TYRONE MI AMO

Tengo, o mejor dicho tenía 19 años, 1.83 metros de alto, con el cabello de color marrón claro de longitud media, sin llegar al cuello, y he sido un constructor físico desde la escuela. Había ganado la mayoría de los trofeos en la sección Junior y me estaba preparando para los Campeonatos Regionales de Clase Senior. No tengo problemas para encontrar chicas de hecho sentía que a veces era demasiado popular. Me dijeron que era clásicamente guapo y las mujeres nunca se quejaron de mi rendimiento......


TYRONE MI AMO
Tengo, o mejor dicho tenía 19 años, 1.83 metros de alto, con el cabello de color marrón claro de longitud media, sin llegar al cuello, y he sido un constructor físico desde la escuela. Había ganado la mayoría de los trofeos en la sección Junior y me estaba preparando para los Campeonatos Regionales de Clase Senior. No tengo problemas para encontrar chicas de hecho sentía que a veces era demasiado popular. Me dijeron que era clásicamente guapo y las mujeres nunca se quejaron de mi rendimiento.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [FEMINIZACIÓN] [DOMINACIÓN]



Categoria: Gay      Autor: Doug Kentr 





Si no hubiera dicho que lo ayudaría trabajando en diferentes cosas el cambio habría sido muy diferente. Yo no habría conocido a Tyrone N'gomo, ¿qué otra cosa sería diferente me pregunto? Bueno, cambié los turnos para la semana, esa semana fatídica, y algo sucedió.

Primero déjeme presentarme y describirme como estaba al principio de la historia.

Tengo, o mejor dicho tenía 19 años, 1.83 metros de alto, con el cabello de color marrón claro de longitud media, sin llegar al cuello, y he sido un constructor físico desde la escuela. Había ganado la mayoría de los trofeos en la sección Junior y me estaba preparando para los Campeonatos Regionales de Clase Senior. No tengo problemas para encontrar chicas de hecho sentía que a veces era demasiado popular. Me dijeron que era clásicamente guapo y las mujeres nunca se quejaron de mi rendimiento.

Normalmente cuando trabajaba mi turno de 9.30 pm - 6am en la imprenta, iba a mi práctica en gimnasio directamente desde el trabajo, Joe, el gerente lo abre a las 6.30 y recibo alrededor de una hora de entrenamiento intensivo antes de que el gimnasio comience a ocuparse. Pero debido al cambio de turno llegué a las 2.30 de la tarde.

Vi a Tyrone de inmediato, no podía no hacerlo, fuerte, negro y parado en la esquina fumando. No fumo y no aprecio a la gente contaminando mi ambiente. Se acercó a mí de inmediato para presentarse y descubrí, si yo era gay. No soy. Después de una hora o algo así que use la corredora fue casa para trabajar en casa. Mientras me iba Tyrone me invitó a tomar una copa, le dije que no y me fui.

Al día siguiente Tyrone me estaba esperando cuando llegué. Trató de captar mi atención todo el tiempo que estaba entrenando y como hice para no hacerlo se acercó a charlar conmigo. Había sido un mal día y le dije que las tres cosas que más me disgustaban eran los fumadores, los gays y los negros. Se volvió y me dejó de pie. Miércoles, llegué y fui a Tyrone a disculparme, él me escuchó, sin decir nada, solo mirándome con sus grandes ojos negros, mirando a mi alma, tartamudeé hasta detenerme, sintiéndome débil. Más tarde, antes de irme, traté de hablarle una y otra vez y empecé a sentirme débil. En el camino a casa entré en un estanco y me compré 20 cigarrillos.

El jueves por la tarde, cuando llegué Tyrone se acercó y me ofreció un cigarrillo por el que estaba agradecido cuando había terminado mi última en el camino hacia el gimnasio. Terminé mi entrenamiento y Tyrone y yo fuimos a tomar una copa. Debemos haber estado en el bar por un largo tiempo porque estaba oscuro cuando nos fuimos pero solo puedo recordar estar allí un corto tiempo. Fuimos a su lugar para otro trago y debió haberme afectado porque tuve que correr a trabajar desde su casa por la mañana.

Tyrone me recogió del trabajo el viernes y fuimos directamente a su casa parando solo para conseguir cigarrillos, por alguna razón parecía estar fumando muy fuertemente (60 cigarrillos al día), Tyrone fuma cerca de 120 al día y sobre él se ve bien, dice que me conviene también. Tan pronto como llegamos a su lugar Tyrone me dijo que me desnudara, lo que hice, él se saco su pene y me dijo que “chúpala”. Afortunadamente me arrodillé delante de él y tomé las 12 pulgadas llenas de pene negra en mi boca. Me lambió y chupó por lo que me parecieron años y luego me penetro por la boca hasta que él disparó su carga en mi garganta, fue la experiencia más satisfactoria de mi vida.

Casi de inmediato, Tyrone me tiró sobre mi estómago y empujó su hombría por mi conducto trasero, el dolor mezclado con el placer fue casi insoportable y cuando empezó su rítmico mete saca  de mi culo pensé que moriría de placer. Más tarde esa noche después de mucho más de lo mismo Tyrone me dijo que había invitado a unos amigos para una fiesta y que yo sería el invitado de honor y la atracción principal.

Empezaron a llegar alrededor de las nueve, y descubrí que todos tendrían un papel que desempeñar en mi próxima transformación. Tyrone me dijo que yo era un fanático aburrido, y que él tenía la intención de cambiar todo eso y que mi fumar como el realineamiento sexual era sólo el comienzo antes de que la noche acabara, me prometió que me convertiría en una ninfómana masculina, si eso significaba que él me penetraría más, yo estaba más que feliz. Me enteré más tarde de algunos de los invitados en la fiesta. Todos los cuales me penetraron muchas veces, que eso fue solo era el principio.

Leroy era un médico especialista en el aumento mamario sería su tarea darme los pechos y los labios negroides, Tony, un peluquero, se encargaría de mi cabello y Wayne, un director de arte de mi maquillaje, todo esto había empezado a parecer perfectamente normal Y me encontré hablando de la próxima transformación muy clínicamente con estos "especialistas".

La fiesta sin duda se fue con un swing, y yo era muy popular con todo el mundo que perdí la cuenta de las veces que fui penetrado, solo sé que no era suficiente, pero Tyrone compensó eso cuando la fiesta terminó. El domingo por la noche, cuando me dejó vestirme con una mini falda de cuero, un cinturón, unas medias y unas botas de tacón alto, me pareció que eso era lo que la naturaleza había pretendido desde hacía mucho tiempo, usar esa ropa era la guinda del pastel.

Lunes, el día de mi cita con Leroy, estaba deseando eso. Como quería tetas para poder usar el sujetador que Tyrone me había mostrado anoche. Primero mis labios se mejoraron para darme una mirada negroide, Tyrone dijo que mejoraría la cabeza. Cuando terminaron, Tyrone dijo que mi nariz no se veía bien, así que Leroy la rompió y la reajustó y la ensancho cuando sane. Después de las tetas, esto al parecer tendrá que tomar varias sesiones para permitir que cada implante se asiente, pero al final necesito al menos una doble copa D.

Tony fue el siguiente y él ha teñido con peróxido mi cabello rubio y lo mantendrá así una vez por semana por lo que no habrá raíces mostrándose. Maquillaje junto con Wayne, qué transformación, ha ocultado el moretón alrededor de mi nariz y me ha dado una cara completamente nueva y las instrucciones para lograrlo por mí mismo.

El martes, Tyrone me dijo que lo mejor estaba por llegar ese día, me estaba llevando a la cirugía, él me había arreglado para que me quitaran el pene, pero me estaba permitiendo conservar mis testículos, ya que de eso se encargaría Randy, Aunque él tendría el saco estirado de modo que colgaría abajo entre mis piernas a mis rodillas. No recuerdo mucho de la cirugía o el día siguiente, pero cuando al siguiente desperté estaba con un pequeño pene, era solo la punta realmente y es realmente muy inteligente. No puedo vacilar en absoluto, pero no necesito un alivio adicional porque Tyrone encuentra a la gente a follarme todo el tiempo, tanto que a veces tiene que ir sin él. Aunque por supuesto yo nunca lo rechazaría.

Mis tetas fueron acabadas y terminaron en doble E, mis labios y la nariz se hicieron varias veces para hacerme ver más y más negroide, luego vino la perforación. Mis oídos tienen túneles de 20mm en los lóbulos con anillos de 18 mm de anchos de 40mm de diámetro interior, tengo 25 anillos de 2.4mm alrededor del borde exterior de cada oreja y un espigón de 15mm fantástico a través de mi tabique (Tyrone dice que me hace ver aún más negroide) Pero hace que sea difícil afeitarme el labio superior. A través de cada uno de mis pezones tengo un anillo del mismo tamaño que tengo a través de mis túneles de carne de lóbulo y tengo un Príncipe Alberto del mismo tamaño.

Mi escroto todavía se está agrandando en el momento que tomará solamente dos y medio litros de solución salina, pero Tyrone espera doblar eso, y cuando eso este terminado yo tendré los anillos por todas partes y mis huevos estarán listos para continuar el estiramiento. Tyrone dice que no puedo tatuar mi cara porque me quitará los piercings y el maquillaje, pero él considerará tener tatuado el delineador y el lápiz labial, así que siempre parezcan perfectos, Wayne supervisará eso.

Esto ocurrió hace unos dieciocho meses, y ahora estoy completo, tengo largos cabellos rubios, y llevo short y mini faldas, calcetín blanco corto y sandalias de tacón alto, mi Amo Tyrone dice que me parezco a una Spice Girl masculina, a excepción de que Baby Spice no tiene un escroto arrastrando en el suelo mientras camina. Mi Amos Tyrone, como él prefiere que yo llame, me ha anunciado como un "macho afeminado grotesco que necesita ser penetrado", en su catálogo, creo que eso lo resume.



Historia Original Aquí.




Autor: Doug Kentr       Traductor: DarkSoul

TOTAL VIOLACIÓN

Con 25 años era un hombre de lo más normal, me gustaba salir a fiestas y con mis amigos, tenía un trabajo estable que si bien no era todo lo bien pagado que deseaba me permitía vivir bien con ciertos lujitos, era alegre y según mis amigos simpáticos lo mismo que atractivo, era bisexual, lo mismo que acostaba con una mujer que con un hombre aunque en lo personal prefería hacerlo con un hombre sentir como mi pene se perdía entre unas nalgas masculinas era genial además las mejores mamadas siempre las recibí de un hombre......


TOTAL VIOLACIÓN
Con 25 años era un hombre de lo más normal, me gustaba salir a fiestas y con mis amigos, tenía un trabajo estable que si bien no era todo lo bien pagado que deseaba me permitía vivir bien con ciertos lujitos, era alegre y según mis amigos simpáticos lo mismo que atractivo, era bisexual, lo mismo que acostaba con una mujer que con un hombre aunque en lo personal prefería hacerlo con un hombre sentir como mi pene se perdía entre unas nalgas masculinas era genial además las mejores mamadas siempre las recibí de un hombre.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [VIOLACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Con 25 años era un hombre de lo más normal, me gustaba salir a fiestas y con mis amigos, tenía un trabajo estable que si bien no era todo lo bien pagado que deseaba me permitía vivir bien con ciertos lujitos, era alegre y según mis amigos simpáticos lo mismo que atractivo, era bisexual, lo mismo que acostaba con una mujer que con un hombre aunque en lo personal prefería hacerlo con un hombre sentir como mi pene se perdía entre unas nalgas masculinas era genial además las mejores mamadas siempre las recibí de un hombre.

Creo que es verdad aquello que dicen que nadie te puede satisfacer al 100 % que alguien de tu mismo sexo pues sabe exactamente en donde tocar para darte placer al 1000 % la noche en que mi vida cambio para siempre fue un sábado, en el cual no tuve suerte, simplemente no conseguí a nadie con quien irme a la cama para pasar un buen rato, por lo que algo decepcionado a eso de las 1:00 pm salí del lugar en donde estaba, mientras me dirigía hacia donde deje mi auto sentí que algo que pico en la nuca, eso fue todo pues todo se me puso negro casi de inmediato.

Lo siguiente que supe fue despertar quien sabe dónde, pero el estar desnudó sobre lo que parecía ser una cama no era lo que concentro mi atención sino no sentir mis manos, brazos, pies y piernas tarde unos minutos en darme cuenta que ya nos las tenia, me habían amputado mis extremidades, mis brazos fueron cortados casi hasta el hombre y mis piernas fueron cortadas a la mitad de mis muslos, aquello me aterro, pero no podía ver nada, pues tenía una venda en los ojos con una mordaza de bola en mi boca.         

A diferencia otros hombre de mis preferencias que eran más fornidos, poseía una condición corporal bastante bien con manos ásperas pues realizaba algo de duro trabajo y un pene que pondría a prueba a cualquier vagina o ano no solo mi pene sino mis huevos eran también un reto, trate de moverme para quitarme la venda de los ojos pero no pude hacerlo.

De pronto siendo que alguien se subió a la cama y de repente percibí el aliento de una boca de la que emanaba una mezcla de tabaco y aguardiente que inundo todo el ambiente; sentí el sudor pegajoso que se adhería a su cuerpo, aquella persona se quedó quieto, inmóvil como un depredador esperando atacar, estaba hacia el lado opuesto de donde un cuerpo apuntaba lo que le permitió situarse exactamente detrás y presionar con su pene en erección mi culo protegido, restregándolo entre mis nalgas.

Aquel hombre evidentemente no dejaba de presionar con fuerza su erección buscando penetrarme, pasó su brazo por debajo de mi cabeza alzando un poco mi dorso, sentí que percibió que había logrado estremecer todo mi cuerpo mientras continuó acariciando lo que quedaba de mi cuerpo, mientras acariciaba mi cabeza con la otra mano recorría mi cuerpo con movimientos suaves que contradecían la tosquedad de su piel, quizás ese contraste terminó por tranquilizarme que hasta este momento nunca había sentido un alarmante temor durante mis relaciones homosexuales. 

Lentamente todo lo que logre tranquilizarme se perdió cono tomó su pené para frotarlo arriba y abajo, entre mis nalgas lo que me hizo sentir su largueza como grosor, pensé que aquella erección me haría daño que todavía era virgen dado que siempre había penetrado y nunca me habían penetro y menos con uno pene de ese tamaño, comenzó a masturbase entre mis nalgas lentamente casi tímidamente, sentí como tomo mi pene de menor tamaño pero grueso, para empezar a masturbarme con movimientos fuertes; que hizo que mi pene se pusiera duro casi de inmediato.  

Parecía que aquel hombre que me tocaba no sabía de delicadezas para esas alturas ya estaba sudoroso por todo el miedo que estaba sintiendo, sentí entre mis nalgas su rostro cuando comenzó a pasar su lengua sobre mi ano con dulzura, primero recorrió con su lengua  por mis huevos deteniéndose en ellos, luego su lengua recorrió mi pene que temblaba, se detuvo en la punta y lambio el pegajoso líquido que emanaba de la punta, sentí como me mordisqueaba la piel lo que provoco que su cuerpo se sacudiera con esa acción.           

Sentí como luego de lamber mi ano, tomo mi pene y lo acomodó en su boca chupándolo como si fuera un bombón,  su mamada fue a bese de mordiscos, chupadas, lambidas, por uno u otro lado, debo decir que pese a todo aquello se sentía delicioso, debo decir que gemí con fuerza pese la mordaza con una exhalación final cuando mi pene estalló en la boca de aquel hombre; mi leche broto como si fuese un río de espeso semen lujuria sacudió todo mi cuerpo sin poder evitarlo.          

De nuevo apenas termine de venirme lo sentí abrirme mis nalgas para acariciar mi ano, humedeció uno de sus dedos que me introdujo despacio como lentamente, que moviéndolo presionaba las paredes de mi intestino, sacó su dedo y lo montó con dos dedos principio me queje, fue obvio que eso no me estaba gustando del todo, pero mi pene en completa erección parecía que indicaba otra coas muy diferente.           

De pronto muy despacio comenzó a penetrarme con sus dedos sino con su gruesa y larga erección, lo escuche gemir al disfrutar de su embestida, me dolió como no tienen idea sintiendo como si fuese empalado por un árbol no había nada de placer sino solo dolor pero conforme me fue embistiendo ya con su mete saca, el dolor poco a poco se fue para conseguir sentir un enorme placer continúo penetrarme, me cargo entre sus brazos hasta eyacular en mi interior e inundar con su leche mi interior, lo escuche gemir con fuerza mientras sentía su pene palpitar en mi interior mientras descargaba su espesa leche en mi.

Luego de nuevo sumergió su rostro entre mis nalgas para lamber su propia leche que comenzó a brotar de mi palpitante ano que se iba escurriendo por fuera de mis intestinos me dejo tendido en la cama, al poco rato lo sentí volverme a penetrar hasta que luego de unos segundos me vine primero de nuevo yo sobre su vientre, pues me estaba cargando de frente a él mientras me penetraba hasta que de nuevo se vino de nuevo en mi interior sentí una descarga aun mayor que la anterior y sus gemidos fueron aun mas gran sonoros y cargados de mayor placer que durante su primer orgasmo.

Sin embargo esta segunda ocasión aquel hombre que no sabía si fue él quien me había amputando mis miembros convirtiendo en un bulto para su disfrute sexual, extrajo su pene aun palpitante sin delicadeza alguna, simplemente me la saco, haciéndome estremecer al sentir que me desgarro mi ano ya bastante irritado por tanto mete saca de su gruesa erección, se escucho un “POP” como si un corcho destapara una botella cuando su gran glande salió de mi interior, de nuevo me dejo sobre la cama sintiendo como su segunda descarga resbalaba por mis nalgas conmigo jadeante.

De pronto sentí que una lengua lambia mi cuello en que habían colocado un collar de cuero, luego de chupar y mordisquear mi lóbulo izquierdo, mientras sentía su pene frotarse con la parte baja de mis huevos, cuando su lengua se separo de mi oreja, lo escuche susurrarme mientras sentía que una mano bajo por mi vientre hasta tomar mis huevos.

-“Vas a hacer mi juguete favorito siempre, ya no necesitaras de tus huevos desde ahora solo vivirá para mi placer”. Dijo la voz.

-“¡MMMMMMMM!” Dije tratando de decir algo pero la mordaza hizo imposible decir algo.

Sentí como su mano me jalo mis huevos, con fuerza, lo que me hizo retorcer de dolor, de pronto sentí algo filoso debajo de mis huevos por detrás de ellos, trate de luchar de impedir lo que aquel hombre intuí quería hacerme no quería perder ninguna otra parte de mi cuerpo, pero fui imposible detenerlo simplemente sentí una enorme punzada de dolor que hizo que todo a mi alrededor dejase de existir, fue como si un rayo impactara en mi cuerpo haciendo que todas las células de mi cuerpo explotaran causándome un dolor tan intenso que no lo soporte y perdí el sentido de nuevo.

Cuando recobre el sentido luego de no sé cuánto tiempo ya no solo no tenia testículos o escroto alguno sino que mis ojos también me habían sido extirpados estaba ciego para el resto de mis días, pero además mis dientes también habían sido quitados en su totalidad, algunas horas después de despertar tuve que dar mi primera mamada ya sin mis dientes, aquel hombre me metió todo su enorme pene hasta casi mi estomago en varias ocasiones creí morir ahogado.

Desde ese día sigo siendo usado por aquel hombre que al parecer no se cansa de usarme para darle placer, me alimenta a base de papillas y licuados, mi pene aun puede tener erecciones lo que se me hace raro pues ha pasado mucho tiempo quizás años desde que fue castrado y cegado, pero aunque puedo tener erección mis eyaculaciones distan mucho de ser placenteras como antaño, y al parecer a mi Amo solo le gusta sentir mi pene duro, pues rara vez me la chupa.

Soy un esclavo, mejor dicho soy menos que eso, ya que no puedo hacer nada sin asistencia, ni siquiera sé si es de día o noche, tampoco tengo contacto con otra persona nunca salgo de donde sea que este, aquello en verdad sin lugar a dudas es una “Total Violación”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

TOMASA ME LOS CORTO

Nací en cuna de oro mis padres provenían de familias muy ricas, mi madre era la única heredera de una cadena hotelera mundial entre otras negocios mi padre era el hijo mayor del hombre más rico del país cuando mis abuelos murieron a los 10 años de edad mis padres heredaron sus negocios por lo que desde esa edad prácticamente estaba solo en casa, prácticamente fui criado por una de las criadas (servicio domestico) de mayor confianza Tomasa 10 años mayor que yo, con ella podía hablar y siempre me complacía en todo......


TOMASA ME LOS CORTO
Nací en cuna de oro mis padres provenían de familias muy ricas, mi madre era la única heredera de una cadena hotelera mundial entre otras negocios mi padre era el hijo mayor del hombre más rico del país cuando mis abuelos murieron a los 10 años de edad mis padres heredaron sus negocios por lo que desde esa edad prácticamente estaba solo en casa, prácticamente fui criado por una de las criadas (servicio domestico) de mayor confianza Tomasa 10 años mayor que yo, con ella podía hablar y siempre me complacía en todo.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [OBSESIÓN]



Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Nací en cuna de oro mis padres provenían de familias muy ricas, mi madre era la única heredera de una cadena hotelera mundial entre otras negocios mi padre era el hijo mayor del hombre más rico del país cuando mis abuelos murieron a los 10 años de edad mis padres heredaron sus negocios por lo que desde esa edad prácticamente estaba solo en casa, prácticamente fui criado por una de las criadas (servicio domestico) de mayor confianza Tomasa 10 años mayor que yo, con ella podía hablar y siempre me complacía en todo.

Incluso en navidad o cumpleaños era raro que mis padres estuviera presentes siempre estaban en algún viaje de negocios, al que por supuesto preferían no llevarme objetando la escuela, que no iba a tener tiempo para mi, etc. Tomasa por su parte tomo el roll de mi madre cuando entre a la pubertad ella me explico que lo salió de mi pene que creció poniéndose duro una noche era normal que los hombre arrojaban ese liquido blanco cuando estaba excitando y que servía para hacer bebes, ella fue la primer mujer que me sorprendió masturbándome a los 14 años.

Aquello fue una gran vergüenza para mí pero al mismo tiempo fue nuestro secreto y creo que nos unió un más, fue por ese entonces que comencé a sentir la imperiosa necesidad de perder mis huevos por alguna razón no me gustaba que esas cosas colgaran por debajo de mi pene, debo aclarar que mis testículos siempre caían muy bajos demasiado bajos para mi gusto, pese al placer que sentía al venirme cuando me masturbaba deseaba con imperiosa necesidad que se fueran, Tomasa era de piel muy morena y por mi parte era rubio de piel muy blanca pero por alguna manera comencé a sentirme muy atraído hacia ella.

A los 16 los deseos por ser un castrado eran cada vez mayores pero también los deseos de tener sexo para ese momento Tomasa tenía 26 años y por alguna razón se me hacía en verdad muy atractiva, fue una noche de sábado que nuestra relación cambio para siempre, aquella noche toda la servidumbre dejo la casa excepto Tomasa quien se quedo como siempre para ver si algo se me ofrecía a demás siendo mi tutora debía velar por mi siempre, aquella noche ya tarde estaba en mi amplia habitación en trusa (slip) sintiéndome inusualmente caliente.

