TÍA VICKY

No entendía lo que estaba a punto de suceder. Tía Vicky le había dado una buena taza de té caliente adulterado con un fármaco de excitación / sedante. No tardo mucho luego de que lo bebió en estar tumbado sobre la cama completamente desnudo y sus piernas bien extendidas como abiertas. Él no podía entender porque no había deseaba cerrarlas como seria lo normal. Sus testículos bien desarrollados descansaban en gran medida en la cama con su gran pene semi rígido casi sobre ellos......


TÍA VICKY.
No entendía lo que estaba a punto de suceder. Tía Vicky le había dado una buena taza de té caliente adulterado con un fármaco de excitación / sedante. No tardo mucho luego de que lo bebió en estar tumbado sobre la cama completamente desnudo y sus piernas bien extendidas como abiertas. Él no podía entender porque no había deseaba cerrarlas como seria lo normal. Sus testículos bien desarrollados descansaban en gran medida en la cama con su gran pene semi rígido casi sobre ellos.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PADRES] [FEMDOM]


Categoria: Adolescente      Autor: Fantasy Man




No entendía lo que estaba a punto de suceder. Tía Vicky le había dado una buena taza de té caliente adulterado con un fármaco de excitación / sedante. No tardo mucho luego de que lo bebió en estar tumbado sobre la cama completamente desnudo y sus piernas bien extendidas como abiertas. Él no podía entender porque no había deseaba cerrarlas como seria lo normal. Sus testículos bien desarrollados descansaban en gran medida en la cama con su gran pene semi rígido casi sobre ellos...

Tía Vicky echó un vistazo a su sobrino. Una gran mujer atractiva, de pecho talla 32, que amaba al chico, pero estaba lo bastante preocupada acerca de cómo sus hormonas estaban ahora cambiando su relación. Era casi de 17 años y lo había atrapado mirando a sus firme pechos que sobresalían del frente de su cuerpo en varias veces. Es cierto que ella disfrutaba llevando endebles sostenes push-up debajo de las camisas apretadas que las hacían lucir perfectas para la selección de los hombres con necesidad de "domesticar" en el centro penitenciario donde trabajaba. Sus sospechas se confirmaron; su pene era gigantesco, sin vello y descansaba en gran medida sobre sus sábanas de seda. A través de la experiencia, sabía que los hombres con grandes testículos necesitan ser procesados inmediatamente.

Entró en la habitación, sonrió al adolescente y se sentó junto a él, con sus pesados ​​pechos ligeramente por debajo de su apretada blusa. "Billy", ella suavemente habló, “En verdad sabes cuánto te amo, ¿verdad?" El niño consciente semi sonrió y asintió a su encantadora tía. A pesar de su estado narcotizado su pene comenzó a levantarse a la vista de su hermosa tía sentada tan cerca de él. Vicky volvió a sonreír, consciente de su lucha por no mirar a sus pechos que sobresalían, y continuó.

-"Es el momento he realizado un pequeño procedimiento en ti Billy..." Dijo su tía.

Billy sintió que su tía coloco suavemente sus manos debajo de su gran escroto, levantando sus pesados huevos. 

-"Tus testículos son demasiado grandes y pesados ​​..." Dijo ella sonriendo con simpatía.

Sin embargo, sus ojos lo intentaron, a la vista de sus grandes pechos, bien vestidos y la sensación de sus manos levantando sus pesados huevos causaron que su pene quedase completamente erecto. 

-"Pobrecito..." fue todo lo que dijo su tía.

Con calma ella movió su pene para que no estorbara a su saco....

-"has estado fantaseando sobre mis pechos, ¿no es así Billy?" Preguntó en voz baja su tía, levantando sus huevos como midiendo su peso. 

Él gimió de vergüenza - la droga en su bebida lo mantenía dócil mientras experimentaba su excitación. 

-“Tu pene simplemente no puede controlarse a sí mismo, ¿verdad?" Preguntó retóricamente su Tía, apretándolo suavemente justo por debajo de su glande.

El adolescente vio a la tía Vicky tomar un dispositivo cerca de sus inmediaciones - parecía algún tipo de herramienta para apretar y lo vio como en un sueño, mientras colocaba cuidadosamente el saco grande, hinchado en él...

-"Tus testículos parecen haberse hecho para este tratamiento Billy..." Dijo ella apretando los mangos de la herramienta.

Sus huevos fueron empujados lentamente hasta el fondo de su saco antes de sentir que algo se cerraba firmemente alrededor de la parte superior de su escroto. 

-"No te contengas..." sonrió.
-"Acabo de dejar tus grandes huevos listas". 

Buscando entre las piernas, vio sus huevos presionados en una bola, con sus dos huevos al final de su cuello escrotal ahora doblemente prensado. A medida que el fármaco tuvo más afecto, perdió interés en las abrazaderas apretadas por encima de sus huevos, centrándose en cambio en sus senos enormes. Su pequeño top rosa contorneada perfectamente sus firmes pechos,

-"Sin el equipo adecuado, como estos testículos este tamaño es simplemente demasiado complicado de conseguir..." Ella sostenía ahora sus huevos.

Ella paso con amor para hacer un fuerte nudo de ida y vuelta entre sus suaves manos, cuidadas. Con calma, 'Sé lo que es mejor' dijo con una mirada, continua; "La máquina que suelen utilizar para el drenaje de grandes testículos tiene una manga del pene que bombea, chupa y drena todos los espermatozoides en un frasco". Le apretó los huevos con simpatía, "pero mi amigo quería probar con su caballo, por lo que no puede dejar de correrse”. Dando una suave sonrisa, aclaró: "Es que no quiero que ninguno de ellos ensucie mi blusa nueva ..." ella suspiró y metió su pecho hacia fuera, moviendo lentamente sus pechos gigantescos de lado a lado, que los mostraron exactamente donde ella no quería su semen. 

¡Dios, estaba tan avergonzado! "No, no..." Arrulló, ahuecando su paquete pesado en su palma izquierda y tirando de sus huevos hacia adelante. "No hay necesidad de preocuparse... He castrado a varios hombres cuando estaban llenos y viriles..."

Ella ocultó su excitación como pudo, mientras colocaba una pequeña tijera linda de color rosa entre los pliegues apretado de su escroto bien estirado. "Tus testículos se sienten tan llenos...", sonrió. "Voy a conservarlos y seguros cuando lo corte - la sensación de un juego completo en su mano era bastante satisfactorio..." Billy se quejaba con lujuria para ese momento, sintiendo como fue esturando su escroto expectante. "Voy a contar hasta 3 Billy..." ella estaba apretando ahora "y luego mi tijera te daran un pequeño corte". 

Hizo énfasis en sus palabras apretando suavemente los mangos, lo que le permite sentir una ligera compresión de acero sobre su estirada piel. Tirando un poco más duro, empezó a contar: "Uno...", ella estaba sonriendo cálidamente, sus pezones con el emplazamiento sobresalían por encima de los confines de su delgado sostente. "Dos ...", sonaba casi maternal, "y allí vamos...", susurró, apretando firmemente la tijera, cortando fácilmente su cuello escrotal sin mucho esfuerzo. 

El rostro de Billy era una mezcla de horror e incredulidad, mirando su mano izquierda tirando de sus huevos lejos de su cuerpo. "No ha sido tan malo, ¿verdad Billy?" preguntó ella, manteniéndolos en su mano cuidada, a la altura de los pechos cuyos pezones estaba tan duros que parecía que iban a traspasar la tela en cualquier minuto. 

Billy observó con una expresión horrible como ella los apretó, sintiendo su densidad: "Se siente como una carga grande aun en su interior - ¿apuesto a que no te había corrido en semanas!" Ella rio.



Historia Original Aquí.





Autor: Fantasy Man       Traductor: DarkSoul

MACHITO CASTRADO

Lo ves Nacho tiene buen cuerpo es cuando sale del agua cuando parece ser el top de la prepotencia machista. Con ese pedazo de pene colgándole entre las piernas, y de forma tan impúdica. No es por mis hijas. Verás ya sabe que estás tú aquí y eres de confianza, pero hace lo mismo delante de cualquier mujer. Y no me gusta. Esa actitud no me gusta. Bueno pues déjalo en mis manos......


MACHITO CASTRADO.
Lo ves Nacho tiene buen cuerpo es cuando sale del agua cuando parece ser el top de la prepotencia machista. Con ese pedazo de pene colgándole entre las piernas, y de forma tan impúdica. No es por mis hijas. Verás ya sabe que estás tú aquí y eres de confianza, pero hace lo mismo delante de cualquier mujer. Y no me gusta. Esa actitud no me gusta. Bueno pues déjalo en mis manos.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMDOM] [DOMINACIÓN] [HUMILLACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: Picolo & Darksoul




La tarde transcurría con normalidad en un chalet de la campiña. En la piscina dos niñas de 9 y 11 años y tomando el sol Carla y una vecina Rosario. Carla era la madre y la mujer de un acomodado economista que descansaban en dicho chalet. Tomaban el sol con tranquilidad dejando paso a una conversación como otra cualquiera. En esos momentos hablaban entre las mujeres.

-“Pues si imagínate ya la situación empieza a ser incómoda”.
-“¿Y lo has hablado con tu marido?”
-“No, lo cierto es que él siempre ha tomado el sol desnudo y ha estado en la piscina como ha querido”.
-“Bueno tu marido tiene buen cuerpo eso no hay que dudarlo”.
-“Si y demasiado, por cierto ya sabes lo que le mide el pene”.
-“¿Mujer y ese es el problema?”

No es que no me gusta que vaya por ahí desnudo delante de las niñas y que se muestre con el

–“¿Tú crees que se ha vuelto un exhibicionista?”
– “No creo. Oye porque no lo castras”.
– “¿Pero qué dices, estás loca?”

Bueno solo de forma figurada. ¿Es eso posible? Bueno tú dices que Nacho la tiene grande. Quizás podamos hacer que no se desnude delante de las chicas privándolo de su salchicha… O mejor dicho de su confianza.

En esos momentos llegó Nacho a la piscina. Saludó a las mujeres y casi sin decir nada se quitó el bañador y se tiró al agua. La desnudez de su padre en la piscina no fue una sorpresa para las niñas, las cuales jugaban ajenas a todo.

Lo ves Nacho tiene buen cuerpo es cuando sale del agua cuando parece ser el top de la prepotencia machista. Con ese pedazo de pene colgándole entre las piernas, y de forma tan impúdica. No es por mis hijas. Verás ya sabe que estás tú aquí y eres de confianza, pero hace lo mismo delante de cualquier mujer. Y no me gusta. Esa actitud no me gusta. Bueno pues déjalo en mis manos.

Lo ves, fíjate, lleva el pene casi erecto, yo creo que le excita que estés tú aquí. Nacho avanzaba poderoso turgente y meneando un pene digno de un semental. Esta le colgaba sobre dos huevos muy bien puestos había sido circuncidado de niño y dejaba al descubierto un rosado glande. Fue hacia donde estaban las dos mujeres tomó la toalla y se marchó hacia el interior del chalet.

Pues si la verdad es que no podía pensar que tu marido tuviera ese pene. Verás para eso están las amigas. Varios días después se repetiría la historia, pero esta vez Carla había seguido instrucciones de Rosario, la cual tras hablar con una amiga veterinaria le había indicado ciertas pastillas que separaban las inhibiciones en los animales machos. Haciendo que la presencia de la hembra no les excitara. Carla quería ver que sol caía sobre esa erección y la confusión apesadumbraba del confuso macho, al ver que su pene no reaccionaba.

Ese episodio era el comienzo de lo que se venía por la tarde. Ya que las pastillas habían comenzado su efecto. Por la tarde el fuerte sol caía sobre la piscina mientras Carla, Rosario y la amiga de estas se unía a la reunión. Entre ellas comentaban el episodio por la mañana.

– “Bueno no nos dejes así. ¿Qué pasó?”
– “Pues nada se duchó y se fue al trabajo”.
– “No dijo nada, aunque parecía confuso”.
– “Oye es cierto desaparecerá el efecto de las pastillas”.
–“Pues si en unas semanas le volverán las erecciones, aunque su confianza no será la misma”.

Nacho entonces salía a través de la terraza y bueno pretendía realizar su diario ritual de territorialidad de macho bañándose desnudo delante de las mujeres. Tras nadar unos minutos al salir por la escalera de la piscina las mujeres no perdían ojo del gigante atributo, pero maldición pensó Nacho se detuvo a mitad de la escalera había algo que no comprendía algo que no lograba entender su poderoso pene era de la mitad de antes. Pero no era no de la mitad se había retraído más de ocho centímetros, aunque no en grosor, pero si en longitud casi desaparecía entre su vello púbico. Y bueno allí indefenso desnudo y delante de varias mujeres que conocían la fama de trípode que le precedía y que igualmente iban a darle otra fama da tener pene minúsculo.

El macho no podía quedarse en la piscina eternamente así que salió del agua mientras veía como las chicas, más Rosa la amiga, bajaba sus gafas de sol para poder verle su pene.

-“¡Ohhhhhhhhh!” Murmuraron mientras algunas risitas escapaban de los labios.

El notó como los ojos de las tres se clavaban en su pene que parecía no reaccionar, intentó llevarse la mano hacia sus huevos, pero esa era la señal para que las mujeres se fijaran todavía más. No tuvo más remedio que ir hacia las mujeres para tomar la toalla. Pero Carla se adelantó, no cariño es mejor que permanezcas desnudo, no querrás perder el bronceado de tu piel, además Rosa es casi médico no tiene perjuicios.

Si además no te preocupes me animaré a hacer topless. Sé que no me vas a comer con esa cosita que tienes. Rieron las tres. Nacho no sabía dónde meterse desde joven había gozado de un gran pene y había sido el líder de las duchas de los gimnasios y de los machitos que impúdicamente gozan paseando sus genitales delante de los demás. Pero se sentía humillado, su pene apenas superaba los 2 centímetros.

Mi amor ¿qué te ha pasado? le habíamos contado a Rosa lo de tu gran pene, pero eso es ridículo. El, penas articulaba palabra, entonces Carla le acarició el muslo en dirección hacia su micro pene este fue un momento de terror para Nacho acostumbrado a llevar la iniciativa. Tras tomarlo empezó como a masturbarlo, pero nada de nada, más risitas fueron el eco que resonaba en los oídos del hombre. Su espíritu había sido derrotado.

Ven Rosa prueba tú que eres médico, y poco a poco fue cayendo en las caricias de las mujeres que iban de forma intencionada hacia su pene mientras daban pequeños golpes para intentar despertarlo, así como intentaban ponerlo derecho. Pero eso no era posible.

-“¡Oh vamos cariño, no es para tanto!” Dijo su esposa momentos después.

Unas risas salieron de las 3 mujeres debe ser la edad mientras se ponía el albornoz y lo acompañaban dentro de la casa…

Esa misma noche mientras Nacho dormía gracias a un medicamento suministrado por Rosa, quien estaba entre sus piernas, abrió una ligera herida detrás de su escroto, por donde extrajo los dos testículos de Nacho para luego cortarlos con inusual rapidez, suturo con puntos muy finos no sin antes colocarle prótesis testiculares Nacho nunca sabría que fue castrado a menos que se le dijera.

El macho había sido desposeído de su hombría. Había sido castrado, sin saberlo, su pene nunca volvería a tener la largueza que alguna vez tuvo, tampoco potentes erecciones, y nunca volvería a mostrarse desnudo ante las mujeres.





Autor: Picolo & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

GEMELAS DEL ORFANATO

Genaro se estaba bañando bajo una de las regaderas del baño comunitario del orfanato completamente solo cuando Gaby apareció ante Genaro completamente desnuda cuando Genaro se percató de su presencia de inmediato se cubrió sus partes íntimas mientras el agua seguía mojando su joven cuerpo quedando con la boca abierta con la mirada fija en los firmes senos y aerolas grandes de Gaby a escasos centímetros de su rostro......



GEMELAS DEL ORFANATO.
Genaro se estaba bañando bajo una de las regaderas del baño comunitario del orfanato completamente solo cuando Gaby apareció ante Genaro completamente desnuda cuando Genaro se percató de su presencia de inmediato se cubrió sus partes íntimas mientras el agua seguía mojando su joven cuerpo quedando con la boca abierta con la mirada fija en los firmes senos y aerolas grandes de Gaby a escasos centímetros de su rostro.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [FEMDOM] [CBT] [DOMINACIÓN]



Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul




Gaby y Lana eran dos gemelas de 36 años, ambas eran empleadas en un orfanato para adolescentes masculino, todos aquellos chicos no tenían parientes vivos conocidos, todos iban desde los 13 a los 17 años ya que aquel lugar expulsaba a la vida a los chicos una vez cumplidos los 18 años, en aquel lugar habían unos 90 adolescente entre ellos Genaro de 15 años a quien ambas gemelas de muy buen ver le habían puesto el ojo, lo habían estado acosando desde los 13 años su cuerpo era delgado, de piel blanca y cabello castaño, con pene de buen tamaño con una ligera curva hacia abajo en erección.

Aquella tarde Genaro estaba jugando solo en el pateo del orfanato, cuando Lana salió al patio y le dijo que dejase de jugar con la pelota para que tomara un baño ya era casi de noche y debía hacerlo, las gemelas como Genaro eran los únicos en el orfanato, todos los demás chicos, directora, trabajadoras sociales y maestros se habían ido a un viaje, pero Genaro no fue por mal comportamiento una acusación falsa en la que ambas gemelas tenían mucho ver, Genaro de mala gana obedeció.

Genaro se estaba bañando bajo una de las regaderas del baño comunitario del orfanato completamente solo cuando Gaby apareció ante Genaro completamente desnuda cuando Genaro se percató de su presencia de inmediato se cubrió sus partes íntimas mientras el agua seguía mojando su joven cuerpo quedando con la boca abierta con la mirada fija en los firmes senos y aerolas grandes de Gaby a escasos centímetros de su rostro.

De pronto Lana apareció también desnudo para mirar a Genaro de arriba abajo, para luego hablar.

-“Gaby que bien acompañada estas”. Dijo Lana
-“Pobre de Genaro hermana, pensará que queremos abusar de él”. Dijo Lana maliciosamente.

La visión de aquellos dos cuerpazos femeninos al desnudo los primeros que veía Genaro de ese modo en su vida su pene empezó a despertar y pese a sus manos cubriendo sus genitales se le empezó a notar ambas mujeres de inmediato se dieron cuenta de aquello casi de inmediato.

-“¿Qué pasa hermana porque se tapa?” Pregunto Gaby.
-“No lo sé, ¡reo que no le gustan las mujeres!” Le contesto Lana.
-“Pues su excitación dice que es un hombre heterosexual que no está ciego”. Dijo Gaby.

“Genaro tenemos una propuesta muy simple, si nos enseñas tu excitación a nosotras te daremos el mayor placer de tu vida” dijo La enfatizando sus palabras con una lamida de sus labios.

