintura en un estuche especial, una vez le conto a mi padre que se sentía desnudo sin llevar a aquel afilado cuchillo siempre a su lado

Pues bueno mi vecinita me contaba sus cosas y yo le contaba las mías, pero empecé a fijarme más en su figura, que por cierto es muy hermosa, tiene unos pechos pequeños, con una cintura pequeña pero con un par de nalgas estrella de película porno, por lo que comencé a hacer todo lo posible para estar cerca de ella, pero a la vez no le decía nada como insinuando mis intenciones.
           
Un día ella salía del club y yo le pregunte a donde iba, ella me dijo que iba con una prima a cuidar a los hijos de esta, entonces yo me ofrecí a llevarla y ella acepto con gusto, íbamos en el auto de papá y hablábamos de tonterías como siempre, entonces cuando ya estábamos llegando con su prima,  detuve el auto de repente y le pregunte sin más de manera sorpresiva que sentía por mí, porque pensaba que ella era muy hermosa y que me atraía mucho.         

Para mi sorpresa ella me dijo que también le gustaba mucho y que desde hacía un tiempo ella pensaba mucho en mí. Entonces no dude más y la di un beso en la boca, pensé que se iba a enojar por mi actitud tan atrevida tan repentina, pero no fue así, ella introdujo su lengua de tal manera en mi boca que no lo voy a olvidar por el resto de mi vida.     

Entonces empecé a recorrer con mis manos su cuerpo delgado pero firme, mis manos se posaron en sus pechos para empezar a acariciar sus pezones que empezaron a ponerse duros, entonces mi pene se paro como si fuese de roca, mis dedos empezaron a buscar su rajita, metí mi mano por debajo de su falda primero la toque por arriba de su tanga, después metí un dedo en su sexo y sus jugos empezaron a lubricar su vagina, mojando mi dedo.    

-“UMMMMMMM”. Gimió ella de una manera muy erótica.
-“¡Por favor hazme tuya pero no aquí!” Dijo ella jadeante.

Aquello fue algo que no me tuve que repetir, hablo con su prime y le dijo que no iba a poder ir que le surgió algo de repente, conduje el auto hasta su casa pues me dijo que su padre no estaba, entramos y nos fuimos directo a su habitación ya ahí, la desvestí por completo, ver su cuerpo perfecto desnudo ante mí fue magnífico, no podía creer lo que estaba por pasar iba a poseer a una nena de 16 años, que seguramente era virgen, yo no lo era para ese momento pero nunca había tenido sexo con una chica virgen hasta ese momento.

Ella me ayudo a quitarme la camisa, (ramera) y por mi parte mi quite mi pantalón y trusa (slip), ella lejos de asustarse bajo sus manos por mi dorso mientras nos besábamos para empezar a tomar mi miembro con una mano y empezar a masturbarme de una manera increíble, se pronto ella se agacho y se lo llevo a la boca, para empezar a darme una mamada espectacular, lo hizo con una ternura que no pude resistirme y le dije que estaba por acabar, ella entonces empezó a hacerlo con más ritmo sacando mi pene cada tanto para decirme

-“Quiero probar tu leche” Dijo ella jadeante.

Según ella que quería saber que sabor tenia la leche de los hombres, entonces sin poder contenerme por más tiempo con ambos mirándonos me vine y ella se lo trago todo, no dejo que una sola gota saliera de su boca, conmigo sujetando su cabeza, mientras gemía de placer.
           
Para ese momento estaba como loco, no tarde ni cinco minutos que otra vez tener una fuerte erección, entonces le devolví el favor cuando comencé a pasar mi lengua por su clítoris, ella aullaba de placer, alcanzo como dos orgasmos, y se puso como loca, me asuste un poco porque me pedía que la penetrara con verdadera urgencia, que quería sentir mi miembro dentro de su vagina, lo que en cierta forma me daba algo de nervios.

Por fin pude colocar mi pene en la entra de su vagina para poco a poco irla penetrando estaba muy estrecho lo quería hacer con cuidado porque me dijo que era virgen, pero en ese momento no le importaba nada, ella me rodeo la cadera con sus piernas y me jalo hacia ella con fuerza lo que introdujo mi pene en ella con mucha fuerza dando ella un pequeño quejido, pero moviéndose como una loca, acabo otra vez, mientras comencé con mi meta y saca con mi pene todo manchado de sangre, entonces para mi sorpresa luego de algunos minutos me dijo

-“Quiero que también me desvirgues por detrás”. Dijo ella. 

Mientras la penetraba por la vagina ella con sus dedos se los introducía por su ano, eso me excito mucho, por lo que accedí a su petición, la agarre y le di vuelta, le escupí entre sus nalgas y con el jugo de su vagina que escurría lo lubrique bien e introduje la cabeza de mi pene despacio, pero ella otra vez hizo un movimiento brusco y se lo metió hasta que mis huevos chocaron con sus nalgas dando un grito fuerte de dolor, pero sin embargo quería más y más.       

Me decía que yo era un impotente, que le diera con mas fuerzas, eso me molesto e hizo que mi macho interior saliera a flote, entonces ya no me importo nada y la empecé a dar con fuerza, de manera salvaje  ella gemía y pedía más y más, la agarre de los cabellos para poder hacerlo con más fuerza rompiendo todo su culo y ella era feliz, y cuando sentí que estaba por acabar le dije.

-“Putita ahora te vas a tragar toda mi leche de nuevo”. Le dije jadeante.

Ella me dijo que si que la quería probar de nuevo porque tenía mucha sed, cuando estaba por acabar se lo saque del culo para colocar mi pene en su boca, apenas aguante un par de segundos antes de acabar como nunca lo hice en toda mi vida.

Aun me estaba viniendo cuando la puerta de su habitación de abrió, con su padre entrando al ver su padre mi instinto fue el de sacar mi pene de la boca de ella lo que hizo que el ultimo de mis disparos de leche cayera sobre todo el rostro de ella, lo que provoque que su padre se enfureciera aun más de lo que en ese momento ya estaba.

Se nos fue encima su padre, ella trato de detenerlo pero el semen que resbalaba por su rostro no ayudo mucho, su padre le dio un gran manotazo en el rostro que hizo que algo del semen cayera en mi pecho, para ella caer sobre la cama casi sin sentido del tremendo golpe boca abajo, por mi parte siendo hombre trate de defenderme pese a tener una erección expuesta aun, su padre me dio un fuerte rodillazo en los huevos que me dijo en el suelo revolcándome de dolor antes se poder hacer algo.

De pronto sentí como fui levantado siendo tirado de mi cabello el padre de ella coloco su afilado cuchillo en mi garganta pensé que era mi fin cerró los ojos y espere sentir el corte que acabaría con mi vida, temblaba de miedo cuando escuche decir.

-“No maldito, no te salvaras de haber mancillado a mi hija tan fácil muriendo” Dijo Su padre.

-“¡No! Te espera una vida llena de sufrimiento como un eunuco” Añadió su padre.

En eso de nuevo sentí un fuerte golpe en mi rosto que me dejo aturdido de nuevo, sentí como mis piernas fueron separas y una mano se apodero de mi pene aun duro, mojado por los jugos y saliva de ella como por mi semen, en ese momento lo escuche de nuevo hablar.

-“Espero te gustase penetrar a la puta de mi hija, ya que fue la última mujer que tendrás en tu vida”. Dijo su padre.

Luego sentí una fuerte punzada, fue como ser sumergido de repente en agua hirviente, todo mi cuerpo se movía sin control con fuertes convulsiones de dolor, escuche a ella gritar y de reojo la vi desmayarse sobre la cama, luego mis ojos se abrieron grandes cuando vi a su padre levantarse de entre mis piernas sosteniendo mi pene que chorreaba sangre del lado por donde fue cercenado de mi entrepierna.

Su padre lo lanzo al aire y de un solo golpe de su afilado cuchillo lo partió en dos en el aire, aquello fue horroroso de ver, grite de miedo, terror y dolor al mismo tiempo al ver la destrucción del que fue mi miembro viril hasta hacia unos instantes.

-“NOOOOOOOOOOOOOO”. Grite.

Luego me desmaye,  por el dolor y el shock de ver mi pene cercenado de esa manera, desperté en el hospital, nada pudieron hacer por reponer mi pene, el padre de ella huyo llevándose mi carne viril aunque fue atrapado meses después ya era tarde para salvar mi pene, fue condenado a 15 años en prisión, ella y su madre se mudaron para no volver a verlas hasta ahora.

Ahora vivo como su padre dijo, sufriendo por tener sexo de nuevo con una mujer, pero sin pene sé que es imposible, el uso de una prótesis solo me recuerda que ya no soy un hombre sino solo un eunuco para lo que me quede de vida, y no saben cómo me arrepiento de todo lo sucedido aquella tarde menos de poder disfrutar aunque fuese por última vez del cuerpo virginal de aquella adolescente. 





Autor: Anónimo & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul

ADVERTENCIA NO ESCUCHADA

Adrian de 16 era un adolescente que iba de conquista en conquista, quería sexo y desvirgar al mayor número de mujeres que pudiera en su juventud, si bien no era el adolescente más atractivo tenía un cuerpo atlético, delgado no flaco que solo esa edad puede dar, con un pene y huevos aun en desarrollo pero ya muy funcionales como agradables sin circuncidar, cuyo pene en erección alcanzaba los 18 cm, a últimas fechas estaba obsesionado por Lola un chica de misma edad con un buen par de tetas ......


