TÍO LO HACE

De repente, Sebastian buscó debajo de la cama y sacó unas esposas. Antes de que pudiera defenderse o decir algo, las manos de Florian estaban atadas a la armadura de la cama para que ya no pudiera luchar contra lo que estaba sucediendo. Sebastian le quitó su bóxer sin más preámbulos. Un par de mejillas realmente dulces y pequeñas en forma de manzana salieron a la luz. Sebastian gruñó ruidosamente ante la vista, tan dulce que parecía el joven culo. Florian protestó en voz alta, lanzó todas las maldiciones que conocía a su primo y gritó que quería que lo soltara......


TÍO LO HACE.
De repente, Sebastian buscó debajo de la cama y sacó unas esposas. Antes de que pudiera defenderse o decir algo, las manos de Florian estaban atadas a la armadura de la cama para que ya no pudiera luchar contra lo que estaba sucediendo. Sebastian le quitó su bóxer sin más preámbulos. Un par de mejillas realmente dulces y pequeñas en forma de manzana salieron a la luz. Sebastian gruñó ruidosamente ante la vista, tan dulce que parecía el joven culo. Florian protestó en voz alta, lanzó todas las maldiciones que conocía a su primo y gritó que quería que lo soltara.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [DOMINACIÓN] [SADO] [TORTURA] [VIOLACIÓN] [INCESTO] [SNUFF]


Categoria: Adolescente      Autor: Jackoberlin




Florian, un joven de la gran ciudad, de solo 14 años, fue enviado al campo el verano pasado para visitar a su tío. El trasfondo fue porque él seguía escapando de la casa donde vivía en la ciudad. Como su próximo pariente, su tío ahora debía hacerse cargo de la educación del niño. El tío Albert era dueño de una gran propiedad con ganado y campos de cultivo. Además de sus empleados, solo su hijo Sebastian, de 16 años, vivía con él. Por qué la tía lo había dejado, aunque en ese momento Florian no lo sabía.

Así que llego en el verano, era un caluroso día de julio, vestía solo short de mezclilla y camisa cuando bajo en la estación de la pequeña aldea. Su primo lo recogió de la estación y ambos caminaron por el largo camino hacia la propiedad de su tío. En el camino, Florian siempre notó las miradas de su primo. Ese modelo casi no lo ruboriza desde adelante y atrás. Al llegar a la finca, Sebastian le mostró a su primo la habitación común y le dijo que para el chico especialmente le habían puesto una cama. Luego, su primo hermano condujo al pequeño para que conociera el lugar.

Él le mostró los jardines y los establos. Por la tarde, el tío regresó de la ciudad, donde tuvo que hacer recados. Saludó a su sobrino, a quien no había visto durante años, exuberantemente como un modeló de arriba abajo, dándole vuelta una vez a su propio eje. Hasta ahora todo estaba bien. Los dos muchachos pasaron casi todos los días y noches juntos. Debido a las vacaciones de verano tenían mucho tiempo. Luego, hacia fines de julio, sucedió algo que mato por completo el idilio.

Florian estaba acostado en su cama en la sala común con solo un bóxer. Tendido boca abajo, tratando de leer un libro cuando la puerta se abrió en silencio. Su primo, que también vestía solo un bóxer, todavía estaba un poco mojado por la ducha que acababa de tomar, entro en la habitación. Se sentó al nivel de la pelvis de Florian en el borde de la cama y comenzó a acariciar descaradamente al menor en la espalda. Cuando Florian giró brevemente la cabeza y miró a su primo, esto calmó al pequeño y solo dijo, deberías simplemente disfrutar al ser penetrado.

De repente, Sebastian buscó debajo de la cama y sacó unas esposas. Antes de que pudiera defenderse o decir algo, las manos de Florian estaban atadas a la armadura de la cama para que ya no pudiera luchar contra lo que estaba sucediendo. Sebastian le quitó su bóxer sin más preámbulos. Un par de mejillas realmente dulces y pequeñas en forma de manzana salieron a la luz. Sebastian gruñó ruidosamente ante la vista, tan dulce que parecía el joven culo. Florian protestó en voz alta, lanzó todas las maldiciones que conocía a su primo y gritó que quería que lo soltara.

Cuando los gritos de Sebastián eran demasiado fuertes, tomó rápidamente unos calcetines de Florian y se los metió en la boca. Al menos hubo un descanso. Sebastian volvió al pie de la cama, agarró las nalgas de su primo y comenzó a amasarlas suavemente. Siempre lo abría un poco más hasta que finalmente separó las mandíbulas y miró extensamente el pequeño agujero. Riendo, notó que aún era virgen, pero ciertamente no por mucho tiempo.

Florian se colocó firmemente entre sus piernas, buscó los colgantes huevos del niño, los encontró, los tomó en su mano y los apretó, amasándolos amorosamente. Por supuesto, eso dejó frío al chico y rápidamente tuvo una erección. De alguna manera, al pequeño le gustaba bastante ese tratamiento. Al menos hasta allí. De repente, Sebastián soltó los huevos de Florian, se paró frente a la cara del niño y también dejó caer su bóxer.

A la luz quedo un pene adolescente muy tieso con un buen escroto que rebotaba directamente debajo. Florian miró asombrado a ese "monstruo", de no haber tenido el calcetín en la boca, habría hecho ruido de asombro. Sebastian sonrió ante la cara de Florian. Por supuesto que había notado la mirada asombrada del chico. Sin más explicaciones, Sebastian regresó al pie de la cama, extendió las piernas de su primo más joven, separó las nalgas y escupió al chico una buena cantidad de saliva directamente sobre su agujero.

Luego, sin dudarlo, puso su gordo glande en el agujero del niño y con un pequeño grito reprimido, entró en el cuerpo del niño de una sola vez. Florian se levantó lo más que pudo, echó la cabeza hacia atrás, tratando de gritar de dolor, pero la mordaza no permitió que eso sucediera. Su primo mayor lo penetraba duro y sin piedad, una y otra vez. Entonces el momento de la salvación estaba allí, los huevos de Sebastian comenzaron a contraerse, contraerse al cuerpo y el orgasmo había llegado. Sebastian descargó todo su jugo adolescente dentro de su primo.

Florian pensó que finalmente todo había terminado. Pero no había esperado el poder de su primo. Quien repitió todo el procedimiento tres veces más. Sacó su pene del agujero dañado después del orgasmo, esperó hasta que el agujero se cerrara y violo al chico tres veces de la misma manera. Florian quería llamar a su tío, que sabía que estaba en su estudio, pero no podía hablar. Así que tuvo que soportar con lágrimas la violación de su primo, pero pensó en contarle más tarde. Justo en el momento en que Sebastian inseminó nuevamente el culo del más joven, la puerta se abrió de golpe y entró su tío.

-"¿Qué está pasando aquí?" Gritó con su poderosa voz.
-"He desvirgado al pequeño", dijo Sebastián levantándose, nada avergonzado por su desnudez.

-"Parece que estás aun viniéndote, ve a ducharte primero". dijo el tío.

Sebastian salió de la habitación y su tío se acercó a la cama a la que Florian todavía estaba atado. Le habló con calma al pequeño, insistiendo en que no lo quería de esa manera, pero no hizo ningún esfuerzo por liberarlo de las esposas.

-"Veamos qué te hizo", dijo el tío, agarrando las nalgas del pequeño y mirando el trabajo de su hijo.

El agujero del chico comenzó a cerrarse otra vez, pero aun así derramó un poco de semen de Sebastian y corría sobre su escroto hasta la sábana debajo de él, donde formó un charco.

-"Hombre te usó bastante duro", comentó su tío. "Pero tú también eres muy lindo Flo".

Luego el tío inclinó su boca hacia el agujero del chico y comenzó a chupar el semen de su hijo del agujero Florian estaba tan incómodo. Él comenzó a gemir suavemente bajo esa caricia y de inmediato se puso rígido de nuevo. El tío notó la excitación del chico, por supuesto. Si Florian hasta ese momento hubiera pensado que la dura prueba tuvo un final, ahora venía algo mejor.

El tío también se desnudó, arrodillado entre las piernas del chico, que no pudo cerrar y lo penetró, aunque por el semen no fue tan doloroso. Florian se enfureció de nuevo, el pene del tío lo penetro tan fuerte como su primo lo había hecho. Ese entró nuevamente, a la habitación, todavía desnudo. Sonrió a ambos cuando vio que su padre estaba penetrando a su primo. Sin consultar Sebastián fue a la cabeza de Florian, lo tomo del cabello para verle de nuevo su rostro. Florian jadeó, pues el calcetín entró aun más en su boca.

A una señal del tío ambos lo tomaron de los brazos, de modo que los brazos estaban atados ahora en cruz. Sebastián retiro el calcetín de la boca de Florian, el tío tomo las piernas del chico lo levantó y lo penetro en esa posición de nuevo. Sebastian, sin embargo, se paró con las piernas extendidas sobre Florian en la cama, primero dejó que su padre chupara su pene un poco, luego bajó lentamente su trasero hacia la cara de Florian. Se dio cuenta de que su primo también tenía un pequeño culo dulce, limpio y bonito, ya que en su mayoría era aún chico casi de su edad.

Sin que Florian se diera cuenta, comenzó a lamber el agujero del primo con su lengua, cada vez más profundamente, porque se abrió casi automáticamente. Cuanto más lambía Florian al primo, tanto más salvaje se retorcía, mientras le masajeaban de nuevo sus nalgas por su tío que todavía estaba ahí. En esa posición, el tío descargó dos veces seguidas sobre su pequeño sobrino. Luego, padre e hijo se arrodillaron delante de la faz del pequeño atado y el tío incluso penetro a Sebastian por su culo, para que Florian pudiera ver exactamente cómo el pene de su tío se hundía en su propio hijo, una y otra vez, hasta bien Sebastian fue inseminado en su culo.

Luego, el tío y su primo se dieron una ducha, dejando a Florian acostado en la cama aun atado. Incluso cuando cayó la noche, ninguno de ellos se preocupó por él. Sebastian pasó la noche en la cama de su padre. Florian solo lo escuchó los sonidos amortiguados a través de la delgada pared, que los dos parecían disfrutar. En ese momento, Florian tuvo la idea de chantajearlos por violarlo. A la mañana siguiente, en el desayuno, abordó el problema directamente. Exigiría una inmensa suma de dinero a su tío todos los meses, de lo contrario iría a la policía y los denunciaría a los dos.

El tío miró a su sobrino solo por muy poco tiempo, luego miró a su hijo, que estaba sentado frente a él y ahora Florian no era bueno para nada. Ambos se sonrieron el uno al otro sin decir una palabra. Después de que los tres habían terminado de comer, el tío de repente e inesperadamente alcanzó el brazo de Florian. Fue un agarre duro que lastimó mucho al adolescente. "Ven conmigo", dijo el tío solo ligeramente y tiró de Florian de su brazo directamente hacia la puerta del sótano.

Abrió la puerta y empujó a Florian, por lo que tuvo problemas para no caerse por la empinada escalera. Al llegar al sótano, Florian se sorprendió. Estaban en una gran bóveda subterránea que se había convertido en una cámara de tortura totalmente equipada. Todo tipo de dispositivos de tortura estaban ahí. Florian fue empujado más lejos a una jaula de barras de metal resistentes, que era muy baja. El tío le dio a Florian una mascarilla de cuero que solo tenía orificios para respirar y aberturas para los ojos.

La máscara estaba atada con correas de cuero a la cabeza del chico y asegurada con pequeños mechones. Entonces Florian tuvo que meterse en la jaula, que el tío cerró con llave desde afuera. Al irse, el tío apagó la luz, de modo que el adolescente estaba sentado solo en la oscuridad en su jaula. No sabía cuánto tiempo había pasado cuando de repente se encendió la luz. Deslumbrado por el brillo, notó que era Sebastian quien ahora abrió la jaula.

-"Vamos, bastardo", dijo Sebastian, casi tirando de las piernas de Florian de la jaula.

Justo cuando el tío había empujado al niño hacia atrás, Sebastian empujó al niño por las escaleras, de modo que medio cayó, medio corriendo.

-"A la sala de estar", dijo ásperamente Sebastian.

Una vez ahí, Florian notó inmediatamente el cambio. En el círculo se instalaron unas sillas, en las que se sentaban seis hombres viejos y de aspecto rudo vestidos de traje. En el medio de la rueda había una estera de goma en el piso. Florian fue forzado por el tío para colocarse justo en el medio de ellos.

-"Vamos, quítate la ropa", les gritó el tío a los chicos. "Nuestros huéspedes quieren verlos".

Frente a la orden dominante, Florian no se atrevió a contradecirlo y lentamente comenzó a quitarse la camisa. Dado que para la audiencia era un poco lento, fue presionado a que se diera prisa. Así que también se quitó los zapatos, calcetines y pantalón, dejó caer todo y se paró frente a los hombres en calzoncillo.

-"Todo" el tío se regocijó ordenando.

A regañadientes, Florian obedeció y se quitó su bóxer. Si no hubiera tenido puesta la máscara de cuero, habrían visto lo rojo que se había vuelto de la vergüenza. Desnudo, con las manos colgando de los muslos, ahora se quedó allí y dejó que los hombres lo miraran. No dejó de notar que estaban empezando a babear.

-"Date la vuelta, encárate, muéstranos tu ano" le ordenó su tío y Florian obedeció de nuevo.

No le quedaba nada de valor. Mostro su culo dulce de niño en la dirección de los hombres, se inclinó hacia adelante y separó sus nalgas con sus manos. Algunos de los hombres soltaron un gemido. Un suave "bravo" vino de otro hombre. Cuando Florian quiso enderezarse de nuevo, su tío le dijo que tendría que ponerse en cuatro patas, en el medio de la estera de goma. Fue muy embarazoso, el adolescente de 14 años, tuvo que mostrarse desnudo a los extraños.

Así que se arrodilló sobre la estera y supo que había hombres que lo miraban como un trozo de carne. Después de un momento de silencio, escuchó al tío preguntar a los asistentes que estaban dispuestos a pagar. Las ofertas se volcaron. Comenzó con una oferta de 1000 euros y Florian escuchó a los hombres empujando la oferta. La última oferta fue de 100.000 euros. Arrodillándose y con la cara con una máscara de cuero, Florian no sabía de qué se trataba. Escuchó esas inmensas cantidades de dinero para él y se preguntó porque esos hombres querían pagarle tanto dinero a su tío.

Entonces lo sintió. Uno de los hombres se arrodilló detrás de los muchachos, extendió sus nalgas con sus manos y Florian sintió una lengua húmeda en su agujero. Fue genial. Empezó a disfrutarlo, olvidándose de la situación en la que se encontraba, olvidando que había otros hombres, incluidos su tío y su primo. Simplemente disfrutó de la manera en que esta lengua manipulaba su agujero y literalmente estaba lambiéndolo.

El pequeño ano del adolescente comenzó a moverse, abrirse y cerrarse casi automáticamente. Luego escuchó un cierre de cremallera, supo en el mismo momento que inmediatamente sentiría el dolor ya conocido. Apenas lo había pensado, cuando ya sentía el pene del hombre sobre su ano. Sin piedad, el hombre lo penetró. Literalmente desgarro su esfínter aún apretado. Florian escuchó a los otros hombres aplaudir. Se sentía tan explotado y patético, lo cual era. El hombre detrás de él ahora lo penetraba duro y persistentemente su apretado como pequeño agujero. Florian lo sintió como una eternidad, hasta que sintió que el hombre arrojaba todo su jugo dentro de él.

Lentamente, muy lentamente, el hombre sacó su pene ya flácido del culo del chico. Florian solo pensó que habría sido todo y que lo dejarían descansar. Imagínese, cuando se dio cuenta de inmediato que no era así. Tan pronto como su violador sacó su pene, Florian ya sintió el siguiente patán que lo penetraba. Ahora sabía lo que iba a pasar. Todos estos hombres lo penetrarían, uno después del otro. Así es como sucedió. El que tuvo la oferta más alta fue el primero, luego fue uno por uno. Cada uno de los hombres lo penetraron sin ninguna consideración.

Florian fue inseminado por seis hombres en fila. Después de que todos los visitantes se habían inmortalizado en su mente, su primo Sebastián se arrodilló detrás del niño. Él agarró brutalmente las dos nalgas y las separó lo más posible. Girando ligeramente su cuerpo hacia un lado, ahora le mostró a su tío el agujero aún dilatado, del cual goteaba lentamente el semen de los seis hombres. Muy lentamente, el semen corrió por los huevos del adolescente, goteando sobre la estera de goma debajo de él. Luego Sebastián lo soltó. Se desplomó exhausto sin hacer ruido y se quedó boca abajo con las piernas abiertas.

Era una vista hermosa, ese cuerpo de jovencito desnudo sobre la estera de goma. Los invitados, pero también el tío y también Sebastian otra vez tenían cada uno una erección debajo de sus pantalones, como era claramente visible. Ahora el tío tomó la iniciativa. Se acercó a su sobrino desde atrás, lo agarró por las mandíbulas, echó la cabeza hacia atrás y envolvió su cuello con sus brazos. Luego se inclinó sobre el culo del chico, que todavía estaba cansado y lamió con deleite el semen goteante de su ano.

Florian se reavivó instantáneamente por ese trato inusualmente amable de su tío, como era fácil de ver. Su pene joven creció, el prepucio se retiró y desnudó el delicioso glande ligeramente mojado del niño. Cuando el pene de Florian había crecido a su tamaño completo, el tío levantó al niño de sus brazos y lo puso de pie.

-"Bueno, señores, ¿lo prometido es deuda?", Preguntó al círculo de los presentes.

Todos aplaudieron. Miraban boquiabiertos al joven de arriba abajo. Encantados con el pene del chico que se mantenía inclinado lejos del vientre, que ahora comenzaba a gotear ligeramente, aunque ese tipo de actuación era extremadamente embarazoso. Dirigiéndose al hombre que le ofreció los 100.000 euros de Florian, el tío solo dijo.

-"Ahora es tuyo, haz lo que creas necesario con él".

Tan pronto como el tío hablo, el aludido se levantó de su silla. Se acercó a Florian, que todavía estaba en el medio sin ninguna emoción, agarró una correa de perro de una mesa cercana y la sujetó al cuello del chico. Luego lo jaló de la correa, llevándolo sin decir una palabra, hacia la puerta del sótano. Abrió la puerta del sótano y de nuevo llevaron a Florian, pero esta vez un poco más suave que antes. Al llegar a la habitación del sótano, el hombre le dijo al niño que debía enfrentarse a la Cruz de San Andrés.

Él sujetó al adolescente con las restricciones de manos y pies a la cruz. Para que él no pudiera moverse más. Así que quedo de pie, con las piernas separadas, desnudo atado a esa cruz, con las manos en el aire.

Los otros hombres, así como el tío y el primo, mientras tanto, ingresaron a la bóveda del sótano. Habían traído sus sillas desde arriba y se sentaron contra la cruz en una fila contra la pared como espectadores.

El hombre que había comprado a Florian ahora se desvistió lentamente su traje, luego su ropa interior, lo juntó todo prolijamente y lo colocó en una esquina.

Completamente desnudo, el hombre se paró frente a Florian y le pasó la lengua por los labios. Él sonrió ampliamente al chico. Luego se dirigió a la pared, donde colgaban varios "juguetes", agarró el látigo y lo extendió. Sin previo aviso, azotó al colgante Florian en la cruz. Comenzó a azotar el cuerpo del adolescente. En el pecho, los muslos y parte también en los genitales. Después de 50 golpes en el cuerpo, el hombre finalmente se detuvo. Florian solo pudo gritar reprimidamente durante la tortura, ya que todavía tenía puesta la máscara de cuero.

Los espectadores sentados en sus sillas habían recibido una pringas de grasa en el pantalón durante el castigo. Completamente exhausto y sangrando fácilmente por algunos verdugones, Florian ahora colgaba más de la cruz que antes. El hombre lentamente enrolló el látigo otra vez, se acercó a la pared donde lo había tomado y cuidadosamente lo colocó en su lugar. Ahora fue al otro lado de la bóveda del sótano, donde se encontraba una mesa de acero inoxidable con algunas herramientas. Agarró una fina tira de cuero y un bisturí, se acercó a Florian otra vez.

De pie para que los espectadores pudieran verlo todo, agarró el pequeño escroto del chico y le ató los huevos con la tira de cuero. En esa situación, quedo colgando al adolescente, cuando el hombre sentó con los otros espectadores y comenzó una conversación con el tío sobre lo próximo a proceder. Durante aproximadamente un cuarto de hora dejó que el chico colgara con los huevos atados. Lentamente se fueron tornando a un azul oscuro debido a la falta de flujo sanguíneo.

