TÍO LO HACE

De repente, Sebastian buscó debajo de la cama y sacó unas esposas. Antes de que pudiera defenderse o decir algo, las manos de Florian estaban atadas a la armadura de la cama para que ya no pudiera luchar contra lo que estaba sucediendo. Sebastian le quitó su bóxer sin más preámbulos. Un par de mejillas realmente dulces y pequeñas en forma de manzana salieron a la luz. Sebastian gruñó ruidosamente ante la vista, tan dulce que parecía el joven culo. Florian protestó en voz alta, lanzó todas las maldiciones que conocía a su primo y gritó que quería que lo soltara......


TÍO LO HACE.
De repente, Sebastian buscó debajo de la cama y sacó unas esposas. Antes de que pudiera defenderse o decir algo, las manos de Florian estaban atadas a la armadura de la cama para que ya no pudiera luchar contra lo que estaba sucediendo. Sebastian le quitó su bóxer sin más preámbulos. Un par de mejillas realmente dulces y pequeñas en forma de manzana salieron a la luz. Sebastian gruñó ruidosamente ante la vista, tan dulce que parecía el joven culo. Florian protestó en voz alta, lanzó todas las maldiciones que conocía a su primo y gritó que quería que lo soltara.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [DOMINACIÓN] [SADO] [TORTURA] [VIOLACIÓN] [INCESTO] [SNUFF]


Categoria: Adolescente      Autor: Jackoberlin




Florian, un joven de la gran ciudad, de solo 14 años, fue enviado al campo el verano pasado para visitar a su tío. El trasfondo fue porque él seguía escapando de la casa donde vivía en la ciudad. Como su próximo pariente, su tío ahora debía hacerse cargo de la educación del niño. El tío Albert era dueño de una gran propiedad con ganado y campos de cultivo. Además de sus empleados, solo su hijo Sebastian, de 16 años, vivía con él. Por qué la tía lo había dejado, aunque en ese momento Florian no lo sabía.

Así que llego en el verano, era un caluroso día de julio, vestía solo short de mezclilla y camisa cuando bajo en la estación de la pequeña aldea. Su primo lo recogió de la estación y ambos caminaron por el largo camino hacia la propiedad de su tío. En el camino, Florian siempre notó las miradas de su primo. Ese modelo casi no lo ruboriza desde adelante y atrás. Al llegar a la finca, Sebastian le mostró a su primo la habitación común y le dijo que para el chico especialmente le habían puesto una cama. Luego, su primo hermano condujo al pequeño para que conociera el lugar.

Él le mostró los jardines y los establos. Por la tarde, el tío regresó de la ciudad, donde tuvo que hacer recados. Saludó a su sobrino, a quien no había visto durante años, exuberantemente como un modeló de arriba abajo, dándole vuelta una vez a su propio eje. Hasta ahora todo estaba bien. Los dos muchachos pasaron casi todos los días y noches juntos. Debido a las vacaciones de verano tenían mucho tiempo. Luego, hacia fines de julio, sucedió algo que mato por completo el idilio.

Florian estaba acostado en su cama en la sala común con solo un bóxer. Tendido boca abajo, tratando de leer un libro cuando la puerta se abrió en silencio. Su primo, que también vestía solo un bóxer, todavía estaba un poco mojado por la ducha que acababa de tomar, entro en la habitación. Se sentó al nivel de la pelvis de Florian en el borde de la cama y comenzó a acariciar descaradamente al menor en la espalda. Cuando Florian giró brevemente la cabeza y miró a su primo, esto calmó al pequeño y solo dijo, deberías simplemente disfrutar al ser penetrado.

De repente, Sebastian buscó debajo de la cama y sacó unas esposas. Antes de que pudiera defenderse o decir algo, las manos de Florian estaban atadas a la armadura de la cama para que ya no pudiera luchar contra lo que estaba sucediendo. Sebastian le quitó su bóxer sin más preámbulos. Un par de mejillas realmente dulces y pequeñas en forma de manzana salieron a la luz. Sebastian gruñó ruidosamente ante la vista, tan dulce que parecía el joven culo. Florian protestó en voz alta, lanzó todas las maldiciones que conocía a su primo y gritó que quería que lo soltara.

Cuando los gritos de Sebastián eran demasiado fuertes, tomó rápidamente unos calcetines de Florian y se los metió en la boca. Al menos hubo un descanso. Sebastian volvió al pie de la cama, agarró las nalgas de su primo y comenzó a amasarlas suavemente. Siempre lo abría un poco más hasta que finalmente separó las mandíbulas y miró extensamente el pequeño agujero. Riendo, notó que aún era virgen, pero ciertamente no por mucho tiempo.

Florian se colocó firmemente entre sus piernas, buscó los colgantes huevos del niño, los encontró, los tomó en su mano y los apretó, amasándolos amorosamente. Por supuesto, eso dejó frío al chico y rápidamente tuvo una erección. De alguna manera, al pequeño le gustaba bastante ese tratamiento. Al menos hasta allí. De repente, Sebastián soltó los huevos de Florian, se paró frente a la cara del niño y también dejó caer su bóxer.

A la luz quedo un pene adolescente muy tieso con un buen escroto que rebotaba directamente debajo. Florian miró asombrado a ese "monstruo", de no haber tenido el calcetín en la boca, habría hecho ruido de asombro. Sebastian sonrió ante la cara de Florian. Por supuesto que había notado la mirada asombrada del chico. Sin más explicaciones, Sebastian regresó al pie de la cama, extendió las piernas de su primo más joven, separó las nalgas y escupió al chico una buena cantidad de saliva directamente sobre su agujero.

Luego, sin dudarlo, puso su gordo glande en el agujero del niño y con un pequeño grito reprimido, entró en el cuerpo del niño de una sola vez. Florian se levantó lo más que pudo, echó la cabeza hacia atrás, tratando de gritar de dolor, pero la mordaza no permitió que eso sucediera. Su primo mayor lo penetraba duro y sin piedad, una y otra vez. Entonces el momento de la salvación estaba allí, los huevos de Sebastian comenzaron a contraerse, contraerse al cuerpo y el orgasmo había llegado. Sebastian descargó todo su jugo adolescente dentro de su primo.

Florian pensó que finalmente todo había terminado. Pero no había esperado el poder de su primo. Quien repitió todo el procedimiento tres veces más. Sacó su pene del agujero dañado después del orgasmo, esperó hasta que el agujero se cerrara y violo al chico tres veces de la misma manera. Florian quería llamar a su tío, que sabía que estaba en su estudio, pero no podía hablar. Así que tuvo que soportar con lágrimas la violación de su primo, pero pensó en contarle más tarde. Justo en el momento en que Sebastian inseminó nuevamente el culo del más joven, la puerta se abrió de golpe y entró su tío.

-"¿Qué está pasando aquí?" Gritó con su poderosa voz.
-"He desvirgado al pequeño", dijo Sebastián levantándose, nada avergonzado por su desnudez.

-"Parece que estás aun viniéndote, ve a ducharte primero". dijo el tío.

Sebastian salió de la habitación y su tío se acercó a la cama a la que Florian todavía estaba atado. Le habló con calma al pequeño, insistiendo en que no lo quería de esa manera, pero no hizo ningún esfuerzo por liberarlo de las esposas.

-"Veamos qué te hizo", dijo el tío, agarrando las nalgas del pequeño y mirando el trabajo de su hijo.

El agujero del chico comenzó a cerrarse otra vez, pero aun así derramó un poco de semen de Sebastian y corría sobre su escroto hasta la sábana debajo de él, donde formó un charco.

-"Hombre te usó bastante duro", comentó su tío. "Pero tú también eres muy lindo Flo".

Luego el tío inclinó su boca hacia el agujero del chico y comenzó a chupar el semen de su hijo del agujero Florian estaba tan incómodo. Él comenzó a gemir suavemente bajo esa caricia y de inmediato se puso rígido de nuevo. El tío notó la excitación del chico, por supuesto. Si Florian hasta ese momento hubiera pensado que la dura prueba tuvo un final, ahora venía algo mejor.

El tío también se desnudó, arrodillado entre las piernas del chico, que no pudo cerrar y lo penetró, aunque por el semen no fue tan doloroso. Florian se enfureció de nuevo, el pene del tío lo penetro tan fuerte como su primo lo había hecho. Ese entró nuevamente, a la habitación, todavía desnudo. Sonrió a ambos cuando vio que su padre estaba penetrando a su primo. Sin consultar Sebastián fue a la cabeza de Florian, lo tomo del cabello para verle de nuevo su rostro. Florian jadeó, pues el calcetín entró aun más en su boca.

A una señal del tío ambos lo tomaron de los brazos, de modo que los brazos estaban atados ahora en cruz. Sebastián retiro el calcetín de la boca de Florian, el tío tomo las piernas del chico lo levantó y lo penetro en esa posición de nuevo. Sebastian, sin embargo, se paró con las piernas extendidas sobre Florian en la cama, primero dejó que su padre chupara su pene un poco, luego bajó lentamente su trasero hacia la cara de Florian. Se dio cuenta de que su primo también tenía un pequeño culo dulce, limpio y bonito, ya que en su mayoría era aún chico casi de su edad.

Sin que Florian se diera cuenta, comenzó a lamber el agujero del primo con su lengua, cada vez más profundamente, porque se abrió casi automáticamente. Cuanto más lambía Florian al primo, tanto más salvaje se retorcía, mientras le masajeaban de nuevo sus nalgas por su tío que todavía estaba ahí. En esa posición, el tío descargó dos veces seguidas sobre su pequeño sobrino. Luego, padre e hijo se arrodillaron delante de la faz del pequeño atado y el tío incluso penetro a Sebastian por su culo, para que Florian pudiera ver exactamente cómo el pene de su tío se hundía en su propio hijo, una y otra vez, hasta bien Sebastian fue inseminado en su culo.

Luego, el tío y su primo se dieron una ducha, dejando a Florian acostado en la cama aun atado. Incluso cuando cayó la noche, ninguno de ellos se preocupó por él. Sebastian pasó la noche en la cama de su padre. Florian solo lo escuchó los sonidos amortiguados a través de la delgada pared, que los dos parecían disfrutar. En ese momento, Florian tuvo la idea de chantajearlos por violarlo. A la mañana siguiente, en el desayuno, abordó el problema directamente. Exigiría una inmensa suma de dinero a su tío todos los meses, de lo contrario iría a la policía y los denunciaría a los dos.

El tío miró a su sobrino solo por muy poco tiempo, luego miró a su hijo, que estaba sentado frente a él y ahora Florian no era bueno para nada. Ambos se sonrieron el uno al otro sin decir una palabra. Después de que los tres habían terminado de comer, el tío de repente e inesperadamente alcanzó el brazo de Florian. Fue un agarre duro que lastimó mucho al adolescente. "Ven conmigo", dijo el tío solo ligeramente y tiró de Florian de su brazo directamente hacia la puerta del sótano.

Abrió la puerta y empujó a Florian, por lo que tuvo problemas para no caerse por la empinada escalera. Al llegar al sótano, Florian se sorprendió. Estaban en una gran bóveda subterránea que se había convertido en una cámara de tortura totalmente equipada. Todo tipo de dispositivos de tortura estaban ahí. Florian fue empujado más lejos a una jaula de barras de metal resistentes, que era muy baja. El tío le dio a Florian una mascarilla de cuero que solo tenía orificios para respirar y aberturas para los ojos.

La máscara estaba atada con correas de cuero a la cabeza del chico y asegurada con pequeños mechones. Entonces Florian tuvo que meterse en la jaula, que el tío cerró con llave desde afuera. Al irse, el tío apagó la luz, de modo que el adolescente estaba sentado solo en la oscuridad en su jaula. No sabía cuánto tiempo había pasado cuando de repente se encendió la luz. Deslumbrado por el brillo, notó que era Sebastian quien ahora abrió la jaula.

-"Vamos, bastardo", dijo Sebastian, casi tirando de las piernas de Florian de la jaula.

Justo cuando el tío había empujado al niño hacia atrás, Sebastian empujó al niño por las escaleras, de modo que medio cayó, medio corriendo.

-"A la sala de estar", dijo ásperamente Sebastian.

Una vez ahí, Florian notó inmediatamente el cambio. En el círculo se instalaron unas sillas, en las que se sentaban seis hombres viejos y de aspecto rudo vestidos de traje. En el medio de la rueda había una estera de goma en el piso. Florian fue forzado por el tío para colocarse justo en el medio de ellos.

-"Vamos, quítate la ropa", les gritó el tío a los chicos. "Nuestros huéspedes quieren verlos".

Frente a la orden dominante, Florian no se atrevió a contradecirlo y lentamente comenzó a quitarse la camisa. Dado que para la audiencia era un poco lento, fue presionado a que se diera prisa. Así que también se quitó los zapatos, calcetines y pantalón, dejó caer todo y se paró frente a los hombres en calzoncillo.

-"Todo" el tío se regocijó ordenando.

A regañadientes, Florian obedeció y se quitó su bóxer. Si no hubiera tenido puesta la máscara de cuero, habrían visto lo rojo que se había vuelto de la vergüenza. Desnudo, con las manos colgando de los muslos, ahora se quedó allí y dejó que los hombres lo miraran. No dejó de notar que estaban empezando a babear.

-"Date la vuelta, encárate, muéstranos tu ano" le ordenó su tío y Florian obedeció de nuevo.

No le quedaba nada de valor. Mostro su culo dulce de niño en la dirección de los hombres, se inclinó hacia adelante y separó sus nalgas con sus manos. Algunos de los hombres soltaron un gemido. Un suave "bravo" vino de otro hombre. Cuando Florian quiso enderezarse de nuevo, su tío le dijo que tendría que ponerse en cuatro patas, en el medio de la estera de goma. Fue muy embarazoso, el adolescente de 14 años, tuvo que mostrarse desnudo a los extraños.

Así que se arrodilló sobre la estera y supo que había hombres que lo miraban como un trozo de carne. Después de un momento de silencio, escuchó al tío preguntar a los asistentes que estaban dispuestos a pagar. Las ofertas se volcaron. Comenzó con una oferta de 1000 euros y Florian escuchó a los hombres empujando la oferta. La última oferta fue de 100.000 euros. Arrodillándose y con la cara con una máscara de cuero, Florian no sabía de qué se trataba. Escuchó esas inmensas cantidades de dinero para él y se preguntó porque esos hombres querían pagarle tanto dinero a su tío.

Entonces lo sintió. Uno de los hombres se arrodilló detrás de los muchachos, extendió sus nalgas con sus manos y Florian sintió una lengua húmeda en su agujero. Fue genial. Empezó a disfrutarlo, olvidándose de la situación en la que se encontraba, olvidando que había otros hombres, incluidos su tío y su primo. Simplemente disfrutó de la manera en que esta lengua manipulaba su agujero y literalmente estaba lambiéndolo.

El pequeño ano del adolescente comenzó a moverse, abrirse y cerrarse casi automáticamente. Luego escuchó un cierre de cremallera, supo en el mismo momento que inmediatamente sentiría el dolor ya conocido. Apenas lo había pensado, cuando ya sentía el pene del hombre sobre su ano. Sin piedad, el hombre lo penetró. Literalmente desgarro su esfínter aún apretado. Florian escuchó a los otros hombres aplaudir. Se sentía tan explotado y patético, lo cual era. El hombre detrás de él ahora lo penetraba duro y persistentemente su apretado como pequeño agujero. Florian lo sintió como una eternidad, hasta que sintió que el hombre arrojaba todo su jugo dentro de él.

Lentamente, muy lentamente, el hombre sacó su pene ya flácido del culo del chico. Florian solo pensó que habría sido todo y que lo dejarían descansar. Imagínese, cuando se dio cuenta de inmediato que no era así. Tan pronto como su violador sacó su pene, Florian ya sintió el siguiente patán que lo penetraba. Ahora sabía lo que iba a pasar. Todos estos hombres lo penetrarían, uno después del otro. Así es como sucedió. El que tuvo la oferta más alta fue el primero, luego fue uno por uno. Cada uno de los hombres lo penetraron sin ninguna consideración.

Florian fue inseminado por seis hombres en fila. Después de que todos los visitantes se habían inmortalizado en su mente, su primo Sebastián se arrodilló detrás del niño. Él agarró brutalmente las dos nalgas y las separó lo más posible. Girando ligeramente su cuerpo hacia un lado, ahora le mostró a su tío el agujero aún dilatado, del cual goteaba lentamente el semen de los seis hombres. Muy lentamente, el semen corrió por los huevos del adolescente, goteando sobre la estera de goma debajo de él. Luego Sebastián lo soltó. Se desplomó exhausto sin hacer ruido y se quedó boca abajo con las piernas abiertas.

Era una vista hermosa, ese cuerpo de jovencito desnudo sobre la estera de goma. Los invitados, pero también el tío y también Sebastian otra vez tenían cada uno una erección debajo de sus pantalones, como era claramente visible. Ahora el tío tomó la iniciativa. Se acercó a su sobrino desde atrás, lo agarró por las mandíbulas, echó la cabeza hacia atrás y envolvió su cuello con sus brazos. Luego se inclinó sobre el culo del chico, que todavía estaba cansado y lamió con deleite el semen goteante de su ano.

Florian se reavivó instantáneamente por ese trato inusualmente amable de su tío, como era fácil de ver. Su pene joven creció, el prepucio se retiró y desnudó el delicioso glande ligeramente mojado del niño. Cuando el pene de Florian había crecido a su tamaño completo, el tío levantó al niño de sus brazos y lo puso de pie.

-"Bueno, señores, ¿lo prometido es deuda?", Preguntó al círculo de los presentes.

Todos aplaudieron. Miraban boquiabiertos al joven de arriba abajo. Encantados con el pene del chico que se mantenía inclinado lejos del vientre, que ahora comenzaba a gotear ligeramente, aunque ese tipo de actuación era extremadamente embarazoso. Dirigiéndose al hombre que le ofreció los 100.000 euros de Florian, el tío solo dijo.

-"Ahora es tuyo, haz lo que creas necesario con él".

Tan pronto como el tío hablo, el aludido se levantó de su silla. Se acercó a Florian, que todavía estaba en el medio sin ninguna emoción, agarró una correa de perro de una mesa cercana y la sujetó al cuello del chico. Luego lo jaló de la correa, llevándolo sin decir una palabra, hacia la puerta del sótano. Abrió la puerta del sótano y de nuevo llevaron a Florian, pero esta vez un poco más suave que antes. Al llegar a la habitación del sótano, el hombre le dijo al niño que debía enfrentarse a la Cruz de San Andrés.

Él sujetó al adolescente con las restricciones de manos y pies a la cruz. Para que él no pudiera moverse más. Así que quedo de pie, con las piernas separadas, desnudo atado a esa cruz, con las manos en el aire.

Los otros hombres, así como el tío y el primo, mientras tanto, ingresaron a la bóveda del sótano. Habían traído sus sillas desde arriba y se sentaron contra la cruz en una fila contra la pared como espectadores.

El hombre que había comprado a Florian ahora se desvistió lentamente su traje, luego su ropa interior, lo juntó todo prolijamente y lo colocó en una esquina.

Completamente desnudo, el hombre se paró frente a Florian y le pasó la lengua por los labios. Él sonrió ampliamente al chico. Luego se dirigió a la pared, donde colgaban varios "juguetes", agarró el látigo y lo extendió. Sin previo aviso, azotó al colgante Florian en la cruz. Comenzó a azotar el cuerpo del adolescente. En el pecho, los muslos y parte también en los genitales. Después de 50 golpes en el cuerpo, el hombre finalmente se detuvo. Florian solo pudo gritar reprimidamente durante la tortura, ya que todavía tenía puesta la máscara de cuero.

Los espectadores sentados en sus sillas habían recibido una pringas de grasa en el pantalón durante el castigo. Completamente exhausto y sangrando fácilmente por algunos verdugones, Florian ahora colgaba más de la cruz que antes. El hombre lentamente enrolló el látigo otra vez, se acercó a la pared donde lo había tomado y cuidadosamente lo colocó en su lugar. Ahora fue al otro lado de la bóveda del sótano, donde se encontraba una mesa de acero inoxidable con algunas herramientas. Agarró una fina tira de cuero y un bisturí, se acercó a Florian otra vez.

De pie para que los espectadores pudieran verlo todo, agarró el pequeño escroto del chico y le ató los huevos con la tira de cuero. En esa situación, quedo colgando al adolescente, cuando el hombre sentó con los otros espectadores y comenzó una conversación con el tío sobre lo próximo a proceder. Durante aproximadamente un cuarto de hora dejó que el chico colgara con los huevos atados. Lentamente se fueron tornando a un azul oscuro debido a la falta de flujo sanguíneo.

Luego recogió el bisturí de nuevo, que tenía acostado en su regazo durante la conversación, y fue a la cruz donde estaba Florian. De nuevo, se colocó para que la audiencia pudiera ver sin obstáculos. Con su mano izquierda, alcanzó su escroto. Con la derecha, ahora llevó el bisturí al escroto, hizo una ligera presión y la afilada hoja abrió la bolsa de piel. Lentamente, realmente lo disfruto, ahora cortó el saco del chico por la costura.

Luego, presionó ligeramente sus huevos y éstas brotaron de la bolsa abierta, colgando de los conductos seminales para quedar entre las piernas del adolescente. La audiencia aplaudió. Mientras tanto, también habían dado rienda suelta a sus rígidas erecciones, que se mantenían de pie entre las piernas de la audiencia.

-"Córtale los huevos" exigió el tío. 

En su glande ya se formaba una primera gota de líquido pre seminal. Siguiendo la petición, el hombre tomó un cascanueces comercial de la mesita. Conectó el huevo izquierdo del chico, apretando. Florian se puso de pie con los grilletes lo mejor que pudo, se escuchó un grito reprimido. A través de las rendijas de los ojos se podían ver las lágrimas rodando. Luego un suave crujido y el huevo salpicó la bóveda del sótano.

Hubo un rugiente aplauso de los espectadores. Inmediatamente después, el mismo procedimiento con el segundo huevo. Abrazadera, empuje, explosión. Florian ahora era impotente en sus grilletes, el adolescente no había experimentado la explosión del segundo huevo pues estaba conscientemente. Con muchas sales aromáticas y un cubo de agua fría, Sebastian hizo que su primo recuperara la conciencia.