ADVERTENCIA NO ESCUCHADA
Adrian de 16 era un adolescente que iba de conquista en conquista, quería sexo y desvirgar al mayor número de mujeres que pudiera en su juventud, si bien no era el adolescente más atractivo tenía un cuerpo atlético, delgado no flaco que solo esa edad puede dar, con un pene y huevos aun en desarrollo pero ya muy funcionales como agradables sin circuncidar, cuyo pene en erección alcanzaba los 18 cm, a últimas fechas estaba obsesionado por Lola un chica de misma edad con un buen par de tetas.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PADRES] [ADVERTENCIA] [VIRGEN]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Adrian de 16 era un adolescente que iba de conquista en conquista, quería sexo y desvirgar al mayor número de mujeres que pudiera en su juventud, si bien no era el adolescente más atractivo tenía un cuerpo atlético, delgado no flaco que solo esa edad puede dar, con un pene y huevos aun en desarrollo pero ya muy funcionales como agradables sin circuncidar, cuyo pene en erección alcanzaba los 18 cm, a últimas fechas estaba obsesionado por Lola un chica de misma edad con un buen par de tetas pero que aun no le abría las piernas.

Era verano y Adrian como Lola coincidieron en la misma ciudad playera donde sus padres tenían casa de verano, el padre de Lola, era militar de las fuerzas especiales pero eso no le importaba a Adrian el solo quería acostarse con su bella hija, que en bikini era un suculento bocado para cualquier hombre que la viera, una tarde el padre de Lola de nombre Javier, encontró a Adrian con su hija besándose apasionadamente en la sala de su casa de verano, una de las manos de su hija estaba metida en la bragueta del pantalón de Adrian.

Seguramente dándole un placentero masaje al erecto pene del adolescente que era ostentosamente visible, por su parte Adrian tenía una de sus manos masajeando las tetas de Lola y la otra debajo de su falda masajeando su rajita que ya había humedecido su  calzoncito (braga), mientras ambos se besaban, los ojos de Lola estaban cerrados disfrutando al máximo de todo aquello, cuando su padre la hizo abrir los ojos al cerrar la puerta de un portazo, los dos adolescentes se separaron como impulsados por resortes y don Javier le dijo a su hija que los dejara solos que deseaba hablar con Adrian un momento.

Apenas don Javier escucho cerrar la puerta del cuarto de su hija se le fue encima a Adrian tomándolo del cuello, para meter su otro mano en la bragueta aun abierta de su pantalón, para tomar sus huevos por encima de su trusa (slip), y le dijo en voz baja pero amenazante.

-“¡Escucha estúpido si te vuelvo a sorprender sobrepasándose con mi hija o algo peor te juro que no llegaras a adulto como un hombre!”

-“¿Entendiste?” Dijo don Javier apretándole los huevos a Adrian tapándole la boca para que no gritara por el dolor.

Por algunos días aquella advertencia que mas fue una amenaza, mantuvo a Adrian alejado de Lola hasta que un día en la playa ella apareció portando un pequeño Bikini donde la parte de abajo de su traje de baño se perdía entre sus lindas nalgas, lo que hizo que Adrian ignorara aquella advertencia, los besos y caricias de los adolescentes hicieron apasionados, ella le dijo que podían ir a su casa que su padre no estaba que volvió a la base por una emergencia aquella fue una invitación que Adrian no pudo evitar, al llegar a la casa Lola se lo llevo a su habitación.

Para ese momento Lola vestía un short con una blusa de tirantes sobre su bikini, durante todo el corto trayecto a su casa ella se percato varias veces que adrian le veía las tetas una y otra vez apenas ella cerró la puerta Adrian me abrazo a Lola quien hizo como si perdiera el equilibrio para dejarse caer sobre la cama, cayo sentada pero como Adrian la tenía abrazada cayó sobre ella lo que la termino de recostar en la cama, ambos quedaron acostados, con Adrian encima de ella,  se comenzaron a basar intensamente Adrian no tardo en aprovechar para quitarle su blusita y parte de arriba del bikini para pasar su lengua por una de sus tetas, eso la mató, la hizo quede inmóvil, gozando de esa agradable sensación.

Adrian no tardo en bajarle su short a Lola la siguió besando por varios minutos antes de quitarte la tanga del bikini para dejarla completamente desnuda con una evidente complicidad por parte de ella, Adrian llevó una de sus manos a su vagina donde metió sus dedos en ella, lo que provoco que Lola soltara un ligero suspiró, era tiempo de que ella actuara, ella quería dominar la situación ya que todo había sido planeado por ella, se levante y agarro a Adrian de los abrazos y lo arrojé a la cama mientras sus manos se fueron a su bermuda que se coloco sobre su bañador tipo speedo, su camisa tipo sport fue lo primero que él se quito.

Lola desabotono su bermuda y se lo bajo con todo bañados, su pene de 18 cm ya erecto quedo a su vista, lo tomo para masturbarlo por unos segundos, bajando y subiendo su prepucio hasta que de repente se lo metió a la boca, lo chupo unos minutos antes de ella levantarse actuando estar arrepentida de la situación.

Mientras hablaba, Adrian que no quería perder esa oportunidad se levanto y la abrazo, la giro y la  empujó a la cama para el lanzarse encima de ella para de nuevo fundirse en un apasionado beso, estuvieron besándonos unos minutos y después Adrian se levanto le abrió sus piernas, quería con urgencia penetrarla, sin tratar de impedirlo Lola le dijo.       

-“¡No Adrian!” Dijo con apuro Lola      

Pero Adrian no la escuchó, cuando estaba a punto de penetrarla ella le imploro que tomara un preservativo que tenía en el tocador, Adrian de mala gana lo tomo con prisa lo abrió, se lo puso y volvió a abrirle las piernas, antes de penetrarla se detuvo y le dijo.

-“No sabe cuánto soñé con este momento Lola”. Dijo Adrian

Apenas de terminar de decir esas palabras sin perder tiempo y comenzó a penetrarle pero no podía así que se ayudo con su mano de pronto la resistencia que el sexo de Lola puso cedió que fue cuando su himen se desgarro y el pene de Adrian la lleno por completo, su cuerpo se arqueo y ella dio un gemido de dolor pero también de excitación por estar cumpliendo lo que tanto deseaba, el dolor pronto dio paso al placer y Lola comenzó a gemir lo que excito aun más a Adrian que comenzó a moverse rápido como si estuviera poseído, estuvieron unos minutos así y después Lola lo separe de ella, se levanto.

Adrian se acerco por detrás y la tomo de la cintura, la giro quedando frente a frente y la bese con pasión luego Lola se acostó en la cama boca abajo,  levantando sus caderas, Adrian no perdió el tiempo, la penetro de nuevo esta vez comenzó a moverse sujetándole fuertemente su cintura, Lola estaba en el paraíso, Adrian la tomó del cabello y siguió penetrándola.

Lola luego de unos minutos hizo que Adrian se acostara en la cama boca arriba para ella comenzar a cabalgarlo lentamente y fue acelerando sus movimientos, mientras veía la cara de placer de Adrian mientras ella gemía, tomo sus manos y los puso sobre sus tetas mientras continuaba cabalgándolo lo más rápido que podía hasta que Adrian dando un gran gruñido se vino al mismo tiempo que Lola llego a un intenso orgasmo, fue increíble, la mejor experiencia de sus vidas, con Lola sintiendo su vagina inundada del espeso semen de Adrian, ambos quedaron rendidos y se durmieron abrazados.

Adrian se despertó y le pregunto a Lola si podía usar su baño ella lo beso y le dijo que no tenía que preguntar, Adrian sintiéndose dueño de la situación, salió de la habitación desnudo su piel estaba bronceada menos en su área pélvica, olía a sexo, su pene aun tenia rastros de semen, sangre y flujos vaginales, estaba por llegar al baño cuando sintió que una mano lo tomo del brazo y lo jalo a una de las habitaciones, todo fue muy rápido y Adrian apenas tuvo tiempo de reaccionar.

Los ojos de Adrian se abrieron grandes al ver al padre de Lola con una expresión de furia en su rostro, su mirada se fue a la entrepierna de Adrian cuyo pene pese a estar desinflado presentaba claras muestras de haber sido usado para el sexo recientemente, y la sangre seca le dijo al padre de Lola que su hija ya no era virgen, entonces miro al temeroso adolescente a los ojos y le dijo.

-“¡Pon las manos en la cabeza!”. Adrian lo hizo sin protestar.

Luego el padre de Lola lo señalo con el dedo y le dijo.

-“Te advertí que te alejaras de mi hija o sino no ibas a llegar como hombre a adulto ¿no es verdad?” Dijo el padre de Lola.

-“Si señor”. Respondió Adrian.

-“Por lo visto mi advertencia no fue escuchada, lo siento por ti muchacho pero te lo advertí”. Dijo el padre de Lola.

Adrian iba a decir algo cuando sintió que sus huevos fueron tomados por la fuerte mano de don Javier, que le apretó sus huevos con fuerza luego de dijo al oído.

-“Esto lo aprendí cuando era parte de las fuerzas especiales se le llama el abrazo castrador y sirve para dejar fuera de combare a cualquier hombre”. Dijo don Javier.