Luego recogió el bisturí de nuevo, que tenía acostado en su regazo durante la conversación, y fue a la cruz donde estaba Florian. De nuevo, se colocó para que la audiencia pudiera ver sin obstáculos. Con su mano izquierda, alcanzó su escroto. Con la derecha, ahora llevó el bisturí al escroto, hizo una ligera presión y la afilada hoja abrió la bolsa de piel. Lentamente, realmente lo disfruto, ahora cortó el saco del chico por la costura.

Luego, presionó ligeramente sus huevos y éstas brotaron de la bolsa abierta, colgando de los conductos seminales para quedar entre las piernas del adolescente. La audiencia aplaudió. Mientras tanto, también habían dado rienda suelta a sus rígidas erecciones, que se mantenían de pie entre las piernas de la audiencia.

-"Córtale los huevos" exigió el tío. 

En su glande ya se formaba una primera gota de líquido pre seminal. Siguiendo la petición, el hombre tomó un cascanueces comercial de la mesita. Conectó el huevo izquierdo del chico, apretando. Florian se puso de pie con los grilletes lo mejor que pudo, se escuchó un grito reprimido. A través de las rendijas de los ojos se podían ver las lágrimas rodando. Luego un suave crujido y el huevo salpicó la bóveda del sótano.

Hubo un rugiente aplauso de los espectadores. Inmediatamente después, el mismo procedimiento con el segundo huevo. Abrazadera, empuje, explosión. Florian ahora era impotente en sus grilletes, el adolescente no había experimentado la explosión del segundo huevo pues estaba conscientemente. Con muchas sales aromáticas y un cubo de agua fría, Sebastian hizo que su primo recuperara la conciencia.

Ahora fue especialmente difícil para el pequeño. El hombre sacó un gran cuchillo de carnicero de la mesa, lo calentó con un soplete hasta que estuvo al rojo vivo. Dio un paso de nuevo al lado de Florian, agarró su pene y tiró de él hacia adelante. Entonces otra vez un grito reprimido a través de la máscara de cuero. El hombre corto el pene de Florian sin miramientos. Los espectadores rugieron, sus penes se alzaron con fuerza en el aire.

Una vez más, Florian cayó en una inconsciencia redentora y Sebastian lo recuperó. Florian fue liberado de los grilletes, pero inmediatamente fue colocado sobre una mesa, boca abajo. El culo del chico estaba en el borde de la mesa. Uno por uno, todos los presentes lo volvieron a penetrar. De todas las maneras lo embistieron, uno por uno, sus duros penes entraron en el apretado ano hasta que todos se vinieron en él.

Como último fue Sebastian a quien se le permitió penetrar a su primo más joven. Lo disfrutó visiblemente, metiendo su duro pene en el inseminado ano del adolescente. En el momento en que Sebastian comenzó a correrse en su primo, agarró el cuchillo de carnicero, con el que le había cortado su pene. Sebastian agarró a Florian por detrás del cabello, echó la cabeza hacia atrás y le cortó su cuello, todavía con su pene en su culo, sin ceremonia alguna.

-"Así terminan los muchachos que nos quieren chantajear", dijo terso el tío.

Mientras su sobrino moría desangrado, degollado sobre aquella mesa.



Historia Original Aquí.






Autor: Jackoberlin       Traductor: DarkSoul

CITA DE GRADUACIÓN

John no pudo creer lo que Julie hizo a continuación, o su propia pasiva y amante de reacción como Julie tomó el pie izquierdo y la puso sobre su pecho y lo empujó sobre su espalda y le hizo permanecer quieto y luego obligó a que abriera sus piernas. Luego se puso sobre él y se quedó mirando fijamente a los ojos. Una sonrisa sádica brillante se dibujó en su rostro cuando le dijo que ella solo estaba tolerándolo porque la iba a llevar al baile ya que quería un gusano vil y patético que la llevara al baile y que no esperara que lo dejara hacer lo que quisiera hacer. Pero lo más importante, que quería un gusano que haría lo que ella dijera......


CITA DE GRADUACIÓN
John no pudo creer lo que Julie hizo a continuación, o su propia pasiva y amante de reacción como Julie tomó el pie izquierdo y la puso sobre su pecho y lo empujó sobre su espalda y le hizo permanecer quieto y luego obligó a que abriera sus piernas. Luego se puso sobre él y se quedó mirando fijamente a los ojos. Una sonrisa sádica brillante se dibujó en su rostro cuando le dijo que ella solo estaba tolerándolo porque la iba a llevar al baile ya que quería un gusano vil y patético que la llevara al baile y que no esperara que lo dejara hacer lo que quisiera hacer. Pero lo más importante, que quería un gusano que haría lo que ella dijera.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [FEMDOM] [DOMINACION] [SNUFF]


Categoria: Adolescente      Autor: Millie




John no podía dar crédito a lo que sus ojos veían cuando vio por primera vez a Julie Brown le gusto su cabello castaño rojizo, piel suave pálida y fríos ojos azules, cuerpo delgado y pechos firmes, fuertes muslos como piernas firmes. Le tomó un buen tiempo para tomar el valor para acercarse a ella, pero cuando lo hizo, se le cortó la respiración y le hizo caer de amor con ella cuando ella lo rechazó cruelmente. Su rechazo fue hiriente y cruel, pero hizo que la quisiera aún más. 

La próxima vez que se acercó, ella lo miró con esa mirada de desdén arrogante aburrida que las chicas jóvenes atractivas que son dominantes pueden dar a la perfección. Luego gruñó de una manera muy peculiar.

-“¡Gusano mira, te lo dije antes, no voy a ir al baile contigo!” Aburrida y hostil ella entonces salió corriendo por delante de él.

Cuando Julie vio a John, de nuevo se acercó a él y lo miró con esa mirada aburrida, arrogante de desdén y asco que utilizaba cada vez que intentaba hablar con ella. 

-“¡Bien!” Gruñó Julie,
-“supongo que se podría concederte el privilegio de escoltándome al baile de graduación”. Dijo Julie.

Quien se sintió irritada al verlo emocionarse y empezar a saltar de un pie a otro expresando su felicidad por encima toda lógica.

- “¡Cállate patético!”, Espetó con impaciencia Julie
-“¡Lleva mis cosas gusano!” Ordenado Julie y luego los arrojó en el suelo y le dio instrucciones para recogerlas. 

Julie se rió con deleite cuando él alegremente se arrojó a sus pies mientras recogía sus libros de texto. Cuando él estaba arrodillado en el suelo a sus pies Julie no pudo resistir la tentación de darle una patada por lo que movió el pie derecho hacia atrás y lo envió a volar tan fuerte como pudo y le dio una fuerte patada en el lado derecho de su cuerpo. La patada que le dio fue tan poderosa que lo dejó sin aliento y lo empujó sobre su espalda con un golpe seco. Julie se puso sobre él y lo miró con los ojos brillantes salvajes que mostraban a John que había disfrutado de la patada y era amante de verlo rodar por el suelo sosteniendo su pecho y tratando de recuperar el aliento.

John no pudo creer lo que Julie hizo a continuación, o su propia pasiva y amante de reacción como Julie tomó el pie izquierdo y la puso sobre su pecho y lo empujó sobre su espalda y le hizo permanecer quieto y luego obligó a que abriera sus piernas. Luego se puso sobre él y se quedó mirando fijamente a los ojos. Una sonrisa sádica brillante se dibujó en su rostro cuando le dijo que ella solo estaba tolerándolo porque la iba a llevar al baile ya que quería un gusano vil y patético que la llevara al baile y que no esperara que lo dejara hacer lo que quisiera hacer. Pero lo más importante, que quería un gusano que haría lo que ella dijera.

- “¿Va a hacer un gusano como he dicho?” Ronroneó Julie seductoramente. 
-“Sí Julie voy a hacer como me dices, si eso significa que puedo llevarte al baile de graduación”. John le respondió con una sonrisa de placer en su rostro. 

John entonces se sintió excitado al ver una extraña oleada de estallido excitado sexual en el rostro de Julie cuando su sonrisa empezó a temblar y su piel en su cara comenzó a tornarse rojo y empezó a jadear con entusiasmo y una mirada vidriosa suave inundó sus ojos. 

-“Si quieres llevarme al baile de graduación debes llamarme señora Julie, Señora o mi diosa elige ahora”. Julie dijo con creciente excitación sexual. 
-“Me gustaría llamarla mi diosa”. Dijo John.

Julie sintió que su vagina se extendió de par en par tornándose muy húmedo mientras escuchaba patéticamente como John aceptaba su lugar como su esclavo. Luego por primera vez en su vida tuvo un verdadero sentimiento de felicidad y poder cuando ella levantó su pie derecho sobre él y pisoteó con fuerza su pene y testículos tan fuerte como pudo. Luego de moler su joven pene y testículos con fuerza en el suelo causando que experimentara por si misma los primeros sentimientos de verdadera satisfacción sexual cuando ella movía su pie sintiendo el severo dolor que causaba. 

Los sentimientos de excitación sexual mientras lo pisaba fuerte en sus huevos la hicieron sentir mareada y bebida con un deseo tan poderoso que tenía que besar y acariciar a la primera persona que vio. Esa primera persona que vio no fue otra que John. En su elevado sentimiento de excitación sexual que no podía creer lo que hizo a continuación, cuando la siguiente persona que vio fue a la joven Ella Roberts del año por debajo de ellos en la escuela. Julie miró con amor al joven de 17 años, y Ella se acercó a él mirándola de arriba abajo. Ella volvió a mirar a Julie y vio que la miraba con una extraña expresión en su rostro.

Julie admiraba el cabello brillante rojo largo de Ella, la piel pecosa, cuerpo delgado, pequeño con pechos pequeños apenas brotando, muslos y su parte inferior delgadas. Julie no pudo evitar enamorarse de Ella, y no pudo evitar mientras caminaba hacia ella sentirse excitada y tiró de Ella hacia ella y envolvió sus brazos alrededor de ella y empujó sus pechos contra los de Ella. Luego le susurró al oído izquierdo de Ella con voz jadeante, suave y atractiva.

-“Oh, Dios mío Te amo. Eres tan hermosa que te necesito”. Luego le dio un beso a Ella apasionadamente frotando sus pechos juntos a través de su ropa de la escuela, empujándola contra su plano vientre.

Ella como ella trataron de frotarse su monte de Venus una contra la otra. Entonces Julie empujó su mano debajo de la blusa de Ella y sintió un cosquilleo en su vagina mientras le tocaba los pechos pequeños como suaves de Ella y luego empujó su mano derecha a su ropa interior (bragas) y jugó con la vagina de Ella. Es decir, cuando Julie empujó a Ella en el suelo junto a John y se subió la falda y le bajó su ropa interior y empujó su mano en la vagina de Ella con amor apasionado. Mientras hacían el amor, Ella se quedó sin aliento

-“Oh! Julie no sabes lo mucho que siempre me has gustado y quería que me hicieras esto siempre te he amado. cogerme cariño soy tuya”. Ella repitió una y otra vez.

Cuando terminaron de hacer el amor, encontraron que John les estaba besando sus pies mientras estaban haciendo el amor. Julie ordenó a John que las recogiera a ambas la noche del baile de graduación y las llevara a ambas. 

En la noche del baile de graduación John hizo lo que se le dijo y paso por ambas y les dijo que se veían muy calientes y sexys mientras se besaban y acariciaban entre sí en la parte posterior del coche de camino al baile de graduación. Julie y Ella bailaba entre sí y saboreaban humillar a John cada vez que podían y les encantaba la forma en que John se refiere a Julie como su diosa y a Ella como la divina amante de su diosa, cada vez que hablaba con cualquiera en el baile. A medida que el baile de graduación estaba cerca de su fin Julie llevó a John y Ella a un lado y ordenó a John que las llevara en el coche a la cima de un acantilado junto al mar. 

Cuando ellos llegaron, Julie tomó una cuerda del maletero del coche y ordenó a John que hiciera un lazo en un extremo y subirse a un árbol y la atara a una rama que sobresalía por el acantilado. Cuando lo había hecho Julie ordenó a John que se quitara la ropa y colocar la soga alrededor de su cuello.

Ella y Julie sentían que su vagina se mojaba y se extendia de par en par y empezaron a sentir un hormigueo como John deslizó la soga sobre su cabeza y esperó a que su próximo orden. Julie luego volvió a coche, encontró un cuchillo afilado y un par de pinzas, se acercó seductoramente a Ella, se los dio a ella, y le dijo que podía hacer lo que quisiera con John. 

-“¿Por qué?”, Preguntó a Ella. 
-“Es mi regalo de compromiso. ¿Quieres casarte conmigo y ser mi novia lesbiana?”, Respondió Julie.
 -“Oh, sí.” Respondió Ella. 
-“Te amo”. Se besaron apasionadamente por lo que parecieron siglos. 

Entonces Ella se acercó a John, agarró sus huevos, coloca las quijadas de los alicates sobre ellos, y comenzó a aplicar presión. Julie corrió a Ella, empujó sus manos por debajo de su vestido de fiesta hasta su ropa interior, y se puso a jugar con el clítoris húmedo de Ella. Entonces Ella movió su mano izquierda fuera de las pinzas, deslizándola debajo de la tanga de Julie, e hizo lo mismo con ella. Entonces Ella aplastó lentamente los huevos lo que hizo que Julie y Ella llegasen entre sí a un orgasmo poderoso cuando los huevos de John estallaron con un poderoso “POP”.

Entonces Ella tomó el cuchillo en la mano derecha, tiró de la piel apretada mientras su pene palpitaba, y corto su escroto llevando sus huevos lejos de su cuerpo, entonces coloco la afilada y fría hoja del cuchillo contra su piel para de forma lenta aserrar con el cuchillo cortar cuidadosamente a través de su carne. Julie la miraba con una mirada ansiosa sexualmente excitada en su cara mientras Ella cortaba el pene y los testículos de John con una mirada de éxtasis de alegría sexual. 

Tanto Ella como Julie tuvieron un gran orgasmo potente entre sí cuando el pene y testículos de John quedaron en las manos de las atractivas jóvenes atractivas ella y Ella levantaron la pierna izquierda y le dio una fuerte patada sobre el borde de él para que quedara pendiendo de su cuello. Julie se encontró que Ella estaba tan sexualmente excitada por lo hecho a John que le quitó la ropa a Ella e hizo el amor con ella mientras John se asfixiaba lentamente a pocos pies por debajo de ellas.

Entonces Ella llamó a su tía y le pidió que las llevara a casa diciendo que su cita las había dejado solas y no tenían como volver a casa. Ella se sorprendió cuando su tía las recogió su joven primo estaba sentado en la parte trasera del coche. Ella se puso en la parte trasera del coche junto a su primo y Julie se metió en la parte delantera con la tía de ella. Durante el viaje a casa el primo de Ella noto que el vestido de Ella estaba sucia, muy arrugado y tenía algunas manchas de sangre en él. 

Ella trató de mentir diciendo que se había caído cortado. Sin embargo, su primo no acepto su mentira, empezó a agarrar la bolsa pequeña del hombro de Ella, y abrió revelando el pene y los testículos cercenada de John. Ella no pudo detener a su primo de agarrar el pene John y tirar de ellos hacia fuera. Fue entonces que Ella confesó lo que había hecho su prima y tía. Para su sorpresa, El primo de Ella se rió y empujó sus manos en el vestido de fiesta de Ella y llevo sus dedos a su ropa interior, jugó con su raja y clítoris. 

A continuación, el primo de Ella ronroneó

“Bueno Nicky querida son iguales que nosotras, ¿por qué no dejamos que no las unimos a nuestra misión de castración?”

-“Sí querida Sophie deberíamos”. Respondió Nicky con una sonrisa feliz. 

Julie y Ella apenas notaron cuando se dieron una mirada de sorpresa aturdida, pero feliz.




Historia Original Aqui.





Autor: Millie       Traductor: DarkSoul

VIAJE DE CAZA

Dylan, Dermott, y Bart todos esperaban con bolsas de lona en la mano a la furgoneta que los iba a recoger y llevarlos al rancho del señor Whitechapel en una zona rural. Habían sido todos empleados leales a su negocio de bienes raíces y todos esperan ansiosamente que les permitiera ser socios como su jefe. Había una cosa que mantenía sus sueños de ascender en la escala tan distante a ellos sin embargo. El Sr. Whitechapel les había dicho que, aunque todos eran iguales para tener éxito en su negocio, había una tradición en la familia que mantener......


VIAJE DE CAZA
Dylan, Dermott, y Bart todos esperaban con bolsas de lona en la mano a la furgoneta que los iba a recoger y llevarlos al rancho del señor Whitechapel en una zona rural. Habían sido todos empleados leales a su negocio de bienes raíces y todos esperan ansiosamente que les permitiera ser socios como su jefe. Había una cosa que mantenía sus sueños de ascender en la escala tan distante a ellos sin embargo. El Sr. Whitechapel les había dicho que, aunque todos eran iguales para tener éxito en su negocio, había una tradición en la familia que mantener.

[HETERO] [CASTRACION] [FANTASIA] [PENECTOMIA] [NULIFICACION] [CBT] [SNUFF]



Categoria: Hetero      Autor: Mr. Nip




Dylan, Dermott, y Bart todos esperaban con bolsas de lona en la mano a la furgoneta que los iba a recoger y llevarlos al rancho del señor Whitechapel en una zona rural. Habían sido todos empleados leales a su negocio de bienes raíces y todos esperan ansiosamente que les permitiera ser socios como su jefe. Había una cosa que mantenía sus sueños de ascender en la escala tan distante a ellos sin embargo. El Sr. Whitechapel les había dicho que, aunque todos eran iguales para tener éxito en su negocio, había una tradición en la familia que mantener. Como habían hecho las generaciones anteriores de su familia, siempre había un viaje de caza; una competición que implica a los mejores y más brillante de sus empleados.

-"Si uno de ustedes tres se muestra como el más astuto, el más rápido con su cuerpo, el más apto físicamente, y el más inteligentes, tendrán éxito para ganar mi favor. Los otros dos tendrán que volver a casa con las manos vacías me temo". Les dijo.

Esto no era un problema para los tres empleados. Ellos se hubiesen cortadas sus gargantas para sacarse las lenguas de tener la oportunidad. Aunque ninguno de ellos sabía nada acerca de la caza, los tres podría encontrar su propia manera de complacer a su jefe máximo. Los tres hombres estaban en sus treinta años a principios de los años treinta. Los tres con cuerpos esculpidos, signo de pasar tiempo de manera obsesiva en los gimnasios públicos, el resto de su tiempo estaba dedicado al trabajo de la empresa.

-"Ustedes dos pueden darse por vencidos ahora", dijo Dylan.
-"Ustedes piensan que está a caza es un juego, ¿eh?" Bart le preguntó, tratando de antagonizar a Dylan.

Dermott era un poco más reservado.

-"Ninguno de los dos ni siquiera sabemos lo que estamos cazando aquí?" preguntó. 

Ninguno de los tres hombres, fueron instruidos para llevar cualquier tipo de arma de fuego o arma.

-"Hay un tipo especial de alces de pecho rojo que se supone que debemos cazar" Dylan mintió

-"A fin de mantener un ojo hacia fuera para él y disparar nada más. ¿Ok chicos grandes?" bromeó.

Minutos después una camioneta color beige llego y los recogió. El conductor era un chico sueco enorme con el cabello rubio y ojos azules. Ellos lo habían visto antes. Era el asistente personal del Sr. Whitechapel. Y por asistente, se entiende guardaespaldas. Su nombre era Sven. Sven los condujo sin decir una palabra durante la siguiente hora lejos de la ciudad donde las cosas eran familiares, a los bosques y a la propiedad privada.

La casa de verano del Sr. Whitechapel en la colina era bastante grande y lo suficientemente amplia como para cincuenta personas que vivían todo el año y nunca verse el uno al otro. Los tres hombres fueron acompañados a sus habitaciones temporales donde estarían durmiendo la noche antes de la gran caza, como diría el Sr. Whitechapel.

Esa noche fue la cena en un enorme salón comedor en compañía del Sr. Whitechapel. Era un hombre bajo, gordo, calvo con un cepillo como el bigote. Llevaba una chaqueta y fumaba mientras los tres comieron el mejor filete mignon con gambas al ajillo, patatas, ensalada y vino tinto. Solo habían hablado de negocios, y no se habló de la caza del día siguiente. Los tres hombres estaban perfectamente cómodos hablando de negocios con el jefe, en realidad preferían no mostrar su inexperiencia en cuanto a la naturaleza de una partida de caza.

Más tarde se sentaron en el salón y bebieron delante de una chimenea. Fue entonces cuando la hija del Sr. Whitechapel Lillith entró. Luego de la presentación, Lilith era un espectáculo impresionante para la vista en sus tempranos años veinte. Pasó la mayor parte de su tiempo en esta misma casa y trabajaba con los animales. Tenía un cuerpo fuerte, firme con la piel color oliva y cabello rubio arena.

