LINDO CULITO

Mi historia que a continuación les contare aconteció no hace mucho solo cuatro años. Fue cuando tenía 30 años un día conocí a un hombre por internet y quedamos en vernos, el lugar de encuentro iba a hacer una discoteca de moda, un sábado en la noche a la hora indicada estaba en la discoteca, pero había un montón de gente, el lugar era oscuro, entre tinieblas y luces tenues, el ambiente cargado de humo. A la hora indicada llegó aquel hombre, inmediatamente lo reconocí, le dí la bienvenida con una amplia sonrisa y le invitó a una copa en la barra......


LINDO CULITO.
Mi historia que a continuación les contare aconteció no hace mucho solo cuatro años. Fue cuando tenía 30 años un día conocí a un hombre por internet y quedamos en vernos, el lugar de encuentro iba a hacer una discoteca de moda, un sábado en la noche a la hora indicada estaba en la discoteca, pero había un montón de gente, el lugar era oscuro, entre tinieblas y luces tenues, el ambiente cargado de humo. A la hora indicada llegó aquel hombre, inmediatamente lo reconocí, le dí la bienvenida con una amplia sonrisa y le invitó a una copa en la barra.


[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [SECUESTRO] [DOMINACIÓN] [VIOLACIÓN] [ESCLAVITUD]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul




Mi historia que a continuación les contare aconteció no hace mucho solo cuatro años. Fue cuando tenía 30 años un día conocí a un hombre por internet y quedamos en vernos, el lugar de encuentro iba a hacer una discoteca de moda, un sábado en la noche a la hora indicada estaba en la discoteca, pero había un montón de gente, el lugar era oscuro, entre tinieblas y luces tenues, el ambiente cargado de humo. A la hora indicada llegó aquel hombre, inmediatamente lo reconocí, le dí la bienvenida con una amplia sonrisa y le invitó a una copa en la barra.

Aquel hombre era alto, fuerte con el cabello rapado casi al ras de su cuero cabelludo, con una barba de tres días bien recortada, tatuajes coloridos adornaban sus brazos, tenía un aspecto muy varonil lo que me gusto, no es que fuese gay, sino más bien bisexual, en aquel momento de mi vida deseaba experimentar lo que era estar con hombres, pero no como pasivo, sino como activo, quería sentir mi pene dentro de un ano, siendo arropado por un par de firmes nalgas de macho, nunca pensé que aquella noche seria toda una pesadilla.

Nunca me había sentido atraído por un hombre, hasta esa noche no puedo negar que me excite al verlo. Luego de un par de horas me dijo qué si quería acompañarlo a su casa, lo que acepte salimos de la disco y justo cuando llegamos a mi auto le iba a decir que me diera la dirección y lo seguía, pero solo sentí un pinchazo en mi nuca y luego ya no supe nada.


Me desperté casi desnudo, lo primero que vi fue su tremendo pene, de 30 cm de largo y 8 cm de grosor restregándose por mi cara, la paso por mis mejillas y labios, pegándome con él en la cara, eso y su olor tan fuerte a pene y hombre, me excitaron debo confesar, pero luego vi que estaba amarrado, lo que me hizo temer de inmediato, estaba en un lugar extraño, con las manos amarradas a la espalda un aro de metal rodeaba mi cabeza en lo alto, que se conectaba a una mordaza de bola, tenía las piernas separadas con una barra de metal asegurada a mis tobillos por grilletes de cuero lo que hacía imposible que pudiera cerrar las piernas

Una cuerda sostenía mi cabeza en lo alto, mi dorso estaba inclinado hacia adelante dejando mis nalgas expuestas apenas cubiertas por mi ajustado bóxer de color blanco, mis huevos y pene estaban expuestos entre mis piernas me habían colocado un anillo que rodeaba mi escroto y base de mi pene lo que mantenía mis huevos en el fondo de mi escroto y mi pene en erección.

Me miraba como estudiándome, se colocó un mandil oscuro largo de plástico que cubrió su desnudo cuerpo, empezó a mirar descaradamente mis nalgas, me las fue afianzado, empezó a apretarlas con su mano mis nalgas aun cubiertas con mi bóxer, él empezó a moverlas, apretó más hasta casi todas sus fuerzas lo que me hizo gruñir, de pronto me bajo el bóxer para dejar mis nalgas expuestas, las acaricio sintiendo la piel sin vello alguno, me dio una muy fuerte nalgada, luego otra aún más fuerte, se estaba excitando lo pude notar, me dio otra aún más fuerte esa sonó muy fuerte, luego de eso empezó a nalguearme a placer, fuerte, todo lo que le era posible.

De pronto sentí una de sus manos que entro dentro de mi bóxer, su mano rápidamente encontró mis huevos y pene me los agarro con su mano, para empezar a tirar hacia atrás lento pero firme observando mi reacción, movía las piernas de dolor, así como el resto de mi cuerpo, pero no me había entregado en absoluto, viéndolo sabía que estaba excitado, se quedó un tiempo tirando de mis genitales mientras que inmóvil, solo podía gruñir detrás de la mordaza, hasta que finalmente me soltó, pero solo para empezar a nalguearme de nuevo con las manos chocando en directo con mis descubiertas nalgas, paro de pronto luego de tres o cuatro minutos, para tomar una de mis tetillas, de la que tiro, grite, seguía inclinado, soltaba, estiraba pero solo para volver a tirar, con fuerza.       

De pronto se arrodillo detrás de mí cara estaba aguantando mucho dolor, soltó mis tetillas, tomo mi pene endurecido tirando de él hacia atrás para metérselo en la boca, me lo chupo, lo hacía de tal forma que sus dientes rosaban la piel de mi miembro empecé a gritar de gusto y dolor, “aaaaaaa aammmma mmmmm”, detrás de mi mordaza, no tarde mucho rato en correrme bestialmente, él se tragó todo lo que salió de mi pene sin desperdiciar ni una sola gota.

Cuando termino de beberse mi semen el hombre me mostro mi cinturón ancho que quito de mi pantalón, lo dejé sobre una mesita diciéndole

-“Obsérvalo ya que te voy a castigar con él, y vas a desear elegir otro cinturón hoy”. Dijo el hombre.

Luego de un par de minutos tomo la correa, para empezar a azotarme con mi propio cinturón, perdí la noción del tiempo durante todo el castigo. Me azotaba mis nalgas, muslos, y espalda sude mucho, gimoteaba de dolor, lo miraba sin aun creerme hasta donde había llegado, azotándome, él no mostraba expresión alguna en su rostro en absoluto, aquello no sé cuánto duro.

Cuando termino de azotarme siguió lamiendo mi pene empezó a masturbarme rápidamente me corrí dando fuertes gruñidos él sin dejar en ningún momento de pasar su lengua por mi pene de arriba abajo, mis huevos, gemía como un cerdo, no paro de chupar hasta que quedó desfallecido con semen escurriendo por su mentón detrás de mí. 

Pese a ya verme corrido dos veces mi pene aún estaba duro gracias a la liga en la base, me tomo de las caderas y se retiró su mandil para dejar al descubierto su enorme pene, me restregó su miembro entre mis nalgas por varios minutos haciéndome tener miedo antes de enterrar su tremendo pene hasta sus huevos en mí ano, me había lubricado apenas con algo de su saliva, de todas maneras el dolor fue tremendo y no podía moverme, era demasiado grande, sentía como si un poste eléctrico se me enterró en mis entrañas.       

Comenzó su tremendo mete y saca, en ese momento para él era un muñeco en su fuertes manos, creo que su glande llegaba a mi estómago, estaba enloquecido de dolor y placer, sentía que me partía en dos, pero a la vez estaba excitado y deseaba que estuviera más adentro de mí, lo deseaba, lo amaba, desee ser mujer y ser preñado por ese ser magnifico, varonil, superior hombre, hasta que sentí su enorme descarga llenar mis entrañas, fue un rio de semen dentro de mí, cuando saco su pene de mí, dejándome un tremendo vacío, de no ser por las cuerdas que me sostenían hubiese caído rendido, el semen, salía de mi ano a raudales, mientras lo sentía palpitar.

-“¡Parece que te ha gustado… mi miembro puta!” Me dijo jadeante.

No dije o negué con la cabeza, pero la verdad es que me sentía muy bien, de pronto de marcho luego de acariciar mis nalgas por algunos segundos, me quede ahí, goteando semen de mi ano que luchaba para cerrarse.

Luego de algunos minutos él regreso con una enorme tijera, de esas usadas para podar ramas, con largos mangos de madera cilíndricos, solo los mangos debían medir casi 1.5 metros en uno de sus extremos estaban unidos a un dijera de gruesas cuchillas diseñadas para cortar ramas de hasta 10 cm de diámetro, estaba bien afiladas, temblé cuando de nuevo coloco una de sus manos sobre una de mis nalgas.  

Sentí como me acaricio mis huevos por un largo taro estaba muy nervioso no sabía lo que pretendía con esa enorme tijera, de pronto tomo la cuerda que sobresalía de la parte superior de mi cabeza se inclinó y me dijo al oído izquierdo mientras me acariciaba mis huevos.

-“Va a hacer un lindo eunuco con ese lindo culito que portas”. Dijo el hombre.

Aquellas palabras me hicieron horrorizar, trate de luchar de soltarme, pero nada funciono de pronto sentí las afiladas cuchillas en la base de mis genitales, temblé y sacudí la cabeza como diciendo a gritos, suplicando e implorando.

-“NO POR FAVOR NO LO HAGAS, QUE ALGUIEN LO DETENGA, ¡PIEDAD!”

Cuando de pronto lo escuche decir.

-“Dile adiós a tu vida como hombre y hola a tu vida como eunuco”. Dijo el ahombre.
-“3… 2… 1”. Conto.

Cuando la cuenta termino, cerro los mangos y las cuchillas cortaron sin problema alguno mis genitales por arriba de la liga, ni siquiera un mínimo muñón quedo en mi entrepierna, la sangre como el dolor brotaron a raudales todo mi cuerpo se sacudió en convulsiones hasta que me desmaye.

Tarde varias semanas en reponerme de mi brutal nulificación, el hombre comenzó a violarme de manera sistemática a las dos semanas de cortarme, cuando me recupere por completo fui vendido en una subasta secreta como esclavo, ahora luego de varios años soy propiedad de mi tercer Amo al cual le gusta penetrarme todas las veces que desea, ya que dice que aún tengo un “Lindo Culito”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com  



Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

LA DECISIÓN

Gus y Lalo se dieron la gran vida, con el dinero robado, ya con 37 años cayeron en la trampa de una casa recompensas de la mafia, la debilidad de ambos eran las mujeres y su apetito por el sexo hacia que siempre bajaran la guardia y con Iris no fue la excepción, aunque en su defensa, ella hubiese hecho perder la cabeza a cualquier......


LA DECISIÓN.
Gus y Lalo se dieron la gran vida, con el dinero robado, ya con 37 años cayeron en la trampa de una casa recompensas de la mafia, la debilidad de ambos eran las mujeres y su apetito por el sexo hacia que siempre bajaran la guardia y con Iris no fue la excepción, aunque en su defensa, ella hubiese hecho perder la cabeza a cualquier.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [SECUESTRO] [ADVERTENCIA] [ESCLAVITUD]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul




Gus y Lalo amigos desde la más tierna infancia nacieron pobres y se criaron en un barrio marginal de la capital, durante la adolescencia luego que la madre de Gus murió por falta de dinero ambos decidieron que nunca volverían a sufrir por dinero, por lo que entraron en el mundo de la delincuencia, comenzaron robando y estafando a incautos golpes pequeños pero una vez llegaron a los 22 años disidieron que era hora de ir en grande comenzaron a dar golpes mayores y para cuando llegaron a los 33 años se les presento la oportunidad de sus vidas.

Por casualidad mientras celebraban uno de sus golpes que les dejo una jugosa ganancia, se enteraron que uno de los jefes de la mafia de la ciudad iba a mover una considerable cantidad de dinero $ 50,000,000 en efectivo, aquello al parecer no era un secreto el jefe mafioso se había forjado una reputación de implacable y todo aquel que se mentía o cuan siquiera lo miraba de mala manera terminaba muerto, por lo que nadie en la ciudad se iba arriesgar a robarlo, pero la suma era demasiada tentación par el par de amigo que planearon como hacerlo.

Entre ambos planearon el golpe, el cual resulto ser más fácil de lo que pensaron apenas iba custodiado por dos tipos apenas armados y el chofer de la camioneta, fue fácil sorprenderlos cuando salían de comprar unos cafés luego los amagaron y el chofer fue aún más fácil, ambos huyeron con el cuantioso botín para perderse, pero el mafioso puso precio a sus cabezas aun sin saber cómo eran o si trabajaban solos 30 millones fue la recompensa que se ofrecía por ellos, pero vivos.  

Pasaron varios años Gus y Lalo se dieron la gran vida, con el dinero robado, ya con 37 años cayeron en la trampa de una casa recompensas de la mafia, la debilidad de ambos eran las mujeres y su apetito por el sexo hacia que siempre bajaran la guardia y con Iris no fue la excepción, aunque en su defensa, ella hubiese hecho perder la cabeza a cualquier.

Iris los abordo a ambos en un bar a donde iban para conseguir chicas, de inmediato quedaron prendado de su belleza y cuando les propuso que hicieron un trio fue toda una sorpresa para ambos.

-“Venga que podemos pasarlo bien los tres” Les dijo Iris lo que hizo am ambos quedaran helados.

Aquella era la primera vez que una mujer les proponía que hicieran un trio. Menos de una hora más tarde los tres estaban en la casa de Lalo, ella empezó a besar a Gus en los labios acariciando sus labios con la punta de su lengua, luego cambió y empezó a besar a Lalo mientras seguía acariciando el pene de Gus por encima de sus ropas.

-pero que muy bien - dijo poniéndose de cuclilla en medio de los dos.

Irir comenzó a estrujar sus penes por encima del pantalón aquello rudo varios minutos hasta que Iris se cansó de estrujarlos y comenzó a desabrochar el pantalón de Lalo, enseguida comenzó a desabrochar su pantalón y a bajar su cremallera, entonces ella comenzó a desabrochar el botón del pantalón de Gus el cual viendo las dificultades que tenía ella también comenzó a quitárselo quedándose los dos en calzoncillos tipo trusa (slip) de esas blancas tradicionales, Iris miró los bultos que sobresalían de sus calzoncillos y dijo.

-“Todo fuera”.  Al tiempo que tiró de los calzoncillos hacia abajo sacando sus penes al mismo tiempo.

Sus penes estaban semi rígidos aún, pero eso a ella no le importaba es más le gustaba así podía meterlas en la boca y endurecerlas. El primer pene que se metió en la boca fue la de Gus que es el que parecía estar más ansioso, era un pene grande pero aun medio dormida, Iris se encargó de alegrarla. Después fue el turno del pene de Lalo la cual se metió en la boca para que se endureciera y tomara más vigor mientras que con la otra mano seguía masajeando el pene de Gus. El pene de Lalo pronto estuvo muy duro mientras que el de Gus le quedaba poco para estarlo.

-“Siéntense” Les ordeno Iris a ambos.

Los dos se sentaron en un sofá donde terminaron de quitarse sus pantalones y calzoncillos que estaban en sus rodillas. Ella se colocó entre sus piernas y siguió mamando sus ya duras erecciones, estaban callados por el espectáculo de verla chupar sus penes solo sus gemidos se escuchaban. Tras un largo rato mamándolos Iris se levantó y se quitó la blusa delante de ellos momento en el cual aprovecho Gus para tirar del cinturón de su falda y aflojarla, cosa que hizo que se cayera al suelo y dejará ver su diminuta tanga, cuando se quitó su blusa ambos pudieron ver su sujetador y esos dos pechos enormes intentando salir.

Iris se puso de pie de repente delante de Lalo para empezar a quitarse su sujetador (corpiño) poniendo sus brazos detrás para quitárselo momento que aprovecho para con su dedo medio apartar su tanga y con el índice se lo metí en su húmeda raja, al momento su sujetador se aflojó y ambos pudieron ver sus pechos, los cuales eran magníficos, Gus viendo como ella se había acercado a él y viendo que Lalo no se podía mover ya que su dedo estaba dentro de ella, se acercó a ella para comenzar a comerle su seno izquierdo lo que la hizo gemir.

Allí estaban los tres con ellos dos comiéndose los pechos a ella, de pronto Iris tiró de la mano hacía abajo, sacando el dedo de su vagina, ella rápidamente se despojó de su tanguita para quedar totalmente desnuda, todos quedaron totalmente desnudos.  Iris volvió a tonar sus penes los cuales no habían perdido la verticalidad, y se decidió por la de Gus subiéndose encima del sofá y apuntando su raja a su pene que ya rezumaba liquido pre seminal de la punta, bajando lentamente hasta que lo estuvo todo dentro de su vagina.

Lalo vio como Iris botaba sobre el pene de Gus y este la tomaba de sus nalgas mientas él, le acariciaba y chupaba su pecho derecho. Gus aguantó un buen rato los botes de Iris sobre su pene antes de correrse mientras Lalo se masturbaba y chupaba el pecho de ella. Una vez se corrió fue su turno y ella se puso encima de Lalo, pero en vez apuntar con su pene a su vagina apuntó a su ano Lalo la sujeto por sus nalgas mientras ella arqueaba la espalda para que su pene entrara con facilidad.

El contacto fue suave y a partir de ahí comenzó a meterse su pene con embestidas más duras llegando a notar como un tope que cuando chocaba contra él, el ano de Iris se contraía causándole algo de dolor, pero al mismo tiempo placer.

Luego de unos minutos cambiaron de posición y ella se puso a cuatro patas sobre el sofá mientras que Lalo se colocó por detrás, primero puso sus manos en su cintura pero ella cada vez se inclinaba más y Lalo comenzó a subir sus manos haciendo que ellas se elevará llegando a tener su pecho sudado contra su espalda de igual manera, y pegando su cara a su cara casi podían besarse Lalo apretó sus senos con sus manos mientras la penetraba entre gemidos bajo la atenta mirada de Gus que estaba de nuevo con su pene en erección pese a haberse corrido hacía varios minutos de pronto Gus se levantó y se puso frente a Iris poniendo su pene a la altura de su cara, ella no lo dudó y comenzó a darle una mamada los tres comenzaron a gemir como poseidos.

Lalo estaba exhausto aun sin correrme y a Iris le temblaban las piernas por la postura, entonces se la saco y se sentó en el sofá le hizo un gesto de que ella lo montara,  ella se puso encima y empezó a cabalgarlo de frente otra vez la penetraba mientras ambos se besaban, Gus no tardo en colocarse detrás de ella, le abrió sus nalgas y la penetro por el ano, vio el cielo cuando comenzó a meterle su enorme pene por su apretado ano, a Iris le parecía que dos serpientes luchando en por la misma madriguera dentro de ella, estaba encantada con la doble penetración que estaba sufriendo.  Con los gemidos de los tres de fondo Lalo se corrió al igual que Iris qué terminó unos minutos antes que él, Gus como ya se había corrido no tardo algunos minutos más que ellos.

Los tres se quedaron desnudos y sudados sobre el sofá de poco a poco se fueron relajando, hasta que Lalo y Rus se quedaron dormidos exhaustos, lo siguiente que ambos supieron es que estaban en un maletero en ropa interior amordazados y amarados sin saber a dónde se dirigían, luego de muchas horas ambos fueron sacados del maletero del auto y vieron a Iris recibir dos maletas llenas de dinero, antes de irse y tocando sus abultadas entrepiernas le dijo.

-“La pase en grande pero negocios son negocios cariños”. Dijo Iris para alejarse.

Ambos fueron llevados a lo que parecía una clínica abandonada ahí fueron llevados al sótano donde ya los esperaban dos sillones donde fueron amarados y les quitaron las mordazas de sus bocas, fueron dejados solos por varios minutos.

-“¡Gus creo que es nuestro fin!” Dijo Lalo.
-“Si eso parece hermano, pero la pasamos en grande ¿verdad?” Le respondió Gus.

Ambos rieron, aunque estaba aterrados, ambos en sus mentes deseaban que por lo menos el fin fuera rápido y sin mucho dolor, aunque sabían que eso no iba a pasar.

De pronto el hombre al que le robaron años atrás apareció ante ellos, vistiendo un elegante traje hecho a la medida, el hombre se les quedo viendo y luego les dijo de una manera muy calmada.

-“Vaya, vaya pero si aquí están las dos ratas que se atrevieron a robarme”. Dijo aquel hombre.
-“Bueno chicos es hora de pagar, no los voy matar pero desearan que lo hubiese hecho”.
-“La enfermera Ana se va a encargar de ustedes para arreglarlos para su nuevo trabajo”. Dijo el hombre para luego marcharse riendo maliciosamente.

De nuevo ambos se quedaron solos por algunos minutos, luego una bella mujer portando un sexy uniforme de enfermera que ninguna enfermera de verdad se pondría para un día normal de trabajo, la falda era tan corta que su tanga de color blanco era casi totalmente visible por delante y por detrás in mencionar el gran escote que mostraba el canalito entre sus frondosos senos, ella llevaba una bandeja de metal en donde descansaban un burdizzo, un elastrador y un cuchillo cuervo muy bien afilado.

Ella se agacho entre ambos que se le quedaron viendo, dejo la bandeja en el suelo, inesperadamente ambos sintieron sus delicadas manos palpando sus bultos por encima de sus trusas (slip) blancos que ambos portaban, le acaricio el paquete hasta sentir que ambos penes estaba lo suficientemente endurecidos como para divertirse con ellos. Luego que sintió sus endurecidos miembros ella les dijo.

-“Bueno chicos tengo malas noticias para ambos, voy a castrarlos pero el jefe quiera algo especial para ustedes, uno de ustedes hoy perderá su pene y el otro sus huevos”. Dijo Ana sin expresión alguna en su bello rostro.

De inmediato ambos comenzaron a luchar para tratar de soltarse, Ana dejo que ambos lucharan inútilmente por unos segundos antes de deslizar sus manos por una de las piernas de su trusa para llegar a sus huevos que apretó con fuerza, que hizo que ambos gritaran de dolor.

-“AAAAAAAAAAAAGGGGGGHHH”, gritaron ambos.
-“Ahora guarden silencio, es mejor que acepten su destino, merecían morir pero el jefe es piadoso con ustedes, ¡malditas ratas!” Les dijo Ana.