-“¿Lo dices en serio Lana?. preguntó Genaro algo apenado.
-“Si hablamos en serio, pero será la última vez que tendrás placer igual en tu vida” Enfatizo de nuevo Lana.

Ambas mujeres estaban deseando comerse su pene bien dura desde hace unos momentos. Genaro estaba completamente alucinado, Tenía sospechas de que ambas mujeres querían con él desde hacía tiempo, pero aquello se lo confirmaba totalmente, pero no solo eso, sino que aquella situación excedía sus expectativas por mucho, además el adolescente estaba deseoso de que le comieran su endurecido pene por primera vez.

Genaro cerro la llave y descubrió sus genitales su pene ya en completa erección rebotó de arriba abajo, por sus movimientos que las dos gemelas acompañaron con la vista.

-“¡Maravilloso!” Dijo Gaby acercándose a Genaro

Tomo su rostro y para besarlo en la boca mientras le agarraba sus nalgas con las dos manos, Genaro nada despistado hizo lo propio con ella acariciando una de sus manos con una mano, cuando dejó de besarlo empezó a acariciarle las tetas con las dos manos que eran muy grandes y firmes de lo que creía, y sus pezones duros parecía decirle a Genaro "muérdeme" sin problemas Genaro hundió su cabeza entre aquellas joyas y empezó a lamer como apretar con todo lo que podía, hubiera dado sus dos piernas por tener dos brazos más, Gaby no paraba de gemir y de acariciar su cabeza. Lana no se había movido solo observaba lo que su hermana hacía con él adolescente.

-“Chúpaselo”. Dije completamente fuera de sí Lana.
-“A ver a que sabe este duro pene”. Dijo Gaby agachándose sin dejar de mirarlo rosando su pecho y abdomen con sus tetas y pezones.

Gaby admiró un segundo su pene antes de tragársela, Genaro notó su glande en su garganta casi de inmediato y como éste salía lentamente mientras ella se lo retiraba de la boca, estaba de rodillas delante Genaro con las manos entre las piernas juntándose las tetas con los brazos.

-“Mmmmm”. Fue lo único que dijo Gaby cuando se sacó su pene de su boca.

Ella hizo que Genaro la tomara de la cabeza y acompañaba sus movimientos lentos pero constante, su pene polla crecía y crecía dentro de su garganta, de pronto Gaby recordó que su hermana Lana seguía ahí, parecía haber desaparecido cuando empezó todo.

-“Lana no sabes de lo que te estás perdiendo”. Dijo Gaby al quitarse su pene de su boca y apoyársela en la mejilla.

-“No te hagas la estrecha que hemos hablado de esto muchas veces y sé que estas deseando probar este pene tanto como yo lo estaba”. dijo Gaby sin soltar su pene ni un momento.

Lana se les quedó mirando unos instantes eternos y luego bajó la mirada y se arrodilló al lado de Gaby. Pero ella se arrepintió a último momento se levanta para besar a Genaro mientras él, estrujaba sus tetas a dos manos, a diferencia de las de Gaby la suyas eran un poco más blandas y parecían más grandes volvió loco al adolescente haciéndolas temblar y apretando mi cara entre ellas, mientras Gaby no dejaba de tragarse su pene comiéndosela entera.

Lana estuvo besando con pasión al adolescente por largos minutos, hasta que también quedo de rodillas al lado de Gaby, Lana no quiso interrumpir la mamada que su hermana le estaba dando al adolescente por lo que ella agachándose un poco más se metió su testículo izquierdo en la boca, ella estuvo chupando sus huevos hasta que Gaby le cedió su pene.

Lada por su parte gemía cada vez que engullía su pene, a ella sí que le cabía entera y se estaba empezando a dar cuenta, entraba por sus labios y recorría su enorme boca hasta que su glande entraba en su garganta. Por su parte Gaby siguió succionando sus huevos mientras Lana no dejaba tragarse su pene hasta la garganta, Genaro no dejaba de gemir apretando las nalgas para no correrse el placer era algo que nunca imagino, por su parte ellas no paraban de gemir y de tocar sus húmedas rajas que ya chorreaban de lo inundadas que estaban sus rajas.

Aquella imagen era brutal para el adolescente, su pene estaba totalmente erecto atendido por dos mujeronas con sus labios y bocas llenas de sus babas y con sendos pares de tetas. Las tenía a las dos cogidas por la nuca, suavemente ellas se juntaron para que empezaran a besarse, al principio Genaro solo se les quedo mirando hasta que introdujo su pene en medio de su beso notando su pene entre sus lenguas y los labios de las dos, lenta y suavemente sus labios recorrían desde la base hasta el glande cada vez su pene estaba más duro, Genaro podía notar las dos lenguas recorrer cada centímetro de su pene, si seguía así mucho tiempo iba a correrse y eso no podía suceder sin disfrutar más de esas cuatro tetazas que tenía delante él, peso él adolescente.

-“¿Me puedo correr en sus tetas?” Pregunto Genaro.
-“No lo harás, pero tu pene está demasiado buena para dejar de mamarlo tan fácilmente”- dijo Lana volviendo como una posesa a su mamada.

Ni una de las dos dejaban ni un momento sin chupar, mientras una subía la otra bajaba lamiendo y succionando cada centímetro de su pene, de pronto lana la tomo por la base para mantenerla fija y las dos disfrutaban como quien comparte un helado en un día caluroso, llegaban hasta su glande y fundían sus lenguas en una para lamber y acariciar la punta de su glande. Lana empezó a acariciarse la mejilla con su parte de su pene que ya estaba muy mojada por su saliva y la deslizaba deliciosamente por su cara, a Gaby pareció darle envidia y copio a su hermana, aprovechando el momento Genaro las volví a tomar por la nuca, las dos gemían sin parar al notar como su duro pene se restregaba por sus caras las cuales se amoldaban perfectamente a su miembro. Más abajo sus tetas caían majestuosas y se rozaban entre sí. Definitivamente iba a correrme pronto.

Genaro estaba por correrse por lo que Gaby tomo su pene para empezar a restregarlo con su pezón a la vez que lo masturbaba, Lana se levantó tomándolo por la cabeza y aplastándole sus tetas en el rostro de Genaro, quien se las tomo con las dos manos y le juntaba aquellos pezones enorme y duros para comerlos los dos a la vez mientras para ese momento Gaby ya frotaba su pene en medio de aquellas dos maravillas de la naturaleza, se las juntaba solo por los lados dejándole ver, las veces que las tetas rebotaban como sus pezones rebotaban con cada embestida de su pene y como su glande asomaba con dificultad por encima y era rápidamente le daba una lambida con su viciosa lengua mientras miraba a Genaro fijamente a los ojos.

De pronto Gaby escupió entre su canalillo enorme que creaban sus tetas al juntarse, Genaro ya estaba fuera de sí y eso parecía encantarles a ellas, metiendo y sacando su pene en medio de sus lametazos hasta que vi que estaba bien lubricado Genaro comenzó a penetrar aquel canalillo como nunca antes pensó, sus tetas bien aprisionadas entre sus brazos parecían a punto de explotar al tener que aguantar las embestidas de mi pene, de vez en cuando le lambia su glande que sobresalía de su canalillo.

Genaro estaba cerca de eyacular viendo colgar aquellas tetas que lo llevaron al éxtasis, no las hizo esperar y el primer chorro le cerró un ojo a Gaby dejando su rastro por su nariz y su mejilla, el segundo le entró en la boca abierta y colgó desde su labio a su pezón derecho el resto lo repartí como buenamente pudo entre sus caras ya que Lana se arrodillo rápidamente para intentar tomar algo de ese semen entre sus tetas que pese a todo quedaron bien cubiertas del espesos semen de Genaro que ellas querían lamer como poseídas.

Genaro cayo de rodillas, su cabello aún estaba húmedo, fue una corrida enorme la mayor eyaculación de su vida en cantidad como en duración estaba agotado respirando con agitadamente, con su pene aun teniendo convulsiones como goteando algo de semen sobre el suelo del baño, de pronto sintió como Lana que estaba de pie detrás de ella, lo tomo del cuello con uno de sus brazos e hizo que se pusiera de pie, Gaby tomo su pene y le dijo.

-“Bueno un pene como el tuyo no podemos dejar que se marchite, deber ser parte de nuestra colección” Dijo Gaby.

Los ojos de Genaro se abrieron grandes cuando vio que ella coloco las afiladas cuchillas de una tijera debajo de su aun palpitante pene, comenzó a luchar, pero ella de pronto retiro la tijera lo que fue un alivio para el adolescente.

-“Uuupps se me olvida algo escencial”. Dijo Gaby.

Ella se puso de pie para irse, pero regreso a los poco segundos con un elastrador ya cargado con dos ligas tomo el pene de Genaro que apenas había perdido algo de firmeza para comenzar a masturbarlo, incluso le dio una nueva mamada por unos segundos para que de nuevo estuviera tan firme que parecía de roca, Gaby hizo pasar su erección por entre las estiradas ligas para dejarlas lo más cerca posible de la base, todo el cuerpo de Genaro se tensó primero para luego convulsionar de dolor cuando su pene sintió la contracción de las ligas en la base de su erección.

Fue un dolor intenso como nunca antes sentido, Lana lo sostuvo agarrándole las manos con su fuerte brazo alrededor de su cuello mientras el adolescente se convulsionaba de dolor, cuando dejo de moverse, Gaby de nuevo coloco la tijera debajo de su pene, pero esta vez las cuchillas fueron colocadas entre ambas ligas, las miradas de Gaby y Genaro se cruzaron por unos segundos antes de que ella cerrara la tijera cercenando su pene.

Genaro, dio un alarido de dolor, puso los ojos en blanco y se desmayó.

Se despertó hasta el día siguiente, con toda su pelvis vendada y una sonda sobresaliendo de entre los vendajes, lloro mucho al comprender su perdida, pero se recuperó bastante rápido, el paso a ser parte del grupo llamado los especiales, que Gaby y Lana atendían, Genaro pronto descubrió que todos los chicos de ese grupo eran eunucos, a algunos les faltaban sus penes, como a él, a otros sus huevos y a los menos todo, cuando cumplían 18 y salían del orfanato, eran acogidos por ellas para formar parte en su harem exclusivo de eunucos.


Pero no solo eso sino también en su esclavo, Genaro como todos los de dicho harem eran obligados a darles placer con su lengua, muchas veces a usar el que fue su propio miembro viril para ese momento convertido en un juguete sexual a penetrarlas, torturándolos al pensar cómo se sentiría aquella sensación de su pene dentro de sus húmedas vaginas si aún estuviera unido a sus entrepiernas, una sensación que ninguno de ellos sabría jamás.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com 



Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

GUILLOTINA EXPRESS

Esa noche Gina estaba muy nerviosa. Era evidente para ella que alguien conocía su secreto, casi brinco y el corazón casi se le sale del pecho cuando sonó el timbre, con su mano temblando apenas logro abrir la puerta de su departamento, sus ojos se abrieron grandes cuando contemplo a Ivana muy sensualmente vestida parada en la entrada de su casa......


GUILLOTINA EXPRESS
Esa noche Gina estaba muy nerviosa. Era evidente para ella que alguien conocía su secreto, casi brinco y el corazón casi se le sale del pecho cuando sonó el timbre, con su mano temblando apenas logro abrir la puerta de su departamento, sus ojos se abrieron grandes cuando contemplo a Ivana muy sensualmente vestida parada en la entrada de su casa.


[TRANSEXUAL] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [FEMDOM]


Categoria: Transexual      Autor: DarkSoul




Gina estaba en peligro constante, lo sabía, pero no podía hacer nada al respecto en un mundo dominado por las mujeres ser un hombre no era lo mejor, por lo que cuando su madre murió llevando a su padre para que fuese castrado ella decidió convertirse en una mujer, cambio su nombre de Gino a Gina, se cambió de escuela y dado que le faltaban unos meses para ser mayor de edad la corte le permitió vivir sola, se graduó de la universidad a los 23 años y consiguió un buen trabajo, pero debía ser cuidadosa un paso en falso y su vida perfecta se vendría abajo.

Fue en su oficina que conoció a Ivana, una linda rubia que le atrajo desde que la conoció, aunque por obvias razones no podría insinuarle nada, se moría de ganas por besarla, tenerla entre sus brazos y por supuesto tener sexo con ella, pero no se atrevía a que alguien supiera su gran secreto, Ivana sin embargo era muy observadora y se dada cuenta que debajo de los pantalones o faltas de Gina usaba algo se movía de vez en cuando comenzó a sospechar que ella no era del género que pretendía ser, una tarde Gina recibió un anónimo que decía.

-“Se el secreto que guardas entre tus piernas, espera mi llegada esta noche tenemos que hablar, si huyes contare todo lo que se a las autoridades”. Decía el anónimo.

Esa noche Gina estaba muy nerviosa. Era evidente para ella que alguien conocía su secreto, casi brinco y el corazón casi se le sale del pecho cuando sonó el timbre, con su mano temblando apenas logro abrir la puerta de su departamento, sus ojos se abrieron grandes cuando contemplo a Ivana muy sensualmente vestida parada en la entrada de su casa.

Gina apenas pudo balbucear.

-“Pasa… Por favor… Estás en tu casa”. Dijo Gina.
-“Gracias”. Dijo Ivana muy cordial.

Luego de ambas conversar un poco y tomarse una copa de vino Ivana entro en materia, ella mirándome a los ojos me dijo.

-“Gina sé que no eres una mujer de verdad” Dijo Ivana.

Acto seguido metió una de sus manos por debajo de mi minifalda para tocar mi entrepierna y descubrir mi pene y huevos, que con mucho cuidado trataba de ocultar debajo de mi prenda íntima, aquella acción tan directa fue inesperada y me desarmo, comencé a llorar pensando que todo había terminado que me debería mudar o huir a otro país, quería escapar, correr, pero mis piernas que temblaban no me respondían.

Ivana que estaba sentada junto a mí y me dijo al oído.

-“No le diría a nadie tu secreto pero tienes que hacer algo por mí”. Dijo Ivana al mismo tiempo que con su otra mano sobre mi pierna me la acariciaba.

Asustada le dije que no me tocara y quité sus manos de mis piernas, me levanté y me iba a ir pero se enojó y me dijo.

-“Tengo fotos y que si no me portaba bien le diría mi secreto a las autoridades”. Me amenazo Ivana.   

No podía dejar de temblar y bajé la guardia sabía que estaba pérdida pero al mismo tiempo entendí una cosa aquello no podía ser realidad, me acerqué lentamente a ella esta vez caminando lentamente cuando estaba por sentarme de nuevo ella me dijo.

-“Date una vuelta lentamente quiero verte”. Ordeno Ivana.

Obedecí y cuando le di la espalda me jalo hacia ella de modo que quedé sentada sobre sus piernas o más específicamente mis nalgas quedaron sobre su pelvis fue entonces que sentí un pene, el cual ya se sentía duro y más grande de lo que alguna vez había imaginado ya que el mío era grande pero no como el que sentí en ese momento. Sin darme tiempo a reaccionar comenzó a besar mis hombros y acariciar mis piernas, no puedo negar que se sentía muy rico, pero al mismo tiempo seguía sumergida en el pánico.

De repente bajó un tirante de mi vestido y lentamente lo deslizo con ternura llegó a mi pezón rosa y suave para empezar a besarlo. En ese momento salió de mi boca un pequeño gemido de placer y ella se rio. Me chupaba tan rico que de repente mis manos acariciaban su nuca y la jalaba hacia mí para que poder besarla que ella pudiera seguir chupando mis senos, la escena de una mujer dándole placer fue lo que siempre soñé, aunque en ese momento no me importa estar sintiendo una erección entre mis nalgas.          

Comencé a relajarme mientras ella me quitaba todo el vestido, continuamente me decía que estaba deliciosa y besaba mis piernas, pero cuando descubrió mis nalgas las besó y chupo a placer para ese momento moría de la pena, miedo y placer después me quito lentamente mi tanga para hacer lo mismo con mi ano, en ese momento supe lo que era el placer, no pude más y me rendí, decidí no luchar más y dejarme llevar entonces arquee mi espalda para ofrecerle mi culito y cuando lo notó me dijo.

-"Te encanta verdad" Me dijo Ivana

Me sentí de alguna forma ofendida, pero a la vez me excité y dije.

-"Soy tuya hazme lo que quieras". Le con excitación y sensualidad.

Ivana se levantó y me beso en la boca al tiempo que agarraba fuerte mis nalgas y me ordenó con una voz de dominación que no pude resistir.

-"Híncate" Ordeno Ivana,

No sabía lo que pasaría a continuación sin embargo obedecí, baje lentamente por su cuerpo y me puse de rodillas me sentía tan sumisa, humillada, vulgar y sexy que ahora temblaba de lo caliente que estaba. Ivana se desabrocho rápido el pantalón llevaba una tanga que también se bajó entonces lo vi, un pene grande muy duro como piedra, estaba tan erecto que su glande salía por completo de su prepucio quise abalanzarme pero el shock de saber que ella era como yo me dejo petrificada solo lo miraba hasta que me tomó por la cabeza y me acercó a su pene, en automático mi boca se abrió y mis ojos se cerraron cuando sentí que ese pene entraba en mi boca sabia rico ya que estaba recién bañado y se lo chupé como jamás creí que lo haría al poco tiempo sus piernas temblaban y tuvo que sentarse en el sillón, no me detuve y quería que terminara en mi boca era mi momento de ser una verdadera puta aunque lo negara.      
    
Comencé a emitir gemiditos y noté que eso lo excitaba más hasta que tomo mi cabeza y me metió hasta la garganta su pene, la verdad pensé que vomitaría, pero de pronto se vino a chorros dentro de mí tengo que confesar que me dio algo de asco sin embargo antes de siquiera pensar en escupir su semen me dijo que lo tragara y obedecí. Cuando termino de venirse saco su pene de mi boca y nos besamos con locura, nuestros penes se rosaban y ambos nos agarrábamos las nalgas para atraer nuestros cuerpos entre sí.

Ivana no tardo en poner en cuatro patas sobre el sofá, me dio dos nalgadas para luego empezar a comerme mi ano, era delicioso sentir su lengua acariciando mi huequito, luego de uno minutos de sentir como me devoraba el culo sentí que coloca su pene entre ms nalgas y la restregaba mientras se masturbaba, estaba tremendamente caliente y no me importaba nada solo quería que me penetrara y me reventara mi virginal culito.
           
El pene de Ivana se sentía aún más gruesa y grande entre mis nalgas, con sus dedos me puso un poco de lubricante poniendo especial cuidado en lubricar mi agujero, sentí como acomodo su pene entre mis nalgas, me tomo de las caderas y de un solo empujón me metió su erección, solo atine a dar un grito sentí como me abrían, sentía que me partían en dos, sentía como con sus manos me tiraba hacia él, por mi parte empujaba quería tener toda esa pieza de carne dentro de mí, la sensación era deliciosa aunque algo dolorosa.

-“Ahora si zorrita siente lo que es bueno, que rico culito tienes bien cerradito”.  Dijo Ivana.

