CAUTIVO DE LOS PERSAS

Lykaios era un joven ateniense valiente y aguerrido poseedor de una gran belleza, quien además los dioses lo habían provisto de un enorme miembro viril cuando se endurecía, el fue la avanzada que primero contra ataco a los Persas, sin embargo él, como sus compañeros no tuvieron oportunidad alguna, simplemente se limitaron a comprar tiempo, pero al final solo dos de sus compañeros junto con el sobrevivieron siendo tomados prisioneros por los Persas.......


CAUTIVO DE LOS PERSAS
Lykaios era un joven ateniense valiente y aguerrido poseedor de una gran belleza, quien además los dioses lo habían provisto de un enorme miembro viril cuando se endurecía, el fue la avanzada que primero contra ataco a los Persas, sin embargo él, como sus compañeros no tuvieron oportunidad alguna, simplemente se limitaron a comprar tiempo, pero al final solo dos de sus compañeros junto con el sobrevivieron siendo tomados prisioneros por los Persas. El tendría un destino peor que la muerte a manos de los Persas.


[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [HISTORICO]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Año 479 A.C. El año anterior, la fuerza de invasión persa, liderada por su rey en persona, había logrado victorias en las batallas de las termópilas sin embargo, en la posterior batalla de Salamina la armada griega obtuvo una inesperada victoria e impidió la conquista de toda Grecia Jerjes se tuvo que retirar con gran parte de su ejército y dejó a su general Mardonio para que acabara con los griegos al año siguiente.

En el verano del 479 A. C. los helenos reunieron un gran ejército y salieron del Peloponeso mientras que los Persas, se retiraron a Beocia y acamparon cerca de Platea. Sin embargo, los helenos rehusaron combatir en los siguientes once días en el terreno favorable para la caballería que rodeaba el asentamiento persa e iniciaron una retirada parcial obligada por la interrupción de sus líneas de suministros fragmentó su línea de batalla. lo que los Persas interpretaron esto como una retirada total y Mardonio ordenó a sus fuerzas perseguirlos, pero los helenos se detuvieron, plantaron batalla, mataron a Mardonio y derrotaron a la infantería persa.

Una gran parte del Ejercito Persa restante fue atrapado en su campamento y masacrado. La destrucción de ese ejército terminó definitivamente con la invasión persa de Grecia. Después de Platea y Mícala los aliados griegos pudieron tomar la iniciativa contra los Persas y dar inicio a una nueva fase de la guerra Aunque Platea fue en todos los sentidos una victoria decisiva de los griegos, no parece que se le haya reconocido la misma significación, incluso en su tiempo, que a la victoria ateniense en Maratón incluso pero no todo era alegría algunos Griegos fueron capturados por las fuerzas en retirada Persas y justo antes de cruzar a Asía los persas tenían algo preparado para sus cautivos.

Lykaios era un joven ateniense valiente y aguerrido poseedor de una gran belleza, quien además los dioses lo habían provisto de un enorme miembro viril cuando se endurecía, el fue la avanzada que primero contra ataco a los Persas, sin embargo él, como sus compañeros no tuvieron oportunidad alguna, simplemente se limitaron a comprar tiempo, pero al final solo dos de sus compañeros junto con el sobrevivieron siendo tomados prisioneros por los Persas ahora estaba en una jaula esperando su final ellos sabían que serian ejecutados terriblemente como lección para los Griegos.

Sin embargo el destino que les tenían reservados los Persas a esos jóvenes como valientes soldados atenienses era otro muy distinto a lo que ellos estaban pensando, pronto las tropas restantes persas que se retiraban llegaron al puente que por algún tiempo unió a Europa con oriente medio, mientras la cansadas tropas Persas abatidas y derrotadas cruzaban hacia la seguridad del suelo de su patria el comandante ordeno a uno de sus verdugos especializado en ese tema que aplicara sus artes en los prisioneros griegos, Lykaios no fue el primero pero pronto fue su turno.

Mientras los compañeros y el propio Lykaios esperaban su turbo sus corazones se aceleraban escuchando los gritos de sus compañeros que eran llevados hacia el verdugo seguramente a una muerte horrible que solo podían imaginar, la mayoría de ellos estaban casi desnudos por los que erecciones que cada uno de ellos tenía eran más que evidentes aunque todos trataban de aparentar entereza como valentía en el fondo estaban muy asustados pero ninguno de ellos lo iba a admitir, algunos aunque Lykaios estaban sintiendo placer una pareja al lado de Lykaios estaba teniendo sexo con uno de sus compañeros siendo penetrado analmente por otro mientras otro le estaba dando una deliciosa mamada a otro el lugar olía a sexo y semen.

Pronto los gritos terminaban y los guardias llegaban para tomar a otro de la gran jaula en donde estaban en esa ocasión fue el turno de Lykaios quien fue llevado. 


** ** ** ** ** ** **

Lykaios fue llevado hasta lo alto de una colina lejos de la vista de sus compañeros en donde fue completamente desnudado los Persas rieron al ver su tremenda erección, con su glande de un lindo color rosa sobre saliendo por fuera de su prepucio corrido hacia atrás de la corona de su glande de lo fuerte su erección estaba en ese momento, de la punta chorreaba una buena cantidad de liquido transparente, luego el fue llevado a una fuerte mesa de madera sobre la que fue acostado boca arriba sus tobillos fueron asegurados por dos grilletes de metal.

Sus piernas fueron tensadas hacia arriba quedando bien abiertas por medio de cadenas que estaban unidas a los grilletes, sus brazos fueron tirados hacia arriba de un gancho de metal pendía sobre su vientre un hombre fuerte de su cabeza por cuerdas, un hombre fuerte bastante velludo se coloco ente sus pierna para tomar el escroto de Lykaios fue tomado por ese hombre para comenzar a amarrarlo fuertemente con un burda cuerda los huevos de Lykaios quedaron apretados y claramente visibles en el fondo de su escroto, una vez el escroto amarrado fue tirado hacia arriba por una cuerda.

Dos ganchos tipo anzuelo fueron colocados en sus tetillas que iban unidas dos cuerdas que fueron unidas a la cuerda que salía de sus huevos para luego ser tensada sobre el gancho que pendía sobre su vientre, hasta ese momento Lykaios evito gritar pese al severo dolor que estaba sintiendo en ese momento, pero nada comparado a lo que estaba por venir, el hombre se engraso su brazo desnudo con abundante grasa de cerdo para luego sin delicadeza alguna hundir su mano en las entrañas de Lykaios por medio de su orificio anal, cuando eso comenzó Lykaios no pudo evitar comenzar a gritar.

Lykaios daba gritos desgarradores sintiendo como el puño de aquel hombre entraba en sus entrañas, sintiendo como si una gran estaca lo estuviera siendo penetrado, su pene duro como nunca antes, palpitaban chorreando abundante liquido pre seminal sobre su lampiño vientre mientras la mano del hombre seguía avanzando desgarrando su virgen ano con cada nuevo milímetro que avanzaba, pero el hombre no se detenía pese a los gritos de dolor que Lykaios daba, con su cuerpo ya para ese momento todo bañado en sudor con sangre brotando a borbotones de su ya desgarrado ano.

El hombre una vez que tuvo todo su puño dentro comenzó a bombear el culo de Lykaios como si lo estuviera penetrando con su pene, lo que ocasiono mas desgarro en el joven guerrero Griego, que le hice por supuesto sentir más dolor, sus alaridos helaban la sangre, sus compañeros solo podían oírlo sufrir sin poder hacer nada, de pronto el hombre que penetraba tan brutalmente a Lykaios abrió su puño él estaba usando una especie de dedales metálicos con punta plana bien afilada, todo el cuerpo de Lykaios se estremeció cuando el hombre poso sus dedos cobre su próstata.

Los persas conocían mucho de anatomía y algún tiempo atrás un erudito medico de la corte de Jerjes había descubierto que el hombre tenía una glándula que contralaba algunas de las funciones sexuales que si era extirpaba en conjunto con los testículos dejaba al hombre totalmente impotente peor que un eunuco pues su pene nunca podría tener una erección aun si lo deseaba o sele administrara alguna bebida estimulante, Lykaios sintió como su interior estaba siendo desgarrado por filos que parecía querían arrancarle un buen trozo de su entrañas, todo su cuerpo comenzó a tener convulsiones mientras sus gritos eran escuchados por todos.

De pronto su pene que no dejaba de palpitar lanzo un gran chorro de su espeso semilla que broto con gran fuerza llegando hasta el propio rostro del joven Griego seguido de dos potentes chorros de sangre que broto de su pene Lykaios grito fuerte sintiendo que el arrancaban sus viseras del interior de su cuerpo antes de desmayarse, el hombre extrajo su mano del interior de Lykaios para luego arrojar en un cubo su próstata arrancada de forma tan brutal, luego Lykaios fue despertado usando agua que vaciaron sobre su rostro, justo como aquel hombre velludo estaba por castrarlo.

-“NO, NO ESO NO, PIEDAD, ¡PIEDAD NOOOO!”

Grito Lykaios con desesperación momentos antes de que una daga curca con el filo brillando de lo caliente que estaba le cercenara su amarrado escroto, Lykaios simplemente no pudo resistir el horrendo dolor tanto físico como mental de verse despojado de su escroto con sus testículos dentro, se desmayo de nuevo, mientras su verdugo alzo el escroto para que todos lo vieran y lo vitorearan para luego arrojar aquel bolso de piel con su contenido ya inservible en el cubo en donde acompaño a otros escrotos con sus huevos y próstatas arrancadas de otros Griego.


** ** ** ** ** ** **   

Cada uno de los prisioneros corrieron con la misma suerte, Lykaios se recupero y fue llevado a la corte Persa en donde pasaría el resto de su vida como un sirviente eunuco cuidando el enorme harem del rey Persa, de tanto en tanto era violado por alguno de los guardias o el mismo rey para todos él era menos que una persona era incluso menos que un esclavo.

Lykaios nunca regreso a Grecia termino sus días en Persia, recordando sus días de gloria cuando era un joven guerrero y como termino siendo tan brutalmente castrado cuando era y seguía siendo un “Cautivo de los Persas”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

CAUTIVO DE LOS PERSAS

Lykaios era un joven ateniense valiente y aguerrido poseedor de una gran belleza, quien además los dioses lo habían provisto de un enorme miembro viril cuando se endurecía, el fue la avanzada que primero contra ataco a los Persas, sin embargo él, como sus compañeros no tuvieron oportunidad alguna, simplemente se limitaron a comprar tiempo, pero al final solo dos de sus compañeros junto con el sobrevivieron siendo tomados prisioneros por los Persas......


CAUTIVO DE LOS PERSAS
Lykaios era un joven ateniense valiente y aguerrido poseedor de una gran belleza, quien además los dioses lo habían provisto de un enorme miembro viril cuando se endurecía, el fue la avanzada que primero contra ataco a los Persas, sin embargo él, como sus compañeros no tuvieron oportunidad alguna, simplemente se limitaron a comprar tiempo, pero al final solo dos de sus compañeros junto con el sobrevivieron siendo tomados prisioneros por los Persas. El tendría un destino peor que la muerte a manos de los Persas.


[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [TORTURA] [HISTÓRICO]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul 





Año 479 A.C. El año anterior, la fuerza de invasión persa, liderada por su rey en persona, había logrado victorias en las batallas de las termópilas sin embargo, en la posterior batalla de Salamina la armada griega obtuvo una inesperada victoria e impidió la conquista de toda Grecia Jerjes se tuvo que retirar con gran parte de su ejército y dejó a su general Mardonio para que acabara con los griegos al año siguiente.

En el verano del 479 A. C. los helenos reunieron un gran ejército y salieron del Peloponeso mientras que los Persas, se retiraron a Beocia y acamparon cerca de Platea. Sin embargo, los helenos rehusaron combatir en los siguientes once días en el terreno favorable para la caballería que rodeaba el asentamiento persa e iniciaron una retirada parcial obligada por la interrupción de sus líneas de suministros fragmentó su línea de batalla. lo que los Persas interpretaron esto como una retirada total y Mardonio ordenó a sus fuerzas perseguirlos, pero los helenos se detuvieron, plantaron batalla, mataron a Mardonio y derrotaron a la infantería persa.

Una gran parte del Ejercito Persa restante fue atrapado en su campamento y masacrado. La destrucción de ese ejército terminó definitivamente con la invasión persa de Grecia. Después de Platea y Mícala los aliados griegos pudieron tomar la iniciativa contra los Persas y dar inicio a una nueva fase de la guerra Aunque Platea fue en todos los sentidos una victoria decisiva de los griegos, no parece que se le haya reconocido la misma significación, incluso en su tiempo, que a la victoria ateniense en Maratón incluso pero no todo era alegría algunos Griegos fueron capturados por las fuerzas en retirada Persas y justo antes de cruzar a Asía los persas tenían algo preparado para sus cautivos.

Lykaios era un joven ateniense valiente y aguerrido poseedor de una gran belleza, quien además los dioses lo habían provisto de un enorme miembro viril cuando se endurecía, el fue la avanzada que primero contra ataco a los Persas, sin embargo él, como sus compañeros no tuvieron oportunidad alguna, simplemente se limitaron a comprar tiempo, pero al final solo dos de sus compañeros junto con el sobrevivieron siendo tomados prisioneros por los Persas ahora estaba en una jaula esperando su final ellos sabían que serian ejecutados terriblemente como lección para los Griegos.

Sin embargo el destino que les tenían reservados los Persas a esos jóvenes como valientes soldados atenienses era otro muy distinto a lo que ellos estaban pensando, pronto las tropas restantes persas que se retiraban llegaron al puente que por algún tiempo unió a Europa con oriente medio, mientras la cansadas tropas Persas abatidas y derrotadas cruzaban hacia la seguridad del suelo de su patria el comandante ordeno a uno de sus verdugos especializado en ese tema que aplicara sus artes en los prisioneros griegos, Lykaios no fue el primero pero pronto fue su turno.

Mientras los compañeros y el propio Lykaios esperaban su turbo sus corazones se aceleraban escuchando los gritos de sus compañeros que eran llevados hacia el verdugo seguramente a una muerte horrible que solo podían imaginar, la mayoría de ellos estaban casi desnudos por los que erecciones que cada uno de ellos tenía eran más que evidentes aunque todos trataban de aparentar entereza como valentía en el fondo estaban muy asustados pero ninguno de ellos lo iba a admitir, algunos aunque Lykaios estaban sintiendo placer una pareja al lado de Lykaios estaba teniendo sexo con uno de sus compañeros siendo penetrado analmente por otro mientras otro le estaba dando una deliciosa mamada a otro el lugar olía a sexo y semen.

Pronto los gritos terminaban y los guardias llegaban para tomar a otro de la gran jaula en donde estaban en esa ocasión fue el turno de Lykaios quien fue llevado.  


** ** ** ** ** ** **

Lykaios fue llevado hasta lo alto de una colina lejos de la vista de sus compañeros en donde fue completamente desnudado los Persas rieron al ver su tremenda erección, con su glande de un lindo color rosa sobre saliendo por fuera de su prepucio corrido hacia atrás de la corona de su glande de lo fuerte su erección estaba en ese momento, de la punta chorreaba una buena cantidad de liquido transparente, luego el fue llevado a una fuerte mesa de madera sobre la que fue acostado boca arriba sus tobillos fueron asegurados por dos grilletes de metal.

Sus piernas fueron tensadas hacia arriba quedando bien abiertas por medio de cadenas que estaban unidas a los grilletes, sus brazos fueron tirados hacia arriba de un gancho de metal pendía sobre su vientre un hombre fuerte de su cabeza por cuerdas, un hombre fuerte bastante velludo se coloco ente sus pierna para tomar el escroto de Lykaios fue tomado por ese hombre para comenzar a amarrarlo fuertemente con un burda cuerda los huevos de Lykaios quedaron apretados y claramente visibles en el fondo de su escroto, una vez el escroto amarrado fue tirado hacia arriba por una cuerda.

Dos ganchos tipo anzuelo fueron colocados en sus tetillas que iban unidas dos cuerdas que fueron unidas a la cuerda que salía de sus huevos para luego ser tensada sobre el gancho que pendía sobre su vientre, hasta ese momento Lykaios evito gritar pese al severo dolor que estaba sintiendo en ese momento, pero nada comparado a lo que estaba por venir, el hombre se engraso su brazo desnudo con abundante grasa de cerdo para luego sin delicadeza alguna hundir su mano en las entrañas de Lykaios por medio de su orificio anal, cuando eso comenzó Lykaios no pudo evitar comenzar a gritar.

Lykaios daba gritos desgarradores sintiendo como el puño de aquel hombre entraba en sus entrañas, sintiendo como si una gran estaca lo estuviera siendo penetrado, su pene duro como nunca antes, palpitaban chorreando abundante liquido pre seminal sobre su lampiño vientre mientras la mano del hombre seguía avanzando desgarrando su virgen ano con cada nuevo milímetro que avanzaba, pero el hombre no se detenía pese a los gritos de dolor que Lykaios daba, con su cuerpo ya para ese momento todo bañado en sudor con sangre brotando a borbotones de su ya desgarrado ano.

El hombre una vez que tuvo todo su puño dentro comenzó a bombear el culo de Lykaios como si lo estuviera penetrando con su pene, lo que ocasiono mas desgarro en el joven guerrero Griego, que le hice por supuesto sentir más dolor, sus alaridos helaban la sangre, sus compañeros solo podían oírlo sufrir sin poder hacer nada, de pronto el hombre que penetraba tan brutalmente a Lykaios abrió su puño él estaba usando una especie de dedales metálicos con punta plana bien afilada, todo el cuerpo de Lykaios se estremeció cuando el hombre poso sus dedos cobre su próstata.

Los persas conocían mucho de anatomía y algún tiempo atrás un erudito medico de la corte de Jerjes había descubierto que el hombre tenía una glándula que contralaba algunas de las funciones sexuales que si era extirpaba en conjunto con los testículos dejaba al hombre totalmente impotente peor que un eunuco pues su pene nunca podría tener una erección aun si lo deseaba o sele administrara alguna bebida estimulante, Lykaios sintió como su interior estaba siendo desgarrado por filos que parecía querían arrancarle un buen trozo de su entrañas, todo su cuerpo comenzó a tener convulsiones mientras sus gritos eran escuchados por todos.

De pronto su pene que no dejaba de palpitar lanzo un gran chorro de su espeso semilla que broto con gran fuerza llegando hasta el propio rostro del joven Griego seguido de dos potentes chorros de sangre que broto de su pene Lykaios grito fuerte sintiendo que el arrancaban sus viseras del interior de su cuerpo antes de desmayarse, el hombre extrajo su mano del interior de Lykaios para luego arrojar en un cubo su próstata arrancada de forma tan brutal, luego Lykaios fue despertado usando agua que vaciaron sobre su rostro, justo como aquel hombre velludo estaba por castrarlo.

-“NO, NO ESO NO, PIEDAD, ¡PIEDAD NOOOO!”

Grito Lykaios con desesperación momentos antes de que una daga curca con el filo brillando de lo caliente que estaba le cercenara su amarrado escroto, Lykaios simplemente no pudo resistir el horrendo dolor tanto físico como mental de verse despojado de su escroto con sus testículos dentro, se desmayo de nuevo, mientras su verdugo alzo el escroto para que todos lo vieran y lo vitorearan para luego arrojar aquel bolso de piel con su contenido ya inservible en el cubo en donde acompaño a otros escrotos con sus huevos y próstatas arrancadas de otros Griego.


** ** ** ** ** ** **   

Cada uno de los prisioneros corrieron con la misma suerte, Lykaios se recupero y fue llevado a la corte Persa en donde pasaría el resto de su vida como un sirviente eunuco cuidando el enorme harem del rey Persa, de tanto en tanto era violado por alguno de los guardias o el mismo rey para todos él era menos que una persona era incluso menos que un esclavo.

Lykaios nunca regreso a Grecia termino sus días en Persia, recordando sus días de gloria cuando era un joven guerrero y como termino siendo tan brutalmente castrado cuando era y seguía siendo un “Cautivo de los Persas”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com






Imagen que Inspiro está Historia.




Autor: Darksoul         Mail: darksoulpgm@gmail.com

ILSA LA NAZI

Esta opresión violenta, basada en el puro racismo nazi, atrajo al campo de operaciones a personajes nefastos que actuaban en las unidades especiales de las SS de Himmler, dedicadas a la persecución y asesinato en el territorio soviético ocupado, una de ellas era Ilsa una bella rubio de 29 años de pechos puntiagudos, coronados por péqueñas aerolas y pezones jugosos ......


ILSA LA NAZI
Esta opresión violenta, basada en el puro racismo nazi, atrajo al campo de operaciones a personajes nefastos que actuaban en las unidades especiales de las SS de Himmler, dedicadas a la persecución y asesinato en el territorio soviético ocupado, una de ellas era Ilsa una bella rubio de 29 años de pechos puntiagudos, coronados por péqueñas aerolas y pezones jugosos. Ella pasaría una noche de pasión con un joven soldado ruso capturado pero cuyo futuro esa tan nefasto como cruel en sus manos.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [HISTORICO]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





La Operación Barbarroja emprendida el 22 de junio de 1941, fue el nombre en clave dado por Adolf Hitler al plan de invasión de la Unión Soviética por parte de las Fuerzas del Eje durante la Segunda Guerra Mundial. Esta operación abrió el Frente Oriental, que se convirtió en el teatro de una de las operaciones más grandes de la guerra, escenario de las batallas más grandes y brutales del conflicto en Europa.

La invasión Alemana significó un duro golpe para las desprevenidas fuerzas soviéticas, que sufrieron fuertes bajas y perdieron grandes extensiones de territorio en poco tiempo. El territorio conquistado se convertiría en el espacio vital que satisfaría las necesidades de tierra y materias primas para la población alemana durante siglos. El plan definitivo de Hitler era avanzar simultáneamente con tres Grupos de Ejércitos, que debían revolverse continuadamente, para cercar a los ejércitos soviéticos en enormes maniobras de tenaza, para aniquilarlos posteriormente.

Para el momento de la invasión, el Tercer Reich controla militarmente BélgicaBohemia y MoraviaDinamarcaFrancia (salvo la parte gobernada por Vichy), GreciaPaíses BajosLuxemburgoNoruegaPolonia (salvo la parte invadida por los soviéticos) y Yugoslavia (salvo Bosnia, Croacia y Eslovenia que se le escinden), mientras que BulgariaFinlandiaHungríaItalia, y Rumanía son aliados de Alemania. Además se espera contar con el apoyo logístico decidido de las poblaciones a liberar de BielorrusiaEstoniaLetoniaLituania y Ucrania, como también de los cosacos del Don y de los colonos alemanes residentes en la URSS. Así, la Wehrmacht presume de rápidas victorias en todo el extenso frente; sin embargo, los graves problemas no se hicieron esperar.

La coordinación entre las armas terrestres y aéreas de la Wehrmacht permitió a los alemanes derrotar rápidamente a las guarniciones soviéticas, sorprendidas por el ataque. Por el contrario, las unidades soviéticas sufrían de una coordinación inferior debida principalmente al sobredimensionamiento del tamaño del ejército, la falta de oficiales competentes, así como la subordinación de las órdenes tácticas al interés político. Además, por un fallo del entonces comandante del frente occidental, el general Pavlov.

En un mes Bielorrusia y los países bálticos estaban en manos alemanas - a costa de bajas - aunque en el sur hubo que esperar a agosto para alcanzar el río Dniéper, ordenando Hitler que parte del Grupo de Ejércitos Centro se dirigiera al sur para cerrar una tenaza en torno a Kiev, lo que provocó la mayor captura de soldados enemigos de la historia (más de 400 000), pero hizo retrasar el asalto a la capital soviética, aunque también ayudó a asegurar el flanco meridional del grupo de Ejércitos Centro.

