JULIÁN ME SECUESTRO

Aquella tarde de verano Randy un atractivo como joven hombre de 27 años salía de su casa para irse a reunir con unos amigos iba con ropas muy ligeras su idea era pasarla en casa de unos de sus amigos con unas amigas alrededor de una piscina, cuando sintió que algo le pincho en el cuello apenas tuvo tiempo de voltear para ver a Julián detrás de él sosteniendo una jeringa vacía, cuyo contenido no tardo en dejarlo completamente inconsciente a merced de Julián, al que había rechazado pues él no era gay......


JULIÁN ME SECUESTRO.
Aquella tarde de verano Randy un atractivo como joven hombre de 27 años salía de su casa para irse a reunir con unos amigos iba con ropas muy ligeras su idea era pasarla en casa de unos de sus amigos con unas amigas alrededor de una piscina, cuando sintió que algo le pincho en el cuello apenas tuvo tiempo de voltear para ver a Julián detrás de él sosteniendo una jeringa vacía, cuyo contenido no tardo en dejarlo completamente inconsciente a merced de Julián, al que había rechazado pues él no era gay.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [ESCLAVITUD] [TORTURA] [DOMINACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul




Aquella tarde de verano Randy un atractivo como joven hombre de 27 años salía de su casa para irse a reunir con unos amigos iba con ropas muy ligeras su idea era pasarla en casa de unos de sus amigos con unas amigas alrededor de una piscina, cuando sintió que algo le pincho en el cuello apenas tuvo tiempo de voltear para ver a Julián detrás de él sosteniendo una jeringa vacía, cuyo contenido no tardo en dejarlo completamente inconsciente a merced de Julián, al que había rechazado pues él no era gay.

Randy se despertó en lo que parecía ser una bodega un sótano, con un terrible dolor de cabeza, estaba casi desnudo lo único que le cubría era su ajustado bóxer de cadera baja de color azul estaba amarrado con los brazos en alto formando una “L”, sus muñecas le dolían por estar sosteniendo su peso,  le habían colocado sus tobillos en un tablón de 30 cm de ancho por casi dos metros de largo en que hicieron dos agujeros apenas lo suficientes grandes para que pasaran sus tobillos, lo que lo dejo con las piernas abiertas incapaz de cerrarlas, aquello era un secuestro o una broma de muy mal gusto pensó Randy.

De pronto sintió que una mano lo empezó a manosear todo su cuerpo se estremeció y escucho decir.

-“Hola hermoso”.

El corazón de Randy latía a prisa de temor, sus ojos se abren grandes cuando descubre que era Julián quien le está quitando la mordaza que lleva puesta apenas la retira de su boca Randy empezó a pedir auxilio, gritando con todas sus fuerzas, Julián lo agarra del mentón y le dice mirándolo a los ojos.

-“No grites porque nadie te va escuchar por más que grites”. Le dijo Julián.
-“¿Por qué me tienes aquí? ¿Qué quieres de mí?” Pregunto Randy.
-“Te quiero a ti, a tu cuerpo, ahora soy tu dueño me perteneces eres mi juguete y haré contigo lo que me plazca es mejor que colabores si no te voy a tener que castigar entendido” Dijo Julián.

-“¡DEPRAVADO SUÉLTEME TE VOY A MATAR!” Le grito Randy.

Julián le dio un puño tan fuerte en el rostro que le reventó el labio a Randy y le dijo

-“Así que eres rebelde pero te voy a domar.” Dijo Julián.      

Julián no tardo en agarrar una tijera y destrozar el bóxer de Randy dejándolo completamente desnudo, para luego traer agua y jabón con el que empezó a bañarlo manoseaba todo el cuerpo de Randy, el cual sentía mucha impotencia al saber que otro hombre lo tocaba, cuando termino lo seco con una toalla, para luego irse por casi una hora, dejando solo a Randy.

Cuando Julián regreso lo hizo trayendo consigo un sello de metal al rojo vivo, para decirle.

-“Ahora que eres mío te voy a marcar para el resto de tus días”. Dijo Julián.
-“¡No por favor, no lo haga, hare lo que se…!” Randy no pudo terminar su suplica.

Julián aplico el sello sobre el pecho de Julián al que provoco tanto dolor que se desmayó, cuando recupero el sentido comenzó a insultarlo y Julián agarro un látigo de varias colas con la que comenzó a azotar las carnes de Randy lo hizo muchas veces dejándolo casi inconsciente.   

Transcurrieron unos días Randy seguía atado en la misma posición, Julián lo alimentaba y afeitaba la cara, axilas y genitales también lo bañaba cada día y medio, pero Randy apenas podía moverse, un día Julián llego y lo tomo de los huevos jalándolos hacia atrás para apresarlos con dos tablas planas de color negro, no solo aprisiono sus huevos sino también su pene que quedaron sobresaliendo debajo de las nalgas de Randy, dado que las tablas topaban con sus piernas, el cuerpo de Randy se vio obligado a quedar un poco encorvado hacia adelante.

Luego de eso Julián comenzó a lamber todo su cuerpo cosa que le provoco mucho asco a Randy las lambidas continuaron hasta que su lengua llego a sus nalgas que habían quedado a su merced, Julián se las abrió y empezó a meterme uno de sus dedos por el virginal ano de Julián, que se estremeció al sentir violado su tan preciada virginidad, dignidad y masculinidad. 

-“¡No por favor, no más!” Suplico Randy.

Pero Julián no hizo caso alguno a sus suplicas y comenzó a dilatar su ano colocando lubricante y saliva al tiempo que comenzó a introducir uno de sus dedos profundamente en Randy, no tardo en meter dos dedos, los metía y los sacaba despacio lo que redujo el dolor que sentía incluso comenzó a disfrutarlo, en ese momento Julián introdujo tres dedos, Randy no sabía que pensar le dolía, pero le gustaba, para el cuarto dedo era más dolor que placer lo que sentía.

-“Aaaahhh aaaahhhhg”.Gruño Randy de dolor.

Julián entonces saco sus dedos y comenzó a estimular su pene que ya estaba erecto, de pronto Randy sintió como comenzó a introducirle una antena por su uretra, su erección se vino abajo por el dolor que sintió.

-“Eso no te gusta verdad, creíste que lo ibas a disfrutar nada más, jajajaja aquí mando yo idiota”. Dijo Julián.

Casi de inmediato le apretó los expuestos huevos a Randy como su pene.

-“AAAAHH NOO AHHHHHGG” Grito de dolor Randy.
-“¡Por favor no más!” Suplico Randy era muy doloroso, lo que Julián le hacía.

Dado que estaba obligado a estar encorvado, sus nalgas quedaban expuestas Julián se las abrió y coloco su glande sobre su ano, apenas presiono un poco y su glande entro por completo, apenas se quedó quieto dos segundos antes de comenzar a embestirlo con movimiento salvajes como violentos, lo que hizo dar un gran alarido de dolor a Randy, al sentirse desvirgado de aquella forma tan brutal.

-“AAAAAAAAAAAAHHHHHH”. Grito Randy.

Una y otra vez, era penetrado violándolo sin compasión alguna, cuando su recto empezó a contraerse el dolor fue insoportable para Randy, quien ya no tenía noción del tiempo, creyó que moría de dolor sus piernas apenas lo podían sostener, sentía como su ano se desgarraba por el pene de Julián que pese a solo tener 22 cm de largo y no ser muy grueso, lo sentía como si fuera un poste el que lo estaba penetrando sin piedad.

-“¡No, ya nooooo más por favor!” Suplico Randy.

Como el pene de Randy aun tenia insertado la antena que era un objeto metálico, Julián lo aprovecho para darle una descarga eléctrica que le llego hasta su vejiga, el dolor que sintió fue demasiado no supo a bien cuantas descargas le dio antes de perder el conocimiento, cuando despertó de nuevo solo sentía un terrible dolor, no podía moverse, pero sentía como el pene de Julián aun lo penetraba, de pronto escucho un gruñido y fuerte jadeo de su violador.

-“AAAAAHhh… ¡Me Vengooo!” Dijo Julián. 
-“¡NO, POR FAVOR SAL, SALTE!” Grito con desesperación Randy.      

Pero Julián hizo de nuevo caso omiso de su suplica para llenar sus entrañas de su espeso semen, hasta que descargo por completo sus huevos, cuando termino de venirse aun jadeante extrajo su palpitante pene aun goteando semen del interior de Randy que quedo mancillado, humillado y agotado llorando sostenido por sus muñecas, mientras Julián se marchó riendo lleno de felicidad.

Julián comenzó a violar y torturar a Randy sobre todo le gustaba azotarlo, golpear sus gordos huevos y por supuesto violarlo, luego de tres meses de esa rutina la voluntad como la mente de Randy estaban ya sometidas a la voluntad de Julián, pero aún faltaba algo para que Randy fuese de verdad un completo esclavo totalmente sumiso.

Un día Julián llego trayendo consigo una tijera de las usadas para destazar pollos en las pollerías, se acercó a Randy, le abrió las nalgas y comenzó a lamber su ano, para luego bajar hasta sus hinchados huevos, dos días antes los había azotados hasta dejarlos del triple de su tamaño normal pese a que ya se habían deshinchado algo aún estaban muy sensibles e hinchados, Randy se estremeció de dolor cuando Julián agarro sus huevos primero para luego pasar a su pene que comenzó a masturbar.

La mano de Julián se movía con prisa por el pene de Randy que no tardo en ponerse todo lo rígido que era capaz, la lengua de Julián recorría los hinchados huevos de Randy, aquello era doloroso y placentero al mismo tiempo, apenas pasaron unos minutos antes de que el pene de Randy comenzara a palpitar, lo que hizo que la mano de Julián acelerara el ritmo, apenas pasaron unos segundos antes de que el palpitante pene de Randy comenzar a expulsar semen a raudales fueron seis grandes chorros de espeso semen, los que lanzo, Randy estaba aún jadeante cuando Julián coloco la tijera sobre las tablas negras que aprisionaban los genitales de Julián desde hacía meses.

Julián sin decir nada comenzó a cerrar las cuchillas de la tijera, el cuerpo de Randy se estremeció de dolor como nunca antes cuando sintió como las afiladas cuchillas comenzaron a cortar la piel de la base de sus genitales.

-“AAHHHHH NO ALTO, NOOO POR FAVOR”. Grito aterrado Randy.

Pero ya era tarde por más que rogara Randy, ya que Julián estaba decidido a hacerlo su esclavo eunuco nulo de por vida, las cuchillas siguieron cortando y unos pocos segundos luego de comenzar el pene aun chorreando semen como el escroto unido a su miembro conteniendo los huevos de Julián cayeron al suelo cercenados, las tablas que hasta ese momento habían retenido a los genitales también cayeron al suelo, seguida de una gran hemorragia, todo el cuerpo de Randy comenzó a sacudirse, no hubo gritos, ni jadeos solo convulsiones hasta que por fin se desmayó de dolor.


Aquello fue hace seis años Randy sigue siendo el esclavo de Julián que adora tener su pene palpitando en su boca y ano, disfruta con locura de su semen, mientras aun lo buscan por sus padres y amigos nadie lo ha vuelto a ver desde aquella tarde de verano, Julián es un eunuco sumiso completamente dominado a la voluntad de su secuestrador y ahora amo, que disfruta de ver la entrepierna vacía de su eunuco cada que le da una mamada o antes de que lo penetre.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

TÍO LO HACE

De repente, Sebastian buscó debajo de la cama y sacó unas esposas. Antes de que pudiera defenderse o decir algo, las manos de Florian estaban atadas a la armadura de la cama para que ya no pudiera luchar contra lo que estaba sucediendo. Sebastian le quitó su bóxer sin más preámbulos. Un par de mejillas realmente dulces y pequeñas en forma de manzana salieron a la luz. Sebastian gruñó ruidosamente ante la vista, tan dulce que parecía el joven culo. Florian protestó en voz alta, lanzó todas las maldiciones que conocía a su primo y gritó que quería que lo soltara......


TÍO LO HACE.
De repente, Sebastian buscó debajo de la cama y sacó unas esposas. Antes de que pudiera defenderse o decir algo, las manos de Florian estaban atadas a la armadura de la cama para que ya no pudiera luchar contra lo que estaba sucediendo. Sebastian le quitó su bóxer sin más preámbulos. Un par de mejillas realmente dulces y pequeñas en forma de manzana salieron a la luz. Sebastian gruñó ruidosamente ante la vista, tan dulce que parecía el joven culo. Florian protestó en voz alta, lanzó todas las maldiciones que conocía a su primo y gritó que quería que lo soltara.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [DOMINACIÓN] [SADO] [TORTURA] [VIOLACIÓN] [INCESTO] [SNUFF]


Categoria: Adolescente      Autor: Jackoberlin




Florian, un joven de la gran ciudad, de solo 14 años, fue enviado al campo el verano pasado para visitar a su tío. El trasfondo fue porque él seguía escapando de la casa donde vivía en la ciudad. Como su próximo pariente, su tío ahora debía hacerse cargo de la educación del niño. El tío Albert era dueño de una gran propiedad con ganado y campos de cultivo. Además de sus empleados, solo su hijo Sebastian, de 16 años, vivía con él. Por qué la tía lo había dejado, aunque en ese momento Florian no lo sabía.

Así que llego en el verano, era un caluroso día de julio, vestía solo short de mezclilla y camisa cuando bajo en la estación de la pequeña aldea. Su primo lo recogió de la estación y ambos caminaron por el largo camino hacia la propiedad de su tío. En el camino, Florian siempre notó las miradas de su primo. Ese modelo casi no lo ruboriza desde adelante y atrás. Al llegar a la finca, Sebastian le mostró a su primo la habitación común y le dijo que para el chico especialmente le habían puesto una cama. Luego, su primo hermano condujo al pequeño para que conociera el lugar.

Él le mostró los jardines y los establos. Por la tarde, el tío regresó de la ciudad, donde tuvo que hacer recados. Saludó a su sobrino, a quien no había visto durante años, exuberantemente como un modeló de arriba abajo, dándole vuelta una vez a su propio eje. Hasta ahora todo estaba bien. Los dos muchachos pasaron casi todos los días y noches juntos. Debido a las vacaciones de verano tenían mucho tiempo. Luego, hacia fines de julio, sucedió algo que mato por completo el idilio.

Florian estaba acostado en su cama en la sala común con solo un bóxer. Tendido boca abajo, tratando de leer un libro cuando la puerta se abrió en silencio. Su primo, que también vestía solo un bóxer, todavía estaba un poco mojado por la ducha que acababa de tomar, entro en la habitación. Se sentó al nivel de la pelvis de Florian en el borde de la cama y comenzó a acariciar descaradamente al menor en la espalda. Cuando Florian giró brevemente la cabeza y miró a su primo, esto calmó al pequeño y solo dijo, deberías simplemente disfrutar al ser penetrado.

De repente, Sebastian buscó debajo de la cama y sacó unas esposas. Antes de que pudiera defenderse o decir algo, las manos de Florian estaban atadas a la armadura de la cama para que ya no pudiera luchar contra lo que estaba sucediendo. Sebastian le quitó su bóxer sin más preámbulos. Un par de mejillas realmente dulces y pequeñas en forma de manzana salieron a la luz. Sebastian gruñó ruidosamente ante la vista, tan dulce que parecía el joven culo. Florian protestó en voz alta, lanzó todas las maldiciones que conocía a su primo y gritó que quería que lo soltara.

Cuando los gritos de Sebastián eran demasiado fuertes, tomó rápidamente unos calcetines de Florian y se los metió en la boca. Al menos hubo un descanso. Sebastian volvió al pie de la cama, agarró las nalgas de su primo y comenzó a amasarlas suavemente. Siempre lo abría un poco más hasta que finalmente separó las mandíbulas y miró extensamente el pequeño agujero. Riendo, notó que aún era virgen, pero ciertamente no por mucho tiempo.

Florian se colocó firmemente entre sus piernas, buscó los colgantes huevos del niño, los encontró, los tomó en su mano y los apretó, amasándolos amorosamente. Por supuesto, eso dejó frío al chico y rápidamente tuvo una erección. De alguna manera, al pequeño le gustaba bastante ese tratamiento. Al menos hasta allí. De repente, Sebastián soltó los huevos de Florian, se paró frente a la cara del niño y también dejó caer su bóxer.

A la luz quedo un pene adolescente muy tieso con un buen escroto que rebotaba directamente debajo. Florian miró asombrado a ese "monstruo", de no haber tenido el calcetín en la boca, habría hecho ruido de asombro. Sebastian sonrió ante la cara de Florian. Por supuesto que había notado la mirada asombrada del chico. Sin más explicaciones, Sebastian regresó al pie de la cama, extendió las piernas de su primo más joven, separó las nalgas y escupió al chico una buena cantidad de saliva directamente sobre su agujero.

Luego, sin dudarlo, puso su gordo glande en el agujero del niño y con un pequeño grito reprimido, entró en el cuerpo del niño de una sola vez. Florian se levantó lo más que pudo, echó la cabeza hacia atrás, tratando de gritar de dolor, pero la mordaza no permitió que eso sucediera. Su primo mayor lo penetraba duro y sin piedad, una y otra vez. Entonces el momento de la salvación estaba allí, los huevos de Sebastian comenzaron a contraerse, contraerse al cuerpo y el orgasmo había llegado. Sebastian descargó todo su jugo adolescente dentro de su primo.

Florian pensó que finalmente todo había terminado. Pero no había esperado el poder de su primo. Quien repitió todo el procedimiento tres veces más. Sacó su pene del agujero dañado después del orgasmo, esperó hasta que el agujero se cerrara y violo al chico tres veces de la misma manera. Florian quería llamar a su tío, que sabía que estaba en su estudio, pero no podía hablar. Así que tuvo que soportar con lágrimas la violación de su primo, pero pensó en contarle más tarde. Justo en el momento en que Sebastian inseminó nuevamente el culo del más joven, la puerta se abrió de golpe y entró su tío.

-"¿Qué está pasando aquí?" Gritó con su poderosa voz.
-"He desvirgado al pequeño", dijo Sebastián levantándose, nada avergonzado por su desnudez.

-"Parece que estás aun viniéndote, ve a ducharte primero". dijo el tío.

Sebastian salió de la habitación y su tío se acercó a la cama a la que Florian todavía estaba atado. Le habló con calma al pequeño, insistiendo en que no lo quería de esa manera, pero no hizo ningún esfuerzo por liberarlo de las esposas.

-"Veamos qué te hizo", dijo el tío, agarrando las nalgas del pequeño y mirando el trabajo de su hijo.

El agujero del chico comenzó a cerrarse otra vez, pero aun así derramó un poco de semen de Sebastian y corría sobre su escroto hasta la sábana debajo de él, donde formó un charco.

-"Hombre te usó bastante duro", comentó su tío. "Pero tú también eres muy lindo Flo".

Luego el tío inclinó su boca hacia el agujero del chico y comenzó a chupar el semen de su hijo del agujero Florian estaba tan incómodo. Él comenzó a gemir suavemente bajo esa caricia y de inmediato se puso rígido de nuevo. El tío notó la excitación del chico, por supuesto. Si Florian hasta ese momento hubiera pensado que la dura prueba tuvo un final, ahora venía algo mejor.

El tío también se desnudó, arrodillado entre las piernas del chico, que no pudo cerrar y lo penetró, aunque por el semen no fue tan doloroso. Florian se enfureció de nuevo, el pene del tío lo penetro tan fuerte como su primo lo había hecho. Ese entró nuevamente, a la habitación, todavía desnudo. Sonrió a ambos cuando vio que su padre estaba penetrando a su primo. Sin consultar Sebastián fue a la cabeza de Florian, lo tomo del cabello para verle de nuevo su rostro. Florian jadeó, pues el calcetín entró aun más en su boca.

A una señal del tío ambos lo tomaron de los brazos, de modo que los brazos estaban atados ahora en cruz. Sebastián retiro el calcetín de la boca de Florian, el tío tomo las piernas del chico lo levantó y lo penetro en esa posición de nuevo. Sebastian, sin embargo, se paró con las piernas extendidas sobre Florian en la cama, primero dejó que su padre chupara su pene un poco, luego bajó lentamente su trasero hacia la cara de Florian. Se dio cuenta de que su primo también tenía un pequeño culo dulce, limpio y bonito, ya que en su mayoría era aún chico casi de su edad.

Sin que Florian se diera cuenta, comenzó a lamber el agujero del primo con su lengua, cada vez más profundamente, porque se abrió casi automáticamente. Cuanto más lambía Florian al primo, tanto más salvaje se retorcía, mientras le masajeaban de nuevo sus nalgas por su tío que todavía estaba ahí. En esa posición, el tío descargó dos veces seguidas sobre su pequeño sobrino. Luego, padre e hijo se arrodillaron delante de la faz del pequeño atado y el tío incluso penetro a Sebastian por su culo, para que Florian pudiera ver exactamente cómo el pene de su tío se hundía en su propio hijo, una y otra vez, hasta bien Sebastian fue inseminado en su culo.

Luego, el tío y su primo se dieron una ducha, dejando a Florian acostado en la cama aun atado. Incluso cuando cayó la noche, ninguno de ellos se preocupó por él. Sebastian pasó la noche en la cama de su padre. Florian solo lo escuchó los sonidos amortiguados a través de la delgada pared, que los dos parecían disfrutar. En ese momento, Florian tuvo la idea de chantajearlos por violarlo. A la mañana siguiente, en el desayuno, abordó el problema directamente. Exigiría una inmensa suma de dinero a su tío todos los meses, de lo contrario iría a la policía y los denunciaría a los dos.

El tío miró a su sobrino solo por muy poco tiempo, luego miró a su hijo, que estaba sentado frente a él y ahora Florian no era bueno para nada. Ambos se sonrieron el uno al otro sin decir una palabra. Después de que los tres habían terminado de comer, el tío de repente e inesperadamente alcanzó el brazo de Florian. Fue un agarre duro que lastimó mucho al adolescente. "Ven conmigo", dijo el tío solo ligeramente y tiró de Florian de su brazo directamente hacia la puerta del sótano.

Abrió la puerta y empujó a Florian, por lo que tuvo problemas para no caerse por la empinada escalera. Al llegar al sótano, Florian se sorprendió. Estaban en una gran bóveda subterránea que se había convertido en una cámara de tortura totalmente equipada. Todo tipo de dispositivos de tortura estaban ahí. Florian fue empujado más lejos a una jaula de barras de metal resistentes, que era muy baja. El tío le dio a Florian una mascarilla de cuero que solo tenía orificios para respirar y aberturas para los ojos.

La máscara estaba atada con correas de cuero a la cabeza del chico y asegurada con pequeños mechones. Entonces Florian tuvo que meterse en la jaula, que el tío cerró con llave desde afuera. Al irse, el tío apagó la luz, de modo que el adolescente estaba sentado solo en la oscuridad en su jaula. No sabía cuánto tiempo había pasado cuando de repente se encendió la luz. Deslumbrado por el brillo, notó que era Sebastian quien ahora abrió la jaula.

-"Vamos, bastardo", dijo Sebastian, casi tirando de las piernas de Florian de la jaula.

Justo cuando el tío había empujado al niño hacia atrás, Sebastian empujó al niño por las escaleras, de modo que medio cayó, medio corriendo.

-"A la sala de estar", dijo ásperamente Sebastian.

Una vez ahí, Florian notó inmediatamente el cambio. En el círculo se instalaron unas sillas, en las que se sentaban seis hombres viejos y de aspecto rudo vestidos de traje. En el medio de la rueda había una estera de goma en el piso. Florian fue forzado por el tío para colocarse justo en el medio de ellos.

-"Vamos, quítate la ropa", les gritó el tío a los chicos. "Nuestros huéspedes quieren verlos".

Frente a la orden dominante, Florian no se atrevió a contradecirlo y lentamente comenzó a quitarse la camisa. Dado que para la audiencia era un poco lento, fue presionado a que se diera prisa. Así que también se quitó los zapatos, calcetines y pantalón, dejó caer todo y se paró frente a los hombres en calzoncillo.

-"Todo" el tío se regocijó ordenando.

A regañadientes, Florian obedeció y se quitó su bóxer. Si no hubiera tenido puesta la máscara de cuero, habrían visto lo rojo que se había vuelto de la vergüenza. Desnudo, con las manos colgando de los muslos, ahora se quedó allí y dejó que los hombres lo miraran. No dejó de notar que estaban empezando a babear.

-"Date la vuelta, encárate, muéstranos tu ano" le ordenó su tío y Florian obedeció de nuevo.

No le quedaba nada de valor. Mostro su culo dulce de niño en la dirección de los hombres, se inclinó hacia adelante y separó sus nalgas con sus manos. Algunos de los hombres soltaron un gemido. Un suave "bravo" vino de otro hombre. Cuando Florian quiso enderezarse de nuevo, su tío le dijo que tendría que ponerse en cuatro patas, en el medio de la estera de goma. Fue muy embarazoso, el adolescente de 14 años, tuvo que mostrarse desnudo a los extraños.

Así que se arrodilló sobre la estera y supo que había hombres que lo miraban como un trozo de carne. Después de un momento de silencio, escuchó al tío preguntar a los asistentes que estaban dispuestos a pagar. Las ofertas se volcaron. Comenzó con una oferta de 1000 euros y Florian escuchó a los hombres empujando la oferta. La última oferta fue de 100.000 euros. Arrodillándose y con la cara con una máscara de cuero, Florian no sabía de qué se trataba. Escuchó esas inmensas cantidades de dinero para él y se preguntó porque esos hombres querían pagarle tanto dinero a su tío.

