OBLIGADOS POR LOS SECUESTRADORES

Oscar y Omar de 20 y 21 años respectivamente, aunque ambos aparentaban menor edad de la que en verdad tenían, eran además de los mejores amigos hermanos, aquella tarde que comenzó su pesadilla regresaban de visitar a sus novias, que también eran hermanas de hecho Omar presento a la hermana de su novia a su Oscar y se dio el flechazo, aquella noche ya, hubo besos como caricias subidas de tono pero sin llegar a tener sexo......


OBLIGADOS POR LOS SECUESTRADORES
Oscar y Omar de 20 y 21 años respectivamente, aunque ambos aparentaban menor edad de la que en verdad tenían, eran además de los mejores amigos hermanos, aquella tarde que comenzó su pesadilla regresaban de visitar a sus novias, que también eran hermanas de hecho Omar presento a la hermana de su novia a su Oscar y se dio el flechazo, aquella noche ya, hubo besos como caricias subidas de tono pero sin llegar a tener sexo.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [NULIFICACIÓN] [SECUESTRO] [INCESTO] [VIOLACIÓN] [ESCLAVITUD]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Oscar y Omar de 20 y  21 años respectivamente, aunque ambos aparentaban menor edad de la que en verdad tenían, eran además de los mejores amigos hermanos, aquella tarde que comenzó su pesadilla regresaban de visitar a sus novias, que también eran hermanas de hecho Omar presento a la hermana de su novia a su Oscar y se dio el flechazo, aquella noche ya, hubo besos como caricias subidas de tono pero sin llegar a tener sexo aunque ya habían tenido sexo las dos parejas aquella ocasión no se dio por alguna razón.

Mientras caminaban a casa ya muy tarde esa noche de pronto Oscar cayó al suelo a los pies de Omar que de inmediato se acerco a ver que le paso a su hermano pero no tardo también en caer al suelo inconsciente, ambos fueron alcanzados por un dardo tranquilizador que los dejos sin sentido, casi de inmediato una camioneta cerrada se detuvo a su lado y dos hombres los subieron en ella para luego partir hacia rumbo desconocido, ninguno de los dos supo cuanto tiempo estuvieron inconscientes o donde estaban cuando despertaron solo que estaban apenas en ropa interior sobre un frio piso de cemento.

Un hombre de unos 55 o 60 años vistiendo una camisa negra se presento ante los dos hermanos de improviso, tomo Oscar quien era el que estaba más cercano a la puerta de la habitación ambos estaba amarrados, el hombre tomo de los cabellos a Oscar para hacer que se pusiera de pie, cuando lo estuvo con sus manos le arranco su trusa (slip) color verde dejando a Oscar completamente desnudo para después llevárselo arrastrado de los cabellos con Omar gritando para que el hombre soltara a su hermano, como pudo se puso de pie pero no pudo salir de la habitación pues la puerta se cerró.

Omar escucho a su hermano Oscar suplicar y gritar, para luego escuchar un jadeos, luego un largo silencio y un grito, escucho la voz de su hermano suplicar gritando. 

-“NO, NO. NO, SACALA, SACALA POR FAVOR”. Gritaba Oscar.

Aquellos gritos y suplicas se prolongaron por varios minutos Omar estaba desesperado trato en varias ocasiones abrirse paso derribando la puerta pero era de solido metal por lo que por más que lo intento poco pudo hacer, para poder derribarla, en su mente pasaron las peores escenas y no estaba tan equivocado.


** ** ** ** ** ** **

Oscar fue llevado a una amplia habitación para ser colocado boca abajo sobre una mesa de madera con sus brazos atados a las patas de manera horizontal, su pelvis como piernas quedaban por fuera de la mesa, sus nalgas de blanca piel como el resto de su cuerpo quedaban expuestos sin ninguna manera de defenderse ahí otro hombre de una edad similar al primero ya los esperaba y ayudo a asegurar a Oscar a la mesa luego se bajo su pantalón para revelar un enorme falo en completa erección, que ya estaba chorreando liquido pre seminal. 

Aquel hombre le apretó la nariz a Oscar quien intento no abrir la boca pero no pudo tuvo que abrirla para respirar y cuando eso sucedió el hombre le introdujo su enorme pene de al menos 26 cm de largo bastante venosa circuncidado por completo hasta que sus pesados huevos quedaron colgado por debajo de la barbilla de Oscar, que sintió como el glande del hombre casi le llegaba a la boca de su estomago, sentía arcadas pero no podía hacer nada para sacar el enorme falo de su boca, el hombre lo tomo de ambos lados de su cabeza para comenzar con un mete saca brutal.

Oscar fue obligado a soportar aquella mamada brutal sin poder hacer nada, la saliva brotaba de la boca de Oscar a raudales bañando los huevos de aquel hombre  que no dejaba de gemir al sentir su glande bien profundo en la garganta de Oscar, que lloraba con el rostro enrojecido mientras el otro hombre comenzó a azotar sus nalgas con sus manos, dándole nalgadas fuertes con una cadencia que le hacía sentir como su sus nalgas estuvieran sobre un comal (parrilla), Oscar nunca pensó vivir algo similar.

De pronto el hombre que lo nalgueaba dejo de hacerlo para también bajarse su pantalón como ropa interior, de reojo Oscar pudo ver su pene erecto de 29 cm sino que mas con su prepucio corrido dejando su glande en forma de hongo al descubierto, aquel hombre se posiciono detrás de Oscar le abrió sus nalgas le escupió su ano tres veces antes de comenzar a restregar su erección delgada pero muy larga por entre sus blancas nalgas, Oscar trato de suplicar que no lo penetrara pero el pene en su boca hacía imposible que pudiera decir algo apenas entendible.

-“¡AAAAHYYYY NNNGGG MMMHHHH!” Gimió Oscar de repente.      

El hombre lo penetro 17 centímetros de carne caliente entraron con la primera estocada, había perdido la guerra, el aullido de dolor que pego fue acallado por el pene en su boca, ese iba a ser el único aullido que haría Oscar pues el hombre que lo penetraba por la boca incremento el ritmo de sus embestidas cada nueva embestida era seguida por sonidos guturales por parte de Oscar que se sentía como le hubiesen insertado un poste telefónico por sus entrañas.           

-“MMMHH”. Gruñía Oscar.         
-“¡SSHHH PUTITO! Tranquilo pronto te encantara y vas a pedir más”. Dijo el hombre a Oscar quien lo penetraba por su ano.        

Cada cosa que le decía ese hombre a Oscar era denigrarlo, mientras seguía bombeado bien profundo, lo que hacía que moviera su pelvis sin querer, son su ano sintiendo fuertes espasmo en ese momento Oscar odio a su ano más que nada en el mundo, después de cada embestida que le llenaba de dolor y sentía como se desgarraba su esfínter anal, para luego sentir una ola de escalofríos de placer que nacían en su ano y le llegaban hasta su cabeza.          

Oscar ya no podía pensar, solo se quedo ahí con la mirada perdida  sintiendo como ambos penes se le enterraban una y otra vez hasta el fondo, el hombre que lo penetraba analmente movía sus nalgas en círculos para que le diera mayor placer, ambas embestidas fueron brutales y duraron varios minutos el primero en venirse fue el hombre que tenía su pene en su boca, Oscar por primera vez en su vida sintió el sabor del semen con una abundante descarga en su boca, escuchando como el hombre gemía de placer.           

Pasaron algunos minutos hasta que el hombre que lo penetraba por detrás  empezó a venirse en su interior, 15 segundos antes Oscar se había corrido sin tocarse siquiera, sus piernas desfallecieron ese  momento, el hombre se aferró muy fuerte a sus caderas mientras se venía gimiendo de placer, por su parte líneas de espesa leche quedaron bajo la mesada, provenientes del pene de Oscar todo aquello desde que comenzó con la mamada a aquel hombre hasta que el otro se vino en su interior debió tardar entre 20 – 25 minutos, pero la venida del hombre en su ano sí que duro fácil 40 segundos, de descarga constante, podía sentir los espasmos en su ano, uno tras otros, con el mordiendo su espalda, por cada uno de ellos.    

Unos 10 segundos después él se salió de Oscar, dejando su ano complemente abierto, algo desgarrado al fin y al cabo lo había desvirgado analmente su ano palpitando dejaba escapar a borbotones la enorme descarga de semen de su violador que se entre mezclaba con su propia sangre, que resbalaba según sintió Oscar por el interior de sus piernas, incluso llegando a gotear de sus huevos, el pene de Oscar por otro lado también quedo palpitante goteando semen de la punta, con el chico aliviado que todo por fin terminara.


** ** ** ** ** ** **

Debieron pasar un par de horas, Omar que ya no escucha ruido alguno, estaba desesperado por ver a su hermano, uno de los hombre que violaron a Oscar, se presento donde aun estaba sobre la mesa de madera para limpiar su rostro del semen ya seco, lo mismo sus nalgas, ano y piernas del semen que escurrió por ellos, para dejarlo presentable, luego cuando termino le ordeno al otro hombre.

-“¡Ya está listo, ve por el otro!” Dijo el sujeto.

El otro hombre obedeció con una sonrisa malévola en su rostro, no tardo mucho en llegar a donde estaba Omar que al verlo entrar, trato de golpearlo embistiéndolo pero fue sometido con un fuerte golpe en el estomago, a le también le fue hecho añicos su trusa dejándolo completamente desnudo, el hombre le coloco un collar de cuero en el cuello y se lo llevo hacia donde estaba su cómplice y hermano al que le habían colocado un aro en la boca a modo de bosar al que estaba unidos partes de cuero que se aseguraron detrás de su nuca y cuello dejando su boca abierta como lista para realiza una nueva mamada.

Omar al ver a su hermano en aquella posición les grito a los dos hombres.

-“MALDITOS QUE LE HAN HECHO A MI HERMA…” Grito Omar pero no pudo terminar la frase cuando uno de los hombre le dio una fuerte cachetada en su mejilla derecha.

Omar fue conducido frente a su hermano, su pene quedo a la altura de su boca, el hombre que lo mantenía bien sujeto, tomo su pene para comenzar a masturbarlo cuando el pene de Omar estuvo completamente en erección alcanzaba los 20 cm, era blanco con un glande rosado en forma de casco circuncidado, el hombre tomo su pene y lo dirigió a la boca de su hermano.

-“No, No Por favor, Noo”. Suplico Omar hasta que sintió la punta de su glande tocar la lengua de Oscar.

El hombre que sujetaba por detrás a Omar empujo su pelvis hacia adelante y su erección se enterró por completo en la boca de su hermano, que abrió los ojos muy grandes al sentir su boca de nuevo rellena por un pene de nuevo y no cualquier pene sino el de su hermano, sintió arcadas de nuevo, al sentir los huevos de Omar colgando debajo de su barbilla.

El otro hombre no tardo en sujetar de sus cabellos a Oscar para comenzar a moverla hacia adelante y atrás, para comenzar a darle una mamada brutal a su hermano, que desesperado suplicaba.

-“Por favor ya basta, basta por favor… ¡MMMMMMM!” Suplicaba pero gemía al mismo tiempo Omar.   

Aquella mamada forzada de hermano a hermano duro entre 8 y 10 minutos antes de que Omar fuese separado de Oscar con su pene todo babeado y palpitante oscilando mientras fue conducido a la parte de atrás de su hermano para quedar su pene entre las firmes como paraditas nalgas de Oscar, que el otro hombre se encargo de abrir para dejar su rosado ano a la vista de Omar.

Con su erección  apunto de penetrar a su hermano Omar suplico de nuevo con lagrimas en los ojos.

-“Por favor déjenos ir, no diremos nada, ¡Por favor!” Suplico Omar con lágrimas rodando por sus mejillas.

Ambos rieron y eso le dijo a Omar que ambos estaba a merced de aquellos tipos, comenzaron a darle de nalgadas, no podía defenderse y de repente comenzó Omar a dar gritos fuertes ya que lo estaban penetrando, le dolía muchísimo, tanto que ya lloraba sin reparo alguno, uno de ellos le coloco una mordaza para que Omar dejase de gritar, mientras uno lo penetraba el otro tomo su pene erecto e hizo que penetrara a Oscar.  

Ambos se turnaron para violar a Omar hasta el cansancio, dentro de todo el miedo, enojo y coraje que le causaba la situación en el fondo sentía algo de placer, pues estaba siendo penetrado pero al mismo tiempo Omar también estaba penetrando, siempre había querido simular una violación pero no así. 

Cuando ambos hombre acabaron dentro de Omar dejaron que este se corriera dentro de Oscar, la descarga de Omar fue enorme y cuando sacaron su pene del interior del ano de su hermano aun disparo dos cuerdas sobre sus nalgas que hizo reír a ambos hombre.

Con ambos jóvenes jadeantes los dos hombres desamarraron a Oscar de la mesa pero le amarraron sus manos a la espalda como las tenia Omar, uno de ellos salió y regreso con una cuchillo eléctrico, aquello alarmo a los jóvenes pero para ese momento estaban con mordazas y sus suplicas eran nada entendibles. Omar fue el primero en sentir la cuchilla en sus carnes su pene aun en erección fue el primero en ser cercenado de su cuerpo.

Su escroto con sus huevos adentro le siguieron convirtiéndolo en un eunuco nulo para el resto de sus vidas, por su parte a Oscar que no se había corrido aun, uno de los hombres comenzó a darle una mamada mientras el otro detenía la hemorragia en la entrepierna de su hermano desmayado  a unos pasos de donde Oscar comenzó a gemir, 5 – 6 minutos duro aquella mamada antes de que Oscar dejase escapar entre un enorme jadeo de placer una gran carga de su semen directamente en la boca del hombre.

Aun no había acabado de venirse por completo con su pene aun dentro de la boca del hombre palpitando, cuando Oscar sintió como el hombre tomo sus huevos y se los corto con el cuchillo eléctrico castrándolo en el acto, Oscar puso los ojos en blanco lanzo un último gran chorro de semen en la boca del hombre y se desmayo por el dolor que su castración le produjo.


** ** ** ** ** ** **

Ambos hermanos fueron vendido a un rico hombre en Asia, para que fuesen sus juguetes sexuales, aun ambos son buscados por sus familiares, cada tanto Oscar penetra a Omar pues aun pude tener erecciones ya que su Amo le da testosterona a ambos para que conserven sus cuerpos masculinos, es el único amor verdadero que pueden darse, Omar a aprendido a apreciar el placer anal que su hermano le proporciona lo suficiente para poder sentir un orgasmo.

Claro nada parecido al enorme orgasmo que sintió cuando se vino dentro de las entrañas de su hermano tres años atrás cuando fueron “Obligados por los Secuestradores”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com






Imagen que Inspiro está Historia



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

OBLIGADO POR MAMÁ

Amaba mejor dicho idolatraba la sensación que me producía mi prepucio cuando cubría y se contraria detrás de mi glande hinchado, sentir como el liquido pre seminal que brotaba del ojo de mi glande era esparcido por todo mi glande con la ayuda de aquella piel tan flexible, tan ligera que me producía tanto placer, de hecho hubo muchas ocasiones en que solo jugando con mi prepucio llegue a correrme de manera bestial......


OBLIGADO POR MAMÁ
Amaba mejor dicho idolatraba la sensación que me producía mi prepucio cuando cubría y se contraria detrás de mi glande hinchado, sentir como el liquido pre seminal que brotaba del ojo de mi glande era esparcido por todo mi glande con la ayuda de aquella piel tan flexible, tan ligera que me producía tanto placer, de hecho hubo muchas ocasiones en que solo jugando con mi prepucio llegue a correrme de manera bestial.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [PADRES] [MEDICO] [CIRCUNCISIÓN]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Si lo reconozco, era un masturbador compulsivo, pero que adolescente no lo fue en algún momento de su adolescencia cuando las hormonas que sus huevos producían a raudales inundan el cuerpo de todo joven hombre, llegue incluso a masturbarme hasta 12 veces en un día, por supuesto mis calificaciones se fueron a la mierda, no quería salir, engorde y me la pasaba viendo porno pensando como masturbarme todo el día, por su puesto mi madre que me crió sola pues mi padres nos abandono me descubrió con mi ropa interior abajo y mi mano bajando y subiendo de mi endurecido pene.

Amaba mejor dicho idolatraba la sensación que me producía mi prepucio cuando cubría y se contraria detrás de mi glande hinchado, sentir como el liquido pre seminal que brotaba del ojo de mi glande era esparcido por todo mi glande con la ayuda de aquella piel tan flexible, tan ligera que me producía tanto placer, de hecho hubo muchas ocasiones en que solo jugando con mi prepucio llegue a correrme de manera bestial, algunos de los orgasmo que más recuerdo fueron de esa forma pero mi madre me puso un ultimátum.

-“Orlando o controlas tu mano o tendré que tomar medidas drásticas”. Dijo mi madre una noche que me sorprendió masturbándome.

Por supuesto hice caso omiso de las advertencias de mi madre, una noche durante las vacaciones de invierno mi madre fue a una fiesta con unas amigas por lo que me quede solo en casa, decidí aprovechar el tiempo masturbándome a mis anchas en la sala, ahí estaba el televisor más grande de la casa en donde comencé a ver algunas de mis escenas favoritas porno que hizo que mi pene se pusiera rígido desde la primera imagen que vi.

Esta solo en trusa (slip), sentado sobre el amplio como cómodo sofá de la sala, comenzó por acariciarse tanto sus huevos como su endurecido pene por arriba de la delgada tela elástica de su trusa de color blanco, una mancha de humedad no tardo en aparecer justo donde el ojo de mi glande tocaba la tela, sentir como mi prepucio de corría por si solo hacia atrás de mi glande fue deliciosa, comencé a gemir bajito, mientras mis ojos no se apartaban de las imágenes que la pantalla del televisor mostraban, los gemidos como sonidos que escuchaba solo me hacían excitar aun mas al imaginar que el hombre en aquella escena porno era yo.

Unos dos o tres minutos más tarde ya jugaba con mis huevos por debajo de mi trusa por lo que decidí quitármela, por alguna razón sentí la necesidad de oler mi prenda olía mal, huele a sudor y a algo más, no sé que era, no se definir ese olor, una mezcla entre semen, sudor y liquido pre seminal, quizás olor a macho, como solía llamarlo, pero en mi pasa algo raro, empiezo a excitarme aun más de lo que ya estaba, mi erección es cada vez más firme, dejo mi trusa a un lado, mi miembro está durísimo y estoy jadeando de lo excitado que estaba.      


No mucho tiempo atrás siempre que se bañaba me enjabonaba la espalda bajaba una mano hasta mis nalgas hasta pasar uno de mis dedos por entre mis nalgas tocándome el ano provocándome una sensación que me gustaba mucho,  por lo que continué haciéndolo desde ese momento un día no aguanto más y empecé a meter mi dedo mientras me masturbaba al mismo tiempo, provocándose un orgasmo fenomenal, con el tiempo comencé a meter un pequeño pote de plástico cilíndrico que sacaba y metía de mi ano sintiendo un gran placer al hacerlo.