Ambos no tuvieron más remedio que guardar silencio, Ana dejo de apretar sus escrotos, saco sus manos de sus trusas y tomo el cuchillo curvo de la bandeja, para proceder lentamente a cortar sus trusas, hasta dejar sus bien dotados genitales de ambos hombres al descubierto, sus penes estaban en erección palpitando como si quisieran huir como ambos deseaban en ese momento.

Ana de inmediato tomo la decisión de cómo deberían ser cortados ambos al ver sus paquetes al desnudo; Lalo tenía el pene enorme muy grueso además varios centímetros más que Gus, al contrario, Gus tenía los huevos enormes pero un pene delgado, aunque de buen tamaño solo Lalo lo superaba, Ana tomo el pene de ambos con cada una de sus manos y comenzó a masturbarlos mientras lo hacía les dijo.

-“Es mejor que disfruten pues pronto ya no serán más unos hombres de verdad”. Dijo Ana.

Aquellas palabras hicieron que el pene de ambos diera un fuerte respingo, Ana entonces comenzó a masturbar exclusivamente a Lalo con su otra mano que libero del pene de Gus tomo el elastrador de la bandeja, que ya estaba cargado con dos ligas castradoras, de manera sorpresiva en el momento que más gozaba Lalo paso su durísimo pene por el centro de las ligas estiradas, para cuando Lalo se percató de aquello ya era tarde todo su cuerpo se convulsiono cuando sintió el terrible apretón de las ligas en la base de su endurecido pene que le hizo lanzar un poderoso alarido de dolor.

Gus no tuvo la misma suerte que Lalo que todo fue de sorpresa, en su caso Ana tomo el elastrador y lo cargo con dos ligas mientras él miraba, tan solo pensar en el dolor que iba a sufrir fue en sí mismo una tortura, también sufrió mucho mientras Ana  pasaba cada uno de sus enormes huevos por las estiradas ligas, pero todo eso no fue nada comparado al dolor que sintió cuando las ligas se contrajeron en lo alto de su escroto, el dolor fue simplemente infernal para Gus puso los ojos en blanco de dolor.

Ana espero algunos minutos antes de tomar el pene de Lalo que para ese momento latía con fuerza, cuando ella acerco el cuchillo curvo a la base de su pene Lalo aterrado le dijo.

-“triplicare lo que te estén pagando si nos dejas ir”. Dijo Lalo.

Ana sonrió para luego decir.

-“Es una pena que deba cortar este grandioso pene, ¡pero así son las coas cariño!” Dijo Ana.
-“Espera, podemos huir jun…” Intento decir Lalo.

Pero sus palabras fueron acalladas cuando Ana comenzó a cortar su pene justo entre ambas ligas, Lalo ya no hablaba su rostro denotaba dolor absoluto mientras daba alaridos de dolor mientras Gus trataba de soltarse con desesperación para ayudar a su casi hermano.

Ana apenas tardo unos segundos en cercenar el gran miembro de Lalo quien se desmayó de dolor casi cuando ella estaba levantando su pene cercenado, Ana dejo el pene cortado en la charola y con sus manos ensangrentadas tomo los grandes huevos de Gus que no trato de ofrecerle dinero, supo que ella no iba a poder ser comprada, solo la miro con furia y le dijo.

-“Te vamos a encontrar y matar maldita perra”. Dijo Gus
-“¡Lo dudo cariño!” Le respondió Ana al tiempo que comenzó a cortar su escroto.

-“AAAAAAAAAAAAAHHHHHHHH”. Fue el alarido que dio Gus.

Pronto sus huevos estaban cercenados de su cuerpo para siempre, Gus también se desmayó luego de convulsionar por varios minutos.

Han pasado seis años desde aquel día, ambos aun trabajan en un burdel especial controlado por la mafia, donde mujeres maduras acuden para torturar y humillar a cuanto hombre está en aquel lugar, Gus y Lalo son ahora más que meros juguetes sexuales privados de cualquier placer sexual, hasta el último día de sus vidas.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

KYLE EN EL BOSQUE

Mientras todos jugueteaban en el agua desnudos despreocupadamente no eran conscientes que varios pares de ojos los estaban mirando desde el otro lado de la laguna, sin que ellos pudieran verlos, algo que iba no solo a cambiar su viaje sino también sus vidas como cuerpo, para siempre sin en esos momentos ninguno de ellos pensaba sobre lo que hombres estaban planeando mientras se masturban viendo a aquellos jóvenes jugar y bromear en el agua......


KYLE EN EL BOSQUE.
Mientras todos jugueteaban en el agua desnudos despreocupadamente no eran conscientes que varios pares de ojos los estaban mirando desde el otro lado de la laguna, sin que ellos pudieran verlos, algo que iba no solo a cambiar su viaje sino también sus vidas como cuerpo, para siempre sin en esos momentos ninguno de ellos pensaba sobre lo que hombres estaban planeando mientras se masturban viendo a aquellos jóvenes jugar y bromear en el agua.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [DOMINACIÓN] [SECUESTRO] [FEMINIZACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul




Kyle 22 años, joven y rubio casi castaño, de piel blanca y ojos azules, muy atractivo con cara un no de hombre, salió aquella mañana de verano con sus mejores amigos para pasar un fin de semana acampando en el bosque cerca de una tranquila laguna alimentada por un aplacible rio a pocos kilómetros de su comunidad, no era la primera vez que hacían algo si, eran cuatro en el auto de Adryan, Tom y Aldo completaban el grupo ellos pasaron por unas cervezas antes de iniciar su viaje de casi una hora.

La idea era armar el campamento rápidamente, prender una parrilla a carbón, dejar la carne que llevaban para que se cocinara cerca de la orilla de la laguna para luego ir a nadar, cada tanto uno de ellos saldría del agua para darle vuelta a la carne, todo eran de la misma edad y pensaban pasar un fin de semana de chicos a lo grande, una vez llegar al sitio donde acamparían armaron las dos tiendas y prendieron la parrilla como lo tenían planeado.

Luego tomaron unas latas de cerveza de la nevera donde estaban las abrieron y brindaron con ellas.

-“Por nosotros” Dijo Adryan.
-“Salud” Dijeron todos chocando sus ladas.

Luego de beberlas a toda prisa, todos comenzaron a desvestirse, Kyle estaba por ir a tomar su bañador cuando Aldo le dijo.

-“¿Qué haces?” Pregunto Aldo.
-“Voy a buscar mi bañador”. Le contesto Kyle.
-“Que dices no lo necesitas nos vamos a bañar desnudo”. Dijo Aldo.

Acto seguido se quitó su ajustado bóxer, para dejar su buen pene y huevos al desnudos, sus genitales apenas y tenían algo de vello rubio adornando la parte superior de su pene, Kyle que no era la primera vez que veía a Aldo o alguno de sus otros amigos desnudos se sorprendió un poco, ya que era la primera vez que veía la entrepierna de Aldo tan lampiña.

Siguiendo el ejemplo de su amigo Aldo se despojó de su trusa (slip) de color negro para quedar al desnudo, el portaba un mechón en forma de trapecio bien recortado en su pubis de vello púbico hacía tiempo que lo mantenía de ese modo por lo que para nadie fue una sorpresa, lo que si siempre sorprendía era el largo de su pene que si bien estaba en estado flácido era de unos 18 centímetros circuncidado, Kyle desnudo corrió al agua como el resto de sus amigos.

Mientras todos jugueteaban en el agua desnudos despreocupadamente no eran conscientes que varios pares de ojos los estaban mirando desde el otro lado de la laguna, sin que ellos pudieran verlos, algo que iba no solo a cambiar su viaje sino también sus vidas como cuerpo, para siempre sin en esos momentos ninguno de ellos pensaba sobre lo que hombres estaban planeando mientras se masturban viendo a aquellos jóvenes jugar y bromear en el agua.

Adryan fue el primero en salir del agua para ver la carne mostrando su mata de vello pelirrojo por arriba de su pene blanco no circuncidado, el segundo en salir fue Tom el que tenia de los cuatro era el de menor pene, pero poseedor de un gran par de huevos además de una gran mata de vello púbico tan rojo que parecía que su pene estaba en llamas, luego fue al turno de Aldo cuyo pene era grande lo mismo que sus huevos de último fue el turno de Kyle quien informo que la carne estaba lista, por lo que todos salieron del agua y se dispusieron a comer completamente desnudos, sin sospechar en ningún momento que eran observados.   

Aquella noche luego de cenar todos conversaron por un largo rato, luego se fueron a dormir solo en ropa interior Aldo incluso lo hizo desnudo ya que era una noche muy calurosa, a la tarde siguiente mientras todos de nuevo se bañaba en la laguna Kyle salió a caminar adentrándose en el bosque, para luego escuchar un chapoteo se acercó de nuevo a la laguna donde encontró a un hombre bañándose desnudo que le regalo una enorme sonrisa al verlo aparecer entre los arbustos, sin preocuparse en cubrirse.

Aquel hombre era un negro enorme, al ver al joven Kyle su sexo se erecto lo que hizo sentir muy turbado al joven, al ver aquel tamaño de falo, el hombre salió del agua para ir hacia donde estaba mostrando impúdicamente sus genitales que escurrían agua aún.

-“Hola, soy Jack”. Dijo aquel hombre.

Jack caminó hacia su ropa y sacó un revólver para luego apuntar a Kyle y decirle.

-“Desnúdate o te mato”. Le ordeno.

Aterrado Kyle obedeció, por su mirada comprendió que aquel hombre lo iba a violar nunca había tenido nada sexual con un hombre solo con chicas hasta ese día. El negro empezó a besarlo y acariciar sus nalgas, forzando a Kyle a manosear su sexo, que se sentía grueso, firme, caliente. Kyle le rogo que lo dejara, pero noto que sus ruegos lo excitaban más, así que se limitó a obedecer sus órdenes.

Sin apuro colocó una crema en el ano de Kyle y deslizó uno de sus dedos, el joven dio un gemido de dolor y el empezó a moverlo, poco a poco le dilató su ano, lubricándolo muy bien, Kyle lloraba de vergüenza, humillación e impotencia, luego de algunos minutos el hombre lo acostó sobre una gran roca lisa boca abajo, abrió sus piernas con las suyas, para luego abrirle sus firmes como blancas nalgas de Kyle que de nuevo suplico cuando sintió el enorme glande del negro tocar su bien lubricado ano.

El hombre solo le dio dos nalgadas y le dijo.

-“¡Cállate y disfruta puta!” Le dijo el Jack.

Casi al mismo tiempo Jack empezó a deslizar su enorme pene dentro de Kyle al comienzo entró con cierta facilidad, me sentía abierto y lleno, pero de pronto el joven sintió mucho dolor y gimió. Jack retrocedió y volvió a la carga, esa vez no se detuvo, Kyle supo en ese momento lo que era estar bien abierto y lleno, dio un grito de dolor sintiendo que era desgarrado, cuando Jack comenzó con su brutal mete y saca.

El dolor que Kyle sentía fue cediendo poco a poco para cuando el dolor ya había desaparecido por completo Jack eyaculó dentro de Kyle. Entonces saco su enorme miembro de él le hizo dar la vuelta y lo tomo del mentón Kyle aun lloraba sintiendo su ano palpitar y Jack le dijo, presionando el cañón de su revólver sobre los huevos de Kyle.

-“Ahora eres mi hembrita, es mejor que lo acepte puta” Dijo Jack.

Para luego comenzar a besar el cuello de Kyle quien lloraba unos minutos más tarde Jack lo volvió a penetrar por segunda vez, al acabar salió suavemente de sus entrañas y lo beso larga y apasionadamente en la boca, el pene de Kyle se puso duro y no comprendía la razón. Luego Jack se lo llevó a la laguna donde se bañaron mutuamente como él se lo ordenó.

Al salir volvió a besarlo y le dijo.

-“Ahora vas a aprender como satisfacerme con tu boca”. Dijo Jack apuntándole con su arma.

Jack hizo que Kyle abriera la boca para que le diera una mamada siguiendo todas sus indicaciones, hasta que eyaculó en su boca dando un gran alarido de placer haciendo que se bebiera todo su espeso semen que salió como un torrente de su palpitante pene.

Al acabar Jack le ordeno.

-“Vístete es hora de ir con tu grupo”. Ordeno Jack.

Kyle obedeció y en el camino lo beso y manoseo a su antojo, grande su la sorpresa de Kyle cuando al llegar a su campamento sus otros amigos estaban abarrados y llorando con otros hombres armados desnudos de la cintura para abajo conversando alegremente, se hizo evidente que todos sus amigos como el mismo habían corrido con la misma suerte, los hombres al verlos llevar dijeron.

-“Jack siempre te llevas a la mejor putita” Dijo uno de los hombre.
-“Por supuesto siempre me gustan las mejores”. Respondió Jack en tono alegre.

Jack le ordeno a Kyle que se desnudara de nuevo apuntándole con el arma, cuando estaba desnudo Jack lo amarro a un árbol con sus manos por encima de su cabeza, Kyle tenía una expresión de enojo, furia y miedo en su rostro, antes de apartarse Jack le dijo.

-“Ahora observa como convertimos a tus amigos en verdaderas putas”. Dijo Jack.

Uno de los hombres tomo Tom, para llevarlo hacia un árbol donde lo amarro haciendo que sus brazos abrazaran el tronco hacia atrás, dejando su dorso como genitales bien expuestos, también le amarraron sus piernas bien separadas otro de los hombres saco un cuchillo que coloco con anterioridad en la fogata y se acercó al aterrado Tom, acaricio su cuerpo por unos segundos antes de levantar su pequeño pene que pese a todo estaba más duro que nunca antes el hombre coloco la afilada y caliente hoja de acero debajo de los enormes huevos Tom que de inmediato suplico.

-“NO POR FAVOR, NO… HARE LO QUE SEA PERO ME LOS COR…” Gritaba Tom.

Pero sus suplicas fueron interrumpidas cuando aquel hombre comenzó a cortar, Tom dejo de suplicar y comenzó a gritar mientras todo su cuerpo se convulsionaba, el hombre apenas tardo uno segundos en levantarse sosteniendo el pene y escroto los que fueron los enormes huevos de Tom aun en su interior en su mano ensangrentada, Tom gritaba sin control de dolor, hasta que el hombre usando el aun ardiente cuchillo cauterizo sus heridas, Tom puso los ojos en blanco y se desmayó.

Luego el turno de Aldo quien lucho desesperadamente pero no pudo evitar ser amarrada a un árbol de la misma manera que aún lo estaba Tom, otro de los hombres tomo otro cuchillo similar al usado con Tom de la fogata para acercarse a Aldo quien trataba inútilmente de soltarse, pero cuando sintió el calor del cuchillo quemar su escroto se quedó quieto y suplico.

-“¡Por favor no, seré su esclava sexual pero no me castren!” Suplico Aldo.
-“Oh claro que serás nuestras esclava putita” Dijo el hombre al tiempo que comenzó a cortar su pene.

El hombre cercenaba su miembro lo más pegado a la base le tomo solo 5 segundos cortarlo del todo, el gran pene de Aldo quedo sangrando en la mano del hombre que lo inserto con una rama y se lo paso a otro de sus amigos quien lo coloco sobre las llamas de la fogata para que se empezara a cocinar. Luego tomo el escroto de Aldo que aún estaba gritando de dolor y se lo corto de un rápido movimiento, para luego cauterizar sus heridas, se puso de pie, extrajo los dos orbes del bolso de piel y se llevó uno la boca, lo chupo por unos segundos antes de morderlo, masticarlo y tragarlo.

-“Ummmm tierno, jugoso y sabroso” Dijo el hombre.

Aldo ya no pudo presenciar como aquel hombre devoro el que fue su testículo, luego fue el turno de Adryan, quien también lucho, pero nada pudo hacer antes de que pudiera cuan siguiera suplicar por su virilidad Jack le cerceno su enorme pene y huevos de un rápido corte, Adryan se desmayó casi de inmediato por el dolor, Jack se acercó a Kyle aun sosteniendo el escroto de su amigo recién cortado, Jack extrajo los dos orbes del bolso de piel, tomo uno para llevárselo a la boca y devorarlo.

-“¡Ummmmm riquísimo!” Exclamo Jack.

Luego tomo el último de los que fueran los testículos de Adryan y se lo puso en la boca a Kyle para ordenarle.

-“Vamos cómelo putita” Ordeno Jack.

Al ver que Kyle dudaba en cumplir la orden, como su enorme pene en erección y coloco el afilado cuchillo que uso para castrar a Adryan debo, Kyle sintió como la afilada hoja le quemaba su pene, Jack lo miro y le dijo de nuevo.

-“¡Come o te convierto en un eunuco!” Ordeno Jack.

Kyle no tuvo más remedio que masticar el que fuese el testículo de su amigo, para luego tragarlo, Jack rio, sintiéndose vencedor, para luego de quitar el cuchillo debajo del pene de Kyle decirle.

-“¿Verdad que estaba muy sabroso?” Dijo Jack sarcásticamente. Para luego irse riendo.

Por nueve meses los cuatro fueron los esclavos sexuales, de aquello hombres complaciéndolos en todo incluso en los actos más depravados que se puedan imaginar. Incluso Kyle lo empezó a disfrutar. Finalmente, una tarde los cuatro ya convertidos en obedientes esclavos fueron llevados a la ciudad hasta un llevó a un hotel a las afueras donde fueron depilados totalmente, Jack aparto a Kyle del resto y se llevó a parte en privado con la ayuda de una gran tijera le cerceno su pene y huevos, para luego curarle la herida amorosamente.

Kyle apenas pudo resistencia a su anulación, para ese momento ya era más una marioneta de los deseos de Jack que un hombre, su voluntad se había perdido pasados dos semanas todos fueron vestidos de mujer, maquillados y me llevó a un antro donde fueron ofrecidos a dos hombres por dinero. Después de eso ninguno de los cuatro volvieron a ver más a aquellos hombres.

Los cuatro aún son buscados Kyle ya de 35 termino en un burdel de África siempre tiene una terrible necesidad de ser penetrado y usado sexualmente por un hombre negro bien dotado para recordar a su primer dueño al que ama aun en secreto.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com








Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

JULIÁN ME SECUESTRO

Aquella tarde de verano Randy un atractivo como joven hombre de 27 años salía de su casa para irse a reunir con unos amigos iba con ropas muy ligeras su idea era pasarla en casa de unos de sus amigos con unas amigas alrededor de una piscina, cuando sintió que algo le pincho en el cuello apenas tuvo tiempo de voltear para ver a Julián detrás de él sosteniendo una jeringa vacía, cuyo contenido no tardo en dejarlo completamente inconsciente a merced de Julián, al que había rechazado pues él no era gay......


JULIÁN ME SECUESTRO.
Aquella tarde de verano Randy un atractivo como joven hombre de 27 años salía de su casa para irse a reunir con unos amigos iba con ropas muy ligeras su idea era pasarla en casa de unos de sus amigos con unas amigas alrededor de una piscina, cuando sintió que algo le pincho en el cuello apenas tuvo tiempo de voltear para ver a Julián detrás de él sosteniendo una jeringa vacía, cuyo contenido no tardo en dejarlo completamente inconsciente a merced de Julián, al que había rechazado pues él no era gay.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [ESCLAVITUD] [TORTURA] [DOMINACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul




Aquella tarde de verano Randy un atractivo como joven hombre de 27 años salía de su casa para irse a reunir con unos amigos iba con ropas muy ligeras su idea era pasarla en casa de unos de sus amigos con unas amigas alrededor de una piscina, cuando sintió que algo le pincho en el cuello apenas tuvo tiempo de voltear para ver a Julián detrás de él sosteniendo una jeringa vacía, cuyo contenido no tardo en dejarlo completamente inconsciente a merced de Julián, al que había rechazado pues él no era gay.

Randy se despertó en lo que parecía ser una bodega un sótano, con un terrible dolor de cabeza, estaba casi desnudo lo único que le cubría era su ajustado bóxer de cadera baja de color azul estaba amarrado con los brazos en alto formando una “L”, sus muñecas le dolían por estar sosteniendo su peso,  le habían colocado sus tobillos en un tablón de 30 cm de ancho por casi dos metros de largo en que hicieron dos agujeros apenas lo suficientes grandes para que pasaran sus tobillos, lo que lo dejo con las piernas abiertas incapaz de cerrarlas, aquello era un secuestro o una broma de muy mal gusto pensó Randy.

De pronto sintió que una mano lo empezó a manosear todo su cuerpo se estremeció y escucho decir.

-“Hola hermoso”.

El corazón de Randy latía a prisa de temor, sus ojos se abren grandes cuando descubre que era Julián quien le está quitando la mordaza que lleva puesta apenas la retira de su boca Randy empezó a pedir auxilio, gritando con todas sus fuerzas, Julián lo agarra del mentón y le dice mirándolo a los ojos.

-“No grites porque nadie te va escuchar por más que grites”. Le dijo Julián.
-“¿Por qué me tienes aquí? ¿Qué quieres de mí?” Pregunto Randy.
-“Te quiero a ti, a tu cuerpo, ahora soy tu dueño me perteneces eres mi juguete y haré contigo lo que me plazca es mejor que colabores si no te voy a tener que castigar entendido” Dijo Julián.

-“¡DEPRAVADO SUÉLTEME TE VOY A MATAR!” Le grito Randy.

Julián le dio un puño tan fuerte en el rostro que le reventó el labio a Randy y le dijo

-“Así que eres rebelde pero te voy a domar.” Dijo Julián.      

Julián no tardo en agarrar una tijera y destrozar el bóxer de Randy dejándolo completamente desnudo, para luego traer agua y jabón con el que empezó a bañarlo manoseaba todo el cuerpo de Randy, el cual sentía mucha impotencia al saber que otro hombre lo tocaba, cuando termino lo seco con una toalla, para luego irse por casi una hora, dejando solo a Randy.

Cuando Julián regreso lo hizo trayendo consigo un sello de metal al rojo vivo, para decirle.

-“Ahora que eres mío te voy a marcar para el resto de tus días”. Dijo Julián.
-“¡No por favor, no lo haga, hare lo que se…!” Randy no pudo terminar su suplica.

Julián aplico el sello sobre el pecho de Julián al que provoco tanto dolor que se desmayó, cuando recupero el sentido comenzó a insultarlo y Julián agarro un látigo de varias colas con la que comenzó a azotar las carnes de Randy lo hizo muchas veces dejándolo casi inconsciente.   