Por mi parte solo sentía como me agarraba de las caderas y me embestía con fuerza, fue delicioso sentir ese pene entrar en mi culo, solo atinaba a gemir mientras me la metía y sentía como me terminaba de abrir, sin sacarla me senté sobre Ivana, este enseguida acarició mis senos con sus manos acariciaba todo mi cuerpo, su pene era tan grueso que me satisfacía, le pedí cambiar de posición pues estaba exhausta, me colocó las piernas al hombro y me metió toda su erección, mientras me ensartaba me decía las ganas que me tenía y lo bien que se sentía de hacerme suya.
           
Mientras me penetraba mordía mis pezones y besaba mis senos, lo que me hacía gemir enloquecida de placer, sin parar, para ese momento estaba completamente perdida, me sentía toda una puta, el aroma a sexo y semen estaba en el ambiente. Ivana termino copiosamente, no había usado protección y me lleno el culo de leche, sentía que me llenaba completamente, cuando me la saco sentí como el semen se escurría entre mis piernas, me quedé tendida sobre el piso completamente exhausta después de tremenda faena.       

Desde ese momento nos volvimos amantes, por lo general era Ivana la que me penetraba, aunque en ocasiones era yo quien la penetraba, hasta correrme en su interior, dejándola bien llena de mi espesa leche, aquello duro cerca de dos años pero todo eso acabo cuando el secreto de Gina fue descubierto por una redada secreta en su lugar de trabajo que iba destinada para atrapar a otro delincuente pero termino con su detención cuando se comprobó por un simple examen de sangre que no era mujer, sino un hombre.

Ya en la estación de policía Gina fue obligada a desnudarse, donde su masivo pene como huevos quedaron al descubierto, así desnuda fue llevada ante el juez quien al ver la evidente evidencia viva que colgaba de la entrepierna de Gina no tardo en dictar sentencia por lo que fue llevada a una sala del mismo juzgado en donde ya otros hombres esperaban desnudos con evidentes grandes erecciones, como era su caso, uno a uno fue conducido dentro de una habitación muchas veces a la fuerza, unos segundos después se escuchaba un fuerte grito y unos instantes después otro hombre era llevado para repetir el ciclo.

 Gina tuvo que esperar casi media hora en la que todas las miradas de los otros a su alrededor estuvieron puestos en su cuerpo desnudo, incluso dos de los hombre quisieron violarla, pero fueron detenidos por los guardias, por fin llegó el turno de ella, quien se quedó sin aliento al ver la guillotina colocada en uno de los extremos de la habitación, una mujer con una bata medica le inyecto algo en su pene que aunque ya estaba erecto que incluso más duro apuntando al techo, ella fue llevada hasta la guillotina, tenía sus manos aseguradas a la espalda, su pene duro como nunca antes con sus huevos fueron asegurado en la guillotina debajo de la afilada hoja de acero toda manchada de sangre, un cubo con los otros penes y huevos cortados fue colocado debajo de su pene.

Gina solo lloraba una mujer leyó la sentencia y de pronto apretó un botón que libero la cuerda que sostenía la cuchilla en lo alto de la pequeña guillotina, la afilada hoja de acero, la afilada hoja cayo como de rayo, Gina apenas fue capaz de verla, mientras las lágrimas rodaban por sus mejillas, de pronto su pene y pesados huevos cayeron en el cubo cercenado de su entrepierna para siempre, un terrible dolor la invadió y antes de perder el sentido por el dolor dio un gran alarido de dolor, terror y negación.

-“¡NOOOOOOOOOOOOO!” Grito Gina.

Luego fue llevada a una cárcel donde paso seis años siendo violada incontables veces por los hombres ahí recluidos, dado qué sin pene y huevos, peso senos y cuerpo casi de una mujer fue un regalo inesperado para los internos, cuando salió, de prisión Ivana había desaparecido, había perdido todo, casa, coche, trabajo y solo portaba sus ropas, mientras caminaba por las calles esa noche un auto paro junto a ella y escucho que le dijeron.

-“¿Te llevo linda?”  Escucho decir Gina.

Estaba por darle una mala contestación cuando vio que era Ivana, el rostro se le ilumino a Gina que de inmediato subió al auto que partió hacia rumbo desconocido, en algún lugar aún ambas se aman con Ivana seguramente penetrando el ya bien abierto ano que ahora portaba entre sus aun bien firmes y redondeadas nalgas.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

CITA DE GRADUACIÓN

John no pudo creer lo que Julie hizo a continuación, o su propia pasiva y amante de reacción como Julie tomó el pie izquierdo y la puso sobre su pecho y lo empujó sobre su espalda y le hizo permanecer quieto y luego obligó a que abriera sus piernas. Luego se puso sobre él y se quedó mirando fijamente a los ojos. Una sonrisa sádica brillante se dibujó en su rostro cuando le dijo que ella solo estaba tolerándolo porque la iba a llevar al baile ya que quería un gusano vil y patético que la llevara al baile y que no esperara que lo dejara hacer lo que quisiera hacer. Pero lo más importante, que quería un gusano que haría lo que ella dijera......


CITA DE GRADUACIÓN
John no pudo creer lo que Julie hizo a continuación, o su propia pasiva y amante de reacción como Julie tomó el pie izquierdo y la puso sobre su pecho y lo empujó sobre su espalda y le hizo permanecer quieto y luego obligó a que abriera sus piernas. Luego se puso sobre él y se quedó mirando fijamente a los ojos. Una sonrisa sádica brillante se dibujó en su rostro cuando le dijo que ella solo estaba tolerándolo porque la iba a llevar al baile ya que quería un gusano vil y patético que la llevara al baile y que no esperara que lo dejara hacer lo que quisiera hacer. Pero lo más importante, que quería un gusano que haría lo que ella dijera.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [FEMDOM] [DOMINACION] [SNUFF]


Categoria: Adolescente      Autor: Millie




John no podía dar crédito a lo que sus ojos veían cuando vio por primera vez a Julie Brown le gusto su cabello castaño rojizo, piel suave pálida y fríos ojos azules, cuerpo delgado y pechos firmes, fuertes muslos como piernas firmes. Le tomó un buen tiempo para tomar el valor para acercarse a ella, pero cuando lo hizo, se le cortó la respiración y le hizo caer de amor con ella cuando ella lo rechazó cruelmente. Su rechazo fue hiriente y cruel, pero hizo que la quisiera aún más. 

La próxima vez que se acercó, ella lo miró con esa mirada de desdén arrogante aburrida que las chicas jóvenes atractivas que son dominantes pueden dar a la perfección. Luego gruñó de una manera muy peculiar.

-“¡Gusano mira, te lo dije antes, no voy a ir al baile contigo!” Aburrida y hostil ella entonces salió corriendo por delante de él.

Cuando Julie vio a John, de nuevo se acercó a él y lo miró con esa mirada aburrida, arrogante de desdén y asco que utilizaba cada vez que intentaba hablar con ella. 

-“¡Bien!” Gruñó Julie,
-“supongo que se podría concederte el privilegio de escoltándome al baile de graduación”. Dijo Julie.

Quien se sintió irritada al verlo emocionarse y empezar a saltar de un pie a otro expresando su felicidad por encima toda lógica.

- “¡Cállate patético!”, Espetó con impaciencia Julie
-“¡Lleva mis cosas gusano!” Ordenado Julie y luego los arrojó en el suelo y le dio instrucciones para recogerlas. 

Julie se rió con deleite cuando él alegremente se arrojó a sus pies mientras recogía sus libros de texto. Cuando él estaba arrodillado en el suelo a sus pies Julie no pudo resistir la tentación de darle una patada por lo que movió el pie derecho hacia atrás y lo envió a volar tan fuerte como pudo y le dio una fuerte patada en el lado derecho de su cuerpo. La patada que le dio fue tan poderosa que lo dejó sin aliento y lo empujó sobre su espalda con un golpe seco. Julie se puso sobre él y lo miró con los ojos brillantes salvajes que mostraban a John que había disfrutado de la patada y era amante de verlo rodar por el suelo sosteniendo su pecho y tratando de recuperar el aliento.

John no pudo creer lo que Julie hizo a continuación, o su propia pasiva y amante de reacción como Julie tomó el pie izquierdo y la puso sobre su pecho y lo empujó sobre su espalda y le hizo permanecer quieto y luego obligó a que abriera sus piernas. Luego se puso sobre él y se quedó mirando fijamente a los ojos. Una sonrisa sádica brillante se dibujó en su rostro cuando le dijo que ella solo estaba tolerándolo porque la iba a llevar al baile ya que quería un gusano vil y patético que la llevara al baile y que no esperara que lo dejara hacer lo que quisiera hacer. Pero lo más importante, que quería un gusano que haría lo que ella dijera.

- “¿Va a hacer un gusano como he dicho?” Ronroneó Julie seductoramente. 
-“Sí Julie voy a hacer como me dices, si eso significa que puedo llevarte al baile de graduación”. John le respondió con una sonrisa de placer en su rostro. 

John entonces se sintió excitado al ver una extraña oleada de estallido excitado sexual en el rostro de Julie cuando su sonrisa empezó a temblar y su piel en su cara comenzó a tornarse rojo y empezó a jadear con entusiasmo y una mirada vidriosa suave inundó sus ojos. 

-“Si quieres llevarme al baile de graduación debes llamarme señora Julie, Señora o mi diosa elige ahora”. Julie dijo con creciente excitación sexual. 
-“Me gustaría llamarla mi diosa”. Dijo John.

Julie sintió que su vagina se extendió de par en par tornándose muy húmedo mientras escuchaba patéticamente como John aceptaba su lugar como su esclavo. Luego por primera vez en su vida tuvo un verdadero sentimiento de felicidad y poder cuando ella levantó su pie derecho sobre él y pisoteó con fuerza su pene y testículos tan fuerte como pudo. Luego de moler su joven pene y testículos con fuerza en el suelo causando que experimentara por si misma los primeros sentimientos de verdadera satisfacción sexual cuando ella movía su pie sintiendo el severo dolor que causaba. 

Los sentimientos de excitación sexual mientras lo pisaba fuerte en sus huevos la hicieron sentir mareada y bebida con un deseo tan poderoso que tenía que besar y acariciar a la primera persona que vio. Esa primera persona que vio no fue otra que John. En su elevado sentimiento de excitación sexual que no podía creer lo que hizo a continuación, cuando la siguiente persona que vio fue a la joven Ella Roberts del año por debajo de ellos en la escuela. Julie miró con amor al joven de 17 años, y Ella se acercó a él mirándola de arriba abajo. Ella volvió a mirar a Julie y vio que la miraba con una extraña expresión en su rostro.

Julie admiraba el cabello brillante rojo largo de Ella, la piel pecosa, cuerpo delgado, pequeño con pechos pequeños apenas brotando, muslos y su parte inferior delgadas. Julie no pudo evitar enamorarse de Ella, y no pudo evitar mientras caminaba hacia ella sentirse excitada y tiró de Ella hacia ella y envolvió sus brazos alrededor de ella y empujó sus pechos contra los de Ella. Luego le susurró al oído izquierdo de Ella con voz jadeante, suave y atractiva.

-“Oh, Dios mío Te amo. Eres tan hermosa que te necesito”. Luego le dio un beso a Ella apasionadamente frotando sus pechos juntos a través de su ropa de la escuela, empujándola contra su plano vientre.

Ella como ella trataron de frotarse su monte de Venus una contra la otra. Entonces Julie empujó su mano debajo de la blusa de Ella y sintió un cosquilleo en su vagina mientras le tocaba los pechos pequeños como suaves de Ella y luego empujó su mano derecha a su ropa interior (bragas) y jugó con la vagina de Ella. Es decir, cuando Julie empujó a Ella en el suelo junto a John y se subió la falda y le bajó su ropa interior y empujó su mano en la vagina de Ella con amor apasionado. Mientras hacían el amor, Ella se quedó sin aliento

-“Oh! Julie no sabes lo mucho que siempre me has gustado y quería que me hicieras esto siempre te he amado. cogerme cariño soy tuya”. Ella repitió una y otra vez.

Cuando terminaron de hacer el amor, encontraron que John les estaba besando sus pies mientras estaban haciendo el amor. Julie ordenó a John que las recogiera a ambas la noche del baile de graduación y las llevara a ambas. 

En la noche del baile de graduación John hizo lo que se le dijo y paso por ambas y les dijo que se veían muy calientes y sexys mientras se besaban y acariciaban entre sí en la parte posterior del coche de camino al baile de graduación. Julie y Ella bailaba entre sí y saboreaban humillar a John cada vez que podían y les encantaba la forma en que John se refiere a Julie como su diosa y a Ella como la divina amante de su diosa, cada vez que hablaba con cualquiera en el baile. A medida que el baile de graduación estaba cerca de su fin Julie llevó a John y Ella a un lado y ordenó a John que las llevara en el coche a la cima de un acantilado junto al mar. 

Cuando ellos llegaron, Julie tomó una cuerda del maletero del coche y ordenó a John que hiciera un lazo en un extremo y subirse a un árbol y la atara a una rama que sobresalía por el acantilado. Cuando lo había hecho Julie ordenó a John que se quitara la ropa y colocar la soga alrededor de su cuello.

Ella y Julie sentían que su vagina se mojaba y se extendia de par en par y empezaron a sentir un hormigueo como John deslizó la soga sobre su cabeza y esperó a que su próximo orden. Julie luego volvió a coche, encontró un cuchillo afilado y un par de pinzas, se acercó seductoramente a Ella, se los dio a ella, y le dijo que podía hacer lo que quisiera con John. 

-“¿Por qué?”, Preguntó a Ella. 
-“Es mi regalo de compromiso. ¿Quieres casarte conmigo y ser mi novia lesbiana?”, Respondió Julie.
 -“Oh, sí.” Respondió Ella. 
-“Te amo”. Se besaron apasionadamente por lo que parecieron siglos. 

Entonces Ella se acercó a John, agarró sus huevos, coloca las quijadas de los alicates sobre ellos, y comenzó a aplicar presión. Julie corrió a Ella, empujó sus manos por debajo de su vestido de fiesta hasta su ropa interior, y se puso a jugar con el clítoris húmedo de Ella. Entonces Ella movió su mano izquierda fuera de las pinzas, deslizándola debajo de la tanga de Julie, e hizo lo mismo con ella. Entonces Ella aplastó lentamente los huevos lo que hizo que Julie y Ella llegasen entre sí a un orgasmo poderoso cuando los huevos de John estallaron con un poderoso “POP”.

Entonces Ella tomó el cuchillo en la mano derecha, tiró de la piel apretada mientras su pene palpitaba, y corto su escroto llevando sus huevos lejos de su cuerpo, entonces coloco la afilada y fría hoja del cuchillo contra su piel para de forma lenta aserrar con el cuchillo cortar cuidadosamente a través de su carne. Julie la miraba con una mirada ansiosa sexualmente excitada en su cara mientras Ella cortaba el pene y los testículos de John con una mirada de éxtasis de alegría sexual. 

Tanto Ella como Julie tuvieron un gran orgasmo potente entre sí cuando el pene y testículos de John quedaron en las manos de las atractivas jóvenes atractivas ella y Ella levantaron la pierna izquierda y le dio una fuerte patada sobre el borde de él para que quedara pendiendo de su cuello. Julie se encontró que Ella estaba tan sexualmente excitada por lo hecho a John que le quitó la ropa a Ella e hizo el amor con ella mientras John se asfixiaba lentamente a pocos pies por debajo de ellas.

Entonces Ella llamó a su tía y le pidió que las llevara a casa diciendo que su cita las había dejado solas y no tenían como volver a casa. Ella se sorprendió cuando su tía las recogió su joven primo estaba sentado en la parte trasera del coche. Ella se puso en la parte trasera del coche junto a su primo y Julie se metió en la parte delantera con la tía de ella. Durante el viaje a casa el primo de Ella noto que el vestido de Ella estaba sucia, muy arrugado y tenía algunas manchas de sangre en él. 

Ella trató de mentir diciendo que se había caído cortado. Sin embargo, su primo no acepto su mentira, empezó a agarrar la bolsa pequeña del hombro de Ella, y abrió revelando el pene y los testículos cercenada de John. Ella no pudo detener a su primo de agarrar el pene John y tirar de ellos hacia fuera. Fue entonces que Ella confesó lo que había hecho su prima y tía. Para su sorpresa, El primo de Ella se rió y empujó sus manos en el vestido de fiesta de Ella y llevo sus dedos a su ropa interior, jugó con su raja y clítoris. 

A continuación, el primo de Ella ronroneó

“Bueno Nicky querida son iguales que nosotras, ¿por qué no dejamos que no las unimos a nuestra misión de castración?”

-“Sí querida Sophie deberíamos”. Respondió Nicky con una sonrisa feliz. 

Julie y Ella apenas notaron cuando se dieron una mirada de sorpresa aturdida, pero feliz.




Historia Original Aqui.





Autor: Millie       Traductor: DarkSoul

VIDA DE UNA REINA

El prisionero fue informado inmediatamente por las dos mujeres que tenía que contribuir a la felicidad de la reina sacrificando sus testículos. El jefe de los verdugos mismo explicó al hombre que, por desgracia, eso contribuirá muy poco a la felicidad de su alteza, aunque de menor importancia, esta ayuda valdría la pena el sacrificio. Al saber que estaba a punto de ser castrados, simplemente hizo que el hombre particularmente molesto comenzara a gritar y tratara de liberarse......


VIDA DE UNA REINA
El prisionero fue informado inmediatamente por las dos mujeres que tenía que contribuir a la felicidad de la reina sacrificando sus testículos. El jefe de los verdugos mismo explicó al hombre que, por desgracia, eso contribuirá muy poco a la felicidad de su alteza, aunque de menor importancia, esta ayuda valdría la pena el sacrificio. Al saber que estaba a punto de ser castrados, simplemente hizo que el hombre particularmente molesto comenzara a gritar y tratara de liberarse.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMDOM] [CBT]


Categoria: Hetero      Autor: Anónimo




Un día de común...

-"Su Alteza esta algo deprimida esta mañana." dijo el primer ministro al ayudante.

-"Ella no quiere tener lo de costumbre. Pero, como los ejemplares de macho ya ha sido seleccionada, ella quiere que ellos puedan ser modificados. Ella espera algún alivio con eso".

La primer ministro y el jefe de los verdugos eran dos mujeres con mucha experiencia, el servicio de la reina durante muchos años. A pesar de su rivalidad, eran plenamente conscientes de la necesidad de cooperar estrechamente en el presente asunto. "Bueno, el prisionero está listo", dijo el jefe de los verdugos.

-"Han sido preparados de la forma habitual, se afeitaron, aceitados, perfumado y están asegurados en la en una habitación cerca de los aposentos de su Alteza. Por lo tanto, no tenemos ningún problema para cumplir con su petición en cualquier momento. Mi preocupación es que por lo general la castración desencadena su mejor orgasmo. Si ella no tiene intención y no está en un estado de ánimo para despegar, no estoy segura de que castrar a un semental la haga feliz".