Aquella ocasión no fue diferente tome el pote de plástico lo ensalive bien antes de metérmelo, el sillón actuaba de tope para que no se saliera de mi ano, aquello hizo que no me aguantase por más tiempo y comience a jugar con mi mano mi pene, el olor de mi trusa seguía en el ambiente, tomo la prenda sucia y la huelo de nuevo, me gusta el olor, en especial del que se desprende de la parte delantera, no pienso en nada, los movimientos de mi mano son cada vez más fuertes, mi mente divaga con las imágenes sexuales en la pantalla frente a mí, mi cuerpo se sacude con locura mi masturbación es más fuerte, más rabiosa, siento que no me puedo venirme en cualquier momento.       

Estaba al borde pero quería alargar el placer lo más posible por lo que me detengo, hago una pausa y un esfuerzo por no venirme aún, mi trusa está pegada a mi cara, a mi nariz, paso mi lengua por donde queda acomodada la punta de mi pene en la prenda, por donde queda, sabe rico, la humedezco con mi saliva y vuelvo a mi tarea manual, esta vez no creo aguantar, la sensación de mi prepucio subiendo y bajando de mi glande de nuevo hace que sienta un placer inmenso y cierro mis ojos, en ese momento siento como si mi cuerpo y mi alma se separaran no aguanto más, me vengo en un delicioso orgasmo lanzando mis chorros de espeso semen, mientras gemía liberando ese algo que no se puede explicar que me deja fatigado, todo sudado y muy agitado sobre el sofá,

Mi pene aun tenia contracciones rodeado por mi mano del que escurría semen, justo cuando estaba por limpiarlo con mi trusa lo huelo una vez más y paso mi lengua por donde hay manchas de semen, lo tomo con mi lengua para saber su sabor, no lo trago pero me siento satisfecho, en algo que nunca hubiera imaginado, masturbarme oliendo y probando mis propios jugos, en eso estaba cuando la puerta de la calle se abre y mi madre entra para encontrarme desnudo sobre el sofá con mi mano tomando mi erección del que escurría semen aun, trate de cubrirme como puede pero apenas pude cubrir mi erección con mi trusa, el rostro de Mamá se puso rojo de lo enfadada que quedo.

-“Maldito no conforme con que tu cuarto huela a hotel de paso ahora te la jalas también en la sala y viendo tus porquerías en la televisión”. Dijo Mamá agarrándome de los cabellos.

-“Pero esto se acabo Orlando, mañana mismo voy a poner fin a esto, ¡lo siento pero no me dejas otra opción!” dijo Mamá.

Luego ella se fue hacia su habitación dejando en la sala solo sin voltear a atrás la escuche cerrar la puerta de su habitación dando un fuerte portazo, que hizo vibrar toda la casa, esa noche me masturbe en mi habitación una vez más antes de dormir.

Al día siguiente fue despertado por Mamá muy temprano, quien me ordeno que me vistiera ya que íbamos a salir, extrañado pero tratando de evitar una pelea obedecí, Mamá condujo el auto sin decir una sola palabra hasta una pequeña clínica no muy lejos de donde vivíamos, me hizo bajar y acompañarla hasta el consultorio 413 donde una enfermera sentada detrás de un escritorio nos saludo e indico que tomáramos asiento que en un momento el Dr. Peralta nos recibiría, cabe señalar que para ese momento estaba muy nervioso no sabía lo que Mamá pretendía.

Unos minutos pasaran antes que la enfermera nos hiciera pasar al consultorio del Dr Peralta quien nos recibió muy amablemente y luego Mamá le dijo.

-“Dr. este es Orlando a quien deseo se le haga una circuncisión hoy mismo”. Dijo Mamá.

Me quede helado ante aquellas palabras de Mamá, la mire con expresión seria como diciéndole “¿Que carajos crees que haces?”, pero ella solo me miro con una expresión de enojo, el Dr. Peralta se puso de pie y me dijo que me bajara el pantalón como ropa interior para que me pudiera revisar.

Mi rostro se puso rojo de la pena pero la mirada fulminante de Mamá me hicieron obedecer, me baje el pantalón y trusa hasta los tobillos el Dr. tomo mi pene, jugó un poco con para hacer que quedara un poco erecto para correr mi prepucio hacia atrás, un escalofrió recorrió mi cuerpo, al sentir mi glande el fresco del aire acondicionado del consultorio, al cabo de unos minutos en que el medio reviso tanto mi pene como huevos dijo.

-“Si en erecto su prepucio y pene muestras signos de una masturbación compulsiva señora, pero nada anormal en un joven de su edad” Dijo el Dr.

Aquellas palabras me tranquilizaron pero mi madre insistió.

-“Dr. Por favor hágale la circuncisión espero que eso sea suficiente para que deje esa manía de estarse masturbando en todas partes”. Dijo Mamá.

-“MMMM, Señora entiende que al eliminar su prepucio afectara el placer que su hijo podría sentir más adelante que comience con su vida sexual”. Dijo el Dr.

-“Lo comprendo Dr. pero es preferible que pierda algo de sensibilidad a seguir con la situación actual”. Le respondió Mamá.

Bien en ese caso, lo hare, el Dr, regreso a su escritorio dejándome ahí de pie ya con una erección, saco unos papales los medio lleno y se los dio a mi madre, para luego decirle.

-“Por favor lea, rellene los datos que hagan falta y fírmelos” Dijo el Dr.

Mi madre firmo todo y le entrego los papeles al médico quien los reviso, luego nos pidió que fuéramos con él a una habitación contigua, iba subirme mi trusa como pantalón pero le doctor me detuvo dijo que me los iba a tener que quitar de nuevo, en la otra habitación ya la enfermera que estaba en recepción nos estaba esperando, el medio le dijo.

-“¡Por favor prepara al chico, le vamos hacer una circuncisión!” Dijo el Dr.
-“¡Si doctor con gusto!” Dijo la enfermera con una sonrisa en sus labios.

Apenas se marcho el médico le dije a mamá.

-“¡Ni creas que voy a dejar que me cortes mi prepucio lo adoro!” Le dije en un tono molesto a Mamá.

-“Me importa poco que lo adores, ¡Ahora acuéstate y deja que la enfermera haga su trabajo!” Me respondió Mamá enfadada.

-“No lo voy a hacer Mamá”. Le dije.
-“Orlando es mejor que obedezcas o te juro que lo hare yo misma sin anestesia”. Me dijo Mamá.

Me dijo Mamá tomándome de los cabellos, vi en su mirada que hablaba en serio, no quería sufrir dolor y me quede sin opciones por lo que termine acostado en la cama boca arriba desnudo de la cintura para abajo, la enfermera que había escuchado la discusión no dijo nada solo subió un poco mi camisa hasta dejar mi ombligo al descubierto, luego fue por un balde con agua, crema de afeitar y un rastrillo desechable nuevo, coloco una generosa porción de la crema para afeitar y comenzó a rasurarme primero el escroto, lo cual pese a todo se sintió, mi pene creció a mi pesar.

Luego me rasuro mi pene mismo y finalmente mi pubis, dejándome tan lampiño de mi entrepierna como la parte superior de mis piernas como el día que nací, justo terminaba cuando le Dr. Peralta regreso ya con guantes de látex, un gorro de los usados en los quirófanos, un cubre bocas y un mandil de papel, traía consigo una charola que estaba cubierta con un paño limpio, dejo la charola a un lado de la cama y la descubrió para dejarme ver una serie de instrumental quirúrgico que me hizo sentir algo de nervios.

El Dr. Peralta comenzó inyectando, un poderoso anestésico local en la base de mi pene, luego de unos segundos inyecto mi glande en varios lugares y finalmente por detrás de mi corona, pasado 5 o 6 segundos ya no sentía nada, mi pene estaba completamente sin sensibilidad alguna, el Dr. Peralta enseguida corto mi prepucio por arriba y por debajo de mi glande la piel cayo a los lados sangrante que luego el Dr, se encargo de cortar con un bisturí, luego usando un cauterizador eléctrico detuvo el sangrando y finalmente coloco algunos puntos y vendo todo.

Luego me dejaron sobre la cama solo la sensación de estar incomodo y no poder moverse demasiado o tocarme ahí me dio unas ganas literales de llorar y pedir ayuda, respiré hondo y trate de relajarme, sin éxito alguno, debieron pasar cerca de 20 minutos antes de que por fin la enfermera regresara para checar que todo estuviera bien en la habitación, estuvo acostado una más hasta que la anestesia paso, la enfermera me inyecto un analgésico para el dolor antes de irme a casa.    

Sinceramente no tuve problema alguno una vez que desapareció la anestesia. No me dolió absolutamente nada en ningún momento era como si nunca hubiese tenido un prepucio. Un poco de incomodidad si pero nada más, cuando fui a orinar tampoco sentí dolor, solo molestia y un poco de sangre en el ultimo chorro pero eso fue todo, sin embargo no pude dormir bien por el nerviosismo que aun tenia al pensar en todo lo que había perdido y como serian mis orgasmos desde ese día.

El Dr. Peralta me  dijo que me quitara la venda a los tres días, que no me pusiera otra y que me bañara con agua caliente, también me dijo que no me masturbar pese a sentirme bien hasta que el me quitara los punto y me autorizara a hacerlo.

Luego de dos semanas ya no tenía ninguna molestia, y mi pene constantemente estaba rígido los puntos me molestaban pero no era nada, sin embargo deseaba masturbarme con urgencia haciendo caso a las recomendaciones del Dr. Peralta me masturbe, no sentí tan rico como cuando tenía mi prepucio pero igual fue un brutal orgasmo con una abundante eyaculación, descargue todo lo que mis huevos habían acumulado en las semanas que no me había venido, lo que fue grandioso en verdad.

Se sintió tan rico venirse luego de tantos días de no hacerlo que desoyendo las recomendaciones medicas, esa misma noche me masturbe dos veces más en mi habitación y continué haciéndolo en los días consecutivos, pero al cuarto día comencé a sentir algo de dolor, pero no le di importancia, a los dos días antes de mi consulta el dolor e hinchazón en mi pene era tal que le suplique a Mamá que me llevara con el Dr. Peralta de inmediato, viendo que en verdad tenía mucho dolor llamo al docto para solicitar una cita de emergencia esa misma tarde para mí.

Apenas podía caminar e iba con las manos sujetando mi entrepierna, apenas llegamos el Dr. Peralta nos recibió me bajo el pantalón y ropa interior, los ojos del doctor se abrieron grandes al ver mi pene, llamo a la enfermera le ordeno algo que no escuche, también hablo con mi mamá, pero de nuevo no escuche lo que le dijo pero note su expresión y era la de una mujer asustada como preocupada, luego el doctor regreso y me inyecto algo en el pene que hizo desaparecer el dolor, tomo un bisturí y para mi horror corto mi glande.

Pero no salió sangre como espere sino un chorro de pus color marrón mal oliente que el doctor recolecto en un tazón de metal, de alguna manera sentí un alivio cuando la presión en mi pene poco a poco disminuyo, poco a poco fui entrando en un letargo hasta quedarme completamente dormido y ya no supe que fue de mi hasta que me desperté de nuevo varias horas más tarde en una habitación de la clínica. 

Me sentía mucho mejor y ya no sentía dolor alguno pero cuando me quise levantar para ir al baño sentí una fuerte punzada proveniente de mi entrepierna que me hizo caer en la cama me destape para ver que mi entrepierna estaba vendada y de entre los vendajes un tubo sobresalía, el doctor vino y me explico que me tuvieron que amputar el pene pues terrible infección que desarrolle también genero gangrena y fue inevitable que lo amputaran.

-“NOOOO MALDITOS CARNICEROS”. Grite en desesperación total.

Han pasado ya tres años de aquello ahora uso una prótesis de pene para poder orinar que es para lo único que sirve, bueno también la uso para penetrarme analmente con eso estimulo mi próstata lo suficiente como para venirme ya no es el mismo placer de antaño pero se siente agradable desfogar mi leche de tanto en tanto, aunque sea un eunuco para el resto de mis días y todo por aquella circuncisión a la que me vi “Obligado por Mamá”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

OASIS DESÉRTICO

1936 Otho Wess con su joven esposa estaban viajando por los países de Sahara su meta era llegar a el Cairo Egipto en su avión que el piloteaba Susan su esposa fungía de navegante en le biplano, el viaje iba bien pero ambos decidieron desviarse un poco de su ruta para observar un templo que le habían comentado en su última escala, pero no informaron de ello a nadie pero de pronto su avión se vio afectado por una fuerte tormenta de arena que salió de la nada......


OASIS DESÉRTICO
1936 Otho Wess con su joven esposa estaban viajando por los países de Sahara su meta era llegar a el Cairo Egipto en su avión que el piloteaba Susan su esposa fungía de navegante en le biplano, el viaje iba bien pero ambos decidieron desviarse un poco de su ruta para observar un templo que le habían comentado en su última escala, pero no informaron de ello a nadie pero de pronto su avión se vio afectado por una fuerte tormenta de arena que salió de la nada.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA]



Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





1936 Otho Wess con su joven esposa estaban viajando por los países de Sahara su meta era llegar a el Cairo Egipto en su avión que el piloteaba Susan su esposa fungía de navegante en le biplano, el viaje iba bien pero ambos decidieron desviarse un poco de su ruta para observar un templo que le habían comentado en su última escala, pero no informaron de ello a nadie pero de pronto su avión se vio afectado por una fuerte tormenta de arena que salió de la nada sin darles tiempo a evitarla por más que Otho trato de contralar el avión terminaron estrellándose en el desierto.

Cuando la tormenta de arena concluyo, Susan y Otho que quedaron inconscientes estaban en aprietos su avión estaba destrozado con el tanque de combustible perforado, pero para hacerles las cosas más difíciles casi todo el avión estaba enterrado en la arena no tuvieran otro remedio que emprender una larga caminata por las ardientes arenas para tratar de llegar a un oasis aunque sus posibilidades eran pocas desde un principio, con poco agua pronto comenzaron a sufrir los embates del sol y la sed, casi a punto de desfallecer vieron un pequeño oasis en medio de mar de dunas de arena.

Sin embargo ambos se desmayaron a las afueras del oasis, siendo encontrados por dos de las Semiras que era como llamaban los del lugar las figuras femeninas que iban cubiertas con un paño blanco toda su cabeza como rostro apenas pudiéndose ver sus ojos, ambos fueron conducidos a una fresca habitación en donde fueron atendidos y re-hidratados algunos días después con ambos casi completamente restablecidos se presento Tankir ante ellos que era un hombre negro imponente de 1.97 metros de musculatura desarrollada y voz profunda.

Al ver Susan le gusto de inmediato por lo que hablo con Otho primero trato de comprarla pero como este no accedió trato de negociar pero al ver que tampoco resulto opto por un método menos civilizado, lo golpeo en el rostro tan fuerte que lo dejo prácticamente inconsciente en el rincón de la habitación hasta donde Otho fue arrojado del brutal golpe que Tankir le propino Susan trato de intervenir pero fue rápidamente controlada por el gran negro como por varias Semiras, por lo que poco pudo hacer para ayudar a su esposa, que rápidamente fue desvestido por las Semiras.

Se le coloco un collar de metal en el cuello y grilletes en las manos una cadena descendía desde su nuca unida al collar hasta la altura de sus muñecas por la espalda, también fue amordazado y se le dejo ahí por su parte Susan fue llevado a otra habitación donde se le desnudo por completo, fue amarrada en cuatro patas sobre un banco de madera donde se le vendo los ojos y fue dejado por casi una hora antes de que Tankir apareciera para contemplar las bellas nalgas de la mujer blanca un poco separas que dejaban entre ver sus cerrados labios vaginales.

Puesto que Susan tenía sus ojos vendados no se percato de la presencia del enorme hombre admirando su cuerpo desnudo, le habían afeitado su vagina dejándolo solo el vello justo para hacer notar que ya era una mujer adulta, ella no se percato que Tankir estaba desnudo masturbándose con una de sus enormes manos su gigante miembro en completa erección, apenas noto que no estaba sola cuando sus enormes como ásperas manos de Tankir tomaron sus blancas nalgas al mismo tiempo sus manos abarcaron cada cachete de su trasero por completo, apretándolos con fuerza al tiempo que los separaban para dejar su rosado ano al descubierto.

-“No por favor no me hagan nada ¡por favor… Por favor!” Suplico Susan.

Tankir riendo maliciosamente comenzó a restregar su enorme pene entre sus blancas nalgas, Susan sintió como si una estacada gruesa y caliente se deslizara entre sus nalgas, aquello era enorme no podía ser lo que pensaba que era, debieron pasaron un par de minutos antes de que Susan sintiera una lengua húmeda sobre sus labios vaginales cerrados primero que pronto fueron abiertos por unos grandes dedos, aquella lengua abrió su vagina incluso la penetro haciéndole sentir un placer nunca soñado aquella era la primera mamada de su vida.

Los labios de Tankir se cerraron en su clítoris que no tardo en inflamarse, se lo succionaba mientras lo lambia con su lengua haciendo retorcer el cuerpo de Susan del placer, quien nunca imagino que pudiera sentir tanto placer, de pronto aquel sublime placer se detuvo, Susan se inquieto cuando sintió unos segundos más tarde algo bulboso como si fuese una gran fresa que se restregaba contra sus labios vaginales ya bien húmedos como abiertos, Susan tenso todo su cuerpo cuando aquello comenzó a entrar en su apretado canal vaginal.

-“No, No, NO… ¡HAAAAAAAYYY!” Grito Susan al sentir todo el gran miembro de Tankir en su interior.

Tankir se quedo quieto algunos segundos solo moliendo sus nalgas con los movimientos de su pelvis antes de extraer su miembro de Susan cuando lo hizo estaba cubierto de sangre, la había desvirgado por segunda y definitivamente para siempre, ella temblaba y suplicaba para que se la sacara pero cuando su glande estaba por salir de nuevo la volvió hundir haciendo gritar a Susan de nuevo.

-“No, ¡NO HHHAAAYYYY!” Grito Susan.

En medio de aquella terrible masacre que estaba sufriendo su vagina Susan también escucho gritos que eran los de su esposo no muy lejos de donde estaba.

En una habitación continua Otho que estaba boca arriba y pese a estar amordazado sus gritos eran audibles pues una de las Semiras con un cuchillo muy caliente le había despojado de su prepucio prácticamente arrancándoselo, para luego cauterizar las heridas con el cuchillo que lo circuncido, pero ella no se detuvo ahí, dos Semiras separaron las piernas de Otho, ella entonces fue por otro cuchillo uno curvo pero igual o inclusive aun más caliente que el anterior incluso parte de la afilada hoja de acero brillaba de lo caliente que estaba.

Se coloco entre las piernas de Otho tomo su escroto para colocar la afilada hoja de acero por detrás de ellos, para comenzar a cortar, los gritos de Otho mientras era castrado fueron brutales y desgarradores pero la experiencia de la Semira logro arrancarle sus huevos en cuestión de segundos, deteniendo el sangrado casi al mismo tiempo, pero para asegurarse quemo de nuevo la carne debajo del pene de Otho que le hizo arquear su cuerpo y desmayarse por el dolor, cuando despertó fue tomado de los brazos y llevado a la habitación en donde estaba Susan también gritando.

Pero los gritos de Susan eran una mezcla de dolor y placer, los ojos de Otho se abrieron grandes al ver como su esposa estaba siendo violada por el enorme miembro del negro, con sus enorme huevos rebotando contra la pelvis de Susan algo que Otho sabía desde ese momento nunca volvería a sentir, Otho sintió rabia y envidia de Tankir, pero tuvo poco tiempo para esos pensamientos fue conducido detrás de su esposa, Tankir se hizo a un lado y rio burlonamente al ver la longitud como grosor del pene de Otho en completa erección.

