NADADORA

Carla era una chica de 21 años, morena de grandes ojos color cafés, de senos algo pequeños pero se defendía por sus bien agraciadas nalgas, a ella le gustaba hacer ejercicio, practicaba natación pero necesitaba aumentar su velocidad, por lo que decidió meterse a un gimnasio donde le pusieron una rutina con pesas y otros ejercicios lo que la dejo con un cuerpo de infarto en muy poco tiempo......


NADADORA.
Carla era una chica de 21 años, morena de grandes ojos color cafés, de senos algo pequeños pero se defendía por sus bien agraciadas nalgas, a ella le gustaba hacer ejercicio, practicaba natación pero necesitaba aumentar su velocidad, por lo que decidió meterse a un gimnasio donde le pusieron una rutina con pesas y otros ejercicios lo que la dejo con un cuerpo de infarto en muy poco tiempo.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [INFIDELIDAD] [ADVERTENCIA]


Categoria: Hetero      Autor: Anónimo & Darksoul




Carla era una chica de 21 años, morena de grandes ojos color cafés, de senos algo pequeños pero se defendía por sus bien agraciadas nalgas, a ella le gustaba hacer ejercicio, practicaba natación pero necesitaba aumentar su velocidad, por lo que decidió meterse a un gimnasio donde le pusieron una rutina con pesas y otros ejercicios lo que la dejo con un cuerpo de infarto en muy poco tiempo.

El instructor era un muchacho de unos 25 años, de brazos y piernas fuertes, ojos color verdes y mirada apasionada, poseía una sonrisa divina y sin duda unos labios carnosos que Carla al conocerlo no dudaba en querer morderlos, ella en secreto lo deseaba. Carla no faltaba a sus sesiones en primera porque le gustaba hacerlo y en segunda porque le fascinaba el instructor, todas las noches tenía sueños húmedos con él, se lo imaginaba encima de ella, sudando ambos de tanto placer, se imaginaba tocando sus brazos y los enormes como fuertes glúteos que también tenía el instructor.

Cada clase ambos se llevaban mejor, el instructor tenía además de todo, una personalidad única por lo que Carla no aguantó más y comenzó a coquetearle cada vez que hacía un ejercicio, decía que no podía o no tenía la postura correcta para que el profesor tocará su cuerpo, pero todos aquellos roces lo único que lograron fue encender más el deseo de Carla. Ella jugaba con fuego ya que en ese momento tenía un novio que era muy celoso, pero al parecer a Carla eso no le importo.     

Un día, Carla decidida a todo, llevó una faldita del tipo que usan las tenistas pero no llevaba ropa interior, le dijo al entrenador que creía que no hacía bien el ejercicio que si podía colocarse detrás de ella para acomodar su postura, el instructor sin pensarlo lo hizo pues también se sentía atraído por ella. Al estar detrás de ella la tomó de la cintura para que Carla bajará poco a poco e hiciera la sentadilla correctamente y no pudo evitar darse cuenta que Carla no tenía ropa interior por lo que entendió perfectamente aquella invitación.

Carla de pronto colocó sus manos en sus piernas y las fue levantando lentamente hasta llegar a la entrada de su vagina que a esas alturas ya se encontraba tan húmeda como para ser penetrada por aquel hombre, ambos ya respiraban con agitación, se acercó lentamente a su oreja y cuello y comenzó a besar cada centímetro de su cuerpo. Sin pensarlo sus manos siguieron el camino que estaba más que despejado, empezó a masturbarla mientras se excitaba por la humedad que sentía en la mano, con la otra aprovechaba para apretar el vientre y los pezones que estaban ya erectos.      

De un sólo movimiento, volteó a Carla y cuando la tuvo frente a el no dudo en besarla, un beso sumamente apasionado, con ambas manos tomo sus nalgas y comenzó a estrujarlas, ahora con desesperación y deseo, su boca fue bajando hasta encontrarse con esos pezones que empezó a lamer y morder, con las manos apretaba ahora los pechos y seguía lamiendo; Carla comenzaba a gemir, estaba disfrutando minuto a minuto lo que le estaba sucediendo, sus deseos se estaban volviendo realidad, ahora anhelaba tenerlo dentro de ella, así que bajo sus manos para masturbar el miembro que estaba a punto de explotar y se encontraba aún dentro del pantalón, con una buena maniobra logró sacarlo y empezó el movimiento, de arriba a abajo.          

Al sentirlo, sus labios se abrieron para acto seguido, bajar a practicarle sexo oral, ahora el instructor era quien gemía, ayudaba con las manos a su boca para llevar a cabo una mejor mamada, de repente lamia sus testículos o se los metió en la boca, después ya estaba lambiendo el miembro completo así hasta que logró que el instructor se viniera en su boca, Carla disfruto de cada gota de la leche del instructor, que fue espesa como de buen sabor.       

Lo único que quedaba era que ella fuese penetrada, lo deseaba realmente. El la coloco en uno de los aparatos que se utilizan para hacer brazo, le separó bien las piernas y bajo a hacerle un riquísimo oral, el más rico que ella jamás había sentido, sentía como todos los nervios y las partes de su cuerpo se estremecían, sentía como se le contraía todo y después de unos excitantes minutos sintió llegar el orgasmo, dejándole la cara empapada de fluidos a su instructor, posteriormente él se puso de pie, dispuesto a penetrarla, colocó su miembro en la entrada de la vagina de Carla, la miro a los ojos y le sonrió.

Que hizo soltar un gemido a Carla quien comenzaba a gozar por sentir esa maravilloso trozo duro de carne dentro de ella, ambos movían sus caderas mientras el aprovechaba las manos para tocarle los pechos, masturbarla o agarrarle las nalgas, cambiaron de posición, puso a Carla en 4 y siguió penetrándola, ahora la jalaba del cabello y le besaba la oreja mientras aprovechaba la ocasión para darle de vez en cuando nalgadas, desde esa posición podía también masturbarla. Una vez más cambiaron de posición, ahora Carla estaba arriba, era ella quien llevaba el ritmo, le pedía al instructor que le lambiera los pechos y apretujara sus nalgas mientras ella movía sus caderas, lento de enfrente hacia atrás o en círculos, dándose besos apasionados, ambos sudando y felices por sentir sus cuerpos, disfrutando del momento.

Ambos estaban por llegar al orgasmo, cuando el instructor sintió una mano sacando su miembro del interior de Carla por lo que termino por correrse sobre las nalgas de Carla, lo que fue una recepción para ambos pero de pronto el rostro del instructor se transfiguro, sus ojos se tornaron blanco dio un gran alarido de dolor y se desmayó.        

-“AAAAAAAAAAAAAAAGGGGGGTTTTT” Grito el instructor.

Carla asustada, se desmonto para ver la entrepierna el guapo atractivo hombre bañada en sangre, su mirada entonces se dirigió a un hombre parada ahí, Carla alzo la mirada y se llenó de horror al ver a su novio sosteniendo el pene que aun goteaba semen del ojo en su glande y los huevos del instructor sostenidos por una de sus manos, su novio le había cercenado los genitales a su amante de un solo tajo justo cuando se estaba corriendo.

-“¿Que has he…?” Carla trato de preguntar.
-“TOMA MALDITA PERRA PUTA, A VER SI AHORA TE SIRVEN DE ALGO” Le grito su novio, al tiempo que le arrojo los genitales amputados.

Luego se dio la media vuelta y se marchó con su mano aun ensangrentada, Carla llamo a emergencias y el instructor fue llevado de emergencia al hospital donde los médicos lograron recolocarle solo su pene bolso de piel pero no sus testículos, los cuales fueron reemplazados por prótesis, sin embargo pese a el uso de medicamentos el instructor que tuvo que someterse dese ese día una terapia hormonal para poder mantener su cuerpo masculino quedo impotente para el resto de sus días, convertido además en un eunuco.

Al novio de Carla le dieron 15 años de prisión y ella tuvo que mudarse de ciudad por las habladurías de todos a su alrededor además del trauma que la incapacito para tener una relación normal con otro hombre por muchos años después del incidente.





Autor: Anónimo & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

NOCHE AMATEUR

El Blastoff Club parecía un bar normal con un escenario, y Tim pensó que tener que comprar una membresia de $ 20 para entrar era solo un truco. Jordy no dejó de decirle: "Tienes que ver lo que sucede en ese lugar", pero hasta el momento, no estaba tan impresionado. El lugar estaba escasamente decorado y tenuemente iluminado, a excepción de los focos rosados enfocados en el escenario, y todos los actos aparentemente se realizaban desnudos, incluso el cómic stand up que estaba encendido cuando llegaron un poco antes de las 10 p.m. La música era un corte por encima de una disco, mecánica enlatada, lugares generalmente favorecidos, rítmicos y oscuros......


NOCHE AMATEUR
El Blastoff Club parecía un bar normal con un escenario, y Tim pensó que tener que comprar una membresia de $ 20 para entrar era solo un truco. Jordy no dejó de decirle: "Tienes que ver lo que sucede en ese lugar", pero hasta el momento, no estaba tan impresionado. El lugar estaba escasamente decorado y tenuemente iluminado, a excepción de los focos rosados enfocados en el escenario, y todos los actos aparentemente se realizaban desnudos, incluso el cómic stand up que estaba encendido cuando llegaron un poco antes de las 10 p.m. La música era un corte por encima de una disco, mecánica enlatada, lugares generalmente favorecidos, rítmicos y oscuros.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [ADVERTENCIA] [CANIBALISMO] [TROFEO]


Categoria: Gay      Autor: Rob-Cole





El Blastoff Club parecía un bar normal con un escenario, y Tim pensó que tener que comprar una membresia de $ 20 para entrar era solo un truco. Jordy no dejó de decirle: "Tienes que ver lo que sucede en ese lugar", pero hasta el momento, no estaba tan impresionado. El lugar estaba escasamente decorado y tenuemente iluminado, a excepción de los focos rosados ​​enfocados en el escenario, y todos los actos aparentemente se realizaban desnudos, incluso el cómic stand up que estaba encendido cuando llegaron un poco antes de las 10 p.m. La música era un corte por encima de una disco, mecánica enlatada, lugares generalmente favorecidos, rítmicos y oscuros. Pero la cerveza de barril que recibió en el bar fue una de $ 5,00.

Era la noche de "No Talento", que Tim interpretó como "noche de aficionados", y a juzgar por el cómic, que produjo algunas risas pero muchos silencios muertos, se suponía que la desnudez compensaría un montón. El cómic fue seguido por un chico go-go de cabello oscuro, que sin duda era decorativo, pero no podía bailar, valió la pena.

Sin embargo, el maestro de ceremonias era casi un espectáculo en sí mismo. Era sorprendentemente guapo, delgado y enérgico de unos 20 años con cabello castaño cortado a la moda y un conjunto que consistía en un chaleco de cuero negro abierto, cinturón de cuero negro, botas negras, anilla de polo cromada ancha y extremadamente apretada y una sonrisa infantil. Su zona de la ingle estaba completamente lampiña. Su impresionante pene con glande en forma de casco rosa se mantuvo rígido, los huevos se levantaron y se sujetaron a ambos lados de ella, aparentemente por una fina varilla o alambre que atravesaba ambos huevos y su pene.

Las cadenas ligeras entre el cinturón y los bucles en la parte exterior de ambos testículos mantenían todo el trabajo recto contra su desnudo vientre. Excepto tal vez por las cadenas, el arreglo parecía bastante permanente, por lo que bombear su pene era prácticamente imposible, por lo que Tim solo podía preguntarse por la durabilidad de la erección.

Las cosas comenzaron a mejorar con otro chico go-go. Era un lindo negro cuyo truco estaba haciendo girar una serie de pesas de colores brillantes unidas a un pesado anillo a través de la cabeza de su larga y delgada erección. Balanceó los pesos en círculos verticales con él, alcanzando una velocidad respetable, y Tim se preguntó si el anillo de la cabeza no se habría soltado. Siguió aumentando el tamaño de los pesos hasta que llegó a lo que dijo que era dos libras, estirando su pene a más de un pie de largo. Se mantuvo bastante flojo y parecía una cuerda de chocolate unida a su entrepierna. Le dijo a su audiencia que su objetivo era conseguir al menos dos pies de largo, "Así que puedo atar un nudo en él", que nos hizo reír.

Durante la mayor parte de esto, la multitud había sido escasa, pero el lugar estaba lleno para cuando el niño negro terminó, y había un aire casi tangible de expectativa.

-"¿Ahora qué?" Tim miró a Jordy.
-"Espera y verás."

El maestro de ceremonias subió al escenario otra vez. "Ese atuendo es tan salvaje", comentó Tim. "¿Cómo lo mantiene?"

Jordy se encogió de hombros. "Pero las cosas están a punto de volverse más salvajes".

-"De acuerdo, muchachos", decía el maestro de ceremonias, "Sorpresa' y estoy feliz de decir que tenemos un voluntario. Jason, ¿estás listo?"

-"Aquí vamos", dijo Jordy.

Un rubio de piernas largas, tal vez de 19 años, fue casi literalmente expulsado de un grupo de hombres jóvenes con los que había estado parado. Subió los peldaños al escenario, sonriendo nerviosamente. Vestía pantalón de mezclilla ajustado y una camiseta azul, que procedió a quitarse con fuerte aliento de la audiencia, sonrojándose furiosamente todo el tiempo. Su pene se levantó de los pantalones y se quedó allí, sonriendo como un idiota y aparentemente paralizado por la vergüenza hasta que, cebado por el público, comenzó a jugar consigo mismo, tirando de sus huevos colgantes y golpeando su pene de lado a lado. Todo el paquete se había afeitado por completo.

-"¡Vamos, idiota, Jason!" gritó uno de los tipos con los que había estado parado.
-"¡Sí, vamos a verlo disparar!" alguien más en la multitud insistió en voz alta.

El chico se congeló por un momento. Obviamente estaba en una agonía de vergüenza. Tim supuso que estaba allí en un desafío. Pero su desconcierto no pareció afectar su pene. Continuó defendiéndose bastante bien. Él había estado parado un poco de lado. El maestro de ceremonias, sonriendo, le puso una mano en el hombro y lo giró suavemente para que mirara al público por completo.

Otros en la multitud recogieron el "¡Idiota!" estribillo. El maestro de ceremonias le susurró algo al oído y finalmente lo obligó a hacerlo. De pie con los pies bien separados y sosteniendo una mano detrás de su espalda, agarró su pene que sobresalía con la otra y comenzó un lento, deliberado bombeo, arriba y abajo a lo largo de todo el eje. Alrededor de medio minuto en eso, su mano ya no se movía tan despacio. Sus grandes y pesados huevos revoloteaban salvajemente mientras bombeaba. El maestro de ceremonias dio un paso atrás, no dejando el escenario como lo había hecho para los otros actos.

Aunque estaba un poco perplejo por esta actuación, Tim lo observó con interés, sintiendo que su propio pene se endurecía en la pernera de su pantalón. Se dio cuenta de que uno de los chicos que estaban cerca, en la multitud, desabrochó sus pantalón 501 y sacó su propia pene para jugar.

Jason estaba a punto de correrse, su mano se movía cada vez más rápido.

-"Probablemente sucederá cuando él dispare", dijo Jordy.
-"¿Qué?"

La pregunta de Tim fue respondida casi de inmediato por los eventos en el escenario. Una cuerda de semen blanco se arqueaba desde el pene del joven rubio hacia la multitud. Casi al mismo tiempo, hubo dos estallidos fuertes, como petardos, desde las proximidades de su entrepierna.

-"¡Jesús!" dijo Tim.

Jason palmeó su polla contra su estómago para mirar. Y miró fijamente.

Sus testículos literalmente habían explotado. Su escroto colgaba hecho jirones desde la base del pene. Sorprendentemente, había poca sangre, o al menos poco que pudiera verse por la iluminación del escenario.

La audiencia explotó de una manera diferente, en silbidos y aullidos de risa encantada.

El chico solo se quedó allí, mirándose a sí mismo.

-"¡Qué demonios!" dijo Tim, volteándose hacia su amigo. Pero Jordy también se estaba riendo. -"¿Qué te dije?", Cantó. "¡Eso es lo que llamo hacer estallar una nuez!"

El maestro de ceremonias le dio una palmada al rubio en el trasero y le cantó a la audiencia: "¿Qué tal eso, muchachos, fue eso o no fue una verdadera eyaculación?"

Esto trajo más ruidos de apreciación. Jason forzó una sonrisa incomoda. Todavía estaba sosteniendo su pene, como si no supiera qué otra cosa hacer.

-"La primera vez que sucedió", dijo tímidamente.

Por supuesto, esto trajo más risa.

-"Vamos a tener un buen deporte real", instó el maestro de ceremonias.
-"¿No te dije que este lugar era salvaje?"

Tim miró a Jordy. Los ojos grises de su colega masturbándose brillaban en su rostro juvenil de nariz respingona y su entrepierna estaba abultada.

-¿Pero cómo hicieron eso? ¿Lo sabía? El tiene que tener".

-"Sabía que su atuendo, o parte de él, probablemente se desperdiciara. Simplemente no sabía cómo".

-"Ya veo", dijo Tim, sin ver nada, excepto que Jordy estaba inmensamente excitado por todo eso.

-"Piden voluntarios antes del espectáculo", explicó pacientemente Jordy, "luego te llevan y verifican lo que tienes antes de regresarte. He oído que te dan una oportunidad para ayudar a mantener el ritmo".

-"Lo que explicaría cómo el maestro de ceremonias mantiene su erección".

-"¿Qué? Oh, seguro. No hay duda. De todos modos, alguien me dijo que le dieron a los voluntarios una inyección de analgésicos, luego le vendaron los ojos y le hicieron cosas a sus carnes, como si probablemente reemplazaran los huevos de este tipo con bombas de cereza. El maestro de ceremonias podría estallarlos cuando se viniera".

-"¿Y él no sabía que le habían sacado sus huevos?"
-"Supongo que no."
-"Pero lo vimos subir al escenario".
-"Sí, pero ya estaba arreglado".

Tim negó con la cabeza, sin saber si creía algo de esto o no.

-"Pero no pueden simplemente dejarlo así".

-"Oh, no lo harán. Lo llevarán de vuelta y recortarán lo que queda de su escroto agradable y limpio, y se colocaran una curita o algo así". Jordy se rió entre dientes como si la idea le hiciera las cosquillas. "No es gran cosa."

Efectivamente, apareció un tipo que tomó al rubio por el brazo y lo condujo hacia una puerta en la parte posterior del escenario.

Mientras tanto, el maestro de ceremonias llamaba a otro voluntario para ofrecer el premio de la puerta de la tarde. "Todos ustedes dicen lo que será. Todo lo que el voluntario tiene que hacer es venir aquí, quitarse los pantalones, y masturbarse. Vamos, chicos, desafíense a sí mismos. Es solo partes fungibles, es divertido y no lo es". 'duele un poco'

-"¿De qué se trata todo esto?"
-"Espera y verás. Mejor aún, ¿por qué no te ofreces?"
-"Tienes que estar bromeando.

La audiencia estaba nerviosa, con chicos por toda la habitación siendo instados por sonrientes compañeros a subir al escenario. El mismo hombre que había guiado a Jason salió de la puerta en la parte posterior del escenario llevando una pequeña mesa con varias cosas sobre ella.

"Vamos chicos, es su espectáculo. ¿Están nerviosas todas estas noches?" el maestro de ceremonias estaba diciendo.

Abajo cerca del frente, alguien parecía estar avanzando. Luego subió los escalones hasta el escenario y se volvió nerviosamente hacia el público: un pelirrojo pequeño, con pecas y ojos sorprendentemente azules. Como el rubio con las nueces que explotaron, estaba sonriendo y ruborizándose.

-"Córtaselos", alguien gritó.
-"¿Cuál es tu nombre, amigo?" el maestro de ceremonias preguntó.

El pelirrojo intentó decir algo, tuvo que aclararse la garganta, finalmente logró decir "Eric".

-"Escuchemos por Eric".
-"Quítelo", gritaron varios tipos, en medio del aplauso que siguió, provocando risas.

Eric vaciló, miró al sonriente maestro de ceremonias, luego se quitó la camisa de punto verde de manga corta y dejó al descubierto un pecho liso y sin vello. Miró al maestro de ceremonias de nuevo, quien hizo un gesto hacia abajo con una mano, luego se balanceó primero en una pierna y luego en la otra para desatarse y quitarse los zapatos.

-"¿Está arreglado esto también?" Tim preguntó.
-"No esta parte, no. Esta es la parte que me gusta, porque tienes que hacer lo que diga la multitud".

