HETEROS ASUSTADOS

"Mierda. Solo mantén la calma y estarás bien", aconsejó James a los otros pasajeros del corto autobús en el que viajaban. "Recuerde, un juez no nos ha condenado a prisión por lo que no nos pueden tocar, simplemente tratan de asustarnos". James era el abogado del grupo. "Será como cuando visitaron la escuela. Un tipo con aspecto de culo malo te atravesará la cara y te dirá que te van a dejar indiferente y convertirte en la perra de todos, pero eso es todo lo que pueden hacer"......


HETEROS ASUSTADOS
"Mierda. Solo mantén la calma y estarás bien", aconsejó James a los otros pasajeros del corto autobús en el que viajaban. "Recuerde, un juez no nos ha condenado a prisión por lo que no nos pueden tocar, simplemente tratan de asustarnos". James era el abogado del grupo. "Será como cuando visitaron la escuela. Un tipo con aspecto de culo malo te atravesará la cara y te dirá que te van a dejar indiferente y convertirte en la perra de todos, pero eso es todo lo que pueden hacer".

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA] [VIOLACIÓN] [PRISIÓN]


Categoria: Gay      Autor: Zipper





"Papá dijo que a veces a los chicos en la cárcel les quitan los huevos, y dejan que los más viejos los penetren", dijo Kevin, el niño gordo.

"Sí. Escuché algo así en las noticias", dijo otro adolescente.

"Mierda. Solo mantén la calma y estarás bien", aconsejó James a los otros pasajeros del corto autobús en el que viajaban. "Recuerde, un juez no nos ha condenado a prisión por lo que no nos pueden tocar, simplemente tratan de asustarnos". James era el abogado del grupo. "Será como cuando visitaron la escuela. Un tipo con aspecto de culo malo te atravesará la cara y te dirá que te van a dejar indiferente y convertirte en la perra de todos, pero eso es todo lo que pueden hacer".

Los chicos tenían catorce a diecisiete años; todos habían pasado un tiempo en la cárcel juvenil del condado por diversas ofensas como hurtos en tiendas, robos, vandalismo, peleas y asaltos menores. Todos habían probado drogas hasta cierto punto y todos habían soportado una sesión de intimidación en la que los contras experimentadas acudían a las escuelas locales y se les ponían cara y les contaban lo que les esperaba en la cárcel, donde se dirigían sin duda alguna.. Ninguno de ese grupo había prestado atención a las advertencias y por consiguiente, había reincidido y se le había ofrecido la oportunidad de reducir su tiempo si visitaban una prisión estatal.

"Simplemente será una búsqueda de bandas, y luego un grupo de tontos perdedores se volverán a enfrentar, como antes". James estaba tratando de aliarse con sus propios miedos, así como con cualquier otro que los otros muchachos pudieran haber tenido.

James tenía solo seis años cuando entró en conflicto con la ley. Su padre se había detenido a buscar combustible y James lo había acompañado para pagar el combustible. Había una pantalla de caramelo casi a la altura de los ojos y el chico le había pedido a su padre que le comprara un bar de Snickers. Papá se negó, por lo que el chico se embolsó un bar de todos modos y fue abordado por el gerente de la tienda. Devolvió el dulce y se le ordenó a papá que pagara dos dólares o se enfrentara a un enjuiciamiento, una suma que posteriormente sacó de la piel del culo del joven. ¿La lección aprendida fue? Que no te atrapen

Cuando James cumplió doce años, era un hábil ladrón. Mercancía, dinero de monederos sin protección, juguetes de otros niños, incluso una bicicleta misteriosamente encontraron su camino a su posesión. Cuando los huevos del muchacho cayeron, se volvió más audaz y continuó su juerga de un solo hombre, siempre limitando a tomar al menos de mil dólares y nunca recurriendo a la violencia que le ganaría un año en el Reformatorio del Estado en lugar de una breve visita a las instalaciones juvenil en la cárcel del condado.

Su primera exposición al programa Hetero Asustados fue a los catorce años cuando lo atraparon saqueando automóviles estacionados. Los desacuerdos de la prisión del estado hablaron duro y asustaron a algunos niños, pero James los vio a través de ellos y sonrió y se rió cuando se pusieron en cara y trataron de intimidarlo. Justo después de cumplir los diecisiete años, lo atraparon nuevamente, esta vez por elegir el bolsillo de un joven. El juez era un funcionario electo preocupado por el presupuesto del condado y, en otras épocas, le habría ofrecido al muchacho la opción de pasar un año en la cárcel después de lo cual seguramente sería reclutado o alistado de inmediato en el Ejército o Cuerpo de Marines, cualquiera de los cuales Les daba la bienvenida a jóvenes tontos que creían que eran duros. Las cosas eran diferentes ahora, y en cambio el juez exigió un mes en la cárcel juvenil o una visita durante la noche a la Penitenciaría del Estado para que el niño obtuviera una vista previa de su futuro como adulto.

El autobús fue admitido a través de una serie de puertas cerradas y finalmente descargó a sus pasajeros en el Centro de procesamiento de admisión. James estaba familiarizado con eso; Había sido procesado en la sala de aduana una docena de veces y siempre era lo mismo. Primero se verificaba su identidad, luego se le liberaba de todas las posesiones y, finalmente, lo revisaban y entregaban su ropa. La primera vez, cuando era un adolescente, fue una prueba humillante y degradante desvestirse, rodar hacia atrás el prepucio, levantar su pene y balancear sus huevos, finalmente, ponerse en cuclillas sobre un espejo y abrir sus nalgas para inspeccionarlo todo el tiempo siendo observado por la vieja guardia ficticia. Más tarde, cuando adquirió confianza y supo que su cuerpo era normal, se volvió divertido intentar que el guardia hiciera una mueca, y sospechó que, si le hubieran dado suficiente tiempo, podría incluso hacer que el viejo hijo de puta lo golpeara.

Este tipo no era diferente, y a James le pareció que disfrutaba realmente de su trabajo, un trabajo que incluía ponerse guantes de goma y hacer un examen exhaustivo del escroto de cada chico, como si esperara sentir el contrabando en su interior, y luego pasaba un dedo por el vello, entre los dedos de los pies, y finalmente subía a su culo mientras cada niño se agachaba a la vista de los demás.

James fue el último en la fila, y mientras esperaba, se tomó el tiempo para examinar a los otros niños. Larry, el más joven, parecía apenas adolescente pero su asalto a su maestro con un cuchillo lo convirtió en el delincuente más serio del grupo. Kevin era un repetidor de una tienda con una voz como la de una niña y era tan gordo que su pata rechoncha y sus pequeños huevos eran apenas visibles. Él se retorció y gritó una obscenidad aguda cuando se le insertó el dedo en su agujero, pero cuando se puso de pie luego tuvo una erección. Kyle era un auténtico y duro culo que consiguió que sus jovencitas intimidaran a niños más pequeños. Él también estaba bien dotado y lo sabía, y él era el único del grupo que no parecía intimidado o avergonzado por el proceso. Varios otros chicos que James no sabía que habían tenido que pasar, y luego fue su turno para el control demencial de la cavidad.

Una vez que se completó el control de seguridad, el grupo, aún desnudo, fue arrastrado por el largo bloque de celdas al centro de admisión donde completarían el procesamiento de admisión. "Disfruten de su estancia, chicos", el hombre se rió mientras se iban.

"¡Hey gordo! ¿Ocultas un pene detrás de las manos o algo más? Una de los presos dijo cuando el grupo pasó por su celda.

"Hey pene de cabello, ¡eres mío!"
"¡Mío mío mío! ¡Qué dulce eres!"
"¡Tienen caras de bebes!"

"Mira lo que tengo para ti, muchacho" James escuchó una voz baja al pasar la última celda. Se giró para ver a un negro agitando su enorme pene a él, y por primera vez se preguntó si era real o simplemente otra parte orquestada del espectáculo.

Finalmente, el grupo llegó al centro de examen de admisión. "Tomen asiento en el banco y esperen a que los llamen por su nombre", anunció el carcelero, "y no hagan ruido". James se dejó caer en el banco abarrotado, tratando de mantener suficiente espacio a cada lado de él para evitar tocar a los chicos desnudos a su lado. Unos minutos más tarde, el chico gordo fue llamado a la oficina, y quince minutos más tarde salió el carcelero. "Carter, James. Anuncio".

James se puso de pie y el carcelero lo hizo pasar por una puerta a una habitación bien iluminada que se parecía a cualquier otro consultorio médico. Dos ayudantes blancos se sentaron sonrientes en la esquina, comiéndose su desnudez, mientras el doctor se sentaba en el pequeño escritorio leyendo un gráfico. "Siéntate en la mesa", dijo secamente, sin molestarse en agregar 'por favor' a la orden. James se sentó en la mesa de examen cubierta de papel mientras el médico escuchaba su corazón y su pecho con un estetoscopio y revisaba sus oídos, ojos, nariz y garganta. "Está bien, ahora acuéstate en tu lado izquierdo y dobla ligeramente las rodillas". James escuchó el ruido del grifo y algunos otros ruidos no específicos detrás de él mientras el médico se metía con algo o con el otro. "Está bien, vas a tener un enema ahora, así que mantente quieto".

James sintió un escalofrió involuntario cuando sintió que el pequeño tubo de plástico entraba en él, y escuchó la risita contenida de los asistentes disfrutando de su incomodidad, luego sintió la cálida presión hinchada mientras sus intestinos se llenaban de agua. "Está bien, el inodoro está allí", dijo finalmente el médico, apuntando hacia el inodoro. James apenas pudo sostenerlo y él anuló con un grito fuerte incluso antes de que estuviera completamente sentado. Buscó un rollo de papel higiénico, luego el mango para limpiar el lío pero tampoco pudo encontrarlo. Tal vez los conserjes ficticios estaban planeando ordenar su mierda, buscando contrabando. Bien, déjalos.

"Cruza los brazos de esta manera", dijo el médico, cruzando los brazos sobre su pecho. "Inclínese sobre la mesa y extienda tus piernas". James hizo lo que se le indicó, y sintió la textura áspera de una toalla de papel grueso pasar a través de sus nalgas, seguido por los médicos que exploraban el dedo entrando en él.

"¡MIERDA!" Él gritó involuntariamente ante la intrusión, y bruscamente se levantó y se dio vuelta. Los dos encargados entraron y le agarraron los brazos y ninguno lo empujó suavemente hacia abajo sobre la mesa y lo sostuvo con seguridad. Su cara se puso roja cuando sintió que el médico le separaba las nalgas, luego sintió una sensación cálida y resbaladiza cuando una especie de sustancia grasienta fue forzada por su recto. "¡Doble Mierda!" Fue todo lo que pudo decir.

"Me lo agradecerás más tarde", dijo el médico, quitándose el guante de látex. "Está bien, sácalo de aquí". Un carcelero fuerte lo escoltó desde la oficina, a la vuelta de la esquina, a través de una habitación de suministros llena de ropa, y aún desnudo, de vuelta al bloque de celdas. "Aquí tienes, niño", anunció el carcelero, abriendo una celda. "Que te diviertas".

James escuchó el grito agudo del niño gordo desde alguna parte del bloque de celda y luego un golpe cuando la puerta se cerró detrás de él. Una mano callosa lo agarró del hombro y lo obligó a ponerse de rodillas mientras otra mano se disparaba entre sus piernas y se apoderaba de su escroto. "Abre tu boca, muchacho". James miró hacia arriba para ver el mismo enorme negro con el torso desnudo que le había agitado su pene antes, y al menos a otros cuatro hombres sin camisa.

********

"Hasta luego, pastelitos", dijo alguien a la celda a la mañana siguiente mientras el carcelero escoltaba al muchacho sangrante y cojeando a través de la sala de suministros y hacia el consultorio médico para su examen de partida. Le dolía el culo y, con cada paso que daba, provocaba una descarga involuntaria de semen, que corría por sus nalgas y piernas. Sus huevos estaban hinchados al doble de su tamaño normal, después de haber sido exprimidas y golpeadas durante toda la noche para alentarlo a abrir la boca. James había escuchado y usado términos como "chupasangres", "chupadas" y "carajo", pero nunca había soñado que a una persona se le pudiera hacer tal depravación; de hecho, nunca se dio cuenta de que algunos de los actos que había tenido que realizar eran incluso posibles. Él sabía una sola cosa con certeza, y eso era que nunca bajo ninguna circunstancia se involucraría en ninguna situación que pudiera resultar en una sentencia de prisión, y prometió comenzar de nuevo su vida.

El médico verificó cualquier hematoma o signos de abuso obvios, pero las desventajas habían sido cuidadosas y las únicas lesiones visibles del niño eran sus huevos obviamente hinchados y aparentemente tiernos. Soportó otro enema de limpieza y luego se inclinó dócilmente sobre la mesa mientras el médico aplicaba un poco de salvia analgésica sobre el tejido desgarrado y tierno. James se estremeció cuando el médico palpó suavemente sus testículos hinchados. "Te sentirás mucho mejor en un par de días", dijo el médico, y luego apuñaló al chico en su nalga con una jeringa.

James se despertó con la boca seca y desorientado, y tardó unos minutos en darse cuenta de que estaba en algún tipo de clínica u hospital o algo así, y que su tobillo izquierdo estaba esposado al marco de la cama. Él se estiró para rascarse, como cualquier otra mañana, pero en lugar tener su trusa (slip) que siempre llevaba en la cama, descubrió que estaba desnudo. Levantó la cabeza y miró hacia abajo para ver un tubo de orina un catéter sobresaliendo de su pene, y otro tubo, rojo de drenaje, que sobresalía de una herida suturada en su escroto recién afeitado pero ahora vacío. Cerró los ojos y volvió a bajar la cabeza, finalmente abrió los ojos para mirar a su alrededor. Había media docena de otras camas en el pabellón, todas ocupadas, e inmediatamente reconoció el gordo y el culo desnudo de Kevin en la cama junto a él y la forma leve del inconsciente Larry en otra cama.

Aunque aún estaba confundido, recordó lentamente los acontecimientos de los últimos días, hasta su examen de alta. Eventualmente se dio cuenta de que el televisor montado en la pared transmitía las noticias.

"Las autoridades han publicado los nombres y las fotos de los once jóvenes desaparecidos en lo que se cree es el robo de un autobús de la prisión. El autobús transportaba a los once jóvenes a la prisión del Estado de Nuevo México para un programa cuando los jóvenes aparentemente dominaron al guardia y al conductor, escapando con el autobús. El guardia y el conductor fueron puestos en libertad y el autobús fue encontrado abandonado en México. Estos jóvenes deben ser considerados armados y peligrosos y se les advierte a los ciudadanos que no traten de aprehenderlos.

"En otra historia, los funcionarios de la prisión afirman que los rumores que afirman que los hombres jóvenes están siendo mutilados y mantenidos como esclavos sexuales en la prisión son manifiestamente falsos y completamente infundados, y que una investigación interna no ha encontrado evidencia que respalde tales sucesos".




Historia Original Aquí.





Autor: Zipper       Traductor: DarkSoul

HUEVOS DEL PRISIONERO 87

Sacudido y asustado, el prisionero 09-000-87 se quitó el uniforme de la cárcel y lo puso sobre la mesa según lo ordenó el guardia de la entrada de la prisión. Convicto de ser el conductor del auto al robo a una tienda de conveniencia que salió mal. Su amigo había disparado y matado al empleado, por lo que el prisionero 87 fue culpable de asesinato por delito grave y recibió una condena de cadena perpetua......


HUEVOS DEL PRISIONERO 87
Sacudido y asustado, el prisionero 09-000-87 se quitó el uniforme de la cárcel y lo puso sobre la mesa según lo ordenó el guardia de la entrada de la prisión. Convicto de ser el conductor del auto al robo a una tienda de conveniencia que salió mal. Su amigo había disparado y matado al empleado, por lo que el prisionero 87 fue culpable de asesinato por delito grave y recibió una condena de cadena perpetua.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [DOMINACIÓN] [PRISIÓN]


Categoria: Gay      Autor: TopManFL





Sacudido y asustado, el prisionero 09-000-87 se quitó el uniforme de la cárcel y lo puso sobre la mesa según lo ordenó el guardia de la entrada de la prisión. Convicto de ser el conductor del auto al robo a una tienda de conveniencia que salió mal. Su amigo había disparado y matado al empleado, por lo que el prisionero 87 fue culpable de asesinato por delito grave y recibió una condena de cadena perpetua.

A los 21 años de edad, con una apariencia perfecta y un cuerpo trabajado durante horas en el gimnasio, 87 habían sido muy populares en la cárcel. El culo y la mandíbula de 87 fueron bien utilizados en la cárcel tanto por los guardias como por los presos que habían sobornado los tornillos adecuadamente para que los asignaran a su celda.

87 entró en la sala de vestuario y se paró en los contornos de los pies en el suelo. El Sargento Masters miró de arriba a abajo y se acercó a él. Con sus labios casi tocando los labios de Albert, susurró: -Hay 4789 reglas en el sistema penitenciario. Pero, el que falta en el libro es la regla cero, que es la única regla de mierda que importa. La regla cero es que soy dueño de tu culo.

Piensas lo que te digo que pienses, ves lo que te digo que veas, oyes lo que te digo que oigas, solo dices lo que te digo. Escucha cualquier cosa que no te diga que escuches y te cortaré las orejas, veré algo que no te diga que veas y te quitaré los ojos, di una palabra que no te digo que digas y Te cortaré la lengua. ·No dude de mí palabra". Se quedó allí y miró al rostro del hermoso guardia. "¿Entiendes eso, prisionero?" Apenas capaz de hablar desde horas de haber sido penetrado la cara durante el año pasado en la cárcel, 87 lo miró y dijo, "Señor, sí, Señor".

El Sgt. Master se acercó a donde su abrigo pesado colgaba en la pared. Y se puso el abrigo, sus guantes y un sombrero caliente. Llegando a más de Él se convirtió el termostato a 40 grados (Fahrenheit). Una ráfaga de aire frío golpeó a 87 en su espalda y comenzó a temblar y temblar. El sargento Master tiene una rigidez en su pantalón de ver el aire frío hacer su trabajo.

Después de que la habitación alcanzó la temperatura adecuada, Masters se levantó desde donde había estado asegurándose de que no se moviera de las marcas en el suelo.

Es hora de ver lo que estás escondiendo. Alcanza y pasa las manos por su cabello. Tire de sus orejas hacia atrás.

-“Abre la boca...". Dice Master.

Continuó y el frío penetró en el cuerpo, llenando su corazón de un dolor que era como sentarse en un baño de hielo.

"Levanta la lengua".

Master se acerco para ver de cerca. Su boca volvió a moverse muy cerca de la boca de 87. Cuando Master pronunció el siguiente comando, Su escupir salpicó la boca abierta de 87.

-"Deja la boca abierta, perra, necesito asegurarme de que no hayas metido nada entre tus encías y tus mejillas". Ordeno Master.

Con gran dificultad levantó la mano y sacó los labios para mostrar el interior de su boca con mayor detalle. Solo para ser un bastardo aún mayor, Masters se acercó al control del acondicionador de aire, "esta capa y el sombrero son muy cálidos" y lo bajó otros 5 grados, trayendo otra miserable explosión de frío a 87.

La revisión continuó por mucho más tiempo de lo normal. Cuando Master llegó al escroto apretado de 87, dio el comando normal, "levanta tu escroto". 87 se conformó y se sorprendió cuando la mano masiva de Master lo agarró por el escroto y lo apretó con fuerza.

-"Necesito de asegurarme de que estos son reales y no una forma de contrabandear contrabando". 87 hizo una mueca de dolor, pero no gritó ni se inclinó.

Lo que hizo que Master incrementaron la presión sobre sus huevos, 87 se mantuvo estoico.

-"Estos pueden no ser reales - tendrán que salir para poder ver mejor" 87 miró horrorizado a Master.

-"O puedes esperar aquí mientras que un oficial médico viene a ver si estoy en lo correcto. Eso normalmente toma alrededor de 12 a 24 horas y nunca me han contradicho todavía. Simplemente sacar el material sospechoso me llevará solo unos minutos".

No sabía si debía hablar o simplemente esperar.

Master se burlo y una vez más su boca fue presionada cerca de los labios perfectos de 87, "aquí es donde te digo que pienses, qué decir, perra. Puedes pensar retirar el contrabando probable aquí ahora es mejor que esperar por el médico. Puedes pensar que una celda caliente suena bastante bien en este momento. Dirás: Señor, prefiero que elimines las drogas ilegales que he escondido en mi escroto".

"Entonces, ¿qué tienes que decir?", El aliento de Sargent llego a 87 dado que su cara estaba muy cerca de 87 que se preguntó si debería besar a Master antes de hablar.

"Señor, prefiero que elimine las drogas ilegales que he escondido en mi escroto"."Muy buena opción, déjame conseguir mi cuchillo de bolsillo y un poco de cuerda de pesca. He hecho esto antes a los tontos tratando de introducir drogas o armas en el escroto. Tomará unos minutos. "Una hora a más tardar, tendré tus huevos en una bolsa con una cremallera, Master hizo un corte debajo de la cuerda de pescar bien apretada en su escroto, 87 gruño de dolor cuando su escroto con sus dos huevos fue separado de su cuerpo para siempre.

Master escoltó al prisionero a su nueva casa. Una celda de segregación administrativa de un solo preso de 9x9. Con lo que quedo de su escroto atado por las cuerda de pesca muy apretada, fue arrojado a su celda sin miramiento alguno.

La celda tenía más de 40 grados y se requería que 87 llevaran el uniforme de la prisión de lana. "Bienvenido al infierno, perra - recuerda la regla cero, yo soy dueño de tu culo", dijo Master cuando cerró la puerta de golpe. Finalmente, 87 empezaron a sentirse mejor. Después de todo, de ahora en adelante, no necesitaba pensar, todo lo que veía y escuchaba le sería dictado, y solo hablaría lo que le dijeran.




Historia Original Aquí.




Autor: TopManFL       Traductor: DarkSoul

HOBBY DE CANDICE

Candice respiró profundamente el maravilloso aire nocturno. Habían pasado tantos años desde que había podido disfrutar de esas noches, y ahora que ya no estaba en el asilo podía volver a disfrutar de la vida. A pesar de toda la medicación y el asesoramiento, solo había una cosa que ella quería, y ahora que había pasado una semana desde que se escapó, ella pensó que ya era hora. Recordó la primera vez, con su tío Jeff. Ciertamente aprendió la lección. Pero ahora tenía 48 años y tenía mucho que hacer......


HOBBY DE CANDICE
Candice respiró profundamente el maravilloso aire nocturno. Habían pasado tantos años desde que había podido disfrutar de esas noches, y ahora que ya no estaba en el asilo podía volver a disfrutar de la vida. A pesar de toda la medicación y el asesoramiento, solo había una cosa que ella quería, y ahora que había pasado una semana desde que se escapó, ella pensó que ya era hora. Recordó la primera vez, con su tío Jeff. Ciertamente aprendió la lección. Pero ahora tenía 48 años y tenía mucho que hacer.

[HETERO] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [ADVERTENCIA]


Categoria: Hetero      Autor: Anónimo





Candice respiró profundamente el maravilloso aire nocturno. Habían pasado tantos años desde que había podido disfrutar de esas noches, y ahora que ya no estaba en el asilo podía volver a disfrutar de la vida. A pesar de toda la medicación y el asesoramiento, solo había una cosa que ella quería, y ahora que había pasado una semana desde que se escapó, ella pensó que ya era hora. Recordó la primera vez, con su tío Jeff. Ciertamente aprendió la lección. Pero ahora tenía 48 años y tenía mucho que hacer.

Los había visto durante una semana, saliendo y saliendo de su casa. La familia consistía en un hombre y sus dos hijos, uno parecía tener unos 20 y el otro 18. Caminaría casualmente de vez en cuando, o los supervisaría desde un café a la vista de la casa. Ella los quería esta noche, ella había estado esperando 20 años para hacer eso de nuevo, ella no podía esperar más. Había encontrado unas grandes tijeras en un basurero en uno de los callejones, horriblemente sucia y oxidada, pero eso era lo que le gustaba. Pensó en los frascos que había guardado, todos conteniendo los glandes perfectamente conservados de sus víctimas anteriores. La hacía quedar tan mojada y excitada, que no podía esperar a que la medianoche llegara.

Finalmente era el momento. Notó que no había una sola luz en la casa. Había observado cómo los muchachos entraban tantas veces en el garaje, abriéndolo y tomando una llave oculta bajo un cubo para entrar en la casa desde una puerta dentro del garaje. Se arrastró hasta la puerta del garaje, atando su largo cabello rojo de nuevo en un moño. Ella se agachó y levantó la puerta del garaje ligeramente y lentamente. Ella bajó sobre sus manos y rodillas y se arrastró debajo de ella. Se levantó y la cerró detrás de ella. Ahora temblaba de excitación. Se quitó la ropa, sabía que tenía que hacerlo desnuda.

Su mano sostenida la tijera enorme mientras que su otra mano tocaba su clítoris, enviando mucho placer para arriba de su espina dorsal. Una vez que sus ojos se habían ajustado un poco a la oscuridad, lentamente se dirigió al cubo. Lo levantó y buscó la llave. ¡¡Ahí estaba!! Luego se dirigió a la puerta, buscando el ojo de la cerradura, asegurándose de que no hiciera ningún ruido. Una vez que lo consiguió, giró la llave y abrió la puerta lentamente. ¡Perfecto! Estaba en la casa, y ni un alma se había movido para saludarla. Subió las escaleras hasta el vestíbulo principal y luego encontró las escaleras alfombradas que conducían al dormitorio. Siempre tan cuidadosamente subió por la barandilla, asegurándose de que nada crujiera bajo ella. Entonces oyó que alguien salía de su habitación. Ella se congeló, y también lo hizo su corazón.

Era el padre. Se arrastró, medio dormido, al baño, encendiendo la luz. No la había notado. Ella vio como él sacó su pene y comenzó a orinar sin siquiera cerrar la puerta del baño. Esta era su oportunidad. Sin hacer ruido, subió rápidamente el resto de las escaleras y se arrastró detrás de él, que estaba demasiado aturdido para darse cuenta.

Ahora estaba justo detrás de él. Miró por encima de su hombro para verlo sosteniendo una gran pene limpia pulverizando una corriente de orina algo desordenada. Rápido como un relámpago y con precisión exacta, ella trajo las cuchillas abiertas de la tijera alrededor de su cintura y la cerro tan fuertemente como pudo justo detrás de la cresta de su glande. Le tomó un segundo reaccionar, pero cuando lo hizo, se arqueó y jadeó, alejándose de ella mientras una corriente de orina y sangre caían al suelo.

Ella se negó a soltarlo, y apretó aún más la tijera, tratando desesperadamente de cortar el obstinado órgano. Finalmente, las cuchillas lo hicieron, y hubo un ruido de plop en el inodoro mientras el hombre sostenía su órgano sangrante, tratando de gritar mientras se deslizaba por la pared. Antes de que pudiera recuperar el aliento, lo apuñaló con las cuchillas de las tijeras en su yugular, terminando su vida instantáneamente.