Desde el primer día de la invasión, las tropas alemanas habían recibido en muchos pueblos soviéticos (en el Báltico, Bielorrusia y en especial en Ucrania, donde se recibió con flores al invasor) la bienvenida de multitudes entusiastas que los contemplaban como libertadores de la opresión otrora del zarismo y entonces del bolchevismo. Pero Hitler, basado en su doctrina racista de la supremacía aria despreció el apoyo de los pueblos eslavos por considerarlo innecesario; en cuanto a los rusos o ucranianos, la ideología nazi los consideraba Untermenschen o «subhumanos», destinados a la explotación y al lento exterminio por hambre, ordenando el Führer que la población eslava recibiera un tratamiento especialmente cruel y brutal, al extremo de disponer mediante órdenes escritas que no habría castigo para los soldados de la Wehrmacht que cometieran crímenes contra civiles, por salvajes o atroces que éstos fueran.

Esta opresión violenta, basada en el puro racismo nazi, atrajo al campo de operaciones a personajes nefastos que actuaban en las unidades especiales de las SS de Himmler, dedicadas a la persecución y asesinato en el territorio soviético ocupado, una de ellas era Ilsa una bella rubio de 29 años de pechos puntiagudos, coronados por péqueñas aerolas y pezones jugosos ambos de color rosa tenue, con un par de nalgas abultadas, firmes y paraditas de larga cabellera rubia la cual siempre tenía cuidada en dos largas trenzas que llegaban casi a la cintura, con un lindos ojos verdes que eran como los ojos de un gato, Ilsa era tan bella como perversa y cruel, era parte de las SS con el rango de Coronel.


** ** ** ** ** ** **

Ilsa siempre vestía un casco plateado de la Wehrmacht, con un uniforme negro el casco estaba marcado con los emblemas de las SS, cuando Ilsa se entero de la captura de Kiev y la enorme cantidad de prisioneros obtenidos hizo conducir a su secretaria todo el camino uno 450 kilómetros hasta ahí, al llegar luego de reportarse con el comandante de las SS del lugar, le solicito permiso para poder seleccionar a varios hombres capturados para diversión de su unidad que estaban ansiosas de algo de diversión ella estaba al mando de 400 mujeres.

El comandante de las SS de Kiev no tuvo problemas en autorizar el pedido de aquella bella mujer por lo que al día siguiente Ilsa en compañía de algunas de sus oficiales de alto rango y su secretaria, acudieron al gran campo de prisioneros al aire libre a unos 3 kilómetros de la ciudad, Ilsa dejo de sus oficiales seleccionar los hombres que quisieran para su diversión personal, mientras ella vago entre aquellos andrajoso hombres hasta que se detuvo frente a un joven teniente pelirrojo de buen ver, aun debajo de su harapiento uniforme ella noto que tenía un buen cuerpo.

Apenas le dijo algo a su secretaria quien apunto algo en una libretita con una sonrisa diabólica en su rostro, esa misma noche el joven teniente fue bañado y afeitado muy bien para luego ser conducido a una pequeña cabaña no muy lejos del campo de prisioneros iba apenas con un calzoncillo blanco, como una prenda en su cuerpo, siendo manoseado y recorrido su fuerte como bien marcado cuerpo por las manos como por las miradas de sus guardias, hasta llegar a su destino en donde fue entregado a Ilsa quien lo espera desnuda por completo.

Casi llorando de rabia el bello pelirrojo fue dejando desnudo por sus dos guardias a una orden de Ilsa, quienes se marcharon con una sonrisa perversa en sus labios, el hermoso chico las vio irse sin mirar atrás oyendo las mofas en alemán de aquellas dos mujeres hacia él., Ilsa se acerco al chico despojándose de su brillante casco mostrando su exuberantemente sensuales y muy provocativas  curvas, con su mirada felina bien clavada en los grandes huevos como pene del joven cuyo miembro viril no estaba circuncidado, pero que cuyo glande de color rosa sobresalía de aquella piel casi hasta la mitad.        

El joven hombre estaba que hervía de la rabia a cada segundo que pasaba parecía que estaba a punto de estallar, Ilsa sin decir palabra alguna llego a donde estaba, para comenzar a acariciar su fuerte pecho primero, su mano fue bajando reptando como una serpiente venenosa hasta alcanzar su entrepierna, sin embargo el joven hombre de unos 27 o quizás 28 años no se inmuto cuando Ilsa alzo su pene primero y luego le dio un cariñoso apretón a sus grandes huevos por debajo, que colgaban bajos y pesados entre sus piernas.         

¡Estaba dispuesto a huir!, pero luego recordó que no podría llegar muy lejos como estaba, y que era preferible estar ahí; que en medio de la noche con el invierno comenzando, moriría en el bosque por el frio si es que lograba escapar de las balas de guardias, lo sabía y eso era lo que mantenía sus pies sólidamente unidos al suelo de aquella cabaña, aquel joven teniente ruso fue agraciado por la naturaleza que había sido muy generosa al hacerlo bien dotado sexualmente hablando con un pene.

Ilsa se quedo por unos segundos contemplando absorta, los voluminosos genitales del macho de pronto como una loba hambrienta se lamio los labios antes de comenzar degustar del magnífico pene de aquél chico que lo hizo comenzar a gemir, bramar, suspirar y clamar al chico, que sacudía su cabeza experimentando las sensaciones de aquella rica mamada que Ilsa le comenzó a dar, dándole un placer como nunca antes había sentido en su vida.     

Ella, recién comenzaba, su pene inmenso ya para ese momento se acrecentó todavía más, y Ilsa no dejo de notarlo, luego de unos minutos ella comenzó a succionar solo el glande del joven mientras con una mano masturbaba el resto de su duro tronco viril, con su otra mano de rodillas ante aquel semental desnudo le apretaba y acariciaba sus grandes huevos, para ese momento caliente, hirvientes por el placer que ella le estaba dando, luego de un rato el cuerpo del joven comenzó a ser invadido por los primeros espasmos, por lo Ilsa intensifico el moviendo de su boca como de su mano hasta hacer que de su dura erección comenzaran a brotar los primeros chorros de leche espesa mientras ella lo continuaba masturbando.

Le joven soldado ruso gimió fuerte mientras su espesa leche brotaban con tremendos chorros directo a la boca de Ilsa quien se lo bebió sin desperdiciar ni una sola gota, enseguida de esa primer andanada de chorros de semen Ilsa se llevo al joven hasta una gran cama, conde lo hizo acostar boca arriba para ella montarse sobre él, que aun tenía un su falo completamente erecto al sentir su peso encima suyo con sus labios vaginales rosando su glande se excito, en ese momento ya no eran una alemán y un ruso, en ese momento enemigos sino un hombre y una mujer en celo, Ilsa lo hizo sufrir por algunos minutos, hasta que por fin lo monto por completo.

Ilsa hacía lo que quería con el joven que se dejaba hacer, lo manoseaba, cosquillas, mamadas, le hizo lamerle el culo, la raja, lis pies, hizo lo que quiso mientras estaba sobre de él, a Ilsa le encantaba ver como la espesa leche del soldado brotaba por el agujero en la punta de su gran pene, y sabía luego de su corrida como volver a recalentarlo una y otra vez para conseguir excitarlo de nuevo que le hacían acabar como un bestia, una y otra vez, durante aquella larga noche en la que el joven soldado se vino un total de 8 veces hasta quedar dormido, muerto de cansancio.


** ** ** ** ** ** **

Cuando el joven pelirrojo despertó estaba en lo que parecía ser un viejo granero, sus manos en alto estaban amarradas por las muñecas a una solida pared de madera sus piernas estaban abiertas y sujetas al mismo muro por los tobillos, estaba desnudo, en la posición en la estaba cada musculo de su bello cuerpo estaba tensado como bien visible a los ojos de Ilsa que estaba a su lado portando como únicas prendas, su reluciente casco del que sobresalían sus dos largas trenzas rubias y una cinta en su brazo derecho con el emblema del partido nazi.

Ilsa estaba de pie al lado de un gran recipiente de metal, lleno de carbones ardiendo que ella movía con una cuchillo de campaña tipo bayoneta bien afilado que para ese momento estaba al rojo vivo, cuando se percato que el joven soldado ruso estaba despierto, removió el largo cuchillo de los ardientes carbones para ir a donde estaba, mirándolo con sus ojos felinos le dijo con su voz sensual pero que denotaba maldad con cada palabra que de su boca salió en ese momento.

-¡Fue estupendo lo que me hiciste gozar escoria, por lo que he decidió hacerte mi perrito domestico pero como todo perro obediente deber ser castrado para que sea más dócil!

Por supuesto lo dijo en alemán que el joven ruso no entendió, sin embargo ella le tapo la boca mientras acercaba el ardiente cuchillo a sus grandes huevos, apenas rozo su escroto con el ardiente cuchillo y el soldado se tenso por completo dando un pequeño grito de dolor, luego Ilsa con una expresión de maldad pura en su bello rostro, clavo el largo cuchillo ardiente en los huevos del ruso que sintió como sus ojos se fueran a salir de sus orbitas.

El dolor fue brutal apenas dio un pequeño gruñido, Ilsa agarro los sangrantes grandes huevos del soldado y los jalo hacia abajo con todas sus fuerzas, para luego cortar por la parte de arriba con el cuchillo tanto su escroto como sus testículos, ante los gritos y gruñidos del joven ruso en agonía total cuando su escroto estaba por desprenderse de su entrepierna para siempre su gran miembro viril lanzo un último y desesperado gran chorro de su espeso semen que voló a varios metros para caer sobre el sucio suelo, al mismo tiempo el joven ruso de desmayo por el dolor.

Durante el resto de la guerra el joven ruso fue el esclavo eunuco de Ilsa quien lo trataba como un perro en verdad, cuando los rusos por fin tomaron Berlín el fue liberado y conto su historia, Ilsa comenzó a ser buscada pero había desaparecido junto a otras de sus altos oficiales de su unidad que aun vivían el soldado eunuco para el resto de su vida consagro su vida para darle caza, murió en 1997, sin poder encontrar a Ilsa para obtener su venganza.

Hasta el día de hoy es un misterio la desaparición sin rastro alguno de algunos altos oficiales nazis que al final de la guerra desaparecieron sin dejar rastro, pero entre todos ellos una de las notables es sin duda la desaparición de “Ilsa la Nazi”.  



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

ILSA LA NAZI

Esta opresión violenta, basada en el puro racismo nazi, atrajo al campo de operaciones a personajes nefastos que actuaban en las unidades especiales de las SS de Himmler, dedicadas a la persecución y asesinato en el territorio soviético ocupado, una de ellas era Ilsa una bella rubio de 29 años de pechos puntiagudos, coronados por péqueñas aerolas y pezones jugosos ......


ILSA LA NAZI
Esta opresión violenta, basada en el puro racismo nazi, atrajo al campo de operaciones a personajes nefastos que actuaban en las unidades especiales de las SS de Himmler, dedicadas a la persecución y asesinato en el territorio soviético ocupado, una de ellas era Ilsa una bella rubio de 29 años de pechos puntiagudos, coronados por péqueñas aerolas y pezones jugosos. Ella pasaría una noche de pasión con un joven soldado ruso capturado pero cuyo futuro esa tan nefasto como cruel en sus manos.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [HISTORICO]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





La Operación Barbarroja emprendida el 22 de junio de 1941, fue el nombre en clave dado por Adolf Hitler al plan de invasión de la Unión Soviética por parte de las Fuerzas del Eje durante la Segunda Guerra Mundial. Esta operación abrió el Frente Oriental, que se convirtió en el teatro de una de las operaciones más grandes de la guerra, escenario de las batallas más grandes y brutales del conflicto en Europa.

La invasión Alemana significó un duro golpe para las desprevenidas fuerzas soviéticas, que sufrieron fuertes bajas y perdieron grandes extensiones de territorio en poco tiempo. El territorio conquistado se convertiría en el espacio vital que satisfaría las necesidades de tierra y materias primas para la población alemana durante siglos. El plan definitivo de Hitler era avanzar simultáneamente con tres Grupos de Ejércitos, que debían revolverse continuadamente, para cercar a los ejércitos soviéticos en enormes maniobras de tenaza, para aniquilarlos posteriormente.

Para el momento de la invasión, el Tercer Reich controla militarmente Bélgica, Bohemia y Moravia, Dinamarca, Francia (salvo la parte gobernada por Vichy), Grecia, Países Bajos, Luxemburgo, Noruega, Polonia (salvo la parte invadida por los soviéticos) y Yugoslavia (salvo Bosnia, Croacia y Eslovenia que se le escinden), mientras que Bulgaria, Finlandia, Hungría, Italia y Rumanía son aliados de Alemania. Además se espera contar con el apoyo logístico decidido de las poblaciones a liberar de Bielorrusia, Estonia, Letonia, Lituania y Ucrania, como también de los cosacos del Don y de los colonos alemanes residentes en la URSS. Así, la Wehrmacht presume de rápidas victorias en todo el extenso frente; sin embargo, los graves problemas no se hicieron esperar.

La coordinación entre las armas terrestres y aéreas de la Wehrmacht permitió a los alemanes derrotar rápidamente a las guarniciones soviéticas, sorprendidas por el ataque. Por el contrario, las unidades soviéticas sufrían de una coordinación inferior debida principalmente al sobredimensionamiento del tamaño del ejército, la falta de oficiales competentes, así como la subordinación de las órdenes tácticas al interés político. Además, por un fallo del entonces comandante del frente occidental, el general Pavlov.

En un mes Bielorrusia y los países bálticos estaban en manos alemanas - a costa de bajas - aunque en el sur hubo que esperar a agosto para alcanzar el río Dniéper, ordenando Hitler que parte del Grupo de Ejércitos Centro se dirigiera al sur para cerrar una tenaza en torno a Kiev, lo que provocó la mayor captura de soldados enemigos de la historia (más de 400 000), pero hizo retrasar el asalto a la capital soviética, aunque también ayudó a asegurar el flanco meridional del grupo de Ejércitos Centro.

Desde el primer día de la invasión, las tropas alemanas habían recibido en muchos pueblos soviéticos (en el Báltico, Bielorrusia y en especial en Ucrania, donde se recibió con flores al invasor) la bienvenida de multitudes entusiastas que los contemplaban como libertadores de la opresión otrora del zarismo y entonces del bolchevismo. Pero Hitler, basado en su doctrina racista de la supremacía aria despreció el apoyo de los pueblos eslavos por considerarlo innecesario; en cuanto a los rusos o ucranianos, la ideología nazi los consideraba Untermenschen o "subhumanos", destinados a la explotación y al lento exterminio por hambre, ordenando el Fuhrer que la población eslava recibiera un tratamiento especialmente cruel y brutal, al extremo de disponer mediante órdenes escritas que no habría castigo para los soldados de la Wehrmacht que cometieran crímenes contra civiles, por salvajes o atroces que éstos fueran.

Esta opresión violenta, basada en el puro racismo nazi, atrajo al campo de operaciones a personajes nefastos que actuaban en las  unidades especiales de las SS de Himmler, dedicadas a la persecución y asesinato en el territorio soviético ocupado, una de ellas era Ilsa una bella rubio de 29 años de pechos puntiagudos, coronados por péqueñas aerolas y pezones jugosos ambos de color rosa tenue, con un par de nalgas abultadas, firmes y paraditas de larga cabellera rubia la cual siempre tenía cuidada en dos largas trenzas que llegaban casi a la cintura, con un lindos ojos verdes que eran como los ojos de un gato, Ilsa era tan bella como perversa y cruel, era parte de las SS con el rango de Coronel.


** ** ** ** ** ** **

Ilsa siempre vestía un casco plateado de la Wehrmach, con un uniforme negro el casco estaba marcado con los emblemas de las SS, cuando Ilsa se entero de la captura de Kiev y la enorme cantidad de prisioneros obtenidos hizo conducir a su secretaria todo el camino uno 450 kilómetros hasta ahí, al llegar luego de reportarse con el comandante de las SS del lugar, le solicito permiso para poder seleccionar a varios hombres capturados para diversión de su unidad que estaban ansiosas de algo de diversión ella estaba al mando de 400 mujeres.

El comandante de las SS de Kiev no tuvo problemas en autorizar el pedido de aquella bella mujer por lo que al día siguiente Ilsa en compañía de algunas de sus oficiales de alto rango y su secretaria, acudieron al gran campo de prisioneros al aire libre a unos 3 kilómetros de la ciudad, Ilsa dejo de sus oficiales seleccionar los hombres que quisieran para su diversión personal, mientras ella vago entre aquellos andrajoso hombres hasta que se detuvo frente a un joven teniente pelirrojo de buen ver, aun debajo de su harapiento uniforme ella noto que tenía un buen cuerpo.

Apenas le dijo algo a su secretaria quien apunto algo en una libretita con una sonrisa diabólica en su rostro, esa misma noche el joven teniente fue bañado y afeitado muy bien para luego ser conducido a una pequeña cabaña no muy lejos del campo de prisioneros iba apenas con un calzoncillo blanco, como una prenda en su cuerpo, siendo manoseado y recorrido su fuerte como bien marcado cuerpo por las manos como por las miradas de sus guardias, hasta llegar a su destino en donde fue entregado a Ilsa quien lo espera desnuda por completo.

Casi llorando de rabia el bello pelirrojo fue dejando desnudo por sus dos guardias a una orden de Ilsa, quienes se marcharon con una sonrisa perversa en sus labios, el hermoso chico las vio irse sin mirar atrás oyendo las mofas en alemán de aquellas dos mujeres hacia él., Ilsa se acerco al chico despojándose de su brillante casco mostrando su exuberantemente sensuales y muy provocativas  curvas, con su mirada felina bien clavada en los grandes huevos como pene del joven cuyo miembro viril no estaba circuncidado, pero que cuyo glande de color rosa sobresalía de aquella piel casi hasta la mitad.        

El joven hombre estaba que hervía de la rabia a cada segundo que pasaba parecía que estaba a punto de estallar, Ilsa sin decir palabra alguna llego a donde estaba, para comenzar a acariciar su fuerte pecho primero, su mano fue bajando reptando como una serpiente venenosa hasta alcanzar su entrepierna, sin embargo el joven hombre de unos 27 o quizás 28 años no se inmuto cuando Ilsa alzo su pene primero y luego le dio un cariñoso apretón a sus grandes huevos por debajo, que colgaban bajos y pesados entre sus piernas.         

¡Estaba dispuesto a huir!, pero luego recordó que no podría llegar muy lejos como estaba, y que era preferible estar ahí; que en medio de la noche con el invierno comenzando, moriría en el bosque por el frio si es que lograba escapar de las balas de guardias, lo sabía y eso era lo que mantenía sus pies sólidamente unidos al suelo de aquella cabaña, aquel joven teniente ruso fue agraciado por la naturaleza que había sido muy generosa al hacerlo bien dotado sexualmente hablando con un pene.

Ilsa se quedo por unos segundos contemplando absorta, los voluminosos genitales del macho de pronto como una loba hambrienta se lamio los labios antes de comenzar degustar del magnífico pene de aquél chico que lo hizo comenzar a gemir, bramar, suspirar y clamar al chico, que sacudía su cabeza experimentando las sensaciones de aquella rica mamada que Ilsa le comenzó a dar, dándole un placer como nunca antes había sentido en su vida.     

Ella, recién comenzaba, su pene inmenso ya para ese momento se acrecentó todavía más, y Ilsa no dejo de notarlo, luego de unos minutos ella comenzó a succionar solo el glande del joven mientras con una mano masturbaba el resto de su duro tronco viril, con su otra mano de rodillas ante aquel semental desnudo le apretaba y acariciaba sus grandes huevos, para ese momento caliente, hirvientes por el placer que ella le estaba dando, luego de un rato el cuerpo del joven comenzó a ser invadido por los primeros espasmos, por lo Ilsa intensifico el moviendo de su boca como de su mano hasta hacer que de su dura erección comenzaran a brotar los primeros chorros de leche espesa mientras ella lo continuaba masturbando.

Le joven soldado ruso gimió fuerte mientras su espesa leche brotaban con tremendos chorros directo a la boca de Ilsa quien se lo bebió sin desperdiciar ni una sola gota, enseguida de esa primer andanada de chorros de semen Ilsa se llevo al joven hasta una gran cama, conde lo hizo acostar boca arriba para ella montarse sobre él, que aun tenía un su falo completamente erecto al sentir su peso encima suyo con sus labios vaginales rosando su glande se excito, en ese momento ya no eran una alemán y un ruso, en ese momento enemigos sino un hombre y una mujer en celo, Ilsa lo hizo sufrir por algunos minutos, hasta que por fin lo monto por completo.

Ilsa hacía lo que quería con el joven que se dejaba hacer, lo manoseaba, cosquillas, mamadas, le hizo lamerle el culo, la raja, lis pies, hizo lo que quiso mientras estaba sobre de él, a Ilsa le encantaba ver como la espesa leche del soldado brotaba por el agujero en la punta de su gran pene, y sabía luego de su corrida como volver a recalentarlo una y otra vez para conseguir excitarlo de nuevo que le hacían acabar como un bestia, una y otra vez, durante aquella larga noche en la que el joven soldado se vino un total de 8 veces hasta quedar dormido, muerto de cansancio.


** ** ** ** ** ** **

Cuando el joven pelirrojo despertó estaba en lo que parecía ser un viejo granero, sus manos en alto estaban amarradas por las muñecas a una solida pared de madera sus piernas estaban abiertas y sujetas al mismo muro por los tobillos, estaba desnudo, en la posición en la estaba cada musculo de su bello cuerpo estaba tensado como bien visible a los ojos de Ilsa que estaba a su lado portando como únicas prendas, su reluciente casco del que sobresalían sus dos largas trenzas rubias y una cinta en su brazo derecho con el emblema del partido nazi.

Ilsa estaba de pie al lado de un gran recipiente de metal, lleno de carbones ardiendo que ella movía con una cuchillo de campaña tipo bayoneta bien afilado que para ese momento estaba al rojo vivo, cuando se percato que el joven soldado ruso estaba despierto, removió el largo cuchillo de los ardientes carbones para ir a donde estaba, mirándolo con sus ojos felinos le dijo con su voz sensual pero que denotaba maldad con cada palabra que de su boca salió en ese momento.

-¡Fue estupendo lo que me hiciste gozar escoria, por lo que he decidió hacerte mi perrito domestico pero como todo perro obediente deber ser castrado para que sea más dócil!

Por supuesto lo dijo en alemán que el joven ruso no entendió, sin embargo ella le tapo la boca mientras acercaba el ardiente cuchillo a sus grandes huevos, apenas rozo su escroto con el ardiente cuchillo y el soldado se tenso por completo dando un pequeño grito de dolor, luego Ilsa con una expresión de maldad pura en su bello rostro, clavo el largo cuchillo ardiente en los huevos del ruso que sintió como sus ojos se fueran a salir de sus orbitas.

El dolor fue brutal apenas dio un pequeño gruñido, Ilsa agarro los sangrantes grandes huevos del soldado y los jalo hacia abajo con todas sus fuerzas, para luego cortar por la parte de arriba con el cuchillo tanto su escroto como sus testículos, ante los gritos y gruñidos del joven ruso en agonía total cuando su escroto estaba por desprenderse de su entrepierna para siempre su gran miembro viril lanzo un último y desesperado gran chorro de su espeso semen que voló a varios metros para caer sobre el sucio suelo, al mismo tiempo el joven ruso de desmayo por el dolor.