No pude evitar comenzar a masturbarme cuando de pronto Tomasa entro sin llamar a mi habitación de inmediato oculte mi erección dentro de mi trusa pero eso no evito que ella pudiera ver mi pene en completa erección, riendo algo maliciosamente.

-“¡Tomasa hay que tocar antes de entra!” Le dije en un tono algo enfadado.
-“Perdón es que solo venia a ver si no deseabas algo de que me acostara” Respondió Tomasa.

Para luego ella sentarse a un lado de la cama, la erección que tenía en ese momento era más que evidente debajo de mi trusa marca Calvin Klein, que ella se quedo mirando, iba a decirle que se fuera cuando de improviso ella extendió su mano para tomar mi endurecido pene por encima de mi trusa.

Aquella acción además de molestarme al principio por tal atrevimiento por parte de ella, también me excito lo que hizo que mi pene palpitara pese a estar siendo sujetado por una mano que no era la mía en ese momento, Tomasa ante la falta de alguna reacción de mi parte comenzó a mover su mano, como si me estuviera masturbando por encima de mi prenda interior de color blanca que hizo que comenzar a expulsar liquido pre seminal casi de inmediato.

Ya con una evidente mancha de humedad justo en donde el ojo de glande tocaba mi prenda esa de un considerable tamaño, ella me dijo.

-“Tienes un pene muy lindo y duro se siente muy bien”. Dijo Tomasa para añadir.
-“Deseas que te de una mamada de buenas noches”. Dijo Tomasa muy sensualmente.

Aquello me tomo por sorpresa completamente era virgen y ella me ofrecía darme una mamada mi cabeza se movió casi por inercia en forma afirmativa, fue más un reflejo que un acto consciente lo que sucedió.

Tomasa sin embargo sin perder tiempo me despojo de mi trusa para dejarme completamente desnudo la vi mojarse sus labios en anticipación, tomo mi erección con una de sus manos para correr mi prepucio hacia atrás, para dejar al descubierto mi glande, que brillaba pues estaba completamente empapado por el jugo que brotaba de mi uretra, me masturbo por unos segundos antes de inclinarse, sentí su cálida respiración primero para luego su aliento y finalmente el calor de su labios mientras mi glande era introducido lentamente en su boca, con mis ojos abiertos como nunca antes presenciando aquel inigualable espectáculo. 

-“¡AAAAHHHHH!” Gemí de inmediato.

Sentir mi pene dentro de una boca fue simplemente espectacular, tuve que hacer un gran esfuerzo para no correrme en ese momento, deseaba seguir disfrutando de aquella boca y de cómo Tomasa estaba jugando con mis huevos, que me degusto pero no deseaba hacer nada que ella hiciese que se sacara mi dura erección de su boca, por lo que deje que continuara luego de cómo 10 minutos se trago todo mi pene sentí su cálida respiración en mi depilada entrepierna, podía sentir mi glande claramente en su garganta pese a no tener un pene enorme fue genial.

Tomasa se trago de ese modo varias veces mi erección de ese modo, que me enloquecieron de placer, gemía como nunca antes en toda mi vida, cerré los ojos para concentrarme en no venirme y disfrutar de su mamada, de pronto siento que ella se saca mi pene de su boca lo que me hace abrir los ojos para verla mirarme, sin darme tiempo a decirle nada ella de nuevo hablo, para hacerme la que creo ha sido la mejor pregunta de mi vida.

-“¿Deseas que me desnude y tengamos sexo?” Me pregunto Tomasa.

De nuevo asentí con la cabeza, incapaz de responder aunque fuese con un simple “Sí”, aquello me parecía un sueño, el mejor sueño húmedo de toda mi vida, pero era real, Tomasa se puso de pie y se despojo de su uniforme de “Maid francesa”, quedando solo con una tanga de color negro, sus senos estaban coronados por dos pezones oscuros en cuyo centro se erguían dos montículos de carne tan negros como la noche que hicieron que mi pene palpitara al verlos, Tomasa se despojo de su tanga, para dejar al descubierto una vagina casi por completo depilada apenas un mechón de vello negro adornaba sus morenos labios vaginales ya humedecidos por sus juegos. 

Tomasa regreso a la cama y esta vez se coloco entre mis piernas abriéndolas para seguir dándome una mamada por algunos segundos, hasta que de improviso de nuevo paro pero solo para montarse sobre mi pelvis tomo mi pene y coloco la punta en la entrada de su rajita, sentí el calor que emanaba directamente sobre mi glande antes de que ella comenzara a hacer presión sobre mi glande que se abrió paso a su interior como si fuese un cuchillo caliente sobre mantequilla, hasta que estuvo todo dentro de ella.

-“¡AAAAAAAAHHHHH!” Gemimos ambos de placer.

Tomasa visiblemente sintiendo placer comenzó a moverse, a cabalgarme, sentir mis huevos chocar contra sus firmes nalgas cada que ella daba uno de sus fuertes sentones sobre mi erección era algo molesto pero el placer que estaba sintiendo en ese momento bloqueo al cabo de unos segundos todo mal estar que estuviera sintiendo en ese momento, ella tomo mis manos y se las llevo a sus senos para decirme entre jadeos.

-“Vamos apriétalas… Pellizca… Mis pezones… Nene”.  Dijo Jadeante Tomasa.

Hice lo que ella deseaba, jugué con sus pezones pellizcándolos fuerte, lo que hizo que ella se arqueara y mi pene entrara aun mas en ella, sentía como la corona de mi glande raspaba las paredes acanaladas de su vagina lo que nos daba placer tanto a ella como a mí, me estremecía constantemente mis piernas solo se tensaban, más y más conforme pasaban los minutos, de repente ella se baja y se acuesta en la cama a mi lado, jalándome para quedar sobre ella, tomo mi pene para volverlo a meter en ella, así en la posición del misionero, comencé de nuevo a penetrarla, esta vez no solo jugaba con sus senos con mis manos sino también con mi boca.

La escuche gemir de un modo diferente al tiempo que todo su cuerpo temblaba, sentí como mi erección que no dejaba de entrar y salir de su vagina fue bañado por un liquido espeso como caliente, lo que hizo comenzar a moverme con mas desesperación, sentía que estaba a punto de venirme mi pene comenzó a palpitar en ese momento sentí las piernas de Tomasa rodear mi cintura, aquello me llevo al límite trate de sacar mi pene pero ella no lo permitió y no tuve más remedio que gemir de placer al momento que comencé a venirme dentro de ella.

-“AAAAAAAAHHhhh… AAAAHHHHH”. Gemí como nunca antes.

Debieron ser unos cinco potentes como abundantes chorros los que expulse en esa ocasión dentro de ella, todo mi cuerpo se sacudió al experimentar el orgasmo más poderoso de mi vida hasta ese momento, nos quedamos jadeantes sobre la cama conmigo sobre ella, respirando agitadamente entre sus senos, escuchando el retumbar de su corazón que estaba muy acelerado permanecimos de ese modo hasta que mi pene que poco a poco fue perdiendo su dureza se salió de su vagina que dio paso a un gran chorro de semen mezclado con sus jugos que broto de su interior.

Mientras reposábamos se me escapo al pensar en voz alta.

-“¡Ojala no tuviera mis malditos testículos!” Dije como reflexionando.
-“¡Que hablas en serio! ¿En verdad deseas ser castrado?” Pregunto Tomasa.

Mi rostro debió poner se un rojo intenso porque me ardía, no podía creer que hubiese dicho aquello frente a otra persona, pero su mirada y forma que me acariciaba mis huevos en ese momento Tomasa me hizo entender que ella no tomo aquellas palabras de mala manera por lo que me animo a contestarle.

-“¡Si así es! ¡Deseo ser un eunuco Tomasa!” Le dije.

Ella se me quedo viendo unos segundos, y luego me dijo con una mirada que denotaba algo de lujuria en sus ojos, incluso sus pezones quedaron duros de nuevo sin necesidad de estimulación.

-“Si quieres yo te los puedo cortar, ¡en mi pueblo muchas veces ayude a mi abuelo a castrar a sus cerdos!” Dijo Tomasa.

Por un instante me ofendió ser considerado al mismo nivel de un cerdo pero luego pensándolo mejor aquella idea me excito, mi pene se volvió a poner rígido de solo pensar ser castrado como un cerdo, por lo que le dije a ella.

-“Si Tomasa por favor córtamelos, córtamelos”. Le dije casi suplicante.

Ella tomo mi pene y se lo llevo a la boca mientras jugaba con mis huevos, su mamada duro unos minutos y luego concentro sus lambidas como succiones en mi glande mientras me masturbaba, hasta que de nuevo estaba al borde del orgasmo pero esta vez cuando me vine lo hice sobre mi vientre tres chorros de mi espeso semen quedaron sobre mi vientre plano, Tomasa con un dedo tomo algo de esa espesa leche para llevársela a la boca, luego de saborearla dijo.

-“¡Será un honor para mí cortarte los huevos!” Dijo Tomasa sonriendo.

Pero luego de esa noche pese a lo dicho nunca paso, aunque varias veces trajo consigo un pequeño bisturí y dijo que me castraría pero no lo hizo sin embargo si tuvimos sexo, buen sexo durante varias meses hasta poco después de que cumpleaños número 17, debió ser dos meses después de mi aniversario que ella entro a mi habitación sin golpear a la puerta de nuevo estaba solo en trusa, al verla entrar tuve una erección de inmediato pensando que de nuevo iba a disfrutar de una noche de buen sexo con ella. 

Parecía que no estaba en un error cuando ella me despojo de mi trusa, para quedar completamente desnudo, tomo mi pene y comenzó a masturbarme, pero se detuvo de improviso y mirándome a los ojos me pregunto.

-“¿Aun quieres ser castrado?” Pregunto Tomasa.
-“¡Sí!” Le respondí con algo de premura.

Tomasa fue por una toalla al baño, para regresar a la habitación, la extendió en el suelo y tomo una almohada de la cama, me dijo que me acostara sobre la cama y saco un bisturí, me hizo extender las piernas y flexionarlas hacia atrás.

-“¿En verdad quieres ser Castrado?” Pregunto Tomasa colocando el bisturí caso sobre mi escroto en la parte alta.

-“Si. ¡Hazlo!” Le respondí con determinación.
-“¡Seguro!” Replico Tomasa.
-“¡Si, ya corta maldita sea!” Dije en un tono molesto.

Sin pensar que ni siquiera me habían aplicado algo para el dolor sentí a Tomasa hacer un primer corte en la parte superior de mi escroto, fue un profunda pero pequeña incisión del lado derecho, el dolor fue simplemente horrible tuve que apretar los dientes hasta casi rompérmelos para no gritar, Tomasa luego apretando mi testículos derecho hacia arriba lo forzó a salir por la incisión, el ovulo blanquecino quedo colgando por fuera de mi escroto de unos cables rojos y azul.

Luego Tomasa repitió la operación del lado izquierdo al cabo de unos segundos mi testículo izquierdo colgaba también fuera de mi escroto, estaba en shock sentía un dolor horrible pero al mismo tiempo una tremenda excitación, mi pene estaba en completa erección muy duro como nunca antes, Tomasa entonces tomo una pequeña pinza de las usadas para quitar cejas y la calentó con un encendedor, para luego aplastar con ella los conductos que unían a mi testículos izquierdo con mi cuerpo.

Aquello fue terrible el dolor fue devastador creo que me desmaye por unos segundos pero cuando volví a saber lo que pasaba Tomasa estaba por cortar mi testículo, lo que hizo cortando por debajo de donde cauterizo mis conductos, para ese momento ya había cauterizado mis dos testículos por lo que primero corto el izquierdo y unos segundos después el derecho, el dolor cuando perdí mi último testículo fue tal que pese a toda mi voluntad no pude evitar dar un grito de dolor, por suerte ese día también toda la servidumbre se había ido de descanso por lo que solo Tomasa escucho mi grito.

-“¡AAAAAAAAAAAHHHHHGGGGG!” Grite o mejor dicho, di un alarido de dolor.

Luego de gritar todo mi cuerpo se sacudió, mi pene lanzo dos potentes chorros de semen que llegaron a mi cuello y luego ya no supe nada de nuevo pues me desmaye.

Me desperté varias horas después ya con mis heridas curadas y vendadas, con Tomasa desnuda a mi lado en mi cama, sobre la mesita de noche un frasco con un liquido transparente contenía los que fueron mis dos testículos aquello era un sueño vuelto realidad.

Una vez que me recupere seguí teniendo sexo con Tomasa prácticamente todos los días, a diferencia de antes que lo hacíamos de vez en cuando según Tomasa debido a que no deseaba quedar embarazada y no deseaba usar anticonceptivos, pero ahora que ya no había peligro de embarazo podíamos hacerlo cuando quisiéramos, cuando mis erecciones comenzaron a menguar, Tomasa se las arreglo para conseguirme dosis de testosterona que de nuevo me devolvió las erección firmes y potentes para seguir teniendo sexo con Tomasa.

Mis padres murieron cuando tenía 32 años en un accidente aéreo dejándome a cargo de sus negocios al ser hijo único, me case dos años después con una bella mujer que lo único que deseaba era la posición social como el poder económico que venía con mi apellido, ella siempre viaja y aunque sé que tiene muchos amantes no me importa porque sé que tengo a Tomasa a mi lado para complacerme, mis padres nunca supieron que era un eunuco y por supuesto que “Tomasa me los Corto”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com   





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

TE DIJE QUE NO HABLARAS

Tina era una Madura de muy bien ver, además de ser muy fogosa pero tenía un gran defecto era casada a sus 42 años parecía de 35 años de senos grandes y nalgas supremas volvía loco a cualquier hombre que la viera en bikini a ella le gustaba mucho exhibir su bien cuidado cuerpo sobre todo ante los jóvenes y mas a los jóvenes que ella consideraba atractivos, y aunque se acostaba con varios de ellos la única condición que siempre les ponía que no podían decir ni una sola palabra de lo que ocurría en la intimidad con ella......


TE DIJE QUE NO HABLARAS
Tina era una Madura de muy bien ver, además de ser muy fogosa pero tenía un gran defecto era casada a sus 42 años parecía de 35 años de senos grandes y nalgas supremas volvía loco a cualquier hombre que la viera en bikini a ella le gustaba mucho exhibir su bien cuidado cuerpo sobre todo ante los jóvenes y mas a los jóvenes que ella consideraba atractivos, y aunque se acostaba con varios de ellos la única condición que siempre les ponía que no podían decir ni una sola palabra de lo que ocurría en la intimidad con ella.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [DOMINACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Tina era una Madura de muy bien ver, además de ser muy fogosa pero tenía un gran defecto era casada a sus 42 años parecía de 35 años de senos grandes y nalgas supremas volvía loco a cualquier hombre que la viera en bikini a ella le gustaba mucho exhibir su bien cuidado cuerpo sobre todo ante los jóvenes y mas a los jóvenes que ella consideraba atractivos, y aunque se acostaba con varios de ellos la única condición que siempre les ponía que no podían decir ni una sola palabra de lo que ocurría en la intimidad con ella.

Una tarde se sábado estaba tomando solo al lado de la enorme piscina del club deportivo al que le gustaba asistir en un bikini minúsculo, la parte de arriba apenas lograba cubrir sus pezones rosas, mientras que la parte de abajo prácticamente era como si no tuviera nada, pues se le marcaban sus abultados labios vaginales por completo y sus nalgas quedaban completamente expuestas ya que por detrás un hijo muy delgado se perdía entre sus dos supremas nalgas para reaparecer en la parte superior para rodear su cintura, aquel bikini no era inusual en ella.

Tina como de costumbre se encontraba acostada en un camastro a un lado de la piscina cuando sus ojos cubiertos por unos lentes para sol de marca exclusivos se fijaron en tres hombres pero en especial de uno de ellos  que era muy musculoso de unos 29 años bastante atractivo pero lo que más llamo su atención fue el paquete prominente que se marcaba en su ajustado traje de baño color verde que de inmediato quiso probar pero controlándose a si misma espero a que estuviera solo cuando sus amigo fueron al baño para pedirle si le podía poner crema bronceadora.

Aquel atractivo joven acepto y dijo llamarse Tarek que de inmediato comenzó a pasar sus manos por toda la espalda de Tina, sentir su piel suave y tersa hizo que comenzara a excitarse, sus manos poco a poco fueron bajando hasta llegar a su nalgas con algo de nerviosismo comenzó a pasar sus manos por sus nalgas a lo que Tina no dijo nada solo lo volteo a ver sonriéndole y notando como el bulto en su entrepierna crecía y crecía, sin que Tarek pudiera hacer nada para ocultar su evidente erección, lo que hizo que Tina se sintiera excitada también, sin que Tarek se percatara ya que su atención estaba fija en sus nalgas.

Tarek reacciono sobresaltándose quitando sus manos de las nalgas de Tina cuando sintió que ella le agarraba sus huevos con una mano, para luego sentir su fuerte erección que su bañador apenas podía contener en ese momento, antes de que Tarek pudiera decir algo ella se incorporo del camastro dejando sus grandes senos con sus pezones erectos a la vista para besarlo en la boca, fue un beso corto de apenas algunos segundos pero muy apasionado, en la que sus lenguas jugaron dentro de sus bocas, cuando se separaron ella le dijo al oído.

-“Sígueme sin llamar mucha la atención y prometo que no te arrepentirás”. Dijo Tina.

Ella no le dio tiempo al perturbado Tarek de responder en ningún sentido se coloco la parte superior de su vikini para irse meneando el maravilloso par de nalgas que Tarek no pudo evitar mirar casi hipnotizado, sus piernas se movieron casi sin control para seguirla, lo hacía a varios metros prudentemente siempre volteando para varios lados para ver que nadie lo estuviera observando, pero a esa hora y día el club estaba casi vació.

De pronto Tarek pensando que había perdido de vista en un descuido a la frondosa madura fue jalado de su bañador una pequeña habitación con una cama en su centro, donde Tina de nuevo lo beso luego de cerrar la puerta con seguro por dentro, fue un beso apasiono de nuevo pero esta vez ella metió una de sus manos dentro del bañado de Tarek para comenzar a masturbarlo lo que lo prendió de inmediato, de pronto Tina separo sus labios de los de él pero sin dejar de masturbarlo y le dijo.

-“¡Si quieres disfrutarme jura que no le dirás a nadie y si lo haces prepárate para las consecuencias!” Le dijo Tina en un tono muy sensual.

-“Si lo juro”. Dijo Tarek completamente dominado por la excitación.

Lo que le valió un nuevo beso por parte de Tina que soltó su pene ya en erección total para tomar comenzar a jugar con sus grandes huevos, sintiendo su peso como su soltura pese a estar dentro de su ajustado bañador, aquel nuevo beso se prolongo a diferencia del primero por varios minutos, Tarek sentía como su Tina quisiera devorárselo a besos por la forma tan apasionada que lo besaba.

Tarek podía pude sentir sus senos sobre su fuerte pecho, ya para ese momento tenía su dura erección afuera de su bañador, Tina se lo miró y le dijo mientras lo continuaba masturbando suavemente con una de sus manos.

-“Tienes un muy potente como viril pene”. Dijo Tina

Tarek no le dijo nada,  tan solo se le quedo mirando la prenda que cubría su pelvis tipo hilo dental, le pudo ver que esta vez sus labios bien marcados en la prenda de color blanco, Tina noto como él la miraba, por lo que luego de un par de minutos ella le dijo.

-“Todo lo que ves, es tuyo”. Dijo Tina. 

Besándose se dirigieron a la cama una mano de Tina le acaricia su abdomen a Tarek ya acostados sobre la cama mientras ella sentía como su pene que estaba erecto por completo la rosaba, Tarek con una mano le acariciaba la espalda y ella cruzó una pierna sobre las suyas y pudo sentir que su tanga  estaba mojada, Tarek sintió como su respiración era más rápida y fuerte, su mano bajo un poco más y pude llegar hasta el comienzo de sus nalgas justo donde se dividen, ella levantó la cabeza y lo miró a la vez que tomaba de nuevo su dura erección, continuaron con el beso hasta que ella bajo por su fuerte dorso para comenzar a darle una rica mamada.

Tarek de inmediato comenzó a disfrutar hasta que luego de un rato la puso en posición para hacer un 69 ya en esa posición le lambio su raja que estaba toda depilada lo que lo excitó aun más, ya había pasado unos 5 minutos cuando se le puso encima de ella, le abrió las piernas y se propuso penetrarla, mientras con sus labios succionaba sus erectos pezones.          

-“¡Te voy a hacer de todo!” Le dijo Tarek a Tina.

Mientras despacio comenzó a penetrarla mientras ella gemía y gritaba de placer, Tarek comenzó con su bombeo el cual duro un largo rato hasta que parecía que iba a acabar, le saco su pene y se bajo de encima de ella con la intención de volver a hacerle sexo oral, pero esta vez le levantó las piernas y pude ver clarito su vagina rasurada y rosada con su culito muy bonito como rosadito también, comenzó a meter su lengua por su rico ano, ella se retorcía de placer hasta el punto de decirle que le venía el primer orgasmo, entonces Tarek movió su lengua más rápidamente alternando su lengüeteo entre su vagina y ano.

Tina agarraba la sábana hasta que suspiró profundamente, eso le indicó a Tarek que había tenido su orgasmo uno muy intenso, pero no dejo de mover su lengua hasta que sintió que todo su orgasmo había pasado, en ese momento aparto su boca para decirle.

-“ahora falto yo”. Le dijo Tarek.

La coloco en cuatro patas para tener una grandiosa vista se sus blancas nalgas, como de su ano rosadito, cuando con sus manos le abrió sus nalgas, pero no hizo más que verla, lo que hizo que Tina se desesperara. 

-“Vamos papi déjame sentir todo tu pedazote de nuevo, mételo por donde desees”. Le dijo Muy excitada Tina a Tarek

Lo que hizo que él colocara la punta de su pene en la entrada de su ano para proceder a penetrarla lentamente, muy suavemente lo que hizo que ella gimiera y gimiera.

-“Oooohhhhhh, aaahhhhhh, ricooooooo”. Fue lo que salió de la boca de Tina.

Dejo todo su pene dentro de ella unos segundos antes de comenzar a bombear, Tarek con una mano le masajeaba el clítoris, moviéndose más rápido porque a  ella ya le venía otro orgasmo y él estaba por venirse, buscando acabar juntos, Tarek comenzó a penetrarla más rápido ella gritó voy a “ACABAAAAAARRRRRR”, lo que hizo que Tarek no pidiera contenerse por más tiempo por lo que acabaron juntos.

Tarek la bombeo unas tres a cuatro veces más hasta que toda su leche se quede dentro de sus entrañas, ambos quedaron jadeantes con Tarek encima de ella, quien le dijo no sacara su pene hasta que le saliera la última gota de su espesa leche, cuando por fin extrajo su pene se fundieron en largo como muy apasionado beso cuando sus labios se separaron de nuevo Tina le dijo,

-“Recuerda cariño de esto ni una palabra a nadie, este es nuestro secreto” Luego se rió Tina. 

