Araceli y Marisa: sexo con mis profesoras favoritas

Hace mas o menos unos cuatro años estuve en una academia reforzando mi inglés y las matemáticas, dos asignaturas que siempre se me han dado fatal.

Sexo con mis profesoras favoritas

Araceli me ayudó en las matemáticas y Marisa en el inglés.

Cuando pasó un tiempo más o menos un año de haber empezado en esa academia, ya habíamos terminado la clase y la academia cerraba a las ocho de la tarde; yo fui el último en recoger todas mis cosas cuando solo quedaban ellas dos en la academia cuando se me ocurrió entrar en el almacén donde tenían la impresora y una puerta donde estaba el baño.

Cuando entré en el almacén, me encontré a Araceli recogiendo sus cosas y Marisa recogiendo el papel de la impresora cuando me preguntaron que si quería algo. Le respondí que no quería nada y que ya me iba.

Cuando pasaron dos días después, volví a la academia como un día normal y a la misma hora, entonces hice la misma operación cuando al entrar en el almacén la puerta del baño estaba abierta y la luz encendida ya que no esperaban que nadie entrase allí.

Cuando abrí la puerta del almacén, Araceli estaba haciendo pis y me vio entrar, entonces, acto seguido, se ocultó la vagina para que no se la viese, y me dijo que que hacía allí y que me fuera inmediatamente de allí. Le dije que quería entrar al baño y me dijo que esperase fuera, en vez de hacerle caso, Marisa entró también y me dijo lo mismo que Araceli. Al cabo de un rato, Marisa entró en el baño con Araceli cosa que me extrañó bastante y cerró la puerta, les oía hablar pero no sabía lo que estaban hablando. Entonces abrí la puerta del baño de nuevo y les vi. Araceli estaba sentada en el váter haciendo pis mientras que Marisa estaba descalza y en cuclillas. Araceli me vio con el pene erecto y me dijo que era un guarro y que siempre que le veía me quedaba mirándole sus pechos.

Entonces Marisa me dijo que me quitara todo, de la misma forma se lo dije a ella y nada mas que ella lo hizo le dije que se volviera a poner en cuclillas como estaba antes.

Para empezar, le metí el pene a Marisa entre sus pechos lo que es comúnmente una cubana, mientras me hacía Marisa una cubana, le dije a Araceli que se diese la vuelta, cuando Araceli se dio la vuelta, le toqué el culo haciéndole un dedo. Al rato, Araceli se puso en cuclillas, mientras que Marisa le hacía una mamada a su vagina, al rato Marisa me cogió el pene y me empezó a hacer una mamada para después metérselo en su culo al que antes Araceli le había hecho un dedo.

Pasada una media hora Araceli se volvió a poner en cuclillas y se metió un vibrador mientras que a Marisa le volvía a meter el pene por su vagina depilada.

La entrada Araceli y Marisa: sexo con mis profesoras favoritas aparece primero en Relatos eróticos SexoEscrito.com.