NO ERA EL CHICO DE JENGIBRE

Había una vez un niño travieso. Su papá y su mamá le dijeron que nunca jugara demasiado lejos de la casa, porque había un montón de criaturas peligrosas en el bosque. Pero él no los escuchó, y un día fue a explorar los bosques por sí mismo......


NO ERA EL CHICO DE JENGIBRE
Había una vez un niño travieso. Su papá y su mamá le dijeron que nunca jugara demasiado lejos de la casa, porque había un montón de criaturas peligrosas en el bosque. Pero él no los escuchó, y un día fue a explorar los bosques por sí mismo.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [SOBRENATURAL]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo





Había una vez un niño travieso. Su papá y su mamá le dijeron que nunca jugara demasiado lejos de la casa, porque había un montón de criaturas peligrosas en el bosque. Pero él no los escuchó, y un día fue a explorar los bosques por sí mismo.

Después de unas horas, se perdió. También necesitaba orinar.

Abrió la cremallera y sacó su pene, pero no sabía dónde sería un buen lugar para orinar. Así que caminó, tomando su nariz con una mano, y sosteniendo su pene con la otra.

Muy pronto, se encontró con una gran tortuga al lado del camino que estaba recorriendo, por lo que el niño dijo:

-"Señor. Tortuga, Sr. Tortuga, ¿dónde puedo orinar? Pregunto el niño.

Y la tortuga, que era en realidad una tortuga carnívora, miró al pene del chico y pensó que sería un sabroso bocadillo, por lo que le dijo.

-"Puedes orinar dentro de mi boca, pequeño, Tengo mucha sed y podría tomar una poco de ella.

El chico nunca había orinado dentro de la boca de nadie antes. Pensó que beber pis era asqueroso, pero tal vez a las tortugas les gustaba. La tortuga abrió sus mandíbulas y esperó. El muchacho apuntó su pene a la tortuga y separó sus pies.

-"¡No, no así!" Dijo la tortuga.
-¡Vas a mojar mi caparazón y perdere la mayor parte! Acércate".

El muchacho se acercó a la tortuga.

-"Más cerca". Dijo la tortuga.

El muchacho se puso de rodillas delante de la tortuga.

-"Pégalo en mi boca". Dijo la tortuga.

Así que el chico pegó su pene dentro de la boca de la tortuga. De repente, las mandíbulas de la tortuga se cerraron con fuerza ¡SNAP! ¡Pero el chico había saltado atrás, justo a tiempo!

-¡Has intentado morderme el pene! -gritó el muchacho.
-“Así es” Dijo la tortuga con enojo. ¡Y cuando te atrape, lo devoraré todo!

-"¡Hah!" Dijo el muchacho. "Puedes correr y correr lo más rápido que puedas, pero nunca me atraparás, ¡porque tengo un pene y dos buenos huevos!"

Y el chico se dio la media vuelta y salió corriendo. La tortuga se cansó rápidamente y se rindió. El muchacho frenó y todavía necesitaba orinar.

Se encontró con un prado cubierto de hierba, donde dormía un zorro marrón. El muchacho dijo,

-"Señor. Zorro, Sr. Zorro, ¿dónde puedo orinar?"

El zorro se despertó y miró el pene del chico y pensó que sería un sabroso bocadillo, por lo que dijo,

-"Puedes orinar dentro de mi boca, pequeño. Tengo mucha sed y puedo tomar una copa.

El chico pensó que era extraño que el zorro dijera lo mismo que la tortuga, pero tenía que orinar, así que dijo:

-"DE ACUERDO".

El zorro se puso en pie, abrió las mandíbulas y esperó. El muchacho apuntó su pene al zorro y separó sus pies.

-"¡No, no así!", Dijo el zorro. "¡Solo conseguirás que mi piel se moje y desperdicie la mayor parte de ella! Acércate".

El muchacho se acercó al zorro.

-"Más cerca", dijo el zorro.

La boca del zorro estaba tan alta como el pene del chico, así que todo lo que tenía que hacer era caminar.

-"Pégalo a mi boca". Dijo el zorro.

Así que el chico pegó su pene dentro de la boca del zorro.

De repente, las mandíbulas del zorro se cerraron ¡SNAP!

-¡Pero el chico había saltado atrás, justo a tiempo!
-¡Has intentado morderme el pene! -gritó el muchacho.
-Así es -dijo el zorro, enfadado-. ¡Y cuando te atrape, lo devoraré todo!

-"¡Hah!" Dijo el muchacho. "Puedes correr y correr lo más rápido que puedas, pero nunca me atraparás, porque tengo un pene y dos buenos huevos!"

Y el chico se dio la media vuelta y salió corriendo. El zorro era un corredor mucho mejor que la tortuga, pero el muchacho era todavía más rápido que el zorro, y se alejó de él.

Ahora el chico realmente necesitaba orinar con urgencia. Se encontró con una chica vestida de rosa, que estaba sentada en un tronco de árbol, cepillándose el cabello. El muchacho dijo,

-"Niña, niña, ¿dónde puedo orinar?"

La niña dejó de cepillarse el cabello para mirar al chico, que sostenía su pene con ambas manos y haciendo el baile la urgencia por orinar. Ella sabía lo que era un pene, y sabía que solo los niños los tenían. Su estómago gruñó. Hmmmm...

"Puedes orinar dentro de mi boca, pequeño. Tengo mucha sed y puedo tomar una copa.

El chico pensó que era extraño que la niña dijera lo mismo que la tortuga y el zorro, pero realmente necesitaba ir mal, así que dijo:

-"DE ACUERDO".

La niña apoyó los codos en el tocón del árbol y apoyó la barbilla en las palmas de la mano con la boca abierta y esperó. El chico apuntó su pene a la chica y apartó sus pies.

"¡No, no así!" Dijo la niña. "¡Sólo conseguiremos que mi vestido se moje y desperdicie la mayor parte de la orina! Acércate."

El muchacho se acercó a la chica.

-“Más cerca”. Dijo la muchacha-.

La boca de la niña estaba tan alta como el pene del chico, así que todo lo que tenía que hacer era caminar.

-"Pégalo a mi boca". Dijo la muchacha.

Así que el chico pegó su pene dentro de la boca de la chica.

De repente, ¡la boca de la chica se cerró de golpe!

¡Pero el chico había saltado atrás, justo a tiempo!

-¡HAS INTENTADO MORDERME EL PENE! Gritó el muchacho.
-Así es -dijo la niña con enojo-. ¡Y cuando te atrape, lo devoraré todo!

"¡Hah!" Dijo el muchacho. "Puedes correr y correr lo más rápido que puedas, pero nunca me atraparás, porque tengo un pene y dos buenos huevos!"

Y el chico se dio la media vuelta y salió corriendo.

La chica fue tras él. Ella dijo,

"¿Oh si? Bueno, no necesito un pene y dos huevos para atraparte! ¡Tengo transmisión automática! "

El muchacho ya estaba cansado de todo el correr que ya había hecho, pero la chica no lo estaba. Cada vez que la miraba por encima del hombro, ella se acercaba cada vez más a él. Gimiendo, comenzó a orinar mientras corría. La chica pensó que era gracioso y se rió.

Ella finalmente lo atrapó y lo hizo girar. Ella agarró el extremo de su pene con ambas manos, mientras él todavía tenía ambas manos a su lado de ella, y comenzaron a jugar a la guerra del remolcador con ella.

"¡Déjalo ir! ¡Vamos! -gritó el muchacho.

Riéndose, la muchacha luchó contra el niño sobre su espalda, y luego se sentó en su barriga, frente a su pene. La sostuvo de modo que la señaló hacia arriba y usó su falda para limpiarla y secarla. Luego se agachó y lo mordió con ansiedad mientras gritaba.

La muchacha se levantó de él, escupió su pene en su mano, y comenzó a mirarlo y sentir todo alrededor.

El muchacho, mientras tanto, se sentó y comenzó a frotarse entre sus piernas.

-"¡Owwww-ooooooo, me duele! ¡Duele mucho! ¡Me arrancaste mi pene! ¡Me mordiste el pene y me duele!", Gritó el chico.

La muchacha rió, se comió todo y se lamió los dedos.

-¡Y ese fue el final del chico travieso!




Historia Original Aquí.




Autor: Anónimo       Traductor: DarkSoul

MAESTRA DEMONIACA

Aquel año, Maleva tenía a un par que por su comportamiento lograron ganarse su mal versión desde prácticamente el primer momento que entro en el salón, sus nombres eran Marcos y Matías ambos de 15 años, eran parte de una pandilla que se dedicaba al robo de auto partes arrestados dos veces un arresto mas e irían directo al reformatorio algo que Maleva no quería ya que deseaba ser ella misma quien les diera la lección de sus vidas......


MAESTRA DEMONIACA
Aquel año, Maleva tenía a un par que por su comportamiento lograron ganarse su mal versión desde prácticamente el primer momento que entro en el salón, sus nombres eran Marcos y Matías ambos de 15 años, eran parte de una pandilla que se dedicaba al robo de auto partes arrestados dos veces un arresto mas e irían directo al reformatorio algo que Maleva no quería ya que deseaba ser ella misma quien les diera la lección de sus vidas.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [ESCOLAR] [SOBRENATURAL]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Maleva era la maestro de grupo 3C de la secundaria del colegio especial para chicos problemáticos, todos ellos era adolescentes varones de 15 a 16 años, ese grupo era el que ningún maestro quería tener, eran los chicos más problemáticos y violentos de la escuela la mayoría de ellos permanecía a alguna pandilla o grupo, acusados de delitos como robo, asalto, lesiones e incluso violación, sin embargo Maleva había logrado tener a seis grupos seguidos sin ningún problema, incluso mucho de sus ex alumnos ya estaban en la universidad, incluso algunos a punto de graduarse.

Nadie sabía el motivo de su éxito, pero a nadie le importaba lo importante para la escuela como para su director era el éxito que tenia con esos chicos que nadie quería excepto ella, por alguna razón, pero Maleva guardaba un secreto no cualquier secreto sino uno diabólico literalmente ella no era humana sino que era un demonio, su misión en el mundo mortal era la de causar dolor y angustia entre los humanos lo había estado haciendo por los últimos tres mil años con mucho éxito pero ahora estaba centrada en una forma de dolor muy particular que le proporcionaba un inusitado placer también.

Aquel año, Maleva tenía a un par de alumnos que por su comportamiento lograron ganarse su mal versión desde prácticamente el primer momento que entro en el salón, sus nombres eran Marcos y Matías ambos de 15 años, eran parte de una pandilla que se dedicaba al robo de auto partes arrestados dos veces, un arresto más e irían directo al reformatorio algo que Maleva no quería ya que deseaba ser ella misma quien les diera la lección de sus vidas, que cambiaría no solo el curso de la misma sino también sus cuerpos para siempre.

Maleva por supuesto tomo la forma de una mujer voluptuosamente muy atractiva de cabello pelirrojo con grandes y redondas tetas, además de piernas largas muy bien torneadas, cintura estrecha con vientre plano que resaltaba aun más no solo sus tetas sino sus dos par de nalgas que eran paraditas como firmes, cualquier hombre que las veía tenía una erección inmediata por regla general, sin importar la edad, ella deseaba escarmentar a los dos adolescentes que además era los mejores amigos, por lo que una tarde les puso una trampa que ambos por supuesto no podrían resistir al estacionar no lejos de la escuela un coche último modelo.

Marco y Matías bromeaban mientras caminaban por la calle cuando vieron el auto ahí solitario de un intenso color rojo, la calle estaba solitaria y nadie lo cuidaba era el blanco más perfecto que alguna vez ambos se hubiesen topado, antes de que siquiera lo razonaran ambos tenían desatornilladores en las manos dispuestos a desvalijar el auto, cosa que procedieron a hacer sin mediar palabra alguna apenas se miraron y eso fue suficiente para que se pusieran manos a la obra sin pensar que aquello era una trampa literalmente infernal preparada para ambos.

Ambos adolescentes comenzaron con su labor expertamente quitando espejos laterales, luminarias delanteras como traseras, logo, parrilla, tapones y todo que pudieron meter en sus mochilas antes de dejar la escena a toda prisa, incluso se llevaron el auto estéreo y guía, apenas una hora más tarde estaban ya con el dinero luego de vender las piezas quitadas del auto que ignoraban era de Maleva, ambos se fueron a su casas muy contentos sin imaginar lo que estaba por pasar era viernes por lo que al otro día no tenían que ir al colegio, ambos llegaron a casa tomaron un baño y se fueron a dormir se sentían extrañamente cansados.

Ambos se quedaron dormidos prontamente sin darse cuenta lo hicieron al mismo tiempo al poco tiempo sus mentes soñaban, ambos estaban inmersos en un sueño compartido, en uno de los laboratorios de biología de su escuela estaba amarrados  de rodillas sobre dos mesas, apenas vestidos con sus trusas (slip) la de Marco era Azul y la de Matías verde en ambas se marcaba visiblemente un paquete al frente, ambos tenían collares negros en sus cuellos, Matías fue el primero que trato de hablarle a Marcos pero aunque sus labios se movían no salía nada de su boca parecido a palabras tan solo apenas audibles chillidos.

Ambos trataron de moverse pero pese a que lo intentaron con todas sus fuerzas no lograron mover ni uno de sus músculos, ambos adolescentes tenían cuerpos marcados, ambos de abdomen plano y pectorales definidos, con dos nalgas bien formadas, sus penes circuncidados eran de un tamaño respetable para un adolescente de su edad, de pronto se abrió una puerta y ambos adolescentes siguieron la sombra de forma femenina que se les acerco hasta quedar frente a ambos era su maestra Maleva pero con dos cuernos sobresaliendo de su cabeza y una larga cola muy delgada que terminaba en una punta de flecha en la punta.

Su ajustada blusa de color blanca con las mangas largas remangadas más alto que sus codos, la parte delantera de su blusa estaba desabrochada lo que dejaba sus grandes tetas casi al descubierto su sostén (corpiño) de color negro quedaba a la vista, y parecía que el botón por debajo de sus tetas estaba por salir despedido, portaba una minifalda negra tan corta que la parte inferior de la tanga que portaba era visible, su atuendo se completaba con un par de medias negras como por dos tacones negros de charol.

-“En verdad creyeron que no iba saber quien se robo las partes de mi auto. ¡MALDITAS RATAS DE QUINTA!” Grito Maleva.

Ambos adolescentes se miraron uno al otro aterrados, pero sus pensamientos fueron interrumpidos.

-“Pero no se preocupen les voy a dar una lección que nunca en toda su vida van a olvidar”. Dijo Maleva en un tono dulce.

Ella agito su larga cola, con la que golpeo el paquete de Marco, quien se retorció de dolor pero el golpe no solo le causo dolor sino que hizo añicos su trusa dejándolo desnudo, Maleva hizo lo mismo que Matías.

Ambos adolescentes quedaron desnudo y al poco tiempo ostentando dos completas como fuertes erecciones que Maleva se encargo de tomar con sus manos para comenzar masturbarlos, el dolor que el golpe con su cola les provoco en su genitales se desvaneció cuando su mano se poso sobre sus erecciones dando lugar a una muy agradable sensación de manera inmediata a ambos adolescentes, cuyos penes no tardaron en comenzar a filtrar de la punta abundante liquido transparente que Maleva de tanto en tanto recogía con la lengua, que pasaba por su glande de ambos causándoles más placer.

El temor que ambos sintieron al ver a su maestra con cola y cuernos se desvaneció por arte de magia y ahora ambos estaban gozando como nunca antes en su vida, Maleva movía su mano por ambas erecciones causando un placer inigualable, al cabo de unos minutos con un movimiento de su cuerpo el botón que mantenía aun su blusa tapando su sostén (corpiño) de dolor negro cedió por fin dejando su sostén y tetas al descubierto, lo que provoco que ambos penes dieron un fuerte respingo para arriba lo que hizo sonreír malévolamente a Maleva.

De la nada el sostén como toda las demás prendas de Maleva se desvanecieron como si un calor intenso las evaporara de inmediato, dejándola completamente desnuda, Maleva que estaba sentada sobre una silla bastante cómoda les dijo a ambos adolescentes.

-“Ahora vamos a divertirnos y disfruten porque nunca más en sus vidas podrán volver a sentir lo que están por sentir”. Dijo Maleva.

Se coloco de rodillas sobre la silla que era con ruedas en la base, para acercar sus nalgas al pene de Matías, para ella inclinarse hacia adelante lo que hizo que sus grandes tetas quedasen colgando delante de uno de sus penes, al tiempo que de su boca emergió una larga lengua como la de una serpiente bípeda que comenzó a lamberle los huevos a Marco, que dejo escapar un hondo gemido de placer.

-“AAAAAAAAAAAHHHHHH”. Gimió Marco.

Por su parte Matías también estaba disfrutando, de las bellas nalgas de Maleva, su pene se restregó entre ellas por casi un minuto antes de que con la ayuda de su cola que al parecer obedecía y fungía como una mano más de ella, dirigió su erección a la entrada de su raja apenas provista de una pequeña mata de vellos rojos en la parte superior.

La cola restregó el glande de Matías por su raja y clítoris de Maleva por unos segundos antes de colocarla en posición para penetrarla, al mismo tiempo Maleva tomo el glande de Marco con sus dos labios, en simultaneo ella se introdujo los dos penes uno en su boca y el otro por su vagina, los gemidos de placer por parte de ambos adolescentes se produjeron de manera instantánea, el placer que ambos sintió en ese momento no tenia comparación con nada del mundo, Maleva comenzó a moverse, parecía una serpiente retorciéndose de tal manera que causaba mucho placer a ambos adolescentes.

Marco estaba recibiendo la mejor mamada que un mortal podría recibir, sintiendo su glande hasta muy dentro de la garganta de Maleva cuya lengua jugaba con todo su pene envolviéndola por completo, era como si lo estuvieran masturbando y al mismo tiempo succionando todo eso con su pene inmerso en un océano de espesa saliva caliente, por su parte Matías, sentía su pene entrar y salir a gran ritmo de la vagina de Maleva que era estrecha pero al mismo tiempo suave como fácil de penetrar, bien mojada, calientita, con pequeñas protuberancias que hacían sentir a Matías aun más placer.

Maleva intercambiaba de posición cada cinco minutos para degustar el pene de Matías y Marco tanto en su boca como por su vagina y ano, de pronto pasados casi dos horas de aquello que parecía no tener fin, con los adolescentes sorprendido de haber aguantado tanto sin haberse venido, fue Marco quien en ese momento estaba sintiendo la boca de Maleva sobre su pene el primero en sentir como algo hurgaba entre sus nalgas, los ojos de Marco se abrieron grandes al sentí como la punta de la cola de Maleva se introdujo por su virginal ano, desvirgándolo.

Su pene dio un fuerte respingo y Marco lanzo un gran gemido de dolor como de placer, la punta de la cola que se doblo para poder penetrarlo con mayor facilidad, una vez dentro de Marco se desdoblo para posarse sobre su próstata como si fuese un parche, para comenzar a masajearlo al principio a aquello fue una sensación increíblemente placentera para el adolescente pero cuando comenzó a tirar y calentarse hasta quemar el interior de Marco el placer se torno en un desesperado y aterrado intento por sacar la cola de su interior, cuando de pronto el pene de Marco comenzó a venirse.

Su palpitante erección de una dureza como nunca antes experimentada comenzó a arrojar chorro tras chorro de su espesa leche directamente en la boca de Maleva, que se bebió todo aquel espeso liquido sin desperdiciar ni una sola gota, los gritos de placer como de dolor de marco se entremezclaron aquello duro 10 eternos minutos, para Marco fueron horas en que estuvo en la gloria y en el infierno al mismo tiempo pero aquello no fue nada a lo que seguía, Maleva entonces se trago su pene por completo para de un solo como solido mordisco, arrancarle el pene a Marco.

Al mismo tiempo que le arranco su próstata con la ayuda de su cola, el rostro de Maleva quedo salpicada de sangra y semen, con Marco sacudiéndose de dolor como si tuviera un ataque epiléptico, por su parte Matías que fue testigo de aquella sangrienta escena sintió como su pene que estaba penetrando la vagina de Maleva comenzó ser succionado con más fuerza por su sexo, Matías no tardo en sentir la cola de ella comenzar a hurgar entre sus nalgas hasta que también lo desvirgo analmente, no paso mucho hasta que como Marco su próstata sintió un fuerte fuego que la quemaba con un abrazo mortal.

Las caderas de Matías pese al dolor se movían por sí mismas, incluso sus embestidas eran más rápidas como más desesperadas, en su mente estaba fija la imagen de su amigo perdiendo su pene, de pronto comenzó a correrse, los chorros de espeso semen brotaron de su palpitante pene por cerca de 12 minutos antes de sentir como la vagina de Maleva le arrancaba su pene de un mordisco como si fuese una boca también, Matías grito de dolor para quedar ahí inmóvil temblando con sangre y semen brotando de su entrepierna.

Maleva espero unos minutos antes de ponerse de pie para darles un beso en los labios a ambos adolescentes perplejos sin saber si aquello era real o una pesadilla, pero fueron sacados de su estupor cuando Maleva moviendo su cola como un látigo golpeo su entrepierna de nuevo apenas un golpe basto a cada uno para cercenarles su escrotos con sus huevos aun en su interior.