Durante el resto de la guerra el joven ruso fue el esclavo eunuco de Ilsa quien lo trataba como un perro en verdad, cuando los rusos por fin tomaron Berlín el fue liberado y conto su historia, Ilsa comenzó a ser buscada pero había desaparecido junto a otras de sus altos oficiales de su unidad que aun vivían el soldado eunuco para el resto de su vida consagro su vida para darle caza, murió en 1997, sin poder encontrar a Ilsa para obtener su venganza.

Hasta el día de hoy es un misterio la desaparición sin rastro alguno de algunos altos oficiales nazis que al final de la guerra desaparecieron sin dejar rastro, pero entre todos ellos una de las notables es sin duda la desaparición de “Ilsa la Nazi”.  



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

POR EL TERCER REICH

A inicios de abril de 1945 mis cinco amigos en aquel momento todos de 16 años aun creíamos en una victoria final contra los enemigos del tercer Reich,todos estábamos deseosos de pelear por eso cuando el teniente de las SS se presento en nuestras casas para reclutarnos de manera inmediato muy contentos nos fuimos con el sin importarnos lo peligros que aquello significaba no solo para nuestra integridad física sino para nuestra vida en general......


POR EL TERCER REICH
A inicios de abril de 1945 mis cinco amigos en aquel momento todos de 16 años aun creíamos en una victoria final contra los enemigos del tercer Reich,todos estábamos deseosos de pelear por eso cuando el teniente de las SS se presento en nuestras casas para reclutarnos de manera inmediato muy contentos nos fuimos con el sin importarnos lo peligros que aquello significaba no solo para nuestra integridad física sino para nuestra vida en general. Perdería mi virginidad y mis genitales en los últimos días del tercer Reich.
[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [CIRCUNCISIÓN] [HISTÓRICO]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





A inicios de abril de 1945 mis cinco amigos en aquel momento todos de 16 años aun creíamos en una victoria final contra los enemigos del tercer Reich, toda una vida de adoctrinamiento había dado como resultado una generación de fervientes seguidores y fanáticos del pensamiento nazi, todos estábamos deseosos de pelear pero por nuestra edad no habíamos sido reclutados aun por eso cuando el teniente de las SS se presento en nuestras casas para reclutarnos de manera inmediato muy contentos nos fuimos con el sin importarnos lo peligros que aquello significaba no solo para nuestra integridad física sino para nuestra vida en general.

Hans, Gunter, Elsa, Ilsa, Gerda y yo Alaric fuimos llevados por ese alto, delgado y rubio oficial en su impecable traje negro a unas instalaciones subterráneas en donde comenzamos a ser entrenados en el uso de las armas que usaríamos recuerdo regresar a casa ese primer día ya tarde en la noche con mis amigos muy contento, a los pocos días la situación de la ciudad era alarmante, se rumoraba que los rusos estaban ya muy cerca, casi a las puertas de Berlín, nuestro entrenamiento se acelero, todos estábamos usando ya uniformes del ejército alemán lo que nos llenaba de orgullo.

Apenas 12 días luego de nuestro reclutamiento; el día 20 de abril la ofensiva rusa contra Berlín comenzó con un incesante bombardeo de todo tipo, dañando o derribando los ya dañados edificios de la capital, mis amigos junto conmigo y otros tantos soldados nos amontonaron en los túneles del subterráneo, a la espera de que todo ese brutal bombardeo terminara, cosa que tardo una eternidad para nosotros que por alguna extraña razón estábamos ansiosos por entrar en batalla, como si aquello fuera un juego, nadie pensaba que podríamos morir creo que nos sentíamos invencibles en ese momento.

Estábamos dirigidos por el general Helmuth Weidling con tropas agotadas, mal equipadas y desorganizadas con lo que quedaba de las divisiones de las wehrmacht (ejército regular) y waffen-ss a los que se sumaban muchos voluntarios extranjeros y voluntarios mal entrenados de las Juventudes Hitlerianas y el Volkssturm, durante los días que duró la batalla, los soviéticos avanzaron rápidamente a través de las calles de Berlín, donde los combates se libraron cuerpo a cuerpo y casa por casa, a nosotros seis se nos ordeno defender un cruce de calles con un viejo cañón de .80 mm anti aéreo que sería usado como pieza de artillería.

Se nos dieron dos ametralladoras de cinta de .20 mm con dos cajas de cintas que sumaban 2,000 balas por cinta, cuatro panzerfaust ("puño blindado" en alemán) era un lanzagranadas antitanque seis rifles y tres pistolas, además de 50 granadas con seis cajas de obuses para el cañón anti aéreo con un total de 50 tiros para el mismo, el teniente que nos recluto nos llevo hasta nuestra posición para ordenarnos defender aquel punto hasta la muerte él día 23 de abril, luego se fue no sin antes darme el rango de sargento lo que me convirtió en el líder de mi unidad de manera inmediata.

Rápidamente hice grupos,  Hans y Ilsa, defenderían el flanco izquierdo, Gunter y Gerda el flanco derecho por lo que solo quedamos Elsa y yo para operar el cañón, no tuvimos que esperar mucho antes de que comenzara el ataque de los rusos, que aparecieron de improviso, a unos 200 metros de nuestra posición de inmediato accione el cañón, luego del gran estruendo una gran explosión que hizo retroceder al enemigo por un momento, cosa que aprovechamos para que todos nos colocáramos en nuestras posiciones.

No paso mucho tiempo antes de que las ametralladoras comenzaran a disparar, la lucha se torno encarnizada desde ese momento lo único que impedía el avance era el cañón, y los  panzerfaust pero aunque al principio logramos mantenerlos a raya, pero poco a poco los rusos se acercaban un metro por vez, pese al enorme costo en vidas que eso implicaba cuando estaban a solo 100 metros ya no podíamos bajar el cañón más, de pronto un tanque apareció no tuvimos tiempo de atacarlo antes de que hiciera un disparo de su cañón, Gunter y Gerda volaron por los aires por la explosión.

Gerda murió de inmediato, Gunder perdió un brazo y una pierna, murió en los brazos de Elsa desangrado gritando de dolor, el tanque que acabo con mis amigos fue destruido por un disparo del cañón anti aéreo y de un golpe de un panzerfaust que hizo que sus ocupantes ardieran hasta la muerte los escuche dar alaridos mientras eso pasaba, Hans y Ilsa seguían luchando, Hans disparando la ametralladora, mientras Ilsa lanza de tanto en tanto granadas de mano, mientras Elsa y yo seguíamos disparando con el cañón y con la ametralladora sin parar, hasta que los cartuchos para el cañón se acabaron.

Mientras Elsa buscaba entre las cajas vacías algún disparo para el cañón, de pronto una explosión a la izquierda que hizo pedazos a Ilsa y Hans matándolos en el acto, la onda expansiva hizo que Elsa saliera volando hacia donde estaba lo que me cubrió de onda expansiva, su uniforme quedo destruido por la parte de la espalda, Elsa quedo inconsciente por unos segundos mientras la cuidaba, seguía disparando y me di tiempo de disparar tres veces el panzerfaust lo que mantuvo a raya a los rusos a tan solo ya 45 metros de donde estábamos, en ese momento me di cuenta que no podríamos resistir mucho.

Cuando Elsa recobro el conocimiento, al verla desee no morir quería vivir por ella, trabe la ametralladora, lo que nos dio tiempo a Elsa y a mí para huir, corrimos por las calles derruidas de Berlín unos 200 metros luego nos metimos por un callejón, subimos unas escaleras para seguir corriendo, pasamos por pasillos, edificios, cuartos y demás construcciones abandonadas por sus moradores refugiados en donde las balas y explosiones no los atraparan, se escuchaban explosiones, disparos, gritos y lamentos a nuestro alrededor, hasta que luego de un buen rato de estar corriendo nos detuvimos en una habitación que todavía contaba con una cama y algunos otros muebles, asegure la puerta y deje a Elsa sobre la cama.


** ** ** ** ** ** ** ** ** **

Elsa estaba sangrando con su uniforme de las wehrmacht totalmente hecho girones, le empecé a quitar la casaquilla pero ella se resistía pero luego de un rato acepto, quedando solo con su sostén blanco cubriéndole sus hermosos grandes pechos comencé a limpiar sus heridas con antiséptico mientras ella me miraba, siempre me había sentido atraído por ella desde niños por eso de pronto tuve el impulso de tomarla por sus mejillas y comencé a besarla con lentitud, de manera inexperta pues era la primera vez que besaba a una mujer en mi vida pero creo que lo hice bien pues ella pronto correspondió a mi beso.

Elsa me siguió besando apasionadamente, aquel beso me pareció eterno de tan perfecto que fue, aquel nuestro primer beso, en eso sentí como mi cuerpo se ponía caliente así que comencé a meter la mano lentamente por debajo de su sostén para alcanzar sus senos, apretaba con suavidad mientras ella intentaba poner un poco de resistencia para al final sucumbir ante mis caricias, continué de ese modo por un rato hasta que Elsa dirigió una de sus manos a mi entrepierna y por encima de la ropa comenzó a acariciar y dar ligeros apretones a mi pene que ya estaba más que duro de lo excitado que estaba en ese momento.     

el beso se volvió cada vez más intenso ,dentro de mi deseaba que durara para siempre, para poder disfrutar de Elsa, quería saber lo que era estar con una mujer por primera vez, de pronto ella metió su mano por dentro de mi pantalón, para luego meter su mano por debajo de mi calzoncillo, sentí su cálida mano, sobre mi pene, Dios estaba tan excitado que me sentía hirviendo, que casi me vengo cuando ella toco mis testículos, con su mano y los apretó, mi beso se volvió hirviente en ese momento.

En aquella habitación en donde el sol de la tarde se filtraba estábamos ella yo solos, recuerdo que por ratos nos dejábamos de besar cuando alguna explosión sacudía el edificio en donde ella sabía lo que yo pensaba y me dio entrada libre, la recosté en la cama y me puse entre sus piernas, comencé a besarla de la misma manera anterior mientras metía una mano por debajo de su sostén, con mi dedo rozaba sus pezones ya que eso parecía encantarle, estuvimos así por unos minutos hasta que le quite fue ella misma quien se quito el estorboso sostén blanco, para mí fue la primera vez que vi sus senos, no eran ni muy grandes ni muy chicos pero para mis manos eran enormes.

Sus pezones, estaban paraditos más que nada por el frio que había en ese momento, tenían un precioso color rosa, de solo verlos se me hizo agua la boca, sin poder contenerme por más tiempo como si fuese otra persona, comencé a pasar mi lengua por sus pezones, Elsa se estremeció y soltó un pequeño gemido, ese gemido me hizo perder todo rastro de cordura que aun quedaba en mi, metí mi mano por debajo de su pantalón militar, pude sentir su calzón (braga) al tocarlo, note que estaba húmedo, así que sin decir nada, procedí a quitarle el pantalón junto con su calzón blanco que portaba, empecé a pasar mi dedo por su clítoris.

Elsa se revolvía cada vez que lo hacía y se humedecía más de lo que ya estaba, su sexo apenas tenía unos vellos dorados que apenas comenzaban a brotar, yo estaba duro a más no poder, ella me ayudo a despojarme de mi pantalón y me bajo con suma lentitud mi calzoncillo de color blanco mientras me miraba a los ojos, una vez completamente desnudo con su mano tomo mi pene y comenzó a mover su mano de arriba abajo, lo que hizo que mi prepucio descubriera y cubriera mi glande otra vez, revelando rastros de esmegma que me hicieron sentir algo de vergüenza.

Pero después de todo era algo normal, hacia tres días que no me bañaba, y la lucha previa, combinada con nuestra huida de nuestro puesto de combate, habían acumulado aquella sustancia en mi glande justo por detrás de la corona, de pronto Elsa acerco su lengua a mi pene y empezó a
lamer la punta, me estremecí al sentir su lengua, pero mucho más al sentir como se la metía casi toda en la boca, fue la primera vez que me hacían eso, la calidez y suavidad de su boca, me hicieron sentir que me derretía, estaba al tope y no podía más, ella continuo chupando mi pene durante un rato, en la que  hice hasta lo imposible por no venirme, después se recostó en la cama y se abrió de piernas.

Era lo que estaba esperando comencé  bajar basándole su vientre deteniéndome por unos segundos en su ombligo cuando llegue a su sexo apenas le di un ligero lengüetazo a su hinchado clítoris que hizo estremecer a Elsa, me incorpore y coloque la punta de mi pene en donde ella me indico para comenzar a penetrarla con lentitud, algo me impidió el paso pero ejercí más fuerza y logre meterlo completamente, en ese momento Elsa Lanzo un pequeño grito y se aferro a mi abrazándome fuerte, me empecé a mover lento, con mis manos acariciando sus senos, ella me pidió que acelerara mis embestidas cosa que hice, empecé a mover mi pelvis lo más rápido que podía, Elsa gemía bastante cerca de mi oído, el calor dentro de su vagina era tanto que sentía que mi pene se derretiría en cualquier momento, fue lo más fantástico que he sentido en mi vida, sus senos rebotando al embestirla excitaba mucho.     

A pesar de que era nuestra primera vez para ambos debo decir que dure bastante de algún modo contuve mis ganas de eyacular, al cabo de una hora y media ya no pude resistir, con ella sobre de mi cabalgándome a buen ritmo con mi boca chupando su rosados pezones, con ella gimiendo bajando y subiendo sobre mi durísima erección, se lo clave por completo con mis testículos aplastados contra sus blancas nalgas con Elsa moviendo su pelvis en círculos, la excitación fue tanta que no tarde en sentir como mi pene comenzó a tener fuertes contracciones que me hicieron gemir fuerte, al sentir como me corría dentro de su sexo, chorro tras chorro de mi espesa leche broto de mi erección para llenar el interior de su vagina que la hizo gemir de placer en ese momento.


** ** ** ** ** ** ** ** ** **

Elsa y yo nos quedamos ahí jadeantes, por dos días disfrutamos de tener sexo, dormir y volver a tener sexo, apenas comíamos las pocas raciones que teníamos ninguno de los dos queríamos salir para ver la horrible realidad que nos rodeaba pero como dicen “no se puede escapar de tu destino por más que lo intentes” seria cuando estaba por caer la noche del 24 de abril de 1945, que nos despertamos sobre saltados desnudos al escuchar una fuerte explosión cerca de donde estábamos.

Me estaba poniendo mi calzoncillo para luego vestirme para ver lo que pasaba cuando la puerta de la habitación se hizo mil pedazos con una explosión, que me hizo salir volando hacia el muro opuesto a la puerta con varias astillas de madera clavadas en mi cuerpo, pero ninguna de gravedad Elsa dio un grito de horror “Alaric”, de pronto vi entrar a varios soldados rusos que me apuntaron con sus armas no solo a mi sino a Elsa, que apenas podía cubrir su joven cuerpo desnudo con sus manos de las miradas de los rusos.

Trate de correr hacia ella para taparla y protegerla con mi cuerpo pero solo recuerdo recibir un golpe en la cabeza y todo se me volvió negro, seguramente me dieron un culetazo de alguna arma en la cabeza cuando trate de alcanzar a Elsa, cuando recobre el conocimiento estaba colgando de mis brazos desnudo frente a la cama en la misma habitación en donde vivimos varios días nuestra pasión Elsa y yo en aquella cama en donde lo primero que vi fue a un ruso violando a Elsa que para ese momento tenia la mirada perdida.

De pronto uno de los hombres mientras gritaba con desesperación que dejasen a Elsa, que sepa Dios cuantos hombre la habían poseído desde que me desmaye, se me acerco con una afilada bayoneta, con la que hizo añitos mi calzoncillo dejando al descubierto mi pene, aquel hombre dijo algo en ruso que no entendí “ma-lyen-kij” (pequeño), todos rieron al escucharlo con la punta de la afila bayoneta levanto mi pene para luego verme a los ojos fijamente antes de hacer un profundo corte sobre mi pene que me hizo gritar de dolor instantáneamente.

El hombre mientras aun me sacudía de dolor, tomo mi prepucio lo estiro todo lo que pudo mientras gritaba e imploraba piedad, sin embargo el hombre sin decir nada, coloco la afilada bayoneta debajo de mi estirado prepucio y lo corto, circuncidándome de manera rápida pero brutal tanto que me desmaye del dolor, para cuando desperté mi pene aun goteaba sangre, también me di cuenta que otro hombre estaba violando a Elsa para ese momento, cuando el hombre que me estaba torturando noto que desperté me sonrió y para acercarse de nuevo a mí, lo vi acercarse lleno de terror sin saber que esperar.

Apenas llegar a donde estaba, agarro mis testículos mientras me sonreía malévolamente, bajo la bayoneta lentamente y de pronto me la clava en medio de mis dos testículos, abriendo un gran agujero en mi escroto que comenzó a sangrar de inmediato, mis ojos casi se me salen de mis orbitas por el dolor que experimente en ese momento, ni siquiera pude gritar fue un dolor tan intenso que es indescriptible, sentí entre el mar de dolor en que estaba como el hombre exprimió mi abierto escroto luego de retirar la bayoneta, mis dos testículos brotaron del interior por la gran apertura que sangraba mucho pera ese momento.

El hombre tomo mis testículos unidos a mi cuerpo tan solo por los cordones con sus manos sucias desnudas todas manchadas de sangre, me los apretó fuerte, lo que hizo gritar, luego jalo fuerte hacia abajo hasta que me los arranco solo con su mano, mis dos testículos quedaron en su mano mientras para ese momento ya castrado para el resto de mi vida me sacudía hasta desmayarme de nuevo por el dolor, ya no supe mas, pensé que morí pero para mi desgracia o fortuna no sé hasta ahora, no lo hice.

Desperté varios días después, en un hospital improvisado en uno de los túneles del tren subterráneo, luego supe que algunos soldados en su retirada me habían encontrado colgando castrado chorreando sangre de mis mutilados genitales a punto de morir y me llevaron a aquel lugar de Elsa nadie sabía nada, ella dos días después mientras aun estaba en el hospital el día 30 de abril, Adolf Hitler, mi mador Führer, se suicidó en su bunker, con muchos de los altos cargos como sus más fieles seguidores.  

Berlín se rindió el 2 de mayo de 1945, sin embargo los combates callejeros continuaron en el noroeste, oeste y sudoeste de la ciudad hasta la rendición incondicional de la Alemania nazi entre los días 8 y 9 de mayo de 1945, tuve la buena suerte de caer en manos de los aliados, me tomo mucho tiempo reponerme de mi brutal castración y desde entonces nunca volví a caminar de forma normal tres años más tarde en 1948 sin proponérmelo mientras trabajaba como obrero de la construcción la vi pasar, iba abrazando a un niño como de tres años en sus brazos demacrada y bastante delgada pero era ella, era Elsa.

Corrí para alcanzarla cuando lo conseguí apenas pude decir “¿Elsa en verdad eres tú?”, ella se dio la media vuelta, sus ojos se abrieron grandes al verme, comenzó a llorar cuando me abrazo, ella solo dijo “pensé que estabas muerto”, con lagrimas en los ojos le dije lo mismo, ella me conto que aquel niño era si hijo mi hijo, no dije nada solo lo acepte a sabiendas de que era probable que no lo fuese, dada los hombres que la violaron aquel día de mi castración, le dije sobre lo que me hicieron pero a ella no le importo nos casamos dos meses después.

Vivimos juntos 40 años Elsa murió de un infarto mientras dormía hace dos años, yo no creo durar mucho mas, es por esto que escribo esta que es mi historia para que mi hijo Hans la lea, esperando  que nunca más jóvenes como nosotros tengan que pasar por una experiencia tan amarga como la que nosotros tuvimos que pasar todo por defender al Tercer Reich.




http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





image host




Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

GLADIADORES

Antigua Roma, a pocos kilómetros de la capital romana una pequeña ciudad en la actualidad desaparecida, albergaba una arena para gladiadores, en realidad era más un ruedo de unos 35 metros de diámetro rodeada por una empalizada de pequeños troncos de 70 cm de alto ahí se llevaban a cavo encuentros entre gladiadores muy peculiares, pues no solo se enfrentaban hombres contra hombres sino que de tanto en tanto se enfrentaban mujeres contra hombres.......

GLADIADORES
Antigua Roma, a pocos kilómetros de la capital romana una pequeña ciudad en la actualidad desaparecida, albergaba una arena para gladiadores, en realidad era más un ruedo de unos 35 metros de diámetro rodeada por una empalizada de pequeños troncos de 70 cm de alto ahí se llevaban a cavo encuentros entre gladiadores muy peculiares, pues no solo se enfrentaban hombres contra hombres sino que de tanto en tanto se enfrentaban mujeres contra hombres. Ahí el campeón sufriría la venganza de una mujer despechada.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [HISTÓRICO]



Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul




Antigua Roma, a pocos kilómetros de la capital romana una pequeña ciudad en la actualidad desaparecida, albergaba una arena para gladiadores, en realidad era más un ruedo de unos 35 metros de diámetro rodeada por una empalizada de pequeños troncos de 70 cm de alto cubiertos por barro, los que delimitaban en área de encuentros se le conocía como el Maximus, un nombre nada apropiado para lo que era sin embargo ahí se llevaban a cavo encuentros entre gladiadores muy peculiares, pues no solo se enfrentaban hombres contra hombres sino que de tanto en tanto se enfrentaban mujeres contra hombres.

Como en todas las arenas del imperio había un campeón, pero en esa arena tan peculiar había dos uno femenino y otro masculino, Maecia era la campeona femenina, una germana alta de 1.85 metros de grandes senos, fuerte con estrecha cintura si viviera en nuestros días casi se podría decir que practicaba el fisiculturismo, siempre tenía una sola trenza de su larga cabellera rubia que le llegaba casi a sus paraditas y firmes nalgas, era temida y admirada, había derrotado a todos sus adversarios incluidos los hombres que habían tenido el desagradable honor de luchar con ella, sus penetrantes ojos azules siempre intimidaban a sus oponentes.

En contra punto estaba Antius un joven guerrero también germánico rubio de 1.90 metros de altura con músculos marcados por todo su cuerpo, parecía una escultura griega, con penetrantes ojos verdes, espalda ancha y nalgas respingadas, que enloquecía a cualquier mujer de solo verlo, por si todo eso no fuese ya suficiente, la naturaleza había sido muy generosa con él dotándolo de un pene en verdad colosal y para darle vida uno par de testículos que literalmente eran del tamaño de huevos de gallina, que oscilaban dentro de un gran bolso de piel debajo de su pene el cual llegaba a los 29 cm en erección.

Maecia y Antius además de ser los campeones de dicha peculiar arena eran amantes planeaban casarse en cuanto Maecia obtuviera su libertad ya faltaba poco según la ley romana aquel Gladiador que superara los 200 combates como campeón de una arena debía concedérsele la libertad, apenas 20 combates separaban a la aguerrida germana de su meta, Antius no tenía ese problema el ya era libre desde hacía un año pero pese a toda aquella situación ambos encontraban tiempo para disfrutar de sus cuerpos y disfrutar del placer del sexo.

Su apasionado amor comenzó hacia tres años cuando Maecia llego a la arena recién traída a roma luego de ser capturada luego de una feroz batalla, fue Antius quien se encargo de entrenarla poco a poco el amor surgió entre ambos, Antius vertió sobre la joven rubia todos sus conocimientos para que no muriera en la arena, a pesar de que el joven hombre rubio era menor que Maecia, nombre que los romanos le habían dado, era más hábil y experimentado en combate que la fiera rubia que poco a poco se fue ganando el favor y simpatía de los espectadores que acudían a la arena.