-"Supermodelo" fue la palabra que Dylan, Dermot, y Bart pensaron al mismo tiempo diciéndose el uno al otro.

Lilith no estaba vestida para una ocasión social. Se estaba preparando para pasar la noche, acaba de bañarse, y llevaba una bata delgada tela. El Sr. Whitechapel le sonrió con cariño mientras lo besaba en la mejilla. Siendo el tipo independiente, se tomó la libertad de no convocar a los sirvientes, y avivó el fuego por sí mismo. A la luz del gran incendio, los tres hombres vieron el contorno de su cuerpo desnudo bajo la bata, con ella de pie ante las llamas. Dylan tuvo que mover su pantalón que le resulto incómodo cuando estaba brotando una erección y se aseguró de que el resto del tiempo que estuvo en la habitación estuviese sentado. 

Dermott no podía controlar su biología, pero se encontró respirando con dificultad a la vista de la joven. Bart se sentó y se quedó así. Encontró el enfoque honesto para ser virtuoso, aunque la mayoría de las mujeres simplemente la encontraban espeluznante. Lillith por el contrario, no creyó nada de él. Cuando se agachó para devolver el póquer a su lugar correcto, Bart vio la parte superior de uno de sus pezones, que era de un rosa dulce posado en el frente de su pecho perfecto. Cuando ella lo atrapó mirando, ella le dio el más mínimo indicio de una sonrisa retorcida. No como para que su padre la notara, pero suficiente para acelerar el corazón de Bart.

A continuación, les dijo a los hombres buenas noches, y dijo que esperaba con interés el viaje de caza por la mañana. Al salir los tres hombres se acordaron de porqué estaban allí y preguntaron en cuanto a la naturaleza de la caza. Por ahora el Sr. Whitechapel no estaba de humor para hablar de "caza" de mañana como se refería a ello. Su elección de palabras hizo que los hombres quedasen mucho más curiosos pero el señor Whitechapel cambió el tema a su hija. Les preguntó a los hombres si pensaban que era bonita. Los tres hombres no tuvieron ningún problema en absoluto en expresar su aprobación a las virtudes de la hija del señor de Whitechapel.

Con eso, el Sr. Whitechapel terminó la discusión con alegría y se fue a la cama sin decir nada más. Cuando los tres hombres estaban solos en la habitación, comentaron.

-"Dios". Dylan dijo.
-"Lo que no daría para poseer a ese bombón!" Había estado tratando de dominar su furiosa erección sin que los otros la notaran.

-"Ella es espectacular", dijo Bart,
-"vi sus tetas. Eran muy dulce".
-"Eres un bastardo con suerte". dijo Dylan.
-"Si pudiera tener una mujer como esa, la trataría bien, me gustaría asegurarme de que todas sus necesidades se cumplieran hasta el día de mi muerte". Dermott profeso. Siempre había sido el tipo de caballero blanco.

-"Ella no está aquí para ti zoquete", dijo Bart.
-"ella me dio una mirada como si quisiera mi puta salchicha".

No hubo más palabras intercambiadas entre los hombres, pero todos estuvieron de acuerdo que sería mejor mantener su energía para el viaje caza. Esa noche, mientras los otros dos dormían, Bart esperó en silencio caliente, esperando a Lillith viniera a su habitación en cualquier momento. Se encontró fantaseando con su cuerpo joven y casi estaba por masturbarse antes de oír la puerta de su habitación abrirse. Era la protagonista en la oscuridad, esperando ver que bata cubría su tierno cuerpo. En lugar de eso Sven lo ataco con un trapo húmedo en la mano, que puso en la boca y nariz. Bart no era lo suficientemente fuerte como para quitarse al gran hombre de encima y sucumbió a un olor químico que le puso rápidamente a dormir.

Bart se despertó sintiendo el frío de la mañana. Estaba completamente desnudo salvo por algo que tenía en su cabeza que no podía distinguir. Sus manos y pies estaban atados a la espalda y estaba amordazado. Vio como sol acaba de llegar sobre el horizonte y miró a su alrededor. A su derecha y su izquierda estaban Dylan y Dermott, también ambos desnudos y atados, una mirada de terror y confusión sobre sus caras. Bart vio que cada uno de ellos llevaba cuernos de venado unidos a una especie de capucha de piel montada sobre la cabeza y los hombros. Se dio cuenta de que llevaba uno también.

Los cascos de los caballos pudieron ser escuchadas por los tres hombres trataron de incorporarse, apoyándose en los demás cuerpos desnudos. Los caballos se acercaron a ellos. Eran tres de ellos. En uno de ellos el Sr. Whitechapel con una .44 Magnum intimidante en una funda a su lado, en el segundo Sven, y en el tercero estaba Lilith. Sosteniendo un rifle y tenía una faja de dardos tranquilizantes sobre su pecho bien proporcionado.

-"Oh, hermoso". Dijo Whitechapel, con malicia.
-"Hiciste un excelente trabajo Sven".
-"Sí". estuvo de acuerdo Lillith, sonriendo al hombre grande de Suecia.

Sven se limitó a sonreír para sí mismo, en silencio admirando su trabajo práctico. Desmontó del caballo con un cuchillo en la mano, y corto cada una de las tres cuerdas de los hombres. Quienes quedaron con, sus músculos contraídos. Querían hablar, pero no pudieron.

-"Bienvenido a la competencia chicos". dijo Whitechapel. 
-"Les dije que quería encontrar el mejor de ustedes tres y ha sido una tradición familiar por generaciones esta que es la única manera de decidir".

Lilith comenzó a cargar su pistola tranquilizante. El Sr. Whitechapel continuó su discurso. 

-"Ahora cada uno de ustedes tiene quince minutos para correr por estos bosques. En la marca de un cuarto de hora. Vamos a iniciar la persecución. El último de ustedes en ser capturado se convertirá en mi socio".

Lillith susurró algo al oído. Whitechapel añadió en su presentación,

-"Y uno de ustedes también tendrá la oportunidad de ser mí socio, si así lo desea, a juicio de mi hija".

Los tres hombres se animaron al instante.

-"Quince minutos caballeros".  El Sr. Whitechapel consultó su reloj.
-"A partir de... AHORA".

Con los pies dormidos y cabezas nublados, Dylan y Dermott trabados correr lo más rápido que pudieron. Tan pronto como Bart estuvo a seis pies, Lilith le disparó en la nalga con la pistola tranquilizante. Inmediatamente, Bart cayó al suelo, totalmente consciente, pero paralizado por completo.

El Sr. Whitechapel miró a su hija confundido.

-"¿Muy pronto?" preguntó.
-"Ese es un pervertido papá" Lillith dijo.
-"Le ha echado una mirada a mis tetas".

El Sr. Whitechapel bramó una tremenda risa cuando Lillith desmontó y se unió a Sven en el suelo delante de Bart. Sven entregó Lillith su cuchillo.

-"Lo siento Bart", dijo Lilith,
-"Esto es legal, lo sabemos, pero no vamos a matarte. Por otro lado, podemos darnos el lujo de evitar la ley con dinero solo te voy a castrar".

Bart parecía absolutamente en estado de pánico cuando Lillith deslizó el cuchillo de caza grande debajo de su escroto insignificante con sus guantes de cuero negro. Con un movimiento de vaivén, ella sin problemas corto a través de su virilidad, cortando el escroto, los testículos y el pene todo en un solo movimiento limpio. Bart gritó a través de su mordaza, pero no había nadie alrededor a millas que se preocupara por sus problemas.

De una alforja Sven sacó una bolsa de plástico grande, donde los genitales de Bart se dejaron caer. Sven atado a Bart para que pudieran encontrarlo más tarde cuando regresaran. Regreso la bolsa con el pene y los testículos a la silla de montar y los dos regresaron a sus caballos.

-"Yo diría que ya es hora", dijo Lilith.

El Sr. Whitechapel se encogió de hombros, "este será un viaje corto, supongo", para animar a sus caballos a un ritmo rápido. No pasó mucho en que Dylan se diera cuenta de qué con el fin de ser el último en ser capturado, iba a tener que deshacerse de Dermott. Abordó al otro hombre cuando llegaron a un claro entre los árboles. Mientras los dos hombres desnudos luchaban con las capuchas con astas, Dermott declaró algún pensamiento racional.

-"¡Tenemos que trabajar juntos si vamos a salir de esto!" Dermott gritó.
-"¿no ves que estas personas están locas?"

Dylan pensó Dermott solo quería engañarlo y tomo una enorme roca. 

-"Lo siento amigo". Dylan dijo,
-"ha sido un placer trabajar contigo".

Cuando Dermott trató de esquivar la enorme roca, que no vio la Whitechapels arriba en la colina por encima de ellos. El objetivo de Lilith era Dylan el cual impacto en la parte posterior del muslo, y lo dejó caer de rodillas. Dermott desapareció en la espesura cuando los caballos descendieron la colina y rodearon Dylan.

Lillith observó Dylan deseándola. Su pene era el de un espécimen guapo, bien dotado, y era un placer para la vista de sus ojos.

-"Oh, papá, quiero a este, pero no es el tipo de chico para mí".
-"Entonces usted sabes que hacer mi princesa", ordenó el señor Whitechapel. 

Ella se encogió de hombros y tomo su pene en la mano. rodó la cabeza entre sus dedos, y el Sr. Whitechapel y Sven se hicieron de la vista gorda cuando ella se llevó el glande del pene de Dylan en su boca y lo hizo rodar sobre la lengua juguetonamente.

-"Vamos a acabar de una vez con esto querida", dijo Whitechapel con un tono algo molesto.

Lilith suspiró y deslizó el cuchillo de Sven bajo el escroto de Dylan. Esta vez ella sólo corto sus huevos y el escroto. Sven sacó la bolsa con la virilidad de Bart en ella.

-"Lo castraste", el Sr. Whitechapel le dijo a su hija, "Por completo". Le respondio.

Lillith jugo con el pene de un pequeño Dylan, balanceándose hacia adelante y atrás en la base. No quería cortarlo. Pero luego de mala gana y con rebeldía, le cortó su cabeza primero y luego cortó a mitad de camino, y luego le cortó el muñón restante hasta la base. A la vez que Dylan observó, incapaz de moverse.

Lillith dejó caer las cuatro piezas de Dylan en la bolsa de plástico que Sven sostenia antes de que todos se subieron a sus caballos de nuevo.

Lamentablemente, a pesar de sus buenas intenciones, Dermott fue fácil de encontrar. Había encontrado el perímetro de la propiedad del Sr. Whitechapel y estaba tratando de pasar por encima de la cerca de ciclónica con los pies descalzos. Lilith le disparo con la pistola tranquilizante y cayó en la hierba suave.

-"Oh," Lillith parecía entusiasta cuando vio el pene de Dermott. 

Era aún más grande y más guapo que el que Dylan había sido. Dermott yacía inmóvil en el pasto, mirando hacia el cielo azul.

-"Bueno Dermott". Dijo el Sr. Whitechapel después de desmontar. 
-"Parece que has ganado la partida de caza. Una vez de vuelta a la ciudad, vas a ser mi nuevo socio de negocios. Felicidades".

Esperando que llegase a la parte donde mencionaba que la podía cortejar. Él continuó.

-"Y como un bono adicional, puede cortejar a mi hija". Dijo de mala gana.

Lilith sonrió y miró a Dermott,

-"Y por 'cortejar', que quiere decir 'Nada'. Eres un buen tipo Dermott, pero no me gustaría pasar mucho tiempo con usted, no es mi tipo". Con eso, Lilith se quitó las botas y la ropa interior, dejando al descubierto sus piernas suaves y vulva. Su vello púbico se mantenía en lo juste. El Sr. Whitechapel y Sven dejaron a los dos solos mientras Lilith hizo lo que más le gustaba en el viaje caza.

Ella tomó el pene de Dermott con la mano y lo bombea hasta que quedo duro. Dermott la miraba como si fuese un ángel pensó que lo era. Se quitó la camisa y el sujetador. Ahora ambos estaban desnudos. Ella le quitó la capucha tonta de ciervo y la tiró en la hierba al lado de ellos. Aunque no podía mover la boca, ella todavía cepilló los pezones suaves y jóvenes contra sus labios y empujó sus caderas hacia arriba y hacia abajo para obtener una buena pasada de su pene endurecido.

Cuando estaba en la cima de su circunferencia, tomo su montura, sentándose en su eje. Su vagina estaba húmedo y cálida. Dermott nunca había tenido nada tan dulce en su vida. Ella montó su pene delante y hacia atrás por lo que pareció una eternidad, sacándolo para frotarlo entre sus nalgas brevemente con la cabeza, y luego clavándolo de golpe en su vagina para continuar su monta. Observó a sus jóvenes pechos rebotan arriba y abajo mientras ella lo montaba, la recolección de sudor en su cuello, mojaba su cabello hasta los hombros.

Y entonces ella se vino. Su cuerpo se arqueó hacia atrás y se quedó mirando el cielo cuando el orgasmo sacudió todo su cuerpo. Al ver y sentir venirse a Lillith, Dermott se vino tambien. Su cuerpo se tensó por un segundo y luego su semen salió de él para inundar el de ella como un rayo. Mantuvo sus ojos en ella mientras le sonrió cuando llegaron al mismo tiempo.

Con su pene todavía en ella y aún corriéndose, ella tomo el cuchillo colocándolo en su virilidad y lo separó de su cuerpo, conservando sus huevos y escroto en su mano. Continuó sentada en el suelo en un estado de somnolencia, con semen todavía saliendo a borbotones desde el agujero donde había estado su sexo. Lilith se quedó con el pene y huevos cortada todavía en ella, y lo agarró con las manos y uso de nuevo los genitales cortados como un consolador vivo. Rápidamente se volvió y se puso de rodillas. Besó a Dermott delicadamente en la boca y los dos yacieron en la hierba juntos, mirando hacia el cielo.

Más tarde esa noche hubo una comida al aire libre. Alrededor de una fogata, se prepararon brochetas de pene y testículos. Los tres hombres todavía estaban atados por las muñecas y todavía desnudos, aunque sus cuernos de venado y mordazas se habían retirado. Se sentaron frente al fuego lado a lado. Sven tendió las partes cortadas de los dos hombres y los huevos a Bart y Dylan que se comieron sus propios genitales con ceños en sus rostros. Dylan miró a Dermott que no estaba comiendo. toda la noche Dermott tenía esta sonrisa soñadora en su rostro.

-"Hey, ¿cómo es que no estás comiendo?" Dylan gruñó despectivamente.

Dermott miraba hacia la noche estrellada. 

-"Tengo que asegurarme de que este bien cuidada". él sonrió.
-"¿Eh?" Dylan gruñó.

Pero Dermott no dijo nada después de eso.




Historia Original Aquí.





Autor: Mr. Nip       Traductor: DarkSoul

CAÍDA DEL MÍSTICO

Janus esperaba con gran anticipación el desenfreno de la tarde, preguntándose si el órgano del místico estaría a la altura de los cuentos. ¡Despreciaba a la mayoría de las cofradías aduladoras del príncipe por lo que eran, lindas putas cuyo mayor deseo era ser un juguete de mierda de un hombre de verdad! Solo Morgan, el joven comandante de caballería, era un hombre de verdad, era el único de ellos que nunca había pedido a Janus que lo penetrase. El único que tenía los huevos para negar al príncipe el placer de su cuerpo......


CAÍDA DEL MÍSTICO
Janus esperaba con gran anticipación el desenfreno de la tarde, preguntándose si el órgano del místico estaría a la altura de los cuentos. ¡Despreciaba a la mayoría de las cofradías aduladoras del príncipe por lo que eran, lindas putas cuyo mayor deseo era ser un juguete de mierda de un hombre de verdad! Solo Morgan, el joven comandante de caballería, era un hombre de verdad, era el único de ellos que nunca había pedido a Janus que lo penetrase. El único que tenía los huevos para negar al príncipe el placer de su cuerpo.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [VIOLACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: Gelding Dane





Cinco jóvenes ricos y privilegiados se reunieron en el estudio del príncipe Yansurov. Los mejores amigos y amantes del príncipe, cada uno queriendo tomar su vulgar venganza contra el Cardenal Abad. Todo porque él les había negado el placer de su legendario pene.

Janus esperaba con gran anticipación el desenfreno de la tarde, preguntándose si el órgano del místico estaría a la altura de los cuentos. ¡Despreciaba a la mayoría de las cofradías aduladoras del príncipe por lo que eran, lindas putas cuyo mayor deseo era ser un juguete de mierda de un hombre de verdad! Solo Morgan, el joven comandante de caballería, era un hombre de verdad, era el único de ellos que nunca había pedido a Janus que lo penetrase. El único que tenía los huevos para negar al príncipe el placer de su cuerpo.

Yansurov había intentado todo, desde regalos hasta mendicidad, y finalmente mandamientos reales entraron en la boca y el culo virgen del joven caballero. Pero Morgan solo le daría al príncipe su gran pene duro, un regalo al que Yansurov nunca podría negarse. Él era el único de los amigos del príncipe que Janus había permitido que el príncipe trajera son planes reales. Y estaba aquí esa noche más a petición de Janus que la de Yansurov. Una cosa buena que debía de haber sido Morgan, que había sacado la punta de la ballesta y la había sacado del hombro del ministro.

El príncipe había vuelto antes con la droga, y ahora la estaba mezclando con el vino que serviría al cardenal abad. Dirigiendo a los demás a ocultarse en la cámara de la cama contigua, Yansurov ordenó a su cochero que dejara pasar al místico en cuanto llegara. Cuando el cardenal abad entró, era como Janus recordaba alto y poderosamente construido. Con el cabello rizado hasta los hombros, y una barba roja corta cuidadosamente arreglada.

"¡Me alegra tanto que haya venido, su santidad!" Yansurov exclamó mientras se apresuraba a cruzar la habitación para saludar al místico. El auténtico alivio en su voz fue un bonito detalle que Janus pensó. Aunque sabía que ese alivio lo había conseguido mezclando drogas antes de que el Cardenal llegara.

-Creo que conoces a Janus, el ministro de finanzas del rey. El príncipe resopló, llevando al cardenal a donde Janus estaba tendido en un diván.

"Sí, el ministro y yo nos hemos reunido en varias ocasiones". El cardenal respondió desenvolviendo el vendaje crudo en el hombro de Janus.

"Esto parece ser una herida de flecha". "Crossbow, en realidad, uno de los guardias del príncipe fue un poco rápido con el gatillo". Janus explicó.

"Espero que el tipo no sea castigado con dureza, estos son tiempos inciertos y peligrosos en los que vivimos".

-Estoy seguro de que el tipo estaba tratando de mantener a su señor a salvo. El cardenal dijo mientras limpiaba la herida.

-En efecto, creo que el príncipe ha dispuesto un castigo muy flexible e informativo. Janus respondió.

-El príncipe es muy progresista. El Cardenal murmuró mientras cerraba los ojos, orando sobre la herida. Un intenso calor parece arder en la mano del místico mientras la presiona contra la herida. Parecía resplandecer a través del hombro de Janus, extendiéndose por todo su cuerpo como un delicioso calor. El ministro se sentía como si acabara de sumergirse en el manantial de la vida. El rostro del cardenal abad estaba cubierto de sudor y respiraba profundamente mientras le quitaba la mano.

"He hecho todo lo que he podido." Murmuró cansado, sentándose en una silla cerca.

Janus miró hacia abajo para encontrar que la herida era sólo una pequeña sarna negra, experimentalmente flexionó su brazo. Sonriendo cuando sentía sólo el dolor más leve, era casi bueno como fuese nuevo. Mirando por encima, descubrió que el príncipe ya había entregado al Cardenal una copa de vino. Que el místico derribado en una bebida, sosteniendo su vaso para ser rellenados. ¡Qué Yansurov hizo muy feliz y con prontitud! No tardó mucho al gran sacerdote en vaciar la botella, mientras mordisqueaba un trozo de pastel de especias que Yansurov había preparado con el vino.

-"Fue una cosecha excelente." Murmuró observando con desdén.
-"¿Quisieras un poco más?" -preguntó el príncipe.

Mientras el cardenal miraba tristemente la botella vacía. ¡Se ha ido! Él se arrastraba tristemente. Tengo más en mi sótano. El príncipe explicó.

-No, tengo que irme. -exclamó, moviéndose vacilante.

-Quizá pueda traerle una botella para llevar. El príncipe preguntó ansiosamente tratando de detenerlo algo de tiempo.

"Creo que no". El cardenal abad sacudió la cabeza.