Transcurrieron unos días Randy seguía atado en la misma posición, Julián lo alimentaba y afeitaba la cara, axilas y genitales también lo bañaba cada día y medio, pero Randy apenas podía moverse, un día Julián llego y lo tomo de los huevos jalándolos hacia atrás para apresarlos con dos tablas planas de color negro, no solo aprisiono sus huevos sino también su pene que quedaron sobresaliendo debajo de las nalgas de Randy, dado que las tablas topaban con sus piernas, el cuerpo de Randy se vio obligado a quedar un poco encorvado hacia adelante.

Luego de eso Julián comenzó a lamber todo su cuerpo cosa que le provoco mucho asco a Randy las lambidas continuaron hasta que su lengua llego a sus nalgas que habían quedado a su merced, Julián se las abrió y empezó a meterme uno de sus dedos por el virginal ano de Julián, que se estremeció al sentir violado su tan preciada virginidad, dignidad y masculinidad. 

-“¡No por favor, no más!” Suplico Randy.

Pero Julián no hizo caso alguno a sus suplicas y comenzó a dilatar su ano colocando lubricante y saliva al tiempo que comenzó a introducir uno de sus dedos profundamente en Randy, no tardo en meter dos dedos, los metía y los sacaba despacio lo que redujo el dolor que sentía incluso comenzó a disfrutarlo, en ese momento Julián introdujo tres dedos, Randy no sabía que pensar le dolía, pero le gustaba, para el cuarto dedo era más dolor que placer lo que sentía.

-“Aaaahhh aaaahhhhg”.Gruño Randy de dolor.

Julián entonces saco sus dedos y comenzó a estimular su pene que ya estaba erecto, de pronto Randy sintió como comenzó a introducirle una antena por su uretra, su erección se vino abajo por el dolor que sintió.

-“Eso no te gusta verdad, creíste que lo ibas a disfrutar nada más, jajajaja aquí mando yo idiota”. Dijo Julián.

Casi de inmediato le apretó los expuestos huevos a Randy como su pene.

-“AAAAHH NOO AHHHHHGG” Grito de dolor Randy.
-“¡Por favor no más!” Suplico Randy era muy doloroso, lo que Julián le hacía.

Dado que estaba obligado a estar encorvado, sus nalgas quedaban expuestas Julián se las abrió y coloco su glande sobre su ano, apenas presiono un poco y su glande entro por completo, apenas se quedó quieto dos segundos antes de comenzar a embestirlo con movimiento salvajes como violentos, lo que hizo dar un gran alarido de dolor a Randy, al sentirse desvirgado de aquella forma tan brutal.

-“AAAAAAAAAAAAHHHHHH”. Grito Randy.

Una y otra vez, era penetrado violándolo sin compasión alguna, cuando su recto empezó a contraerse el dolor fue insoportable para Randy, quien ya no tenía noción del tiempo, creyó que moría de dolor sus piernas apenas lo podían sostener, sentía como su ano se desgarraba por el pene de Julián que pese a solo tener 22 cm de largo y no ser muy grueso, lo sentía como si fuera un poste el que lo estaba penetrando sin piedad.

-“¡No, ya nooooo más por favor!” Suplico Randy.

Como el pene de Randy aun tenia insertado la antena que era un objeto metálico, Julián lo aprovecho para darle una descarga eléctrica que le llego hasta su vejiga, el dolor que sintió fue demasiado no supo a bien cuantas descargas le dio antes de perder el conocimiento, cuando despertó de nuevo solo sentía un terrible dolor, no podía moverse, pero sentía como el pene de Julián aun lo penetraba, de pronto escucho un gruñido y fuerte jadeo de su violador.

-“AAAAAHhh… ¡Me Vengooo!” Dijo Julián. 
-“¡NO, POR FAVOR SAL, SALTE!” Grito con desesperación Randy.      

Pero Julián hizo de nuevo caso omiso de su suplica para llenar sus entrañas de su espeso semen, hasta que descargo por completo sus huevos, cuando termino de venirse aun jadeante extrajo su palpitante pene aun goteando semen del interior de Randy que quedo mancillado, humillado y agotado llorando sostenido por sus muñecas, mientras Julián se marchó riendo lleno de felicidad.

Julián comenzó a violar y torturar a Randy sobre todo le gustaba azotarlo, golpear sus gordos huevos y por supuesto violarlo, luego de tres meses de esa rutina la voluntad como la mente de Randy estaban ya sometidas a la voluntad de Julián, pero aún faltaba algo para que Randy fuese de verdad un completo esclavo totalmente sumiso.

Un día Julián llego trayendo consigo una tijera de las usadas para destazar pollos en las pollerías, se acercó a Randy, le abrió las nalgas y comenzó a lamber su ano, para luego bajar hasta sus hinchados huevos, dos días antes los había azotados hasta dejarlos del triple de su tamaño normal pese a que ya se habían deshinchado algo aún estaban muy sensibles e hinchados, Randy se estremeció de dolor cuando Julián agarro sus huevos primero para luego pasar a su pene que comenzó a masturbar.

La mano de Julián se movía con prisa por el pene de Randy que no tardo en ponerse todo lo rígido que era capaz, la lengua de Julián recorría los hinchados huevos de Randy, aquello era doloroso y placentero al mismo tiempo, apenas pasaron unos minutos antes de que el pene de Randy comenzara a palpitar, lo que hizo que la mano de Julián acelerara el ritmo, apenas pasaron unos segundos antes de que el palpitante pene de Randy comenzar a expulsar semen a raudales fueron seis grandes chorros de espeso semen, los que lanzo, Randy estaba aún jadeante cuando Julián coloco la tijera sobre las tablas negras que aprisionaban los genitales de Julián desde hacía meses.

Julián sin decir nada comenzó a cerrar las cuchillas de la tijera, el cuerpo de Randy se estremeció de dolor como nunca antes cuando sintió como las afiladas cuchillas comenzaron a cortar la piel de la base de sus genitales.

-“AAHHHHH NO ALTO, NOOO POR FAVOR”. Grito aterrado Randy.

Pero ya era tarde por más que rogara Randy, ya que Julián estaba decidido a hacerlo su esclavo eunuco nulo de por vida, las cuchillas siguieron cortando y unos pocos segundos luego de comenzar el pene aun chorreando semen como el escroto unido a su miembro conteniendo los huevos de Julián cayeron al suelo cercenados, las tablas que hasta ese momento habían retenido a los genitales también cayeron al suelo, seguida de una gran hemorragia, todo el cuerpo de Randy comenzó a sacudirse, no hubo gritos, ni jadeos solo convulsiones hasta que por fin se desmayó de dolor.


Aquello fue hace seis años Randy sigue siendo el esclavo de Julián que adora tener su pene palpitando en su boca y ano, disfruta con locura de su semen, mientras aun lo buscan por sus padres y amigos nadie lo ha vuelto a ver desde aquella tarde de verano, Julián es un eunuco sumiso completamente dominado a la voluntad de su secuestrador y ahora amo, que disfruta de ver la entrepierna vacía de su eunuco cada que le da una mamada o antes de que lo penetre.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

LAS GEMELAS

Sandra y Elena son dos gemelas rubitas de ojos claros, de apenas dieseis años y vírgenes, al momento que todo paso las relaciones entre ellas eran especiales, iban juntas a todos lados, alegrando la vista a quien las veía pasar por partida doble pues las dos están muy buenas y (sobre todo en verano) solían y aun lo hacen vestir con prendas muy pequeñas, entre sus conocidos había el rumor de que eran un poco lesbianas y algo sádicas......


LAS GEMELAS.
Sandra y Elena son dos gemelas rubitas de ojos claros, de apenas dieseis años y vírgenes, al momento que todo paso las relaciones entre ellas eran especiales, iban juntas a todos lados, alegrando la vista a quien las veía pasar por partida doble pues las dos están muy buenas y (sobre todo en verano) solían y aun lo hacen vestir con prendas muy pequeñas, entre sus conocidos había el rumor de que eran un poco lesbianas y algo sádicas.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ESCLAVITUD] [SECUESTRO] [FEMDOM]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo & Darksoul




Sandra y Elena son dos gemelas rubitas de ojos claros, de apenas dieseis años y vírgenes, al momento que todo paso las relaciones entre ellas eran especiales, iban juntas a todos lados, alegrando la vista a quien las veía pasar por partida doble pues las dos están muy buenas y (sobre todo en verano) solían y aun lo hacen vestir con prendas muy pequeñas, entre sus conocidos había el rumor de que eran un poco lesbianas y algo sádicas.

Aquel rumor de debía a que eran muy cariñosas la una con la otra, se hacían confidencias, vamos se llevaban muy bien y no tenían relación conocida con ningún chico de su edad, es ahí donde entre mi nombre es Luis de 17 años sin novia en el momento que todo paso vivía frente a Sandra y Elena, muchas veces coincidimos al salir de casa y siempre nos saludábamos, en ese momento me parecían dos chicas muy simpáticas y educadas pero por aquel tiempo comencé a notar algo distinto en sus miradas, una cierta picardía que me hacía estremecer.

Un viernes por la noche llaman a mi puerta estaba solo ya que mis padres se fueron a una convención de la especialidad de mis padres ambos eran publicistas veo por la mirilla de la puerta que son Sandra y Elena, supuse que se iban a alguna fiesta por lo guapas que estaban y debían de venir a pedirme algún favor o algo así, así que abrí y las invité a pasar, estaban muy sexys, las dos vestidas igual, minifalda, medias negras, blusa de seda blanca, zapatos de tacón, olían a rico y levemente perfumadas.

-“¿Quiénes serán los afortunados que las hagan suyas?” Me pregunte a mí mismo.

Las invité a tomar algo, aceptaron unos refrescos y se sentaron en un sillón de mi sala, cuando regrese con los refrescos me hicieron sitio entre ellas, y les pregunté a que se debía aquella visita, me respondió Sandra casi de inmediato muy cordial luego de darle un sorbo a su bebida.

-“Veras Luis, Elena y yo somos vírgenes, hemos tenido alguna experiencia pero todos los chicos con los que nos topamos son bastantes torpes y como tú nos gustas a las dos, y sabemos que eres bastante experto a juzgar por el número de novias que has tenido hemos pensado pedirte que tú nos desvirgaras”. Dijo Sandra de lo más natural.

¡Me quedé helado! Aquellas dos maravillas querían que yo las desvirgara. Como no dije nada porque aquello me tomo de sorpresa Elena dijo.

-“Si no deseas discúlpanos, pero teníamos que proponértelo porque nos pareces la persona más adecuada, además a las dos nos excitas…”  Pero de pronto dejo de hablar.

De manera súbita dio beso en la boca, seguido de otro, y fue en ese momento que reaccione y le meto un beso, en que nuestras lenguas se entrelazan, mientas comencé a quitarle su blusa, poco a poco, mientras Sandra me besa el cuello por el otro lado y comienza a quitarme la camisa, me besa el pecho, y mordisquea mis tetillas, mientras ya tengo las tetas de Elena a mi disposición y comienzo a masajearlas mientras nos besamos.

Aquello era como un sueño hecho realidad, aunque estaba en la gloria había un precio que debería de pagar por aquello, aunque en ese momento no lo sabía, Sandra que se había despojado de la blusa tomo mi cabeza y me beso también, pare de repente todo aquello lo que les sorprendió a ambas y les dije.

-“Si quieren que las desvirgue a las dos tendremos que tener un poco de orden y tendrán que hacer lo que les diga”. Les dije sintiéndome dueño de la situación, apenas había tenido sexo con dos chicas antes y no era ningún experto sexual como ellas pensaban.

Las dos aceptaron así que les ordene que se pusieran las dos una al lado de la otra delante de mí, me puse entre ellas les subí las minifaldas, con cada mano empecé a acariciar sus muslos subiendo cada vez más hasta llegar a sus húmedas prendas íntimas estuve un rato frotándoles las vulva con sus tangas puestas, luego se las abaje a ambas, e hice que se sentaran una a cada lado y comencé a masturbarlas mientras ellas me besaban y buscaban la bragueta de mi pantalón las masturbaba sincronizadamente a los dos sintiendo sus labios vaginales humedecerse cada vez más.

Cada poco introducía un poquito mis dedos índices en sus rajas, en un momento dado me levante y me metí entre las piernas de Elena tenía una vagina preciosa rosadita y con escaso bello rubio, comencé a lamberlo despacito escuchando sus gemidos, separé con mis dedos sus labios vaginales, buscando su clítoris y los labios menores para darle un repasito, los tenía voluptuosos muy salidos muy apropiados para darles unos suaves mordisquitos, cosa que Elena agradeció con unos gemidos, cuando levante la vista, cosa que me encantaba cuando le hacía eso a una mujer, para darme una perspectiva maravillosa, Veo a Sandra que le está lambiendo los pezones a Elena, así que era cierto, se entienden bien entre ellas pensé.

Luego de casi media hora de  juegos decidí que ya era el momento de desvirgar a Elena, le di el ultimo repaso lamiéndole muy rápido el clítoris e introduciéndole mi lengua en su vagina cuando noté que se corría insistí en su clítoris hasta que dejo de emitir sonidos se había corrido a base lambidas y tenía la raja bien lubricado así que le abrí bien las piernas y con dos dedos le abrí sus labios vaginales los separé y apoye mi glande contra ellos, estaba bastante bien dotado así que empuje con mucho cuidado mi grande y endurecido miembro.

Elena gemía despacito cuando noto la presión de mi pene en su vagina, se la introduje un poco más y comencé a moverme un poquito hacia delante y detrás, al poco noté que la humedad del sexo de Elena había aumentado así que se la metí de un golpe, ella puso los ojos en blanco y dio un grito corto, luego comencé a penetrarla despacio, los gemidos habían cambiado de tono y ahora ya eran gemidos de placer, sentí una su sangre bañar mis huevos mientras la penetraba, así como mi pene lo que hizo sentir muy bien.

Sandra que había estado observando me acerco su vagina a mi boca y al mismo tiempo que penetraba  Elena le fui comiendo su rajita, era exactamente igual al de Elena con esos característicos labios menores tan grandes que producían el mismo efecto al morderlos que a Elena, las dos gemían al unísono y eso resultaba insoportable para mi excitación que aumentaba por momentos así que cuando Elena se corrió estrepitosamente, me deje ir y me corrí sobre el vientre de Elena, la leche le llegó hasta las tetas y ella se la restregó por los pezones y el ombligo.

Sandra debió ver peligrar su desfloración al ver cómo me corrí, pero como tenía mi lengua en su raja llegándole hasta lo más adentro posible, además tenía 17 años y estaba muy excitado no tenía de que preocuparse, una vez Sandra se corrió en mi boca soltando un poquito de un líquido blanco que saboreé con gusto, me recosté en el sillón y puse a cada gemela a un lado, les pregunté si sabían hacer una mamada y me dijeron que no pero que estaban dispuestas a aprender, así que les fui dando indicaciones y ellas muy obedientes las fueron siguieron.

-“Elena tu lámeme los huevos, así y tu Sandra toma mi duro pene, retírale la piel del prepucio y métetelo en la boca con cuidadito sin tocar mucho con los dientes chúpalo y pásale la lengua como si fuera un helado”. Les ordene.

-“Así ¿ves cómo le gusta?” Añadí cuando comenzaron a chupar.

-“Ahora dejarme que les masajee sus rajas por detrás, así unos deditos en sus culos, Elena mójate el dedo índice en tu raja y métemelo por el culo, dame unas lambidas antes, así, Sandra ahora cámbiate, lambe mis huevos y tu Elena, ahora que está bien erecta lambe el frenillo, esa piel que une el glande con el resto, así muy bien, ahora lámbelo todo, métetelo en la boca y haz como si tu boca fuera tu vagina”. Les indique.

-“Sandra ha llegado tu hora”, Le dije luego de unos minutos.

Puse a Sandra a cuatro patas, le di los últimos lametones, le metí bien la lengua y le lambí también un poquito su cerradito ano, cosa que no le disgustó, le abrí sus labios vaginales como antes con dos dedos, apoye mi glande contra aquellos labios gordos y poco a poco se la fui metiendo, despacito, cuando ya estaba el glande dentro otra vez una agradable descarga eléctrica me recorrió, ella gemía un poco, despacito, luego un poco más rápido, pero solo la puntita había entrado, de nuevo note que la lubricación de Sandra mejoraba seguramente por las gotas de lubricante que mi pene iba dejando en su interior y de nuevo de un solo gran arrimón de mi cadera y tomo mi miembro estaba dentro de ella.

Sandra dio un leve gemido me quede quieto unos segundos sintiendo como algo de su tibia sangre resbalaba por mis huevos antes de empezar a bombear su vagina, los gemidos pasaron a gritos de placer y Elena para mi sorpresa me abrió las nalgas para posar su boca sobre mi ano, dándome un beso negro que me hizo estremecer, bombeaba mientras sentía la lengua de Elena aquello se prolongó un buen rato, dado que me había corrido ya una vez cuando las dos se habían corrido a gusto se la saque a Sandra y me puse de pie, las dos se pusieron de rodillas delante de mí, tomo mi pene con la intención de masturbarme y correrme en sus caras pero no me dejaron sus bocas se abalanzaron sobre mi palpitante erección

Me la chuparon hasta que me corrí en sus bocas, tetas y cabello, dando un gran gemido de placer. Lo que iba a ser una simple desfloración paso a ser un curso de iniciación al sexo para ellas, y una especialización maravillosa para mí, estaba todo agotado, bañado en sudor con mi pene palpitando goteando semen frente a ambas cuando de pronto Sandra sin previo aviso me dio un fuerte golpe en los huevos que me dejo viendo las estrellas, quede de rodillas sobre el piso, agarrándome los huevos, fue cuando Elena me coloco un paño sobre la boca y nariz que me dejo sin sentido casi de inmediato.

Me desperté en lo que parecía ser un baño con losas blancas por todas partes, estaba bien sujeto a una de las paredes, con los brazos extendidos a los lados y las piernas bien abiertas, tenía también un collar de metal que rodeaba mi cuello bien empotrado en la pared, otro anillo metálico rodeaba mi cintura, y sentía que algo fue introducido por mi ano muy profundamente era algo cilíndrico de al menos 25 cm de largo muy grueso casi se sentía como un tubo de una pulgada de diámetro.

Estaba amordazado con una mordaza de bola, por lo que por más que intenté gritar para pedir auxilio no lo conseguí, minutos más tarde Elena apareció portaba una minúscula tanga negra, con su madre, pensé que ella me ayudaría, pero para mi sorpresa y terror ella le dijo a su hija.

-“Buen espécimen hija será un buen esclavo eunuco para las dos, ahora límpialo, rasúralo y córtalo, ¡lo dejo todo en tus manos!” Dijo su madre para luego irse sin más.

Elena apenas se marchó su madre tomo una esponja, la humedeció y comenzó a pasarla por todo mi cuerpo, lavándolo suavemente, estaba limpiando mis muslos cuando Sangra apareció completamente desnuda con sus tetas rebotando con cada paso que daba, mi pene comenzó a levantarse al verla ya para ese momento estaba semi rígido y con su cuerpo al desnudo termino de endurecerse.

Sandra llego a donde estaba y tomo mi pene con una de sus manos para comenzar a masturbarme mientras su mano se deslizaba por mi pene ella dijo.

-“Disfruta ahora que puedes porque pronto ya no podrás como eunuco”. Dijo Sandra para reír sin dejar de masturbarme.

Cuando Elena termino de lavarme, salió sin decir nada, mientras tanto Sangre comenzó a darme una mamada estaba de nuevo en la gloria sintiendo mi duro erección en el interior de su boca, Elena tardo unos minutos en regresar para cuando lo hizo estaba casi por correrme, pero de pronto Sandra dejo mi pene y mis ojos se abrieron grandes al ver lo que Elena traía en su mano un elastrador ya cargado con dos ligas verdes.

Luche con todas mis fuerzas mientras Elena ayudada por Sandra pasaban cada uno de mis testículos por entre las estiradas ligas, sabia para lo que servían gracias a un video porno que vi varios meses antes, no deseaba perder mis huevos, pero nada de lo que hice evito que Eleva colocara las ligas en lo alto de mi escroto, mi pene por su parte estaba tan duro que apuntaba al techo, con gran cantidad de líquido pre seminal resbalando hasta mis huevos, Sandra tomo mis dos huevos con una mano y los jalo hacia abajo casi me los arranco de lo fuerte que jalo y entonces sentir el terrible apretón de las ligas sobre mi escroto.

Todo mi cuerpo se estremeció y de mi pene salieron disparados tres fuertes disparos uno de ellos impacto entre las tetas de Elena el otro en su plano vientre, fue el orgasmo más intenso de mi vida pero que el dolor que estaba sintiendo en ese momento se encargó de que no lo disfrutara, me sacudí de dolor por varios minutos hasta que me calme, entonces Sandra se inclinó y de un largo lengüetazo limpio el semen que aun quedo colgando de mi palpitante pene.

-“Espero disfrutaras de tu ultimo orgasmo como hombre”. Dijo Sangra.

Ambas se marcharon riendo dejándome ahí sufriendo un terrible dolor y aterrado sintiendo como mis huevos con cada segundo que pasaban se acercaban cada vez al punto de no poderlos salvar, los minutos se me hicieron horas y las horas una eternidad luche pedí ayuda hasta que ya no pude más, deshidratado y cansado el sueño me venció.

Me desperté cuando sentí que unas manos acariciaban mi pecho, desperté de lo que pensé era una pesadilla, pero no era todo cierto Sandra y Elena ahí estaban, las dos portando la misma tanga con sus tetas al aire, Elena me quito la mordaza, lo que fue un alivio y Sandra me dijo.

-“¿Cómo esta nuestro nuevo eunuco?” Pregunto Sandra.

Con lágrimas brotando de mis ojos le respondí.

-“Por favor… ¡Corten las ligas no quiero ser un eunuco por piedad! ¡Aún se pueden salvar!” Les suplique.
-“Jajajajajajaja” Ambas rieron a mi desesperada suplica.

Sus risas hicieron sentirme muy humillado, de pronto Elena dejo de reírse y me dijo.

-“¿Salvar? ¿De qué hablas? ¡Ya eres un eunuco para el resto de tus días!”. Dijo Elena.

Debí poner una cara de incredulidad ante sus palabras que ella añadió.

-“¡Ya no tienes huevos debajo de tu pene esclavo!” Dijo ella.