********************

Sin embargo las cosas estaban comenzando a cambiar para la pareja pues una nueva esclava, muy joven 19 años había llegado a la arena capturada en Galia, pelirroja con grandes senos incluso ligeramente más grandes que los de Maecia, con un par de nalgas que de solo verlas hacían que a Antius se le pusiera duro su gran pene, él como en el caso de la Maecia tuvo la tarea de entrenarla para los encuentros la pelirroja aprendió rápido, y fue justo de su primer encuentro que gano que ambos tuvieron su primer apasionado encuentro sexual.

Antius espero a que todos estuvieran dormidos para visitar a Luxias al entrar a su celda que no compartía con nadie ahí estaba ella acostada en la cama, no estaba tapada y solo traía un pequeño taparrabos, un pequeño pedazo de sabana tapaba sus grandes senos, aquella vista le pareció a Antius muy sensual, debido a la posición en la que estaba le permitía ver su hermoso par de nalgas al fuerte rubio que de inmediato se excito al ver aquello           .

Antius solo pensó en un principio ir a felicitarla por su victoria, pero  la tenía frente a él dormida, que debía hacer, dudo si estaría bien aprovecharse de ella, solo tocar un poco. No creía que le hiciera daño a nadie si tocaba un poco esas hermosas nalgas que ella ponía al alcance del viril gladiador, camino hasta la joven pelirroja sin hacer ruido apenas iba vestido con su taparrabos igual, ya con una dura erección por debajo que abultaba más de la cuenta la delgada tela de la que estaba hecho su taparrabos.

Antius Acerco su mano poco a poco a esas firmes nalgas para comenzar a acariciarlas, no lo podía creer, estaba tocando esas hermosas y perfectas nalgas; por lo suaves y grandes que eran podría asegurar que eran las mejores nalgas del mundo incluso mejores que de Maecia, las acaricio suavemente para no despertarla, pero mi pene ya no aguantaba por salir de su taparrabos de lo duro que estaba, con cuidado destapo sus senos eran grandes, pero hermosos; ¿que debía hacer? Se pregunto Antius, por unos momentos, la tenía frente a él, casi desnuda, admiro sus torneadas y perfectas piernas, sus grandes y suaves nalgas, su plano y sensual abdomen, para nuevo posar su mirada en sus grandes senos redonditos, sus brazos, su cuello, su espalda, su rostro mientras dormía era la más tierna como hermosa.  

Antius no pudo resistirse más y empezó a tocar mientras la veía dormir  solo acariciaba su hermoso cuerpo antes de que se despertada, se acostó a un lado de ella para posar su duro pene contra sus nalgas, la sensación era deliciosa, sus manos muy suavemente acariciaban sus senos, era bastante agradable al tacto, Antius se preguntaba cuantos hombres ya habían tocado este hermoso cuerpo, siendo una mujer tan hermosa supuso que no era el primero, claramente no podría asegurar nada, sin explorar su anhelado sexo, pero eso no importaba en ese momento el siguió acariciando suavemente aquel grandioso cuerpo tratando que no despertar a la pelirroja joven que aun dormía plácidamente cansada por todo el esfuerzo hecho ese día.         

Sin embargo Antius luego de unos minutos no pudo contener las ganas y comenzó a besar su espalda mientras rozaba su erección ya por fuera de su taparrabos entre sus nalgas, sus manos acariciaban sus senos, luego sus manos bajaron acariciando su cuerpo lentamente hasta su vagina, la cual toco por encima de su taparrabos, muy lentamente fui metiendo su mano dentro hasta tocar sus labios vaginales, Luxias comenzó a voltearse lo que hizo que Antius con mucho miedo la soltara rápido, se  retirara de ahí, el susto fue en vano pues solamente se dio la vuelta quedando completamente boca arriba. Pero para su sorpresa, había quedado con sus perfectas piernas abiertas, y dado al pequeño tamaño de sus taparrabos lograba marcarse su vagina perfectamente en la delgada tela.          

Antius con astucia haciendo a un lado su taparrabos de forma lenta le dio una pequeña lamida a su vagina, la verdad es que el sabor era más de lo que esperaba, continuo lamiendo suavemente y con un poco de miedo, poco a poco fue tomando confianza, Antius estaba tan emocionado haciéndole sexo oral a la bella joven, que no se percato de lo que pasaba en ese momento; hasta que sintió como un par de manos empezaron a acariciar sus rubios cabello, Luxias había despertado, el campeón y temido gladiador se quedo paralizado, se le helo la sangre, su cuerpo no respondía, se separo de la joven tan rápido que cayó al suelo.          

Luxias solamente lo vio y sonrió, se levantó de la cama y sin taparse o preocuparse de que la viera desnuda, camino hacia a Antius, su caminar era tan sensual como seductor a vez, ella se puso en cuclillas viéndome a la cara, sonrió, para con una de sus manos acariciar el rostro del joven rubio sin decir ni una palabra hasta ese momento, le regalo una sonrisa más y con una voz muy tierna y acariciando su mejilla le dijo:          

- ¿Por qué tienes esa cara?           

Y antes de que yo pudiera responder Luxias puso un dedo sobre su boca y dijo – tengo ya bastante despierta, y me has hecho gozar, ven aquí – le dijo seguido de darle una sonrisa se levanto y le llevo a la cama, le abrazo, sabes he decido que esta noche quiero dejar de ser Virgen, los ojos Antius se abrieron grandes al escuchar esas palabas de aquella joven mujer, simplemente no lo podía creer, era más de lo que había esperado.           

Le dijo mientras recargaba sus grandes pechos sobre su pecho y lo acariciaba lo vio directo a los ojos y sonrió “me gustas mucho Antius, es la primera vez que experimento algo como lo que me hiciste hace un raro y debo decir que fue una sensación muy agradable”, por favor no digas nada y solo hazme ser una mujer completa esta noche, te deseo por favor hazme tuya; le dijo la sensual Luxias.

Luxias se fue acostando poco a poco y lo iba jalando hacia a ella, comenzó a acariciar con sus dedos el marcado abdomen del gladiador mientras Antius comenzó a acariciar su cuerpo mientras besaba su cuello. Ella dejaba salir largos suspiros que le daban a entender que le estaba gustando y no solo eso, estaba excitándolo cada vez más, al joven germano; lentamente, ella bajo sus manos acariciando mi abdomen hasta llegar a su taparrabo, ahí estábamos los dos en la cama, como dos amantes en nada más que pequeños taparrabos, sin nada más que tapara sus intimidades, sus pieles se rozaba, sus cuerpos eran casi uno mismo, no había ni una palabra, nada importaba en ese momento, sus manos recorrían mi espalda lentamente mientras mis labios besaban una y otra vez su cuello y sus senos rozaban con su fuerte pecho, el momento era cada vez más y más erótico.   

Sus manos lentamente bajaron el taparrabos de Antius  desnudándolo por su parte el campeón gladiador sola comenzó a bajar el taparrabos de la joven, una vez ambos desnudos Antius comenzó a acariciar sus piernas, las cuales eran tersas y hermosas las mejores de todo el universo pensó en ese momento el joven, las cosas iban dándose por sí solas, sin darme cuenta, fue la misma Luxias quien lo abrazo con sus piernas, mientras él las acariciaba, Antius se acomodo para comenzar a penetrarla, su pene entro muy lentamente dentro de ella, mientras sus labios se besaban de una manera muy tierna y ella acariciaba su espalda de manera suave. 

Apenas había entrando lentamente la mitad de su glande en ella cuando dejo salir un fuerte gemido junto con un par de lágrimas en sus ojos. Antius se detuvo había olvidado que era virgen, ella lo miro fijamente para decirle “quiero que seas tú el primero, puedo soportarlo” para mostrarle una hermosa sonrisa mientras unas lágrimas corrían por sus ojos – “Hazlo sin miedo” dijo luego de unos segundos decididamente.       

Antius continuó penetrándola, Luxias apretaba los dientes y cerraba con mucha fuerza los ojos, mientras las lágrimas rodaban por su blancas mejillas mientras dejaba salir fuertes gemido de pronto Antius la dejo caer con fuerza lo que provoco que su gran erección entrara por completo en su vagina, en ese momento se escucho un grito de dolor y Luxias se soltó a llorar el joven rubio reacciono besando sus labios mientas acariciaba sus mejillas para limpiar sus lágrimas, mientras permanecía quieto sin moverse. 

Luego de ese largo beso, bajo por su cuello besándola de manera muy tierna y acariciaba los costados de su cuerpo, mientras la embestidas que ya aplicaba sobre el sexo de la pelirroja poco a poco iba subiendo en intensidad, sintiendo como los fluidos y sangre bañaban sus grandes huevos, los gemidos de Luxias eran cada vez más fuertes y cada vez más seguido      pero ya no era de dolor sino de placer.  

Antius comenzó a sentir que se corría, así que comenzó a penetrarla más y más rápido, a tal punto que se escuchaba el golpeteo de sus grandes testículos contra su pelvis, y podía darse cuenta de que lo hacía muy rápido, pero en ese punto Antius no aguantaba más. Luxia empezó a tener espasmos y a mover sus caderas, se abrazaba demasiado fuerte y sus gemidos se convertían en gritos mientras la penetraba sin parar besando su cuello con mucha pasión.

Antius la penetraba más y más rápido, hasta que ella soltó un gran grito de placer y empezó a tener muchos espasmos, al mismo tiempo el semental germano comenzó a estremecerme, a sentir un escalofrío recorrer su espalda al tiempo que soltó su espeso esperma dentro de ella, chorro tras chorro de semen brotaron de su pene mientras ambos temblaban de placer se habían corrido al mismo tiempo sin proponérselo y habían sido muy intenso nada comparado a todas la veces que Antius había tenido sexo con Maecia. 

Aquella noche fue mágica para ambos, los encuentros entre Luxias y Antius se comenzaron a dar cada vez más seguido, hasta volverse diarios Antius empezó a descuidar a Maecia que no tardo mucho en sospechar que algo pasaba, una noche Antius ya no pudo más y le confesó a la ya enojada Maecia que le reclamaba su falta de atención en los meses anteriores que ya no la amaba y que tenia a otra, que rompía con ella para siempre, claro el atractivo germano omitió decir quién era su nuevo amor, antes de irse de la habitación de Maecia está envuelta en una cólera brutal le dijo:

-“Te vas a arrepentir de eso Antius, Juro por los Dioses que si no eres mío no serás de nadie”.

********************

Tres semanas después se anuncio un encuentro espectacular en la arena Maximus, un encuentro no mortal entre ambo campeones invictos de la arena, Maecia se habia encargado de convencer a su dueño de pactar el encuentro, Antius se negó en un principio pero luego fue convencido con que no sería un combate mortal, no se usarían armas solo se pelearía con las manos y tendría una gran ganancia, dinero que podría usar para comprar la libertad o por lo menos como esclava a su amada Luxias, deseaba hacerla su esposa pero deseaba que fuera libre como él lo era.

El dia del encuentro llego Maecia se presento apenas con un protector genital que apenas y cubría su sexo de reluciente bronce cuyas sujeciones se perdían entre sus dos monumentales nalgas, sus dos grandes senos coronados por dos pezones de un intenso color rosa estaban al desnudo lo que le hizo recibir una muy calidad bienvenida de los espectadores masculinos, en contra parte Antius llego portando solo un pequeño taparrabos ajustado al cuerpo, ideal para un combate cuerpo a cuerpo, ambos se pusieron en el centro del ruedo y escucharon las palabras de la autoridad antes de comenzar a el encuentro.

Maecia apenas inicio el encuentro se fue con todo en contra de su alguna vez amado Antius, ambos eran ya expertos en el combate cuerpo a cuerpo, por lo que fue fácil para Antius bloquear el primer ataque de Maecia pero conforme fue avanzando el encuentro pronto se encontró que cada vez le era más difícil contener los ataques de la enfurecida mujer, sin saberlo Maecia logro que Antius bebiera un poco de vino con algo de extracto de escargor, un ligero narcótico que estaba surtiendo efecto en ese momento en su joven cuerpo, dándole narcolepsia sin que entendiera porque.

De pronto mientras Antius buscaba que sus parpados no se le cerraran sintió un pulsante dolor en la parte menos inesperada de su cuerpo, Maecia logro conectar una fuerte patada en los grandes nuevos que se marcaban perfectamente en la tela del taparrabos del germano, el cual abrió los ojos grandes al sentir como un ardor como si cientos de abejas le picaran en sus grandes huevos al mismo tiempo, cayó de rodillas agarrándose sus entrepierna con ambas manos cosa que Maecia aprovecho para darle un fuerte rodillazo en el rostro del joven germano que le rompió el tabique nasal.

Antius comenzó a sangrar por la nariz ante los alaridos de alegría de la multitud, para ese momento Maecia ya hacia lo que quería con lo que quería con él, eran golpes tras golpes sobre el ya casi inconsciente Antius que apenas hacia algo para defenderse en ese punto del combate hasta de nuevo un duro golpe en los huevos del joven hicieron que se desmayara perdiendo todo sentido, en ese momento la ruda germana lo aprovecho para arrancarle su taparrabos a Antius que no hizo nada para evitarlo en ese momento los grandes huevos de joven se movieron oscilantes ante el rugido de la multitud.

Maecia entonces agarro el gran escroto de Antius, ella clavo sus largas y afiladas uñas como de leona se clavaron en la delicada piel del bolso de piel del rubio germano, ella clavo profundamente su uñas en esa piel, para jalar con fuerza del saco de piel que no tardo en comenzar a desgarrarse ante la nula acción de su dueño apenas unos segundos después la piel se desgarro ante el asombro del público, quedando los grandes testículos expuestos por primera vez en su vida a la vista de todos, completamente indefensos.

Maecia agarro uno de los grandes huevos de color blanco con una de sus manos, mientras sostenía a Antius sostenido de sus cabellos, ella jalo del testículos apenas unido al cuerpo del joven por el conducto que lo unía a su cuerpo, hasta hacer que este reventara, arrancando su testículos derecho de su cuerpo apenas Antius reacciono, a aquello ella alzo el testículo arrancado para que todo el público lo viera,  a lo que reaccionaron con un gran grito de euforia, fue en ese momento que ella arrojo ese testículo arrancado para tomar el otro que aun colgaba entre las piernas y el semi erecto pene del germano.

Ella lo agarro fuerte haciendo que Antius diera un grito de dolor de menara involuntaria pues seguía inconsciente, ella jalo hasta que el ultimo de sus testículos se arranco de su entrepierna en ese momento su pene lanzo dos potentes últimos chorros de su espeso semen, que cayeron en la ensangrentada arena, Maecia dejo caer el cuerpo del aun eunuco germano sobre la arena, todo esto sucedía ante la mirada de la joven Luxias que para ese momento lloraba abiertamente sin consuelo alguno, al ver a su amado ser castrado por aquella brutal rubia.


******************

Por supuesto cuando Antius despertó al día siguiente y se percato que le habían arrancado sus amados testículos creyó enloquecer, Luxias paso semanas enteros tratando de evitar que él se suicidara lo único que evito que lo se quitara la vida fue saber que ella estaba embarazada de su hijo, cuando ella tuvo a su hijo a los dos meses se tuvo que enfrentar a Maecia la cual ya estaba enterada que ella era la mujer que le arrebato a su amado Antius ella no tuvo piedad de ella y la decapito de un solo golpe en la arena ante la mirada aterrada de Antius.


Antius después de eso compro al hijo de Luxias y se dispuso a partir había comprado una pequeña villa a las afueras de roma y no quería saber nada de los gladiadores, cuando partía escucho decir desde la puerta de la arena maximus, “te dije Antius que si no eras mío no serias de nadie”, con lagrimas cayendo por sus mejillas Antius se perdió por el camino con su hijo en brazos, sabiendo que nunca más en su vida podría volver a disfrutar de los placeres que una mujer puede brindar a un hombre entre sus piernas. 


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com

image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

BAÑOS DEL CESAR

Los emperadores de roma pudieron ser amables, justos y sabios. Pero también fueron crueles y locos. Pero sobretodo, fueron unos pervertidos de primera, unos maniacos sexuales si lo prefieren, al menos de acuerdo a los antiguos historiadores.......

BAÑOS DEL CESAR
Los emperadores de roma pudieron ser amables, justos y sabios. Pero también fueron crueles y locos. Pero sobretodo, fueron unos pervertidos de primera, unos maníacos sexuales si lo prefieren, al menos de acuerdo a los antiguos historiadores que tomaron notas de todos sus quehaceres no solo los políticos y militares sino también de su vida no publica, aunque en la antigua Roma había muy poco que no fuera de la vida pública es con este tenor que narrare esta historia.


[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [ESCLAVITUD] [HISTÓRICO]



Categoria: Gay      Autor: DarkSoul




Los emperadores de roma pudieron ser amables, justos y sabios. Pero también fueron crueles y locos. Pero sobretodo, fueron unos pervertidos de primera, unos maníacos sexuales si lo prefieren, al menos de acuerdo a los antiguos historiadores que tomaron notas de todos sus quehaceres no solo los políticos y militares sino también de su vida no publica, aunque en la antigua Roma había muy poco que no fuera de la vida pública es con este tenor que narrare esta historia.

El emperador Elagabalus, que reino de 203 al 222 después de Cristo, sobrepaso en mucho a Calígula en asuntos de prostitución y perversidad. El emperador Elagabalus reunió a un harem de portentosos hombres con cuerpo de gladiadores, por supuesto, los hombres eran instruidos para jugar su papel en toda esa gran comedia, su harem de hombres estaba situado en un lujoso baño que hizo construir para ese fin, a las afueras del palacio imperial sin descaro alguna, incluso presumía que tenía muchos amantes y por ese motivo era inmensamente rico su harem estaba conformado por 200 bellos hombres los cuales eran depilados del cuello hasta los pies, con regularidad por bellos jóvenes adolescentes que también vivían en aquellos bellos baños como esclavos del emperador.

El emperador Elagabalus era joven al subir al trono de 20 años y tenía un cuerpo muy bien trabajado además pensaba que su miembro viril era el más grande y bello del mundo, su pene en erección llegaba a los 20 cm no era gruesa pero si muy pálido tanto que cada una de las péquelas venas de color azul oscuro que corrían por debajo de la piel de su miembro se podían aprecia a simple vista no estaba circuncidad, con un grande en forma de hongo de color rosado que contrastaba con su muy blanca piel.

El emperador tenia a un encargado real que era el responsable de recorrer el mercado de esclavos todos los días para encontrar los mejores especímenes para su selecto harem de hombres, aunque a veces si le gustaba alguno de los jóvenes nobles que con regularidad concurrían a sus banquetes orgias lo tomaba para su harem sin importarle quien fuese convirtiéndolo en esclavo pese a lo que los demás dijeras u objetaran, su harem siempre debía estar conformado por 200 hombres era la única regla que el emperador acataba por lo que cuando alguno nuevo hombre llegaba uno de los que ya conformaban su harem debía irse.

Pero no solo eran eliminados sino que aquel hombre que era expulsado del harem del emperador debía ser castrado pues el emperador Elagabalus proclamo que todo hombre que disfrutara de su virilidad no podía disfrutar como hombre al ser penetrado por otro hombre, fue así que ese día de verano su comprador de esclavo había regresado con un nuevo semental, para su harem todos los hombres del harem temblaron cuando comprendieron que con ese nuevo hombre serian 201, lo que implicaba que uno de ellos debía irse pero antes debería ser castrado de una manera brutal sin más crimen que sobrar en el harem del emperador.


************************

El emperador mando a llamar cuatro de sus esclavos de su harem que llegaron custodiados por soldados bien armados, ellos estaban muy nerviosos, estaban desnudos como el recién comprado eunuco que acaba a formar parte del harem, estaban en fila con el nuevo esclavo a un lado el emperador llego uno momentos más tarde apenas escasamente vestido con una túnica, la cual no tardo en retirarse para quedar completamente desnudo apenas portando su guirnalda de olivo de oro macizo en la cabeza, siendo vigilado de cerca por un grupo de elite de su guardia pretoriana.

Los cuatro bellos hombres frente a él no se atrevían a sostenerle la mirada, estaba visiblemente nervioso, sabedores que uno de ellos no solo dejaría el harem ese día, sino que lo haría como un eunuco para el resto de su vida, de pronto el emperador se acerco a uno de los cuatro hombre de magnifico cuerpo su cuerpo se alargo para agarrar sus grandes huevos que colgaban libres debajo de su pene, el dijo “Clavicix tus huevos son magníficos es una pena que deban irse”, los ojos del esclavo se abrieron grandes al escuchar esas palabras.

Clavicix, se arrodillo frente al emperador implorando piedad, pero eso solo hico enojar mas al emperador Elagabalus, que despreciaba a los cobardes por sobre todas las cosas, de una patada aparto al suplicante esclavo para llamar al capitán de su guardias, le dijo con voz para que todos los presentes lo escucharan “CASTREN A ESTE PETETICO COBARDE YA MISMO”, el capitán de la guardia pretoriana, estrellando su puño contra su coraza de metal solo respondió de la forma más marcial posible “Si Mi Emperador”. A su contestación le fue seguido un grito desesperado de Clavicix.

-“NOOOOOOOOO, PIEDAD, PIEDAD SU ALTEZA, PIEDAAAAD”.

Gritaba el esclavo mientras era llevado por los soldados de su guardia en eso el emperador los detuvo, Clavicix pensó con alivio que logro su cometido, pero el emperador solo añadió “Capitán hágalo aquí mismo a y corte también el miembro viril de ese patético esclavo no merece ni siquiera ese rasgo de masculinidad en su cuerpo ya”, los ojos del esclavo casi se le salen de sus orbitas al escuchar al emperador su pene de 18 cm estaba en completa erección para el momento en que dio un agónico grito.

-“NOOOOOOOOOOOO ¡PIEDAAAAD!”

El Capitán de la guardia pidió dos tiras de cuera que le fueron dadas, con una hizo un fuerte nudo en el cuello del escroto del esclavo con otra hizo otro fuerte nuco en la base del pene en erección de Clavicix, desenfundo su afilada gladius mientras tres de sus hombres sujetaban a Clavicix de pie a unos metros del emperador, el soldado lanzo el primer golpe de su espada que cerceno de un solo golpe el amado pene del esclavo que rodo unos metros en el pulido suelo de mármol, sin perder tiempo tomo el escroto y lo corto de un solo tajo dejando anulado al esclavo en menos de un minuto.

Clavicix quedo postrado agarrándose su entrepierna a los pies del emperador, gritando de dolor, para ese momento el emperador ya tenía una completa y dura erección como la mayoría de los soldado que presenciaron aquella nulificación menos los esclavos que tenían prohibido tener una erección sin permiso incluso el pene del esclavo nuevo no presentaba erección alguna pese a lo recién visto, el emperador se coloco detrás del agonizante Clavicix y con sus manos le abrió el rico par de nalgas que tenia para colocar su dura erección en sus ellas.


*************************

El emperador comenzó a besar su espalda bajando hasta sus nalgas,  las mordió, beso y lamió entre ellas, tenía las nalgas y el trasero lampiño, muy rico, comencé a meter su lengua y lamer ese rico culito, luego metió uno de sus largos dedo, mientras el recién eunuco seguía gimiendo de dolor el emperador feliz seguía metiendo sus dedos y lamiendo entre sus nalgas, pronto ya podía meter tres de sus dedos y él seguía moviéndose gimiéndose de dolor, el emperador no pudo contener su deseo por penetrarlo por tiempo, el escupió entre sus nalgas para lubricar su ano y así en cuatro patas sobre el suelo lo hizo, se coloco por detrás para ir penetrando al esclavo con su pene poco a poco,  el esclavo solo apretó sus nalgas por instinto, luego de ser penetrado por emperador por años ya era algo natural en el. 