Eric se quitó su pantalón de color marrón claro para revelar un paquete desproporcionadamente grande para su esbelto cuerpo, afeitado pero con un arbusto de cabello rojizo oscuro sobre la base. El pene salió turgente y rígido casi de inmediato sin que el hombre lo tocara. Sus huevos no eran nada especial, pero la cabeza de su pene, era grande y bulboso, captó la atención de Tim de inmediato. Parecía una fruta exótica. El propio pene de Tim, que se había ablandado cuando las nueces de Jason habían reventado, comenzó a ponerse duro de nuevo.

-"Wow, esa pene tiene que ser al menos nueve pulgadas", comentó Jordy. "Seguramente se lo cortaran. Y probablemente sus huevos también".

La cara del chico era casi tan roja como su cabello, pero se enfrentó a su audiencia con valentía, agarrando sus muñecas detrás de su espalda y empujando sus caderas y su erección hacia adelante.

"Bueno, es obvio que Eric tiene mucho que ofrecer", blasfemó el maestro de ceremonias. "¿Qué va a ser, muchachos?"

La habitación estaba en un alboroto, con chicos gritando los nombres de varios elementos de la anatomía masculina. El maestro de ceremonias esperó, y después de un par de minutos, una especie de consenso se desarrolló en la multitud, con la mayoría de los chicos gritando: "¡PENE!" o "¡Hotdog!" Entonces alguien gritó: "¡TODO!" El resto rápidamente lo tomó, golpeando sus pies y cantando: "¡Todo! ¡Todo!"

La cara del pelirrojo se había convertido en un estudio consternado. Pero su enorme órgano masculino estaba, en todo caso, sobresaliendo aún más.

-"No lo entiendo", dijo Tim.

-"¿Qué es lo que piden?" Jordy respondió con una sonrisa traviesa. "Las salchichas y las cebollas del chico serán el premio de esta noche".

Tim negó con la cabeza, todavía no lo entendía. "¿Alguien lo chupa, o algo?"

-"Vamos, hay que poner su Pene y huevos a punto".
-"Uh, quieres decir, ¿cortado y entregado?"
-"Por supuesto."
"¿Pueden ellos hacer eso?" Tim estaba muy consciente de su propio pene y sus huevos.
-"Tiempo".

En el escenario, el pelirrojo y el maestro de ceremonias habían consultado. Eric estaba claramente molesto. Estaba discutiendo y sacudiendo la cabeza vigorosamente. Sonriendo, el maestro de ceremonias respondió con una paciente discusión que era casi inaudible por el ruido de la multitud, pero Tim escuchó algo acerca de ser un buen deporte y no decepcionar a "sus admiradores". Los jóvenes del público gritaban y pateaban con los pies. Alguien gritó algo acerca de no perder el conocimiento, lo que hizo que Eric alzara la vista. Negó con la cabeza lentamente un par de veces más, pero se mantuvo malhumorado cuando el maestro de ceremonias tomó lo que Tim reconoció como una pistola de hipo de la mesa y le dijo algo. La pelirroja vaciló, luego levantó sus huevos e hizo una mueca cuando el maestro de ceremonias lo golpeó en la entrepierna.

-"Espero que tengas tu talón de boleto", dijo Jordy. "Es un trozo de carne caliente".

Tim se palpó el talón en el bolsillo, todavía sin creer que eso estuviera sucediendo.

El maestro de ceremonias tomó un trozo corto y grueso de lo que parecía una manguera o tubería negra, incongruentemente arrastrando un largo cable eléctrico, desde la mesa y se dirigió al lateral del escenario para enchufarlo.

-"Oigan, usarán el lazo", dijo Jordy.
-"¿Qué es eso?"
-"Ya lo verás. Es realmente limpio".

Otros en el público aparentemente también reconocieron el artilugio. Hubo una lluvia de aplausos y un par de silbidos. El maestro de ceremonias respondió levantándolo y sonriendo. Ahora Tim vio que tenía un gran lazo de alambre, tan delgado que era casi invisible, sujeto al extremo opuesto al cable.

Mientras tanto, Eric se había agachado para hablar con un tipo algo mayor, alguien con quien había venido, arriba en la multitud, con el pene sobresaliendo entre sus piernas y sus huevos colgando. Estaban claramente discutiendo. Eric parecía enojado y asustado.

El maestro de ceremonias esperó un momento y Eric se puso de pie, obviamente molesto, pero ahora parecía un poco apaciguado. El hombre al que había estado llevando estaba sonriendo. El pene de Eric estuvo muy erecto siempre, la cabeza reluciendo con pre-semen. Se volvió hacia el maestro de ceremonias para ver a lo que la multitud había reaccionado, pero sí reconoció el artilugio que el maestro de ceremonias estaba sosteniendo, no reaccionó.

-"Él no sabe lo que es. Esto va a estar bien", se rió Jordy.
-"Entonces, ¿qué es lo que hace?"
-"Ya verás."

Los ojos del pelirrojo se agrandaron y miró el artilugio que el maestro de ceremonias estaba sosteniendo. Por un momento, pareció que se iba a negar nuevamente. Luego, torció una esquina de su boca, se encogió de hombros y asintió. Separo los pies de par en par y empujó sus caderas hacia adelante, poniendo una mano detrás de su espalda. El maestro de ceremonias inmediatamente se arrodilló y deslizó el lazo de alambre sobre el pene de Eric hasta la base del pene. Eric agarró su pene con fuerza con su mano libre y comenzó a bombear lentamente, luego más rápidamente. La multitud calló expectante. La manzana de Adam de Eric se balanceó.

-"Hombre, esto será algo genial", dijo Jordy.

Después de un par de minutos, el semen brotó de la cabeza del cucurucho entre los dedos de Eric. Instantáneamente, el lazo de alambre brilló al rojo vivo y el maestro de ceremonias lo bajó y volvió a colocarse entre las piernas del pelirrojo. Había un olorcillo de pelo chamuscado, pero nada más parecía suceder. El maestro de ceremonias se enderezó, sosteniendo el lazo, ahora oscuro otra vez. Eric se mantuvo inmóvil, con una expresión peculiar en su rostro. Luego levantó lentamente la mano que agarraba su pene. El pene y sus huevos se desprendieron de su entrepierna, que fueron cuidadosamente cortados de su entrepierna. Él los miró, pareciendo aturdido.

La multitud se volvió loca. Para su sorpresa, la pene de Tim bajó violentamente por la pernera de su pantalón.

-"¿Qué tal eso? ¿Qué tal eso?" Jordy estaba gritando.

El pelirrojo continuó mirando fijamente su pene y testículos liberados, hacia la sorprendentemente pequeña herida cauterizada donde habían estado y hace poco. Por el momento, parecía ajeno a la multitud. El último episodio del pequeño drama requería que Eric eligiera el boleto ganador de su pene. Todavía con aspecto aturdido, sin embargo, logró gritar con voz fuerte, "316".

-"Oye, ese soy yo", jadeó Tim.
-"Así se hace", dijo Jordy. "Sube aquí".

Tim se dirigió al escenario y subió los escalones, demasiado consciente del bulto que bajaba por la pernera de su pantalón y de la gran mancha húmeda al final. Pero sintiéndose llamado por algún tipo de gesto, se volvió y saludó tentativamente a la multitud y logró una sonrisa para Jordy. Eric miró a su erecto pene un momento más, luego se lo tendió a Tim. De cerca, Tim podía ver lágrimas en sus ojos. Pero también parecía un hombre que acababa de enfrentar un desafío y ganó.

-"Creo que estos son tuyos ahora", dijo. "Espero que los disfrutes tanto como yo".
-"Gracias, hombre", dijo Tim.

Luego, sorprendido por su propia audacia, agarró el gran pene justo por encima de sus huevos, estaban calientes y firmes en su mano y la piel estaba seca y lisa, Tim deslizó la piel hacia arriba y hacia abajo con la otra mano.

-"Si esa cosa dispara otra vez, me caigo de aquí", bromeó el maestro de ceremonias, sacando una risa de la multitud.

Tim le dio a Eric una amistosa palmada en el trasero, su mirada se detuvo brevemente en la sorprendentemente pequeña herida entre las piernas del pelirrojo, y abandonó el escenario.

Más tarde, en el automóvil, mientras examinaba nuevamente su trofeo en la bolsa de plástico, le dijo a Jordy.

-"Debo admitir que nunca imaginé que vería algo así. Y esa cosa del lazo simplemente lo quitó todo, como si no fuera nada".

-"Sí, lo sé. Eso también me pasó a mí cuando lo vi por primera vez".

-"¡Entonces te dan este pequeño folleto sobre maneras de cocinarlos, como si estuviera hecho todo el tiempo!" Lo hojeó, aunque estaba demasiado oscuro en el automóvil para leer las recetas.

-Jordy se rió. "Wow".

Tim guardó silencio por un momento, metiendo la mano en la bolsa para jugar con los testículos que habían sido de Eric.

-"¿Alguna vez piensas en ser voluntario?"

Jordy se detuvo por una luz roja. Miró a su amigo y sonrió de oreja a oreja.

-"¿Qué piensas?"

Tim se rió. Su polla estaba dura como de piedra en sus jeans otra vez.

-"Avísame cuando lo hagas".



Historia Original Aquí.




Autor: Rob-Cole      Traductor: Darksoul 

NUEVO COMPAÑERO DE ABELARDO

Mi indicador de gasolina se leía vacío y yo estaba en medio de la nada y estaba empezando a lamentar el capricho que me había hecho tomar ese camino vecinal, junto con la idea de que sería agradable "solo por el bien de la variedad". Ahí es cuando vi la granja de caballos de Sarah Fischer. Respiré un suspiro de alivio y tiré en su patio seguro de que sería capaz de obtener un poco de gasolina adicional y las indicaciones que me ayudarían a salir del bosque de vuelta a la carretera......


NUEVO COMPAÑERO DE ABELARDO
Mi indicador de gasolina se leía vacío y yo estaba en medio de la nada y estaba empezando a lamentar el capricho que me había hecho tomar ese camino vecinal, junto con la idea de que sería agradable "solo por el bien de la variedad". Ahí es cuando vi la granja de caballos de Sarah Fischer. Respiré un suspiro de alivio y tiré en su patio seguro de que sería capaz de obtener un poco de gasolina adicional y las indicaciones que me ayudarían a salir del bosque de vuelta a la carretera.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMDOM] [ESCLAVITUD]


Categoria: Hetero      Autor: SquirmEWorm





Mi indicador de gasolina se leía vacío y yo estaba en medio de la nada y estaba empezando a lamentar el capricho que me había hecho tomar ese camino vecinal, junto con la idea de que sería agradable "solo por el bien de la variedad". Ahí es cuando vi la granja de caballos de Sarah Fischer. Respiré un suspiro de alivio y tiré en su patio seguro de que sería capaz de obtener un poco de gasolina adicional y las indicaciones que me ayudarían a salir del bosque de vuelta a la carretera.

Una joven atractiva vestida con pantalón vaquero y camisa de trabajo salió del granero y me invitó a la casa por una taza de café. Agradecidamente acepté y mientras caminábamos hacia la casa noté a un hombre triste que caminaba por el patio y hacia los campos.

Me senté a la mesa de la cocina mientras Sarah hacía el café. -¿Qué estabas haciendo en el granero? -pregunté. Espero no haber interrumpido nada.

"Oh, no", dijo Sarah. "El veterinario viene esta tarde, y yo estaba recién preparando uno de mis potros para ella".

-¿Está enferma? -pregunté.

"Es un él", dijo Sarah, con una risa, "y no, él no está enfermo, él sólo está debido a experimentar una cierta modificación a sus partes privadas, si usted sabe lo que significo", y ella guiñó un ojo.

"Oh, lo entiendo", dije, "Está planeando tenerlo arreglado".

-Es lo suficientemente cerca -dijo Sarah-, aunque el término "castrado" es el término técnico que usamos para los caballos.

Justo en ese momento se oyó un golpe en la puerta y Sarah se levantó para dejar entrar a una mujer muy extrovertida y guapa de unos cuarenta años que Sarah presentó como la veterinaria, Felicity Lawson.

"Le estaba contando lo del potro", dijo Sarah a Felicity. Luego se volvió hacia mí y me dijo: "Felicity y yo somos grandes amigos, siempre nos divertimos mucho cuando ella me visita".

Sarah le dio un guiño de conspiración y Felicity rió una risa agradable, cálida y amistosa.

-¿Quién era ese hombre que pasó antes -le pregunté-, parecía tan triste.

-Oh -dijo Sarah-, ese era Abelardo, sólo se ha enfurruñado porque se casó hace un par de años y nunca ha sido capaz de aceptar su cambio de estatus.

"Wow", le dije, "¿qué pasó? ¿Un caballo excitado lo pateó en la ingle o algo así?"

"Oh no", dijo Felicity, "nada de eso." Estaba visitando a un par de mujeres que estaban castrando a un potro y las tres acabaron siendo muy excitadas por ello, así que quedaron  desnudas en el establo y comenzaron a jugar con Abelardo que se encontró inesperadamente entregándose a sus más secretos deseos secretos y prohibidos, lo que le llevó a ofrecer dulcemente y sumisamente sus huevos a las mujeres que como ambas disfrutaban enormemente del acto de castrar a los machos, aceptaron suavemente y amorosamente su oferta".

"Realmente fue una experiencia muy, muy hermosa", dijo Sarah con un suspiro. "Pero al día siguiente, cuando Abelardo despertó y se dio cuenta de que había sido castrado, que había perdido permanentemente sus testículos para siempre, se puso muy enfadado y resentido hacia nosotras".

Mientras tanto, esta charla había sido un gran cambio para mí, y mi pantalón estaban todos extendidos en el frente por mi erección que palpitaba, casi como si quisiera estallar.

Felicity se dio cuenta de mi condición y se rió entre dientes, diciendo "Parece que puedo tener la oportunidad de hacer dos potros hoy, en lugar de uno. ¿Por qué no entras en la sala de estar y te pones cómodo mientras voy a buscar mi bolsa de instrumentos?"

Sonriendo, Sarah tomó mi mano y me llevó a la sala de estar y comenzó a desvestirme. Pronto ambos estábamos desnudos y sentados juntos en el sofá de la sala. Ella me dio un largo y profundo beso que me estremecía hasta el alma, su duro pezón izquierdo me cepilló el brazo, mientras su mano derecha rozaba levemente mi palpitante y babeante pene, hacia arriba y abajo.

Felicity volvió con la bolso de un veterinario y empezó a desnudarse. Pronto se sentó caliente y desnuda en el otro lado de donde estaba. Cuando consiguió la anestesia hipodérmica lista, Sarah le interrumpió besándome y suavemente me preguntó cómo su pequeño pony se sentía hoy, y si realmente estaba listo para ser un buen y valiente pony para ella. La Miré profundamente en sus ojos, tragó saliva y asentí. Justo entonces me estremecí cuando sentí el aguijón de la aguja hipodérmica cuando Felicity me inyectó. Unos minutos más tarde, mientras Sarah acariciaba suavemente mi pene y me murmuraba palabras tranquilizadoras, Felicity abrió mi escroto con rapidez y habilidad y me convirtió en un endemoniado humano obediente y dócil. Cuando Felicity terminó de coserme, llegué a un enorme orgasmo que broto por todo mi pecho y mi vientre.

Después de que me limpiaran, Sarah me puso en la cama de la habitación de invitados. Al día siguiente me mostró la pequeña habitación anexa al granero donde iba a vivir de ahora en adelante y que tendría que compartir con el aburrido Abelardo. Yo iba a ser la segunda mano ganadera que Sarah había estado deseando.

Más tarde, cuando me di cuenta de lo que había hecho, lo que me había dejado consentir, yo también comencé a experimentar un poco de remordimiento.

Después que mi escroto se había curado y Felicity me había quitado las puntadas, Abelardo y yo comparamos las cicatrices en nuestros escrotos vacíos. Eran virtualmente idénticas. La obra de Felicity era consistentemente de primera clase.

Todos los sábados por la noche, Sarah invitaba a Felicity y a otra pareja de amigos a una fiesta. Tocaban música fuerte, bailaban, bebían vodka y en última instancia tenían una orgía lésbica caliente y húmeda justo allí en el gran salón de Sarah. Abelardo y yo tendríamos que esperarlas durante toda la noche, trayéndoles aperitivos, vodka y finalmente, lubricante. Mirando todos esos cuerpos calientes lambiéndose las vaginas de cada una y penetrándose la una a la otra  strap-ons, y oliendo todo ese aroma a vagina caliente, mojada, excitada siempre hace que nuestros penes se hinchen un poco. No es mucho, pero era mejor que nada.




Historia Original Aquí.




Autor: SquirmEWorm       Traductor: DarkSoul

NUEVOS RECLUTAS

Nadie desea ir a la Guerra para morir en el espacio o en un planeta lejano ante una raza ajena, la guerra con la especie extraterrestre lleva ya cuatro años por ley todo los hombre de 25 a 40 años pueden ser reclutados al azar en cualquier momento si se encuentras entre esas edades, una vez que has sido reclutado no te puedes negar, la pena por tratar de eludir el reclutamiento es la muerte......


NUEVOS RECLUTAS
Nadie desea ir a la Guerra para morir en el espacio o en un planeta lejano ante una raza ajena, la guerra con la especie extraterrestre lleva ya cuatro años por ley todo los hombre de 25 a 40 años pueden ser reclutados al azar en cualquier momento si se encuentras entre esas edades, una vez que has sido reclutado no te puedes negar, la pena por tratar de eludir el reclutamiento es la muerte.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [VIOLACIÓN] [SUMISIÓN]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Nadie desea ir a la Guerra para morir en el espacio o en un planeta lejano ante una raza ajena, la guerra con la especie extraterrestre lleva ya cuatro años por ley todo los hombre de 25 a 40 años pueden ser reclutados al azar en cualquier momento si se encuentras entre esas edades, una vez que has sido reclutado no te puedes negar, la pena por tratar de eludir el reclutamiento es la muerte, pero aun hay dos opciones para evitar ir a la guerra, se puede comprar una licencia administrativa no es acepta muy bien socialmente pero es una opción legal.

Lo malo es que cuesta tu peso en oro literalmente, pocos son los que pueden pagar por este tipo de licencia que solo te salva de ser reclutado por 5 años si se vence se puede renovar por 10 años siempre que pagues un tercio de tu peso en oro.

La segunda opción es que seas un científico que preste sus servicios en los laboratorios de armas bélicas del ejército, lo que solo es para una unos cuantos, mi carta de reclutamiento llego a los 27 años poco después de salir de la universidad.

 Para mi desgracia no pude optar por ninguna de las dos opciones, apenas acababa de pagar todo lo que preste para mis estudios y mis padres no tenían suficiente para pagar mi peso en oro, no era un científico por lo que no tuve más remedio que presentarme al reclutamiento para luego ir al campo de entrenamiento, mi cuerpo estaba bien trabajado entonces con brazos y piernas fuertes, pecho marcados y abdomen plano con abdominales ya bien definidos, de piel morena bien bronceada tenía un par de nalgas de ensueño además era gay, pese a todo llegar al campo de entrenamiento fue como estar en el paraíso.

Si el entrenamiento era agotador pero al final del día siempre tenía una buena recompensa al ver a todos esos cuerpos desnudos en las duchas, o en la barraca viendo pasear a mis compañeros en ropa interior con sus bellos cuerpo bien trabajados la mayoría ostentando bueno paquetes debajo de las delgadas telas de sus, bóxer o trusas (slip) de tantos estilos pero todos de color blanco, siempre me hacia tener una erección, que por lo general terminaba en un sueño húmedo que me obliga a cambiar mi ropa interior a la mañana siguiente.

Mi mejor recuerdo de aquellos días fue durante un ejerció en que debíamos acampar en un bosque cercano de la base, la meta ella llegar a un objetivo usando métodos rudimentarios para orientarnos, aquella primera noche fue única, sentí dolor pero también mucho placer fue la primera de muchas orgias que tendría en mi vida. 

El ejercicio implicaba que debíamos competir con otro grupo de ocho para tratar de llegar y tomar una bandera peleando entre nosotros, lo que implicaba usar armas de fogueo y poder ser tomados como prisioneros, lo que me ocurrió, eran en total ocho hombres de entre 25 a 30 años, eran tarde estaba a punto de oscurecer, todos fumaban y algunos de alguna manera habían bebido licor y uno de aquellos hombres llevaba un poco de droga, la misma por la cual podría ir a prisión, era un lugar peligroso para algo así y sin embargo debían de tener cuidado de alguna redada por parte de los oficiales.

Me tiraron al piso y me golpearon la cara con el suelo, intento echar a correr pero otros dos soldados me tomaron por ambos lados y lo sometieron en el piso, el líder de aquel grupo de hombres miro mis nalgas, que de alguna manera deje paradito, al parecer sus demás compañeros entendieron aquel simple gesto de mi parte.

