KIKE EL PEQUEÑIN

Aquella pesadilla era el resultado de las pruebas de virilidad que se llevaban a cabo en todos los varones cuando estaban por cumplir 21 años como era el caso de Kike, su cumpleaños era en seis días y había logrado evitar la revisión hasta ese día, pero siendo su última oportunidad no tuvo más remedio que asistir al centro médico de la universidad para ese trámite de lo contrario sería etiquetado como un nulo fugitivo......


KIKE EL PEQUEÑIN
Aquella pesadilla era el resultado de las pruebas de virilidad que se llevaban a cabo en todos los varones cuando estaban por cumplir 21 años como era el caso de Kike, su cumpleaños era en seis días y había logrado evitar la revisión hasta ese día, pero siendo su última oportunidad no tuvo más remedio que asistir al centro médico de la universidad para ese trámite de lo contrario sería etiquetado como un nulo fugitivo.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACION] [FEMDOM] [PEQUE] [ESCOLAR]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





-“¡Esto debe ser una pesadilla!” Se dijo así mismo Kike.

Mientras caminaba desnudo por los amplios jardines de la universidad. Aquella pesadilla era el resultado de las pruebas de virilidad que se llevaban a cabo en todos los varones cuando estaban por cumplir 21 años como era el caso de Kike, su cumpleaños era en seis días y había logrado evitar la revisión hasta ese día, pero siendo su última oportunidad no tuvo más remedio que asistir al centro médico de la universidad para ese trámite de lo contrario sería etiquetado como un nulo fugitivo.

Ser declarado un “nulo fugitivo” era lo peor que a un hombre le podía pasar, luego de ser atrapado, porque siempre eran atrapados tarde o temprano eran no solo castrados sino anulado en un show publico que era transmitido en vivo por televisión, además de tener un público presente siempre se llevaba a cabo en la plaza de los eunuco en donde una gran estatua de uno escroto cortado dominaba todo el panorama, Kike decidió que era mejor asistir a la revisión antes de pasar por aquella humillación pública sin menciona el dolor que provoca ser anulado de la manera que lo hacían.

Kike joven rubio, bastante atractivo y de buen cuerpo se presento en el centro médico, dio su número y número de identificación la recepcionista le asigno un tuno y tomo asiendo a la espera de ser llamado aproximadamente una tuvo que esperar Kike para ser llamado, una enfermera lo condujo hasta un pulcro consultorio en donde una doctora en sus años 40’s estaba escribiendo algo en un archivo, La doctora lo hizo sentarse y luego de teclear algo en su computadora le dijo.

-“¿Kike verdad?” Pregunto ella.
-“Si”. Respondió Kike de inmediato algo nervioso.
-“¡Bien Kike debo pedirte que te despojes de toda tu ropa menos la interior!”. Dijo la doctora.

Kike obedeció la orden quedando apenas con su pequeña trusa (slip) de color negro con grueso elástico color plata, la doctora poso de inmediato en el paquete de Kike que no era para nada abultado pero no dijo nada por su experiencia sabia que un pene podía parecer minúsculo pero que al crecer podría imponentemente grandes, ella había tenido muchos casos similares por lo que comenzó su examen médico oyendo el corazón de Kike, que estaba un poco acelerado, era normal, después de todo que hombre cuyos genitales estaban en riesgo estaría sereno.

Luego de escuchar su corazón paso a sus pulmones todo normal, luego palpo su abdomen plano apenas sus abdominales comenzaba a marcarse, palpo sus piernas y espaldas sin encontrar anormalidad alguna luego cuando acabo de apuntar altura y peso del joven la doctora con total normalidad le dijo.

-“¡Por favor retírate la ropa interior para que prosiga con el examen!” Dijo la doctora.

Kike dio un largo resoplido en una muestra de resignación y saber que no tenia opción por lo que dándole la espalda a la doctora, se bajo su trusa, la doctora no tardo en llegar a donde estaba y darle la vuelta tomándolo de los hombros.

La doctora como era su costumbre no miro a ver a bajo a su entrepierna desnudo sino que miro a Kike a los ojos mientas su mano fue hacia su entrepierna pero se sorprendió al no poder sentir nada, tuvo que subir su mano hasta palpar los minúsculos testículos de Kike, lo que la sorprendió, fue entonces que ella rompió el contacto visual, se aparto un poco y sus ojos se abrieron grandes al ver el pequeño pene que reposaba sobre su mano, sin circuncidar.

Era el pene más pequeño que había visto en su vida y carrera medica, pero no solo eso sino que su mano estaba agarrando los testículos mas minúsculos que alguna vez hubiese agarrado con sus manos, una pequeña risa se le escapo pero rápidamente fue contenida no sin que por supuesto Kike la notara lo que lo hizo sentir aun más nervioso y humillado, la doctora tratando de ser una profesional, comenzó a masturbar a Kike su pene como el todo joven de su edad no tardo en comenzar a crecer sin dificultad alguna en la mano de la doctora.

El pene de Kike creció a su máximo esplendor de 10.3 cm, incluso el largo prepucio que cubría su glande se corrió casi por si solo detrás de su corono, su glande era de un intenso color rosa y de la punta no tardo en comenzó a brotar liquido pre seminal, le fue obvio a la doctora que Kike se excitaba como cualquier otro joven de su edad pero el problema no era esa sino el grosor y largo de su pene, la doctora saco una regla de madera de su bata clínica con la que midió su erección.

Aquel pene estaba muy por debajo del grosor como del largo mínimo requerido para que Kike pudiera pasar el examen de selección, la doctora con un semblante serio se puso de pie y escribió algo en sus papeles sin que Kike se diera cuenta apretó un boto en su escritorio por unos minutos el ambiente en el consultorio fue tenso, Kike al ver que la doctora no decía nada tomo su trusa para intentar ponérsela pero ella lo detuvo cuando estaba por hacerlo.

-“No lo hagas, no es necesario, ya no deben tardar en venir por ti”- Dijo la doctora.
-“¿Venir? ¿Quién va a venir?”. Pregunto Kike algo nervioso.
-“¡La responsable de los aprobados!” Dijo la doctora.

El rosto de Kike se puso blanco al escuchar aquella sentencia de la doctora, iba a salir corriendo del lugar cuando la puerta se abrió, una mujer de unos 30 años con uniforme de policía entro en el consultorio al ver los genitales de Kike solo movió la cabeza, antes de decir.

-“Bueno chico con esas herramientas creo que no hay como ayudarte”. Dijo la mujer.

Ella rápidamente se movió para colocar un collar de metal alrededor del cuello de Kike, también le coloco un cartel que colgaba a la altura de su pecho que decía.

-“Futuro Eunuco”.

Kike trato de suplicarle a ambas mujeres de explicarles que el sabría como compensar la deficiencia de sus genitales pero que no lo castraran, pero antes de que lo supiera estaba caminando por el pasillo que llevaba a los consultorios del centro médico y pronto estaba caminando detrás de la mujer policía desnudo por la recepción donde espero previamente, tirado de una cadena que le fue unida a su cuello y que era tirada por la mujer, todos los jóvenes ahí tuvieron una erección inmediata al verlo pasar.

Pero lo peor aún estaba por venir, no paso mucho tiempo hasta que kike estaba caminando desnudo con aquel cartel siendo jalado por aquella mujer por los jardines de la universidad a plena vista de todos los que pasaban, la chicas al verlo comenzaron a reír y a señalarlo, sobre todo al ver su ridículo pene, las risas,  murmuraciones y burlas fueron la peor parte de aquella experiencia para Kike que sentía en medio de la peor humillación de toda su vida, aquella era la peor experiencia de toda su vida hasta ese momento.

Para Kike fue la más larga caminata hasta que fue introducido a la caja cerrada de un tráiler convertido en unidad móvil de castración, apenas entrar y antes de que pudiera renovar sus suplicas Kike fue amordazado por una mordaza de bola, luego con ayuda de otras mujeres fue fijado a un marco especial de acero donde sus piernas quedaron abiertas, una mujer vino y certifico que los genitales de Kike estaba muy por debajo del mínimo requerido, tomo algunas fotos antes de indicar que podían proceder, en ese momento una mujer que estaba a su lado le inyecto directamente en su pene un poderoso anestésico.

Luego hizo lo mismo con sus testículos el dolor que Kike sintió con los seis pinchazos fue brutal, pero nada comparado a lo que seguía, una mujer vino y estimulo su pene hasta obtener una erección esto lo hizo justo antes que perdiera toda sensibilidad, con el pene en erección le coloco dos ligas en la base, que impidieron que la sangre abandonara su pene, luego otra mujer vino con un cortador láser con horror Kike vio como su pene fue cercenado, el láser corto justo entre las dos ligas, Kike gritaba detrás de su mordaza pero no podía hacer nada.

Luego la misma mujer que coloco las primeras ligas coloco dos nuevas esta vez en lo alto de su escroto, la mujer con el cortador láser de nuevo se acerco para esta vez cercenar su escroto con su vital contenido de un solo corte, Kike, con horror absoluto presencio como fue anulado su mente no resistió y se desmayo, pese a no sentir ningún dolor significativo durante todo el proceso, pero aquello era algo normal,

Kike se despertó en una cama, sentía un ligero dolor y pudo ver que un tubo sobre salía del pequeño muñón donde una vez hubo un pene pequeño pero pene al fin, una mujer con uniforme vino y le explico cuales eran las cosas que debia hacer ahora que era un eunuco y los cuidados a seguir hasta estar completamente curado también le entrego un pequeño sobre, en su interior había una panty (braga, calzón), de mujer, Kike miro la prenda femenina de color blanco con extrañeza, la mujer le dijo que era para que usara dado que ahora era un nulo, aquellas prendas le quedaban mejor que las de hombre y por ley le estaba prohibido usar ropa interior de hombre para el resto de su vida.

Kike comenzó a llorar en silencio al comprender que los días como un hombre habían terminado y comenzaban sus humillantes días como un nulo.

Su pene y testículos fueron colocados en un frasco y colocados en una vidriera en uno de los pasillos de la universidad con una foto de el desnudo cuando aun estaban unidos a su entrepierna aquello fue la humillación total para Kike que tuvo que dejar la universidad por vergüenza al saber que todos sabrían que era un nulo.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

OH MI 16 CUMPLEAÑOS

Tengo un pene muy pequeño en verdad muy diminuto. Más bien debo decir, que tenía un pene muy pequeño. Sucedió en mi cumpleaños número 16 ahí fue donde mi vergüenza acabo para siempre lo mismo que mi virilidad......


OH MI 16 CUMPLEAÑOS
Tengo un pene muy pequeño en verdad muy diminuto. Más bien debo decir, que tenía un pene muy pequeño. Sucedió en mi cumpleaños número 16 ahí fue donde mi vergüenza acabo para siempre lo mismo que mi virilidad.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [PEQUE]


Categoria: Adolescente      Autor: Organman95





Tengo un pene muy pequeño en verdad muy diminuto. Más bien debo decir, que tenía un pene muy pequeño. Sucedió en mi cumpleaños número 16 ahí fue donde mi vergüenza acabo para siempre lo mismo que mi virilidad...

Cuando estaba creciendo, mi familia no eran exactamente nudistas por así decirlo, pero no teníamos ningún problema en caminar desnudos delante de nosotros en la casa. No era nada para cualquiera de nosotros desnudarse en algún momento del día y estar desnudos casi siempre en la casa. El problema se presentaba cuando teníamos amigos o visitas en la casa. Más bien, cuando mi hermana menor (que tenía 12 años por ese entonces) o yo traíamos amigos a casa. Mamá y papá siempre estaban vestidos cuando había compañía. Mi hermana y yo normalmente lo estábamos, pero siempre deseando estar desnudos frente a los amigos del otro solo para hacerlos sentir incómodos de cualquier manera posible.

Así que, ahí estaba, era la mañana de mi cumpleaños número 16. Por lo general, duermo desnudo, así que camino al baño para una ducha de esa manera. Cuando termino camino de regreso a mi cuarto después de que me haya secado, todavía desnudo. Recuerde, no había problemas con eso en mi casa. Por lo que termine de ducharme me vi en el espejo y así desnudo camine por el pasillo el corto trayecto hasta mi habitación, a la entre sin prestar mayor atención a la habitación de mi hermana, tampoco cerré mi puerta, mientras me secaba el cabello en mi habitación

Pero ese día, mi hermana tenía otros planes nada buenos para mí o mi virilidad que estaba desnuda con mi gran mata de vello húmeda. Ella me siguió hasta mi habitación sin que me diera cuenta, luego cerró la puerta y la cerró con llave de un fuerte portazo. Fue ahí que me di la vuelta y la vi que estaba ahí parada en la puerta reciente cerrada completamente vestida, "Hey Rachael, ¿qué está pasando? ¿Por qué cerraste la puerta? Y ¿Por qué estas vestida hermanita?"

Aquello era tan extraño como un eclipse solar, por lo general ella siembre vestía en la casa tan solo una péquela tanga de esas que se pierden entre las nalgas, me encantaba verle sus lindas nalga paraditas ya en crecimiento, además de sus lindo pechos que ya habían brotado en su pecho y formaban dos pequeños pero suculentos senos, mi hermana era una delicia aunque este mal en decirlo creo que en secreto la deseaba.

Pero de pronto ella dijo de forma nada dulce como era su costumbre.

"Cállate, estoy hablando ahora, y escucharás lo que tengo que decirte, estoy cansada de que estés desnudo cuando mis amigos vienen a casa, siempre haces todo lo posible para empujar tus caderas hacia ellos, no sé porqué, para mostrar tu pene es de solo dos pulgadas de largo cuando esta duro y suave, ni siquiera puede verse la maldita cosa entre toda esa mata de vello que tiene ahí en la entrepierna que me da asco de solo verla. Me da vergüenza que hagas eso no sabes cómo me avergüenzo de tener un hermano con un pene más pequeño que mi dedo pequeño.

Ella no está inventando ni exagerando nada de lo que me dijo de hecho todo era la cruda verdad. Realmente era de ese tamaño e incluso creo que un poco menos. "Y mira tú escroto, realmente no tienes uno, ¿lo cortaron al nacer y por eso es que tu pene es tan pequeño?" ella dijo.

"Pero..."

"No, no he terminado contigo, sé que todavía eres virgen, y seguramente siempre lo serás, no hay posibilidad de que alguna vez tengas esa pequeña cosa cerca de una vagina, ninguna chica quería tener sexo con esa pequeñez. Mientras continúa su humillación, mi pequeño amigo se queda más duro que nunca, por alguna razón sus palabras me excitaban pese a que era bastante humillante escuchar eso de mi propia hermana.

-Lo siento, Rachael, puedes parar, honestamente lo siento tratare de no volverlo a hacer, ahora déjame que me vista trate de tomar mi trusa (slip) que estaba colgando de la cerradura de la puerta pero ella desbloqueo mi puerta, obstruyéndome el paso. Lo que fue una clara muestra que aun no terminaba. Ella camina hacia mí hasta quedar justo a un paso de donde estaba.

"Esta pequeñita cosita insignificante no te sirve de nada, y ni siquiera sabes que está ahí la mayor parte del tiempo. Te veo sentarse a orinar todo el tiempo. Nunca lo has hecho parado y apuntado a la tasa un sol día en tu vida de acuerdo a Mamá y papá. Por lo tanto, voy a cuidar de esto, es mi regalo de cumpleaños para ti. Es lo mejor ya que nunca obtendrá placer en tu vida es mejor que lo disfrutes hermano ya que no se repetirá nunca más.

Estaba pensando que tal me iba a dar una rica mamada o algo como eso, quizás incluso dejarme que la penetre. Aquello supe que era un error más allá toda equivocación de solo pensar en ello, pero bueno luego pensé, era mi cumpleaños. ¡Qué demonios! ¿Por qué no?

"OK, si tienes ese gran regalo de cumpleaños, ¿dónde está?" Pregunte.

"¡AQUÍ!" Ella grito.

Y con un movimiento rápido, pero casi como en cámara lenta por lo menos para mí, antes de que pudiera reaccionar, sacó una afilada tijera de su bolsillo, agarró mi pene, lo extendió con una de sus pequeñas y suaves manos para luego cortarlo casi desde la base. No quedo absolutamente nada cuando ella termino de cercenarlo.

"Feliz Cumpleaños, pedazo de mierda" dijo, y rápidamente abrió la puerta y salió corriendo. Yo la seguí gritando, la sangre sorprendentemente sólo ligeramente goteaba de mi entrepierna. ¡Vuelve aquí, devuélveme mi pene, se puede salvar y volver a coser! Le grite a ella.

"No" ella dijo, "¡No tendrás nada entre tus piernas desde este momento!" Y ella lanza mi pene pequeño a la licuadora y lo enciende, cortándolo en pedazos más pequeños y más pequeños, destruyéndolo por completo en un instante.

Cuando miro en shock, en parte por la herida sangrando, el dolor, y viendo que mi pene fue hecho carne molida, al parecer, brevemente vi a mis padres corriendo a ver lo que está pasando como yo finalmente se desmaye...



Historia Original aquí.




Autor: Organman95       Traductor: DarkSoul

IDEA REALIZADA

Apenas Clara retiro momentos después el bóxer a su esposo quedo completamente desolada al ver que el pene de Darío en completa erección no era ni la mitad de largo de lo que ella esperaba, aun así, ella, lo tomo para llevárselo a la boca fingiendo deseo, cuando la penetro minutos después, el pene de su esposo apenas logro romper el nuevo himen reconstruido que Clara se mando hacer para hacerle creer que era aun virgen algo que por supuesto él se creyó al ver la sangre en su pene y aunque clara fingió un gran orgasmo esa noche se durmió ardiendo en deseos al lado de su agotado esposo......


IDEA REALIZADA
Apenas Clara retiro momentos después el bóxer a su esposo quedo completamente desolada al ver que el pene de Darío en completa erección no era ni la mitad de largo de lo que ella esperaba, aun así, ella, lo tomo para llevárselo a la boca fingiendo deseo, cuando la penetro minutos después, el pene de su esposo apenas logro romper el nuevo himen reconstruido que Clara se mando hacer para hacerle creer que era aun virgen algo que por supuesto él se creyó al ver la sangre en su pene y aunque clara fingió un gran orgasmo esa noche se durmió ardiendo en deseos al lado de su agotado esposo.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PEQUE] [DOMINACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Clara se caso con Darío no porque lo amara, aunque él era muy atractivo, ella acepto ser su esposa por conveniencia, ya que él era un hombre joven de mucho dinero, poseedor de una enorme mansión en un lugar exclusivo de la ciudad, con una enorme cuenta de banco, autos de lujo e incluso su propio yet privado, era un hombre muy cotizado, para poder atraparlo ella no recurrió al sexo como muchas de sus competidoras sino que fue la única que le negó una noche de placer antes de casarse, su estrategia funciono por completo.

La boda fue el acontecimiento social de la ciudad del año, fue majestuosa con cientos de invitados en el salón más exclusivo de la ciudad, no hubo nadie de los invitados que no asistiera a la cita, los regalos fueron desde un modesto refrigerador hasta un auto de lujo, ya que Darío tenía amigos muy ricos como poderosos, esa noche ya a solas Clara estaba dispuesta a darle a su esposo la mejor noche de su vida, iba demostrarle que valía lo que pago por ella, además deseaba algo de placer pues no había tenido sexo desde hace tres años cuando comenzó a salir con él.

Darío quedo en la cama de la lujosa suit del lujoso hotel, mientras Clara luego de besarlo por un gran rato lo dejo para ir al baño y despojarse del exclusivo vestido de novia de diseñador que aun estaba usando de color blanco que la hacía lucir aun más hermosa de lo que ya era, Clara se tomo su tiempo deseaba que su esposo estuviera ardiendo en deseos cuando ella apareciera y cuando lo hizo los ojos de Darío casi se le salen al verla aparecer solo con una minúscula tanga blanca como única prenda.

Darío apenas la vio tuvo una tremenda erección completa debajo de su bóxer ajustado de color blanco, que obviamente no se molesto en ocultar de la vista de su nueva esposa, quien se acerco a él, con su mirada clavada en su entrepierna, notando que algo no estaba bien, la parte delantera de su ropa interior de su esposa apenas se levanto, ella estaba acostumbrada a virilidades bien dotadas, e imagino que el hombre frente a ella no iba a hacer la excepción considerando su estatura sin decepcionarse aun llego y lo beso apasionadamente en los labios mientras él le apretaba sus apretaditas y paraditas nalgas.

Apenas Clara retiro momentos después el bóxer a su esposo quedo completamente desolada al ver que el pene de Darío en completa erección no era ni la mitad de largo de lo que ella esperaba, aun así, ella, lo tomo para llevárselo a la boca fingiendo deseo, cuando la penetro minutos después, el pene de su esposo apenas logro romper el nuevo himen reconstruido que Clara se mando hacer para hacerle creer que era aun virgen algo que por supuesto él se creyó al ver la sangre en su pene y aunque clara fingió un gran orgasmo esa noche se durmió ardiendo en deseos al lado de su agotado esposo.

Clara apenas pudo serle fiel a Darío seis meses antes de que comenzara a buscar un amante que la satisfaciera ya que su esposo además de su pequeño miembro viril sus ocupaciones con sus negocios lo tenían tan ocupado que apenas lograba tener tiempo para estar con ella en la intimidad dos veces por mes, en la que obviamente ella no quedaba nada satisfecha fue así que conoció una tarda por conducto de un amiga a Randy que era un hombre de buen cuerpo de 1.85 metros de estatura.

A Randy le encanto ver pòr primera vez su cara de sorpresa de Clara al ver su pene en erección de 23 centímetros gruesa ella se la quedo mirando hasta que la tomo con una mano como si no creyera que era real, si bien los senos de Clara son muy pequeños su culito es riquísimo, que fue lo que en verdad encanto a Randy desde la primera vez que la vio en aquella pequeña minifalda blanca que portaba cuando fueron presentado, su mirada no podía apartarse de su majestuoso culito.         

Aquella tarde mientras Randy la llevaba a casa Clara no Tardo en llevar una de sus manos a su entrepierna para sentir su abultado paquete por encima del pantalón, donde su sintió su miembro duro a un lado del pantalón en completa erección cuando ella le toco su pene, Randy escucho como suspiraba, parecía que se le había pegado la mano allí, sin moverla solo abierta puesta sobre su bulto, respirando agitada, Clara le dijo  la llevara a un hotel a lo que por supuesto Randy acepto de inmediato.

Llegaron, entraron y de inmediato se fueron a la cama Randy empezó a desnudarla con Clara completamente  entregada, incapaz de hacer nada de impedir que la desnudara pronto estaba solo bragas (calzón) y sujetador (sostén) Randy comenzó a besarla hasta tirarla en la cama, le quito el sujetador para comenzar a comerse sus tetitas a morderlas, ella gemía y suspiraba, Randy se puso de rodillas frente a ella tumbada en la cama la puso de lado para levantar una piernas verla así de lado con sus nalga marcaba fue delicioso para él, era redonda, carnosa no pudo resistirse le di un azote en tan carnoso lugar ella dio un grito le aparte la braga hacia un lado con el de rodillas con una pierna en su mano y con la otra empezó a pasarle enorme pene por su vagina sin meterle.

Clara empezó a gemir y a moverse restregándose su pene entre sus labios vaginales que la encendió a tope casi de inmediato Randy le dio un nuevo azote en su carnosa nalga ella aun se calentaba más con su pequeña mano tomo su pene para frotarla aun más por su raja a veces intentaba metérsela pero Randy se lo impedía le gustaba tenerlas muy calientes antes de poder penetrarlas con su vagina brillando de lo mojada que estaba Clara no tardo en empezar a correrse mientras su duro miembro se restregaba con ganas sobre su glande y raja provocándole un primer gran orgasmo, apenas ella dejo de retorcerse de placer, él la tomo como una muñequita hasta alzarla y él se tumbo en la cama boca arriba.

Si miembro erecto de Randy apuntaba al techo cuando la puso a ella encima de él, agarrándole su supremo culo con una mano con la otra guio su glande a su vagina para empezar a penetrarla de un empujón, Clara dio un gritó y tras meterle un trozo dejo que ella se fuera metiendo el resto, quedó clavada a los pocos segundos por completo a como una muñeca con él sujetándolas por el culo, empezó a moverla con ella gimiendo fuerte era ella quien se movía al ritmo de sus manos que  pasaron de su culo hasta llegar a su vagina para dejar sus labios bien abiertos con ella ya gritando y moviéndose sintiendo un enorme placer,

Aquella cabalgata duro casi 20 minutos pero pronto Randy sintió que estaba por venirse con su dura virilidad palpitando con fuerza, tomo a Clara y la tumbo rápido sobre la cama extrajo su pene de su vagina para colocarla sobre pequeñas tetas la froto entre ellas con su glande chocando contra su  barbilla Clara comenzó a lamber su glande con su lengua lo que hizo que él empezara a correrse mojándole toda la cara de su espeso semen que broto con fuerza de su pene que se contraía con fuerza.

Luego de descansar por algunos minutos descansaron solo para volverlo a hacer aun con más pasión en esa ocasión Randy se corrió dentro de Clara, luego ambos se metieron al baño para ducharse pero dentro bajo la regadera, él se agacho para lamberle su vagina, la hizo ponerse a cuatro patas sobre el escusado para empalarla penetrándola suave pero pronto las embestidas eran salvajes, Clara gritaba como una perra que hizo que Randy se volviera a correr, dando un alarido de placer, mientras la llenaba de nuevo con su caliente leche.        

Ambos no dejaron aquella habitación hasta el otro día por suerte para Clara, Darío estaba de viaje de negocios, por lo que noto como su esposa llego toda agotada luego de la maratónica sesión de sexo con Randy, que la dejo por primera vez satisfecha desde que se caso, dándole seis orgasmos en menos de 24 horas. 

Los encuentros entre Clara y Randy se hicieron regulares desde esa primera vez, en paralelo, Clara comenzó a ser más Dominante con Darío, quien poco a poco se fue volviendo más sumiso ante ella, pasados dos años de matrimonio Clara era prácticamente la Ama de Darío quien se volvió prácticamente su esclavo, aunque fuese solo en privado, fue por ese tiempo que Clara comenzó a meterle la idea a su esposo sobre que estaría mejor castrado, Darío fue presionado hasta que termino por acceder pero puso como condición que ella debería darle por lo menos dos hijos antes de ser castrado lo estipulada el contrato pre matrimonial que ella firmo.

Aquello fue algo Clara que no se esperaba, por días reviso el contrato pero era claro ella debía darle dos hijos a Darío pues si moría o le pasaba algo que impidiese que pudiera procrear con ella, sus bienes irían a una fundación para dar becas estudiantiles adema Clara se quedaría con nada por su fuese poco si esta meta no se lograba en un plazo de 10 años desde la boda se anularía el matrimonio y Clara no recibiría nada.

Clara estaba muy molesta no podía creer que fuese tan tonta para firmar aquel papel, pero ahora ya era imposible deshacerlo lo hecho,  sin otra opción luego de consultarlo con varios abogado  Clara comenzó a tener sexo regularmente con su marido para ese momento su juguete personal, buscando quedar embarazada, lo intento por seis meses sin resultado alguno desesperada, en una de sus fechas fértiles convoco a Randy quien tuvo sexo con ella y se vino no una sino tres veces dentro de su vagina, dos semana después ella le informo llena de felicidad a Darío que estaba embarazada-

Nueve meses después con 22 años Clara se convirtió en madre, y a los pocos meses después de tener a su primer hijo de nuevo quedo embarazada,  con 24 años Clara era ya la madre de dos hermosos niños había cumplido con el contrato y comenzó de nuevo a presionar a Darío quien no tuvo más remedio que aceptar, se fijo un fecha que pronto llego, aquella noche con ambos desnudos en su lujoso habitación fue Clara misma la que estaba por acabar con los huevos de su esposo con un brillante elastrador en su mano.

Darío de coloco de pie entre los sillones blanco de la habitación con sus piernas un poco abiertas. Clara le dio su tanga para que mordiera, luego se arrodillo frente a él, para tomar su pene, con su mano, no hubo necesidad de mastúrbalo pues ya tenía un completa erección, se lo llevo a la boca para comenzar a darle la que sería la última mamada de su vida seguramente, pensaba ella, lo hizo como si no hubiese un mañana, simplemente se imagino que el miembro de su marido era el de Randy, succionándolo, lambiendo y tragándolo haciendo gemir de placer a Darío de inmediato.

Mientras Clara continuaba con su mamada, jugaba con los huevos de Darío, uno a uno fue pasando sus testículos por en medio de la liga castradora estirada en el elastrador, de pronto en medio del placer que Darío estaba experimentando como nunca antes ni siquiera el día de su noche de bodas todo su cuerpo se tenso cuando un dolor agudo proveniente de su entrepierna invadió todo su cuerpo, fue el momento justo cuando la liga se contrajo sobre la parte alta de su escroto, ligándolo en el acto, dos segundos después su pene comenzó a palpitar para comenzar a lanzar tres chorros de su caliente semen directo a la boca de su esposa.

Clara se bebió aquel liquido con gusto, luego ambos tuvieron que esperar algunos minutos a que el dolor que Darío sentía pasara lentamente cuando lo hizo Clara hizo que se acostara de costado sobre uno de los sodas blancos, luego ella hizo lo mismo dándole la espalda, Clara levanto su pierna derecha para ser sostenida por una de las manos de su esposo, dándole a tu dura erección acceso a su vagina, ella con una mano tomo su pene y lo guio a la entrada de su raja completamente depilada.

Por primera vez, Clara, sintió placer cuando fue penetrada por el pene de su esposo, el saber que aquella, bien podría ser la última erección de su vida, la tenía muy excitada, sus paredes vaginales comenzaron a contraerse apenas sintieron al intruso en su interior lo que hizo que el placer de ella se incrementara exponencialmente, ella gemía muy excitada incluso estaba sintiendo mas placer que en cualquier de las sesiones de sexo más salvajes que tuvo con Randy hasta ese momento, sus pezones estaban tan duros que Clara creyó que le iban a estallar en cualquier momento.

Dado que Darío ya se había venido, aquello se prolongo durante horas, por momentos paraban para que ambos recobraran el aliento, Clara obtuvo esa noche nueve potentes orgasmos, y Darío se corrió una segunda vez luego de muchas horas, de manera mínima pero que le hizo sentir el mejor orgasmo de toda su vida, ambos bañados en sudor se besaron y cayeron rendidos sobre el sofá blanco donde se quedaron dormidos hasta la mañana siguiente; cuando Clara despertó, se encontró a su esposo a su lado con sus huevos de un color negro, ella sonrió con malicia mientras los observaba.

Sin despertar a su ya eunuco marido, Clara fue hasta donde estaba el cuchillo bien afilado y desinfectado, lo tomo y regreso a donde estaba aun dormido Darío, ahí, ella delicadamente tomo el escroto muerto de su esposo lo levanto con una mano y coloco el afilado lado del cuchillo por debajo de su escroto lo más justo que pudo a la liga castradora, luego sin piedad, le cerceno sus huevos a su esposo quien despertó al sentir el terrible dolor que su castración le produjo, sus ojos se quedaron en blanco, todo su cuerpo se sacudió por uno segundos y luego se desmayo.

Darío tardo tres semanas en estar completamente curado, como eunuco se hizo aun más dócil y Pronto Randy, pasaba ya las noches en su habitación teniendo sexo con Clara mientras Darío le lambia el ano a él o a ella, se convirtió en el esclavo de su esposa por lo menos en la intimidad, para todos los demás eran una pareja común y corriente de la alta sociedad, nadie sospecha o sabe que Darío es un eunuco.

Clara quiere volver a sentir el enorme placer que sintió cuando Darío la penetraba con sus huevos muriendo ahora ha puesto sus ojos en los grandes huevos de Randy pero no solo en sus huevos sino también en su pene quiere hacer un eunuco total, quiere despojarlo de sus huevos y pene por igual, porque una vez que ella tiene una idea la debe realizar a toda costa o se le vuelve una obsesión pero que en su caso le da mucho placer pese que para ello un hombre deba sacrificar su virilidad. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

PEQUEÑIN

Con 17 años me sentía humillado, señalado, fenómeno y poco hombre, verán la naturaleza fue cruel conmigo por alguna razón, me dio un cuerpo varonil que se desarrollo muy bien en la adolescencia, era deseado por las mujeres de mi edad y por algunos hombre también pero tenía un problema, un problema que no me dejaba vivir tranquilo......


PEQUEÑIN
Con 17 años me sentía humillado, señalado, fenómeno y poco hombre, verán la naturaleza fue cruel conmigo por alguna razón, me dio un cuerpo varonil que se desarrollo muy bien en la adolescencia, era deseado por las mujeres de mi edad y por algunos hombre también pero tenía un problema, un problema que no me dejaba vivir tranquilo. Me obsesione con eso tanto que tuve que tomar una decisión radical para cualquier hombre.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [HUMILLACIÓN] [PEQUE]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Con 17 años me sentía humillado, señalado, fenómeno y poco hombre, verán la naturaleza fue cruel conmigo por alguna razón, me dio un cuerpo  varonil que se desarrollo muy bien en la adolescencia, era deseado por las mujeres de mi edad y por algunos hombre también pero tenía un problema, un problema que no me dejaba vivir tranquilo, sobre todo después de lo que me paso a los 15 años lo cual procederé a narrar en breve para que puedan comprende cómo es que tome la decisión de deshacerme de mi miembro viril para siempre.


** ** ** ** ** ** **

Todo comenzó creo yo a los 14 años, cuando ya me masturbaba como loco todo el día, sintiendo como mis huevos hervían tratando de arrojar su contenido una y otra vez, ya saben cosas que nos pasa a los hombre en la adolescencia, un día unos primos me invitaron a mí como a mis hermanos a un baño de piscina, todo transcurrió de lo más normal hasta que cayó la tarde mi tía no hizo salir de la piscina en donde habíamos estado todo el día para que nos cambiásemos para cenar, para ellos todos nos fuimos a una habitación.

Ahí nos desnudamos dado que todos éramos hombres, nos secamos y comenzamos a vestirnos, pero pronto note algo, pese a tener un cuerpo desarrollado normal para mi edad, el resto de los chicos ahí, ya sea el de mis primos como incluso el de mi hermano menos de 13 años en ese momento tenían algo que al parecer aun faltaba desarrollarse en mi, y eso era mi pene que era mucho más pequeño que el de todos ellos, nadie dijo nada al respecto pero yo me fije de ese detalle lo que desde ese momento por alguna razón se me volvió una obsesión.

Desde ese día note que cuando mi pene estaba erecto, mi mano lo cubría por completo, cosa que en todas las películas porno que ya veía no pasaba, comencé a tratar de usar remedios caseros para agrandarlo, pero nada funcionaba por el contrario parecía que solo me lastimaba a mi mismo cada  que intentaba algo nuevo, así paso cerca de casi un año, a mediados de mi 15 años una edad mágica para cualquiera tuve mi primera oportunidad de tener sexo con una mujer, una oportunidad que pese a todos mis miedos no iba dejar pasar.

Ella se llamaba Yuli era una chica de 16 años bastante atractiva de cabello largo negro, ojos claros, piel blanca culito paradito y senos redonditos aunque no muy grandes, aunque luego le crecieron mucho, ella era amiga de una de mis primas una noche en una fiesta ella me llevo hasta una habitación solitaria, me hizo entrar, apenas cerró la puerta con seguro me planto un beso en la boca que me dejo petrificado, ella llevo una de sus manos a mi entrepierna, en donde apretó mis huevos, antes de darme cuenta estaba ella solo en tanga y yo en trusa (slip).

Para ese momento mi pene sin circuncidar llegaba a los 9 cm en erección, el cual ya palpitaba con violencia debajo de mi trusa, ella lo noto y me despojo de mi trusa, aun recuerdo su rostro al ver mi pene en erección, fue una expresión de asombro, burla y desencanto, sin embargo ella tomo mi pene corrió mi prepucio para luego llevárselo a la boca para darme la que sería mi primera como única mamada de mi vida, ella expertamente me controlaba para no venirme, apretándome mis huevos cada que estaba cerca de acabar.

Luego de algunos minutos ella se quito su tanga para colocar sus piernas a cada lado de mi cabeza, sabía lo que deseaba y lo hizo comenzamos a gozar de un 69 con ella dándome una mamada, con incluso lamiendo mis grandes huevos que no iban en concordancia con mi pene, mientras por mi parte lamiendo su rajita rosadita, ya muy húmeda también, concentrando luego de algunos segundos de comenzar a darle lengua, mi atención a su hinchado clítoris lo que hizo que ella comenzara a retorcerse de placer, sentí su cuerpo temblar sobre de mi, para luego escuchar sus gemidos de tanto en tanto.

Luego de unos 20 o 25 minutos que estuvimos así, ella me monto, me hizo agarrar sus senos, apretarlos, podía sentir en la palma de su mano sus erectos como duros pezones, ella con una mano guio a mi erección a la entrada de su vagina, pero por más que bajo apenas puso entrar mi glande y algo de mi tronco menos de la mitad, aquello le provoco risa mientras que a mí me causo la mayor humillación de mi vida hasta ese momento, ella me hizo cambiar de posición quedamos en la posición del misionero conmigo arriba de ella.

En esa posición mi pene logro entrar casi por completo y por un momento me sentí en la gloria, sintiendo mi pene ser envuelto por las paredes de su mojada vagina, por lo que comencé con el mete saca como había visto en las películas porno, pero toda esa felicidad, toda esa confianza en mi virilidad que comenzaba a restablecerse pronto se hijo mil pedazos cuando ella dijo “¡Vamos que esperas quiero sentirte dentro!” Aquello fue devastador le estaba dando lo mejor de mí en ese momento y ella ni siquiera había sentido que mi pene la estaba penetrado.

Yuli al ver mi expresión de asombro, por su comentario, alzo la mirada para ver que mi pene que además de pequeño era muy delgado aun en erección, estaba dentro de ella, creo que en ese momento comprendió sus palabras y rodeo mi cintura con sus piernas para comenzar a gemir, obviamente fingiendo que la estaba haciendo gozar, sin embargo sus gemidos como movimientos tuvieron un efecto en mi, inmediato entre sus gemidos me vine, gimiendo yo mismo, no me vine dentro de ella sino fuera, bañando de mi leche su ano y nalgas para que sintiera por lo menos que había acabado.


** ** ** ** ** ** **

Luego de aquello todo intento de tener sexo siempre era frustrado al pensar que volvería a pasar lo que paso con Yuli, llego un punto en el que ya no pude soportarlo, mi pene era algo que me llenaba de ansiedad, de dolor, humillación y vergüenza tenía que irse a como diera lugar aproveche un fin de semana en que mis padres salieron a un pequeño viaje me dejaron solo en casa, por lo que me decidí, tome el cuchillo eléctrico que mi madre no usaba por temor a cortarse.

Puse al fuego uno de los cucharones de acero inoxidable luego de hervirlo, me rasure toda el área genital, luego me arme de valor, me puse mucho hielo en mi pene, también logre conseguir algo de lidocaína lo que me adormeció algo el pene, cuando todo estaba listo come el cuchillo eléctrico, lo active, escuche como comenzó a zumbar, lo acerque a mi pene, sabía que no habría vuelta atrás una vez que lo hiciera pero tome coraje y de forma rápida “ZAZ”, lo corte, para el cuchillo mi pene no fue rival.

Sentí mucho dolor pese a todas mis precauciones, el cual se incremento cuando cauterice mi herida sangrante con la parte baja del cucharon que brillaba intensamente de lo caliente que estaba, aquello fue demasiado me desmaye sobre el suelo de la cocina, me desperté un par de horas más tarde, aturdido, con mucho dolor y sin pene, pero por lo menos ya no sangraba, me coloque con mucho cuidado un tubito de plástico en la uretra para evitar que se cerrara como había leído, luego coloque una gasa y bastante desinfectante para evitar infección, me tome dos pastillas del analgésico más potente que pude conseguir y me fui a dormir.

A la mañana siguiente sentía mucho dolor estaba ardiendo en fiebre, me tome algo para bajarla, me cambie el vendaje y por primera vez orine sentado en el inodoro, cuando fui a la cocina por algo de comer me encontré con el desorden, con el piso manchado en sangre seca y en un rincón siendo mordisqueado por un ratón el que fuese mi pene yacía en el suelo, lo tome para envolverlo en una bolsa, en donde también puso todo lo que use para limpiar la cocina, para luego llevarla al bote de la basura.


** ** ** ** ** ** **

Hasta el día de hoy 10 años después ni mis padres ni nadie sabe que no tengo un pene por arriba de mi huevos, ahora obtengo placer al ser estimulado analmente por un portentoso pene de un negro que me hace ver las estrellas cada vez que me penetra y me hace venir, ya no tengo que preocuparme por pasar vergüenzas como humillaciones ante una mujer, porque simplemente aunque lo desee ya no pudo complacer a ninguna, pero está bien eso es mejor a ser humillado.

Debo reconocer que tener sexo gay no es precisamente lo que desearía pero me da placer además parece que los hombres que me penetran, gozan aun mas al saber que no soy un hombre en toda la extensión de la palabra, creo que les gusta que sea un eunuco, y creo que a mí también me gusta serlo eso es mejor que seguir teniendo entre mis piernas a ese “Pequeñín”.  


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com
      




Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

NO ME INTERESA AMOR

Me puse a investigar sobre el tamaño "promedio" del pene masculino descubrí que lo normal en un adulto es de 15 a 23 centímetros en erección. Eso me hizo pensar acerca de cuándo hacíamos el amor, durante el sexo siempre tenía que tener cuidado de no empujar demasiado duro o que se saliera, y para llevarla a un clímax siempre tenía que estimularse con su mano mientras hacíamos el amor......


NO ME INTERESA AMOR
Me puse a investigar sobre el tamaño "promedio" del pene masculino descubrí que lo normal en un adulto es de 15 a 23 centímetros en erección. Eso me hizo pensar acerca de cuándo hacíamos el amor, durante el sexo siempre tenía que tener cuidado de no empujar demasiado duro o que se saliera, y para llevarla a un clímax siempre tenía que estimularse con su mano mientras hacíamos el amor. Buscando complacer a mi bella esposa, yo mismo desencadene mi propia perdición.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [PEQUE] [DOMINACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Conocí a mi esposa en la universidad teníamos varios amigos en común por lo que la conocí en una fiesta. Nos convertimos en los mejores amigos y pasábamos mucho de nuestro tiempo libre entre semana en los jardines del campus los sábados que pasábamos juntos pues en aquel momento ambos estábamos muy ocupados con los estudios en esos momentos me contaba todos sus problemas que tenia. Hasta ese momento nunca había salido con alguna mujer de forma romántica estaba demasiado consciente de mi mismo, era tímido con las chicas. Ella era, y sigue siendo, una hermosa mujer la más hermosa que he conocido. Siempre me he considerado afortunado de que ella me escogiera.

El último año de la universidad me invitó a salir noche después de varios tragos nos fuimos a su casa, sin darnos cuanta nos comenzamos a besar para luego empezamos a acariciarnos sin control, esa noche nos convertimos en novios, luego de algunas semanas de salir, besarnos y acariciarnos con pasión una noche que estábamos solo en su casa pensé que iba finalmente a perder mi virginidad, pero ella me dijo que ella también era virgen, además de que estaba decidida a permanecer de ese modo hasta el matrimonio, hasta ese momento nunca había pensado en el tamaño de mi pene el cual consideraba normal.

Salimos todo ese último año de la universidad durante el cual me permitió jugar con sus pechos y complacerla oralmente, para mí era suficiente pues el solo poder tener mi labios sobre su sexo desnudo era lo máximo aunque parecía que no ella simplemente no estaba dispuesta a corresponder mis atenciones para complacerme sexualmente hablando hasta que nos casáramos. Ella dijo que le pasaba algo que no podía controlar y que nunca sería capaz de vivir consigo misma si lo hacía antes del matrimonio y yo respetaba su opinión, aunque por dentro ardía en deseos de penetrarla.

No hace falta decir que me masturbaba más de una vez a diario de solo pensar en estar con ella, pues no me aguantaba las ganas de tener un orgasmo, después de todo era un hombre en la flor de la vida, finalmente nos casamos y pasamos nuestra primera noche juntos. Era obvio que no sabía qué hacer, ya que nunca había tenido sexo con una mujer, con amor ella me condujo a través de aquello, y cuando pasaron los años, el sexo mejoro gracias a toda la práctica que tuvimos, pero en absoluto tan a menudo como quería, todavía incluía una gran cantidad de satisfacción oral en un solo sentido para ella, pero que estaba bien para mí al menos era sexo, y me gustaba pensar en lo afortunado que era de poder saborear su dulce sexo como penetrarla aunque fuese de vez en cuando.

Cuando el Internet de alta velocidad llego a casa, pronto descubrí, mediante la visualización de varios cientos de fotos de parejas haciendo el amor, que en cada foto que veía un hombre (incluso los transexuales), sus penes eran mucho más grandes que el mío, la mayoría de las fotos que veía con penes aun flácidos eran más grandes que el mío cuando ¡estaba erecto! Lo que fue ciertamente bochornoso no tarde mucho tiempo hasta que medí mi pene tanto flácido como erecto. Flácido era de 4 centímetros, mientras que en erección alcanza 10 centímetros, y cerca de 2 centímetros de ancho. 

Me puse a investigar sobre el tamaño "promedio" del pene masculino descubrí que lo normal en un adulto es de 15 a 23 centímetros en erección. Eso me hizo pensar acerca de cuándo hacíamos el amor, durante el sexo siempre tenía que tener cuidado de no empujar demasiado duro o que se saliera, y para llevarla a un clímax siempre tenía que estimularse con su mano mientras hacíamos el amor, incluso había utilizó un pepino en un par de ocasiones, cuando ella se había sentido más caliente, y eso la había puesto más salvaje, así que tuve una idea del porque lo hacía. 

Cierto día me encontré en un sexshop online un extensor para el pene que prometía poder tener un pene de 24 centímetros de largo y 5 centímetros de ancho, esto usando el condón especial, que se colocaba sobre el pene el cual actuaba como una segunda piel, haciendo que el pene luciera como un pene real pero mucho más grande. El día que llegó no podía esperar para sorprender a mi esposa, pero decidí mantenerlo en secreto hasta que llegara el momento ya con mi pene crecido para hacerle el amor. 

Uno días más tarde llego el momento de tener relaciones sexuales,  pues ella se sentía muy caliente y para entonces yo ya estaba más que deseoso ante la perspectiva de ser un hombre con un pene de verdad como lo que veía en las fotos listo para complacer a mi mujer con un pene de proporciones adecuadas, luego del previo que teníamos antes de cada sesión, me detuve para dejar la habitación y me puse condón con el extensor. Cuando volví a la habitación, me subí encima de ella para comenzar a frotar suavemente el enorme pene por encima de su sexo, ella lo toco preguntándose qué era,  con ella ya bien lubricada deslicé mi nuevo pene en su sexo y comencé a penetrarla con embestidas largas pero firmes que eran fuertes, sintiéndome mas viril que nunca antes.

En cuestión de segundos ella estaba retorciéndose, jadeando y finalmente gimiendo como nunca la había visto antes hacer, su lengua se lamía los labios, con sus ojos cerrados, ella se mordía el labio inferior al tiempo que suspiraba, llegando a un intenso orgasmo en poco tiempo quedando exhausta alcanzo a decir mientras trataba de reponerse de su clímax "Oh Dios, qué bien se sintió eso"., mientras mis huevos pequeños rosaban sus bien abierto labios vaginales.

Fui increíble esa noche, pese a que termine masturbándome pensando en lo emocionada que ella estuvo haciendo el amor con ese gran pene, esa noche fue la primera vez que la deje completamente satisfecha, agotada durmiendo en mis brazos, mientras me masturbaba. Pocos días después hicimos el amor otra vez. En esa ocasión, ya que estábamos a punto de la inserción, ella me apartó, y con una dulce sonrisa, me preguntó si podía usar aquello de nuevo los resultados fueron los mismos que antes, si no que aún más intensos, con ella volviéndose una leona en la cama.

Aquello comenzó a convertirse en algo recurrente cada que hacíamos el amor que pasamos a realizar de tres o cuatro veces por semana, en verdad amaba la sensación de ese "gran pene" dentro de ella, y la intensidad de sus orgasmos iban cada vez en aumento no había tenido un orgasmo con ella en meses. Incluso hacia meses que ni siquiera me la lamia mucho menos una mamada ya que pensaba que era asqueroso y sucio, ella tenía miedo de que eyaculara en su boca por accidente.

Llego el punto en que no pude contener mi frustración de no poder penetrarla con mi pene sin el artilugio por lo que le dije que el hacer el amor se había convertido en un asunto en la que ella era la única que obtenía placer. Ella me dijo que estaba actuando de forma infantil y egoísta, con eso me dijo ¿Eso te hace feliz?" sin poder evitarlo ella me bajo mi bóxer para comenzar a masturbarme con su mano de una manera muy mecánica, hasta que apenas unos minutos después estaba cerca de mi clímax, ella apartó la mano y se detuvo, dejando mi pene al aire goteando semen con un clímax no satisfecho del todo, pero que era mejor que nada.

Un día, de la nada, me dijo que había estado investigando sobre la castración, y me preguntó si había pensando alguna vez en ello, le pregunté a ¿qué se refería? y me dijo que la castración era llevar una vasectomía un paso más allá lo que podía ayudar a eliminar mi frustración sexual que estaba experimentando, además según ella ya no tendría ninguna sorpresa cada que me masturbara o dando una mamada, pues simplemente ya no podría arrojar esa asquerosa leche por mi pene que tanto me gustaba.

Ella dijo que mi pene no era lo que ella espero que fuese cuando nos casamos, que no era lo suficientemente grande como para que ella sintiera placer que era inútil, pero que me amaba que le encantaba la forma en que le hacía el amor con esa “cosa de plástico" luego añadió que lo sentía pero que nunca podría volver a dejar que la penetrara con mi ridícula erección, ella dijo que necesitaba que un hombre de verdad la poseyera, pero que mi lloriqueo estaba arruinándolo no estaba segura de que pudiera quedarse conmigo a menos que hiciera algunos cambios serios como aceptando que me castraran, aquella palabras me dolieron y humillaron en lo más hondo de mi ser.

Por aquellos días ella estaba segura que la solución a nuestros problemas sexuales era mi castración, que según ella me haría vivir más tiempo, menos cambios de humor, un mejor control a través de inyecciones de hormonas, etc; durante semanas fue todo lo que hablaba conmigo. Me había resignado al hecho de que para complacerla sexualmente tenía que usar el consolador, pero aun peor para mantenerla feliz y evitar que me abandonase tendría que estar de acuerdo con la castración, sentí que mi vida daría un vuelco, si era castrado, pero de cierto modo podría terminar con el tormento mental por el que estaba pasando, poner fin a mi mal humor por no conseguir mi propia liberación y gratificación sexual.

Cuando por fin acepte lo que ningún hombre debería aceptar voluntariamente saco una cita sin que lo supiera con una doctora, después de varias visitas y sesiones de asesoramiento con los dos por fin termine por firmar todos los papeles apropiados y se fijó una fecha para hacer que mis testículos fuesen removidos de mi cuerpo para siempre, el día de la operación estaba muy asustado, mi esposa me calmó dándome el mejor mamada de mi vida, de hecho la única que me daría, mientras me daba aliento verbal mientras me masturbaba, ella me aseguro que nuestra vida sexual pronto comenzaría a florecer de nuevo pero no estaba muy convencido del todo.

La operación fue muy fácil y relativamente sin dolor, aunque no vi nada ya que me aplicaron anestesia general, luego de mi recuperación me sentía extraño caminar sin tener testículos debajo de mi pene, sintiendo mi ropa interior algo suelta, mi pequeño pene solo parecía colgar en mi entrepierna, después de algunas semanas mi deseo sexual disminuyo y ya no podía eyacular cuando me masturbaba. Traté con inyecciones de testosterona después de la cirugía, pero fui detenido por mi esposa a causa de lo que ella llamo "Cambios de humor desagradables" que me hacían comportarme según ella como un "idiota".

Por algún tiempo continuamos teniendo relaciones sexuales en forma regular y parecía mejorar de tal forma como nunca había sido antes alrededor de ocho meses después de mi castración luego de tener una sesión de sexo con ella cuando mi esposa miró mi cuerpo desnudo, con mi pene pequeño sin el dildo que ahora usaba para penetrarla, caído sin huevos y se rió. Ella me dijo que estaba tan acostumbrada a verme con mi "gran pene de plástico" que se había olvidado de lo patético que realmente se veía mi "pequeño pene", sobre todo sin ningún tipo de huevos por debajo.

Mirando mi empequeñecido pene dijo de forma muy casual

-¿Por qué no hacemos que te lo corten?" -preguntó ella. 

Después de todo ya es inútil de todos modos, puedo hacer los arreglos de forma rápida, a mis espalda me informó la semana siguiente, que había hecho los arreglos para que me amputaran la última pieza de mi masculinidad, mi pequeño pene.

-"Te veras y sentirás mucho mejor", dijo mi esposa.

Para ese momento realmente no me importaba nada de todos modos, pues mi pene ya no me era útil, a decir verdad era un poco incomodo a veces mientras hacía el amor con ella. Luego de la cirugía en la que retiraron mi pene me quedo un pequeño agujero para orinar nada más, justo por debajo de donde estaba mi pene. Tomó algún tiempo para sanar pero se ve mucho mejor ahora, con poca o ninguna cicatriz, pero por desgracia de alguna manera durante el procedimiento el músculo que controlaba mi vejiga fue dañado, dejándome con una incontinencia lo que me obliga a usar pañales desde entonces.

En retrospectiva se que debo leer los papales, pero mi esposa y el médico me trajeron los documentos para que los firmara diciendo que eran todas las formas habituales para la cirugía, solo los firme sin leer aunque de haberlo hecho creo no habría hecho una diferencia en aquel tiempo nuestra vida sexual ha dado un giro extraño mi esposa me regalo un nuevo arnés de color piel, con un consolador sin hueco para un pene unido a él que vibra del que cuelgan huevos falsos, que parece realmente reales, que es colocado sobre mi pañal lo que me hace sentir avergonzado a veces, cuando hacemos el amor, hay un goteo constante de orina en el pañal mientras la penetro con el consolador, pero mi esposa lo disfruta y ella constantemente me recuerda lo mucho que mejoro nuestra relación, luego de mi anulación.

Mi esposa me ha apoyado durante todo ese sobre todo cuando empezaron a desarrollarse pequeños "pechos” que de alguna manera la excitaban, poco después inició a darme hormonas de nuevo solo que en esta ocasión eran estrógenos, lo que hizo que mi cuerpo poco a poco fuese tomando las características de una mujer, ella insistió en mantener mi cuerpo bien depilado, me compró algunos sostenes (corpiños) con algo de ropa femenina para que la usara cuando estuviéramos juntos. 

Debo de recocer es mucho más práctico usar una falda o un vestido, porque oculta mis pañales mucho mejor y hace que el cambio de ellos sea mucho más fáciles pero todavía me siento un poco extraño vestido de mujer, aunque debo decir que cuando me miro en el espejo, luzco más como mujer que hombre, mi esposa no dejaba de decirme que ya no era un hombre, sino que estaba mucho más cerca de ser una mujer, que debería asumir el papel que me quedaba mejor en ese momento, tratando de convencerme que de vida como una mujer a tiempo completo.

Aquello termino por suceder, porque una vez que se le mete una idea, nunca descansa hasta que se sale con la suya, para ese momento única satisfacción sexual que recibía era cuando ella utilizaba el consolador para penetrarme por el culo Y dado que no puedo detener el goteo de orina, ella solo me apartaba el pañal a un lado para penetrarme. Lo intentamos una vez sin el pañal, pero ella dijo que mi fuga era un distractor para ella además que la orina se regaba por todo lados Nunca hubiera pensado que iba a disfrutar algo que una vez hubiera pensado era solo para gay, pero cada que lo hace alcanzo un ligero orgasmo lo suficiente intenso para gemir de placer. 

Sin embargo una vez que comienza a penetrarme con el consolador, pese que ya no me excito fácilmente siento que me derrito y yo no quiero que se detenga me penetrar cada vez que quiere, y no me quejo y molesto como solía hacerlo, gran parte del tiempo cuando estamos juntos, ella se encuentra en el sofá y me siento a sus pies solo ahí como si fuese un perrito esperando ser acariciado por su amo, no como lo que soy su esposo, bueno por lo menos era, nos hemos convertido como amigos ya que no estoy frustrado por lo sexual y ya soy exijo nada.

Lo malo de todo eso fue cuando comenzó a fantasear sobre cómo se sentiría un pene real, tan grande como mi consolador dentro de ella, en ese punto había hecho todo para complacerla a ella ahora sentía como si estuviera siendo rechazado por ella, como si yo no fuera más ya nada, solo sabía que se le había metido una nueva idea en la cabeza, tres semanas más tarde cuando llegué a casa, la encontré con otro hombre, o supongo que solo debería decir 'un hombre', ambos estaban teniendo sexo salvaje primitivo, me quede petrificado todo lo que pude hacer fue ver mientras las lágrimas corrían por mis ojos.

Ese hombre era un tipo muy moreno con un pene de 23 centímetros incluso más grande que el consolador que usaba ella parecía estar disfrutando más de lo que alguna vez lo había hecho conmigo, con los ojos abiertos, mirándolo, gemía y lloriqueaba suavemente, ella siempre cerraba los ojos cada vez que ¡hacíamos el amor! Mientras los observaba, me imaginé a mí mismo penetrándola con aquel duro órgano viril entre mis piernas, complaciendo a mi mujer, pero la realidad de mi situación me sacudió. 

La envidia comenzó a recorrer mi cuerpo al ver a mi bella esposa siendo penetrada por aquel hombre que obviamente sabía cómo complacer a una mujer, viendo como sus grandes nuevos colgante rebotaba en las nalgas de mi esposa aquello de nuevo me hizo pensar  en mi condición actual y mi corazón se rompió al pensar que nunca podría ser ese hombre con ese enorme pene, que no dejaba de bramar mientras seguía penetrando a mi mujer, aunque había empezado a parecerme a una mujer, yo no era ni un hombre ni una mujer, era un eunuco con pañales de pie en la puerta de mi propia habitación viendo a un extraño cogerse a mi hermosa esposa mientras la orina salía desde mi pequeño agujero entre mis piernas.

Los celos como envidia me hicieron sentir una rabia como nunca pensé antes que pudiera hacerlo la sangre me hirvió, fue corriendo a la cocina por un afilado cuchillo, regrese con él a mi habitación, mientras un gran conflicto de sentimientos se desarrollaba en mi cabeza, pero mis ansias de venganza ganaron, me acerque a ellos sin que se dieran cuanta de mi presencia para cuando el gran macho se percato de que estaba detrás de él, ya era tarde mi mano se movió rápido para tomar su sueltos huevos, lo que corte de un rápido movimiento de mi mano con el cuchillo.

En ese momento el hombre puso los ojos en blanco, dio un alarido de dolor mientras inundaba la vagina toda empapada de los jugos de mi esposa, con la que sería su última carga viril de su vida la que fue en verdad enorme, para luego desmayarse encima de mi esposa con sus rostro quedando babeante entre sus hermosos pechos, mi esposa lo empujo que quedase boca arriba sobre la cama con su entrepierna sangrante, para quedarse observando mi mano que aun sostenían el ensangrentado escroto en una mano y en la otra el cuchillo escurriendo sangre con todo mi cuerpo temblado.

Ella me dijo

-“Te amo siempre te amare, a mi manera especial”.
-"Te deseo" dijo mientras me acostaba en el suelo

Aquellas palabras hicieron que soltara el cuchillo más no el escroto cuando se sentó a horcajadas sobre mi cara en la forma en que con frecuencia lo hacía para que le comiera su muy húmeda vagina de la que escurría el semen del hombre que acababa de castrar.

-"Oh babé, hazme  esa cosa especial que haces", dijo ella en total excitación.

El semen de su reciente encuentro sexual comenzó a correr por mi boca en cantidades que parecían impensables, tuve que tragármelo para evitar asfixiarme, aquello me pareció una eternidad, ella se estremeció y excreto lo que quedaba de aquel semen en ella por última vez, cuando la miré con tristeza y preocupación, se rió y dijo.

"Oh, cariño, tienes que superar la idea tonta de que eres aun un hombre y aceptar lo que realmente eres, ahora".

Luego me preguntó si alguna vez me había preguntado lo que  se sentiría un pene verdad dentro de mí y comenzó a decirme lo maravilloso que era, describió los sentimientos, ella se encargo de ese hombre no que fue de él, si vive o murió nunca supe nada de él luego de esa noche, sin embargo luego de esa noche me volví aun mas sumiso que antes, ahora mi esposa trae a sus amantes a casa muchas veces ellos me penetran otras veces solo me hace chuparles sus impresionantes virilidades como sus huevos para finalmente limpiarle su vagina luego que terminan mientras me deja observando en un rincón como ellos la penetran hasta que llega a lo más alto del placer como nunca la pude hacer llegar como cuando tenía un pene aunque pequeño entre mis piernas.

Miro hacia atrás y recuerdo lo mucho que disfrutaba el hacer el amor con ella, a pesar de mi pene,  empecé a tener que usar un consolador, no me importaba todo lo que me masturbara después de tener sexo me gustaba tener esa satisfacción fuese como fuese. Debí haber mantenido la boca cerrada y disfrutar de lo que tenía, ahora  no siento nada sexual, y me pregunto qué será lo que sigue, para mí no estoy seguro de que me gusta la dirección que está tomando mi vida, pero no me atrevo a dejarla porque yo sé que nunca iba a encontrar a una mujer, igual a mi esposa, quien me podía aceptar ahora en lo que me he convertido. Estoy tan confundido y me siento como un tonto. Supongo que tendré que dejar que ella haga lo que siente que es mejor para mí, y solo confiar en ella.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com






Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

PEQUEÑOS PERO ERÓTICOS

Mi nombre es Eddy, tengo 26 años y un cuerpo fenomenal, que he logrado por mis arduas horas de gimnasio soy licenciado en administración, tengo un gran trabajo y soy gay tengo pareja estable Paul su nombre, de hecho me he casado con él de manera legal, él es un hombre en verdad muy atractivo, con un culito de infarto, pectorales definidos y abdomen de lavadero bien marcado......


PEQUEÑOS PERO ERÓTICOS
Mi nombre es Eddy, tengo 26 años y un cuerpo fenomenal, que he logrado por mis arduas horas de gimnasio soy licenciado en administración, tengo un gran trabajo y soy gay tengo pareja estable Paul su nombre, de hecho me he casado con él de manera legal, él es un hombre en verdad muy atractivo, con un culito de infarto, pectorales definidos y abdomen de lavadero bien marcado. Siendo cirujano no tuvo problemas en castrarme ahora mi pene alguna vez grande es como el de un niño.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PEQUE]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Mi nombre es Eddy, tengo 26 años y un cuerpo fenomenal, que he logrado por mis arduas horas de gimnasio soy licenciado en administración, tengo un gran trabajo y soy gay tengo pareja estable Paul su nombre, de hecho me he casado con él de manera legal, él es un hombre en verdad muy atractivo, con un culito de infarto, pectorales definidos y abdomen de lavadero bien marcado, rubio de ojos azules, boca sensual, coqueto y divertido me enamore de él desde que lo vi en mi gimnasio hace ya cinco años mientras aun era estudiante en la universidad.

Cualquiera que me viera y no me conociera a bien pensaría quitando mi atractivo físico que soy un hombre común y corriente, pero en realidad tengo un secreto soy un eunuco desde los 24 años, cuando le comente a Paul una noche mi deseo secreto de perder mi huevos que le daban vida a mí una vez pene en erección de 26 cm, le fascino la idea, dado que soy pasivo siempre me molesto tener una enorme erección muchas veces mayor al pene que me estaba penetrando, sabía que al perder mis huevos mi pene se encogería, algo que deseaba mucho.

Paul es dos años mayor, el es para nuestra suerte cirujano, pero tiene práctica privada por lo que siempre llega a casa a la misma hora y los fines de semana no sale para nada, a menos que salgamos juntos, pese al gran atractivo físico de Paul la naturaleza no fue muy generosa con genitalmente hablando su pene es normal, algunos incluso dirían que pequeño aunque en erección llego a los 15 cm, a mi me encanta sentirlo dentro de mí, tal vez no sea muy largo pero es muy ancho con un gran glande en forma de casco, circuncidado.

La noche anterior a mi castración fue mágica, me vine tres veces mientras Paul me penetraba salvajemente como si quisiera hacer mi agujero anal más profundo, podía sentir sus huevos golpear mis nalgas e incluso mis aun huevos dentro de mi escroto con mucha fuerza haciéndome gemir sin parar por varias horas hasta que ambos terminamos agotados oliendo a semen abrazados agotados hasta que nos quedamos dormidos plácidamente muy satisfechos, a la mañana siguiente nos despertamos tarde era sábado y Paul me penetro hasta venirme primero para luego él hacer lo mismo dentro de mi abundantemente.

El resto del día Paul se encargo de prepararme para la cirugía, la cual se iba a llevar en casa, dado que el tiene un consultorio muy bien equipado el dinero no es un obstáculo para ninguno de los dos, dado que fui hijo único y mis padres murieron a los 19 años dejándome una buena herencia, Paul también era hijo único y sus padres murieron cuando tenía 22 años dejándole una herencia aun más cuantiosa que la que mis padres me dejaron, además según Paul una castración era algo que se podía llevar a cabo perfectamente sin riesgo alguno en su consultorio.

Esa tarde me afeito por completo mis genitales dejándolos tan lampiño como los de un niño, Paul no me sometió a anestesia general, dijo que era un riesgo innecesario en su lugar me aplico un poderoso anestésico local por toda mi pelvis lo que hizo que durante todo el procedimiento no sintiera más que pequeños tirones y pellizcos sin importancia, Paul apenas tuvo que abrirme mi escroto en dos, saco mis testículos y los corto uno a uno suturando los conductos que lo unían a mi cuerpo antes de cortar, luego los coloco dentro de un frasco de cristal al que lleno un liquido conservante para luego sellarlo.

Eso fue hace dos años, tarde dos semanas en recuperarme de mi castración, Paul retiro la mayor parte de la piel de mi escroto para que no quedara una anti estética aleta de piel debajo de mi pene, me mantuvo alejado de cualquier dolor con fuertes analgésicos que eran lo suficiente fuertes para no sentir dolor alguno pero lo suficientemente suaves para que pudiera seguir con mi vida diaria, Paul realizo puntos minúsculos casi microscópicos con sutura auto absorbente para evitar tener que quitarlo una vez sanado lo que era menos doloroso.

Durante los primero meses luego que me recupera por completo no sentí ningún cambio en mi, de hecho aun podía tener fuertes erecciones aunque ya no eyaculaba una carga cremosa y esposa de leche sino apenas un liquido aguado de color ámbar aunque los orgasmos seguían siendo casi tan buenos como antes de mi castración, fue hasta el cuarto mes que sentí mi primer malestar, me ataco un sofocamiento extremo que pensé que iba a morir por falta de aire, Paul dijo que el sofocarme era una reacción normal por la falta de testosterona en mi cuerpo.

Lo cual se soluciono cuando comenzó a darme inyecciones regulares de testosterona apenas la suficiente para no sufrir de nuevo sofocamientos y mantener mi tono muscular intacto a Paul le gustaba mi cuerpo aun mas luego de perder mis huevos pues dijo que pensaba que ahora estaba completamente sumiso para él, algo que no estaba del todo mal, mi pene luego de eso comenzó a encogerse, día a día, más, hasta quedar del tamaño del pene de un recién nacido, las erecciones también se fueron por completo mi pene apenas me servía para evacuar pero incluso eso debía hacerlo sentado pues mi pene era tan pequeño que no podía sacarlo por la bragueta del pantalón.

Por lo que debía bajarme tanto ropa interior como pantalón al ir al baño por lo que no podía orinar en un orinal de esos que hay en los baños públicos en donde los hombre orinan de pie, una noche le dije a Paul que me gustaría perder mi pene también ya que no tenia caso mantenerlo, además desde hacía un años que empecé a usar ropa interior de mujer que me ajustaba mejor a mi pelvis que la de hombre que me quedaba ancha al frente.

A Paul poco a poco le ha ido gustado la idea de tenerme completamente nulo, sin nada en mi entrepierna incluso me dijo que si lo hace recolocaría mi uretra más abajo casi a la altura de mi ano, no lo, el perder mi pene puede pasar en cualquier momento, mientras tanto Paul como yo disfrutamos de tener penes “Pequeños pero Eróticos”.   



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

PEQUEÑOS PERO ERÓTICOS

Mi nombre es Eddy, tengo 26 años y un cuerpo fenomenal, que he logrado por mis arduas horas de gimnasio soy licenciado en administración, tengo un gran trabajo y soy gay tengo pareja estable Paul su nombre, de hecho me he casado con él de manera legal, él es un hombre en verdad muy atractivo, con un culito de infarto, pectorales definidos y abdomen de lavadero bien marcado......


PEQUEÑOS PERO ERÓTICOS
Mi nombre es Eddy, tengo 26 años y un cuerpo fenomenal, que he logrado por mis arduas horas de gimnasio soy licenciado en administración, tengo un gran trabajo y soy gay tengo pareja estable Paul su nombre, de hecho me he casado con él de manera legal, él es un hombre en verdad muy atractivo, con un culito de infarto, pectorales definidos y abdomen de lavadero bien marcado. Siendo cirujano no tuvo problemas en castrarme ahora mi pene alguna vez grande es como el de un niño.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PEQUE]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Mi nombre es Eddy, tengo 26 años y un cuerpo fenomenal, que he logrado por mis arduas horas de gimnasio soy licenciado en administración, tengo un gran trabajo y soy gay tengo pareja estable Paul su nombre, de hecho me he casado con él de manera legal, él es un hombre en verdad muy atractivo, con un culito de infarto, pectorales definidos y abdomen de lavadero bien marcado, rubio de ojos azules, boca sensual, coqueto y divertido me enamore de él desde que lo vi en mi gimnasio hace ya cinco años mientras aun era estudiante en la universidad.

Cualquiera que me viera y no me conociera a bien pensaría quitando mi atractivo físico que soy un hombre común y corriente, pero en realidad tengo un secreto soy un eunuco desde los 24 años, cuando le comente a Paul una noche mi deseo secreto de perder mi huevos que le daban vida a mí una vez pene en erección de 26 cm, le fascino la idea, dado que soy pasivo siempre me molesto tener una enorme erección muchas veces mayor al pene que me estaba penetrando, sabía que al perder mis huevos mi pene se encogería, algo que deseaba mucho.

Paul es dos años mayor, el es para nuestra suerte cirujano, pero tiene práctica privada por lo que siempre llega a casa a la misma hora y los fines de semana no sale para nada, a menos que salgamos juntos, pese al gran atractivo físico de Paul la naturaleza no fue muy generosa con genitalmente hablando su pene es normal, algunos incluso dirían que pequeño aunque en erección llego a los 15 cm, a mi me encanta sentirlo dentro de mí, tal vez no sea muy largo pero es muy ancho con un gran glande en forma de casco, circuncidado.

La noche anterior a mi castración fue mágica, me vine tres veces mientras Paul me penetraba salvajemente como si quisiera hacer mi agujero anal más profundo, podía sentir sus huevos golpear mis nalgas e incluso mis aun huevos dentro de mi escroto con mucha fuerza haciéndome gemir sin parar por varias horas hasta que ambos terminamos agotados oliendo a semen abrazados agotados hasta que nos quedamos dormidos plácidamente muy satisfechos, a la mañana siguiente nos despertamos tarde era sábado y Paul me penetro hasta venirme primero para luego él hacer lo mismo dentro de mi abundantemente.

El resto del día Paul se encargo de prepararme para la cirugía, la cual se iba a llevar en casa, dado que el tiene un consultorio muy bien equipado el dinero no es un obstáculo para ninguno de los dos, dado que fui hijo único y mis padres murieron a los 19 años dejándome una buena herencia, Paul también era hijo único y sus padres murieron cuando tenía 22 años dejándole una herencia aun más cuantiosa que la que mis padres me dejaron, además según Paul una castración era algo que se podía llevar a cabo perfectamente sin riesgo alguno en su consultorio.

Esa tarde me afeito por completo mis genitales dejándolos tan lampiño como los de un niño, Paul no me sometió a anestesia general, dijo que era un riesgo innecesario en su lugar me aplico un poderoso anestésico local por toda mi pelvis lo que hizo que durante todo el procedimiento no sintiera más que pequeños tirones y pellizcos sin importancia, Paul apenas tuvo que abrirme mi escroto en dos, saco mis testículos y los corto uno a uno suturando los conductos que lo unían a mi cuerpo antes de cortar, luego los coloco dentro de un frasco de cristal al que lleno un liquido conservante para luego sellarlo.

Eso fue hace dos años, tarde dos semanas en recuperarme de mi castración, Paul retiro la mayor parte de la piel de mi escroto para que no quedara una anti estética aleta de piel debajo de mi pene, me mantuvo alejado de cualquier dolor con fuertes analgésicos que eran lo suficiente fuertes para no sentir dolor alguno pero lo suficientemente suaves para que pudiera seguir con mi vida diaria, Paul realizo puntos minúsculos casi microscópicos con sutura auto absorbente para evitar tener que quitarlo una vez sanado lo que era menos doloroso.

Durante los primero meses luego que me recupera por completo no sentí ningún cambio en mi, de hecho aun podía tener fuertes erecciones aunque ya no eyaculaba una carga cremosa y esposa de leche sino apenas un liquido aguado de color ámbar aunque los orgasmos seguían siendo casi tan buenos como antes de mi castración, fue hasta el cuarto mes que sentí mi primer malestar, me ataco un sofocamiento extremo que pensé que iba a morir por falta de aire, Paul dijo que el sofocarme era una reacción normal por la falta de testosterona en mi cuerpo.

Lo cual se soluciono cuando comenzó a darme inyecciones regulares de testosterona apenas la suficiente para no sufrir de nuevo sofocamientos y mantener mi tono muscular intacto a Paul le gustaba mi cuerpo aun mas luego de perder mis huevos pues dijo que pensaba que ahora estaba completamente sumiso para él, algo que no estaba del todo mal, mi pene luego de eso comenzó a encogerse, día a día, más, hasta quedar del tamaño del pene de un recién nacido, las erecciones también se fueron por completo mi pene apenas me servía para evacuar pero incluso eso debía hacerlo sentado pues mi pene era tan pequeño que no podía sacarlo por la bragueta del pantalón.

Por lo que debía bajarme tanto ropa interior como pantalón al ir al baño por lo que no podía orinar en un orinal de esos que hay en los baños públicos en donde los hombre orinan de pie, una noche le dije a Paul que me gustaría perder mi pene también ya que no tenia caso mantenerlo, además desde hacía un años que empecé a usar ropa interior de mujer que me ajustaba mejor a mi pelvis que la de hombre que me quedaba ancha al frente.

A Paul poco a poco le ha ido gustado la idea de tenerme completamente nulo, sin nada en mi entrepierna incluso me dijo que si lo hace recolocaría mi uretra más abajo casi a la altura de mi ano, no lo, el perder mi pene puede pasar en cualquier momento, mientras tanto Paul como yo disfrutamos de tener penes “Pequeños pero Eróticos”.   



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

HEAD PRO

Kevin tenía dieciocho años, a un mes y medio antes de graduarse de la escuela secundaria, por lo que había tomado un turno de tarde de cuatro horas en Mac por lo que tal vez podía permitirse un coche, pero después de deducciones, sus cuatro horas al día cuatro días a la semana en salario mínimo ni siquiera cubriría el costo del seguro. No sólo era un trabajo de mierda, su superior inmediato, el jefe de turno de veintidós años, era una perra absoluta. Se suponía que debía sonreír y actuar amigablemente......


HEAD PRO
Kevin tenía dieciocho años, a un mes y medio antes de graduarse de la escuela secundaria, por lo que había tomado un turno de tarde de cuatro horas en Mac por lo que tal vez podía permitirse un coche, pero después de deducciones, sus cuatro horas al día cuatro días a la semana en salario mínimo ni siquiera cubriría el costo del seguro. No sólo era un trabajo de mierda, su superior inmediato, el jefe de turno de veintidós años, era una perra absoluta. Se suponía que debía sonreír y actuar amigablemente. Por eso cuando escucho sobre aquel concurso con una cámara de moda, ideo una forma de ganar un buen dinero sin sospechar que no saldrían las cosas como el esperaba.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PEQUE] [ADVERTENCIA]


Categoria: Adolescente      Autor: Zipper





"Es puta mierda" Kevin respondió cuando Arcilla le preguntó sobre su trabajo."Siempre huelo a patatas fritas de mierda todo el día, tengo que usar ese ridículo sombrero, la camisa y los pantalones que ni siquiera tienen bolsillos, y mi jefe esta sobre mí si dejo mi puesto aunque sea un segundo".

Kevin tenía dieciocho años, a un mes y medio antes de graduarse de la escuela secundaria, por lo que había tomado un turno de tarde de cuatro horas en Mac por lo que tal vez podía permitirse un coche, pero después de deducciones, sus cuatro horas al día cuatro días a la semana en salario mínimo ni siquiera cubriría el costo del seguro. No sólo era un trabajo de mierda, su superior inmediato, el jefe de turno de veintidós años, era una perra absoluta. Se suponía que debía sonreír y actuar amigablemente, pero la primera vez que en realidad dijo algo a una chica en buen estado en el mostrador, la perra se lo llevó aparte y lo regaño como si fuera un idiota por habar con la chica. "¡De ninguna manera puedes hacer esa mierda!" Le dijo a su amigo, Clay.

Lo peor de todo era que no había mucho de donde elegir. Había tomado todo en la escuela secundaria no tenía ni los grados ni los cursos requeridos para la universidad; lo mejor que podía esperar en la educación superior sería clases de recuperación o Voc-Ed en la universidad local. ¿Y entonces qué? ¿Volver para hacer llaves y despellejar sus nudillos para el resto de su vida? Lo único que sabía Kevin era que le gustaba el patinaje y los juegos de video, la verdad sea dicha que tampoco era bueno en eso, también.

"¡Hey!", Dijo Clay, que pasa. "Mira esto".
"Millones de dólares en el desafío Cabeza Pro", Kevin leyó en voz alta. "Presenta el mejor Pro vídeo y ganar un millón de dólares"

"¿Tienes uno de esos, verdad?", Preguntó Clay.
"Sí. Tengo uno me regalaron uno en Navidad hace un par de años.

"Lo utilizó para filmar sus payasadas en patineta por un tiempo y luego se aburrió de él. "¿Me pregunto lo que sería necesario para ganar el concurso?" Los chicos leen a través de las normas y aprendieron que con excepción de usar un genuino Pro, no había muchas reglas o exclusiones.

"Hagamos algo diferente. Como tal vez cortarse un pedazo de tu culo", sugirió la Arcilla.

Kevin sintió que su rostro se caliento. Él sabía pornografía era permitida. Solo había visto a Arcilla y algunos de sus otros compañeros desnudos, pero había visto un montón de cosas en el Internet y sabía que a pesar que sus huevos eran grandes y colgaban inusualmente bajos, sus 15 cm, de pene estaba muy por debajo de ese par. De hecho, su primer y único intento de sexo había terminado en desastre cuando su aspirante a novia, se lo acaricio en clase, cuando se lo vio se rió. 

De ninguna manera podría alguna vez mostrarse en la Web ni si estuviera interesado en el sexo, que debido a sus defectos, no lo estaba. Aun así, no pudo evitar pensar en lo que podía hacer con un millón. Tal vez comprar una tienda de skate o algún otro negocio cómodo en el que no tendría que trabajar realmente. O tal vez no hacer nada. Mierda, hombre, un millón de dólares debe durar toda la vida. Cualquiera que ganara el concurso debía ser seguro muy bueno. Simples skate o acrobacias en bici no cortaban; habría miles de esas presentadas. Tendría que ser algo realmente radical.

Él se salto literatura Inglesa a medio plazo al siguiente día soñaba con el premio del millón de dólares, y se presentó a trabajar con dos minutos de retraso. Se apresuró a los vestuarios, que era un rincón del tamaño de un armario que contenía solamente un armario para cada empleado y un pequeño banco. Se quitó la ropa de la escuela, se puso la camisa del uniforme requerido, se metió en los pantalón y se los puso, y luego deslizó su mano la mano en sus calzoncillos para ajustar su pene antes de abrocharse el cinturón y cerrar la cremallera.

"¡Oh, eres tú!" La puerta se abrió de repente y la perra irrumpió en la habitación pequeña. "Significa 4:00, el trabajo, no a las 4:04 y no, ah, haciendo lo que sea que estás haciendo. Asegúrese de lavarse las manos termines, ah de vestirte. "El se fue dejando a Kevin con su mano todavía en sus prendas íntimas y salió de la habitación. Kevin se quitó el uniforme, se vistió con su propia ropa, entró en la cocina, donde metió el uniforme en una cesta de la freidora y la sumergió en la grasa caliente. "¡Hey, coño!", Gritó por encima del ruido del restaurante, "¡Come esto!"

"¡Estaba en casa temprano!" Su madre lo observó cuando entró en la casa. "¿Hay algún problema?"
"No".
"Entonces, ¿por qué no estás en el trabajo?" La madre de Kevin le hable dulce.
"Me despidieron".
"¿Por qué, por amor de Dios?"
"Probablemente porque le dije que jodería a sí mismo"
"No te atrevas a HABLARME nunca a mí de esa manera!"
"Sí, muy bien, lo que sea".

Kevin dejó a su madre de pie allí echando humo y subió a pasar el resto de la tarde viendo videos de Head Pro en Youtube. A la mierda todo el mundo. Tenía dieciocho años y podría vivir por su cuenta o incluso en las calles, por todo lo que le importaba. Ganaría el millón la próxima semana y no importaría entonces.

Hizo su tarea por un tiempo y finalmente se fue a la cama. Sacudió sus huevos hasta que se endureció, y después extrajo el cordón del zapato en que lo guardaba en el cajón de la mesita y lo ató alrededor de su escroto para hacer que su lamentable pene pareciera más grande. Se imagino que  secuestraba a la gerente que estaba inclinada sobre la mesa de preparación, mientras que él la penetraba por el culo como un perro tomando una perra. Cada vez que sus bolas cautivas golpeaban contra su mano se imaginó que estaban rebotando contra los labios vaginales de ella, y que su enorme pene de repente estaba haciendo su grito de dolor. La liberación, cuando se produjo, fue tan intensa que cerró los ojos por un momento.

Él liberó sus huevos, limpió el desorden, rodó sobre su costado y cerró los ojos. De pronto estaba de vuelta en la cocina vestido con su camisa amarilla que odiaba y el pantalón marrón sin bolsillos. Estaba en contra de la mesa de preparación de alimentos, paralizado e inmóvil por alguna razón, y la bragueta estaba abierta y sus huevos, asegurados por una cuerda, estirados sobre la mesa sobre la tabla de cortar blanca. "Necesito un McHuevos, el intercomunicador anunció con voz chillona.

La perra de la gerente tomo el cuchillo de cocina pesado y abruptamente lo llevo hacia abajo golpe a través de su estirado escroto y arrojó sus huevos a una cesta de la freidora. "Mchuevos abajo", dijo en voz alta, dejando caer la cesta en la freidora antes de decir a Kevin. "Estás despedido. Sal de aquí". Kevin de repente se despertó de golpe. Había pasado una hora desde que se había quedado dormido. Empezó a volver a dormirse, pero luego encendió la luz y se sentó. Recuperó el cordón del zapato del suelo y se la ató alrededor de sus huevos, luego se arrodilló en el suelo y tiró de sus huevos sobre la cama. Su pene era más que una pequeña protuberancia que sobresalía de su escroto extendido. Él levantó la mano y la dejó caer en un falso golpe de karate a través de su estirado escroto. Supo al instante que podía hacer para hacer un video ganador.

¡Vendería sus huevos por un millón de dólares! 

Reflexionó sobre la cuestión la mayor parte de la noche. El sabía que nunca podría reproducirse, pero no le gustaban los niños pequeños de todos modos. También sospechaba que él nunca iba casarse de todos modos; aparte de masturbarse imaginando lo que sería estar con una puta, no tenía mucha utilidad para sus huevos. Valoraban su amistad, pero no sentían a atracción sexual, ya sea con chicas o chicos. Había leído algo acerca de los eunucos en Internet y sabía que la terapia hormonal le permitiría conservar su virilidad, por lamentable, que fuera, y también que los chicos castrados vivían más tiempo y eran generalmente más sanos.

Claro, quedaría herido, pero sólo por un corto tiempo, ¿y no era digno para el millón de dólares?

Se masturbo de nuevo a la mañana siguiente, esta vez con el cordón del zapato tenso, y para cuando él se vino, posiblemente por última vez, había resuelto castrarse a sí mismo. El padre de Kevin lo dejó en la escuela en el camino al trabajo, y Kevin se fue por la puerta principal y salió por atrás y se fue a casa, sabiendo que su madre no estaría por su trabajo y él tendría la casa para él solo. Se fue a su habitación, se desnudó, tomó sus cordones preciados, y regresó a la cocina. Estar desnudo en la cocina se sentía raro; él no recordaba haber hecho eso antes. Revolvió el cajón de basura de su madre y encontró unas ligas,  media docena de ellas y las junto hasta formar una cadena, luego ató el cordón alrededor de sus huevos y colocó la tabla de cortar en la isla de la cocina. 

Él tuvo que experimentar un par de veces antes dejara la longitud del cordón atado a la manija del cajón correctamente, pero finalmente obtuvo sus huevos estirados sobre la tabla de cortar. Se enrollo entonces las ligas alrededor de su escroto a modo de un torniquete y selecciono el cuchillo más pesado que estaba en la isla. "¡Mierda!" Dijo en voz alta. Se había olvidado de poner el Pro Head. Se aflojó la cuerda, dejando el torniquete en su lugar, y corrió escaleras arriba para tomar la cámara de vídeo. Comprobó que aún funcionaba bien, entonces aseguró sus huevos de nuevo y una vez más tomó el cuchillo. Se levantó el cuchillo, miró por última vez a sus huevos, y dejo caer el cuchillo en la tabla de cortar lo más fuerte que pudo.

Su primera sensación fue el shock, no el dolor, y involuntariamente se puso de rodillas. Su escroto estaba cortado a sólo centímetros de su cara, y él tentativamente lo recogió y lo examinó de arriba abajo, asegurándose de que la cámara atada a su cabeza tuviera una buena toma. Luego miró hacia abajo entre sus piernas para ver si estaba sangrando a pesar que el torniquete todavía estaba en su lugar en el muñón de su escroto. Se quitó el Pro de la cabeza y examinó la imagen. Era perfecta. Bien iluminada y clara como el cristal.

"¿911? Necesito una ambulancia. ¡Urgente!"

** ** ** ** ** **

"¿Por qué, Kevin? ¿Por qué hiciste tal cosa? ", Preguntó su madre. Estaba en una sala psiquiátrica en el hospital bajo vigilancia de suicidio. Había sido sometido a una cirugía para reparar la herida, pero ningún intento de reinserción había sido posible.

"Tengo dieciocho años y yo puedo hacer lo que me de la puta gana". Kevin dijo. Estaba sintiendo mucho dolor en ese momento, y estaba un poco irritable. "Solo asegúrese de que no le pase nada a mi Head Pro".

Su madre se sonrojó un poco, y luego dijo: "Después de ver lo que había en ella, lo saqué a la mesa de trabajo y la rompió en pedacitos y lo tiró a la basura."

** ** ** ** ** **

"Eh, hombre, ¿dónde has estado?" Arcilla finalmente consiguió pasar a la celda de Kevin."Se perdió la escuela durante toda la semana y no estaba en casa".

"El Hospital", Kevin respondió. Yo, uh, me los corté".
"Oye, ¿has oído sobre el concurso Head Pro? "
"No. ¿Qué tiene? "
"Alguien ganó el millón de dólares. Él tomó una foto de él cortando sus propios huevos. Era inestable y fuera de foco y tan tenue que apenas se podía ver, pero aún así ganó. "Arcilla explicó, y añadió:" Ah, y felicitaciones".

"¿Eh?" Dijo Kevin.

"Al llegar a su trabajo de vuelta. Hablé con tu madre. Dijo que llamó y se disculpó con el líder de turno en Mac, y que vas a volver a trabajar allí la próxima semana. Algunos tienen mucha suerte".




Historia Original Aquí.






Autor: Zipper       Traductor: DarkSoul

GRAN BEBIDA SHRINKY

Max y Jake se enfrentaron, desnudos, a través de la esterilla que habían instalado en el sótano de la casa. Esta era la primera vez que luchaban en dos semanas. Tenía que ganar este partido - había perdido cuatro en fila, y se determinó a no perder ése......


GRAN BEBIDA SHRINKY
Max y Jake se enfrentaron, desnudos, a través de la esterilla que habían instalado en el sótano de la casa. Esta era la primera vez que luchaban en dos semanas. Tenía que ganar este partido - había perdido cuatro en fila, y se determinó a no perder ése. Ellos están por recibir un paquete que cambiara no solo sus vidas sino sus genitales para siempre.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA]


Categoria: Gay      Autor: Zoroastro





Max y Jake se enfrentaron, desnudos, a través de la esterilla que habían instalado en el sótano de la casa. Esta era la primera vez que luchaban en dos semanas. Tenía que ganar este partido - había perdido cuatro en fila, y se determinó a no perder ése.

Los hombres jóvenes en círculo alrededor del centro de la colchoneta en cuclillas, buscando una apertura. Ambos estaban muy bien construidos - cada uno había sido el mayor rival de los otros desde que eran niños, y parte de la razón por la que mantuvieron hasta esta pequeña cosa fue debido a que los motivó a trabajar tan duro como pudieron. Como resultado, ambos tenían cuerpos para estar orgullosos, delgados, fuerte y musculosos.

Habían estado practicando lucha libre, desnudos desde la escuela secundaria, cuando había leído sobre los antiguos griegos. No pasó mucho tiempo para que sus hormonas mutuas se dirigieran al sexo. Originalmente, el acuerdo fue que el perdedor era penetrado, hasta que ambos se dieron cuenta de que les gustaba perder mejor. Ahora era a la inversa: el que perdía debía penetrar. Cinco minutos más tarde, Max tenía a Jake sujetó en la lona. "Creo que te tengo ya, amigo", gruñó. "Sabes lo que significa".

Jake se abandonó y se rindió. "Sí, yo supongo que sí". Se levantó sobre sus rodillas detrás de Max, que se puso a cuatro patas y esperó a que el grueso pene de Jake fuese empujado todo el camino por su culo. Su propio pene quedó suave, como siempre lo hacía cuando estaba siendo penetrado, pero eso no quiere decir que no estuviera disfrutando. Hoy Jake parecía un poco distraído, y bueno, lo estaba. Fue a través de los movimientos, de empuje y de flexión, hasta que finalmente Max gimió y apretó el culo . Jake se lo sacó y los dos se sentaron en la colchoneta por un momento para recuperar el aliento. Max se dio cuenta que el pene de Jake estaba todavía duro. "¿No te corriste?" -preguntó, sin aliento.

"Nah. Pero está bien", Jake respondió, sonando un poco deprimido.

"Supongo que sólo tendrá que esforzarme más la próxima vez, ¿eh?" Max sonrió."Eso o cortar tu pene, supongo".

El pene de Jake se balanceo con el pensamiento y en el interior Jake sintió esa pequeña punzada de excitación. "Sería bueno que no tenerlo, ¿sabes?" dijo, poniéndose de pie, mirando a su propio miembro. Era un perfecto pene, largo, duro, venoso. Solo desearía que estuviera en otra persona.

"Sí, pero entonces estaría caliente todo el tiempo", dijo Max con una sonrisa irónica. "¿Qué haría cuando no hay nadie alrededor para coger?" Se subió de un salto y tiró de Jake tomando su pene, masajeando lentamente el pene de su compañero con la mano. Jake cerró los ojos y se apoyó en su amigo, sus músculos sudorosos se rozaban entre sí. Jake pensó en lo que sería, no tener su pene, o si se le cayera o algo así, y se vino en cuestión de segundos.

Mientras tanto, sus compañeros Alex e Ian estaban entretenidos viendo la televisión cuando llamaron a la puerta. Ian saltó para responder a ella y se encontró a un repartidor esperando con una caja gran cartón un gran. Ian tuvo una reacción tardía para abrir la puerta; los brazos y el pecho del chico estaban a punto de estallar fuera de la camisa del uniforme marrón que llevaba. Por debajo de su justado short Ian admiró sus piernas sin vello, deseando que cayera en sus pantorrillas para poder admirar su paquete en la entrepierna.

"Paquete para Jake Robinson", el chico rugió con voz profunda, baja.

"Si, aquí es" Ian firmó la forma digital, el tipo dijo. "Gracias".

"Que tenga un buen día", Marchándose entregándole una sonrisa y un guiño rápido.

Ian observó su grandioso culo todo el camino de regreso a la camioneta. "No hay mucho de si protuberancia en la parte delantera", pensó, "¡pero tiene un grandioso culo!"

Se dio la vuelta para entrar. Alex estaba descansando en el sofá en un unos short de vinilo ajustados, reflexionando sobre su desempeño anterior. "¿Qué es?"

"Algo para Jake". Ian abrió la puerta del sótano y llamó abajo. "Jake, tienes un paquete!"

"Voy a tomarlo". Max bromeó. Jake le lanzó una mirada asesina. 

Los dos subieron laboriosamente la escalera, doliéndoles cada musculo. Su sudor y semen ya se estaban secando a sus cuerpos, y cuando llegaron al aire fresco de la sala de estar se sentía como una costra pegada a su piel. Ian señaló la caja sobre la mesa de café. El pene de Jake todavía estaba medio duro, y chorreando semen, "¿Cualquiera de nosotros te la puede chupar?" Jake simplemente le dio la misma mirada asesina que le había dado Max, y miró la caja. La dirección del remitente era solo un apartado de correos y no había ninguna etiqueta.

"Hmmm" dijo voz alta, y rompió en la cinta de embalaje, preguntándose qué era. Dentro encontró una factura de embalaje y algo envuelto en cinta de burbujas. Cuando vio la factura, supo lo que era inmediatamente. "Whoah", dijo en voz alta.

"¿Qué es?" preguntó Max, inclinado sobre su hombro.

Jake había ordenado este material en Internet por diversión cuando lo vio. "Uhhh...", respondió, sin querer admitir que él había ordenado el removedor inyectable de pene. "Es... umm..."

"¿Disolvente para pene?" Max leyó la factura en voz alta.  Los oídos de Jake se pusieron rojo brillante. "¿Tienes algún pene que deseas eliminar?"

"Uhhh... sí", Jake suspiró, esperando un torrente de burlas por parte de sus amigos por querer tener su pene encogido. El producto había salido un par de años antes. Jake había estado pensando en ello durante meses, pero sólo logró animarse hace poco, que fue cuando lo ordeno, esa noche después de haber fumado hierba.

"Cool". Max dijo indiferente.
"Entonces, ¿cómo es que funciona?" preguntó Alex, curioso.

Jake leyo las instrucciones. "Ummm... dice que hay que llenar la jeringa proporcionada con 2 cc por cada pulgada de longitud del pene en erección, cinco para cada testículo, o simplemente uno para un pezón..." Ian luego comenzó a desenvolver la cinta de burbujas, preguntándose qué más había dentro. "Y lo inyectas en la base del pene, huevos o tetilla. Deben tener efecto dentro de unos pocos minutos". Exploró todas las advertencias de seguridad y las precauciones que ponen en las instrucciones, pero solo era jerga legal sin sentido.

"¿Por lo que solo necesitas unos quince centímetros cúbicos?" preguntó Alex. "Porque enviaron doscientos".

"¿Eh?" Jake alzó la vista, sorprendido. Alex sostenía dos grandes frascos de líquido claro, y había tres más en la caja. Mierda, Jake se dio cuenta... mientras que él estaba drogado y masturbándose él debió haber ordenado demasiado. "Ah, bueno," se encogió de hombros, pensando que sería más de un dolor en el culo para devolverlo de lo que valía.

"¿Así que vas a usarlo?" preguntó máx.

Jake todavía se sentía bastante incómodo. "Um... No sé. Tal vez más tarde".

"Aw, vamos", se quejó Ian. "Quiero ver".

"Pues usarlo en ti mismo, entonces", Jake dijo de nuevo, un poco molesto. 

"Hay suficiente ahí para todos".

Entonces Ian realmente lo sorprendió. "¿En serio? ¿Eso es genial?"

Jake miró a su compañero, un poco sorprendido. No había esperado que cualquiera de sus compañeros entendiera porque había ordenado eso – ¡que quisieran utilizarlo para ellos mismos fue un poco sorpresivo! "Bueno... supongo. Bien, está bien entonces, solo voy a hacerlo ahora". Max y Alex se inclinaron hacia delante en el sofá para ver como Jake llenó dos jeringas. "Bien, estoy cerca de siete", pensó en voz alta, Llegando la jeringa con catorce centímetros cúbicos del liquido. "Y tú tienes..." bajó la mirada hacia el pene de Ian, erguido ante la idea de su propia muerte. "¿Eres de ocho pulgadas?"

"¡Nueve, y cacho!" Ian bromeó, su miembro subía y bajaba mientras se reía. Él agarró su entrepierna y sacudió su pene una o dos veces para mantenerlo duro."Pero ponle un poco de extra, voy a inyectar mis huevos, también." Jake asintió y sacó veintiocho centímetros cúbicos en la segunda jeringa, luego se la entregó a Alex.

Había algunas toallitas de alcohol en la cinta de burbuja. Jake las abrió y limpió el lugar en donde iba a inyectar, e Ian hizo lo mismo. "¡Está bien, aquí vamos!" Clavarons sus agujas y lentamente empujaron el émbolo. El fluido entro es sus penes, por lo que se hincho un poco durante unos segundos.

"Vaya, esto es impresionante", Ian estaba burbujeante. Él tomó el pene de Jake con sus dedos. "Nunca lo he sentirás tan tornado de nuevo, ¡desde la raíz!" Lo soltó y se inclinó hacia atrás para inyectar sus huevos, teniendo cuidado de seguir las instrucciones - cinco en cada uno. Max ya estaba masturbando lentamente a sí mismo viendo aquello, y Alex tenía las manos en su pantalón, acariciándose a sí mismo. "¿Cuánto tiempo toma esa actuar?" preguntó máx.

Jake comprobó de nuevo las instrucciones. "Sólo dice unos minutos".

"Creo que ya está trabajando", dijo Ian, sintiendo su pene ablandarse. Mira". Él les enseñó que ya podía empujar los dedos en lados opuestos de su eje y ellos casi se tocaban. "Todo se blando ya". Jake sintió que su propio pene se ablandaba. "Sí... un poco de suavidad" Max se acercó y lo sintió. "¿Qué pasa con tus huevos?" Ian alzo su pene y todos ellos le dieron un vistazo a sus huevos. Ian apretó suavemente uno. "Un poco blando también".

"Vaya, esto me está excitando mucho" dijo Max, su pene estaba duro como una roca de nuevo. "Ian, ven a tentarte", sugirió, acariciando la parte superior de sus muslos. Ian camino hacia él y se sentó sobre la erección de Max, metiéndoselo en su culo lentamente pero fácilmente. Él cerró los ojos y se movió en círculos pequeños sobre el regazo de Max, disfrutando de la sensación. Max pasó su brazo por un costado  y tomó el pene de Ian con su mano, acariciándolo  mientras empujaba contra el peso de Ian.

Alex no pudo aguantar más y dejó caer sus short, liberando su propio miembro en erección. "Amigo, eso sí que es un pene definitivamente grande", dijo Jake, que estaba muy consciente de este hecho, al no haber quitado los ojos de su propia entrepierna, una vez que había sacado la aguja. "Sí", sonrió, radiante de placer. Flácido su pene había estado por lo general cuatro o cinco pulgadas de largo, pero ahora parecía más como si acabara de salir de una piscina de congelación – de no menos de espesor, pero ahora apenas de la longitud de su dedo pulgar, apenas asomaba por encima de sus bajos huevos. Jake tomó el glande entre el pulgar y el índice, sintiendo cómo estaba suave y flexible al tacto.

"Oooh, sí", gimió Ian lo que causó que Jake lo mirara. Su pene no era mucho más grande que el de Jake en ese punto, y sus huevos parecían lo de un niño de diez años de edad, pequeños y colgaban apretadas contra el pene de Ian. Ellos se estaban encogiendo tan rápido ahora que Alex y Jake en realidad podían verlos contrataerse, retrocediendo de nuevo dentro de ellos. Por el momento su pene era poco más que un glande y sus huevos simplemente guisantes pegados a la parte inferior, Ian gritó, "¡voy a venirme, amigo!"

Por el sonido de lo mismo, Ian alcanzo un orgasmo más intenso nunca, pero sólo unas pocas gotas de líquido claro nacarado se filtró fuera del extremo de color rosa de su glande, ahora todo lo que quedaba era empujar afuera de su entrepierna. Cuando terminó, se puso de pie extrayendo el pene de Max, frotando su entrepierna con la mano."Vaya, eso fue impresionante", se admiraba a sí mismo. Jake estaba recostada en el sofá, con los ojos cerrados, frotándose su glande a sí mismo y jugando con sus pesados huevos... sí, pensó. Nunca voy a tener que coger de nuevo.

"Vaya, ahora ¿qué vamos a hacer cuando acabe?" preguntó máx. Jake solo agitó su mano hacia los potes con el líquido en respuesta. "No importa si lo hago", dijo Max.

"¿Qué vas a hacer?" preguntó Alex.

Max sacó un poco de liquido con una jeringa". El pene que tienes esta sobre, siete y medio..." él hizo los cálculos en su cabeza, y absorbió quince centímetros cúbicos con la jeringa.

"¿Conservaras tus huevos las bolas?, ¿eh?" preguntó Alex.

"Puede ser" Max respondió, empujando con cuidado la aguja en su pene. "Voy a ir a dejarlo a medio camino. Demasiado pequeño para coger pero suficiente para masturbarse aún, ¿sabes?" Él alimentó unos ocho centímetros cúbicos en su pene, luego dos y medio en cada testículo. "Y ahora para estos..." Inyectare dos veces más, una vez en cada tetilla. "Nunca me gustaron estas cosas", comentó mientras inyectaba la segunda.

Todos vieron como las tetillas de Max se comprimieron y comenzaron a cambiar de color para poner del mismo color que el resto de su pecho. Su pene comenzó a disminuir hacia abajo también, encogiéndose más y más nuevo hacia él hasta que las siete y media pulgadas se habían reducido a tres, y sus huevos del tamaño de canicas, ahora ubicados cerca de su corto pene. Alex se puso en cuatro patas y se metió entre las piernas de Max, tomando su miembro ahora de tres pulgadas en la boca. "Mmm, tamaño perfecto para la diversión", bromeó.

Jake se sentó a observar los huevos de Alex moviéndose adelante y atrás mientras iba arriba y abajo de Max. Miró a Ian y vio que Ian los observaba, también. Jake levantó una ceja y señaló. Max asintió, Ian sonrió y llenó otra jeringa.

En el momento justo, Jake agarró a Alex y tiró de él. "¡Whoah, eh!" Alex protestó, riendo mientras Max y Jake lo sujetaban. "¿Qué están haciendo?" él gritó. Ian respondió a su pregunta empujando la aguja en su pene. "Awww..." Alex se quejó.

"Vamos a tomar tus huevos, también", Jake irónicamente propuso.
"Vaya, hombre... ni siquiera han bajado sin embargo..." Alex gimió, sonriendo mientras lo hacía. Ian inyectó su testículo izquierdo, y luego el derecho.

"Tienes unos cinco minutos", bromeó Ian. Alex no perdió el tiempo una vez que Ian sacó la aguja, comenzó a masturbarse frenéticamente incluso cuando se contrajo. Los chicos miraron a Alex usar primero su mano, luego tres dedos, hasta dos, y finalmente a simplemente jugando con él glande entre el pulgar y el dedo índice. Finalmente salió a borbotones, un fino hilillo de goteo de líquido claro de su acampanado glande.

"Ahhh..." Alex gimió. Una vez que se había recuperado, dijo, "sabes, me gustaría que los chicos no hubiera hecho eso... tenemos ese partido mañana por la noche".

"Yo no me preocuparía demasiado por eso", respondió Jake. "Hay un montón de esto aun, y no creo que vayamos a ser los únicos con pequeñas penes al final de la noche".



Historia Original Aquí.






Autor: Zoroastro       Traductor: DarkSoul

GRAN BEBIDA SHRINKY

Max y Jake se enfrentaron, desnudos, a través de la esterilla que habían instalado en el sótano de la casa. Esta era la primera vez que luchaban en dos semanas. Tenía que ganar este partido - había perdido cuatro en fila, y se determinó a no perder ése......


GRAN BEBIDA SHRINKY
Max y Jake se enfrentaron, desnudos, a través de la esterilla que habían instalado en el sótano de la casa. Esta era la primera vez que luchaban en dos semanas. Tenía que ganar este partido - había perdido cuatro en fila, y se determinó a no perder ése. Ellos están por recibir un paquete que cambiara no solo sus vidas sino sus genitales para siempre.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA]


Categoria: Gay      Autor: Zoroastro





Max y Jake se enfrentaron, desnudos, a través de la esterilla que habían instalado en el sótano de la casa. Esta era la primera vez que luchaban en dos semanas. Tenía que ganar este partido - había perdido cuatro en fila, y se determinó a no perder ése.

Los hombres jóvenes en círculo alrededor del centro de la colchoneta en cuclillas, buscando una apertura. Ambos estaban muy bien construidos - cada uno había sido el mayor rival de los otros desde que eran niños, y parte de la razón por la que mantuvieron hasta esta pequeña cosa fue debido a que los motivó a trabajar tan duro como pudieron. Como resultado, ambos tenían cuerpos para estar orgullosos, delgados, fuerte y musculosos.

Habían estado practicando lucha libre, desnudos desde la escuela secundaria, cuando había leído sobre los antiguos griegos. No pasó mucho tiempo para que sus hormonas mutuas se dirigieran al sexo. Originalmente, el acuerdo fue que el perdedor era penetrado, hasta que ambos se dieron cuenta de que les gustaba perder mejor. Ahora era a la inversa: el que perdía debía penetrar. Cinco minutos más tarde, Max tenía a Jake sujetó en la lona. "Creo que te tengo ya, amigo", gruñó. "Sabes lo que significa".

Jake se abandonó y se rindió. "Sí, yo supongo que sí". Se levantó sobre sus rodillas detrás de Max, que se puso a cuatro patas y esperó a que el grueso pene de Jake fuese empujado todo el camino por su culo. Su propio pene quedó suave, como siempre lo hacía cuando estaba siendo penetrado, pero eso no quiere decir que no estuviera disfrutando. Hoy Jake parecía un poco distraído, y bueno, lo estaba. Fue a través de los movimientos, de empuje y de flexión, hasta que finalmente Max gimió y apretó el culo . Jake se lo sacó y los dos se sentaron en la colchoneta por un momento para recuperar el aliento. Max se dio cuenta que el pene de Jake estaba todavía duro. "¿No te corriste?" -preguntó, sin aliento.

"Nah. Pero está bien", Jake respondió, sonando un poco deprimido.

"Supongo que sólo tendrá que esforzarme más la próxima vez, ¿eh?" Max sonrió."Eso o cortar tu pene, supongo".

El pene de Jake se balanceo con el pensamiento y en el interior Jake sintió esa pequeña punzada de excitación. "Sería bueno que no tenerlo, ¿sabes?" dijo, poniéndose de pie, mirando a su propio miembro. Era un perfecto pene, largo, duro, venoso. Solo desearía que estuviera en otra persona.

"Sí, pero entonces estaría caliente todo el tiempo", dijo Max con una sonrisa irónica. "¿Qué haría cuando no hay nadie alrededor para coger?" Se subió de un salto y tiró de Jake tomando su pene, masajeando lentamente el pene de su compañero con la mano. Jake cerró los ojos y se apoyó en su amigo, sus músculos sudorosos se rozaban entre sí. Jake pensó en lo que sería, no tener su pene, o si se le cayera o algo así, y se vino en cuestión de segundos.

Mientras tanto, sus compañeros Alex e Ian estaban entretenidos viendo la televisión cuando llamaron a la puerta. Ian saltó para responder a ella y se encontró a un repartidor esperando con una caja gran cartón un gran. Ian tuvo una reacción tardía para abrir la puerta; los brazos y el pecho del chico estaban a punto de estallar fuera de la camisa del uniforme marrón que llevaba. Por debajo de su justado short Ian admiró sus piernas sin vello, deseando que cayera en sus pantorrillas para poder admirar su paquete en la entrepierna.

"Paquete para Jake Robinson", el chico rugió con voz profunda, baja.

"Si, aquí es" Ian firmó la forma digital, el tipo dijo. "Gracias".

"Que tenga un buen día", Marchándose entregándole una sonrisa y un guiño rápido.

Ian observó su grandioso culo todo el camino de regreso a la camioneta. "No hay mucho de si protuberancia en la parte delantera", pensó, "¡pero tiene un grandioso culo!"

Se dio la vuelta para entrar. Alex estaba descansando en el sofá en un unos short de vinilo ajustados, reflexionando sobre su desempeño anterior. "¿Qué es?"

"Algo para Jake". Ian abrió la puerta del sótano y llamó abajo. "Jake, tienes un paquete!"

"Voy a tomarlo". Max bromeó. Jake le lanzó una mirada asesina. 

Los dos subieron laboriosamente la escalera, doliéndoles cada musculo. Su sudor y semen ya se estaban secando a sus cuerpos, y cuando llegaron al aire fresco de la sala de estar se sentía como una costra pegada a su piel. Ian señaló la caja sobre la mesa de café. El pene de Jake todavía estaba medio duro, y chorreando semen, "¿Cualquiera de nosotros te la puede chupar?" Jake simplemente le dio la misma mirada asesina que le había dado Max, y miró la caja. La dirección del remitente era solo un apartado de correos y no había ninguna etiqueta.

"Hmmm" dijo voz alta, y rompió en la cinta de embalaje, preguntándose qué era. Dentro encontró una factura de embalaje y algo envuelto en cinta de burbujas. Cuando vio la factura, supo lo que era inmediatamente. "Whoah", dijo en voz alta.

"¿Qué es?" preguntó Max, inclinado sobre su hombro.

Jake había ordenado este material en Internet por diversión cuando lo vio. "Uhhh...", respondió, sin querer admitir que él había ordenado el removedor inyectable de pene. "Es... umm..."

"¿Disolvente para pene?" Max leyó la factura en voz alta.  Los oídos de Jake se pusieron rojo brillante. "¿Tienes algún pene que deseas eliminar?"

"Uhhh... sí", Jake suspiró, esperando un torrente de burlas por parte de sus amigos por querer tener su pene encogido. El producto había salido un par de años antes. Jake había estado pensando en ello durante meses, pero sólo logró animarse hace poco, que fue cuando lo ordeno, esa noche después de haber fumado hierba.

"Cool". Max dijo indiferente.
"Entonces, ¿cómo es que funciona?" preguntó Alex, curioso.

Jake leyo las instrucciones. "Ummm... dice que hay que llenar la jeringa proporcionada con 2 cc por cada pulgada de longitud del pene en erección, cinco para cada testículo, o simplemente uno para un pezón..." Ian luego comenzó a desenvolver la cinta de burbujas, preguntándose qué más había dentro. "Y lo inyectas en la base del pene, huevos o tetilla. Deben tener efecto dentro de unos pocos minutos". Exploró todas las advertencias de seguridad y las precauciones que ponen en las instrucciones, pero solo era jerga legal sin sentido.

"¿Por lo que solo necesitas unos quince centímetros cúbicos?" preguntó Alex. "Porque enviaron doscientos".

"¿Eh?" Jake alzó la vista, sorprendido. Alex sostenía dos grandes frascos de líquido claro, y había tres más en la caja. Mierda, Jake se dio cuenta... mientras que él estaba drogado y masturbándose él debió haber ordenado demasiado. "Ah, bueno," se encogió de hombros, pensando que sería más de un dolor en el culo para devolverlo de lo que valía.

"¿Así que vas a usarlo?" preguntó máx.

Jake todavía se sentía bastante incómodo. "Um... No sé. Tal vez más tarde".

"Aw, vamos", se quejó Ian. "Quiero ver".

"Pues usarlo en ti mismo, entonces", Jake dijo de nuevo, un poco molesto. 

"Hay suficiente ahí para todos".

Entonces Ian realmente lo sorprendió. "¿En serio? ¿Eso es genial?"

Jake miró a su compañero, un poco sorprendido. No había esperado que cualquiera de sus compañeros entendiera porque había ordenado eso – ¡que quisieran utilizarlo para ellos mismos fue un poco sorpresivo! "Bueno... supongo. Bien, está bien entonces, solo voy a hacerlo ahora". Max y Alex se inclinaron hacia delante en el sofá para ver como Jake llenó dos jeringas. "Bien, estoy cerca de siete", pensó en voz alta, Llegando la jeringa con catorce centímetros cúbicos del liquido. "Y tú tienes..." bajó la mirada hacia el pene de Ian, erguido ante la idea de su propia muerte. "¿Eres de ocho pulgadas?"

"¡Nueve, y cacho!" Ian bromeó, su miembro subía y bajaba mientras se reía. Él agarró su entrepierna y sacudió su pene una o dos veces para mantenerlo duro."Pero ponle un poco de extra, voy a inyectar mis huevos, también." Jake asintió y sacó veintiocho centímetros cúbicos en la segunda jeringa, luego se la entregó a Alex.

Había algunas toallitas de alcohol en la cinta de burbuja. Jake las abrió y limpió el lugar en donde iba a inyectar, e Ian hizo lo mismo. "¡Está bien, aquí vamos!" Clavarons sus agujas y lentamente empujaron el émbolo. El fluido entro es sus penes, por lo que se hincho un poco durante unos segundos.

"Vaya, esto es impresionante", Ian estaba burbujeante. Él tomó el pene de Jake con sus dedos. "Nunca lo he sentirás tan tornado de nuevo, ¡desde la raíz!" Lo soltó y se inclinó hacia atrás para inyectar sus huevos, teniendo cuidado de seguir las instrucciones - cinco en cada uno. Max ya estaba masturbando lentamente a sí mismo viendo aquello, y Alex tenía las manos en su pantalón, acariciándose a sí mismo. "¿Cuánto tiempo toma esa actuar?" preguntó máx.

Jake comprobó de nuevo las instrucciones. "Sólo dice unos minutos".

"Creo que ya está trabajando", dijo Ian, sintiendo su pene ablandarse. Mira". Él les enseñó que ya podía empujar los dedos en lados opuestos de su eje y ellos casi se tocaban. "Todo se blando ya". Jake sintió que su propio pene se ablandaba. "Sí... un poco de suavidad" Max se acercó y lo sintió. "¿Qué pasa con tus huevos?" Ian alzo su pene y todos ellos le dieron un vistazo a sus huevos. Ian apretó suavemente uno. "Un poco blando también".

"Vaya, esto me está excitando mucho" dijo Max, su pene estaba duro como una roca de nuevo. "Ian, ven a tentarte", sugirió, acariciando la parte superior de sus muslos. Ian camino hacia él y se sentó sobre la erección de Max, metiéndoselo en su culo lentamente pero fácilmente. Él cerró los ojos y se movió en círculos pequeños sobre el regazo de Max, disfrutando de la sensación. Max pasó su brazo por un costado  y tomó el pene de Ian con su mano, acariciándolo  mientras empujaba contra el peso de Ian.

Alex no pudo aguantar más y dejó caer sus short, liberando su propio miembro en erección. "Amigo, eso sí que es un pene definitivamente grande", dijo Jake, que estaba muy consciente de este hecho, al no haber quitado los ojos de su propia entrepierna, una vez que había sacado la aguja. "Sí", sonrió, radiante de placer. Flácido su pene había estado por lo general cuatro o cinco pulgadas de largo, pero ahora parecía más como si acabara de salir de una piscina de congelación – de no menos de espesor, pero ahora apenas de la longitud de su dedo pulgar, apenas asomaba por encima de sus bajos huevos. Jake tomó el glande entre el pulgar y el índice, sintiendo cómo estaba suave y flexible al tacto.

"Oooh, sí", gimió Ian lo que causó que Jake lo mirara. Su pene no era mucho más grande que el de Jake en ese punto, y sus huevos parecían lo de un niño de diez años de edad, pequeños y colgaban apretadas contra el pene de Ian. Ellos se estaban encogiendo tan rápido ahora que Alex y Jake en realidad podían verlos contrataerse, retrocediendo de nuevo dentro de ellos. Por el momento su pene era poco más que un glande y sus huevos simplemente guisantes pegados a la parte inferior, Ian gritó, "¡voy a venirme, amigo!"

Por el sonido de lo mismo, Ian alcanzo un orgasmo más intenso nunca, pero sólo unas pocas gotas de líquido claro nacarado se filtró fuera del extremo de color rosa de su glande, ahora todo lo que quedaba era empujar afuera de su entrepierna. Cuando terminó, se puso de pie extrayendo el pene de Max, frotando su entrepierna con la mano."Vaya, eso fue impresionante", se admiraba a sí mismo. Jake estaba recostada en el sofá, con los ojos cerrados, frotándose su glande a sí mismo y jugando con sus pesados huevos... sí, pensó. Nunca voy a tener que coger de nuevo.

"Vaya, ahora ¿qué vamos a hacer cuando acabe?" preguntó máx. Jake solo agitó su mano hacia los potes con el líquido en respuesta. "No importa si lo hago", dijo Max.

"¿Qué vas a hacer?" preguntó Alex.

Max sacó un poco de liquido con una jeringa". El pene que tienes esta sobre, siete y medio..." él hizo los cálculos en su cabeza, y absorbió quince centímetros cúbicos con la jeringa.

"¿Conservaras tus huevos las bolas?, ¿eh?" preguntó Alex.

"Puede ser" Max respondió, empujando con cuidado la aguja en su pene. "Voy a ir a dejarlo a medio camino. Demasiado pequeño para coger pero suficiente para masturbarse aún, ¿sabes?" Él alimentó unos ocho centímetros cúbicos en su pene, luego dos y medio en cada testículo. "Y ahora para estos..." Inyectare dos veces más, una vez en cada tetilla. "Nunca me gustaron estas cosas", comentó mientras inyectaba la segunda.

Todos vieron como las tetillas de Max se comprimieron y comenzaron a cambiar de color para poner del mismo color que el resto de su pecho. Su pene comenzó a disminuir hacia abajo también, encogiéndose más y más nuevo hacia él hasta que las siete y media pulgadas se habían reducido a tres, y sus huevos del tamaño de canicas, ahora ubicados cerca de su corto pene. Alex se puso en cuatro patas y se metió entre las piernas de Max, tomando su miembro ahora de tres pulgadas en la boca. "Mmm, tamaño perfecto para la diversión", bromeó.

Jake se sentó a observar los huevos de Alex moviéndose adelante y atrás mientras iba arriba y abajo de Max. Miró a Ian y vio que Ian los observaba, también. Jake levantó una ceja y señaló. Max asintió, Ian sonrió y llenó otra jeringa.

En el momento justo, Jake agarró a Alex y tiró de él. "¡Whoah, eh!" Alex protestó, riendo mientras Max y Jake lo sujetaban. "¿Qué están haciendo?" él gritó. Ian respondió a su pregunta empujando la aguja en su pene. "Awww..." Alex se quejó.

"Vamos a tomar tus huevos, también", Jake irónicamente propuso.
"Vaya, hombre... ni siquiera han bajado sin embargo..." Alex gimió, sonriendo mientras lo hacía. Ian inyectó su testículo izquierdo, y luego el derecho.

"Tienes unos cinco minutos", bromeó Ian. Alex no perdió el tiempo una vez que Ian sacó la aguja, comenzó a masturbarse frenéticamente incluso cuando se contrajo. Los chicos miraron a Alex usar primero su mano, luego tres dedos, hasta dos, y finalmente a simplemente jugando con él glande entre el pulgar y el dedo índice. Finalmente salió a borbotones, un fino hilillo de goteo de líquido claro de su acampanado glande.

"Ahhh..." Alex gimió. Una vez que se había recuperado, dijo, "sabes, me gustaría que los chicos no hubiera hecho eso... tenemos ese partido mañana por la noche".

"Yo no me preocuparía demasiado por eso", respondió Jake. "Hay un montón de esto aun, y no creo que vayamos a ser los únicos con pequeñas penes al final de la noche".



Historia Original Aquí.






Autor: Zoroastro       Traductor: DarkSoul

ZACK DESAPROBADO

Zack era un joven hombre de 26 años huérfano de padres como de toda familia estaba solo en el mundo desde que recuerda su infancia como toda su adolescencia la paso en un orfanato en donde fue desflorado analmente por su mejor amigo a los 16 años fue cuando supo que era gay, cuando fueron echados del orfanato a los 18 años ambos se fueron a vivir juntos......


ZACK DESAPROBADO
Zack era un joven hombre de 26 años huérfano de padres como de toda familia estaba solo en el mundo desde que recuerda su infancia como toda su adolescencia la paso en un orfanato en donde fue desflorado analmente por su mejor amigo a los 16 años fue cuando supo que era gay, cuando fueron echados del orfanato a los 18 años ambos se fueron a vivir juntos. Zack nunca imagino que su pene pequeño provocara que fuera secuestrado para ser esclavizado y nulificado.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [PEQUE] [SECUESTRO]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Zack era un joven hombre de 26 años huérfano de padres como de toda familia estaba solo en el mundo desde que recuerda  su infancia como toda su adolescencia la paso en un orfanato en donde fue desflorado analmente por su mejor amigo a los 16 años fue cuando supo que era gay, cuando fueron echados del orfanato a los 18 años ambos se fueron a vivir juntos, ambos tenían que trabajar duro para poder sobrevivir en aquel país sumido en una profunda dictadura cuyo líder supremo hacia lo que le viniera en gana sin que nadie pudiera evitarlo.

Pese a que Zack y su pareja vivían al día, llenos de carencias su amor y las noches de desenfreno sexual que vivían en el pequeño departamento que a duras penas lograban pagar a fin de mes les llenaba por completo sus vidas, una mañana Zack como era costumbre salió muy temprano para el mercado de la gran ciudad capital para ver si podía conseguir algún trabajo a destajo como cargador en dicho mercado, sin embargo no llego a su destino mientras caminaba por una desierta calle con el sol apenas saliendo una camioneta negra se detuvo a su costado y fue obligado a entrar por tres hombres de negro que rápido lo sometieron.

Rápidamente fue amordazado, atado y una capucha negra le fue puesta en su cabeza, la camioneta avanzo por las calles sin tráfico en aquella fresca mañana, hasta llegar a una de las entradas de servicio del gran palacio nacional lugar de residencia del líder de la nación, luego de que los hombres de negro presentaron sus credenciales como parte de la guardia personal del líder, los fuertemente armados guardias de la puerta les dieron paso sin siquiera revisar la camioneta que avanzo hasta una entrada custodiada por mas hombres de negro.

Fue bajado de la camioneta y llevado a los sótanos del palacio a un gran habitación, en donde fue despojado de toda su desgastada ropa dejándolo solo en su vieja como rota ropa interior, con visibles manchas de orina al frente de la misma, fue dejado ahí por lo que pareció horas, luego varios hombres vinieron y lo desamarraron solo para ponerle esposas con sus manos por detrás de su cuerpo, le quitaron la capucha de la cabeza para colocarle de manera rápida un antifaz que le cubría su visión por completo el cambio fue tan rápido que no pudo ver ni siquiera el rostro de aquellos hombres.

Luego Zack fue llevado hasta lo que pareció un baño ahí fue despojado de su ropa interior lo que provoco que el comenzara a gritarle improperios a los hombres pensando que aquellos querían abusar de el “¡malditos malparidos, suéltenme desgraciados!”, como consecuencia recibió un fuerte golpe en su estomago que le saco todo el aire de sus pulmones para luego sentir como sus huevos fueron golpeados por una brutal patada que lo hizo caer de rodillas, gimiendo de dolor sobre las lozas del frio y húmedo suelo en donde estaba.

-“Guarda Silencio maldita escoria, sino quieres que te arranquemos los huevos de una vez”.

Fueron las palabras que escucho mientras apretaba sus piernas para tratar de aminorar el dolor que estaba sintiendo en ese momento, cuando Zack estaba más calmado y por supuesto con menos dolor fue ayudado a ponerse de pie, para luego ser metido en una bañera con agua calienta no tibia sino caliente pero no tanto que le resultara dolorosa a Mario, el fue sentado en la bañera para comenzar a ser bañado de pies a cabeza por unas manos que solo podía sentir.

Zack sintió como unas manos lavaban su cuerpo, a consciencia usando alguna clase de esponja, podía percibir el aroma del fino jabón con la que su cuerpo estaba siendo lavado, de pronto sintió como su zona genital estaba siendo lavada cuidadosamente su prepucio incluso fue corrido para atrás para lavar bien su glande, entre sus nalgas también sintió que estaba siendo lavado, luego de un rato, el fue puesto de pie, para casi de inmediato sentir como su pecho era despojado de todo su vello por una navaja de afeitar, sus nalgas sufrieron el mismo destino, quedando tan lampiñas como el día que nació.

Incluso el vello entre sus nalgas fue retirado, poniendo especial cuidado en el retiro de cada uno de los vellos que rodeaba su ano que no dejo de contraerse cuando cada uno de aquellos vellos fue arrancado de raíz, cuando terminaron de depilarlo y bañarlo fue secado con sumo cuidado poniendo atención en todas las partes de su cuerpo, cuando terminaron de secarlo, fue vestido por una ropa interior muy ajustada pero que se ceñía a su cuerpo a la perfección era casi una segunda piel, era de una tela muy suave, nunca había sentido tan suavidad en toda su vida, se le puso una bata y fue llevado a una pequeña sala en donde fue dejado solo.


** ** ** ** ** ** ** **

Luego de lo que parecieron ser un par de horas se escucho abrirse una puerta y que alguien entro, Zack sintió como alguien se aproximo a donde estaba sentado, sintió que le quitaron las esposas y luego le quitaron el antifaz que había cubierto sus ojos por varias horas, la luz que iluminaba la habitación le hizo por unos segundos quedar ciego pero cuando sus ojos se acostumbraron a la luz pudo ver a un lindo hombre frente a él.

Ante Zack un joven de unos 20 o 21 años portando apenas una pequeña trusa (slip) lisa de color blanco de aquellas diseñadas para resaltar los genitales masculinos, que mostraba una busto de lo más excitante le sonreía a Zack, el cual sorprendido por la hermosura de aquel joven se quedo sin habla luego de unos tensos segundos el joven le hablo a Mario,  con un todo de voz casi como si fuera de niño, era dulce pero al mismo tiempo varonil de alguna manera.

-“Hola, ¿cómo te llamas?”
-“ Zack”, respondió tímidamente.

“Bueno Zack, debo decirte que ahora vas a pasar al cuarto del líder supremo, por favor has todo lo que él te diga, no te niegues a nada o las consecuencias podrían ser nefasta para tu persona, complácelo en todo y hazlo gozar, si haces lo que te digo de buena gana y sin reparo alguno te garantizo que saldrás de aquí ileso, con una muy buena cantidad de dinero que te ayudara a vivir cómodamente por muchos años sino es que por el resto de tu vida, de lo contrario puede que no vivas mucho ¿entendiste?”

Zack apenas asintió con la cabeza de forma afirmativa a las palabras del joven frente a él, ya no hubo más palabras, simplemente se limito a seguir al joven con la mirada clavada en sus bien paraditas nalgas, apretadas y bien marcadas bajo su ropa interior, caminaron por un largo pasillo lleno de cámaras de vigilancia hasta llegar a una puerta enchapada en oro, el joven que iba por delante de Mario abrió la puerta y le dio acceso a una habitación muy lujosa, el joven despojo a Zack de su bata lo que lo hizo quedar con una prenda similar a la que el joven portaba.

-“¡Buena suerte Zack y hazlo gozar!”

El joven dijo guillándole un ojo a Zack mientras abandonaba la habitación con una maliciosa sonrisa en su rostro, dejando a Zack sentado sobre la amplia y suave cama muy nervioso, quería irse de ahí pero sabía que no podía,  unos minutos más tarde el líder supremo un hombre de 52 años de cabello entrecano, con un predominante vientre abultado, vestido en una elegante bata de seda entro en la habitación Zack no pudo verlo a la cara directamente estaba muy asustado para hacerlo.

El líder supremo se aproximo a Zack y le levanto el rostro tomándolo por la barbilla mientras lo mirada a los ojos aquel hombre que era todo poderoso en aquel país, dijo “Así que tu eres Zack, bueno pequeño creo que es hora de la diversión”, al terminar de decir esas palabras el hombre se despojo de su bata quedando desnudo ante Zack, su pene era enorme pese a no estar erguido en ese momento con muy poco vello por encima y nada de vello en sus grandes testículos pesados y muy caídos, Zack tembló solo de pensar que aquel miembro lo iba a penetrar.

-“Vamos que esperas putito chúpamela”.

Fue la orden que el líder supremo le dio mientras lo observaba fijamente parado frente a él; el maduro hombre todo poderoso se inclino para besar al nervioso joven, fue un buen beso, muy apasionado y sexual, de esos besos lascivos que buscan algo más y así era, el hombre hizo que Zack se pusiera de pie para que pudiera comenzar a estrujar sus nalgas mientras lo besaba, de pronto se detuvo, el maduro hombre era alto de casi 1.90 metros, de piel muy blanca y muy velludo, le dio la espalda, para que Zack pudiera ver sus nalgas, firmes muy velludas, su pene era sin circuncidar.

Zack sabia que hacer siendo pasivo, sabia como complacer a un hombre, y era lo que debía de hacer según el joven que lo condujo hasta esa habitación, controlo su miedo y cuando vi su pene su primera reacción fue tocarlo, comenzó a masturbarlo y el hombre comenzó a respirar agitadamente, su pene era tan grueso que su mano no alcanza a rodearlo una vez que estuvo en completa erección así que usaba ambas manos, aquella portentosa erección debía medir 26 o quizás 27 cm, el hombre hizo que Zack se pusiera de rodillas para comenzar a mamarlo y aunque era la primera vez que mamaba un pene que no era el de su amado lo hizo muy bien dada su experiencia, el líder supremo comenzó a gemir mientras Zack tenía arcadas por la profundidad de sus embestidas, aunque no era la mejor sensación continúe temeroso de pedir que se detuviera, después de un largo rato se la saco de su boca para que comenzar a chuparle sus testículos lampiños,    

Zack continuo hasta que el líder supremo lo hizo poner pie para besarlo de nuevo, aquel nuevo beso duro un largo tiempo mientras el acariciaba sus nalgas y comenzaba a masajear su ano con sus dedos, con su mano metida entre sus nalgas y ropa interior Zack sentía raro, nunca había experimentado algo así con otro hombre no sabía si le gustaba esa sensación, en su mente pensaba que estaba siendo infiel a su amado.          

En ese momento Zack solo podía pensar que no deseaba ser pasivo y menos con una erección de esas dimensiones el líder supremo hizo que ambos fueran a la cama cuando el beso se rompió ahí despojo a Zack de su única prenda dejándolo completamente desnudo, el hombre exclamo al ver el pene de joven “justo como a mí me gustan, pequeños” ambos se empezaron a masturbar uno al otro hasta que de nuevo Zack comenzó a darle una nueva mamada, después de un rato de estar chupando aquel miembro lamiendo por ratos sus grandes testículos, Zack se metía lo más profundo que podía en su boca aquel gran falo provocándose arcadas, mientras el hombre gemía de pronto aquella erección comenzó a agitarse, a tener espasmo fue obvio para Zack que estaba por venirse.

Por lo que comenzó a mamarlo con más rápido que podía hasta que de improviso se vino en su boca, Zack se trago cada disparo de la espesa leche que le llegaba a la garganta, cuando el hombre extrajo  su palpitante pene de la boca del joven que aun seguía lanzando semen, Mario quedo con el rostro todo cubierto de la espesa leche del líder supremo, tragándose gran cantidad de ella sin que lo pudiera evitar en verdad se sentía asqueado no porque no le gustara el semen de hecho adoraba tomarse la leche de su amado pero la de aquel hombre era amarga y salada no dulce como la de su amado.

Aun con su erección chorreando leche el hombre  acomodo a Zack sobre la cama de perrito, para abrirle sus recién depiladas nalgas con sus manos para lamerle su ano, mientras lo hacía con una de sus manos masturba el pene de Zack era de apenas 10 cm de largo muy delgado, así estuvo un rato lamiéndole el culito a su gusto hasta que de pronto puso su hinchado glande sobre su ano y lo pasaba por entre sus nalgas, mientras sin saber porque Zack sentía ganas de que se la metiera toda, de pronto, Zack sintió como aquella erección hizo presión sobre su ano y este entro sin mayor problema a la primera.

Los grandes huevos del hombre no tardaron en aplastarse sobre las nalgas de Zack, que dejo escapar un sonoro gemido del placer al sentirse completamente empalado por aquel gran miembro viril, el líder supremo apenas dio una cuantas embestidas, Zack apenas había empezado a disfrutar de aquello cuando el hombre extrajo su pene y dio un gran grito en un tono de desagrado total, parecía estar molesto por algo, Zack se quedo ahí en cuatro patas sin saber qué hacer.

-“¡DANILO VEN AQUÍ DE INMEDIATO!”


** ** ** ** ** ** ** **

El bello joven de antes al cabo de unos segundos entro en la habitación “a sus ordenes mi amo”, fueron las palabras que el pronuncio al entrar en la habitación, seguido de: “hay algún problema mi Amo”, el hombre camino hasta el joven y le dio un fuerte cacheta que casi lo hace caer al suelo, “claro que hay un gran problema, IDIOTA”, el joven recomponiéndose contesto “pero señor, el tiene el miembro pequeño, es de la edad apropiada cual puede ser el problema”.

-“QUE NO ES VIRGEN”.

Fue la respuesta a modo de grito que le dio al joven que abrió los ojos grandes para caer de rodillas y comenzar a implorar el perdón del líder supremo, a lo que este respondió luego de pasearse con su pene aun en erección de un lado para el otro de la lujosa habitación.

-“Ya basta de lloriqueos luego te castigare apropiadamente idiota, ahora llévate a este puto mal parido y que lo dejen listo para que sea el entretenimiento de los guardias”.

El joven se levanto y le respondió “Si mi Amo se hará lo que ordenas de inmediato”.

El maduro hombre visiblemente molesto, se coloco de nuevo su bata y salió de la habitación apenas lo hizo el joven con lagrimas en los ojos, salió de la habitación Zack confundido y consternado alcanzo a escuchar algunos gritos antes de que el bello joven regresara con varios de los hombre vestidos de traje negro quienes entraron en la habitación como un huracán tomando a Zack y llevándolo por un largo pasillo hasta otra habitación, aquello parecía más una bodega que una habitación muy distinta a todas las otras habitaciones en las que había estado hasta ese momento.

Los hombres amarraron a Zack de los brazos y los estiraron por encima de su cabeza, para sujetar la cuerda al techo, otro de los hombres amarro sus tobillo juntos y los aseguro al puso, fuertemente mientras era sostenido por el otro hombre, durante todo este tiempo Zack permaneció callado, dejándose hacer lo que ellos querían con él, cuando terminaron de atarlo los hombres se apartaron el bello joven entro en la habitación, seguido de otro hombre vestido con una bata clínica al parecer era un doctor, el joven solo dijo “todo suyo doc”, para luego ir a donde estaban los hombres de negro.

El hombre de blanco se acerco a Zack y tomo su pene con una mano, estaba flácido por lo que estaba muy pequeño el hombre solo exclamo “vaya parece el de un niño de 5 años no será difícil removerlo”, al escuchar esas palabras Zack se agito que quería decir  con removerlo, se dijo para sí mismo, en ese momento un hombre le pudo una mordaza en la boca a Zack, mientras el Doctor extrajo de su maletín negro un tijera quirúrgica, luego se acerco de nuevo a Mario, para proceder a ligar su pene con una banda elástica.

Lo que corto el flujo sanguíneo a su pene de inmediato sin perder tiempo el Doctor tomo la tijera, alzo el pene del asustado Zack y con tres presiones de su mano sobre el pene flácido este fue amputado limpiamente de la entrepierna de Zack, el medio recorto algo del abundante vello púbico de Zack antes de suturar, cuando acabo, tomo un bisturí, para abrirle el escroto del joven que se revolvía en fuertes convulsiones de dolor, el Doctor tuvo que pedir a los hombres de negro que lo sujetaran para poder extraer uno a uno, cada testículo del interior del escroto.

Cuando ambos testículos estuvieron fuera, el Doctor suturo los cordones para luego cortar cada testículo por debajo de cada sutura, luego retiro el sobrante de piel del escroto para suturar todo lo mejor posible aplico algunos antibióticos y vendo toda el área para ese momento Zack yacía colgando sin consciencia, completamente despojado de sus genitales para el resto de sus días,  el Doctor lo despertó usando sales aromáticas solo para decirle “bienvenido al selecto harem de eunuco del palacio, jovencito, te veré mañana”, para luego inyectarle un sedante, guardar sus cosas e irse mientras Zack caía en la inconsciencia de nuevo.


** ** ** ** ** ** ** **

Por los próximos cinco años Zack fue usado como esclavo sexual por los guardias de traje negro del palacio, ellos eran crueles y lo sometieron a toda clase de vejaciones, violaciones y humillaciones, luego una revuelta popular derroco al líder supremo, en la toma del palacio por las fuerzas rebeldes, el vello joven que superviso su castración murió al volar en pedazos víctima de una granada, entre la confusión Mario logro escapar, y de alguna forma logro llegar a su antigua casa.

Cuando la puerta se abrió ahí estaba su amado, ambos se abrazaron él lo había estado buscando todo es tiempo, ambos en el caos de la caída del régimen, huyeron del país ahora viven en otro lugar Zack sigue siendo un eunuco paro disfruta mucho ser penetrado y beber el semen de su amado que es dulce aunque siempre recuerda cómo es que el rechazado, mejor dicho desaprobado por el líder supremo.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

ZACK DESAPROBADO

Zack era un joven hombre de 26 años huérfano de padres como de toda familia estaba solo en el mundo desde que recuerda su infancia como toda su adolescencia la paso en un orfanato en donde fue desflorado analmente por su mejor amigo a los 16 años fue cuando supo que era gay, cuando fueron echados del orfanato a los 18 años ambos se fueron a vivir juntos......


ZACK DESAPROBADO
Zack era un joven hombre de 26 años huérfano de padres como de toda familia estaba solo en el mundo desde que recuerda su infancia como toda su adolescencia la paso en un orfanato en donde fue desflorado analmente por su mejor amigo a los 16 años fue cuando supo que era gay, cuando fueron echados del orfanato a los 18 años ambos se fueron a vivir juntos. Zack nunca imagino que su pene pequeño provocara que fuera secuestrado para ser esclavizado y nulificado.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [PEQUE] [SECUESTRO]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Zack era un joven hombre de 26 años huérfano de padres como de toda familia estaba solo en el mundo desde que recuerda  su infancia como toda su adolescencia la paso en un orfanato en donde fue desflorado analmente por su mejor amigo a los 16 años fue cuando supo que era gay, cuando fueron echados del orfanato a los 18 años ambos se fueron a vivir juntos, ambos tenían que trabajar duro para poder sobrevivir en aquel país sumido en una profunda dictadura cuyo líder supremo hacia lo que le viniera en gana sin que nadie pudiera evitarlo.

Pese a que Zack y su pareja vivían al día, llenos de carencias su amor y las noches de desenfreno sexual que vivían en el pequeño departamento que a duras penas lograban pagar a fin de mes les llenaba por completo sus vidas, una mañana Zack como era costumbre salió muy temprano para el mercado de la gran ciudad capital para ver si podía conseguir algún trabajo a destajo como cargador en dicho mercado, sin embargo no llego a su destino mientras caminaba por una desierta calle con el sol apenas saliendo una camioneta negra se detuvo a su costado y fue obligado a entrar por tres hombres de negro que rápido lo sometieron.

Rápidamente fue amordazado, atado y una capucha negra le fue puesta en su cabeza, la camioneta avanzo por las calles sin tráfico en aquella fresca mañana, hasta llegar a una de las entradas de servicio del gran palacio nacional lugar de residencia del líder de la nación, luego de que los hombres de negro presentaron sus credenciales como parte de la guardia personal del líder, los fuertemente armados guardias de la puerta les dieron paso sin siquiera revisar la camioneta que avanzo hasta una entrada custodiada por mas hombres de negro.

Fue bajado de la camioneta y llevado a los sótanos del palacio a un gran habitación, en donde fue despojado de toda su desgastada ropa dejándolo solo en su vieja como rota ropa interior, con visibles manchas de orina al frente de la misma, fue dejado ahí por lo que pareció horas, luego varios hombres vinieron y lo desamarraron solo para ponerle esposas con sus manos por detrás de su cuerpo, le quitaron la capucha de la cabeza para colocarle de manera rápida un antifaz que le cubría su visión por completo el cambio fue tan rápido que no pudo ver ni siquiera el rostro de aquellos hombres.

Luego Zack fue llevado hasta lo que pareció un baño ahí fue despojado de su ropa interior lo que provoco que el comenzara a gritarle improperios a los hombres pensando que aquellos querían abusar de el “¡malditos malparidos, suéltenme desgraciados!”, como consecuencia recibió un fuerte golpe en su estomago que le saco todo el aire de sus pulmones para luego sentir como sus huevos fueron golpeados por una brutal patada que lo hizo caer de rodillas, gimiendo de dolor sobre las lozas del frio y húmedo suelo en donde estaba.

-“Guarda Silencio maldita escoria, sino quieres que te arranquemos los huevos de una vez”.

Fueron las palabras que escucho mientras apretaba sus piernas para tratar de aminorar el dolor que estaba sintiendo en ese momento, cuando Zack estaba más calmado y por supuesto con menos dolor fue ayudado a ponerse de pie, para luego ser metido en una bañera con agua calienta no tibia sino caliente pero no tanto que le resultara dolorosa a Mario, el fue sentado en la bañera para comenzar a ser bañado de pies a cabeza por unas manos que solo podía sentir.

Zack sintió como unas manos lavaban su cuerpo, a consciencia usando alguna clase de esponja, podía percibir el aroma del fino jabón con la que su cuerpo estaba siendo lavado, de pronto sintió como su zona genital estaba siendo lavada cuidadosamente su prepucio incluso fue corrido para atrás para lavar bien su glande, entre sus nalgas también sintió que estaba siendo lavado, luego de un rato, el fue puesto de pie, para casi de inmediato sentir como su pecho era despojado de todo su vello por una navaja de afeitar, sus nalgas sufrieron el mismo destino, quedando tan lampiñas como el día que nació.

Incluso el vello entre sus nalgas fue retirado, poniendo especial cuidado en el retiro de cada uno de los vellos que rodeaba su ano que no dejo de contraerse cuando cada uno de aquellos vellos fue arrancado de raíz, cuando terminaron de depilarlo y bañarlo fue secado con sumo cuidado poniendo atención en todas las partes de su cuerpo, cuando terminaron de secarlo, fue vestido por una ropa interior muy ajustada pero que se ceñía a su cuerpo a la perfección era casi una segunda piel, era de una tela muy suave, nunca había sentido tan suavidad en toda su vida, se le puso una bata y fue llevado a una pequeña sala en donde fue dejado solo.


** ** ** ** ** ** ** **

Luego de lo que parecieron ser un par de horas se escucho abrirse una puerta y que alguien entro, Zack sintió como alguien se aproximo a donde estaba sentado, sintió que le quitaron las esposas y luego le quitaron el antifaz que había cubierto sus ojos por varias horas, la luz que iluminaba la habitación le hizo por unos segundos quedar ciego pero cuando sus ojos se acostumbraron a la luz pudo ver a un lindo hombre frente a él.

Ante Zack un joven de unos 20 o 21 años portando apenas una pequeña trusa (slip) lisa de color blanco de aquellas diseñadas para resaltar los genitales masculinos, que mostraba una busto de lo más excitante le sonreía a Zack, el cual sorprendido por la hermosura de aquel joven se quedo sin habla luego de unos tensos segundos el joven le hablo a Mario,  con un todo de voz casi como si fuera de niño, era dulce pero al mismo tiempo varonil de alguna manera.

-“Hola, ¿cómo te llamas?”
-“ Zack”, respondió tímidamente.

“Bueno Zack, debo decirte que ahora vas a pasar al cuarto del líder supremo, por favor has todo lo que él te diga, no te niegues a nada o las consecuencias podrían ser nefasta para tu persona, complácelo en todo y hazlo gozar, si haces lo que te digo de buena gana y sin reparo alguno te garantizo que saldrás de aquí ileso, con una muy buena cantidad de dinero que te ayudara a vivir cómodamente por muchos años sino es que por el resto de tu vida, de lo contrario puede que no vivas mucho ¿entendiste?”

Zack apenas asintió con la cabeza de forma afirmativa a las palabras del joven frente a él, ya no hubo más palabras, simplemente se limito a seguir al joven con la mirada clavada en sus bien paraditas nalgas, apretadas y bien marcadas bajo su ropa interior, caminaron por un largo pasillo lleno de cámaras de vigilancia hasta llegar a una puerta enchapada en oro, el joven que iba por delante de Mario abrió la puerta y le dio acceso a una habitación muy lujosa, el joven despojo a Zack de su bata lo que lo hizo quedar con una prenda similar a la que el joven portaba.

-“¡Buena suerte Zack y hazlo gozar!”

El joven dijo guillándole un ojo a Zack mientras abandonaba la habitación con una maliciosa sonrisa en su rostro, dejando a Zack sentado sobre la amplia y suave cama muy nervioso, quería irse de ahí pero sabía que no podía,  unos minutos más tarde el líder supremo un hombre de 52 años de cabello entrecano, con un predominante vientre abultado, vestido en una elegante bata de seda entro en la habitación Zack no pudo verlo a la cara directamente estaba muy asustado para hacerlo.

El líder supremo se aproximo a Zack y le levanto el rostro tomándolo por la barbilla mientras lo mirada a los ojos aquel hombre que era todo poderoso en aquel país, dijo “Así que tu eres Zack, bueno pequeño creo que es hora de la diversión”, al terminar de decir esas palabras el hombre se despojo de su bata quedando desnudo ante Zack, su pene era enorme pese a no estar erguido en ese momento con muy poco vello por encima y nada de vello en sus grandes testículos pesados y muy caídos, Zack tembló solo de pensar que aquel miembro lo iba a penetrar.

-“Vamos que esperas putito chúpamela”.

Fue la orden que el líder supremo le dio mientras lo observaba fijamente parado frente a él; el maduro hombre todo poderoso se inclino para besar al nervioso joven, fue un buen beso, muy apasionado y sexual, de esos besos lascivos que buscan algo más y así era, el hombre hizo que Zack se pusiera de pie para que pudiera comenzar a estrujar sus nalgas mientras lo besaba, de pronto se detuvo, el maduro hombre era alto de casi 1.90 metros, de piel muy blanca y muy velludo, le dio la espalda, para que Zack pudiera ver sus nalgas, firmes muy velludas, su pene era sin circuncidar.

Zack sabia que hacer siendo pasivo, sabia como complacer a un hombre, y era lo que debía de hacer según el joven que lo condujo hasta esa habitación, controlo su miedo y cuando vi su pene su primera reacción fue tocarlo, comenzó a masturbarlo y el hombre comenzó a respirar agitadamente, su pene era tan grueso que su mano no alcanza a rodearlo una vez que estuvo en completa erección así que usaba ambas manos, aquella portentosa erección debía medir 26 o quizás 27 cm, el hombre hizo que Zack se pusiera de rodillas para comenzar a mamarlo y aunque era la primera vez que mamaba un pene que no era el de su amado lo hizo muy bien dada su experiencia, el líder supremo comenzó a gemir mientras Zack tenía arcadas por la profundidad de sus embestidas, aunque no era la mejor sensación continúe temeroso de pedir que se detuviera, después de un largo rato se la saco de su boca para que comenzar a chuparle sus testículos lampiños,    

Zack continuo hasta que el líder supremo lo hizo poner pie para besarlo de nuevo, aquel nuevo beso duro un largo tiempo mientras el acariciaba sus nalgas y comenzaba a masajear su ano con sus dedos, con su mano metida entre sus nalgas y ropa interior Zack sentía raro, nunca había experimentado algo así con otro hombre no sabía si le gustaba esa sensación, en su mente pensaba que estaba siendo infiel a su amado.          

En ese momento Zack solo podía pensar que no deseaba ser pasivo y menos con una erección de esas dimensiones el líder supremo hizo que ambos fueran a la cama cuando el beso se rompió ahí despojo a Zack de su única prenda dejándolo completamente desnudo, el hombre exclamo al ver el pene de joven “justo como a mí me gustan, pequeños” ambos se empezaron a masturbar uno al otro hasta que de nuevo Zack comenzó a darle una nueva mamada, después de un rato de estar chupando aquel miembro lamiendo por ratos sus grandes testículos, Zack se metía lo más profundo que podía en su boca aquel gran falo provocándose arcadas, mientras el hombre gemía de pronto aquella erección comenzó a agitarse, a tener espasmo fue obvio para Zack que estaba por venirse.

Por lo que comenzó a mamarlo con más rápido que podía hasta que de improviso se vino en su boca, Zack se trago cada disparo de la espesa leche que le llegaba a la garganta, cuando el hombre extrajo  su palpitante pene de la boca del joven que aun seguía lanzando semen, Mario quedo con el rostro todo cubierto de la espesa leche del líder supremo, tragándose gran cantidad de ella sin que lo pudiera evitar en verdad se sentía asqueado no porque no le gustara el semen de hecho adoraba tomarse la leche de su amado pero la de aquel hombre era amarga y salada no dulce como la de su amado.

Aun con su erección chorreando leche el hombre  acomodo a Zack sobre la cama de perrito, para abrirle sus recién depiladas nalgas con sus manos para lamerle su ano, mientras lo hacía con una de sus manos masturba el pene de Zack era de apenas 10 cm de largo muy delgado, así estuvo un rato lamiéndole el culito a su gusto hasta que de pronto puso su hinchado glande sobre su ano y lo pasaba por entre sus nalgas, mientras sin saber porque Zack sentía ganas de que se la metiera toda, de pronto, Zack sintió como aquella erección hizo presión sobre su ano y este entro sin mayor problema a la primera.

Los grandes huevos del hombre no tardaron en aplastarse sobre las nalgas de Zack, que dejo escapar un sonoro gemido del placer al sentirse completamente empalado por aquel gran miembro viril, el líder supremo apenas dio una cuantas embestidas, Zack apenas había empezado a disfrutar de aquello cuando el hombre extrajo su pene y dio un gran grito en un tono de desagrado total, parecía estar molesto por algo, Zack se quedo ahí en cuatro patas sin saber qué hacer.

-“¡DANILO VEN AQUÍ DE INMEDIATO!”


** ** ** ** ** ** ** **

El bello joven de antes al cabo de unos segundos entro en la habitación “a sus ordenes mi amo”, fueron las palabras que el pronuncio al entrar en la habitación, seguido de: “hay algún problema mi Amo”, el hombre camino hasta el joven y le dio un fuerte cacheta que casi lo hace caer al suelo, “claro que hay un gran problema, IDIOTA”, el joven recomponiéndose contesto “pero señor, el tiene el miembro pequeño, es de la edad apropiada cual puede ser el problema”.

-“QUE NO ES VIRGEN”.

Fue la respuesta a modo de grito que le dio al joven que abrió los ojos grandes para caer de rodillas y comenzar a implorar el perdón del líder supremo, a lo que este respondió luego de pasearse con su pene aun en erección de un lado para el otro de la lujosa habitación.

-“Ya basta de lloriqueos luego te castigare apropiadamente idiota, ahora llévate a este puto mal parido y que lo dejen listo para que sea el entretenimiento de los guardias”.

El joven se levanto y le respondió “Si mi Amo se hará lo que ordenas de inmediato”.