-"Este es exactamente el punto: tenemos que pensar en la mejor manera de mejorar el espectáculo para que realmente sea un real alivio para ella. Hay una reunión con todos los embajadores esta tarde. Ella debe estar en su mejor momento". El jefe de los verdugos, había sido la Castradora Superior durante diez años, estaba consciente del reto.

-"El problema es que ella no es muy creativa en sus fantasías… Ella quiere que corte los testículos y sin sangre. Eso es de hecho bastante limitativo supongo que lo que más le gusta es la humillación infligida al hombre, pero, ya sabes, ella es la reina y por lo tanto bastante reservada de sus pensamientos reales". 

-"Me di cuenta de que ella también disfruta de tocar los testículos pesados, ​pálpalos antes de que se haga. Les gusta especialmente si están colgando en un largo saco". 

-"Sé que eso y esta es la razón por parte de la preparación es extender la piel del escroto al obligar al prisionero a usar anillos de acero pesados durante un par de semanas. Este tendrá muy grandes huevos, muy grande, a la vista. Estamos de suerte de tener esto hoy. Ahora, tenemos que llegar a una conclusión”.

-“¿Cuál es su opinión?" 

-"Bueno, normalmente, el prisionero es ignorante de su destino, de lo contrario, podría fallar en honrar adecuadamente a su alteza. La pérdida de sus huevos suele ser una sorpresa de última hora. Esta vez, no hay necesidad de dejarlo en la ilusión de que se ha seleccionado para dejar de ser su amante. Debemos hacer todo lo posible para maximizar su humillación. Espero que eso aliviará el dolor de su alteza".

-"Esta es una buena idea. Por mi parte, voy a seleccionar a mi castradora más perversa. Ahora, vamos a proceder. Sugiero que supervises todo para asegurarte de que todo está en orden". 

El prisionero fue informado inmediatamente por las dos mujeres que tenía que contribuir a la felicidad de la reina sacrificando sus testículos. El jefe de los verdugos mismo explicó al hombre que, por desgracia, eso contribuirá muy poco a la felicidad de su alteza, aunque de menor importancia, esta ayuda valdría la pena el sacrificio. Al saber que estaba a punto de ser castrados, simplemente hizo que el hombre particularmente molesto comenzara a gritar y tratara de liberarse.

Los cuatro guardias femeninos de inmediato lo amordazaron y ataron sus muñecas a sus codos opuestos. Luego fue llevado a la habitación de la Reina y atado a un sillón para la castración especialmente diseñado, con sus piernas ampliamente abiertas, los genitales bien presentados y el culo tapado para evitar que la mierda manchar la alfombra de la reina. Sus grandes testículos colgaban bajos en un saco muy suelto y los guardias mujeres notaron la belleza de su grueso pene.

La reina tuvo un momento con el prepucio y luego pesaría sus huevos con la mano. Ella se sonrojó y dijo nerviosa.

-"Este es un espécimen en su punto" Ella dijo.
-"Es desafortunado que no tengamos tan buen material cada mañana". Replico la reina.

El jefe de los verdugos explicó que se hizo un esfuerzo dentro de lo posible para mejorar el proceso de selección. Varios instrumentos inquietantes fueron colocados sobre una mesa delante del prisionero. El castrador una mujer joven dejó caer su ropa al suelo y comenzó a tomar una herramienta después de la otra para una inspección de cerca. Ella lentamente manipulaba un mecanismo de trinquete complejo destinado a apretar dos cintas de metal y liberar una hoja en el medio. Su vagina se puso visiblemente húmeda mientras estaba mirando con avidez los genitales expuestos mientras probaba el dispositivo.

La reina se sentó en una silla delante de la entrepierna ofrecida, tomo sus huevos y se rió con nerviosismo pronto serán cortados. Su voz sobaba impaciente y alta como si fuera una niña. Todos se rieron en la habitación. Ella tomó delicadamente su pene con su mano y empezó a frotarlos de arriba a abajo.

-"Alguien me dijo que hay un riesgo mucho menor de infección si los testículos están vacíos cuando se cortan". dijo la reina a la castradora.

-"Si eso es cierto, se trata de un acto de caridad para ayudarlo a su última eyaculación antes de que sea castrado".

La joven confirmó que la suposición era correcta y en el procedimiento de castración normal era incluida una explosión final, preferentemente intensa, para drenar sus huevos.

-"Entonces, no tenemos otra opción". dijo la Reina, que echó hacia atrás el prepucio para exponer el glande, que se puso en su boca. Ella no era muy buena en las artes orales no tuvo éxito a pesar de sus esfuerzos sin fin. 

La joven castradora sabía exactamente cómo proceder, había sido entrenada durante años para todos estos procesos, pero no dijo nada para no molestar a la reina. Por último, la soberana dejó el pene flácido todavía y le preguntó a la castradora como aplicar el llamado procedimiento estándar. 

La joven morena en un instante tomó con ternura el pene entre el pulgar y el índice para comenzará una obra espléndida sobre el pene. Se las arregló para hacerlo sólido como una roca en menos de medio minuto. Todo el mundo en la sala estaba fascinado por su excelente experiencia. Un minuto más y el hombre tuvo un espasmo súbito y violento. Sin embargo, se tardó varios segundos antes de que se arqueara hacia atrás y lanzara una larga corriente de jugoso semen. La joven le susurró unas palabras al oído al hombre y continuó a masturbarlo lentamente el pene permaneció erecto hasta que el hombre disfrutó de un segundo orgasmo. Lo miró intensamente, como si ella fuera la que buscara desde hacía décadas. Pero ella estaba de nuevo en una actitud profesional.

-"Ahora, él está vaciado correctamente". ella dijo
-"Puedo comenzar el siguiente paso del procedimiento inmediatamente a menos que su Majestad tenga otra idea".  Dijo la castradora.

La reina estaba tratando de ser proactiva, pero fue sorprendido por el gran profesionalismo de esa castradora recién ascendida. Sólo dijo "Adelante". La primera ministra tenía miedo de que la reina estuviera molesta o incómoda debido a su incapacidad para trabajar adecuadamente el órgano masculino, pero en lugar de la ira esperada, la reina parecía más excitado que cualquier otra cosa. La joven castradora tomo una herramienta, coloco a los huevos sueltos ligas y los apretó un poco.

-"¿Puede su alteza sostener los testículos en sus manos, para que pueda poner la herramienta de castración en su lugar?". Pregunto la castradora.

La reina agarró los testículos del hombre y se los apretó con firmeza. La joven coloca las ligas, no demasiado cerca de la entrepierna, cerró la herramienta alrededor del escroto y empezó a apretar los bucles de trinquete lentamente con las manijas de la herramienta. Ella comprobó que había alrededor de un cuarto de pulgada de la piel entre las dos ligas y continuó lentamente con el trinquete. Las ligas se fueron endureciendo progresivamente alrededor de la piel hasta que se alcanzó un tramo predefinido. En ese momento, el área que apriete de la herramienta se desacopla: el cierre de una sola vez liberaba brutalmente la hoja a través de la piel.

La reina había visto muchas castraciones durante su vida, de hecho, una cada día, como mínimo, utilizando una amplia serie de instrumentos diferentes. Ésta particularmente forma era tan familiar para ella pues ella era tomo parte de su diseño y ella sabía perfectamente que había llegado el momento de dar a la señal final.

Mirando al hombre vio que todavía estaba esperando algún milagro de último minuto. Ella se rió para que olvidara tal ilusión y emitió la orden. "Sólo tiene que esperar unos segundos para que podamos disfrutar". ella añadió. Todo el mundo se rió de su broma. La joven dio un retraso de diez segundos y luego cerró los mangos con extrema satisfacción: cada vez que ella estaba haciendo eso, todo su cuerpo brillaba con éxtasis.

En ese preciso instante, la hoja fue liberado y empujada por un resorte fuerte. El saco de piel fue cercenado con los testículos en el interior, quedando en las manos de la reina. Lo levantó en triunfo y todos los asistentes aplaudieron. La castradora trató de estimular su clítoris, pero sin éxito. Ya que no se le permitía a masturbarse delante de la Reina, todo el mundo en la sala estaba esperando ansiosamente el final de la sesión.

El hombre fue desatado y la joven castradora puso su mano en su hombro diciendo.

-"Hizo bien Todo esto es también para tu propio bien, lo sabes". El hombre reaccionó negativamente a las perversas palabras y todos sonrieron. 

La reina finalmente terminó la reunión y los asistentes, empujando el eunuco que tenía dificultades para caminar. Las siete mujeres tenían sus dedos en su entrepierna tan pronto como estaban en el pasillo fuera de la habitación de la reina, y tardaron solo unos pocos segundos para alcanzar el orgasmo, un verdadero gran orgasmo. Después de que se arrodillaron sucesivamente por encima del hombre tumbado en el suelo y lo cubrieron con mierda y orines. Toda la orgía duró no más de un par de minutos, pero fue muy intensa. Sirvientes fueron finalmente llamados para limpiar el desorden.

Acostado en la cama, la reina todavía estaba triste, no tuvo un orgasmo y estaba un poca frustrada, pero, en cierto modo, se sentía mejor.



Historia Original Aquí.





Autor: Anónimo       Traductor: DarkSoul

GOTA A GOTA

Maya lo controlaba todo. La naturaleza, la inercia, y los actos de reflejos del esclavo es incompatible en su presencia. Maya lo trabaja a diario. Cualquier momento es aprovechado para su buen funcionamiento. Su esclavo Nelson no necesita ningún dispositivo de castidad cuando está solo en casa. Él se debe tanto a la obediencia, que ni siquiera osa estar excitado sin el consentimiento de su ama Maya......


GOTA A GOTA
Maya lo controlaba todo. La naturaleza, la inercia, y los actos de reflejos del esclavo es incompatible en su presencia. Maya lo trabaja a diario. Cualquier momento es aprovechado para su buen funcionamiento. Su esclavo Nelson no necesita ningún dispositivo de castidad cuando está solo en casa. Él se debe tanto a la obediencia, que ni siquiera osa estar excitado sin el consentimiento de su ama Maya.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMDOM] [DOMINACIÓN] [CBT]


Categoria: Hetero      Autor: Anónimo & Darksoul




Maya lo controlaba todo. La naturaleza, la inercia, y los actos de reflejos del esclavo es incompatible en su presencia.  Maya lo trabaja a diario. Cualquier momento es aprovechado para su buen funcionamiento. Su esclavo Nelson no necesita ningún dispositivo de castidad cuando está solo en casa. Él se debe tanto a la obediencia, que ni siquiera osa estar excitado sin el consentimiento de su ama Maya. Tan solo se ocupaba de las tareas domésticas cuando su dueña trabajaba.

Bien sabe que no tiene ningún derecho al placer natural de su sexo. Simplemente es un objeto para el placer de Maya del cual sorprendentemente, siente hasta remordimientos por disfrutarlo también. Y es que Maya lo está entrenando a emitir su orgasmo al tiempo e intensidad de su capricho. No le agrada el vencimiento natural de su aguante. Tampoco los accidentes. Si ella quiere su pene erecto, debe de tenerlo a la orden de ya. Si cambia de opinión, pues debe de esforzarse a tenerlo blando. Pero aún no conforme, el esclavo debe emitir su semen a cuenta gota a su orden. Y ese un trabajo duro por lo cual lo entrena a diario.

Como casi todos los días Maya llego del trabajo a la 4:00 de la tarde. Nelson la esperaba de rodillas frente la puerta. Su refuerzo por mantener una plena erección en el momento justo, lo libra de los pensamientos domésticos. Ahora está en otra tarea. La más importante de su adiestramiento.

Y si…, tan puntual llega Maya. Abre su puerta y lo ve. Tal como lo quiere. Su pene en arco hacia arriba casi apuntando a su sonrisa. También hay una gota transparente para depositarla en la punta de unas bailarinas planas que calza Maya en ese momento.

Maya solo tiene que tocar la parte inferior del tallo erecto con la punta de su zapato. Con el toque suave la gota cae sobre el cuero negro, y rápidamente Nelson absorbe esa gota chupando y besando la punta del zapato y empeine al momento que ese pie vuelve al suelo.

Maya comprueba que su semental lo ha hecho bien y va a su silla. Se sienta dejando los sobres de cartas que había visto en su buzón. Como siempre Nelson no necesita que le diga sus obligaciones. Él se levanta del suelo del recibidor y sigue preparando la mesa para su dueña. Tan solo cuida el detalle de no emitir ninguna gota más de liquido pre seminal, pero mientras Maya esté en casa, él debe estar erecto.

Maya abre los sobres y lee los recibos. Y así pasaron minutos hasta que se fija en su esclavo. Mira el arco de su pene y estudia posibles errores para castigarlo. Y lo cierto es que se sorprende… Nelson aguanta bien la forma para su dueña. Y ni siquiera hay rastro de jugos pre seminales en su glande, que ella misma se encargo de circuncidar en su momento algunos años atrás. Entonces Maya chasquea sus dedos.

Nelson deja los platos y mira la mano de su ama señalando un espacio. No vacila y se pone de pie y firme al lado de Maya. Ella lo quiere volver a entrenar. Su dedo índice recorre la parte inferior del pene hasta su hinchado glande. Allí busca el error y no lo encuentra. Nelson se resiste y no emite gota de excitación alguna. La dura erección sigue igual. Pero ella se lo quiere poner más difícil… Ahora toca el glande con el índice y pulgar. Lo aprieta… Nada… Nelson aguanta. Maya lo ha convertido en algo poco menos que humano. Su voluntad de servir es más fuerte que su naturaleza de hombre viril.

Eso merece un premio, piensa Maya. Pero no lo expresa. Simplemente sonríe satisfecha, y de su voz sale las palabras mágicas….

“¡Dispara tu carga sobre estás malditas cartas!” Ordena Maya.

Simplemente Maya deja de tocarlo, y el semental dispara semen aunque es un orgasmo arruinado, sin embargo lo hace a su orden. ¡Increíble!, piensa ella.

Luego de la cena, ella va hacia su bolso y saca una jeringa ya preparada con un líquido en su interior, hace venir a su sumiso semental quien se para firmes en medio de la sala de estar, ahí con su erección a tope sin macula de líquido pre seminal ella destapa la jeringa exponiendo la afilada aguja, ella se acerca arrodillándose a su lado para tomar su endurecido pene, Maya siente como todo su cuerpo se estremece cuando cierra su delicada mano alrededor de su erección.

Ella lo masturba por unos segundos Nelson hace un gran esfuerzo para no correrse, su rostro denota el gran esfuerzo que está haciendo, Maya, entonces inyecta la mitad del contenido de ja jeringa en su testículo derecho, hace lo mismo con el resto del contenido de la jeringa con su testículo izquierdo Nelson se muerte su labio inferior para no gritar de dolor.

-“Con esto tus testículos morirán apenas te corras una vez más”. Dijo Maya.

Los testículos de Nelson ardían como si estuvieran en llamas, el terror lo invadió estaba por ser convertido en un eunuco, algo que no deseaba sin embargo su pene estaba más duro que nunca antes, Maya lo masturbo por uno segundos y hasta le dio un largo lengüetazo, que hizo que Nelson se estremeciera casi se corrió ahí mismo pero logro mantenerse.

Maya noto aquello y de nuevo lo masturbo por unos segundos para de nuevo rematar con un largo lengüetazo esta vez, su lengua paso lentamente por debajo de su glande, el lugar más sensible para cualquier hombre y Nelson no era la excepción, una gotita de líquido pre seminal broto de su erección lo que provoco una risa maliciosa en Maya.

Aquello merecía ser castigado lo que ella hizo agarro sus huevos y se los apretó con fuerza, sintió como todo el cuerpo de Nelson se tensó y se mordió de nuevo el labio inferior para no gritar. Nelson suplico.

-“Lo siento Ama no lo pude evitar” Suplico Nelson.

Maya soltó sus testículos se le quedo mirando su pene y ordeno.

“¡Dispara tu última carga ahora!” Ordena Maya.

Nelson sintió como su semen comenzó a brotar de su pene no con fuertes disparos sino con un pequeño torrente que chorreo de su pene, fue una gran descarga pese a todo, su cuerpo sintió el impacto de un gran orgasmo, y cuando termino de correrse, un dolor agudo lo golpeo, y se desmayó.

Cuando Nelson despertó Maya estaba terminando de cerrar la herida hecha en su escroto por donde extrajo los restos de sus testículos reventados ahora ya no era el semental entrenado y sumiso de su ama desde ese momento Nelson era el esclavo eunuco de su Ama hasta que ella quisiera o su muerte.



Historia Original Aquí.







Autor: Anónimo & Darksoul       Adaptadorr: DarkSoul

DIABLILLA

Dianella de apenas 14 años era un pequeña adolescente que estaba acostumbrada a hacer su voluntad su madre era una dominatrix consumada y reconocida, para ella la supremacía femenina era su forma de vida, Dianella vivía rodeada de esclavos masculinos muchos de ellos castados por su propia madre, incluso uno de aquellos esclavos era su padre biológico aunque nunca supo quien con exactitud, su madre siempre le inculco su desdén hacia el sexo masculino enseñándole que los hombre estaban en la tierra para servir a las mujeres en todas las formas posibles sobre todo en el ámbito sexual.......


DIABLILLA
Dianella de apenas 14 años era un pequeña adolescente que estaba acostumbrada a hacer su voluntad su madre era una dominatrix consumada y reconocida, para ella la supremacía femenina era su forma de vida, Dianella vivía rodeada de esclavos masculinos muchos de ellos castados por su propia madre, incluso uno de aquellos esclavos era su padre biológico aunque nunca supo quien con exactitud, su madre siempre le inculco su desdén hacia el sexo masculino enseñándole que los hombre estaban en la tierra para servir a las mujeres en todas las formas posibles sobre todo en el ámbito sexual.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [CIRCUNCISION] [SECUESTRO] [FEMDOM] [CBT]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Dianella de apenas 14 años era un pequeña adolescente que estaba acostumbrada a hacer su voluntad su madre era una dominatrix consumada y reconocida, para ella la supremacía femenina era su forma de vida, Dianella vivía rodeada de esclavos masculinos muchos de ellos castados por su propia madre, incluso uno de aquellos esclavos era su padre biológico aunque nunca supo quien con exactitud, su madre siempre le inculco su desdén hacia el sexo masculino enseñándole que los hombre estaban en la tierra para servir a las mujeres en todas las formas posibles sobre todo en el ámbito sexual.

La pequeña apenas adolescente estaba deseosa de experimentar lo que era causar dolor en un hombre como le había enseñado su madre, fue unos días luego de su cumpleaños número 14 que su madre la condujo hasta uno de los amplios calabozos debajo de su gran mansión donde un lindo chico rubio de 14 años testaba bien sujeto a una de las paredes con sus brazos esturados como si estuviera crucificado pero con las piernas apenas juntas su piel blanca contrastaba con su cabello dorado sus ojos azules lo hacían ver aun más atractivo, portaba apenas una trusita (slip) de color verde.

