CHUBBYS & COUGARS

 Mi nombre es Alonzo, tengo 19 años,  actualmente vivo en una zona rural debido a mis estudios. Alquilo un cuarto a una mujer de cuarenta y tantos que vive con su pequeño hijo.

El año pasado me cogí a mi vecina Irene de 38 años, después
de este año he perdido contacto con ella, es una verdadera lástima.

Soy de estatura media, tengo un cuerpo delgado, siempre me
han encantado las mujeres mayores, aunque con Irene debute, esta temporada
conocí a una mujer que volvió bastante interesante mi estancia en este pueblo.

Un viernes por la tarde, después de clases me dirigía a mi
casa en dicho pueblo, cuando un se detuvo en la parada, y se bajó una mujer.
Una mujer de cuarenta y tantos, piel morena, tenía rasgos fuertes, pelo largo
negro, un poquito gorda no mucho, siempre me recordaba a alguien, no fue hasta hace poco que me di cuenta que se parece mucho a Niki Santana (busquen niki santanaxxx jajaja) solo que un poco mayor.

La mujer vestía una blusa roja, un jeans y unos zapatos con
tacón bajo,  no es muy alta tal vez 1.60 y con zapatos, su pelo negro y largo lo tenía suelto. Traía un bolso y una cara de pocos amigos. Veníamos caminando en sentido contrario, cuando estuvimos al lado del otro me dedico una mirada perversa, y se echo una risilla, yo quede en shock, cuando no llevaba mucho de haberla encontrado me volví para verla, y mi
sorpresa fue que ella también estaba viendo, y me dedico un saludo moviendo la mano.

La desconocida Marcela

Llegue a la casa arrepentido de no haberle hablado a aquella
mujer, me dirigí directamente al cuarto pensaba hacerme una buena paja pensando en esa mujer, cuando estaba a punto de hacerlo, tocaron a mi puerta, Salí y era Sara, la dueña de la casa, y para mi sorpresa estaba con la mujer de la parada,wao, sentí de inmediato una erección, -ella es mi hermana mayor, se llama Marcela-dijo Sara. Marcela me tendió la mano, llevaba anillos desde el dedo índice hasta el dedo meñique, le di la mano y nos quedamos viendo sosteniendo la mano.

-Mucho gusto Marcela- me dijo con una mirada y una sonrisa
un poco perversa.

-Mmmm hola, ehhh Alonzo, mucho gusto-dije nervioso

-Bueno yo los dejo para que hablen, tengo que salir pero
vuelvo en un momento-dijo Sara, y se fue.

-Doña Marcela quiere algo de tomar?

-Ahhh no me diga doña jajaja, mmm si claro.

-Una cerveza?

-Mmmm que rico, si claro, guapo e inteligente-me dijo y me
sonrio y volvió a ver con esa risa picara.

-Bueno, ya vuelvo-se apresure a traerle la bebida.

Le di la lata de cerveza, la abrió y bebió casi la mitad de
un trago, que mas podrá tragar pensé y volví a sentir un movimiento en mi
entrepierna.

-Y cuanto se viene a quedar donde Sara?

-Mmm unos días, la otra semana tengo que hacer un trámite
por aquí cerca, pero aproveche para venir a pasear donde mi hermana.

-Ya entiendo.

-Y no se aburre usted aquí?- me pregunto Marcela

-Un poco, por aquí ahí poco que hacer.

-Y la novia?      – Pregunto
con curiosidad

-Ah no yo no tengo novia jajaja- dije riendo

-Mmmm cómo? Un papucho tan guapo como usted y solito? –dijo con
esa mirada

-Jajaja gracias –

-Si yo no estuviera tan mayor, ya te hubiera clavado las
uñas, jajaja-

-Ahhh jajaja, cómo?, una pregunta privada, cuantos años
tiene usted?

-Mmmm en secreto,jajaja, tengo 53 años.

-Ohhh , enserio?

-Si papi, porque me veo muy vieja?

-Noo al contrario yo te calculaba 45 o menos!!!

-Jajaja gracias, y vos minimo tienes 16, si fueras un
poquito mayor- y me miro con una mirada malisiosa.

-Jajaja pero yo tengo 19!!! Hace poco los cumpli.

-Mmmm papi,  entonces no tenemos ningún problema jajaja, y como te gustan las mujeres?- me pregunto Marcela, estábamos sentados en el sofá largo en la sala.

-Siempre me han gustado mayores, maduras.

-Ah ya veo, así como de 53 años? Jajajaja- dijo Marcela

-Mmmm son 34 años de diferencia, no es mucho?- dije un poco
asustado

-Que pasa? Te da miedo, jajaja-dijo Marce sarcásticamente.