En ese momento levanto un escroto aun con una liga en la parte superior, ennegrecido y muerto con dos orbes en su interior, era mi escroto y huevos, sin poderlo creer lo que veía, baje la mirada muerto de miedo para ver que efectivamente mi pene colgaba entre mis piernas, pero sin mis huevos me habían castrado mientras estaba sin sentido.

-“¡NOOOOOOOOOOOOOO!” Grite de terror para luego desmayarme por el terrible shock.


Han pasado seis años desde aquello soy un fiel y sumiso esclavo eunuco, un juguete al servicio de Sandra y Elena, me mantienen en el amplio sótano debajo de su casa, nadie sabe que estoy ahí, si mis padres o alguien aun me buscan no lo sé, pero no creo que me encuentren nunca, mi pene se ha encogido tanto que apenas es visible, Sandra me ha dicho que pronto me cortara esa “cosita” como ella le llama ya que no sirve de nada. Soy el eunuco de unas gemelas y pese a todo creo que me encanta.



Autor: Anónimo & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

VECINA MEXICANA

Javi era un chico de diecisiete años de Madrid, su experiencia sexual era escasa, algunos toqueteos con una medio novia que tenía y las consabidas masturbaciones, para hacérselas no se imaginaba a chicas de su edad, disfrutaba más imaginándose a mujeres maduras que no podían figurarse ser el objeto del deseo de nadie, amas de casa decentes que ni en sueños habían pensado ser infieles a sus maridos, eso sí, dichas mujeres debían de tener dos características, buenas tetas e ir vestidas con falda......


VECINA MEXICANA.
Javi era un chico de diecisiete años de Madrid, su experiencia sexual era escasa, algunos toqueteos con una medio novia que tenía y las consabidas masturbaciones, para hacérselas no se imaginaba a chicas de su edad, disfrutaba más imaginándose a mujeres maduras que no podían figurarse ser el objeto del deseo de nadie, amas de casa decentes que ni en sueños habían pensado ser infieles a sus maridos, eso sí, dichas mujeres debían de tener dos características, buenas tetas e ir vestidas con falda.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [SECUESTRO] [ESCLAVITUD] [ADVERTENCIA]


Categoria: Adolescente      Autor: Javi & Darksoul.




Javi era un chico de diecisiete años de Madrid, su experiencia sexual era escasa, algunos toqueteos con una medio novia que tenía y las consabidas masturbaciones, para hacérselas no se imaginaba a chicas de su edad, disfrutaba más imaginándose a mujeres maduras que no podían figurarse ser el objeto del deseo de nadie, amas de casa decentes que ni en sueños habían pensado ser infieles a sus maridos, eso sí, dichas mujeres debían de tener dos características, buenas tetas e ir vestidas con falda.

Iba por la calle y se fijaba en las mujeres que cumplían esas premisas, para luego al volver a su casa y masturbarse imaginándolas en mil posturas distintas, lo que más le excitaba era penetrarlas en la cocina sin quitarles la ropa, simplemente subiéndolas la falda y agarrándoles sus tetas.

Javi vivía en un bloque de departamentos, casi todas sus vecinas habían pasado por su imaginación calenturienta, que poco se lo imaginaban. El departamento de al lado estaba vacío desde hacía tiempo, un día Javi oyó ruidos, se asomó por la horilla y vio que estaban haciendo la mudanza, en el descansillo, dirigiendo a los obreros había una mujer de unos cuarenta años, estaba de espaldas, paro la falda azul que llevaba dejaba ver sus rollizas piernas, a Javi le encantaron, siguió observando.

En un momento dado la mujer se dio la vuelta y Javi vio que tenía unas buenas tetas, estaba sudorosa del esfuerzo y debido a ello la camisa se le había pegado al cuerpo, resaltando sus pezones. Además, tenía desabrochados los botones superiores y se le veía el nacimiento de sus senos.

Javi no pudo más, se sacó su pene y empezó a masturbarse mirando a la mujer, que excitante era pensar que ella era ajena a todo ello, se corrió contra la puerta, con lo que tuvo que dejar de mirar para limpiar los restos de su semen, solo faltaba que su madre se diese cuenta, porque esperaba que se hiciese amiga de la vecina para así tener más relación con ella.

Al día siguiente al volver del colegio oyó risas en el salón, se asomó y le dio un vuelco el corazón, era su madre que estaba con la vecina y parecían estar pasándolo en grande.

-“Ah, hola Javi. Te presento a la nueva vecina, se llama Paty y viene de México”. Dijo su madre.
-“Encantado”, dijo Javi, extendiendo la mano para saludarla.

Paty se levantó y se acercó.

-“Mejor dos besos, ¿No?” Dijo con un acento extraño y le plantó dos besos a Javi en la mejilla, éste notó las tetas de su vecina contra el pecho y se puso a cien y rojo como un tomate.

-“Vaya, ¿Nunca te ha besado una mujer?” Pregunto ella.
-“Si”. Balbuceó Javi, bueno, me tengo que ir a hacer las tareas, hasta luego.
-“Hasta luego, Javi, espero que seamos buenos amigos”. Paty.
-“Seguro que si. Paty”. Respondió el adolescente.

Javi se fue al servicio y se empezó a masturbar, se oía a su vecina reírse con su madre e imaginó esa boca chupando su pene, él la agarraba por la cabeza para que se la metiera hasta dentro, como la chupaba la condenada, se corrió, fue una corrida descomunal, si Paty hubiese tenido su pene dentro de la boca no hubiese podido tragarse todo, de eso estaba seguro.

Cuando salió del baño vio que su madre se estaba despidiendo de ella.

-“¿Es simpática la vecina, verdad?” Pregunto su madre.
-“Si, mucho”. Dijo Javi.
-“Me ha dejado las llaves por si algún día se olvida las suyas o tenemos que echarle un vistazo a la casa”.
-“Muy bien”. Dijo Javi que ya pensaba como aprovecharse de la situación.

Estuvo observando y vio que Paty salía de casa todos los días sobre las once para volver sobre las dos, tiempo más que suficiente para hacer lo que se deseaba. Un día que no estaba su madre en casa esperó a ver salir a la vecina, cuando la vio irse tomo las llaves y se dirigió hacia su casa. Entró y fue hacia la lavadora, esperaba que hubiese ropa sucia de ella, la abrió y entre el revoltijo de prendas eligió una braga (calzón) negra y un sujetador del mismo color, se llevó la braga a la nariz, olían a hembra, notó algo y vio que se trataba de un vello púbico de su vecina, se lo guardó.

El sujetador no olía a nada, pero solo pensar que había estado en contacto con sus tetas le volvía loco. Con esas prendas se fue al dormitorio, abrió el armario y pasó la mano por las faldas que había allí colgadas, le gustaba notar la suavidad de la tela y sus estampados. Con todo ello ya llevaba una erección de campeonato, se tumbó en la cama, se puso la braga sobre su nariz y el sujetador lo utilizó para masturbarse, era como tener su pene en contacto con sus tetas, empezó despacito, quería durar, pero la situación le era tan excitante que al poco rato se corrió, todo el sujetador quedó llenó de su semen, tenía que arreglar aquello.

Se levantó, alisó la cama como pudo y con la braga y el sujetador en la mano se dirigió hacia la cocina, su idea era limpiar el sujetador con agua antes de dejarlo en la lavadora, esperaba que Paty no se diese cuenta. Cuando iba por el pasillo se abrió la puerta de la calle y apareció Paty, sorprendiéndolo, no sabía qué hacer.

-“¿Se puede saber qué haces, Javi?” Pregunto Paty.
-“Nada, Paty, estaba en casa y oí como caía agua y pasé a tu casa a ver si te habías dejado algún grifo abierto.
-“Ya, ¿Y eso que llevas en la mano, que es?” Le pregunto ella.
-“Nada, lo encontré tirado en el suelo e iba a llevarlo a la lavadora”.
-“¿Tú te crees que soy tonta?” Venga dámelo.

Javi le dio el sujetador y la braga. Paty se quedó mirando el sujetador con los ojos muy abiertos.

-“Vaya, veo que no has perdido el tiempo, ¿Y esto?” Pregunto ella.

Javi agachó la cabeza y no dijo nada.

-“¿Te has masturbado con mi sujetador?”
-“Si, Paty, por favor no le digas nada a mi madre”. Suplico Javi.
-“Bueno, ya veremos, ¿Es que te gustó?”
-“Si, me gustas mucho”.
-“Ya veo ¿Y qué es lo que más te gusta de mí?” Le pregunto inquisitiva ella.
-“No sé… Todo”. Balbuceo Javi.
-“A ver si lo adivino ¿Son mis tetas?” Dijo Paty agarrándoselas con fuerza.
-“Si, tus tetas me encantan”. Dijo Javi.
-“Vaya, ¿Nunca has visto unas?”
-“No”, dijo Javi. “Bueno si, en la playa”. Corrigió Javi.
-“¿Quieres ver las mías?” Pregunto Paty empezando a desabrocharse la blusa.

Javi no sabía que decir, se quedó con la boca abierta viendo los pechos de Paty dentro de un sujetador blanco.

-“¿Quieres que me lo quite?” Pregunto ella.
-“Si, quítatelo”. Javi se apresuró a contestar.
-“¿Estás seguro Javi? ¡ Hay un alto precio que deberás pagar! ¿Estás dispuesto a pagarlo?” Pregunto Paty.
-“Si, si lo que sea”. Dijo Javi muy excitado.

Paty se desabrochó el sujetador y aparecieron sus tetas grandes, algo flácidas pero apetecibles, Javi se acercó y llevó las manos hacia ellas, las empezó a manosear con fuerza.

-“¡Oh, Paty, que tetas, como me gustan!”
-“¡Chuparlas Javi, cómeme las tetas!” Le ordeno Paty mientras le sobaba su pene por encima del pantalón ya en erección.

Javi empezó a chupar las tetas de Paty y a jugar con la lengua con su pezón que estaba súper duro, mientras notaba la mano de Paty, no podía más y se corrió dando un pequeño gemido de placer. Paty lo tomo de la mano y se lo llevó hacia su habitación.

-“¿Has tenido alguna vez sexo?” Pregunto Paty.
-“No”. Le respondió con pena Javi.
-“¿Me quieres penetrar?”. Le pregunto seria Paty.
-“Si, claro”. Le respondió Javi con el rostro iluminado.

Paty le bajó el pantalón y los calzoncillos, para aparecer el pene erecto de Javi en toda su gloria.

-“Vaya, chico que buen pene tienes no está nada mal”. Dijo Paty.

Paty se quitó la braga y se subió la falda, se tumbó en la cama y abrió bien las piernas. Javi se quedó mirando su vagina, era la primera que veía al natural.

-“Ven aquí, Javi, penétrame”. Ordeno Paty.

Javi se tumbó a su lado, se agarró su endurecido pene y la dirigió a la vagina de Paty.

-“Despacio, Javi”, Le dijo.

Javi empezó a metérsela, estaba caliente, daba gusto estar dentro de ella, le agarró las tetas y empezó a moverse como lo había visto en las películas porno.

-“Tranquilo, mi amor, disfruta que es la única vez de tu vida”. Le dijo ella.

Javi era inexperto y no comprendió esas palabras, solo le importaba su placer, se le salió su pene un par de veces, pero luego logró llevar un ritmo constante que hacía estremecerse a Paty.

-“No te corras dentro aun Javi”.
-“Esta bien… Paty”. Jadeo Javi.

Cuando Javi sintió que se iba a correr sacó su pene de la vagina de Paty, le dio un par de sacudidas más y roció sus tetas con su espeso semen, gimiendo como nunca antes en toda su vida, todo su cuerpo se estremeció de placer.

-“Muy bien campeón” dijo Paty mientras se restregaba el semen de Javi por las tetas.

Para ser la primera vez lo has hecho muy bien, seguro que con el tiempo mejorarías, pero creo que esto será un gran recuerdo que atesorar cariño. Pero creo que tu tiempo como hombre se ha acabado.

Paty le dio en ese momento una fuerte patada en los huevos al jadeante Javi que le dejo con los ojos en blanco todo su cuerpo tembló ni siquiera pudo gritar de dolor antes de desmayarse al lado de Paty aun con su pene palpitando lo mismo que su cuerpo, bañado en sudor.

Javi abrió los ojos para encontrarse sobre una mesa de metal, estaba amordazado y con las piernas extendidas, de pronto vio a Paty a su lado sus tetas estaban al aire y ella sostenía una gran dijera cuyas tijeras estaba afilando lentamente con una piedra de esmeril.

Cuando Paty se acercó al adolescente, Javi comenzó a tratar de soltarse, extrañamente su pene estaba más duro que nunca, estaba tan duro que parecía ser de plástico, incluso le dolía de una manera indescriptible.

Javi dejo de moverse cuando Paty tomo su pene, causándole aún más dolor del que ya tenía.

-“Calma, calma cariño, el dolor pronto pasara”. Dijo Paty.
-“Desgraciadamente tu pene ya está más allá de toda salvación posible”.
-“Veras Javi lo he plástilizado, a ciertas mujeres ricas les gusta los dildo hiper realistas”.
-“Desafortunadamente para ti Javi, el precio por tener sexo conmigo será tu pene y libertad” Dijo Paty.

Javi comenzó a agitarse de nuevo cuando ella coloco las afiladas cuchillas de la tijera en la base de su pene, de un rápido corte se lo cerceno, apenas hubo algo de sangre, Javi grito más de terror que de dolor, Paty levanto su cercenado miembro y mientras lo pasaba por sus grandes tetas le dijo.

-“Pagaran un buen precio por el cariño”. Dijo Paty.

Han pasado seis años desde que Javi desapareció, su madre aun lo busca incluso Paty la ayuda de vez en cuando a pegar volantes por las calles, sin imaginar que ella sabe en dónde está, Javi termino como un esclavo sexual, un eunuco en un burdel de asía, donde es apenas un trozo de carne a la venta para el placer.  





Autor: Javi & Darksoul.       Adaptator: DarkSoul

TORTURA, SECUESTRO, DESVIRGUE Y CORTE

Me has hecho perder mucho dinero y será Virtz quien te haga pagar de la forma tradicional, sabía a lo que iba a enfrentarse si le hacía perder dinero. Nos veremos dentro de unas semanas, cuando las cicatrices hayan desaparecido y puedan trabajar para pagarme. Luego de sentenciarlo salió con aire de grandeza. Virtz siempre le había dado miedo a pesar de ser un hombre de apariencia tranquila, nunca había cometido ningún error, pero sus compañeros le contaron que era un hombre cruel y no tenía miramientos a la hora de castigar ......


TORTURA, SECUESTRO, DESVIRGUE Y CORTE.
Me has hecho perder mucho dinero y será Virtz quien te haga pagar de la forma tradicional, sabía a lo que iba a enfrentarse si le hacía perder dinero. Nos veremos dentro de unas semanas, cuando las cicatrices hayan desaparecido y puedan trabajar para pagarme. Luego de sentenciarlo salió con aire de grandeza. Virtz siempre le había dado miedo a pesar de ser un hombre de apariencia tranquila, nunca había cometido ningún error, pero sus compañeros le contaron que era un hombre cruel y no tenía miramientos a la hora de castigar .

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [TORTURA] [VIOLACIÓN] [VIRGEN] [SADO]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo & Darksoul




Empujaba despacio, su ano se defendía con avidez, volvió a intentarlo, no consiguió nada. El cuerpo de Alan se tensaba con cada embestida, la falta de humedad en aquella cavidad iba a costarle caro. Por su parte, su desvirgador le separaba lo más que podía las nalgas, él emitía gemidos preocupantes, no había placer en ellos, era dolor lo que transmitían. Mojó sus dedos con la lengua y fue hacia su ano rápidamente,

Siguió con su tarea, separó más sus piernas, tomó con su mano derecha su pene e intentó meterlo con fuerza, su ano por fin cedió, él soltó un quejido seco y su violador siguió entrando; mientras más rápido sucediera, más rápido terminaría todo. Después de unas suaves embestidas lo consiguió, entró por completo, era momento de embestirlo con dureza, pero él temblaba y no podía dañarlo más, ya había sido suficiente.        

—“Alan, ahora tus clientes no serán solo mujeres, olvida las consideraciones que te tenía”. Dijo su Amo cuando el pene se retiró de su recién desvirgado ano.

Me has hecho perder mucho dinero y será Virtz quien te haga pagar de la forma tradicional, Alan sabía a lo que iba a enfrentarse si le hacía perder dinero. Nos veremos dentro de unas semanas, cuando las cicatrices hayan desaparecido y puedan trabajar para pagarme. Luego de sentenciarlo salió con aire de grandeza. Virtz siempre le había dado miedo a pesar de ser un hombre de apariencia tranquila, nunca había cometido ningún error, pero sus compañeros le contaron que era un hombre cruel y no tenía miramientos a la hora de castigar.

Era el amante del jefe, sin embargo, disfrutaba la compañía de hombres y mujeres. A Alan le gustaba mucho, tenía ojos verdes y un largo cabello cobrizo, nunca se atrevió a dirigirle una mirada directa, realmente le atemorizaba su presencia en el burdel. Cuando entró en la habitación Alan se incorporó y se hincó junto a la cama, no se aventuró a mirar su rostro después de lo que había pasado entre los dos.           

Virtz entró con dos de los hombres que cuidaban la puerta del burdel por la noche, eran altos y fornidos; los dos se sentaron en un sillón situado frente a la cama, Virtz se quedó en medio de la habitación.     

—“Alan sal de la cama y Marco, quítate toda la ropa, acomódate boca arriba en la cama, Braulio va a amarrarlo”. Ordenó con su habitual calma Virtz.

Así sucedió, el orangután lo amarró con fuerza a los barrotes de la cama y desde ahí pudo ver cómo ataban a Alan de las manos para colgarlo en una estructura de metal a un costado del lecho. Virtz tomó una fusta de la mesita de centro y se acercó a él.

—“Nota que no te até los pies, debes portarte bien o sufrirá las consecuencias ¿lo entiendes?”  Dijo Virtz

Alan asintió despacio mirando a los hombres. Virtz tomó su miembro erecto, lo levantó con firmeza y dejando al descubierto sus testículos comenzó a golpearlos con la fusta. El ardor era insoportable, cada vez azotaba con mayor ímpetu, sin embargo, no era tanto la dolencia lo que le molestaba; el problema era que lo estuvieran mirando.     

Luego de un rato dejó de castigarle los testículos para continuar con el resto del cuerpo, flageló sus pies, piernas, muslos, brazos y abdomen, ahí hizo una pausa, colocó la fusta en la cama y se acercó a su rostro, lambió su cuello, Alan pudo sentir su largo cabello picarle la cara, su lengua era cálida y experta, recorrió su clavícula hacia el pecho, ahí empezó a succionar su tetilla izquierda, sentía placer a pesar de que el cuerpo entero le escocía. Como era de esperarse sus tetillas se endurecieron, erectos como estaban les colocó una especie de pinza metálica, al sentir la primera, sus piernas perdieron el control y dieron un empujón a Virtz, él se incorporó y dio un golpe a Alan con la fusta en el muslo derecho.

La otra pinza en su tetilla termino por arquearle la espalda sin consentirlo y Virtz asestó un golpe con la fusta en el miembro de Alan. Quien intento quedarse quieto, incluso cuando pasó una especie de garra metálica por su piel ya castigada por la fusta, y a pesar del dolor siguió impasible con tal de evitar más daño. Luego de un rato Virtz se apartó de la cama, fue hacia la oscuridad y no dude en echar un vistazo a Alan quien miraba hacia el infinito, parecía que el hecho no lo inmutaba. Virtz tardó un rato en volver, yo quería compartir un poco de intimidad con Alan, decirle algo, tal vez un “lo siento” por esos golpes no le era posible.       

Virtz regresó antes de que pudiera articular palabra, traía consigo una caja de toques, ésta tenía dos barras extensibles, las alargó a su cuerpo y comenzó a propinar descargas sobre las pinzas que tenía en las tetillas, sus piernas querían derribarlo, pero sabía que aquello traería serias consecuencias, así que solo atinó a enterrar los pies en la cama y apretar los dientes hasta que le fue imposible. Abandonó el castigo, le quitó las pinzas y se dirigió a su miembro nuevamente, lo levantó y golpeó sus testículos con una de las barras, sus piernas automáticamente lo derribaron de la cama, cuando Alan percibió su error ya era tarde. Virtz se incorporó normalmente, ni siquiera se enfadó, al contrario, tenía una sonrisa que le preocupó aún más.  

—“Lo que sigue es culpa tuya”. Le dijo Virtz mientras masturbaba el miembro de Alan violentamente.

Aunque éste tardó un poco en responder, finalmente se erecto, así como estaba, Virtz lo sujetó con fuerza y colocó una de las extensiones de la maquina en el glande; Alan se retorció en el aire, él los enredó para no provocarse problemas. Soltó algunos gritos ahogados y sus facciones se descompusieron completamente. Soltó algunos improperios, lo insultó de mil formas posibles y él sin molestarse le dijo:           

—“Tus palabras repercutirán en tu cuerpo”. Dijo Virtz.

Ya era tarde, seguramente Alan estaba deseando haber mantenido la boca cerrada. Pero pese a llevar ya seis meses secuestrado aún era algo rebelde no habiendo aprendido a callar.    

—“Haré lo que me pidas, sé que lo he hecho mal, pero no me hagas daño”. Dijo Alan despacio y con un tono amable.       

—“Lo sé, es tu culpa y pagarás más por ello, cada cicatriz y consecuencia, será culpa tuya, ¿aunque no sé si lo te hare se podrá curar fácilmente? Dijo Virtz.

Y sigue hablando, el castigo irá en aumento en proporción a tus palabras. Alan Calló entendiendo que no había nada que pudiera hacer y siguió expectante ante una oportunidad. Virtz abandonó los tormentos un tiempo considerable, se alejó hacia una mesa que estaba en el fondo y trajo un látigo, se colocó a un lado de Alan y comenzó a flagelarlo, él por su parte mordía su labio inferior cerrando los ojos y aferrando sus manos a las ataduras. Contó once azotes y cada uno causaba una herida profunda. Quería volver a rogar, pero tenía miedo de agregar más sufrimiento a su persona.

Virtz fue a la mesa nuevamente, dejó el látigo, tomó una navaja y observó la reacción de Alan con una sonrisa burlona.

—“Me gustas Alan, sabes que puedo disponer de quien me guste. El Jefe me lo permite, pero tú estabas en la lista Premium ¿Qué dices, te entregas?” dijo Virtz.