De un momento a otro, el emperador empujó su cadera hacia adelante para insertar todo su pene dentro de él, el cual gimió fuerte de dolor pero luego se quedó quieto, el emperador acariciaba su espalda y poco a poco se fue moviendo con un vaivén, suave y lento, luego de unos minutos ya más cómodo, el emperador comenzó a penetrarlo más fuerte, primero lo agarro de su cabello y lo halaba, mientras metía y sacaba todo su real virilidad en el culo ya muy dilatado y calientito del esclavo, duraron unos 5 minutos en esa posición, luego el emperador lo tomo de los hombros para comenzar a penetrarlos sin control, el esclavo gemía fuerte, apenas unos 10 minutos duro aquello hasta que el emperador saco su pene y se vino sobre las nalgas del eunuco.        

El emperador aunque gimió fuerte y estaba todo sudado, aun quería más se puso tras del esclavo de nuevo se acercó a sus nalgas, se las abrió de nueva cuenta para comenzar a lamer su culo, pasando su lengua desde conde alguna ve estuvieron sus grandes huevos hasta donde ya el semen resbalaba en su espalda, lo hacía muy rico, mas sin embargo el eslavo no gemía de placer sino de dolor, escupió y lamio su culo, metía su lengua muy adentro y la movía como un experto, el emperador estaba en la gloria, de nuevo metió dos dedos en su culo y el eslavo ni se inmuto, no podía sentir placer en ese momento, luego metió un tercero que tampoco le dolió un poco así continuo el emperador humillando al nuevo eunuco ante todos los que estaban observando la escena.       

De nuevo el emperador escupió pero no fue nada mas en el culo del esclavo sino también en su pene el cual ya tenía su prepucio corrido hacia atrás con su glande brillando a la luz del sol, el esclavo aun continuaba en cuatro patas y dado el dolor que la pérdida de sus genitales le seguía provocando no lograba relajarme pero eso no era impedimento para que el emperador lo penetrara, de nuevo lentamente fui metiendo su pene dentro del ajustado culito del esclavo, cuando entró su rosado glande el emperador gimió sonoramente, pero luego fue más fácil introducir el resto de su erección en aquel lindo culito, Luego de un minuto con su pene completamente adentro del esclavo comenzó a meter y sacar, al principio poco a poco, sin embargo el emperador quería gozar lo máximo posible por esa razón espero hasta que el ano del esclavo estuviera bien dilatado de nuevo, cuando creyó que lo estaba tomo al esclavo de su barbilla, para de un solo jalón meter su dura virilidad en su culo hasta que sus huevos se aplastaron contra sus nalgas haciendo lanzar al esclavo no un gemido de placer sino de dolor.          

El emperador se mantuvo penetrándolo brutalmente en esa posición por espacio de uno 25 minutos dado que se había venido apenas unos minutos atrás, en todo momento los grito de dolor del esclavo se entremezclaban con los gemidos de placer del emperador, el cual lo penetraba fuerte, lo cual parecía disfrutar mucho, no así el esclavo que daba un grito de dolor cuando los huevos del emperador chocaban contra la herida resultante de su castración; el emperador le besaba su espalda mientras lo continuaba penetrando gimiendo muy rico, el emperador termino acabando por segunda vez  dentro de los intestinos del esclavo, acabo de una manera más copiosa que la vez anterior entre gruñidos y jadeos de placer por su parte, y gritos de dolor por parte del esclavo, pero pese a terminar de eyacular el emperador que estaba como poseído por la lujuria, continuo penetrando salvajemente al esclavo hasta que su ano comenzó a sangran en ese momento se desmonto dejando al esclavo tirado apenas consciente sobre un pequeño charco de sangre.

*************************

Llamo al nuevo esclavo y le dijo que le chupara su pene cubierto por materia fecal, semen y sangre del ahora eunuco que fue retirado de la presencia del emperador para ser llevado de nuevo al mercado de eunuco luego de sus heridas fueron cauterizadas por el cirujano con un hierro al rojo vivo, el nuevo esclavo pese al asco que sintió el pene del emperador aun en estado de erección supo que no tenía más remedio que obedecer o terminar como aquel hombre que acaba de ver ser anulado para todo el resto de su vida, el nuevo esclavo se esmero para darle al emperador la mejor mamada de su vida.


Cuando termino de limpiar su pene, el emperador solo dijo “Buen trabajo, creo que serás uno de mis favoritos”. Se puso de nuevo su túnica y se marcho dejando a los esclavos para que disfrutaran hasta una nueva visita de su parte de los lujosos como aterradores “Baños del Cesar”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com


image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

SECUESTRADO POR LAS AMAZONAS

Esta es la historia de como pase de ser un rico y todo poderoso amo, para terminar mis días como el esclavo eunuco de una poderosa guerrera amazona que me despojo de mi hombría para siempre......

SECUESTRADO POR LAS AMAZONAS
Esta es la historia de como pase de ser un rico y todo poderoso amo, para terminar mis días como el esclavo eunuco de una poderosa guerrera amazona que me despojo de mi hombría para siempre. Ella incluso me obligo a comerme mi propio pene que ella misma cocino en un caldero

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [HISTORICO]


Categoria: Hetero      Autor: Barriorojo




Mi trabajo consistía en cómprales trigo a los escitas reales y llevarlo a los puertos griegos del egeo como Atenas donde la superpoblación lo demandaba, mucha demanda pero poca oferta, porque siempre se corría el riesgo de ser secuestrado por una de las tribus escitas una muy particular por la jerarquía de la sociedad una sociedad de mujeres guerreras que solo tenían un pecho ya que el otro se lo amputaban para disparar mejor con el arco, aquellas mujeres eran grandes guerreas muy temidas por todos en especial por los hombres.
           
Me encontraba entrando en mi mansión en Tebas al norte de Atenas mientras que me escoltaban mis guardaespaldas ilotas desertores de Esparta me senté a comer mientras que una esclava se ponía a hacerme una felación debajo de la mesa, ese día era especial tenia a una preciosa esclava rubia que la habían traído del norte de Marsella, la tenía a cuatro patas sobre mi cama esperando pero en ese instante un pensamiento se me paso por la cabeza hacerle una penetración anal, era casi seguro que seguía siendo virgen por aquel agujerito.           

Le puse un cojín a la altura de su hermoso culo para que se elevase más y empecé mi trabajo mi pene entro perfecto gracias a la saliva de la chica de debajo de la mesa mientras que probaba esa estrecha cavidad me sentía como en el Olimpo me puse acariciar sus pezones, pellizcarlos estrangularlos después, casi cuando alcanzaba el orgasmo note que se movía así que acabe la faena tomándola del cabello ,cuando acabe con las embestidas saque mi miembro viril de casi 25 cm de ese pequeño ano ya no virgen por más tiempo, completamente dilatado.
           
Mire mi pene estaba todo lleno de heces fecales como limpiarme sin una toalla o un servilleta, al fin lo metí en la boca de aquella preciosa esclava rubia que cuando ya estaba alcanzando un orgasmo por su estupenda felación lo saque con intención de metérselo en la vagina pero eyacule antes de tiempo sobre su ojo que entre el semen y las heces se le infecto, así que al ya no serme útil la envíe ya tuerta a las minas a trabajar.

********************
           
A la siguiente semana me fui con un gran cargamento por la estepa cuando vi a un caballo y su jinete que se acercaba raudo mis guardaespaldas sacaron sus espadas pero el caballo se paró y vi que el que lo montaba era ella una preciosa morena con un cabello oscuro que movía el viento su único pezón era grande parecía que necesitaba salir de aquella armadura de cota de malla, ella saco su arco y mis guardias fueron a por ella pero con una velocidad sorprendente ella disparo sus flechas y los mato en menos de 40 segundos.     

Yo no quería morir a sí que escondí un cuchillo debajo del carruaje ella asomo y se lo intente clavar pero me lo quito me saco del carruaje me encadeno y denudo,  saco mi cuchillo y se fue directa a mi pene, pero me logre soltar y la ofrecí una bolsa con monedas de oro pero me volvió a capturar sin perder tiempo mirándola vi esa mirada de deseo mirando a mi pene y de furia hacia mí cuando me corto el pene que quedo contraído con una gran erección me desmalle por el dolor.  

Me desperté en un poblado nómada dentro de una tienda, inmediatamente me baje el pantalón para ver mi pene pero no estaba seguía pero aun conservaba mis grandes huevos y donde una vez sobresalió mi pene solo había un dracma quemado por que se había usado para parar la hemorragia con la cara de atenea y su lechuza, tras recomponerme del trauma de la amputación seguí explorando la tienda donde vi una humeante olla con una preciosa orfebrería la abrí tras salir el vapor mire y estaba mi pene cocido todavía con el rigor mortis de la erección pero cada vez más blando , mire para atrás y ahí estaba la amazona de pie.
           
Me hablo y me dijo:           

-Los esclavos no pueden tener pene, como nos desarenos de él tuve una idea genial, pues pensé que sería genial si te lo comieras
           
Mis suplicas de nada sirvieron lo partió en trozos y me lo metió con un rudimentario embudo.Tras enseñarme su idioma y obligarme a hacer las más degradantes tareas como limpiar los establos, me dijo que mi entrenamiento había acabado me dijo que la esperase en su tienda en su cama en ese momento solo me planteaba que me haría quizás sexo pero como, si yo no tenía pene, tras 10 minutos entro en la tienda con una gruesa piel la cual se quitó y mire su bien formado cuerpo con ese precioso culito esa rosadita vagina ya lubricada esas largas piernas extrañamente para la época sin vello además de su suculento único pezón digna de competir con afrodita.          

Se sacó de entre las manos un pene de madera de 10 circunferencia y 30 cm en cada uno de sus lados ese gran falo se lo introdujo, la parte pequeña en su vagina y la grande con algún tipo de planta lo lubrico me puso tumbado yo totalmente sumiso gracias a las semanas de adiestramiento lo asumí al empezar con la penetración por mi virgen ano ella encima mío y yo debajo empecé a notar como su único pezón se ponía duro , pero empecé a notar dentro de mi culo un placer que no había notado desde hace semanas note que estaba a punto de eyacular pero no podía ya que no tenía pene un orgasmo sin culminación.

Tras mi sufrimiento por sus crueles embestidas note que ella llego al orgasmo y me levanto me puso firme con las piernas abiertas y me dijo cáete y serás comida para los buitres y empezó a darme unas descomunales patadas en mis huevos tras notar cómo se iban destrozando convirtiendo en papilla casi me desmallo aguante tras 5 largos minutos ella paro y saco el mismo cuchillo con el que me corto mi miembro viril y me abrió mi escroto del que salieron mis huevos hechos papilla.          


Así fue como me convertí en su esclavo.



Autor: Barriorojo       Mail: aaab@gmail.com

EUNUCOS DEL ARZOBISPO

Siglo XXII, en alguna parte de la Europa central el Arzobispo Denek era la máxima autoridad de la iglesia católica en la región que era muy grande, en su palacio apostólico habitaban una gran cantidad de personas casi todas del sexo masculino, en publico el Arzobispo era un piadoso y severo seguidor de las enseñanzas de las sagradas escrituras pero......

EUNUCOS DEL ARZOBISPO
Siglo XXII, en alguna parte de la Europa central el Arzobispo Denek era la máxima autoridad de la iglesia católica en la región que era muy grande, en su palacio apostólico habitaban una gran cantidad de personas casi todas del sexo masculino, en publico el Arzobispo era un piadoso y severo seguidor de las enseñanzas de las sagradas escrituras pero en privado dentro de los muros de su lujoso palacio que también servía como convento era otra cosa, el era un libertino en toda la extensión de la palabra, al que no le importaba más que su placer y el dinero pero sobre todo lo primero.



[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [HISTORICO]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Siglo XXII, en alguna parte de la Europa central el Arzobispo Denek era la máxima autoridad de la iglesia católica en la región que era muy grande, en su palacio apostólico habitaban una gran cantidad de personas casi todas del sexo masculino, en publico el Arzobispo era un piadoso y severo seguidor de las enseñanzas de las sagradas escrituras pero en privado dentro de los muros de su lujoso palacio que también servía como convento era otra cosa, el era un libertino en toda la extensión de la palabra, al que no le importaba más que su placer y el dinero pero sobre todo lo primero.

Su guardia personal era temida en toda la región si él veía a algún joven hombre que le gustase pues el Arzobispo era gay, no dudaba en enviar a sus guardias para que lo arrestaran y llevaran a su palacio para una vez ahí convertirlo en su esclavo sexual, si bien le iba, pues podría correr un destino mucho peor que solo ser usado para el placer del Arzobispo, dado el poder de la iglesia en ese momento la palabra del Denek era ley, aquel no lo obedeciera podía ser ejecutado o torturado de forma espantosa.

Darn Era el hijo mayor de un granjero a unos cuantos kilómetros del palacio de Arzobispo, aquel día  era el inicio de la cosecha por lo que todos los granjeros estaban reunidos en la pequeña capilla a las afueras del pueblo para la misa que le pedía a Dios una buena cosecha, todos estaban reunidos, cuando de pronto el carruaje del Arzobispo se detuvo frente a la gran multitud, instantes después rodeado de su guardia personal, el hombre en su túnica blanca portando un gran bastón de oro solido en su mano, todos estaban sorprendidos de verlo ahí.

El Arzobispo bajo y presidió la Misa, mientras daba la comunión uno de los que la tomaron fue Darn, al verlo Denek quedo prendado de su hermosos ojos azules, así como de su cuerpo bien trabajado por todo el trabajo físico que debía hacer diario trabajando los campos, el Arzobispo apenas subió a su carruaje para regresar a la comunidad de su carruaje le ordeno al capitán de su guardia que ese hermoso joven fuese llevado a su palacio, cuando el carruaje se perdía por la distancia en el camino, Darn era tomado por la guardia para ser llevado al palacio del Arzobispo como fue ordenado.

Darn no sabía el motivo del porque fue arrestado, por la guardia del Arzobispo no le dijeron nada solo fue tomado y llevado sin ninguna explicación, esa tarde Darn estaba ante la presencia del Denek el cual había cambiado sus ropas, apenas y llevaba un muy pequeño taparrabo, que apenas cubría sus partes masculinas, cubierto por una capa, Darn se avergonzó de ver a aquel hombre casi desnudo ante él, Denek comenzó a dar vueltas a su alrededor observando y viendo ese hermoso hombre ante él, luego digo es perfecto desde hoy vivirá aquí, que lo bañen y arreglen luego lo llamare a mis aposentos.

Dicho eso el Arzobispo se dio la media vuelta para retirarse, seguido de dos bellos adolescentes de 16 o 17 años casi desnudos tras de él, luego un hombre muy guapo de unos 23 años de la misma edad de Darn se presento ante él, lo saludo con dulzura, dijo llamarse Peter, luego de eso, Peter le dijo que lo acompañara, Darn hizo lo que ese joven le ordeno, ambos llegaron a lo que parecía ser un estanque con agua caliente, aquello era una piscina de la era romana, por debajo de ella fogatas mantenían a unos deliciosos 35 grados el agua de la misma.

Peter comenzó a despojarse de sus pocas ropas para quedar desnudo ante Darn, cuyo rostro se le puso rojo al ver al joven hombre desnudo ante sus ojos, Peter al ver que Darn no se desvestía, le dijo: ¿Vamos Darn que esperas?, Darn no entendía a que se refería Peter con esa pregunta, al ver Peter que Darn no entendió la pregunta le dijo, “¡Vamos que esperas para desnudarte te tengo que bañar, como ordeno el Arzobispo”, sin muchas ganas Darn comenzó desvestirse.

********************

Peter era bien dotado aun en estado flácido su pene era grande, más grande que el de Darn, lo que lo hizo sentir pena, Darn se metió rápido a la templada pileta, en donde Peter no tardo en acercarse a donde él estaba, bastante nervioso, Peter se acerco a donde estaba para comenzar a acariciar el cuerpo del nervioso joven hombre con sus suaves manos, pronto el jabón algo que Darn habia conocido comenzó a distribuirse por su cuerpo, Peter comenzó por su ancha y fuerte espalda, comenzando a tallar su hombros, el pene de Darn pronto comenzó a ponerse duro al sentir las manos de ese hombre sobre su piel.

Darn intento alejarse de las suaves caricias de aquel hombre que lo estaban excitando como nunca antes en su vida, diciéndole “que aquello no era correcto” pero su voz y cuerpo decían que él estaba tan excitado entre sus forcejeos por alejarse de Peter su mano toco sin querer su pene, tocar ese pene grueso que estaba ya en dura erección con 21 cm  caliente, debajo del agua lo hizo excitar al 1000%, de pronto Peter se sumergió en el agua, Darn sintió como él tomo su pene con una de sus suaves manos y empezó a chuparle su pene primero lamiendo su glande luego de correrle hacia atrás su prepucio para luego meterla toda dentro de su boca poco a poco fue subiendo el ritmo, Peter se la metía por completo hasta que sentía arcadas de tanto que se la metía mientras Darn daba gemidos de  placer, al sentir la primera mamada de su vida.  

Aquello solo duro unos maravillosos segundos pues Peter debía respirar, cuando salió de debajo del agua, después de algunos minutos de seguir tallando el cuerpo de Darn, con mucho cuidando quitando toda la mugre de su cuerpo,  Peter hizo salir a joven del agua, Darn trataba de ocultar su erección pero era imposible Peter sonrió con malicia mientras se lo llevo a un largo diván, en donde lo puso en cuatro patas, le abrió sus fuertes nalgas, pare revelar los virginal ano, el cual comenzó a  ensalivar, pasando su lengua por entre sus nalgas concentrándose en su fruncido ano.

Peter le estuvo dando lengua mientras masturba a Darn que se dejaba hacer todo solo gimiendo disfrutando de todas esas nuevas sensaciones que en otras circunstancias nunca se hubiese ni siquiera a imaginar, de pronto Peter dejo de lamer su ano, para Darn sentir la dureza de su erección entre sus nalgas, Darn iba a protestar cuando sintió como esa fuerte erección entre entera de un solo empujón, “AAAGGGHHH” grito Darn de dolor que sentir en ese momento que aquel gran pene le abría el ano por completo, comenzó a luchar para soltarse pero Peter era más fuerte por lo que no pudo resistirse mucho y al poco tiempo el dolor cedió para dar paso al placer.
           
Pasando unos minutos Darn empezó a gemir de placer pero Peter le tapaba la boca para que no emitiera ningún ruido, ya que lo que estaban haciendo estaba prohibido en ese lugar, además se castigaba muy severamente, Peter sin embargo no parecía estar preocupado por el ruido que provocaba el choque entre su pelvis y las fuertes nalga de Darn cada que hundía su larga erección por completo dentro de su ano, aplastando sus grandes huevos en sus nalgas para soltar un jadeo que trataba de controlar sin mucho existo.           

Darn clavo su rostro sobre un cojín de plumas mientras la dura erección de Peter entraba y salía de mi culo con su pene que seguía caliente erecta, chorreando liquido pre-seminal, sintiendo palpitaciones cuando el pene de Peter chocaba con su próstata, en ocasiones el sacaba su erección para cachetear sus fuertes nalgas con ella, cosa que lo hacía sentir más excitado mientras le decía a modo de susurro : “que rico hoyito tienes aprieta mi pene como si fuera el de una mujer siempre tendré este culito a mi disposición yo soy desde ahora tu macho, y siempre me lo darás escuchaste perro”,  estando en esa posición Peter empezó a moverse más rápido hasta enterró su pene tan duro que Darn creo que lo partía en dos en ese momento comenzó a llenar de su leche calientita, el interior del joven Darn.     

Cuando Peter saco su aun duro erección del interior de Darn este sintió un vacio en el culo y unas ganas de defecar como nunca antes, de pronto vio algunas gotas de sangre sobre el diván y en ese momento supo que definitivamente había perdido la virginidad con ese atractivo hombre que literalmente lo habia violado, pero que pese a todo le había gustado sentirse usado, penetrado y acariciado por fuertes manos de Peter que, comenzó a chupar su pene hasta que Darn en medio de ahogado gemidos eyaculo en su boca, y Peter se bebió su esposo semen sin chistar.    

*****************

Aquellos encuentros entre Peter y Darn si hicieron cada vez más constantes que duraron durante semanas, que se convirtieron en meses, hasta una noche en que un guardia golpeo a la puerta de Darn, apenas abrió el guardia lo tomo del brazo para llevarlo a los aposentos del Arzobispo que lo reclamaba en su presencia, Darn apenas portando un pequeño taparrabos fue presentado ante el despiadado amo de ese castillo de la lujuria, el cual le pedio al guardia que espera afuera, para luego acercarse al nervioso joven.

El Arzobispo que también estaba solo en un pequeño taparrabos del más puro lino que se pudiera conseguir, le quito el taparrabos a Darn para comenzar a masturbarlo, su pene no tardo casi nada en ponerse duro, el Arzobispo sonrió con malicia al ver que el joven respondía a sus lascivas caricias, luego Denek comenzó a pasar su lengua por toda la extensión del erecto pene del nervioso Darn para finalmente luego de unos segundos metérselo por completo en su caliente boca para comenzar a darle una increíble mamada que hizo gemir a Darn casi de inmediato.

Luego de algunos minutos Denek hizo acostar a Darn sobre su suave cama, le abrió las piernas para luego comenzar a darle lengua a su ano, abriéndole sus fuertes y paraditas nalgas, luego coloco su pene en erección muy duro sobre su ano para hacer presión con su cadera, su glande se hundió en el interior de su ano sin mayor problema, seguido de todo el duro tronco hasta que los peludos testículo del Arzobispo se aplastaron contra las nalgas del joven que juntos gimieron de placer, pero el Arzobispo se dio cuenta que aquel agujerito no era virgen y que de hecho había sido usado con frecuencia.

Con furia saco su pene del interior de Darn para gritar lleno de rabia “GUARDIAS; GUARDIAS”, los guardias entraron rápido ante la sorpresa total de Darn que no sabía que pasaba, en Arzobispo pregunto a uno de los guardias ¿Quién es el mentón de este sucio pecador?, uno de los guardias luego de pensar por unos segundos dijo, “¡Es Peter su eminencia!”, bien lleven a los dos a los calabozos pero colóquenlos por separados mañana los dos pagaran el haber traicionado mi confianza y ser unos sucios pecadores.

Darn fue tomado por los guardias para ser llevado a un oscuro calabozo desnudo sin saber la razón de aquello, a la mañana siguiente fue sacado por los guardias que vestían capuchas con túnicas rojas para ser llevado a un patio rodeado por  altos muros dentro del palacio apostólico, en el medio del patio estaba Peter colgando sujetado por su tobillos boca abajo con su brazos extendidos y sujetos a la barrilla de metal con grilletes, su espalada estaba marcada por las marcas de un látigo, sangre aun escurría por su espalda, estaba amordazado también, Darn fue obligado a ver de rodillas mientras el Arzobispo dijo.

-“¡Procede!”.

Un hombre muy bello, musculoso con un minúsculo taparrabos tomo un cuchillo curvo, lo miro por unos segundos para luego ir a donde estaba Peter, tomo su expuesto escroto y dijo “Lo siento hermoso pero tú te lo buscaste”, al terminar de decir esas palabras hundió la afilada punta del cuchillo curvo en lo que sería la parte baja del escroto de Peter, cuyo cuerpo se sacudió al sentir la fría hoja de metal comenzar a rasgar la delicada piel de su bolsa escrotal hasta hacer una gran herida justo en medio de sus dos grandes testículos.

