DIVERSIÓN EN BATALLA

La guerra entre ambos bandos ya llevaba varios años, las cosa cada vez se volvían sumamente sanguinarias como atroces,, los crímenes de guerra, matanzas, violaciones y todo tipo de pecados imperdonables se estaban volviendo muy comunes entre ambos lados, ya sea por venganza o por oportunidad las cosas que un bando realizaba siempre le eran devueltas de manera intencional o simplemente por destino, fue en ese infierno que la guerra creo, en los campos de batalla improvisados que todo tuvo lugar......


DIVERSIÓN EN BATALLA
La guerra entre ambos bandos ya llevaba varios años, las cosa cada vez se volvían sumamente sanguinarias como atroces,, los crímenes de guerra, matanzas, violaciones y todo tipo de pecados imperdonables se estaban volviendo muy comunes entre ambos lados, ya sea por venganza o por oportunidad las cosas que un bando realizaba siempre le eran devueltas de manera intencional o simplemente por destino, fue en ese infierno que la guerra creo, en los campos de batalla improvisados que todo tuvo lugar.

[GAY] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [CASTRACIÓN] [NULIFICACIÓN] [GUERRA] [VIOLACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





La guerra entre ambos bandos ya llevaba varios años, las cosa cada vez se volvían sumamente sanguinarias como atroces,, los crímenes de guerra, matanzas, violaciones y todo tipo de pecados imperdonables se estaban volviendo muy comunes entre ambos lados, ya sea por venganza o por oportunidad las cosas que un bando realizaba siempre le eran devueltas de manera intencional o simplemente por destino, fue en ese infierno que la guerra creo, en los campos de batalla improvisados que todo tuvo lugar, los protagonistas cuatro soldados que nunca quisieron pelear pero las circunstancias lo obligaron.

Darko de 30 años era el teniente y oficial al mano de su unidad, de piel bronceada, pene de buen tamaño y cuerpo atlético recorría los espesos bosques del frente con su patrulla de reconocimiento, su misión era detectar como aniquilar a cualquier unidad con la que se toparan, sus hombres estaban endurecidos por la guerra todos ellos veteranos de aquel conflicto, habían pasado la noche anterior bajo el cielo, ni siquiera pudieron prender una fogata pues los haría blanco fácil de la artillería enemiga, estaban llegando a las afueras de un pueblo abandonado cuando todo comenzó.

La unidad de Darko estaba compuesta por 8 hombre sin incluirlo, uno de ellos el Sargento Alvares, siempre iba al frente era el hombre más rudo y con más experiencia de ellos, quizás por esos se confió, el sargento conocía esa zona muy bien, pero esa mañana su confianza como arrojo lo iban a traicionar antes de alguien pudiera hacer algo una mina estallo bajo los pies del Sargento que voló por los aires, la explosión fue tan fuerte que otros tres de los hombre de Darko también fueron propulsados por la onda explosiva de la explosión, cayendo dos de ellos sobre minas.

Ambos murieron de inmediato, con sus cuerpo destrozados, el sargento por su parte, perdió ambas piernas como sus genitales apenas vivió unos minutos entre terribles dolores, mientras la sangre se le escapaba de su cuerpo como la vida , las dos explosiones segundaria que sobrevinieron luego de la primera,  hirieron a otros tres hombre aunque no de gravedad a la confusión inicial le siguió una lluvia de balas, los hombre de Darko los que quedaban con vida fueron abatidos uno por uno Darko pensó en retirarse con su último hombre cuando una granada lo lanzo contra un árbol dejándolo inconsciente.

Darko se despertó cuando su ajustado bóxer color verde olivo estaba siendo roto en pedazos por dos pares de manos, Darko se encontró a si mismo desnudo amarrado siendo observado con lujuria por tres hombres, uno de ellos portando insignias de capital del bando contrario, pronto comprendió que era prisionero del enemigo lo que lo aterro, al saber las atroces cosas que le sucedían a los prisioneros, trato de luchar pero sus muñecas fueron amarradas a un oxidado tubo que no obstante era muy resistente, del tubo bajaba una cuerda que en ese momento estaban amarrando a la base de sus genitales.

Darko sentía un par de manos recorriendo sus firmes nalgas, mientras risas y miradas lascivas recorrían su cuerpo, Darko también se percato que estaba parado como un pequeño tronco que a su vez estaba de manera perpendicular a dos troncos su perdía el equilibrio sus genitales como tetillas lo iban a pagar, provocándole mucho dolor por lo que trato de no moverse aunque era algo difícil uno de los hombres dijo.

-“Miren este hijo de puta ya despertó”. Dijo uno de sus captores.
-“Creo que llego la hora de divertirnos muchachos”. Dijo el capitán de esos hombres.

Todos rieron excepto claro Darlo, quien trataba de mostrarse duro, insensible a lo que estaba pasando su piel bronceada pues apenas su unidad había tenido unos días atrás un descanso en una soleada plata, la pelvis de Darko resaltaba de lo blanca que estaba que era donde su traje de baño tipo slip (trusa) le cubrí.

-“Vamos que esperan prepárenme al puto”. Dijo el capitán.

Quien ya se despojaba de su pantalón militar para quedarse en camiseta y slip de color negro en que ese podía apreciar una fuerte erección debajo de su prenda, Darko sintió asco y rabia por lo que estaba por pasar pero no podía hacer nada.

Concento su mente en tratar de bloquear todo aquello tratando de pensar en cosas agradables, pero sus pensamientos fueron interrumpidos cuando uno de sus captores le abrió sus firmes nalgas para comenzar a penetrarlo con un áspero tubo, que a su paso desgarro el virginal ano de Darko quien comenzó a gritar mientras sentía como la sangre comenzó a correr primero entre sus nalgas para luego hacerlo por sus piernas, más que el dolor físico era el dolor emocional de sentirse violado en su intimidad de manera tan brutal.

Cada que aquel tubo entraba por su ano Darko apretaba los dientes fuertes para no gritar de dolor, de pronto vio como el capitán se despojo de su slip, para revelar un pene enorme, grueso, lleno de venas circuncidado con un glande en forma de casco de cuyo ojo ya chorreaba liquido pre seminal y se estremeció de solo pensar en el dolor que iba a sentir cuando estuviera sustituyendo al tubo que ahora llenaba sus entrañas.

-“Ya basta muchachos, su culo ya debe estar bien abierto”. Dijo el capitán.

Todos rieron de nuevo y el hombre que estaba metiendo y sacando el tubo de las entrañas de Darko se lo saco de un solo gran tirón que hizo que Darko diera un grito de dolor que no fue capaz de controlar por mucho que lo intento.    

-“AAAAAAAAAAAHHHHHHGGGG”. Grito Darko.

El capitán se acerco y comenzó a manosear a Darko, levanto su huevos sintiendo su calor con una de sus manos, aquellos manoseos hicieron que el pene de Darko se pusiera rígido elevándose por completo el capitán dijo.

-“Miran al muy puto ya se le puso dura”. Dijo el Capitán.

Todos rieron de nuevo,  el capitán no tardo en colocarse detrás de Darko quien sintió su endurecido pene entre sus nalgas, restregándose a sus anchas entre ellas, sus hombre por su parte continuaban recorriendo su cuerpo con sus manos riendo al verlo sin poder evitar lo que estaba por suceder, lagrima corrían por las mejillas de Darko, odio e ira recorrían sus venas, pero no podía hacer nada, intentar oponerse solo le causaría mucho dolor y él lo sabía, de pronto el capitán le abrió las nalgas a Darko para comenzar a restregar la baba transparente que de su miembro brotaba entre y sobre su desgarrado ano, que palpitaba con fuerza.

Darko pensó en suplicar pero desecho la idea rápidamente sabia que de nada serviría y solo le haría perder el poco de dignidad que aun tenia, de pronto sintió como la punta del glande del capitán comenzó a presionar su maltrecho ano, el miembro de 23 cm del capitán no tardo en comenzar a abrirse paso por las entrañas de su víctima.

-“OOOOOHHH DIOS… lo tiene muy estrecho… creo que era virgen”. Dijo el capitán jadeante.

No tardo mucho en aplastar sus huevos en las nalgas de Darko para comenzar con un mete, saca de manera brutal, todo el cuerpo del bravo teniente se sacudía de dolor con cada nueva embestida, mientras los otros dos hombre se sacaron sus penes ya en erección para comenzar a masturbarse de manera descarada mientras Darko seguía siendo violado, una de las manos del capitán paso por uno de sus costados hasta alcanzar su pene y comenzó a masturbarlo mientras que jadeante le dijo al oído a Darko.

-“Mejor disfruta bastardo porque cuando terminemos contigo ya no serás más un hombre”. Dijo el capitán.

Para seguir con sus arremetidas que llegaban profundo en las entrañas de Darko, que extrañamente estaba sintiendo algo de placer, podía sentir acumularse la tensión en la bese de su pene eso debido al masaje de próstata que el pene del capitán le estaba dando con cada fuerte embestida que le daba.

Aquellas fuertes embestidas continuaron por varios minutos hasta que el pene de Darko comenzó a palpitar y unos segundos después se corrió lañando cuatro fuertes chorros de su espeso semen, lejos que volaron por el aire, para luego quedar con su pene goteando semen al tiempo que el capitán comenzó a correrse en su interior.

-“¡DIOS ME CORRROOOO!” Grito de placer el capitán.

En su caso fueron cinco disparos que Darko sintió como si fueran disparos de perdigones calientes directo en sus entrañas, apenas el capitán extrajo su pene del interior de Darko otro de sus tomo su lugar, el pene del segundo en penetrarlo era de solo 19 cm y no tan grueso pero aun le causo algo de molestias a Darko, este segundo hombre tardo incluso el doble en correrse en su interior que el capitán, viniéndose entre alaridos de placer, arrojando seis disparos en las entrañas de Darko, para luego se penetrado por el tercer y último hombre en el lugar.

El tercer hombre era un rubio delgado, bastante bajito pero con un pene enorme, de 28 cm muy grueso fue el que mayor daño le hizo a Darko aun no se había corrido y Darko ya daba alaridos de dolor sintiendo como semen y sangre resbalaban por la parte interna de sus fuertes muslos, era tal la presión sobre su próstata que Darko se vino dos veces más antes de que aquel último hombre se viniera a raudales en su interior.  

Cuando el último hombre se vino, pareció como si la boca de una manguera comenzara a surtir atole espeso y caliente, que no causo nada placer por el contrario fue como experimentar un enema pero con un liquido muy caliente, para cuando el último hombre retiro su gran miembro de Darko su esfínter anal quedo muy abierto palpitando y chorreando semen, sangre como mierda, con Darko jadeando sintiendo mucho dolor.

Cuando los tres hombres que violaron a Darko se habían colocado sus uniformes, el capitán dejo que sus dos hombre salieran primero y luego desenfundo su arma calibre .45, y encañono a Darko por debajo del mentón mientras le apretaba sus huevos, Darko cerró los ojos esperando el disparo que acabaría con su vida que este no se produjo, por el contrario sintió como la boca del arma se alejo de su cabeza y en eso escucho decir.

-“Descuida no te matare pero no puedo dejar que regreses a los campos de batalla por fortuna los eunucos no pueden ser soldados”. Dijo el capitán.

Darko abrió los ojos al tiempo que se escucho una detonación, la bala de alto calibre cerceno el pene de Darko de un solo tajo e hizo estallar su escroto solo uno de sus testículos quedo colgando aun único a su cuerpo bañado en sangre, los ojos de Darko se pusieron en blanco todo su cuerpo se convulsiono y se desmayo, al  caer sus pies de los troncos que pisaba el último de sus testículos fue arrancado pero eso ya no lo sintió ni noto.

Darko se despertó varios días después en un hospital militar, fue encontrado por una patrulla amiga que le salvo de morir desangrado, por supuesto estaba convertido en un eunuco nulo para el resto de sus días, fue retirado del servicio activo como le predijo el capitán enemigo, pero se unió a la cruz roja como paramédico una tarde algunos meses después de su recuperación Darko paso junto a un grupo de cadáveres que le llamo la atención.

Hasta arriba de la pila de cuerpos desnudos, estaba el capitán que lo convirtió en eunuco, había sido violado y castrado, por debajo el rubio yacía con un tiro en la frente con su enorme pene aun sobre saliendo de su boca, alguien les habia pagado con la misma moneda que ellos usaran con Darko, pero para el ya todo aquello no era importante, simplemente era conocidas esas atrocidades como “Diversión en Batalla”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com   





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

JUVENTUD HITLERIANA

Hans tenía solo 15 años pero era uno de los pocos defensores de la capital de su tierra natal, ya que el avance inexorable del ejército ruso procedía implacablemente. El miembro rubio de ojos azules del movimiento de la Juventud Hitleriana, una personificación de la belleza masculina aria, ya había recibido la Cruz de Hierro de las manos temblorosas de su Führer, que ya parecía un cadáver caminando unos días antes de suicidarse en el búnker debajo del Reichstag. El adolescente y su familia no eran nazis, sus padres habían sido verdaderos socialistas de por vida, pero el muchacho se había visto obligado a unirse al movimiento juvenil por la expectativa de la presión social dentro de su comunidad local......