-“Sí”. Contesto a toda prisa Alan sin pensar.

No quería que utilizara la navaja en su cuerpo perfecto. Virtz se acercó hacia él con el arma en la mano, cortó las ataduras y se colocó encima de él. Lo besó en la boca, introdujo su lengua y dejó que su cuerpo sintiera su miembro erecto. Acercó su boca a mi oído y en un susurro le dijo

-“Quiero comprobar tu francés”. Dijo Virtz.

Acto seguido se recostó en la cama, desabrochó su pantalón y puso sus manos bajo su nuca diciéndole a Alan “adelante”.  

Intentó entrar en medio de sus piernas, pero su intención era otra.

—“Quiero que me hagas la felación con el culo en alto, quiero que los chicos tengan una fantástica vista desde su posición”. Ordeno Virtz.

Entonces Alan se colocó en cuatro patas y comenzó la felación despacio, primero con lametones recorría el pene de Virtz, justo después siguió con los testículos, posteriormente se tragó su miembro entero, lo sacaba y metía en mi boca rápidamente, esperando que sus movimientos le gustaran y lo distrajeran de sus intenciones.      

—“Basta”. Dijo Virtz al tiempo que alárgama su mano hacia las nalgas de Alan y las golpeaba.

Sin retirar la mano se las acarició y buscó con su dedo índice la entrada de mi ano, sin miramientos introdujo su dedo, lo introducía y separaba sus piernas acariciando sus testículos. Se apartó un momento y regresó con un consolador, lo introdujo en su ano y comenzó a moverlo con rapidez, luego lo dejó dentro y retrocedió nuevamente. Era un objeto extraño, el grosor no era demasiado, sin embargo, era bastante largo, tanto que una parte considerable se quedó fuera entre las nalgas de Alan.

—“Esto sucede por tu culpa Alan”. Dijo Virtz quien aún no terminaba la frase cuando Alan sintió una gran punzada.

El consolador era de metal, lo sabía porque estaba muy frío, pero lo confirmó cuando alargo las dos extensiones de la caja de toques al objeto y Alan sintió cómo le partía en dos sus entrañas. Dos lágrimas recorrieron el rostro de Alan aquello no lo esperaba. Tan rápido como comenzó Virtz retiró la electricidad y su cuerpo se tambaleó un rato. Alan, es mi turno de probar ese culo casi virgen. Ven aquí, voy a hacer que disfrutes una vez más, disfruta todo el tiempo que desees y recuerden que será tu última vez como un hombre intacto, para mañana serás un eunuco y nunca volverás a correrte. 

Virtz se quedó en la cama Alan se aproximó. Los dos se miraron cómo quien ve a su verdugo los otros hombres se sentaron en el sillón expectantes. Ante la amenaza de su torturador Alan no vaciló en llevar su mano a pene, pero éste se encogió e hizo una mueca de dolor.

-“Por favor permite que mi última noche intente gozar todo lo que pueda Virtz”. Suplico Alan.

Luego de eso puso una mano sobre su pecho e hizo que Virtz se recostara en la cama, se inclinó para hacerle una felación y Virtz se abandonó al placer. La lengua de Alan recorrió cada centímetro de su pene y testículos, quería acabar en su boca, pero Virtz se acordó que no podía soltar su semen hasta que él lo permitiera, entonces Alan le susurró al oído.

—“Poséeme, prepárame para lo que sigue”. Dijo Alan con voz quebradiza.

Alan se puso en cuatro nuevamente sobre la cama, pero Virtz tenía pensado algo mejor e hizo que se acostara boca abajo, sin darse cuenta del daño que le causaba su propio peso sobre su lastimado pene, sin embargo, luego de un momento pudo mantenerse en esa posición sin moverse; Virtz aprovechó para darle un beso negro, hundiendo su lengua en su ano y subir por su espalda, volví a descender y lubricar el lugar de la mejor manera posible.       

Esta vez no tuve que empujar mucho para meter su pene en su ano, la punta entró fácil; al escuchar sus gemidos entrecortados la excitación de Virtz llegó al tope, quería embestirlo con fuerza y saciar su hambre, porque sabía que Alan debía estar experimentando dolor. Lo que hizo fue acercarme a su oído, para preguntarle si el ritmo estaba bien, entonces Alan solo asintió con la cabeza. El miembro de Virtz entraba y salía de sus entrañas más rápido, Alan arqueó la espalda y gimió más alto, entonces Virtz intervino.

—“Córrete, para ti esto es todo”. Para Alan fue como una orden.

Unos segundos después, realmente quería aprovechar ese último momento por lo que se vino cuando sintió como el semen de Virtz inundó su cavidad, en gran cantidad, quedando tumbando sobre la cama respirando agitadamente no fue durante mucho tiempo, pues Braulio fue hacia él para amarrar literalmente, sus muñecas a los barrotes de la cama Virtz fue de nuevo hacia la oscuridad para regresar a donde estaba Alan ya bien amarrado.

Alan suplico sin efecto de pronto se escucharon gritos, la tensión iba en aumento, Virtz le introdujo una barra electrificada por el ojo de su glande para penetrarlo de nuevo para poseerlo a su antojo. Virtz lo miro a los ojos, él estaba derrotado desnudo boca abajo sobre la cama expulsando semen de su ano aun latiendo buscando cerrarse.          

De pronto Alan sintió de nuevo un primer latigazo impactando su pierna izquierda y parte del muslo, el segundo le dio en sus nalgas, otro más fue a parar en su espalda, sin embargo, los latigazos se aplicaron con cuido, porque la barra electrificada castigaba mejor, sus nalgas, espalda, hombros, pies, pantorrillas, piernas; parecía meterse en todas partes. No quería que Alan perdiera el conocimiento y terminara sin saber cómo fue castrado.

Fue entonces cuando Virtz tomo de nuevo la afilada navaja y de un rápido movimiento le abrió la blanca piel del escroto de Alan, la sangre broto de inmediato mientras Alan aterrado por aquello solo comenzó a gritar sin parar.            

—“NO… ALTO… NO POR FAVOR… HARE LO QUE SEA…” Alan suplicaba Gritando presa del pánico.

Virtz sin embargo no tardo en extraer sus sangrentes testículos de su bolso de piel, los tomo con una de sus manos, jalando y tensando los cables que los unían aun al cuerpo de Alan, quien continuaba suplicando mientras lloraba, Virtz coloco la afilada navaja debajo de los tensos cables y de un rápido movimiento los corto convirtiendo a Alan en un eunuco para el resto de sus días.

Alan se despertó en una celda pequeña, en aislamiento, esos cuartos eran los más costosos y eso era porque quien los alquilaba podría hacer lo que quisiera en su interior lo que gustara, mutilaciones, golpes, torturas interminables… lo que quieran, en este lugar se olvidaba a quien era puesto, hasta que algún cliente salía insatisfecho diciendo que el personal estaba muerto y quiere la devolución de su dinero.

Aún no llegaba la noche, Alan lo sabía porque la luz que entraba por debajo de la puerta era brillante, pero pudo ver con terror cómo esa luz se iba extinguiendo, esperaba que su primer cliente se compadeciera de sus heridas y no fuese muy cruel.

Para su terror cuando la puerta se abrió fue Virtz al que sus ojos vieron entrar, por unos segundos hubo un tenso silencio y luego él le dijo.


-“Estas listo para tu nueva vida como un esclavo eunuco hasta tu muerte”.



Autor: Anónimo & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

INUSUAL FORMA

Iván de 36 años era u hombre en la plenitud aun soltero, pero ya comprometido con una hermosa mujer nunca en su mente cruzaron ideas homosexuales hacia otros hombres, de cuerpo bien cuidado y un pene lo bastante bien dotado era uno de los partidos mejor cotizados de la ciudad, además tenía dinero y habían asumido la dirección de los negocios de su padre, aquella tarde al salir de su oficina lejos estaba de imaginar que su vida cambiaría para siempre a manos de unos secuestradores, que le harían sentir un placer y dolor desconocidos para él hasta ese momento......


INUSUAL FORMA.
Iván de 36 años era u hombre en la plenitud aun soltero, pero ya comprometido con una hermosa mujer nunca en su mente cruzaron ideas homosexuales hacia otros hombres, de cuerpo bien cuidado y un pene lo bastante bien dotado era uno de los partidos mejor cotizados de la ciudad, además tenía dinero y habían asumido la dirección de los negocios de su padre, aquella tarde al salir de su oficina lejos estaba de imaginar que su vida cambiaría para siempre a manos de unos secuestradores, que le harían sentir un placer y dolor desconocidos para él hasta ese momento.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [DOMINACIÓN] [VIOLACIÓN] [CANIBALISMO]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul




Iván de 36 años era u hombre en la plenitud aun soltero, pero ya comprometido con una hermosa mujer nunca en su mente cruzaron ideas homosexuales hacia otros hombres, de cuerpo bien cuidado y un pene lo bastante bien dotado era uno de los partidos mejor cotizados de la ciudad, además tenía dinero y habían asumido la dirección de los negocios de su padre, aquella tarde al salir de su oficina lejos estaba de imaginar que su vida cambiaría para siempre a manos de unos secuestradores, que le harían sentir un placer y dolor desconocidos para él hasta ese momento.

Iván cuando se desperté tenía las manos y pies atados estaba desnudo, temblaba no sabía si de miedo o de frío. Más tarde entraron dos tipos con comida, mientras se burlaban de él diciendo

-"Mira qué bonita, tiene buenas piernas”. mientras el otro le decía.
-“Que me dices de esas nalgas”. Mientras Iván sentía una mano recorrer su espalda.

Trato de arrastrarse en el piso y ellos se reían, decían

-“Calma nena no me gusta poseer a tontos… aún que a ti si te penetraría jajajajajaja". Dijo uno de aquellos hombres.

Todos se quedaron callados cuando desde el fondo de aquel lugar alguien le dijo con una fuerte voz de mando.

-“Déjenlo en paz”. Dijo la voz.

Aquella voz era muy fuerte y masculina, de verdad esa voz imponía su poder sobre los otros dos, después de eso y por varios días solamente Iván escuchaba los pasos cuando entraban o salían de aquel lugar, ya que estaba con los ojos vendados le daban instrucciones de que debía comer y por las noches le iban a cubrirlo con un cobertor, todo el tiempo estuvo desnudo.

Un día supo que era sábado y de noche pues lo escuché diciendo que estaban aburridos en ese lugar mientras que todo el mundo salía a bailar, tomar y divertirse ellos en cambio tenían que estar cuidándolo, de pronto uno dijo porque no vemos una película porno pues ando muy caliente. Por dentro Iván sentía que su corazón se saldría de su pecho pues recordaba lo que habían dicho aquella noche. A lo lejos podía escuchar los ruidos de la película y las bromas que hacían entre ellos acerca de lo caliente que estaba un tipo al que le llamaban "caballo".

De pronto este le dijo al otro tipo "pelón" ve a traer agua caliente, no preguntes para que, solamente tráela, minutos después Iván escuchó pasos dirigirse hacia donde estaba. El tal "caballo" le dijo párate "nena" hoy te toca baño entonces comenzó a sentir el agua caer por su espalda y unas manos que le tallaba al principio bruscamente, trató de moverse, pero solamente consiguió que su mano bajara a sus nalgas y sus dedos pasaron sobre la abertura de sus nalgas.

Mientras que el "pelón" decía mira, a la nena le gusta y mira que pene tan grande tiene. El "caballo" le dijo, bueno pues tú tienes que lavárselo porque yo estoy lavando lo que voy a usar, así Iván comenzó a sentir las manos del pelón bajar por su pecho hasta acariciar sus huevos y pene con ambas manos.

La sensación era maravillosa, hasta ese momento Iván nunca antes había estado con un hombre y ahora eran dos lo que exploraban su cuerpo con esas manos ásperas, pronto comenzó a sentir los cuerpos desnudos de sus dos captores mientras le acariciaban y mecían

-“Vamos nena sé que te gusta, ummm, mira que nalgas y que pene”. Dijo el pelón.

Por dentro Iván quería gritar, pero la verdad lo estaba disfrutando mucho, de pronto sintió algo más que un dedo en su culo que trataba de entrar, se movió pues el dolor era muy grande, pero el caballo trataba de penetrarlo muy despacio mientras le lambía la espalda suavemente y le decía.

“Calma bebe, calma, solamente relájate…” Decía el Caballo.

El sentir su dura erección entrar en su virginal ano, mientras que el pelón le estaba haciendo una mamaba como nunca antes había sentido, Ivan sintió que iba a venirse en ese momento. Por fin pudo sentir como los huevos del caballo chocaron con sus nalgas mientras aceleraba el ritmo de sus embestidas, sintió como le pellizcaban las tetillas y gemía muy fuerte a la vez que el pelón continuaba con su mamada, hasta que por los gritos de caballo pude sentir que se vino dentro de él a la vez que Iván se vino en la boca del pelón.

A partir de ese día a Iván todas las noches le daban una mamada era penetrado de maravilla, hasta que un día y después de mucho suplicar les suplico que le descubrieran los ojos, por fin accedieron pues todo eso lo hacían a escondidas del jefe de la banda al cual llamaban el "chico", Ese día que le descubrieron los ojos por fin pudo ver la cara del caballo el cual era un tipo alto con cara de rudo pero un cuerpo fuerte con músculos marcados por el trabajo y no por ejercicio, y con unos labios muy rojos que te invitaban no besarlos, a morderlos y a comértelos.

El caballo le hacía honor a su apodo pues tenía un pene grandísimo, mientras que el pelón era un tipo sin cabello, tatuajes y pantalón grandes parecía ser miembro de alguna pandilla, pero con una cara de niño pues parecía no ser mayor de 19 años y con unas nalgas grandísimos que parecía ser el contraste de su cuerpo delgado y unos 19 cm de pene grueso y muy duro, aquella noche Iván mamó su primer pene, se tragó por la boca su primer miembro de hombre y también se dio su beso con un hombre.

Pero una noche ambos llegaron a donde estaba Iván lo tomaron para amarrarlo boca arriba, con sus piernas estiradas para arriba lo mismo que sus brazos, le colocaron un dispositivo en la boca que se la dejo bien abierta, sin posibilidad de poder cerrarla, de pronto el “Chico” apareció, estaba desnudo con una tremenda erección apuntando hacia arriba, su miembro era incluso mayor que el de “caballo”, aun apenas por uno o dos centímetros.

Ya estaba goteando liquido pre seminal de la punta iba con una máscara por lo que Iván no le pudo ver el rostro, se colocó unos guantes negros de látex, para luego poner de cuclillas detrás de para tomar el pene de Iván con una de sus manos enguantadas para masturbarlo por unos segundos. El “Caballo” y el “pelón” solo se quedaron ahí observando, masturbando sus endurecidos penes, de pronto el “Chico” dejo de masturbar a Iván para sentarse sobre su pecho e introducir su gran miembro en su boca, hundiendo su glande hasta su garganta, estuvo penetrándolo por largo tiempo, hasta que dando alaridos de placer se vino directamente en su garganta.

Cuando se recuperó de su gran orgasmo nuevo se colocó de cuclillas detrás de Iván. El “chico” se escupió su mano varias veces, antes de comenzar a penetrar al indefenso Iván con su mano, pronto todo el puño de el “chico”, estaba dentro de las entrañas de Iván que gritaba de dolor, los dedos de la mano comenzaron a presionar la próstata de Iván, hasta que sintió como la presionaba con fuerza. Iván dio un alarido de dolor, al tiempo que su pene en erección lanzo tres potentes chorros de su semen al aire mientras la otra mano de el “chico” lo masturbaba fuertemente.

El “chico” presiono aún más la próstata de Iván cuyo cuerpo se tensó y su pene lanzo un último gran chorro pero no de semen sino de sangre, su próstata había estallado cediendo a la presionó, de los dedos de la mano dentro de su entrañas, el chico saco su mano de las entrañas de Iván y tomo sus huevos con una manos, estirándolos hasta que todo el cuerpo de Iván se tensó de dolor, tomo un cuchillo lo coloco debajo del estirado escroto antes de proceder dijo.

-“Sin tu próstata ya no necesitaras tus huevos”. Dijo el chico.
-“NNNNoooommmmmNNN”, trato de decir Iván.

Pero el dolor que sintió cuando el “chico” comenzó a cortar sus huevos, fue tan grande que simplemente se quedó sin aliento, con todo su cuerpo tensado cuando por fin fue castrado sus nalgas chocaron contra la mesa, el chico caso sus dos huevos del saco de piel y uno por uno hizo que Iván se los tragara, el ultimo casi termina por ahogarlo, cuando todo termino Iván grito por unos minutos antes de desmayarse.

Varias semanas después Iván fue rescatado, al "chico" lo conoció en las oficinas de la procuraduría cuando le tomaban su declaración y por cierto no estaba nada mal de cuerpo y rostro, pero sentía un odio hacia ese hombre difícil de apaciguar.

Pero todo había cambiado Iván no tenía novia, pues al enterarse que fue castrado simplemente lo abandono, Iván comenzó a ver a sus amigos con deseo sexual, comenzó a gustarles los hombres y lo mejor o peor de todo, a escondidas de sus padres estaba pagando un buen abogado para que defienda a sus secuestradores, que creía que estaba enamorado de ellos, aunque solo de el “caballo” y del “pelón”.

El sicólogo de Iván cree que es "estrés postraúmatico", Iván cree que no, tan solo siente una fuerte necesidad de tener a caballo y a pelón en la cama, para gozar no solo de sus cuerpos sino de sus grandiosas virilidades sin importarle que ya no pueda gozar como antes.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul        Mail: darksoulpgm@gmail.com

GRABACIÓN DE MI PADRE

Los recuerdos de cuando eran niño y adolescente vinieron a su memoria, su padre nunca dejaba que su madre o el bajaran al sótano, pues ahí él trabajaba, una vez Gustavo fue sorprendido intentando abrir la puerta del sótano, lo que gano una buena tunda y castigo por parte de su padre, ahora con la llave en su mano, apenas podía sostenerla para insertarla en la cerradura ya que temblaba, cuando la puerta se abrió sintió como si un gran peso se le quitara de encima, fue una sensación de liberación que no esperaba sentir......


GRABACIÓN DE MI PADRE.
Los recuerdos de cuando eran niño y adolescente vinieron a su memoria, su padre nunca dejaba que su madre o el bajaran al sótano, pues ahí él trabajaba, una vez Gustavo fue sorprendido intentando abrir la puerta del sótano, lo que gano una buena tunda y castigo por parte de su padre, ahora con la llave en su mano, apenas podía sostenerla para insertarla en la cerradura ya que temblaba, cuando la puerta se abrió sintió como si un gran peso se le quitara de encima, fue una sensación de liberación que no esperaba sentir.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [SECUESTRO] [ESCLAVITUD] [DOMINACIÓN] [VIOLACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul




Gustavo de 42 años estaba en casa, no para nada especial, sus padres habían muerto repentinamente en un accidente automovilístico, hacia dos días que fue el servicio fúnebre, ahora siendo hijo único debía hacerse cargo de la gran casa de sus padres como de sus pertenencias que eran suyos, comenzó empacando su ropa pensaba donarla para la caridad, luego los muebles pensaba venderlos no eran nada especial para él, poco a poco la casa de sus padres comenzó a quedar vacía, hasta le llegó el turno al sótano, que intencionalmente había dejado para de ultimo.

Los recuerdos de cuando eran niño y adolescente vinieron a su memoria, su padre nunca dejaba que su madre o el bajaran al sótano, pues ahí él trabajaba, una vez Gustavo fue sorprendido intentando abrir la puerta del sótano, lo que gano una buena tunda y castigo por parte de su padre, ahora con la llave en su mano, apenas podía sostenerla para insertarla en la cerradura ya que temblaba, cuando la puerta se abrió sintió como si un gran peso se le quitara de encima, fue una sensación de liberación que no esperaba sentir, lentamente bajo la larga escalinata hasta la parte inferior del sótano. 

Gustavo se sorprendió al ver lo grande que era ese lugar, un largo pasillo amplio se extendía por cerca de 150 metros era casi tan largo como la propiedad misma, a ambos lados les gran pasillo bien iluminado se encontraban distribuidas puertas de metal, todas ellas numeradas, aquello más que un sótano parecía un bunker de los usados en la segunda guerra mundial, se dirigió a la puerta marcada con el número 3, ahí no encontró nada, solo cadenas, juguetes sexuales, en su mayoría dildos de todos los tamaños, látigos y cosas similares parecía un bodega de almacenamiento.

Una a una fue abriendo las puertas, con cada nueva puerta que abría encontraba más cosas que lo hacían sentir más nervioso como curioso, acaso sus padres eran una pareja fetichista que le gustaba los juegos sado o BDSM, era algo que le resultaba muy difícil de creer, sobre conociendo el carácter de su madre, el misterio continuo hasta que llego a la puerta número 9, al abrirla sus ojos se abrieron grandes en su interior sujeto a una gran cruz con los ojos vendados y completamente desnudo estaba una persona, encontrar a ese ser ahí fue lo menos.

La mirada de Gustavo se centró de inmediato en la entrepierna de aquella persona que se retorcía ante él, visiblemente sedienta y hambrienta, pero Gustavo estaba en Shock por lo que sus ojos venían en la entrepierna de aquel ser, no había nada, se notaba una horrible cicatriz en donde alguna vez debieron estar su pene y huevos, pero ahora no había nada más que un pequeño agujero rodeado por algo de vello, aquel ser debía tener 35 o 37 años, cuando Gustavo salió de su shock corrió para liberarlo, cuando desato sus manos el cayo de rodillas incapaz de mantenerse en pie. 

Gustavo iba a llamar a emergencias cuando el hombre despojado de su antifaz se arrastró hacia su pierna y le dijo.

-“Amo  por favor no llame a nadie no quiero irme de aquí”. Dijo aquel hombre en tono suplicante.

Aquella lastimera suplica solo hizo profundizar el misterio, hasta ese momento Gustavo pensaba que ese hombre, o lo que fuese, estaba retenido contra su voluntad, intrigado ayudo al hombre a llegar a la cocina en la parte superior y ahí el hombre comenzó a relatar luego que Gustavo le contó de la muerte de su padre, el hombre se puso a llorar diciendo que ahora él era su Amo.