Acto seguido Adrian sintió como su escroto fue retorcido y sus huevos eran apretados, se sintió quedar sin aire, incapaz hasta de gritar por auxilio y de pronto escucho casi en simultaneo “CRACK, CRACK” que fue el momento justo cuando sus dos huevos reventaron por la técnica de don Javier su pene lanzo un último gran chorro de semen y Adrian se desmayo por el terrible dolor que experimento.

Se despertó en un hospital, con sus padres a su lado, castrado y convertido en un eunuco para el resto de sus días, Don Javier fue preso por dos años y Lola simplemente desapareció, Adrian ahora vive acomplejado, se retrajo del mundo, lejos quedaron los días en que creía que podía conquistar al mundo y a cualquier mujer para robarle su virginidad con 25 años es un joven sin sexo, simplemente respira pero no vive, y siempre se recrimina por no haber escuchado aquella advertencia.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

ZORAYA LA TRAV

Siguieron a la distraída Zoraya que iba escuchando música con sus audífonos puestos, cuando caminaba por una calle solitaria, la camioneta de Lorenzo se detuvo a su costado y dos de sus amigos tomaron a Zoraya de los brazos y la metieron tan rápidamente a la camioneta que ella no tuvo tiempo de reaccionar, luego la camioneta arranco a toda prisa, perdiéndose entre las calles de la gran ciudad, Lorenzo y compañía con Zoraya, condujo hasta una bodega de su padre que usaba para sus fiestas......


ZORAYA LA TRAV
siguieron a la distraída Zoraya que iba escuchando música con sus audífonos puestos, cuando caminaba por una calle solitaria, la camioneta de Lorenzo se detuvo a su costado y dos de sus amigos tomaron a Zoraya de los brazos y la metieron tan rápidamente a la camioneta que ella no tuvo tiempo de reaccionar, luego la camioneta arranco a toda prisa, perdiéndose entre las calles de la gran ciudad, Lorenzo y compañía con Zoraya, condujo hasta una bodega de su padre que usaba para sus fiestas.

[TRANSEXUAL] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [BALLABUSTNG] [VIOLACIÓN] [SECUESTRO] [HUMILLACION] [TORTURA]


Categoria: Transexual      Autor: DarkSoul





Aquella tarde Zoraya de 20 años rubia natural caminaba por la calla con sus altos tacones color rosa, regresaba de una entrevista de trabajo en la que no le fue muy bien, no muy lejos de ella una panda de varios hombres entre 25 y 27 años bromeaban adentro de la camioneta de Lorenzo, que era hijo de uno de los hombres más ricos de la región al ver a la linda Zoraya les dijo a sus amigo.

-“¿Hey chicos quieren pasar un grandioso rato, con esa rubia?” Pregunto Lorenzo
-“¡SSIIIIIII!” Fue la respuesta de todos.

Acto seguido siguieron a la distraída Zoraya que iba escuchando música con sus audífonos puestos, cuando caminaba por una calle solitaria, la camioneta de Lorenzo se detuvo a su costado y dos de sus amigos tomaron a Zoraya de los brazos y la metieron tan rápidamente a la camioneta que ella no tuvo tiempo de reaccionar, luego la camioneta arranco a toda prisa, perdiéndose entre las calles de la gran ciudad, Lorenzo y compañía con Zoraya, condujo hasta una bodega de su padre que usaba para sus fiestas, orgias entre otras cosas era muy grande y aislada.

Zoraya fue bajada de la camioneta luchando, gritando y pataleando, entre varios tuvieron que sujetarla para llevarla hasta un sillón, ahí Lorenzo hizo que la depositaran, Zoraya iba a ponerse de pie cuando Lorenzo le apunto con un arma, y le dijo.

-“Mira ricura más vale que cooperes si no quieres terminar muerta enterrada en aquella fosa de concreto”. Dijo Lorenzo señalando con la boca del arma que sostenía una fosa de concreto detrás de Zoraya.

Lo que hizo que ella se quedase sentada quieta, atemorizada en el viejo y mal oliente sillón, fue entonces que todos mirándola con ojos de lujuria, ella temió lo peor.

Lorenzo le dijo luego de unos tensos segundos.

-“Ahora te vas a desnudar para nosotros ricura y más vale que obedezcas sin objetar nada”. Dijo Lorenzo.

Zoraya se le quedo mirando como suplicándole que no la sometiera a semejante humillación, pero Lorenzo al ver que ella solo se le quedo mirando le grito apuntando el arma a su frente.

-“VAMOS QUE ESPERAS MALDITA PUTA DESNUDATE”.  Le grito Lorenzo a Soraya.

Que aterrada, no tuvo más remedio que ponerse de pie, comenzó quitándose  su blusa rosa, dejando a la vista su sostén (corpiño) de color blanco, luego se despojo de su falta, también rosa, dejando sus medias sostenidas por un liguero blanco a la vista de todos, lo mismo que su pequeña tanga de color negro, temblando se despojo de su sostén para revelar un pecho plano coronado por dos pequeños pezones.

-“Esta puta es mas plana que una tabla”. Dijo Lorenzo.

Lo que provoco que todos sus amigos rieran, haciendo sentir a Zoraya muy humillada, ella se quedo ahí tratando de cubrir su cuerpo casi completamente desnudo con sus manos pero al ver que no se despojaba de su Tanga, Lorenzo ordeno dos de sus amigos.

-“Sujeten a esta puta un momento muchachos”. Ordeno Lorenzo.

Lorenzo se acerco a Zoraya y la manoseo por unos segundos antes de tomar su tanga con sus fuertes brazos y con fuerza  hizo girones su prenda intima, ante un grito de desespero de Zoraya.

-“¡NOOOOoooo!”. Grito Zoraya.

Lorenzo dio unos pasos hacia atrás y sus ojos se abrieron grandes al ver un pequeño pene y un par de pequeños huevos que pese a su tamaño eran sin embargo genitales masculinos, aquello fue como si se hubiera sacado la lotería con sin igual algarabía en su voz se aparto para que los demás vieran la entrepierna desnuda de Zoraya mientras decía.

-“Miren no es una puta sino un putito invertido”. Dijo Lorenzo.

De nuevo las risas de sus amigos causaron una gran humillación en Zoraya que se sentía vejada, expuesta y estaba a punto del llanto al pensar en lo que estaba por venir, y no estaba tan equivocada, Lorenzo aprovechando que ella estaba aun sujetada por dos de sus amigos, le propino una tremenda patada en sus pequeños huevos que hizo que Zoraya casi vomitara su almuerzo al caer al suelo para revolcarse de dolor, como nunca antes en su vida.

Entre todos la levantaron, se sacaron sus penes e hicieron que Zoraya aun adolorida por la tremenda patada propinada en sus huevitos comenzara a chupárselas uno de ellos le toco las nalgas para luego decir.

-“Dios esta putita si está muy buena”. Dijo uno de los amigos de Lorenzo.

Aquellos manoseos se prolongaron por largo tiempo hasta que de nuevo Zoraya quedo revolcándose en el suelo producto de una nueva patada en los huevos, de pronto Lorenzo la tomo del cabello y la jalo rápido hacia el sillón, Zoraya de pronto sintió un dedo entrando por su culito virgen, le dolió y grito, pero Lorenzo no tenia delicadeza alguna lo metía rápido y brutalmente luego lo saco para meter dos dedos de golpe mientras la nalgueaba, Zoraya trataba de huir de él, pero él la jalaba de la cintura con un solo brazo.

Lorenzo que iba con bermuda de bolsas gris azulado se lo bajo, Zoraya  en eso sintió que la levanto dejándola con la cara sobre el respaldo del sillón y el asiento, con sus nalgas expuestas al aire, súbitamente Zoraya sintió que intentaba penetrarla, grito y pataleo, intentando bajarse del sillón pero Lorenzo comenzó a nalguearla, no pudo hacer mucho, tardo unos 20 segundos en comenzar a penetrarla, Zoraya sintió el peor dolor de su vida, comencé a llorar y a gritar mientras escuchaba las risas y vítores de los amigos de Lorenzo. Quien le dijo.

-“Estas muy estrecha puta, no puedo entrar”. Dijo Lorenzo.

Saco un poco su dura erección de 19 cm que tenía en su culo la levanto de los cabellos y la arrojo sobre el apoya brazos del sillón quedando sus nalgas aun más expuestas con la cara casi tocando el suelo, Lorenzo tomo un poco de crema y se embarro su endurecido miembro, se acercó a ella y le dijo al oído tomándola de los cabellos

-“Ahora si puta vas a saber lo que es hombre de verdad”. Dijo Lorenzo.

Zoraya supo que no iba a poder evitar que la penetrara y se quedo inmóvil como toda una perra de pronto el verdadero mayor dolor de su vida la golpeo, todo el grueso pene de Lorenzo entro en ella sin piedad, la jalo del cabello y comenzó a bombearla con brutalidad como un animal ella lloraba y gritaba, sus gritos se escuchaban como si estuvieran matando a una persona, y no era para menos la estaban violando brutalmente por aquel gran pene, “si a las mujeres les duele la primera vez imagínense a por el culo”.            

Zoraya lloro, grito y suplico. su agonía duro por 30 minutos en ese tiempo, completamente empinado y con todo el gran miembro de Lorenzo en su interior sintió como chorros calientes brotaron y llenaron sus entrañas, Zoraya supo que había terminado, demás por sus alaridos de placer que él dio, Lorenzo saco su pene y ella quedo rendida sobre el reposa brazos del sillón, Lorenzo le levanto la cabeza tomándola de los cabellos para decirle

-“Tienes el culo como toda una zorra virgen o debo decir ex virgen”. Dijo Lorenzo lo que provoco que todos sus amigos rieran.