JUVENTUD HITLERIANA
Hans tenía solo 15 años pero era uno de los pocos defensores de la capital de su tierra natal, ya que el avance inexorable del ejército ruso procedía implacablemente. El miembro rubio de ojos azules del movimiento de la Juventud Hitleriana, una personificación de la belleza masculina aria, ya había recibido la Cruz de Hierro de las manos temblorosas de su Führer, que ya parecía un cadáver caminando unos días antes de suicidarse en el búnker debajo del Reichstag. El adolescente y su familia no eran nazis, sus padres habían sido verdaderos socialistas de por vida, pero el muchacho se había visto obligado a unirse al movimiento juvenil por la expectativa de la presión social dentro de su comunidad local.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [CIRCUNCISIÓN] [VIOLACIÓN] [GUERRA] [HISTÓRICO]


Categoria: Adolescente      Autor: Pueros





Berlín, 28 de abril de 1945.

El comisario político ruso no era un hombre cruel, pero un desesperado anhelo de venganza ahora descansaba en lo profundo de su corazón. Moshe había experimentado muchos horrores de guerra durante los últimos cuatro años perpetrados tanto en su nación como por sus colegas del ejército. Sin embargo, la pérdida de su único hijo en la batalla de Kursk y la visión de los campos de concentración liberados en Polonia y el este de Alemania lo amargaron y enfurecieron. Por lo tanto, el académico judío no era alguien con quien un alemán vivo debería enfrentarse, ya que los 2,5 millones de efectivos del Ejército Rojo, bajo los generales Zhukov y Koniev, se abrieron paso a través de las afueras de Berlín.

Hans tenía solo 15 años pero era uno de los pocos defensores de la capital de su tierra natal, ya que el avance inexorable del ejército ruso procedía implacablemente. El miembro rubio de ojos azules del movimiento de la Juventud Hitleriana, una personificación de la belleza masculina aria, ya había recibido la Cruz de Hierro de las manos temblorosas de su Führer, que ya parecía un cadáver caminando unos días antes de suicidarse en el búnker debajo del Reichstag. El adolescente y su familia no eran nazis, sus padres habían sido verdaderos socialistas de por vida, pero el muchacho se había visto obligado a unirse al movimiento juvenil por la expectativa de la presión social dentro de su comunidad local, el movimiento reacio hecho más inevitable por la vulnerabilidad familiar creada por su padre muerto en acción.

Hans había ayudado a defender a Berlín de la temida embestida roja valientemente a pesar de sus años tiernos y la falta de apoyo, habiendo adquirido una competencia rápida en el uso de un mortero, pero incluso se dio cuenta de que su medalla era más para la propaganda y las cámaras de noticiario que de verdad actuación heroica. El adolescente también sabía que su situación actual era insostenible.

Hans estaba ubicado con un compañero joven en una posición alejada y hacia adelante y una cantidad de la última variante del tanque T-34, mejor que cualquier cosa que los alemanes poseyeran, se acercaban a ellos. Los niños golpearon a uno de ellos con un proyectil de mortero, pero simplemente rebotó en la armadura antes de explotar inofensivamente. Fue entonces cuando el dúo juvenil concluyó que una retirada táctica era necesaria.

Los chicos se movían lentamente hacia atrás, abriéndose paso a través de las ruinas de su otrora próspero suburbio y tratando de evitar las balas y proyectiles volando por todos lados, cuando lo último que supieron, literalmente por la pareja de Hans, fue asesinado al instante. Por una explosión cercana.

Hans, que había quedado atónito, se despertó poco después y vio un rifle ruso apuntando a su rostro. El joven de 15 años estaba rodeado por la infantería enemiga, algunos de los cuales lo obligaron a levantarse y lo llevaron a su cuartel general local para interrogarlo sobre las disposiciones alemanas. Moshe estaba actualmente encargado de tales preguntas ya que hablaba alemán con fluidez.

El comisario político ruso se había instalado en el sótano de una casa en parte en ruinas para realizar sus tareas y fue asistido por otros dos judíos rusos a quienes había rescatado personalmente del trabajo esclavo y había hecho sus ayudantes. El trío se había vuelto muy hábil en su trabajo, después de lo cual no se molestaron en retener a los prisioneros. Sin embargo, se habían localizado en sectores donde sus camaradas del ejército enfrentaron la competencia de adultos. Esta era la primera vez que se encontraron con un miembro uniformado de la Juventud Hitleriana.

Moshe hizo sus preguntas y Hans intentó valientemente responder como si fuera un soldado, dando solo su nombre, su número y rango de la Juventud Hitleriana. Esto, naturalmente, no cumplía con lo que sus impacientes interrogadores querían y por lo tanto comenzó a aplicarse la presión física. Las palmadas en la cara se hicieron golpes en el estómago y luego las rodillas hasta la ingle, pero aún así el chico de 15 años no confesaría tener ningún conocimiento de las disposiciones o planes alemanes, no es que tuviera ninguno que fuera de mucho interés. Exasperado, el comisario político ruso finalmente ordenó "¡desnudarlo!"

El avergonzado Hans pronto fue despojado de su sucio uniforme y fue sostenido por sus brazos por los dos asistentes de Moshe. El académico ruso miró los lampiños genitales alemanes sin circuncidar y sin vello, con abundante prepucio rosado, y preguntó.

-"Bueno, joven ario, ¿te gustaría que tu pene se parezca al de un judío, o prefieres decirme lo que quiero? ¿Sabes?”. Dijo Moshe.

Los magníficos ojos azules del joven de 15 años, ya empapados como resultado de su paliza anterior, se llenaron de nuevo, pero él solo repitió su nombre, rango y número. El enfurecido comisario pateó al adolescente en los huevos, haciendo que el muchacho levantara las piernas del suelo hacia su agonizante ingle.

Para cuando Hans recuperó la compostura, vio que su interrogador ruso tenía un cuchillo en la mano. "¿Y bien?", Preguntó el enojado Moshe, solo para recibir la misma respuesta valiente, aunque interpretada con obvia inquietud. "Extiéndalo", ordenó el comisario y sus dos ayudantes que lo extendieron con firmeza boca arriba en el suelo sucio de la bodega.

Moshe pronto se arrodilló entre las piernas de Hans, sosteniendo el pene de 15 años con una inútil y rápido endurecimiento en su mano izquierda mientras presentaba su afilado cuchillo sobre la piel unos dos centímetros por debajo de la reveladora cabeza. "¡Última oportunidad!" Anunció el ruso, recibiendo solo el gesto negativo de la bella y joven cabeza alemana en respuesta. Por lo tanto, el cuchillo comenzó su tarea dolorosa, cortando la parte superior de la piel de la erección desde la parte inferior mientras el adolescente gritaba en humillación y dolor. Sin embargo, el semen todavía se unía vergonzosamente a la sangre que ahora goteaba por el miembro recién circuncidado del muchacho después le era extraído el prepucio de su pene.

Hans fue arrastrado a sus pies y el agonizante chico llorando miró hacia abajo para ver que su pene, manchada con sangre y esperma, ahora lucía una vívida cabeza roja.

-"El próximo eres tú", declaró Moshe. "Si todavía no quieres hablar. Mis amigos aquí no han disfrutado mucho del sexo donde estuvieron en los últimos años. Un recto alemán joven y virgen les agradaría parcialmente en este momento, a menos que por supuesto decidas decirme algunas cosas".

Las lágrimas de Hans se volvieron fulminantes al darse cuenta de que la violación era inminente porque estaría fallando en su deber patriótico si les contaba a los demonios rojos lo que querían. Sin embargo, el joven permaneció mudo de horror, en lugar de obstinarse en repetir su identificación, antes de comenzar a sollozar nuevamente mientras estaba inclinado sobre una mesa vieja y sostenido por un asistente mientras el otro dejaba caer su pantalón para presentar su erección al esfínter del chico.

-"¿Y bien?", Preguntó Moshe.
-"¡Vete al infierno!", Respondió desafiante Hans justo antes de chillar salvajemente cuando un gran intruso sin lubricación se llevó la virginidad anal.

Cada que lo embestía golpeaba el medio cuerpo del chico contra el duro borde de madera de la mesa mientras lo hacía. El muchacho creía que el pene de su violador lo atravesaría mientras la terrible agonía de su sodomía avanzaba hasta que el invasor pareció golpear las paredes de la joven cavidad anal antes de deshacerse de su abundante carga. El joven alemán sintió un brote después de una oleada de esperma judía inundar profundamente dentro de sus entrañas. Los dos asistentes del comisario intercambiaron lugares.

-"¿Y bien?", Preguntó Moshe mientras se introducía la segunda erección grande en el devastado esfínter de Hans del que manaba líquido residual de su desfloración.

El chico comenzó a dar su nombre, pero su voz fue cortada para ser reemplazada por un grito cuando comenzó la segunda incursión rusa.

Moshe estaba decidido a quebrar a Hans, negándose a permitir que uno de los llamados 'Master Race' lo derrotara. Miró el cuchillo sangriento que tenía en sus manos y pensó en los nietos que ahora nunca tendría y de repente se dio cuenta de que quería que el joven alemán viviera para soportar un terrible dolor similar. Por lo tanto, el comisario instruyó a sus asistentes, después de que se hubiesen saciado al máximo con los placeres del recto virgen, para sujetar de nuevo al chico en el suelo.

-"Voy a castrarte". Dijo Moshe con veneno, mientras se arrodillaba una vez más entre las piernas de Hans para descansar su cuchillo en los genitales del joven.

-"¡A menos que me respondas!" El chico, sintiendo la frialdad de la cuchilla contra la base inferior de su escroto, mientras su pene flácido estaba firmemente agarrado por la mano izquierda de su atormentador, inmediatamente rompió en lágrimas voluminosas mientras que al mismo tiempo relataba todo lo que sabía.

El comisario se dio cuenta de que Hans ahora le estaba proporcionando la información que conocía, y que la información era lamentablemente desactualizada e inútil. Sin embargo, después de que el chico de 15 años había terminado, la rabia profundamente arraigada del hombre era tal que, con un corte rápido y feroz, tenía el escroto seccionado del chico descansando en la palma de su mano izquierda mientras la sangre salía a borbotones por todas partes.

Exactamente al mismo tiempo, el Führer del 'Reich de los 1000 años' se pegó un tiro. Cuatro días después, la guarnición alemana que defendía Berlín se rindió.

Berlín, 28 de abril de 2001

El ministro de gabinete alemán de 70 años finalmente se retiró de la política. Había sido un partidario activo del Partido Socialdemócrata (SPD) desde su adolescencia, desempeñando un papel importante en el gobierno regional de su Lander occidental antes de pasar a la escena nacional. Sintió que era apropiado retirarse, habiendo concluido el tratado comercial con los rusos, que esperaba traería un nuevo acercamiento en las relaciones entre las dos grandes naciones, aunque continuaría trabajando por la armonía europea y mundial.

Hans estaba orgulloso de su propia contribución de posguerra a la recuperación de su país y al mantenimiento de buenas relaciones exteriores y paz, ya que el eunuco había experimentado de primera mano los tipos de atrocidades provocadas por el odio y la guerra.



Historia Original Aquí.




Autor: Pueros       Traductor: DarkSoul

BAITER

"Hombres, para ustedes la guerra ha terminado". El comandante se presentó como el director de una escuela secundaria dirigiéndose a una asamblea. "Compórtense, obedezcan las reglas, y serás repatriado tan pronto como termine el conflicto. Rompan las reglas y serán severamente castigados. "Excepto por un par de sargentos canosos de veintitantos años, la mayoría de nosotros habíamos sido chicos de escuela secundaria hacia un año y algunos todavía estarían en la escuela si no hubieran mentido sobre sus edades......


BAITER
"Hombres, para ustedes la guerra ha terminado". El comandante se presentó como el director de una escuela secundaria dirigiéndose a una asamblea. "Compórtense, obedezcan las reglas, y serás repatriado tan pronto como termine el conflicto. Rompan las reglas y serán severamente castigados. "Excepto por un par de sargentos canosos de veintitantos años, la mayoría de nosotros habíamos sido chicos de escuela secundaria hacia un año y algunos todavía estarían en la escuela si no hubieran mentido sobre sus edades.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [GUERRA] [TORTURA]



Categoria: Adolescente      Autor: Zipper





"Hombres, para ustedes la guerra ha terminado". El comandante se presentó como el director de una escuela secundaria dirigiéndose a una asamblea. "Compórtense, obedezcan las reglas, y serás repatriado tan pronto como termine el conflicto. Rompan las reglas y serán severamente castigados. "Excepto por un par de sargentos canosos de veintitantos años, la mayoría de nosotros habíamos sido chicos de escuela secundaria hacia un año y algunos todavía estarían en la escuela si no hubieran mentido sobre sus edades. Para alistarse tempranamente.