Entonces lo sintió. Uno de los hombres se arrodilló detrás de los muchachos, extendió sus nalgas con sus manos y Florian sintió una lengua húmeda en su agujero. Fue genial. Empezó a disfrutarlo, olvidándose de la situación en la que se encontraba, olvidando que había otros hombres, incluidos su tío y su primo. Simplemente disfrutó de la manera en que esta lengua manipulaba su agujero y literalmente estaba lambiéndolo.

El pequeño ano del adolescente comenzó a moverse, abrirse y cerrarse casi automáticamente. Luego escuchó un cierre de cremallera, supo en el mismo momento que inmediatamente sentiría el dolor ya conocido. Apenas lo había pensado, cuando ya sentía el pene del hombre sobre su ano. Sin piedad, el hombre lo penetró. Literalmente desgarro su esfínter aún apretado. Florian escuchó a los otros hombres aplaudir. Se sentía tan explotado y patético, lo cual era. El hombre detrás de él ahora lo penetraba duro y persistentemente su apretado como pequeño agujero. Florian lo sintió como una eternidad, hasta que sintió que el hombre arrojaba todo su jugo dentro de él.

Lentamente, muy lentamente, el hombre sacó su pene ya flácido del culo del chico. Florian solo pensó que habría sido todo y que lo dejarían descansar. Imagínese, cuando se dio cuenta de inmediato que no era así. Tan pronto como su violador sacó su pene, Florian ya sintió el siguiente patán que lo penetraba. Ahora sabía lo que iba a pasar. Todos estos hombres lo penetrarían, uno después del otro. Así es como sucedió. El que tuvo la oferta más alta fue el primero, luego fue uno por uno. Cada uno de los hombres lo penetraron sin ninguna consideración.

Florian fue inseminado por seis hombres en fila. Después de que todos los visitantes se habían inmortalizado en su mente, su primo Sebastián se arrodilló detrás del niño. Él agarró brutalmente las dos nalgas y las separó lo más posible. Girando ligeramente su cuerpo hacia un lado, ahora le mostró a su tío el agujero aún dilatado, del cual goteaba lentamente el semen de los seis hombres. Muy lentamente, el semen corrió por los huevos del adolescente, goteando sobre la estera de goma debajo de él. Luego Sebastián lo soltó. Se desplomó exhausto sin hacer ruido y se quedó boca abajo con las piernas abiertas.

Era una vista hermosa, ese cuerpo de jovencito desnudo sobre la estera de goma. Los invitados, pero también el tío y también Sebastian otra vez tenían cada uno una erección debajo de sus pantalones, como era claramente visible. Ahora el tío tomó la iniciativa. Se acercó a su sobrino desde atrás, lo agarró por las mandíbulas, echó la cabeza hacia atrás y envolvió su cuello con sus brazos. Luego se inclinó sobre el culo del chico, que todavía estaba cansado y lamió con deleite el semen goteante de su ano.

Florian se reavivó instantáneamente por ese trato inusualmente amable de su tío, como era fácil de ver. Su pene joven creció, el prepucio se retiró y desnudó el delicioso glande ligeramente mojado del niño. Cuando el pene de Florian había crecido a su tamaño completo, el tío levantó al niño de sus brazos y lo puso de pie.

-"Bueno, señores, ¿lo prometido es deuda?", Preguntó al círculo de los presentes.

Todos aplaudieron. Miraban boquiabiertos al joven de arriba abajo. Encantados con el pene del chico que se mantenía inclinado lejos del vientre, que ahora comenzaba a gotear ligeramente, aunque ese tipo de actuación era extremadamente embarazoso. Dirigiéndose al hombre que le ofreció los 100.000 euros de Florian, el tío solo dijo.

-"Ahora es tuyo, haz lo que creas necesario con él".

Tan pronto como el tío hablo, el aludido se levantó de su silla. Se acercó a Florian, que todavía estaba en el medio sin ninguna emoción, agarró una correa de perro de una mesa cercana y la sujetó al cuello del chico. Luego lo jaló de la correa, llevándolo sin decir una palabra, hacia la puerta del sótano. Abrió la puerta del sótano y de nuevo llevaron a Florian, pero esta vez un poco más suave que antes. Al llegar a la habitación del sótano, el hombre le dijo al niño que debía enfrentarse a la Cruz de San Andrés.

Él sujetó al adolescente con las restricciones de manos y pies a la cruz. Para que él no pudiera moverse más. Así que quedo de pie, con las piernas separadas, desnudo atado a esa cruz, con las manos en el aire.

Los otros hombres, así como el tío y el primo, mientras tanto, ingresaron a la bóveda del sótano. Habían traído sus sillas desde arriba y se sentaron contra la cruz en una fila contra la pared como espectadores.

El hombre que había comprado a Florian ahora se desvistió lentamente su traje, luego su ropa interior, lo juntó todo prolijamente y lo colocó en una esquina.

Completamente desnudo, el hombre se paró frente a Florian y le pasó la lengua por los labios. Él sonrió ampliamente al chico. Luego se dirigió a la pared, donde colgaban varios "juguetes", agarró el látigo y lo extendió. Sin previo aviso, azotó al colgante Florian en la cruz. Comenzó a azotar el cuerpo del adolescente. En el pecho, los muslos y parte también en los genitales. Después de 50 golpes en el cuerpo, el hombre finalmente se detuvo. Florian solo pudo gritar reprimidamente durante la tortura, ya que todavía tenía puesta la máscara de cuero.

Los espectadores sentados en sus sillas habían recibido una pringas de grasa en el pantalón durante el castigo. Completamente exhausto y sangrando fácilmente por algunos verdugones, Florian ahora colgaba más de la cruz que antes. El hombre lentamente enrolló el látigo otra vez, se acercó a la pared donde lo había tomado y cuidadosamente lo colocó en su lugar. Ahora fue al otro lado de la bóveda del sótano, donde se encontraba una mesa de acero inoxidable con algunas herramientas. Agarró una fina tira de cuero y un bisturí, se acercó a Florian otra vez.

De pie para que los espectadores pudieran verlo todo, agarró el pequeño escroto del chico y le ató los huevos con la tira de cuero. En esa situación, quedo colgando al adolescente, cuando el hombre sentó con los otros espectadores y comenzó una conversación con el tío sobre lo próximo a proceder. Durante aproximadamente un cuarto de hora dejó que el chico colgara con los huevos atados. Lentamente se fueron tornando a un azul oscuro debido a la falta de flujo sanguíneo.

Luego recogió el bisturí de nuevo, que tenía acostado en su regazo durante la conversación, y fue a la cruz donde estaba Florian. De nuevo, se colocó para que la audiencia pudiera ver sin obstáculos. Con su mano izquierda, alcanzó su escroto. Con la derecha, ahora llevó el bisturí al escroto, hizo una ligera presión y la afilada hoja abrió la bolsa de piel. Lentamente, realmente lo disfruto, ahora cortó el saco del chico por la costura.

Luego, presionó ligeramente sus huevos y éstas brotaron de la bolsa abierta, colgando de los conductos seminales para quedar entre las piernas del adolescente. La audiencia aplaudió. Mientras tanto, también habían dado rienda suelta a sus rígidas erecciones, que se mantenían de pie entre las piernas de la audiencia.

-"Córtale los huevos" exigió el tío. 

En su glande ya se formaba una primera gota de líquido pre seminal. Siguiendo la petición, el hombre tomó un cascanueces comercial de la mesita. Conectó el huevo izquierdo del chico, apretando. Florian se puso de pie con los grilletes lo mejor que pudo, se escuchó un grito reprimido. A través de las rendijas de los ojos se podían ver las lágrimas rodando. Luego un suave crujido y el huevo salpicó la bóveda del sótano.

Hubo un rugiente aplauso de los espectadores. Inmediatamente después, el mismo procedimiento con el segundo huevo. Abrazadera, empuje, explosión. Florian ahora era impotente en sus grilletes, el adolescente no había experimentado la explosión del segundo huevo pues estaba conscientemente. Con muchas sales aromáticas y un cubo de agua fría, Sebastian hizo que su primo recuperara la conciencia.

Ahora fue especialmente difícil para el pequeño. El hombre sacó un gran cuchillo de carnicero de la mesa, lo calentó con un soplete hasta que estuvo al rojo vivo. Dio un paso de nuevo al lado de Florian, agarró su pene y tiró de él hacia adelante. Entonces otra vez un grito reprimido a través de la máscara de cuero. El hombre corto el pene de Florian sin miramientos. Los espectadores rugieron, sus penes se alzaron con fuerza en el aire.

Una vez más, Florian cayó en una inconsciencia redentora y Sebastian lo recuperó. Florian fue liberado de los grilletes, pero inmediatamente fue colocado sobre una mesa, boca abajo. El culo del chico estaba en el borde de la mesa. Uno por uno, todos los presentes lo volvieron a penetrar. De todas las maneras lo embistieron, uno por uno, sus duros penes entraron en el apretado ano hasta que todos se vinieron en él.

Como último fue Sebastian a quien se le permitió penetrar a su primo más joven. Lo disfrutó visiblemente, metiendo su duro pene en el inseminado ano del adolescente. En el momento en que Sebastian comenzó a correrse en su primo, agarró el cuchillo de carnicero, con el que le había cortado su pene. Sebastian agarró a Florian por detrás del cabello, echó la cabeza hacia atrás y le cortó su cuello, todavía con su pene en su culo, sin ceremonia alguna.

-"Así terminan los muchachos que nos quieren chantajear", dijo terso el tío.

Mientras su sobrino moría desangrado, degollado sobre aquella mesa.



Historia Original Aquí.






Autor: Jackoberlin       Traductor: DarkSoul

ALTERACIONES

Había muchas ventajas que vienen con el trabajo de Hank. Como el medidor principal en la tienda debía medir a todos los hombres, era su trabajo muy agradable medir un número casi infinito de hombres para los trajes y pantalones. Eso le daba la oportunidad de entrar en contacto cercano con una gran cantidad de pequeños trozos de carne de macho. Le gustaba especialmente medir para los pantalones que le permitió sentir discretamente sus firmes entrepierna todo para asegurar un ajuste correcto......


ALTERACIONES
Había muchas ventajas que vienen con el trabajo de Hank. Como el medidor principal en la tienda debía medir a todos los hombres, era su trabajo muy agradable medir un número casi infinito de hombres para los trajes y pantalones. Eso le daba la oportunidad de entrar en contacto cercano con una gran cantidad de pequeños trozos de carne de macho. Le gustaba especialmente medir para los pantalones que le permitió sentir discretamente sus firmes entrepierna todo para asegurar un ajuste correcto.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [TORTURA] [BALBUSTING]


Categoria: Gay      Autor: Ron




Había muchas ventajas que vienen con el trabajo de Hank. Como el medidor principal en la tienda debía medir a todos los hombres, era su trabajo muy agradable medir un número casi infinito de hombres para los trajes y pantalones. Eso le daba la oportunidad de entrar en contacto cercano con una gran cantidad de pequeños trozos de carne de macho. Le gustaba especialmente medir para los pantalones que le permitió sentir discretamente sus firmes entrepierna todo para asegurar un ajuste correcto.

¡Por supuesto! A veces, con un espárrago especialmente bien dotada que obviamente llevaba bóxer, él con mucho tacto preguntaba si le "colgaba hacia la derecha o hacia la izquierda", es decir de qué lado se rellenaba sus genitales bajo de su pantalón. Eso era siempre acompañado por un astuto guiño y una sonrisa a los que responderían con una decisión poco avergonzada. Si se detectaba alguna resistencia, que de vez podía correr un riesgo algo adicional.

Y, por supuesto, no podía contener sus fantasías: “El movería su mano entre las piernas y agarraría sus huevos al tiempo que le bajaba la cremallera para abrirla, para manejar los testículos del hombre sorprendido antes de saber lo que había sucedido. Para enviar un fuerte golpe punto muerto de sus huevos que lo paralizaba para luego girar y apretar sus genitales impotentes hasta que estuviera más allá de la reparación”. Los chicos que inspiraban sus fantasías más violentas eran los de postes de madera arrogantes y heteros, machos con un equipo desafiante hacia adelante mientras posaban ante los tres espejos con sus nuevos, pantalones ajustados. ¡Dios! ¡Cómo quería arruinar los esos hijos de puta!

Entonces, un día, los acontecimientos ocurrieron de tal manera que le llevaron a planear un cumplimiento real de sus fantasías. Llegó una persona un tal Peter Dunn que había sido un buen cliente durante varios años desde que estaba en la escuela secundaria. Peter había ido más o menos el campus de Don Juan por la mayoría de sus cuatro años en State College. Un verdadero hijo de puta homofóbico que iba siempre echando chistes de homosexuales degradantes cuando él no estaba haciendo alarde de sus conquistas sexuales con la última belleza del campus. 

La ocasión era el baile de primavera y Peter estaba ahí por un nuevo smoking. A la pregunta habitual de Hank, que Hank lascivamente sugirió que permitía un montón de espacio extra para acomodar su dotación amplia, agregando que era su deber de promover su imagen y "¡mantener a las chicas felices!" Ni siquiera se dio cuenta de que Hank manipulado con cuidado sus grandes huevos.

A medida que sus dedos hicieron delicado contacto con la abundancia de los genitales colgando de Peter a través de la tela suave, de repente tomó la decisión de que ese era el momento de actuar sobre sus deseos reprimidos largamente. Durante la pequeña charla típica, se determinó cuáles serían planes de esa noche de Pete. Que iban a dividir entre el baile temprano y salir a un parque desierto en las afueras de la ciudad y "Salir como un bandido", fue la expresión de Peter. Tanteando a sí mismo cuando lo dijo y sonrió. Hank sonrió también, pero por una razón muy diferente.

La noche del baile, Hank esperaba fuera del gimnasio y observó a la pareja a través de la ventana. Peter y su magnífica típicamente pareja mostrando su material antes de que los simples mortales los notaran. Hank sintió repulsión ante el espectáculo. ¡Solo tengo que esperar! Efectivamente, poco más de las once, Peter se marchó en su nuevo Honda y se dirigió a la entrada del pueblo con Hank siguiéndolo discretamente.

Mientras conducía en silencio cerca de un claro, pudo escuchar a Peter jugando en terreno. En el momento en que se acercó a la pareja ya se había deslizado una capucha negra por encima de su cabeza, Peter estaba ya medio desnudo, una enorme erección ya tratando de empujar a través de su pantalón de esmoquin. Hank interrumpió repentinamente la escena de sexo.

-"Ok, levanta las manos". Ordenó empujando una pistola en la cara de susto de Peter. 

Arrojándole un trozo de cuerda. 

-"Amarra a tu amiga a ese árbol y asegúrate de que lo haces bien". Ordeno Hank

Mientras Peter estaba ocupada, Hank observo con mucha atención los atributos masculinos de Peter, como la vergüenza que estaba pasando con su cita. Después de que ella estaba atada de forma segura, Hank volvió su atención a Peter. "¡Ok, estúpido! Permanecer allí y fue hacia ellos, pon tus manos detrás". Ordeno.

Tuvo que admitirlo: Peter era un Adonis, su forma ajustada del pantalón de esmoquin acentuaba cada curva deliciosa y abultamiento de su torneado culo como el bulto a mitad de camino por la pierna izquierda del pantalón, la corona de su pene fue evidente al igual que la hinchazón obvia que lo traicionaba como la existencia de sus dos testículos llenos de esperma cálida lista para salir. El bastardo arrogante probablemente no se había puesto ropa interior para mostrar mejor su equipo. Su abrigo ya estaba fuera, mostrando sus pezones que sobresalen a través de su camisa de vestir blanca. Antes de que él supiera lo que estaba ocurriendo, Hank le disparó por delante de su pie y dio una patada al hijo puta en los huevos, provocando un grito de agonía y de incomprensión.

Antes de que pudiera empezar a defenderse, Hank disparó un segundo y un tercer golpe devastador entre las piernas, clavando los golpes casi letales en sus desafortunados huevos. Cada golpe devastador trajo otro grito agudo de dolor y suplicas para se detuviera. Después de la tercera patada, Peter estaba de rodillas tratando de proteger sus preciados huevos. Solo se presentó un objetivo aún más tentador que sus muslos en un ángulo hacia su entrepierna hinchada. Hank dio un paso atrás y entregó una patada final a sus huevos sin precedentes, capturando de los testículos por debajo y enviándolos volando en su saco.

-"¡Ahora, hasta de pies, por los brazos detrás de ti o te vuelo los huevos!" Ordeno Hank.
-"¡Sí, señor! Por favor, no me haga más daño. ¡Está arruinando mis huevos!" Dijo Peter.

Pero Hank no respondió, excepto para moverse cerca y agarra el cinturón en la cintura de su pantalón y desgarrar la entrepierna en dos, permitiendo que los genitales de Peter colgaran sucesivamente sin restricciones cuando la cremallera se desgarró, dejando al descubierto el vello rizado oscuro de su bajo vientre y la ingle. Hank tomó su navaja y terminó despojar de sus ropas al aterrado joven. 

Hank lo despojo de su camisa formal cara, las piernas de los pantalones negros. Había estado en lo cierto, el bastardo no llevaba ropa interior. Su novia vio con horror fascinada, empujó hacia atrás a Peter. Su pene se fue hacia sus nalgas y se quedó allí, con las piernas abiertas en la hierba delante de él. Hank envió dos golpes después dos tremendas patadas directamente en los testículos indefensos que ahora estaban terriblemente hinchados y al borde de la destrucción. No tardaría mucho para que estuvieran sin posibilidad de reparación. Hank estaba por completado el trabajo.

Hank le subió las piernas dejándoselas bien separadas, y agarró una rama de un árbol cercano para atacar a los genitales con fuerza terminal. Golpe tras golpe terrible llovió sobre los pobres huevos hasta que reposaron completamente destrozadas dentro de su escroto. Hank agarró en un puño sus pulverizados huevos y los sintió desplazándolos por sus dedos.

De pronto Peter gritó, cuando obligó a un pequeño palo por el orificio de su orina de Peter, rasgando su glande enviando sangre casi por completo por toda la uretra. Cuando el palo se detuvo en la base, Hank torció su pene, rompiendo el palo en el interior en varios trozos pequeños, que desgarraron el tejido interno de su una vez atractiva erección. Peter estaba casi fuera de sí, al ver con horror y agonía mientras Hank lo levantó de un salto y lo obligó a ponerse de pie, con las piernas abiertas, lo hizo inclinar para tocar el suelo con las manos. 

Sus torturados, pero aún grandes genitales oscilado entre sus piernas. Hank tomó su pistola y colocó el cañón por detrás solo tocando la bolsa colgante de sus grandes huevos. 

-"Bueno, amigo, dile adiós a tu vida sexual y su virilidad. A la cuenta de tres, tus huevos serán historia. ¡Uno... Dos... Tres!”

Con una tremenda explosión, Peter miró hacia abajo para ver toda su cesta simplemente desaparecer en sangre y el tejido desmenuzado. Sus hermosos huevos se desintegraron; su escroto explotó, dejándolo sin sus amados huevos. Después de un último gemido de agonía y pérdida, cayó al suelo. Hank uso su cuchillo con novia para liberarla, y corrió hacia su coche y salió a toda velocidad.

Su satisfacción era completa. No solo él tenía el exquisito placer de haber castrado al bastardo, sino además que fue frente a su chica ¡Qué noche! 

Pueden apostar que habría otras... Había un instructor de gimnasio agradable, y un profesor de arte, y… Muchos más.



Historia Original Aquí.





Autor: Ron       Traductor: DarkSoul

TORTURA, SECUESTRO, DESVIRGUE Y CORTE

Me has hecho perder mucho dinero y será Virtz quien te haga pagar de la forma tradicional, sabía a lo que iba a enfrentarse si le hacía perder dinero. Nos veremos dentro de unas semanas, cuando las cicatrices hayan desaparecido y puedan trabajar para pagarme. Luego de sentenciarlo salió con aire de grandeza. Virtz siempre le había dado miedo a pesar de ser un hombre de apariencia tranquila, nunca había cometido ningún error, pero sus compañeros le contaron que era un hombre cruel y no tenía miramientos a la hora de castigar ......


TORTURA, SECUESTRO, DESVIRGUE Y CORTE.
Me has hecho perder mucho dinero y será Virtz quien te haga pagar de la forma tradicional, sabía a lo que iba a enfrentarse si le hacía perder dinero. Nos veremos dentro de unas semanas, cuando las cicatrices hayan desaparecido y puedan trabajar para pagarme. Luego de sentenciarlo salió con aire de grandeza. Virtz siempre le había dado miedo a pesar de ser un hombre de apariencia tranquila, nunca había cometido ningún error, pero sus compañeros le contaron que era un hombre cruel y no tenía miramientos a la hora de castigar .

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [TORTURA] [VIOLACIÓN] [VIRGEN] [SADO]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo & Darksoul




Empujaba despacio, su ano se defendía con avidez, volvió a intentarlo, no consiguió nada. El cuerpo de Alan se tensaba con cada embestida, la falta de humedad en aquella cavidad iba a costarle caro. Por su parte, su desvirgador le separaba lo más que podía las nalgas, él emitía gemidos preocupantes, no había placer en ellos, era dolor lo que transmitían. Mojó sus dedos con la lengua y fue hacia su ano rápidamente,

Siguió con su tarea, separó más sus piernas, tomó con su mano derecha su pene e intentó meterlo con fuerza, su ano por fin cedió, él soltó un quejido seco y su violador siguió entrando; mientras más rápido sucediera, más rápido terminaría todo. Después de unas suaves embestidas lo consiguió, entró por completo, era momento de embestirlo con dureza, pero él temblaba y no podía dañarlo más, ya había sido suficiente.        

—“Alan, ahora tus clientes no serán solo mujeres, olvida las consideraciones que te tenía”. Dijo su Amo cuando el pene se retiró de su recién desvirgado ano.

Me has hecho perder mucho dinero y será Virtz quien te haga pagar de la forma tradicional, Alan sabía a lo que iba a enfrentarse si le hacía perder dinero. Nos veremos dentro de unas semanas, cuando las cicatrices hayan desaparecido y puedan trabajar para pagarme. Luego de sentenciarlo salió con aire de grandeza. Virtz siempre le había dado miedo a pesar de ser un hombre de apariencia tranquila, nunca había cometido ningún error, pero sus compañeros le contaron que era un hombre cruel y no tenía miramientos a la hora de castigar.

Era el amante del jefe, sin embargo, disfrutaba la compañía de hombres y mujeres. A Alan le gustaba mucho, tenía ojos verdes y un largo cabello cobrizo, nunca se atrevió a dirigirle una mirada directa, realmente le atemorizaba su presencia en el burdel. Cuando entró en la habitación Alan se incorporó y se hincó junto a la cama, no se aventuró a mirar su rostro después de lo que había pasado entre los dos.           

Virtz entró con dos de los hombres que cuidaban la puerta del burdel por la noche, eran altos y fornidos; los dos se sentaron en un sillón situado frente a la cama, Virtz se quedó en medio de la habitación.     

—“Alan sal de la cama y Marco, quítate toda la ropa, acomódate boca arriba en la cama, Braulio va a amarrarlo”. Ordenó con su habitual calma Virtz.

Así sucedió, el orangután lo amarró con fuerza a los barrotes de la cama y desde ahí pudo ver cómo ataban a Alan de las manos para colgarlo en una estructura de metal a un costado del lecho. Virtz tomó una fusta de la mesita de centro y se acercó a él.

—“Nota que no te até los pies, debes portarte bien o sufrirá las consecuencias ¿lo entiendes?”  Dijo Virtz

Alan asintió despacio mirando a los hombres. Virtz tomó su miembro erecto, lo levantó con firmeza y dejando al descubierto sus testículos comenzó a golpearlos con la fusta. El ardor era insoportable, cada vez azotaba con mayor ímpetu, sin embargo, no era tanto la dolencia lo que le molestaba; el problema era que lo estuvieran mirando.     

Luego de un rato dejó de castigarle los testículos para continuar con el resto del cuerpo, flageló sus pies, piernas, muslos, brazos y abdomen, ahí hizo una pausa, colocó la fusta en la cama y se acercó a su rostro, lambió su cuello, Alan pudo sentir su largo cabello picarle la cara, su lengua era cálida y experta, recorrió su clavícula hacia el pecho, ahí empezó a succionar su tetilla izquierda, sentía placer a pesar de que el cuerpo entero le escocía. Como era de esperarse sus tetillas se endurecieron, erectos como estaban les colocó una especie de pinza metálica, al sentir la primera, sus piernas perdieron el control y dieron un empujón a Virtz, él se incorporó y dio un golpe a Alan con la fusta en el muslo derecho.

La otra pinza en su tetilla termino por arquearle la espalda sin consentirlo y Virtz asestó un golpe con la fusta en el miembro de Alan. Quien intento quedarse quieto, incluso cuando pasó una especie de garra metálica por su piel ya castigada por la fusta, y a pesar del dolor siguió impasible con tal de evitar más daño. Luego de un rato Virtz se apartó de la cama, fue hacia la oscuridad y no dude en echar un vistazo a Alan quien miraba hacia el infinito, parecía que el hecho no lo inmutaba. Virtz tardó un rato en volver, yo quería compartir un poco de intimidad con Alan, decirle algo, tal vez un “lo siento” por esos golpes no le era posible.       