Aquel chico era delgado sin que su cuerpo tuviera aun definición de musculo alguno la madre Dianella o Di como su madre la llamaba le dijo que aquel chico era su regalo de cumpleaños, los ojos de Di, se abrieron y brillaron de felicidad se colgó del cuello de su madre y la beso mientras muy contenta le decía.

-“Gracias, Gracias… Mamá” Decía Dianella.
-¿Puedo hacer lo que desee con él? Pregunto Di.
-“¡Por supuesto Di, es tuyo solo tienes prohibido matarlo!” Dijo su Madre.

El rubio adolescente que estaba escuchando todo aquello no daba crédito a lo que escuchaba apenas un día atrás el era un chico normal que paseaba por un parque cercano a su casa de donde fue secuestrado, ni siquiera estaba seguro si continuaba en su país el acento de las Di como de su madre era muy distinto al que estaba acostumbrado.

Luego de la efusiva algarabía de Di, su madre le deseo que lo disfrutara y se marcho, Di se quedo viendo su obsequio por varios minutos que hicieron sentir al rubio adolescente mucha vergüenza, luego Di se marcho, ella era delgada, bajita, sin senos aun, aunque ya estaban por empezar a brotar, con par de nalguitas paraditas y apretadas.

El rubio se quedo ahí sin poder hacer nada, lucha contra sus retenciones pero nada pudo hacer para soltarse, tampoco podía gritar, algo le habían hecho a sus cuerdas vocales que apenas podía emitir unos cuantos sonidos entre ellos “sí, no y Ama”, pero lejos de esas tres palabras eran pocas las que podía pronunciar de manera entendible, dos horas después de marcharse Di regreso iba vestida con un vestidito de varios tonos de rojos y una diadema de la que sobresalían un par de cuernos rojos.

Di regreso con una tijera, con la que corto a ambos lados del cuerpo de adolescente para luego arrancar lo que quedo de su prenda interior para dejarlo completamente desnudo, lo que hizo sonrojar de sobre manera al pobre adolescente, los ojos de Di se abrieron grandes al ver el pene y huevos del chico de una piel tan blanca como el resto de su cuerpo.

El pene del adolescente no estaba circuncidado y su prepucio le cubría todo su glande, Di extendió su mano y lo toco, era la primera vez que tocaba un pene, le agrado la textura por lo que comenzó a jugar con aquel apéndice, pronto el pene del rubio comenzó a despertar por las atenciones manuales que estaba recibiendo.

Di vio surgir su glande que era de un color rosado tenue, conforme su pene comenzó a endurecerse, ella jalo la sensible piel hacia atrás de manera brusca que desgarro algo del frenillo del adolescente que por supuesto le causo mucho dolor y le hizo gritar como nunca antes al sentir un horrible punzada de dolor.

-“AAAHHGRRRR” Grito el adolescente.

Por supuesto aquel grito de alguna manera divirtió como agrado a Di que sintió unas extrañas cosquillas en el interior de su sexo por primera vez, que le grado mucho.

Buscando repetir la sensación Di dejo que la piel de nuevo cubriera el glande del chico para de nuevo correrlo hacia atrás con brusquedad, lo que de nuevo causo dolor que hizo que el pobre rubio gritada de nuevo aquello se repitió varias veces con casi las mismas consecuencias hasta que el pene del chico comenzó a acostumbrarse y ya no sentía tanto dolo que hizo que Di dejara su prepucio en paz, pero entonces se le antojo lamberlo, por lo que acerco su boca al pene en erección y le dio un tímido primer lengüetazo.

Todo el cuerpo del adolescente se estremeció ya no de dolor sino de placer al sentir por primera vez pasar una lengua femenina por la sensible piel de su pene, Di no tardo en correr la piel de nuevo para llevarse su glande entero dentro de su boca, el adolescente jadeo de placer al sentir como su glande era rodeado por la cálida cavidad bucal de la chica, sintiendo sus dientes rosar su glande, su lengua moviéndose por debajo de su glande que es la parte más sensible y la saliva lubricando todo.

El adolescente estaba en la gloria experimentando su primera mamada de su vida pero Di no tardo en poner su atención en otra parte de su entrepierna, sus testículos una de manos fue hasta ellos, los tomo los sintió, su saco de piel era lampiño apenas unos cuantos vellos rubios se podían sentir al tacto, de pronto el placer del adolescente se torno en dolor cuando ella apretó con fuerza uno de sus testículos, causando que el adolescente se moviera con brusquedad lo que causo que uno de los dientes de Di, le hiciera un ligero corte justo por detrás de su corona, que incremento su dolor.

Las lagrimas comenzaron a rodar por las sonrojadas mejillas del adolescente pero Di no se detuvo, lo estaba pasando muy bien, las cosquillas dentro de su virginal vagina se habían incrementado a un nivel que la tenía muy excitado, estaba experimentando un placer que nunca antes ni en sus mas locos sueños pensó que fuese posible.

-“¡Tu pene sabe raro pero rico!” Dijo Di de pronto sacado el pene de su boca.

Continuo chupando y apretando los huevitos del chico que solo se retorcía y gritaba tanto de placer como de dolor sin que pudiera hacer algo para detenerla.

Luego algunos minutos Di, se saco el pene de su boca y le dijo.

-“Creo que vas a hacer un grandioso eunuco”. Dijo Di.
-“Pero antes quiero probar tu leche mamá dice que la leche de hombre es muy rica” Añadió Di.

Fue entonces que ella emulando lo visto ciento de veces hecho a otros hombres por su madre comenzó a succionar como masturbar el pene del joven rubio, que apenas pudo resistir unos cuantos minutos antes que desde su pene salieran disparados tres potentes chorros de su espesa leche que Di como pudo se bebió.

Todo el cuerpo del adolescente se sacudió como nunca antes no de dolor sino de absoluto placer, grazno mientras se corría, fue la sensación más placentera hasta ese momento de su joven vida, Di espero hasta que la última gota del espeso jugo dejo de brotar del palpitante miembro del adolescente y cuando por fin saco su pene de su boca, se lambio los labios con su lengua en señal de que le había gustado el sabor de la cremosa leche, luego fue hasta donde dejo la tijera con la que corto la prenda del rubio y regreso a donde estaba.

-“Ahora veremos cuanto resiste tu pene” Dijo Di.

Lo primero que corto fue su prepucio, que hizo tensar todo el cuerpo del adolescente de dolor, luego coloco la tijera justo por debajo de su aun erección, por la mitad, y comenzó a cerrar la tijera las afiladas cuchillas no tardaron en comenzar a cortar la sensible piel, las sangre comenzó a brotar lo mismo que el dolor que el adolescente sentía, “los mugidos, graznidos y no”, brotaban del rubio que estaba en el mismo infierno del dolor que estaba sintiendo.

Di hizo otros seis cortes a lo largo de su pene cual muy en la base que fue mucha más profundo que los anteriores, ella no detuvo su mano sino que continuo cortando, hasta que la sangre ya brotaba a raudales del pene del adolescente dos chorros de semen brotaron sorpresivamente, impactando en el rostro de Día que molesta, dejo la tijera y fue a la mesa para volver con un cuchillo.

Con dicho cuchillo comenzó a cortar donde se quedo con la tijera aserrando el pene del chico cada vez los cortes llegaban más profundo en el pene del rubio quien lloraba a raudales y todo su cuerpo estaba tensado al máximo, de pronto Di dejo de cortar tomo su pene con una mano y de un fuerte tirón se lo arranco de su entrepierna, el adolescente dio un fuerte graznido y se desmayo por el dolor que experimento en ese momento.

Esa noche Di le mostro a su madre el pene cercenado el primero de su vida y a su nuevo eunuco que aun lloraba y se quejaba al caminar con sus nalgas hechas añicos a latigazos con sangre aun chorreando por sus muslos, su madre le dio un beso en los labios a Di y le susurro a la oído es toda una “Diablilla”. 


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com
   




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

DESLECHADOS Y CASTRADOS

La planta extraía el semen de los condenados por diferentes crímenes, que era usado para cremas, jabones, fertilizantes y los más selectos para procreación o investigación, también en los condenados eran usados como conejillos de indias para probar toda clase de drogas para la impotencia algunas de ellas con resultados nefastos para los pobres en que fue usada dicha droga, todo el proceso era automatizado y Dilian era una de las 30 enfermeras jefes......


DESLECHADOS Y CASTRADOS
La planta extraía el semen de los condenados por diferentes crímenes, que era usado para cremas, jabones, fertilizantes y los más selectos para procreación o investigación, también en los condenados eran usados como conejillos de indias para probar toda clase de drogas para la impotencia algunas de ellas con resultados nefastos para los pobres en que fue usada dicha droga, todo el proceso era automatizado y Dilian era una de las 30 enfermeras jefes.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACION] [PRISIÓN] [FEMDOM] [CBT]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Dilian de 32 años era la jefa enfermeras de la planta estatal al servicio del estado esta planta no era como otras fabricas comunes ya que era parte prisión, parte hospital y parte fabrica lechera, a esta planta eran enviados todos los hombres condenados por crímenes graves para que fueran tratados, su estancia en la planta oscilaba entre los 3 meses los menos afortunados y los 2 años que eran casos excepcionalmente afortunados ya que conservaban sus testículos y pene por dos años, siendo la media cinco meses antes de ser convertidos en eunucos nulos de por vida.

La planta extraía el semen de los condenados por diferentes crímenes, que era usado para cremas, jabones, fertilizantes y los más selectos para procreación o investigación, también en los condenados eran usados  como conejillos de indias para probar toda clase de drogas para la impotencia algunas de ellas con resultados nefastos para los pobres en que fue usada dicha droga, todo el proceso era automatizado y Dilian era una de las 30 enfermeras jefes, llegar a ese puesto requería de 10 años de estar laborando en la planta cosa que era raro pero a ella le gustaba mucho lo que hacía.

Era lunes y Dilian estaba feliz, más que nada porque todos los lunes llegaban los nuevos condenados así mismo era el día que los hombre cuyos testículos se habían agotados ya sea de manera natural o por alguna de las drogas usados en ellos eran castrados, a ella le encantaban los lunes, porque además de todo lo ya dicho podía tener algo de placer sexual directo usando a uno o varios de los condenados, que ella misma seleccionaba de entre todo el lote que en suerte le tocaba recibir cada lunes, no era algo ético pero no estaba prohibido y ella se aprovechaba de ello.

9:00 AM ella con resto de las enfermeras 29 enfermeras jefes estaban reunidas en la sala audiovisual de la planta para un ritual que se llevaba a cabo cada lunes. La supervisora en jefe, ya tenía preparada un gran recipiente de cristal transparente con 30 papelitos doblados con un número que designaba a un lote, las enfermeras jefes eran llamadas por su nombre según su antigüedad trabajando en la planta, Dilian era llamada siempre en el doceavo lugar, ella con prisa pero aparentando calma metía su mano en el recipiente y sacaba uno de los papelitos, lo abría y decía el numero en voz alta.

-“Número 8” Dijo ese lunes Dilian.

Lo que causo un mormullo entre sus compañeras mientras menos fuera el numero, mejor el lote que le tocaba en suerte por lo general los lotes del 1 al 10 eran los mejores pues incluían hombre jóvenes incluso de 18 años mientras los lotes del 11 al 20 eran hombre en su mayoría de 30 a 50 y los lotes del 21 en adelante eran hombre de más de 50 años que eran en si mismo malos lotes.

Dilian sintió humedecer su pequeño calzón (braga) al ver aquel numero hacía varios meses que no le tocaba un tan buen lote como ese, luego que a todas les fue asignado su lote cada una de ellas se dirigió a la puerta designada con el numero en suerte junto al equipo de enfermeras que cada uno de ellas comandaba en el caso de Dilian tenía a su cargo a 30 mujeres y 20 hombres, en su mayoría gay o eunuco que en algún momento fueron procesados en esa o entra de las plantas de ese mismo tipo que eran útiles para las tareas pesadas para una mujer. 

Todos incluida Dilian estaban impacientes como ansiosos para que la gran puerta de metal se abriera, un silencio sepulcral lleno toda la nave industrial cuando se escucho el retroceder del transporte de la corte y como este se acoplo con la puerta. Un guardia armado entro por una puerta lateral para entregar a Dilian el manifiesto de la carga, ello lo leyó antes de firmar el hombre dijo antes de irse.

-“Son todos suyos, ¡que Dios los ayude!”. Dijo el guardia.

Antes de salir, pasó una tarjeta por una ranura y la gran puerta de metal marcada con el numero 8 se abrió, uno 20 hombres todo ellos no mayores a los 30 años salieron del transporte iban apenas portando una trusa (slip) de color azul claro que transparentaba sus genitales, todos ellos habían sido despojados de todo el vello y cabello de sus cuerpos, portaban un collar que les obligaba a obedecer todas la ordenes que las enfermeras les daban, Dilian inspecciono uno a uno a cada uno de ellos eso era su deber pero además servía para elegir a uno o dos de ellos para su disfrute personal que era lo que ya deseaba.

De entre todos uno destaco un joven de unos 24 años, el numero que colgaba de su cuello indicaba A554453 busco en el manifiesto en sus manos, condenado a 25 años por robo a mano armada con agravantes, lo que le llamo la atención fue que era atractivo, de buen cuerpo y bien dotado, lo que hizo sentir a Dilian unas agradables cosquillas en el interior de su ya húmeda vagina, hizo llevar al joven a una habitación con las dos enfermeras que lo condujeron riendo en complicidad sabiendo que apenas ella fuese saciada ellas lo podrían usar también.

Era un día caluroso de agosto, el joven de nombre Danilo fue dejado en aquella habitación inmóvil de pie en posición de firmes sin poder mover más que la cabeza, Dilian se  desnudo en el vestuario adjunto a la habitación para luego aparecer ante Danilo para exponer su cuerpo casi desnudo, los ojos del joven se abrieron grandes, al verla portando una minúscula tanga blanco y un sujetador (corpiño) a juego que realzaban sus aun firmes pechos, que ella se coloco en el vestuario.

Dilian supo que acababa de otorgar a ese joven un momento que no olvidaría en su vida, ella aparento hacer algunas cosas dándole la espalda dejándole ver su minúsculo tanga que llevaba puesta dejaba a la vista sus hermosas nalgas que Danilo no pudo dejar de apreciar viendo el movimiento de sus glúteos que acompañaba a cada paso que ella daba.

Dilian giro su mirada hacía el joven y pudo comprobar que los ojos de este estaban clavados en sus nalgas, ella no se enfado, su reacción fue todo lo contrario, no sentía pudor ni vergüenza, después de todo no era la primera vez que hacia algo similar e incluso lo disfrutaba, sentía una extraña sensación que salía entre sus piernas, una calentura que le producía el sentirse deseada por los ojos de aquel hombre que no dejaba de comerle el culo con la mirada. Esa excitación que le producía la situación hizo acercarse a él muy lentamente dándole tiempo a visualizar cada centímetro de su cuerpo semidesnudo. Para ese entonces Danilo tenía una erección completa. Eso a ella le gustaba, ver como su pene estaba deseando salir de la única prenda que cubría su cuerpo en ese momento.

Ella se paró a escasos centímetros de Danilo, acerco sus labios al oído de este, metiendo su mano dentro de su trusa y agarrando bien fuerte su endurecido miembro le dijo.

-“MMMM creo que te gusta lo que estás viendo”. Dijo Dilian.

Mientras le hablaba con una de sus manos lo masturbaba, sin que Danilo pudiera hacer algo al respecto no podía moverse pasó su otra mano por detrás de su espalda y tras un movimiento rápido dejo caer su sujetador al suelo dejando sus senos libres a escasos centímetros de los ojos de Danilo. Lo que hizo que su pene se pusiera aun más dura lo que ella sintió de inmediato.

-“Vaya vaya... que dura se te está poniendo”. Dijo Dilian.

Ella con un comando de voz hizo que el joven se sentara sobre la cama en la habitación y acerco uno de sus senos a su boca, que de inmediato empezó a jugar con el pezón  provocándole un espasmo de placer a Dilian que cerró los ojos y se dejó llevar por la lujuria, ella estaba descontrolada y más cuando él empezó con su lengua a jugar con su pezón, de los lengüetazos pasó a los mordiscos, y la excitación era máxima.

Dilian con un rápido movimiento hizo mil pedazos su delgada trusa para poder liberar su miembro todo tieso, tras unos vaivenes por fin su pene se paró a escasos centímetros de su boca, toda grande y bien dura, fue cuando ella se dio cuenta del gran tamaño que tenia. No pudo esperar más y tras una gran Lambida desde la base hasta la punta, se la metió entera en la boca.

-“¡Dios que rico!” Jadeo Danilo.

Dilian se despojo de su tanga dejando a la vista una entrepierna bien depilada, ella se cocolo sobre él, para comenzar a hacer un 69 Danilo metió su cabeza en medio de sus piernas como pudo para empezar a mover su lengua muy suave, poco a poco fue acelerando el ritmo al compás de los suspiros que cada vez más rápido desprendía ella, Danilo pudo comprobar que sus nalgas eran firmes de primera mano, ella por su parte sujeto con sus manos su cabeza para atraerla a su entrepierna se iba a correr.

No podía aguantar lo excitada que la dejaba todo aquello con su vagina en su boca, Danilo no quería que ese momento acabara Danilo pudo contemplar sus endurecidos pezones y como apuntaban hacia abajo de pronto ella dio un gran gemido y se corrió, la boca de Danilo se lleno de su fluido que no pudo más que tragar, mientras ella gemía de placer, con su cuerpo temblando al ser tocado por un gran orgasmos.

-“¡DIOS OHH SI… SI… MÁS… MÁS…!” Pedía Dilian, jadeando.

Dilian aun con sus piernas temblando y sus juegos bajando por sus muslos se incorporo, hizo que Danilo quedase boca arriba sobre la cama con su imponente miembro todo babeado apuntando al techo, ella se monto sobre él para clavarse su dura erección de un solo sentón muy fuerte que hizo gemir a ambos, el placer de sentir aquel endurecido miembro entrando y saliendo de su mojadísima vagina le provocó una secuencia de gemidos cada vez más fuertes.

Le resultaba increíble a ella como las embestidas de aquel joven le estaban dando tanto placer, deseaba que aquel momento no terminara jamás, quería su pene dentro para siempre, desde fuera se empezaron a escuchar voces eran las otras enfermeras que estaban observando toda la acción desde rendijas en los muros, el sentirse observada le hizo sentir a Dilian aun más excitación y cada embestida iba acompañada por gemidos cada vez más rápidos y fuertes.

Los senos de Dilian oscilaban hacia arriba y abajo con cada nueva embestida aquello duro unos 20 minutos pero que a ambos les pareció una eternidad, de pronto la espalda de ella se fue arqueando a cada golpe se sus nalgas con la pelvis de Danilo, indicando que no podía esperar más iba a correrse, ella también notó que Danilo estaba igual con su pene palpitando ya con fuertes contracciones, Dilian levando la cabeza de Danilo con sus manos aplastando sus bellos senos sobre su pecho y dejo que todo sucediera, con ambos gimiendo de infinito placer.