Zoraya sentía su recto lleno de su leche y en eso no pude contenerlo más en su interior salió con algunos gases, sangre y excremento, Lorenzo lo vio y le dijo te mereces una propina tomo.

Tomo un billete lo enrollo y se lo metió por el culo, para empujarlo con sus dedos. Se subió su ropa interior y bermuda, pero al poco tiempo Zoraya sintió mientras aun estaba ahí tirada sobre el sillón, ultrajada y violada, las manos de uno de los amigos de Lorenzo lo primero que dijo fue decir
  
-“Miren Lorenzo hizo que se cagara la puta”. Dijo aquel hombre.

Todas la miradas se fueron al ano de Zoraya que se sentía humillada como nunca antes, apenas podía ver quien era quien la manoseaba pero sintió como se sacaba su pene, tardo unos 30 segundos y ya la estaba penetrando, ya no sentí dolor su pene era más pequeño que el de Lorenzo, Zoraya no sabía  cuánto tiempo paso, pero todos la violaron y terminaron dentro de ella, al final ellos la dejaron atada hasta que se quedo dormida, agotada y expulsando semen de su ano.

Zoraya se despertó amarrada a una columna sentía algo en su interior, le habían metido por el ano varios vibradores tipo bala y un consolador de los que expanden con una válvula, los vibradores estañan activados y sus controles pendían entre sus piernas, las cuales estaban muy abiertas con un larga barra de metal separando sus piernas, dicha barra estaba sujeta a sus tobillos con cinta de embalar. Uno de los hombres dijo.

-“Miren la puta ya despertó”. Dijo una voz.

Unos minutos después Lorenzo vestido y con una gorra colocada hacia atrás, se acerco a Zoraya, para tomar una válvula de aire color negro que colgaba entre sus piernas, luego de apretarla un par de veces dijo.

-“Veamos cuanto resiste esta putita antes de venirse y que su próstata reviente”. Dijo Lorenzo.

Para ese momento el pene de Zoraya que era minúsculo ya tenía una erección de 9 cm, de el caían grandes gotas de liquido pre seminal, sus huevitos encogidos y no desarrollados por la ingesta de hormonas femeninas desde los 14 años, estaban contraídos en la base del pene de Zoraya, quien poco a poco comenzó a sentir como una gran opresión se formaba en su interior, con cada apretón de la válvula negra, Zoraya se estremecía, aunado al estimulo de los vibradores en su interior.

Aquello continuo por varios minutos hasta que su pequeño pene comenzó a palpitar estaba por llegar al orgasmo, sus próstata estaba siendo oprimida enormemente, de pronto ella grito.

-“ALTO BASTA, YA NO MAS, ¡NOOOOO!” Grito Zoraya.

Al tiempo que de su pene salieron expulsados tres fuertes chorro de semen, pero Lorenzo no se estaba satisfecho, continuo apretando la válvula, Zoraya se retorcía y gemía de dolor, uno minutos más tarde se corrió de nuevo aunque ya no tan abundante y explosivamente como la primera vez, para cuando se corrió la tercera vez lo que salió de su pequeño pene fue sangre ya no semen, en ese momento Lorenzo apretó un par de veces más y antes de alejarse, le propino tres fuertes patadas en los huevitos Zoraya que casi la llevaron al desmayo.

Cada unos de sus amigos e incluso Lorenzo tomaron turno para patear los huevitos de Zoraya, para cuando terminaron la eterna sesión de ballbusting extremo con ella, su escroto estaba hinchado al triple de lo normal con sus dos huevitos reventados por completo en su interior con ella desmayada amarrada aun a la columna, con sangre goteando de su pene desinflado para ese momento.

Luego de aquellos todos se pusieron a beber hasta quedar complemente inconscientes de lo borrachos que quedaron, Zoraya se despertó en la madrugada, su pene había hecho que sus retenciones que eran de cinta se aflojaran, con mucho esfuerzo logro liberar sus brazos para poder extraer el enorme dildo de su ano, así como los vibradores, algunos aun funcionando, mientras los extraía, sentía correr sangre por sus piernas, estaba agotada y muy adolorida.

Zoraya se quito sus tacones para no hacer ruido, apenas podía caminar, vio a sus secuestradores, violadores y torturadores regados por todas partes privados por completo de lo borracho que estaban aquel lugar olía a alcohol y semen, Zoraya estaba más que enojada quería venganza y en eso en una mesa vio una tijera, a su mente llego una forma ideal para vengarse de esos malvados y malcriados junior de una forma que nunca olvidarían y que el dinero de sus padres no podría remedia jamás.

Zoraya a gatas pues apenas podía caminar, uno a uno les fue descubriendo sus entrepiernas, dejando sus penes a la vista, lo tomaba y de un rápido corte se los cercenaba con la tijera, para colocarlos en un lado en donde pronto hubo un montoncito de penes cercenados, dejo de ultimo a Lorenzo que apenas de percato cuando ella le abrió y bajo su bermuda, incluso le acaricio su paquete por encima de su ropa interior antes de bajarla hasta sus rodillas.

Luego ella se inclino y le susurro al oído del inconsciente Lorenzo.

-“Esto es lo que se merece un perro violador como tú”. Le dijo Zoraya.

Acto seguido levando el pene de Lorenzo y se lo cerceno, el cuerpo del joven hombre se sacudió por unos segundos antes de quedar inmóvil, Zoraya aun no terminaba, tomo el dildo inflable y se lo introdujo por detrás a Lorenzo para comenzar a inflarlo, hasta que de el muñón aun sangrante que fie lo que quedo de su pene, broto el semen, y no parto hasta que además de semen broto sangre por la uretra cercenada, señal de que la próstata de Lorenzo era también historia.

Zoraya introdujo los penes cortados en su bolso que encontró tirado en el piso, se vistió y paro la hemorragia de su ano con papel higiénico y se marcho, se llevo su camioneta que abandono cuando estaba ya de nuevo en una zona transitada de la ciudad, luego despareció nadie volvió a saber de ella ni donde está.

Lorenzo y sus amigos se despertaron para encontrarse castrados sin sus penes, Lorenzo creyó morir al verse despojado de su miembro viril, incluso tuvo que ser internado en un hospital siquiátrico por seis meses para controlar sus impulsos suicidad pues no quería vivir sin un pene, con incontinencia urinaria por el resto de sus días al no tener próstata, además de siempre estar deseoso de correrse sin poder hacerlo ni por estimulación anal o normal aquello en si mismo era una tortura perpetua.

Lorenzo termino suicidándose dos años después luego de salir del hospital siquiátrico arrojándose por un precipicio con su auto, en una nota que dejo dijo.

-“papá perdón pero no pudo vivir siendo un vil patético eunuco”. Dijo en su nota Lorenzo.  

El padre de Lorenzo aun busca a la responsable de lo sucedido a su hijo sin pensar que el responsable de todo fue su propio hijo desde un principio el solo quiere venganza de “Zoraya la Trav”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

DESCONOCIDO EN CASA

Desde los 13años había sentido curiosidad por el sexo gay, a esa edad comencé a entrar a Chats gay, pero solo conversaba y participaba en sexo escrito. A los 16 fue la primera vez que participe en una Sex Cam. No añadiré detalles pues no fue nada del otro mundo, olvide mencionar que siempre he tenido un par de nalgas bastante femenino, soy delgado con un poco de músculos pero con una cintura y un trasero muy femenino......


DESCONOCIDO EN CASA
Desde los 13años había sentido curiosidad por el sexo gay, a esa edad comencé a entrar a Chats gay, pero solo conversaba y participaba en sexo escrito. A los 16 fue la primera vez que participe en una Sex Cam. No añadiré detalles pues no fue nada del otro mundo, olvide mencionar que siempre he tenido un par de nalgas bastante femenino, soy delgado con un poco de músculos pero con una cintura y un trasero muy femenino.

[GAY] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [ADVERTENCIA] [VIRGEN]



Categoria: Gay      Autor: Anónimo & DarkSoul





Desde los 13 años había sentido curiosidad por el sexo gay, a esa edad comencé a entrar a Chats gay, pero solo conversaba y participaba en sexo escrito. A los 16 fue la primera vez que participe en una Sex Cam. No añadiré detalles pues no fue nada del otro mundo, olvide mencionar que siempre he tenido un par de nalgas bastante femenino, soy delgado con un poco de músculos pero con una cintura y un trasero muy femenino.      

Eso causo que en los chats y en los Sex Cam todos los hombres estuvieran locos por penetrarme, aquello continuo hasta los 21 años.  Cierto día estaba navegando por un facebook que hice para charlar con Hombres y buscando entre los grupos de la ciudad encontré la comunidad gay local.

Inmediatamente solicite unirme. 

Tengo una casa bastante grande y mi familia solo usa la mitad, la otra mitad también tiene puerta de acceso a la calle pero está vacía, y mi cuarto tiene acceso a ese lado de la casa pues solo tiene un Ropero que me impide el acceso pero es muy fácil moverlo silenciosamente. Al día Siguiente revise el facebook y note que una persona ya me había mandado mensaje antes de meterme al grupo. Respondí el mensaje y resultó que el hombre vivía muy cerca de mi casa.