Virtz regresó antes de que pudiera articular palabra, traía consigo una caja de toques, ésta tenía dos barras extensibles, las alargó a su cuerpo y comenzó a propinar descargas sobre las pinzas que tenía en las tetillas, sus piernas querían derribarlo, pero sabía que aquello traería serias consecuencias, así que solo atinó a enterrar los pies en la cama y apretar los dientes hasta que le fue imposible. Abandonó el castigo, le quitó las pinzas y se dirigió a su miembro nuevamente, lo levantó y golpeó sus testículos con una de las barras, sus piernas automáticamente lo derribaron de la cama, cuando Alan percibió su error ya era tarde. Virtz se incorporó normalmente, ni siquiera se enfadó, al contrario, tenía una sonrisa que le preocupó aún más.  

—“Lo que sigue es culpa tuya”. Le dijo Virtz mientras masturbaba el miembro de Alan violentamente.

Aunque éste tardó un poco en responder, finalmente se erecto, así como estaba, Virtz lo sujetó con fuerza y colocó una de las extensiones de la maquina en el glande; Alan se retorció en el aire, él los enredó para no provocarse problemas. Soltó algunos gritos ahogados y sus facciones se descompusieron completamente. Soltó algunos improperios, lo insultó de mil formas posibles y él sin molestarse le dijo:           

—“Tus palabras repercutirán en tu cuerpo”. Dijo Virtz.

Ya era tarde, seguramente Alan estaba deseando haber mantenido la boca cerrada. Pero pese a llevar ya seis meses secuestrado aún era algo rebelde no habiendo aprendido a callar.    

—“Haré lo que me pidas, sé que lo he hecho mal, pero no me hagas daño”. Dijo Alan despacio y con un tono amable.       

—“Lo sé, es tu culpa y pagarás más por ello, cada cicatriz y consecuencia, será culpa tuya, ¿aunque no sé si lo te hare se podrá curar fácilmente? Dijo Virtz.

Y sigue hablando, el castigo irá en aumento en proporción a tus palabras. Alan Calló entendiendo que no había nada que pudiera hacer y siguió expectante ante una oportunidad. Virtz abandonó los tormentos un tiempo considerable, se alejó hacia una mesa que estaba en el fondo y trajo un látigo, se colocó a un lado de Alan y comenzó a flagelarlo, él por su parte mordía su labio inferior cerrando los ojos y aferrando sus manos a las ataduras. Contó once azotes y cada uno causaba una herida profunda. Quería volver a rogar, pero tenía miedo de agregar más sufrimiento a su persona.

Virtz fue a la mesa nuevamente, dejó el látigo, tomó una navaja y observó la reacción de Alan con una sonrisa burlona.

—“Me gustas Alan, sabes que puedo disponer de quien me guste. El Jefe me lo permite, pero tú estabas en la lista Premium ¿Qué dices, te entregas?” dijo Virtz.

-“Sí”. Contesto a toda prisa Alan sin pensar.

No quería que utilizara la navaja en su cuerpo perfecto. Virtz se acercó hacia él con el arma en la mano, cortó las ataduras y se colocó encima de él. Lo besó en la boca, introdujo su lengua y dejó que su cuerpo sintiera su miembro erecto. Acercó su boca a mi oído y en un susurro le dijo

-“Quiero comprobar tu francés”. Dijo Virtz.

Acto seguido se recostó en la cama, desabrochó su pantalón y puso sus manos bajo su nuca diciéndole a Alan “adelante”.  

Intentó entrar en medio de sus piernas, pero su intención era otra.

—“Quiero que me hagas la felación con el culo en alto, quiero que los chicos tengan una fantástica vista desde su posición”. Ordeno Virtz.

Entonces Alan se colocó en cuatro patas y comenzó la felación despacio, primero con lametones recorría el pene de Virtz, justo después siguió con los testículos, posteriormente se tragó su miembro entero, lo sacaba y metía en mi boca rápidamente, esperando que sus movimientos le gustaran y lo distrajeran de sus intenciones.      

—“Basta”. Dijo Virtz al tiempo que alárgama su mano hacia las nalgas de Alan y las golpeaba.

Sin retirar la mano se las acarició y buscó con su dedo índice la entrada de mi ano, sin miramientos introdujo su dedo, lo introducía y separaba sus piernas acariciando sus testículos. Se apartó un momento y regresó con un consolador, lo introdujo en su ano y comenzó a moverlo con rapidez, luego lo dejó dentro y retrocedió nuevamente. Era un objeto extraño, el grosor no era demasiado, sin embargo, era bastante largo, tanto que una parte considerable se quedó fuera entre las nalgas de Alan.

—“Esto sucede por tu culpa Alan”. Dijo Virtz quien aún no terminaba la frase cuando Alan sintió una gran punzada.

El consolador era de metal, lo sabía porque estaba muy frío, pero lo confirmó cuando alargo las dos extensiones de la caja de toques al objeto y Alan sintió cómo le partía en dos sus entrañas. Dos lágrimas recorrieron el rostro de Alan aquello no lo esperaba. Tan rápido como comenzó Virtz retiró la electricidad y su cuerpo se tambaleó un rato. Alan, es mi turno de probar ese culo casi virgen. Ven aquí, voy a hacer que disfrutes una vez más, disfruta todo el tiempo que desees y recuerden que será tu última vez como un hombre intacto, para mañana serás un eunuco y nunca volverás a correrte. 

Virtz se quedó en la cama Alan se aproximó. Los dos se miraron cómo quien ve a su verdugo los otros hombres se sentaron en el sillón expectantes. Ante la amenaza de su torturador Alan no vaciló en llevar su mano a pene, pero éste se encogió e hizo una mueca de dolor.

-“Por favor permite que mi última noche intente gozar todo lo que pueda Virtz”. Suplico Alan.

Luego de eso puso una mano sobre su pecho e hizo que Virtz se recostara en la cama, se inclinó para hacerle una felación y Virtz se abandonó al placer. La lengua de Alan recorrió cada centímetro de su pene y testículos, quería acabar en su boca, pero Virtz se acordó que no podía soltar su semen hasta que él lo permitiera, entonces Alan le susurró al oído.

—“Poséeme, prepárame para lo que sigue”. Dijo Alan con voz quebradiza.

Alan se puso en cuatro nuevamente sobre la cama, pero Virtz tenía pensado algo mejor e hizo que se acostara boca abajo, sin darse cuenta del daño que le causaba su propio peso sobre su lastimado pene, sin embargo, luego de un momento pudo mantenerse en esa posición sin moverse; Virtz aprovechó para darle un beso negro, hundiendo su lengua en su ano y subir por su espalda, volví a descender y lubricar el lugar de la mejor manera posible.       

Esta vez no tuve que empujar mucho para meter su pene en su ano, la punta entró fácil; al escuchar sus gemidos entrecortados la excitación de Virtz llegó al tope, quería embestirlo con fuerza y saciar su hambre, porque sabía que Alan debía estar experimentando dolor. Lo que hizo fue acercarme a su oído, para preguntarle si el ritmo estaba bien, entonces Alan solo asintió con la cabeza. El miembro de Virtz entraba y salía de sus entrañas más rápido, Alan arqueó la espalda y gimió más alto, entonces Virtz intervino.

—“Córrete, para ti esto es todo”. Para Alan fue como una orden.

Unos segundos después, realmente quería aprovechar ese último momento por lo que se vino cuando sintió como el semen de Virtz inundó su cavidad, en gran cantidad, quedando tumbando sobre la cama respirando agitadamente no fue durante mucho tiempo, pues Braulio fue hacia él para amarrar literalmente, sus muñecas a los barrotes de la cama Virtz fue de nuevo hacia la oscuridad para regresar a donde estaba Alan ya bien amarrado.

Alan suplico sin efecto de pronto se escucharon gritos, la tensión iba en aumento, Virtz le introdujo una barra electrificada por el ojo de su glande para penetrarlo de nuevo para poseerlo a su antojo. Virtz lo miro a los ojos, él estaba derrotado desnudo boca abajo sobre la cama expulsando semen de su ano aun latiendo buscando cerrarse.          

De pronto Alan sintió de nuevo un primer latigazo impactando su pierna izquierda y parte del muslo, el segundo le dio en sus nalgas, otro más fue a parar en su espalda, sin embargo, los latigazos se aplicaron con cuido, porque la barra electrificada castigaba mejor, sus nalgas, espalda, hombros, pies, pantorrillas, piernas; parecía meterse en todas partes. No quería que Alan perdiera el conocimiento y terminara sin saber cómo fue castrado.

Fue entonces cuando Virtz tomo de nuevo la afilada navaja y de un rápido movimiento le abrió la blanca piel del escroto de Alan, la sangre broto de inmediato mientras Alan aterrado por aquello solo comenzó a gritar sin parar.            

—“NO… ALTO… NO POR FAVOR… HARE LO QUE SEA…” Alan suplicaba Gritando presa del pánico.

Virtz sin embargo no tardo en extraer sus sangrentes testículos de su bolso de piel, los tomo con una de sus manos, jalando y tensando los cables que los unían aun al cuerpo de Alan, quien continuaba suplicando mientras lloraba, Virtz coloco la afilada navaja debajo de los tensos cables y de un rápido movimiento los corto convirtiendo a Alan en un eunuco para el resto de sus días.

Alan se despertó en una celda pequeña, en aislamiento, esos cuartos eran los más costosos y eso era porque quien los alquilaba podría hacer lo que quisiera en su interior lo que gustara, mutilaciones, golpes, torturas interminables… lo que quieran, en este lugar se olvidaba a quien era puesto, hasta que algún cliente salía insatisfecho diciendo que el personal estaba muerto y quiere la devolución de su dinero.

Aún no llegaba la noche, Alan lo sabía porque la luz que entraba por debajo de la puerta era brillante, pero pudo ver con terror cómo esa luz se iba extinguiendo, esperaba que su primer cliente se compadeciera de sus heridas y no fuese muy cruel.

Para su terror cuando la puerta se abrió fue Virtz al que sus ojos vieron entrar, por unos segundos hubo un tenso silencio y luego él le dijo.


-“Estas listo para tu nueva vida como un esclavo eunuco hasta tu muerte”.



Autor: Anónimo & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

TRABAJO SEÑUELO

Austin se sonrió a sí mismo en el espejo, se cepilló los dientes una vez más, fijo su cabello de nuevo. No le dijo a su padre a dónde iba; él solo le había criticado por ello, y le darían más nervioso. Se montó en su bicicleta, y se marchó. Tardó unos 20 minutos en llegar al antiguo almacén a las afueras de la ciudad. Austin se había tomado su tiempo para llegar allí, así que no llegaría todo sudado. Él tenía un poco de curiosidad de porqué fue elegido ese sitio en particular. Este lugar parecía estar abandonado. Era demasiado grande, y en mal estado......


TRABAJO SEÑUELO
Austin se sonrió a sí mismo en el espejo, se cepilló los dientes una vez más, fijo su cabello de nuevo. No le dijo a su padre a dónde iba; él solo le había criticado por ello, y le darían más nervioso. Se montó en su bicicleta, y se marchó. Tardó unos 20 minutos en llegar al antiguo almacén a las afueras de la ciudad. Austin se había tomado su tiempo para llegar allí, así que no llegaría todo sudado. Él tenía un poco de curiosidad de porqué fue elegido ese sitio en particular. Este lugar parecía estar abandonado. Era demasiado grande, y en mal estado.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [TORTURA] [CANIBALISMO] [ADVERTENCIA]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo




Austin se acababa de graduar de la secundaria, tenía 18 años, 1.75 de estura, un joven muy guapo. Le encantaba jugar con sus amigos; béisbol, el senderismo y natación eran algunos de sus momentos preferidos. Estaba esperando ese verano. ¡Él estaba pensando iba a hacer un mejor verano todavía!

Él vivía en un complejo de apartamentos de bajo costo con su padre y sus tres hermanos pequeños. Su Madre los había dejado hace años, impulsada ​por el alcohol y las drogas. Sorprendentemente, Austin se había mantenido al margen de los elementos tanto como le era posible, y había crecido fuerte y hermoso. Él sabía que tenía que alejarse de su padre, y empezar una vida propia. Una que llevaría al éxito y a una vida más feliz.

Por eso, cuando el tomo el volante se quedó en la puerta de entrada, Austin estaba excitado. ¡Era un anuncio para puestos de entrada con una empresa de informática local! ¡Eso era solo lo que estaba esperando! El panfleto decía que debía estar en el almacén de distribución, a las 9 de la noche.

Austin pasó el día trabajando, para quedar bien, y prepararse sicológicamente a sí mismo para la entrevista. Se duchó y se puso sus mejores ropas casuales... pantalón de mezclilla y una bonita camisa de cuello. Su cabello rubio era ondulado en la parte superior, con un poco de cera para el cabello para darle brillo. Mientras se miraba en el espejo, sus músculos se ondulaban a través de la camisa apretada. Sus grandes brazos y los hombros cuadrados eran el resultado de la juventud y el ejercicio. Su pantalón era probablemente un poco pequeño también, y mostraba su gran trasero como sus muslos carnosos. Sus genitales eran siempre un problema para Austin. Ellos eran demasiado grandes, y siempre tenía problemas para ocultarlos.

Austin se sonrió a sí mismo en el espejo, se cepilló los dientes una vez más, fijo su cabello de nuevo. No le dijo a su padre a dónde iba; él solo le había criticado por ello, y le darían más nervioso. Se montó en su bicicleta, y se marchó. Tardó unos 20 minutos en llegar al antiguo almacén a las afueras de la ciudad. Austin se había tomado su tiempo para llegar allí, así que no llegaría todo sudado. Él tenía un poco de curiosidad de porqué fue elegido ese sitio en particular. Este lugar parecía estar abandonado. Era demasiado grande, y en mal estado. Solo una gran serie de edificios organizados, sin nadie alrededor a millas. Bueno, ese era el lugar.

Había un coche aparcado frente a lo que debía ser la oficina. Austin aparcó su bicicleta y entró por la puerta chirriante. Dentro había unas cuantas sillas polvorientas y una alfombra sucia. La única luz de la habitación provenía de la ventana sucia. Austin entró, y la puerta se cerró detrás de él.

-"Hola. ¿Hay alguien aquí?”, Preguntó.
Sin respuesta.

Se estaba poniendo más nervioso. Pero entró en la habitación, y a través de la puerta en el otro extremo. Sentado detrás de una mesa de conferencias estaba un hombre oriental; probablemente de unos 35 años, de cabello negro corto, gafas gruesas, que parecían estar en muy buena forma. Austin notó que sus brazos eran grandes y gruesos para un oriental. Era muy guapo también. El hombre estaba sonriendo, a Austin.

-“Mi nombre es Lee. Me alegro de que hayas podido venir”. Lee se movió un poco en su silla. 
-“Ahora, por favor, quítate toda la ropa para mí”. Le dijo.
-“¿Qué ?” Austin no estaba seguro a donde conducía todo aquello.
-“Por favor, desnúdate. Quiero ver tu gran cuerpo completamente desnudo”.

Austin se quedó allí con la boca abierta.

-“Veras, te he estado observando. Planté ese anuncio falso de trabajo en tu puerta, con la esperanza de que aparecieras. Tienes un cuerpo tan maravilloso. Ustedes, los norteamericanos crecen tan grande y con mucha carne”. Lee se levantó y empezó a pasear alrededor de la mesa hacia Austin.

Austin comenzó a retroceder un poco.

-"Lo ves. Tengo gusto de los muchachos de carne blanca como tú. Me gusta la carne jugosa. Te he estado observando durante meses. Practicas deportes y ejercicios con regularidad para tener músculos más grandes”. Lee se detuvo a unos pasos de Austin. Él sacó una pistola de la parte posterior de su pantalón corto y apuntó a Austin.

-"¿Qué estás haciendo? ¿Por qué tienes esa arma? ¡Solo vine aquí por un trabajo!” Austin estaba aterrado. Había caído en una especie extraña trampa.

Lee miró por encima de Austin. Mirando por un momento sus genitales abultados. 

-“¡Nunca los he visto, pero simplemente no puedo esperar! ¡Deben estar llenos, de lo grande que son! ¡Va a ser muy divertido jugar y comerlos!” Lee estaba por delante de sí mismo. “¡Dije desnúdate!”

Austin dio un paso atrás y comenzó a buscar a tientas su camisa. Seguía sin dejar de comprender lo que estaba pasando. Pero con una pistola apuntando a su pecho, él obedeció. Se sacó la camisa por la cabeza. Lee estaba más excitado ante la visión del abdomen, pecho y brazos tensos músculos. Los zapatos le siguieron a continuación, seguido por los Medias (calcetines). A continuación, el pantalón fue poco a poco desabrochado, abierto para caer al suelo. Austin le dio una patada a la pared detrás de él. Su ropa interior tipo bikini se apretaba a su pelvis no logrando ocultar su miembro abultado y huevos.

Lee estaba hipnotizado. Tales músculos magros de carne grandes eran fabulosos. Y una gran cesta de vello. 

-“¡Ahora la ropa interior por favor!” Dijo Lee.

Austin estaba tan avergonzado. No podía creer lo que estaba sucediendo. Nunca se había expuesto a nadie antes. Tal vez en las duchas de la escuela, pero nunca bajo tal escrutinio. O por la fuerza. Deslizó sus pulgares debajo del elástico de la cintura, y se lo bajo Su gran pene joven corte de 10 pulgadas y sus huevos sueltos bajos quedaron colgando libremente. Estaba mortificado. Lee estaba totalmente satisfecho, con la boca abierta de alegría. "¡Maravilloso! Tan grande y carnoso. Gracias por venir hoy Austin” Él lo miró a los ojos. 

-“Sí, sé tu nombre. Como dije, te he estado observando. ¡Eres simplemente perfecto, nadie te echará de menos! Ahora, por favor entrar por esa puerta”, Lee hizo un gesto con la pistola a una puerta en el lado de la habitación.

Austin hizo lo que se le dijo. Lee lo dirigía desde atrás, con la pistola dirigida a él. Él se dirige a través de un conjunto confuso de los grandes almacenes y pasillos. Finalmente por un tramo de escaleras de metal y por medio de otra serie de pasillos. Austin estaba completamente perdido y aterrado. La temperatura en este edificio era un poco cálida, y Austin estaba empezando a sudar un poco. Sus grandes genitales colgaban bajos por el calor. Podía sentir su gran joven pene comenzar a llenarse un poco de sangre. Esperaba no tener una erección delante de su captor.

Lee observaba desde detrás de Austin. Admirando sus grandes músculos magros. Ellos se hinchaban y flexionaban, y mostraron cada fibra muscular en detalle. Su boca estaba regando saliva, y Lee estaba con una erección, pensando en la tortura y el dolor que iba a infligir a ese gran estadounidense blanco. Comería bien durante los próximos días, y disfrutaría de cada momento con el joven. Pensaba de manera retorcida como iba a gritar en agonía mientras lo azotaba, o mientras lentamente lo dejaba sin piel, cocinaba o lo desmembraba vivo.

Parte II

Terminaron en una gran habitación en un sótano caliente. Estaba iluminada desde arriba con varias lámparas fluorescentes, con paredes blancas sucia, y varias bandejas y contadores alrededor de las paredes. En el centro de la habitación había una mesa de metal de aspecto extraño. Esa a unos 2 metros de largo, 1 metro de ancho, en forma de una bandeja, con 15 cm de grosos alrededor. En el centro había un desagüe. Al subir desde el fondo de la bandeja estaban varios soportes altos 15 cm. En estos soportes habían correas. Se le ocurrió a Austin que eso podría ser una especie de mesa de autopsias.

-“Sube a la mesa de Austin. Boca arriba, con la cabeza” Lee señaló el extremo más cercano de la mesa.

Austin estaba temblando. Él sabía que nunca iba a salir de esa habitación. Con la pistola apuntando a él, se sentó sobre la mesa. Fue genial. Se sentó en el borde, y lentamente se deslizó sobre el soporte central. En realidad, fue posicionada para apoyar la espalda baja, así que por ahora, su culo carnoso se sentó en la parte inferior de la bandeja. Subió sus piernas musculosas temblando, en los soportes de rodilla y tobillo, y se sentó allí.

-“Ahora, antes de colocar, las correas en los tobillos y las rodillas hacia abajo con fuerza.” Lee tenía su pene duro por la anticipación.

Austin hizo lo que se le dijo, coloco las correa en sus tobillos hacia abajo alrededor de 60 cm de distancia, y en sus rodillas alrededor de 45 cm de distancia. Las correas eran viejas de cuero gastado, pero parecía que estaban todavía muy fuertes.

-“Se echó hacia atrás, y la correa de su cuello fue colocada”.

Él sintió en su espalda, un soporte bajo para su espalda baja, dejando su culo suspendido por encima de la mesa. Hubo otro soporte en el centro sin correa, un soporte contorneado que se extendía desde el cuello hasta la parte posterior de la cabeza, y uno en cada muñeca. Austin apretó las correas alrededor de su cuello lentamente. Lágrimas brotaron de sus ojos.

-“Por favor, señor. Déjame ir”. Vaciló y sollozó. 
-"Soy solo un chico. Este verano va a ser grandioso. No quiero estar aquí”.
-"Cállate. Haz lo que digo, o voy a hacer un agujero en ese cuerpo bastante que posees”. Lee se acercó con la pistola y la coloco sobre los huevos de Austins.

-"¡De acuerdo! ¡De acuerdo! ¡Lo haré, no me haga daño!”. Austin se colocó rápidamente la correa de cuero alrededor de su cuello.

-"Eso está mejor". Dijo Lee.

Lee dejó el arma y agarró la muñeca izquierda de Austin, y aseguro muy bien, luego se trasladó a la otra muñeca e hizo lo mismo. Se dio la vuelta y verifico que todas las retenciones estuvieran bien puestas. Luego tomo una mordaza de bola grande para moverla hacia la boca de Austin. Los ojos de Austin se agrandaron cuando se dio cuenta de que iba hacia su boca. Apretó los dientes.

-“¡Abre, o voy a hacer que la abras!” Lee amenazo.

Austin sin embargo no abrió la boca. Lee agarró sus grandes huevos y las sostuvo en su mano libre. “Apuesto que son muy sensibles. Apuesto a que casi no han sido utilizados. ¿Te gustan tus huevos, muchacho?”

Austin se limitó a mover la cabeza asintiendo tanto como pudo.

Lee comenzó a apretar. Más y más duro. Los orbes grandes carnosas se pusieron rojos y Austin empezó a torcer y gritar. Lee solo sonrió y comenzó a tirar de ellos también. “Solo dime cuando hayas tenido suficiente Austin”. Lee se burló.

Lee agregó de repente mucha más presión, y Austin no pudo más. Él abrió la boca y gritó. Lee disfrutó del dolor y el terror durante una fracción de segundo, luego metió la mordaza de bola en la boca de Austin. Fue un ajuste muy apretado, y tuvo que retorcerla para qué entrara. Pero lo hizo hasta el fondo. Efectivamente bloqueando los gritos de Austin y suplicas.

Lee entonces soltó sus huevos.

Acarició con sus manos el gran cuerpo atado de Austin. Era todo suyo. Podía ver lo que quisiera. Y a su antojo para entregar una gran cantidad de dolor y agonía. Su mano se detuvo en los grandes pectorales de Austin, para pellizcar sus pezones. 

-“¡Eres tan perfecto, tan grande y carnoso, que van a ser absolutamente delicioso!” Lee no se había dado cuenta de que había hablado en voz alta, hasta que vio la expresión en el rostro de Austin. Austin, finalmente se dio cuenta de cuál era su destino.

Lee se limitó a sonreír por el terror de Austin. 

-“Eso es chico estas en lo correcto. Voy a comerte. Voy a comenzar con tu jugoso pene y grandes testículos, ablandándolos con especias cocinados y comidos mientras que están unidos aun a ti, mientras ves y sientes cada bocado que les dé. ¿Eso Aterrorizo al Austin”. Lee acariciaba sus genitales. La Sensación de su tamaño y de la carne era única.

El soporte para la cabeza de Austin estaba ligeramente inclinado, para que pudiera mirar a lo largo de su cuerpo. Él sería capaz de ver su propio cuerpo ser preparado, cocinado y comido. Su mente daba vueltas. Esa era una especie de pesadilla Lee lo dejó por un tiempo, para disponer de la bicicleta del chico, y oculto su coche. Cuando regresó un tiempo después, Austin había estado tratando de aflojar sus ataduras. Pero solo logró conseguir una erección. Lee estaba encantado de ver eso.

-"¡Se ve delicioso! ¡Muchas gracias por hacerlo tan grande para mí!” Dijo Lee.

Lee ahora estaba vestida con nada más que un delantal blanco, con una erección sobresaliendo de la parte delantera. Él estaba claramente bien equipado. ¡Pero no tan grande como la de Austin! Su gran pene blanco de Austin era unos buenos 10 pulgadas, y cuando Lee lo acarició, parecía palpitar y pulsar quedando aún más grande. Lee apretó en la base, forzando más sangre a la cabeza, los labios de su glande se separaron abriéndose, ya que se vio obligado dolorosamente. Lee rozó con su mano, y Austin se estremeció.

-“El tiempo para un bocadillo!” Lee exclamo.

Mientras Austin observaba con terror, Lee desenrollo sobre una mesa algunas cosas de miedo. Lee agarró su pene en la base de nuevo, y obligó a la cabeza llena de sangre. Luego lo envolvió con un alambre varias veces alrededor de la parte inferior del glande, más y más fuerte. Austin se volvió loco de dolor cuando la piel fue pellizcada y estrangulaba por el alambre por debajo de su glande en forma de hongo. Él se agito y grito. Sus grandes huevos se contrajeron, y sus músculos se tensaron.