-No yo no tengo ningún problema, desde que te vi ahora te quiero
comer-dijo- y por lo visto alguien me quiere conocer también y señalo mi
entrepierna donde se veía levantado y mojado en la punta el pantalón café.

-Jajajajaja, si desde que la vi se me levanto, puedo hacerle
una pregunta?

-Dime

-Porque usa anillos casi en todos los dedos?

-Mmm por nada, porque?

-No son incomodos?

-Para nada, más bien agarro mejor- con su mano hizo la forma
como hacerse la paja, y la sacudió mientras me veía con esos ojos de mala- nada
se me escapa.

-Mmmm

-Apretemonos un rato mientras viene mi hermana, cuando viene
nos separamos y disimulamos

-Esta bien

Nos acercamos y empezamos a besarnos, Marcela me metió la
lengua desde el principio hasta adentro, los besos eran bastantes sonoros, yo sentía
que mi pene iba a explotar o romper el pantalón, estuvimos apretando por un
largo rato, Marcela me empezó a sobar la polla por encima del pantalón.

-Uy papi lo tenes duro duro.

-Si estoy a full.

-Mi hermana andara muy largo?

-No quiere una sobadita papi?

-Siii claro

-Pero me da miedo que Sara venga.

-En la otra casa hay un perro, y siempre ladra, solo estar
atentos.

-Bueno papi.

Me saque mi polla, y Marcela puso una cara de sorpresa, se quedo mirando largo rato.

-Wao papi estoy que enorme, uyy,- dijo y la agarro con su
mano derecha llena de anillos y empezó a sobarla.

-Esta pequeña verdad? Jajaja

-Al contrario esta enorme, uy- empezamos a besarnos y ella seguía
frotándola lentamente.

Una buena mamada

Sin decir nada se inclino y empezó a mamarme la polla, yo
estaba en trance, Marcela lo hacía de una manera ruidosa, se lo metía y hacia
sonidos como una especie de chuck chuck chuck, luego de un rato se la saco con un sonoro blop como un descorche, se puso de pie. Se puso delante mio y se puso de rodillas y se acomodo entre mis piernas, ahora estaba enfrente de mi verga.

-Ahora si papi, te voy a ordeñar jajajaja

-Jajajaja

-Me avisa cuando se va a regar.

La agarro y empezó a sobar y mientras me veía con cara de
loca, me dijo, -papi usted pídame lo que quiera, cualquier fantasia, lo que
quiera, lo que sea-yo estaba extasiado.

Se la metió y mientras me la chupaba me masturbaba, yo
estaba en otro mundo, Marce empezó a hacerlo mas rápido yo sentí litros de
leche bajando por mi vientre, en ese momento el perro empezó a ladrar, Marcela se levanto de un salto, yo me la guarde como pude. En ese momento entro Sara.

-Que calor hace afuera, y ustedes encerrados.

-No aquí no esta tan caliente- Dijo Marce

-Que es ese olor? Huele raro-dijo frunciendo el ceño Sara

-A mi no me huele a nada, y como te fue?

-Bien, bien, vamos a la cocina y te cuento- Sara se fue.

-Esto no ha terminado- me dijo Marce riéndose y se fue para
la cocina…

Continuará…     

 

La entrada CHUBBYS & COUGARS aparece primero en Relatos eróticos SexoEscrito.com.

Irene

Mi nombre es Irene, tengo  43 años, mido 1.60 aproximadamente, cabello
corto aunque antes lo usaba largo, contextura gruesa soy gordita jajaja. Pechos
medianos normales, un culo grande y parado (siempre ha sido mi orgullo), soy de
piel blanca, soy como cualquier mujer, tu vecina que pasa desapercibida, no me
arreglo mucho tampoco.

Me case relativamente joven a los 20 años con
un hombre el cual perdió  el interés en
mí hace años. Él también me ha sido infiel en varias ocasiones, antes me dolía,
ahora encontré con mi pasatiempo ya no.

Siguiendo con mi descripción
nunca le había sido infiel a mi marido, aunque siempre había sido picara, me
gustan los hombres y mucho, siempre le decía algún comentario un poco
obsceno  o le dedicaba una mirada a alguno,
pero hasta ahí y todo en broma.

Todo cambio cuando cumplí 38
años.

Ahora les hablare de mi vecino, lo
llamare A, con él fue que empezó mi desmadre como lo llamo yo jajaja, tenía en
ese momento 18 añitos recién cumplidos, acaba de retirar su documento de identidad.
Es delgado, un poco más alto que yo, y siempre muy callado me parecía raro.

Este vecino siempre había tenido
fantasías conmigo, según me contó después, yo notaba que me miraba mucho, y
siempre trataba de estar en mi casa con mi hijo de una edad parecida,  recuerdo que tenía mi número telefónico, y a
veces me escribía y enviaba vídeos e imágenes, casi siempre porno jajaja,
aunque yo pensaba que era cosa de jóvenes y me limitaba a reír.