Luego ambos se quedaron profundamente dormidos, dos horas después ya de tarde Tarek fue despertado cuando Tina de nuevo se llevo su pene a su boca, ya despierto por completo de nuevo la jalo hacia él y la puso en cuatro patas se arrodillo detrás de ella y le hice sexo oral lambiendo su ano, ella le dijo que solo quería sentirlo por atrás por lo que Tarek la penetro despacio nuevamente por su hermoso ano ella gemía y se retorcía mientras la bombeaba rápidamente le agarraba sus enormes senos, hasta que ella le dijo que parara, así lo hizo ella se inclinó hacia adelante puso sus manos en la cama y le dijo mételo eso hizo viendo aquel rico panorama, ver como su erección entraba para perderse entre aquel rico par de nalgas y rosadito ano, fue algo maravilloso.

Tarek la estuvo penetrado hasta que ella sintió que terminaba y él también la tiro a la cama y le seguí dando hasta acabar en su culo una vez más, la viró, se besaron y dijo de nuevo, mientras le daba lengüetazos al aun palpitante pene de Tarek.

-“Recuerda… No se lo…Cuentes a nadie… Y  cada oportunidad que tengamos… Te comerás mi culito… Que desde hoy ya es tuyo”. Le dijo Tina Tarek.

Por varios meses aquella pareja vivió los encuentros más ardientes, sublimes y prohibidos que se puedan imaginar pero Tarek como todo buen macho joven no pudo evitar contarle a su mejor amigo sobre sus fogosos encuentros con Tina que a su vez se los conto a otro, el rumor pronto llego a oídos de Tina quien de inmediato supo de donde salió, y se dispuso a parar aquello por lo sano.

Ese mismos fin de semana cito a Tarek a la casa que ella tenía sus encuentros sexuales con sus amantes que se había vuelto su nido de amor, Tarek llego esa noche dispuesto a disfrutar de una noche de sexo, lo que hizo pero luego del primer encuentro Tina se bajo de la cama para colocarse una medias de látex negras hasta los muslos, lo mismo que unos guantes negros de látex para regresar a la cama como varias cosas.

-“Cariño tengo ganas de jugar un poco”. Dijo Tina.
-“¿Que tienes en mente?”. Pregunto Tarek.
-“Nada solo complicado, solo un poco de dominación”. Dijo Tina.
-“Esta bien se me antoja jugar un poco”. Dijo confiadamente Tarek.

Tina entonces procedió a asegurar los fuertes brazos de Tarek a su espalda, luego también aseguro sus robillo y rodillas, luego de coloco un collar de cuero a modo de hacerle lucir como un esclavo, por ultimo le pedio que abriera su boca para colocarle muy amorosamente una mordaza en modo de una barra forrada de cuero que tenía un pequeña protuberancia que entraba en su boca, sus dientes la mordieron y ella la aseguro a la parte de atrás de su cabeza en su nuca, muy ajustada.

Tarek quedo de rodillas en la cama, para cuando Tina acabo de poner sus retenciones también quedo de rodillas, para tomar su pene en erección en ese momento y comenzar a masturbarlo con su mano enguantada, mientras su mano bajaba y subía por su duro miembro ella mirándolo muy sensual como seductoramente le dijo.

-“¿Te acuerdas que te dije que no le contaras a nadie lo nuestro?”. Pregunto Tina.

Tarek apenas respondió moviendo la cabeza afirmativamente.

-“¡Bien, al parecer te has ido de la lengua floja!” Dijo Tina muy gentilmente.

Tarek solo respondió moviendo la cabeza negativamente.

-“No lo niegues que me han llegado rumores donde dicen que te acuestas conmigo dado que no se lo he contado a nadie la única fuente de donde pudo venir aquel rumor eres tú, por lo que mucho me temo que deberé hacer algo para evitar que el rumor se expanda y si mi marido se entera pueda tener pruebas de que son solo chismes mal intencionados pero me temo que para eso deberé hacer algo que no creo que te vaya a gustar”. Dijo Tina.

Acto seguido tomo un afilado cuchillo, que hizo que los ojos de Tarek se abrieran grandes busco soltarse aquella situación ya no le estaba gustando nada, simplemente estaba aterrado pensó que ella iba a asesinarlo pero en lugar de esos Tina recorrió todo su fuerte dorso con la punta del cuchillo haciendo sentir miedo y excitación al mismo tiempo a Tarek, con una mano ella tomo sus pesados huevos para luego colocar la afilada hoja de acero detrás de sus huevos para luego decirle.

-“Vaya voy a extrañar las grandes descargas de leche que estas coas me dejaban dentro pero es necesario que las extirpe después de todo un eunuco no puede ser el amante de nadie ¡verdad?”. Dijo Tina.

Aquellas palabras hizo que Tarek se sacudiera con violencia buscando soltar sus manos estaba luchando cuando todo su cuerpo se paralizo, primero luego comenzó a sacudirse como si tuviera una ataque epiléptico.

-“MMMMMMMMMM”, fue lo único que pudo decir Tarek.

Luego sus ojos lograron apreciar como Tina levando su escroto cortado ensangrentado conteniendo aun sus pesados huevos en su interior para luego desmayarse por el dolor que era en verdad horrible.

Tarek se despertó cinco horas después, sobre saltado lo primero que noto fue su pene aun en erección, sus manos se fueron a su entrepierna pensando que todo había sido una pesadilla estaba ya suelto pero se lleno de terror al sentir que debajo de su tremenda erección solo una venda marcaba donde debían colgar sus huevos.

De inmediato pese a la fuerte punzada de dolor que sintió se incorporo para poder ver su entrepierna lo que vio lo lleno de terror al ver que sus huevos con todo y escroto habían desaparecido de su entrepierna.

-“¡NOOOOOOOOOOOO!” Grito Tarek.

El grito hizo que Tina apareciera en la habitación y mirándolo le mostro un frasco de cristal con su nombre escrito en él con sus dos huevos flotando en un liquido transparente para conservarlos.

-“Maldita te voy a denunciar, juro que te pudrirás en las cárcel”. Dijo Tarek.
-“¿Y qué les vas a decir que te castre y ya no eres un hombre?” Le pregunto Tina.

Tarek quedo en silencio, era cierto para poder denunciarla debería contar que fue mutilado por ella y que ya no era más un hombre sino un eunuco para el resto de sus días, Tina se acerco a donde estaba y lo tomo con fuerza de su barbilla.

-“Mira cariño, si no dices nada y dejas de contar que alguna vez tuvimos algo, juro que nunca revelare que te corte los huevos, ¿Qué dices?”. Pregunto Tina.

Tarek simplemente estaba en sus manos, simplemente asintió con la cabeza.

Meses después Tarek reapareció en el club su paquete aun lucia aun más grandes que antes, en su minúsculo traje de baño, Tina al verlo sonrió  con malicia, pues sabía que Tarek había viajado al extranjero para que le reconstruyeran su escroto y le colocaran implantes testiculares de tamaño máximo e incluso un poco mayores.

Se había enterado que seguía teniendo sexo aunque las mujeres decían que su leche era muy aguada casi agua, pero que gozaban mucho con él. Esa noche Tania bajo al sótano de su casa para citas y tomo el frasco que contenía los huevos flotando de Tarek y mientras los admiraba recordó lo que era sentir aquella leche que los huevos que tenía en sus manos dentro del frasco producían y dijo.

-“Te dije que no hablaras”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

TORTURA ACUÁTICA

Fui Secuestrado luego de salir de una reunión de amigos un sábado por la noche, desde ese momento mi vida cambio para siempre de la peor manera que pudo hacerlo muy a mi pesar, les contare lo que me paso deseando que tú que lees estas esta historia nunca tengas que pasar algo similar a lo que pase y sigo pasando a mano de mis captores que no conocen limites para sus más bajas perversiones a las que soy sometido, una y otra vez......


TORTURA ACUÁTICA
Fui Secuestrado luego de salir de una reunión de amigos un sábado por la noche, desde ese momento mi vida cambio para siempre de la peor manera que pudo hacerlo muy a mi pesar, les contare lo que me paso deseando que tú que lees estas esta historia nunca tengas que pasar algo similar a lo que pase y sigo pasando a mano de mis captores que no conocen limites para sus más bajas perversiones a las que soy sometido, una y otra vez.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [TORTURA] [VIOLACIÓN] [SECUESTRO]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Fui Secuestrado luego de salir de una reunión de amigos un sábado por la noche, desde ese momento mi vida cambio para siempre de la peor manera que pudo hacerlo muy a mi pesar, les contare lo que me paso deseando que tú que lees estas esta historia nunca tengas que pasar algo similar a lo que pase y sigo pasando a mano de mis captores que no conocen limites para sus más bajas perversiones a las que soy sometido, una y otra vez, ahora ya sin ser un hombre de verdad para el resto de mis días.

Cuando desperté lo hice a mi peor pesadilla habia sido secuestrado por una banda que se dedicaba a la producción y venta de videos porno tipo BDSM, SM, SCAT, FEMDOM y SEXO FORZADO, por supuesto todo de índole gay los estudios de grabación eran una enorme bodega que además de ser enorme estaba acondicionada para impedir ruidos ya sea desde el interior como del exterior además estaba decorada como si fuese la mazmorra de un castillo antiguo medieval, cuando reaccione por completo estaba apenas en ropa interior con las manos amarradas a la espalda.

Estaba en una enorme jaula con barrotes gruesos toda de metal hasta el piso, a mi alrededor estaban otros hombres algunos con la mirada perdida, todos ellos atractivos y muy varoniles, algunos simplemente lloraban en posición fetal, ese primer día solo fui testigo de cómo filmaron violando y torturando a uno de ellos hasta que le reventaron su culo de tan fuerte que lo penetraron con un enorme dildo, mientras la pobre victima gritaba como desesperación por un poco de piedad, cuando fue regresado a su jaula apenas estaba consciente, con semen y sangre escurriendo por una de su nalgas aquello me aterro por completo.

Esa noche intente escapar pero por mucho que lo intente no pude hacer nada para abrir la puerta de la jaula donde estaba con las manos atadas, al día siguiente dos hombres se acercaron a mi jaula uno de ellos abrió la puerta para que el otro me sacara de ella tirando de mis cabellos, me cubrieron la cabeza con un gorro plástico y mis ojos con un lentes protectores antes de bañar todo mi cuerpo con un liquido morado tipo gel, que de inmediato al contacto con mi piel me hizo sentir una gran comezón pero ceso hasta que fue retirado por una manguera a presión.

Cuando todo ese liquido morado fue retirado me encontré sin nada de vello de la barbilla a los pies todo el vello de mi cuerpo se había ido incluido el que estaba debajo de mis axilas, uno de ellos tomo mi escroto con una de sus manos y exclamo “¡quedo como el de un bebe!” ambos hombres rieron burlonamente haciéndome sentir mucha vergüenza, luego uno de ellos dijo ¿este para será usado?, el otro le respondió de manera casual “¡nos servirá para las escenas del tanque acuático!”, de pronto otro hombre apareció vestido solo con una bata de baño blanca.


** ** ** ** ** ** **

-“Ya estoy listo, ¡cuando quieran podemos empezar!”

Dijo aquel hombre mostrando una enorme sonrisa, era un hombre alto, muy atractivo y por lo que pude notar pese a la bata bastante musculoso aunque ya maduro debía estar a mediados de sus años 40’s, los dos hombre que estaba atendiéndome rieron y uno de ellos me dijo “¡bueno parece que ha llegado la hora de tu debut ante la cámara guapo!” con esas palabras y viendo lo que le paso al otro hombre el día anterior comencé a luchar.

Forcejee con todas mis fuerzas gritando por ayuda pero nadie pareció importarla entra ambos hombre que eran muy altos como fuertes ya que eran muy musculosos me colocaron dos fuertes correas alrededor de mi dorso pasando por mi pecho, pero mantuvieron mis manos amarradas a la espalda, luego entre ambos me amarraron los pies pero con dos grilletes de cuelo que me dejo cierta movilidad de mi piernas, para posteriormente introducirme en un gran tanque con agua algo turbia y hacerme quedar de rodillas con el agua llegándome hasta el pecho, mientras seguía insultándolos y luchando por liberarme.

El hombre que llego de ultimo en ese momento se despojo de la bata para mostrar su cuerpo completamente desnudo, sus huevos eran impresionantemente grandes completamente depilados pero su pene era lo que llamo mi atención de inmediato ya que era simplemente gigante debía tener no menos de 24 cm y eso que estaba en reposo, el mostrando que era además de musculoso ágil de un solo salto se introdujo en el tanque en el que estaba, quedando de pie en un área algo más profunda a donde estaba de rodillas detrás de mí, mientras los dos hombre tomaron cámaras de video y comenzaron a grabar, de pronto escuche.

-“Acción”.

El enorme pene del hombre en el tanque donde estaba apenas escucho esa palabra fue como si un resorte fuera liberado, ni siquiera se toco para que su pene comenzara a crecer hasta alcanzar una erección completa con una longitud de no menos de 36 o 37 cm, lleno de venas gruesas por todo el tronco con un glande rosado en forma de casco enorme muy ancho que se me acerco para comenzar a manosear mis nalgas las cuales abrió para comenzar a restregar sus enorme erección entre mis nalgas que estaba bajo el agua.

Trate de soltarme de evitar lo que sabía ese hombre iba a hacerme, lo amenace con matarlo pero el hombre simplemente sonrió, de pronto me tomo de mis caderas que fue cuando su glande comenzó a hacer presión sobre mi virginal ano, aquel hombre ante mi terror absoluto me atrajo hacia él, lo que provoco que su glande lograra vencer la resistencia de mi ano, abriéndose paso hacia el interior de mis intestinos en el proceso el dolor que eso me produjo hizo que casi perdiera la consciencia, fue como ser empalado vivo.

El hombre me abrió mis nalgas con rudeza para continuar sin piedad alguna penetrándome hasta que sus enorme testículos chocaron contras mis nalgas, en ese momento el se quedo quieto mientras daba gritos y trataba de alejarme de él para sacarme su enorme erección, de mi interior, pero no lo permitió, pronto comenzó a extraer su enorme erección, la retiro hasta la mitad luego la volvió a meter de manera brutal lo que me hizo gritar de dolor, desde ese momento ya no tuvo piedad alguna simplemente me penetraba una y otra vez sin compasión mientras no dejaba de gritar y suplicar para que me la sacara.

En medio del terrible dolor que estaba sintiendo me corrí, abundantemente no me había corrido en tres días por lo que mi pene en completa erección muy a mi pesar arrojo una enorme carga de mi leche por debajo del agua, de forma involuntario mi ano comenzó a tener contracciones lo que hizo por lo menos eso creo que mi violador comenzara a penetrarme aun más fuerte de lo que ya lo hacía, para correrse en mi interior algunos segundos más tarde de manera enorme, tanto que fue horrible sentir su semen hirviente en mi interior.

Cuando termino de correrse saco su enorme falo para restregarlo entre mis nalgas por algunos segundos lo que limpio su pene del semen y mierda por la acción del agua, luego salió del tanque dejándome ahí, sintiendo como su semen brotaba de mi ano abierto y palpitando con el agua inundando mi interior por un buen rato hasta que mi ano por fin pudo cerrarse por completo de nuevo, los muy malditos me dejaron en el tanque en cuya superficie del agua flotaba abundante semen y mis eses fecales en abundancia por muchos horas, cuando creí que moriría ahogado luego de horas de permanecer de rodillas por fin me sacaron del tanque para ser llevar a mi jaula.

Estaba devastado cuando caí sobre el sólido suelo de mi jaula de metal, sintiendo como aun fluía semen y sangre desde mi ano, pero estaban tan cansando que no tarde en quedarme dormido, me desperté sobre saltado cuando de nuevo abrieron mi celda y fui sacado de mi jaula siendo jalado de los cabellos de nuevo, esta vez fue llevado hasta una mesa donde fui colocado boca abajo, para comenzar a ser bañado por una manguera que me mojo con agua salada.

De nuevo el hombre que me violo el día anterior, apareció con una bata al escuchar “acción”, se desnudo de nuevo para no tardar en tener una enorme erección pero estaba vez me la acerco a mi rostro, el me dijo que se la chupara y que tuviera cuidado de no hacerle daño o de lo contrario me iba a ir muy mal, por temor a ser castigado abrí la boca lo que el aprovecho para meter su enorme erección hasta mi garganta, obstruyendo el flujo de aire a mis pulmones, me la metió de un solo jalón sus enorme huevos quedaron colgando en mi barbilla.

Todo mi cuerpo comenzó a sacudirse con desesperación absoluta, buscando sacarme ese enorme pene de mi boca para poder respirar, mi cuerpo no había dejado de ser bañado por el agua salda, hasta que de pronto sentí el primer fuerte impacto de un látigo de tres puntas de cuero sobre mis desprotegidas nalgas, que casi hizo que mis ojos se salieran de mis orbitas, casi muerdo el pene que estaba en mi boca pero el hombre me recordó casi al mismo tiempo que tuviera cuidado con mis dientes y reforzó sus palabas colocando una afilada navaja en mi cuello.

Los azotes del látigo continuaron sobre mis nalgas, espalda y piernas, cuyo dolor que me provocaba se veía incrementado por el agua salada que me seguía bañando todo mi cuerpo, aquello continuo por espacio de 30 minutos hasta que el hombre que me estaba violando por mi boca literalmente dando un enorme gruñido de placer se vino directamente en mi estomago ya que clavo su enorme pene en mi boca cuando comenzó a venirse, que fue una enorme descarga de nuevo que no tuve más remedio que ingerir pese a no desearlo y el asco que eso me provoco.

Aun no sé como hice para no vomitar del asco que sentir el semen brotar de su erección me provoco, creo que el saber que si lo hacía, podría morir ahogado en mi propio vomito, evito que sucediera, de nuevo al terminar ese hombre de venirse, saco su pene de mi boca todo bañado en saliva para restregarlo por mis labios y rostro antes de irse y fui llevado a mi jaula de nuevo, aquellas violaciones y torturas que eran grabadas para ser vendidas por internet, continuaron por no sé cuánto tiempo seguramente meses luego de algunos días, el paso del tiempo dejo de tener importancia para mí.

Debieron ser meses los que estuve sometido a toda esa clase de torturas y violaciones una y otra vez, hasta un día que de nuevo fui sumergido en el gran tanque de agua con paredes transparente de grueso vidrio, para ser filmado mientras mi ano como entrañas eran masacradas por el gigante pene de aquel hombre que pese a estar siendo violado tanto por la boca como por mi ano por él duran tantos meses mi ano aun no se acostumbraba a su grosos por lo que sentía mucho dolor cada que era penetrado por su enorme erección.

Pero algo fue diferente en esta ocasión, el agua que por lo general estaba a temperatura ambiente en esta ocasión estaba tibia como a 50 o 55 grados, también antes de penetrarme como era la costumbre manipulo mi escroto por un largo rato y coloco algo en lo alto de mi escroto que no pude ver pero que me causaba mucho dolor de lo apretado que estaba, luego comenzó con su penetración tan brutal como siempre, no tardo mucho hasta que de nuevo comencé a tener ganas por venir por el tremendo masaje prostático al que estaba siendo sometido.

Justo cuando la segundo gran descarga de mi espeso semen broto de mi pene en erección sentí una enorme punzada proveniente de mi entrepierna, seguida de una pequeña detonación por debajo del agua agito el tanque por completo, mis ojos se pusieron en blanco mientras mi pene siguió expulsando sin cesar semen al por mayor, con el hombre que me penetraba también viniéndose en lo profundo de mis entrañas, el dolor fue tan brutal que me debí perder el sentido en algún momento de toda aquella terrible tortura sintiendo un dolor como nunca antes.  


** ** ** ** ** ** **

Cuando desperté estaba en mi jaula de nuevo, con un enorme dolor punzante proveniente de mi entrepierna, cuando me la vi, entre en pánico total y en un estado de Shock pues mis testículos como todo mi escroto ya no estaban, luego me entere que los muy malditos pusieron una carga sujeta a mis huevos que hicieron estallar cuando me corrí por última vez, convirtiéndome en un eunuco para el resto de mis días.

Aun sigo siendo sometido a toda clase de violaciones y torturas en sus manos, según me han dicho mis videos como eunuco son los que se mejor se venden en el internet entre los amantes del porno fuerte BDSM y SM que seguramente se masturban hasta venirse una y otra vez, obteniendo placer que ya nunca podre volver a sentir mientras viva, viendo cómo es que soy sometido una y otra vez a una “Tortura Acuática”. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

TÍA ABUELA

A los 16 años quede huérfano de padre y madre, por un trágico accidente de auto mientras regresaban de una cena con unos amigos, mi único pariente conocido era mi Tía Abuela de 64 años aunque parecía de 45, era una mujer alta, rubia de piel muy blanca, senos mediados y buenas nalgas, le gustaba mucho arreglarse siempre muy bien nunca se craso y vivía sola, era irme a vivir con ella o a un orfanato hasta los 18 años, luego de pensarlo detenidamente termine por terminar viviendo con ella......


TÍA ABUELA
A los 16 años quede huérfano de padre y madre, por un trágico accidente de auto mientras regresaban de una cena con unos amigos, mi único pariente conocido era mi Tía Abuela de 64 años aunque parecía de 45, era una mujer alta, rubia de piel muy blanca, senos mediados y buenas nalgas, le gustaba mucho arreglarse siempre muy bien nunca se craso y vivía sola, era irme a vivir con ella o a un orfanato hasta los 18 años, luego de pensarlo detenidamente termine por terminar viviendo con ella. Sin Imaginar lo que ella me haría, quitándome algo muy preciado.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [BALLBUSTING]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





A los 16 años quede huérfano de padre y madre, por un trágico accidente de auto mientras regresaban de una cena con unos amigos, mi único pariente conocido era mi Tía Abuela de 64 años aunque parecía de 45, era una mujer alta, rubia de piel muy blanca, senos mediados y buenas nalgas, le gustaba mucho arreglarse siempre muy bien nunca se caso y vivía sola, era irme a vivir con ella o a un orfanato hasta los 18 años, luego de pensarlo detenidamente termine por terminar viviendo con ella, ella era atractiva pero muy estricta sobre todo con los horarios.

Si no llegaba a tiempo a las horas que se servía las comidas ya no me tocaba, lo mismo con las horas de llegada mi limite eran las 10:00 PM si no llegaba antes de esa hora, era mejor que buscara en donde pasar la noche pues ya no podría entrar a la casa pese a tener llave, además ella era muy conservadora con el sexo y aborrecía todo acto impúdico como la masturbación la cual ella fue clara al decir que estaba prohibida en su casa y hablaba en serio, una noche irrumpió en mi habitación y me sorprendió masturbándome.

Me hizo bañar con agua hirviendo y tallar mi cuerpo especialmente mi pene y huevos con un cepillo de cerdas gruesas que me lastimo bastante, luego de eso no tuve más remedio que comenzar a masturbarme en los baños de la escuela antes de ir a casa, además exigía excelencia académica lo que no era difícil para mí por menos no lo era hasta que conocía Laura una hermosa chica de mi misma edad de bellos ojos, larga cabellera pelirroja, cintura estrecha, bellos senos y un culito de infarto quede prendado de ella desde que la vi.