A continuación, Lee comenzó a acariciar el gran falo de carne. Pellizcando los pezones de Austin, y frotando su ondulado abdomen. Austin pronto cedió, y lanzó una gran carga. Mientras eyaculaba, tiro, de su pene lleno de jugo de chico cremoso. Lee estaba contento. Él agarró rápidamente otro cable, y lo ata en la base del gran perro carnoso. Ahora bañado en leche.

Lee sonrió para sí mismo, y se frotó su gran erección. “Gracias. Espero que lo hayan disfrutado, que va a ser la última”.

Lee coloco una bandeja de plástico con bisagras sobre la sección media de Austin. En realidad, eran dos secciones, articuladas entre sí, con un pequeño agujero en el centro. Permitiendo al pene y los testículos de Austin a pasar a través del agujero, a continuación, la bandeja se cerraba por arriba. El pene y los testículos de Austin estaban descansando en la parte superior de la bandeja, en el medio. Sus piernas sostenían la bandeja, que descansaba sobre la mesa estabilizada. Lee acarició las golosinas carnosas de nuevo. Saboreando su tamaño.

Austin bajó la mirada hacia su pene e hinchados huevos atrapados, sus ojos estaban llenos de lágrimas. Lee golpeó ligeramente las grandes bolas sueltas, observando la reacción de Austin. Austin se puso tenso, y flexionó sus músculos. Lee simplemente golpeó más y más duro. A continuación, puso la mano en los testículos y los empujo hacia abajo, y las masajeo un poco. Austin intentó gritar. Retorciendo su cuerpo, tratando de liberarse. El dolor era desgarrador. Lee amainó. Luego puso una caja con tres cables conectados a él. En el extremo de cada cable había una aguja gruesa larga y afilada.

-“Voy a meter uno de estos en cada una de tus bolas, y uno en esa cabeza de seta de tu pene Austin. ¡Va a ser extremadamente doloroso para ti, y muy agradable para mí! A continuación, voy a cocinar estas bellezas. Voy a empezar despacio, para que puedas disfrutar del tremendo dolor. Voy a cocinarlos de a poco”.

Lee agarró el gran pene palpitante, y coloco la punta de la aguja larga en el lado del glande púrpura. En cuanto a Austin, cuando la metió un poco. Austin se tensó. Entonces Lee empujó hasta el final. Austin grito pero la mordaza contuvo el grito. Lee sonrió. Tomo los testículos flexibles sueltos, y puso otra aguja en uno de ellos. Al apretar, la aguja se hundió en su saco, fue muy doloroso presionó la aguja en el testículo. Poco a poco la insertó. Austin gritó y se retorció de nuevo. Sin embargo, Lee seguía sin detenerse. Finalmente llegó a través del otro lado.

Lee recogió el testículo final. Se dio la vuelta. Apretó un poco, y pensó en lo delicioso que iba a ser. Él empujó rápidamente la aguja a través del escroto. Sin advertencia. Austin volvió a gritar, no antes. El frotamiento de pecho sudoroso y temblando abdomen Austin, Lee se volvió en el jugo. Bajo al principio. El cuerpo de Austin se sacudió un poco. Lee podría sentir sus músculos tensos. Él sonrió. Lee comenzó a aplicar la tensión poco a poco, y Austin comenzó a agitarse y luchar. Podía ver sus genitales grandes carnosos tener espasmos al empezar a ser cocinado. Lee simplemente frotó los músculos de Austin, y disfrutó del terror y el dolor. Sus músculos estaban tan grande y tensados.

Después de unos minutos, Lee aplico toda la tensión, y terminó de cocinar su almuerzo. Ellos fueron ahumados y Austin estaba como en otro lugar. Todavía temblando, pero era como no estuviera ahí. Su gran pene se había hinchado y sus huevos se tornaron de un color gris. Estaban muy calientes, muy grandes y húmedos. Estaban cocinados.

Lee sacó algunos cubiertos, y quitó las agujas del pene y los testículos cocinados. Lee atravesó la cabeza con un tenedor, y cortó la cabeza. El esperma cocinado se esparció, y Lee mojo algo de esa crema con el glande cortado. Se lo metió en la boca y lo masticó lentamente. Austin vio todo como en un sueño, como Lee devoraba su gran pene, un bocado a la vez. Podía sentirlo, pero no fue tan malo como ser cocinado en vivo. Había muy poca sangre. Solo un poco de relleno de semen.

Lee abrió una brecha en él escroto y perforó un testículo con el tenedor. Sin cortarla lo saco del escroto, bajó la boca y lo mordió sosteniéndolo con el tenedor. Austin gritó. Estaba claro que estaba todavía muy sensible. Mientras que las cuerdas todavía estaban unidas a ellos, Lee masticó el gran testículo caliente hasta hacerlo una papilla. Luego sacudió la cabeza, y la ingirió. Austin se dejó caer en la inconsciencia.

Lee comió el testículo final en silencio.




Historia Original Aquí.





Autor: Anónimo       Traductor: DarkSoul

BAITER

"Hombres, para ustedes la guerra ha terminado". El comandante se presentó como el director de una escuela secundaria dirigiéndose a una asamblea. "Compórtense, obedezcan las reglas, y serás repatriado tan pronto como termine el conflicto. Rompan las reglas y serán severamente castigados. "Excepto por un par de sargentos canosos de veintitantos años, la mayoría de nosotros habíamos sido chicos de escuela secundaria hacia un año y algunos todavía estarían en la escuela si no hubieran mentido sobre sus edades......


BAITER
"Hombres, para ustedes la guerra ha terminado". El comandante se presentó como el director de una escuela secundaria dirigiéndose a una asamblea. "Compórtense, obedezcan las reglas, y serás repatriado tan pronto como termine el conflicto. Rompan las reglas y serán severamente castigados. "Excepto por un par de sargentos canosos de veintitantos años, la mayoría de nosotros habíamos sido chicos de escuela secundaria hacia un año y algunos todavía estarían en la escuela si no hubieran mentido sobre sus edades.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [GUERRA] [TORTURA]



Categoria: Adolescente      Autor: Zipper





"Hombres, para ustedes la guerra ha terminado". El comandante se presentó como el director de una escuela secundaria dirigiéndose a una asamblea. "Compórtense, obedezcan las reglas, y serás repatriado tan pronto como termine el conflicto. Rompan las reglas y serán severamente castigados. "Excepto por un par de sargentos canosos de veintitantos años, la mayoría de nosotros habíamos sido chicos de escuela secundaria hacia un año y algunos todavía estarían en la escuela si no hubieran mentido sobre sus edades. Para alistarse tempranamente.

Como el caso de Baiter que aun tenía 17 años como era mi caso propia ambos mentimos para poder enlistarnos.

Nuestra unidad de la Guardia había sido rodeada dos semanas después de nuestra llegada a la frontera y había sido entregada por nuestro oficial. Luego, nos registraron, interrogaron y luego nos transportaron a un campo de prisioneros en el interior, los cuarenta compartimos un gran semirremolque que estaba completamente oscurecido, por lo que no teníamos idea de dónde estábamos, lo que dificultaba la fuga. No hemos sido maltratados; los interrogadores eran intimidantes pero en realidad no eran amenazantes y en realidad sabían más que nosotros sobre los detalles de nuestra unidad. La comida que nos habían dado era básica pero adecuada y nos habían permitido bañarnos cuando llegamos al campamento, que ya albergaba a más de cien prisioneros de guerra.

Ahora estábamos reunidos junto a nuestro cuartel escuchando el discurso de bienvenida del Comandante.

"Solo hay unas pocas reglas", dijo, "y están enlistadas en las pequeñas tarjetas que les dieron cada uno, así como en las que se publicaron aquí y allá durante todo el campamento. No hay excusa alguna para romperlas. "La mayoría de nosotros ahora estábamos leyendo las tarjetas laminadas de plástico mientras recitaba las reglas.

"Uno, nunca debes intentar escapar". De acuerdo.

El campamento estaba rodeado de altas cercas cubiertas con alambre de púas y había torres de vigilancia en cada esquina. Además de eso, parecía que estábamos en el medio del desierto sin ningún lugar para escapar de todos modos.

-"Dos, debes mantener el orden y la disciplina". Lo entienden. No disturbios o peleas de comida.

-"Tres, deben obedecer todas las órdenes". Igual que la escuela secundaria.

-"Cuatro, nunca debes involucrarte en sodomía o relaciones sexuales de ningún tipo con otros prisionero". Eww. ¿De Verdad? No hay problema en eso.

-"Cinco. Mantendrás un alto nivel de limpieza. Duchado y afeitado todos los días y mantenga sus cuartos limpios. Ser cautivo no es razón para no ser civilizado". De acuerdo. No tenía que afeitarme todos los días de todos modos, y seguro como el infierno no vivir como un cerdo.

Luego miró cuidadosamente a la asamblea, haciendo una pausa para hacer contacto visual con cada uno de nosotros, como si ambos manejaran su punto sobre las reglas y también para recordar cada una de nuestras caras. O eso pensé, de todos modos.

-"Estás allí", señaló a uno de nuestro grupo. "Presentarse"

-"¿Quién es?" Susurró el tipo que estaba a mi lado.

"Baiter", respondí. John Master había sido uno de mis compañeros de clase en el octavo grado cuando alguien contaba una broma acerca de ir a trabajar en un barco de pesca, comenzando como un aprendiz de baiter y trabajando en su camino hacia el estado de maestro. El apodo fue colgado inmediatamente de Master y desde entonces se lo ha llamado Baiter. Había sido el payaso de la clase de cuando, e incluso los sádicos superiores no podían suprimirlo por completo.

"Maestro, John C. 04896742 a su servicio, señor", dijo, frente al comandante. De ninguna manera un tipo como Baiter no podría actuar como un listillo.

-"De rodillas, soldado", ordenó el Mayor.
-"¿Eh?" Dijo Baiter, desconcertado por la orden.
-"¡Dije que se ponga de rodillas, soldado!", Repitió el Mayor.

Baiter hizo una pausa y miró a su alrededor, como si esperara que viniéramos en su ayuda antes de finalmente arrodillarse y mirar hacia arriba al comandante. El comandante se bajó la cremallera de los pantalones para sacar un pene regordete rechoncho y grueso. "Chúpalo", dijo, arrastrando los pies hacia delante, de modo que estaba justo en la cara de Baiter, quien retrocedió como si le hubieran dado una descarga eléctrica. "Chúpalo o enfrenta las consecuencias por desobedecer la regla número tres", dijo el comandante. Los labios de Baiter permanecieron sellados y simplemente miró al Mayor y negó con la cabeza en señal de negativa.

"¡Guardias! ¡Prepara a este prisionero para el castigo! "El mayor gritó en voz alta, metiéndose su pene en el pantalón. Cuatro fornidos guardias agarraron a Baiter mientras seis carabinas más blandidas nos señalaban. "Regla dos. Mantener el orden. "Dijo el comandante, recordándonos con las armas que apuntaban hacia nosotros. Mi visión fue bloqueada por los muchachos antes que, pudiera escuchar claramente a Baiter mientras él maldecía y suplicaba, y también susurraba comentarios de los otros prisioneros. "¡Mierda!" "¡Hombre!" "¡Maldición!"

Baiter estaba desnudo cuando finalmente los guardias lo obligaron a ponerse de pie, y sus manos se habían asegurado a sus espaldas, pero era algo más que atraía la atención mía y de los demás. Se había asegurado un cordón o alambre alrededor de su escroto, comprimiendo sus huevos en un bulto duro y peludo que ahora estaba sujeto a una cuerda. Respondiendo a un asentimiento del mayor, uno de los guardias coloco un pequeño taburete. Otro guardia tiró la cuerda unida a los huevos de Baiter sobre una viga del techo que sobresalía y comenzó a tirar.

"Sube", ordenó el Mayor, y Baiter obedeció lentamente, un paso a la vez, hasta que se paró en la parte más estrecha del taburete tratando de mantener el equilibrio a un metro del suelo. El guardia aseguró la cuerda apretada a una cala en la pared y se echó hacia atrás. "Él permanecerá aquí hasta que lo vea apropiado para soltar la cuerda", anunció el comandante. "Cualquiera que interfiera se unirá a él". Luego se volvió hacia Baiter. "Espero que hayas aprendido tu lección", dijo, y luego le dio una patada al taburete.

Baiter estaba boca abajo en un instante, suspendido por sus estirados huevos, su cabeza a medio pie del suelo. Sus bolas estaban a medio camino de sus rodillas, y la piel estirada de su escroto oscureció completamente su pene. Se retorció y forcejeó mientras colgaba allí, tratando de obtener una cuerda delgada con los pies descalzos. "¡Ayuda! ¡Por favor! ¡Alguien! ", Suplicó. Cerré los ojos mientras él continuaba dando tumbos hasta que el comandante nos ordenó que fuéramos a nuestros aposentos.

Nadie dijo mucho el resto del día. No había una regla en contra de hablar; fue todo un shock para nosotros, y fueron solo los gritos y súplicas ocasionales de Baiter desde afuera de la puerta con barrotes lo que nos recordaba que todavía estaba colgado de sus huevos. A la mañana siguiente, se había ido, la cuerda aún estaba sujeta al listón, el pequeño lazo que había estado alrededor de sus huevos meciéndose con la brisa con el trozo de carne muerta que era prueba de su castración.

Me sentí especialmente mal; éramos los mejores amigos de octavo grado que habíamos estado caminando cuando una señora en un viejo autobús de VW se detuvo para ofrecernos un aventón. Bajó por una carretera solitaria junto al río y se sentó en el asiento trasero donde Baiter y yo estábamos sentados uno al lado del otro. Luego nos dio a cada uno de nosotros nuestras primeras mamadas seguidas de nuestros primeros cigarrillos, y hasta el día de hoy, Baiter es el único que me ha visto correrme. Nos separamos en la escuela secundaria, pero siempre tendremos esa tarde en el autobús de VW en común. Además, me sentí culpable de tener suerte. El comandante no tenía interés en una mamada de un prisionero; él solo quería demostrar su punto y podría habernos seleccionado a cualquiera de nosotros para colgarlo.

John Master regresó con nosotros dos semanas después, no estaba bien de ninguna manera, sino vivo. "Un guardia se apiadó de mí y me cortó. Literalmente", nos dijo, dejando caer su pantalón para mostrar la herida que todavía estaba fresca. Simplemente no parecía correcto llamarlo Baiter nunca más.

El armisticio se firmó cuatro meses después y fuimos repatriados. Esos cuatro meses habían sido tensos pero sin incidentes. No hubo intentos de fuga, disturbios o disputas, nos mantuvimos limpios y nos aseguramos de obedecer siempre las órdenes del Comandante.




Historia Original Aquí.




Autor: Zipper       Traductor: DarkSoul

CASTIGO MUY EJEMPLAR

Cardo y Lian eran amantes desde los 17 años pareja estable, se conocían bien pero los cambios en la política dieron como resultado un gobierno ultra conservador que no tardo en emprender una cruzada contra la comunidad LGBT en especial contra la comunidad gay, leyes fueron pasadas para castigar a las parejas gay que mostraran sus amor o afecto en público, incluso se podía castigar a homosexual si alguien si alguno de sus vecinos se quejaba por cualquier razón, lo que dio como resultado la rebelión de la comunidad gay que lucho legal y extra legalmente contra esas medidas......


CASTIGO MUY EJEMPLAR
Cardo y Lian eran amantes desde los 17 años pareja estable, se conocían bien pero los cambios en la política dieron como resultado un gobierno ultra conservador que no tardo en emprender una cruzada contra la comunidad LGBT en especial contra la comunidad gay, leyes fueron pasadas para castigar a las parejas gay que mostraran sus amor o afecto en público, incluso se podía castigar a homosexual si alguien si alguno de sus vecinos se quejaba por cualquier razón, lo que dio como resultado la rebelión de la comunidad gay que lucho legal y extra legalmente contra esas medidas.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PENECTOMIA] [TORTURA] [PRISIÓN]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Cardo y Lian eran amantes desde los 17 años pareja estable, se conocían bien pero los cambios en la política dieron como resultado un gobierno ultra conservador que no tardo en emprender una cruzada contra la comunidad LGBT en especial contra la comunidad gay, leyes fueron pasadas para castigar a las parejas gay que mostraran sus amor o afecto en público, incluso se podía castigar a homosexual si alguien si alguno de sus vecinos se quejaba por cualquier razón, lo que dio como resultado la rebelión de la comunidad gay que lucho legal y extra legalmente contra esas medidas.

Cardo era rubio de piel muy blanca con músculos bien marcados por todo su cuerpo, practicaba natación a modo profesional y pasaba muchas horas en el gimnasio, Lian por su parte era moreno pero se teñía su cabello de rubio, al igual que cardo tenía un magnifico cuerpo, producto de horas de entrenamiento en el gimnasio, ambos eran poseedores de un gran par de huevos y un pene de buenas proporciones tanto de largo como de ancho que les daba mucho placer el uno al otro, ya que ambos gozaban de ser penetrados por el pene de su pareja.

La pena de la silla como era conocida se instauro varios años atrás pero nadie había sido sometido a dicha pene, casi todas las faltas se resolvían pagando una multa por lo que expresiones de afecto gay seguían dándose en la vía, publica el gobierno federal arto de esa situación giro orden al poder judicial para que se aplicara la ley, se debía dar un ejemplo, aquello fue apenas semanas antes de que Cardo cometiera un error fatal que llevaría no solo a él, sino a Lian a ser los primeros en sentir la silla.

Para ese momento Cardo tenía 27 y Lian estaba por cumplir 28, todo sucedió un sábado pero la verdad es todo comenzó un viernes, ambos tenia de vecino a un hombre mayor que era homofóbico a la tercera potencia, Cardo llego del entrenamiento de natación encontrándose a Lian viendo televisión en la sala este lo llamo a su lado y ambos se besaron con pasión pese a los años que llevaban juntos aun la llama de la pasión estaba muy viva en ambos sobre todo los fines de semana que era cuando mas fogosos se ponían.

Lian se hinco delante de Cardo para de un rápido movimiento bajarle su pantalón como speedo que aun llevaba, que dejo su pene al descubierto para comenzar a darle una mamada, el pene de Cardo media 24 cm más o menos 16 cm blanco con un glande prominente, olía muy rico una combinación entre sudor y cloro, que le encantaba a Lian, de inmediato se comenzaron a escuchaba los gemidos de Cardo que solo hicieron que Lian se excitara aun vez más.

Lian continuo así por un momento, hasta se saco el gran pene de Cardo de la boca le quito por completo su ropa, Lian también quedo desnudo y se puse un poco de lubricante en su culo, Cardo entendió lo que deseaba por lo que se coloco detrás para comenzar a penetrarlo al principio pese a todas la veces que lo había penetrado no entraba pero después de unos segundos Cardo lo logro, para empezar un vaivén un poco salvaje que era como a Lian le gustaba.

Las nalgadas por parte de Cardo a Lian no tardaron en producirse mientras jadeando le decía.           

-“Así vamos se que te gusta esto era lo que quería verdad”. Dejo Cardo.  
-“AAhhhhhh si dame rico así métemela toda”. Respondió Lian.     

Sin ningún pudor ambos se besaban Cardo le dio la vuelta a Lian para penetrarlo con las piernas abiertas, Cardo descendió para mordisquear las tetillas de Lian ahí en el sofá con las cortinas del ventanal que daba a la calle abiertas, Luego de unos minutos le Cardo le ordeno que me sentara sobre su gran erección, Lian sin dudarlo comenzó a cabalgar a Cardo por buen rato hasta en la que Lian no dejo de acariciarlo y besarlo.         

De pronto Cardo saco su pene de Lian a lo que este le dijo.
.
-“Nooo no por favor no me la saques, me encanta tu miembro”.
-“Haaa haaaa siiii me encanta, maaas maaas dame más”. Dijo Lian.

Lian con ansiedad como si fuera un adicto pero al pene de Cardo tomo su pene para metérselo a la boca y succiono como si fuera becerrito, sin dudar se trago todo su enorme falo hasta que los grandes huevos de Cardo quedaron colgando de su barbilla mientras miraba de reojo como Cardo se retorcía de placer mientras se devoraba su gran miembro, Cardo por su parte tenia tomado el pene de Lian, a quien seguía masturbándolo sintiendo su gran pene endurecido en su mano.

Cardo saco su pene de la boca de Lian para penetrarlo de nuevo por otros 10 minutos, antes de decirle a Lian con urgencia mientras su gran erección palpitaba sin dejar de entrar y salir del ano de Lian que también estaba a punto de venirse.

-“Ahí te va”. Dijo Cardo.

De pronto el pene de Cardo comenzó a eyacular mientras gemía como todo un semental en celo  derramando toda su leche dentro de Lian, que izo que también eyaculara con fuerza, Lian trato de beberse su propia leche pero sus disparos solo llegaron a su pecho, ambos se quedaron así jadeantes por un momento, mientras Lian sentía el pene de Cardo aun latiendo con fuerza dentro de él, Cardo saco su pene y Lian casi de inmediato se hinco para chupar su pene hasta dejarlo completamente limpia, luego fue el turno de Cardo que realizo también una gran mamada a Lian el resto de la tarde y noche se la pasaron teniendo sexo hasta quedar dormidos uno en brazos del otro, desnudo oliendo a semen, sudor y sexo.

A la mañana siguiente sábado ya tarde, Cardo, se despertó lo que también despertó a Lian, se coloco su ajustado speedo para salir por el periódico seguido de Lian apenas en trusa (slip), cuando tomo el periódico en Lian metió una de sus manos dentro de su speedo para tomar sus huevos a Cardo mientras lo besaba todo esto ante la vista inquisidora de su vecino que incluso grabo todo con su teléfono, que sirvió para su denuncia ante las autoridades, dos semanas más tarde ambos estaban compareciendo ante un juez, con ellos y su abogado esperando solucionar todo con una multa, pero los tres fueron sorprendidos cuando el Juez sentencio a ambos a la silla.

Cardo y Lian no sabían bien a bien que implicaba aquella sentencia, pero su abogado si, por lo que rápidamente interpuso un recurso de apelación pero le fue negada, un segundo recurso fue también rechazado,  pronto las puertas y salidas que ambos tenían para salir bien librados del castigo al fueron sentenciados se fueron cerrando una a una, el gobierno deseaba que ellos sirvieran como ejemplo, para inhibir a los infractores de la ley que cada vez eran más y más, el último recurso interpuesto por su abogado fallo por lo que tres meses después de ser sentenciados ambos fueron llevados a donde se iba realizar el castigo.

Ni cardo ni Lian se habían visto en los tres meses y al verse trataron de ir a los brazos del uno del otro pero los guardias de la prisión lo impidieron, ambos fueron desnudados rápidamente, para ser introducidos en una habitación, donde dos sillas algo extrañas fueron colocadas, ahí fueron obligados Cardo y Lian a Sentarse, colocando sus piernas sobre dos estribos donde sus tobillos fueron asegurados, sus muñecas fueron aseguradas en la parte alta del respaldo de la silla que era alto, lo que los dejo con las piernas abiertas y sus genitales expuestos por completo.

Un hombre que vestía como un enfermero, se acerco primero a Lian y tomo su pene que masturbo hasta que estuvo en completa erección, en ese momento aquel hombre le metió por la uretra una larga barra de metal de 7 milímetros de diámetro, que quedo sobresaliendo del ojo del glande de Lian, luego le colocaron una jaula de metal a su pene que se ajusto de alguna forma a su pene a la perfección para rematar el hombre le coloco dos electrodos uno sobre cada uno de sus huevos e hizo lo mismo con sus tetillas, finalmente el hombre inyecto a Lian en sus huevos algún tipo de sustancia que le hizo sentir muy excitado.

Repitió los mimo con Cardo luego varias guardias trajeron un carrito con un largo tubo sobresaliendo de uno de sus lados el hombre coloco en cada extremo de aquello tuvo un dildo en verdad largo como grueso, luego lubrico los anos de cada uno de ellos e introdujo el dildo casi por completo en el interior de sus entrañas, cuando todo estuvo listo, el director del centro de retención en donde estaban leyó la sentencia y cuando termino agrego.

-“¡Que Dios tenga piedad de sus cuerpos y almas!” Dijo el director.

Acto seguido vio su reloj y bajo una palanca ubicada a uno de sus lados lo que hizo que los dildos comenzaran entrar y salir de sus ano a un muy bien ritmo pese al tamaño aquello se sentía bien para ambos, el placer duro hasta que un descarga eléctrica fue dada a sus huevos como tetillas, haciendo que sus cuerpo se tensaran y dos chorros de semen buscaran la manera de salir por sus penes pese a la uretra estar bloqueada lo que les causo gran dolor a ambos.

Pero aquello no fue lo peor al dildo que los penetraba para ese momento de una manera salvaje le broto una protuberancia que comenzó a presionar sus próstatas de manera brutal, las inyecciones dadas a ambos hicieron que comenzaran a venirse una y otra vez, casi de manera continua al principio pese a las descargas eléctricas fue muy placentero pero al cabo de 10 eyaculaciones ya no era nada agradaba por el contrario comenzó a hacer una terrible tortura de la que ninguno de los dos podía escapar, su pene presionaba la jaula en la que estaba prisionero, palpitando con fuerza cuando su semen quería abandonar su miembro.

A la hora de haber comenzado su castigo ya ambos gritaban por clemencia sintiendo un terrible dolor proveniente de sus tetillas, huevos y pene por igual con semen saliendo disparado hacia todas direcciones, sus vientres, pechos, silla y suelo ya estaban manchados de grandes cantidades de semen que sin embargo no dejaba de brotar casi de manera continua de su obstruido uretra, ambos no dejaban de gritar.