Usando el cuchillo curvo y con el escroto sangrando ya muy abierto saco los dos testículos de color blanco fuera del saco ante los gritos de misericordia y perdón que eran no entendibles dada la mordaza en la boca de Peter, los dos orbes quedaron colgando fuera del bolso de piel, el hombre los tomo son su mano para jalarlos fuerte, haciendo que varios centímetros de los conductos que unían a los testículos del hombre quedaran expuestos, en ese momento coloco la afilada cuchilla del cuchillo curvo, debajo de los conductos para cortarlos de un solo corte, haciendo que el cuerpo de Peter se sacudiera con fuerza.

El hombre camino hasta una pequeña mesa en donde deposito los grandes testículos de ahora eunuco Peter en un gran platón, luego el Arzobispo hizo una seña y dos guardas sujetaron a Darn no sin antes colocarle una mordaza como la de Peter, para luego ser llevado junto a Peter, el hombre entonces aun con el cuchillo curvo en su mano, se arrodillo frente a él, alargo una de sus manos para acariciar los testículos de Darn, que se estremeció al sentir sus dedos jugar con sus testículos. 

-“¡Son un lindo par de huevo, es una pena que deban irse!”

Aquel hombre dijo justo antes de clavar la punta del cuchillo curvo en la parte alta del escroto de Darn cuyo cuerpo se tenso y lucho para soltarse pero los dos fuertes guardias lo sostenían fuerte, el cuchillo bajo desgarrando la delicada piel de su bolso de piel ante los gritos apagados por la mordaza de Darn,

Pronto también los testículos de Darn quedaron expuestos, en ese momento un potente chorro de su espeso semen broto de la punta de su pene, que para ese momento estaba duro como nunca antes había estado, el semen voló por los aires a gran distancia el hombre arrodillado de Darn tuvo que mover su cabeza para que el potente chorro no se estrellara en su rostro, el sonrió con malicia, pero espero a que Darn dejara de eyacular cuando lo hizo, tomo sus testículos con una mano que no era tan grandes como los de Peter, los apretó fuerte, algo que causo mucho dolor en Darn, los jalo hacia abajo, fuerza para luego coloca el afilado cuchillo curvo detrás de los conductos que aun unían sus testículos a su cuerpo.

La mirada e Darn y aquel hombre se cruzaron por unos segundos, con la mirada de suplica de Darn implorando para que no se los cortase, pero el hombre sin importar lo que Darn sintiera los corto de un solo golpe del cuchillo, haciendo que las pierdas de Darn perdieran toda fuerza, de no ser por los guardias que lo sostenían hubiese caído al suelo como un costal de trigo, apenas unos segundos mientras su cuerpo experimentaba el mayor dolor que había sentido en su vida logro aguantar para luego desmayarse mientras el hombre colocaba lo que alguna vez fue la fuente de su virilidad en el platón en donde estaban los de Peter.

Desde ese momento Peter y Darn pasaron a formar parte del harem de eunucos del Arzobispo Denek que lo usaba para las variadas de sus perversiones las veces que quisiera y cuando se le antojaba, en aquel lujoso palacio que era el infierno en la tierra, ellos mas unos esclavos sexuales que humanos, pero eso fue el pago que obtuvieron por el placer sentido mientras aun eran hombres, mientras aun tenían sus testículos colgando debajo de sus ahora, muertos penes, que de paso se encogieron hasta parecer los penes de unos recién nacidos, todo eso fue antes de que fueran parte de los “Eunucos del Arzobispo”.



image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: DarkSoul         Mail: darksoulpgm@gmail.com

CONFESIÓN FORZADA

Octubre de 1945, a las afueras de Berlín, Alemania, en una instalación de lo mas secreta del régimen nazi que muere rápidamente pero no lo suficiente para el gusto del Sargento Mayor Ken Thomas, quien está en una de las celdas de aquella instalación pasándola nada bien a manos de los oficiales fanáticos de las SS Nazis......

CONFESIÓN FORZADA
Octubre de 1945, a las afueras de Berlín, Alemania, en una instalación de lo mas secreta del régimen nazi que muere rápidamente pero no lo suficiente para el gusto del Sargento Mayor Ken Thomas, quien está en una de las celdas de aquella instalación pasándola nada bien a manos de los oficiales fanáticos de las SS Nazis, apenas hace una cuantas semanas atrás desembarco en las playas de Normandía durante el día D. El vivirá para regresa a casa pero no como un hombre sino como un eunuco


[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [TORTURA] [HISTORICO]



Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Octubre de 1945, a las afueras de Berlín, Alemania, en una instalación de lo mas secreta del régimen nazi que muere rápidamente pero no lo suficiente para el gusto del Sargento Mayor Ken Thomas, quien está en una de las celdas de aquella instalación pasándola nada bien a manos de los oficiales fanáticos de las SS Nazis, apenas hace una cuantas semanas atrás desembarco en las playas de Normandía durante el día D, durante las semanas siguientes al desembargo el Sargento Ken lidero a su escuadrón por los diferentes campos de batalla hasta hace unos atrás en que su suerte ganadora cambio para siempre.

Hace cuatro días atrás el Sargento ken estaba peleando en el frente de batalla junto a sus hombre, cuando un proyectil de un cañón calibre 80, estaño cerca de donde estaba, la explosión hizo pedazos los cuerpos de dos se hombre que absorbieron gran parte del impacto muriendo al instante pero Ken fue lanzado con fuerza unos 20 metros hacia atrás, golpeando con fuerza contra el tronco de un árbol que lo dejo inconsciente casi en el acto, por lo fuerte del impacto, los Nazis aprovecharon la confusión del momento para tomar al desmayado Sargento como prisionero de guerra.

Cuando Ken despertó estaba dentro de una caja de madera siendo transportado en la parte de atrás de un camión, con varios hombres bien armados de las SS, sin que lo supiera estaba siendo llevado al corazón del tercer Reich, para ser interrogado, mejor dicho torturado hasta que confesara lo que esos nazis quisieran, pero en el tiempo que les tomo llegar a su destino el Sargento Ken tomo la decisión de no decir nada de nada, solo su nombre y rango, no quería que por la mas mínima información que el diera, murieran sus compatriotas que tan valientemente luchaban, aquella decisión marcaria si destino para siempre.

Por espacio de varios semana los interrogadores del la SS, no le dieron respiro a Ken, aplicando en el todo tipo de torturas y presiones sicológicas, unidas a varias físicas que le provocaron mucho dolor pero en ningún momento hablo o dijo algo, más que su nombre así como su rango, hasta cierto día en que todo ceso de repente, al principio Ken pensó que los alemanes se habían cansado al ver que no diría nada y pronto sería llevado a un campo de prisioneros en alguna parte de Alemania.

Al tercer día de estar solo en su celda Ken fue sacado, desnudado y lavado con una gran manguera a presión con agua fría, luego fue llevado a un habitación en donde prácticamente no había nada más que una pequeña mesita de madera, ahí le fueron colocados grilletes metálicos en sus tobillos y muñecas de los que fue alzado, quedando colgado con sus extremidades estiradas hacia arriba de su cuerpo y le fue colocada una mordaza de bola haciendo que pudiera pronunciar, dejando a con sus culito y ano vulnerables, totalmente indefenso, en eso entro un oficial de la SS portando su pulcro uniforme

***************

El cual comenzó a desvestirse apenas cerrar la pesada puerta de acero de la habitación quedando los dos solos, el Alemán quedo solo en ropa interior, de color blanco, algo atrevida para la época pues era tipo slip (trusa), revelando un cuerpo musculoso muy bien desarrollado con pelo en pecho, Ken noto también un gran paquete marcándose al frente de su slip lo que lo alarmo sobre por la posición en la que estaba, el hombre llevaba con el algunas cosa que Ken no podía ver por la posición en que estaba colgado, pero de seguro no era nada bueno para él.

De pronto el Alemán se despoja de su ropa interior revelando un pene gigante acompañado de dos grandes huevos que en verdad dejaron muy sorprendido a Ken pensó que su pene era gran y sus huevos enormes pero los de ese tipo eran aun más grandes que lo que le colgaban entre sus piernas en ese momento.

- Ahora si estas en serios problemas, miserable yanqui. – Dice aquel hombre.    

Ken se estremece al escuchar esas palabras, por lo que comienza luchar contra sus retenciones pero por más fuerza que imprime con sus bien trabajados músculos, bien trabajados, no puede hacer nada para liberarse, luego de unos segundos se queda quieto, exhausto por todo el esfuerzo hecho sin que diera ningún resultado positivo por liberarse.
           
-¡Mierda!, se dijo Ken a sí mismo.
           
El hombre se ríe, para luego decir en una profunda voz de hombre, en perfecto inglés.
           
-“No pensaba ser cruel contigo, pero creo que algo de dolor te sentara bien”.     

El Alemán se poner detrás de Ken que forcejea como puede pero es inútil, el es mucho más fuerte que él, además no puede moverse libremente, Ken podía sentir su enorme pene en erección que debía medir no menos de 29 cm,      “eres un puto calienta hombres”, le dice aquel hombre, mientras enfila su pene a su ano, Ken esta como loco pero nada puede hacer para detenerlo, en eso lo penetra muy fuerte de una sola embestida que lo hace gritar de dolor detrás de su mordaza pero esta cubre casi toda la intensidad de su fuerte alarido.
           
- ¡Vas a aprender a respetar a la raza superior mandito Yanke “Hijo de puta”!, dice el oficial alemán mientras aplasta sus grandes huevos en las fuertes nalgas de Ken.
           
Que para ese momento esta jadeando, el dolor lo está matando, el lo mira con odio. Saca su pene de su interior solo para volverlo a penetrar con más fuerza, Ken está a punto de llorar por el dolor que el ser desvirgado y violado de esa forma le está causando pero no quiere darle el placer a su enemigo de verlo llorar aunque el coraje de ser ultrajado es muy difícil de contener por más que lo intenta con todas sus fuerzas unas cuantas lagrimas de dolor corren por su mejillas.        

- ¡Quiero oírte, gemir puto!          
-¡Vamos gime, GIME!

Aquellas palabras lo dice mientras lo estaba penetrando una y otra vez,  el dolor es insoportable le duele mucho como nunca antes había sentido pese a ver sido herido en combate muchas veces nada se comparaba a lo que estaba sintiendo en ese momento, el Alemán luego de unos minutos baja la velocidad de sus embestidas pero aun lo sigue penetrando, mientras con una de sus grandes pero fuertes manos masturba el pene de Ken en erección total que mide 24 cm y está en ese momento lanzando una gran cantidad de líquido pre-seminal como nunca antes en su vida había arrojado.

El Alemán se sujeto de las estiradas piernas de Ken para penetrarlo suavemente a un ritmo que va aumentando de nivel, sus embestidas se aceleran cada vez más, el jadea y gruñe, Ken puede sentir como el enorme pene que lo penetre se ensancha cada vez más de lo que ya esta, al tiempo que comienza a palpitar sin que el hombre deje de penetrarlo a un ritmo brutal, Ken sabe que está por correrse le grita y suplica que se salga pero sus palabras no son entendibles, además el hombre esta complemente entregando al placer que estaba sintiendo en ese momento.

De pronto en  medio de un gran jadeo y resoplidos él se corre dentro de ken, que siente como un gran disparo de su cálido semen que parece aceite hirviendo, llega muy profundo en su interior, haciendo que su cuerpo se estremezca del asco que eso le produce, luego otro y otro disparo igual muy abundante salió de ese gran pene, en total fueron seis potentes chorros de sus semen que lo inundaron seguidos de otros cuatro de menor volumen y fuerza, el Alemán se quedo jadeante sosteniendo las piernas de Ken mientras la mano que lo masturbaba se detuvo, con ella se ayudo para sacar su gran erección del interior de Ken

Lo cual hizo sin mucho cuidado, causándole más dolor del que ya sentía, dejándole su ano completamente dilatado y palpitante, que casi de inmediato comenzó a chorrear semen que comenzó a caer en el piso con grandes gotas desde su ano completamente abierto mientras el Alemán lo observaba con una expresión de malicia en su rostro, eso le indico a Ken que ese hombre aun no había terminado con él, lo que lo lleno de terror ¿qué más podría estar planeando ese sádico y fanático nazi? Se pregunto para sí mismo Ken.

****************

En eso el Alemán, tomo un cilindro de unos 4 cm de diámetro, sin decir nada, se lo clavo en su aun dilatado ano, el cilindro entro sin mucho trabajo hasta que solo quedo unos 8 cm por fuera, en eso con la ayuda de un encendedor prendió una mecha en el extremo que sobresalía del ano de Ken, mientras esperaba a que la mecha se consumiera el nazi solo observo con una mirada burlona ya con su slip cubriendo sus grandes genitales, la mecha se consumía a un apurado ritmo mientras el aterrado Ken trataba con desesperación de soltarse.

-“BOOOOOM”

De pronto en medio de sus forcejeos se escucho una sonora explosión que retumbo en las paredes de ese espacio cerrado con mucho fuerza haciendo que Ken que no pudo taparse sus oídos quedase sordo por unos segundos, su pene aun en erección lanzo un poderoso chorro de semen que le llego hasta el pecho y cuello de lo fuerte que salió disparado de la punta de su pene, al tiempo que un poderoso dolor comenzó a invadir su musculoso cuerpo, su ano había explotado por la acción de la explosión del fusible puesto en él.

Ken estaba retorciendo de dolor, con su ano sangrando copiosamente cuando el Nazi, de nuevo se acero con el encendedor en su mano, accionado, dejando ver una larga y danzarina llama en la parte superior, tomo su escroto para comenzar a quemarlo con la llama del encendedor, haciendo que Ken que estaba aun con mucho dolor se retorciera aun mas de forma violencia tratando de aplacar el horroroso dolor que la llama le causaba al estar quemando la parte baja de su escroto de manera directa, sin que pudiese hacer nada para evitarlo, sus lagrimas corrían por su rostro sin control para ese momento. 

La llama continuo quemando su escroto por espacio de cinco infernales minutos que para Ken fueron una verdadera eternidad, cuando la llama del encendedor se apago la piel del escroto de Ken estaba toda negra, chamuscada y quebradiza, haciéndole sentir un dolor indescriptible en ese momento, en ese momento el Alemán, soltó su escroto solo para volverlo agarrar pero esta vez desde la base, apretándolo fuerte, bajando su mano por el escroto hasta hacer que sus testículos quedase aplastados por la mano en el fondo del quemado bolso de piel.

El Nazi con una sonrisa maliciosa en su rostro siguió presionando con su mano hacia abajo sobre el escroto, de pronto la piel chamuscada por la llama comenzó a abrirse puesto que ya no era nada flexible, cada vez la herida se hizo más grande por supuesto esto causo en Ken otro dolor aun más aterrador e indescriptible, aquel agujero poco a poco dio paso a uno de sus testículos que era presionado por la mano del Nazi, aquel testículo envuelto en un capullo gelatinoso salió del escroto por aquella apertura como si fuese la cabeza de un recién nacido, quedando afuera del escroto.

El segundo testículo no tardo en hacer lo mismo ambos quedaron colgando por fuera del escroto solo sostenidos por los cordones que los sostenían y unían al cuerpo de Ken, el Nazi se acerco de nuevo a el tomo los testículos gelatinosos acciono el encendedor y comenzó a quemar uno de ellos, que pronto se incendio quedando envuelto en una flama color azul, el testículo restante pronto también ardía de la misma manera, para ese momento Ken gritaba con todas las fuerzas de sus pulmones, gritando que diría lo que fuera para que pararan ese horrible suplicio que estaba sufriendo.

Por desgracia la mordaza en su boca solo hacía que de él salieran mugidos no entendibles, cuando las llamas azules se extinguieron, los testículos de Ken blancos, cubiertos por muchas venas de color azul quedaron al descubierto en ese momento el Nazi los tomo de nuevo en su mano y los jalo con fuerza haciendo literalmente casi llevar a Ken al desmayo del enorme dolor que eso le produjo con sus dedos junto los dos cables que aun unían los testículos de Ken a su cuerpo, para comenzar a quemarlo con el encendedor, en el justo momento en que la llama tomo los conductos el pene de Ken aun erección total eyaculo de nuevo.

De nuevo un potente chorro de semen salió disparado con fuerza de su pene llegando hasta su rostro el cual estaba bañado por sus lagrimas de dolor pero Ken no puso disfrutar del gran placer que en una situación diferente ese potente disparo le hubiese disparado estaba totalmente perdido en un mar de dolor en ese momento, solo quería que aquello terminase fuese como fuese, para ese momento ya llevaban varios segundos sus conductos siendo quemados, el primero en cortarse fue el derecho seguido unos segundos más tarde del izquierdo.

Los testículos de Ken quedaron en las manos del Nazi que sonriendo, dijo a modo de burla antes que Ken que había entrado en shock se desmayara “¡Gracias por su Confesión Sargento!”.

Ken casi murió, por las heridas causadas por su castración, si no fuese porque el campo a donde fue enviado fue liberado unas cuantas semanas más tarde por sus propias fuerzas no hubiese sobrevivido, aunque él deseaba morir de todas maneras, tardo seis meses en recuperarse de los cuales le tomo cuatro para que pudiera volver a caminar, regreso a casa varias semanas luego del día de la victoria, no hubo fiesta ni nada, su esposa si bien se quedo a su lado busco un amante un joven que regreso de la guerra con ganas de mucho sexo, algo que Ken nunca más podría darle a su esposa de nuevo, incluso quedo embarazada de el dos veces y tuvo que darles sus apellido para que nadie sospechara.

Ken por supuesto trato de vengarse pero al parecer eso no le sería posible luego de investigar por años encontró un reporte en el que decía que el maldito oficial de la SS que lo había violado y castrado, murió durante el asalto final del ejército rojo a Berlín en 1945, según el reporte murió de un disparo en la cabeza, algo que lo atormento por años ese maldito Nazi murió sin dolor mientras que el tendría que vivir el resto de su vida en un infierno, siendo un eunuco, sabiendo que su esposa es consolada y satisfecha por otro pene que no es el suyo.

Cargando incluso con sus hijos, sabiendo que nunca más volverá a hacer un hombre viril, Ken poco a poco se volvió un alcohólico, abandono a su esposa y se volvió un indigente vagando de pueblo en pueblo bebe hasta quedarse dormido ahogado de borracho para no poder soñar y recordar ese día, en aquel lugar secreto cuando ese maldito Nazi le quito sus huevos junto con su “Confesión Forzada”.  



image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

TEMPLARIO

En 1291 se dio la Caída de Acre, con los últimos templarios luchando junto a su maestre, Guillaume de Beaujeu, lo que constituyó el fin de la presencia cruzada en Tierra Santa, fue en esta terrible batalla en que los templarios lucharon hasta el último hombre que Remua de D’Chatiñón, uno de los ultimo caballeros templarios que quedo vivo en esa violenta batalla fue capturado por el sultán Baibars......

TEMPLARIO
En 1291 se dio la Caída de Acre, con los últimos templarios luchando junto a su maestre, Guillaume de Beaujeu, lo que constituyó el fin de la presencia cruzada en Tierra Santa, fue en esta terrible batalla en que los templarios lucharon hasta el último hombre que Remua de D’Chatiñón, uno de los ultimo caballeros templarios que quedo vivo en esa violenta batalla fue capturado por el sultán Baibars y llevado encadenado a el Cairo en donde sería sometido a toda clase de humillaciones y torturas a manos de sus expertos torturadores del sultán.


[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [TORTURA] [HISTÓRICO]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul






Después del desastre de los Cuernos de Hattin, las cosas fueron de mal en peor para los templarios y en 1244 cayó definitivamente Jerusalén, En 1248Luis IX de Francia (después conocido como san Luis) decide convocar a la Séptima Cruzada, la cual lidera, pero el objetivo de esta no es Tierra Santa, sino Egipto. El error táctico del rey y las pestes que sufrieron los ejércitos cruzados condujeron a la derrota de Mansura y a un desastre posterior en el que el propio Luis IX cayó prisionero. Fueron los templarios, tenidos en alta estima por sus enemigos, quienes negociaron la paz y prestaron al monarca la fabulosa suma que pedían en rescate que se debía pagar por su persona.

En 1291 se dio la Caída de Acre, con los últimos templarios luchando junto a su maestre, Guillaume de Beaujeu, lo que constituyó el fin de la presencia cruzada en Tierra Santa, fue en esta terrible batalla en que los templarios lucharon hasta el último hombre que Remua de D’Chatiñón, uno de los ultimo caballeros templarios que quedo vivo en esa violenta batalla fue capturado por el sultán Baibars y llevado encadenado a el Cairo en donde sería sometido a toda clase de humillaciones y torturas a manos de sus expertos torturadores del sultán.

*****************

La Marcha de regreso a Egipto fue todo un calvario para  Remua de D’Chatiñón que se vio obligado a cargar su pesada armadura de batalla junto con su escudo todo el camino bajo el abrazador desierto del medio oriente, tardaron semanas en llegar a su destino final, Remua fue llevado casi de inmediato a las mazmorras del castillo del sultán en donde ya los torturadores reales lo esperaban con impaciencia.

Remua fue conducido por varios guardias a un calabozo lúgubre, en donde fue dejado luego de despojarlo de su armadura y escudo el cual tenía la cruz roja del temblé señal de la orden a la que pertenecía, paso todo un día sin comida y bebida hasta que alguien le trajo un mendrugo de pan duro y mohoso con algo de agua, estaba tan sediento y hambriento que aquello fue todo un manjar para el orgulloso hombre.

Horas más tarde tres hombres entraron y se llevaron a Remua a otra habitación en donde sus andrajosas  ropas que cubrían su musculoso y viril cuerpo, comenzaron a ser retiradas de su cuerpo, trato de luchar con sus poderosas piernas, pero las grandes bestias que lo desvestían lo tenían bien sujeto con fuerza, pronto su bien formado pecho quedo expuesto, lo mismo que su musculoso abdomen. Mientras otras manos lo seguían desnudando. Trato de luchar, pero no había realmente nada que pudiera hacer. Pronto incluso su ropa interior fueron retirados de su cuerpo su pene y grandes huevos quedaron colgado expuestos entre su piernas con su cuerpo completamente desnudado a merced de aquellos hombres que no parecían tener las mejores intenciones para con el orgulloso guerrero blanco.

Los ojos de sus captores se abrieron grandes al ver que los huevos colgando entre sus piernas eran enormes. Era algo que siempre había sido a la vez que un secreto orgullo,  una vergüenza secreta, y fue como resultado eso era resultado de su enorme dotación que todavía genital aquella era la primera vez que alguien le deba una buena mirada a sus grandes genitales que no fuera en Remua estaba aterrorizada al pensar en todas las cosas que aquellos hombre pensaron al ver su gran pene al desnudo sin circuncidar. 

Y ahora que estaba recibiendo el primer vistazo de su enorme pene y huevos, que no fuera en privado por una bella mujer la situación no podría haber sido más traumática para el joven templario, su pene flácido era más grande que la mayoría de los penes de los hombres de aquellas tierras, con unos muy gruesos 25 cm de carne viril. A su enorme pene estaba asentados sobre dos enormes testículos de color naranja encerrados en su bolsa peluda de piel. 

¡Aquello que le colgaba era enorme! Siempre había sido objeto de un montón de bromas por parte de los otros hombres que se los habían visto, el se daba cuenta de que la mayoría de los chicos estaban muy celosos de su gran tamaño. Y el estaba preocupado ahora que aquellos hombres podrían estar celoso del  enorme pene y huevos que tenia, lo que pudiese provocar que le hicieran algún daño grave a sus genitales a modo de castigo.