Ahora fue especialmente difícil para el pequeño. El hombre sacó un gran cuchillo de carnicero de la mesa, lo calentó con un soplete hasta que estuvo al rojo vivo. Dio un paso de nuevo al lado de Florian, agarró su pene y tiró de él hacia adelante. Entonces otra vez un grito reprimido a través de la máscara de cuero. El hombre corto el pene de Florian sin miramientos. Los espectadores rugieron, sus penes se alzaron con fuerza en el aire.

Una vez más, Florian cayó en una inconsciencia redentora y Sebastian lo recuperó. Florian fue liberado de los grilletes, pero inmediatamente fue colocado sobre una mesa, boca abajo. El culo del chico estaba en el borde de la mesa. Uno por uno, todos los presentes lo volvieron a penetrar. De todas las maneras lo embistieron, uno por uno, sus duros penes entraron en el apretado ano hasta que todos se vinieron en él.

Como último fue Sebastian a quien se le permitió penetrar a su primo más joven. Lo disfrutó visiblemente, metiendo su duro pene en el inseminado ano del adolescente. En el momento en que Sebastian comenzó a correrse en su primo, agarró el cuchillo de carnicero, con el que le había cortado su pene. Sebastian agarró a Florian por detrás del cabello, echó la cabeza hacia atrás y le cortó su cuello, todavía con su pene en su culo, sin ceremonia alguna.

-"Así terminan los muchachos que nos quieren chantajear", dijo terso el tío.

Mientras su sobrino moría desangrado, degollado sobre aquella mesa.



Historia Original Aquí.






Autor: Jackoberlin       Traductor: DarkSoul

CAMINO A LA ESCUELA

Tengo 26 años actualmente, pero lo que contare me paso cuando tenía 21 años. Soy moreno claro, mido 1.74 metros, cuerpo marcado por la natación, no soy lo que dice guapo, me dicen que soy muy bonito y tierno, que no parezco de la edad que tengo, de echo mi voz no era grave en ese entonces no ahora, aun no me desarrollaba completamente y nunca lo hizo del todo luego de lo que paso......


CAMINO A LA ESCUELA.
Tengo 26 años actualmente, pero lo que contare me paso cuando tenía 21 años. Soy moreno claro, mido 1.74 metros, cuerpo marcado por la natación, no soy lo que dice guapo, me dicen que soy muy bonito y tierno, que no parezco de la edad que tengo, de echo mi voz no era grave en ese entonces no ahora, aun no me desarrollaba completamente y nunca lo hizo del todo luego de lo que paso.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [VIOLACIÓN] [ADVERTENCIA]


Categoria: Gay      Autor: Javi9809 & Darksoul




Tengo 26 años actualmente, pero lo que contare me paso cuando tenía 21 años. Soy moreno claro, mido 1.74 metros, cuerpo marcado por la natación, no soy lo que dice guapo, me dicen que soy muy bonito y tierno, que no parezco de la edad que tengo, de echo mi voz no era grave en ese entonces no ahora, aun no me desarrollaba completamente y nunca lo hizo del todo luego de lo que paso.    

Iba camino a la escuela ya estaba en la universidad era un poco tarde, siempre me iba caminando ya que no estaba tan lejos de casa. En el camino en una parada de autobus un señor de unos 40 años, medía 1.65 metros aproximadamente. moreno, nada guapo, con barba y bigote, flaco, con una panza que se alcanzaba a notar. Se detuvo a preguntarme la hora, por lo que me detengo a responderle.         

Son las 2:15 PM le dije. El señor muy amable me dio las gracias y me pregunto que a donde iba, le dije que a la escuela que estaba un poco adelante. El señor me dijo “que casualidad”, que él iba por ese mismo camino. La verdad me saco un poco de onda, pero en ese momento no le di la mayor importancia.
           
-“Que edad tienes muchacho?” Me Pregunto.   
-“21 ¿Por qué?” Le pregunte.       
-“Nada más. ¿Ya tienes pelos en tus huevos?” Me pregunto de la nada.

Me saque un poco de onda de nuevo por aquella pregunta, pero la verdad es que me gusto y de la nada me puse un poco caliente y me anime a contestarle.    

-“Si, bastantes”. Dije.        
-“No te creo, te ves muy jovencito”. Me respondió.    
-“Amm”. Fue mi respuesta.          

Pues solo de la cara supongo, pero yo se mi edad real. Dije entre dientes algo molesto antes de preguntar.     
-“¿Y usted está muy peludo?” Pregunte.
-“Si, la tengo muy peluda”. Me dijo.       
-“¿Quieres ver?” Me pregunto.    
-“Voy tarde a la escuela y aparte eso es de gays”. Le dije.      
-“No importa”.        
-“Es más, ¿tú me enseñas si esta peludo y yo también te enseño va? ¡Aparte somos hombres que no!” Me dijo aquel hombre.  

Tenemos lo mismo.

-“No, gracias” Le respondí”.        
-“Vamos al cabo será rápido”. Insistió el hombre.        

Mira detrás de esos árboles nos las podemos enseñar sin que nadie nos vea.          

-“Nos puede ver la gente”. Dije.  
-“No ah{i nadie nos verá”. Dijo.  

En ese momento si me dio un poco de miedo por lo que me pudiera pasar por lo que le tuve que decir que no. Estaba por irme cuando el hombre me tomo del brazo y me puso una navaja en las costillas. Nos fuimos detrás de aquellos árboles y el señor se bajó un poco su pantalón y ropa interior para enseñarme sus pelos.          

-“¿Y qué tal? ¿Si está muy peludo no?” Me pregunto. 
-“Pues. si, más o menos”. Respondí de manera nerviosa.       
-“¿Más o menos?” Me pregunto con tono enfadado.   
-“Creo que la tengo más peluda”. Dije envalentonándome.    
-“No te creo, si estás mintiendo niño de ira mal”. Dijo el hombre.    
-“¡A ver muestra!” Ordeno el hombre presionando su navaja en mi costado.         
-“Me da vergüenza aquí”. Le dije.           
-“Vamos ahí, estaremos más escondidos”. Dijo el hombre señalando una olvidada caseta de vigilancia,

Me causaba morbo el hecho de que la tuviera más peluda por lo que el miedo desapareció y me empecé a calentar pese a que mi vida estaba en riesgo sintiendo la navaja en mi costado. Apenas llegar al lugar el hombre me dijo.  

-“Vamos que esperas muestra”.   
-“Si” Dije.    

Me baje un poco el pantalón y la ropa interior como para mostrar solamente mis vellos. pero al verlos el hombre exclamo.

-“¡WOW muchacho, tienes una selva ahí! Dijo el hombre.

No pues déjame decirte que ya no eres un niño.

-“Por lo visto ya te sale leche ¿verdad?” Pregunto el hombre.
-“Si, claro”. Le respondí nerviosamente.

Bueno, ahora hay que enseñarnos nuestros penes. El señor se bajó completamente su pantalón como ropa interior para dejarme ver su pene. Era normal de cierta manera, circuncidada como de unos 10 cm en estado flácido como estaba en ese momento.

-“¿Y qué tal?” Pregunto el hombre.        
-“Esta bien”.
-“¡Te toca!”.

Cuando me iba a bajar el pantalón el hombre rápidamente se me arrimó y él me lo bajo, junto con mi bóxer lo que lo dejo ver mi pene como huevos, de unos 14 cm en estado flácido. 

-“¡La tienes bien rica y grande! ¿Cómo estará de grande dura? Dijo el hombre.    

El hombre coloco la navaja debajo de mis huevos antes de que rápidamente comenzara a chupármela de una manera súper rica por lo que se me empezó a parar y llego un momento en el que el ya no chupaba ni la mitad en su boca. Erecta me media entre 19 y 20 cm y era bastante gruesa.

-“Uff niño que grandota esta”. Dijo el hombre.
-“¿Pues qué les dan a los chicos de ahora para que la tengan tan grande?
-“Ve la mía, apenas y te llega a la mitad”. Exclamo el hombre.         

Y era verdad, la suya ya estaba parada y media unos 15 cm y delgada. Eso me prendió de alguna manera saber que mi pene era mayor que el de ese hombre me excito mucho, el hecho de que un joven la tuviera mas grande que un señor me pareció genial.     

-“Ya no aguanto mas, méteme esa cosa aun que me duela”. Me dijo el hombre.
-“¿Qué?” Dije sorprendido.
-“Me que penetres, pero cuidado con intentar algo porque te costara muy caro”. Advirtió el hombre    

Yo no estaba haciendo prácticamente nada. El hombre se puso de cuatro patas y de alguna forma me vi obligado a hacer lo que me ordenaba pese a no sentir gusto alguno por los hombres.       

-“Pero no traigo condones”. Dije tratando de evitar que aquello siguiera.   
-“Yo si”. Dijo el hombre matando mi última esperanza.         

Él saco un condón y me lo paso   

-“A ver si nos dura, se ve que no te queda”. Dijo apenas me lo puse.

-“Me aprieta”. Le dije.       
-“Si, se ve, pero ya no aguanto, ¡métemela toda!” Ordeno.    

Se volvió a poner de cuatro patas y poco a poco empecé a metérsela apenas llevaba la cabeza y él soltó un gemido hasta que después de batallar un poco logré metérsela toda. Él daba muchos quejidos, no sé si de placer o dolor.

-“Oh si nene, me siento en el cielo, ¡que dotado estas! Apenas y te aguanto”. Decía el hombre. 

Empecé a hacerlo mas rápido hasta que sentí que el condón se rompió.      

-“El condón se rompió”. Dije.      
-“¡Déjalo continua tu sigue! ¡Me estoy por venir” Jadeo le hombre. 

Él empezó a expulsar leche por su endurecido miembro sin siquiera tocarse, sentí como todo su cuerpo se estremeció.
           
-“Oh, ve lo que has hecho, jamás en mi vida me había pasado. ¡Pero tu sigue! ¡Quiero sentirla aun mas!” Me ordeno el hombre, mientras sentir la navaja rosando la parte baja de mi escroto.        

Despues de 5 min. estaba a punto de venirme igual.     

-“¡Me vengo!” Le avise.    

El hombre rápido se sacó mi aun palpitante pene de su culo y se puso de rodillas frente a mí, aun manteniendo la navaja bajo mis huevos, para darme de nuevo una mamada de una manera muy rica. Como si se la fuera acabar y luego me la empezó a jalar. Ya no podía con tanta excitación y acabe echando toda mi espesa leche sobre su cara. Jamás me había salido tanta leche como ese día, fueron cinco chorros muy grandes y espesos que después del tercero fueron menos copiosos. Le deje prácticamente toda la cara llena y en cabello, cayeron varios chorros que fueron los que saltaron más lejos. 

Cerro los ojos para disfrutar del tremendo orgasmo apenas y sentí cuando el hombre tomo mis huevos que estaban sueltos y bajos en ese momento, los estiro, sentí el tirón, pero el placer que aún me invadía me hizo ignorarlo, de pronto todo el placer que sentía se desvaneció súbitamente.

Mis ojos se abrieron grandes apenas pude ver al hombre levantándose sosteniendo mi escroto peludo con mis huevos aun en su interior. Me había castrado usando su afilada navaja tan rápido que me era difícil de aceptar, pero el dolor horrendo que estaba sintiendo me indicaban que mis ojos no estaban mintiendo, apenas recuerdo al hombre darme un beso en los labios antes de que todo se me volviera negro.

Me desperté en el hospital muy adolorido castrado para el resto de mis días, lloré por meses al pensar en mi perdida y que aquella vez con ese hombre fue mi última corrida como hombre de toda mi vida, quizás si hubiera sido con una mujer lo pude haber aceptado mejor pero no, aun hoy pese a ya haber pasado varios años no acepto que soy un eunuco al que le gusta ser penetrado por el culo, la única forma que tengo de obtener placer en la actualidad.


Al hombre jamás lo he vuelto a ver y las autoridades aún lo buscan por lo que me hizo camino a la escuela.



Autor: Javi9809 & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

TORTURA, SECUESTRO, DESVIRGUE Y CORTE

Me has hecho perder mucho dinero y será Virtz quien te haga pagar de la forma tradicional, sabía a lo que iba a enfrentarse si le hacía perder dinero. Nos veremos dentro de unas semanas, cuando las cicatrices hayan desaparecido y puedan trabajar para pagarme. Luego de sentenciarlo salió con aire de grandeza. Virtz siempre le había dado miedo a pesar de ser un hombre de apariencia tranquila, nunca había cometido ningún error, pero sus compañeros le contaron que era un hombre cruel y no tenía miramientos a la hora de castigar ......


TORTURA, SECUESTRO, DESVIRGUE Y CORTE.
Me has hecho perder mucho dinero y será Virtz quien te haga pagar de la forma tradicional, sabía a lo que iba a enfrentarse si le hacía perder dinero. Nos veremos dentro de unas semanas, cuando las cicatrices hayan desaparecido y puedan trabajar para pagarme. Luego de sentenciarlo salió con aire de grandeza. Virtz siempre le había dado miedo a pesar de ser un hombre de apariencia tranquila, nunca había cometido ningún error, pero sus compañeros le contaron que era un hombre cruel y no tenía miramientos a la hora de castigar .

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [TORTURA] [VIOLACIÓN] [VIRGEN] [SADO]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo & Darksoul




Empujaba despacio, su ano se defendía con avidez, volvió a intentarlo, no consiguió nada. El cuerpo de Alan se tensaba con cada embestida, la falta de humedad en aquella cavidad iba a costarle caro. Por su parte, su desvirgador le separaba lo más que podía las nalgas, él emitía gemidos preocupantes, no había placer en ellos, era dolor lo que transmitían. Mojó sus dedos con la lengua y fue hacia su ano rápidamente,

Siguió con su tarea, separó más sus piernas, tomó con su mano derecha su pene e intentó meterlo con fuerza, su ano por fin cedió, él soltó un quejido seco y su violador siguió entrando; mientras más rápido sucediera, más rápido terminaría todo. Después de unas suaves embestidas lo consiguió, entró por completo, era momento de embestirlo con dureza, pero él temblaba y no podía dañarlo más, ya había sido suficiente.        

—“Alan, ahora tus clientes no serán solo mujeres, olvida las consideraciones que te tenía”. Dijo su Amo cuando el pene se retiró de su recién desvirgado ano.

Me has hecho perder mucho dinero y será Virtz quien te haga pagar de la forma tradicional, Alan sabía a lo que iba a enfrentarse si le hacía perder dinero. Nos veremos dentro de unas semanas, cuando las cicatrices hayan desaparecido y puedan trabajar para pagarme. Luego de sentenciarlo salió con aire de grandeza. Virtz siempre le había dado miedo a pesar de ser un hombre de apariencia tranquila, nunca había cometido ningún error, pero sus compañeros le contaron que era un hombre cruel y no tenía miramientos a la hora de castigar.

Era el amante del jefe, sin embargo, disfrutaba la compañía de hombres y mujeres. A Alan le gustaba mucho, tenía ojos verdes y un largo cabello cobrizo, nunca se atrevió a dirigirle una mirada directa, realmente le atemorizaba su presencia en el burdel. Cuando entró en la habitación Alan se incorporó y se hincó junto a la cama, no se aventuró a mirar su rostro después de lo que había pasado entre los dos.           

Virtz entró con dos de los hombres que cuidaban la puerta del burdel por la noche, eran altos y fornidos; los dos se sentaron en un sillón situado frente a la cama, Virtz se quedó en medio de la habitación.     

—“Alan sal de la cama y Marco, quítate toda la ropa, acomódate boca arriba en la cama, Braulio va a amarrarlo”. Ordenó con su habitual calma Virtz.

Así sucedió, el orangután lo amarró con fuerza a los barrotes de la cama y desde ahí pudo ver cómo ataban a Alan de las manos para colgarlo en una estructura de metal a un costado del lecho. Virtz tomó una fusta de la mesita de centro y se acercó a él.

—“Nota que no te até los pies, debes portarte bien o sufrirá las consecuencias ¿lo entiendes?”  Dijo Virtz

Alan asintió despacio mirando a los hombres. Virtz tomó su miembro erecto, lo levantó con firmeza y dejando al descubierto sus testículos comenzó a golpearlos con la fusta. El ardor era insoportable, cada vez azotaba con mayor ímpetu, sin embargo, no era tanto la dolencia lo que le molestaba; el problema era que lo estuvieran mirando.     

Luego de un rato dejó de castigarle los testículos para continuar con el resto del cuerpo, flageló sus pies, piernas, muslos, brazos y abdomen, ahí hizo una pausa, colocó la fusta en la cama y se acercó a su rostro, lambió su cuello, Alan pudo sentir su largo cabello picarle la cara, su lengua era cálida y experta, recorrió su clavícula hacia el pecho, ahí empezó a succionar su tetilla izquierda, sentía placer a pesar de que el cuerpo entero le escocía. Como era de esperarse sus tetillas se endurecieron, erectos como estaban les colocó una especie de pinza metálica, al sentir la primera, sus piernas perdieron el control y dieron un empujón a Virtz, él se incorporó y dio un golpe a Alan con la fusta en el muslo derecho.

La otra pinza en su tetilla termino por arquearle la espalda sin consentirlo y Virtz asestó un golpe con la fusta en el miembro de Alan. Quien intento quedarse quieto, incluso cuando pasó una especie de garra metálica por su piel ya castigada por la fusta, y a pesar del dolor siguió impasible con tal de evitar más daño. Luego de un rato Virtz se apartó de la cama, fue hacia la oscuridad y no dude en echar un vistazo a Alan quien miraba hacia el infinito, parecía que el hecho no lo inmutaba. Virtz tardó un rato en volver, yo quería compartir un poco de intimidad con Alan, decirle algo, tal vez un “lo siento” por esos golpes no le era posible.       

Virtz regresó antes de que pudiera articular palabra, traía consigo una caja de toques, ésta tenía dos barras extensibles, las alargó a su cuerpo y comenzó a propinar descargas sobre las pinzas que tenía en las tetillas, sus piernas querían derribarlo, pero sabía que aquello traería serias consecuencias, así que solo atinó a enterrar los pies en la cama y apretar los dientes hasta que le fue imposible. Abandonó el castigo, le quitó las pinzas y se dirigió a su miembro nuevamente, lo levantó y golpeó sus testículos con una de las barras, sus piernas automáticamente lo derribaron de la cama, cuando Alan percibió su error ya era tarde. Virtz se incorporó normalmente, ni siquiera se enfadó, al contrario, tenía una sonrisa que le preocupó aún más.  

—“Lo que sigue es culpa tuya”. Le dijo Virtz mientras masturbaba el miembro de Alan violentamente.

Aunque éste tardó un poco en responder, finalmente se erecto, así como estaba, Virtz lo sujetó con fuerza y colocó una de las extensiones de la maquina en el glande; Alan se retorció en el aire, él los enredó para no provocarse problemas. Soltó algunos gritos ahogados y sus facciones se descompusieron completamente. Soltó algunos improperios, lo insultó de mil formas posibles y él sin molestarse le dijo:           

—“Tus palabras repercutirán en tu cuerpo”. Dijo Virtz.

Ya era tarde, seguramente Alan estaba deseando haber mantenido la boca cerrada. Pero pese a llevar ya seis meses secuestrado aún era algo rebelde no habiendo aprendido a callar.    

—“Haré lo que me pidas, sé que lo he hecho mal, pero no me hagas daño”. Dijo Alan despacio y con un tono amable.       

—“Lo sé, es tu culpa y pagarás más por ello, cada cicatriz y consecuencia, será culpa tuya, ¿aunque no sé si lo te hare se podrá curar fácilmente? Dijo Virtz.

Y sigue hablando, el castigo irá en aumento en proporción a tus palabras. Alan Calló entendiendo que no había nada que pudiera hacer y siguió expectante ante una oportunidad. Virtz abandonó los tormentos un tiempo considerable, se alejó hacia una mesa que estaba en el fondo y trajo un látigo, se colocó a un lado de Alan y comenzó a flagelarlo, él por su parte mordía su labio inferior cerrando los ojos y aferrando sus manos a las ataduras. Contó once azotes y cada uno causaba una herida profunda. Quería volver a rogar, pero tenía miedo de agregar más sufrimiento a su persona.

Virtz fue a la mesa nuevamente, dejó el látigo, tomó una navaja y observó la reacción de Alan con una sonrisa burlona.

—“Me gustas Alan, sabes que puedo disponer de quien me guste. El Jefe me lo permite, pero tú estabas en la lista Premium ¿Qué dices, te entregas?” dijo Virtz.

-“Sí”. Contesto a toda prisa Alan sin pensar.

No quería que utilizara la navaja en su cuerpo perfecto. Virtz se acercó hacia él con el arma en la mano, cortó las ataduras y se colocó encima de él. Lo besó en la boca, introdujo su lengua y dejó que su cuerpo sintiera su miembro erecto. Acercó su boca a mi oído y en un susurro le dijo

-“Quiero comprobar tu francés”. Dijo Virtz.

Acto seguido se recostó en la cama, desabrochó su pantalón y puso sus manos bajo su nuca diciéndole a Alan “adelante”.  

Intentó entrar en medio de sus piernas, pero su intención era otra.

—“Quiero que me hagas la felación con el culo en alto, quiero que los chicos tengan una fantástica vista desde su posición”. Ordeno Virtz.

Entonces Alan se colocó en cuatro patas y comenzó la felación despacio, primero con lametones recorría el pene de Virtz, justo después siguió con los testículos, posteriormente se tragó su miembro entero, lo sacaba y metía en mi boca rápidamente, esperando que sus movimientos le gustaran y lo distrajeran de sus intenciones.      

—“Basta”. Dijo Virtz al tiempo que alárgama su mano hacia las nalgas de Alan y las golpeaba.

Sin retirar la mano se las acarició y buscó con su dedo índice la entrada de mi ano, sin miramientos introdujo su dedo, lo introducía y separaba sus piernas acariciando sus testículos. Se apartó un momento y regresó con un consolador, lo introdujo en su ano y comenzó a moverlo con rapidez, luego lo dejó dentro y retrocedió nuevamente. Era un objeto extraño, el grosor no era demasiado, sin embargo, era bastante largo, tanto que una parte considerable se quedó fuera entre las nalgas de Alan.