-“AAAAAAAAAAAAAYYYYYYY”, Gritaron ambos.

Maleva levando sus escrotos del suelo para sacar sus testículos de su interior y en presencia de ambos comérselos uno a uno, mientras ambos seguían gritando, Maleva al terminar de comerlos les dijo.

-“Buen fin de semana los veo el lunes en clase”. Dijo Maleva.

En ese justo momento ambos adolescente sobresaltados y completamente empapados en sudor, despertaron cada uno en su habitación, poco a poco se fueron calmando, sus corazones dejaron de palpitar desbocadamente y su respiración volvió a la normalidad, ambos se levantaron al baño necesitaban orinar con urgencia, ambos casi gritan de terror al bajarse sus trusas y ver que en sus entrepiernas no había nada, era como si nunca hubiese existido algo ahí, apenas un pequeño agujero que desde ese momento les serviría para orinar sentados.

Ambos adolescentes quedaron en shock frente a la tasa del baño, con la orina brotando del agujero en donde una vez ostentaron sus penes.

El lunes siguiente ambos se presentaron a clases como Maleva les ordeno sin decir nada, desde ese momento fueron los estudiantes modelo, y todo gracias a la "Maestra Demoniaca”.  



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

INFERNAL

Iker de 44 años era el líder Mafioso local, controlaba la prostitución, el juego, bebida, drogas y comercio de personas, tenía las manos metidas en todos los ilícitos que en la pequeña ciudad Vasca se realizaba nada se movía sin que él lo supiera por supuesto tenía muchos enemigos, había llegado a ser el jefe de la mafia local matando a su antecesor, dotado de un grandioso cuerpo que pese a su edad cuidaba mucho haciendo ejercicio en su pequeño pero bien abastecido gimnasio particular ......


INFERNAL
Iker de 44 años era el líder Mafioso local, controlaba la prostitución, el juego, bebida, drogas y comercio de personas, tenía las manos metidas en todos los ilícitos que en la pequeña ciudad Vasca se realizaba nada se movía sin que él lo supiera por supuesto tenía muchos enemigos, había llegado a ser el jefe de la mafia local matando a su antecesor, dotado de un grandioso cuerpo que pese a su edad cuidaba mucho haciendo ejercicio en su pequeño pero bien abastecido gimnasio particular.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [VIOLACIÓN] [SOBRENATURAL]

Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Iker de 44 años era el líder Mafioso local, controlaba la prostitución, el juego, bebida, drogas y comercio de personas, tenía las manos metidas en todos los ilícitos que en la pequeña ciudad Vasca se realizaba nada se movía sin que él lo supiera por supuesto tenía muchos enemigos, había llegado a ser el jefe de la mafia local matando a su antecesor, dotado de un grandioso cuerpo que pese a su edad cuidaba mucho haciendo ejercicio en su pequeño pero bien abastecido gimnasio particular era poseedor de un gran pene de unos 27 en erección.

El cual estaba circuncidado, su pene era coronado por un glande en forma de casto de color rosa intenso, su miembro era su orgullo, además aquel pene venía acompañado de dos testículos bastante grandes que le daban la fuerza necesaria a su miembro viril para poder complacer a quien quisiera, era gay aunque pocos lo sabían, pero además le gustaba dominar, sentirse en control, la violación era lo que más le gustaba, sentir como su víctima no podía hacer nada para evitar ser mancillada, evitar que su gran miembro entrara por su ano, sentir como aquel hombre violado perdía algo de su masculinidad al ser penetrado.  

Aquella noche de entre todo el cargamento de gente que había llegado, le llamo la atención un chico de unos 22 o 23 años delgado pero de buena musculatura, rostro aun algo infantil pero con un par de nalgas que hizo tener una erección al verlo ahí de pie con aquel pantalón de mezclilla (vaquero) ajustado que se pegaba a su cuerpo, ordeno que fuese llevado a su habitación y atado boca abajo sobre su viejo colchón en otra habitación, sus hombre obedecieron para dejar al joven indefenso ante Iker, quien no tardo en estar manoseando al joven.

Un una larga navaja, hizo jirones la ropa vieja y sucia del aterrado joven que le suplicaba que se detuviera que no le hiciera nada, portando solo su sucia ropa interior que no tardo también en quedar hacha girones, las nalgas blancas, firmes y bien formadas del joven quedaron a la vista de Iker quien las tomo con sus manos, apretándolas con fuerzas, luego se la abrió para revelar un ano oscuro y cerradito, el chico era virgen lo que excito aun más a Iker, sin pensarlo sumergió su rostro entre sus nalgas para comenzar a lamber el ano del joven.

Quien al sentir la mojada lengua de Iker se frunció, lo que lo excito aun más, luego de varios lengüetazo Iker ya no podía aguantarse las ganas de penetrarlo se bajo su pantalón y ropa interior se coloco un condón para comenzar a restregar su enorme miembro entre sus nalgas, el joven aterrado y llorando le suplicaba que no lo hiciera, que no lo violara pero sus suplicas, solo excitaban mas a Iker que no tardo en colocar la punta de su glande sobre el ano del joven que opuso una gran resistencia pero de nada sirvió.

Iker solo hizo más presión y su enorme falo erecto se hundió hasta la mitad del joven, quien dio un gran alarido de dolor al sentirse penetrado por un pene por primera vez en su vida, por su parte Iker dio un gran alarido de placer, Iker no tardo en comenzar un brutal mete, saca del ano desvirgado del joven que no tardo en desgarrarse, la sangre sirvió de lubricante no obstante lo que alivio algo el dolor del joven, que gritaba una y otra vez.

-“¡Por favor sáquela, sáquela!” Suplicaba el joven con mucha desesperación.

Las embestidas de Iker eran brutales su pene se hundía por completo en las entrañas del joven, sus testículos casi chocaban con los de su víctima con cada nueva embestida, Iker estaba gozando desmesuradamente de aquella violación que no se percato que alguien entro en la habitación los gritos de agonía y suplica del joven ayudaron también a que no se percatara de la presencia, que con pistola en mano se acerco a Iker, justo cuando su pene comenzó a llenar el receptáculo del condón con su espeso semen, se escucho una fuerte detonación.

-“BANG”.

Una bala cruzo todo el cráneo del Iker desde atrás hasta salir por uno de sus ojos matándolo en el acto, apenas disfruto un segundo de su último orgasmo mortal antes que su cuerpo cayera sin vida sobre su víctima que baño con su sangre, pese a estar muerto su pene seguía escupiendo su semen su ultima descarga que pudo disfrutar.

** ** ** ** ** ** **

Iker se despertó en un lugar vacio enorme estaba flotando en el aire, como si estuviera en el espacio, no sentía la gravedad, estaba desnudo retenido por cuatro grilletes luminosos dos en sus muñecas y dos en sus tobillos con sus piernas y brazos extendidos.

Aquello era irreal, parecía un sueño pensó Iker, debía ser una pesadilla pero, luego de ocho o nueve horas pensó que no podía ser una pesadilla, el tiempo dejo de ser importante tal vez pasaron dos o tres días Iker perdió toda noción de tiempo por extraño de pareciera en todo ese tiempo no tuvo hambre o ganas de defecar u orinar, de pronto una mancha roja en medio de todo ese espacio de color gris fuerte apareció conforme se acercaba a Iker, la mancha comenzó a ser más definida primero le pareció un hombre luego un gigante de por lo menos 3 metros.

Hasta que por fin pudo distinguir que era un ser humanoide con piernas y brazos enorme, toda su piel era de color rojo, con garras negras en vez de uñas ojos verdes de un tono muy intenso, cuernos con punta sobre saliendo de su frente y una cola larga que terminaba en punta aquello era la representación típica de un demonio, un escalofrió se apodero de Iker al notar que el tamaño de ese ser no era lo único grande que tenia, su pene aun flácido de dolor rojo era enorme.

Además de grueso, acompañado de un par de testículos que eran del tamaño de la cabeza de Iker, cuando estaba a cosa de un metro del, armándose de valor se atrevió a preguntar.

-“¿Dónde estoy? ¿Quién eres?” Pregunto Iker en un tono insolente.  

Iker recibió de pronto un fuerte impacto en sus fuertes y firmes nalgas, que lo hizo estremecer por completo aquello fue muy doloroso, se sintió como si alguien lo hubiese pateado en sus testículos, pero fue un coletazo por parte de la larga cola de ese ser, que con voz muy penetrante que le hizo helar la sangre dijo.

-“¡Estas en el infierno! ¡Y soy tu castigador asignado!”

Los ojos de Iker se abrieron grandes no por lo que dijo el ser sino al ver como su enorme pene comenzó a crecer hasta quedar incluso de mismo grosor que uno de sus muslos sino es que más grueso, de su glande rojo intenso sobresalían pequeñas protuberancias, el ser sin mediar palabra alguna mas con Iker se coloco detrás de él, con sus enorme manos que Iker sintió como si estuvieran en llamas le abrió sus nalgas, tal como él se lo hizo al chico que violaba antes de ser asesinado.

El ser se puso de rodillas como si un suelo se formase bajo ellas, abrió la boca y una larga lengua de al menos 20 o 25 cm emergió de su boca que terminaba en punta, con la que comenzó a lamber el ano rosa y cerradito de Iker virgen pues pese a ser gay de toda su vida nunca había dejado nadie penetrarlo.

-“¡AAAAAAAAAAHHHHHH!” Grito Iker al sentir la lengua sobre su ano.

Aquella lengua parecía ser plomo líquido, le estaba quemando aquella área de su cuerpo tan sensible, Iker se retorció e imploro al ser que se detuviera mientras sus gritos y temblores de dolor se prolongaron por horas, el ser parecía no cansarse nunca, de pronto el ser dejo de lamber su ano de manera súbita.

La cabeza de Iker se desplomo sobre su fuerte como marcado pecho, el sudor caía de su rostro sobre su dorso lampiño, a raudales, sus pulmones trataban de aspirar aire como diera lugar, pero el alivio de Iker duro poco al sentir como el descomunal falo del ser en erección comenzó a restregarse en sus nalgas quemándolas, lo que provoco que diera un alarido de dolor.

-“¡AAAAAAAAAAAHHHHH!” Grito Iker sin control.

Los ojos del alguna vez jefe mafioso se abrieron grandes cuando sintió como ese falo comenzó a tratar de penetrarlo pese a su enorme tamaño, en pánico Iker comenzó a suplicar como el muchacho que violaba momentos antes de morir, sus lagrimas comenzaron a brotar por sus ojos y de pronto Iker sintió como si literalmente un poste de metal ardiendo al rojo vivo lo penetrara, abriéndolo, desgarrando y quemando no solo su ano sino la totalidad de sus entrañas, podía sentía el glande del ser en su estomago literalmente.

-“NOOOOOOO, AAAAAAHHHHHH”. Grito Iker.
-“¡Por favor sácala, sácala, ya no más, piedad!” Suplico Iker con mucha desesperación.

Pero el ser solo rio, Iker comprendió que estaba recibiendo el mismo trato que él le dio a infinidad de hombres que fueron violador por él, su miembro poco a poco comenzó a ponerse rígido hasta alcanzar su longitud máxima, quedando más dura que nunca antes, estaba tan duro que Iker pensó que su glande iba a estar en cualquier momento, mientras él seguía con sus suplicas y alaridos de dolor al sentir como el enorme miembro del ser entraba y salía de sus entrañas, quemándolo por dentro, con cada nueva embestida.

Aquella masacre al ano y entrañas de Iker duro horas quizás días, Iker se corría copiosamente cada tres o cuatro horas, mientras el ser le lambia sus orejas, cuello, hombros, pecho o espalda mientras seguía suplicándole sus manos lo sujetaba de varias partes de su anatomía para que la penetración fuese más profunda, por ultimo mientras el ser descargaba lo que parecía ser lava hirviente en su interior una de sus manos con garras tomaba su pene.

Iker  dando un grito al sentir su pene ser quemado, comenzó a sentir como era masturbado hasta que se corrió en ese momento, mientras su espesa leche brotaba a raudales de su pene, el ser le arranco su pene de fuerte tirón, seguido de un gran chorro de sangre mezclado con el semen de Iker que dio un alarido de dolor al sentir un dolor indescriptible.  

El ser con su enorme pene aun dentro de Iker se llevo su pene que escurría sangre y semen a su boca y de una mordida se comió la mitad de su pene para luego de unos segundos devorar la otra mitad, Iker estaba en shock, pero el ser aun no terminaban sin sacar su pene de su interior le arranco los testículos con todo y escroto, de nuevo Iker grito.

-“AAAHHHH NOOOOOOOO”. Grito Iker.

El ser se llevo su arrancado saco a su boca, ahí exprimió el saco de piel para devorar uno a uno los testículos de Iker que se desmayo cuando el ser extrajo su enorme falo de si interior desgarrando completamente su ano, un gran chorro de sangre, mierda y semen del ser broto de su interior en gran cantidad, antes de perder el sentido.

Iker se despertó de nuevo en aquel sitio colgando por aquellos grilletes de energía, recordó todo por lo que con terror miro hacia abajo, a su entrepierna pero apenas vio un pene de un recién nacido con un par de testículos del mismo tamaño, no sentía dolor alguno pero seguía ahí desnudo, con el pasar del tiempo sus genitales de nuevo crecieron hasta quedar del mismo tamaño que cuando murió en ese momento la mancha roja que diviso al llegar a ese lugar de nuevo apareció a lo lejos hasta que de nuevo el ser apareció frente a él, para de nuevo volver a repetir aquella terrible tortura.  

Iker sufriría aquel horrible tormento una y otra vez por toda la eternidad aquel iba a hacer su final y brutal castigo “Infernal”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: daksoulpgm@gmail.com

HERMANO DRENÓ VIRILIDAD

Una vez fui un antiguo dios de la fertilidad, pero la tribu que me adoró está extinguida desde hace mucho tiempo. Ahora, paso mis días interminables e inmortales atormentando a la gente de la raza humana que se ha olvidado tan descuidadamente de mí. Estaba rondando las calles invisiblemente, sin ser visto por los mortales, cuando los percibí. Mis próximas víctimas......


HERMANO DRENÓ VIRILIDAD
Una vez fui un antiguo dios de la fertilidad, pero la tribu que me adoró está extinguida desde hace mucho tiempo. Ahora, paso mis días interminables e inmortales atormentando a la gente de la raza humana que se ha olvidado tan descuidadamente de mí. Estaba rondando las calles invisiblemente, sin ser visto por los mortales, cuando los percibí. Mis próximas víctimas.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [SOBRENATURAL]


Categoria: Gay      Autor: Ballmeat





Una vez fui un antiguo dios de la fertilidad, pero la tribu que me adoró está extinguida desde hace mucho tiempo. Ahora, paso mis días interminables e inmortales atormentando a la gente de la raza humana que se ha olvidado tan descuidadamente de mí. Estaba rondando las calles invisiblemente, sin ser visto por los mortales, cuando los percibí. Mis próximas víctimas.

Eran hermanos, uno de ellos era mucho más adulto y más maduro. Leí su mente y vi que tenía 21 años. Su nombre era Richard, y el nombre de su hermano menor era David. Tenía sólo 15 años, y su hermano lo llamó "Lil Dave".

Estaban en casa, solos juntos, en un gimnasio en el sótano. Lil Dave estaba haciendo ejercicios de banca mientras su hermano lo veía. Solo levantaba la barra con dos pesos de veinticinco libras en cada extremo. Muy fuerte para un niño de 15 años.

"Estupendo. Eso es. Estás haciendo un buen progreso. Ahora es mi turno -dijo su hermano mayor de 20 años-. Tomó los platos de veinticinco libras y dio unas palmadas en tres placas de cuarenta y cinco libras a cada lado. Podía leer su mente. Podía ver sus deseos. Quería mostrar a su hermano lo fuerte que era. Quería hacerle ver a su hermano su fuerte pecho y flexionando sus gruesos brazos mientras accionaba sus músculos. Quería afirmar su estatus como el hermano mayor alfa que era muchas veces más grande y más fuerte. Podía ver todos sus pensamientos tácitos, toda su competitividad.

Y pude ver los pensamientos de Lil Dave también. Podía ver su admiración por su fuerte hermano mayor, su deseo de querer crecer y ser tan grande como Richard algún día. Y pude ver su envidia, y sus celos.

Richard estaba vestido con un apretada licra. Sus gruesos mechones negros de vello en la axila madura estaban resbaladizos con el sudor de su entrenamiento. Hizo fuertes sonidos de bestias como gruñidos con cada levantamiento. Su ropa se corrió un poco mostrando todas las estriaciones de sus pectorales gruesos y carnosos cada vez que levantaba la barra. Las venas a lo largo de sus grandes tríceps y antebrazos surgieron con cada esfuerzo. Podía sentir a Lil Dave admirando todo eso, mirando los músculos sudorosos de su hermano mayor con envidia, deseando que fuera él quien tuviera algo de esa fuerza varonil.

La habitación estaba completamente dominada por el hedor del sudor de Richard. La camiseta suelta de Lil Dave apenas estaba manchada de sudor. Él se sentía muy consciente de sí mismo ahí en su flaco cuerpo casi pre adolescente junto a su hermano maduro y adulto, que era mucho más hombre que él.

Con un último gruñido fuerte, Richard vuelve a sujetar el peso. Chocan contra el estante.

"Está bien Lil Dave, gran entrenamiento", dice mientras golpea a sus hermanos de vuelta. Una gran impresión dándole un fuerte apretón de mano con su sudor se deja en la camisa de Lil Dave. ¡Oh, una diferencia tan pequeña en años hace una gran diferencia en los cuerpos de los mortales!

"Ojalá pudiera ser más fuerte más rápido," lamentó Lil Dave.

No te preocupes, hermano. Tú compartes los mismos genes que yo. En poco tiempo, serás tan grande como mi cuerpo", dijo Richard mientras flexiona su brazo derecho delante de la cara de David. Su gran montículo de músculo bíceps se eleva y endurece justo delante de los ojos de David. Era un músculo masculino fuerte, poderoso y puro. Una vez más sentí la envidia que venía de David mientras miraba como el bulto gigante de su hermano delante de él, y supe exactamente qué hacer.

-Vamos a bañarnos e ir a comer -dijo Richard mientras camina hacia las escaleras, pero tengo otros planes para él.

De repente, Richard dejó de caminar y cae al suelo. "¡Ugh!" Gruñó él mientras se encogía en una posición fetal y toma su entrepierna con ambas manos.

"¿Qué pasa hermano?" Pregunta David.

"Mis huevos. Se siente como si alguien me hubiera pateado con fuerza los huevos, "Richard gimió, sus manos todavía sujetas a su ingle, y su cuerpo musculoso grande enrollado en un montón patético en el suelo.

"¡Ugh!", Gruñó de nuevo, esta vez alcanzando con sus dos manos debajo de su ligero licra de gimnasia para agarrar la carne de sus genitales directamente. "Duele. Me duele mucho. Algo está mal".

"Bájate la licra para dejarme echar un vistazo", dice David.

"¡Ugh!" Gruñe Richard de nuevo, esta vez aún más fuerte, y rápidamente se baja su licra y los echa a un lado...

-Aparta las manos -le dice David-. No puedo ver nada con ellos en el camino.

A regañadientes, Richard retira sus manos de su ingle, revelando su pene y sus huevos. Estaban un poco por encima de la media. Su pene fláccido tenía cinco pulgadas de largo y sus huevos eran grandes y redondas como pesadas en su saco suelto. Su entrepierna estaba afeita para dar mejor sexo a su novia, que era penetrada bastante regular.

-Parece que no hay nada malo en ellos -dijo David mientras extendía las manos para examinar los huevos de sus hermanos-.

En el momento en que sus dedos rozaron el escroto David, sintió algo como una descarga eléctrica que atravesó todo su cuerpo.

"Whoa", dijo David, "Creo que también siento algo en mis huevos".

David también se quitó su licra y reveló su propio pene y huevos jóvenes. En realidad tenía más vello que su hermano, un pequeño mechón de finos vellos estaba encima de su pequeña pene apenas adolescente. Su pene fláccido era como un pequeño botón, ni siquiera de una pulgada de largo, y sus huevos eran pequeños, como pequeñas canicas, en su apretado saco, apenas caído.

"¡Ugh!" Richard gruñó de nuevo, y David levanto su escroto para ver lo que estaba mal.

En el momento en que sus manos tocaron los huevos de Richard de nuevo, David pudo sentir algo como de electricidad fluyendo hacia él una vez más. Lo ignoró y echó un vistazo a los huevos de su hermano en sus manos. Estaban suaves, cálidas y sudorosas en su saco, temblaban en su palma como dos animales vivos. David rodó los testículos con los dedos, maravillándose de su tamaño y suavidad, a diferencia de sus dos guisantes duros, preguntándose qué podía estar mal con ellos.

"No parece que haya nada malo en ellos...", dijo David, pero luego él sintió lentamente que algo gracioso estaba sucediendo. De repente se dio cuenta: al principio, los huevos de Richards eran tan grandes que apenas cabían en su mano aun de tamaño infantil. Ahora parecían poder acomodarse cómodamente, aunque con un poco de incomodidad, en la palma de su mano. ¿Los testículos de su hermano se encogían?

"Ugh!" Richard gruñó de nuevo, su ingle lleno de dolor. Sus manos involuntariamente alcanzaron su entrepierna una vez más, y sacaron sus bolas de la palma de David. David sintió que la electricidad que fluía hacia él de repente se detuvo.