Remua fue tomado de los tobillos ​​para forzarlo a abrir sus piernas, dejando que su enorme paquete genital cuelgue pesado ​​y libre entre sus piernas. A pesar del ligero escalofrío que eso le provoco, sus enormes huevos colgaron especialmente flojos en el fondo de su gran escroto, que colgaba unos buenos 7 cm de la base de mi grueso pene. Entonces se dio cuenta exactamente de lo vulnerable que eran sus grandes huevos. 

Uno de los hombres con turbante negro agarro sus huevos, y dijo: "Vaya, vaya! ¡Este semental tiene un par grande y gordo de huevos aquí! ¡Los más grandes que he visto en mi vida! Y creo que nos va dar mucha diversión". Dijo Sosteniendo los enormes huevos justo debajo del pene y los movió hacia atrás y hacia adelante, mirando de reojo a su compañero mientras agitaba mus huevos rudamente, y a ambos se les formo una mueca de maliciosa alegría en sus rostros.   

Para ese momento el pene de Remua que reacciono por el jugueteo de sus huevos ya estaba en completa erección, de pronto sintió una gran mano de hombre agarrar su grueso pene en erección. La mano bajo por su pene hasta la base para luego deslizarse de abajo arriba y hacia debajo de nuevo, con violencia para luego soltarlo repentinamente haciendo que el gran pene rebotar obscenamente frente a ellos. 

El hombre dijo: "¡Sólo espera, y veras que grandioso vas a sentir!" 

Con las manos atadas a la espalda, no había nada que pudiera hacer para proteger sus genitales del maltrato de ese par de hombre. Remua Hizo ruidos gruñendo mientras que uno de los hombres pasaba su mano hacia arriba y abajo de mi pene desnudo en completa erección. Ambos hombres estaban riendo, bromeando, y animándose mientras aquella mano poco a poco llevaba al duro pene de Remua al borde del placer. Durante todo el tiempo que el hombre lo estaba masturbando las nalgas del joven templario estaban recibiendo una paliza a mano limpia, de pronto la mano dejo de masturbarlo y la otra de golpear sus nalgas. 

Remua tuvo un leve alivio, pero aquella pausa solo fue para que sus fuertes brazos fueran asegurados a grilletes que colgaban del techo, estos fueron colocados en sus muñecas y sus brazos fueron tensados por arriba de su cabeza, una mordaza de cuero le fue colocada en la boca hasta hacer que sus blancos dientes la mordieran.

Remua fue puesto de rodillas sobre lo que parecía ser un cajón de madera, le fue colocado un arnés de cuero negro que se aseguro fuertemente, ese arnés su propósito era la de resaltar aun más el pene y huevos del fuerte templario, unas pesas circulares de hierro de más o menos 400 gr que parecían unas donas le fueron colocados en el cuello de su largo escroto, provocando que este se extendiera más hacia abajo y comprimiendo sus grandes huevos en el fondo de su escroto produciéndole un dolorcito que se fue incrementando conforme fueron pasaron los minutos.

Los hombres una vez que completaron y amararon las piernas del musculoso templario se fueron, dejándolo ahí, Remue no podía moverse, estaba desnudo y sus huevos le dolían por extraño que parezca su pene casi todo el tiempo mantuvo una erección constante, arrojando grandes cantidades de liquido pre-seminal, pasaron muchas horas hasta que ambos hombres regresaron esta vez ambos estaban desnudos con tremendas erección bamboleándose al frente de sus entrepiernas al caminar solo sus turbantes negros eran la única prenda sobre sus musculosos y bronceados cuerpos.

De inmediato uno de los dos hombres tomo el pene de Remua y comenzó a masturbarlo que contra de su voluntad, su pene comenzó a inflarse, creciendo más grueso,  más largo y más duro en el puño fornido de aquel hombre que lo masturbaba. Podía ver los ojos de sus agresores abrirse sorprendido cuando su pene seguía hinchándose más y más grande aún. A pesar de ya haberlo visto en erección en el pasado, todavía no podían creer lo enorme de aquel pene en plena erección. En poco tiempo, el grueso pene de Remua estaba en erección, duro como una espada de damasco, y estaba apuntando hacia arriba, palpitando con fuerza y ​​desafiante. 

Remua ya había resignado al echo de que no había nada que pudiera hacer para evitar que aquellos le hicieron lo que quisieran con su cuerpo, así que se quedó allí sin vida solo soportando sus lascivos manoseos, tratando de no provocar a los hombres a hacerle más daño del que seguramente habían previsto inicialmente para él. 

Las manos del hombre que lo masturbaba se fueron a sus huevos que para ese momento estaban más bajos que nunca antes en toda su vida gracias a la acción de las pesas sobre ellos, dijo: "!Sí, estos son unos bonitos huevos, estoy seguro que es lo que el sultán necesita!" En ese momento Remua no entendió aquel comentario, no tuvo tiempo pues aquel hombre Agarró base de su poderoso pene con una mano y deslizó la otra mano hacia arriba y debajo de su hinchado miembro viril. A pesar del gran tamaño de sus manos, no podía cubrir la totalidad de su pene desde la raíz hasta la punta hinchada de su glande chorreando mucho líquido pre-seminal con el prepucio completamente corrido hacia atrás. 

En ese momento, el hombre con un mueca de malicia en su cara, subió su mano hasta arriba haciendo que mi prepucio cubriera mi hinchado glande por completo, en ese momento soltó mi pene y agarro mi prepucio con dos dedos, lo jalo lo mas que pudo, y antes de darse cuenta Rema estaba gritando de dolor detrás de su mordaza, el dolor era agudo pero eso no era lo peor sino que cuando parecía que la piel que formaba su prepucio iba a ser arrancado, sintió un dolor aun peor como si alguien vertiera agua hirviendo sobre la punta de su pene en completa erección.

En ese momento Remua abrió los ojos y bajo la mirada para ver como el hombre sostenía un cuchillo en una de sus manos y en la otra sangrando lo que alguna vez fue la sensible piel de su prepucio, completamente cortado, aquel hombre lo había circuncidado de una manera brutal, su pene chorreaba sangre aun cuando la mano de ese hombre de nuevo comenzó a masturbarlo.

El hombre siguió bombear su pene con una mano y sostenía sus grandes huevos con la otra. Levantó la vista hacia su rostro, se sacudió rápidamente su pene sangrante bien recto, y dijo: "¡Oooh! ¡Sí! ¡Vamos! Vamos, necesitamos una buena cantidad de esperma cuando te corras con esos enormes huevos que tienes. Vamos, Infiel ya danos tu leche de macho". 

El hombre empezó a apretar y tirar más sus huevos mientras él acariciaba su enorme pene mientras el otro le daba de nalgadas y de tanto en tanto restregaba su dura erección entre las fuertes nalgas de Ramua; de pronto el sintió como tiró de sus testículos fuerte haciéndolo bajar 2 o 5 cm más abajo, aquel hombre tenía manos increíblemente fuertes, y él estaba apretando con tanta fuerza que sus enormes huevos ya estaban distorsionados grotescamente dentro de su puño. Aunque trato no pudo evitar primero gruñir y luego gemir de dolor. 

Los hombres siguieron riendo mientras aquel hombre le apretaba sus huevos más duro, el otro hombre dijo ¡Vamos has que esos enorme huevos arrojen su carga!" El hombre que lo estaba masturbando torció sus huevos y tiró de ellos incluso con más fuerza, estirando hacia fuera entre sus piernas unos buenos 12 o más cm, realmente tirando con fuerza. Remua Empezó a preocuparse de que pudiera en verdad arrancarle sus huevos, no quería ser castrado por lo que se concentro en lo que los hombres querían su espeso esperma. 

Al mismo tiempo, estaba sorprendió de que su pene siguiera estando dura como una espada de damasco a pesar del castigo infligido a sus pobres huevos. 

El hombre que lo masturbaba de repente se dio cuenta de que su pene se  estaba hinchando aún más de lo que ya estaba, y él sabía que estaba cerca de disparar mi carga. Después de unos cuantos golpes arriba y abajo de mi pene, y unos cuantos apretones más devastadores a mis doloridos huevos, mi pene de repente arrojó una larga cadena gruesa de esperma caliente, desde la punta de mi hincho glande. La enorme cuerda de semen con fuerza y fue recogida por un tazón que aquel hombre sostenía frente a la erección de Remua. Una segunda explosión, incluso más grande siguió a la primera, seguida de otra y otra y otra en un bombardeo masivo de los jugos masculinos del templario que eyaculo como nunca antes en su vida. 

Remua estaba completamente indefenso, y sólo podía gruñir mientras bombea una de las mayores cargas de su vida delante de aquellos hombres. Mientras experimentaba un gran orgasmo masivo,  el otro hombre lo siguió atormentando dándole fuertes nalgadas, mientras el otro con su mano libre siguió triturando y estirando sus grandes huevos, lo que aumenta aún más el orgasmo chorro tras chorro salía de su enorme glande lleno de sangre. 

Cuando termino de venirse Remua pensó que eso sería todo pero el gran hombre musculoso alargo su mano para  aterrizar directamente en mi escroto a modo de una cachetada que hizo estremecer de dolor al templario. 

¡PACK!

El dolor atravesó sus enormes huevos, agitándolos con violencia entre sus piernas. Él movió su mano hacia atrás de nuevo para golpear de nuevo sus grandes huevos. 

¡PACK! 

Los golpes se sucedieron sobre el escroto de Remua ¡una y otra vez! 

¡PACK! ¡PACK! 

Los hombres se ríen mientas los enormes huevos se mueven sin control entre sus piernas, golpe tras golpe era brutal, en ese momento Remua sintió como sus fuertes nalgas eran abiertas por las manos del otro hombre tras de él que había dejado de darle nalgadas. Al mismo tiempo el otro hombre que hasta ese momento solo le había dado golpes con su mano abierta, cerró su puño y comenzó a golpear  directamente sus huevos sin consideración alguna, sus enormes huevos no tuvieron más remedio que aceptar toda la fuerza del golpe. Escucho el sordo, impacto de su puño golpear sus huevos, y una fracción de segundo después una agonía mayor que cualquiera que hubiese sentido alguna vez se propago por su cuerpo desde sus huevos. Remua Penso que estaba en el enfermo, y el choque del dolor fue tan grande que no pudo escuchar el sonido del segundo golpe, sin embargo,  aulló muy fuerte detrás de su mordaza.

En ese justo momento del segundo impacto del puño de aquel hombre Remua sintió como su ano era violado, al ser penetrado por el gran glande completamente hinchado del otro hombre que comenzó a deslizar su duro pene dentro de ano, grito aun más duro trato de soltarse pero le fue imposible el otro hombre lo tomo de su cintura y lo atrajo hacia él, clavándole su gran virilidad por completo hasta que sus peludos huevos se aplastaron contra las fuertes nalgas de Remua. 

"¡AAAAAAAAAAHHH!!!", Grito detrás de su mordaza.

El otro hombre no dejó de golpear sus huevos, y otra vez, y otra vez, y otra vez sin parar mientras su compañero lo violaba sin compasión alguna hasta desgarrarle por la violencia de sus embestidas su recién desvirgado ano. 

Remua Nunca supo imagino que se pudiera sentir tanto dolor,  al mismo tiempo, para su total sorpresa, mi pene seguía estando muy dura, e incluso hinchada aun más.  Los golpes aniquiladores no cesaban de llover sobre sus vulnerables e indefensos huevos,  Remua pensó que con certeza iban a estallar en cualquier momento. Pero entonces, de repente y sin previo aviso, su pene estalló en un segundo orgasmo gigantesco, aún más grande y más potente que el anterior, de nuevo el tazón fue colocado por aquel hombre para recoger cada explosión, de espeso semen que salía de su pene mientras seguía siendo violado por el otro hombre sin compasión, escuchando como gemía de placer detrás de su nuca.

Cada fajo enorme de esperma estalo de la punta de su pene con una fuerza y ​​poder, como nunca ambos hombres habían visto, cuando la última gota de su carga verdaderamente gigantesca finalmente seso aquel musculoso hombre, dejo el tazón a un lado y le dio dos últimos puñetazos a los enormemente a doloridos huevos de Remua. Después de los golpes y puñetazos que ya había recibido, incluso el más ligero toque a sus grandes huevos le producía un tremendo dolor. 

Apenas terminaron los golpes y mientras seguía siendo violado el musculoso hombre agarro sus huevos apretándolos pero no fue un apretón ligero. La fuerza de ese tipo era simplemente monstruosa, y él estaba derramando toda esa enorme energía masculina, apretando su puño sobre los adoloridos huevos de Remua  La compresión era inimaginablemente brutal que lo hizo gritar detrás de la mordaza de inmediato. Remua podía sentir sus huevos más y más sucumbir lentamente a su agarre inexorable. Se sentía como si dos pesadas losas se cerraran sobre sus pobres huevos, y no había nada que pudiera hacer para detenerlas. Sus enormes dedos pronto estaban presionando el corazón mismo de sus enormes huevos, Remua estaba seguro de que huevos iban a estallar en cualquier momento. 

Aquel hombre apretó aún más duro, y se pudo oír un crujido terrible, como cartílago que se estaba rompiendo lentamente Remua e pregunto ¿qué quedaría de su poderosa virilidad si aquellos hombres se detuvieran en ese mismo momento? Por lo que sabía, ya su virilidad podría estar permanentemente destrozada y podría ya ser efectivamente un eunuco para el resto de su vida. 

Fue entonces cuando ocurrió lo que parecía imposible dado que parecía que los huevos de Remua habían sido aplastados pero al parecer su cuerpo aun tenía cierta reserva oculta de esperma. Una reserva masiva. El pene de Remua de repente dejo de palpitar, y en su lugar comenzó a temblar. Creció aún y se puso aun más grueso, para luego ponerse oscura, a consecución de un tamaño que nunca había alcanzado. Y luego Remua tuvo lo que resultaría ser el mayor orgasmo de su vida. 

El cuerpo de Rumua se arqueó hacia atrás, cada gran músculo de su musculoso cuerpo resalto, señalando su pene en un ángulo superior, cuando la primera explosión de espesos semen salió disparado de su glande color púrpura. La fuerza y el tamaño de ese primer chorro es indescriptible, y su pene disparo con fuerza. Debido al ángulo de mi pene, el semen voló por los aires,  para ser atrapada por el tazón de nuevo. 

Un torrente de semen siguió a ese primer disparo, cada fajo poderoso era tan masivo como el  anterior. Remua estaba aullando en una mezcla del  mayor placer y dolor que un hombre podía experimentar, y todo su ser estaba concentrado el dolor que provenía de sus machacados huevos y en la salida a borbotones de su semen por su enorme pene. Una, otra,  otra y otra los disparos de su ultima eyaculación salía de su pene como un río sin fin, mientras seguía siendo penetrando por el culo por el otro hombre. A medida que su eyaculación se apagaba huevos se acercaban rápidamente a su destrucción definitiva, el mundo a su alrededor se volvió de blanco cegador, y entonces sucedió.

Al tiempo que Remua sintió que el hombre que lo violaba depositaba su espesa carga de semen dentro de sus intestinos el otro hombre que ya había dejado el tazón a un lado, tomo el cuchillo con el que lo había circuncidado y agarro sus adoloridos huevos Remua grito, pero eso no impidió que el hombre jalara sus huevos hacia mas debajo de lo que ya estaban, coloco el afilado cuchillo detrás de su gran escroto y de un solo tajo corto casi en su totalidad el escroto de Remua cuyo cuerpo se sacudió para desmayarse por el dolor causado por su castración.  

*********************

Cuando despertó Remua ya como eunuco se encontró siendo atendida por una de las mujeres del harem del sultán ya sin sus huevos, sus erecciones poco a poco desaparecieron, que fue el mismo tiempo que le tomo recuperarse de su traumático castigo, luego le contaron que sus últimas grandes eyaculaciones, le fueron servidas a la reina que sus médicos le habían ordenado beber leche de macho pura para que pudiera dar a luz a un heredero.

Sus testículos le fueron servidos al sultán para que pudiera hacer que la reina engendrara un varón sano, por cosas del destino nueve meses después de su castración la reina dio a luz a un varón, sano, de 3.5 kilos de pesos que se convertiría a la larga en el nuevo Sultán, mientras que Remua paso el resto de su vida como guardia de aquel selecto harem observando a esas bellas mujeres deseándolas con locura pero sin poder hacer algo para apagar el ardor que recorría su cuerpo cada que ellas decían tomar un baño, nadie supo esta historia hasta mucho tiempo después y el fue conocido como el ultimo gran “Templario”. 


image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

MARIUS: BOTÍN DE GUERRA

Mi nombre es Marcus Greacious Campus, y yo soy el General encargado de frontera norte de Roma, de la Galia. Hace tan sólo 2 días, mis tropas salieron victoriosas sobre una de las tribus germánicas que nos había estado amenazando durante más de 3 años. Ahora era el momento para mí de recoger mi recompensa......

MARIUS: BOTÍN DE GUERRA
Mi nombre es Marcus Greacious Campus, y yo soy el General encargado de frontera norte de Roma, de la Galia. Hace tan sólo 2 días, mis tropas salieron victoriosas sobre una de las tribus germánicas que nos había estado amenazando durante más de 3 años. Ahora era el momento para mí de recoger mi recompensa. Es hora de acabar con la extirpe de mi enemigo y saborear el rico culito de ese hermoso adolescente que pronto sera mi esclavo eunuco

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [TORTURA] [HISTORICO]


Categoria: Adolescente      Autor: Ithrcigarboy





Era el año 24 D.C. y Julio César estaba gobernando Roma. Mi nombre es Marcus Greacious Campus, y yo soy el General encargado de frontera norte de Roma, de la Galia. Hace tan sólo 2 días, mis tropas salieron victoriosas sobre una de las tribus germánicas que nos había estado amenazando durante más de 3 años. Ahora era el momento para mí de recoger mi recompensa y asegurarme de dar la impresión a las otras tribus que perder contra Roma era en verdad perderlo todo.

Mis soldados habían atacado la aldea de la tribu germánica y saqueado la zona como era nuestro derecho por ser victoriosos sobre sus guerreros. También habían tomado a todos los habitantes y los obligaron a la esclavitud. Los nuevos esclavos vieron sus casas quemadas y sus aldeas arrasadas. Y fueron luego obligados marchar a Roma como regalo a la ciudad y como botín de guerra. Sin embargo, algunos de los guerreros y otros seleccionados se mantuvieron en nuestros cuarteles como recompensas privadas. Mi recompensa fue el ex líder de la tribu y su hijo. Yo personalmente envié a su esposa e hijas a Roma.

Hice que al líder ex general, de la tribu, y su hijo de 16 años fueran traídos a mí en mi villa. Les había dicho a mis guardias y soldados que no los hirieran, sino solo que se aseguraran de que entendieran que los esclavos no tenían derechos. Después de unos días en los establos, encadenados como animales, Los habían traído ante mí.

Su nombre era Cantus, Marius era su hijo. Ellos estaban bien desarrollados, de carácter fuerte, y muy masculinos. A pesar de que habían pasado 3 días en los establos, todavía eran orgullosos, o al menos Cantus lo era. Marius estaba más asustado de lo que su padre pensaría si mostraba miedo. Yo sabía que tenía que deshumanizarlos a ellos. Tenia que dar ejemplos con ellos. Y para ser honesto, después de todos los años de guerra, y al ver los hombres y los niños muertos, no era difícil imaginar matarlos lentamente. Pero vivos serian mejores ejemplos.

Cuando entraron en la habitación en a la que estaba, yo estaba bebiendo vino, y relajado. Fueron traídos a mí en la abundancia. Postes de madera en todo sin embargo eran cargados por sus hombros, y las cadenas de un collar alrededor de su cuello, también en sus muñecas y los tobillos. Pero aún así Cantus me miró orgulloso, golpeado y sucio, pero orgulloso. Yo hice que las existencias fueran retiradas, pero les deje las cadenas puestas. También tenía a mis guardias que se quedaron en la habitación.

Se quedaron allí esperando a que yo terminara mi comida y el vino. Una vez que me puse de pie  los guardias patearon sus rodillas por la espalda y los obligaron a arrodillarse mientras caminaba hacia ellos. Le dije a Cantus que su esposa había sido un buen regalo para mis hombres y que sus dos hijas lo fueron igual fue bueno para su moral. Le dije en detalle gráfico de cómo habían sido tomadas en los cuarteles y le dieron servicio de cualquier hombre que quiera alivio. También le dije acerca de cómo su mujer había sido utilizada por los esclavos del cuartel. Por todos ellos, Cantus se mantuvo fuerte, pero pude ver que Marius no estaba lejos de romperse.

Hice un gesto a los guardias para que levantaran a Marius y lo sostuvieran. Entonces me acerqué y arranqué la túnica de él. Este llegó a Cantus que comenzó a gritar a todo pulmón a mí, pero los guardias detrás de él lo detuvieron. Cantus finalmente había comenzado a perder los estribos. Empezó pidiendo que me detuviera así que tuve pedir que lo amordazaran y encadenara a la pared. Luego volví mi atención de nuevo a Marius. Él realmente tenía un buen cuerpo. Lampiño, y musculoso, tal vez incluso sería muy sexy en un futuro. Pero lo que encontré aún más atractivo que en lo sexual  fue el miedo en sus ojos. Marius parecía saber lo que iba a hacer con él, tal vez incluso antes que yo. Pero el miedo y el sudor,  la energía nerviosa que estaba emitiendo a mi tacto, estaba llamándome poderosamente. Incluso mis guardias podían sentirlo. Al mirar alrededor, la mayoría de ellos ya tenían una poderosa erección o estaban frotando sus entrepiernas.

Seguí su la espalda hasta la  ingle con la mano. Pero no era como si estuviera tocando a otro hombre o una mujer, pero como yo estaba tocando y acariciando un pedazo de carne, o un animal. Puse mi mano en su culo y empezó a llorar. Puse mi dedo en el culo y pude sentirlo temblar bajo mi tacto. La tensión era realmente el principio para mí. Le hice señas a mis guardias y sin decirles qué hacer, hicieron que Marius incliné hacia adelante y lo sostuvieron. Di un paso, por detrás de él y le patee las piernas para separarlas más y le escupí sobre su culo. Finalmente tomé mi pene duro como roca, agarre sus caderas, y con un solo empujón, en verdad brutal, hundí mis casi 30 cm hasta el final en lo que estaba seguro era un culo virgen. Marius gritó y por primera vez, su padre, que no podía dejar de de ver comenzó a llorar.

Cuando mis guardias paralizaron a Marius, lo tome de su culo como si fuera una puta. No tuve ninguna misericordia. Miré hacia abajo y pude ver su sangre en mi pene mientras lo sacaba y metía de nuevo en él. A veces las rodillas de Marius parecían no poderlo sostener y mis guardias debían sostenerlo así que nunca perdí una sola acometida. Me volví un poco para que yo pudiera ver a Cantus. Estaba llorando y gritando detrás de su mordaza que se le había puesto en su boca. Lo Miré fijamente a los ojos mientras penetraba por el culo a su hijo. Incluso me estiré y agarré el cabello de su hijo y lo obligue a mirar a su padre. Quería que Cantus viera la cara de Marius cuando se la metía a él. Estaba tan concentrado en lo que hacía. Que no me di cuenta que la sangre había manchando mi túnica. Finalmente Empujé tan profundo como pude y sostuve a Marius en su lugar cuando entré en su culo. Cantus sabía lo que estaba haciendo y comenzó a gritar de nuevo. Marius estaba tan exhausto y conmocionado, dudo que sabia totalmente, lo que estaba sucediendo en ese momento.

