Follada vestida y sin bragas en un vehículo sin ser descubiertos

Hola a todos. ?

Soy nuevo en el foro… Este es mi primer relato erótico

Dedico este material a todos aquellos necesitados de un buen orgasmo. Si eres chico o chica, te puedo asegurar que con este relato porno conseguirás sacar todo eso que te tiene caliente ahora mismo. “Tienes mi garantía”.

Ok, medidas bajito, pelo castaño, ojos café claros de esos translucidos con el sol. Uso lentes, pero si hago el amor me los quito para que disfruten de mi mirada penetrante, tengo buenas piernas, piel clara, aunque un poco bronceada porque vivo en el caribe y siempre vivo tomando sol. Tengo una buena polla, no es grande, algunos buenos centímetros, pero nunca se muere, y es bien gordita, si me excitas solo la verás durita y bien rojita, y como verás si eres chica, vas a poder cogerme como quieras, hasta que quedes satisfecha. Tengo buenos récords, si te digo la verdad después de 4 eyaculaciones solo me canso, pero no se me baja, aunque me gusta que me violen. Las chicas que han estado conmigo suelen aprovecharse, porque como no se me baja se quedan hay bien tranquilitas subiendo y bajando, mientras yo aprovecho y me tomo una siesta boca arriba.

Viene el relato erótico…

y si eres chica y estás leyendo, sííí, tú….(espero que te frotes bien esa concha oísteee ? No me hagas perder mi tiempo 8-). Si no eres chica… Calma, no desesperes, para los chicos también deje unos buenos párrafos, para que se la jalen sin piedad, pensando en el culo de la chica que mencionaré más adelante. Jeje así que:

Enjoy…

Bueno, salimos a la playa, yo estaba con una chica de mi misma estatura. Culito bien redondito, pocas tetas, pero ya sabes, de esas que no tienen perdedera. El camino era largo, y ese era mi día para expresarme sexualmente. Estaba medio calentón, la verdad que sí, la tenía bien dura y parada y ya se tornaba incómodo, pues esta maldita poya, ya sabes… de esas que son como: ARRIBA LAS MANOS!! jajaja, es que se me para siempre para el frente, me delata muy fácilmente, tengo entonces que acomodarla, condenarla con el elástico de los boxer, porque como entenderás si no lo hago estoy perdido ? .

En fin, estoy con esta chica muy guapa, que estamos teniendo relaciones desde hace UNOS BUENOS MESES  ya, camino a la playa: ella con un mini jean, donde podía admirar esas jugosas piernas que tiene, también con una blusita sin bra, debido al calor que había, jodiendo y jodiendo. Llegamos a la playa  y como de costumbre la misma rutina, comida, bla bla bla, YA YO NO QUERÍA PLAYA, QUERÍA SEXO!!!!!

ENTONCES LO PEOR: ella y yo siempre nos la pasábamos abrazaditos dentro del agua, pero como se fue a bañar con su pantaloncito jean, me era difícil metérsela, aunque podía ver cómo ella abría las piernas y se me posaba en mi polla, que estaba debajo del pantalón. Se me posaba como haciendo una llamada a los dioses para que mi polla rompiera mi bañador y ese pantaloncito jean, cosa que era imposible ? .

El día estaba cayendo, y como a las 3 de la tarde para adelante ella comenzó a tomar cerveza (yo no tomo cerveza, la verdad es que solo me gusta follar) ? Seguían los malditos jueguitos y ya al caer la tarde ella me dice que le ayude a cambiarse la ropa: veo que se despoja de toda su ropa LLENA DE TIERRA Y SAL, y yo agarrándole dos toallas y ella en el centro tapada por las mismas, desnudándose para mí. Me comienza a pedir una blusa, nunca pide bragas, luego me pide que le pase una mini y se la pone, ? Así que nos montamos en el vehículo y ella iba sin bragas.