Luego que aquel hombre bebió y comió algo, aquella figura le contó una historia a Gustavo que le fue difícil de creer, cuando acabo la historio viendo que Gustavo no le creía la aun desnuda figura lo llevo de nuevo al sótano, hasta la puerta marcada con el número 21, ahí aquella figura tomo un vídeo, que entrego al intrigado Gustavo quien de inmediato en compañía del que ahora se hacía llamar su nuevo esclavo lo coloco para reproducir de pronto en la pantalla apareció lo que parecía ser un secuestro luego aquel joven se mostraba en una habitación que había visto en el sótano la numero 11.

–“Anda hijo de puta despierta”. Se escuchó en el video era la voz de su padre, Gustavo la reconoció de inmediato.    

–“No me hagan daño por favor”. Dijo aquel joven.

La frecuencia cardíaca se aquel chico aumentó al ser inundado su corazón con una dosis de adrenalina, aquella situación era terrorífica, su cuerpo temblaba de miedo, estaba a punto de llorar desesperadamente.

–“Mira puto de mierda, si no me obedeces aquí mismo te mueres”. Dijo la voz al tiempo que el vídeo mostraba como aquel joven nuevamente sintió el sólido metal de un revólver en las sienes, estaba vendado de los ojos, eso lo llevo más allá de lo que podía soportar y termino mojando su pantalón.           

–“Ya mojaste tu pantalón jajajajaja”. Dijo el padre de Gustavo que no aparecía a cuadro en ese momento

Unas manos le quitaron el pantalón, si no hubiese sido por la bolsa que le cubría el rostro, el padre de Gustavo hubiera disfrutado viendo las de lágrimas que bañaban, ahora el rostro del chico

–“Jajajaja la trusa (slip) también, puto que esperas”. Ordeno la voz.

Al decir esta frase una fuerte patada dirigida a su rostro tumbó al suelo chico, vamos maricón o has de querer que ahora mismo te mate a matadas ahí en el piso, el joven de unos 20 o 21 años con mucha mayor rapidez a como se había quitado el pantalón, se despojó de su trusa, sus testículos se habían contraído en respuesta al gran miedo que sentía, una respuesta natural que el ser humano ha desarrollado para proteger su progenie de un peligro inminente, pensó Gustavo. 

–“Ahora para que entiendas que ahora mando yo maricón vas a tragarte tus propios orines”. Dijo la voz.

La mano del padre de Gustavo tomando al muchacho por la cabeza y levantando la bolsa solo lo suficiente para dejar descubierta la boca del chico, para que pudiera ver con claridad solo los pies de su secuestrador, que eran unas botas militares o tal vez de policía, con un pantalón de mezclilla, después vio su pantalón húmedo, junto a un pequeño charco de orina, al que fue conducido y en el que puso su boca

–“Anda puto trágate tu orina” Dijo la voz y lo obligo a seguir las ordenes que le impusieron y acto seguido sacaba la lengua y lambia sus propios orines como su fuera un perro.

Aquellas imagines de alguna manera comenzaron a excitar a Gustavo, cuyo pene comenzó a crecer debajo de su ropa interior. 

–“Mira, que culo es que tienes”. Dijo la voz mientras una de sus manos acaricio el desnudo y blanco trasero del muchacho, y un dedo se introdujo en su ano.

–“¡Hasta huele como la vagina de una mujer!” Dijo la voz.   
–“Pero este está más apretado que el de una virgen”. Dijo la voz mientras continuaba acariciando las redondeadas nalgas masculinas.

Una cosa era ser secuestrado, saber que pudiera estar encerrado, tal vez con la posibilidad de ser torturado y asesinado, pero ser violado por aquel hombre destrozaba la pequeña estructura mental de la pobre víctima, le llevaba a un infierno de desesperación, a una angustia indescriptible, pensó para sí mismo Gustavo, mientras sentía un escalofrió recorrer su cuerpo.

–“Creo que esta noche habrá una desvirgación” Dijo la voz.

Mientras la mano en el video levanto al muchacho del suelo y lo pego a su cuerpo, juntando las nalgas de éste con un pene enorme ya en erección Gustavo abrió los ojos al ver aquel miembro que de seguro era el de su padre nunca imagino que estuviera tan bien dotado.       

–“Vamos precioso vamos a divertirnos un rato”. Dijo la voz.

Gustavo noto que si bien la figura cuyo rostro no se apreciaba en el vídeo no presentaba una estructura muscular exuberante, si se llegaban a marcar los músculos contrastando con su apariencia delgada, mucho más fuerte que la del secuestrado, sus apreciaciones fueron interrumpidas cuando la voz dijo.

–“Pero primero cierra los ojos, si los abres te meto una bala en los huevos” Ordeno la voz

Siguiendo las órdenes de su secuestrador cerro lo más fuerte que podía los ojos el joven, después sintió como una cinta de aislar le cerraba permanentemente los ojos, luego le escucho decir al hombre en su oído “quiero que grites mucho eso me excita”.

La mano de su padre se situó justo en los testículos del muchacho y los apretó con fuerza provocando primero un quejido de dolor y luego un grito suplicante, rogándole que se detuviera que haría lo que él le ordenaba.

–“Me vas a hacer caso en lo que te pida putita”. Dijo la voz apretando nuevamente sus dolidos testículos del joven

–“Sssiii..iii, ha… re lo que me pi… da” Dijo el joven sintiendo un nuevo apretón que lo dejo prácticamente sin aliento.
–“Desde ahora en adelante me llamaras Amo, putito”. Dijo la voz.  

Aventó al muchacho en una cama mientras aquel hombre se quitaba la camisa, para quitarse su bóxer dejando su miembro ya por fuera bien erecto, la víctima no haber estado con los ojos tapados podría apreciar el grado de excitación de aquel hombre, al parecer el hecho de someter a alguien más le provocaba un gran placer, y eso era evidente en la cantidad de líquido pre seminal que escurría de la punta de su pene, noto Gustavo cuyo pene estaba igual o más duro que el de la pantalla, con liquido pre seminal también brotando del ojo de su glande.

–“Quiero me hagas venir con una buena mamada”. Dijo la voz.

Nunca en su vida aquel joven había tenido relaciones sexuales con otro hombre, le gustaban las mujeres y el hecho de que lo obligaran a hacer algo en contra de su propia naturaleza lo llenaba de ira y de desesperación.

– “Que esperas puto de mierda empieza a mamármela” Dijo el hombre, colocando su duro miembro sobre los labios del asustado joven.

Con un puñetazo en su hermoso rostro entendió que debía hacer todo lo que aquel hombre le exigía y una gran cantidad de lágrimas inundaron sus ojos, un dolor agudo y pulsante llego a su pecho, era el dolor que proviene de perder su propia identidad, de perder su virilidad a manos de otro hombre, o mejor dicho del pene de otro hombre.

 –Tienes unos labios muy ricos maricón, y cuidado con esos dientes o te los tumbo”. Dijo la voz.

Gustavo se estremeció de nuevo cuando vio como la inexperta boca del joven hizo su mejor intento, sin embargo, eso no importaba ya que su violador marcaba la velocidad de sus embestidas sujetándolo de las orejas, para no lastimar a su secuestrador y producir un mayor placer una de las cosas que hizo fue cubrir sus dientes con sus propios labios lo que fue recompensado con un alago

–“¡Vaya puto, creo que si sabes mamarla, que me late que ya te gustaba de antes! Jajajajaja”.  Dijo la voz.

Este comentario lleno de odio al joven, en realidad detestaba la situación, deseaba que todo fuera una pesadilla y que pronto terminara, pero no era así, aquello solo era el comienzo de la tortura que le esperaba y que la llevaría marcada tanto físicamente como psicológicamente el resto de su vida. Gustavo estaba con centrando en el vídeo que no noto cuando el ser que lo llamaba Amo, le había sacado su endurecido miembro de sus ropas, para masturbarlo mientras sus ojos no se despegaban del vídeo.     

El miembro de aquel sujeto no tendría la misma circunferencia que la de él, Ya que la de Gustaba era tres o cuatro centímetros más largo y además, la piel del prepucio mostraba que no había sido circuncidado, pero en ese momento Gustavo disfrutaba como nunca antes de aquel video.

–“Que rico la mamas perra”. Dijo la voz en un tono que sin duda era la del padre de Gustavo.

El hecho de que el padre de Gustavo estuviera sometiendo a aquel muchacho acentuaba su excitación, el rose de su pene con su dulce cavidad bucal, tibia, suave, lo tenían muy excitado “así pendejo, métetela hasta la garganta”, al decir eso el movimiento de las caderas aumentó de velocidad, al tiempo que su respiración se aceleraba, el joven creyó que se vendría en su boca, como él lo había hecho ya con anterioridad eyaculando en la boca de alguna chica con la que había salido.

–“No puto aun no vas a tragar leche, vamos ponte boca abajo”. Ordeno la voz.

Aquel muchacho obedeció a aquel hombre con total sumisión, se colocó con el culo dirigido hacia su violador, las lágrimas llenaban sus ojos y lograban desprender ligeramente la cinta que cubría sus ojos, sus sollozos empezaron a escapar de su boca desvirginada, si bien nunca había sido violado, sabía perfectamente que aquella situación era sumamente dolorosa, esos pensamientos en lugar de contribuir a aliviar aquel dolor, contrajeron su esfínter anal, y ocasionarían aún más dolor durante la penetración. 

– “AAAAAAAAAAAAHHHHHH” Grito el joven.

Gustavo fue testigo de cómo el gran miembro de su padre se hundió casi por completo entras las nalgas de aquel joven, quien perdió su virginidad anal de aquella forma brutal, en ese justo momento Gustavo comenzó a gemir sin darse cuenta le habían comenzado a dar una mamada por aquel que estaba arrodillado frente a él degustando su gran falo circuncidado.

Gustavo fue testigo de cómo su padre, estaba violando a aquel chico, las embestidas eran brutales los grandes huevos de su progenitor estaban chocando contra las blancas nalgas de joven, que solo se quejaba y lloraba sin poder hacer nada para evitar aquella humillante situación, las embestidas al cabo de unos pocos minutos eran brutales ya el miembro que no dejaba de entrar y salir de las entrañas del joven estaba manchado de sangre, el chico dijo cuando ya no pudo más.

– “Por favor ya pare, pare por favor”. Suplico el joven llorando.
– “Que pare, ¿Qué?” Dijo el padre de Gustavo dándole un golpe en la cabeza al joven.
– “Pare… por favor… ¡Amo!” Dijo el joven, lleno de dolor.

Pero el padre de Gustavo no dijo nada solo siguió penetrándolo por algunos minutos más hasta que dando un pequeño alarido grito.

-“¡ME VENGOOOOO!” Grito el padre de Gustavo.

Para cuando la parte del video mostro como su padre extrajo su dura erección de las entrañas de aquel joven, con su pene manchado en sangre, mierda y semen, su propia erección estaba palpitando ya casi entera en la boca de aquel ser, sus huevos rosaban su barbilla y parecía que estaba disfrutando, de pronto todo el cuerpo de Gustavo se estremeció cuando el primero de sus cinco potentes chorros brotaron de su pene, provocándole el mayor orgasmo de su vida hasta ese momento, Gustavo quedo jadeante sobre su cama, con su pene aun siendo succionado por aquel ser, no fue hasta ese momento que tomo consciencia de que se vino con él dándole una mamada.

Cuando Gustavo se recuperó de su gran orgasmo, el ser que seguía de rodillas al pie de la cama, fue hasta una mesita y tomo otro de los discos DVD que le había dado a Gustado, se acercó al reproductor, lo coloco y presiono el botón de “play”, en la pantalla apareció otro video, otra vez con el mismo joven esta vez bien sujeto a una cama, boca abajo con un cojín cilíndrico por debajo de su bajo vientre que mantenía sus nalgas en alto.

Sus piernas estaban abiertas, y su ano era notorio su padre vestido en esa ocasión estaba penetrándolo con un enorme dildo con protuberancias, a diferencia de cuando fue violado el joven, ya no lloraba, sino que solo gemía y Gustavo se sorprendió cuando le escucho decir.

– “Mas Amo, deme más, soy su putita, deme más”. Suplico el joven.

Gustavo sorprendido por aquel cambio, vio la fecha del video habían pasado 2 años desde que fue secuestrado y violado, su padre movía el brazo sin decir nada, aquello continuo por varios minutos hasta que el joven para ese momento, sumiso, entregado y completamente convertido en un fiel esclavo se vino sin que hubiera necesidad de tocar o estimular su lampiños genitales que estaban recostados cobre la cama, se vino abundantemente y Gustavo noto que fue una gran corrida que debió disfrutar mucho.

El joven aun jadeaba cuando su padre extrajo el enorme dildo de su interior, para tomar una tijera, luego tomo sus huevos, y mientras acercaba la gran tijera a sus estirados huevos, le escucho decir a su padre con un tono de voz evidentemente excitada.

– “Haz sino una buena perrita pero es hora de volverte un verdadero esclavo a mi servicio”. Dijo el padre de Gustavo.

El pene de Gustavo estaba de nuevo en erección cuando las cuchillas de la tijera tocaron la piel del escroto del joven, quien al sentir las cuchillas solo dijo.

– “Si Amo, hazme tuyo para siempre” Dijo el joven.

El padre de Gustavo, cerro la cuchilla y su escroto quedo cercenado en su mano, la sangre broto a raudales el pene de Gustavo comenzó a tener contracciones, y se vino lanzando chorros de semen sin control sobre su vientre, cuando su padre le cortó el pene con la tijera al joven cuyo cuerpo se sacudía de dolor, hasta que se desmayó.

En ese momento Gustavo comprendió que aquel ser que daba unas mamadas maravillosas corrió la misma suerte que aquel joven, se incorporó un poco luego que se recuperó de su orgasmo, su esclavo autodenominado, al ver el semen resbalar sobre el vientre de su amo se abalanzo sobre, para lamber su vientre hasta dejarlo completamente limpio, algo excito mucho a Gustavo, cuando termino su labor, Gustavo le pregunto.

–“Dime, ¿Fue algo similar lo que te hizo mi padre?” Pregunto Gustavo.

Aquel hombre depilado por completo sin cabello, ni cejas, se le quedo mirando unos segundos extrañado por la pregunta para terminar contestando.

– “¡Amo no se ha dado cuenta!” Dijo él.
-“¿Cuánta? ¿De qué?” Replico Gustavo.
–“¡El que aparece en ese vídeo, soy yo!” Dijo él.

Gustavo se quedó helado por aquella respuesta, esa noche Gustavo penetro por primera vez, al que desde esa mismo día ya era su esclavo personal, le gusto tanto su entrega y sumisión que decidió seguir los pasos de su padre, seis meses después secuestro a un chico de la misma edad aproximada que la de aquel vídeo que le hizo darle cuenta que su padre no estaba tan loco como pensó en un primer momento, Gustavo tomo aquellas imágenes como un tutorial que siguió paso a paso, hasta violar a aquel joven, ahora él era Amo y debía ser obedecido, y esa noche mientras volvía a ver aquel vídeo con su fiel primer esclavo dándole una mamada se dijo a sí mismo, entre gemido y gemido.


-“Y pensar que todo es por esta Grabación de mi Padre”. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com 



Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

EYACULACIÓN FINAL

Aquella soleada tarde de verano Ender conducía su motocicleta por una estrecha carretera rural, de dos carriles a él le encantaban esos caminos, pasando pequeñas pero pintorescas poblaciones en las que se detenía a comer, descansar o incluso a pasar la noche cuando estaba harto de dormir en el suelo, estaba contento pues espera reunirse con un amigo con el que además de amistad compartían la cama pues ambos eran gay y les gustaba mucho darse placer mutuamente esa era la razón de que estaba por ese camino, buscaba llegar a tiempo a su cita, pues de llegar tarde perdería la oportunidad de algo de sexo......


EYACULACIÓN FINAL.
Aquella soleada tarde de verano Ender conducía su motocicleta por una estrecha carretera rural, de dos carriles a él le encantaban esos caminos, pasando pequeñas pero pintorescas poblaciones en las que se detenía a comer, descansar o incluso a pasar la noche cuando estaba harto de dormir en el suelo, estaba contento pues espera reunirse con un amigo con el que además de amistad compartían la cama pues ambos eran gay y les gustaba mucho darse placer mutuamente esa era la razón de que estaba por ese camino, buscaba llegar a tiempo a su cita, pues de llegar tarde perdería la oportunidad de algo de sexo.


[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [SECUESTRO] [HUMILLACION] [ESCLAVITUD]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Ender de 36 años era un hombre de buen cuerpo, motociclista, le gustaba la libertad, sentir el viendo en su rostro mientras recorría las carreteras del país, en su moto antigua pero bien cuidada con su traje de cuero y casco de última generación vivía su al máximo, sin hijos, sin compromisos solo vivía trabajaba en lo que se podía cuando era necesario dormía bajo las estrellas durante la primavera y el verano para las temporadas heladas buscaba donde quedarse que no fuese muy caro para en primavera volver a los caminos, adoraba la libertad.

Aquella soleada tarde de verano Ender conducía su motocicleta por una estrecha carretera rural, de dos carriles a él le encantaban esos caminos, pasando pequeñas pero pintorescas poblaciones en las que se detenía a comer, descansar o incluso a pasar la noche cuando estaba harto de dormir en el suelo, estaba contento pues espera reunirse con un amigo con el que además de amistad compartían la cama pues ambos eran gay y les gustaba mucho darse placer mutuamente esa era la razón de que estaba por ese camino, buscaba llegar a tiempo a su cita, pues de llegar tarde perdería la oportunidad de algo de sexo.

De pronto una cuerda se tenso en su camino, trato de frenar pero era demasiado tarde, Ender salió disparado para atrás mientras su moto continuo avanzando mientras que el cayo al asfalto de manera brusca fue un gran impacto que a otro hombre sin la corpulencia de Ender le pudo haber causado mucho daño pero no a él sin embargo quedo muy golpeado a duras penas logro levantarse pero apenas lo hizo sintió que algo lo pincho en su nalga derecha, era un dardo tranquilizador que en cuestión dos segundos lo dejo sin sentido.

Ender despertó desorientado varias horas después con un antifaz sobre sus ojos de cuero negro que le impedía ver, sentía que solo llevaba su slip (trusa) de color negra que ese se puso antes de subir a su moto pues era la que mejor que quedaba y Ender deseaba que su paquete se marcara bien ese día para estar con su amigo de pronto escucho una voz, justo cuando estaba por quitarse el antifaz pues no tenia las mano o pies amarrados.

-“Escucha bien bastardo, no te quites el antifaz si quieres vivir,  estas aquí para complacernos, somos cuatro hombre fornidos, el de menor tamaño es de 1.80 metros te voy a dar tres opciones, tu decides cual quieres elegir”.

Una. Si crees que puedes golpearnos a los cuatro hasta quedar inconscientes adelante será tu venganza por haberte secuestrado nadie de los de afuera de esta habitación te impedirá irte siempre que no te quites el antifaz, alguien te conducirá a tu motocicleta y nadie te seguirá lo juro.

Dos, Si no puedes contra los cuatro te acabamos a golpes entre todos hasta que quedes casi inconsciente después nos turnamos para violar tu culito, para cuando el ultimo se corra en tu interior darte un tiro en los huevos y otro en la nuca, juro que no tendremos piedad si nos atacas.

Tres, te bajas su apestoso slip voluntariamente y nos regalas tu culo, para que nos deleitemos hasta donde queramos con tu cuerpo.

-“¿Qué decides?” Pregunto al final de las opciones la voz.  

Ender no tuvo más remedio que escoger la tercera opción se di la vuelta en donde estaba sin poder ver nada y se bajo su slip sin que le dijeran nada se puso a cuatro patas, enseñando sus nalgas lampiñas ya que le gustaba rasurarlas de vez en cuando, y lo había hecho recientemente todos comenzaron a reír y a burlarse de él, diciendo.

-“Mira nada más que putita, vamos perrita mueve ese culo”, dijo uno de los hombres.

-“Vamos Rubén, creo que ese culito es un buen regalo para ti hoy que es tu cumpleaños”. Dijo otra voz.

Rubén se le acerco a Ender era casi un niño, tendría 15 o 16 años máximo, sin embargo pese a su edad estaba ya bien entrenado en las artes del sadismo y esclavitud viendo a los otros hacerlo con otros hombre que habían capturado como a Ender en el pasado.

-“Vaya vaya pero que buen juguete, me han traído hoy chicos”. Dijo Rubén.

Justo cuando agarró a Ender del cabello le levantó la cara y le dijo casi rosando sus labios con los suyos.

-“A partir de hoy somos tus dueños y tu culo nos pertenecen”. Dijo el despiadado adolescente.

Para luego pasar su lengua por toda la cara de Ender, que estaba siendo humillado como nunca en toda su vida, sentía unas ganas de agarrar a ese adolescente y romperle todo los huesos de su cuerpo no sin antes reventarle sus huevos como a todos los demás a su alrededor pero sabía que no podía vencerlos y debía guardarse su rabia para sí mismo.

-“¡Te voy a usar como la perra que eres!” Dijo Ruben.

Ander escucho como se abrió un pantalón que fue cuando Rubén se sacó su pene se paró detrás de Ender quien sintió como las manos de ese chico le abrieron las nalgas para luego sin preámbulo alguno penetrarlo de un solo golpe, Ender no podía creer que todo eso le estuviera pasando estaba siendo violado y por un adolescente, que pese a su edad su erección era de buen tamaño, mientras estaba siendo penetrado lo escucho decir.

-“Se nota que eres toda una putita” Le dijo Rubén.

Tienes tu hoyo muy abierto que no me costó trabajo penetrarte, hey muchachos esta perra no es virgen ya está bien usada, dijo el adolescente lo que hizo que los demás en la habitación rieran. 

-“¿Te gusta que te la metan verdad?” Le preguntó el adolescente mientras lo penetraba.

Rubén estaba con un mete y saca, brutal, Ender no le respondió por lo que se enojó y lo agarró de los cabellos para decirle.

-“¿Perra te hice una pregunta?”. Dijo enojado el adolescente.
-“Sí… Sí… Sí… Me encanta” Le respondió Ender

Aunque por dentro se sentía humillado y con una rabia que deseaba matar a cada uno de esos hombre sin poder hacerlo.         

El adolescente sin correrse, sacó su pene para Ender sentir las manos de otra persona se notaba que era mayor y mucho más fuerte que el adolescente lo levantó e hizo que fuese hasta una pared para quedar contra la pared puso sus manos sobre sus hombros para de nuevo volver a ser penetrado, aquel nuevo hombre que lo penetraba con un miembro mucho mayor en largueza como anchura se acercó a su oído y le dijo. 