—“Esto sucede por tu culpa Alan”. Dijo Virtz quien aún no terminaba la frase cuando Alan sintió una gran punzada.

El consolador era de metal, lo sabía porque estaba muy frío, pero lo confirmó cuando alargo las dos extensiones de la caja de toques al objeto y Alan sintió cómo le partía en dos sus entrañas. Dos lágrimas recorrieron el rostro de Alan aquello no lo esperaba. Tan rápido como comenzó Virtz retiró la electricidad y su cuerpo se tambaleó un rato. Alan, es mi turno de probar ese culo casi virgen. Ven aquí, voy a hacer que disfrutes una vez más, disfruta todo el tiempo que desees y recuerden que será tu última vez como un hombre intacto, para mañana serás un eunuco y nunca volverás a correrte. 

Virtz se quedó en la cama Alan se aproximó. Los dos se miraron cómo quien ve a su verdugo los otros hombres se sentaron en el sillón expectantes. Ante la amenaza de su torturador Alan no vaciló en llevar su mano a pene, pero éste se encogió e hizo una mueca de dolor.

-“Por favor permite que mi última noche intente gozar todo lo que pueda Virtz”. Suplico Alan.

Luego de eso puso una mano sobre su pecho e hizo que Virtz se recostara en la cama, se inclinó para hacerle una felación y Virtz se abandonó al placer. La lengua de Alan recorrió cada centímetro de su pene y testículos, quería acabar en su boca, pero Virtz se acordó que no podía soltar su semen hasta que él lo permitiera, entonces Alan le susurró al oído.

—“Poséeme, prepárame para lo que sigue”. Dijo Alan con voz quebradiza.

Alan se puso en cuatro nuevamente sobre la cama, pero Virtz tenía pensado algo mejor e hizo que se acostara boca abajo, sin darse cuenta del daño que le causaba su propio peso sobre su lastimado pene, sin embargo, luego de un momento pudo mantenerse en esa posición sin moverse; Virtz aprovechó para darle un beso negro, hundiendo su lengua en su ano y subir por su espalda, volví a descender y lubricar el lugar de la mejor manera posible.       

Esta vez no tuve que empujar mucho para meter su pene en su ano, la punta entró fácil; al escuchar sus gemidos entrecortados la excitación de Virtz llegó al tope, quería embestirlo con fuerza y saciar su hambre, porque sabía que Alan debía estar experimentando dolor. Lo que hizo fue acercarme a su oído, para preguntarle si el ritmo estaba bien, entonces Alan solo asintió con la cabeza. El miembro de Virtz entraba y salía de sus entrañas más rápido, Alan arqueó la espalda y gimió más alto, entonces Virtz intervino.

—“Córrete, para ti esto es todo”. Para Alan fue como una orden.

Unos segundos después, realmente quería aprovechar ese último momento por lo que se vino cuando sintió como el semen de Virtz inundó su cavidad, en gran cantidad, quedando tumbando sobre la cama respirando agitadamente no fue durante mucho tiempo, pues Braulio fue hacia él para amarrar literalmente, sus muñecas a los barrotes de la cama Virtz fue de nuevo hacia la oscuridad para regresar a donde estaba Alan ya bien amarrado.

Alan suplico sin efecto de pronto se escucharon gritos, la tensión iba en aumento, Virtz le introdujo una barra electrificada por el ojo de su glande para penetrarlo de nuevo para poseerlo a su antojo. Virtz lo miro a los ojos, él estaba derrotado desnudo boca abajo sobre la cama expulsando semen de su ano aun latiendo buscando cerrarse.          

De pronto Alan sintió de nuevo un primer latigazo impactando su pierna izquierda y parte del muslo, el segundo le dio en sus nalgas, otro más fue a parar en su espalda, sin embargo, los latigazos se aplicaron con cuido, porque la barra electrificada castigaba mejor, sus nalgas, espalda, hombros, pies, pantorrillas, piernas; parecía meterse en todas partes. No quería que Alan perdiera el conocimiento y terminara sin saber cómo fue castrado.

Fue entonces cuando Virtz tomo de nuevo la afilada navaja y de un rápido movimiento le abrió la blanca piel del escroto de Alan, la sangre broto de inmediato mientras Alan aterrado por aquello solo comenzó a gritar sin parar.            

—“NO… ALTO… NO POR FAVOR… HARE LO QUE SEA…” Alan suplicaba Gritando presa del pánico.

Virtz sin embargo no tardo en extraer sus sangrentes testículos de su bolso de piel, los tomo con una de sus manos, jalando y tensando los cables que los unían aun al cuerpo de Alan, quien continuaba suplicando mientras lloraba, Virtz coloco la afilada navaja debajo de los tensos cables y de un rápido movimiento los corto convirtiendo a Alan en un eunuco para el resto de sus días.

Alan se despertó en una celda pequeña, en aislamiento, esos cuartos eran los más costosos y eso era porque quien los alquilaba podría hacer lo que quisiera en su interior lo que gustara, mutilaciones, golpes, torturas interminables… lo que quieran, en este lugar se olvidaba a quien era puesto, hasta que algún cliente salía insatisfecho diciendo que el personal estaba muerto y quiere la devolución de su dinero.

Aún no llegaba la noche, Alan lo sabía porque la luz que entraba por debajo de la puerta era brillante, pero pudo ver con terror cómo esa luz se iba extinguiendo, esperaba que su primer cliente se compadeciera de sus heridas y no fuese muy cruel.

Para su terror cuando la puerta se abrió fue Virtz al que sus ojos vieron entrar, por unos segundos hubo un tenso silencio y luego él le dijo.


-“Estas listo para tu nueva vida como un esclavo eunuco hasta tu muerte”.



Autor: Anónimo & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

INUSUAL FORMA

Iván de 36 años era u hombre en la plenitud aun soltero, pero ya comprometido con una hermosa mujer nunca en su mente cruzaron ideas homosexuales hacia otros hombres, de cuerpo bien cuidado y un pene lo bastante bien dotado era uno de los partidos mejor cotizados de la ciudad, además tenía dinero y habían asumido la dirección de los negocios de su padre, aquella tarde al salir de su oficina lejos estaba de imaginar que su vida cambiaría para siempre a manos de unos secuestradores, que le harían sentir un placer y dolor desconocidos para él hasta ese momento......


INUSUAL FORMA.
Iván de 36 años era u hombre en la plenitud aun soltero, pero ya comprometido con una hermosa mujer nunca en su mente cruzaron ideas homosexuales hacia otros hombres, de cuerpo bien cuidado y un pene lo bastante bien dotado era uno de los partidos mejor cotizados de la ciudad, además tenía dinero y habían asumido la dirección de los negocios de su padre, aquella tarde al salir de su oficina lejos estaba de imaginar que su vida cambiaría para siempre a manos de unos secuestradores, que le harían sentir un placer y dolor desconocidos para él hasta ese momento.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [DOMINACIÓN] [VIOLACIÓN] [CANIBALISMO]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul




Iván de 36 años era u hombre en la plenitud aun soltero, pero ya comprometido con una hermosa mujer nunca en su mente cruzaron ideas homosexuales hacia otros hombres, de cuerpo bien cuidado y un pene lo bastante bien dotado era uno de los partidos mejor cotizados de la ciudad, además tenía dinero y habían asumido la dirección de los negocios de su padre, aquella tarde al salir de su oficina lejos estaba de imaginar que su vida cambiaría para siempre a manos de unos secuestradores, que le harían sentir un placer y dolor desconocidos para él hasta ese momento.

Iván cuando se desperté tenía las manos y pies atados estaba desnudo, temblaba no sabía si de miedo o de frío. Más tarde entraron dos tipos con comida, mientras se burlaban de él diciendo

-"Mira qué bonita, tiene buenas piernas”. mientras el otro le decía.
-“Que me dices de esas nalgas”. Mientras Iván sentía una mano recorrer su espalda.

Trato de arrastrarse en el piso y ellos se reían, decían

-“Calma nena no me gusta poseer a tontos… aún que a ti si te penetraría jajajajajaja". Dijo uno de aquellos hombres.

Todos se quedaron callados cuando desde el fondo de aquel lugar alguien le dijo con una fuerte voz de mando.

-“Déjenlo en paz”. Dijo la voz.

Aquella voz era muy fuerte y masculina, de verdad esa voz imponía su poder sobre los otros dos, después de eso y por varios días solamente Iván escuchaba los pasos cuando entraban o salían de aquel lugar, ya que estaba con los ojos vendados le daban instrucciones de que debía comer y por las noches le iban a cubrirlo con un cobertor, todo el tiempo estuvo desnudo.

Un día supo que era sábado y de noche pues lo escuché diciendo que estaban aburridos en ese lugar mientras que todo el mundo salía a bailar, tomar y divertirse ellos en cambio tenían que estar cuidándolo, de pronto uno dijo porque no vemos una película porno pues ando muy caliente. Por dentro Iván sentía que su corazón se saldría de su pecho pues recordaba lo que habían dicho aquella noche. A lo lejos podía escuchar los ruidos de la película y las bromas que hacían entre ellos acerca de lo caliente que estaba un tipo al que le llamaban "caballo".

De pronto este le dijo al otro tipo "pelón" ve a traer agua caliente, no preguntes para que, solamente tráela, minutos después Iván escuchó pasos dirigirse hacia donde estaba. El tal "caballo" le dijo párate "nena" hoy te toca baño entonces comenzó a sentir el agua caer por su espalda y unas manos que le tallaba al principio bruscamente, trató de moverse, pero solamente consiguió que su mano bajara a sus nalgas y sus dedos pasaron sobre la abertura de sus nalgas.

Mientras que el "pelón" decía mira, a la nena le gusta y mira que pene tan grande tiene. El "caballo" le dijo, bueno pues tú tienes que lavárselo porque yo estoy lavando lo que voy a usar, así Iván comenzó a sentir las manos del pelón bajar por su pecho hasta acariciar sus huevos y pene con ambas manos.

La sensación era maravillosa, hasta ese momento Iván nunca antes había estado con un hombre y ahora eran dos lo que exploraban su cuerpo con esas manos ásperas, pronto comenzó a sentir los cuerpos desnudos de sus dos captores mientras le acariciaban y mecían

-“Vamos nena sé que te gusta, ummm, mira que nalgas y que pene”. Dijo el pelón.

Por dentro Iván quería gritar, pero la verdad lo estaba disfrutando mucho, de pronto sintió algo más que un dedo en su culo que trataba de entrar, se movió pues el dolor era muy grande, pero el caballo trataba de penetrarlo muy despacio mientras le lambía la espalda suavemente y le decía.

“Calma bebe, calma, solamente relájate…” Decía el Caballo.

El sentir su dura erección entrar en su virginal ano, mientras que el pelón le estaba haciendo una mamaba como nunca antes había sentido, Ivan sintió que iba a venirse en ese momento. Por fin pudo sentir como los huevos del caballo chocaron con sus nalgas mientras aceleraba el ritmo de sus embestidas, sintió como le pellizcaban las tetillas y gemía muy fuerte a la vez que el pelón continuaba con su mamada, hasta que por los gritos de caballo pude sentir que se vino dentro de él a la vez que Iván se vino en la boca del pelón.

A partir de ese día a Iván todas las noches le daban una mamada era penetrado de maravilla, hasta que un día y después de mucho suplicar les suplico que le descubrieran los ojos, por fin accedieron pues todo eso lo hacían a escondidas del jefe de la banda al cual llamaban el "chico", Ese día que le descubrieron los ojos por fin pudo ver la cara del caballo el cual era un tipo alto con cara de rudo pero un cuerpo fuerte con músculos marcados por el trabajo y no por ejercicio, y con unos labios muy rojos que te invitaban no besarlos, a morderlos y a comértelos.

El caballo le hacía honor a su apodo pues tenía un pene grandísimo, mientras que el pelón era un tipo sin cabello, tatuajes y pantalón grandes parecía ser miembro de alguna pandilla, pero con una cara de niño pues parecía no ser mayor de 19 años y con unas nalgas grandísimos que parecía ser el contraste de su cuerpo delgado y unos 19 cm de pene grueso y muy duro, aquella noche Iván mamó su primer pene, se tragó por la boca su primer miembro de hombre y también se dio su beso con un hombre.

Pero una noche ambos llegaron a donde estaba Iván lo tomaron para amarrarlo boca arriba, con sus piernas estiradas para arriba lo mismo que sus brazos, le colocaron un dispositivo en la boca que se la dejo bien abierta, sin posibilidad de poder cerrarla, de pronto el “Chico” apareció, estaba desnudo con una tremenda erección apuntando hacia arriba, su miembro era incluso mayor que el de “caballo”, aun apenas por uno o dos centímetros.

Ya estaba goteando liquido pre seminal de la punta iba con una máscara por lo que Iván no le pudo ver el rostro, se colocó unos guantes negros de látex, para luego poner de cuclillas detrás de para tomar el pene de Iván con una de sus manos enguantadas para masturbarlo por unos segundos. El “Caballo” y el “pelón” solo se quedaron ahí observando, masturbando sus endurecidos penes, de pronto el “Chico” dejo de masturbar a Iván para sentarse sobre su pecho e introducir su gran miembro en su boca, hundiendo su glande hasta su garganta, estuvo penetrándolo por largo tiempo, hasta que dando alaridos de placer se vino directamente en su garganta.

Cuando se recuperó de su gran orgasmo nuevo se colocó de cuclillas detrás de Iván. El “chico” se escupió su mano varias veces, antes de comenzar a penetrar al indefenso Iván con su mano, pronto todo el puño de el “chico”, estaba dentro de las entrañas de Iván que gritaba de dolor, los dedos de la mano comenzaron a presionar la próstata de Iván, hasta que sintió como la presionaba con fuerza. Iván dio un alarido de dolor, al tiempo que su pene en erección lanzo tres potentes chorros de su semen al aire mientras la otra mano de el “chico” lo masturbaba fuertemente.

El “chico” presiono aún más la próstata de Iván cuyo cuerpo se tensó y su pene lanzo un último gran chorro pero no de semen sino de sangre, su próstata había estallado cediendo a la presionó, de los dedos de la mano dentro de su entrañas, el chico saco su mano de las entrañas de Iván y tomo sus huevos con una manos, estirándolos hasta que todo el cuerpo de Iván se tensó de dolor, tomo un cuchillo lo coloco debajo del estirado escroto antes de proceder dijo.

-“Sin tu próstata ya no necesitaras tus huevos”. Dijo el chico.
-“NNNNoooommmmmNNN”, trato de decir Iván.

Pero el dolor que sintió cuando el “chico” comenzó a cortar sus huevos, fue tan grande que simplemente se quedó sin aliento, con todo su cuerpo tensado cuando por fin fue castrado sus nalgas chocaron contra la mesa, el chico caso sus dos huevos del saco de piel y uno por uno hizo que Iván se los tragara, el ultimo casi termina por ahogarlo, cuando todo termino Iván grito por unos minutos antes de desmayarse.

Varias semanas después Iván fue rescatado, al "chico" lo conoció en las oficinas de la procuraduría cuando le tomaban su declaración y por cierto no estaba nada mal de cuerpo y rostro, pero sentía un odio hacia ese hombre difícil de apaciguar.

Pero todo había cambiado Iván no tenía novia, pues al enterarse que fue castrado simplemente lo abandono, Iván comenzó a ver a sus amigos con deseo sexual, comenzó a gustarles los hombres y lo mejor o peor de todo, a escondidas de sus padres estaba pagando un buen abogado para que defienda a sus secuestradores, que creía que estaba enamorado de ellos, aunque solo de el “caballo” y del “pelón”.

El sicólogo de Iván cree que es "estrés postraúmatico", Iván cree que no, tan solo siente una fuerte necesidad de tener a caballo y a pelón en la cama, para gozar no solo de sus cuerpos sino de sus grandiosas virilidades sin importarle que ya no pueda gozar como antes.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul        Mail: darksoulpgm@gmail.com

GRABACIÓN DE MI PADRE

Los recuerdos de cuando eran niño y adolescente vinieron a su memoria, su padre nunca dejaba que su madre o el bajaran al sótano, pues ahí él trabajaba, una vez Gustavo fue sorprendido intentando abrir la puerta del sótano, lo que gano una buena tunda y castigo por parte de su padre, ahora con la llave en su mano, apenas podía sostenerla para insertarla en la cerradura ya que temblaba, cuando la puerta se abrió sintió como si un gran peso se le quitara de encima, fue una sensación de liberación que no esperaba sentir......


GRABACIÓN DE MI PADRE.
Los recuerdos de cuando eran niño y adolescente vinieron a su memoria, su padre nunca dejaba que su madre o el bajaran al sótano, pues ahí él trabajaba, una vez Gustavo fue sorprendido intentando abrir la puerta del sótano, lo que gano una buena tunda y castigo por parte de su padre, ahora con la llave en su mano, apenas podía sostenerla para insertarla en la cerradura ya que temblaba, cuando la puerta se abrió sintió como si un gran peso se le quitara de encima, fue una sensación de liberación que no esperaba sentir.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [SECUESTRO] [ESCLAVITUD] [DOMINACIÓN] [VIOLACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul




Gustavo de 42 años estaba en casa, no para nada especial, sus padres habían muerto repentinamente en un accidente automovilístico, hacia dos días que fue el servicio fúnebre, ahora siendo hijo único debía hacerse cargo de la gran casa de sus padres como de sus pertenencias que eran suyos, comenzó empacando su ropa pensaba donarla para la caridad, luego los muebles pensaba venderlos no eran nada especial para él, poco a poco la casa de sus padres comenzó a quedar vacía, hasta le llegó el turno al sótano, que intencionalmente había dejado para de ultimo.

Los recuerdos de cuando eran niño y adolescente vinieron a su memoria, su padre nunca dejaba que su madre o el bajaran al sótano, pues ahí él trabajaba, una vez Gustavo fue sorprendido intentando abrir la puerta del sótano, lo que gano una buena tunda y castigo por parte de su padre, ahora con la llave en su mano, apenas podía sostenerla para insertarla en la cerradura ya que temblaba, cuando la puerta se abrió sintió como si un gran peso se le quitara de encima, fue una sensación de liberación que no esperaba sentir, lentamente bajo la larga escalinata hasta la parte inferior del sótano. 

Gustavo se sorprendió al ver lo grande que era ese lugar, un largo pasillo amplio se extendía por cerca de 150 metros era casi tan largo como la propiedad misma, a ambos lados les gran pasillo bien iluminado se encontraban distribuidas puertas de metal, todas ellas numeradas, aquello más que un sótano parecía un bunker de los usados en la segunda guerra mundial, se dirigió a la puerta marcada con el número 3, ahí no encontró nada, solo cadenas, juguetes sexuales, en su mayoría dildos de todos los tamaños, látigos y cosas similares parecía un bodega de almacenamiento.

Una a una fue abriendo las puertas, con cada nueva puerta que abría encontraba más cosas que lo hacían sentir más nervioso como curioso, acaso sus padres eran una pareja fetichista que le gustaba los juegos sado o BDSM, era algo que le resultaba muy difícil de creer, sobre conociendo el carácter de su madre, el misterio continuo hasta que llego a la puerta número 9, al abrirla sus ojos se abrieron grandes en su interior sujeto a una gran cruz con los ojos vendados y completamente desnudo estaba una persona, encontrar a ese ser ahí fue lo menos.

La mirada de Gustavo se centró de inmediato en la entrepierna de aquella persona que se retorcía ante él, visiblemente sedienta y hambrienta, pero Gustavo estaba en Shock por lo que sus ojos venían en la entrepierna de aquel ser, no había nada, se notaba una horrible cicatriz en donde alguna vez debieron estar su pene y huevos, pero ahora no había nada más que un pequeño agujero rodeado por algo de vello, aquel ser debía tener 35 o 37 años, cuando Gustavo salió de su shock corrió para liberarlo, cuando desato sus manos el cayo de rodillas incapaz de mantenerse en pie. 

Gustavo iba a llamar a emergencias cuando el hombre despojado de su antifaz se arrastró hacia su pierna y le dijo.

-“Amo  por favor no llame a nadie no quiero irme de aquí”. Dijo aquel hombre en tono suplicante.

Aquella lastimera suplica solo hizo profundizar el misterio, hasta ese momento Gustavo pensaba que ese hombre, o lo que fuese, estaba retenido contra su voluntad, intrigado ayudo al hombre a llegar a la cocina en la parte superior y ahí el hombre comenzó a relatar luego que Gustavo le contó de la muerte de su padre, el hombre se puso a llorar diciendo que ahora él era su Amo.

Luego que aquel hombre bebió y comió algo, aquella figura le contó una historia a Gustavo que le fue difícil de creer, cuando acabo la historio viendo que Gustavo no le creía la aun desnuda figura lo llevo de nuevo al sótano, hasta la puerta marcada con el número 21, ahí aquella figura tomo un vídeo, que entrego al intrigado Gustavo quien de inmediato en compañía del que ahora se hacía llamar su nuevo esclavo lo coloco para reproducir de pronto en la pantalla apareció lo que parecía ser un secuestro luego aquel joven se mostraba en una habitación que había visto en el sótano la numero 11.

–“Anda hijo de puta despierta”. Se escuchó en el video era la voz de su padre, Gustavo la reconoció de inmediato.    

–“No me hagan daño por favor”. Dijo aquel joven.

La frecuencia cardíaca se aquel chico aumentó al ser inundado su corazón con una dosis de adrenalina, aquella situación era terrorífica, su cuerpo temblaba de miedo, estaba a punto de llorar desesperadamente.

–“Mira puto de mierda, si no me obedeces aquí mismo te mueres”. Dijo la voz al tiempo que el vídeo mostraba como aquel joven nuevamente sintió el sólido metal de un revólver en las sienes, estaba vendado de los ojos, eso lo llevo más allá de lo que podía soportar y termino mojando su pantalón.           

