Mis fantasías con Carmen

Te vi por la calle con una falda negra y un jersey de cuello alto color morado con tus pasos tan ligeros se te movían mucho las pechos para arriba y para abajo y eso me hizo pensar que no llevabas sujetador y no me lo puedo quitar de mi cabeza y pensando en ti no me queda mas remedio que consolarme yo solo.
Pensando ese cuerpo tan bello que tienes cubierto tan solo con una combinación sin nada debajo, nunca me atreví a decirle que estaba enamorado de ella, hasta que un día me arme de valor y le llame por teléfono para confesé la verdad que la amaba con locura a lo que ella me respondió que ella de mi también y que tampoco se atrevía.
Pues bien el día que nos confesamos nuestro amor empezamos a contarnos cosas y nuestros pensamientos el uno del otro. Yo le conté que cada día que la veía por la calle que no podía aguantar de no decirle ni hola, de lo mucho que la amaba..
Eran las 10 de la noche cuando yo llegué a su casa y me recibió con una bata morada que entre botón y botón dejaba ver la combinación que llevaba puesta y nos dimos un fuerte abrazo y un beso que acabamos en la cama los dos ella me empezó a quitarme la camiseta hizo lo mismo con los pantalones y el calzoncillo yo hice lo mismo.
Le desabotoné la bata y poco a poco iba apareciendo esa combinación de color azul transparente y pude ver que debajo no llevaba nada la cogí entre mis brazos la bese en el cuello bajando mi lengua lentamente hasta llegar a sus pechos dejo escapar un gemido de placer mientras yo seguía explorando su cuerpo cuando llegué a su clítoris note que estaba húmeda y le chupé su coño metiéndole la lengua hasta que no pudo más y se excito y con tanta ganas que tenia de mi se puso de rodillas empezó a chuparme el pene con tanta desesperación que me dijo cariño follarme hazme tuya te necesito dentro de mí.
Con mi polla húmeda de sus lamidas empecé a metérsela suavemente a lo cual ella se contorneaba de placer al tiempo que yo seguía metiendo mi pene en su mojado coño a su vez acariciaba sus pechos por encima de la combinación sus pechos estaban muy erectos y sus pezones duritos saque mi polla de su coñito y se la pase por los pezones que hizo que le sacara un pezón y se lo chupara lo cual hice con los dos.
Cariño vuélvemela a meter estoy a punto de correrme y quiero hacerlo con tu polla dentro se la metí hasta las bolas despacito y suavemente hasta que empezó a correrse con mi polla dentro al poco rato hice yo lo mismo.
Nos quedamos dormidos abrazaditos los dos fue maravilloso el encuentro y decidimos vivir juntos al terminar la tarde y después de cenar yo iba al armario y cogía una de sus combinaciones y me las ponía y ella el primer día que me vio le entro la risa y empezó a crecer y crecer mi pene que no pude más y lo hicimos encima de el sofá y en nuestros ratos de intimidad y una vez cerrada la puerta de la calle con llave.
Una tarde me sorprendió fue al armario saco dos combinaciones una blanca y otra rosa y me pregunto cual me pongo cariño la blanca o la rosa yo le dije que la blanca pues bien delante de mí se la puso.
Yo estaba ya tan caliente que no pude más a lo cual ella me paró y me dijo sé que te gusta lo que llevo puesto y que te gusta ponértelas, me quitó el pijama y el calzoncillo y me la puso nos pusimos a ver una peli romántica y sin parar de acariciarnos y besarnos.
Al termino de la peli nos fuimos a la cama y de lo cansos que estábamos nos quedamos dormidos, a la mañana siguiente yo me levanté y prepare el desayuno y lo lleve a la cama desayunamos juntos en la cama al termino de el desayuno ella me beso un beso que me hizo perder la cabeza y tuve ganas de poseerla su combinación blanca transparente dejaba ver los pezones y su coño depilado con solo tocarme mi pene por encima de mi combi rosa que ella me había puesto la noche anterior volvimos a la carga de nuevo.
Me fui para mi casa con la combi metida en una bolsa al llegar a casa me desnude me metí en la ducha y me puse su combi rosa que olía a su cuerpo no me pude resistir en hacerme una paja llenándola de mi semen me llamo por teléfono me preguntó qué hacía y yo la dije que me había hecho una paja con su combinación y ella me dijo que no la lavase que se la llevara que las compartiríamos sin lavar para que los olores de nuestros cuerpos nos llevasen hasta lo impensable.
Así lo hice y fui a cambiarle la combi que ella aun la llevaba puesta se la quite y pude contemplar su cuerpo maravilloso no pudimos resistirnos le puse mi combi y ella me puso la suya me puse detrás suya para acariciarle los pechos mi pene estaba tieso rozando su culo redondo le metí los dedos en su mojada cueva le di la vuelta y la bese en la boca mientras mi pene apuntaba ya a su cueva se la metí suavemente hasta que ella dejo escapar un leve gemido de placer moviendo su culo para que la penetración fuera más profunda.
Cuando ella se había corrido me cogió mi pene y me lo mamo estuve a punto de correrme en su boca pero me contuve quería hacerlo en sus pechos y así lo hice la metí entre ellos dándome un masaje entre ellos agggggggggg ooooooooo me corrí y repartí mi semen por sus pezones.
Continuará.

La entrada Mis fantasías con Carmen aparece primero en SexoEscrito.com.