Por lo que me dispuse a hacerla mi novia, la corteje por varios meses hasta que me le declare, ella acepto y parecía que la vida me sonreía, comenzamos a salir, con cada nueva cita las caricias como los deseos de ambos de tener sexo nos agobiaban mutuamente sobre todo porque siempre debía marcharme a las 9:00 PM así fuera sábado para llegar a tiempo a casa lo que era una enorme molestia, en verdad deseaba estar con Laura más que nada, aquella situación continuo por varios meses hasta una noche de viernes que algo paso.

Aquella noche fuimos a cenar y la lleve al cine, nos saltamos las últimas dos clases para poder hacerlo, al llegar a la puerta de su casa nos besamos con pasión por varios minutos, con ella acariciando el tremendo bulto que se formo al frente de mi pantalón de lo excitado que siempre me ponía mientras la besaba, cuando estaba por irme ella me detuvo tomándome del brazo, viéndome a los ella de nuevo me beso y luego dijo directamente a mi oído derecho.

-“Quédate, ¡mis padres no volverán hasta el domingo y hay suficiente espacio!”
-“¡Vamos quédate!”

Dijo Laura viendo que vacilaba un poco en darle la respuesta que ella quería, su tono de voz como su mirada terminaron por convencerme, así que la bese de nuevo y el dije “Claro que me quedo” abrazados con mucha felicidad entramos en la casa, con los dos muy nerviosos ambos sabíamos lo que iba a pasar esa noche era algo inevitable aunque los dos lo deseábamos eso no quitaba el nerviosismo que ambos teníamos pues aquella iba a hacer la primera vez de ambos, Laura me llevo a su habitación entre besos y caricias de lo mas subido de tono hasta quedar besándonos sobre su suave cama.


** ** ** ** ** ** **

Fue Laura la que tomo la iniciativa aquella noche. Despojándose de su blusa y sujetador (corpiño) para dejar sus lindos senos al descubierto, que no tarde en tomar con mis manos mientras nos seguíamos besando, ver y tocar esos pequeños pezones que parecían aun ser de una niña me excitaron más de lo normal le dije que eran hermosos, ella me vio la tremenda erección que con su mano acariciaba y me dijo “con que te gusta, por lo que veo entre y siento entre tus piernas”,  lo que me hizo sonrojar, con sus manos Laura desabrocho mi pantalón para luego bajarme la cremallera.

En ningún momento dejamos de mirarnos, luego ella me bajo el pantalón, para hacer al cabo de unos segundos lo mismo con mi trusa blanca (slip) para quedar frente a su rostro como vista mi pene en erección ella en ese momento exclamo “¡OOHH es como la imaginaba solo un poco más peluda y grande aunque debo decir que es hermosa!”     

Le pregunte ¿Laura habías visto una antes? y me contesto que no, pero que su amiga tenía un consolador realista y que dejaba que lo chupara, aquello me fascino por lo que le dije “¿Muéstrame  como lo hacías?” Fue así que tomo mi erección con una mano para empezar a darme la que fue mi primer mamada de mi vida como si Laura fuese una profesional aunque no en ese momento no tenia punto de comparación ya que era mi primer mamada pero debo decir que fue la mejor de las que me dio.

Solo veía como movía su cabeza y me miraba a los ojos fijamente, de tanta excitación que tenia sentía cada chupada a mi glande deliciosamente. Le dije a Laura “me vengo”, ella no sabía que significaba por lo que termine por acabar en su boca... Ella tosió y me dijo que jamás había esperado algo así pese a saber que los hombre arrojaban ese liquido blanco, le dije que aquella leche solo la sacan los hombres y no los niños además es una lechita especial para las mujeres que aman y los excitan tanto como ella me tenia excitado en ese momento, ella solo sonrió lo que hizo que mi pene con saliva y semen resbalando por su tronco diera un fuerte respingo para que un último pequeño chorro de semen brotara de él.

-“Eres muy dulce y bella”. Le dije a Laura.      
¿Lo sabías?  
-No… ¡pero si tu lo dices lo creo! Respondió ella       

Fue entonces que empecé a acariciar su rostro con mis manos, lo que hizo que era comenzara a temblar de los nervios, pues la miraba muy excitado mientras le tocaba su rostro, ella quedo paralizada, y a la vez, se notaba que le gustaban las caricias que le hacía y sentía que no podía mirarme, pues creo que le daba pena su reacción por lo que estaba sintiendo en ese momento.        

No tardo mucho antes que de nuevo comenzáramos de nuevo a besarnos muy suavemente, con pasión pero tiernamente comencé con sus mis mejillas hasta llegar a sus labios sedientos de los míos la seguí besando hasta que nos fundimos en un abrazo, la abrace, apretándola muy fuerte como si nunca quisiera que se apartara de mí, sus caricias eran tan embriagantes que ambos caímos rendidos a las pasiones más desenfrenadas dado que mi virilidad deseaba más de ella.   

Empecé por besarle el cuello, para luego besar sus labios de nuevo, sin dejar de besarla la hago subir a la cama, la acuesto boca arriba para ponerme encima de ella, para besarla de nuevo, nos besamos de modo tan rico y poco a poco ella se entrego a mí, la empieza a quitar lentamente la ropa, hasta quedar casi completamente desnuda apenas quedo con un calzoncito blanco (braga) que no tarde quitar para ya no dejar nada oculto, su vagina estaba depilada apenas un pequeño manchón de vello era notorio por arriba de su clítoris.           

Le acaricio sus senos y empieza a besarlos como chuparlos, siento como se estremece de placer la escucho cuando ella deja escapar un suave gemido de placer, mientras le acaricio su abdomen, hasta que llego a su zona íntima, acaricio suavemente su vagina para después hacer lo mismo con su clítoris; sus gemidos se hacen más fuertes, sigue besando y lambiendo sus pezones, ella no tiene reparo en demostrarme que le agrada lo que le hago sin poder contenerme bajo hasta su vagina le abro sus labios vaginales y comienzo a lamberlo haciéndole un rico sexo oral.      

Le succiono su vagina a más no poder lo que hace que Laura grite con mucha fuerza, es una sensación que antes era muy leve, pero  que en ese momento la hizo sentir mucho placer y sobre todo, era muy cuidadoso como cariñoso con ella mientras lo hacía, Seguí con mi placentera labor por varios minutos hasta que Laura experimento su primer orgasmo provocado por el sexo oral, sintiendo sus fluidos correr por mi boca eran cálidos y algo amargos pero me encantaron.         

Me levante y la bese con mucha pasión, mientras le mantenía abiertas las piernas, para empezar a acariciar su vagina con mi dura erección eso la excito tanto a Laura que abrió aun más sus piernas lo que me hizo comenzar la penetración de forma muy lenta, con suavidad para no lastimarla, pues comprendía que era su primera vez y quería que todo saliera bien para ambos; logra penetrarla, sin que sintiera mucho dolor me gusto esa sensación, de sentirme dentro de ella, al cabo de unos segundos empiezo a moverme lo que provoca que Laura empiece a gemir despacio, sigo moviéndome y ella no dejo de gemir, poco a poco se empieza a moverme más rápido y ella empiezo a gritar llena de gozo.    

Sus gemidos provocan que yo también comience a gemir sin reparo alguno, aquello duro como 20 minutos hasta que la vagina de Laura siento que comienza a tener espasmos mientras se corre, alcanzando un segundo orgasmo entre gemidos de placer, lo que provoca que me mueva más rápido, hasta que de pronto; tengo un fuerte orgasmo y mientras la escucho gemir de placer, me corro también, dando una gran alarido de placer, sintiendo como mis chorros de espesa leche llenan el interior del sexo de Laura que me abraza con desesperación lo que me hace sentir como su cuerpo esta temblado incluso más que el mío, mientras ambos experimentamos dos tremendos orgasmos como nunca antes en nuestras vidas antes o después de aquella noche.           


** ** ** ** ** ** **

De mas esta decir que no llegue a dormir esa noche a cada de mi Tía, esa noche fue las ardiente de mi vida tuve sexo con Laura otras tres veces esa noche antes de dormirnos desnudos en su cama, luego tuvimos sexo en la mañana al despertar y mientras nos bañábamos, al llegar a casa para él, almuerzo por supuesto que recibí un fuerte regaño por parte de mi Tía pero no paso a mayores pasaron dos meses en que Laura y yo por supuesto seguimos teniendo sexo cuanto podíamos, hasta una fatídica noche.           

Aquella noche llegue a casa luego de tener sexo rápido en el auto con Laura antes de dejarla en su casa al entrar me encontré con mi Tía que con mirada fulminante me dijo que la siguiera a su habitación una vez ahí me dijo de manera directa y sorpresiva mientras ella estaba sentada en una silla frente a mí.

-“¡Desnúdate!”
-“¿Qué?” Dije en shock.
-“¡Ya me escuchaste Desnúdate o debo llamar para te ayuden a hacerlo!”

Sabía que ella hablaba en serio, además la servidumbre le era muy fiel, opte por obedecer y tratar de mantener lo que tuviera en mente con esa bochornosa orden para mí, lo más privado posible.

Me quite la camisa dejando mi dorso al desnudo, luego los zaparon pero me deje los calcetines (medias), me coloque de espaldas a ella pues no deseaba que viera mis genitales los cuales aun olían a sexo con restos de saliva, jugos vaginal y semen pues no pude tomar una ducha antes, lentamente maldiciendo a mi Tía en mi mente me despoje de mi pequeña trusa lisa de color rojo que llevaba cuando me despoje de dicha prenda por completo la escuche decirme.

-“¡Date la vuelta sobrino y acércate!”

Bien si lo que quiere es verme que lo haga pensé, luego de perder la virginidad creo que perdí mucha de inhibición, por lo que me di la media vuelta dejándola ver mis juveniles genitales para ese momento ella ya se había colocado un toalla  sobre sus piernas al llegar a donde estaba a penas a un paso de ella, el aroma a sexo que desprendía mi pene llego a sus fosas nasales, ella hizo una gesto de desagrado al tiempo que alargo su brazo para con un dedo acariciar mi pene que me hizo estremecer, luego se llevo el dedo a la nariz antes de exclamar.

-“¡Así que los rumores de que te estás revolcando con Laura la hija mayor de los Gómez era cierta!” 

Maldije en mi mente a toda la bola de mujeres chismosas que habían ido con tal chisme a ella, luego ella me hizo acostar boca abajo sobre sus piernas apoyando sobre ellas mi abdomen, de pronto me estremecí de sorpresa al sentir como ella comenzó a acariciar mis nalgas mientras me decía.

-“Sabes sobrino, hoy llegaron las calificaciones de tu escuela y son deplorables”.

Ella tenía razón por mis tórridas ganas de tener sexo con Laura descuide los estudios.

-“Además por lo que veo en tus sabanas y ropa interior no solo tiene sexo sino que has continuado con tu mal sano habito de masturbarte”.

De nuevo ella tenía razón el sexo con Laura era súper rico pero no podía ser todo los días o con la frecuencia que deseaba por lo que aun seguía recurriendo a la masturbación para liberar algo del semen que constantemente se acumulaba en mis huevos.

-“Por tal motivo Sobrino no me queda más remedio que castigarte y poner fin a ese feo habito como a tus pecaminosas relaciones con Laura”. 

Iba de decir algo, defender a mi amada novia cuando sentí la primera de muchas nalgadas a mano limpia por parte de ella, a la tercera de ella ya gritaba y chillaba como un puerco en el matadero sus palmadas era como si fueron dado por una plancha metálica caliente trate de soltarme pero ella me sujetaba mis brazos por la espalda con tal fuerza que no iba acorde con una mujer y mucho menos de su edad, mi Tía suspendió sus nalgadas por unos segundos para amarrarme los brazos cruzados, los cuales amarro con fuerza.

Sin que pudiera hacer nada más que gritarle mientras la maldecía de todas las formar posibles para que detuviera la paliza que me estaba dando en mis nalgas ella simplemente me ignoro, siguió y siguió dándome nalgadas hasta que mis juveniles nalgas brillaron de lo rojo que quedaron en ese momento luego de casi 45 minutos de azotes a mano limpia sentir como su delicada mano pero que era apretaba con una inusual fuerza hurgo entre mis piernas hasta tomar mi escroto, el cual fue apretado con fuerza lo que me hizo lanzar un fuerte grito de dolor.

-“AAAAAYYYYFFGGGG”.

Luego ella coloco algo por detrás de mis piernas nunca supe que fue pero eso hizo que dejara mis huevos en una péquela cavidad entre mis piernas, de pronto sentí el golpe de algo metálico sobre mis huevos, el dolor fue simplemente descomunal, mis ojos quedaron en blanco ni siquiera pude gritar, del dolor que sentí, todo mi cuerpo comenzó a convulsionar, en eso sentí un segundo brutal impacto, seguido de un tercer, cuarto, quinto, sexto, para ese momento ya estaba más inconsciente que consciente fue como ser sumergido en un hoya de agua hirviendo, mi pene estaba muy rígido palpitando.

No sé cuanto golpes por es objeto rombo fueron pero debieron ser no menos de 20 antes de que mi pene lanzara un gran chorro de mi espesa leche, justo sentir que algo revendo dentro de mi escroto, cuando sentí una nueva sensación igual mi pene lanzo un nuevo gran chorro de mi leche el que fue el ultimo que salió de mi pene por lo que me quede de vida, no recuerdo haber sentido placer simplemente estaba en un infierno ni siquiera recuerdo cuando fue que perdí el conocimiento, por el dolor que experimente en ese momento.


** ** ** ** ** ** **

Me desperté en el hospital en donde me entere que ya no era más un hombre sino un eunuco, llore como no tienen idea debo decir también que varias veces pensé en suicidarme pero por alguna razón no lo hizo, Laura estuvo a mi lado por cerca de un año hasta que llorando me dijo que se había hecho de novia de otro chico, le di un beso en los labios y le dije “¡te entiendo!”, luego me di la media vuelta y nunca volví a hablar con ella.

Las autoridades que eran amigas de mi Tía, de las cuales recibían muchas contribuciones de su parte no presentaron cargos en su contra por maltrato o lesiones, cuando cumplí 18 años me fui a la universidad que pague con la herencia de mis padres, nunca regrese de nuevo a casa de mi Tía, luego de la universidad me mude a una gran ciudad y comencé una nueva vida, me enamore de una bella mujer a la que no le importo que fuese un eunuco de hecho es doctora y me ayudo a tener erecciones de nuevo, me case con ella al poco de comenzar a tener sexo de nuevo.

Cuando mi Tía abuela murió deseaba ser enterrada con sus padres en la cripta familiar pero ordene que fuese cremada para luego vaciar sus cenizas en el lodo de una granja que criaba cerdos, ese era el final que merecía.

Aun vivo con mi esposa el sexo no es tan placentero o intenso como lo era con Laura pero lo disfruto y solo conté esto dejar por siempre en el olvido a mi nefasta y odiada “Tía Abuela”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

TACONES DEVASTADORES

Con 36 años era un hombre en plenitud casado pero sin hijos, habían pasado dos meses desde que saliendo luego de tomar unas copas con unos amigos un viernes luego del trabajo fui secuestrado, lo único que recuerdo fue que estaba tratando de abrir mi auto cuando sentí que algo me pincho en la nuca, no tuve de reacción casi enseguida todo se fue oscuridad ni siquiera recuerdo haber caído al piso o ser sujetado por alguien......


TACONES DEVASTADORES
Con 36 años era un hombre en plenitud casado pero sin hijos, habían pasado dos meses desde que saliendo luego de tomar unas copas con unos amigos un viernes luego del trabajo fui secuestrado, lo único que recuerdo fue que estaba tratando de abrir mi auto cuando sentí que algo me pincho en la nuca, no tuve de reacción casi enseguida todo se fue oscuridad ni siquiera recuerdo haber caído al piso o ser sujetado por alguien. Aquello fue el inicio de mi nueva vida como esclavo.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ESCLAVITUD] [FEMDOM]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Con 36 años era un hombre en plenitud casado pero sin hijos, habían pasado dos meses desde que saliendo luego de tomar unas copas con unos amigos un viernes luego del trabajo fui secuestrado, lo único que recuerdo fue que estaba tratando de abrir mi auto cuando sentí que algo me pincho en la nuca, no tuve de reacción casi enseguida todo se fue oscuridad ni siquiera recuerdo haber caído al piso o ser sujetado por alguien, apenas recuerdo recobrar el conocimiento en un lugar extraño que parecía ser una celda o algo similar.

Estaba desnudo, con las manos amarradas a la espalda trate de hablar de llamar para que alguien viniera pero cuando lo hice una terrible punzada en mi cuello casi me hace escupir los dientes del dolor que sentí, con el tiempo descubrí una pequeña cicatriz justo por debajo de mi manzana de Adán, en mi cuello, me fui obvio que algo le habían hecho a mis cuerdas vocales desde el principio pero al ver como tocar esa apenas perceptible cicatriz me convencí de aquello por completo, al cabo de tres meses en las que fui vejado como usado sexualmente de maneras inimaginables fue vendido al mejor postor en una subasta.

Desesperado trate de hablar de gritar que no era un esclavo pero lo único que hice fue lastimarme la garganta, me compro una mujer madura aunque muy atractiva de grandes senos, enormes debo decir, de grandes nalgas como caderas pero esbeltas piernas pero lo que tenia de atractiva lo tenia de sádica como cruel, la única vez que tuve sexo que me causo algo de placer con ella fue luego de mi llegada a su mansión en donde habían otros hombres esclavizados como lo era para ese momento para mi pesar.


** ** ** ** ** ** **

Huir de aquel lugar era ir a una muerte segura, más allá del muro interno estaban dos altos muros externos, en medio del primero vivía una manada de lobos siberianos enormes que siempre estaban en buscan de carne fresca, solo obedecían a mi nueva ama y a su cuidador, nadie había logrado llegar al otro lado de ese segundo muro, pero si alguien lo lograba se encontraría con un campo minado con minas antipersonales muy poderosas diseñadas para volar en pedazos a su víctima, por si fuese poco aquello no era todo.

Una serie de ametralladoras automáticas activadas por movimiento estaban por todas partes si no explotabas eras cocido a tiros, pero si por alguna razón llegabas a pasar ese muro aun quedaba un poco lleno de cocodrilos y una alta valla de malla ciclónica electrificada, aquello era una fortaleza y tratar de agredir a nuestra Ama bueno eso era impensable un chip colocado dentro de nuestros cráneos podía ser activado que detonaba una pequeña carga matando al esclavo al instante o provocándole un dolor intenso que lo incapacitaba por varias horas con solo un comando de voz por parte de nuestra Ama.

Aquello no era todo, apenas tuve sexo con mi Ama apenas llegar casi de inmediato me vi sometido a un tratamiento de inyecciones tanto en mi pene como en mis huevos. lo que ocasiono esa sustancia en mis genitales fue asombroso pero muy doloroso poco a poco empezaron a crecer, con cada nueva dosis crecían un poco cada vez, hasta que mi pene una vez con mi prepucio cubriendo mi glande quedo completamente sin prepucio la piel se corrió hacia atrás por sí mismo, desprotegiendo mi glande que también creció hasta quedar como un enorme hongo en lo alto de mi pene.

Cuando mi pene en erección alcanzo la impresionante longitud de 32 cm, con 8 cm de diámetro y un glande enorme, las inyecciones cesaron, para ese momento mis testículos eran enorme casi del doble de un huevo de gallina, fue entonces que comenzó mi sufrir en verdad, hasta ese momento además de azotes y una que otra penetración con un enorme dildo por mi culo que me hacia chillar como un cerdo de dolor lo único más doloroso era que me tocaran mi pene pues el más delicada caricia era un verdadero suplicio, que me es imposible describir.

Una Noche mi Ama me hizo acostar sobre una mesa tipo de las usadas en las morgues, donde me sujeto muy bien con las piernas completamente abiertas, tomo un bisturí curvo de gran hoja, con la que dividió mi enorme escroto por la mitad, el dolor fue simplemente bestial, me desmaye varias veces durante el proceso que duro casi una hora para al final quedar con un escroto dividido, el que fue alguna vez solo una bolsa de piel para ese momento eran dos, cada una de las nuevas bolsitas conteniendo cada uno de mis testículos que quedaron colgando muy bajos.

Tarde varias semanas en recuperarme, cuando lo hice apenas y podía caminar, mis testículos se movían para todas partes cuando caminaba, impactando contra mis muslos casi a la mitad entre mi cadera y rodillas tan solo el más simple roce era doloroso y un impacto aun leve sobre alguno de mis muslos o incluso entre ellos, se sentía como si alguien me hubiese pateado mis huevos de manera brutal, tuve que empezar a usar un enorme taparrabo acolchado para tratar de disminuir el dolor, siempre estaba excitado queriendo correrme pero tocar mi pene para masturbarme estaba fuera de toda posibilidad.

Una noche luego de mese de caminar como simio con las piernas muy abiertas evitando todo roce de mis piernas con mis genitales fui llevado a una habitación, despojado de mi taparrabos acolchado lo que me provoco mucho dolor, mis brazos fueron amarados con mis muñecas juntas, con mis brazos cubriendo mi rostro, mis piernas fueron separadas ampliamente y aseguradas a estacas de metal bien empotradas en el suelo, mis enormes huevos separados quedaron reposando sobre el suelo, luego fui dejado ahí a solas por cerca de dos horas hasta que mi Ama apareció.

Iba vestida con un sujetador (corpiño) de cuero, de color negro, una tanga muy pequeña del mismo tipo de material como color, medias negras y un par de botas negras de cuero altas con un enorme tacón de aguja que lo era literalmente en la punta del tacón había un borde afilado, mi Ama se acerco a donde estaba y tomo mi pene apretándolo fuerte, llevaba guantes que cubrían sus manos en la punta de sus dedos pequeñas uñas de metal afiladas como garras sobresalían, apenas toco mi pene dio un alarido de dolor, que fue descomunal el dolor simplemente fue indescriptible.

-“AAAAAAAHHHHHHHGGGGGGFFFF”.

Aquello solo fue el inicio de mi terrible pesadilla de esa noche, mi Ama, me masturbo por cerca de 15 minutos entre alaridos de dolor de mi parte, creo que me desmaye por el dolor al menos tres veces antes de que ella comenzara a clavar uno de sus altos tacones en mi testículos derecho el dolor fue aun mayor que antes, mis ojos quedaron en blanco y me desmaye por algunos minutos cuando recupere el sentido ella de inmediato volvió a clavarme el tacón en mi testículo pero esta vez haciendo un largo corte desde abajo hacia arriba que comenzó a sangrar mientras mi cuerpo se sacudía con violencia convulsionado por el dolor.

Mi pene pese al enorme dolor presentaba una fuerte erección son el enorme glande en forma de hongo coronándolo, mientras continuaba realizando el corte en mi testículos ella tomo mi glande con su mano izquierda apretándolo lo que me hizo gritar como nunca antes en toda mi vida, creo que mi corazón se detuvo y morí por alguno segundos del enorme dolor que eso me provoco, mientras me apretaba mi glande con su otra mano comenzó a golpear mi pene con la punta de la fusta que tenia agarrada.