-“¿Debieron castrar hace mucho a este no lo creen?” Pregunto Tankir pero sin esperar respuesta.
-“Bien hora de que sientas el miembro de tu hombre por última vez”. Dijo Tankir al mismo tiempo que agarraba el pene de Otho con su enorme mano derecha.

Tankir dirigió la erección de Otho no hacia la vagina muy abierta de su esposa sino hacia su ano, coloco la puntita y Susan dio un respingo al sentir el glande bien conocido de su esposo en esa área, Tankir tomo de las nalgas a Otho y lo atrajo hacia su esposa, su endurecido pene como nunca antes entro en sus entrañas sin problema alguno.

-“No. No… AAAGGGGGGGTHHHH” Grito Susan al sentirse penetrada analmente.

Otho comenzó instintivamente a moverse, sacando y metiendo su miembro del ano de su esposa, aquello se prolongo como por 10 o 12 minutos antes de que Otho dando un alarido de placer se vino, en los intestinos de su mujer, su última gran eyaculación de su vida, también fue el orgasmo mas fuerte como duradero de su vida, pero apenas dejo de correrse Tankir aparto  a Otho de Susan y la penetro con su enorme miembro por su ano, lo que hizo dar un alarido de dolor a Susan.

-“¡NOOOOOOOOOO!” Grito Susan.

Otho por otro lado fue sacado de la habitación escuchando los alaridos y suplicas de su esposa sin poder hacer algo con su pene un palpitando y chorreando semen, fue llevado lejos en una caravana de esclavos, vendido como eunuco en Bagdad y termino como un guardia de un harem de mujeres de un jeque árabe de mucha influencia en la región nunca volvería a ver a su esposa o saber que fue de ella lo más probable que también fuese vendida a un harem de alguna árabe rico

Pero como si fuese una burla del destino la enorme casa, casi un palacio del jeque estaba en un lindo como apartado “Oasis Desértico”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com 





Imagen que Inspiro esta Historia. 



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

OBSESIÓN CON JOVENCITO

Tenía algunas fantasías en relación al sexo y a otras coas entre ellas, fantaseaba con castrar a un jovencito sentir como perdía su virilidad por mi conducto. Una de ellas era la de estar con algún chico jovencito. Me había fijado ya en un chico que siempre estaba cerca de mi casa, por donde pasaba cuando salía del trabajo. Había notado que también se había fijado en mí, porque a esa edad, creo que se fijan en todas, y como me quedaba mirándole fijamente, creo que lo mantenía ansioso esperando cada vez que pasaba que pasara algo......


OBSESIÓN CON JOVENCITO
Tenía algunas fantasías en relación al sexo y a otras coas entre ellas, fantaseaba con castrar a un jovencito sentir como perdía su virilidad por mi conducto. Una de ellas era la de estar con algún chico jovencito. Me había fijado ya en un chico que siempre estaba cerca de mi casa, por donde pasaba cuando salía del trabajo. Había notado que también se había fijado en mí, porque a esa edad, creo que se fijan en todas, y como me quedaba mirándole fijamente, creo que lo mantenía ansioso esperando cada vez que pasaba que pasara algo.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo & DarkSoul





Hola, me llamo Marta, tengo 29 años y llevo 3 años trabajando en un hospital como enfermera quirúrgica. Cuando llegué,  a esta nueva ciudad prácticamente no conocía a nadie, por lo que mi vida aquí era muy aburrida. Eso tenía una parte mala, y otra buena. La buena era que al no salir y no conocer a  nadie, pude realizar varias "fantasías", que en donde vivía antes no pude hacer, porque era una ciudad más bien pequeña, y más o menos nos conocíamos todos.

Me describiré un poco mido 1.65 metros, peso sobre 60 kilos, tengo media melena de color castaño, a veces con mechas rubias. Tengo una figura normal, buenas nalgas y tengo 85 de pecho. No soy Pamela Anderson precisamente. Pero tengo lo mío.

Como ya dije tenía algunas fantasías en relación al sexo y a otras coas entre ellas, fantaseaba con castrar a un jovencito sentir como perdía su virilidad por mi conducto. Una de ellas era la de estar con algún chico jovencito. Me había fijado ya  en un chico que siempre estaba cerca de mi casa, por donde pasaba cuando salía del trabajo. Había notado que también se había fijado en mí, porque a esa edad, creo que se fijan en todas, y como me quedaba mirándole fijamente, creo que lo mantenía ansioso esperando cada vez que pasaba que pasara algo.

Según pude averiguar, era un huérfano que algunos de los vecinos ayudaban vivía en una choza construida de maderas y otros materiales de desecho en un terreno abandonado, trabajaba donde podía e incluso hacia pequeños robos pero los vecinos no denunciaban por cierto cariño que le tenían al chico.

Hasta que un día que estaba lloviendo, pasé por ahí, y lo vi  el pobre chico se estaba mojando. Le dije que si quería le ofrecía mi casa para guarecerse de la lluvia y después de apenarse un poco, me dijo que aceptaba. Ya dentro del coche nos pusimos a charlar. Se llamaba Héctor, según me dijo tenía 16 años, casi 17, la plática lo fue tranquilizando poco a poco.

Le pregunté si me conocía, y me dijo que él y sus amigos se  habían fijado en mí cuando pasaba en mi coche o caminando y que les llamaba la atención.

-“¿Te gusto?” Le pregunté en un semáforo cuando paramos.

Se puso colorado, y me dijo que sí, que era muy atractiva. Aquella respuesta me dio pie para ser más directa por lo que le pregunte si mayor rodeo.

-“¿Aun eres virgen verdad?” Le pregunte de lo más casual posible.

El rostro de Héctor se puso aun más colorado todavía, pero luego de dos segundos me dijo que sí. Entonces le pregunté de manera casual.

-“Quieres dejar de serlo”. Le pregunte.
-“¡Si, claro que deseo!”, Me respondió Héctor.

No tardamos mucho en llegar a mi casa la lluvia aun,  para ese momento estaba muy excitada con mis pezones erectos debajo de mi sostén (corpiño) tenía una sensación de superioridad sobre él y de dominación, de alguna manera me sentía superior y deseosa de verlo desnudo.

Una vez en la casa lo hice esperar en la sala, mientras rápidamente me puse súper sexy, me coloque una minifalda, una blusa con un gran escote, botas altas, una vestimenta que eventualmente no me lo pondría ni de loca para ir por la calle. La verdad es que estaba muy bien. Nos sentamos en el sofá, y le fui tranquilizando poco a poco. Nos empezamos a besar, y Héctor me sorprendió cuando se lanzó rápidamente sobre mis tetas. Me eché a reír y le dije que fuera más despacio. Seguimos tocándonos y le abrí la bragueta, para acariciar su pene ya en erección debajo de su ropa interior que pronto saque por su bragueta.

No estaba nada mal, serían 18 ó 19 cm de larga. Eso sí, súper dura. Empecé a masturbarlo lentamente Héctor no tardo en empezar a gemir. No pasó mucho rato antes de quitarle por completo su pantalón, me incline para empezar a chupar su erección lentamente, mientras él se derretía de placer. Le metí un dedo por el ano, que es algo que me gusta hacer cuando hago mamadas, y a Héctor se le puso más dura aún, con su pene comenzar a emanar líquido pre seminal.

-“¿Te gusga mi miembro?” Me pregunto algo apenas Héctor.
-“Me encanta”. Le respondí.

Se la chupe por un largo rato, mi boca se tragaba su erección mientras mis manos jugaban con sus huevos aun su vello alguno, la sensación de sentir la fuente de su virilidad en mi mano me hizo excitar aun más lo que hizo que mi vagina se mojara por completo, sentía mis juegos salir de mi vagina ya abierta a la espera de recibir ese lindo miembro duro como si fuese de acero circuncidado en mi interior.

Mirándolo a los ojos, luego de lamber sus huevos le dije que me la metiera que ya no aguantaba más. En parte era cierto deseaba con locura sentir su pene en mi interior, por lo que me lo lleve a mi habitación ahí me tumbé en mi cama boca arriba para luego atraerlo hacia mí con las piernas bien abiertas mostrando mi bien depilada vagina, los ojos de Héctor estaba muy abiertos.
           
Cuando se me acerco con pene pivoteando de lo duro que estaba se lo agarré la base se sentía tan duro y caliente, y me lo guie a la entra de mi sexo apenas metí dentro de mi vagina su glande, mi vagina que estaba mojadísimo, hizo que todo el resto de su erección resbalara en interior sin mayor dificultad Héctor apenas sintió sus huevos chocar con mi pelvis me empecé a cabalgar. Él se volvió loco literalmente. La verdad es que tardó poco en correrse, pero cuando lo estaba haciendo, inundándome con sus espesos y fuertes chorros de rico semen alcance un gran orgasmo, que inundó todo mi cuerpo de placer al sentir toda su leche derramarse en mi interior con sus gemidos de placer siendo escuchados por mis oídos, con su cabeza entre mis pechos.

Héctor no dejo de sacar y meter su pene en mi interior hasta que su pene dejo de palpitar, cuando se salió de mi, le dije tomándolo de los cabello para llevar a cabeza hacia atrás.

-“Ahora me la las vas a chupar la raja con tu semen dentro y me la vas a dejar bien limpia” Le ordene.

Héctor llevo su rostro entre mis piernas para comenzar a lamber mi raja, poniendo especial atención en mi hinchado clítoris Héctor me succiono mi raja, no dejó ni una gota de mis juegos o su semen en mi interior. Luego descansamos un poco, para luego rematar con una buena mamada en cuanto se le volví a poner dura fue yo quien lo monto para comenzar a cabalgarlo, mientras lo cabalgaba con mis manos sobre su pecho podía sentir sus huevos rebotar contra mis nalgas, sabiendo que pronto ya no estarían unidas al lindo cuerpo de Héctor lo que me hizo llegar a un poderoso orgasmo como nunca antes.

Desde ese punto solo se escucho un chapoteo cada que mis nalgas golpeaban la pelvis de Héctor, me vine dos veces más antes de que de nuevo Héctor me llenase de su espesa leche que de nuevo hice que se bebiera solo que esta vez fui yo quien se senté sobre su rostro colocando mi rajita sobre su boca, para que el lambie y bebiera mis juegos como los suyos.

Luego caí a su lado y no tardo mucho en quedarnos dormido, Héctor estaba agotado por completo por lo que no sintió cuando me baje de la cama para ir por un largo y afilado cuchillo a la cocina también tome un cordón muy delgado pero resistente, regrese a su lado y ate la parte lo más despacio posible, hasta dejarlo bien ligado, Héctor apenas se movió estaba tan agotado que apenas noto la manipulación cuidadosa que hacía de sus huevos.

Por supuesto lo que seguiría si lo iba a sentir por lo que le aplique un paño un con cloroformo sobre su boca y nariz que lo dejo anestesiado en un principio deseaba cortarle su escroto por completo con el cuchillo de hecho coloque la afilada hoja de acero debajo de sus huevos pero reflexiones y pensé en hacerlo más medicamente, pero algo se apodero mi en ese momento.    

Mi mano se movió por sí sola, comencé a cortar el escroto de Héctor, apenas unas cuantos segundos me tomo desprender su escroto de su cuerpo con sus huevos dentro del saco de piel, hubo un leve sangrado que rápidamente logre controlar, suture lo mejor que pudo y vende la zona, luego extraje los testículos que alguna vez colgaron bajo el pene de Héctor que para ese momento estaba completamente erecto de  nuevo.

Con sus dos testículos uno en cada una de mis manos me monde nuevo sobre el inconsciente Héctor para de nuevo comenzar a cabalgarlo, aunque lo hice de forma lenta para evitar que su herida causada por su reciente castración el no sentir sus huevos chocando contras mis nalgas y sentir sus orbes viscosos en mis manos me hizo llegar a tres poderosos orgasmos, antes de que el pene de Héctor de nuevo me llenase de semen en mi interior.

Luego de ellos mantuve a Héctor sedado, disfrutando de sus erecciones hasta que comenzaron a hacerse no tan firmes, para ese momento habían pasado cuatro días, lo mantuve alimentado por medio de una sonda, pero sabía que lo tendría que despertar, lo cabalgue una última vez antes de dejarlo despertar por sí solo.

Héctor al principio pensó que era el día siguiente a nuestra noche de pasión pero cuando le dije que había pasado una semana, quedo impactado y más cuando le mostré los que fueron sus huevos flotando en un frasco con líquido conservante, la visión de aquellos dos orbes blancos en el franco y ver su entrepierna vendada con su pene flácido entre sus piernas lo hizo comenzar a llorar moviendo su cabeza en negación.

Han pasado seis años desde que castre a Héctor, y he realizado otro de mis deseos, Héctor se convirtió en mi esclavo y eunuco personal, gracias a la testosterona que le administro y medicamentos para la impotencia logre que su pene siguiera teniendo erecciones para darme placer Héctor ya no siente el mismo placer de antes aunque yo siento cada día más placer.

Además dado que es un eunuco ya no uso ningún método anticonceptivo pues no hay riesgo de embarazo, quizás pronto quede embarazada espero de una niña para también inculcarle mi “Obsesión con los Jovencitos”.    



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




Autor: Anónimo & DarkSoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

ORGÁSMICA TORTURA

Me encontré con Danilo, en aquel sórdido cuarto de motel a las afueras de la ciudad, iba decidido a todo con 28 años era un hombre que había estado negando su verdadera orientación sexual por mucho tiempo, por medio a mis padres, a la sociedad, al que dirán era un gay de closet, incluso me obligue a tener sexo con varias novias para que no hablaran mal de mí y mi virilidad no quedase entre dicho pero no sentí nada de placer con ellas......


ORGÁSMICA TORTURA
Me encontré con Danilo, en aquel sórdido cuarto de motel a las afueras de la ciudad, iba decidido a todo con 28 años era un hombre que había estado negando su verdadera orientación sexual por mucho tiempo, por medio a mis padres, a la sociedad, al que dirán era un gay de closet, incluso me obligue a tener sexo con varias novias para que no hablaran mal de mí y mi virilidad no quedase entre dicho pero no sentí nada de placer con ellas.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [TORTURA] [ESCLAVITUD]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Me encontré con Danilo, en aquel sórdido cuarto de motel a las afueras de la ciudad, iba decidido a todo con 28 años era un hombre que había estado negando su verdadera orientación sexual por mucho tiempo, por medio a mis padres, a la sociedad, al que dirán era un gay de closet, incluso me obligue a tener sexo con varias novias para que no hablaran mal de mí y mi virilidad no quedase entre dicho pero no sentí nada de placer con ellas, al contrario penetrarlas era solo un deber no un placer, pero me obligue a hacerlo.

A Danilo no lo conocía en persona hasta esa noche, que me abrió la puerta de la habitación, nuestro contacto fue únicamente por skype pero por llamada de voz nunca de video excepto la última vez en la que quedamos para vernos él era de piel clara, muy velludo, de abdominales marcados y un bigote muy poblado, por mi parte era delgado aunque sin músculos marcados, con poco vello, con excepción de mi entrepierna que estaba muy poblada de vello negro que era mi orgullo desde mi más temprana adolescencia, por alguna razón eso les gustaba a las mujeres y hombres por igual que había conocido.

Danilo estaba con una minúscula trusa negra cuando me hizo entrar en su habitación apenas cerró la puerta de repente siento en mi mano que algo me está tocando, es algo duro, está caliente y solo escucho una voz que me dijo "agárralo", no hay duda, es la voz de Danilo pues era el único además de mi en esa habitación, en ese momento pasaron mil cosas por mi cabeza, pero por alguna razón termine agarrándolo aunque fue por determinación propia que empecé a masturbarlo, pasando mi mano por todo el endurecido tronco, sintiendo las venas que sobresalían por su superficie.

Solo escuchaba como Danilo emitía pequeños jadeos, cuando siento como una mano entra en mi pantalón para agarrar mi pene, honestamente debo admitir que para ese momento estaba muy erecto, sabía porque aunque una parte de mi se negaba a aceptarlo, tanto mentirme a mi mismo me habían convencido que me gustaban las mujeres pero la idea de estar masturbando a otro hombre me gustaba y más que fuera tan atractivo como bien dotado como Danilo por lo que decido voltearme para verlo.         

Mi sorpresa al hacerlo es que él estaba ya totalmente desnudo, ninguno de los dijo algo, no sé ni cómo pero me desnudé por completo y me coloque de rodillas frente a él, volví a agarrar su pene que estaba muy duro y me lo metí a la boca, para comenzar a darle una mamada muy rápida, solo escuchaba su respiración, ya que tenía los ojos cerrados, al cabo de unos minutos Danilo me detiene y me levanta, me tumba sobre la cama y me voltea para hacer un 69, en cuanto él se metió mi pene a la boca empecé a jadear de placer.

Para ese momento ya me encontraba muy excitado, simplemente me deje llevar por la pasión, Danilo empezó a lamberme el ano, y en lugar de decirle que parara solo gemía, aquello era lo más sublime que hubiese sentido en mi vina, era tan excitante, me empezó a meter sus dedos en mi ano mientras me masturbaba con la otra mano, mientras entre gemidos apenas atine a decirle que siguiera, me gustaba mucho lo que estaba pasando, pero ya no aguantaba mucho, saqué su pene de mi boca y le dije que iba a correrme pronto, el se levantó me puso de nuevo de rodillas y me pidió que se la mamara, lo que seguí haciendo, casi de forma automática disfrutando de su gran erección

De pronto Danilo suelta un gemido muy duro y ahí entendí que se estaba viniendo, pero algo me impulso a no querer separarme, así que recibí su espeso semen, no me cupo todo en la boca, de hecho me salió por la comisura de mis labios, pero me encanto, cuando terminó de venirse, me levantó, me tumbó de nuevo sobre la cama y me empezó a masturbar rapidísimo, gemía encantado mientras su mano recorría mi erecto pene.

Aquello no duro mucho pues no pude más y le dije que ya me iba a correr, el se agachó, puso mi glande en su boca y me seguía masturbando, fue muy placentero, no pude más y solté mi semen en su boca, el se lo trago todo, lo que me hizo dar un gran gemido de placer, cuando deje de expulsar mi espeso semen el solo me chupo un rato más el pene para darme la vuelta sobre la cama me abrió las nalgas y comenzó de nuevo a lamber mi ano que de nuevo me hizo comenzar a gemir de placer.

Sumiso e inexperto accedí a lo que todo lo que me decía Danilo; de pronto me dio una almohada y dijo

-“Muérdela que te va a doler”, Dijo Danilo sabedor que era virgen.

Sentí cuando me escupió en mi ano y me dijo abre bien tus nalgas por lo que con mis manos me las abrí casi de inmediato sentí su grueso pene sobre mi ano y sin más empezó a penetrarme, el dolor fue inexplicable, le decía que parara, que me dolía; pero él era una bestia y me dijo, que si lo había calentado, tenía que apagar el fuego y fue cuando me tomo por mis caderas y la terminó de meter.            

Mi gritó fue ahogado por la almohada. Él solo me dijo muévete para que te acostumbres al tamaño y grosor, lo que de nuevo obedecí, Danilo no tardo en empezó con el vaivén de su pelvis sus embestidas de verdad me estaba destrozando, hasta que logre zafarme, aquello fue más por instinto que por quererlo, y mi culito ardía, se sentía feo, y no sentía mis piernas. Pero mi alivio no tardo de nuevo me penetro y esa vez si goce a lo grande, incluso me corrí sin siquiera tocar mi pene.
           
