ME ARREPIENTO

Todo sucedió tan rápido que aun tengo pesadillas al respecto, ella tenía 16 años. Era mi vecinita de enfrente, resulta que nuestros padres eran parte en un club al cual íbamos los dos, desde que empezó a verse más mujer, a los 15 años la empecé a ver de otra manera, ella tenía un novio de su edad, por aquel entonces ellos se pelearon, y yo empecé a hablar con ella más seguido a mis 17 años quería no solo platicar precisamente......


ME ARREPIENTO
Todo sucedió tan rápido que aun tengo pesadillas al respecto, ella tenía 16 años. Era mi vecinita de enfrente, resulta que nuestros padres eran parte en un club al cual íbamos los dos, desde que empezó a verse más mujer, a los 15 años la empecé a ver de otra manera, ella tenía un novio de su edad, por aquel entonces ellos se pelearon, y yo empecé a hablar con ella más seguido a mis 17 años quería no solo platicar precisamente.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMÍA] [FANTASÍA] [PENE] [PADRES] [VIRGEN]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo & DarkSoul





Todo sucedió tan rápido que aun tengo pesadillas al respecto, ella tenía 16 años. Era mi vecinita de enfrente, resulta que nuestros padres eran parte en un club al cual íbamos los dos, desde que empezó a verse más mujer, a los 15 años la empecé a ver de otra manera, ella tenía un novio de su edad, por aquel entonces ellos se pelearon, y yo empecé a hablar con ella más seguido a mis 17 años quería no solo platicar precisamente.       

El padre mi vecina además era carnicero y entregaba pedidos de carne en el club por lo que siempre por lo menos hasta donde recuerdo siempre portaba un gran cuchillo a su cintura en un estuche especial, una vez le conto a mi padre que se sentía desnudo sin llevar a aquel afilado cuchillo siempre a su lado

Pues bueno mi vecinita me contaba sus cosas y yo le contaba las mías, pero empecé a fijarme más en su figura, que por cierto es muy hermosa, tiene unos pechos pequeños, con una cintura pequeña pero con un par de nalgas estrella de película porno, por lo que comencé a hacer todo lo posible para estar cerca de ella, pero a la vez no le decía nada como insinuando mis intenciones.
           
Un día ella salía del club y yo le pregunte a donde iba, ella me dijo que iba con una prima a cuidar a los hijos de esta, entonces yo me ofrecí a llevarla y ella acepto con gusto, íbamos en el auto de papá y hablábamos de tonterías como siempre, entonces cuando ya estábamos llegando con su prima,  detuve el auto de repente y le pregunte sin más de manera sorpresiva que sentía por mí, porque pensaba que ella era muy hermosa y que me atraía mucho.         

Para mi sorpresa ella me dijo que también le gustaba mucho y que desde hacía un tiempo ella pensaba mucho en mí. Entonces no dude más y la di un beso en la boca, pensé que se iba a enojar por mi actitud tan atrevida tan repentina, pero no fue así, ella introdujo su lengua de tal manera en mi boca que no lo voy a olvidar por el resto de mi vida.     

Entonces empecé a recorrer con mis manos su cuerpo delgado pero firme, mis manos se posaron en sus pechos para empezar a acariciar sus pezones que empezaron a ponerse duros, entonces mi pene se paro como si fuese de roca, mis dedos empezaron a buscar su rajita, metí mi mano por debajo de su falda primero la toque por arriba de su tanga, después metí un dedo en su sexo y sus jugos empezaron a lubricar su vagina, mojando mi dedo.    

-“UMMMMMMM”. Gimió ella de una manera muy erótica.
-“¡Por favor hazme tuya pero no aquí!” Dijo ella jadeante.

Aquello fue algo que no me tuve que repetir, hablo con su prime y le dijo que no iba a poder ir que le surgió algo de repente, conduje el auto hasta su casa pues me dijo que su padre no estaba, entramos y nos fuimos directo a su habitación ya ahí, la desvestí por completo, ver su cuerpo perfecto desnudo ante mí fue magnífico, no podía creer lo que estaba por pasar iba a poseer a una nena de 16 años, que seguramente era virgen, yo no lo era para ese momento pero nunca había tenido sexo con una chica virgen hasta ese momento.

Ella me ayudo a quitarme la camisa, (ramera) y por mi parte mi quite mi pantalón y trusa (slip), ella lejos de asustarse bajo sus manos por mi dorso mientras nos besábamos para empezar a tomar mi miembro con una mano y empezar a masturbarme de una manera increíble, se pronto ella se agacho y se lo llevo a la boca, para empezar a darme una mamada espectacular, lo hizo con una ternura que no pude resistirme y le dije que estaba por acabar, ella entonces empezó a hacerlo con más ritmo sacando mi pene cada tanto para decirme

-“Quiero probar tu leche” Dijo ella jadeante.

Según ella que quería saber que sabor tenia la leche de los hombres, entonces sin poder contenerme por más tiempo con ambos mirándonos me vine y ella se lo trago todo, no dejo que una sola gota saliera de su boca, conmigo sujetando su cabeza, mientras gemía de placer.
           
Para ese momento estaba como loco, no tarde ni cinco minutos que otra vez tener una fuerte erección, entonces le devolví el favor cuando comencé a pasar mi lengua por su clítoris, ella aullaba de placer, alcanzo como dos orgasmos, y se puso como loca, me asuste un poco porque me pedía que la penetrara con verdadera urgencia, que quería sentir mi miembro dentro de su vagina, lo que en cierta forma me daba algo de nervios.

Por fin pude colocar mi pene en la entra de su vagina para poco a poco irla penetrando estaba muy estrecho lo quería hacer con cuidado porque me dijo que era virgen, pero en ese momento no le importaba nada, ella me rodeo la cadera con sus piernas y me jalo hacia ella con fuerza lo que introdujo mi pene en ella con mucha fuerza dando ella un pequeño quejido, pero moviéndose como una loca, acabo otra vez, mientras comencé con mi meta y saca con mi pene todo manchado de sangre, entonces para mi sorpresa luego de algunos minutos me dijo

-“Quiero que también me desvirgues por detrás”. Dijo ella. 

Mientras la penetraba por la vagina ella con sus dedos se los introducía por su ano, eso me excito mucho, por lo que accedí a su petición, la agarre y le di vuelta, le escupí entre sus nalgas y con el jugo de su vagina que escurría lo lubrique bien e introduje la cabeza de mi pene despacio, pero ella otra vez hizo un movimiento brusco y se lo metió hasta que mis huevos chocaron con sus nalgas dando un grito fuerte de dolor, pero sin embargo quería más y más.       

Me decía que yo era un impotente, que le diera con mas fuerzas, eso me molesto e hizo que mi macho interior saliera a flote, entonces ya no me importo nada y la empecé a dar con fuerza, de manera salvaje  ella gemía y pedía más y más, la agarre de los cabellos para poder hacerlo con más fuerza rompiendo todo su culo y ella era feliz, y cuando sentí que estaba por acabar le dije.

-“Putita ahora te vas a tragar toda mi leche de nuevo”. Le dije jadeante.

Ella me dijo que si que la quería probar de nuevo porque tenía mucha sed, cuando estaba por acabar se lo saque del culo para colocar mi pene en su boca, apenas aguante un par de segundos antes de acabar como nunca lo hice en toda mi vida.

Aun me estaba viniendo cuando la puerta de su habitación de abrió, con su padre entrando al ver su padre mi instinto fue el de sacar mi pene de la boca de ella lo que hizo que el ultimo de mis disparos de leche cayera sobre todo el rostro de ella, lo que provoque que su padre se enfureciera aun más de lo que en ese momento ya estaba.

Se nos fue encima su padre, ella trato de detenerlo pero el semen que resbalaba por su rostro no ayudo mucho, su padre le dio un gran manotazo en el rostro que hizo que algo del semen cayera en mi pecho, para ella caer sobre la cama casi sin sentido del tremendo golpe boca abajo, por mi parte siendo hombre trate de defenderme pese a tener una erección expuesta aun, su padre me dio un fuerte rodillazo en los huevos que me dijo en el suelo revolcándome de dolor antes se poder hacer algo.

De pronto sentí como fui levantado siendo tirado de mi cabello el padre de ella coloco su afilado cuchillo en mi garganta pensé que era mi fin cerró los ojos y espere sentir el corte que acabaría con mi vida, temblaba de miedo cuando escuche decir.

-“No maldito, no te salvaras de haber mancillado a mi hija tan fácil muriendo” Dijo Su padre.

-“¡No! Te espera una vida llena de sufrimiento como un eunuco” Añadió su padre.

En eso de nuevo sentí un fuerte golpe en mi rosto que me dejo aturdido de nuevo, sentí como mis piernas fueron separas y una mano se apodero de mi pene aun duro, mojado por los jugos y saliva de ella como por mi semen, en ese momento lo escuche de nuevo hablar.

-“Espero te gustase penetrar a la puta de mi hija, ya que fue la última mujer que tendrás en tu vida”. Dijo su padre.

Luego sentí una fuerte punzada, fue como ser sumergido de repente en agua hirviente, todo mi cuerpo se movía sin control con fuertes convulsiones de dolor, escuche a ella gritar y de reojo la vi desmayarse sobre la cama, luego mis ojos se abrieron grandes cuando vi a su padre levantarse de entre mis piernas sosteniendo mi pene que chorreaba sangre del lado por donde fue cercenado de mi entrepierna.

Su padre lo lanzo al aire y de un solo golpe de su afilado cuchillo lo partió en dos en el aire, aquello fue horroroso de ver, grite de miedo, terror y dolor al mismo tiempo al ver la destrucción del que fue mi miembro viril hasta hacia unos instantes.

-“NOOOOOOOOOOOOOO”. Grite.

Luego me desmaye,  por el dolor y el shock de ver mi pene cercenado de esa manera, desperté en el hospital, nada pudieron hacer por reponer mi pene, el padre de ella huyo llevándose mi carne viril aunque fue atrapado meses después ya era tarde para salvar mi pene, fue condenado a 15 años en prisión, ella y su madre se mudaron para no volver a verlas hasta ahora.

Ahora vivo como su padre dijo, sufriendo por tener sexo de nuevo con una mujer, pero sin pene sé que es imposible, el uso de una prótesis solo me recuerda que ya no soy un hombre sino solo un eunuco para lo que me quede de vida, y no saben cómo me arrepiento de todo lo sucedido aquella tarde menos de poder disfrutar aunque fuese por última vez del cuerpo virginal de aquella adolescente. 





Autor: Anónimo & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul

ADVERTENCIA NO ESCUCHADA

Adrian de 16 era un adolescente que iba de conquista en conquista, quería sexo y desvirgar al mayor número de mujeres que pudiera en su juventud, si bien no era el adolescente más atractivo tenía un cuerpo atlético, delgado no flaco que solo esa edad puede dar, con un pene y huevos aun en desarrollo pero ya muy funcionales como agradables sin circuncidar, cuyo pene en erección alcanzaba los 18 cm, a últimas fechas estaba obsesionado por Lola un chica de misma edad con un buen par de tetas ......


ADVERTENCIA NO ESCUCHADA
Adrian de 16 era un adolescente que iba de conquista en conquista, quería sexo y desvirgar al mayor número de mujeres que pudiera en su juventud, si bien no era el adolescente más atractivo tenía un cuerpo atlético, delgado no flaco que solo esa edad puede dar, con un pene y huevos aun en desarrollo pero ya muy funcionales como agradables sin circuncidar, cuyo pene en erección alcanzaba los 18 cm, a últimas fechas estaba obsesionado por Lola un chica de misma edad con un buen par de tetas.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PADRES] [ADVERTENCIA] [VIRGEN]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Adrian de 16 era un adolescente que iba de conquista en conquista, quería sexo y desvirgar al mayor número de mujeres que pudiera en su juventud, si bien no era el adolescente más atractivo tenía un cuerpo atlético, delgado no flaco que solo esa edad puede dar, con un pene y huevos aun en desarrollo pero ya muy funcionales como agradables sin circuncidar, cuyo pene en erección alcanzaba los 18 cm, a últimas fechas estaba obsesionado por Lola un chica de misma edad con un buen par de tetas pero que aun no le abría las piernas.

Era verano y Adrian como Lola coincidieron en la misma ciudad playera donde sus padres tenían casa de verano, el padre de Lola, era militar de las fuerzas especiales pero eso no le importaba a Adrian el solo quería acostarse con su bella hija, que en bikini era un suculento bocado para cualquier hombre que la viera, una tarde el padre de Lola de nombre Javier, encontró a Adrian con su hija besándose apasionadamente en la sala de su casa de verano, una de las manos de su hija estaba metida en la bragueta del pantalón de Adrian.

Seguramente dándole un placentero masaje al erecto pene del adolescente que era ostentosamente visible, por su parte Adrian tenía una de sus manos masajeando las tetas de Lola y la otra debajo de su falda masajeando su rajita que ya había humedecido su  calzoncito (braga), mientras ambos se besaban, los ojos de Lola estaban cerrados disfrutando al máximo de todo aquello, cuando su padre la hizo abrir los ojos al cerrar la puerta de un portazo, los dos adolescentes se separaron como impulsados por resortes y don Javier le dijo a su hija que los dejara solos que deseaba hablar con Adrian un momento.

Apenas don Javier escucho cerrar la puerta del cuarto de su hija se le fue encima a Adrian tomándolo del cuello, para meter su otro mano en la bragueta aun abierta de su pantalón, para tomar sus huevos por encima de su trusa (slip), y le dijo en voz baja pero amenazante.

-“¡Escucha estúpido si te vuelvo a sorprender sobrepasándose con mi hija o algo peor te juro que no llegaras a adulto como un hombre!”

-“¿Entendiste?” Dijo don Javier apretándole los huevos a Adrian tapándole la boca para que no gritara por el dolor.

Por algunos días aquella advertencia que mas fue una amenaza, mantuvo a Adrian alejado de Lola hasta que un día en la playa ella apareció portando un pequeño Bikini donde la parte de abajo de su traje de baño se perdía entre sus lindas nalgas, lo que hizo que Adrian ignorara aquella advertencia, los besos y caricias de los adolescentes hicieron apasionados, ella le dijo que podían ir a su casa que su padre no estaba que volvió a la base por una emergencia aquella fue una invitación que Adrian no pudo evitar, al llegar a la casa Lola se lo llevo a su habitación.

Para ese momento Lola vestía un short con una blusa de tirantes sobre su bikini, durante todo el corto trayecto a su casa ella se percato varias veces que adrian le veía las tetas una y otra vez apenas ella cerró la puerta Adrian me abrazo a Lola quien hizo como si perdiera el equilibrio para dejarse caer sobre la cama, cayo sentada pero como Adrian la tenía abrazada cayó sobre ella lo que la termino de recostar en la cama, ambos quedaron acostados, con Adrian encima de ella,  se comenzaron a basar intensamente Adrian no tardo en aprovechar para quitarle su blusita y parte de arriba del bikini para pasar su lengua por una de sus tetas, eso la mató, la hizo quede inmóvil, gozando de esa agradable sensación.