"¿Qué les pasa?", Gritó Richard mientras sus manos sentían sus huevos, "¡son más pequeños! Algo anda mal en mis huevos. Se están volviendo más pequeños. ¡Ayúdame, David!

David miró su propia entrepierna y se sorprendió. Donde habían colgado sus diminutos y pequeños testículos, ahora, eran dos testículos adultos de tamaño completo colgaban entre sus piernas en un saco bajo. Antes, solo tenían el tamaño de pequeñas canicas, ahora eran pequeños testículos de forma ovalada y de hombre real. David no sabía lo que estaba sucediendo, pero sabía que quería volver a tomar los testículos de su hermano en sus manos para confirmar su sospecha.

"Rápido, déjame ver tus testículos de nuevo", David le dijo a su hermano, pero Richard estaba agarrando desesperadamente sus huevos y se negó a mover las manos, "¡Déjate agarrarlas un momento!" David gritó desesperadamente y trató de sacar las manos de su hermano de sus huevos.

En el momento en que sus manos tocaron las manos de su hermano, sintió que la energía fluía hacia él una vez más, y supo que en realidad no necesitaba tocar los testículos de su hermano. Cualquier parte de su cuerpo lo haría. Cualquier parte de su cuerpo haría que la transferencia ocurriera.

David apoyó suavemente la mano en el bíceps de Richard, el que se flexionó frente a su rostro hace unos momentos, tan orgulloso y fuerte. David miró sus propios huevos y pudo verlos crecer literalmente. Se expandían, poco a poco, llenándose cada vez más de testosterona y de esperma que producía esa carne, convirtiéndolo de un niño en un hombre viril y fértil. Con la otra mano, David agarró sus propios huevos y las sintió expandirse en su palma. Podía sentir que su saco se aflojaba y que sus testículos se hacían más duros. Él estaba chupando la virilidad de su hermano mayor de gran tamaño, y le encantaba.

"¡Mis huevos, algo anda mal en mis testículos!" Richard sollozó de dolor y angustia. Estaba tirando desesperadamente de su encogido escroto, como si tratara de arrancar sus propios testículos de su cuerpo. Pero todos sus esfuerzos eran inútiles mientras la mano de David descansaba sobre su bíceps de luchador y sudorosos. Desafortunadamente, Richard estaba tan desesperado que ni siquiera notó que la mano de su hermano tocaba suavemente su brazo.

Los testículos de David eran ahora del mismo tamaño que los huevos de Richard originalmente. Podía sentir toda la testosterona, la agresión, la energía, el poder, fluyendo de sus recién descubiertas glándulas de virilidad entre sus musculosos muslos. Pero pudo ver que su diminuto pene de tamaño pequeño todavía no había crecido, y todavía podía sentir la electricidad fluir hacia él desde el bíceps de Richard, y él sabía lo que tenía que seguir haciendo.

"¡NOOOOOOO!" Richard gritó, "¡no mi pene! ¡No mi pene también! "

Él agarró desesperadamente su pene flácido, tirando de él, y extendiéndolo hacia fuera como si intentara evitar que se retractara en su cuerpo. Ahora descubierto, David pudo ver que los testículos de Richard se habían encogido del mismo tamaño que sus propios testículos adolescentes habían sido antes. Eran pequeñas cosas en un saco apretado entre los muslos de su hermano musculoso. David pensó que parecían absolutamente ridículos.

Observó cómo su hermano tiraba de su pene. La había crecido a ocho pulgadas de largo, una fina aguja alargada que se extendía desde su entrepierna. Poco a poco, el miembro estirado comenzó a retraerse, cada vez más corto, desapareciendo poco a poco a pesar de los desesperados esfuerzos y los gritos de Richard.

"¡Mi pene, mi gran pene, no!"

David miró su propia entrepierna y vio que su pene había salido de su escondite en la ingle, que lentamente empujaba y se hacía más gruesa. El prepucio estaba creciendo las venas visibles, la cabeza era cada vez más grande y ardía. No era de dos pulgadas de largo cuando estaba flácido, ahora era de tres pulgadas, ahora era grande y gordo como el pene fláccido de un hombre normal, y luego creció aún más. Se volvió de un total de cinco pulgadas de largo cuando flácido, al igual que el pene original de su hermano. Colgaba grueso y pesado como un péndulo de carne de hombre de su cuerpo de chico delgado.

Después de haber agotado completamente a su hermano mayor su pene y huevos, todavía se aferraba a los bíceps de su hermano, y podía sentir el músculo muy lentamente e imperceptiblemente encogerse y suavizar. Dejé que el flujo de músculo en David continuara por un corto tiempo antes de que se desvaneciera. David podía sentir el flujo de descargas eléctricas cada vez más pequeñas hasta que finalmente se fue. Finalmente soltó su suave agarre del ligeramente disminuido bíceps derecho de su hermano y se colocó frente al espejo frente al estante en cuclillas para examinarse a sí mismo.

La camisa holgada que llevaba ya no parecía tan ancha. Se la quitó y se quedó allí desnudo, excepto por sus zapatos. Ahora tenía una pizca de marcados pechos, y un paquete de seis estaba mostrándose a través de su abdomen. Él flexionó sus brazos pequeños y pequeñas protuberancias de bíceps aparecieron. Ahora tenía un cuerpo fuerte y apto.

Se volvió hacia su sollozante hermano mayor en el suelo. Sus nuevos huevos se los estaba jalando con agresividad y confianza. Miro a Richard y se sentó sobre su pecho.

-¿Qué estás haciendo? -preguntó Richard, confundido.

Sin decir nada, David alcanzó una mano detrás de él y agarró el pene y sus huevos encogidos de su hermano. Eran diminutos y apenas cabían en sus dedos. Los apretó y Richard jadeó de dolor.

"¿Ves estas pequeñas cosas, Richard?" David preguntó, "Ya no soy Lil Dave. Eres pequeño ahora. Lil 'Richard. Lil Rick. Lil Pene. "Sonrió, y apretó los genitales del hombre arruinado sin piedad," realmente Lil Pene".

Finalmente, Richard notó el gran pene y huevos de su hermano justo debajo de su barbilla.

"¡Mi pene, mis huevos!" Richard jadeó.
"No", dijo David, "Mi pene. Mis huevos ahora".

El gran pene de David comenzó a moverse. Poco a poco, sintió su primera erección grande en su vida cuando el pene se elevó a una dura y completa erección de ocho pulgadas de longitud, palpitante con el deseo joven y seguro.

Richard miró fijamente, hipnotizado ante el gran pene duro delante de él. Su pene, perdido. Ahora el pene de su hermano.

-Quieres que no lo hagamos -se burló David-. Lo quieres de vuelta.

Richard asintió con la cabeza.

Entonces, tómalo. Toma todo de ella. Trágate mi gran pene, hermano de Lil Pene".

Richard vaciló al principio, pero finalmente envolvió sus labios alrededor de la cabeza del gran pene que solía ser el orgullo y el centro de su masculinidad.

-¡Toma más! - Dijo David.

Richard se amordazó cuando más y más de los ocho pulgadas desaparecieron por su garganta. Las lágrimas caían de sus ojos de la angustia de su virilidad perdida.

En pocos minutos, David tuvo su primer orgasmo real. Sus ojos se cerraron de placer y su joven cuerpo se estremeció mientras disparaba su semen por la garganta de su hermano.

-“Tómatelo todo” -dijo David, y obedientemente obedeció, tragándose las gotitas de la virilidad de David ahora superior, tragando su semilla masculina, subconscientemente preguntándose si podría recuperar algo de su virilidad perdida de esa manera.

A lo largo de toda esta dura prueba, el pene encogido de Richard nunca se movió de su entrepierna. Sus huevos permanecieron contraídos contra la base de su diminuto pene. Sabía que su pene nunca volvería a crecer y endurecerse, y sus huevos eran totalmente infértiles. Estaban completamente secos. Él era tanto un hombre como un niño pre adolescente para siempre. ¿Qué pensará su novia cuando lo vea? Sonrío ante la idea.

Pero David seguía camino a la pubertad. Su gran pene y huevos balanceaban incluso más grandes mientras él progresaba a su edad adulta. Con los años se volverá cada vez más arrogante y seguro cuando su pene y huevos explotaran en tamaño y lo llenaran de hormonas masculinas para llenar su próstata con esperma.

Mi trabajo estaba completo. Dejé a los hermanos entonces, uno completamente sin nada, con su estomago lleno de semen de su hermano menor, y uno todavía un muchacho joven pero con el equipo orgulloso de un hombre maduro colgando entre sus fuertes piernas.



Historia Original Aquí





Autor: Ballmeat       Traductor: DarkSoul

ZAFIRA LA VAMPIRA

Con 29 años Jorge era un hombre en plenitud a punto de casarse con su bella prometida, con la que por supuesto disfrutaba de esplendidas noches de sexo pero cada uno aun vivían por separado, aquella noche estaba haciendo un inusual calor para ser otoño y el ventilador de Jorge se descompuso dos días atrás por lo que obligado por el calor decidió abrir la ventana de su habitación......


ZAFIRA LA VAMPIRA
Con 29 años Jorge era un hombre en plenitud a punto de casarse con su bella prometida, con la que por supuesto disfrutaba de esplendidas noches de sexo pero cada uno aun vivían por separado, aquella noche estaba haciendo un inusual calor para ser otoño y el ventilador de Jorge se descompuso dos días atrás por lo que obligado por el calor decidió abrir la ventana de su habitación.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PENE] [SOBRENATURAL]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Con 29 años Jorge era un hombre en plenitud a punto de casarse con su bella prometida, con la que por supuesto disfrutaba de esplendidas noches de sexo pero cada uno aun vivían por separado, aquella noche estaba haciendo un inusual calor para ser otoño y el ventilador de Jorge se descompuso dos días atrás por lo que obligado por el calor decidió abrir la ventana de su habitación, que de inmediato refresco el cuarto, dese su cama Jorge podía ver la fantástica luna llena que esa noche dominaba todo el firmamento sin imaginar los hechos que eso ocasionaría.

Serian como la media noche con el cuerpo de Jorge siendo bañado por los rayos  de la luna llena que solo cubría una pequeña trusa (slip) color verde, sus fuertes como sus bien formadas nalgas eran notablemente notorias tal vez fue lo que atrajo al ser de la noche a su habitación, Jorge de cabello rubio no sintió cuando en el marco de su ventana una hermosa figura femenina apenas cubierta con una pequeña tanga de color negra se planto de cuclillas, observándolos con sus ojos endemoniados mientras se lamia sus largos colmillos con su alargada lengua inhumana. 

La mujer figura femenina de grandes senos floto hasta la cama para quedar flotando sobre el cuerpo de Jorge, que sintió un leve estremecimiento pero no se despertó, de pronto ella se acerco a uno de sus oídos y le susurro algo al oído a Jorge cuyo cuerpo tembló, luego sus ojos destellaron con un rojo intenso por unos segundos para luego apagarse y casi de inmediato ella comenzó a descender sobre su cuerpo mientras sus manos recorrían el cuerpo de Jorge, que apenas se inmuto con las caricias de los largos  dedos de largas uñas de aquella mujer.

James apenas despertó cuando sintió unas manos sobre sus nalgas al tiempo que dos senos se aplastaban contra su espalda, pero lejos de estar asustado o preguntándose qué pasaba se sentía muy excitado, cada caricia era todo un gozo para Jorge, su pene comenzó a palpitar fuerte dentro de su trusa, que apenas lo podía contener, estaba tan duro como pocas veces antes lo había sentido en su vida, aquella mujer le hizo girar en la cama para quedar frente a frente, los ojos de Jorge de abrieron grandes al verla, sus colmillos largos como blancos fue lo primero en lo que su ojos se fijaron.

Ella vio casi enseguida la sobresaliente erección de Jorge, no tardo mucho en despojarlo de su trusa para dejar su pene al desnudo, ella gimió y jadeó lamiéndose sus labios con su larga lengua, mientras comenzó a restregar su pelvis sobre la pelvis de Jorge que sintió sus labios vaginales por encima de su pequeña tanguita, Jorge sintió como si sus movimientos fueran dirigidos, por lo que sus manos procedieron a despojarla de su tanga.      

La inhumana figura femenina comenzó a acariciar el pene de Jorge masturbándolo a lo que él correspondió tomando sus grandes senos, los cuales comenzó a masajearlo, inmediatamente su vagina comenzó a  mojarse, los movimiento de sus largos dedos sobre su pene, llevaron a Jorge a lo más alto del placer a cabo de unos segundos ella comenzó a bajar por su fuerte pecho pasando su larga lengua por en medio de sus marcados abdominales.    

Sus labios no tardaron en apretarse y besarlo por completo, ella pasaba su larga lengua por todo su pene erecto y grueso como por sus huevos de pronto ella se acostó, a su lado, dejando su pene libre ella se abrió las piernas, para que Jorge se zambullera entre ella para comenzar a lamber sus raja pese a que sentía el calor que provenía de su interior como sus fluidos sus labios vaginales como clítoris se sentían fríos, pero a Jorge poco eso le importo, entre resoplido y gemidos de ella concentro sus esfuerzos en hacerla gozar, sintiendo como se retorcía de placer, Jorge sentía un ardor como nunca antes que lo impulsaba a mover su lengua sobre aquella vagina como nunca antes se lo había hecho a una mujer.

Al cabo de unos 20 minutos Jorge se coloco sobre ella coloque mi muy dura erección en la entrada de su vagina para dejarle caer todo mi peso cuando la penetré ella de inmediato comenzó a moverse frotando su vagina con mi pene que comenzó a entrar y salir de ella, los gemidos por parte de ella, por su parte Jorge jadeaba como loco mientras aceleraba sus embestidas dándole con todo lo que tenia, mientras la besaba, manoseaba y se perdía en medio de un enorme placer como nunca antes había sentido en su vida.
           
Jorge le dio y le di, con todo, ella hizo lo suyo, la excitación los dominaba a ambos, con el cuerpo de Jorge todo bañado en sudor se vino, eyaculando monstruosamente, chorro tras chorro de su espeso semen broto de su erección directamente dentro de su vagina, que ella disfrutó sintiéndolo calentito en su interior, mientras que Jorge sentía sus fluidos bañar su pene y gritaba como loca al experimentar no solo ella sino también Jorge un tremendo orgasmo como pocas veces en su vida por no decir nunca antes uno igual. 

Pero aquel tremendo orgasmo fue el comienzo apenas unos segundos después aun con Jorge agitado pero con una tremenda erección aun comenzó a penetrarla por su ano u vagina a dos vías, mientras ella se masturba de lo lindo, aquello duro de nuevo por varios minutos hasta que de nuevo Jorge eyaculo sobre su cuerpo, senos y boca, ella se tragó todo el semen, que pudo antes de comenzar  a lamber su pene del que aun salía algo de semen, aquello hizo que Jorge sintiera un placer de locura y furia hasta llenarla de abundante semen de nuevo directamente sobre su boca.       

Aquello dejo a Jorge rendido sobre la cama satisfecho como nunca antes, con aquella figura femenina aun chupando su pene de pronto sintió como sus dientes tomaron su prepucio y comenzó a estirarlo, clavando sus largos colmillos en su sensible piel, traspasándola.

De pronto ella le arranca el prepucio a Jorge, de un rápido movimiento de su cabeza, el cuerpo de Jorge pese a ellos se arquea no de dolor sino de placer, lanza un gemido ahogado al sentir un orgasmo seco.

-“¡AAAAAAAAAAAHHHH!” Gime Jorge.

Mientras aquel ser devoraba la sensible piel de Jorge sus ojos se quedaron mirando su pene ensangrentado, sus ojos parecieron encenderse al ver la sangre fluir de su pene aun en erección de Jorge que no dejaba de palpitar, luego ella subió por su marcado abdomen hasta su pecho que rasguño profundamente con las largas uñas de su mano derecha, la sangre de inmediato broto de las heridas que ella no tardo en comenzar a sorber con su boca directamente.

Jorge no sentía dolor sino un gran placer, echo la cabeza hacia atrás cerró los ojos mientras gemía, no entendía cómo era posible aquello debería estar sintiendo mucho dolor como miedo en ese momento pero en su lugar sentía un enorme placer como nunca antes en su vida había sentido, ni siquiera estaba preocupado por haber perdido su prepucio de aquella manera tan brutal.

Luego de succionarle la sangre por algunos minutos de nuevo ella con su enigmática mirada comenzó a bajar por su pecho como vientre, tomo su pene aun sangrando pero en erección para metérselo en la boca sus largos colmillos comenzaron rosar su tronco, hasta que de manera inesperada se clavaron en su erección, la sangre de inmediato comenzó a brotar de su pene erecto pero lejos de sentir dolor el cuerpo de Jorge se arqueo de placer, mientras ella bebía su sangre directamente de los agujeros hechos en su pene, Jorge sentía como le estuvieran succionando su semen directamente de su próstata.  

El cuerpo de Jorge se retorcía de placer de pronto una de las afiladas uñas de ella de deslizo por hasta su escroto para luego clavarse profundamente en su saco de piel, que luego descendió rasgando la piel, abriendo su escroto de par en par, la sangre fluyo a raudales, sus dos testículos no tardaron en brotar de su abierto escroto, ella los tomo estirando los conductos que los unían al cuerpo de Jorge pero lejos de causarle dolor aquello le causo tal placer que su pene aun dentro de su boca tuvo un fuerte espasmo seguido de un enorme descarga de su espeso semen directamente en la boca de ella.

Fue el mejor orgasmo sentido en su vida de Jorge, aun superior del que sintió al correrse dentro de su vagina, ella se trago tanto su sangre como su semen sin desperdiciar ni una sola gota de sus vitales fluidos, mientras el gemía y retorcía de placer, Jorge no daba crédito a lo que estaba pasando simplemente deseaba sentir más sin importarle nada, incluso que sus dos testículos estaban expuestos y en la mano de aquel ser, nada solo quería seguir gozando.

De pronto ella le arranca sus dos testículos de un manotazo, que de nuevo lejos de hacer sentir un horrible dolor a Jorge le hizo correrse de nuevo de manera asombrosa en la boca de ella de nuevo que no dudo en tragarse todo, Jorge estaba en el Olimpo del placer cuando sintió como los dientes afilados de ellas se clavaron detrás de su descubierto y sangrante glande, Jorge sintió como los dientes de ella se abrieron paso por su pene hasta que por fin se lo arranco pero de nuevo en vez de un gran dolor Jorge sintió el mayor placer de toda su vida fue tanto que simplemente perdió el conocimiento.

Lo último que Jorge escucho fue el nombre de ella.

-“Me llamo Zafira recuérdalo”, Dijo ella.

Jorge despertó dos días después en un hospital, fue encontrado en su cama por su prometida, desnudo con él en un charco de su propia sangre, Jorge tardo meses en recuperarse, pero nunca fue el mismo, ya no podía caminar bien y tenia pesadillas su prometida pese al amor que sentía por él no se caso con Jorge no luego de ver y saber que nunca podría hacerla madre y peor aun hacerle el amor como un hombre de verdad.

Ahora Jorge vive solo, siempre duerme desnudo con la ventana abierta a la espera de aquel ser para que le quite lo que le queda de virilidad y en el proceso si es posible que le quite su patética existencia en lo que se ha convertido su vida para morir envuelto por placer al sentir las manos, cuerpo, vagina y boca de “Zafira la Vampira”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com  






Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

WILLY EL DRAGÓN

Wankix era el enemigo desde siempre de Dougan señor de los altos de Gimer mientras Wankix era el señor de Lorka, dos estados feudales en pugna desde muchas décadas atrás en aquel mundo medieval dominado por el poder de la espada, magia e ignorancia de la población en general aquel conflicto derivo en un una nueva batalla entre las fuerzas de ambos líderes, pero a diferencia de otros encuentros Wankix recibió un fuerte golpe en la cabeza que lo tiro del caballo dejándolo inconsciente, sus fuerzas pensando que estaba muerto huyeron dejándolo en el campo de batalla......


WILLY EL DRAGÓN
Wankix era el enemigo desde siempre de Dougan señor de los altos de Gimer mientras Wankix era el señor de Lorka, dos estados feudales en pugna desde muchas décadas atrás en aquel mundo medieval dominado por el poder de la espada, magia e ignorancia de la población en general aquel conflicto derivo en un una nueva batalla entre las fuerzas de ambos líderes, pero a diferencia de otros encuentros Wankix recibió un fuerte golpe en la cabeza que lo tiro del caballo dejándolo inconsciente, sus fuerzas pensando que estaba muerto huyeron dejándolo en el campo de batalla.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [SOBRENATURAL]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Wankix era el enemigo desde siempre de Dougan señor de los altos de Gimer mientras Wankix era el señor de Lorka, dos estados feudales en pugna desde muchas décadas atrás en aquel mundo medieval dominado por el poder de la espada, magia e ignorancia de la población en general aquel conflicto derivo en un una nueva  batalla entre las fuerzas de ambos líderes, pero a diferencia de otros encuentros Wankix recibió un fuerte golpe en la cabeza que lo tiro del caballo dejándolo inconsciente, sus fuerzas pensando que estaba muerto huyeron dejándolo en el campo de batalla.