–“Ya mojaste tu pantalón jajajajaja”. Dijo el padre de Gustavo que no aparecía a cuadro en ese momento

Unas manos le quitaron el pantalón, si no hubiese sido por la bolsa que le cubría el rostro, el padre de Gustavo hubiera disfrutado viendo las de lágrimas que bañaban, ahora el rostro del chico

–“Jajajaja la trusa (slip) también, puto que esperas”. Ordeno la voz.

Al decir esta frase una fuerte patada dirigida a su rostro tumbó al suelo chico, vamos maricón o has de querer que ahora mismo te mate a matadas ahí en el piso, el joven de unos 20 o 21 años con mucha mayor rapidez a como se había quitado el pantalón, se despojó de su trusa, sus testículos se habían contraído en respuesta al gran miedo que sentía, una respuesta natural que el ser humano ha desarrollado para proteger su progenie de un peligro inminente, pensó Gustavo. 

–“Ahora para que entiendas que ahora mando yo maricón vas a tragarte tus propios orines”. Dijo la voz.

La mano del padre de Gustavo tomando al muchacho por la cabeza y levantando la bolsa solo lo suficiente para dejar descubierta la boca del chico, para que pudiera ver con claridad solo los pies de su secuestrador, que eran unas botas militares o tal vez de policía, con un pantalón de mezclilla, después vio su pantalón húmedo, junto a un pequeño charco de orina, al que fue conducido y en el que puso su boca

–“Anda puto trágate tu orina” Dijo la voz y lo obligo a seguir las ordenes que le impusieron y acto seguido sacaba la lengua y lambia sus propios orines como su fuera un perro.

Aquellas imagines de alguna manera comenzaron a excitar a Gustavo, cuyo pene comenzó a crecer debajo de su ropa interior. 

–“Mira, que culo es que tienes”. Dijo la voz mientras una de sus manos acaricio el desnudo y blanco trasero del muchacho, y un dedo se introdujo en su ano.

–“¡Hasta huele como la vagina de una mujer!” Dijo la voz.   
–“Pero este está más apretado que el de una virgen”. Dijo la voz mientras continuaba acariciando las redondeadas nalgas masculinas.

Una cosa era ser secuestrado, saber que pudiera estar encerrado, tal vez con la posibilidad de ser torturado y asesinado, pero ser violado por aquel hombre destrozaba la pequeña estructura mental de la pobre víctima, le llevaba a un infierno de desesperación, a una angustia indescriptible, pensó para sí mismo Gustavo, mientras sentía un escalofrió recorrer su cuerpo.

–“Creo que esta noche habrá una desvirgación” Dijo la voz.

Mientras la mano en el video levanto al muchacho del suelo y lo pego a su cuerpo, juntando las nalgas de éste con un pene enorme ya en erección Gustavo abrió los ojos al ver aquel miembro que de seguro era el de su padre nunca imagino que estuviera tan bien dotado.       

–“Vamos precioso vamos a divertirnos un rato”. Dijo la voz.

Gustavo noto que si bien la figura cuyo rostro no se apreciaba en el vídeo no presentaba una estructura muscular exuberante, si se llegaban a marcar los músculos contrastando con su apariencia delgada, mucho más fuerte que la del secuestrado, sus apreciaciones fueron interrumpidas cuando la voz dijo.

–“Pero primero cierra los ojos, si los abres te meto una bala en los huevos” Ordeno la voz

Siguiendo las órdenes de su secuestrador cerro lo más fuerte que podía los ojos el joven, después sintió como una cinta de aislar le cerraba permanentemente los ojos, luego le escucho decir al hombre en su oído “quiero que grites mucho eso me excita”.

La mano de su padre se situó justo en los testículos del muchacho y los apretó con fuerza provocando primero un quejido de dolor y luego un grito suplicante, rogándole que se detuviera que haría lo que él le ordenaba.

–“Me vas a hacer caso en lo que te pida putita”. Dijo la voz apretando nuevamente sus dolidos testículos del joven

–“Sssiii..iii, ha… re lo que me pi… da” Dijo el joven sintiendo un nuevo apretón que lo dejo prácticamente sin aliento.
–“Desde ahora en adelante me llamaras Amo, putito”. Dijo la voz.  

Aventó al muchacho en una cama mientras aquel hombre se quitaba la camisa, para quitarse su bóxer dejando su miembro ya por fuera bien erecto, la víctima no haber estado con los ojos tapados podría apreciar el grado de excitación de aquel hombre, al parecer el hecho de someter a alguien más le provocaba un gran placer, y eso era evidente en la cantidad de líquido pre seminal que escurría de la punta de su pene, noto Gustavo cuyo pene estaba igual o más duro que el de la pantalla, con liquido pre seminal también brotando del ojo de su glande.

–“Quiero me hagas venir con una buena mamada”. Dijo la voz.

Nunca en su vida aquel joven había tenido relaciones sexuales con otro hombre, le gustaban las mujeres y el hecho de que lo obligaran a hacer algo en contra de su propia naturaleza lo llenaba de ira y de desesperación.

– “Que esperas puto de mierda empieza a mamármela” Dijo el hombre, colocando su duro miembro sobre los labios del asustado joven.

Con un puñetazo en su hermoso rostro entendió que debía hacer todo lo que aquel hombre le exigía y una gran cantidad de lágrimas inundaron sus ojos, un dolor agudo y pulsante llego a su pecho, era el dolor que proviene de perder su propia identidad, de perder su virilidad a manos de otro hombre, o mejor dicho del pene de otro hombre.

 –Tienes unos labios muy ricos maricón, y cuidado con esos dientes o te los tumbo”. Dijo la voz.

Gustavo se estremeció de nuevo cuando vio como la inexperta boca del joven hizo su mejor intento, sin embargo, eso no importaba ya que su violador marcaba la velocidad de sus embestidas sujetándolo de las orejas, para no lastimar a su secuestrador y producir un mayor placer una de las cosas que hizo fue cubrir sus dientes con sus propios labios lo que fue recompensado con un alago

–“¡Vaya puto, creo que si sabes mamarla, que me late que ya te gustaba de antes! Jajajajaja”.  Dijo la voz.

Este comentario lleno de odio al joven, en realidad detestaba la situación, deseaba que todo fuera una pesadilla y que pronto terminara, pero no era así, aquello solo era el comienzo de la tortura que le esperaba y que la llevaría marcada tanto físicamente como psicológicamente el resto de su vida. Gustavo estaba con centrando en el vídeo que no noto cuando el ser que lo llamaba Amo, le había sacado su endurecido miembro de sus ropas, para masturbarlo mientras sus ojos no se despegaban del vídeo.     

El miembro de aquel sujeto no tendría la misma circunferencia que la de él, Ya que la de Gustaba era tres o cuatro centímetros más largo y además, la piel del prepucio mostraba que no había sido circuncidado, pero en ese momento Gustavo disfrutaba como nunca antes de aquel video.

–“Que rico la mamas perra”. Dijo la voz en un tono que sin duda era la del padre de Gustavo.

El hecho de que el padre de Gustavo estuviera sometiendo a aquel muchacho acentuaba su excitación, el rose de su pene con su dulce cavidad bucal, tibia, suave, lo tenían muy excitado “así pendejo, métetela hasta la garganta”, al decir eso el movimiento de las caderas aumentó de velocidad, al tiempo que su respiración se aceleraba, el joven creyó que se vendría en su boca, como él lo había hecho ya con anterioridad eyaculando en la boca de alguna chica con la que había salido.

–“No puto aun no vas a tragar leche, vamos ponte boca abajo”. Ordeno la voz.

Aquel muchacho obedeció a aquel hombre con total sumisión, se colocó con el culo dirigido hacia su violador, las lágrimas llenaban sus ojos y lograban desprender ligeramente la cinta que cubría sus ojos, sus sollozos empezaron a escapar de su boca desvirginada, si bien nunca había sido violado, sabía perfectamente que aquella situación era sumamente dolorosa, esos pensamientos en lugar de contribuir a aliviar aquel dolor, contrajeron su esfínter anal, y ocasionarían aún más dolor durante la penetración. 

– “AAAAAAAAAAAAHHHHHH” Grito el joven.

Gustavo fue testigo de cómo el gran miembro de su padre se hundió casi por completo entras las nalgas de aquel joven, quien perdió su virginidad anal de aquella forma brutal, en ese justo momento Gustavo comenzó a gemir sin darse cuenta le habían comenzado a dar una mamada por aquel que estaba arrodillado frente a él degustando su gran falo circuncidado.

Gustavo fue testigo de cómo su padre, estaba violando a aquel chico, las embestidas eran brutales los grandes huevos de su progenitor estaban chocando contra las blancas nalgas de joven, que solo se quejaba y lloraba sin poder hacer nada para evitar aquella humillante situación, las embestidas al cabo de unos pocos minutos eran brutales ya el miembro que no dejaba de entrar y salir de las entrañas del joven estaba manchado de sangre, el chico dijo cuando ya no pudo más.

– “Por favor ya pare, pare por favor”. Suplico el joven llorando.
– “Que pare, ¿Qué?” Dijo el padre de Gustavo dándole un golpe en la cabeza al joven.
– “Pare… por favor… ¡Amo!” Dijo el joven, lleno de dolor.

Pero el padre de Gustavo no dijo nada solo siguió penetrándolo por algunos minutos más hasta que dando un pequeño alarido grito.

-“¡ME VENGOOOOO!” Grito el padre de Gustavo.

Para cuando la parte del video mostro como su padre extrajo su dura erección de las entrañas de aquel joven, con su pene manchado en sangre, mierda y semen, su propia erección estaba palpitando ya casi entera en la boca de aquel ser, sus huevos rosaban su barbilla y parecía que estaba disfrutando, de pronto todo el cuerpo de Gustavo se estremeció cuando el primero de sus cinco potentes chorros brotaron de su pene, provocándole el mayor orgasmo de su vida hasta ese momento, Gustavo quedo jadeante sobre su cama, con su pene aun siendo succionado por aquel ser, no fue hasta ese momento que tomo consciencia de que se vino con él dándole una mamada.

Cuando Gustavo se recuperó de su gran orgasmo, el ser que seguía de rodillas al pie de la cama, fue hasta una mesita y tomo otro de los discos DVD que le había dado a Gustado, se acercó al reproductor, lo coloco y presiono el botón de “play”, en la pantalla apareció otro video, otra vez con el mismo joven esta vez bien sujeto a una cama, boca abajo con un cojín cilíndrico por debajo de su bajo vientre que mantenía sus nalgas en alto.

Sus piernas estaban abiertas, y su ano era notorio su padre vestido en esa ocasión estaba penetrándolo con un enorme dildo con protuberancias, a diferencia de cuando fue violado el joven, ya no lloraba, sino que solo gemía y Gustavo se sorprendió cuando le escucho decir.

– “Mas Amo, deme más, soy su putita, deme más”. Suplico el joven.

Gustavo sorprendido por aquel cambio, vio la fecha del video habían pasado 2 años desde que fue secuestrado y violado, su padre movía el brazo sin decir nada, aquello continuo por varios minutos hasta que el joven para ese momento, sumiso, entregado y completamente convertido en un fiel esclavo se vino sin que hubiera necesidad de tocar o estimular su lampiños genitales que estaban recostados cobre la cama, se vino abundantemente y Gustavo noto que fue una gran corrida que debió disfrutar mucho.

El joven aun jadeaba cuando su padre extrajo el enorme dildo de su interior, para tomar una tijera, luego tomo sus huevos, y mientras acercaba la gran tijera a sus estirados huevos, le escucho decir a su padre con un tono de voz evidentemente excitada.

– “Haz sino una buena perrita pero es hora de volverte un verdadero esclavo a mi servicio”. Dijo el padre de Gustavo.

El pene de Gustavo estaba de nuevo en erección cuando las cuchillas de la tijera tocaron la piel del escroto del joven, quien al sentir las cuchillas solo dijo.

– “Si Amo, hazme tuyo para siempre” Dijo el joven.

El padre de Gustavo, cerro la cuchilla y su escroto quedo cercenado en su mano, la sangre broto a raudales el pene de Gustavo comenzó a tener contracciones, y se vino lanzando chorros de semen sin control sobre su vientre, cuando su padre le cortó el pene con la tijera al joven cuyo cuerpo se sacudía de dolor, hasta que se desmayó.

En ese momento Gustavo comprendió que aquel ser que daba unas mamadas maravillosas corrió la misma suerte que aquel joven, se incorporó un poco luego que se recuperó de su orgasmo, su esclavo autodenominado, al ver el semen resbalar sobre el vientre de su amo se abalanzo sobre, para lamber su vientre hasta dejarlo completamente limpio, algo excito mucho a Gustavo, cuando termino su labor, Gustavo le pregunto.

–“Dime, ¿Fue algo similar lo que te hizo mi padre?” Pregunto Gustavo.

Aquel hombre depilado por completo sin cabello, ni cejas, se le quedo mirando unos segundos extrañado por la pregunta para terminar contestando.

– “¡Amo no se ha dado cuenta!” Dijo él.
-“¿Cuánta? ¿De qué?” Replico Gustavo.
–“¡El que aparece en ese vídeo, soy yo!” Dijo él.

Gustavo se quedó helado por aquella respuesta, esa noche Gustavo penetro por primera vez, al que desde esa mismo día ya era su esclavo personal, le gusto tanto su entrega y sumisión que decidió seguir los pasos de su padre, seis meses después secuestro a un chico de la misma edad aproximada que la de aquel vídeo que le hizo darle cuenta que su padre no estaba tan loco como pensó en un primer momento, Gustavo tomo aquellas imágenes como un tutorial que siguió paso a paso, hasta violar a aquel joven, ahora él era Amo y debía ser obedecido, y esa noche mientras volvía a ver aquel vídeo con su fiel primer esclavo dándole una mamada se dijo a sí mismo, entre gemido y gemido.


-“Y pensar que todo es por esta Grabación de mi Padre”. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com 



Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

GALO VENCIDO

Mael de 30 años un joven hombre pelirrojo fue uno de los guerreros afortunados o desafortunados según como desde el punto de vista que se viera que sobrevivió a las guerras Galas, con esposa y cuñada a su cuidado pues su esposo su mejor amigo murió en una sangrienta batalla contra los Romanos los cuales odiaba, aquella noche regresaba a casa, había participado en una acción de robo de ovejas al fuerte romano local, cansado pero satisfecho llego a casa una granja enclavada a las afueras de un pequeño bosque, las dos mujeres en el interior de la casa se alegraron al verlo entrar......


GALO VENCIDO.
Mael de 30 años un joven hombre pelirrojo fue uno de los guerreros afortunados o desafortunados según como desde el punto de vista que se viera que sobrevivió a las guerras Galas, con esposa y cuñada a su cuidado pues su esposo su mejor amigo murió en una sangrienta batalla contra los Romanos los cuales odiaba, aquella noche regresaba a casa, había participado en una acción de robo de ovejas al fuerte romano local, cansado pero satisfecho llego a casa una granja enclavada a las afueras de un pequeño bosque, las dos mujeres en el interior de la casa se alegraron al verlo entrar.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ESCLAVITUD] [VIOLACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul




Julio César derrotó a las tribus celtas en Galia entre en el 51 A.C. la guerra de las Galias fue brutal César describió a los galos como individuos inteligentes, muy activos, impulsivos e inestables que debían ser domados por cualquier medio si es que Roma deseaba tener algo de paz en el futuro por lo que se construyeron varios fuertes luego de la conquista en donde los Romanos aplicaban una política de cero tolerancia hacia los Galos que se opusieran a los deseos de Roma, lo cual muchas veces se imponía por medio de la fuerza.

Mael de 30 años un joven hombre pelirrojo fue uno de los guerreros afortunados o desafortunados según como desde el punto de vista que se viera que sobrevivió a las guerras Galas, con esposa y cuñada a su cuidado pues su esposo su mejor amigo murió en una sangrienta batalla contra los Romanos los cuales odiaba, aquella noche regresaba a casa, había participado en una acción de robo de ovejas al fuerte romano local, cansado pero satisfecho llego a casa una granja enclavada a las afueras de un pequeño bosque, las dos mujeres en el interior de la casa se alegraron al verlo entrar.

Caeli su esposa, se levantó para ir corriendo a abrazarlo rodeando el cuello de Mael son sus brazos para ambos fundirse en un beso, la cena paso hablando los tres de como sucedió el robo de las ovejas, luego su cuñada se retiró a su casa que estaba contigua a la de la pareja, deseándoles buena noche, con una pícara sonrisa en su rostro, la noche era fría y Mael estaba agotado se fue acostar en su cama cubierta de suaves pieles momentos después, su esposa entro en la habitación y se desnudo frente a él.

El verle el pequeño mechón de vello color fuego que a adornaba los rosados labios vaginales de Caeli hicieron que el pene de Mael se pusiera tan duro, como en su noche de bodas, Mael no tardo en quitarse la ropa y Caeli fue a su encuentro ambos rodaron por la cama besándose mientras sus manos recorrían sus cuerpos, sintiendo el calor que de sus pieles brotaba, de pronto se quedaron solo besándose, hasta que fue ella la que tomo la iniciativa sintiendo como el pene de Mael rosaba sus rosado labios vaginales, sus rosados pezones ya estaban endurecidos para ese momento.

Caeli quedo arriba de Mael y lo empujo para que me acostara en la cama para empezar a besarle el cuello y pecho Mael ya estaba muy excitado de verla desnuda con sus lindos senos y nalgas con una piel muy blanca con algunas pechas lo tenía loco, no pudo resistir mucho tiempo Mael la levanto para hacer que se recostara boca arriba en la cama para él empezar a besarle el cuello y bajar hacia sus pechos tan blancos y suaves su pezón de un rosa claro los tenía casi a punto a explotar apuntando hacia el techo le mordió uno que hizo que ella diera un saltito para luego empezar a gemir cuando se los succiono, Mael fue bajando poco a poco hasta llegar a su rajita estaba ya un poco mojada pues ella estaba excitando con lo que él le había hecho hasta ese momento.    

Mael empezó separando los labios vaginales con sus dedos para a lamber de abajo hacia arriba y ella se empezó a agitar y respirar rápido, gimiendo más seguido, y él le jalaba los labios vaginales con sus labios y le daba lengüetazos en su clítoris que lo tenía rosadito hacia arriba estaba ella muy excitada aquello continuo por un rato más Mael sintió como ella estaba por llegar a un orgasmo por lo que siguió y siguió de pronto sintió como el cuerpo de su esposa se tensó cuando ella alcanzo un intenso orgasmo dejando el interior de su vagina toda mojada y lista para su miembro que ya palpitaba con anticipación por lo que estaba por venir.          

Mael se apartó su pene estaba muy duro ya quería penetrarla y eso hizo se acostó sobre su esposa coloco su glande ya babeando en la entrada jugo con sus rosados labios vaginales un rato hasta que fue ella misma quien le dijo que se lo metiera duro a lo que Mael obedeció penetrándolo de un solo empujón ella solo logro decir “ahhhhhhhhhh” tiro su rostro hacia atrás mientras Mael comenzó con el mete y saca rápido y lento, alternando el movimiento de sus caderas ella solo se quejaba y gemía hasta que él sintió como se apretaba su pene en su interior, había tenido ella otro orgasmo.      

Mael me quito de encima de ella para hacer que se sentara sobre su hinchado miembro y ella misma se lo metió y empezó a subir y bajar estaba como loca le daba rápido, luego bajaba a un ritmo lento estuvo un rato así, jadeaba mientras sentía como Mael le apretaba sus senos, con sus dedos le apretaba sus endurecidos pezones. Luego de varios minutos Mael hizo que ella se pusiera a cuatro patas para de nuevo penetrarla de un solo golpe, ella solo gemía y gemía hasta que de nuevo Mael sintió como apretaba de nuevo su pene.

-“Dios dame más duro”  Dijo Caeli.

Las embestidas continuaron hasta que ambos se vinieron a la vez con Mael dentro de su vagina, lanzando chorro tras chorro de semen quedaron cansados bañados en sudor Mael se la deje adentro y se acostó a su lado para besarse con pasión.      

Ambos se quedaron dormidos acostados desnudos, con el pene aun latiendo de Mael dentro de Caeli que se desinflo poco a poco hasta que ambos se quedaron dormidos, ambos fueron despertaos por cuando la puerta de su habitación fue derribada por soldados Romanos que tomaron a ambos aun desnudos de la cama para sacarlos de la casa, afuera su cuñada ya los esperaba amarrada desnuda siendo toqueteada por los romanos, quienes rápidamente sometieron a Mael como esposa para ser llevados a pie hasta el fuerte Romano.

Al llegar al fuerte ya los esperaba el comandante Itacux, quien le finco acusaciones por robo a Mael, quien no pudo defenderse el comandante Romano lo condeno a ser castigado de inmediato sin embargo no Mael ni su esposa esperaban que le castigo fuese tan severo, las dos bellas mujeres fueron llevadas a la parte de atrás del fuerte mientras Mael fue llevado a que le colocaran un par de tablas en su cuello conde no solo se le aseguro su  cabeza sino sus manos también para después ser azotadas sus blancas nalgas que más que doloroso fue humillante, cuando los azotes terminaron, una anciana lo despojo de su vello púbico por completo.

Para cuando Mael fue llevado a donde estaban sus mujeres, ellas no lo estaban pasando nada bien, su cuñada estaba de rodillas amarrada con los brazos extendidos entre dos postes, dándole una mamada a un Centurión que sostenía una lanza en su mano izquierda, pero lo que enfureció de inmediato a Mael fue ver a su esposa quien había sido azotada destrozándole su bella espalda aun sangrando siendo penetrada por otro Centurión que la tenía tomada del cabello con su mano derecha mientras la penetraba.

Caeli estaba con el cuerpo inclinado con sus brazos sujetos hacia atrás, con una barra de metal que separaba sus brazos con grilletes sujetando sus muñecas, también le fueron colocados grilletes en los tobillos que le impedían cerrar sus piernas, Mael trato de correr en auxilio de su esposa, pero una de cabello oscuro con un vestido rosa lo detuvo para hacer que dos guardias lo aseguraran a dos postes de rodillas casi en frente de su cuñada que lo miro mientras continuaba con su mamada.