Luego se inclino sobre el inodoro (water) y sacó el glande, admirándola durante un rato. Ella miró en el gabinete de medicina y encontró una bolsa de cierre con cremallera que sería perfecta para contenerlos hasta que pudiera conservarlos. Ahora estaba a punto de visitar a los muchachos.

Abrió la puerta de la habitación del primer chico. Era el de 20 años de edad. Podía ver que llevaba un millón de edredones, estaba helando en su habitación. Ella también vio que él tenía varios trapos y papel desechable. Rápidamente fue a atar sus pies y manos a las columnas de la cama con las sogas y las sábanas de la ropa de casa, muy suavemente para no despertarlo. ¡Debía tener el sueño pesado! Luego tomó un calcetín y lo metió en su boca, atándolo allí para hacer una mordaza efectiva.

Ahora empezó a moverse. Sacó los edredones completamente de él, y para su deleite estaba desnudo. Encendió una lámpara de cabecera. Sus ojos se entrecerraron, estaba muy confundido. También estaba helado, todo su cuerpo estaba con piel de gallina. Ella rápidamente volvió su atención a su miembro. Estaba encogido por el frío, y notó que a diferencia de su padre, no había sido circuncidado. Parecía un mero nudo de carne suelta y arrugada. Pero estaba decidida. Se metió entre las piernas, agarrando su pene entre el pulgar y el índice. Ella lambió su prepucio. Miró hacia abajo para ver a una mujer desnuda de mediana edad, pero bastante atractiva, jugando con su soldado y, aunque muy asustado, inmediatamente se entusiasmó.

Estaba encantada de ver su pene saltar casi instantáneamente y su pene crecer hasta que se hizo de una longitud bastante respetable, aunque se curvaba divertidamente a la izquierda. Eso no la molestó, ella vino por su glande, y era de un aspecto extraño, el ojo en su glande era enorme, ocupando casi todo el glande. Ella estaba fascinada, por lo general los tomaba enseguida, pero ese era interesante. Ella masajeó su eje, trayendo la piel arriba y abajo sobre la hendidura abierta. Empezó a mojarse, y notó que sus caderas se movían al ritmo de sus caricias. Repentinamente tuvo un impulso diferente, algo nuevo que quería probar. Abrió la tijera.

Estaba empezando el gemir bajo el calcetín, sus testículos se dibujaban y el pre semen empezaba a fluir. A ella no le importaba hacerse correr, eso no era su prioridad. Tomó la hoja más delgada de la parte inferior de la tijera y comenzó a raspar la abertura rosa grande con la punta de metal fría. Gimió en voz alta, le dolió pero también lo envió a las olas del orgasmo. Justo cuando sentía que el semen corría por su pene, hundió la hoja en su uretra. Vio sus ojos salirse de su cabeza mientras el esperma empujaba con fuerza hacia fuera alrededor de la espada, su uretra rota particularmente alrededor de la curva en su pene. Él grito tan fuerte como pudo mientras ella retorcía la hoja dentro de él, su pene todavía tratando de hacer frente a un orgasmo masivo encima de dolor horrible. Luego empujó las cuchillas cerrándolas, cortando una hendidura a lo largo de la parte inferior de su pene.

La sangre se derramó mientras clavaba las uñas en el corte para abrir su pene y meter la lengua para probar todos los fluidos. El sudor y las lágrimas salían de él mientras él se desmayo, fue entonces que cortó su glande dañado, poniéndolo en su bolso y moviéndose de la cama.

Ahora estaba en la habitación final. Era la del chico de 18 años de edad. Tomó todas las cosas que había usado para atar a su hermano, y rápidamente hizo los mismos pasos. Cuando se dio cuenta de lo que estaba pasando, comenzó a luchar, pero no lo hizo bien. Una vez que lo consiguió, le quitó las cobijas. Llevaba pijama. Agarró la cinta de su pantalón y se lo bajo. Su pene quedo hacia fuera, él también no había sido circuncidado. Cuando vio a esa mujer desnuda, él, al igual que su hermano comenzó a tener una erección.

La diferencia fue que, desde que llegó a la pubertad, se dio cuenta de que tenía una condición en la que su prepucio estaba demasiado apretado y cuando era erecto prácticamente le era imposible retraerse. Notó su masiva erección, bastante mayor que la de su hermano, pero se sintió decepcionada porque su prepucio todavía se aferraba a su premio. Ella agarró su vástago y lo tiró hacia abajo, pero sólo logró revelar la punta misma. Luego la agarró y la empujó con toda su fuerza, haciéndole llorar de dolor. Se las arregló para exponer la mitad de su gran glande, pero pudo ver que estaba siendo apretada por la piel, y tan pronto como ella lo soltó, y la piel subió y lo cubrió de nuevo. Se impacientó. Volvió a tomar la parte inferior de la hoja, y la deslizó entre su glande y su prepucio. Su cuerpo se tensó al sentir el frío metal contra esa región sensible. Luego cortó, cortando el prepucio por el costado. Gritó patéticamente en su mordaza, pero permaneció erguido mientras sacaba la piel para revelar el más hermoso glande, en forma de hongo púrpura maduro. Esta sería su captura favorita de la noche.

Miró a ese chico y pensó que seguramente sería virgen. Ella decidió darle su primer orgasmo antes de que ella lo tomara. Se desplomó y envolvió el órgano todavía sangrante con su boca, chupándolo suavemente. El muchacho cayó en éxtasis, a pesar del dolor que lo acompañaba. Mientras seguía mamando, se preparó para tomar su premio. Sus caderas empezaron a retorcerse y él empezó a chillar alto mientras se preparaba para venirse. Tomo la tijeras cerradas y la metió en el ano, presionando el metal opaco contra su próstata. Él se vino como nada que ella había visto siempre, su glande púrpura literalmente exploto.

Fue más de lo que podía tomar, y tan pronto como su orgasmo lanzo un segundo chorrito, chupó su prepucio sobre su glande, encontró la cresta detrás de su cabeza y hundió sus dientes en su carne, tanto que decapito y circuncidando al mismo tiempo su pene. Él hizo el ruido de un animal herido mientras su cuerpo se retorcía en un dolor increíble.

Escupió el glande y cortó la piel que lo comprimía y dejó que el chico sangrara. Cuando encontró su camino al garaje y se puso la ropa, sabía que tendría que encontrar un tarro para sus especímenes, y rápido. También sabía que no podía esperar a encontrar un lugar para masturbarse mientras jugaba con sus diminutos premios.

¡Era tan bueno estar fuera del hospital!





Historia Original Aquí.




Autor: Anónimo       Traductor: DarkSoul

HUEVOS DE LOREN

Solía oír acerca de cómo algunos chicos eran "malos hasta los huesos" y había nacido con una "semilla del demonio en su interior" que se podía utilizar para influir en otros para hacer el mal. Mis padres consideraban que eso era solo una excusa laxa para padres pobres, y ningún niño podría ser naturalmente malvado. Todo lo que se requería, según ellos, era amor y respeto, junto con el trabajo duro y los buenos valores familiares, un golpe ocasional en el culo. Supongo que era una prueba de que funcionaba, porque yo era un chico razonablemente educado que se mantenía fuera de problemas y conseguía calificaciones decentes......


HUEVOS DE LOREN
Solía oír acerca de cómo algunos chicos eran "malos hasta los huesos" y había nacido con una "semilla del demonio en su interior" que se podía utilizar para influir en otros para hacer el mal. Mis padres consideraban que eso era solo una excusa laxa para padres pobres, y ningún niño podría ser naturalmente malvado. Todo lo que se requería, según ellos, era amor y respeto, junto con el trabajo duro y los buenos valores familiares, un golpe ocasional en el culo. Supongo que era una prueba de que funcionaba, porque yo era un chico razonablemente educado que se mantenía fuera de problemas y conseguía calificaciones decentes.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA]


Categoria: Adolescente      Autor: Zipper





Solía ​​oír acerca de cómo algunos chicos eran "malos hasta los huesos" y había nacido con una "semilla del demonio en su interior" que se podía utilizar para influir en otros para hacer el mal. Mis padres consideraban que eso era solo una excusa laxa para padres pobres, y ningún niño podría ser naturalmente malvado. Todo lo que se requería, según ellos, era amor y respeto, junto con el trabajo duro y los buenos valores familiares, un golpe ocasional en el culo. Supongo que era una prueba de que funcionaba, porque yo era un chico razonablemente educado que se mantenía fuera de problemas y conseguía calificaciones decentes. Hasta que conocí a Loren, eso es.

Loren, su mamá y su hermana pequeña se mudaron a una casa en la calle al llegar la primavera de trece años. Mamá arrastro a papá y a mí para conocer a los recién llegados, y acepté mostrar a Loren  la escuela y ayudarla a instalarse en la jerarquía del séptimo grado. Parecía estar bien y estaba ansioso por aprender todo sobre su nueva escuela y cuál de los poderosos estudiantes de octavo grado tenía que evitar al ir al baño.

Él no se registró hasta tarde al día siguiente, y me fui a casa con él después de la escuela y le mostré el atajo a través del parque que siempre tomó.

"Hombre", dijo, "Tengo que orinar".

"Bien", le respondí, "aquí", y lo llevé a través de una rendija en una zona aislada donde a veces me detenía a orinar. Mi plomería adolescente me permitía mantenerlo todo el día si era necesario, pero también podía ir casi cada vez que surgía la necesidad, por lo que para ser sociable he desabrochado y lo dejó volar contra la base de un árbol pequeño. Terminé y me volví para ver cómo estaba Loren y para, ya sabes, echarle un vistazo. Estaba apoyado contra un árbol y tenía la camisa abierta y el pantalón alrededor de los tobillos. Él estaba jugando con sus huevos con una mano y agarrando su pene con la otra. Me quedé allí con mi boca abierta, ¡totalmente sorprendido!

"¿No sabes cómo?" Dijo mientras seguía mirando.

"Lo sé". Lo que me sorprendió fue que alguien más lo hacía. Sólo había unos cuantos hombres en mi clase de educación física y no me había atrevido a hablar del tema con ellos. Era obvio que Loren no era sólo un Hombre, sino que también compartía mi perversión.

"Lo necesitaba con urgencia", explicó después. "Mamá siempre me hace dormir con la puerta de mi habitación abierta y ella me reprende si paso más de dos minutos en el baño".

"Cosas de hombres". Fue todo lo que pude pensar en decir.

"Solía ​​tener un amigo, me refiero a donde yo solía vivir", en el que confiaba. "Íbamos a su casa y lo haríamos juntos. Era grandioso".

Una semana después yo era su nuevo compañero, y poco tiempo después dos  otros, Tom y Gene, también se habían unido a nosotros en mi dormitorio del sótano. Nuestro único estímulo, aparte de trece años, era una vieja copia de Playboy que guardaba secretamente debajo de mi colchón. Comparamos dimensiones y cantidad de eyaculación pero nunca nos tocamos. Unas semanas más tarde, Loren sugirió que compitiéramos; todos comenzamos al mismo tiempo y el primer individuo a través de la línea de final sería declarado el ganador.

Un mes más tarde, Loren sugirió que revirtiéramos las reglas, y que el último tipo de llegar sería el ganador. Rápidamente se hizo obvio que se podía ir a pesar de lo lento que se necesitaba para retrasar lo inevitable, así que otra vez, Loren tenía una solución: Nos arrodillábamos en un círculo apretado y lo hacíamos el uno al otro, evitando así el engaño.

Hicimos algunas otras cosas de las que me avergüenzo. La mayoría de los psiquiatras afirman que la experimentación homosexual es normal e inofensiva para los adolescentes jóvenes, pero yo estaba tan lleno de culpa después que juré que nunca volvería a hacerlo, y Tom y Gene compartieron ese punto de vista. Unas semanas antes había sido un adolescente ligeramente reprimido normal que se sentía culpable de masturbarse. Ahora, gracias a la tutela de Loren, yo era un círculo desvergonzado: degenerado, obsesionado con la masturbación y también con un terrible secreto.

Dado el tiempo suficiente Loren probablemente podría convertirnos a su religión, tan grande fue su influencia sobre nosotros, pero en cambio nos tomó en una dirección diferente.

"¿Alguna vez pensaste en lo que sería tener a un chico de sus huevos, quiero decir literalmente tener una bodega de ellos?", Preguntó una tarde. No todos los de nuestra reunión, resultando en maldad. A veces nos sentábamos alrededor de mi habitación conversando de muchas cosas.

-No. Nunca había pensado en el asunto.

Piensa en el poder. El tipo tendría que hacer lo que pidieras.

-Sí, supongo que sí -respondí. No tenía ni idea de hacia dónde se dirigía.

-Aquí -dijo él, bajándose rápidamente su pantalón y ropa interior-. "Agárrame. No es muy difícil, solo agárramelas. "Se inclinó hacia delante y abrió las piernas.

-"No lo creo".
-"Adelante, no es como si fuera mi pene".

Finalmente tomé sus colgantes huevos en mi mano y di un apretón suave, tentativo.

-Más duro -ordenó-.

Se las apreté un poco, y gradualmente sentí su escroto apretarse como sus huevos subiendo como queriendo escapar.

"¡Detente!" Gritó de repente, con voz quebrada. Fue sólo cuando se dio la vuelta que me di cuenta de que tenía una erección, y con unos pocos golpes rápidos que terminó lo que había comenzado. Yo estaba un poco avergonzado, pero al mismo tiempo yo estaba en negación para explicar la tensión en mi propio pantalón.

-¿Quieres que te lo haga? -preguntó Loren, mirando mi protuberancia.

-No, gracias -respondí.

Había jurado que otra persona tocaría mi pene. Con cualquier parte de su cuerpo. La visita guiada de Loren a Queersville había sido suficiente para convencerme de que no era mi tipo de lugar. Tom y Gene se apresuraron, cada uno de repente deseando privacidad. Estábamos de vuelta en mi habitación la próxima semana. Tom y Gene tenían algo más que hacer, así que éramos solo Loren y yo.

-“Aprieta de nuevo” -dijo Loren, poniéndose el pantalón-. -Sólo esta vez finge que me estas cortando los huevos.

"¿Huh?" Pregunté.

-Haz como si eso fuese un cuchillo -explicó, mientras me daba el peine de cola de rata que siempre llevaba en el bolsillo de su cadera-.

-No lo sé, hombre. Vamos a hacer otra cosa".
"¡Gallina!" Él emitió el desafío adolescente final.

"Bien, pero esta es la última vez". Agarré sus huevos a la espera y sujetaba la parte trasera del peine contra la delgada piel de su escroto y la pase varias veces. El efecto fue inmediato y él arrojo lo que parecía ser lo de una semana sobre el piso. Tan pronto como limpió las cosas, se fue, dejé caer mi pantalón e intenté duplicar el procedimiento con mi propio peine. A pesar de que estaba duro como roca ninguna cantidad presión en mis huevos y pretendiendo verlos me trajo al orgasmo. Tenía que hacerlo de la manera tradicional; pensando en chicas.

Eso estaba empezando a convertirse en un problema para mí. Me quedé imaginando cómo cada chica que yo sabía podría verse sin ropa, y que por lo general resultaba en que alcanzaba una erección. En casa en la cama que no era mucho un problema. De pie en los pasillos hablando con ellas era otra cuestión y tratar de controlar mis fantasías o el resultado me era imposible. Eso no parecía ser un problema para Loren, y al final me di cuenta de que estaba conectado un poco diferente a mí, y le dije que no iba a hacer nada desagradable con él.

"¿No tienes un cuchillo de verdad?" Preguntó una semana después. Él me había convencido a que hiciera lo del peine con sus huevos una vez más. Definitivamente la último vez, ambos estuvimos de acuerdo. Se puso duro, pero a pesar de arrastrar ambos lados del peine repetidamente a través de la piel estirada de su escroto, no hubo estallido como lo había hecho antes.

"Sí", contesté a regañadientes, y desenfunde un cuchillo de caza que mi tío me había dado. Dejé la bolsa a un lado y puse el dorado borde trasero del cuchillo contra su piel. Retrocedió al tocar el metal frío y comenzó la serie de pequeñas convulsiones sacudidas que sólo terminan en una dirección.

A día de hoy sinceramente no sé cómo sucedió. Un segundo estaba tirando de sus huevos tratando de hacerle disparar su carga. Al segundo siguiente los estaba sosteniendo en mi mano mirando fijamente, y como el vaquero en la canción de Marty Robbin, estaba "sorprendido por la mala acción malvada que había hecho".

-¿Por qué? -¿Qué pensabas? -¿Cómo pudiste hacer una cosa así? -Debo haber escuchado esas preguntas mil veces de casi tantas personas durante los próximos cinco años. La opinión profesional dominante era que había reaccionado subconscientemente a una amenaza percibida contra mi masculinidad, sin embargo no había opción era un tipo peligroso para la escuela pública; Estuve internado con el Instituto de Correccionales de Rockville, esencialmente una escuela de reformatorio, hasta mi decimoctavo cumpleaños, momento en el cual mi caso sería reevaluado. Mamá y papá murieron dos años más tarde en lo que se consideró un accidente, pero papá era demasiado bueno conduciendo para perderse una esquina en un camino que conocía bien y nunca condujo a noventa kilómetros por hora en su vida. Mi indiscreción ya había roto sus corazones y los había arruinado, así que supe que sus muertes también eran culpa mía.

El mismo juez que me envió a Rockville revisó mi caso la semana en que cumplí dieciocho años y determino que debía terminar la escuela en Rockville, entonces podría unirme al Ejército o tomar mis oportunidades con una junta de revisión formal. Yo opté por el ejército y Vietnam y se establecí en la costa oeste después. Nunca he vuelto a mi vieja ciudad natal, y desde el día en que lo castré no he visto, ni recluido a Loren.




Historia Original Aquí.





Autor: Zipper       Traductor: DarkSoul

HISTORIA DE VERANO

Éramos tan jóvenes y despreocupados en ese entonces. Es notable mirar hacia atrás en mi juventud y la simplicidad que podría existir en ese entonces. Difícil de imaginar tanto cambiaría tan rápidamente. Barrett y yo tuvimos algunos buenos momentos. Algo sobre nuestros caminos tranquilos nos atrajo el uno al otro, una amistad que duraría por años. A medida que envejecemos, las chicas o los deportes o cualquier cosa nunca nos separaron por mucho tiempo. Parecía como si hubiéramos hecho todo juntos......


HISTORIA DE VERANO
Éramos tan jóvenes y despreocupados en ese entonces. Es notable mirar hacia atrás en mi juventud y la simplicidad que podría existir en ese entonces. Difícil de imaginar tanto cambiaría tan rápidamente. Barrett y yo tuvimos algunos buenos momentos. Algo sobre nuestros caminos tranquilos nos atrajo el uno al otro, una amistad que duraría por años. A medida que envejecemos, las chicas o los deportes o cualquier cosa nunca nos separaron por mucho tiempo. Parecía como si hubiéramos hecho todo juntos.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [BALBUSTING]


Categoria: Gay      Autor: Corbin Crow





Éramos tan jóvenes y despreocupados en ese entonces. Es notable mirar hacia atrás en mi juventud y la simplicidad que podría existir en ese entonces. Difícil de imaginar tanto cambiaría tan rápidamente. Barrett y yo tuvimos algunos buenos momentos. Algo sobre nuestros caminos tranquilos nos atrajo el uno al otro, una amistad que duraría por años. A medida que envejecemos, las chicas o los deportes o cualquier cosa nunca nos separaron por mucho tiempo. Parecía como si hubiéramos hecho todo juntos - incluso nuestros cumpleaños eran sólo unos pocos días de diferencia. Claro que se ha ido ahora a vivir con ese hombre mormón. Supongo que es culpa mía, ya que arruiné lo único que nos unía.

Yo había descubierto mi amor por el ballbusting a una edad temprana, pero nunca me atreví a compartirlo con nadie - crecer en los suburbios no era el lugar para ser gay, y mucho menos interesado en fetiches más extremos. Pero Barrett era mi mejor amigo y no podía sucumbir a la sensación de querer golpear sus huevos. Con el paso del tiempo de los amigos jóvenes, una patada o dos no es tremendamente infrecuente durante un juego o apenas como broma, pero intencionalmente y para la satisfacción personal está en los límites.

No, no fue sino hasta la primavera de nuestro último año en la escuela secundaria, unas semanas después de nuestra 18 ª semana de cumpleaños, que las cosas se hicieron interesantes. Como ambos estábamos en la categoría de "marginados sociales", nuestro deporte de elección era la pista, el refugio de los tipos nerd que todavía deseaban mantenerse en forma y competir. En mi casa después de la práctica estábamos colgando bajo el viejo roble, relajándome mientras la brisa de la tarde crujía las hojas. No recuerdo particularmente porque, pero Barrett decidió que necesitaba escalar el árbol, una hazaña que nunca había intentado antes. Mientras que la pista deja un cuerpo delgado y piernas fuertes, la fuerza en los brazo no es exactamente alentada.

-¡Dios mira esto! -dijo saltando hacia una rama alta del suelo.

La vista ante mí era increíble. Barrett estaba completamente extendido, con los dos brazos colgando de la extremidad como una barra de tracción. Su cabeza, con los mechones rubios colgando hacia sus orejas, miraba hacia arriba, el bulto de su manzana de Adán apuntando al cielo. La camisa de la pista que llevamos en la práctica no es particularmente larga para evitar cualquier tejido extra rebotando alrededor o causando fricción, por lo que había subido más allá de su ombligo en esa posición, revelando su estómago. No tenía un paquete de seis, ni nada, pero sus actividades atléticas lo dejaron en forma con un agudo cinturón de adonis que descendía hasta sus short.

Para aquellos de ustedes que no están familiarizados con la pista, sepan que a lo largo de las largas distancias que se corren, la fricción es el enemigo. Los short que usamos están diseñados para ser sueltos y cortos para evitar problemas a largo plazo a menos que tengan calzoncillos especiales para correr, muchos solo los usan para competencias. Aunque en términos práctico de funcionamiento, no son tremendamente modestos. A medida que sus tensas piernas daban patadas en un intento de ganar asimiento, el montículo dentro de su short se movía claramente moviéndose libremente por su cuenta. Y de los destellos del sol poniente que pasaba por la tela azul clara de su short detrás de él, estaba claro que no tenía nada abajo.

Aunque estoy seguro de que solo estuvo colgando ahí unos segundos, esa vez me parecieron horas para mí. El balanceo de su paquete y las sombras que generó me dijeron que sus huevos estaban sueltos y colgando Mi corazón latía con fuerza cuando él lentamente comenzó a levantarse y supe que esa era una oportunidad tan buena como puedo imaginar. Incluso para un heterosexual no interesado en el ballbusting, esa era una oportunidad única. Justo cuando su tirón estaba empezando a tener efecto, mi zapato ultraligero estaba volando entre sus ampliamente extendidas piernas. Con un ruido sordo encontraron su objetivo, como puedo describir el choque en entre el fino zapato el contacto y la compresión de sus genitales blandos.

"Ooofph" fue el único ruido creado por Barrett, cuando sus pulmones intentaron vaciar todo su aire.

Casi tan pronto como la patada conectada, se cayó del árbol y comenzó a rodar hacia adelante y hacia atrás en la hierba, su rostro retorcido de dolor. Me paré sobre él, mirando a mi hermoso amigo retorciéndose de dolor y me sentí tan empoderado y excitado al mismo tiempo. Descubrí lo excitante que estaba cuando sentí sus ojos mirar mi entrepierna - yo llevaba los mismos short y son aún más inmodestos cuando contiene una erección furiosa. Con vergüenza, me apresuré a alejarme y empecé a caminar en otra dirección.

"Oye". Barrett gruñó débilmente habiendo dejado de rodar. Me volví para mirarlo mirándome con las manos en las caderas, con una erección completa obscenamente en la parte delantera de su short.

El sentimiento de felicidad abrumadora y la unidad que compartimos en ese momento no requería palabras pronunciadas entre nosotros. Éramos aún más parecidos de lo que pensábamos, y nuestra relación iba a ser muy diferente a partir de entonces. Mirando hacia atrás en ese día perfecto, no cambiaría nada, excepto tal vez la fecha. Pero pensé, ambos habíamos estado en secreto aferrándonos a los deseos entre nosotros, temerosos de revelarlo al otro. Ahora, con la graduación llegando pronto y el verano a seguir, solo tuvimos unos meses antes de que fuera el momento de ir por nuestros caminos separados a nuestros colegios separados.

Mis padres no estarían en casa por horas, así que decidimos continuar ese encuentro dentro de mi habitación, lejos de miradas indiscretas. Sorprendentemente, durante todo el tiempo que estuvimos juntos, nunca lo había visto completamente desnudo. Claro, lo había visto cambiar de ropa interior cientos de veces y tal vez incluso una ojeada o dos en los urinarios. Pero el día en que se quitó la camisa y dejó caer su short ante mí fue uno para recordar. Si pensaba ver su rizado pecho, pero no aún completamente madurado, mientras su camisa pasaba por encima de su cabeza era agradable, imaginar mi sorpresa cuando dejó caer su short.

A medida que pasaba la cintura, su pene circuncidado se volteó hasta el punto de su barbilla, saltándose con toda su gloria. Pero mis ojos realmente se abrieron a lo que estaba debajo de él. Al salir de su short, sus huevos colgaban sin esfuerzo entre sus muslos esculpidos, moviéndose como si tuvieran una mente propia. Me maravilló de su peso colgante y señalando justo por debajo de la parte inferior de su testículo derecho colgando un poco más bajo comenzó la línea gruesa de tan mediano muslo. Sin decir nada, caminé hacia él y golpee con mi zapato justo en sus testículos. Aunque su cara se arrugo con anticipación, sus piernas y manos no intentaban interferir.

Esta vez un golpe mucho más duro fue acompañado por un gruñido, dejando a Barrett rodando alrededor en el piso una vez más. Mientras rodaba sobre su estómago acunando sus huevos, fui recibido con una gloriosa vista de sus nalgas, esculpidas finamente por horas y horas de carreras, flexionándose y apretándose mientras su cuerpo trataba en vano de disminuir su dolor. Tiré mi camisa por encima de mi cabeza y pateé mis zapatos todavía de pie sobre él. A medida que se volvía, vi que la punta de su duro pene había comenzado a filtrar algo de pre-semen con un solo hilo que conectaba su pene a sus abdominales.

Extasiado por esa visión, regrese a la realidad por la sorpresa de su mano empujándose entre mis piernas y apretando firmemente mis propios huevos. Jadeé al principio, pero él no estaba apretando lo suficiente como para causar un dolor real, solo para dejarme saber que él los tenía bajo su control. Cuando sacó el puño, cada testículo se deslizó más o menos de su alcance, pero mantuvo un agarre en la tela de mis short. Con movimiento deliberado, sacó mi short de mi cintura y hasta mis rodillas. Mi pene se alegró de la libertad de los pequeños confines y mis huevos sintieron el aire fresco justo debajo.

Desde la inspección visual estaba claro que mi pene era un poco más grande que el suyo, no lo empequeñecía ni nada, pero claramente más grande. Sus huevos, sin embargo, tenían la ventaja de tamaño evidente y colgaban centímetros enteros más bajos. Mientras terminaba de quitarme el short, que se había enrollado hasta las rodillas, extendiéndolos hacia fuera para dejar sus huevos invitadamente expuestas en medio con su pene que no ofrecía protección ya que seguía apuntando hacia el cielo. No necesitaba ninguna invitación firmada y en algún momento mi pie entró en contacto con su piel por primera vez desnudo.