Dilian empezó a correrse al mismo tiempo que noto como los primeros chorros de cálido semen empezaron a ser disparados dentro de su vagina. Llegaron al orgasmo a la vez, fue algo genial, ella sintió uno de los mayores orgasmos de toda su vida, cuando Danilo termino de vestirse y ella de temblar Dilian se desmonto y se coloco sus prendas rápidamente dejando a Danilo aun con una erección con su cuerpo todo sudado sobre la cama, cuando ella salía por la puerta dio un vistazo, al joven su mirada se cruzó por un instante sabiendo en ese momento no se volvería a repetir jamás.

Dos semanas más tarde Danilo había sido usado, montado y humillado por todas las enfermeras y algunos de los enfermeros a cargo de Dilian, aquella tarde viernes los condenados vagaban por la cinta transportadora, iban desnudos colgados hacia abajo de los pies, con los brazos cruzados a la espalda todos ellos con mordazas de bola en sus bocas y un aparato cilíndrico conectado a sus penes que los succionaba y masajeaba como si fuese una extraña mezcla entre una boca y mano humana, dicha maquina tenia la tarea de exprimir hasta la última gota del semen de sus hombres condenados a sufrir dicho castigo.

Dilian vistiendo su impecable uniforme de enfermera con sus altos tacones supervisaba a los hombres que iban pasando frente a ella, de pronto ella extiende su mano y tomo el tubo que sobre sale del cuerpo de uno de los hombre el cual está conectado a su pene, Dilian observa la cantidad que muestra el contador de semen, sonríe maliciosamente y dice.

-“Bueno numero 1586, creo que ha llegado tu hora de que salgas de aquí” Dije Dilian.

El hombre aterrado al comprender el significado de aquellas palabras se comienza sacudir, con desesperación tratando de soltarse de hacer algo para salvarse, pero no puede hacer nada, Dilian desconecta el tubo y apartar al hombre de la banda transportadora, lo lleva hasta quedar colgando cerca de una mesa de metal de donde ella toma un mango con un lazo metálico, que es de un filamento apenas perceptible pero muy resistente, tomo los huevos del hombre, siente como estos están hinchados, el hombre se sacude con violencia al sentir un terrible dolor cuando sus huevos con tomados por la mano de Dilian.

Dilian coloco el lazo alrededor del pene y huevos de hombre en la base, lo apretó con fuerza, que de nuevo le hizo daño, luego procedió a apretar un botón en de color rojo en el mango que sostenía al lazo en su mano al tiempo que decía.

-“¡Bueno dile adiós a tu hombría!” Dijo Dilian despectivamente.

El hombre no tardo en sacudirse de dolor el filamento firmemente apretado las partes más sensibles de su cuerpo, comenzó a brillar con intensidad, quemándole la piel al tiempo que la cortaba, a los pocos segundos tanto su pene como el escroto con el vital contenido aun en su interior quedaron separados del cuerpo del hombre en la mano de Dilian el cuerpo del recién eunuco nulo se sacudió por unos segundos antes de desmayarse.

Dilian tomo el paquete genital cortado y lo arrojo a un cubo de metal donde otros paquetes ya yacían cortados, carne inservible que sería molida al final del día para luego ser incluida como parte de la comida de los felinos en el zoológico de la ciudad, luego de esa anulación Dilian regreso a su lugar en la banda transportadora, Danilo no tardo en aparecer, los ojos de Dilian brillaron al verlo, cuando ella detuvo la banda y tomo el tubo que estaba conectado a su pene, el cuerpo del joven se estremeció.

-“Vaya parece que ya no te excita verme como antes” Dijo Dilian mientras desconectaba el tubo del pene de Danilo.

El cuerpo del joven que al igual que el otro hombre comenzó a sacudirse tratando de escapar pero antes de que pudiera aflojar aunque fuese mínimamente sus retenciones ya Dilian le había colocado el lazo alrededor de sus huevos y pene, Danilo negó con la cabeza, suplicándole con los ojos a Dilian quien lo miro, se inclino y le dijo al oído.

-“Lo siento pero es algo que debe pasar, pero te recordare como un gran amante”. Dijo Dilian.

Acto seguido presiono el botón rojo y el lazo comenzó a brillar, unos segundos después los grandes huevos como pene de Danilo estaban cercenados descansando en la mano de Dilian, ella tomo una tijera de la mesa y separo con ayuda de ellas el escroto con los que fueron los huevos de Danilo de su pene, para arrojarlos al cubo pero se quedo con el pene aun en erección.

Esa noche al llegar a casa saco de su bolso el pene ya plastificado y conservado, ya no era un pene sino un dildo realista con el que se masturbo una y otra vez, llegando a orgasmo increíbles, hasta que se quedo dormida muerta de cansancio, a la mañana siguiente se levanto aun con el dildo en su interior y dijo que Bueno que este pene ya esta deslechado para siempre.    

El lunes todo comenzó de nuevo, un nuevo lote estaba listo para ser recibido y nuevos hombres estaban por ser “Deslechado y Castrados. 


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

HENRY ES ALIVIADO

Se conocieron en una reunión, no en una fiesta. Al no tener nada mejor que hacer, comenzaron salir, se comprometieron y se casaron el siguiente junio. Después de la luna de miel de rigor en las Bahamas, ellos, con la ayuda de ambas familias, compraron un condominio y se establecieron para la vida matrimonial......


HENRY ES ALIVIADO
Se conocieron en una reunión, no en una fiesta. Al no tener nada mejor que hacer, comenzaron salir, se comprometieron y se casaron el siguiente junio. Después de la luna de miel de rigor en las Bahamas, ellos, con la ayuda de ambas familias, compraron un condominio y se establecieron para la vida matrimonial.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMDOM] [DOMINACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: Frb





Puede parecer difícil de creer, pero personas como Henry y Sarah realmente todavía existen hoy en día. Eran estúpidos de clase media, no demasiado ricos, no demasiado pobres, no demasiado inteligentes y no demasiado tontos. Ella era la ciudad, y él era del condado de Bucks. Iban a la iglesia correcta, anglicana, por supuesto, fue a un internado y luego a la universidad. Ninguno de sus cursos tenía ningún valor práctico que podría usar, el cielo no lo permita, ir a un intercambio o conocimiento útil.

Henry era una gran C de caballero, y Sarah obtuvo en promedio B algo más respetable. Con diplomas en mano, se pusieron a trabajar. Ella era la asistente ejecutiva de una compañía naviera, que era una secretaria que no puede escribir ni tomar dictado. Él como agente de seguros, para una compañía de seguros en el centro de la ciudad, un trabajo que no requiere inteligencia, simplemente seguir las reglas y tomar las cosas de la mesa.

Se conocieron en una reunión, no en una fiesta. Al no tener nada mejor que hacer, comenzaron salir, se comprometieron y se casaron el siguiente junio. Después de la luna de miel de rigor en las Bahamas, ellos, con la ayuda de ambas familias, compraron un condominio y se establecieron para la vida matrimonial. Por supuesto, compraron un Beemer, eso era seguro.

Debido a la inmovilización en la que se habían criado, se establecieron en una rutina de inmediato, eran el tipo de pareja que no cambiaría mucho en apariencia o hábitos en los próximos cuarenta años. Henry se unió a un club de hombres, no el mejor, o el segundo mejor, pero aún respetable. Sarah tenía su juego de bridge una vez a la semana, con tres amigas de la universidad. En un raro momento de humor, Henry había apodado a los amigos de Sarah Muffy, Buffy y Stuffy. Él siempre estaba sorprendido de que pudieran comunicarse en algún dialecto del lenguaje WASP, que no requiriera que movieran labios ni dientes. Durante esta reunión semanal, se retiraba a su club. A pesar de que dos de los jugadores de cartas eran realmente muy hermosas, en una especie de doncellas de hielo, no les prestaba atención a ninguna de ellas.

Para hacerles la historia lagar solo diré que, Henry y Sarah estaban aburridos. Esto incluía su vida sexual, que en el mejor de los casos era superficial, y en el peor, carente de imaginación. Aún incluso los tontos tienen un deseo sexual, por lo que todos los miércoles y sábados tenían relaciones sexuales, juegos previos mínimos, algunos besos, no exploraciones a mano, excitación y algunos bombeos rápidos. Sin embargo, eso era bastante satisfactorio, ya que aliviaba la tensión y era el único ejercicio que obtenían.

Entonces, seis veces al mes, se reunirían, nunca durante su período. No eran exactamente las tropas de choque de la revolución sexual.

Ella quedó embarazada en los primeros seis meses, y la línea de estúpidos estaba a punto de continuar. Lamentablemente, ella eligió a un viejo amigo de la familia como médico. Las conexiones políticas y sociales fueron la razón por la que mantuvo su licencia. Durante su examen no pudo mantener las condiciones sanitarias. Sarah contrajo un caso de septicemia, perdió al bebé y la capacidad de reproducirse.

Si bien este evento pudo haber sido devastador para algunas parejas, Henry y Sarah lo tomaron con calma, a un mes de la hospitalización regresaron al bridge y al club. Pasaron cuatro años, se había establecido la rutina en que Sarah estaba esperando el día en que Henry se convirtiera en el director de suscripción; ella dejaría el trabajo y jugaría bridge dos veces por semana. Eventualmente llegaría a ese puesto no tanto a través de la competencia, sino porque parecía que el jefe de suscripción debería atender a los accionistas.

Sarah, por su parte, nunca se sintió muy cómoda con la compañía naviera; todo tipo de tipos extranjeros del Medio Oriente y Asia llegaban a través de la empresa diariamente. Trató de evitar el contacto con una actitud cortés pero distante. Como sucedería, un día ella quedó atrapada y tuvo que usar el baño unisex en el primer piso. Era un desastre, tanto ella como el baño, estaba en el medio de su período, y se quedó en la habitación mucho más tiempo de lo que quería, cambiándose la toalla sanitaria, etc.

Aproximadamente tres días después, una erupción roja brillante estalló en sus piernas, y su entrepierna, y progresó, dentro de su vagina. La picazón era enloquecedora. Al principio ella probó las recetas, que no sirvieron para nada. Para agravar el error anterior, fue a ver al médico de la familia, que diagnosticó mal la condición como herpes y le recetó aciclovir. Hizo una cosa bien en un raro momento de visión momentánea, envió un hisopo para analizar. La prescripción no hizo nada por la picazón crónica. La oficina del médico llamó aproximadamente una semana después y le dejó un mensaje de que, después de todo, no era herpes, sino una extraña infección micótica desconocida en el país.

Sarah por su parte estaba a punto de sobrepasar el límite. La picazón constante en su entrepierna y vagina; permaneció mientras se formaban grandes úlceras por sus uñas que rasgaban la piel. En un momento de locura temporal, ella vio una botella de insecticida en sus plantas. Ella leyó la etiqueta e incluía un fungicida, ¿por qué no? Pensó, así que se roció con la lata de aerosol. Ella gritó y lloró por la sustancia, y finalmente se desmayó del dolor. Henry la encontró en la sala de estar medio desnuda, con el aerosol todavía en su mano. Requirió un viaje a la sala de emergencias, y una semana en el hospital, durante los primeros días bajo sedación intensa. Por extraño que parezca, el insecticida mató a su infección, y casi la hizo lo hizo con ella. La comezón se detuvo, sus partes íntimas sanaron, y ella regresó a casa, con muchos frotes en crema e instrucciones para mantenerse alejada de los suministros del jardín.

Lentamente Sarah sanó, y la rutina regresó y los consoló a los dos. Un área que no volvió a la normalidad fue su vida sexual. Poco imaginativa como podría haber sido que Henry se perdiera jugando dos veces por semana. El médico había sugerido que ambos evitaran tener relaciones sexuales durante treinta días y le dieran a Sarah la oportunidad de sanar, y luego usar un condón, en caso de que el hongo aún estuviera presente. Lo intentaron después del período mencionado, pero el dolor fue demasiado grande para Sarah, y tuvieron que dejar de intentarlo.

Las chicas del club hicieron varias sugerencias, trabajo manual sugirió a Muffy, usar tu boca, sugirió Buffy, y recostarse sobre tu estómago y ser penetrada por detrás fue una sugerencia de Stuffy. Todas estas sugerencias estaban tan fuera de lugar para Henry y Sarah, un viaje a Marte parecería más fácil en comparación.

Hay una vieja broma que dice que el 90% de los hombres casados ​​admiten haber sido castrados por sus esposas, y que el otro 10% son mentirosos. Si lo contrario es verdad o no, no lo sé. Pero con el sexo oral volviéndose tan común como estrechar la mano, Sarah y Henry por falta de imaginación o conocimiento quedaron tristemente rezagados.

Una noche, una de las amigas de Sarah llamó con una sugerencia, creo que fue Muffy o quizás Stuffy. Le contó a Sarah sobre esa mujer que daba masajes, que aliviaría el estrés de Henry, ya que era manipuladora y no había penetración, no sería como ir con una prostituta, y no habría preocupación por ninguna enfermedad repugnante. Una amiga en circunstancias similares había llevado a su marido, habían pasado alrededor de un año, y la mujer le dijo a Stuffy o Buffy, que ahora su marido nunca se frustraba o estaba  enojado, la manipulación de la mujer había dejado a ese marido como un hombre agradable. ¿Te gustaría conocerla?

Sarah tuvo que pensar en eso por un tiempo. Parecía la sugerencia más lógica, ya que el sexo alternativo estaba fuera del alcance de los dos. Llamó a la mujer y le dejó un mensaje, y aproximadamente una hora más tarde recibió su llamada. Sarah le explicó la situación a la mujer. La mujer le preguntó a Sarah si la situación era por un plazo corto o permanente. Sarah le aseguró que sería una cosa a corto plazo, ya que estaba deseando que ambos fueran asexuados a los cuarenta años, como lo habían hecho sus padres. Entonces hizo una cita para el sábado en la mañana.

Sarah tenía un trabajo en sus manos para convencer a Henry de que fuera. Estaba avergonzado más allá de lo que creía, y algo molesto por la sugerencia de que alguien extraño lo tocara con las manos. Él fue un poco respaldado por la falta de sexo ahora por más de dos meses, e incluso los aburridos tienen hormonas que requieren algún tipo de liberación, por lo que finalmente cedió a los argumentos de Sarah.

El sábado se dirigieron a la dirección, estacionaron y caminaron hasta una ordenada hilera de casas. Una mujer rubia atractiva y fornida los recibió, atractiva, pero construida para la comodidad más que para la velocidad. Ella les ofreció té, y los tres conversaron sobre el clima por unos momentos. Hubo una pausa en la conversación, la rubia se volvió hacia Henry y dijo: "Henry, allí en la habitación hay una toalla, ve a quitarte la ropa, y ponte la toalla, para el momento en que hayas terminado la mesa ya estaraá lista para tí".

Después de unos cinco minutos y avergonzado, Henry salió, envuelto con una toalla, sin ropa. La mujer había traído una gran mesa de masajes a la sala de estar.

-"¿Sarah te vas a quedar?", Le preguntó Henry.
-"Por supuesto que sí", respondió la mujer, "todos somos amigos aquí, ahora sobre la mesa".

La mujer no hizo pretensiones de un masaje; ella levantó la toalla, extendió las piernas de Henry y comenzó a amasar sus huevos. Ella lo tocó de una manera, como si estuviera buscando una hernia. Ahora para la mayoría de los hombres eso sería suficiente, pero no para Henry, se volvió rojo brillante, y su pequeño amigo fue y se escondió. La mujer continuó su masaje de sus huevos, trabajando en ellas dejando el saco bien suelto. Todavía no hay respuesta del pene. Ella comenzó a masturbar a Henry, solo necesitaba dos dedos, todavía nada.

"Hoy somos un poco tímidos, ¿no?", Dijo la mujer, "hay otras maneras de hacerte responder". De una bandeja, tomó un dispositivo de vacío para el pene. No es una cosa de plástico barata, sino el modelo de terapeuta sexual profesional, utilizado en todas partes. Ella colocó la unidad en el pene de Henry y comenzó a expulsar el aire. Muy pronto, el pequeño pene salió de su escondite y se infló a una medida que ni Henry ni Sarah sabían que era posible.

"Ya está tu pequeño compañero de baile, para hacer el cambio". La mujer deslizó una banda elástica de alta resistencia alrededor de la base del pene, para que no se desinflara, luego tomó un trapo húmedo y tibio con el que masturbó a Henry, hasta que él disparó su carga.

-"Caramba, nunca había visto eso antes". Dijo Sarah mientras miraba el semen volar por toda la habitación.

-"¡AAAAhh!" Gimió Henry

Antes de que ella dejara a Henry bajar de la mesa, la mujer volvió a jugar con sus huevos, le quitó la liga elástica del pene que pudo desinflarse, luego colocó la liga en sus huevos. "A veces esto ayuda un poco, a mantener las hormonas fuera de la sangre. Déjalo hasta mañana por la mañana. No era particularmente apretado, la mujer estaba planeando lo que sabía que sería la conclusión final de estas sesiones, con los huevos de Henry yaciendo sobre su mesa.

Así fue. La vagina de Sarah nunca volvería a funcionar correctamente, lo que el hongo no había hecho el insecticida lo hizo. Henry, por su parte, estaba enganchado, la erección, la toalla húmeda y cálida y la mano experta masajeando sus huevos y su pene, descargaron su tensión.

Esto se convirtió en una rutina regular los sábados, ir a la casa de la mujer, ser masturbado y salir con una liga en sus huevos. A veces los pequeños vellos quedaban atrapados en la liga y eso dolía como el infierno, de lo contrario la liga no lo molestaba. Luego, a los tres meses, la mujer cambió la rutina al final. Ella presentó a Sarah y Henry una herramienta; a lo que ella se refirió como un elastrador. Explicó que esta era una herramienta realmente útil para eliminar la tensión de las personas, en los hombres en particular. "Mira, esto se usa en humanos, aquí en el lado que dice humano". Dijo la mujer. Compraron esa línea. Coloco una liga Henry antes de irse, lo suficientemente apretada como para mantenerla en su lugar, pero no lo suficientemente apretada como para dañar algo o cortar la circulación. "Use tijeras para cutículas y corte la liga mañana por la noche". Así pasaron los siguientes tres meses.

Poco después de la marca de los seis meses, la mujer recibió una llamada, que luego regresó. "Hola, este es Henry, sabes los sábados por la mañana. Me preguntaba si podríamos duplicarlos, ¿me pueden decir si tienes la tarde del miércoles libre para verme?

-"¿Por supuesto, Henry, lo de siempre?"
-"Sí, pero no se lo digas a Sarah".

"Por supuesto que no, a las siete p.m. estaría bien. "Se pregunto porque tardo tanto, en pedirlo”.