Mientras todo aquello continuaba conmigo gritando a más no poder de dolor, con todo el dolor que sentía en ese momento no note como ella expertamente usando solo el tacón de su boca afilado abrió la piel que cubría mi testículos derecho hasta dejarlo completamente expuesto, como si fuere un tenedor pincho con su afilado tacón mi testículo color ostión y pisando con su otro bota la piel que aun lo cubría parcialmente lo extrajo, al tiempo que reventó los conductos que lo unían a mi cuerpo de un rápido movimiento de su pie, que me hizo desmayar instantáneamente.

El dolor fue tan intenso que ni siquiera note que me corrió como nunca antes, por primera vez de manera provocada luego de cinco meses de desear correrme durante todo ese tiempo apenas me había corrido durante sueños húmedos fueron ríos de semen que brotaron de mi pene que bañaron mi pecho, abdomen y muslos, para cuando desperté pude sentir la pequeña hemorragia que emanaba de los conductos que una vez conectaron mi testículo derecho a mi cuerpo, mi Ama al ver que recupere el conocimiento comenzó a realizar un nuevo corte con su tacón esta vez en mi testículo izquierdo.

Le suplique como pude entre gritos desgarradores de dolor que se detuviera aunque de mi no salieran más que sonidos guturales, pero ella sin compasión y piedad alguna realizo de nuevo el largo corte para extraer mi último testículo de su saco individual de piel de nuevo me lo arranco con un movimiento de su pierna, pero esa vez por alguna razón no me desmaye, pero si experimente un dolor enorme, al tiempo que vi y sentí la que sería la última eyaculación de mi vida, que fue bestial llevándome al infierno y paraíso del dolor como el placer que me provoco al mismo tiempo ambos.


** ** ** ** ** ** **

Apenas termine de correrme como nunca más lo volveré hacer mientras viva me desmaye y no desperté hasta varios días después curado de mi castración, pese a ya no tener testículos aun puedo tener erección gracias a las drogas que mi Ama me suministra, ella me ha dicho que pronto dejare de sufrir pues desea conservar mi pene como uno de sus dildos personales.

No sé si mi esposa o padre me buscan o si algún día lo volveré a ver, escapar de este lugar solo se puede con la muerte mucho la han preferido a seguir sufriendo a manos de nuestra sádica Ama que siempre busca nuevas maneras de provocarnos dolor.

Por mi parte cada que duermo despierto gritando al tener una pesadilla recurrente en donde revivo una y otra vez mi dolorosa como terrible castración por esos “Tacones Devastadores”. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

TESTIGO DE JEHOVA

Al parecer pero la reglas de abstinencia sexual en algunas religiones afectan el bienestar emocional y físico en los jóvenes ya sean de esa religión o no. Una tarde estaba solo en mi casa y ya estaba anocheciendo, estaba algo pensativo y de pronto alguien toco mi puerta, mire por la ventana y era un joven alto, blanco, de cabello entre castaño y rojizo bien vestido, me di cuenta de inmediato que era un testigo de Jehová......


TESTIGO DE JEHOVA
Al parecer pero la reglas de abstinencia sexual en algunas religiones afectan el bienestar emocional y físico en los jóvenes ya sean de esa religión o no. Una tarde estaba solo en mi casa y ya estaba anocheciendo, estaba algo pensativo y de pronto alguien toco mi puerta, mire por la ventana y era un joven alto, blanco, de cabello entre castaño y rojizo bien vestido, me di cuenta de inmediato que era un testigo de Jehová. Quien iba a pensar que disfrutar de ese bello joven me costaría tan caro.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PENE] [ADVERTENCIA]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo & DarkSoul





Al parecer pero la reglas de abstinencia sexual en algunas religiones afectan el bienestar emocional y físico en los jóvenes ya sean de esa religión o no. Una tarde estaba solo en mi casa y ya estaba anocheciendo, estaba algo pensativo y de pronto alguien toco mi puerta, mire por la ventana y era un joven alto, blanco, de cabello entre castaño y rojizo bien vestido, me di cuenta de inmediato que era un testigo de Jehová.    

El se veía de mi edad como de 20 o 21 años era de complexión atlética alto y muy atractivo más o menos como yo pero la diferencia era que soy moreno muy claro, cabello negro y de cara normal entonces abrí mi puerta y yo estaba a punto de meterme a bañar y por curiosidad porque vi la calle muy sola abrí la puerta y me dijo "¿buenas noches como estas? y yo le conteste “muy bien ¿y tú?” y el dijo "bien pero un poco cansado" .

Lo deje pasar ya que esa noche estaba haciendo mucho frío lo recibí en mi sala y cerré la puerta de mi casa le dije " voy a cerrar la puerta porque la calle está muy sola" y el dijo que no habría problema entonces él se sentó en el sofá y me dijo " vengo hablarte de mi religión " ya saben, pero de pronto me acerque a él y note que olía muy bien, su forma de expresarse me gusto tan serio y maduro luego le dije eres soltero o tienes una relación y el muy penoso me dijo que no, me dijo que en su religión casi no permiten eso al menos que fuera un compromiso para casarse.       

Yo creo que lo incomode le dije que me iba meter a bañar y que esperara unos diez minutos y el dijo que no había problema transcurrido el tiempo salí del baño y me di cuenta que estaba en mi sala todavía me puse una bata y le dije puedes acercarte por favor y el vino hacia mi habitación y me se sorprendió al verme en bata me dijo "disculpa perdón no debí verte así" le dije " no te preocupes no pasa nada y le pregunte que si había estado con alguien en la cama y me dijo "no soy casto no debo tener sexo antes del matrimonio" y me pareció sensual y caliente tener a alguien así en mi cuarto me di cuenta que se estaba excitando le pregunte.

-¿Cómo te llamas? y él me respondió.
-"Mateo" dije bonito nombre.
-¿Te sientes muy solo verdad?    

Y él me dijo " si necesitó calor de alguien". yo le dije si quieres podemos divertirnos al tiempo que me quite la bata y mi pene estaba erecto el me dijo que grande tienes tu pene gracias le dije, casi al instante le dije que se quitara la ropa por lo que se quitó la camisa al ver sus pezones rojos como cerezas los comencé a lamber y lo acosté en la cama aun traía el pantalón puesto y comenzamos a besarnos el tocaba mi pene y sentía un placer loco por la calidez de su mano, por mi parte le besaba su cuello y le dije.

- “¿te gusta?"
-“si sigue por favor". Me respondió.

Comencé a tocas sus nalgas y le desabroche el pantalón para darme cuenta que traía una trusa  lisa (slip) blanca y seguía acariciando sus nalgas y él seguía acariciando mi pene luego me di cuenta que su pene estaba duro por lo que le quite su trusa para dejarme ver su pene que era de muy buen tamaño color rojizo como sus pezones y lo comencé a tocar lo que lo hizo gemir mientras seguíamos tocándonos y luego comenzó a chupar mi pene y lo hizo muy buen para ser su primera vez y al poco rato también lo hice quedando haciendo un 69 y luego comencé a acariciar su ano y le dije.

-¿te gusta?

A lo que él me respondió “sigue no detengas se siente muy placentero" y luego saque un condón lo humecte en lubricante y me lo puse para comenzar a restregar mi pene entre sus nalgas al poco rato comencé a penetrarlo poco a poco y él decía que sentía dolor pero a los cinco minutos ya no sentía más que placer por lo que seguí penetrándolo y cada vez era más intenso con una mano lo masturbaba mientras con la otra jugaba con sus tetillas al cabo de unos 30 o 35 minutos ya no me pude contener y me vine,  eyaculando como pocas veces lo había hecho y el también se vino sobre su plano vientre ligeramente marcadito.

Por mi parte termine en el condón dentro de él, fue algo muy emocionante e intenso para él como para mí, ambos quedamos jadeantes sobre mi cama, luego de un rato me incline para darle una mamada limpiando su pene como vientre lambiendo su semen de su abdomen, él también me chupo mi pene hasta dejarlo limpio de semen, luego nos bañamos juntos limpiando el sudor de nuestros cuerpos acariciándonos y enjabonándonos bajo la regadera, luego le ayude a ponerse su trusa, para masajear sus huevos por última vez, antes que se marchara esa fue lo única vez que tuve sexo con Mateo nunca lo he vuelto ver aunque lo desee por mucho tiempo.

Para mí fue una aventura más muy sabrosa pero una aventura al fin, tan solo deseaba volver a verlo y sentir el gran placer que me dio pero lejos estaba de pensar lo que pasaba sin que lo supiera mi placer causo que Mateo se declarara gay lo que provoco que fuese expulsado de su religión, su familia también lo repudio pero pareció que a él no le importo y se marcho no sin antes confesarle a su padre porque fue que se volvió gay contándole lo que paso esa noche en mi casa y por supuesto salió a relucir mi nombre.

Una noche como seis meses luego de tener sexo con Mateo regresaba a casa y mi calle estaba muy sola y oscura pues el alumbrado público estaba fallando desde hacía meses caminaba despreocupadamente deseaba llegar a casa y tomar un baño no tenía planes por lo que deseaba masturbarme cuando sentí que alguien me tomo de uno de mis hombros, haciendo que diera la vuelta y de pronto sentí un enorme punzada en mi entrepierna, que me hizo abrir los ojos dejándome sin aire fue como ser arrojada a un rio de lava.

Estaba en un mar de dolor cuando sentí otra, otra y otra punzada cada una más dolorosa que la otra mis manos se fueron a los hombros de la figura frente a mí, de reojo vi como esa figura me apuñalaba mi entrepierna con un largo cuchillo o daga mi entrepierna, poco a poco me resbale por el cuerpo del hombre hasta quedar de rodillas con mis manos en mi entrepierna, sintiendo como la sangre brotaba a chorros de mi entrepierna.

Ni siquiera pude gritar simplemente me quede ahí temblando y gimiendo con un dolor increíble, de pronto sentí un fuerte golpe en la parte derecha de mi rostro que me lanzo al suelo para perder el conocimiento apenas recuerdo tocar el suelo con mi cabeza, mientras veía a la figura alejarse a la figura que me ataco, pensé que ese era mi fin, hecho rece e hice las paces con Dios esperando lo peor pero no fue así.

Horas más tarde me desperté en la cama de u hospital muy adolorido, con toda mi entrepierna vendada, un catéter sobresalía de entre las vendas que se conectaba a una bolsa con un poco de orina ya en el fondo de la bolsa, un doctor apareció y me informo con una expresión muy serie en su rostro que mi atacante me apuñalo en mis genitales en no menos de 15 ocasiones pero eso no era lo peor sino que las puñaladas habían cortado por completo los conductos que unían mis testículos a mi próstata, y no solo eso sino que las puñaladas también habían dañados mis testículos lo que los destruyo mas allá de toda reparación por lo que tuvieron que ser extirpados, el médico me indico que me habían colocado prótesis testiculares, aunque la noticia que me habían castrado fue impactante aun faltaba una noticia que si me destruyo por completo.

El médico me dijo que aunque lograron salvar mi pene lo que en un principio fue un alivio, añadió que las puñaladas habían dañado mi próstata como los nervios que permitían que mi pene alcanzara una erección, lo que dijo a continuación fue devastador.

-“Por consiguiente en probable que nunca más pueda tener una erección en su vida ¡lo siento!”

Aquello me dejo en shock total enloquecí y comencé a gritar a tratar de arrancarme mis vendas para ver mi pene, pero fue contralado y sedado.

Estuve así por varios días hasta que poco a poco me calme, cuando me quitaron las vendas mi pene aun estaba algo hinchado, con cicatrices por todo mi pene algunas muy feas y otras no muy visibles, pero que habían convertido a mi pene en una cosa atroz no el bello pene largo que alguna vez tuve sin vena alguna saltando aun cuando estaba en erección además me habían circuncidado para poder salvar mi glande, mi escroto presentaba varias heridas pero que casi no eran visibles a simple vista, para cuando me recupere y deje el hospital lo primero que hice al llegar a casa fue tratar de masturbarme pero por más que lo intente mi pene no reacciono ni sentí nada.

Luego de eso me convencí a mi mismo que era impotente de por vida, que sería un eunuco para el resto de mi vida, me sometí a tratamientos de testosterona para no perder mi bello cuerpo, y me transforme en pasivo, la primera vez que me penetraron llore por muchos días pero luego poco a poco me gusto ser penetrado, mis amantes no sabes que mis huevos son falsos y les gusta que mi pene no quede duro mientras me penetran para ellos creen que eso es una muestra de sumisión hacia ellos lo que les encantaba y les hace tener una aun más fuerte erección.

Poco después de salir del hospital la policía arresto al padre de Mateo quien confesó que él fue quien me ataco fue condenado a 15 años de prisión por lo que me hizo, aunque eso no me devolvería el placer que me hizo perder de Mateo no he vuelto a saber nada pero hay noches que recuerdo cuando estoy solo en casa aquella noche en que tuve mi pene dentro del hermoso culo virgen de ese Testigo de Jehova.      




http://relatos-de-eunucos.blogspot.com 






Autor: Anónimo & DarkSoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

TRES LO PERDIMOS TODO

Fue en la sexta noche mientras estábamos todos desnudos y jugando entre sí cuando nuestra carpa fue rodeada y derribada. Los tres fuimos tomados completamente por sorpresa. No teníamos idea de lo que nos golpeó. Antes de que empezara todo había terminado; teníamos trapos sobre nuestros rostros, y los tres nos desmayamos......


TRES LO PERDIMOS TODO
Fue en la sexta noche mientras estábamos todos desnudos y jugando entre sí cuando nuestra carpa fue rodeada y derribada. Los tres fuimos tomados completamente por sorpresa. No teníamos idea de lo que nos golpeó. Antes de que empezara todo había terminado; teníamos trapos sobre nuestros rostros, y los tres nos desmayamos. Aquello fue el inicio de nuestra pesadilla.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [SECUESTRO]


Categoria: Gay      Autor: Dens_7





Los tres, Shane, Jason y yo (Alan) todos nacidos dentro con dos semanas de diferencia. No solo eso sino que todos nacimos en el mismo hospital y vivimos en la misma calle que niños. Crecimos juntos y los tres nos hicimos inseparables. La mayoría de las veces se nos conocía como los "Tres Mosqueteros". Vivíamos en la casa de cada uno, así que cuando fuimos a la universidad los tres  terminamos viviendo juntos. Mis padres nos dejaron usar el apartamento del cuidador en la parte superior de un edificio de oficinas que poseían cerca de la Universidad.

Habíamos trabajado duro, para lograr las mejores notas en nuestros estudios, y ahora teníamos cuatro meses libres antes de que comenzara el próximo semestre. Decidimos ir a acampar en nuestro lugar favorito en una zona aislada en las montañas cerca del mar. Teníamos un río de agua dulce, así como el mar y las montañas. A nuestra llegada, los tres preparamos nuestra tienda y nos cambiamos a nuestros Speedo, que iba a ser todo lo que usaríamos durante nuestra estancia. Varios días pasaron y pasamos la mayor parte del tiempo nadando o pescando. Nuestros cuerpos estaban comenzando a broncearse por completo gracias a que pasábamos casi todo el tiempo, desnudos.

El sexo que tuvimos fue fantástico. Cada uno de nosotros era delgado pero con buena musculatura, con especial mención a lo que teníamos entre las piernas. Shane y Jason ambos tenían penes de 20 cm y buenos huevos de gran tamaño, mientras yo tenía un pene sin circuncidar de 26 cm que era tan gruesa como una lata de cerveza. Mis huevos eran del tamaño de pelotas de tenis y colgaban a mitad de camino entre mi pelvis y rodillas. Los otros me llaman "el burro". Los tres teníamos muy poco vello corporal aparte de nuestras entrepiernas y bajo los brazos.

Fue en la sexta noche mientras estábamos todos desnudos y jugando entre sí cuando nuestra carpa fue rodeada y derribada. Los tres fuimos tomados completamente por sorpresa. No teníamos idea de lo que nos golpeó. Antes de que empezara todo había terminado; teníamos trapos sobre nuestros rostros, y los tres nos desmayamos. Cuando nos despertamos estábamos amarrados con capuchas negras sobre nuestros rostros con nuestras bocas amordazadas. Estaba todo tranquilo y no se oía el mar así que no tenía idea de dónde estábamos. Todo lo que podíamos decir era que todavía estábamos desnudos sobre algo con nuestras nalgas expuestas. El único movimiento que podíamos hacer era rodar un poco.

De repente, el silencio fue roto por varios gritos, "¡buenos días maricones!" Nuestros traseros estaban siendo azotados con fustas antes de que supiera lo que estaba ocurriendo. El dolor subió rápidamente por todas partes a las partes centrales del cuerpo mientras rodábamos para tratar de escapar de los látigos. Nuestros traseros y entrepiernas no tenían ninguna defensa, apenas podíamos estar ahí siendo azotados. Mientras nos retorcíamos de dolor fuimos colocados boca arriba y a cada uno le fue atadas sus piernas ampliamente. Fue entonces cuando vimos a nuestros captores por primera vez. Un grupo de hombres buscando. Nos dijeron que estábamos ahora en el campo; no podíamos hablar por las mordazas en la boca.

El más dominante leyó los cargos en contra de nosotros. "Se nos acusaba de ser hombres desordenados que saturan el mundo. En segundo lugar, estábamos maduros para la cría de otros machos desordenados que el desorden y estropear el medio ambiente. ¡En tercer lugar quitarían nuestros huevos, ya que no merecíamos ser hombres!"

"¿Cómo se declaran?" Al ver que no podía hablar tomaron nuestros gruñidos y gemidos amortiguados en el sentido, “se declaran culpables”. El grupo aplaudió y se alegraron. Su líder volvió a hablar

"Por tanto, son encontrados culpables y serán condenado a ser puesto en orden en lo que sea la forma que creamos conveniente. ¡Por lo tanto, vamos a aplicar sus huellas digitales a este documento diciendo que dan voluntariamente su consentimiento para lo que vamos a hacerles!"

No es que tuviéramos opción, el documento fue traído con la tinta y poner en nuestra pulgar de la mano derecha y el pulgar presiona sobre el papel con nuestro nombre escrito bajo la huella dactilar. El lugar se volvieron locos y que no tenía idea de lo que se enfrenta como consecuencia de la sentencia dictada. Por aquel tribunal popular. Su líder dijo, "hagan sus cosa y hagan que sufran”.

Cada uno de nosotros estaba rodeado por grupos de ellos mientras colgábamos con las extremidades extendidas desnudos entre dos postes. Antes de tener tiempo para reunir nuestros pensamientos, un zumbido pudo ser escuchado cuando activaron las máquinas de cabello y eliminaron el cabello de nuestras cabezas. No se utilizó ningún peine por lo que nuestro cabello se redujo a casi nada. Nuestras cabezas se revistieron luego con crema de afeitar y las cabezas fueron afeitadas con viejas máquinas de afeitar. No les tomó mucho tiempo para tener la cabeza tan lisa como una bola de bolos igual de brillante, ya que fueron frotadas con aceite nuestro cuero cabelludo.

Me pregunte porque no se afeitaron otra cosa, pero pronto descubrí que cada uno de nosotros fue tomado por un grupo de trabajo para ser colocados en grandes barriles de plástico negro. Para impedir que lucháramos alguien nos agarro los huevos apretándolos hasta que estábamos dentro de los barriles. Un gran anillo de plástico negro se coloca alrededor de nuestros cuellos. Estaba articulado y colocado en torno al cuello. Una tapa con un agujero para la cabeza se coloco y se selló el anillo alrededor del cuello y el contenedor fue sellado con nosotros en el interior de manera efectiva los grandes contenedores de plástico negro. Con nuestras cabezas eran la única parte expuesta de nuestro cuerpo.

Poco después un fluido frío comenzó a llenar los recipientes por medio de tubos montados en el fondo de los tanques. Tenía un olor raro a se sentía bastante pegajoso. Se llenaron los contenedores; Pude ver algo de la sustancia viscosa de color rojo que nos rodeaba, ya que fluyó hacia fuera sobre nuestros sellos del cuello. Podía sentir el fluido en movimiento en el tanque en el que estaba; que deben haber estado bombeando, así que era como estar en una lavadora. Pasó un tiempo y nos dimos cuenta de que el fluido se estaba calentando y el sudor comenzó a correr por nuestra cabeza recién afeitada. Los tres empezamos a retorcernos en los tanques ya que nuestros cuerpos comenzaron a picar. El picor aumentó y se convirtió en una tortura después de un tiempo. Nos dejaron en los tanques hasta la mitad de la tarde.

Una vez que nos retiraron, nuestros cuerpos eran de color rojo brillante y cubierto de la sustancia viscosa. Nos lavaron con manguera para quitar la sustancia viscosa pero todavía estábamos rojos por todas partes, aparte de nuestras cabezas. Nos pusieron en una jaula de metal y nos dieron algo de comida y agua por primera vez desde la noche anterior, cuando cenamos. Durante el resto de la tarde, nos cubrieron la cara en un poco de crema. El cuello y alrededor de nuestros oídos también. Si tratábamos de quejarnos o protestar uno de ellos nos golpeaba en los huevos con el puño cerrado lo más fuerte que podía. Si nosotros gemimos o hacíamos algún un ruido, nos golpeaban una segunda o tercera vez hasta que quedáramos en silencio.

Justo antes del anochecer fuimos arrojados a un gran tanque de agua caliente, nos dieron esponjas gruesas, y tuvimos que fregarnos el uno al otro. Cuando lo hicimos, nos dimos cuenta de que el vello por debajo de los brazos y las entrepiernas se cayó. Cuando terminamos, no teníamos vello en todo el cuerpo. El único pelo que teníamos era nuestras cejas y pestañas. Fue entonces que nos dijeron que nunca tendríamos vello corporal de nuevo y no nos sería capaz de crecer patillas, bigotes o barba. Siempre nos veríamos como niños pequeños. Sin velo en la entrepierna o en nuestros huevos, penes o por encima de nuestros pene. Sin vello en el culo, ni siquiera pelusa.

De nuevo, nos enjaularon y nos dieron un poco de frijoles horneados para comer para luego dejarnos ahí toda la noche. Sin embargo, nuestras manos se pusieron en unos guantes rígidos así que no podíamos usar las manos. Nuestras manos fueron restringidas a continuación, así que no podía ayudar a los demás también. Afortunadamente el granero era acogedor como el viento surgido y que sopló toda la noche. Los tres hablamos algún tiempo reflexionando sobre nuestro destino en las manos de ellos. Ninguno de nosotros sabía lo que pretendían y no había nada que pudiera hacer al respecto. Nadie estaría en busca de nosotros tampoco en un tiempo.

Por su parte nuestro captores estaban discutiendo en la casa principal, justo lo que iban a hacer con nosotros tres. De vez en cuando se podía oír el ruido de la casa de como celebraban. Por desgracia no pudimos oír o entender lo que estaba pasando allí. Nos quedamos dormidos y despertaban a la luz del día que entraba por la puerta que el viento había abierto durante la noche. No tuvimos que esperar mucho tiempo cuando fue entregada nuestra comida de frijoles al horno. Después de haber comido, nos limpiaron con la manguera en nuestra jaula y nos dejaron secar durante un rato. Luego nos llevaron a un edificio en lugar de donde estuvimos el día anterior. Los tres fuimos restringidos, amordazados y colocaron una cinta roja alrededor del pene de Shane. Jason tenía una cinta rosada atada en su pene y yo tenía una cinta verde atada a él.