Según examine su perfil era un hombre maduro. Bastante feo, en extremo, aun así continué chateando con él, como esperaba inmediatamente pidió conocerme a lo que yo me negué. Por el contrario sugerí otra forma de conocernos, haciendo provecho de la zona vacía de mi casa, le pedí que pasara frente a mi casa a la 1 o 2 de la madrugara (lo sé una estupidez, pero en ese momento mis ganas de experimentar con un hombre eran extremas), el hombre comenzó a regatear tratando de que fuera más temprano, porque según él no lo dejaban salir, pregunte su edad y me dijo que tenía 18 años cosa que me pareció mentira.
           
De cualquier forma me convencí a mi mismo de continuar. Al final acordamos que pasara entre las 12:00am y las 12:30am. Le pase mi whatssapp para que se comunicara conmigo respecto al plan. En ese momento recién eran los 8:00 de la noche y para las 9:00 comenzó a enviar mensajes cada 5 minutos presionando respecto a la hora y estúpidas escusas de porque debería venir a casa en ese momento.

No sé cómo pero conseguí hacer que esperara hasta la hora en que todos en casa se duermen. Estaba nervioso, incline el ropero para pasar por ahí, y por suerte en ese cuarto/estancia, hay una pequeña cama con colchoneta que puse en el suelo para la ocasión. a las 12.00 le envié por mensaje que ya podía pasar frente a la casa y yo le abriría. 

Tardo casi 20 minutos en contestar y pregunto donde quedaba la casa, cosa que me saco de quicio puesto que llevaba horas fastidiando que estaba por el barrio y no se veía nadie en la calle tratando de convencerme de dejarlo llegar antes. Le di instrucciones para llegar desde donde se encontraba y al pasar por enfrente de mi ventana le hice una señal con el flash del teléfono para que supiera que ahí estaba.           

Abrí la puerta y el entro, nos saludamos y sin prestar atención a que estupideces decía me arrodille. 
(En este punto teniéndolo de frente se volvió evidente que no tenía ni cerca de 18 años pero ya había llegado hasta ahí así que continué) el entendió y se desabrocho el pantalón para luego bajarse el frente del bóxer, yo estaba nervioso, era la primera vez que mamaria un pene.    

Desde el momento en que entro me envolvió una sensación de irrealidad, el miedo no se sentía real, como si simplemente me hubiese convertido en un espectador de mis acciones, sin pensarlo demasiado metí su pene en mi boca, aun estaba pequeño, aproximadamente 8 cm, recordé lo que había leído en cientos de relatos y evite tocar su pene con los dientes, seguí mamando su pene mientras la sujetaba de la base con una mano, honestamente quede decepcionado, carecía de sabor y de placer al hacerlo.

Cuando deje de sujetarle su pene con la mano y únicamente le hacia una mamada moviendo la cabeza, el me sujetó de la cabeza y comenzó a follarme la boca, acción que en mis fantasías siempre me había resultado excitante pero en ese momento no me encanto en absoluto.       

Después de unos minutos me puse de pie y le pedí que se subiera el bóxer, yo me quite la playera y el pantalón quedando únicamente en bóxer ajustado que se me pegaban al cuerpo. Puse mi culo contra su pene y comencé a hacer movimientos de arriba y abajo, el llamado AssJob del que últimamente había visto muchos vídeos. Él se comenzó a excitar y a tocarme las piernas, el pecho, mi entrepierna y por supuesto las nalgas.           

Sin mentir les diré que lo único que me había excitado hasta ese momento fue sentir sus manos apretando mis nalgas y recorriendo mis huevos y pene mientras me levantaba para pegar más mi culo a su pene, después de unos minutos en que ambos estábamos a mil, cambiamos de posición.
Él se desnudo completamente y se acostó en la colchoneta. Por mi parte aun con el bóxer puesto me senté en su pene y comencé a moverme, montándolo mientras él me agarraba las nalgas, luego de un rato me quito el bóxer y saco un condón.

Hizo que le pusiera el condón y le dije que prefería ir yo abajo, (Puesto que al notar que se acostaba la primera vez y al sentir escases de movimiento por su parte cuando le estaba haciendo la mamada note que era de los hombres que les gusta que la otra persona haga todo mientras ellos solo se tiran y disfrutan). Me puse boca abajo dejando el culo que antes tantos hombres me habían elogiado en los chats y el cual muchos deseaban estrenar, a la disposición de ese tipo.   

Él acerco su pene hacia mí y comenzó a hacer movimientos de penetración chocando más que nada su panza en la parte superior de mis nalgas, al cabo de un minuto o dos le pregunte que se supone que estaba haciendo y me dijo que su "Amigo" estaba medio dormido, se masturbo rápidamente y me pidió que levantara más el culo. Acerco su pene a mi culo y sentí como por primera vez un pene entraba en el, con dolor me hice hacia atrás para apresurar su entrada, ya que siempre con los objeto que me había metido en el culo lo que más me dolía era la entrada y una vez teniéndolos dentro se pasaba.

Él comenzó a embestirme a un ritmo normal, siempre fantasee con que me penetraran con violencia pero ese hombre no parecía ser capaz de más. Solo unos segundos duro su pene dentro de mí y luego se salió, el torpe hombre trato de meterla de nuevo primero poniéndola muy arriba y luego muy abajo. Hasta que pidió un cambio de posición, me levante y él se acostó en la colchoneta y yo me puse sobre él.         

Nuevamente trato de penetrarme pero los huevos a lo que yo decidí tomar el control, tome su pene por atrás y la acomode en mi entrada. Sentí como entro en mi culo y comencé a cabalgarlo de la mejor manera que pude recordando todos los vídeos que había visto hasta ese momento. Su pene solo duro dentro de mi unos segundos y luego quedo fuera pero él no se dio cuenta en absoluto, seguí cabalgándolo masturbándolo con mis nalgas, nunca pensé que hubiera un pene cuyo tamaño le impidiera quedarse adentro pero ahí estaba yo entregándole mis cotizadas nalgas a uno de ese tamaño.

Él comenzó a masturbarme con una mano para que me viniera, supongo que su ego le hacía necesitar que yo terminara primero que él. En ese punto yo ya solo quería que se viniera, mi erección ya casi había desaparecido y por muy rápido que el me masturbaba no le dejaría alimentar su ego de esa manera por lo que ya solo me moví lo mejor que pude mientras pensaba en limites y derivadas de cálculo integral para no venirme, cosa que admito era necesario. Tras 10 o 15 minutos el fiasco de hombre se vino en el condón que siendo honesto ya estaba entre mis nalgas ya que nunca logro que volviera a entrar.      

Ambos nos levantamos, y aunque en cualquier fantasía lo correcto era darle una mamada de despedida, y pese a que el insistía que yo también me viniera le dije que ya había sido mucho por ese día. Nos comentamos y se fue pero quede unos minutos más en ese cuarto acomodando todo y dejándolo como estaba, molesto y decepcionado me arrepentía de haber perdido mi virginidad de ese modo.

Estaba por irme a mi cuarto cuando sentí que alguien me tomo por detrás casi de inmediato me pusieron un trapo sobre la boca y nariz, no supe más, cuando me desperté. Estaba acostado sobre la colchoneta, el hombre con el que intente tener sexo estaba ahí tomando mi pene masturbándome y al ver que reacciones y trate de luchar para liberar mis manos atadas como piernas me dijo.

-“No quisiste venirte, bien ahora hace que desees haberlo hecho, porque ya nunca más podrás, por lo menos de manera normal”. Dijo el hombre.

Quien de inmediato comenzó a darme una mamada, mientras me masturbaba, sentí como me amarro la base de mi pene con algo muy fuerte, que me hizo sacudir de dolor, luego tomo mi bóxer y me lo metió en la boca, me resistí pero me tapo la nariz, cuando abrí la boca no tuve más remedio que aceptar mi prenda en ella. Entre la penumbra de la habitación vi destellar un cuchillo, negué con la cabeza y suplique con la mirada, pensé que me iba a matar.

Pero aquel hombre hizo algo peor que matarme, comenzó a cortar mi pene, aserrando mi pene con aquel cuchillo, la sangre y el dolor fluyeron a raudales hasta que me cerceno mi pene, con él en su mano me dijo.

-“Ahora desearas haberte venido cuando pudiste”. Dijo el hombre.

Me desmaye unos instantes después, viendo como se marchaba con mi pene, las autoridades investigaron según mi historia pero todo los datos de ese hombre eran falso, resulto que no vivía donde decía y que nadie sabía nada él, aun lo buscan, aquella experiencia había sido la primera y la última vez, que tendría sexo con un pene me había desvirgado pero también me habían desprovisto de mi miembro viril, en algo si tenía razón, “deseo más que nada en el mundo actualmente haberme venido cuando tuve la oportunidad”, con ese desconocido en casa.






Autor: Anónimo & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul

VIOLENTO CORTE

Mi nombre Ana, aunque no creo que ese nombre recibí al nacer, a mis padres si es que aun viven nunca los conocí, desde que tengo memoria he vivido en esta mansión en donde el dolor y el sexo son la norma, desde pequeña era usada para complacer los más degradables placeres humanos, nunca jugué como una niña o niño normal apenas se me enseño a leer y solo podía ver una hora televisión programas que me eran controlados, mi habitación era y sigue siendo una pequeña celda con una colchoneta y un escusado de metal......