Como el caso de Baiter que aun tenía 17 años como era mi caso propia ambos mentimos para poder enlistarnos.

Nuestra unidad de la Guardia había sido rodeada dos semanas después de nuestra llegada a la frontera y había sido entregada por nuestro oficial. Luego, nos registraron, interrogaron y luego nos transportaron a un campo de prisioneros en el interior, los cuarenta compartimos un gran semirremolque que estaba completamente oscurecido, por lo que no teníamos idea de dónde estábamos, lo que dificultaba la fuga. No hemos sido maltratados; los interrogadores eran intimidantes pero en realidad no eran amenazantes y en realidad sabían más que nosotros sobre los detalles de nuestra unidad. La comida que nos habían dado era básica pero adecuada y nos habían permitido bañarnos cuando llegamos al campamento, que ya albergaba a más de cien prisioneros de guerra.

Ahora estábamos reunidos junto a nuestro cuartel escuchando el discurso de bienvenida del Comandante.

"Solo hay unas pocas reglas", dijo, "y están enlistadas en las pequeñas tarjetas que les dieron cada uno, así como en las que se publicaron aquí y allá durante todo el campamento. No hay excusa alguna para romperlas. "La mayoría de nosotros ahora estábamos leyendo las tarjetas laminadas de plástico mientras recitaba las reglas.

"Uno, nunca debes intentar escapar". De acuerdo.

El campamento estaba rodeado de altas cercas cubiertas con alambre de púas y había torres de vigilancia en cada esquina. Además de eso, parecía que estábamos en el medio del desierto sin ningún lugar para escapar de todos modos.

-"Dos, debes mantener el orden y la disciplina". Lo entienden. No disturbios o peleas de comida.

-"Tres, deben obedecer todas las órdenes". Igual que la escuela secundaria.

-"Cuatro, nunca debes involucrarte en sodomía o relaciones sexuales de ningún tipo con otros prisionero". Eww. ¿De Verdad? No hay problema en eso.

-"Cinco. Mantendrás un alto nivel de limpieza. Duchado y afeitado todos los días y mantenga sus cuartos limpios. Ser cautivo no es razón para no ser civilizado". De acuerdo. No tenía que afeitarme todos los días de todos modos, y seguro como el infierno no vivir como un cerdo.

Luego miró cuidadosamente a la asamblea, haciendo una pausa para hacer contacto visual con cada uno de nosotros, como si ambos manejaran su punto sobre las reglas y también para recordar cada una de nuestras caras. O eso pensé, de todos modos.

-"Estás allí", señaló a uno de nuestro grupo. "Presentarse"

-"¿Quién es?" Susurró el tipo que estaba a mi lado.

"Baiter", respondí. John Master había sido uno de mis compañeros de clase en el octavo grado cuando alguien contaba una broma acerca de ir a trabajar en un barco de pesca, comenzando como un aprendiz de baiter y trabajando en su camino hacia el estado de maestro. El apodo fue colgado inmediatamente de Master y desde entonces se lo ha llamado Baiter. Había sido el payaso de la clase de cuando, e incluso los sádicos superiores no podían suprimirlo por completo.

"Maestro, John C. 04896742 a su servicio, señor", dijo, frente al comandante. De ninguna manera un tipo como Baiter no podría actuar como un listillo.

-"De rodillas, soldado", ordenó el Mayor.
-"¿Eh?" Dijo Baiter, desconcertado por la orden.
-"¡Dije que se ponga de rodillas, soldado!", Repitió el Mayor.

Baiter hizo una pausa y miró a su alrededor, como si esperara que viniéramos en su ayuda antes de finalmente arrodillarse y mirar hacia arriba al comandante. El comandante se bajó la cremallera de los pantalones para sacar un pene regordete rechoncho y grueso. "Chúpalo", dijo, arrastrando los pies hacia delante, de modo que estaba justo en la cara de Baiter, quien retrocedió como si le hubieran dado una descarga eléctrica. "Chúpalo o enfrenta las consecuencias por desobedecer la regla número tres", dijo el comandante. Los labios de Baiter permanecieron sellados y simplemente miró al Mayor y negó con la cabeza en señal de negativa.

"¡Guardias! ¡Prepara a este prisionero para el castigo! "El mayor gritó en voz alta, metiéndose su pene en el pantalón. Cuatro fornidos guardias agarraron a Baiter mientras seis carabinas más blandidas nos señalaban. "Regla dos. Mantener el orden. "Dijo el comandante, recordándonos con las armas que apuntaban hacia nosotros. Mi visión fue bloqueada por los muchachos antes que, pudiera escuchar claramente a Baiter mientras él maldecía y suplicaba, y también susurraba comentarios de los otros prisioneros. "¡Mierda!" "¡Hombre!" "¡Maldición!"

Baiter estaba desnudo cuando finalmente los guardias lo obligaron a ponerse de pie, y sus manos se habían asegurado a sus espaldas, pero era algo más que atraía la atención mía y de los demás. Se había asegurado un cordón o alambre alrededor de su escroto, comprimiendo sus huevos en un bulto duro y peludo que ahora estaba sujeto a una cuerda. Respondiendo a un asentimiento del mayor, uno de los guardias coloco un pequeño taburete. Otro guardia tiró la cuerda unida a los huevos de Baiter sobre una viga del techo que sobresalía y comenzó a tirar.

"Sube", ordenó el Mayor, y Baiter obedeció lentamente, un paso a la vez, hasta que se paró en la parte más estrecha del taburete tratando de mantener el equilibrio a un metro del suelo. El guardia aseguró la cuerda apretada a una cala en la pared y se echó hacia atrás. "Él permanecerá aquí hasta que lo vea apropiado para soltar la cuerda", anunció el comandante. "Cualquiera que interfiera se unirá a él". Luego se volvió hacia Baiter. "Espero que hayas aprendido tu lección", dijo, y luego le dio una patada al taburete.

Baiter estaba boca abajo en un instante, suspendido por sus estirados huevos, su cabeza a medio pie del suelo. Sus bolas estaban a medio camino de sus rodillas, y la piel estirada de su escroto oscureció completamente su pene. Se retorció y forcejeó mientras colgaba allí, tratando de obtener una cuerda delgada con los pies descalzos. "¡Ayuda! ¡Por favor! ¡Alguien! ", Suplicó. Cerré los ojos mientras él continuaba dando tumbos hasta que el comandante nos ordenó que fuéramos a nuestros aposentos.

Nadie dijo mucho el resto del día. No había una regla en contra de hablar; fue todo un shock para nosotros, y fueron solo los gritos y súplicas ocasionales de Baiter desde afuera de la puerta con barrotes lo que nos recordaba que todavía estaba colgado de sus huevos. A la mañana siguiente, se había ido, la cuerda aún estaba sujeta al listón, el pequeño lazo que había estado alrededor de sus huevos meciéndose con la brisa con el trozo de carne muerta que era prueba de su castración.

Me sentí especialmente mal; éramos los mejores amigos de octavo grado que habíamos estado caminando cuando una señora en un viejo autobús de VW se detuvo para ofrecernos un aventón. Bajó por una carretera solitaria junto al río y se sentó en el asiento trasero donde Baiter y yo estábamos sentados uno al lado del otro. Luego nos dio a cada uno de nosotros nuestras primeras mamadas seguidas de nuestros primeros cigarrillos, y hasta el día de hoy, Baiter es el único que me ha visto correrme. Nos separamos en la escuela secundaria, pero siempre tendremos esa tarde en el autobús de VW en común. Además, me sentí culpable de tener suerte. El comandante no tenía interés en una mamada de un prisionero; él solo quería demostrar su punto y podría habernos seleccionado a cualquiera de nosotros para colgarlo.

John Master regresó con nosotros dos semanas después, no estaba bien de ninguna manera, sino vivo. "Un guardia se apiadó de mí y me cortó. Literalmente", nos dijo, dejando caer su pantalón para mostrar la herida que todavía estaba fresca. Simplemente no parecía correcto llamarlo Baiter nunca más.

El armisticio se firmó cuatro meses después y fuimos repatriados. Esos cuatro meses habían sido tensos pero sin incidentes. No hubo intentos de fuga, disturbios o disputas, nos mantuvimos limpios y nos aseguramos de obedecer siempre las órdenes del Comandante.




Historia Original Aquí.




Autor: Zipper       Traductor: DarkSoul

EUNUCO EGIPCIO

Estaba dirigiendo un pequeño grupo de soldados. Nuestro propósito era atacar al general enemigo, con un ataque por la retaguardia. Habíamos evitado una colina y nos habíamos metido en un estrecho pasadizo, que emergía cerca de su cuartel principal. Estábamos cerca de usar nuestros arcos para intentar matar al general cuando nos encontramos delante de una unidad de caballería, que estaban alimentando a sus caballos antes de volver a la batalla......


EUNUCO EGIPCIO
Estaba dirigiendo un pequeño grupo de soldados. Nuestro propósito era atacar al general enemigo, con un ataque por la retaguardia. Habíamos evitado una colina y nos habíamos metido en un estrecho pasadizo, que emergía cerca de su cuartel principal. Estábamos cerca de usar nuestros arcos para intentar matar al general cuando nos encontramos delante de una unidad de caballería, que estaban alimentando a sus caballos antes de volver a la batalla.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACION] [ABLACION] [GUERRA] [ESCLAVITUD]



Categoria: Hetero      Autor: Beynazura





Estaba dirigiendo un pequeño grupo de soldados. Nuestro propósito era atacar al general enemigo, con un ataque por la retaguardia. Habíamos evitado una colina y nos habíamos metido en un estrecho pasadizo, que emergía cerca de su cuartel principal. Estábamos cerca de usar nuestros arcos para intentar matar al general cuando nos encontramos delante de una unidad de caballería, que estaban alimentando a sus caballos antes de volver a la batalla.

Cambiamos nuestro camino, pero uno de ellos nos vio, por lo que no tuvimos más remedio que entablar batalla, pero el lugar no estaba a nuestro favor, o por supuesto que matamos a muchos de ellos antes de llegar a nosotros, y rápidamente los caballos estaban pisoteándonos, cuando recibí un corte de espada a través de mi hombro. De algún modo la hoja se rompió así que la hoja se mantuvo en la herida. Finalmente, la unidad de caballería se alejó de nosotros y descubrí que la mayoría de mis hombres perecieron en el ataque. Intentamos continuar nuestra misión, pero como fuimos descubiertos, una nueva unidad vino a nosotros. Me desplomé después de ser golpeado por una flecha en la próxima batalla.

Cuando me despierto, estaba atado en una cama.

-“Tu hombro ha sido curado del corte de la espada como por la flecha” Dijo el hombre que estaba junto a mí.
-¿Dónde estoy?

-“Ha perdido la batalla, eres prisionero, pero tu bravura se ha reconocido”.
-“¡Así que!”
-“Tendrás el cuidado que se reservan para los oficiales superior”. Dijo el hombre.

Una mujer vino, y le contó algo al hombre.

-“Vassilia quiere saber si puedes caminar un poco, así que estarás desatado, pero no intentes escapar" Dijo el hombre.

La mujer me sonrió. Pude levantarme pero fue difícil.

-“Has perdido muchas de tus fuerzas viriles”. Dijo ella.

No entendí lo que significaba. Pero Vassilia vino a mí y me ayudó a caminar alrededor de la tienda. El hombre estaba traduciendo lo que me estaba diciendo.

-“Eres un hombre fuerte. Te lo haré mañana. Será una prueba más que tendrás que pasar. Te darán algo de carne esta noche”. Dijo el hombre.

Al principio no lo entendí. Y mis tobillos fueron esposados ​​a una gran piedra en medio de la tienda.

Al día siguiente por la mañana, el hombre me ayudó a levantarme y me llevó a otra cama. Estaba medio sentado, y mis piernas estaban atadas en cada lado así que mis muslos estaban abiertos y mi pene y huevos expuestos. Tenía las manos atadas a los lados de la cama.

Vassilia me dio algunas hojas para masticar. El hombre se fue. Ella vertió un poco de líquido aceitoso en mi pene y huevos, para comenzar a frotar esa zona. Mi pene de erigió, pero parecía no molestarle. Pero cuando ella vino con una navaja de afeitar comencé a gritar, Pero ella me mostro que ella deseaba solo afeitarme la entrepierna. No tenía otra opción que dejarla hacerlo. Ella me dio más hojas y comenzó a darme una mamada. Como estaba haciendo mucho ruido, ella vino con un pedazo de madera con la que me amordazo, y luego continuó la mamada. Tenía la esperanza de que ella me dejase penetrarla, pero ella sólo me hizo venirme en su boca.