Los hombres de Dougan rápidamente se percataron que Wankix no estaba muerto por lo que procedieron a llevarlo al castillo, donde recibieron órdenes de desnudarlo, al hacerlo Dougan se percato del enorme falo que pese a estar dormido caso era de la misma envergadura que la suya, además de un esplendido cuerpo Duogan ordeno que Wankix fuese llevado a una de las habitaciones del castillo y fuese dejado desnudo en ella, dado que nunca había visto la cara de Dougan pensaba tomar ventaja de aquello para obtener algo de placer como diversión con algo que se le ocurrió.

Cuando Wankix recupero la consciencia horas después, Dougan estaba a su lado en otra cama desnudo fingiendo que estaba también inconsciente, Wankix alarmado pronto se percato que habia sido hecho prisionero, de su peor enemigo esperaba ser pronto ejecutado de una manera espantosa pero en ese momento su mente solo se concentro en el bello hombre desnudo rubio tendido en la otra cama que era muy bello con facciones muy masculinas que de alguna manera lo atrajeron sin saber la razón se acerco a él y le sacudió el hombre, al abrir los ojos Wankix se estremeció al ver sus penetrantes ojos verdes que lo miraron directamente a los ojos.

-“¿Quién eres? ¿Dónde estamos?” Pregunto con un tono alarmado Dougan.
-“Soy Wankix y creo que somos prisioneros de Dougan”. Respondio Wankix.
-“Que debemos escapar de ese sadico”. Dijo Dougan alarmado.
-“Tranquilo” Le dijo Wankix mientras lo ayudaba a ponerse de pie.

Wankix viendo que el bello rubio estaba algo asustado se le acerco lentamente para darle un paternal abrazo. Cuando lo abrazo sintió la calidez de su cuerpo desnudo, al parecer no le importaba que estuviera sin ropa la mano de Wankix empezó a pasar por su cuerpo comenzando por su pecho y después bajando lentamente hasta llegar a mi vientre donde se detuvo para mirarlo a los ojos, sin decir una sola palabra lo volvió abrazar fuertemente como si nunca lo quisiera soltar, el correspondió el abrazo de la misma manera, no les importaba que estuvieran desnudos ni que sus penes para ese momento erectos se estuvieran tocando.

Incluso era agradable esa sensación de abrazar a alguien sintiendo el calor de su cuerpo, al levantar la mirada sus rostros quedan a escasos centímetros donde en un instante se besaron de una forma muy apasionada. En ese momento Wankix no sabía que pensar pero la sensación de los labios de aquel rubio sobre los suyos era indescriptible, el cosquilleo en su estómago fue más fuerte que nunca así como el sudor que emanaba de sus cuerpos, después de permanecer abrazados y besándose por unos segundos y cuando sus bocas se separaron le dijo.  

-“Lo siento, no pude contenerme, no pude evitarlo”. Dijo Winkex a Dougan.      

Para Dougan que sentía nuevamente excitado le fue evidente que Winkix también lo estaba por la tremenda erección que tenían ambos en ese momento Winkix se le quedo viendo su erección con una sonrisa. Dougan dando un paso hacia Winkix acerco sus labios a los suyos y le dio un apasionado beso, en ese momento nada más importaba para ambos solo se dejaron llevar, Dougan sentía su lengua húmeda intentando introducirse en su boca, permitiéndolo lo abrazo y suavemente bajo sus manos por su cuerpo para apretar sus nalgas a lo que Winkix respondió de la misma forma pero para sujetar y frotar su endurecido pene.    

Ambos se recostaron en la cama sin separarse aun besándose, acariciándose con frenesí Winkíx sintió como Dougan le apretaba sus huevos fuertemente En ese momento no sintió dolor solo placer, podía sentir su piel caliente junto a la suya mientras su respiración se volvía cada vez más agitada, su sudor mezclándose con el suyo e intercambiando sus cálidos alientos, Dougan se separó un momento para poder respirar el sudor se cuerpo hizo que la nueva sensación fuese mil veces mejor, sus cuerpos resbalaban con cada movimiento con mayor facilidad, mientras Dougan le daba una suave masturbación a Winkix.     

Winkix deslizo su mano hacia el ano de Dougan y empezó a jugar con él, lo acariciaba e intentaba introducir un dedo ocasionando que su corazón latiera aún más rápido que antes que era seguido por un calor intenso que brotaba de su cuerpo, su respiración era más intensa y al momento de lograr introducir su dedo le hizo soltar un fuerte gemido a Dougan.      

-¿Te gustó? Le pregunto Winkix.
-“Sí, me gusta mucho no pares por favor”. Respondió Dougan.       
-¿Quieres sentir algo mejor? Pregunto Winkix.           
-“Sí, lo que sea” Dijo Dougan.     

Al momento de decirlo Winkix dirigió a boca a su pene introduciéndoselo completamente, Dougan expertamente comenzó a succionarlo con fuerza como si se tratara de algo muy sabroso ocasionándole a Winkix espasmos y ganas de orinar, lo sacaba para lamer todo su glande jugándolo con su boca, el pene de Winkix estaba a punto de reventar después de apenas unos minutos de aquella grandiosa felación que Dougan le estaba haciendo pero antes de que pudiera correrse Winkix quería hacer lo mismo con su pene en erección. 

Winkix se recostó boca arriba y Dougan se coloque sobre él en cuatro patas dejando mis nalgas y ano su alcance, Winkix no tardo en meterse su pene dentro de su boca con un gran impulso se trago por completo, lo fui introduciendo lo más profundo que pude hasta llegar a sus huevos, su sabor era un poco salado y sentía como si fuera un globo lo que chupaba con la diferencia que estaba duro, mientras lo chupaba, sus dedos jugaban con su culito  dilatándolo más y más que introducía dentro de él,

A Dougan le gustaba como le abría sus nalgas pero lo más rico fue sentir en un instante la lengua calientita tocar su ano y recorrer todo el camino con su lengua desde su ano hasta su endurecido pene, ambos estuvieron así dos minutos hasta que la sensación combinada de tener su pene en su boca mientras el succionaba el mío y un dedo dentro de su ano ocasionó que el cuerpo de Dougan comenzara a temblar y sentir espasmos más fuertes que sumados a unas increíbles ganas de venirse mientras su cuerpo se contraía concluyo por expulsar la carga acumulada en sus huevos con mucha fuerza provocándole un primer gran orgasmo.

-“¡AAAAAHHHHHH!” Gimio Dougan.

Winkix se detuvo unos instantes y le pregunto, si estaba bien… Dougan no le respondíó, pero jadeaba visiblemente Winkix se deslizo por un lado para dejar aun en cuatro patas sobre la cama para empezar a mover su pene circularmente sobre el ano de Dougan, al sentir como su cuerpo se estremeció supo que estaba más que dispuesto a todo… empezó a le estocadas suaves como lentas, luego rápidas y fuertes, de pronto Winkix empujo su dura erección en un solo envión por su ano, que creía era virgen, se sentía como si lo fuera pero ya no más pensó para su mismo Winkix,

Dougan lanzo un alarido de placer y sin moverse espero a que Winkix empezara a moverse, con sus ojos apretados, por su parte Winkix sentía como el ano de Dougan latía y parecía apretar como aflojarse sobre su pene, como queriendo aún más… Claro producto de la excitación y el morbo del momento… Finalmente, comenzó a sacar y meter su ardiente erección de las entrañas de Dougan que casi de inmediato comenzó a gemir de placer.   

Al unísono, ambos gemían mientras el pene de Winkix entraba y salía en la habitación, solo se oía  el golpeteo de la pelvis de Winkix con las nalgas de Dougan que no dejaba de gemir aquello continuo por 20 o 25 minutos y como si estuvieran sincronizados, los dos eyacularon al mismo tiempo Winkix inundado el culo con su elixir, que fue abundante y caliente, tanto que al sacar su pene su semen comenzó a escurrir por las piernas de Dougan… fueron tal vez 4 o 5 fuertes choror, que ardientes llegaban hasta el fondo de sus entrañas  y con una estocada final, Winkix se desplomo sobre la cama con Dougan cayendo sobre su pene para luego darse un apasionado en la boca.        

Sus lenguas, era como si quisieran devorarse mutuamente, su lengua luchaban dentro de sus bocas y su saliva ahogaba su excitación. Pero pese a esa tremenda corrida cuando Winkix saco su pene de Dougan su palpitante erección aun seguía disparando largos y abundantes chorro de espeso  semen… había logrado por primera vez una eyaculación, como nunca antes, con las nalgas de Dougan llegas de semen jadeante encima de Winkix ambos quedaron besándose sobre la cama hasta quedarse dormidos.

Winkix se despertó cuando el seguro de la puerta de habitación sonó como si alguien lo intentara a abrir, Winkix no encontró por  ningún lado a Dougan, varios guardias de pronto entraron a la habitación, con los que Winkix forcejeo pero fue sometido rápidamente luego fue llevado aún desnudo a un gran patio donde fue sujetado a un sólido muro con grilletes bien empotrados en el muro, donde sujetaron sus muñecas y tobillos.

Ahí quedo Winkix por espacio de varias horas hasta que de pronto una puerta se abrió y Dougan apareció desnudo con una tremenda erección detrás de él un pequeño dragón venia felizmente caminando guiado por una cadena que Dougan sostenía, de inmediato Winkix supo que ese hermoso rubio que tanto placer le había dado no hacia tanto tiempo, quedo claro que no era un prisionero mas y que había sido engañado sin saber la razón de aquella farsa, Dougan con el dragón llegaron a donde estaba y dijo.

-“¿Como estas Winkix?” Dijo Dougan.
-“¿Quién eres en realidad Dougan?”. Pregunto Winkix.
-“Soy el señor y amo de estas tierras como castillo”. Respondió Dougan.

En ese momento Winkix comprendió que había intimado con su peor enemigo, iba a comenzar a insultarlo cuando Dougan hablo.

-“Déjame presentarte a mi mascota, se llama Willy y me temo que tiene algo para ti”. Dijo Dougan.

Winkix estaban con centrado en su rubio enemigo que no presto atención a que el pequeño dragón se había colocado debajo de él, y estaba olfateando sus huevos, Winkix sintió el cálido aliento de Willy que le hizo tener una tremenda erección, Willy pareció estar contento al ver la erección de Winkix.

De pronto una pequeña llamarada de color azul broto  de las fosas nasales del hocico del dragón, que hizo que el gran miembro viril de Winkix ardiera en llamas, fue como si su pene estuviese bañado en brea, la llama no se extinguió, de alguna manera pese a sentir dolor aquella llama sobre su pene lo hacía sentir como si alguien lo estuviera masturbando lentamente de pronto en medio de la desesperación y terror que le hicieron sentir a Winkix ver su pene en llamas una enorme descarga de su espeso broto de la punta de su miembro.

Mucha de la descarga blanca baño al Willy que se lamio aquella sustancia con especial gusto, fue en ese momento que Winkix comenzó a sentir un dolor indescriptible sus alaridos de dolor eran desgarradores y de pronto el dragón abrió sus fauces de manera monumental para engullirse tanto el pene en llamas como los huevos de Winkix los ojos de la bestia y Winkix se miraron fijamente antes de que esta le arrancara sus amados órganos viriles convirtiéndolo en un eunuco para el resto de sus días, pese a lo brutal de aquello hubo muy poca sangre.

Cuando Willy dejo de masticar los órganos viriles de Winkix lanzo una llamara final que cauterizo cualquier sangrado que pudiera haber en su entrepierna, aquello fue todo Winkix se desmayo más que por dolor por la impresión de verse despojado de lo más preciado para él.

Winkix fue dejado en un lugar en donde sus hombres lo encontraron cabe señalar que luego de aquello nunca volvió haber un encuentro entre ambos feudos, y se dice que Winkix siempre repetía entre pesadillas el nombre de Willy, nadie sabía quién era ese que le causaba tanto miedo a su señor.

Aunque luego se supo de un enorme dragón que merodeaba por los altas llanuras que algunos llamaban “Willy el Dragón”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

WILL Y LAS PERVERSAS.

Will de 16 años era un adolescente caliente y listo para el sexo en cualquier momento con erecciones a todas horas y ganas de correrse también no dejaba pasar mañana y noche sin descargar sus huevos de la carga de semen que constantemente producían por lo que la masturbación era parte de su vida diaria desde los 14 años que descubrió lo que era masturbase gracias a un video de Internet, virgen aun estaba en busca siempre de alguna mujer......


WILL Y LAS PERVERSAS
Will de 16 años era un adolescente caliente y listo para el sexo en cualquier momento con erecciones a todas horas y ganas de correrse también no dejaba pasar mañana y noche sin descargar sus huevos de la carga de semen que constantemente producían por lo que la masturbación era parte de su vida diaria desde los 14 años que descubrió lo que era masturbase gracias a un video de Internet, virgen aun estaba en busca siempre de alguna mujer.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SOBRENATURAL] [SECUESTRO]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Will de 16 años era un adolescente caliente y listo para el sexo en cualquier momento con erecciones a todas horas y ganas de correrse también no dejaba pasar mañana y noche sin descargar sus huevos de la carga de semen que constantemente producían por lo que la masturbación era parte de su vida diaria desde los 14 años que descubrió lo que era masturbase gracias a un video de Internet, virgen aun estaba en busca siempre de alguna mujer que le abriera las piernas para poder experimentar lo que era el sexo por primera vez.

Will no era feo y mucho menos tímido de hecho tenía un carácter bastante alegre y abierto, era bien desenvuelto con las chicas, pero aun virgen, pero todo eso cambio cuando una tarde cuando regresaba de la prepa (instituto) un camioneta cerrada se detuvo abruptamente a un costado, su puerta se abrió y un dardo impacto en su cuello, que lo dejo sin sentido en cuestión de segundos ni siquiera pudo gritar por auxilio nadie vio nada pues en ese momento transitaba a pie por una calle solitaria por donde cortaba camino para su casa.

Will despertó en lo que parecía ser una cueva estaba solo en ropa interior aquella caverna estaba sin ventana y solo una puerta de madera solida era la única entrada o salida de donde estaba, en su tobillo le había sido colocado un grillete de metal a la que se le unía una larga cadena, que sin embargo no le permitía llegar a la puerta, grito por horas y horas pero nada paso, se canso y se durmió profundamente a consecuencia del cansancio, hambre y aburrimiento pero de pronto Will se despertó súbitamente al escuchar que la puerta se abrió de repente.

Ante los ojos de Will una chica de unos 18 o 19 años de cabello negro largo hasta un poco mas debajo de sus hombros vestida apenas con una panti coloro rosa fuerte en la que se marcaban perfectamente sus labios vaginales, pero sus senos como el resto de su cuerpo estaba desnudo, los ojos de Will se abrieron grandes, al verla su pene tuvo una erección casi de inmediato, que hizo aparecer una sonrisa picara en el bello rostro de la chica que llevaba una bandeja en sus manos con algo de comida que acento a poca distancia de Will.

-“¡Hola soy Jiny! ¿Cómo te llamas guapo?” Pregunto la morena.
-“¡Me llamo Will!” Contesto el adolescente con algo de pena.
-¿Dime Jiny porque me han secuestrado? Pregunto Will algo nervioso.
-¡Lo siento lindo pero eso no te lo puedo decir! Respondió Jiny, añadiendo.
-“Ahora come y regresare en un rato para pasarle muy bien”. Dijo Jiny para besar en los labios a Will fue un beso largo como apasionado.

Jiny apenas separo sus labios de los de Will se puso de pie y se marcho dándole al adolescente un vista de sus impresionantes bien formadas nalgas que hicieron que su pene en erección aun diera un fuerte respingo.

Unas dos tres horas más tarde Jiny regreso, venia un balde en la que flotaba una esponja, se acerco a Will y sin decirle nada tomo la esponja y empezó a lavarle su cuerpo, solo con ese primer contacto Will quedo muy excitado por aquella situación que provoco que tuviera casi al instante una tremenda erección descomunal que alcanzo los 19 centímetros que quedo en todo su esplendor a la vista de Jiny debajo de su ropa interior que era la única prenda que cubría el cuerpo de Will.       

Jiny le quito su ropa interior a Will sin mayor esfuerzo para seguía frotando su cuerpo con la esponja húmeda y poco a poco bajo hasta su erecto pene donde comenzó a frotarlo suavemente, primero con la esponja hasta que la dejo a un lado para Jiny comenzar a hacer lo mismo pero sin esponja, acariciaba su pene suavemente para al cabo de uno minutos empezar a masturbarlo subiendo y bajando cada vez a una velocidad superior, Will no daba crédito a lo que estaba ocurriendo, pero pronto noto que se iba a correr, ella se dio cuenta y apretó la base de su polla cortando la eyaculación, de tajo y le dijo.          

-“Todavía no, cariño”. Dijo Jiny.

Ella entonces se dio la media vuelta dándole la espalda a Will para despojarse de su panty (braga) al agacharse el pene de Will en total erección quedo entre sus magnificas nalgas ya al desnudo, Will hombre al fin y al cabo no pudo resistirse a frotar su glande contra sus labios vaginales, lo que le produjo un  espasmo a Jiny quien jadeando le dijo. 

-“Ay cariño que caliente la tienes”. Lo que hizo excitar aun más a Will.   

Entonces Will sin dudarlo repitió dicha acción, que le dio un gusto tremendo como nunca antes había sentido en su corta vida Jiny de repente se gira y le da un beso en la boca que Will respondió de inmediato encantado, sus lenguas se juntaron y el baje una de sus manos hasta su raja toda afeitada sin un solo vello en toda su entrepierna, lo que dejaba admirar toda su belleza, Will  empezó a penetrarla con dos dedos como lo había visto en una porno, parecía que Jiny se moría de gusto por lo que saco los dos dedos y dejo de besarla, se le quedo mirando fijamente y ella se lleve esos dos dedos relucientes con sus flujos a la boca, lo que lo dejo sorprendido, y por supuesto, cuando Jiny termino de chupar sus dedos le dijo.   

-“¡Vamos… Cariño métemela!” Dijo Jiny con voz agitada.  

De inmediato Jiny tomo el pene de Will para dirigirlo a la entrada de su vagina, su pene no tuvo dificultad en entrar y de inmediato ella comenzó a moverse lo que hizo que Will empezara a penetrarla los gemidos de ambos pronto fue lo único que se escuchaba en aquella celda convertida en habitación ella seguía con sus gemidos, parecía que gozaba brutalmente, tanto como Will lo hacía, pues era la primera ver que lo hacía estaba siendo desvirgado por una de sus secuestrares pero en ese momento eso no le importaba.           

- “¡AAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHH!”    Gemía Jiny.  
-“SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!” Repetía ella una y otra vez.     
-“¡AAAAAAAAAAAAAHHHHHH!”
-“SIGUEE, SIGUEEE ¡DAME MÁS FUERTEEEE!” Pedía Jiny.       
-“¡ME CORROOOOOOOOOOOO!” Grito de repente Jiny.   

Jiny noto como se corría brutalmente mientras él la seguía bombeando sabiendo que no iba a aguantar mucho se estaba volviendo loco sentir como se corría mientras seguía penetrándola, y no se equivocaba unos dos minutos después Will se corría desfasadamente dentro de su vagina expulsando 6 o 7 grandes chorros con tal fuerza que llegaron hasta su útero.

Jadeante Will saco su polla de su vagina, aun chorreando semen aun y cayó de rodillas pues su piernas apenas podían sostenerlo Jiny se puso de cuatro patas ante Will tomo su pene para empezar a chupar su aun erecto pene limpiando los restos de sus jugos que había dejado sobre su pene, se lo chupaba tan bien que Will sentía que estaba en la gloria misma mientras él le tocaba los pezones de esas maravillosas tetas que tenia, y nuevamente sintió como se corría otra vez, esta vez no fueron tantos chorros los que golpearon contra su garganta, pero se podía apreciar como se le salía de la boca parte del semen que descargo en su boca.

Will cayo exhausto mientras Jiny se limpiaba el semen de sus labios y con semen chorreando entre sus piernas, tomo su ropa interior, sin ponérsela camino meneando sus magnificas nalgas hasta la puerta no sin antes decirle al desfallecido pero muy contento Will.

-“Estuvo muy bien cariño mañana vendré por mas, ahora descansa y repón tus fuerzas” Dijo Jiny.

Luego se marcho, dejando a Will que poco a poco se recupero de los dos enormes orgasmos que había experimentado durante su primera vez.

Durante las siguientes dos semanas todos los días unas horas después de llevarle su almuerzo Jiny y Will se enfrascaban en un tremendo encuentro sexual que los hacía gritar hasta correrse dando alaridos de placer, una tarde Jiny le trajo su almuerzo a Will y lo beso en los labios de manera muy sensual que dejo al adolescente muy excitado por lo que se comió su almuerzo sin sospechar que en esa comida estaría su perdición, y se quedo dormido a la espera de Jiny.

Will se despertó para encontrarse en otra habitación sobre una viga de madera apenas podía moverse, sin embargo logro ver a Jiny y a otra chica rubia, de senos pequeños incluso por lo menos en apariencia menor a Jiny estaba tan solo vestida con una ajustada panty, ella le dijo a Jiny.

-“Vaya ahora entiendo porque no querías que fuese procesado antes Jiny”. Dijo la rubia

Luego la rubio le dio algunas nalgadas a Will que pese a sentir el ardor que esas nalgadas le hicieron sentir no puso ni gemir, gruñir o gritar de dolor,  luego usando sus piernas le abrió sus piernas a Will lo que dejo sus huevos y pene colgando entre ellas.