Su reacción me confirmó lo que los nervios de mi pie ya me dijeron: cuando le dí un golpe sólido. Mientras me paraba sobre él, retorciéndome, no pude resistir el impulso de empezar a retorcerlo. Mientras se recuperaba, se puso de rodillas sobre sus rodillas, claramente favoreciendo sus tiernos testículos. Tomó su propio pene con su puño y comenzó a acariciarlo junto conmigo. Unos momentos más tarde, solo el sonido de nuestra mutua carne acariciándose llenaba el silencio, él extendió la mano y tomó mi mano, tirando de mi pene.

Dejando mi mano a mi lado, su mano se movió hacia atrás para envolver mi pene espasmódicamente. Él era claramente un experto en la manipulación manual y me conocía bastante bien para leer mis reacciones. Controlando la velocidad y el agarre de su mano, se hizo rápidamente evidente que mi liberación estaba en su poder. La inversión de roles de estar de pie sobre un hombre que acababa de patear en sus huevos para tenerlo subyugado a mi propio orgasmo inminente a su voluntad fue grandiosa.

Dejó caer la cabeza hacia atrás y aumentó el ritmo de sus dos manos hasta un casi el borde. Cuando todo mi cuerpo empezó a contraerse por la inminente eyaculación, vi un chorro blanco salir de su pene y golpear mi parte interna del muslo. Apenas tuve tiempo de apreciar la cálida liquidez de su semen antes de que mi propio pene estallara, lanzando una fuerte explosión justo en la muesca debajo de la manzana de su Adán y entre sus clavículas. Durante unos segundos, ambos compartimos la felicidad orgásmica, mientras cuerda tras cuerda de esperma caliente se mezclaba y goteaba por su pecho.

Los dos permanecimos quietos unos instantes, todavía temblando con las réplicas de nuestros orgasmos, con los únicos sonidos de jadeo y el ocasional estallido de una gota de semen cayendo perezosamente de uno de nuestros penes desinflados.

"¿Quieres ver una película?" Dije, rompiendo el largo silencio.
"Claro, ¿qué tal una comedia?" Él respondió con indiferencia.

Un par de duchas rápidas más tarde y estábamos sentados en sudores riéndose frente al televisor por un rato hasta que mis amigos llegaron a casa y pronto Barrett se fue.

Ese fue un buen día.

II

Estuve preocupado por unos días después de nuestro primer encuentro que habíamos ido demasiado lejos y manchado nuestra amistad. Cuando salí con él, decidí no mencionar nada y él parecía contento de hacer lo mismo. Quizás fue una casualidad. Tal vez nunca volvería a suceder. Estaba flotando en el pensamiento mientras nos sentábamos, supuestamente viendo una película, mis ojos vidriosos y mirando fijamente en la dirección de Barrett.

Un pequeño movimiento me sacó de mi neblina, cuando vi su mano deslizarse perezosamente hacia su pantalón deportivo blanco y deslizarlos hasta sus muslos esculpidos hasta que su escroto sin vello quedo a la vista. Apareció concentrado en la televisión mientras el espectáculo se desarrollaba ante mí. Tenía el hábito de ocasionalmente no usar ropa interior y no sabía cómo su ropa mostraba sus genitales, pero eso era ridículo. Rápidamente sentí sus ojos en mí, y lo miré como una sonrisa a la cara. No necesitaba una invitación de nuevo.

El aire salió de sus pulmones, rápidamente expulsado por una respuesta natural de su abdomen tratando de proteger su capacidad reproductora. Esa señal siempre indica un golpe limpio; Gritar o gritar me dice que probablemente he perdido mi objetivo. Me he acostumbrado a ese sonido y, lo que es más importante, me gusta crearlo. Mi calcetín se desliza fácilmente fuera del nylon en su short después del golpe. A pesar de su reacción y el dolor que sentía, solo se inclinó hacia delante un poco, dejando sus genitales todavía expuestos en su postura de rodillas estirada.

Un golpe más duro desgastó su resolución rápidamente, cuando él jadeó una vez más y rodó a un lado, agarrándose a sí mismo. Debo decir que disfruté de la vista de su tensa cara mientras su culo se extendía contra su short mientras sus manos intentaban infructuosamente negar el dolor. Alcancé entre sus piernas, sus manos cediendo pasivamente, y me sorprendí al chocar contra su erección mientras buscaba sus huevos. Para no ser disuadido, redirigí mí enfoque, deslizando mi otra mano por su suave muslo para agarrar sus colgantes huevos.

Incapaz de contenerse, su mano rápidamente extendió la mano para agarrar mi pene a través de mis pantalones cortos mientras su otra mano deslizaba su pene por la cintura de sus short, sus huevos todavía dentro de mi alcance. Mi mano libre ayudó a desabrochar mi short y liberar mi pene, y no paso mucho antes de que estuviera vigorosamente masturbando nuestros dos penes. La excitación del momento y su habilidad en la manipulación manual significaron que ambos llegamos al orgasmo con bastante rapidez. Jadeé cuando mi semen roció sobre su camisa y poco después de que su propio pene, lanzara una raya aún más impresionante de líneas a lo largo de la camiseta. Siguió de la misma manera desde allí, cualquier lugar en que Barrett podía, sin ninguna palabra, convertirse en una oportunidad para reventar sus huevos seguidas de una masturbación mutua.

Un día, un mes después, después de una revuelta particularmente virulenta, se inclinó y tomó mi pene con su boca. Fie el comienzo en un sensación desconocida fui rápidamente aliviado por su talentosa mamada que me hizo apoyarse contra la cama para apoyar en ningún momento. Si usted nunca ha experimentado la sensación de su pene deslizándose profundamente en una garganta dispuesta, no lo puede recomendar lo suficiente. En él era algo natural.

Después de que se tragó mi carga por la garganta, sentí que era justo que yo correspondiera y, sin duda, estaba un poco curioso. Ya le había ayudado en algunos trucos para él, pero mi boca nunca había estado cerca de un pene antes. Aunque intenté lo mejor posible, mi inexperiencia dibujó el contraste de la mamada asombrosa que acababa de recibir. A pesar de que su pene no era tan terriblemente grande,  apenas podía manejar la mitad en mi boca antes de que empezara a ahogarme. Sin embargo, no parecía importarle, mientras sus caderas comenzaban a empujar suavemente hacia adelante y hacia atrás.

Mis manos encontraron la manera de rodear sus huevos enrojecidos y ligeramente hinchados, aún colgando suavemente ante mi barbilla. En lugar de infligir dolor, masajeé suavemente, persuadiéndolo a lanzar sus semillas. Esto era demasiado para él, ya que rápidamente sentí sus huevos contraerse y tensarse en su escroto, listas para suplir su orgasmo. Alrededor del mismo tiempo, su glande se encendió en mi boca y él disparó su semen caliente en mi boca. No estaba totalmente listo y todavía un poco distraído en ordeñar sus huevos cuando una línea pasó por mis labios y goteó en el suelo. Me aseguré de contener el resto y trague todo lo que pude.

Con el progreso del verano, nuestras sesiones se hicieron cada vez más diversas. Patadas, probé rodillas y golpes. Incluso llegue a usar juguetes vez en cuando, pero no eran tan populares y el tiempo que traté de subir a sus huevos con mi peso corporal una pelota resbaló de tal manera que él estaba demasiado dolido para continuar - no fue divertido. Mi favorito era el apretón: tan fácil infligir dolor y los límites son casi interminables.

En una ocasión en particular estaba profundamente en una sesión de apretones y decidí cambiar a masaje suave y apretar suavemente. Su pene, ya dura desde la noche, se contrajo y se hinchó bastante notablemente. Empezó a gemir en silencio y se retorció un poco. Rápidamente le di una palmada con la mano cuando se fue a la deriva en dirección a su pene. Aunque se sobresaltó, cumplió, devolviendo la mano para agarrar las sábanas a su lado.

Sus gemidos se hicieron más urgentes y su pene empezó a retorcerse y saltar por su cuenta. Mis manos cronometraron su tanteo con el tiempo de los movimientos de su pene. Su espalda se arqueó, sus manos tiraron de las sábanas, y todo su cuerpo se tensó cuando la estimulación alcanzó su clímax. Me miró con una expresión de deseo, la otra mitad de confusión sobre lo que le estaba pasando exactamente a su cuerpo. Sentí sus huevos empezar a pulsar y pronto su pene tuvo violentas contracciones. En el tercer movimiento de su órgano intacto, una enorme explosión de esperma disparó y un gran chorro sobre su pecho. Pronto otro y otro salieron disparados desde el órgano viril, rociando en todas direcciones. Él jadeó y gruñó cuando todo terminó, con los ojos abiertos y superado por un placer inusual.

Es seguro que manipular los huevos de un hombre, sin ninguna estimulación directa a su pene, puede hacer que dispare una carga enorme. Eso fue un sentimiento. Supongo que es un poco como la compra de su fábrica de muebles directamente, lo hace bien desde donde se hace y cortar el intermediario.

Rara vez, pero de vez en cuando, él me pegaba en los huevos. No era exactamente lo mismo y ninguno de nosotros realmente disfrutamos mucho. Una vez que empezamos, eso se detuvo por completo.

Cuando mi pene finalmente lo empuje en su último anillo de defensa y apuñaló completamente su musculoso culo por primera vez, verdaderamente transformado nuestra relación de mejores amigos y ocasionales ballbusting a algo mucho más profundo. Me tomó solo unos cuantos golpes para estar seguro de que localice su próstata y él gimió en respuesta. Seguí penetrándolo siempre con sus huevos agarrados no importaba en qué posición, apretando y tirando como me agradara.

El verano se calmaba y slo quedaba un mes antes de que ambos nos mudáramos. Habiendo terminado una sesión reciente de juegos y sexo, yacíamos perezosamente sobre su cama.

Se volvió hacia mí y me susurró en el oído: -Quiero que estalles mis huevps. Quiero que los agarre en tus manos y los exprimas hasta hacerlos papilla. Por favor, arruina mi virilidad y aplasta mis huevos. "Se apresuró a través de la solicitud sin detenerse, como si simplemente no podía dejar de decirlo por más tiempo.

"¿Amigo, qué?", ​​Grité con asombro tan pronto como pude pronunciar palabra, sobre todo sorprendido aunque la idea sin duda había cruzado por mi mente antes. "Me encantan tus huevos, nos hicieron estar juntos este verano y nos dieron tanto placer. Nunca podría destruir algo tan hermoso. ¿Por qué querrías que lo hiciera de todos modos? "

"No sé qué es", respondió "pero siempre he querido que desaparezcan. Solía ​​enrollarlos en mis años más jóvenes, probando su fuerza y ​​sintiendo su forma, y ​​me pregunto cómo sería sentirlos dar y arrojar sus entrañas dentro de mi escroto. Ahora que no tengo un uso especial para mis huevos ya que sólo la parte inferior, siento que esta es mi oportunidad. Nada me hace más caliente que la idea de alguien que amo y confío aplaste mis grandes y bellos huevos. Ahora no puedo imaginar que esa persona sea otra persona que no seas tú. Te estaré eternamente agradecido y mis huevos que amas serían siempre tuyas de alguna manera. . No me hagas rogarte.

Estaba desgarrado. Comencé a pensar que amaba a Barrett y sabía que amaba sus huevos. Estaba, sin embargo, increíblemente encendido por la idea de arruinar permanentemente a alguien. Ahí tenía al poseedor de un conjunto perfecto de huevos que me rogaban que los aplastara, cumpliendo una fantasía de mucho tiempo, y estaba dando vueltas al asunto. Pero de nuevo son sus huevos, bastante egoístas de mí era decidir qué se debe hacer con ellos.

-Bueno, no estoy loco por ello -respondí-, pero si realmente es lo que quieres, lo haré por ti. Pero absolutamente no hasta el final del verano, me niego a perder ninguna oportunidad que me quede de disfrutar de ellos. "

"¡Trato!" Dijo con una cantidad extraña de regocijo para alguien que está listo para ser castrado.

Parecía un final apropiado para el verano, para entonces haberse mudado a su nueva ciudad universitaria, sus padres no estarían haciendo todo tipo de preguntas sobre su lesión. De la misma manera, sus huevos definieron el verano para nosotros y era apropiado que también dejaran de existir con el verano.

La noche antes de que él se mudara, él durmió encima de mí. Estuve despierto esa noche tocando su cálido cuerpo con mi mano rodeando su escroto. Cuando se desperté a la mañana siguiente, ya se había ido.

Sus padres eran lo suficientemente ricos como para pagar un departamento para el solo en la ciudad y, afortunadamente, la ciudad no estaba lejos de nuestra ciudad natal. Me dijo antes de salir que quería que el día de su ruina siguiera siendo una especie de sorpresa para él, sentarse sabiendo que podía llamar a su puerta en cualquier momento y poner fin a su virilidad a mi capricho. Aparentemente, esa idea le atraía. Lo confieso, me atrajo también.

Cuando finalmente llegó ese día llamé a su puerta. Sabía por su mirada que estaba feliz de verme. Estaba vestido sólo con el traje de pista que llevaba el primer día que le di en los huevos, abultado con una erección ansiosa. Me divertí brevemente con la idea de que un hombre de UPS o un vecino amistoso, fuera saludado con la misma vista si Barrett tuviera una pistola.

Una vez dentro, mientras me despojaba cuidadosamente de mi ropa, él literalmente se arrancaba la ropa, dejando sólo restos jirones de ese conjunto. Adecuado. Sus genitales colgaban, claramente él había estado manteniéndolos calientes así que estaban bajos colgando como era posible. Seguro que sabía presionar mis botones. Esos dos hermosos huevos colgando en ese escroto sin vello eran uno de los lugares más bonitos que jamás había visto. Mi pene ya duro estaba ahora esforzándose al máximo.

Tan pronto como estuvimos ambos desnudos con mi calcetín cubriendo mi pie voló entre sus piernas. Después de un golpe suave, Barrett gruñó y cayó de rodillas. Diablos, no había razón para contener mis patadas ya que sus huevos serán muy resistentes de todos modos. Durante la siguiente media hora más o menos, pateé y golpeé y pateé y apreté lo que quise, y Barrett, a pesar del dolor, mantuvo una disposición de felicidad. Claramente, estaba emocionado por lo que vendría.

Después de un golpe particularmente duro, Barrett necesitó un momento para recuperarse. Mientras rodaba sobre su estómago, se detuvo y tome en mis manos sus enrojecidos huevos. Con cuidado colocando su rostro y sus rodillas en el suelo, se deslizó hasta el culo primero en el aire hasta que sus hermosas nalgas se extendieron, revelando su agujero apretado. Con un rápido escupir en mi pene, acepté su oferta y apisone sus huevos profundamente en él. Haciendo una pausa por un momento, mi mano derecha cayó hacia abajo para buscar su propio pene. Cuando me metí en él, tire de sus huevos cada vez. Mientras sentía el semen hirviéndose en mis huevos, listo para llenarlo, de pronto me di cuenta de la calidez, la vida, la potencia contenida en mi puño izquierdo. Un poder chocante realmente.

Con un último empuje profundo, tiré de sus huevos hasta que su culo estaba contra mí y mi pene comenzó a disparar mis jugos calientes en su culo. Me senté hacia atrás, mi pene suavizante se deslizó de dentro de él, y los dos descansamos jadeando un momento, recuperándonos del orgasmo.

Cuando alcancé su pene duro para pagar el favor, él apartó mi mano. "¡No! No quiero venirme hasta que se hayan ido. Quiero tener una erección solida cuando suceda". No dije nada y ambos nos quedamos en silencio por unos momentos, reflexionando sobre el futuro cercano.

Mirando los huevos que iba a destruir, aún sueltos y rojos acurrucadas entre sus piernas bien formadas, una ola poderosa me abrumó - desde el fondo de mi mente surgió la duda.

"No estoy seguro de que pueda seguir con esto." Dije tímidamente, sus hombros cayeron en respuesta.

"¡¿Qué?! Hace tiempo que lo quiero. No veo mucha necesidad de conservarlos. "Contestó mientras se acercaba a mí. -¡Además, lo prometiste!

"Umm. . . No lo sé. "Le respondí. Sentí que su mirada se deslizaba de mi rostro hasta mi pene.

"Tu boca está vacilando en esta idea mucho más que tu pene”. "Dijo cariñosamente, colocando un dedo sobre mis labios. Él puso su boca en mi oído y suavemente susurró: "Quiero mis huevos girando en tu mano". Y mi pene tuvo una contracción inmediatamente. Tenía razón, y ambos lo sabíamos.

Fue realmente un procedimiento sorprendentemente simple. Sabía por una pequeña investigación que el testículo era básicamente una pared exterior fibrosa que rodeaba un área seccionada llena de túbulos para producir esperma. Si la carcasa se rompe, el contenido puede ser expulsado. Una ruptura menor es fácilmente reparable por un cirujano experto. Sin embargo, si se rompe y todo el contenido es forzado a salir, ya no hay vuelta atrás.

Apretarlos era realmente nuestro método favorito de ballbusting, pensé que era el método apropiado. Todo lo que tenía que hacer, razoné, era fijar el testículo entre mis dedos y utilizar mis yemas para ganar apalancamiento en la estructura hasta que no puede soportar la tensión más. Barrett me aseguró que no iba a resistirse así que no había necesidad de atarlo.

Cualquier duda persistente se había evaporado en el momento en que agarré su testículo derecho en mi mano y lo atrape en preparación. No puedo describir la sensación de sostener el testículo de otro hombre en mis manos planeando destruirlo. El poder es humillante. Puse mis dedos con el largo lado interior de su testículo. Para presionar con toda mi fuerza, el testículo se escabulló bruscamente de mi agarre y Barrett gritó.

Luego apreté con más firmeza esta vez, presioné con toda mi fuerza y, con un empujón extra, mi esfuerzo fue recompensado con un grueso crujido húmedo. Barrett apretó los dientes y gruñó, pero se quedó rígido, revelando que sentía lo que yo hacía. Ahora que la cáscara se rompió, era sólo cuestión de tiempo. Mientras volvía a presionar la raya central, mi pulgar cayó en la forma de su testículo y sentí una oleada de materia suelta alrededor de mis dedos durante un segundo o dos. No tardó más tiempo en completar la evacuación del testículo herido mientras los últimos trozos de resistencia se desgastaban mientras mi pulgar se unía a otro dedo.

Después de ese paso inicial, solté su testículo aplastado y encontré un bulto de carne mucho más suave que residía junto a él. Esa era la esencia de su virilidad en mis manos ahora, el precioso contenido que la cubierta de su testículo ya no podía proteger. Moví esa pequeña masa amorfa de tejido que es técnicamente lo que hace ser a un hombre, un hombre. Aunque casi sin duda inútil ahora, estaba decidido a hacer eso bien y comencé a amasar la mancha entre mis dedos. No opuso casi ninguna resistencia y se rompió rápidamente lo moví hasta que resbalaba alrededor de mis dedos hasta que estuve seguro que no había pedazos sólidos que quedaran. Miré hacia arriba para ver a Barrett desmayado, una calma se extendió por su cara.

Él nunca me perdonaría si lo dejaba dormir durante el gran final, así que fui a buscar un poco de agua para despertarlo. Además mis manos me estaban doliendo un poco en ese punto y podría tomar un descanso.

Al llegar, estaba un poco fuera de él, pero más agradecido por despertarlo y complacido con el progreso hasta ahora.

Ahora que había descubierto todo el proceso, el segundo debería ser mucho más fácil. Encontré el mismo punto en su testículo final, lo atrape con mis dedos y presionado mis pulgares en su núcleo. La resistencia fue tremenda, pero  no estaba dispuesto a dejar que ese testículo se me escapara esa vez. La pared fibrosa finalmente renunció a su lucha y, con otro apretón, permitió que mis pulgares aplastaran las preciosas entrañas masculinas que ya no podía proteger. Esta vez no perdí tiempo entre la eyección inicial de la materia testicular y la molienda, mis dedos hicieron un trabajo rápido de todo lo que quedaba de sus huevos. En ese breve momento entre la ruptura inicial y la completa descomposición de su virilidad, Barrett se tambaleaba al borde del desmayo y de repente ya no era un hombre. Jamás había tenido otra carga fértil ni pensaba convertirse en padre.

Dejó caer la cabeza hacia atrás y soltó un tremendo suspiro de satisfacción. Fue como si el contenido de sus huevos estuviera doliendo para salir de las paredes del testículo, causándole una gran incomodidad, hasta que amablemente alivié la presión haciendo estallar sus huevos y permitiendo que la delicada carne dentro escapara. Me imagino que un hombre que acaba de pasar una piedra por el riñón o una mujer que ha dado a luz a un niño haría tal ruido.

No estaba muy interesado en sus sentimientos en este momento, disfrutando enormemente de mi acceso de dos manos a su escroto arruinado. Llegué lejos y trace las cuerdas espermáticas hacia abajo, una en cada mano, hasta que encontré lo que alguna vez fueron sus huevos. Ahora, solo una cáscara deshinchada y agrietada solo residía algo pequeño que se deslizaba hacia adelante y hacia atrás entre mis dedos con facilidad.

Una mano siguió tanteando el saco pulposo mientras la otra empezaba a acariciar mi pene. Pronto sentí mi orgasmo inminente y apunte mi polla a su pene. Fue el orgasmo más intenso de mi vida, cuando disparé, chorro tras chorro de semen caliente blanco sobre su hombría arruinada. Fue una vista asombrosa, mi semen goteando a través de un par de huevos triturados y una pene que nunca producirá otra carga potente en su vida.

De principio a fin, la trituración tardó menos de 10 minutos. Lo que llevó a la naturaleza casi 19 años a minuciosamente perfectamente hacer, lo destruí en unos miserables 10 minutos. Es divertido saber todo lo que realmente se necesita para hacer estallar un par de huevos, incluso los grandes y hermosos como lo de Barrett, un poco de fuerza aplicada de la manera correcta y lo más importante, la voluntad de hacerlo.

De ahí fue a un médico amigo con el que había tenido algún contacto. El médico lo registró todo como un accidente deportivo o algo así, y como Barrett tenía 18 años, no había necesidad de involucrar a ningún padre o autoridad. Lo cuidé por los próximos días y él comenzó rápidamente en una terapia de reemplazo hormonal prescrita por el médico. Al final de la semana ya era hora de que nos separáramos y Barrett continuó con sus profusas gracias.

"Nunca podré agradecerte lo suficiente por el regalo que me has dado. Fue el momento decisivo de mi vida y me alegro de haberlo compartido contigo.

Yo estaba demasiado sobrecogido por las emociones de nuestra separación que simplemente ofrecí un abrazo lloroso como respuesta. Moví la mano a través de la ventana del taxi mientras doblaba la esquina.

Mirando hacia atrás, me pregunto qué podría haber sido. No creo que lo haya pensado completamente. Casi egoísta de él realmente. Esos huevos nos unieron. Una vez lo restos fueron limpiadas por el médico, nuestra relación ya estaba condenada. Claro, nos mantuvimos un poco en contacto durante la universidad con cartas y correos electrónicos e incluso me visito una vez durante el verano siguiente y me dejó acariciar lo que quedaba de su escroto. La terapia hormonal parece estar funcionando pues su pene funcionó muy bien. El sexo era desinteresado y desapasionado y no hablamos de nuevo luego de ese verano.

Él me dijo que había conseguido un nuevo novio, algún entrenador físico. Al parecer su pene era más grande y él realmente amaba la idea de que su pene enorme dentro de él ahora que ua no era hombre. Hace años que no hablamos. A veces, me siento usado. Pero mirando hacia atrás, no cambiaría nada.

¿Con qué frecuencia obtienes una oportunidad para que un hombre hermoso con el que has fantaseado sobre ballbusting te ofrezca sus perfectos huevos para ser destruidos, y si hay algo para tener que convencerte de hacerlo? Esa prisa que experimenté cuando su testículo final cedió a mis pulgares y entregó su contenido masculino vital a mí es uno que probablemente nunca volveré a sentir. Pero es una cosa que nunca olvidaré.




Historia Original Aquí.




Autor: Corbin Crow       Traductor: DarkSoul

HERMANO DRENÓ VIRILIDAD

Una vez fui un antiguo dios de la fertilidad, pero la tribu que me adoró está extinguida desde hace mucho tiempo. Ahora, paso mis días interminables e inmortales atormentando a la gente de la raza humana que se ha olvidado tan descuidadamente de mí. Estaba rondando las calles invisiblemente, sin ser visto por los mortales, cuando los percibí. Mis próximas víctimas......


HERMANO DRENÓ VIRILIDAD
Una vez fui un antiguo dios de la fertilidad, pero la tribu que me adoró está extinguida desde hace mucho tiempo. Ahora, paso mis días interminables e inmortales atormentando a la gente de la raza humana que se ha olvidado tan descuidadamente de mí. Estaba rondando las calles invisiblemente, sin ser visto por los mortales, cuando los percibí. Mis próximas víctimas.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [SOBRENATURAL]


Categoria: Gay      Autor: Ballmeat





Una vez fui un antiguo dios de la fertilidad, pero la tribu que me adoró está extinguida desde hace mucho tiempo. Ahora, paso mis días interminables e inmortales atormentando a la gente de la raza humana que se ha olvidado tan descuidadamente de mí. Estaba rondando las calles invisiblemente, sin ser visto por los mortales, cuando los percibí. Mis próximas víctimas.

Eran hermanos, uno de ellos era mucho más adulto y más maduro. Leí su mente y vi que tenía 21 años. Su nombre era Richard, y el nombre de su hermano menor era David. Tenía sólo 15 años, y su hermano lo llamó "Lil Dave".

Estaban en casa, solos juntos, en un gimnasio en el sótano. Lil Dave estaba haciendo ejercicios de banca mientras su hermano lo veía. Solo levantaba la barra con dos pesos de veinticinco libras en cada extremo. Muy fuerte para un niño de 15 años.

"Estupendo. Eso es. Estás haciendo un buen progreso. Ahora es mi turno -dijo su hermano mayor de 20 años-. Tomó los platos de veinticinco libras y dio unas palmadas en tres placas de cuarenta y cinco libras a cada lado. Podía leer su mente. Podía ver sus deseos. Quería mostrar a su hermano lo fuerte que era. Quería hacerle ver a su hermano su fuerte pecho y flexionando sus gruesos brazos mientras accionaba sus músculos. Quería afirmar su estatus como el hermano mayor alfa que era muchas veces más grande y más fuerte. Podía ver todos sus pensamientos tácitos, toda su competitividad.

Y pude ver los pensamientos de Lil Dave también. Podía ver su admiración por su fuerte hermano mayor, su deseo de querer crecer y ser tan grande como Richard algún día. Y pude ver su envidia, y sus celos.

Richard estaba vestido con un apretada licra. Sus gruesos mechones negros de vello en la axila madura estaban resbaladizos con el sudor de su entrenamiento. Hizo fuertes sonidos de bestias como gruñidos con cada levantamiento. Su ropa se corrió un poco mostrando todas las estriaciones de sus pectorales gruesos y carnosos cada vez que levantaba la barra. Las venas a lo largo de sus grandes tríceps y antebrazos surgieron con cada esfuerzo. Podía sentir a Lil Dave admirando todo eso, mirando los músculos sudorosos de su hermano mayor con envidia, deseando que fuera él quien tuviera algo de esa fuerza varonil.

