Fue bueno mientras duró …

Soy una chica de 23 años . Mido 1.60 metros. Peso 52 kilogramos. Soy delgada, piel clara, cabello largo, liso y castaño, ojos cafés. Por lo general visto vestidos negros, rojos, y faldas de piel con botas. Esa es mi vestimenta típica.

Tuve una novia que jamás olvidaré, aun extraño su cuerpo. Algo la hace especial de todas las mujeres con las que he estado. Fue bueno mientras duró. Lo disfruté. Duré solo 4 meses con ella, y casi a diario teníamos sexo. De las muchas veces en la que me sentí suya, muy dominada. Casi siempre me gusta llevar el control en el sexo. Pero en esta ocasión la que era antes mi novia era muy dominante conmigo. Ella es de complexión esbelta, alta para mí (1.78 metros) cabello negro, liso, piel morena, ojos cafés, dedos largos, manos grandes, pechos grandes (con las dos manos podía abarcar un seno XD).
Antes tenía un trabajo temporal en un Internet público. Cuando era la hora de cerrar el negocio, ella iba a visitarme a esa hora de cierre. Cuando cerraba la puerta del negocio y apagaba una de las luces…ella se ponía detrás de mí y me abrazaba, mientras yo recargaba mis glúteos a su pelvis, me movía y así la excitaba mas. Me encantaba jugar así con ella..excitarla. También jugaba con ella a que me atrapara y me sometiera…lo cual lo hacía con facilidad, me encantaba su fuerza, esa forma de someterme, me ponía mucho. Hubo una noche especifica en la que jugando asi, empezamos a besarnos apasionadamente, le quité la ropa, y ella a mi. Le tocaba su clítoris en círculos hasta poder sentir como cambiaba un poco su tamaño. Cuando lo veía estaba mas grande, como si quisiera estallar. Es el clítoris mas grande que haya visto. Luego la penetraba con mis dedos, duro y rápido a buen ritmo. pero después provocaba que se excitara mas. En una ocasión me cargó, con mis piernas abiertas, recargándome en la pared mientras me besaba desenfrenadamente. Cuando me estaba cargando y contra la pared con la otra mano rodeaba mi pierna que sostenía al apretar su cuerpo contra el mio y me penetraba con esa gran mano, primero con un dedo y al ultimo con 4 dedos. Lo hacía rápido y duro. Metía y sacaba los dedos, así es como me hacía llegar a un orgasmo. Mientras me decía: “Te gusta que te coja Claudia, tú solo eres mía”.Podía sentir ella cuando estaba teniendo un orgasmo cada vez que se contraían las paredes de mi vagina internamente, disfrutando esos dedos, dejándolos completamente empapados. Una vez que terminaba sacaba sus dedos de mi vagina. y me bajaba al suelo. En el suelo y en el escritorio lo hacíamos. Ella fue la chica que pudo someterme muchas veces. Hubo ocasiones, en las que sentía que desfallecía de tantas veces que teníamos relaciones y las veces que siempre me penetraba, se hacía ya doloroso, pero me gustaba sentir como se esforzaba, sentir su sudor, su esencia de mujer. Un par de veces me negué a tener relaciones sexuales, y ella me decía: “aa no quieres, entonces me iré con otra a que me dé lo que me niegas”. Eso me hacía enojar, mientras la empujaba, ella me jalaba, me besaba, y empezaba a meterme mano, quitarme la ropa, y penetrarme con esas manos…Tuve los mejores orgasmos de mi vida con ella. Por eso no la olvidaré …