–“Maricón de mierda, te vamos a enseñar a una buena lección”

Los soldados que me habían sometido me bajaron el pantalón, no entendía porque hacían eso aquellos hombres, lo tome como una forma de humillación simplemente, no esperaba lo que aquellos hombres le hicieron.       

–“Miren las nalgas que ricas de esta perra”. Dijo uno de esos hombres.

Sentí como uno de aquellos hombres introdujo un dedo en mi ano, aquel simple gesto lastimo mi mucosa rectal, uno de esos hombre coloco mi suspensorio en mi boca y me amordazaron, a diferencia de los otros soldados aquel hombre era de tez un poco más clara y poseía ojos claros, aquel uniformado me contemplo, con una sonrisa que se dibujaba en su rostro, a decir verdad aquel soldado ocultaba su orientación sexual a sus compañeros, incluso había fantaseado con penetrar a uno de ellos y para él era el afortunado para ser penetrado no por uno si no por todo su equipo, siempre había querido participar en algo como eso y en ese mismo momento seria espectador y cómplice del abuso de un mí.       

El líder de aquel grupo de hombres fue el primero se bajarse el pantalón y su ropa interior hasta la altura de las rodillas, su tez bronceada combinaba con una fina capa de vello, sus testículos colgaban y se columpiaban mientras su miembro un pene de considerable proporción y grosor era de un tono más oscuro.

–“¡ABRANLE LAS NALGAS AL PUTO!” Grito a dos de sus hombres.

Mientras tanto el coloco su duro miembro sobre mi ano, el glande de aquel hombre era enorme en comparación de mi abertura anal, otro de los uniformados se había sacado también su miembro y se empezó a masturbar contemplando aquella escena de completa dominación, no podía ni defenderme en contra ellos, era imposible que pudiera defenderme contra aquellos ocho sujetos, sentía como el enorme miembro de aquel soldado empezaba a hacerse paso a través de mi ano, sintiendo una fuerte punzada de dolor y quise gritar, largas lagrimas escurrían por mis mejillas, pero eso solo era el principio.

Aquel soldado me tomo de las caderas y comenzó a meter su erección más profundamente con movimientos de cadera, las nalgas de aquel hombre se contraían y relajaban conforme hacia aquel movimiento de vaivén, su miembro empezaba a desgarrar mi ano, y la sensación que eso me producía era de una suavidad y al mismo tiempo de succión tan esplendida que hubiera durado horas penetrándome, pero sabía que no debía de ser egoísta, sus demás compañeros también deseaban disfrutar de mi ano, me tomo fuertemente de los cabellos casi podía arrancármelo.

–“Esta bien apretada esta perra, miren nada más el trabajo que me cuesta penetrarlo”. Jadeo el hombre que me penetraba.  

No solo me penetraba con fuerza para aumentar la sensación en su pene, sino que disfrutaba lastimarme, después de unos minutos de fuertes penetradas al fin aquel soldado eyaculo un abundante chorro de semen

-“¡Dios!, me hiciste correr bien rico, te vamos a hacer nuestra perra”. Dijo mientras se corría en mi interior.

La falta de sexo de aquellos soldados aumentaba de una sobremanera la excitación de aquel grupo, el segundo soldado se coloco atrás me dio una fuerte nalgada, se había sacado su pene del pantalón, su miembro era de igual manera tan grande como el de su compañero, no era la primera vez que me había penetrado por alguien con tal fuerza, algunas veces antes fui sometido por algún novio para complacer sus deseos sexuales, y debo confesar que me volvían loco las nalgadas.

Luego de un movimiento de cadera su miembro se perdió entre mis intestinos, sintió la tibieza de mi cavidad anal, sintiendo la humedad característica de un ano, incluso el semen con la que su compañero anterior había logrado lubricar mis entrañas sintió un poco de envidia al no ser el primero, dicho me hicieron comenzar a disfrutar, vi como se marcaban las venas de su cuello, su rostro se puso rojo, no solo sentía excitación, sentía la necesidad de golpear mis nalgas, las fuertes nalgadas y las profundas penetraciones me llevaron a un punto de extrema excitación.

De pronto sentí un liquido caliente que me bañaba el rostro, incitativamente quiso ocultar mi rostro pero el hombre que me penetraba me tomo por los cabellos y me hico poner el rostro en dirección a la fuente de aquel liquido, uno de los soldados me estaba orinando, los orines se combinaban con lagrimas, incluso al respirar aquel liquido amarillo pasaba hacia su nariz.       

Cuando el primero termino vi como otro de ellos se sacaba su miembro y empezó a orinarme, el soldado que lo estaba penetrando estaba a punto de terminar moviéndome la pelvis para darle mayor placer a su miembro, para ese momento mi ano ya casi estaba acostumbraba a aquellos movimientos de pronto escuche un fuerte gruñido y sentí la segunda eyaculación en mi interior, casi de inmediato un hombre alto y corpulento, cuya erección era un más grande que la de los dos anteriores, incluso el grosor de aquel miembro se comparaba con el grosor de mi antebrazo.          

Sin decir nada simplemente me penetro con fuerza bruta, pude sentir el cuerpo caliente de aquel soldado, tenía una pierna a cada lado de mis nalgas el placer era increíble ya no lloraba sino que estaba gimiendo detrás de mi mordaza, estaba siendo llevado al límite del placer mientras era penetrado los otros soldados lo animaban,  noto como uno de sus compañeros se saco su miembro deseando penetrarme por lo que el hombre que me penetraba entendió la urgencia de su compañero y retiro su miembro de mi ano que empezaba a enrojecerse debido a las múltiples penetraciones, el urgido soldado aprovecho y metió su miembro que no se comparaba con nada con el pene de su compañero pero sin embargo, vi como puso los ojos en blanco cuando me penetro, quiso aguantar todo lo que podía pero apenas después de siete minutos eyaculo, otros de sus compañeros ya estaban listos para seguir penetrándome

Mientras uno de los hombres disfrutaba de mi cuerpo sus otros compañeros esperaban turno sentados junto a una fogata que habían improvisado aquella noche seria larga, se divertirían conmigo hasta al amanecer me dejaron con una enorme cantidad de semen muy profundo de mis intestinos al terminar, al amanecer el líder de ellos me penetro de nuevo por 15 minutos más o menos, después de eso retiro su pene, para luego correrse sobre mi rostro.

– “Has sido una buena puta”. Me dijo al oído al acabar de venirse.
– “Ahora más te vale que no digas nada a nadie y la pasaras mal”.
– “¿Entendiste?”Me dijo amenazantemente.

Solo asentí con la cabeza, los hombres se vistieron me desataron y me quitaron mi suspensorio de la boca para dejarme ahí sobre el suelo del bosque, desnudo, con semen sobre mis nalgas, rostro y huevos, pero sintiéndome una puta consumada.

Dos semanas antes de ser enviados al frente de batalla, nuestro líder de escuadrón nos llamo a una habitación solo a nosotros ocho, al llegar estaba vestido solo con una boina y un pantalón de camuflaje tipo militar, ahí nos hizo desvestir y bajarnos nuestros pantalones como ropa interior hasta los tobillos, nos ordeno que nos masturbarnos hasta obtener una erección completo, cosa que obedecimos pese a la rara que era la orden.

Ahí no dijo que como las mujeres no estaban permitidas en el frente era ya tradición en el ejercito que cada escuadrón antes de ser enviada al frente eligiera a quien sería su puta de trinchera con la que obtendrían placer sexual, el único que estaba permitido ya que la “puta de trinchera” era un eunuco por consiguiente no era un hombre o una mujer por lo que era legal tener contacto sexual sin romper las reglas.

El líder de escuadrón, dijo que en aquella base, se seleccionaba al soldado que tuviera el pene en erección más chico del escuadrón en erección, por lo que todos comenzábamos a mirarnos primero a nosotros mismos luego a los demás y pronto todos me miraban en ese caso el pene en erección de mi escuadrón era el mío, un escalofrió recorrió mi cuerpo cuando nuestro líder se me acerco y tomo mi pene en erección con su mano derecha para luego decirme.

-“Felicidades has sido seleccionado para ser una puta de trinchera”. Dijo el teniente.

Me quede en estado de shock, por lo que no escuche decirle a los demás que se retiraran, apenas reaccione cuando el teniente comenzó a quitarse su pantalón como ropa interior, para dejar al descubierto su bien esculpido cuerpo con un pene enorme de al menos 26 cm lleno de venas en completa erección, en su mano un aro de metal, que rápidamente coloco en lo alto de mi escroto, luego me beso en la boca para luego decirme.

-“No su líder de escuadrón es mi deber darte un último placer antes de castrado”. Dijo el teniente.

Luego me hizo arrodillar frente a él para que le comenzara a dar una mamada, lambí sus grandes huevos primero para luego hacer lo mismo con su miembro desde la base hasta la punta de su glande que lo hizo gemir, luego me lo metí en la boca, el teniente me tomo de la cabeza para metérmela toda de un sólido empujón que casi me hizo ahogar, la dejo en mi interior por unos segundos y cuando extrajo su miembro le escuche decirme.

-“Te voy a hacer gemir más que esos soldados en el bosque”. Dijo el teniente.

Aquello me dejo helado como sabia aquello no se lo había contado a nadie, pensé para mi mismo mientras seguía dándole una rica mamada al teniente, luego de casi 10 minutos el teniente extrajo su pene de mi boca su liquido pre seminal era bastante sabroso debo decir, me hizo poner en cuatro patas y comenzó a restregar su miembro entre mis nalgas, luego me abrió mis nalgas y me escupió mi ano con tres veces pero antes de penetrarme me dijo.

-“¡Quiero que goces ya que al venirte el anillo se activara y te castrara! ¿Entendiste?” Me dijo.

Asentí con la cabeza y de inmediato sentí como su glande comenzó a penetrarme, no se detuvo hasta que sus huevos que oscilaban bajos golpearon los míos, el teniente espero unos segundos antes de comenzar a moverse, una de sus manos tomo mi pene en erección y comenzó a masturbarme lentamente, no tarde en comenzar a gemir su miembro se sentía deliciosamente bien cada que entraba en mis entrañas.

Aquello duro como 15 minutos, luego me hizo poner de pie para penétrame así, moviendo sus caderas ricamente, mientras me masturbaba al tiempo que me besaba, el cuello, lóbulo de mi oreja derecha para fundirnos en un beso en que nuestras lenguas se entrelazaron en el interior de mi boca, aquello duro otros 15 o 20 minutos en los que gemí sin parar antes de comenzar a sentir como el pene del Teniente comenzó a palpitar y sus embestidas se hicieron aun más rápidas como desesperadas.

De pronto sentir un torrente de liquido caliente en mi interior que me hizo vibrar de placer y mi pene que para ese momento estaba siendo masturbado con prisa comenzó también  arrojar chorro tras chorro de mi blanco semen con ambos gimiendo de place al unísono.

Quede todo agitado, sudado y cansado olvidando el anillo sobre mis huevos, de pronto sentí como el teniente retiro su miembro de mi interior un gran torrente de semen broto de mi ano aun bien abierto en eso sentí una fuerte punzada en mi entrepierna que me hizo llevar mis manos a ella para notar que mis huevos con mi escroto incluido ya no estaban mas unidos a mi cuerpo, sentí como un gran chorro final de semen fue disparado de mi rígido como nunca antes en mi vida.   

Quede en shock al ver mi escroto con mis huevos en su interior en el suelo, luego ya no recuerdo nada, me desperté y ya me había curado, a las pocas semanas fui enviado con mi escuadrón al frente desde un principio fue su desahogo sexual y me encanta ser penetrado cada que se puede, de mi escuadrón original solo el teniente ahora capitán queda vivo, pero siempre la llegada de nuevo hombres bien dotados es bienvenida, me encanta probar a los “Nuevos Reclutas”.  


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

NUESTRO NUEVO ESCLAVO

Nino de 17 años estaba muy feliz aquella excursión de fin de año escolar de su prepa (instituto), era algo que esperaba con ansia, su grupo iba a visitar varias ciudades entre ellas la capital del país en los próximos seis días, estaba ilusionado y deseoso cuando abordo el autobús para comenzar la aventura llevaba una buena cantidad de dinero ahorrado por varios años que planeaba gastar entre otras cosas en perder su virginidad ......


NUESTRO NUEVO ESCLAVO
Nino de 17 años estaba muy feliz aquella excursión de fin de año escolar de su prepa (instituto), era algo que esperaba con ansia, su grupo iba a visitar varias ciudades entre ellas la capital del país en los próximos seis días, estaba ilusionado y deseoso cuando abordo el autobús para comenzar la aventura llevaba una buena cantidad de dinero ahorrado por varios años que planeaba gastar entre otras cosas en perder su virginidad.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [NULIFICACIÓN] [ESCLAVITUD] [SECUESTRO]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Nino de 17 años estaba muy feliz aquella excursión de fin de año escolar de su prepa (instituto), era algo que esperaba con ansia, su grupo iba a visitar varias ciudades entre ellas la capital del país en los próximos seis días, estaba ilusionado y deseoso cuando abordo el autobús para comenzar la aventura llevaba una buena cantidad de dinero ahorrado por varios años que planeaba gastar entre otras cosas en perder su virginidad ya que deseaba sentir lo que era estar con una mujer y mas sentir su pene en su interior.

No era feo pero era muy tímido por lo que no tenía novia hasta el momento,  eso sí se masturbaba todo lo que podía, pero no había querido ir con las putas de su ciudad que no era muy grande porque sabía que pronto todo el lugar hablaría de ellos, en su mente estaba la vez que escucho a algunas mujeres hablar de cómo habían visto entrar a su hermano mayor en la casa de las “evas” que era como se conocía al prostíbulo local, por lo que estaba esperado ese viaje para poder ir con una prostituta de la capital. 

El viaje transcurrió sin mayores incidentes los últimos tres días los iban a pasar en la capital del país visitando museos y el congreso pero el ultimo día antes de regresar era libre, algunos de sus compañeros optaron por un parque de diversiones, pero Nino opto por salir a explorar la zona roja de la ciudad, no tardo en encontrarse rodeado de chicas vestidas provocativamente que buscaban atraerlo hacia un hotel de mala muerte pero Nino buscaba algo mejor que ellas recorrió varias calles hasta que una de todas esas mujeres llamo su atención, debía tener no más de 25 años y era muy bella.

El pene de Nino que pese a su edad alcanzaba los 19 cm quedo rígido al verla portando aquella ropa que dejaba casi todos sus atributos femeninos al descubierto, se encontraba en un callejón poco transitado pero no le importo se acerco a ella y le pregunto con mucho nerviosismo.

-“¿Cuanto pides?” Pregunto Nino tratando de sonar con experiencia.

La chica lo miro de pies a cabeza sin dejar de notar la erección debajo de su pantalón que era muy que evidente, luego mirándolo a los fijamente le dijo.

-“¡Para ti guapo serian 500 más el cuarto!” Dijo ella.
-“De acuerdo, acepto pero ¿cómo te llamas?” Le pregunto Nino.
-“Me llamo, Karen”. Le respondió Karen.

Karen tomo a Nino de la mano y se lo llevo por el callejón hasta un entre patio guardado, ahí sobre un pórtico simple había un letrero que decía “Hotel Perdido”, entraron y Nino pidió una habitación la mujer ya mayor le sonrió pícaramente pero no dijo nada luego de pagar le entrego la llave y ambos subieron a la habitación que para sorpresa de Nino era bastante amplia, limpia con una buena decoración, casi como si fuera un hotel de cinco estrellas, no era lo que esperaba pero le alegro tener su primera vez en aquel lugar.

Karen hizo subir a Nino a la cama y empezó a desnudarlo, su pene estaba como si fuese de piedra y se le notaba mucho porque llevaba ropa interior muy delgada,  una vez los dos desnudos, Karen  comenzó a besarlo con tanta pasión mientras sus manos comenzaron a jugar con su pene en completa erección, por lo que Nino se dejo llevar por lo que correspondió recorriendo con sus manos todo su cuerpo.

Karen tomo la iniciativa por lo que comenzó a besar a Nino, cuello, pecho, hasta llegar a su pene erecto, Karen jugó con sus huevos, lambiéndolos e incluso se los metió dentro de su boca antes de meterse su pene a su boca.       

Karen le empezó hacer una mamada espectacular, mientras Nino ponía una cara de satisfacción
como nunca antes ella se saco su pene de su boca para decirle

-“Quiero que sientas rico y me hagas gozar”. Dijo Karen.

Karen le pidió que hicieran un 69, lo que fue más de lo esperaba Nino, por lo que ella se subió encima de él primero le lambió toda su vagina mientras ella le chupaba su pene como una rica paleta, luego empezó a meterle dos dedos en a petición de ella en su vagina le encantaba la sensación metía sus dedos y después la  lengua hasta el fondo.          

Luego de algunos minutos Karen se puse un condón en la boca y continuó dándole una mamada mientras ponía el condón se levanto y se montó encima de Nino, tomo su pene, lo coloco en la entrada de su vagina y se dejo caer, hundiéndose toda su erección dentro de ella, para casi de inmediato empezar a cabalgarlo y así estuvieron hasta que Nino sintió como ella tuvo su primer orgasmo mientras seguía cabalgándolo muy rico por su vagina de pronto se Karen se levantó y comenzó a mamarle el pene de nuevo hasta que se le puso completamente dura de nuevo sintiendo como aumentaba su tamaño en su boca. 

De pronto Karen dijo que le gustaba que se lo hicieran de perrito y se puso de cuatro patas, Nino se coloco detrás le restregó su pene entre sus nalgas con ella a cuatro patas, pero cuando estaba por penetrarla ella le dijo dije que lo quería por detrás, con una expresión de lujuria en su rostro que excito mucho a Nino.         

Karen hizo que Nino empezara a lamber su ano para poder lubricarlo un poco, cuando de pronto le dijo que ya la quería dentro, coloco su pene en la entrada de mi ano y de un golpe se la metió todo, lo que hizo que ella diera un grito de placer que Nino estimo que muchos lo escucharon.     

Nino estaba gozando tanto como si su pene estuviera en su vagina y no en su ano, era una sensación muy rica, saco su pene de mi ano y lo metió en su vagina para comenzar a darle por ambos lados Karen por su parte parecía sentir tanto placer que gemía como loca, Después de casi una hora, algo inusual para Nino que aguantada tanto, le dijo que se iba a venir saco su pene de su vagina se quito el condón pero antes de derramarse Karen le dijo que lo quería en su cara, Nino accedió y fue la sensación más maravillosa de su vida.  

Fueron cinco chorros que salieron a gran presión de su palpitante miembro con Nino gimiendo como nunca antes, cuando termino de correrse ambos cayeron rendidos sobre la cama, 10 minutos después, Karen aun con semen en su cara se puso de pie se coloco su pequeña tanga y se acerco Nino que aun no podía creer todo aquello para decirle.   

-“¿Te gusto?” Pregunto Karen.
-“Oh sí, con gusto pagare doble por volvértelo a hacer”. Dijo Nino.

Karen rio tímidamente antes decirle a Nino que la miraba con extrañeza.

-“Lo siento querido pero a donde iras creo que ya no vas a tener más placer, pero te quedara el recuerdo de lo que vivimos”. Dijo Karen.

Luego lo beso en los labios al tiempo que le inyecto algo en el cuello, Nino apenas y reacciono perdió la conciencia casi de inmediato.

Nino se despertó desnudo en un lugar extraño, no sabía cuánto tiempo había pasado, de pronto algunos minutos después de despertar dos mujeres una dejando todos sus encantos femeninos a la vista y la otra solo con los senos tapados con un corset de cuero negro, aunque ambas con sus vaginas completamente depiladas eran altas aunque asiáticas entraron en donde estaba para levantarlo del piso de cemento donde se encontraba recostado, una de ellas antes de que pudiera decir algo le coloco una mordaza de bola en la boca.

Luego le coloco una máscara que le cubría la mitad del rostro y cabeza a Nino tenía sus manos amarradas en la espalda, las dos mujeres le colocaron una prenda de cuero de color negro que le cubría su vientre pero dejaba su pecho al descubierto que se cerraba en pico sobre sus genitales, aquella prenda terminaba en un pequeño elástico semi circular que fue colocado por detrás de sus huevos que los hizo quedar levantados hacia adelante de la pelvis de Nino, una serie de cintas de cuero se abrocharon sobre su pene que una de las mujeres se encargo de poner completamente rígido antes de colocar las tiras.

Las cuales iban unidas a la prenda dejando su pene apuntando hacia arriba, le colocaron luego un collar de cuero que le cubrió todo el cuello de Nino, que para ese momento estaba aterrado, casi para terminar le colocaron dos parches circulares de cuero  sobre sus tetillas, luego ya para finalizar dos zapatos de tacón muy alto de charol negro que se aseguraban más alto que sus tobillos dichos zapatos iban unidos por una fuerte cadena que apenas le dejaba dar pequeños pasos a Nino.