-“Ahhhh Mi PENE AAAHHHH”. Gritaba Cardo.
-“AAAHHH MI PENE NO MÁS”. Gritaba Lian.

Aquello terrible tortura muy húmeda se prolongo para ambos por otras dos horas, deshidratados, sudados, cubiertos de sudor y aun gritando Cardo fue el primer en tener una enorme eyaculación que incluso arrojando fuera de su pene la barra de metal que estaba bien dentro de su erección por la fuerza con que se vino, pero no solo sino que fue tanta la fuerza con la que se vino que su glande literalmente exploto, convirtiendo en una masa sanguinolenta del que chorreaba sangre y semen a borbotones, con Cardo gritando y convulsionando por igual cuando de pronto su escroto estallo como si fuese un globo lleno de agua.

Los dos grandes huevos de Cardo salieron disparados hacia direcciones diferentes, cercenados de su cuerpo, Cardo dio un alarido aterrador ante la mirada de horror de Lian para luego desmayarse. El glande de Lian tardo algunos minutos mñás en estallar para luego su escroto hacer lo mismo, pero a diferencia de Cardo solo uno de sus dos grandes testículos salió disparado el otro quedo colgando de de los conductos que lo unían a su cuerpo, pero solo duro unos segundos hasta que exploto haciéndose añicos, el cuerpo de Lian se tenso con fuertes convulsiones sus ojos se pusieron en blanco y se desmayo.

Aquel primer empleo de la silla sobre Cardo y Lian hizo que las protestas como todo acto de exhibicionismo gay cesara de inmediato, nadie quería pasar por lo que ambos pasaron no luego de que el video de lo que les paso fue difundido en redes sociales y la Internet, Cardo y Lian se convirtieron en el símbolo de una resistencia que paso a la clandestinidad aunque ambos tuvieron que vivir por el resto de sus días atormentados luego de sufrir aquel “Castigo muy Ejemplar”. 


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com
     




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: DarkSoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

CASTIGADO PÚBLICAMENTE

2146, el mundo ha cambiado drásticamente, las mujeres dominan por complete luego de la tercera Guerra mundial y la Guerra de los Sexos en la que ellas salieron vencedoras, han sometido a los hombres por complete apenas los mantienen para reproducción, placer y trabajo aunque oficialmente los hombres no son esclavos y pueden tener propiedades, estudiar, trabajar e incluso casarse si la mujer quiere, los puestos que ocupan son siempre inferiores a las de las mujeres, así mismo hay leyes muy duras que protegen a las mujeres ante la menor falta que se puede cometer en su contra......


CASTIGADO PÚBLICAMENTE
2146, el mundo ha cambiado drásticamente, las mujeres dominan por complete luego de la tercera Guerra mundial y la Guerra de los Sexos en la que ellas salieron vencedoras, han sometido a los hombres por complete apenas los mantienen para reproducción, placer y trabajo aunque oficialmente los hombres no son esclavos y pueden tener propiedades, estudiar, trabajar e incluso casarse si la mujer quiere, los puestos que ocupan son siempre inferiores a las de las mujeres, así mismo hay leyes muy duras que protegen a las mujeres ante la menor falta que se puede cometer en su contra.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMDOM] [HUMILLACION] [TORTURA]


Categoria: Asolescente      Autor: DarkSoul





2146, el mundo ha cambiado drásticamente, las mujeres dominan por complete luego de la tercera Guerra mundial y la Guerra de los Sexos en la que ellas salieron vencedoras, han sometido a los hombres por complete apenas los mantienen para reproducción, placer y trabajo aunque oficialmente los hombres no son esclavos y pueden tener propiedades, estudiar, trabajar e incluso casarse si la mujer quiere, los puestos que ocupan son siempre inferiores a las de las mujeres, así mismo hay leyes muy duras que protegen a las mujeres ante la menor falta que se puede cometer en su contra.

Como estaba por descubrirlo Ciro, un joven adolescente de 17 años, alto, de piel blanca rubio, atractivo, pero tímido, conocía muy bien las severas penas que un hombre podría afrontar por solo mirar de mala manera a una mujer estaba enamorado en secreto de Claudia, una chica rubia de muy buen ver de su misma edad, pero no se había atrevido a nada, ni siquiera a hablarse durante el almuerzo ya que iban en la misma escuela pero no en la misma clase, mujeres y hombres estaban divididos en grupos diferentes, Claudia era popular entre las chicas y capitana el equipo de futbol.

Sin embargo Ciro tenía un gran secreto que ni a su mejor amigo le había contado, por mera coincidencia una tarde que estaba limpiando una de las tres bodegas del gran campus escolar, se topo con una tela que cubría algo, curioso quito la tela lo que Ciro vio hizo que su juvenil pene quedase más duro que nunca antes, aquel trapo tapaba un espejo que daba a las duchas de mujeres, del lado de ellas era un espejo mas pero del lado donde estaba Ciro se podía ver todo sin ser visto

Ciro pudo observar a las chicas caminando por las duchas muchas de ellas en ropa interior o desnudas, de pronto vio a Claudia apenas con una tanga blanca casi transparente con sus senos al aire, sin poder contenerse extrajo su pene en erección de su pantalón, para comenzar a bajar y subir con su mano por endurecido pene, su mano comenzó a moverse con rapidez, Ciro no tardo en sentir como una muy agradable presión se acumulaba en la base de su pene y dando un pequeño gemido se corrió, lanzando cuatro poderosos chorros de su espeso semen, sobre el muro frente al que estaba a 25 cm.

Ciro cayó de rodillas apenas termino de correrse, había sido el mayor orgasmo de toda su vida, sus piernas no lo pudieron sostener, fue un orgasmo tremendo superior a cualquier otro sentido en toda su joven, aunque se masturbaba poco lo había estado haciendo desde los 14 años, cubrió el espejo y lo tapo con unas cajas altas, luego se dijo a si mismo que nunca revelaría a nadie ese secreto de saberse que él había visto a las chicas desnudas aunque fuese de manera accidental podría ser considerada una violación a la intimidad.

Lo que podría traerle nefastas consecuencias, Ciro resistió las ganas de volver a tener ante sí, aquel erótico espectáculo por varios días pero al final sus hormonas rebosantes en su cuerpo ganaron a la razón y se nuevo, espeso a que el equipo que Futbol terminara su práctica para descubrir el espejo, de nueva cuenta aquellos cuerpos femeninos adolescentes con firmes senos y piel tersa se presentaron ante el pero esa vez estaba dispuesto a disfrutar de aquella visión el mayor tiempo posible sin venirse tan rápido como lo hizo al primera vez, se bajo el pantalón hasta los tobillos para quitarse por completo y se dispuso a gozar.

Ciro comenzó a toquetearse, hasta que una de sus manos, llego a su entrepierna,  su pene ya luchaba por salir de su ajustado bóxer de color gris, no tardo mucho en despojarse de él, viendo aquellos cuerpo tomo su bóxer y se lo llevo a la nariz huelen mal, a sudor y a algo más, no podía definir ese olor, pero en su cabeza pasa algo raro, empezó a excitarse aun más de lo que ya estaba, su erección era cada vez más intensa, su pene estaba tan tenso que incluso comenzó a dolerle su miembro está durísimo mientras lo acaricia viendo la erótica escena antes sus ojos que supera a cualquier película porno que pudiera haber visto. 

No resistió por más tiempo, una de sus manos rodeo su durísimo pene para comenzar a jugar con su miembro su mano comenzó a bajar y subir, oliendo aun aquel olor que continuaba en el ambiente, tomo su bóxer todo sudado de nuevo y la huele, le gusta ese olor, en especial el que expide la parte delantera de su bóxer, no pienso en nada, solo contempla el espectáculo frente a él sus caricias son cada vez más fuertes, su menta divaga entre los senos al desnudos de sus compañeras pensando en lo que sería tener sexo con ellas, recuerda los senos y nalgas de Claudia, todo aquello lo estaba volviendo loco su mano se mueve a prisa masturbándose aun más fuerte, más rabioso, siente que no podrá contenerse por mucho tiempo.         

Sin embargo de algún modo el cuerpo de Ciro apretando sus nalgas logro aguantar las ganas de correrse, haciendo una pausa en un esfuerzo por no venirse aún, con su bóxer pegado a su cara, a su nariz más concretamente, paso su lengua por donde acomodaba la punta de su pene, para probar los rastros de su liquido pre seminal, sabia rico, su prenda quedo humedecida con su saliva antes de volver a su tarea manual.

Esa vez no creía aguantar por mucho tiempo, siente un placer inmenso, la presión se acumular en la base de su pene, sus ojos dejan de ver los cuerpos desnudos, cierra sus ojos, en ese momento siente como si su cuerpo y su alma se separaran, Ciro ya no puede aguanta más, su pene exploto, Ciro se vino en un delicioso orgasmo que hizo que su pene lanzara tres poderosos chorros de semen con tanta fuerza que lo dejo completamente fatigado.

Por su mano que aun sujetaba su palpitante pene escurría semen, su respiración era agitada y su corazón casi parecía querer salirse de su pecho,  poco a poco Ciro se recupero de su gran orgasmo, tomo su bóxer para limpiarse su pene había semen por su vientre y piernas, se sentía satisfecho, como nunca hubiera imaginado, masturbarse de esa forma era lo mejor de esa forma y era algo que no estaba dispuesto a abandonar pese al peligro que eso significaba.

Por un par de meses Ciro asistía a aquella bodega, justo después del entrenamiento de alguno de los equipos femeninos, hasta una tarde fatídica. En aquella bodega se guardaban algunos implementos del equipo de futbol femenil, Ciro estaba gozando moviendo su mano por su erecto pene cuando escucho una voz femenina justo detrás de él.

-“¿Qué demonios crees que estás haciendo?”. Dijo la voz.

Ciro al verse descubierto sin pensar en que estaba desnudo de la cintura hacia abajo con su pantalón y bóxer en los tobillos, con su mano rodeando su pene se dio la vuelta para ver a Claudia a unos pocos pasos de donde estaba, los ojos de la bella rubia se fueron al  pene de Ciro era el primero que veía en vivo en erección, el rostro de Ciro quedo rojo y balbuceo.

-“Este… Yo… Bueno… Este…”. Balbuceo Ciro.
-“te estás masturbando maldito degenerado se lo voy a decir a la entrenadora”. Dijo Claudia.

Ciro comprendió que si alguna mujer adulta sabía lo que estaba haciendo estaría en serios problemas por lo que trato de detener a Claudia. Pero se olvido que estaba con su pantalón en los tobillos por la desesperación.

-“No. Claudia espera, Por Favor”. Dijo Ciro.

Pero apenas pudo dar dos pasos antes de caer, sin proponérselo, sus manos se sujetaron del Short de Claudia, bajándoselo con todo y tanga hasta los tobillos haciendo que ella cayera al suelo, con Ciro quedando sobre las piernas de Claudia, los ojos de Ciro se abrieron grandes al ver el sexo desnudo de la adolescente apenas con un minúsculo mechón de vello rubio, el rostro de Claudia estaba rojo no de la pena sino de furia.

-“Lo Siento, Lo Siento, No era mi intención… Lo Juro” Dijo Ciro con nervios.
-“Quítate de encima maldito depravado”. Dijo Claudia.
-“¡Por favor lo siento!” Repitió Ciro.

En su afán por demostrar que todo fue sin intensión Ciro se arrimo un poco para quedar su pecho sobre el de ella, lo que hizo que ambos se quedaran mirando fijamente como hipnotizados, aquel momento pareció durar horas hasta que Claudia sintió el pene de Ciro aun en erección goteando liquido pre seminal de la punta rosar sus labios vaginales, lo que rompió aquel momento cuando ella dio un tremendo grito.

-“VIOLACIOOOON”. Grito Claudia.
-“SHHHH, no es violación” Trato Ciro de hacerla entender.

Pero era tarde la entrenadora de futbol como varias de las compañeras de Claudia entraron a la bodega para encontrar a Ciro sobre Claudia desnudos de la cintura para abajo con Ciro forcejeando con Claudia lo que siguió fue terrible para Ciro, acusado de intento de violación, masturbación, voyerismo, conducto inmoral y faltas contra la moral femenina.

El resultado fue que Ciro fue condenado a ser castigado públicamente en el gran auditorio de la escuela a la vista de todos donde además de ser castigado con azotes iba a ser castrado, que fue lo peor de todo aquello.

Apenas tres dias después de lo sucedido entre Claudia y Ciro, el gran auditorio de la escuela estaba a reventar por todo el alumnado femenino portando sus uniformes rojos para la ocasión, Ciro fue llevado por dos guardias de la corte apenas con un pequeño pañuelo cubriendo sus entrepierna pegado al vientre con una cinta especial, al llegar al gimnasio las dos fuertes guardias despojaron de dicho pañuelo a Ciro de un tirón dejándolo completamente desnudo, lo que provoco un gran alarido de la concurrencia. 

Ciro fue llevado hasta una base de madera acolchada que servía para actividades de gimnasia, ahí fue colocado boca abajo sobre su vientre sobre la parte acolchada, sus manos fueron sujetadas a la parte de abajo de la pesada base dejando sus blancas como bien formadas nalgas a la vista de todos, lo que lo hizo sentirse muy humillado, todas las miradas estaban fijas en sus nalgas y huevos que colgaban un poco más abajo, para ese momento la ligas castradora ya estaba puesta y sus huevos estaban muriendo, causándole un gran dolor en el proceso, aunque en ese momento el pobre de Ciro estaba aterrado y todo era como estar en una pesadilla.

-“Vamos a comenzar que pasen las ejecutoras”. Dijo una voz en el sonido local.

Tres chicas adolescentes aparecieron una de ellas era Claudia un rugido de la multitud, las recibió gritos que decían “Acaben con ese maldito”, “Córtenle los huevos al perro”, etc. Entre otros gritos llenaron el recinto Ciro las vio caminar hacia él, temblando, quiso hablar pero no pudo olvido que le fue inyectado un relajante muscular en el cuello que le iba impedir hablar por las próximas 10 horas, las tres adolescentes llevaban tiras de cuero en cuyo extremo un afilado gancho de acero sobre salía bien afilado.

Apenas llegar a donde estaba Ciro las tres alzaron las manos animando a la multitud, Claudia fue la primera en golpear las nalgas de Ciro que se retorció de dolor, apenas un graznido broto de él pero que fue suficiente para alborotar a la concurrencia, otra de las adolescentes dio el segundo azote y así comenzó todo, Ciro no tardo en sentir como aquellos ganchos afilados al final de las tiras de cuero comenzaron a arrancarle trozos de sus bien formadas nalgas, convirtiéndolas en masas amorfas sanguinolentas,

Aquellos azotes continuaron por casi una hora para cuando terminaron Ciro estaba casi sin sentido sus alguna vez bellas nalgas eran una masa de carne molina sangrando con largos y profundos cortes, que dejarían marcas imposibles de quitar, para ese momento los huevos de Ciro eran historia habían muerto por falta de sangre fresca hacia ya varios minutos aunque en ese momento el no lo sabía su preocupación no era su castración durante los azotes sino rogar para que las adolescentes se detuvieran.

Un nuevo rugido minutos después que ellas dejaron de azotarlo, hizo medio reaccionar a Ciro, para ver de reojo a Claudia acercarse a donde estaba por detrás con unas tijeras, apenas podía moverse estaba agotado y devastado por la pérdida de sangre, Claudia se puso de cuclillas detrás de Ciro le abrió sus piernas y tomo sus huevos de un color morado nada saludable, lo que causo gran dolor en Ciro cuyo cuerpo comenzó a convulsionar, el publico rugió de nuevo y apenas escucho decir a Claudia cuando ella hablo.

-“Esto es lo que se merecen los pervertidos violadores como tú”. Dijo Claudia.

Claudia de un rápido tijeretazo le cerceno el escroto a Ciro con su preciado contenido por debajo de la liga castradora, el cuerpo de Ciro se tenso y sus ojos se pusieron en blanco mientras convulsionaba para por fin desmayarse por el dolor.

Ciro ya no pudo ver a Claudia levantarse para enseñar su escroto con sus huevos ser levantado en alto por Claudia y el rugir de la multitud al ver sus huevos separados de su cuerpo para siempre.

Ciro vive en desgracia siendo un eunuco solo pudo conseguir empleos degradantes y mal pagados, no hay día que no recuerda cuando fue Castigado Públicamente.   


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com
   




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

CALLEJÓN SIN SALIDA

Carlos de 27 años era un delincuente de poca monta, carterista principalmente pero no de hombre sino exclusivamente de mujeres, aprendió que robar un bolso era más seguro y lucrativo que robar una cartera de hombre, además en la mayoría de los casos las mujeres preferían no presentar denuncia alguna, sin embargo las cosas en aquella ciudad eran cada vez más difíciles, el crimen era cada vez más elevado por lo que cada vez era más trabajo para Carlos conseguir su objetivo, pero la suerte que lo había acompañado desde los 17 años que fue cuando huyo de casa, estaba por terminarse......


CALLEJÓN SIN SALIDA
Carlos de 27 años era un delincuente de poca monta, carterista principalmente pero no de hombre sino exclusivamente de mujeres, aprendió que robar un bolso era más seguro y lucrativo que robar una cartera de hombre, además en la mayoría de los casos las mujeres preferían no presentar denuncia alguna, sin embargo las cosas en aquella ciudad eran cada vez más difíciles, el crimen era cada vez más elevado por lo que cada vez era más trabajo para Carlos conseguir su objetivo, pero la suerte que lo había acompañado desde los 17 años que fue cuando huyo de casa, estaba por terminarse.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMDOM] [CIRCUNCISIÓN] [SECUESTRO] [TORTURA]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Carlos de 27 años era un delincuente de poca monta, carterista principalmente pero no de hombre sino exclusivamente de mujeres, aprendió que robar un bolso era más seguro y lucrativo que robar una cartera de hombre, además en la mayoría de los casos las mujeres preferían no presentar denuncia alguna, sin embargo las cosas en aquella ciudad eran cada vez más difíciles, el crimen era cada vez más elevado por lo que cada vez era más trabajo para Carlos conseguir su objetivo, pero la suerte que lo había acompañado desde los 17 años que fue cuando huyo de casa, estaba por terminarse.

Un grupo de mujeres hartas de la delincuencia de organizaron y formaron una organización denominada las vigilantes, en su mayoría eran mujeres jóvenes, bien entrenadas en artes marciales y en defensa personal, sin que Carlos lo supiera dejo de ser el cazador y se convirtió en la presa, Mara y Tania estaban en la zona donde operaba Carlos por lo regular esa tarde, estaban en busca de un carterista y golpeador de mujeres que no era Carlos pero que correspondía con la descripción, hombre alto, rubio y roba bolsos.

Tania que iba esa tarde con un top morado iba con un ostentoso bolso de diseñador la vista de Carlos de inmediato lo detecto y no iba a perder la oportunidad de apoderarse de ese bolso, ya que solo el bolso por si mismo podía aportarle una buena cantidad siempre que fuese original, Carlos siguió a Tania hasta la entrada de un callejón su callejón, en donde de inmediato la abordo, llevándola hasta el fondo del callejos que se abría en un patio la amenazo con una navaja para Tania en vez de lucir asustada sonrió y le dijo.

-“¡Creo que hoy no es tu día de suerte!”. Dijo Tania

Apenas termino de hablar y Carlos sintió como una mano lo tomo del cabello, para darle la vuelta, para sentir un fuerte puñetazo en el rostro, era Mara quien portando una chamarra (abrigo, chaquete) color azul fuerte con capucha le pego, Carlos cayó al suelo donde Malo lo tomo de los cabellos para obligarlo a levantarse, aun con sus cabellos tomados le dijo.

-“Vamos es hora de pagar bastardo”. Dijo Mara.

Las piernas de Carlos quedaron abiertas ideales para que Tania que estaba detrás de él procediera a darle una fuerte patada en la entrepierna, que hizo que Carlos pusiera los ojo en blancos sus manos se fueron a sus huevos justo cuando Mara, le dio un fuerte puñetazo que lo dejo inconsciente.

Mara saco su teléfono y llamo para que la camioneta viniera por ellas, entre cinco mujeres subieron al pesado Carlos inconsciente aun a la camioneta cerrada para marcharse, Carlos estaba por vivir la peor de las pesadillas que ni siquiera hubiese podido imaginar. La camioneta se detuvo en una gran casa a las afueras de la ciudad, Carlos fue bajado para ser conducido en calidad de bulto al sótano.

Una vez ahí, le amarraron las manos por las muñecas para luego alzarlo por medio de una polea bien fijada en el techo, los pies de Carlos apenas y tocaban el suelo, le quitaron su chaleco y pantalón de mezclilla que portaba, lo mismo que sus botas dejándolo solo en trusa (slip) de color blanco, que según notaron no se había cambiado en días, con manchas amarrillas al frente de su prenda lo que les causo de asco a Mara y Tania, luego le amarraron un palo de escoba en los tobillos lo que dejo bien abiertas sus piernas y se marcharon dejando colgándolo ahí.

Carlos se despertó una hora más tarde, sus gritos e insultos hicieron notar al par de mujeres que estaba bien despierto lo dejaron gritar un par de horas más antes de bajar a donde estaba, pero no lo hicieron vestidas como antes sino portando un antifaz que no dejaba ver sus rostros, iban casi desnudas, con sus senos descubiertos, con medias altas de color negro y un par de minúsculas tangas color rojo y altos tacones de charol color rojo, Carlos se quedo boca abierto viéndolas descender por las escaleras que daban al sótano.

Ambas se acercaron a donde estaba Carlos, Mara comenzó a pasar su mano por el plano vientre de Carlos, para por fin bajar hasta su entrepierna, el bulto en su trusa era prominente, sintió los pesados huevos y pene de Carlos sostenidos por la delgada tela, le movió un poco el paquete hasta que su manos se cerró sobre sus huevos y se lo apretó con fuerza al tiempo que decía.

-“Te vamos a enseñar a respetar a las mujeres maldito golpeador bastardo de mierda” Dijo Mara.

Carlos quiso decir algo pero apenas abrió la boca Tania le coloco una mordaza de bola que la apretó muy bien en la parte de atrás de su cabeza, dejando sin poder decir nada a Carlos, Tania entonces fue hasta una mesa y regreso con una tijera que le dio a Mara.

Mara paso la afilada tijera por el cuerpo de Carlos que nervioso se estremeció al sentir el frio metal sobre sus tetillas, el metal descendió hasta su trusa que Mara corto por los laterales para luego arrancar la tela y dejar a Carlos por fin completamente desnudo ante ellas, los ojos de Mara se iluminaron al ver la portentosa virilidad de Carlos.

No solo era alto sino también bien dotado, ambas mujeres se quedaron admirando la entrepierna de Carlos por unos segundos, observando cómo tenía el vello rubio púbico bien recortado y como su prepucio cubría hasta la mitad, su glande de un color purpura leve, un poco más abajo dos grandes huevos sin vello alguno quedaron colgando libres bastante bajos, Tania alargo su mano y los sopeso, con malicia dijo para que fuese escuchada por todos.

-“Firmes, pesados y grandes es una pena que para cuando terminemos ya no vayan a seguir así”. Dijo Tania.

Ambas mujeres rieron con malicia que hicieron temer lo peor a Carlos.

Cuando terminaron de ir Tania fue hasta la mesa de antes y tomo una pala de madera de unos 40 cm de largo por 20 en su punto más ancho, tenia pequeños agujeros, ella y Mara echaron suertes para ver quién empezaba primero, Mara gana por lo que Tania con la paleta de madera se coloco detrás de Carlos y Tania tomo el pene ya semí erecto para comenzar a masturbarlo, cubriendo y descubriendo el glande de Carlos con su prepucio de una forma que pronto le hizo tener una asombrosa erección de 25 cm.

Mara espero hasta que Tania dio el primer azote en las nalgas de Carlos para comenzar a darle una mamada con cada nuevo azote el pene de Carlos entraba un poco más en la boca de Mara, Carlos daba un gemido que era más un gruñido mezcla entre placer y dolor, aquello se prolongo por un buen rato hasta que las nalgas de Carlos quedaron morada y enrojecidas con pequeños cortes sangrantes, Carlos ya ni siquiera gemía simplemente su cuerpo por inercia con cada nuevo golpe de la pala, mientras continuaba siendo su pene succionado por el pene de Mara.

Cuando Tania paro sus golpes y Mara saco su pene de su boca Carlos se sintió aliviado pensó que todo había acabado pero estaba en un error estaba por venir lo peor, las dos mujeres intercambiaron lugares no sin antes Mara ir a la mera y tomar algo que Carlos no vio, Tania se inclino y tomo su pene para comenzar a masturbarlo, cuando Mara estaba en posición Tania dijo.

-“Es un lindo pene es una pena que será de maldito bastardo”. Dijo Tania.

En ese justo momento Carlos sintió como Mara le abrió sus nalgas y sintió como algo de plástico comenzó a hacer presión sobre su ano, Carlos apretó sus nalgas dio un gruñido pues era lo único que podía hacer pero pronto la resistencia de su ano fue vencido y el intruso entre sus nalgas lo penetro, los ojos de Carlos se abrieron grandes y casi parte la mordaza en dos de los fuerte que apretó los dientes, sintió un enorme dolor seguido de una punzada como si algo se desgarrara por detrás.