Adrian no tardo en bajarle su short a Lola la siguió besando por varios minutos antes de quitarte la tanga del bikini para dejarla completamente desnuda con una evidente complicidad por parte de ella, Adrian llevó una de sus manos a su vagina donde metió sus dedos en ella, lo que provoco que Lola soltara un ligero suspiró, era tiempo de que ella actuara, ella quería dominar la situación ya que todo había sido planeado por ella, se levante y agarro a Adrian de los abrazos y lo arrojé a la cama mientras sus manos se fueron a su bermuda que se coloco sobre su bañador tipo speedo, su camisa tipo sport fue lo primero que él se quito.

Lola desabotono su bermuda y se lo bajo con todo bañados, su pene de 18 cm ya erecto quedo a su vista, lo tomo para masturbarlo por unos segundos, bajando y subiendo su prepucio hasta que de repente se lo metió a la boca, lo chupo unos minutos antes de ella levantarse actuando estar arrepentida de la situación.

Mientras hablaba, Adrian que no quería perder esa oportunidad se levanto y la abrazo, la giro y la  empujó a la cama para el lanzarse encima de ella para de nuevo fundirse en un apasionado beso, estuvieron besándonos unos minutos y después Adrian se levanto le abrió sus piernas, quería con urgencia penetrarla, sin tratar de impedirlo Lola le dijo.       

-“¡No Adrian!” Dijo con apuro Lola      

Pero Adrian no la escuchó, cuando estaba a punto de penetrarla ella le imploro que tomara un preservativo que tenía en el tocador, Adrian de mala gana lo tomo con prisa lo abrió, se lo puso y volvió a abrirle las piernas, antes de penetrarla se detuvo y le dijo.

-“No sabe cuánto soñé con este momento Lola”. Dijo Adrian

Apenas de terminar de decir esas palabras sin perder tiempo y comenzó a penetrarle pero no podía así que se ayudo con su mano de pronto la resistencia que el sexo de Lola puso cedió que fue cuando su himen se desgarro y el pene de Adrian la lleno por completo, su cuerpo se arqueo y ella dio un gemido de dolor pero también de excitación por estar cumpliendo lo que tanto deseaba, el dolor pronto dio paso al placer y Lola comenzó a gemir lo que excito aun más a Adrian que comenzó a moverse rápido como si estuviera poseído, estuvieron unos minutos así y después Lola lo separe de ella, se levanto.

Adrian se acerco por detrás y la tomo de la cintura, la giro quedando frente a frente y la bese con pasión luego Lola se acostó en la cama boca abajo,  levantando sus caderas, Adrian no perdió el tiempo, la penetro de nuevo esta vez comenzó a moverse sujetándole fuertemente su cintura, Lola estaba en el paraíso, Adrian la tomó del cabello y siguió penetrándola.

Lola luego de unos minutos hizo que Adrian se acostara en la cama boca arriba para ella comenzar a cabalgarlo lentamente y fue acelerando sus movimientos, mientras veía la cara de placer de Adrian mientras ella gemía, tomo sus manos y los puso sobre sus tetas mientras continuaba cabalgándolo lo más rápido que podía hasta que Adrian dando un gran gruñido se vino al mismo tiempo que Lola llego a un intenso orgasmo, fue increíble, la mejor experiencia de sus vidas, con Lola sintiendo su vagina inundada del espeso semen de Adrian, ambos quedaron rendidos y se durmieron abrazados.

Adrian se despertó y le pregunto a Lola si podía usar su baño ella lo beso y le dijo que no tenía que preguntar, Adrian sintiéndose dueño de la situación, salió de la habitación desnudo su piel estaba bronceada menos en su área pélvica, olía a sexo, su pene aun tenia rastros de semen, sangre y flujos vaginales, estaba por llegar al baño cuando sintió que una mano lo tomo del brazo y lo jalo a una de las habitaciones, todo fue muy rápido y Adrian apenas tuvo tiempo de reaccionar.

Los ojos de Adrian se abrieron grandes al ver al padre de Lola con una expresión de furia en su rostro, su mirada se fue a la entrepierna de Adrian cuyo pene pese a estar desinflado presentaba claras muestras de haber sido usado para el sexo recientemente, y la sangre seca le dijo al padre de Lola que su hija ya no era virgen, entonces miro al temeroso adolescente a los ojos y le dijo.

-“¡Pon las manos en la cabeza!”. Adrian lo hizo sin protestar.

Luego el padre de Lola lo señalo con el dedo y le dijo.

-“Te advertí que te alejaras de mi hija o sino no ibas a llegar como hombre a adulto ¿no es verdad?” Dijo el padre de Lola.

-“Si señor”. Respondió Adrian.

-“Por lo visto mi advertencia no fue escuchada, lo siento por ti muchacho pero te lo advertí”. Dijo el padre de Lola.

Adrian iba a decir algo cuando sintió que sus huevos fueron tomados por la fuerte mano de don Javier, que le apretó sus huevos con fuerza luego de dijo al oído.

-“Esto lo aprendí cuando era parte de las fuerzas especiales se le llama el abrazo castrador y sirve para dejar fuera de combare a cualquier hombre”. Dijo don Javier.

Acto seguido Adrian sintió como su escroto fue retorcido y sus huevos eran apretados, se sintió quedar sin aire, incapaz hasta de gritar por auxilio y de pronto escucho casi en simultaneo “CRACK, CRACK” que fue el momento justo cuando sus dos huevos reventaron por la técnica de don Javier su pene lanzo un último gran chorro de semen y Adrian se desmayo por el terrible dolor que experimento.

Se despertó en un hospital, con sus padres a su lado, castrado y convertido en un eunuco para el resto de sus días, Don Javier fue preso por dos años y Lola simplemente desapareció, Adrian ahora vive acomplejado, se retrajo del mundo, lejos quedaron los días en que creía que podía conquistar al mundo y a cualquier mujer para robarle su virginidad con 25 años es un joven sin sexo, simplemente respira pero no vive, y siempre se recrimina por no haber escuchado aquella advertencia.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

ZORAYA LA TRAV

Siguieron a la distraída Zoraya que iba escuchando música con sus audífonos puestos, cuando caminaba por una calle solitaria, la camioneta de Lorenzo se detuvo a su costado y dos de sus amigos tomaron a Zoraya de los brazos y la metieron tan rápidamente a la camioneta que ella no tuvo tiempo de reaccionar, luego la camioneta arranco a toda prisa, perdiéndose entre las calles de la gran ciudad, Lorenzo y compañía con Zoraya, condujo hasta una bodega de su padre que usaba para sus fiestas......


ZORAYA LA TRAV
siguieron a la distraída Zoraya que iba escuchando música con sus audífonos puestos, cuando caminaba por una calle solitaria, la camioneta de Lorenzo se detuvo a su costado y dos de sus amigos tomaron a Zoraya de los brazos y la metieron tan rápidamente a la camioneta que ella no tuvo tiempo de reaccionar, luego la camioneta arranco a toda prisa, perdiéndose entre las calles de la gran ciudad, Lorenzo y compañía con Zoraya, condujo hasta una bodega de su padre que usaba para sus fiestas.

[TRANSEXUAL] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [BALLABUSTNG] [VIOLACIÓN] [SECUESTRO] [HUMILLACION] [TORTURA]


Categoria: Transexual      Autor: DarkSoul





Aquella tarde Zoraya de 20 años rubia natural caminaba por la calla con sus altos tacones color rosa, regresaba de una entrevista de trabajo en la que no le fue muy bien, no muy lejos de ella una panda de varios hombres entre 25 y 27 años bromeaban adentro de la camioneta de Lorenzo, que era hijo de uno de los hombres más ricos de la región al ver a la linda Zoraya les dijo a sus amigo.

-“¿Hey chicos quieren pasar un grandioso rato, con esa rubia?” Pregunto Lorenzo
-“¡SSIIIIIII!” Fue la respuesta de todos.

Acto seguido siguieron a la distraída Zoraya que iba escuchando música con sus audífonos puestos, cuando caminaba por una calle solitaria, la camioneta de Lorenzo se detuvo a su costado y dos de sus amigos tomaron a Zoraya de los brazos y la metieron tan rápidamente a la camioneta que ella no tuvo tiempo de reaccionar, luego la camioneta arranco a toda prisa, perdiéndose entre las calles de la gran ciudad, Lorenzo y compañía con Zoraya, condujo hasta una bodega de su padre que usaba para sus fiestas, orgias entre otras cosas era muy grande y aislada.

Zoraya fue bajada de la camioneta luchando, gritando y pataleando, entre varios tuvieron que sujetarla para llevarla hasta un sillón, ahí Lorenzo hizo que la depositaran, Zoraya iba a ponerse de pie cuando Lorenzo le apunto con un arma, y le dijo.

-“Mira ricura más vale que cooperes si no quieres terminar muerta enterrada en aquella fosa de concreto”. Dijo Lorenzo señalando con la boca del arma que sostenía una fosa de concreto detrás de Zoraya.

Lo que hizo que ella se quedase sentada quieta, atemorizada en el viejo y mal oliente sillón, fue entonces que todos mirándola con ojos de lujuria, ella temió lo peor.

Lorenzo le dijo luego de unos tensos segundos.

-“Ahora te vas a desnudar para nosotros ricura y más vale que obedezcas sin objetar nada”. Dijo Lorenzo.

Zoraya se le quedo mirando como suplicándole que no la sometiera a semejante humillación, pero Lorenzo al ver que ella solo se le quedo mirando le grito apuntando el arma a su frente.

-“VAMOS QUE ESPERAS MALDITA PUTA DESNUDATE”.  Le grito Lorenzo a Soraya.

Que aterrada, no tuvo más remedio que ponerse de pie, comenzó quitándose  su blusa rosa, dejando a la vista su sostén (corpiño) de color blanco, luego se despojo de su falta, también rosa, dejando sus medias sostenidas por un liguero blanco a la vista de todos, lo mismo que su pequeña tanga de color negro, temblando se despojo de su sostén para revelar un pecho plano coronado por dos pequeños pezones.

-“Esta puta es mas plana que una tabla”. Dijo Lorenzo.

Lo que provoco que todos sus amigos rieran, haciendo sentir a Zoraya muy humillada, ella se quedo ahí tratando de cubrir su cuerpo casi completamente desnudo con sus manos pero al ver que no se despojaba de su Tanga, Lorenzo ordeno dos de sus amigos.

-“Sujeten a esta puta un momento muchachos”. Ordeno Lorenzo.

Lorenzo se acerco a Zoraya y la manoseo por unos segundos antes de tomar su tanga con sus fuertes brazos y con fuerza  hizo girones su prenda intima, ante un grito de desespero de Zoraya.

-“¡NOOOOoooo!”. Grito Zoraya.

Lorenzo dio unos pasos hacia atrás y sus ojos se abrieron grandes al ver un pequeño pene y un par de pequeños huevos que pese a su tamaño eran sin embargo genitales masculinos, aquello fue como si se hubiera sacado la lotería con sin igual algarabía en su voz se aparto para que los demás vieran la entrepierna desnuda de Zoraya mientras decía.

-“Miren no es una puta sino un putito invertido”. Dijo Lorenzo.

De nuevo las risas de sus amigos causaron una gran humillación en Zoraya que se sentía vejada, expuesta y estaba a punto del llanto al pensar en lo que estaba por venir, y no estaba tan equivocada, Lorenzo aprovechando que ella estaba aun sujetada por dos de sus amigos, le propino una tremenda patada en sus pequeños huevos que hizo que Zoraya casi vomitara su almuerzo al caer al suelo para revolcarse de dolor, como nunca antes en su vida.

Entre todos la levantaron, se sacaron sus penes e hicieron que Zoraya aun adolorida por la tremenda patada propinada en sus huevitos comenzara a chupárselas uno de ellos le toco las nalgas para luego decir.

-“Dios esta putita si está muy buena”. Dijo uno de los amigos de Lorenzo.

Aquellos manoseos se prolongaron por largo tiempo hasta que de nuevo Zoraya quedo revolcándose en el suelo producto de una nueva patada en los huevos, de pronto Lorenzo la tomo del cabello y la jalo rápido hacia el sillón, Zoraya de pronto sintió un dedo entrando por su culito virgen, le dolió y grito, pero Lorenzo no tenia delicadeza alguna lo metía rápido y brutalmente luego lo saco para meter dos dedos de golpe mientras la nalgueaba, Zoraya trataba de huir de él, pero él la jalaba de la cintura con un solo brazo.

Lorenzo que iba con bermuda de bolsas gris azulado se lo bajo, Zoraya  en eso sintió que la levanto dejándola con la cara sobre el respaldo del sillón y el asiento, con sus nalgas expuestas al aire, súbitamente Zoraya sintió que intentaba penetrarla, grito y pataleo, intentando bajarse del sillón pero Lorenzo comenzó a nalguearla, no pudo hacer mucho, tardo unos 20 segundos en comenzar a penetrarla, Zoraya sintió el peor dolor de su vida, comencé a llorar y a gritar mientras escuchaba las risas y vítores de los amigos de Lorenzo. Quien le dijo.

-“Estas muy estrecha puta, no puedo entrar”. Dijo Lorenzo.

Saco un poco su dura erección de 19 cm que tenía en su culo la levanto de los cabellos y la arrojo sobre el apoya brazos del sillón quedando sus nalgas aun más expuestas con la cara casi tocando el suelo, Lorenzo tomo un poco de crema y se embarro su endurecido miembro, se acercó a ella y le dijo al oído tomándola de los cabellos

-“Ahora si puta vas a saber lo que es hombre de verdad”. Dijo Lorenzo.

Zoraya supo que no iba a poder evitar que la penetrara y se quedo inmóvil como toda una perra de pronto el verdadero mayor dolor de su vida la golpeo, todo el grueso pene de Lorenzo entro en ella sin piedad, la jalo del cabello y comenzó a bombearla con brutalidad como un animal ella lloraba y gritaba, sus gritos se escuchaban como si estuvieran matando a una persona, y no era para menos la estaban violando brutalmente por aquel gran pene, “si a las mujeres les duele la primera vez imagínense a por el culo”.            

Zoraya lloro, grito y suplico. su agonía duro por 30 minutos en ese tiempo, completamente empinado y con todo el gran miembro de Lorenzo en su interior sintió como chorros calientes brotaron y llenaron sus entrañas, Zoraya supo que había terminado, demás por sus alaridos de placer que él dio, Lorenzo saco su pene y ella quedo rendida sobre el reposa brazos del sillón, Lorenzo le levanto la cabeza tomándola de los cabellos para decirle

-“Tienes el culo como toda una zorra virgen o debo decir ex virgen”. Dijo Lorenzo lo que provoco que todos sus amigos rieran.

Zoraya sentía su recto lleno de su leche y en eso no pude contenerlo más en su interior salió con algunos gases, sangre y excremento, Lorenzo lo vio y le dijo te mereces una propina tomo.