Saque mi pene de su culo y lo miré por un minuto. Entonces caminé alrededor y forcé mi pene en la boca sangrienta Marius y le dije que lamiera hasta dejarlo limpio. Agarré su cabello y lo utilice para mover su cabeza hacia atrás y hacia delante de mi pene. Marius estaba demasiado ido para protestar. Y Cantus era un caballo gritando y llorando. Terminé y me acomode de nuevo en mi sofá. Entonces dije a mis guardias lleven a Marius de vuelta a la cuadra que yo no lo voy a necesitar de nuevo esta noche. Entonces yo me serví un poco más de vino y relaje.

Yo estaba tan relajado y me sentía tan bien. Yo había trabajado mi frustración y la hostilidad en el nueva ano de Marius ', y ahora sabía lo que iba a hacer para deshumanizar a Cantus. Me puse de pie y bromee con los guardias sobre lo bien que ese culo de chico estaba y lo mucho que iba a disfrutar de él a partir de ahora. También bromee con ellos sobre que el chico tuvo su primer periodo y la prueba es que estaba manchada mi túnica. Me acerqué a Cantus. Lo miré a la cara y le dije que su línea de sangre terminaba ahí. No habría más niños para la realización de su trabajo y me aseguraría de que el fuese castrado. Para que fuera a trabajar en los cuarteles como una puta al igual que su hijo. Entonces hice un gesto a los guardias que lo soltaron y volvió a los establos. Mis instrucciones fueron muy específicas, quería que viera a su hijo, pero no debía ser puesto en el mismo lugar que él. Yo no quería que hablasen de nuevo.

Esa noche hice que los dos fueran traídos de vuelta a mi habitación. Cantus fue encadenado de nuevo a la pared, amordazado y desnudado. Marius fue llevado a una mesa y atado. Sus piernas se extendieron y su cuerpo fue lavado. Me recordó a un animal en el altar antes de un sacrificio. Entré y me acosté en mi sofá y convoque a los otros hombres. En el lugar entraron algunos hombres de la cuadra. Estos eran los hombres que cuidaban de los caballos y otros animales. Yo les había dicho lo que quería y me dijeron que no sería un problema.

Empezaron por amordazar a Marius. La mordaza había sido tratada con alguna raíz que utilizaban para detener el dolor. Pero Cantus no sabía eso, ni yo quería que lo supiera. Entonces empezaron a estirar sus huevos del chico hasta abajo de su escroto. Marius gimió y gimió, pero estaba tan fuera de sí que estoy seguro de que él no sabía lo que estaba sucediendo a sí mismo. Los hombres pusieron una cuerda alrededor de sus estirados huevos para jalar con fuera hasta el final de la mesa. Unido al otro extremo de la cuerda estaba su escroto. La tensión en los huevos era enorme. Una vez más Cantus estaba llorando y rogando para que no me hiciera eso a su único hijo. Pero yo sabía que eso iba a poner fin a esa amenaza de Roma. Finalmente, los hombres comenzaron a frotar un poco de mezcla de plantas y aceites en el escroto del chico para que se estirara justo un poco más. Ahora, el final estaba cerca. Tomaron una cuerda y la ataron con fuerza alrededor del escroto tan cerca del cuerpo como pudieron. Después de unos 10 minutos, pude ver como el escroto se comenzó a tornar de un color morado oscuro a negro. Luego con un cuchillo y de un solo golpe cortaron el escroto.

Marius gritó. Fue la primera verdadera emoción que había mostrado desde que fue puesto sobre la mesa. Pero luego se desmayó. Los huevos del chico me fueron presentados a mí y yo los puse en un palo y los ase ​​ahí enfrente de Cantus. Después de haberlos cocinado sobre el fuego, procedí a comerlos, y disfrutarlo con mi vino. Ellos sabían un poco amargo y no era la mejore carne que jamás hubiese comido. Pero al final, era la carne más importante que había comido en mi vida.

Los guardias tomaron Marius llevándoselo y luego tomaron Cantus de la pared. Luego lo puso sobre la mesa y el mismo procedimiento se hizo en él. La única excepción a lo que se hizo a Marius, fue que la mordaza y aceites utilizados en Marius que se utilizaron para matar el dolor, Cantus no recibió ese mismo tratamiento. Quería que Cantus sintiera todo el asunto. Una vez que su escroto y huevos estaban cortados. Hice un gran asado para alimentar con sus huevos a mis perros. Entonces Cantus fue llevado a los establos pero sin sus huevos.

Finalmente alrededor de una semana después, Cantus fue traído delante de mí. Para su sorpresa y horror, Marius estaba allí de pie detrás de mí. Cantus sabía lo que eso significaba. Marius era mi nuevo esclavo y mi nueva puta. Le dije a Cantus que esta sería la última vez que vería a Marius pues estaba siendo llamado a Roma y Marius se iba conmigo. Cantus se quedaría ahí en la guarnición para el uso del nuevo general y los hombres. Entonces le dije a Cantus que quería darle algo una nueva bolsa de dinero que me habían dado. Él se quedó perplejo, hasta que vio la bolsa. Estaba hecha de su escroto y el de su hijo que se había curtido y cosido juntos. Tomé una moneda y la arrojé a él. Luego hice un gesto a los guardias para que se lo llevaran.

Mario y yo nos fuimos a Roma ese día y a pesar de que han transcurrido 5 años desde ese día, Marius sigue siendo el mejor culito que he tenido.




Historia Original Aquí.







Autor: Ithrcigarboy       Traductor: DarkSoul

DUREZA IMPERDONABLE

Egipto 1840 A.D. durante la durante la XII dinastía durante el reinado del Faraón Amenemhat III se elegía con cuidado a la servidumbre del palacio, Esa tarde era la prueba de fuego para Akari tenía 19 años un joven hombre de origen Nubio con un cuerpo esbelto, cabeza rapada, con piel perfectamente bronceada por el abrazador sol del desierto Egipcio......
DUREZA IMPERDONABLE
Egipto 1840 A.D. durante la durante la XII dinastía durante el reinado del Faraón Amenemhat III se elegía con cuidado a la servidumbre del palacio, Esa tarde era la prueba de fuego para Akari tenía 19 años un joven hombre de origen Nubio con un cuerpo esbelto, cabeza rapada, con piel perfectamente bronceada por el abrazador sol del desierto Egipcio. El terminaría ese día sin su amado pene pero aceptado dentro del palacio real.
 
 
[HETERO] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [ESCLAVITUD] [HISTORICO]
 
Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul
 
Egipto 1840 A.D. durante la durante la XII dinastía durante el reinado del Faraón Amenemhat III se elegía con cuidado a la servidumbre del palacio, sobre todo aquello que eran esclavos y siervos los cuales eran enviado de una escuela especial en donde habían aprendido cómo comportarse, hablar y reacciona en la corte real.
Esa tarde era la prueba de fuego para la que había entrenando por ocho largos años en el templo de amon desde que tenía 11 años y fue arrancado del seno de su madre, Akari ahora tenía 19 años y era un bello joven hombre de origen Nubio con un cuerpo esbelto, cabeza rapada como se acostumbraba en la corte real, con piel perfectamente bronceada por el abrazador sol del desierto Egipcio.
Akari estaba ahí de pie en ese gran salón ricamente adornado con muebles finos y pisos como los que nunca había visto, apenas portaba un taparrabos de fino lino egipcio, en el que se podía notar su gran pene pese a que estaba en reposo, espera junto a otros cuatro de sus compañeros, los cuales esperaban la llegada del Faraón y de la consorte mayor que se encargaría de valorarlos y les asignaría sus tareas desde ese momento.
Mientras esperaban en esa amplia estancia,  Akari recordó todo lo vivido y como espera ser aceptado en el palacio real para poder luego de unos años casarse con la bella Nabitsi a la que amaba con locura pero en secreto pues el amor para el que era un esclavo estaba prohibido sin el permiso expreso de su dueño y Nabitsi era una mujer libre una egipcia con todos los derechos y obligaciones que imponía aquella sociedad.
Nabitsi tenía 17 años y era preciosa, a la mente de Akari vinieron los recuerdos de hace tres noches que fue la última noche que podrían verse en un tiempo cuando ella se las arreglo para llegar al cuarto de Akari en el templo, que al verla entrar se sorprendió mucho, incluso se alarmo pero cuando los labios de la bella mujer en la flor de la edad tocaron sus labios todo temor desapareció de su mente y fue sustituido por pasión así como lujuria que comenzó a invadir todo su cuerpo como un fuego que lo consumía.
Al estar solas con la muchacha y sabiendo que era la última oportunidad de verla en meses quizás más tiempo si era aceptado en el palacio, empezó desvestirla al quedar desnudita aprecio sus lindas piernitas dejando ver su rosadita vagina, Akari se acerco a ella y le acaricié un poco su cuerpo con piel ligeramente bronceado, hermoso que parecía una escultura del mejor escultor por la belleza de  la adolescente. Luego de acariciarla un ratito los dos jóvenes amantes fueron hasta la pequeña cama de Akari pero el por todo lo aprendido en el templo sabia que primero tenía prepararla con un leve calentamiento previo a desvirgarla y él no quería hacerle daño sino darle puro placer como ella merecía.         
Ella obedientemente se dirigió a la cama mientras Akari cerró la puerta de habitación, para que nadie los sorprendiera su vagina tenia algunos vellos oscuros. Akari con impaciencia se metió a la cama con ella. Hizo que se acostara boca arriba para que con cuidado abrir sus piernas para comenzar a besarle todo su cuerpecito desde la punta de sus pies hasta el cuello saltándose su linda vagina pero poniendo atención en sus turjantes senos frescos y maduros como duraznos.
Luego de besar su cuello Akari comenzó de nuevo a descender por el dorso de aquella linda chica que amaba más que a su vida hasta llegar a su rosadita vagina en un primer momento Nabitsi se puso tensa y su rostro se sonrojo y no quería que Akari la mirase a los ojos, entonces Nabitsi le desbrocho el taparrabos a Akari para dejar al descubierto su miembro viril que con cierto temor comenzó a tocar con  sus finas manitas, hizo movimiento muy lentamente sobre su pene.
Akari le dijo que lo hiciera sin temor, que también probara metérsela en su boquita. Nabitsi lo hacía con un poco de miedo y con bastante vergüenza al principio. Luego su boquita abierta se puse para comérsela tanto como pudo. En un primer momento cuando se la metió en su boquita, la retiró bruscamente, le dije que no tuviera miedo y nuevamente abrió su boquita para comerse mi pene, que demás está decir que se encontraba totalmente en erección, dura como pocas veces lo había estado pero era tan larga que no podía caber dentro de la boquita de Nabitsi.
Akari olvido por completo en donde estaba al recordar aquellos sensuales          y ricos momentos que había sentido en su habitación esa noche con Nabitsi,  su mente le siguió entregando aquellos agradables momentos.   
Nabitsi tomó su pene entre sus manos como que alguien tuviera juguete nuevo y lo miro con curiosidad, con mucho detenimiento. Para preguntar a Akari ¿si aquello le iba caber en su pequeña apertura entre sus piernas? y él, le dijo que no se preocupara que tal vez necesitaría tiempo para que su cuevita se adaptara a miembro viril, y le dijo que solamente le llamaba la atención porque era mucho más grande que la de su hermanito y Akari le explico que eso era porque su hermanito estaba en desarrollo.
Akari luego de un rato hizo que ella sentara en la punta de la cama e hice que colocara sus piecitos en ambos lados de la misma, quedando de esta manera su vagina bien a la vista y bien abierta. Se veían sus labios vaginales enrojecidos y apenas separados. Akari lentamente le fue metiendo un dedo en su cavidad femenina, ella se sobresaltó cuando lo hizo, le dijo que no se asustara, que lo hacía para prepararla para la penetración y que su cavidad quedase bien mojadita, metió un segundo dedo y comenzó lentamente un mete y saca diciéndole que de esta manera iba caber su gran miembro dentro de ella. Nabitsi no respondió nada y miraba con curiosidad lo que le hacía. Akari le preguntó que si le molestaba lo que le hacía y ella dijo que no. ¿Entonces te gusta?, le pregunto y solo le respondió con un ¡Sí!      
Eso le dio la pauta para continuar otro poquito, de seguro le iba a gustar. Así fue, de pronto Akari vio que cerraba sus ojitos y se mordía los labios. Continuo usando su lengua sobre su clítoris con la que Nabitsi comenzó a dar un pequeño gemido de pronto sintió un estirón parecía que estaba teniendo un orgasmo, y le dijo que tenía ganas de que orinar y sin otro comentario su cuerpo se tensó de golpe y emitió un suspiro y otro largo gemido que delataban que había tenido un glorioso orgasmo, bastante intenso pensó Akari.
Una vez que hubo concluido su gozo, Con la ayuda de  una mano coloco su larga erección en la entrada de su cavidad femenina, le dio un largo beso en sus labios mientras que comenzó  progresivamente a presionar con su erección hasta hacer que su glande estuviera dentro de su cavidad femenina virgen. Nabitsi solo se dejó hacer no respondiendo a los besos, parecía que le dolía entonces le saco su erección que solo a había llegado a pocos centímetro dentro de ella.
Y le dijo que cambiáramos de nuevo en la nueva posé Akari realizo un nuevo intento de hacerla mujer.
De inmediato Nabitsi cerró sus ojitos y mi el pene de Akari se fue introduciendo lentamente hasta llegar al fundo por supuesto no la podía meter en su totalidad, la dejo adentro mientras la seguía besando, ahora de una manera más completa, su erección para ese momento estaba en el interior de su estrecha cavidad de mujer. Nabitsi se retorcía de gusto a la vez que emitía un largo gemido de placer cuando Akari empezó el mete y saca.
Él sumergía su dura erección hasta la totalidad de su cavidad. Con sus dedos separé sus labios le acariciaba su clítoris su lengua se transformó en un látigo que le propinaba un dulce castigo, al que ella respondía retorciéndose y gimiendo. Clavando su uñas en su espalda cada vez que bombeaba su sexo a la vez que elevaba sus caderas yendo al encuentro de virilidad, cambiaron a la poción de perrito entonces le paso su lengua por su sexo, que le hicieron llegar por segunda vez a un tremendo orgasmo.
Lentamente, poco a poco Akari de nuevo comenzó a meter su miembro en el sexo ya no virgen de Nabitsi que gritaba de dolor entonces se la saco solo para volver a insertar su erección hasta que llego al final y empezó un mete sacar que hizo que Nabitsi comenzara a gemir de placer  luego de un tiempo de bombear su sexo tuvo un fuerte orgasmo, en ese mismo momento Akari no resistió mas y se corrió dentro de ella, abundantemente mientras gemía de gusto, Nabitsi también gimió al sentir la cálida y espesa semilla de su amado.
Ambos quedaron ahí tendidos sobre la cama llenos de placer acariciando sus jóvenes cuerpos, Akari fue rápidamente sacado de sus agradables recuerdos cuando los pasos de la guardia real del Faraón se escucho entrar en la estancia en donde él y sus otros compañeros esperaban.  
 
* * * * * * * * * * * * * * * *
Los guardias del Faraón fueron seguidos por los seguros pasos de Amenemhat III faraón de todo Egipto detrás de él, una hermosa mujer con sus grandes senos oscilando bajo una hermosa pechera que rodeaba sus hombre u un largo taparrabos de color lila intenso con un gran tocado de oro solido apareció mientras que el Faraón se coloco en frente de los esclavos inclinados ante el soberano, Akari permanecía con la mirada fija al suelo nervioso pues su destino pronto se decidiría.
Si Akari no lograba entrar al servicio del palacio sería enviada a las minas de cobre o sal en donde moriría sin poder ver de nuevo a su amada Nabitsi, su mente divagaba cuando  se escucho una orden provenir del mismo faraón frente a ellos, “DESNUDENSE”, Akari estaba acostumbrado a esas órdenes por lo que se quito su fino taparrabos no tan fino como el que portaba el soberano pero si mucho más fino del que normalmente había usado toda su vida hasta ese momento.
Todo fue tan mecánicamente que Akari no pensó que al hacerlo su gran erección que no era de menos de 26 cm quedo al descubierto, ante el Faraón y la consorte mayor, sintió mucha pena pero ya no podía hacer nada, recordar como tuvo sexo con Nabitsi días atrás lo había excitado demasiado, ahora ya no podía hacer nada, se quedo ahí, en posición de firmes temblando, angustiado, temeroso de que su única oportunidad de una vida mejor se le hubiese esfumado para siempre de sus manos, quería llorar, pedir perdón pero nada serviría como pudo logro contener las lagrimas mientras la consorte mayor pasaba revista uno a uno de los jóvenes esclavos que eren sus compañeros en el templo.
La mirada de Akari se cruzo por un breve momento con la del Faraón que observaba el joven cuerpo del esclavo en especial su gran erección que sobresalía de su entrepierna como si un gran cuerno de rinoceronte se tratase, la consorte mayor llego a donde estaba Akari aun con su fuerte erección lo miro a los ojos cuando su suave mano se alargo para tomar su fuerte erección.
Cuando Akari sintió cerrarse aquella aterciopelada mano sobre su larga erección se estremeció, ni la propia Nabitsi tenía una mano tan suave como la de aquella mujer, la mujer lo comenzó  a masturbar con suavidad mientras le lanzaba una mirada seductora sus grandes y redondos pechos se balanceaban de un lado a otro conforme su mano se deslizaba por su erección, de pronto ella se aparto y fue hasta el Faraón, con el que converso una palabras para luego marcharse, el Faraón espero hasta que se marcho para dirigirse a los cinco jóvenes hombres frente a él.
“Felicidades, todos han sido admitidos para el servicio del palacio, espero que su nueva vida les agrade y que trabajen lo duro que se espera de ustedes bienvenidos”.
Luego el Faraón se acerco a Akari que estaba con una gran felicidad que no le cavia en su cuerpo con su erección aun sobresaliendo al frente de su cuerpo, cuando llego frente a él dijo, volteando a ver a los otros tres compañeros de Akari, sigan a ese hombre él les dirá cuáles serán sus tareas desde ahora.
Akari iba dar un paso para seguir a sus compañeros pero el Faraón lo detuvo, “¡Tu no muchacho, espera aquí!”
Cuando los otros jóvenes salieron de la habitación, el Faraón dijo a Akari, “Muchacho, veo que eres un joven muy viril, desgraciadamente no se puede tolerar ese tipo de comportamiento en la corte y menos exponer a las jóvenes princesas a tal riesgo, por eso la consorte mayor ha decidido a bien postularte para un puesto que acaba de quedar disponible en el palacio pues su anterior titular ahora está con los Dioses, luego de servir muchos años fielmente en palacio, mucho me temo que para ese puesto debemos hacer alto con ese gran miembro viril que posees, te deseo suerte en tu nueva vida como guardia de mi harem”.
Akari quedo pálido, la  piel de su rostro casi se torno blanca al escuchar esas palabras de la boca del Faraón, eso significaba que debería ser convertido en un eunuco, Akari se echo a los pies del soberano de inmediato con desesperación absoluta, para comenzar a rogar por su vida y genitales que estaban en riesgo, y comenzó a rogar.
“Diviidad por favor, no quiero ser un eunuco, por favor, ¡por Favor! Colóqueme en cualquier otro puesto aun el más humillante y bajo del palacio lo aceptare con gusto, ¡Por Favor!”
El faraón, estallo en cólera al escuchar las humillantes suplicas del esclavo.
“Osas contradecir las ordenes del Faraón, tu un simple esclavo, ya he dicho tu designación y así será, que así quede escrito, deberías estar feliz de que te estés a mi servicio directo, ¡Capitán, encárguese de que este esclavo pierda ese gran cuerno que sobre sale de su entrepierna para después presentarlo en el harem!”.
El Faraón luego de ordenarle al capitán de su guardia aquella nefasta orden salió de la habitación seguido por sus guardias y sequito, mientras Akari se quedo tendido en el suelo llorando y suplicando aun en voz baja recordando a Nabitsi y en como la había echo gozar.
En eso sintió como fue tomado de sus brazos, levantado por dos fuertes guardias que lo arrastraron hasta un patio interior del palacio, en donde un hombre corpulento que parecía ser herrero estaba el capitán de la guardia hablo con él unas palabras y este sonrió maliciosamente mientras observo a Akari y su aun fuerte erección, aquel fuerte hombre hizo señas a los guardias que me sujetaban para que me llevaran a lo que parecía ser un yunque.
El hombre ordeno que sostuvieran mis brazos en mi espalda, luego paso una correa por encima de las nalgas de Akari lo que hizo que su pelvis se pegara totalmente a ese yunque quedando su gran erección sobre esa mole de metal, el hombre tomo una fina tira de cuero que saco de un cubo lleno de agua, la cual amarro fuerte en la base del pene de Akari que grito con fuerza al sentir el fuerte apretón de la fina tira de cuero sobre su duro y erecto pene.
Con la misma tira sujeto el pene de Akari a un aro que sobresalía del yunque de bronce, cuando termino, fue hasta donde estaba una los carbones encendidos siendo avivados por su ayudante un chico de unos 13 años que observaba todo con mucha curiosidad, tomo una espada curva del fuego que despedía humo de lo caliente que estaba, incluso algunas partes brillaban intensamente, regreso a donde estaba el aterrado Akari.
Aquel hombre con sumo cuidado bajo la curvatura de la espada sobre el pene de Akari que estaba asentado sobre el yunque incapaz de retirarlo el joven esclavo lanzo un desgarrador grito de angustia y dolor al sentir como el filo de la espada curva quemo el tronco de su amado pene casi en la base del mimo muy próximo a donde la fina tira de cuero mojada fue apretada.
Akari seguía suplicando: “¡NO POR FAVOR, POR FAVOR!” con lagrimas en sus ojos pero nadie le hacía caso solo reían y se burlaban de él, Akari vio como el hombre levando la espada lentamente frente a sus ojos en ese momento pensó en Nabitsi, y en que nunca más podría volver a sentir su cuerpo ni mucho menos sentir como su pene entraba en su cavidad femenina entre sus piernas.  
Sus pensamientos fueron cortados abruptamente cuando, la espada cayo veloz mente un sonido seco metálico se escucho al tiempo que un sonoro grito retumbo por las paredes que rodeaban ese patio del palacio.
¡NOOOOOOOOOO RAAAA NOOOOOO!
El pene en completa erección de Akari cayó al otro lado del yunque, mientras su cuerpo se sacudía de dolor mientras el hombre cauterizaba la sangrante herida del joven esclavo con la caliente espada, el dolor fue tal que Akari termino por perder el sentido.
Cuando despertó estaba en un mundo nuevo, en el exclusivo harén del Faraón, tardo algunas semanas en recuperarse, sufrió fiebres y otros males pero logro sobrevivir aunque sin su  amado pene, un meses después exacto de su castración ya resignado a su nueva vida una nueva integrante del harén llego, era Nabitsi que ahora era parte del harén del Faraón, ambos lloraron cuando ella se entero de lo ocurrido con Akari.
Ocho meses después Akari dio a luz un lindo hijo varón era de Akari no del faraón como todos creían, Akaro la había dejado embaraza la noche que estuvieron juntos en el templo, con el correr de los años y por azares del destino ese hijo se convertiría en Faraón y Akari en gran visir de Egipto con Akari a su lado como su esposa, pero siempre en su mente tenía la idea que aquella erección que tuvo frente al Faraón, fue una Dureza Imperdonable.              
Orgía entre cuatro egipcios y una puta
Imagen que Inspiro esta Historia.

Autor: Darksoul