Volvió con un largo palo de madera que enfundó dentro de mi pene. Empecé moverme ansioso y traté de mostrarle que no disfrutaba de eso. Pero su señal me tranquilizó. Pero siguió introduciendo el palo hasta la base de mi pene. Luego amarro un cordón alrededor y lo apretó. Ella aseguró que era para anclar el palo. No podía moverme, no podía gritar, pero tenía un gran dolor. Cuando se detuvo, mi pene se desinflo por lo que no era más grueso que el bastón. Yo estaba sudando pero a ella pareció no importar decir algo y poner su mano en mi vientre.

Ella me dejó así por unos minutos, y volvió con un tazón lleno de brasas resplandecientes. Tomó una espada y la pasó por encima de las brasas y la pasó sobre el cordón cortando tanto el encaje como mi pene. Ella giró el palo y coloco el falo sobre mi vientre. Entonces ella cortó el palo, así que una parte estaba en el palo mientras que la otra estaba todavía en mi entrepierna. Ella aplicó un palo de metal que estaba en las brasas en la base de mi eje cortado. Quitó el cordón y no salió ningún flujo de sangre. Luego aplicó otra barra de metal en mi entrepierna. El dolor me hizo desmayarme.

Me desperté en la cama anterior. El hombre estaba cerca de mí. Explicó que aquello se hacía a todos los prisioneros derrotados. Él me ayudó a caminar fuera de la tienda y mostrarme los carros llenos de penes cortados. Cuando le pregunté en qué me convertiría, me explicó que me venderían como un esclavo, le grité que era bárbaro, me mostró su entrepierna, vi que no tenía pene. Era el esclavo de Vassilia. Vassilia era un doctor que el ejército utilizaba para la castración porque la mayoría de los otros hombres que eran castrados no sobrevivían a menudo. El hombre dijo que si tenía algún problema podría ir ver a Vassilia.

Me incliné rápidamente para usar mi agujero orina.

Unos días más tarde llegó una chica rubia árabe y después de recorrer el campamento me miró.

- "¿Eres el hombre lucho contra una unidad de caballería?"
-¿Lo eres? ¡Supongo que lo soy! Le dije.

Y me fui con ella. Su amo me había comprado, como fue escrito la esclava de metal en mi muñeca.

Yo iba a comandar la sección de seguridad de un harén. Como eunuco se me permitía ir tanto dentro como fuera del harén. Los soldados que mandaría no eran eunucos, por lo que no se les permitía entrar en el harén. Samia había sido secuestrada, debido a su color de cabello, pero como ella luchó para no convertirse en una de las concubinas, ella llegó a ser un eunuco femenino, por lo que se le permitió viajar dentro y fuera del harén también. Estaba trabajando para la seguridad del harén también. Dijo que teníamos que compartir la misma habitación. Lentamente, ella me enseñó su  idioma. Como compartimos la habitación rápidamente vi que su entrepierna estaba cosida cerrándola, como eran la de los eunucos mujeres.

Nos apreciamos inmediatamente y una tarde ella me preguntó cómo me sentía de mi castración. No fue fácil porque todavía tenía deseo, pero era incapaz de darse cuenta de nada. Era lo mismo para ella. Y empezamos a acariciarnos algunos minutos algunas noches. A Samia le gustaba cuando jugaba con su pecho, y me pareció muy agradable cuando jugaba con mi escroto y huevos. Nos tomó cerca de seis meses para encontrar una manera de conseguir un orgasmo. El camino no fue fácil y necesitábamos horas para alcanzar el orgasmo.

Un día, Samia me mostró un cinturón con dildo que había recibido de otro eunuco que estaba a cargo de entregar tales juguetes para las esposas del amo. Ella insistió en penetrarme, diciendo que muchos hombres castrados conseguían placer de ese modo. Al principio fue difícil, pero debo admitir que me gustó. Me avergonzaba, pero Samia me explicó que era normal que ya que no era un hombre, sino un eunuco, y que tenía que aprender los placeres de los eunucos. Ella dijo que le gustaba por el culo también, pero no me lo dijo como para que se lo hiciera. También aprendí a chupar penes de madera. Por supuesto que no habría hecho eso antes de perder mí pene. No sabía si me complacía la cosa por la vergüenza de hacerlo, o si la vergüenza provenía del placer que obtuve. Samia y a mí también nos gustaba ver el semen salir a través de mi agujero de orina.

Un día Samia me ató las manos en la espalda antes de acariciarme, y me llevó cerca del orgasmo, pero se detuvo y mostró un dilido con la me empalo. Me dio vergüenza, pero no tenía otra opción. Me vine con fuerza. Y a partir de entonces usualmente uno de nosotros penetra al otro.

Una noche estaba atado, alguien vino por nosotros porque había una pelea entre dos de las esposas del amo. Fue Elbarán el Eunuco el que le proporcionaba los juguetes a Samia. Me vio atado, y ayudó a Samia a desatarme. Samia y yo separamos a las esposas y las encerramos en la celda del Harem, y nos preparamos para explicar al maestro lo que pasó. Elbarán nos ayudó, ya que era el único testigo. Una vez que el informe estaba listo, Elbaran nos preguntó qué estábamos haciendo. Nos volvimos rojos, pero Samia explicó. Elbaran parecía interesado y me preguntaba si podía mostrarle mis genitales como nunca había visto un Eunuco de guerra antes. Poco a poco terminamos desnudos de nuestros genitales. Samia explicó que solo cosía a diferencia de la mayoría de las hembras eunucos que también pierden el clítoris y los labios.

Elbarán explicó que perdió sus huevos al principio de su pubertad, por lo que su cuerpo se mantuvo cerca al de un niño, con una voz demasiado baja, sin vello, y un pene pequeño que casi nunca estaba duro, pero también tenía una libido muy bajo. Como pedimos todos nos despertamos, y lo vi duro, su eje era todavía pequeño. Le expliqué que mi libido era el mismo, pero que tenía muy pocas maneras de experimentar un orgasmo. Elbarán pidió participar en nuestro juego esa noche, y finalmente me ataron, y me encontré chupando el pequeño pene de Elbaran  Samia estaba acariciando mis huevos. Después de atar a Samia. Elbarán nos sodomizo, aunque su pene no estaba duro y lo suficientemente largo para eso.

Desde aquella noche Elbarán vino a menudo a participar en nuestros juegos. Varias veces me había visto obligado a dejarlos jugar solos, ya que un dolor intenso provenía de mi agujero de orina. Elbarán miraba mi entrepierna con envidia, y estaba imaginando que ya no tenía ningún pene. Estábamos jugando juntos cuando una de las esposas del maestro nos descubrió. A la mañana siguiente el maestro nos pidió que visitáramos nuevamente a Vassilia.

Ella nos explicó que tenía que quitar el eje de Elbarán, los labios de Samia, el clítoris y mis huevos. Estábamos desolados. Pero ella explicó también, que ella podría intentar un experimento para nosotros. Así que nos convenía que Vassillia nos construyera unos labios para enmascarar nuestro orificio de orina, así que nuestra entrepierna sería como la de una mujer. Esto tomaría tiempo, y durante este tiempo Samia tendría su entrepierna libre.

El tiempo que pasamos con Vassillia nuestros juegos fueron mucho mejores ya que Samia ya no era un eunuco. Elbarán trató de penetrarla, y perdió su pene al día siguiente. Los días después de que Vassillia nos construyó algunos labios fueron difíciles, pero ella explicó que estos labios nos ayudarían a evitar el dolor en el agujero de orina que había tenido. Después de que Samia fue procesada, ella parecía feliz, diciendo que ella como nosotros ahora. Pero todos sabíamos que ella era la que más había perdido.

Una vez de regreso a nuestro Amo, Realizamos nuestros juegos de nuevo. Nos llevó más tiempo el orgasmo. Echo de menos el pene de Elbaran, pero era feliz siendo como era. Por supuesto rápidamente nos descubrieron otra vez. El Amo explicó que era suficiente, Nos dijo que nos matarían. Pero Samia no estaba ahí. Aprendimos que ella nos vendió al Amo.

Dos días más tarde, Elbaran y yo teníamos dos penes enormes en nuestros culos. Debíamos ser empalados lentamente. El palo era lo suficientemente grande por lo que tuvimos que estar de pie en las puntas de los pies. Cada vez que aflojábamos el dolor era insoportable.

Un lazo estaba delante de nosotros. Samia vino y se disculpó. A ella le pusieron un lazo alrededor del cuello. Luego, la levantaron lentamente delante de nosotros hasta que las puntas de los pies apenas tocaban el suelo.

Al mediodía, Samia seguía luchando por respirar y Elabarán, que estaba gordo, había puesto el talón en el suelo. La sangre corría por sus pálidas piernas. Yo estaba sobre mis dedos de los pies, pero cerca del agotamiento.

A la caída de la noche, Samia estaba muerta, y Elbaran todavía estaba respirando, pero estaba poco a poco colapsando, Estaba cerca de su muerte. Había aceptado el dolor de poner mi tacón en el suelo; Tuve todavía largas horas de dolor antes entregarme a mi muerte. Debo decir que aprecié mi vida sexual como un eunuco de guerra.




Historia Original Aquí.





Autor: Beynazura       Traductor: DarkSoul

MARCADOS PARA EL CORTE

Cada uno de ellos fueron despojados de todo el vello corporal del cuello para abajo, incluido el vello debajo de sus axilas, púbico, anal y piernas, todos quedaron casi tan lampiños como el día que nacieron, luego cada uno paso por un proceso de estampado en su nalga izquierda, aquello era un tatuaje especial solo se podía remover con una luz a una frecuencia especifica, en la imagen estampada se mostraba un escroto de color blanco encerrado en un circulo atravesado en color rojo, debajo la leyenda, favor de castrar......


MARCADOS PARA EL CORTE
Cada uno de ellos fueron despojados de todo el vello corporal del cuello para abajo, incluido el vello debajo de sus axilas, púbico, anal y piernas, todos quedaron casi tan lampiños como el día que nacieron, luego cada uno paso por un proceso de estampado en su nalga izquierda, aquello era un tatuaje especial solo se podía remover con una luz a una frecuencia especifica, en la imagen estampada se mostraba un escroto de color blanco encerrado en un circulo atravesado en color rojo, debajo la leyenda, favor de castrar.


[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [GUERRA]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Mark era el capitán de la fuerza expedicionaria, a su mando sesenta hombres bien entrados con magníficos cuerpos su misión la toma de un puesto de avanzada de una de las lunas de Júpiter, la nave que los transportaba era lo último de lo último en tecnología militar espacial pero pese a eso, fue detectada, por lo que recibió un ataque sorpresa por parte del enemigo de alguna forma el piloto logro aterrizar en la luna pero lejos del objetivo tendrían que caminar,  el recorrido fue largo como agotador pero llegaron a la base, el plan iba más o menos lo planeado.  

De pronto una terrible batalla se desato al parecer los estaban esperando, era una trampa las bajas en ambos bandos fueron cuantiosas pero los hombres de Mark sacaron la peor parte de los 62 que eran entre ellos los dos pilotos solo 18 quedaron vivos al final de la batalla cayendo todos prisioneros entre ellos uno de los pilotos, todos fueron desarmados, y  llevados de inmediato a un trasporte a una base secreta en el cinturón de asteroides, el transporte era grande pero lento aunque iba bien escoltado cada uno de los hombres de Mark como el mismo fueron desnudados.

También cada uno de ellos fueron despojados de todo el vello corporal del cuello para abajo, incluido el vello debajo de sus axilas, púbico, anal y piernas, todos quedaron casi tan lampiños como el día que nacieron, luego cada uno paso por un proceso de estampado en su nalga izquierda, aquello era un tatuaje especial solo se podía remover con una luz a una frecuencia especifica, en la imagen estampada se mostraba un escroto de color blanco encerrado en un circulo atravesado en color rojo, debajo la leyenda, favor de castrar.

Eso indicaba que todos los que tuvieran ese tatuaje iba a perder sus huevos una vez llegando a la base secreta enemiga, eso se hacía para volver más dóciles a los prisioneros de guerra además si se devolvían al enemigo luego de un periodo de trabajos forzados era casi seguro que no iban a ser de nuevo usados para el servicio activo en las fuerzas del ejército en el frente, ya  que el ejercito solo usaba a hombre y los eunucos simplemente no estaban en esa definición, luego de ser marcados los hombres fueron encerrados en parejas en una celda estrecha. 

Mark de 36 años quedo encerrado con el único de los pilotos sobrevivientes de 35 años ambos hombres de cuerpo trabajados y nalgas supremas, el pene de Mark sin circuncidar en reposo era de 16 cm y en total erección era de 26 cm por su parte el piloto tenía un pene un poco menos grandes en reposo 14 cm y en erección 23 cm sin embargo el pene del piloto estaba sin prepucio, con su glande un color morado oscuro completamente expuesto que Mark por algún razón no podía dejar de mirar, por el contrario el glande de Mark estaba casi completamente oculto y era de color rosa.

Mark se quedo sentado al fondo de la celda, pensando en cómo sería su vida como eunuco, estaba casi en penumbra pero el cuerpo del piloto era completamente visible pese a todo, no se dio cuenta cuando el piloto de nombre Marcus se le acerco para comenzar a acariciar su cuerpo, Mark pensó en apartarlo pero luego pensó que aquella podría ser su última oportunidad de obtener placer como hombre por lo que dejo que Marcus siguiera acariciando su cuerpo, de pronto le escucho decir.