El problema con el sexo es que cuanto más obtienes, más quieres. Henry obtenía un exquisito placer de los trabajos manuales. Ahora, un individuo más sexualmente sofisticado no habría quedado tan impresionado, pero en su opinión, con su experiencia limitada, eso era lo mismo que la cima.

Henry hizo una doble inmersión durante aproximadamente seis semanas, luego la mujer llamó a Sarah a su casa, justo después de que Henry se fue después de su ordeño del miércoles. "Hola Sarah, me temo que tienes un problema. Henry ahora es adicto, y solo empeorará, no está tratando de controlar sus impulsos básicos, me ha estado viendo los miércoles por la noche, desde hace seis semanas. No pasará mucho tiempo antes de que se convierta en algo cotidiano, tendrás que tomar una decisión".

-"¿Qué tipo de decisión?" Pregunto Sarah.
-"¿Deseas mantenerlo como esposo?"
-"Por supuesto que sí". Dijo sorprendida en respuesta Sarah.
-"Entonces deberás dejar de pensar en el sexo permanentemente". Respondió la mujer.

-"Al eliminar la fuente de su deseo, es algo muy simple, él estará tranquilo después, y nunca más te molestará para tener relaciones sexuales otra vez. Ustedes dos vivirán sus vidas en paz, con su preocupación de que él se extravíe o se vaya. Él nunca se irá".

-"¿Qué le harás?", Preguntó una preocupación Sarah.

"Es un procedimiento muy simple, retiramos su pequeño saco, con sus dos amiguitos, no más hormonas masculinas, no más deseos. Simplemente ajustamos la liga un poco más de lo normal, luego hacemos un corte rápido, y ambos problemas se resuelven".

-"¿No hay otra manera¿". Pregunto Sarah.
-"No la hay, querida". Le respondió la mujer.
-"Bien, entonces hagámoslo el sábado. ¿Cuántas visitas llevará?". Pregunto Sarah.
"Solo una querida, solo una" Dijo ella con una sonrisa.

Es bueno que ella pensara que estos dos no tuvieran hijos; hay suficientes personas estúpidas en el mundo. El sábado llegó; Sarah y Henry entraron al apartamento. Henry ya no dudaba en ir directamente a la habitación para cambiarse.

"Mira mi nuevo juguete", dijo la mujer, "es un castrador de ligas, usa estos pequeños discos de goma, esto es mucho mejor que las bandas de goma o los tubos, sin ajustes, sin clips, solo un chasquido y ya están listos".

"¿Eso lo que se llama, castrar?"

"Sí, está hecho todo el tiempo hoy, principalmente para ganado, por supuesto, pero a veces para hombres como Henry es la mejor solución, si no quieres perderlo, pero no puedes tener relaciones sexuales. Lo mejor es eliminar su problema".

Henry salió y saltó sobre la mesa.

-"Veo que todos estamos listos para empezar". Dijo la mujer.
-"Hoy es un mes especial, así que obtienes tres por el precio de uno. Ahora, para asegurarme de que no te excites demasiado, te amarraré". Ella procedió a usar ataduras de banda ancha para asegurar a Henry a la mesa.

Una vez que estuvo seguro, ella se puso a trabajar en sus huevos, masajeándolos hasta que estaban calientes y colgaban flojas. Luego usó el vacío para bombearlo. "Dios mío, Henry, creo que nuestros pequeños tratamientos te han hecho crecer una o dos pulgadas, no recuerdo haber llenado la cámara de esta manera al principio".

Henry dio una sonrisa avergonzado. Apagó el vacío, y Henry quedo sintiendo el trabajo manual de la mujer acariciándolo. "Eso es bueno Henry, ahora vamos a intentarlo de nuevo, queremos vaciar realmente tu tanque hoy". Ella le limpió de nuevo y lo sacudió por segunda vez. Él goteó un poco de líquido acuoso.

-"Henry, he hablado con Sarah y le he dado mis consejos profesionales, que como debes ser modificado”. Dijo la mujer.

Esto se debe a su falta de capacidad para llevar a cabo sus deberes de esposa, y tu creciente necesidad de liberación. Entonces, después de esta tarde ya no necesitarás venirte, te voy a castrar.

-"Castrar, no estoy familiarizado con el término". Dijo Henry.

"Es hecho todo el tiempo en los toros, las ovejas y los hombres también". Personalmente he castrado a muchos hombres. Voy a quitar tus huevos, no necesitarás sexo después de que se hayan ido".

-"Oh, es broma, por supuesto, Sarah, ella está bromeando, ¿no?" Dijo Henry
-"No Henry, me lo explicó todo y es lo mejor, ahora solo relájate". Dijo Sarah desde su asiento.

"No te preocupes, Henry, no es gran cosa, estarás en casa a la hora habitual, ahora quédate quieto mientras lo hago". La mujer masajeó el saco de Henry con suavidad y soltura, su erección había desaparecido hacía tiempo. Por los dos trabajos manuales. Tomo el castrador de ligas, en el que ya había cargado la pequeña rosquilla verde. Pasó sus gónadas a través del lazo elástico y liberó la tensión y la liga se encajó en su sitio. Estaba más familiarizado con el elastrador, que aplicaba una presión lenta y uniformemente a los testículos, si se hacía correctamente los huevos estarían muertos antes de que el sujeto se diera cuenta de su inminente pérdida. Imagínese si va a tener sus testículos, o alguna otra parte de su cuerpo reducido a 1/8 "al instante. Henry habría reaccionado de manera diferente si un pateador de lugar de la NFL hubiera usado sus huevos como objetivo. Trató de levantarse, trató de doblarse y absorbió casi la mitad del aire en la habitación.

"Oh, eso es diferente, te arreglaré, Henry." Dijo la mujer, sin tiempo para ser cortes, tomó el cuchillo castrador que estaba esperando, le apretó sus huevos y cortó el saco justo debajo de la liga. Sorprendentemente, se relajó cuando le quitaron sus huevos. Había dos jeringas esperando, una vacuna contra el tétanos y la otra un tranquilizante. Por supuesto, ambos estaban destinados a caballos, pero qué diablos.

Como se había previsto, Henry perdió su impulso sexual, se calmó, se concentró en la suscripción y no en trabajos manuales con ropa mojada. En una función de grupo ese verano, una de las amigas de Sarah, creo que Muffy, pero podría haber sido Buffy o Stuffy quien comentó lo bien que le quedaba el Speedo a Henry ahora que su problema había sido resuelto. Quizás nuestro esposos deban ser modificado de manera similar no creen chicas.



Historia Original Aquí.





Autor: Frb       Traductor: DarkSoul

LA VENGANZA DE ANA Y RAQUEL

El destino quiso unir a Ana y Raquel, dos mujeres engañadas por el mismo hombre, Tony, un vividor que se aprovecho de las dos mujeres y las engaño, Tony un embaucador de mujeres, cada noche estaba con una, no conocía la palabra fidelidad, un vividor que bebía mucho, se emborrachaba y se sobrepasaba con las mujeres. Ana y Raquel descubrieron todo y llegaron a conocerse, las dos se dieron ánimos entre ellas, llegaron a ser muy buenas amigas, hicieron tan buena amistad que fraguaron la venganza hacia el hombre que odiaban......


LA VENGANZA DE ANA Y RAQUEL
El destino quiso unir a Ana y Raquel, dos mujeres engañadas por el mismo hombre, Tony, un vividor que se aprovecho de las dos mujeres y las engaño, Tony un embaucador de mujeres, cada noche estaba con una, no conocía la palabra fidelidad, un vividor que bebía mucho, se emborrachaba y se sobrepasaba con las mujeres. Ana y Raquel descubrieron todo y llegaron a conocerse, las dos se dieron ánimos entre ellas, llegaron a ser muy buenas amigas, hicieron tan buena amistad que fraguaron la venganza hacia el hombre que odiaban.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [HUMILLACIÓN] [CBT] [FEMDOM]


Categoria: Hetero      Autor: Anónimo & DarkSoul





El destino quiso unir a Ana y Raquel, dos mujeres engañadas por el mismo hombre, Tony, un vividor que se aprovecho de las dos mujeres y las engaño, Tony un embaucador de mujeres, cada noche estaba con una, no conocía la palabra fidelidad, un vividor que bebía mucho, se emborrachaba y se sobrepasaba con las mujeres. Ana y Raquel descubrieron todo y llegaron a conocerse, las dos se dieron ánimos entre ellas, llegaron a ser muy buenas amigas, hicieron tan buena amistad que fraguaron la venganza hacia el hombre que odiaban.

Ana una mujer de 45 años, Raquel por su parte de 43 años, Ana la mujer de Tony y Raquel su amante de entre muchas otras, a las cuales les decía que era divorciado y las tenia completamente engañada. Ana y Raquel no se olvidaban de Tony, cada día pensaban en la venganza hacia él, hasta el día en que empezó a fraguarse la venganza.       

Raquel llamo a la puerta de Ana, al abrirla la puerta, entro rápidamente:  

-“Ya tengo la solución, se cual será nuestra venganza”. Dijo Raquel apresuradamente enseñando un libro a Ana.

-“La supremacía femenina, es un libro que por casualidad llego a mis manos comencé a leerle y me dio ideas”. Dijo Raquel entusiasmada.         

-“Explícame”. Dijo Ana mientras se sentaba para escucharla.         

Estuvieron hablando durante horas las dos, trazando un plan, secuestrarían a Tony y le someterían a las más inimaginables humillaciones y castigos, algo que nunca podría olvidar. Elaboraron una lista con todo lo necesario, en los siguientes días ambas estuvieron comprando todo lo necesario y alquilaron una casa un fin de semana a las afueras de la ciudad, todo estaba planeado, solo faltaba poner en marcha la ansiada venganza.     

Era viernes por la noche, Raquel llamo a Tony por teléfono, fingió estar llorando mientras le suplicaba que la perdonara, aunque por dentro solo tenía ganas de vengarse de aquel hombre que tanto daño le hizo, Raquel le dijo que quería verle, quedaron en un bar para charlar, Raquel se aguanto su ira y fingió todo lo que pudo al verle, Tony pensaba que había triunfado y se había salido con la suya una vez más, pero estaba muy equivocado, Estuvieron hablando tranquilamente, Raquel fingía muy bien su papel de arrepentida, En un momento de la conversación Raquel aprovecho el despiste para echar unos polvos en la bebida de Tony, el cual ni se dio cuenta y bebió su bebida tranquilamente sin saber que llevaba unos somníferos muy potentes, que le dejarían totalmente dormido y sin fuerzas.
           
Tony no tardo en comenzar a sentir realmente mal, Raquel le ayudo a llegar al coche con la excusa de que se le pasaría, pero el empeoro y se quedo completamente dormido, un sueño muy profundo debido a una gran cantidad de somníferos, ella arranco el coche y se dirigió a la casa donde se encontraría con Ana, tras un pequeño viaje llego a la casa, Ana la abrió la puerta de la cochera y entre las dos subieron a Tony a una habitación, la venganza de ambas estaba por comenzar.        

Por fin tenían delante al hombre que tanto odio les provocaba, sin mediar palabra entre ellas comenzaron a desnudarlo, le dejaron completamente desnudo durmiendo en el suelo, Ana y Raquel sacaron una mochila llena de objetos que habían comprado, Ana saco unas esposas , le puso las manos a la espalda y lo esposo apretando el metal a sus muñecas, era imposible que se liberara pero no querían correr riesgos y continuaron atándole las manos con una cuerda por las muñecas, ahora era imposible que se liberara.

Con los pies hicieron lo propio, le ataron los pies con fuerza con un buen manojo de cuerdas, se aseguraron que estuviese bien apretadas, ahora ya lo tenía como ellas querían, inmóvil y a su merced. Continuaron atándole, pasando una cuerda por los codos, una por las rodillas, todo lo habían leído del libro, lo tenían bien estudiado, acabaron inmovilizándole por completo. Una vez que estaba completamente atado le dejaron dormir, cuando despertara comenzaría la verdadera acción. 

Pasaron unas horas, Ana y Raquel entraron de nuevo a la habitación, cerraron con llave que guardaron en un lugar seguro, Tony estaba encerrado con ellas dentro e inmóvil, le esperaba algo que no olvidaría. Ana y Raquel se acercaron a él, Ambas comenzaron a darle pataditas para que despertara, ambas llevaban unas botas altas de tacón para la ocasión, al fin despertó, al hacerlo se llevo una gran sorpresa cuando vio a las dos mujeres juntas, primero hizo una sonrisa de burla y luego trato de ponerse de pie, para su sorpresa no podía moverse, ya que estaba muy bien atado, las cuerdas y esposas apretaban su piel fuertemente, no podía levantarse ni moverse.  

-“PERO QUE PRETENDEN, SUÉLTENME PARA DE PUTAS, O LAS MATARE” Empezó a gritarles, seguido de insulto tras insulto.    

-“Solo te lo voy a decir una única vez, cállate, no tienes nada que hacer ahora, lo haremos por las buenas o por las malas, tú eliges”. Raquel con tono muy amenazador y dominante le dejo en claro su situación.

-“PUTA SUÉLTAME O YA VERÁS”- le grito Tony.  
-“Bien será por las malas, te lo advertí”. Le recrimino Raquel.        
-“Dame algo para amordazarlo Ana”. Le pidió Raquel a su amiga. 

Ana saco de la mochila cinta de embalar, se la pasó a Raquel, cuando esta iba a empezar a amordazarlo, Ana la detuvo:        

-“Espera, méteselas en la boca” Ana dijo mientras se quito su calzón (braga) y se las dio a su amiga, Ambas se rieron,

Raquel se inclino sobre él y trato de metérselas, pero se resistía y no abría la boca, ella le tapo la nariz con fuerza, cuando abrió la boca para respirar ella comenzó a introducírselas, las forzó con muchas fuerza, presionaba la nariz y a la vez cada vez se las introducía más, al final entraron por completo, Alrededor de la boca empezó a amordazarle con la cinta de embalar, paso varias vueltas por su cabeza, ahora estaba bien amordazado, no podía emitir nada más que un leve gemido prácticamente inaudible.           

-“Hhhhhmmmmhhhh, hhhhhmmmmmhhhhmmm” Decía Tony.      

-“Ahora grita lo que quieras cerdo”. Raquel con odio le dijo y le soltó una terrible bofetada en la cara.

-“¿Bien que te apetece que le hagamos primero Raquel?” Le pregunto Ana.        

Ella se inclino sobre Tony de nuevo y pegando su cara a la de él dijo.      

-“Azotaremos su nalgas hasta que pida piedad, pero creo que no podrá hacerlo amordazado”, Raquel dijo y comenzó a reírse, estaba disfrutando mucho, era el momento que tanto tiempo deseaba.      

Ambas sacaron de la mochila dos pares de guantes para lavar trastes de goma d color amarillos que habían echado en la mochila, se colocaron bien los guantes a sus mano y sus dedos, cuando terminaron tomaron un cinturón, Raquel fue la primera, lo doblo por la mitad y se acerco a Tony, Ana se acerco también, entre las dos le dieron la vuelta y le pusieron bocabajo, Ana se sentó encima de Tony impidiendo que se moviera, Ana era más pesada y dejo su peso sobre él, ahora no podía moverse nada, Raquel se aproximo a Tony y de pronto descargo el primer azote sobre sus nalgas, se escucho un leve gemido de su boca amordazada, Raquel comenzó a reírse y comenzó a azotarlo una y otra vez, su brazo descargaba el cinturón una y otra vez con fuerza sobre las nalgas de Tony, que empezaron a ponerse rojas, cada vez dolían más los azotes y ella seguía sin ningún tipo de piedad, tenía las nalgas completamente rojas cuando paro.         

-“Toma Ana, dale su merecido a este cerdo” Dijo Raquel al entregar el cinturón a Ana y se cambiaron de posición,

Para continuar azotándolo sin piedad, Ana comenzó a descargar el cinturón en las nalgas de su marido, con cara de rabia azotaba una y otra vez a quien la engaño por completo, estuvo unos minutos azotándolo, cuando paro Tony tenía las nalgas completamente marcadas, ya había sufrido las primeras consecuencias, pero aun le esperaba demasiado de aquellas mujeres.       

-“Dale la vuelta, quiero verle la cara”, Dijo Ana.

Entre las dos le dieron la vuelta y Tony tenía cara de estar pasándolo realmente mal, ojos llorosos y sudado, Raquel se sentó sobre su pecho.          

-“MÍRAME A LA CARA CERDO”. Le dijo gritándole.

De pronto otra bofetada se estrello en la cara de Tony, con fuerza, Raquel se ajusto el guante y siguió mirándole fijamente, pronto le propino una nueva bofetada, empezó a darle bofetadas con su mano enguantada a Tony en la cara, sin apartar su mirada, bofetada tras bofetada, hacia una pequeña pausa mirándole con cara de odio y volvía a soltarle otra, como hicieron con los azotes luego continuo Ana, su guante de goma se estrellaba en la cara de Tony una y otra vez, estaba siendo castigado duramente y humillado ante las dos mujeres que buscaban venganza. La cara de Tony se volvió colorada, quedando adoloridas las nalgas y la cara.    

-“Se está haciendo tarde” Le dijo Ana a Raquel.         
-“Mañana continuaremos, ahora vamos a dormir” Ambas se miraron y rieron.    

Ambas con la mirada sabían que iban a hacer, Raquel se puso a la altura de Tony, se agacho poniéndose en cuclillas y aparto su calzón a un lado y comenzó a orinarle, lleno su rostro con su orina, cuando termino le miro riéndose y le soltó un nuevo bofetón, Ana hizo lo mismo, le orino la cara, ambas sintieron mucha satisfacción al hacer aquello. Ambas se quitaron sus guantes y se lo arrojaron a la cara.         

-“Mañana continuamos cerdo” Dijo Ana.

Ambas salieron de la habitación cerrándola con llave, Tony apenas pudo dormir en toda la noche, su situación no se lo permitía, la puerta se abrió a primera hora en la mañana, Ana y Raquel entraron en la habitación, Ambas iban vestidas con un camisón, se acababan de levantar y fueron a ver a su prisionero, se aproximaron a él.          

-“¿Que tal has dormido Cerdo?” Le pregunto Raquel.           

Raquel le piso la cara con su pie descalzo y apretó su pie contra la cara de Tony.          

-“Contéstame estúpido”. Le recrimino Raquel.

-“HmmmHmmmHHHmmm”. Fue lo único pudo salir de la boca de Tony.

-“Hueles mal Cerdo, habrá que lavarte”. Le recrimino Ana.

Ambas mujeres se echaron una mirada cómplice y dejaron asomar una sonrisa de su rostro, las dos mujeres volvieron con un cubo de agua en sus manos, ambas se pusieron al lado de Tony, levantaron el cubo y empezaron a echarle el agua por encima, comenzaron a lavarlo como a un animal, ambas comenzaron a reírse y burlarse, las dos mujeres se reían a carcajadas, estaban disfrutando, con su venganza.