Mael sintió como aquella mujer comenzó a manipular su pene, mientras su atención estaba sobre lo que le pasaba a su esposa lo que hizo que la mujer que jugaba con su pene le dijo.

-“Deberías preocuparte por ti que por ellas”  Dijo la mujer.

No fue hasta ese momento que Mael se percató que la mujer llevaba un cuchillo, el cual puso detrás de sus nuevos, todo el cuerpo de Mael se estremeció cuando sintió el metal tocar la sensible piel de su escroto lampiño como no era desde niño, Mael comenzó a suplicar con un terror absoluto como nunca antes había sentido en su vida.

-“NO… PIEDAD… NOOOO POR FAVOR… PIERDAD”. Grito Mael.

Pero la mujer solo le sonríe, y le dice, mientras presiona la afilada cuchilla a su escroto.

-“No te preocupes que dentro de poco ya no los extrañaras”. Dije la mujer.
-“Nooooooo Piedad”, Dice suplica Mael.

Justo cuando el hombre que estaba penetrando a su esposa comenzó a gruñir mientras se corría en el interior de su esposa, la mujer movió su mano y mientras jalaba sus huevos apenas presiono algo la afilada hoja y los huevos de Mael fueron arrancados de su entrepierna, castrándolo y convirtiéndolo en un eunuco para el resto de sus días.

-“NOOOOOOOOOO” Grito Mael.
-“NOOOOOOOOOO” Grito también Caeli, mientras sentía como el pene que la penetraba palpitaba viniéndose en su interior.

El cuerpo de Mael se estremeció por algunos minutos viendo a la mujer como mostraba sus recién cortados huevos a los dos Centuriones, en ese justo momento el otro Centurión se viene pero en la boca de su cuñada, primero y el resto de sus disparos de semen bañan el rostro de la pelirroja que cierra los ojos con asco al sentir la descarga del Romano.


Mael y su esposa como su cuñada fueron luego vendidos como esclavos la última vez que Mael vio a su amada esposa como cuñada ambas iban preñadas con siete meses de gestación, nunca las volvería a ver en su vida, después de todo ya no era un hombre sino un eunuco un simple “Galo Vencido”. 


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com  



Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

VIOLADO POR LOS QUE PENETRE

Un día hace 6 meses en mi facebook recibo la solicitud de Elías de 18 años, cuando el tenía 13 años lo había penetrado dos veces y como era lindo de cara y cuerpo, por sus fotos actuales que vi en su facebook, seguía casi igual con su cara de niño bonito por lo que acepte su solicitud de amistad y nos pusimos a conversar de todo un poco, hasta que el mismo ante mi sorpresa y alegría, toco el tema del sexo y de lo que había pasado hace 5 años entre ambos, lo que me puso muy caliente y más cuando él me dijo que quería que lo penetrara otra vez, lo que sin dudar le dije que yo también quería volver a penetrarlo, por lo que quedamos que yo fuera a su casa un viernes......


VIOLADO POR LOS QUE PENETRE
Un día hace 6 meses en mi facebook recibo la solicitud de Elías de 18 años, cuando el tenía 13 años lo había penetrado dos veces y como era lindo de cara y cuerpo, por sus fotos actuales que vi en su facebook, seguía casi igual con su cara de niño bonito por lo que acepte su solicitud de amistad y nos pusimos a conversar de todo un poco, hasta que el mismo ante mi sorpresa y alegría, toco el tema del sexo y de lo que había pasado hace 5 años entre ambos, lo que me puso muy caliente y más cuando él me dijo que quería que lo penetrara otra vez, lo que sin dudar le dije que yo también quería volver a penetrarlo, por lo que quedamos que yo fuera a su casa un viernes.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [VIOLACIÓN] [ADVERTENCIA]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo & Darksoul




Un día hace 6 meses en mi facebook recibo la solicitud de Elías de 18 años, cuando el tenía 13 años lo había penetrado dos veces y como era lindo de cara y cuerpo, por sus fotos actuales que vi en su facebook, seguía casi igual con su cara de niño bonito por lo que acepte su solicitud de amistad y nos pusimos a conversar de todo un poco, hasta que el mismo ante mi sorpresa y alegría, toco el tema del sexo y de lo que había pasado hace 5 años entre ambos, lo que me puso muy caliente y más cuando él me dijo que quería que lo penetrara otra vez, lo que sin dudar le dije que yo también quería volver a penetrarlo, por lo que quedamos que yo fuera a su casa un viernes a las 5 de la tarde que él iba a estar solo y hasta me podía quedar a dormir con el hasta el otro día.

Se imaginarán como me puso todo lo que me dijo Elías, que sin dudar acepte y le dije que el viernes estaría en su casa a las 5 pm como me había dicho, nos despedimos del facebook y ya quería que fuese viernes, pero faltaban 2 días ese ya era miércoles, pero sin imaginarme que todo eso era una trampa para vengarse de mí, cazador nunca espera ser la victima.      

El viernes a las 5 pm estaba tocando la puerta de la casa de Elías, que al poco rato me abrió la puerta, hiso que pasara nos sentamos en su sala, conversamos un rato hasta que él me dijo.

-“Sabes julio en las dos veces que me penetraste nunca te pude ver desnudo por completo, por eso antes de irnos para mi cuarto, quiero que te desnudes acá en mi sala”. Me dijo Elías

Sin dudar me desnude por completo y me pare con mi pene bien erecto, frente a Elías que seguía sentado en un sillón de su sala y le dije.

-“Listo ahora ya me puedes ver como querías”. Le dije.
-“Vamos a mi cuarto”. Me dijo Elías levantándose del sillón en donde estaba sentado.

Camino delante de mí con dirección a su cuarto, cuando entramos a su cuarto, note que estaba demasiado arreglado con 10 sillas frente a su cama que era de 2 plazas, varias cajas cerradas en el piso, pero no le di importancia y le dije.

-“Que esperas quítate la ropa para empezar”.  Casi le ordene.

Elías me hizo caso al poco rato quedo completamente desnudo frente a mí, me iba acercar a él cuando me dijo.

-“¡Sabes siempre he querido hacer una cosa!”.  Dijo Elías.
-“¿Qué cosa dime?” Le conteste.
-“Esposarte tus manos y pies a la cama a si boca arriba y ser yo el que haga de todo con tu pene julio pero sé que nunca me permitirías eso Julio”. Me dijo Elías.

Como ya estaba a mil de caliente y quería tener mi pene dentro del ano de Elías otra vez le dije, sin pensar mucho en el tema.

-“Por mi normal que lo hagas ¿pero de donde vamos a sacar 4 esposas para que hagas lo que quieres Elías?” Le pregunte.

Ante mi sorpresa él me dijo.

-“Ya las tengo aquí mira”. Me dijo.

Se fue a unas de las cajas que estaban en el suelo, saco 4 esposas para decirme “Julio compláceme con mi fantasía que quiero hacerla realidad”, como ya lo dije, estaba a mil de caliente, que le dije “está bien Elías te voy a complacer”, él se alegró mucho por lo que le dije y me dijo.

-“Acuéstate en la cama”. Mando Elías.

Sin dudar lo hice y Elías me esposo mis manos y pies a la cama, quedando con los brazos y piernas bien abiertos, cuando acabo le dije.

-“Vamos Elías que esperas empieza como me dijiste”, Le dije.
-“Espera ahorita vengo”. Me dijo y salió del cuarto.    

Pasaron como 10 minutos y escuche varias voces que se acercaban al cuarto, donde estaba, hasta que entro Elías al cuarto, pero detrás de él entraron, Charly que era el único quien me había dejado penetrar en los 2 años que trabaje en aquel pueblo detrás de Charly entraron, Tigro, niño rata, el loco Juan, hermano de Charly, Luis que le puse de apodo mamut, Alex y Carlos, hermanos mayores de Elías, Cerebro y pinky, me quedé asombrado de ver a todos los que entraron, los conocía y de inmediato recordé que con todos había tenido sexo, tanto anal, como oral, entre todos rodearon la cama donde yo estaba, esposado y desnudo, en eso Elías hablo.

-“¿Qué pensabas que me volverías a penetrar otra vez como hace 5 años?, pero te vas olvidando que vas a penetrar esta vez, porque ahora serás tú el que será penetrado por todos nosotros, así como tú lo hiciste cuando trabajabas en nuestro pueblo y es mejor que disfrutes, porque dudo que puedas volver a hacerlo cuando terminemos.
           
mas sorprendido aun dije.

-“Pero como van hacer eso muchachos, a mí no me gusta que me penetren,” Dije.
-“Eso es mentira”. Dijo Charly.

Si tú mismo me pediste que te lo meta a los días que me rompiste el culo a julio y desde ese día yo te e penetrado bastantes veces ¿haber dime si no es verdad? entre todos empezaron a reír.     

-“¿Es verdad lo que dice Charly?” Elías me pregunta.

No me quedo otra opción que decir que era verdad lo que decía Charly, lo que alegro a todos y empezaron a sacarse sus ropas hasta quedar completamente desnudos, para comenzar a masturbarse sus penes para que se les pare el primero que se sentó en mi pecho, poniendo su pene en mi boca fue Charly, cuando tenía 15 años lo tenía grande, en ese momento con 20 años, note que le había crecido más su pene de 18 cm, cuando su glande se asentó en mi boca me dijo.

-“Vamos qué esperas abre tu boca y chupa que ya conoces bien mi pene”. Dijo Charly.

Abrí mi boca, para que introdujera su pene y empecé a chuparlo, pero esta vez Charly me hacía sexo oral con más fuerza que por ratos me hacía ahogar, no demoro mucho en vaciarse dentro de mi boca y me tome todo su semen, el que siguió fue Elías, que también me sorprendió, porque cuando puso su pene en mi boca, note que era más grande que el de Charly 20 cm de largo y más grueso apenas entraba en mi boca, igual no demoro mucho en acabar y tomarme su semen, el que siguió fue Tigro luego su hermano el niño rata, luego el loco Juan hermano menor de Charly, luego mamut, Alex, Carlos, Cerebro y de último pinky, cuando acabo sentía que tenía el estómago lleno por la cantidad de semen que me había tomado, ya que los 10 expulsaron bastante cuando acabaron, les debo decir que aparte de Charly y Elías que tenían grandes sus penes, los 8 restantes estaban entre 15 y 16 cm sus penes.

Cuando los demás vieron que Pinky, acabo dentro mi boca y se salió, uno de ellos dijo: ya vamos a partirle su culo, a lo que todos los demás aplaudieron, hasta ese momento en el fondo yo la estaba pasando bien, había chupado 10 penes y tomado 10 eyaculaciones diferentes, lo que seguía ya lo sabía me iban a penetrar 10 penes, se vaciarían y saldría de la casa de Elías, pero pensado mal porque lo que siguió no fue que los 10 me penetrarían, lo supe por lo que dijo Charly, no mañana sábado recién lo vamos a destrozar todo el día muchachos, hoy solo le toca chupar y tomar leche, pero ese culazo hoy se lo vamos a dejar bien abierto, hoy va a pagar por lo que nos hizo a todos siéntense en la sillas para que vean bien lo que viene y el que quiere puede grabar.

Elías saca lo que hay en las cajas, lo que dijo Charly hasta me asusto un poco, pero más me asuste cuando Elías empezó a sacar lo que había en las cajas, que eran, zanahorias de varios tamaños, dos pepinillos grandes y varios consoladores de diferentes tamaños, que uno de los que estaban sentados dijo.

-“¿Charly todo eso le vas a meter por el culo?”
-“Claro pues para dejarlo bien abierto y que le duela así como nos dolió a nosotros”. Dijo Charly.

Todos empezaron a decir que estaba bien lo que me iban hacer y se levantaron de las sillas y fueron por sus ropas a sacar sus celulares (móviles), para grabar lo que me iban hacer.    

Cuando ya todos tenían sus celulares en sus manos, Elías me saco las esposas de mis pies, Charly me puso una soga en cada pie, junto con Elías, me levantaron mis piernas todo lo que se pudo y las amarraron a la cabecera de la cama, quedando casi doblado por la mitad, me amarraron con las piernas bien abiertas, mis nalgas quedaron en el aire, abiertas mi ano lo podían ver todos, Charly se acercó a mí, puso dos dedos en la entrada de mi ano y dijo:

-“¿Por lo que veo está bien cerradito hace tiempo que no te penetran?”. Pregunto Charly.

Como no dije nada, de un solo empujón me metió casi todo sus dos dedos en mi ano, que me dolió me queje, ¡¡aaauu¡¡, ¿que te duele? me dijo Elías, si me duele le dije, así y más me dolió a mí el día que me penetraste y te dije que me dolía pero no te importo nada y seguiste me dijo Elías, a mí también me dolió cuando me desvirgaste y hasta sangre me sacaste por eso hoy vas a pagar todo lo que nos hiciste me dijo Charly, agarro una zanahoria de unos 15 cm de larga y dos dedos de gruesa y dijo.

-“Muchachos venga para que graven como le meto esta zanahoria”. Dijo Charly.

Los ocho rodearon la cama con sus celulares en sus manos, en eso Charly puso la punta de la zanahoria en la entrada de mi ano y sin lubricar a lo seco empujo adentro de mi ano la zanahoria, que entro más de la mitad de una sola vez, me dolió más que la primera vez que me penetraron, no pude evitar quejarme fuerte de dolor.

-“¡AAAAAUUUU! ¡AAAAUUU! SÁCALO QUE DUELE”. Dije a Charly.
-“Sufre”. Me dijo y empujo con fuerza otra vez.          

Entro casi toda la zanahoria, me volví a quejar de dolor, pero a Charly no le importo que de inmediato quiso sacar y meter la zanahoria, pero no pudo porque estaba bien ajustada por mi ano, me metió dos palmadas fuertes en mis nalgas diciendo.

-“No te la tragues para poder sacarla”. Me dijo.

Me relaje un poco y Charly empezó a sacar y meter la zanahoria con fuerza, ante mis quejas de dolor, al poco rato saco toda la zanahoria de mi ano que salió manchada con un poco de sangre, que todos festejaron que me salió sangre de mi ano, eso es solo un poco de toda la sangre que te va a salir hoy dijo Charly que boto la zanahoria que me había metido y de inmediato Elías le alcanzo otra zanahoria más grande, que sin decir nada, me metió casi la mitad de un empujón.

Esa era más gruesa y larga que la primera, me dolió mucho más que me empecé a mover para liberarme y quejarme dolor, Elías me agarro para que no me mueva y Charly volvió a empujar, acabando de meter casi toda la zanahoria dentro de mi ano,

-“¡AAAAAAAAAUUU! NOOOOO ¡AAAUU!” Me quejaba.

Pero Charly empezó de inmediato a sacar y meter con fuerza, a los 5 minutos, la saco toda y se la mostró a todos como había salido, cuando la vi, estaba manchada con más sangre, lo que todos festejaron, ahora le toca un pepinillo dijo Charly, pero vamos a cambiarlo de pose, para que vaya chupando vergas al mismo tiempo.

Aquella noche me reventaron mi culo de todas las veces posibles ni siquiera recuerdo si me vine o no, el dolor me hizo desmayar varias veces, me desperté cuando Carlos me estaba penetrado, al día siguiente lo hizo hasta que corrió dando un gran alarido, al parecer ya todos habían pasado menos Charly y Elías por lo que Charly tomo el lugar de Carlos, para penetrarme, sentí como si un poste me desgarrara pero no fue nada comparado a cuando Elías me penetro, con el si me corrí sobre mi vientre en abundancia aunque no sentí nada de placer.

Cuando todos se habían corrido en mis entrañas Elías saco un elastrador y le coloco dos ligas para luego decirle a todos.

-“Es hora de arreglar a esta mal parido para que no le haga nadie más lo que nos hizo a nosotros”. Dijo Elías.

Tomo el elastrador y paso mi pene por en medio de las estiradas ligas, las coloco lo mas en la base que le fue posible me percate en ese momento que me habían depilado todo mi vello púbico, mi cuerpo se arqueo cuando Elías dejo que las ligas castradoras se contrajeran contra mi pene, luego pasaron varios minutos hasta que Charly usando un cuchillo eléctrico se me acerco el ruido de la cuchilla aún resuena en mi cabeza.

-“zzzzzzzzzzzddddd”. Sonaba la cuchilla.

Charly me miro a los ojos, con los cuales le suplique que no lo hiciera, pero de pronto tomo mi pene erecto y comenzó a cortar entre las dos ligas, grite de dolor y horror.

-“NOOOOOOOOOO HHHHHHHHHHHAAAAAAAA” Grite.

Apenas le tomo unos cuantos segundos mutilar mi pene, el cual sostuvo para que todos vieran, entre aplausos chiflidos sentí como Elías coloco un burdizzo cuyas mandíbulas puso en lo alto de mi escroto dijo.

-“Esto evitara que sigas pensando en jovencitos a quien violar”. Dijo Elías.

Moví la cabeza en negación cuando sentí como el burdizzo se cerró sobre mi escroto, castrándome, todo mi cuerpo se arqueo de nuevo de dolor y me desmaye.

Me desperté varias horas después en mi cama, desnudo sin mi pene y castrado, con Elías a mi lado, me dijo que si denunciaba lo sucedido los videos tomados llegarían a Internet y todos contarían como fueron violados por mi cuando eran unos adolescentes.


Ahora soy un eunuco que vive o mejor dicho sobrevive, deseando la muerte, sin tener los suficientes huevos como para acabar con mi patética existencia por mi propia mano. 



Autor: Anónimo & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

POR CURIOSO TERMINE ASÍ

Cuando tenía 15 años por querer experimentar cosas de las que no tenía idea caí en las manos de un sádico que me usaría durante un fin de semana para satisfacer sus fantasías más sucias, y dolorosas. No voy a asegurar que esto es real, porque muchos lo creerían y otros no. Tampoco diré que es ficticio por qué probablemente no lo sea. Al final ustedes deciden que creer.......


POR CURIOSO TERMINE ASÍ
Cuando tenía 15 años por querer experimentar cosas de las que no tenía idea caí en las manos de un sádico que me usaría durante un fin de semana para satisfacer sus fantasías más sucias, y dolorosas. No voy a asegurar que esto es real, porque muchos lo creerían y otros no. Tampoco diré que es ficticio por qué probablemente no lo sea. Al final ustedes deciden que creer..

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [DOMINACION] [VIOLACIÓN]



Categoria: Adolescente      Autor: Sumiso15100 & Darksoul




Cuando tenía 15 años por querer experimentar cosas de las que no tenía idea caí en las manos de un sádico que me usaría durante un fin de semana para satisfacer sus fantasías más sucias, y dolorosas. No voy a asegurar que esto es real, porque muchos lo creerían y otros no.  Tampoco diré que es ficticio por qué probablemente no lo sea. Al final ustedes deciden que creer. Primero que nada, me gustaría describirme, a como era en ese entonces, ya que esto sucedió hace 4 años. Tenía 15 años (Actualmente tengo 19), comenzaba la preparatoria y era un completo idiota e ignorante. Ya saben, creí que conocía como funcionaba el mundo.          

Físicamente medía menos de 1.70 metros. Mi piel es clara, cabello castaño oscuro tirando a negro. Mis ojos color miel y era muy delgado. No tenía cuadritos, solo estaba como plano de mi abdomen. Mi pene no era muy grande, aún sigue sin serlo, y acaso mediría unos 15 centímetros en erección y delgado. Y no mentiré diciendo que tenía un trasero de ensueño, pero plano no estaba.
Tenía lo mío.

Para dar muy poco trasfondo diré que perdí mi virginidad a los 14 con un vecino. Tuvimos sexo un par de veces más, pero consiguió pareja y me dejó no sin antes amenazarme con no decir nada. Desde entonces me la vivía caliente. El porno y los chats gays eran mi única vida sexual. Las pocas personas que lograba conocer cerca de donde vivía, no querían nada conmigo por ser menor. Y los que si querían vivían en otro país.

Así que me masturbaba a diario. Entonces conocí el porno sadomasoquista o BDSM y mi calentura explotó. Me masturbaba pensando en que era yo el pasivo que era violado en los videos. Al que golpeaban, al que azotaban, al que le causaban dolor. La lluvia dorada y el fisting se volvieron mi obsesión. Entonces conocí a mi verdugo, por así llamarle. En una página Web algo conocida llamada Manhunt.

Me hice un perfil falso, y después de mil rechazos di con un perfil perfecto. Su nombre era parecido a “MachoDominanteAlgo” y en sus gustos estaba prácticamente todo seleccionado. Le mandé un mensaje y realmente el tiempo se me hizo lento. Pensé que no le importaba porque nunca respondió hasta el otro día. Me preguntó si era el de la foto a lo que respondí que no. Le mandé fotos mías y entonces, para mi sorpresa, me pidió el número de mi celular (teléfono móvil).    

No quiero hacer el cuento largo así que todo eso se resumió en el llamándome. De puta y zorra nunca me bajó, pero me gustaba. Y tontamente le mandé mil fotos mías en tantas posiciones como él pidió. Me pidió que le asegurara que no iba a tener problemas legales y yo acepté. También me dijo que quería tenerme todo el sábado y domingo. Y gracias a mi mejor amiga que mintió por mí en mi casa le dije que pasaría con ella el fin de semana.     

El sábado a las 3:00 pm le vi en donde quedamos. Lo vi fuera de su auto fumando un cigarro y debo admitir que era mejor de lo que pensaba.

No sé su estatura exacta pero para mí medía 1.80 más o menos. Quizá menos ya que en ese entonces era demasiado enano y cualquiera era más alto que yo. Tenía 33 años pero yo le veía más joven.

Se veía grueso, grande. No gordo, ni relleno. Como si hubiera hecho mucho ejercicio y ahora hubiera dejado de hacerlo ya que no estaba ya marcado pero su cuerpo seguía viéndose sexy. La verdad no se mucho de gimnasio y eso así que no sabría decirles. Su cabello oscuro como el mío y sus ojos marrones. Y realmente no era muy agraciado, no era la persona más guapa que haya visto pero no me importó.