VIOLENTO CORTE
Mi nombre Ana, aunque no creo que ese nombre recibí al nacer, a mis padres si es que aun viven nunca los conocí, desde que tengo memoria he vivido en esta mansión en donde el dolor y el sexo son la norma, desde pequeña era usada para complacer los más degradables placeres humanos, nunca jugué como una niña o niño normal apenas se me enseño a leer y solo podía ver una hora televisión programas que me eran controlados, mi habitación era y sigue siendo una pequeña celda con una colchoneta y un escusado de metal.

[TRANSEXUAL] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [ESCLAVITUD] [TORTURA] [FEMINIZACIÓN] [VAGINOPLASTIA]


Categoria: Transexual      Autor: DarkSoul





Mi  nombre es Ana, aunque no creo que ese nombre recibí al nacer, a mis padres si es que aun viven nunca los conocí, desde que tengo memoria he vivido en esta mansión en donde el dolor y el sexo son la norma, desde pequeña era usada para complacer los más degradables placeres humanos, nunca jugué como una niña o niño normal apenas se me enseño a leer y solo podía ver una hora televisión programas que me eran controlados, mi habitación era y sigue siendo una pequeña celda con una colchoneta y un escusado de metal.

Naci hombre pero me hicieron vestir y comportarme como una niña y luego una mujer pese a mis genitales, nunca conocí lo que era ser un varón, siempre use ropa de niña y luego de mujer, mi primera tanga me la dieron a los 12 años cuando comencé a prestar servicios orales a los hombres que se me indicaban, ¡escapar!, ¿a dónde? La única vida que siempre he conocido es esta además nunca he salido más lejos que un jardín dentro de la mansión, ni siquiera sé es que donde estoy y como llegar a ese lugar.

A los 11 comencé a recibir inyecciones de alguna clase cada dos semanas, poco a poco mi pecho una vez lizo comenzó a crecer con forma redondeadas, me comenzaron a crecer senos, a los 14 años ya tenía senos bien definidos con pezones diminutos de color rosa pero con senos aun pequeños que concordaba con mi complexión delgada, con cintura estrecha y nalgas paraditas comencé a recibir el acoso de los clientes no solo de mirada sino también de tacto, ese mismo años fui sometido a un tratamiento laser que retiro todo el vello de mi cuerpo de mis ojos para abajo para siempre.  

Mis pezones cabello que me llega aun hoy hasta mas debajo de los hombros, contrastan con mi piel en extremo blanca dado que rara vez salgo al sol, mis ojos azules y mi rostro moldeado con incluso algunas pequeñas cirugías plásticas era a los 15 años las de una adolescente en la flor de la vida, pese a haber chupado, lambido no solo penes, sino vaginas y anos en incontables ocasiones hasta ese momento aun era virgen excepto oralmente pero eso estaba por cambiar como ya dije las miradas de los hombres me comían literalmente mientras me paseaba solo en tanga por el gran salón de la mansión durante las fiestas de mis amos.

Aquel día poco después de cumplir 15 años mis Amo me trajeron ropa muy sexy y me ordenaron ponérmela pues esa noche debía dar un servicio especial, la tanga era especialmente pequeña aunque trate de ocultar mi pene echándolo hacia atrás entre mis piernas presionaba tanto que era muy incomodo pero de algún modo pude lograr que no se me notara que tenía algo entre mis piernas, era toda una linda señorita; me sentía una zorrita, coqueta, sugerente para quien me viera, aunque aún ningún chico lo había hecho por completo.          

Todo mi atuendo decía que era una chica en busca de sexo, me vestí frente al espejo sin perder ni un instante de mi transformación, me movía lo más femenina que podía, bailaba frente al espejo, me tocaba mi culito chiquito pero redondito todo el tiempo, mi abdomen, mis pequeños senos, recuerdo que hasta ¡me besaba a mí misma en el espejo! No cabe duda que era toda una señorita que deseaba que le hicieran el favor de hacerla mujer. 

Me maquille para verme más natural y más linda con poco maquillaje; no tenía peluca pero dejaba mi cabello largo a propósito para poder peinarlo con diademas o ligas y de la manera más femenina posible; cuando terminaba me veía al espejo y mi pene dentro de mi tanguita estaba súper presionado, me tocaba como una nena, me “dedeaba” sobre la ropa porque estaba muy excitada y porque, ¡era una nena! Trataba de olvida que tenía pene y me imaginaba tener una vagina, mi mente bloqueaba que no era libre y que era una esclava nada más.       

Cuando estaba lista, cuando estaba a gusto con mi atuendo y me veía lo más sexy posible, me dirigí el gran salón de inmediato las miradas se posaron en mi, encantaba que les parecía linda y que me desearan, que les pareciera una verdadera mujer, me sentía excitada; me imaginaba tener un rico pene dentro de mí ya fuese en mi boca o en mis entrañas.  

Cuando más caliente estaba al sentirme deseaba Laura que era una de las encargadas me hizo subir a una de las lujosas habitaciones donde me empecé a quitar la ropa hasta quedar solo en tanga, mi pene me dolía quería salir las hormonas que me daban habían hecho que mi pene creciera cuando estaba duro a 23 cm, lo que me molestaba pero siempre me hacia querer masturbarme no pasaba mucho tiempo hasta que explotaban en chorros sobre mi cuerpo, y me encantaba embarrarme todo mi semen en mis senos y vientre, luego de descansaba unos segundos, mientras miraba mi respiración agitada, llena de sudor y semen por mi cuerpo que brillaba y sonreía de lo rico que había sentido, miraba mi pene como se encogía a su diminuto tamaño y me sentía toda una zorra, me daba nalgadas como premio; pero ese día todo iba a cambiar.       

Al poco de entrar un chico entro a la habitaciones, me sorprendió que era joven quizás de unos 20 o 21 años lo que era raro ya que la mayoría de los clientes eran señores en sus años 50’s a los que conocía muy bien, este chico me hizo sentir sumamente nerviosa, no decía ni una palabra y solo miraba al suelo, era moreno, no era gordo pero era robusto, bien peinado, vestido elegantemente pero de manera casual, él cual no decía nada, solo me miraba con ojos de lujuria.        

El solo sonrío de repente, para comenzar a quitarse su ropa hasta quedar solo con uno bóxer blanco apretado, se empezó a sobar su pene y yo ya veía que su miembro crecía, cuando estuvo frente a mí me di la vuelta y le restregué mi culito en su paquete como una gata, el me abrazó por detrás y me acarició toda, sentía delicioso, sus manos, su pene presionando en mi culito, lo sentía tan grande, me besaba el cuello y yo solo lo tomaba de su cabello, le pregunté si le gustaba, y me dijo, “claro que si chiquita, estas bien rica, te quiero penetrar ya”, me jaló a la cama y yo aproveche para empujarlo y se acomodó yo me acerque como una gatita, llegué frente a él, y lo empecé a dar besitos, desde su cuello, su pecho, su abdomen, solo quería llegar a su pene, baje su bóxer y su pene broto frente a mi cara, me sorprendió, lo tome, lo admire, lo acaricié, con una mano, luego con dos.

-“Chúpalo”. Me dijo
-“Si papi”. Le respondí.

Para metérmelo en mi boca, lo lambí desde la cabeza hasta sus huevos, eso a él le encantó y cada que podía me bajaba a lamer sus testículos, me lo metí a mi boca y empecé a subir y a bajar cada vez con más ritmo, el me acariciaba mi cabello, yo me perdí, me encantaba chupar un pene, me sentía una puta ahí con mi culo levantado chupándosela a un desconocido y me encantaba, él me tuvo que apartar de su miembro porque yo podía quedarme ahí horas, me dijo “espera bebé, ya te la quiero meter”.

Aquello me dio hizo temer nunca me habían nadie penetrado, no sé si debía pero luego recordé las palabras de Laura “¡Deja que el cliente te haga lo que quiera!” Ella siempre me había dicho que no me dejase hacer lo que el cliente deseara sino solo sexo oral o manoseos, aquellas palabras me dio la pauta para continuar

Se paró detrás de mí, me quitó mi tanga y se arrodilló, yo solo lo veía por el reflejo del espejo frente  a mí y me volvió a sorprender, me metió su lengua en mi hoyito, yo di un brinquito al sentirlo, pero me tranquilizó y siguió, me puse un poco nerviosa, no sabía qué era eso y no me lo esperaba pero poco a poco empecé a sentir rico y empecé a gemir de lo que sentía pero en eso se paró, se untó lubricante en su pene y en mi ano, metió su dedito y yo pensé que ya me había penetrado, oh que equivocada estaba, luego apunto su pene en mi entradita apretadita y empezó a forzar la entrada.

Me espanté un poco por el dolor y él lo notó, me tranquilizó pero me dolía mucho, y ahí lo vi tratando de penetrarme y yo quería pero me dolía, poco a poco fue entrando, me daba nalgaditas, fingí placer pero realmente sentía mucho dolor, el solo metía la puntita y la sacaba, y así estuvo un rato, fue algo extraño e incómodo pero creo que se me bajó la excitación, le pedí perdón, él me dijo que no pasaba nada, le dije que le ayudaba a terminar, que quería que se viniera en mi cara, di un brinquito y se la empecé a mamar bien rico, volví a prenderme y a disfrutar, estuve un rato, mis gemidos se perdían con los de él.