-“Te creías muy rudo no, mírate ahora tu culo es nuestro, eres nuestro juguete y te vamos a usar cuantas veces queramos, tu vida depende de ello, si te resistes igual serás nuestro pero por las malas” Dijo el hombre.

Para luego tomarlo de los cabellos y golpear su cara contra la pared para luego sacar su pene para arrojarlo hacia los cuatro hombre que estaban esperándome con sus penes parados quienes lo agarraron de los brazos y le metieron sus enormes penes, uno a la vez sus miembros eran enorme lo que hizo que Ender intentara gritar de dolor pero uno de ellos aprovechó aquello para meter su enorme falo por la boca se lo metió tan profundo que Ender empezó a ahogarse.

Así siguieron abusando de Ender hasta que eyacularon varias veces en sus entrañas y estuvieron satisfechos, después Rubén le inyectó algo que le hizo perder la conciencia a Ender de nuevo, estaba tan agotado que apenas pudo resistirse horas después se despertó atado a una mesa y con un aparato taladrando su ano y otra máquina succionándome su pene, también el cabello y todo el vello de su cuerpo había sido eliminado, estaba aun con el antifaz, pero ahora tenía un collar de metal alrededor de su cuello.

Ender también tenía un barra forrada en cuero en su boca a modo de mordaza, aquellas maquinas siguieron funcionando por varias horas Ender se corrió como cuatro veces antes de que sintiera que alguien retiraba la maquina que estaba succionando su pene, ya muy irritado, sus piernas fueron flexionadas y ampliamente abiertas, el alivio de sentir su pene sin succión duro poco, pronto sintió que fue envuelto por una mano, que comenzó a masturbarlo, la mano tenía un guante, Ender no lo podía ver pero era un guante de látex grueso de color negro.

Aquella masturbación lejos de ser algo placentero resultaba ser toda una tortura que parecía nunca tener fin ya que la mano detenía sus movimientos, de vaivén cada que sentía que el orgasmo se aproximaba, apagando el aparato que estaba masajeando la próstata de Ender y apretándole fuertemente sus huevos, aquello se prolongo por horas hasta que escucho decirle a quien lo estaba masturbando hasta ese momento Ender solo podía suponer que era un hombre por la fuerza con la que agarraba su miembro viril.

-“Vamos dame tu leche perro y disfruta que es tu última Eyaculación”. Dijo una voz masculina que hasta ese momento no había escuchado.

La mano comenzó a moverse con prisa subiendo y bajando por el enrojecido pene de Ender que se contorsionaba y respiraba aceleradamente su abdomen marcado se movía sintiendo de nuevo los primeros esténtores de su orgasmo que desde hacia tiempo se estaba acumulando  la base de su pene, la mano cuando sintió que su pene comenzó a latir, acelero el ritmo del estimulador de su próstata bien incrustado por el ano de Ender como acelero al mismo tiempo el vaivén de su mano, de pronto Ender ya no pudo soportar aquella sobre estimulación y se corrió.

Ender tenso todo su cuerpo, mientras su pene entro en erupción chorro tras chorro de su espeso semen broto con fuerza de su mano para caer sobre su abdomen, piernas, pene la mano de aquel hombre que no dejo de masturbarlo hasta que la última gota de su espesa leche broto de su palpitante erección, Ender quedo hecho polvo sobre la mesa iluminada sintiendo como si su alma hubiese sido expulsada por su pene, respirando aceleradamente, tratando de recuperarse de tu enorme orgasmo, un orgasmo de tal intensidad como nunca antes en su vida había sentido o sentiría jamás.

-“Bien Perro ahora que estas deslechado es hora de hacerte un esclavo nulo”. Dijo el hombre.

Ender no comprendió aquellas palabras del hombre hasta que sintió dos afiladas cuchillas en la base de sus genitales, trato de hacer algo para liberarse pero era tarde el hombre cerro las cuchillas de la gran tijera que sostenía y su pene como sus huevos cayeron sobre la mesa, cercenados de un solo tajo, la sangre broto a raudales y el cuerpo de Ender se convulsiono de dolor por varios segundos hasta que finalmente se desmayo por el gran dolor que estaba experimentando.

Meses después Ender andaba desnudo, mostrando su entrepierna vacia del collar de metal que aun rodeaba su cuello colgaba el que fue su pene alguna vez, disecado por un taxidermista experto, que le recordaba constantemente que ya no era un hombre por el resto de sus días, a Rubén ya de 17 años le encantaba penetrarlo donde fuese de aquella gran mansión, sobre todo por las noches, cada que él se venía en su interior abundantemente, Ender recordaba su ultimo orgasmo y Eyaculación Final.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com






Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

EUNUCO PARA SIEMPRE

Estaba amarrado con los brazos cruzado a la espalda, con alguna clase de cinta muy dura, que por más que lo intento no pudo soltarse, grito y grito hasta quedarse afónico sin que nadie viniera, por fin cansado, sediento y con hambre fue vencido por el sueño, quedando recostado sobre el suelo de costado, Eric durmió quizás por un par de hora quizás más cuando fue despertado por una mujer, madura de uno 43 años, pero no fue la edad de la mujer lo que lo sorprendió sino que estaba desnuda ante él con sus tetas casi sobre su rostro......


EUNUCO PARA SIEMPRE.
Estaba amarrado con los brazos cruzado a la espalda, con alguna clase de cinta muy dura, que por más que lo intento no pudo soltarse, grito y grito hasta quedarse afónico sin que nadie viniera, por fin cansado, sediento y con hambre fue vencido por el sueño, quedando recostado sobre el suelo de costado, Eric durmió quizás por un par de hora quizás más cuando fue despertado por una mujer, madura de uno 43 años, pero no fue la edad de la mujer lo que lo sorprendió sino que estaba desnuda ante él con sus tetas casi sobre su rostro.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMÍA] [NULIFICACIÓN][SECUESTRO] [VIRGEN]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Eric de 16 años era un lindo adolescente pelirrojo, le gustaba jugar mucho al futbol por lo que siempre le encantaba saltarse clases para jugar con sus amigos en un pequeño terreno abandonado acondicionado a penas como cancha de futbol, con una portería improvisada con unos troncos que todos los amigos de Eric encontraron quien sabe dónde, él era pelirrojo y tenía la piel muy blanca, lo que lo hacía muy atractivo entre las chicas de su edad como al resto de las mujeres, pero Eric  era algo tímido aun no había tenido novia alguna,

Sin embargo eso no significaba que no tuviera la necesidad imperiosa de vaciar el contenido de sus huevos que constantemente le hacían recordar que necesitaba venirse, para aliviar la tensión sexual que a su edad era constante, un día de tanto que se escapo de clase para ir a jugar a futbol, su vida cambiaria para siempre, una vez todos cansados y agotados de jugar ya con el sol bajando por el horizonte, Eric se despidió de sus amigos para emprender el camino a casa, el cual iba a hacerlo a pie pues no vivía muy lejos estaba distraído escuchando sus audífonos cuando una camioneta tipo van le cerró el paso.

-“OIGA TENGA CUIDADO CASI ME MATA, ¡ESTUPIDO!” Grito Eric al conductor.

De pronto se abrió la puerta lateral y dos hombre lo tomaron de los brazos para atraerlo hacia adentro de la van, cerraron la puerta para que el vehículo emprendiera la marcha, antes de que Eric supiera lo que estaba pasando le fue colocado un trapo sobre boca y nariz, que lo dejo sin sentido en pocos segundos, para cuando despertó estaba en un lugar desconocido, un lugar bien iluminado con paredes blancas lo mismo que el piso aquello parecía ser un hospital o algo así.

Estaba portando solo su ropa interior una trusa (slip) color negro de la marca CK que hacia lucir un bien paquete al frente pese a su edad, Eric ya contaba con un pene bien desarrollado que era la envidia de varios de sus amigos aunque con testículos algo normales, su pene sin embargo era de 19 cm en erección, circuncidado, con un glande color naranja en forma de casco, que era muy sensible provocándole fantásticos orgasmo cada que se masturbaba lo que usualmente hacia dos veces por día en promedio, algunas veces más.

Estaba amarrado con los brazos cruzado a la espalda, con alguna clase de cinta muy dura, que por más que lo intento no pudo soltarse, grito y grito hasta quedarse afónico sin que nadie viniera, por fin cansado, sediento y con hambre fue vencido por el sueño, quedando recostado sobre el suelo de costado, Eric durmió quizás por un par de hora quizás más cuando fue despertado por una mujer, madura de uno 43 años, pero no fue la edad de la mujer lo que lo sorprendió sino que estaba desnuda ante él con sus tetas casi sobre su rostro.

-“¿Quién es usted? ¿Por qué me han…?” Pregunto Eric pero fue acallado.

Ella lo sorprendió besándolo en la boca, el primer vez apasionado de lengua que Eric tenia con una mujer en su vida luego ella hizo que apresara uno de sus senos con sus labios ella le dijo que le lambiera y chupara con pasión su pezón el cual era rosado, ella mete su mano en su entrepierna para meterse dos dedos en su vagina completamente depilada.

-“¡Ah... Gime... Si… Si... Oh! Gime la mujer eróticamente.

Aquello hizo que Eric dejase de luchar, su mente quedo nublada por su excitación, su pene luchaba por salir de su trusa de lo duro que se le puso algo que para aquella mujer no paso sin ser notado, aparto su mano de su vagina para comenzar a acariciar su entrepierna, sintiendo sus huevos como su endurecido miembro por debajo de la tela de su ropa interior,  ella  le rompió su prenda dejando a Eric completamente desnudo con su pene apuntando al techo de la habitación, ella lo empujo y Eric cayó al suelo de espaldas quedando boca arriba antes de poder reaccionar ella ya estaba montada sobre él, restregando sus labios vaginales sobre su erección.

Ella no tardo en ensartándoselo duramente en su vagina, su vulva estaba ya muy húmeda por lo que pene de Eric entro hasta la mitad junto con pequeño gemido de ella, lo mismo que por parte de Eric que casi se corrió al sentir el calor como humedad del interior por primera vez del sexo de una mujer después de todo era su primera vez y estaba ensartada hasta la mitad con su pelvis ella se meneo más lo que provoco que su dura erección entrara todo en ella.

Ella casi de inmediato comenzó a moverse con un meneo muy rico que hizo que el pene de Eric llegase más adentro ella no tardo en comenzar a gemir lo mismo que Eric que estaba en mismo paraíso del placer que estaba sintiendo por primera vez, ella se meneaba de tal forma que sus nalgas estaban moliendo sus huevos, de tanto en tanto se levantaba para dejarse caer, sus grandes tetas revotaban lo que era una delicia de ver para Eric.

Al cabo de apenas 12 minutos ella comenzó a gemir aun más fuerte.

-“¡Oh que ri... co!” Dijo ella jadeando.

Con unos movimientos de su pelvis casi se desmonta y lo abraza diciéndole a Eric, luego de venirse y dejar su peen todo empapado de sus jugos

-“Chiquillo estuvo muy rico, ahora dame tu leche...” Dijo ella.

De nuevo ella tomo el pene de Eric para metérselo de un solo sentón aquello fue más de lo que el adolescente inexperto podía soportar su endurecido pene estallo, llenando el interior de su vagina con su caliente leche y ella solo gozo con los potentes disparos de su leche, sintiendo como bañaban el interior de su vagina.

-“¡Hmm..., rico..., ah que delicia..., que caliente lechita!”. Dijo ella.           
-“Si, si Ummmmm” Gimió Eric mientras se venía.

Aquella eyaculación le habia dado el mayor orgasmo de su vida hasta ese momento al terminar de venirse ambos quedaron quietos respirando agitadamente salen, Eric se deleita de verla a su lado tratando de recuperar el aliento es la  primera vez que veía una mujer totalmente desnuda su pene pese a haber acabado seguía rígido, hinchado y listo para la acción empapado en semen y sus jugos de ella que resbalaban hasta sus huevos lampiños. 

De pronto ella de nuevo lo monto para gozar de su erección con pasión y placer gritando y gimiendo con cada nuevo sentón que hacia rebotar sus tetas con violencia hasta ella se corrió de nuevo dando un gran alarido de placer unos momentos después Eric también se corrió por segunda vez, aun más abundante que la primera vez en su interior, ella se desmonto y se puso de pie, lo que provoco que el semen mezclado con sus juegos se deslizara del interior de su vagina para resbalar por sus muslos, ayudo a ponerse de pie a Eric dejándolo en esa posición mientras fue a recoger algo de un carrito que hasta ese momento Eric no había notado.

Ella regreso con una charola de metal y un cuchillo, dejo la charola a un lado de Eric y tomo el afilado cuchillo, ella se puso de cuclillas frente al adolescente que solo vio todo aquello sin saber lo que ella pretendía, con una de sus manos tomo su pene y comenzó a masturbarlo, Eric no tardo en comenzar jadear de nuevo fue en ese momento que ella le dijo.

-“Te hemos secuestrado porque creemos que eres el donante perfecto para uno de nuestros clientes”. Dijo ella.

-“¿Do… nante?” pregunto Eric jadeante.
-“¡Sí! Uno cliente fue atacado por unos perros y perdió su pene es como de tu edad y está desesperado por poderse correr de nuevo como un adolescente normal” Dijo ella.

-“La buena noticia es que hemos checado que eres compatible”.
-“La mala es que deberás perder tus genitales para que el goce de nuevo”. Dijo ella.

Eric iba a decirle que estaba loca cuando sintió el filo del cuchillo debajo y por detrás de sus huevos, lo último que escucho antes del corte fue.

-“¡Lo siento pero el dinero manda!” Dijo ella.

Eric entonces sintió como ella movió su mano de manera rápida, en menos de un segundo dejo de ser un hombre, los ojos se le pusieron en blanco y apenas logro ver como sus huevos como pene fueron colocados en la charola de metal que ella trajo, la sangre broto por todos lados seguida de su orina e incluso algo de semen también broto de su herida, Eric ni siquiera grito pero su cuerpo si tuvo convulsiones por unos cuantos segundos antes de por fin desmayarse.

Eric se despertó varios días después en un hospital con sus padres a su lado, por supuesto nada se puso hacer por regresarle sus genitales, lloro mucho por muchos días, sus padres recibieron un cheque anónimo por una gran suma de dinero que usaron para enviarlo a la universidad entre otras cosas, pero Eric lo único que deseaba era graduarse trabajar y poder pagar para que algún infeliz fuese elegido para que el pudiera tener pene y huevos de nuevo, no deseaba ser un Eunuco para Siempre. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

DIABLILLA

Dianella de apenas 14 años era un pequeña adolescente que estaba acostumbrada a hacer su voluntad su madre era una dominatrix consumada y reconocida, para ella la supremacía femenina era su forma de vida, Dianella vivía rodeada de esclavos masculinos muchos de ellos castados por su propia madre, incluso uno de aquellos esclavos era su padre biológico aunque nunca supo quien con exactitud, su madre siempre le inculco su desdén hacia el sexo masculino enseñándole que los hombre estaban en la tierra para servir a las mujeres en todas las formas posibles sobre todo en el ámbito sexual.......


DIABLILLA
Dianella de apenas 14 años era un pequeña adolescente que estaba acostumbrada a hacer su voluntad su madre era una dominatrix consumada y reconocida, para ella la supremacía femenina era su forma de vida, Dianella vivía rodeada de esclavos masculinos muchos de ellos castados por su propia madre, incluso uno de aquellos esclavos era su padre biológico aunque nunca supo quien con exactitud, su madre siempre le inculco su desdén hacia el sexo masculino enseñándole que los hombre estaban en la tierra para servir a las mujeres en todas las formas posibles sobre todo en el ámbito sexual.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [CIRCUNCISION] [SECUESTRO] [FEMDOM] [CBT]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Dianella de apenas 14 años era un pequeña adolescente que estaba acostumbrada a hacer su voluntad su madre era una dominatrix consumada y reconocida, para ella la supremacía femenina era su forma de vida, Dianella vivía rodeada de esclavos masculinos muchos de ellos castados por su propia madre, incluso uno de aquellos esclavos era su padre biológico aunque nunca supo quien con exactitud, su madre siempre le inculco su desdén hacia el sexo masculino enseñándole que los hombre estaban en la tierra para servir a las mujeres en todas las formas posibles sobre todo en el ámbito sexual.

La pequeña apenas adolescente estaba deseosa de experimentar lo que era causar dolor en un hombre como le había enseñado su madre, fue unos días luego de su cumpleaños número 14 que su madre la condujo hasta uno de los amplios calabozos debajo de su gran mansión donde un lindo chico rubio de 14 años testaba bien sujeto a una de las paredes con sus brazos esturados como si estuviera crucificado pero con las piernas apenas juntas su piel blanca contrastaba con su cabello dorado sus ojos azules lo hacían ver aun más atractivo, portaba apenas una trusita (slip) de color verde.

Aquel chico era delgado sin que su cuerpo tuviera aun definición de musculo alguno la madre Dianella o Di como su madre la llamaba le dijo que aquel chico era su regalo de cumpleaños, los ojos de Di, se abrieron y brillaron de felicidad se colgó del cuello de su madre y la beso mientras muy contenta le decía.

-“Gracias, Gracias… Mamá” Decía Dianella.
-¿Puedo hacer lo que desee con él? Pregunto Di.
-“¡Por supuesto Di, es tuyo solo tienes prohibido matarlo!” Dijo su Madre.

El rubio adolescente que estaba escuchando todo aquello no daba crédito a lo que escuchaba apenas un día atrás el era un chico normal que paseaba por un parque cercano a su casa de donde fue secuestrado, ni siquiera estaba seguro si continuaba en su país el acento de las Di como de su madre era muy distinto al que estaba acostumbrado.

Luego de la efusiva algarabía de Di, su madre le deseo que lo disfrutara y se marcho, Di se quedo viendo su obsequio por varios minutos que hicieron sentir al rubio adolescente mucha vergüenza, luego Di se marcho, ella era delgada, bajita, sin senos aun, aunque ya estaban por empezar a brotar, con par de nalguitas paraditas y apretadas.

El rubio se quedo ahí sin poder hacer nada, lucha contra sus retenciones pero nada pudo hacer para soltarse, tampoco podía gritar, algo le habían hecho a sus cuerdas vocales que apenas podía emitir unos cuantos sonidos entre ellos “sí, no y Ama”, pero lejos de esas tres palabras eran pocas las que podía pronunciar de manera entendible, dos horas después de marcharse Di regreso iba vestida con un vestidito de varios tonos de rojos y una diadema de la que sobresalían un par de cuernos rojos.

Di regreso con una tijera, con la que corto a ambos lados del cuerpo de adolescente para luego arrancar lo que quedo de su prenda interior para dejarlo completamente desnudo, lo que hizo sonrojar de sobre manera al pobre adolescente, los ojos de Di se abrieron grandes al ver el pene y huevos del chico de una piel tan blanca como el resto de su cuerpo.

El pene del adolescente no estaba circuncidado y su prepucio le cubría todo su glande, Di extendió su mano y lo toco, era la primera vez que tocaba un pene, le agrado la textura por lo que comenzó a jugar con aquel apéndice, pronto el pene del rubio comenzó a despertar por las atenciones manuales que estaba recibiendo.

Di vio surgir su glande que era de un color rosado tenue, conforme su pene comenzó a endurecerse, ella jalo la sensible piel hacia atrás de manera brusca que desgarro algo del frenillo del adolescente que por supuesto le causo mucho dolor y le hizo gritar como nunca antes al sentir un horrible punzada de dolor.

-“AAAHHGRRRR” Grito el adolescente.

Por supuesto aquel grito de alguna manera divirtió como agrado a Di que sintió unas extrañas cosquillas en el interior de su sexo por primera vez, que le grado mucho.

Buscando repetir la sensación Di dejo que la piel de nuevo cubriera el glande del chico para de nuevo correrlo hacia atrás con brusquedad, lo que de nuevo causo dolor que hizo que el pobre rubio gritada de nuevo aquello se repitió varias veces con casi las mismas consecuencias hasta que el pene del chico comenzó a acostumbrarse y ya no sentía tanto dolo que hizo que Di dejara su prepucio en paz, pero entonces se le antojo lamberlo, por lo que acerco su boca al pene en erección y le dio un tímido primer lengüetazo.

Todo el cuerpo del adolescente se estremeció ya no de dolor sino de placer al sentir por primera vez pasar una lengua femenina por la sensible piel de su pene, Di no tardo en correr la piel de nuevo para llevarse su glande entero dentro de su boca, el adolescente jadeo de placer al sentir como su glande era rodeado por la cálida cavidad bucal de la chica, sintiendo sus dientes rosar su glande, su lengua moviéndose por debajo de su glande que es la parte más sensible y la saliva lubricando todo.

El adolescente estaba en la gloria experimentando su primera mamada de su vida pero Di no tardo en poner su atención en otra parte de su entrepierna, sus testículos una de manos fue hasta ellos, los tomo los sintió, su saco de piel era lampiño apenas unos cuantos vellos rubios se podían sentir al tacto, de pronto el placer del adolescente se torno en dolor cuando ella apretó con fuerza uno de sus testículos, causando que el adolescente se moviera con brusquedad lo que causo que uno de los dientes de Di, le hiciera un ligero corte justo por detrás de su corona, que incremento su dolor.

Las lagrimas comenzaron a rodar por las sonrojadas mejillas del adolescente pero Di no se detuvo, lo estaba pasando muy bien, las cosquillas dentro de su virginal vagina se habían incrementado a un nivel que la tenía muy excitado, estaba experimentando un placer que nunca antes ni en sus mas locos sueños pensó que fuese posible.

-“¡Tu pene sabe raro pero rico!” Dijo Di de pronto sacado el pene de su boca.

Continuo chupando y apretando los huevitos del chico que solo se retorcía y gritaba tanto de placer como de dolor sin que pudiera hacer algo para detenerla.

Luego algunos minutos Di, se saco el pene de su boca y le dijo.

-“Creo que vas a hacer un grandioso eunuco”. Dijo Di.
-“Pero antes quiero probar tu leche mamá dice que la leche de hombre es muy rica” Añadió Di.

Fue entonces que ella emulando lo visto ciento de veces hecho a otros hombres por su madre comenzó a succionar como masturbar el pene del joven rubio, que apenas pudo resistir unos cuantos minutos antes que desde su pene salieran disparados tres potentes chorros de su espesa leche que Di como pudo se bebió.