La rubia sin piedad alguna, comenzó a patear los colgantes huevos de Will que incluso su cuerpo se elevaba unos milímetros de la viga con cada impacto de la pierna de la rubia sobre sus huevos que no dejo de patear hasta que sus huevos quedaron del doble de sus tamaño normal visiblemente hinchados Will que quería dar alaridos de dolor, no podía más que respirar aceleradamente, sin poder gritar por alguna razón.

Cuando la Rubia dejo de golpear los huevos de Will fue hasta una mesa y regreso con una tijera pero no solo eso sino con elastrador, ya cargado con dos ligas, dado lo hinchado que estaban los huevos de Will tuvo muchos problemas para pasarlos por en medio de las extendidas ligas, cuando paso los huevos de Will por las ligas, libero el seguro del elastrador y la liga se contrajo sobre el escroto del adolescente que sintió un terrible dolor de inmediato, todo su cuerpo comenzó a temblar y sacudirse sin control, todo esto ante la mirada de Jiny que observaba todo con los brazos cruzados solo vestida con su panty rosa.

La rubia espero a que el cuerpo de Will dejase de sacudirse para tomar la enorme tijera que había traído y coloco las afiladas cuchillas entre ambas ligas castradoras colocadas en su escroto para cercenar su bolso de piel con su contenido viril en su interior de un solo corte, que quedo en la mano de la rubia, el cuerpo de Will se sacudió con fuertes convulsiones de dolor, sus ojos se pusieron en blanco y antes de perder el sentido de nuevo escucho la rubia decirle a Jiny.

-“Aquí tienes tu trofeo”. Dijo la rubia Jiny.

Will despertó, en un hospital, castrado para el resto de sus días, lloro mucho por su perdida, aunque conto todo a las autoridades jamás encontraron a mujeres con la descripción que el conto ni con el lugar que también describió pero desde su incidente otros tres casos parecidos han aparecido todos ellos de adolescentes castrados, las autoridades las llamas “las perversas”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

GÁRGOLA

Sentado en aquel lugar que se promocionaba virtualmente como “antro extraño por la noche”, escondido detrás de una galería de la concurrida avenida trataba de disfrutar esa noche luego de tanto tiempo siendo de piedra. Intentaba ver cualquier cosa, me servía como excusa para seguir disfrutando. Un hombre musculoso con camisa sin mangas atendía la barra, haciendo una mueca idiota con su boca cada vez que le tocaba saludar a algún caballero......


GÁRGOLA
Sentado en aquel lugar que se promocionaba virtualmente como “antro extraño por la noche”, escondido detrás de una galería de la concurrida avenida trataba de disfrutar esa noche luego de tanto tiempo siendo de piedra. Intentaba ver cualquier cosa, me servía como excusa para seguir disfrutando. Un hombre musculoso con camisa sin mangas atendía la barra, haciendo una mueca idiota con su boca cada vez que le tocaba saludar a algún caballero.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SOBRENATURAL]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo & DarkSoul





Sentado en aquel lugar que se promocionaba virtualmente como “antro extraño por la noche”, escondido detrás de una galería de la concurrida avenida trataba de disfrutar esa noche luego de tanto tiempo siendo de piedra. Intentaba ver cualquier cosa, me servía como excusa para seguir disfrutando. Un hombre musculoso con camisa sin mangas atendía la barra, haciendo una mueca idiota con su boca cada vez que le tocaba saludar a algún caballero.

Le pedí un mojito y me dio dos, esa era la promoción permanente del local. En una de las mesas del fondo un grupo de hombres de camisa, corbata y zapatos lustrados cada cierto rato se reían explosivamente, recordando tal vez alguna antigua y repetida anécdota laboral. El ruido del choque de copas y vasos se mezclaba con antiguos hits de Depeche Mode, Erasure y Eurythmics. No pude escribir más que un par de líneas. Solo pensaba en unos brazos grandes y velludos que me aprisionaran por la espalda, una respiración agitada en el cuello y vellos barba rozándome los hombros, tal como había pasado con un masajista durante esa misma tarde. No deseaba escribir. Pagué y salí sin despedirme.   

Caminé un rato por la avenida que había cambiado mucho desde la última vez que la recorrí con sus autos de formas extrañas, a un lado de la ribera del río. Sin detenerme por nada en particular, observe dentados en algunas bancas, apoyados en un árbol o apoyados en la verja se encontraban aquello hombres que deambulan por la ciudad cuando cae la noche, aquello aun no había cambiado pensé, moviéndose sin rumbo y alejándose siempre de la luz. Pasé cerca de uno de ellos, retrasé un poco el paso y busqué su mirada. Me miró de reojo por un instante. Caminé un poco más y me di la vuelta. El individuo se había acercado a un árbol para orinar, mirándome mientras sacaba su pene del pantalón. Terminó y se mantuvo ahí, moviéndolo de un lado a otro, en círculos, hacia arriba y abajo mientras miraba concentrado sus maniobras y me mordía los labios.

Me hizo un gesto con la mano y al segundo ya se lo estaba chupando. Estando ahí me preguntaba por qué lo hacía. Me lo saqué de la boca y miré hacia arriba: vi un rostro desfigurado, con los ojos inyectados en sangre y la piel llena de cicatrices. Seguí mamando al monstruo, pero a los pocos segundos me levanté y me despedí diciéndole que en realidad solo estaba de paso. “No, quiero tocarte”, expresó rompiendo el silencio con una voz que asemejaba a un infante, mientras una mano firme y peluda me intentaba agarrar el pene. Le di un no rotundo y continué mi camino.   

-“No lo pienses tanto, bonito”, me dijo el masajista luego de darme un último beso al salir de su departamento en el centro.

Detectó que los dolores en mi espalda venían de la mente.

-“¿Estás enfermo de algo?” Me preguntó mientras pasaba sus manos por mis escuálidas piernas.
-“No lo sé”. Le repliqué.

Me pidió que me girara para darme la última parte del masaje. Me empezó a masturbar. Yo quería tocarlo, lamer su cuerpo, pero eso no estaba incluido en el servicio. Era un poco menor que yo y tenía buen físico pero unos ojos apagados, que igualmente me parecían atractivos. Como no lograba eyacular, empezó a respirar agitado en mi oído y besarme el cuello. Sentía mucho placer, pero no lograba acabar. En un momento nuestros labios estuvieron tan cerca que nos empezamos a besar. Él se subió a la camilla y me abrazó mientras hundía su nariz en mi nuca.

Unos mensajes por Whatsapp fueron los que interrumpieron la escena. Me incorpore a contestarlos y con eso ya se daba por terminado nuestro encuentro. Volví a recordar su beso de despedida cuando me di cuenta que había caminado hasta un enorme parque, cerca de un gran teatro. Me senté en uno de los bancos donde las señoras de las cercanías descansan por las tardes con sus perros y las jóvenes parejas hacen una pausa con sus hijos que comen algodones de azúcar. Estaba frente a un museo, al lado de una escultura gigante con diversos seres alados.

A mi lado se sentó un ser alto, de canas y de severa expresión. Me preguntó qué hacía. Le dije que simplemente caminaba.

-“Quiero que me den una mamada”, dijo de pronto.
-“Feliz lo haría, pero aquí no se puede”, le respondí.

Propuso ir a casa que quedaba a la vuelta. Terminé aceptando. Era un inmueble antiguo y espacioso que quedaba al frente al parque. Llegamos a su habitación, se quito la ropa y se acostó en la cama, a la vez que buscaba una caja de cigarrillos en la cómoda. Le mire fumando mientras pasaba mi lengua por todo su envejecido cuerpo.       

-“¿Te gusta hijo mío?”, expresó de pronto.      
“Sí, me encanta”. Le dije. 
-“¿Te gusta chuparla?” Pregunto.           
-“Sí”. Le respondí. 
-“¿Sí qué? Señaló cortante.          
-“Sí, papi”. Dije complaciente.    
-“Muy bien mi niño lindo, ¿quién manda aquí?” Dijo después.       
-“Usted, papito”. Fue mi respuesta.        

-“Soy suyo, tócame”. Le dije mientras me abría de piernas y le mostraba mi ano.           
“Te quiero, hijo mío”. Me dijo pegándome fuerte en las nalgas.      

Seguí dándole una mamada por un rato más hasta que su pene empezó a convertirse en una masa amorfa, cada vez más insignificante. Se había quedado dormido. Me quedé ahí un poco más, pero luego preferí vestirme. Pensé en robarle algo de su habitación, en compensación, pero solo vi cuadros de caballos, cruces, libros cristianos y fotografías antiguas. Lo desperté para que me fuera a despedir, nos despedimos dándonos la mano. 

Llegué hasta una calle céntrica donde un tipo venía atravesando la calle. No me atreví porque sabía que los vehículos descienden de imprevisto por aquella curva. Pasó por mi lado y me tocó la entrepierna, diciéndome fugazmente que tenía que cruzar. Me di vuelta y lo observé. Joven, cabello negro peinado hacia arriba, buen cuerpo. Muy penetrable. Me preguntó con voz de ebrio si tenía un cigarro, pero le dije que no fumaba de eso. Le ofrecí algo más y pareció especialmente emocionado. Fuimos a una parte más escondida y comenzamos a fumar. Se voló al instante elogiándome a cada rato lo que le había convidado. Caminamos un poco más y le dije que me gustaba recompensar a la gente de mi agrado. Respondió que entonces también tenía que recompensarme de algún modo.      
     
Con descaro le miré el bulto del pantalón. Se dio cuenta y me sonrió. Le dije que pasáramos a un motel, que pagaba. Justo andaba con un billete de 10 en el bolsillo. Llegamos y entramos, en el cuarto piso de un pequeño edificio ubicado al lado de un café. En la última puerta había que tocar un timbre. El piso parecía imitar al mármol, una pequeña pileta de piedra se emplazaba en uno de sus rincones y las paredes tenían grandes espejos circulares con marcos dorados. El lugar era atendido por unas amables señoras, algunas ya muy ancianas a una de ellas la conocí de joven cuando ayudaba a su madre en ese mismo lugar, quienes eran las encargadas de limpiar las sábanas de los fluidos esparcidos por gente promiscua.

Llegamos a la habitación y él se acostó tapándose los ojos con los brazos. “Estoy muy contento”, señaló entre confundido y agradecido. Apagué la luz y me encargué de desvestirlo lentamente. Luego mi boca se encargó de recorrerlo por completo. Saboreando su pedazo de carne, lentamente, para después de golpe llevarlo hacia el fondo de mi garganta, donde el hombre aprovechó de presionar con fuerza con una de sus manos en mi nuca, tan fuerte hasta sentir ganas de vomitar, no de asco sino porque ya no pude respirar, comenzó a doler, sientes que un líquido más espeso se empieza a acumular en tu interior, y las arcadas son cada vez más intensas. Me pregunto si me gustaba, le dije que me encantaba, como siempre.           

Estuve también por un buen rato chupando sus peludos testículos hasta que decidí seguir bajando. Le pasé la lengua lentamente por su ano y fui entrando entre sus paredes de a poco. Comenzó a gemir, en tono grave, alargando cada sonido. Todo eso lo hacíamos no estando completamente despiertos. De repente, me tomó de la cintura para introducir su pene erecto, acto que me sacó del estado de ensoñación en que me encontraba para llevarme al dolor placentero. Su virilidad me hacía enloquecer. Sentía su barba cálida cuando nos decidimos a besarnos. Después de un rato acabó y se quedó dormido.         

Me quedé en silencio, en posición fetal. Luego lo abracé y cerré los ojos pensando en que en ese mismo lugar había estado hace tiempo con Vicente, un día en que después de hacer el amor lloramos ante la posibilidad de perdernos mutuamente (cosa que sí ocurrió finalmente). Recordé que era invierno y que solo llegábamos ahí para poder abrazarnos y hacernos cariño debajo de las usadas frazadas. Yo le prometí que nunca lo olvidaría (eso sí lo cumplí). Me acosté en el pecho del desconocido, mientras me cubría con uno de sus brazos. Despertamos con el sonido del teléfono al lado de la cama, donde una de las señoras nos avisaba que ya se habían cumplido las tres horas. Entré al baño y me lavé la cara. Me vi al espejo y me encontré delgado en extremo. Cuando salí el hombre ya se había ido.        

Bajé y volví a caminar por la calle desviándome en dirección al lugar más alto que ubique. Mientras subía veía a hombres escondidos entre los árboles, detrás de los basureros con el insigne logo de la municipalidad y las esculturas de piedra. En una parte más peligrosa hice también uso de las manos para continuar. Me vi sentado en el pasto con mi antiguo amor, cuando lo observaba por horas pensando en que me encontraba frente a la persona más hermosa de este planeta. Me vi besándolo con ternura, tomarle las manos y acariciarle el cabello. El sonido de cascada me hizo regresar a la realidad.

Caminé a duras penas y llegué hasta la torre más alta, donde el viento me golpeaba con violencia a la cara. Allí arriba se veía, en las escalinatas de piedra, entre los matorrales, atrás de un negocio, a hordas de hombres entregando cada parte de sus cuerpos a algún solitario compañero. Uno de ellos se acercó introduciendo al segundo su miembro erecto en mi boca. Me sumergí entre sus vellos sudorosos. Luego llegó otro, con el pene más grueso y húmedo, quien mientras me lo metía en la boca comenzó a besarse con el otro sujeto. Sentí que por detrás alguien me estaba bajando el pantalón, escupiendo en uno de sus dedos para introducirlo en mi ano.

Después ya no tenía uno de mis zapatos porque otro hombre me estaba lamiendo los pies. Cada vez aparecían más y más penes, manos, culos y bocas por todo mi cuerpo. Pasaron los minutos y mientras cerraba los ojos escuchaba masculinos gemidos, para luego sentir chorros de semen caliente que caían sobre mí.      

Lo último que recuerdo es haber esbozado una sonrisa antes de sentir cómo todos mis músculos comenzaron a apretarse con violencia. Las caricias se detuvieron. Escuché unos gritos previos a que sintiera que me daban vuelta con violencia, me despojaban de toda la ropa y me separaban las piernas. Sentí una lluvia de escupitajos y orina caliente sobre mi cuerpo. Entre confundido y extasiado, vi mi sombra en el reflejo del suelo formado por la luna. Me hicieron palanca en una de mis extremidades hasta que cedió, me arrojaron piedras por la espalda y marcaron mi desnudez con cigarrillos encendidos.

Uno aquellos hombres e atravesó el ano con un palo largo y afilado, repetidas veces mientras mis gritos eran apagados entre varias manos. La sangre comenzó a descender a raudales por las escaleras del edificio hasta la siguiente planta, luego sentí que alguien tiro de mis huevos con fuerza, y luego sentí como usando una afilada navaja me los arrancaron castrándome en el acto, mi grito fue ahogado por la mano en mi vida y luego me desmaye por el terrible dolor que estaba sintiendo.

Antes de perder el sentido por completo sentí como algunos de esos hombres se vinieron sobre mi cuerpo entre gemidos y gruñidos de placer. Los primeros rayos del sol aparecían en el horizonte cuando me desperté, apenas pude subirme mi pantalón cuando los rayos del sol tocaron mi rostro petrificándolo de inmediato.

El resto de mi cuerpo corrió la misma suerte, quedando petrificado buscando abrocharme el pantalón y tomándome de la entrepierna desprovista de mis huevos.

Dos horas más tarde el conserje del edificio subió al mirador para encontrarse con la estatua de un hombre que no debería estar ahí, una mancha de sangre casi seca corría por las escaleras y un escroto en cuyo interior se apreciaban dos testículos como si fueran de verdad de piedra reposaban en el suelo a unos pasos de la estatua.

El hombre termino de limpiar la sangre y tomo los testículos dejándolos en la mano de la estatua que nunca volvería a tener vida, aquella extraña estatua pasaría los próximos treinta años en aquel sitio, siendo admirada por miles de personas antes de ser llevada a un museo de arte, donde aún permanece, quizás algún día vuelva a cobrar vida cuando la luz de la luna se vea incrementada por aquella extraña alineación planetaria de la noche que cobro vida aquella Gárgola. 
  



Autor: Anónimo & DarkSoul       Mail: darkasoulpgm@gmail.com

CREACIÓN DEL AUTOR

Cameron acarició su corta barba roja y se recostó en la silla de su computadora. Acababa de terminar otro cuento, por su recurrente tema sobre castraciones. Al escritor le encantaba hacer estas historias, el pensamiento de un gran hombre poderoso siendo neutralizado. Realmente lo excitaba, así que importaba algunos lo tomaban todo seriamente......


CREACIÓN DEL AUTOR
Cameron acarició su corta barba roja y se recostó en la silla de su computadora. Acababa de terminar otro cuento, por su recurrente tema sobre castraciones. Al escritor le encantaba hacer estas historias, el pensamiento de un gran hombre poderoso siendo neutralizado. Realmente lo excitaba, así que importaba algunos lo tomaban todo seriamente.

[GAY] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [SOBRENATURAL]


Categoria: Gay      Autor: Wyndfeld





Cameron acarició su corta barba roja y se recostó en la silla de su computadora. Acababa de terminar otro cuento, por su recurrente tema sobre castraciones. Al escritor le encantaba hacer estas historias, el pensamiento de un gran hombre poderoso siendo  neutralizado. Realmente lo excitaba, así que importaba algunos lo tomaban todo seriamente. El hecho es que si algunos de ellos realmente lo hicieron en la vida real, mientras pensaban en sus historias. Solo lo hacía mejor para él, quien masturbo con ese pensamiento en más de una ocasión.

Tenía la piel toda sudada... por supuesto que no muchos querían tener algo que ver con un viejo maloliente. Oh, él tomo un baño rápido para irse a un callejón oscuro. Dado que tenía que tener sexo... generalmente con un prostituto, cuando estaba con una gran necesidad. Ardía por venirse...  por lo excitado que estaba en ese momento.

Pensando en ello, se dio cuenta de que era por eso que muchos de sus protagonistas eran prostitutos. Asegurándose de que su trabajo fuera salvado, él era corpulento se vistió apresuradamente. Tratando de decidir si salía a buscar un tipo para penetrar, o simplemente una mamada rápido. Estaba muy excitado al escribir el final de su cuento. Todo sobre un gran zorro que era castrado, por un pequeño conejo inocuo.

Aunque era un trecho largo decidió ir a algunos puntos conocidos; Donde había tenido suerte antes. Sabiendo que siempre podría ir a los lugares donde seguro encontraría algo. Él visito los clubs primero, y aunque la mayoría estaban algo vacios. No encontró a nadie interesado en un anciano corpulento. El siguiente paso era ir al callejón detrás de ellos. Ahí tuvo una oportunidad un poco mejor, incluso detecto a un par de candidatos probables. Solo para que los tomasen justo antes de que pudiera hacerles una oferta.

En ese momento Cameron estaba desesperado, los olores y sonidos con el calor de todas las pieles lo habían puesto aún más excitado. Cameron vio... bueno, detecto a un enorme semental, apoyado contra una pared débilmente iluminada con su pene enorme y pesado colgando de su pantalón. El hombre corpulento se abrió camino hacia él, pero antes de que pudiera llegar, un zorro gris peludo... musculoso, también, llego primero y se lo llevó lejos. El resopló, sus fosas nasales se encendieron con el olor desvanecido de la lujuria fácil y pesada del semental. Y casi estaba por irse cuando unas inmensas manos se envolvieron alrededor de sus hombros. Se giró y sus ojos vieron hacia el estrecho callejón, donde un reluciente conjunto de dientes le sonrió de nuevo. Una voz demasiado familiar le sonó. -¿Qué pasa, Cam... teniendo problemas para encontrar acción esta noche? El ronroneo lujurioso con voz de gato que provocó un escalofrío en su espina dorsal.

"Errr... no más de lo normal". El admite, su voz ligeramente alta asusta al otro. "Y yo estoy tan..." Lo Interrumpe, preguntándose por qué la voz profunda y esas manos le parecen tan familiares. El se encogió de hombros... fue a muchos clubes y había estado con mucho hombres... "¿Y tú... me refiero a cómo va tu noche?" El pregunta tratando de no sonar antipático. Todo listo para el rechazo que sabía que vendría. "Entonces, ¿estás con estado de ánimo para...?" pregunta intentando no sonar a desesperado pero fallando completamente. La voz se ríe en la oscuridad, mientras el solo observa...

El cuerpo fuerte y grande amortiguado con algunos años de vida fácil, tal vez un poco blando en algunas áreas, tal vez un poco mayor que la mayoría de los jovencitos o jóvenes que frecuentaban ese lugar. Pero el olor... tenía el olor de los necesitados,  jugo de hombre... era intensamente seductor. Y ese tigre ha estado siguiendo a ese hombre por los últimos diez minutos, de todos modos.

"Bueno... estoy en el estado de ánimo de un lobo... pero el último se fue justo antes de que aparecieras..." La voz se vuelve un poco más débil a medida que él gira y recorre el callejón. "Probablemente tendré que autosatisfacerme a mí misma, esta noche..."