Mi casa está situada a dos casas
de la suya por lo que prácticamente nos veíamos a diario. Un día recuerdo que
me entro un mensaje suyo, era una imagen, venia seguida por varios mensajes de
disculpa, y que no mirara la foto, que la borrara pues. No pude la curiosidad
me mato, la abrí y cual era mi sorpresa que era una foto de  A enfrente del espejo totalmente desnudo. La
verdad me quede con la boca abierta, su miembro era enorme, y su cuerpo delgado
lo resaltaba más.

Nunca me habían gustado los
hombres jóvenes, hasta ese día, me obsesione con él, siempre que yo salía de mi
casa volvía a ver la puerta de la casa de A con el fin de verlo. Mientras que A
parecía que me evitaba por la vergüenza, a pesar de haberle dejado claro que
fue un error.
Mi obsesión llego al punto que decidí empezar yo a escribirle, siempre
había sido A el que iniciaba las conversaciones por mensajes, le escribí como
¨Hola porque tan perdido?¨, no recibí respuesta y esto me desespero hasta el
grado que le escribí 3 veces el mismo mensaje, en la tarde noche me contesto y
entablamos una conversación fue algo como:

-Ire:
Hola porque tan perdido?

-Ire:
Hola porque tan perdido?

-Ire:
Hola porque tan perdido?

L

-A:Hola claro que no aquí estoy
jajaja, estaba en el Cole.

-Ire:
No volviste a la Casa.

-A: He estado muy ocupado con los
exámenes finales.

Ire: Ahhh ya veo

-A: Si

-Ire:
te mentí con algo jajaja

-A: Cm conq?

-Ire:
Con la foto que pasaste

-A: Cm?, la viste? Q vergüenza

-Ire:
Tranqui, no pasa nada, estamos en confianza jajaja, por cierto no tienes NADA
de q avergonzarte.

-A: Mmm cm?

-Ire:
Estas muy bien dotado jajaja, dichosa tu novia jajaja

-A: Jajaja gracias pero no tengo
novia.

-Ire:
Mmmm

-A: jajaja me estoy sonrojando,
jajaja

-Ire:
jajaja

-A: Por cierto el sábado es la
fiesta por mi cumple 18, quieres venir?

-Ire:
Mmm 18 añitos :-P, ya eres todo un hombre, jajaja, mmm me gustaría, pero que
voy a hacer yo tan vieja en una fiesta de chicos.

-A: Casi que solo es familia, no
te dejan?

-Ire:
A mí nadie me manda jajaja, claro yo voy pero no sé qué regalarte jajaja.

-A: Jajaja

 

El día sábado llego, sinceramente
no me paso nunca por la cabeza lo que pasaría ese día, la fiesta empezaba a las
7, llegue a la casa de A a las 7 30, con una blusa negra y una falda larga
hasta los tobillos de a rayas (las faldas son mis favoritas), cuando A me vio
se puso contento y se sonrojo jajaja, me invito a sentarme y me sirvió un
trago, la música estaba alta habían pocas personas aunque ya eran mayores,
conversaban entre ellas.

A las 9 ya los tragos se me
habían subido a la cabeza jajaja, empecé con cuidado de que nadie me viera, a
acariciar la pierna de A, el cual estaba a mi lado (no se había ido ni un
momento el bandido), le pregunte en el oído que donde estaba el baño, muy
atento me condujo a la puerta, y antes que se fuera le dije en el oído que esa foto
era un montaje, que yo no le creía, A se me quedo viendo y soltó una risa, y me
pregunto si quiere se la enseño, nos miramos con malicia y giramos para ver si
alguien nos miraba, y rápido nos metimos al baño.

El baño era algo pequeño pero  entrabamos los dos sin problema, afuera la
música sonaba fuerte y se escuchan risas de borrachos, A se quitó el botón del
pantalón y se lo bajo junto con el calzoncillo hasta las rodillas, su polla
estaba parada y era enorme, no lo podía creer, contrastaba con su cuerpo,
calculo que estuve algunos minutos viendo, A soltó otra risa y pregunto que si
ya estaba convencida, jajaja. Y me dijo ¨toca si no crees¨ y yo me aproveche,
se lo atrape con la mano derecha, estaba muy caliente, empecé a sobarla de
arriba abajo, si mucho pensarlo me arrodille y empecé a chuparlo,
inmediatamente escuche el seguro de la puerta, A cerró la puerta para nuestra
conveniencia. Es increíble mis dos manos podían sujetarlo a lo largo
perfectamente, trate de metérmelo todo a la boca pero no paso de la mitad,
estuve chupándolo por varios minutos, cuando se me ocurrió coger.