De pronto se detuvo  me lo saco de la boca y lo puso sobre mi lengua esperando su lechita, el se masturbó y me lleno la cara y el pecho de su néctar, lo chupé y embarré, el me acarició la cabeza como un perrito y se fue a bañar, yo me quede solita en el piso con semen en mi cara y me vi al espejo, ni siquiera recordé mi pene, me lo saqué, no estaba erecto pero si un poco despierto, me acaricie mis pezones, mi anito y me tocaba con dos deditos mi pene hasta que me vine sin siquiera estar bien erecto y me dolió un poco pero sentí rico y así me quedé tocándome y jugando con los jugos de mi cuerpo hasta que salió con una toalla y me dijo, ponte a cuatro patas.

Lo hice sobre la cama, de nuevo él me penetro, esta vez si logro meterme todo sus 20 cm, sentí sus huevos golpear mis nalgas,  a los pocos minutos de sus embestidas me vine de nuevo, sin siquiera tocarme, mi ano se contrajo con espasmos lo que hizo que él se viniera en mi interior, sentí por vez primera una cálida leche de macho en mi interior. Gemí de placer, mientras el bramaba mientras se corría, depositando chorro tras chorro de su leche profundamente en mi interior.

Por los próximos seis meses mi culito fue bien atendido por una buena cantidad de duros miembros viriles, en ocasiones hasta seis por día, que lo dejaron bien abierto poco a poco los clientes dejaron de solicitarme hasta que apenas atendía a uno cada dos o tres días, fue entonces que Laura me comenzó a inyectar cada día algo directamente en mi pene que lo comenzó a agrandar hasta hacer que quedara de 29 cm cuando estaba en erección, pero ya no sentía placer por el contrario cada que tenía una erecciones sufría de gran dolor, por si fuese poco mi glande se volvió muy sensible.

Cierto día Laura vino por mí, me llevo a una las habitaciones de juegos como le decían a las mazmorras de tortura de la mansión donde se podía practicar todo tipo de fantasías SM o BDSM. Ahí me hizo desnudar, estaba bien pintada me hizo coloco un arnés de cuero que estaba divido en rombos, que dejaban mis senos como mi sexo al descubierto, me hizo ponerme unos guantes de látex negros largos que me llegaban casi al hombre, también unas medias largas que me llegaban casi a mi cadera y un par de zapatos de tacón de color rojo con negro.

Mi cabello rubio estaba recogido con una cinta color rosa que formaba unos moños, luego me hizo montar sobre un caballete de madera con protuberancias metálicas, me hizo sentar sobre un gran dildo metálico que sobresalía de la parte de arriba de la fuerte estructura de madera. Me coloco una barra de metal con grilletes en cada extremo de la barra de unos 70 cm de largo cuyos grilletes aseguro sobre mis tobillos, luego aseguro unas esposas en mis muñecas por detrás de mi espalda y finalmente ato mi cuello con un paño negó que aseguro a la barra entre mis piernas.

También Laura aseguro la pequeña cadena de la esposa a la barra lo que dejo mi cuerpo arqueado hacia atrás en una posición muy incómoda, antes de irse me dijo. “Disfruta si es que puedes”. Luego presiono un interruptor y el dildo en mi interior comenzó a moverse arriba y abajo al tiempo que vibraba dándome un brutal masaje prostático que hizo que mi pene comenzara a ponerse duro pese a no desearlo, simplemente comenzó a crecer fuera de mi control, el dolor no tardo en aparecer y mis jadeos era por ello, no de placer.

En la parte de arriba del caballete sobresalían puntas de metal, mis huevitos rosaban uno, pero mi pene no, ya que al quedar completamente rígido quedo apuntando en un ángulo de 55º en diagonal, no paso mucho gasta que una mujer vestida toda en cuero negro, con un gran escote apareciera ella portaba un sólido y ancho cuchillo tipo de cazador con la que me acerco y note como miro mi miembro en completa erección, lo tomo con una de sus manos lo que me hizo sacudir de dolor, ella solo rio complacida, por mi dolor.

Luego lo empujo sobre los pinchos afilados de metal que se clavaron en mi endurecido gran miembro, lo que me hizo gritar de dolor.

-“AAAAAAAAAGGGGGHHHHH”. Grite.

Pero mi terrible grito de dolor, solo hizo reír a la mujer, en cuya mirada se notaba que estaba en éxtasis con mi dolor, mientras tanto sentía que mi orgasmo comenzó a formarse en la base de mi pene, unos segundos después me corrí. Un primer gran chorro de leche salió de mi pene causándome mucho dolor, cuando el segundo chorro estaba por salir sentir que la mujer usando el afilado cuchillo que tenia me hizo un profundo corte más o menos a la mitad de mi pene por la parte superior.

Aquello me hizo estremecer no grite, no pude simplemente el dolor nublo mi mente y paralizo mi cuerpo, que comenzó a convulsionar, la mujer no tardo en hacer otro corte aun más profundo, justo por detrás de mi glande. Esta vez la mujer no dejo de cortar hasta que todo mi glande fue cercenado, el semen  y sangre, brotaron de inmediato, mientras seguía retorciéndome de dolor sin poder gritar.

La mujer hizo varios cortes mas hasta que me cerceno una segunda parte de mi enorme pene justo por donde hizo el primer corte, finalmente corto lo que quedaba de mi pene sangrante lo mas pegado a la base, sentía la sangre correr por mi entrepierna, cuando ella tomo mis huevos los jalo hacia adelante y me castro usando el cuchillo el dolor fue terrible recuerdo que vomite casi me ahogo con mi propio vomito, si grite no lo recuerdo luego todo se me puso negro, el dolor era como si me estuvieran quemando vivo, sentía una punzada enorme en mis viseras, el perder la consciencia fue un alivio que agradecí.

Me desperté en una cama suave en un elegante cuarto. Estaba desnuda y sin ataduras. Luego me entere que habían pasado ya dos semanas desde que fui cortada, en mi entrepierna fue formada una vagina por medio de una cirugía plástica, el cirujano hizo un gran trabajo pues cuando sano parecía como si siembre hubiese sido una mujer en vez de un chico.

Aun sigo prestando mis servicios a los clientes en aquel lugar mis pechos han crecieron hasta ser copa “D” junto con mis habilidades orales y que los clientes adoran tener sexo anal conmigo me han convertido en una de las favoritas del lugar.

Sin embargo cada tanto tengo pesadillas de aquel día en que sufrí aquel “Violento Corte”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

GRANDOTE

Genaro se caso con mamá a los dos años de que enviudo de mi padre, en aquel momento tenía 10 años, el era un hombre alto 1.90 metros, musculoso bastante velludo y de piel morena, con un paquete en su entrepierna bastante grande, era bueno conmigo y suplió las veces de padre a mi parecer, incluso lo llegue a consideran como eso pero eso fue hasta los 14 años cuando me comencé a sentir atraído hacia él, pronto comprendí que era gay......


GRANDOTE
Genaro se caso con mamá a los dos años de que enviudo de mi padre, en aquel momento tenía 10 años, el era un hombre alto 1.90 metros, musculoso bastante velludo y de piel morena, con un paquete en su entrepierna bastante grande, era bueno conmigo y suplió las veces de padre a mi parecer, incluso lo llegue a consideran como eso pero eso fue hasta los 14 años cuando me comencé a sentir atraído hacia él, pronto comprendí que era gay.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [VIRGEN] [DOMINACIÓN]

Categoria: Gay      Autor: David.G & DarkSoul





Genaro se caso con mamá a los dos años de que enviudo de mi padre, en aquel momento tenía 10 años, el era un hombre alto 1.90 metros, musculoso bastante velludo y de piel morena, con un paquete en su entrepierna bastante grande, era bueno conmigo y suplió las veces de padre a mi parecer, incluso lo llegue a consideran como eso pero eso fue hasta los 14 años cuando me comencé a sentir atraído hacia él, pronto comprendí que era gay pues no solo él me gustaba sino que eran los hombres los que me atraían sexualmente.

Mis miradas comenzaron a ir hacia su entrepierna cuando salía del baño luego de bañarse solo en ropa interior me encantaba cuando usaba bóxer (calzoncillo) de esos ajustados color blanco que con la humedad de su cuerpo se transparentaba dándome esbozos de su largo pene circuncidado o de sus peludos como pesados testículos que colgaban bajos en su entrepierna, Genaro no tardo en darse cuenta de mis miradas lascivas por lo que tuve que comenzar a ser más discreto, escuchar cuando tenían sexo y escuchar los gemidos de mi madre me hacían masturbarme furiosamente imaginando que era a mi quien me penetraba.

A los 19 mi madre murió en un trágico accidente cuando su autobús fue impacto por un tráiler que se quedo sin frenos, de pronto me quede viviendo a solas con Genaro que al poco tiempo comenzó a exhibirse por la casa solo en ropa interior e incluso desnudo, dado que me dijo que siendo hombres solos no teníamos nada de qué avergonzarnos, por lo que comencé a hacer lo mismo aunque lo más que llegue fue a andar en casa en slip (trusa) aquello se mantuvo por varios meses en las que intercambiamos miradas mutuamente pero sin llegar a nada más.