Tomo un billete lo enrollo y se lo metió por el culo, para empujarlo con sus dedos. Se subió su ropa interior y bermuda, pero al poco tiempo Zoraya sintió mientras aun estaba ahí tirada sobre el sillón, ultrajada y violada, las manos de uno de los amigos de Lorenzo lo primero que dijo fue decir
  
-“Miren Lorenzo hizo que se cagara la puta”. Dijo aquel hombre.

Todas la miradas se fueron al ano de Zoraya que se sentía humillada como nunca antes, apenas podía ver quien era quien la manoseaba pero sintió como se sacaba su pene, tardo unos 30 segundos y ya la estaba penetrando, ya no sentí dolor su pene era más pequeño que el de Lorenzo, Zoraya no sabía  cuánto tiempo paso, pero todos la violaron y terminaron dentro de ella, al final ellos la dejaron atada hasta que se quedo dormida, agotada y expulsando semen de su ano.

Zoraya se despertó amarrada a una columna sentía algo en su interior, le habían metido por el ano varios vibradores tipo bala y un consolador de los que expanden con una válvula, los vibradores estañan activados y sus controles pendían entre sus piernas, las cuales estaban muy abiertas con un larga barra de metal separando sus piernas, dicha barra estaba sujeta a sus tobillos con cinta de embalar. Uno de los hombres dijo.

-“Miren la puta ya despertó”. Dijo una voz.

Unos minutos después Lorenzo vestido y con una gorra colocada hacia atrás, se acerco a Zoraya, para tomar una válvula de aire color negro que colgaba entre sus piernas, luego de apretarla un par de veces dijo.

-“Veamos cuanto resiste esta putita antes de venirse y que su próstata reviente”. Dijo Lorenzo.

Para ese momento el pene de Zoraya que era minúsculo ya tenía una erección de 9 cm, de el caían grandes gotas de liquido pre seminal, sus huevitos encogidos y no desarrollados por la ingesta de hormonas femeninas desde los 14 años, estaban contraídos en la base del pene de Zoraya, quien poco a poco comenzó a sentir como una gran opresión se formaba en su interior, con cada apretón de la válvula negra, Zoraya se estremecía, aunado al estimulo de los vibradores en su interior.

Aquello continuo por varios minutos hasta que su pequeño pene comenzó a palpitar estaba por llegar al orgasmo, sus próstata estaba siendo oprimida enormemente, de pronto ella grito.

-“ALTO BASTA, YA NO MAS, ¡NOOOOO!” Grito Zoraya.

Al tiempo que de su pene salieron expulsados tres fuertes chorro de semen, pero Lorenzo no se estaba satisfecho, continuo apretando la válvula, Zoraya se retorcía y gemía de dolor, uno minutos más tarde se corrió de nuevo aunque ya no tan abundante y explosivamente como la primera vez, para cuando se corrió la tercera vez lo que salió de su pequeño pene fue sangre ya no semen, en ese momento Lorenzo apretó un par de veces más y antes de alejarse, le propino tres fuertes patadas en los huevitos Zoraya que casi la llevaron al desmayo.

Cada unos de sus amigos e incluso Lorenzo tomaron turno para patear los huevitos de Zoraya, para cuando terminaron la eterna sesión de ballbusting extremo con ella, su escroto estaba hinchado al triple de lo normal con sus dos huevitos reventados por completo en su interior con ella desmayada amarrada aun a la columna, con sangre goteando de su pene desinflado para ese momento.

Luego de aquellos todos se pusieron a beber hasta quedar complemente inconscientes de lo borrachos que quedaron, Zoraya se despertó en la madrugada, su pene había hecho que sus retenciones que eran de cinta se aflojaran, con mucho esfuerzo logro liberar sus brazos para poder extraer el enorme dildo de su ano, así como los vibradores, algunos aun funcionando, mientras los extraía, sentía correr sangre por sus piernas, estaba agotada y muy adolorida.

Zoraya se quito sus tacones para no hacer ruido, apenas podía caminar, vio a sus secuestradores, violadores y torturadores regados por todas partes privados por completo de lo borracho que estaban aquel lugar olía a alcohol y semen, Zoraya estaba más que enojada quería venganza y en eso en una mesa vio una tijera, a su mente llego una forma ideal para vengarse de esos malvados y malcriados junior de una forma que nunca olvidarían y que el dinero de sus padres no podría remedia jamás.

Zoraya a gatas pues apenas podía caminar, uno a uno les fue descubriendo sus entrepiernas, dejando sus penes a la vista, lo tomaba y de un rápido corte se los cercenaba con la tijera, para colocarlos en un lado en donde pronto hubo un montoncito de penes cercenados, dejo de ultimo a Lorenzo que apenas de percato cuando ella le abrió y bajo su bermuda, incluso le acaricio su paquete por encima de su ropa interior antes de bajarla hasta sus rodillas.

Luego ella se inclino y le susurro al oído del inconsciente Lorenzo.

-“Esto es lo que se merece un perro violador como tú”. Le dijo Zoraya.

Acto seguido levando el pene de Lorenzo y se lo cerceno, el cuerpo del joven hombre se sacudió por unos segundos antes de quedar inmóvil, Zoraya aun no terminaba, tomo el dildo inflable y se lo introdujo por detrás a Lorenzo para comenzar a inflarlo, hasta que de el muñón aun sangrante que fie lo que quedo de su pene, broto el semen, y no parto hasta que además de semen broto sangre por la uretra cercenada, señal de que la próstata de Lorenzo era también historia.

Zoraya introdujo los penes cortados en su bolso que encontró tirado en el piso, se vistió y paro la hemorragia de su ano con papel higiénico y se marcho, se llevo su camioneta que abandono cuando estaba ya de nuevo en una zona transitada de la ciudad, luego despareció nadie volvió a saber de ella ni donde está.

Lorenzo y sus amigos se despertaron para encontrarse castrados sin sus penes, Lorenzo creyó morir al verse despojado de su miembro viril, incluso tuvo que ser internado en un hospital siquiátrico por seis meses para controlar sus impulsos suicidad pues no quería vivir sin un pene, con incontinencia urinaria por el resto de sus días al no tener próstata, además de siempre estar deseoso de correrse sin poder hacerlo ni por estimulación anal o normal aquello en si mismo era una tortura perpetua.

Lorenzo termino suicidándose dos años después luego de salir del hospital siquiátrico arrojándose por un precipicio con su auto, en una nota que dejo dijo.

-“papá perdón pero no pudo vivir siendo un vil patético eunuco”. Dijo en su nota Lorenzo.  

El padre de Lorenzo aun busca a la responsable de lo sucedido a su hijo sin pensar que el responsable de todo fue su propio hijo desde un principio el solo quiere venganza de “Zoraya la Trav”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

DESCONOCIDO EN CASA

Desde los 13años había sentido curiosidad por el sexo gay, a esa edad comencé a entrar a Chats gay, pero solo conversaba y participaba en sexo escrito. A los 16 fue la primera vez que participe en una Sex Cam. No añadiré detalles pues no fue nada del otro mundo, olvide mencionar que siempre he tenido un par de nalgas bastante femenino, soy delgado con un poco de músculos pero con una cintura y un trasero muy femenino......


DESCONOCIDO EN CASA
Desde los 13años había sentido curiosidad por el sexo gay, a esa edad comencé a entrar a Chats gay, pero solo conversaba y participaba en sexo escrito. A los 16 fue la primera vez que participe en una Sex Cam. No añadiré detalles pues no fue nada del otro mundo, olvide mencionar que siempre he tenido un par de nalgas bastante femenino, soy delgado con un poco de músculos pero con una cintura y un trasero muy femenino.

[GAY] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [ADVERTENCIA] [VIRGEN]



Categoria: Gay      Autor: Anónimo & DarkSoul





Desde los 13 años había sentido curiosidad por el sexo gay, a esa edad comencé a entrar a Chats gay, pero solo conversaba y participaba en sexo escrito. A los 16 fue la primera vez que participe en una Sex Cam. No añadiré detalles pues no fue nada del otro mundo, olvide mencionar que siempre he tenido un par de nalgas bastante femenino, soy delgado con un poco de músculos pero con una cintura y un trasero muy femenino.      

Eso causo que en los chats y en los Sex Cam todos los hombres estuvieran locos por penetrarme, aquello continuo hasta los 21 años.  Cierto día estaba navegando por un facebook que hice para charlar con Hombres y buscando entre los grupos de la ciudad encontré la comunidad gay local.

Inmediatamente solicite unirme. 

Tengo una casa bastante grande y mi familia solo usa la mitad, la otra mitad también tiene puerta de acceso a la calle pero está vacía, y mi cuarto tiene acceso a ese lado de la casa pues solo tiene un Ropero que me impide el acceso pero es muy fácil moverlo silenciosamente. Al día Siguiente revise el facebook y note que una persona ya me había mandado mensaje antes de meterme al grupo. Respondí el mensaje y resultó que el hombre vivía muy cerca de mi casa.

Según examine su perfil era un hombre maduro. Bastante feo, en extremo, aun así continué chateando con él, como esperaba inmediatamente pidió conocerme a lo que yo me negué. Por el contrario sugerí otra forma de conocernos, haciendo provecho de la zona vacía de mi casa, le pedí que pasara frente a mi casa a la 1 o 2 de la madrugara (lo sé una estupidez, pero en ese momento mis ganas de experimentar con un hombre eran extremas), el hombre comenzó a regatear tratando de que fuera más temprano, porque según él no lo dejaban salir, pregunte su edad y me dijo que tenía 18 años cosa que me pareció mentira.
           
De cualquier forma me convencí a mi mismo de continuar. Al final acordamos que pasara entre las 12:00am y las 12:30am. Le pase mi whatssapp para que se comunicara conmigo respecto al plan. En ese momento recién eran los 8:00 de la noche y para las 9:00 comenzó a enviar mensajes cada 5 minutos presionando respecto a la hora y estúpidas escusas de porque debería venir a casa en ese momento.

No sé cómo pero conseguí hacer que esperara hasta la hora en que todos en casa se duermen. Estaba nervioso, incline el ropero para pasar por ahí, y por suerte en ese cuarto/estancia, hay una pequeña cama con colchoneta que puse en el suelo para la ocasión. a las 12.00 le envié por mensaje que ya podía pasar frente a la casa y yo le abriría. 

Tardo casi 20 minutos en contestar y pregunto donde quedaba la casa, cosa que me saco de quicio puesto que llevaba horas fastidiando que estaba por el barrio y no se veía nadie en la calle tratando de convencerme de dejarlo llegar antes. Le di instrucciones para llegar desde donde se encontraba y al pasar por enfrente de mi ventana le hice una señal con el flash del teléfono para que supiera que ahí estaba.           

Abrí la puerta y el entro, nos saludamos y sin prestar atención a que estupideces decía me arrodille. 
(En este punto teniéndolo de frente se volvió evidente que no tenía ni cerca de 18 años pero ya había llegado hasta ahí así que continué) el entendió y se desabrocho el pantalón para luego bajarse el frente del bóxer, yo estaba nervioso, era la primera vez que mamaria un pene.    

Desde el momento en que entro me envolvió una sensación de irrealidad, el miedo no se sentía real, como si simplemente me hubiese convertido en un espectador de mis acciones, sin pensarlo demasiado metí su pene en mi boca, aun estaba pequeño, aproximadamente 8 cm, recordé lo que había leído en cientos de relatos y evite tocar su pene con los dientes, seguí mamando su pene mientras la sujetaba de la base con una mano, honestamente quede decepcionado, carecía de sabor y de placer al hacerlo.

Cuando deje de sujetarle su pene con la mano y únicamente le hacia una mamada moviendo la cabeza, el me sujetó de la cabeza y comenzó a follarme la boca, acción que en mis fantasías siempre me había resultado excitante pero en ese momento no me encanto en absoluto.       

Después de unos minutos me puse de pie y le pedí que se subiera el bóxer, yo me quite la playera y el pantalón quedando únicamente en bóxer ajustado que se me pegaban al cuerpo. Puse mi culo contra su pene y comencé a hacer movimientos de arriba y abajo, el llamado AssJob del que últimamente había visto muchos vídeos. Él se comenzó a excitar y a tocarme las piernas, el pecho, mi entrepierna y por supuesto las nalgas.           

Sin mentir les diré que lo único que me había excitado hasta ese momento fue sentir sus manos apretando mis nalgas y recorriendo mis huevos y pene mientras me levantaba para pegar más mi culo a su pene, después de unos minutos en que ambos estábamos a mil, cambiamos de posición.
Él se desnudo completamente y se acostó en la colchoneta. Por mi parte aun con el bóxer puesto me senté en su pene y comencé a moverme, montándolo mientras él me agarraba las nalgas, luego de un rato me quito el bóxer y saco un condón.

Hizo que le pusiera el condón y le dije que prefería ir yo abajo, (Puesto que al notar que se acostaba la primera vez y al sentir escases de movimiento por su parte cuando le estaba haciendo la mamada note que era de los hombres que les gusta que la otra persona haga todo mientras ellos solo se tiran y disfrutan). Me puse boca abajo dejando el culo que antes tantos hombres me habían elogiado en los chats y el cual muchos deseaban estrenar, a la disposición de ese tipo.   

Él acerco su pene hacia mí y comenzó a hacer movimientos de penetración chocando más que nada su panza en la parte superior de mis nalgas, al cabo de un minuto o dos le pregunte que se supone que estaba haciendo y me dijo que su "Amigo" estaba medio dormido, se masturbo rápidamente y me pidió que levantara más el culo. Acerco su pene a mi culo y sentí como por primera vez un pene entraba en el, con dolor me hice hacia atrás para apresurar su entrada, ya que siempre con los objeto que me había metido en el culo lo que más me dolía era la entrada y una vez teniéndolos dentro se pasaba.

Él comenzó a embestirme a un ritmo normal, siempre fantasee con que me penetraran con violencia pero ese hombre no parecía ser capaz de más. Solo unos segundos duro su pene dentro de mí y luego se salió, el torpe hombre trato de meterla de nuevo primero poniéndola muy arriba y luego muy abajo. Hasta que pidió un cambio de posición, me levante y él se acostó en la colchoneta y yo me puse sobre él.         

Nuevamente trato de penetrarme pero los huevos a lo que yo decidí tomar el control, tome su pene por atrás y la acomode en mi entrada. Sentí como entro en mi culo y comencé a cabalgarlo de la mejor manera que pude recordando todos los vídeos que había visto hasta ese momento. Su pene solo duro dentro de mi unos segundos y luego quedo fuera pero él no se dio cuenta en absoluto, seguí cabalgándolo masturbándolo con mis nalgas, nunca pensé que hubiera un pene cuyo tamaño le impidiera quedarse adentro pero ahí estaba yo entregándole mis cotizadas nalgas a uno de ese tamaño.

Él comenzó a masturbarme con una mano para que me viniera, supongo que su ego le hacía necesitar que yo terminara primero que él. En ese punto yo ya solo quería que se viniera, mi erección ya casi había desaparecido y por muy rápido que el me masturbaba no le dejaría alimentar su ego de esa manera por lo que ya solo me moví lo mejor que pude mientras pensaba en limites y derivadas de cálculo integral para no venirme, cosa que admito era necesario. Tras 10 o 15 minutos el fiasco de hombre se vino en el condón que siendo honesto ya estaba entre mis nalgas ya que nunca logro que volviera a entrar.      