La habitación estaba completamente dominada por el hedor del sudor de Richard. La camiseta suelta de Lil Dave apenas estaba manchada de sudor. Él se sentía muy consciente de sí mismo ahí en su flaco cuerpo casi pre adolescente junto a su hermano maduro y adulto, que era mucho más hombre que él.

Con un último gruñido fuerte, Richard vuelve a sujetar el peso. Chocan contra el estante.

"Está bien Lil Dave, gran entrenamiento", dice mientras golpea a sus hermanos de vuelta. Una gran impresión dándole un fuerte apretón de mano con su sudor se deja en la camisa de Lil Dave. ¡Oh, una diferencia tan pequeña en años hace una gran diferencia en los cuerpos de los mortales!

"Ojalá pudiera ser más fuerte más rápido," lamentó Lil Dave.

No te preocupes, hermano. Tú compartes los mismos genes que yo. En poco tiempo, serás tan grande como mi cuerpo", dijo Richard mientras flexiona su brazo derecho delante de la cara de David. Su gran montículo de músculo bíceps se eleva y endurece justo delante de los ojos de David. Era un músculo masculino fuerte, poderoso y puro. Una vez más sentí la envidia que venía de David mientras miraba como el bulto gigante de su hermano delante de él, y supe exactamente qué hacer.

-Vamos a bañarnos e ir a comer -dijo Richard mientras camina hacia las escaleras, pero tengo otros planes para él.

De repente, Richard dejó de caminar y cae al suelo. "¡Ugh!" Gruñó él mientras se encogía en una posición fetal y toma su entrepierna con ambas manos.

"¿Qué pasa hermano?" Pregunta David.

"Mis huevos. Se siente como si alguien me hubiera pateado con fuerza los huevos, "Richard gimió, sus manos todavía sujetas a su ingle, y su cuerpo musculoso grande enrollado en un montón patético en el suelo.

"¡Ugh!", Gruñó de nuevo, esta vez alcanzando con sus dos manos debajo de su ligero licra de gimnasia para agarrar la carne de sus genitales directamente. "Duele. Me duele mucho. Algo está mal".

"Bájate la licra para dejarme echar un vistazo", dice David.

"¡Ugh!" Gruñe Richard de nuevo, esta vez aún más fuerte, y rápidamente se baja su licra y los echa a un lado...

-Aparta las manos -le dice David-. No puedo ver nada con ellos en el camino.

A regañadientes, Richard retira sus manos de su ingle, revelando su pene y sus huevos. Estaban un poco por encima de la media. Su pene fláccido tenía cinco pulgadas de largo y sus huevos eran grandes y redondas como pesadas en su saco suelto. Su entrepierna estaba afeita para dar mejor sexo a su novia, que era penetrada bastante regular.

-Parece que no hay nada malo en ellos -dijo David mientras extendía las manos para examinar los huevos de sus hermanos-.

En el momento en que sus dedos rozaron el escroto David, sintió algo como una descarga eléctrica que atravesó todo su cuerpo.

"Whoa", dijo David, "Creo que también siento algo en mis huevos".

David también se quitó su licra y reveló su propio pene y huevos jóvenes. En realidad tenía más vello que su hermano, un pequeño mechón de finos vellos estaba encima de su pequeña pene apenas adolescente. Su pene fláccido era como un pequeño botón, ni siquiera de una pulgada de largo, y sus huevos eran pequeños, como pequeñas canicas, en su apretado saco, apenas caído.

"¡Ugh!" Richard gruñó de nuevo, y David levanto su escroto para ver lo que estaba mal.

En el momento en que sus manos tocaron los huevos de Richard de nuevo, David pudo sentir algo como de electricidad fluyendo hacia él una vez más. Lo ignoró y echó un vistazo a los huevos de su hermano en sus manos. Estaban suaves, cálidas y sudorosas en su saco, temblaban en su palma como dos animales vivos. David rodó los testículos con los dedos, maravillándose de su tamaño y suavidad, a diferencia de sus dos guisantes duros, preguntándose qué podía estar mal con ellos.

"No parece que haya nada malo en ellos...", dijo David, pero luego él sintió lentamente que algo gracioso estaba sucediendo. De repente se dio cuenta: al principio, los huevos de Richards eran tan grandes que apenas cabían en su mano aun de tamaño infantil. Ahora parecían poder acomodarse cómodamente, aunque con un poco de incomodidad, en la palma de su mano. ¿Los testículos de su hermano se encogían?

"Ugh!" Richard gruñó de nuevo, su ingle lleno de dolor. Sus manos involuntariamente alcanzaron su entrepierna una vez más, y sacaron sus bolas de la palma de David. David sintió que la electricidad que fluía hacia él de repente se detuvo.

"¿Qué les pasa?", Gritó Richard mientras sus manos sentían sus huevos, "¡son más pequeños! Algo anda mal en mis huevos. Se están volviendo más pequeños. ¡Ayúdame, David!

David miró su propia entrepierna y se sorprendió. Donde habían colgado sus diminutos y pequeños testículos, ahora, eran dos testículos adultos de tamaño completo colgaban entre sus piernas en un saco bajo. Antes, solo tenían el tamaño de pequeñas canicas, ahora eran pequeños testículos de forma ovalada y de hombre real. David no sabía lo que estaba sucediendo, pero sabía que quería volver a tomar los testículos de su hermano en sus manos para confirmar su sospecha.

"Rápido, déjame ver tus testículos de nuevo", David le dijo a su hermano, pero Richard estaba agarrando desesperadamente sus huevos y se negó a mover las manos, "¡Déjate agarrarlas un momento!" David gritó desesperadamente y trató de sacar las manos de su hermano de sus huevos.

En el momento en que sus manos tocaron las manos de su hermano, sintió que la energía fluía hacia él una vez más, y supo que en realidad no necesitaba tocar los testículos de su hermano. Cualquier parte de su cuerpo lo haría. Cualquier parte de su cuerpo haría que la transferencia ocurriera.

David apoyó suavemente la mano en el bíceps de Richard, el que se flexionó frente a su rostro hace unos momentos, tan orgulloso y fuerte. David miró sus propios huevos y pudo verlos crecer literalmente. Se expandían, poco a poco, llenándose cada vez más de testosterona y de esperma que producía esa carne, convirtiéndolo de un niño en un hombre viril y fértil. Con la otra mano, David agarró sus propios huevos y las sintió expandirse en su palma. Podía sentir que su saco se aflojaba y que sus testículos se hacían más duros. Él estaba chupando la virilidad de su hermano mayor de gran tamaño, y le encantaba.

"¡Mis huevos, algo anda mal en mis testículos!" Richard sollozó de dolor y angustia. Estaba tirando desesperadamente de su encogido escroto, como si tratara de arrancar sus propios testículos de su cuerpo. Pero todos sus esfuerzos eran inútiles mientras la mano de David descansaba sobre su bíceps de luchador y sudorosos. Desafortunadamente, Richard estaba tan desesperado que ni siquiera notó que la mano de su hermano tocaba suavemente su brazo.

Los testículos de David eran ahora del mismo tamaño que los huevos de Richard originalmente. Podía sentir toda la testosterona, la agresión, la energía, el poder, fluyendo de sus recién descubiertas glándulas de virilidad entre sus musculosos muslos. Pero pudo ver que su diminuto pene de tamaño pequeño todavía no había crecido, y todavía podía sentir la electricidad fluir hacia él desde el bíceps de Richard, y él sabía lo que tenía que seguir haciendo.

"¡NOOOOOOO!" Richard gritó, "¡no mi pene! ¡No mi pene también! "

Él agarró desesperadamente su pene flácido, tirando de él, y extendiéndolo hacia fuera como si intentara evitar que se retractara en su cuerpo. Ahora descubierto, David pudo ver que los testículos de Richard se habían encogido del mismo tamaño que sus propios testículos adolescentes habían sido antes. Eran pequeñas cosas en un saco apretado entre los muslos de su hermano musculoso. David pensó que parecían absolutamente ridículos.

Observó cómo su hermano tiraba de su pene. La había crecido a ocho pulgadas de largo, una fina aguja alargada que se extendía desde su entrepierna. Poco a poco, el miembro estirado comenzó a retraerse, cada vez más corto, desapareciendo poco a poco a pesar de los desesperados esfuerzos y los gritos de Richard.

"¡Mi pene, mi gran pene, no!"

David miró su propia entrepierna y vio que su pene había salido de su escondite en la ingle, que lentamente empujaba y se hacía más gruesa. El prepucio estaba creciendo las venas visibles, la cabeza era cada vez más grande y ardía. No era de dos pulgadas de largo cuando estaba flácido, ahora era de tres pulgadas, ahora era grande y gordo como el pene fláccido de un hombre normal, y luego creció aún más. Se volvió de un total de cinco pulgadas de largo cuando flácido, al igual que el pene original de su hermano. Colgaba grueso y pesado como un péndulo de carne de hombre de su cuerpo de chico delgado.

Después de haber agotado completamente a su hermano mayor su pene y huevos, todavía se aferraba a los bíceps de su hermano, y podía sentir el músculo muy lentamente e imperceptiblemente encogerse y suavizar. Dejé que el flujo de músculo en David continuara por un corto tiempo antes de que se desvaneciera. David podía sentir el flujo de descargas eléctricas cada vez más pequeñas hasta que finalmente se fue. Finalmente soltó su suave agarre del ligeramente disminuido bíceps derecho de su hermano y se colocó frente al espejo frente al estante en cuclillas para examinarse a sí mismo.

La camisa holgada que llevaba ya no parecía tan ancha. Se la quitó y se quedó allí desnudo, excepto por sus zapatos. Ahora tenía una pizca de marcados pechos, y un paquete de seis estaba mostrándose a través de su abdomen. Él flexionó sus brazos pequeños y pequeñas protuberancias de bíceps aparecieron. Ahora tenía un cuerpo fuerte y apto.

Se volvió hacia su sollozante hermano mayor en el suelo. Sus nuevos huevos se los estaba jalando con agresividad y confianza. Miro a Richard y se sentó sobre su pecho.

-¿Qué estás haciendo? -preguntó Richard, confundido.

Sin decir nada, David alcanzó una mano detrás de él y agarró el pene y sus huevos encogidos de su hermano. Eran diminutos y apenas cabían en sus dedos. Los apretó y Richard jadeó de dolor.

"¿Ves estas pequeñas cosas, Richard?" David preguntó, "Ya no soy Lil Dave. Eres pequeño ahora. Lil 'Richard. Lil Rick. Lil Pene. "Sonrió, y apretó los genitales del hombre arruinado sin piedad," realmente Lil Pene".

Finalmente, Richard notó el gran pene y huevos de su hermano justo debajo de su barbilla.

"¡Mi pene, mis huevos!" Richard jadeó.
"No", dijo David, "Mi pene. Mis huevos ahora".

El gran pene de David comenzó a moverse. Poco a poco, sintió su primera erección grande en su vida cuando el pene se elevó a una dura y completa erección de ocho pulgadas de longitud, palpitante con el deseo joven y seguro.

Richard miró fijamente, hipnotizado ante el gran pene duro delante de él. Su pene, perdido. Ahora el pene de su hermano.

-Quieres que no lo hagamos -se burló David-. Lo quieres de vuelta.

Richard asintió con la cabeza.

Entonces, tómalo. Toma todo de ella. Trágate mi gran pene, hermano de Lil Pene".

Richard vaciló al principio, pero finalmente envolvió sus labios alrededor de la cabeza del gran pene que solía ser el orgullo y el centro de su masculinidad.

-¡Toma más! - Dijo David.

Richard se amordazó cuando más y más de los ocho pulgadas desaparecieron por su garganta. Las lágrimas caían de sus ojos de la angustia de su virilidad perdida.

En pocos minutos, David tuvo su primer orgasmo real. Sus ojos se cerraron de placer y su joven cuerpo se estremeció mientras disparaba su semen por la garganta de su hermano.

-“Tómatelo todo” -dijo David, y obedientemente obedeció, tragándose las gotitas de la virilidad de David ahora superior, tragando su semilla masculina, subconscientemente preguntándose si podría recuperar algo de su virilidad perdida de esa manera.

A lo largo de toda esta dura prueba, el pene encogido de Richard nunca se movió de su entrepierna. Sus huevos permanecieron contraídos contra la base de su diminuto pene. Sabía que su pene nunca volvería a crecer y endurecerse, y sus huevos eran totalmente infértiles. Estaban completamente secos. Él era tanto un hombre como un niño pre adolescente para siempre. ¿Qué pensará su novia cuando lo vea? Sonrío ante la idea.

Pero David seguía camino a la pubertad. Su gran pene y huevos balanceaban incluso más grandes mientras él progresaba a su edad adulta. Con los años se volverá cada vez más arrogante y seguro cuando su pene y huevos explotaran en tamaño y lo llenaran de hormonas masculinas para llenar su próstata con esperma.

Mi trabajo estaba completo. Dejé a los hermanos entonces, uno completamente sin nada, con su estomago lleno de semen de su hermano menor, y uno todavía un muchacho joven pero con el equipo orgulloso de un hombre maduro colgando entre sus fuertes piernas.



Historia Original Aquí





Autor: Ballmeat       Traductor: DarkSoul

HAMBRE

Es el año 2031, gracias a nuestros políticos inteligentes en el pasado prevalece en toda Europa un empobrecimiento total de los ciudadanos, solo unos pocos pueden disfrutar no tener un ingreso suficiente. Las subvenciones del gobierno para los costos de vida ya tienen mucho tiempo, todo el mundo y debe ver cómo se las arregla para sobrevivir......


HAMBRE
Es el año 2031, gracias a nuestros políticos inteligentes en el pasado prevalece en toda Europa un empobrecimiento total de los ciudadanos, solo unos pocos pueden disfrutar no tener un ingreso suficiente. Las subvenciones del gobierno para los costos de vida ya tienen mucho tiempo, todo el mundo y debe ver cómo se las arregla para sobrevivir.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [CANIBALISMO] [GORE]


Categoria: Gay      Autor: Tom





Es el año 2031, gracias a nuestros políticos inteligentes en el pasado prevalece en toda Europa un empobrecimiento total de los ciudadanos, solo unos pocos pueden disfrutar no tener un ingreso suficiente. Las subvenciones del gobierno para los costos de vida ya tienen mucho tiempo, todo el mundo y debe ver cómo se las arregla para sobrevivir.

Así que nuestra pequeña familia, que se compone de mi padre, que ahora tiene 37 años, pero en buena forma como se suele decir, por todo el entrenamiento muscular y atlético. Además, tres chicos, mis hermanos, Sascha, de 12 años de edad, nuestro hijo menor, mi hermano gemelo Max y yo, René. Ambos de 15 años de edad y de solo cinco minutos separados al nacer.

Nuestra madre nos había dejado poco después del nacimiento de Sasha por lo que crecimos los tres con nuestro padre. Esta mañana, es justo antes de la Pascua del 2031, nuestro padre nos reunió a los tres y explicó que le iba a ser muy difícil para él pagar la escuela como poner la suficiente comida para el próximo mes ya que estaba sin trabajo.

He de mencionar esto, que hemos tomado durante tres días el alimento sólido para nosotros, ya no había nada que encontramos en los armarios de la alacena.

"Vamos chicos, lo que decimos que vamos a dar un paseo ahora he descubierto en Internet un carnicero que puede ayudarnos" oímos la llamada de Papá.

Lo hemos seguido de inmediato, a la espera, para obtener después de casi un año, tal vez de nuevo un trozo de carne en el plato. Después de media hora de camino entramos en una carnicería donde me di cuenta de inmediato que ni un solo pedazo de carne o salchichas podría ser visto en la pantalla. Convocado por el timbre de la puerta, un tipo grande y corpulento entró en la tienda, con el ceño fruncido que se iluminó en cuanto vio a los cuatro seres vivientes frente a él.

"Hemos venido para obtener algo de carne", dijo mi padre al carnicero. "Ordenó cuatro pinchos de carne jugosa y un poco de carne picada".

El carnicero nos dijo que lo siguiéramos a su espacio de batalla. Fuimos detrás del mostrador y lo seguimos los cuartos a la trastienda.

En realidad, era una carnicería pequeña bastante limpia, azulejos blancos, brillantemente cepillados, electrodomésticos de acero inoxidable reflectantes y cuchillos largos como cuchillos de carne sobre una tabla en la pared.

Aquí no han sacrificado un animal nunca, pensé para mí mismo.

El carnicero nos miraba a los cuatro, una vez más exactamente, de arriba abajo y no escondía su sonrisa sardónica en los labios cuando preguntó, dirigiéndose a mi padre: "¿Los chicos están de acuerdo con la decisión?".

-"No, todavía no, no les he dicho a ellos". fue la respuesta de inmediato.

El carnicero en ese momento nos dijo que deberíamos desnudarnos. En primer lugar, los chicos, pero fue mi padre quien lo hizo al principio y rápidamente quedó desnudo en la sala de corte, hemos seguido las instrucciones y también nos desnudamos.

Ahora nos quedamos allí, temblando un poco, ya que sin calefacción en la habitación había frio.

"¿Para qué son los pinchos?" Preguntamos de nuevo nosotros al carnicero mientras nos revisaba por delante y atrás de nuevo por todos lados.

"Tres jugosos y hermosos, naturales, y por favor, uno sin piel, pero también jugosa, por lo tanto, algo picada, hermosa finamente se volverá, para las albóndigas" dijo nuestro padre.

"Entonces vamos a empezar por el más antiguo" eligió el carnicero, se llevó a mi padre tomándolo de parte superior de un brazo, tiró de él sobre una mesa de acero inoxidable, que se parecía más a un utensilio de patología, que a un accesorios de carnicería.

Nuestro padre quedo sobre su espalda entendida sobre la fría superficie de metal. Tenía los brazos atados firmemente sobre la cabeza con correas de cuero. Entonces el carnicero tomó las piernas de papá, la levantó, se inclinó sobre su parte superior del cuerpo hacia su cabeza y también las ato con firmeza a la izquierda y la derecha.

Así fue el culo de papá quedo al aire, sus poderosos genitales bien desarrollados quedaron libremente entre los dos muslos, completamente expuestos. En primer lugar, el carnicero le coloco un largo pincho de acero inoxidable de un espesor de 0,5 cm por la uretra de mi padre, empujando el acero en él hasta que sintió resistencia y le dio con ablandador de carne, un último golpe al pincho.

-“Papa grito”.

Luego tomo una vela para hogar de un pequeño armario, la encendió, agarró el pene de papá, lo recogió y luego dejó caer infaliblemente un montón de cera de la vela en la salida de la uretra de papá, hasta que formo un sólido tapón en la salida del pene de papá.

"Querías pinchos pero jugosa", dijo, solamente.

Luego tomó un dispositivo delgado, que me recordaba a una mezcla de pistola paralizante y consolador, que llevó a nuestro padre hasta su culo y al encenderlo hizo un zumbido proveniente de ese aparato.

“Papá gimió y se retorció, pero las retenciones lo mantuvieron en su lugar”.

Nosotros tres  observamos con nuestros penes en total rigidez pegados a nuestro vientre, pero ninguno de nosotros se atrevió a moverse, o colocar las manos y mucho menos voltearnos.

En ese momento vimos como los huevos de papá comenzaron a temblar, se acercaba a un orgasmo. Poco después papa llego al orgasmo, sí, pero no pudo expulsar su semen debido a que el agujero de orina estaba sellado, el carnicero tomó un fuerte cuchillo, lo puso en la base de su pene y corto muy lentamente, muy lentamente, hasta que termino.

El pene de papa quedo suelto sobre la mesa de la carnicería, cuando el dijo: "No es nada esperen a ver el jugo en su interior, será un delicioso relleno".

Esto fue seguido por nosotros tres al que se nos hizo el mismo procedimiento. En primer lugar a nosotros los gemelos a uno a uno, el mismo calvario al igual que con nuestro padre hasta que nuestros penes, fueron rellenos de nuestros jugos y cortados.

Solo Sasha, fue diferente a él se le acercó al carnicero, cuando Sascha estaba atado sobre la mesa, pegándose a  su culo joven y dulce con el agujero de color rosa al aire.

-"Te voy a llevar yo mismo al orgasmo", murmuró el carnicero, se subió a la mesa, con su pantalón abajo y sacó un pene que era monstruoso, rígido y fuerte, con un enorme glande. Sonriendo, alcanzó sus nalgas que eran todavía tan tiernas, las veía como si quisiera presentarle su pene. Puso su pene en el agujero de nuestro hermano y lo embistió sin crema o previo aviso de inmediato hasta el fondo, todo el camino hasta que sus huevos chocaron con sus nalgas.

Sascha gritó, pero después de un corto período de tiempo se había al parecer ya acostumbrado a esa cosa enorme y parecía disfrutar de ser penetrado hasta el orgasmo. El carnicero no se detuvo hasta a vaciar sus huevos después de que Sasha ya se habían encogido de hombros tres veces en éxtasis salvaje, su pene amenazaba casi a punto de estallar, acumulado sus jugos y que los del carnicero se había venido en dos ocasiones en el culo de Sasha.

A continuación, tomó un cuchillo pequeño para filetear, corta la piel del pene de Sasha desde la punta hasta la raíz por completo, una vez en la base cortó alrededor, hizo algunos otros cortes hasta que  tomó su pene aun vivo fuera de su entrepierna. Sascha gritaba como loco, estridente y constantemente por el dolor, pero lo hizo durante el procedimiento de nuevo hasta el orgasmo, como vimos todos.

A pesar de nuestros tres penes ya no estaban disponibles, lanzamos tres  chorros mientras el observamos como el miembro más joven de la familia  se venía varias veces. Nuestros jugos estallaron a través del agujero que nos quedo al suelo debajo de nosotros.

Después de que el pene de Sasha fue cortado lo dejó de lado, el carnicero nos dio a los cuatro un poco de descanso y trabajó en la limpieza de sus herramientas, sin ni siquiera una mirada a nosotros. Estaba pensando que huir en ese momento, porque temía lo que todavía pudiera estar por venir. Nuestro padre había ordenado también ordenó un poco de carne molida, se me ocurrió.

Apenas había pensado en la idea en mi cerebro, el carnicero nos volvió a observar: "Y ahora para la carne molida" Dijo.

Estábamos los cuatro atados con las manos por encima de nuestras cabezas, con un carro que se movía suspendido en el techo de la carnicería en  carriles colgado múltiples cadenas. Así que tuvimos que colocar unos cinco centímetros con los pies en el aire, estirando el cuerpo por el propio peso. El carnicero tomó cuatro varillas de aluminio de unos 120 cm de longitud desde una esquina de la habitación, la extendió a cada uno de nosotros con mucho cuidado sobre las piernas y las sostuvo con las varillas de aluminio que se adjuntaron a nuestros tobillos separándolos.

Así colgando nos miraba con fruición, lamiéndose los labios con la lengua y dijo solamente: "tan sabrosa carne fresca, que había dejado de pasar por aquí".

Luego fijo un pequeño molino de carne de accionar manual, como solía ser común en casi todas las cocinas, al borde de una mesa, poner un recipiente pequeño debajo de la abertura de descarga, agarró su cuchillo de filete y se acercó a nosotros otra vez - de primero a nuestro padre.

Con la mano izquierda agarraba el escroto de papá, cortar con mucho cuidado con el cuchillo la piel de la bolsa una vez alrededor y luego sacó el escroto justo hacia abajo. Los huevos de papá ahora colgaban libremente de sus cordones entre las piernas bien abiertas de papá. Así los dejó colgar el carnicero, se acercó a Max, repitiendo el procedimiento y también le quedaron colgaba. Se veía un poco curiosos los huevos colgando a punto de ser cortados y de lo que pude ver a pesar del dolor que todavía tenía una sonrisa porque aun no era mi turno.

Pero la sonrisa se me borro una vez más, cuando sentí el agarre en mi bolsa y poco después el corte.

Me preguntaba en secreto, ya que casi no me dolió, ya que la bolsa se retiro allí. Es probable que los nervios ya estuvieran muertos en el abdomen por el corte anterior. Incluso yo mismo podía evaluar lo malo y colgante, pero inmediatamente llegue a un orgasmo cuando vi al carnicero eliminado la bolsa de Sasha.

A pesar de que era el más joven de nosotros, tenia los huevos más grandes.

Fue la sensación más intensa que he tenido en un orgasmo cuando mi semen broto de mi agujero y mis huevos colgando se contrajeron flotando libremente en el aire, sin la bolsa que la sostenía como de costumbre.

Después de todos estábamos sin escroto el carnicero puso el carro en movimiento. En primer lugar Volvió a nuestro padre, pero colgado en el mismo carro, seguimos los chicos. El carro se detuvo por lo que papá quedo colgando sobre el pequeño molino de carne. La distancia se estableció precisamente para que sus huevos flotantes quedasen un poco apenas por arriba antes de la picadora de carne.

Ahora sabía lo que estaba por venir.

Correcto - el carnicero tomó los huevos colgantes dejándolos caer en la abertura de llenado de la máquina de picar carne y comenzó a girar el mecanismo lentamente, usando la manivela. Papá grito con todas sus fuerzas, pero no sirvió de nada. Tenía que aguantar por sí mismo. Poco a poco sus huevos fueron molidos cada vez más en la picadora de carne y llegaron al otro lado finamente cortadas como picadillo de nuevo.

Papá  se vino mientras sus huevos eran molidos en serie, uno tras otro. Viendo aquello a cada uno de nosotros nos produjo eyaculaciones simplemente fantásticas.

El semen que salió de los tres fue echado a la picadora de carne. Para que la carne también obtuviera un condimento adicional. Por ahora que lo pienso, durante nuestra castración no me había venido de esa manera en toda mi vida y nunca lo volvería a hacer eso paso por mi mente.

Después de que estábamos locos los cuatro castrados sin nada, el carnicero liberado a papá, Max y a mi fuera de nuestra posición colgante, nos dijo que podíamos limpiar en la habitación de al lado y lavar, tirado de nuestro padre, una vez más hacia una lateral. Sé que se deben estar preguntado por Sasha y porque estaba aun colgado, pero no me atreví a preguntar.

Poco después de nuestro padre entró en el baño y nos dijo que había cambiado de último momento el encargo a uno mayor de alimentos que nos iba a durar todo el año.

El carnicero quería conservar al más joven. Él quería usarlo como su pequeño juguete sexual. Estaba un poco triste porque fuese mi hermano menor, pero la decisión del papá en tiempos difíciles era justificada. Cuando después de una hora, lavados y vestidos con nuestra ropa de nuevo, dejamos el campo de batalla una vez más a través de la tienda.

Afuera de la puerta, el carnicero nos dio la carne ordenada pre envasado, "Cuatro pinchos de carne jugosa y algo de carne molida, según lo ordenado", añadió, "el resto será entregado de forma gratuita. Disfruten de su comida hoy con las albóndigas".

Lugo colgó un cartel en la puerta en la que se podía leer: HOY carne fresca a la parrilla, muy tierna en OFERTA.