No nos dieron ninguna explicación en este punto, pero la gente estaba ocupada haciendo cosas. Pero no pasó mucho tiempo antes de que nos llevaran a una habitación grande que se parecía mucho a una sala de cirugía veterinaria, ya que tenía ese tipo de olor. Había mucha emoción en el aire, lo que puso algo de ansiedad en nosotros mientras esperábamos nuestro destino. Me llevaron para atarme con las piernas y brazos extendidos sobre un bastidor vertical que estaba sobre una rueda. Mi cuerpo fue retirado obligándome a tocar el suelo con mis dedos de los pies. Mi pene y los testículos quedaron libremente entre mis piernas estiradas y podían ser vistos tanto desde la parte trasera y delantera. Yo estaba totalmente expuesto desde cualquier ángulo y no había absolutamente nada que pudiera hacer al respecto.

Un bate de béisbol metálico fue traído y mostrado a todo el mundo. Se engraso en la punta más ancha. "Vamos a empujar esto por tu ano, muchacho," me dijeron.

Dos se pusieron de pie a cada lado de mí, cada uno de ellos abrió mis nalgas, exponiendo mi ano de color rojo cereza que pulsaba por la anticipación. Mi pene comenzó a responder saltando arriba y abajo, cuando todo comenzó a altura de las circunstancias. Con determinación el bate de béisbol fue empujado con una fuerza tremenda por mi ano. Alguien comento, "¡no solo el amor revienta una cereza masculina!"

Traté de resistir, pero cuanto más lo intentaba, más empujaban. "Es lo mismo que relajarse y permitir que un chico te la meta porque está subiendo si desea o no, "dice una voz en mi oído”.

No era broma. Sentía como la presión me desgarraba por lo traté de relajar mi esfínter y mientras lo hacía alguien dijo, mire al muy puto le gusta lo que se está tragando su ano. Una vez que mi cereza devoro la parte gruesa del poste de metal, fueron capaces de empujarlo aun más en culo. Se sentía como si fueran a empujarlo hasta el fondo, a empalarme con todo el bate. Como seria eso, además, un gran bloque de madera estaba colocado en el suelo con un agujero en él. A continuación pusieron bloques debajo hasta que el mango estaba bien colocado en el orificio del bloque grande. Fue asegurado así que había una presión constante el bate en mi culo.

Mis manos se bajaron sólo un poco por lo que me vi obligado a empujar hacia arriba las puntas de mis pie o tirar de mis brazos para aliviar la fuerza que empuja constantemente en mi culo. No había absolutamente ninguna manera de que pudiera sacar por completo el bate de béisbol metió por el culo. Estaba firmemente encajado en el bloque de abajo. En consecuencia, se mantenía en su lugar con mi agujero anal siendo estirado cada vez más por cualquier movimiento que hiciera. Me sentía como un cerdo relleno en un asador con manzana llenando mi boca.

A continuación, Shane fue atado a una mesa de acero inoxidable con sus pies atados en un conjunto de estribos exponiendo su pene y los testículos para todos. Una vez que lo tenían listo, su cabeza fue levantada para que pudiera ver. Apenas su cabeza y hombros fueron levantados. Luego una liga verde, fue colocada en un elastrador para ser aplicada en mis colgantes huevos bajos. La colocaron tan cerca de mi pene como les fue posible. Sentí que la liga se cerró en la base de mi escroto. Para mi asombro, colocaron una segunda liga ligeramente por debajo de la primera. Mis huevos todavía colgaban en su bolsa y no se sentía demasiado incómodo en momento. Para empeorar las cosas un segundo bate de béisbol fue traído con el que comenzaron a golpear mis capturados huevos. El dolor era increíble y aumentó considerablemente en todo mi ser.

Hicieron que Shane agarrara mis huevos en la mano derecha y ataron su mano alrededor de mis huevos. No había manera de que pudiera soltar mis huevos. Mis huevos estaban en manos de Shane por así decirlo. Nos miramos el uno al otro y simplemente le hizo un guiño con mi ojo como diciéndonos el uno al otro, "Está bien”.

Entonces a Shane se le dijo al ver que tenía el pene más delgado entre él y Jason que iba a ser castrado, pero que dejarían su pene que se encogería debido a la falta de hormonas. Se le dijo que su pene le recordaría que era solo una puta tendría que sentarse a orinar, ya que le harían una sub incisión a su pene también. Nuestros ojos se fijan el uno al otro de nuevo, realmente nos amábamos y sabía que no iba a cambiar eso, independientemente de lo que sucediera.

Dos personas llegaron vestidas de blanco con máscaras de hospital sobre sus caras así que no podía decir quién hizo qué a nosotros aquel día. Cuando todo estuvo listo, la entrepierna de Shane fue cubierta de una solución antiséptica. Su pene estaba relajado sobre su abdomen cuando uno de ellos, se apoderó de su escroto. La mano de Shane alrededor de mis huevos se apretó ligeramente por la anticipación. Un nuevo bisturí brillante se tomo y mostró que se llevó hasta los capturados huevos de Shane. Sin previo aviso al bisturí comenzó a cortar la piel. Mis huevos recibieron un fuerte apretón y me pareció que Shane iba reventarlas.

Antes de darnos cuenta los huevos de Shane con su escroto estaban separados de él, exhibidos a la vista de todos. Todos aplaudieron con gran alegría por el espectáculo delante de ellos. El agarre de Shane alrededor de mis huevos amainó un poco, yo había pensado que iba a aplastarlos. Luego tomaron una aguja y cosieron los restos de su escroto. Parecía que Shane nunca había tenido huevos aparte de la línea de puntos de sutura que salían de la base de su pene. Un tubo de plástico fue empujado hasta el ojo de su pene y solo puedo imaginar lo que se sintió. De nuevo se preparó un bisturí, con la mano libre sintió el tubo hasta el fondo del pene de Shane.

A medida que el bisturí bajó hacia la punta de su pene de Shane de nuevo apretó mis huevos de nuevo y los mantuvo apretados mientras cortaban el glande de su pene. El escalpelo se deslizó por el centro de la parte inferior de su eje abriéndolo como una salchicha bien cocida. Para ese momento, el agarre de Shane era inmenso y estaba pensado que mis huevos se habían aplastado hasta quedar como carne picada entre sus dedos. Tenía lágrimas en mis ojos ante la visión y el dolor en mis huevos muy ennegrecidos. No pensé que Shane pudiera apretar con tanta fuerza, así estuvo hasta que derrame un poco de líquido sobre su pene. Mis tripas entraron en espasmos cuando la fuerza aumentó en mis huevos para ese momento totalmente privadas de sangre.

Hubo muy poco sangrado después de que el líquido claro se vertió sobre su pene. Unos puntos de sutura fueron colocados en su pene para mantener la uretra en su lugar. Su pene se dejo abierto desde la punta hasta la base. Ahora su pene parecía una manguera aplanada que ya no podía llevar cualquier fluido, una pieza arruinada de carne. Mis huevos fueron desatados de la mano de Shane y fue entonces cuando se dieron cuenta de la picazón de las dos bandas cada vez más estrictas alrededor de mi escroto. Mis huevos estaban todavía adoloridos por el uso intensivo justo antes de que comenzaran sobre Shane. Shane fue quitado de la mesa, para que Jason fuese colocado. Mientras azotaron mis nalgas fuertemente con una fusta. Lo que hizo que rebotaran hacia arriba y hacia abajo sobre el bate de béisbol bien metido en mi agujero trasero. Mis huevos recibieron cierta atención de la fusta también.

Una vez que Jason fue asegurado a la mesa Me empujaron de nuevo y Jason fue obligado a apoderarse de mis huevos para que ataran su mano y mis huevos. Lluego anunciaron que iban a retirar el pene de Jason. Trató de luchar contra la decisión, agitando las manos olvidando que tenía mis huevos firmemente unidos a una de ellas. Trate de decirle sobre mis huevos, pero fue en vano por su situación. Nuestros captores no perdieron tiempo y procedieron a empujar un tubo por el ojo del pene de Jason. Su pene se retorció cuando se lo estaban cortando en la base del mismo. No les tomó mucho tiempo para amputarlo luego tirar de la carne deslizándolo por el tubo en su uretra.

Jason casi hace puré mis huevos entre sus dedos mientras todo eso estaba pasando. Uno de los captores tomo el extremo empapado en sangre de pene de Jason y le dio una palmada en la cara con él. El cortador luego hizo un poco más de trabajo alrededor de la base para eliminar más de la carne haciendo que pareciera un cono hacia el interior. Su uretra se cose a la parte inferior, por lo que cuando se viniera u orinara tendría que hacerlas a un lado. Pensamos que tenían terminado, pero decidieron que los fabricantes de bebé de Jason aún podían trabajar y con un poco de juego con su próstata, que posiblemente podrían funcionar como un hombre cosa que no quería que fuera. Así que cortan su escroto, sacó su testículo izquierdo, y lo dejó colgando. Repitieron el procedimiento para su testículo derecho.

Una vez que tuvieron los dos testículos colgando fuera de sus cuerdas ataron los cordones y los cortaron. Una vez más, mis huevos fueron apretados fuerte por Jason. Dos bolas de metal enormes fueron empujadas hacia el escroto abierto antes de que fuese cerrado para luego colocar algunos puntos de sutura. Mis huevos fueron liberados de la mano de Jason y se lo llevaron. Me quedé donde estaba amarrado al marco con el bate de béisbol todavía bien dentro de mi trasero. Mi pene estaba tan duro como una barra de hierro durante todo ese tiempo. Me dieron otro golpe a las huevos con el otro bate. Ésa vez no duele tanto, en parte por la previsión del golpe.

Luego todos se van y me dejan para conseguir algunos refrescos pasaron unas dos horas desde que  mis huevos fueron ligados. Estaban fríos al chocar contra mis piernas lampiñas, donde estaba su calor. No podía verlos pero deben haber estado tan negros como la noche. Ahora sabía lo que una oveja o un toro sienten cuando sus criadores se lo hacen a ellos. Parecieron décadas antes de que regresara alguien. Mi pene estaba todavía semi duro cuando regresaron. Un par de manos me masturbo de nuevo antes de que el cortador apareciera. Me dijeron que era un espécimen desordenado de hombre. El cortador respondió: "pronto vamos a solucionar eso. Primera será el prepucio".

Sin vacilar tomó un bisturí que llevo a mi pene y procedió a quitarme mi prepucio. El corte dolió mucho mientras se ponía y trabajó alrededor de la circunferencia de mi pene. Un largo trozo de piel fue arrojado a un recipiente de acero inoxidable al caer sonó “splat”.

"Así está mejor", dijo. "Ahora podremos ver su glande siempre".

Un poco de líquido se arrojo sobre la herida y lo que fuera se sintió como si mil abejas me clavaran sus aguijones al mismo tiempo. No iba a darles el placer de ellos verme una mueca de dolor. Trataron de terminar el trabajando tratando de infligir más dolor en la herida que daba la vuelta a mi pene.

"Todavía hay mucho desorden", dijo el cortador. "Debemos eliminar un poco más".

Estaba de pie a unas pocas pulgadas de mi cara con su mirada fija en mis ojos. De repente sentí un dolor agudo que comento en la punta de mi glande. El dolor comenzó a viajar a lo largo del eje. El cortador no apartó los ojos y el dolor golpeó mi hueso púbico. A continuación, se puso a inspeccionar su trabajo. Mi pene se había dividido en dos en la parte superior mis dos huevos muy negras colgaban frías sin vida por debajo. Para ayudar a las cosas, más de ese líquido fue a dar sobre mi pene y casi me desmayo, ya que me hizo sentir un dolor infernal. Un espejo fue traído para que pudiera ver a mis dos medio penes y negros huevos.

Una vez más se pusieron a trabajar, y dijeron: "Sabes hay mas carne oculta en su interior".

Por lo que procedieron a operar y cortar el ligamento que sostenía mi pene y lo sacó otras dos pulgadas o menos. Mientras estaban en ello continuaron dividiendo la nueva sección que habían cortado. El dolor fue intenso, ya que agarraron mi eje dividido en dos partes. Ellos dijeron que estaba temblando un poco por el dolor, pero solo era evidente a los pocos que estaban trabajando en mí. Todavía tenía un dolor en las entrañas de mis huevos aun anillados comprimidos.

Tras un vistazo a su trabajo el cortador empezó a cortar una de las mitades de mi pene de nuevo. Trabajó con velocidad cortando con el bisturí, pero lo suficientemente lento como para cortar con precisión. El resultado fue que termine con mi pene en tres secciones. Cuando todo terminó, el mismo hizo corto a la mitad a la otra sección. Con cuatro secciones mi pene, me preguntaba lo que iban a hacer a continuación. Yo sabía que mis huevos estaban muertos, ya que eran más que piedras frías muertas en su saco que colgaba entre mis piernas. Mientras estaba pensando en todo eso una mano izquierda retiró sección inferior derecha de mi pene. La tira de mi pene  fue puesta al lado del otro en un plato para que la pudiera ver.

Al poco tiempo siguieron cortando la secciones de mi pene cortaron casi todas las piezas que estaban unidas a mi cuerpo. Me dejaron con la cuarta pieza inferior de cuerpo entero y la parte superior luego cortaron de modo que sólo unos pocos centímetros de la parte superior se mantuvieron. No querían que tuviese cualquiera trozo de mi glande. También querían que la sección superior fuese más corta una vez que se hubiesen reducido mis hormonas dada su longitud se iban a frotar en cualquier ropa que llevara para recordarme mi estado de eunuco.

Pensé que ya no había mucho más que podían hacer con lo que quedaba de lo que fue mi enorme pene, pero estaba equivocado. Un frasco de líquido verde fue traído. Las dos secciones restantes de mi pene se introdujeron en el fluido hasta que el frasco estaba descansando con fuerza en mi hueso púbico. No pasó mucho tiempo antes de que los restos de mi pene ardieran como el infierno. El dolor era implacable, mientras que el frasco se mantuvo en su posición. Resultó que el fluido era un ácido suave que se había combinado con un colorante verde que cauterizaba los tejidos. Lo que detuvo la hemorragia y me dejó con dos tiras verdes vivas de piel curadas. Ahora era como una criatura del espacio exterior. Completo con una cosa verde para orinar, que no funcionaba. Ya que mi orina no podría fluir a través de él nunca más.

Para ese momento, mis huevos estaban helados más que muertos. Incluso si cortaban las ligas era demasiado tarde. Sin embargo, tenían otras ideas primero. El cortador tomo un nuevo bisturí y antes de que lo supiera, había cortado mi pezón izquierdo en cuatro trozos. Lo corto como si un enjambre de avispas lo hubiese atacado. Antes de que pudiese ver a mi pezón, estaba cortando todo. Tenía grandes pezones que sobresalían por lo menos diez milímetros o más. Una vez que los había cortado en cuartos, empujó un poco de crema espesa de color marrón en ellos. A continuación, empujó un cordón bastante grande en el centro de mi pezón derecho, que extendió a las cuatro partes del pezón como una flor. Luego coloco un vendaje ajustado y hizo lo mismo con el otro lado.

Yo estaba agotado por todo aquello, pero me di cuenta que el lugar estaba en silencio absoluto. El silencio era ensordecedor, cuando huno un ruido sordo cuando algo golpeó el suelo debajo de mí. Vi en el espejo eran mis huevos que golpearon el suelo. Yo no sentí nada, ya que cortaron entre las ligas verdes casi había desaparecido piel que habían comprimido. Mis huevos fueron recogidos y se balancearon golpeándome la cara repetidamente. El anillo verde sellaba la bolsa que fue cortada y los dos huevos muy grandes se retiraron para mostrármelos antes de que los pusieran en un frasco de conserva para ser guardado como un trofeo. Los huevos de mis amigos habían sido conservados en vinagre y etiquetado, así que tenían un registro de sus logros. Que iban a ser mantenido en su sala de trofeos para que todos lo pudieran ver.

La herida entre mis piernas fue cauteriza con un dispositivo caliente y la segunda banda verde se cortó. Mientras yo estaba allí me marcaron mi nalga derecha con una gran "S" que no podía ser escondida en las duchas. Todos aplaudieron con alegría luego todo lo que me habían hecho a mí y mis amigos. Mi cuerpo herido con todo mi cuerpo doliendo por lo que me había hecho además de estar atado y restringido durante tanto tiempo. Los tres fuimos llevados de vuelta a nuestra jaula después que las heridas fueron atendidas y se dejan durante la noche. Tengo que decir que nos cuidaron mientras nuestros cuerpos maltratados se curaron.

Antes de que finalmente nos liberaran luego que todos sanamos, nos llevaron a un gimnasio público con faldas cortas. Nos hicieron trabajar sin faldas y blusas. Mis pezones parecían flores por la manera que cada pieza se encendió como si estuviera en floración.

Nos vimos obligados a tomar una ducha antes de salir. Nuestras faldas fueron tomadas de nosotros y no teníamos toalla. Fue humillante como todos los otros chicos miraron nuestros cuerpos castrados. Los hombres nos burlaban y reían cuando escuchaban nuestras voces. Fuimos los eunucos en el edificio, los chicos nulos. Muchas otras mujeres se reunieron cerca de vestuario. Tuvimos que salir desnudos para conseguir nuestras faldas para ocultar nuestra vergüenza, pero no antes de que todos los presentes nos vieran.

Después de eso nos dejamos ir y regresar al bosque para tomar nuestras cosas que habían estado ocultas. Luego hicimos nuestro camino a casa para empezar nuestra nueva vida como eunucos. Los tres seguimos viviendo juntos y tenemos un montón de diversión.

Nuestro lampiño aspecto juvenil se hizo más evidente. Es una de nuestras mejores características que atrae a los demás a nosotros en hordas a medida que permitimos que nos usen para el sexo.

¡Somos eunucos nulos para su diversión!





Historia Original Aquí.






Autor: Dens_7       Traductor: DarkSoul

TORTURA INESPERADA

Ni siquiera recuerdo cómo es que llegue a ese lugar que parecía ser un consultorio médico, lo último que recuerdo es estar caminando del paradero de autobuses a la universidad donde cursaba el último semestre de ingeniería química luego ya no recuerdo nada hasta despertar en ese lugar, con 24 años era un hombre normal al que las mujeres juzgaban atractivo, sin tener un pene demasiado dotado sino mas tirando a lo normal......


TORTURA INESPERADA
Ni siquiera recuerdo cómo es que llegue a ese lugar que parecía ser un consultorio médico, lo último que recuerdo es estar caminando del paradero de autobuses a la universidad donde cursaba el último semestre de ingeniería química luego ya no recuerdo nada hasta despertar en ese lugar, con 24 años era un hombre normal al que las mujeres juzgaban atractivo, sin tener un pene demasiado dotado sino mas tirando a lo normal. En aquel lugar seria torturado y llevado al éxtasis para luego terminar mis días como un eunuco nulo.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [SECUESTRO] [TORTURA] [VIOLACIÓN]

Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Ni siquiera recuerdo cómo es que llegue a ese lugar que parecía ser un consultorio médico, lo último que recuerdo es estar caminando del paradero de autobuses a la universidad donde cursaba el último semestre de ingeniería química luego ya no recuerdo nada hasta despertar en ese lugar, con 24 años era un hombre normal al que las mujeres juzgaban atractivo, sin tener un pene demasiado dotado sino mas tirando a lo normal, con vientre plano, era espigado no flaco, de 1.75 metros de cabello oscuro de piel muy blanca y poco vello corporal, pues me gustaba afeitarlo.

Pero no solo desperté ahí, estaba amarrado del cuello a los tobillos con coreas las únicas partes de mi cuerpo que no tenían correas eran mi cabeza, pies y pelvis, en mi boca una mordaza de bola fue colocada de color rojo lo sé porque me pude ver gracias a un espejo frente a mí en lo alto, estaba desnudo y solo por lo menos en un primero momento, a los poco minutos de despertar un hombre desnudo apareció debía tener entre 25 o 28 años, de cuerpo atlético, el cual recorrió mi cuerpo con una de sus manos lo que me hizo aterrar.

Sí, me aterre al pensar en sus negras intensiones después de todo no era gay, sino que me gustaban y mucho las mujeres, al llegar a mi zona genital aquel hombre viéndome a los ojos me tomo mi escroto sopeso mis testículos con su mano derecha, sintiendo la calidez de mis huevos antes de apretarlos fuertes, lo que hizo que todo mi cuerpo se tensara y arqueara hasta donde le fue posible al sentir una terrible punzada de dolor, como nunca antes había experimentado en mi vida hasta ese momento.

No es que no hubiese sufrido golpes antes en mis huevos, eso cualquier hombre los ha sentido pero ninguno de los dolores causados por un golpe bajo se comparaba al que estaba sintiendo en ese momento fue como si una prensa hidráulica estuviera aplastando mis huevos, creí que me los iba a reventar de lo fuerte que fue su agarre, aquello duro apenas unos cuantos segundos pero que para mí fue toda una eternidad, para cuando por fin me soltó mi pene sin circuncidar ya estaba completamente en erección filtrando abundante liquido pre seminal fue como si mi pene disfrutara del terrible dolor que ese hombre me hizo experimentar.


** ** ** ** ** ** **

Aquel hombre con una sonrisa maléfica en su rostro, dejo mis huevos para ir hasta una repisa de la que extrajo una jeringa, la saco de su empaque pera luego llevarla con el contenido de un frasco del que extrajo un contenido blanco, con la jeringa en la mano regreso a donde estaba para tomar mi pene en erección total e inyectar la bese de mi miembro con la aguja de aquella jeringa para vaciar la mitad de ese liquido blanco en la base de mi pene.   

Aunque me dolió horriblemente no fue nada comparado cuando inyecto el resto del contenido de la jeringa clavado la aguja directamente en mi glande, lo hizo sosteniendo mi pene fuertemente con una de sus manos mientras todo mi cuerpo se retorcía dentro de sus limitaciones de dolor, gritaba pero la mordaza acallaba todos mis ruegos y gritos desesperados de clemencia como de dolor, cuando termino de inyectarme mi pene quedo muy duro como nunca antes lo había sentido, incluso comenzó a crecer a un más, llegando a los 26 cm ante mi asombro total, el hombre sonriendo se alejo.

Regreso trayendo con él, un pote de crema para afeitar y un rastrillo desechable para afeitar con el elimino el poco vello púbico que tenia por completo, también retiro el poco vello que crecía en mis escroto, dejando mis genitales tan lampiños como el día que nací.

Luego de nueva cuenta se retiro, para cuando regreso lo hizo con un masturbador Fleshlight que es un juguete sexual, el cual consiste en un pote tipo copa invertida en la que se coloco una vagina o ano de una textura muy similar a una real, en mi caso masturbador era de un ano, al que le puso algo de lubricante, tomo mi pene para introducirlo para comenzar a bajar y subir lo que de inmediato me hizo sentir mucho placer.  