Ambos nos levantamos, y aunque en cualquier fantasía lo correcto era darle una mamada de despedida, y pese a que el insistía que yo también me viniera le dije que ya había sido mucho por ese día. Nos comentamos y se fue pero quede unos minutos más en ese cuarto acomodando todo y dejándolo como estaba, molesto y decepcionado me arrepentía de haber perdido mi virginidad de ese modo.

Estaba por irme a mi cuarto cuando sentí que alguien me tomo por detrás casi de inmediato me pusieron un trapo sobre la boca y nariz, no supe más, cuando me desperté. Estaba acostado sobre la colchoneta, el hombre con el que intente tener sexo estaba ahí tomando mi pene masturbándome y al ver que reacciones y trate de luchar para liberar mis manos atadas como piernas me dijo.

-“No quisiste venirte, bien ahora hace que desees haberlo hecho, porque ya nunca más podrás, por lo menos de manera normal”. Dijo el hombre.

Quien de inmediato comenzó a darme una mamada, mientras me masturbaba, sentí como me amarro la base de mi pene con algo muy fuerte, que me hizo sacudir de dolor, luego tomo mi bóxer y me lo metió en la boca, me resistí pero me tapo la nariz, cuando abrí la boca no tuve más remedio que aceptar mi prenda en ella. Entre la penumbra de la habitación vi destellar un cuchillo, negué con la cabeza y suplique con la mirada, pensé que me iba a matar.

Pero aquel hombre hizo algo peor que matarme, comenzó a cortar mi pene, aserrando mi pene con aquel cuchillo, la sangre y el dolor fluyeron a raudales hasta que me cerceno mi pene, con él en su mano me dijo.

-“Ahora desearas haberte venido cuando pudiste”. Dijo el hombre.

Me desmaye unos instantes después, viendo como se marchaba con mi pene, las autoridades investigaron según mi historia pero todo los datos de ese hombre eran falso, resulto que no vivía donde decía y que nadie sabía nada él, aun lo buscan, aquella experiencia había sido la primera y la última vez, que tendría sexo con un pene me había desvirgado pero también me habían desprovisto de mi miembro viril, en algo si tenía razón, “deseo más que nada en el mundo actualmente haberme venido cuando tuve la oportunidad”, con ese desconocido en casa.






Autor: Anónimo & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul

VIOLENTO CORTE

Mi nombre Ana, aunque no creo que ese nombre recibí al nacer, a mis padres si es que aun viven nunca los conocí, desde que tengo memoria he vivido en esta mansión en donde el dolor y el sexo son la norma, desde pequeña era usada para complacer los más degradables placeres humanos, nunca jugué como una niña o niño normal apenas se me enseño a leer y solo podía ver una hora televisión programas que me eran controlados, mi habitación era y sigue siendo una pequeña celda con una colchoneta y un escusado de metal......


VIOLENTO CORTE
Mi nombre Ana, aunque no creo que ese nombre recibí al nacer, a mis padres si es que aun viven nunca los conocí, desde que tengo memoria he vivido en esta mansión en donde el dolor y el sexo son la norma, desde pequeña era usada para complacer los más degradables placeres humanos, nunca jugué como una niña o niño normal apenas se me enseño a leer y solo podía ver una hora televisión programas que me eran controlados, mi habitación era y sigue siendo una pequeña celda con una colchoneta y un escusado de metal.

[TRANSEXUAL] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [ESCLAVITUD] [TORTURA] [FEMINIZACIÓN] [VAGINOPLASTIA]


Categoria: Transexual      Autor: DarkSoul





Mi  nombre es Ana, aunque no creo que ese nombre recibí al nacer, a mis padres si es que aun viven nunca los conocí, desde que tengo memoria he vivido en esta mansión en donde el dolor y el sexo son la norma, desde pequeña era usada para complacer los más degradables placeres humanos, nunca jugué como una niña o niño normal apenas se me enseño a leer y solo podía ver una hora televisión programas que me eran controlados, mi habitación era y sigue siendo una pequeña celda con una colchoneta y un escusado de metal.

Naci hombre pero me hicieron vestir y comportarme como una niña y luego una mujer pese a mis genitales, nunca conocí lo que era ser un varón, siempre use ropa de niña y luego de mujer, mi primera tanga me la dieron a los 12 años cuando comencé a prestar servicios orales a los hombres que se me indicaban, ¡escapar!, ¿a dónde? La única vida que siempre he conocido es esta además nunca he salido más lejos que un jardín dentro de la mansión, ni siquiera sé es que donde estoy y como llegar a ese lugar.

A los 11 comencé a recibir inyecciones de alguna clase cada dos semanas, poco a poco mi pecho una vez lizo comenzó a crecer con forma redondeadas, me comenzaron a crecer senos, a los 14 años ya tenía senos bien definidos con pezones diminutos de color rosa pero con senos aun pequeños que concordaba con mi complexión delgada, con cintura estrecha y nalgas paraditas comencé a recibir el acoso de los clientes no solo de mirada sino también de tacto, ese mismo años fui sometido a un tratamiento laser que retiro todo el vello de mi cuerpo de mis ojos para abajo para siempre.  

Mis pezones cabello que me llega aun hoy hasta mas debajo de los hombros, contrastan con mi piel en extremo blanca dado que rara vez salgo al sol, mis ojos azules y mi rostro moldeado con incluso algunas pequeñas cirugías plásticas era a los 15 años las de una adolescente en la flor de la vida, pese a haber chupado, lambido no solo penes, sino vaginas y anos en incontables ocasiones hasta ese momento aun era virgen excepto oralmente pero eso estaba por cambiar como ya dije las miradas de los hombres me comían literalmente mientras me paseaba solo en tanga por el gran salón de la mansión durante las fiestas de mis amos.

Aquel día poco después de cumplir 15 años mis Amo me trajeron ropa muy sexy y me ordenaron ponérmela pues esa noche debía dar un servicio especial, la tanga era especialmente pequeña aunque trate de ocultar mi pene echándolo hacia atrás entre mis piernas presionaba tanto que era muy incomodo pero de algún modo pude lograr que no se me notara que tenía algo entre mis piernas, era toda una linda señorita; me sentía una zorrita, coqueta, sugerente para quien me viera, aunque aún ningún chico lo había hecho por completo.          

Todo mi atuendo decía que era una chica en busca de sexo, me vestí frente al espejo sin perder ni un instante de mi transformación, me movía lo más femenina que podía, bailaba frente al espejo, me tocaba mi culito chiquito pero redondito todo el tiempo, mi abdomen, mis pequeños senos, recuerdo que hasta ¡me besaba a mí misma en el espejo! No cabe duda que era toda una señorita que deseaba que le hicieran el favor de hacerla mujer. 

Me maquille para verme más natural y más linda con poco maquillaje; no tenía peluca pero dejaba mi cabello largo a propósito para poder peinarlo con diademas o ligas y de la manera más femenina posible; cuando terminaba me veía al espejo y mi pene dentro de mi tanguita estaba súper presionado, me tocaba como una nena, me “dedeaba” sobre la ropa porque estaba muy excitada y porque, ¡era una nena! Trataba de olvida que tenía pene y me imaginaba tener una vagina, mi mente bloqueaba que no era libre y que era una esclava nada más.       

Cuando estaba lista, cuando estaba a gusto con mi atuendo y me veía lo más sexy posible, me dirigí el gran salón de inmediato las miradas se posaron en mi, encantaba que les parecía linda y que me desearan, que les pareciera una verdadera mujer, me sentía excitada; me imaginaba tener un rico pene dentro de mí ya fuese en mi boca o en mis entrañas.  

Cuando más caliente estaba al sentirme deseaba Laura que era una de las encargadas me hizo subir a una de las lujosas habitaciones donde me empecé a quitar la ropa hasta quedar solo en tanga, mi pene me dolía quería salir las hormonas que me daban habían hecho que mi pene creciera cuando estaba duro a 23 cm, lo que me molestaba pero siempre me hacia querer masturbarme no pasaba mucho tiempo hasta que explotaban en chorros sobre mi cuerpo, y me encantaba embarrarme todo mi semen en mis senos y vientre, luego de descansaba unos segundos, mientras miraba mi respiración agitada, llena de sudor y semen por mi cuerpo que brillaba y sonreía de lo rico que había sentido, miraba mi pene como se encogía a su diminuto tamaño y me sentía toda una zorra, me daba nalgadas como premio; pero ese día todo iba a cambiar.       

Al poco de entrar un chico entro a la habitaciones, me sorprendió que era joven quizás de unos 20 o 21 años lo que era raro ya que la mayoría de los clientes eran señores en sus años 50’s a los que conocía muy bien, este chico me hizo sentir sumamente nerviosa, no decía ni una palabra y solo miraba al suelo, era moreno, no era gordo pero era robusto, bien peinado, vestido elegantemente pero de manera casual, él cual no decía nada, solo me miraba con ojos de lujuria.        

El solo sonrío de repente, para comenzar a quitarse su ropa hasta quedar solo con uno bóxer blanco apretado, se empezó a sobar su pene y yo ya veía que su miembro crecía, cuando estuvo frente a mí me di la vuelta y le restregué mi culito en su paquete como una gata, el me abrazó por detrás y me acarició toda, sentía delicioso, sus manos, su pene presionando en mi culito, lo sentía tan grande, me besaba el cuello y yo solo lo tomaba de su cabello, le pregunté si le gustaba, y me dijo, “claro que si chiquita, estas bien rica, te quiero penetrar ya”, me jaló a la cama y yo aproveche para empujarlo y se acomodó yo me acerque como una gatita, llegué frente a él, y lo empecé a dar besitos, desde su cuello, su pecho, su abdomen, solo quería llegar a su pene, baje su bóxer y su pene broto frente a mi cara, me sorprendió, lo tome, lo admire, lo acaricié, con una mano, luego con dos.

-“Chúpalo”. Me dijo
-“Si papi”. Le respondí.

Para metérmelo en mi boca, lo lambí desde la cabeza hasta sus huevos, eso a él le encantó y cada que podía me bajaba a lamer sus testículos, me lo metí a mi boca y empecé a subir y a bajar cada vez con más ritmo, el me acariciaba mi cabello, yo me perdí, me encantaba chupar un pene, me sentía una puta ahí con mi culo levantado chupándosela a un desconocido y me encantaba, él me tuvo que apartar de su miembro porque yo podía quedarme ahí horas, me dijo “espera bebé, ya te la quiero meter”.

Aquello me dio hizo temer nunca me habían nadie penetrado, no sé si debía pero luego recordé las palabras de Laura “¡Deja que el cliente te haga lo que quiera!” Ella siempre me había dicho que no me dejase hacer lo que el cliente deseara sino solo sexo oral o manoseos, aquellas palabras me dio la pauta para continuar

Se paró detrás de mí, me quitó mi tanga y se arrodilló, yo solo lo veía por el reflejo del espejo frente  a mí y me volvió a sorprender, me metió su lengua en mi hoyito, yo di un brinquito al sentirlo, pero me tranquilizó y siguió, me puse un poco nerviosa, no sabía qué era eso y no me lo esperaba pero poco a poco empecé a sentir rico y empecé a gemir de lo que sentía pero en eso se paró, se untó lubricante en su pene y en mi ano, metió su dedito y yo pensé que ya me había penetrado, oh que equivocada estaba, luego apunto su pene en mi entradita apretadita y empezó a forzar la entrada.

Me espanté un poco por el dolor y él lo notó, me tranquilizó pero me dolía mucho, y ahí lo vi tratando de penetrarme y yo quería pero me dolía, poco a poco fue entrando, me daba nalgaditas, fingí placer pero realmente sentía mucho dolor, el solo metía la puntita y la sacaba, y así estuvo un rato, fue algo extraño e incómodo pero creo que se me bajó la excitación, le pedí perdón, él me dijo que no pasaba nada, le dije que le ayudaba a terminar, que quería que se viniera en mi cara, di un brinquito y se la empecé a mamar bien rico, volví a prenderme y a disfrutar, estuve un rato, mis gemidos se perdían con los de él.

De pronto se detuvo  me lo saco de la boca y lo puso sobre mi lengua esperando su lechita, el se masturbó y me lleno la cara y el pecho de su néctar, lo chupé y embarré, el me acarició la cabeza como un perrito y se fue a bañar, yo me quede solita en el piso con semen en mi cara y me vi al espejo, ni siquiera recordé mi pene, me lo saqué, no estaba erecto pero si un poco despierto, me acaricie mis pezones, mi anito y me tocaba con dos deditos mi pene hasta que me vine sin siquiera estar bien erecto y me dolió un poco pero sentí rico y así me quedé tocándome y jugando con los jugos de mi cuerpo hasta que salió con una toalla y me dijo, ponte a cuatro patas.

Lo hice sobre la cama, de nuevo él me penetro, esta vez si logro meterme todo sus 20 cm, sentí sus huevos golpear mis nalgas,  a los pocos minutos de sus embestidas me vine de nuevo, sin siquiera tocarme, mi ano se contrajo con espasmos lo que hizo que él se viniera en mi interior, sentí por vez primera una cálida leche de macho en mi interior. Gemí de placer, mientras el bramaba mientras se corría, depositando chorro tras chorro de su leche profundamente en mi interior.

Por los próximos seis meses mi culito fue bien atendido por una buena cantidad de duros miembros viriles, en ocasiones hasta seis por día, que lo dejaron bien abierto poco a poco los clientes dejaron de solicitarme hasta que apenas atendía a uno cada dos o tres días, fue entonces que Laura me comenzó a inyectar cada día algo directamente en mi pene que lo comenzó a agrandar hasta hacer que quedara de 29 cm cuando estaba en erección, pero ya no sentía placer por el contrario cada que tenía una erecciones sufría de gran dolor, por si fuese poco mi glande se volvió muy sensible.

Cierto día Laura vino por mí, me llevo a una las habitaciones de juegos como le decían a las mazmorras de tortura de la mansión donde se podía practicar todo tipo de fantasías SM o BDSM. Ahí me hizo desnudar, estaba bien pintada me hizo coloco un arnés de cuero que estaba divido en rombos, que dejaban mis senos como mi sexo al descubierto, me hizo ponerme unos guantes de látex negros largos que me llegaban casi al hombre, también unas medias largas que me llegaban casi a mi cadera y un par de zapatos de tacón de color rojo con negro.

Mi cabello rubio estaba recogido con una cinta color rosa que formaba unos moños, luego me hizo montar sobre un caballete de madera con protuberancias metálicas, me hizo sentar sobre un gran dildo metálico que sobresalía de la parte de arriba de la fuerte estructura de madera. Me coloco una barra de metal con grilletes en cada extremo de la barra de unos 70 cm de largo cuyos grilletes aseguro sobre mis tobillos, luego aseguro unas esposas en mis muñecas por detrás de mi espalda y finalmente ato mi cuello con un paño negó que aseguro a la barra entre mis piernas.