Janus se movió a través de la habitación para bloquear la puerta, mientras Morgan y el otro salían de su escondite. Mulac. El cardenal intentó señalar con una mano temblorosa a Janus. -Me temo que es demasiado tarde para el cardenal, además de que no querrías arruinar este maravilloso trabajo de cura que has hecho. Janus se echó a reír dando golpes al gran místico en la cara, el Cardenal se tambaleó hacia atrás y cayó nerviosamente al suelo alfombrado. Todavía estaba luchando débilmente mientras lo recogían del suelo, quitándole su traje y sandalias mientras lo llevaban al dormitorio.

¡Su pene, aunque todavía suave, era fácilmente de seis o siete pulgadas de largo, y tan grueso como el de un burro! Los afeminados compañeros del príncipe empezaron por turnos a chupar su pene del místico, mientras otro lamía y tocaba su culo. No tardó mucho en que el pene del místico se elevara hasta su longitud total. ¡Dos manos y media largas y gruesas como la muñeca de un hombre! ¡Fue una vista inspiradora, ya que estaba unido a un hombre y no a un caballo!

"No es de extrañar que todas las mujeres en la corte sueñen con acompañarlo en el santo de los Santos para una buena monta". -exclamó Janus.

-¡No sólo las mujeres! El príncipe respiró, su mano explorando y lubricando al masivo pene.

"¡Vamos a empezar!" Janus gruñó moviéndose delante del culo lamiendo a la juventud, y guiando su propia erección palpitante en el culo virginal del Cardenal ¡Se llevó la nariz mojada a la nalga de su propia nalga, la sicopática pequeña zorra inmediatamente presionó su rostro entre ellos! El abad cardenal jadeó, una mirada de dolor y aprensión se mostro en sus ojos grises.

"Relájate para disfrutar de esto!" ¡El príncipe se regodeó bajando sobre el semental del cardenal abad como un desgraciado! Janus se rió de la ironía de la declaración del príncipe, ¡muy pocos hombres disfrutarían de ser violados por otros siete hombres! ¡Y ciertamente no iba a disfrutar de la muerte que habían planeado para él! Janus rió mostrando al místico ninguna misericordia. ¡Empujando su propio pene considerable, Su glande quedo profundamente en el culo virginal del místico con un solo empuje brutal!

"¡Hhhohhoo!" ¡El místico gimió en protesta por este tratamiento violento y malicioso! Eso solo incitó a Janus a usar los testículos colgantes del místico como mango, para ayudarle a montar el culo del Cardenal aún más duro. Los demás le aplaudían y le aplaudían, cada uno deseando nada más que estar en el lugar del Cardenal en ese momento. Yansurov lo tomó en algún momento, y una gran cantidad de gruñidos hizo por el esfuerzo. ¡Para obtener el enorme pene del cardenal, instalada en su propio orificio bien utilizado!

"Aaahahaa!" El príncipe gimió al fin de que su enorme glande se deslizó por su esfínter, ¡y la longitud completa de su pene entró en él!

Uno de los amantes bonitos del príncipe se inclinó para chupar su pene, mientras iba lentamente hacia arriba sobre el inmenso pene del cardenal abad. Janus observó al príncipe, y su compañero de su como empalaba al caballero equino del cardenal abad. Uno o dos eran incluso lo suficientemente hombres como para tomar su placer en el gran culo de místico ahora bien degradado.

Cuando el príncipe y su amigo afeminado se saciaron por fin, y volvieron al estudio para refrescarse. Janus y Morgan tomaron su lugar, primero Janus hizo que el joven hombre de caballería se retorciera y apretara los testículos del místico. Hasta que el gran sacerdote de cabeza roja débilmente accedió a chuparle sus penes, aparte de parpadear era todo el control que el hombre grande tenía sobre su cuerpo. Janus se sentó a horcajadas sobre la cabeza del abad, para disfrutar de sus débiles labios como si fuera los labios vaginales aterciopelados entre las piernas de una mujer.

¡Ambos hombres ya se habían venido una vez, Janus en el culo del cardenal, y Morgan en la boca de Yansurov! ¡Así que ambos fueron capaces de disfrutar del placer de la boca servil del esclavo  durante un período prolongado! Janus se relajó para que él y Morgan pudieran turnarse para penetrarlo por la boca al místico.

Ambos bombearon su lujuria en lo profundo de su garganta, dejando al sacerdote sin ninguna opción que tragar el producto que salía de ellos! Yansurov había regresado a esa hora, y rápidamente tomó su lugar en la boca complaciente del santo. Mirando al príncipe lentamente con gran deleite, y el éxtasis obvio de sus labios aduladores del místico. Rápidamente despertó a Morgan, y él se arrodilló entre la pierna extendida del Cardenal levantando el gran saco del gran hombre.

Morgan condujo su propio pene al culo espasmódico del abad, le tomó al oficial de caballeria cuatro o cinco golpes brutales para llegar hasta el fondo. E hizo un gruñido chupando y gimoteando con el miembro duro del príncipe en su boca.

Yansurov sacó su pene delgado de la garganta del místico, para sembrar en su boca obsequiosa. Mirándolo con diversión mientras el degradado sacerdote agitaba su lengua, tratando desesperadamente de escupir el líquido blanco del príncipe. Subiendo por sus pies Yansurov se retiró a su estudio, para más descanso y refresco. Cuando el joven caballero alcanzó por fin su tembloroso orgasmo, se agachó y sacó una gran daga de su alto pantalón negro.

Agarrando al inmenso semental del cardenal abad como si fuera un desgraciado, lo apartó del cuerpo del místico. ¡Y con un rápido movimiento, corto el enorme miembro! Con un gemido ronco el hombre grande se sentó derecho, su mano está golpeando alrededor de la garganta de su atacante! Morgan dio una palmada en la mano débilmente agarrando, golpeando al Cardenal en la cara con su enorme virilidad. A continuación, llevó la daga repetidamente al pecho del hombre grande, hasta que dejó de luchar.

"¿Qué vas a hacer con eso?" -preguntó Janus riendo.

¡Pensé en hacerlo disecar y montarlo, para darlo al príncipe como un regalo! El joven caballero respondió astutamente.

"Cuando este excitado, le gustará". Janus se echó a reír. Alcanzando al ministro de Finanzas agarró el pesado saco escrotal del místico sacándolo fuera de su cuerpo. "Si quisiera ser tan amable, creo que me gustaría que éstos fueran mi recuerdo".

Morgan, riéndose, también los cortó, Janus las envolvió en un pañuelo que lo guardó en un bolsillo de su capa. Vestidos, se fueron al estudio para tomar una copa, Yansurov blanqueó cuando notó la sangre que estaban limpiando fuera de la mano.

-¿Está...? Tartamudeó. -El cardenal abad está muerto. Morgan suministró alegremente mostrando el enorme pene como si fuera de un caballo cortado del sacerdote que fue su virilidad!

"¡Dioses!" ¡Yansurov dijo, sentándose pesadamente, bebiendo su copa de brandy de un solo trago!

-¡Esto no era parte de mi plan!
-"¡Hemos pasado por esto, sabes que no teníamos opción!"
-"¡Ahora!"
-"¡Gracias a ti!" Janus gruñó.

"Así que llame a sus cocheros, vamos a arrojar el cuerpo por uno de los ejes de retorno de agua." Terminará alimentando a los trolls en el río subterráneo, igual que el viejo vidente".

Yansurov estaba pálido y tembloroso mientras cruzaba la habitación para tirar del cordón de la campana. Terminando de beber, decidieron envolver el cuerpo del cardenal abad en la sábana. Encaso que se les viera cargando o descargándolo del carruaje, y mantendría cualquier sangre de manchar en interior del raso. Yansurov pensó felizmente. La puerta de la habitación se abrió, ¡y los tres conspiradores se quedaron mirando una cama vacía en silencio atónito! Janus sacó su varita de relámpago de su manga, mientras Morgan sacaba su sable y su puñal.

-Es... Es imposible, dijo el boticario, quiero decir que le di más que a Litrim para matar a cualquier hombre. Yansurov divagó. Janus y Morgan siguieron la sangrienta impresión de los pies y gotas de sangre en el suelo. "Ha bajado por la escalera de atrás, ha bajado por la parte delantera y lo ha dejado fuera". Janus ordenó al joven caballero. "Seguiré su rastro y me aseguraré de que no regrese".

Ambos hombres despegaron en su persecución, cuando el príncipe se sentó en la cama hundida de sangre murmurando una y otra vez. "Es... ¡Simplemente imposible!"

Janus se apresuró a bajar por la escalera de atrás, rápidamente emergiendo en el patio de la casa del príncipe. El desnudo cardenal abad se tambaleaba borracho por el jardín del palacio, a no más de veinte metros de distancia. Janus susurró la palabra místico que desencadenó el poder de la varita. Una brillante chispa azul se arqueó a través del jardín, golpeando al sacerdote que huía en la espalda. Instantáneamente corrió por su convulso cuerpo y en el suelo! Cuando la electricidad se extinguió, el cuerpo quemado del místico se cayó al suelo.

Morgan y Kile el cochero del príncipe vinieron corriendo alrededor de la esquina de la casa. Morgan arrancó la capa del cochero y rápidamente golpeó el cadáver ardiendo.

-Toma el carruaje negro, parece un taxi.

"Así que lo usaremos para llevar el cuerpo hasta el pozo de retorno de agua más cercano". Janus instruyó al cochero.

-Ve con él para que todo salga como estaba planeado. Ordenó al joven caballero.

-"Muy bien." Morgan aceptó apuñalar al cadáver una última vez con su sable solo para estar seguros.




Historia Original Aquí.
  




Autor: Gelding Dane       Traductor: DarkSoul

LA CARNICERIA

Carol la dueña actual cuanta con 27 años y es una verdadera “hija de perra” literalmente. Ama el dinero, el vino y las fuertes erecciones masculinas pero sobre todas esas cosas el dinero es lo prioritario para ellas. Heredo el negocio hace 4 años y desde entonces lo ha expandido aun mas, sus ingresos son millonarios cada mes, se vale de cinco espectaculares chicas para conseguir la mercancía más preciada en su negocio además también sirve para que ella misma pueda disfrutar de una buena dosis de virilidades frescas en cualquier momento que se le antoje......


LA CARNICERIA
Carol la dueña actual cuanta con 27 años y es una verdadera “hija de perra” literalmente. Ama el dinero, el vino y las fuertes erecciones masculinas pero sobre todas esas cosas el dinero es lo prioritario para ellas. Heredo el negocio hace 4 años y desde entonces lo ha expandido aun mas, sus ingresos son millonarios cada mes, se vale de cinco espectaculares chicas para conseguir la mercancía más preciada en su negocio además también sirve para que ella misma pueda disfrutar de una buena dosis de virilidades frescas en cualquier momento que se le antoje.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [GORE] [SNUFF] [SECUESTRO]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





El expendio de carne “Los machitos” es una de las carnicerías más respetadas como exclusivas de la ciudad, ubicada en uno de los barrios más conocidos hace 45 años que vende los mejores cortes de carne para los paladares más selectos pero tiene un oscuro secreto, algo que se oculta de donde viene la carne, la carnicería es la única que tiene su propio rastro certificado con la que surte carne a buena parte de la regio pero en un sótano de aquel matadero de reses se encuentre la clave de su éxito como de tener tanto capital.

Carol la dueña actual cuanta con 27 años y es una verdadera “hija de perra” literalmente. Ama el dinero, el vino y las fuertes erecciones masculinas pero sobre todas esas cosas el dinero es lo prioritario para ellas. Heredo el negocio hace 4 años y desde entonces lo ha expandido aun mas, sus ingresos son millonarios cada mes, se vale de cinco espectaculares chicas para conseguir la mercancía más preciada en su negocio además también sirve para que ella misma pueda disfrutar de una buena dosis de virilidades frescas en cualquier momento que se le antoje.

Lando era un hombre de 30 años ingeniero de profesión soltero, sin hijos o padres era la presa ideal para las cinco cazadoras como les llamaba Carol a sus chicas, Lando fue visto por una de ellas en un bar un viernes por la noche, ella vistiendo una minifalda que apenas cubría sus espectaculares nalgas se le acerco, Lando no perdió tiempo en abordarla, sintiendo su pene palpitar debajo de su ropa interior aquella mujer era todo un manjar de los Dioses, por como lo miraba él intuyo que deseaba tener un buen revolcón con él, algo que no iba a dejar pasar.

Luego de algunas copas la bella morena de larga cabellera casi hasta sus nalgas le coloco una mano en la entrepierna de Lando para susurrarle al oído.

-“¿Que tengo que hacer para que me la metas hasta el fondo?” Dijo la Morena.

Aquello fue todo Lando pago la cuenta y ambos se dirigieron a la casa de ella, ya que le comento ella una vez en el coche que estaba cerca, era verdad apenas unas calles tuvieron que avanzar con ella masajeando su entrepierna mientras Lando conducía, aquello solo hizo que su deseo de poseerla aumentara hasta la locura.

Apenas llegamos a su casa entramos y ella lo condujo directo hacia el dormitorio. Directo y sin preámbulos a lo que habían ido, Lando se quita los zapatos, para comenzar a besarle el cuello despacio, besa detrás de su oreja mientras ella está disfrutando va bajando el vestido hasta que se lo quitó, le quita el sujetador y despacio va acariciando sus pechos Lando siente como se excita, como muerde su labio inferior, la excitación va aumentando y bajo hasta sus muslos, sus manos se quedan acariciando sus pechos mientras ella gime.

Mientras más gemía más aumentaba la excitación de Lando, solamente le dice ella luego de un rato.

-“¡vamos que esperas cómeme toda!”  Le dice ella al oído.

Lando le quita su tanga para acostarla boca arriba abrirle las piernas y pasar su lengua por sus labios vaginales, se los abre despacio sintiendo lo mojada que está y lo delicioso de su néctar, sin querer absorbe su clítoris, ella arquea su espalda hacia atrás mientras gime y le pide que no pare. Su lengua sube y baja por su rajita, cada vez está más mojada y Lando siente cada vez más apretado su pene dentro de su bóxer esperando ser liberado, pero antes quiere hacerla correrse con su lengua, que entra y sale de su vagina, beso sus labios vaginales, acaricia su clítoris aumentando sus movimientos esperando que se corra, grita muy fuerte y una corrida enorme sale ella directo a su boca la cual se bebe toda.

-“¡MMM eres deliciosa!”, Lando le dice mientras la mira pícara mente.
-“¡Ahora te toca a ti nena!” Le dice Lando mientras se baja levemente su bóxer.

Su endurecido pene no tardar en salir para ser tomado por ella quien comienza a chuparlo, verla como lo chupa hace que Lando vaya al paraíso de placer, se lo chupa como si fuera un helado recorriéndolo entero, echa cada vez más saliva sobre su miembro que brilla y mientras Lando ve como está disfrutando de su faló, aquello duro un buen rato.

De pronto ella lo tumba con las piernas abiertas y despacio se acerca a Lando para  ella colocarse sobre él, comienza a meterse su pene dentro de su vagina húmeda y caliente, se contrae sola aumentando el placer, los gemidos cada vez son más fuertes, se besan, mordisquean, comienzan poco a poco a moverse con el pene de Lando dentro de ella, que siente como aprieta su falo dentro de ella.

Aprieta tanto sus músculos vaginales que casi le hace contener la respiración a Lando, quien le “para, para”, a lo que ella se detiene para tumbarse sobre la cama, y Lando se pone encima de ella. Para de nuevo penetrarla, mientras comienza a comerle las tetas, deleitándose con esos preciosos pechos, mientras ella está disfrutando siendo penetrada por Lando, quien siente como contrae sus músculos vaginales, de repente se queda quieta, Lando siente como se corre toda con su pene dentro suyo, tiembla toda, el miembro de Lando queda todo empapado por su corrida, ella queda tumbada sobre la cama, esta temblando de placer, Lando saca su miembro para poder pasar su lengua por sus labios vaginales y clítoris.

-“MMM sabe deliciosa”. Le dice Lando mientras le mira y sonríe,

Su lengua pasaba pos sus labios vaginales entraba y acariciaba su clítoris, saboreando su néctar, Lando la miro y no hizo falta que dijera nada, ella se muerde su labio inferior, cuando Lando le introduce su pene de nuevo, para comenzar a penetrarla, Lando va subiendo el ritmo, siente como ella aprieta su pene dentro de ella de nuevo, le vas a hacer explotar su miembro comienza a palpitar, ella al notarlo se lo saca, para llevarse su pene entre sus pechos y comienza a apretarlos, mientras chupa el glande, Lando está en el cielo casi está por venirse, ella aprieta su pene entre sus pechos y de pronto broto una enorme cuerda de semen disparado hacia su cara, fueron tres grandes chorros de espeso semen que salieron de su pene.

Cuando Lando dejo de venirse ambos quedan rendidos sobre la cama, empapados de sudor y jadeantes, con el rostro cubierto aun del semen de Lando ella se sube sobre de él, aplastando sus pechos sobre sus tetillas, lo beso y Lando prueba el sabor de su semen, cuando sus labios se separan con el pene de Lando restregando entre sus labios vaginales ella le dice.

-“¡Bueno querido es hora de pagar!” Ella le dice a Lando maliciosamente.

Lando no entiende lo que ella quiere decir hasta que siente una fuerte punzada en el cuello y todo se le pone negro, su destino estaba marcado ya,  no hay nada que pueda hacer para impedir que se convierta en una víctima más de las cazadoras de Carol.

Lando fue despertador por un enorme alarido de dolor dentro de una enorme jaula de gruesos barrotes de metal en lo que parecía ser la bodega de carnes de una empacadora y rastro, estaba con las manos amarradas lo mismo que sus pies desnudo y le dolía enormemente la cabeza, pero sus ojos se abrieron enormes con todo su malestar pasando a un segundo plano cuando vio de donde venia los gritos que lo regresaron a la conciencia.

Lando presenciaba de primera mano como un hombre como de su misma edad estaba siendo castrado brutalmente por dos hombres mientras una mujer les daba órdenes, con el desdichado hombre gritando y suplicando que se detuviera.

-“ALTO… POR FAVOR, PAREN NOOOO…” Gritaba aquel hombre.
-“Jajajaja ¡Calla cerdo es hora de pagar!” Riendo le dijo uno de los hombres.

Mientras el otro con un largo cuchillo para carnicero le cercenaba su pene, la sangre que brotaba de su entrepierna era recolectada en un balde hondo rectangular en la que otros penes como testículos bañados en sangre flotaban para ese momento, aquellos gritos eran simplemente desgarradores y no cesaron hasta que el hombre con el cuchillo degolló al hombre que se ahogo en su propia sangre.

-“Vamos dense prisa, quiero sus nalgas y carne de sus muslos empacados”. Dijo la mujer.
-“¡Corazón, riñones, hígado, corneas, medula y huevos los quiero listo cuanto antes per ser enviados para trasplante!” Sentencio la Mujer.

Fue cuando Lando comprendió lo que significan las palabras de aquella morena, él fue el juguete sexual de Carol por tres meses hasta que un día, ella visiblemente alcoholizada, comenzó a seleccionar a hombres de las jaulas siempre habían de 10 a 15 en ellas, el primero fue un hombre de unos 26 años con un pene impresionante que fue lo primero que le amputaron con lujo de violencia, entre gritos horribles y suplicas antes de ser degollado.

El siguiente fue un Hombre de 32 años de unos huevos enormes que le colgaban mucho, los cuales fueron lo primero que le cortaron, no conformes con ellos le cortaron la lengua, le sacaron los ojos, le cortaron los pies y manos antes de por fin cortarle su pene, en ningún momento dejo de gritar y pedir que se detuvieran aun sin lengua con su boca escupiendo sangre hacia todas partes, sus gritos no pararon hasta que fue degollado, Carol dio un largo trago de la botella de vino en su mano y ante el terror total de Lando señalo a su jaula.

-“¡El sigue!” Dijo Carol sin clemencia alguna.

Mientras lo sacaban de la jaula en desesperación total Lando comenzó a suplicar.

-“Carol, Carol, ¡por favor aun puedo darte mucho placer por favor!” Le suplico Lando.

Carol medio tambaleante se acerco a Lando le tomo de la barbilla lo miro a los ojos por dos segundos que parecieron una eternidad, Lando sabía que lo que saliera de sus labios significaría vida o muerte para él, pero que le causaría un dolor enorme antes del final, algo que no deseaba sentir.

Carol como respuesta le dio a Lando un brutal rodillazo en sus huevos, y mientras se encontraba revolcándose en el suelo de dolor le puso sus huevos ya que sus manos estaban atadas y no podía cubrírselos para decirle.

-“Como te atreves a hablarme cerdo, ya no me complaces es hora de que seas de mayor utilidad, tu pene y huevos se venderán bien lo mismo que el resto de tus órganos”. Dijo Carol.