Lo saludé y me hizo un poco de platica sobre mis estudios, mi vida. Y otras cosas. Olvidé mencionar un pequeño detalle, le aseguré que tenía experiencia. Cosa que era mentira. Sin saber él solo hacía tiempo a que no hubiera carros ni gente en la calle para después abrir el maletero y pedirme amablemente que entrara. Cosa que hice. Fue el viaje más incómodo de mi vida. 

No supe cuánto tiempo pasó pero cuando por fin se detuvo y apagó el carro estaba en una cochera y no sabía dónde estaba. Bien pudo secuestrarme y yo hubiera cooperado sin saberlo. Me entregó una bolsa de plástico de un auto servicio y me ordenó que guarda mis pertenencias y ropa ahí. Inmediatamente obedecí y cuando estaba desnudo se burló de mi por el tamaño de mi pene.

—“Ahora entiendo porque eres una puta, mira esa cosita”. Fueron las palabras que usó.
Nunca las olvidare. 

Me tomó del cabello y tiró de él mientras me quejaba hasta que me llevó a su habitación. Esa parte creo que fue la mejor de toda mi larga estadía. Se tiró sobre mí y a pesar de que su peso era enorme comparado con el mío poco le importó. Nos besamos apasionadamente y me manoseó lo más que pudo. No se me olvida que pasó su lengua por mi mejilla de una manera tan morbosa que me sentí extraño. 

—“¿Tienes sed perrita?” Me preguntó y se sobó su pene.       
—“Si señor” Dije.   

Entonces de nuevo me llevó del cabello logrando que me quejara de nuevo y me llevó a su regadera ya que no quería manchar nada de su habitación. En ese momento el morbo llenó mi cuerpo, por fin iba a probar la lluvia dorada.  Cuando él retiró toda su ropa me quedé demasiado admirado por su gran cuerpo, me excité mucho.  

—“Abre la boca zorrita”. De nuevo me ordenó y me puse de rodillas para abrir la boca lo más que pude.

Ahí comenzó mi tortura. Cuando el chorro amarillo de orina salió de su miembro para caer en mi boca me di cuenta que aquello era muy diferente a masturbarme pensando en eso. El sabor era amargo, salado, horrible. De inmediato escupí y comencé a tener arcadas sintiendo como algo de su orina caía por mi rostro. El olor era tan fuerte que sentía que se me impregnaba a la piel y aquello ya no era placentero, me daba mucho asco.

—“Abre la puta boca” Me ordenó pero me negué.       

Le dije que no me gustaba y entonces fue cuando se molestó.

Tomó un vaso de plástico que tenía en el baño, no sé para qué, y lo colocó en su miembro para seguir orinando ahí mientras yo continuaba escupiendo saliva tratando de quitarme el mal sabor. Cuando terminó de orinar lo que sentí fue dolor y ardor por una fuerte cachetada que me pegó.
Tanto que mis ojos comenzaron a lagrimear.    

—“Eres una puta mentirosa” Dijo molesto.       
—“Dijiste que te encantaban la orina”.  

Intenté explicar que lo sentía, que quería probar y que no me gustó. Mi voz sonaba entrecortada, sabía que estaba a nada de llorar pero solo me gané otra cachetada y las lágrimas se hicieron presentes. A la mala me abrió la boca y dejó caer su orina en mi boca para con su mano libre tapándola. Intenté apartar su mano pero fue inútil. Intente escupir pero solo se filtraba muy poco de entre mis labios. Al final tuve que tragar todo y las arcadas me invadieron. El me soltó y traté de vomitar pero al estar en ayunas, otras cosa que él me pidió, no pude vomitar nada.     

—“Eso les pasa las putas mentirosas como tú” Y el resto de su orina cayó sobre mi cabello haciéndome sentir asqueroso y nauseabundo. 

Pensé que al verme llorar me iba a dejar ir, pero no fue así.  Había caído en las garras de un sádico, y en sus propias palabras pedófilo. 

Tuve la suerte de que me dejó bañarme, en teoría porque solo me cayó agua de la regadera, solo porque no quería apestar su colcha. Cuando me sacó del baño del cabello de nuevo aún seguía llorando. Tomó una cuerda, de esos que usan para colgar ropa, y amarró mis manos a la espalda algo apretado. Y déjenme decirles que esas cosas raspan y lastiman mucho.     

—“¿Querías probar? Ahora no te vas sin probar todo” Me amenazó y tomó de su escritorio una cuchara de madera, de esas grandes que suelen usar para cocinar.       

Con ella comenzó a azotar mis nalgas desnudas. Mi cuerpo luchaba por esquivarlos pero era inútil. Los primeros golpes logré aguantarlos. No supe en que numero de golpe iba cuando comencé a gritar con fuerza y a pedir piedad. Mis nalgas me ardían a más no poder, gritaba en cada golpe; sentía un horrible dolor acompañado de ardor. Pero él seguía azotando y maldiciéndome con cada golpe.   

—“Ahora tenemos que medir tu culo” Dijo para luego marcharse para regresar con una escoba de plástico.

Seguía llorando y pidiendo piedad pero parecía que eso lo enojaba más o le excitaba. Porque cuando se enojaba me metía dos cachetadas y tiraba de mi cabello. Le puso un condón al palo de plástico de la escoba y lo acercó a mi ano, a pesar de que luche por evitarlo. Cuando introdujo un poco de ese palo me quejé. Me sentía humillado y no sentía excitación como para disfrutarlo, pero no me lastimaba.

Solo me incomodaba. Mientras iba metiéndolo fue que la sensación de ir al baño creció y continué con mis quejidos. Hasta que empujó con tanta fuerza que no sé cuánto entró, solo sé que tocó algo dentro de mí que me hizo gritar desesperadamente. Por un segundo mi rostro se tornó rojo y me quedé sin habla.

—“Ahí está tu medida”. Dijo de la manera más burlona posible y comenzó a penetrarme con el palo de escoba de una manera ruda.          

Ya no lo metía a fondo como lo hizo anteriormente, pero aun así me dolía mucho y me lastimaba de tal manera que no podía parar de llorar. Y para mi sorpresa, esa solo era una de las tantas cosas que me iba a hacer esos días. Luego que termino con la escoba me violo a toda regla con su pene que era mucho más grueso que el palo de la escoba, me hizo acabar sin siquiera tocarme mi pene. El dolor que sentía cuando su pelvis chocaba con mis nalgas no me hizo posible disfrutar el que fue mi última eyaculación como hombre.

Cuando termino de correrse en mi interior, me dejo ahí con mi ano abierto palpitando, estaba agotado sintiendo como su semen se escurría de mi ano por entre mis nalgas. Lo sentí regresa a donde estaba un con las nalgas elevadas y mi ano abierto cuando me tomo de los testículos con una de sus fuertes manos, apretándolos con fuerza, tanto que me hizo gritar de dolor casi llegando al punto del desmayo.      

Fue un alivio cuando me soltó, respire pesadamente mientras continuaba llorando, de pronto sentí como me pateo en mis expuestos testículos, con tal fuerza que mis rodillas se levantaron del suelo, el dolor fue terrible y creo que me desmaye porque ya no supe más.   

Cuando me desperté ya era de noche y estaba amarrado boca arriba sobre una mesa en la cocina, sentí de inmediato al abrir los ojos una fuerte punzada proveniente de mi entrepierna. Trate de gritar, pero me percate que estaba amordazado. Vi a mi amo que estaba a un lado de donde estaba desnudo calentando algo en la estufa, sus nalgas eran impresionantes, que por alguna razón fue donde se clavó mi atención en ese momento.

Cuando luego de unos minutos mi Amo se dio la vuelta lo vi sosteniendo un cuchillo cuya hora estaba brillando de lo caliente que estaba, me asuste pensé que me iba a matar luche tratando de soltarme pero nada logre.

-“Ahora vas a hacer una perrita de verdad para el resto de tu vida ¡Esto te enseñara a no mentir nunca más zorrita!” Dijo en tono molesto mi Amo.    

Lloraba y movía la cabeza negando tratando de soltarme cuando tomo mi escroto con su mano apretando mis testículos en su interior muy fuerte todo mi cuerpo se tensó y arqueo por el dolor. Vi como en cámara lenta como acerco el ardiente cuchillo a mi escroto que hasta ese momento no me había percatado que estaba ligado con una liga castradora.    

Cuando comenzó a cortar el dolor fue horrible pensé que me iba desmayar en cualquier momento, pero para mí desgracia no sucedió tuve que soportar todo el proceso de perder mis testículos consciente, cuando termino alzo mi escroto todo ensangrentado con mis testículos en su interior aun y me dijo.     

-“Ahora si eres toda un puta”. Dijo mi Amo sonriendo.

El resto del fin de semana me humillo y torturo de muchas formas, mi pene expulso lo último de mi semen que había en mi cuerpo y el domingo en la noche me dejo abandonado en un paradero de autobuses todo adolorido con apenas poder caminar, sangraba levente por mi ano y por donde hizo el corte que me castro aun con la liga castradora en su lugar.     

Como pude llegue a casa, no dije y nada pero tuve fiebre por varios días, luego poco a poco fui mejorando, ahora a mis 19 años soy como bien dijo mi aun Amo una puta de verdad.      





Autor: Sumiso15100 & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

DIVERSIÓN EN BATALLA

La guerra entre ambos bandos ya llevaba varios años, las cosa cada vez se volvían sumamente sanguinarias como atroces,, los crímenes de guerra, matanzas, violaciones y todo tipo de pecados imperdonables se estaban volviendo muy comunes entre ambos lados, ya sea por venganza o por oportunidad las cosas que un bando realizaba siempre le eran devueltas de manera intencional o simplemente por destino, fue en ese infierno que la guerra creo, en los campos de batalla improvisados que todo tuvo lugar......


DIVERSIÓN EN BATALLA
La guerra entre ambos bandos ya llevaba varios años, las cosa cada vez se volvían sumamente sanguinarias como atroces,, los crímenes de guerra, matanzas, violaciones y todo tipo de pecados imperdonables se estaban volviendo muy comunes entre ambos lados, ya sea por venganza o por oportunidad las cosas que un bando realizaba siempre le eran devueltas de manera intencional o simplemente por destino, fue en ese infierno que la guerra creo, en los campos de batalla improvisados que todo tuvo lugar.

[GAY] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [CASTRACIÓN] [NULIFICACIÓN] [GUERRA] [VIOLACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





La guerra entre ambos bandos ya llevaba varios años, las cosa cada vez se volvían sumamente sanguinarias como atroces,, los crímenes de guerra, matanzas, violaciones y todo tipo de pecados imperdonables se estaban volviendo muy comunes entre ambos lados, ya sea por venganza o por oportunidad las cosas que un bando realizaba siempre le eran devueltas de manera intencional o simplemente por destino, fue en ese infierno que la guerra creo, en los campos de batalla improvisados que todo tuvo lugar, los protagonistas cuatro soldados que nunca quisieron pelear pero las circunstancias lo obligaron.

Darko de 30 años era el teniente y oficial al mano de su unidad, de piel bronceada, pene de buen tamaño y cuerpo atlético recorría los espesos bosques del frente con su patrulla de reconocimiento, su misión era detectar como aniquilar a cualquier unidad con la que se toparan, sus hombres estaban endurecidos por la guerra todos ellos veteranos de aquel conflicto, habían pasado la noche anterior bajo el cielo, ni siquiera pudieron prender una fogata pues los haría blanco fácil de la artillería enemiga, estaban llegando a las afueras de un pueblo abandonado cuando todo comenzó.

La unidad de Darko estaba compuesta por 8 hombre sin incluirlo, uno de ellos el Sargento Alvares, siempre iba al frente era el hombre más rudo y con más experiencia de ellos, quizás por esos se confió, el sargento conocía esa zona muy bien, pero esa mañana su confianza como arrojo lo iban a traicionar antes de alguien pudiera hacer algo una mina estallo bajo los pies del Sargento que voló por los aires, la explosión fue tan fuerte que otros tres de los hombre de Darko también fueron propulsados por la onda explosiva de la explosión, cayendo dos de ellos sobre minas.

Ambos murieron de inmediato, con sus cuerpo destrozados, el sargento por su parte, perdió ambas piernas como sus genitales apenas vivió unos minutos entre terribles dolores, mientras la sangre se le escapaba de su cuerpo como la vida , las dos explosiones segundaria que sobrevinieron luego de la primera,  hirieron a otros tres hombre aunque no de gravedad a la confusión inicial le siguió una lluvia de balas, los hombre de Darko los que quedaban con vida fueron abatidos uno por uno Darko pensó en retirarse con su último hombre cuando una granada lo lanzo contra un árbol dejándolo inconsciente.

Darko se despertó cuando su ajustado bóxer color verde olivo estaba siendo roto en pedazos por dos pares de manos, Darko se encontró a si mismo desnudo amarrado siendo observado con lujuria por tres hombres, uno de ellos portando insignias de capital del bando contrario, pronto comprendió que era prisionero del enemigo lo que lo aterro, al saber las atroces cosas que le sucedían a los prisioneros, trato de luchar pero sus muñecas fueron amarradas a un oxidado tubo que no obstante era muy resistente, del tubo bajaba una cuerda que en ese momento estaban amarrando a la base de sus genitales.

Darko sentía un par de manos recorriendo sus firmes nalgas, mientras risas y miradas lascivas recorrían su cuerpo, Darko también se percato que estaba parado como un pequeño tronco que a su vez estaba de manera perpendicular a dos troncos su perdía el equilibrio sus genitales como tetillas lo iban a pagar, provocándole mucho dolor por lo que trato de no moverse aunque era algo difícil uno de los hombres dijo.

-“Miren este hijo de puta ya despertó”. Dijo uno de sus captores.
-“Creo que llego la hora de divertirnos muchachos”. Dijo el capitán de esos hombres.

Todos rieron excepto claro Darlo, quien trataba de mostrarse duro, insensible a lo que estaba pasando su piel bronceada pues apenas su unidad había tenido unos días atrás un descanso en una soleada plata, la pelvis de Darko resaltaba de lo blanca que estaba que era donde su traje de baño tipo slip (trusa) le cubrí.

-“Vamos que esperan prepárenme al puto”. Dijo el capitán.

Quien ya se despojaba de su pantalón militar para quedarse en camiseta y slip de color negro en que ese podía apreciar una fuerte erección debajo de su prenda, Darko sintió asco y rabia por lo que estaba por pasar pero no podía hacer nada.

Concento su mente en tratar de bloquear todo aquello tratando de pensar en cosas agradables, pero sus pensamientos fueron interrumpidos cuando uno de sus captores le abrió sus firmes nalgas para comenzar a penetrarlo con un áspero tubo, que a su paso desgarro el virginal ano de Darko quien comenzó a gritar mientras sentía como la sangre comenzó a correr primero entre sus nalgas para luego hacerlo por sus piernas, más que el dolor físico era el dolor emocional de sentirse violado en su intimidad de manera tan brutal.

Cada que aquel tubo entraba por su ano Darko apretaba los dientes fuertes para no gritar de dolor, de pronto vio como el capitán se despojo de su slip, para revelar un pene enorme, grueso, lleno de venas circuncidado con un glande en forma de casco de cuyo ojo ya chorreaba liquido pre seminal y se estremeció de solo pensar en el dolor que iba a sentir cuando estuviera sustituyendo al tubo que ahora llenaba sus entrañas.

-“Ya basta muchachos, su culo ya debe estar bien abierto”. Dijo el capitán.

Todos rieron de nuevo y el hombre que estaba metiendo y sacando el tubo de las entrañas de Darko se lo saco de un solo gran tirón que hizo que Darko diera un grito de dolor que no fue capaz de controlar por mucho que lo intento.    

-“AAAAAAAAAAAHHHHHHGGGG”. Grito Darko.

El capitán se acerco y comenzó a manosear a Darko, levanto su huevos sintiendo su calor con una de sus manos, aquellos manoseos hicieron que el pene de Darko se pusiera rígido elevándose por completo el capitán dijo.

-“Miran al muy puto ya se le puso dura”. Dijo el Capitán.

Todos rieron de nuevo,  el capitán no tardo en colocarse detrás de Darko quien sintió su endurecido pene entre sus nalgas, restregándose a sus anchas entre ellas, sus hombre por su parte continuaban recorriendo su cuerpo con sus manos riendo al verlo sin poder evitar lo que estaba por suceder, lagrima corrían por las mejillas de Darko, odio e ira recorrían sus venas, pero no podía hacer nada, intentar oponerse solo le causaría mucho dolor y él lo sabía, de pronto el capitán le abrió las nalgas a Darko para comenzar a restregar la baba transparente que de su miembro brotaba entre y sobre su desgarrado ano, que palpitaba con fuerza.

Darko pensó en suplicar pero desecho la idea rápidamente sabia que de nada serviría y solo le haría perder el poco de dignidad que aun tenia, de pronto sintió como la punta del glande del capitán comenzó a presionar su maltrecho ano, el miembro de 23 cm del capitán no tardo en comenzar a abrirse paso por las entrañas de su víctima.

-“OOOOOHHH DIOS… lo tiene muy estrecho… creo que era virgen”. Dijo el capitán jadeante.

No tardo mucho en aplastar sus huevos en las nalgas de Darko para comenzar con un mete, saca de manera brutal, todo el cuerpo del bravo teniente se sacudía de dolor con cada nueva embestida, mientras los otros dos hombre se sacaron sus penes ya en erección para comenzar a masturbarse de manera descarada mientras Darko seguía siendo violado, una de las manos del capitán paso por uno de sus costados hasta alcanzar su pene y comenzó a masturbarlo mientras que jadeante le dijo al oído a Darko.

-“Mejor disfruta bastardo porque cuando terminemos contigo ya no serás más un hombre”. Dijo el capitán.

Para seguir con sus arremetidas que llegaban profundo en las entrañas de Darko, que extrañamente estaba sintiendo algo de placer, podía sentir acumularse la tensión en la bese de su pene eso debido al masaje de próstata que el pene del capitán le estaba dando con cada fuerte embestida que le daba.

Aquellas fuertes embestidas continuaron por varios minutos hasta que el pene de Darko comenzó a palpitar y unos segundos después se corrió lañando cuatro fuertes chorros de su espeso semen, lejos que volaron por el aire, para luego quedar con su pene goteando semen al tiempo que el capitán comenzó a correrse en su interior.

-“¡DIOS ME CORRROOOO!” Grito de placer el capitán.

En su caso fueron cinco disparos que Darko sintió como si fueran disparos de perdigones calientes directo en sus entrañas, apenas el capitán extrajo su pene del interior de Darko otro de sus tomo su lugar, el pene del segundo en penetrarlo era de solo 19 cm y no tan grueso pero aun le causo algo de molestias a Darko, este segundo hombre tardo incluso el doble en correrse en su interior que el capitán, viniéndose entre alaridos de placer, arrojando seis disparos en las entrañas de Darko, para luego se penetrado por el tercer y último hombre en el lugar.

El tercer hombre era un rubio delgado, bastante bajito pero con un pene enorme, de 28 cm muy grueso fue el que mayor daño le hizo a Darko aun no se había corrido y Darko ya daba alaridos de dolor sintiendo como semen y sangre resbalaban por la parte interna de sus fuertes muslos, era tal la presión sobre su próstata que Darko se vino dos veces más antes de que aquel último hombre se viniera a raudales en su interior.  

Cuando el último hombre se vino, pareció como si la boca de una manguera comenzara a surtir atole espeso y caliente, que no causo nada placer por el contrario fue como experimentar un enema pero con un liquido muy caliente, para cuando el último hombre retiro su gran miembro de Darko su esfínter anal quedo muy abierto palpitando y chorreando semen, sangre como mierda, con Darko jadeando sintiendo mucho dolor.

Cuando los tres hombres que violaron a Darko se habían colocado sus uniformes, el capitán dejo que sus dos hombre salieran primero y luego desenfundo su arma calibre .45, y encañono a Darko por debajo del mentón mientras le apretaba sus huevos, Darko cerró los ojos esperando el disparo que acabaría con su vida que este no se produjo, por el contrario sintió como la boca del arma se alejo de su cabeza y en eso escucho decir.

-“Descuida no te matare pero no puedo dejar que regreses a los campos de batalla por fortuna los eunucos no pueden ser soldados”. Dijo el capitán.

Darko abrió los ojos al tiempo que se escucho una detonación, la bala de alto calibre cerceno el pene de Darko de un solo tajo e hizo estallar su escroto solo uno de sus testículos quedo colgando aun único a su cuerpo bañado en sangre, los ojos de Darko se pusieron en blanco todo su cuerpo se convulsiono y se desmayo, al  caer sus pies de los troncos que pisaba el último de sus testículos fue arrancado pero eso ya no lo sintió ni noto.

Darko se despertó varios días después en un hospital militar, fue encontrado por una patrulla amiga que le salvo de morir desangrado, por supuesto estaba convertido en un eunuco nulo para el resto de sus días, fue retirado del servicio activo como le predijo el capitán enemigo, pero se unió a la cruz roja como paramédico una tarde algunos meses después de su recuperación Darko paso junto a un grupo de cadáveres que le llamo la atención.

Hasta arriba de la pila de cuerpos desnudos, estaba el capitán que lo convirtió en eunuco, había sido violado y castrado, por debajo el rubio yacía con un tiro en la frente con su enorme pene aun sobre saliendo de su boca, alguien les habia pagado con la misma moneda que ellos usaran con Darko, pero para el ya todo aquello no era importante, simplemente era conocidas esas atrocidades como “Diversión en Batalla”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com   





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

JUVENTUD HITLERIANA

Hans tenía solo 15 años pero era uno de los pocos defensores de la capital de su tierra natal, ya que el avance inexorable del ejército ruso procedía implacablemente. El miembro rubio de ojos azules del movimiento de la Juventud Hitleriana, una personificación de la belleza masculina aria, ya había recibido la Cruz de Hierro de las manos temblorosas de su Führer, que ya parecía un cadáver caminando unos días antes de suicidarse en el búnker debajo del Reichstag. El adolescente y su familia no eran nazis, sus padres habían sido verdaderos socialistas de por vida, pero el muchacho se había visto obligado a unirse al movimiento juvenil por la expectativa de la presión social dentro de su comunidad local......