También Laura aseguro la pequeña cadena de la esposa a la barra lo que dejo mi cuerpo arqueado hacia atrás en una posición muy incómoda, antes de irse me dijo. “Disfruta si es que puedes”. Luego presiono un interruptor y el dildo en mi interior comenzó a moverse arriba y abajo al tiempo que vibraba dándome un brutal masaje prostático que hizo que mi pene comenzara a ponerse duro pese a no desearlo, simplemente comenzó a crecer fuera de mi control, el dolor no tardo en aparecer y mis jadeos era por ello, no de placer.

En la parte de arriba del caballete sobresalían puntas de metal, mis huevitos rosaban uno, pero mi pene no, ya que al quedar completamente rígido quedo apuntando en un ángulo de 55º en diagonal, no paso mucho gasta que una mujer vestida toda en cuero negro, con un gran escote apareciera ella portaba un sólido y ancho cuchillo tipo de cazador con la que me acerco y note como miro mi miembro en completa erección, lo tomo con una de sus manos lo que me hizo sacudir de dolor, ella solo rio complacida, por mi dolor.

Luego lo empujo sobre los pinchos afilados de metal que se clavaron en mi endurecido gran miembro, lo que me hizo gritar de dolor.

-“AAAAAAAAAGGGGGHHHHH”. Grite.

Pero mi terrible grito de dolor, solo hizo reír a la mujer, en cuya mirada se notaba que estaba en éxtasis con mi dolor, mientras tanto sentía que mi orgasmo comenzó a formarse en la base de mi pene, unos segundos después me corrí. Un primer gran chorro de leche salió de mi pene causándome mucho dolor, cuando el segundo chorro estaba por salir sentir que la mujer usando el afilado cuchillo que tenia me hizo un profundo corte más o menos a la mitad de mi pene por la parte superior.

Aquello me hizo estremecer no grite, no pude simplemente el dolor nublo mi mente y paralizo mi cuerpo, que comenzó a convulsionar, la mujer no tardo en hacer otro corte aun más profundo, justo por detrás de mi glande. Esta vez la mujer no dejo de cortar hasta que todo mi glande fue cercenado, el semen  y sangre, brotaron de inmediato, mientras seguía retorciéndome de dolor sin poder gritar.

La mujer hizo varios cortes mas hasta que me cerceno una segunda parte de mi enorme pene justo por donde hizo el primer corte, finalmente corto lo que quedaba de mi pene sangrante lo mas pegado a la base, sentía la sangre correr por mi entrepierna, cuando ella tomo mis huevos los jalo hacia adelante y me castro usando el cuchillo el dolor fue terrible recuerdo que vomite casi me ahogo con mi propio vomito, si grite no lo recuerdo luego todo se me puso negro, el dolor era como si me estuvieran quemando vivo, sentía una punzada enorme en mis viseras, el perder la consciencia fue un alivio que agradecí.

Me desperté en una cama suave en un elegante cuarto. Estaba desnuda y sin ataduras. Luego me entere que habían pasado ya dos semanas desde que fui cortada, en mi entrepierna fue formada una vagina por medio de una cirugía plástica, el cirujano hizo un gran trabajo pues cuando sano parecía como si siembre hubiese sido una mujer en vez de un chico.

Aun sigo prestando mis servicios a los clientes en aquel lugar mis pechos han crecieron hasta ser copa “D” junto con mis habilidades orales y que los clientes adoran tener sexo anal conmigo me han convertido en una de las favoritas del lugar.

Sin embargo cada tanto tengo pesadillas de aquel día en que sufrí aquel “Violento Corte”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

GRANDOTE

Genaro se caso con mamá a los dos años de que enviudo de mi padre, en aquel momento tenía 10 años, el era un hombre alto 1.90 metros, musculoso bastante velludo y de piel morena, con un paquete en su entrepierna bastante grande, era bueno conmigo y suplió las veces de padre a mi parecer, incluso lo llegue a consideran como eso pero eso fue hasta los 14 años cuando me comencé a sentir atraído hacia él, pronto comprendí que era gay......


GRANDOTE
Genaro se caso con mamá a los dos años de que enviudo de mi padre, en aquel momento tenía 10 años, el era un hombre alto 1.90 metros, musculoso bastante velludo y de piel morena, con un paquete en su entrepierna bastante grande, era bueno conmigo y suplió las veces de padre a mi parecer, incluso lo llegue a consideran como eso pero eso fue hasta los 14 años cuando me comencé a sentir atraído hacia él, pronto comprendí que era gay.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [VIRGEN] [DOMINACIÓN]

Categoria: Gay      Autor: David.G & DarkSoul





Genaro se caso con mamá a los dos años de que enviudo de mi padre, en aquel momento tenía 10 años, el era un hombre alto 1.90 metros, musculoso bastante velludo y de piel morena, con un paquete en su entrepierna bastante grande, era bueno conmigo y suplió las veces de padre a mi parecer, incluso lo llegue a consideran como eso pero eso fue hasta los 14 años cuando me comencé a sentir atraído hacia él, pronto comprendí que era gay pues no solo él me gustaba sino que eran los hombres los que me atraían sexualmente.

Mis miradas comenzaron a ir hacia su entrepierna cuando salía del baño luego de bañarse solo en ropa interior me encantaba cuando usaba bóxer (calzoncillo) de esos ajustados color blanco que con la humedad de su cuerpo se transparentaba dándome esbozos de su largo pene circuncidado o de sus peludos como pesados testículos que colgaban bajos en su entrepierna, Genaro no tardo en darse cuenta de mis miradas lascivas por lo que tuve que comenzar a ser más discreto, escuchar cuando tenían sexo y escuchar los gemidos de mi madre me hacían masturbarme furiosamente imaginando que era a mi quien me penetraba.

A los 19 mi madre murió en un trágico accidente cuando su autobús fue impacto por un tráiler que se quedo sin frenos, de pronto me quede viviendo a solas con Genaro que al poco tiempo comenzó a exhibirse por la casa solo en ropa interior e incluso desnudo, dado que me dijo que siendo hombres solos no teníamos nada de qué avergonzarnos, por lo que comencé a hacer lo mismo aunque lo más que llegue fue a andar en casa en slip (trusa) aquello se mantuvo por varios meses en las que intercambiamos miradas mutuamente pero sin llegar a nada más.

Por aquel entonces decidí comprarme un consolador de 20 cm de color negro de unos 5 de diámetro cuando estaba solo en casa me desnuda y fantaseaba con ser una puta de la calle, a la cual se le acercaba un negro de esos de dos metros con un pene de caballo aquello se repito varias veces hasta un día que creí que estaba solo en casa, repetí mi rutina, me arrodille ante el consolador para empezar a chupar y a tragármela (todo lo que podía, que antes no era mucho, pero ahora...) cuando me sentí ya que no podía me di un cuarto de vuelta para ver a mi padrastro a Genaro que estaba de pie mirándome fijamente.

Sin darme tiempo a explicación alguno me agarró del brazo para llevarme a su habitación debo decir que soy de cabello rubio, piel muy blanca, con un cuerpo muy bien marcado como tonificado por lo menos en ese entonces lo era.

Al llegar a su habitación Genaro me dijo

- ¿eso es lo que quieres? ¿Ser la putita de un macho?
           
No espero mi respuesta me agarró de los huevos y los tiro para abajo por sobre mi slip, dolió pero me gusto sus manos eran ásperas y fuertes, sus manos comenzaron a pasar por todo mi cuerpo una y otra vez, aquello era un sueño hecho realidad.

Mi padrastro me miraba fríamente sujetándome desde atrás, sentía su pene rígido dentro de su ajustado bóxer restregando en mis nalgas sobre mi slip, una de sus manos pronto se deslizo dentro de mi slip para tomar mis testículos y pene que ya para ese momento estaba en completa erección, mientras me masturbaba con su mano dentro de mi ropa interior me dijo.  

-“¿En verdad quieres ser una putita?  Me vas dejarme penetrarte hasta romperte tu ano y dejarte tu  boca llena de mi leche negra”. Me dijo Genaro.        

Me saque su mano de mi entrepierna para darme la media vuelta, me tuve que poner de puntillas para darle un beso en la boca mientras una de mis manos acariciaba su pene muy bien dotado de 26 cm sobre su bóxer de color blanco que estaba seguro me iba dar puro placer ya para ese momento lo tenía como si fuese de roca y lo seguí acariciando.

Lentamente baje por su velludo dorso hasta llegar a su entrepierna le baja su bóxer lentamente para dejar al descubierto su majestuosa erección, sin dudarlo aunque con un poco de temor se la agarre para comenzar a masturbarlo un poco, sintiendo su dureza, largueza y grosor, de pronto el se inclino y me susurro al oído.

-“¿Te gusta?” Me pregunto Genaro.

Casi hipnotizado por aquella barra maciza de carne ante mi le respondí.

-“Si mucho, es magnífica”. Le dije.

-“¡Qué esperas chúpala vamos!” Me dijo.        

Sin dudar abrió mi boca todo lo que pude para engullirla, se la chupe un buen rato hasta que se corrió entre gemidos y gruñidos de su parte su leche calentita quedo en mi boca mientras se la chupaba Genaro me estaba moliendo mis testículos con uno de sus grandes pies por sobre mí slip.

Después de darle mi primera mamada a mi padrastro me excito mucho por lo que mi pene se me puso dura como nunca antes, con el sabor de su semen aun fresco en mi boca el me dijo.

-“Vamos ven aquí”. Me dijo al tiempo que me jalo a la cama.
           
Me acerqué a él para rápidamente quitarme mi slip para proceder a atarme una cuerda en mis testículos y los extremos de la cuerda a la planta de mis pies lo que me mantenía con las piernas flexionadas y abiertas, me coloco también un collar al cuello con esposas que me mantenían las manos a la altura de los pezones, me sentía humillado pero al mismo tiempo muy excitado. Me agarro del collar para tomando unas pinzas para ropa me las colocó por todo mi cuerpo pezones, boca, nariz, orejas, huevos, y una en la punta de mi pene que era la que más me dolió.

Cuando termino de colocar las pinzas me queje de que dolía la pinza en el pene a lo que Genaro me miro y tiro de ella para quitarla lo que me hizo dar un grito de dolor dado que me dolió muchísimo.

-“HHHAAAAAAAYYY”. Grite.
           
Me obligo a limpiar la casa entera en aquella postura tan incómoda mientras él se quedo viendo la televisión en su habitación, al acabar fue ahí para avisar que había acabado las tareas, me miro me sonrió y se acerco a mí. Me abrazo y con su mano levanto mi cabeza se me acerco me agarro los testículos y los empezó a apretar.

-“He tenido una idea prepárate que hoy tu ano dejara de ser virgen”. Me dijo Genaro.

Para de nuevo atraerme a su gran cama, me hizo poner las manos sobre la cama para luego apoyar mi pecho sobre el colchón lo que dejo mis nalgas a su completa disposición, sentí sus grandes manos tomar mis nalgas, apretarlas con fuerzas para luego abrirlas, al tiempo que sentí su lengua comenzar a lubricar mi ano, su barba de candado me raspaba las paredes internas de mis nalgas lo que me hizo comenzar a gemir de placer como nunca antes en toda mi vida, fue un momento memorable.

De pronto Genaro saco el consolador que había comprado dado que tenía un chupón de succión en la base Genaro lo coloco en la parta baja de la cabecera casi su glande de plástico tocaba el colchón Genero me ordeno dado que quedo muy cerca de mi boca.

-“Vamos que esperas putita chúpalo como si fuese mío”. Me ordeno Genaro.

Apenas moví mi cabeza un poco para comenzar a lamber, apenas le di unas cuantas lambidas antes de metérmela en la boca, comencé a darle una mamada imaginando que era el pene de Genaro, mientras sentía como el enorme pene de mi padrastro ardiendo de lo caliente que estaba se deslizaba entre mis nalgas.

Podía sentir como el líquido que brotaba del ojo de su glande mojaba mi ano, pronto comencé a sentir como ese gran miembro comenzó a hacer presión sobre mi virginal ano, de pronto sentí una fuerte embestida que me hizo alucinar de dolor, luego otra y a la tercera sentí como mi ano se abrió por completo dando paso al enorme pene de Genaro, que entra casi hasta la mitad, la embestida fue tan fuerte que me trague el dildo que estaba chupando casi por completo.

Una nueva embestida hizo que aquel miembro entrara por completo sentí los peludos testículos de mi padrastro chocar contra mis nalgas, por instinto trate de estirar y cerrar mis piernas pero al estar atadas mi escroto, solo me hice aun más daño solo pude dar un mugido por el dildo que estaba profundamente en mi garganta ahogándome, mi padrastro viendo esto hico a mi cuerpo retroceder lo suficiente para que pudiera volver a respirar, se quedo quieto luego de eso por unos segundos antes de comenzar a moverse para comenzar con un mete saca muy lento mientras con sus manos jugaba con mis tetillas pellizcándolas fuertemente.

El dolor pronto se convirtió en placer, tanto que estaba como loco mi pene estaba duro pegado a mi abdomen babeando sin cesar liquido pre seminal, luego de 10 o 12 minutos sin siquiera tocarme me vine, lanzando cuatro poderosos chorros de mi semen que empaparon mi abdomen, mi ano se contrajo en espasmos que Genaro noto, por lo que acelero su embistes al tiempo que me dijo al oído.

-“¡Vamos goza putita, goza!” Me dijo Genaro.

Unos cuantos minutos más tarde se vino dando un gran alarido de placer mientras chorro tras chorro de su caliente como espeso semen me inundo, no saco su enorme erección de mi interior hasta que se su pene dejo de palpitar por completo al hacerlo dejo mi ano abierto por completo palpitando para tratar de cerrarse por completo de nuevo,

Estaba agotado pero muy satisfecho con el dildo aun en mi boca, quede inmóvil, respirando pesadamente, lo sentí bajar de la cama, para regresar unos instantes después, sentí cuando una de sus grandes manos tomo mi escroto para tirar de mis testículos hacia atrás con fuerza mi cuerpo se tenso de dolor y fue entonces que le escuche decir.

-“¡Una verdadera putita no necesitar de estos para disfrutar de su macho!” Me dijo Genaro.

Sin esperar a que pudiera reaccionar o moverme sentí algo filoso en la parte alta de mi escroto y de pronto todo mi cuerpo se sacudió en terribles convulsiones afectado por el más horrible de los dolores cuando mi padrastro me castro de un rápido corte con un muy afilado cuchillo despojándome de mi escroto y testículos para siempre.

Recuerdo sacudirme sin parar por espacio de unos dos minutos sintiendo la sangre correr por mis muslos también recuerdo volverme a correr hasta que todo paso cuando me desmaye al ya no poder soportar semejante dolor.