Se la terminé mamando y sobándosela hasta que se vino de nuevo en mi boca, luego ambos caímos rendidos sudorosos sobre la cama aquello fue lo último que recuerdo de aquella noche de sábado, no recuerdo que paso, si me desmaye, me drogaron o algo más, simplemente ya no supe más de mí hasta que desperté  sobre un colchón negro, una gruesa correa de cuero con una enorme hebilla me rodeaba mi torso mis piernas estaban flexionadas y muy abiertas, mis brazos estirados por arriba de mi cabeza y amarrado a lo cabecera de metal de aquella extraña cama.

Me habían colocado un bozal o algo parecido con un dildo que se adentraba casi a mi garganta, un collar de cuero me impedía levantar mucho la cabeza, me habían depilado las axilas como el vello púbico lo que molesto trate de luchar pero me fue imposible soltarme de mis retenciones de pronto dos hombre portando pequeñas tangas de cuero en las que no notaba un enorme paquete al frente encapuchados por completo aparecieron  uno de ellos llevaba un enorme vibrado al que le habían colocado un aditamento para que pudiera soportar a un pene.

El hombre que lo llevaba tomo mi pene y me masturbo hasta que quedo en completa erección para luego colocar el aditamento justo que quedo debajo de mi glande, el otro hombre llevaba un grueso como largo dildo negro, el cual anexo a lo que parecía ser un motor eléctrico que accionaba un pistón, lo lubrico muy bien antes de colocar la punta sobre mi expuesto ano, para ese momento el otro hombre ya había asegurado el vibrado a mi vientre con alguna clase pegamento, cuando el dildo negro estuvo bien dentro de mí momento en que agradecí el no ser virgen para ese momento los dos hombres retrocedieron unos pasos.

Cada uno portaba un control remoto que no tardaron en utilizar, lo que activo el pistón y el vibrador, súbitamente estaba sintiendo un vaivén aun peor que el de Danilo con el dildo negro entrando y saliendo de mi ano, mientras mi pene era de alguna extraña manera masturbado, el placer fue inmediato, ambos hombre se marcharon dejándome ahí gimiendo detrás de mi mordaza, o bozal lo que fuese que fuera.

-“¡MMMMMM! ¡MMMMMMM!” Era lo único que de mi salía.

No tarde mucho en venirme, ese primer, segundo y tercer orgasmo fueron geniales pero para el cuarto aquello comenzó a ser molesto ya no era para nada placentero para el séptimo ya era una tortura espantosa para el decimo estaba gritando para que alguien viniera y apagara aquellas maquinas infernales.

Para la decimo quinta eyaculación apenas eran unas gotas mi pene estaba visiblemente irritado y cada vez me costaba mucho más venirme, mi pene estaba rojo visiblemente irritado, habían pasado cerca de tres horas desde que me vine por primera vez, los hombre encapuchados no aparecieron de nuevo hasta tres horas más tarde, para ese momento ya deliraba de dolor y agotamiento.

Los hombre lentamente quitaron todo los implementos que me habían atormentando todo mi vientre, piernas y pecho estaban bañados en semen uno de los hombres lo lambio y bebió en gran parte lo que no quito con la lengua lo hizo con una toallita húmeda, el otro hombre desapareció para regresar poco después con un burdizzo, temblé al ver la reluciente herramienta, sabia para lo que servía y aunque intente luchar de nuevo para soltarme mi cuerpo no me respondía simplemente no tenía fuerza para oponerme en ese momento a lo que desearan hacerme esos dos hombre.

Uno de ellos tomo mi escroto y comenzó a jugar con mis huevos aquello solo me hizo delirar de dolor ya que mis testículos estaban muy hinchados y sensibles, el otro hombre coloco las mandíbulas en la parte alta de mi escroto, con mi mirada les suplique no lo hicieran, pero simplemente mis suplicas fueron ignoradas incluso creo que ni fueron notadas, estaba aterrado tratando de obtener fuerzas de donde fuera cuando mis ojos quedaron en blanco todo mi cuerpo comenzó a convulsionar sin control, fue como si me hubiesen arrojado en agua hirviendo, y no pudiera salir.

Aquello fue justo el momento cuando se cerró el burdizzo y mis cuerdas que conectaban mis huevos a mi cuerpo fueron aplastadas dolorosamente, simplemente aquello fue demasiado me desmaye…

Me desperté de nuevo en un sitio extraño lo primero que hice fue llevarme mis manos a mis huevos pero solo para sentir que ya no estaban más ahí, de hecho todo mi escroto fue removido con su vital contenido, fue como si nunca hubiese tenido nada debajo de mi pene que también fue circuncidado, días más tarde fue vendido como esclavo.

Me compro un hombre asiático que me quería como guardia de su harem, han pasado cinco años mi pene se ha encogido desde entonces hasta casi desaparecer, escapar es imposible y ni siquiera sé si alguien me busca, además no le veo caso huir para regresar a una vida y una sociedad que solo me vera como un fenómeno, solo me queda seguir viviendo de mis recuerdo de cómo goce del pene de Danilo y como sufrí durante mi “Orgásmica Tortura”. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

ORDEÑADORAS

La directora del centro de ordeña No 69 estaba algo nerviosa revisando que todo estuviera en orden la nueva supervisora regional estaba por llegar al centro para realizar una inspección con su sexy pero elegante uniforme dorado con azul que se ceñía a su cuerpo, la directora ansiaba por conocer a la nueva supervisora pues se decía que era un pariente de la emperatriz, aquel planeta era la capital del imperio FEMTREL el cual era dominado por las mujeres......


ORDEÑADORAS
La directora del centro de ordeña No 69 estaba algo nerviosa revisando que todo estuviera en orden la nueva supervisora regional estaba por llegar al centro para realizar una inspección con su sexy pero elegante uniforme dorado con azul que se ceñía a su cuerpo, la directora ansiaba por conocer a la nueva supervisora pues se decía que era un pariente de la emperatriz, aquel planeta era la capital del imperio FEMTREL el cual era dominado por las mujeres.

[ADOLESCENTE] [CASTRACION] [FANTASIA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [FEMDOM]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





La directora del centro de ordeña No 69 estaba algo nerviosa revisando que todo estuviera en orden la nueva supervisora regional estaba por llegar al centro para realizar una inspección con su sexy pero elegante uniforme dorado con azul que se ceñía a su cuerpo, la directora ansiaba por conocer a la nueva supervisora pues se decía que era un pariente de la emperatriz, aquel planeta era la capital del imperio FEMTREL el cual era dominado por las mujeres todo hombre que era capturado, comprado o criado era un esclavo su única función era la de trabajar para las mujeres y brindarles su semen para fines reproductivos.

Dicho centro se dedicaba precisamente a eso a proporcionar un casi inagotable suministro de material genético masculino para todas aquellas mujeres que deseaban engendran una hija, dado que solo mujeres se permitían ser engendradas en el imperio, esto se logaba por manipulación genética, logrando un 97 % de  éxito en aquella tarea por supuesto siempre había algunos nacimientos que resultaban ser varones pero se consideraban como errores aislados y esos bebes eran enviados a centros de crianza hasta que entraban en la pubertad, cuando eso ocurría era enviado a un centro de ordeña donde permanecía hasta dos semanas antes de su decimo octavo cumpleaños.

La espera de la directora termino cuando la banda de color rojo en su brazo derecho destello, una voz le indicó que la supervisora había llegado, por lo que se apresuro a ir a la puerta donde con suma alegría la saludos la supervisora era una mujer de unos 28 años de larga cabellera verde de enormes senos, cintura estrecha y nalgas increíbles que se marcaba en el ceñido uniforme, debía estar usar una tanga minúscula como el resto de las mujeres en ese uniforme era la única prenda que no dejaba marcas en la ceñida tela elástica de látex.

Luego de los saludos protocolarios la directora del centro condujo a la supervisora a su oficina en donde conversaron en privado por espacio de dos horas, luego de las cuales ambas salieron para dar un paseo por el centro comenzaron por el área de recién llegados, aquella área comprendía a los adolescente de entre 13 a 14 años todo ellos recién entrados en la pubertad, la mayoría con penes y huevos pequeños que eran explotados al máximo para obtener la mayor cantidad de semen posible.

Luego estaba la sección de 15 a 16 años en ella se apreciaba a adolescentes mucho más desarrollados tanto física como genitalmente, para ese momento sus penes ya eran de un tamaño bastante considerable y sus huevos eran grandes, capaces de producir hasta 450 Mililitros de espeso semen máximo por día, algo que era asombroso para cualquier hombre común y corriente pero no para los del centro quienes recibían dosis muy altas de testosterona, así como de afrodisiacos y otros productos químicos que además de mantenerlos en un estado constante de excitación también hacia que sus testículos produjeran esperma todo el tiempo en gran cantidad.

Por fin luego de tres horas ambas mujeres con sus respectivos sequitos, llegaron a la última sección que era donde estaban los adolescentes de 17 años, la supervisora se quedo sorprendida al ver a todos esos bellos chicos desnudos siendo ordeñados todos ellos tenían bellos cuerpos delgados mas no flacos, con músculos semi marcados, sus cabezas estaban cubiertas con una máscara de látex que negro que les cubría los ojos como orejas por lo que no podían ver no escuchar lo que pasaba a su alrededor, también tenían una mordaza de bola con una bola roja sobresaliendo de su bocas.

Un cinturón de cuero negro rodeaba apretadamente sus cinturas de las que colgaban dos tiras que se conectaban a dos aros de cuero uno rodeaba ajustadamente la base de sus penes en erección el otro rodeaba la base de sus huevos los cuales eran enormes de un color terracota lo mismo que su pene, el cual media duro no menos de 26 cm el más chico por lo que llenaban a la perfección el tubo transparente de ordeña colocado frente a ellos, sus manos estaban firmemente aseguradas a la parte de atrás de sus cuerpos y sus piernas aseguradas al suelo por los tobillos.

Dos Filas se extendías por un largo como ancho pasillo a los costados debían ser no menos de 1000 adolescentes 500 por cada lado, quienes estaban siendo ordeñados, la directora le indico a la supervisora que ese era el grupo matutino el cual era reemplazado a 2:00 PM por otros adolescentes frescos y que las maquinas no dejaban de trabajar hasta las 10:00 PM todos los días, cada uno de esos muchachos podían producir en un buen día hasta 750 Mililitros de semen, la supervisora muy contenta camino en medio de ellos admirando como se venían a sus costados mientras iba pasando.

Aquello la excito mucho, por lo que ya casi por llegar al final de las dos filas se acerco a uno de los adolescentes, para retorcerle sádicamente su tetilla izquierda, que hizo que gimiera de dolor aunque por tener la mordaza solo se escucho un mugido.

-“MMMMMMM” Gimió el adolescente.   

Al tiempo que su cabeza retrocedió, su pene que ya momentos antes había comenzado a contraerse dejo escapar un poderoso gran chorro de su espese semen seguido de otros dos, la supervisora sintió como todo su cuerpo tembló de placer mientras se venía enormemente dentro del tubo ordeñador.

La supervisora visiblemente excitada por aquella reacción de aquel adolescente comenzó a retorcerle las tetillas a uno y otro de ellos al azar, para que aquella primera reacción se repitiera una y otra vez con cada uno de los adolescentes que ella escogía, la directora le indico  a la supervisora que aquella reacción era normal, dado que los adolescentes estaban muy excitado y cualquier estimulo no habitual solo les producía una ola de placer que hacía imposible que pudieran contener su venida dentro del tubo ordeñados pronto estaban al final del pasillo donde cuatro adolescentes estaban un poco separados de los demás.

Las dos mujeres tardaron casi una hora en recorrer los pocos metros que les faltaban para llegar al final de dicho pasillo, cuando lo hicieron la supervisora, se sorprendió al ver a aquello adolescentes al final eran cuatro y todos ellos se estaban retorciendo grotescamente al parecer estaban gozando pero al mismo sufriendo mientras su penes no dejaban de arrojar semen cada 10 o 15 segundos en un continuo orgasmo que pronto se torno en vez de placentero en una terrible tortura para ellos, la supervisora le pregunto a la directora muy contenta.

-“¿Por qué están esos cuatro separados del resto?” Pregunto la supervisora a la directora.

La directora se adelanto unos pasos antes de responderle a su pregunta.

-“Como seguramente ya sabe los machos dos semanas antes de su decimo octavo cumpleaños son castrados para luego ser enviados a labores de campo, minería o administrativas, como eunucos a nuestro servicio estos cuatro hoy deben ser castrados por eso es que están separados”. Dijo la directora.

La supervisora se quedo boca abierta al escuchar aquella explicación, pero pronto salió de su sorpresa para volver a preguntar.

-“¿Y por qué se están retorciendo de esa manera?” Pregunto la supervisora.

-“Cuando faltan dos días para que sean castrados, se les inyecta un liquido especial en sus testículos para que estoy produzcan constantemente esperma, lo que los hace estar en un estado de excitación inimaginable lo que provoca que sus eyaculaciones se sucedan casi sin interrupción como puede apreciar lo que hace que sea un verdadero tormento para ellos, sus penes duros como nunca antes algunas veces incluso llegan a fracturarse de tanto venirse y sus huevos a explotar dentro de sus escroto cuando no resisten venirse incontables veces sin parar”. Dijo la directora.

Luego la directora camino hasta una mesa al fondo del pasillo, una gran mesa de metal del que tomo dos aparatos algo extraños, parecidos a un cetro con un aro de uno 20 cm de diámetro en uno de sus extremos, ella regreso hasta donde estaba la supervisora y le dijo.

-“Esto es con lo que castramos o anulamos a los machos”. Dijo la directora.

Para seguidamente ir hasta uno de los cuatro adolescentes separados del resto, le acaricio su vientre, para casi enseguida sus enormes huevos color purpura lo que hizo que se viniera en el tubo ordeñador, luego tomo su tetilla derecha la que retorció sádicamente hasta que de nuevo el adolescente se corrió en abundancia mientras todo su cuerpo se tenso.

Cada musculo de su joven cuerpo se marco en su piel mientras su pene no dejaba de arrojar su espeso semen que era succionado de inmediato por el tubo, el recipiente en donde se conservaba su semen marcaba la increíble cantidad de 1.6 litros que era lo que hasta ese momento luego de seis horas de ordeña había acumulado, la directora con habilidad retiro el tubo de su pene, que para el adolescente que no veía o escuchaba nada fue todo un alivio.

Su pene duro como si fuese de acero comenzó de nuevo a palpitar cuando sintió los dedos de la directora por su superficie, por lo que tuvo que moverse rápido, paso el aro hasta la base de su pene y también paso su escroto con sus pesados huevos por en medio del aro, cuando sus genitales por completo estaban por dentro del aro, la directora presiono un botón y el aro se contrajo de inmediato aprisionando su escroto y pene fuertemente el adolescente se sacudió de dolor.

-“¡MMMMMMMMM!” Se escucho pese a la mordaza.

De nuevo la directora presiono el botón y un luz azul muy intensa se aprecio un laser de alta potencia se encendió por la parte interna del aro, que cerceno los genitales del adolescente de forma rápida, limpia y sin sangrado aunque con mucho dolor. El adolescente tenso todo su cuerpo “MMMMMMMM” se volvió a escuchar para luego de unos cuantos segundos en agonía quedar de pie desmayado sostenidos por sus retenciones, mientras su genitales quedaron en la mano de la directora, que se los mostro a la supervisora que con entusiasmo los tomo para observar con los ojos  muy abiertos.   

La directora castro solamente al siguiente adolescente a la derecha del primero que nulifico, de la misma manera, antes de invitar a la supervisora para que hiciera lo mismo con los otros dos, la supervisora muy emocionada visiblemente no tuvo la consideración de hacer venir aunque fuese una última vez al primero adolescente al que se acerco, simplemente le quito el tubo de ordena para pasar sus enormes huevos por en medio del aro para luego posicionar el aro hasta la parte alta de su escroto, presiono el botón rápidamente dos veces y los huevos del infortunado adolescente quedaron en su mano.

Luego sin demora alguna paso al otro chico, al que despojo de su tubo de ordeña, para tomar su pene pero el pene del adolescente apenas sintió los dedos de la supervisora sobre su miembro no pudo evitar venirse, una enorme descarga salió de su erección manchando las enormes tetas de la supervisora que sorprendido, por aquel echo se enojo muchísimo, apretó el dispositivo dos veces en la base de su pene lo que cerceno su enorme pene pero no sus huevos lo que sería un suplicio para el adolescente, quien deseara no haber eyaculado sobre ella.

La supervisora ordeno que no le fueran tocados sus huevos antes de salir del pasillo, una vez limpia, ella y la directora comieron y luego de firmar algunos papales la supervisora le dijo a la directora.

-“Me he divertido mucho espero con ansias mi próxima inspección”. Dijo la supervisora.
-“Ha sido un placer que todo fuese de su agrado”. Respondió la directora.

Antes de marcharse la supervisora, les dio un vistazo a unos adolescentes que desnudos acababan de llegar a la planta, sus penes estaban desinflados, la única ocasión que estarían así por los próximos años, y se imagino como serian sus genitales cuando fueran cortados.

-“¡En verdad esas ordeñadoras son asombrosas!” Se dijo para sí mismo la supervisora.

Mientras salía del centro escucho a la directora decir.

-“Vamos a prisa coloquen a los recién llegados en las Ordeñadoras”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com






Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

OFRENDAS VIRILES

Entre los que quedaron prisioneros fueron Palentus y Darko con sus esposas el general Flavio no se conformo con violar a la que deseaba sino a la otra también frente a sus esposos que solo pudieron ver como sus esposas eran mancilladas por el miembro Romano, pero luego todos fueron conducidos encadenados a Roma donde el emperador les dio a escoger a Palentus y Darko dos nefastas opciones ......


OFRENDAS VIRILES
Entre los que quedaron prisioneros fueron Palentus y Darko con sus esposas el general Flavio no se conformo con violar a la que deseaba sino a la otra también frente a sus esposos que solo pudieron ver como sus esposas eran mancilladas por el miembro Romano, pero luego todos fueron conducidos encadenados a Roma donde el emperador les dio a escoger a Palentus y Darko dos nefastas opciones.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACION] [ESCLAVITUD]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Palentus y Darko eran los jóvenes príncipes del reino de Altibra un pequeño reino situado en los Balcanes actuales, el año 100 D.C. el imperio romano había mantenido en sumisión a dicho reino por décadas pero el padre de ambos príncipes estaba arto y cuando Flavio el general Romano a cargo de las tropas locales, exigió le fuese concedida la prometida de uno de los príncipes como esposa, la población en general estallo en cólera que derivo en una revuelta las tropas del rey de Altibra apoyaron la revuelta dirigidos por los mismo príncipes que logro expulsar a las tropas romanas de la capital pero eso solo fue el inicio de la guerra.

Pocos días después de la huida del general Flavio de la capital se llevaron a cabo las ceremonias nupciales de ambos príncipes en medio de una algarabía general en la ciudad la esposa de Palentus era de cabello pelirrojo  y grandes tetas como de caderas anchas acompañada de dos supremas nalgas por su parte la esposa de Darko quien era un poco obeso, era muy delgadas de tetas pequeñas pero ambas parejas se amaban la fiesta fue en grande aquella noche.

La tradición del reino marcaba que todas las parejas reales que se hubiesen casado al mismo tiempo debían compartir el lecho nupcial por si algún hijo era engendrado aquella noche este seria de sangre real indiscutiblemente, por lo que ambas parejas en medio de la gran fiesta se retiraron entre vítores, silbidos y aplausos de los asistentes hasta una gran habitación que fue preparada para ambas parejas en donde apenas entrar los cuatro comenzaron a dar rienda suelda a sus deseos carnales que estaban a flor de piel de los cuatro pues en verdad deseaban disfrutar de sus cuerpos y del sexo.

Ambas parejas no demoraron casi nada en despojarse de sus ropas para comenzar con un el preámbulo, Palentus tenía mucha más experiencia que Darko por lo que comenzó a besar a su esposa, bajando por sus tetas hasta llegar a su rajita para comenzar a besarla lo que la hizo delirar y gemir de placer como loca luego el poco a poco con sus dedos comenzó a desflorar su culito lo que la hizo gritar de placer el dolor nunca lo sintió porque era maravilloso lo que estaba haciéndole.

No muy lejos de ellos Darko y se esposa apenas se estaban besando y acariciando aunque eso de manera muy lasciva de pronto Palentus le coloco su enorme pene ente la cara de su espeso quien quedo impactada por su espectacular erección de unos 25 centímetros y era grueso le dijo que se la chupara para aunque ella soñaba con tenerlo dentro de su raja lo hice y comenzó a primero a besarla, luego a lamberla hasta chuparla como si fuese lo mas delicioso que hubiera probado en su vida, luego de un largo rato, Palentus aparto el pene de la boca de su esposa y observo a su hermano como también su esposa ya le estaba dado una buena mamada.

Luego tanto Palentus como Darko le indicaron a sus esposas como colocarme y por fin las penetraron fue maravilloso para ambas mujeres, Dark tenía un pene un poco mayor que su hermano por un cm y se la metía y sacaba una y otra vez así esposa que no dejaba de gemir así estuvieron como por media hora en la que los cuatro gozaron mucho ellas nunca habían sentido tantos orgasmos juntos y cuando ellos les pusieron sus palpitantes miembros en sus bocas para llenarlas de su semilla, ninguna de las dos protesto y se bebió todo lo que broto de los miembros de sus esposos entre gemidos de placer por parte de ellos, los cuatro quedaron rendidos acariciándose y besándose a pocos metros de distancia.

Algunos minutos más tarde de nuevo ellas comenzó a mamársela de nuevo a sus esposos hasta sentir sus penes duros como si fueron dos espadas lo que los hizo de nuevo delirar a ellos de placer cuando ellos sintieron que sus miembros ya estaban listos de nuevo simplemente las pusieron en cuatro patas y las penetraron pero esta vez por su ano ambas gritaron de dolor porque realmente por ahí aun eran vírgenes pero luego que el mete y saca comenzó el placer de nuevo las inundo a ambas hasta que una nueva corriente de caliente semilla de sus esposas les llenaron el interior de sus entrañas.      

Aquella noche continuo entre mete y saca de los miembros de sus esposos, mamadas y lenguas sobre sus miembros como rajitas terminaron los cuatro totalmente agotados para ya más tranquilos quedarse dormido ellas en los brazos de sus esposos aquella maravillosa noche seria inolvidable al amanecer los cuatro se despertaron y Palentus le propuso a Darko un intercambio de esposas le dijo que sería la única vez que podrían hacerlo, Darko luego de consultarlo con su esposa acepto.

A ellos que ellas aceptaran hizo que sus penes quedasen rígido de inmediato, por lo que de nuevo con ellas a cuatro patas las penetraron solo que en esta ocasión Darko penetro a la esposa de Palentus y viceversa, ambos comenzaron con un mete saca que de nuevo lleno aquella habitación de gemidos de placer, aquello continuo hasta que los cuatro gimiendo sonoramente alcanzaron un gran orgasmo simultaneo mientras ellos llenaban de su semilla el interior de sus rajitas.

Por tres meses las dos parejas vivieron un tórrido romance disfrutándose a plenitud hasta que la guerra los alcanzo, el general Flavio regreso con tres legiones dispuesto de una vez por todas a convertir a Altibra en una provincia Romana, el país resistió valerosamente por varios meses hasta que la capital quedo sitiada por completo, los muros resistieron seis meses antes de que por fin cayeron lo que aconteció a continuación fue una orgia de muerte, violaciones y atrocidades por parte de los soldados Romanos sin que hubiese nadie que los pudiera detener, los que no murieron fueron hecho esclavos.

Entre los que quedaron prisioneros fueron Palentus y Darko con sus esposas el general Flavio no se conformo con violar a la que deseaba sino a la otra también frente a sus esposos que solo pudieron ver como sus esposas eran mancilladas por el miembro Romano,  pero luego todos fueron conducidos encadenados a Roma donde el emperador les dio a escoger a Palentus y Darko dos nefastas opciones la primera era ser crucificados con sus esposas o que ambos fueron castrados por completo por ellas para que sus órganos viriles fueran ofrendados a Vesta en cuyo templo permanecerían por el resto de sus vidas.

Para Palentus y Darko aquello fue terrible pero no deseaban ver a su amadas esposas morir tan terriblemente a su lado ambos optaron por ser convertido en eunuco pese que para eso debieran ser cortados por sus propias esposas, ambas parejas fueron separas por 15 días, habían pasado meses desde que Palentus y Darko tuvieron sexo por lo que sus huevos estaban hinchados completamente llenos de su semilla y ambos deseaban correrse con locura pero sus captures se lo impedían en una especia de sádica crueldad sabiendo que pronto nunca podrían volver a correrse en sus vidas. 

Una mañana Palentus y Darko fueron sacados de sus celdas encadenados para ser conducidos por las calles concurridas de Roma por guardias armados una humillación mas para los orgullosos príncipes, fueron conducidos hasta el templo de vespa donde fueron llevados hasta un gran salón con un hermoso mosaico en el piso azul con blanco donde se les ordeno permanecer de pie, algunos minutos más tarde sus esposas desnudas y encadenadas también chorreando semen de sus vaginas visiblemente irritadas que comenzaron a llorar al verlos aparecieron siendo conducidas por el General Flavio de sus cadenas.

-“Pero si son mis viejos amigos los príncipes Palentus y Darko”. Dijo sarcásticamente Flavio.

Sus esposas miraban al suelo incapaces de mirar a sus esposos no fue necesario decirles que habían sido violados por quien sabe cuántos soldados romanos antes de ser llevadas a ese lugar ambos hombres se sentían coléricos con ganas de tomar una de las lanzas de los soldados y matar a Flavio pese a que eso seguramente les costaría la vida no solo a ellos sino a sus esposas lo que en gran medida los detuvo de no hacerlo.

Ambos fueron obligados a arrodillarse frente a Flavio quien luego de unos segundos de verlos dijo.

-“Bueno si desean pedir clemencia este es el momento”. Dijo sonriente Flavio.

Palentus y Darko permanecieron en silencio pese a saber lo que eso significaba, ninguno de los dos deseaba darle a Flavio la satisfacción de verlos suplicando piedad, tras un breve e incomodo silencio Flavio al ver que ninguno de ellos iba a pedir clemencia o se había doblegado enfurecido ordeno.

-“Traigan las dagas ceremoniales”. Ordeno Flavio a sus hombres.

Unos instantes más tarde Flavio le entregaba a cada una de las esposas de Palentus y Darko una pequeña daga muy afilada, diciéndoles algo al oído que ninguno de los dos escucho pero cuando termino en el rostro de Flavio se dibujo una siniestra sonrisa de satisfacción.

Ambas mujeres con una daga en cada una de sus manos se acercaron a sus esposos y sin que Flavio pudiera hacer algo para detenerlas los besaron con pasión, Flavio enfurecido, ordeno.

-“BASTA, MALDITAS PERRAS HAGAN LO QUE SE LES ORDENO”. Grito Flavio.

Sin remedio ambas separaron sus labios de los de sus esposos, pero inclinarse hasta sus miembros viriles para comenzar a masturbarlos hasta que estuvieron medio erectos, momento en que se los metieron a la boca para comenzar a darles una rica mamada.

Para Palentus y Darko aquello fue toda una sorpresa, que los hizo comenzar a gemir de placer, sus penes pronto reaccionaron como se esperaba quedando completamente erectos, no paso mucho tiempo hasta que empezaron a palpitar, señalando que estaban por venirse en ese momento las dos mujeres acercaron las dagas sin que ninguno de los dos lo notaran por debajo de su saco de piel que se balanceaba al ritmo de la mamada, los gemidos se tornaron en un alarido de dolor cuando ellas cercenaron casi de un solo corte las virilidades de sus esposos.

Ambos se llevaron sus manos a su entrepierna, solo para notar que ahí ya no había nada, sus penes aun palpitando quedaron dentro de la boca de sus esposas u sus huevos colgando pegados a sus barbillas por donde la sangre con algo de semen corría en ese momento, ambos se sacaron los miembros de sus esposos convertidos en eunucos desde ese momento para entregárselos a Palentus y Darko que en shock se quedaron viendo reposando en sus mano los que fueron alguna vez sus órganos viriles, ellas les recitaron una oración a Vespa y le dijeron que la repitieran con ellas.

Todos de rodillas repitieron al oración entre algunos jadeos de dolor de Palentus y Darko entre palabra y palabra, mientras recitaban la oración las entrepiernas ahora vacías de ambos sangraban sobre el pulcro mosaico del piso, sus miembros cercenados también sangraban pero los cuatro lograron a duras penas repetir la oración dicha ante las risas y mirada de victoria sádica de Flavio quien antes de marcharse dijo.

-“Espero que disfruten su vida como eunucos y esclavas del templo”. Dijo Flavio.

Luego se marcho con sus hombres apenas lo hizo,  Palentus y Darko dieron un gran grito.

-“NOOOOOOOOOOOOOO”. Gritaron ambos.

Para momentos después desmayarse mientras intentaban pegar sus genitales a sus entrepiernas aunque por supuesto era imposible ya volverlos a tener unidos a sus cuerpos. Por su parte sus esposas los atendieron por los próximos 15 días en que delirantes estuvieron al borde de la muerta por la alta fiebre que los ataco, por fortuna lograron recuperarse lentamente, lloraron mucho junto a sus esposas.

Ambas parejas vivieron el resto de sus vidas en el templo ellos como eunucos y ellas como esclavas al servicio de las vírgenes del templo nunca salían al exterior irónicamente al morir recibieron un entierro digno de un rey mientras que Flavio murió en desgracia obligado a cometer suicidio para que su familia no perdiera la poca fortuna que aún le quedaba, sus hijos sin embargo fueron vendidos poco después como esclavos y castrados, el linaje de Flavio murió con sus huevos y de él ni el recuerdo queda en la historia.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

OH MI 16 CUMPLEAÑOS

Tengo un pene muy pequeño en verdad muy diminuto. Más bien debo decir, que tenía un pene muy pequeño. Sucedió en mi cumpleaños número 16 ahí fue donde mi vergüenza acabo para siempre lo mismo que mi virilidad......


OH MI 16 CUMPLEAÑOS
Tengo un pene muy pequeño en verdad muy diminuto. Más bien debo decir, que tenía un pene muy pequeño. Sucedió en mi cumpleaños número 16 ahí fue donde mi vergüenza acabo para siempre lo mismo que mi virilidad.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [PEQUE]


Categoria: Adolescente      Autor: Organman95





Tengo un pene muy pequeño en verdad muy diminuto. Más bien debo decir, que tenía un pene muy pequeño. Sucedió en mi cumpleaños número 16 ahí fue donde mi vergüenza acabo para siempre lo mismo que mi virilidad...

Cuando estaba creciendo, mi familia no eran exactamente nudistas por así decirlo, pero no teníamos ningún problema en caminar desnudos delante de nosotros en la casa. No era nada para cualquiera de nosotros desnudarse en algún momento del día y estar desnudos casi siempre en la casa. El problema se presentaba cuando teníamos amigos o visitas en la casa. Más bien, cuando mi hermana menor (que tenía 12 años por ese entonces) o yo traíamos amigos a casa. Mamá y papá siempre estaban vestidos cuando había compañía. Mi hermana y yo normalmente lo estábamos, pero siempre deseando estar desnudos frente a los amigos del otro solo para hacerlos sentir incómodos de cualquier manera posible.

Así que, ahí estaba, era la mañana de mi cumpleaños número 16. Por lo general, duermo desnudo, así que camino al baño para una ducha de esa manera. Cuando termino camino de regreso a mi cuarto después de que me haya secado, todavía desnudo. Recuerde, no había problemas con eso en mi casa. Por lo que termine de ducharme me vi en el espejo y así desnudo camine por el pasillo el corto trayecto hasta mi habitación, a la entre sin prestar mayor atención a la habitación de mi hermana, tampoco cerré mi puerta, mientras me secaba el cabello en mi habitación

Pero ese día, mi hermana tenía otros planes nada buenos para mí o mi virilidad que estaba desnuda con mi gran mata de vello húmeda. Ella me siguió hasta mi habitación sin que me diera cuenta, luego cerró la puerta y la cerró con llave de un fuerte portazo. Fue ahí que me di la vuelta y la vi que estaba ahí parada en la puerta reciente cerrada completamente vestida, "Hey Rachael, ¿qué está pasando? ¿Por qué cerraste la puerta? Y ¿Por qué estas vestida hermanita?"

Aquello era tan extraño como un eclipse solar, por lo general ella siembre vestía en la casa tan solo una péquela tanga de esas que se pierden entre las nalgas, me encantaba verle sus lindas nalga paraditas ya en crecimiento, además de sus lindo pechos que ya habían brotado en su pecho y formaban dos pequeños pero suculentos senos, mi hermana era una delicia aunque este mal en decirlo creo que en secreto la deseaba.

Pero de pronto ella dijo de forma nada dulce como era su costumbre.

"Cállate, estoy hablando ahora, y escucharás lo que tengo que decirte, estoy cansada de que estés desnudo cuando mis amigos vienen a casa, siempre haces todo lo posible para empujar tus caderas hacia ellos, no sé porqué, para mostrar tu pene es de solo dos pulgadas de largo cuando esta duro y suave, ni siquiera puede verse la maldita cosa entre toda esa mata de vello que tiene ahí en la entrepierna que me da asco de solo verla. Me da vergüenza que hagas eso no sabes cómo me avergüenzo de tener un hermano con un pene más pequeño que mi dedo pequeño.

Ella no está inventando ni exagerando nada de lo que me dijo de hecho todo era la cruda verdad. Realmente era de ese tamaño e incluso creo que un poco menos. "Y mira tú escroto, realmente no tienes uno, ¿lo cortaron al nacer y por eso es que tu pene es tan pequeño?" ella dijo.

"Pero..."

"No, no he terminado contigo, sé que todavía eres virgen, y seguramente siempre lo serás, no hay posibilidad de que alguna vez tengas esa pequeña cosa cerca de una vagina, ninguna chica quería tener sexo con esa pequeñez. Mientras continúa su humillación, mi pequeño amigo se queda más duro que nunca, por alguna razón sus palabras me excitaban pese a que era bastante humillante escuchar eso de mi propia hermana.

-Lo siento, Rachael, puedes parar, honestamente lo siento tratare de no volverlo a hacer, ahora déjame que me vista trate de tomar mi trusa (slip) que estaba colgando de la cerradura de la puerta pero ella desbloqueo mi puerta, obstruyéndome el paso. Lo que fue una clara muestra que aun no terminaba. Ella camina hacia mí hasta quedar justo a un paso de donde estaba.

"Esta pequeñita cosita insignificante no te sirve de nada, y ni siquiera sabes que está ahí la mayor parte del tiempo. Te veo sentarse a orinar todo el tiempo. Nunca lo has hecho parado y apuntado a la tasa un sol día en tu vida de acuerdo a Mamá y papá. Por lo tanto, voy a cuidar de esto, es mi regalo de cumpleaños para ti. Es lo mejor ya que nunca obtendrá placer en tu vida es mejor que lo disfrutes hermano ya que no se repetirá nunca más.

Estaba pensando que tal me iba a dar una rica mamada o algo como eso, quizás incluso dejarme que la penetre. Aquello supe que era un error más allá toda equivocación de solo pensar en ello, pero bueno luego pensé, era mi cumpleaños. ¡Qué demonios! ¿Por qué no?

"OK, si tienes ese gran regalo de cumpleaños, ¿dónde está?" Pregunte.

"¡AQUÍ!" Ella grito.

Y con un movimiento rápido, pero casi como en cámara lenta por lo menos para mí, antes de que pudiera reaccionar, sacó una afilada tijera de su bolsillo, agarró mi pene, lo extendió con una de sus pequeñas y suaves manos para luego cortarlo casi desde la base. No quedo absolutamente nada cuando ella termino de cercenarlo.

"Feliz Cumpleaños, pedazo de mierda" dijo, y rápidamente abrió la puerta y salió corriendo. Yo la seguí gritando, la sangre sorprendentemente sólo ligeramente goteaba de mi entrepierna. ¡Vuelve aquí, devuélveme mi pene, se puede salvar y volver a coser! Le grite a ella.

"No" ella dijo, "¡No tendrás nada entre tus piernas desde este momento!" Y ella lanza mi pene pequeño a la licuadora y lo enciende, cortándolo en pedazos más pequeños y más pequeños, destruyéndolo por completo en un instante.

Cuando miro en shock, en parte por la herida sangrando, el dolor, y viendo que mi pene fue hecho carne molida, al parecer, brevemente vi a mis padres corriendo a ver lo que está pasando como yo finalmente se desmaye...



Historia Original aquí.




Autor: Organman95       Traductor: DarkSoul

OPORTUNIDAD PERDIDA DE EMBARAZARLA

Con el fin de promover una población masculina con rasgos sexuales más deseables para las mujeres, como resistencia, había un concurso entre todos los hombres seleccionados en la lista. Los hombres eran parados desnudos y cada hombre debía masturbar su número opuesto. El que se corriera primero, perdía la oportunidad de embarazar a su esposa y el otro hombre tendría relaciones sexuales con la esposa del perdedor......


OPORTUNIDAD PERDIDA DE EMBARAZARLA
Con el fin de promover una población masculina con rasgos sexuales más deseables para las mujeres, como resistencia, había un concurso entre todos los hombres seleccionados en la lista. Los hombres eran parados desnudos y cada hombre debía masturbar su número opuesto. El que se corriera primero, perdía la oportunidad de embarazar a su esposa y el otro hombre tendría relaciones sexuales con la esposa del perdedor. Pero si el hombre se corría antes de los tres minutos es castrado.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA]


Categoria: Hetero      Autor: Chastebob





Mi esposa, Wanda, y yo estábamos en nuestros tempranos treinta y quería tener un hijo. Decidimos que en su siguiente ciclo intentaríamos hacerla quedar embarazada. En nuestra pequeña comunidad post-desastre, el embarazo era un acontecimiento muy especial y no algo de tratarse casualmente. No podíamos expandir nuestra población más allá de nuestra capacidad de alimentarnos, y no podíamos permitir que nadie se criara si se conocían defectos en su genética u otros atributos que se consideran menos deseables. Al no tener defectos conocidos en nuestro ADN y ser capaces de proveer para un niño, se nos aprobó probar, y poner nuestros nombres en la lista.

Desde el Desastre, las mujeres fueron las principales responsables de estos asuntos. Nuestra sociedad no tenía la capacidad de fabricar los medicamentos, especialmente los anticonceptivos, que antes estaban disponibles. Por lo tanto, el sexo penetrativo (o el sexo vaginal como a los hombres les gusta llamarlo) sólo se permitía en los cinco días antes del período de una mujer y durante cinco días después de su inicio, pero en ningún caso más de 10 días. Tener sexo penetrativo durante el resto de su ciclo era arriesgarse a un embarazo no autorizado. Se terminaron los embarazos no autorizados. Un segundo embarazo no autorizado resultaba en la castración del varón. En realidad, el macho podía ser castrado por un primer embarazo no autorizado si se podía probar (generalmente a través del testimonio de la esposa) que hubo coito en la ventana prohibida del tiempo. Una mujer obligada a terminar un embarazo no debía ser invocada para cubrir a un hombre que la presionó para tener sexo fuera de la ventana permitida. Como se pueden imaginar, una esposa con un ciclo regular era muy apreciada. Si ya había un embarazo no autorizado se sorprendería de cómo muchos hombres aprendieron a apreciar el sexo vaginal durante su período.

Ser seleccionado no era suficiente. Con el fin de promover una población masculina con rasgos sexuales más deseables para las mujeres, como resistencia, había un concurso entre todos los hombres seleccionados en la lista. Los hombres eran parados desnudos y cada hombre debía masturbar su número opuesto. El que se corriera primero, perdía la oportunidad de embarazar a su esposa y el otro hombre tendría relaciones sexuales con la esposa del perdedor, así como la suya. Aunque nadie puede recordar la última vez que tuvo que ser invocada, había una regla “cualquier hombre que se corriera antes de la marca de tres minutos era castrado”.

Wanda pensó que sería romántico, así como mejorar nuestras posibilidades de embarazo si nos excitábamos hasta el borde del orgasmo durante las dos semanas que precedieron a su noche más fértil pero sin venirme. Estuve de acuerdo y ella también dijo que no me masturbara por mi parte para asegurar una buena carga de esperma.

Cuando por fin llegó la noche había otras tres parejas que habían ganado el sorteo y cuya noche más fértil coincidía con la nuestra. Yo estaba frustrado y tenía mis huevos azules, pero al menos pronto terminaría y podría venirme. Estábamos emparejados con Lisa y su marido Joe. Ya tenían un hijo pero deseaban un segundo. Joe había codiciado abiertamente a mi esposa durante años, pero ella simplemente lo descartó como diversión lúdica y disfrutó de la atención.

Había una atmósfera de fiesta en el Concurso, después de todo eso era un evento especial donde una vida nueva y preciosa podría comenzar. Las bebidas se servían, aunque los hombres compitiendo tendían a evitar el alcohol. El concurso estaba abierto a todos los que habían entrado en el sorteo para esa semana, que en este caso ascendía a alrededor de otras cuatro parejas. Alrededor de una hora en la noche me di cuenta que Joe coqueteaba con mi esposa y ella ya estaba bastante borracha y riendo.

Fue cuando se anunció que debíamos prepararnos para el Concurso. Primero todos debíamos desnudarnos por lo que nos despojamos de los calzoncillos y las mujeres los sujetadores y las bragas (calzón), incluso apenas ahí observando. Me estaba volviendo loca, ya que todas se veían geniales. Mi pene empezó a endurecerse y mis huevos empezaron a doler por la falta de alivio de las últimas dos semanas. Cada pareja comenzó a estrecharse con su cónyuge y conseguir que se excitara. Wanda y yo estábamos juntos, al igual que los otros. Ver a todas estas parejas jugando entre sí era un verdadero deleite. Después de unos 30 minutos de eso, era la hora del Concurso.

Los cuatro hombres que competíamos nuestras esposas lentamente nos masturbaron para conseguirnos buenas y duras erecciones. Me di cuenta de que mi esposa mirando el pene de Joe que era al menos dos veces más grande que la mía. Un par de veces tuve que darle una señal a Wanda para que se ralentizara o ella iba a llevarme justo al borde. Entonces era hora de que lo hiciera, Joe se arrodilló frente a mí con su pene a media asta, la mía estaba todavía completamente erguida. Los esparcidores de tobillo se colocaron en cada uno de los hombres que competían. Ahora estaba arrodillado como los otros hombres con las rodillas separadas. Nuestras manos izquierdas estaban esposadas detrás de nuestras espaldas a la barra en nuestros tobillos. Nuestras esposas tomaron posiciones detrás de nosotros, para que el otro hombre pudiera ver lo que podría conseguir si ganaba. Entonces mi pene saltó cuando vi que Lisa tenía una vagina genial, oscura y espesa. Quería ganar para poder penetrarla. Estaba seguro de que tenía suficiente esperma para cuidar tanto de mi esposa como de Lisa.

Ellas nos dejaron oler sus vaginas, que peligrosamente aumentó mi excitación. Las reglas fueron explicadas, y empezamos a tirar de los penes del otro. Fue entonces cuando me di cuenta de que no había manera de que pudiera durar mucho tiempo con mis huevos azules colgando entre mis piernas. La constante abstinencia de las últimas dos semanas, estaban siendo una mala idea. Me preocupaba que mi esposa pudiera quedar embarazada de Joe en vez de mí. Joe tenía una sonrisa arrogante como si supiera que iba a ganar. Joe se acercó y agarró mis huevos para apretarlos.

"¡Estás realmente lleno! Apuesto a que puedo drenar tus huevos en menos de un minuto", dijo.

Él tomó mi pene de 5 pulgadas en su mano y me estaba masturbando rápido. Estaba por mi parte masturbando su pene tan rápido como pude, pero no parecía estar teniendo tanto efecto en él. Sus huevos estaban rebotando en el dorso de mi mano; Mis dedos no podían siquiera tocarse al rodear su pene, que era muy grueso. Miré a los otros dos y ellos se estaban masturbando lentamente entre sí sin prisa para hacer que se vinieran uno al otro. Mis miedos se hacían reales; Si no conseguía que Joe se viniera rápido perdería la oportunidad de embarazar a Wanda. A menudo el ganador de estos concursos penetraba a su propia esposa primero. Eso significaría que la segunda eyaculación podría contener significativamente menos espermatozoides maduros y viables. En cuyo caso la esposa del perdedor no podría quedar embarazada, dejando la puerta abierta para la reaplicación en otro mes. Joe me rompió esa esperanza; Él se echó a reír al sentir que mi pene latía.

"No sirve de nada, hombre, vas a venirte antes que yo. Y como ya tenemos un hijo, ¡voy a hacerlo primero con tu esposa!

Estaba tratando de pensar en otra cosa que no fuera venirme. Mi esposa vino y frotó mi espalda.

-"Aguanta a bebé no te venga”. ¡No puedes venirte! Se supone que es nuestra noche especial.

Estaba sudando y Joe me estaba sacudiendo muy duro. Estaba inclinado hacia atrás en mi mano esposada causando dolor, tratando de no venirme. Joe cambió sus movimientos, moviendo su mano rápidamente, sus dedos frotados justo sobre la cabeza de mi pene. Lisa se quedó mirando mi esfuerzo y abrió ligeramente sus piernas, dándole una mirada a sus encantadores labios vaginales que asomaban fuera de su arbusto grueso. Miré a mi esposa y ella tenía una mirada de shock en su cara con su mano sobre su boca. Entonces supe porque; Golpeé con mi semen de dos semanas todo mi pecho y Joe apuntó mi pene que chorreaba a mi cara y algo me golpeó en la boca. Solo salieron 2 chorros cuando Joe dejó mi pene. Fuera de la frustración agarré mi pene para extraer el resto de  la carga por mí mismo. Cuando la última gota goteó, todo el mundo estaba en un silencio aturdido. Podía oír a los otros dos hombres que aún se masturbaban para determinar el ganador en su emparejamiento, pero ¿por qué todo estaba tan tranquilo? Entonces oí el 'ding' del temporizador de tres minutos.

Uno de los otros hombres llegó poco después del cronómetro, pero lo peor que le puede pasar es criar al hijo de otro como tuyo. Intenté convencerlos de que no me cortaran los huevos diciendo.

"¡Fue un accidente! ¡No me pude contener! Normalmente duro más que esto. Diles, cariño", le dije implorando a mi esposa que hablara. Pero ella permaneció en silencio, atónita, incrédula, incapaz de decir nada.

Me levantaron y me pusieron sobre una mesa con mis piernas extendidas y encima de mí. Me afeitaron con una maquinilla de afeitar recta, que solo agregó al factor miedo. Mi esposa salió de su aturdimiento el tiempo suficiente para decir que lo sentía, pero ella retrocedió para estar junto a Joe. Ella tomó su polla en su mano y lentamente lo masturbó.

Cuando vi el escalpelo mi pene se puso duro otra vez, sin duda porque una vez no fue suficiente para dejar que toda la acumulación de esperma saliera de mis huevos. Nuestro médico de la ciudad, Abigail, se dio cuenta.

"Parece que alguien podría estar esperando ser castrado", dijo con una pequeña carcajada.

"Por favor, no hagas esto. ¡POR FAVOR! Yo retiro nuestra petición. "Estaba llorando lágrimas de verdad.

"Hasta Ahora", dijo Abigail, "no es así como funcionan las reglas". Ella tomo mi escroto y rápidamente hizo dos cortes de 1 pulgada a cada lado. Yo grité tanto por el choque como por el dolor, las pequeñas rendijas no dolían demasiado. Luego tomó un pequeño par de pinzas metálicas y metió la mano dentro de mi saco y sacó mi tuerca izquierda. Ahora estaba gritando por el dolor. Se puso en el lado de mi bolsa colgando unos 2 pulgadas hacia abajo. Luego sacó mi testículo derecho y palmeó mi saco vacío. Ella se rió, "Me encanta una gran bolsa vacía entre las piernas de un hombre". Abigail ató las cuerdas a los dos testículos y dio un paso atrás para que todos pudieran ver.

Miré a mi esposa. Joe estaba doblando lamiendo su vagina mientras ella jugaba con su gran pene. Abigail entregó las tijeras a mi esposa y le mostró dónde cortar. Mi esposa se acercó y casi en trance cuidadosamente cortar mi testículo derecho. Hubo más dolor y gritos. Cayó sobre la mesa y rodó un poco, vi el esperma que salía del cordón cortado. Entonces mi esposa entregó la tijera a Joe, en lo que solo puedo asumir fue un movimiento ritual. Joe sonrió y tomó la tijera, se acercó a mí para agarrar mi erección.

"Sabes, este pequeño pene tuyo nunca mereció estar en una mujer tan hermosa como tu esposa", dijo.

Apretó la tijera rápidamente, cortando mi testículo restante a la mitad. Sentí dolor en mi estómago, 10 veces peor que el peor golpe en mis huevos que jamás había sentido. Grité y pateé rápidamente cortó el resto de mi testículo. Miré hacia abajo a mi escroto vacío estaba plano y flotaba alrededor mientras luchaba. Oí a mi esposa gemir y miró a verla ya todos los demás masturbándose mientras me veían perder mi virilidad. Abigail limpió la sangre y puso un poco de desinfectante alrededor de la herida y cosió mi escroto. Me desataron y me llevaron a un sofá para descansar. Cuando me senté, mi saco estaba plano y mi flácido pene descansaba sobre él.

Joe llevó a mi esposa a la otra habitación, mientras yo me sentaba con los otros. Los oí tener sexo y estaba celoso y frustrado, pero tan desgastado emocional y físicamente que ni siquiera podía moverme. Vi a las otras parejas tener todas las formas de sexo excepto la penetración delante de mí. Una de las mujeres quería sostener mi saco vacío. Yo estaba más allá de la humillación.

Más tarde mi esposa salió con esa mirada alegre y se sentó a mi lado. Ella me besó.

"Lo siento mucho si nuestra preparación le hizo difícil aguantar. No tenía ni idea. Pero... "hizo una pausa insegura cómo seguir," bueno, el que perdieras me permitió saber lo que un pene grande podría hacer por mí. Y tengo que decir, me alegro de haberlo descubierto. Y estoy seguro de que voy a quedar embarazada, así que tendremos la familia que queríamos".

Ella tenía razón. Ella concibió esa noche. Después de que me curé, podía tener erecciones con mucha estimulación, pero cuando tenía cinco o seis meses de embarazo, no podía conseguirlo sin importar qué hiciera. Fue entonces cuando empezó a ver a Joe por sexo cada vez que sentía que necesitaba alguna penetración. Al principio, en secreto, esperaba que se descuidaran y lo hicieran fuera de la ventana permitida para poder ser castrado también. Incluso me sentía a veces resentido con Wanda cuando me imaginaba que sabía qué efecto tendría en mí no dejarme venir antes del Concurso. Pero ahora ya he pasado todo eso.

He encontrado una paz y una calma que nunca supe que podría tener. Amo cuidar de nuestro hijo. Estoy incluso orgulloso de que parece tener la dotación de su padre. Bien por él. Un buen padre siempre quiere lo mejor para sus hijos.




Historia Original Aquí.





Autor: Chastebob       Traductor: DarkSoul

ORDENES DEL SULTÁN

Selim al sawen era el soldado más aguerrido del sultán Akbar pero tenía una debilidad las mujeres su fama como indomable solo era superada por la fama de su portentosa virilidad que era bien conocida por las mujeres del reino, siendo negro era bien dotado con un pene enorme grandes huevo y un físico que hacia derretir a las mujeres sobre todo por su supremo par de algas firmes, paradas y redondeadas que el montar a caballo combinado con todo el esfuerzo físico le habían dado......


ORDENES DEL SULTÁN
Selim al sawen era el soldado más aguerrido del sultán Akbar pero tenía una debilidad las mujeres su fama como indomable solo era superada por la fama de su portentosa virilidad que era bien conocida por las mujeres del reino, siendo negro era bien dotado con un pene enorme grandes huevo y un físico que hacia derretir a las mujeres sobre todo por su supremo par de algas firmes, paradas y redondeadas que el montar a caballo combinado con todo el esfuerzo físico le habían dado. Sin embargo estaba pronto a sufrir el peor castigo que un hombre tan viril como el podría sufrir.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [VIOLACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Selim al Sawen era el soldado más aguerrido del sultán Akbar pero tenía una debilidad las mujeres su fama como indomable solo era superada por la fama de su portentosa virilidad que era bien conocida por las mujeres del reino, siendo negro era bien dotado con un pene enorme grandes huevo y un físico que hacia derretir a las mujeres sobre todo por su supremo par de algas firmes, paradas y redondeadas que el montar a caballo combinado con todo el esfuerzo físico le habían dado, pero todo eso estaba por acabarse para él.

Aquella noche todo era un caos en el palacio real con los guardias corriendo por todos lados buscando al intruso que perturbo con su presencia el harem real, un eunuco había dado la alarma y desde ese momento el destino Selim quedo marcado quien no pudo huir como tenía planeado cuando su ruta de escape quedo bloqueada por los guardias tuvo que luchar para tratar de huir pero aunque era el mejor usando la espada los guardias estaban bien entrenado y eran muchos pronto fue sometido por ellos para luego ser llevado ante la presencia del sultán donde tuvo que ser testigo de la implacable justicia del monarca.

Selim llego al pateo de ejecuciones justo cuando el pesado alfanje del verdugo cayó sobre el precioso cuello de Yadira la preferida del sultán y la mujer con la que estuvo esa noche, no pudo hacer nada para salvarla solo pudo limitarse a ver su decapitación, Selim esperaba correr el mismo destino que su amada Yadira, cuando fue obligado a arrodillarse frente al sultán, pero estaba determinado a no pedir clemencia, su orgullo de bravo guerrero se lo impedía, el sultán miro a Selim por unos segundos y luego dijo.

-“Llévenlo a Yago él sabe que es lo que debe de hacer con este traidor”.

Selim al escuchar la sentencia y sabiendo lo que ser mandado con Yago significaba se arrojo a los pies del sultán para clamar clemencia, para implorar que lo ejecutara que era mejor que lo que le esperaba pero el sultán se marcho sin voltear o hacer caso de la suplicas de su bravo soldado mientras era llevado a rastras luchando con todas sus fuerzas a las mazmorras del palacio para ser entregado al Yago el castrador oficial del reino quien debía convertir al bien dotado Selim en un eunuco para el resto de sus días.

Selim suplicando a gritos con la falsa esperanza de poder ser escuchado por el sultán fue llevado hasta la mazmorra de Yago donde fue despojado de toda su ropa para dejarlo completamente desnudo, luchando le fueron colocados grilletes en sus muñecas de las que pendían cadenas, su cuello fue aprisionado  en un armazón de fuerte madera anclada firmemente al suelo, un fuego abrazador se sentía a algunos metros detrás de Selim, su escroto fue perforado para colocarle un anillo que luego fue sujetado con una delgada pero fuerte cuerda a un anillo al suelo, para rematar sus brazos fueron alzados por detrás en alto con ayuda de las cadenas.


** ** ** ** ** ** **

Selim quedo inmovilizado por completo antes de írselos guardias le insertaron el mango de un plumero en su ano, que completo la humillación de Selim, al escuchar las risas de los guardias que en burla de dijeron “Disfruta de el corte dicen que es muy erótico”, para luego irse entre fuertes carcajadas dejando al bravo Selim luchando con todas sus fuerzas por liberarse pero pese a su gran fuerza que de nada sirvió pues no pudo liberarse por más que lo intento hasta quedar extenuado jadeante.

Como a la hora que Selim ya sin fuerzas para tratar de liberarse que fue dejado en aquel lugar escucho abrirse una pesada puerta para luego cerrarse, escucho pasos detrás de él, acercándosele, no tardo en escuchar una potente voz masculina que dijo en un tono de burla pero al mismo tiempo en un tono muy serio.

-“Vaya nunca pensé ver a alguien tan famoso por este lugar”.

Selim se estremeció no solo al escuchar aquella voz sino al sentir unas manos ásperas que comenzaron a amasar y acariciar sus fuertes como magnificas nalgas negras.

Selim dio un grito de dolor sin que lo pudiera contener cuando el hombre detrás de él que apenas llevaba algo encima de su musculoso cuerpo negro también, apenas para cubrirle sus grandes huevos y pene, le arranco sin consideración alguna el plumero firmemente insertado en su ano, cuyo esfínter comenzó a palpitar como si fuese una boca sin dientes jadeando por aire, que hizo reír al hombre mientras para el horror de Selim este se despojaba de su única prenda para revelar su imponente cuerpo completamente desnudo, para luego volver a hablar.

-“Bueno creo que un poco de diversión antes del deber no estaría mal”.

Dijo Yago al tiempo que comenzó a restregar su enorme erección de 32 cm entre las magnificas nalgas de Selim quien trato de cerrarlas para evitar ser mancillado por aquella tremenda erección que sentía le quemaba sus nalgas de lo caliente que estaba, de pronto Yago aparto su enorme pene de entre sus nalgas lo que lo hizo respirar aliviado pero ese alivio duro poco pues pronto sintió las ásperas manos de Yago separando con brusquedad y fuerza sus bellas nalgas para que él comenzara a pasar su lengua entre sus abiertas nalgas.