En ese momento Tania se metió su pene en su boca con su prepucio corrido, dejando libre a su glande pero lejos del placer que eso le podría proporcionar, paso a ser algo que le causo dolor cuando Tania usando sus molares le mordió con fuerza su sensible glande, el cuerpo de Carlos se sacudió con fuerza lo que hizo que el enorme dildo realista que le estaba siendo introducido por el ano entrara con mayor facilidad, Carlos estaba en una terrible agonía, para cuando Tania saco su pene de su boca su glande sangraba y palpitaba de dolor.

Mara comenzó a sacar el gran dildo del ano de Carlos, un rio de sangre comenzó a descender desde el interior de sus nalgas para pasar luego por sus piernas para gotear en el suelo, Tania comenzó a masturbarlo con una mano, cada que su prepucio cubría su glande, el cuerpo de Carlos temblaba de dolor, pues su sensible piel rosaba y no dejaba que cicatrizaran las heridas aun sangrantes en su glande, Tania continuo con su trabajo manual por 15 minutos hasta sentir que su pene comenzó a tener espasmo se hizo a un lado, justo cuando el primer gran chorro de semen salió disparado.

A aquel primer chorro le siguió un segundo y un tercero, enormes, copiosos, con mucha fuerza, el pene de Carlos quedo, de la punta goteando semen, cuando Tania se marcho a la mesa para tomar algo que de nuevo Carlos no pudo ver. Tania Regreso a donde estaba Carlos aun siendo penetrado a un gran ritmo por Mara, volvió a tomar su pene y continuo masturbándolo por unos segundos hasta que de repente de un sorpresivo lengüetazo, retiro una gran gota de semen de la punta de su erección, que hizo estremecer a Carlos.

-“La leche de esta bastardo sabe rica”. Dijo Tania luego de probar la leche de Carlos.

Ambas mujeres rieron maliciosamente, luego Tania agrego de manera lo más casual que pudo.

-“Parece que su precio lo lastima cada que cubre su glande”.
-“No te preocupes cariño ahorita arreglo eso”, Dijo Tania con malicia.

Tania tomo su prepucio y lo estiro todo lo que puco por encima de su glande, el cuerpo de Carlos se arqueo de lo fuerte que se lo jalo, luego de un rápido movimiento usando una tijera quirúrgica, de un solo como rápido corte le cerceno su prepucio, circuncidándolo en el acto.

El cuerpo de Carlos se convulsiono de dolor por unos segundos, mientras su pene chorreaba sangre al suelo, Carlos estaba en una agonía total, de pronto Mara extrajo el gran dildo de su culo para colocarse un guantes de látex negro, con el que lo penetro, Mara busco de inmediato su próstata que oprimió con fuerza, el pene de Carlos aun en erección arrojo un gran chorro de semen, el más grande y potente de toda su vida que iba a hacer el ultimo también.

Tania entonces se coloco unas botas con una punta metálica para comenzar a patear los colgantes huevos de Carlos, quien trato de cerrar sus piernas sin éxito alguno, Mara no tardo en sacar su mano de su interior para unirse a la orgia de patadas que sus huevos estaba teniendo, las patadas iban en aumento en frecuencia como en potencia, pero los huevos de Carlos pese a todo pronóstico resistían.

Ambos mujeres luego de casi una hora estaban agotadas y los huevos de Carlos pese a estar terriblemente hinchados aun estaban enteros, Mara harta de la resistencia de ese par de huevos, fue hasta la mesa de nuevo para regresar con un cuchillo curvo para sin ningún preámbulo, abrirle el escroto a Carlos que se sacudió como poseído por el dolor que eso le produjo, y de un rápido apretón Mara extrajo los dos orbes, por la gran herida del desgarrado bolso de piel.

Tania los tomo, jalándolos, para tensar los conductos que los unían aun al cuerpo de Carlos, quien negaba con la cabeza, suplicando con la mirada que dejase sus mal trechos huevos, pero Mara sin miramiento alguno corto los conductos castrando a Carlos en el acto, todo su cuerpo se sacudió por varios minutos hasta desmayarse por fin.

Carlos fue el tercer delincuente en ser castrado, tardo meses en recuperarse luego de ser encontrado en un basurero apenas con vida, como si fuese una ironía del destino, Carlos trabaja como recolector de basura, castrado, circuncidado y con la próstata dañada ni las drogas para la impotencia pudieron lograr que volviera a tener una erección, Carlos está viviendo para el resto de su vida como un eunuco sin sexo y sin mucho futuro, su vida se ha convertido en un Callejón sin Salida.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

BOXEADOR RETIRADO

Ben de 23 años era un joven Delgado gay con buen par de huevos y pene, en busca de buena compañía masculina con la cual compartir intensos momentos de sexo, fue así que conoció a Daniel un joven hombre de su edad, su padre fue un boxeador de mediana fama dueño de un gimnasio por esos días, Dani que era como le decía Ben era muy atractivo y pronto su amistar fue algo más serio, pero su padre era un problema ya que no soportaba que su único hijo varón fuera gay......


BOXEADOR RETIRADO
Ben de 23 años era un joven Delgado gay con buen par de huevos y pene, en busca de buena compañía masculina con la cual compartir intensos momentos de sexo, fue así que conoció a Daniel un joven hombre de su edad, su padre fue un boxeador de mediana fama dueño de un gimnasio por esos días, Dani que era como le decía Ben era muy atractivo y pronto su amistar fue algo más serio, pero su padre era un problema ya que no soportaba que su único hijo varón fuera gay.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [TORTURA] [PADRES]  


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Ben de 23 años era un joven Delgado gay con buen par de huevos y pene, en busca de buena compañía masculina con la cual compartir intensos momentos de sexo, fue así que conoció a Daniel un joven hombre de su edad, su padre fue un boxeador de mediana fama dueño de un gimnasio por esos días, Dani que era como le decía Ben era muy atractivo y pronto su amistar fue algo más serio, pero su padre era un problema ya que no soportaba que su único hijo varón fuera gay.

Por las mañanas el gimnasio del padre de Dani servia para varias actividades entre ellas CrossFit ya que se puso de moda y abrieron una clase, Ben se inscribió asistiendo por las mañanas ya que por la tarde iba a la universidad, iba a las 7 de la mañana y aunque por lo regular todo mundo va en la mañana al gimnasio, a esa hora eran solo 4, el instructor era un hombre de unos 30 años, muy guapo, con muy buen cuerpo no exagerado, marcado, era alto, de piel clara pelo castaño y lo que más le gustaba a Ben eran sus ojos entre verdes y miel, se llama Adán y aparte de guapo es de esas personas que caen muy bien, la verdad desde que lo vio le gustó, pero Dani que también asistía a la clase lo superaba pero jamás se imaginó algo entre Danu y él en gran parte porque lucia hetero.     

La primer semana paso normal, el primer día termine muerto, casi llego a su casa de rodillas y así toda la semana, sin embargo era muy alentador hablar y bromear con Dani, realmente le gustaba ir solo por él, Ben era de cuerpo normal en aquel momento con músculos marcaditos aunque con buena piernas y nalgas un día luego de la clase Dani me dice.   

-Muy bien Ben, vamos arriba, (resultaba que vivía arriba del gimnasio, con su padre)  total subimos y platicábamos de cómo me sentía, que tal iba etc, y me dijo: 

-“¿Que es lo que quieres remarcar de tu cuerpo? Me pregunto Dani.

Le dije que quería espalda y brazos, se ríe y me dijo que con el CrossFit es difícil hacer eso ya que es más para condición etc, que si quería hacer eso necesitaría hacer pesas pero dijo veamos qué podemos hacer, te haré una dieta y algunos suplementos como proteína, pero antes necesito pesarte. Pero casi de inmediato añadió.   

-“Quítate todo la ropa quédate en bóxer”. Dani Dijo.

 Lo que me hizo quedar helado, él se ríe y me dice.

-“No pasa nada, quiero tomarte una foto porque haremos un antes y después y puedas ver tu progreso, ya verás cómo te podrás.        

Creo era la primera vez que me quedaría así frente a un desconocido por lo que tenía pena, y más que recordé que yo usaba trusa tipo bikini (slip) sin embargo me dio confianza y me quité todo realmente era más excitación el estar así ante alguien que me atraía y ya, quedé en trusa frente a Dani, quería verlo a los ojos y me dijo: haber vamos a medirte, y me midió mi estatura primero, luego espalda, luego brazos y fue en esa parte que comencé a excitarme pero no trate de no tener una erección, era una excitación diferente. Dani olía muy rico y no sé, estaba sintiendo algo que nunca había sentido como una descarga eléctrica en mi interior, me gustaba sentirme así, entonces paso a mi cintura y me dijo.

-“Vamos a medirte los glúteos porque también los trabajaremos aunque los tienes muy bien”. Dijo Dani.

Ese comentario me hizo sentir muy bien, me puso la cinta y ligeramente me roso con su mano pero nada raro y también hizo una broma que no recuerdo y me dijo algo que me descontroló.     

-“Creo que estaría mejor que te quitarás la trusa para que en la foto se vea los músculos mejor”. Dijo Dani. 

No dije nada solo le dije ok no hay problema, para esto estaba de espaldas a él y así me quedé no quería verlo a la cara aun y entonces me baje la trusa de manera que no me incline me tape con mis manos mi pene y huevos, y estaba de espaldas aún. Para ese momento ya estaba con tremenda erección pero la tapaba con mis manos       

-“Ahora de frente a mi por favor”. Me dijo Dani.

Ben sin tapujo alguno descubrió su erecto pene que si bien no era muy largo si era muy grueso Dani se dispuso a tomar la foto de frente, en eso le dijo          

-“Qué pena pero se me paro” Dijo Ben.
-“Es normal somos hombres se nos para por todo, es más ahorita la traigo parada”. Le dijo Dani.

Para que no te de pena yo también me voy a desnudar, en un minuto se quedo en bóxer y aunque no se lo quito, se le notaba un pene era grande gruesa y estaba mojando con la punta el bóxer que era de los ajustados que hacía notar aun más jugoso el pene de Dani.  

-“Mira ya me babea”. Dijo Dani
-“Jajaajajaj”. Ben solo rio

De pronto Dani se despojo de su bóxer y su pene brinco como impulsado por un resorte era de buen tamaño, así desnudos ambos Dani continuo con lo de la foto.         

-“Voltea con los brazos levantados”. Le dijo Dani a Ben.
-“pégate a la pared y recarga tus brazos”. Añadió Dani.        

Para ese momento Ben hacia todo lo que le decía sin pensar en nada más, Ben se sentía muy excitado, de pronto Dani le dijo.

-“Inclinate un poco y levanta las nalgas” Dijo Dani.

 Ben sin dudar, ni preguntaba lo hizo, posando como en una sesión porno, en eso  Ben sintió como Dani se acerco mucho y le dijo al oído en voz baja de manera muy erótica.       

-“Le voy a tomar una foto a tu hoyito pero necesito que te pongas en cuatro patas”. Dijo Dani.          

Ben solo asintió y se agache para ponerse a cuatro patas pero con las piernas juntas, Dani le dijo “abre tus piernas para ver bien tu hoyito”, Ben abrió sus piernas, para ese momento el glande de Ben estaba todo mojado por el liquido pre seminal que brotaba de la punta, caliente y sintiéndose de la más puta, pero lo disfrutaba, Ben escucho como Dani se acercó y solo pudo sentir como acercó su rostro a su culo, su respirar antes de escucharlo decir.

-“¡Que culito tan rico tienes Ben”. Dijo Dani

Ben no pudo responder antes de que Dani le diera un beso sobre su ano separando sus nalgas, lo que hizo soltar un gemido de placer a Ben,           

Jamás en toda su vida Ben había gemido ni sentido eso que sentía en ese momento, fue lo más rico que había sentido en su vida hasta el momento, Dani empezó a lamber su ano a darle besos, Ben estaba que no podía con tanta excitación, gemía como una puta, Dano lo estuvo besando y lambiendo su ano como 5 minutos hasta que no pude más y sin tocarlo Ben se vino gimiendo sin parar, su palpitante pene soltó como seis potentes chorros en el piso, Ben estaba casi convulsionando de placer.         

Ben Escucho como Dani se puso de pie se iba a parar también cuando Dani le ordeno. 

-“Quédate así y levanta más el culo”, Ordeno Dani.

Ben sin dudar lo hizo escucho un moviendo para luego sentir algo mojado sobre su ano, era el pene de Dani que le hizo dar un brinco, Dani lo agarra de las caderas para empezar a puntear con la punta de su glande el ano de Ben, Dani gemía y Ben no podía del placer, así estuvo pasando su pene por el ano de Ben como 5 minutos hasta que Ben sintió que Dani explotó entre sus nalgas, sintió súper caliente mientras su leche brotaba de su pene, Dani soltó un grito y gemido restregando toda su leche sobre el ano de Ben, quien aun sin acabar lo abrazó por la cintura y estuvo sobre Ben como otros 6 minutos restregando su pene entre sus nalgas.        

Ambos se besaron por un buen rato durante los minutos que Dani restregaba su pene entre las nalgas de Ben y de pronto le dijo.

-“¿Quieres que te le meta?” Pregunto Dani.
-“Si hazlo, ¡lo deseo!” Respondió Ben.

Los huevos de Dani rebotaban como bolas de tenis sobre las nalgas de Ben, por lo que Dani fue corriendo una colchoneta y la coloco en el piso donde se acostó boca arriba al parecer le gustaba que lo montaran, Ben entendió lo que deseaba y mientras le besaba el torso, le mordía las tetillas y lambía sus axilas, coloco el pene durísimo de Dani y se lo fue introduciendo poco a poco hasta que lo tuvo doro dentro con sus grandes huevos pegados a sus nalgas.

Dani lo embestía con furos para comenzar a hacer el amor, ambos gemían de placer, Ben sentía el pene de Dani casi en el estomago, sintiéndose muy caliente aquello continuo por 20 o 25 minutos hasta que ambos se corrieron uno contra el otro, el semen de Dani cayó sobre el vientre de Ben que a su vez, descargo de nuevo una gran carga sobre el pecho y labios de Dani, ambos quedaron agotado pero muy contentos se besaron de nuevo como desaforados amantes para dar plazo a la conclusión de aquella sesión de sexo sublime que habían tenido. La primera de muchas que tendrían desde ese día.

Pero todo eso cambio una tarde que el padre de Dani regreso a casa antes de tiempo por unos papeles que necesitaba encontrando a su hijo penetrando a Ben quien gemía como un verdadera puta, sintiendo el pene de Dani entra y salir de su culo como un pistón bien aceitado sin cesar, el padre de Dani se le fue encima tomo a su hijo de los cabellos y le dio dos cachetadas para luego darle un fuerte puñetazo en el rostro que lo dejo sin sentido casi de inmediato.

Ben intento ponerse su trusa para salir huyendo pero fue tomados de los cabellos un derechazo en la boca del estomago, una patada en los huevos y un izquierdo en el rostro lo dejaron sin sentido en el suelo, Ben se despertó sin saber cuánto tiempo había pasado, sentía su rostro doler, tenía los ojos vendados, estaba amarrado con sus muñecas amarradas a los tobillos suspendido en el aire por lo que sentía, sus piernas estaban flexionadas hacia atrás, aquella no era una posición cómoda apenas podía respirar.

Ben escucho pisadas y luego escucho la voz del padre de Dani que le decía.

-“Veo que ya despertaste ahora sabrás como trato a los putos pervertidores como tú”. Dijo el padre de Dani.

Apenas termino de decir esas palabras Ben sintió como su trusa que era de color negro en ese día, fue bajada apenas un poco pero que fue más que suficiente para dejar su pene expuesto lo mismo que sus huevos, el elástico de su trusa quedo por debo y detrás de sus huevos lo que los dejo colgando visiblemente ostentosos hacia adelante haciendo sobre salir aun más su pene, lo que hizo enfurecer aun más al padre de Dani, no paso nada por unos segundos hasta que de repente.

-“AAAAAAAAAAHHHHHHFFGGFGG” Grito Ben de dolor.

El padre de Dani ya con dos guantes de boxeo comenzó a usar su pene y huevos como pera de boxeo, los golpes de la poderosa derecha de padre de Dani combinado con su brutal izquierda comenzaron a impactar sin cesar en los genitales de Ben que comenzó a sacudirse sin control, gritando de dolor, hasta que simplemente ya no pudo continuar gritando el dolor lo dejo sin aliento y aire en sus pulmones, apenas habían pasado 10 minutos desde que comenzó a ser golpeado y todo su cuerpo estaba bañado en sudor.

Las gotas de sudor mezcladas con lágrimas caían del rostro de Ben, quien quedo con la cabeza colgando cuando el padre de Ben por fin se detuvo, pero aun faltaba lo peor, escucho algo mientras jadeaba y sentía latir sus huevos que estaban ya para ese momento muy hinchados, de pronto Ben sintió que sus huevos eran apretados por un par de manos, las del padre de Dani quien le dijo.

-“Listo para venirte por última vez, maldito invertido”. Dijo el padre de Dani.
-“Por favor… Señor… No me Haga nada se lo Su…” Alcanzo a decir Ben.

Cuando sus huevos fueron apretados fuertemente de nuevo, el dolor lo dejo sin habla de súbito, una de las manos tomo su pene en erección y comenzó a masturbarlo, pese al terrible dolor que sentía cuando la mano llegaba a la parte baja de su pene, tocados sus hinchados huevos al cabo de 10 minutos Ben sin poder contenerse, comenzó a arrojar chorro tras chorro de su espesa leche al aire para caer al suelo ante la risa nefasta del padre de Dani que cuando acabo de venirse le dijo.

-“¡Espero lo disfrutaras maldito!” Dijo el padre de Dani.

El pene de Ben aun goteaba semen cuando sintió  de nuevo que sus huevos fueron tomados y luego todo su cuerpo se tenso cuando sintió que algo ancho se clavo entre sus huevos profundamente abriendo su escroto, el padre de Dani le clavo la afilada hoja de acero de un cuchillo de casa entre sus huevos, para luego extraerlo de un solo golpe, sangre, piel y los huevos de Ben brotaron de su escroto lacerado.

Los dos huevos de Ben quedaron colgando por fuera de su escroto, sostenidos por los conductos que los unían a un su cuerpo, mientras gritaba y se retorcía de dolor, el padre de Dani tomo sus dos huevos con una mano y los jalo hacia abajo con fuerza, tensando los cables que los unían al cuerpo de Ben, cuyo cuerpo se convulsiono de dolor, su pene palpito unas seis veces y lanzo un gran chorro de leche que enfureció al padre de Dani y de un fuerte tirón, le arranco sus huevos de una sola vez.

Ben dio un gran alarido de dolor y terror por igual al sentirse despojado de la fuente de su virilidad para siempre, al tiempo que sentía fluir la sangre de su mutilado escroto. Todo su cuerpo se sacudió por varios segundos casi un minuto hasta que se desmayo por fin.

Ben despertó en un hospital con sus padres a su lado, castrado, fue encontrado a penas con vida, tardo varios meses en volver a poder caminar, de Dani y su Padre, nadie sabía nada desparecieron, lo único que se encontró en su apartamento arriba del gimnasio fue un frasco con los que fueron los huevos de Ben con una nota que decía.

-“Esto es lo que merecen los invertidos pervertidores del mundo”. Escrita con la letra del padre de Dani.

Ben se retrajo se volvió casi un ermitaño, apenas y puede salir siente que es observado, siempre tiene pesadillas de cuando fue torturado y castrado por aquel “Boxeador Retirado”.   


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

BURDEL EXCEPCIONAL 05

Benett era un adolescente normal de 16 años aun le gustaban las bellas chicas y más que nada le atraía la oportunidad de tener sexo con alguna de ellas siendo aun virgen, moría por tener sexo, no le importaba con quien tener sexo sus gusto en mujeres eran asunto aparte en ese momento de su vida a él solo le importaba tener sexo, meter su constantemente endurecida erección en una acogedora vagina, mientras más apretadita mejor pensaba, practicaba natación lo que lo todo de un muy buen cuerpo esculpido......


BURDEL EXCEPCIONAL V
Benett era un adolescente normal de 16 años aun le gustaban las bellas chicas y más que nada le atraía la oportunidad de tener sexo con alguna de ellas siendo aun virgen, moría por tener sexo, no le importaba con quien tener sexo sus gusto en mujeres eran asunto aparte en ese momento de su vida a él solo le importaba tener sexo, meter su constantemente endurecida erección en una acogedora vagina, mientras más apretadita mejor pensaba, practicaba natación lo que lo todo de un muy buen cuerpo esculpido.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [SECUESTRO] [ESCLAVITUD] [TORTURA] [FISTING] [TRANSEXUAL]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Benett era un adolescente normal de 16 años aun le gustaban las bellas chicas y más que nada le atraía la oportunidad de tener sexo con alguna de ellas siendo aun virgen, moría por tener sexo, no le importaba con quien tener sexo sus gusto en mujeres eran asunto aparte en ese momento de su vida a él solo le importaba tener sexo, meter su constantemente endurecida erección en una acogedora vagina, mientras más apretadita mejor pensaba, practicaba natación lo que lo todo de un muy buen cuerpo esculpido que sería su perdición.

Aquella noche Benett se despidió de  su amigo Arturo en la puerta de la piscina olímpica en donde entrenaban para emprender a pie el trayecto de 12 calles a casa su pene estaba en erección se agitaba debajo de su bóxer (calzoncillo) incluso lo sentía húmedo por la gran cantidad de liquido pre seminal que brotaba de él en ese momento, deseaba llegar a casa para masturbarse con urgencia sin embargo nunca llegaría a casa. 

De la nada al doblar una esquina se encontró con Aquella chica parecía tener 16 o 17 años, de piel blanca muy clara, unos senos medianos, pero paraditos, con un par de nalgas que hicieron que a Benett su dura erección diera un respingo, Benett se dio cuenta que debajo de su péquela minifalda negra llevaba una tanga tipo hilo dental, de pronto sin previo aviso ella lo beso, tomando las manos de Benett para que acariciara sus tersas nalgas, Benett estaba sin poderlo creerlo pero le gustaba lo que estaba pasando.

Media hora más tarde los dos estaban sobre una cama inflable dentro de una camioneta cerrada la péquela minifalda no tardo en irse por lo que Benett pudo ver como su tanga se perdía entre sus ricas nalgas, sentía que el corazón se le iba a salir, y su pene estaba a punto de estallar, siguió acariciándola, cuando de pronto ella se quitó su blusa, quedando de frente a él sus ricos senos. Benett entendió el mensaje y comenzó a acariciarle la espalda, sus piernas, le besaba el cuello, para llegar a sus senos los cuales acaricio con una mano, luego se llevo uno a la boca succionando su pezón, lo que hizo que ella comenzara a gemir de placer.

Benett sintió que la camioneta se movía, pero ella le dijo que no le prestara atención que era una de sus amigas quien conducía que al terminar lo llevarían a casa, Benett estaba como hipnotizado por la bella pelirroja que de nuevo comenzó a succionar uno de sus pezones, su Boca bajo hasta su entrepierna de ella donde comenzó a tocarle su rajita por encima de su minúscula tanga, que se encontraba mojadita, la acaricio con movimientos circulares, ella se mordía los labios, ansiosa porque continuara, Benett le quito lentamente su tanga, sintiendo muchos nervios, pensando que en cualquier momento iba a despertar de ese sueño húmedo, Benett la dejo completamente desnuda frente a él, su vagina lucia deliciosa, depilada por completo, con sus nalgas firmes y paraditas.

Ella no tardo también en dejarlo solamente en su apretado bóxer, Ella le indico donde colocar su lengua para comenzar recorrer lentamente su vagina, a succionarle su clítoris, mientras ella se retorcía de placer pidiendo más, le acariciaba los senos y pellizcaba sus pezones mientras su lengua recorría cada pliegue de sus labios vaginales,  de súbito ella lo detuvo pero solo para despojarlo de su bóxer, tomo su pene duro como nunca antes para comenzar a masturbarlo por casi un minuto antes de llevarse su erección a su boca, le pasaba la lengua por el glande y lo introducía en su boca, mientras Benett la tomaba del cabello aquello fue el paraíso para Benett quien cuando estaba por venirse ella se saco su pene de su boca paro solo para hacer que él la penetrara.

Benett coloco la punta de su pene en la entrada de su ya húmedo sexo y comenzó a penetrarla, su miembro entro con mucha facilidad para comenzar a moverse despacio, pero de manera constante lo que hizo que ella diera pequeños gemidos, pese a su edad el pene de Benett era de 20 cm muy grueso aunque con un glande pequeño sin circuncidar.

Luego de un rato ella hizo que Benett se acostase boca arriba y ella se monto sobre él, para comenzar a cabalgarlo ella hacía movimientos circulares con su pelvis lo que enloqueció de placer a Benett luego de unos minutos ella se dejo caer hacia adelante aplastando sus ricos senos sobre el pecho de Benett, quien la  abrazo acariciando su espalda y apretando sus bellas nalgas, mientras ella seguía cabalgándolo,  un poco más despacio, lo que hizo que el placer se intensificara.

Debieron casi 30 minutos gasta que de nuevo los sentones de ella cada vez si hicieron más desesperados, el mete saca era a un ritmo desenfrenado, Benett  no pudo seguirle el ritmo y menos cuando ella acabo y su vagina tuvo espasmos Benett apenas pudo sacar su palpitante erección para descargar su espesa como hirviente leche entre las nalgas de ella, grandes chorros salieron disparados lo que le provocaron un grandioso orgasmo, como nunca antes había sentido ambos quedaron cansados, Benett la miro a los ojos, la abrazo y se fundieron en un apasionado beso final, al cabo de un rato sintieron que la camioneta paro Benett abrió la puerta y salió muy sonriente para descubrir que estaban en medio de la nada.