Desde aquello ya no soy el hijastro de mi padrastro soy su putita y esclava, que siempre estaba disponible para ser usada y penetrada por cualquier de sus agujeros, siempre dispuesta a darle placer que es la única manera que tengo ahora de obtenerlo también, Genaro siendo enfermero me suministra dosis de testosterona apenas mínimas para evitar que mi cuerpo se torne femenino, pero no tanto como para evitar que mi pene se encogiera y marchitara, por lo que ahora seis años después de aquel día mi pene ya no sirve más que para evacuar.

Debo decir que añoro mis días en que podía tener una erección e incluso correrme, añoro esos orgasmos sentir mi semen sobre mi abdomen pero también adoro sentir el enorme miembro viril de Genero en mis entrañas y boca, pero peor aun adoro sentir su leche en mi interior como boca que es lo más sabroso del mundo ahora para mí.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com  






Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: David.G & DarkSoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

GEMELOS SECUESTRADOS

Soy una secuestratrix uso mi poder económico para obtener más dinero pero al mismo tiempo divertirme mucho con mis secuestros, desde muy joven que se puede hacer mucho dolor deteniendo al ser querido de otro que estará dispuesta a pagar lo que sea por recuperarlo sin daño alguno en especial si ese ser querido en su hijo, pero soy muy selectiva con mis secuestro solo me gusta divertirme con gemelos idénticos pero además adolescentes que no sean mayores a 16 años......


GEMELOS SECUESTRADOS
Soy una secuestratrix uso mi poder económico para obtener más dinero pero al mismo tiempo divertirme mucho con mis secuestros, desde muy joven que se puede hacer mucho dolor deteniendo al ser querido de otro que estará dispuesta a pagar lo que sea por recuperarlo sin daño alguno en especial si ese ser querido en su hijo, pero soy muy selectiva con mis secuestro solo me gusta divertirme con gemelos idénticos pero además adolescentes que no sean mayores a 16 años.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [CIRCUNCISIÓN] [SECUESTRO] [VIRGEN]



Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Soy una secuestratrix aunque no sé si el término está bien empleado, uso mi poder económico para obtener más dinero pero al mismo tiempo divertirme mucho con mis secuestros, desde muy joven que se puede hacer mucho dolor deteniendo al ser querido de otro que estará dispuesta a pagar lo que sea por recuperarlo sin daño alguno en especial si ese ser querido en su hijo, pero soy muy selectiva con mis secuestro solo me gusta divertirme con gemelos idénticos pero además adolescentes que no sean mayores a 16 años y de preferencia vírgenes.

Por lo general pasaban de dos a tres años entre cada secuestro ya que debía elegir muy bien a mis victimas debía comprobar muy bien que los padres de mis victimas tuviera una buena capacidad económica, había pasado muchas semanas observando una escuela particular muy exclusiva mis objetivos eran un par de gemelos pelirrojos hijos unidos de un político en ascenso y una rica empresaria que tenían suficiente dinero para pagar por sus hijos lo que les pidiera, ambos chicos eran de 15 años y eran unos adolescentes despreocupados que iban por la vida gozando de la posición económica de sus padres.

Pero había un problema ambos chicos estaba siempre bien custodiados por cuatro guardaespaldas que los seguían a todos lados menos cuando iba a nadar, pues les prohibían la entrada a la piscina a menos que usaran traja de baño por lo que esperaban a fuera de las instalaciones acuáticas supe que ese era mi lugar para actuar me hice socia de ese club con identificaciones falsas y espere, luego cuando vi la oportunidad actué fue un miércoles los chicos acostumbraban a ir ese día al club para usar la amplia piscina como otras instalaciones porque era cuando menos gente asistía.

Aquella tarde estaba en la piscina portando un ajustadísimo traje de baño completo de esos que tienen un cierre al frente que se cierra desde el cuello hasta la entrepierna de pierna alta que ser perdía entre mis nalgas, el cierre estaba lo suficiente abierto como para dejar todo el canal que mis senos formaba entre ellos cuando los chicos llegaron a la piscina disimuladamente salí del agua, los dos se me quedaron mirando embobados pude ver como sus penes crecieron debajo de sus bañadores, solo sonreí pícaramente, me acerque a uno de ellos y sin decirle nada le planté un beso en los labios mientras una de mis manos le apretó sus huevos por encima de su balador.

-“¡Si quieren más de eso, ambos síganme!” Les dije a los gemelos con voz muy sensual.

Luego me aleje sin voltear a atrás no lo pude ver pero estoy segura que ambos clavaron sus ojos en mis firmes nalgas que se contoneaban alegremente a la vista mientras camine rumbo a los vestidores, no tarde en escuchar paso que seguían a los míos, debo decir que modestia aparte a mis 36 años un conservo un cuerpo que muchas de 20 años ya quisieran tener.

Cuando ambos chicos llegaron a donde estaba tome a uno al que se notaba más ansioso, seguramente el hermano al que no bese, al que le estampe un apasionado beso, hice que sus manos se posaran sobre mis nalgas, atraje a su hermano para los tres fundirnos en un beso en que nuestras lenguas juguetearon sin parar, aquello era rico y desee seguir pero debía actuar no tenía mucho tiempo, de entre mi traje de baño saque dos pequeñas jeringas, con las que inyecte a los desprevenidos adolescente en el cuelo dos segundos después estaban en el puso sin sentido.

Con la ayuda de un monta cargas (diablito) portátil que lleve en mi maleta simulando ser ropa, pude sacar los cuerpos inertes de ambos chicos hasta mi auto luego conduje, para cuando los guardaespaldas se percataran de la desaparición de los dos hermanos ya estaría en el lugar donde iba a estar con mis dos nuevas víctimas, ya en mi “guarida”, hice un video con los dos gemelos inconsciente tan solo vestidos con sus pequeños bañadores tipo speedo de color azul cielo, por supuesto modifique la voz por medios electrónicos para que pareciera la voz de hombre.

Luego que mande el video a sus padres usando un mensajero privado, solo me quedo esperar, un tiempo prudente calculando que dicho video llegase a manos de sus padres, hice la llamada y exigí una buena suma de dinero por ambos, por supuesto su padre se negó siendo uno de los políticos que mas estaba luchando contra el secuestro no esperaba otra respuesta por lo que me alegro al escuchar esta respuesta ya que me daba la oportunidad de mucha diversión algo que por supuesto deseaba desde hacía mucho tiempo, solo me resto esperar a que despertaran ambos.

Mientras tanto me a poner un traje de cuero con un cierre que iba desde mi escote hasta mi entrepierna una peluca pelirroja y unos lentes de sol oscuros, una vez preparada coloque a ambos chicos en la posición que deseaba que se encontraran cuando despertaran a uno de ellos luego de amarrarlos muy bien con sus piernas flexionadas hacia atrás de su cuerpo lo mismo que sus brazos, lo levante en el aire, dada la posición en la que quedo su bañador se perdió entre sus blancas como firmes nalgas, aquella visión hizo humedecer el interior de mi vagina. 

Por otro a su hermano lo senté sobre un cómodo sillón de piel de color amarrillo en donde por medio de correas de cuero lo deje totalmente inmovilizado, pero por precaución le amarre antes sus manos a la espalda, a él también lo amordace, luego fue por un carrito en cuya parte de arriba tenia puesto en orden un buen numero de juguetes sexuales entre otras cosas que iba a usar con ellos, coloque las cámaras en posición y cuando comenzaron a despertar las encendí para que grabaran lo que iba a pasar a continuación algo que sus padres debían disfrutar.

Los adolescentes no tardaron en darse cuenta de la situación en la que estaban lo que los hizo entrar en pánico casi de inmediato, el que no estaba amordazado que era el que estaba suspendido en el aire me dijo con un tono de lo más molesto y altanero que me hizo enojar mucho de solo escucharlo.

-“¡Maldita suéltanos o nuestro padre te matara!” Dijo uno de los gemelos.

Era obvio que dada la burbuja en la que estaba viviendo que no entendía la situación en la que estaba y mucho menos comprendía que la que mandaba era yo y ya no ellos como seguramente estaban acostumbrados.

Sin decir nada me acerque al gemelo en el sillón amarillo para darle no una sino tres fuertes cachetadas en su bello rostro que de inmediato me valieron una réplica grosera por parte de su hermano.

-“Maldita no le hagas daño, infeliz no sabes con quienes estas tratando”. Dijo el gemelo.

Me acerque a donde estaba colgado para tomar su paquete que se marcaba muy bien en su apretado bañador con una de mis manos para decirle mirándolo a los ojos.

-“La que manda ahora soy yo, malcriado, hare lo que me plazca con ustedes”. Le dije.

El adolescente apretó los dientes e intento no gritar por el dolor que le estaba provocando al apretarle sus huevitos con mi mano por encima de su bañador, pero por más que lo intento no pudo evitar que de él brotara una muestra de dolor.

-“AAAAAAAAAHHHYYYYY”. Grito el gemelo.

La expresión en su rostro fue de alivio cuando solté su entrepierna para ir hacia el carrito del que tomo un delicada pluma de ganso con la que me acerque a su hermano en el sillón pasándomela por todo mi cuerpo, al llegar en donde estaba comencé a pasar la pluma por su cuerpo especialmente sobre sus tetillas y bulto en su entrepierna, su pene no tardo en comenzar a crecer hasta quedar en completa erección que no solo fue evidente para sino también para su hermano.

Deje la pluma para tomar una pequeña tijera del carrito con la que corte las partes laterales de su bañador, que luego jale con fuerza con una de mis manos dejando desnudo al adolecente hice lo mismo con su hermano colgado, dejando a los dos desnudos, sus rostros estaban rojos intensamente de la vergüenza de verse al desnudo ante una mujer.

Pero sus ojos de ambos se abrieron grandes cuando me baje por completo el cierre al frente de mi prenda, para comenzar a despojarme de la misma, quede apenas portando una muy diminuta tanga de color azul, con mis senos al aire, mis pezones estaban duro en erección total de lo excitada que estaba, fue entonces que les pregunten.

-“¿Son vírgenes verdad?” Fue mi pregunta.

Aunque no obtuve respuesta era evidente que lo eran las tremendas erecciones que presentaban ambos incluso con sus prepucios corridos hacia atrás de sus glandes solo reí con malicia al ver su penes de 13 o 14 cm de largo.

Tome otra dijera de la mesita y les dije a ambos mientras abría y cerraba las cuchillas de la tijera frente a mí, de forma muy maliciosa.

-“Hoy los voy hacer hombre pero también eunucos” Les dije.

Ambos se miraron sin saber lo que era un eunuco, reí, al pensar que pronto lo sabrían, procedí primero con el chico en el sillón tome su pene para estirar su prepucio lo más que pude cubriendo su glande en el proceso, coloque las afiladas cuchillas de la tijera lo más cercano que pude a la punta de su glande y procedí a cortar, el cuerpo del adolescente se estremeció de dolor.

Gritaba pero la mordaza evito que sus gritos  se escuchan a toda potencia la sangre broto escurriendo por su pene hasta sus testículos el vello púbico en ambos era escaso casi eran totalmente lampiños, apenas acabe con el primero pase con el otro dejando al chico en el sillón retorciéndose de dolor, su hermano al ver aquello y ver que estaba por hacerle lo mismo comenzó a llorar sin control y para cuando tome su pene comenzó a suplicar.

-“NO, NO POR FAVOR NO LO HAGAS, JURO QUE SERE BUENO…” Decía.

Pero no deje que siguiera sus patéticas suplicas corte su prepucio incluso aun más ajustado que lo hizo con su gemelo, el grito desgarrador que dio fue notoriamente grande, las gotas de sangre comenzaron a gotear de su pene en erección casi de inmediato, ahora con ambos circuncidados era la hora de obtener algo de placer para mi, con mi vagina y tanga muy empapadas de mis jugos fue hasta el gemelo en el sillón.

Me monte a horcajadas sobre el adolescente coloque con la ayuda de una de mis manos su pene entre mis mojados labios vaginales lo restregué entre ellos unos segundos manchándome de su sangre, antes de colocarlo en la entrada de mi vagina, para luego solo dejarme caer, su pene entro en mi por completo sentí sus testículos revotar contras mis nalgas, gemí aunque el adolescente no estaba para nada gozando no con su reciente circuncisión.

Comencé a moverme sintiendo como su pene entraba y salía de mi vagina, mis juegos bañaros su pene descendiendo hasta sus testículos, aquello duro seis o siete minutos antes de comenzar a sentir como su pene comenzó a tener fuertes espasmos, por lo incremente el ritmo de mis sentones.

No tarde en sentir el gran choro se semen disparado desde su pene inundar mi vagina, fueron cinco, que salieron con gran fuerza, me causo gran placer pero no llegue al orgasmo, me desmonte del chico para ir hacia su hermano, hice que su cuerpo descendiera un poco para que su pene quedase a la altura de mi vagina.

Me incline un poco hacia adelante su pene quedo entre mis nalgas, moví cuerpo un poco tome su pene e hice que me penetrara de una sola vez, el adolescente cuyo pene aun sangraba no dio un alarido de placer sino de dolor, sin embargo sus gritos lejos de hacerme desistir me excitaron aun más de lo que ya estaba.

Con mis manos movía su cuerpo adelante y atrás sintiendo como sus testículos chocaban con mis labios vaginales de ven en cuando me masajeaba mi glande mi tanga solo la había ladeado un poco por mi nalga derecha pero su pene entraba sin dificultad alguna, me estuvo penetrando por espacio de 7 o 8 minutos creo yo que la posición ayudo a que el adolescente aguantara un poco más que su gemelo, pero también su pene comenzó a latir con fuerza.

Llegue a un fuerte orgasmo con las paredes de mi vagina contrayéndose con fuerza, sobre su pene que no dejaba de latir lo que hizo que seis potentes descargas fuesen expulsadas de su erección entre alaridos de su parte tanto de placer como de dolor por igual.

Luego con mis piernas temblando producto de mi orgasmo me separe de él, cuando su pene salió de mi interior un gran chorro de semen mezclado con mis jugos broto de mi vagina para caer al suelo l tiempo que se escucho un sonoro (PLOP), que me gusto.

Con mis piernas aun temblando fue hasta la mesita y tome un tijera grande con las cuchillas muy afiladas una tijera especial hecha con acero quirúrgico, con ella me dirigí al gemelo en el sillón, sin más tome su escroto coloque la tijera en lo alto y se lo corte de un solo tijeretazo los ojos del adolescente se pusieron en blanco con su pene lanzando un fuerte y gran chorro de semen, para luego desmayarse, con sangre bañando su muslos.

Coloco que escroto cercenado en la mesita y fui hacia su hermano, que en pánico total trato de soltarse lloraba y suplica para cuando tome su pene con una de mis manos, con la tijera ensangrentada como manchada por el semen de su hermano aun, se la puse en los labios al tiempo que dije.

-“SSSHHHHH, silencio será rápido” Le dije.

El se me quedo viendo en terror absoluto y sin darle tiempo a reaccionar le corte su pene semi desinflado, el adolescente puso los ojos en blanco al tiempo que dio un fuerte alarido, la sangre salió con fuer roció mezclándose con su semen antes de desmayarse.