Historia Original Aquí.





Autor: Tom       Traductor: DarkSoul

HOSPITAL INFANTÍL DE SAN MARY

Traté de cortarlos cuando tenía 8 años, pero las tijeras eran demasiado pequeñas para hacer mucho, mamá y papá me llevaron a un psicólogo que trató de convencerme de que necesitaba testículos. Lo intenté el año pasado. Mi escroto abierto y expuse un testículo, pero el dolor fue demasiado. Mamá me llevó al hospital para ser remendado. En esa ocasión pasé días encerrados para ver a un psiquiatra, que no me convenció de nada......


HOSPITAL INFANTÍL DE SAN MARY
Traté de cortarlos cuando tenía 8 años, pero las tijeras eran demasiado pequeñas para hacer mucho, mamá y papá me llevaron a un psicólogo que trató de convencerme de que necesitaba testículos. Lo intenté el año pasado. Mi escroto abierto y expuse un testículo, pero el dolor fue demasiado. Mamá me llevó al hospital para ser remendado. En esa ocasión pasé días encerrados para ver a un psiquiatra, que no me convenció de nada.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [MÉDICO]


Categoria: Adolescente      Autor: Hieronymus





Un muchacho, llevando solamente topa interior, está sentando en el sofá de examen. Hay un golpe en la puerta antes de que un doctor entre, llevando los archivos del muchacho. -Buenos días, Trevor.

-Buenos días, doctor, es un día maravilloso.
"Hace frío y viento afuera, ¿qué hace que este día sea tan estupendo?"
-Van a castrarme esta mañana, eso es lo que lo hace genial.
"Tú eres el primer paciente que he tenido que parece estar feliz por eso, la mayoría a aceptando o enojado, no gustoso.

-"Lo he querido durante años, no he podido convencer a mis padres de que necesitaba deshacerme de mis testículos, he intentado cortarlos por mí mismo un par de veces, pero no pude hacerlo".

-¿Puedes hablarme un poco?

"Traté de cortarlos cuando tenía 8 años, pero las tijeras eran demasiado pequeñas para hacer mucho, mamá y papá me llevaron a un psicólogo que trató de convencerme de que necesitaba testículos. Lo intenté el año pasado. Mi escroto abierto y expuse un testículo, pero el dolor fue demasiado. Mamá me llevó al hospital para ser remendado. En esa ocasión pasé días encerrados para ver a un psiquiatra, que no me convenció de nada”.

"Así que en realidad has intentado una auto-castración".

"He intentado hacerlo yo mismo, por eso estoy tan feliz de que lo haga por mí cuando vi el artículo en el periódico sobre su ensayo con Neutersol, descargue el formulario de solicitud yo mismo y lo llené. Me costó mucho convencerlos, pero finalmente conseguí que mamá y papá lo firmaran y les dije que trataría de castrarme de nuevo si no entraba en el programa".

-¿Entonces están bien?

"No creo que quieran que yo sea castrado, pero saben que lo haré yo mismo si no lo haces por mí. No son felices, pero saben que es la mejor manera para mí y para ellos".

"Este es un ensayo médico para adolescentes de 13 a 17 años". El médico mira la hoja. "Tu expediente dice que acaba de cumplir 13 años el mes pasado puede ser el chico más joven en el programa".

"Y, no es demasiado pronto, estoy listo, no sabía nada de tu anterior juicio para los chicos más jóvenes, habría empujado a mamá y papá a que me metieran en esto.

"El ensayo fue un éxito completo. Cien de un centenar de chicos fueron castrados con éxito con solo dos pequeñas inyecciones en sus testículos. Es rápido y sin dolor y no tenía ningún efecto secundario negativo. Neutersol está en marcha para la aprobación vía rápida de la FDA Para uso en niños pequeños. Espero que este en el mercado dentro de unos pocos meses más. Los niños menores de 12 años ya no necesitaran cirugía para ser castrados.

"Eso es genial, ojalá pudiera haber sido parte del esa sentencia, ¿cuándo empezamos con mi castración?"

"Necesitamos terminar tu examen primero, la enfermera hará la mayor parte, pero también debemos revisar tu madurez sexual, necesitas quitarte la ropa interior para poder examinar tu pene y testículos".

El chico rápidamente salto del sofá y se quito la ropa interior. "Se puede ver la cicatriz cuando traté de cortarme a mí mismo. Espero que no se interponga en el camino".

"Puesto que es solo una pequeña inyección, no hará ninguna diferencia. Puedo ver inmediatamente que todavía estás en un estado 2. Tus testículos han comenzado a crecer, pero tu pene no ha crecido mucho, si es que lo ha hecho".

Espero que sea tan pequeño, ¿no?

"Sin testículos, no será más grande de lo que ya es".
"Eso es genial, es bueno para orinar, pero seguro que no lo necesito para nada más".

"Tú no estás tan desarrollado que deberías haber estado en el juicio anterior para chicos más jóvenes. No puedo contarte en este caso para los adolescentes".

"¿Eso significa que no me castraran? ¡Por favor, háganlo!"

"No te preocupes, todos los papeles están en orden, te castraré esta mañana, solo significa que abrirás un espacio para que alguien en la lista de espera sea castrado también".

"Eso es genial, también ayudarás a alguien más".
"Sea quien sea, probablemente no lo verá tan positivamente como tú".

"¿Por qué no querría ser castrado de esta manera, en lugar de la cirugía? Se supone que es rápido, sencillo e indoloro, es mucho mejor que la cirugía. Escuche que incluso puedo volver a la escuela mañana. Tienen que quedarse en casa durante días para recuperarse".

"Tienes razón en cuanto a lo rápido, simple e indoloro, pero no hay muchos chicos como tú que esperan la castración. La mayoría de los que veo, incluso los muy jóvenes en el estudio anterior, querían mantener su bueno no querían ser castrados, aunque no entendieran bien lo que significaba o lo que eran sus testículos.

-Si no lo querían, ¿por qué fueron castrados de todos modos?

"La mayoría de los niños en ese estudio, y en este estudio también, son del orfanato del condado o están en el cuidado de crianza a largo plazo La mayoría de los orfanatos en todo el país ahora piensan que cualquier niño en un orfanato que no es adoptado o en proceso de adopción para el final de su primer año en el sistema debe ser castrado. El ensayo anterior fue para 100 niños, hasta la edad de 12 años, y creo que 93 de ellos eran de orfanato del condado o de los orfanatos en los condados circundantes. Los niños fueron matriculados por sus padres. Este estudio para los muchachos adolescentes tendrá otros 50 chicos y todos menos 3 serán del orfanato. Contigo sin contar hacia el 50, otro niño del orfanato será matriculado. Solo dos niños en el estudio han sido inscritos por sus padres".

-¿Por qué los orfanatos quieren castrar a todos sus chicos?

"Ellos han encontrado que los niños que ya están castrados son mucho más fáciles de colocar que los que no lo son. Nuestro orfanato del condado está hablando de castrar a los niños después de sólo seis meses, en lugar de esperar un año. Mi esposo está en el consejo asesor en el orfanato, me dice que hasta la edad de 5 o 6 años, los niños y las niñas son fáciles de encontrar familias después de eso, es fácil encontrar hogares para las niñas y los niños castrados, los niños que todavía tienen testículos después de la edad 7 u 8 son muy difíciles de colocar. Sin testículos, los niños se comportan mejor. Ellos son mucho más exitosos en la escuela y probablemente serán mucho mejores como adultos".

"Así que los padres quieren chicos castrados. ¿No quieren ser los únicos para castrarlos?"

Después de los 5 o 6 años, las familias adoptarán a las niñas dos veces más que los niños no castrados, pero adoptarán a los niños castrados más a menudo que a las niñas, y piensan que los chicos castrados son más amables y más amando que chicas o chicos no castrados".

"Así que, si son más amables y cariñosos, ¿por qué no hay más padres que castren a sus hijos?"

La mayoría de los padres siguen siendo muy reacios a castrar a sus propios hijos, pero más dispuestos a adoptar a un niño que ya está castrado. Me costó convencer a mi marido que nuestro hijo debía ser castrado, pero finalmente fue castrado aquí en este hospital cuando Tenía 13 años y ahora es un estudiante excelente, fue aceptado en todas las universidades donde se postuló, es un muchacho más amable y bondadoso que sus amigos que todavía tienen testículos, algunos de los padres de sus amigos me han dicho que ellos desearían que sus hijos hubieran sido castrados cuando tenían 13 o 14 años".

"¿Cómo se sintió tu hijo al ser castrado?"

"Al principio estaba enfadado, pero decidió que le gustaba después de ver a algunos de sus amigos pasar por la pubertad, y los escuchó hablar de sexo, chicas, y lo mucho que se masturbaban. Mucho mejor que ellos, decidió que el sexo estaba sobrevalorado y que estaba feliz de no sentir ninguna compulsión por ello". El médico se sienta en un taburete bajo junto a un armario. "Ahora pasa aquí para que yo pueda revisarte".

El chico se acerca más cuando el doctor se acerca hacia sus genitales. "Ahora, primero tengo que comprobar cuán grande es cada uno de tus testículos necesito usar mi mano derecha para sentir cada uno de ellos a su vez. Los presionara con mis dedos mientras siento estos granos en forma de testículo en mi mano izquierda hasta que averigüe cuál es el más cercano testículo a madurar, entonces haré el otro testículo, puede ser un poco gracioso, pero necesito hacerlo.

"Está bien, aunque voy a ser más feliz cuando no tengo testículos para sentir".

"Bueno, tu testículo derecho es de 5 centímetros cúbicos de tamaño y el izquierdo es 6. Normalmente decimos que un chico ha comenzado la pubertad tan pronto como sus testículos alcanzan los 4 cc, así que estás realmente bien. Cualquier esperma se produce en los testículos cuando alcanzan por lo menos 10 cc, con frecuencia no hasta 12 cc o más grande, así que definitivamente aún no eres fértil".

-Eso es bueno, nunca quiero serlo.
"Ahora necesito que tengas una erección para poder medirla".
“Odio las erecciones, no quiero volver a tener una”.

"Incluso los muchachos castrados consiguen erecciones, aquellos que son castrados jóvenes, cuando su pene es todavía pequeño, en realidad los tienen más a menudo que los que son castrados más tarde, después de que su pene es más grande. Ser más grande de lo que son ahora, tómalo y juega con tu pene hasta que se ponga lo suficientemente rígido como para medirlo".

El muchacho lo hace. -¿Esto es lo bastante rígido?

"Tú mides un poco menos de 6 centímetros de largo Para tener testículos tan grandes como los tuyos, tu pene es todavía pequeño. Muchos de los muchachos en el ensayo anterior, cuyos testículos eran todavía de 4 cc o más pequeño tenían un pene tan grande como la tuya o incluso más grande".

"¿Tienes que medir cada pene antes de que un niño pueda ser castrado?"

"Para los chicos más jóvenes, no medía su pene para aquellos cuyos testículos eran solo de 4 cc o menos, a menos que tuvieran una erección mientras yo los medía. Entonces les aseguro que necesitaba medir su pene de todas formas para que no se sintieran avergonzados, la mayoría eran del mismo tamaño que el tuyo.

"¿Qué tamaño tiene un pene?"

"Espero que la mayoría de los chicos de este ensayo tengan un pene de por lo menos 13 o 14 centímetros de largo, y el más grande puede llegar a 20 centímetros o más". Ella extiende los dedos. "Eso es 16 centímetros, el tamaño promedio para un niño de 15 o 16 años".

"Eso es enorme, me alegro de no ser tan grande".

"Los penes más grandes se encogen después de que un niño es castrado, aunque nunca llegarán a ser tan pequeños como el tuyo. Tu nunca será más grande de lo que eres ahora, pero tampoco se reducirá".

"Estupendo, estoy listo, sin huevos y un pequeño pene, justo lo que quiero".

Ahora necesitas volver a subir al sofá de examen para poder inyectar el Neutersol, solo te tomará unos minutos castrarte.

El niño salta a la mesa de examen. "¿Ahora qué?"

"Tienes que acostarte con las piernas colgando sobre este extremo, ahora separa las piernas para que yo pueda estar entre ellas.

"¿Ahora qué?"

"Esto puede parecer un poco gracioso, pero necesito estirar la piel sobre tus testículos para que quede apretada, envolveré mis dedos alrededor de tu pene y escroto y lo sacaré con cuidado".

"Eso se siente bien. ¿Y ahora qué?"

"Voy a poner un poco de anestesia tópica en tu escroto para que no sienta nada, sentirás un poco frío durante unos segundos".

-Eso no era nada, ¿cuándo vas a meter las agujas?

Ya he hecho tu testículo derecho, me estoy preparando para hacer el izquierdo.

"No sentí nada. ¿Realmente lo hiciste?"

"Sí, ahora he hecho el otro, ahora estás castrado, y tardará tres o cuatro horas en que el medicamento se extienda por todo el testículo, de modo que todo esté muerto, pero no hay forma de detenerlo. Has sido castrado, puedes sentarte ahora.

"Gracias, gracias, eso es genial, ¿cuándo desaparecerán?"

"Tomará por lo menos dos o tres semanas para que se vuelvan suaves y poco a poco se encojan. Tus testículos deben estar completamente desaparecidos en un mes o menos. Sin los pequeños pesos de sus testículos, tu escroto comenzará a encogerse también, no tardará mucho más en desaparecer".

"Si aprieto mis testículos, ¿les ayudará a desaparecer más rápido?"
-No lo sé, nadie lo ha preguntado antes, no puede hacer daño, pero tampoco ayudar.

"Voy a apretarlos en cada oportunidad que tenga. Le dejaré saber cuánto tiempo lleva para que desaparezcan".

"Voy a hacer una nota para preguntarle sobre eso en su cita de seguimiento".
-¿Cuándo será eso?

-Volveré a verte de nuevo en tres meses, para asegurarme de que no haya restos de testículos, ninguno de los muchachos de la última prueba tuvo ninguno, pero tengo que ponerlo en los registros. Quiero medir tu erección una vez más, deberías tener el mismo tamaño pero, como dije, los penes de los muchachos mayores se encogen, algunos de ellos un poco.

"Me alegro de que el mío se quede pequeño odio la apariencia de esos huevos y penes grandes en la ducha después del gimnasio en la escuela Se burlan de lo diminuto que soy, pero ahora puedo decirles que estoy castrado y nunca crecerá, no tengo huevos y mi pene se quedará tal como está, veré si puedo hacer que alguno de ellos tenga celos de mí".

Trevor, ha sido un gran placer castrarte, deseo que más chicos pensaran lo mismo que tú, mi próximo chico de la mañana es exactamente lo contrario, es del orfanato y acaba de cumplir 15 años. Solo tiene un año más que tú, pero tuvo que ser traído esposado, definitivamente no va a estar feliz".

"Eso es muy malo. Tal vez decida que le gusta cuando suceda".

"Espero eso también, pero probablemente tomará unos meses antes de que él lo haga. Seguirá pensando en el sexo que no podrá tener. El probablemente se masturba al menos una vez al día y se perderá eso por un tiempo pero se tranquilizará y será un niño mejor tal vez alguien incluso decidirá adoptarlo una vez que haya sido castrado Mi esposo dice que casi ningún niño no castrados de 15 años de edad es adoptado, pero alrededor de la mitad de ellos son adoptados una vez que han sido castrados".

"Espero que sea adoptado, debe ser difícil vivir en el orfanato".

Sí, de todos modos, Trevor, me ha gustado hablar contigo, pero tengo que seguir con el siguiente chico, tu madre tiene toda tu información de postratamiento, es simple, no hay baño por lo menos tres horas y llama a mi oficina, veinticuatro horas al día, si tienes enrojecimiento, dolor o hinchazón en tus testículos o escroto Hasta el momento ninguno de los niños lo ha tenido, pero es importante que sepamos si sucede algo. Y la enfermera te llevará a tu madre, y espero verte de nuevo en tres meses.

Gracias doctora, gracias por castrarme, me siento muy bien, le veré dentro de tres meses.

+++++++++

La doctora camina por el pasillo a otra sala de exámenes. Recoge la carpeta con el disco y la escanea rápidamente antes de tocar una vez y abrir la puerta. Un chico mayor, vestido solo con calzoncillo, está sentado en la mesa de examen con aspecto sombrío. -Buenos días, Kevin.

"¿Qué hay de bueno en esto?" Esta es una mañana desagradable, los odio".

-Lamento que te sientas de esa manera, pero todo esto solo tomará unos minutos y puedes vestirte y volver a casa.. Veo que has traído al señor Wilson contigo.

"Sí, él arrastrado hasta que llegamos aquí. Él tiene una pistola paralizante, también".

-No sé si me alegra verte aquí, señor Wilson, hace un gran trabajo, pero solo lo veo cuando hay un problema por resolver. Espero que no tengas más problemas mientras dura esto".

"Kevin se acomodó en cuanto se dio cuenta de que no podía salir de ello, pero volveré esta tarde con otro, Kevin ha sido fácil, una vez que lo desnudamos para la enfermera, se calmó Y cooperó para su examen, no está contento, pero sabe que va a suceder, no hay nada que pueda hacer al respecto".

-¿Algunos de los niños del orfanato están felices de ser castrados?

"No, ninguno de ellos nunca lo están, pero como más de la mitad de los chicos ya han sido castrados, todos saben que es probable que les suceda a ellos también. Bastante fácil. Una vez que llegamos aquí, no queda otra que la aceptación. No luchamos más contra lo inevitable. Él es un buen chico. Es muy inteligente y sin duda guapo. Pensé que alguien querría adoptarlo antes. Una vez que este castrado, estoy seguro de que va a encontrar una casa. Veré que conseguimos que su perfil en el sitio de adopción cambiado para mostrar que ahora está castrado. Apuesto a que no va a tomar mucho tiempo antes de que una familia este interesada en él.

-Bueno, Kevin, haremos esto lo más rápido e indoloro posible. Tu gráfico dice que acabas de cumplir quince años hace dos días y que estás muy saludable. Tengo que examinar rápidamente tu pene y testículos para luego darte un par de pequeñas inyecciones y ya estará hecho"
-Han cortado los huevos de mi compañero de cuarto hace un par de semanas y Jamarion todavía está recuperándose, sé que no es rápido y no es indoloro.

-Bueno, Jamarion fue castrado de la manera pasada de moda, sus testículos fueron extirpados quirúrgicamente, por lo general tarda dos o tres semanas en recuperarse, estás en un programa de pruebas para un nuevo fármaco, es rápido y sin dolor. Por favor ponte de pie y quítate tu calzoncillo para que yo pueda revisarte.

Kevin lentamente se baja del sofá de examen, se quita lentamente su ropa interior y se acerca a donde el médico está sentado en un taburete bajo. "Para los registros, necesito comprobar lo grande que son tus testículos y tu pene, es simple, solo te quedas aquí mientras comparo tus testículos con estas cuentas en forma de testículo... Se sentirá gracioso mientras las siento..."

"Eso es extraño, ¿de qué tamaño son?"

"Tu testículo izquierdo es de 17 centímetros cúbicos y el derecho es 16. Normalmente son un poco diferentes en tamaño y los tuyos es sobre el promedio de tu edad Ahora necesito que consigas una erección para que pueda medir tu pene. Simplemente sentir tus testículos para obtener su tamaño te ha dado una erección parcial, eso es normal, necesito que ahora juegues con tu pene hasta que esté tieso.

-¿Tengo que hacerlo frente a usted y al señor Wilson?

-Sí, sí, soy médico, he visto centenares de penes erguidos, eh visto una docena de ellos justo hoy, el de 13 años que acabo de castrar en la otra habitación tuvo una erección. El próximo chico que castraré esta mañana tendrá que conseguir una. No es gran cosa.

"Supongo que no tengo elección", mientras juega con su pene. -¿Esto es lo bastante rígido?

"Eso está bien", sosteniendo una regla rígida detrás de ella. "Tienes 17 centímetros, es un poco más grande que el promedio, pero no mucho, ahora tengo que preguntarte con qué frecuencia te masturbas".

Kevin se sonroja y tartamudea, "Bueno... Ah... Casi todos los días, dos veces si puedo".

"Perfectamente promedio para tu edad, una o dos veces al día es normal para un chico de 15 años, puedes volver al sofá de examen ahora".

"¿Qué es lo siguiente?"

"Necesito que te acuestes y cuelgues las piernas por este extremo. Ahora abre tus piernas para poder alcanzar tus testículos fácilmente".

"No vas a cortarlos ahora, ¿verdad?"

"No, no, no voy a cortarlos en absoluto, pero tengo que examinar sus testículos con cuidado antes de hacer cualquier otra cosa. Voy a poner mis dedos alrededor de su pene y testículos y tirare de ellos tanto Que la piel esté apretada sobre tus dos testículos.

"Se siente gracioso, pero está bien".

"Ahora recuéstese y trate de relajarte, necesito frotar algo de crema en tu escroto, va a sentir frío durante unos segundos, simplemente no te mueva mientras examino sus testículos". Puse una anestesia tópica en el escroto y saque rápidamente dos agujas hipodérmicas de un cajón junto al sofá de examen. Con ella inyecta un poco de Neutersol en cada testículo mientras Kevin se queda tranquilamente en el sofá. "OK, Kevin, puedes sentarte ahora".

"¿Mis testículos están bien? ¿Pasaron la inspección? ¿Cuándo van a castrarme?"

"Ya he terminado, he inyectado un poco de sustancia química en cada testículo, no hay nada más que hacer, ahora estás castrado."

"¿Eso es todo?"

El fármaco se extenderá a través de todo el testículo, pero estarán completamente muertos en cuanto lo haga, y comenzará a endurecerse en un día o dos Y luego poco a poco se irán haciendo más pequeños, ambos deberían desaparecer por completo en menos de un mes, aunque ahora solo son decorativos, y no hacen nada mientras se reducen".

Kevin se agacha y siente sus testículos, "Pero... pero... no se sienten diferentes".

"Ellos no deberían sentir nada diferente, ni siquiera empiezan a ponerse más suaves por un día o dos. Si no sabes que buscar, es posible que ni siquiera se note como se ponen más suave y más pequeños. Si empiezan a lastimar o si tienes enrojecimiento o hinchazón, sin embargo, cuéntale al personal del orfanato de inmediato. Aún no le ha ocurrido a ningún niño, pero debemos saber si lo hace. En caso de que haya algo malo, necesitamos conocer los efectos secundarios negativos del medicamento".

-Pero Jamarion sigue teniendo problemas, ¿por qué no?

"Jamarion fue castrada de la manera pasada de moda, sus testículos fueron cortados este es el camino del futuro es más rápido, más fácil y como usted ha descubierto, sin dolor. Espero que muchos más chicos sean castrados con esto. No se sorprenda de ver a unos pocos padres que traen a sus hijos a ser castrados en un par de años".

"Pero pero...."

"Señor Wilson, quiero deje a Kevin se masturbe tantas veces como quiera, incluso puedes alentarlo a hacerlo ahora, necesito saber cuántas veces al día se masturba, ¿puedes guardar los registros por mí?"

"Tratamos de desalentar la masturbación. ¿Ahora quieres que lo aliente?"

-Sí, es importante que sepamos con qué frecuencia Kevin se masturba ahora que ha sido castrado químicamente.

"¿Todavía podré masturbarme?"

"No hay razón para que no puedas, solo que a medida que tus testículos desaparezcan serás cada vez menos probable que quieras, necesitamos saber con qué rapidez decides que simplemente no vale la pena el esfuerzo. Otros intereses que son más importantes para ti que la masturbación... Creo que deberías masturbarte tan pronto como llegues a casa y otra vez esta noche a la hora de acostarte Cualquier otra hora que quieras está bien también. Anótela para mí".

"¿Así que ahora está bien?"

"Está perfectamente bien masturbarse tanto como quieras, solo hazlo en privado como siempre lo has hecho".

"Así que ahora que estoy castrado, no quiero volver a masturbarme tanto, ¿qué más me va a suceder?"

-Bueno, probablemente la mitad de los chicos del orfanato ya han sido castrados... Ya has visto lo que hace, aunque la mayoría de los niños castrados no se quedan mucho tiempo. Tienen sus testículos. En los próximos meses, tu personalidad va a cambiar un poco. Encontrarás que te puedes enfocar mejor. Tu rendimiento escolar va a mejorar. Te llevarás probablemente mejor con los demás. Serás mucho más cooperativo En lugar de enfadarte con problemas menores, preferirás abrazar a alguien. Las futuras familias encontrarán que eres más cariñoso y estarán más dispuestos a aceptarlo. Tiene muchas más posibilidades de encontrar un hogar para siempre. Encontrar una familia adoptiva pronto".

"Pero no me siento diferente. ¿Realmente me castraron?"

"Sí, lo hice, eres mi segundo chico esta mañana y castraré a cinco o seis más hoy la nueva manera es rápida y sencilla El siguiente chico ya me espera en el pasillo, listo para ser castrado. Te veré en tres meses, Kevin, espero que te vayas bien en el proceso de adopción para entonces.



Historia Original Aquí.




Autor: Hieronymus       Traductor: DarkSoul

HERMANO JORGE

Mi nombre es Fátima, estos hechos ocurrieron en el despertar de mi adolescencia y cuando mi hermano era apenas unos 2 años mayor que yo. Por aquel entonces era una colegiala algo sumisa y muy despistada que ya sea por la situación conservadora de mi hogar o porque en realidad no se me daba muy bien lo de socializar tenía muy pocas amigas y de novio mejor ni hablamos, aunque me interesaba un chico de mi colegio la verdad es que nada hacía por llamar su atención mi timidez no conocía limites a pesar de que no era yo una chica de mal ver......


HERMANO JORGE
Mi nombre es Fátima, estos hechos ocurrieron en el despertar de mi adolescencia y cuando mi hermano era apenas unos 2 años mayor que yo. Por aquel entonces era una colegiala algo sumisa y muy despistada que ya sea por la situación conservadora de mi hogar o porque en realidad no se me daba muy bien lo de socializar tenía muy pocas amigas y de novio mejor ni hablamos, aunque me interesaba un chico de mi colegio la verdad es que nada hacía por llamar su atención mi timidez no conocía limites a pesar de que no era yo una chica de mal ver.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [VIOLACIÓN] [INCESTO]


Categoria: Adolescente      Autor: Persefonefatal & DarkSoul





Mi nombre es Fátima, estos hechos ocurrieron en el despertar de mi adolescencia y cuando mi hermano era apenas unos 2 años mayor que yo. Por aquel entonces era una colegiala algo sumisa y muy despistada que ya sea por la situación conservadora de mi hogar o porque en realidad no se me daba muy bien lo de socializar tenía muy pocas amigas y de novio mejor ni hablamos,  aunque me interesaba un chico de mi colegio la verdad es que nada hacía por llamar su atención mi timidez no conocía limites a pesar de que no era yo una chica de mal ver, es decir soy de piel blanca, cabello negro algo alborotado, labios carnosos y mi físico siempre fue muy delgado pero de unas caderas muy pronunciadas y unos pechos bastante grandes pese a mi edad que me causaban cierta pena y a más de alguno(a) les había escuchado comentar entre susurros que eran rellenos, pero nada que ver eran y siguen siendo hasta la fecha naturales.

