Trío en el baño

La actriz porno Mandy Saxo

Digamos que la protagonista de este relato ficticio se llama Dominique. 22 años de edad, unos 1,70 m de altura, cabello largo castaño oscuro largo, ojos castaños y pechos de tamaño normal. Tiene cierto parecido con la Mandy Saxo…

Uno de los placeres que se regala Dominique es el gimnasio y la natación tres veces por semana. Hoy toca natación en una pileta cubierta de un club. En el turno más tarde, pasadas las 18 horas, cuando hay poca gente y es más barato el derecho a usar la pileta.

Está terminando su sesión de nado del día dedicándose a hacer varios largos, de un extremo al otro de la gran piscina. Brazada tras brazadas se ejercita. Al terminar, se dirige al vestuario de damas donde se cambia la ropa de baño por una falda y un top blancos y unos zapatos de tacón.

Ya de noche, en el pasillo solitario mientras se dirige a la salida, solo se escuchan sus pasos, sus tacones cada vez que tocan el suelo de azulejo. Al pasar cerca del baño, lo ve a “el”. Enrique, un hombre de mirada penetrante, cabello lacio negro y barba. Dominique siempre se dio cuenta de que él la deseaba…y ella también lo desea. Se detiene y se gira, quedando frente a frente, para que sus miradas se encuentren. Él se hace a un costado para que ella pueda ingresar al baño.

Una vez dentro, Enrique rodea la cintura de ella con los brazos y comienza a besarle el cuello. Dominique se limita a cerrar los ojos y sentir sus besos. Besa tan bien… El cuello, la nuca, el otro lado del cuello, y le hace cosquillas en la cintura. El baja su manos manos hasta sus muslos bajo su falda. Después comienza a frotar su entrepierna contra el trasero de ella (falda de por medio). Se van excitando cada vez más. Decide darle vuelta y la besa con fuerza en los labios. Enrique hace que ambos se arrodillen a la vez y después que la mujer se recueste de espaldas en el suelo.

Dominique se percata de que le está quitando la bombacha, tras lo cual siente cómo sus labios besan sus piernas comenzando por sus tobillos, después sus rodillas, muslos, más cerca del pubis…¡Sexo oral! La lengua del hombre lame y humedece, aún mas, su vagina. Lame, chupa, la masturba. Abre mas las piernas y le introduce un dedo en su vagina…que entra y sale, entra y sale, entra y sa… Le llega el orgasmo. Se humedece, retuerce, gime y exclama “Sííí…”

Cuando Enrique le mira se da cuenta de que tiene la boca empapada. Ella se ríe…hasta que tocan a la puerta.

-¿Hay alguien dentro?-Pregunta una voz del otro lado.

-Soy yo Luis, soy Enrique-Le responde el hombre.

-¿Luis el rubio?-Pregunta la mujer en voz baja a su amante.

-Sí es él-

-Ehhh…me gusta-Confiesa sonrojada.

-¿Quién crees que lo llamó?-Le muestra su celular-La mandé un mensaje apenas entraste al baño.

-…-

-Entra amigo-

Ahora eran tres. Luis era un hombre de cabello corto rubio, ojos azules y de aspecto carismático.

-¿Con qué quieres empezar, ternura?-Le pregunta Enrique.

Responde-Tú (Enrique) debes estar más que excitado y tú muy expectante. Ponte de pie “Enri”-

Dominique se pone de pie y, lentamente, se quita el top y el corpiño, tras hacerle un gesto con las manos, ambos hombres se le acercan. Enrique a su seno derecho y Luis al izquierdo. Los chupan, lamen, muerden, succionan, ensalivan, etc.

Baja su mano izquierda hasta el pantalón de Enrique, se lo baja, quita su pene y lo masturba para mantenerlo erecto. Su mano lo recorre de un extremo al otro, de la base hasta el glande.

Llega un momento en que el hombre no puede aguantar más. Enrique se detiene y exclama -¡No aguanto más!-. Se ubica detrás de ella y le baja la falda y la bombacha.

-Me gustaría hacerlo sentado-Le sugiere a la mujer.

-Como quieras-Le responde.

La toma de la cintura y hace que baje con él. Él se sienta y la penetra. Rodea su torso con los brazos mientras su cadera se mueve de arriba hacia abajo penetrándola.

-Esto es lo que quería…sentir esta vagina…cálida, húmeda…tan mojada.-

Dominique sigue masturbando a Luis un momento. Pero con su boca a la altura de su miembro decide pasar al oral. Se lo lame, la punta de su lengua recorriéndole el pene erecto,…lo chupa…el calor de su boca lo envuelve.

-Oye “Enri” un poco de masturbación no me vendría mal-Le reclama ella. Él hace caso y al rato se suma la mano diestra de ella.

 

Enrique la penetra y la masturba. Ella se masturba y le practica sexo oral a Luis. Y Luis solo goza.

-¡Sííí!-Exclama Enrique cuando eyacula dentro de ella. Deja de masturbarla y recuesta sobre el piso mientras disfruta expulsando semen en su vagina.

-Ni se te ocurra dejar de masturbarme-Le “reta” ella. “Enri” hace caso y ahora lo hace con las dos manos.

Al rato:

-Ahora yo voy a acabar-Exclama Luis. A lo que Dominique aumenta el ritmo de la masturbación para él.

De repente ella tiene su orgasmo. Gime y se sacude un poco. Y justo en ese momento ve cómo Luis eyacula y el semen cae sobre sus senos. Ahora son dos las personas que gimen.

Se detienen por un momento. Enrique recostado en el suelo con su pene aún dentro de ella. Dominique con las manos apoyadas en el suelo y el pulso acelerado. Y Luis alabando al cielo.

Ella se pone de pie y se dirige al lavamanos donde se limpia el semen del pecho, se lava la cara y enjuaga la boca. Se vuelven a vestir los tres. Aún frente al espejo, Dominique se pasa un labial en los labios y le da un beso a cada uno. Primero a “Enri” y después al rubio.

Salen los tres juntos. Una vez fuera, Dominique, ubicada entre los dos, les pasa los brazos por detrás de la espalda y les dice:

-Tenemos que volver a hacerlo-

A lo que los otros dos sonríen pícaramente.

Etiquetas recomendadas: Relatos de Trios, Relatos de Mamadas.

La entrada Trío en el baño aparece primero en SexoEscrito.com.