-“¡NOOOOOOOO! POR FAVOR”. Grito Lando.

Mientras sus piernas fueron elevabas y amarradas hacia arriba, Lando siguió suplicando lastimeramente uno de los hombres, se inclino y le dijo.

-“No gastes tus fuerzas en suplicar ¡mejor reza que no queda mucho en este mundo cerdo!” Le dijo.

En medio de sus suplicas los ojos de Lando quedaron en blanco y lanzo un tremendo grito de dolor que fue cuando el otro hombre le cerceno su pene y huevos al mismo tiempo dejándole un boquete sangrante en su entrepierna, con un enorme chorro de sangre brotando de la herida. Lando sin poder evitarlo grito dolor.

-“NOOOOOOOOOOOOOO”. Grito Lando.

Los gritos de Lando eran desgarradores Carol con un semblante enojado dio un trago a su botella para luego decirle al hombre con el cuchillo.

-“¡Ya calla a ese ruidoso cerdo!” Dijo Carol.

Lando no pudo hacer nada para impedir que el hombre acercara aquella afilada hoja de metal a su cuello, sintió el metal húmedo por su propia sangre para luego un dolor agudo, para casi enseguida algo caliente bañando su pecho, y en breves minutos escupiendo sangre murió ahogado en su propia sangre que por fin lo libero de aquel infierno, aun alcanzo a ver como el hombre le abrió su pecho y le saco su corazón aun latiendo de su pecho abierto.

Al día siguiente, Carol colocaba en la nevera mostrador los testículos y pene de Lando, para luego ir a revisar sus ganancias obtenidas por todos los órganos ya trasplantados con los órganos que se obtuvieron de Lando que fueron muy bien vendidos en el mercado negro de órganos.

Esa misma tarde los huevos de Lando eran cocinados en un restaurante exclusivo para ser devorado por una mujer de la alta sociedad que exclamo luego de comerse aquellos testículos.

-“Estuvieron exquisitos los mejores que he probado en años”. Dijo la mujer.

Sin saber que aquellos testículos en realidad no eran de un cerdo, res o oveja sino de un humano que ya no existía, su cartel de desaparecido aun cuelga en las delegaciones de policía de la ciudad pero ya no es buscado es uno de los miles de casos de desaparición que nunca serán resueltos y sus restos jamás serán encontrados ya que fueron mezclados con los restos de animales que diariamente son desechados por “La Carnicería”.  



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com
     




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

GESTAPO CAMPO ESPECIAL

Gilda Weiss era una fiel nazi, unida al partido Nazi desde sus inicios cuando apenas contaba con 21 años, Fue parte de la Gestapo hasta que se volvió una de las favoritas de Heinrich Himmler el líder de las temidas SS, Gilda de grandes senos y nalgas era una delicia de mujer, fue por eso que Himmler la asigno como comandante de un campo a solo 50 Km de Berlín en 1939, su misión era llevar el campo con mano dura y disciplina Himmler le dio carta blanca en una palabra ella era una Diosa de aquel campo el numero 36 conocido como el campo de los eunuco años después......


GESTAPO CAMPO ESPECIAL
Gilda Weiss era una fiel nazi, unida al partido Nazi desde sus inicios cuando apenas contaba con 21 años, Fue parte de la Gestapo hasta que se volvió una de las favoritas de Heinrich Himmler el líder de las temidas SS, Gilda de grandes senos y nalgas era una delicia de mujer, fue por eso que Himmler la asigno como comandante de un campo a solo 50 Km de Berlín en 1939, su misión era llevar el campo con mano dura y disciplina Himmler le dio carta blanca en una palabra ella era una Diosa de aquel campo el numero 36 conocido como el campo de los eunuco años después.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [FEMDOM] [SNUFF]

Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Gilda Weiss era una fiel nazi, unida al partido Nazi desde sus inicios cuando apenas contaba con 21 años, Fue parte de la Gestapo hasta que se volvió una de las favoritas de Heinrich Himmler el líder de las temidas SS, Gilda de grandes senos  y nalgas era una delicia de mujer, fue por eso que Himmler la asigno como comandante de un campo a solo 50 Km de Berlín en 1939, su misión era llevar el campo con mano dura y disciplina Himmler le dio carta blanca en una palabra ella era una Diosa de aquel campo el numero 36 conocido como el campo de los eunuco años después.

Aquella fresca mañana de primavera de 1940 Gilda llegaba a su campo en su auto convertible,  acompañada de  Hans un hombre de 50 años que era su lame suelas, secretario particular en el campo él haría cualquier cosa por ella, Gilda lo recompensaba de vez en cuando con alguna mamada o incluso dejando que la penetrara cuando estaba de buen humor pero esa mañana no lo estaba de hecho estaba furiosa, su superior el General Straus deseaba que le mandara 50 especímenes masculinos para unas investigaciones en Berlín pero debían ser hombres castrados.

-“Es una pena desperdiciar a 50 machos ¿no lo crees Hans?”. Pregunto Gilda al bajar del auto.
-“Asé es comandante”. Respondió Hans condescendientemente.

Gilda solo sonrió, para luego ver a los 15,000 hombres formados en la plaza central del campo en cuyo centro sobre una pequeña explana de piedra que se levantaba a 70 cm sobre el suelo ella mando colocar una guillotina pero no para cortar cabezas, por lo menos no de las que estaban sobre solo los hombros sino para cercenar virilidades, todos los hombres estaban desnudos en posición de firmes perfectamente bien formados, Gilda prácticamente iba desnuda.

Con una panty (calzón o braga) muy pequeño color blanco con un sostén (corpiño) que a duras penas lograba mantener sus enormes senos, un pequeño chaleco de piel, medias por arriba de las rodillas y sus botas del uniforme, completaba su atuendo su gorra de oficial de las SS, a la cintura su cinturón que sostenía la funda de su arma automática, aquella mañana debía seleccionar a 50 de aquellos hombres, todos eran hombres entre 18 y 50 años en su mayoría muy bien constituidos, Gilda comenzó a pasearse entre ellos seguida de cerca de su fiel Hans.

No tardo mucho en elegir al primero, un hombre, judía seguramente pues su pene estaba circuncidado pensó Gilda, con un pene nada especial, de pequeños huevos y algo obeso, Hans le hizo una seña a los guardias para que se lo llevaran, uno a uno los hombres fueron seleccionados hasta llegar a la cantidad e 49 que sutilmente Hans le susurro al oído de Gilda quien dejo el grupo en donde estaba para ir a donde estaban formados los hombres de 18 a 20 años, muchos de ellos con tremendas y ostentosas erecciones sobre saliendo de su entrepiernas.

Los ojos de Gilda se posaron en un bello joven rubio de unos 19 o 20 años de un cuerpo fabuloso con una erección completa su pene era de buen tamaño lo mismo que sus huevos, con una enorme mata de vello púbico pelirrojo rodeando sus genitales, no estaba circuncidado, ella de inmediato lo aparto y Hans hizo señas para que se lo llevaran, aterrado el joven antes de que los guardias llegasen por él, se arrojo a los pies de Gilda, llorando en completo terror para suplicar a la comandante del campo.

-“¡Por favor Comandante, por favor hare lo que quiera!” Suplico el joven agarrado de una pierna de Gilda, antes la mirada incrédula de ella y Hans.

Aquella patética suplica del joven con lagrimas en los ojos solo hicieron que ella enfureciera a un nivel colérico, de un sólido golpe hizo caer al desesperado joven al suelo, para luego tomarlo de los cabellos y llevárselo a rastras por el fango usando su gran fuerza física,  Gilda arrastro al desesperado joven que cuyos dedos y pues hicieron profundos surcos en el fango hasta llegar a la guillotina en donde entre varios guardias lo subieron a la explanada para colocarlo en la guillotina.

Ya con los genitales asegurados debajo de la afilada hoja de acero Gilda se paro frente al aterrado joven amordazado e inmovilizado sentado con las piernas muy abiertas en la guillotina, se inclino y tomo su pene para correr su prepucio, exponiendo su glande de color rosa, comenzó a masturbarlo, pronto su pene comenzó a tener contracciones y unos segundos después lanzo un enorme chorro de espeso semen, en ese momento Gilda acciono el mecanismo que liberaba la afilada hoja que bajo a toda prisa, cercenando de una sola vez pene y huevos del joven que puso los ojos en blanco antes de desmayarse.

Gilda tomo el pene y los huevos que quedaron unidos al falo cercenado sangrante para arrojarlo a un cesta, para luego supervisar la anulación de los otros 49 hombres que ese día dejaron de serlo para el resto de sus vida, algunas no muy largas por la infección que algunos desarrollaron por su anulación,  muchos pelearon hasta el último momento otros aceptaron su destino con resignación y no gritaron hasta el último momento cuando la hoja cerceno sus virilidades, la cesta con los despojos de aquellas virilidades, fue puesto en un contenedor refrigerado y enviado a Berlín.

Aquellas castraciones o nulificaciones eran comunes en aquel campo, 1941 fue un año en especial bueno para Gilda ya que muchos soldados rusos muy atractivos llegaron muchos de ellos de apenas 18 años, sobre todo a mediados de otoño en que el ejército alemán parecía imparable por las estepas de Rusia, aquella mañana de otoño, Gilda estaba muy contenta viendo como los nuevos recién llegados todos rusos si acaso de 19 años a lo sumo, se estaban desnudando en el patio central, estaba tan contenta que le dijo a Hans.

-“¡Dale lustre a mis botas Hans! Dijo casualmente Hilda.

Hans casi automáticamente se puso de rodillas frente a Gilda para tomar su bota que reposaba sobre una baja barandilla para comenzar a lamber con su lengua la bota izquierda de Gilda al cabo de unos minutos ya con sus botas brillando ella camino hasta donde la estaban formados los 300 rusos desnudos, ella selecciono a 20 con los penes y huevos más pequeños que logro ver, pero ellos no fueron llevados a la guillotina en el centro de la plaza sino a un campo a las afueras del campo, en cuyo terreno habían sido colocadas minas anti personal varios nuevos modelos de minas castradoras, Gilda les dijo a los 20 jóvenes que si lograban llegar hasta el otro extremo del campo donde estaban los guardias esperando serian enviados a un campo de prisioneros de guerra estándar.

Con las armas de los varios guardias apuntando los 20 chicos fueron obligados a caminar en el campo de 800 metros de largo por 600 de ancho, cada uno separado por 20 metros, apenas habían avanzados unos cuantos pasos cuando se produjo la primera explosión que hizo saltar a uno de los jóvenes rusos por los aires, al caer al suelo cayo boca arriba y todos vieron quemo sus genitales ya no estaban en su entrepierna.

La cual sangraba profusamente sus genitales fueron hechos pedazos por la explosión de la mina diseñada para ese propósito, Hans tomo nota rápidamente del modelo de la mina, Gilda observo lo que apuntaba Hans sin expresión en su rostro, apenas exclamo.

-“Hans marca ese modelo hace muy buen trabajo”. Dijo Gilda.

Hans se limito a hacer lo solicitado, desde ese momento los 19 jóvenes rusos restantes en tu totalidad siguieron caminando con una erección total, algunos se masturbaba mientras caminaban poniendo especial atención a cada paso que daban ni 10 minutos pasaron cuando se produjo un segunda explosión esta vez el joven ruso quedo de pie, pero con sus escroto destrozado con sus dos huevos colgando de su conductos pero su pene se había desprendido de su entrepierna, un segundo después se revolcaba de dolor en el fango.

-“Hans tacha ese modelo de mida”. Dijo Gilda.

En el lapso de los próximos 20 minutos casi todos los rusos habían perdido sus genitales a causa de las minas en el terreno, apenas tres quedaban pero al cabo de unos pocos minutos solo quedaba uno, quien estaba seguro que iba salir del campo pues solo le faltaban seis metros apresurado por salir de aquel infierno dio un paso en falso y una mina exploto debajo de él, la mina no estaba destinada para dañar sus huevos sino su pene.

Lo que sucedió su pene exploto como si un potente explosivo fuese introducido en su interior, destruyéndolo por completo quedando su pene hecho carne molida, en su desesperación y shock por tomar su pene que salió expulsado a dos metros de su cuerpo, piso otra mina que lo arrojo por los aires fuera del campo pero su escroto totalmente destrozado lo mismo que el contenido del mismo nulificandolo para el resto de sus días.

Gilda se dio la media vuelta sin prestar atención a los gritos de ayuda de los jóvenes rusos en el campo que desesperados se agarraban sus entrepiernas destrozadas para decirle Hans.

-“Hans, espero que este todo listo como lo ordena a las 7 en mi habitación”. Dijo Gilda

Descuide comandante así será, luego se fue para seguir con su recorrido habitual del campo vigilando todo con su mirada inexpresiva que todo lo veía y a la vez nada, cuando era la hora se encamino a su habitación, apenas abrir la puerta se encontró con el magnífico hombre de 21 años, un capitán ruso de un cuerpo supremo, huevos y pene enorme de vientre marcado bien amarrado en su cama.
 
En el rostro de Gilda de dibujo una pequeña mueca de maldad, al ver el pene del hombre sobre su cama, Gilda comenzó a despojarse de sus pocas ropas quedándose solo con su gorra, ella no era de la Gestapo pero eso poco importaba las SS controlaban todo incluso a la policía de Reich, una vez que estaba desnuda abrió la puerta del baño para entrar y tomar una ducha, no cerró la puerta lo que le permitió al hombre en su cama verla bañándose.

Por supuesto aquella vista hico que el pene viril del soldado ruso se pusiera rígido como si fuese el cañón de un fusil, para cuando Gilda salió del baño secándose su larga cabellera, ya la dura y gruesa erección del soldado estaba empapada de abundante liquido pre seminal que no dejaba de brotar de la punta de su pene.

Gilda termino de secarse para luego ir hacia la cama donde se subió y coloco entre las abiertas piernas del soldado ruso que nervioso sintió como sus manos recorrieron sus fuertes piernas hasta llegar a su entrepierna, en donde una de ellas tomo sus grandes huevos y la otra su endurecido pene, para comenzar a masturbarlo, subiendo y bajando su prepucio con lentitud, mientras su mano se movía cadenciosamente, Gilda con su otra mano jugaba con sus huevos, sintiéndolos en su manos, rodándolos y sopesándolos como queriendo saber la cantidad de esperma que contenían en su interior que debía ser mucha, considerando que talvez hacia semanas que ese hombre no se venía desde que fue capturado en el frente oriental.

La mano de Gilda poco a poco aumentaba de ritmo, ninguno de los dos dijo ni una palabra, el soldado ruso temeroso de lo que ella le podría hacer, solo se quedo ahí quieto, mientras su endurecido pene no dejaba de arrojar a raudales líquido pre seminal de la punta; luego de algunos minutos Gilda desnuda suelta aquel pene para aplastar sus grandes senos sobre el pecho peludo de hombre, para acariciarle su rostro.

Gilda estira su mano y toma un pote con cera caliente de su mesita de nuche, la cual vierte por el pecho y vientre del soldado, para luego colocar una tiras de tela que se adhieren a la cera que le quema que hace que el soldado apriete los dientes para no gritar, luego con violencia Gilda arranca la cera, depilando el pecho y vientre del soldado, acto seguido sin darle un respiro a ese hombre, toma una tijera, para cortar lo más que pude de todo el vello púbico del soldado.

Sin más vierte otra cantidad generosa de cera en su pubis, como huevos que casi lo hacen gritar pero la mirada fría de Gilda hace que se contenga, cuando ella retito el vello de sus huevos estuvo a punto de dar un alarido de dolor pero de nuevo se contuvo para cuando Gilda termino en su entrepierna estaba completamente depilada, en ese momento ella dejo la acera y las bandas de tela sobre la mesita de noche para de nuevo aplastar sus pechos cuyos pezones estaban muy duros sobre el lampiño pecho del soldado.

Gilda lo agarro por los cabellos, levantándole la cabeza con fuerza para decirle.

-“Me perteneces, a partir de ahora eres mío, solo mío”.
- “Abre la boca”, le ordeno casi en seguida Gilda.

Cuando la abre ella mete hasta donde puede su seno derecho en ella, su pezón queda dentro de la boca del soldado y ella ordena.

-“Vamos que esperas chúpalo perro”. Ordena Gilda 

Gilda esta en completo control de la situación el soldado hace lo que ella le ordena con una mano siente como ella sigue jugando con su pene mientras que con la otra le mantiene sujeta su cabeza por los cabellos, finalmente luego de algunos minutos en los que ella estuvo frotando su peluda vagina sobre su pene Gilda lo toma y lo dirige a la entrada de su sexo para penetrarse ella misma, lo hace de un solo sentón, introduciendo todo el pene hasta que sus huevos rebotan contra sus nalgas, lo que la hace gemir de placer.

-“¡AAAAHHHHH!” Gime Gilda.

El pene del soldado además de ser largo es muy grueso lo que la hace comenzar a gemir cuando se lo mete hasta el fondo empujando su pelvis hacia delante y atrás con una deliciosa cadencia lo que hace que el pene entra y sale de su vagina Gilda no tarda en comenzar a moverse a un ritmo acelerado, se incorpora, alejando sus senos del rostro del hombre, con ella apoyando sus manos sobre el lampiño pecho, ya con Gilda cabalgándolo a un ritmo salvaje.

Apenas pasaron 15 minutos antes de que ambos alcanzaran el punto culminante, el punto de no retorno Gilda con su vagina sintiendo fuertes espasmos, se mete el pene hasta el fondo, para sentir como sus juegos inundan su vagina, es una sensación inigualable que hacer que sus pechos se sonrojen y una cálida sensación recorra todo su cuerpo Gilda se deja caer hundiendo el rostro del soldado entre sus grandes senos cuando siente como su pene arroja chorro tras chorro de su espeso semen en su interior, haciéndola sentir otro tremendo orgasmo.

-“AAAAAAAHHHHH”. Gimen ambos al unísono.

Gilda tambaleándose se baja de la cama, cuando lo hizo una enorme corriente de sus jugos mezclados con una gran cantidad de semen, escurren por sus piernas, ella esta aun en éxtasis pero su mente desea otra clase de placer, va hasta una pequeña estufa de carbón, donde toma un cuchillo curvo pequeñito, la afilada hoja de acero brilla de lo caliente que esta.

Gilda regresa a la cama para colocarse entre las piernas del soldado cuyo pene ya ha perdido su firmeza pero aun estaba semi rígido, aun de su prepucio caen gotas de su semen, ella toma la sensible piel de su pene y la estira lo mas que pueda, el soldado arquea su cuerpo, y cuando ella acerca el cuchillo a su pene, este comienza a suplicar en ruso, pero sin importarle nada ella cercena el prepucio del hombre de un solo corte, el soldado grita de dolor.

-“AAAAAAAAAGGHHTTTGGGG”. Fue un alarido lo del soldado.

Sin darle respiro a aquel hombre ella usando el cuchillo con su pene aun sangrando hace una herida desde la parte alta de su escroto hasta la parte baja, que hace que los ojos del soldado queden en blanco mientras su cuerpo se sacude en convulsiones por el dolor, es tanto el dolor que ni siquiera puede gritar, Gilda extraer sus dos enormes huevos para tomarlos con una de sus manos, los aprieta fuerte para luego cortar los conductos que los unen al cuerpo del soldado de una sola vez, castrando al pobre soldado ruso para el resto de sus días.

Gilda se baja de la cama y abre la puerta de su habitación desnuda con semen aun chorreando por sus piernas, ahí a dos metros de la puerta esta Hans sentado, que al verla salir, se pone de pie y va a su encuentro, Gilda solo dice.

-“Encárgate del eunuco y pon estos en mi colección”. Ordena Gilda.
-“Si Comandante”. Responde Hans tomando los cortados testículos.

Aquella orgia de sadismo, castración, penectomia, circuncisión y nulificación, continuo hasta casi el fin de la guerra, dos semanas antes de la caída de Berlín las tropas rusas estaban a solo 1 kilómetro del campo de Gilda una revuelta se desato, los guardias superados no pudieron a tantos Gilda tuvo que escapar con Hans como pudieron, sin darse cuenta entraron en el campo minado, Hans fue el primero en caer.

Su cuerpo voló por los, para caer al suelo, con su entrepierna destrozada por la acción de la mina castradora, Gilda alcanzo casi a llegar al final del campo cuando activo una de las minas, si bien ella no tenia genitales masculinos la mina hizo añicos su vagina y clítoris, sangrando se arrastro hasta un bosque cercano, nadie la volvió a ver.

Hans con su entrepierna sangrando y gritando de dolor fue ahorcado por los prisioneros junto a otros guardias, Gilda si bien logro escapar, no la paso muy bien los que vieron su herida estimaron que nunca más en su vida volvería a tener sexo placentero mientas viviera además uno de sus enormes como grandiosos senos también resulto destruido.

Hasta el día hoy nadie sabe qué fue de Gilda, simplemente se esfumo, algunos creen que murió desangrada en alguna parte del bosque y que los animales dieron cuenta de sus restos, otros que logro escapar a España o Argentina, algunos otros que murió defendiendo Berlín o que fue abatida por alguna explosión de artillería y fue una de las miles de personas cuyos cuerpos nunca fueron identificados.

En cualquiera de los casos lo que fue de ella sigue siendo una incógnita aunque algunos cazadores de nazis aseguran que aun vive en alguna parte de Sudamérica y sigue despojando a los hombres de su virilidad en alguna campo especial.  



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com  






Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

FRENTE A MI FUTURO

Franco estaba desesperado, por conseguir un trabajo para ayudar a la economía familiar, su padre trataba todo el día en lo encontraba pero apenas y les alcanzaba para mal comer, su madre era pepenadora en el basurero cercano y aunque trabaja muy duro apenas ganaba algo de dinero, sus enfermedades estomacales eran frecuentes por estar entre la basura todo el día, desesperado Franco pensó en robar, era mejor ir a prisión por lo menos tendría comida y educación, además seria una boca menos que alimentar para sus padres......


FRENTE A MI FUTURO
Franco estaba desesperado, por conseguir un trabajo para ayudar a la economía familiar, su padre trataba todo el día en lo encontraba pero apenas y les alcanzaba para mal comer, su madre era pepenadora en el basurero cercano y aunque trabaja muy duro apenas ganaba algo de dinero, sus enfermedades estomacales eran frecuentes por estar entre la basura todo el día, desesperado Franco pensó en robar, era mejor ir a prisión por lo menos tendría comida y educación, además seria una boca menos que alimentar para sus padres.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [SNUFF]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





La pobreza siempre es una mal consejera en especial cuando se vive en la más mórbida de las miserias en donde incluso comer un pan al día se vuelve toda una verdadera prueba, con 15 años Franco era el hijo mayor de un matrimonio aun joven que vivía en las márgenes de aquella colonia marginal de la gran ciudad, eran los pobres de los pobres la casucha o mejor dicho la choza donde vivían fue construida con materiales de desecho tomados de un basurero cercano, cartón, plástico y madera eran la base de su casa, de una sola habitación en donde dormían sus padres y tres hermanos mas de Franco.

Franco estaba desesperado, por conseguir un trabajo para ayudar a la economía familiar, su padre trataba todo el día en lo encontraba pero apenas y les alcanzaba para mal comer, su madre era pepenadora en el basurero cercano y aunque trabaja muy duro apenas ganaba algo de dinero, sus enfermedades estomacales eran frecuentes por estar entre la basura todo el día, desesperado Franco pensó en robar, era mejor ir a prisión por lo menos tendría comida y educación, además seria una boca menos que alimentar para sus padres.

Estaba decido a robar una tienda, aquel día se encamino hacia aquella tiendo decidido a todo, cuando a medio camino se encontró con su amigo Amir a quien le conto lo que estaba por hacer y si quería participar, Amir le dijo que aquello no solucionaría nada, por el contrario le traería mucho problemas a sus padre y sus hermanos serian marcados como ladrones sin serlo, en eso Franco no había pensando, sus ánimos como determinación se perdieron de golpe, pero Amir le sugirió algo.

-“Franco si deseas ayudar a tu familia ve a esta dirección”. Dijo Amir entregándole una tarjeta.

Franco se quedo viendo la tarjeta por un largo rato antes de decir “¡lo hare!” Dijo Franco, luego se despidió de su amigo para ir hacia la dirección llego a la dirección ya en la tarde pues fue a pie pues no tenía ni un solo centavo para pasaje, tomo un timbre en la puerta y una voz sonó por un intercomunicador diciendo- 

-“¿Si que deseas muchacho?”La voz dijo secamente.
-“Me dieron una tarjeta con esta dirección, me dijeron que me pueden ayudar”. Contesto Franco.
-“BEEEEEP”. Sonó.
-“¡Entra por favor!” Dijo la voz.

Al entrar Franco se encontró con un largo pasillo bien iluminado que al final se abría a una gran habitación donde una sala muy elegante se encontraba, al final de la habitación un gran escritorio se encontraba del otro lado una mujer madura de unos 40 años se encontraba era muy atractiva, ella con señas le indico a Franco que se acercara y tomara asiento en una de las lujosas sillas frente al escritorio lo que Franco hizo sin poder quitar la vista del enorme escote en la blusa de la mujer que mostraba casi la totalidad de sus enormes tetas.
Una vez Franco se sentó la mujer, se le quedo mirando como si quisiera penetrar su escuálido cuerpo con su mirada, luego de unos segundos en que hubo un tenso silencio ella extendió la mano para decirle.

-“¡Hola soy Sonia encantada de conocerte…!” Dijo Sonia.
-“¡Soy franco es un gusto!” Le respondió el adolescente.
-“¿Bien Franco en que te puedo ayudar?” Pregunto Sonia.

-Vera… Señora, mi familia es muy pobre...
-No me hables de usted me haces sentir muy vieja. Interrumpió Sonia a Franco.
-“Lo siento, como decía mi familia es muy pobre y un amigo me dijo que aquí me pueden ayudar para que podamos salir de pobres”.

-“¡Ya veo! ¿Dime Franco sabes lo que hacemos aquí?” Pregunto Sonia.
-“La verdad es que no lo sé pero, lo que sea lo hare estoy decidido”. Respondió con firmeza Franco.

Sonia sonrió maliciosamente antes de comenzar a hablar, veras Franco, aquí nos dedicamos a la realización de películas “snuff”, al ver que el adolescente no sabía nada sobre ese terminó, Sonia añadió “Una película Snuff es un producción que sé hacer sin efecto especiales, es decir que todo lo que pasa en pantalla es real, puede ir desde una simple violación hasta el asesinato en vivo”, el rostro de Franco quedo blanco al escuchar esa explicación.

Sonia continuó con una pregunta.

-“¿Franco eres mayor de edad?” Pregunto Sonia muy seria.
-“Si, tengo 18 años recién cumplidos”. Mintió Franco.
-“¡Qué tierno!, ¿vamos Franco dime la verdad cuantos años realmente tienes?” Pregunto Sonio.
-“¡15 años!” dijo Franco apenado.

Mira Franco el trato es el siguiente, se te dará 1 Millón de Euros, para que hagas con eso lo que se te antoje, se te dará dos meses para que hagas lo que desees pero al término de ese plazo, deberás volver aquí y tu cuerpo será nuestro para hacer con él lo que nos plazca, si mueres a quien tu designes se le dará otro millón y tus restos serán enterrados según tu religión con respeto pero en secreto.

-¿Qué dices aceptas el trato? Termino por preguntar Sonia.

Franco se quedo en silencio un momento y luego miro a Sonia, con una mirada de determinación para luego con voz firme denotando que estaba decidido a todo apenas alcanzo a decir.

-“¡Acepto!” Dijo Franco.

Sonia solo sonrió cuando le extendió su mano para sellar el trato, luego ella saco de un cajón de su escritorio un cheque, el cual ya estaba llenado le pregunto su nombre completo a Franco y lo mecanografío en el cheque, luego se lo entrego a Franco diciendo que alguien iría con él al banco para que pudiera abrir una cuenta y poder disponer del dinero, le dio la fecha en que debía volver y antes de que se marchara le dio un apasionado beso en los labios que dejo a Franco muy turbado pero feliz, luego se marcho con el hombre que Sonia le asigno. 

Los problemas de dinero terminaron, para Franco y su familia, su padre pudo un negocio y comenzó a mejorar su situación, incluso se compraron un auto algo que nunca pensaron tener, se mudaron de aquel lugar olvidado a una fraccionamiento de clase media alta, y todo parecía estar muy bien, pero los dos meses que Sonia le fijo a Franco pasaron muy rápido pronto Franco estaba asustado al día siguiente debía presentarse en aquel lugar, se despidió de sus padres luego de comer como se le indico y se fue a enfrentar su destino.

Al llegar a la dirección, Franco toco el timbre y la voz en el intercomunicador esta ve dijo.

-“Pasa Franco es un gusto verte de nuevo”. Franco sabia de quien era la voz.

Franco entro y camino por el pasillo, luego llego a la amplia sala y la vio, Sonia se puso de pie para ir al encuentro de Franco, para darle un besos en sus labios, luego condujo al aterrado adolescente por una escaleras que parecía que lo conducían al mismo infierno, debieron bajar varios metros bajo tierra hasta llegar una habitación que tenía un amplio baño, Sonia le dijo que tomara una ducha que vendría dentro de una hora, Franco a penas se marcho ella se desnudo y tomo la ducha como ella le dijo para volverse a vestir y se sentó en la cama muy nervioso a la espera de Sonia.

-“Por lo menos moriré limpio”. Pensaba Franco cuando Sonia entro.

Sonia llevo a Franco a otra habitación en donde le hizo grabar una serie de 50 videos para sus familiares con varios fondos, eso le tomo casi cuatro horas luego de nuevo Sonia lo regreso a la habitación donde estaba antes, una vez ahí de nuevo Sonia se le quedo mirando por unos segundos su mirada denotaba lujuria, ella se lo estaba comiendo con la mirada literalmente.

Por su parte Franco no podía dejar de mirarle sus enormes tetas se notaba que no llevaba nada por debajo porque se le marcaban sus pezones, ella se dio cuenta que le miraba las tetas lo que puso muy nervioso a Franco  su pene estaba tan duro debajo de sus ropas necesitaba bajar esa calentura, como sea en otras circunstancias se masturbaría pero en ese lugar no era una opción.

Con intención Sonia se inclino sobre la cama dándole la espalda a Franco dejándole ver su lindo culo que tenía que hizo que el pene de Franco se pusiera tan duro su pene se marcaba sobre su viejo pantalón de mezclilla, se imagino metiendo su pene entre ese par de nalgas, Franco era virgen y deseaba en ese momento por lo menos tener algo de sexo antes de… bueno morir.  

Franco se quedo mirando los labios enormes como todo el cuerpo de Sonia, quería darle un buen beso pero fue ella quien lo hizo de manera sorpresiva pero mientras se besaban ella le quito la camisa y comenzó a rasguñarle toda la espalda eso de alguna forma excito a Franco porque sabía que aquello era para lo estaba ahí, por su parte Sonia se abrió su escotada blusa dejando sus tetas al aire.       
Sonia hizo que se las bese mientras le decía:   

-“¡Sigue niño!! Sigue que Me excita como lo haces”.

Sonia tomo una de mis manos y la metió por debajo de su tanga mi dedos llegaron a su vagina que parecía estar inundada de lo tan mojada que estaba, de pronto ella me beso y cuando separo sus labios de los Franco sin decir nada Sonia se arrodilló le bajo el pantalón y ropa interior se sorprendió del tamaño de su pene que era el de hombre adulto y no el de un adolescente de su edad se metió toda de una sola ver en su boca aguantándolo ahí como 15 segundo sus ojos llorosos excitaron más a Franco poco a poco ella fue conduciendo al ya desnudo adolescente a la cama, Sonia también se desnudo y de su vagina escurrían fluidos en abundancia cuando acostó boca arriba a Franco en la cama.

Sonia de inmediato se coloco entre sus piernas y empezó a masturbar a Franco luego a darle unas mamada de diosa mientras se metía entera en la boca sus duro pene aquello duro 20 minutos mientras jugaba con sus huevos, luego Sonia le dijo a Franco que era su turno, quien comenzó  a darle lengua inexperto la movía más rápido que nunca hasta que logro que Sonia llegase al orgasmo que baño de sus jugos su boca Franco continuo dándole lengua por 5 minutos después ella hizo que colocara la punta de su pene en su vagina y Franco empezó a empujar Sonia le dijo que fuera suave y después le diera duro, su pene entro por completo y ella le dijo ahora sácala y meterla rápido, lo que hizo que Sonia comenzara a gritaba de placer y apretaba las sábanas con sus manos así duraron muchos minutos hasta que llegó a su punto y tuvo un tremendo orgasmo Sonia llego a tres o cuatro orgasmos mas antes de que Franco diera vistos que estaba  por correrse.   

Cuando Sonia sintió que el pene de Franco estaba palpitando hizo que lo sacara y le dijo.

-“Quiero tu lechita en mi boca”. Dijo Sonia muy excitada.   

Ella se arrodilló y comenzó a darle una nueva mamada sin sacarla de su boca, Franco apenas  aguanto unos segundos más y se corrió en su boca ella se trago todos los potentes disparos del semen de Franco dentro de su boca que se traigo sin hacer caras feas parecía que le gusto mucho.

Ambos quedaron muy cansados ella le dijo luego de unos segundos:
           
Franco báñate que tengo que ya está todo listo para tu primera filmación, esto que paso fue solo un extra, hice que lo me pidió muy contento me di una ducha y salí cuando lo hice ella aun estaba acostada en la cama desnuda, la mire queriendo penetrarla de nuevo me dijo, Franco estaba en ropa interior, y se puso su pantalón, estaba por ponerse su camisa cuando Sonia lo detuvo.

-“No te la pongas, no la vas a necesitar más”. Le dijo Sonia.

Franco siguió a Sonia por un largo pasillo con su mirada clavada en sus bamboleantes nalgas con su tanga perdida entre ellas, Sonia llevo a Franco a una habitación en donde otro chico como de su misma edad quizás un poco mayor ya estaba esperando con otras personas que estaban algo nerviosas, estaba solo vestido con una pequeña trusa (slip) lisa color blanco su paquete genital se marcaba por completo en la delgada tela de aquella prenda, el chico tenía un tatuaje justo donde terminaba la espalda, le había sacado los ojos, cortado  la lengua y la nariz ya.

Franco se estremeció al ver su rostro y torso por delante, con muchas marcas de azotes entre otras coas, sus tetillas ya no estaban, le habían sido arrancadas, hacía tiempo pues las heridas resultantes estaban cicatrizadas, Franco fue tomado por dos mujeres igual de hermosas como Sonia y amarrado a una pared, Sonia se acerco y lo beso en sus labios para decirle.

-“Hasta aquí llego suerte y en verdad me hiciste gozar mucho”. Luego Sonia se marcho.

Apenas salió una de las mujeres con un cuchillo tipo de los usados por los cazadores, hizo añicos la trusa del otro chico, que apenas y se inmuto al quedar desnudo, otra de las mujeres filmaba todo con una cámara de alta resolución, mientras otra mujer se acerco al indefenso joven con una tijera cuyas cuchillas ardían de lo caliente que estaban, la mujer tomo el pene del chico y sin miramiento alguno le corto su pene desinflado de un solo como rápido tijeretazo, el cuerpo del chico se tenso de dolor y se desmayo.

La mujer que le destrozo su trusa rápidamente coloco un pote de sales aromáticas que hizo que el chico regresara al infierno que estaba viviendo con la herida donde estuvo alguna vez su pene aun sangrando, la mujer con la tijera, coloco las ardientes cuchillas en la parte alta del escroto estirado del chico, mientras mantenía apretados sus huevos con fuerza, Franco noto como él intentaba decir, algo seguramente suplicar, cuando la mujer de otro tijeretazo le corto su escroto por completo, todo el cuerpo del adolescente se retorció de dolor, en grotescas convulsiones.

Cuando las convulsiones pasaron, la entrepierna sangrante del adolescente fue quemada con un pequeño soplete, para después ser llevado fuera de esa habitación, dos de las mujeres vinieron a donde estaba y una de ellas le dijo mientras tomaba del mentón  a Franco.

-“Viste, pues eso mismo sufrirás al final, ahora vamos para que veas como morirás”. Concluyo la mujer que hablaba con Franco.

Franco fue llevado por aquellas mujeres a otra habitación en donde el otro chico ya estaba le habían colocado un lazo corredizo alrededor del cuelo, y amarrado sus piernas juntas algo de sangre aun escurría por la parte delantera de piernas, Franco fue amarrado por los brazos por encima de su cabeza frente al otro adolescente, cuando todo estaba listo las mujeres desaparecieron, se hizo un silencio aterrador, Franco apenas podía escuchar la respiración agitada del otro chico.

De pronto, el suelo sobre el que estaba parado el otro chico se abrió, el cuerpo del muchacho cayo, la mitad de su cuerpo quedo por debajo del suelo con su cuerpo retorciéndose, el chico buscaba con desesperación apoyarse en algo, su cabeza se torno de un tono rojo, luego morado y finalmente dejo de moverse estaba muerto.

Pasado una hora Una mujer llego, y corto la soga que sostenía el cuerpo sin vida del adolescente frente a Franco, quien lo escucho caer al vació tardo algunos segundos en escucharse cuando choco con el fondo lo que indicaba que era un agujero profundo, la trampa se cerro y la mujer fue junto a Franco le destrozo su pantalón y trusa, para tomar su pene, lo masturbo por unos segundos y luego inesperadamente tomo su prepucio estirándolo todo lo que pudo casi arrancando la sensible piel con sus dedos, para de un rápido movimiento cercenar la piel, circuncidado a Franco por completo, los ojos de Franco se abrieron grandes y todo su cuerpo se convulsiono de dolor.

-“AAAAAAAAAAAAYYYYYY”. Grito Franco.

En ese momento la mujer tomo su lengua con un alicate, rompiéndole dos dientes en el proceso a Franco, le extrajo su lengua todo lo que pudo para de nuevo de un rápido movimiento de su cuchillo cortarle la lengua, Franco quedo ahí, convulsionando con sus boca sangrante sin lengua y su pene goteando sangre recién circuncidado, antes de irse la mujer usando de nuevo el alicate ensangrentado le arranco su tetilla izquierda a Franco.

Entre todo el mar de dolor que Franco estaba sintiendo la escucho decir. “Ahora ya sabes que es lo que te estera,  Reza para que no estés muy pronto Frente a tu Futuro”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

ORGIA NAZI

10 soldados rusos entre ellos dos coroneles, tres mayores, dos comisarios políticos y tres capitanes fueron traídos desde el campo de prisioneros en el que estaban recluidos hasta Varsovia, una vez ahí ellos fueron despojados de toda su ropa, sus cabezas afeitas, por completo, todo el vello de su cuerpo fue removido, incluso entre sus nalgas como el vello púbico, se les aplicaron enemas para dejar sus intestinos limpios, luego fueron transportados en un camión cerrado desnudos hasta los cuarteles de la SS......


ORGIA NAZI
10 soldados rusos entre ellos dos coroneles, tres mayores, dos comisarios políticos y tres capitanes fueron traídos desde el campo de prisioneros en el que estaban recluidos hasta Varsovia, una vez ahí ellos fueron despojados de toda su ropa, sus cabezas afeitas, por completo, todo el vello de su cuerpo fue removido, incluso entre sus nalgas como el vello púbico, se les aplicaron enemas para dejar sus intestinos limpios, luego fueron transportados en un camión cerrado desnudos hasta los cuarteles de la SS. Aquella apenas el inicio del infierno que estaban por vivir.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [VIOLACIÓN] [SNUF]

Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





El régimen nazi instaurado en Alemania en 1933 y que desencadenó en 1939 la segunda guerra mundial para desaparecer después de años de indecibles hecatombes y de inauditas destrucciones, las sicosis selectivas y al mismo tiempo las costumbres sexuales de los jefes, como de sus numerosos partidarios durante este período de la historia son en verdad inquietantes pero pocos saben de lo que ocurrió una noche de verano de 1943 en los cuarteles secretos del la SS en Varsovia, Polonia en donde los nazis cometieron una de sus orgias más detestables como humillantes de su corta historia.

El ideal étnico según Gobineau, del dolicocéfalo rubio. Este ideal no es sino una de las tantas manifestaciones del romanticismo antropológico. Todos los antropólogos están ahora concordes en sostener que las medidas craneológicas no son indicio de la capacidad mental y del valor moral de los pueblos ni de los individuos. La dolicocefalia, tan exaltada por los pangermanistas, frecuentemente citada en la Alemania nazi era la doctrina dominante, todas las publicaciones oficiales alemanas de etnológica estaban absolutamente desprovistas de todo valor científico valido pero se dieron como buenas.

El mito ario entraba perfectamente en el cuadro de la mística nacional-socialista. Por un lado exaltaba el sentido nacional, por otro halagaba al pueblo confiriéndole una especie de nobleza congénita, fue por esta causa que aquella tarde los oficiales de la SS buscaban mostrar su superioridad de raza sobre aquellos conquistados, sobre aquellos subyugados por el poder de la fuerza, sobre aquellos oficiales de alto rango rusos hechos prisioneros, cuyo único crimen fue el de tratar de defender a su nación de la invasión sin sentido de un ejército extranjero que los ataco sin previo aviso y que ahora estaba empezando a sufrir las consecuencias de su imprudente ataque.    