Aquella mano que subía y bajaba por mi pene casi lo sacaba para volverlo a bajar, enterrando mi descomunal erección hasta la base dentro del juguete sexual, mi pene no tardo en comenzar a filtrar liquido pre seminal en grandes cantidades era como si lo estuviera orinando no era gotas sino un flujo constante de ese líquido transparente, mis huevos comenzaron a hormiguear señal de que estaba por acabar pero casi a punto de venirme el hombre paro para rápidamente tomar mi escroto y apretarlo de forma brutal de nueva cuenta.

Me retorcí de dolor de nuevo, todo placer que estaba sintiendo desapareció lo mismo que mis ganas por venirme, aquello se repitió una y otra vez debieron ser más de 30 o 40 veces las que me llevo al borde del orgasmo para súbitamente acabar con el placer, pronto aquello dejo de ser agradable para convertirse en un verdadero tormento.

Entre cada uno de los abruptos cortes de placer el hombre tomaba un pequeño látigo de tres puntas con el que me azotaba las piernas o mi bajo vientre, sin llegar a tocar mis huevos o pene que en ningún momento perdió su dureza por el contrario conforme pasaban las horas más duro y grande se podía por supuesto aquello no me estaba causando placer sino dolor, sentía la piel de mi pene tensada al máximo.

A las dos horas de comenzar aquella horrible tortura sexual, sentía que mi pene iba a estallar en mil pedazos de lo duro que estaba, la piel de mi prepucio se encontraba estará al máximo casi parecía que en cualquier momento iba a rasgarse, de hecho esperaba que sucediera en cualquier momento pero no sucedido.





Para cuando termino de usar el Fleshlight, mi pene estaba muy enrojecido, incluso pequeñas dolorosas rozaduras recorrían mi enorme erección, no fue sino que quito aquel masturbador de mi pene que me di cuenta que no solo mi pene estaba enorme también mis huevos estaban al tripe de su tamaño normal, aquello por supuesto me inquieto el hombre se fue para regresar con una fusta, con la que comenzó a golpear mis huevos, pene y en especial mi glande que pronto se torno de un vivo color rojo de tantos golpes que recibió por parte de la fusta.

El hombre no dejo de golpear mis huevos hasta que estos quedaron incluso más rojos que mi glande, incluso con pequeñas heridas sangrantes muy dolorosas que con cada nuevo golpe hacia que todo mi cuerpo se sacudiera de dolor.

Pero lejos estaba de imaginar lo que a continuación iba a suceder, como ya dije mis testículos estaban terriblemente hinchados, por lo que los azotes no ayudaron en nada que bajara la hinchazón, el hombre que hasta ese momento no había dicho ni una palabra solo reía o jadeaba de vez en cuando, se aparto para regresar con una charola llena de agujas y largos clavos de acero, el tomo un clavo de al menos 20 cm de 0.7 milímetros para colocar la afilada punta sobre mi testículos derecho.

Me estremecía de dolor pensar lo que era obvio pensaba hacer, coloco una gruesa tabla de madera debajo de mi escroto para luego con un martillo de un solo golpe atravesar mi testículo de lado a lado hasta que el clavo termino por clavarse profundamente en la tabla bajo mi escroto, el dolor fue monumental casi me trago mi propia lengua del alarido que peque, que por supuesto la mordaza se encargo de apagar.

Con mi cuerpo aun convulsionando de dolor tomo otro clavo igual para hacer lo mismo con mi otro testículo que fue traspasado con un solo golpe del martillo, de nueva cuenta para quedar bien clavado en la tabla.

El hombre no de detuvo hasta que atravesó cada uno de mis testículos con dos de aquellos largos clavos de acero, cuando eso sucedió, el se subió sobre de mi para colocar sus nalgas prácticamente sobre mi rostro, mi nariz quedo entre sus nalgas, el se inclino tomo mi pene de 28 cm de largo para tragárselo de una sola vez, sentía mi glande profundo en su esófago.

Aquel hombre despegaba sus nalgas de mi rostro cada que se introducía mi erección en su boca, para volver a pegar sus nalgas a mi rostro cuando se la sacaba aquella mamada duro 10 o 15 minutos para luego de colocarse de cuchillas frente a mí, tomar mi pene e introducírselo en su ano, mi pene desapareció dentro de sus intestinos por completo, mientras el subía y baja sobre mí, se masturbaba con una mano con la otra se apoyaba sobre mi ya empapado cuerpo de sudor.

Me cabalgo por espacio de 25 minutos gimiendo de placer, hasta que se vino, pero sin dejar que me corriera, cada que estaba por hacerlo pese al terrible dolor que estaba sintiendo el me apretaba mis huevos sangrantes llego el punto en que además de sangre algo de un liquido amarrillo se mezclaba con la sangre o salía puro por las comisuras de los clavos, cuando termino de venirse abundantemente sobre mi pecho que fueron cuatro grandes chorros de su espeso semen, quedo montado sobre de mi jadeante, hasta que se recupero por completo de su orgasmo,

Una vez repuesto de nuevo comenzó a moverse, esta vez con sus dos manos sobre mi pecho, moviendo sus nalgas hacia arriba y abajo de forma desesperada, con cada nuevo sentón su esfínter me apretaba la base de mi palpitante erección haciéndome gemir de dolor y placer al mismo tiempo dado que sus nalgas bajaban tanto que hacían contacto con los clavos en mis huevos lo que me hacia estremecer.

Aquello no hizo más que empeorar, ya que el ritmo en que se movía iba en aumento con cada sentón que me daba, para ese momento estaba con la mirada perdida por el dolor y placer que estaba sintiendo la saliva bajaba por mis mejillas, con mi cuerpo temblando de dolor como de frio pues estaba completamente empapado en sudor y el aire acondicionado del lugar estaba fuerte.

De pronto comencé a sentir como mi pene comenzó a tener fuertes contracciones, me prepare para sentir otro terrible dolor pero para mi sorpresa total, el comenzó a moverse más aprisa, con desesperación jadeando, hasta que de forma brutal termine por venirme de manera explosiva dentro de las entrañas de aquel hombre.

Que con su mirada fija en mis ojos permaneció quieto, mientras chorro tras chorro de mi espesa leche broto de mi pene, con tal fuerza que parecía que mi pene iba a estallar en cualquier momento de pronto aquel hombre hizo un brusco movimiento de su pelvis, que fracturo mi pene no solo en un solo lugar sino en dos, mis ojos casi se me salen de mis orbitas por el inmenso dolor que recorrió todo mi cuerpo de forma instantánea mi pelvis como acto reflejo se levando pese a tener a ese hombre en cima pero como mis huevos estaban clavados en aquella tabla sentí como mi pene se desgarro, lo que aumento el dolor y me desmaye de inmediato.


** ** ** ** ** ** **

Me desperté en un hospital ahí me entre que me había encontrado casi muerto en un callejón cinco días atrás, también me entere que los médicos tuvieron que amputarme mi pene cuyo daño fue imposible de reparar, pero no solo eso también mis testículos tuvieron que ser amputados al presentar gangrena.

Me desmaye como un hombre y desperté como un eunuco nulo para el resto de mi vida, del hombre que ocasiono todo aquello nada se sabe, pese a la descripción que le día a la policía han pasado 10 años y aun no dan con su paradero.

Mientras tanto tengo que tomar fuertes medicamentos para poder dormir por las noches ya que sin ellos tengo horribles pesadillas en donde revivo todo lo vivido a manos de ese hombre duran aquella “Tortura Inesperada”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

TOMMY CRUEL VIDA

La vida de Tommy no fue fácil, sus padre murieron en un accidente en la que el mismo estuvo involucrado, apenas con 1 años de nacido, todos consideraron que hubiese salido casi ileso luego de ese terrible choque entre ambos autos como un milagro, Tommy fue dar a una casa hogar en donde contrajo una serie de enfermedades una tras otra por lo que ninguna pareja lo quiso adoptar al considerarlo demasiado enfermizo, a los 5 años fue enviado a un orfanato cuyo personal lo trataba mal por ser demasiado travieso......


TOMMY CRUEL VIDA
La vida de Tommy no fue fácil, sus padre murieron en un accidente en la que el mismo estuvo involucrado, apenas con 1 años de nacido, todos consideraron que hubiese salido casi ileso luego de ese terrible choque entre ambos autos como un milagro, Tommy fue dar a una casa hogar en donde contrajo una serie de enfermedades una tras otra por lo que ninguna pareja lo quiso adoptar al considerarlo demasiado enfermizo, a los 5 años fue enviado a un orfanato cuyo personal lo trataba mal por ser demasiado travieso. A los 14 fue adoptado por un rico empresario que lo convirtió no en su hijo sino literalmente en uno mas de sus perros.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ZOOFILIA] [ESCLAVITUD]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





La vida de Tommy no fue fácil, sus padre murieron en un accidente  en la que el mismo estuvo involucrado, apenas con 1 años de nacido, todos consideraron que hubiese salido casi ileso luego de ese terrible choque entre ambos autos como un milagro, Tommy fue dar a una casa hogar en donde contrajo una serie de enfermedades una tras otra por lo que ninguna pareja lo quiso adoptar al considerarlo demasiado enfermizo, a los 5 años fue enviado a un orfanato cuyo personal lo trataba mal por ser demasiado travieso, por lo que siempre estaba castigado.

A los 10 años una nueva directora del orfanato llego, la cual impuso mano de hierro en el lugar, Tommy ya no solo recibía regaños y sanciones sino que recibía castigo físicos el preferido de la directora era los azotes en sus nalgas algunas veces le azotaba su pequeño pene sin circuncidad de tal forma que a Tommy le ardía durante semanas aun solo orinar, cuando la pubertad llego las cosas solo hicieron empeorar para el ahora adolescente, pues los castigos ya no solo eran físicos sino también humillantes para un hombre de su edad.

Uno de os castigos preferidos de la directora en aquella época era hacer que Tommy se masturbara hasta acabar con ella dándole nalgada tras nalgada que solo se detenían hasta que él se venía, pero la directora harta del mal comportamiento de Tommy se dispuso a deshacerse de él, lo puso a la venta en una subasta al mejor postor incluso le tomo fotos desnudo hasta con erección para poder poner las fotos en la subasta el ganador fue un tal León Weinster un rico empresario de origen alemán, tres semanas más tarde un hombre de sus confianzas se presento en el orfanato.  

Tommy fue informado de su adopción, para ese momento los papeles de índole legal estaban completados y le fueron entregados a dicho hombre, Tommy puso miles de objeciones pero no tuvo más remedio que irse con aquel hombre que no dijo ni una sola palabra en todo el camino, el lujoso auto tardo dos horas en llegar a su destino, se detuvo ante un gran enrejado bien custodiado con guardias armados, para continuar su vieja luego de las revisiones de seguridad, por espacio de 1:30 horas más hasta que Tommy pudo ver una gran mansión mejor dicho un castillo que cada vez se hizo más grande.


** ** ** ** ** ** **

Tommy fue conducido por el hombre que manejo el auto hasta ese lugar hasta una amplia como lujoso habitación, ahí y solo ahí le dijo “espera aquí muchacho pronto el Sr. Weinster vendrá”, luego el hombre se marcho sin decir nada más, Tommy espero en aquel lugar por espacio de una hora hasta que un imponente hombre de 1.90 metros de alto algo obeso, totalmente calvo portando un elegante traje de color blanco se presento.

-“Soy León Weinster, Tommy tu nuevo Amo”.
- ¿Amo?

Pregunto Tommy que no entendía aquello la respuesta de León fue la de darle un fuerte manotazo que hizo volar a Tommy hasta el suelo, León se acerco al adolescente para decirle de forma calmada con una expresión de malicia en su rostro.

-“Los perros no hablan Tommy, ¡desde que entraste en mi propiedad ya no eres más un humano sino que eres uno más de mi perros! ¿Entendiste?

-S…“

Iba a decir si, Tommy pero León alzo su mano para darle otro manotazo por lo que Tommy apenas se limito a asentir con la cabeza, León Weinster sonrió y en vez de golpearlo le acaricio su cabello como si fuera un lindo cachorrito al que quería recompensar.

León le ordeno a Tommy que se desnudara cosa que hizo, luego tomo un timbre y un hombre entro en la habitación  León Weinster le dio instrucciones al hombre para que llevara a Tommy a las perreras para que conociera su nueva habitación, además de que conociera a sus nuevos hermanos, luego debía llevarlo a la sala de aseo en donde se le debía retirar todo el vello de su cuerpo, el hombre se inclino ante León Weinster como si fuese de la realeza y se marcho con Tommy.

Algunos minutos más tarde Tommy se horrorizo al que su nueva habitación era una perrera con puerta de barrotes de metal, a su lado otras decenas de perrera similares, ocupadas por otros adolescentes desnudos como el sin vello algo en sus cuerpo y perros de verdad entre ellos gran Danes, pastor Alemán, doberman, y de otras grandes razas que incluso le llegaban al pecho a Tommy aun en cuatro patas, los perros como los otros adolescentes al ver a Tommy comenzaron a ladrar incluso los adolescentes aquellos ya no eran humanos habían sido transformados de algún modo en animales.

Luego de eso Tommy fue llevado a una gran habitación en donde se le ordeno acostarse boca arriba primero y fue asegurado se le colocaron uno lentes protectores para que el laser no afectara sus ojos cuando este quemo cada uno de los poros de la piel de Tommy el hombre que supervisaba todo usando una pequeña escobilla retiro todo el vello púbico, del vientre, axilas y piernas para dejar al adolescente completamente lampiño del frente, luego se procedió a hacer lo mismo con la parte de atrás, el hombre incluso le abrió las nalgas a Tommy para que láser actuara sobre su ano.

Luego de quedar su cuerpo sin vello o posibilidad de que vuelva a crecer, el láser incluso actuó sobre el rostro de Tommy, lo que impediría que le creciera barba o bigote en un futuro, apenas terminar Tommy fue llevado a su perrera en donde permaneció esa noche llorando ante los aullidos lastimosos de los otros perros y adolescente en su misma condición el cansancio lo termino por vencer por lo que se quedo dormido sobre el suelo frio de cemento de la perrera, hasta la mañana siguiente en que despertado para que comiera su platón de perro de croquetas, remojadas en leche.

Tommy le dijo al hombre que dejo el platón.

-“Que asco ni creas que me comeré eso”.

El hombre miro a Tommy extrañado para luego darle una fuerte cacheta y repetir lo mismo que su padre adoptivo aunque para el no fuese su hijo el día anterior.

-“¡Los perros no hablan!”


** ** ** ** ** ** **

Así paso todo un año en que Tommy se acostumbro a la vida de perro,  pero su mente no había cedido, apenas aparentaba no como los otros que incluso habían olvidado hablar, Tommy llego a los 15 años, por lo que se ordeno que debía ser apareado, una tarde Tommy fue llevado a lo que parecía ser una bodega medio oscura ahí en el piso una estructura de metal, que era un tubo largo de 1.50 metro de largo en cuyos extremos dos tubo se cruzaban, que estaba bien anclado al suelo, sus muñecas fueron asegurados a grilletes a los tubos cruzados de un extremo, con sus tobillos también asegurados con grilletes en el otro extremo, Tommy quedo apoyado sobre sus rodilla y cocos lo que dejo sus genitales colgando entre sus piernas.

Pero lo que quedo más vulnerable de su cuerpo fueron sus nalgas, el hombre que lo llevo y aseguro cuando termino tomo un pote para luego tomar algo de su contenido que parecía ser algún tipo de gel, con su mano unto una generosa porción de ese gel sobre el ano de Tommy que hizo que todo su cuerpo se estremeciera.

El hombre se fue dejando a Tommy ahí, preguntándose que era todo aquello, al poco rato un gran perro raza Doberman, apareció al ver a Tommy ahí se acerco para lamerle el rostro, de pronto el pene de perro comenzó a poner duro, la expresión en el rostro del perro cambio de dócil y manso a la de desesperación, se traslado hasta detrás de Tommy.

Una vez ahí el can hundió su largo hocico entre las nalgas semi abiertas de Tommy que se estremeció al sentir la húmeda nariz del animal en aquella zona, pronto el animal comenzó a lamer su ano, mientras Tommy le suplicaba que dejase de hacer lo que estaba haciendo, en voz baja ya que no podía hablar fuerte por temor a que alguien lo escuchara hablar, pero nada de lo que dijo funciono.

Lo que Tommy ignoraba es que el gel que fue untado en su ano, estaba cargado de feromonas de perra en celo que volvía a los perros locos por tener sexo, aquel gel era usado por los criadores de perros para hacer que los machos montaran a la hembra que ellos querían.

De pronto Tommy se aterro cuando ese gran perro coloco sus dos patas delanteras sobre su espaldas y comenzó a pasar su rosado pene duro como si fuese de roca sobre su ano, buscando penetrarlo, el pero no desistió pese a que Tommy se movía para evitar ser penetrado pero sus movimientos solo ayudaron al perro a por fin penetrarlo, Tommy dio un quejido de dolor al ser desvirgado por el perro, el cual comenzó a jadear a un lado de su hombro derecho, mientras comenzó con sus embestidas de manera brutal.

Aquello se prolongo por 20 minutos, Tommy se vino sin más estimulación que la simple penetración del perro, con solo la estimulación de su próstata, el pero se vino dos veces dentro del Tommy en abundancia hasta que agotado se bajo de él para irse moviendo la colita de lo más contento, Tommy quedo ahí llorando sintiendo su ano palpitar con el semen del perro bañando sus huevos.

Pero aun sin recuperarse un gran pastor alemán apareció para rápidamente montarlo y comenzar a penetrarlo de forma rápida el pene del can era 19 cm enorme, Tommy sentía que estaba siendo destripado con cada nueva embestida, el pero jadeaba y su baba caía en la espalda del Tommy para luego bajar por sus hombros hasta el cuello.

Luego de ese gran perro otros tres perros abusaron brutalmente de Tommy antes de que de nuevo el hombre llegase a donde estaba el adolescente cuyo ano ya sangraba y rebosaba de semen perruno que salía de él, formando un gran charco de semen perruno entre sus piernas. 

Para ese momento Tommy estaba al borde del desmayo, el hombre entonces tomo los mojados huevos de Tommy los limpio con trapo limpió hizo lo mismo con su ano, aplicando bastante alcohol para desinfectar las heridas sangrantes que hizo gritar a Tommy por el dolor que eso le produjo.

-“AAAGGGAGAGAAYYYY”.

Luego el hombre sin que Tommy lo pidiese ver bien procedió a pasar sus dos lampiños testículos en medio de la liga castradora para después colocarla en la parte más alta del nacimiento de su escroto para liberar el seguro del elastrador.

La liga se contrajo de manera abrupta sobre el escroto de Tommy quien abrió los ojos grandes, al sentir el brutal apretón, dio un alarido de dolor para luego desmayarse.

Se despertó en su perrera aun sintiendo un gran dolor, sintiendo su ano latir con fuerza, aun filtrando algo del semen de los perros, pero el pero dolor provenía de su entrepierna ya era de noche por lo que apenas podía ver que algo le comprimía la parte alta de su escroto con sus manos sintió que eran dos ligas, pero por más que trato de quitarlas no pudo, por el contrario cada que trataba de quitarlas se revolcaba de dolor al sentir una terrible punzada en su bajo vientre incluso se vomito dos veces por el dolor.

El día siguiente fue terrible porque su escroto quedo de un color oscuro y su pene estuvo casi todo el día en erección, Tommy sentía unas terribles ganas de masturbarse y no lo pudo hacer hasta la noche pero cuando lo hizo sintió un dolor tan agudo al venirse que termino por desmayarse hasta la mañana siguiente en que fue llevado a una habitación.

Ahí el fue colocado sobre una mesa de examen tipo veterinario en cuatro patas, un hombre tomo su escroto completamente negro, ya sin sensibilidad, tomo una dijera y de un rápido corte cerceno el escroto de Tommy justo entre ambas ligas una de las ligas aun se quedo en su lugar por varios días hasta que sola se cayó.

Tommy lloro en silencio durante meses una vez castrado sus erección se fueron paulatinamente también se acostumbro a ser penetrado por aquello perros para los 17 años la mente de Tommy que había sido lucida ya no era más, su mente ya era la de un perro como la del resto de sus compañeros en las otras perreras.     


** ** ** ** ** ** **

Tommy pronto le dio la bienvenida a un lindo adolescente como él lo fue que ocupo la perrera de uno de los chicos perros que murió de neumonía recientemente, en su mente ya no había deseos de huir, hablar o tener sexo, Tommy para todo fin ya no era humano sino un perro de cuerpo y alma.

Ahora ya ni siquiera espera la muerta, pues ya no sabe lo que es, solo disfruta de cuando es llevado para ser penetrado por los perros que lo usan para desfogarse, es la vida que ahora vive para bien o para mal, sin importar que para muchos de ustedes pueda ser una para “Tommy una Cruel Vida”. 


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

TIERNA CASTRACIÓN

Mi auto se descompuso sin razón aparente en medio de la nada, espere por horas a que algún auto pasara pero ninguno asomo, por lo que al ver que el sol comenzaba a bajar me encamine en busca de ayuda pronto llegue a un camino de tierra con un letrero en el suelo que decía “Rancho Ramirez, pensando que podría encontrar ayuda o por lo menos un teléfono me encamine rumbo a ese rancho apenas llegar a las puertas, aquello que pareció más una prisión que un rancho recibí el impacto de un dardo tranquilizador en mi pecho......


TIERNA CASTRACIÓN
Mi auto se descompuso sin razón aparente en medio de la nada, espere por horas a que algún auto pasara pero ninguno asomo, por lo que al ver que el sol comenzaba a bajar me encamine en busca de ayuda pronto llegue a un camino de tierra con un letrero en el suelo que decía “Rancho Ramirez, pensando que podría encontrar ayuda o por lo menos un teléfono me encamine rumbo a ese rancho apenas llegar a las puertas, aquello que pareció más una prisión que un rancho recibí el impacto de un dardo tranquilizador en mi pecho. Era el inicio de mi nueva vida en la que viviría privado de todo placer para mi.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMDOM] [VIOLACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Con 30 años era un hombre atlético de buen cuerpo con abdominales y pecho marcados, mi pene era aun en estado flácido de 16 cm, digo era porque ya no lo es más, circuncidado desde que nací tenía un porte muy masculino, soltero por elección recorría el país por mi trabajo, que consistía en ventas de ropa interior masculina, la empresa donde trabajaba como supervisor de distribución exigía que se comprobaran los envíos de prendas a los diferentes almacenes y tiendas a las que eran enviadas por todo el país, muchos de esos viajes los realizaba por carretera.

En uno de esos viajes mi auto se descompuso sin razón aparente en medio de la nada, espere por horas a que algún auto pasara pero ninguno asomo, por lo que al ver que el sol comenzaba a bajar me encamine en busca de ayuda pronto llegue a un camino de tierra con un letrero en el suelo que decía “Rancho Ramirez, pensando que podría encontrar ayuda o por lo menos un teléfono me encamine rumbo a ese rancho apenas llegar a las puertas, aquello que pareció más una prisión que un rancho recibí el impacto de un dardo tranquilizador en mi pecho seguido de otro que me hizo perder la consciencia de inmediato.


** ** ** ** ** ** **

Me desperté desnudo sobre una plancha de metal con los ojos vendados, estaña con los brazos atados como estirados por arriba de la cabeza con mis piernas separadas me sentí tan vulnerable en ese momento como nunca antes varias voces femeninas preguntaron.