-“¿Deseas que gocemos una última vez antes de… bueno ya sabes?” Pregunto Marcus.
-“¡Sí!” Exclamó Mark, con su pene erecto y corazón acelerado.     

Mark estaba nervioso, con las palmas húmedas y temblando después de todo nunca antes había tenido sexo con otro hombre. Marcus le dijo como un susurro a Mark.      

-“Acuéstate y relájate”. Le dijo Marcus.           

Mark se acostó boca abajo, intentando relajarse, sintió como Marcus se subía a horcajadas, teniendo contacto con las nalgas depiladas de Mark y su entrepierna un segundo después empezó a deslizar sus manos por la espalda de Mark sus palmas eran suaves y sus dedos agiles, que le arrancaron gemidos a medida que lo masajeaba a Mark, empezó a mover su pelvis sobre su redondeadas nalgas, haciendo que su pene pareciera estallar, los labios de Marcus no tardaron besarle la nuca, se deslizaron por el cuello de Mark, luego hundió su lengua en uno de sus oídos, y le susurró sensualmente:

-“¡Estás muy tenso, relájate déjate llevar!” Le dijo Marcus.
           
También tengo miedo, y eso que no es mi primera vez, pero sé que es mi última vez que podre gozar antes de ser cortado Mark respiro hondo y intento relajarse las manos de Marcus bajaron hasta las firmes nalgas de Mark, comenzó a masajear sus nalgas mientras la lengua de Marcus jugueteaba baja espalda haciendo gemir a Mark, que se retorcía por el placer, Mark se mordía los labios quería pedirle que lo penetrara pero decidió esperar y deleitarse.     

Marcus de pronto comenzó a darle un beso negro a Mark que hizo que se sintiera extraño su lengua jugueteaba entre sus nalgas y ano, que se contraía de placer Mark apretó sus nalgas por instinto, la  lengua de Marcus se movía alrededor y luego un poquito dentro de su ano, de repente se detuvo;
cuando Mark iba a preguntar porque se detuvo, un dedo se movió sobre su ano pasándose en la superficie de su ano, que le hizo gemir a Mark.      

-“Intenta no apretar tu ano”. Dijo Marcus.       

Al tiempo que le metió uno de sus dedos por completo a Mark le ardió al principio, al punto de casi hacerlo gritar Marcus movió su dedo con deleite dentro de él, mientras Mark movía su pelvis como si estuviera penetrando a alguien.   

-“¡Voy ahora a probar con dos!” Dijo Marcus.


Al tiempo que introdujo otro de sus dedos, Mark volví a gemir.      

-“¡Me arde!” Dijo Mark.   
-“Tranquilo ya se, va a pasar”. Le respondió Marcus.

Mientras metía y sacaba sus dedos masajeaba la próstata de Mark, él jugueteo con su lengua al besarlo y después con su ano le estaba causando tal placer a Mark fue demasiado, de seguir iba a hacerlo venirse, Marcus llego a introducir hasta tres dedos, antes de que los sacara para decirle al oído, mientras restregó su endurecido pene entre las nalgas de Marcus.          

-“¡Ya no puedo más hazme tuyo, hazme tuyo, penétrame!”. Le suplico Marcus. 

Marcus tomo el endurecido pene de Mark  para empezar a darle una mamar, mientras Mark le frotaba y apretaba las nalgas aquella mamada fue muy placentera pero apenas duro unos minutos Mark se la sacó de la boca, respiro hondo, Marcus probo con gusto su líquido pre seminal su sabor de alguna manera lo excito aun más de lo que ya estaba Marcus.     

Marcus se subió sobre Mark que miro su pene mientras él se colocaba a horcajadas y lo agarraba.

-“Está bien mojado”. Dijo Marcus.         

Mark sentí pena, pero al mismo tiempo mucha excitación Marcus se retorcía, gemía, movía sus piernas haciéndole perder la noción del tiempo a Mark, de pronto Marcus se dejo caer, clavándose de una sola vez el tremendo pene de Mark que entro hasta que sus huevos rebotaron contra las tersas nalgas de Marcus.        

-“¡AAAAAAAAAH!” Grité Mark de placer.    
-“¡¡Shuuuu!!” Lo silencio Marcus.         

Lo beso mientras pellizcaba las tetillas de Mark, una vez con la erección de Mark dentro, Marcus empezó a contonearse  mostrándole a Mark que estaba sintiendo mucho placer su pene se abría camino con cada movimiento un poco más para hacer gemir como una puta a Marcus.        

-“Ah, ah, ah, eh, ah, oh, oh”. Gemía inconscientemente Marcus.     

Mark por su parte no decía nada, solo aumentaba la fuerza de sus embestidas, ni siquiera gemía, solo jadeaba en silencio pero era evidente que estaba gozando, sus sudores se entremezclaron, extasiados totalmente inmersos en el más profundo de los placeres.      

-“Ponte en cuatro patas” Ordenó Mark sorpresivamente, sacando su miembro y dejando un vacío dentro de Marcus que estaba gozando mucho para ese momento.    

Hizo lo que Mark le ordeno y este lo volvió a penetrar de una sola vez, aunque cariñosamente, sus embestidas se volvieron rápidas y feroces, haciendo que Marcus gimiera sin parar Mark se detenía de vez en cuando para preguntar si lo estaba gozando, Marcus quería hablar, pero el placer solo le permitía asentir con la cabeza, excitado al máximo.       

Mark le besaba el cuello y con su mano izquierda masturbaba a Marcus. 

-“¡Ah, ah, ah, ah!” Gemio Marcus de repente antes de decir.           
-“¡Me vengo, oh, Dios, me vengo! ¡Aaaaaaaah!”  Jadeo Marcus.

Seis potentes chorros de semen fueron despedidos directo al piso sin embargo Mark no dejo ni por un minuto sus embestidas estaba también casi por llegar al orgasmo, ambos continuaron en aquella posición por unos minutos antes de que Mark extrajera su pene, para acostarse bocarriba de nuevo Marcus con desesperación volvió a montarlo como una fiera, con los ojos cerrados, tensando todos los marcados músculos de su cuerpo.     

-¡DIOS, DIOS, Me Veeengo! Dijo Mark a los pocos minutos.          

Marcus apenas tuvo tiempo de desmontarlo cuando una serie de chorros de su espeso semen salieron de su pene para caer sobre su abdomen y pecho Mark quedo jadeando, sudado y con cara de cansado pero lleno de felicidad, ambos se quedaron mirándose, jadeantes.          

En la penumbra ambos se durmieron juntos abrazados, aunque los despertó la fuerte sacudida del transporte al atracar en la estación especial enemiga antes de que se abriera la puerta se dieron una hermosa despedida con un beso apasionado sus labios, con ambos masturbándose mutuamente hasta venirse casi en simultaneo una última vez, con ambos gimiendo de placer.

No paso mucho rato antes de que la puerta de su minúscula celda se abriera, ambos penes aun goteaban semen de la punta, sus miembros estaban semi erectos como el resto de los otros penes de los hombres marcados, los guardias solo sonrieron maliciosamente sin decir nada, Marcus y Mark caminaron lo las cerca que pudieron con Mark rosando las nalgas de Marcus al caminar.

Pero apenas ambos dejaron el transporte se separaron sin poder hacer algo, dada la gran multitud hombres destinados para el corte, Mark fue llevado a una cabina en donde fue amarrado con su cuerpo a horcajadas con sus tobillos bien asegurados, sus muñecas también aseguradas a la altura de sus hombros, un pesado arnés lo sujetaba de los hombros y obligaba a Mark a permanecer en esa posición con sus pesados huevos colgando casi tocando el suelo, apenas la puerta de la cabina se cerró se escucho un click fuerte el pene de Mark estaba de nuevo en erección filtrando liquido pre seminal de la punta.

Estaba muy nervioso, sudando mucho, muerto de miedo, pensó que podría soportar aquello sin rebajarse a pedir clemencia pero cuando sintió un tirón en sus testículos por parte del nudo metálico que le habían colocado en lo alto de su escroto, aquello hizo que comenzara a gritar sin control envuelto en un terror absoluto.

-“NO POR FAVOR NOOOO, NO QUIERO SER UN EUNUCO NOOOO, POR FAVOR POR FAVOR NOOOOO ME LOS CORTEN”. Gritaba Mark en su cabina.

De pronto una mandíbula, metálica surgió del suelo que se abrió, Mark noto la mandíbula, se agito y trato de soltarse a como diera lugar, cuando de pronto la mandíbula subió como de rayo cerrándose sobre sus colgantes huevos vulnerables, los ojos de Mark se abrieron grandes todo su cuerpo comenzó sacudirse de dolor fue como si sus huevos fueran devorados de una mordida por un tiburón y arrancados de su entrepierna con la misma salvajismo que lo haría aquel animal, apenas le tomo a aquella maquinar cinco segundos en convertir al bravo soldado en un eunuco para el resto de sus días.

Mark paso tres años en un asteroide minero como trabajador del estado, “Esclavo del estado es una mejor descripción”, antes de ser liberado, fue  dado de baja del ejercito y paso al retiro con sueldo, a los años de su baja se reencontró con Marcus, ambos se abrazaron y lloraron mucho, Marcus no tuvo la suerte de Mark pues fue usado como diversión sexual de los soldados enemigos por casi tres años.

Ahora los dos viven juntos gracias a las drogas Mark y Marcus pueden aun tener erecciones y con ellos sexo, si bien no tienen testículos reales sus prótesis testiculares protésicas producen una sustancia muy similar al semen que les hace sentir mucho placer no tan intenso como el que tuvieron en esa pequeña celda del carguero pero lo suficientemente bueno para ser felices por el resto de sus días como eunucos de guerra.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com  




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

LA CAÍDA

Madres, contra hijos varones, hermanas contra hermanos, esposas contra esposos pronto aquello se hizo imparable, la violencia de género se torno tan brutal y sangrienta que para parar aquel baño de sangre, Europa se dividió entre hombre y mujeres, aquella decisión histórica detuvo el baño de sangre por lo menos un tiempo pero para el 2092 los continentes estaban divididos entre hombres y mujeres, ambos géneros siempre al borde de la guerra, ambos sexos buscaron la forma de reproducirse y obtener placer sexual en el territorio de las mujeres los hombres eran esclavos y en el de los hombre ellas eran más que objetos sexuales caros......


LA CAÍDA
Madres, contra hijos varones, hermanas contra hermanos, esposas contra esposos pronto aquello se hizo imparable, la violencia de género se torno tan brutal y sangrienta que para parar aquel baño de sangre, Europa se dividió entre hombre y mujeres, aquella decisión histórica detuvo el baño de sangre por lo menos un tiempo pero para el 2092 los continentes estaban divididos entre hombres y mujeres, ambos géneros siempre al borde de la guerra, ambos sexos buscaron la forma de reproducirse y obtener placer sexual en el territorio de las mujeres los hombres eran esclavos y en el de los hombre ellas eran más que objetos sexuales caros.


[HETERO] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [FEMDOM] [GUERRA]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





La ruptura entre el género femenino y el masculino cuyas fricciones se fueron dando cada vez peores desde finales del siglo XIX con la aparición del feminismo tuvo lugar en el año 2069 cuando en una pequeña ciudad del este de Europa una mujer fue violada salvajemente pese a las pruebas abrumadoras contra los acusados el juez no tuvo más remedio que dejarlos en libertad cuando un jurado decreto que la mujer había provocado a los hombre y los incito a que la agredieran sexualmente, aquello provoca protestas violentas  de las mujeres no solo de la localidad sino del país.

Madres, contra hijos varones, hermanas contra hermanos, esposas contra esposos pronto aquello se hizo imparable, la violencia de género se torno tan brutal y sangrienta que para parar aquel baño de sangre, Europa se dividió entre hombre y mujeres, aquella decisión histórica detuvo el baño de sangre por lo menos un tiempo pero para el 2092 los continentes estaban divididos entre hombres y mujeres, ambos géneros siempre al borde de la guerra, ambos sexos buscaron la forma de reproducirse y obtener placer sexual en el territorio de las mujeres los hombres eran esclavos y en el de los hombre ellas eran más que objetos sexuales caros.

Las mujeres buscaron la forma de aumentan de tamaño y fuerza para compensar su debilidad innata ante el género masculino, fue así que en el 2098 las tensiones llegaron al límite nadie se acuerda como comenzó pero se desato una terrible guerra mundial ambos bandos tuvieron victorias y derrotas pero al final solo unos cuantos territorios aun estaban bajo el control masculino, la capital de los hombre quedo rodeada por fuerzas femeninas luego de seis sangrientos años de lucha, la toma de la ciudad de 12 millones de hombres fue calle por calle.