Todo el cuerpo del adolescente se sacudió como nunca antes no de dolor sino de absoluto placer, grazno mientras se corría, fue la sensación más placentera hasta ese momento de su joven vida, Di espero hasta que la última gota del espeso jugo dejo de brotar del palpitante miembro del adolescente y cuando por fin saco su pene de su boca, se lambio los labios con su lengua en señal de que le había gustado el sabor de la cremosa leche, luego fue hasta donde dejo la tijera con la que corto la prenda del rubio y regreso a donde estaba.

-“Ahora veremos cuanto resiste tu pene” Dijo Di.

Lo primero que corto fue su prepucio, que hizo tensar todo el cuerpo del adolescente de dolor, luego coloco la tijera justo por debajo de su aun erección, por la mitad, y comenzó a cerrar la tijera las afiladas cuchillas no tardaron en comenzar a cortar la sensible piel, las sangre comenzó a brotar lo mismo que el dolor que el adolescente sentía, “los mugidos, graznidos y no”, brotaban del rubio que estaba en el mismo infierno del dolor que estaba sintiendo.

Di hizo otros seis cortes a lo largo de su pene cual muy en la base que fue mucha más profundo que los anteriores, ella no detuvo su mano sino que continuo cortando, hasta que la sangre ya brotaba a raudales del pene del adolescente dos chorros de semen brotaron sorpresivamente, impactando en el rostro de Día que molesta, dejo la tijera y fue a la mesa para volver con un cuchillo.

Con dicho cuchillo comenzó a cortar donde se quedo con la tijera aserrando el pene del chico cada vez los cortes llegaban más profundo en el pene del rubio quien lloraba a raudales y todo su cuerpo estaba tensado al máximo, de pronto Di dejo de cortar tomo su pene con una mano y de un fuerte tirón se lo arranco de su entrepierna, el adolescente dio un fuerte graznido y se desmayo por el dolor que experimento en ese momento.

Esa noche Di le mostro a su madre el pene cercenado el primero de su vida y a su nuevo eunuco que aun lloraba y se quejaba al caminar con sus nalgas hechas añicos a latigazos con sangre aun chorreando por sus muslos, su madre le dio un beso en los labios a Di y le susurro a la oído es toda una “Diablilla”. 


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com
   




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

LA VENGANZA DE ANA Y RAQUEL

El destino quiso unir a Ana y Raquel, dos mujeres engañadas por el mismo hombre, Tony, un vividor que se aprovecho de las dos mujeres y las engaño, Tony un embaucador de mujeres, cada noche estaba con una, no conocía la palabra fidelidad, un vividor que bebía mucho, se emborrachaba y se sobrepasaba con las mujeres. Ana y Raquel descubrieron todo y llegaron a conocerse, las dos se dieron ánimos entre ellas, llegaron a ser muy buenas amigas, hicieron tan buena amistad que fraguaron la venganza hacia el hombre que odiaban......


LA VENGANZA DE ANA Y RAQUEL
El destino quiso unir a Ana y Raquel, dos mujeres engañadas por el mismo hombre, Tony, un vividor que se aprovecho de las dos mujeres y las engaño, Tony un embaucador de mujeres, cada noche estaba con una, no conocía la palabra fidelidad, un vividor que bebía mucho, se emborrachaba y se sobrepasaba con las mujeres. Ana y Raquel descubrieron todo y llegaron a conocerse, las dos se dieron ánimos entre ellas, llegaron a ser muy buenas amigas, hicieron tan buena amistad que fraguaron la venganza hacia el hombre que odiaban.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [HUMILLACIÓN] [CBT] [FEMDOM]


Categoria: Hetero      Autor: Anónimo & DarkSoul





El destino quiso unir a Ana y Raquel, dos mujeres engañadas por el mismo hombre, Tony, un vividor que se aprovecho de las dos mujeres y las engaño, Tony un embaucador de mujeres, cada noche estaba con una, no conocía la palabra fidelidad, un vividor que bebía mucho, se emborrachaba y se sobrepasaba con las mujeres. Ana y Raquel descubrieron todo y llegaron a conocerse, las dos se dieron ánimos entre ellas, llegaron a ser muy buenas amigas, hicieron tan buena amistad que fraguaron la venganza hacia el hombre que odiaban.

Ana una mujer de 45 años, Raquel por su parte de 43 años, Ana la mujer de Tony y Raquel su amante de entre muchas otras, a las cuales les decía que era divorciado y las tenia completamente engañada. Ana y Raquel no se olvidaban de Tony, cada día pensaban en la venganza hacia él, hasta el día en que empezó a fraguarse la venganza.       

Raquel llamo a la puerta de Ana, al abrirla la puerta, entro rápidamente:  

-“Ya tengo la solución, se cual será nuestra venganza”. Dijo Raquel apresuradamente enseñando un libro a Ana.

-“La supremacía femenina, es un libro que por casualidad llego a mis manos comencé a leerle y me dio ideas”. Dijo Raquel entusiasmada.         

-“Explícame”. Dijo Ana mientras se sentaba para escucharla.         

Estuvieron hablando durante horas las dos, trazando un plan, secuestrarían a Tony y le someterían a las más inimaginables humillaciones y castigos, algo que nunca podría olvidar. Elaboraron una lista con todo lo necesario, en los siguientes días ambas estuvieron comprando todo lo necesario y alquilaron una casa un fin de semana a las afueras de la ciudad, todo estaba planeado, solo faltaba poner en marcha la ansiada venganza.     

Era viernes por la noche, Raquel llamo a Tony por teléfono, fingió estar llorando mientras le suplicaba que la perdonara, aunque por dentro solo tenía ganas de vengarse de aquel hombre que tanto daño le hizo, Raquel le dijo que quería verle, quedaron en un bar para charlar, Raquel se aguanto su ira y fingió todo lo que pudo al verle, Tony pensaba que había triunfado y se había salido con la suya una vez más, pero estaba muy equivocado, Estuvieron hablando tranquilamente, Raquel fingía muy bien su papel de arrepentida, En un momento de la conversación Raquel aprovecho el despiste para echar unos polvos en la bebida de Tony, el cual ni se dio cuenta y bebió su bebida tranquilamente sin saber que llevaba unos somníferos muy potentes, que le dejarían totalmente dormido y sin fuerzas.
           
Tony no tardo en comenzar a sentir realmente mal, Raquel le ayudo a llegar al coche con la excusa de que se le pasaría, pero el empeoro y se quedo completamente dormido, un sueño muy profundo debido a una gran cantidad de somníferos, ella arranco el coche y se dirigió a la casa donde se encontraría con Ana, tras un pequeño viaje llego a la casa, Ana la abrió la puerta de la cochera y entre las dos subieron a Tony a una habitación, la venganza de ambas estaba por comenzar.        

Por fin tenían delante al hombre que tanto odio les provocaba, sin mediar palabra entre ellas comenzaron a desnudarlo, le dejaron completamente desnudo durmiendo en el suelo, Ana y Raquel sacaron una mochila llena de objetos que habían comprado, Ana saco unas esposas , le puso las manos a la espalda y lo esposo apretando el metal a sus muñecas, era imposible que se liberara pero no querían correr riesgos y continuaron atándole las manos con una cuerda por las muñecas, ahora era imposible que se liberara.

Con los pies hicieron lo propio, le ataron los pies con fuerza con un buen manojo de cuerdas, se aseguraron que estuviese bien apretadas, ahora ya lo tenía como ellas querían, inmóvil y a su merced. Continuaron atándole, pasando una cuerda por los codos, una por las rodillas, todo lo habían leído del libro, lo tenían bien estudiado, acabaron inmovilizándole por completo. Una vez que estaba completamente atado le dejaron dormir, cuando despertara comenzaría la verdadera acción. 

Pasaron unas horas, Ana y Raquel entraron de nuevo a la habitación, cerraron con llave que guardaron en un lugar seguro, Tony estaba encerrado con ellas dentro e inmóvil, le esperaba algo que no olvidaría. Ana y Raquel se acercaron a él, Ambas comenzaron a darle pataditas para que despertara, ambas llevaban unas botas altas de tacón para la ocasión, al fin despertó, al hacerlo se llevo una gran sorpresa cuando vio a las dos mujeres juntas, primero hizo una sonrisa de burla y luego trato de ponerse de pie, para su sorpresa no podía moverse, ya que estaba muy bien atado, las cuerdas y esposas apretaban su piel fuertemente, no podía levantarse ni moverse.  

-“PERO QUE PRETENDEN, SUÉLTENME PARA DE PUTAS, O LAS MATARE” Empezó a gritarles, seguido de insulto tras insulto.    

-“Solo te lo voy a decir una única vez, cállate, no tienes nada que hacer ahora, lo haremos por las buenas o por las malas, tú eliges”. Raquel con tono muy amenazador y dominante le dejo en claro su situación.

-“PUTA SUÉLTAME O YA VERÁS”- le grito Tony.  
-“Bien será por las malas, te lo advertí”. Le recrimino Raquel.        
-“Dame algo para amordazarlo Ana”. Le pidió Raquel a su amiga. 

Ana saco de la mochila cinta de embalar, se la pasó a Raquel, cuando esta iba a empezar a amordazarlo, Ana la detuvo:        

-“Espera, méteselas en la boca” Ana dijo mientras se quito su calzón (braga) y se las dio a su amiga, Ambas se rieron,

Raquel se inclino sobre él y trato de metérselas, pero se resistía y no abría la boca, ella le tapo la nariz con fuerza, cuando abrió la boca para respirar ella comenzó a introducírselas, las forzó con muchas fuerza, presionaba la nariz y a la vez cada vez se las introducía más, al final entraron por completo, Alrededor de la boca empezó a amordazarle con la cinta de embalar, paso varias vueltas por su cabeza, ahora estaba bien amordazado, no podía emitir nada más que un leve gemido prácticamente inaudible.           

-“Hhhhhmmmmhhhh, hhhhhmmmmmhhhhmmm” Decía Tony.      

-“Ahora grita lo que quieras cerdo”. Raquel con odio le dijo y le soltó una terrible bofetada en la cara.

-“¿Bien que te apetece que le hagamos primero Raquel?” Le pregunto Ana.        

Ella se inclino sobre Tony de nuevo y pegando su cara a la de él dijo.      

-“Azotaremos su nalgas hasta que pida piedad, pero creo que no podrá hacerlo amordazado”, Raquel dijo y comenzó a reírse, estaba disfrutando mucho, era el momento que tanto tiempo deseaba.      

Ambas sacaron de la mochila dos pares de guantes para lavar trastes de goma d color amarillos que habían echado en la mochila, se colocaron bien los guantes a sus mano y sus dedos, cuando terminaron tomaron un cinturón, Raquel fue la primera, lo doblo por la mitad y se acerco a Tony, Ana se acerco también, entre las dos le dieron la vuelta y le pusieron bocabajo, Ana se sentó encima de Tony impidiendo que se moviera, Ana era más pesada y dejo su peso sobre él, ahora no podía moverse nada, Raquel se aproximo a Tony y de pronto descargo el primer azote sobre sus nalgas, se escucho un leve gemido de su boca amordazada, Raquel comenzó a reírse y comenzó a azotarlo una y otra vez, su brazo descargaba el cinturón una y otra vez con fuerza sobre las nalgas de Tony, que empezaron a ponerse rojas, cada vez dolían más los azotes y ella seguía sin ningún tipo de piedad, tenía las nalgas completamente rojas cuando paro.         

-“Toma Ana, dale su merecido a este cerdo” Dijo Raquel al entregar el cinturón a Ana y se cambiaron de posición,

Para continuar azotándolo sin piedad, Ana comenzó a descargar el cinturón en las nalgas de su marido, con cara de rabia azotaba una y otra vez a quien la engaño por completo, estuvo unos minutos azotándolo, cuando paro Tony tenía las nalgas completamente marcadas, ya había sufrido las primeras consecuencias, pero aun le esperaba demasiado de aquellas mujeres.       

-“Dale la vuelta, quiero verle la cara”, Dijo Ana.

Entre las dos le dieron la vuelta y Tony tenía cara de estar pasándolo realmente mal, ojos llorosos y sudado, Raquel se sentó sobre su pecho.          

-“MÍRAME A LA CARA CERDO”. Le dijo gritándole.

De pronto otra bofetada se estrello en la cara de Tony, con fuerza, Raquel se ajusto el guante y siguió mirándole fijamente, pronto le propino una nueva bofetada, empezó a darle bofetadas con su mano enguantada a Tony en la cara, sin apartar su mirada, bofetada tras bofetada, hacia una pequeña pausa mirándole con cara de odio y volvía a soltarle otra, como hicieron con los azotes luego continuo Ana, su guante de goma se estrellaba en la cara de Tony una y otra vez, estaba siendo castigado duramente y humillado ante las dos mujeres que buscaban venganza. La cara de Tony se volvió colorada, quedando adoloridas las nalgas y la cara.    

-“Se está haciendo tarde” Le dijo Ana a Raquel.         
-“Mañana continuaremos, ahora vamos a dormir” Ambas se miraron y rieron.    

Ambas con la mirada sabían que iban a hacer, Raquel se puso a la altura de Tony, se agacho poniéndose en cuclillas y aparto su calzón a un lado y comenzó a orinarle, lleno su rostro con su orina, cuando termino le miro riéndose y le soltó un nuevo bofetón, Ana hizo lo mismo, le orino la cara, ambas sintieron mucha satisfacción al hacer aquello. Ambas se quitaron sus guantes y se lo arrojaron a la cara.         

-“Mañana continuamos cerdo” Dijo Ana.

Ambas salieron de la habitación cerrándola con llave, Tony apenas pudo dormir en toda la noche, su situación no se lo permitía, la puerta se abrió a primera hora en la mañana, Ana y Raquel entraron en la habitación, Ambas iban vestidas con un camisón, se acababan de levantar y fueron a ver a su prisionero, se aproximaron a él.          

-“¿Que tal has dormido Cerdo?” Le pregunto Raquel.           

Raquel le piso la cara con su pie descalzo y apretó su pie contra la cara de Tony.          

-“Contéstame estúpido”. Le recrimino Raquel.

-“HmmmHmmmHHHmmm”. Fue lo único pudo salir de la boca de Tony.

-“Hueles mal Cerdo, habrá que lavarte”. Le recrimino Ana.

Ambas mujeres se echaron una mirada cómplice y dejaron asomar una sonrisa de su rostro, las dos mujeres volvieron con un cubo de agua en sus manos, ambas se pusieron al lado de Tony, levantaron el cubo y empezaron a echarle el agua por encima, comenzaron a lavarlo como a un animal, ambas comenzaron a reírse y burlarse, las dos mujeres se reían a carcajadas, estaban disfrutando, con su venganza.

La mañana trascurrió para Tony bajo la atenta mirada de las dos mujeres, entraban y salían de la habitación, no querían que nada saliera mal, pusieron mucho cuidado en todo. Pronto llegarían más humillaciones para él, Raquel entro en la habitación, tras ella Ana con un recipiente en la mano.

-“Hora de comer, vamos a quitarte la mordaza, ni una sola palabra o te azotamos de nuevo”. Le dijo con tono amenazador Raquel a Tony.

Le quitaron la mordaza de su boca, Tony en un tono muy sumiso pidió que le soltaran, Ambas no hicieron caso a sus palabras, Ana tomo sus guantes de goma del suelo y se los coloco nuevamente, inclinándose hacia la cara de Tony,       

-“Sin mi nunca has sido nada, siempre has comido de mi mano”, Le dijo Ana,

Acto seguido ella tomo un puñado de comida con su mano enguantada y se la puso en la boca a Tony, quien comenzó a comer del guante de Ana, ella lo estaba humillando y haciéndole saber quién mandaba, Tony tenía hambre y sin decir nada comía de la mano de su mujer, sin rechistar comía del repugnante guante de Ana, ella disfrutó viéndole en aquella situación, mostrándole su superioridad. Raquel quiso también humillarle, volcó el plato de comida en el suelo y con su bota lo piso.   

-“Vamos come”. Ella le piso su cara con su bota contra la comida, el continuo comiendo, Raquel estaba llena de orgullo, una sensación de satisfacción la recorría su cara. 

Las dos mujeres habían cumplido con creces su venganza, pero no habían terminado la llevarían hasta el final, le sometieron a crueles castigos y humillaciones a lo largo del día, su peor castigo llego por la noche, Tony había conseguido quedarse dormido, Raquel y Ana entraron en la habitación, cerraron con llave como hacían siempre, se dirigieron hacia Tony, una bofetada en su rostro le despertó.   

-“Vamos a dejarte marchar, pero antes deberás suplicar perdón por todo el daño que nos has hecho”. Con voz muy seria y tranquila se dirigió Raquel a Tony.   

-“Lo siento, lo siento, no lo haré mas”. Se apresuro a decir Tony.   

Ana conmovida por la rabia le soltó un terrible bofetón a Tony.     

-“Así no estúpido, hazlo bien si quieres irte”. Le recriminaron.      

Raquel se puso delante de Tony y se agacho sentándose en su cara, se subió la falda y dejo caer su culo en la cara de Tony. 

-“Suplica perdón mientras besas mi culo”. Raquel estaba muy seria esperando verle suplicar y hacer menor su dolor que tanto la había hecho ese hombre.

Tony suplico todo lo que pudo, se arrastro, se humillo, suplico, pidió perdón, se insulto a sí mismo, beso el culo de Ana y de Raquel, se humillo todo lo que pudo con tal de salir de ahí. Ana y Raquel sonreían, ahora tenían lo que tanto habían deseado, por fin se sentían bien, su venganza las había calmado.

-“Ahora dejarme ir”. Suplico Tony.       
-“NO”. Contestaron rotundamente ambas.        

-“Me lo prometieron, par de putas, zorras… son unas mmmmhhhhhhhmmmhmhm”. Decía Tony cuando fue amordazado de nuevo.

Volvieron a amordazarlo para no escuchar sus insultos y gritos, las dos mujeres se dirigieron tranquilamente a la bolsa, para sorpresa de Tony sacaron de ella unos arneses tipo Strap on, que son arnés con un pene falso, Ana había ido a un sex shop a comprarlos, lo tenían planeado y ahora iban a llevarlo a cabo, Ambas comenzaron a desnudarse, Raquel tuvo una cruel idea, se acerco a Tony con sus medias en la mano, le coloco su media en la cabeza, le tapo la cara con su media, Tony estaba amordazado y con la presión de la media en su cara, era un cruel castigo.  

Ana y Raquel se acercaron con el arnés ya bien ajustado, entre las dos le levantaron y le apoyaron en una silla, las dos mujeres se pusieron sus guantes y comenzaron a meterle sus dedos con vaselina por el ano, Tony gritaba pese a la mordaza, pero lo peor llego después, ambas fueron turnándose e introduciendo el gran pene falso por el ano de Tony, le sodomizaron una y otra vez, Tony solo podía gritar contra su mordaza, Tony sudaba a chorros por el calor, el sufrimiento que sentía, inmóvil, amordazado, una media en la cabeza y aquellas dos crueles mujeres sodomizándolo.           

-“Así aprenderás a tratar a las mujeres”. Le recriminaron a Tony mientras seguían metiendo y sacando el pene falso de su ano, violándolo cruelmente.  

Para cuando ambas terminaron de violarlo a Tony ya no le quedaba nada de orgullo, estaba humillado y castigado, nunca olvidaría todo lo sucedido, la venganza de ambas se había cumplido, dejaron a Tony en el suelo y se fueron, al día siguiente ambas bajaron de nuevo para despertarlo iban desnudas, con una expresión en su rostro extraña.

Raquel le alzo la cabeza a Tony tomándolo de los cabello, le escupió en la cara y le dijo mirándolo firmemente a los ojos.

-“Te vamos a hacer gozar y más vale que lo disfrutes porque será la última vez que te corras en tu patética vida cerdo”. Dijo Raquel mientras masturba a Tony.

Cuando el pene de Tony estuvo lo suficientemente endurecido, ella se lo llevo a su vagina y se dejo caer, los huevos de Tony rebotaron en las nalgas de Raquel del fuerte sentón que ella le dio, ella comenzó a cabalgarlo, con fuerza, apoyando sus manos sobre el pecho de Tony sus gemidos eran sonoros estaba gozando lo mismo que Tony, fue por eso que no vio a Ana sacar de la  bolsa un burdizzo, apenas y sintió como fueron tomados sus huevos para ser colocados entre ambas mandíbulas de acero.

-“MMMMMMMMhhhhh, AAAAAHHHHHH” Gemían Raquel y Tony.
-“Me VENGOOOOO” Grito Raquel.

Sus jugos rebosaron de su vagina mojando incluso los huevos de Tony pero no se detuvo siguió cabalgándolo hasta sentir que su pene comenzó a tener contracciones, le hizo una seña Raquel a Ana que Tony no vio, y cuando Raquel sintió el primer gran disparo de la leche de Tony en su interior se lo hizo saber a Ana por una seña.

Ana entonces imprimió en las manijas del burdizzo que sostenía con ambas manos toda la fuerza que pudo,  cerrando las mandíbulas sobre la parte alta del escroto de Tony cuyos ojos se abrieron grandes y su pene lanzo un chorro tremendo que hizo gritar a Raquel al sentirlo.

-“AAAAAAAHHGGGG” Grito Raquel.

Los ojos de Tony se pusieron en blanco y todo su cuerpo comenzó a convulsionar sin parar por varios minutos hasta que quedo sin sentido, cuando Raquel se desmonto de Tony una gran cantidad de semen que se escapo de su vagina cayó sobre su vientre, Ana tomo un poco de esa leche y se la llevo a la boca para luego decir.

-“Vaya debo decir que voy a extrañar el sabor de la leche de este cerdo”. Dijo Ana, y ambas rieron.

Tony no tardo en ser de nuevo drogado con somníferos, cuando despertó estaba en aquella habitación libre, sin rastro de Ana y Raquel, Tony se levanto sintiendo mucho dolor como pudo se marcho de aquella casa, Tony apenas podía caminar por los castigos que había sufrido, azotes, violación y castración… con su orgullo por los suelos por las humillaciones sufridas, Tony había recibido lo que se merecía, nunca dijo nada de hacerlo todo mundo sabría que era un eunuco algo que su mente de macho nunca podría soportar, simplemente desapareció. 




Autor: Anónimo & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul