TÍA VICKY

No entendía lo que estaba a punto de suceder. Tía Vicky le había dado una buena taza de té caliente adulterado con un fármaco de excitación / sedante. No tardo mucho luego de que lo bebió en estar tumbado sobre la cama completamente desnudo y sus piernas bien extendidas como abiertas. Él no podía entender porque no había deseaba cerrarlas como seria lo normal. Sus testículos bien desarrollados descansaban en gran medida en la cama con su gran pene semi rígido casi sobre ellos......


TÍA VICKY.
No entendía lo que estaba a punto de suceder. Tía Vicky le había dado una buena taza de té caliente adulterado con un fármaco de excitación / sedante. No tardo mucho luego de que lo bebió en estar tumbado sobre la cama completamente desnudo y sus piernas bien extendidas como abiertas. Él no podía entender porque no había deseaba cerrarlas como seria lo normal. Sus testículos bien desarrollados descansaban en gran medida en la cama con su gran pene semi rígido casi sobre ellos.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PADRES] [FEMDOM]


Categoria: Adolescente      Autor: Fantasy Man




No entendía lo que estaba a punto de suceder. Tía Vicky le había dado una buena taza de té caliente adulterado con un fármaco de excitación / sedante. No tardo mucho luego de que lo bebió en estar tumbado sobre la cama completamente desnudo y sus piernas bien extendidas como abiertas. Él no podía entender porque no había deseaba cerrarlas como seria lo normal. Sus testículos bien desarrollados descansaban en gran medida en la cama con su gran pene semi rígido casi sobre ellos...

Tía Vicky echó un vistazo a su sobrino. Una gran mujer atractiva, de pecho talla 32, que amaba al chico, pero estaba lo bastante preocupada acerca de cómo sus hormonas estaban ahora cambiando su relación. Era casi de 17 años y lo había atrapado mirando a sus firme pechos que sobresalían del frente de su cuerpo en varias veces. Es cierto que ella disfrutaba llevando endebles sostenes push-up debajo de las camisas apretadas que las hacían lucir perfectas para la selección de los hombres con necesidad de "domesticar" en el centro penitenciario donde trabajaba. Sus sospechas se confirmaron; su pene era gigantesco, sin vello y descansaba en gran medida sobre sus sábanas de seda. A través de la experiencia, sabía que los hombres con grandes testículos necesitan ser procesados inmediatamente.

Entró en la habitación, sonrió al adolescente y se sentó junto a él, con sus pesados ​​pechos ligeramente por debajo de su apretada blusa. "Billy", ella suavemente habló, “En verdad sabes cuánto te amo, ¿verdad?" El niño consciente semi sonrió y asintió a su encantadora tía. A pesar de su estado narcotizado su pene comenzó a levantarse a la vista de su hermosa tía sentada tan cerca de él. Vicky volvió a sonreír, consciente de su lucha por no mirar a sus pechos que sobresalían, y continuó.

-"Es el momento he realizado un pequeño procedimiento en ti Billy..." Dijo su tía.

Billy sintió que su tía coloco suavemente sus manos debajo de su gran escroto, levantando sus pesados huevos. 

-"Tus testículos son demasiado grandes y pesados ​​..." Dijo ella sonriendo con simpatía.

Sin embargo, sus ojos lo intentaron, a la vista de sus grandes pechos, bien vestidos y la sensación de sus manos levantando sus pesados huevos causaron que su pene quedase completamente erecto. 

-"Pobrecito..." fue todo lo que dijo su tía.

Con calma ella movió su pene para que no estorbara a su saco....

-"has estado fantaseando sobre mis pechos, ¿no es así Billy?" Preguntó en voz baja su tía, levantando sus huevos como midiendo su peso. 

Él gimió de vergüenza - la droga en su bebida lo mantenía dócil mientras experimentaba su excitación. 

-“Tu pene simplemente no puede controlarse a sí mismo, ¿verdad?" Preguntó retóricamente su Tía, apretándolo suavemente justo por debajo de su glande.

El adolescente vio a la tía Vicky tomar un dispositivo cerca de sus inmediaciones - parecía algún tipo de herramienta para apretar y lo vio como en un sueño, mientras colocaba cuidadosamente el saco grande, hinchado en él...

-"Tus testículos parecen haberse hecho para este tratamiento Billy..." Dijo ella apretando los mangos de la herramienta.

Sus huevos fueron empujados lentamente hasta el fondo de su saco antes de sentir que algo se cerraba firmemente alrededor de la parte superior de su escroto. 

-"No te contengas..." sonrió.
-"Acabo de dejar tus grandes huevos listas". 

Buscando entre las piernas, vio sus huevos presionados en una bola, con sus dos huevos al final de su cuello escrotal ahora doblemente prensado. A medida que el fármaco tuvo más afecto, perdió interés en las abrazaderas apretadas por encima de sus huevos, centrándose en cambio en sus senos enormes. Su pequeño top rosa contorneada perfectamente sus firmes pechos,

-"Sin el equipo adecuado, como estos testículos este tamaño es simplemente demasiado complicado de conseguir..." Ella sostenía ahora sus huevos.

Ella paso con amor para hacer un fuerte nudo de ida y vuelta entre sus suaves manos, cuidadas. Con calma, 'Sé lo que es mejor' dijo con una mirada, continua; "La máquina que suelen utilizar para el drenaje de grandes testículos tiene una manga del pene que bombea, chupa y drena todos los espermatozoides en un frasco". Le apretó los huevos con simpatía, "pero mi amigo quería probar con su caballo, por lo que no puede dejar de correrse”. Dando una suave sonrisa, aclaró: "Es que no quiero que ninguno de ellos ensucie mi blusa nueva ..." ella suspiró y metió su pecho hacia fuera, moviendo lentamente sus pechos gigantescos de lado a lado, que los mostraron exactamente donde ella no quería su semen. 

¡Dios, estaba tan avergonzado! "No, no..." Arrulló, ahuecando su paquete pesado en su palma izquierda y tirando de sus huevos hacia adelante. "No hay necesidad de preocuparse... He castrado a varios hombres cuando estaban llenos y viriles..."

Ella ocultó su excitación como pudo, mientras colocaba una pequeña tijera linda de color rosa entre los pliegues apretado de su escroto bien estirado. "Tus testículos se sienten tan llenos...", sonrió. "Voy a conservarlos y seguros cuando lo corte - la sensación de un juego completo en su mano era bastante satisfactorio..." Billy se quejaba con lujuria para ese momento, sintiendo como fue esturando su escroto expectante. "Voy a contar hasta 3 Billy..." ella estaba apretando ahora "y luego mi tijera te daran un pequeño corte". 

Hizo énfasis en sus palabras apretando suavemente los mangos, lo que le permite sentir una ligera compresión de acero sobre su estirada piel. Tirando un poco más duro, empezó a contar: "Uno...", ella estaba sonriendo cálidamente, sus pezones con el emplazamiento sobresalían por encima de los confines de su delgado sostente. "Dos ...", sonaba casi maternal, "y allí vamos...", susurró, apretando firmemente la tijera, cortando fácilmente su cuello escrotal sin mucho esfuerzo. 

El rostro de Billy era una mezcla de horror e incredulidad, mirando su mano izquierda tirando de sus huevos lejos de su cuerpo. "No ha sido tan malo, ¿verdad Billy?" preguntó ella, manteniéndolos en su mano cuidada, a la altura de los pechos cuyos pezones estaba tan duros que parecía que iban a traspasar la tela en cualquier minuto. 

Billy observó con una expresión horrible como ella los apretó, sintiendo su densidad: "Se siente como una carga grande aun en su interior - ¿apuesto a que no te había corrido en semanas!" Ella rio.



Historia Original Aquí.





Autor: Fantasy Man       Traductor: DarkSoul

HIJASTROS

La madre de Andy y Kara, murió en un accidente poco después que Kara cumpliera 15 años y Andy con aun 14 años, fue después del sepelio que Gabriel cambio radicalmente hacia ambos ya adolescentes, para empezar, se mudaron de casa, Gabriel los llevo a una amplia propiedad, toda bardeada con altos muros en medio de la nada, la población más cercana estaba a 75 Kms. Aquella casa era enorme, solo los tres vivían ahí, ambos adolescentes dejaron de ir a la escuela, Gabriel les ordeno a ambos adolescentes que solo vistieran ropa interior como únicas prendas, al tiempo que comenzó a ser más abiertamente cariñoso con Kara......


HIJASTROS.
La madre de Andy y Kara, murió en un accidente poco después que Kara cumpliera 15 años y Andy con aun 14 años, fue después del sepelio que Gabriel cambio radicalmente hacia ambos ya adolescentes, para empezar, se mudaron de casa, Gabriel los llevo a una amplia propiedad, toda bardeada con altos muros en medio de la nada, la población más cercana estaba a 75 Kms. Aquella casa era enorme, solo los tres vivían ahí, ambos adolescentes dejaron de ir a la escuela, Gabriel les ordeno a ambos adolescentes que solo vistieran ropa interior como únicas prendas, al tiempo que comenzó a ser más abiertamente cariñoso con Kara.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMÍA] [NULIFICACIÓN] [DOMINACIÓN] [ESCLAVITUD] [VIRGEN] [PADRES]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul




Andy y Kara eran dos adolescentes como cualquier otro, Kara era un año mayor que Andy, pelirroja de pequeños senos aun pero con un buen par de nalgas, huérfanos de padre desde la infancia, eran tímidos y retraídos, su madre se casó en segundas nupcias con Gabriel que se convirtió en su padrastro, desde un principio Gabriel mostro algo de antipatía hacia Andy pero era muy cariñoso con Kara, incluso en exceso, ella fue la primera que entro en la pubertad y Gabriel se encargó de ella desde ese momento de un modo más estrecho.

La madre de Andy y Kara, murió en un accidente poco después que Kara cumpliera 15 años y Andy con aun 14 años, fue después del sepelio que Gabriel cambio radicalmente hacia ambos ya adolescentes, para empezar, se mudaron de casa, Gabriel los llevo a una amplia propiedad, toda bardeada con altos muros en medio de la nada, la población más cercana estaba a 75 Kms. Aquella casa era enorme, solo los tres vivían ahí, ambos adolescentes dejaron de ir a la escuela, Gabriel les ordeno a ambos adolescentes que solo vistieran ropa interior como únicas prendas, al tiempo que comenzó a ser más abiertamente cariñoso con Kara.

Gabriel sin embargo trataba mal a Andy cada día peor, una tarde Gabriel llego con dos collares, les ordeno a ambos que se desnudaran, para luego ponerles los collares, les dijo que desde ese momento ya no eran sus hijastros sino sus esclavos y debían llamarlo Amo, desde ese momento, Andy esa misma noche se revelo fue donde dormía su hermana para decirle que huyera con él, que ya no soportaba a Gabriel pero ella se negó, cuando más tarde Andy trato de escapar de la casa Gabriel lo atrapo Kara lo había traicionado contándole sus planes.

Como recompensa por querer escapar Andy fue amarado a una cama y Gabriel lo circuncido sin anestesia alguna simplemente estiro su prepucio con fuerza para luego cortarlo con una afilada tijera, Andy grito como nunca antes sintiendo el más terrible de los dolores, mientras Kara se masturba viendo como su hermano perdía aquella sensible piel que dejaba su glande de un color mucho más oscuro que el resto de su piel al descubierto, pero Gabriel aun no acababa con su pene aun sangrando su glande fue atravesado por una aguja de oro gruesa por donde paso un anillo de plata, un piercing que desde ese momento adorno el pene glande de Andy.

El tiempo paso muy rápido desde esa noche Andy quedo reducido a un esclavo, un sirviente de Gabriel y Kara, unos meses después de cumplir 15 años Andy fue llevado a una habitación donde su hermana estaba acostada desnuda, en el piso, le habían colocado una especie de fundas de color negro que le impedía usar sus manos, la rajita como toda su área púbica estaba depilada por completo lo mismo que la de Andy, que al ver a su hermana mostrando sus partes íntimas comenzó a tener una erección, pese a no desearlo, sus deseos reprimidos de hombre eran los que en ese momento mandaban en su cuerpo.

-“¡Amo mire es como dijo se le está poniendo al puerco de mi hermanito!” Dijo Kara.

Gabriel era más alto que su hijastro, lleno de músculos, pero de aspecto muy elegante le gustaba usar los fines de semana camisas de seda ajustadas al cuerpo, abierta hasta el tercer botón, mostrando su pelo en pecho, pantalón de vestir que transparentaba su calzoncillo blanco tipo bóxer, cinto de cuero y llavero, esta indumentaria tan llamativa y aparatosa hacía que el ojo de cualquiera vaya directo a la zona baja donde un cierre abombado denotaba un bulto de tamaño anormal.

El pene de Andy estaba en todo su esplendor con sus 17 cm. completo, con su cabeza brillante con liquido pre seminal escurriendo por su piercing, Gabriel se la agarró cerrando su mano sobre su tronco por detrás, para comenzar a masturbarlo como en cámara lenta Kara que hasta ese momento solo miraba aquella escena, se levantó del suelo para quedar de rodillas frente a Andy, para tragarse su pene, con su boca pero sin poder tocar sus huevos o pene, Gabriel aparto su mano para comenzar a amasar sus nalgas.

Gabriel restregaba su bulto sobre la parte alta de las nalgas de Andy, al cabo de unos segundo Gabriel comenzó a quitarse la ropa comenzando con su camisa de manga larga de rayas, dejando al cabo de unos segundos su pene grueso, bien venoso semi duro medía como unos 20 cm al descubierto, se quedó mirando el culo de Andy con cara libidinosa de nuevo se acercó a los hermano, aparto a Kara de Andy lo tomo del cabello para obligarlo a quedar de rodillas frente a él para luego hacer que se metiera todo su trozo semi duro en su boca, mientras Kara sin que se le ordenara fue detrás de Gabriel le abrió sus nalgas le escupió su ano para comenzar a darle un beso negro que lo hizo gemir de placer.

Andy sintió como el pene de su padrastro se hinchaba en su boca y cada vez se ponía más y más dura además de más grande, sin darme cuenta la tenía ensartada en su boca y llegaba hasta el fondo de su garganta, Gabriel gemía sin parar.

-“Vamos perros chupen… Y tu putito hazme venir… Que hoy dejaras de ser hombre por fin”. Dijo Gabriel entre jadeo y jadeo.

Kara por su parte seguía lamiendo su ano, mientras Gabriel metía y sacaba su pene de la boca de su hermanito.  Entonces ocurrió lo impensable para Andy, hasta ese momento virgen aun, Gabriel lo separo de él, para darle la vuelta para de pronto sintiera su enorme pene mojado de saliva, sintiera aquel tubo de terciopelo hirviendo como comenzó a entrar por su ano; apenas bastaron dos embestidas para que estuviera todo adentro y automáticamente los pliegues del culo de Andy sé contrajeron alrededor de su enorme falo.

-“AAAAAAAAAAAAAAHHHHHYYYY”. Grito Andy de Dolor.

Una vez con Andy desvirgado Gabriel apenas lo penetro por algunos minutos antes de hacer que se acostara boca abajo sobre el suelo, hizo que Kara que aún seguía lambiendo y chupando su ano, se sentara boca arriba sobre su hermano, tomo su pene y lo dirigió al ano de su hermana, el cual entro sin problema alguno Kara dio un pequeño gemido, luego Gabriel tomo su pene y la penetro por su mojada vagina de una sola vez.

Era lo mejor para Kara, no dolía, el pene de Andy pese al piercing entraba y salía solito haciendo un ruido por demás excitante. El pene de su hermano estaba por su orificio trasero y gran pene de su Amo por el delantero, quien la sostenía de los cabellos mientras Kara alcanzaba un gran orgasmo como pocas veces antes había logrado sentir, aunque no ere la primera vez que tenía sexo con Gabriel, si era la primera vez que estaba siendo penetrando doblemente en su vida.

Los ojos de Kara le daban vueltas, sus devoradoras nalgas se tragaban sin parar el pene de Andy, aquello no duro mucho 10 o 12 minutos hasta que Kara sintió tanta cantidad de leche que parecía le estaban aplicando un enema tibió, sus entrañas quedaron inundadas de la leche de su hermanito el cual se contraía espasmódicamente como queriendo engullir todo su pene, sin dejar que Andy terminara de venirse Gabriel aparto a Kara sacando su propia erección para hacer que se pusiera a cuatro patas.
 
Su padrastro se aferró de sus nalgas por detrás y mirando a Andy dijo.

-“Ahora veras como es que un hombre de verdad se lo hace a una mujer, algo que tú nunca podrás hacer perro”. Dijo con malicia Gabriel.

Los de Kara ojos se pusieron blancos, cuando la tomó de la cintura mientras que sus 23 cm. de erección de Gabriel entraban en su ano, sus pliegues que antes se contraían, pese a la lubricada que estaba no lo hicieron era doloroso Kara pegó un grito y se le escaparon algunas lágrimas, Gabriel no espero a que su entraña se acostumbrara al intruso de inmediato comenzó a bombear su dolorido ano y luego de 10 minutos en las que la estuvo propinando embestidas salvajes de nuevo Kara sintió llenarse sus entrañas con el espeso y abundante líquido que brotaba del gran pene de su padrastro.

Andy creyó que terminaba su calvario por aquel día, por lo regular luego de eso Gabriel se marchaba con Kara y lo dejaban en paz. Así fue en parte. Su padrastro siguió su pene bien duro metiéndolo y sacándolo, pero ya con tanto lubricante el ano de Kara parecía una ruta llena de aceite donde entraba y salía con facilidad su padrastro.

Pero esa tarde era diferente, Gabriel saco su enorme falo del interior de Kara para ir a donde estaba arrodillado Andy para dejar su mojado ariete expuesto a su visión, Gabriel tomo a Andy de los cabello para dirigir su boca a su erección y ordenarle.

-“Vamos puta que esperas para chuparla”. Ordeno Gabriel

A los 15 minutos Gabriel ya no pudo más y por segunda vez depositó toda su leche en la boca de Andy que desesperado lambía y re-lambía todo hasta que dejó todo su enorme pene bien limpio, cansado, el pene de su padrastro latía en el interior de su boca como queriendo más, pero seguía algo nada placentero para Andy.

Cuando Gabriel termino de venirse, extrajo su pene de la boca de su hijastro para con rápidos movimientos, amarrarle sus manos a la espalda, luego fue por una parra de metal que aseguro a los tobillos de Andy, para evitar que pudiera cerrar las piernas, luego salió de la habitación dejando reposar a ambos hermanos un par de minutos, cuando regreso lo hizo con una gran tijera de jardinería, fue hasta donde estaba Andy y coloco las afiladas cuchillas debajo de sus huevos.

El pene de su padrastro como de Andy dieron dos fuertes respingos cuando las cuchillas tocaron la piel del escroto de Andy, el pene de Gabriel respingo de excitación mientras que el de Andy de terror.

-“Por favor Amo… No lo Haga… ¡Por Favor!” Suplico Andy.

Gabriel volteo a ver a Kara que miraba todo con una expresión de lujuria total, se había quitado la funda de su mano derecha y se estaba masturbando furiosamente en ese momento introduciéndose dos dedos por su mojada vagina.

Gabriel tomo los mangos de madera de la tijera, miro a Andy y le dijo.

-“¡Desde ahora serás nuestra putita!” Dijo Gabriel.
-“NO… Por Fa…” Trato de suplicar Andy.
-“AAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHH”. Grito Andy.


El adolescente no pudo terminar su última suplica, cuando su padrastro de un sólido tijeretazo le cerceno sus huevos y pene, convirtiéndolo en un eunuco nulo para el resto de sus días, Gabriel era cirujano por lo que no tuvo problemas en remediar el daño causado, sin embargó en ese momento Andy puso los ojos en blanco, se convulsiono de dolor por unos segundos para luego desmayarse, cuando despertara lo hacía a una nueva vida, en la que el placer sexual personal no estaría incluido nunca más. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul         Mail: darksoulpgm@gmail.com

OBSESIÓN CON EL CHICO DE 16

Nelson era de mayor estatura que mi hijo, con rasgos ya de un joven o muchacho en su pubertad, su cuerpo ya había dejado de ser niño, pues tenía cierta complexión fuerte. Sucedió que cuando él llegó yo estaba limpiando y usaba unos pantaloncillos cortos y una blusa con buen escote, rápido sentí su mirada sobre mí, me miraba los pies, mi entrepierna, mis senos y mi trasero, en ocasiones voltee rápido y pude ver que se tocaba su paquete al verme, que ya no era el de un chico, al principio me ofendí, pero conforme pasaba el día, el no perdía detalle en lo que hacía, eso me fue calentando, pues el chico era de muy buen ver, guapito y debo decir que soy muy caliente......


OBSESIÓN CON EL CHICO DE 16
Nelson era de mayor estatura que mi hijo, con rasgos ya de un joven o muchacho en su pubertad, su cuerpo ya había dejado de ser niño, pues tenía cierta complexión fuerte. Sucedió que cuando él llegó yo estaba limpiando y usaba unos pantaloncillos cortos y una blusa con buen escote, rápido sentí su mirada sobre mí, me miraba los pies, mi entrepierna, mis senos y mi trasero, en ocasiones voltee rápido y pude ver que se tocaba su paquete al verme, que ya no era el de un chico, al principio me ofendí, pero conforme pasaba el día, el no perdía detalle en lo que hacía, eso me fue calentando, pues el chico era de muy buen ver, guapito y debo decir que soy muy caliente.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [ADVERTENCIA] [PADRES] [OBSESION]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo & Darksoul




Todo sucedió hace un año.

Debo decir que estoy casada con Mario, desde hace quince años, me casé muy joven. Siempre he sido una mujer muy caliente, desde adolescente. Perdí mi virginidad a los catorce, muy joven, con un profesor del colegio. Soy Morena clara, tengo bonito cuerpo, mido 1.71 metros, alta para ser latina y mujer. Mis senos son medianas, pero de buena forma y mi atractivo son mis curvas de cintura a mi trasero.   

Tuve sexo con todos los novios que tuve, que fueron cinco en mi juventud, hasta que llegó mi esposo, del cual me enamoré y ahora tenemos un hijo de 13 años. Soy más caliente que mi esposo, antes de irse a trabajar lo convenzo de dejarme bien satisfecha, aunque a veces él no quiera.    

Pues la historia comienza cuando mi hijo nos cuenta que tiene un amigo suyo más grande en el colegio, de quince años, que estaba repitiendo el año en su aula, mi hijo me comentaba que este chico, que llamaré Nelson, lo defendía en el colegio de otros chicos, cosa de jóvenes. Pero eso hizo que desde el inicio me cayera bien. Cierta vez mi hijo lo invitó a la casa. Nelson era de mayor estatura que mi hijo, con rasgos ya de un joven o muchacho en su pubertad, su cuerpo ya había dejado de ser niño, pues tenía cierta complexión fuerte.

Sucedió que cuando él llegó yo estaba limpiando y usaba unos pantaloncillos cortos y una blusa con buen escote, rápido sentí su mirada sobre mí, me miraba los pies, mi entrepierna, mis senos y mi trasero, en ocasiones voltee rápido y pude ver que se tocaba su paquete al verme, que ya no era el de un chico, al principio me ofendí, pero conforme pasaba el día, el no perdía detalle en lo que hacía, eso me fue calentando, pues el chico era de muy buen ver, guapito y debo decir que soy muy caliente, hasta tuve fantasías con él clavándome dos dedos en mi raja en la noche.          

En una ocasión que llegó a casa a quedarse con mi hijo, era ya como las once de la noche, mi esposo y yo estábamos jugueteando en la cama, nos tocábamos y besábamos, en eso, me puse en cuatro y mi esposo empezó a quitarme mi pantalón, luego mi panty y comenzó a comerme la rajita y el ano, me gusta cómo me lame el ano y luego entierra sus dedos en mi vagina, estaba ardiendo y me mojaba mucho, él estaba concentrado comiéndome mis orificios, en eso pude ver que la puerta de nuestra recamara estaba entreabierta, eso no era raro, pero noté movimiento, entre la oscuridad y la luz de nuestra mesa de noche, pude notar la figura de Nelson, el amigo de mi hijo, que nos observaba, pensé en detener el sexo oral que me daba mi esposo, pero decidí al último que no lo haría, me gustaba la idea de ser observada y entonces comencé a gemir más fuerte y a decirle cosas a mi marido

-“Que rico me comes la raja, aaayy que rico, mete tu lengua en mi culito, así, así, que rico, tu lengua está muy caliente”. Todo eso le decía gimiendo.

Lo que hizo poner más caliente a mi marido y seguro que a Nelson también quien se masturbaba ahí parado viendo aquel espectáculo. Luego tumbé a mi esposo en la cama y a propósito encendí la otra mesita de noche, quería que el chico no se perdiera ningún detalle, así que me puse de espaldas, y comencé a comerme el pene de mi marido, la metía y la chupaba como desesperada, luego me agachaba lo más que podía para abrir mi trasero y enseñarle a Nelson todo el esplendor de mi raja y mi ano entre mis nalgas. Luego ya con el pene parado, me subí a cabalgar el pedazo de carne dura que me daba mi esposo.

Lo monté y comencé a moverme, me inclinaba hacia adelante para darle mis tetas para que mi esposo las mamara y para que Nelson viera el pene de mi esposo dentro de mi vagina, entrando y saliendo con nuestros jugos íntimos mezclándose. En pocos minutos comencé a quejarme y a decir.

-“Me corro, me corro papi, que rica tienes tu falo dentro de mi raja”. Dije

Para seguir moviéndome y luego me corrí gimiendo y quejándome, luego mi esposo gimió y dijo un par de cosas sucias y descargó su semen en mi raja, seguí moviéndome y sentí como su semen me salía por la roja y mojaba el tronco de su pene. Oí levemente como se cerró la puerta de la recamara, mi esposo ni cuenta, luego oí el ruido de la puerta del baño, pues rechinaba de una manera especial.         

Luego de descansar un poco, le dije a mi esposo que iría por un poco de agua. Salí solo para ver si estaba aún Nelson en el baño, ya no estaba, pero sin embargo entré al baño, me encontré papel higiénico, tirado, que tenía como moco, era el semen de Nelson, se había venido viéndome tener sexo con mi marido y empecé a obsesionarme con él desde ese momento.

Pasó con un mes después de eso, mi esposo no pasaría ese fin de semana en casa, por planificación anual de su empresa, y mi hijo me pidió permiso para que viniera Nelson a la casa a quedarse, así que estaríamos solo los tres. Debo comentar que me masturbaba en la noche pensando en Nelson y lo que paso aquella vez, me imaginaba como se jalaría el pene hasta correrse.      

Como que todo estaba planeado, el destino hizo lo suyo, pues la noche en que llegó Nelson, comenzó a llover como nunca, hubo rayos y truenos, y de repente se fue la electricidad. Había viento también. Mi hijo le tiene cierto pavor al viento fuerte y ahora sin electricidad. Decidimos que los tres nos fuéramos a mi recamara, con ropa de dormir y esperaríamos que regresara la electricidad, así lo hicimos.Me puse unos pantaloncillos más cortos de lo normal y una blusa de tirantes sin sostén. 

Vi a Nelson con su pantalón de dormir y como que era de talla más pequeña que la que debe usar, posiblemente creció y lo siguió usando, pues se le marcaba su paquete, no parecía tan pequeño como el de mi hijo. Nos acostamos, mi hijo y yo en las orillas y Nelson al centro. Ellos platicaron sus cosas de chicos, mientras yo veía mis chats en el teléfono.   

Pasaron las horas y me di cuenta que mi hijo ya estaba dormido, solo Nelson permanecía despierto también jugando con su móvil. Entonces le dije que ya se durmiera, cargué a mi hijo y lo llevé dormido a su habitación, Nelson me iba alumbrando con una lámpara el camino, lo deposité en la cama y lo cubrí. Se me ocurrió decirle a Nelson qué si quería esperar a que viniera la electricidad, ahí o en mi recamara, sin pensarlo mucho, dijo que en mi recamara, sentí un poco de excitación que el chico me acompañara a mi cama, nos acostamos, incluso nos metimos entre las sabanas, charlamos un poco en la penumbra y poco a poco nos quedamos dormidos, al menos yo.  

Me despertó sentir un cuerpo junto al mío, era Nelson quien estaba atrás de mí, conmigo en posición de lado, sentí su paquete pegado a mis nalgas, sobre mis diminuto shortcito. Me fui excitando y dejé que el experimentara conmigo. El empezó a restregar su pene contra mi trasero, luego sentí su mano sobre mi playera y sobre mi seno, sentí su aliento. Gemí para que supiera que no era ajena a todo aquello. El entendió bastante bien porque comenzó a bajarme mi pequeño short, lo bajó hasta mis rodillas y luego lo hizo con mi panty (braga), luego volvió a intentar con su pene y a restregarlo contra mi rajita, estaba que me moría de excitación, me estaba mojando en serio con ese chico.
           
Su pene estaba erecto y duro, lo podía sentir claramente entre mis labios vaginales, no era un pene de adolescente, era ya un pene de hombre. Nelson siguió metiendo y sacando su pene entre los pliegues de mi raja, sin penetrarme. No pude aguantar más y le abrí las piernas, el nuevamente entendió muy bien el mensaje, a los pocos segundos sentí el grosor de su erección, estaba caliente muy caliente, entrar en mi vagina, estaba tan mojada que él la deslizó sin mucho obstáculo, pude sentir su carne penetrar mi espacio más íntimo y al mismo tiempo debutarme como infiel, aunque en ese momento no lo pensé, gocé cada pulgada de su pene que me metió allí de lado en mi propia cama.          

Luego que la metió comenzó a moverse dentro de mí, no pude evitar gemir y quejarme gozando cada instante de la rica cogida que me daba. No era cosa del otro mundo su estilo, pero la fantasía, la situación de que era compañero de mi hijo, me puso muy caliente y movía también mi pelvis para que me la metiera hasta lo más profundo de mi vagina. En eso vi que el chico estaba por llegar al punto de no retorno, entonces lo detuve y le dije

-“¡Tranquilo, tranquilo!, ¡despacio! ¡Despacio!” Él nuevamente entendió y se detuvo para meter su mano entre mi playera y tocarme los senos, sin movernos.     

Me levante la playera y el masajeo mejor mi seno y mi pezón poniéndolo durito. Luego le dije que no se moviera que me movería, así que comencé a mover mi pelvis, logrando también la penetración de su pene en mi rajita, sin que él hiciera nada, sentí como ese pedazo de carne dura se movía por el canal de mi vagina.

Era sabroso y excitante, tanto que comencé a sentir como me cubría un orgasmo, comencé a gemir descontroladamente y aceleré el mete-saca y me vine, fue una tremenda corrida. Apenas terminé y me repuse, me volteé y me fui directo a su pene para mamarla, a pesar de la penumbra pude ver un pene, como dije, ya de un hombre, tenía que ser más grande que la de mi marido incluso y lo mejor su pene era grueso y dura como la piedra.

Se la mamé y le daba también besos y lengüetazos, se la chupaba y lamía como un pedazo de chocolate gigante. Hice que Nelson se retorciera en la cama y con una almohada en su rostro. En eso el empezó a gemir y pude presentir su corrida, abrí la boca y el chico depositó todo su semen en mi boca, fue bastante cantidad para un chico de su edad. Me la tomé toda y no dejé caer nada en la cama.     

Pensé que Nelson estaría satisfecho y agotado, pero no pensé que él era todo vigor y juventud. Me acarició con sus manos mi raja, metía sus dedos entre mi pelambre y en mis labios vaginales, me estaba poniendo caliente de nuevo, luego me daba besos en mi vientre y alrededor de mi mojada rajita.          

–“¿Quieres chuparme mi rajita?” Le pregunté. 

Le abrí las piernas y el chico se acomodó entre mis muslos, sentí su pequeña lengua jugar con mis labios vaginales, sin mucha experiencia, pero con mucho deseo. Me calentó más. Yo misma, abrí mi rajita y así su lengüita pudo llegar hasta la entrada de mi vagina y a mi clítoris, el seguía usando la punta de su lengua y me daba toques en mi botoncito y eso me hizo mojarme más por lo que empecé a gemir, diciéndole que no dejara de hacérmelo, que no parara nunca. Su pequeña lengua me llevó al cielo pronto, un orgasmo que me partió la espalda y me hizo casi gritar de gusto. Mientras él seguía lamiendo y chupando mi rajita.     En eso le dije.

-“¡Detente!” Jadee.

Abrí mis piernas y recogí mis rodillas para volverle a decir

–“Vuelve a metérmela!” Le ordene.

Él poco a poco se fue acomodando y le ayudé tomando su pene, que ya estaba dura de nuevo, y la puse en la entrada de mi vagina, él solo tuvo que dejarse caer y me penetró de nuevo. Gemí y grite de gusto.

-“¡Que ricooo! ¡Así papito, así!!, métela toda”. Casi le Suplique.

El chico por inercia comenzó a moverse adentro y afuera de mi vagina ante mis gemidos, dejé ahora que él dirigiera todo, me chupó las tetas, mordió mis pezones con fuerza, podía dejarme marcado sus dientes, pero ya no me importaba nada, quería gozar a este chico tan promiscuo. Chupaba y mordía uno de mis senos y se pasaba al otro para hacer lo mismo. Sentí cuando el comenzó a moverse más y más rápido, yo estaba a punto también de correrme de nuevo y quería que llegáramos juntos, así que me puse a mover mi pelvis y mi espalda, para aumentar el roce de nuestros sexos, entramos en un ritmo tremendo, el gemía y yo gemía, anuncie primero que me corría y eso lo aceleró al poco él también gritó a todo pulmón, sentí su chorrito de semen derramarse hasta lo más profundo de mi sexo, con su cuerpo contra mi cuerpo y sentí los latidos de su pene expulsando su semen.          

Fue una cosa brutal de locos. Así debuté como amante de un chico y los primeros cuernos de mi marido. Estábamos tan cansados que Nelson se quedó a dormir en mi cama, ni supe en que momento regresó la electricidad. Por supuesto qué al otro día, sentí un cargo de conciencia, un arrepentimiento de todo esto, porque me podría traer problemas graves si algo se supiera. Pero Nelson regresó a su casa, no sin antes darme un beso de despedida en los labios.         

Pero una noche volvíó a suceder. Mi hijo y mi marido irían a ver un partido de futbol a una ciudad cercana, pero dormirían en un hotel y saldrían al otro día de regreso. En el chat se lo conté a Nelson, quien me dijo que pediría permiso de ir a dormir a mi casa, diciéndole a sus papás que allí estaría mi hijo, eran mentiras, solo estaríamos él y yo.      

Aquella ocasión ya con iluminación, lo hicimos en la sala, me desnudé frente a él, vi su paquete inflarse en su pantalón. Lo desvestí y le di una mamada hasta dejarla como me gusta, larga y durísima. No pude esperar y me senté sobre su pene, lo monté y me la metí hasta que desapareció en mi mojado pene. Le ofrecí mis tetas y le dije.

–“Muérdemelas”. Ordene.

Él me chupó y me mordió los pezones, hasta hacerme gemir de pasión. No quería que terminara pronto, vi cómo me miraba mis nalgas que no dejaban de moverse especialmente entre ellas por lo que le dije.          
 
–“¿Te gusta mi culito?” Le pregunté.     

Nelson asintió con la cabeza.       

–“¿Te gustaría penetrarme por ahí?” Volví a preguntarle jadeante.
           
De nuevo volvió a asentir con la cabeza.

De inmediato me coloque a cuatro patas para Nelson colocarse detrás y tomando su pene lo puso en la entrada de mi culo y la fue insertando con cierta dificultad, tenía un glande cabezón que se resistía a entrar, pero poco a poco sentí como su glande entraba en mi ano y luego su tronco se fue metiendo con menos obstáculo, gemí para que viera que me gustaba, eso lo animó y arremetiendo me la metió toda su carne en mi culito.         

Me la tenía toda adentro de mi recto. Entonces comenzó a moverse adentro y afuera, primero lento, luego más rápido, yo veía que él estaba por correrse a los pocos minutos de estar penetrándome por mi orificio pequeño. Entonces moví mis caderas y mi trasero, Nelson estaba por estallar me estaba preparando para sentir dentro de mi recto, sentí su semen caliente cuando la puerta de la calle se abrió.           

Era mi marido con mi hijo, que regresaron antes de tiempo, dado que el partido que fueron a ver se suspendió de manera sorpresiva para la próxima semana. El rostro de mi marido era de cólera al verme ahí penetrada por el pene de Nelson por el culo, la de mi hijo era de sorpresa con algo de decepción y enojo.

Mario mi marido se nos fue encima, Nelson apenas fue capaz de sacar su pene de mi interior antes de ser lanzado contra uno de los muros de la sala del fuerte golpe que mi marido le propino, estaba por tratar de detener a Mario cuando recibió una fuerte cachetada que me dejo en el suelo, mi hijo vino a tratar de socorrerme pese a estar desnuda, Mario fue a la cocina para regresar a donde estaba Nelson aun aturdido y tomo su pene aun erecto bañado de mis jugos que corto con el cuchillo que tenía en la mano.

-“¡NOOOOOOOOO!” Grito Nelson al verse desprovisto de su pene.

Todo el cuerpo de Nelson se convulsiono por unos segundos mientras su mano trataba de contener la hemorragia que brotaba de su entrepierna, Mario se me acerco y me arrojo el pene mutilado del chico ahora convertido en un eunuco y me dijo.

-“¡Ahí lo tiene vieja puta, espero que ahora te sirva de algo!” Dijo mi esposo.

Para luego marcharse, llamamos a emergencias y Nelson como su pene fueron llevados al hospital en donde los médicos lograron recolocarlo, pero quedó inservible, solo le serviría para evacuar, por mi parte termine divorciada viviendo con mi hijo que creo hasta hoy ya con el adulto no me perdona lo que hice con su amigo, Mario paso algunos años en la cárcel por lo que le hizo a Nelson, pero ya salió y se consiguió una mujer joven con la que vive ahora.

Por mi parte aún sigo obsesionada por los jovencitos, aunque a Nelson no lo he vuelto a ver desde hace años, y dado lo que paso me da miedo experimentar de nuevo con un adolescente y se me vuelva una obsesión.





Autor: Anónimo & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

PEQUEÑO PROBLEMA

Mirando hacia atrás fue un accidente casual que cambió el curso de mi vida para siempre. Me había olvidado mi toalla después de una ducha y corrí a agarrar rápidamente una del armario. Nunca olvidaré la conmoción de mi mamá cuando ella se enteró de mi pequeño problema. Sus ojos apenas alcanzaron a ver mientras caminaba pasado y ella cortésmente sonrió sacudiéndose cualquier incomodidad. Pero entonces, cuando me daba la vuelta, ella estaba allí de pie con curiosidad por mi cuerpo desnudo con una expresión ansiosa. No pensé mucho de ello hasta más tarde esa noche cuando vino a verme a mi habitación......


PEQUEÑO PROBLEMAL
Mirando hacia atrás fue un accidente casual que cambió el curso de mi vida para siempre. Me había olvidado mi toalla después de una ducha y corrí a agarrar rápidamente una del armario. Nunca olvidaré la conmoción de mi mamá cuando ella se enteró de mi pequeño problema. Sus ojos apenas alcanzaron a ver mientras caminaba pasado y ella cortésmente sonrió sacudiéndose cualquier incomodidad. Pero entonces, cuando me daba la vuelta, ella estaba allí de pie con curiosidad por mi cuerpo desnudo con una expresión ansiosa. No pensé mucho de ello hasta más tarde esa noche cuando vino a verme a mi habitación.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENE] [PEQUE] [MEDICO] [FEMINIZACIÓN] [PADRES]


Categoria: Adolescente      Autor: Vegas




Mirando hacia atrás fue un accidente casual que cambió el curso de mi vida para siempre. Me había olvidado mi toalla después de una ducha y corrí a agarrar rápidamente una del armario. Nunca olvidaré la conmoción de mi mamá cuando ella se enteró de mi pequeño problema. Sus ojos apenas alcanzaron a ver mientras caminaba pasado y ella cortésmente sonrió sacudiéndose cualquier incomodidad. Pero entonces, cuando me daba la vuelta, ella estaba allí de pie con curiosidad por mi cuerpo desnudo con una expresión ansiosa. No pensé mucho de ello hasta más tarde esa noche cuando vino a verme a mi habitación.

-“Kenny... no quiero que esto parezca extraño pero ye vi salir de la ducha la otra vez...”
-“Oh, lo siento por eso, se me olvidó mi T-” cortándome mitad de la frase. 
-“No, eso está bien... Ummm, no es que ... ¿Cómo puedo decir esto..." Decia mamá.

Hizo una pausa y respiró profundamente, incapaz de mirarme a los ojos.

“Estoy un poco preocupado por algo de lo que me di cuenta... no es que algo este mal 'Mi madre volvió a respirar hondo.' Wow, esto es una pregunta difícil... Algo sobre tus uh-hum p-partes... Estoy un poco preocupada y no quiero hacerte sentir incómodo, pero no pude dejar de notarlo...”

-“¿Mi pene... es muy pequeña no es así?”
-“No, es perfectamente normal, pero parecía tal vez un poco subdesarrollado para tu edad. Esto no es nada de qué preocuparse estoy segura, solo estaba pensando que a lo mejor sería bueno que lo viera un profesional, eso es todo”.

Mi cuerpo se inundó con olas incontrolables de emoción y los ojos se hincharon. Se sentó junto a mí en la cama y ella me dio unos golpecitos suaves en la espalda y hablo en voz muy baja.

-“¿Te importa si te pregunto algo?"
"¿Pregúntame qué?"
-“No tienes algún vello, ahí abajo, ¿verdad?”

Agaché la cabeza con algo de vergüenza, me frotó el hombro con afecto.

-“Mamá… ¿Podría simplemente dar un rápido vistazo... sólo para ver si estoy exagerando sobre el tamaño?” Tartamudee

Ella tomó una respiración profunda, mordiéndose el labio y rápidamente se puso de pie mirando muy incómoda con la situación. Se detuvo, reacia a contestar. 

-"Sí. Seguro, porqué no. Entiendo; echemos un vistazo. Todo va a estar bien, ¿de acuerdo?”

Dejé caer mi pantalón y ella inspecciono brevemente el escroto y el pene y trató de tirar suavemente lejos de mi cuerpo en vano. Abrí mis ojos y tenía una expresión de horror, sus ojos se veían en estado de shock y su boca abierta. Sus manos suaves se sentían tan bien a pesar de que he tratado de resistirse a ella, que comenzaron en ciernes una erección. Estoy seguro de que hubo más de 3 pulgadas. Pero se dio cuenta rápidamente y me subio mi ropa interior a lo largo de mi parte inferior y fingió que no fue testigo de mi excitación. Ella me dio una palmadita en la espalda y rápidamente salió de la habitación.

Capitulo 2

Nos encontramos con el especialista al día siguiente. El nombre del doctor era Todd, que era un hombre alto, complexión atlética, de pelo en pecho y barba sin afeitar recortada. Parecía más viejo que mi mamá, se sonrieron el uno al otro y se llevaban muy bien.

-“¿Ahora cual parece ser el problema?”, Preguntó el doctor.
-“Kenny ha expresado cierta preocupación por su desarrollo físico”. Dijo mamá
-“¿Desarrollo?” Replicó el doctor.

Mi madre me miró, reacia a contestar. 

-“Bueno... ¿Cómo puedo decir esto... me preocupa... A Kenny le preocupa el tamaño de su pene y el hecho de que él no tiene ningún vello púbico”.

-“Eso es perfectamente comprensible, vamos a echar un vistazo, Kenny ¿te importa si tu madre está aquí con nosotros “. Pregunto el especialista.
“No me importa”. Conteste.

Me desnudé y me puse una bata médica que la enfermera me trajo y me acosté sobre una camilla. El doctor comenzó su examen con la enfermera garabateando notas. Una vez más, me encontré con una situación similar cuando el doctor examinó mi pene, sus manos se sentían tan bien que empecé en ciernes a tener una erección de 3 pulgadas. No pude evitarlo, pero rotar mis caderas y moler su mano ligeramente. El doctor tomó rápidamente su mano, así que estuve penetrando el aire, miraba a mi madre y la enfermera, todos sonrieron el uno al otro, lo que fue una vergüenza para mí.

-"¡Kenny, Tsk Tsk... ahora descansa y ponte la ropa de nuevo! Eso es inapropiada frente a la joven enfermera y el buen doctor," mi mamá regañó.

El doctor se sentó en un taburete. 

-“Ahora Kenny quiero saber si puedo ser perfectamente sincero contigo?”

Me enfrenté a ellos, mi cara era de color rojo brillante, lo único que podía hacer era mover la cabeza arriba y abajo.

-“Bueno, estas en buen estado de salud física Kenny en general, pero tenían razón para estar preocupados. Se está produciendo una baja producción de testosterona que se llama hipogonadismo y como resultado se tiene una condición llamada micro pene y ginecomastia. Debido a la deficiencia de la hormona del crecimiento por lo que tu cuerpo tiene un desequilibrio. Es por eso que su pene parece anormalmente pequeño y el pecho de Kenny se ha convertido en algo más importante”.

-“¿Qué significa esto para Kenny? ¿Cuáles son sus opciones... seguramente debe haber algún tratamiento disponible?" Mi mamá dijo con prisa.

-“Bueno, podríamos iniciar un tratamiento hormonal, pero quiero ser honesto con ustedes dos. Es difícil decir si Kenny va a ganar considerable tamaño del pene por cualquier inyección de testosterona”.

La cara de la enfermera era de color rojo brillante y ella estaba sonriendo pero probablemente fue porque era incómodo estar en la habitación. Se notaba que estaba tratando de actuar lo más profesional posible. Mi mamá estaba muy conmocionada por la noticia. Corrí hacia ella por comodidad, me abrazo durante un minuto. 

-“Vas a estar bien dijo. Vamos a salir de esto, te prometo que todo va a estar bien”.
}
Capítulo 3

Más tarde esa noche, mi mamá hizo la cena y me sentí mucho mejor. Se veía absolutamente impresionante y lista para salir con un vestido negro pequeño. Se mostró claramente sus largas piernas y mientras se agachaba para servirme, la parte superior se abrió y pude ver claramente sus pechos que llevaba sin sujetador. Ella me vio sorprendido de frente y rápidamente envolvió la parte superior firmemente alrededor de ella, cubriéndose la vista de mi mirada.

-"¡Tsk, Tsk, Kenny, que no es para ti!" Mi mamá dijo con enojo. 
-"Hablé con el doctor y lo invité esta noche, dijo que estaría dispuesto a venir a la casa para administrar las inyecciones de la hormona personalmente y creo que es muy profesional ayudarnos en este momento tan importante.”

-“¿Por qué estás bien vestido?”
-“Bien Kenny me dijo Todd que después de las inyecciones, que si podíamos pasa un tiempo juntos”.

Un poco más tarde sonó el timbre y se levantó para abrir la puerta para Todd. Iba bien vestido en una camisa de botones y pantalón, y parecía más grande de lo que recordaba, apenas y paso a través de la parte superior del marco de la puerta y sin agacharse.

“Hola Doctor,” dije mirando hacia él.

Él me dio una palmada en la parte superior de la cabeza cuando entró.

-“Hola, Kenny” Me dijo.

Mi mamá se acercó a saludarlo con un abrazo grande. Pude ver la mano de Todd deslizarse suavemente hacia arriba a la parte trasera de mi madre exponer la ropa interior de color rosa brillante que tenía en virtud de su vestido. Ambos podían verme sorprendido frente y mi mamá sacudió la cabeza con incredulidad. Ella susurró algo al oído de Todd y él se acercó a mí llevando su maletín y se sentó a mi lado.

-“OK Kenny, ¿necesito te quites el pantalón y dejar para poder inyectarte?”
-"¿Podemos hacer las inyecciones más tarde, por favor, mamá... que, por favor?"
"Tonterías, Kenny, el médico está listo y tenemos reservas en media hora... ", dijo con la mayor naturalidad.

Con nerviosismo comencé a bajarme los pantalones para exponer una pequeña erección que hacia una tienda de campaña en mi ropa interior. Mi mamá levantó las manos con asombro. 

-"!De verdad Kenny, esto se está convirtiendo en un problema serio".

Me ruboricé sin control, mi madre miró a Todd con desdén por mi comportamiento. Bajé la cabeza cuando Todd me bajó la ropa interior hasta los pies y procedió a medir mí pecho y pene. Sacó su kit médico preparado para inyectar mi trasero. Me dolió un poco, pero en un segundo todo había terminado y los dos salieron de la casa sonriendo, obviamente entusiasmados con su cita.

No pude dormir en absoluto, rodando y girando sobre toda la noche y mi trasero estaba todavía un poco adolorido por la vacuna anterior. Fui a la habitación de mi madre y busqué entre sus cosas femeninas. He intentado con algunas de sus ropas y robó algunas tangas y sostenes para jugar. Con el tiempo, pude oír a mi madre y Todd volver a casa y me encontré de nuevo en mi habitación con un par de tangas y un sostén suficientemente pequeño que casi pude ajuste. Caminaban por el pasillo y entraron en el dormitorio principal y en ningún momento se pudo oír crujir su cama y mi mamá gemir en voz alta.

Me escapé de mi habitación y acerqué más al final del pasillo para que pudiera escuchar más de los ruidos. Empecé a frotar mi pene a través de la ropa interior cuando la puerta se abrió. Todd estaba sobre mí en la puerta completamente desnudo. Su pene era enorme... la cosa más gruesa y más amplia que jamás había visto. No podía apartar los ojos de ella. Pude ver a mi mamá en la cama levantando la cabeza de la almohada confundida, con el pelo mojado todavía aferrado a su frente. Me levantó por mi axila y me llevó a la sala de estar en el pasillo y me tiró sobre su rodilla, tomando mi oído, susurrando en voz baja.

-"Pequeño pervertido... Mirate... Eso es repugnante!"

No podía responder... me quedé petrificado, nunca había sido doblado sobre las rodillas de un hombre.

-"¿Te gusta escuchar a tu madre teniendo sexo... todo vestido en la ropa interior de mujer como un marica?" Dijo Todd.

Negué con la cabeza aunque sí y Todd me bajo mi tanga para que colgara alrededor de mis tobillos. Mi pene estaba ahora frotando la pierna desnuda y él podía decir que estaba encendido, mi respiración pesada delataba mi excitación. Frotó mi trasero y luego me dio cinco nalgadas.

-"¿Te gustaría llenar ese sostén?"

Empecé a moler su muslo contra mi pene y empecé a temblar incontrolablemente.

-"Creo que te gustaría no es cierto... si tan solo te convierto en una chica?"

Mi pene estaba gobernando mi cabeza en este momento, sin darme cuenta de lo que estaba comprometido, negué con la cabeza.

-"Si aceptas, lo mantendré esto entre nosotros y te daré lo que quieres pequeña mariquita". Dijo Todd.

En ese momento pude oír a mi madre entrar en la sala de estar. Tenía la cabeza hacia el suelo sobre su regazo, mis nalgas aún estaban rojas por las nalgadas.

-"Creo que Kenny ha aprendido la lección", dijo Todd en un tono de autoridad.
-"Bueno... muchas gracias Todd. No sabes lo mucho que esto significa para mí. ¿No sé lo que se le ha metido últimamente?" Ella me miró y sacudió la cabeza. 

-"Kenny, espero que hayas aprendido la lección. Sabes que no es apropiado molestar a mamá cuando ella pasa tiempo para ella y que sabes mejor que vestirse con mi ropa interior no es correcto. ¡Vuelve a tu habitación ahora y quiero decir inmediatamente!" Dijo Mamá.

Me levanté viendo a Todd con una sensación de derrotado y humillado como me sacó mi ropa interior. Traté de caminar a mi mamá para disculparse, pero ella estaba caminando hacia Todd. Ella le dio un largo abrazo y le susurró algo al oído.

Capítulo 4

Cuando me desperté por la mañana, Todd ya se había ido y mi mamá estaba preparando unas tostadas y té, estaba vestida de manera muy conservadora en pantalón largo y un suéter. Me senté junto a ella en la mesa y me serví un poco de jugo.

-"Siento lo de anoche, no me refiero a avergonzarte delante de Todd". Dije.
"No está bien Kenny, entiendo. Estás pasando por una gran cantidad de cambios en este momento". Dijo mamá.

-"¿A dónde fue Todd tan temprano?" Pregunte.
-"Él fue a la farmacia, me dijo que tenía que conseguir algo para tu nuevo tratamiento. Él debe estar de vuelta en cualquier momento. Quiero que te disculpes con Todd cuando él vuelva. Sabe que él realmente se preocupa mucho de ti". Dijo Mamá.

Un poco más tarde Todd apareció y entró, él le dio a mi mamá un beso y se sentó a mi lado.

-"Lo siento por la forma en que actué anoche Todd". Dije.
-"Está bien... Kenny esto va a arreglar todo.
¿Recuerda lo que hablamos anoche?" Me dio un guiño. 
-"¿Estás listo para la inyección?"

Estaba muy nerviosa y no sabía qué decir, mi madre estaba de pie allí mismo.

-"Creo que sí", fue todo lo que pude decir mientras me bajaba el pantalón.

Capítulo 5

Para avanzar rápidamente, las cosas progresaron muy lentamente en realidad. En los próximos meses, Todd fue a vivir con nosotros y se convirtió en el jefe de la familia. Él quería que hiciera las tareas para poder pasar más tiempo con mi mamá. Realmente apreciaba a Todd y me gustó el hecho de que siempre estaba ocupado haciendo lavandería, limpieza o cocinar. Incluso empecé a servir a mi mamá y Todd el desayuno en la cama los fines de semana. Mi mamá podría decir que disfrutaba la rutina así que empezó a darme cada vez más responsabilidades en la casa. Ella pensó que era lindo cuando intentaba agradar a Todd.

Continué sin embargo masturbándome todos los días, Todd entraba en mi habitación temprano en la mañana y empecé a disfrutar de la forma en que me hacia correr. Las cosas simplemente generalmente me hacia sentir más relajado alrededor de la casa. Mi mamá y Todd se sentía más cómodos mostrando su afecto a mi alrededor, ellos se besaban, abrazaban, incluso conmigo en la sala. Mi mamá estaba muy orgullosa del hecho de que dejé de tener erecciones cuando estaban siendo cariñosos y el hecho de que ahora ya no acechaba su habitación cuando tenían “Sexo”.

Una mañana mi mamá entró en mi habitación sin previo aviso para dejar un poco de ropa y accidentalmente me vio cambiándome de ropa. Me apresuré a taparme con una manta, pero se puso de pie en la puerta y se veía completamente mortificada.

-"¿Kenny, te puedo ver mejor?" Dijo mamá.
-"Realmente no creo que sea un buen momento mamá". Le respondí.
"Eso no es nada que no haya visto antes... Va a estar bien... Solo un rápido vistazo".

Me di la vuelta para mirarla y dejó caer la manta al suelo. Había desarrollado incipientes senos con grandes areolas y mi pene ahora era tan pequeña que era prácticamente inexistente. Mi trasero se había vuelto más redondo y mi piel más suave, pude ver por la expresión de mi madre que estaba mortificada.

Ella llamó a Todd para que viniera y me puso delante de ellos completamente desnudo.

-"Su condición parece más grave que antes", dijo Todd actuando sorprendido.
-"Yo diría que sí... ¡Su pene casi a desaparecido por completo!"
-"Debo admitir que sí parece más pequeño", dijo Todd dándome un guiñó de ojo.
-"Su pecho y las caderas han crecido demasiado... él está comenzando a parecer... que está empezando a parecerse a una ... c-chica".

-"Kenny, me dejar darte un vistazo" dijo Todd, cuando él se sentó en mi cama.

Me di la vuelta y Todd comenzado a examinar los testículos y el pene, mientras mamá miraba. No tenía una erección pero sus cálidas manos todavía se sentían bien al tocarme.

-"Sus testículos han disminuido claramente". Dijo Todd continuando actuando sorprendido.
-"Kenny, Mi mamá dijo en voz baja. "¿Puede tu pene... puede aún obtener una erección.. Quiero decir… ¿Cómo puedo decir esto… ¿Todavía funciona?"

Empecé a sonrojarme y bajé la cabeza, sin querer contestar.

-"No pasa nada Kenny, se lo puede decir mamá ... ¿Puede ponerse algo duro?"

Negué con la cabeza y mi mamá parecía decepcionada.

"Creo que los tres deberíamos tener una conversación". dijo Todd.

Acarició un espacio en la cama y rápidamente se sentó mirando hacia él con los ojos abiertos para su aprobación.
Mi mamá se acomodo en el regazo de Todd y se enroscó en su hombro para mayor comodidad. Todd me sonrió con malicia mientras la sostenía en sus brazos.

-"Shh shh... que va a bien", dijo, consolando a mi mamá. 
-"Oye, tenemos que considerar al menos la posibilidad de cirugía de reasignación de sexo".
"¿Qué... volver a Kenny en una chica?" Dijo Mirando hacia mi pene. 
-"Es tan pequeño ahora... Simplemente no lo entiendo... Nunca será capaz de encajar en la vagina de una mujer". mi mamá dijo con la mayor naturalidad.

-"Kenny tiene una cosa para desgastar la ropa interior", dijo Todd con una sonrisa.
-"Ahora Kenny, quiero que seas perfectamente honesto conmigo... ¿considerarías ser una chica?" mi madre dijo en voz baja.

-“Negué con la cabeza, pero dije, sí”.

Mi mamá se veía aturdida, ella miró a Todd y él sonrió.

-"Bueno, de ahora en adelante se podía vestir como una niña y si le gusta... supongo que podría ser mi hija.. ¿te gustaría intentarlo?"

Negué con la cabeza pero dije sí, otra vez.

Todd sonrió y se inclinó y besó a mi madre en los labios. Se abrazaron y se miraron a los ojos con amor.

-"Pues bien, a partir de mañana tendremos que llamarle Karen, Kenny no va a encajar más y vamos a tener que conseguir ropa nueva".

Mi mamá se veía un poco aliviada, probablemente porque teníamos un plan ahora, rápidamente se levantó con ganas de salir de mi habitación. Tomó la mano de Todd y comenzaron a dirigirse a la puerta.

-"Mamá, como voy a ser una niña si todavía tengo un pene?" Le pregunté con curiosidad.

Mi mamá volvió a mirar a mi pequeño pene una vez más y miró a Todd. "Bueno, sí ... por ahora lo tendrás".


Volvieron al final del pasillo y podía oírlos cuando cerraron su puerta. Me lavé los dientes y justo antes de llegar a la cama, podía escuchar los sonidos familiares de su cama crujir y los fuerte gemido de mi madre y rei para mi mismo antes de dormir.



Historia Original Aquí.



Autor: Vegas       Traductor: DarkSoul

ME ARREPIENTO

Todo sucedió tan rápido que aun tengo pesadillas al respecto, ella tenía 16 años. Era mi vecinita de enfrente, resulta que nuestros padres eran parte en un club al cual íbamos los dos, desde que empezó a verse más mujer, a los 15 años la empecé a ver de otra manera, ella tenía un novio de su edad, por aquel entonces ellos se pelearon, y yo empecé a hablar con ella más seguido a mis 17 años quería no solo platicar precisamente......


ME ARREPIENTO
Todo sucedió tan rápido que aun tengo pesadillas al respecto, ella tenía 16 años. Era mi vecinita de enfrente, resulta que nuestros padres eran parte en un club al cual íbamos los dos, desde que empezó a verse más mujer, a los 15 años la empecé a ver de otra manera, ella tenía un novio de su edad, por aquel entonces ellos se pelearon, y yo empecé a hablar con ella más seguido a mis 17 años quería no solo platicar precisamente.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMÍA] [FANTASÍA] [PENE] [PADRES] [VIRGEN]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo & DarkSoul





Todo sucedió tan rápido que aun tengo pesadillas al respecto, ella tenía 16 años. Era mi vecinita de enfrente, resulta que nuestros padres eran parte en un club al cual íbamos los dos, desde que empezó a verse más mujer, a los 15 años la empecé a ver de otra manera, ella tenía un novio de su edad, por aquel entonces ellos se pelearon, y yo empecé a hablar con ella más seguido a mis 17 años quería no solo platicar precisamente.       

El padre mi vecina además era carnicero y entregaba pedidos de carne en el club por lo que siempre por lo menos hasta donde recuerdo siempre portaba un gran cuchillo a su cintura en un estuche especial, una vez le conto a mi padre que se sentía desnudo sin llevar a aquel afilado cuchillo siempre a su lado

Pues bueno mi vecinita me contaba sus cosas y yo le contaba las mías, pero empecé a fijarme más en su figura, que por cierto es muy hermosa, tiene unos pechos pequeños, con una cintura pequeña pero con un par de nalgas estrella de película porno, por lo que comencé a hacer todo lo posible para estar cerca de ella, pero a la vez no le decía nada como insinuando mis intenciones.
           
Un día ella salía del club y yo le pregunte a donde iba, ella me dijo que iba con una prima a cuidar a los hijos de esta, entonces yo me ofrecí a llevarla y ella acepto con gusto, íbamos en el auto de papá y hablábamos de tonterías como siempre, entonces cuando ya estábamos llegando con su prima,  detuve el auto de repente y le pregunte sin más de manera sorpresiva que sentía por mí, porque pensaba que ella era muy hermosa y que me atraía mucho.         

Para mi sorpresa ella me dijo que también le gustaba mucho y que desde hacía un tiempo ella pensaba mucho en mí. Entonces no dude más y la di un beso en la boca, pensé que se iba a enojar por mi actitud tan atrevida tan repentina, pero no fue así, ella introdujo su lengua de tal manera en mi boca que no lo voy a olvidar por el resto de mi vida.     

Entonces empecé a recorrer con mis manos su cuerpo delgado pero firme, mis manos se posaron en sus pechos para empezar a acariciar sus pezones que empezaron a ponerse duros, entonces mi pene se paro como si fuese de roca, mis dedos empezaron a buscar su rajita, metí mi mano por debajo de su falda primero la toque por arriba de su tanga, después metí un dedo en su sexo y sus jugos empezaron a lubricar su vagina, mojando mi dedo.    

-“UMMMMMMM”. Gimió ella de una manera muy erótica.
-“¡Por favor hazme tuya pero no aquí!” Dijo ella jadeante.

Aquello fue algo que no me tuve que repetir, hablo con su prime y le dijo que no iba a poder ir que le surgió algo de repente, conduje el auto hasta su casa pues me dijo que su padre no estaba, entramos y nos fuimos directo a su habitación ya ahí, la desvestí por completo, ver su cuerpo perfecto desnudo ante mí fue magnífico, no podía creer lo que estaba por pasar iba a poseer a una nena de 16 años, que seguramente era virgen, yo no lo era para ese momento pero nunca había tenido sexo con una chica virgen hasta ese momento.

Ella me ayudo a quitarme la camisa, (ramera) y por mi parte mi quite mi pantalón y trusa (slip), ella lejos de asustarse bajo sus manos por mi dorso mientras nos besábamos para empezar a tomar mi miembro con una mano y empezar a masturbarme de una manera increíble, se pronto ella se agacho y se lo llevo a la boca, para empezar a darme una mamada espectacular, lo hizo con una ternura que no pude resistirme y le dije que estaba por acabar, ella entonces empezó a hacerlo con más ritmo sacando mi pene cada tanto para decirme

-“Quiero probar tu leche” Dijo ella jadeante.

Según ella que quería saber que sabor tenia la leche de los hombres, entonces sin poder contenerme por más tiempo con ambos mirándonos me vine y ella se lo trago todo, no dejo que una sola gota saliera de su boca, conmigo sujetando su cabeza, mientras gemía de placer.
           
Para ese momento estaba como loco, no tarde ni cinco minutos que otra vez tener una fuerte erección, entonces le devolví el favor cuando comencé a pasar mi lengua por su clítoris, ella aullaba de placer, alcanzo como dos orgasmos, y se puso como loca, me asuste un poco porque me pedía que la penetrara con verdadera urgencia, que quería sentir mi miembro dentro de su vagina, lo que en cierta forma me daba algo de nervios.

Por fin pude colocar mi pene en la entra de su vagina para poco a poco irla penetrando estaba muy estrecho lo quería hacer con cuidado porque me dijo que era virgen, pero en ese momento no le importaba nada, ella me rodeo la cadera con sus piernas y me jalo hacia ella con fuerza lo que introdujo mi pene en ella con mucha fuerza dando ella un pequeño quejido, pero moviéndose como una loca, acabo otra vez, mientras comencé con mi meta y saca con mi pene todo manchado de sangre, entonces para mi sorpresa luego de algunos minutos me dijo

-“Quiero que también me desvirgues por detrás”. Dijo ella. 

Mientras la penetraba por la vagina ella con sus dedos se los introducía por su ano, eso me excito mucho, por lo que accedí a su petición, la agarre y le di vuelta, le escupí entre sus nalgas y con el jugo de su vagina que escurría lo lubrique bien e introduje la cabeza de mi pene despacio, pero ella otra vez hizo un movimiento brusco y se lo metió hasta que mis huevos chocaron con sus nalgas dando un grito fuerte de dolor, pero sin embargo quería más y más.       

Me decía que yo era un impotente, que le diera con mas fuerzas, eso me molesto e hizo que mi macho interior saliera a flote, entonces ya no me importo nada y la empecé a dar con fuerza, de manera salvaje  ella gemía y pedía más y más, la agarre de los cabellos para poder hacerlo con más fuerza rompiendo todo su culo y ella era feliz, y cuando sentí que estaba por acabar le dije.

-“Putita ahora te vas a tragar toda mi leche de nuevo”. Le dije jadeante.

Ella me dijo que si que la quería probar de nuevo porque tenía mucha sed, cuando estaba por acabar se lo saque del culo para colocar mi pene en su boca, apenas aguante un par de segundos antes de acabar como nunca lo hice en toda mi vida.

Aun me estaba viniendo cuando la puerta de su habitación de abrió, con su padre entrando al ver su padre mi instinto fue el de sacar mi pene de la boca de ella lo que hizo que el ultimo de mis disparos de leche cayera sobre todo el rostro de ella, lo que provoque que su padre se enfureciera aun más de lo que en ese momento ya estaba.

Se nos fue encima su padre, ella trato de detenerlo pero el semen que resbalaba por su rostro no ayudo mucho, su padre le dio un gran manotazo en el rostro que hizo que algo del semen cayera en mi pecho, para ella caer sobre la cama casi sin sentido del tremendo golpe boca abajo, por mi parte siendo hombre trate de defenderme pese a tener una erección expuesta aun, su padre me dio un fuerte rodillazo en los huevos que me dijo en el suelo revolcándome de dolor antes se poder hacer algo.

De pronto sentí como fui levantado siendo tirado de mi cabello el padre de ella coloco su afilado cuchillo en mi garganta pensé que era mi fin cerró los ojos y espere sentir el corte que acabaría con mi vida, temblaba de miedo cuando escuche decir.

-“No maldito, no te salvaras de haber mancillado a mi hija tan fácil muriendo” Dijo Su padre.

-“¡No! Te espera una vida llena de sufrimiento como un eunuco” Añadió su padre.

En eso de nuevo sentí un fuerte golpe en mi rosto que me dejo aturdido de nuevo, sentí como mis piernas fueron separas y una mano se apodero de mi pene aun duro, mojado por los jugos y saliva de ella como por mi semen, en ese momento lo escuche de nuevo hablar.

-“Espero te gustase penetrar a la puta de mi hija, ya que fue la última mujer que tendrás en tu vida”. Dijo su padre.

Luego sentí una fuerte punzada, fue como ser sumergido de repente en agua hirviente, todo mi cuerpo se movía sin control con fuertes convulsiones de dolor, escuche a ella gritar y de reojo la vi desmayarse sobre la cama, luego mis ojos se abrieron grandes cuando vi a su padre levantarse de entre mis piernas sosteniendo mi pene que chorreaba sangre del lado por donde fue cercenado de mi entrepierna.

Su padre lo lanzo al aire y de un solo golpe de su afilado cuchillo lo partió en dos en el aire, aquello fue horroroso de ver, grite de miedo, terror y dolor al mismo tiempo al ver la destrucción del que fue mi miembro viril hasta hacia unos instantes.

-“NOOOOOOOOOOOOOO”. Grite.

Luego me desmaye,  por el dolor y el shock de ver mi pene cercenado de esa manera, desperté en el hospital, nada pudieron hacer por reponer mi pene, el padre de ella huyo llevándose mi carne viril aunque fue atrapado meses después ya era tarde para salvar mi pene, fue condenado a 15 años en prisión, ella y su madre se mudaron para no volver a verlas hasta ahora.

Ahora vivo como su padre dijo, sufriendo por tener sexo de nuevo con una mujer, pero sin pene sé que es imposible, el uso de una prótesis solo me recuerda que ya no soy un hombre sino solo un eunuco para lo que me quede de vida, y no saben cómo me arrepiento de todo lo sucedido aquella tarde menos de poder disfrutar aunque fuese por última vez del cuerpo virginal de aquella adolescente. 





Autor: Anónimo & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul

EL CHEF

Aquel lugar no muy lejos del centro de la ciudad de México efectivamente era muy bello, las fuentes, iglesias, centros culturales y por supuesto la comida. Pepe era de ahí, era un chef que sin duda alguna estaba más que bien, parecía un chico sacado de alguna revista, aunque claro era gay de closet, pero se las arreglaba para tener sus amoríos aunque negaba su homosexualismo......


EL CHEF
Aquel lugar no muy lejos del centro de la ciudad de México efectivamente era muy bello, las fuentes, iglesias, centros culturales y por supuesto la comida. Pepe era de ahí, era un chef que sin duda alguna estaba más que bien, parecía un chico sacado de alguna revista, aunque claro era gay de closet, pero se las arreglaba para tener sus amoríos aunque negaba su homosexualismo.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [ADVERTENCIA] [PADRES]


Categoria: Gay      Autor: Isra.Pleasure & DarkSoul





Aquel lugar no muy lejos del centro de la ciudad de México efectivamente era muy bello, las fuentes, iglesias, centros culturales y por supuesto la comida. Pepe era de ahí, era un chef que sin duda alguna estaba más que bien, parecía un chico sacado de alguna revista, aunque claro era gay de closet, pero se las arreglaba para tener sus amoríos aunque negaba su homosexualismo.  

Pepe era de esos chicos con tez blanca, ojos café oscuro, cabello castaño y una barbita que lo hacía ver muy lindo pero al mismo tiempo varonil. Era delgado, guapo y con un pene delicioso, cabe mencionar que con Pepe no fui a un hotel, ya que él me invitó a su casa. La cita fue un domingo por la tarde ya que sus papás no se encontraban en casa.    

Tomé un taxi y llegué alrededor de las 19:00 horas hasta la puerta de su vivienda. Él me recibió con un fuerte abrazo ya que llevábamos algunas semanas conversando por WhatsApp, pero debido a sus viajes no podíamos vernos, y una vez que me tuvo en sus brazos pude respirar el aroma de su colonia mesclado con su olor de hombre.

Al entrar a su casa él terminaba de comer y me ofreció una copa de vino y un poco de sushi, yo no lo acepté ya que no suelo aceptar algo sin saber la procedencia. Así que él se apresuró a comer y yo le hice compañía, él era un hombre solo a pesar de tener 27 años. Su casa era muy bella, grande y lujosa, pero sobre todo tenía un jardín bastante amplio y hermoso. 

En cuanto terminó de comer me tomó de la mano como a un niño pequeño y me llevó hasta su habitación que era inmensa. Pepe cepilló sus dientes mientras yo tímidamente lo esperaba sentado a los pies de su cama.  Cuando regresó me levantó y enseguida metió su lengua experta en mi boca, que esperaba con ansias y reaccionaba muy cortés a sus dulces labios. 

Por supuesto era más alto que yo, tomó mis nalgas entre sus manos y me atrajo hacia su cuerpo, besó mi cuello, mis orejas y bajó a mi pecho. Me quitó la camisa, desabrochó mi cinturón y trazó una línea de besos desde mi oreja hasta mi pelvis. Desabotonó mi pantalón, tiró con sus dientes de mi ropa interior y sacó mi abultado pene.      

Él lo miraba sorprendido, lo inspeccionaba y cerraba los ojos cuando lo olía, lo sentía en sus mejillas y le daba probaditas con la lengua hasta que de pronto lo absorbió todo, lo tragó con fuerza provocándole arcadas y con sus manos tiró de las mías para que las colocara detrás de su nuca y siguiera el movimiento. Al parecer le gustaba que lo asfixiara con mi mano y mi pene, le gustaba sentirlo en su garganta y yo por mi parte sentía su campanilla rozar el tronco de mi pene.     

No terminé en su boca a pesar de que me la chupó por mucho tiempo, pero después él me separó las nalgas y metió sus labios y su lengua caliente en mi trasero estrecho, al igual que metió su nariz en mi ano para provocarme un placer diferente mientras con otra mano alcanzó mi pene para poder masturbarlo era mi turno de brindarle placer y retribuirle lo que él había hecho por mí, así que lo tiré en la cama, lo monté y comencé a quitarle su ropa, toda, sin ropa interior y cuando vi su miembro estaba hinchado, largo y rosado, con un glande que lo hacía ver como un hongo grueso.       

Las venas se le marcaban y por un momento pensaba en lo tieso que podía estar y lo que me iba a doler. Así que lo tomé entre mis labios y acuné su miembro en mi boca, saliva y lengua.          Comencé a chuparlo, lamberlo y al igual que él había hecho, lo introduje todo en mi boca.  

–“Vaya así que te cabe todo pequeño”. Dijo él.          
–“¿Acaso no era lo que querías?” Le Contesté.           
–“Claro, pero por tu aspecto tímido pensé que no lo harías”. Contestó Pepe.       

–“Miembros como el tuyo no se ven a menudo, debo disfrutarlo y saborearlo tal como tú lo hiciste” Dije para seguir mamando su pene.     

Atraía sus caderas hacia mi boca y con sus manos atraía mi nuca hasta que me indicó que lambiera su ano, y yo deslicé mi lengua bajando por su perineo hasta llegar a él. Metí mi lengua suave y pude notar su respiración acelerada, metí uno y dos dedos en su cavidad y comencé a mamar su miembro, al parecer eso le gustó, hasta que me tomó por los brazos y me volteó hacia la cama, me empinó y me ofreció unas cuantas nalgadas, yo gemí de placer y comencé a sentir mi trasero caliente.        

Él por su parte se colocó un preservativo en su enorme miembro y comenzó a meterlo poco a poco. Debo decir que cada centímetro lo recibía con afición, ya que era muy grande y sus venitas las podía sentir en las paredes de mi ano. Escupió saliva en su pene para poder meterlo más hasta que estuvo dentro todo, así él tomó mis caderas y me penetro con  dulzura pero con rudeza, ambas mezcladas y solo se escuchaba el sonido de su pelvis y mis nalgas al chocar.      

– “¿Así te gusta pequeño?” Dijo.
–“Me encanta, sólo ve más rápido y azótame un poco más”. Dije  jadeando.       

Pepe hizo lo que le ordené y me comentó que no tardaría mucho en venirse. Así fue. A los 10 minutos de eso se vino en mi espalda, así es, depositó su dulce néctar de hombre por toda mi espalda para después lamberla. Me secó con una toalla y se limpió las comisuras de los labios, ya que tenía su propio semen escurriendo de ellos.     

Me volteó para ver y sonrió cuando se escuchó un claxon y él se asomó por la ventana. Evidentemente eran sus padres, él se acercó a mí, me besó y nos cambiamos rápido.Tomó dinero de su cajón y me lo dio para pagar un taxi de regreso a mi casa. Fue cuando me comentó que sus papás no sabían que él era gay y que probablemente lo echarían a la calle si se enteraban.         

Me besó como si fuéramos novios, la tarde nos miró encantada, sus manos y su cuerpo me pedían más pero infortunadamente tenía que irme aunque su carita me pedía más tiempo, por lo que le dije que se quería podíamos repetirlo a lo que estuvo de acuerdo.

Dos semanas más tarde me hablo sábado para decirme que si podía ir a su casa, por supuesto de inmediato acepte la invitación, llegue a su casa y de nuevo me recibió muy amablemente, me llevo a su cuarto para comenzar a gozar, me estaba penetrando con su gran miembro, sintiendo un gran placer cuando la puerta de su cuarto se abrió.

Era su padre que regreso a la casa sin que ninguno de los dos lo escuchara llegar. Simplemente se nos quedo mirando sorprendido al principio pero luego con cara de odio, se nos fue encima separándonos jalando de los cabellos a ambos.

– “Papá, Papá espero puedo explicarte”. Dijo él mientras nos separaba.

– “¡Explicarme!, ¿Qué me vas a Explicar? Qué eres un marida de mierda”. Dijo su padre.

Luego sentí un fuerte golpe en el rostro que me hizo caer en la cama dejándome aturdido y con el labio partido sobre la cama, escuche a su padre decir.

– “Si no sabes cómo ser un hombre entonces no necesitas tus huevos”. Dijo su padre.

Luego de aquello escuche una súplica por parte del guapo chef.

– “No Papá no lo hagas, por favor PAPÁ…” Suplico el chef.
–“AAAAAAAAHHHHHHYYYY”. Luego lo escuche gritar.

En ese momento me di la vuelta y mis ojos se abrieron en grande al ver al Chef en el suelo revolcándose de dolor con sus dos manos en la entrepierna, fue entonces que vi a su padre apretar el escroto cercenado para sacar lo que fueron los testículos de su hijo que quedaron en su mano.

Con los huevos chorreando sangre se me acerco y me ordeno que abriera la boca lo que me negué, entonces enfurecido aquel hombre, dejo los testículos en la cama para hacerme poner de pie tirando de mis cabellos, cuando estaba de pie, con un mano me apretó muy fuerte mis propios huevos lo que hizo que gritara.

-“AHHHHHHHYYYYY… GHGHGYG” Grite pero mi grito fue cortado.

Si mi grito de dolor fue silenciado cuando aquel hombre me metió los dos testículos de mi amante en la boca, impidiendo que pudiera escupirlos o gritar tapando mi boca con su mano, de algún modo alcanzo mi ropa interior que uso a modo de mordaza para impedirme que arrojara los huevos del Chef. Luego tomo mi pene que extrañamente estaba más duro que nunca antes, todo mi cuerpo temblaba de miedo en ese momento.

Sentí su mano cerrarse cerca de la base de mi pene mientras aquel hombre hecho una furia me dijo directamente al oído.

-“Mi pudo hijo ya no es más un hombre y tu pronto ya no lo seas podrán ser felices, como un par de putas”. Me dijo aquel hombre.

En ese justo momento no entendí lo que me quería decir pero cuando sentir la enorme punzada todo mi cuerpo experimento un segundo más tarde lo comprendí, de algún modo el hombre fracturo mi pene casi en la base, causándome un indescriptible dolor para luego usando el mismo cuchillo que siempre portaba en su cintura en su estuche aquel hombre me cerceno mi pene dejándome con un sangrante muñón de 3 cm, grite y me sacudí de dolor, con mis manos tratando de detener al sangre que comenzó a brotar a raudales de mi cercenado pene.

Eso es lo único que recuerdo, lo siguiente que recuerdo fue despertar en un hospital, convertido en un eunuco, sin mi pene, por supuesto denuncie a aquel hombre que fue a dar a la cárcel pero el daño que me hizo con nada podría repararlo.

Del chef ya no supe nada, desapareció y aun lo busco, deseo pedirle perdón y ver si aun puede penetrarme con su gran miembro si es que aun puede tener erecciones, pues ahora es el único modo que tengo de obtener placer, por medio de estimulación prostática, aquel hombre en algo tenía razón ahora son una verdadera puta que solo desea ser penetrado para sentir algo de placer.

Si alguien conoce a ese chef que le digan que lo estoy buscando, que extraño su pene, caricias, rostro y piel, lo deseo sin importarme que sea un eunuco como yo para el resto de nuestras vidas 




Autor: Isra.Pleasure & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul

ULTIMO ENCUENTRO SEXUAL

Aquella relación incestuosa con mi bella hermana de 16 años para ese momento comenzó hacia un poco más de un año con ella de 15 años una tarde de verano cuando ella entro en mi cuarto justo cuando me estaba cambiando viéndome desnudo por completo, lejos de irse o apenarse se quedo viendo a mi pene que para mi sorpresa tomo y se lo llevo a la boca aquello fue todo lo que necesitar para perder todos mis escrúpulos hacia mi hermana......


ULTIMO ENCUENTRO SEXUAL
Aquella relación incestuosa con mi bella hermana de 16 años para ese momento comenzó hacia un poco más de un año con ella de 15 años una tarde de verano cuando ella entro en mi cuarto justo cuando me estaba cambiando viéndome desnudo por completo, lejos de irse o apenarse se quedo viendo a mi pene que para mi sorpresa tomo y se lo llevo a la boca aquello fue todo lo que necesitar para perder todos mis escrúpulos hacia mi hermana .

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [INCESTO] [PADRES]


Categoria: Adolescente      Autor: Lovelittlegirls & DarkSoul





Eran las vacaciones de primara estaba acostado en el sofá con su amada Sofía, veíamos una película erótica mientras la abrazaba besando su cuello y apretaba mi pene en erección entre sus bella nalgas, no pasó mucho tiempo para que Sofía respondiera moviendo sus caderas y soltando un suspiro se voltea y me besa apasionadamente, nuestras bocas fundidas entre sí, la desvisto lentamente hasta que su trémula desnudes me invita a probarla y de un salto voy de su boca al rico sabor de su ya húmeda vagina.

Sofía me rodea con sus piernas y gime en respuesta al dedicado frote de mi lengua, aquella era la vagina más deliciosa que había probado en mi vida, nuestros constantes encuentros me habían hecho lograr llevarla rápidamente al orgasmo y ese día no fue la excepción; acelerando sus gemidos y con gestos de descontrolado placer me mira fijamente susurrando.

-“¡Me Vengo! ¡Me Vengo! Ohhhhhh” dijo ella entregándose a un rico e intenso orgasmo.       

Sabiendo que no teníamos mucho tiempo disponible, me desnudo y sentado en el sofá ella sobre mi busca besarme mientras lentamente baja apuntando mi erección a su abierta vagina hasta lograr que la penetre por completo, Mis manos recorrían su cuerpo acariciándola mientras sus caderas en un lento y rico ritmo me hacían sentir que estaba en la gloria; sus brazos rodean mi cuello y aumentando la intensidad de su sensual danza me mira excitada, sus hermosos pezones son embestidos por mi boca, los chupo y muerdo suavemente como a ella le gustaba.        

Quita mi mano derecha de su nalga y chupando mis dedos hasta llenarlos de mucha saliva, ella misma busca meter mi dedo del medio por su ano; en cada ir y venir de sus caderas mi dedo entra hasta quedar totalmente apretado en su interior.         

Aquella relación incestuosa con mi bella hermana de 16 años para ese momento comenzó hacia un poco más de un año con ella de 15 años una tarde de verano cuando ella entro en mi cuarto justo cuando me estaba cambiando viéndome desnudo por completo, lejos de irse o apenarse se quedo viendo a mi pene que para mi sorpresa tomo y se lo llevo a la boca aquello fue todo lo que necesitar para perder todos mis escrúpulos hacia mi hermana y verla como una mujer no como parte de mi sangre.       

Entregados al intenso sentir de nuestros cuerpos unidos en el divino acto del sexo, Sofía me cabalgaba hasta que jadeando me da libertad de poder hacer lo que yo quiera; sin perder tiempo pase mis brazos por debajo de sus piernas y sosteniendo firme su rico culo me levanto y de pie comienzo a embestirla con fuerza, abrazada a mi cuello y gimiendo intensamente, Sofía me besaba como si su vida dependiera de ello.   

Aquella era su posición preferida así que por varios minutos balanceándose contra mí, me besa gimiendo hasta tener otro rico orgasmo, sentí como sus jugos mojaban no solo mi pene sino también mis huevos, goteando de mis huevos y resbalando por mis muslos.          

La deje un momento para que recupere el aliento pero ella se arrodilla sobre el sofá y levantando las caderas voltea a mí y dulcemente me dijo.

-“Te toca”. Dijo Sofía.
           
Tomándola por las caderas mi pene entra en su vagina de nuevo de un solo golpe hasta el fondo y comienzo a penetrarla con fuerza; sus hermosas nalgas chocaban contra mi pelvis produciendo un rico sonido que era acompañado por intensos gemidos pidiéndome más. No pude resistir mucho y todo mi semen llena el interior de su rica vagina entre gemidos de ambos.  

Nos quedamos por unos minutos besándonos, acostados en el sofá deliciosamente, fuimos a ducharnos y como de costumbre me hizo el mejor sexo oral que un hombre pueda disfrutar, ella luego se quedo dormida y por mi parte me levante para ir por algo de comer a la cocina, estaba que moría de hambre y sed.    

Allí me encuentro de sorpresa con Mamá justo sentándose en la mesa y acompañada de un té.
Controlando mis nervios tomo algo del refrigerador y me siento frente a ella preguntándole.  

-“Mamá no te escuché, ¿acabas de llegar?” Le pregunte-      

Mamá enciende un cigarrillo, le da una fuerte bocanada, mirando al techo dice:

-“No, llegué hace rato, justo para ver lo que hacías con Sofía y que claramente no es la primera vez”- Dijo Mamá dejándome helado.

Mamá baja la mirada para clavarla en mí y en sereno tono interrogante me dice.

-“Carlos, hoy tuve un día de mierda, tanto así que decidí salir temprano del trabajo, ¿para qué? Pues la cereza del pastel de este día de mierda es llegar a casa y encontrarme con la sorprendente escena de ver a mi hijo teniendo sexo con su hermana”. Dijo Mamá.

Iba a decir algo pero ella no me dio tiempo se me fue encima, me dio dos fuertes cachetadas que me dejaron aturdido por unos segundos, que para mi fueron vitales, apenas iba vestido con un pants sin ropa interior, Mamá no tuvo trabajo en bajarme mi única prenda para dejar al descubierto mi pene y huevos, mi pene aun presentaba rastros de la intensa actividad sufrida hacia unos minutos atrás, aunque ya no olía a sexo.

Mamá estaba convertida en una fiera jamás antes la había visto en ese estado, sentí que algo me golpeo en la cabeza no se que fue pero me dejo fuera de combate por algunos minutos, cuando recupero el sentido estaba sentado amarrado desnudo en una de las sillas de la cocina, sentí de inmediato que algo apretaba mi escroto, mire mi entrepierna y me había amarrado mi escroto muy fuerte con una cuerda muy fina, trate de hablar pero me habían amordazado también.

Fue cuando vi a Mamá frente a la estufa estaba calentando un cuchillo la hoja de acero ya brillaba intensamente cuando se me acerco sosteniéndolo, se puso de cuclillas frente a donde estaba tomo mi escroto con una mano y con la otra me miro, lagrimas corrían por su rostro que tenía una expresión de enfado como nunca antes había visto.

Acerco la ardiente hoja del cuchillo a mi escroto por el lado derecho mientras me estiraba mis huevos, tensando la piel de mi escroto, pude sentir el calor de la afilada hoja de acero incluso a varios centímetros de mi estirado escroto, movía mi cabeza, negando, llorando y suplicando a Mamá para que se detuviera.

-“MMMMMMHMHMHMHHHH”. Mugía por debajo de la mordaza.

Cuando de pronto sentí como mi madre me comenzó a cortar mi escroto, aquello fue el infierno una punzada muy fuerte de dolor recorrió mi cuerpo, que comenzó a sacudirse sin cesar, gritaba y todos los poros de mi cuerpo comenzaron a transpirar, en cuestión de unos pocos segundos estaba bañado en sudor, sintiendo como el cuchillo se abría paso por mi escroto separándolo de mi cuerpo a cada instante hasta que de un fuerte tirón mi madre me arranco el escroto con mis huevos en su interior, castrándome.

Sentí como mi pene lanzo la que fue mi última carga viril dos fuertes chorros de mi espeso semen, que mancharon mi abdomen y pecho aunque no sentí nada de placer en ese momento sentía como si estuviera siendo hervido vivo en una gran hoya de agua hirviendo.

Recuerdo que me sacudí de dolor por unos segundos hasta que me desmaye por fin lo que fue un verdadero alivio.

Me desperté con mi hermana a mi lado llorando mi madre le había cercenado los pezones y clítoris como castigo, ambos nos abrazamos y lloramos por horas, cuando cumplo 18 años abandone la casa para nunca regresar hasta ahora, Sofía hizo lo propio cuando llego a la mayoría de edad, se vino a vivir conmigo.

A duras penas logre terminar en la universidad, con el sueldo que junte de mi primer empleo, hice que me repusieran mi escroto y me colocaran prótesis testiculares, ahora Sofía y yo vivimos como si fuéramos marido y mujer, tenemos sexo, que es muy agradable aunque ya ninguno de los dos sentimos lo mismo antes de ser cortados, cuando fue nuestro Último Encuentro Sexual. 





Autor: Lovelittlegirls & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul

BOXEADOR RETIRADO

Ben de 23 años era un joven Delgado gay con buen par de huevos y pene, en busca de buena compañía masculina con la cual compartir intensos momentos de sexo, fue así que conoció a Daniel un joven hombre de su edad, su padre fue un boxeador de mediana fama dueño de un gimnasio por esos días, Dani que era como le decía Ben era muy atractivo y pronto su amistar fue algo más serio, pero su padre era un problema ya que no soportaba que su único hijo varón fuera gay......


BOXEADOR RETIRADO
Ben de 23 años era un joven Delgado gay con buen par de huevos y pene, en busca de buena compañía masculina con la cual compartir intensos momentos de sexo, fue así que conoció a Daniel un joven hombre de su edad, su padre fue un boxeador de mediana fama dueño de un gimnasio por esos días, Dani que era como le decía Ben era muy atractivo y pronto su amistar fue algo más serio, pero su padre era un problema ya que no soportaba que su único hijo varón fuera gay.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [TORTURA] [PADRES]  


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Ben de 23 años era un joven Delgado gay con buen par de huevos y pene, en busca de buena compañía masculina con la cual compartir intensos momentos de sexo, fue así que conoció a Daniel un joven hombre de su edad, su padre fue un boxeador de mediana fama dueño de un gimnasio por esos días, Dani que era como le decía Ben era muy atractivo y pronto su amistar fue algo más serio, pero su padre era un problema ya que no soportaba que su único hijo varón fuera gay.

Por las mañanas el gimnasio del padre de Dani servia para varias actividades entre ellas CrossFit ya que se puso de moda y abrieron una clase, Ben se inscribió asistiendo por las mañanas ya que por la tarde iba a la universidad, iba a las 7 de la mañana y aunque por lo regular todo mundo va en la mañana al gimnasio, a esa hora eran solo 4, el instructor era un hombre de unos 30 años, muy guapo, con muy buen cuerpo no exagerado, marcado, era alto, de piel clara pelo castaño y lo que más le gustaba a Ben eran sus ojos entre verdes y miel, se llama Adán y aparte de guapo es de esas personas que caen muy bien, la verdad desde que lo vio le gustó, pero Dani que también asistía a la clase lo superaba pero jamás se imaginó algo entre Danu y él en gran parte porque lucia hetero.     

La primer semana paso normal, el primer día termine muerto, casi llego a su casa de rodillas y así toda la semana, sin embargo era muy alentador hablar y bromear con Dani, realmente le gustaba ir solo por él, Ben era de cuerpo normal en aquel momento con músculos marcaditos aunque con buena piernas y nalgas un día luego de la clase Dani me dice.   

-Muy bien Ben, vamos arriba, (resultaba que vivía arriba del gimnasio, con su padre)  total subimos y platicábamos de cómo me sentía, que tal iba etc, y me dijo: 

-“¿Que es lo que quieres remarcar de tu cuerpo? Me pregunto Dani.

Le dije que quería espalda y brazos, se ríe y me dijo que con el CrossFit es difícil hacer eso ya que es más para condición etc, que si quería hacer eso necesitaría hacer pesas pero dijo veamos qué podemos hacer, te haré una dieta y algunos suplementos como proteína, pero antes necesito pesarte. Pero casi de inmediato añadió.   

-“Quítate todo la ropa quédate en bóxer”. Dani Dijo.

 Lo que me hizo quedar helado, él se ríe y me dice.

-“No pasa nada, quiero tomarte una foto porque haremos un antes y después y puedas ver tu progreso, ya verás cómo te podrás.        

Creo era la primera vez que me quedaría así frente a un desconocido por lo que tenía pena, y más que recordé que yo usaba trusa tipo bikini (slip) sin embargo me dio confianza y me quité todo realmente era más excitación el estar así ante alguien que me atraía y ya, quedé en trusa frente a Dani, quería verlo a los ojos y me dijo: haber vamos a medirte, y me midió mi estatura primero, luego espalda, luego brazos y fue en esa parte que comencé a excitarme pero no trate de no tener una erección, era una excitación diferente. Dani olía muy rico y no sé, estaba sintiendo algo que nunca había sentido como una descarga eléctrica en mi interior, me gustaba sentirme así, entonces paso a mi cintura y me dijo.

-“Vamos a medirte los glúteos porque también los trabajaremos aunque los tienes muy bien”. Dijo Dani.

Ese comentario me hizo sentir muy bien, me puso la cinta y ligeramente me roso con su mano pero nada raro y también hizo una broma que no recuerdo y me dijo algo que me descontroló.     

-“Creo que estaría mejor que te quitarás la trusa para que en la foto se vea los músculos mejor”. Dijo Dani. 

No dije nada solo le dije ok no hay problema, para esto estaba de espaldas a él y así me quedé no quería verlo a la cara aun y entonces me baje la trusa de manera que no me incline me tape con mis manos mi pene y huevos, y estaba de espaldas aún. Para ese momento ya estaba con tremenda erección pero la tapaba con mis manos       

-“Ahora de frente a mi por favor”. Me dijo Dani.

Ben sin tapujo alguno descubrió su erecto pene que si bien no era muy largo si era muy grueso Dani se dispuso a tomar la foto de frente, en eso le dijo          

-“Qué pena pero se me paro” Dijo Ben.
-“Es normal somos hombres se nos para por todo, es más ahorita la traigo parada”. Le dijo Dani.

Para que no te de pena yo también me voy a desnudar, en un minuto se quedo en bóxer y aunque no se lo quito, se le notaba un pene era grande gruesa y estaba mojando con la punta el bóxer que era de los ajustados que hacía notar aun más jugoso el pene de Dani.  

-“Mira ya me babea”. Dijo Dani
-“Jajaajajaj”. Ben solo rio

De pronto Dani se despojo de su bóxer y su pene brinco como impulsado por un resorte era de buen tamaño, así desnudos ambos Dani continuo con lo de la foto.         

-“Voltea con los brazos levantados”. Le dijo Dani a Ben.
-“pégate a la pared y recarga tus brazos”. Añadió Dani.        

Para ese momento Ben hacia todo lo que le decía sin pensar en nada más, Ben se sentía muy excitado, de pronto Dani le dijo.

-“Inclinate un poco y levanta las nalgas” Dijo Dani.

 Ben sin dudar, ni preguntaba lo hizo, posando como en una sesión porno, en eso  Ben sintió como Dani se acerco mucho y le dijo al oído en voz baja de manera muy erótica.       

-“Le voy a tomar una foto a tu hoyito pero necesito que te pongas en cuatro patas”. Dijo Dani.          

Ben solo asintió y se agache para ponerse a cuatro patas pero con las piernas juntas, Dani le dijo “abre tus piernas para ver bien tu hoyito”, Ben abrió sus piernas, para ese momento el glande de Ben estaba todo mojado por el liquido pre seminal que brotaba de la punta, caliente y sintiéndose de la más puta, pero lo disfrutaba, Ben escucho como Dani se acercó y solo pudo sentir como acercó su rostro a su culo, su respirar antes de escucharlo decir.

-“¡Que culito tan rico tienes Ben”. Dijo Dani

Ben no pudo responder antes de que Dani le diera un beso sobre su ano separando sus nalgas, lo que hizo soltar un gemido de placer a Ben,           

Jamás en toda su vida Ben había gemido ni sentido eso que sentía en ese momento, fue lo más rico que había sentido en su vida hasta el momento, Dani empezó a lamber su ano a darle besos, Ben estaba que no podía con tanta excitación, gemía como una puta, Dano lo estuvo besando y lambiendo su ano como 5 minutos hasta que no pude más y sin tocarlo Ben se vino gimiendo sin parar, su palpitante pene soltó como seis potentes chorros en el piso, Ben estaba casi convulsionando de placer.         

Ben Escucho como Dani se puso de pie se iba a parar también cuando Dani le ordeno. 

-“Quédate así y levanta más el culo”, Ordeno Dani.

Ben sin dudar lo hizo escucho un moviendo para luego sentir algo mojado sobre su ano, era el pene de Dani que le hizo dar un brinco, Dani lo agarra de las caderas para empezar a puntear con la punta de su glande el ano de Ben, Dani gemía y Ben no podía del placer, así estuvo pasando su pene por el ano de Ben como 5 minutos hasta que Ben sintió que Dani explotó entre sus nalgas, sintió súper caliente mientras su leche brotaba de su pene, Dani soltó un grito y gemido restregando toda su leche sobre el ano de Ben, quien aun sin acabar lo abrazó por la cintura y estuvo sobre Ben como otros 6 minutos restregando su pene entre sus nalgas.        

Ambos se besaron por un buen rato durante los minutos que Dani restregaba su pene entre las nalgas de Ben y de pronto le dijo.

-“¿Quieres que te le meta?” Pregunto Dani.
-“Si hazlo, ¡lo deseo!” Respondió Ben.

Los huevos de Dani rebotaban como bolas de tenis sobre las nalgas de Ben, por lo que Dani fue corriendo una colchoneta y la coloco en el piso donde se acostó boca arriba al parecer le gustaba que lo montaran, Ben entendió lo que deseaba y mientras le besaba el torso, le mordía las tetillas y lambía sus axilas, coloco el pene durísimo de Dani y se lo fue introduciendo poco a poco hasta que lo tuvo doro dentro con sus grandes huevos pegados a sus nalgas.

Dani lo embestía con furos para comenzar a hacer el amor, ambos gemían de placer, Ben sentía el pene de Dani casi en el estomago, sintiéndose muy caliente aquello continuo por 20 o 25 minutos hasta que ambos se corrieron uno contra el otro, el semen de Dani cayó sobre el vientre de Ben que a su vez, descargo de nuevo una gran carga sobre el pecho y labios de Dani, ambos quedaron agotado pero muy contentos se besaron de nuevo como desaforados amantes para dar plazo a la conclusión de aquella sesión de sexo sublime que habían tenido. La primera de muchas que tendrían desde ese día.

Pero todo eso cambio una tarde que el padre de Dani regreso a casa antes de tiempo por unos papeles que necesitaba encontrando a su hijo penetrando a Ben quien gemía como un verdadera puta, sintiendo el pene de Dani entra y salir de su culo como un pistón bien aceitado sin cesar, el padre de Dani se le fue encima tomo a su hijo de los cabellos y le dio dos cachetadas para luego darle un fuerte puñetazo en el rostro que lo dejo sin sentido casi de inmediato.

Ben intento ponerse su trusa para salir huyendo pero fue tomados de los cabellos un derechazo en la boca del estomago, una patada en los huevos y un izquierdo en el rostro lo dejaron sin sentido en el suelo, Ben se despertó sin saber cuánto tiempo había pasado, sentía su rostro doler, tenía los ojos vendados, estaba amarrado con sus muñecas amarradas a los tobillos suspendido en el aire por lo que sentía, sus piernas estaban flexionadas hacia atrás, aquella no era una posición cómoda apenas podía respirar.

Ben escucho pisadas y luego escucho la voz del padre de Dani que le decía.

-“Veo que ya despertaste ahora sabrás como trato a los putos pervertidores como tú”. Dijo el padre de Dani.

Apenas termino de decir esas palabras Ben sintió como su trusa que era de color negro en ese día, fue bajada apenas un poco pero que fue más que suficiente para dejar su pene expuesto lo mismo que sus huevos, el elástico de su trusa quedo por debo y detrás de sus huevos lo que los dejo colgando visiblemente ostentosos hacia adelante haciendo sobre salir aun más su pene, lo que hizo enfurecer aun más al padre de Dani, no paso nada por unos segundos hasta que de repente.

-“AAAAAAAAAAHHHHHHFFGGFGG” Grito Ben de dolor.

El padre de Dani ya con dos guantes de boxeo comenzó a usar su pene y huevos como pera de boxeo, los golpes de la poderosa derecha de padre de Dani combinado con su brutal izquierda comenzaron a impactar sin cesar en los genitales de Ben que comenzó a sacudirse sin control, gritando de dolor, hasta que simplemente ya no pudo continuar gritando el dolor lo dejo sin aliento y aire en sus pulmones, apenas habían pasado 10 minutos desde que comenzó a ser golpeado y todo su cuerpo estaba bañado en sudor.

Las gotas de sudor mezcladas con lágrimas caían del rostro de Ben, quien quedo con la cabeza colgando cuando el padre de Ben por fin se detuvo, pero aun faltaba lo peor, escucho algo mientras jadeaba y sentía latir sus huevos que estaban ya para ese momento muy hinchados, de pronto Ben sintió que sus huevos eran apretados por un par de manos, las del padre de Dani quien le dijo.

-“Listo para venirte por última vez, maldito invertido”. Dijo el padre de Dani.
-“Por favor… Señor… No me Haga nada se lo Su…” Alcanzo a decir Ben.

Cuando sus huevos fueron apretados fuertemente de nuevo, el dolor lo dejo sin habla de súbito, una de las manos tomo su pene en erección y comenzó a masturbarlo, pese al terrible dolor que sentía cuando la mano llegaba a la parte baja de su pene, tocados sus hinchados huevos al cabo de 10 minutos Ben sin poder contenerse, comenzó a arrojar chorro tras chorro de su espesa leche al aire para caer al suelo ante la risa nefasta del padre de Dani que cuando acabo de venirse le dijo.

-“¡Espero lo disfrutaras maldito!” Dijo el padre de Dani.

El pene de Ben aun goteaba semen cuando sintió  de nuevo que sus huevos fueron tomados y luego todo su cuerpo se tenso cuando sintió que algo ancho se clavo entre sus huevos profundamente abriendo su escroto, el padre de Dani le clavo la afilada hoja de acero de un cuchillo de casa entre sus huevos, para luego extraerlo de un solo golpe, sangre, piel y los huevos de Ben brotaron de su escroto lacerado.

Los dos huevos de Ben quedaron colgando por fuera de su escroto, sostenidos por los conductos que los unían a un su cuerpo, mientras gritaba y se retorcía de dolor, el padre de Dani tomo sus dos huevos con una mano y los jalo hacia abajo con fuerza, tensando los cables que los unían al cuerpo de Ben, cuyo cuerpo se convulsiono de dolor, su pene palpito unas seis veces y lanzo un gran chorro de leche que enfureció al padre de Dani y de un fuerte tirón, le arranco sus huevos de una sola vez.

Ben dio un gran alarido de dolor y terror por igual al sentirse despojado de la fuente de su virilidad para siempre, al tiempo que sentía fluir la sangre de su mutilado escroto. Todo su cuerpo se sacudió por varios segundos casi un minuto hasta que se desmayo por fin.

Ben despertó en un hospital con sus padres a su lado, castrado, fue encontrado a penas con vida, tardo varios meses en volver a poder caminar, de Dani y su Padre, nadie sabía nada desparecieron, lo único que se encontró en su apartamento arriba del gimnasio fue un frasco con los que fueron los huevos de Ben con una nota que decía.

-“Esto es lo que merecen los invertidos pervertidores del mundo”. Escrita con la letra del padre de Dani.

Ben se retrajo se volvió casi un ermitaño, apenas y puede salir siente que es observado, siempre tiene pesadillas de cuando fue torturado y castrado por aquel “Boxeador Retirado”.   


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

ADVERTENCIA NO ESCUCHADA

Adrian de 16 era un adolescente que iba de conquista en conquista, quería sexo y desvirgar al mayor número de mujeres que pudiera en su juventud, si bien no era el adolescente más atractivo tenía un cuerpo atlético, delgado no flaco que solo esa edad puede dar, con un pene y huevos aun en desarrollo pero ya muy funcionales como agradables sin circuncidar, cuyo pene en erección alcanzaba los 18 cm, a últimas fechas estaba obsesionado por Lola un chica de misma edad con un buen par de tetas ......


ADVERTENCIA NO ESCUCHADA
Adrian de 16 era un adolescente que iba de conquista en conquista, quería sexo y desvirgar al mayor número de mujeres que pudiera en su juventud, si bien no era el adolescente más atractivo tenía un cuerpo atlético, delgado no flaco que solo esa edad puede dar, con un pene y huevos aun en desarrollo pero ya muy funcionales como agradables sin circuncidar, cuyo pene en erección alcanzaba los 18 cm, a últimas fechas estaba obsesionado por Lola un chica de misma edad con un buen par de tetas.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PADRES] [ADVERTENCIA] [VIRGEN]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Adrian de 16 era un adolescente que iba de conquista en conquista, quería sexo y desvirgar al mayor número de mujeres que pudiera en su juventud, si bien no era el adolescente más atractivo tenía un cuerpo atlético, delgado no flaco que solo esa edad puede dar, con un pene y huevos aun en desarrollo pero ya muy funcionales como agradables sin circuncidar, cuyo pene en erección alcanzaba los 18 cm, a últimas fechas estaba obsesionado por Lola un chica de misma edad con un buen par de tetas pero que aun no le abría las piernas.

Era verano y Adrian como Lola coincidieron en la misma ciudad playera donde sus padres tenían casa de verano, el padre de Lola, era militar de las fuerzas especiales pero eso no le importaba a Adrian el solo quería acostarse con su bella hija, que en bikini era un suculento bocado para cualquier hombre que la viera, una tarde el padre de Lola de nombre Javier, encontró a Adrian con su hija besándose apasionadamente en la sala de su casa de verano, una de las manos de su hija estaba metida en la bragueta del pantalón de Adrian.

Seguramente dándole un placentero masaje al erecto pene del adolescente que era ostentosamente visible, por su parte Adrian tenía una de sus manos masajeando las tetas de Lola y la otra debajo de su falda masajeando su rajita que ya había humedecido su  calzoncito (braga), mientras ambos se besaban, los ojos de Lola estaban cerrados disfrutando al máximo de todo aquello, cuando su padre la hizo abrir los ojos al cerrar la puerta de un portazo, los dos adolescentes se separaron como impulsados por resortes y don Javier le dijo a su hija que los dejara solos que deseaba hablar con Adrian un momento.

Apenas don Javier escucho cerrar la puerta del cuarto de su hija se le fue encima a Adrian tomándolo del cuello, para meter su otro mano en la bragueta aun abierta de su pantalón, para tomar sus huevos por encima de su trusa (slip), y le dijo en voz baja pero amenazante.

-“¡Escucha estúpido si te vuelvo a sorprender sobrepasándose con mi hija o algo peor te juro que no llegaras a adulto como un hombre!”

-“¿Entendiste?” Dijo don Javier apretándole los huevos a Adrian tapándole la boca para que no gritara por el dolor.

Por algunos días aquella advertencia que mas fue una amenaza, mantuvo a Adrian alejado de Lola hasta que un día en la playa ella apareció portando un pequeño Bikini donde la parte de abajo de su traje de baño se perdía entre sus lindas nalgas, lo que hizo que Adrian ignorara aquella advertencia, los besos y caricias de los adolescentes hicieron apasionados, ella le dijo que podían ir a su casa que su padre no estaba que volvió a la base por una emergencia aquella fue una invitación que Adrian no pudo evitar, al llegar a la casa Lola se lo llevo a su habitación.

Para ese momento Lola vestía un short con una blusa de tirantes sobre su bikini, durante todo el corto trayecto a su casa ella se percato varias veces que adrian le veía las tetas una y otra vez apenas ella cerró la puerta Adrian me abrazo a Lola quien hizo como si perdiera el equilibrio para dejarse caer sobre la cama, cayo sentada pero como Adrian la tenía abrazada cayó sobre ella lo que la termino de recostar en la cama, ambos quedaron acostados, con Adrian encima de ella,  se comenzaron a basar intensamente Adrian no tardo en aprovechar para quitarle su blusita y parte de arriba del bikini para pasar su lengua por una de sus tetas, eso la mató, la hizo quede inmóvil, gozando de esa agradable sensación.

Adrian no tardo en bajarle su short a Lola la siguió besando por varios minutos antes de quitarte la tanga del bikini para dejarla completamente desnuda con una evidente complicidad por parte de ella, Adrian llevó una de sus manos a su vagina donde metió sus dedos en ella, lo que provoco que Lola soltara un ligero suspiró, era tiempo de que ella actuara, ella quería dominar la situación ya que todo había sido planeado por ella, se levante y agarro a Adrian de los abrazos y lo arrojé a la cama mientras sus manos se fueron a su bermuda que se coloco sobre su bañador tipo speedo, su camisa tipo sport fue lo primero que él se quito.

Lola desabotono su bermuda y se lo bajo con todo bañados, su pene de 18 cm ya erecto quedo a su vista, lo tomo para masturbarlo por unos segundos, bajando y subiendo su prepucio hasta que de repente se lo metió a la boca, lo chupo unos minutos antes de ella levantarse actuando estar arrepentida de la situación.

Mientras hablaba, Adrian que no quería perder esa oportunidad se levanto y la abrazo, la giro y la  empujó a la cama para el lanzarse encima de ella para de nuevo fundirse en un apasionado beso, estuvieron besándonos unos minutos y después Adrian se levanto le abrió sus piernas, quería con urgencia penetrarla, sin tratar de impedirlo Lola le dijo.       

-“¡No Adrian!” Dijo con apuro Lola      

Pero Adrian no la escuchó, cuando estaba a punto de penetrarla ella le imploro que tomara un preservativo que tenía en el tocador, Adrian de mala gana lo tomo con prisa lo abrió, se lo puso y volvió a abrirle las piernas, antes de penetrarla se detuvo y le dijo.

-“No sabe cuánto soñé con este momento Lola”. Dijo Adrian

Apenas de terminar de decir esas palabras sin perder tiempo y comenzó a penetrarle pero no podía así que se ayudo con su mano de pronto la resistencia que el sexo de Lola puso cedió que fue cuando su himen se desgarro y el pene de Adrian la lleno por completo, su cuerpo se arqueo y ella dio un gemido de dolor pero también de excitación por estar cumpliendo lo que tanto deseaba, el dolor pronto dio paso al placer y Lola comenzó a gemir lo que excito aun más a Adrian que comenzó a moverse rápido como si estuviera poseído, estuvieron unos minutos así y después Lola lo separe de ella, se levanto.

Adrian se acerco por detrás y la tomo de la cintura, la giro quedando frente a frente y la bese con pasión luego Lola se acostó en la cama boca abajo,  levantando sus caderas, Adrian no perdió el tiempo, la penetro de nuevo esta vez comenzó a moverse sujetándole fuertemente su cintura, Lola estaba en el paraíso, Adrian la tomó del cabello y siguió penetrándola.

Lola luego de unos minutos hizo que Adrian se acostara en la cama boca arriba para ella comenzar a cabalgarlo lentamente y fue acelerando sus movimientos, mientras veía la cara de placer de Adrian mientras ella gemía, tomo sus manos y los puso sobre sus tetas mientras continuaba cabalgándolo lo más rápido que podía hasta que Adrian dando un gran gruñido se vino al mismo tiempo que Lola llego a un intenso orgasmo, fue increíble, la mejor experiencia de sus vidas, con Lola sintiendo su vagina inundada del espeso semen de Adrian, ambos quedaron rendidos y se durmieron abrazados.

Adrian se despertó y le pregunto a Lola si podía usar su baño ella lo beso y le dijo que no tenía que preguntar, Adrian sintiéndose dueño de la situación, salió de la habitación desnudo su piel estaba bronceada menos en su área pélvica, olía a sexo, su pene aun tenia rastros de semen, sangre y flujos vaginales, estaba por llegar al baño cuando sintió que una mano lo tomo del brazo y lo jalo a una de las habitaciones, todo fue muy rápido y Adrian apenas tuvo tiempo de reaccionar.

Los ojos de Adrian se abrieron grandes al ver al padre de Lola con una expresión de furia en su rostro, su mirada se fue a la entrepierna de Adrian cuyo pene pese a estar desinflado presentaba claras muestras de haber sido usado para el sexo recientemente, y la sangre seca le dijo al padre de Lola que su hija ya no era virgen, entonces miro al temeroso adolescente a los ojos y le dijo.

-“¡Pon las manos en la cabeza!”. Adrian lo hizo sin protestar.

Luego el padre de Lola lo señalo con el dedo y le dijo.

-“Te advertí que te alejaras de mi hija o sino no ibas a llegar como hombre a adulto ¿no es verdad?” Dijo el padre de Lola.

-“Si señor”. Respondió Adrian.

-“Por lo visto mi advertencia no fue escuchada, lo siento por ti muchacho pero te lo advertí”. Dijo el padre de Lola.

Adrian iba a decir algo cuando sintió que sus huevos fueron tomados por la fuerte mano de don Javier, que le apretó sus huevos con fuerza luego de dijo al oído.

-“Esto lo aprendí cuando era parte de las fuerzas especiales se le llama el abrazo castrador y sirve para dejar fuera de combare a cualquier hombre”. Dijo don Javier.

Acto seguido Adrian sintió como su escroto fue retorcido y sus huevos eran apretados, se sintió quedar sin aire, incapaz hasta de gritar por auxilio y de pronto escucho casi en simultaneo “CRACK, CRACK” que fue el momento justo cuando sus dos huevos reventaron por la técnica de don Javier su pene lanzo un último gran chorro de semen y Adrian se desmayo por el terrible dolor que experimento.

Se despertó en un hospital, con sus padres a su lado, castrado y convertido en un eunuco para el resto de sus días, Don Javier fue preso por dos años y Lola simplemente desapareció, Adrian ahora vive acomplejado, se retrajo del mundo, lejos quedaron los días en que creía que podía conquistar al mundo y a cualquier mujer para robarle su virginidad con 25 años es un joven sin sexo, simplemente respira pero no vive, y siempre se recrimina por no haber escuchado aquella advertencia.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

ZAVI Y JIM

Fue durante las vacaciones de primavera que todo cambio Jim invito a Zavi a pasar las vacaciones en su casa de playa con su familia, dado que la casa no era muy grande Jim y Zavi tendrían que dormir en la misma habitación, luego de unos días en la playa, Zavi estaba que estallaba no se había masturbado en días y ver a Jim en su ajustado traje de baño todos aquellos días en las que se marcaba su paquete no ayudaba en los más mínimo aunado a que ambos dormían apenas en ropa interior, acrecentó la atracción que Zavi sentía hacia Jim......


ZAVI Y JIM
Fue durante las vacaciones de primavera que todo cambio Jim invito a Zavi a pasar las vacaciones en su casa de playa con su familia, dado que la casa no era muy grande Jim y Zavi tendrían que dormir en la misma habitación, luego de unos días en la playa, Zavi estaba que estallaba no se había masturbado en días y ver a Jim en su ajustado traje de baño todos aquellos días en las que se marcaba su paquete no ayudaba en los más mínimo aunado a que ambos dormían apenas en ropa interior, acrecentó la atracción que Zavi sentía hacia Jim.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PADRES] [TORTURA]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Zavi de 16 años un joven rubio muy atractivo se mudo a vivir con su abuelo, luego de la muerte de sus padres, el cual era un oficial retirado del ejército, homofóbico a más no poder, apenas comenzó a ir a su nueva prepa (instituto), conoció a Jim un adolescente un grado más adelantado de 17 años, ambos se hicieron amigos muy rápido y una cosa llevo a la otra, la atracción que sentían uno al otro era evidente, aunque trataban de ocultarlo, los dos eran vírgenes y aunque se atraían ninguno de los estaba dispuesto a dar el siguiente paso.

Fue durante las vacaciones de primavera que todo cambio Jim invito a Zavi a pasar las vacaciones en su casa de playa con su familia, dado que la casa no era muy grande Jim y Zavi tendrían que dormir en la misma habitación, luego de unos días en la playa, Zavi estaba que estallaba no se había masturbado en días y ver a Jim en su ajustado traje de baño todos aquellos días en las que se marcaba su paquete no ayudaba en los más mínimo aunado a que ambos dormían apenas en ropa interior, acrecentó la atracción que Zavi sentía hacia Jim.

Para la cuarta noche hacía mucho calor y los padres de Jim salieron a fiesta llevándose a su hermanos pequeños, hacia tanto calor que Jim le propuso que fueran a darse un buen chapuzón en la péquela piscina en la parte de atrás de la casa, lo que a Zavi le pareció una buena idea, los dos se colocaron sus pequeños bañadores tipo speedo para ir a la piscina ambos se pusieron a chapotear a la orilla de la piscina Zavi viendo el cuerpo casi desnudo de Jim tuvo de pronto una erección de caballo que no paso desapercibida para Jim que de manera sorpresiva movió una de sus manos a la entrepierna de Zavi para que sus largos y delgados dedos deslizaran el bañador de Zavi hacia abajo mostrando su endurecido pene.

Zavi quedo tan sorpresivo, por la acción inesperada de Jim que apenas reacciono cuando este se inclinó y sus labios tomaron su pene, al principio solamente el glande corriendo hacia abajo su prepucio, la lengua de Jim recorría el tronco duro de Zavi, pero luego lentamente se la iba tragando toda y Zavi gemía intentando apartar su boca, aunque era lo que deseaba aunque no quería reconocerlo.

-¡Zavi no te resistas déjate llevar gocemos juntos! Dijo Jim a Zavi sacando su pene de su boca.

Jim rápidamente se bajo su bañador y le ofreció su espléndido pene a Jim, mientras su boca chupaba la de Zavi, ambos comenzaron a realizar un 69 a un lado de la piscina sus corazones latían a mil por hora, el placer y los gemidos terminaban en sus bocas, sus dedos acariciaban sus anos metiéndose dentro de ellos abriéndose para recibirlos, de forma tan insistente, Zavi le aviso que estaba por correrse pronto, pero Jim sin sacar su pene de su pene continuó chupando con más frenesí derramando su semen dentro de su boca y así continuó mientras Jim descargaba en su boca y Zavi hacia lo mismo en la suya.

Instantes después los dos desnudos entraron al agua, Jim con sus brazos extendidos sobre el borde de la piscina con Zavi frente a él empujando dentro de su culo su pene aún duro mientras las piernas de Jim alrededor de la cintura de Zavi con sus labios devorándose mutuamente, era pura pasión, nunca había sentido eso con nadie, ahora que Zavi lo penetró quería que durara eternamente los gemidos se aceleraron de forma incontrolada, el placer de estar junto a él y sus labios devorando los suyos tomando su aliento era lo máximo.

Momentos después el cuerpo de Jim estaba contra las baldosas de la piscina con Zavi penetrándolo de forma contundente una y otra vez susurrándome al oído: ¡Yo nunca pensé que se sintiera tan rico! Jim giro su rostro sorprendido ante ésa afirmación y dijo entre gemidos, “¡Tu pene se siente tan rico dentro de mí, ¡te amo!”, el pene de Zavi entraba y entraba con fuerza, Jim suspirara soltando gemidos con su nombre una y otra vez, hasta que noto que se derramo dentro de él apretando su cuerpo contra el suyo, el ano de Jim exprimió los últimos vestigios de semen, para luego sus bocas deleitarse con los labios de los dos de nuevo,  

Quedaron en el agua como dos delfines abrazando y besándose apretando sus cuerpos uno contra el otro. Luego de un rato ambos se secaron y se fueron a la habitación de Jim desnudos, una vez ahí ambos se tumbaron sobre la cama y siguieron besándose como acariciándose por un buen rato hasta que de nuevo estuvieron listos para la acción.

-“¡Ahora vamos a disfrutar juntos como nunca antes!” Dijo Jim.

Hizo girar a Zavi, le abrió sus lindas nalgas, para comenzar a la pasar su lengua entre ella, lambiendo con especial atención el ano lampiño de Zavi, hasta que lo penetro su pene entraba y salía con fuerza de su culo, Zavi gemía de dolor, agonía y placer, en la mente de Zavi siempre quedaría grabado aquel suceso.

-“¡La primera vez es cuando más duele, luego ya no, bueno eso dicen!” Dijo Jim.

Luego de un rato penetrándolo Jim saco su pene del culo de Zavi y la acercó a su boca, diciendo.

“¡Abre la boca y no uses los dientes como en la piscina!” Dijo Jim.

Con una de sus manos JIm levantó la barbilla y abrí la boca de Zavi, sujetando su pene golpeo sus labios y cara con su erección, la metió dentro de su abierta boca, sus manos apretaron su cabeza forzando a Zavi a tragarse su pene al poco la sacó y tosí, fue repitiendo eso hasta que la boca de Zavi se fue acostumbrando al intruso, Jim gemía en silencio, su cuerpo tan perfecto le llamaba mucho la atención a Zavi quien se sentía en el cielo dándole un mamada, sus acariciaban sus abdominales y se posaban sobre sus caderas, nalgas y piernas, luego de unos minutos Jim se aparto e hizo poner de rodillas sobre la cama a Zavi.

Una de sus manos sopesó sus huevos mientras la otra acariciaba su pene para ese momento durísima.

Para luego de manera súbita llevársela a la boca, el calor dentro de su boca hizo que Zavi tuviera un placentero espasmo, su cabeza adelante y atrás lo estaba llevando al éxtasis, de pronto dejo la mamada y le dio la vuelta para mirarle sus lindas nalgas, Jim hizo recostar de nuevo a Zavi sobre la cama quedando boca abajo, él le escupió sobre su ano y luego sus dedos, los fue pasando sobre su agujero mientras separaba sus nalgas, sus dedos eran insistentes y poco a poco entró uno, el ano le ardía a Zavi pero dejo que continuara, al poco entró otro más y los movía dentro, hasta que Zavi notó el peso de todo el cuerpo de Jim sobre el suyo, su pene rozaba su ano, lo que lo hizo estremecerse de nuevo.

Su glande fue entrando, poco a poco de nuevo delicadamente su dura erección fue entrando más profundamente y giró sus cuerpos separando las piernas de Zavi, quien notaba ese dura  y candente barra de carne en su interior, una de las manos de Jim tomo el pene de Zavi también en erección y comenzó a masturbarlo mientras su miembro lo penetraba una y otra vez,  los gemidos de ambos aunque eran bajos pese a que estaban solos llenaba toda la habitación.

Luego Jim puco boca arriba a Zavi levantó su piernas penetrándolo de nuevo con una fuerte embestida, Zavi gimió, ya no de dolor, simplemente de placer mientras observaba su pene endurecido como nunca antes sobre su vientre goteando liquido pre seminal sobre su vientre, mientras estaba siendo penetrado una y otra vez con tanta fuerza que le cortaba la respiración, sus ojos admiraban todo su cuerpo en tensión moviéndose mientras era taladrándolo, Jim inclinó su cuerpo sobre el suyo y lo besó, sus labios tan carnosos le supieron a gloria a Zavi, su lengua entro y buscaba la suya al final ambas luchaban entre sí, para ese momento las embestidas de Jim eran más fuertes, notaba que sacaba todo su pene para clavarlo de nuevo haciendo gemir a Zavi.

El pene de Zavi palpitaba entre sus cuerpos y sin poder evitarlo estalló soltando semen y más semen, entonces notó como su culo fue inundo, era semen que llenaba sus entrañas, ambos gimieron como nunca antes, para quedar Jim sobre Zavi todos sudados, jadeantes pero muy contentos besándose y acariciándose con ternura. Luego de algunos minutos ambos se fueron al baño, bajo la regadera (ducha) Jim metió sus dedos dentro del ano de Zavi limpiándolo de su semen también de otros restos menos agradables y le indicó la mejor manera de hacerlo hasta quedar bien limpio, se secaron y regresamos a la habitación,

Se acostaron en la cama de costado, apenas en ropa interior, se besaron y acariciaron por un largo rato pero estaban agotados ya, entraba unos rayos de luz a través de las persianas, cuando se quedaron dormido abrazados muy contentos uno en brazos del otro, recién desvirgados y descubriendo que ambos eran gay y que se amaban a más no poder.

Zavi se despertó por repiquetear de la lluvia sobre el tejado, antes de abrir los ojos pensó ¡Bonito sueño y muy caliente que tuve! Bajo su mano a mi pene que estaba duro entonces abriendo los ojos miro al techo y de pronto noto que a su lado estaban Jim  boca abajo durmiendo plácidamente

“¡Aquello no fue un sueño!” Se dijo a si mismo Zavi.

Era de mañana y Jim abrió los ojos y le dijo.

-“¡Buenos días!” Dijo Jim a Zavi.

Que le respondió con un beso, ambos luego hicieron un 69 muy rico hasta que ambos se corrieron en sus bocas, luego se bañaron y se vistieron pronto los padres de Jim no tardaría en aparecer para llamarlos a desayunar, ambos lucían radiantes aquella mañana, por el resto de las vacaciones fue sexo y más sexo hasta el último momento.

Luego de las vacaciones ambos adolescentes siguieron teniendo sus encuentros tan apasionados como siempre pero más esporádicos ya que no tenían un lugar seguro en donde desatar la gran pasión que tenían dentro, fue de ese modo que una tarde, un viernes Jim estaba en casa de Zavi luego de la escuela para ayudarlo con una materia en donde no le iba muy bien, no planeaban que pasara nada pues su abuela estaba en casa, pero de pronto Don Justo que era como se llama el abuelo de Zavi les informo que iba a salir a comprar unas cosas para su talle que necesitaba.

Apenas 10 minutos luego que escucharon la puerta de la calle cerrarse y verificar que en efecto Don Justo se había ido, ambos jóvenes se fueron a la habitación de Zavi para dar rienda a su pasión, besándose desenfrenadamente sin reparo alguno, con sus lenguas hurgando dentro de cada una de sus bocas a Zavi fue el primero en quedar completamente desnudo y quien recibió una magnifica mamada por parte de Jim luego él le quito el pantalón como trusa (slip) para darle una mamada.

Luego de algunos minutos Zavi dejo mamar el pene de Jim y le dijo denotando ansiedad.

-“Vamos acuéstate que deseo penetrarte” Dijo Zavi.

Jim tomo dos almohadas y se acostó boca abajo sobre ellas, que quedaron bajo su plano vientre lo que provoco que sus lindas nalgas quedasen paraditas como medio abiertas, Zavi subió a la cama le abrió sus nalgas a Jim para comenzar a lamber su ano, Jim gimió de gusto, aquello duro unos exquisitos 10 minutos para Jim, antes de que Zavi se colocara en posición para comenzar a hacer presión con su glande sobre el ano de Jim que cedió al embate sin esfuerzo alguno.

Ambos adolescentes estaban gozando de lo lindo cuando la puerta del cuarto de Zavi que estaba sin seguro se abrió, los ojos de Don Justo se abrieron grandes y su rostro se transformo, estaba más allá de un enojo estaba enfurecido al ver a su nieto estar penetrando a otro hombre y gozando de ello.

Don  Justo se les fue encima a ambos adolescentes, tomo a Zavi de su dorado cabello hasta hacer que su pene se saliera del culo de Jim, luego con su otra mano lo tomo de cuello y le dijo directamente a su cara.

-“Ahora les voy a enseñar cómo se debe tratar a los putos como ustedes”. Dijo Don Justo colérico.

Hizo que Zavi aun con una erección asentara sus nalgas justo por arribas de las de Jim se quito su cinturón (correa) que llevaba que era de cuero y comenzó a acotar  a ambos adolescentes en sus blancas nalgas, ambos empezaron a gritar y gritar de dolor los azotes era fuertes, sin descanso alguno que impactaban alternadamente sobre las lindas nalgas de ambos, que no tardaron en ponerse rojas y arderles intensamente.

-“Abuelo… para ya por favor… ¡Abuelo por favor!” Suplicaba Zavi llorando.

Pero don Justo no detuvo sus azotes, las nalgas de ambos adolescentes quedaron pronto marcadas con largas marcas rojas que con cada nuevo azote les hacia gritar como retorcerse de dolor, aquellos azotes se prolongaron por casi una hora, en varias ocasiones Zavi trato de huir pero su abuelo que tenía una fuerza desconocida hasta ese momento se lo impedía, Jim no podía hacer nada estaba boca abajo con Zavi encima de él, solo podía suplicar y llorar.

Cuando don Justo dejo de azotar a ambos fue un verdadero alivio pero que duro poco, usando el mismo cinturón que goteaba ya sangre, amarro a ambos por la cintura, luego usando los cordones de los zapatos tenis (zapatillas) de ambos les amarro los brazos por detrás de la espalda de Zavi lo que hizo que Jim quedase como abrazando a Zavi pero con sus manos amarradas, Don Justo también les amarro sus piernas, amarrando los tobillos de Jim a las patas del pie de la cama lo que hizo que las piernas de Zavi se abrieran también exponiendo los huevos de ambos adolescentes, que estaban aun llorando con sus culos ardiendo como si estuvieran en llamas.

Luego Don Justo dejo la habitación, pero solo para regresar instantes después con su cuchillo de las fuerzas especiales al que perteneció, era un cuchillo de comando muy bien afilado, diseñado para cortar y desgarrar la carne, causando el mayor daño posible de nuevo tomo por el cuello a Zavi y le dijo para que Jim también lo escuchara.

-“¡Si no sabes ser un hombre no mereces entonces serlo!” Dijo el abuelo de Zavi aun furioso.

Acto seguido tomo los huevos de Jim que se estremeció al sentir la mano aspera de Don Justo tomar sus sensibles huevos cargados aun de su leche que no había tenido la oportunidad de descargar en varios días a la espera de hacerlo con Zavi.

-“¡No Don Justo, por favor no me haga nada, por fa…!” Suplicaba Jim cuando don Justo comenzó a cortar su escroto.

El afilado cuchillo, corto fácilmente piel, tejidos, tendones y cualquier estructura blanca que encontró a su paso Jim grito y se desmayo cuando termino de ser castrado por don Justo,

-“AAAAAHHHFFGGGG NNOOOOO”, Grito Jim.

Zavi estaba aterrado sobre luego de ver como su abuelo levanto los huevos de Jim, para de inmediato arrojarlos a un bote de basura a un lado de la cama, tomo el pene de Zavi que le suplico de nuevo.

-“Por favor abuelo, prometo no volver hacerlo con otro hombre pero no me cas…” Zavi suplicaba cuando su abuelo le estiro su prepucio y de un solo corte se amputo circuncidándolo en el acto.

-“AAAAAAHHHHHHH” Grito Zavi de dolor pensando que su abuelo le cerceno su glande.

Zavi sentía la sangre correr por su pene y huevos cuando su abuelo, le abrió su escroto y extrajo su testículo izquierdo, el cual le corto, Zavi de nuevo grito aunque ya con la mirada perdida, era como si ya nada le importara.

Don Justo de nuevo tomo del cuello a Zavi y sosteniendo el fue su testículo izquierdo en su mano derecha se lo enseño y le dijo.

-“A la próxima que te sorprenda siendo un vil puro de mierda te corto el que te dejo para puedas continuar el apellido de la familia ¿Entendiste?” Dijo Don Justo.

Zavi apenas asintió con la cabeza. Don Justo dejo caer el testículo que sostenía al suelo y de un gran pisotón lo hizo estallar, Zavi apenas logro verlo pues se desmayo en ese momento.

Don justo curo a los adolescentes y les hizo jurar que nunca le dirían nada a nadie sino querían que les cortase lo que les quedaba de masculinidad, por supuesto el dijo a Jim que no lo quería volver a ver cerca de Zavi, lo que hizo que ambos adolescentes se distanciaran.

Zavi dejo la casa de su abuela dos años después cuando se marcho a una universidad con una beca completa, ahí por cosas del destino se encontró con Jim de nuevo y reanudaron sus relaciones, Jim pese a estar castrado y gracias a la testosterona como medicamentos para la impotencia que tomaba podía lograr tremendas erecciones, Zavi igual y ambos adoraban seguir poder penetrándose uno al otro.

El abuelo de Zavi murió cuando el tenia 28 años y Jim por fin pudo mudarse con él, ahora viven juntos en un departamento lejos de la ciudad del abuelo de Zavi, viven como una pareja y aunque ninguno de los dos puede venirse como aquellos días en la casa de playa de la familia de Jim aun gozan intensamente cada momento de intimidad que tienen. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

WENDY Y FELIPE

Felipe de 14 años vestido todo de negro, junto a su hermana Wendy, daban el ultimo adiós a sus padres recién fallecidos en el cementerio local, Wendy de 30 años era la media hermana de Felipe pues su padre se caso en segundas nupcias con su madre, sin embargo era la única pariente que tenia, ella acepto hacerse cargo del delgado adolescente, dos semanas luego del funeral con todo arreglado ambos viajaron a la ciudad donde Wendy tenía su casa......


WENDY Y FELIPE
Felipe de 14 años vestido todo de negro, junto a su hermana Wendy, daban el ultimo adiós a sus padres recién fallecidos en el cementerio local, Wendy de 30 años era la media hermana de Felipe pues su padre se caso en segundas nupcias con su madre, sin embargo era la única pariente que tenia, ella acepto hacerse cargo del delgado adolescente, dos semanas luego del funeral con todo arreglado ambos viajaron a la ciudad donde Wendy tenía su casa.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PADRES] [ADVERTENCIA] [TROFEO]



Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Felipe de 14 años vestido todo de negro, junto a su hermana Wendy, daban el ultimo adiós a sus padres recién fallecidos en el cementerio local, Wendy de 30 años era la media hermana de Felipe pues su padre se caso en segundas nupcias con su madre, sin embargo era la única pariente que tenia, ella acepto hacerse cargo del delgado adolescente, dos semanas luego del funeral con todo arreglado ambos viajaron a la ciudad donde Wendy tenía su casa, era soltera y vivía sola,  los primeros días pasaron sin mayores incidentes, con algunas que le parecieron raras a Felipe.

Wendy parecía que lo celaba y vigilaba demasiado pero pensó que aquello era algo por la recién muerte de su padre, Felipe aunque triste era un adolescente al fin y pronto la pena de la pérdida de sus padres comenzó a ser vencida por la necesidad de auto complacencia sexual, habían pasado ya cuatro semanas desde que se vino por última vez y una noche tuvo un estupendo sueño húmedo que lo hizo descargar abundantemente dentro de su pequeña trusa blanca que tuvo que ser cambiada, pero que libero la presión en sus testículos aun en crecimiento.  

Desde esa noche sus ganas por masturbarse se renovaron de nuevo con mayor ímpetu que antes, pero Wendy lo mantenía ocupado y vigilado la mayor parte del tiempo incluso mientras se bañaba insistía que lo hiciera con la puerta abierta, lo que de alguna forma incomodaba a Felipe aunque solo por algunos días luego se acostumbro, pronto comenzó en su nuevo colegio y cada que llegaba a casa aprovechaba para bañarse y masturbarse en la bañera, pues Wendy no llegaba de su trabajo hasta la noche, por lo que disponía de unas horas de soledad para sí mismo.

Wendy vigilaba a su hermanito no por querer protegerlo sino para evitar que se masturbara pues consideraba esa práctica como un pecado atroz, que en los jóvenes hombres debía ser evitada para que sus almas no se perdieran en las llamas del infierno pese a no parecerlo ella era muy religiosa, secretamente también revisaba la ropa interior de Felipe sin que lo supiera antes de lavarla, fue por eso que descubrió la enorme mancha de semen en una de sus prendas de la noche que tuvo el sueño húmedo pero ella lo mal interpreto como que estaba haciendo una actividad pecaminosa. 

Felipe disfrutaba de sus tardes en soledad andando solo en trusa (slip) incluso algunas veces incluso sin ropa alguna cubriendo su cuerpo, le gustaba observar su pene en erección cada día más grande, frente al gran espejo de cuerpo entero de la sala, pero lo que más disfrutaba era masturbarse en la bañera, con su glande sobresaliendo del ajuga jabonosa, bajando su prepucio sobre su húmedo glande hasta que su espeso liquido blanco brotaba de la punta, sintiendo como sus testículos se contraían contra su pelvis y todo su cuerpo se estremecía agradablemente por varios segundos que lo hacían gemir.

Pasaron cuatro meses desde que Felipe vivía con Wendy, aquella tarde estaba disfrutando de un refrescante baño,  jugando como ya era costumbre con su pene en erección, Wendy salió temprano del trabajo pues iban a instalar algunos equipos y se decidió que a los empleados no necesarios darles el resto del día libre, por lo que llego a casa varias horas antes de lo usual, escucho apenas entrar a la casa ruido de agua, Felipe no cerró la puerta, no había necesidad estaba solo por lo menos eso suponía, Wendy subió la escaleras y se quedo observando la escena sin ser vista.

Los ojos de Wendy se abrieron grandes al ver el pene de Felipe de color claro, con poco vellos púbicos rubios oscuros, un palo de carne de venas pronunciadas casi a punto de estallar, y un glande hermoso con un par de huevos, aun sin vello, pero hermosos y colgantes, que se sacudían mientras su mano bajaba y subía por su endurecido pene, ese par de huevos era los más hermosos que había visto en su vida, Wendy había tenido solo una experiencia sexual y era que la atormentaba, pensando que por ese rato de placer, condeno su alma para siempre, pero incluso el hombre con el que perdió su virginidad no tenía un par de huevos como los de Felipe.

Cuya ímpetu juvenil le hacía estar siempre deseoso de sexo, Wendy escuchaba como el agua sonaba cuando sus huevos la tocaban para elevarse, el prepucio de Felipe cubría y descubría su glande, lo que la hizo sentirse más caliente de lo que ya estaba, sus piernas de Felipe eran fuertes y bien marcadas, se le notaba que hacia algún deporte, muy seguramente futbol, tenía los músculos bien marcados, y cuando se inclino hacia abajo para acomodarse en la bañadera levantándose un poco Wendy noto que también era dueño de un gran trasero, unas nalgas firmes y marcadas, bien respingadas que le provoco abalanzarse y apretárselas, oler y hasta lamber esas nalgas hermosas de su hermanastro.

Felipe comenzó a palpar lentamente sus testículos durante mucho tiempo, hasta que poco a poco su pene cuya mano seguía moviéndose por él, comenzó a palpitar, era muy evidente, que estaba por venirse ya no aguantaba más, estaba que explotar por lo que acelero el movimiento de sus manos, se puso de pie dejando su esbelto cuerpo a expuesto por completo a los ojos de Wendy.

El liquido pre-seminal brotaba ya a raudales del ojo de su glande no aguanto mucho su mano rozaba la punta muy lentamente estaba tan excitado sintiendo delicioso que no pudo aguantar mucho viniéndose a borbotones chorro tras chorro broto de su pene con fuerza incluso uno de ellos cayendo fuera de la bañera, su mano no dejaba de moverse, sus huevos se contrajeron a su cuerpo y Felipe dio un gemido con los ojos cerrados disfrutando de su enorme orgasmo, mientras era observado por Wendy.

-“¡DIOS OOOOOOOHHHHH!” Gimió Felipe.

Justo cuando estaba en lo más alto de su placer escucho decir desde la puerta.

-“¿Qué crees que estás haciendo maldito pecador?” Pregunto Wendy.

Los ojos de Felipe se abrieron grandes y de inmediato trato de cubrirse sus genitales con la mano, trato de sumergirse en el agua de la bañera pero Wendy lo fue a buscar y lo saco tirando de una de sus ojeras, para tenerlo desnudo apenado y cohibido ante ella, que no dejaba de mirarlo de nuevo le pregunto.

-“¿Te estabas masturbando verdad?” Pregunto Wendy.

Felipe solo asintió con la cabeza con pena ante la pregunta de ella, sin saber que más hacer.

Wendy abrió uno de los cajones debajo del lavabo y caso un gran cepillo que le servía para limpiar la bañara era de madera y el mango era largo, pero en el área de las cerdas era ancho como ovalado, hizo que Felipe se secara y luego Wendy coloco una sus piernas al borde de la bañara que la dejo en forma de “L” invertida sobre la hizo recostar a Felipe aun desnudo, depositando su abdomen sobre su muslo izquierdo, las nalgas de Felipe, apretaditas, blancas y paraditas que parecían un durazno maduro quedaron expuestas a Wendy.

-“Ahora te voy a quitar las ganas de seguir haciendo esas cochinadas”. Dijo Wendy.

Para comenzar a azotar esas bellas nalgas con el cepillo, golpe tras golpe lo daba con más fuerza, Felipe trato de no llorar o gritar pero al quinto azote le fue inevitable, todo su cuerpo se cimbraba con cada nuevo azote, rápidamente se perdió la cuenta de cuantos fueron, Felipe solo le suplicaba luego de un rato.

-“PARA, PARA POR FAVOR, NO LO VOLVERE HACER, ¡LO JURO!” Suplicaba Felipe.

Cuando Wendy se detuvo lo miro y sorpresivamente para Felipe una de sus manos tomo sus huevos.

-“Si rompes tu promesa, prometo que acabare con este par de huevos, ¿entendiste?” Le dijo Wendy apretando sus huevos hasta hacerlo caer al suelo y revolcarse de dolor.

Luego se marcho, dejando a Felipe adolorido por partida doble en el baño, quien no pudo sentarse sin sentir dolor en dos semanas, por seis meses pareció que aquella lección por parte de Wendy surgió el efecto deseado pero Felipe ya de 15 años casi 16, estaba deseoso de sexo se hizo de novio de una de sus compañeras de escuela, y sus ansias fueron más grandes que el miedo, una tarde la llevo a su casa.

Felipe pensó en tener la casa solo para él, ya que Wendy según le dijo se fue a un conferencia a otra ciudad, pero era mentira solo quería poner a prueba a Felipe.

Apenas ambos entrar a la casa comenzaron a besarse pero Felipe estaba pendiente de que no apareciera su hermana pero luego de un rato los besos y caricias le hicieron perder toda preocupación y se dejo llevar por la pasión para comenzar a besar aquellos labios hermosos, su saliva era como dulce, su aliento fresco y sus manos comenzaron a hacer lo suyo, tocaba aquellas tetas, las sobaba, una de sus manos bajo para tocar entre sus piernas, que ella abrió al sentir su mano para cerrarlas para apresarla entre ella, la mano de Felipe se introdujo dentro de su calzón (braga) para llegar a su rajita, ella apretó nuevamente sus piernas dejando su mano prisionera, como pudo comenzó a mover sus dedos y pude pasar el índice por el medio de su rajita.

-“AAAAAHHHH”. Felipe la escucho gemir levente, apenas separando sus labios de los suyos.   

Ella abrió las piernas y Felipe pudo palpar sus labios vaginales, logrando tocar su clítoris, sentía aquella cueva muy mojada, sus líquidos salían y se impregnaban en su mano, ella era virgen y limpia, se siguieron besando mientras Felipe le aflojo el botón de su falda para poder meter su mano con comodidad, ella tomó su mano y me dijo al oído,

-“¿vamos a tu cuarto?” Dijo ella.

Al llegar ambos se recostaron con cuidado en la cama para de nuevo comenzar a besarse nuevamente, Felipe ya con ella sin falda manoseaba su vagina con total libertad, sobaba sus labios vaginales, bajaba hacia su culo y volvía a hacer la misma rutina todo por dentro de su calzón.
           
Ella mientras le acariciaba la espalda con una mano y con la otra su pene, Felipe le quito su blusa, quedando en calzón y sostén (corpiño) ella hizo hice lo propio dejando a Felipe solo en trusa, mientras se seguían besando, de pronto Felipe se coloco encima de ella, besaba sus labios con pasión, frotando su pene contra su vientre y ella abría cada vez más las piernas, cuando ya estaba a reventar se saco pene y lo volvió a frotar sobre su entrepierna, ella con su mano se lo acariciaba, Felipe con desesperación le quito su calzón y puso su glande en la entrada de su rajita y ella le dijo al oído en forma de susurro,

-“¡Soy virgen!” Dijo ella. 
-“¡Yo también!” Respondió Felipe.
-“Lo haremos con cuidado y hasta donde quieras”. Añadió Felipe.

Justo cuando Felipe inicio la penetración, Wendy con cuidado de no hacer ruido entraba en la casa, de inmediato noto la falta escocesa en la sala, lo que la enojo, nunca pensó que Felipe se atreviera a traer una mujer a su casa y menos a tener sexo con ella, Wendy estaba enojada, decepcionada y celosa, subió para escuchar los gemidos de una mujer del otro lado de la puerta.

Felipe la penetraba poco a poco, su pene estaba muy duro con líquido pre-seminal brotando a raudales, cuando entraba en su raja se iba solo hacia dentro, entonces, cuando ya sentía que ella apretaba las piernas, sabía que era porque sentía dolor, se quedaba quieto en su movimiento y seguía besando aquellos labios, cuando sentía que ella aflojaba y movía su vientre, empujaba para meterlo un poco más, estaba tratando de desvirgarla con mucha delicadeza, aquello duro hasta que Felipe noto que su pene había entrado todo.

Wendy entre abrió la puerta, con mucho cuidado para poder ver lo que ocurría, ni ella ni Felipe se percataron de que estaban siendo observados por Wendy.

Felipe le besaba sus senos mientras con sus manos levando levemente su pelvis para que su pene entrara hasta el fondo, para luego comenzar un mete y saca pausado para el goce y disfrute de ambos, cuando Felipe ya estaba por venirse le dijo que lo haría fuera de ella pero ella le dijo que quería que se viniera en su culo, aquello acabó con la sensatez, de Felipe cuando ella se dio vuelta, palpo el agujero de su culo, puso su glande ya a punto de explotar y por lo bien lubricado que estaba, comenzó a empujar cuando entró su glande, ella apretó su esfínter y Felipe ya  no aguanto más y se vino en un torrente de semen que ni el mismo podía controlar.

Ella gimió para ambos quedarse quietos mientras a Felipe le salía hasta la última gota de espesa leche, así estuvimos un largo rato hasta que su pene se salió por sí solo, se besaron y la acompañé al baño, al ella salir del baño se vistieron para luego despedirse con un largo y profundo beso y un abraso fuerte, ella le dijo lo mucho que le había gustado y que deseaba que se repitiera, antes de irse Felipa la volví a besar y paso nuevamente su mano por su entrepierna, con Wendy viendo todo desde su habitación.

Apenas se marcho Wendy apareció ante Felipe que estaba solo en trusa subiendo las escaleras para ir a su habitación cuando vio a su hermanastra mirándolo con una expresión de furia total en su mirada, tanto que un escalofrió recorrió toda su espalda, Felipe no esperaba verla hasta en unos días.

-“Veo que te gusta revolcarte como un cerdo con perdidas ¿Verdad?”.  Dijo Wendy.

Antes de que pudiera reaccionar Wendy lo tomo de los cabellos a Felipe y lo arrastro a su habitación, ahí, le dijo luego de arrancarle literalmente su única prenda que cubría su cuerpo, tomando con una mano del mentón y con la otra de sus huevos que aun estaba pegajoso y oliendo a sexo.

-“Te dije que si volvías a hacer tus cochinadas acabaría con tus huevos y es una promesa que pienso cumplir”. Dijo Wendy.

Felipe iba a decir algo a ponerse firme, a demostrar que ya era un hombre que no podía ser manejado por ella, pero entonces sintió un fuerte apretón en sus huevos que lo hizo retorcerse de dolor.

Seguido al fuerte apretón se sucedieron tres fuertes rodillazos en sus huevos que lo hicieron caer al suelo retorciéndose al sentir un infernal dolor, Wendy aprovecho aquello para amarrarle las manos por detrás de la espalda lo mismo que sus piernas uso lo que tenía a mano, luego fue a la cocina y regreso con un afilado cuchillo, tomo los huevos de Felipe que aterrado comenzó a agitarse buscando soltarse.

-“NO, NO NOOOO, NO ME LOS PUEDES CORTAR, NOOO LO HAGAS”. Grito Felipe.

-“¡Que no te los puedo cortar obsérvame!” Dijo Wendy.

Ella coloco el afilado cuchillo debajo del escroto de Felipe, lo estiro casi hasta que casi le arranco sus huevos, Felipe se retorcía de dolor que aunque era intenso no fue nada comparado a lo que sintió cuando Wendy comenzó a cortar su escroto, sangre, semen y lagrimas brotaron por todas partes, pero al final Felipe quedo tendido sin sentido castrado sobre el suelo de la habitación de Wendy.

Wendy le dijo a Felipe que si decía algo de lo que le hizo, les mostraría a todos sus huevos que flotaban en un frasco que ella tenía bien guardado, por lo que todos sabrían que Felipe ya no era un hombre sino un eunuco.

Felipe se volvió el adolescente más sumiso y obediente luego de su castración, nadie sabe que es un eunuco, pero nunca más a podido tener sexo ni siquiera masturbarse pese a que cada noche sueña que sus huevos le han crecido de nuevo y puede volver a desvirgar a una linda virgen como su compañera, la única mujer con la que tuvo sexo por el resto de sus días, mientras viva.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com
  



image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

OBLIGADO POR MAMÁ

Amaba mejor dicho idolatraba la sensación que me producía mi prepucio cuando cubría y se contraria detrás de mi glande hinchado, sentir como el liquido pre seminal que brotaba del ojo de mi glande era esparcido por todo mi glande con la ayuda de aquella piel tan flexible, tan ligera que me producía tanto placer, de hecho hubo muchas ocasiones en que solo jugando con mi prepucio llegue a correrme de manera bestial......


OBLIGADO POR MAMÁ
Amaba mejor dicho idolatraba la sensación que me producía mi prepucio cuando cubría y se contraria detrás de mi glande hinchado, sentir como el liquido pre seminal que brotaba del ojo de mi glande era esparcido por todo mi glande con la ayuda de aquella piel tan flexible, tan ligera que me producía tanto placer, de hecho hubo muchas ocasiones en que solo jugando con mi prepucio llegue a correrme de manera bestial.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [PADRES] [MEDICO] [CIRCUNCISIÓN]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Si lo reconozco, era un masturbador compulsivo, pero que adolescente no lo fue en algún momento de su adolescencia cuando las hormonas que sus huevos producían a raudales inundan el cuerpo de todo joven hombre, llegue incluso a masturbarme hasta 12 veces en un día, por supuesto mis calificaciones se fueron a la mierda, no quería salir, engorde y me la pasaba viendo porno pensando como masturbarme todo el día, por su puesto mi madre que me crió sola pues mi padres nos abandono me descubrió con mi ropa interior abajo y mi mano bajando y subiendo de mi endurecido pene.

Amaba mejor dicho idolatraba la sensación que me producía mi prepucio cuando cubría y se contraria detrás de mi glande hinchado, sentir como el liquido pre seminal que brotaba del ojo de mi glande era esparcido por todo mi glande con la ayuda de aquella piel tan flexible, tan ligera que me producía tanto placer, de hecho hubo muchas ocasiones en que solo jugando con mi prepucio llegue a correrme de manera bestial, algunos de los orgasmo que más recuerdo fueron de esa forma pero mi madre me puso un ultimátum.

-“Orlando o controlas tu mano o tendré que tomar medidas drásticas”. Dijo mi madre una noche que me sorprendió masturbándome.

Por supuesto hice caso omiso de las advertencias de mi madre, una noche durante las vacaciones de invierno mi madre fue a una fiesta con unas amigas por lo que me quede solo en casa, decidí aprovechar el tiempo masturbándome a mis anchas en la sala, ahí estaba el televisor más grande de la casa en donde comencé a ver algunas de mis escenas favoritas porno que hizo que mi pene se pusiera rígido desde la primera imagen que vi.

Esta solo en trusa (slip), sentado sobre el amplio como cómodo sofá de la sala, comenzó por acariciarse tanto sus huevos como su endurecido pene por arriba de la delgada tela elástica de su trusa de color blanco, una mancha de humedad no tardo en aparecer justo donde el ojo de mi glande tocaba la tela, sentir como mi prepucio de corría por si solo hacia atrás de mi glande fue deliciosa, comencé a gemir bajito, mientras mis ojos no se apartaban de las imágenes que la pantalla del televisor mostraban, los gemidos como sonidos que escuchaba solo me hacían excitar aun mas al imaginar que el hombre en aquella escena porno era yo.

Unos dos o tres minutos más tarde ya jugaba con mis huevos por debajo de mi trusa por lo que decidí quitármela, por alguna razón sentí la necesidad de oler mi prenda olía mal, huele a sudor y a algo más, no sé que era, no se definir ese olor, una mezcla entre semen, sudor y liquido pre seminal, quizás olor a macho, como solía llamarlo, pero en mi pasa algo raro, empiezo a excitarme aun más de lo que ya estaba, mi erección es cada vez más firme, dejo mi trusa a un lado, mi miembro está durísimo y estoy jadeando de lo excitado que estaba.      


No mucho tiempo atrás siempre que se bañaba me enjabonaba la espalda bajaba una mano hasta mis nalgas hasta pasar uno de mis dedos por entre mis nalgas tocándome el ano provocándome una sensación que me gustaba mucho,  por lo que continué haciéndolo desde ese momento un día no aguanto más y empecé a meter mi dedo mientras me masturbaba al mismo tiempo, provocándose un orgasmo fenomenal, con el tiempo comencé a meter un pequeño pote de plástico cilíndrico que sacaba y metía de mi ano sintiendo un gran placer al hacerlo.

Aquella ocasión no fue diferente tome el pote de plástico lo ensalive bien antes de metérmelo, el sillón actuaba de tope para que no se saliera de mi ano, aquello hizo que no me aguantase por más tiempo y comience a jugar con mi mano mi pene, el olor de mi trusa seguía en el ambiente, tomo la prenda sucia y la huelo de nuevo, me gusta el olor, en especial del que se desprende de la parte delantera, no pienso en nada, los movimientos de mi mano son cada vez más fuertes, mi mente divaga con las imágenes sexuales en la pantalla frente a mí, mi cuerpo se sacude con locura mi masturbación es más fuerte, más rabiosa, siento que no me puedo venirme en cualquier momento.       

Estaba al borde pero quería alargar el placer lo más posible por lo que me detengo, hago una pausa y un esfuerzo por no venirme aún, mi trusa está pegada a mi cara, a mi nariz, paso mi lengua por donde queda acomodada la punta de mi pene en la prenda, por donde queda, sabe rico, la humedezco con mi saliva y vuelvo a mi tarea manual, esta vez no creo aguantar, la sensación de mi prepucio subiendo y bajando de mi glande de nuevo hace que sienta un placer inmenso y cierro mis ojos, en ese momento siento como si mi cuerpo y mi alma se separaran no aguanto más, me vengo en un delicioso orgasmo lanzando mis chorros de espeso semen, mientras gemía liberando ese algo que no se puede explicar que me deja fatigado, todo sudado y muy agitado sobre el sofá,

Mi pene aun tenia contracciones rodeado por mi mano del que escurría semen, justo cuando estaba por limpiarlo con mi trusa lo huelo una vez más y paso mi lengua por donde hay manchas de semen, lo tomo con mi lengua para saber su sabor, no lo trago pero me siento satisfecho, en algo que nunca hubiera imaginado, masturbarme oliendo y probando mis propios jugos, en eso estaba cuando la puerta de la calle se abre y mi madre entra para encontrarme desnudo sobre el sofá con mi mano tomando mi erección del que escurría semen aun, trate de cubrirme como puede pero apenas pude cubrir mi erección con mi trusa, el rostro de Mamá se puso rojo de lo enfadada que quedo.

-“Maldito no conforme con que tu cuarto huela a hotel de paso ahora te la jalas también en la sala y viendo tus porquerías en la televisión”. Dijo Mamá agarrándome de los cabellos.

-“Pero esto se acabo Orlando, mañana mismo voy a poner fin a esto, ¡lo siento pero no me dejas otra opción!” dijo Mamá.

Luego ella se fue hacia su habitación dejando en la sala solo sin voltear a atrás la escuche cerrar la puerta de su habitación dando un fuerte portazo, que hizo vibrar toda la casa, esa noche me masturbe en mi habitación una vez más antes de dormir.

Al día siguiente fue despertado por Mamá muy temprano, quien me ordeno que me vistiera ya que íbamos a salir, extrañado pero tratando de evitar una pelea obedecí, Mamá condujo el auto sin decir una sola palabra hasta una pequeña clínica no muy lejos de donde vivíamos, me hizo bajar y acompañarla hasta el consultorio 413 donde una enfermera sentada detrás de un escritorio nos saludo e indico que tomáramos asiento que en un momento el Dr. Peralta nos recibiría, cabe señalar que para ese momento estaba muy nervioso no sabía lo que Mamá pretendía.

Unos minutos pasaran antes que la enfermera nos hiciera pasar al consultorio del Dr Peralta quien nos recibió muy amablemente y luego Mamá le dijo.

-“Dr. este es Orlando a quien deseo se le haga una circuncisión hoy mismo”. Dijo Mamá.

Me quede helado ante aquellas palabras de Mamá, la mire con expresión seria como diciéndole “¿Que carajos crees que haces?”, pero ella solo me miro con una expresión de enojo, el Dr. Peralta se puso de pie y me dijo que me bajara el pantalón como ropa interior para que me pudiera revisar.

Mi rostro se puso rojo de la pena pero la mirada fulminante de Mamá me hicieron obedecer, me baje el pantalón y trusa hasta los tobillos el Dr. tomo mi pene, jugó un poco con para hacer que quedara un poco erecto para correr mi prepucio hacia atrás, un escalofrió recorrió mi cuerpo, al sentir mi glande el fresco del aire acondicionado del consultorio, al cabo de unos minutos en que el medio reviso tanto mi pene como huevos dijo.

-“Si en erecto su prepucio y pene muestras signos de una masturbación compulsiva señora, pero nada anormal en un joven de su edad” Dijo el Dr.

Aquellas palabras me tranquilizaron pero mi madre insistió.

-“Dr. Por favor hágale la circuncisión espero que eso sea suficiente para que deje esa manía de estarse masturbando en todas partes”. Dijo Mamá.

-“MMMM, Señora entiende que al eliminar su prepucio afectara el placer que su hijo podría sentir más adelante que comience con su vida sexual”. Dijo el Dr.

-“Lo comprendo Dr. pero es preferible que pierda algo de sensibilidad a seguir con la situación actual”. Le respondió Mamá.

Bien en ese caso, lo hare, el Dr, regreso a su escritorio dejándome ahí de pie ya con una erección, saco unos papales los medio lleno y se los dio a mi madre, para luego decirle.

-“Por favor lea, rellene los datos que hagan falta y fírmelos” Dijo el Dr.

Mi madre firmo todo y le entrego los papeles al médico quien los reviso, luego nos pidió que fuéramos con él a una habitación contigua, iba subirme mi trusa como pantalón pero le doctor me detuvo dijo que me los iba a tener que quitar de nuevo, en la otra habitación ya la enfermera que estaba en recepción nos estaba esperando, el medio le dijo.

-“¡Por favor prepara al chico, le vamos hacer una circuncisión!” Dijo el Dr.
-“¡Si doctor con gusto!” Dijo la enfermera con una sonrisa en sus labios.

Apenas se marcho el médico le dije a mamá.

-“¡Ni creas que voy a dejar que me cortes mi prepucio lo adoro!” Le dije en un tono molesto a Mamá.

-“Me importa poco que lo adores, ¡Ahora acuéstate y deja que la enfermera haga su trabajo!” Me respondió Mamá enfadada.

-“No lo voy a hacer Mamá”. Le dije.
-“Orlando es mejor que obedezcas o te juro que lo hare yo misma sin anestesia”. Me dijo Mamá.

Me dijo Mamá tomándome de los cabellos, vi en su mirada que hablaba en serio, no quería sufrir dolor y me quede sin opciones por lo que termine acostado en la cama boca arriba desnudo de la cintura para abajo, la enfermera que había escuchado la discusión no dijo nada solo subió un poco mi camisa hasta dejar mi ombligo al descubierto, luego fue por un balde con agua, crema de afeitar y un rastrillo desechable nuevo, coloco una generosa porción de la crema para afeitar y comenzó a rasurarme primero el escroto, lo cual pese a todo se sintió, mi pene creció a mi pesar.

Luego me rasuro mi pene mismo y finalmente mi pubis, dejándome tan lampiño de mi entrepierna como la parte superior de mis piernas como el día que nací, justo terminaba cuando le Dr. Peralta regreso ya con guantes de látex, un gorro de los usados en los quirófanos, un cubre bocas y un mandil de papel, traía consigo una charola que estaba cubierta con un paño limpio, dejo la charola a un lado de la cama y la descubrió para dejarme ver una serie de instrumental quirúrgico que me hizo sentir algo de nervios.

El Dr. Peralta comenzó inyectando, un poderoso anestésico local en la base de mi pene, luego de unos segundos inyecto mi glande en varios lugares y finalmente por detrás de mi corona, pasado 5 o 6 segundos ya no sentía nada, mi pene estaba completamente sin sensibilidad alguna, el Dr. Peralta enseguida corto mi prepucio por arriba y por debajo de mi glande la piel cayo a los lados sangrante que luego el Dr, se encargo de cortar con un bisturí, luego usando un cauterizador eléctrico detuvo el sangrando y finalmente coloco algunos puntos y vendo todo.

Luego me dejaron sobre la cama solo la sensación de estar incomodo y no poder moverse demasiado o tocarme ahí me dio unas ganas literales de llorar y pedir ayuda, respiré hondo y trate de relajarme, sin éxito alguno, debieron pasar cerca de 20 minutos antes de que por fin la enfermera regresara para checar que todo estuviera bien en la habitación, estuvo acostado una más hasta que la anestesia paso, la enfermera me inyecto un analgésico para el dolor antes de irme a casa.    

Sinceramente no tuve problema alguno una vez que desapareció la anestesia. No me dolió absolutamente nada en ningún momento era como si nunca hubiese tenido un prepucio. Un poco de incomodidad si pero nada más, cuando fui a orinar tampoco sentí dolor, solo molestia y un poco de sangre en el ultimo chorro pero eso fue todo, sin embargo no pude dormir bien por el nerviosismo que aun tenia al pensar en todo lo que había perdido y como serian mis orgasmos desde ese día.

El Dr. Peralta me  dijo que me quitara la venda a los tres días, que no me pusiera otra y que me bañara con agua caliente, también me dijo que no me masturbar pese a sentirme bien hasta que el me quitara los punto y me autorizara a hacerlo.

Luego de dos semanas ya no tenía ninguna molestia, y mi pene constantemente estaba rígido los puntos me molestaban pero no era nada, sin embargo deseaba masturbarme con urgencia haciendo caso a las recomendaciones del Dr. Peralta me masturbe, no sentí tan rico como cuando tenía mi prepucio pero igual fue un brutal orgasmo con una abundante eyaculación, descargue todo lo que mis huevos habían acumulado en las semanas que no me había venido, lo que fue grandioso en verdad.

Se sintió tan rico venirse luego de tantos días de no hacerlo que desoyendo las recomendaciones medicas, esa misma noche me masturbe dos veces más en mi habitación y continué haciéndolo en los días consecutivos, pero al cuarto día comencé a sentir algo de dolor, pero no le di importancia, a los dos días antes de mi consulta el dolor e hinchazón en mi pene era tal que le suplique a Mamá que me llevara con el Dr. Peralta de inmediato, viendo que en verdad tenía mucho dolor llamo al docto para solicitar una cita de emergencia esa misma tarde para mí.

Apenas podía caminar e iba con las manos sujetando mi entrepierna, apenas llegamos el Dr. Peralta nos recibió me bajo el pantalón y ropa interior, los ojos del doctor se abrieron grandes al ver mi pene, llamo a la enfermera le ordeno algo que no escuche, también hablo con mi mamá, pero de nuevo no escuche lo que le dijo pero note su expresión y era la de una mujer asustada como preocupada, luego el doctor regreso y me inyecto algo en el pene que hizo desaparecer el dolor, tomo un bisturí y para mi horror corto mi glande.

Pero no salió sangre como espere sino un chorro de pus color marrón mal oliente que el doctor recolecto en un tazón de metal, de alguna manera sentí un alivio cuando la presión en mi pene poco a poco disminuyo, poco a poco fui entrando en un letargo hasta quedarme completamente dormido y ya no supe que fue de mi hasta que me desperté de nuevo varias horas más tarde en una habitación de la clínica. 

Me sentía mucho mejor y ya no sentía dolor alguno pero cuando me quise levantar para ir al baño sentí una fuerte punzada proveniente de mi entrepierna que me hizo caer en la cama me destape para ver que mi entrepierna estaba vendada y de entre los vendajes un tubo sobresalía, el doctor vino y me explico que me tuvieron que amputar el pene pues terrible infección que desarrolle también genero gangrena y fue inevitable que lo amputaran.

-“NOOOO MALDITOS CARNICEROS”. Grite en desesperación total.

Han pasado ya tres años de aquello ahora uso una prótesis de pene para poder orinar que es para lo único que sirve, bueno también la uso para penetrarme analmente con eso estimulo mi próstata lo suficiente como para venirme ya no es el mismo placer de antaño pero se siente agradable desfogar mi leche de tanto en tanto, aunque sea un eunuco para el resto de mis días y todo por aquella circuncisión a la que me vi “Obligado por Mamá”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

HAMBRE

Es el año 2031, gracias a nuestros políticos inteligentes en el pasado prevalece en toda Europa un empobrecimiento total de los ciudadanos, solo unos pocos pueden disfrutar no tener un ingreso suficiente. Las subvenciones del gobierno para los costos de vida ya tienen mucho tiempo, todo el mundo y debe ver cómo se las arregla para sobrevivir......


HAMBRE
Es el año 2031, gracias a nuestros políticos inteligentes en el pasado prevalece en toda Europa un empobrecimiento total de los ciudadanos, solo unos pocos pueden disfrutar no tener un ingreso suficiente. Las subvenciones del gobierno para los costos de vida ya tienen mucho tiempo, todo el mundo y debe ver cómo se las arregla para sobrevivir.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [CANIBALISMO] [GORE]


Categoria: Gay      Autor: Tom





Es el año 2031, gracias a nuestros políticos inteligentes en el pasado prevalece en toda Europa un empobrecimiento total de los ciudadanos, solo unos pocos pueden disfrutar no tener un ingreso suficiente. Las subvenciones del gobierno para los costos de vida ya tienen mucho tiempo, todo el mundo y debe ver cómo se las arregla para sobrevivir.

Así que nuestra pequeña familia, que se compone de mi padre, que ahora tiene 37 años, pero en buena forma como se suele decir, por todo el entrenamiento muscular y atlético. Además, tres chicos, mis hermanos, Sascha, de 12 años de edad, nuestro hijo menor, mi hermano gemelo Max y yo, René. Ambos de 15 años de edad y de solo cinco minutos separados al nacer.

Nuestra madre nos había dejado poco después del nacimiento de Sasha por lo que crecimos los tres con nuestro padre. Esta mañana, es justo antes de la Pascua del 2031, nuestro padre nos reunió a los tres y explicó que le iba a ser muy difícil para él pagar la escuela como poner la suficiente comida para el próximo mes ya que estaba sin trabajo.

He de mencionar esto, que hemos tomado durante tres días el alimento sólido para nosotros, ya no había nada que encontramos en los armarios de la alacena.

"Vamos chicos, lo que decimos que vamos a dar un paseo ahora he descubierto en Internet un carnicero que puede ayudarnos" oímos la llamada de Papá.

Lo hemos seguido de inmediato, a la espera, para obtener después de casi un año, tal vez de nuevo un trozo de carne en el plato. Después de media hora de camino entramos en una carnicería donde me di cuenta de inmediato que ni un solo pedazo de carne o salchichas podría ser visto en la pantalla. Convocado por el timbre de la puerta, un tipo grande y corpulento entró en la tienda, con el ceño fruncido que se iluminó en cuanto vio a los cuatro seres vivientes frente a él.

"Hemos venido para obtener algo de carne", dijo mi padre al carnicero. "Ordenó cuatro pinchos de carne jugosa y un poco de carne picada".

El carnicero nos dijo que lo siguiéramos a su espacio de batalla. Fuimos detrás del mostrador y lo seguimos los cuartos a la trastienda.

En realidad, era una carnicería pequeña bastante limpia, azulejos blancos, brillantemente cepillados, electrodomésticos de acero inoxidable reflectantes y cuchillos largos como cuchillos de carne sobre una tabla en la pared.

Aquí no han sacrificado un animal nunca, pensé para mí mismo.

El carnicero nos miraba a los cuatro, una vez más exactamente, de arriba abajo y no escondía su sonrisa sardónica en los labios cuando preguntó, dirigiéndose a mi padre: "¿Los chicos están de acuerdo con la decisión?".

-"No, todavía no, no les he dicho a ellos". fue la respuesta de inmediato.

El carnicero en ese momento nos dijo que deberíamos desnudarnos. En primer lugar, los chicos, pero fue mi padre quien lo hizo al principio y rápidamente quedó desnudo en la sala de corte, hemos seguido las instrucciones y también nos desnudamos.

Ahora nos quedamos allí, temblando un poco, ya que sin calefacción en la habitación había frio.

"¿Para qué son los pinchos?" Preguntamos de nuevo nosotros al carnicero mientras nos revisaba por delante y atrás de nuevo por todos lados.

"Tres jugosos y hermosos, naturales, y por favor, uno sin piel, pero también jugosa, por lo tanto, algo picada, hermosa finamente se volverá, para las albóndigas" dijo nuestro padre.

"Entonces vamos a empezar por el más antiguo" eligió el carnicero, se llevó a mi padre tomándolo de parte superior de un brazo, tiró de él sobre una mesa de acero inoxidable, que se parecía más a un utensilio de patología, que a un accesorios de carnicería.

Nuestro padre quedo sobre su espalda entendida sobre la fría superficie de metal. Tenía los brazos atados firmemente sobre la cabeza con correas de cuero. Entonces el carnicero tomó las piernas de papá, la levantó, se inclinó sobre su parte superior del cuerpo hacia su cabeza y también las ato con firmeza a la izquierda y la derecha.

Así fue el culo de papá quedo al aire, sus poderosos genitales bien desarrollados quedaron libremente entre los dos muslos, completamente expuestos. En primer lugar, el carnicero le coloco un largo pincho de acero inoxidable de un espesor de 0,5 cm por la uretra de mi padre, empujando el acero en él hasta que sintió resistencia y le dio con ablandador de carne, un último golpe al pincho.

-“Papa grito”.

Luego tomo una vela para hogar de un pequeño armario, la encendió, agarró el pene de papá, lo recogió y luego dejó caer infaliblemente un montón de cera de la vela en la salida de la uretra de papá, hasta que formo un sólido tapón en la salida del pene de papá.

"Querías pinchos pero jugosa", dijo, solamente.

Luego tomó un dispositivo delgado, que me recordaba a una mezcla de pistola paralizante y consolador, que llevó a nuestro padre hasta su culo y al encenderlo hizo un zumbido proveniente de ese aparato.

“Papá gimió y se retorció, pero las retenciones lo mantuvieron en su lugar”.

Nosotros tres  observamos con nuestros penes en total rigidez pegados a nuestro vientre, pero ninguno de nosotros se atrevió a moverse, o colocar las manos y mucho menos voltearnos.

En ese momento vimos como los huevos de papá comenzaron a temblar, se acercaba a un orgasmo. Poco después papa llego al orgasmo, sí, pero no pudo expulsar su semen debido a que el agujero de orina estaba sellado, el carnicero tomó un fuerte cuchillo, lo puso en la base de su pene y corto muy lentamente, muy lentamente, hasta que termino.

El pene de papa quedo suelto sobre la mesa de la carnicería, cuando el dijo: "No es nada esperen a ver el jugo en su interior, será un delicioso relleno".

Esto fue seguido por nosotros tres al que se nos hizo el mismo procedimiento. En primer lugar a nosotros los gemelos a uno a uno, el mismo calvario al igual que con nuestro padre hasta que nuestros penes, fueron rellenos de nuestros jugos y cortados.

Solo Sasha, fue diferente a él se le acercó al carnicero, cuando Sascha estaba atado sobre la mesa, pegándose a  su culo joven y dulce con el agujero de color rosa al aire.

-"Te voy a llevar yo mismo al orgasmo", murmuró el carnicero, se subió a la mesa, con su pantalón abajo y sacó un pene que era monstruoso, rígido y fuerte, con un enorme glande. Sonriendo, alcanzó sus nalgas que eran todavía tan tiernas, las veía como si quisiera presentarle su pene. Puso su pene en el agujero de nuestro hermano y lo embistió sin crema o previo aviso de inmediato hasta el fondo, todo el camino hasta que sus huevos chocaron con sus nalgas.

Sascha gritó, pero después de un corto período de tiempo se había al parecer ya acostumbrado a esa cosa enorme y parecía disfrutar de ser penetrado hasta el orgasmo. El carnicero no se detuvo hasta a vaciar sus huevos después de que Sasha ya se habían encogido de hombros tres veces en éxtasis salvaje, su pene amenazaba casi a punto de estallar, acumulado sus jugos y que los del carnicero se había venido en dos ocasiones en el culo de Sasha.

A continuación, tomó un cuchillo pequeño para filetear, corta la piel del pene de Sasha desde la punta hasta la raíz por completo, una vez en la base cortó alrededor, hizo algunos otros cortes hasta que  tomó su pene aun vivo fuera de su entrepierna. Sascha gritaba como loco, estridente y constantemente por el dolor, pero lo hizo durante el procedimiento de nuevo hasta el orgasmo, como vimos todos.

A pesar de nuestros tres penes ya no estaban disponibles, lanzamos tres  chorros mientras el observamos como el miembro más joven de la familia  se venía varias veces. Nuestros jugos estallaron a través del agujero que nos quedo al suelo debajo de nosotros.

Después de que el pene de Sasha fue cortado lo dejó de lado, el carnicero nos dio a los cuatro un poco de descanso y trabajó en la limpieza de sus herramientas, sin ni siquiera una mirada a nosotros. Estaba pensando que huir en ese momento, porque temía lo que todavía pudiera estar por venir. Nuestro padre había ordenado también ordenó un poco de carne molida, se me ocurrió.

Apenas había pensado en la idea en mi cerebro, el carnicero nos volvió a observar: "Y ahora para la carne molida" Dijo.

Estábamos los cuatro atados con las manos por encima de nuestras cabezas, con un carro que se movía suspendido en el techo de la carnicería en  carriles colgado múltiples cadenas. Así que tuvimos que colocar unos cinco centímetros con los pies en el aire, estirando el cuerpo por el propio peso. El carnicero tomó cuatro varillas de aluminio de unos 120 cm de longitud desde una esquina de la habitación, la extendió a cada uno de nosotros con mucho cuidado sobre las piernas y las sostuvo con las varillas de aluminio que se adjuntaron a nuestros tobillos separándolos.

Así colgando nos miraba con fruición, lamiéndose los labios con la lengua y dijo solamente: "tan sabrosa carne fresca, que había dejado de pasar por aquí".

Luego fijo un pequeño molino de carne de accionar manual, como solía ser común en casi todas las cocinas, al borde de una mesa, poner un recipiente pequeño debajo de la abertura de descarga, agarró su cuchillo de filete y se acercó a nosotros otra vez - de primero a nuestro padre.

Con la mano izquierda agarraba el escroto de papá, cortar con mucho cuidado con el cuchillo la piel de la bolsa una vez alrededor y luego sacó el escroto justo hacia abajo. Los huevos de papá ahora colgaban libremente de sus cordones entre las piernas bien abiertas de papá. Así los dejó colgar el carnicero, se acercó a Max, repitiendo el procedimiento y también le quedaron colgaba. Se veía un poco curiosos los huevos colgando a punto de ser cortados y de lo que pude ver a pesar del dolor que todavía tenía una sonrisa porque aun no era mi turno.

Pero la sonrisa se me borro una vez más, cuando sentí el agarre en mi bolsa y poco después el corte.

Me preguntaba en secreto, ya que casi no me dolió, ya que la bolsa se retiro allí. Es probable que los nervios ya estuvieran muertos en el abdomen por el corte anterior. Incluso yo mismo podía evaluar lo malo y colgante, pero inmediatamente llegue a un orgasmo cuando vi al carnicero eliminado la bolsa de Sasha.

A pesar de que era el más joven de nosotros, tenia los huevos más grandes.

Fue la sensación más intensa que he tenido en un orgasmo cuando mi semen broto de mi agujero y mis huevos colgando se contrajeron flotando libremente en el aire, sin la bolsa que la sostenía como de costumbre.

Después de todos estábamos sin escroto el carnicero puso el carro en movimiento. En primer lugar Volvió a nuestro padre, pero colgado en el mismo carro, seguimos los chicos. El carro se detuvo por lo que papá quedo colgando sobre el pequeño molino de carne. La distancia se estableció precisamente para que sus huevos flotantes quedasen un poco apenas por arriba antes de la picadora de carne.

Ahora sabía lo que estaba por venir.

Correcto - el carnicero tomó los huevos colgantes dejándolos caer en la abertura de llenado de la máquina de picar carne y comenzó a girar el mecanismo lentamente, usando la manivela. Papá grito con todas sus fuerzas, pero no sirvió de nada. Tenía que aguantar por sí mismo. Poco a poco sus huevos fueron molidos cada vez más en la picadora de carne y llegaron al otro lado finamente cortadas como picadillo de nuevo.

Papá  se vino mientras sus huevos eran molidos en serie, uno tras otro. Viendo aquello a cada uno de nosotros nos produjo eyaculaciones simplemente fantásticas.

El semen que salió de los tres fue echado a la picadora de carne. Para que la carne también obtuviera un condimento adicional. Por ahora que lo pienso, durante nuestra castración no me había venido de esa manera en toda mi vida y nunca lo volvería a hacer eso paso por mi mente.

Después de que estábamos locos los cuatro castrados sin nada, el carnicero liberado a papá, Max y a mi fuera de nuestra posición colgante, nos dijo que podíamos limpiar en la habitación de al lado y lavar, tirado de nuestro padre, una vez más hacia una lateral. Sé que se deben estar preguntado por Sasha y porque estaba aun colgado, pero no me atreví a preguntar.

Poco después de nuestro padre entró en el baño y nos dijo que había cambiado de último momento el encargo a uno mayor de alimentos que nos iba a durar todo el año.

El carnicero quería conservar al más joven. Él quería usarlo como su pequeño juguete sexual. Estaba un poco triste porque fuese mi hermano menor, pero la decisión del papá en tiempos difíciles era justificada. Cuando después de una hora, lavados y vestidos con nuestra ropa de nuevo, dejamos el campo de batalla una vez más a través de la tienda.

Afuera de la puerta, el carnicero nos dio la carne ordenada pre envasado, "Cuatro pinchos de carne jugosa y algo de carne molida, según lo ordenado", añadió, "el resto será entregado de forma gratuita. Disfruten de su comida hoy con las albóndigas".

Lugo colgó un cartel en la puerta en la que se podía leer: HOY carne fresca a la parrilla, muy tierna en OFERTA.



Historia Original Aquí.





Autor: Tom       Traductor: DarkSoul