Tome su pene recién cortado aun sangrante, el escroto con los testículos de su hermano aun dentro, para colocarlos en una caja que envié a sus padres con el video de todo aquello advirtiéndoles que de no recibir el pago en el plazo que ahí marcaba aquellos seria una insignificancia a lo que les iba a hacer a sus hijos.

Mientras esperaba me divertí torturando a ambos, despojándolos de sus virginidades anales, la única manera que tendrían desde ese momento de obtener placer por el resto de sus días, el pago llego y los libere, como prometí, ahora solo tengo que esperar a que llegue la hora de que de nuevo consiga un par de gemelos para mas diversión y ganancias.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com
  





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

FUÍ ENTREGADO

Con 23 años era un hombre en la flor de la edad, viviendo en Bagdad en una gran casa donde era el hijo del dueño y su heredero mi madre aunque cariñoso y rico era un hombre sin escrúpulos incluso vendió a mi madre a otro hombre cuando tenía 10 años todo por dinero y porque ya no lo satisfacía, nunca pensé que correría la misma suerte, debí marcharme apenas pude pero a donde sin dinero y sin esposa no tenía a donde ir......


FUÍ ENTREGADO
Con 23 años era un hombre en la flor de la edad, viviendo en Bagdad en una gran casa donde era el hijo del dueño y su heredero mi madre aunque cariñoso y rico era un hombre sin escrúpulos incluso vendió a mi madre a otro hombre cuando tenía 10 años todo por dinero y porque ya no lo satisfacía, nunca pensé que correría la misma suerte, debí marcharme apenas pude pero a donde sin dinero y sin esposa no tenía a donde ir.


[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [VIRGEN] [ESCLAVITUD]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Con 23 años era un hombre en la flor de la edad, viviendo en Bagdad en una gran casa donde era el hijo del dueño y su heredero mi madre aunque cariñoso y rico era un hombre sin escrúpulos incluso vendió a mi madre a otro hombre cuando tenía 10 años todo por dinero y porque ya no lo satisfacía, nunca pensé que correría la misma suerte, debí marcharme apenas pude pero a donde sin dinero y sin esposa no tenía a donde ir, una tarde el príncipe Tarek el hijo menor del sultán vino a la casa.

Estuvo hablando conmigo por un largo rato luego hablo con mi padre el príncipe era bastante atractivo como culto, casado con dos hijos que vivía en un palacio a las afueras de la ciudad, se rumoraba que tenía un harem de 90 concubinas, se marcho sin despedirse, sin saberlo aquella tarde mi destino había cambiado para siempre, dos días después mientras caminaba de regreso a casa luego de ir a orar a la mezquita por la tarde fue aprendido por unos guardias para ser llevado al palacio del príncipe Tarek sin que me dieran razón alguna.

Al llegar al palacio mi padre estaba ahí, junto a un hombre le vi tomar una bolsa con monedas para luego irse, le grite con desesperación, trate de correr hacia el pero fui detenido por los guardias, el hombre que le entrego el dinero a mi padre dijo.

-“¡No te esfuerces, ahora eres un esclavo te ha vendido!” Dijo el hombre.

Luego me mostro un papen en donde decía que me vendía como esclavo al príncipe, mientras era arrastrado hacia el interior del palacio grite sin cesar.

-“PAPÁ, PAPÁ SALVAME”. Pero mi padre no vino en mi auxilio.

Ya una vez en el palacio fui despojado de mi turbante, mi cabello negro como la noche quedo al descubierto, el hombre que me dio el papel ordeno a los guardias riendo entre dientes.

-“Vamos llévenlo a que lo  preparen su alteza lo está esperando”. Ordeno el hombre.

Los guardias me llevaron a una habitación en donde fui despojado de toda ropa y dignidad, desnudo fue llevado hasta un suntuoso baño en donde un anciano me despojo de todo mi bello cabello dejando mi cabeza completamente rapada usando una afilada navaja luego de cortar todo mi cabello, el vello púbico o de cualquier otra zona de mi cuerpo también fue removido, incluido el vello que rodeaba mi ano.

Luego fui llevado a una enorme piscina de agua caliente en donde dos ancianos con una sonrisa que me hizo estremecer en sus arrugados rostros me lavaron muy bien incluso dentro de mis entrañas usando un pequeño tubo metálico que permitió que entrara el agua en mi interior por mi ano, cuando estaba más limpio que nunca antes fue sacado del balo y se me pusieron cadenas con grilletes en mis muñecas y tobillos apenas y podía caminar, luego fue conducido por aquel palacio hasta una habitación.

Antes de abrir la puerta un hombre que iba con los guardias toco a la puerta, escuche a los guardias reír, el hombre entro y salió unos instantes después me tomo del hombre y me hizo entrar, cerrando la puertas tras de mí, la habitación era amplia pero poco iluminada, camine unos pasos hasta ver al príncipe sentado sobre un fino taburete completamente desnudo, su cuerpo era aun más bello sin ropa de lo que imagine, sus ojos se posaron en los míos por unos segundos antes de clavarse sobre mi entrepierna, sentí a mi pene tener un espasmo involuntario cuando él me dijo.

-“Ven acércate quiero verte mejor”. Ordeno el príncipe.

Obedecí aquella orden que me hizo con una voz muy cálida como si me estuviera acariciando, cuando estuve a unos centímetros el me tomo de mis manos para levantarlas un poco para descubrir mi pene y huevos que trataba de ocultar de su vida por vergüenza, mirándome a los ojos el príncipe dijo.

-“No es necesario que te cubras después de todo hoy es el ultimo día que los podrás lucir”. Dijo cálidamente el Príncipe.

Sin comprender lo que me trataba de decir le pregunte tímidamente.

-“¿Qué quiere decir con eso su alteza?” Pregunte.

-“Deseo que seas mi amante, pero la ley no me permite tener intimidad con un hombre, pero un eunuco no es un hombre por lo que tengo un pequeño harem de eunuco para mi placer”. Dijo dulcemente el príncipe.   

Aquella explicación me hizo sentir aterrorizado me iban a cortar mi hombría y luego no solo sería un esclavo sin sexo sino un juguete sexual para alguien de la realeza.

Sin pensar me arrodille frente al príncipe Tarek y comencé a suplicar.

-“¡Por favor alteza, no me corte, hare lo que me diga seré su fiel sirviente y dejare que me haga lo que quiera pero no me haga un eunuco!” Suplique casi al borde del llanto.

El príncipe levanto mi rosto tomándome de mi mentón, nuestras miradas se cruzaron por unos segundos antes de que él me dijera, en su tono de voz dulce pero firme.

-“¡Lo siento pero así deben ser las cosas!” Dijo el Príncipe.
-“Pero tenemos esta noche para que goces por última vez hay que aprovecharla”. Añadió el Príncipe.

Al tiempo que el príncipe se puso de pie,  me hizo hacer lo mismo y luego de mirarme por uno segundos movió mis manos para preguntar.  

-“¿Que tienes ahí?” Pregunto en voz baja.        

Con mis manos trate de ocultar mi erección, el príncipe me sonrió en ese momento me percato que con su mano se sacudía una enorme erección y me hizo señas para que me acercara aun mas a él, me acerque sin que insistiera una segunda vez, con su mano trato de tocar mi erección pero logre retroceder.

Él rápidamente extendió su mano para sujetar la cadena que se extendía entre mis muñecas para agarrar mi pene, lo manoseo y lanzo una pequeña risita, lentamente el príncipe me condujo hasta una amplia y cómoda cama, el me tapo con las sabanas mientras con una mano acariciaba mi pecho con la otra seguía masturbándome.     

-“¿Te gusta?” Me pregunto luego de un rato.   

Asentí con la cabeza y trate de decir que "si" pero estaba muy nervioso por lo que no pude, de pronto tomo mi mano y se la llevo a su pene erecto para que lo tocara, estaba duro y ya algo húmedo, sin poder evitarlo dirigí la vista a su pene en erección, aquello me hizo poner más nervioso de lo que estaba, el me miraba esperando que hiciera algo, lentamente fui agarrando mi pene en estado de erección, mientras me miraba con sus ojos, al tiempo que con una de sus grandes manos tomo mi glande cubierto por mi prepucio, lo bajo y una gota de liquido pre seminal cayo a mi abdomen, con sus dedos lo tomo y la lambió.         

Pronto su mano lo tomo era gruesa, venosa y circuncidada, empezó a estrujarla, sentía mi pene latir mientras su mano pasaba por su longitud, de pronto el me pregunto.         

-“¿Has estado alguna vez con un hombre?” Pregunto el príncipe    

Negué con la cabeza.         

-“¿Te la ha chupado un hombre?” Pregunto luego el príncipe.        

Negué tímidamente.           

-Me imagino que eres casi virgen, no dijo él, asentí con la cabeza mirando hacia abajo avergonzado, el tomo mi pene con sus dedos y fue acercando su cabeza a mi pene, con su lengua empezó a lamber mi glande y mis huevos, nunca antes me la habían chupado y era tan rico, los gemidos salían involuntariamente de mi, el con su mano tapo mi boca para que no gritara, mi pene latía al ritmo de su mamada, sintiendo que de seguir iba a venirme el príncipe se detuvo.

-“¡Vamos hazme lo mismo!” Me ordeno el Príncipe al separar su boca de mi pene.       

Tenia miedo de hacer algo mal así que lo mire, pero el príncipe me tomo de la nuca y acerco mi cabeza a su pene, era tan grande y grueso que no entraba en mi boca por completo, con mi lengua trate de jugar con su glande, el gemía así que asumí que lo hacía bien, luego trate de meterme su pene en mi boca y mamarlo, logre meterme la mitad y él se retorcía de placer.  

-“Para, para”. Me ordeno. 

Pensé con miedo que había hecho algo mal, así que me avergoncé y baje la mirada.      


-“Muéstrame tu culito”. Me ordeno apenas me aparte un poco.       

Me moví en la cama y me arrodille de espaldas a él erguiendo mi dorso y le enseñe mis nalgas que tome con mis manos para abrirlas y quedara mi ano al descubierto.         

-“¡Una verdadera lindura!” Me dijo admirando mi culo.       

Me empezó a masajear mis nalgas hasta paro el me hizo darme la vuelta para él con sus manos abrirse sus nalgas me hizo acercarme para que mi rostro quedara lo más cerca de su agujero que ponía a mi disposición. 

-“¡Lámbelo!” Me Ordeno.

Realmente no quería, pensé que iba a ser algo desagradable pero aun así obedecí y acerque mi lengua a su ano para empezar a lamberlo, el gemía y me decía que siguiera, al cabo de unos segundos él se paro su pene estaba a tope y se coloco de tal manera que me dejo su agujero a mi disposición, de pronto me dijo.           

-“¡Quiero que me la metas”. Me dijo el Príncipe.        

Con temor y sin saber muy bien cómo hacerlo me acerque y el escupió en su mano para luego pasarla por su agujero, volvió a escupir y me lubrico el pene me tomo de los huevos y me fue acercando a él, puso mi pene sobre su ano y despacio la fue metiendo, por mi cuenta empecé a hacer movimiento que al parecer le encantaban, él gemía despacio y me agarraba de los brazos con fuerza, puse mis manos en su pecho y mientras lo penetraba sintiendo en mi pene la calidez de su interior jugaba con sus tetillas con mis dedos.           

No se sentía distinto a cuando me masturba pero me provocaba mucho placer y antes de que me viniera me ordeno que sacara mi pene, estaba a punto de correrme y como el ordeno saque mi pene y tres chorros de leche impactaron en su abdomen y huevos, temí que aquel terrible accidente de mi parte me costaría la vida iba a comenzar a suplicar su perdón cuando él me ordeno.     

-“Límpiame con tu lengua”. Me dijo.     

Desesperado acerque mi cara a su abdomen y el olor a semen inundo mis fosas nasales, con mi lengua fui limpiando cada gota de semen que había caído en su bello y esbelto cuerpo, cuando termine de limpiar cada gota de mi semen el príncipe se coloco detrás de mí y me dijo.

-“Me toca ahora a mi”. Me dijo gentilmente, al tiempo que escupió en su mano de nuevo.       

Aquellas palabras me asustaron, su pene era muy grande y mi ano era virgen, solo nunca me habían metido nada antes, por ahí.          

Trate de negar con la cabeza pero el príncipe detrás me hizo acostar boca arriba para luego separar mis nalgas con sus mano, paso la lengua por mi agujero, me gusto tanto que no dije nada, con su lengua abrió y lubrico mi agujero, se paro y froto su gran pene entre mis nalgas, sabía que me la iba a meter trate de relajarme y de respirar, empezó por la punta tratando de meter su glande, un gemido salió de mi que hizo que la quitara rápidamente, fue tan fuerte que ambos nos quedamos en silencio.

Volvió a meter su glande entre mis nalgas y esta vez si logro penetrarme, un segundo empujón y todo su pene me entro, sentí mucho dolor pero en cuanto empezó a moverse me encanto fue mucho el placer que sentí fue inmenso y no quería que no la sacara nunca, pero al cabo de unos minutos se estaba por venir, saco su pene para que más de cinco chorros de leche caliente bañaran mi pecho, abdomen y pubis de su cálido semen.          

Mi cara recibió algunas gotas de su semen así que con mi lengua trate de limpiarme un poco, el sabor de su semen era similar al mío, el se acerco y lamió todo su semen de mi pecho y mi pubis, se acerco a mi cara y me limpio todo el semen que había quedado ahí.        

Luego el regreso besando mi pecho como abdomen hasta tomar su pene y el mío a la vez, ambos estaban semi erectos, pero realmente ya no tenía nada más en mi para lanzar, por lo menos eso pensaba en ese momento el Príncipe empezó a masturbarnos lentamente hasta que tuve un orgasmo aunque expulse muy poco semen en cambio él lanzo una gran y gloriosa descarga de su espeso  néctar, que de nuevo cayó sobre mi abdomen y pecho.

Me quede dormido en sus brazos completamente exhausto pero muy feliz, me despertaron tarde al siguiente día por varios guardas, apenas abrió los ojos me tomaron de los brazos para sacarme de la cama y de la habitación busque por todos al príncipe pero no lo encontré fui llevado a una burda habitación con una enorme pila de carbones mas parecía una cocina, ahí fui amarrado a una solida mesa de madera.

Los guardias que me llevaron ahí, se marcharon riéndose de mi dura erección que presentaba cuando me dejaron bien sujeto a la mesa, un rato más tarde el príncipe acompañado de un anciano, entraron en la habitación el anciano al verme dijo.

-“¡Buen ejemplar alteza!”
-“¿Va a desea que lo castre solamente o que le quite su bolso o todo?”. Pregunto el anciano.

Aquella pregunta me dejo helado había olvidado lo que me dijo la noche anterior sobre convertirme en un eunuco de su harem, el príncipe me miro por unos segundos antes de responderle al anciano con su tono de voz cálido como calmado.

-“¡Deseo que le quites todo lo que este bajo su miembro!” Respondió el Príncipe.

En ese momento el pánico me hizo hablar pero a saber que no era correcto.