A me ayudo a poner de pie, me
gire quedando de espaldas a él, como pude me subí la falda y me baje el calzón,
me doble agarrando el inodoro para quedar totalmente a su disposición, A
sabiendo que pasaba no tardó mucho en empezar a buscar como penetrarme, con mi
mano derecha intente guiar a su enorme y torpe verga, cuando lo logro sentí que
me desmañaba,  debido a su inexperiencia
trato de meterla toda de golpe, yo lo detuve y le dije que fuera despacio, en
mi interior pensaba que este hombre me va a matar.

Poco a poco fue hasta que estuvo
todo adentro, luego empezó lento a sacarla, y luego adentro, primero lo hizo
con cuidado, adentro y afuera, empecé a sentir donde aceleraba, recuerdo que en
un momento me golpeó la cabeza contra   la
parte superior del escusado, aunque A no lo notó, seguía más rápido, el sonido
de la carne golpeando era cada vez más intenso, tanto que temí que nos
escucharan, sonaba como un aplauso, empecé a gemir , de pronto el sonido de la
música y su carne pegando con mi culo, alguien toco la puerta, era un tío de A,
A le dijo que estaba ocupado, pareció que A se asustó demasiado, porque se
salió de mí, se puso rápido la ropa, y espero que su tío se fuera, salió sin
decirme una palabra.

Y esa fue mi primera experiencia
o loquera como lo digo yo, desde ese día me transforme en algo que desconocía.

 

Continuará.

 

La entrada Irene aparece primero en Relatos eróticos SexoEscrito.com.

Mi madre tiene una charla con mi profesora

Todo comenzó hace dos años, mi madre (Pilar) había sido citada por mi  profesora de inglés (Lourdes) para hablar sobre un problema que tuve con ella días atrás. Tres días antes más o menos Lourdes me dijo que me quedara en la clase porque quería hablar conmigo sobre las notas, al principio me asusté pero me dijo que no pasaba nada. La charla fue con total normalidad; Lourdes me dijo que quería hablar con mi madre y que en teoría era una charla rutinaria sobre cómo iba mi curso. Cuando terminó de hablar conmigo, me dijo que recogiera todas mis cosas porque todos mis compañeros ya se habían ido y que iba a cerrar la clase.

Mientras recogía mis cosas, Lourdes borraba la pizarra y fue en ese momento cuando me quedé mirándole su culo, me pilló y me dijo: “¡Raúl! ¿Qué miras?” Yo no sabía que decirle en ese momento, me dijo que me esperara un momento, cerró la puerta de la clase y me dijo que esperara. Me preguntó qué me pasaba, y bajó la mirada y me vio el pene erecto, ella se enfadó y me dijo que esto se lo contaría a mi madre y que me fuera de clase inmediatamente.
Por la tarde, Lourdes llamó a mi madre y le dijo que quería verla con urgencia el lunes.

El lunes después del fin de semana, mi madre fue a hablar con Lourdes y estaba yo presente, le dijo lo que había pasado y ella se enfadó como nunca antes. Al final de la charla, cuando íbamos a salir de la sala le volví a tocar el culo a Lourdes y entonces ambas me preguntaron que qué me pasaba y que por qué lo hacía. Lourdes me estaba mirando el bulto que tenía debajo del pantalón al igual que mi madre, entonces me puse serio y le dije a mi madre que se quitara toda la ropa delante de mi profesora.

Cuando estaba completamente desnuda, Lourdes la miró de arriba abajo. Pilar no se había depilado sus partes desde hacía un mes y tenía vello. Entonces le dije a Lourdes que se quitase toda la ropa como había hecho Pilar. Lourdes se quitó toda su ropa y mi madre se quedó mirando su vagina, que la tenía peluda más o menos como la suya.

Al rato de que todos (los 3) estuviésemos desnudos, Lourdes me dijo que quería hacer pis. Le dije que no iba a ir al baño y mi madre también se lo estaba haciendo. Lourdes se puso en cuclillas y orinó tranquilamente observando la vagina de mi madre. Cuando Lourdes terminó de hacer pis, le tocó la vagina a Pilar, que también estaba en cuclillas y le orinó un poquito encima, a mi madre le entraron ganas de hacer pis justo cuando Lourdes le hace un dedo por la vagina.

Después, Pilar me dijo que me quitara la ropa y le mostrara mi pene a Lourdes; ella se quedó asombrada y con mucha vergüenza me lo tocó. Cogiendo un poco más de confianza, me empezó a hacer una paja mientras que mi madre le comía el coño.

Al final se masturbaron la una a la otra mientras que Lourdes me hacía una paja, y terminé eyaculando en los pechos de mi madre.

La entrada Mi madre tiene una charla con mi profesora aparece primero en Relatos eróticos SexoEscrito.com.