-¿Quién Eres?
-¿Qué haces aquí?
-¿Para quién trabajas?
-¿Estas solo?

Conteste a cada una de sus preguntar con la esperanza que me dejaran ir una vez que entendieran porque estaba ahí, sin embargo mis respuesta al parecer no las convencieron del todo.

Me torturaron por horas, azotándome, usando cera caliente que vaciaron sobre mi cuerpo, me golpearon en los huevos hasta el cansancio, pero no solo fueron golpes también fueron apretones, me los torcieron y pellizcaron me desmaye varias veces durante todo ese brutal proceso sintiendo terribles punzadas de dolor que se generaban desde mis huevos para luego estallar en mi bajo vientre provocándome que diera alaridos de dolor como nunca antes había dado en toda mi vida, aquel terrible maltrato sobre mis huevos, en el que poco falto para que los reventaran de lo brutales que fueron sus golpes, no se detuvo hasta que ellas estuvieron satisfechas de que decía la verdad.

Luego fui llevado a un cuarto que más bien parecía un gallinero, por como olía y su tamaño que no me permitía ponerme de pie sin inclinarme por lo que debí permanecer casi siempre de rodillas, seguí estando con los ojos vendados, pero ahora estaba con las manos fuertemente atadas a la espalda, aquello parecía ser una pesadilla ¿Quiénes eran esas mujeres?, ¿Por qué me mantenían secuestrado y prisionero? Esas eran solo algunas de las preguntas que me comencé a hacer.

De tanto en tanto una mujer venia a alimentarme y darme de beber, no sé cuánto tiempo hice en aquel lugar pero debieron ser no menos de 10 días estimo, al término de ese plazo escuche la pesada puerta de madera de la que se había convertido en mi celda abrirse, escuche unas botas hacer eco al acercarse a donde estaba, luego una manos suave femenina me tomo de hombro para llevarme hasta el centro de mi celda, ahí ella me dio un baño con esponja, quitando toda la suciedad de mi cuerpo que tanto necesitaba con urgencia.

Cuando termino de bañarme lo cual hizo de una manera muy sensual sin decir palabra alguna me seco con un pequeña toalla, todo esto lo sentía pues tenía los ojos vendados, luego me susurro al oído derecho una voz femenina que me hizo estremecer de lo sensual que lo dijo.

-¡Te voy a hacer gozar como nunca, disfruta porque será tu ultima vez como hombre!

Aquellas palabras no las entendí pero me inquietaron aunque todo mi temor desapareció casi de inmediato cuando sentí una delicada mano comenzar a masturbarme de forma de lo más sensual como lenta que se pudiera hacer.

Sentí una aterciopelada mano comenzar a subir y bajar por mi pene que no tardo en quedar completamente en erección ostentando sus 23 cm, grueso con venas saltonas por todo el tronco con un glande rosa hinchado al máximo, no tarde en sentir como una boca rodeo de mi glande, para sentir una suave lengua, lugar con la parte baja de mi glande circuncidado que me hizo dar un gemido de placer.

-“AAAAAAAAHHHHH”.

Aquello era la gloria misma, aquella boca de labios carnosos como sensuales se fue tragando mi erección poco a poco, al cabo de unos minutos en los que no deje de gemir podía sentir una calidad respiración en donde alguna vez estuvo mi gran mata de vello púbico para ese momento afeitada por completo, sentía como mis colgantes huevos golpeaban una suave barbilla, aquello se prolongo por 10 o 15 minutos que me parecieron una eternidad.

Luego aquella boca que estaba seguro permanecía a una mujer, se saco mi palpitante pene para luego sentir como la punta de mi glande que ya filtraba gran cantidad de liquido pre seminal comenzó a ser restregado con la entrada de una vagina húmeda en extremo, sentí como mi glande se fue abriendo paso al interior de aquella vagina lentamente sintiendo como entraba milímetro a milímetro.

No tarde en comenzar a escuchar gemidos, aquellos ruidos de lo más eróticos, además de excitarme a un más de lo que ya estaba me confirmaron que lo que tenía enfrente de mi muy probablemente en cuatro patas era una mujer, uno segundos más tarde mi pene estaba todo dentro de ella, sus nalgas se aplastaron contra mi pelvis lo que me hizo gemir de nuevo cuenta, como si aquello fuese mi primera vez, me sentía como un adolescente en ese momento.

-“¡DIOS, AHHHHHHHH!”

Ella se introducía y sacaba mi dura erección de su mojada vagina lentamente casi en cámara lenta, paro solo para meterla de forma súbita con mis huevos rebotando contra sus nalgas, aquello me estaba haciendo ver las estrellas de placer, aquello se prolongo por 20 o 25 minutos en los que sentí como ella se vino dos veces entre eróticos jadeos mientras bañaba con sus jugos calientes mi endurecido pene que no dejaba de entrar y salir de su interior, de pronto cuando mas gozaba sintiendo como mis huevos se contrajeron a mi pelvis listos para expulsar su contenido almacenado por más de una semana ella se saco mi pene de un interior.

Me dejo ahí con mi pene apuntando al techo, palpitante goteando sus juegos en una terrible frustración, la escuche moverse a mí alrededor hasta colocarse detrás de mí, sentí como sus suaves manos tomaron mis nalgas, las amasaron, las apretaron y acariciaron por varios minutos hasta que me las abrieron para sentir como ella hundió su rostro entre ellas, para comenzar a lamer mi ano que al sentir el contacto de su lengua se frunció, nunca nadie me había lamido aquella parte de mi cuerpo pero pese a todo me hizo gemir de nueva cuenta de placer.   

-“¡AAAAAAAAAAAAAHHHHHHH!”

Mientras aun seguía lamiendo mi ano, me hizo inclinar quede sobre mis rodillas con mi pecho sobre el piso, una de sus manos comenzó a masturbarme de nuevo pasándola entre mis piernas, pasado unos sabrosos minutos, sentí que algo fue colocado sobre mi ano, de inmediato supe lo que era, me iba a levantar, empecé a decir “¡No, No, No!” pero mis protestas de nada valieron antes de poder hacer algo sentí como aquel glande de plástico me penetro, desvirgándome analmente un segundo empujón hizo que mis nalgas se aplastaran contra la pelvis de ella.

-“¡AAAAAAAAAAYYYYYYYYY!”

Grite para luego morderme mi labio inferior de dolor, ella se quedo quieta por unos segundos pero no paso mucho para que comenzara con el mete saca de aquel dildo de plástico con el que me estaba penetrando.

Pase de ser abusado placenteramente a ser violado, pero mi pene por alguna razón pese al dolor que la penetración me estaba causando mi pene palpitaba fuerte endureciéndose aun más de lo que ya estaba, algo que por supuesto creí imposible mi pene estaba tan duro que me dolía, ya no gemía sino que gruñía de dolor pero al mismo tiempo de placer.

Pronto comencé a sentir como ella comenzó con su mete saca, lo que hizo que como si una corriente eléctrica recorriera todo mi cuerpo, luego de alguno minutos ya no gruñía gemía de placer hasta que de la nada sin mi pene estar siendo estimulado por mano o boca alguna, comenzó a tener fuertes contracciones hasta que un gran disparo de mi espeso semen broto de la punta seguido de un segundo, tercero y cuarto haciendo que todo mi cuerpo se sacudiera al sentir un gran placer conmigo gimiendo como pocas veces lo había hecho antes.

-“¡AAAAAAAAAAAAHHHHHHHH!”

Experimente el mayor orgasmo de mi vida, mientras estaba siendo penetrado, violado si ustedes quieren pero que me produjo al final el mayor placer de mi vida, cuando acabe de venirme aun con mi pene palpitando y goteando algo de mi semen, sentí como unos labios me besaron apasionadamente nuestras lenguas se entrelazaron con pasión cuando nuestras bocas se separaron escuche de nuevo decirme esta vez en mi oído izquierdo, con su voz sensual, que me hizo estremecer de nueva cuenta como la vez anterior.

-“¡Ahora tienes algo para recordar el resto de tu vida!”.


** ** ** ** ** ** **

Apenas terminar de decir esas palabras sentí como una de sus manos se cerró sobre mis huevos, fuerte, apretándomelos de manera brutal los retorció con fuerza fue tal la rudeza que grite de dolor, y me desmaye al no poder una enorme punzada dolorosa como no tienen ni idea.

Cuando desperté estaba muy adolorido pero ya no estaba en mi celda como me dio por llamar en donde estaba, sino de nueva cuenta estaba sobre la mesa de metal en la que me colocaron en un principio dijo eso supongo porque seguía sin poder ver nada pues tenía los ojos vendados aun.  

Sentí algo en la base de mi escroto, era metálico como un anillo que lo rodeaba, pero no lo apretaba, luego sentí una mano femenina de nuevo acariciar mis adoloridos huevos mi cuerpo se arqueo por el dolor, quise gritar pero la mordaza colocada en mi boca apenas dejo escapar uno leves mugidos, lentamente la mano comenzó a darle vuelta a mi escroto gasta que completo una primer vuelta de 180º, lo que por supuesto mi hizo retorcerme de dolor absoluto, luego sentí como una boca comenzó a hacer una rica mamada a mi pene en completa erección.

Mientras otra vuelta en la misma dirección que la primera comenzó a darse, me retorcía de placer y dolor mientras la segunda vuelta de 180º se completo, mi pene continuo siendo succionado mientras vuelta tras vuelta le eran dadas a mi escroto a la decima vuelta me vine con fuerza como nunca antes la boca con mi pene en su interior se bebía cada una de mi fuerte eyaculación sin desperdiciar ni la más mínima gota de mi leche viril cuando acabe de venirme escuche como un motor se acciono lo que hizo que me inquietara de inmediato.

Pero tuve poco tiempo para inquietarme pues casi de inmediato comencé a sentir como mi escroto comenzó a dar vueltas sobre su propio eje de manera vertiginosa, el dolor se torno simplemente descomunal, además comencé a sentir como mi escroto era jalado con fuerza hacia arriba tuve que comenzar a subir mi pelvis para tratar de aliviar en algo el dolor pero que de podo sirvió, el dolor solo hizo aumentar y aumentar con mi nalgas ya separadas de la mesa de metal por lo menos 20 cm estaba en una agonía inimaginable en ese momento.

De pronto en medio de esa océano infernal de dolor sentí una fuerte punzada en mis huevos para luego sentir como estos fueron arrancados de mi entrepierna brutalmente, mis nalgas cayeron súbitamente para golpear la mesa de metal, el dolor era horrible todo mi cuerpo se sacudía con convulsiones atroces, de pronto en medio de todo aquello como si no fuese suficiente sentí que algo quemo la parte paga de mi glande hinchado al máximo para luego sentir ese mismo calor abrazador sobre donde debería estar el nacimiento de mi escroto que luego supe fue cuando cauterizaron la herida sangrante de mi castración.


** ** ** ** ** ** **

Termine siendo vendido como esclavo sexual a un rico hombre de Asía quien no duda en humillarme, violarme y usarme en todo tipo de tareas de lo más humillantes, repugnantes y bestiales, incluso he sido violado por sus perros y por un burro.

En algo aquella mujer que nunca vi pero de la que recuerdo su voz a la perfección tenía razón aquello que paso en mi celda me daría algo que recordar para el resto de mi vida, dado que sin mis huevos he engordado, mi pene se encogió con el tiempo perdiendo toda capacidad para tener una erección.

Si soy un eunuco para el resto de mi vida, y según me cuentan algunos otros esclavos de mi Amo que son eunucos como yo, que fui afortunado al conservar mi pene y por la forma en que fui cortado en comparación a como lo fueron ellos, la mía fue una “Tierna Castración”.     


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro esta Historia



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

TIENDA DE MASCOTAS

Empezamos con los típicos besos y manoseos, a veces en el trabajo, en la bodega o cuartos de revisión de la tienda ya que su padre era veterinario, por lo que además de tienda también atendía a sus peludos pacientes ahí, en su mayoría perros y gatos. Llevábamos planeando tener sexo durante algunos días y habíamos quedado ir a un motel de la ciudad un fin de semana pero el jueves anterior a eso sucedió algo inesperado......


TIENDA DE MASCOTAS
Empezamos con los típicos besos y manoseos, a veces en el trabajo, en la bodega o cuartos de revisión de la tienda ya que su padre era veterinario, por lo que además de tienda también atendía a sus peludos pacientes ahí, en su mayoría perros y gatos. Llevábamos planeando tener sexo durante algunos días y habíamos quedado ir a un motel de la ciudad un fin de semana pero el jueves anterior a eso sucedió algo inesperado. Nuestra pasión tendría consecuencias nefastas para mi por el resto de mi vida.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PADRES]



Categoria: Adolescente      Autor: Arzk & DarkSoul





La conocí en aquella tienda de mascotas, trabajaba ahí temporalmente mientras continuaba mis estudios, tenía 17 y ella 19 años era la hija del dueño. Físicamente era una chica guapa, de 1.65 de altura, complexión delgada, con unas tetas pequeñas, firmes y deliciosas, un trasero tremendamente redondo como sexy que me encantaba ver. Al principio casi no hablaba con ella pero fue cuestión de un par de meses que empezáramos a salir juntos, primero en plan de amigos, hasta que poco a poco se volvió algo más serio.

Empezamos con los típicos besos y manoseos, a veces en el trabajo, en la bodega o cuartos de revisión de la tienda ya que su padre era veterinario, por lo que además de tienda también atendía a sus peludos pacientes ahí, en su mayora perros y gatos. Llevábamos planeando tener sexo durante algunos días y habíamos quedado ir a un motel de la ciudad un fin de semana pero el jueves anterior a eso sucedió algo inesperado, estaba en la parte de arriba de la tienda buscando algo cuando ella entró, estábamos solos y ella se portaba de un modo raro.

Cuando me acerqué a ella me abrazó fuertemente y no dijo nada, comencé a besarla mientras la presionaba contra mí, en un momento bajé mis manos a sus nalgas para empezar a masajearla, ella gemía, sin decir nada solo se dejaba hacer, de repente metí mi mano dentro de su pantalón y su calzoncito, por detrás, alcancé a rozarle la vagina ya empapada por lo que sentí, no era la primera vez que la tocaba así dado que ya otras veces antes de dejarla en la puerta de su casa teníamos que subir 3 pisos de escaleras por lo que aprovechaba para masturbarla, un par de veces hasta el orgasmo, en esa ocasión teníamos más riesgo de ser descubiertos, sin embargo ella estaba excitada pero encantada al mismo tiempo.

Seguimos un poco más hasta que oímos ruidos y nos separamos. En ese momento faltaban un par de horas para terminar mi turno. Unos minutos después platicamos y me dijo que tenía muchísimas ganas, así que decidimos ir al hotel ese mismo día, durante el resto de la tarde nos la pasamos manoseándonos a cada oportunidad y fue bastante divertido en ciertas ocasiones, cómo cuando le levanté la blusa para lamer sus pezones con mi lengua, justo en ese momento escuchamos que su padre salía de terminar de castrar a un perro.

Ella tuvo que ocultarse mientras yo salí huyendo para evitar ser descubierto pero ninguno de los sabíamos que su padre había mandado instalar cámaras de seguridad ocultas por lo que muchas de nuestras acciones estaban siendo grabadas. Al fin salimos de trabajar y nos dirigimos al hotel más cercano que encontramos, nada más entrar comencé a besarla apasionadamente mientras la manoseaba toda. La desnudé hasta dejarla sólo con su calzoncito, color amarillo muy bonito. Nunca le había visto sus tetitas completamente al aire y me encantó, debo decir que siempre me han gustado las mujeres de tetas pequeñas, Andii tenía unas tetas redondas, pequeñas pero muy sabrosas y firmes.

La acosté en la cama y comencé a pasarle la lengua por todos lados, ella solo gemía mientras se retorcía, al llegar a su vagina no le quité la ropa interior, solo la hice a un lado y comencé a pasar mi lengua suavemente por esa rajita empapada. Ella me suplicó que la penetrara, entonces me puse un condón y me coloqué entre sus piernas, listo para embestirla. Mi pene comenzó a abrirse paso lentamente al principio, pues a pesar de la humedad ella estaba muy apretada, lo cual hacía que se sintiera increíblemente rico mientras la penetraba.       

Nos desnudamos totalmente y la puse en cuatro patas sobre la cama, la visión de sus nalgas con su vagina peludita escurriendo jugos era deliciosa, la tomé por la cadera para comencé a penetrarla así más y más duro, no pasó mucho tiempo hasta que ella comenzara a tener un orgasmo que la dejó medio inconsciente. Yo quería seguir pero ella decía que estaba adolorida, así que la acosté boca abajo para comenzar a pasar mi lengua muy suavemente sobre su clítoris hasta llegar a su ano.     

Pasaron unos 5 minutos así cuando ella me dijo que quería ser penetrada de nuevo, esta vez me acosté sobre la cama y ella comenzó a cabalgarme, en esa posición mi pene le llegaba hasta lo más profundo y ella gemía encantada mientras yo veía moverse esas tetitas pequeñas y de vez en cuando le daba unos jaloncitos en los pezones que la hacían enloquecer de placer.         

Seguimos así un poco más hasta que empecé a sentir que me corría, mi erección comenzó a tener fuertes contracciones, se lo dije y ella se movió mucho más rápido, aquello fue supremo, pese al condón ambos estábamos gozando increíblemente, mi pene no tardo en explotar con lo que los dos acabamos casi al mismo tiempo fueron cuatro potentes disparos lo que llenaron el condón de mi espesa leche, mientras jadeaba y le apretaba fuerte las lindas tetitas de ella que también arqueo el cuerpo al sentir un tremendo orgasmo.

Nos quedamos en la cama durante un rato y luego nos dimos una ducha rápida. Esa fue nuestra primera vez juntos pero no la única pues seguimos haciéndolo incluso en la tienda de mascotas lo que debo decir fue un error.

Unas tres semanas después de aquella vez en ese hotel, Andii y yo seguimos haciéndolo como conejos, cada que teníamos oportunidad, hasta una tarde en que ella tuvo que ir por orden sé su padre a comprar algunos suministros para la tienda por lo que me quede solo con su padre, al cabo de unos minutos de la partida de ella, su padre le mando llamar, escuche su voz desde el otro lado de la tienda. Fui a ver que deseaba apenas abrir la puerta sentí un pinchazo en el cuello de un dardo tranquilizador que me hizo caer al suelo inconsciente prácticamente al instante.

Cuando recobre el conocimiento estaba amarrado a la mesa de acero inoxidable que el padre de Andii usaba para castrar a las mascotas de los clientes estaba apenas en slip, con una mordaza en la boca, lo que obviamente me hizo entrar en pánico. Luego escuche la puerta abrirse y era el padre de Andii quien llevaba guantes de látex, un gorro, un cubre bocas, una largo mandil sosteniendo una charola de instrumentos cubiertos con un paño estéril que saco de una hoya como siempre lo hacía.

El se coloco a mi costado ante mi mirada aterrada, coloco la bandeja a un costado la destapo para tomar una tijera, con la que corto las laterales de mi slip. Luego de un fuerte jalón me despojo de ropa interior para quedar completamente desnudo. El tomo luego un péquela maquinilla de afeitar eléctrica con la que rasuro toda mi entrepierna, me hizo algo de daño cuando depila mi escroto pues lo hizo sin ningún tacto. Una vez con mi escroto sin vello alguno, lo baño en yodo para desinfectarlo. Para proceder a tomar un afilado bisturí que me mostro.

-“Te voy a quitar las ganas de estar manoseando a mi Hija bastardo”.

Dijo el padre de Andii momentos antes de hacer una larga incisión en mi escroto sin usar anestésico alguno, todo mi cuerpo se tenso por el dolor el coloco poco después un espejo sobre mí para que pudiera ver lo que estaba haciendo. Ante mi estupor total el extrajo de mi escroto uno a uno mis dos testículos, que estaban envueltos en dos sacos gelatinosos, los cuales el se encargo de retirar para dejar al descubierto mis dos testículos. Uno a uno, los corto separándolos de mi cuerpo.

Debí desmayarme varias veces durante el proceso, luego de pasar a ser un eunuco el padre de Andii, me coloco dos prótesis testiculares en el lugar que ocupaban mis testículos reales, pero no del tamaño correcto, sino mucho más chicos, para después suturar todo, apenas unos cuantos puntos pequeños bastaron para que todo acabara. Luego me coloco una pequeña venda, me inyecto con antibióticos y analgésicos antes de desatarme. Cuando lo hizo me dijo acercándose a mi oído derecho mientras las lagrimas rodaban por mis mejillas sin control.

-“Ahora eres un perro castrado, si no quieres que todos se enteren no dirás ni una palabra de lo ocurrido aquí, de lo contrario aunque vaya a prisión pondré tu video en internet”

-“¿Entendiste?”

Apenas logre asentir con la cabeza, luego él se marcho pero antes de salir de la habitación dijo, “Cuando estés listo vístete y márchate ahí hay dinero en un sobre, no te quiero volver a ver cerca de la mi tienda o de mi hija, si te vuelvo a ver te arranco tu pene”.

Tarde casi una hora en poder ponerme de pie, con mucho trabajo me coloque el pantalón, luego la camisa, tome el sobre lo metí en mi bolsillo y me marche dando pasos pequeños, tarde varias semanas en recuperarme por completo.

Andii apareció algunas semanas después, estaba preocupada porque no le contestaba sus llamadas ni sabía nada de mí, ella quería una explicación de mi desaparición, al principio no se la quería dar pero ella insistió hasta que en medio de sus gritos, lagrimas y reclamos en un apartado rincón de un parque cerca de mi cada le dije lleno de frustración que fue algo que necesitaba en ese momento, para desahogarme o de lo contrario iba a estallar, se lo grite sin más.

-“TU PADRE ME CASTRO”.

Los ojos de Andii se abrieron grandes como si no pudiera creer lo que acaba de escuchar, con lagrimas rodando por su mejillas dijo luego de algunos segundos en los que ambos llorando estuvimos en silencio.

 -“¿Mientes, dime la Verdad?”

Molesto, por su pregunta, me la lleve detrás de un arbustos lejos de donde alguien nos pudiera ver, me baje el pantalón y el slip pera mostrarle la herida que aun no había cicatrizado del todo en medio de mi aun depilado escroto, los ojos de Andii ya no se contuvieron eran un rio de lagrimas, ella solo me abrazo para decir.

-“Lo Siento, Lo Siento Mucho”.

Andii fue un gran soporte durante los meses siguientes, poco a poco comencé a notar que su vientre crecía mi sospecha se hizo realidad cuando ella me confirmo que estaba embarazada de cuatro meses, ella huyo de su casa, nos casamos apenas cumplí 18 años, con ella de siete meses de embarazo. Nuestro hijo único hijo nació dos meses después, mis padres nos han apoyado mucho ahora con mi hijo de 5 años estoy por terminar mi carrera de ingeniero civil.

Aun puedo tener sexo con Andii pero aunque me gusta hacerla gemir de placer, me encantaría volver a sentir aquel supremo orgasmo que sentí en aquel hotel nuestra primera vez juntos, antes de ser castrado por su padre en aquella “Tienda de Mascota”.




Historia Original Aquí.

   





Autor: Arzk & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul