RESTAURANTE EXCLUSIVO

Estaba ciertamente nerviosa, cuando su amiga Jackie le invitó a comer no pudo imaginar el tipo de restaurante que se iba a encontrar. Ambas eran amigas desde hace muchísimo tiempo y las dos eran solteras con un elevado poder adquisitivo. Dyanna era directora ejecutiva de una importantísima empresa electrónica, y a sus 37 años podía permitirse cualquier capricho que se le antojase. Su larga melena rubia y sus voluptuosos pechos no dejaban indiferentes a los hombres, pero Dyanna había decidido conservar su independencia manteniéndose soltera......


RESTAURANTE EXCLUSIVO.
Estaba ciertamente nerviosa, cuando su amiga Jackie le invitó a comer no pudo imaginar el tipo de restaurante que se iba a encontrar. Ambas eran amigas desde hace muchísimo tiempo y las dos eran solteras con un elevado poder adquisitivo. Dyanna era directora ejecutiva de una importantísima empresa electrónica, y a sus 37 años podía permitirse cualquier capricho que se le antojase. Su larga melena rubia y sus voluptuosos pechos no dejaban indiferentes a los hombres, pero Dyanna había decidido conservar su independencia manteniéndose soltera.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [GORE] [CANIBALISMO]


Categoria: Hetero      Autor: Miguel




Estaba ciertamente nerviosa, cuando su amiga Jackie le invitó a comer no pudo imaginar el tipo de restaurante que se iba a encontrar. Ambas eran amigas desde hace muchísimo tiempo y las dos eran solteras con un elevado poder adquisitivo. Dyanna era directora ejecutiva de una importantísima empresa electrónica, y a sus 37 años podía permitirse cualquier capricho que se le antojase. Su larga melena rubia y sus voluptuosos pechos no dejaban indiferentes a los hombres, pero Dyanna había decidido conservar su independencia manteniéndose soltera.

Jackie por el contrario era una mujer divorciada de 27 años con cabello moreno y rasgos asiáticos. El divorcio de su ex marido le había reportado una considerable fortuna y gracias a ello su tren de vida era la de una mujer sin complejos respecto al dinero. Jackie era más alta que Dyanna pero al contrario, sus pechos eran más pequeños.

Ambas se encontraron en el gimnasio como de costumbre, y fue entonces cuando Jackie le dijo a Dyanna que la invitaría a comer tras los ejercicios del gimnasio.

-“Espero que vengas con hambre, porque el sitio donde voy a llevarte es ciertamente exclusivo y selecto”. Le dijo Jackie a Dyanna con aire misterioso.

Dyanna le aseguró que así sería con una sonrisa, pero durante toda la hora del gimnasio Dyanna se preguntaba a qué clase de sitio la llevaría Jackie. Una vez terminados los ejercicios del gimnasio, ambas de ducharon y se subieron en la limusina de Jackie que las llevaría al restaurante.

-“He de confesar que estoy ciertamente intrigada”. Reconoció Dyanna una vez dentro del coche.
-“Te garantizo que disfrutarás de la comida”. Le aseguró Jackie con una sonrisa en los labios.

Descubrí el restaurante por una amiga y procuro ir un mínimo de dos veces por semana. Incluso hay veces que me paso el día entero allí combinando comida y cena. Dyanna se sentía más y más intrigada cada vez mientras la limusina de Jackie se adentraba en los barrios más pobres de la ciudad. Tras varios minutos recorriendo oscuras y desconocidas calles para Dyanna, finalmente el coche se detuvo en un callejón sin iluminación y ambas mujeres se bajaron del coche. Jackie despidió a su chófer diciéndole que le llamaría cuando le necesitase, y con aire seguro se dirigió a una destartalada puerta sin ningún rótulo exterior visible. A Dyanna le extrañó que ese fuese un restaurante de alta categoría como los que Jackie solía frecuentar, pero decidió no decir nada.

Jackie tocó un disimulado timbre tres veces, y tras unos minutos de espera la puerta se abrió automáticamente. Jackie y Dyanna entraron en una lujosa sala de espera que nada tenía que ver con el exterior. Carísimos cuadros y esculturas decoraban la estancia mientras ambas mujeres esperaron sentadas en unos lujosos sofás de piel. Tras unos minutos de espera, apareció en la estancia un hombre que se dirigió hacia Jackie de manera afectuosa.

-“Mi querida Jackie”. Dijo el desconocido mientras se dirigía a ella con una amplia sonrisa en la boca. –“Siempre es un placer verte por aquí”. Añadió poco después.
-“¡André!” Le respondió Jackie sonriendo mientras se daban un beso en la mejilla.
-“Te presento a Dyanna, una muy buena amiga que viene conmigo por primera vez va a disfrutar de las delicias del restaurante”. Añadió Jackie.

-“”Ohhh… Qué alegría”. dijo André dirigiéndose a Dyanna.
-“Espero disfrute de la comida. Las amigas de Jackie siempre son bienvenidas”.
-“Mi amiga no sabe el tipo de manjares que aquí se disfrutan”. Dijo Jackie,
-“Así que espero que no le defraudes, André”.
-“Nadie se ha quejado jamás”. Respondió André,
-“Seguro que nuestros menús agradaran a tu amiga. Hoy tenemos un género magnífico”.

Los tres se dirigieron hacia el comedor principal con Dyanna más intrigada que nunca después de las palabras de André. El comedor era inmenso y estaba casi lleno a pesar de ser un día entre semana. A Dyanna le sorprendió que casi la mayoría de clientes, por no decir casi todos, eran mujeres. La mayoría de mediana, pero también grupos de chicas adolescentes e incluso madres con sus hijas de 6 o 7 años. También le sorprendió a Dyanna el olor. Era un olor agradable el que salía de las cocinas, mezcla de carne asada y especias que abrió el apetito de Dyanna.

André las condujo por el amplio comedor hasta la mejor mesa del local, no en vano Jackie era una de las mejores clientas.

-“Enseguida les traigo la carta”. Dijo André.
-“Mientras tanto disfruten de este aperitivos. Están recién tomados”. Añadio.

Un camarero había dejado sobre la mesa una pequeña bandeja con dos pequeñas bolitas del tamaño de nueces y dos copas llenas de un líquido blanco.

-“¿Qué son?” Preguntó Dyanna sorprendida. Nunca había visto nada parecido.
-“Cómetelo y no preguntes”. Respondió Jackie mientras tomaba una bolita con los dedos y se lo introducía en la boca.

-“Saboréalo primero y muerde después”. Añadió.

Dyanna obedeció y se introdujo una bola en la boca. Tenía un cierto sabor ácido pero agradable. Tras un cierto tiempo sacándole todo el jugo, finalmente Dyanna mordió la bola y de ella salió un líquido templado que hizo las delicias de Dyanna.

-“¡Delicioso!” Reconoció Dyanna.
-“Brindemos ahora”. Le dijo Jackie mientras tomaba la copa de líquido blanco con aire de satisfacción.

-“¿Qué es?” Quiso saber Dyanna mientras alzaba su copa con aire divertido.
-“Parece semen”.
-“Lo es cariño”. Le respondió Jackie mientras sonreía a su amiga.
-“¿Cómo?” La cara de Dyanna era de sorpresa total.

-“¿Amiga, qué clase de restaurante crees que es éste?” El rostro de Jackie era diversión absoluta apenas pudiendo evitar reírse.

-“¿Pero… Pero... Semen de qué animal?” Quiso saber Dyanna.
-“De hombre, por supuesto. Yo sólo como lo mejor” Le informó Jackie con total tranquilidad.

Las bolitas que acabas de comer y que tanto has disfrutado son los testículos de un joven recién castrado. Dyanna aún estaba asimilando lo que Jackie acababa de decirle. Era un restaurante donde se comía carne humana sin ningún rubor. Trató de no pensar en eso y ante la insistencia de Jackie bebió el contenido de su copa hasta dejarla vacía. El sabor le resultó exquisito para su sorpresa. El semen le gustó como nunca antes imaginó, y pasó su lengua por los labios para rebañar los restos que allí habían quedado. Jackie por el contrario bebió su copa a pequeños sorbos, saboreando cada gota de aquel delicioso néctar masculino.

-“¿Pero esto es legal?” Ppreguntó Dyanna intrigada -.
-“Por supuesto que sí” Le tranquilizó Jackie.
-“Aquí solo se cocinan genitales masculinos. En todas sus variedades. El restaurante tiene un gran surtido de muchachos listos para ser castrados”.  

-“¿Los mantienen aquí de forma consentida?” Preguntó Dyanna inocentemente.
-“Los hombres cobran grandes cantidades de dinero a cambio de sus genitales”. Le informó Jackie.

Y nunca faltan candidatos, por lo cual el restaurante se permite escoger los mejores sementales. Cada día son castrados más de 100 jóvenes y para el día siguiente ya tienen preparados otros 100. Hay una gran lista de espera, créeme. Y luego están los menores de edad. Los testículos que acabamos de disfrutar serán probablemente de un menor de edad. Yo ya he aprendido a diferenciarlos. Al ser menores de edad necesitan autorización de sus progenitores, pero como en los adultos, nunca faltan los candidatos. Sus genitales suelen ser usados como aperitivos o para menús infantiles.

Mientras Dyanna aun trataba de asimilar todo lo que estaba oyendo y su temperatura interior subía rápidamente. Antes de que pudiera decir nada apareció André con dos enormes cartas que dio a cada una de las chicas.

-“Espero que hayan disfrutado del aperitivo”. Les dijo mientras recogía las copas vacías y la bandeja sin restos de los testículos.

-“Mucho André” Le dijo Jackie.
-“Yo no necesitaré carta, he probado casi todo ya y vengo con las ideas claras”.
-“Perfecto” Respondió André mientras recogía la carta.
-“¿Y que va a ser?

-“Quiero un pene relleno de mucho semen bien hecho a la parrilla con mucha salsa de semen y fresas. El glande jugoso, André, que sangre un poquito”. Dijo Jackie.
-“¿Los huevos cómo los quiere?” Preguntó André -.
-“Los quiero cocidos en su bolsa escrotal y con abundante salsa de semen y especies picantes”.
-“¿Y su amiga?” Preguntó André dirigiéndose a Dyanna.
Dyanna estaba obnubilada leyendo la amplísima carta que había ante ella. Más de 200 platos todos con el ingrediente básico de genitales masculinos. La verdad es que todos tenían un aspecto delicioso y Dyanna no supo por cuál decidirse.

-“¿Permites que te aconseje?” Le ayudó Jackie.
-“Sí, por favor”. Dyanna agradeció la ayuda de su amiga.
-“André” – le dijo Jackie al maitre,
-“A mi amiga tráigale una brocheta de pene bien jugosa y unos testículos rebozados.
-“¿Te parece bien Dyanna?
-“Sí, claro” Dijo la rubia sonrojándose ligeramente.
-“Magnífica elección señoritas” Les dijo André mientras apuntaba el pedido.
-“¿Ahora quieren acompañarme a escoger la carne?”
-“¡Claro!” Respondió Jackie mientras se levantaba.

Los tres bajaron unas escaleras que conducían a una amplia galería con cristaleras a ambos lados. En su interior había decenas de hombres desnudos de todas las razas posibles. La mayoría de ellos estaban magníficamente dotados, con enormes penes venosos e inmensos huevos que colgaban entre sus piernas.

-“Escoge tu semental, cariño”. Le dijo Jackie a Dyanna entre risas.

A cualquier parte que Dyanna mirara había hermosos muchachos. Cuerpos espectaculares bien formados y unos genitales que a Dyanna le parecieron todos exquisitos, más pensando que dentro de un rato estarían en su plato. Tuvo de admitir que eso la excitó mucho, aunque no supo porque macho decidirse.

-“¡Quiero aquél!” La voz que sonó a su espalda era la de Jackie, que ya había elegido su comida.

Era un hermoso joven de unos 20 años, rubio y ojos azules, con un musculado cuerpo y un pene tamaño medio pero muy ancho, y unos grandes huevos que se veían muy apetecibles. André llamó a un camarero que se introdujo en la vidriera y se llevó al joven rubio a la cocina.

Mientras, Dyanna se veía incapaz de decidirse por alguno. Todos se veían tan adorables. A su lado había una madre con su hija de apenas 15 años que también estaban buscando la que sería su comida. La niña se había empeñado en un hermoso hombre negro con un pene de más de 30 centímetros. Un ejemplar espectacular con unos huevos del tamaño de naranjas.

-“¿Estás segura de que podrás con todo eso, hija?” Le decía la madre -.
-“Sí mamá” Le respondía la niña con voz infantil.
-“Además es mi cumpleaños y me lo prometiste”.
-“Esta bien hija”. La madre avisó a un camarero que se llevó al hombre negro a la cocina.

Dyanna enseguida pensó en lo afortunada que era aquella niña, pero volvió a centrarse en su tarea de buscar el que sería su cena. Como había pedido brocheta, decidió que debía tener un miembro considerablemente largo, así que finalmente se decidió por un jovencito más bien delgado, de cabello castaño y unos bonitos ojos verdes, además de un pene que casi le llegaba a la rodilla. Su escroto también era generoso, y a Dyanna se le empezó a hacer agua la boca.

-“¡Ése!” Dijo Dyanna señalando al joven.

Inmediatamente un camarero se lo llevó a la cocina para ser preparado.

-“Ahora si quieren acompañarme a la bodega”. Les dijo André.
-“La comida aún tardará un rato en prepararse”.
-“Queremos ver cómo los cocinan” Le interrumpió Jackie.
-“¿Cómo?” La pregunta tomo a André por sorpresa.
-“Queremos estar en la cocina mientras los preparan”. Insistió Jackie.
-“Pero eso no se puede Jackie.…” Respondió André un tanto apurado.
-“No sé si los cocineros estarán de acuerdo”.
-“Estarán de acuerdo, ¿verdad André?” Las palabras de Jackie sonaron casi a amenaza.

Tras unos momentos de duda, finalmente André asintió con la cabeza y les aseguró que estarían presentes durante el cocinado.

-“Genial” Gritó Jackie satisfecha.
-“Ahora vamos a las bodegas”.

Los tres se dirigieron a otra estancia donde se preparaban los caldos del local. Otra vez Dyanna volvió a asombrarse cuando entraron en una estancia donde decenas de hombres atados eran literalmente ordeñados por succionadores conectados a sus penes. Los hombres eran estimulados mediante descargas eléctricas en su escroto que aceleraban la secreción de esperma. Aproximadamente cada 30 segundos un chorro de semen salía del pene de cada uno de los hombres y caía en un enorme cuenco con capacidad para 2 litros puesto delante de cada hombre.

André les dio a las chicas unas cucharillas a cada una para que probaran de cada cuenco y escogiesen el que más les gustase. Jackie y Dyanna empezaron con el primero y tras varios agradables minutos habían probado de todos los cuencos. A Dyanna todos le parecieron deliciosos. Los había más espesos, más líquidos, con diferentes sabores (frutas, licor…), que se conseguía, como les explicó André, inyectando el producto deseado en el escroto del hombre.

Finalmente, Jackie y Dyanna se decidieron por un semen espeso y de sabor afrutado para las salsas con las que cocinarían sus platos, y por uno un poco más líquido con cierto sabor a vino para sus copas. En total, 2 litros del primero, y 1 litro del segundo. André tomó nota y enviaron el primero a cocina y el segundo a su mesa.

Tras aquello los tres se dirigieron a la cocina del restaurante. A Dyanna le llamó la atención lo grande que era. El ritmo era frenético con camareros entrando y saliendo de la cocina mientras los chefs preparaban manjares genitales que desprendían un embriagador aroma. Había ayudantes que limpiaban a los hombres que iban a ser cercenados, o les ponían unas mordazas y vendas en los ojos para que no gritaran o vieran lo que se les avecinaba. Había por lo menos más de 50 puestos de cocina individuales donde un chef se encargaba de su respectivo pedido. Por lo tanto 50 hermosos jóvenes dispuestos a ser castrados adornaban cada cocina. Algunos estaban empezando a ser cocinados lentamente, mientras que otras elaboraciones estaban a punto de acabar.

Era fácil saber cuáles eran los últimos, ya que en ellas el chico se retorcía de dolor, sudaba copiosamente o alaba a través de la mordaza. Todo acababa con un violento corte donde el hombre se desmayaba y era retirado por dos camareros mientras sus miembros cocinados salían en una bandeja rumbo al comedor.

Cuando Jackie, Dyanna  y André entraron, este último preguntó por el jefe de cocina, y al rato apareció un hombre sudoroso que resultó ser el jefe de cocina. Se le veía muy atareado por la cantidad de trabajo que había, pero decidió atender a André.

-“¿Quién se encarga del relleno y la brocheta de la mesa 4? – le preguntó André -.
-“¿La 4?… Carol”. Le respondió el jefe de cocina.

Los tres se dirigieron al puesto de cocina de Carol. Al llegar allí, tanto el chico que había escogido Dyanna, como el que había escogido Jackie, se encontraban bien atados y preparados para pasar por la cocina, así como la jarra de 2 litros de semen para las salsas que previamente habían escogido.

-“Carol, hoy tendrás espectadoras”. Se limitó a decir André.
-“Las propias comensales”. Añadio.

Tras estas palabras André se retiró para continuar con su trabajo dejando a Carol en compañía de Jackie y Dyanna.  

-“Prometemos no molestarte ni interrumpirte mientras trabajas”. Le dijo Jackie medio en broma. 
-“Me llamo Jackie y mi amiga es Dyanna”. Dijo Jackie.
-“Al contrario”. Respondió Carol con una amplia sonrisa,
-“Será un placer tener compañía mientras trabajo y poder explicaros las elaboraciones. me llamo Carol”. Añadio la Chef.

Carol era una atractiva mujer de unos 22 años. Pese a su juventud ya llevaba varios años trabajando allí, y era la mano derecha del jefe de cocina.

-“Pongámonos manos a la obra”. Sentenció Carol.

Empezaremos con el rubio que es el que más trabajo va a llevar.  Carol tomo una amplia tira de cuero y la pasó bajo el escroto del rubio y luego la ató sobre el pene del chico. Estiró lo más fuerte que pudo, lo que provocó que el chico rubio se estremeciese, dejando que tanto el escroto como el pene quedasen aprisionados. Repitió la misma operación con el chico de Dyanna, provocando en él, el mismo dolor que había causado con el otro.

-“Con esto conseguimos que a la hora del corte evitemos el sangrado”. Explicó Carol satisfecha.

Casi al mismo tiempo los penes de ambos hombres se elevaron en una poderosa erección que entusiasmó tanto a Dyanna como a Jackie. Carol puso un tapón en la punta del pene del hombre rubio, y seguidamente le aplicó un tubo estimulador en el pene que comenzó a masturbarle con rápidos movimientos. El chico rubio no tardó en alcanzar el éxtasis ni unos segundos, pero el tapón evitó que se perdiese su preciado líquido, quedando atrapado dentro del pene.

Carol puso dos parrillas en marcha para que fuesen tomando calor mientras el chico rubio continuaba sufriendo espasmos debido a las continuas sacudidas del tubo succionador. En apenas 3 minutos eyaculó 5 veces por lo menos, lo que hizo que su pene se fuese hinchando por minutos.

-“Dejaremos que eyacule unas veces más hasta que el interior del pene quede bien relleno”. Explicó Carol a sus dos atentas oyentes.
-“Mientras hacemos tiempo para que se calienten las parrillas. Vamos ahora a por el otro”. Dijo Carol.

Carol abrió un cajón donde había numerosas varillas de diferentes tamaños y grosores. Echo una mirada al enorme pene del hombre castaño, y finalmente sacó una varilla de medio metro de bastante grosor. Luego la depositó en la segunda parrilla mientras metía una cuchara en la jarra de dos litros de semen y rociaba la varilla de aquel lubricante líquido. Los rostros de Jackie y Dyanna no podían aparentar más que una enorme satisfacción.

Carol volvió su atención hacia el primer chico que seguía sufriendo constantes espasmos. Su pene inflado era tal, que a Carol le costó quitarle el succionador. Una vez liberado, el hombre pareció aliviarse por momentos, dando suspiros de alivio. Carol palpó el miembro inflado y erecto para comprobar su estado, y quedó satisfecha. También comprobó si el tapón de la punta del pene tenía alguna fuga, y viendo que no había ninguna, sonrió complacida.

-“Ya podemos ponerlo a fuego lento para que se vaya cocinando”. Les dijo Carol mientras con una palanca las brasas de la parrilla subían hasta quedar casi pegadas al pene.

Inmediatamente el joven rubio comenzó a retorcerse de dolor, pero al estar completamente inmovilizado, nada pudo hacer excepto resignarse a su suerte. Su pene inflado y relleno de semen casi tocaba las brasas, así que se esforzaba en mantener la erección para alejarla de las brasas.

Carol fue a la segunda parrilla, donde la varilla había adquirido un color rojizo una vez que estaba al rojo vivo. Carol volvió a echarle otra abundante cucharada de semen, que provocó que las brasas chisporrotearan al contacto con el semen.

-“Por estas cosas adoro mi trabajo”. Les dijo Carol con una sonrisa mientras comprobaba que la varilla estaba suficientemente caliente, tocándola levemente con la punta del dedo.

Sin ningún miramiento introdujo la varilla al rojo vivo por la punta del pene del chico castaño. Nada más sentir la varilla ardiente, el chico soltó un grito de dolor, apenas amortiguado por la mordaza.

-“Hay que hacerlo muy lentamente, para que la varilla vaya cauterizando el interior, y al mismo tiempo conseguimos que la carne interior no quede cruda, sino sabrosa”. Les dijo Carol

Mientras introducía la varilla muy lentamente en el pene, ajena a los increíbles dolores que estaba sufriendo aquel chico. La varilla fue lentamente desapareciendo en el interior del pene del chico. A pesar de medir medio metro, prácticamente había sido totalmente engullida por aquel enorme pene, lo que decía mucho del tamaño de aquel miembro.

Tanto Jackie como Dyanna permanecían absortas viendo como Carol hacía tope con la varilla en la ingle del muchacho. Los espasmos del chico no hicieron más que acrecentar aquella excitación que ambas sentían en ese momento. Aquél hombre sudaba a raudales y daba muestras de sufrir unos dolores inimaginables, pero su pene no disminuyó de tamaño en ningún momento. Al igual que con el primer chico, Carol subió la parrilla hasta dejarla a la altura del pene, y para que se cocinara de forma uniforme.

“Ahora vamos a dejar los penes a fuego lento y nos ponemos a trabajar los escrotos”. Dijo Carol mientras aplicaba una cucharada de semen de la jarra en cada miembro.

Carol llenó de agua dos cuencos y los colocó sobre sendos hornillos individuales. Los encendió y los colocó exactamente bajo los escrotos de ambos hombres. Mediante unos ajustes, los escrotos quedaron sumergidos en los cuencos en su totalidad, y Carol subió la llama al máximo posible. Si el dolor que padecían ambos chicos ya era indescriptible, con sus penes en las brasas, a eso se sumó que en breve sus testículos serian escaldados.

-“Mientras cocinamos la carne, nos dedicaremos a preparar las salsas”. Explicó Carol.

Tomo un enorme bol en el que introdujo aceite, fresas, sal y un cuarto de litro del exquisito semen que Jackie y Dyanna habían escogido. Después sacó una gran jarra transparente de la nevera que contenían las mismas deliciosas bolas que tanto Dyanna como Jackie habían degustado como aperitivo al llegar al restaurante.

“El testículo machacado da un toque de acidez a la salsa”. Dijo Carol mientras extraía cuatro bolas y las metía en el bol.

-“Parece que se me están acabando los huevos”.  Exclamó Carol mientras observaba la gran jarra casi vacía, y necesitaré más para la segunda salsa.

Con total tranquilidad pulsó un intercomunicador y simplemente dijo:

-“Soy Carol, subirme más testículos”. Dijo ella.

Tras decir eso, se puso a machacar la mezcla resultante del bol con un mortero, mientras con la mirada no perdía de vista el estado de los genitales de los hombres, comprobando que no se quemaran demasiado.  En apenas unos minutos, un camarero se acercó al puesto de Carol acompañado de unos 10 muchachos jóvenes y completamente desnudos.

-“Perfectos”. Se limitó a decir Carol al verlos llegar.

Los muchachos apenas tendrían 14 o 15 años, lo que no evitó que Carol sacase un afilado cutter y en diez rápidos y expertos movimientos obtuviese 20 nuevos testículos para sus salsas, que introdujo en la jarra que antes estaba casi vacía. Los diez mareados muchachos fueron retirados para aplicarles curas en su bolsa escrotal, pero ya vacíos para siempre.

Dyanna se preguntó cuánta cantidad de testículos usarían en el restaurante cada día, ya que cada puesto de cocina (y eran 50 puestos) tenía una jarra similar a la de Carol, pero todas llenas.

-“Usamos escrotos de jóvenes adolescentes porque apenas están desarrollados”. Explicó Carol.
-“Y no interfieren con el sabor principal, además de ser más baratos”. Añadio-
-“¿Cuántos escrotos cortan a diario?” Quiso saber Dyanna.
-“Bufff… Depende del día”. Respondió Carol.
-“Hoy castraremos unos 150 ejemplares adultos, aunque quizás ese número suba ya que esta noche tenemos una despedida de soltera con más de 30 chicas hambrientas y eso puede ser una locura”.

-“Desconozco el número exacto de adolescentes que castramos, pero yo más o menos uso 50 escrotos juveniles al día. Los días de mucho trabajo podemos llegar a castrar 300 adultos, pero afortunadamente nuestro almacén está siempre lleno”. Añadió Carol.

Los jadeos del chico rubio interrumpieron la conversación. No paraba de moverse ante el dolor que estaba padeciendo. Su pene completamente hinchado y lleno de semen parecía a punto de explotar, y el tapón también parecía a punto de salir disparado. Trataba de separar su pene de las brasas, pero Carol lo volvía a empujar hacia abajo con fuerza haciendo que aquel trozo de carne se tostase bien y expulsase un agradable aroma. Además, el cuenco con agua donde reposaba su escroto ya hervía furiosamente multiplicando el dolor que ya de por sí sufría.

Carol retiró el cuenco hirviendo para inspeccionar la bolsa escrotal, que se encontraba muy dilatada. Tocó ligeramente ambos testículos con los dedos y con una amplia sonrisa decidió que era el momento para insertar la salsa. Retiró la mezcla del bol y la introdujo en una jeringuilla de tamaño considerable hasta que quedó llena del líquido. Con lentitud, acercó la jeringuilla hacia el humeante y escaldado escroto del joven rubio e introdujo la punta. Al bajar el émbolo poco a poco, el arrugado y colgante escroto empezó a hincharse a causa del líquido. A medida que el contenido de la jeringuilla disminuía, el tamaño del escroto aumentaba enormemente hasta alcanzar el asombroso tamaño de un coco. Parecía a punto de estallar, lo mismo que su pene, pero Carol expertamente lo volvió a introducir en el cuenco hirviendo.

-“En unos minutos ya estará listo”. Les dijo Carol. Provocando en Jackie un escalofrío.

Carol se volvió hacia el chico castaño, ensartado como estaba con la varilla en su pene. Carol volvió a rellenar la jeringuilla con la misma mezcla que el anterior, pero en vez de inyectarla en el escroto, la vació lentamente en aquel pene ensartado. Este se hinchó ligeramente en las brasas, pero luego volvió a su posición original. También gemía a causa del dolor, y el agua de su cuenco burbujeaba abundantemente. Carol bajó el cuenco y también a este le dio el visto bueno.

Tomó un pequeño pero afiladísimo cuchillo y lentamente hizo un amplio corte entre ambos testículos. Cortó desde la base del pene (con sumo cuidado porque éste estaba sobre las brasas) hasta casi el ano. Con unas pinzas, ya que la piel estaba ardiendo, separó la piel a ambos lados liberando unos huevos colgantes humeantes y escaldados solo unidos a su dueño por unas finas venas que estaban a punto de desaparecer por el calor.  Los volvió a cubrir con la bolsa escrotal para mantenerlos calientes, pero ya no los acercó más al cuenco hirviendo. Estaban ya en su punto.

-“En unos minutos estarán degustando estas maravillas, chicas”. Les informó Carol ante la alegría de ambas chicas.

Carol se esmeró en la salsa del chico de Dyanna. Sobre una mesa esparció harina, semen de la jarra, y cuatro testículos de los chicos que le acababan de traer. Rápidamente lo machacó todo hasta quedar una masa semi sólida y lo dejo así.

-“Hora de emplatar chicas”. Anunció eufórica Carol.
-“Empezaremos con el tuyo, Dyanna,  ya que Jackie lo quiere bien cocido”.

Dicho esto, Carol agarró un enorme cuchillo y retiró la parrilla sobre el la que estaba puesto el pene del chico castaño. Tenía un agradable color dorado ensartado en la varilla, y el olor que desprendía era embriagador. Carol se agachó y se puso a la altura del miembro en la brocheta. Acercó el cuchillo lo máximo que pudo al vientre del hombre, justo antes de las tiras de cuero, y lentamente empezó a cortar el pene.

Al primer corte cayó un abundante líquido transparente, que no era otra cosa que el semen que antes había inyectado, pero nada de sangre, lo cual era una buena noticia. Carol se acercó más para ver el interior, y satisfecha comprobó que el interior estaba bien hecho y la carne jugosa. Entonces continuó moviendo el cuchillo hasta que esté chocó con la varilla.  Repitió la operación por la parte de abajo del pene hasta que ya nada lo unía a su antiguo dueño. Retiró la varilla con el pene insertado y lo depositó en una bandeja. Del extremo recién cortado fluía abundante semen caliente que pronto inundó la bandeja y dándole un aspecto realmente apetecible. Después lo roció con más semen templado de la jarra de 2 litros y el plato ya estaba listo.

-“Vamos a por el segundo plato de Dyanna”. Anunció Carol. testículos rebozados.

Se volvió a acercar al hombre al que acababa de cortarle su más preciada hombría, pero esta vez se dirigió al escroto. Afortunadamente para el chico, hacía ya bastante tiempo que había perdido el conocimiento, lo que le evitó mayores dolores. Volvió a abrir la bolsa escrotal con las pinzas y allí estaban aquellos testículos aun humeantes.

-“¿Quieres cortarlas tú?” Dijo Carol dirigiéndose a Dyanna.

Dyanna no tuvo que responder. Simplemente agarró unas tijeras y se puso al lado de Carol.

-“Corta por aquí y por aquí”. Le indicó Carol a una emocionadísima Dyanna que obedeció sus instrucciones.

Dyanna cortó el fino conducto que mantenía aun unido al testículo, y al hacerlo este cayó en una bandeja. Luego repitió la operación con el otro, que también cayó en la bandeja.

-“Ahora retiraremos la bolsa escrotal, que acompañará a los testículos en el plato. Córtala sin miedo, Dyanna”. Le dijo Carol.

Dyanna pasó las tijeras por todo el borde de la bolsa escrotal, que se fue desprendiendo poco a poco hasta acabar en la bandeja. Carol ordenó a unos camareros que ya podían llevarse al hombre, ya que nada más podía conseguirse de él. Hace apenas una hora era un hombre con un poderosísimo miembro viril de más de 35 centímetros y unos huevos grandes y jugosos. Ahora tenía un muñón donde antes estaba el pene y apenas se vislumbraban dos pequeños conductos rojos que colgaban donde antes estaban los testículos.

Carol tomo ambos testículos, los rebozó con la masa sólida que había hecho antes, y los introdujo en una sartén a fuego lento.

-“Vamos ahora con el plato de Jackie mientras los testículos de Dyanna se van haciendo”. Anunció Carol.

Carol se volvió hacia el chico rubio que aún estaba consciente, pero sus movimientos ya no eran tan acelerados. Suda copiosamente y su pene y escroto completamente hinchados aun reposaban sobre el fuego. Carol retiró la parrilla y el cuenco de agua hirviendo y tomo de un cajón un alambre de 1 metro aproximadamente con dos asas en sus extremos.

-“Esta es la parte más complicada”. Explicó Carol mientras pasaba el alambre por sus testículos, rodeándolos totalmente justo al lado de las tiras de cuero.

-“Debemos procurar seccionar todo el conjunto sin que se escape el relleno”. Añadió Carol.

Dicho esto, Carol apretó el alambre con fuerza y tras unos segundos todo el aparato genital del chico rubio se desprendió sobre una bandeja. Sorprendentemente el conjunto se mantuvo intacto y no perdió nada de su relleno para satisfacción de las tres chicas. Las tiras de cuero evitaban que el relleno saliese, mientras que la entrepierna del chico quedó completamente vacía a excepción del corte que no sangró debido al calor que cauterizó la herida. Los camareros se llevaron al joven rubio casi desmayado convertido para siempre en un eunuco nulo.

Sobre la bandeja reposaban los genitales humeantes y muy dorados que tenían un aspecto delicioso. Carol pinchó levemente el inflado glande a punto de estallar y súbitamente unas gotas de semen caliente salieron del interior.

-“Pueden ir a su mesa, chicas. En breve les llevarán los platos”. Les dijo Carol con aire de satisfacción.

Dyanna y Jackie obedecieron no sin antes agradecerle a Carol su trabajo y dedicación y prometiendo que cuando volviesen sería ella quien preparase sus platos. Se sentaron en su mesa a esperar sus platos mientras degustaban el delicioso semen que habían escogido antes, y que reposaba en una cubitera de hielo. Mientras lo hacían podían disfrutar de los numerosos y sabrosos platos que los camareros llevaban a las diferentes mesas. Penes y escrotos en multitud de cocciones surcaban las mesas, incluido el gigantesco pene y escroto del hombre negro que la chica del cumpleaños había escogido.

Se veía delicioso mientras un camarero lo llevaba a la mesa de madre e hija, adornado con una vela de cumpleaños mientras semen fluía de su glande bañando todo el plato. La niña no cabía en sí de gozo. Aquél pene apenas cabía en la bandeja de lo grande que era, y sus huevos eran de un tamaño descomunal.

Dyanna y Jackie se miraron con complicidad mientras tomaban su tercera copa de semen, y casi inmediatamente dos camareros llegaron a su mesa trayendo su comida. Dyanna pensó que ambos platos tenían un aspecto espectacular, aún humeantes y bañados en salsa blanca. Dyanna empezó con la brocheta. Nada más darle el primer bocado, el semen de su interior resbaló por sus labios. Aquella combinación de la carne que se deshacía con el semen caliente de su interior hizo las delicias de Dyanna. Combinó el sabor de la brocheta caliente con el espeso semen templado que hacía de salsa y consiguió una mezcla de sabores increíble. En apenas unos minutos la varilla estaba completamente vacía, y su plato reluciente sin ningún rastro de semen.

A continuación, Dyanna fue por sus testículos rebozados. Partió un huevo con un cuchillo, lo que indicaba que estaba en su punto. Se llevó a la boca una mitad bien humedecida en salsa de semen que encantó a Dyanna. El testículo se rompía cuando Dyanna lo mordía ligeramente, liberando multitud de sabores hasta entonces desconocidos para ella. Dio cuenta de ambos testículos en apenas unos minutos, diciéndose a sí misma que era la mejor comida que había degustado en su vida.

Mientras Jackie también daba cuenta de su pene relleno. Lentamente cortó el pene con un cuchillo y todo el semen acumulado en su interior salió a borbotones. Aquél humeante líquido se mezcló con el semen tibio del plato dando al conjunto un aspecto muy apetecible. Jackie seccionó el grande y tras untarlo en semen se lo introdujo en la boca. Tenía una textura y una cocción inmejorable. Tras saborearlo unos instantes, Jackie lo mordió, haciendo que de su interior saliese más semen caliente, llevando a Jackie a sensaciones indescriptibles. El resto del pene era un poco más duro, pero igualmente muy sabroso, más aún si estaba bien bañado en semen, como era el caso.

Tras acabar con aquel delicioso pene, Jackie se dirigió hacia el escroto. La bolsa escrotal tenía forma de cuenco, por lo que Jackie cogió una cuchara y la introdujo en el interior lleno de semen donde flotaban dos grandes testículos cocidos. Jackie dio cuenta de ellos saboreando cada bocado. Estaban en su punto, y la mezcla de semen con fresas de su interior le resultó delicioso. Tras vaciarla con frenesí, la bolsa escrotal quedó arrugada y flácida, por lo que Jackie decidió comérsela mientras aún conservaba semen en sus bordes.

Ambas mujeres dieron buena cuenta de sus platos acompañadas de grandes dosis de semen que repetidamente vertieron en sus copas. Al cabo de una media hora, la botella de semen estaba completamente vacía, así como los platos.

-“Creo que ha sido la mejor comida que he comido nunca”. Reconoció Dyanna con una sonrisa.

-“Creo que tendré que venir más a menudo”. Aseguro.
-“Sabía que te gustaría”. Respondió Jackie.
-“Además, aún hay infinidad de platos que debes probar. ¡Qué te parece si repetimos mañana?

Tras unos segundos de duda Dyanna le respondió con una sonrisa.

-“¿Y qué te parece si aprovechamos y nos quedamos a cenar?” Jackie la miró divertida, llamó a un camarero con la mano, y le dijo.

-“Camarero, tráiganos otra botella de semen y la carta”. Dijo Jackie.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




Autor: Miguel       Mail: mikelsasi23@gmail.com

RESORT 01

Después de dos días en la isla ya estaba desarrollándose y acostumbrándose a la rutina de la vida ahí. En primer lugar, nunca vio a sus padres, que estaban disfrutando que sabe qué tipo de travesura sexual por lo que él y su hermana Brandy, que era mayor que él por un año, los dejaron para disfrutar de la sección solo para adolescentes del lugar. Todos los días era playas, descansar junto a la piscina, entretenimiento en vivo, comida increíble, y tiki bares que servían bebidas mezcladas para adultos; Muchos de los adolescentes a menudo se veían muy embriagados......


RESORT 01
Después de dos días en la isla ya estaba desarrollándose y acostumbrándose a la rutina de la vida ahí. En primer lugar, nunca vio a sus padres, que estaban disfrutando que sabe qué tipo de travesura sexual por lo que él y su hermana Brandy, que era mayor que él por un año, los dejaron para disfrutar de la sección solo para adolescentes del lugar. Todos los días era playas, descansar junto a la piscina, entretenimiento en vivo, comida increíble, y tiki bares que servían bebidas mezcladas para adultos; Muchos de los adolescentes a menudo se veían muy embriagados.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [MEDICO]


Categoria: Adolescente      Autor: Martineasy





A Ben le encantaba la vida en el complejo. Su familia no era rica, así que nunca se imaginó que alguna vez tendría la oportunidad de experimentar una experiencia tan tentadora y lujosa... y las chicas, oh Dios mío, él caminaba constantemente alrededor con una erección bajo su short de playa. A sus dieciséis años sus hormonas estaban en pleno apogeo y el sexo era su prioridad número uno en la vida, y en esa isla del paraíso el sexo parecía ser la atracción número uno. ¡Nunca habiendo imaginado que él tendría la oportunidad de pasar tanto como un día en la isla, Ben todavía no podía creer el hecho de que él gozaría de sus placeres por casi dos semanas!

Después de dos días en la isla ya estaba desarrollándose y acostumbrándose a la rutina de la vida ahí. En primer lugar, nunca vio a sus padres, que estaban disfrutando que sabe qué tipo de travesura sexual por lo que él y su hermana Brandy, que era mayor que él por un año, los dejaron para disfrutar de la sección solo para adolescentes del lugar. Todos los días era playas, descansar junto a la piscina, entretenimiento en vivo, comida increíble, y tiki bares que servían bebidas mezcladas para adultos; Muchos de los adolescentes a menudo se veían muy embriagados por nunca haber recibido la admisión gratuita a bebidas para adultos antes.

Ben disfrutaba unos cuantos Mai Tais de vez en cuando, pero nunca hasta el punto de emborracharse, lo suficiente como para hacer que él se confiara lo suficiente para coquetear con las chicas en el complejo, la mayoría de los cuales en un estado constante de risa loca. No había conseguido anotar nada con ninguno de ellas, pero eso no importaba, había muchachas que trabajaban en el complejo, que veían sus deseos, chicas no mucho más grandes que él, que realmente sabían cómo hacer que sus dedos se curvaran en formas sin no siquiera haberlo imaginado.

Comprendiendo lo sexualmente activos que eran todos en el complejo, incluso su hermana, Ben vio el razonamiento de tener que someterse a chequeos exhaustivos dos veces al día en la sala médica. Todo el mundo llevaba un brazalete médico electrónico, cuando vibraba y parpadeaba sabían que era hora de su examen de rutina diaria. Enfermedades de transmisión sexual donde el gran hombre malo boogey constantemente era advertido acerca de en sus clases en educación sexual en secundaria de la escuela, y sabiendo que el recurso era tan minucioso en el monitoreo y la exploración para tales cosas ponían en la mente de Ben cosas raras. Justo ayer tuvo su primera mamada, una joven asiática de veinte años la que tomo su pene palpitante duro durante menos de dos minutos antes de que sus caderas comenzaran a tronar y se viniera en su caliente boca succionadora. Ese lugar era verdaderamente un paraíso.

Ben estaba con su hermana, junto a su hermana, ambos esperando en la enfermería adornada con bebidas afrutadas mezcladas, pensando en querer probar un anal por primera vez cuando eventualmente sería abordado por una de las azafatas sexy. Estaba soñando despierto sobre lo apretado y caliente que sería el culo de la chica se iba a sentir envolviéndose alrededor de su pene, se preguntó si su pene no explotaría de repente vibrando y viniéndose apenas lo introdujera.

"Parece que es hora de el chequeo", dijo Ben a su hermana, "¿Vas a estar en la piscina por un tiempo más?"

Brandy estaba poniendo el pecho en una toalla de playa, con la parte superior de su bikini desatada para permitir que ella volviera a broncearse uniformemente, "No sé", pensó por un momento, "probablemente terminaré esta bebida y luego iré a recibir un masaje..."

Ben se levantó y volvió a ponerse su bañador, "Con un final muy feliz, apuesto", dijo burlonamente con una risita.

Brandy se dio la vuelta, exponiendo sus tetas a su hermano, "Sí, poco, un masaje especial, entonces probablemente un poco de pene también".

Ben se ruborizó, "Jesús, está bien, tú ganas, eres tan raro", él extendió la mano para bloquear los pechos de su hermana, "Bueno, voy a estar desnudo con algún culo cuando termine con mi examen puedes apostarlo", dijo algo burlona tratando de bruto a su hermana, pero ella se burló y se recostó.

Ben se encogió de hombros y empezó a darse la vuelta por el otro lado de la playa, en short para ver las adolescentes vestidas de bikini que se mezclaban y bebían alrededor de la gran piscina. Muebles de playa, bares tiki, y mesas con sombrillas de estilo cabaña de paja que salpicaban el paisaje. Todo el mundo parecía estarse tocando, coqueteando, o besándose. Dios, tengo que mejorar mi forma de hablar con las chicas, pensó Ben mientras sonreía a una linda chica que le guiñaba el ojo y le devolvía la sonrisa. Bueno, hola, pensó, pero siguió caminando, esperando que ella estuviera allí cuando regresara. Los chequeos no tomaban normalmente demasiado tiempo, unos diez a quince minutos.

La instalación médica se veía como todos los otros edificios de la isla en el exterior, como un extravagante complejo hotelero, pero en el interior era clásico blanco y estéril como cualquier otro hospital. Los atuendos de la enfermera eran notablemente un poco más atrevidos que se verían en un hospital típico sin embargo, ése era el único recordatorio de donde estaba en el mundo al entrar ahí.

Ben escudriñó su pulsera a un lector en el gran escritorio en forma de herradura de la recepcionista y su información apareció en su pantalla, "Ben Saunders", dijo la recepcionista linda con una sonrisa.

"Sí", Ben sonrió y se frotó la parte posterior de su cuello, "¿Um, estas aquí para un chequeo?"

Las grandes puertas dobles que separaban la sala de espera de las habitaciones de los pacientes se abrieron y otra enfermera llegó a saludar a Ben para introducirlo. Lo condujo a una habitación que era un poco diferente de las típicas habitaciones de chequeo a las que se había acostumbrado. Éste parecía ser una sala de operaciones real, solo que más simple que los que había visto en programas de televisión. Una doctora de mediana edad estaba allí esperando por él, tomando notas en una tableta.

"Hola, Ben", la mujer le saludó, tenía una máscara médica alrededor de su cuello para revelar su sonrisa desarmante, "Soy la enfermera Fletcher y ésta es mi asistente, Amy. Por favor siéntate", dijo ella con Un movimiento de su mano enguantada hacia una mesa de examen, tenía estribos y esparcidores de pierna como una mesa de examen ginecológico- Ben al instante consiguió una imagen en la cabeza de los dedos enguantados de la enfermera Fletcher deslizándose dentro de su culo para trabajar su próstata mientras su ayudante Amy acariciaba su pene.

Ben se ruborizó y sacudió al pensar en eso en su mente, "Um ok... ¿Está todo bien?" Estaba un poco nervioso por el repentino cambio en su rutina, pero racionalizó que solo había estado aquí unos días, tal vez eso era normal.

"Muy bien", dijo la enfermera Fletcher y se paró junto a Ben mientras se sentaba en la mesa de examen, con los pies colgando a un pie del suelo, dejó que sus sandalias se deslizaran de sus pies para descansar sobre el suelo de baldosas. No tomará demasiado tiempo entonces estarás libre de nuevo".

Ben se encogió de sorpresa cuando la enfermera Fletcher le inyectó algo en la parte superior del brazo. -Ay -dijo sorprendido-. ¿Qué fue eso?

"Dale un segundo y verás", dijo la enfermera con la misma sonrisa reconfortante, pero autoritaria.

Aquello golpeó a Ben muy rápidamente, había intentado drogarse antes en una fiesta en casa y eso era cien veces mejor - el calor y la euforia se lavaron sobre su cuerpo, "Woah..." Dijo con una gran sonrisa.

"Woah tiene razón". Dijo la enfermera con una risita, "Ahora quítate el short y sube tus piernas en esos estribos para mí. Esto va a ser increíble".

Ben ya estaba descamisado, así que se quitó el short para quedar completamente desnudo, la idea de que estas dos mujeres lo deleitaran volvió a la mente cuando se deslizó y se recostó, levantando las piernas y dejándolas descansar y elevadas . El calor y la euforia continuaron irradiando a través de su cuerpo, las pupilas de Ben se dilataron y él comenzó a reír y morder su labio inferior cuando la ayudante de la enfermera, Amy ató sus muñecas y tobillos firmemente en su lugar.

"Me encanta este lugar, quiero decir, me encanta aquí este lugar", Ben volvió a reír, entrando en un estado de ensueño, cada toque y sensación se sentía muy agradable, su pene creció hasta tener una erección delgada, pero muy turgente.

"Yo también, querido, más que tú", la sonrisa de la enfermera Fletcher desapareció detrás de su máscara quirúrgica mientras ella la levantaba por encima de su cara.

Amy comenzó a preparar los instrumentos que la enfermera Fletcher necesitaría para la cirugía, bisturíes, fórceps, una pluma de cauterización, un catéter rígido; Ben no reconoció fácilmente todos los instrumentos, su mente estaba en una niebla muy susceptible, "¿Para qué es todo eso?" -preguntó con voz entrecortada a través de labios sonrientes.

-Voy a quitarte el pene y los testículos -dijo la enfermera Fletcher con toda naturalidad-, y vas a sentirte increíble, de veras te va a encantar eso.

El cóctel que la enfermera Fletcher le había inyectado hizo que su mente fuera muy maleable a la sugerencia: "¡Impresionante!" Sonrió, levantando la cabeza para tratar de ver sus genitales vulnerables.

Amy tomó su pene en su mano y comenzó a acariciarlo suavemente, su tacto envió hormigueos y ondulaciones a través de su pelvis hasta su espina dorsal, Ben gimió en éxtasis, "Vas a estar muy contento y feliz de no tener genitales, ya verás".

"¿Por qué me quejaría, va a ser increíble", Ben dijo arrastradamente entre gemidos.

"Sí, va a ser asombroso, vas a estar muy feliz de no tener pene y huevos", la enfermera Fletcher pasó la punta de su bisturí por el centro de su escroto, abriendo su bolsa holgada, exponiendo sus testículos jóvenes y potentes, "¿Te preguntarías cómo su familia fue capaz de pagar este viaje es porque se les dio un tremendo descuento. Tú y tu hermana entraron a una lotería con la posibilidad de ser completamente anulados. Un precio tuvo que ser pagado, y ahora estás pagando Esa deuda".

Ben asintió y cerró los ojos, sintiendo nada más que placer extremo de tener sus genitales cortados, "Una deuda tiene que ser pagada".

Una tras otra, la enfermera Fletcher estiró los testículos expuestos del adolescente y los ligó con fuerza antes de sujetarlos con un par de pinzas. Ben gimió muy fuerte y emitió una aparentemente interminable carga de eyaculación mientras la enfermera veía suavemente a través de sus cordones venosos y espermáticos, separando los testículos de Ben de su cuerpo.

"Di adiós a tus huevos, Ben", dijo Amy con una risita mientras dejaba de acariciar su pene todavía rígido, cubierto de semen brillante.

Ben abrió los ojos para ver a la enfermera Fletcher sosteniendo un par de pinzas, dos bolas sangrientas de carne colgando de ellas por sus cuerdas, "Adiós, huevos", dijo con una risa, una sonrisa soñolienta se dibujo en sus labios.

La enfermera Fletcher depositó los testículos cortados en un recipiente de acero y preparó el catéter rígido. Amy limpió la erección del adolescente y la mantuvo firme mientras la enfermera insertaba el catéter por la uretra, provocando otro gemido de placer del chico ahora semi-consciente que estaba a punto de sentirse abrumado por las intensas sensaciones de placer que su cerebro estaba registrando.

-Aquí viene la mejor parte” le anunció la enfermera Fletcher a Ben, con gran esfuerzo levantó la cabeza para verla encajar una gruesa y fuerte liga alrededor de la base de su pene con una herramienta que no podía entender-: “Es hora Para decirle adiós a tu pene, y estarás mucho mejor sin el".

"Oh genial", Ben dijo lamiéndose sus labios, enviando hormigueos a través de su cara entera, "Ha sido real", dijo e hizo un signo de la paz con una mano contenida.

Amy tiró suavemente de su dura erección mientras la enfermera Fletcher cortaba alrededor de su base justo encima de la gruesa liga, cortando todo el camino hasta el catéter rígido, "Casi desaparecido", ronroneó en su máscara, sus ojos se centraron intensamente en el aserrado poco a poco con bisturí. Cuanto más cortaba, más su pene empezaba a desinflarse mientras la sangre atrapada dentro empezaba a fluir libremente desde la línea de incisión que corría alrededor de su base tensora. Mientras todavía estaba a medio erecta, el bisturí terminó su trabajo, y Amy rió mientras sacaba el pene cortado del muchacho por el largo plástico como sacando un trozo de carne de un kabob shish.

El chico se estremeció cuando otro orgasmo le hizo retroceder las caderas, llenando el catéter de su ultima descarga -Parece que disfrutaste de tener tu pequeña mejora terminada -la enfermera Fletcher rió-.

La borrosidad de su visión le hacía difícil descifrar lo que estaba viendo, Ben observó a Amy lanzando su pene ya cortada y fláccida en el cuenco con el resto de su masculinidad, "Ohhh, sí", dijo Ben, "¡Mucho!"

****

Algún tiempo después, la hermana de Ben, Brandy, lo encontró tendido junto a la piscina, mirando hacia las copas de los árboles tropicales, más allá de las paredes del complejo.

"Ahí estás, te he estado buscando por todas partes", dijo mientras se acostaba junto a él, sus mejillas aún se sonrojaban de la intensa sesión de mierda que acababa de disfrutar, "¿Qué has estado haciendo? ¿Consigue algo de acción? "

Ben sonrió y se giró para hacer frente a ella, "Fue increíble", dijo, "Y no, eso no va a suceder".

Brandy se burló y ajustó su top de bikini, "¿No podría encontrar una chica aquí que te dejaría ir cerca de su culo con esa cosa?"

Ben siguió sonriendo, "No… Te mostraré".

Brandy retrocedió un poco cuando Ben empezó a deslizar su bañador de playa lo suficiente para exponerse, pero su repugnancia rápidamente se convirtió en intriga cuando se dio cuenta de que su hermano ya no tenía pene, "Oh Dios mío", susurró tratando de mantener la voz baja, "¿Qué diablos te pasó?"

"Fue increíble", dijo Ben de nuevo, sonriendo alegremente, dijo "Adiós pene y huevos".

La conmoción de Brandy pronto comenzó a disminuir, la felicidad de Ben y la satisfacción le hicieron evidente que era lo que él había deseado, pero aún así, era muy extraño por decir lo menos... Su hermano ya no era un chico real. A pesar de sí misma comenzó a ponerse muy caliente y húmeda entre las piernas, sintiendo su clítoris hincharse y cosquillear contra el forro de bikini, se preguntó si ella también terminaría como su hermano. Brandy frunció el ceño, pero cómo, pensó, no tengo pene ni huevos que perder.

"Mamá y papá van a impedirlo", dijo por fin.

Ben se encogió de hombros, "Una deuda tiene que ser pagada".




Historia Original Aquí.
  





Autor: Martineasy       Traductor: DarkSoul

REDUCCIÓN DELINCUENCIAL

La ciudad de Nan era la mayor del planeta pero con un grave problema de delincuencia, se había intentado todo durante décadas, pero se llego a un punto en que los policías se volvieron tan delincuentes o más que los mismos delincuentes que debían atrapar, algo debía que hacerse, fue que el alcande escuchando a un hombre radical hizo aprobar una ley en la que todo delincuente que fuese atrapado debía ser sometido a un tipo de castigo publico muy severo......


REDUCCIÓN DELINCUENCIAL
La ciudad de Nan era la mayor del planeta pero con un grave problema de delincuencia, se había intentado todo durante décadas, pero se llego a un punto en que los policías se volvieron tan delincuentes o más que los mismos delincuentes que debían atrapar, algo debía que hacerse, fue que el alcande escuchando a un hombre radical hizo aprobar una ley en la que todo delincuente que fuese atrapado debía ser sometido a un tipo de castigo publico muy severo.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [ESCLAVITUD]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





La ciudad de Nan era la mayor del planeta pero con un grave problema de delincuencia, se había intentado todo durante décadas, pero se llego a un punto en que los policías se volvieron tan delincuentes o más que los mismos delincuentes que debían atrapar, algo debía que hacerse, fue que el alcande escuchando a un hombre radical hizo aprobar una ley en la que todo delincuente que fuese atrapado debía ser sometido a un tipo de castigo publico muy severo.

Todo criminal que fuese atrapado y condenado debía pagar por su crimen no con tiempo encerrado, sino pasando ese tiempo de su condena dando un servicio a la comunidad, salvo a aquellos que fueran condenados por violación, asesinato o fraude agravado quienes en automático luego de ser condenados eran castrados públicamente y luego enviados a minas penitenciarias de donde nunca saldrían con vida, todos los demás criminales perdían sus derechos y se convertían en esclavos debían pasar sus condenas al servicio de la comunidad de varias formas e incluso pudiendo ser castrados.

Este castigo se aplicaba para hombres y mujeres por igual pero eran más los hombre que eran castigados que las mujeres digamos que la delincuencia en Nan era un asunto prácticamente del género masculino casi en su totalidad. Pese al posible castigo la delincuencia no bajaba hasta que se comenzó a aplicar la nueva ley.

Preparación.

Adoro mi trabajo como preparador del municipio, es un trabajo agotador pero muy gratificante lo hago desde los 20 años ahora a los cuarenta soy todo un experto, la cosa es muy fácil a los condenados se les coloca un collar de metal en el cuello que es prácticamente imposible de quitar sin la llave maestra, este collar se coloca desde el tribunal cuando me son entregados ya están desprovisto de todo el vello de su cuerpo incluido el cabello de sus cabezas, axilas, piernas, ano e incluso púbico.

El collar hace que toda orden con un control de mando como es mi caso les sea imposible de desobedecer, apenas son desembarcados y los guardias del tribunal se marchan comprueba las fechas que es el tiempo que estarán prestando servicio como esclavos, el tiempo mínimo es de 30 días y el máximo es de 5 años, comienzo primero con los de 30 días pues deseo que estén listo y prestando su servicio el mayor tiempo posible.

Dejo a los que tendrán más tiempo de ultimo, con este último grupo me tomo mi tiempo después de todo no hay prisa, les ordeno seguirme hasta un gran patio con un gran tanque suspendido en el aire de acero, del que cuelgan varias mangueras negras en cuyo uno de sus extremos una especie de dildo es visible, hago que cada uno de ellos hagan un círculo alrededor del tanque para luego ordenarles que se pongan en cuatro patas, lo que hacen de inmediato no dicen nada pero sé que todos están protestando en sus mentes saben lo que está por venir lo que me excita debo admitir.

Todos quedan con sus manos y piernas algo abiertas, luego uno a uno les inserto el extremo de la  manguera con el dildo por sus anos, algunos de ellos vírgenes que sin compasión alguna desvirgo ahí mismo, puedo sentir como sus cuerpos tiemblan cuando son penetrados por aquel dildo, luego presionando un botón, dejo fluir un liquido especial que comienza a llenar sus intestino, dándoles una lavativa intestinal, al poco tiempo sus vientres están abultados como si todos estuvieran embarazados, están sintiendo dolor pero ni siquiera pueden gritar si no les doy la orden. 



image host



Cuando escucho un “BEEP” es que el tangue esta vacio en ese momento les retiro las mangueras de sus culos a cada uno de ellos pero lo hago de un tirón no sin antes decirles que aprieten bien sus anos, eso evitar que se escape algo del liquido depositado en ellos,  una vez todos desprovistos de las mangueras me saco mi enorme pene el cual estimulo, que queda en erección con sus 32 cm a plenitud pronto siendo de negro estoy muy bien dotado, froto mi enorme falo bastante grueso entre las nalgas de cada uno de ellos.

Por supuesto ninguno de ellos quiere ser penetrado por mi enorme erección, selecciono al de mejor culito para comenzar a restregar mi glande por su agujerito cuando estaba todo empapado de mis fluidos pre seminales, tomo mi pene y apunto mi glande a su ano, de una sola brutal embestida lo penetro, algo del liquido que está contenido en sus entrañas sale, pero el resto permanece lo que me facilita la desvirgación anal, sin esperar a que su ano se acostumbre a mi pene comienzo a moverme, puedo notar en el rostro de mi victima como está sufriendo un terrible dolor.

Aquello dura varios minutos entre 15 o 20 por lo regular antes de que mi pene comience a palpitar y de pronto comienza a arrojar grandes cantidades de espeso semen en el interior de mi victima que para ese momento por lo general está llorando grandes lagrimas recorren sus mejillas incapaz de detener aquella violación como humillación, para ese momento por lo general mi victima en turno y se ha corrido por el terrible masajeo de su próstata por parte de mi erección él no lo sabe pero esa fue su última eyaculación viril de su vida.  

Cuando termino de correrme extraigo mi falo del interior de sus entrañas cuando lo hago su ano no puede volverse a cerrar de forma rápida por lo que el liquido en sus intestinos cargado de semen y mierda comienza a fluir de su interior como un enorme chorro mal oliente de color chocolate, de pie lo observo antes de ordenar.

-“Liberen sus culos” Ordeno.

Los demás esclavos a mi alrededor dejar fluir el liquido en su interior que es absorbido por las rendijas de las cañerías que han sido colocadas en el suelo, cuando todos terminan de expulsar todo el liquido con papel sanitario les limpio sus culos.

Cuando termino tomo un cortador de lazo láser, me coloco detrás del hombre que viole, sus huevos y pene cuelgan entre sus piernas, su pene esta desinflado y una gotita de semen por lo general aun es visible en la punta de su pene, coloco el lazo del dispositivo en la base de su pene y huevos miro su rostro él sabe lo que va a pasar y me suplica con la mirada pero solo le sonrió al tiempo que activo el dispositivo, sus huevos y pene quedan en mi mano cercenados de su dueño para siempre.

-“AAAAAAAAAAAHHHHH” Grita el hombre.

Es algo involuntario e imposible de evitar, aquel es el aviso del nacimiento de un nuevo eunuco, con sus genitales en mi mano ordeno que todos se pongan de pie para que los lleve a sus posiciones en donde pasar el resto de sus condenas, en la entrepierna del recién convertido eunuco una cicatriz roja muy visible casi brillando se aprecia con algunas gotitas de sangre que para cuando es colocado en su posición ya se han secado.

Los esclavos se dividen en dos secciones los que pueden ser castrado y los que pueden ser penectomizados o anulados por completo por lo general los últimos grupos permanecen a esta última sección.

Sección para Castrar.

Me encanta visitar la sección para castrar es algo sublime ver a todos esos hombres en aquella posición incapaces de evitar ser penetrados o peor ser despojados de lo que les da su fuerza viril, todos ellos están fijados a un muro con sus dorsos doblados totalmente sus rostros están a la altura de sus tobillos, sus cabezas están encerradas en jaulas rectangulares con sus brazos asegurados hacia arriba y sus piernas extendías, exponiendo sus huevos y pene como sus nalgas y ano bien visibles entre ellas.

Tanto sus huevos como pene están rodeados por tres anillos de metal, además su pene están encerrado en un chastity que hace muy dolorosa cualquier erección, cada que tengo ganas de algo de sexo, voy hacia el salón de la sección dos me gusta ir temprano entre las 10:00 o 11:00 de la mañana pues es cuando por lo general no hay nadie, si acaso uno o dos hombres más en el lugar pero por lo general tengo todo el enorme salón con todos esos culitos expuestos a mi disposición.

Luego de pagar los 25 créditos que cuesta la entrada, en la taquilla se me entrega dos condones y un cortador de anillo láser, si bien se recomienda el uso de los condones prefiero hacerlo sin barreras que limiten mi placer pese a los riesgos para mi salud que eso conlleva, una vez entrar en el salón lo recorro todo hasta encontrar al primero que me llame mi atención, me acerco a donde está y le abro bien sus nalgas, para comenzar la pasarle mi lengua sobre su expuesto ano, siento como todo su cuerpo se estremece y hasta lo escucho gemir.

Pero no hace o dice nada por impedir que continué, simplemente se queda ahí, luego de dejar su ano bien lubricado con mi saliva, me saco mi pene de mi pantalón tan solo me bajo mi cierre y por ahí extraigo mi ya dura erección, restregó mi glande por entre sus nalgas unas cuantas veces antes de introducirle mi erección casi por completo, como también me extraigo mis huevos estos chocan casi con los huevos de ese pobre infeliz que para ese momento está sintiendo mi virilidad por completo en su interior, apenas comienzo a moverme también comienzo a gemir.

Algunas veces me toca en suerte penetrar un culito virgen que no ha sido tocado por pene alguno como es el caso en está ocasión, sentir ese canal apretadito como cálido que abraza mi pene mientras su ano, palpitando trata de cerrarse en la base de mi erección es genial.   



image host

http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



-“¡AHHHH, MMMMM. AAAAAHHHH!”. Gimo de placer.

Los pies de esos infelices no toca el suelo por lo que se siente como si estuvieran flotando mientras los penetro, aquello es el cielo para mí, que me muevo penetrándolo con pasión, salvajismo sin importarme que sea una persona, para mí en ese momento es solo un objeto que estoy usando para mi placer.

Algunas veces suelto las caderas del hombre que estoy penetrando para estirar mi brazo para alcanzar el ano del que está al lado para penetrarlo con uno o dos de mis dedos, pero siempre que siento mi pene comienza a palpitar luego de 20 minutos señal de que estoy por venirme tomo las caderas del hombre que estoy penetrando para imprimir un ritmo salvaje y atroz, casi como si quisiera reventarle su culo de lo fuerte que lo penetro hasta que de súbito mi pene escupe con fuerza mi descarga.

Siento como si una súper nova naciera en mi interior, con una enorme explosión que hacer que chorro tras chorro de mi espeso semen por lo general cuatro o cinco, inunden el interior de aquel hombre, siempre es de ese modo ya que dejo acumular mi semen por varios días antes de acudir para desfogarme, con mi pene aun palpitando lo extraigo de su interior, mi semen no tarda en brotar de su pulsante ano que busca cerrarse, tomo el cortador de lazo laser, y hago como que lo voy a usar en el esclavo cuyos ojos reflejan terror.

Pero no, ya tengo escogida mi victima pero no es él, por lo general no castro a quien me acaba de regalar un enorme orgasmo, en su lugar camino con mi pene y huevos por fuera de mi pantalón hasta la victima seleccionada por lo general el hombre con los huevos más pequeños de todos los de ahí, no es contra las reglas hacer eso, llego a donde está y restregó mi pene aun con rastro de mi semen entre sus nalgas, acaricio sus huevitos unos segundos y antes de que se dé cuenta, uso el cortador laser y lo he castrado.

Observo como su pene lanza un ultima descarga de semen mientras me meto mis huevos y pene dentro de mi pantalón, recojo escroto recién cortado con la preciada carga en su interior del suelo y me marcho, al llegar a casa, extraigo los huevos del bolso de piel para colocarlos en una resina especial que los mantendrá conservados para la eternidad como si estuvieran aun vivos, tengo ya 34 pares con el ultimo y son mi más preciada colección, espero poder seguir consiguiendo más de esos huevitos y placer de esos delincuentes convertidos en esclavos.    

Sección llévelo todo.

Para cuando se hizo el anuncio de cómo se iba a tratar a la delincuencia debo decir que me emocione, mi excitación fue tal que no pude dejar de masturbarme por varias semanas cuando se abrieron los salones para esclavos en el ayuntamiento fue uno de los primeros en ir y desde entonces no dejo de asistir por lo menos una vez por semana hay veces dos, por lo general asisto los sábados por la mañana que es cuando no hay nadie o poca gente me gusta visitar la sección donde me puedo llevar todo el paquete de los esclavos lo que excita de sobre manera.

En esta sección al entrar encuentras a los condenados desnudos empotrados en la pared separados a penas por un metro uno del otro, sus cabezas están encerradas en jaulas de metal cuadradas, están boca arriba apoyados contra el muro por su espalda y hombros, sus rodillas están aseguradas al muro, mientras que sus brazos están hacia abajo también asegurados al muro lo que deja su ano como genitales completamente expuestos, con el cortador de lazo laser en una mano de manera visible camino como pasando revista, los inspecciono y luego de verlos a todos hago mi selección.

Escojo siempre al que tiene el mayor conjunto de huevos o pene de todos los que están ahí en ese momento, hoy escogí a uno con un par de huevos impresionantes aunque su pene no se quedaba atrás pese al chastity se notaba que tenía una buena envergadura, sin dudarlo fue hasta donde estaba coloque el lazo laser alrededor de sus genitales ante la mirada aterrada, se notaba que quería suplicar y aunque sus labios se movían de él no salía ningún sonido dado que se les ha ordenado a todos guardar silencio hasta nueva orden.

Una vez intente ordenarles que hablaran pero no funciono, activo el lazo laser y su pene como huevos son cortados de manera limpia como rápida, los ojos del infeliz se tornan blancos y todo su cuerpo tiembla por unos segundos antes que queda ahí sin fuerza, totalmente vencido y convertido en un eunuco total para el resto de sus días, ton su pene y huevos en una de mis manos siento como mi pene palpita por dentro de mi pantalón, me bajo mi cierre para extraer mi enorme pene en erección como huevos que quedan colgando bajos, le escupo en su ano y lo penetro sin compasión alguna.   



image host


Los ojos del desdichado de nuevo se tornan blancos al sentir de nuevo un increíble dolor, debe estar sintiendo que está siendo partido en dos, siendo como su cuerpo en especial sus piernas se estremecen, al sentir todo mi pene en su interior con mis huevos peludos aplastándose contra sus lampiñas nalgas, me quedo así, con mi erección por completo en su interior por unos segundos antes de comenzar con mi mete y saca, que desde un primer momento es brutal, con cada nuevo embiste mis huevos se aplasta algo dolorosamente para mi contra sus nalgas pero el placer que siento supera cualquier dolor.

No tengo piedad, mientras le destrozo su ano solo pienso que nunca este en su posición no desearía sufrir lo que ahora le estoy haciendo sufrir, veo como el resto de los condenados nos observan deseando que no tenga antojo de sentir mi erección en su interior, algunos lloran como lo hace quien estoy penetrando sintiéndose acabado, humillado y vejado de la peor manera que un hombre o eunuco puede ser tratado, todo acaba en menos de 15 minutos mi pene comienza a contraerse hasta que dando un alarido de placer me corro en su interior.

-“AAAAAAAAAAAAAHHHHHH”. Grito de Placer.

Siempre me corro abundantemente seis o siete chorros son los que brotan de mi palpitante erección, que me hacen flaquear las piernas, el placer es tan grande que siento que mi corazón me va a explotar mientras lleno los intestinos de aquel eunuco con mi cremosa leche, cuando extraigo mi pene de su interior aun esta goteando algo de semen, me limpio mi pene aun rígido sobre sus nalgas que para ese momento comienza a desinflarse, una vez recuperado de mi enorme orgasmo, me meto mis genitales a mi pantalón, tomo sus genitales cortados y me marcho.

Liberación.

Cuando el tiempo de fin de condena ha llegado, retiro a los hombre que aun conservan sus huevos y pene de las diferentes salas a las que fueron mandados, conforme son cortados son eliminados y llevados a una sala en donde solo eunucos son colocados aunque no lo parezca es la sala que mayor recaudación tiene.

Cuando son por fin liberados de los collares en un patio, los que han perdido sus genitales por lo general caen de rodillas tomándose su entrepierna gritando y maldiciendo a todo, lo que han logrado permanecer intactos agradecen a Dios y se marchar casi de inmediato luego de vestirse.

Esta forma de castigo ha tenido una tasa de existo de 80 % es muy extraño que vea a un hombre caer de nuevo como delincuente condenado, cuando eso sucede no se le da una oportunidad yo mismo lo castro luego de haberlo violado seis veces, anulándolo por completo tengo siete paquetes completos montados en placas de madera como si fueran trofeos de caza de los delincuentes reincidentes.

Pero en resumen este programa que la población apoya en un 95 % ha logrado su propósito, y espero que dure por mucho tiempo más logrando como lo ha logrado una “Reducción Delincuencial”.  





Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

RAXPHE EL GUERRERO

Aquel mundo dominado por la espada y la magia era cruel, Raxphe de 17 años había destacado en el uso de la espada por lo que se había convertido en guerrero, en ese mundo o matabas o te mataban, por supuesto había destinos aun peores que la muerte, Raxphe tuvo suerte o por lo menos eso pensó cuando fue acepto en el gremio de los “Titanes Negros”, una horda de mercenarios que ponían sus espadas al servicio del mejor postor, aquella campaña militar no era la primera para el adolescente quien vestido con su armadura negra ya bastante gastada seguía a sus camaradas al combate......


RAXPHE EL GUERRERO
Aquel mundo dominado por la espada y la magia era cruel, Raxphe de 17 años había destacado en el uso de la espada por lo que se había convertido en guerrero, en ese mundo o matabas o te mataban, por supuesto había destinos aun peores que la muerte, Raxphe tuvo suerte o por lo menos eso pensó cuando fue acepto en el gremio de los “Titanes Negros”, una horda de mercenarios que ponían sus espadas al servicio del mejor postor, aquella campaña militar no era la primera para el adolescente quien vestido con su armadura negra ya bastante gastada seguía a sus camaradas al combate.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [CASTRACIÓN] [NULIFICACIÓN]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Aquel mundo dominado por la espada y la magia era cruel, Raxphe de 17 años había destacado en el uso de la espada por lo que se había convertido en guerrero, en ese mundo o matabas o te mataban, por supuesto había destinos aun peores que la muerte, Raxphe tuvo suerte o por lo menos eso pensó cuando fue acepto en el gremio de los “Titanes Negros”, una horda de mercenarios que ponían sus espadas al servicio del mejor postor, aquella campaña militar no era la primera para el adolescente quien vestido con su armadura negra ya bastante gastada seguía a sus camaradas al combate.  

Raxphe creyó que estaba de suerte, su compañero de tienda murió esa tarde durante el asalto a la muralla de la ciudad de Thorte una gran ciudad amurallada protegida por poderosos magos de la orden de “Nix”, que deseaba ser conquistada por el Rey Althor, aunque se sentía algo triste por la pérdida de su amigo aquella era una oportunidad que no pensaba desaprovechar después de todo hacía dos semanas que no podía tener un momento a solas y deseaba con desesperación vaciar sus huevos.

Por lo que esa noche a solas en su tienda se quito su armadura y ropa para quedar desnudo, su pene y huevos eran de un tamaño bastante más grande que los de un adulto pues estaba muy bien dotado no era virgen pues perdió su virginidad apenas unirse al gremio de mercenarios en un sórdido prostíbulo que varios del gremio solían visitar, sin demora tomo su pene bastante blanco con un glande de color casi naranja  empezó a mover suavemente su mano, bajando y subiendo por toda la extensión de su erección que no tardo en ponerse rígido por completo.

Lo sujetaba con su mano derecha, que apenas podía cerrarse alrededor de su pene, sintiendo su calor y su textura, mientras su otra mano se deslizo casi inconscientemente a una de sus tetillas para pellizcarlo, Raxphe se recreaba todos sus sentidos su mano se movía de arriba a abajo una vez, y luego otra vez, y a la tercera dio un gemido que pareció más de dolor que de placer, y su pene comenzó a palpitar en su mano.