Yago estuvo haciendo esto unos 5 minutos pasando su lengua por entre sus nalgas de Selim mientras luchaba con desesperación, Selin se lleno te terror cuando de nuevo sintió su ardiente pene entre sus nalgas trato de cerrar sus pero Yago se lo impidió finalmente de golpe introdujo su pene en su culo los ojos de Selim casi salen disparados de sus orbitas al tiempo que dejo escapar un grito, de dolor pues aquello fue casi como ser empelado vivo, el dolor era muchísimo para el virgen ano de Selim.

-¡No, No! Déjame no quiero ser tu puta, maldito pervertido ¡TE MATARE LO JURO POR ALÄ!

Le dijo Selim mientras intentaba soltarse inútilmente ya que además que Yago era muy fuerte estaba muy bien sujeto con cadenas, en su cuello y con las manos de Yago en la cintura para evitar que pudiera escapar. Yago siguió metiéndomela hasta que sus enormes testículos peludos tocaron las firme nalgas de Selim pero solo para que él comenzara a sacársela casi completa, haciéndole sentir un dolor horrible como nunca antes a Selim.           

Yago no tardo en comenzar a bombear el culo de Selim a todo lo que podía hacerlo, Selim no pudo evitar empezar a llorar de dolor, también le dieron por alguna razón unas ganas impresionantes de cagar, Selim se mordía los labios para no gritar no quería darle ese gusto a Yago, sin embargo ya no le dolía tanto incluso comenzó a producirle placer el estar siendo violado de esa forma tan brutal, Selim tuvo que contener las ganas de gemir como una mujer que es en lo que Yago lo estaba convirtiendo muy a su pesar.           

- ¿Te gusta no?  Pregunto Yago mientras reía y jadeaba sin dejar de penetrar a Selim.   

-¡No MALDITO TE MATARE! Dijo Selim agitadísimo.

Mientras sentía como Yago empujaba más su enorme erección dentro de sus entrañas, que para ese momento sentía su glande le llegaba a su estomago, Yago estuvo un buen rato así bombeando su culo con mucha fuerza, aplastando sus testículos en cada embestí con sus nalgas, hasta que finalmente se vino dentro de Selim sin decir una palabra simplemente gruño mientras su ardiente leche viril inundo el interior de Selim que al sentirse inundado solo pudo gritar de rabia y enojo.

-“¡NOOOOOO, TE MATARE, TE MATARE!” 

Cuando Yago retiro su enorme pene del interior de Selim pudo notar que tenía sangre y mierda saliendo de su bien abierto culo que palpitaba con fuerza mientras Selim no dejaba de luchar para tratar de soltarse, de pronto de nuevo escucho la voz de Yago.           

-“Vaya si que me ver salir mierda y sangre, me gusta mucho, me gusta desvirgar culos vírgenes como el tuyo”.

Selim solo escupió en señal de repudio y asco ante el comentario humillante de Yago quien se agacho para ponerse de rodillas detrás de Selim para de nuevo abrirle sus nalgas para decirle. 

- “¡Voy a limpiarte!”         

Casi al mismo tiempo Yago comenzó a succionarle el culo a Selim, que hizo que sus piernas temblaran mientras su culo seguía palpitando sintiendo la boca de Yago succionándolo, Selim pudo notar que saco el semen de su culo y se lo trago, lo que le hizo sentir un terrible humillación con coraje en verdad iba a matar a ese bastardo a la primera oportunidad que tuviese, cuando Yago termino de succionar su culo de dio una fuerte nalgada y con eso se puso de pie para ir hasta el fuego para tomar un cuchillo curvo que brillaba intensamente para regresar a donde estaba Selim con él en su mano.


** ** ** ** ** ** **

Cuando Selim sintió como una de las manos de Yago tomo su gran escroto se agito pero no comenzó a luchar con mucha fuerza hasta que no sintió el calor proveniente del cuchillo curvo acercarse a su bolso de piel, fue entonces que Selim en tono suplicante comenzó a decir gritando.

-“NO, NO SI NO LO HACES TE PERDONARE LA VIDA”
-“NO NO, ¡NO QUIERO SER UN EUNUCO NOOOO!”
-“¡ALTESA, ALTESA POR FAVOR PIEDAD!”
-“EJECUTEME, DEJEME CIEGO PERO NO EUNUCO, ¡NO POR FAVOR!”

Yago dejo que Selim gritara todo lo que quiso hasta que se canso de gritar y luchar, cuando el cuerpo de Selim ya no tenía fuerza alguna para seguir luchando con la muy bien afilada punta del cuchillo curvo aun muy caliente rasgo el escroto de Selim realizando un profundo corte desde la parte alta hasta la parte baja, cauterizando mientras cortaba la herida por lo que hubo muy poca sangre, luego exprimió el abierto bolso de piel que hizo que ambos testículos de Selim brotaran de su interior.

Sentir sus testículos por primera y única vez en su vida fuera de su bolso de piel negro hizo que Selim de nuevo renovara sus esfuerzos por soltarse por liberarse y poder salvar su virilidad en eminente riesgo de llegar a su fin pero antes de que pudiera hacer algo para tener a Yago este con una mano tomo a ambos testículos, para cortar los conductos que los unían al cuerpo de Selim en ese justo momento, su pene duro como nunca antes lanzo una última carga en verdad espectacular.

Pero cualquier placer que aquella gran venida le pudo dar a Selim fue opacada por completo por el terrible dolor que la pérdida de sus testículos le producía en ese momento, Selim apenas dio un gran grito y luego perdió el sentido por el dolor.


** ** ** ** ** ** **  

Selim se despertó encadenado con su entrepierna vendada, en un carro prisión con otros hombres rumbo a un mercado de esclavos donde seria vendido al mejor postor cuando le pregunto a uno de los guardias que pasaba solo le dijo.

-“Esas fueron las Ordenes del Sultán”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

OFICIAL DE SELECCIÓN

Me sentí algo aliviada cuando descubrí sobre el viejo escritorio tan solo cuatro carpetas estaban tan sorprendida que le pregunte al guardia si aquello era una broma pero él me respondió que no lo era, bien no tarde mucho en leer los expedientes para cuando le dije al guardia que hiciera pasar al primero de los cuatro era el medio día......


OFICIAL DE SELECCIÓN
Me sentí algo aliviada cuando descubrí sobre el viejo escritorio tan solo cuatro carpetas estaban tan sorprendida que le pregunte al guardia si aquello era una broma pero él me respondió que no lo era, bien no tarde mucho en leer los expedientes para cuando le dije al guardia que hiciera pasar al primero de los cuatro era el medio día. Aquel seria un grandioso día en la que obtendría mucho placer.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PRISIÓN]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Lunes principio de mes es uno de mis días más ajetreados de todos los meses, verán me llamo Lola y tengo 40 años desde hace 20 años trabajo para el ministerio de reproducción, ha cerca de un siglo  a finales del siglo XXI se aprobó una ley que sentenciaba a los menores que cometían, robo, asalto con arma de fuego, lesiones o daños en estado alcohólico o drogado a ser castrados si la oficial de selección así lo determinaba, los violadores y asesinos eran castrados en automático luego de su juicio donde se les declaraba culpables de dicho delito.

Por cuestiones prácticas dicha selección de quien será castrado o no se lleva a cabo cada primer día del mes o laborable del mismo, mis compañeras y yo dejamos el trabajo de oficina por un día para ir hacia los diferentes centros de retención juveniles hoy me tono en suerte uno de mis preferidos el centro de reclusión de menores No. 6, verán este centro es mi preferido porque a este son enviados los delincuentes menores de edad mejor desarrollados físicamente por alguna razón casi todo ellos ya tienen cuerpos de hombres con sus genitales igualmente desarrollados.

Caso contrario ocurre en otros centros de retención en donde los que son enviados a ese lugar aun son chicos adolescentes casi niños, pero a la que me dirijo hoy no es el caso, casi todo los internos parece hombres jóvenes de entre 20 y 21 años aunque en realidad apenas superen los 17 años la gran mayoría, son las 11 de la mañana cuando me presento en el lugar los guardias me conocen y saben para lo que estoy ahí, me dejan pasar sin mayores problemas hasta el área donde llevare a cabo la revisión, para eso me cambio de ropa.

Para mi labor uso ropa tipo quirúrgica, una camisola holgada de color azul oscuro sin nada de debajo, también me coloco un pantalón del mismo color también holgado sin nada debajo me remuevo de toda mi ropa interior desde la primera vez que hice aquel trabajo comprendí que era lo mejor, uso una sandalias ligera y me coloco mi gafete que me acredita como oficial de selección, luego me siento frente a un escritorio donde me doy a la tarea de leer cada uno de los expedientes de los adolescentes que voy a inspeccionar ese día.


** ** ** ** ** ** **

Me sentí algo aliviada cuando descubrí sobre el viejo escritorio tan solo cuatro carpetas estaban tan sorprendida que le pregunte al guardia si aquello era una broma pero él me respondió que no lo era, bien no tarde mucho en leer los expedientes para cuando le dije al guardia que hiciera pasar al primero de los cuatro era el medio día; el primer chico era alto de cabello negó delgado y con una mala actitud él no estaba nada conforme por tener que pasar por esa prueba, casi de inmediato le pedí que se desvistiera.

Pronto el quedo solo en ropa interior pude notar su piel bronceada con su abdomen marcadito, piernas y brazos atléticos sin nada de vello en su torso con excepción de un caminito que comenzaba desde su ombligo para perderse debajo de su ropa interior. La cual le pedí que se despojara con enojo lo hizo, para quedar ante mí un pene delgado acompañado de dos grandes testículos bastante bajos, todos cubierto de abundante vello, su pene no estaba circuncidado pero era lo bastante grande para ser el de un hombre adulto, le pedí que se diera la vuelta y sus nalgas eran una maravilla firmes como redondas.

Me le quede mirando algo embobada por algunos segundos antes de decirle al guardia que lo pasara a la siguiente habitación, luego hice pasar al siguiente, según su expediente era un asaltante que hirió a un dependiente con arma de fuego, el chico que se presento ante mi era menor alto que el anterior de cabello castaño oscuro pero lindos ojos claros, delgado, le ordene que se desnudara cosa que hizo sin reparo o mueca alguna de desagrado ante mi quedo desnudo en unos segundos ya que sin pedírselo se despojo también de su ropa interior.

Sus nalgas de ese segundo chico eran supremas sobre todo porque estaban bien demarcadas por un mancha de un traje de baño que hacía ver sus nalgas blancas en comparación al resto de su piel bronceada, su pene era más grande y grueso que el primero pero sus testículos eran pequeños, no tenía un vientre marcado como el anterior pero era mucho más atractivo, a mi pesar tuve que colocar una “x” en la casilla que marcaba castración antes de mandarlo a la siguiente sala, para dar paso al tercer chico que estaba a la espera.

El tercer chico era algo tímido se desnudo de manera muy lenta como tratando de retrasar lo inevitable, era igual delgado con un pene grande y venoso circuncidado su glande era de color rosado y sus huevos eran bajos como grandes, apenas contaba con algo de vello por arriba de su pene, sus nalgas por el contrario eran caídas y planas nada atractivas él según  su expediente fue sentenciado por violencia luego que casi mato a un compañero que le hizo una broma sin mayor significancia, coloque un “x” también en el formulario y pedí que se lo llevaran para dar paso al último de los cuatro.

El último de los cuatro una vez desnudo resulto ser el mejor dotado de los cuatro con un pene en verdad enorme sin circuncidar con testículos grandes aunque apretados a su pelvis, sus nalgas eran bonitas pero no impresionantes, pero de algún modo se me antojaron me les quede mirando por algunos segundos antes de que lo mandara con el resto de sus compañeros y apenas salió de la habitación marque con una “x” la casilla castrar en el formulario que sello su destino tanto de el cómo de los otros tres chicos.

Pero aun faltaba algo más fue hasta la otra habitación e hice que los cuatro se pusieran viendo la pared con sus brazos en alto y sus piernas separadas, le muestro a una cámara colocada ahí mi identificación le digo mi nombre y luego procedo a colocarme detrás de cada uno de los chicos, para deslizar una de mis manos por debajo de sus nalgas para llegar hasta su escroto lo tomo y aprieto fuerte cuando el chico se estremece por el dolor como por la sorpresa le dijo “di 33”, lo que hace, cuando eso ocurre me paso con el siguiente para repetir hasta completar dicha acción con los cuatro chicos luego hago que se lleven al único que tuvo la suerte de conservar sus testículos por esa ocasión, luego tomo un burdizzo y sin que el primero de ellos se dé cuenta coloco las mandíbulas metálicas en la parte alta de su escroto cierro la herramienta para castrarlo en el acto el adolescente grito de dolor lo que hizo que sus compañeros se diera cuenta de lo que pasaba los dos se cubrieron sus genitales y trataron de huir pero fueron rápidamente retenidos por los guardias.

Mientras el primero de ellos que fue castrado aun se revolcaba en el suelo de dolor repetí dicha operación el chico de pequeños testículos castrándolo en el acto, que también dio un gran alarido que hizo que cesaran sus suplicas para no ser castrado cayendo en el suelo para revolcarse de dolor, con el ultimo supe de inmediato que no iba a poder usar el burdizzo dado que sus testículos estaban muy apretados en su entrepierna por lo que opte por otra opción el elastrador, mientras me suplicaba llorando que lo castrara, coloque dos ligas castradoras de color verde en la herramienta.

Luego uno a uno pase sus testículos en medio de las estiradas ligas, luego solté el seguro y los testículos del lindo chico quedaron atrapados dentro de su ligado escroto, el chico cayo chillando y gritando de dolor para luego comenzar a suplicar que le quitaran las ligas cosa que intento con desesperación sin mucho existo pedí a los guardias que se llevaran a los otros dos chicos a la enfermería donde finalizarían su castración retirando de su escroto sus testículos ya muertos para quedarme a solas con el chico que aun suplicaba y lloraba tratando de quitarse las ligas en su escroto.

Una vez solos me despoje de mis ropas para quedar al desnudo ante el desesperado chico cuyo pene en erección era enorme de unos 24 o 25 cm, con cada una de las venas que recorrían su superficie hinchadas al máximo, su pene palpitaba como si quisiera venirse pero sin poder fui hasta donde estaba y tome su pene apartando sus manos de sus genitales para llevármelo a la boca de inmediato lo escuche gemir, olvidándose casi de inmediato como siempre ocurría que hacia eso del dolor y que sus testículos estaban muriendo para concentrarse en el placer que le estaba dando con mi boca.

Por su reacción estaba segura que aquella era la primer mamada de su vida y por desgracia creo que la última también, le doy la mejor mamada que soy capaz quiero que goce que gima de placer será seguramente la última oportunidad que lo haga supongo con una mujer, sé por experiencia que ese magnífico pene duro como  el acero una vez que no cuente con sus testículos se marchitara poco a poco hasta que solo se aun colgajo inservible para el resto de su vida luego de unos minuto lo dejo para hacerlo acostar en el suelo boca arriba.

Sin dudarlo me monte sobre su pelvis, mis senos pronto fueron tomados por sus manos, apretándolos y jugando con mis endurecidos pezones, tome su dura erección para colocarlo en la entrada de mi depilada vagina, para dejarme caer de un solo golpe, los dos gemimos aunque debo confesar que lo mío fue mejor dicho un grito al sentirme empalada por el enorme pene de ese chico por completo, sentí como sus testículos revotaron contra mis nalgas, creo que le arañe su pecho del placer que me hizo sentir, me quede quieta por unos segundos antes de comenzar a moverme de forma circular.

Con cada nuevo sentón podía sentir sus testículos fríos, puesto que estaban muriendo rebotar en mis nalgas, el placer nos envolvió por completo cobijándonos bajo su manto, nos perdimos por el placer que ambos nos dábamos creo que me vine como tres veces mi último orgasmo fue tan brutal que le bañe de mis jugos sus testículos y piernas por igual del torrente que salió de mi vagina pese a estar siendo penetrada aun por el gran pene del chico que solo gemía sin parar, aquello duro casi media hora aunque me parecieron horas.

De pronto pensé a las dos ligas puestas en su escroto el adolescente poseído por la lujuria que me tenia para ese momento bien sujeta de mis caderas se estremeció sentí como algo caliente me lleno no era semen estaba seguro de ello pero eso no importo lo deposito tan hondo de mi vagina en donde pocos hombre por no decir ningún otro había llegado con su pene y menos con su eyaculación que me hizo experimentar el orgasmos más intenso de mi vida hasta ese momento, los dos nos desplomamos exhaustos con mis senos aplastándose sobre el pecho todo empapado de sudor del adolescente.

-“¡Gracias!”

Le dije, jadeando antes de levantarme como pude pues aun me temblaban mis piernas, sentía algo resbalar por el interior de mis piernas pero no lo quise ver, antes de salir de la habitación escuche que me dijo él adolescente aun el piso de forma desesperada.

-“¡POR FAVOR, POR FAVOR QUITA LAS LIGAS!”

Me di la media vuelta solo para verle su escroto de un color ya morado oscuro y con una expresión en mi rostro le dije.

-“No tiene caso, tus testículos ya están muertos, eres un eunuco para el resto de tus días”

Cerré la puerta y cuando lo hice escuche un grito de terror y desesperación con claridad.

-“¡NOOOOOOOO MALDITAAAAAA NOOOOO!”


** ** ** ** ** ** **

Me vestí en la otra habitación, no sin antes limpiarme mi entrepierna en ese momento supe que lo que el adolescente arrojo en mi interior fue una gran cantidad de liquido pre seminal, como nunca antes lo vi hacerlo a ningún hombre, luego de esos certifique las tres castraciones me viste con la ropa con la que llegue y converse por unos instantes con el director del centro de retención antes de salir por donde llegue.

Ya eran las 5:00 PM cuando pise el estacionamiento estaba cansada pero satisfecha de ese magnifico día y de ser una Oficial de Selección.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

OBRA EN CONSTRUCCIÓN

Desde el primer momento Samia se sintió intimidada ya que era la única mujer en la obra todos los demás eran hombres rudos y fornidos, acostumbrados al trabajo duro que no recibieron de buen agrado que su nueva jefa fuese del lado femenino, aunque ella ya estaba acostumbrado a un clima hostil por ser mujer en aquella ocasión ella percibió desde el primer día un clima raro que la hacía estar siempre alerta......


OBRA EN CONSTRUCCIÓN
Desde el primer momento Samia se sintió intimidada ya que era la única mujer en la obra todos los demás eran hombres rudos y fornidos, acostumbrados al trabajo duro que no recibieron de buen agrado que su nueva jefa fuese del lado femenino, aunque ella ya estaba acostumbrado a un clima hostil por ser mujer en aquella ocasión ella percibió desde el primer día un clima raro que la hacía estar siempre alerta. En aquella construcción ella tendría una de las mejores noches de su vida castrando a dos musculosos machos.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Samia de 31 años era una bella mujer en la plenitud de la vida, arquitecta de profesión sabía muy bien como desempeñar su trabajo, una tarde su jefe de la constructora donde trabajaba la mando llamar, ahí le fue informado que desde el inicio de la próxima semana se encargaría de una gran obra aun en proceso el arquitecto en jefe había sufrido un lamentable accidente que lo iba dejar incapacitado para realizar sus labores por varios meses y la obra no podía parar de hecho estaba atrasada, Samia acepto el reto con gusto.

Desde el primer momento Samia se sintió intimidada ya que era la única mujer en la obra todos los demás eran hombres rudos y fornidos, acostumbrados al trabajo duro que no recibieron de buen agrado que su nueva jefa fuese del lado femenino, aunque ella ya estaba acostumbrado a un clima hostil por ser mujer en aquella ocasión ella percibió desde el primer día un clima raro que la hacía estar siempre alerta, Samia no tardo en descubrir que estaban sustrayendo material de la obra una semana apenas que empezó a trabajar ahí sufrió lo que ella califico como el primer atentado a su integridad física.

A ese incidente que fue calificado como un lamentable accidente le siguieron otros dos, el último apenas Samia logro bien librada por casualidad, pero aquello le dijo que debía tomar cartas en el tema o en una de esos “accidentes” como los obreros le decían, saldría mal herida o peor muerta por lo que cuando llego el fin de semana en vez de irse a casa en la noche regreso a la obra para ocultarse muy bien y espero no tardo mucho en ver que había movimiento inusual en una zona en donde no debería haber nadie hasta el lunes.

Samia desde donde estaba vio a Ramiro y Carlos dos de los capataces de la obra, los observo cargando varios materiales en una camioneta no le fue averiguar lo que se llevaron apenas se fueron, que ascendía a una gran cantidad en dinero, a la semana siguiente Samia se la paso vigilando al par y pronto se descubrió que los causantes de los accidentes eran ese par, por lo que Samia que era algo sádica decidió tomar justicia por su propia mano, el próximo fin de semana espero oculta desde la misma posición de la semana pasada.

Luego que ambos entraron a la pequeña bodega donde el material era depositado Samia se aproximo desde su escondite,  cuando Carlos salió cargando seis bultos pesados de cemento Samia le aplico con un dispositivo de descargar eléctricas 10,000 voltios que lo dejaron inconsciente de inmediato, Ramiro salió rápido a ayudar a su amigo pero también fue puesto fuera de combate al recibir otra potente descarga eléctrica, sin mucho trabajo Samia tenia a los dos musculosos hombres inconscientes a sus pies, una mueca de maldad apareció en su rostro cuando se imagino lo que les iba a hacer a ambos.


** ** ** ** ** ** **

Con mucho esfuerzo Samia usando una carretilla se llevo a cada uno de los corpulentos hombres hasta una pequeña bodega donde amarro a Ramiro y Carlos a dos sendas vigas de soporte fuertemente construidas que aun pese a la musculatura de ambos les iba a ser imposible soltarse Ramiro que era rubio fue atado con las manos pegadas a su dorso mientras que Carlos fue atado con los brazos por arriba de su cabeza y con las piernas separadas para luego usando una pequeña navaja despojar de sus ropas a ambos fornidos hombres.

Samia dejo a ambos solo en ropa interior, Ramiro llevaba una muy pequeña trusa (slip) color tierra y Carlos un modelo similar pero color azul eléctrico, ambas entrepiernas de ambas prensas se notaban sendos paquetes abultados y eso que sus penes no estaban en erección lo que hizo que Samia se mojara los labios con su lengua en anticipación a lo que iba a hacer, Samia se despojo de sus ropas quedando solo en una delgada camiseta transparente blanca y con una tanga del mismo color en la que se marcaba y prácticamente se le notaba sus abultados labios vaginales sin vello alguno.

Se coloco un cinturón de herramientas donde coloco algunas herramientas que pronto iba a usar tanto Carlos como Ramiro estaban a tan solo metro y medio de distancia entre ellos se coloco Samia con su casco que usaba para revisar la obra, ella se arrodillo entre ellos para comenzar a acariciar los abultados paquetes viriles de ambos hombres Samia se maravillo al sentir con sus manos los grandes testículos de ambos hombres, primero solo los acariciaba y apretujaba levemente mientras sentía un cosquilleo en el interior de su vagina que comenzaba a humedecerse poco a poco.

Cuando ella estaba disfrutando de sentir la virilidad de esos dos fornidos machos, ambos comenzaron a  despertar pronto se encontraron con Samia manoseando sus testículos antes de poder recuperar por completo la consciencia ambos ya presentaban tremendas erecciones sus glandes sobresalían por la parte superior de su ropa interior, lo que hizo que Samia se sintiera mas excitada de lo que ya estaba con sus pezones endurecidos como nunca antes casi a punto de rasgar la delgada tela de la camiseta que cubría sus pechos que no tardo en quitarse, el sudor que su cuerpo desprendía la tenia completamente humedecida para ese momento.

Antes que incluso alguno de ambos pudiera articular palabra alguna usando la misma pequeña navaja que Samia uso para despojar a ambos de sus ropas la uso de nuevo para destrozar sus pequeñas prendas para dejar a ambos completamente desnudos con sus penes en completa erección, Ramiro tenía una gran mata de vello púbico rodeando su gran pene mientras que Carlos tenía sus genitales completamente depilados apenas con un pequeño mechón de vello negro por encima de su pene también en completa erección incluso ya derramando liquido pre seminal de la punta en gran cantidad.

Fue por esa razón que Samia tomo el pene de Carlos para llevárselo a la boca, para comenzar a darle un suprema mamada mientras masturbaba con su otra mano a Ramiro, pronto los dos hombres gemían de placer por lo que ninguno de ellos se percato de cuando Samia saco una afilada tijera que era para cortar gruesos cables de acero que servían para reforzar el concreto, para ese momento habían pasado casi 25 minutos desde que Samia comenzó a mamarle el pene de Carlos su pene ya daba vistos de estar a punto de estallar con su erección palpitando con fuertes contracciones.

Fue cosa de uno segundos más para que del pene de Carlos brotara un gran chorro de su espeso semen directo a la boca de Samia en ese momento ella, rápidamente tomo su escroto con su mano para apretarle los testículos con fuerza a Carlos, para jalarlos hacia abajo soltó el duro pene de Ramiro y tomo la tijera con la que procedió a cortar de un solo corte el escroto por completo de Carlos que puso sus ojos en blanco al tiempo que lanzo un alarido de dolor.

-“AAAAAAAAAAGGGGHHHHH”

Luego se desmayo, con su pene aun expulsado chorro tras chorro de su espeso semen que bañaron los senos de Samia, que la hizo llegar a su primer gran orgasmo de la noche, luego dejo a Carlos en paz para concentrarse por completo en el palpitante pene de Ramiro que al ver como su amigo fue castrado su pene se puso aun más duro, Samia antes de llevarse ese palpitante pene a su boca le dijo mirándolo a los ojos.

-“Sera mejor que disfrutes cariño no creo que puedas volver a sentir lo mismo otra vez en tu vida”.

-“No por Favor hare lo que quieras pe…”

Ramiro no alcanzo a completar su suplica cuando tuvo que gemir de placer al sentir como su glande se alojo en la garganta de Samia, para luego resbalar de ida y vuelta por su boca, mientras ella le realizaba la mejor mamada de su vida, mientras con una de sus manos jugaba con sus huevos, Ramiro se concentro para no venirse no deseaba perder sus testículos como su amigo por lo que busco la forma de prolongar aquello lo más posible mientras intentaba soltarse o pensar en algo que evitar que fuese castrado pero Samia sabía muy bien como llevar al éxtasis a un hombre con su boca.

Apenas 15 minutos luego de que Samia comenzara con su sabrosa mamada, Ramiro estaba al borde de su eyaculación, su dura erección estaba palpitando con cada una de las gruesas venas que lo recorrían saltadas e hinchadas al máximo casi como si fuesen a estallar en cualquier momento, de pronto Ramiro vio como Samia acerco la tijera a su escroto al tiempo que sintió como sus testículos fueron apretados fuertemente para ser jalados hacia abajo con fuerza, Ramiro se aterro lo que le hizo gritar.

-“NOOOOOOO, ESPERA… ¡ESPERA POR FAVOR NOOO!”
-“NOOO… POR LO MENOS DE…JAME CORRER…ME”
-“¡POR FAVOR, POR FAVOR!”

Pero Samia no hizo caso de sus desesperadas suplicas simplemente coloco la tijera en lo alto de su escroto y sin sacarse su palpitante pene de su boca procedió a castrarlo de un solo corte que hizo que todo el cuerpo de Ramiro comenzar a convulsionar con violencia de dolor al tiempo que de su pene broto el mayor chorro de semen que jamás antes o después salió de su pene, seguidos de otros dos menos abundantes y poderosos que por supuesto Samia no dudo en beberse sin desperdiciar ni una sola gota de su espeso semen que era la última eyaculación viril de Ramiro en su vida. 

-“¡NOOOOOOO!”

Fue el grito que Ramiro dio antes de desmayarse, por el dolor de perder sus testículos de esa forma tan violenta.


** ** ** ** ** ** **

Ninguno de los dos sintió cuando sus heridas sangrantes fueron cauterizadas por la llama de un soplete usado para soldar en la construcción cuando despertaron ambos estaba curados burdamente con Samia de pie frente  a ellos para decirles.

-“Tengo grabado como han estado robando a la constructora además tengo grabadas sus castraciones si no quieren ir presos por robo y que el video donde les corte los huevos salga a la luz desaparecerán sin decir nada”.

Luego Samia se marcho dejando a ambos llorando por su perdida, nunca se les volvió a ver y ya no hubo más retrasos en la construcción, que se termino a tiempo, tampoco pasaron mas accidentes pero Samia está deseosa de otros Ramiro y Carlos aparezcan en algo de donde ella este supervisando una “Obra en Construcción”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

OFENSA ME COSTO CARA

en el bar sin ser un lugar gay, ni yo ser homofóbico, justo enfrente de mí un par de ellos se empezaron a besarse ya algo borracho no modere mi voz y le dije a mis amigos que ya me iba que me sentía algo incomodo viendo como dos jotos (gay) se besaban, con la intención de que no intentaran convencerme de que me quedara y así fue salí del bar......


OFENSA ME COSTO CARA
En el bar sin ser un lugar gay, ni yo ser homofóbico, justo enfrente de mí un par de ellos se empezaron a besarse ya algo borracho no modere mi voz y le dije a mis amigos que ya me iba que me sentía algo incomodo viendo como dos jotos (gay) se besaban, con la intención de que no intentaran convencerme de que me quedara y así fue salí del bar. Aquella ofensa terminara muy mal para esa noche costandome muy cara.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACION] [SECUESTRO]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo & DarkSoul.




Me encontraba de vacaciones en Manzanillo, Colima, México una playa que es más conocida por su turismo que por ser uno de los puertos más grandes del mundo, eso también en mi país la ha convertido en una de las plazas más peleadas por las diferentes mafias y carteles recientemente calificada como una de las ciudades más peligrosas de latino América cosa que no se ve mucho en los diarios para no asustar a la inversión extranjera.      

En ese momento era un joven hombre de 21 años, no muy atractivo pero tampoco feo, (Blanco, cabello castaño, ojos cafés no muy oscuros, marcado y con rostro algo aniñado, 1.70 metros de altura, decían que me comía los años) así era físicamente.   

Todo empezó porque fuimos con unos amigos a un antro – “bar” muy conocido principalmente porque a lo mucho hay tres lugares de ellos, estuvimos bebiendo como hasta las 3 o 4 de la mañana y estábamos a punto de irnos a dormir cuando de pronto a uno de mis amigos (el clásico aferrado que no quiere acabar temprano) se le ocurre ir a otro bar que al parecer había una tocada de un DJ como a tres minutos caminando la verdad yo ya andaba cansado pero me convenció y fuimos, al llegar todo normal varios ahogados por la hora alrededor de las 4:30 am            

Después de unos 45 minutos yo ya me quería ir la verdad y a eso sumo que había varias lesbianas y gay en el bar sin ser un lugar gay, ni yo ser homofóbico, justo enfrente de mí un par de ellos se empezaron a besarse ya algo borracho no modere mi voz y le dije a mis amigos que ya me iba que me sentía algo incomodo viendo como dos jotos (gay) se besaban, con la intención de que no intentaran convencerme de que me quedara y así fue salí del bar.  

Me subí al primer taxi que se paro enfrente del bar, algo borracho me subí en la parte delantera del taxi, nos disponíamos a irnos cuando un joven se pone enfrente como queriendo hacer la parada al taxi, en cuestión de segundos se mete otro por la puerta derecha del taxi justo detrás de mí, nos dice al taxista y a mí “no se muevan o les disparo cabrones”, en eso el que paro el taxi también se sube pero por la puerta izquierda también saca un arma y le ordena al taxista que avanzara y posteriomente que se fuera por la calle principal hasta el retorno y que nos llevara a algún lugar tranquilo y alejado la verdad estaba cagado del miedo y no pude más que aventar mi celular y cartera hacia atrás pidiendo que por favor no me mataran que era todo lo que traía.          

En ese momento el que se encontraba detrás de mí, me agarra del cabello y me jala hacia el hueco que hay entre el asiento del piloto y el copiloto dejándome con la cara viendo hacia su arma me dice mira cabrón no quiero tu dinero, ni tu celular lo que queremos es que pagues por habernos ofendido, yo no entendía todavía a que se refería y se lo dije en ese momento me tiro del cabello hacia arriba y me dejo ver sus caras, los reconocí de inmediato eran el par de jotitos que se estaban besando en el bar, deberían tener no más de 24 años ambos, delgados y no se veían peligrosos pero bueno tenían un par de armas apuntándome en ese momento el del lado izquierdo me pega un golpe con la mano abierta en la cara y me ordena que me desnude y me pase para atrás muy lento o me metían un par de balazos me tarde unos segundos analizando lo que me acaba de pedir en eso me suelta otro manotazo y me dice no te lo voy a repetir una tercera vez desnúdate y pásate lentamente hacia atrás.

Eso hago, una vez atrás me dice el de la derecha vamos a jugar un juego (si así me lo dijo muy redundante) tienes 10 minuto para hacer que me venga o de lo contrario te matamos y te tiramos acá mismo, lo medite y pues decidí que mi vida era más importante que mi orgullo así que me dispuse a sacar su pene de su pantalón y lo iba a empezar a masturbar cuando me da un golpe y me dice no, no puedes usar las manos entendí de inmediato lo que quería y más humillado me agache, para ponerme a un par de centímetros de su pene olía feo y estaba aun flácido.

Así que para que se parara tuve que darle unos lengüetazos antes de poder meterlo en mi boca, sabía algo salada, empecé a mover mi cuello arriba, abajo acelerando logre que soltara un par de gemidos como a los 5 minutos y al sexto se vino me ordeno tragármelo todo y me empezó a hablar sucio me dijo que tenía talento para mamar que era una perra y que después de probarla una vez no la podría volver a dejar en ese momento el otro me agarra del cabello y me dice es mi turno perra vas a graduarte como joto que fue como nos llamaste y así espero aprendas a respetar y me suelta otro golpe en la cara.

Posteriormente me dice vamos a seguir con el juego, tienes otros 10 minutos para hacer que me venga, me disponía a meterme su pene en la boca cuando me dice no tan rápido te dije que te ibas a graduar y el juego se complica ahora no puedes usar ni las manos, ni la boca, de nuevo entendí rápido solo que ahora no sabía cómo hacerlo lo primero que se me ocurrió para que se le parara fue hacer lo que hacen las putas en los clubes rozar con mis nalgas su pene hasta que se le paro a diferencia de su amigo el la tenía mucho más grande y gruesa parecía que lo hubiesen hecho en ese orden a propósito intente que entrara durante 4 minutos hasta que en un sentón entro la punta.

No había sentido un dolor tan fuerte y tan constante en mi vida me quede así un par de minutos e intentado que entrara aun más el tiempo pasaba y yo no lograba generar fricción para lograr que se viniera pasaron los 10 y me la saque me dio un par de golpes y me dijo lo siento pero hasta acá llegaste ,perdiste y sabes cuál era la consecuencia, me apunto con su arma cerré los ojos pero no disparo me dijo sabes que te voy a dar una oportunidad ponte en cuatro ya en ese momento ni dudaba en obedecer y como pude en los pequeños espacios del taxi me puse en cuatro patas.

Ahí estaba totalmente desnudo con mi hoyo a punto de ser destrozado y con la cara a unos centímetros de el pene del otro tipo me ordena empezar a mamarle su pene de nuevo al otro y que abriera más las piernas así lo hice a los pocos segundos sentí la punta gruesa intentando entrar solo que esta vez entro toda de una embestida lo hizo que empezara a llorar desconsolado entre la humillación y el dolor se quedo así unos 3 minutos mientras seguía mamando el otro pene en eso me dice es hora tienes 4 minutos para hacer que me venga si no está vez si te mueres empecé a moverme hacia atrás y hacia adelante lo más rápido posible, era lo más humillante, lo escuche comenzar a gemir no sé si de dolor o porque dicen que los hombres tenemos el punto G en el ano pero me sentía totalmente usado para el tercer minuto mi pene estaba duro como roca, el otro tipo se vino de nuevo manchando mi rostro de su leche.

El otro tipo me ordeno limpiarla lo que hice, mientras seguía moviendo mi culo pero él tiempo se agoto de nuevo el hombre que me penetraba saco su gran pene de mi interior y dijo.

-“Bueno creo que lo lograste jotito hasta aquí llegaste”

Le apunto al taxista e hizo que parara todos bajamos menos el taxista quien se fue apenas el hombre que me apuntaba lo despidió a toda velocidad estábamos frente a un gran lote con hierba y basura a donde me llevaron, ahí el hombre me dijo.

-“Reza tienes dos minutos”.

Cerré los ojos y rece lo que pude cuando el tiempo se acabo el hombre se me acerco y apunto su pistola entre mis ojos, sentí que era mi fin cerré los ojos y solo alcance a decir, pretendiendo falsa valentía lo cierto que en ese momento pensé que era mejor morir que ser un puto violado señalado por todos cuando se enteraran de lo que me sucedido.

-“Vamos dispara que esperas acaba ya”.
-“BANG”

Se escucho el disparo del arma que retumbo en el aire, pensé  que eso fue todo pero pronto una oleada de dolor me inundo el maldito me disparo si pero no en mi cabeza sino en mis genitales, haciendo estallar mi escroto con su precioso contenido que quedo regado entre mis piernas y suelo de tierra, con mi pene colgando parcialmente cercenado, me lleve mis manos a mi entrepierna para sentir el húmedo calor de la sangre que brotaba, para caer sin sentido desmayado por el dolor.

Recuerdo ser arrojado afuera de un hotel con mi celular y cartera me advirtieron de no decir nada a la policía, antes de marcharse así lo hice, alguien que pasaba pidió ayuda y me llevaron al hospital en donde los médicos no pudieron salvar ni mi pene y testículos, me habían nulificado para siempre, cuando me recupere regrese a mi ciudad obvio no se le dije a nadie ni mis amigos sabían que me había pasado, fui enfático con los médicos que nadie debía saber, para todos sufrí de una apendicitis.   


Desde ese día solo pienso en que muy en el fondo con todo el dolor y la humillación que sentí, también experimente placer que es lo que más me molesta. En algo si tuvo razón el hombre que me castro, desde ese día me volví un joto que no puede vivir sin ser penetrado que es la única forma de obtener placer sexual que tengo luego de perder mis genitales en aquella noche, que fue el costo por mi ofensa.




Autor: Anónimo & DarkSoul.       Mail: darksoulpgm@gmail.com