Por aquel entonces decidí comprarme un consolador de 20 cm de color negro de unos 5 de diámetro cuando estaba solo en casa me desnuda y fantaseaba con ser una puta de la calle, a la cual se le acercaba un negro de esos de dos metros con un pene de caballo aquello se repito varias veces hasta un día que creí que estaba solo en casa, repetí mi rutina, me arrodille ante el consolador para empezar a chupar y a tragármela (todo lo que podía, que antes no era mucho, pero ahora...) cuando me sentí ya que no podía me di un cuarto de vuelta para ver a mi padrastro a Genaro que estaba de pie mirándome fijamente.

Sin darme tiempo a explicación alguno me agarró del brazo para llevarme a su habitación debo decir que soy de cabello rubio, piel muy blanca, con un cuerpo muy bien marcado como tonificado por lo menos en ese entonces lo era.

Al llegar a su habitación Genaro me dijo

- ¿eso es lo que quieres? ¿Ser la putita de un macho?
           
No espero mi respuesta me agarró de los huevos y los tiro para abajo por sobre mi slip, dolió pero me gusto sus manos eran ásperas y fuertes, sus manos comenzaron a pasar por todo mi cuerpo una y otra vez, aquello era un sueño hecho realidad.

Mi padrastro me miraba fríamente sujetándome desde atrás, sentía su pene rígido dentro de su ajustado bóxer restregando en mis nalgas sobre mi slip, una de sus manos pronto se deslizo dentro de mi slip para tomar mis testículos y pene que ya para ese momento estaba en completa erección, mientras me masturbaba con su mano dentro de mi ropa interior me dijo.  

-“¿En verdad quieres ser una putita?  Me vas dejarme penetrarte hasta romperte tu ano y dejarte tu  boca llena de mi leche negra”. Me dijo Genaro.        

Me saque su mano de mi entrepierna para darme la media vuelta, me tuve que poner de puntillas para darle un beso en la boca mientras una de mis manos acariciaba su pene muy bien dotado de 26 cm sobre su bóxer de color blanco que estaba seguro me iba dar puro placer ya para ese momento lo tenía como si fuese de roca y lo seguí acariciando.

Lentamente baje por su velludo dorso hasta llegar a su entrepierna le baja su bóxer lentamente para dejar al descubierto su majestuosa erección, sin dudarlo aunque con un poco de temor se la agarre para comenzar a masturbarlo un poco, sintiendo su dureza, largueza y grosor, de pronto el se inclino y me susurro al oído.

-“¿Te gusta?” Me pregunto Genaro.

Casi hipnotizado por aquella barra maciza de carne ante mi le respondí.

-“Si mucho, es magnífica”. Le dije.

-“¡Qué esperas chúpala vamos!” Me dijo.        

Sin dudar abrió mi boca todo lo que pude para engullirla, se la chupe un buen rato hasta que se corrió entre gemidos y gruñidos de su parte su leche calentita quedo en mi boca mientras se la chupaba Genaro me estaba moliendo mis testículos con uno de sus grandes pies por sobre mí slip.

Después de darle mi primera mamada a mi padrastro me excito mucho por lo que mi pene se me puso dura como nunca antes, con el sabor de su semen aun fresco en mi boca el me dijo.

-“Vamos ven aquí”. Me dijo al tiempo que me jalo a la cama.
           
Me acerqué a él para rápidamente quitarme mi slip para proceder a atarme una cuerda en mis testículos y los extremos de la cuerda a la planta de mis pies lo que me mantenía con las piernas flexionadas y abiertas, me coloco también un collar al cuello con esposas que me mantenían las manos a la altura de los pezones, me sentía humillado pero al mismo tiempo muy excitado. Me agarro del collar para tomando unas pinzas para ropa me las colocó por todo mi cuerpo pezones, boca, nariz, orejas, huevos, y una en la punta de mi pene que era la que más me dolió.

Cuando termino de colocar las pinzas me queje de que dolía la pinza en el pene a lo que Genaro me miro y tiro de ella para quitarla lo que me hizo dar un grito de dolor dado que me dolió muchísimo.

-“HHHAAAAAAAYYY”. Grite.
           
Me obligo a limpiar la casa entera en aquella postura tan incómoda mientras él se quedo viendo la televisión en su habitación, al acabar fue ahí para avisar que había acabado las tareas, me miro me sonrió y se acerco a mí. Me abrazo y con su mano levanto mi cabeza se me acerco me agarro los testículos y los empezó a apretar.

-“He tenido una idea prepárate que hoy tu ano dejara de ser virgen”. Me dijo Genaro.

Para de nuevo atraerme a su gran cama, me hizo poner las manos sobre la cama para luego apoyar mi pecho sobre el colchón lo que dejo mis nalgas a su completa disposición, sentí sus grandes manos tomar mis nalgas, apretarlas con fuerzas para luego abrirlas, al tiempo que sentí su lengua comenzar a lubricar mi ano, su barba de candado me raspaba las paredes internas de mis nalgas lo que me hizo comenzar a gemir de placer como nunca antes en toda mi vida, fue un momento memorable.

De pronto Genaro saco el consolador que había comprado dado que tenía un chupón de succión en la base Genaro lo coloco en la parta baja de la cabecera casi su glande de plástico tocaba el colchón Genero me ordeno dado que quedo muy cerca de mi boca.

-“Vamos que esperas putita chúpalo como si fuese mío”. Me ordeno Genaro.

Apenas moví mi cabeza un poco para comenzar a lamber, apenas le di unas cuantas lambidas antes de metérmela en la boca, comencé a darle una mamada imaginando que era el pene de Genaro, mientras sentía como el enorme pene de mi padrastro ardiendo de lo caliente que estaba se deslizaba entre mis nalgas.

Podía sentir como el líquido que brotaba del ojo de su glande mojaba mi ano, pronto comencé a sentir como ese gran miembro comenzó a hacer presión sobre mi virginal ano, de pronto sentí una fuerte embestida que me hizo alucinar de dolor, luego otra y a la tercera sentí como mi ano se abrió por completo dando paso al enorme pene de Genaro, que entra casi hasta la mitad, la embestida fue tan fuerte que me trague el dildo que estaba chupando casi por completo.

Una nueva embestida hizo que aquel miembro entrara por completo sentí los peludos testículos de mi padrastro chocar contra mis nalgas, por instinto trate de estirar y cerrar mis piernas pero al estar atadas mi escroto, solo me hice aun más daño solo pude dar un mugido por el dildo que estaba profundamente en mi garganta ahogándome, mi padrastro viendo esto hico a mi cuerpo retroceder lo suficiente para que pudiera volver a respirar, se quedo quieto luego de eso por unos segundos antes de comenzar a moverse para comenzar con un mete saca muy lento mientras con sus manos jugaba con mis tetillas pellizcándolas fuertemente.

El dolor pronto se convirtió en placer, tanto que estaba como loco mi pene estaba duro pegado a mi abdomen babeando sin cesar liquido pre seminal, luego de 10 o 12 minutos sin siquiera tocarme me vine, lanzando cuatro poderosos chorros de mi semen que empaparon mi abdomen, mi ano se contrajo en espasmos que Genaro noto, por lo que acelero su embistes al tiempo que me dijo al oído.

-“¡Vamos goza putita, goza!” Me dijo Genaro.

Unos cuantos minutos más tarde se vino dando un gran alarido de placer mientras chorro tras chorro de su caliente como espeso semen me inundo, no saco su enorme erección de mi interior hasta que se su pene dejo de palpitar por completo al hacerlo dejo mi ano abierto por completo palpitando para tratar de cerrarse por completo de nuevo,

Estaba agotado pero muy satisfecho con el dildo aun en mi boca, quede inmóvil, respirando pesadamente, lo sentí bajar de la cama, para regresar unos instantes después, sentí cuando una de sus grandes manos tomo mi escroto para tirar de mis testículos hacia atrás con fuerza mi cuerpo se tenso de dolor y fue entonces que le escuche decir.

-“¡Una verdadera putita no necesitar de estos para disfrutar de su macho!” Me dijo Genaro.

Sin esperar a que pudiera reaccionar o moverme sentí algo filoso en la parte alta de mi escroto y de pronto todo mi cuerpo se sacudió en terribles convulsiones afectado por el más horrible de los dolores cuando mi padrastro me castro de un rápido corte con un muy afilado cuchillo despojándome de mi escroto y testículos para siempre.

Recuerdo sacudirme sin parar por espacio de unos dos minutos sintiendo la sangre correr por mis muslos también recuerdo volverme a correr hasta que todo paso cuando me desmaye al ya no poder soportar semejante dolor.

Desde aquello ya no soy el hijastro de mi padrastro soy su putita y esclava, que siempre estaba disponible para ser usada y penetrada por cualquier de sus agujeros, siempre dispuesta a darle placer que es la única manera que tengo ahora de obtenerlo también, Genaro siendo enfermero me suministra dosis de testosterona apenas mínimas para evitar que mi cuerpo se torne femenino, pero no tanto como para evitar que mi pene se encogiera y marchitara, por lo que ahora seis años después de aquel día mi pene ya no sirve más que para evacuar.

Debo decir que añoro mis días en que podía tener una erección e incluso correrme, añoro esos orgasmos sentir mi semen sobre mi abdomen pero también adoro sentir el enorme miembro viril de Genero en mis entrañas y boca, pero peor aun adoro sentir su leche en mi interior como boca que es lo más sabroso del mundo ahora para mí.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com  






Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: David.G & DarkSoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com