-“POR FAVOR ALTEZA NO ME CORTE SERE DISCRETO NUNCA DIRE NADA PERO POR FAVOR NO QUIERO SER UN EUNUCO”. Dije gritando por la desesperación.

El príncipe se me acerco con su mano tomo mi pene y me masturbo unos instantes hasta que liquido pre seminal comenzó a brotar del ojo de mi glande en ese momento soltó mi pene y me dijo con su característico tono de voz.

-“¡Lo siento, pero así debe ser!”.
-“Procede”. Le ordeno el príncipe al anciano.

Para luego marcharse a sentarse en una cómoda silla al fondo de la habitación, en pánico trate de liberarme pero no pude, pronto sentí como el anciano me amarro mi escroto con una delgada tira de cuero, dejando mis testículos bien marcado en mi saco de piel, luego el hombre fue hasta donde estaban los carbones encendidos para regresar portando un cuchillo curvo que humeaba de lo caliente que estaba.

La punta bien afilada de dicho cuchillo la clavo en la parte alta de mi escroto, para luego jalar el cuchillo hacia abajo, desgarrando a su paso mi saco de piel, abriéndolo por completo el dolor fue inimaginable di alarido tras alarido de dolor, pronto mis dos testículos estaban fuera de mi saco, el anciano los tomo con una mano y corto los conductos que los unían a mi cuerpo, convirtiéndome en ese momento en un eunuco para el resto de mis días.

No conforme con ellos, tomo la piel vacía que en ese momento era mi escroto y la corto, dejando la tira de cuero en su lugar para luego cauterizar la piel que quedo sangrante, lo que me hizo dar un nuevo alarido de dolor hasta que me desmaye.

Tarde varias semanas en reponerme de mi castración, mi pene poco a poco dejo de ponerse duro, el príncipe me usaba cada tanto como a los otros eunucos de su harem a su muerte todos fuimos liberados con 56 años era un hombre con dinero pero sin sexo, añorando mis días como el esclavo de sexual de un hombre de sangre real, y odiando a mi padre que por dinero fue capaz de venderme para luego entregarme.  



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

FRUSTRADO ESCAPE

Babaría 1574, Frederic de 16 años un adolescente algo regordete, de grandes nalgas, rubio de ojos verdes, de piel muy blanca aunque eso podo importaba ya que era un sirviente de una rica casa pero no solo eso sino que en realidad era un esclavo aunque en dicha casa no era tratado de dicha forma en estricto derecho Frederic era un esclavo desde su nacimiento sus padres hacia mucho que se habían marchado vendidos a otras casas de la ciudad, por lo que estaba solo......


FRUSTRADO ESCAPE
Babaría 1574, Frederic de 16 años un adolescente algo regordete, de grandes nalgas, rubio de ojos verdes, de piel muy blanca aunque eso podo importaba ya que era un sirviente de una rica casa pero no solo eso sino que en realidad era un esclavo aunque en dicha casa no era tratado de dicha forma en estricto derecho Frederic era un esclavo desde su nacimiento sus padres hacia mucho que se habían marchado vendidos a otras casas de la ciudad, por lo que estaba solo.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ESCLAVITUD] [VIRGEN]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Babaría 1574, Frederic  de 16 años un adolescente algo  regordete, de grandes nalgas, rubio de ojos verdes, de piel muy blanca aunque eso podo importaba ya que era un sirviente de una rica casa pero no solo eso sino que en realidad era un esclavo aunque  en dicha casa no era tratado de dicha forma en estricto derecho Frederic era un esclavo desde su nacimiento sus padres hacia mucho que se habían marchado vendidos a otras casas de la ciudad, por lo que estaba solo, su trabajo era atender el establo de la familia.

Frederic había descubierto la masturbación a la edad de 15 años viendo a un chico mayor hacerlo y desde eso no había podido parar de hacerlo por lo menos una vez por semana ya que sabía que eso era pecado pero simplemente no podía contralar su mano combinado con el placer que sentía cada que ese liquido brotaba de su pene sin circuncidar lo hacía ser tan adictivo para el adolescente que no podía dejar de masturbarse, pero una noche su mundo conocido hasta ese momento iba a dar un vuelco por completo sin el proponérselo.

En la casa además de los amos, vivían varios de sus hijos entre ellos su hija menor Astrid, de 16 años una bella adolescente rubia de ojos azules de cabellera larga y senos pequeños aun en desarrollo que era una hermosura en toda la expresión de la palabra,  aquella noche ya tarde todos dormían pero Frederic se quedo tarde atendiendo a un caballo por lo que cuando termino subió a la parte alta del establo para dormir sobre la fresca paja que era donde por lo general dormía, se quito su pantalón para quedar solo en camisón todo roído, sin nada por debajo.

El aire fresco que entraba de una pequeña ventana hizo que su pene adolescente comenzara a levantarse sin proponérselo, Frederic se dejo caer sobre la paja, alzándose su camisón para dejar al descubierto su pene su mano no tardo en rodearlo, para comenzar a bajar y subir su prepucio, el placer que el adolescente sintió fue inmediato, la punta de su glande de color rosa no tardo en comenzar a emanar liquido transparente de la punta, estaba gozando tanto de aquello con los ojos cerrados que no se percato que Astrid que esa noche no podía dormir, subió la escalera que daba al lecho del adolescente.

Frederic reacciono cuando escucho el crujir de uno de los tablones de la escalera al abrir los ojos la vio casi frente a él a Astrid viéndolo con sus lindos ojos muy abiertos, sintiendo mucha vergüenza Frederic se cubrió lo más rápido que pudo, Astrid termino de subir, iba vestida solo con un largo camisón la luz de la luna que se filtraba por la ventana transparento la tela por lo que Frederic pudo verle sus pezones y su vello púbico cubriendo su sexo, ella se arrodillo a un lado de donde estaba aun acostado el adolescente y le pregunto.

-“¿Qué es lo que estabas haciendo?” Pregunto dulcemente Astrid.
-“¡Nada cosas de hombres!” Respondió toscamente Frederic.
-“Vamos enséñame esa cosa dura que tienes ahí, ¡quiero verla por favor!” Replico Astrid.

El rostro de Federic quedo muy rojo ante tal proposición, sabía que aquello estaba mal pero de alguna aquello lo hizo excitar de nuevo su pene se puso rígido y como si sus manos tuvieran vida propia se subió su camisón para dejar de nuevo a la vista de la ansiosa Astrid el primer pene en erección que veía en su corta vida, ella se le quedo mirando por unos segundos antes de preguntar.

-“¿Puedo tocarla?” Pregunto ella.

Frederic dudo por unos segundos pero aquello de alguna forma era lo que deseaba que hiciera por lo que termino por contestar.

-“Bueno, ¡está bien tócala!” Respondió Frederic.

La mano de Astrid se acerco a su pene que descansaba sobre su vello púbico rubio y lo toco, cuando deslizo su mano por su tronco el prepucio del adolescente descendió exponiendo su glande lo que asusto a la chica, quien retiro su mano a toda prisa, diciendo.

-“¡Lo siento!” Dijo Astrid Ruborizada.
-“No pasa nada mira se corre es normal en los hombre”. Dijo Frederic descubriendo su rosada glande con su mano de nuevo.   

Aquella noche Astrid solo jugó con aquel pene que era algo nuevo para ella, sintiendo su calidez y dureza, sintiendo como esa piel se deslizaba para dejar al descubierto aquel hongo rosado como le llamo ella en la parte superior, luego simplemente se marcho, al hacerlo Frederic se masturbo como nunca antes hasta correrse y gemir muy fuerte sintiendo el mayor orgasmo de su vida hasta ese momento, recordando la sensación de tener una manos sobre su miembro que no era la suya.

A la siguiente noche, Astrid de nuevo apareció en el lecho de Frederic y le rogo que le dejase ver su “cosa” como ella nombro a su pene, el adolescente no se hizo mucho del rogar deseo todo el día volver a sentir la suave mano de ella sobre su pene, de nuevo cuando Frederic se descubrió su entrepierna su pene estaba en erección completa, de nueva cuenta la delicada mano de Astrid comenzó a bajar y subir el prepucio del adolescente, cuyo glande quedaba expuesto uno segundos antes de volver a ser cubierta por la piel que era corrida.

Astrid hizo esto por algunos minutos observando como aquella torre de carne, se alargaba y ensanchaba conforme pasaba el tiempo de pronto Frederic dio un largo gemido de puro placer y todo su cuerpo se estremeció como nunca antes cuando sintió como la lengua de Astrid le dio un largo lengüetazo desde la mitad de su miembro que remato en la punta de su glande lo que más disfruto, casi hizo que la leche del adolescente brotara pero Frederic logro apretar las nalgas justo a tiempo para evitar que eso ocurriese.

-“¡Por favor señorita hágalo de nuevo!” Pidió Frederic muy excitado.
-“Esta bien solo porque tiene un buen sabor”. Dijo Astrid.

De nueva cuenta ella pasó su húmeda como cálida lengua por el pene de Frederic, que de nuevo se retorció de placer, estaba a punto de explotar, cuando una voz se escucho.

-“¿Que está Pasando aquí?” Dijo la nana de Astrid.

La mujer de unos 40 años había pasado a media noche a ver como estaba Astrid y no la encontró sobre su cama por lo que comenzó a buscarla, de casualidad se le ocurrió ir a buscar a Frederic para que la ayudara a buscarla dado que ambos eran muy unidos de niños pensó que él podría saber donde podría estar, pero apenas entrar al establo escucho los gemidos del adolescente subió las escaleras para ver lo que ahí pasaba.

Aquella bochornosa escena que la nana presencio pronto fue conocida por los padres de Astrid pese a los ruego de ella de que les contara nada, su padre estaba furioso, lo mismo que su madre luego un largo interrogatorio se llego a la conclusión que las cosas entre ambos adolescentes no habían llegado más lejos afortunadamente, pero algo debía hacerse Frederic debía irse y pero al mismo tiempo debía recibir un severo castigo.

Fue la madre de Astrid que dijo que ella podía encargarse de eso de una manera rápida y discreta, mientras tanto Frederic permaneció encerrado en una pequeña habitación desnudo por tres días, hasta que tarde la madre de Astrid entro en su habitación apenado el adolescente se cubrió sus partes intimas con su manos por lo que no pudo evitar que ella lo tomase de los cabellos para tirando de ellos sacarlo de la habitación hasta la calle que daba a parte trasera de la casa, donde un hombre montando a caballo con otros tres ya los esperaban.

Frederic reconoció al hombre era el tratante de esclavos más cruel de la región, se decía que le gustaba comerse los corazones de sus esclavos aun latiendo, la madre de Astrid dijo al ver la cara de terror del adolescente.

-“Bueno muchacho este es tu nuevo dueño estoy segura que sabrá que hacer contigo”. Dijo ella.

Luego se inclino y tomando la oreja derecha de Frederic le dijo en voz baja.

-“Espero disfrutaras de la lengua de mi hija porque será el único placer que tendrás como hombre por el resto de tu patética vida”. Dijo severamente la madre de Astrid.

Frederic no entendió muy bien el significado de esas palabras pero no debía ser nada bueno para él, no con ese hombre ahí frente a él, entro en pánico y comenzó a correr como si estuviera siendo perseguido por el mismo demonio, sorprendiendo por completo al hombre y a la madre de Astrid.

El hombre a caballo saludo a la mujer para comenzar la persecución de Frederic junto a sus hombres, el adolescente corrió por las calles sin gente del poblado tomando algunas atajos su misión era llegar al bosque, supuso que una vez que lograra brincar el pequeño muro que separaba al pueblo del bosque estaría a salvo.

Frederic corrió con todas sus fuerzas, sin voltear a atrás, escuchaba los cascos de los caballos que cada vez se acercaban más, pero no aflojo el paso, como una centella salió entre las casa para comenzar a correr por un terraplén el muro estaba a solo 40 metros, pensó que lo lograría, pero justo cuando estaba por brincar el muro un lazo se cerró en su cuello, casi ahorcándolo cuando su cuerpo fue jalado bruscamente hacia atrás, cayendo sobre el pasto e impidiendo su escape improvisado por completo.

Pronto Frederic se vio sujetado y amarrado el fue llevado hasta el bosque por el camino, lejos del pueblo, mientras era amarrado a un árbol a un lado del camino el hombre que lo observaba desde su caballo le pregunto.

-“¿Solo por curiosidad que ibas a hacer una vez saltaras el muro muchacho?” Pregunto el hombre.

Frederic no respondió, a la pregunta, pero se altero cuando uno de aquellos hombres le coloco un lazo fuertemente apretado en lo alto de su escroto, sus huevos quedaron bien marcados en la blanca y lampiña piel de su saco escrotal, el manoseo en aquella parte de su cuerpo hizo que tuviera una erección completa, tan fuerte que incluso su prepucio se corrió hacia atrás dejando casi por completo su glande al descubierto.

Los hombres rieron al ver aquello, lo que hizo sentir una gran vergüenza al adolescente pero pronto su atención se volvió a las palabras del hombre aun montado.

-“Bien disfruta de miembro por última vez duro, tus antiguos amos me encargaron algo especial para ti como parte del acuerdo de compra venta muchacho”. Dijo aquel hombre

Cuando termino de hablar otro hombre le entrego la cuerda que sobresalía de su escroto y la ato a su montura. Frederic comenzó a respirar aceleradamente, sentía su corazón latiendo fuertemente el hombre le dio una palmadita al lomo de su caballo y este avanzo, tensando la cuerda que estaba unida a su escroto lo que por supuesto hizo gritar de dolor a Frederic.

-“AAAAAAAAHHHH NOOOOO”. Grito el adolescente.
-“¡NOOO POR FAVOR ALTO!” Suplico gritando Frederic.

Pero el hombre a caballo no hizo caso de sus desgarradoras suplicas, con sus piernas alentó al caballo para que siguiera hacia adelante, y de pronto el escroto con el vital contenido para Frederic se desprendió de su entrepierna convirtiéndolo en un eunuco para el resto de sus días de forma instantánea, dio un gran alarido de dolor, su agonía fue tan que no pudo disfrutar de la tremenda eyaculación como nunca antes en su vida, la ultima leche que alguna vez produciría salió disparada de su pene con gran fuera.

-“AAAAAAAAAAAAHHHHH”. Grito Frederic,

Luego el dolor hizo que perdiera el sentido, cuando se recupero estaba sobre un caballo podía sentir algo húmedo en su entrepierna para no sentía sangre, paso varios días ardiendo en fiebre pero logro sobre ponerse, fue vendido a un comerciante árabe que lo llevo a Jerusalén donde pasaría el resto de sus días como uno de los guardias de un harem.

Todas las noches luego de su castración Frederic soñaba que lograba saltar el muro y que se encontraba con Astrid a la que nunca volvió a ver en su vida y tenia sexo con ella, algo que tampoco pudo tener en su vida, ya que fue castrado siendo virgen nunca supo lo que era estar a cabalidad con una mujer y mucho menos introducir su pene marchito entre sus piernas y todo por ese “Frustrado escape”. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com






Imagen que Inspiro está Imagen.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com