JUVENTUD HITLERIANA
Hans tenía solo 15 años pero era uno de los pocos defensores de la capital de su tierra natal, ya que el avance inexorable del ejército ruso procedía implacablemente. El miembro rubio de ojos azules del movimiento de la Juventud Hitleriana, una personificación de la belleza masculina aria, ya había recibido la Cruz de Hierro de las manos temblorosas de su Führer, que ya parecía un cadáver caminando unos días antes de suicidarse en el búnker debajo del Reichstag. El adolescente y su familia no eran nazis, sus padres habían sido verdaderos socialistas de por vida, pero el muchacho se había visto obligado a unirse al movimiento juvenil por la expectativa de la presión social dentro de su comunidad local.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [CIRCUNCISIÓN] [VIOLACIÓN] [GUERRA] [HISTÓRICO]


Categoria: Adolescente      Autor: Pueros





Berlín, 28 de abril de 1945.

El comisario político ruso no era un hombre cruel, pero un desesperado anhelo de venganza ahora descansaba en lo profundo de su corazón. Moshe había experimentado muchos horrores de guerra durante los últimos cuatro años perpetrados tanto en su nación como por sus colegas del ejército. Sin embargo, la pérdida de su único hijo en la batalla de Kursk y la visión de los campos de concentración liberados en Polonia y el este de Alemania lo amargaron y enfurecieron. Por lo tanto, el académico judío no era alguien con quien un alemán vivo debería enfrentarse, ya que los 2,5 millones de efectivos del Ejército Rojo, bajo los generales Zhukov y Koniev, se abrieron paso a través de las afueras de Berlín.

Hans tenía solo 15 años pero era uno de los pocos defensores de la capital de su tierra natal, ya que el avance inexorable del ejército ruso procedía implacablemente. El miembro rubio de ojos azules del movimiento de la Juventud Hitleriana, una personificación de la belleza masculina aria, ya había recibido la Cruz de Hierro de las manos temblorosas de su Führer, que ya parecía un cadáver caminando unos días antes de suicidarse en el búnker debajo del Reichstag. El adolescente y su familia no eran nazis, sus padres habían sido verdaderos socialistas de por vida, pero el muchacho se había visto obligado a unirse al movimiento juvenil por la expectativa de la presión social dentro de su comunidad local, el movimiento reacio hecho más inevitable por la vulnerabilidad familiar creada por su padre muerto en acción.

Hans había ayudado a defender a Berlín de la temida embestida roja valientemente a pesar de sus años tiernos y la falta de apoyo, habiendo adquirido una competencia rápida en el uso de un mortero, pero incluso se dio cuenta de que su medalla era más para la propaganda y las cámaras de noticiario que de verdad actuación heroica. El adolescente también sabía que su situación actual era insostenible.

Hans estaba ubicado con un compañero joven en una posición alejada y hacia adelante y una cantidad de la última variante del tanque T-34, mejor que cualquier cosa que los alemanes poseyeran, se acercaban a ellos. Los niños golpearon a uno de ellos con un proyectil de mortero, pero simplemente rebotó en la armadura antes de explotar inofensivamente. Fue entonces cuando el dúo juvenil concluyó que una retirada táctica era necesaria.

Los chicos se movían lentamente hacia atrás, abriéndose paso a través de las ruinas de su otrora próspero suburbio y tratando de evitar las balas y proyectiles volando por todos lados, cuando lo último que supieron, literalmente por la pareja de Hans, fue asesinado al instante. Por una explosión cercana.

Hans, que había quedado atónito, se despertó poco después y vio un rifle ruso apuntando a su rostro. El joven de 15 años estaba rodeado por la infantería enemiga, algunos de los cuales lo obligaron a levantarse y lo llevaron a su cuartel general local para interrogarlo sobre las disposiciones alemanas. Moshe estaba actualmente encargado de tales preguntas ya que hablaba alemán con fluidez.

El comisario político ruso se había instalado en el sótano de una casa en parte en ruinas para realizar sus tareas y fue asistido por otros dos judíos rusos a quienes había rescatado personalmente del trabajo esclavo y había hecho sus ayudantes. El trío se había vuelto muy hábil en su trabajo, después de lo cual no se molestaron en retener a los prisioneros. Sin embargo, se habían localizado en sectores donde sus camaradas del ejército enfrentaron la competencia de adultos. Esta era la primera vez que se encontraron con un miembro uniformado de la Juventud Hitleriana.

Moshe hizo sus preguntas y Hans intentó valientemente responder como si fuera un soldado, dando solo su nombre, su número y rango de la Juventud Hitleriana. Esto, naturalmente, no cumplía con lo que sus impacientes interrogadores querían y por lo tanto comenzó a aplicarse la presión física. Las palmadas en la cara se hicieron golpes en el estómago y luego las rodillas hasta la ingle, pero aún así el chico de 15 años no confesaría tener ningún conocimiento de las disposiciones o planes alemanes, no es que tuviera ninguno que fuera de mucho interés. Exasperado, el comisario político ruso finalmente ordenó "¡desnudarlo!"

El avergonzado Hans pronto fue despojado de su sucio uniforme y fue sostenido por sus brazos por los dos asistentes de Moshe. El académico ruso miró los lampiños genitales alemanes sin circuncidar y sin vello, con abundante prepucio rosado, y preguntó.

-"Bueno, joven ario, ¿te gustaría que tu pene se parezca al de un judío, o prefieres decirme lo que quiero? ¿Sabes?”. Dijo Moshe.

Los magníficos ojos azules del joven de 15 años, ya empapados como resultado de su paliza anterior, se llenaron de nuevo, pero él solo repitió su nombre, rango y número. El enfurecido comisario pateó al adolescente en los huevos, haciendo que el muchacho levantara las piernas del suelo hacia su agonizante ingle.

Para cuando Hans recuperó la compostura, vio que su interrogador ruso tenía un cuchillo en la mano. "¿Y bien?", Preguntó el enojado Moshe, solo para recibir la misma respuesta valiente, aunque interpretada con obvia inquietud. "Extiéndalo", ordenó el comisario y sus dos ayudantes que lo extendieron con firmeza boca arriba en el suelo sucio de la bodega.

Moshe pronto se arrodilló entre las piernas de Hans, sosteniendo el pene de 15 años con una inútil y rápido endurecimiento en su mano izquierda mientras presentaba su afilado cuchillo sobre la piel unos dos centímetros por debajo de la reveladora cabeza. "¡Última oportunidad!" Anunció el ruso, recibiendo solo el gesto negativo de la bella y joven cabeza alemana en respuesta. Por lo tanto, el cuchillo comenzó su tarea dolorosa, cortando la parte superior de la piel de la erección desde la parte inferior mientras el adolescente gritaba en humillación y dolor. Sin embargo, el semen todavía se unía vergonzosamente a la sangre que ahora goteaba por el miembro recién circuncidado del muchacho después le era extraído el prepucio de su pene.

Hans fue arrastrado a sus pies y el agonizante chico llorando miró hacia abajo para ver que su pene, manchada con sangre y esperma, ahora lucía una vívida cabeza roja.

-"El próximo eres tú", declaró Moshe. "Si todavía no quieres hablar. Mis amigos aquí no han disfrutado mucho del sexo donde estuvieron en los últimos años. Un recto alemán joven y virgen les agradaría parcialmente en este momento, a menos que por supuesto decidas decirme algunas cosas".

Las lágrimas de Hans se volvieron fulminantes al darse cuenta de que la violación era inminente porque estaría fallando en su deber patriótico si les contaba a los demonios rojos lo que querían. Sin embargo, el joven permaneció mudo de horror, en lugar de obstinarse en repetir su identificación, antes de comenzar a sollozar nuevamente mientras estaba inclinado sobre una mesa vieja y sostenido por un asistente mientras el otro dejaba caer su pantalón para presentar su erección al esfínter del chico.

-"¿Y bien?", Preguntó Moshe.
-"¡Vete al infierno!", Respondió desafiante Hans justo antes de chillar salvajemente cuando un gran intruso sin lubricación se llevó la virginidad anal.

Cada que lo embestía golpeaba el medio cuerpo del chico contra el duro borde de madera de la mesa mientras lo hacía. El muchacho creía que el pene de su violador lo atravesaría mientras la terrible agonía de su sodomía avanzaba hasta que el invasor pareció golpear las paredes de la joven cavidad anal antes de deshacerse de su abundante carga. El joven alemán sintió un brote después de una oleada de esperma judía inundar profundamente dentro de sus entrañas. Los dos asistentes del comisario intercambiaron lugares.

-"¿Y bien?", Preguntó Moshe mientras se introducía la segunda erección grande en el devastado esfínter de Hans del que manaba líquido residual de su desfloración.

El chico comenzó a dar su nombre, pero su voz fue cortada para ser reemplazada por un grito cuando comenzó la segunda incursión rusa.

Moshe estaba decidido a quebrar a Hans, negándose a permitir que uno de los llamados 'Master Race' lo derrotara. Miró el cuchillo sangriento que tenía en sus manos y pensó en los nietos que ahora nunca tendría y de repente se dio cuenta de que quería que el joven alemán viviera para soportar un terrible dolor similar. Por lo tanto, el comisario instruyó a sus asistentes, después de que se hubiesen saciado al máximo con los placeres del recto virgen, para sujetar de nuevo al chico en el suelo.

-"Voy a castrarte". Dijo Moshe con veneno, mientras se arrodillaba una vez más entre las piernas de Hans para descansar su cuchillo en los genitales del joven.

-"¡A menos que me respondas!" El chico, sintiendo la frialdad de la cuchilla contra la base inferior de su escroto, mientras su pene flácido estaba firmemente agarrado por la mano izquierda de su atormentador, inmediatamente rompió en lágrimas voluminosas mientras que al mismo tiempo relataba todo lo que sabía.

El comisario se dio cuenta de que Hans ahora le estaba proporcionando la información que conocía, y que la información era lamentablemente desactualizada e inútil. Sin embargo, después de que el chico de 15 años había terminado, la rabia profundamente arraigada del hombre era tal que, con un corte rápido y feroz, tenía el escroto seccionado del chico descansando en la palma de su mano izquierda mientras la sangre salía a borbotones por todas partes.

Exactamente al mismo tiempo, el Führer del 'Reich de los 1000 años' se pegó un tiro. Cuatro días después, la guarnición alemana que defendía Berlín se rindió.

Berlín, 28 de abril de 2001

El ministro de gabinete alemán de 70 años finalmente se retiró de la política. Había sido un partidario activo del Partido Socialdemócrata (SPD) desde su adolescencia, desempeñando un papel importante en el gobierno regional de su Lander occidental antes de pasar a la escena nacional. Sintió que era apropiado retirarse, habiendo concluido el tratado comercial con los rusos, que esperaba traería un nuevo acercamiento en las relaciones entre las dos grandes naciones, aunque continuaría trabajando por la armonía europea y mundial.

Hans estaba orgulloso de su propia contribución de posguerra a la recuperación de su país y al mantenimiento de buenas relaciones exteriores y paz, ya que el eunuco había experimentado de primera mano los tipos de atrocidades provocadas por el odio y la guerra.



Historia Original Aquí.




Autor: Pueros       Traductor: DarkSoul

TÍO ME VUELVE PUTA

Siempre fue muy atento conmigo, decía que era su sobrino favorito, la verdad es que era su único sobrino desde pequeñito me tenía ganas, aún recuerdo cuando yo tenía 7 u 8 años y una vez me sentó en sus piernas y sentí su enorme pene entre mis nalgas, pero mi inocencia a esa edad no me hizo pensar mal......


TÍO ME VUELVE PUTA
Siempre fue muy atento conmigo, decía que era su sobrino favorito, la verdad es que era su único sobrino desde pequeñito me tenía ganas, aún recuerdo cuando yo tenía 7 u 8 años y una vez me sentó en sus piernas y sentí su enorme pene entre mis nalgas, pero mi inocencia a esa edad no me hizo pensar mal.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [VIRGEN] [INCESTO] [VIOLACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo & DarkSoul





Bueno todo comenzó en una fiesta de navidad durante el 2013, hacía ya cinco años que mis padres murieron en un accidente cuando tenía 17 años, el único pariente vivo era mi tío así que me mudo con el ya con 22 años seguía viviendo en su casa mientras iba a la universidad mi tío de una extraña forma es un completo lujurioso y pervertido lo que me agradaba de alguna manera. Lo describiré, en aquel momento tenía alrededor de 49 años, piel morena, muy poco cabello no es gordo, ni nada por el estilo, de hecho está bien conservado, manos callosas y voz muy grave, feo eso sí pero bastante alegre, me agradaba y me sigue gustando estar cerca de él.           

Siempre fue muy atento conmigo, decía que era su sobrino favorito, la verdad es que era su único sobrino desde pequeñito me tenía ganas, aún recuerdo cuando yo tenía 7 u 8 años y una vez me sentó en sus piernas y sentí su enorme pene entre mis nalgas, pero mi inocencia a esa edad no me hizo pensar mal.           

Esa noche pasó que todos bebimos de más, incluso yo que bebí unas cuantas copas de vino de mas lo que me hizo empezar sentirme más sociable y a ruborizarme. Para entonces mi tío estaba igual. Me aburrí de hablar con sus amigos y me despedí, solo quería dormir un poco, pero al parecer me ignoraron, pues siguieron platicando intensamente, aprovechándose de la situación para mi Tío mi acción no paso en vano. 

Subí las escaleras y noté que él estaba detrás de mí, y me dijo.       

-“Sobrino, Ayúdame a buscar más vino por favor” bastante serio por cierto, yo no me imaginaría lo que tenía planeado, así que decidí ayudarlo.

Por lo que fuimos hasta una habitación que funcionaba como bodega entre otras coas. Una vez ahí vi una sillita y me senté en lo que él buscaba una lámpara pues en esa zona de la casa no había luz. Mientras veía los trastos ahí guardados sentí mis párpados cansados y sin darme cuenta me quedé levemente dormido, para cuando me di cuenta él estaba a un lado mío con sus manos en mi rodilla, de una forma muy fraternal, y dijo

-“¿Encontraste la lámpara?”. Pregunte a mi tío.          

No me respondió solo me dijo.

-“¿Sabes que eres muy guapo de seguro las chicas te siguen mucho verdad? Pregunto mi tío.
-“Pues si tengo novia, la verdad es que piensan que soy gay” Le respondí.
           
Para ese momento y sin enterarme, ya tenía su mano más arriba de mi pierna, a una altura un poco más sugestiva, cómo rayos supo que mis piernas eran mi punto débil. Entonces me dijo.

-“Jajaja ya lo creo, pareces marica, blanquito, sin vello facial, delgado, si fueras niña tendrías muchos pretendientes ¿no crees?  

Aquello me provocó risa, cosa que normalmente no pasaría de no haber estado un poco ebrio y entonces me dijo.        

-“Quizá no seas niña, pero dime algo, ¿alguna vez has estado con un hombre?” 
-“¡NO para nada jajaja”. Respondí.        
-“¿Y te gustaría intentarlo?” Pregunto- 
-“No lo creo tío, verá aun soy joven, y las chicas si me gustan, el sexo es genial”.         

-“Es verdad, pero te has preguntado qué se siente?”  
-“Obvio, verlas tener un orgasmo es increíble, hasta me da envidia”. Le dije.      
-“No se diga más”. Respondió mi Tío.

De pronto sacó una manguera delgada de su bolsillo junto con una bolsa como de suero.        

-“¿Qué es eso?” Pregunte.
-¨La respuesta a tu pregunta”. Respondió mi tío.         

Me bajó el pantalón de un solo movimiento, tal que provocó que mi zipper se rompiera, fue salvaje como sorpresivo. Tomó una botella de vino y la roció sobre mis piernas desnudas, haciendo que con el líquido se marcara mi pene para nada erecto sobre mi ropa interior. Con el pantalón roto y las piernas mojadas me levanté y le dije,

-“¡Qué carajos haces!” Dije.        

Entonces se levantó, me tomó por el cuello con sus manos y me contestó de una forma muy intimidante.

-“¿Escucha bien perrita, he esperado mucho tiempo para poder hacer esto desde hoy tu culito es mío, además reconozco a un maricón cuando lo veo?” Dijo mi tío.         

Me asusté y traté de quitármelo de encima, pero la verdad toda esa violencia me estaba calentando, era un hombre caliente que quería penetrarme desde que era pequeño. Sin dejar de recorrer sus duras manos en mis piernas hasta llegar a mi pene semi-erecto, entonces me tomó con fuerza, me ahorcó levemente, mientras me desgarraba mi trusa (slip), entonces sentí su gran lengua recorrer mi ano y mi pene al mismo tiempo mi excitación fue tal que levante mi trasero hacia él un poco, y me dijo al oído momentos después.           

-“¡No que no putita! ahora te voy a embriagar como nunca en tu vida”. Dijo mi tío.
           
Esto me confundió un poco porque lo normal era que tratara de penetrarme enseguida pero no fue así. Tomó su manguera, la lleno de lo que quedaba de vino para introducir la manguera por mi ano, fue fácil para él hacerlo, pues me tenía en una posición parecida a la que colocan a los niños para darles una tunda por portase mal sobre la silla.      

Estaba atónito, y poco a poco fue presionando la bolsa, haciendo que el vino entrara por mi ano. Sentía cómo el alcohol quemaba mi cavidad rectal, pero por algún motivo me ponía la mente en blanco de la perversión a la que estaba siendo sometiendo, el nivel de excitación que tuve fue increíble. Mientras hacía eso no paraba de darme nalgadas, de besarme las piernas, de tocarme con esas manos ásperas, y me decía.

-“Por fin podré hacerte mi puta” Decía mi tío. 

Nadie podría escucharme siquiera aun si gritaba por ayuda, la música estaba tan alta en la sala que no llegaba a escuchar casi nada de lo que pasaba en la sala hasta donde estábamos. Pocos fueron los minutos que pasaron para que me sintiera sumamente ebrio y fue entonces cuando amarró mis manos y mis pies de modo que no podría hacer nada al respecto, me tenía totalmente sometido, tomó mi calzoncillo para meterlo en mi boca de una forma brutal, sacó el enema de mi ano, y escupió entre mis nalgas.

Me tomó el rostro con sus manos y muy cerca me dijo.

-“Te voy a abrir tu ano como la puta que eres ¿entendiste?” Dijo mi tío.
           
Mi mente ebria confundida y reventando de placer solo pudo pensar en lo asqueroso de la situación y sin embargo solo deseaba que me penetrara como una esclava sexual rebajado a un simple objeto de lujuria. Me tomo del suelo para cargarme como si nada y él se puso debajo boca a arriba, a mí me puso en una posición en la que mis pies amarrados daban al techo, con una de sus manos tomaba su prominente pene, quizá de unos 25 cm de largo bastante gruesa y curveada.
           
Tomó con la otra mis piernas y lentamente insertó su grueso pene por mi ano, el dolor fue increíble me sentía aún más caliente la entrada de mi ano, al punto que parecía estar en llamas, solté un grito más de dolor que de placer, y cuando el escucho esto se volvió el mismo demonio, comenzó a penetrarme tan duro que me desgarro provocando que sangrara un poco, su fuerza era tal que sentía sus enorme huevos arrugados chocar con mis nalgas.           

Pasaron un par de minutos hasta que cambio de posición, tomó un cuchillo y cortó mis ataduras de mis pies, me puso en cuatro patas y mientras me ahorcaba me penetraba como un perro en brama. Igualmente pasaron unos cuantos minutos, en ese punto mi mente estaba totalmente paralizada de placer, mis ojos creo que estaban en blanco igualmente.        

Me acomodó en el suelo boca arriba y sacó una cámara, me asusté al ver eso, entonces, tomo mis rodillas y junto ambas piernas para levantarlas, ý me comenzó a tomar fotos, no podía creerlo sentía mucha vergüenza, y él me dijo.    

-“Guardaré para siempre estas imágenes, así tendré un recuerdo de cuando aun eras un hombre”. Me dijo mi tío.

Tomó alrededor de unas 30 y de distintas formas, mientras le daba una mamada y mis lágrimas salían pero mi rostro expresaba placer, mientras metía hasta 4 dedos por mi ano, mientras ofrecía mi trasero a su pene, mientras me abría de piernas. En fin todo terminó cuando me penetraba mientras estaba en una posición parecida a la llave Full Nelson, y fue  ahí donde tuve el orgasmo más fuerte que jamás he tenido, sentí dos veces como su pene palpitaba y sacaba una cantidad de semen asombrosa, sacó su pene de mi ano ya rojo que no dejaba de chorrear semen. 

Luego mientras jadeaba ahí sobre el suelo sintiendo como su semen resbalaba por entre mis nalgas saliendo de mi ano, que palpitaba queriendo cerrarse de nuevo sentí como me tomo de los huevos los jalo con fuerza y sentí un fuerte punzada, si grite o no, apenas recuerdo algo de ese momento, simplemente me quede sin aliento, mis ojos se me pusieron en blanco y ya no supe más.

Me desperté en una cama donde pasaría la noche, y aun sentía sus golpes en mis nalgas y piernas, sentía palpitar mi ano, lo que de algún modo me excitaba pero también sentía una fuerte punzada en mi entrepierna, apenas y recordaba todo lo sucedido esa misma noche.         

Ahora soy la esclava sexual de mi tío, termine castrado y bajo su control nadie sabe de la perdida de mis huevos ya que mi tío trabaja como enfermero quirúrgico y no tuvo problema alguno en curarme nunca creí que yo fuera esa clase de persona, incluso frecuento una gasolineria donde viejos, apestosos y pervertidos buscan jovencitos para violar, me gusta ir, me ha pasado en dos ocasiones que me penetran o mejor dicho violan, creo que ya se están pasando la voz y es para mí tanto preocupante como delicioso.

Pero el pene que mas disfruto ahora es el de mi tío aun, que no se cansa de llenarme mis entrañas de su espesa leche desde que me hizo una puta de verdad.