Al darse la vuelta se encontró con ella apuntándole con una pistola de dardos tranquilizantes.

-“Lo siento cariño, en verdad disfrute mucho pero luego del placer están los negocios”. Dijo ella.

Benett iba a hablar cuando fue impacto por un dardo en su cuello y otro en el pecho, de inmediato sintió que todo se le ponía negro y sintió un mareo, apenas pudo dar algunos pasos intentando huir desnudo sobre un camino de terracería, pero no llego muy lejos antes de caer sin sentido.

** ** ** ** ** ** ** ** **

Benett se despertó luego de quien sabe cuánto tiempo cuando los efectos de los narcóticos perdieron su efecto sobre su cuerpo adolescente despertó para descubrir que está viviendo la peor de las pesadillas que se puedo imaginar, pero para ese momento ya nadie lo podría salvar del infierno que estaba por vivir,

Benett se percato que solo llevaba puesto su ropa interior como única prenda, estaba acostado sobre un frío suelo de concreto, dentro de lo que parecía ser una celda, en su cuello le había sido colocado una especie de collar de cuero sentía algo también dentro de su boca, apenas recordaba algo de lo sucedido antes de despertar su cabeza le daba vueltas, pasaron varias horas hasta que de repente la puerta de donde estaba se abrió, para ese momento toda molestia que sentía había desaparecido, pero solo para ser sustituida por una sed abrazadora y unas tremendas ganas de orinar.

Aquellos dos hombres entraron a donde estaba no le dieron tiempo a decir nada, lo tomaron de los brazos y se lo llevaron a rastras por un largo pasillo mientras no dejaba de gritarles sin mucho existo dedo lo puesto en su boca, para su sorpresa lo llevaron a un baño, una vez ahí frente al escusado uno de los hombres le bajo su bóxer mientras que el otro le ordeno que orinara, para ese momento sentía su vejiga que me iba a estallar, por lo que pese a esa situación, de la punta de su pene comenzó a brotar un fuerte chorro de líquido de fuerte color amarillo.

Por varios minutos la orina fluyo hasta que su vejiga se vació por completo, cuando aquellos dos hombres vieron que había terminado, sin más lo tomaron de los brazos para de nueva cuenta arrastrarlo por el largo pasillo de nuevo, pero sin siquiera dignarse a subirle su bóxer de nuevo, que quedo a la altura de sus tobillos, esta vez lo llevaron hasta una mujer estaba esperando sentada en un pequeño banquillo.

Benett quedo de pie frente a ella,  quien primero tomo un pote de crema para afeitar y puso una gran cantidad de crema en una de sus manos dejo el pote a un lado, y tomo su pene tan solo el sentir sus delicados dedos el juvenil pene comenzó a ponerse duro hasta quedar con una fuerte erección, ella  le dio un largo lengüetazo a la punta de su glande, que hizo gemir de placer a Benett “Haaaaaaaaa” detrás de su mordaza, mientras ella llenaba toda su área genital de crema para afeitar.

La mujer apenas termino con la crema comenzó a usar un rastrillo para afeitar toda su área genital moviendo su pene en erección de un lado para el otro, también afeito sus huevos, detrás de ellos, a los lados, hasta que todo el vello desapareció también afeito sus dos torneadas nalgas, vello del pubis y el caminito de vello que ascendía hasta su ombligo, también depilo el poco vello bajo sus axilas, cuando termino toda su área pélvica estaba tan lampiña como el día que nació, limpio los rastros de crema con un trapo húmedo cuando termino succiono su pene en erección por unos increíbles minutos en los que Benett de nuevo estuvo en las nubes, pero no dejo que llegase al clímax lo que lo dejo con ganas de correrse.

Luego ella tomo una tijera muy afilada, tomo su prepucio lo estiro todo lo que pudo y se lo corto, realizándole una apretada circuncisión el cuerpo de Benett se sacudió de dolor por algunos segundos y de nuevo cuando la mujer cauterizo primero con alcohol y luego a fuego las heridas causadas, Benett aun temblado de dolor, ella le coloco para terminar dos piercing en sus tetillas antes de que por fin fuese llevado a su celda, donde permaneció por dos semanas, apena siendo alimentado pero sin tener contacto con nadie más, pasando frio y miedo por igual.

Luego de ese tiempo los dos hombres regresaron por él, lo tomaron de nuevo para llevarlo de nuevo bien sujeto de los brazos casi a rastras por aquel pasillo hasta un escenario, o por lo menos eso parecía, lo llevaron hasta lo que parecía una pequeña tarima circular de unos 90 cm de diámetro y 30 cm de alto, le sujetaron sus brazos en la parte de arriba y corrieron una cortina circular que lo cubrió por completo, lo que lo dejo ahí desnudo con los brazos en alto, de nuevo tratando de imaginar que era todo aquello y porque esas personas le estaban haciendo todo eso, cuando escucho voces al otro lado de la cortina, se escuchaba como un subastador, animando a los compradores a que ofertaran por algo que no sabía que era.

El Subastador de inmediato pidió 100,000 euros para empezar, las ofertas no se hicieron esperar, de pronto la suma había aumentando hasta 700,000, el subastador dijo, a la una, hizo una pausa para decir, a las dos, otra larga pausa y como vio que nadie más ofertaba dijo vendido a la mesa 12, muchas gracias y que disfruten de su compra, Benett fue bajado de la tarima circular y llevado a una de las habitaciones privadas para ser preparado para iniciar su vida como el nuevo esclavo de quien lo había comprado.


** ** ** ** ** ** ** ** **

Benett fue llevado a una habitación con un gran ventanal con barrotes que daban a un gran barranco puesto que el castillo donde estaba en lo alto de un risco, desnudo como estaba, el aire gélido de la montaña lo calo hasta los huesos, fue amarrado con los brazos hacia atrás, con su tordo levemente levantado, le fue quitada la mordaza pero se le inyecto algo para que apenas pudiera hablar por instrucciones de su comprador, sus piernas fueron abiertas  ampliamente, ligeramente flexionadas, su pene fue de nuevo obligado a tener una erección para luego colocarle un anillo apretado en la base de su pene y huevos que dejaron su pene en erección permanente.

Por último le fue pintado en su pecho la palabra “Slave” (esclavo en inglés). Sus huevos de buen tamaño quedaron sueltos y definidos en su escroto, ahí lo dejaron tratando de liberarse sin poder hacerlo, temblando de frio y sin saber qué es lo que estaba por pasar, una media hora más tarde la puerta de aquel lugar se abrió dando paso a un hombre enmascarado con el dorso desnudo, muy musculoso, sin vello alguno y un bañador de color negro tipo trusa (slip), que hizo que Benett se estremeciera de miedo. Aquel hombre o por lo menos eso pensó Benett dijo.

“¡Ya, es hora desvirgar tu culito!”. Dijo aquel ser enmascarado.

Dicho eso aquel ser enmascarado tomos los huevos de Benett con su mano. Apretó fuerte, e hizo algo de daño que hizo que se retorciera y diera un gruñido de dolo, eso lo enfureció por lo que le dio a Benett una fuerte nalgada

-“Calla o voy a tener que castigar te verdad”. Dijo el enmascarado con una vez que no parecía la de un hombre de su edad.

-“Hoy vas a cumplir mis órdenes. No harás nada que yo no te ordene. Si quiero que gimas sino que grites. Si quiero que ladres ladras, si quiero que hables hablas. ¿Has entendido lo que te acabo de decir?” Dijo el enmascarado.

-“Si” Dijo Benett apenas como un susurro.
-¡Parece ser que no!- Dijo en tono severo mientras clavaba sus uñas en los huevos de Benett.

Quien dio un grito de sobresalto e intento cerrar sus piernas.

-“No aprendes”. Dijo el enmascarado.

Acto seguido le separó sus nalgas a Benett con las manos y escupió directamente sobre su ano.

Acto seguido saco un enorme consolador, debía medir 45 cm y era del grueso de un brazo de un hombre adulto, Benett también noto una fusta que era usado para los caballos especialmente diseñada para azotarlos, el enmascarado se acercó al rosto de Benett, lo besó en la boca mientras con una de sus manos agarraba su pene masturbándolo.

-“Abre la boca” Ordeno el enmascarado

Benett abrió su boca y escupió dentro.

-“Trágatelo”. Ordeno

Benett  no tuvo más remedio que tragar.

Entonces se agacho y empezó a comerse su pene, escupía sobre su pene, lo dejo todo lleno de saliva y lo restregaba por todo su pene hasta llegar a sus huevos lampiños

-“Espera aun tenemos para rato” Dijo dándole una fuerte palmada al pene de Benett que se contrajo.

Acto seguido tomo la fusta y comenzó a golpear sus huevos como nalgas con fuerza.

-“Dios, AHHH”. Grito Benett al primer azote en sus huevos.
-“CALLATE” Le grito él enmascarado la vez que me volvía a golpear con más fuerza.

Lo que hizo que Benett soltara un sonido ahogado que no pude reprimir.

-“Parece que deberé a enseñarte a obedecer”. Dijo el enmascarado como lo azoto

Lo azotó unas cuantas veces más por todo el cuerpo, donde lo hacía dejaba una pequeña marca roja visible en su cuerpo.

-“¿Te gusta verdad, te gusta que te pegue?” Pregunto al final.
 -“Benett negó con la cabeza”.

Lo que hizo que otra tanda de azotes impactara su cuerpo, además del dolor que Benett  estaba sintiendo estaba el hecho de que estaba siendo sometido, pero estar a su merced le hacía sentir mucho temor por lo que el dolor se incrementaba.

Cansado de azotarlo el enmascarado paso a la acción, lubricó con una buena dosis de lubricante el enorme consolador para luego ponerse un arnés sobre su trusa negra, para colocar el consolador en un clip especial sobre su pelvis, el sobrante del lubricante lo esparció por el ano de Benett, metió sin problemas un par de sus dejos que le dolió algo a Benett para terminar de lubricarlo.

Cuando termino fue cuando Benett estaba aterrado, lo quería penetrar con el tremendo dildo que usaba de pene sin más, Benett siendo virgen por completo sabía que le iba a doler mucho de verdad, por suerte Benett no se había fijado que tenía en una de sus manos, Era un consolador algo más pequeño que casi de sopetón lo introdujo enteramente por su ano, todo fue de tan de repente que Benett solo sintió un leve desgarro y todo su cuerpo se contrajo de dolor.

-“No soy tan mala como crees”. Le dijo a Benett el enmascarado. Luego lo besó.

Tras la primera inserción paso al más grande, extrajo el anterior dildo que también le causo dolor a Benett para apuntar con el enorme consolador a su ano. Y sin vacilar, comenzó a penetrarlo con el enorme consolador, no de golpe, pero si con rapidez y sin parar hasta que tocó fondo, de Benett broto sin poder contenerlo un grito de dolor que le hizo recibir una bofetada en la cara por eso.

Tomo a Benett por la cintura para comenzar a penetrarlo con locura, Benett sentía que estaba siendo empalado por un poste de teléfonos, en varias ocasiones pensó que iba a morir, por el tremendo dolor que estaba sintiendo, sentía que el estaban desgarrando las entraña, en esa postura podía apreciar perfectamente el consolador como se abría paso dentro de él.

Cuando se cansó de penetrarlo con el gran dildo saco el consolador y se fue directa a la cómoda, dejando a Benett con el culo para afuera, jadeando y con ganas de vomitar, regreso con la fusta para de nuevo comenzar a azotar sus nalgas, con cada azote ella se reía, Benett  sentía que era azotado cada vez con más fuerza y con más rapidez.

De pronto termino de azotarlo fue cuando Benett, sintió un gran vació en su culo, abierto e indefenso y adolorido como nunca antes en toda su vida, el enmascarado se lubrico su brazo hasta el codo y empezó a deslizar sus dedos dentro de Benett, cuatro dedos entraron perfectamente gracias a que su ano ya estaba muy dilatado. El quinto dedo no fue algo diferente, los giraba para conseguir un buen ángulo para ir deslizando su mano dentro del culo del aterrado Benett.

Su mano dio un empujoncito más y entró todo su puño en Benett quien quedo con la mano en su interior, Notaba como movía los dedos dentro de sus entrañas. Tenía metida incluso más allá de su muñeca. Empezó a abrir y a cerrar los dedos dentro y a hacer movimientos en círculos.

Aunque el diámetro de su mano de era algo pequeño el dolor que le producía era infinitamente superior a cualquier cosa que Benett hubiese sentido antes, de pronto comenzó a meter y sacar su brazo de su interior como si lo estuviera penetrando, Benett apretó los labios para no gritar pues el dolor era intenso.

De pronto en medio del mar de dolor que Benett estaba sintiendo, algo se destaco, que fue cuando los dedos del enmascarado se cerraron sobre su próstata, en ese momento Benett no sabía que era pero sintió un espasmo que hizo que su cuerpo se arqueara y todo su cuerpo se tenso cuando los dedos lo presionaron, incluso un pequeño chorrito de liquido pre seminal que no dejaba de salir de su pene en erección salió disparado para caer sobre su pecho.

Benett sentía como sus huevos rosaban el brazo del enmascarado, quien estaba apretando cada tanto sus próstata, su pene no tardo en comenzar a palpitar como nunca antes y unos segundos después dando un alarido casi un gruñido Benett comenzó a correrse, chorro tras chorro de su espeso semen brotaron de su palpitante pene, parecía que no iba a tener fin, fue el orgasmo más intenso y largo de su joven vida, casi perdió el sentido mientras los chorros de semen brotaban sin cesar de su pene endurecido al máximo.

-“AAHHHFFFFFGGGGGRRRRRRR”. Gruño Benett.

Apenas termino de correrse el brazo en su culo fue extraído por completo de un fuerte jalón que de nuevo hizo sentir a Benett que le arrancaban la vida por su ano. Lo que hizo que diera de nueva cuanta un fuerte grito.

-“AAGGGGHHHHHAAAAA”. Grito Benett.
-“¿Vaya no aprendes verdad?” Dijo el enmascarado.

Acto seguido con su brazo y mano escurriendo lubricante y mierda del interior de Benett se despojo de arnés aun con el gran dildo, para luego despojarse de su trusa color negro, los ojos del agotado y adolorido Benett se abrieron grandes, al ver que en la entrepierna del encapuchado no había genitales masculinos sino femeninos, una rajita perfectamente depilada de gruesos labios quedo a la vista del sorprendido Benett.

El encapuchado no era hombre como hasta ese momento Benett creyó sino que era una mujer, pero sin senos, de hecho todo su cuerpo gritaba y dictaba que era masculino excepto su entrepierna, ella entonces se subió sobre Benett tomo su pene y lo dirigió hacia la entrada de su vagina, con una mano sostenía su aun duro pene y con la otra se abrió sus labios vaginales, apenas se introdujo el glande de Benett se dejo caer, los huevos del adolescente rebotaron contra sus nalgas.

-“AAAAGGGGGGHHHH”, Gruño Benett.

Aquello que le hacía perder la virginidad que tanto anhelaba, además de placer le causo dolor, su pene entro fácilmente su vagina estaba empapada por dentro, pues se había corrido ya dos veces mientras torturaba al adolescente, los sentones que ella le daba a Benett mientras lo cabalgaba pronto dejaron de ser placenteros, aquella dura como salvaje cabalgata se prolongo por varios minutos casi 20 hasta que de nuevo, el pene de Benett comenzó a palpitar, el adolescente estaba tan preocupado por el placer y dolor que estaba sintiendo que no ser percato de la afilada tijera que ella tenía en una de sus manos.

Los ojos de Benett se cerraron cuando comenzó a correrse de nuevo, su ano palpitaba con fuerza, mientras su pene de nuevo arrojaba chorro tras chorro de su semen llevando el interior de la vagina que de un sentón se trago todo su miembro, estaba obteniendo placer pese a todo de un modo que nunca pensó que fuese posible como Benett paso del éxtasis al agónico dolor de nuevo, sus ojos se abrieron para ver con horror como ella le había cercenado el pene con una tijera, su pene cercenado aun estaba en su interior chorreando semen y sangre por el lado del corte.

Lo mismo el muñón que le quedo, Benett ni siquiera grito, no pudo fue como si todo el aire de sus pulmones se congelara, todo su cuerpo se sacudió y se desmayo pocos segundos después.


** ** ** ** ** ** ** ** **

Benett se despertó en una cama apenas un catre desnudo encadenado por el cuello su pene había desaparecido, era un eunuco a los 16 años lo único que quedaba de su virilidad eran sus huevos que pasarían a hacer una maldición que pronto iba a descubrir.

Benett estaba en la casa de aquel hombre o mujer, no sabía lo que era, desnudo listo para comenzar su nueva vida como uno más de sus esclavos, hasta que se cansara de el fuese vendido o muriera.

Todos ahí eran esclavos eunuco, cada tanto eran llamados por aquel hombre o mujer para tener toda clase de sexo o ser torturados, no complacerlo significaba sentir mucho más dolor del que ya habían sentido, pero aquello era cosa común para los asistentes al “Burdel Excepcional”.

Continuara…   


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

ZORAYA LA TRAV

Siguieron a la distraída Zoraya que iba escuchando música con sus audífonos puestos, cuando caminaba por una calle solitaria, la camioneta de Lorenzo se detuvo a su costado y dos de sus amigos tomaron a Zoraya de los brazos y la metieron tan rápidamente a la camioneta que ella no tuvo tiempo de reaccionar, luego la camioneta arranco a toda prisa, perdiéndose entre las calles de la gran ciudad, Lorenzo y compañía con Zoraya, condujo hasta una bodega de su padre que usaba para sus fiestas......


ZORAYA LA TRAV
siguieron a la distraída Zoraya que iba escuchando música con sus audífonos puestos, cuando caminaba por una calle solitaria, la camioneta de Lorenzo se detuvo a su costado y dos de sus amigos tomaron a Zoraya de los brazos y la metieron tan rápidamente a la camioneta que ella no tuvo tiempo de reaccionar, luego la camioneta arranco a toda prisa, perdiéndose entre las calles de la gran ciudad, Lorenzo y compañía con Zoraya, condujo hasta una bodega de su padre que usaba para sus fiestas.

[TRANSEXUAL] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [BALLABUSTNG] [VIOLACIÓN] [SECUESTRO] [HUMILLACION] [TORTURA]


Categoria: Transexual      Autor: DarkSoul





Aquella tarde Zoraya de 20 años rubia natural caminaba por la calla con sus altos tacones color rosa, regresaba de una entrevista de trabajo en la que no le fue muy bien, no muy lejos de ella una panda de varios hombres entre 25 y 27 años bromeaban adentro de la camioneta de Lorenzo, que era hijo de uno de los hombres más ricos de la región al ver a la linda Zoraya les dijo a sus amigo.

-“¿Hey chicos quieren pasar un grandioso rato, con esa rubia?” Pregunto Lorenzo
-“¡SSIIIIIII!” Fue la respuesta de todos.

Acto seguido siguieron a la distraída Zoraya que iba escuchando música con sus audífonos puestos, cuando caminaba por una calle solitaria, la camioneta de Lorenzo se detuvo a su costado y dos de sus amigos tomaron a Zoraya de los brazos y la metieron tan rápidamente a la camioneta que ella no tuvo tiempo de reaccionar, luego la camioneta arranco a toda prisa, perdiéndose entre las calles de la gran ciudad, Lorenzo y compañía con Zoraya, condujo hasta una bodega de su padre que usaba para sus fiestas, orgias entre otras cosas era muy grande y aislada.

Zoraya fue bajada de la camioneta luchando, gritando y pataleando, entre varios tuvieron que sujetarla para llevarla hasta un sillón, ahí Lorenzo hizo que la depositaran, Zoraya iba a ponerse de pie cuando Lorenzo le apunto con un arma, y le dijo.

-“Mira ricura más vale que cooperes si no quieres terminar muerta enterrada en aquella fosa de concreto”. Dijo Lorenzo señalando con la boca del arma que sostenía una fosa de concreto detrás de Zoraya.

Lo que hizo que ella se quedase sentada quieta, atemorizada en el viejo y mal oliente sillón, fue entonces que todos mirándola con ojos de lujuria, ella temió lo peor.

Lorenzo le dijo luego de unos tensos segundos.

-“Ahora te vas a desnudar para nosotros ricura y más vale que obedezcas sin objetar nada”. Dijo Lorenzo.

Zoraya se le quedo mirando como suplicándole que no la sometiera a semejante humillación, pero Lorenzo al ver que ella solo se le quedo mirando le grito apuntando el arma a su frente.

-“VAMOS QUE ESPERAS MALDITA PUTA DESNUDATE”.  Le grito Lorenzo a Soraya.

Que aterrada, no tuvo más remedio que ponerse de pie, comenzó quitándose  su blusa rosa, dejando a la vista su sostén (corpiño) de color blanco, luego se despojo de su falta, también rosa, dejando sus medias sostenidas por un liguero blanco a la vista de todos, lo mismo que su pequeña tanga de color negro, temblando se despojo de su sostén para revelar un pecho plano coronado por dos pequeños pezones.

-“Esta puta es mas plana que una tabla”. Dijo Lorenzo.

Lo que provoco que todos sus amigos rieran, haciendo sentir a Zoraya muy humillada, ella se quedo ahí tratando de cubrir su cuerpo casi completamente desnudo con sus manos pero al ver que no se despojaba de su Tanga, Lorenzo ordeno dos de sus amigos.

-“Sujeten a esta puta un momento muchachos”. Ordeno Lorenzo.

Lorenzo se acerco a Zoraya y la manoseo por unos segundos antes de tomar su tanga con sus fuertes brazos y con fuerza  hizo girones su prenda intima, ante un grito de desespero de Zoraya.

-“¡NOOOOoooo!”. Grito Zoraya.

Lorenzo dio unos pasos hacia atrás y sus ojos se abrieron grandes al ver un pequeño pene y un par de pequeños huevos que pese a su tamaño eran sin embargo genitales masculinos, aquello fue como si se hubiera sacado la lotería con sin igual algarabía en su voz se aparto para que los demás vieran la entrepierna desnuda de Zoraya mientras decía.

-“Miren no es una puta sino un putito invertido”. Dijo Lorenzo.

De nuevo las risas de sus amigos causaron una gran humillación en Zoraya que se sentía vejada, expuesta y estaba a punto del llanto al pensar en lo que estaba por venir, y no estaba tan equivocada, Lorenzo aprovechando que ella estaba aun sujetada por dos de sus amigos, le propino una tremenda patada en sus pequeños huevos que hizo que Zoraya casi vomitara su almuerzo al caer al suelo para revolcarse de dolor, como nunca antes en su vida.

Entre todos la levantaron, se sacaron sus penes e hicieron que Zoraya aun adolorida por la tremenda patada propinada en sus huevitos comenzara a chupárselas uno de ellos le toco las nalgas para luego decir.

-“Dios esta putita si está muy buena”. Dijo uno de los amigos de Lorenzo.

Aquellos manoseos se prolongaron por largo tiempo hasta que de nuevo Zoraya quedo revolcándose en el suelo producto de una nueva patada en los huevos, de pronto Lorenzo la tomo del cabello y la jalo rápido hacia el sillón, Zoraya de pronto sintió un dedo entrando por su culito virgen, le dolió y grito, pero Lorenzo no tenia delicadeza alguna lo metía rápido y brutalmente luego lo saco para meter dos dedos de golpe mientras la nalgueaba, Zoraya trataba de huir de él, pero él la jalaba de la cintura con un solo brazo.

Lorenzo que iba con bermuda de bolsas gris azulado se lo bajo, Zoraya  en eso sintió que la levanto dejándola con la cara sobre el respaldo del sillón y el asiento, con sus nalgas expuestas al aire, súbitamente Zoraya sintió que intentaba penetrarla, grito y pataleo, intentando bajarse del sillón pero Lorenzo comenzó a nalguearla, no pudo hacer mucho, tardo unos 20 segundos en comenzar a penetrarla, Zoraya sintió el peor dolor de su vida, comencé a llorar y a gritar mientras escuchaba las risas y vítores de los amigos de Lorenzo. Quien le dijo.

-“Estas muy estrecha puta, no puedo entrar”. Dijo Lorenzo.

Saco un poco su dura erección de 19 cm que tenía en su culo la levanto de los cabellos y la arrojo sobre el apoya brazos del sillón quedando sus nalgas aun más expuestas con la cara casi tocando el suelo, Lorenzo tomo un poco de crema y se embarro su endurecido miembro, se acercó a ella y le dijo al oído tomándola de los cabellos

-“Ahora si puta vas a saber lo que es hombre de verdad”. Dijo Lorenzo.

Zoraya supo que no iba a poder evitar que la penetrara y se quedo inmóvil como toda una perra de pronto el verdadero mayor dolor de su vida la golpeo, todo el grueso pene de Lorenzo entro en ella sin piedad, la jalo del cabello y comenzó a bombearla con brutalidad como un animal ella lloraba y gritaba, sus gritos se escuchaban como si estuvieran matando a una persona, y no era para menos la estaban violando brutalmente por aquel gran pene, “si a las mujeres les duele la primera vez imagínense a por el culo”.            