10 soldados rusos entre ellos dos coroneles, tres mayores, dos comisarios políticos y tres capitanes fueron traídos desde el campo de prisioneros en el que estaban recluidos hasta Varsovia, una vez ahí ellos fueron despojados de toda su ropa, sus cabezas afeitas, por completo, todo el vello de su cuerpo fue removido, incluso entre sus nalgas como el vello púbico, se les aplicaron enemas para dejar sus intestinos limpios, luego fueron transportados en un camión cerrado desnudos hasta los cuarteles de la SS en la ciudad en donde ya 5 altos oficiales nazis, un traductor y varios guardias armados los esperaban en una amplia habitación.


** ** ** ** ** ** **

Apenas entraron los 10 desdichados prisioneros los hicieron poner de rodillas a punta de ametralladoras, todos los oficiales de la SS aplaudieron al verlos a sus pies, todos portando el elegante uniforme negro, uno de ellos dijo, alzando su copa “Bueno señores han llegado nuestros invitados, es hora de demostrar nuestra superioridad de raza sobre estos pobres inferiores a los que no se les puede llamar seres humanos, a divertirse señores como si no hubiese un mañana ¡Salud!”, luego bebió el contenido de su copa para aventar la copa a la pared donde se hizo añicos.

El traductor Nazi informo a los pobres prisioneros que esa noche ellos serian las putas de los oficiales Nazis resistirse significaba la muerte por un disparo en la cabeza en el pateo de atrás, los soldados rusos, quedaron petrificados, uno de los dos coroneles se puso de pie y dijo que no podían tratarlos de ese modo a una seña del comandante de la SS el fue sacado de la habitación a rastras para al cabo de unos segundos escucharse tres disparos uno pocos segundos después un soldado sosteniendo una charola entro en la habitación, sobre la charola el pene y testículos del coronel recién ejecutado.

Luego de eso no hubo más quejas o reclamos los nueve soldados rusos restantes, aceptaron que debían someterse a las perversas intensiones de los nazis o de lo contrario significaba la muerte.

Los altos oficiales Nazis todos ellos con el emblema orgullosamente portando el símbolo del partido en su manga derecha, rieron maliciosamente mientras casi todos se acariciaban su entrepierna en donde una visible erección se destacaba debajo de su uniforme de color negro, pronto los oficiales Nazis tenían sus fuertes erecciones por fuera del pantalón, ante los ojos azorados, aterrorizados e incrédulos de sus víctimas.

Hicieron colocar a cada uno de los soldados rusos en el piso contra una pared para que todos los oficiales de la SS comenzaran a cogerlo por la boca uno por uno, introducían sus erecciones hasta la garganta  uno por uno iban mamando los grandes penes de los Alemanes, iban casi en fila, cinco duros miembros iban uno tras otro los oficiales de la SS gemían el primero de ellos en introducir su pene en la boca de sus víctimas fue uno de los primeros en venirse, quien hizo tragar su semen por completo, mientras el soldado Ruso sentía una corriente de liquido caliente por su garganta, las lagrimas brotaban de sus ojos.

Luego de esa primera eyaculación todo orden se perdió cada oficial tomo a uno o dos de los prisioneros, uno de ellos tomo uno de los capitanes quien lo obligo a poner de rodillas frente a él dejando su pene que era blanca, rosada, lampiña, con unos huevos enormes frente a su rostro, primero hizo que le besara los pies y luego comenzó a cogerlo por la boca de manera muy brutal, el capitán Ruso le chupaba el tronco, el glande, por ratos el oficial nazi le restregaba su erección por toda mi cara y le daba golpes con ella, fuertes que solo hacían más que humillar a un mas al pobre hombre. 

Pasado un tiempo ya todos los grandes miembros en erección de los Alemanes estaban todas bien ensalivadas, lubricadas, estábamos ebrios, y ya quería penetrar algo con sus fuertes erecciones, no era petición fue una orden mientras algunos de los oficiales de las SS aun seguían haciendo atragantarse con su erección a los soldados Rusos de pronto uno de ellos fue insertando con  un gran pene por su culo, mientras pedía a gritos el soldado ruso que era uno de los comisario políticos que se la sacara mientras su cuerpo escultural se tensaba haciendo marcar sus abdominales ejercitados , mientras la pelvis del alemán chocaban contra sus nalgas, redonditas y blancas.

Mientras el tronco de los penes entraba y salía de los culos algunos los tomaban de la cintura, otros de los hombre y otros más del cuello, los oficiales de la SS penetraban a sus víctimas rudamente sin compasión alguna, mientras gemían de placer mientras les decían cosas sucias en alemán que los soldados rusos no entendían, como que iba a derramar su leche dentro de ellos, para ese momento los soldados rusos sentían que estaba siendo partido por la mitad pero de alguna u otra manera no sentían dolor o placer, sino solo repugnancia pero no podían hacer nada.

De pronto uno de los oficiales alemanes dejo de penetrar a su víctima para ir hasta otro que estaba siendo penetrado, para decirle.

- Mámamela maricón, excítame que luego el que te va coger soy yo.         

Por supuesto lo dijo en alemán que el soldado ruso no entendió, pero así sucedió, apenas el alemán que lo penetraba terminó dentro de sus entrañas dando dos gemidos, viniéndose sorprendentemente copioso en su interior el otro SS lo penetro en su culo, mientras esto sucedía todos los altos oficiales Nazis a su alrededor estaban penetrando al alguno de los soldados rusos ya sea por la boca o culo, los que no estaban siendo penetrado por alguno de sus agujeros eran obligados a chuparle sus huevos, pene o culo a alguno de sus compañeros que si lo estaba. 

Varios de los rusos ya sangraban pues sus esfínteres anales fueron desgarrados un poco o mucho dado lo duro e intenso que eran las embestidas, aquello duro horas que para los rusos fueron infernales pero para los Alemanes embriagados por el placer y el alcohol fueron gloriosas como llenas de placer.


** ** ** ** ** ** **

Luego que cada uno de los alemanes se vino dos o tres veces ya sea en la boca o en las entrañas de alguno de los soldados rusos, estos fueron obligados a poner de pie, lo que hizo que semen comenzara a chorrear de sus aun abiertos ano, los cuales latían fuerte buscando cerrarse, algunos sangrando aun, con semen escurriendo de sus barbillas.

A cada uno les fue amarrada las manos a la espalda, los soldados rusos agotados fueron inyectados por una buena dosis de cocaína para mantenerlos despiertos como para que ya no sintieran dolor, sobre todo por lo que estaba por suceder, cada uno de los oficiales Nazis tomaron unas bayonetas sobre una mesa, que comenzaron a ser afiladas sobre unas piedras de esmeril aunque las bayonetas ya estaban bien afiladas, al cabo de unos minutos dos guardias trajeron al primero de los soldados rusos, para dejarlo frente a uno de los oficiales Nazis quien pregunto a sus compañeros.

-“A este que va hacer”.

Los otros cinco oficiales nazis hablaron entre ellos y dijeron “testículos”, el hombre frente al soldado ruso que era el oficial de mayor rango en toda Polonia, alargo su brazo para tomar con su mano izquierda es escroto del prisionero que con horror vio como movió la bayoneta que sostenía en su otra mano detrás de sus huevos, para cercenarle el escroto de un solo rápido corte, castrándolo en menos de un segundo, convirtiendo al soldado ruso en eunuco de forma abrupta, el soldado ruso dio un desgarrador grito para luego desmayarse desplomarse aunque no perdió el sentido.

Apenas fue sacado de la habitación otro soldado ruso fue traído ante el oficial naci, cuya bayoneta en su mano escurría aun sangre de la victima anterior, hizo la misma pregunta que momentos antes.

-“Este que va hacer”.

Luego de un leve deliberación sus compañeros con su penes en completa erección por fuera de sus pantalones dijeron “PENE” con un leve rugido.

El oficial Nazi con una sonrisa en su rostro tomo el pene en erección del horrorizado ruso que para ese momento suplicaba por su virilidad en ruso por supuesto esto no le agrado nada al oficial alemán que le dio una fuerte cachetada con su mano ensangrentada para rápidamente colocar la ensangrentada bayoneta sobre su pene.

Apenas bastaron unos pocos cortes de la bayoneta para que el pene en erección que arrojo un último gran chorro de espeso semen que mancho el uniforme del alemán quedase en su mano chorreando sangre y semen por igual, el oficial de la SS quedo tan molesto porque su uniforme fuese manchado por el semen de ese que él consideraba menos que un animal que desenfundo su arma, para darle un tiro entre ceja y ceja que mato de inmediato al ruso.

Mientras iba al baño para quitarse la inmundicia que mancho su pulcro uniforme, el resto de los prisioneros rusos uno a uno fueron castrados, penectomizados o anulados para cuando regreso el jefe de las SS ya solo quedaba uno de los prisioneros rusos intacto el cual estaba por perder sus huevos pero el hizo que la mano del oficial nazi se detuviera justo a tiempo, le solicito que le entregara la bayoneta, y se coloco frente al condenado que estaba con una mirada de terror absoluta, temblando como gelatina, sin poder hacer nada para evitar el terrible destino que estaba por sufrir.

El alto oficial Nazi coloco la punta de la bayoneta justo en el ojo del glande del aterrado soldado ruso, del que emanaba abundante líquido pre seminal, el Nazi comenzó a empujar la bayoneta fuerte, lo que hizo que se empezara a abrir camino por el pene del ruso, cortando en el proceso su pene en dos, por supuesto pese a la cocaína el grito de dolor que el desafortunado soldado ruso dio fue desgarrador ante la sonrisa de todos los soldados alemanes ahí presentes, cuando iba por la mitad de su pene el oficial Nazi, retiro la bayoneta del sangrente pene para cercenarlo de un solo corte.

No conforme con aquello también le arranco sus grandes huevos al soldado ruso de un solo corte, todo antes de que este perdiera el conocimiento por el dolor.


** ** ** ** ** ** **

Cada uno de los soldados rusos convertidos en eunucos para el resto de sus vidas fueron enviados de vuelta al campo de prisioneros, para desmoralizar a los rusos pero de nada sirvió la alguna vez maquinaria de guerra invisible Nazi comenzó a pasos agigantados a desmoronarse, los oficiales Nazis que participaron en aquella orgia de sexo y castración en su mayoría murieron en combate.

El alto oficial de las SS que terminaría siendo nombrando general de las SS seis meses antes del fin de la guerra fue capturado por los rusos, el fue violado por toda una división y luego sus genitales le fueron arrebatos con lujo de violencia mientras suplicaba y chillaba como un puerco.

Luego de eso, fue enviado a un campo de prisioneros en Siberia en donde murió, pero para los soldados rusos que fueron castrados no hay día que no recuerden esa brutal noche en la que ellos fueron violados y castrados por aquellos Alemanes en aquella “Orgia Nazi”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

INDESCRIPTIBLE CASTIGO

Con 25 años era un hombre en plenitud, pero desde hacía algunos meses estaba literalmente obsesionado por Dana una linda mujer de 23 años que me tenia enloquecido de una mal sana obsesión, no podía concentrarme en el trabajo, en las noches no podía dormir sin antes masturbarme más de dos veces pensando que estaba penetrándola a ella, mi pene siempre estaba en erección pues siempre estaba pensando en ella y el tenerla como compañera en el trabajo no ayudaba en nada a que mi obsesión disminuyera en lo más mínimo......


INDESCRIPTIBLE CASTIGO
Con 25 años era un hombre en plenitud, pero desde hacía algunos meses estaba literalmente obsesionado por Dana una linda mujer de 23 años que me tenia enloquecido de una mal sana obsesión, no podía concentrarme en el trabajo, en las noches no podía dormir sin antes masturbarme más de dos veces pensando que estaba penetrándola a ella, mi pene siempre estaba en erección pues siempre estaba pensando en ella y el tenerla como compañera en el trabajo no ayudaba en nada a que mi obsesión disminuyera en lo más mínimo. Termine violándola lo que me trajo consecuencia que nunca imagine.

[HETERO] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [SNUF] [TORTURA] [VIOLACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Con 25 años era un hombre en plenitud, pero desde hacía algunos meses estaba literalmente obsesionado por Dana una linda mujer de 23 años que me tenia enloquecido de una mal sana obsesión, no podía concentrarme en el trabajo, en las noches no podía dormir sin antes masturbarme más de dos veces pensando que estaba penetrándola a ella, mi pene siempre estaba en erección pues siempre estaba pensando en ella y el tenerla como compañera en el trabajo no ayudaba en nada a que mi obsesión disminuyera en lo más mínimo por el contrario cada que la veía aumentaba más y más.

Pese a todos mis intentos por acercarme a Dana, para tratar de conquistarla ella me rechazaba siempre y cuando le confesé lo que sentía por ella simplemente me dijo que ya no la buscara más ni como amigo fue en ese momento que me comento que ella tenía un novio con el que estaba ya comprometida y se iban a casar en tres meses, ella me dejo ahí llorando de rabia al saber que ella era y seria para siempre de otro hombre, el solo pensarlo me hizo encolerizar lo que me llevo a tener una nefasta idea.

Por ningún motivo iba a dejar que el cuerpo de Dana fuese de otro hombre primero antes que fuese mío, un plan nefasto comenzó a formarse en mi mente, Dana debía ser mía a como diera lugar aun si eso significaba que fuese a la fuerza, luego de pensarlo por varias semanas llegue a la conclusión que no tenía otra opción si deseaba tenerla primero que nadie entre mis manos por lo que me decidí debía violar a Dana y debía ser ya o no tendría luego oportunidad alguna, una vez que comenzara con los preparativos finales de la boda ya no estaría sola en ningún momento. 


** ** ** ** ** ** **

Mi plan fue simple, como Dana trabajaba en el área contable de la empresa, todos los viernes salía tarde que era además el único día según supe que su prometido no pasaba por ella ya que también debía trabajar hasta tarde supervisando una construcción ya que era arquitecto por lo que supe que el próximo viernes tendría mi oportunidad, ese viernes salí temprano y me prepare con un frasco de cloroformo que logre conseguir, Dana salió a eso de las 9:30 encaminándose a la avenida en busca de un taxi para irse a su casa.

La callecita a la que daba la salida de la fabrica era estrecha y oscura por las noches por lo que ella no noto cuando salí detrás de un estrecho callejón hasta que coloque el paño impregnado en cloroformo sobre su nariz y boca, ella me miro con una mirada de asombro al reconocerme pero apenas forcejeo unos instantes para luego quedar sin fuerzas entre mis brazos, la arrastre con cuidado hasta mi auto en donde la subí para partir hacia un lugar que tenía preparado sin saber que todas mis acciones estaban siendo vigiladas.

Pero pese a que las autoridades gracias a cámaras de vigilancia estaban alertadas de que algo ilícito estaba pasando no pudieron dar con mi paradero, llegue al lugar previsto sin mayores contratiempos baje a Dana para meterla a la pequeña cabaña propiedad de mis abuelos, que ya no usaban la acosté sobre la amplia cama de la habitación y procedí con sumo cuidado a despojarla de su ropa, sintiendo al hacerlo como mi pene debajo de mi trusa (slip) palpitaba con fuerza con cada nueva prenda que le quitaba de la forma más dulce y delicada posible.

Pronto la tenía en solo ropa interior, Dana portaba un calzón (braga) blanco bastante convencional acompañado de un sostén (corpiño) del mismo color nada sexy, primero la despoje de su sostén, para revelar sus dos majestuosas tetas, grandes, redondas y por supuesto coronados por sus aerolas rosaditas como me lo había imaginado que contrastaban con su piel muy blanca, en el centro dos pezones carnosos que hicieron de nueva cuenta que mi pene diera un fuerte respingo, ya no me contuve mas, me desnude en menos de 5 segundos, para quedar con mi pene babeando liquido pre seminal.

Estaba tan excitado como nunca antes en toda mi vida con mi erección de 20 cm apuntando al techo de lo duro que estaba, me monte sobre ella para comenzar a masturbar con sus grandes tetas, colocando mi dura erección entre ambas, mientras movía mis caderas apretaba sus tetas contra mi pene jugando con sus pezones aquello era en verdad la gloria, luego de unos minutos le abrí la boca a Dana para insertar mi pene en ella, al principio fue solo mi glande pero al sentir el calor y humedad de su boca sobre la cabeza de mi pene me hizo enloquecer.

Se la clava casi entera, sintiendo como mi glande llego a su garganta con mis huevos deseosos por venirse aplastándose contra su barbilla, tome con mis manos su cabeza para comenzar a moverla, aquello fue muy rico sentí tanto placer que no pude evitar correrme a los pocos minutos, todo mi semen guardado en mi, por varios días se descargo directo en su garganta, mientras todo mi cuerpo temblaba, gimiendo sin reparo alguno a ser escuchado de placer, estaba en una locura pasión que me impedía parar apenas pude sacar mi pene de su boca de lo agotado que mi orgasmo me dejo.

Con mi pene aun chorreando semen y saliva de Dana me moví para despojarla de su calzón, mientras jadeaba, mis ojos se abrieron grandes cuando logre ver su vagina al descubierto totalmente depilada, lo que hizo que mi pene diera un respingo, me coloque las piernas de Dana en los hombros para poder penetrarla lo más a fondo que pudiese pero luego una idea perversa me vino a la mente, me baje de la cama para ir por una cuerda con la que amarre los brazos de Dana a la cabecera de la cama.

Luego la amordace, para luego esperar una hora en la que me le quede mirando siempre acariciando mi pene que en ningún momento perdió su dureza, cuando estime que la acción del cloroformo en ella había pasado lo suficiente, me subí a la cama de nuevo, coloque sus piernas sobre mis hombres para colocar después mi glande en la entrada de su vagina, el cual enterré parcialmente, en ese momento usando sales aromáticas hice que Dana recuperara el sentido cuando lo hizo y sintió que estaba por ser penetrada por mi pene se agito tratando de soltarse pero su forcejeo solo hizo que mi pene entrar más en ella.

Mi pene llego hasta su himen Dana se quedo quieta mirándome con sus lindos ojos suplicándome con la mirada que no la penetrara, moví mi cadera hacia atrás como diciéndole que me iba a salir pero solo fue para tomar vuelo pues, la volví a embestir con mucha fuerza mi erección entro en ella por completo rasgando su himen en el proceso desvirgándola, Dana dio un quejido de dolor que la mordaza se encargo de apagar mientras que por mi parte di un gemido de placer puro, con mis huevos llegando hasta su pelvis.

Comencé a penetrarla sin compasión alguna mientras lágrimas corrían por sus mejillas, podía notar por su expresión en su rostro que ella estaba sufriendo mucho dolor pero eso poco me importaba en ese momento mi cuerpo estaba gobernado por la pasión, la estuve penetrando por 15 o 20 sublimes minutos hasta que de nuevo me corrí dentro de ella, entre jadeos y gruñidos de placer, sin importarme nada más que mi placer en ese momento, aquella noche me vine tanto en su vagina como en su ano que también estrene no menos de tres veces en cada agujero.

A la mañana siguiente la dormí de nuevo con el cloroformo me vine de nuevo dentro de su vagina antes de vestirla para luego llevarla con mi auto hasta cerca de su casa muy temprano en donde unas vecinas la encontraron y avisaron a sus familiares, ella fue llevado al hospital antes de poder despertar cosa que no estaba en mis planes, en donde le hicieron una prueba de violación, en el que obviamente obtuvieron muestras de mi semen y ADN, cuando ella despertó conto todo lo sucedido, con los videos y el ADN estaba perdido sin saberlo.


** ** ** ** ** ** **

Fui arrestado cuando me disponía a dejar la ciudad en un reten policial en las afueras de la cuidad, el juicio fue rápido y me condenaron a 35 años de prisión por la violación de Dana, pero adicionalmente sin que lo supiera la sentencia conllevaba una pena aun más nefasta que estaba por descubrir, salí todo sonriente del tribunal, no me importaba el tiempo en prisión, Dana había sido mía eso era todo lo que me importaba, fui conducido a una instalación a las afueras de la cuidad que más parecía un hospital que una prisión.

Una vez llegado al lugar, me hicieron desnudar, para luego hacerme sumergir en una piscina de un gel verde por completo, luego fui sometido a un baño con chorros de agua a presión que hizo que todo el vello y cabello de mi cuerpo se fuera, apenas mi cejas y pestañas sobrevivieron, luego me indicaron que me acostara sobra una plancha metálica, en donde mis piernas y brazos fueron asegurados por los tobillos como muñecas quedando muy abierto mi cuerpo formo una gran “X”, y un aparato raro bajo del techo una de las mujeres del lugar dijo “¡no te muevas!”