Luego fue sacado de donde estaba para encontrarse en lo alto de una pequeña loma donde se podría apreciar que estaba en una isla, por un pequeño sendero fue conducido hasta una explanada adornada por los cuatro puntos cardinales con pagodas estilo oriental las dos mujeres lo llevaron hasta una mujer de piel muy morena con un ligero vikini de color blanco aquella mujer parecía ser hindú, quien con una mano en la cintura se le quedo mirando sobre todo sus genitales y pene en erección que por la acción de las tiras que lo rodeaban de algún modo mantenían su pene rígido.

-“¡Ama aquí está el nuevo esclavo!” Dijo una de las mujeres.
-“¿Que desea que le hagamos Ama?” Dijo la otra mujer,

La mujer de piel morena se acerco a Nino para comenzar a acariciar su pecho, luego una de sus manos descendió hasta sus huevos los cuales toco para luego apretar con fuerza que hizo mugir a Nino de dolor, las tres mujeres se rieron de su dolor, luego la mujer que lo acariciaba paso su atención como su mano a su pene, el cual sintió, apretándolo levemente, luego de unos segundos les dijo a las mujeres.

-“Eliminen su lindo miembro y maten sus testículos”. Dijo la morena indiferentemente.

Nino comenzó a pelear y a mujer mientras era arrastrado hasta un patio donde fue obligado a ponerse de rodillas sus genitales quedaron asentados sobre una losa de piedra, una de las mujeres se fue mientras la otra retiro las tiras de cuero del pene de Nino que quedo palpitante sostenido por una de sus manos que comenzó a masturbarlo.

El movimiento de vaivén de la mano de aquella mujer se incrementaba a cada momento lo que hizo que a los pocos minutos Nino luchara por no venirse, sus nalgas se apretaron, lo mismo que todos los músculos de cuerpo que ya sudaba a raudales, casi cuando estaba por venirse la otra mujer apareció trayendo consigo un pequeño machete y una enorme jeringa con una gran aguja, en la jeringa un liquido blanco espeso se destacaba.

-“¡Llegas a tiempo estaba por venirse el muy precoz!” Dijo la mujer que soltó su erección.

Ambas rieron por aquel comentario, luego la recién llegada tomo el escroto de Nino, que aterrado vio como la otra mujer dejo el pequeño machete sobre la losa de piedra para comenzar a inyectar su testículo derecho con el liquido de la jeringa.

-“MMMMM NOMM NMMO”, Mugía Nino detrás de su mordaza.

El dolor era intenso, cuando vacio la mitad del contenido de la enorme jeringa extrajo la aguja para inyectar el testículo izquierdo, que de nuevo hizo gemir de dolor a Nino con todo su cuerpo temblando mientras el resto del liquido blanco llenaba su testículo, cuando acabo de vaciar el liquido, la mujer dejo la jeringa sobre la losa para apretar levemente primero los testículos de niño hasta apretarlos con fuerza que hizo morder con fuerza su mordaza, cuando el dolor paso un poco le escucho decir a la mujer que tomo su pene de nuevo para masturbarlo.

-“Mejor disfruta, que este será tu ultima eyaculación en tu vida”. Dijo una las mujeres.

Al tiempo que mano comenzó de nuevo a bajar y subir por su endurecido pene a gran velocidad la otra mujer no tardo en quitar uno de los parches que cubrían su tetilla derecha para comenzar a lamberlo pasando su lengua por toda su extensión mordiendo levemente su pezón, que solo hizo incrementar la excitación de Nino, entre lambida y lambida la mujer que estaba centrada en su tetilla le decía.

-“Vamos nene danos tu leche, vamos vente por última vez”  Le decía ella.

Nino al cabo de apenas 10 minutos ya no pudo soportar más aquello y de su pene broto una gran chorro de su espesa leche que incluso cayo fuera de la losa de piedra de 50 cm de ancho, a aquella primera gran descarga le siguieron cuatro más, cada una le produjo una oleada de placer inigualable pero justo cuando su quinta descarga abandono su palpitante pene, este le fue cercenado por un certero como brutal golpe del afilado pequeño machete, separando su pene de su cuerpo para el resto de sus días.

-“UUUUUMMMMMMMM”. Grito Nino Aterrado al ver cómo fue despojado de su pene.    

Algo de semen se mezclo con la sangre que broto del muñón que le quedo, todo el cuerpo se sacudió como si tuviera convulsiones con sus ojos en blanco por el dolor por casi un minuto antes de que por fin perdiera el conocimiento.

Nino se despertó sin su pene y castrado aunque sus huevos aun estuviera ahí, aunque apenas estuvieran vivos, sin testosterona la piel de Nino se volvió más suave, sus pechos crecieron hasta tener dos lindos senos, en ese momento el fue presentado a un grupo de señoras que lo usarían como su esclavo y juguete sexual atormentándolo de mil maneras pese a que sus huevos estaban muertos aun podrían generarle mucho dolor.

La mujer que ordeno su castración total dijo cuando Nino fue obligado a subir al pódium desnudo.

-“¡Damas les presento a nuestro nuevo Esclavo!”



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

NO LO HAGAS POR FAVOR

Nadia de 32 años estaba excitada e impaciente mientras bajaba los escalones que conducían al sótano de la vieja casona que alguna vez fue de sus abuelos, ella vivía con su esposo en otra casa que conservaba la casa donde creció puesto que era una herencia además de valiosa por si misma monetariamente lo era en recuerdos, ahí vivió desde los seis años cuando sus padres murieron en un accidente aéreo......


NO LO HAGAS POR FAVOR
Nadia de 32 años estaba excitada e impaciente mientras bajaba los escalones que conducían al sótano de la vieja casona que alguna vez fue de sus abuelos, ella vivía con su esposo en otra casa que conservaba la casa donde creció puesto que era una herencia además de valiosa por si misma monetariamente, lo era en recuerdos, ahí vivió desde los seis años cuando sus padres murieron en un accidente aéreo.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [TORTURA] [VIOLACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Nadia de 32 años estaba excitada e impaciente mientras bajaba los escalones que conducían al sótano de la vieja casona que alguna vez fue de sus abuelos, ella vivía con su esposo en otra casa que conservaba la casa donde creció puesto que era una herencia además de valiosa por si misma monetariamente, lo era en recuerdos, ahí vivió desde los seis años cuando sus padres murieron en un accidente aéreo,  creció para convertirse en una bella adolescente algo sobre protegida  por sus abuelos que la adoraban con locura, todo fue amor hasta los 18 años.

Nadia deseaba algo de libertar por lo que al entrar a la universidad se mudo a un dormitorio donde compartía cuarto con una chica de su misma edad, de la cual se hizo amigo una noche esa chica no la pudo acompañar a una fiesta tenia examen al dia siguiente por lo que quedo con un grupo de estudio Nadia por su parte deseaba ir a aquella fiesta mucho pues iba a ir el chico que le atraía se vistió lo más sensual que pudo y se encamino sin pensar en los peligros que una mujer sola y vistiendo como iba podría enfrentar.

Nunca llego a la fiesta fue detenida por tres hombres jóvenes, como de 20 años ya bastante borrachos quienes la obligaron a ir hasta un pequeña fuente oculta entre matorrales de un parque donde comenzaron a manosearla.

-“No, No Déjenme ir”
-“¡Por favor no me hagan nada!” Les rogo Nadia.

Pero uno de ellos la tomo de su ligera blusa con ambas manos y se la abrió rompiéndosela por completo sus lindos como firmes pechos quedaron apenas cubiertos por su sostén (corpiño), de fino encaje negro que solo hizo excitar a los tres hombres.

Aterrada Nadia comenzó a gritar pidiendo ayuda, fue cuando uno de los hombres le dio un fuerte puñetazo en el estomago y otro rápidamente en el juvenil rostro de la joven que la hizo caer al suelo, como si ese fuese la señal los tres hombres como lobos hambrientos se abalanzaron sobre ella, con sus manos le fueron arrancando sus ropas, hasta dejarla solo con su pequeña tanga de encaje color negro, que Nadie agarro con fuerza con sus manos tratando de que no se la quitaran incluso dejando que las manos de esos hombre le apretaran sus senos ya al desnudo.

Pero un fuerte golpe en el estomago hizo que Nadia soltara su tanga, lo que aprovecho el hombre que la golpeo para quitarle la única prenda que aun cubría su bello cuerpo, dejando su sexo al descubierto, apena adornado por un mechón de vello púbico, apenas esa tarde Nadia se depilo su sexo en previsión de si sucedía algo mas con el chico que le gustaba sin imaginar que los que iban a disfrutar de aquello eran esos tres hombres.

-“No, No, No. Me hagan nada”
-“¡Por favor no me hagan nada!” Les rogo Nadia de nuevo.

Los tres hombres rieron al unísono, mientras seguían manoseando su cuerpo, uno de ellos dejo de ir apenas para decirle.

-“Calma Preciosa, solo te vamos a hacer gozar, como de seguro desea una putita como tú”. Dijo el hombre.

De inmediato se bajo se pantalón Nadia con horror logro ver como debajo de su bóxer se marcaba ya una tremenda erección, que no tardo en ver en directo era un pene de 20 cm circuncidado que ya estaba derramando liquido pre seminal de la punta, los otros dos hombres, tomaron las piernas de ella para abrírselas Nadie trato de luchar pero nada pudo hacer contra la fuerza de ellos.

Aquel hombre no tardo en restregar su endurecido miembro por los labios vaginales rosados de Nadia, que de nuevo comenzó a gritar uno de los hombres tomo su tanga y se la metió en la boca que redujo el ruido de sus gritos, de pronto los ojos de Nadia se abrieron grandes al sentir como aquel pene comenzó a penetrarla, escucho decir al hombre.

-“Lo tiene muy apretado esta putita”. Los tres hombres rieron de nuevo.

Por lo que el hombre tomo la cintura de Nadia para hundir su miembro con fuerza, que entro por completo desgarrando el himen de Nadia que le hizo arquear el cuerpo del dolor que sintió, no escucho decir al hombre que la penetraba.

-“Vaya esta putita era virgen”. Dijo jadeante el hombre.

Los hombres chiflaron y apoyaron a su amigo, mientras al extraer su pene del interior de Nadia este estaba manchado de sangre, uno a uno tomo su turno el último de ellos le quito la tanga de su boca para insertar su pene y venirse en ella, ya con Nadia completamente catatónica como si no le importara si vivía o moría, cuando los tres se corrieron dos veces en ella la dejaron ahí tirada bañada en semen.

Aquella experiencia de violación marco la vida de Nadia, termino la universidad pero nunca más volvió a salir sola o hablo con otro hombre durante el resto de sus estudios universitarios, la misma noche que todo eso ocurrió llego a su departamento como pudo con sus piernas manchadas en sangre y semen, se baño llorando casi arrancándose la piel de lo fuerte que la tallo, fue en momento que juro que pese le tomara toda la vida se vengaría de aquello hombres.

Dos años después de salir de la universidad conocía a Roberto su actual esposo con la que tiene dos hijos, Roberto supo ser tierno y demostrar que era buen hombre la primera vez que tuvieron sexo fue la primera vez que ella sintió un orgasmo como mujer, lo que la hizo amar aun más a su marido, fue pero no olvido lo que juro en ese baño aquella noche, un años después de su boca su abuelo murió de un infarto, seis meses después se abuela muchos dicen que por la tristeza, como fuese le dejaron una gran herencia en negocios como en dinero a Nadia.

Con su nuevo poder económico Nadia contrato a unos detectives privados que no tardaron mucho en dar resultados el primero en ser encontrado fue el hombre que en segundo lugar la penetro, reconoció su cara pese a los años trascurridos en la foto que el detective el proporciono, Nadia contrato a una pandilla para que el fuese secuestrado, violado y castrado al final cosa que sucedió, a los pocos meses ella supo que lo encontraron colgando de su habitación

-“Se suicidado el muy cobarde”. Pensó Nadia con una alegre maldad que desconocía poder sentir.

El siguiente de aquellos tres hombres en sufrir un destino similar, seis meses después, fue el que se vino en la boca de Nadia, pero a él, le quemaron su pene con soplete de gas hasta dejarlo literalmente carbonizado, sus huevos por otra parte fueron reventados por las fauces de un tornillo de banco que los aplasto hasta que no resistieron tanta presión y explotaron en decenas de pedazos incluso estallando su saco escrotal, esta segunda víctima era ejecutivo de un banco, padre de un niño, que al verse despojado de su virilidad opto también por el suicidio, disparándose un tiro en la boca cuando su mujer e hijo fueron a visita a los abuelos del niño.

La noticia del suicidio de aquel hombre lleno de alegría a Nadia pero ella deseaba terminar con su venganza, el último de los tres hombres le fue esquivo por algunos años, hasta que por fin fue localizado casado y con dos hijos vivía lejos en otra ciudad dueño de una cadena de tiendas, Nadie tuvo que retrasar su venganza por cosas familiares pero con el ultimo hombre ya de 34 años fue secuestrado y dejado en el sótano de la casa de sus abuelos amarrado y vendado.

Aquella semana Roberto se fue de vieja de negocios a Europa no iba a regresar hasta el domingo por lo que tenía una semana, el corazón de Nadia latía con fuerza aceleradamente mientras bajaba uno a uno cada escalón hasta el suelo del sótano, ahí estaba aquel hombre que le violo y desvirgo a los 18 años, acostado boca arriba apenas con un ajustado bóxer con sus manos amarradas a la espalda, completamente indefenso, quien se agito al escuchar que alguien se acercaba a donde estaba recostado.

-“¿Quién está ahí? ¡Ayuda por favor me han secuestrado!” Dijo el hombre.

Nadia apenas pudo contener la risa que la suplica de aquel hombre le provoco, se sentía nerviosa pero al mismo tiempo excitada, incluso sentía su ropa interior mojada de sus jugos, aquella situación era muy excitante para ella por alguna razón, pero en su mente solo quería que ese hombre sufriera un poco de lo muchos que ella sufrió cada noche desde su violación recordando cómo es que fue mancillada por ellos.

Lo primero que hizo Nadie fue usando unas tijeras cortar el bóxer del hombre para dejarlo al desnudo su pene como huevos peludos quedaron al descubierto, aquel miembro era incluso más grande que el de su esposo, que solo le causo al verlo una terrible repulsión incluso tuvo varias arcadas pero logro no vomitar.

Aquel hombre al sentir las manos recorrer su cuerpo y sentirse completamente expuesto de nuevo comenzó a suplicar casi llorando, ya no era tan aterrador como Nadia recordaba.

-“Por favor no me hagan daño pagaran el rescate que pidan solo déjenme hablar con mi esposa”. Dijo el hombre.

Nadia solo guardo silencio mientras le daba la vuelta a su cuerpo para que quedase boca abajo, sus nalgas quedaron al descubierto Nadia planeo algo muy aterrador para él, siendo enfermera quirúrgica sabia como curar pero también como causar un gran daño,  aunque nunca ejerció su profesión su licencia aun era válida por lo que no tuvo problemas en conseguir los suministros médicos.

Luego de checar que el hombre estuviera bien amarrado comenzó a apretar sus nalgas, hasta que finalmente Nadia se las abrió para revelar un ano oscuro como cerradito una expresión de genuina maldad se dibujo en su rostro y modificando la voz le dijo al hombre.

-“¡Ahora vas a saber lo que siente ser violado!” Le dijo Nadia.

Casi al mismo tiempo hundió uno de sus dedos entro de su ano, luego dos hasta que tres de ellos se hundían y salían de su apretado esfínter anal, el hombre solo se retorcía seguía suplicando para que se detuviera, al cabo de unos cuantos minutos Nadia extrajo sus dedos pero eso no era todo, ella fue por un tubo de una pulgada de diámetro por 70 cm de largo, cuyo uno de sus extremos comenzó a restregar por su ano semí dilatado, el hombre al sentir el frio metal girar sobre su ano, se imagino lo que eso supondría por lo que con desesperación de nuevo suplico.

-“¡NO LO HAGAS, POR FAVOR, NO LO HAGAS!” Grito el hombre.

Que se retorció y luchaba tratando de evitar ser penetrado por aquel tubo, pero sus gritos desesperados hicieron que de un solo gran empujón el tubo entrara en sus entrañas profundamente desgarrando el esfínter anal del hombre que comenzó a sangrar mientras él se retorcía y gritaba de dolor al sentir aquel tubo bien dentro de su cuerpo.

En ese momento ella saco un elastrador para colocar rápidamente dos ligas castradoras en lo alto de sus huevos de nuevo el hombre dio un alarido y se retorció como si tuviera convulsiones al sentir el apretón de las ligas en su escroto.

-“AAAAAAAAAAhhhhh”. Grito.
-“Por FAVOR YA BASTA, ¡POR FAVOR!” Suplico gritando el hombre.

Nadia, entonces tomo su pene y coloco otras dos ligas en la bese luego de hacer que quedase en completa erección que de nuevo provoco que el hombre diera un gran alarido de dolor, una vez concluido con las ligas, fue hasta un cubo metalizo en donde estaba un largo trozo de metal sostenido hasta la mitad en posición vertical por carbones ardiendo cuando lo extrajo la mitad brillaba intensamente de lo caliente que estaba.

Con aquel trozo de metal ardiente, Nadia regreso a donde estaba el hombre aun tratando de extraerse el tubo de su interior con sus manos había logrado sustraer algunos centímetros pero Nadie de un nuevo empujón lo introdujo aun más, el hombre grito de nuevo, Nadia entonces comenzó a introducir el fierro ardiente por el centro hueco del tubo hasta que la parte ardiente tomo los intestinos del hombre perforándolo para seguir su camino ya que estaba afilado por el extremo ardiente, los gritos del hombre si hicieron aterradores mientras sentía como era quemado por dentro sin poder hacer nada.

Nadie de pronto extrajo el fierro y unos segundos después un gran chorro de sangre broto de la parte alta del tubo, Nadia excitada, volvió a meter el fierro que lo dejo dentro algunos minutos antes de volver a sacarlo de repente para producir otro gran chorro de sangre, al daño estaba hecho, el sangrado interno en el cuerpo del hombre era grave en pocos minutos moriría de no recibir ayuda médica con urgencia, antes de que perdiera la consciencia Nadie le dijo al oído.

-“Te vas a ir al infierno pero sin tus huevos y pene maldito violador”. Le dijo Nadia.
-“No por favor no lo hagas”, Suplico casi susurrando el hombre

Nadie le corto usando una tijera para cortar pollos, los huevos que hizo gritar al hombre y unos segundos después su pene, anulado y con pocos minutos de vida ella le dijo.

-“Me voy a quedar con tu virilidad como recuerdo, ¡disfruta del infierno!” Dijo Nadia.

Luego con el escroto y pene aun ligados, chorreando sangre los puso en un frasco para colocarles luego liquido conservante y los oculto tras unos papeles en una caja fuerte de la que solo ella sabía la combinación.

Días después, Nadia leyó en la prensa el hallazgo de un cadáver terriblemente torturado y mutilado en una ciudad lejana del país, “se sospecha de un ajuste de cuentas de la mafia” decía el artículo, Nadia solo recordaba mientras sus manos masajeaban su inflamado clítoris sobre su cama más feliz que nunca.

-“No lo hagas por favor”. 


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com
   




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

NO ERA EL CHICO DE JENGIBRE

Había una vez un niño travieso. Su papá y su mamá le dijeron que nunca jugara demasiado lejos de la casa, porque había un montón de criaturas peligrosas en el bosque. Pero él no los escuchó, y un día fue a explorar los bosques por sí mismo......


NO ERA EL CHICO DE JENGIBRE
Había una vez un niño travieso. Su papá y su mamá le dijeron que nunca jugara demasiado lejos de la casa, porque había un montón de criaturas peligrosas en el bosque. Pero él no los escuchó, y un día fue a explorar los bosques por sí mismo.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [SOBRENATURAL]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo





Había una vez un niño travieso. Su papá y su mamá le dijeron que nunca jugara demasiado lejos de la casa, porque había un montón de criaturas peligrosas en el bosque. Pero él no los escuchó, y un día fue a explorar los bosques por sí mismo.

Después de unas horas, se perdió. También necesitaba orinar.

Abrió la cremallera y sacó su pene, pero no sabía dónde sería un buen lugar para orinar. Así que caminó, tomando su nariz con una mano, y sosteniendo su pene con la otra.

Muy pronto, se encontró con una gran tortuga al lado del camino que estaba recorriendo, por lo que el niño dijo:

-"Señor. Tortuga, Sr. Tortuga, ¿dónde puedo orinar? Pregunto el niño.

Y la tortuga, que era en realidad una tortuga carnívora, miró al pene del chico y pensó que sería un sabroso bocadillo, por lo que le dijo.

-"Puedes orinar dentro de mi boca, pequeño, Tengo mucha sed y podría tomar una poco de ella.

El chico nunca había orinado dentro de la boca de nadie antes. Pensó que beber pis era asqueroso, pero tal vez a las tortugas les gustaba. La tortuga abrió sus mandíbulas y esperó. El muchacho apuntó su pene a la tortuga y separó sus pies.

-"¡No, no así!" Dijo la tortuga.
-¡Vas a mojar mi caparazón y perdere la mayor parte! Acércate".

El muchacho se acercó a la tortuga.

-"Más cerca". Dijo la tortuga.

El muchacho se puso de rodillas delante de la tortuga.

-"Pégalo en mi boca". Dijo la tortuga.

Así que el chico pegó su pene dentro de la boca de la tortuga. De repente, las mandíbulas de la tortuga se cerraron con fuerza ¡SNAP! ¡Pero el chico había saltado atrás, justo a tiempo!

-¡Has intentado morderme el pene! -gritó el muchacho.
-“Así es” Dijo la tortuga con enojo. ¡Y cuando te atrape, lo devoraré todo!

-"¡Hah!" Dijo el muchacho. "Puedes correr y correr lo más rápido que puedas, pero nunca me atraparás, ¡porque tengo un pene y dos buenos huevos!"

Y el chico se dio la media vuelta y salió corriendo. La tortuga se cansó rápidamente y se rindió. El muchacho frenó y todavía necesitaba orinar.

Se encontró con un prado cubierto de hierba, donde dormía un zorro marrón. El muchacho dijo,

-"Señor. Zorro, Sr. Zorro, ¿dónde puedo orinar?"

El zorro se despertó y miró el pene del chico y pensó que sería un sabroso bocadillo, por lo que dijo,

-"Puedes orinar dentro de mi boca, pequeño. Tengo mucha sed y puedo tomar una copa.

El chico pensó que era extraño que el zorro dijera lo mismo que la tortuga, pero tenía que orinar, así que dijo:

-"DE ACUERDO".

El zorro se puso en pie, abrió las mandíbulas y esperó. El muchacho apuntó su pene al zorro y separó sus pies.

-"¡No, no así!", Dijo el zorro. "¡Solo conseguirás que mi piel se moje y desperdicie la mayor parte de ella! Acércate".

El muchacho se acercó al zorro.

-"Más cerca", dijo el zorro.

La boca del zorro estaba tan alta como el pene del chico, así que todo lo que tenía que hacer era caminar.

-"Pégalo a mi boca". Dijo el zorro.

Así que el chico pegó su pene dentro de la boca del zorro.

De repente, las mandíbulas del zorro se cerraron ¡SNAP!

-¡Pero el chico había saltado atrás, justo a tiempo!
-¡Has intentado morderme el pene! -gritó el muchacho.
-Así es -dijo el zorro, enfadado-. ¡Y cuando te atrape, lo devoraré todo!

-"¡Hah!" Dijo el muchacho. "Puedes correr y correr lo más rápido que puedas, pero nunca me atraparás, porque tengo un pene y dos buenos huevos!"

Y el chico se dio la media vuelta y salió corriendo. El zorro era un corredor mucho mejor que la tortuga, pero el muchacho era todavía más rápido que el zorro, y se alejó de él.

Ahora el chico realmente necesitaba orinar con urgencia. Se encontró con una chica vestida de rosa, que estaba sentada en un tronco de árbol, cepillándose el cabello. El muchacho dijo,

-"Niña, niña, ¿dónde puedo orinar?"

La niña dejó de cepillarse el cabello para mirar al chico, que sostenía su pene con ambas manos y haciendo el baile la urgencia por orinar. Ella sabía lo que era un pene, y sabía que solo los niños los tenían. Su estómago gruñó. Hmmmm...

"Puedes orinar dentro de mi boca, pequeño. Tengo mucha sed y puedo tomar una copa.

El chico pensó que era extraño que la niña dijera lo mismo que la tortuga y el zorro, pero realmente necesitaba ir mal, así que dijo:

-"DE ACUERDO".

La niña apoyó los codos en el tocón del árbol y apoyó la barbilla en las palmas de la mano con la boca abierta y esperó. El chico apuntó su pene a la chica y apartó sus pies.

"¡No, no así!" Dijo la niña. "¡Sólo conseguiremos que mi vestido se moje y desperdicie la mayor parte de la orina! Acércate."

El muchacho se acercó a la chica.

-“Más cerca”. Dijo la muchacha-.

La boca de la niña estaba tan alta como el pene del chico, así que todo lo que tenía que hacer era caminar.

-"Pégalo a mi boca". Dijo la muchacha.

Así que el chico pegó su pene dentro de la boca de la chica.

De repente, ¡la boca de la chica se cerró de golpe!

¡Pero el chico había saltado atrás, justo a tiempo!

-¡HAS INTENTADO MORDERME EL PENE! Gritó el muchacho.
-Así es -dijo la niña con enojo-. ¡Y cuando te atrape, lo devoraré todo!

"¡Hah!" Dijo el muchacho. "Puedes correr y correr lo más rápido que puedas, pero nunca me atraparás, porque tengo un pene y dos buenos huevos!"

Y el chico se dio la media vuelta y salió corriendo.

La chica fue tras él. Ella dijo,

"¿Oh si? Bueno, no necesito un pene y dos huevos para atraparte! ¡Tengo transmisión automática! "

El muchacho ya estaba cansado de todo el correr que ya había hecho, pero la chica no lo estaba. Cada vez que la miraba por encima del hombro, ella se acercaba cada vez más a él. Gimiendo, comenzó a orinar mientras corría. La chica pensó que era gracioso y se rió.

Ella finalmente lo atrapó y lo hizo girar. Ella agarró el extremo de su pene con ambas manos, mientras él todavía tenía ambas manos a su lado de ella, y comenzaron a jugar a la guerra del remolcador con ella.

"¡Déjalo ir! ¡Vamos! -gritó el muchacho.

Riéndose, la muchacha luchó contra el niño sobre su espalda, y luego se sentó en su barriga, frente a su pene. La sostuvo de modo que la señaló hacia arriba y usó su falda para limpiarla y secarla. Luego se agachó y lo mordió con ansiedad mientras gritaba.

La muchacha se levantó de él, escupió su pene en su mano, y comenzó a mirarlo y sentir todo alrededor.

El muchacho, mientras tanto, se sentó y comenzó a frotarse entre sus piernas.

-"¡Owwww-ooooooo, me duele! ¡Duele mucho! ¡Me arrancaste mi pene! ¡Me mordiste el pene y me duele!", Gritó el chico.

La muchacha rió, se comió todo y se lamió los dedos.

-¡Y ese fue el final del chico travieso!




Historia Original Aquí.




Autor: Anónimo       Traductor: DarkSoul

NAVIDAD DULCE NAVIDAD

Nuria selecciono a un hombre alto, de piel blanca, de cuerpo trabajado aunque no excesivamente marcado, no le agradaban los hombre con músculos por todas partes, rostro varonil con mentón cuadrado, ojos cafés claros, cabello castaño claro y por lo que pudo ver en su ajusta prenda que portaba en la foto en línea, bien dotado, por su parte ella era rubia, delgada de grandes senos, buen par de nalgas, cuidada y finas piernas que horas en el gimnasio le habían dado, a su modo ella era muy sensual......


NAVIDAD DULCE NAVIDAD
Nuria selecciono a un hombre alto, de piel blanca, de cuerpo trabajado aunque no excesivamente marcado, no le agradaban los hombre con músculos por todas partes, rostro varonil con mentón cuadrado, ojos cafés claros, cabello castaño claro y por lo que pudo ver en su ajusta prenda que portaba en la foto en línea, bien dotado, por su parte ella era rubia, delgada de grandes senos, buen par de nalgas, cuidada y finas piernas que horas en el gimnasio le habían dado, a su modo ella era muy sensual.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [FEMDOM] [CBT] [ESCLAVITUD]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





25 de Diciembre Navidad, Nuria de 36 años estaba sola en casa, sin pariente alguno, paso la navidad sola pese a ser invitada a un sinfín de lugares por amigas, era soltera y sin hijos ya que era estéril por la tarde de ese día, llamo a un servicio muy exclusivo, un lugar que se especializaba en brindar a mujeres solas y con el poder económico que ella poseía el placer que tanto necesitaban, ella hizo su elección de un catalogo en lineo y se le informo del precio como la hora de llegada.

Nuria selecciono a un hombre alto, de piel blanca, de cuerpo trabajado aunque no excesivamente marcado, no le agradaban los hombre con músculos por todas partes, rostro varonil con mentón cuadrado, ojos cafés claros, cabello castaño claro y por lo que pudo ver en su ajusta prenda que portaba en la foto en línea, bien dotado,  por su parte ella era rubia, delgada de grandes senos, buen par de nalgas, cuidada y finas piernas que horas en el gimnasio le habían dado, a su modo ella era muy sensual, se vistió con una blusa muy escotada color azul rey, una minifalda negra y tacones altos, se sirvió una copa de vino y se sentó a esperar.

Unos segundos a la hora que se le informo Nuria escucho el timbre de la puerta con algo de excitación se puso de pie para caminar hasta la puerta, al abrirla se encontró con aquel hombre alto, de espalda ancha portando una gabardina larga que llegaba casi hasta los tobillos de color gris, el hombre extendió la mano y dijo.

-“Hola, mucho gusto soy Noel”. Dijo él.

Por supuesto aquel no era su nombre real, Nuria lo sabia pero era original para la fecha que era pensó para ella misma.

-“Hola Noel soy Nuria tu Ama por esta noche, mucho gusto pasa por favor”. Dijo Nuria mientras estrechaba la mano del hombre que entro a su lujosa casa a las afueras de la ciudad.

Era poco más de las 7 PM, cuando Noel le entrego el contrato de esclavitud a Nuria, el cual leyó con detenimiento, ahí especificaba claramente que ella podría hacerle lo que quiera a su cuerpo sin restricción alguna, lo que por supuesto hizo humedecer el interior de su vagina de inmediato al pensar en todas las posibilidades, luego de leerlo lo firmo y con eso inicio la sesión.

Noel sin que Nuria lo ordenara se despojo de su gabardina, dejando su cuerpo casi al desnudo apenas se quedo con una minúscula prenda de color rojo vino y un par de botas tipo militar color negro que le cubrían un poco más arriba de los tobillos,

Nuria abrió grandes los ojos al ver el cuerpo de aquel hombre casi desnudo ante ella, le hizo dar la vuelta para ver como su prenda color vino se perdía entre sus fuertes nalgas, las cuales tomo y amaso con sus manos, sintiendo su firmeza, Nuria luego condujo a Noel a un amplio salón en que apenas tenía muebles con un decorado navideño.

Una vez ahí Nuria comenzó acariciar el cuerpo del hombre quien sin hacer ninguna expresión, se quedo inmóvil, las manos de Nuria sintieron su pecho y abdomen completamente depilados, luego bajaron para amasar su paquete que se abultaba en su pequeña prenda, que pronto bajo hasta mas debajo de sus rodillas, dejando al descubierto sus genitales en concordancia con el resto de su cuerpo completamente sin vello alguno, pero Nuria ya de cuclillas frente a Noel no los toco solo los admiro.

Sintiendo como el interior de su vagina cosquilleaba, rápidamente tomo unas pinzas originalmente diseñadas para los pezones pero que ella uso colocándolas en el escroto lampiño de Noel, ambas pinzas estaban unidas con una delgada cadena de la que ella comenzó a tirar hacia abajo, el rostro de Noel inexpresivo hasta ese momento comenzó a hacer muecas de dolor hasta que dejo escapar un pequeño gruñido de dolor.

-“¡AAAAHHHHH!” Gruño Noel.

Aquello hizo excitar aun más a Nuria, más de lo que ya estaba, luego de algunos minutos Nuria se llevo a Noel tirando de la cadena que pendía de sus huevos hasta otra habitación, ahí hizo que se deshiciera de su pequeña prenda y botas para quedar por fin completamente desnudo le coloco un pasamontañas negro en su cabeza, por lo que solo sus ojos y boca quedaron visibles, hizo que se colocara en cuatro patas sobre una base donde apoyo sus rodillas y codos, otra parte sobre salía sosteniendo su pecho, un anillo de metal fue cerrado alrededor del cuello de Noel, sus tobillo, piernas, brazos y muñecas también fueron asegurados, dejándolo completamente indefenso con sus nalgas al aire y sus huevos colgando entre sus piernas bastante abiertas.

Nuria se despojo de toda prenda que llevase encima quedando completamente desnuda, sus bellos pezones rosados fueron notados de inmediato por los ojos de Noel que luego bajo su mirada para ver su clítoris también del mismo tono sobresalir de sus labios vaginales cerrados como una empanada completamente depilados, Nuria fue hasta una mesa donde tomo un arnés, cuando termino de colocarlo en su pelvis, del frente sobresalía como un cuerno un largo y grueso dildo realista de metal, por dentro del triangulo que lo sostenía un dildo que ya estaba vibrando le estaba dando placer interno a la vagina de Nuria que no tardo en comenzar a chorrear sus juegos por sus piernas.

El placer que Nuria buscaba no era la que el sexo convencional puede proporcionar a ella le gustaba dominar, sentirse en control, dueña de la situación, pero esa noche deseaba algo más deseaba hacer desde hacía mucho tiempo, y esa noche estaba dispuesta a cumplir su fantasía pero antes algo de diversión; se coloco detrás de Noel para abrirle sus firmes nalgas se las abrió para revelar su ano cerradito oscuro y depilado, se lo lambio como succiono un par de veces dándole un exquisito beso negro a Noel.

Nuria le escupió tres veces su ano, antes de comenzar a restregar su falo metálico entre sus nalgas, aquello solo duro unos segundos antes de que ella comenzara a penetrar a Noel con aquel miembro rígido de metal cromado, Nuria se lo inserto de una sola vez por completo hasta que sus pelvis choco con sus nalgas, lo que hizo que Noel diera un gruñido de dolor.

-“GGUUHHHHHHHH”. Gruño Noel.

Nuria sintió como su cuerpo se estremeció dado que lo tenía bien sujeto de sus caderas, ella comenzó con su mete saca casi de inmediato, con cada embestida sentía una placentera punzada en el interior de su vagina, a los 10 minutos de aquello Nuria llego a un potente orgasmo, que hizo que sus jugos totearan de su vagina sin parar, pero no se detuvo pese a que sus muslos se contrajeron con espasmos por el gran orgasmo que acababa de experimentar, sus pezones también quedaron muy duro y erectos.

Nuria continuó masacrando el ano de Noel, cuyo pene en completa erección no dejaba de filtrar líquido pre seminal, incluso ya para ese momento un pequeño charco de líquido viscoso similar al lubricante sexual se había formado en el piso directamente debajo de su hinchado glande.

Nuria alcanzo seis poderosos orgasmos y Noel se vino tres veces gracias a la estimulación brutal de su próstata antes de que ella parara sus embestidas, un enorme charco de los flujos de Nuria quedo en el suelo, apenas pudo ella incorporarse sus piernas estaban debilitadas sin quitarse el arnés fue hasta la misma mesa donde tomo un pote de crema para regresar detrás de Noel, abrió el frasco y con una mano comenzó a aplicarse la crema en su brazo derecho, hasta que estuvo todo cubierto de crema hasta casi el hombro.

Todo esto Noel lo podía ver gracias a un gran espejo que estaba justamente frente a donde estaba, Nuria dejo el pote para comenzar a introducir tres dedos bien lubricados por la crema de una sola vez ya que el ano de Noel aun continuaba bien abierto luego de la casi una hora de estarlo penetrando con el dildo metálico que aun sobresalía de la entrepierna de Nuria, poco a poco ella fue introduciendo primero su mano, por completo dentro de las entrañas de Noel, girándola en su interior e incluso apretando fuerte su próstata, lo que le hizo sentir un gran dolor como una gran cuarta eyaculación.

No paso mucho rato hasta que el brazo de Nuria estaba dentro de Noel que se retorcía de dolor al sentir el brazo de ella casi hasta el codo dentro de él, Nuria sacaba e introducía su brazos como si lo estuviera penetrando, apretando de tanto en tanto su próstata que hacia estremecer de dolor como placer a Noel.

-“AAAAAGGGGGJJUUUUU”, Gritaba Noel cada que le apretaba su próstata.

Aquella masacre anal que Nuria le propinaba a Noel duro casi una hasta que ella extrajo por completo su brazo de un interior, algo de sangre broto del muy abierto ano de Noel que quedo casi inconsciente donde estaba, con todo su cuerpo cubierto de sudor, Nuria muy excitada fue hasta uno de los baños de su mansión donde tomo un baño a consciencia para regresar a donde estaba Noel con una bandeja cubierta con un paño.

Le coloco una mordaza de bola a Noel en la boca para luego introducirle analmente un enorme vibrador especialmente diseñado para estimular la próstata, dándole descargas eléctricas, Nuria le coloco en su pene un tubo de plástico con un gran receptáculo capaz de albergar hasta 500 Ml de semen.

A los pocos minutos que Nuria encendió el estimulador prostático, el pene de Noel comenzó a disparar semen pese a que ya se había venido varias veces en todo el rato que Nuria había estado jugando con él, las eyaculaciones se sucedían cada pocos minutos llenando de dolor más que de placer a Noel que sentía su próstata a punto de estallar, el receptáculo de semen marco 391 ml cuando Nuria lo retiro del pene aun goteante de semen de Noel que continuaba endurecido, Nuria entonces quito el estimulador anal y destapo la charola que anteriormente trajo con ella.

Dejando al descubierto algunas herramientas que Noel no pudo ver, entre ellas un cuchillo muy afilado usado por los cirujanos del siglo XIX para amputar brazos, era un poco curvo aserrado y muy afilado, pero Nuria tomo un elastrador que ella había mandado a modificar por lo que estiraba la liga castradora tres dos veces más ancha que un elastrador normal, tomo el pene aun erecto de Noel como sus huevos para jalarlos hacia atrás, lo que los hizo sobresalir por debajo de sus nalgas que estaban todas empapadas de sudor, con algo de sangre aun saliendo de su ano no cerrado aun.

Nuria activo el mega elastrador como ella le nombro ya cargado con dos ligas castradoras paso los huevos primero para luego pasar el pene de Noel por el centro de las estiradas ligas, se aseguro que las quedase lo más pegada al nacimiento de su pene y escroto antes de retirar el seguro que hizo que las ligas se cerraran de golpe sobre los genitales de Noel, cuyo cuerpo se sacudió de dolor al sentir la terrible punzada del apretón de la liga en aquella área tan sensible para cualquier hombre.  

El cuerpo de Noel que no sabía a qué se debía ese terrible dolor, se sacudió por 10 largos minutos hasta que poco a poco su cuerpo se acostumbro a las ligas, Nuria espero unos 20 minutos mientras acariciaba el pene y huevos de Noel diciéndole.

-“¡Serán un gran eunuco!” Decía Nuria.

Noel para ese momento estaba aterrado pues había logrado ver las ligas que le fueron colocadas en sus genitales, trataba de liberarse y movía su cabeza en forma negativa como diciendo a Nuria que se detuviera, por su mordaza en su boca no podía hablar solo mugidos salían de él.

Nuria una vez pasado el tiempo que estimo necesario, tomo el cuchillo para amputar y llevo de nuevo el escroto y pene erecto de Noel hacia atrás mientas este continuaba negando con la cabeza y tratando de liberarse, Nuria comenzó a cortar entre ambas ligas apenas le tomo unos segundos cortar tanto el pene como escroto de Noel con aquel cuchillo siendo ella cirujana y uróloga no tuvo problemas en detener el poco sangrando que hubo una vez anulado a Noel, tomo los que una vez fueron los genitales de Noel y se los llevo a la cocina, dejando a Noel desmayado ahí.

Cuando Noel recupero el sentido algunos minutos más tarde, se encontró con Nuria sentada a un lado de una elegante mesa, con platos de porcelana muy fina, ella estaba comiendo los que alguna vez fueron sus huevos y su pene ya casi era historia apenas el glande permanecía sobre el plato, Nuria de tanto en tanto bañaba lo que estaba comiendo con una salsa blanca pronto Noel comprendió que era su semen.

Cuando Nuria termino de comer se bebió lo que quedaba de su copa de vino y fue hasta donde estaba Noel para liberarlo apenas lo hizo sus manos se fueron a su entrepierna para ese momento vendada, y con una tubo sobresaliendo de la venda para la orina.

Noel lloro, cuando se coloco su prenda color vino sintiéndola vacía al frente, Nuria le dio un cheque con una generosa suma de dinero por su perdida y lo beso en los labios antes de decirle al oído.

-“Tu carne y semen me han dado una Dulce Navidad”.  



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

NOTICIAS PARA NO IMPRIMIR

Los residentes se sorprendieron cuando miles de partes del cuerpo humano se encontraron preservadas en el sótano de la casa de un director fúnebre recientemente fallecido en Pottsville, una pequeña comunidad agrícola en el valle de Yakima......


NOTICIAS PARA NO IMPRIMIR
Los residentes se sorprendieron cuando miles de partes del cuerpo humano se encontraron preservadas en el sótano de la casa de un director fúnebre recientemente fallecido en Pottsville, una pequeña comunidad agrícola en el valle de Yakima.

[ADOLESCENTES] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS][PENECTOMÍA] [ADVERTENCIA]


Categoria: Adolescentes      Autor: Zipper





Los residentes se sorprendieron cuando miles de partes del cuerpo humano se encontraron preservadas en el sótano de la casa de un director fúnebre recientemente fallecido en Pottsville, una pequeña comunidad agrícola en el valle de Yakima.

Las autoridades le dijeron revisaron más de seis mil testículos humanos preservados en líquido de embalsamiento que se encontraron en la casa de Wilford Hayes, prominente ciudadano y propietario de Hayes Mortuary. Hayes, de sesenta y cuatro años, murió en agosto pasado durante la carrera ciclista del Valle de Yakima cuando se detuvo para aliviarse y fue atropellado por una cosechadora.

Los testículos fueron descubiertos por William Watts, que había sido contratado por la finca para limpiar la casa antes de la venta. "No sabía lo que eran al principio", Watts le dijo al Courier-Review, "pero luego llegué a casa para buscar en Internet y lo averigué. Había más de cien jarras, por lo que debía haber miles de ellos. Algunos no eran más grandes que uvas, pero otros eran, bueno, odiaría tener a alguien que los tuviera enojado conmigo.

Las autoridades especulan que durante más de treinta años el mortificado fallecido debe haber eliminado las gónadas de cada macho que había procesado para el entierro o la cremación.

"Wilford era un gran tipo", dijo su vecino Red Faleen. "Se ofreció como voluntario para la junta escolar y la Cruz Roja local y era miembro de casi todas las organizaciones cívicas locales".

La disposición final de las partes del cuerpo todavía no se ha determinado. Bajo la ley del estado de Washington, todos los restos se convierten en propiedad de los herederos de la finca. "Simplemente no tenemos los recursos o una base de datos adecuada para hacer pruebas de ADN en todos los genitales", dijo el investigador en jefe Willis Dale, "por lo que el hecho de que los testículos coincidan con sus dueños fallecidos será casi imposible".

Galesburg CO

Western News Associates

El abuso de drogas está siendo culpado por la trágica mutilación de cuatro adolescentes en Galesburg la semana pasada. Los cuatro jóvenes, aún sin nombre, aplicaron ligas elásticas de castración animal a sus genitales antes de esposarse en torno a la base de un gran árbol, donde permanecieron durante las siguientes dieciocho horas. Las ligas de elastrador con su herramienta de aplicación fueron reportadas robadas de un camión estacionado de un rancho local.

Los cuatro jóvenes, de entre catorce y diecisiete años, dijeron a las autoridades que habían adquirido una cantidad de una droga que se decía que aumentaba la libido femenino y la potencia masculina  que habían decidido probarla antes de ir a la fiesta de un amigo. No se dieron cuenta de nada después de eso hasta que fueron revividos en el hospital.

El personal del hospital, citando problemas de privacidad, se negó a dar detalles sobre las heridas de los chicos, pero un médico local le dijo a este reportero que la pérdida de tejido sería irreversible después de unas pocas horas sin flujo sanguíneo.

Las autoridades todavía están investigando la fuente de las drogas que los chicos ingirieron.

El Observador Nacional

En lo que se anuncia como una decisión histórica, la Corte Suprema ha confirmado por un voto de ocho a uno el derecho de Alabama a usar la castración como castigo para criminales no violentos. El caso, Alabama contra Davis, implicó a Washington Davis, varón de veintidós años que en un período de cuatro años engendró a ocho niños fuera del matrimonio. El Sr. Davis está desempleado y no ha pagado manutención de los hijos de ninguno de sus hijos a pesar de las órdenes judiciales que le exigen que lo haga.

Citando una ley aprobada en 1869, un Tribunal del Circuito de Alabama sentenció a Davis a la castración y la decisión fue confirmada durante las apelaciones subsiguientes. La ley establece que todo hombre debe sostener a sus hijos o se les niega el derecho a reproducirse.

"Señor. Davis ha tenido todas las oportunidades para cumplir con la ley", dijo el juez Willburger en la opinión del tribunal. La justicia disintió en la decisión, escribiendo que la ley de la castración abroga injustamente a minorías.

Según las autoridades de Alabama la sentencia se llevará a cabo de inmediato. "Si no puedes alimentarlos, no los tengan", comentó el Gobernador de Alabama Walt Georgis.

Nils Feelgood, portavoz de la Unión Americana de Libertades Civiles, declamó la decisión como "un aborto espantoso de la justicia que llevará a las castraciones al por mayor de las minorías".

Hyattville, OR

El Heraldo de Hyattville

En lo que se llama un incidente extraño, un escroto humano desprendido se encontró empalado en un pico de la cerca de hierro forjado.

La policía respondió a una alarma de intrusión silenciosa en Driftwood Acres el jueves por la noche, donde una búsqueda de perímetro de la comunidad cerrada reveló el descubrimiento grotesco. La policía sospecha que el intruso se enredó mientras huía por una valla coronada con piquetes de hierro afilados y se lastimó durante su huida. Un corto rastro de sangre llevó a la policía a la carretera, donde un cómplice estaba aparcado, obviamente.

"Lo encontraremos", dijo el jefe Tracy Fosdick, "Este no es el tipo de lesión que usted trata con un anillado y una aspirina. Tendrá que buscar atención médica en alguna parte.

En una historia relacionada, un joven adolescente de Hyattville fue admitido en el Hospital General con graves heridas laceradas en su área de la ingle. "Aparentemente llevaba un frasco de mayonesa en su regazo cuando se estrelló con la bicicleta", comentó un EMT local. El nombre del joven y la extensión de sus heridas no fueron públicas.

Miami Gerald.

Dos adolescentes practicantes de patineta, perdieron sus genitales, el suceso aconteció cuando ambos adolescentes trataron de hacer una peligrosa maniobra sobre un largo tubo, de una pasa mano en una larga escalera. La maniobra en conjunto resulto bien por lo que los dos adolescentes decidieron volver a intentarlo ante la insistencia de sus amigos.

El segundo intento no salió como esperaban, uno de ellos perdió el equilibrio y tiro al segundo por su desgracia ambos cayeron sobre una parte filosa del pasamos manos uno de ellos perdió el pene y el otro los testículos por completo, apenas al caer al pie de las escaleras ambos adolescentes de 16 años se llevaron su manos a la entrepierna y comenzaron a gritar.

Las autoridades no revelaron los nombres de los chicos, ni de donde fue que sucedió aquello solo que ambos chicos estaban bien de salud atendidos ya en un centro médico de la zona, sin especificar en cual de ellos.



Historia Original Aquí.




Autor: Zipper       Traductor: DarkSoul

NO BULGE ISLAND

Una isla pérdida a la que los turistas van a disfrutar de varios días de sexo brutal, castraciones y canibalismo.......


NO BULGE ISLAND
Una isla pérdida a la que los turistas van a disfrutar de varios días de sexo brutal, castraciones y canibalismo.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICAICÓN] [BDSM] [GORE] [VIOLACIÓN] [CANIBALISMO]


Categoria: Gay      Autor: Slip7





Buscando por internet descubrí está isla. Era un lugar perdido en la Polinesia que habían comprado un grupo de millonarios para montar uno de los negocios más curiosos y lucrativos de este siglo. Ése grupo contactaba con chicos jóvenes que en distintas páginas web mostraban su deseo de ser castrados, violados y abusados. Los alojaban en la isla en régimen de "todo incluido" y eran pagados generosamente pero debían cumplir algunas normas. Podían circular libremente por la pequeña ciudad que se había construido en No Bulge Island, entrar y consumir en cualquiera de sus establecimientos, pero sólo podían vestir un pequeño calzoncillo blanco y estar, en cualquier momento, a disposición de los clientes.

Decidí hacer la reserva para una semana por € 18.000. El día elegido fui transportado desde otra isla cercana en un gran helicóptero  que ocupábamos unos 30  clientes. Después de más de tres horas de vuelo aterrizamos en aquel extraño lugar. Después de enseñarnos nuestras habitaciones en distintos lujosos hoteles se nos entregó un "kit" compuesto de variedad de cuchillos, tijeras y cutters, además de un pequeño aparato eléctrico a baterías cilíndrico con uno de los extremos metálico y que llamaban "el cauterizador", además había multitud de dildos y pluggs así como pequeños "tapones" alargados de goma de distintos tamaños.

Después de descansar del largo viaje decidí salir a dar un paseo por las calles de aquel lugar. Lo primero que me llamó la atención fue ver a montones de chicos paseando por calles con plena normalidad, iban en grupos, solos, en pareja, risueños y felices, y todos llevando como única prenda un pequeño slip blanco que marcaba perfectamente las formas de lo que ocultaban debajo, se podía apreciar la forma ovalada de sus testículos bajo la blanca tela, o el pene que algunos lo llevaban hacia un lado, otros hacia abajo apoyado sobre los testículos, incluso se podían ver algunos en completa erección saliendo su glande por el elástico superior. Había paquetes de todos los tamaños, algunos enormes y formando un gran bulto en el slip (trusa) que incluso se salía parte de un testículos por la parte lateral o la punta del pene sin circuncidar.

También me llamó la atención algunos chicos en los que se podía apreciar que la bolsa del slip que algún día estuvo rellena por unos preciosos genitales colgaba vacía como un gurruño, entre sus piernas. Otros llevaban los slips rotos de distintas maneras y por cuyos agujeros colgaba un solo testículo, incluso se podía ver en algunos que no quedaba rastro de lo que algún día fueron sus genitales.

Noté como mi pene crecía dentro de mi calzoncillo bajo el short que llevaba. Decidí entrar en un bar. Mientras me tomaba una cerveza observé a un grupo de unos 15 chicos que estaban sentados en esos altos taburetes típicos de los bares y alrededor de una alta mesa circular. Charlaban y reían alegres mientras consumían sus bebidas. Sus paquetes destacaban dejando ver sus formas redondeadas que se acentuaban entre sus piernas al estar sentados con esos minúsculos slips.

Uno de los clientes,  de unos 50 años, se acerco al grupo de muchachos y sin reparo alguno empezó a palpar con sus ansiosas manos los "bultos" que tenían los chicos entre las piernas ante las risas de los chicos. Después de haber palpado y apretado los distintos paquetes, eligió a uno que se puso de pie, el turista bajo el blanco slip del chico y agarrando el prepucio lo bajo dejando al descubierto el sonrrosado glande. Introdujo por la uretra uno de los tapones y comenzó a masturbarlo mientras los demás miraban asombrados la escena. Cuándo el chico empezó a jadear y a eyacular (todo el semen se mantuvo dentro del bonito pene gracias al tapón) el turista saco uno de los afilados cuchillos y empezó a cortar lentamente y con deleite el erecto pene por la parte superior pegado al pubis.
Cuando corto totalmente el pene lo mantuvo en su mano frente al chico y rápidamente con el cauterizador al rojo vivo selló el corte en el que todavía se podían apreciar la sección circular y rojiza de los dos cuerpos cavernosos del pene del chico. También cauterizó la herida del pubis encima de los gordos testículos.

Mientras el hombre realizaba estas acciones, los demás chicos se habían sacado el enorme y gordo pene del turista y lo masturbaban por turnos encima de la mesa circular. El hombre eyaculo varias veces sobre la mesa dada la excitación que le produjo la lenta castración y las suaves manos de los muchachos manipulando sus genitales.

El hombre propuso un juego a los 15 chicos y estos asintieron alegremente.

Puso el pene cortado en la mesa sobre el abundante esperma y lo giró emulando el famoso juego de la botella. Dio varias vueltas gracias a la lubricación del esperma que había en la mesa. Todos los chicos se pusieron de pie expectantes, a algunos se les salía el pene erecto por los laterales del slip... el pene del compañero dejo de girar y apuntó con el glande a otro de los muchachos. El hombre le obligó a agacharse apoyando al chico sobre el taburete y bajándole el calzoncillos por detrás, cogió el pene cortado y quitándole el tapón lo empezó a introducir en el estrecho ano del chico,

Al principio le costó entrar dado lo gordo que tenía el glande, pero una vez superado el esfínter y empujando con un dedo, entró entero sin dificultad cerrándose acto seguido el estrecho ano manteniendo el pene en su interior que además había empezado a expulsar el semen que aún contenía en su interior. El hombre le volvió a subir su blanco calzoncillo y siguió con el juego. Al final todos los chicos habían sido castrados de sus preciosos penes y cada uno de ellos llevaba en el interior de su culo el pene y el semen de alguno de sus amigos.

Entonces se acerco otro cliente y propuso otra variante del juego. Como todos los chicos mantenían aún sus testículos, puso en fila a los muchacho y sacando el pequeño pene que tenía el cliente comenzaron a chuparlo 5 veces cada uno, adelante...atrás...adelante ...atrás...así hasta el siguiente...y el siguiente ...pasaron varias rondas y parecía que aquel pene erecto pero pequeño no iba a eyacular nunca....pero no...uno de los chico, con melena rubia y lisa levantó sus verdes y abiertos ojos hacia el hombre que jadeaba y convulsionaba, extrajo el pene de la boca del chico y vio como entre los carnosos labios salía chorreando gran cantidad de semen que rápidamente el hombre le obligó tragar.

Luego pidió un cuenco de cristal y sacando los testículos de uno de los muchachos por el elástico lateral del slip procedió a cortarlos con una tijera y tomando el escroto por la parte inferior, vacío los testículos de su bolso en el cuenco, dejando la piel vacía del escroto aparte sobre la mesa. Está acción la realizó a los 14 chicos, menos al rubito que se la había mamado.

Después de cauterizarlos a todos y colocarles de nuevo los calzoncillos, que ahora se veían vacíos y con el trozo de tela que antes contenían unos hermosos y jóvenes genitales colgando arrugado y sin forma. Acto seguido tomo el cuenco con los 28 testículos morados y con el cordón espermático aún colgando y obligando a agacharse sobre el taburete al chico rubio bajó el slip por detrás y intentó introducir uno de los testículos por el ano del chico... como se asomaba el pene que ya llevaba dentro y lo dificultaba, el hombre volvió a sacar su pene y lo introdujo por el ano del chico empujando hacia dentro el pene cortado que tenía en el interior.

Después de eyacular abundantemente comenzó a introducir todos los testículos uno tras otro. Como los últimos parecía que ya no cabían, el hombre empujó fuerte con un dedo para hacer hueco y poder meter los que faltaban...finalmente lo consiguió ante las risas de los demás chicos que ya se habían sentado en los taburetes, por lo que el pene que tenían dentro se les clavaba más dentro.. Finalmente tomo los escrotos vacíos y uno por uno los colocó rellenándolos con los huevitos del rubio que aún colgaban en su sitio natural. Cuándo terminó de colocar todos los escrotos uno dentro del otro (que dada la forma de bolsa y su elasticidad resultó bastante fácil) subió el slip del rubio. Por delante los escrotos hacían un bulto enorme y redondo y por detrás estiraban el slip metiéndoselo entre las redondas nalgas para que la tira de tela impidiera que se salieran los testículos que tenía en sus entrañas.

Finalmente el grupo de chicos, se dirigió felices y entre risas hacia la salida del bar. Me fije que al rubio le colgaba un chorro de esperma de la tela del slip que llebaba entre las nalgas, seguramente al apretar los huevos dentro algunos habían estallado dejando salir el esperma que contenían en su interior o por los conductos espermaticos mezclado con el esperma del pene cortado y el esperma del propio turista que había hecho el juego.

Antes de salir el rubio me dirigió la mirada y sonrió entreabriendo sus gruesos y carnosos labios, pude apreciar que hilos de esperma colgaban entre sus labios. Con Mirada picara me guiñó uno de sus verdes ojos. Pensé que al final no se había tragado el esperma del gordo con el pene pequeño, seguramente lo guardaba para saborearlo tranquilamente en otro momento.

Entonces después de tomar varias cervezas decidí salir a la calle.

Me senté en un banco de piedra a la sombra de los árboles que había a lo largo de la calle. Seguí observando a  los chicos paseaban por la calle como siempre en slip blanco, sus paquetes pasaban a la altura de mis ojos, Veía los bultos bajo el slip marcando claramente sus formas, y los que llevaban el slip flácido y vacío, la tela blanca ahora arrugada todavía insinuaba como un molde, las formas redondeadas que alguna vez llenaron ese calzoncillo. Mi mirada se dirigió hacia un chico que charlaba con otro y que tenía el slip hecho jirones, entre las tiras blancas que colgaban del elástico de su cintura colgaba un testículo

De su cordón espermático fuera del escroto que se había convertido en un trozo de piel arrugada y con el otro testículo totalmente destrozado en varios trozos que asomaban entre los restos de su slip... su pene colgaba hacia un lado y entre los jirones del calzoncillo se apreciaba el destrozo que había sufrido aquel pene, estaba doblado 90° y con varios cortes profundos como si fueran anchas rodajas que prácticamente lo atravesaban, uno de los turistas que paseaban por allí, al cruzarse con este chico le agarró con fuerza el testículo que colgaba y sin dejar de caminar se lo arrancó de cuajo y se lo comió masticándolo con energía.

Me fije en un adolescente que tenía un paquete perfecto, los testículos quedaban perfectamente marcados bajo la tela del slip,  la costura los separaba, el testículo derecho era visiblemente más pequeño que el izquierdo, el pene hacia un lado y el reborde ancho que indicaba el comienzo del glande quedaba marcado bajo la blanca tela. Uno de los clientes se acerco sonriente y con un largo punzón en la mano derecha empezó a clavarlo repetidamente en aquel bulto perfecto, le propino más de 20 puñaladas en el paquete, algunas atravesaron los testículos del infortunado chico, otras se clavaron en distintas partes del pene y finalmente introdujo lateralmente el punzón por la punta del pene con intención de atravesarlo longitudinalmente, pero al equivocar la trayectoria salió por la mitad del miembro y atravesando un testículo clavo su punta levemente en el muslo..

Mientras ocurría esto otro cliente llevaba a otro chico con una cuerda atada fuertemente al bulto de sus calzoncillos, el pene y testículos sobresalían atados bajo la blanca tela cuando el hombre tiraba de la cuerda, lo hizo poner en posición de cuclillas y bajándole la parte de atrás del slip le instó a que evacuara, vi como del ano del chico asomaba la cabeza de un glande... poco a poco salió un pene entero que cayó al pavimento con un sonoro ¡ploch! Y después siguieron saliendo penes de aquel suave y lampiño culo. En un momento en el suelo había como unos diez o doce penes de todas formas, colores y tamaños, el hombre obligó al chico a ponerse a cuatro patas y comer todos aquellos exquisitos penes del suelo sin usar las manos.

Luego lo hizo poner de pie y estirando de la cuerda saco un cutter y cortó de golpe el bulto atado por debajo del lazo de la cuerda quedando todo el paquete del chico colgando de la cuerda y envuelto todavía por en trozo de tela del slip, volteó la cuerda y soltándola salió volando con lo que antes fue un órgano genital masculino atado hasta quedarse enganchado en la rama de un árbol. Entonces me dice cuenta que de los árboles colgaban penes y testículos en gran cantidad, como en un árbol de navidad.

Entendí rápido el porqué, cerca un grupo de turistas violaba a un chico con apariencia asiática, uno tras otro iban introduciendo sus penes y vaciando litros de esperma en el interior del muchacho, uno de ellos ató sus testículos con una cuerda y echándolas por encima de una rama estiraron con fuerza entre varios hasta dejarlo colgado de sus huevos, del ano del chico chorreaba la leche que más de 35 personas que habían depositado, entonces lo agarraron por las piernas y los brazos y empezaron a tirar con fuerza.... llegó el momento en que su escroto no aguantó más y se rasgó cayendo el chico al suelo y quedando sus testículos colgando del árbol.

Otros le ataban el pene o todo el paquete, por lo que el paseo arbolado era como un muestrario de todo tipo de genitales. En el banco de piedra de al lado estaba otro chico bocarriba con las piernas colgando a ambos lados del banco, un hombre de pie sobre el banco pisoteaba con fuerza el paquete del chico hasta que al aplastar los testículos contra la piedra uno de ellos se salió por el lateral del slip y cayó al suelo, el hombre lo piso retorcidamente con la punta de su zapato reventándolo hasta que por los laterales de la suela salían trozos de carne y esperma.

Decidí pasar a la acción, mi pene reventaba dentro de mi slip y pantalón, me fijé en un bulto blanco, redondo y enorme que pasaba, sin pensarlo puse al chico a cuatro patas sobre el banco aparté hacia un lado  el slip que tenía encajado entre sus nalgas y sacando mi pene (de un tamaño normal y estrecho) se lo introduje en el ano, a medida que iba entrando notaba como dentro del ano de aquel chico había objetos blandos que iban rodeando mi pene pero no me importó de lo caliente que estaba, me corrí varias veces en su interior y al sacarla vi como un chorro de esperma salía de su esfínter y chorreaba hacia abajo, después ¡¡plofch!! Salió un testículo de su ano y cayó en el banco.... luego otro y otro...y otro   ¡Ploch!. .¡ploff!... así pude contar 28, entonces me di cuenta quién era el chico... ¡el rubio de labios carnosos del bar!

Sobre el banco de piedra se había depositado una especie de sopa formada por esperma  (el que traía acumulado desde el bar más el mío y el de a saber cuántos clientes más que se lo habrían violado) y testículos de distintos tamaños. Obligue al chico a ponerse de rodillas en el suelo y empezar a comerse todos aquellos testículos que se habían cocinado en el interior de su ano y con salsa blanca y espesa. Él comenzó a comerlos con ansiedad. Eso me excitó aún más y desnudándome me quedé sólo con mis calzoncillos blancos y me arrodillé a su lado para ayudarle a comer (me di cuenta del hambre que tenía, ya que no había comido nada desde que llegué).

Tome uno chorreando de esperma por el conducto espermático y me lo introduje en la boca. La sensación fue indescriptible...lo primero el sabor agridulce del esperma, luego de machacar el testículo entre mis muelas, la explosión de sabor a carne cocida, dura pero crujiente... me embriago y seguí comiendo más testículos.

De repente noté como me agarraban por detrás, me levantaron y entonces vi que eran turistas que me habían confundido con uno de los chicos. No podía hablar ya que tenía testículos todavía en la boca a medio tragar. Entonces el hombre del punzón empezó a darme puñaladas en el escroto a través del calzoncillo....blanco, introdujo uno de sus dedos por uno de los agujeros que había hecho en el calzoncillo y lo rasgó. Mi pene y testículos salieron fuera colgando, mis huevos estaban perforados por varios sitios pero mi pene se mantenía intacto ye increíblemente erecto.

El hombre se dio cuenta y agarrándolo con una mano empezó a atravesarlo de lado a lado por distintos sitios, guardó el punzón y mientras masturbaban mi maltrecho pene, con la otra mano golpeaba y estrujaba mis huevos. Finalmente eyaculé, pero no sólo por la punta del glande, también salía esperma por los agujeros que me había hecho a lo largo de toda mi pene. Luego saco una especie de quemador de cocina y con la intense llama fue asando mis genitales, los restos de mi slip ardían por el calor de la llama. En un momento dado el hombre se arrodilló ante mí, mi pene colgaba ya flácido, la piel del prepucio que cubría el glande se había retraído por el calor del fuego dejando al descubierto mi glande que tenía un color dorado y tostado.

El hombre acercó su boca y de un mordisco arrancó ese glande para mascarlo y tragarlo con frucción.... siguió con el resto del pene y luego se metió el escroto con los dos testículos y sin cortarlos de un mordisco los machacó entre sus muelas mientras todavía estaban unidos a mi cuerpo. Cuando aquello ya solo era una masa informe de carne triturada los cortó con sus incisivos y se lo tragó todo.

Mientras el del punzón realizaba sus perversiones, los turistas que pasaban por allí apartando o los restos de mi slip del culo me penetraban sin piedad depositando su esperma dentro de mi, en cuanto uno sacaba su pene de mi ano, y aunque estuviera chorreando esperma, llegaba otro y empujando el esperma hacia dentro con su glande me penetraban sin piedad. Calculó qué me penetraron unas 20 personas mientras me "comían" mi paquete.

Como estaba prácticamente desnudo me dirigí al muchacho rubio que había dejado en el banco, que estaba muerto de risa, y le obligué a que me diera sus calzoncillos y aunque estaban pringosos del esperma que había salido de su ano, me los puse. Instintivamente intenté colocarme el paquete con la mano.... pero allí ya no había nada. La tela del slip colgaba arrugada por delante... y por detrás notaba como iba saliendo de mi dolorido y escocido culo la gran cantidad de esperma que habían depositado en su interior hasta empapar la tela del slip atravesándolo y chorreando hacia afuera quedando colgado un largo y espeso hilo blancuzco con una gran gota en el extremo.

Al ir a reclamar, rápidamente pusieron a mi disposición un grupo de los mejores cirujanos del mundo y a un nutrido grupo de chicos desnudos para que eligiera el paquete que me iban a implantar quirúrgicamente.

Elegí un pene bastante más grande y grueso que el que tenía anteriormente. Los testículos del muchacho también eran perfectos, redondos e iguales que todavía se mantenían pegados y sin descolgarse a la base del pene envueltos por un escroto rosadito, liso y sin vello.

Ahora después de cicatrizados los puntos, todo funciona perfectamente y cada vez que me masturbo me da la sensación de estar masturbando a alguno de aquellos chicos.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



Autor: Slip7         Mail: slip7@hotmail.com

NO LLORES ES LO MEJOR

Aquella tarde mi Amo del que había sido su perrito fiel desde los 18 años llego muy contento moviendo mis nalgas me acerque en cuatro pata, para recibir un carriñito de su parte en la amplia casa siempre iba desnudo por lo que mis nuevos quedaban visiblemente expuesto cuando me daba la vuelta entre mis piernas los cuales eran grandes, debían serlo para darle la potencia que necesitaba mi enorme pene, que fue una de las cosas por las que mi amo me acepto en un principio......


NO LLORES ES LO MEJOR
Aquella tarde mi Amo del que había sido su perrito fiel desde los 18 años llego muy contento moviendo mis nalgas me acerque en cuatro pata, para recibir un carriñito de su parte en la amplia casa siempre iba desnudo por lo que mis nuevos quedaban visiblemente expuesto cuando me daba la vuelta entre mis piernas los cuales eran grandes, debían serlo para darle la potencia que necesitaba mi enorme pene, que fue una de las cosas por las que mi amo me acepto en un principio.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ESCLAVITUD]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Aquella tarde mi Amo del que había sido su perrito fiel desde los 18 años llego muy contento moviendo mis nalgas me acerque en cuatro pata, para recibir un carriñito de su parte en la amplia casa siempre iba desnudo por lo que mis nuevos quedaban visiblemente expuesto cuando me daba la vuelta entre mis piernas los cuales eran grandes, debían serlo para darle la potencia que necesitaba mi enorme pene, que fue una de las cosas por las que mi amo me acepto en un principio con 28 años en ese momento era un esclavo perrito consumado, obediente y sumiso.

La felicidad de mi amo era debido que había hecho todos los arreglos para que me castraran, como castigo por lo sucedido cinco semanas atrás, su amigo otro amo que tenia a otro hombre de 19 años como su mascota y esclavo tuvo que salir de la ciudad pero no podía llevarse a su perrito por lo que le pidió a mi amo que si lo podía tener a su cuidado los días que iba a estar fuera de la ciudad, mi Amo acepto pero no tomo en cuenta que ese esclavo era muy bello.

Aquel berro perro nuevo en la casa se paseaba desnudo, pera mi sorpresa me confesó al segundo día de su estar en casa que era virgen y se me empezó a insinuar, aquello debo confesar que me prendió no había penetrado a otro hombre desde que me hice el perro de mi Amo hacía muchos años y de alguna manera mi pene deseaba volverse sentir arropado por el interior de los intestinos de otro hombre y solo ser el sumiso pasivo de mi Amo, lo que por supuesto hizo que tuviera una tremenda erección.

Logre resistir dos días era viernes y mi Amo se marcho a trabajar ambos lo despedimos como dos amorosos perritos en la puerta paro apenas se marcho el nuevo perrito comenzó de nuevo a primero juguetear conmigo como si fuese un cachorro que juega con un perro más viejo, me tiro sobre una suave alfombra y se coloco encima, debo recordarles que ambos estábamos desnudos en ese momento.

Aquel jovencito comenzó lamber mientras bajaba por mi cuello y sentí un mar de sensaciones que hace mucho no sentía, si bien no era la primera vez que estaba con un hombre, si era la primera vez que tenía pleno control por decirlo de alguna manera, continuo bajando y me beso las tetillas, bajo hasta besarme el abdomen mientras me acariciaba, estaba totalmente entregado al placer que me daba ese chico y a todo lo que me hacía sentir, sabía exactamente lo que hacía, me agarraba mi pene que en ese entonces era pequeño, luego volvió a subir para bajar besándome cada parte de mi cuello, torso, abdomen, mirando hacia arriba agarrando mi pene que ya había comenzado a crecer.

Me agarro mi pene y me empieza a masturbar, lo huele como si fuese un perro, para luego una sola vez se lo mete a la boca, di un leve gemido, y en eso el agarro mis nalgas, estaba perdido en ese gran placer que me estaba dando, era todo un experto mamador, sacaba y metía mi pene en su boca de manera magistral, y mientras acariciaba mis nalgas buscaba con su dedo medio mi ano, yo apreté por el nerviosismo mis nalgas pero poco a poco me fui relajando entre los movimientos circulares que él hacía en mi ano, mas la mamada que me estaba dando, estaba a punto de acabar, y le dije: para que voy a acabar y si acabo se termina todo.           

Recorre mi abdomen y pecho para besarme para luego ya muy excitado soy yo el que comienza a lamber su pecho, abdomen repitiendo cada movimiento que él hizo conmigo, primero bese su boca, lóbulo de la oreja, cuello, bese sus tetillas, y fui bajando hasta su abdomen, bese cada parte de él, y le acaricié su pene se sentía grandísimo, era bastante grande, moreno, con venas, grueso medía 19 cm, agarre y deje al descubierto su glande estaba todo mojado con pre semen, le paso la mano, se agacha, me mira a los ojos me agarra la cabeza con sus manos, me besa de una manera súper tierna y me dice vamos bebé no tengas miedo, poco a poco deje su pene a la altura de mi cara lo veo, y me meto su glande a la boca.

Él un gemido tan rico, que me impulso a meterme un poco más, en realidad también era un experto en chuparlo ya que se la había chupado por años a mi Amo, cerré mis ojos y me di banquete mamando ese pene, pasaba la lengua de arriba abajo, jugaba con su glande, lo lambia, como sus huevos, e incluso más abajo, le lambie el perineo y más allá, sacando un poco más la lengua y la pasé por su ano, mientras lo masturbaba, el gemía una y otra vez seguí lamiendo su ano, para luego subir a sus huevos y regrese a su pene tan delicioso que tenia.

Para ese momento el liquido pre seminal resbalaba por todo su miembro, disfrute de ese sabor salado, el me agarraba la cabeza y manejaba la situación y eso me gustaba, estaba algo agotado por lo que acuesto boca arriba sobre la alfombra y me besa tiernamente, me agarra el pene y me lo menea, le abro las piernas me echo saliva en los dedos para ponerlos en la entrada de su ano y masajearlo haciendo círculos, él tenía los ojos cerrados y bajo lentamente besando mi cuerpo, llega a mi pene y lo mamo varias veces, luego bajo a mi ano, y me dio un sabroso beso negro el más rico que hasta ese momento me habían dado, poco a poco por lo que poco a poco fui metiendo uno de mis dedo, en su ano, para luego meter y sacar el dedo lentamente, hasta meter, 2 y 3 dedos, mientras me besaba y acariciaba todo mi cuerpo.

-¿Estás listo? Le digo luego de algunos minutos.
-“lento por favor”, Me responde mientras se pone a cuatro patas como perra.

Me acerque y como su fuese en verdad un perro lo monte abriéndole con mis manos sus paraditas nalgas para dejar mi pene a la altura de su ano ya lubricado y dilatado, le eche un poco más de saliva tanto a su ano como a mi pene y lo puse en la entrada, para irle introduciendo poco a poco mi gran pene en su cavidad anal, cada vez que empujaba sentía como si le quemara por dentro, y como si lo partieran en dos, le besaba la espalda, lo acariciaba, mientras me miraba a mi cara y me decía que le encantaba, que la estaba pasando súper rico, cuando se la metí toda se le salieron un par de lágrimas.

Fue por el dolor que sentía, espere un momento, para comenzar a moverme suave, comencé con el mete y saca suavemente, lento, pausado, y entre caricias como besos empezamos a disfrutar eso que sentía que era totalmente nuevo para mí como para él, a medida que iba metiendo y sacando fue subiendo la intensidad, parecía como si se me metió un demonio y empecé con un mete y saca rápido como brusco, pero él al parecer lo disfruta como se lo estaba haciendo, lo agarraba y clavaba mis dedos en su espalda, mientras lo penetraba como un perro y siguió con el mete y saca, estaba exhausto, pero me estaba gustando, de pronto el chico empezó a acabar solo sin siquiera tocarse.

Fue un orgasmos intenso y hasta se le escaparon unos gritos, aquello indico que era mi turno acto seguido incremente la velocidad del mete y saca que se volvió aun más intenso, siento que voy a acabar y de pronto paso.

-“Aaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhh, aaaaaaahhhhhhhhhh, que ricoooooooooo”, Gimo de placer.

Apenas acabe de correrme me recosté sobre él, agotado y sudoroso, sintiendo como mi pene aun latiendo comenzaba a encogerse dentro de su cálido ano  hasta que por fin se salió solo, para de inmediato comenzar a brotar espesa leche de su bien abierto culo.       

Nos estábamos relajando cuando mi Amo abrió la puerta de la sala y me encontró sobre el otro perrito con mi pene todo manchado de mi semen con leche brotando del culo del otro perrito cuyo ano aun se contraía tratando de cerrarse, por supuesto aquello enojo a mi amo enormemente quien me coloco un chastity todo el resto del tiempo que el otro perrito estuvo en la casa.

Como les decía mi amo estaba muy contento luego de comer me quito el chastity que hasta ese momento estaba usando y me hizo poner una trusa muy ajustada de color blanco que solo me dejaba usar cuando me sacaba a pasear o cuando iba de visita a casa de algunos de sus amigos, luego me hizo entrar en una enorme jaula en la parte de atrás de su auto para partir sin decirme a dónde íbamos.

Mi Amo me llevo lo que parecía una veterinaria, ahí en la sala de espera estaba el chico que penetre el único culito virgen que tendría en mi vida con su rostro todo pálido agarrándose la entrepierna sobre su trusa verde que usaba extrañamente más abultada de lo normal, mientras mi Amo hablaba con su Amo, me acerque al joven y le pregunte.    

-“¿Estás bien?” Le pregunte.
-“¡No, no estoy bien!” Me respondió casi como un suspiro.
-“¿Qué te hicieron?” Le pregunte algo preocupado.
-“¡Me han castrado!” Me respondió llorando.

Mi rostro debió quedarse blanco al escuchar su respuesta pero no tuve tiempo de pensar mi Amo me llamo a su lado y entramos al consultorio de un hombre que parecer ser más un medico loco que uno serie con lentes para sol cubriendo sus ojos, calvo, con una de médico y un tradicional estetoscopio.

Mi amo me hizo subir a un pedestal de concreto blanco, para quedar en cuatro patas llevaba zapatos dado que cuando salía a la calle mi amo me dejaba usarlos, el médico dijo quiere que le quite los testículos o todo, dijo a mi amo quien ya estaba con un gorro guantes de látex y pantalón para cirugía, con su fuerte y marcado dorso al desnudo, tomándome del mentón dijo.

-“Córtele solo los huevos”. Dijo mi Amo mirando a los ojos directamente.

-“Por favor Amo, por favor no me castre juro que nunca volverá a pasar ¡Por Favor!” Le suplique.

Para ese momento el médico ya me había bajado la trusa dejando mis nalgas desnudas para comenzar a pasar su estetoscopio todo frio por ellas, hasta que lo coloco sobre mis enormes huevos que hizo que diera un respingo y en pánico de nuevo suplique.

-“¡Por favor ano no me castre!” Suplique casi a punto del llanto.
-“No llores veras que es lo mejor”. Dijo mi Amo.

Pero era demasiado tarde en eso sentí que algo se clavo en mi escroto y lo rasgo el dolor fue tan fuerte que mi pecho se desplomo a la base de concreto con todo mi musculoso cuerpo sacudiéndose, mi Amo fue detrás de mí, escuche que hablaba con el médico y claramente escuche cuando el médico le decía, corte aquí.

Dos segundo después sentí dos punzadas que fue cuando mi Amo corto los conductos que unían a mis testículos ya colgando por fuera de mi escroto castrándome, me desmaye luego de expulsar mi última carga viril de mi vida cuyo orgasmo ni siquiera pude gozar.

Me desperté con mi entrepierna vendada mi amo me ordeno que me pusiera la trusa que se veía tan abultada al frente como la del joven perrito que fue castrado antes que a mi incluso creo que más abultada, tarde dos meses en estar completamente curado y mis erecciones se fueron volviendo cosa del pasado poco a poco, cuando cesaron mi pene comenzó a encogerse casi enseguida hasta casi desaparecer mi Amo se deleita jugando con mi minúsculo pene mientras me penetra recordando que ahora soy un mejor perro que antes cuando aun tenía mis huevos y no podía controlar mis impulsos.

Cada que lloro cuando me estaba penetrando al recordar lo que sentí cuando desvirgue a aquel perrito, mi Amo solo me dice “No llores fue lo mejor”.




image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

NEUTRALIZADO

Mis padres eran un matrimonio muy religioso que veían y siguen viendo al sexo como algo pecaminoso que solo debe usarse para la procreación, aun no logro entender cómo es que lograron tener sexo para engendrarme, cuando era un niño no hubo mayores problemas pero cuando llegue a la pubertad y entre a secundaria las cosas comenzaron a cambiar aún recuerdo cuando fui a hacer el primer trabajo en equipo a casa de un compañero......


NEUTRALIZADO
Mis padres eran un matrimonio muy religioso que veían y siguen viendo al sexo como algo pecaminoso que solo debe usarse para la procreación, aun no logro entender cómo es que lograron tener sexo para engendrarme, cuando era un niño no hubo mayores problemas pero cuando llegue a la pubertad y entre a secundaria las cosas comenzaron a cambiar aún recuerdo cuando fui a hacer el primer trabajo en equipo a casa de un compañero.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PADRES] [MEDICO]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Mis padres eran un matrimonio muy religioso que veían y siguen viendo al sexo como algo pecaminoso que solo debe usarse para la procreación, aun no logro entender cómo es que lograron tener sexo para engendrarme, cuando era un niño no hubo mayores problemas pero cuando llegue a la pubertad y entre a secundaria las cosas comenzaron a cambiar aún recuerdo cuando fui a hacer el primer trabajo en equipo a casa de un compañero, luego de terminar la tarea el coloco un video porno en el televisor para mi aquello fue toda una revelación si bien sabía lo que era el sexo nunca antes había visto hacerlo.

También en esa ocasión mientras veíamos aquella películas mis compañeros comenzaron a hablar sobre la masturbación y como ellos se jalaban sus penes, aquella noche en mi cama solo en ropa interior con una terrible erección debajo no dejaba de acariciarme mi pene, aquello fue más de lo que podía soportar me baje mi trusa (slip) hasta las rodillas para tomar mi pene y comenzar por primera vez en mi vida a masturbarme tenía 14 años en ese momento, y cuando me vine lo hice con tal intensidad que desde ese momento desee sentir aquella sensación en todo momento.

Por lo que la masturbación pasó a ser parte de mi vida desde ese momento, incluso llegue a masturbarme hasta nueva veces en un solo día, por espacio de un largo años disfrute de auto complacerme hasta que a los 15 años fue descubierto por mamá mientras me masturba y para complicar más las cosas fue en un domingo. Mi padre furioso me advirtió que si volvía a sorprenderme cometiendo aquel pecado carnal tomaría medidas severas para salvar mi alma del infierno, de haber sabido a lo que se refería nunca me hubiese tocado de nuevo mi pene hasta irme de casa.

Durante el siguiente año seguí masturbándome pero con mucho más cuidado y los sueños húmedos comenzaron hacer muy recurrentes dado que por precauciones de no sé descubierto pasaba tres y hasta cuatro días sin venirme, lo que provocaba eyaculaciones nocturnas que manchaban mi ropa interior lo que mi madre interpreto como que aun seguía masturbándome, mi padre no tardo mucho en enterarse y una tarde sábado ya conmigo de 16 años con mi madre me hicieron subieron al auto para según ellos ir a un lugar especial y vaya que lo era.

El viaje en auto duro 45 minutos durante todo el trayecto mi padre solo se la paso viéndome por el espejo retrovisor como viendo a mi madre pero ninguno de los dos dijo nada simplemente ambos me lanzaban miradas extrañas que me hicieron sentir muy incomodo,  nuestro destino fue una pequeña clínica privada no muy lejos de la ciudad mis padres me dijeron al bajar del auto que necesita una revisión médica pues el colegio al que me querían escribir para cuando terminara la secundaria lo requería.

Con algo de desconfianza entre a la clínica con mis madres en la recepción ellos dijeron mi nombre y la enfermera que nos dirigiéramos a al consultorio 679 subimos hasta el último puso de aquella clínica en el elevador para luego entrar en la puerta con aquel numero, una enfermera nos dijo que esperamos un momento por lo que nos sentamos, debimos esperar como media hora hasta que una doctora salió y dijo mi nombre, mis padres como yo nos pusimos de pie, la doctora saludos mis padres y de ultimo a mí, luego me indico que pasara al consultorio solo, pensé que mis padres entrarían pero ella dijo que era mejor que los hiciera solo.

Luego de cerrar la puerta del consultorio la Dra. dijo llamarse Niela me indico que me quitase la ropa lo que era normal en una revisión completa, procedí a hacerlo pero me quede en trusa (slip) mi paquete estaba más que remarcado al frente de mi ropa interior por alguna razón mi pene estaba medio erecto pese a estar con mucha vergüenza y temor, la Dra. Niela comenzó comprobando mis signos vitales, presión, respiración y todas esas cosas que los médicos hacen cuando te hacen un chequeo terminando con pesarme en una bascula.

Luego de pesarme la Dra. muy amable me dijo que me despojara de mi trusa ya que necesitaba comprobar algas cosas en mis genitales, aquello era algo irregular por lo que le pregunte con algo de vergüenza.

-“¿Es muy necesario que me desnude por completo?” Le pregunte.
-“¡Si, me temo que si!” Respondió ella sin mirarme.

Procedí a quitarme mi trusa pero con un enorme detalle cuando lo hice, mi pene que había estado medio erecto para ese momento estaba totalmente duro, después de todo pese que la Dra, podría ser mi madre dado su edad era la primera vez que estaba desnudo ante una mujer que recordara en mi vida.

La Dra. se me acerco y sin hacer ningún comentario sobre mi erección aunque note una leve mueca de malicia en su rostro se coloco unos guantes de látex, se coloco un poco de lubricante en una de sus manos enguantadas y sin mayor preámbulo tomo mi pene para comenzar a masturbarme aquello fue la gloria misma según la Dra. Necesitaba medir la cantidad de mi eyaculación para saber si mi desarrollo estaba marchando como era debido, su mano bajaba y subía mi prepucio cubriendo como tapando mi glande que pronto comenzó a derramar liquido pre seminal.

Aquella mano rodeando mi pene que no era la mía por primera vez en mi vida, subiendo y bajando por mi endurecido tronco, hicieron que apenas lograra aguantar 10 minutos, antes que mi pene comenzara a palpitar mi agitación subió a niveles nunca antes sentido, la Dra. coloco su otra mano que hasta ese momento estaba jugando con mis huevos frente al ojo de mi glande cuando de pronto dando un hondo gemido de placer me vine con tal intensidad que me hizo sentir el mayor orgasmo de mi vida, dejándome sin aliento.

Casi la totalidad de mi gran eyaculación quedo en la palma enguantada de la Dra, quien sonriendo deposito mi semen en un pequeño pote de cristal al que coloco una etiqueta con mi nombre lo tapo para meterlo en un pequeño refrigerador, luego regreso a donde estaba aun jadeante con dos jeringuillas en su mano me indico que me colocara a cuatro patas sobre una amplia cama que había en el consultorio lo que hice, en ese momento hubiese obedecido cualquiera de sus ordenes estaba en las nubes luego de aquel tremendo orgasmo como nunca antes había sentido en mi vida.

Ella me separo un poco las piernas lo que dejo a mis testículos expuestos colgando entre ellas, con una de sus manos lavo mi escroto con algo de alcohol con un algodón lo que me hizo sentir algo de comezón en mis huevos pero no le di importancia mi pene de nuevo estaba en completa erección para ese momento, en medio de volver a sentir mis testículos manipulados sentí un terrible dolor cuando la aguja de una de las jeringuillas se clavo en mi testículo izquierdo la Dra. Se apresuro a presionar el embolo para inyectar un liquido en mi testículo que sentí como si me lo quemara por dentro.

-“HHHHHAAAAAYYYY” Grite.

Pero la Dra. Imperturbable tomo la jeringuilla restante para inyectar mi testículos derecho, luego de vaciar el liquido en mi testículos retiro la jeringa para comenzar a masajear mis huevos, apretándolos suave y fuerte por ratos de manera alternada, aquel masaje en otro momento pudo haber causado mucho placer en ese momento era muy doloroso, tuve que hundir el rostro en una de las almohadas que mordí para evitar dar un enorme alarido de dolor, mi pene que ni siquiera toque comenzó a palpitar.

De pronto sentí como un dedo entro por mi ano hasta llegar a tocar algo en mi interior hoy se que la Dra. me dio un masaje prostático porque segundos después de comenzar a mover su dedo en mi interior de nuevo eyacule lo hice aun con más fuerza que antes, aunque no goce como la vez anterior el dolor que estaba sintiendo pues ella no dejo de masajear mis huevos hasta que me vine por segunda vez, lo que fue un alivio en ese momento pero impidió que lograra disfrutar del que sería mi último orgasmo viril de mi vida.

Luego de eso la Dra; me estrego algo de papel desechable, me dijo que me limpiara y vistiera lo que hice a toda prisa, aun sintiendo algo de dolor en mis huevos, cuando acabe de vestirme ella me pidió que saliera y le dijera a mis padres que entrara, lo hice para quedarme a afuera del consultorio en la sala de espera por 40 minutos hasta que mis padres salieron para irnos a casa. En el trayecto de regreso de nuevo nadie dijo nada solo las miradas fueron recurrentes,

Aquella noche me dolían tantos los huevos que no pensé en masturbarme en lo más mínimo conforme fueron pasando los días note que algo iba mal, mi pene ya no parecía tener vida propia apenas tenía erecciones y solo si pasaba un buen rato estimulándolo, mis testículos se fueron encogiendo hasta casi desaparecer, fue en ese momento que asustado como enojado afronte a mis padre para decirles.

-“¿Qué demonios fue lo que hizo esa doctora HABLEN?” Les pregunte durante la cena.

Los dos se voltearon a ver su mi padre dijo.

-“Modera el tono de voz jovencito”. Dijo papá

-“¿Vamos díganme que fue lo que hizo la Doctora?” Insiste.

-“Te castro químicamente, eso hizo”. Dijo papá.

Quede en shock al escuchar sus palabras, mis padres habían destruido mi virilidad y ni siquiera tenía idea ya habían pasado seis meses desde la visita a la doctora y mi pene apenas lograba tener erecciones y cuando me venía apenas era una gotita o dos de un liquido ambas que me daba la decima parte del placer que antaño sentía.

Sin decir nada más me retire del comedor para ir a mi cuarto entre y cerré con llave, me arroje sobre la cama y comencé a llorar mientras maldecía  todos, a la vida, a mis padres, a Dios y a Doctora mientras repetía sin parar.

-“NO, NO, NO, NO, NOOOOOO”. Sobre mi cama.

A los 22 años deje mi casa, me mude y conseguí un trabajo, cuando tuve el dinero suficiente me mande colocar prótesis testiculares, también comencé con régimen intenso hormonal que hizo que mi pene recuperara su capacidad de erección, comencé a masturbarme de nuevo y aunque no sentía lo mismo era mejor que nada, soy casi un hombre y no como mis padres que no he visto en 20 años, quienes querían que fuese un “Neutralizado”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

NEGACIÓN CRUEL

Fue secuestrado al salir de un bar un viernes por la noche ni siquiera recuerdo cómo es que aquellas mujeres lograron narcotizarme para perder el sentido. La verdad es que eso ya importa poco o nada, para cuando desperté estaba solo en ropa interior con los brazos extendidos por arriba de mi cabeza, con las piernas separadas algo con resistentes grilletes de cuero negro en mis tobillos, mis pies apenas tocaban el piso por lo que estaba de puntillas si es que no quería que todo mi peso fuese sostenido por mis brazos......


NEGACIÓN CRUEL
Fue secuestrado al salir de un bar un viernes por la noche ni siquiera recuerdo cómo es que aquellas mujeres lograron narcotizarme para perder el sentido. La verdad es que eso ya importa poco o nada, para cuando desperté estaba solo en ropa interior con los brazos extendidos por arriba de mi cabeza, con las piernas separadas algo con resistentes grilletes de cuero negro en mis tobillos, mis pies apenas tocaban el piso por lo que estaba de puntillas si es que no quería que todo mi peso fuese sostenido por mis brazos.

[HETERO] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [SECUESTRO] [ESCLAVITUD] [FEMDOM]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Fue secuestrado al salir de un bar un viernes por la noche ni siquiera recuerdo cómo es que aquellas mujeres lograron narcotizarme para perder el sentido. La verdad es que eso ya importa poco o nada, para cuando desperté estaba solo en ropa interior con los brazos extendidos por arriba de mi cabeza, con las piernas separadas algo con resistentes grilletes de cuero negro en mis tobillos, mis pies apenas tocaban el piso por lo que estaba de puntillas si es que no quería que todo mi peso fuese sostenido por mis brazos.

También note que me colocaron un collar en el cuello, estuve en aquella amplia habitación solo varias horas quizás tres antes de dos mujeres una trigueña y una pelirroja vistiendo muy provocativamente aparecieran, las dos portaban altos tacones que las hacia lucir aun más altas de lo que ya eran, las dos se me acercaron y se me quedaron mirado de frente a mí en ese momento molesto y agotado por la posición en la que estaba estalle en cólera hacia ellas.

-“¿QUIÉNES SON USTEDES?”. Grite.
-“¡SUELTENME MALDITAS PUTAS!” Vocifere sin medir mis palabras.

La mujer trigueña que al parecer era la líder alargo uno de sus brazos que estaban enguantados con guantes de satín negros casi hasta los hombros para primero acariciar mi entrepierna, lo que hizo que guardara silencia para luego cerrar sus dedos alrededor de mis huevos y con un gesto de maldad en su rostro me los apretó, fuerte, muy fuerte tanto que no pude evitar gritar de dolor mientras mi cuerpo se sacudió.

-“¡HHAAAAYYY!” Grite.
-“Silencio perro, eres ahora nuestro esclavo y solo hablaras cuando se te indique”. Dijo la trigueña.

No tuve más remedio que obedecer pues no deseaba que continuara aquella tortura contra mis huevos, la mujer rubia que tenía unos enormes senos, comenzó a acariciar mi cuerpo, manoseándome a su antojo con sus manos al desnudo, luego de unos minutos, ella saco una pequeña navaja con la que corto las laterales de mi trusa (slip), para luego arrancar la tela de mi entrepierna de un fuerte tirón que me dejo al desnudo ante aquellas dos mujeres.

Sus dos miradas se clavaron en mi entrepierna la rubia acerco su mano a mi huevos y los levanto temí que los fuese a apretar como hizo la trigueña por lo que no dije nada, me quede quieto pero temeroso, ella exclamo.

-“¡Sus huevos están llenos de leche!” Dijo la rubia.

Aquel comentario hizo que ambas mujeres comenzara a reír maliciosamente sin importarles que estuviese ahí, al parecer aquellas palabras les causaron mucha gracia por algo que no alcance a comprender en aquel momento. Sin embargo aquel manoseo hizo que mi pene comenzara a crecer hasta quedar completamente rígido, con sus 22 cm circuncidado hizo que las dos mujeres abrieran bien sus ojos al ver mi miembro en erección, pese a pensar que las deje impresionadas la rubia me abrazo del cuello y me dijo.

-“Los esclavos no deben tener erecciones sin autorización”. Dijo la rubia.

Acto seguido sentí un punzante dolor comenzar a extenderse por todo mi cuerpo, sentí nauseas y me quede sin aire todo al mismo tiempo, pues la exuberante rubia me dio un devastador rodillazo en los huevos el golpe fue tan fuerte que un enorme chorro de liquido pre seminal broto con fuerza de la punta de mi pene, que se sacudió con violencia como el resto de mi cuerpo mientras gritaba y me retorcía de dolor.

-“AAAAHHHHHH”. Grite de dolor.

En medio de ese espantoso dolor la trigueña dijo.

-“¿Creo que este perro necesita aprender una lección?” Dijo la trigueña.
-“Oh sí, ¡creo que el anillo es lo mejor!” Exclamo la rubia con malicia.

Ambas rieron y la trigueña fue hasta una caja sobre una pequeña mesa en la habitación de la extrajo un anillo al parecer de látex tojo, con el que regreso a donde estaba, con una de sus manos enguantadas tomo mi pene en semí erección para comenzar a masturbarme hasta que de nuevo mi pene estaba tan sólido como una barra de metal, ella continuo masturbándome hasta que de la punta de mi glande comenzó a chorrear hasta la alfombra de la habitación liquido pre seminal.  

En ese momento ella con sumo cuidado y carillo comenzó colocar el anillo hasta dejarlo a dos centímetros de la base de mi pene que en ese momento ya palpitaba de mi excitado que estaba, apenas lo coloco la rubia de abundante melena se arrodillo frente a mí para tomar mi erección, la cual se la llevo a la boca para comenzar a darme una grandiosa mamada,

Mientras me daba aquella mamada primero con una mano comenzó a jugar con mis huevos, mientras su otra mano agarro una de mis nalgas, la trigueña se acerco pero solo para accionar un pequeño interruptor en el anillo colocado en mi pene, el cual comenzó a brillar de un intenso color rojo, al cabo de unos minutos la mano de la rubia que apretaba alternadamente mis nalgas se movió para que uno de sus dedos comenzara a hurgar entre mis nalgas, hasta posar la yema su dedo medio sobre mi virginal ano.

No paso mucho para que aquel dedo comenzara a masajear mi próstata, aquello solo hizo que mi placer aumentara al 3000 %, al cabo de unos 15 minutos con la rubia aun dándome una increíble mamada con su lengua jugando con la parte baja de mi glande sentía que estaba al borde el orgasmo, gemía sin control, mi pene comenzó a contraerse cada vez con más fuerza a cada pulsación que tenia, no podía mas, dije.

-“¡DIOS ME VENGOO!”. Grite de placer.

Pero la trigueña solo sonrió maliciosamente fueron pasando los minutos y sentía que estaba al borde pero de mi pene solo brotaba liquido pre seminal sin parar pero no alcanzaba a venirme luego de 40 minutos la rubia agotaba aparto su boca de mi pene que quedo palpitante sin haberme corrido sentía un terrible cosquilleo en mis huevos y la imperante necesidad de correrme a cualquier precio.

Pero tuve poco tiempo para pensar pues la trigueña rápidamente tomo el lugar de la rubia de rodillas frente a mí, tomo mi palpitante erección para llevárselo a la boca y comenzar con una nueva como magistral mamada, pronto como si antecesora sentí no uno sino dos dedos masajeando mi próstata lo que solo hizo que el deseo de venirme se incrementara, pero por más que lo intentaba, que mi cuerpo lo deseaba por sobre todas las cosas, simplemente mi semen no brotaba de mi palpitante erección.

Aquella segunda mamada duro por 30 o 35 minutos sin que pudiera venirme aquello dejo de ser placentero para ser una verdadera tortura, cuando la trigueña se levanto, estaba agotado y frustrado, sin haber corrido aun, casi como un susurro sin importarme las consecuencias dije.

-“¡Por favor dejen que me corra, por favor!”. Suplique.

La trigueña me miro como con rabia, para sin aviso alguno darme una fuerte patada con la punta de su tacón en medio de mis hinchados huevos aun sin vaciar, que me hizo ver el infierno del intenso dolor que me produjo.

-“¡AAAAAAhhhhhh!” Grite.

Ambas me dejaron ahí colgando de mis brazos por varias horas antes de regresar y repetir todo de nuevo aquellas sesiones de mamadas como de masajeo a mi próstata se prolongo durante días quizás seis o siete, siembre las dos mujeres venían vestidas de la misma manera, pero un día, con mis huevos doliendo horriblemente dado que en todo ese tiempo y la gran cantidad de mamadas no me habían dejado venirme aun, ellas aparecieron con una mujer nueva.

Pero no era como ellas, pues como yo por lo que pude ver también era una esclava de ellas, rubia de senos perfectos y pubis depilado por completo, fue arrastrada hasta donde estaba por una correa unida a un collar similar al que tenía en su cuello.

Sus Amas hicieron que esta bellísima rubia cuyos brazos estaban amarrados a la espalda se arrodillara frente a mí, mientras la mujer rubia de grandes senos comenzó a restregar su cuerpo detrás mío la trigueña por su parte tomo mi erección para llevarla a la boca de aquella nueva rubia quien mirándome a los ojos se trago todo mi pene hasta el anillo que seguía brillando de un rojo intenso mientras ella me daba aquella mamada la luz del anillo comenzó a parpadear, dándome pequeñas descargas eléctricas en mi pene que hicieron que todo mi cuerpo se sacudiera de dolor, la trigueña aparto a la rubia y la hizo poner de pie para inclinar su cuerpo dándole la vuelta para que hermoso par de nalgas paradito como apretadito quedase a la altura de mi palpitante erección.

La trigueña le abrió sus nalgas para que pudiera verle su lindo ano rosadito cerradito justo por arriba de su vagina la cual abrió con una de sus manos para descubrir sus labios internos rosas ya muy húmedos la trigueña dirigió mi pene a la entrada de su vagina para luego empujar su pelvis hacia atrás lo que hizo que mi pene entrara en el interior de la rubia como si fuese un cuchillo hirviendo que atravesaba mantequilla.

-“¡OOOOHHHHH!” Gemí de placer.
-“Vamos perro disfruta tu ultima cogida de tu vida”. Dijo la trigueña.

En ese momento no preste atención a su palabras simplemente estaba sintiendo tanto placer que me podrían haber asesinado y ni siquiera lo habría notado, la rubia tetona detrás de mí me abrió mis nalgas y comenzó a lamber mi ano, primero para luego introducirme dos dedos con los empezó a meter y sacar de mi ano mientras la rubia al frente movía rítmicamente sus caderas gimiendo cada que retrocedía introduciéndose mi pene en ella.

Su vagina estaba toda empapada de su jugos, además de ser cálida y estrecha lo que me hacía sentir un placer enorme, la rubia detrás comenzó a masajear mi próstata, lo que hizo que de nuevo me llevo a querer correrme pero no lo lograba, luego de alguno minutos la rubia al frente se saco mi pene de su vagina por orden de la trigueña para de nuevo comenzar a darme un enorme mamada nuevamente sin dejar de mirarme mientras la tetona rubia seguía masajeando mi próstata.

La luz roja del anillo en mi pene comenzó a parpadear a un ritmo aun mayor, casi como lo estaba haciendo mi corazón que parecía quererse salir de mi pecho, estaba en el paraíso y en el infierno al mismo tiempo deseando venirme sin poder hacerlo de pronto la trigueña aparto a la rubia que me estaba mamando mi pene lo que hizo bajar la mirada mi glande estaba rojo de tanta mamada hinchado a punto de explotar como mis huevos en ese momento.

De pronto el anillo parpadeo tres veces para quedar prendido de nuevo sin parpadear la rubia detrás de mi me susurro al oído.

-“¡Dile adiós a tu miembro perro!” Dijo la rubia maliciosamente.

-“¡BOOOOM!”

Se escucho, mi ojos se volvieron blancos, el rostro de la rubia que estaba arrodillada frente a mi quedo salpicado de sangre y trozos de mi pene que se desprendió cuando el anillo exploto súbitamente, la rubia detrás de mi mientras todo mi cuerpo convulsionaba me introdujo sádicamente todo su puño en mis entrañas llegando a mi próstata que apretó varias veces con sus dedos hasta que del sangrante muñón comenzó a derramarse mi semen largamente acumulado.

No fue una explosión como las que mi pene acostumbraba a tener sino más bien un derrame que baño mis hinchados huevos de mi leche, aun me estaba derramando cuando me desmaye.

Han pasado ya dos años de aquello y mi pene ya no existe el muñón se encogió hasta prácticamente desaparecer aun sigo siendo un esclavo de los muchos que ellas poseen aun conservo mis huevos que sin una maldición siempre deseando correrme sin poder hacerlo pues siempre ellas me tiene en una Negación Cruel de placer, pues un esclavo no puede más que dar placer a sus amas no sentirlo para sí mismo según ellas.  



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com