"¡Eh!" Se aclara la garganta un poco más fuerte de lo que pretendía. "Si prefieres tener alguna compañía... al lado de un lobo..." Stammers odiaba el rechazo amargo que estaba a punto de obtener. "Me encantaría complacerte". "Quiero decir, si realmente no quieres estar solo, y deseas compañía..." Tragando saliva al ver al enorme hombre detenerse para mirar hacia atrás sobre su amplio y poderoso hombro.

"Hmmm…" Sonó como si fuera en una dirección o en otra. El se gira lentamente, desnudo salvo por una gruesa trusa de cuero. "No... no necesitas enfermedades extrañas teniendo una vida sexual activa y saludable... Habría un montón de pernos sueltos que estarían muy trastornados..." Él le mira, Y luego levanta un dedo, haciendo gestos para que él entre en el callejón con él. Te ves como si pudieras manejar un encuentro en la oscuridad...

"Limpio... ¡oh sí, me cuido muy bien!" Aseguró emocionado, dándose cuenta de que solo podría tener la oportunidad de llegar a ver y sentir lo que estaba en ese enorme trusa de cuero. Con un temblor de excitación y tal vez un poco de miedo, Cameron se lo llevo al callejón oscuro. "Oh, apuesto a que puedes manera las enorme" Moviendo suavemente la bolsa abultada de la trusa de cuero. "¡Oh, sí, puedo manejarlas y bueno para un encuentro caliente en la oscuridad!" Cameron aseguro su otra mano cálida sobre la sedosa piel caliente del hombre. Cameron por su parte tenía otras cosas en su mente, ni siquiera prestaba realmente atención al adulador. Sin embargo, esa mano en su trusa le provoco un gruñido bajo, moviéndolo hacia un lado. Cameron se mueve agresivamente hacia delante, y su grueso y peludo pecho hace cosquillas al hombre – que se agarra de la ropa que lleva.

El está temblando ahora, casi lamentando sus acciones. Cuando sus ropas son desmontadas por dedos como agujas felinas. El miedo que hacía en su corazón latía salvajemente su aliento que entraba en jadeos. A medida que se daba cuenta del peligro, el gran depredador podría fácilmente romperlo por la mitad. O le hacerle cosas menos agradables si lo disgustaba. '¡Dios, el miedo lo hice ponerme tan caliente!', Pensó.

Cameron lo inspecciona o eso parece, y por supuesto hay esa sensación de que si él se desliza hacia arriba - sólo una vez - el tomara su prenda. ¡Ya que él tendrá bastante tiempo quitarle su trusa de cuero! El sorprendentemente cálido y peludo cuerpo de Cameron presiona contra el chico, y sus piernas lo sienten. Comprobando las grandes nalgas, dándoles un apretón... "Siempre le gustaba una presa con un poco de carne en sus huesos". Esa voz tan familiar, algo sonando que estaba mal, pero ¿qué campanas? Una cálida y peluda mano tomo el suave pene de Cam, y él comenzó a acariciarlo.

"Tengo más carne por delante". La lujuria le hizo atreverse, tomando su pene rígido en la parte forrada de piel. Incluso cuando las alertas resonaban en su mente. ¿Dónde había oído esas palabras antes... esas palabras pronunciadas de una manera tan sarcástica y oscura?

"Hahaha..." El joven se rió cuando su fuerte mano apretó el firme órgano en completa erección. "Carne dulce... la guardo para el postre." El joven ronroneó. "Si está bien". Su mano fuertemente apretada bombeo de arriba y abajo del órgano dándole una sensación sin par. Haciendo que Cameron gotee copiosamente liquido pre seminal sobre la suave piel del joven. Por las voces en el callejón se podía oír balbuceando suavemente, a los hombres saliendo del club con prisa sin duda. "¿Por qué no nos mudamos a un lugar más privado?" El joven gruñó mirando por el callejón hacia los sonidos.

"Ammmm... no me importa una audiencia". Cameron jadeó emocionado por la idea de alguien mirándolos.

"Me gusta la privacidad". El gran joven gruñó, atrayendo a Cam su pene endurecido. "Conozco un lugar... está cerca" gruñó, arrastrando rápidamente a Cameron por el callejón. Adelante... una sola luz colgaba sobre una gran puerta cortafuegos de acero. Un letrero de "Solo Empleados" se desvanecía colgado en la puerta de acero oxidable. Pero esto no frenó el joven, empujando la puerta abierta. Forzó a Cameron a atravesarla, la habitación más allá estaba en la oscuridad total para los ojos del ser humano asustado. El pánico atravesó a Cameron mientras la puerta se cerró tras él.

"¡Enciende una luz!" Ordenó Cameron, con voz aguda. El joven solo se rió, mientras sentía la gran mano invisible que acariciaba el cuerpo desnudo de Cameron. "¡Yo... no puedo ver!" El gruñó, aun más humilde esta vez.

Cameron se rió entre dientes con una voz que indicaba que disfrutaba del desamparo y el miedo del hombre. Aquella suave y peluda mano que acariciaba su cuerpo desnudo desapareció repentinamente. Dejándolo totalmente solo en la oscuridad, con el corazón palpitando;  con su enorme pene palpitando con necesidad. Inútilmente Cameron miró alrededor en la oscuridad. "Uhem..." El se aclaró su garganta nerviosamente. "¿Dónde ... dónde has..." Cam se acercó, al olor del sudor nervioso, asustado. Oh ese dulce olor que encendía sus sentidos.

-¡Aquí! - ronroneó, su respiración caliente tan cerca del rostro hizo que el ansioso Cameron retrocediera levemente.

-¡Oh... ahí estás! - exclamó Cameron, extendiéndose hacia la voz.

Sólo para que sus muñecas fueran agarradas fuertemente. Entonces la boca caliente del hombre fue presionada sobre la suya. Una larga lengua como fuerte separo sus labios para violar su propia boca y lengua. Dándole a Cameron un sabor de la última comida del hombre... carne de res... hígado tal vez... Entonces se había ido... dejando dejándolo pulsando en excitación sumisa... jadeando para respirar. "¡Eh... hey!" Cameron gruñó dando un par de pasos rápidos hacia delante y tropezando con algo. -¡Maldita sea! -murmuró mientras tropezaba con cosas que chocaban con el duro suelo de hormigón. Cuando el dolor se encendió en su dedo en el pie y las espinillas. Dentro de la oscuridad, el gran hombre sonrió divertido, mientras lo observaba tropezar. -¿Dónde estás? Él gruñó con los brazos extendidos, abanicando el aire vacío delante y a los lados de él. De repente, sintió una piel sedosa entre sus muslos desnudos, y luego una almohadilla de cuero caliente en su colgante escroto.

"Aquí mismo". La voz lujuriosa ronroneo fuerte en su oído por detrás. Haciendo a Cameron saltar de la sorpresa, sólo para sentir las agujas afilada de sus uñas clavarse en su escroto. Las uñas se clavaron en su piel delicadamente, sosteniéndolo en su lugar.

-¡Oh! -exclamó el gran y corpulento hombre, tratando de alejarse de aquellas uñas contenedoras. Pero solo consiguió que esas uñas se clavaran aun más. Una segunda enorme mano se coloco pesadamente sobre su hombro, agarrando su carne de gallina.

"¡Mejor deja de luchar... antes de que te castres!" La suave y aterciopelada voz ronroneo en su oído, luego la mano en su hombro lo empujo hacia delante con fuerza.

-¡No! -exclamó Cameron con terror, mientras sus pies golpeaban el borde de un viejo colchón que yacía en el suelo-. Haciéndolo sobre él, desesperadamente agarro sus testículos. Haciendo al hombre reírse en voz alta, porque él se había desprendido de ellos antes de empujar a Cam.

"¿Asustado ya?" Rió mientras se abalanzaba sobre el corpulento y asustado Cam. Lo fijó boca abajo en el viejo colchón hediondo. Cameron jadeando para respirar mientras su rostro era presionado contra el colchón. Incluso su nariz débil podía oler todos los olores en el. Olores fuertes de cuerpos... Sangre... Semen... Sin embargo, no tuvo mucho tiempo para reflexionar sobre todo ello. El gran hombre estaba maniobrando encima de él, de repente Cameron sintió ese órgano masculino tan largo tan caliente. Deslizándose entre sus nalgas al principio, y luego apunta más profundo.

"¡Hey!" "¡No creas que debas lubricar!" Cameron protesto, luchando y resistiendo tanto como podía. Su miedo y su excitación sexual crecieron con la oleada de adrenalina. Aun así, el que era de mayor peso y fuerza lo contuvo fácilmente. Siempre había sido una de las fantasías sexuales de Cameron. ¡Ser dominado debajo de un hombre bien dotado!

"Nawww se siente mejor de esta manera..." Él gruñe, el gran hombre disfrutaba mucho la lucha de su presa. La excitación que le produjo hizo que su pene quedase muy rígido.

"¿Mejor para quién?" Cameron gruñó, tratando de calmarse y relajar su esfínter. Mientras sentía un goteo caliente de líquido pre seminal del hombre gotear sobre su tenso orificio anal. La punta puntiaguda presionó entre su espasmódico ano con facilidad. ¡Obligándolo a abrirse más y más ampliamente obligándolo a tomar su completa circunferencia!

"¡Muy apretado!", Exclama el hombre con una risita mientras su glande se abre paso por su ano. El gran glande del hombre se sentía ligeramente húmedo, mientras se apretaba contra el pequeño ano de Cam. "¡Sí... de eso era de lo que estaba hablando!" El hombre ronroneó mientras el desamparado agujero caliente de Cameron se aferraba y apretaba su glande. Inclinándose hacia delante, El hombre sujetó su poderosa mandíbula sobre la parte posterior del cuello sin vello de Cam. La acción fue más fuerte que las palabras. Jadeando en el colchón sucio, Cameron forzó sus músculos anales a relajarse. De repente, el hombre se movió dentro de él. Haciendo al hombre suspirar de placer y alivio. -Por mí... ¡por supuesto! - El hombre ronroneó mientras permanecía inmóvil durante un largo instante sobre el tembloroso Cam. ¡Solo disfrutando de la sensación del agujero violado de Cameron alrededor de su pene completamente endurecido!

Poco a poco el hombre comenzó a moverse, clavando su enorme pene como si tuviera púas dentro y fuera. Que raspaban la próstata de Cam, enviándolo a la felicidad temblorosa. Con cada pequeño golpe lento que Cameron recibía lo hacía sentirse más sumiso, aun cuando le enviaba emociones eléctricas de placer a través de él. El salvaje pánico de Cameron se hundía, mientras el placer que se veía forzado desde su interior creció. La sensación de la piel suave del hombre acariciando su carne desnuda era muy emocionante. Quien cavó una de sus grandes manos  bajo el desamparado Cam, para descubrir su pene semi duro. Ya había rezumado un charco de pre-semen sobre el colchón. "¡Jeje... eres casi una perra!" Él dijo se rió mientras sus empujes se hacían cada vez más fuertes. Haciendo a Cameron gimiera y llorara en voz alta por el placer que sentía.

"¡Uhhh Huuuu!" El corpulento Cam gimió, mientras su cadera empezaba a moverse de nuevo para cumplir con los ataques del hombre.

"¡Qué puto pene!" El hombre se echó a reír mientras empujaba con más fuerza. -¡Está fuera de lugar! -gruñó, agarrando a Cameron con fuerza, casi dolorosamente apretándolo-. "¡Una perra como tu debiste tener una vagina entre las piernas!" El gran hombre bromeó mientras penetraba su agujero caliente. -¡Un pequeño como tú ni siquiera necesita un pene! -gruñó el gran hombre-.

-¿Eres una puta? El hombre gruñó contra su oído, mientras su largo pene se hundía profundamente.
-¡Salvo tu culo que es genial!
-Dímelo -ordenó con brusquedad-.
-"Dime la verdad... puta".
-"¡Dime que no necesitas tu pene!"

"Yo... no necesito de un pene." Cam gimió sumisamente, mientras las embestidas del hombre se volvieron aún más salvajes y brutales.

-"¡Excepto mi grandioso culo!" Cameron repetía con lujuria.
"¡Eso es!" El gran hombre ronroneó.
-"¡Serías una puta mucho mejor sin él!"
"¡Sí!" El Cameron gimió mientras recibía en su interior el enorme pene del hombre.

"¿Quieres que te lo quite... para que puedas ser el juguete de mierda de un verdadero macho?", Preguntó el enorme y lujurioso hombre.

"¡Ammmm... por favor, hazme el prefecto juguete sexual!" Cameron pidió perdido en una fantasía lujuriosa de su propia creación. El enorme hombre estaba en movimiento, hundiéndose sobre  atrapado Cam, penetrándolo violentamente. ¡Con su enorme mana estirada en el suelo, empujando su enorme pene salvajemente dentro y fuera de su cautivo! Finalmente, con un magnífico bramido, explotó profundamente dentro de Cameron, llenándolo con su semilla. El gran hombre continuó empujando durante varios minutos más, debido a su resistencia. Jadeando se desaceleró, y sus empujones se hicieron menos urgentes a medida que los trémulos orgásmicos cedían. Finalmente, se retiró por completo, su grueso pene finalmente paro, finalmente volviéndose suave. Se puso de pie y se alzó sobre el Cam que gimoteaba, y le sonrió con una amplia sonrisa. Cuando Cameron rodó sobre su espalda, jadeando para respirar obviamente muy excitado.

-¿Qué... qué hay de mí? Cameron jadeó deseando lujuriosamente un orgasmo propio.

"Ok... ¡Te arreglaré como lo preguntas ahora!" Él sonrió. Cameron miró temblando de miedo mientras el masivo hombre se arrodillaba entre su amplias rodilla extendidas. Juguetonamente el gran hombre tomo su erección rígida, rebotando su mano alrededor y hacia atrás. Difuminando las cuerdas largas y transparentes de líquido pre seminal por todo el interior del muslo y el vientre. "Por todo ese llano, seguro que tenias una dura erección"

Él ronroneó complacido, sonriendo malignamente. "¡Creo que tal vez te gusta sentirlo por culo mejor a que si penetraras!" El hombre bufó burlonamente, una mano enorme se movía por su duro pene de él. Dibujando un jadeo de placer en Cameron, como acarició su eje. El hombre bajó la boca al órgano palpitante de Cam, lamiéndolo burlonamente, haciendo que el cuerpo pálido de Cam se sacudiera y la cadera empujara involuntariamente por el placer.

"Hahah". El hombre se rió.
-¿Quieres más de eso? -preguntó, bajando lentamente su prepucio con la boca.

Cameron palideció ligeramente mientras la boca del hombre se cerraba sobre su rígido órgano con su bosque de dientes afilados y dentados. Un gruñido excitado y agudo escapó de su garganta mientras la boca caliente succionaba toda su longitud. Su cabeza se movió por su eje del unas cuantas veces, luego levantó la cabeza para sonreír maliciosamente a Cameron.

-"Dulce como el caramelo." Bromeó, antes de regresar a su trabajo.

Cameron se recostó disfrutando de la caliente succión, jadeando y gimiendo suavemente; Hasta que el hombre levantó la boca para hablar una vez más. "¡Por supuesto que su deseo será concedido!" Él gruñó sonriendo perversamente...

"Q… Qué… Significa eso..." Cameron tartamudeó mientras miraba hacia abajo asustado al gran hombre.

Quien no pudo responder, sin embargo, ya que tenia tomado el órgano rígido de Cam otra vez. Todo lo que podía hacer era mirar sonriendo mientras le chupaba el órgano duro en su boca. Entonces de repente él apretó su mandíbula cerrándola, el músculo se tenso y sangro en resistencia por un momento. ¡Pero entonces los dientes afilados cortaron a través de la carne dura de hombre! La boca de Cameron se abrió su rostro se retorció de horror mirando al hombre levantando su cabeza. ¡Donde el alguna vez el órgano masculino se erigió orgullo quedó solo un muñón sangriento de medio centímetro de largo!

"¡IIIIIIIEEEEEE!" Cameron grito cuando de su pequeño muñón repentinamente brotaron chorros de semen blanco y gruesos chorros de sangre.

Rápidamente el hombre tomó un bálsamo curativo de su ropa y lo derramó sobre la espantosa herida. Luego se inclinó hacia atrás para masticar la virilidad de Cam, mientras Cameron miraba con horror en la penumbra. Como masticaba y tragaba su carne sangrienta, el depredador abrió su ancha boca; Para mostrar a Cam que todo se había ido. Luego se puso de pie, glotonamente, sobre el castrado Cameron.

-¿Quién... quién eres tú? -replicó Cameron.

"Problema resuelto... Ahora eres un juguete sexual!" El gran hombre rió.
-¡No podrás penetrar a nadie ahora!
-¡Eres una maravilla sin pene! El gran hombre se regocijó burlonamente.
-¿Quién soy yo? -gruñó mientras sonreía alegremente a Camasón.
-"¿No me reconoces?" El gran hombre se rió mientras se colocaba de nuevo su trusa negra de cuero. -"Me has descrito cientos veces... en alguno de tus relatos sobre la esterilización de algún lobo o equino".

-¡Charn! Cameron se ahogó en incredulidad mientras la figura se alejaba.



Historia Original Aquí.




Autor: Wyndfeld       Traductor: DarkSoul

ÁNGEL CAÍDO

Unos meses más tarde, Theliel sintió lástima por su antiguo amante y en secreto viajó al purgatorio para consolarlo. Lo encontró acuclillado desnudo, completamente negro y feo, era una sombra del ángel que alguna vez fue. Las cadenas que ataban sus manos a su cuello eran solamente de 60 cm de largo, así que mientras ella podría utilizar sus manos, él no podría alcanzar debajo de su cintura. Cuando la vio frente a él, se arrodilló a sus pies y sollozó. Dejó caer su túnica, se arrodilló desnuda junto a él y le sostuvo la cabeza contra su hombro, presionando su amplio pecho contra su pecho para consolarlo. Ella le besó la nuca mientras continuaba sollozando mientras lo consolaba......


ÁNGEL CAÍDO
Unos meses más tarde, Theliel sintió lástima por su antiguo amante y en secreto viajó al purgatorio para consolarlo. Lo encontró acuclillado desnudo, completamente negro y feo, era una sombra del ángel que alguna vez fue. Las cadenas que ataban sus manos a su cuello eran solamente de 60 cm de largo, así que mientras ella podría utilizar sus manos, él no podría alcanzar debajo de su cintura. Cuando la vio frente a él, se arrodilló a sus pies y sollozó. Dejó caer su túnica, se arrodilló desnuda junto a él y le sostuvo la cabeza contra su hombro, presionando su amplio pecho contra su pecho para consolarlo. Ella le besó la nuca mientras continuaba sollozando mientras lo consolaba.

[HETERO] [PENECTOMMIA] [FANTASÍA] [PENE] [SOBRENATURAL]


Categoria: Hetero      Autor: Panop3





La Caida:

Theliel, la princesa del amor era un Seraph. Ella era uno de los ángeles más hermosos en el cielo. Su cabello era blanco puro y se ajustaba al color de sus alas de ángel. Llevaba el cabello corto estilo juvenil. Pero sus rasgos eran tan refinados que no le quitaba nada a su feminidad. Ella era tan hermosa que podía fácilmente escapar con el corte de pelo butch de tal manera que no hizo nada para menoscabar su atractivo. De hecho, lo mejoró, ya que pocas mujeres podían salirse con la suya. Ella tenía una figura de reloj de arena que era femenino y sin embargo era muscular como en forma. A menudo llevaba un vestido blanco y transparente que seguía a sus curvados senos, cintura estrecha y anchas caderas y terminaba justo debajo de sus redondas nalgas que realzaba sus muslos.

Hofniel era un ángel guerrero de tercera clase. Mientras él había luchado al lado de Dios en la guerra en el cielo, su actuación en la batalla fue mixta. Estaba confinado al tercer nivel del cielo o más abajo. Era musculoso y calvo, un típico guerrero caballo de batalla. No era especialmente glorioso en apariencia. Nunca se vistió, ya que aún no había ganado ese honor como un ángel guerrero. Su pene, visible para todos, era considerado demasiado grande y vulgar para el cielo, pero aún dentro del límite superior de lo normal. Los privilegios de la masturbación eran ilimitados en el primer nivel del cielo, aunque los ángeles de primera clase rara vez sentían la necesidad de complacerse, ya que frecuentemente se asociaban y se complacían entre sí, especialmente con los serafines femeninos.

Pero la masturbación estaba restringida para los ángeles guerreros masculinos de tercer nivel como Hofniel a una vez cada mes, ya que ayudaba con su disciplina. Además, se esperaba que él controlara sus erecciones, que eran visibles para todos, ya que erecciones injustificadas eran un signo de vergüenza, pensamientos pecaminosos y disciplina débil entre la clase de guerreros masculinos de tercer nivel.

Una vez, Hofniel regresó de una batalla con demonios que lo superaron. Su cuerpo fue quemado gravemente por fuego de demonio. Theliel fue asignado para curarlo. Al principio estaba delirante, sin darse cuenta de lo que le rodeaba y golpeando violentamente sus brazos y piernas. Tenía su cuerpo desnudo colocado sobre una cama de nubes y atadas sus manos sobre su cabeza y sus piernas separadas para que él no se lastimara. Luego procedió a usar una esponja para aplicar suavemente aceites curativos en todas las áreas de su cuerpo desnudas que habían sido quemadas, incluyendo sus partes privadas. A pesar de que estaba con dolor y semi-consciente, su pene demasiado grande respondió y estaba constantemente erecto. Ella estaba muy sorprendida por el tamaño de su pene, ya que nunca había visto uno tan grande, y erecto, algo que no se suponía que dejara pasar. Después de dos días empezó a ser más consciente y vio el impresionante Theliel por primera vez mientras masajeaba suavemente pomadas curativas en su piel. Inmediatamente fue herido. Luchó contra sus ataduras y ella lo calmó suavemente.