Follada sin bragas…pero vestida

Un vehículo de 3 plazas, el último asiento era de nosotros, un vehículo americano bastante amplio. Quedábamos los dos como de cucharita, ella delante y yo detrás. El frío comenzó a menguar, yo tenía una sudadera de esas finas, un pantalón ancho con tela suave, el ziper que subía y bajaba fácil, y un boxer con compartimento para poder sacar el pipi jeje. Ella, en cambio solo tenía la faldita y una blusita, así que nos dormimos y yo aprovechaba y la abrazaba y al abarcarla con mi cuerpo ella quedaba dentro de mi sudadera, y como recompensa quedaba agarrándole los dos pechos bien duritos y redonditos. Nos arropamos con una toalla gigante de esas usadas para picnic, de modo que no quedaba nada al descubierto, PEEERFECTO!!!! Ella comenzó a menearse muy despacito con su faldita sin bragas, y yo sobándole las tetas aún con mi pantalón normal… ya la tenia BIEN DURAAA!!!!! Pero no podía metérsela, recordé que estaba ella muy borracha y que no teníamos condones ¡Qué maldita vaina! -_-, tuve que esperar casi una hora y esa tipa jodiendo, en fin.

Llegamos a un pueblito, ya era de noche, allí compré dos cajas de condones. Como la tenía bien parada decidí entrar al baño, me puse mi condón y salí con él bien puesto y ajustadito. La caja decía SENSITIVO ULTRA DELGADO.  Salí con mi condón puesto, allá me esperaba ella “durmiendo”. JAJAJA sí, cómo no, pues me le recosté de cucharita, esta vez con el zipper debajo, ojo no era un zipper metálico, era como plástico, ya que el pantalon era de tela, TU SABES DE ESO QUE NO TE MOLESTAN EN LA VAGINA, “PARA LAS CHICAS :-) “. Pues bien ella se pega más y puedo sentir que estaba ya bien babosa. Así como el que no sabe la cosa,  se la fui metiendo suave y al pasito.

En el segundo asiento iban dose doñas que desde que salimos de la playa comenzaron a dormir, nunca se dieron cuenta de nada. :mrgreen: En el que seguía iba un seño y ora doña, ella y yo quedábamos en el del final, en el tercer asiento “solos, solitos, solitos”, pero ojo, si ella gemía se iban a dar cuenta.

Se la fui metiendo al pasito hasta que quedamos pegaditos. Como no podíamos movernos mucho, ella luchaba para frotarse el clítoris con el tallo de mi pene. Si no  tuviera la concha tan chiquita, se me hubiera tragado las bolas, pero al tener la concha tan chiquita, ya sabes, me quedaba esa concha apretadita, el más mínimo movimiento sentía cómo la misma diosa Ishtar se me clavaba hasta más no poder, pues hay movimientitos leves pero intensos, ella se masturbaba, frotaba su clítoris con la piernas juntas y yo ahí detrás de ella, de cucharita, tratando de sacarle mi polla por la misma boca, la verdad quería darle bien duro, pero no podía, TENÍAMOS QUE SER DISCRETOS. En una veo que me apretaba más, wow sííí, se me va saliendo pero sin dejarlo de apretar, y vuelve y se me la mete hasta el fondo. Yo le susurraba que no se moviera mucho, además, el condón de podía romper ? Se calmó, pero sin bajar la intensidad. Ella seguía al pasito, bien apretadita mmmmm sííí, apretadita. Ahí sentía cómo me apretaba la cabecita, ella de insistente y yo con mi pene debajo de esa minifalda sin bragas, metiéndosela sin piedad. La verdad no entiendo qué es lo que ella deseaba, porque con esa conchita lo único que podía era reposarse en  la base de mi pene, y frotarse bien duro su clítoris, con tremendo monstruo dentro de ella. Cuando creía que ella estaba apretándome, PUES NOO, es que era apretadita la maldita, siempre  fue, hasta que dicide apretármela bien, aún más duro. Tan solo un pequeño jaloncito y yo eyaculo aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, dentro de su conchita, tuve que taparle la boca, estaba casi gimiendo.

Saco rápidamente, me quito el condón lo amarro, me lo guardo en el bolsillo envuelto en una servilleta,  y ella desesperada, me agarra la polla y se la mete sin piedad de nuevo, esta vez sin condón ? , MI GENTEEEE!!  Si antes era bueno, pues ahora multiplíquenlo por 10^10, Dios qué delicia, sentía las paredes de su vagina. Ya no me importaba nada, con esta polla tan hinchada. Se la metí y se la metí. En una vi cómo nos llamaba el chófer, y yo haciendo bramidos como cuando uno está durmiendo. Nada más se escuchaban ellos diciendo esta gente se emborracharon, deben de estar bien dormiditos ? , PUES SÍ, se la estaba metiendo BIEN DURO!!!!  Y SIN PIEDAD!!! PEGADITOS Y APRETADITOS!!! Hasta que no aguanté más, estiré los brazos y mientras que con uno le sobaba sus tetitas tan ricas duritas y redonditas, con otro le tapaba la boca para que no gimiera, hasta que se la metí!!!!!!, durooo!!!!! hasta el fondo!!!!!! bien apretadito!!!!! ella, estaba a mil, y yo sentía esas dos nalgas redonditas chocándome sin piedad, PERO OJO, DISCRETO, JAJA, en una me voy a venir, y quiero salir, pero ella me APRIETA MÁS, no estaba decidida a dejarme escapar, trató de forzarme, pero si forzaba más “NOS DESCUBRIRÍAN”, y mientras jala y jala, apreita! Mmm, aprieta, me vengo AAAAAHHH, SÍÍÍÍ!! Riiiiicoooo!!! Dentro de su vagina, sin condón :roll: Dioooosss, cuánto semen hay, pero era tan rico, cuando se la eché en el fondo fue que me soltó. Con la misma toalla le limpié su concha, nos quedamos durmiendo y solo recuerdo cómo nos prendían la luz y nos despertaban. Al otro día ella se tomó una pastilla y no hubo problemas. Nooo, no quedó embarazada, jejeje.

ESPERO QUE LO HAYAN DISFRUTADO, PUEDEN VENIR MÁS RELATOS ERÓTICOS, SOLO PÍDANLO, VINE A ESTA COMUNIDAD PARA QUEDARME. BAY :-)

FIRMA: HIPSTER 777   ?

La entrada Follada vestida y sin bragas en un vehículo sin ser descubiertos aparece primero en SexoEscrito.com.

Sexo en la plaza

La protagonista de este relato es Mariela, una damita de cabello negro, menuda y busto algo generoso. Gusta vestir faldas o minifaldas y, en un día de invierno, no es la excepción. Pulover, falda y pantys, que le llegan hasta la cintura, para abrigarle las piernas.

Mientras cruza una plaza un hombre se le acerca por detrás. Es un vecino que hace tiempo la observa con deseo, y ella hace lo mismo. Ella se voltea y le levanta una ceja, con lo cual él sonríe. Tras un rato, ella se vuelve a voltear, le guiña un ojo y él vuelve a sonreír. Sabiendo que le sigue, se dirige hasta una zona poco transitada de la plaza, con bancas y arbustos altos. Al llegar, la mujer se voltea y le lanza un beso, tras lo cual se ubica delante de un banco.

Él se acerca por detrás y le dice al oído:

Espero que tengas algo más en mente.-

-Hace frío y quiero algo más que soplarte besos.-

-Entonces estamos de acuerdo- Tras decir esto le agarra una nalga que resalta por sus ajustadas pantys y falda.

Pero…a mi manera

Acto seguido se voltea y se sienta en la banca. Se levanta la falda dejando al descubierto desde su cintura para abajo y, tras apoyar la manos en su vientre, le dice “Hazlo tuyo”.

Obedeciendo, su amante se arrodilla delante de ella y comienza a acariciarle las piernas, para calentarlas un poco, ella se ríe por las cosquilla. De repente las manos de él van hasta su cintura y, rápidamente, le baja las pantys hasta por debajo de las rodillas. Un escalofrío recorre las piernas de Mariela y él,al darse cuenta, vuelve a hacer fricción para calentarlas.

Le abre un poco las piernas, le baja la bombacha y comienza el cunnilingus que sube la temperatura de los dos (la de ella aún más de lo que ya estaba). La mujer apoya ambas manos en la banca y echa la cabeza hacia atrás. Por momentos se cerciora de que no haya “moros en la costa” y sigue disfrutando de cómo la lengua le recorre desde su clítoris y a todo lo largo de su Monte de Venus.

Abre más sus piernas para facilitarle las cosas al hombre. Cierra los ojos. Él le introduce un dedo en su vagina, ella aprieta los dientes. Su dedo índice se mueve adelante hacia atrás. Mientras la lengua de él le lame el clítoris.

Tras un rato introduce, también, el dedo medio. Abre más las piernas y exclama –En cualquier momento me harás olvidar el frió-. Se lleva una mano al cuello y después se acaricia el pecho. Su amigo saborea su vagina mientras le introduce los dedos.

-Así mi amor. Te sale muy bien– Le dice la muchacha.

Modestia aparte…soy bueno.

Mariela mira a su alrededor y escucha con atención. Le parece que rondan personas cerca. Debe ser la hora, a media tarde, en que salen del trabajo. Le apoya una mano en la cabeza y le pide que suba el ritmo mientras abre las piernas todo lo que puede. Hacerlo en un lugar publico le agrega emoción y “adrenalina”, pero no quieren ser descubiertos.

La vagina y boca de él se empapan a la vez. La mujer se muerde el labio inferior antes de tener un orgasmo. Cuando le llega el orgasmo ella aprieta los dientes y contiene un gemido. Mientras que la boca de su amante se humedece, saboreando y penetrándola con los dedos. Tras acabar, ella se ríe un poco y él exhala.

¿Cómo te sientes?-Le pregunta Mariela.

A decir verdad…estoy duro

Algo excitado, supongo

Ni que lo dudes. Me arde el rostro y tengo una interesante erección

Mmm…déjame ver, por favor

Ella se sube la prenda interior y las pantys mientras el se pone de pie. Tras dar un vistazo alrededor se desabrocha el pantalón y baja un poco el mismo, y el calzoncillo, dejando al descubierto su pene. Un pene firme y muy erecto. Tras pedirle que se acerque, la chica lo toma con su mano derecha y comienza a masturbarlo, mientras en su roto expresa lascivia.

Él cierra los ojos y, olvidando rápidamente el fresco en su entrepierna, se deja llevar por los dedos femeninos recorriéndole el pene. Cuando lleva un rato, no mucho, ya que venía excitado de practicarle sexo oral, eyacula. Mariela cubre la punta del pene con su mano izquierda, mientras lo sigue masturbando con la otra. El semen le mancha toda la palma.

Tras acabar, el muchacho se levanta la ropa mientras ella se mira la mano manchada. Él, como buen caballero, le alcanza, sin que se lo pida, un pañuelo para limpiarse. Mientras se limpia, Mariela le dice:

Se te fue el frío ¿no?

Ni que lo digas…lástima que ya lo vuelvo a sentir

¿Pero te divertiste?

¡Por supuesto! Eres grande, mujer…

¿Nos volveremos a ver?

Quizás…

Tras responder, Mariela le acaricia el rostro y le da un beso en la mejilla y se despide diciendo “Hasta la próxima, amor”.

La entrada Sexo en la plaza aparece primero en SexoEscrito.com.