Para nadie es un secreto que aquí en México se han vivido crisis desde hace mucho tiempo y la migración tanto interna como al extranjero es una constante pues las personas se van de su lugar de nacimiento en busca de mejores empleos y oportunidades para brindar a sus familias estabilidad financiera. Este es el caso de mi tío Manuel quien se fue a trabajar a estados unidos llevándose a mi tía y a mis primos, dejando su casa sola por muchos años ocasionando que mi mamá y mi papá tuvieran que ir a quedarse a esa casa por lo menos una vez a la semana para evitar el pillaje.

En cierta ocasión mi padre tuvo que salir a trabajar fuera de la ciudad por un contrato de trabajo y mamá nos dijo a mi hermano Jorge y a mí que en ausencia de mi papá nosotros tendríamos que ir a quedarnos a la casa de mis tíos pues ya estábamos grandes y teníamos que colaborar ahora que ella acababa de tener a nuestro nuevo hermano. Me parecía algo incomoda la situación pues pese a que mi hermano y yo nos llevamos muy bien durante la infancia últimamente en aquella época con 14 casi 15 años casi no hablábamos y al parecer a él tampoco le hizo mucha gracia aquello, pero la autoridad de mamá no se discutía y como ya les había comentado yo era muy sumisa y obediente así que asentí con la cabeza sin rechistar.

Mi hermano me dijo que me subiera a su moto pues nos iríamos en ella, entonces caí en cuenta de que aun llevaba la falda del uniforme escolar puesto que como era viernes no me lo había quitado al llegar a casa y le respondí:

-“Puedo ir a cambiarme es que traigo falda y no me quiero subir así”. Le dije.
-“Ese no es mi problema”. Respondió.
-“Vámonos o te vas caminando tu sola”. Sentencio.

 Acepte sin más opción, en la cultura mexicana el hermano mayor hace las veces de lugarteniente de los padres así que subí mi falda a la altura de los muslos y me senté a horcajadas detrás de él, una vez hecho esto él arrancó sin contemplaciones su ruidosa máquina y se enfilo por las calles de la ciudad que ya se estaba quedando en penumbras. De pronto aceleró y sentí la necesidad de aferrarme a su cuerpo para no caerme le tome por los hombros. Pensé decirle que desacelerara pero dudo mucho que me hiciera caso así que solo me pegué más a su ancha y fuerte espalda mientras el aire hacia un rehilete con mi cabello. Unos metros más adelante frenó abruptamente y mis pechos se estrellaron contra su espalda entonces paso su mano por mis brazos y bajo mis manos a su cintura con la intención de que fuera más segura, o al menos eso pensaba mi inocente conciencia.

Durante el camino sentía su aroma, toque su abdomen tonificado y pensé lo mucho que él había cambiado desde los días en que nos divertíamos viendo caricaturas en la televisión o jugando a la pelota en el jardín. En eso estaba cuando escuche su voz que me dijo:

-“Ya llegamos, puedes soltarme miedosa”. Dijo mi hermano.

Me dio pena y lo solté llevándome las cosas que mamá nos había dado para cenar una vez que llegáramos a la casa. Cenamos prendimos la tele buscando alguna peli de terror que ver pero nada, decidí irme a bañar y quitarme el uniforme para no parecer una niña ridícula.

Así que sin mediar palabra me fui a una de aquellas habitaciones y me quite la ropa mientras me desnudaba vino a mí la imagen de mis pechos recargados sobre la espalda de mi hermano y un cosquilleo bajo por mi nuca hasta mi bajo vientre y se alojó en mi entrepierna, me enredé en una toalla y me fui al baño pensando en lo sucio de aquel pensamiento.

Apenas llevaba unos minutos bajo la regadera cuando una brisilla fría me insinuó que la puerta se había abierto a lo que grite:

-“¿QUÉ NO VES QUE ME ESTOY BAÑANDO?” Grite.
-“Si me doy cuenta”. me respondió Jorge.
-“Pues salte”. Le dije.
-“Y si no quiero”.
-“Ya no tardo salte por favor”. Le dije.
.
Entonces hubo un silencio prolongado pensé que se había ido pero aun podía ver su silueta parada frente a la puerta del baño, algo no estaba bien. Con el cuerpo aun mojado me enrede en la toalla y abrí un poco la cortina del baño y allí estaba el parado frente a mí con su miembro en la mano y masturbándose mientras miraba mis ojos fijamente. Quede paralizada, un miedo recorrió mi cuerpo y sentí que la sangre en mis mejillas las haría reventar.

Ya no cruzamos palabra alguna él me sacó del baño de un jalón y me puso contra la pared frente a él mientras lloraba y balbuceaba una infinidad de cosas apelando a su fraternidad, pero el ya no escuchaba nada me empujo con su cuerpo, besaba lujuriosamente mi cuello y mis forcejeos no hacían efecto en aquel cuerpo forjado en el acero de años de gimnasio, sentía que mi corazón se saldría por mi boca e intente gritar pero me calló de una cachetada y entendí que mi suerte estaba echada iba a ser violada por mi hermano, iba  a perder mi virginidad de la manera más grotesca la sensación de impotencia se magnificó cuando de un solo tirón me despojó de la toalla y me tiró al piso del baño.

Sentía el peso de su cuerpo sobre mi frágil cuerpo, su barba crecida durante el día era como una áspera lija que se tallaba por mi piel aun mojada que me causaba irritación y escozor me manoseaba los pechos, me tocaba las pierna y me sujetaba del cuello con fuerza, era como un pequeño  ciervo frente a un tigre que al escuchar el ruido de la hebilla de su cinturón abrirse supuse que él se preparaba para penetrarme. Con voz ahogada y la cara llena de lágrimas le dije:

-“Despacito por favor, nunca lo he hecho, por favor hazlo suave”. Suplique.

Entonces el tiempo se detuvo sentí sus manos abriendo mis piernas todo mi cuerpo se tensó, pude ver su cuerpo semidesnudo frente a mí, su mirada lasciva me atravesaba, una de sus manos se aferró a mi cintura y con la otra tomo su grande y gruesa erección por lo menos para mí lo era aunque no tenía otra base para comparación, de un solo empujón la hundió en mi vagina. Mis suplicas no habían causado efecto, sentí que algo se rompió dentro de mí, mis piernas se relajaron y aquel miembro me comenzó a embestir una y otra vez mientras yo miraba a un punto fijamente en el techo.

Ya no lloraba mis ojos se habían secado en aquel baño ya solo se escuchaban los jadeos de aquella bestia como los golpeteos de mis nalgas en el frio piso de mosaicos hasta que de repente sentí un calor bañando mis adoloridas entrañas y después ese silencio horroroso que precede a toda tragedia.

Él se levantó, se vistió y mirándose en el espejo frente al lavabo salió de allí dejándome tirada en el piso con la boca sangrando por la fuerte bofetada, mi sexo escurriendo un líquido pegajoso y mi corazón de hermana y mujer destrozado.

Nunca volví a ver a mi hermano de igual forma, pasaron meses antes de que le volviera a dirigir la palabra, durante mucho tiempo pensé en mandar todo al diablo y delatarlo con mis padres o con las autoridades pero algo siempre me lo impidió siempre, él me negó algo preciado para toda mujer y me propuse que tenía que pagar por ello.

Mi hermano era todo un macho mexicano, que se mofaba de ser muy viril por lo que justo tres semanas antes de que el cumpliera 18 años mi madre de nuevo nos mando a cuidar la casa de mi tío, pero esta vez las cosas iba a ser diferentes, durante el trayecto en la moto de nuevo aplaste mis pechos sobre su fuerte espalda, pero esta vez lo hice a propósito, iba con unas mallas muy entalladas a mi cuerpo esa ocasión, le había colocado unas pastillas que le recetaron a mamá para dormir molidas en su comida a Jorge y apenas llegamos a la casa que quede solo en ropa interior al principio luego solo en una pequeña tanga, dejando mis grandes pechos al desnudo.

Mi hermano por su parte desde que llego quedo solo en trusa (slip), y de ese modo se sentó a comer lo que mama nos mando para cenar, entre bocado y bocado me decía.

-“¡Eres una puta!” Decía mi hermano.

Pero solo le sonreía, Jorge luego de comer no tuvo reparo alguno para enseñar su erección debajo de su trusa, e incluso se agarraba el paquete sin reparo alguno, pero todo eso lo soporte, él me miraba como si estuviera decidiendo si iba abusar de nuevo de mí o solo se me quedaría viendo lascivamente mis pechos. 

Pero pronto se quedo dormido sobre el sofá de la sala, en ese momento corrí hasta la mochila (bolsa) que lleve ese día, para sacar algo que habían traído de la granja de los abuelos, aquel aparato le servía a mi abuelo para castrar cerdos y lo iba a usar con mi hermano, de inmediato, le baje su trusa para dejar sus huevos al descubierto su pene desinflado descansaba sobre sus huevos, lo hice a un lado deseando cortárselo en ese momento pero me contuve tome la herramienta le coloque la larga liga de hule hasta que formo un anillo con el que envolví la base de sus huevos.

Con una pequeña palanca que tiraba y tensaba la tira de hule fue cinchando (apretando) el anillo sobre sus huevos hasta que quedaron completamente ligados, en ese momento coloque una pequeña abrazadera de metal que sujeto las dos partes de la tira de hule, los huevos de mi hermano se notaban aun más grandes, completamente apretados contra la piel de su saco, luego solo espere, me le quede viendo, su pene se puso duro varias, dabían ser alrededor de 4:00 AM me despertaron sus gritos, cuando noto lo que le había hecho.

-“¿MALDITA QUE ME HAS HECHO?” Grito mi hermano.

Mis ojos se abrieron grandes al ver que sus huevos junto con el saco de piel que los rodeaba se habían tornado de un color casi negro, evidentemente sus huevos estaban muertos.

-“¡Hacerte pagar lo que me hiciste!” Le respondí,
-“MALDITA TE VOY MATAR”. Grito mi hermano.

Pero apenas dio un paso para ir a hacia donde estaba cuando cayó al suelo para revolcarse de dolor, ese momento supe que no tenía nada que temer, con toda calma mientras mi hermano ser revolcaba de dolor tratando de quitar el anillo de hule que estrangulaba a sus huevos fui a la cocina.

Regrese a donde estaba y le dije.

-“¡Ya, ya! ¡No seas un llorón!”. Le dije mientras le abría las piernas.
-“Permanece quieto te voy a ayudar”. Le dije.

Mi hermano inocentemente viendo que no tenía ninguna otra opción se quedo quieto, quito sus manos que cubrían sus huevos hinchados a más no poder, apenas se los toque con las yemas de mis dedos y el dio un grito de dolor.

-“AAAAAAAAAHHHHHH”. Grito mi hermano.
-“¡Vamos corta ya!” Dijo mi hermano refiriéndose a la liga alrededor de sus huevos.
-“¡Lo que tu ordenes!” Le dije.

Tome sus huevos y con un cuchillo que tome de la cocina muy afilado le corte todo el oscurecido saco de piel con sus preciados huevos dentro.

Los ojos de mi hermano se abrieron grandes al sentir como la fuente de su hombría y virilidad le fue arrancada de esa manera, algo de sangre broto de la herida pero fue mínima, el grandote cuerpo de mi hermano se sacudió por unos segundos sacando espuma por la boca y luego se desmayo, tome sus huevos y abrí un frasco de mayonesa vacio donde los arroje, la piel que los envolvía la arroje por el escusado (water) .

A la mañana siguiente sábado, se despertó sobre saltado y cuando vio que aquello no fue una pesadilla sino la cruel realidad que debajo de pene no había nada comenzó a llorar, lloro durante hora hasta que se quedo dormido, le dije que la liga que aun quedaba debajo de pene se caería sola en unos cuantos días.

Le dije que si decía algo le mostraría a todos sus huevos que conservaba en el frasco que revelaría que ya no era un hombre, Jorge no dijo nada al llegar a casa cuando mamá le pregunto porque caminaba raro, el mintió diciendo que se lastimo tratando de levantar algo muy pesado.

Poco a poco se recupero pero nunca dijo nada de lo que paso en aquella casa, que fuimos de nuevo a cuidar varias veces juntos mas hasta que Jorge se marcho de casa a los 22 años simplemente se fue nadie ha sabido de él en varios años, por mi parte mantuve mi promesa nadie sabe que él es un eunuco, como castigo por violarme.

Me case a los 25 años luego de terminar mis estudios universitarios como enfermera clínica con un buen hombre y medico, tenemos dos hijos y somos felices, he dejado todos esos recuerdos en el pasado y si se los cuento es solo para ya cerrar aquella dolorosa parte de mi vida que ya nunca más recordare. 




Historia Original Aquí.





Autor: Persefonefatal & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul

HACIENDO PORNO

Recibí un correo electrónico diciendo que querían que hiciera un vídeo en el centro de pornografía para chicos. Sabía que me querrían porque estaba muy bien. Tienen que dejar que todos los chicos se tomen fotos y le paguen un adelanto de veinte dólares. Los que son populares vuelven y tienen más fotos y vídeos tomados. También obtienen mucho más dinero. Yo estaría recibiendo cien dólares por mi vídeo......


HACIENDO PORNO
Recibí un correo electrónico diciendo que querían que hiciera un vídeo en el centro de pornografía para chicos. Sabía que me querrían porque estaba muy bien. Tienen que dejar que todos los chicos se tomen fotos y le paguen un adelanto de veinte dólares. Los que son populares vuelven y tienen más fotos y vídeos tomados. También obtienen mucho más dinero. Yo estaría recibiendo cien dólares por mi vídeo.

[GAY] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [MEDICO]


Categoria: Gay      Autor: Curious_guy





Recibí un correo electrónico diciendo que querían que hiciera un vídeo en el centro de pornografía para chicos. Sabía que me querrían porque estaba muy bien. Tienen que dejar que todos los chicos se tomen fotos y le paguen un adelanto de veinte dólares. Los que son populares vuelven y tienen más fotos y vídeos tomados. También obtienen mucho más dinero. Yo estaría recibiendo cien dólares por mi vídeo.

El centro de pornografía tomó mis fotos el viernes pasado, un día después de mi decimotercer cumpleaños. Tienes que tener 13 años para hacer pornografía y tener relaciones sexuales legalmente. Creo que la edad debería ser más joven. Empecé a tener relaciones sexuales con mis amigos justo después de cumplir los 11. Tuve suerte de que nadie me atrapara. Solo tuve relaciones sexuales con chicos porque nací gay como 91 por ciento de todos los chicos. Hace cuarenta y un años, el Dr. Abbot libero el virus gay. El 86 por ciento de todos los chicos eran niños. De esos muchachos, 91 por ciento son totalmente homosexuales. El cinco por ciento eran bisexuales y el 4 por ciento eran totalmente heterosexuales.

Mi cita para el vídeo fue para el jueves después de la escuela. La recepcionista me llevó a una habitación que parecía el dormitorio de un niño con otros cinco chicos de mi edad. Cuatro de ellos eran tan atractivos como yo. Uno era acogedor, muy acogedor. Algunas personas lo llamaban feo. Nunca llamo a alguien feo. Le pregunté: "¿Es tu primera vez?"

-No, es mi segunda vez.

Estaba muy sorprendido. ¿Por qué sería lo suficientemente popular como para llamarlo de vuelta?

Un hombre entró y dijo: "Yo soy el director aquí, superviso todos los videos, mi nombre es Stanley Simpson, por favor llámame Stan".

Cada uno de nosotros llevaba etiquetas de nombre y hablaba durante varios minutos para que pudiéramos dirigirnos el uno al otro por su nombre en el video como si nos conociéramos. El chico era Andy. Mi nombre es Pedro. Los otros chicos eran Seth, Earl, Fred y Logan. Ya conocía a Fred y Logan. Stan dijo: "Siéntate alrededor de un círculo y juguen al póquer de striptease Después de que los chicos se desnudan, ustedes puede hacer cualquier cosa sexual que deseen. Todos ustedes son menores de 15 años de edad por lo que no pueden penetrar o poner los dedos en el culo- per pueden masturbarse unos a otros y darse golpes.

"Quiero reacciones naturalmente a lo que vean y escuchen, debería parecer, y sonar, como si fueras muchachos regulares que se juntaron para jugar poker de striptease. Finjan que las cámaras no están aquí".

Recogió las etiquetas de nombre. Luego le entregó a Andy una baraja de cartas y se sentó en la esquina con la trabajadora social. Earl estaba desnudo primero. Tenía un buen pene y le di una mamada. Él se vino en mi boca. Sabía muy bien, así que no lo escupí. Andy dijo: "Yo también quiero"

Earl dijo: "Acabo de tener uno, no quiero otro ahora".

Me preguntaba si eso era cierto. Tal vez simplemente no quería uno de Andy porque no era atractivo.

Fui el segundo en estar desnudo. Dejé que Andy me hiciera una mamada. Cerré los ojos y fingí que era Logan quien estaba chupando mi pene. Logan era el chico más guapo de la habitación. Tenía el cabello rizado de color negro, la piel pálida con intensos ojos azules. Su cintura era diminuta. Tenía tan poca grasa corporal que podía ver todas sus costillas y la mayoría de los músculos debajo de su piel. Andy era muy bueno dando mamadas. Tuve un buen orgasmo. Andy se tragó todo mi semen. Él parecía feliz de obtener mi leche.

Andy era el tercer tipo que estuvo desnudo. Cuando vi su pene, estaba muy sorprendido. Era muy corto y no tenía glande. Tenía un verdadero tronco duro.

-"¿Qué diablos le pasó a tu pene?" Logan preguntó.
-"Mi papá está loco, me atrapó masturbándome y se cortó la cabeza de mi pene". Dijo Andy.
-¿No pudieron los médicos volver a coserlo?

"No, él lo puso en triturador de basura, los médicos tuvieron que cortar un poco más porque la herida se había infectado y había un montón de daño en los tejidos. Si acababan de coser lo que habría herido mucho cada vez Antes de que papá me cortara, mi pene tenía un poco más de cinco pulgadas y medio de largo Después de la cirugía, tenía poco menos de tres pulgadas de largo.

-¿Puedes seguir eyaculando? Logan le preguntó.
-"Claro que sí. Lleva más tiempo venirse, pero cuando lo hago, es mejor". Respondió Andy.

-"Realmente siento que tu papá te haya hecho eso, debe de ser horrible". Le dije.
-"Estoy un poco contento que lo haya hecho". Andy dijo.
-"¿Por qué estarías contento de que te hiciera eso?" Le pregunte algo extrañado.

-"Antes de que papá me cortara, nadie quería tener sexo conmigo Después, muchos chicos querían penetrarme después de que vieron mi muñón Algunos querían chuparme Me encanta ser penetrado y chupado además, la única razón por la que mis fotos son populares Es por mi muñón, no me habrían llamado aquí si no me hubiese cortado.

-"Realmente, realmente quiero penetrarte". Fred dijo.

El trabajador social dijo: "No puedes hacer eso aquí, después de la filmación, puedes ir a su casa o a tu casa y hacerlo".

-"¿Por qué no podemos penetrar en los videos? Podemos legalmente hacerlo en casa". Dije,

-"Es la regla Hace dos años, los chicos tenían que tener 16 años para hacer porno. Hace siete años tenían que tener 18 años". Dijo la trabajadora Social.

-¿Por qué cambiaron las reglas? Alguien pregunto.

-"Varios estudios científicos encontraron que cuanto más pedófilos porno tuvieran, menos probabilidades habrían de molestar a los niños. También si hacen pornografía con niños es ilegal, los criminales lo harán de todos modos. Las personas que hicieron pornografía ilegalmente eran muy malas personas. Los niños que filmaron drogándolos o golpeándolos si hacían algo mal, de esta manera, no salen heridos y los pedófilos raramente molestan a los niños".

"Vamos a volver al video, Andy, dice porque te alegras de que tu papá te cortara, pero no menciones las fotos que tomamos aquí". Cuando Fred dice que quiere penetrarte, dile que no quieres “A la mierda”. No quiero que ninguno de ustedes hable de hacer porno o hablar con el trabajador social". Puesto que Fred no podía penetrar a Andy, le dio una mamada en su lugar. Dijo: "Normalmente solo me meto el glande, pero tu muñón es lo suficientemente corto como para poder tomarlo sin atragantarme". También se trago todo cuando se vino.

Después de la filmación, Stan dejó a Andy. Antes de que se fuera, Andy nos dio tarjetas con su dirección de correo electrónico para que pudiéramos reunirnos para tener sexo con él, si queríamos.

Después de que Andy se fue, Stan dijo: "Debido a su muñón, Andy es muy popular. La mayoría de mis clientes dicen que les gustaría ver fotos y videos de un niño más atractivo con un muñón. También quieren ver la operación. Le pagará al primero de ustedes que se deje quitar su glande con un adelanto de dos mil dólares".

Le pregunté al trabajador social, "¿Es eso legal?"

"Sí, es legal, una vez que cumplas los 13 años puedes quitarte cualquier parte o todos tus genitales o cambiar de sexo sin el consentimiento de tus padres".

Recordé que seis muchachos de mi escuela se habían quitado los huevos, tres se habían convertido en chicas y uno tenía todo eliminado. La idea de que me cortaran la cabeza de mi pene era extrañamente excitante. Le pregunté: "¿Cuánto dolería?"

Stan dijo: "Tengo un buen robot quirúrgico, la operación no va a doler en absoluto, tu muñón estará adolorido por unas horas, pero el dolor se habrá ido a la mañana siguiente". Pasaron varios minutos intentando que uno de nosotros aceptara que le cortaran su glande. Cuando nadie estuvo de acuerdo, nos dio a todos las cartas y nos dijo que fuéramos si cambiábamos de opinión.

Tuve una erección la mayoría del camino a casa. No podía dejar de pensar en el muñón de Andy. Cuando entré en mi dormitorio, decidí pararme sin tocar mi pene. No podía evitar tocarlo. Utilicé un pedazo de rollo de papel higiénico para cubrir la cabeza de mi pene. Entonces podría masturbarme sin tocarlo. Al igual que Andy dijo, tomó más tiempo, pero se sintió mejor. Me masturbe de la misma manera antes de ir a dormir y después de despertar en la mañana. Salí de la escuela tan pronto como pude y corrí al centro de pornografía. Cuando entré en la oficina de Stan, le dije: "He decidido dejarte cortarme, ¿soy yo el primera? ¿Consigo dos mil dólares?"

-Sí, tú eres el primero, tienes dos mil dólares. Tuve que hablar con la trabajadora social durante varios minutos antes de que pudiera firmar el contrato.

Stan hizo un video de mí midiendo mi pene. Tenía 6,1 pulgadas de largo. Marcó justo detrás de la cabeza de mi pene con un marcador azul. Medí desde la base hasta la marca. Era 4,2 pulgadas. Stan me había dejado caer mientras miraba la marca azul. Cuando terminé, me obligó a acostarme en una cuna. Puso una máquina sobre mi entrepierna. Los cuatro lados de la máquina eran transparentes. Sabía que era para que las cámaras pudieran ver mi pene siendo cortado.

La trabajadora social dijo: "No es demasiado tarde. Todavía puede cambiar de opinión. ¿Todavía quieres tu pene-descabezado?"

-"Háganlo". Dije.
-"¿Entiendes que una vez que se retire, no podemos volver a ponerlo?"
-"Entiendo". Dije.

Stan me dio un botón con una cuerda. Dijo: "Empuja este botón y la máquina comenzará. Una vez que comience, no podemos pararlo". Respiré hondo y presioné el botón. No quería ver y cerré los ojos. Después de varios minutos, oí un pitido y sentí que la máquina se levantaba de mí. Abrí los ojos y miré mi muñón. Fue muy duro y se veía genial. Me agaché y lo agarré. "Todo estaba entumecido, no puedo sentir nada".

-"Estará entumecido durante una hora, entonces estará un poco dolorido por unas horas, pero durante la mañana, no va a doler en absoluto. Te pagaré 50 dólares más si me dejas Ponerte un dispositivo de castidad en él. Quiero que su primera vez que te masturbes con tu muñón sea aquí en un vídeo”. Stan dijo

-"¿Cómo voy a orinar con un dispositivo de castidad en mi pene?" Dije.
-"Pondré un pequeño tubo en tu muñón para que puedas hacerlo". Stan dijo.
-"Esta bien, ponlo, ¿Cuándo debo volver?" Pregunte

"Mañana es sábado, así que abrimos a las ocho, venga en cualquier momento después de eso. Mientras tenga el dispositivo de castidad, no debes ducharte o tomar un baño porque no podrás secarte adecuadamente".

El dispositivo de castidad sostenía mi pene apretada contra mi vientre. Alrededor de seis pulgadas del tubo de plástico se extendía desde el mismo. Después de aproximadamente una hora, pude sentir mi pene frotándose en el dispositivo de castidad cuando estaba duro. Estuvo duro la mayor parte del tiempo porque estaba muy emocionado. Realmente quería salir en una película con mi nuevo muñón. Quería poder llegar al final del dispositivo ce castidad para que pudiera decir lo dolorido que estaba. Me clavé un hisopo de algodón a través de un orificio de ventilación y toqué el extremo. Sólo fue un poco doloroso.

Fui al lugar de la pornografía justo después de comer el desayuno. Después de quitar el dispositivo de castidad, me hicieron medir mi muñón. Era de 4,1 pulgadas. Supongo que la máquina quitó un poco más de lo que se suponía. No me importaba porque una décima de pulgada no era mucho. Estaba tan emocionado por mi nuevo muñón que me vine muy rápido. Descansé unos minutos y volvió a levantarse. Esta vez tomó mucho más tiempo. Stan hizo que tres hermosos chicos me dieron una mamada, uno tras otro. Me dijo que me retirara justo antes de que me viniera para que las cámaras pudieran verme venir con mi muñón. No pude al tercer chico, así que Stan me envió a casa.

Cuando me duché después de educación física, el lunes, Los otros chicos se fijaron en mi muñón y me hicieron muchas preguntas.

-"Vi a un chico sin glande, me gustó mucho la forma en que se veía, me quitaron la cabeza de mi pene, todavía puedo correrme, tarda un poco más, pero cuando me vengo, es mejor". Les dije.

Más de la mitad de los chicos tenían erección cuando acabe de contarles. Varios dijeron que querían penetrarme o chuparme. Me negué porque tenía una cita en el centro de pornografía. Iban a pagarme cien dólares por cada vez que me presentara para un video. Dos días más tarde, un chico en educación física tenía su pene sin cabeza.

-"No podía dejar de pensar en lo bueno que era tu muñón, fui a la clínica el mismo día, pero me hicieron esperar hasta el día siguiente”. Dijo.

Siete semanas después de que mi pene fuera recortado, Stan dijo: "Esta será probablemente tu última vez, ahora tenemos otros cuatro chicos atractivos con muñones, los clientes se están cansando de ti, no te sientes mal. Y obtén el dinero que cualquier otro chico. Después de cumplir los 15 años puedes hacer videos en donde te penetren y volver".

Estaba muy molesto. Me encantaba hacer videos. Se trataba más de la atención que del dinero. Le dije: "¿Hay algo que pueda hacer para hacer más videos?"

-"Hay algo, pero es probable que no quieras hacerlo". Dijo Stan.
-“¿Qué pasa? Haré cualquier cosa”. Le dije
-"Puedes hacer que te corte otra pulgada de tu pene". Dijo Stan.

Mi muñón se puso muy duro. No tuve que pensar en ello ni siquiera un minuto. Le dije: "Sí, lo haré".

Esta vez cuando medí mi muñón, era de 4,3 pulgadas. Debe haber crecido un poco. Stan me ofreció cien dólares más si observaba la operación así que lo hice. Lo primero que hizo la máquina fue rociar algo alrededor de la base de mi pene. Esperó alrededor de medio minuto, luego me dio varias inyecciones en la base de mi pene. No sentía las minúsculas agujas. Después de un minuto, la máquina sostuvo mi muñón casi hacia arriba. Quitó un gran retazo de piel.

-"¿Por qué hay tan poco sangrado?" Pregunté.

Stan respondió: "La máquina rocía un medicamento para la coagulación y cura con nanites la herida una pequeña fracción de segundo después de cortar el tejido". Entonces la máquina cortó derecho a través de mi pene apenas sobre la solapa. Una vez más, casi no hubo sangre y mi muñón se mantuvo duro.

Estaba tan excitada que me vine. Mi semen salió al aire. Nunca lo había visto tan alto. Aterrizó en mi pierna derecha. La máquina roció algo en el extremo cortado de mi pene. Dobló la solapa de la piel y la recortó alrededor de los bordes. Me di cuenta de que debía haber pegado la piel. La máquina hizo un nuevo orificio en la solapa e hizo algo en los bordes. La máquina sonó y Stan me la quitó. Mi muñón parecía aún mejor que antes. Stan quería que volviera a usar un dispositivo de castidad. Le dije: "No puedo usar el dispositivo de castidad, tengo que ducharme después de educación física"

-"Te puedo dar una excusa para que no tengas que hacer educación física mañana". Dijo Stan
-"¿Puede hacer eso?" Le pregunte
-"Sí. Soy enfermero registrado, por eso puedo usar la máquina quirúrgica". Dijo Stan

Diez semanas después de haberme recortado la segunda vez, me encontré con Stan en su oficina. Le dije: "Han pasado casi dos semanas desde mi último video, quiero quitarme otro centímetro para poder hacer más videos".

-¿Estás seguro de que quieres eso?, tu muñón tendría menos de dos pulgadas y media de largo. Probablemente no puedas penetrar a nadie.

"Estoy seguro, me gusta que me penetren más que penetrar, sé que mi muñón se vería genial si fuera una pulgada más corto, sería el muñón más corto de todos los chicos". Stan accedió a recortarme de nuevo. Fue justo como antes excepto que no me vine. Ojalá lo hubiese hecho porque, la última vez, Stan me dio un bono de 100 dólares por venirme porque a los clientes realmente les gustaba verlo.

Antes de recortar, mi muñón era de 3,4 pulgadas. Posteriormente, fue de 2,3. Realmente me encantaba la forma en que se veía. Era tan lindo. A los clientes les encanto también. Fui muy popular durante años y muy popular con otros chicos. Casi todos ellos querían penetrarme o chupar mi muñón. Tres semanas después de que me cortaron a 2,3 pulgadas, Stan dijo, "El gobierno ha decidido experimentar con permitir a los niños menores de 15 años utilizar vibradores de tamaño 1. Puedo dejar que un niño use uno. Te escogí porque eres mi chico más popular, De lejos". Sacó un vibrador muy delgado de su escritorio. "¿Quieres usar esto en los videos?"

"Claro, pero es muy pequeño, la mayoría de los penes con las que he sido penetrado son dos o tres veces más grandes".

"Sé que es pequeño, pero quizás si no tienes ningún problema con él, te permitirán usar uno más grande".

Ser penetrado por el vibrador mientras me chupaban mi muñón fue divertido. Solo deseaba que el vibrador fuera mucho más grande. Después de las primeras varias veces que usé el vibrador, un doctor me examinó. Cuatro semanas después, dejaron que todos los chicos usaran un vibrador de tamaño uno y me dejaron usar un tamaño dos.

Esperaba que después de cuatro semanas, me dejaran usar un tamaño tres, pero no lo hicieron. Dejaron a todos los chicos usar vibradores de tamaño dos.

Era tan popular que Stan me dio una droga muy cara que me haría permanecer mucho más joven que otros chicos. La droga también me haría vivir mucho más tiempo. Stan dijo que la droga eran nanites que ayudarían a mis células a reparar sus telómeros. Yo solo envejecería a alrededor de un cuarto de la tasa normal.

Al final del año escolar, la mayoría de los chicos de educación física tenía sus penes sin cabeza. Se había convertido en una moda. Solo dos de nosotros teníamos más que solo nuestras cabezas de pene retiradas. El otro muchacho se había quitado más porque su pene era muy largo. Incluso después de que le quitaran la cabeza,  el extremo de su muñón se le marcaba en su pantalón. Se había quitado lo suficiente para que no se le notara. Su muñón aún tenía más de seis pulgadas de largo.

Un chico me dijo que en realidad no quería ser recortado, pero lo había hecho para ser como los otros chicos. Después, realmente le gustó. Tres muchachos dijeron que sus hermanitos se arreglaron el día después de cumplir 13 años.

Justo después del comienzo de mi segundo año en la universidad, conocí a un chico de mi edad que también se llamaba Pedro. Salimos por unos dos meses. Luego nos mudamos juntos. Todo el mundo nos llamaba "Los Pedros". Unos días después de que empezamos a vivir juntos, salimos de nuestro apartamento y un hombre le dijo a pedro.

-"Deberías avergonzarse de sí mismo, tener relaciones sexuales con un muchacho tan joven".
-"Él tiene más de 13 años. Es legal que tengamos relaciones sexuales". Pedro dijo.

"Puede ser legal, pero no está bien, debe salir con alguien de su edad". Me quedé pasmado. Antes de que pudiera decir algo, el hombre entró en su apartamento y cerró la puerta.

 "¿Por qué no le dijiste que soy dos semanas mayor que tú?" Le pregunte.

"No es asunto suyo, además, si yo le dijera, tendríamos que explicar sobre los nanites, si nuestros vecinos supieran lo de los nanites, estarían resentidos de que se quedara mucho más joven y viviera mucho más tiempo de lo que ellos lo harán".

Nos casamos durante las vacaciones de verano. Nos costó mucho casarnos. El secretario del condado simplemente no creería que tenía 19 años porque me parecía 14 o 15. Tomó semanas para nosotros para obtener la licencia y casarse.

Peter me llevó a un elegante restaurante el día después de mi veintiuno cumpleaños. Pedí una copa de vino. El camarero no creía que tenía 21 años. Le dije que escanear mi chip de identificación. Después de escanearlo, dijo que tenía que hablar con el gerente. Unos minutos más tarde, dos policías me arrestaron por tener un chip de identificación falso. Casi también arrestaron a Pedro. Eran las 11:20 de la mañana siguiente antes de que nos aclararan las cosas.

La policía me dio una carta diciendo que tenía 21 años. Todavía no podía comprar alcohol. El director del restaurante dijo que no quería que sus clientes para ver a alguien que parece tan joven como yo bebiera. Si yo quería beber, tenía que pedirle a Pedro que me comprara la bebida para que bebiera en casa. No me importó mucho. Me di cuenta de que no me gusta beber.

Debido a mi pequeño muñón y la droga, podía hacer pornografía hasta que tuve 32 años. Hice tanto dinero que no tenía ninguna deuda cuando me gradué de la universidad. Podría comprar a Pedro una dosis de los nanite anti envejecimiento para su veintitrés cumpleaños. Me dieron un gran descuento porque Pedro era un maestro y sus estudiantes lo hicieron muy bien en sus pruebas estandarizadas. En promedio, su nivel de grado de lectura subió 2,1 años en el año que les enseñó.

Pedro y yo compramos nuestra primera casa cuando teníamos los dos 25 años. (Costó menos de la mitad que los nanites). Teníamos vidas muy cómodas y agradables. A Pedro le encantaba mi muñón. Nunca me arrepentí de haberme recortado. A veces pensé en tener mi muñón recortado un poco más, pero nunca lo hice.




Historia Original Aquí.





Autor: Curious_guy       Traductor: DarkSoul

HUÉRFANO NO TAN AFORTUNADO

Un día la desgracia llego a nuestra casa mi papa había salido a caballo para ver un problema que había con el agua y al ver que no llegaba por la noche ni al otro día fui a buscarlo donde había ido, me lo encontré se había caído sobre unas rocas con tan mala suerte que se rompió la cabeza y murió, avisamos a las autoridades y lo enterramos pocos días después......


HUÉRFANO NO TAN AFORTUNADO
Un día la desgracia llego a nuestra casa mi papa había salido a caballo para ver un problema que había con el agua y al ver que no llegaba por la noche ni al otro día fui a buscarlo donde había ido, me lo encontré se había caído sobre unas rocas con tan mala suerte que se rompió la cabeza y murió, avisamos a las autoridades y lo enterramos pocos días después. Ahí fue donde mi cambio para siempre.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [INCESTO] [ZOOFILIA]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo & DarkSoul





Todo paso cuando vivía en un pequeño rancho propiedad de mis padres en las afueras de un pueblo en Sudamérica, me llamo Raúl tenía en ese entonces 15 casi 16 años, en dicho enorme rancho vivíamos, mi padre Alfredo de 35 años mi madre María 33, mi abuela Ramona de 42 años y mis hermanitas Laura 9, María 7 y Ramona 5 años, el sitio era una habitación salón en la que dormíamos todos, yo compartía la cama grande con Laura y María, mi abuela con su consentida Ramona y mis padres en la suya, en la actualidad ya no vivo más ahí aunque mi madre y abuela aun lo hacen.     

Era una vida monótona en la que nos levantábamos mi padre y yo desde el despuntar el alba y trabajábamos en la tierra hasta la noche, las mujeres atendían a los animales, gallinas, 50 cabras y un macho y varios caballos, como digo todo era monotonía y mucho trabajo, mis despertares sexuales se limitaban a cuando estaba bien caliente cogerme a una cabrita que era como mi esposa pues en ella me descargaba cuando estaba muy excitado y sobre todo cuando mis papás tenían sexo la noche anterior, pues todos los que estábamos allí nos enterábamos y asistíamos al espectáculo.

Para ese entonces ya me cargaba un buen pene pues mi padre me sorprendió una vez dándole a la cabrita y mientras yo no sabía que decir, el me comento tranquilamente, hijo ten cuidado con la cabrita que con semejante pene la vas a reventar, trátala bien que ella nos aporta buena leche y no podemos prescindir de ella y se fue, no salía de mi asombro pero continúe cogiéndola hasta que la llene de mi leche.

Un día la desgracia llego a nuestra casa mi papa había salido a caballo para ver un problema que había con el agua y al ver que no llegaba por la noche ni al otro día fui a buscarlo donde había ido, me lo encontré se había caído sobre unas rocas con tan mala suerte que se rompió la cabeza y murió, avisamos a las autoridades y lo enterramos pocos días después.           

Pasamos un tiempo mal todos en casa, un día que estaba ordenando unas cosas en el granero, escuche a mi mamá y a mi abuela hablar ella le dijo a mi mamá

-“Pues reacciona ya si tu no lo traes a tu cama lo hará otra jovencita y se irá con ella o bien vendrá aquí a mandarnos a todos, olvídate de prejuicios que todas hemos tenido ese tipo de relaciones siempre y no ha pasado nunca nada”. Le decía mi abuela a mi madre.

Mi madre no decía nada pues estaba muy triste por lo de papá y yo no sabía a qué se refería mi abuela en ese momento. En los siguientes días note como mi mamá se acercaba más a mí, me daba besos en la cara cerca de mi boca y los mantenía mucho tiempo, apretaba sus tetas contra mí y sin recato alguno rozaba su culo contra mi entrepierna, eso me tenía a mil y quien lo pagaba era la cabrita que no había día que no me la cogiese, ya estábamos en verano y un día mi mama me dijo que fuera con ella al manantial para no sé qué, hacía calor y cuando llegamos me dijo que se iba a refrescar un poco y dándome la espalda se quitó el viejo vestido que llevaba y se metió en el agua.

Solo en calzón (braga) que no disimulaban para nada el tremendo culo que tenía, por un lateral le podía ver las tetas enormes que portaba, mi pene se puso a mil y no sabía qué hacer, me dijo que me quitase la ropa y entrara a refrescarme, le dije que no y me dijo que me bañase que hacía mucho calor y que estaba sudando, lentamente me levante me quite el pantalón y me metí de espaldas en el agua para que no notase mi erección que ya estaba a tope.

Entre hasta donde el agua me cubría casi el pecho y le dije que estaba muy buena el agua fue entonces paso se giró hacia mí y sonriendo mientras sus dos enormes pezones apuntaban a mí me decía algo que yo no entendí pues mi atención solo estaba en sus enormes tetas con sus pezones que no sabía cómo aguantarme para no tirarme hacia ella y comérselos, cuando me vine a dar cuenta estaba junto a mí, me  dijo que la abrazara que le dio frio, sin más se apretó a mi cuerpo notaba las tetas contra mi pecho y como sus pezones duros se clavaban en mi pecho.

Mi erección tocaba su vagina y por milagro no taladro mi calzón y el suyo para penetrar donde yo quería, se puso muy remolona moviéndose o mejor dicho contoneándose contra mi cuerpo mientras me decía no sé qué, se giró de repente y me dijo que la abrazara, tomándome las manos las puso en sus tetas mientras mi pene se encajaba en su culo, tras unos minutos de indecisión comencé a estrujarle las tetas con cuidado y le jalaba con cuidado sus pezones, eso la volvió loca pues se restregaba aún más, estuvimos así un buen rato hasta que decidió salir y me dijo que nos teníamos que ir ya para la casa yo no sabía qué hacer pues mi pene parecía el mástil de un barco.

Ella estaba de espaldas por lo que aproveche para salir y ponerme el pantalón, se puso su vestido y comenzó a caminar, me dijo que me diera prisa. Hasta llegar a la casa yo no entendía lo que había pasado, cuando llegamos nos esperaba la abuela en la puerta, mi mamá le dirigió una sonrisa cómplice, cuando nos íbamos acostar la abuela se sacó de la manga que teníamos que intercambiarnos en las camas y dijo que yo iba a dormir con mi mama, las niñas no dijeron nada y nos acostamos solo con unos calzones viejos y me di cuenta de que mi mama se metió en la cama y se quitó todo pues dejo su bata con la que dormía a un lado.

Yo no entendía que en ese momento que todo aquello era un plan entre mi abuela y madre pero no para mi bien sino para algo que por supuesto lamentaría para toda la vida pero al parecer era la costumbre de la región que cuando el padre muere y solo deja un hijo varón que no está casado al momento de morir, este debe velar por la seguridad de la familia, pero no se le permite casarse o tener descendencia.

Por mi cabeza esa noche pasaban mil cosas y una de ellas era que tenía unas ganas enormes de cogerme a mi mama, no paso mucho tiempo cuando ella me dijo bajito, quítate tu calzoncillo que hace mucho calor y te vas asfixiar, le dije que no importaba y me volvió a decir que lo hiciera pues si no iba a sudar mucho y a ella le molestaba, no sé cómo me los pude quitar pero lo hice y me quede desnudo a un lado de la cama, mi mama me dijo que me echase más para el centro pues sino la cama se voltearía y lo hice despacito donde me esperaba el terso cuerpo de mi madre, mi pene se le pego a su vientre y ella agarrándolo con su mano, muy bajito me dijo Alfredo parece que esta tiene ganas de fiesta, como dije me llamo como mi padre (de una manera ignorante pensé que me confundía con mi pobre padre) sin darme tiempo a más me dio un beso con lengua de lo más sensual, ya ahí perdí toda razón.

Comencé a meterle mano por todos lados pese a que era mi propia mano cuando una de mis manos llego a su vagina estaba encharcada de sus jugos y ella gimió alto, me recordaba a cuando mi padre la penetraba, cuando le chupe los pezones ya ella estaba como loca gimiendo, en un movimiento rápido se agarró mi pene y me la chupaba con ansias ya no me importaba nada, estábamos desnudos sin nada encima con lo cual tanto la abuela como mis hermanas estarían gozando del espectáculo, me dijo que quería que la penetrara que la quería toda, me puse encima y por Dios entro suave en aquella cálida vagina empapada, estaba en la gloria, la comencé a cabalgar, ella gemía y no paraba de decir lo grande que era, estuvimos un buen rato hasta que se corrió, me pedía que le diese mi leche, como yo era muy obediente se la di llenándole su vagina, me dijo que me quitase de encima y se puso a llorar la intente abrazar y me dijo que me fuese a la otra cama, que mandara a María con ella.

No hizo falta que se le dijera nada a mi hermanita pues todas creo que estaban despiertas y me acosté en la cama con Laura, repasaba lo que había pasado y lo que paso es que volví a tener una erección enorme, oía las respiraciones de ellas y pensé que estaban durmiendo, tenía ganas de levantarme y para calmarme cogerme a la cabrita, de repente note como mi hermanita se giró hacia mí y su mano se quedó en mi vientre, eso había sucedido también otras muchas veces antes y no pasaba nada, pero note como la movía muy lentamente bajando hacia mi pene,

No lo podía creer ¿mi hermanita quería agarrar mi pene?, la deje hacer para ver que iba hacer, despacito, muy despacito metió su manita y llego a mi pene que estaba rígido y con su dedo chico rozaba la punta, yo me dejaba hacer, siguió y al ratito tenía la punta agarrada con sus deditos, fue envalentonándose más,  ya abarcaba lo que podía acariciándola con cuidado, me la saco como pudo y siguió acariciándola, de repente me di cuenta que fue acercando su cabeza a mi pene para comenzar a chuparme la punta como si fuera una paleta.

De vez en cuando me rozaba con sus dientes pero no me importaba, estaba en la gloria hasta ese día tenía que descargarme con una cabrita y en ese día había tenido sexo con mi mamá y mi hermanita que me estaba chupando mi pene, alargue la mano y le acaricie su culito, se quedó parada un momento pero como no dije nada siguió chupando, solo lo hacía en la punta como si tuviese un helado pero a mí me traía loco, seguí acariciando su culito y deslice la mano más para tocarle suavemente la vaginita que estaba muy hinchada como caliente no tardó mucho en empezar a echar sus juguitos, así podía dedearle toda la rajita, no pude aguantar mucho pues era una sensación muy placentera y me corrí en su boquita.

Ella no se apartó y siguió chupando y tragando todo lo que le di, cuando acabo de limpiármela bien de mi leche se rehízo y se colocó en su sitio para dormirse, yo no podía creer todo lo que me había pasado aquel día y me costó dormirme pero estaba muy contento debo admitir a mis escasos 16 años había dejado de ser virgen y de qué manera.   

Al otro día parecía que no había pasado nada, nadie comento nada ni hubo miradas extrañas, bueno mi mamá si estaba algo triste, por la tarde cuando estaba recogiendo todas las herramientas en un viejo cobertizo que teníamos entro mi abuela y la verdad es que me esperaba que me regañara pero fue otra cosa lo que me dijo.

-“Alfredo has pasado a ser el hombre de esta casa y desde ahora nos cuidaras a todas, tu madre es joven aun y es mejor no venga otro de fuera que te haga la vida imposible a ti y a tus hermanitas aparte de que se quede con todo lo que tu padre consiguió, las relaciones entre las familias son normales no te preocupes, tu madre y yo te satisfaremos en la cama pues eres el hombre y cuidaras de todas nosotras, date un buen baño que esta noche te acostaras conmigo”. Dijo mi abuela y salió por la puerta.

Me quede pasmado no me lo podía creer iba a ser el hombre de las mujeres de mi casa, acabe pronto y me fui a bañar para estar limpio para esa noche. Cuando nos acostamos fui directo a la cama de mi abuela y me metí en ella, mi abuela me dijo bajito que me quitase toda la ropa y así hice para ese momento ya tenía una erección enorme, me acariciaba el pecho suavemente y fue bajando hasta encontrarse con mi pene totalmente erecto, la agarro palpándola bien y me dijo

-“Tienes un buen pene para satisfacer a una mujer es tan grande como la de tu abuelo que me hizo gozar tanto”. Dijo mi abuela.

-“Te voy a enseñar a que hagas disfrutar a una mujer para que la tengas siempre enamorada de ti”. Añadió mi Abuela sin dejar de masturbarme.

Me empezó a dar besos muy lascivos, acariciarme, a chuparme mis tetillas para finalmente a chuparme mi pene y me dijo dejándome su vagina cerca de mi cara.

-“Chúpame a mí también que a las mujeres también nos gusta mucho”. Exclamo mi abuela.

Ni me lo pensé y me puse a comerme su vagina, estaba muy caliente como jugosa por sus calditos, me di cuenta donde le gustaba que le chupase más, en el cuarto solo se oían nuestros gemidos, luego me dijo que me pusiese encima para que la penetrara bien, entro sin ningún impedimento pues estaba encharcada y me dijo que si quería hacer gozar a una mujer tenía que llevar un buen compas, que se la metiera toda muy despacio entre 10 a 12 veces y después le diera las mismas cabalgadas más deprisa y luego otra vez lento, que las alternara, fui un buen aprendiz pues la tenía como loca pidiéndome más y que le diera duro tardamos un buen rato hasta que se corrió.

Luego me pidió que la llenase de mi leche lo cual hice, esta vez había disfrutado más que el día anterior con mi mamá, me retire y me eche al lado, se voltio hacia mí y me dijo no sabes lo que me has hecho disfrutar ya ni me acordaba, ahora vete a tu cama y dile Ramonita que venga para acá, sigue con los jueguitos con Laurita pero no la penetres todavía por favor pues le puedes hacer daño tállale tu pene por su rajita, jueguen y disfruten los dos como anoche “¡si mi amor!”, cuando llegue a mi cama mi hermanita no hizo falta que le dijera nada pues salió corriendo para la cama de mi abuela y me eche en la cama.           

Laura no espero ni un segundo para comenzar acariciarme y masturbarme suavemente, pero esta vez lo que hice fue atraerla hacia mí y besarla en la boca, no hizo falta mucho para que ella colaborase abriendo su boquita y recibiendo mi lengua que se enredaba con la suya, nos comíamos nuestras lenguas y salivas, le chupaba su cuello para seguir bajando y solo me encontré con dos pezones duritos pero nada más y la verdad es que no me importaba, seguimos así y en un momento nos vimos ella con mi pene en su boquita y yo con su vaginita a merced de mi boca, cuando acerté a chuparle su botoncito Laura no paraba de gemir sin importarle que no estuviésemos solos, tenso su cuerpito 2 o 3 veces antes de que explotara en su boquita mientras golosamente se tragaba toda mi leche y me la limpiaba totalmente, cuando acabamos nos recompusimos y nos dormimos agotados por lo menos yo.

Al otro día como si nada hubiese pasado, después de las labores del día me bañe y después de cenar pensaba acostarme en mi cama pero mi mamá me dijo que lo hiciera con ella, me hizo feliz pues lo deseaba mucho, nos acostamos desnudos y no hubo que esperar mucho para comenzar a meternos mano, a besarnos con deseo quitamos las cobijas y desnudos en la cama nos dedicamos ella a chuparme mi duro pene era la mejor haciéndolo y yo a comerme su vagina, en el cuarto nada más que se oían nuestros gemidos de nuevo, me coloque encima y la penetre suavemente e hice caso de los consejos que me dio mi abuela y la cabalgue así, mi mamá estaba como loca, gemía y me pedía que le diera todo el tiempo hasta que nos corrimos los dos al mismo tiempo fue genial, yo estaba dispuesto a penetrarla otra vez pero me dijo que me fuese a mi cama y que fuese con Laura, como pensé encima me quitan a mi hermanita con lo bien que lo pasábamos.     

Me acosté y a su lado estaba mi hermanita María, era gordita y casi de la misma talla que Laura pero no se me había pasado hacerle nada, cuando noto como su manita se posó sobre mi vientre y seguía lentamente hacia abajo hasta agarrarme mi pene, cuando lo hizo note una risita muy bajita, era más lanzada que Laura pues no dejo de sobármela bien cogiéndome incluso los huevos, ya estaba otra vez caliente y me puse a besarla en la boquita, aprendió rápido pues no dejo nunca de masturbarme.

Le di vuelta y le comía su vaginita sonreía al principio pero enseguida estaba gimiendo pues le comía su botoncito, sin más se metió mi pene en su boquita y me la chupaba como Laura aunque se metía más en la boca, tenso su cuerpito dos veces y descargue en su boquita ella se lo trago todo, siguió chupando y chupando lo que hizo que de nuevo mi pene volviera a tenerla parada me anime y le seguí comiendo su botoncito, estuvimos así un buen tiempo en los que ella se tensó varias veces hasta que le llene otra vez su boquita de mi leche que se la comió toda, quiso seguir chupando pero le dije que ya estaba bien, por lo que nos besamos y nos dormimos con ella abrazada a mí.

Aquello duro varios meses pero mi abuela comenzó a preocuparse cuando mis hermanitas cada vez estaban más deseosas de que las penetrara una noche de no ser por mi abuela creo que hubiese desvirgado a Laurita, por coincidencia mi madre anuncio algunos días después que estaba embarazada.

Aquello nos llenos de alegría a todos sobre todo a mi pues iba a ser padre, aquello fue una sensación extraña, pues iba a hacer el padre del hijo de mi madre, aquella tarde mi abuela vino donde estaba trabajando y me dijo que me fuese a dar un muy buen baño, pensé que esa noche disfrutaría con ella, por lo que termine lo que estaba haciendo y me fui a dar un baño, pero luego de cenar mi abuela me dijo que la acompañara a la choza que era como llamábamos al lugar donde castrábamos a los cabritos.

Apenas llegue fue tomado por mi madre que estaba ahí desnuda me amarro rápidamente las manos con una cuerda, y jalo de ella lo que  hizo que mis brazos quedase por arriba de mi cabeza, luego cuando iba a decir algo me metió su calzón (braga) en la boca, mi abuela rápidamente me ato los pies dejándolos muy separados, cuando estaba bien atado sin entender porque ellas me estaban haciendo eso, mi abuela fue hasta donde se colocaban los carbones y los encendió mientras tanto mamá se arrodillo y comenzó a chuparme mi pene que pronto estaba muy duro dentro de su boca.

-“Vamos hazlo gozar que te de su leche”. Dijo mi abuela.

Mi madre comenzó a darme la mamada más espectacular hasta entonces de las que me había dado, apenas pude aguantar uno 15 minutos antes de correrme por completo en su boca, mamá al sentir que me corría se clavo mi pene entero en su boca, por lo que el segundo disparo de mi leche fue directo a su garganta, todo mi cuerpo se estremeció de placer mientras me corría y mi leche fue bebida por mamá por completo.

Mamá aun estuvo varios minutos más dándome una mamada, debieron ser 10 minutos a lo máximo pero que goce intensamente, cuando se aparto con lagrimas en los ojos que vi cuando se puso de pie, me dio un beso en la mejilla y me dijo.

-“Lo siendo mi amor pero es necesario”. Dijo Mamá.

En eso apareció mi abuela detrás de donde estaba con el cuchillo que usábamos para castrar a las cabras machos con la hoja humeando de lo caliente que estaba, sin mayores preámbulos mamá de nuevo se arrodillo lo mismo que mi abuela, mamá tomo mi escroto y lo estiro para que mi abuela hiciera un largo corte justo en medio de mis dos huevos, lo que provoco que todo mi cuerpo se convulsionara por el terrible dolor que me hizo sentir en ese momento.

Mi abuela con habilidad que no le conocía apretó mi bolso de piel para extraer mis dos testículos de su interior, luego los tomo con una mano, había sangre por todas partes, los jalo fuerte lo que de nuevo hizo que todo mi cuerpo se sacudiera y antes de que lo supiera fue, pues me había castrado, ni siquiera recuerde haber venido una última vez mientras me cortaba mis huevos. 

Lo siguiente que recuerdo fue despertar en una cama con Laurita a mi lado acariciando mi vientre, estaba desnudo trate de incorporarme pensando que todo aquello había sido una pesadilla pero la fuerte punzada que obtuve me indico que todo aquello no fue un mal sueño, Laurita me dijo que no me moviera, pase tres semanas en cama antes de poder levantarme, luego de eso aun tenia erecciones pese a creer que sin huevos no me sería posible.

Mi abuela me complació desde ese punto aunque ya no podía venirme, gozaba bastante penetrarla o de sus mamadas no solo de ella sino también de mis hermanitas, para cuando nació mi hijo que fue varón, mi pene a duras penas lograba tener una erección luego de un buen rato chupándolo, en cuanto supe que fue un varón, supe el destino que podría sufrir, por aquel entonces me empezaron a suministrar testosterona lo que de nuevo logro que tuviese erecciones.

Laurita fue desvirgada por mí a los 13 años, ella gozo mucho como yo mismo Ramona poco después con mi hijo de cinco años ya para ese momento una mañana salí a cabalgar según yo a ver un problema a orillas del rancho me lleve a hijo conmigo y nunca más regrese, me fui lejos ahora. Alfredo, si le puse el mismo nombre que tengo y el de mi padre tiene 16 años la misma edad que tenía cuando perdí la virginidad y sé que ya no es virgen.

Eso me alegra, pero sobre todo se que a cuando tenga 17 seguirá gozando de sus huevos que le cuelgan pesados debajo de su enorme pene aun mas grande que mi pene, sin riesgo alguno de perderlos a manos de las mujeres de propia familia.

Por mi parte gracias a la testosterona y medicamentos para la impotencia puedo tener fuertes erecciones para complacer a mis conquistas, me mande a colocar prótesis testiculares en mi escroto vacio y nadie sabe que soy un eunuco, incluso con la ayuda de un medicamento puedo eyacular algo parecido al semen que no puede preñar a ninguna mujer pero me hace sentir mucho placer al venirme y darle la sensación a mi pareja que soy un hombre normal no un eunuco.





Autor: Anónimo & DarkSoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

HERMOSO PUTITO

Aun recuerdo su mirada cuando despertó amarrado a la gigante estructura en forma de “X” con sus brazos, piernas, cintura y cabeza totalmente aseguradas sin oportunidad de escape, estaba con una mordaza de bola para que no pudiera escuchar sus gritos que seguramente hubiese dado, me tome mi tiempo para hacer añicos sus ropas, después de todo ya no las iba a necesitar, en pocos minutos solo quedo con su speedo azul que uso en la competencia de natación......


HERMOSO PUTITO.
Aun recuerdo su mirada cuando despertó amarrado a la gigante estructura en forma de “X” con sus brazos, piernas, cintura y cabeza totalmente aseguradas sin oportunidad de escape, estaba con una mordaza de bola para que no pudiera escuchar sus gritos que seguramente hubiese dado, me tome mi tiempo para hacer añicos sus ropas, después de todo ya no las iba a necesitar, en pocos minutos solo quedo con su speedo azul que uso en la competencia de natación.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMINIZACIÓN] [DOMINACIÓN] [SECUESTRO]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Deny ha sido mío por cerca de 10 años desde los 15 años ahora de 25 era una hermosura de putita, mi esclava transexual personal, el era un lindo adolescente cuando lo secuestre de la ciudad en donde vivía que esta incluso en otro continente, su cuerpo era una delicia pero lo que me encanto de su cuerpo fue su pene sin circuncidar, cuyo glande apenas sobresalía de aquella capa de piel cuando su pene estaba flácido o rígido por igual, aquello me enloqueció y tuve que hacerlo mío, fue algo que no me pude resistir.

Por supuesto Deny no es su nombre pero es el nombre que le di, luego que lo secuestre y dudo que el recuerde otro nombre que no sea ese; la primera vez que lo vi fue durante una competencia de natación a las que me gusta ir, se pueden encontrar buenos especímenes entre los participantes, aquella vez él llevaba un speedo (traje de baño) muy ajustado de color azul en que se notaba un buen paquete en su entrepierna, sumado a su bello rostro que me lo imagine ya feminizado hicieron que decidiera que debía ser mío.

Ese mismo día lo secuestre al salir de la competencia fue muy fácil el pobre ni siquiera tuvo oportunidad de defenderse dado que uso un paralizaron muy potente, si sus padres lo esperaban estoy seguro que aun hoy lo deben están buscando, esa misma tarde estaba volando con el mi avión privado para luego trasladarlo a mi mansión muy privada en una ubicación secreta.

Aun recuerdo su mirada cuando despertó amarrado a la gigante estructura en forma de “X” con sus brazos, piernas, cintura y cabeza totalmente aseguradas sin oportunidad de escape, estaba con una mordaza de bola para que no pudiera escuchar sus gritos que seguramente hubiese dado, me tome mi tiempo para hacer añicos sus ropas, después de todo ya no las iba a necesitar, en pocos minutos solo quedo con su speedo azul que uso en la competencia de natación.

Mis ojos se abrieron grandes al ver el paquete que se marcaba en la apretada prenda era aun mas grande que lo que pude ver desde las gradas con mis prismáticos, sin dudar lo agarre con una de mis manos lo que hizo que el chico se revolviera tratando de escapar, de inmediato quite la mano, al recordar que aun faltaba mucho para que pudiera disfrutar de su cuerpo como deseaba.

Cuando por fin vi su paquete al desnudo me maraville, era lo que deseaba, con una tijera retire lo máximo del vello indeseable no solo de su entrepierna sino de todo su cuerpo incluido el vello en sus axilas, luego con una navaja de aceitar especial rasura todo lo que quedo pero luego depilar permanentemente su cuerpo con un depilador laser perfectamente luego le puse crema humectante por todo su cuerpo para evitar que tuviera comezón, Deny quedo con un aroma a hembra en celo, que hubiera despertado hasta el libido de un eunuco, pero aunque ardía en deseos de penetrarlo aun no podía antes debía someterlo a un entrenamiento especial.

Decidí que su primera prenda femenina seria un baby doll de seda negra, que apenas cubría sus tersas y redondas nalgas, bien formadas debajo un panty (braga) de encaje negro y como no tenia senos decidí que usara un sostén (corpiño) con relleno a juego con su panty, le pinte sus labios de carmín, puse sombra en sus parpados, pestañas y una peluca que le llegaba hasta los hombros, cuando mire mi obra desde varios ángulos completo, no pude más que sentirme orgullosa, la imagen era la de una perra hambrienta por sexo, de no saber que debajo de esa panty había un buen pene podría haber jurado que aquella era una mujer.       

Así fue como empezó todo, Deny fue sometida a toda clase de castigos y recompensas, pronto a aprendió a comportarse, al año y medio de su llegada ya se vestía con ropas femeninas por completo sin tener que obligarlo, era más sumiso aunque aun tenia explosiones de rebeldía que debían ser corregidas, asi paso otro año y medio más, ya con Deny de 18 años casi estaba listo, los estrógenos puesto en su comida habían logrado que su piel se volviera tan o más suave que la de una mujer.

Pero aun tuve que espera un año hasta que poco después de su cumpleaños 19 para que por fin pudiera disfrutar de Deny, pero antes un detalle, para que pudiera ser en verdad un sumiso por completo necesitaba ser castrado un eunuco es más manejable que un hombre con testículos por alguna razón, por lo que una tarde, hice que Deny quien obedecía ya mis órdenes sin cuestionarlas en absoluto se acostara sobre una mesa de acero inoxidable, ahí lo asegure con sus piernas abiertas ampliamente sobre estribos.

Había castrado a decenas de hombres para ese momento por lo que no necesitaba ya de ayuda alguna, inyecte un poderoso anestésico local que dejo toda su área genital entumecida, una vez que estaba todo listo tome un bisturí levante el escroto de Deny e hice un corte en la parte alta por detrás, por esa apertura en su bolsa de piel extraje uno a uno sus testículo, luego con ellos aun colgando sobre sus nalgas, coloque las dos prótesis testiculares en su lugar, luego corte los testículos convirtiendo a Deny en un eunuco para el resto de su existencia.

Deny apenas y noto que ya no era un hombre propiamente dicho además dudo que para ese momento se considerara uno de todas maneras, pero aun así levante sus dos testículos para que los viera apenas una lagrima rodo por una de sus mejillas, al verlos, luego suture la herida con puntadas muy pequeñas que apenas dejaría una cicatriz pero que por estar en aquel lugar sería muy poco visible.

Un mes después ya con Deny completamente curado de su castración era hora de gozar por fin aquella noche cuanto cerré la puerta de la habitación prácticamente se me abalanzo sobre mi buscando mis labios y sus manos fueron a parar hasta sus redondeadas nalgas bajo el diminuto baby doll, negro que le hice usar nuestros labios se fundieron con su lengua hurgando en mi boca mientras masajeaba sus nalgas aquello me produjo mil sensaciones en todo mi ser, casi como una descarga eléctrica de diez mil voltios, mientras que Deny no dejaba de frotar su pelvis contra la mía.

Mi pene quedo rígido y el suyo también lo que en verdad me hizo sentir delicioso, mis manos acariciaban su pecho por encima de su prenda, en determinado momento me aparte un poco para deshaceme de su Beby Doll, mientras ella atrevidamente me bajo mi pantalón, lo que me dejo con solo un pequeño bóxer de color negro, me hubiera gustado quedarme horas admirando aquella escultural figura, pero ambos estábamos tan ansiosos que de inmediato nos fundimos en un nuevo beso esta vez Deny se tomo mi pene por encima de la tela elástica de mi bóxer, para caminar unos pasos hasta la cama donde me senté.

Deny se coloco de rodillas frente a mí en medio de mis piernas y me ayudo a quitarme mi pequeño bóxer que para ese momento ya tenía una enorme mancha de líquido pre seminal dejando mi enorme trozo de carne ardiente de 26 cm, con un glande color rosado perfectamente descubierta, las venas amenazaban con estallar, la base adornada por un escaso y corto vello púbico color café claro y más abajo dos enormes testículos desprovistos de vello pero rellenos de semen caliente que había reservado para Deny quien sin demora alguna lo tomo con una mano mientras con la otra cobijo mis testículos

Deny se trago mi pene por completo hundiendo su nariz por varios segundos en mi vello púbico embriagándose con el delicioso aroma de macho dominante, del pequeño orificio de mi glande no dejaba de brotaba liquido pre seminal a raudales Deny se bebía gustosa cada gota de aquel elixir con la lengua antes de rodear mi glande con sus labios y comenzar a bajar poco a poco hasta que su nariz se perdía en mi vello púbico, las palpitaciones involuntarias de mi glande contra su garganta le provocaron arcadas, sin embargo ella repitió la operación durante no se cuanto tiempo saboreando cada centímetro de mi enorme barra de carne, hasta que de pronto todo mi cuerpo se tenso y al tiempo que tomaba con ambas manos su cabeza comencé a bombardear su garganta con gruesos chorros de semen espeso y delicioso, que Deny trato de tragar todo pero le fue imposible, parte del semen escapo por la comisura de sus labios.           

Después de varios minutos Deny logro dejar limpio mi pene, lo ayude a levantarme y lo atrajo hacía mi para que me montara mientras le daba la vuelta lo bese apasionadamente, con una mano guiaba mi aun erecto pene, cuando ella sintió la húmeda cabeza contra su pequeño orificio, se estremeció toda y suspiro descaradamente echando la cabeza hacia atrás mordiéndome un labio con placer mientras los delicados pliegues de su ano cedían ante el invasor, pude sentir cada centímetro que se deslizaba en su interior, hasta que por fin mi vello púbico choco contra sus nalgas su ano se contraía y relajaba a voluntad acostumbrándose al intruso, poco a poco comenzó a subir y bajar hasta que en pocos minutos cabalgaba frenéticamente se empalada mi pene mientras no dejaba de masajear sus nalgas y hacer chupetones en mi cuello, mientras ella no paraba de gemir de placer casi como poseída.

No se cuanto tiempo me cabalgo antes de que me aferrara con ambas manos sus caderas y levantara más su pelvis buscando hacer más profunda la penetración para comenzar a descargar en su interior grandes chorros de semen ardiente llenando sus intestinos, los sentí inundar muy dentro ella mientras me revolvía de placer encima de palpitante miembro viril. 

Sin tener tiempo a recobrar el aliento, enseguida me puse de pie hice que Deny hiciera lo mismo, la tome de la cintura y la obligue a girar suavemente, para colocarse a cuatro patas sobre la cama  mientras le abrí sus nalgas para penetrarla nuevamente ella trataba de levantar más sus nalgas para ofrecerme una mejor penetración en aquella posición comencé de nuevo un frenético mete y saca, el ritmo de nuevo yo lo marcaba aferrado a sus caderas, mientras bombeaba con fuerza mi pene a su interior, no paraba de gemir de placer lo mismo que Deny, nuestros húmedos sexos producían un sonido muy excitante y el ambiente se llenaba cada vez más de erotismo.     

Sentí como las piernas le temblaban mientras todo su cuerpo escurría sudor, aquella escena de tener a una hembra completamente sometida a mis deseos sexuales que era lo que Deny se había convertido, ver esa escena me excitaba mucho, por estar en aquella posición sus caderas se ensanchaban, haciéndola lucir un voluptuoso trasero, lo que me excito mucho; Deny se estaba sintiendo plenamente una mujer y como buena hembra tenía que aguantar a su semental, hasta que por fin le clave más los dedos en sus caderas haciéndola respingar un poco y elevar más sus nalgas para ofrecerse toda a mí, lo que hizo que comenzara a inundarla casi con la misma intensidad que lo hice la vez anterior.

Cuando las palpitaciones de mi pene cesaron ambos nos tendimos sobre la cama para descansar un poco, pero quería aprovechar el tiempo al máximo, de pronto Deny se sentó y me beso de nueva cuenta, y de nuevo la penetre hasta correrme en su interior, en verdad me sentí pleno al entender que ella era ya toda una hembra, por completo a mi servicio una putita total.

Esta noche mientras la veo desnuda sobre mi cama con su cabello color morado intenso, con guantes y medias negras con ya el anillo en la base de su pene que desde hace años debe usar debido que a que como es un eunuco su pene no puede mantenerse en completa erección sin estimulación constante, por lo que el anillo ayuda a que así sea. Deny al verme de inmediato desea tener mi pene que palpita bajo mi bóxer ya en erección en su boca.

Creo que pronto hare que le pongan un implantes mamarios por alguna razón sus tetas no crecieron pese a los estrógenos que aun ingiere, su pecho esta tan plano como el primer día que la vi, pero sus nalgas están más redondeadas, firmes y paraditas que antes, ella ya no es un hombre pese al pene en erección que sobresale de su entrepierna, ella es por completo mía para siempre mi esclava sexual siempre deseosa de mi virilidad, es y será mi “Hermoso Putito”.  


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

HERMANA ME ESTRENO

Mi hermana a los 18 años era toda una mujer sus compañas y compañeros de escuela creían que era una mujer, sin saber que debajo de su ropa interior ocultaba genitales femeninos, por mi parte luego de la huida de mi hermana de casa, mi madre se volvió aun más loca, una noche con apenas 11 años todo mi mundo cambio, lo mismo que mi cuerpo......


HERMANA ME ESTRENO.
Mi hermana a los 18 años era toda una mujer sus compañas y compañeros de escuela creían que era una mujer, sin saber que debajo de su ropa interior ocultaba genitales femeninos, por mi parte luego de la huida de mi hermana de casa, mi madre se volvió aun más loca, una noche con apenas 11 años todo mi mundo cambio, lo mismo que mi cuerpo.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [INCESTO] [FEMINIZACIÓN] [TRANSEXUAL]

Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Mi padre murió cuando era aun un bebe, mi madre nunca supero ese duro golpe según mi hermana que era 7 años mayor, cuando tenía 11 años ella se fue de casa, dejándome a merced de mi madre, que luego de la muerte de mi padre se empeño que debíamos ser mujeres, porque las mujeres vivimos más que los hombre y no sufrimos infartos según nuestra madre, por lo que comenzó a vestirnos como mujeres, tanto a mi hermana como a mi pese a haber nacidos como varones con todo lo que eso implica.

Mi hermana a los 18 años era toda una mujer sus compañas y compañeros de escuela creían que era una mujer, sin saber que debajo de su ropa interior ocultaba genitales femeninos, por mi parte luego de la huida de mi hermana de casa, mi madre se volvió aun más loca, una noche con apenas 11 años todo mi mundo cambio, lo mismo que mi cuerpo.

Aquella noche mamá me amarro a mi cama y me desnudo, esa fue la noche que usa una trusa (slip) de hombre en mi vida, ya que mamá luego de esa noche no me dejo usar prenda masculina alguna, ella tomo mi pene y con una tijera cuyas tijeras brillaban de lo caliente que estaban de dos dolorosos cortes me cerceno mi pequeño pene que apenas estaba por empezar a desarrollarse, el dolor fue simplemente indescriptible, creo que me desmaye pensando que me cortaría mis huevitos al despertar constate que no fue así.

Sin embargo mi pene en su totalidad se había ido, apenas un pequeño tubito sobre salía de donde una vez estuvo mi pene, mi madre era enfermera por lo que sabía muy bien como curar y todas esas cosas medicas, sufrí de dolor por varios días pero poco a poco fue pasando aunque llore mucho poco a poco mi enojo fue pasando, sin embargo el odio que se formo en mi corazón hacia a mi madre por haberme hecho aquello creció cada vez más creo que aun la odio, pero tres años después ella murió atropellada, lo que de alguna manera libero de mi cuerpo el dolor y odio que se había acumulado en todos esos años desde que me castro y feminizo.

Aunque para mí ya era tarde, para mi hermana no, ella y yo nos convertimos en los herederos de ella, mi hermana ya de 21 me convenció de vender la casa y compramos otra en un pequeña ciudad con el resto del dinero pusimos un negocio, para todo el mundo éramos un par de hermanas que trataban de salir adelante luego de la perdida de nuestros padres, por supuesto nadie sabía que en realidad éramos un par de transexuales, que solo vestíamos ropa de mujer pero que debajo teníamos cuerpo de hombre por lo menos solo mi hermana para ese momento.

Ella no sabía lo que mi madre me había hecho, pensaba que debajo de mi ropa interior aun había un pene y un par de huevos, en parte era cierto aun, con ya casi 15 años en esos momentos el sexo que me era ajeno pero lo deseaba, sentía muchos deseos pero apenas podía gozar en mis sueños húmedos, por alguna razón siempre me soñaba con el cuerpo perfecto de mi hermana lo que me excitaba mucho un tarde mi hermana llego con una minifalda muy ajustada y su body pegado a sus grandes tetas ya que tomaba estrógenos desde los 12 años yo estaba con un short de mezclilla apretadito como me gustaban y playerita viendo la tv era sábado.           

De pronto mi hermana empezó a quitarse su body para quedar sin sostén (corpiño) y empezó a masajearse sus teas frente a mí, a ella le gustaba hacer eso pero hacía tiempo que no lo hacía frente a mí, se estuvo manoseando por un buen rato frente a mí que me quede ahí sin saber qué hacer, luego se quito su minifalda quedándose con su tanga tipo hilo dental, su gran ene se marcaba muy bien debajo de su pequeña prenda intima aquello hizo que me comenzara  excitar mucho, también quería participar pero no sabía qué hacer hasta que de pronto sentí una mano en mi culo.

Cuando voltee era nada más que mi hermana quien me tomo una de mis manos y me la llevo hacia su entrepierna lo que toque era enorme y duro, sabía que no era una chica de verdad era un transexual con cuerpo de mujer que en un momento no pensaba sabía que era algo malo, simplemente me deje llevar para que me hiciera lo que ella deseara y así poder perder mi virginidad de una vez por todas, algo que necesitaba con urgencia.   

Ella o el me como lo quieran ver, se puse de pie y se quito su tanga, luego me llevo a su cuarto me hizo sentar en la cama y ella quedo de pie frente a mí, puso su enorme pene frente a mi cara y cada vez se ponía más grande como grueso, ella me dijo mientras sostenía su dura erección con una de sus manos

-“Vamos mételo en tu boca y veras que es delicioso”. Dijo mi hermana muy excitada.

Escuchándola solo la obedecí de inmediato tragándome toda su enorme pene que debía ser de fácil de 22 cm me la metí hasta mi garganta era muy grande para mi boca, pero tenía algo de experiencia ya para ese momento en cuanto a mamadas, luego le dije cuando ya llevaba un buen rato dándole un mamada lo mejor que podía.

-“Hermana soy virgen deseo perder la virginidad contigo”. Le dije a mi hermana.
-“Claro hermanita quitarte la virginidad es algo que he deseado hacer desde que nos mudamos, hare que los disfrutes más solo te quitare la virginidad anal”. Dijo mi hermana.

-“Es la única que puedo perder ahora”. Le respondí.

Mi hermana se me quedo mirando como no entendiendo mis palabras que quito mi blusita y shorcito para empezar a pasar su lengua por mis nalgas que manoseaba para luego quitarme mi calzón (braga) me abrió las nalga y paso su lengua sobre mi ano, ella solo me lambia el ano pero lo hacía tan bien que comencé a gemir ella era la experta en sexo anal y no yo, la deje que me hiciera lo que quiera.       

Ensalivo uno de dedos y lo metió en mi cerradito ano al comienzo me lo hacía despacio pero después acelero su dedo como sus besos y lambidas, de pronto sin decirme nada me dio la media vuelta, los ojos de mi hermana se abrieron grandes al ver que en mi entrepierna solo estaban mis huevitos pero no mi pene, con mirada aterrada me miro para preguntarme.

-“¿Qué te paso?” Pregunto alterada mi hermana.
-“Mamá me corto mi pene hace tres años”. Le dije.

Mi hermana se puso de pie y me beso en los labios cuando despego sus labios de los míos lagrimas corrían por sus mejillas, ella me dijo.

-“Lo siento, lo siento hermanita”. Dijo llorando mi hermana.
-“Nunca debí abandonarte con ella“. Dijo mi Hermana.
-“No es tu culpa hermana además gracias a eso casi soy un mujer de verdad”. Le dije.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  
Mi hermana me sonrió mientras se secaba sus lágrimas, luego mientras se masturbaba para volver a tener su pene firme y duro a toda capacidad me pregunto.

-“¿Aun quieres sentir mi pene hermanita?” Pregunto mi Hermana
-“Si, aun deseo dejar de ser virgen”. Hermana.
-“¿Quieres que use condón?” Me pregunto mi hermana.

No sabía por lo que le dije que quería su pene al natural así que saco un pote de vaselina y me unto una buena cantidad por mi ano y entre las nalgas pero sobre todo en mi ano que estaba bien cerradito.

Prácticamente ya estaba lista para la penetración entonces ella me hizo colocar las manos sobre la cama y mis pies sobre el suelo lo que dejo mi culo a su disposición, me abrió las nalgas y coloco su hinchado glande sobre mi ano, lo restregó sobre el por unos segundos para luego comenzar a penetrar mi ano apretando con fuerzas y introduciéndolo poco a poco, con mi ano bien lubricado de vaselina comenzó a entrar, estaba aterrada mi ano no se abría para su enorme pene pero ella insistió.

Me dolió mucho le iba a decir que ya no quería pero entonces empujo con fuerza y entro todo sus 22 cm de carne en mi ano no lo podía creer que ya no era virgen analmente, pero luego me empezó a doler y empecé a gritar de dolor pero cuando la sacaba y metía de nuevo sentía algo que me gustaba, esa sensación de apretar mi culo contra toda su enorme pene dentro de mi ano era delicioso no quería que se detuviera, hasta que la saco de mi culo e hizo que se la chupara estaba rica luego ella se acostó boca arriba en la cama y me hizo montarme sobre ella dándole la espalda.

Ella puso de nuevo su pene entre mis nalgas e hizo que me lo clavara por completo para ese momento mi ano ya estaba semi abierto de sus arremetidas de por lo menos de 20 minutos previos, comencé a saltar sobre mi hermana que me acaricia mis tetillas, nalgas y me sujetaba de los brazos hacia atrás por ratos aquello duro otros 20 minutos hasta que de repente sentí que mis entrañas recibían un liquido caliente pero ella me la seguía metiendo más y más fue lo máximo tener mi culo lleno de su leche, que me hizo también llegar al clímax.    .

De pronto del agujero que estaba sobre mis huevitos broto un potente chorro de mi espeso semen, seguido de otro y otro, en total fueron cinco potentes chorros con bastante fuerza incluso cayeron sobre la cama entre las rodillas de mi hermana haciendo sentir por primera vez en mi vida un intenso orgasmo, cuando termine de venirme mi hermana un me penetro por unos segundos antes de desplomarme sobre ella.

Ambas nos Besamos, sobre la cama por un largo rato conmigo aun sobre mi hermana, sintiendo como semen seguía brotando del agujero en donde una vez estuvo mi pene, para seguir bañando mis huevos, cuando terminamos de besarnos le dije a mi hermana que aun estaba algo jadeante.

-“Gracias por desvirgarme de esta manera en verdad lo goce mucho”.  Le dije a mi hermana.

Desde ese momento nuestros encuentros se produjeron en cualquier momento algunas días hasta cuatro veces, lo que me hizo sentir cada vez más y más femenina, incluso deje de usar mis calzones de niña y comencé a usar tangas, mi hermana me enseño a como ocultar mis huevos para que no se notaran, también comencé a usar ajustadas minifaldas y a los 16 años le di la primera mamada a un hombre que por supuesto hasta el día de hoy no creo que sospeche que era una mujer transexual.

Ahora tengo 18 años y mi hermana estaba rumbo conmigo al hospital en una enorme ciudad para que por fin me quiten mis testículos y me hagan una vagina, tengo ya bueno senos casi tan grandes como los de mi hermana gracias a las dosis de estrógenos que comencé a tomar desde los 14 años.

Son una mujer muy atractiva lo sé por la forma en que los hombres me miran cuando voy por la calle, pero aun solo he sido penetrada por mi hermana de forma anal espero que pronto ella me desvirgue vaginalmente en verdad deseo que ella estrene mi nueva vagina cuando esté totalmente curada, aun puedo sentir el semen de mi hermana resbalar hasta mi ano mientras camino a mi habitación en el hospital, de su ultima descarga que me deposito antes de salir de casa.

En verdad adoro sentir su enorme pene en interior y sentir sus descargas dentro de mi son lo máximo.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com