Disfrutaba de él en su estado indefenso, ignorando educadamente su enorme erección vulgar. Ella también jugó el papel mientras masajeaba los aceites en su cuerpo en recuperación, "No te preocupes. Mamá lo hará sentir mejor” ella sabía que el sonido de su voz lo calmaba. A pesar de su condición, se excitó extremadamente por sus servicios sin medios para el alivio. Aún no totalmente él, le pidió sexo "Quiero hacer el amor". Sabiendo que no estaba en condiciones de hacerlo y sin pensar claramente, ella respondió: "No, mi pobre bebé. Más tarde, cuando estés mejor. -Pero yo quiero hacerte el amor -respondió. No seas travieso. Además, dudo que pueda manejar esa gran cosa tuya. Pero no te preocupes, yo te cuidaré. Vamos a ponerte mejor ahora "dijo ella, sin responder directamente a su petición. Cuando se dio cuenta, dejó de pedirle sexo. Pero ella podía decir por sus testículos hinchados y reacciones a sus caricias que él estaba en dolor por un prolongado estado de excitación. Mientras masajeaba su cuerpo, gimió en frustración.

"Oh Theliel, mis testículos duelen por la excitación. ¿Puedes desatarme para poder aliviarme?" "Sabes que no está permitido". ¡Ugh! Me duele mucho." "Shh. No te preocupes. Voy a resolver algo". Preocupada por el hecho de que el dolor interfiriera con su recuperación, se dio cuenta de que tenía que idear una forma de proporcionarle algún alivio. Mientras ella había comenzado a desarrollar un afecto para él, ella no tenía ninguna intención de darle un orgasmo, ya que aún no eran amantes. Así que decidió ordeñar su próstata. Ella soltó su pene grueso con una mano y procedió a masajear aceites en la piel entre su ano y testículos. Empezó a golpear sus caderas en un intento de obtener fricción en su pene, pero ella inmediatamente lo soltó y dejó de tocarlo "¡Hey! Tienes que parar eso, o no puedo ayudarte a obtener ningún alivio", dijo. Obedeciendo, se quedó inmóvil. "¿Ahora vas a ser un buen chico y comportarse, mientras yo me encargo de este malvado problema tuyo?", Preguntó. Él asintió con la cabeza y continuó acariciando mientras sostenía ligeramente su erección. De repente, sin previo aviso, grandes chorros de semen salieron de su pene erecto. "¡Oh! Eso no debía suceder ", dijo ella sorprendida cuando ella inmediatamente soltó su pene palpitando.

Los ángeles Seraph eran muy selectivos y cuando se asociaban, siempre era con un ángel de su clase: usualmente un Dominio o Arcángel. Un Serafín nunca se había asociado con un ángel guerrero de tercera clase antes. Sin embargo, como ella lo trajo de nuevo a la salud y ver lo mucho que la deseaba, Theliel desarrolló sentimientos por él con el tiempo. Después de su recuperación, se convirtieron en amantes exclusivos. Fue la mayor experiencia de su vida. Al principio le gustaba hacerle el amor. Pero constantemente estaba excitado y necesitaba sexo y ella simplemente no lo necesitaba con tanta frecuencia. Quería complacerla durante las relaciones sexuales, pero se sentiría tan abrumado de deseo sexual que casi perdía el control por lo que se concentraba en satisfacer sus necesidades solamente.

Sabía que la intensidad de su pasión no era celestial, pero se dejaba consentir de todos modos, sucumbiendo a las tentaciones de lujuria y celos. Sus sentimientos y necesidad por ella se volvieron abrumadores. Mientras la adoraba, le preocupaba que no fuera digno de ella. Él se volvía locamente celoso por la atención de cualquier otro hombre. El guapo Erathaol, uno de los poderosos siete arcángeles, había sido asignado a trabajar en un proyecto con ella. Parecían disfrutar de la compañía del otro y Hofniel los veía coquetear constantemente entre sí. Esto llevó a Hofniel a una rabia celosa. Tenía miedo de enfrentarse al poderoso Erathaol y así lo sacaría a Theliel. Incluso durante sus diatribas celosas estaba excitado sexualmente por ella. Después, le rogaba tener sexo con ella para aliviar la tensión y sentirse cerca de ella. Aunque al principio, cedía a estas peticiones, con el tiempo lo hacía a regañadientes.

Un día, después de una pelea particularmente celosa, ella se negó a tener sexo de "reconcilación" y lo dejó emocionado e insatisfecho para volver al primer nivel del cielo. Ella entonces le envió un mensaje que su relación romántica había terminado. Todavía excitado y deseándola tanto emocional como sexualmente, rompió a llorar y lloró histéricamente para que ella se quedara con él. Aunque no podía verla, supo que podía oír su súplica. Pero ella era firme y no hubo respuesta de ella. Durante varios meses no supo nada de ella. Después de que ella lo dejó, ningún otro ángel femenino consideraría acoplarse con él, sabiendo cómo él se comportó con Theliel. Pensó en ella incesantemente y rezó para que ella volviera. Pero también, él la codiciaba constantemente, con medios limitados para aliviarse. Su constante excitación era evidente para todos y se convirtió en motivo de risa entre sus compañeros y los ángeles femeninos.

Un día vio a Theliel caminando a lo lejos. Era la primera vez que la veía desde que lo dejó. Estaba con Erathaol y caminaban juntas. No lo habían notado. Los siguió en secreto y los observó. Mientras caminaban juntos comenzaron a tomarse de las manos. Su corazón se hundió. ¿Podría ser cierto? ¿Estaba ella ahora con él? Entonces los vio besarse. La adrenalina disparó a través de su sistema cuando sintió pánico, pero no pudo apartar la mirada. Continuaron besándose apasionadamente y luego se quitaron la ropa y comenzaron a hacer el amor. Nunca antes había sentido tales sentimientos. Estaba lleno de humillación y rabia, pero también de lujuria, cuando se encolerizó involuntariamente al verla hacer el amor con otro varón y alcanzar el orgasmo.

Cuando terminaron, ya no podía contenerse. Gritó a Theliel y luego cargó hacia el primer nivel del cielo (que le estaba prohibido) para confrontar a Dios. Erathaol, que estaba vestido de nuevo en su amor guerrero se disparó después de que Theliel desnudo, lo agarró y lo tiró al suelo. Theliel observó con sentimientos encontrados de compasión por Hofniel y, sin embargo, la emoción como su nuevo amante, el superior Erathaol venció al desnudo, pero despertó en Hofniel la pulpa. Cuando Hofniel estaba derrotado, golpeado y ensangrentado, Erathaol lo sostuvo mientras dos hermosos ángeles Seraph le encadenaban las manos al cuello. Luego fue arrojado al purgatorio, donde iba a ser transformado en un demonio y enviado al infierno por sus pecados de orgullo, lujuria e intentar desafiar a Dios.

La historia principal:

Unos meses más tarde, Theliel sintió lástima por su antiguo amante y en secreto viajó al purgatorio para consolarlo. Lo encontró acuclillado desnudo, completamente negro y feo, era una sombra del ángel que alguna vez fue. Las cadenas que ataban sus manos a su cuello eran solamente de 60 cm de largo, así que mientras ella podría utilizar sus manos, él no podría alcanzar debajo de su cintura. Cuando la vio frente a él, se arrodilló a sus pies y sollozó. Dejó caer su túnica, se arrodilló desnuda junto a él y le sostuvo la cabeza contra su hombro, presionando su amplio pecho contra su pecho para consolarlo. Ella le besó la nuca mientras continuaba sollozando mientras lo consolaba.

De repente, sintió un poste presionando contra su vientre y luego empujando más allá,  apoyándose contra su cintura. Miró hacia abajo y se sorprendió por lo que vio. "¡Oh Dios mío! ¿Qué es esa cosa? -preguntó ella, señalándolo con disgusto. Le tomó unos segundos darse cuenta de que aquella horrible cosa de miedo era su pene. Mientras que antes tenía un pene perceptiblemente grande, ahora era anormalmente largo (que se extendía a 90 cm), grueso, oscuro y cubierto con grandes venas febriles abultadas. Su glande bulboso se estiraba grotescamente un fino prepucio que en parte lo cubría del que escapaba pre semen. Estaba erecto y palpitante. También vio que sus testículos eran enormes como los de un animal e hinchados.

Ahora entendía que eso era parte de su transformación. Mientras seguía sollozando en sus brazos, trató de superar su repugnante apéndice deformado e ignorarlo. Volvió a abrazarlo, acariciándole la espalda y besándole la nuca en un intento de calmarlo. Pero su cuerpo comenzó a temblar. -¿Qué pasa? ¿Por qué estás temblando así? ", Preguntó. "Mis testículos están doliendo. Están doliendo de deseo por ti. El dolor y el deseo es más de lo que puedo soportar", gritó. "¿Por qué no me dejas solo un poco y usas tus manos para estimular esa cosa hasta el orgasmo y aliviarte?", Preguntó inocentemente, sin darse cuenta de que las cadenas que le ataban las manos a su cuello eran demasiado cortas para que él pudiera ser capaz de tocar sus partes privadas.

"No puedo hacerlo. Como parte de mi castigo por el pecado de lujuria, ya no soy capaz de llevarme al orgasmo. Es por eso que debo usar estas cadenas. Necesito a alguien para estimular mi pene para que consiga cualquier alivio. Oh Theliel, por favor, no me dejes. Pienso en ti constantemente y siempre estoy excitado por tus pensamientos e incapaz de aliviarme". No quería acercarse a ella para tener relaciones sexuales. Quería ser amable e intentar reavivar su afecto por él. Pero no podía controlar su intensa necesidad sexual por ella. "Por favor, déjame tener sexo contigo. Te necesito tan mal", exclamó. "Lo siento por tu sufrimiento" dijo ella mientras le acariciaba la espalda, estimulándolo involuntariamente. "Pero ya no puedo tener sexo contigo porque eres un ángel caído. 

 Además, ahora pertenezco a Erathaol. Además, tu pene está tan deformado y distendido. Sabes que era demasiado grande para mí antes. Sin duda es demasiado grande para mí ahora". Él gritó "¿Pero no te falta sexo?" "Debes saber que tengo todo lo que puedo manejar con Erathaol. También las otras hembra Seraphs y yo jugamos la una con la otro cada vez que nos apetece. Así que estoy bien cuidada en el departamento de sexo. Todavía te amo, pero no puedo ser tu amante por más tiempo".

Temblando incontrolablemente con el dolor de su humillación y el conocimiento de que tenía relaciones sexuales con Erathaol, se puso más excitado mientras continuaba acariciándole la espalda y besándole el cuello. Por favor, te ruego que me ayudes. El dolor en mis testículos es tan intenso. ¿Puedes por lo menos sostenerlos? Eso no es sexo" "Bueno, supongo que eso está bien", dijo y luego sostuvo sus testículos en su mano y los masajeó suavemente", ¿Esto ayuda a aliviar el dolor, mi pobre bebé? Mamá lo hará mejor "como solía hacerlo cuando te cuidóe. Pero lo único que hizo fue despertarlo más. Su pene de repente se hinchó en la circunferencia y palpitó con urgencia. "¿Qué le está pasando a tu pene?", Preguntó ella sorprendida al soltar sus testículos hinchados. "te estás poniendo más emocionado". "Oh Dios, Theliel, por favor acaricia mi pene hasta el orgasmo" le suplicó. "Lo siento. Sabes que no puedo hacer eso. "Desesperado por cualquier contacto en su doloroso pene, trató de engañarla",

Está bien. No necesito un orgasmo. Acaba de acariciar mi pene para aliviar el dolor. -¿No te hará sentir más frustrado y empeorar las cosas? Ayuda aliviar el dolor si me acerco al orgasmo" "Bueno, bien, si crees que ayudará", dijo mientras reluctantemente pasaba su dedo por la parte inferior de su feo pene hinchado, sin darse cuenta de que en su nueva condición su pene era Significativamente más sensible incluso a la más mínima estimulación. Todo su cuerpo reaccionó al tacto de su pene. "No, Theliel, eso lo empeora. Debes acariciarlo "él dijo. ¡Ugh! Pero tu cosa es tan grosera". "Por favor, duele" "Ok. Te masturbaré si eso ayuda a aliviar el dolor, pero no puedo llevarte al orgasmo", dijo. "Está bien, sólo por favor acaricia mi pene", dijo, desesperado porque ella lo tocara ahí.

Repelida por su miembro horrible, ella reluctante y delicadamente tiró de la piel de su pene arriba y abajo de su eje enorme mientras masajeaba sus testículos con su otra mano. "¿Esto te ayuda?", Preguntó inocentemente mientras comenzaba a mover su pene furiosamente con su mano. "Oh sí" "¿Qué voy a hacer contigo? Un chico tan malo. -Ya casi estoy allí. No te detengas ahora", gritó. De repente ella soltó su pene. "No. Estás muy emocionado. Estuvimos de acuerdo en que solo estoy masajeándote. No se supone que debas correrte. -explicó mientras se le quedaba en el aire. Por favor, sigue acariciándolo. Lo necesito. Me ayuda mucho, incluso si no me vengo", suplicó en desesperación para volver a acariciar su doloroso pene. "Está bien, pero este chico malo se comporta mejor" dijo ella, señalando su monstruo palpitante. Ella volvió a acariciar su pene y masajear sus huevos mientras gimió en agonía. "Oh mi pobre, pobre bebé. Solo relájate y mamá se llevará el dolor lejos "bromeó, sabiendo que le gustaba esa charla. "¡Oh Dios! Voy a venirme ahora". Rápidamente soltó el pene. -No, no, no, cariño. Sabes que no te puedes venir".

Pero estaba demasiado cerca del orgasmo. El contacto provocador en su pene le llevó al borde y ya no controlaba sus acciones, la agarró e intentó penetrarla por la fuerza. "Hofniel. ¿Qué estás haciendo? Detente en este instante. "Ella dijo. Pero consumido por la lujuria, ya no escuchaba nada de lo que decía. Ella le dio una palmada en la cara y luego clavó sus uñas en su pecho y estómago y empujó. Pero él la dominó y comenzó a presionar la cabeza de su enorme pene demoníaco en su vagina angelical. "No. ¡Detente, por favor! ¡Es demasiado grande! ", Le rogó. Pero ya no escuchaba nada de lo que decía y empezó a violarla mientras su pequeña vagina cedía lentamente a su monstruosidad. Una vez penetrada, él la golpeó furiosamente, rápidamente construyendo un intenso orgasmo. Ella fue rechazada por él. Ella le arañó la cara, el estómago y el pecho.

Pero él la agarró por el cuello y continuó golpeándola. Su pene demonio era demasiado para ella. A pesar de su resistencia y repugnancia, su cuerpo empezó a responder al horrible golpe de su pene engorroso que se extendía por dentro de su estrecha vagina. Desamparada de su ataque, se echó a llorar. "¡Oh Dios! Tu pene es tan grande", gritó ella en contra de su voluntad, su vagina agarró firmemente su pene y ondas de orgasmos la alcanzaron mientras él desesperadamente seguía empujando su monstruosidad hacia ella. Finalmente explotó baldes de semen dentro de ella y se derrumbó cuando su orgasmo tan necesario se calmó.

Cuando lentamente recobro sus sentidos, comenzó a darle las gracias profusamente; Ajeno al hecho de que él la había violado. A pesar de los poderosos orgasmos que le dio, estaba devastada por su violación. Sin embargo, mantuvo su compostura y no dejó que ella se molestara en absoluto. Ella sabía que tenía que ser castigado mucho más severamente por violar, a un ángel Seraph y que tenía que administrar el castigo. Al no tener ni idea del crimen que acababa de cometer contra su cuerpo sagrado, continuó hablando: "Por primera vez desde que fui expulsado del cielo, he sentido alivio temporal del dolor constante y la necesidad en mis testículos. ¿Podríamos reunirnos regularmente para vernos, pasar tiempo juntos y tener relaciones sexuales para poder aliviarme ocasionalmente de la agonía en la que estoy? ", Preguntó ignorando sus anteriores negativas de ser su amante. Mientras hablaba, ideó su castigo. Ella planeó usar su pecado contra él y usar todo su encanto angelical para acumular su excitación a un estado perpetuo de intensa frustración y dolor.

"Por supuesto, nene" dijo y empezó a besarle sensualmente y frotarse sus testículos y su estómago. -¿Qué estás haciendo Theliel? Me excitas de nuevo. Me dejará frustrado. "Sus huevos comenzaron a doler cuando como un péndulo excesivamente grande inmediatamente se disparó completamente erecto y palpitante. "¡Oh! Parece que este chico malo está listo de nuevo", dijo y comenzó a pasar su dedo ligeramente a lo largo. ¡Ugh! Theliel. Duele", gruñó. "¿Por qué no tenemos otra ronda antes de volver al cielo?", Preguntó. "Oh sí. Por favor "respondió con entusiasmo. "Aquí, voy a atar tus manos y brazos encadenados detrás de tu espalda. ¿Dada tu nueva condición, estoy teniendo dificultades para detenerte? De esta manera, puedo hacerte llegar a un orgasmo más grande y más intenso y conseguirte más alivio para tus adoloridos huevos", dijo mientras suavemente clavaba sus brazos encadenados detrás de él, que él le dejó hacer sin luchar.

Con los brazos firmemente asegurados detrás de él, ella ahora amorosamente puso sus brazos alrededor de él, presionando sus senos voluptuosos contra su musculoso pecho y luego le besó tiernamente en la boca. Ella ahora agarró su pene erecto de 90 cm de largo con una mano, acarició, insertó la punta de su pene en su boca y masajeó sus huevos con su otra mano. El dolor en sus pelotas se elevo cuando su necesidad de alivio creció. Ella se burlaba de él, retrasando un orgasmo repetidamente aumentando su pasión hasta un frenesí, luego disminuyendo la velocidad o deteniéndose hasta que se calmaba. Empezó a temblar mientras sus huevos le dolían intensamente para liberar la enorme acumulación de esperma reprimida que presionaba por escapar - una liberación que sólo ella podía darle. -¿Podemos por favor tener sexo ahora? -le suplicó.

"Se paciente bebé. Voy a cuidar de ti. La detención y un comienzo lento es mejor para ti, ya que te llevara hasta un orgasmo más intenso y te dará un alivio más largo entre mis visitas".

"Pero ya no aguanto más. ¡Debo tenerte ahora!", Suplicó. -Tal vez esto te ayude a controlarte a ti mismo -dijo mientras se ponía frente a él y empezaba a darle una bofetada en la cara-. La humillación solo parecía excitarlo más. "Aquí déjame masajear tu próstata. Eso ayudará a aumentar la intensidad", dijo mientras continuaba provocando su pene palpitante e insertó su dedo medio en su ano y comenzó a trabajar su próstata. Ella estaba sorprendida por lo mucho más prominente que se sentía que antes. También estaba pulsando poderosamente. "Tu, tu, tu próstata se siente tan poderosa. Debe tener una gran cantidad de semen acumulando presionando para salir. No es de extrañar porque estás con tanto dolor". Finalmente comenzó a aumentar la intensidad cuando empezó a acercarse al orgasmo. Ella lo conocía bien y podía decir exactamente cuándo llegaba al punto de no retorno. Justo cuando estaba a punto de estallar, ella dejó de acariciar su pene. "Oh, mi pobre bebé. Tu enorme pene necesita tanto penetrar algo. "Luego, mientras continuaba masajeando su próstata con el dedo en su ano, usó las puntas de sus dedos de su otra mano para sostener su prepucio y ligeramente lo tiró hacia adelante y hacia atrás sobre su ingurgita Cabeza del pene "Pobre bebé, justo en el borde, ¿no?" "Oh, sí, ¿puedo hacerlo ahora?" "No, todavía no"

Él estaba gruñíendo como un animal, con el contacto mínimo en su pene lo mantuvo en el punto de ebullición pero retrasó su orgasmo. Sintió que sus huevos se contraían y supo que estaban a punto de bombear semen a través de su pene. "Oh, sí, estoy por venirme, lloró. "Oh no, no estás", dijo y de repente dejó de tocar su pene antes de que el primer chorro de semen pudiera ser expulsado. Se puso como loco, luchando contra sus retenciones y tratando de liberarse mientras su pene se retorcía al aire libre en vano tratando de llegar al orgasmo. "Termina, maldita sea" gritó mientras golpeaba contra sus ataduras. Lo miró mientras luchaba y parecía estar atrapado en el limbo del orgasmo, incapaz de terminar o de calmarse. Ella puso su mano sobre su estómago y masajeó sus músculos tensos estimulándolo aún más sin dar ese pequeño pedazo de fricción que necesitaba en su pene para terminar, "No más venidas para ti" ella dijo, "esos días han terminado". "¡No! ¿Qué estás diciendo? No me dejes así", suplicó mientras todo su cuerpo palpitaba en el limbo del orgasmo. No te preocupes. No lo haré -dijo ella, tan rápidamente metió la mano en su larga bolsa y extrajo una espada en ángulo-.