Al final costaría cinco millones de vidas de ambos bandos tomar la ciudad, los hombre se empeñaron en mantener el aeropuerto, el puerto y la estación del tren transcontinental subterráneo en su control hasta el último momento, pues era su fuente de suministros bélicos, refuerzos y de evacuación de niños como de heridos, pero pese a todos los valerosos sacrificios en vida, nada pudo evitar que la capital cayera en manos de las mujeres, que capturaron a cientos de miles de hombre, que no pudieron ser evacuados o se les ordeno resistir para salvar a otros. 

El último reducto de la capital en caer fue el capitolio en donde cerca de 3,000 soldados tuvieron que rendirse al acabárseles las municiones, por toda la ciudad los gritos de dolor de los prisioneros hacia días que se escuchan ahora era el turno de los últimos hombres combatientes en la ciudad, una cepo de madera fue colocado, en la gran explanada de pasto que del parque aledaño al capitolio y los hombres fueron conducidos en una única fila hasta ahí, despojados de sus camisas dejando sus fuertes dorsos al desnudo, las mujeres todas ellas de enormes senos casi del tamaño de una cabeza humana normal superaban en altura a los hombre en casi un 50 cm en la mayoría de los casos.

Todas ellas portaban botas, guantes o alguno otros utensilios como cinturones cartucheras, porta cuchillos, boinas, etc, además de sus armas con las que controlaban a los hombres, los primeros a 20 en la fila se les baja los pantalones y ropa interior si era el caso, una mujer la encargaba de aquello una coronel de grandes nalgas y senos de piel muy blanca con lentes, que sostenía una fusta levantaba los pene de los hombres analizándolos.

Los que consideraba que eran del tamaño como grosor necesario eran separados de la fila y llevados a un transporte para luego ser llevados a la capital femenina ellos serian vendidos como esclavos a la mejor postora para que les sirviera como semental, juguete o simple mascota en el peor de los casos como mano de obra esclava, siendo anulados antes de comenzar su vida laborar, los demás que no eran seleccionados no la pasar mejor, iban a ser vendidos de igual manera solo que ellos serian desprovistos de sus penes antes de aquello ahí mismo ante la mirada y burlas de las mujeres.

Cada uno de los vencidos soldados todos ellos no mayores de 40 años eran conducidos como al matadero, todo en silencio cada tanto tiempo se escuchan unas suplicas antes de un grito, un alarido de dolor y luego silencio absoluto, todos los hombres incluso con los que aun tienen sus pantalones en su lugar presentan grandes y completas erecciones muchos de ellos será la última de sus vidas la fila avanza a buen ritmo cada dos o tres minutos se escucha un nuevo grito, seguido de vitores, chiflidos y gritos por parte de un nutrido grupo de mujeres frente a donde los hombre eran despojados de sus virilidades.

De tanto en tanto la mujer que dirigía aquello tenía el proceso para levantar el pene en erección de alguno de los condenados, la fila se detuvo justo a tiempo cuando el hacha de la mujer que cercenaba el pene gran pene erecto de 26 cm de un hombre blanco estaba elevado en el aire el pobre hombre aterrado se vino, lanzando un gran chorro de semen, la coronel le dijo a hombre negro, mientras levantaba su erección con su fusta, ella le dijo.

-“Tu grueso y largo miembro será bien cotizado”. Dijo la coronela.

Pero en eso escucho las suplicas del hombre suyo pene aun chorreando se semen permanecía palpitante sobre el cepo, quien de manera desesperaba decía.

-“No por favor no me lo corten, ¡POR FAVOR; POR FAVOR!” Gritaba el hombre desesperado.

La coronela dejo el pene del negro para mirar al hombre blanco suplicante,  para mirar a la chica con el hacha en lo alto, la miro por unos segundos que para el hombre cuyo pene estaba amenazado con ser cercenado le parecieron una eternidad, de pronto señalándola con la fusta le dijo.

-“Vamos que esperas corta ya su patético miembro los hombres cobardes como el no merecen un pene y menos ser nuestros esclavos sexuales”. Dijo la coronela.

-“¡NOOOOOOOOOOOOOO!” Grito el hombre.

Pero su enorme grito de terror no pudo evitar que el hacha cercenara no solo su pene casi por completo sino también parte de su escroto, rebabando sus dos testículos por la mitad, la mujer movió el hacha para arrojar la carne inservible ya que alguna vez fue el pene del hombre a un cubo llenado hasta la mitad de los penes y huevos cercenados de decenas de hombres para ese momento, mientras el recién eunuco cayo desmayado por el dolor.

El hombre negro fue llevado a parte para que otro hombre ocupara el lugar con su pene sobre el cepo de madera, el hacha no tardo en caer de nuevo sobre un pene curvo de uno 19 cm que ni siquiera pudo correrse por última vez, aquella masacre sobre las virilidades duro todo el resto del día hasta que la noche cayó sobre la devastada cuidad recién conquistada.

Por 15 días aquellos cortes se siguieron llevando a cabo, cercenando miles de penes y huevos convirtiendo a igual número de hombre en eunuco, esclavo de las mujeres que estaban por tomar el control del planeta para someter a los hombre a la esclavitud para siempre.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

XINA LA GUERRERA

Xina alta, como aguerrida era la general más atractiva del reino guerrero de las amazonas, con sus enormes tetas siempre al aire cuando iba a la batalla comandaba ese día el asalto final al castillo de los Wintas una reino con una sociedad en donde las mujeres y hombres vivían en paz con los mismo derechos, algo que para las amazonas el peor de los pecados......


XINA LA GUERRERA
Xina alta, como aguerrida era la general más atractiva del reino guerrero de las amazonas, con sus enormes tetas siempre al aire cuando iba a la batalla comandaba ese día el asalto final al castillo de los Wintas una reino con una sociedad en donde las mujeres y hombres vivían en paz con los mismo derechos, algo que para las amazonas el peor de los pecados.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [CIRCUNCISIÓN] [GUERRA]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Xina alta, como aguerrida era la general más atractiva del reino guerrero de las amazonas, con sus enormes tetas siempre al aire cuando iba a la batalla comandaba ese día el asalto final al castillo de los Wintas una reino con una sociedad en donde las mujeres y hombres vivían en paz con los mismo derechos, algo que para las amazonas el peor de los pecados por lo que emprendieron la guerra contra el pacifico reino que no estaba preparado para hacerles frente por lo que les fue fácil traspasar las murallas que rodeaban el castillo.

Los defensores de poco pudieron hacer para detener a las hordas de mujeres guerras que comenzaron a matar a todos los hombre y mujeres que empuñaban un arma contra ellas pronto la lucha se encontró dentro del palacio real, la lucha fue encarnizada con la guardia real pero el rey murió luchando a manos de una de las capitanes de Xina, mientras ella se abrió paso al salón del trono donde un grupo de guerreros Wintas la esperaban al mano del príncipe heredero del reino la lucha no se hizo esperar y pronto todos los valientes guardias estaban muertos, mal heridos o capturados como era el caso del príncipe  Wenden.

El joven príncipe de 17 años fue presentado ante Xina había sido desprovisto de su armadura, casco y escudo dejado apenas con un elegante taparrabos, Wenden cayó de rodillas frente a la alta general que orgullosa lo  observo con sus pecho desnudos mientras este dignamente esperando ser ejecutado en cualquier momento se puso de pie para quedarse sosteniendo la mirada a Xina que sonrió por el desafió de aquel adolescente, Xina lo tomo le cuello y siendo más fuerte como alta que él lo levanto del cuello Wenden quedo colgando en el aire.

Pronto sintió que el aire le faltaba, pensó que era su fin, pero era mejor eso que ser convertido en esclavo, aquella era una forma digna de morir para un guerrero y príncipe, pero justo cuando creyó que era su fin Xina lo soltó, lo que hizo que cayera al suelo, tosiendo y aspirando aire con fuerza, la victoriosa general, ordeno que la dejasen sola, sus guerras abandonaron el salón llevándose a los muertos y heridos, cerrando la puerta para montar guardia por fuera del recinto, cuando estuvieron solo Xina se acerco al adolescente y de un fuerte manotazo lo despojo de su única prenda.

Aquello hizo que Wenden quedase desnudo ante ella, no era la primera vez que su cuerpo quedaba expuesto por completo ante una mujer pero sin embargo sintió mucha vergüenza cuando sus órganos masculinos quedaron expuestos ante la mirada felina de la guerrera amazona, quien quedo gratamente sorprendida al ver su pene que pese a su edad era de buen tamaño, Xina lo tomo con su mano y comenzó a frotarlo bajando como subiendo el prepucio de Wenden que de inmediato proteso por aquel atrevimiento.

-“Maldita como te atreves a…” Dijo Wenden.
-“¡SSHHHHH!” Lo silencio Xina.

Pero no solo uso su onomatopeya para callar al adolescente sino que coloco un pequeño pero afilado cuchillo debajo de sus huevos que en ese momento ella tomo listos para ser cortados.

Por supuesto Wenden entendió el mensaje y ya no dijo ni una sola palabra, su pene no tardo en estar en completa erección sus 20 cm eran masturbados con delicadeza por la suave pero áspera mano de Xina, quien aun sostenía el cuchillo debajo de sus huevos, a decir verdad los sostenía con la parte plana de la hoja del cuchillo, de alguna manera aquello siempre excitaba a los hombres de Wenden no fue la excepción.

Luego de algunos minutos Xina se encaramo sobre Wenden para colocarle sus enormes tetas sobre su pecho ella hizo que él se las tomara con las manos en ese momento su instinto de macho afloro, sobreponiéndose sobre su razón por lo que comenzó a chuparlas, ella simplemente lo tomo de la cabeza para revolverle su cabello hasta que lo tomo del mismo para evitar que dejara de lamber y chupar sus endurecidos pezones, aquello duro hasta que Xina quiso que debieron ser algunos 10 o 15 minutos.

Xina dominadora de la situación se incorporo un poco para luego alzar sus piernas un poco sobre el rostro de Wender que pudo ver su rica vagina rosadita aunque peluda como su ano que también estaba muy cuidadito, le empecé a dar largos lengüetazos por toda su raja, chupando, lamiendo su clítoris por un largo rato hasta que todo el cuerpo de la alta rubia cenizo comenzó a temblar y del interior de su vagina comenzaron a brotar grandes cantidades de flujos que Wenden no tuvo más remedio que tragar como pudo de todo eso que salió de su preciosa vagina,

Xina hizo que Wenden se acostara en el suelo y ella tomo pene que estaba completamente erecto, para su sorpresa se lo empezó a chupar que hizo tensar el cuerpo del adolescente por el placer que le hizo sentir de inmediato, después de un rato ella se puso en cuatro patas y Xina se despojo de su prenda dejando sus nalgas al descubierto  le ordeno que se pusiera detrás de ella, Wenden se quedo admirando aquella linda vista panorámica de su trasero por unos segundos, antes de colocar su pene en la entrada de su vagina.

Xina apoyó sus brazos en el suelo lo que hizo subió su trasero aun más, ella comenzó a gemir apenas Wenden comenzó a embestirla, con sus manos que la tenían tomado de su cintura le tomo sus grandes tetas y se las apretó, al cabo de unos instantes Wenden ya la bombeaba más rápido sintiendo como su pene palpitaba estaba por terminar por lo ella comenzó a moer sus nalgas de forma circular muy rápido de pronto pegó un suspiro largo cuando Xina experimento un tremendo orgasmo casi al mismo tiempo también Wenden acabo al mismo tiempo, dando un largo gemido de placer ambos quedaron tendimos sobre el suelo con Wenden sobre Xina, con ambos cuerpos empapados de sudor, con ambos jadeantes muy satisfechos.     

Wenden estaba acostado sobre el suelo aun tratando de recuperar el aliento cuando ella se arrodillo y le tomo su flácido pene para de nuevo comenzar a chupar sus huevos como pene, mientras ella se metía un dedito en su vagina y con el juguito que le salía lo pasaba también por su cerradito ano, cuando estuvo bien parado el pene del adolescente ella se subió sobre él, montándolo para acomodarse  sobre su pelvis tomo su pene para llevárselo a la entrada de su ano, y suavemente se lo fue introduciendo, su demostraba placer mientras ella seguía introduciéndoselo, hasta que ya estaba todo adentro Xina se recostó sobre su pecho y comenzó a menear suavemente su culito.

Wenden de nuevo comenzó a chuparle las tetas y pezones rosados, ella gemía, alzó su cuerpo tomo sus manos y se las puso en sus tetas, mientras ella gemía de gusto se le escuchaba claramente los sonidos que ella emitía de placer.

-“Ah, ah, ah, ah, ah”, Gemía Xina.

De pronto paró se extrajo su pene de su ano para ella se acostó boca arriba en el suelo y alzó su piernas juntas Wenden supo lo que ella deseaba por lo le fue metiendo su dura erección de nuevo por  en su ano ya bien dilatado, ella seguía gimiendo, así la bombeo por un largo rato, Wenden aguanto más porque no tenía mucho rato que se había corrido, pero ya no iba a aguantar más por lo que comenzó a bombear a Xina duro con sus huevos aplastándose sobre sus nalgas, con una mano ella se masajeaba su clítoris de pronto ella rodeo con sus piernas su cintura muy fuerte mientras él la seguía bombeando, hasta que ambos explotaron en dos tremendos orgasmos con Wenden llenando sus entrañas de su espesa leche mientras ambos gemían de gusto.

Cuando Xina se recupero de su gran nuevo orgasmo, Xina se reacomodo sus ropas con su vagina y ano aun expidiendo algo del semen de Wender, para ponerse de pie y tomar al adolescente de su tobillo derecho para luego arrastrarlo hasta por fuera del salón de trono donde sus tropas ya prácticamente estaban concentradas, todas aclamaron a su líder al ver sacar al adolescente arrastrado por el suelo, ella rápidamente hizo que dos de sus guerras lo sujetaran de pie de frente a todas sus guerreras.

Una de sus guerreras le entrego a Xina una daga, que la general alzo en todo lo alto que hizo de nuevo que se escuchara un nuevo clamor por parte de sus fuerzas, ella se acerco al adolescente que de nuevo mostrando una mirada desafiante, Xina se acerco al joven príncipe su pene aun estaba goteando algo de liquido pre seminal de su prepucio que de nuevo había cubierto su glande, el cual ella tomo jalando hacia adelante su sensible piel que quedo muy estirado como nunca antes.

Wender de pronto sintió una terrible punzada como nunca antes en su vida, Xina lo había circuncidado, ante el clamor de sus guerreras, Wender quedo casi con los ojos en blanco siendo sostenido por las dos amazonas a sus costados, con su pene palpitando de dolor y chorreando sangre, pero aquello aun no acababa, Xina tomo la piel recién cercenada para llevársela a la boca, la mastico por algunos segundos entre el clamor de su tropas para luego tragarla.

-“Deliciosa” Dijo Xina.

Las guerreras aclamaron a Xina inmediatamente después ella tomo los huevos de Wender, pero apenas lo sintió, ya todo su cuerpo estaba temblando de dolor cuando la punta de la daga de hundió en su escroto justo en medio de los dos testículos del adolescente que dio un alarido inmenso de dolor en ese momento.

-“HHHHHAAAAAAAAAAYYYY”. Grito Wender  

Xina le abrió su escroto de par en par, con su mano toda ensangrentada apretó si escroto que hizo brotar los dos orbes de su interior que ella tomo jalándolos hacia abajo con fuerza, los conductos que unían los huevos a su cuerpo quedaron casi de inmediato tensos lo que hizo que el cuerpo de Wender se tensara primero y luego comenzó a tener convulsiones de dolor.

Por lo que apenas sintió cuando Xina corto los conductos con la daga, castrándolo de forma rápida el cuerpo de Wender se sacudió por unos segundos y luego se desmayo, no pudo ver como sus huevos fueron arrojados a las guerras quienes los atraparon se los comieron como si fuese el manjar más sabroso del mundo ahí mismo. 

Wender apenas logro sobrevivir a su terrible castración aunque nunca más pudo caminar bien siempre arrastrando una de sus piernas, desde que se recupero de su castración hace 10 años a sido el esclavo personal de “Xina la Guerrera”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

VENGANZA DEL MAYOR

Douglas de 34 años era un joven como gallardo oficial de la caballería, estaba asignado al fuerte Hurt cuando la noticia de la caída del fuerte Waltan a manos de los indios rebeldes que acabaron con toda la guardición del fuerte incluido su hermano y padre que era el comandante del fuerte, pero no solo eso según los médicos hubo sobrevivientes entre ellos su hermano que fueron además de violados salvajemente......


VENGANZA DEL MAYOR
Douglas de 34 años era un joven como gallardo oficial de la caballería, estaba asignado al fuerte Hurt cuando la noticia de la caída del fuerte Waltan a manos de los indios rebeldes que acabaron con toda la guardición del fuerte incluido su hermano y padre que era el comandante del fuerte, pero no solo eso según los médicos hubo sobrevivientes entre ellos su hermano que fueron además de violados salvajemente.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [VIOLACIÓN] [GUERRA]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Douglas de 34 años era un joven como gallardo oficial de la caballería, estaba asignado al fuerte Hurt cuando la noticia de la caída del fuerte Waltan a manos de los indios rebeldes que acabaron con toda la guardición del fuerte incluido su hermano y padre que era el comandante del fuerte, pero no solo eso según los médicos hubo sobrevivientes entre ellos su hermano que fueron además de violados salvajemente, fueron torturados  horriblemente hasta la muerte, como su hermano por lo que Douglas juro vénganse del jefe de esos salvajes así fuese lo último que hiciera en la vida.

Douglas siendo el único sobreviviente de su familia heredo la fortuna familiar, la casa, las haciendas y plantaciones de tabaco, le tomo dos años ser liberado el ejercito, en realidad pidió una licencia de 5 años lo que le fue concedido con el grado de Mayor, usando su gran fortuna contrato a unos 100 hombres y comenzó a dar casa a esos indios que tomaron el fuerte Waltan, pero las cosas estaban complicadas dado que los atacaron el fuerte se habían dispersado luego del ataque por lo que concentro sus esfuerzos en el jefe indio que dirigió el ataque.

La casa del jefe Awatak de 38 años para ese momento ya había tomado varios meses cuando el grupo de Douglas ya de 36 años recibió un aviso de uno de sus hombres dedicado a buscar entre los pueblos, villas y escondrijos donde le informaba que Awatak estaba oculto en una montaña a 120 km de donde se encontraba con 30 hombres, de inmediato Douglas reunió a sus hombres y cabalgando día y noche llegaron a la tarde siguiente a su destino, viendo que estaban en desventaja y tomarlos por sorpresa era poco realista decidió esperar a que bajaran, estaba seguro que no iban a tardar en moverse.

Cuando Axatak abandono la montaña con sus hombres fue rápidamente interceptado por los hombres de Douglas y él mismo, una pequeña refriega, entre ambos grupos se desato Awatak fue golpeado en la nuca cayendo de su caballo y un fuerte golpes en la cabeza lo dejo inconsciente el resto de sus hombres los que no fueron muertos huyeron dejando a su líder a merced de Douglas que no podía esperar para comenzar con su venganza, Awatak fue llevado a un claro en el bosque cercano, donde fue amarrado de tal forma que sus nalgas quedaron elevadas y su pecho sobre la tierra.

Douglas hizo que todos sus hombres se fueran y lo dejasen solo, se quito la ropa quedando solo con su sombrero, sus guantes y botas su bello cuerpo esculpido como si fuese una estatua griega clásica quedo al descubierto como su pene que era largo de 22 cm curvo hacia arriba, acompañado de dos grandes testículos, y una gran mata de vello púbico rubio del mismo tomo que el cabello en su cabeza, sus fuertes piernas contrastaban con su enorme falo masculino listo para la acción.

Awatak no tardo en despertar, trato de moverse pero no pudo estaba fuertemente atado, luego de algunos minutos sintió unas fuertes manos enguantadas sobre sus expuestas nalgas, que se las abrieron para dejar al descubierto su oscuro ano, cerrado y con algo de vello, sintió un aliento entre sus nalgas por unos segundos antes de escuchar una voz.

-“Ahora vas a sentir lo que debió sentir mi hermano cuando lo violaste maldita escoria”. Dijo Douglas.

Terminando de hablar, con sus nalgas abiertas le escupió directamente sobre su ano para incorporarse y colocar su babeante glande sobre el ano de Awatak.

Douglas comenzó a hacer presión sobre el ano de su enemigo, mientras este intentaba impedir que aquel trozo de carne entrara en él, pero Douglas lo agarro por las caderas con sus manos enguantadas para poder hacer mayor presión lo que hizo el trabajo, introduciendo su hinchado glande rosado en las entrañas de Awatak.

-“Te voy a dar el mejor masaje anal que hayas tenido en tu vida, gózalo que será tu ultimo gozo en tu vida”. Dijo Douglas cegado por el odio y la excitación.        

En eso mete la cabeza de su pene, sintiendo un leve ardor sobre su glande cuando entra aun más, Awatak se quedó quieto por algunos segundos mientras le iba enterrando toda su pene en él, Douglas gimió victorioso al saber que desde ese momento ese culito era suyo, sin compasión una vez con su pene todo dentro empezó a bombearlo lentamente, sintiendo como el indio sentía dolor, se sentía lleno, se sentía como si se fuese a partir en dos ó algo parecido pero luego ese dolor desapareció pero le quedo una sensación de miedo mezclado con placer a Awatak.  

Douglas lo penetraba por completo sintiendo sus enormes testículos aplastarse contras las nalgas morenas del indio para después sacar su pene por completo para sentir como se estremecía, mientras se reía al ver las muecas que hacía por lo que incremento sus embestidas, esta vez, su pene entraba completamente y sus embestidas eran fuertes como sin piedad dándole a entender que su culito era de él, después sus bombeos aun fueron más fuertes Douglas no paraba de gemir mirando como su pene se perdía en el interior de Awatak, que cada vez penetraba con más fuerza causándole una gran erección que se pego a su vientre.

-“¡OOOHHHHHH!” Gimió Douglas de repente.

De ahí en adelante sus embestidas aumentaron más y más y su respiración se acelero sin control, que eran de forma desesperada con su pene palpitando.

-¡Ohhhh Aghhhhh Dios Oh sí! Gimió Douglas.

Fue justo el momento en que seis chorros de semen salieron expulsado con mucha fuerza de su palpitante erección dentro de las entrañas de Awatak que sin poder evitarlo soltó una gran cantidad de semen como nunca antes había expulsado en su vida. Jamás ninguno de los dos había eyaculado tanto semen en su vida, por supuesto eso les produjo tremendos orgasmo a ambos como nunca antes en su vida.           

Douglas sintió su erección aun palpitando dentro del culo de Awatak por uno segundos antes de sacarlo, para apreciar como su ano palpitaba tratando de cerrarse con un rio de su semen mezclado con la mierda de él comenzó a fluir hasta sus colgantes huevos.

Douglas medio tambaleándose a consecuencia de su tremendo orgasmo, levanto a Awatak con sus potentes brazos para darle tres fuertes golpes en su rostro y abdomen que lo dejaron de nuevo fuera de combate, rápidamente aprovecho eso para desamarrarlo y llevarlo hasta un poste que sus hombre habían bien anclado al suelo, en donde lo amarro de nuevo por los tobillo y muñecas.

A Douglas se le hizo eterno la espera mientras Awatak de nuevo volvía a la consciencia, Douglas aun desnudo y con una tremenda erección esperaba que despertara con el sable de su padre en su mano derecha, tenía planeado algo terrible para matar al indio de una manera de lo más sádica como cruel, estaba de nueva cuenta cegado por el odio, su deseo de venganza estaba de nueva cuanta gobernando sus acciones y no iba a parar hasta obtener lo que por largo tiempo había esperado, sobre todo no teniendo su venganza en sus manos.

Awatak regreso a la conciencia para ver a Douglas frente a él desnudo con su mano enguantada masturbándolo, su pene aun  chorreaba algo de semen de la punta que pronto alcanzó su tamaño total que era incluso aun mas grande que el de Douglas no solo eso sino que además más grueso, lo que enojo aun mas al rubio oficial, que dejo de mastúrbalo para tomar su bien dotado miembro por su enorme glande y sin decir una sola palabra coloco la punta del afilado sable una vez de su padre justo en el ojo del glande de Awatak.

Quien miro a Douglas con terror mientras este comenzó a ejercer presión con él sable sobre su erecto pene, el sable comenzó a penetrar en el miembro viril, cortándolo lo que hizo que Awatak comenzara a gritar de dolor, no suplicaba solo gritaba mientras la sangre comenzó a chorrear y salpicar no solo sus piernas sino también las de Douglas, que no dejo de hundir la larga hoja de la espada en su erección, dividiendo el magnífico pene casi por la mitad, cuando la punta del sable llego a la base del pene Douglas con una mueca de malicia hizo un rápido moviendo y las dos piezas del pene de Awatak cayeron cercenadas sobre el charco de sangre en el suelo a los pies del Awatak.

El cuerpo de Awatak comenzó a convulsionar de dolor, pero Douglas no paró ahí, él quería destruir al indio, tomo sus huevos bañados en sangre para ese momento para con su sable arrancarlo, cortarlo de su entrepierna un gran chorro de sangre broto en ese instante, Awatak dio un alarido de dolor final y se desmayo, Douglas estaba tan excitado y poseído por su venganza que ni siquiera noto que se había vuelto a venir sin siquiera tocarse solo por la excitación que sintió al despojar de más odiado enemigo de su virilidad.

Douglas dejo a Awatak sangrando sobre aquel poste, dejándolo desangrar con sus huevos colgando de una de sus manos, Douglas se reunió con sus hombres ya vestido pero una tremenda erección aun era evidente en su entrepierna pero ninguno de ellos dijo nada, su segundo al mando se le acerco y le pregunto de forma algo tímida.

-“¿Douglas lo mataste?” Le pregunto uno de sus hombres.

Douglas lo miro fijamente y le respondió casi de forma casual.

-“¡Hice algo aun peor!” Respondió Douglas.

Acto seguido arrojo a los pies de su hombre los huevos de Awatak, sus hombre al comprender lo que era esa masa de carne ensangrentada, todos tuvieron una tremenda erección cuando montaron para alejarse cabalgando siguiendo a su realizado líder que había alcanzado su buscada venganza.

Años más tarde ya casado Douglas regreso a las filas del ejército en donde los rumores sobre lo que hizo lo que sus hombre a su mando llamaba la “Venganza del Mayor”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

DIEGO Y HUGO

1945 Marzo la Segunda Guerra Mundial estaba llegando a su fin en Europa, Diego y Hugo eran dos capitanes de las SS asignados al frente oriental los rusos estaban avanzando hacia Berlín a un ritmo apresurado y no había nada que el alguna vez poderoso ejército Alemán pudiera hacer para detenerlo, ambos tenían la misma edad 32 años y estaban bien dotados, habían estado peleando por Alemania desde 1940 y eran todos unos veteranos en el campo de batalla......


DIEGO Y HUGO
1945 Marzo la Segunda Guerra Mundial estaba llegando a su fin en Europa, Diego y Hugo eran dos capitanes de las SS asignados al frente oriental los rusos estaban avanzando hacia Berlín a un ritmo apresurado y no había nada que el alguna vez poderoso ejército Alemán pudiera hacer para detenerlo, ambos tenían la misma edad 32 años y estaban bien dotados, habían estado peleando por Alemania desde 1940 y eran todos unos veteranos en el campo de batalla.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [GUERRA] [VIOLACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





1945 Marzo la Segunda Guerra Mundial estaba llegando a su fin en Europa, Diego y Hugo eran dos capitanes de las SS asignados al frente oriental los rusos estaban avanzando hacia Berlín a un ritmo apresurado y no había nada que el alguna vez poderoso ejército Alemán pudiera hacer para detenerlo, ambos tenían la misma edad 32 años y estaban bien dotados, habían estado peleando por Alemania desde 1940 y eran todos unos veteranos en el campo de batalla ambos con un cuerpo bien trabajado con abdómenes marcados y pechos fuertes.

Diego tenía el cabello castaño oscuro con ojos verdes mientras Hugo tenía un cabello casi gris pues su cabello se había vuelto muy canoso, con ojos azules, ambos eran muy atractivos hacia las mujeres, aquel día, ambos peleaban junto a sus hombre para tratar de detener a los rusos que los estaban aplastando, Hugo corrió hasta donde estaba Diego para pedirle apoyo cuando una poderosa explosión muy cerca de ambos los arrojo varios metros por el aire dejándolos inconscientes pero vivos al pie de un árbol mientras la batalla continuo sus curso, sin su liderazgo y pensando que estaban muertos sus hombre se retiraron siendo ambos descubiertos por los rusos aun inconscientes.

Diego se despertó amarrado con los brazos y piernas extendidos amarrado a uno bastidor de madera improvisados delante de un muro derruido de lo que parecía ser una villa alemana devastada por los brutales bombardeos alemanes y aliados, al mirar hacia todos lados noto a Hugo a su lado lo llamo.

-“¡Hugo, Hugo despierta!”, Le dijo Diego.

Hugo quien despertó al poco estaba amarrado de la misma manera que Diego, al poco de estar despiertos y tratar de soltarse sin mucho existo aparecieron varios rusos riendo al verlos, dos grupos se formaron delante de cada uno de ellos Diego y Hugo pensaron que iba a ser fusilados por los que Hugo le dijo a Diego.

-“Fue un honor servir a tu lado Diego”. Dijo Hugo con voz melancólica.
-“Lo mismo Hugo”. Respondió Diego tratando de no parecer aterrado.

Dos rusos sea acercaron a ellos y le vendaron los ojos, una vez vendados su respiración comenzó a agitarse con sus corazones latiendo con fuerza, ambos pensaban a que estaban a punto morir su trataban de contener su miedo muy a su manera, mientras seguían escuchando a los rusos hablando entre ellos sin entender nada de los que hablaban ya que ninguno de ellos hablaba ni un poco de ruso.

De pronto ambos sintieron como dos manos comenzaron a rasgar sus sucios y maltratados uniformes con violencia desgarrando la tela, sus fuertes dorsos quedaron pronto al descubierto dejando a la vista dos fuertes pechos Hugo tenia la piel más morena que Diego cuya piel era muy blanca, ambos tenían un pequeño mechón de vello entre sus pectorales que descendía hasta sus peludas entrepiernas, pasando aquel caminito de vello oscuro justo en medio de sus muy bien marcados abdominales, pronto ambos sintieron como sus pantalones y ropa interior fueron destrozados dejándolos prácticamente desnudos antes sus captores.

Apenas estaban desnudos y ambos sintieron un par de manos tomar su pene y huevos para acariciarlos, ambos no se habían corrido en semanas por motivos de los menesteres de la guerra por lo que sus penes muy a su pesar se pusieron rígidos de inmediato, aquellas manos comenzaron a masturbarlos como a jugar con sus bajos huevos, que hizo que ambos comenzara a gemir de placer sin que pudieran evitarlo pese a saber que con seguridad estaban siendo manoseados por otros hombre los cuales escuchaban reír mientras los seguían tocando.

-“UUUUUUMMMM”, Ambos gimieron de pronto.

El placer que Diego y Hugo sintieron fue cuando dos bocas se tragaron sus duros penes, ambos oficiales alemanes estaban experimentando una increíble mamada por algunos minutos antes de que tan abrupta como comenzaron, los penes de ambos quedaron babeando de saliva, duros como nunca antes pero pronto sintieron dos manos amasando sus fuertes nalgas, para pronto sentir como fueron abrieras con fuerza, escucharon como ambos rusos detrás de ambos hablaban entre ellos con una voz que denotaba su mucha excitación, Diego y Hugo temieron que ambos tuvieron las más negras intensiones. 

Diego y Hugo escucharon cuando ambos rusos se bajaron su pantalón y ropa interior hasta la altura de las rodillas, sus testículos colgaban y se columpiaban mientras su duro miembro de considerable proporción y grosor era de un tono más oscuro que el resto de su piel Diego y Hugo sintieron abrir sus nalgas aun más para sentir como los dos rusos colocaron sus miembros entre sus nalgas para casi de inmediato comenzar sus glandes a presionar contra sus anos, los glandes de los rusos eran enormes en comparación con la abertura anal de Diego y Hugo.

Ambos alemanes podían escuchar los jadeos de los otros rusos que claramente se estaban masturbando contemplando aquella escena de completa dominación, ninguno de ellos podría ni defenderse en contra de sus captores, era imposible que pudiera defenderse contra aquellos rusos en el estado que estaban en eso Diego y Hugo sintieron como los enorme miembros de aquellos soldado rusos empezaban a hacerse paso a través de su virginal ano, sintió una fuerte punzada de dolor que les higo gritar.

-“AAAAAAAAAAAAAHHHHH”. Gritaron al unísono Diego y Hugo.

Largas lagrimas escurrían por sus mejillas, pero eso solo era el principio, aquellos soldados tomaron a los Alemanes de las caderas y comenzaron a penetrarlos más profundamente con movimientos de cadera, las nalgas de Diego y Hugo se contraían conforme hacían aquellos movimiento de vaivén, sus duro penes empezaba a desgarrar el ano de amos, y la sensación que eso les producía en propios penes era la de mantenerlos emanando liquido pre seminal de la punta sin cesar aquello duro para ambos alemanes lo que les pareció horas siendo penetrados, aunque en realidad debieron ser si acaso 15 minutos a lo sumo antes de que los dos rusos dando alarido s de placer se corrieron dentro de Diego y Hugo que seguían llorando en silencio.

Apenas esos rusos terminaron de venirse dos más ocuparon sus lugares sus compañeros también anhelaban disfrutar de aquellos cuerpo alemanes, uno de ellos tomo fuertemente de los cabellos a Hugo casi podía arrancárselos, cuando comenzó a penetrarlo con fuerza, aquel ruso detrás de Hugo era alto

–“Estas muy apretada perra, mira nada mas el trabajo que me cuesta meterla”. Dijo el Ruso y todos sus compañeros rieron aunque ni Diego o Hugo entendieron lo que dijo.        

El duro miembro de ambos rusos se perdió entre los intestinos de Diego y Hugo con violencia, para ese momento con sus anos totalmente desgarrados, los penes rusos sentían la tibieza de aquellas cavidades alemanas, sintió la humedad característica de un ano recién abierto, incluso el semen de sus compañeros en su anterior que de cierta forma habían logrado lubricar las entrañas de ambos tanto a Diego como a Hugo se les marcaban las venas de su cuello, mientras el rostro de sus violadores se les ponía rojo, no solo sentían excitación, sentía la necesidad de hacerles daño de vengarse,

Diego y Hugo podían sentir como su vida se les escapaba por sus desgarrados anos, las fuertes como profundas penetraciones los habían llevado a un punto de extrema desesperación, entonces su mente estaba al borde del delirio de pronto ambos sintieron un liquido caliente que les bañaba el rostro, incitativamente quisieron mover su rostro pero alguien los tomo de los cabellos y les hico poner el rostro en dirección a la fuente de aquel liquido, dos de los soldados los estaba orinando, los orines se combinaban con sus lagrimas, incluso al respirar aquel liquido pasaba hacia su lo que aumentaba mas su humillación.

Para ese momento Diego y Hugo lo pensaban que aquello terminara pronto para que sus captores acabaran con sus vidas esperaban de manera rápida y con el menor dolor posible         

Hugo podía oír los gritos apagados Diego mientras sentía los fluidos pegajosos dentro de su ano Diego quiso aguantar pero después de tres penes penetrándolo ya no pudo y eyaculo, otros de sus compañeros ya estaban listos para seguir penetrando Diego Mientras aquellos hombres disfrutaban del cuerpo de ambos sus otros compañeros esperaban turno sentados junto a una fogata que habían improvisado aquella noche seria larga, se divertirían con ambos hasta al amanecer después de cerca de media hora penetrándolo por hombre uno de ellos lleno profundamente con una enorme cantidad de semen, a Hugo después de eso retiro su pene de su ano que había aumentado de tamaño, con solo cinco penetradas habían logrado deshacer literalmente el ano los dos alemanes.

Durante la noche Diego y Hugo fueron violados como vejados de decenas de formas posibles, mientras escuchaban fuego de artillería  a lo lejos y sentían el paso de pesados tanques no muy lejos de donde estaban aunque no podían ver nada, no fue sino hasta la madrugada que los dejaron tranquilos y cuando el ultimo pene fue sacado de su interior, un torrente de mierda y semen broto de ellos a raudales.

Diego y Hugo fueron despertados temprano en la mañana cuando un soldado ruso llego para comunicar algo al que seguro era el comandante de aquella tropa, luego de unos segundos se escucho una voz y mucho movimiento, de pronto Diego y Hugo sintieron una mano tomar sus bajos testículos acariciándolos y de pronto Hugo escucho un fuerte grito.

-“AAAAAAAAAHHHHTYYYGGGG” Grito Diego.

No paso mucho para que Hugo también gritara de la misma manera.

-“AAAAAAAAAHHHHTYYYGGGG” Grito Hugo.

Ambos quedaron colgando de sus manos sin sentido sangrando de sus entrepiernas los rusos antes de irse, les cercenaron sus escrotos con sus huevos dentro a ambos, castrándolos rápidamente, convirtiéndolos en eunuco para el resto de sus vidas que se esperaba no fuese mucho, uno de los soldados corto una de las cuerdas que sujetaba uno de sus brazos antes de irse.

Diego fue el primero en recobrar el conocimiento, sintiéndose débil, como pudo se desato para luego hacer lo mismo con Hugo a quien tuvo que arrastrar hasta la casi extinta fogata, del que extrajo un madero aun ardiente y cauterizo la herida de su amigo, Hugo abrió los ojos grandes, su cuerpo se tenso y se desmayo de nuevo sin siquiera gritar,

Diego armándose de valor extendió las piernas y cauterizo su propia entrepierna por sí mismo, tampoco grito simplemente se desmayo se desmayo por el dolor causado, luego al caer la noche con ambos ya un poco medio recuperados lograron de algún modo regresar al lado alemán pero solo para recibir la noticia de la rendición de Alemania unos pocas semanas después, su sacrificio había sido inútil.

Los violadores de Diego y Hugo nunca recibieron su castigo aunque algunos murieron durante la toma de Berlín, por su parte Diego y Hugo vivieron hasta los 90 años siempre odiando a todo ruso que se le pusiera enfrente, deseando nunca haber participado en aquella maldita guerra que les costó sus huevos y virilidad para el resto de sus vidas. 


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com