Zoraya lloro, grito y suplico. su agonía duro por 30 minutos en ese tiempo, completamente empinado y con todo el gran miembro de Lorenzo en su interior sintió como chorros calientes brotaron y llenaron sus entrañas, Zoraya supo que había terminado, demás por sus alaridos de placer que él dio, Lorenzo saco su pene y ella quedo rendida sobre el reposa brazos del sillón, Lorenzo le levanto la cabeza tomándola de los cabellos para decirle

-“Tienes el culo como toda una zorra virgen o debo decir ex virgen”. Dijo Lorenzo lo que provoco que todos sus amigos rieran.

Zoraya sentía su recto lleno de su leche y en eso no pude contenerlo más en su interior salió con algunos gases, sangre y excremento, Lorenzo lo vio y le dijo te mereces una propina tomo.

Tomo un billete lo enrollo y se lo metió por el culo, para empujarlo con sus dedos. Se subió su ropa interior y bermuda, pero al poco tiempo Zoraya sintió mientras aun estaba ahí tirada sobre el sillón, ultrajada y violada, las manos de uno de los amigos de Lorenzo lo primero que dijo fue decir
  
-“Miren Lorenzo hizo que se cagara la puta”. Dijo aquel hombre.

Todas la miradas se fueron al ano de Zoraya que se sentía humillada como nunca antes, apenas podía ver quien era quien la manoseaba pero sintió como se sacaba su pene, tardo unos 30 segundos y ya la estaba penetrando, ya no sentí dolor su pene era más pequeño que el de Lorenzo, Zoraya no sabía  cuánto tiempo paso, pero todos la violaron y terminaron dentro de ella, al final ellos la dejaron atada hasta que se quedo dormida, agotada y expulsando semen de su ano.

Zoraya se despertó amarrada a una columna sentía algo en su interior, le habían metido por el ano varios vibradores tipo bala y un consolador de los que expanden con una válvula, los vibradores estañan activados y sus controles pendían entre sus piernas, las cuales estaban muy abiertas con un larga barra de metal separando sus piernas, dicha barra estaba sujeta a sus tobillos con cinta de embalar. Uno de los hombres dijo.

-“Miren la puta ya despertó”. Dijo una voz.

Unos minutos después Lorenzo vestido y con una gorra colocada hacia atrás, se acerco a Zoraya, para tomar una válvula de aire color negro que colgaba entre sus piernas, luego de apretarla un par de veces dijo.

-“Veamos cuanto resiste esta putita antes de venirse y que su próstata reviente”. Dijo Lorenzo.

Para ese momento el pene de Zoraya que era minúsculo ya tenía una erección de 9 cm, de el caían grandes gotas de liquido pre seminal, sus huevitos encogidos y no desarrollados por la ingesta de hormonas femeninas desde los 14 años, estaban contraídos en la base del pene de Zoraya, quien poco a poco comenzó a sentir como una gran opresión se formaba en su interior, con cada apretón de la válvula negra, Zoraya se estremecía, aunado al estimulo de los vibradores en su interior.

Aquello continuo por varios minutos hasta que su pequeño pene comenzó a palpitar estaba por llegar al orgasmo, sus próstata estaba siendo oprimida enormemente, de pronto ella grito.

-“ALTO BASTA, YA NO MAS, ¡NOOOOO!” Grito Zoraya.

Al tiempo que de su pene salieron expulsados tres fuertes chorro de semen, pero Lorenzo no se estaba satisfecho, continuo apretando la válvula, Zoraya se retorcía y gemía de dolor, uno minutos más tarde se corrió de nuevo aunque ya no tan abundante y explosivamente como la primera vez, para cuando se corrió la tercera vez lo que salió de su pequeño pene fue sangre ya no semen, en ese momento Lorenzo apretó un par de veces más y antes de alejarse, le propino tres fuertes patadas en los huevitos Zoraya que casi la llevaron al desmayo.

Cada unos de sus amigos e incluso Lorenzo tomaron turno para patear los huevitos de Zoraya, para cuando terminaron la eterna sesión de ballbusting extremo con ella, su escroto estaba hinchado al triple de lo normal con sus dos huevitos reventados por completo en su interior con ella desmayada amarrada aun a la columna, con sangre goteando de su pene desinflado para ese momento.

Luego de aquellos todos se pusieron a beber hasta quedar complemente inconscientes de lo borrachos que quedaron, Zoraya se despertó en la madrugada, su pene había hecho que sus retenciones que eran de cinta se aflojaran, con mucho esfuerzo logro liberar sus brazos para poder extraer el enorme dildo de su ano, así como los vibradores, algunos aun funcionando, mientras los extraía, sentía correr sangre por sus piernas, estaba agotada y muy adolorida.

Zoraya se quito sus tacones para no hacer ruido, apenas podía caminar, vio a sus secuestradores, violadores y torturadores regados por todas partes privados por completo de lo borracho que estaban aquel lugar olía a alcohol y semen, Zoraya estaba más que enojada quería venganza y en eso en una mesa vio una tijera, a su mente llego una forma ideal para vengarse de esos malvados y malcriados junior de una forma que nunca olvidarían y que el dinero de sus padres no podría remedia jamás.

Zoraya a gatas pues apenas podía caminar, uno a uno les fue descubriendo sus entrepiernas, dejando sus penes a la vista, lo tomaba y de un rápido corte se los cercenaba con la tijera, para colocarlos en un lado en donde pronto hubo un montoncito de penes cercenados, dejo de ultimo a Lorenzo que apenas de percato cuando ella le abrió y bajo su bermuda, incluso le acaricio su paquete por encima de su ropa interior antes de bajarla hasta sus rodillas.

Luego ella se inclino y le susurro al oído del inconsciente Lorenzo.

-“Esto es lo que se merece un perro violador como tú”. Le dijo Zoraya.

Acto seguido levando el pene de Lorenzo y se lo cerceno, el cuerpo del joven hombre se sacudió por unos segundos antes de quedar inmóvil, Zoraya aun no terminaba, tomo el dildo inflable y se lo introdujo por detrás a Lorenzo para comenzar a inflarlo, hasta que de el muñón aun sangrante que fie lo que quedo de su pene, broto el semen, y no parto hasta que además de semen broto sangre por la uretra cercenada, señal de que la próstata de Lorenzo era también historia.

Zoraya introdujo los penes cortados en su bolso que encontró tirado en el piso, se vistió y paro la hemorragia de su ano con papel higiénico y se marcho, se llevo su camioneta que abandono cuando estaba ya de nuevo en una zona transitada de la ciudad, luego despareció nadie volvió a saber de ella ni donde está.

Lorenzo y sus amigos se despertaron para encontrarse castrados sin sus penes, Lorenzo creyó morir al verse despojado de su miembro viril, incluso tuvo que ser internado en un hospital siquiátrico por seis meses para controlar sus impulsos suicidad pues no quería vivir sin un pene, con incontinencia urinaria por el resto de sus días al no tener próstata, además de siempre estar deseoso de correrse sin poder hacerlo ni por estimulación anal o normal aquello en si mismo era una tortura perpetua.

Lorenzo termino suicidándose dos años después luego de salir del hospital siquiátrico arrojándose por un precipicio con su auto, en una nota que dejo dijo.

-“papá perdón pero no pudo vivir siendo un vil patético eunuco”. Dijo en su nota Lorenzo.  

El padre de Lorenzo aun busca a la responsable de lo sucedido a su hijo sin pensar que el responsable de todo fue su propio hijo desde un principio el solo quiere venganza de “Zoraya la Trav”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

ZAVI Y JIM

Fue durante las vacaciones de primavera que todo cambio Jim invito a Zavi a pasar las vacaciones en su casa de playa con su familia, dado que la casa no era muy grande Jim y Zavi tendrían que dormir en la misma habitación, luego de unos días en la playa, Zavi estaba que estallaba no se había masturbado en días y ver a Jim en su ajustado traje de baño todos aquellos días en las que se marcaba su paquete no ayudaba en los más mínimo aunado a que ambos dormían apenas en ropa interior, acrecentó la atracción que Zavi sentía hacia Jim......


ZAVI Y JIM
Fue durante las vacaciones de primavera que todo cambio Jim invito a Zavi a pasar las vacaciones en su casa de playa con su familia, dado que la casa no era muy grande Jim y Zavi tendrían que dormir en la misma habitación, luego de unos días en la playa, Zavi estaba que estallaba no se había masturbado en días y ver a Jim en su ajustado traje de baño todos aquellos días en las que se marcaba su paquete no ayudaba en los más mínimo aunado a que ambos dormían apenas en ropa interior, acrecentó la atracción que Zavi sentía hacia Jim.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PADRES] [TORTURA]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Zavi de 16 años un joven rubio muy atractivo se mudo a vivir con su abuelo, luego de la muerte de sus padres, el cual era un oficial retirado del ejército, homofóbico a más no poder, apenas comenzó a ir a su nueva prepa (instituto), conoció a Jim un adolescente un grado más adelantado de 17 años, ambos se hicieron amigos muy rápido y una cosa llevo a la otra, la atracción que sentían uno al otro era evidente, aunque trataban de ocultarlo, los dos eran vírgenes y aunque se atraían ninguno de los estaba dispuesto a dar el siguiente paso.

Fue durante las vacaciones de primavera que todo cambio Jim invito a Zavi a pasar las vacaciones en su casa de playa con su familia, dado que la casa no era muy grande Jim y Zavi tendrían que dormir en la misma habitación, luego de unos días en la playa, Zavi estaba que estallaba no se había masturbado en días y ver a Jim en su ajustado traje de baño todos aquellos días en las que se marcaba su paquete no ayudaba en los más mínimo aunado a que ambos dormían apenas en ropa interior, acrecentó la atracción que Zavi sentía hacia Jim.

Para la cuarta noche hacía mucho calor y los padres de Jim salieron a fiesta llevándose a su hermanos pequeños, hacia tanto calor que Jim le propuso que fueran a darse un buen chapuzón en la péquela piscina en la parte de atrás de la casa, lo que a Zavi le pareció una buena idea, los dos se colocaron sus pequeños bañadores tipo speedo para ir a la piscina ambos se pusieron a chapotear a la orilla de la piscina Zavi viendo el cuerpo casi desnudo de Jim tuvo de pronto una erección de caballo que no paso desapercibida para Jim que de manera sorpresiva movió una de sus manos a la entrepierna de Zavi para que sus largos y delgados dedos deslizaran el bañador de Zavi hacia abajo mostrando su endurecido pene.

Zavi quedo tan sorpresivo, por la acción inesperada de Jim que apenas reacciono cuando este se inclinó y sus labios tomaron su pene, al principio solamente el glande corriendo hacia abajo su prepucio, la lengua de Jim recorría el tronco duro de Zavi, pero luego lentamente se la iba tragando toda y Zavi gemía intentando apartar su boca, aunque era lo que deseaba aunque no quería reconocerlo.

-¡Zavi no te resistas déjate llevar gocemos juntos! Dijo Jim a Zavi sacando su pene de su boca.

Jim rápidamente se bajo su bañador y le ofreció su espléndido pene a Jim, mientras su boca chupaba la de Zavi, ambos comenzaron a realizar un 69 a un lado de la piscina sus corazones latían a mil por hora, el placer y los gemidos terminaban en sus bocas, sus dedos acariciaban sus anos metiéndose dentro de ellos abriéndose para recibirlos, de forma tan insistente, Zavi le aviso que estaba por correrse pronto, pero Jim sin sacar su pene de su pene continuó chupando con más frenesí derramando su semen dentro de su boca y así continuó mientras Jim descargaba en su boca y Zavi hacia lo mismo en la suya.

Instantes después los dos desnudos entraron al agua, Jim con sus brazos extendidos sobre el borde de la piscina con Zavi frente a él empujando dentro de su culo su pene aún duro mientras las piernas de Jim alrededor de la cintura de Zavi con sus labios devorándose mutuamente, era pura pasión, nunca había sentido eso con nadie, ahora que Zavi lo penetró quería que durara eternamente los gemidos se aceleraron de forma incontrolada, el placer de estar junto a él y sus labios devorando los suyos tomando su aliento era lo máximo.

Momentos después el cuerpo de Jim estaba contra las baldosas de la piscina con Zavi penetrándolo de forma contundente una y otra vez susurrándome al oído: ¡Yo nunca pensé que se sintiera tan rico! Jim giro su rostro sorprendido ante ésa afirmación y dijo entre gemidos, “¡Tu pene se siente tan rico dentro de mí, ¡te amo!”, el pene de Zavi entraba y entraba con fuerza, Jim suspirara soltando gemidos con su nombre una y otra vez, hasta que noto que se derramo dentro de él apretando su cuerpo contra el suyo, el ano de Jim exprimió los últimos vestigios de semen, para luego sus bocas deleitarse con los labios de los dos de nuevo,  

Quedaron en el agua como dos delfines abrazando y besándose apretando sus cuerpos uno contra el otro. Luego de un rato ambos se secaron y se fueron a la habitación de Jim desnudos, una vez ahí ambos se tumbaron sobre la cama y siguieron besándose como acariciándose por un buen rato hasta que de nuevo estuvieron listos para la acción.

-“¡Ahora vamos a disfrutar juntos como nunca antes!” Dijo Jim.

Hizo girar a Zavi, le abrió sus lindas nalgas, para comenzar a la pasar su lengua entre ella, lambiendo con especial atención el ano lampiño de Zavi, hasta que lo penetro su pene entraba y salía con fuerza de su culo, Zavi gemía de dolor, agonía y placer, en la mente de Zavi siempre quedaría grabado aquel suceso.

-“¡La primera vez es cuando más duele, luego ya no, bueno eso dicen!” Dijo Jim.

Luego de un rato penetrándolo Jim saco su pene del culo de Zavi y la acercó a su boca, diciendo.

“¡Abre la boca y no uses los dientes como en la piscina!” Dijo Jim.

Con una de sus manos JIm levantó la barbilla y abrí la boca de Zavi, sujetando su pene golpeo sus labios y cara con su erección, la metió dentro de su abierta boca, sus manos apretaron su cabeza forzando a Zavi a tragarse su pene al poco la sacó y tosí, fue repitiendo eso hasta que la boca de Zavi se fue acostumbrando al intruso, Jim gemía en silencio, su cuerpo tan perfecto le llamaba mucho la atención a Zavi quien se sentía en el cielo dándole un mamada, sus acariciaban sus abdominales y se posaban sobre sus caderas, nalgas y piernas, luego de unos minutos Jim se aparto e hizo poner de rodillas sobre la cama a Zavi.

Una de sus manos sopesó sus huevos mientras la otra acariciaba su pene para ese momento durísima.

Para luego de manera súbita llevársela a la boca, el calor dentro de su boca hizo que Zavi tuviera un placentero espasmo, su cabeza adelante y atrás lo estaba llevando al éxtasis, de pronto dejo la mamada y le dio la vuelta para mirarle sus lindas nalgas, Jim hizo recostar de nuevo a Zavi sobre la cama quedando boca abajo, él le escupió sobre su ano y luego sus dedos, los fue pasando sobre su agujero mientras separaba sus nalgas, sus dedos eran insistentes y poco a poco entró uno, el ano le ardía a Zavi pero dejo que continuara, al poco entró otro más y los movía dentro, hasta que Zavi notó el peso de todo el cuerpo de Jim sobre el suyo, su pene rozaba su ano, lo que lo hizo estremecerse de nuevo.

Su glande fue entrando, poco a poco de nuevo delicadamente su dura erección fue entrando más profundamente y giró sus cuerpos separando las piernas de Zavi, quien notaba ese dura  y candente barra de carne en su interior, una de las manos de Jim tomo el pene de Zavi también en erección y comenzó a masturbarlo mientras su miembro lo penetraba una y otra vez,  los gemidos de ambos aunque eran bajos pese a que estaban solos llenaba toda la habitación.

Luego Jim puco boca arriba a Zavi levantó su piernas penetrándolo de nuevo con una fuerte embestida, Zavi gimió, ya no de dolor, simplemente de placer mientras observaba su pene endurecido como nunca antes sobre su vientre goteando liquido pre seminal sobre su vientre, mientras estaba siendo penetrado una y otra vez con tanta fuerza que le cortaba la respiración, sus ojos admiraban todo su cuerpo en tensión moviéndose mientras era taladrándolo, Jim inclinó su cuerpo sobre el suyo y lo besó, sus labios tan carnosos le supieron a gloria a Zavi, su lengua entro y buscaba la suya al final ambas luchaban entre sí, para ese momento las embestidas de Jim eran más fuertes, notaba que sacaba todo su pene para clavarlo de nuevo haciendo gemir a Zavi.

El pene de Zavi palpitaba entre sus cuerpos y sin poder evitarlo estalló soltando semen y más semen, entonces notó como su culo fue inundo, era semen que llenaba sus entrañas, ambos gimieron como nunca antes, para quedar Jim sobre Zavi todos sudados, jadeantes pero muy contentos besándose y acariciándose con ternura. Luego de algunos minutos ambos se fueron al baño, bajo la regadera (ducha) Jim metió sus dedos dentro del ano de Zavi limpiándolo de su semen también de otros restos menos agradables y le indicó la mejor manera de hacerlo hasta quedar bien limpio, se secaron y regresamos a la habitación,

Se acostaron en la cama de costado, apenas en ropa interior, se besaron y acariciaron por un largo rato pero estaban agotados ya, entraba unos rayos de luz a través de las persianas, cuando se quedaron dormido abrazados muy contentos uno en brazos del otro, recién desvirgados y descubriendo que ambos eran gay y que se amaban a más no poder.

Zavi se despertó por repiquetear de la lluvia sobre el tejado, antes de abrir los ojos pensó ¡Bonito sueño y muy caliente que tuve! Bajo su mano a mi pene que estaba duro entonces abriendo los ojos miro al techo y de pronto noto que a su lado estaban Jim  boca abajo durmiendo plácidamente

“¡Aquello no fue un sueño!” Se dijo a si mismo Zavi.

Era de mañana y Jim abrió los ojos y le dijo.

-“¡Buenos días!” Dijo Jim a Zavi.

Que le respondió con un beso, ambos luego hicieron un 69 muy rico hasta que ambos se corrieron en sus bocas, luego se bañaron y se vistieron pronto los padres de Jim no tardaría en aparecer para llamarlos a desayunar, ambos lucían radiantes aquella mañana, por el resto de las vacaciones fue sexo y más sexo hasta el último momento.

Luego de las vacaciones ambos adolescentes siguieron teniendo sus encuentros tan apasionados como siempre pero más esporádicos ya que no tenían un lugar seguro en donde desatar la gran pasión que tenían dentro, fue de ese modo que una tarde, un viernes Jim estaba en casa de Zavi luego de la escuela para ayudarlo con una materia en donde no le iba muy bien, no planeaban que pasara nada pues su abuela estaba en casa, pero de pronto Don Justo que era como se llama el abuelo de Zavi les informo que iba a salir a comprar unas cosas para su talle que necesitaba.

Apenas 10 minutos luego que escucharon la puerta de la calle cerrarse y verificar que en efecto Don Justo se había ido, ambos jóvenes se fueron a la habitación de Zavi para dar rienda a su pasión, besándose desenfrenadamente sin reparo alguno, con sus lenguas hurgando dentro de cada una de sus bocas a Zavi fue el primero en quedar completamente desnudo y quien recibió una magnifica mamada por parte de Jim luego él le quito el pantalón como trusa (slip) para darle una mamada.

Luego de algunos minutos Zavi dejo mamar el pene de Jim y le dijo denotando ansiedad.

-“Vamos acuéstate que deseo penetrarte” Dijo Zavi.

Jim tomo dos almohadas y se acostó boca abajo sobre ellas, que quedaron bajo su plano vientre lo que provoco que sus lindas nalgas quedasen paraditas como medio abiertas, Zavi subió a la cama le abrió sus nalgas a Jim para comenzar a lamber su ano, Jim gimió de gusto, aquello duro unos exquisitos 10 minutos para Jim, antes de que Zavi se colocara en posición para comenzar a hacer presión con su glande sobre el ano de Jim que cedió al embate sin esfuerzo alguno.

Ambos adolescentes estaban gozando de lo lindo cuando la puerta del cuarto de Zavi que estaba sin seguro se abrió, los ojos de Don Justo se abrieron grandes y su rostro se transformo, estaba más allá de un enojo estaba enfurecido al ver a su nieto estar penetrando a otro hombre y gozando de ello.

Don  Justo se les fue encima a ambos adolescentes, tomo a Zavi de su dorado cabello hasta hacer que su pene se saliera del culo de Jim, luego con su otra mano lo tomo de cuello y le dijo directamente a su cara.

-“Ahora les voy a enseñar cómo se debe tratar a los putos como ustedes”. Dijo Don Justo colérico.

Hizo que Zavi aun con una erección asentara sus nalgas justo por arribas de las de Jim se quito su cinturón (correa) que llevaba que era de cuero y comenzó a acotar  a ambos adolescentes en sus blancas nalgas, ambos empezaron a gritar y gritar de dolor los azotes era fuertes, sin descanso alguno que impactaban alternadamente sobre las lindas nalgas de ambos, que no tardaron en ponerse rojas y arderles intensamente.

-“Abuelo… para ya por favor… ¡Abuelo por favor!” Suplicaba Zavi llorando.

Pero don Justo no detuvo sus azotes, las nalgas de ambos adolescentes quedaron pronto marcadas con largas marcas rojas que con cada nuevo azote les hacia gritar como retorcerse de dolor, aquellos azotes se prolongaron por casi una hora, en varias ocasiones Zavi trato de huir pero su abuelo que tenía una fuerza desconocida hasta ese momento se lo impedía, Jim no podía hacer nada estaba boca abajo con Zavi encima de él, solo podía suplicar y llorar.

Cuando don Justo dejo de azotar a ambos fue un verdadero alivio pero que duro poco, usando el mismo cinturón que goteaba ya sangre, amarro a ambos por la cintura, luego usando los cordones de los zapatos tenis (zapatillas) de ambos les amarro los brazos por detrás de la espalda de Zavi lo que hizo que Jim quedase como abrazando a Zavi pero con sus manos amarradas, Don Justo también les amarro sus piernas, amarrando los tobillos de Jim a las patas del pie de la cama lo que hizo que las piernas de Zavi se abrieran también exponiendo los huevos de ambos adolescentes, que estaban aun llorando con sus culos ardiendo como si estuvieran en llamas.

Luego Don Justo dejo la habitación, pero solo para regresar instantes después con su cuchillo de las fuerzas especiales al que perteneció, era un cuchillo de comando muy bien afilado, diseñado para cortar y desgarrar la carne, causando el mayor daño posible de nuevo tomo por el cuello a Zavi y le dijo para que Jim también lo escuchara.

-“¡Si no sabes ser un hombre no mereces entonces serlo!” Dijo el abuelo de Zavi aun furioso.

Acto seguido tomo los huevos de Jim que se estremeció al sentir la mano aspera de Don Justo tomar sus sensibles huevos cargados aun de su leche que no había tenido la oportunidad de descargar en varios días a la espera de hacerlo con Zavi.

-“¡No Don Justo, por favor no me haga nada, por fa…!” Suplicaba Jim cuando don Justo comenzó a cortar su escroto.

El afilado cuchillo, corto fácilmente piel, tejidos, tendones y cualquier estructura blanca que encontró a su paso Jim grito y se desmayo cuando termino de ser castrado por don Justo,

-“AAAAAHHHFFGGGG NNOOOOO”, Grito Jim.

Zavi estaba aterrado sobre luego de ver como su abuelo levanto los huevos de Jim, para de inmediato arrojarlos a un bote de basura a un lado de la cama, tomo el pene de Zavi que le suplico de nuevo.

-“Por favor abuelo, prometo no volver hacerlo con otro hombre pero no me cas…” Zavi suplicaba cuando su abuelo le estiro su prepucio y de un solo corte se amputo circuncidándolo en el acto.

-“AAAAAAHHHHHHH” Grito Zavi de dolor pensando que su abuelo le cerceno su glande.

Zavi sentía la sangre correr por su pene y huevos cuando su abuelo, le abrió su escroto y extrajo su testículo izquierdo, el cual le corto, Zavi de nuevo grito aunque ya con la mirada perdida, era como si ya nada le importara.

Don Justo de nuevo tomo del cuello a Zavi y sosteniendo el fue su testículo izquierdo en su mano derecha se lo enseño y le dijo.

-“A la próxima que te sorprenda siendo un vil puro de mierda te corto el que te dejo para puedas continuar el apellido de la familia ¿Entendiste?” Dijo Don Justo.

Zavi apenas asintió con la cabeza. Don Justo dejo caer el testículo que sostenía al suelo y de un gran pisotón lo hizo estallar, Zavi apenas logro verlo pues se desmayo en ese momento.

Don justo curo a los adolescentes y les hizo jurar que nunca le dirían nada a nadie sino querían que les cortase lo que les quedaba de masculinidad, por supuesto el dijo a Jim que no lo quería volver a ver cerca de Zavi, lo que hizo que ambos adolescentes se distanciaran.

Zavi dejo la casa de su abuela dos años después cuando se marcho a una universidad con una beca completa, ahí por cosas del destino se encontró con Jim de nuevo y reanudaron sus relaciones, Jim pese a estar castrado y gracias a la testosterona como medicamentos para la impotencia que tomaba podía lograr tremendas erecciones, Zavi igual y ambos adoraban seguir poder penetrándose uno al otro.

El abuelo de Zavi murió cuando el tenia 28 años y Jim por fin pudo mudarse con él, ahora viven juntos en un departamento lejos de la ciudad del abuelo de Zavi, viven como una pareja y aunque ninguno de los dos puede venirse como aquellos días en la casa de playa de la familia de Jim aun gozan intensamente cada momento de intimidad que tienen. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com