De repente, un enorme chorro de esperma fue expulsado de su pene y la salpicó con tal fuerza que casi le hizo daño. Levantó la espada mientras otro inmenso chorro escapaba y viajaba casi veinte metros. Entonces ella balanceó la espada con fuerza y ​​cortó su pene en la base. Gritó en agonía mientras su próstata inflamada seguía pulsando en un inútil esfuerzo para expulsar la enorme cantidad de semen acumulado que quedaba. Tomo su pene cortado todavía erecto y lo levantó triunfalmente. A continuación, utilizó sus poderes de ángel para sellar el muñón, a excepción de un pequeño agujero para la orina. Mientras seguía luchando contra sus ataduras en un vano intento de terminar su orgasmo interrumpido, tomó su pene de 90 cm y se lo colocó en el ano, inflamando aún más su palpitante próstata.

"Ahora estás realmente listo para el infierno. Tu lujuria ha sido tu caída. Siempre tendrá dolor en los huevos, pero sin pene no tendrás la capacidad de obtener la estimulación necesaria para eyacular y obtener cualquier alivio temporal. Este es tu castigo adicional por violar a un Seraph". Y ella lo dejó para reunirse con su nuevo amante en el cielo. Con los brazos de Hofniel atados detrás de él y sus doloridos huevos sin alivio, vio a los perros del infierno que venían a llevarlo al inframundo mientras volaba hacia el cielo.



Historia Original Aquí.






Autor: Panop3       Traductor: DarkSoul

VAMPIRO ME SECUESTRO

Con 27 años era un joven hombre en plenitud bien dotado don un pene en erección de 28 cm, y un par de huevos en verdad enormes que era mi orgullo, aquella noche salí solo de aquel bar que era uno de mis preferidos, luego de tomar varias cervezas, caminaba solo a mi departamento ya que vivía solo desde los 24 años, estaba algo cansado y sin suerte para tener algo de acción por lo que iba sin prisa, sin saber que en la oscuridad de la noche estaba siendo observado por unos brillantes ojos rojos......


VAMPIRO ME SECUESTRO
Con 27 años era un joven hombre en plenitud bien dotado con un pene en erección de 28 cm, y un par de huevos en verdad enormes que era mi orgullo, aquella noche salí solo de aquel bar que era uno de mis preferidos, luego de tomar varias cervezas, caminaba solo a mi departamento ya que vivía solo desde los 24 años, estaba algo cansado y sin suerte para tener algo de acción por lo que iba sin prisa, sin saber que en la oscuridad de la noche estaba siendo observado por unos brillantes ojos rojos.


[GAY] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [SOBRENATURAL]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Con 27 años era un joven hombre en plenitud bien dotado con un pene en erección de 28 cm, y un par de huevos en verdad enormes que era mi orgullo, aquella noche salí solo de aquel bar que era uno de mis preferidos, luego de tomar varias cervezas, caminaba solo a mi departamento ya que vivía solo desde los 24 años, estaba algo cansado y sin suerte para tener algo de acción por lo que iba sin prisa, sin saber que en la oscuridad de la noche estaba siendo observado por unos brillantes ojos rojos.

Fue justo cuando pase por una sección de la calle cuyo luminaria parpadeaba que sentí un agudo dolor en el cuello, luego no recuerdo nada, hasta que desperté no se cuanto tiempo después en un lugar desconocido desnudo, aquel lugar era lúgubre pero bien iluminado pero pese a eso daba cierto sentimiento de temor, grite para ver si alguien venia a verme pero nadie apareció por lo que luego de un rato menos mareado me puse de pie para comenzar a recorrer aquel lugar sin saber bien a bien a donde me dirigía, hasta que llegue a un amplio cuarto.

Con paredes, piso y decoración cubiertos con cortinas como alfombra de un color morado fluorescente, en el fondo de aquel extraño cuarto estaba una gran cama cubierta con una bella colcha de color morado brillante parecía que tenia luz propia sobre la cama con sus manos sobre su vientre un hombre desnudo con un pene en verdad impresionante, muy atractivo sin vello en ninguna parte de su cuerpo, me acerque lentamente a donde estaba para comprobar que no estuviera muerto pues eso me pareció cuando lo vi por primera vez, pero cuando estaba a dos pasos de donde él se incorporo muy rápido.

Su movimiento fue tan rápido que me sorprendió aquello no era de un humano normal pero antes de pensar que hacer lo tenía frente a mi mirándome a los ojos directamente de pronto fue como si mi voluntad no existiera, fue como si quisiera hacer todo lo que ese hombre quisiera ordenarme con todas mis fuerzas, en un instante ese hombre se había vuelto mi todo, mi Dios, mi deseo y alma, de haberme dicho que me disparara estoy seguro que lo hubiese hecho sin siquiera cuestionar su orden en absoluto, el era mi todo.

Aquel hombre cuyo nombre aun hoy desconozco se tumbo en la cama boca arrima y con su mano me dijo que fuese hacia él, me subí a la cama y me puse arriba de él, lo mire por unos segundos  mientras me mordía mis labios, lo besé y comencé a bajar sin parar de besar, comencé por sus tetillas, seguí por su ombligo hasta que llegue a su entrepierna empecé a pasarle la lengua por su pene, él gimió, me quedé boquiabierto al ver su pene por primera vez en completa erección.

Comencé a chuparlo, disfrute como si no hubiera un mañana, la besaba, la olía, mientras lo miraba, tragándome su pene hasta lo más profundo de mi garganta, le pasaba la lengua a sus dos grandes huevos, sin dejar de pasar mis manos sobre su pecho, estaba muy excitado como nunca antes pese a ser gay siempre había sido activo pero ese día me sentía una puta total.     

Me la saque y la pasaba por mi boca, le daba "besitos" Subí a besarle el cuello, lo agarre de las manos y besaba sus axilas estaba loco de pasión por aquel hombre, volví a bajar y comencé a masturbarlo, estuve repitiendo aquello hasta que el me detuvo sin decir palabra escuche una voz en mi cabeza que me detuvo en seco que me hizo darme la vuelta, esta vez estando el arriba de mí, dejándome a su disposición, me hizo poner mis piernas en su cadera y se movía rozándome su enorme pene contra el mío, el empezó a morderme el cuello, los labios y mientras con una mano empezaba a tocarme las nalgas y con un dedo el ano que me hizo estremecer.        

Me dejo boca abajo y empezó abrirme las nalgas, pasando sus dedos ensalivados con largas uñas afiladas y en punta, para luego pasar su gran pene entre ellas, me hizo dilatar y contraer mi ano, estaba algo nervioso nunca antes me habían penetrado y menos con un pene de ese tamaño, puso una almohada bajo mi abdomen y comenzó a chupar como lamer mi ano nunca había sentido algo más placentero, gemía y le pedía más.    

Con los primeros dos dedos no hubo problema porque era el máximo que llegaba a meterme yo mismo mientras me bañaba, pero a diferencia que sus dedos eran más gruesos, ensalivo mi ano con suavidad y agarraba mis nalgas con una mezcla de delicadeza y fuerza, luego de un rato metió tres dedos y lo disfrute pero pronto llego el momento en que me escupió directo en mi ano para luego hacer el esfuerzo de meterla, mi ano se contrajo de manera involuntaria.  

Él noto aquello y escuche una voz en mi cabeza que me dijo “Relájate, tranquilo”. Mientras seguía pasando su gran pene entre mis nalgas, aquello hizo que pudiera relajarme, y de una sola vez metió su enorme glande, grite sobre la almohada una vez de nuevo relajado la sacó, escupió y de nuevo la metió estuvo así hasta que dejo de dolerme y me acostumbre, él siguió con el resto de su pene, me ardía pero lo disfrutaba y sin querer, acabé, mientras seguía penetrándome, sentí como su pene se volvió aun más gruesa en mi interior.         

Él, dando un fuerte gruñido se vino copiosamente, los primero chorro me llenaron mi interior y los últimos cayeron sobre mi ano y entre mis nalgas, él me dejo boca arriba y se relajo sobre mi pero mi pene aun en completa erección, por lo que comenzó a masturbarme mientras me miraba, acercó su boca a mi pene y comenzó a darme una sabrosa mamada antes de de 10 minutos me estaba corriendo de nuevo.

Pero justo cuando mi último chorro de semen brotaba de palpitante pene, sentí como él se la trago toda para luego sentir dos colmillos largos como clavos, incrustarse en la bese de mi pene, no sentí dolor, solo la sensación de dos cuerpo entrando en mi pene, por el contrario llegue a otro orgasmo, y de pronto ante mi asombro todo aquel hombre me arranco de raíz mi gran erección, que escupió sobre la cama para comenzar a beber el gran chorro de sangre que de mi entrepierna broto.

Por inverosímil que parezca, aquello me dio tanto placer que me desmaye de gusto simplemente mi cuerpo no soporto tanto placer.

Cuando desperté estaba amarrado en una silla, sin mi pene y con ambas tetillas arrancadas con aquel hombre que ostentaba un par de largos colmillos amamantándose de la sangre que fluía de mi arrancado pezón izquierdo, el dolor me golpeo de repente ya no estaba bajo el embrujo de aquel ser por alguna razón, que aun estaba desnudo ostentando su gran pene pese a no estar en erección, luego de algunos minutos dejo mis pezones para ponerse de pie y morderme en el cuello.

Sentí como mi sangre era drenada, como si estuviera siendo succionada por una aspiradora, pero por alguna razón estaba en éxtasis pese al dolor intenso que estaba sufriendo del enorme boquete que mi pene dejo al ser arrancado brotaron varios chorros de mi espeso semen con fuerza, haciéndome gemir, durante todo el rato que él me estuvo succionando la sangre, los chorros de semen no dejaron de salir a intervalos regulares, aquello era un placer mezclado con dolor único, estaba en el paraíso mientras mi sangre estaba siendo drenada hasta casi la muerte.

Él se detuvo justo en el momento exacto para tomar mi pene muerto que yacía en la cama y de un solo mordisco le arranco el glande y comenzó a devorarlo como un poseído, en medio de ese acto caníbal me vine una última vez antes de perder el sentido por la masiva pérdida de sangre, pensé que era mi fin, pero no lo fue.

Fui encontrado más muerto que vivo en un oscuro callejón por un indigente, apenas llegue con vida al hospital, donde permanecí en coma por tres meses, cuando desperté pensé que todo había sido una pesadilla pero el boquete que quedo sobre mis aun colgantes huevos me recuerda cada que tomo una ducha como perdí mi pene, ahora no puedo salir al solo por mucho tiempo siento que me quemo y mis ojos me arden hasta casi quedar ciego.

Nadie creyó mi historia, no sé si me estoy o ya soy un vampiro pues el sabor de la sangre me llena de placer, también estoy siempre que ardo que mis grandes huevos siempre producen mucho esperma que no logro poder desfogar del todo, lo que me ha llevado casi a la locura, lo único que si se de verdad, aunque nadie me crea es que un “Vampiro me Secuestro”.   



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

SANTA ME LOS CORTO

25 de diciembre Juan de 16 años como de costumbre no recibió ni un solo regalo que le agradara pura ropa e incluso su madre le regalo un paquete de ropa interior de abuelito de un modelo que ni su propio padre usa ya, era de noche y el adolescente estaba caliente todos en su casa dormía siendo el mayor tenía un cuarto para el solo estaba, apenas en ropa interior checando algunas de sus páginas porno preferidas en Internet......


SANTA ME LOS CORTO
25 de diciembre Juan de 16 años como de costumbre no recibió ni un solo regalo que le agradara pura ropa e incluso su madre le regalo un paquete de ropa interior de abuelito de un modelo que ni su propio padre usa ya, era de noche y el adolescente estaba caliente todos en su casa dormía siendo el mayor tenía un cuarto para el solo estaba, apenas en ropa interior checando algunas de sus páginas porno preferidas en Internet. Aquella noche Juan dejaria de ser virgen pero solo para vivir recordando aquella noche para el resto de su vida.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA] [SOBRENATURAL]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





25 de diciembre Juan de 16 años como de costumbre no recibió ni un solo regalo que le agradara pura ropa e incluso su madre le regalo un paquete de ropa interior de abuelito de un modelo que ni su propio padre usa ya, era de noche y el adolescente estaba caliente todos en su casa dormía siendo el mayor tenía un cuarto para el solo estaba, apenas en ropa interior checando algunas de sus páginas porno preferidas en Internet, un video llamo su atención apenas lo vio por lo que comenzó a reproducirlo de inmediato su pene reacciono debajo de su ropa interior.

Pronto en cuestión de segundos su pene juvenil estaba en completa erección, con su ropa interior transformada en una capta Juan se levanto de su cama para ir a cerrar su puerta no quería ser molestado o sorprendido, una vez colocado el seguro regreso a su cama pero antes de acostarse se desnudo por completo al hacerlo su pene se movió hacia arriba y hacia con tal fuerza que le hizo sentir un leve dolor, gotas de su liquido pre seminal que ya brotaba de la punta de su glande quedaron en su plano vientre sin vello alguno aun.

Juan de nuevo tomo su tablet para volver a ver el video donde aparecía una rubia de grandes tetas siendo penetrado por un tipo con un pene enorme, que la estaba haciendo chillar de placer con cada nueva embestida de su descomunal pene que se introducía dentro de ella, hasta que sus huevos colgantes chocaban contra su pelvis una y otra vez, aquellos videos eran la vida de Juan que llevo su mano a su fuerte erección para comenzar a masturbarse mientras veía el video en la oscuridad de su habitación.


** ** ** ** ** ** **

Juan se la jalaba tres o cuatro veces a la semana hasta que cumplí los 14 años, para ese tiempo lo hacía antes de dormir o cuando me bañaba, pero casi siempre lo hacía antes de dormir si no lo hacía no podía conciliar el sueño le gustaba mucho las sensaciones ricas que sentía, por lo que otras veces al bañarme también lo seguía haciendo, su pene sin circuncidar no tardaba en comenzar a filtrar liquido pre-seminal, para ese momento Juan ya estaba muy excitado viendo el video.   

Juan poco a poco abría un poco las piernas para aguantar más rato, su mano ha movía a gran velocidad su prepucio cubriendo y descubriendo su glande que sentía todo empapado de su liquido pre seminal se masturbaba con dos dedos, jalándose la delicada piel con suavidad medio sentado sobre su cama, al sentir que casi se venía me quedo quieto, abrí un poco más las piernas y soltó su pene apretando sus nalgas, sintió una punzaba en el ombligo, que detuvo su orgasmo se quedo muy quieto jadeando sintiendo muy rico como logro evitar correrse apenas.    

Cuando termino de recuperar el aliento era casi la media noche y Juan aun estaba muy excitado de pronto en medio de la oscuridad de su cuarto escuchando los gemidos que la mujer del video producía sintió que una mano empezó a acariciar su cuerpo  primero su cintura, luego sus nalgas Juan abrió los ojos y rápidamente prendió su lámpara de noche pero no vio a nadie sonrió al no ver  a nadie por lo que apago la luz y de nuevo comenzó a masturbarse a los pocos minutos sintió que de nuevo una mano lo acariciaba otra vez, sentía rico como tocaba su espalda, cintura y nalgas

Juan sentía como esa mano le acariciaba las nalgas llegando a su ano, Juan ya no se preocupaba por lo que estaba sintiendo que se sentía muy rico su mano no paraba de bombearse rápido su pene aquello continuo por otros 15 orgásmicos minutos,  hasta de de pronto Juan se estremeció por completo su cuerpo y en especial su piernas se tensaron sus músculos se apretaron lo mismo que sus nalgas y de su palpitante pene salió disparada un gran chorro de su espesa leche,  Juan sintió un tremendo orgasmos que lo hizo perder el sentido por dos  o tres segundos.

Juan se quedo jadéate pero su pene aun estaba duro de pronto para su sorpresa sintió como algo caliente rodeo su pene, que comenzó a bajar y subir mientras sentía como una manos jugaba con sus huevos, esta vez Juan supo que aquello no era obra de su imaginación, prendió la luz para ver como sus huevos se movían solos de pronto justo a la media noche una figura comenzó a materializarse entre sus piernas parecía ser una alfa, pero que para Juan apenas parecía ser una niña de 12 o 13 años que le estaba dando su primera mamada de su vida ante su asombro total.

Aquel ser estaba desnudo con sus pequeñas tetas aunque redondas colgando hacia abajo con sus pezones casi rosando la cama, de pronto ese ser dejo de mamar el pene de Juan para ponerse a horcajadas sobre su pene una de sus manitas tomo su pene que como estaba llegaba a los 16 cm para colocarlo en la entrada de su vagina, para luego comenzar a bajar insertándose la erección del adolescente que se retorció de placer al sentir como perdía su virginidad con su pene entrando en aquella estrecha pero muy bien lubricada vagina.

Tanto Juan como aquel ser lanzaron un gemido leve de placer cuando ambas pelvis se encontraron, la elfa coloco sus manos sobre el pecho de Juan para comenzar a mover su pelvis arriba y abajo a un grandioso ritmo hasta que se vino empapando no solo el pene de Juan que no dejaba de entrar y salir de ella sino también sus huevos, Juan al sentir como sus cálidos jugos empaparon sus genitales no pudo soportar mucho y también comenzó a venirse, soltando un gran chorro de su espeso semen seguido de un segundo y un tercero dentro de ella mientras mordía su almohada para no gritar de placer.

Los dos se quedaron quieto jadeantes completamente empapados de sudor eran las 12:30 Am en el despertador en la mesita de Noche el ser poco a poco se saco el pene de Juan aun palpitante de su vagina, cuando lo hizo un gran chorro de sus jugos mezclados con el semen del adolescente cayó sobre la cama y abdomen de Juan, ella se acerco y lo beso, fue un beso apasionado cuando sus labios se separaron ella le dijo.

-“Espero lo disfrutaras pues esta será tu primera u única vez en ti vida, considéralo un regalo de navidad e Santa Claus”.


** ** ** ** ** ** **

Con esas palabras ella desapareció como si nunca hubiese estado en ese lugar, Juan aun jadeante con su pene aun filtrando algo de semen se quedo sobre la cama desparramado sin fuerza era como si aquel ser le hubiese succionado hasta la última pizca de energía de su joven cuerpo, de pronto de la nada otro ser apareció esta vez era un anciano, muy delgado pero visiblemente muy fuerte con larga barba blanco lo mismo que sus cejas y vigote.

Portaba un traje rojo con un gorro igualmente del mismo color, un grueso cinturón negro, con botas negras sus manos estaban enguantadas con un guante tipo de pandillero de color negro, aquel hombre estaba vestido como tradicionalmente se representaba a Santa Claus pero además portaba un saco del que chorreaba sangre, en una de sus manos en la otra un largo pero afilado cuchillo también manchado de sangre, este ser se movía muy rápido en un pestañeo de Juan y ya estaba entre sus piernas tomando su escroto con  una de sus manos, para apretar sus huevos con fuerza.

Juan que apenas y tenía fuerza para respirar sintió que sus huevos estuvieran siendo aplastado por un tornillo de banco, aquello era un dolor indescriptible el ser estiro sus huevos,  ya completamente drenados luego de sus dos recientemente eyaculación de manera abúndate, los estiro brutalmente su sus huevos casi llegaron a la altura de las rodillas de Juan fue en ese momento que el ser coloco el afilado cuchillo debajo de su estirado escroto Juan en pánico trataba de mover sus manos para detenerlo pero nada puedo hacer el ser le arranco su huevos de un solo corte, lo que hizo que Juan pese a todo comenzara a sacudirse en terribles convulsiones de dolor.

Juan antes de desmayarse observo como el ser tomo su escroto que rodo por su colchón entre sus piernas al ser cortado, lo tomo en su palma, para luego notar un terrible resplandor en su interior, sus huevos fueron carbonizados en cuestión de segundos, luego el ser los saco y coloco los dos trozos de carbón ovalados en la mesita de noche de Juan para tomar su saco y arrojar el escroto vacio de Juan él, luego con su cuchillo un goteando sangre lentamente desapareció sin dejar huella de su presencia.


** ** ** ** ** ** ** 

Juan se despertó muy cansando, pensando que todo aquello había sido un mal sueño bueno casi todo miro a su ventana y el sol brillaba intensamente luego miro a su despertador 10:00 AM, sus ojos se abrieron grandes al ver los dos trozos de carbón en forma de huevo a un lado de su despertador, con su mano temblando trato de tomarlos pero cuando sus dedos se posaron sobre ellos estos se desintegraron en un fino polvo de color negro que quedo sobre la mesa, con miedo se destapo.

Para su terror sus huevos ya no estaban era como si nunca hubiera estado ahí, su pene había sido también despojado de su prepucio, ahora su pene estaba circuncidado para el resto de su vida, trato de tener una erección pero no pudo por más que lo intento en ese momento Juan en pánico solo pudo gritar en completo terror.

-“¡NOOOOOOOOOOOOO!”

Ahora Juan siempre que algún médico de los muchos que consulta para tratar de ver si es posible recuperar su virilidad perdida, le pregunta cómo es que le sucedió aquello, el solo recuerda aquella noche en que dejo de ser virgen a manos de ese ser que le dio el único placer sexual que ha tenido en su vida y siempre responde “Santa me los Corto”. 


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darsoulpgm@gmail.com