En cuestión de 1 segundo sin darme tiempo a nada cuatro potentes rayos laser, brotaron de una esfera que me cerceno de manera precisa como inmediata todas mis extremidades para mi horror, aquellos rayos luminosos me despojaron de mis brazos casi hasta el hombro así como de mis piernas, casi hasta la cadera, hubo poco sangre ya que el laser al cortar también cauterizo la herida resultante pero eso significo que no hubiese dolor me sacudí de dolor y terror por unos segundos antes de que perdiera el sentido, muy a mi pesar, creo que fue lo mejor en ese momento.

Cuando regrese a la consciencia estaba suspendido entre dos postes metálicos, me habían colocado tapones metálicos para cubrir los muñones de mis extremidades anclados en el mismo hueso, del que sobresalían cadenas de las cuales mi cuerpo pendía, además me había colocado dos electrodos directamente en mi cerebro conectados a dos cables uno rojo y otro azul por fuera de mi cráneo, una sonda fue colocada en mi boca, cuyo dientes fueron removidos por completo, la sonda llegaba directamente a la boca del estomago, lo que iba permitir alimentarme sin mayores problemas.

Verme en esa posición me aterro me agite tratando de hablar, de liberarme pero la sonda en mi boca también fungía a modo de mordaza la cual era muy afectiva, una mujer vestida de blanco que parecía ser una enfermera al ver que me estaba agitando mucho se me acerco para accionar un control remoto que tenía en su mano lo que hizo que sintiera una descarga eléctrica potente sobre mis huevos que me hizo paralizar tensando todo mi cuerpo, sintiendo un enorme dolor, pues los electrodos en mi cabeza hacían que sintiera tres veces más dolor que el normal.

También descubrí que dos electrodos fueron colocados en mis huevos que estaban conectados a dos cables del mismo color que los que estaban conectados a mi cabeza, aquello apenas era el inició de la pesadilla, una pesa fue colocado en mi escroto lo que me hacía sentir un dolor descomunal, cada día el peso se hacía más y más lo que fue haciendo gradualmente que mis testículos quedasen más y más bajos, venirme durante un sueño húmedo o durante una de las ordeñas a las que regularmente era sometido era un verdadero infierno, siendo nada placentero sino totalmente doloroso.

Las enfermeras al parecer gozaban de hacerme sufrir hasta la toma de muestras de mi orina cosa que hacían muy a menudo era de lo más doloroso, pero lo peor era cuando me metían una gran sonda en forma de dildo metálico por el ano para estimular mi próstata lo que me provocaba una gran eyaculación con mi semen brotando de forma explosiva de mi pene en completa erección que me hacia sacudir pero no de placer sino por un terrible dolor que eso me producía, era tanto el dolor que sentía que la mayoría de esas ocasiones me desmayaba mientras me estaba corriendo.

El tiempo vuela cuando no puedes moverte, pues debajo de mi una rejilla era la responsable de llevarse mis desechos como orina y excremente como a los ocho años de ese terrible martirio, una mujer que nunca había visto antes se me presento con la oferta de poder liberarme bajo palabra siempre que estuviera dispuesto a aceptar un último castigo, para ese momento hubiese hecho o dado lo que fuese por salir aunque sea sin mis brazos y piernas de ese terrible infierno en el que estaba, más tarde ese día acepte el trato con un oficial de la corte como testigo con apenas un parpadeo.

Dos días más tarde Dana estaba de pie junto a mí con un dispositivo láser, en una de sus manos, ella comenzó a masturbarme, mi pene para mi sorpresa pronto quedo duro como roca pese al dolor que eso me provocaba, Dana acelero el movimiento de su mano hasta mi semen comenzó a brotar mientras todo mi cuerpo se sacudía de dolor Dana con un movimiento rápido me corto mi pene en erupción antes mi horror absoluto, del muñón que quedo aun siguió brotando semen por unos segundos mientras la escuche decir.

-“Esto y más te mereces maldito infeliz por destruirme la vida para siempre”.

Apenas alcance a ver como Dana arrojo el que fue mi pene por la rejilla en donde mis excrementos y orina se iban antes de desmayarme por el terrible dolor que sentía en ese terrible momento.


** ** ** ** ** ** **

Me desperté sobre una cama. Con los electrodos de mi cabeza y testículos retirados, mis huevos para ese momento hubiesen llegado hasta donde estuvieron mis rodillas alguna vez, tarde casi dos años en rehabilitarme sin mi pene ya no era una amenaza para ninguna mujer, comencé a usar prótesis de piernas lo que me permitió poder caminar lentamente pero caminar al fin aunque era poco lo que podía hacer con las prótesis de mis brazos.

El gobierno me consiguió un trabajo de recepcionista en un edificio público mi condena fue una de las primeras aplicadas a un violador, lo que hizo que la tasa de violaciones disminuyera en un 85 % lo que fue calificado como un existo otros hombre han sufrido desde entonces el mismo infierno que sufrí durante seis años, por dejarse llevar por sus bajas pasiones y el ardor que sus huevos les producían, algunos terminaron siendo castrados por su(s) victimas y otros penectomizados como en mi caso.

Escribo esto para ayudar a otros para que no piensen en siquiera en violar a una mujer si es que no quieren terminar sufriendo mi “Indescriptible Castigo”.   


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com

  


image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

HILL Y DALE

Dale estaba casi listo. Bueno, al menos su testículo derecho ya no estaba más en su escroto y Hill estaba dando una vuelta más a su pene, mientras que la aplicación de aquello le estaba causando mucho dolor. Dale estaba cerca del desmayo mientras sentía todo lo que le estaba haciendo, sobre todo luego que aquello le había sido retirado mientras estaba bastante vivo y consciente del hecho. Hill iba a acabar con él por todo lo alto para el disfrute de sus invitados......


HILL Y DALE
Dale estaba casi listo. Bueno, al menos su testículo derecho ya no estaba más en su escroto y Hill estaba dando una vuelta más a su pene, mientras que la aplicación de aquello le estaba causando mucho dolor. Dale estaba cerca del desmayo mientras sentía todo lo que le estaba haciendo, sobre todo luego que aquello le había sido retirado mientras estaba bastante vivo y consciente del hecho. Hill iba a acabar con él por todo lo alto para el disfrute de sus invitados. Por supuesto haciéndolo sufrir lo máximo posible

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [SNUF] [CANIBALISMO] [GORE] [TORTURA]


Categoria: Gay      Autor: Bernie





Dale estaba casi listo. Bueno, al menos su testículo derecho ya no estaba más en su escroto y Hill estaba dando una vuelta más a su pene, mientras que la aplicación de aquello le estaba causando mucho dolor. Dale estaba cerca del desmayo mientras sentía todo lo que le estaba haciendo, sobre todo luego que aquello le había sido retirado mientras estaba bastante vivo y consciente del hecho. Hill  iba a acabar con él por todo lo alto para el disfrute de sus invitados.

Para ese momento, Dale estaba bien sujeto con la cabeza hacia abajo a un marco en forma de “X”. En donde Hill lo había asegurado con su cabeza hacia abajo por dos razones, la primera era mostrar su desprecio por esa pieza costosamente adquirida, pero en última instancia, sin valor apenas solo carne, y la segunda para mantener la mayor cantidad de sangre en el cerebro del cerdo para que pudiera sentir el mayor dolor el mayor tiempo posible. De esa manera, a medida que avanzaba en descuartizar el resto de Dale para la diversión de su huésped, Dale permanecería consciente y consciente de su destino final, sobreviviendo incluso brevemente a la eliminación de sus vísceras.

Hill se arrodilló delante de Dale y le preguntó: "¿Cómo estás ahora, muchacho? Sientes dolor suficiente o aun no es suficiente todavía. No he comenzado a trabajar realmente".

Dale abrió su boca adolorida para responder, "Úseme como quiera mi señor. Soy tuyo".

"Tienes la razón en eso cerdo", Hill respondió.

Dale con añoranza miró la entrepierna de su amo y sintió que empezaba a endurecerse. Hill, notando el alargamiento del pene de Dale, le una cachetada en su rostro.

"No te he dado permiso a endurecerte ¿verdad?" Hill le dijo.

"Señor, yo soy", Dale conto. Esto solo le ganó otro golpe con su guante de cuero.

"Y no te di permiso para hablar ¿verdad?" fue la respuesta de Hill. Esto trajo un poco de risa bonachona, de los cuatro invitados reunidos de Hill para el entretenimiento de esa noche. "Bueno chicos, creo que sé dónde voy a comenzar con este cerdo esta noche. Si no me puede obedecer, “los pierde".

Dale había trabajado durante mucho tiempo y con diligencia para llegar a sí mismo a esa posición precaria y no podría haber sido más feliz. Era un hombre de 1.76 metros, 90 kilos, sumiso / masoquista, sometido al dolor, lame botas bien entrenado y urinario, que amaban la humillación, gloryholes, cuero, severo SM, bloodsports y penetraciones. Su Amo anterior le había vendido hace apenas dos semanas a Hill por el precio de $ 1,500. Hill ya había obtenido $ 2,000 por la fiesta de esa noche con la venta de cortes finos de Dale a los invitados. Y mirando a Dale se imaginó que el dinero fue bien gastado. Él sirvió a su amo anterior, cumplimiento cualquier deseo que Kyle tenía, pero en última instancia, Kyle se había cansado de él. Anteriormente Kyle había prestado Dale a otro Amos para una sádica sesión. Dale había vuelto de esa sesión con su testículo izquierdo triturado que requirió de un viaje inmediato a urgencias.

Parecería que su testículo había sido roto por un alicate a presión lo que logró hacerlo estallar en realidad el testículo se rompió por una patada. La cirugía salió bien, pero la relación se fue cuesta abajo desde ahí. Kyle no solo tuvo que pagar la factura de la cirugía, sino que también tenía propiedad dañada en sus manos. Y cuando Hill se ofreció a llevarse a Dale de sus manos por $ 1,500, Kyle estaba más que feliz de estar de acuerdo. Y Hill era precisamente el tipo de Amo que podría dar a Dale exactamente lo que estaba buscando y algo más.

Hill era de la impresionante cifra de 1.90 metros y pesaba una igualmente impresionantes 120 Kilos de músculo sólido, Pese a estar en sus últimos años 40 podía pasar fácilmente por alguien diez años menor que él. Llevaba el cabello corto, con un bigote oscuro que contrastaban con sus ojos castaños hundidos. En el sexo maneja a sus esclavos con puño de hierro para luego entregarlos a sus amigos por cualquier atención que querían impartir. Él era un verdadero sádico. Mientras más dolor infligía a su propiedad, más placer disfrutaba. Él no tenía que penetrar a un esclavo para conseguir que sus huevos arrojaran su leche; aplicaba cuidadosamente electricidad en su culo y genitales de su compañero de juegos para eso. Y ninguno de sus bienes lo fue por mucho tiempo. Hill no quería un esclavo 24/7 cuya lengua diera brillo a sus botas. Él quería un 24/1 para terminar su propia diversión. Parecería que Dale había sido elegido para el mayor de sus deseos.

Las demás personas que asistan al evento ya habían ido a otros de Dale. LeRoy, un tipo grande negro de 1.80 metros, 175 kilos, había utilizado sus bastante sorprendente 9 pulgadas para abrirle la puerta trasera de Dale. Sin lubricante, por supuesto. Wayne, un delgado, pero pequeño cabrón, a continuación, se hizo cargo usando su pene en Dale penetrándolo con su no menos impresionante 8 pulgadas hasta la empuñadura. Mientras que él lo montaba le apretaba, con una mano su pene a Dale, con la otra su testículo restante, tratando de aplastarlo en su mano mientras lo conducía a su orgasmo. Completamente agotado, Wayne entregó su posición a los gemelos Ramírez, Julio y Juan. Ambos lucían sus erecciones de 7 pulgadas, pero eran más gruesas que latas de cerveza. Los dos chicos tomaron a Dale uno en proa y otro en popa. Julio forzó su pene hacia debajo de la garganta de Dale, mientras que Juan trató de penetrar el culo de Dale con su ariete. En el momento que Julio disparó su semen en la garganta de Dale, estaba demasiado adolorido para siquiera intentar hablar. Y el pene de Juan preparó a Dale para el puño que Hill que se había mantenido en reserva. Cuando los cuatro habían terminado con Dale todo el salón de recreo viendo como lo ataron a la estructura en forma de X, y esperaron a Hill que empezara a trabajar.

Hill lubrico su brazo hasta el codo y comenzó a trabajar sobre el culo de Dale. Después de ser penetrado por Juan, él no tuvo que tomarlo con calma; él sólo dobló el pulgar en la palma de su mano y comenzó a empujar, penetrándolo más allá del esfínter, no sin dolor para Dale por supuesto. Una vez que la muñeca de Hill empezó a sentir alrededor de la próstata. Una vez que se comprobó que era inclemente. Él movió su mano para que la glándula quedase entre sus dedos y el pulgar de su mano, y luego comenzó el masaje  la próstata muy intensamente como Dale nunca había sentido antes. Las cuatro personas instaron a Hill mientras apretaba, con una presión considerable. Los gemidos de Dale alcanzaron rápidamente el nivel de gritos cuando la presión inexorablemente lo afectaba. El semen comenzó a ser expulsado por su pene mientras Hill sin descanso continuaba apretando la próstata de Dale. Por último, Dale se desmayo por un momento, cuando Hill más o menos retiró su mano de su culo.

Mientras que Dale estaba inconsciente, Hill dibujo en su cuerpo los cortes que sus amigos habían comprado del cuerpo de Dale. LeRoy compró la parte del león, toda la pierna derecha. Wayne optó por la pantorrilla izquierda, mientras que Julio y Juan fueron por los bíceps y hombros. Esto dejó una gran cantidad de Dale en juego. Es por eso que habían encontrado su testículo derecho en la parrilla cuando entró. Ahora, se sentía cómodamente por el resto de la serie.

La desobediencia de Dale debía ser castigada, y castigada severamente. Hill se puso de pie y gritó: "LeRoy me ayudas tomando su pene para mantenerlo fuera del camino;... Mejor aún quiero tomar su testículo justo cuando llegue sin permiso".

"Abra su boca chico y chupa esto". LeRoy le introdujo su gran erección en la boca de Dale. Dale la abrió por completo disfrutando de la gran salchicha negro. No se le había dado permiso para tener una erección, pero era difícil no tenerla con el pene de LeRoy llegándole a la garganta y talentosamente las manos de LeRoy trabajando su pene. LeRoy bombeaba su pene dentro y fuera de la boca de Dale queriendo liberar un poco más de su  jugo para alimentar a ese cerdo. Trabajó sus manos en tándem con sus embestidas, pronto llego a una velocidad que se sintió en el borde de la eyaculación.

Mientras tanto, Hill había tirado del testículo restante a la parte inferior de su saco, donde perezosamente pasó un dedo por la tierna glándula. Demasiado pronto LeRoy dejó escapar un gruñido y llenó la boca de Dale con su semen. El pene de Dale comenzó a temblar lo que fue una señal para LeRoy de que estaba a punto de venirme. LeRoy mirando a Hill dijo: "Está a punto de acabar, Hill".

Hill rápidamente agarró un cuchillo de caza y coloco justo por encima de su testículo, cortándolo con un rápido corte. La erección de LeRoy seguía atascada en la garganta de Dale lo que sofocó su grito. El dolor del corte junto con el placer de la mano de LeRoy trajo a Dale al borde y empezó a tener espasmos. Pero los dedos de LeRoy agarraron firmemente la cabeza del pene de Dale justo debajo de la corona lo que revirtieron rápidamente la eyaculación hacia debajo de su pene enviando su leche a la vejiga causando en Dale aún más dolor.

Hill agarró un cuchillo que se había calentado a las brasas de la parrilla y paso la hoja a través del escroto recién cortada al instante cauterizando la herida. A continuación, mientras retiraba el cuchillo gira la cuchilla que sigue al rojo vivo y retira el pene de Dale en un solo corte. Incluso la mordaza efectiva del pene de LeRoy no pudo atenuar el grito que Dale dejó escapar en ese momento. Volviendo, Hill arrojó el pene y testículo cortado los cuales se tragó enteros. Ante los ojos de Dale que se desmayo, lo que puso fin a una de las festividades de la noche.

Mientras Dale estaba inconsciente Hill y los gemelos lo retiraron del bastidor transversal y lo suspendieron, de una viga con la cabeza hacia abajo. Estaba atado por los tobillos y los brazos se extendían en línea recta desde los costados y firmemente asegurada en las muñecas. Ahora la totalidad de su cuerpo estaba a disposición de sus torturadores. El segundo acto comenzó cuando Dale volvió a la consciencia. Ahí es donde la verdadera diversión comenzaría y resultando en Dale ser convertido a un trozo de carne que se retorcía en realidad ya no humana.

Wayne fue invitado a retirar su corte comprado. Se acercó a Dale acariciando la totalidad que había comprado. Insertando la punta de su cuchillo en el tendón de Aquiles y cortando hacia abajo hasta la rodilla rebanando abriendo la piel de la pantorrilla. Después de rodear la rodilla y el tobillo que luego comenzó a pelar la piel de Dale. Dale estaba chillando de dolor durante todo ese tiempo y estaba poniendo nerviosos a los chicos por lo que le colocaron una mordaza de bola para reducir su producción vocal.

Pero aun se podían oir todavía "Umph" y "Yarghf" lo suficientemente bien como para satisfacer su sed de sangre, pero al menos no estaba haciendo daño a sus oídos más tiempo. Sin piel en la pantorrilla, Wayne luego corto el músculo en su totalidad, cortando el 'talón de Aquiles y corto de los tendones que sostenían la carne a la rodilla. Él se quedó con un hermoso trozo para asar para llevar a casa o hacer esa tarde después de terminar con Dale. Entonces Wayne aplico pinzas de cocodrilo a las arterias expuestas para detener la pérdida de sangre y mantener al cerdo vivo que no dejaba de chillar.

Ahora bien, este juego era acelerando. Los cortes de los gemelos fueron los siguientes. Julio eligió el brazo derecho para trabajar. A diferencia de Wayne, simplemente cortó el bíceps del brazo cortando a través de al hombro y el codo para después retirar la carne de la piel con hueso y todo. Dale, por supuesto, estaba chillando de dolor, incluso con la mordaza de bola. Julio siguió el mismo curso con la carne del hombro, lo que resulto en dos cortes de carne de cerdo agradables que los hombres cocinarían con una cubierta de piel crujiente. Juan por su parte con un procedimiento ligeramente diferente en el brazo izquierdo, actuaba al mismo tiempo.

Siguiendo con atención la metodología de Wayne él con cuidado, poco a poco corto desprendiendo la piel para revelar la carne a continuación. Luego siguió cortando los trozos de músculo desprendiéndolo del cuerpo que se retorcía. Ambos gemelos aseguraron las arterias sangrantes con pinzas de cocodrilo para detener el flujo de sangre. Hill pensó que este sería un buen momento para quitar el otro gran trozo de carne, para proporcionar a los chicos una cena gratis para esa noche. Dale ahora parecía más muerto que vivo ya no parecía ni siquiera un ser humano.

LeRoy asintió con la cabeza cuando Hill explicó que no podría quitarle la parte a Dale mientras él estuviese aun vivo, pese a que lo haría demasiado rápido. En su lugar, era el momento para el acto final. Hill fue a situarse de modo que su cuerpo estaba ahora en ángulo de 45 grados con respecto a Dale. Hill deslizó una gran cubeta debajo de su torso y luego en un movimiento rápido abrió el vientre de Dale desde el pubis hasta el esternón. Dale pronunció unos jadeos se atragantó alrededor de la mordaza, mientras Hill dejaba sus intestinos caer en el receptáculo que los esperaba. Cortó los intestinos hasta el ano y agarró el estómago en la parte superior donde el esófago se encontraba con el, y lo cortó allí. Le pidió a LeRoy que levantara la cabeza de Dale del cabello.

"¿Unas últimas palabras, mierda?"

Hill le quitó la mordaza de bola, a lo cual Dale a respondió "Gracias, Amo". Hill retrocedió levantando una espada y con un golpe le cerceno a Dale su cabeza de su cuerpo. Los chicos liberaron los brazos de Dale de sus limitaciones y dejaron que su cuerpo sin vida ahora colgara hacia abajo para drenarse. Hill cortó las nalgas para LeRoy de Dale. LeRoy observó detenidamente su adquisición y no podía esperar hasta que llegara a su casa para cocinar su compra.

Antes de que los chicos se marcharan Hill les preguntó, "Saben de alguien que quiere deshacerse de su esclavo. Tengo algunas buenas nuevas ideas para la próxima reunión".




Historia Original Aquí.






Autor: Bernie       Traductor: DarkSoul