El maduro hombre visiblemente molesto, se coloco de nuevo su bata y salió de la habitación apenas lo hizo el joven con lagrimas en los ojos, salió de la habitación Zack confundido y consternado alcanzo a escuchar algunos gritos antes de que el bello joven regresara con varios de los hombre vestidos de traje negro quienes entraron en la habitación como un huracán tomando a Zack y llevándolo por un largo pasillo hasta otra habitación, aquello parecía más una bodega que una habitación muy distinta a todas las otras habitaciones en las que había estado hasta ese momento.

Los hombres amarraron a Zack de los brazos y los estiraron por encima de su cabeza, para sujetar la cuerda al techo, otro de los hombres amarro sus tobillo juntos y los aseguro al puso, fuertemente mientras era sostenido por el otro hombre, durante todo este tiempo Zack permaneció callado, dejándose hacer lo que ellos querían con él, cuando terminaron de atarlo los hombres se apartaron el bello joven entro en la habitación, seguido de otro hombre vestido con una bata clínica al parecer era un doctor, el joven solo dijo “todo suyo doc”, para luego ir a donde estaban los hombres de negro.

El hombre de blanco se acerco a Zack y tomo su pene con una mano, estaba flácido por lo que estaba muy pequeño el hombre solo exclamo “vaya parece el de un niño de 5 años no será difícil removerlo”, al escuchar esas palabras Zack se agito que quería decir  con removerlo, se dijo para sí mismo, en ese momento un hombre le pudo una mordaza en la boca a Zack, mientras el Doctor extrajo de su maletín negro un tijera quirúrgica, luego se acerco de nuevo a Mario, para proceder a ligar su pene con una banda elástica.

Lo que corto el flujo sanguíneo a su pene de inmediato sin perder tiempo el Doctor tomo la tijera, alzo el pene del asustado Zack y con tres presiones de su mano sobre el pene flácido este fue amputado limpiamente de la entrepierna de Zack, el medio recorto algo del abundante vello púbico de Zack antes de suturar, cuando acabo, tomo un bisturí, para abrirle el escroto del joven que se revolvía en fuertes convulsiones de dolor, el Doctor tuvo que pedir a los hombres de negro que lo sujetaran para poder extraer uno a uno, cada testículo del interior del escroto.

Cuando ambos testículos estuvieron fuera, el Doctor suturo los cordones para luego cortar cada testículo por debajo de cada sutura, luego retiro el sobrante de piel del escroto para suturar todo lo mejor posible aplico algunos antibióticos y vendo toda el área para ese momento Zack yacía colgando sin consciencia, completamente despojado de sus genitales para el resto de sus días,  el Doctor lo despertó usando sales aromáticas solo para decirle “bienvenido al selecto harem de eunuco del palacio, jovencito, te veré mañana”, para luego inyectarle un sedante, guardar sus cosas e irse mientras Zack caía en la inconsciencia de nuevo.


** ** ** ** ** ** ** **

Por los próximos cinco años Zack fue usado como esclavo sexual por los guardias de traje negro del palacio, ellos eran crueles y lo sometieron a toda clase de vejaciones, violaciones y humillaciones, luego una revuelta popular derroco al líder supremo, en la toma del palacio por las fuerzas rebeldes, el vello joven que superviso su castración murió al volar en pedazos víctima de una granada, entre la confusión Mario logro escapar, y de alguna forma logro llegar a su antigua casa.

Cuando la puerta se abrió ahí estaba su amado, ambos se abrazaron él lo había estado buscando todo es tiempo, ambos en el caos de la caída del régimen, huyeron del país ahora viven en otro lugar Zack sigue siendo un eunuco paro disfruta mucho ser penetrado y beber el semen de su amado que es dulce aunque siempre recuerda cómo es que el rechazado, mejor dicho desaprobado por el líder supremo.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

CUANDO EL TAMAÑO IMPORTA

Mucho se ha dicho que el tamaño del miembro masculino no importa, que cualquier tamaño sobra y basta para darle placer a una mujer sin embargo esto en la actualidad no todos compartes esta afirmación que por lo general se cree, fue formulada por hombre de pene pequeño, sin embargo las cosas en el futuro cambiaran, en el siglo XIII dado la terrible polución poblacional ......


CUANDO EL TAMAÑO IMPORTA
Mucho se ha dicho que el tamaño del miembro masculino no importa, que cualquier tamaño sobra y basta para darle placer a una mujer sin embargo esto en la actualidad no todos compartes esta afirmación que por lo general se cree, fue formulada por hombre de pene pequeño, sin embargo las cosas en el futuro cambiaran, en el siglo XIII dado la terrible polución poblacional. Los hombre de pene pequeño deben ser eunuco para el resto de sus días.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [PEQUE] [ESCOLAR]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Mucho se ha dicho que el tamaño del miembro masculino no importa, que cualquier tamaño sobra y basta para darle placer a una mujer sin embargo esto en la actualidad no todos compartes esta afirmación que por lo general se cree, fue formulada por hombre de pene pequeño, sin embargo las cosas en el futuro cambiaran, en el siglo XIII dado la terrible polución poblacional las naciones e vieron obligadas a determinar ciertas leyes como practicas para mantener a la población bajo control, algo que pese a todo es bastante difícil.

Las naciones determinaron que no se le podía permitir a todos los hombres procrear de lo contrario la población seguiría creciendo sin control, por eso a finales del siglo XXII se busco una forma de impedir que cualquier hombre pudiera reproducirse se discutieron muchas opciones pero el punto central de la discusión fue como determinar a qué hombre si y ha cual no se le permitiría pasar sus genes a la siguiente generación, al final se determino que fuese el mismo hombre quien por sus propias características físicas determinara aquella cuestión, fue por eso que se ordeno que todo hombre que tuviera el pene pequeño debía perderlo.

La cosa esa sencilla, para evitar que los hombre pudieran tener sexo no consentido fuera del matrimonio, se determino que todo hombre desde los 10 años debía usar un chastity (cinturón de castidad), lo mismo que las mujeres, a los 17 años al hombre se le retiraría su chastity para poder demostrar si era apto para la reproducción, esto se lleva a cabo en la escuela dos jóvenes se enfrentaban por medio del azar el que tuviese el pene más pequeño de los dos en erección a criterio de una juez mujer, cuya decisión era inapelable y terminal debía perder su pene ahí mismo.

El mundo se volvió un lugar algo sombrío en donde lo sexual se volvió tabú, prácticamente se regreso a la era victoriana, es ahí que en el último cuarto de siglo del siglo XXIII nació Andrés un chico bastante alegre por lo menos durante su niñez, cuando cumplió 10 años Andrés fue llevado por su padre a una tienda especial a la tienda de los hombres como era conocidas las tiendas en donde se podían conseguir los chastity, estaba el modelo básico hasta los más sofisticados como lujosos, el padre de Andrés le dijo a su hijo que eligiera el que quisiera de todos los existentes entre dos secciones.

La familia de Andrés no era rica pero tampoco pobre, por lo que Andrés termino escogiendo un modelo de acero inoxidable color cobre de alta durabilidad bastante holgado y con cerradura de combinación, a la que por supuesto no tendría acceso, la clave de seis dígitos del candado sería enviada a su escuela en su sobre por correo certificado ni siquiera su padre o alguien de su familia tendría esa clave, una vez elegido el modelo el padre de Andrés pago y ambos pasaron a un pequeño cubículo privado.

El padre de Andrés cerró la puerta del cubículo y puso a su delgadito hijo sobre un pequeño taburete de madera de pie para desabrocharle su pantalón el cual bajo hasta sus tobillos, hiso lo mismo con su péquela ropa interior de color blanco tipo bóxer, hacía tiempo que el padre de Andrés no veía los genitales de su hijo desde que era un bebe y dejo de cambiarle los pañales, los ojos del padre de Andrés se abrieron en grande al notar el pequeño pene de su hijo sin circuncidar con su glande cubierto por completo por su prepucio.

El padre de Andrés se preocupo un poco al ver el tamaño del pene de su hijo que para esa edad ya debería estar más desarrollado, sin embargo no dijo nada, se concreto a colocar sobre los genitales de su hijo el chastity que acababa de comprarle, coloco el anillo de sujeción por detrás de su escroto, y lo ajusto para que quedase un poco holgado pero no tanto para que se pudiera quitar luego coloco la jaula que envolvió su pene y para finalizar coloco el candado de combinación el cual cerro viendo directamente a los ojos de Andrés.


** ** ** ** ** ** ** ** **

Los años pasaron y Andrés entro en la pubertad a los 12 años, su cuerpo se comenzó a desarrollar al de un adolecente dejando atrás su niñez pronto era un chico alto de piel muy blanca y como era la moda en los hombre en ese momento completamente lampiño sin nada de vello en su cuerpo ni siquiera en el rostro o axilas, los únicos que tenían vello eran los hombre mayores de 40 años en cuya generación se apreciaba que un hombre fuese velludo pues era un símbolo de virilidad.

Pronto Andrés comenzó a sentir aquella comezón que sienten los hombres en su entrepierna conforme su esperma se acumulaba en el interior de sus testículos que por obvias razones no podían ser drenados como lo hubiese hecho un adolescente normal de siglos anteriores con la ayuda de su mano, Andrés como todo los adolescentes de su edad cada que entraba a bañarse le dedicaba unos minutos a tratar de encontrar la combinación de su cerradura, era algo normal todos los adolescentes buscaban la forma de abrir sus Chastity pero los dispositivos llegaron a ser tan perfeccionados que era casi imposible hacerlo.

Sin embargo Andrés era un poco más inteligente que el promedio apenas de tomo cerca de un año en dar con la combinación correcta, cuando tenía 15 años, durante una tarde mientras se bañaba decidió probar una combinación de números que hacía unos días venia pensando, “5, 8, 8, 9, 3, 1”, para asombro de Andrés el seguro hizo un click cuando el seguro se abrió, a Andrés se le dibujo una gran sonrisa en su rostro al ver como aquel dispositivo que había aprisionado su pene por años ahora estaba abierto y listo para ser quitado.

Con sus manos temblando por la emoción Andrés se despojo de la jaula de acero que envolvió su pene por cinco años, conforme más se tocaba el bulto más difícil era controlar la excitación que estaba sintiendo él fue aumentando lo atrevido de sus caricias hasta que de plano envolvió su pene con su mano, agarrando su ya erecto pene con toda su mano sin que pudiera despegar la mirada de lo que estaba haciendo. Sus movimientos provocaron que su pene se tensara más de lo que ya estaba, de la punta comenzó a brotar un liquido transparente que a Andrés le gusto ver como se combinaba con el agua tibia que recorría su cuerpo en ese momento.

Andrés se empezó a tocar si lampiño cuerpo, eso lo excito mucho, aun mas de lo que ya estaba, sobre todo por la imagen que podía ver en un espejo de cuerpo completo frente a él, con una mano se masturbaba con su otra mano lentamente acariciaba, sus tetillas y abdomen desnudos por la expresión en su rostro el notaba en el espejo todo aquello lo estaba disfrutando mucho, comenzó a masturbarse más duro sintiendo al tope de su excitación, la erección de Andrés no era para nada grande incluso era pequeña para una adolescente de su edad pero estaba llena de venas que se hinchan al contacto, para ese punto Andrés ya daba pequeños gemidos de placer sin control alguno.     
La erección de Andrés estaba cada vez más dura y su rostro demostraba que le estaba gustando lo que estaba haciendo y sintiendo por primera vez, no dejaba de jadear y hacer gestos con la cara, muestra inequívoca de que estaba recibiendo uno los mejores placeres de su vida que hasta el momento ni había conocido, cuando noto que sus gemidos y su respiración iba en aumento supo que se iba a venir, lo supo por las descripciones en libros y por lo visto en las películas porno clandestinas de la red.

Se apretó su pene con fuerza al tiempo que aumento la velocidad de la masturbación, lo que provoco que por fin emergiera de su erección; su rica y tibia leche blanca como espesa, salió plenamente en grandes proporciones con potentes chorros, su semen cayo por todo su miembro y su mano, lo mismo que por el espejo en donde había estado viendo todo, su cuerpo sintió un placentero estremecimiento que lo lleno de placer como nunca antes, ni siquiera durante sus sueños húmedos en lo que se había venido con anterioridad había disfrutado tanto, inmediatamente que acabo de fluir su espesa leche de su pene se tuvo que sentar sus piernas ya no tenían la fuerza para sostenerlo, aquel glorioso día Andrés se masturbo otras tres veces más, viniéndose la misma cantidad de veces más, y desde entonces no dejo de hacerlo dado que conocía la clave del candado de su chastity.


** ** ** ** ** ** ** ** **

Por supuesto no hay fecha que no llegue y dos años más tarde Andrés estaba en la cola para el día de su prueba estaba en ropa interior al igual que todos sus compañeros en la fila por debajo su chastity le hacía lucir un atractivo bulto al frente de su ropa interior al igual que el resto de sus compañeros nadie sabía en realidad quien era el que tenía el pene más grande dado que chastity ocultaba gran parte del pene en especial si usaban modelos tradicionales en colores oscuros como algunos hacían, por lo que aquello en verdad era un volado todos los sabían, la mitad de ellos terminaría el día sin su pene aun unido a su cuerpo.

La mecánica era sencilla los jóvenes eran divididos en dos filas, los cuales estaban separas en dos pasillos diferentes que daban acceso a varias habitaciones en donde mujeres capacitadas para realizar el corte del pene fungían como jueces en cada una de las comparaciones, Andrés tenía el número “12-A”, de su fila mientras en la otra fila alguien tenía ese mismo número cuando ambos fueran llamados debía entrar en alguno de los seis cuartos para acondicionados para la prueba.

Por delante de Andrés estaba un chico muy delgado, tan delgado y bajito que parecía que usara ropa interior de niño aun, los chicos que estaban a su alrededor como el mismo Andrés pensaron al verlo que era seguro que el pronto seria un eunuco, dado que nadie tenía acceso a su pene por lo menos en teoría, nadie en verdad sabia que tan grande era en erección completa, por lo que todos estaban muy ansiosos como nerviosos mientras esperaban, una vez que eras llamado si no eras cortado debías salir de la habitación ya despojado de tu chastity a mas tardar en 15 minutos luego de entrar.

Por lo general el nuevo eunuco salía por otra puerta pues era mandado a casa para reponerse de su perdida, Andrés había estado en la fila por poco más de dos horas hablando animadamente con sus amigos cuando de pronto se escucho una voz en las bocinas del pasillo “numero 12-A puerta 4, favor de pasar” el mensaje se repitió dos veces más, aunque no fue necesario Andrés lo escucho desde la primera vez, sus amigos le palmearon la espalda y algunas sus nalgas mientras le deseaban suerte, Andrés los miro por última vez antes de abrir la puerta para entrar.

Cuando  cerró la puerta y logro atravesar la cortina los ojos de Andrés se abrieron en grande al encontrar sentada en medio de aquella habitación a una mujer completamente desnuda la cual le sonrió y le indico que se acercara, cuando Andrés estovo a solo uno centímetros de donde estaba ella, con un todo dulce de voz ella le dijo “¿tú debes ser Andrés no es cierto?”, a lo cual Andrés asintió con la cabeza en forma positiva sin atreverse a pronunciar palabra su mirada estaba fija en los pezones de la mujer que solo sonrió con su respuesta.

Unos segundos más tarde la puerta del otro extremo se abrió, para entrar un chico grande de casi 1.90, Andrés lo reconoció de inmediato era el chico más popular de la escuela, el capitán del equipo de futbol, su cuerpo presentaba músculos más marcado y desarrollados que los de Andrés, sus huevos eran enormes incluso el doble o del triple del tamaño que los de Andrés, incluso su pene parecía querer romper el chastity en donde estaba encerrado que era notorio pese a estar cubierto con sus ropa interior, aquella imagen hizo temblar a Andrés de miedo al pensar que cabria la posibilidad real de que perdería con él.

-“¿Tú debes ser Arturo?”

Dijo la mujer seguida de una alegre contestación de voz, por el recién llegado que parecía no tener pena alguna, la mujer entonces instruyo a ambos para que despojaran de la única prenda de ropa que aun cubría sus cuerpos, Arturo se despojo de su ropa interior sin mayor problema mientras que Andrés lo hizo con algo de vergüenza, aquello, luego la mujer con los dos jóvenes ya desnudos procedió a retirar los chastity de cada uno de ellos comenzando primero con Andrés, unos segundos más tarde su pene estaba completamente al descubierto.

La mujer dejo entre ver una sonrisa maliciosa al ver el pequeño pene que emergió de la jaula del chastity de Andrés, luego procedió a retirar la jaula del pene de Arturo cuando lo hizo un pene negro pero fuerte y mucho pero mucho más grande que el de Andrés aun sin erección quedo al descubierto, la mujer apenas pudo evitar una sonrisa malévola en su rostro al ver aquel gran pene, Arturo rio cuando su mirada se fue a la entrepierna de Andrés estaba seguro de ser el ganador de ese encuentro.

La mujer luego de unos segundos anuncio que estaba por comenzar la prueba, tomo ambos penes de los adolescentes cada uno con una de sus manos y los comenzó a masturbar, ambos penes que por primera vez sentían sobre ellos la mano de alguien que no era la de sus dueños, además de una mujer no tardaron en reaccionar a las caricias de la mujer que no dejo de masturbar a ambos hasta que sintió que estaban en una completa y durísima erección, el pene de Andrés apenas y llegaba a los 10 cm, eso sí muy pero muy duro, tanto que incluso sorprendió a la mujer.

Por otro lado el pene de Arturo era enorme la mujer cálculo que debía medir 22 o 24 cm su pequeña mano apenas se podía cerrar sobre su venoso tronco, las manos de ella continuaron moviéndose por espacio de varios minutos pero era más que evidente que el perdedor era Andrés, por lo que ella lo declaro y luego le dio un beso en la punta del pene de Arturo para dejarlo irse con una palmada en sus nalgas, él se fue diciendo “Lo siento amigo pero es mejor que seas tú y no yo, ¡lo siento!”

Andrés se quedo ahí en silencio como en estado de shock a la espera de la mujer que acompaño a Arturo a la puerta cuando regreso tomo su pene de nuevo lo que lo saco de sus pensamientos, sus miradas se cruzaron por unos segundos antes de que ella le dijera, “bueno Andrés, ¿qué va hacer pene o también quieres que elimine tus testículos junto con tu escroto?” Aquella pregunta casi hace que Andrés salga corriendo de aquel lugar sin embargo sus piernas parecía no responder a su deseos.

Sabía muy bien que no llegaría muy lejos y el castigo como no acatar el resultado de la prueba era aun peor que solo la pérdida de su amado aunque diminuto pene, Andrés apenas pudo responder ¿qué no se supone que solo debe cortar el pene?, la mujer le sonrió de nuevo antes de decirle, “en efecto así es, pero si lo deseas también puedo eliminar tu escroto con tus testículos adentro, créeme es mejor de esa manera”, Andrés permaneció en silencio por unos segundos antes de decir, ¡No deseo conservar mis huevos por favor solo elimine mi pene!

Mientras decía esas palabras las lágrimas rodaban por sus mejillas sintiendo una terrible impotencia, la mujer saco por debajo del banco donde estaba sentada una péquela guillotina laser, en realidad era una guillotina con un pequeño cable que fungía como cuchilla, que se calentaba hasta aparentar un laser, pero en realidad era un plasma, era tan caliente que podía cortar sin problema alguno cualquier extremidad además dado el gran calor que generaba cauterizaba la herida resultante de forma inmediata evitando cualquier sangrado indeseable, ella coloco el pene en erección aun de Andrés en el agujero diseñado para ese fin, en ese momento Andrés cerró los ojos a la espera se sentir el doloroso dolor del corte.

En su lugar lo que sintió fue el mayor placer de su vida hasta ese momento la mujer se trago casi la totalidad de su endurecido pene, la mujer sin decir nada había comenzado a darle un sabrosa mamada, los ojos se Andrés se abrieron grandes y dejo escapar un gemido de gusto su cabeza se fue hacia atrás y sus manos libres se fueron a la cabeza estaba gozando como nunca, aquello era superior a cualquier masturbación que se hubiese podido hacer, la lengua de ella se media por debajo de su prepucio masajeando la parte baja de su glande lo que hizo que Andrés se estremeciera de placer.

Aquello apenas duro unos pocos minutos el placer era tan grande que pronto ella tenía al pobre de Andrés al borde del orgasmo, lo cual sucedió no mucho después, el adolescente dio un gran gemido mientras de su pequeña erección broto con mucha fuerza un gran chorro de su cálido como espesos semen que la mujer no dudo en bebe, justo cuando un segundo gran chorro se semen inundo la boca de la mujer, ella activo la guillotina laser la cual corto el pene de extasiado Andrés en una fracción de segundo.

Andrés estaba disfrutando tanto que no se percato que su amado pequeño miembro viril había quedado separado de su cuerpo para siempre en la boca de la mujer, unos segundos más tarde cuando su orgasmo cedió paso al dolor el abrió los ojos y al bajar la mirada se pudo percatar que su pene ya no estaba más unido a su cuerpo, en ese momento la mujer se lo estaba sacando de la boca con la ayuda de sus dedos, Andrés cayó de rodillas y comenzó a llorar desconsoladamente mientras la mujer arroja su pene a un incinerador.  


** ** ** ** ** ** ** ** **

Andrés nunca pudo ir a la universidad, su sueño de ser abogado como su padres se frustro en su lugar tuvo que conformarse por ser un contratista en la industria de la construcción, perdió todo contacto con sus amigos pues todos conservaron sus penes menos él, también sufría de una constante frustración sexual pues al conservar sus testículos el esperma seguía generándose sin que pudiera drenarla de manera sencilla, cada 15 días gastaba gran parte de su dinero en contratar a un hombre que lo penetrase por el culo que era la única manera que tenia de drenar sus huevos.

Si vida se volvió miserable incluso su padre parecía estar decepcionado de Andrés, todo era sombrío  en el futuro para Andrés y todo por fallar en la prueba, el único momento que es en verdad “Cuando el Tamaño Importa”. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro esta Historia



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com