Autor: Anónimo & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul

VIOLACIÓN GAY

Para cuando tenía 14 años pese a mi edad estaba seguro de que era gay y pensaba salir del closet, todas las noches lo pensaba y soñaba con tener sexo con algún guapo y bien dotado compañero de la escuela, incluso a veces me despertaba a media noche y me masturbaba hasta eyacular para poder lograr dormirme como era nuevo en la ciudad me deprimí por perder a mis amigos y me volví muy solitario en los primeros días de clase sufría de bullyng por unos chicos Daniel, Mathew y Brandon eran guapos pero me hacían bullyng sicológico y físico......


VIOLACIÓN GAY
Para cuando tenía 14 años pese a mi edad estaba seguro de que era gay y pensaba salir del closet, todas las noches lo pensaba y soñaba con tener sexo con algún guapo y bien dotado compañero de la escuela, incluso a veces me despertaba a media noche y me masturbaba hasta eyacular para poder lograr dormirme como era nuevo en la ciudad me deprimí por perder a mis amigos y me volví muy solitario en los primeros días de clase sufría de bullyng por unos chicos Daniel, Mathew y Brandon eran guapos pero me hacían bullyng sicológico y físico.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [VIOLACIÓN] [CIRCUNCISIÓN] [CBT]


Categoria: Gay      Autor: Aaron Gover & DarkSoul





Para cuando tenía 14 años pese a mi edad estaba seguro de que era gay y pensaba salir del closet, todas las noches lo pensaba y soñaba con tener sexo con algún guapo y bien dotado compañero de la escuela, incluso a veces me despertaba a media noche y me masturbaba hasta eyacular para poder lograr dormirme como era nuevo en la ciudad me deprimí por perder a mis amigos y me volví muy solitario en los primeros días de clase sufría de bullyng por unos chicos Daniel, Mathew y Brandon eran guapos pero me hacían bullyng sicológico y físico.

Pero nunca le dije a nadie ni a mis padres sobre aquello que hoy creo fue un tremendo error, un día fui al colegio como de costumbre pero no había clase por alguna razón pero no me entere de ellos estaba por volver a casa cuando vi a Daniel, Mathew y Brandon los tres se me acercaron me tomaron de los brazos y me llevaron arrastrado hasta la casa de Daniel que era cerca pensé que solo me iban a golpear porque sus padres no estaban en casa, pero aquel iba a hacer un día que nunca voy a poder olvidar mientras viva, para ese momento ya contaba ya con 22 años y estaba por terminar la universidad aunque tenía el físico de un chico de prepa (instituto).

Entre empujones insultos por parte de los tres me llevaron a aquella casa no pudo desistirme era delgado y sin mucha fuerza física o sin la voluntad para hacerlo de todo modos, después de Amarrarme a una silla y golpearme muy fuerte (llore mucho y suplique que se detuviera) me quitaron toda la ropa, incluso mi trusa (slip) lo que me hizo sentir mucha pena y me sonroje, grite pero estaba amordazado para ese momento, me hicieron poner de pie para llevarme a una cama grande, que parecía ser una habitación no usada por alguien.

Para ese momento estaba aterrorizado, no sabía lo que querían hacerme pero de seguro no era nada bueno por lo menos para mí, en sus rostros se dibuja la maldad, sus ojos brillaban intensamente comiéndome con sus miradas lujuriosas que me hizo sentir aun más indefenso que antes de que estuviera desnudo, sentí un leve cosquilleo en mis huevos que se contrajeron contra mi pelvis como si la habitación quedase helada de repente.

Mathew trajo 3 grandes tarros de agua y jabón, Daniel me echo un balde y Mathew me empezó a lavar con el jabón por todo el cuerpo poniendo especial atención en mi pene, incluso corriendo mi prepucio para lavar mi glande, mientras él se desnudaba al igual que Brandon y Daniel, me excite al verlos desnudos eran los primeros hombres que veía desnudos en mi vida lo que hizo que mi pene quedase erecto por completo, lo que hizo que ellos me señalaran y Brandon dijera.

-“Miren a esta puto ya se le paro, en verdad quiere ser penetrado”. Dijo Brandon y todos los demás rieron al escucharlo.

Ya con ambos desnudos empezaron a mojarse entre ellos también y decirme perra, puta y prostituta, entre otras cosas mientras lloraba y gritaba, suplicándoles que me dejasen ir detrás de la mordaza pero a la vez tenía mucho morbo y placer de verlo desnudos tan cerca de mí, me opusieron una navaja en el cuello (Mathew) y dijo que me iba a quitar el trapo que tenía en la boca y si gritaba me mataba, por el miedo me quede en silencio y me lo quito, para luego decirme.

-“Ahora nos la vas a chupar mucho cuidado con los dientes, si nos lastimas te matamos”. Dijo Mathew mostrándome la navaja. 

Mathew acerco su endurecido pene y me hizo hacerle sexo oral pese a la violencia con la que movió mi cabeza tomándome de los cabellos para hacerme tragar su miembro debo decir que lo disfrute después que tener sexo oral con los tres aproximadamente por 30 minutos con la mandíbula adolorida me hicieron acostar boca abajo sobre la cama y me penetraron grite cuando lo hicieron por primera vez se sintió horrible y sentí poco placer era el actor principal en aquella orgia me hicieron eyacular las tres veces que me penetraron cuando los tres acabaron en mi boca Mathew coloco una navaja sobre las venas de mis muñecas y Brandon una en la garganta, Daniel me tomo de los huevos y me dijo

-“Deberíamos matar a un puto como tú, no merece vivir”. Dijo Daniel.

Luego lentamente bajo su navaja a mi pene, estiro mi prepucio hasta casi hacerme gritar de dolor y de un solo corte me corto mi prepucio circuncidándome, luego con mi pene sangrando tomo mi escroto, estirando mi huevos con fuerza hacia abajo, todo mi cuerpo se sacudía de dolor cuando Daniel de dos corte me corto mis huevos, castrándome, me desmaye de dolor de inmediato y para cuando me desperté estaba sobre una banca de un parque.

Trate de levantarme pero una gran punzada me lo impidió, mis manos se fueron a mi entrepierna, estaba vendada y curada de algún modo, me fue obvio que recibieron ayuda de alguien dudo aun que ellos me pudieran curar de aquel modo, como pude sintiendo mucho dolor llegue a casa, por suerte mis padres aun no llegaban, cuando revise mi mochila horas después me encontré con un frasco donde flotando en un liquido estaban los que fueron hasta ese día mis huevos.      

No les dije nada a mis padre, lloro contantemente en silencio, me siento solo y sucio... no sé que hacer es difícil verlos en clase a veces hasta en el baño me hacen tener sexo oral con ellos y cada vez disminuye el placer y pienso en el suicidio tengo miedo... quiero irme pero me da miedo decírselo a mis padres o a otras personas porque ellos sabrán que soy gay... tengo miedo... que la gente sepa que fui violado y castrado por aquellos tres.




Autor: Aaron Gover & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul

ZORAYA LA TRAV

Siguieron a la distraída Zoraya que iba escuchando música con sus audífonos puestos, cuando caminaba por una calle solitaria, la camioneta de Lorenzo se detuvo a su costado y dos de sus amigos tomaron a Zoraya de los brazos y la metieron tan rápidamente a la camioneta que ella no tuvo tiempo de reaccionar, luego la camioneta arranco a toda prisa, perdiéndose entre las calles de la gran ciudad, Lorenzo y compañía con Zoraya, condujo hasta una bodega de su padre que usaba para sus fiestas......


ZORAYA LA TRAV
siguieron a la distraída Zoraya que iba escuchando música con sus audífonos puestos, cuando caminaba por una calle solitaria, la camioneta de Lorenzo se detuvo a su costado y dos de sus amigos tomaron a Zoraya de los brazos y la metieron tan rápidamente a la camioneta que ella no tuvo tiempo de reaccionar, luego la camioneta arranco a toda prisa, perdiéndose entre las calles de la gran ciudad, Lorenzo y compañía con Zoraya, condujo hasta una bodega de su padre que usaba para sus fiestas.

[TRANSEXUAL] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [BALLABUSTNG] [VIOLACIÓN] [SECUESTRO] [HUMILLACION] [TORTURA]


Categoria: Transexual      Autor: DarkSoul





Aquella tarde Zoraya de 20 años rubia natural caminaba por la calla con sus altos tacones color rosa, regresaba de una entrevista de trabajo en la que no le fue muy bien, no muy lejos de ella una panda de varios hombres entre 25 y 27 años bromeaban adentro de la camioneta de Lorenzo, que era hijo de uno de los hombres más ricos de la región al ver a la linda Zoraya les dijo a sus amigo.

-“¿Hey chicos quieren pasar un grandioso rato, con esa rubia?” Pregunto Lorenzo
-“¡SSIIIIIII!” Fue la respuesta de todos.

Acto seguido siguieron a la distraída Zoraya que iba escuchando música con sus audífonos puestos, cuando caminaba por una calle solitaria, la camioneta de Lorenzo se detuvo a su costado y dos de sus amigos tomaron a Zoraya de los brazos y la metieron tan rápidamente a la camioneta que ella no tuvo tiempo de reaccionar, luego la camioneta arranco a toda prisa, perdiéndose entre las calles de la gran ciudad, Lorenzo y compañía con Zoraya, condujo hasta una bodega de su padre que usaba para sus fiestas, orgias entre otras cosas era muy grande y aislada.

Zoraya fue bajada de la camioneta luchando, gritando y pataleando, entre varios tuvieron que sujetarla para llevarla hasta un sillón, ahí Lorenzo hizo que la depositaran, Zoraya iba a ponerse de pie cuando Lorenzo le apunto con un arma, y le dijo.

-“Mira ricura más vale que cooperes si no quieres terminar muerta enterrada en aquella fosa de concreto”. Dijo Lorenzo señalando con la boca del arma que sostenía una fosa de concreto detrás de Zoraya.

Lo que hizo que ella se quedase sentada quieta, atemorizada en el viejo y mal oliente sillón, fue entonces que todos mirándola con ojos de lujuria, ella temió lo peor.

Lorenzo le dijo luego de unos tensos segundos.

-“Ahora te vas a desnudar para nosotros ricura y más vale que obedezcas sin objetar nada”. Dijo Lorenzo.

Zoraya se le quedo mirando como suplicándole que no la sometiera a semejante humillación, pero Lorenzo al ver que ella solo se le quedo mirando le grito apuntando el arma a su frente.

-“VAMOS QUE ESPERAS MALDITA PUTA DESNUDATE”.  Le grito Lorenzo a Soraya.

Que aterrada, no tuvo más remedio que ponerse de pie, comenzó quitándose  su blusa rosa, dejando a la vista su sostén (corpiño) de color blanco, luego se despojo de su falta, también rosa, dejando sus medias sostenidas por un liguero blanco a la vista de todos, lo mismo que su pequeña tanga de color negro, temblando se despojo de su sostén para revelar un pecho plano coronado por dos pequeños pezones.

-“Esta puta es mas plana que una tabla”. Dijo Lorenzo.

Lo que provoco que todos sus amigos rieran, haciendo sentir a Zoraya muy humillada, ella se quedo ahí tratando de cubrir su cuerpo casi completamente desnudo con sus manos pero al ver que no se despojaba de su Tanga, Lorenzo ordeno dos de sus amigos.

-“Sujeten a esta puta un momento muchachos”. Ordeno Lorenzo.

Lorenzo se acerco a Zoraya y la manoseo por unos segundos antes de tomar su tanga con sus fuertes brazos y con fuerza  hizo girones su prenda intima, ante un grito de desespero de Zoraya.

-“¡NOOOOoooo!”. Grito Zoraya.

Lorenzo dio unos pasos hacia atrás y sus ojos se abrieron grandes al ver un pequeño pene y un par de pequeños huevos que pese a su tamaño eran sin embargo genitales masculinos, aquello fue como si se hubiera sacado la lotería con sin igual algarabía en su voz se aparto para que los demás vieran la entrepierna desnuda de Zoraya mientras decía.

-“Miren no es una puta sino un putito invertido”. Dijo Lorenzo.

De nuevo las risas de sus amigos causaron una gran humillación en Zoraya que se sentía vejada, expuesta y estaba a punto del llanto al pensar en lo que estaba por venir, y no estaba tan equivocada, Lorenzo aprovechando que ella estaba aun sujetada por dos de sus amigos, le propino una tremenda patada en sus pequeños huevos que hizo que Zoraya casi vomitara su almuerzo al caer al suelo para revolcarse de dolor, como nunca antes en su vida.

Entre todos la levantaron, se sacaron sus penes e hicieron que Zoraya aun adolorida por la tremenda patada propinada en sus huevitos comenzara a chupárselas uno de ellos le toco las nalgas para luego decir.

-“Dios esta putita si está muy buena”. Dijo uno de los amigos de Lorenzo.

Aquellos manoseos se prolongaron por largo tiempo hasta que de nuevo Zoraya quedo revolcándose en el suelo producto de una nueva patada en los huevos, de pronto Lorenzo la tomo del cabello y la jalo rápido hacia el sillón, Zoraya de pronto sintió un dedo entrando por su culito virgen, le dolió y grito, pero Lorenzo no tenia delicadeza alguna lo metía rápido y brutalmente luego lo saco para meter dos dedos de golpe mientras la nalgueaba, Zoraya trataba de huir de él, pero él la jalaba de la cintura con un solo brazo.

Lorenzo que iba con bermuda de bolsas gris azulado se lo bajo, Zoraya  en eso sintió que la levanto dejándola con la cara sobre el respaldo del sillón y el asiento, con sus nalgas expuestas al aire, súbitamente Zoraya sintió que intentaba penetrarla, grito y pataleo, intentando bajarse del sillón pero Lorenzo comenzó a nalguearla, no pudo hacer mucho, tardo unos 20 segundos en comenzar a penetrarla, Zoraya sintió el peor dolor de su vida, comencé a llorar y a gritar mientras escuchaba las risas y vítores de los amigos de Lorenzo. Quien le dijo.

-“Estas muy estrecha puta, no puedo entrar”. Dijo Lorenzo.

Saco un poco su dura erección de 19 cm que tenía en su culo la levanto de los cabellos y la arrojo sobre el apoya brazos del sillón quedando sus nalgas aun más expuestas con la cara casi tocando el suelo, Lorenzo tomo un poco de crema y se embarro su endurecido miembro, se acercó a ella y le dijo al oído tomándola de los cabellos

-“Ahora si puta vas a saber lo que es hombre de verdad”. Dijo Lorenzo.

Zoraya supo que no iba a poder evitar que la penetrara y se quedo inmóvil como toda una perra de pronto el verdadero mayor dolor de su vida la golpeo, todo el grueso pene de Lorenzo entro en ella sin piedad, la jalo del cabello y comenzó a bombearla con brutalidad como un animal ella lloraba y gritaba, sus gritos se escuchaban como si estuvieran matando a una persona, y no era para menos la estaban violando brutalmente por aquel gran pene, “si a las mujeres les duele la primera vez imagínense a por el culo”.            

Zoraya lloro, grito y suplico. su agonía duro por 30 minutos en ese tiempo, completamente empinado y con todo el gran miembro de Lorenzo en su interior sintió como chorros calientes brotaron y llenaron sus entrañas, Zoraya supo que había terminado, demás por sus alaridos de placer que él dio, Lorenzo saco su pene y ella quedo rendida sobre el reposa brazos del sillón, Lorenzo le levanto la cabeza tomándola de los cabellos para decirle

-“Tienes el culo como toda una zorra virgen o debo decir ex virgen”. Dijo Lorenzo lo que provoco que todos sus amigos rieran.

Zoraya sentía su recto lleno de su leche y en eso no pude contenerlo más en su interior salió con algunos gases, sangre y excremento, Lorenzo lo vio y le dijo te mereces una propina tomo.

Tomo un billete lo enrollo y se lo metió por el culo, para empujarlo con sus dedos. Se subió su ropa interior y bermuda, pero al poco tiempo Zoraya sintió mientras aun estaba ahí tirada sobre el sillón, ultrajada y violada, las manos de uno de los amigos de Lorenzo lo primero que dijo fue decir
  
-“Miren Lorenzo hizo que se cagara la puta”. Dijo aquel hombre.

Todas la miradas se fueron al ano de Zoraya que se sentía humillada como nunca antes, apenas podía ver quien era quien la manoseaba pero sintió como se sacaba su pene, tardo unos 30 segundos y ya la estaba penetrando, ya no sentí dolor su pene era más pequeño que el de Lorenzo, Zoraya no sabía  cuánto tiempo paso, pero todos la violaron y terminaron dentro de ella, al final ellos la dejaron atada hasta que se quedo dormida, agotada y expulsando semen de su ano.

Zoraya se despertó amarrada a una columna sentía algo en su interior, le habían metido por el ano varios vibradores tipo bala y un consolador de los que expanden con una válvula, los vibradores estañan activados y sus controles pendían entre sus piernas, las cuales estaban muy abiertas con un larga barra de metal separando sus piernas, dicha barra estaba sujeta a sus tobillos con cinta de embalar. Uno de los hombres dijo.

-“Miren la puta ya despertó”. Dijo una voz.

Unos minutos después Lorenzo vestido y con una gorra colocada hacia atrás, se acerco a Zoraya, para tomar una válvula de aire color negro que colgaba entre sus piernas, luego de apretarla un par de veces dijo.

-“Veamos cuanto resiste esta putita antes de venirse y que su próstata reviente”. Dijo Lorenzo.

Para ese momento el pene de Zoraya que era minúsculo ya tenía una erección de 9 cm, de el caían grandes gotas de liquido pre seminal, sus huevitos encogidos y no desarrollados por la ingesta de hormonas femeninas desde los 14 años, estaban contraídos en la base del pene de Zoraya, quien poco a poco comenzó a sentir como una gran opresión se formaba en su interior, con cada apretón de la válvula negra, Zoraya se estremecía, aunado al estimulo de los vibradores en su interior.

Aquello continuo por varios minutos hasta que su pequeño pene comenzó a palpitar estaba por llegar al orgasmo, sus próstata estaba siendo oprimida enormemente, de pronto ella grito.

-“ALTO BASTA, YA NO MAS, ¡NOOOOO!” Grito Zoraya.

Al tiempo que de su pene salieron expulsados tres fuertes chorro de semen, pero Lorenzo no se estaba satisfecho, continuo apretando la válvula, Zoraya se retorcía y gemía de dolor, uno minutos más tarde se corrió de nuevo aunque ya no tan abundante y explosivamente como la primera vez, para cuando se corrió la tercera vez lo que salió de su pequeño pene fue sangre ya no semen, en ese momento Lorenzo apretó un par de veces más y antes de alejarse, le propino tres fuertes patadas en los huevitos Zoraya que casi la llevaron al desmayo.

Cada unos de sus amigos e incluso Lorenzo tomaron turno para patear los huevitos de Zoraya, para cuando terminaron la eterna sesión de ballbusting extremo con ella, su escroto estaba hinchado al triple de lo normal con sus dos huevitos reventados por completo en su interior con ella desmayada amarrada aun a la columna, con sangre goteando de su pene desinflado para ese momento.

Luego de aquellos todos se pusieron a beber hasta quedar complemente inconscientes de lo borrachos que quedaron, Zoraya se despertó en la madrugada, su pene había hecho que sus retenciones que eran de cinta se aflojaran, con mucho esfuerzo logro liberar sus brazos para poder extraer el enorme dildo de su ano, así como los vibradores, algunos aun funcionando, mientras los extraía, sentía correr sangre por sus piernas, estaba agotada y muy adolorida.

Zoraya se quito sus tacones para no hacer ruido, apenas podía caminar, vio a sus secuestradores, violadores y torturadores regados por todas partes privados por completo de lo borracho que estaban aquel lugar olía a alcohol y semen, Zoraya estaba más que enojada quería venganza y en eso en una mesa vio una tijera, a su mente llego una forma ideal para vengarse de esos malvados y malcriados junior de una forma que nunca olvidarían y que el dinero de sus padres no podría remedia jamás.

Zoraya a gatas pues apenas podía caminar, uno a uno les fue descubriendo sus entrepiernas, dejando sus penes a la vista, lo tomaba y de un rápido corte se los cercenaba con la tijera, para colocarlos en un lado en donde pronto hubo un montoncito de penes cercenados, dejo de ultimo a Lorenzo que apenas de percato cuando ella le abrió y bajo su bermuda, incluso le acaricio su paquete por encima de su ropa interior antes de bajarla hasta sus rodillas.

Luego ella se inclino y le susurro al oído del inconsciente Lorenzo.

-“Esto es lo que se merece un perro violador como tú”. Le dijo Zoraya.

Acto seguido levando el pene de Lorenzo y se lo cerceno, el cuerpo del joven hombre se sacudió por unos segundos antes de quedar inmóvil, Zoraya aun no terminaba, tomo el dildo inflable y se lo introdujo por detrás a Lorenzo para comenzar a inflarlo, hasta que de el muñón aun sangrante que fie lo que quedo de su pene, broto el semen, y no parto hasta que además de semen broto sangre por la uretra cercenada, señal de que la próstata de Lorenzo era también historia.

Zoraya introdujo los penes cortados en su bolso que encontró tirado en el piso, se vistió y paro la hemorragia de su ano con papel higiénico y se marcho, se llevo su camioneta que abandono cuando estaba ya de nuevo en una zona transitada de la ciudad, luego despareció nadie volvió a saber de ella ni donde está.

Lorenzo y sus amigos se despertaron para encontrarse castrados sin sus penes, Lorenzo creyó morir al verse despojado de su miembro viril, incluso tuvo que ser internado en un hospital siquiátrico por seis meses para controlar sus impulsos suicidad pues no quería vivir sin un pene, con incontinencia urinaria por el resto de sus días al no tener próstata, además de siempre estar deseoso de correrse sin poder hacerlo ni por estimulación anal o normal aquello en si mismo era una tortura perpetua.

Lorenzo termino suicidándose dos años después luego de salir del hospital siquiátrico arrojándose por un precipicio con su auto, en una nota que dejo dijo.

-“papá perdón pero no pudo vivir siendo un vil patético eunuco”. Dijo en su nota Lorenzo.  

El padre de Lorenzo aun busca a la responsable de lo sucedido a su hijo sin pensar que el responsable de todo fue su propio hijo desde un principio el solo quiere venganza de “Zoraya la Trav”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com