Cuando sentía que ya no podía mas, paraba y luego repetía el procedimiento una y otra vez, mientras yo trataba de ver su pene, pero el placer que sentía le mantenía los ojos cerrados, luego de casi media su mano aun recorría todo ese duro camino bien conocido que tanto le gusta sobre su pene en erección, para ese momento su  otra mano ya jugaba con sus huevos, después de un rato ya no le importaba si hacia ruido o no Raxphe solo comenzó a mover su mano más y más rápido, lo que volvió su pene más duro hasta que consiguió lo que tanto deseaba un orgasmo y se vino, tres potentes chorros de su espeso semen brotaron de su palpitante pene provocando que diera un gran gemido de placer.   

Raxphe soltó su pene para lentamente recobrar el ritmo normal de su respiración su cuerpo estaba bañado en sudor, su pene poco a poco perdió su firmeza como  tamaño y él se relajo hasta quedarse plácidamente  dormido con sus manos acariciando su joven cuerpo, aquello fue una gran liberaron que su cuerpo demandaban con premura desde hacía días.

A la mañana siguiente todos fueron convocados la estrategia demandaba que la hermandad atacara una sección del muro ese día, ya con todos preparados el ataque empezó todos se lanzaron al muro y pese a las bajas y heridos lograron romper la defensa.

Raxphe iba entre los que irrumpieron en la segunda oleada por lo que logro llegar a lo alto de la muralla sin mucho peligro, ahí aniquilo a tres enemigos cuando de pronto un mago apareció frente a ellos, el resto de sus compañeros retrocedieron pero él, no pensó que si lograba matar al mago eso le traería fama, pese a que trato de ser detenido por unos de sus compañeros no logro y Raxphe ataco al mago quien con un movimiento de su báculo lo dejo fuera de combate, mientras la luchas continuo a su alrededor.

Raxphe despertó cuando ya era de noche en una celda, había sido capturado, aquello era malo sobre todo porque vio como varios de los prisioneros que fueron tomados ese día fueron ejecutados al ser decapitados de manera rápida y sin piedad, pensó que era su fin, por lo que sin importar que alguien lo viera se masturbo exponiendo su enorme falo y huevos a la vista de los guardas que riendo comentaron algo entre ellos, sin saberlo Raxphe que dio un gran gemido de placer al venirse había sellado su propio destino al exponer su pene ante el enemigo.

A la mañana siguiente Raxphe fue despertado cuando los guardias abrieron su celda, supuso que venían para que fuese llevado a su ejecución u no estaba del todo mal, pero era una clase distinta de ejecución, con el forcejeando fue llevado hasta un pozo en donde ya lo esperaba un mago, que con un movimiento de su báculo hizo que la armadura y ropa de la cintura hasta las rodillas del adolescente volaran en cientos de pedazos exponiendo sus nalgas, huevos y pene ante todos los congregados ahí, aquello solo enfureció a Raxphe que busco con desesperación soltarse de las manos de los guardias.

De nuevo el mago toco con la punta de su báculo el pene de Raxphe que se sintió de inmediato muy excitado, su pene quedo en completa erección casi de inmediato, todos se sorprendieron al ver el tamaño de su pene erguido, el mago solo sonrió y dijo a los presentes.

-“He aquí nuestro sacrificio a nuestro dios Gauma”. Dijo el mago.

Luego señalando a Raxphe ordeno.

-“¡Abran el pozo y arrojen la chico!”. Ordeno el mago.

Tres guardias fueron necesarios para mover la palanca que abrió la pesada losa que cubría el pozo, los guardias entonces llevaron al forcejeante Raxphe hasta la orilla del pozo teniendo cuidado de caer ellos dentro con él.

Sin esperar nada Raxphe fue arrojado al pozo fue una caída de 15 metros, pensó que el impacto sería brutal pero cayó sobre algo suave, parecía ser una especia de limo que amortiguo su caída, se puso de pie y noto que aquella sustancia verdosa emitía alguna clase de luz, dio algunos pasos  antes de no poder mover las piernas fue como si estuvieran atascadas al intentar usar las manos estas también quedaron atascadas, lo que lo dejo casi en cuatro patas con las piernas extendidas.

De pronto sintió como su pene en erección fue engullido por el limo verde, aquello lo alarmo pero pronto sintió como si aquel limo cobrara vida y le comenzara a dar una mamada, aquello en verdad se sentía muy bien, su cadera comenzó a moverse casi por sí sola, buscando penetrar al limo verde una y otra vez, mientras sentía como si erección era succionada de manera muy placentera, Raxphe comenzó a gemir sin que lo pudiera evitar el placer solo hizo ir en aumento a cada momento exponencialmente que era algo que no entendía pero que estaba disfrutando.

-“¡AAAAAAHHHHH!” Gemía Fuerte Raxphe.

Aquello se prolongo por unos minutos hasta que sintió que algo estaba buscando penetrarlo, su ano era mojado como por una lengua y de pronto fue penetrado por el limo, Raxphe apretó los dientes aquello fue doloroso pero pronto cuando comenzó a ser estimulada su próstata se volvió muy placentero, su pene no tardo en comenzar tener contracciones no paso mucho hasta que de nuevo comenzó a arrojar una nueva gran carga de su espeso semen que lo hizo gemir de nueva cuenta de placer.

-“¡AAAAAAAAAAAAAAHHHHH!” Gimió fuerte y largamente Raxphe.

Quien sintió el más intenso y largo orgasmo de su vida, pero apenas dejo de venirse con su cuerpo aun temblando de placer, todo cambio el placer se torno dolor cuando su pene comenzó a ser succionado de manera brutal, era como si el limo se lo quisiera arrancar, también comenzó a sentir como su pene era envuelto por un calor que prontamente dejo de ser agradable cuando comenzó a quemar la sensible piel de su pene, que no tardo mucho en que le salieron ampollas primero, luego la piel se rasgo hasta que la piel desapareció.

El pene de Raxphe quedo reducido a una tubo bañado en sangre su escroto no la estaba pasando mejor la piel no tardo en deshacerse dejando a sus dos grandes orbes expuesto colgando de sus cuerdas, el dolor era simplemente agónico, el pobre adolescente estaba con los ojos en blanco chorreando espuma blanca por la boca, simplemente estaba en el infierno, el primero de sus dos testículos en desprenderse fue el derecho seguido unos segundos después del izquierdo, el dolor que eso le provoco hizo que se desmayara, pero recobro levemente el conocimiento cuando su pene fue arrancado de su entrepierna de raíz por la tremenda succión del limo.

-“¡AAAAAAAAAAAGGGGHHHHHH!” Grito Raxphe para de nuevo desmayarse.

Creyo que era su fin que su cuerpo seria devorado por aquel ser, pero no, varios magos usando sus poderes lograron sacar el cuerpo del adolescente varias horas más, estaba terriblemente desfigurado, anulado y son una pierna y una mano que también habían sido consumidas por el ser, fue dejado casi a punto de la muerte a las puertas de la ciudad con un mensaje en su pecho.

-“Es es lo que espera a los enemigos de Thorte”. Decía la nota.

Raxphe gracias a los magos del rey Althor logro sobrevivir pero quedo tan horriblemente desfigurado que no podía mostrar su rostro, sin sexo alguno o posibilidad de placer como hombre se hundió en la bebida volviéndose un alcohólico muriendo a los 35 años solo y añorando un orgasmo más que nunca sucedió, en su tumba algunos de los que fueron sus compañeros de armas escribieron.

-“Aquí yace Raxphe el Guerrero”. 


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

RAMITA PODADA

Randy era un hombre de 36 años al que le encantaba las jovencitas entre 18 y 24 años si eran vírgenes mejor, si bien estaba provisto de un pene de buen ver no era la gran cosa apenas algo por arriba del promedio en erección, su físico venido a menos luego de entrar de plano en sus años 30’s era compensado con un enorme facilidad de palabra y una personalidad de lo más simpática, soltero y sin hijos hasta donde sabia, aunque sospechaba de uno que otro por ahí......


RAMITA PODADA
Randy era un hombre de 36 años al que le encantaba las jovencitas entre 18 y 24 años si eran vírgenes mejor, si bien estaba provisto de un pene de buen ver no era la gran cosa apenas algo por arriba del promedio en erección, su físico venido a menos luego de entrar de plano en sus años 30’s era compensado con un enorme facilidad de palabra y una personalidad de lo más simpática, soltero y sin hijos hasta donde sabia, aunque sospechaba de uno que otro por ahí.

[HETERO] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [CASTRACIÓN] [NULIFICACIÓN] [VIOLACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Randy era un hombre de 36 años al que le encantaban las jovencitas entre 18 y 24 años si eran vírgenes mejor, si bien estaba provisto de un pene de buen ver no era la gran cosa apenas algo por arriba del promedio en erección, su físico venido a menos luego de entrar de plano en sus años 30’s era compensado con un enorme facilidad de palabra y una personalidad de lo más simpática, soltero y sin hijos hasta donde sabia, aunque sospechaba de uno que otro por ahí, trabajaba para poder los fines de semana a la caza de sus presas favoritas.

Por supuesto aquella noche de sábado no podía ser la excepción siendo verano era la época idónea del año para obtener lo que tanto le gustaba, por lo que estaba en aquella disco de moda en aquella playa en una ciudad costera a escasos 30 minutos de donde vivía, algo que era casi perfecto para él, Randy, entro en la disco dueño de la escena no tuvo que hacer cola el cadenero lo conocía y siempre le daba su buena propina para que lo dejara entrar, ya dentro y luego de dos copas inicio con su presa de aquella noche.

Los primeros objetivos fueron desechados rápidamente ya que o bien iban con un gran número de amigas algo para lo que Randy no estaba de humor esa noche o iban con novio, vio varios objetivos potenciales pero de entre ellos rápidamente una chica capto su atención, esa una chica en un vestido entallado, menudita de piel blanca y una culo de infarto, destaco de entre todas porque sus amigas se marcharon y ella quedo sola bailando en la pista, lo hizo con varios chicos antes de que Randy la abordara y atrajera hacia su mesa.

-“¿Cómo te llamas preciosa?” Pregunto Randy mientras le servía una copa.
-“Aura” Dijo ella visiblemente pasada de copas.

Aquello era perfecto para Randy quien sonrió al escuchar su respuesta ella seria la presa para esa noche, luego de beber algunas cosas de nuevo salieron a la pista Randy prácticamente la tuvo que sostener en la pista, lo que aprovecho para meterle mano, palpar sus perfectas nalgas como senos, sin que la chica opusiera resistencia alguna, luego comenzaron con los besos apasionados como si quisieran comerse uno al otro, Randy le introdujo una de sus manos dentro de su pantalón para que palpara sus huevos y pene.

No paso mucho tiempo para que ambos estuvieran fuera de la disco rumbo a una pequeña habitación que Randy rentaba en el puerto frente al mar, no tardaron ni 5 minutos en llegar, él la ayudo a llegar hasta la habitación en donde la despojo de toda su ropa exceptuando su tanga de color verde, Randy entonces se desvistió con prisa quedándose en su ajustado bóxer blanco “Calvin KLein” que por debajo se apreciaba una notoria erección, Randy de inmediato comenzó a succionar y lamber los pezones erectos de la chica sobre su cama.  

Randy ardía en deseos de penetrarla, su excitación estaba al máximo pero sabía que tenía que complacerla primero a ella, tenía que dejar una buena impresión y un recuerdo imborrable en la joven que casi estaba ya dormida, gimiendo bajito, continúo besando despacio aquellos tiernos senos hasta notar que ella temblaba con cada roce de sus labios sobre sus pezones, su mano bajo entonces lentamente hasta su tanga, jugando con sus dedos por encima, notando la humedad y el calor que emanaba de aquella joven vagina.           

Randy siguió besando sus pechos bajando hasta su ombligo, con ambas manos le quito su tanguita lentamente sin prisa, disfrutando de cómo su sexo quedaba al descubierto, dejándola desnuda y excitada a su merced.

-“No, no, alto”. Dijo Aura casi como un susurro.

Randy besó sus pies y recorrió con su lengua sus piernas desde los tobillos hasta los muslos, los gemidos de la muchacha le indicaban que iba por buen camino, aunque de tanto en tanto ella volvia a decirle.

-“No, no para por favor”. Decía Aura apenas audible.

Abrió sus piernas y se dispuso a lamber la tierna y húmeda vagina, pero Aura se opuso apartándole la cabeza con ambas manos, Randy le tomó las manos con suavidad y las sujetó con firmeza, sin mayor oposición le besó el clítoris y lambió toda la vagina saboreando sus jugos mientras Aura gimió de placer, lamió desde el clítoris hasta el ano ocasionándole orgasmos múltiples a la jovencita.

-“No Para, Por Favor Para ¡NO!” Dijo Aura pese a todo.

Una vez seguro de lo que había logrado vencer la resistencia de la joven, procedió a quitarse su bóxer lo hizo con prisa no deseaba perder el momento, su pene duro y mojado quedo libre, con premura lo coloco en la entrada de su vagina jugueteando con la punta de su glande con su clítoris y sus labios vaginales con movimientos circulares mientras mordisqueaba sus pezones y acariciaba sus nalgas, Aura trato de alejarlo sus manos se apoyaron pecho peludo pero apenas y tenía fuerza, su mente decía no pero su joven cuerpo decía sí.

Reuniendo fuerzas Aura logro empujar a Randy unos centímetros de ella, para decirle.

-”No Quiero, Ya Detente”.  Dijo Aura.

Randy viendo que perdía el control, con una mano la tomó de la nuca y la besó con pasión desmedida, con la otra mano la tomó de la cadera para de un solo empujón penetrarla la lubricación natural de su vagina hizo fácil la introducción de su pene en la estrecha vagina virginal de Aura que soltó un grito contenido y abrazó con fuerza a Randy mientras empezaba con los movimientos ondulantes con su pene entrando y saliendo de ella, Aura simplemente se quedo ahí inmóvil con lagrimas rodando por su mejillas.

Sin embargo Randy logro generar otro orgasmo a Aura, ésta vez el orgasmo fue más intenso y agotador que la dejó a exhausta tendida sobre la cama, Randy se corrió dentro de ella dando una alarido de placer, cuando se retiro noto como un hilillo de sangre brotaba de su vagina, para luego un rio de semen, aquello le hizo poner una expresión de felicidad había logrado desvirgar a otra jovencita que lo recordaría como el primer hombre que la hizo mujer para siempre.

Randy fue al baño, tomo una ducha se vistió y le dijo a Aura.

-“Fue genial Aura, espero lo podamos repetir, cuando lo desees puedes usar el baño y un enorme gusto haberte conocido”. Luego Randy se marcho sin más.

Aura quedo sobre su cama en posición fetal sintiendo como la sangra, sus jugos y semen brotaban de su vagina, llorando para cuando por fin se puso de pie, juro ante Dios que su violador tendría el justo castigo que esos bastardos merecen.

Aura luego de dejar pasar unos dos meses comenzó a seguir a Randy no fue difícil encontrarlo sabiendo donde llevaba a sus conquistas, fue de ese modo que se percato de varias otras víctimas pronto Aura vio su oportunidad, Randy salió solo de aquella misma disco donde la abordo, “noche de mala suerte”  peso para sí misma camino hasta el sin que la viera y le coloco un paño sobre su boca y nariz que lo dejo inconsciente en pocos segundos.

Randy se despertó con los ojos vendados, estaba amarrado en una cruz formada por tubos de metal, sus brazos abrazaban el travesaño horizontal, lo que era una posición muy incómoda, cuerdas lo sujetaban a esa estructura de metal por completo, cuerdas  rodeaban su cintura y pelvis pasando por debajo de sus piernas para que pudieran sostener sus pecho pero al mismo tiempo rosando la piel, su piernas estaban también amarradas, estaba desnudo con su pene y huevos completamente vulnerables, en un lugar que no podía ver y sin saber la razón de porque había sido secuestrado. 

-“¡Por favor si lo que quieres es dinero no tengo mucho pero te puedo lo que tengo”. Dijo Randy escuchando y sintiendo que algo o alguien se movía, cerca donde estaba.

Aura apenas se había graduado como bioquímica por lo que no tuvo problemas en conseguir todos los químicos que necesitaba para lo que tenía planeado, sin decir nada seguía mezclando los químicos mientras Randy continuaba hablando.

-“¡Vamos dime que deseas!”. Decia Randy.
-“¡Se que está ahí! ¿Quién eres? ¿Por qué me haces esto?”. Decía algo ya inquiero Randy.

De pronto Randy sintió una mano femenina recorrer su muslo izquierdo hasta llegar a su huevos, en ese momento que se estremeció escucho una voz.

-“¡Es hora de pagar, violador!” Dijo Aura aunque Randy no sabía que era ella.

-“¿Quién eres?, “¡Yo no soy un violador!”. Dijo Randy enojado.

Eso dicen todos los de tu calaña que todo fue consensuado, que nunca escucharon decir ¡No!, pero claramente te dije que te detuvieras, Randy buscaba entre sus recuerdos para poder recordar de quien era esa voz que le sonaba tan familiar pero al mismo tiempo tan desconocida.

-“¿Vamos quien eres?” Volvió a preguntar Randy.
-“Ni siquiera puedes reconocerme, ¡eres un canalla!”. Dijo Aura.

Acto seguido le apretó sus huevos, fuerte, muy fuerte casi como si quisiera aplastarlos con sus propias manos.

-“¡AAAAAGGGGGGGG!” Grito Randy.

Aquel brutal apretón por parte de Aura duro solo uno segundos pero para Randy que nunca antes había sentido un apretón como ese en su vida fue toda una eternidad, pero el alivio que la liberación de la presión le causo duro poco, pues pronto su pene a medio camino de una erección completa, sintió como era tomado para ser inyectado en la base, primero luego en el glande el pinchazo que más le dolió y finalmente en cada uno de sus testículos.

-“AAAAAAAAAAAAAAHHHH”. Grito Randy de Dolor.

Randy sintió como si le fuera inyectado lava ardiente en su pene y huevos, dado que era una especie de resina plástica en estado liquida que estaba a unos 60 grados, el ardor era intenso pero su pene poco a poco fue quedando rígido hasta quedar completamente erguido pero aquella era una erección completamente diferente, pues no había placer sino puro dolor, tan agudo que Randy era incapaz de hablar de él solo brotaban gritos de agonía. Mientras su pene estaba siendo plastificado.

Al cabo de 10 minutos la resina inyectada en su pene y huevos se había solidificado lo suficiente para que su pene presentara una ligera curva hacia arriba que el pene de Randy solo presentaba cuando él en verdad estaba muy excitado, aunque en ese momento no lo estaba, sino que estaba en una agonía total, cuando la mano de aquella mujer que lo mantenía como su prisionero toco de nuevo su pene para recorrer toda su rígida longitud apenas y sintió su mano deslizándose por su erección, al cabo de unos segundos ya no sintió nada.

Aquello alarmo a Randy de inmediato quien con desesperación dijo.

-“¿QUÉ ME HAS HECHO MALDITA?” Pregunto Randy gritando.
-“Nada, solo matar esta barrita de carne para que no pueda violar a nadie más”. Dijo Aura.
-“¿QUÉ? ¡MALDITAA TE MATARE!”. Grito Randy muy agitado.

-“¡Oh! Parece que tu ramita esta algo doblada creo que será necesario podarla”. Dijo Aura burlonamente.

Acto seguido se fue de la habitación dejando a Randy solo por algunos minutos, cuando regreso Aura iba vestida como si fuese a realizar labores de jardinería, e incluso se hizo unas trenzas, llevaba un sombrerito y sostenía unas tijeras para podar con dos largos mangos color amarrillo.

Se acerco a donde estaba Randy cuyo pene aun estaba endurecido, Aura coloco las afiladas cuchillas de la gran tijera sobre su pene justo por la mitad, que era por donde la curvatura del pene de Randy comenzaba y dijo.

-“Creo que lo cortare desde aquí”. Dijo Aura.
-“NO… NO. ESPERA… Te puedo Compensar NO CORTES NADA”. Dijo con desesperación Randy.

Pese a no poder sentir el frio del filo de las hojas de acero sobre su pene.

-“Tienes razón mejor lo cortare por completo”. Dijo Aura.
-“NO… NO… ¡POR FAVOR!” Grito Randy.

-“CLICH”. Se escucho.
-“NO… NO… ¡POR FAVOR!” Seguía repitiendo Randy.

Sin percatarse que su pene había sido cortado desde varios segundos atrás, su miembro amputado quedo en las mano de Aura, apenas y hubo sangrando el muñón que le quedo a Randy era minúsculo y apenas unas gotas resbalaron gasta sus huevos pero estaba tan desesperadamente suplicando que lo cortaras que no noto el calor de su sangre aunque su escroto aun tenía algo de sensibilidad sus huevos estaban muertos ya en su interior, por la acción de la resina inyectada en ellos.

Aura sin decir nada, simplemente alzo su escroto para colocar las cuchillas por detrás y por debajo de los huevos de Randy que en esta ocasión sin sintió las frías cuchillas debajo de huevos, pegadas a su perineo, lo que hizo que de nuevo se inquietara.

-“NO… NO…” Comenzó a suplicar Randy de nuevo.
-“CLICH”. Se escucho de nuevo.

Lo que esta vez, si hubo un pequeño sangrando por lo Randy pudo sentir un liquido caliente bañar sus piernas, no le tomo mucho para percatarse que era su propia sangre la que estaba sintiendo, aterrado grito.

-“NOOOOOOOOOO”. Grito Randy.

Quien buscaba de manera desesperada de soltarse pero en eso Aura de nuevo coloco un trapo sobre su nariz y boca que lo dejo inconsciente en cuestión de segundos.

Randy se despertó dos días después en la habitación de un hospital, con su entrepierna vendada, loco de angustia, se quito los vendajes como pudo para ver las horribles puntadas que ahora adornaban en donde alguna vez estuvieron sus genitales masculinos que tanto placer le proporcionaron.

-“NOOOOOOOOOOOOOOO”. Grito.

Tuvo que ser sedado por varios días hasta que acepto que había dejado de ser un hombre, para el resto de sus días, solo sería un eunuco nulo, desprovisto de todo placer sexual por lo menos como un hombre, ahora solo obtendría placer de manera anal algo que por supuesto le repugnaba.

Tres meses después de dejar el hospital recibió un paquete, en su interior había un dildo, una copia de su pene en plástico azul, junto con un disco que coloco en su reproductor, ahí una mano femenina mostraba a la cámara sus huevos plastificados como su pene con aquella ligera curva debajo se mostraba un cartel que decía “Ramita Podada”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

RUTH CORTE FINAL

Huérfana desde que puedo recordar, nunca conocí a mis padre o si tuve hermanos, mis primeros recuerdos son los de estar en lo que parecía ser un internado a los 10 años fui adoptado por Ama Yaida de ella recibí mis primeras muestras de cariño como de castigo que de alguna manera me hicieron sentir querida......


RUTH CORTE FINAL
Huérfana desde que puedo recordar, nunca conocí a mis padre o si tuve hermanos, mis primeros recuerdos son los de estar en lo que parecía ser un internado a los 10 años fui adoptado por Ama Yaida de ella recibí mis primeras muestras de cariño como de castigo que de alguna manera me hicieron sentir querida.

[TRANSEXUAL] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [ESCLAVITUD] [FEMINIZACIÓN]


Categoria: Transexual      Autor: DarkSoul





Esa tarde mi Ama Yaida me llamo, lo que me allegro hacia tres semanas que no lo hacía deseaba complacerla, sentir su piel, sus labios, manos y sobre todo escuchar su voz, era la más sumisa de las esclavas aunque en realidad no era una mujer de verdad aunque así lo pareciera, camine hasta donde me indico que me encontrara con ella, iba apenas con una minúscula tanga que se perdía entre mis firmes y paraditas nalgas, con unas medias de seda hasta los muslos cubriendo mi joven cuerpo, recordé como es que termine de ese modo.

Huérfano desde que puedo recordar, nunca conocí a mis padre o si tuve hermanos, mis primeros recuerdos son los de estar en lo que parecía ser un internado a los 10 años fui adoptado por Ama Yaida de ella recibí mis primeras muestras de cariño como de castigo que de alguna manera me hicieron sentir querida.

-“¿Mi nombre real?” Pienso para mí.

No recuerdo cual era, simplemente en mi mente siempre ha sido Ruth, si tuve otro antes de ese ya es irrelevante, cuando entre a la pubertad todo cambio eso fue a los 13 años recuerdo, hasta ese momento Ama Yaida simplemente me había enseñado modales y como ser una esclava sumisa.

Al principio mi vello púbico fue tolerado pero a los 15 años fue eliminado por completo con un tratamiento de rayo laser lo que hizo que incluso el incipiente vello facial que crecía en mi barbilla y labio superior desapareciera por completo en ese año comencé recibir mis primeras dosis de estrógenos lo que torno mi piel cada vez más suave y femenina, mis caderas se redondearon, mis piernas se tornearon lo mismo que mis brazos e incluso mi rostro, mi cabello creció fino como sedoso para fines visuales era una mujer.

Me gustaba sentirme femenina, pero el pequeño bulto que apenas se notaba en las pequeñas ropa intima que usaba revelaban que no lo era, por lo menos no por completo, para los 18 años era prácticamente una mujer todo rastro de masculinidad en mis modales, habla y forma de ser habían desaparecido por completo desde hacía varios años, sin embargo no tenia tetas algo que deseaba, era como un símbolo de feminidad que me faltaba, pese a las fuertes dosis de estrógenos mis pechos simplemente se negaban a aparecer.

Una noche a los 19 años luego de una sesión de BDSM con Ama Yaida ella sorpresivamente tomo mi pene y se lo llevo a la boca, fue la primer mamada de mi vida, aquello fue una revelación de placer inigualable, luego me hizo penetrarla, me vine por primera vez en el cálido interior de su sexo, que se sentía húmedo y estrecho, gemí sin poder evitarlo de placer, aquella noche fue la mejor de mi vida, pero Ama Yaida me dijo que pronto eliminaría todo rastro de virilidad en mi cuerpo pues me deseaba como una mujer de verdad.

Aquello fue como un balde de agua fría, la misma noche que me regalo el mayor placer de mi vida, la noche que perdí mi virginidad con mi aun pene entre mis piernas endurecido como nunca antes ella me dijo que perdería esa increíble sensación muy pronto, aquello me dejo muy turbado durante semanas pero pronto lo olvide para continuar con mi vida de placer, dolor y sumisión a manos de mi Ama.

Pero regresando al presente ahora estoy por cumplir 20 años apenas a dos meses y Ama Yaida al parecer a olvidado todo aquello, cada sesión a la que me llama estaba plagada de dolor pero siempre, invariablemente termina conmigo recibiendo una gran dosis de placer indescriptible.

-“Toc Toc”. Golpee en la puerta de la habitación.
-“¿Quién es?” Se escucho preguntar del otro lado a Ama Yaida.
-“¡Ruth!” Respondí mansamente.
-“¡Ah Ruth pasa te estaba esperando!” Respondió mi Ama.

Apenas entrar ella me domino era mucho más fuerte y era más alta aunado que no opuse resistencia alguna, me hizo caer al suelo. Se coloco encima de mí, me sujeto de las manos para acercar su rostro al mío, Podía sentir su respiración agitada, su aliento y su calor mientras me retorcía tratando acomodarme debajo de ella, pero no podía, su fuerza parecía que se había multiplicado por 100 y me tenía dominada mientras sus manos recorrían mis muslos, mis nalgas y mis pechos a su antojo.  

Ella me estaba tratando mas rudamente que otras ocasiones luego hizo algo que siempre hacia  me escupió dentro de mi boca que con gusto recibió su escupitajo, aquello me gustaba, me hacía sentir placer, pero además aquello parecía que siempre gatillaba algo dentro de ella, me tomo y me despojo de mi minúscula tanga, ya completamente desnuda se me quedo mirando mi cuerpo desnudo, para ese momento respiraba agitadamente y solo hice mi cabeza a un lado. 

Ella se lanzó nuevamente sobre mí y comenzó a besar mi cuello, mientras sus manos se volvían locas tratando de agarrar la mayor cantidad de carne posible, me estaba casi devorando mi cuerpo con sus ojos y boca estaba a su merced como siempre era suya y lo sabía, una sensación indescriptible recorría mi cuerpo mientras él devoraba mis pechos mas planos que una tabla, mis tetillas estaba endurecidas, y ella jugaba con ellos con su lengua.   

Un largo “MMMMMMM” llenó la habitación que no pude contenerlo dado el placer que sentía ya no tenía control sobre mi cuerpo, solo me retorcía bajo sus manos, besó mis muslos, mis nalgas, las amaso e hizo con ellas lo que quiso y solo gozaba y me retorcía de placer, mientras me seguía devorando con sus manos y boca.         

-“Es hora que me hagas venir”. Dijo de pronto mi Ama.        

Ella iba vestida con un traje de baño negro de látex que contrastaba con su piel oscura, del que haciendo un lado la parte de su entrepierna extrajo su sexo y lo dirigía a mi rostro.

-“Chúpamela”. Me ordeno.          

Su vagina estaba a centímetros de mi rostro era pequeña, pero perfecta,  cerré los ojos y sentí cuando su vagina toco mis labios y mi lengua hurgaba entre sus labios vaginales tratando de entrar en su interior de súbito me tomo de la cabeza y me presionó contra su pelvis su vagina estaba totalmente empapada, parecía un manantial y olía a muy rico, pero aún así abrí mi boca y trate de meterme lo mas que pude de ella en la  boca era una sensación extraña, solo atiné a succionarla, quizá en forma instintiva no lo sé, pero ella comenzó a ronronear como un gatito dado que era un experto en sexo oral para ese momento.           

Aquello duro unos minutos acto seguido se puso en cuatro patas me ordeno que pusiera detrás de ella, la tome de las caderas, subí mis manos hasta mis pechos, los apreté y luego le di un empujón que me hizo dar un gemido de placer cuando todo mi pene se hundió en su interior de mi Ama sentí como mi pelvis choco contra sus nalgas mis huevos para ese entonces ya estaban rojos de tanto placer que sentía.   

Ella como yo nos movíamos una y otra vez, de adelante para atrás y de izquierda a derecha mis manos no dejaban de recorrer su espalda, caderas, pechos y muslos, mi piel se erizaba de placer al paso de sus manos que era como electricidad que recorría por todo mi cuerpo y que no permitía ni hablar, solo entre balbuceos llegaba a gemir y no sé en qué momento comenzó ella a moler sus nalgas contra mi pelvis en círculos lo que me produjo un rictus de placer en mi rostro mientas no dejaba de moverme detrás de ella y esa imagen aún hoy me excita de solo imaginarla, incluso en estos momentos me estoy masturbando mientras escribo esto.        

Ese día fue el mejor sexo de mi vida como hombre Aún hoy me pregunto porque ella me dio ese regalo para luego quitármelo para siempre, cuando Ama Yaida sintió que mi pene estaba por estalla dentro de ella, palpitando, se separo de mi para luego de inmediato obligarme a ponerme de pie, se coloco de nuevo bien su traje de baño y me llevo hasta una gruesa como solida columna de piedra donde me sujeto mis muñecas detrás de la columna por lo alto de mi cabeza.

Ella insistió en que usara mis tacones, mi erección chorreaba liquido pre seminal sobresaliendo como el cuerpo de un unicornio de mi entrepierna, mi Ama me beso en los labios metiendo su lengua en mi boca, nuestras lenguas como dos serpientes en celo se enroscaron por varios minutos hasta que ella se separo de mi para luego susurrarme al oído derecho.

-“¡Ha llegado la hora cariño hoy serás unas mujer de verdad, así que disfruta de tu ultimo orgasmo con tus genitales masculinos!” Dijo Ama Yaida.  

Sus palabras me asustaron como excitaron al mismo tiempo, apenas dejo de decirme esas palabras se coloco a mi lado izquierdo para tomar mi pene con su delicada mano izquierda, para comenzar a masturbarme, comenzó a mover su mano lentamente pero en cuestión de minutos ya lo hacía a gran velocidad, comencé a gemir de placer de nuevo, pese a que mi pene no era muy grande 17 cm si era muy sensible.

-“AAAAAAAHHHHHHH”. Gemía.

Mi pene al cabo de unos minutos se hincho un poco más de lo habitual y comenzó a tener fuertes contracciones hasta que de pronto un gran chorro de mi espesa leche broto de mi palpitante erección, fue una larga cuerda que me hizo gemir de placer al experimentar un enorme orgasmo, seguido de otra y otra cuerda hasta completar cuatro potentes chorros de mi leche.

-“Aaaagggghhh”. Gemí de placer.

Quedamos ahí ambas con la respiración agitada, la de mi Ama era tanto o más que la mía pocas veces me había vaciado de esa manera. Pero eso poco importaba solo que quede muy satisfecha, apenas note cuando ella se aparto de mi lado para ir por un afilado cuchillo que estaba colocado sobre unos carbones encendidos y la hoja de acero brillaba intensamente de lo caliente que estaba.

-“Bien, este es tu bautizo de sangre, te bautizo con el nombre de Ruth”. Dijo mi Ama.

Al tiempo que jalaba mis huevos lo más lejos de mi cuerpo que pudo, el dolor que eso me causo hizo que toda palabra para tratar de evitar que fuese despojado de mis últimos rastros de masculinidad fuera abortada, mi cuerpo se tenso y apretó los dientes para no gritar, una parte de mi deseaba ese momento y otra parte gritaba que la detuviera para no ser privado del placer que acaba de experimentar pero mis pensamientos se desvanecieron cuando sentí el corte del ardiente cuchillo.

Todo mi cuerpo se sacudió en convulsiones, no hubo grito o palabra alguna simplemente el dolor fue tan intenso que todo mi cuerpo quedo petrificado, aun todo mi cuerpo se estaba sacudiendo de dolor cuando sentí un nuevo corte sobre mis carnes por aquella ardiente hoja de acero, que con solo tres largos cortes me cerceno mi pene aun en erección de mi cuerpo casi a ras de mi pelvis, aquello fue todo, mis ojos quedaron en blanco, mi cuerpo se tenso y me desmaye, el dolor me venció por completo en ese momento.

Me desperté al día siguiente con vendas por toda mi entrepierna que no fueron retiradas hasta dos meses después, para cuando lo hicieron pude ver que ya no había rastro de órgano masculino en mi entrepierna en su lugar dos labios vaginales habían sido creados en mi entrepierna, con un pequeño orificio que desde ese momento seria mi vagina un tatuaje a semejanza de un clítoris fue hecho justo en el lugar donde debería estar ese órgano esencial de toda mujer, pero esa no fue mi mayor sorpresa.

Ama Yaida había mandado plástilizar mi pene, para convertirlo en un dildo, que ahora monta en un árnes que se coloca para que sobresalga de su entrepierna en erección y con él me penetra no solo por mi nuevo orificio entre mis piernas sino que también lo hace por mi ano que al poco de recuperarme de mi cambio de sexo me desvirgo con el que fue alguna vez mi propio pene.

Algo positivo es que ahora tres años después de mi feminización total ya tengo dos tetas de talla D32 y que prometen seguirán creciendo las que son mi orgullo y deleite tanto mía como de mi Ama que no se cansa de chupar como succionar mis pezones oscuros como pequeños, debo confesar que extraño sentir placer como hombre pero adoro ser una mujer de verdad, sumisa y a las ordenes de mi Ama.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

RATERILLO

Desafiante. Confidente. Calmado. Profano. Recogido. Así era el chico sentado al otro lado de la mesa en la sala de interrogatorio era todas esas cosas y más. Nunca había visto, en mi carrera como jefe de seguridad de un centro comercial, a alguien aparentemente joven que estuviera tan seguro de sí mismo......


RATERILLO
Desafiante. Confidente. Calmado. Profano. Recogido. Así era el chico sentado al otro lado de la mesa en la sala de interrogatorio era todas esas cosas y más. Nunca había visto, en mi carrera como jefe de seguridad de un centro comercial, a alguien aparentemente joven que estuviera tan seguro de sí mismo.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA]


Categoria: Adolescente      Autor: Zipper





Desafiante. Confidente. Calmado. Profano. Recogido. Así era el chico sentado al otro lado de la mesa en la sala de interrogatorio era todas esas cosas y más. Nunca había visto, en mi carrera como jefe de seguridad de un centro comercial, a alguien aparentemente joven que estuviera tan seguro de sí mismo.

Uno de los vigilantes del piso había detenido al joven que salía de la tienda con un paquete de baterías que no había pagado. Estaba interrogando al muchacho en un esfuerzo por aprender su identidad y para determinar si era un solitario por primera vez o parte de un grupo organizado que había estado robando en muchas de las tiendas en el centro comercial, y no estaba llegando a ninguna parte con el adolescente.

"Vete a la mierda, Tracy Sin Pene", y sugerencias similares fueron todo lo que pude obtener de él. Era mucho más viejo de lo que parecía, o pudiera bien leído, ya que tenía un vocabulario que normalmente no se encuentra en un adolescente.

Normalmente trato de asustar lo más que puedo a los principiantes, y si vuelven se los entrego a la policía después de que los asusto hasta que se cagan de miedo. Este chico no iba a romperse sin una presión severa, así que le dije a Tony y Roy que lo llevaran al salón de empleados y lo desnudaran.

No pueden hacer eso, tengo derechos y quiero un abogado. Finalmente dijo algo más que una palabrota.

-Puedo hacer lo que yo quiera, joven. Lo accediste, al entrar en el centro comercial, a obedecer las reglas, y lo dice a la derecha de cada una de las puertas que las personas sospechosas de robar serán detenidas y revisadas muy bien antes de ser entregadas a la policía. Los policías tienen que dejarte ver a un abogado, pero yo no.

Tony y Roy me ayudaron a acompañar al chico al salón, donde le dije que se desnudara. Él era reacio a cumplir mi orden, así que le dijimos que le cortaríamos la ropa y que él podría ir a la cárcel completamente desnudo, esto trajo una ligera mejora en su actitud, y él lentamente se desnudó hasta quedar solo en ropa interior.

Dije desnudo por completo. Le ordene. Se ruborizó, se apartó de nosotros y se despojó de su bóxer. Podía haber sido un hombre grande en el vestuario con chicos de su edad, pero estaba decididamente avergonzado de tener que mostrar sus partes privadas a hombres reales.

Lo dejé de pie desnudo junto a la mesa de billar y revise en sus bolsillos y billetera, entregando cada artículo a Roy para documentación.

"John C. Brown", Roy dijo, leyendo la tarjeta de identificación de la escuela. "Fecha de nacimiento, 7 de mayo de 1989. En octavo grado, Escuela Wilson, vive en Unión 1802. Wallet contenido catorce dólares, una tarjeta de cuerpo de estudiante, y un condón, ultra-sensible, lubricado. Este joven debe saber lo que es el verdadero sexo y parece ser muy activo". Roy dijo en su voz monótona antes de colocar cada artículo en la mesa de billar.

-“No me parece que tenga suficiente para ser muy activo” -comentó Tony.

Después de ordenar al chico que para ese momento tenía su rostro de color escarlata que se volviera y nos mirara con las manos detrás. No veo muchos jóvenes desnudos, ya que solo usamos esta táctica un par de veces al año, pero Tony tenía razón. Los huevos del muchacho estaban muy apretados y estaban casi ocultas por su escaso cabello púbico, y su pene estaba encogido de vergüenza o en respuesta a la frescura de la habitación.

Decidí que el chico no era parte de una pandilla, y eso de asustarlo era suficiente para evitar que se convirtiera en un repetidor, así que entré su nombre y número de seguridad social en la computadora para una verificación de antecedentes, luego le pregunté si le gustaba Jugar al billar Él me miró un poco divertido, pero no dije nada mientras extendía un par de toallas en el centro de la mesa de billar. Tony y Roy rápidamente lo agarraron y ataron sus manos y los pies por los bolsillos a la esquina de la mesa con las esposas plásticas para disturbios.

Las toallas eran necesarias porque lo que iba a suceder a continuación, literalmente, asustar hasta la mierda a la mayoría de los ladrones. Tomé un taco del estante y puse la bola blanca entre sus tobillos antes de dibujar un cordón en su entrepierna. Empezó a golpear y gritar incluso antes de comenzar a golpear. Estábamos solos en el centro comercial para entonces, ya que fue mucho tiempo después de cerrar, así que nadie podía oír sus gritos de ayuda. Llevé mi brazo hacia adelante con un rápido broche de presión sobre la pelota con el palo, haciendo que girara inofensivamente hacia un lado, simplemente cepillando su muslo antes de parar. Tony y Roy se quedaron riéndose al final de la mesa, mientras el chico, sollozando de vergüenza, trataba de alejarse de las toallas mojadas por debajo de él.

Debería haberme detenido allí mismo y haberlo enviado con la policía, pero decidí darle otra lección que pudiera llevar de regreso a la escuela, así que metí un pedazo de cordón robusto por el agujero en el fondo de la luz de la mesa de billar y formé un Deslizamiento en su extremo. Coloqué este lazo sobre mi muñeca y masajeé suavemente las nueces del chico hacia abajo lejos de su cuerpo antes de deslizar el lazo sobre ellas y apretar el nudo. Tony entonces apretó el cordón, de modo que el chico estaba sobre sus talones y codos, y luego lo ató a la mesa. Roy desenrolló el condón por encima de la punta del bastón y lo deslizó entre las mejillas del culo del chico, y luego comenzó a empujar. La penetración era imposible desde ese ángulo, pero el malestar del chico por la violación era evidente.

Había practicado mi siguiente movimiento a menudo, así que el chico no estaba realmente en peligro cuando tome dos ladrillos y me acerqué a la mesa con mis brazos extendidos. Sabía que podía cortar los cordones que unían sus huevos a su cuerpo con los bordes afilados de los ladrillos a unos centímetros por encima de sus huevos, pero nunca me había sucedido antes, que le quede mirando su culito sin vello rosadito antes de ponerme a trabajar, puse sus dos huevos sobre uno de los ladrillos y le dije.

-“Estas listo para un abrazo de los ladrillos”. Dije burlonamente
-“NO, NO, POR FAVOR”. Grito con desesperación el chico.

Alce mi mano para aplastar los expuesto huevos del chico con el otro ladrillo pero no había contado con él empuje de sus caderas hacia arriba en desesperación en el último instante condenando así su virilidad, que salió de entre los ladrillos como aplastados y cortados, sus dos orbes rompieron la piel que los contenía y salieron disparados aterrizando en el suelo sucio a mis pies.

El chico se quedo ahí con los ojos en blanco, con todo su cuerpo sacudiéndose, su pene lanzo la que lo más seguro fue la última descarga de su vida viril, dos chorros de blanco semen quedaron sobre la mesa de billar, para luego su pene desinflarse poco a poco y cuando estaba colgando sin vida alguna el chico por fin se desmayo.

Hemos limpiado la mierda, la orina, la sangre y semen, para ir rápidamente a arrojar al chico cerca de un hospital y hemos reunido a algunos testigos para que juren que dejó el centro comercial antes de cerrar y en buenas condiciones de salud.

Todavía vigilamos nuestras espaldas, ya que sabemos que él tratará de obtener venganza por lo que le hicimos, y no es para menos lo privamos de placer sexual como hombre para el resto de sus días.

Aunque la tasa de hurtos en el centro comercial se ha reducido a casi cero desde que castramos a ese adolescente parece que los raterillos se lo piensan varias veces antes de tratar de robar algo sabiendo que pueden exponer más que solo tiempo en prisión.




Historia Original Aquí.




Autor: Zipper       Traductor: DarkSoul

RETRETE PARA SIEMPRE

Cuando recobre el sentido no tarde en notar un frio aro de hierro en el cuello y en la cintura. Me era imposible moverme con libertad alguna. Pero el peor no era eso. Un tira de hierro a modo de grillete con la forma de su casco que impedía que pudiera hacer el más leve movimiento de la cabeza, pero esto no era lo peor. Un tubo entraba en mi boca hasta donde empieza la lengua casi rozando mi campanilla que me causaba arcadas de solo mover la boca o la lengua......


RETRETE PARA SIEMPRE
Cuando recobre el sentido no tarde en notar un frio aro de hierro en el cuello y en la cintura. Me era imposible moverme con libertad alguna. Pero el peor no era eso. Un tira de hierro a modo de grillete con la forma de su casco que impedía que pudiera hacer el más leve movimiento de la cabeza, pero esto no era lo peor. Un tubo entraba en mi boca hasta donde empieza la lengua casi rozando mi campanilla que me causaba arcadas de solo mover la boca o la lengua.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [GORE] [SECUESTRO]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo & DarkSoul





Con 16 años regresaba a casa aquella tarde casi noche luego de mi practica de natación, cuando algo paso que me hizo perder el sentido de manera inmediata, simplemente ya no supe más de mi, hasta despertar en un lugar extraño, estaba en posición horizontal. Con los pies estirados.los brazos también. Unidos a una pesada mesa por unos grilletes que me mantenían bien sujeto a la mesa.         

Me desperté sobre una cama con las  piernas extendidas lo mismo que las manos, estaba solo con mi speedo azul que usaba en las practicas de natación, una collar me sujetaba el cuello por detrás lo que me hacia prácticamente imposible mover mi cabeza de la almohada, una correa me pasaba por la cintura para evitar que pudiera mover la parte media de mi cuerpo.         

De pronto una mujer entro muy atractiva, iba vestida solo con medias altas hasta casi la cadera, con una tanga muy pequeña de color negro, semi transparente, con sus dos enormes tetas al aire, ella se subió a la cama para preguntarme sin más.

- ¿Cómo te llamas? Me preguntó.
- “Oscar”. Le respondí.     
- ¿Tienes novia Oscar? Pregunto de inmediato Ella.   
-“No... No tengo”. Respondí tímidamente.

Por cómo estaba inclinada en la cama podía verle sus grandes tetas, por completo algo que no podía evitar, ella sonriente me dijo.
.
¿Te gusta lo que ves Oscar? Me pregunté con un tono que hasta a mí me sorprendió.    
-“Bueno... yo... por supuesto... es muy bella...” Respondí tímidamente.     
-“¡Lo sé! Exclamo ella.     
-¿Te gustan? Me dijo tomándose las tetas con sus manos, levantándolas.
-¡Por supuesto! Exclame de inmediato.

Sus tetas eran grandes, redondas y con el pezón oscuro completamente erecto, por alguna razón el estar verlas hizo que olvidara por completo mi situación, ella me acerco sus enormes tetas a mi rostro hasta hacer que posara mi boca sobre uno de sus pezones y comenzara a chuparlo suavemente, ella de inmediato comenzó a gemir y a gozar.   

-“Aaaaaaah... aaaaaaag” Gimió ella.
-“¡Hacía tanto tiempo que no me chupaban las tetas así!” Dijo Ella poco después.        

Luego ella me beso en los labios, me abrió su boca y nuestras lenguas se enredaron en un baile erótico... Para ese momento mi pequeño speedo apenas podía contener a mi pene en erección ella no tardo en hacerlo trisas arrancándolo de mi pelvis mi erección quedo insolente apuntado hacia el techo, ella lo tomo con sus manos, mientras continuaba besándome y acariciando mi pecho y dorso desnudos.

Ella bajo por mi dorso hasta tomar mi pene y comenzar a degustarlo como si fuera un helado, me lo chupo por un rato y luego comenzó darme una mamada ¡aquella fue mi primera mamada de mi vida! Nunca me habían hecho algo similar, ella se metía mi pene lo más profundamente posible y parecía que lo disfrutaba, el calor y el placer no me dejaban de pronto una corriente eléctrica me recorrió por completo haciéndome sentir un placer inaudito los movimientos de su cabeza de ella se hicieron más rápidos hasta que de pronto sentí que explotaba y un chorro de leche caliente inundó su boca.

El primer chorro pasó directamente por su garganta, pero los siguientes los pudo retener en su boca, era mi primera mamada y había culminado con una acabada en su boca, ella se trago todo lo que pudo, cuando termine de correrme deje de moverme y solo por inercia, seguí disfrutando de sus atenciones orales, de pronto ella se quito su tanga y me pude percatar que estaba muy húmeda.     

Ella entonces coloco ambas piernas a cada lado de mi cabeza para colocar su enorme mata de vellos sobre mi boca para hacerme comenzar a darle lambidas suaves y profundas en su raja, haciéndola retorcerse de placer... gemidos, suspiros y quejidos escapaban de su boca en eso encontré su clítoris que estaba erecto. Hacia allí dirigió mi ataque... una corriente eléctrica nuevamente la sacudió y lanzando un grito comenzó a subir y bajar sus caderas el placer que sentí que ella estaba sintiendo era inenarrable.

Mi lengua lamía su clítoris y le daba pequeñas chupadas, haciendo que se retorciera sobre mí como tratando de escapar de mi lengua, pasados breves minutos me vino acabando con una fuerza extraordinaria, empapando con sus jugos mi rostro mientras lambia su clítoris.

-“Aaaaaaaaaaaaaagh... Aaaaaaaaaaaaaugh...” Gimio ella.

Para ese momento mi pene estaba nuevamente duro como si fuera de fierro, ella se sentó a horcajadas sobre Oscar. Poco a poco ella se fue sentando sobre mi pene introduciéndose suave, lentamente hasta tener la mitad adentro para bruscamente sentarse sobre él ensartándolo completamente, lanzando un grito de placer.

Comenzó a moverse rítmicamente, entre gemidos y grititos de su parte, por mi parte movía la cabeza para ambos lados, con los ojos semi cerrados, disfrutando del gran placer que estaba sintiendo, ella tenía una vagina muy mojada pasados solo unos 10 o 12 minutos me sentía venir con una fuerza avasalladora.... pujante... hasta que sentí ese gran calor que inundó mi cuerpo... casi pierdo los sentidos cuando me inundó esa ola inmensa de placer...        

-“Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaagh”. Gemí.
           
Al tiempo que mi pene lanzó andanadas de leche hirviendo que inundó su vagina, aquello fue el mayor placer que sentí en toda mi vida, estaba en el cielo cuando de pronto de nuevo sentí una punzada que me hizo perder el sentido de nuevo.

Cuando recobre el sentido no tarde en notar un frio aro de hierro en el cuello y en la cintura. Me era imposible moverme con libertad alguna. Pero el peor no era eso. Un tira de hierro a modo de grillete con la forma de su casco que impedía que pudiera hacer el más leve movimiento de la cabeza, pero esto no era lo peor. Un tubo entraba en mi boca hasta donde empieza la lengua casi rozando mi campanilla que me causaba arcadas de solo mover la boca o la lengua.         

Todo estaba oscuro, no oía ni veía nada, intente recordar lo último que ocurrió antes de perder el sentido, recordé ver como se movían las caderas de esa mujer, mientras me corría, trate de moverme pero por alguna razón lo podía hacer era como mis piernas y brazos estuvieran entumecidas.     

Pero esos recuerdo se difumaron cuando me di cuenta que estaba desnudo ¿por qué estaba desnudo? ¿Inmovilizado? ¿Qué ocurría? ¿Qué era ese tubo que apenas me dejaba respirar?         

Pero estas lógicas preguntas fueron interrumpidas de golpe, una luz se encendió cegándome.

Se encontraba en un lugar pequeño, desde su posición en el suelo podía ver unas pequeñas paredes que sobrepasaban su cuerpo hasta una altura de un metro, daba la impresión que estaba en un ataúd hecho de concreto.      

Justo sobre mi cabeza había un depósito de donde salía el tubo que entraba a mi boca finalmente escuche pasos, alguien asomo por una ventanita era ella lucia una amplia sonrisa y sus ojos me miraban muy abiertos, con un brillo malicioso.

Intente decir algo, pero me era imposible mover mi lengua el tubo pasaba justo por encima ella comenzó a hablar.

-¿Oscar como estas? Pregunto ella.
-“Espero que estés cómodo, si no lo estas no te preocupes, te acostumbraras después de todo vas a estar aquí mucho tiempo”.          Dijo Ella con una mueca de maldad en su rostro.       

-“Solo el resto de tu vida”. Añadio         

Diciendo eso soltó una risita que me hizo erizo la piel.         

-¿Te preguntaras por que estas aquí? Dijo ella.
“Bien estas aquí para ser mi retrete humano de por vida”. Contestado a su propia pregunta.    

Tu vida se reducirá a consumir cada gota de orina, cada gramo de heces que salga de mi cuerpo, claro esto en un retrete también pueden caer otras cosas, como mi regla o flujos que se que consumirás con sumo agrado, solté un gruñido de horror, no podía creerse que esa cara estuviera diciendo todo eso, pensé que todo era una pesadilla, que iba a despertar y entonces ella volvió a hablar.

-¡Vamos Oscar, no te emocionas saber que todo lo que está dentro de mi va a pasar a formar parte de tu organismo!

Bueno sé que vas a hacerme feliz de verdad yo seguiré con mi vida, seguiré trabajando, saliendo por ahí disfrutando de la vida, lo haré por los do, pues para a ti todo eso se ha acabado, tu vida se va a reducir a tragar, a tragar sin remedio, tragar y digerir por el resto de tus días, te he convertido en la pieza principal de un sistema de tratamiento de aguas residuales.      

Como podrás ver mediante tuberías de varios tamaños al tirar de la cadena como lo haría en uno normal, todo saldrá por la tubería y estaría conectado a tu boca, pero entonces, pensé que no podría ser, te ahogarías por la cantidad de agua que saldría de golpe, por lo que busque una solución, además estaba el problema de que si los excrementos eran muy sólidos no podrías tragar sin masticar y eso implicaría poner de tu parte y yo no quería eso, quería que sintieras como tu estomago se llena sin poder hacer nada al respecto.asi que me puse a pensar, primero estaba el problema de la solidez de tu alimento, así que vi en internet unos aparatos muy interesantes. “Trituradores sanitarios”.

Ese aparato se acopla a la salida del retrete lo utilizan en casas donde no hay salida de aguas negras por lo que las tuberías son más pequeñas y necesita un triturado para que todo se convierta en liquido y pueda ir por las tuberías de aguas negras que son más estrechas además vienen acompañadas de una bomba, por si se colocan en un sótano. 

Al tirar de la cadena, el triturador se llena con todo el contenido, después se escucha un sonido de triturado y finalmente la maquina bombea el contenido que seguía siendo un problema pues si conectaba una pequeña tubería a tu garganta, la presión con la que el triturador expulsa el agua podría hacerte daño.           

Así que no podía conectarlo a tu boca, sino a un deposito, este que tienes encima de tu cabeza, el contenido será expulsado con fuerza al depositó y después caerá por la fuerza de la gravedad hacia tu garganta, por el pequeño tubo que llevas introducido, pero todavía quedaba algo por resolver.la cantidad que bajaría desde el depositó seria excesiva, entre el agua de la cisterna, mi orina y heces para el volumen de tu estomago, así que coloque este aparatito a la salida del depositó, lleva un temporizador, sirve para el riego y se abre y cierra según se programe.asi que dejara un flujo de liquido suficiente para llenar tu estomago después se cierra.

Haciendo que tragues todo en varias tomas, repartidas en una hora de diferencia, cuando este vació el depositó dejaras de tragar pero la maquina seguirá actuando de esta forma, todo queda preparado para un consumo progresivo e inevitable, finalmente, una vez procesado por tu cuerpo, lo excretaras y caerá bajo de ti a la altura de tu cintura notaras que hay un pequeño hueco por donde sale todo directamente a las cañerías.

Por cierto un último detalle, no sé si habrás notado que este lugar el muy pequeño para que cupiera tu cuerpo por lo que tuve que tuve que amputarte tus piernas y brazos, además tuve que cortarte algo mas ya que no deseo que sufras con deseos que nunca podrán ser satisfechos de nuevo, de todas maneras te di un recuerdo para que siempre atesores, por esa razón retire algunas cosas más que ya no necesitaras mas en tu vida.

Ella saco un frasco grande en que flotaban dos objetos blancos ovoides acompañados de algo que reconocí de inmediato era un pene pero no cualquier pene, sino mi pene, no tarde en comprender que aquellos dos objetos blancos eran mis testículos, las lagrimas que comenzaron a rodar mis mejillas hicieron sonreír a ella quien dijo.

-“Puedo ver que sabes qué es esto, ¡si te he castrado por completo después de todo ya no necesitaras de tu virilidad nunca más!”

Espero que estés preparado, tu nueva vida comienza aquí. Que seas feliz pequeño vendré de tanto en tanto a ver cómo estás.

Ella cerro la ventanita y el contenedor comenzó a bombear aquel liquido color chocolate hacia mi boca, mientras las lagrimas corrían por mi rostro, y con desesperación comenzar a beberme sin opción alguna aquel repugnante liquido, que desde ese momento seria mi único alimento, sabiendo que mi vida estaba arruinado y que aun si de algún modo lograba salir de ese infierno, nunca podría volver a caminar, comer por mí mismo, o incluso volver a disfrutar del cuerpo de una mujer o tener un orgasmo en mi vida.





Autor: Anónimo & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul

RIVALES

La lluvia seguía cayendo pero los dueños de aquellas ropas no oían ni veían nada, estaban atrapados en su propio pequeño mundo de calidez y amor, lleno de deseo que sentían el uno al otro Jhony encima de Elmer y este apoyando su espalda en el tronco de un árbol, con Jhony de rodillas y en medio de las piernas de Elmer con el balón en medio de las piernas de Elmer y Jhony estaba siendo el protagonista de la excitación que los dos sentían durante el partido......


RIVALES
La lluvia seguía cayendo pero los dueños de aquellas ropas no oían ni veían nada, estaban atrapados en su propio pequeño mundo de calidez y amor, lleno de deseo que sentían el uno al otro Jhony encima de Elmer y este apoyando su espalda en el tronco de un árbol, con Jhony de rodillas y en medio de las piernas de Elmer con el balón en medio de las piernas de Elmer y Jhony estaba siendo el protagonista de la excitación que los dos sentían durante el partido.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [DOMINACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: Synchonicity & DarkSoul





Una camiseta roja y una camiseta verde con rayas blancas estaban esparcidas por el frio suelo del césped del campo de fútbol en medio de la lluvia que caía con mucha fuerza contra el suelo. Estaban mojadas y llenas de lodo una encima de la otra, encima de la camiseta verde de rayas había una nota que decía            

-"Te espero cuando todos se hayan ido Elmer”.          

La lluvia seguía cayendo pero los dueños de aquellas ropas no oían ni veían nada, estaban atrapados en su propio pequeño mundo de calidez y amor, lleno de deseo que sentían el uno al otro Jhony encima de Elmer y este apoyando su espalda en el tronco de un árbol, con Jhony de rodillas y en medio de las piernas de Elmer con el balón en medio de las piernas de Elmer y Jhony estaba siendo el protagonista de la excitación que los dos sentían durante el partido.         

Momentos antes, Elmer en un ataque de rabia mezclada con deseo, dio a Jhony un puñetazo arrojándole al suelo poniéndose encima de él quitándose sensualmente su camiseta empapado en sudor, su frente estaba caliente, mientras, Elmer le miraba de manera lujuriosa mojado en sudor

Los labios de Jhony chuparon el cuello empapado en sudor de Elmer con firmeza, con carácter con seguridad, toda la tensión sexual que había entre ellos durante el partido de futbol la estaban soltando ahora, demasiadas miradas furtivas, demasiada excitación viéndose cada uno como el balón les estaba mojando sus entrepiernas de deseo.

Cuando Elmer corría con el balón y Jhony debía quitárselo, ese no podía evitar dejar de ver a Elmer esforzarse para que no le fuera arrebatado su tesoro, a veces Jhony perdía la razón y no se concentraba, era la oportunidad de Elmer para meter goles y ganar.           

-“Descarado placer el que siento contigo, maldita sea, ¿porque me haces ser de esta manera?”          

Pensaba Jhony hacia sí mismo cuando veía a Elmer disfrutar con una sonrisa resplandeciente con su equipo pero aún el ansiaba a Jhony deseaba que le ayudara a descargar esa energía y él sabía que no podía igualarse a esa fuerza que le hacía esforzarse todavía más, necesitaba concentración, en su mente solo pensaba en él mismo y en el balón, pero todo cambiaba cuando se enfrentaba él, la pasión y deseo que ahora sentían se transforma en rivalidad.

Bajo esa incesante lluvia Jhony ocultaba su rabia Elmer le habia ganado esa tarde en el partido metiendo dos goles lo que hizo que los reclutadores para un equipo de una división profesional menor se fijaran en su bello pero odiado rival Elmer lo que molesto mucho a Jhony el debió haber sido reclutado por eso esa tarde tenia amarrado a Elmer en el tronco de aquel árbol, desnudo aunque lejos de miradas indiscretas gracias a unos arbustos y una barda (muro) detrás del árbol-

Jhony no se pudo resistir darle un buen beso a Elmer en medio de la lluvia, Aquello fue una explosión de sabor muy dulce, mientras sus manos estaban a los lados de la cabeza de Elmer y este sujetaba el balón, sintió los besos como si fuera la primera vez para los dos se besaban

Sus dos corazones se aceleraron con solo verse. Ambos estaban locos de excitación y no lo ocultaban, sus penes estaban duros como si fueran de roca, Elmer con ansia por el deseo que sentía por Jhony sentía su lengua hasta la campanilla casi sin dejarlo respirar mientras Jhonu lo acariciaba su pecho y marcadito abdomen.       

De pronto Elmer siente el calor húmedo de los labios de Jhony de nuevo recorrer su cuello, ¡Dios! Siente el deseo que se enciende de nuevo en él. Siente sus manos por todo su cuerpo, Siente su fuerza salvaje, de pronto Jhony hundiendo los dientes en la carne sensible de Elmer alrededor de sus tetillas, apretó sus dientes fuerte hundió sus dientes profundamente, era como un vampiro chupando la sangre de su víctima. Con los dientes mordió una gran cantidad de piel sin hacer daño a Elmer, que en realidad, él estaba disfrutando del momento. 

Luego de algunos segundos Jhony siguió besando aquellas zonas tan sensibles y apetitosas del cuerpo de Elmer, Le encantaba tener el control y ser la causa de sus suspiros de placer, él podía ser un ángel pero al mismo tiempo un dulce demonio y Elmer le había hecho sacar el lado posesivo y sádico sin que pudiera ocultar las ganas de tenerlo bajo su control. Cada gemido o gruñido de Elmer lo excitaba aún más, tanto que sacó su lado más perverso, deseaba hacerle daño, el mismo que sus palabras y acciones hicieron en él, se excitara aun más.     


Con sus dientes Jhony mordía fuertemente la carne de Elmer, quien lejos de dolerle le excitaba aún más, sentir la lengua y dientes de su amante en varias partes de su cuerpo, sentir aquel pedazo de carne entre sus dientes era maravilloso para él hasta que de la nada sintió como los labios de Jhony succionaron aquel pedazo con afán, como si tuvieran un sabor embriagante. Un néctar único y delicioso.

Elmer podía sentir como las manos de Jhony se movían traviesas por todo su torso y subían sensualmente hasta tomarlo por el cuello para de nuevo él besarlo apasionadamente hundiendo su lengua en su boca mientras Jhony le tomaba posesivamente de su cintura para Elmer, eso no era suficiente así que mientras lo besaba apasionadamente con sus piernas en los hombros de Jhony Elmer pudo situar su bien formado culo sobre el pene erecto de Jhony y empezó con un vaivén de caderas muy sensual y lento, que le enloqueció y le hizo separarse abruptamente del beso.         

Elmer no podía mover su dorso o brazos que estaban bien sujetos al árbol, Jhony sosteniendo las nalgas en alto de Elmer acerco su endurecido pene a su boca, para darle un largo lengüetazo, desde los huevos hasta la punta de su glande.         

-“AAAAhhh! Gimió Elmer al sentir la insaciable boca de Jhony en su pene.       

La maestría con la que Jhony mamaba ese pene era única, metía todo el pene de Elmer en su boca mientras conteniendo sus nalga hacía  movimientos de arriba a abajo, de vez en cuando, utilizaba los dientes rozando toda la longitud de Elmer, mientras una de sus manos jugaba en sus testículos. Cada cierto tiempo, intercambiaba su mano de lugar con su boca y viceversa, haciendo exactamente lo mismo, eso era suficiente para tener a Elmer loco de placer y hecho un mar de gemidos.

- “Jhony, Jhony. No voy a aguantar. M-me voy a venir”. Dijo Elmer.        

Ambos estaban al límite, ya no aguantaban las ganas, toda su excitación estaba llegando al clímax, Sus cuerpos se los avisaban, los temblores y el sudor hacían un ambiente tan erótico. El olor a sexo y placer inundaba sus cuerpos y el lugar donde estaban. Faltaba poco para culminar aquel encuentro Jhony, agarrando y masturbando los dos penes mojados con posesividad, los juntó a los dos y la mezcla fue muy sexual, agua de lluvia más la petrificación de ambos cuerpos sucumbidos por la excitación,

Jhony dejo de mamarle el pene de Almer para abrirle sus nalgas coloco su babeante pene sobre su rosadito ano, apenas se había bajado su empapado short para que su pene y grandes huevos sobresalieran, apenas Jhony tuvo que empujar un poco para que su dura erección entrara por completo en Elmer que lanzo un hondo gemido de placer.

-“¡AAAAAHHHHHH!”

Jhony comenzó a penetrar a Elmer con fuerza masacrando su próstata sin miramiento alguno. Elmer no dejaba de gemir con su pene pegado a su abdomen palpitando y chorreando una enorme cantidad e liquido pre seminal de la punta, estaba en el cielo.

-“Más. Fuerte, más fuerte Jhony”. Pedía entre gemidos Elmer.

De pronto en medio de esa voracidad de pasión que estaban sintiendo Elmer gruño y dijo con desesperación.

-“AAAGGG, ¡ME VEN…GOOOO!”, Dijo Elmer entrecortadamente.

De su pene de 17 cm, duro y palpitando comenzó brotar chorro tras chorro de su espeso semen sobre su abdomen mientras todo su cuerpo se sacudía inmerso en un océano orgásmico que solo Jhony sabia producirle, aquello fue un torrente de placer que le hizo cerrar los ojos de gusto sintiéndose en el mismísimo paraíso, sintiendo como su ano se contraía con fuerza sobre el pene de Jhony que no dejo de entrar y salir de su interior mientras se corría.

Elmer estaba aun temblando disfrutando de su orgasmo que no se percato de cuando Jhony soltó sus huevos por unos segundos para tomar un afilada navaja que guardaba en el bolsillo de su empapado short.

Elmer abrió los ojos cuando sintió una terrible punzada en su entrepierna, para cuando sus ojos vieron su entrepierna Jhony ya sostenía su escroto completamente cercenado con sus dos testículos dentro en su mano, su entrepierna estaba sangrando profusamente y Jhony gruño de placer cuando comenzó a correrse dentro de Elmer.

-“AAAGGGGGTRRRR”. Gruño Jhony.
-“¡NOOOOOOOO!” Grito Elmer.  

Los ojos de Elmer se pusieron en blanco mientras Jhony terminaba de correrse, aquello fue todo para cuando Jhony saco su aun chorreante pene del interior de Elmer. Este ya estaba sin sentido por el dolor que su castración le había provocado.

Elmer termino convertido en un eunuco a los 16 años y nunca pudo convertirse en jugador profesional por su parte Jhony se volvió un famoso jugados a los 18 años al ser el jugador más joven en ingresar a la selección nacional de su país.  

Ambos aun son amantes aunque en secreto, pues Elmer pese a todo aun siente deseos de seguir siendo penetrado por Jhony, de seguir sintiendo su lengua en su boca y sus manos recorrer su cuerpo. Aun siente deseos de sentirlo correrse dentro de él. Aunque para todos siguen siendo completamente “Rivales”.





Autor: Synchonicity & DarkSoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

REVANCHA TOTAL 02

Mientras atendía a Charly que se retorcía y lloraba como un Puerco, mire a Hugo quien con ojos muy abiertos y una tremenda erección observaba todo lo que je estaba hacienda a quien era su mejor amigo, seguramente rezando para que su padre fuese uno de los que ya pago su rescate, solo sonríe para seguir con mi tratamiento especial a Charly; tome su pene que estaba muy duro chorreando liquido pre seminal en abundancia para jalarlo hacia atrás, dado que estaba muy duro tirar de su pene hacia atrás hizo que lanzara un grito de dolor......


REVANCHA TOTAL 02
Mientras atendía a Charly que se retorcía y lloraba como un Puerco, mire a Hugo quien con ojos muy abiertos y una tremenda erección observaba todo lo que je estaba hacienda a quien era su mejor amigo, seguramente rezando para que su padre fuese uno de los que ya pago su rescate, solo sonríe para seguir con mi tratamiento especial a Charly; tome su pene que estaba muy duro chorreando liquido pre seminal en abundancia para jalarlo hacia atrás, dado que estaba muy duro tirar de su pene hacia atrás hizo que lanzara un grito de dolor.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [GORE] [SECUESTRO] [FEMENINIZACIÓN]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Mientras atendía a Charly que se retorcía y lloraba como un Puerco, mire a Hugo quien con ojos muy abiertos y una tremenda erección observaba todo lo que je estaba hacienda a quien era su mejor amigo, seguramente rezando para que su padre fuese uno de los que ya pago su rescate, solo sonríe para seguir con mi tratamiento especial a Charly; tome su pene que estaba muy duro chorreando liquido pre seminal en abundancia para jalarlo hacia atrás, dado que estaba muy duro tirar de su pene hacia atrás hizo que lanzara un grito de dolor.

-“¡AAAAAHHHHH!” Grito Charly de dolor.

Jale la erección de Charly hacia atrás, con fuerza, sacándolo por debajo de sus nalgas dividiendo su escroto en dos, lentamente sentí como los ligamentos de la base su pene comenzaron a reventarse como los tejidos, hasta que se escucho un sonoro “CRACK”; en ese momento Charly que no había dejado de lanzar su amenazas, quedo en silencio con sus ojos muy abiertos, su rostro perdió todo el color quedando muy pálido, por dos o tres segundos fue como si todo el aire de sus pulmones fuese vaciado, antes de que el lanzara un alarido desgarrador.

-“¡AAAAAHHHHGGGGG!”. El grito de Charly fue descomunal.

Casi se desmayo cuando su grito ceso, solté su pene y este quedo colgando entre sus piernas, aun erecto pero caído sin fuerza, lo había fracturado desde la base, aquello lo había aprendido en la cárcel era lo que se les hacía a los condenados por violación antes de ser violados, el pene de Charly con fuertes contracciones arrojo un buena carga de semen aunque no muy espesa eso debido a la liga en la parte superior de su escroto, Charly quedo como en shock mientras iba por una navaja de larga hoja de acero de unos 22 cm.

Regrese a donde estaba Charly tome de nuevo su pene colgando ahí sin fuerza, aun chorreando algo de semen de mi pene, lo tome y sin darle tiempo a Charly a decir o suplicar algo, para clavar la larga hoja de la navaja lo mas pegado a la base para atravesar todo su pene, cuando seis o siete centímetros de la hoja de acero estaban sobresaliendo del otro lado de su pene con Charly gritando y sacudiendo su cuerpo víctima de un enorme dolor para comenzar a mover la navaja hacia abajo, dividiendo su pene en dos partes.

Tarde lo más que pude en llegar a la corona de su glande, cortando lo más lento posible, con mi mano toda empapada en sangre y semen pues se vino dos veces, para luego dividir su glande en dos justo por la mitad la hoja emergió listo por el ojo de su glande en un instante, las dos piezas que ahora era su pene estaba completamente bañado en sangre, Charly que daba alaridos sin cesar no tardo en desmayarse por lo que rápidamente cauterice la dos partes de su pene para evitar que siguiera sangrando y me puse de pie para ver como se notaba, pude ver sus huevos bien definidos en el fondo de su escroto muriendo ya de un color morado, con su pene dividido en dos sin justo por detrás, para ese momento Charly ya estaba sin sentido por él dolor.

Mire a Hugo y supe que el momento de mi venganza estaba cerca.

Pero antes debía preparar todo para que todo saliera bien, por lo que sede de nuevo a todos coloque a todos arrodillados en el piso, son sus brazos amarrados detrás de sus cabezas, su tobillos también estaban amarrados y una estaba fue colocada entre sus nalgas con la punta presionando sobre sus ano si deseaban descansar en algún momento la estaca los iba a penetrar dolorosamente ya que era muy ancha y áspera.

Hice esto con todos excepto con Hugo a él, lo coloque de frente a sus compañeros, con los brazos tensados hacia arriba con sus pies apenas tocando el suelo, separados, ampliamente y asegurados dos tubos empotrados en el suelo por los tobillos, su torso estaba levemente inclinado por lo que sus nalgas quedaban un poco saltonas y complemente vulnerables, para lo que deseara.

La espera de una hora para que todos los adolescentes despertaran se me hizo eterna, cuando todos estaban bien despiertos coloque la cámara frente a Hugo que al verse en esa posición comenzó a luchar a tratar de soltarse pero le fue inútil, cuando comprendió que no podría soltarse, comenzó a lanzar amenazas.

-“Maldito PUTO… Mi Padre te va hacer carne Molina”.
-“SUELTAME SI NO QUIE…” Hugo guardo silencio al darle un fuerte golpe en sus testículos.

En lugar de sus amenazas grito, de dolor mientras su escroto se tambaleo como un péndulo entre sus piernas abiertas, ante la mirada atónita de todos me despoje de mi bóxer para quedar complemente desnudo.

Mi pene que si bien no era tan grande como el enorme dildo que había estado usando para violar a esos junior malcriados, era bastante grande para asustar a cualquiera de ellos, Hugo al ver mi tremenda erección de 23 cm llena de venas, ya recuperado casi totalmente del golpe en sus testículos comenzó a suplicar, a punto de romper en llanto del miedo que estaba sintiendo en ese momento.

-“Por Favor, Por Favor… ¡No me haga nada, mi padre pagara estoy seguro!” Suplico Hugo.
-“Lo sé. Hugo, de hecho ya pago pero por desgracia eso no me devolverá algo aun más preciado que todo el dinero u oro del mundo, solo tu dolor compensara en algo mi dolor”. Le dije.

Fue en ese momento que creo que Hugo comprendió que lo que buscaba era venganza por algo que su padre hizo en el pasado, en ese momento el rostro de Hugo mostro que una expresión de terror al ver como camine hacia detrás de él, sus suplicas continuaron pero nada me detuvo estaba fuera de mi, solo pensaba en una cosa causar tanto dolor a ese adolescente como fuese posible.

Cuando mi ásperas y grandes manos tocaron las firmes como blancas nalgas sin vello de Hugo, este rompió en llanto, sus lágrimas eran como música para mí, al saber que estaba sufriendo algo de lo que mi familia y yo mismo había sufrido por culpa de su padre, le abrí sus nalgas todo lo que pude, Hugo grito de dolor y terror.

-“NOOOO, POR FAVOR ¡NOOO!”. Grito Hugo repetidamente.

Sin sentir compasión alguna por el aterrorizado adolescente, le introduje tres dedos de una sola vez por su cerradito y virgen ano, Hugo grito, desesperado en completo llanto sin control.

-“NO. NO, NO, POR FAVOR”. Suplicaba Hugo.
-“¿Hugo eres virgen verdad?” Le pregunte malévolamente.
-“Si, ¡Si, soy Virgen para por favor!” Respondió Hugo.
-“Bueno ya no más”. Le dije secamente.

Sin darle tiempo a Hugo a suplicar o intentar algo presione mi mano empuñada sin lubricación alguna sobre su ano, que se resistió pero solo tuve que empujar más fuerte para que su ano cediera y mi puño se perdiera dentro de sus entrañas desgarrando su ano terriblemente, la sangre que broto de esfínter desgarrado fungió como lubricante, hundí mi brazo hasta casi el codo antes de comenzar a extraerlo, los ojos de Hugo quedaron en blanco.

Las suplicas y gritos de Hugo cesaron súbitamente fue como su el aire hubiese dejado sus pulmones súbitamente el cuerpo de Hugo solo se sacudía por el dolor que estaba sintiendo, saque y metí mi brazo varias veces antes de extraerlo por completo de sus entrañas, con mi mano y parte de mi brazo bañado en sangre y mierda, tome uno de sus costado para colocar mi palpitante pene en su aun bien abierto ano, que se había cerrado lo suficiente para que al momento de penetrar a Hugo se sintiera realmente bien.

Moví mi mano ensangrentada por un costado del cuerpo tembloroso de Hugo para tomar su pene que para ese momento estaba en erección derramando abundante líquido pre seminal de la punta, su glande de color rosado estaba casi cubierto por su prepucio que comencé a correr hacia adelante y atrás mientras lo masturbaba, mientras tanto ya estaba penetrándolo a un enorme ritmo con cada nueva embestida sentía mis peludos testículos chocar contras sus lampiñas nalgas, gimiendo con la voz entrecortada le hable al oído.

-“Disfruta putito que es…te será el uní…co, placer sexual que ten…drás en tu vida”. Le dije.

Hugo no me respondió estaba como en shock apenas consciente para poder contestar o suplicar, al cabo de 10 minutos sentí como su pene comenzó a palpitar hasta que de pronto arrojo seis potentes como abundantes chorros de semen, su ultima eyaculación como hombre de su vida, unos minutos más tarde entre gemidos de placer me corrí abundantemente en su interior, espero que las contracciones de mi pene cesaran antes de sacarlo del interior de Hugo, cuando lo hizo aun mi pene duro como si fuera de acero palpitaba y derramaba algo de semen de la punta.

Fui tambaleante hasta la mesa donde estaban todos mis instrumentos y tome un cuchillo eléctrico, regrese a donde estaba Hugo, sangre y semen escurría de su aun abierto ano, resbalando por su piernas, me coloco frente a él sin piedad tome su pene para cortarlo de raíz con el cuchillo electrizo que solo hacia un zumbido “ZrZrZrZrZrZr”, le tomo solo un segundo al cuchillo cercenar el pene aun en erección del adolescente, su pene cayó en el suelo y un gran chorro de sangre broto de su entrepierna.

-“¡AAAAAAAAAAAHHHHHGGG!” Hugo dio un grito casi inhumano.

Sin detenerme pese a todo el dolor que estaba infringiendo en el adolescente, tome su escroto estirándolo con todas mis fuerzas hasta hacer que Hugo casi a punto del desmayo diera otro alarido, en ese momento cercene su escroto por completo con el cuchillo, Hugo esta vez no grito solo puso los ojos en blanco y todo su cuerpo comenzó a sacudirse violentamente mientras algunos de sus compañeros sollozaban sintiendo un terror absoluto orando para que aquello no fuese también su destino.

Hugo ya no soporto por más tiempo y se desmayo, apenas reacciono cuando cauterice sus heridas en la entrepierna, lo hice de tal manera que ningún médico pudiera reconstruir su pene o hacerle un trasplante, pues mate todo nervio o tendón, adicionalmente también reubique su uretra más abajo, para que desde ese momento tuviera que orinar en cuchillas.

Pero aun faltaba más, tome un cautín (soldador de estaño) ya muy caliente y como si estuviera poseído por un odio total abrió el parpado derecho del Hugo para clavar la afilada punta hirviente del cautín en su Hugo reacciono pero era tarde su globo ocular estallo cegándolo del ojo izquierdo, de  nuevo se desmayo por el dolor, sangre chorreaba por su mejilla izquierda, hizo lo mismo con su ojo derecho cegándolo para siempre.

Luego fue hasta la mesa y tome un afilado bisturí, regrese a donde estaba Hugo para abrir un larga herida en su espalda a 10 cm de donde la espalda se divide para formar las nalgas, fue un corte profundo hasta llegar a su columna vertebral con una afilada tijera quirúrgica, corte entre las vertebras causando el mayor daño posible, las piernas de Hugo quedaron sin vida de inmediato aunque el apenas y se percato que además de ciego también era un invalido para el resto de sus días, que no iba a poder sentir nada del ombligo para abajo.  

Completada mi tarea apague, la cámara no sin antes decir.

-“Esto es todo en unas horas sus hijos serán liberados excepto Hugo quien será liberado en seis meses, ¡que tengan un buen día y gracias por sus contribuciones!”

Como dije horas después todos aquellos junior fueron liberados con un severo trauma sicológico que deberían afrontar por el resto de sus días algunos como eunuco. Hugo por otra parte no fue liberado con el dinero que los padres pagaron sirvió para que fuese operado, su entrepierna arruinada merecía algo mas, pague a un medico corrupto para que le hiciera una vaginoplastia mal hecha, el medio tuvo muchos problemas dado el gran daño que le hice en su entrepierna al cauterizar, su vagina no le daría nada de placer y por el contrario si mucho dolor cuando alguien quisiera penetrarlo por su nuevo orificio que no estaba conectado a nervio alguno pero era muy estrecha y con el tiempo se haría aun más apretada.

Hugo estuvo cesado prácticamente casi por seis meses para cuando fue liberado, tenia senos y era una mujer fue muy difícil incluso para sus padres reconocerlo, su cabello incluso había crecido, no podía caminar ni ver, cuando reacciono en el hospital, sus gritos fueron atroces cuando supo que no volvería a caminar, que había sido feminizado y además era ciego.

Su padre el hombre que me arruino la vida y acabo con mi familia se gasto casi la totalidad de su fortuna tratando de que Hugo recobrara algo de sensibilidad en las piernas o pudiera volver a ver pero nada funciono, el envejeció rápidamente su salud se quebranto y pronto cayó enfermo, fue acusado de desvió de recursos públicos y enviado a prisión sus pocos bienes que le quedaban le fueron confiscados y sus esposa como hijo quedaron en la calle, de la misma forma que mis familia.

Hugo ahora se hace llamar Jazmín trabaja con su madre en un burdel, sus servicios son muy solicitados ya que la única forma de sentir es por su ano, cientos de hombre acuden para penetrarla por detrás, algo que sus esposas, novias o amantes no les permiten, siendo ciega le hace ser especial ya que sus clientes permanecen en el anonimato, pues nunca les puede ver sus rostros.

Por mi parte forme una nueva familia a la que cuido mucho, vivo en una isla del Caribe una buena vida con el dinero que obtuve al obtener mi Revancha Total.   




http://relatos-de-eunucos.blogspot.com    






Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

REVANCHA TOTAL 01

Todo comenzó hace 10 años, cuando era un alto funcionario público del gobierno del país, ganaba muy bien y hasta ese momento con 29 años tenía ya trabajando 6 años para el gobierno, gracias a mis relaciones políticas escale rápidamente hasta tener un buen puesto, feliz mente casado con un hijo de 1 año, cuando todo se derrumbo fue acusado falsamente de un desvió de recursos públicos millonario, pese a defenderme con buenos abogados termine siendo condenado a 15 años de cárcel y al pago de un millonaria multa que obviamente no tenia......


REVANCHA TOTAL 01
Todo comenzó hace 10 años, cuando era un alto funcionario público del gobierno del país, ganaba muy bien y hasta ese momento con 29 años tenía ya trabajando 6 años para el gobierno, gracias a mis relaciones políticas escale rápidamente hasta tener un buen puesto, feliz mente casado con un hijo de 1 año, cuando todo se derrumbo fue acusado falsamente de un desvió de recursos públicos millonario, pese a defenderme con buenos abogados termine siendo condenado a 15 años de cárcel y al pago de un millonaria multa que obviamente no tenia.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [SECUESTRO] [VIOLACIÓN]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Todo comenzó hace 10 años, cuando era un alto funcionario público del gobierno del país, ganaba muy bien y hasta ese momento con 29 años tenía ya trabajando 6 años para el gobierno, gracias a mis relaciones políticas escale rápidamente hasta tener un buen puesto, feliz mente casado con un hijo de 1 año, cuando todo se derrumbo fue acusado falsamente de un desvió de recursos públicos millonario, pese a defenderme con buenos abogados termine siendo condenado a 15 años de cárcel y al pago de un millonaria multa que obviamente no tenia, mis propiedades fueron incautadas y mi esposa e hijo quedaron literalmente en la calle.

En la cárcel se tiene mucho tiempo para pensar por lo que atando cabos por lo que mi esposa me contaba cada que nos tocaba visita conyugal fue entendiendo que quien me tendió la trampa fue uno de mis subordinados que para ese momentos dos años luego de entrar a la cárcel incluso ya era legislador, mi esposa la estaba pasando mal, se le notaba baja de peso y cansada pero pese a todo ella siempre estuvo a mi lado apoyándome y buscando alguna manera de sacarme de prisión.

A los tres años de estar encarcelado, las visitas de mi esposa cesaron abruptamente, nadie me decía nada y estaba desesperado, seis meses después mi suegra vino a visitarme para informarme que mi esposa falleció de un cáncer mal tratado y detectado tardíamente, poco se pudo hacer por ella, implore al director que me dejase ir al sepelio pero no me dejaron cuando desesperado intente huir para ver a mi esposa muerta fue golpeado brutalmente por los guardias y mandado a una celda de castigo por tres semanas, llore mucho y ahí jure vengarme de quien hizo mi vida un infierno.

Luego de ese incidente fui un preso modelo, por lo que cuando cumplí 10 años de mi condena se me informo que iba a ser liberado por buen comportamiento apenas salí de la cárcel lo primero que hice fue correr a ver mi hijo, pero al llegar a casa de mis suegros, otra terrible noticias mi hijo, también murió de leucemia seis meses antes, mis suegros no me dijeron nada para no darme más dolor, aquella noticia solo hizo que mi odio y deseos de venganza se acrecentaran, sobre las tumbas de mi hijo y esposa jure que haría pagar al que por su codicia provoco todo aquello.

En un principio pensé en matarlo como a un perro de varios disparos en plena calle y luego suicidarme para estar con mi esposa e hijo pero luego me dije que eso era muy fácil, que el maldito debía sufrir lo mismo y más que estaba sufriendo, por lo que comencé a vigilar sus movimiento así fue como me entere que tenía un hijo de 16 años que iba en segundo de preparatoria (11º grado), y que además era arrogante y mimado un junior cualquiera, su padre lo adoraba concediéndole cualquier capricho.

Fue en ese momento al ver como amaba a su hijo que supe como debía actuar mi venganza iba a recaer sobre ese adolescente que a todas luces se merecía un correctivo que aunque le seria doloroso a su padre le iba doler aun más por toda la vida, por varias semanas me la pase vigilando las actividades de aquel adolescente, pude averiguar que estudiaba en un colegio solo para hombres, muy exclusivo ubicado a las afueras del exclusivo fraccionamiento donde vivía, pero el lugar estaba más vigilado que una prisión ya que cada uno de los estudiantes llegaban con 2 o más guarda espaldas y no se iba.

Pensando como poder obtener acceder al grupo a donde estudiaba Hugo que ese su nombre se me ocurrió algo ingenioso el grupo de Hugo eran apenas 15 adolescentes todos de la misma edad, pero una de las clases que debían tomar era natación todos los jueves en la piscina techada de la escuela, por lo que un profesor externo llegaba todos los viernes para impartir la clase no siempre era el mismo un viernes, logre interceptar al profesor de ese día, lo puse fuera de combate con un narcótico que lo dejaría inconsciente por 12 horas.

Tome mi amplia camioneta cerrada y fui a la escuela me presente como el maestro de natación de ese día, no tuve problemas en entrar, a la hora indicada los adolescentes se presentaron ya con sus speedos (trajes de baño) muy ajustado de color azul con el emblema de la escuela, durante toda la clase me comporte como un maestro de verdad dando órdenes y viéndolos nadar para cuando llego la hora de irse a las duchas para ya vestirse para su siguiente clase tenía todo preparado, me coloque en la puerta de los vestidores con la intensión de repartirles una toalla a cada uno.

Cuando la tomaban de mis manos, sentían un pequeño pinchazo en alguno de sus dedos, eso era todo en cuestión de segundos estaba todos inconscientes, de a dos dado mi gran corpulencia, los fue sacando de los vestidores para llevarlos a mi camioneta en donde los fui amontonando y cuando todos estaban ya ahí, rápidamente deje el colegio nadie reviso mi vehículo al salir, tardaron dos horas luego supe en saber que fui yo quien había secuestrado a los 15 alumnos, todos iban apenas vestidos con sus speedos azules lo que en verdad me hizo sentir mucha lujuria.

Para cuando las autoridades fueron avisadas ya estaba en mi escondite un sótano de una casa abandonada a las afueras de la ciudad, en dicho sótano, ya tenía preparado todo lo que iba a necesitar, había colocado un largo tubo de pared a pared de 10 metros de largo a 1.20 metros del suelo de 40 cm de diámetro de metal, sostenidos en varias partes por pies de metal empotrados firmemente en el suelo, otra barra de metal corría paralela al ancho tubo a 10 cm del suelo también de pared a pared.  

Otro tubo pero de una pulgada de diámetro se extendía también en paralelo al gran tubo a la misma altura solo que 1.50 metros más atrás, igualmente sostenido en varios puntos por patas de metal, uno a uno fue colocando a los adolescentes aun sin sentido sobre el ancho tubo, apoyando sus vientres sobre tubo, para asegurar sus tobillos a la barra de metal por debajo, luego aseguraba sus muñecas o brazos al tubo más allá del gran tubo dejando sus brazos como torsos flotando en el aire, dejando sus culitos totalmente expuestos.

Una vez que tuve a cada uno de los adolescentes asegurados con sus nalgas paraditas a mi disposición me coloque una máscara y un distorsionador de voz. La máscara era especial no dejaba ver mis ojos, también cubrí con maquillaje cualquier marca o lunar que pudiera revelar quién era, afeite todo el vello de mi cuerpo y me les llame a cada uno de los padres en especial al de Hugo para que escribieran una dirección el navegador en sus carísimas computadoras para que vieran en vivo a su lindos retoños, cuando todos estaban conectados, hice aparición en cámara solo en ropa interior, con sus hijos aun inconscientes detrás.

Sin hablar fue hasta donde estaba el más cercano y le baje su speedo para dejar sus blancas nalgas aun su vello al desnudo para comenzar a restregar mi paquete por entre sus nalgas, lo que hizo que en mi trusa (slip) se formara una enorme carpa, luego de algunos minutos dije a la cámara.

-“Si no quieren que sus hijos sufran algún daño deberán depositar 2 millones por cada uno, cuando los 30 millones estén en la cuenta que aparece en la parte inferior de la pantalla los libera tienes 24 horas para hacerlo o aténganse a las consecuencias”.

Y deje de transmitir, les mande a cada padre un correo electrónico con la cuenta para asegurarme que hicieran la transferencia electrónica, en cuestión de horas comenzaron a llegar los primero depósitos pero no todos los padres estuvieron dispuestos a pagar en total fueron seis los que no pagaron uno de ellos el padre de Hugo lo que me esperaba pero los otros cinco estoy seguro que no pagaron por consejo del padre de Hugo.

Decidí esperar 12 horas para mi siguiente transmisión, para ese momento todos los adolescente ya tenían horas de estar despiertos y luchando contra sus restricciones cuando la transmisión se reanudo, de nuevo aparecí en cámara, pero antes sobre cada una de las espaldas de los seis adolescentes cuyos padres no habían pagado dibuje un gran punto negro, una vez en vivo, con un afilada tijera corte uno a uno los speedos que cubrían las pelvis de cada uno de los adolescentes dejándolos completamente desnudo, sin decir ni una sola palabra.

Fui hasta el que estaba más próximo a Hugo, para comenzar a acariciarle sus lindas nalgas blancas como la leche, lo que por supuesto hizo que el adolescente se inquietara. Le pregunte.

-“¿Cómo te Llamas?”
-“¡Raúl!” Respondió con voz vacilante.
-“Bueno Raúl lo que está por pasar es por culpa de tus padres que no quieren pagar tu rescate, así que si vas a culpar a alguien cúlpalos a ellos”. Le dije.

Casi de inmediato sin importarme nada, le abrí sus lindas nalgas entre gritos e insultos del adolescente que en un estado de terror absoluto sintió como le introduje un enorme dildo de 40 cm de largo y 8 cm de diámetro, muy realista con un gran glande en forma de casco, no de los que son flexibles sino de los que son rígidos como si fuera de metal.

A Raúl casi se le salen los ojos al sentir como aquel trozo de plástico rígido lo estaba desvirgando analmente rasgando las paredes de su recto, desgarrando su ano, apenas el glande logro entrar Raúl, sacudiendo su cuerpo comenzó a implorar con desespero a gritos.

-“SACALO, SACALO, PEGARAN, PAGARAN SACALO”. Gritaba Raúl.

Sus gritos de dolor eran captados por la cámara que desde el ángulo en donde estaba parecía que lo estaba penetrando con mi miembro y no con el enorme dildo, el ano de Raúl no tardo en comenzar a sangrar, las gotas de sangre comenzaron a gotear entre sus piernas abiertas, por 15 minutos continuo aquella tortura.

Luego sin cuidado algo extraje el enorme dildo de su entrañas lo que hizo que casi se reventara sus cuerdas vocales de lo fuerte que grito, quedo ahí con la cabeza colgando hacia abajo entre sus estirados brazos con todo su cuerpo bañado en sudor, pero aun no terminaba, me guarde el dildo todo ensangrentado dentro de mi trusa, para salir de cuadro, fue hasta una mesa en donde tenía preparado un hierro que para ese momento brillaba intensamente de lo caliente que estaba.

También tome una tijera, enorme de hecho que mande afilar muy bien, regrese a donde estaba Raúl llorando para ponerme de cuclillas detrás de él, mi rostro quedo a la altura de sus nalgas su ano aun estaba abierto sangrando, complemente desgarrado, cuanto tome su pene me di cuenta que se había venido, lo que hizo que tu tuviera compasión alguna, apenas le dije.

-“¿Raúl has estado con alguna mujer, eres virgen aun?”
-“¡No soy virgen!” Dijo sollozando Raúl.

Tome su pene y huevos con una mano y coloco las afilas cuchillas detrás de su escroto para ese momento estirado, Raúl al ver lo que estaba por hacer, aterrado comenzó a gritar con desesperación.

-“¡SOY VIRGEN; SOY VIRGEN!”

Pero era tarde para el adolescente, imprimiendo mucha fuerza sobre las tijeras estas cortaron los tejidos de sus genitales hasta que se juntaron en el centro bañadas en sangra, el pene y escroto de Raúl con sus testículos dentro cayeron en la palma de mi mano izquierda cercenados de su entrepierna, Raúl, dio una alarido de dolor y terror.

-“NOOOOOOOO”.

Con su entrepierna ya sin nada, sangrando copiosamente tome el hierro al rojo vivo y cauterice las sangrantes heridas, Raúl volvió a gritar, esta vez aun mas fuerte para casi enseguida desmayarse por el dolor, mientras el sótano se lleno a un olor de carne quemada, casi de inmediato me levante para mostrar a la cama los genitales en mi palma que un sangraban, a los pocos minutos recibí tres transferencias más, entre ellas las de los padres de Raúl, para ese momento convertido en un eunuco por el resto de sus días, el pago llego demasiado tarde para el pero dos de los adolescentes parecía que habían salvado su virilidad por lo menos de momento, aunque todo aquello me estaba excitando mucho más de lo que en un principio creí posible.  

Tome unos minutos de descanso antes de pasar al segundo adolescente, un chico rubio muy atractivo con un par de huevo caídos hasta medio muslo, con un pene aun flácido de bien tamaño, estaba seguro que era la envidio de más de uno de sus compañeros pero que en breve solo les causaría lastima a ellos, mientras acariciaba sus nalgas le pregunte como a Raúl.

-“¿Cómo te Llamas?”
-“¡Paul!” Respondió con miedo.
-“Bueno Paul lo que está por pasar como en el caso de tu compañero es por culpa de tus padres que no quieren pagar tu rescate, así que si vas a culpar a alguien ya sabes a quien culpar”. Le dije.

-“Por favor, por favor, Señor soy virgen, deseo tener sexo con mi novia, por favor, por favor no me haga un eunuco”. Suplico Paul a punto del llanto.

-“Bueno Paul, veamos la computadora”. Dije.

Fui hasta mi computadora y le revise se había hecho algún deposito con la referencia indicada, una sonrisa diabólica se dibujo en mi rostro, regrese a donde estaba el sollozante Paul, mientras restregaba mi abultada entrepierna entre sus nalgas le dije.

-“¡Lo siento Paul, pero parece que tus padres no te aman!”
-“NO, NO, ESPERE, ESPERE ¡POR FA…!” Grito con desesperación Paul.

Pero no alcanzo a completar su suplica cuando sintió que el enorme glande del dildo de plástico, comenzó a presionar contra su virginal ano, Paul con terror apretón sus nalgas buscando repeler al intruso pero de poco le sirvió solo tuve que empujar un poco más fuerte y el ano de Paul termino por ceder, el enorme dildo se hundió más de la mitad, que hizo que Paul diera un alarido de dolor, antes de que pudiera decir algo le dije.

-“¡Paul relájate para disfrutar pues no tendrás otra oportunidad de venirte como hombre!”
-“No… No… POR FAVOR… Duele, sácalo, sácalo…” Dijo Paul en terror absoluto.

Pero no pare en cuestión de segundos comencé con el mete saca de manera brutal el ano de Paul no tardo en rasgarse y comenzar a sangrar, mientras Paul pedía a gritos que me detuviera, al cabo de unos 10 minutos luego de una masacre a su ano y próstata, sentí como su cuerpo se sacudió, me fue evidente que Paul se corrió, casi de inmediato saque el enorme dildo de Paul para colocarme de cuclillas detrás de él.

Una mancha de una gran descarga de espeso semen era evidente en el suelo, mezclándose entre la sangre que también formaban un charco, el pene de Paul de 17 cm circuncidado aun estaba erecto con semen goteando de la punta, su abdomen medio marcadito estaba manchado de semen, fue entonces que le dije.

-“¿Qué vas querer perder Pene o huevo Paul?”

Tome su pene ya listo para cortar con la tijera cuando Paul grito en un terror absoluto.

-“NOOOOO, No. Por Favor”. Dijo Paul.
-“¿Y bien que va hacer?” Le dije.
-“¡HUEVOS, HUEVOS!” Grito con lágrimas en los ojos Paul.

Tome la tijera y rápidamente corte el pene de Paul, perversamente al tiempo que realice el corte Paul grito.

-“¡NOOOOOO MI PENE NOOO!”. Grito Paul.

Antes de que todo su cuerpo se sacudiera por algunos segundos gritando antes de desmayarse mientras me puse de pie y mostré su pene cercenado desde la base aun sangrando por donde hice el corte, para ese momento todos los adolescentes estaban llorando y visiblemente con miedo en las expresiones en sus rostros algunos incluso se habían orinado del intenso miedo que estaban sintiendo algunos otros tenían fuertes erecciones pegadas a sus vientres.

Aun faltaba uno para llegar a Hugo, lo hice rápido entre suplicas del adolescente él fue especialmente grosero e insolente, su nombre Charly quien me amenazo diciendo que su padre me mataría… a este mimado junior me molesto mucho por lo que fue hasta la mesa y tome un elastrador, rápidamente pase los dos huevos de Charly en medio de la liga castradora y solté el seguro del elastrador lo que hizo que el cuerpo de Charly se sacudiera con violencia dando gritos de dolor y terror siguiendo con su amenazas con su pene duro como si fuera de roca chorreando abundante liquido pre seminal.  


Continuara…




Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

RUDI VIOLADOR ESCARMENTADO

Rudi era lo bastante atlético y con la fuerza suficiente para dominar a un joven hombre, aquel joven en que puso sus ojos era guapo como un ángel, rubio con abdominales marcaditos, piel blanca y nalgas firmes como paraditas dado que practicaba futbol soccer, Rudi lo espero a que saliera de donde entrenaba cuando estaba solo lo abordo lo ataco por detrás poniéndole un paño sobre su nariz y boca de un potente aroma que hizo que el joven de 21 años se mareara de inmediato quedando a merced del excitado Rudi......


RUDI VIOLADOR ESCARMENTADO
Rudi era lo bastante atlético y con la fuerza suficiente para dominar a un joven hombre, aquel joven en que puso sus ojos era guapo como un ángel, rubio con abdominales marcaditos, piel blanca y nalgas firmes como paraditas dado que practicaba futbol soccer, Rudi lo espero a que saliera de donde entrenaba cuando estaba solo lo abordo lo ataco por detrás poniéndole un paño sobre su nariz y boca de un potente aroma que hizo que el joven de 21 años se mareara de inmediato quedando a merced del excitado Rudi. Aquella seria su ultima violación en su vida.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [TORTURA] [VIOLACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Rudi hombre de 34 años tenía varios ordenes de aprensión por violación, por lo que tenía que moverse de un lugar a otro contantemente, sus impulsos sexuales eran tantos que apenas podía contenerse, el llego a ese pequeña ciudad de 15,000 habitantes en la que todo mundo se conocía apenas tres semanas atrás pero en ese tiempo había hecho de las suyas de nueva cuenta, pero eligió a la victima equivocada, Rudi había abusado sexualmente de él nieto del alcalde lo que sería su último error como violador pues estaba por recibir su justo castigo.

Rudi era lo bastante atlético y con la fuerza suficiente para dominar a un joven hombre, aquel joven en que puso sus ojos era guapo como un ángel, rubio con abdominales marcaditos, piel blanca y nalgas firmes como paraditas dado que practicaba futbol soccer, Rudi lo espero a que saliera de donde entrenaba cuando estaba solo lo abordo lo ataco por detrás poniéndole un paño sobre su nariz y boca de un potente aroma que hizo que el joven de 21 años se mareara de inmediato quedando a merced del excitado Rudi, que rápidamente arrastro su cuerpo hasta detrás de unos arbustos.

Ahí lo amordazo y ato sus manos por detrás de su espalda con suma rapidez, antes de que el bello joven supiera lo que estaba pasando Rudi ya tenía su pantalón bajado hasta las rodillas, y ya le masajeaba sus bellas nalgas que se marcaban perfectamente en su ajustado bóxer color gris que portaba el cual no tardo en bajar también para dejar sus bellas nalgas al desnudo ante sus ojos que se abrieron grandes inyectados de deseo mal sano al verlas, estaban sin vello alguno no solo sus nalgas sino entre entré ellas también con su ano completamente lampiño.

Lo que hizo sentir aun mas excitado a Rudi, cuyo pene ya presentaba fuertes espasmos debajo de pantalón, sin dudarlo le abrió con sus fuertes manos sus nalgas al aturdido joven, para sumergir su rostro entre sus nalgas, su lengua comenzó a lamber su ano, tratando de penetrarlo lo más que podía en ese momento el joven reacciono tratando de soltarse se librarse de aquella violación, pero por más que lo intento no pudo, aquellos forcejeos sin embargo solo hicieron excitar más aun a Rudi, quien con ansias se bajo su pantalón hasta las rodillas lo que hizo rebotar su pene en erección.

Aquel miembro endurecido del que brotaba liquido transparente de la punta quedo por dos segundos apuntando hacia el cielo, antes de que una de las manos de Rudi lo tomara para colocar la punta de su glande sobre el ano del joven que al sentir el miembro viril sobre su ano, aterrado trato de nuevo con todas sus fuerzas de soltarse de huir de alejarse pero no lo logro, de pronto sintió como el pene de su agresor comenzó a hacer presión sobre su ano, hasta que este terminó por ceder y su glande entro por completo en sus entrañas.

Los ojos de bello joven casi se le salen de sus orbitar al sentirse penetrado analmente por primera vez, siendo desvirgado de aquella forma, el dolor era intenso pero nada comparado a cuando Rudi hundió la totalidad de sus 20 cm por completo en su interior, hasta que sus huevos rebotaron contras las firmes nalgas del joven que se retorció de dolor como nunca antes en sus vida, no paso mucho tiempo antes que Rudi comenzara con un mete saca brutal, que se prolongo por varios minutos hasta que el dando un fuerte gruñido se vino por completo en el interior del joven que lloraba de rabio sin control para ese momento.

Rudi se vino copiosamente en el interior del joven que quedo quiero llorando aun cuando Rudi le desato las manos y se marcho con prisa aun subiéndose el pantalón, mientras el joven sentía como el asqueroso semen de su violador le escurría por entre sus nalgas hasta sus huevos, ahí se quedo el joven sin moverse hasta una hora después que con mucho dolor pudo ponerse de nuevo su ropa interior para luego hacer lo propio con su pantalón, para luego marcharse aun con lagrimas corriendo por sus mejillas.


** ** ** ** ** ** **

El comportamiento del joven cambio de inmediato y sus familiares lo notaron pronto el se quebró y conto lo sucedido, su abuelo el alcalde no tardo en enterarse por lo que mando al jefe de la policía a Don Omar a buscar a Rudi aunque en ese momento no sabían cómo se llamaba, pero la descripción que su nieto le dio basto para que Don Omar que era un ex coronel del ejército lo encontrara, apenas pasaron dos horas desde que recibió la orden antes que Rudi fuera capturado a las afueras del pueblo.

Había pasado una semana de la violación y Rudi estaba seguro que el joven no habia dicho nada por lo general tardaban meses o años en decir algo por lo que se sentía seguro y no huyo del pueblo pero sus cálculos fallaron, en esta ocasión el no fue llevado a la prisión sino a un lote abandonado bardeado a las afueras del pueblo, donde fue desnudo y amarrado con sus brazos alzados por arriba de su cabeza en alto tan fuerte fue el nudo en sus muñecas de la cuerda que pronto comenzó a sangrar mientras Rudi comenzó a suplicar para que lo soltaran.

Durante toda la tarde Rudi fue torturado y golpeado de muchas maneras muy dolorosas pero que no dejaban marca alguna visible sobre su cuerpo desnudo, incluso recibió varios golpes en los testículos que lo hicieron chillar como un cerdo de dolor, pero aunque se le hincharon un poco no dejo a simple vista marca alguna, Rudi fue dejado amarrado a la interperie durante toda la noche, siendo golpeado o torturado de tanto en tanto por Don Omar que de ultimo antes de dormirse no lejos de Rudi tomo un palo de escoba que le introdujo por su ano casi hasta la mitad.

Lo que hizo gritar de verdadero pánico y dolor a Rudi que pensó que iba ser empalado hasta la muerta, incluso suplico por su vida, pensó que era su fin pero no lo fue sin embargo se quedo con el palo de escoba sobre saliendo de entre sus nalgas hasta ya bien entrada la mañana el día siguiente, instantes antes de que el alcalde y el concejal del ayuntamiento incondicional del abuelo del joven violado se presentaran Don Omar le retiro el palo sin delicadeza alguna, desgarrándole su ano por completo pues el palo estaba lleno de astillas y asperezas.

Para cuando aquello dos hombres llegaron ya Rudi estaba completamente doblegado, lo primer que hizo al verlos, fue suplicar patéticamente piedad a aquellos dos ancianos hombres con lagrimas rodando por sus mejillas mientras Don Omar lo mantenía  tomado del cuello por detrás, obligando su cuerpo a bajar y que su brazos se tensaran aun más de lo que ya estaban provocándole dolor, poniendo tensión en sus clavículas que estaban a punto de dislocarse por la tensión puesta sobre sus hombros por el fuerte brazo de Don Omar.

-“Vaya Omar veo que aun estas en forma”.
-“Así es Sr. Alcalde un mamarracho como esta no es rival para mí”.

Los tres hombres rieron al unísono al escuchar la respuesta de Don Omar, cuando pararon de reír, el alcalde que era un hombre bien vestido de traje, calvo de la parte frontal y superior de la cabeza de lentes en sus años 70’s se acerco a Rudi, para tomar su barbilla cubierta por una barba de varios días, para levantar su rostro hacia el de él, cuando sus miradas se cruzaron el alcalde que sentía un odio como infinito desprecio por aquel infeliz le dijo.

-“Ahora veras lo que les hacemos a los de tu calaña en estas tierras, nunca volverás a tocar a otro joven y mujer en tu vida, ¡Maldito Malnacido!”

-“¡Por favor, Por Favor no me hagan nada confesare, aceptare los años de prisión que me impongan peor no me lastimen!”

Rudi suplico, lo que le valió una mirada asesina del alcalde antes de responder a su suplica.   

-“Ya lo creo que iras a la cárcel por mucho tiempo, ¡donde serás todo un regalo para los presos!”

Los tres hombre de nuevo rieron, pero esa vez de forma maliciosa.

Cuando terminaron de ir el alcalde miro muy serio a Don Omar antes de decirle “ya sabes que hacer, quiero que quede completamente inutilizado”, “así será Sr. Alcalde, ¡confié en mi, así será!”, dicho eso el alcalde como su concejal le dieron una última mirada a Rudi antes de marcharse sin voltear a atrás o prestar oído alguno a las patéticas suplicas que Rudi con desesperación vociferaba con verdadera ansiedad y terror, cuando ambos hombre se marcharon en un elegante auto Don Omar sonriendo dijo con verdadera malicia.

-“¡Es hora del espectáculo principal muchacho!”

Rudi en ese momento sintió una terrible punzada en los testículos producto de una fuerte patada por parte de Don Omar que le propino desde la parte de atrás, los ojos de Rudi casi se le salen de sus orbitas de lo fuerte que fue la patada, a lo lejos Don Omar observo que alguien observaba todo lo que ahí sucedía pero no le importo siguió con lo que tenía planeado, de nuevo empalo a Rudi con el palo de escoba, lo que produjo aun más sangrado del que ya había, casi enseguida paso una de sus fuertes manos por un costado de la cadera de Rudi para tomar su pene.

El cual estaba semi erecto, lo masturbo por uno segundos mientras le susurraba al oído “es mejor que goces de esto chico ya que será la última vez que lo hagas en tu vida”, mientras movía su mano de arriba y abajo de su pene que no tardo en crecer hasta quedar en completa erección, con su otra mano Don Omar comenzó a meter y a sacar el palo del culo de Rudi que no tardo en comenzar a dar alaridos de dolor, cuando su pene estaba a punto de arrojar su carga Don Omar súbitamente detuvo su mano.

Se paso al frente de Rudi quien lo miro con su pene palpitando al borde de la eyaculación, Don Omar tomo su erección con ambas manos y ante el horror de Rudi, le fracturo su pene casi por la mitad, que hizo que Rudi dieron un terrible grito de dolor, mientras sus ojos incrédulos se quedaron viendo como la mitad de su pene quedo colgando sin fuerza alguna, apuntando hacia el suelo mientras la otra mitad permaneció rígido apuntando aun hacia el cielo, el dolor era tremendo pero no tanto para que se desmayara.

Don Omar entonces con calma prendió una pequeña fogata en donde coloco un gran pero afilado cuchillo de caza hasta que este quedo brillando intensamente, en ese momento lo tomo y se acerco al horrorizado Rudi, con el cuchillo le quemo sus tetillas hasta prácticamente carbonizarlas, luego tono sus huevos por detrás de Rudi con Don Omar de cuclillas, estiro el escroto del aterrado Rudi hasta que sus testículos algo hinchados llegaron casi a sus rodillas en ese momento sin compasión alguna el rudo hombre le cerceno su escroto estirado con el ardiente cuchillo, castrando a Rudi de manera rápida y muy dolorosa.

-“AAAAAAAAAAAHHHHHHHHH”.


** ** ** ** ** ** **

Luego de un terrible alarido de dolor, todo el cuerpo de Rudi convulsiono y él se desmayo, cuando despertó estaba en un hospital su pene no fue atendido adecuadamente por lo que pese a un tenerlo nunca más volvería a tener una erección completa en su vida, sus testículos ya no estaban por lo que era un eunuco para el resto de sus días, nadie presto atención a su historia de cómo fue torturado y castrado, fue condenado a 25 años de prisión por la violación del nieto del alcalde.

En prisión pronto se convirtió en la putita de los presos quienes no tuvieron reparo alguno en violarlo una y otra vez a su antojo las veces que quisieron, para Rudi la prisión fue un verdadero infierno, cuando fue liberado el era un “Violador Escarmentado”. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

REGALO DE DESPEDIDA

Aquella tarde Alex luego del festejo en el gimnasio por su cumpleaños con sus compañeros fue enviado a que tomara una ducha para luego ser enviado a la dirección, se le dijo que la directora deseaba hablar con él, Alex se baño, se seco, se coloco una camisa blanca de botones al frente tipo escolar, una trusa (slip) blanco muy clásica, encima un short blanco de elástico en la cintura, calcetas y tenis (zapatillas) para irse a la dirección pensando en que lio se había metido ahora......


REGALO DE DESPEDIDA
Aquella tarde Alex luego del festejo en el gimnasio por su cumpleaños con sus compañeros fue enviado a que tomara una ducha para luego ser enviado a la dirección, se le dijo que la directora deseaba hablar con él, Alex se baño, se seco, se coloco una camisa blanca de botones al frente tipo escolar, una trusa (slip) blanco muy clásica, encima un short blanco de elástico en la cintura, calcetas y tenis (zapatillas) para irse a la dirección pensando en que lio se había metido ahora. El no sabia que estaba por recibir un rico regalo de despedida.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA] [ESCOLAR]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Alex acaba de cumplir los 15 años ese día, en el orfanato, huérfano desde los cinco años nadie lo había adoptado, la ley era clara a los 15 años cumplidos si nadie lo había adoptado el debía ser transferido a un internado especial del gobierno en donde aprendería un oficio para cuando a los 19 años fuese puesto en la calle sin más ayuda que cartas de recomendación, un poco de dinero y buenos deseos la directora del orfanato sabía bien lo que le esperaba además de eso en aquel internado apenas llegar por lo que tenía una política de darles a los chicos un único y especial regalo de despedida.

Aquella tarde Alex luego del festejo en el gimnasio por su cumpleaños con sus compañeros fue enviado a que tomara una ducha para luego ser enviado a la dirección, se le dijo que la directora deseaba hablar con él, Alex se baño, se seco, se coloco una camisa blanca de botones al frente tipo escolar, una trusa (slip) blanco muy clásica, encima un short blanco de elástico en la cintura, calcetas y tenis (zapatillas) para irse a la dirección pensando en que lio se había metido ahora.

Alex era algo bajito para su edad apenas de 1.53 metros de estatura, de cabello castaño, ojos claros, con rostro aun de niño, cuerpo delgado no flaco, de piel muy blanca y labios carnosos, con poco bello aun en su cuerpo apenas un poco por arriba de su pene sin circuncidar, cuando llego a la dirección la secretaria de la directora la Sra. Carmen lo hizo pasar al despacho privado enseguida donde se encontró con la directora revisando unos papales del otro lado del escritorio cuando ella lo vio entrar, dejo lo que estaba haciendo y le sonrió para luego ponerse de pie.

La directora fue hasta Alex para tomarlo de los hombros y hacer que lo acompañara hasta uno de los extremos de la amplia oficina al llegar junto a una pared ella movió una lámpara y una puerta secreta se abrió que dio paso a un largo pasillo que condujo a ambos hasta una habitación toda de blanco, sin mayores muebles, el piso se sentía suave, la directora le dijo a Alex que se quitara los zapatos y la esperara ahí, que no tardaría en regresar, ella se fue y se metió en lo que parecía ser un cambiador, dejando a Alex solo.


** ** ** ** ** ** **

Luego de algunos minutos la directora regreso portando solo una bata blanca de baño, sus enorme tetas de tamaño de melones se notaban debajo de la bata, sus piernas eran gruesas pero apetecibles lo mismo que sus nalgas las cuales aunque grandes eran redondas y tenían la forma de corazón, su cadera era estrecha y su vientre plano, con una piel blanca, no tanto como la de Alex pero si blanca, con su cabello castaño con un corte pequeño que la hacía lucir muy sexy.

Ella ya era una mujer madura, pero con un cuerpo fenomenal, nunca tuvo hijos por problemas en su matriz pero eso no impedía que ella disfrutara de darle a cada uno de los huérfanos que no eran adoptados un regalo inolvidable, la directora se acerco a Alex que se le quedo mirando embobado mientras ella comenzó a desabrochar su camisa, dejando poco a poco el pecho y vientre lampiños de Alex que turbado no sabía cómo reaccionar a aquella inusual situación, de pronto la directora tomo la barbilla de Alex para levantar su rostro y en ese momento lo beso con pasión.

Alex se paralizo cuando la directora poso una de sus manos sobre la parte delantera de su short para luego apretar levemente sus huevos que hizo sentir al virgen adolescente muy excitado como nunca antes en su vida, pronto las manos de la directora bajaron el short de Alex que cayó hasta sus tobillos, dejándolo solo con su trusa, la directora entonces se despojo se su bata para dejar al descubierto su cuerpo desnudo con su vagina completamente depilada, los ojos de Alex se abrieron grandes al ver las grandes tetas de ella con sus aerolas pequeñas de color rosa.

Ante el asombro total de Alex, la directora lo despojo de su trusa, dejando su pene ya en completa erección a su vista, él trato de cubrirse sus genitales con sus manos pero ella le aparto su mano para tomar su pene con una de sus manos, lo masturbo por unos minutos con una mano mientras con la otra acariciaba las nalguitas blancas de Alex, haciendo sentir un placer como nunca antes al adolescente que tenía su rostro rojo de vergüenza pero no había protestado simplemente se dejaba hacer, sus ojos se abrieron grandes cuando la directora abrió su boca para llevarse su pene a su boca.

Ella se trago casi los 17 cm del pene de Alex mientras con su mano que quedo libre comenzó a jugar con sus colgantes testículos, las piernas del adolescente apenas y podían sostenerlo, le temblaban como el resto de su cuerpo de tanto placer que estaba sintiendo, la Directora viendo que estaba por caerse opto por hacer que se recostara sobre el suelo, cuando lo hizo de nuevo ella tomo su pene y continuo chupándolo, hasta que sintió que Alex estaba por venirse pero ella no se detuvo por el contrario aumento el ritmo de su mamada.

De pronto Alex dio un gemido y de su pene broto el primer gran disparo de su cálido semen, seguido de un segundo y hasta cuarto disparo que la Directora se bebió sin vacilación alguna, disfrutando de la fresca como virginal leche de hombre de Alex, que estaba por perder su virginidad en sus manos, cuando termino de venirse, ella se puso de pie pero solo para colocarse de cuclillas sobre la cara de Alex, para instruirlo de cómo debía lamber su vagina sin bello alguno cosa que el adolescente aprendió a hacer rápidamente. 

Alex le estuvo lambiendo su vagina y clítoris a la Directora hasta que ella baño su rostro de sus juegos cuando alcanzo un potente como intenso orgasmos en ese momento ella aun en cuclillas se posiciono sobre el pene aun duro de Alex, para tomar su pene y llevarlo a la entrada de su bien mojada vagina, para introducirse su erección bajando lentamente, hasta que todo su pene estaba dentro de ella, luego de unos segundos en que ambos permanecieron viéndose a los ojos la Directora comenzó a cabalgar al completamente excitado Alex, con cada nuevo sentón, sus huevos rebotaban en las grandes nalgas de ella.    

La directora apoyo sus manos en las tensas piernas de Alex, mientras lo cabalgaba, con sus enorme tetas rebotando para todos lados, luego de algunos minutos Alex no pudo contenerse las ganas y tomo sus tetas con sus manos para apretarlas duro lo que le gusto a ella, pasados unos minutos ya Alex le estaba chupando sus duros pezones con ella aun cabalgándolo, Alex estaba en la gloria al cabo de 25 minutos no pudo contenerse por más tiempo y se vino pero está vez dentro de la vagina de la Directora que al sentirse inundada dio un gemido de placer.

Ambos quedaron tendidos en el suelo, con semen resbalando por las nalgas de la Directora que jadeante besaba a Alex en la boca, luego ambos entraron al baño donde tomaron una refrescante ducha en donde todo el rato ella estuvo jugando con el pene aun en erección de Alex, hasta que se corrió de nuevo luego lo seco y ayudo a vestirse antes de que se fuera ella le dijo.

-“Esto debe ser nuestro secreto Alex ¡no se lo cuentes a nadie!”
-“Nunca se lo contare a nadie ¡lo juro!” Respondió Alex con una enorme sonrisa.


** ** ** ** ** ** **

A la mañana siguiente la Directora despidió a Alex en las puertas del orfanato sin que nadie los viera antes de que subiera al autobús que lo llevaría al internado le dio un beso en sus labios y le dijo al oído, “¡recuérdame siempre como tu amante!”, Alex solo sonrió antes de subir al autobús que lo alejo del internado, dos horas más tarde el transporte llegaba a su destino todos los recién llegados incluido entre ellos Alex fueron llevados a unas duchas donde fueron desnudados para luego sus manos ser amarradas y sus ojos vendados.

Todos fueron suspendidos de sus brazos a una cinta trasportadora pronto sintieron sus tobillos también sujetados, la cinta avanzaba sin detenerse hasta que de pronto Alex sintió que algo tomo sus huevos, lo que tomo su escroto fue una pinza robótica que jalo su escroto con su contenido hacia abajo de manera brutalmente fuerte que hizo que Alex diera una alarido de dolor la cinta siguió avanzando entre los gritos y suplicas de los otros chicos como del mismo Alex que no podían ver qué pasaba, pero los gritos que se escuchaban más adelante eran suficientes para mantenerlos aterrados.

De pronto unas hoja de acero bien afiladas en forma de tijera las cuales brillaban intensamente por lo caliente que estaba, no por calor sino por lo fuerte que vibraba a unos 30,000 oscilaciones por minuto, se acercaron a la parte alta del escroto de Alex que se sobre salto al sentir el intenso calor que de las cuchillas se desprendía acercarse cada vez mas y mas a su escroto, trato de soltarse con fuerza en eso estaba cuando sintió una fuerte punzada que lo hizo gritar con todas sus fuerzas antes de desmayarse por el dolor que su castración le produjo.


** ** ** ** ** ** **

Alex se despertó en una habitación que parecía de hospital, desnudo sobre una cama con un vía intravenosa que inyectaba suero en su brazo derecho, con su pene semi erecto, de pronto se acordó de todo se levando pero al hacerlo sintió una terrible punzada que de nuevo lo tumbo en la cama, luego de algunos minutos, volvió intentar incorporarse pero esta vez de manera más calmada, sus ojos se abrieron grandes cuando descubrió que debajo de su pene ya no había nada.

Apenas una pequeña cicatriz que era casi imperceptible al tacto y vista era como debajo de su pene nunca hubiera existido nada ahí, Alex lloro por horas y horas, su perdida, los años en el internado como eunuco pasaron volando, pronto fue echado a su suerte, con 22 años su único recuerdo con una mujer lo impulso a tratar de regresar al internado donde la directora le brindo el unido placer como hombre que tendría en su vida ya con un pene atrofiado y encogido como con sobre peso se presento ante la directora, quien lo recibió en su despacho aun estaba igual de atractiva como la recordaba.

La Directora lo reconoció al verlo pese al gran cambio en el cuerpo de Alex, el se fue a sus brazos al escucharla decirle su nombre ella lo abrazo como una madre amorosa para ella todos los que pasaban por el orfanato eran sus hijos, platicaron durante horas y ella le dijo que podía quedarse si aceptaba ser uno de los conserjes lo que Alex acepto antes de marcharse del despacho ella le dijo.

Alex siempre seré tu amanten en tus sueños, pero recuerda lo que paso en aquella habitación es nuestro secreto siempre atesora ese recuerdo mi “Regalo de Despedida”. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com