La mañana trascurrió para Tony bajo la atenta mirada de las dos mujeres, entraban y salían de la habitación, no querían que nada saliera mal, pusieron mucho cuidado en todo. Pronto llegarían más humillaciones para él, Raquel entro en la habitación, tras ella Ana con un recipiente en la mano.

-“Hora de comer, vamos a quitarte la mordaza, ni una sola palabra o te azotamos de nuevo”. Le dijo con tono amenazador Raquel a Tony.

Le quitaron la mordaza de su boca, Tony en un tono muy sumiso pidió que le soltaran, Ambas no hicieron caso a sus palabras, Ana tomo sus guantes de goma del suelo y se los coloco nuevamente, inclinándose hacia la cara de Tony,       

-“Sin mi nunca has sido nada, siempre has comido de mi mano”, Le dijo Ana,

Acto seguido ella tomo un puñado de comida con su mano enguantada y se la puso en la boca a Tony, quien comenzó a comer del guante de Ana, ella lo estaba humillando y haciéndole saber quién mandaba, Tony tenía hambre y sin decir nada comía de la mano de su mujer, sin rechistar comía del repugnante guante de Ana, ella disfrutó viéndole en aquella situación, mostrándole su superioridad. Raquel quiso también humillarle, volcó el plato de comida en el suelo y con su bota lo piso.   

-“Vamos come”. Ella le piso su cara con su bota contra la comida, el continuo comiendo, Raquel estaba llena de orgullo, una sensación de satisfacción la recorría su cara. 

Las dos mujeres habían cumplido con creces su venganza, pero no habían terminado la llevarían hasta el final, le sometieron a crueles castigos y humillaciones a lo largo del día, su peor castigo llego por la noche, Tony había conseguido quedarse dormido, Raquel y Ana entraron en la habitación, cerraron con llave como hacían siempre, se dirigieron hacia Tony, una bofetada en su rostro le despertó.   

-“Vamos a dejarte marchar, pero antes deberás suplicar perdón por todo el daño que nos has hecho”. Con voz muy seria y tranquila se dirigió Raquel a Tony.   

-“Lo siento, lo siento, no lo haré mas”. Se apresuro a decir Tony.   

Ana conmovida por la rabia le soltó un terrible bofetón a Tony.     

-“Así no estúpido, hazlo bien si quieres irte”. Le recriminaron.      

Raquel se puso delante de Tony y se agacho sentándose en su cara, se subió la falda y dejo caer su culo en la cara de Tony. 

-“Suplica perdón mientras besas mi culo”. Raquel estaba muy seria esperando verle suplicar y hacer menor su dolor que tanto la había hecho ese hombre.

Tony suplico todo lo que pudo, se arrastro, se humillo, suplico, pidió perdón, se insulto a sí mismo, beso el culo de Ana y de Raquel, se humillo todo lo que pudo con tal de salir de ahí. Ana y Raquel sonreían, ahora tenían lo que tanto habían deseado, por fin se sentían bien, su venganza las había calmado.

-“Ahora dejarme ir”. Suplico Tony.       
-“NO”. Contestaron rotundamente ambas.        

-“Me lo prometieron, par de putas, zorras… son unas mmmmhhhhhhhmmmhmhm”. Decía Tony cuando fue amordazado de nuevo.

Volvieron a amordazarlo para no escuchar sus insultos y gritos, las dos mujeres se dirigieron tranquilamente a la bolsa, para sorpresa de Tony sacaron de ella unos arneses tipo Strap on, que son arnés con un pene falso, Ana había ido a un sex shop a comprarlos, lo tenían planeado y ahora iban a llevarlo a cabo, Ambas comenzaron a desnudarse, Raquel tuvo una cruel idea, se acerco a Tony con sus medias en la mano, le coloco su media en la cabeza, le tapo la cara con su media, Tony estaba amordazado y con la presión de la media en su cara, era un cruel castigo.  

Ana y Raquel se acercaron con el arnés ya bien ajustado, entre las dos le levantaron y le apoyaron en una silla, las dos mujeres se pusieron sus guantes y comenzaron a meterle sus dedos con vaselina por el ano, Tony gritaba pese a la mordaza, pero lo peor llego después, ambas fueron turnándose e introduciendo el gran pene falso por el ano de Tony, le sodomizaron una y otra vez, Tony solo podía gritar contra su mordaza, Tony sudaba a chorros por el calor, el sufrimiento que sentía, inmóvil, amordazado, una media en la cabeza y aquellas dos crueles mujeres sodomizándolo.           

-“Así aprenderás a tratar a las mujeres”. Le recriminaron a Tony mientras seguían metiendo y sacando el pene falso de su ano, violándolo cruelmente.  

Para cuando ambas terminaron de violarlo a Tony ya no le quedaba nada de orgullo, estaba humillado y castigado, nunca olvidaría todo lo sucedido, la venganza de ambas se había cumplido, dejaron a Tony en el suelo y se fueron, al día siguiente ambas bajaron de nuevo para despertarlo iban desnudas, con una expresión en su rostro extraña.

Raquel le alzo la cabeza a Tony tomándolo de los cabello, le escupió en la cara y le dijo mirándolo firmemente a los ojos.

-“Te vamos a hacer gozar y más vale que lo disfrutes porque será la última vez que te corras en tu patética vida cerdo”. Dijo Raquel mientras masturba a Tony.

Cuando el pene de Tony estuvo lo suficientemente endurecido, ella se lo llevo a su vagina y se dejo caer, los huevos de Tony rebotaron en las nalgas de Raquel del fuerte sentón que ella le dio, ella comenzó a cabalgarlo, con fuerza, apoyando sus manos sobre el pecho de Tony sus gemidos eran sonoros estaba gozando lo mismo que Tony, fue por eso que no vio a Ana sacar de la  bolsa un burdizzo, apenas y sintió como fueron tomados sus huevos para ser colocados entre ambas mandíbulas de acero.

-“MMMMMMMMhhhhh, AAAAAHHHHHH” Gemían Raquel y Tony.
-“Me VENGOOOOO” Grito Raquel.

Sus jugos rebosaron de su vagina mojando incluso los huevos de Tony pero no se detuvo siguió cabalgándolo hasta sentir que su pene comenzó a tener contracciones, le hizo una seña Raquel a Ana que Tony no vio, y cuando Raquel sintió el primer gran disparo de la leche de Tony en su interior se lo hizo saber a Ana por una seña.

Ana entonces imprimió en las manijas del burdizzo que sostenía con ambas manos toda la fuerza que pudo,  cerrando las mandíbulas sobre la parte alta del escroto de Tony cuyos ojos se abrieron grandes y su pene lanzo un chorro tremendo que hizo gritar a Raquel al sentirlo.

-“AAAAAAAHHGGGG” Grito Raquel.

Los ojos de Tony se pusieron en blanco y todo su cuerpo comenzó a convulsionar sin parar por varios minutos hasta que quedo sin sentido, cuando Raquel se desmonto de Tony una gran cantidad de semen que se escapo de su vagina cayó sobre su vientre, Ana tomo un poco de esa leche y se la llevo a la boca para luego decir.

-“Vaya debo decir que voy a extrañar el sabor de la leche de este cerdo”. Dijo Ana, y ambas rieron.

Tony no tardo en ser de nuevo drogado con somníferos, cuando despertó estaba en aquella habitación libre, sin rastro de Ana y Raquel, Tony se levanto sintiendo mucho dolor como pudo se marcho de aquella casa, Tony apenas podía caminar por los castigos que había sufrido, azotes, violación y castración… con su orgullo por los suelos por las humillaciones sufridas, Tony había recibido lo que se merecía, nunca dijo nada de hacerlo todo mundo sabría que era un eunuco algo que su mente de macho nunca podría soportar, simplemente desapareció. 




Autor: Anónimo & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul

CASTIGADO PÚBLICAMENTE

2146, el mundo ha cambiado drásticamente, las mujeres dominan por complete luego de la tercera Guerra mundial y la Guerra de los Sexos en la que ellas salieron vencedoras, han sometido a los hombres por complete apenas los mantienen para reproducción, placer y trabajo aunque oficialmente los hombres no son esclavos y pueden tener propiedades, estudiar, trabajar e incluso casarse si la mujer quiere, los puestos que ocupan son siempre inferiores a las de las mujeres, así mismo hay leyes muy duras que protegen a las mujeres ante la menor falta que se puede cometer en su contra......


CASTIGADO PÚBLICAMENTE
2146, el mundo ha cambiado drásticamente, las mujeres dominan por complete luego de la tercera Guerra mundial y la Guerra de los Sexos en la que ellas salieron vencedoras, han sometido a los hombres por complete apenas los mantienen para reproducción, placer y trabajo aunque oficialmente los hombres no son esclavos y pueden tener propiedades, estudiar, trabajar e incluso casarse si la mujer quiere, los puestos que ocupan son siempre inferiores a las de las mujeres, así mismo hay leyes muy duras que protegen a las mujeres ante la menor falta que se puede cometer en su contra.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMDOM] [HUMILLACION] [TORTURA]


Categoria: Asolescente      Autor: DarkSoul





2146, el mundo ha cambiado drásticamente, las mujeres dominan por complete luego de la tercera Guerra mundial y la Guerra de los Sexos en la que ellas salieron vencedoras, han sometido a los hombres por complete apenas los mantienen para reproducción, placer y trabajo aunque oficialmente los hombres no son esclavos y pueden tener propiedades, estudiar, trabajar e incluso casarse si la mujer quiere, los puestos que ocupan son siempre inferiores a las de las mujeres, así mismo hay leyes muy duras que protegen a las mujeres ante la menor falta que se puede cometer en su contra.

Como estaba por descubrirlo Ciro, un joven adolescente de 17 años, alto, de piel blanca rubio, atractivo, pero tímido, conocía muy bien las severas penas que un hombre podría afrontar por solo mirar de mala manera a una mujer estaba enamorado en secreto de Claudia, una chica rubia de muy buen ver de su misma edad, pero no se había atrevido a nada, ni siquiera a hablarse durante el almuerzo ya que iban en la misma escuela pero no en la misma clase, mujeres y hombres estaban divididos en grupos diferentes, Claudia era popular entre las chicas y capitana el equipo de futbol.

Sin embargo Ciro tenía un gran secreto que ni a su mejor amigo le había contado, por mera coincidencia una tarde que estaba limpiando una de las tres bodegas del gran campus escolar, se topo con una tela que cubría algo, curioso quito la tela lo que Ciro vio hizo que su juvenil pene quedase más duro que nunca antes, aquel trapo tapaba un espejo que daba a las duchas de mujeres, del lado de ellas era un espejo mas pero del lado donde estaba Ciro se podía ver todo sin ser visto

Ciro pudo observar a las chicas caminando por las duchas muchas de ellas en ropa interior o desnudas, de pronto vio a Claudia apenas con una tanga blanca casi transparente con sus senos al aire, sin poder contenerse extrajo su pene en erección de su pantalón, para comenzar a bajar y subir con su mano por endurecido pene, su mano comenzó a moverse con rapidez, Ciro no tardo en sentir como una muy agradable presión se acumulaba en la base de su pene y dando un pequeño gemido se corrió, lanzando cuatro poderosos chorros de su espeso semen, sobre el muro frente al que estaba a 25 cm.

Ciro cayó de rodillas apenas termino de correrse, había sido el mayor orgasmo de toda su vida, sus piernas no lo pudieron sostener, fue un orgasmo tremendo superior a cualquier otro sentido en toda su joven, aunque se masturbaba poco lo había estado haciendo desde los 14 años, cubrió el espejo y lo tapo con unas cajas altas, luego se dijo a si mismo que nunca revelaría a nadie ese secreto de saberse que él había visto a las chicas desnudas aunque fuese de manera accidental podría ser considerada una violación a la intimidad.

Lo que podría traerle nefastas consecuencias, Ciro resistió las ganas de volver a tener ante sí, aquel erótico espectáculo por varios días pero al final sus hormonas rebosantes en su cuerpo ganaron a la razón y se nuevo, espeso a que el equipo que Futbol terminara su práctica para descubrir el espejo, de nueva cuenta aquellos cuerpos femeninos adolescentes con firmes senos y piel tersa se presentaron ante el pero esa vez estaba dispuesto a disfrutar de aquella visión el mayor tiempo posible sin venirse tan rápido como lo hizo al primera vez, se bajo el pantalón hasta los tobillos para quitarse por completo y se dispuso a gozar.

Ciro comenzó a toquetearse, hasta que una de sus manos, llego a su entrepierna,  su pene ya luchaba por salir de su ajustado bóxer de color gris, no tardo mucho en despojarse de él, viendo aquellos cuerpo tomo su bóxer y se lo llevo a la nariz huelen mal, a sudor y a algo más, no podía definir ese olor, pero en su cabeza pasa algo raro, empezó a excitarse aun más de lo que ya estaba, su erección era cada vez más intensa, su pene estaba tan tenso que incluso comenzó a dolerle su miembro está durísimo mientras lo acaricia viendo la erótica escena antes sus ojos que supera a cualquier película porno que pudiera haber visto. 

No resistió por más tiempo, una de sus manos rodeo su durísimo pene para comenzar a jugar con su miembro su mano comenzó a bajar y subir, oliendo aun aquel olor que continuaba en el ambiente, tomo su bóxer todo sudado de nuevo y la huele, le gusta ese olor, en especial el que expide la parte delantera de su bóxer, no pienso en nada, solo contempla el espectáculo frente a él sus caricias son cada vez más fuertes, su menta divaga entre los senos al desnudos de sus compañeras pensando en lo que sería tener sexo con ellas, recuerda los senos y nalgas de Claudia, todo aquello lo estaba volviendo loco su mano se mueve a prisa masturbándose aun más fuerte, más rabioso, siente que no podrá contenerse por mucho tiempo.         

Sin embargo de algún modo el cuerpo de Ciro apretando sus nalgas logro aguantar las ganas de correrse, haciendo una pausa en un esfuerzo por no venirse aún, con su bóxer pegado a su cara, a su nariz más concretamente, paso su lengua por donde acomodaba la punta de su pene, para probar los rastros de su liquido pre seminal, sabia rico, su prenda quedo humedecida con su saliva antes de volver a su tarea manual.

Esa vez no creía aguantar por mucho tiempo, siente un placer inmenso, la presión se acumular en la base de su pene, sus ojos dejan de ver los cuerpos desnudos, cierra sus ojos, en ese momento siente como si su cuerpo y su alma se separaran, Ciro ya no puede aguanta más, su pene exploto, Ciro se vino en un delicioso orgasmo que hizo que su pene lanzara tres poderosos chorros de semen con tanta fuerza que lo dejo completamente fatigado.

Por su mano que aun sujetaba su palpitante pene escurría semen, su respiración era agitada y su corazón casi parecía querer salirse de su pecho,  poco a poco Ciro se recupero de su gran orgasmo, tomo su bóxer para limpiarse su pene había semen por su vientre y piernas, se sentía satisfecho, como nunca hubiera imaginado, masturbarse de esa forma era lo mejor de esa forma y era algo que no estaba dispuesto a abandonar pese al peligro que eso significaba.

Por un par de meses Ciro asistía a aquella bodega, justo después del entrenamiento de alguno de los equipos femeninos, hasta una tarde fatídica. En aquella bodega se guardaban algunos implementos del equipo de futbol femenil, Ciro estaba gozando moviendo su mano por su erecto pene cuando escucho una voz femenina justo detrás de él.

-“¿Qué demonios crees que estás haciendo?”. Dijo la voz.

Ciro al verse descubierto sin pensar en que estaba desnudo de la cintura hacia abajo con su pantalón y bóxer en los tobillos, con su mano rodeando su pene se dio la vuelta para ver a Claudia a unos pocos pasos de donde estaba, los ojos de la bella rubia se fueron al  pene de Ciro era el primero que veía en vivo en erección, el rostro de Ciro quedo rojo y balbuceo.

-“Este… Yo… Bueno… Este…”. Balbuceo Ciro.
-“te estás masturbando maldito degenerado se lo voy a decir a la entrenadora”. Dijo Claudia.

Ciro comprendió que si alguna mujer adulta sabía lo que estaba haciendo estaría en serios problemas por lo que trato de detener a Claudia. Pero se olvido que estaba con su pantalón en los tobillos por la desesperación.

-“No. Claudia espera, Por Favor”. Dijo Ciro.

Pero apenas pudo dar dos pasos antes de caer, sin proponérselo, sus manos se sujetaron del Short de Claudia, bajándoselo con todo y tanga hasta los tobillos haciendo que ella cayera al suelo, con Ciro quedando sobre las piernas de Claudia, los ojos de Ciro se abrieron grandes al ver el sexo desnudo de la adolescente apenas con un minúsculo mechón de vello rubio, el rostro de Claudia estaba rojo no de la pena sino de furia.

-“Lo Siento, Lo Siento, No era mi intención… Lo Juro” Dijo Ciro con nervios.
-“Quítate de encima maldito depravado”. Dijo Claudia.
-“¡Por favor lo siento!” Repitió Ciro.

En su afán por demostrar que todo fue sin intensión Ciro se arrimo un poco para quedar su pecho sobre el de ella, lo que hizo que ambos se quedaran mirando fijamente como hipnotizados, aquel momento pareció durar horas hasta que Claudia sintió el pene de Ciro aun en erección goteando liquido pre seminal de la punta rosar sus labios vaginales, lo que rompió aquel momento cuando ella dio un tremendo grito.

-“VIOLACIOOOON”. Grito Claudia.
-“SHHHH, no es violación” Trato Ciro de hacerla entender.

Pero era tarde la entrenadora de futbol como varias de las compañeras de Claudia entraron a la bodega para encontrar a Ciro sobre Claudia desnudos de la cintura para abajo con Ciro forcejeando con Claudia lo que siguió fue terrible para Ciro, acusado de intento de violación, masturbación, voyerismo, conducto inmoral y faltas contra la moral femenina.

El resultado fue que Ciro fue condenado a ser castigado públicamente en el gran auditorio de la escuela a la vista de todos donde además de ser castigado con azotes iba a ser castrado, que fue lo peor de todo aquello.

Apenas tres dias después de lo sucedido entre Claudia y Ciro, el gran auditorio de la escuela estaba a reventar por todo el alumnado femenino portando sus uniformes rojos para la ocasión, Ciro fue llevado por dos guardias de la corte apenas con un pequeño pañuelo cubriendo sus entrepierna pegado al vientre con una cinta especial, al llegar al gimnasio las dos fuertes guardias despojaron de dicho pañuelo a Ciro de un tirón dejándolo completamente desnudo, lo que provoco un gran alarido de la concurrencia. 

Ciro fue llevado hasta una base de madera acolchada que servía para actividades de gimnasia, ahí fue colocado boca abajo sobre su vientre sobre la parte acolchada, sus manos fueron sujetadas a la parte de abajo de la pesada base dejando sus blancas como bien formadas nalgas a la vista de todos, lo que lo hizo sentirse muy humillado, todas las miradas estaban fijas en sus nalgas y huevos que colgaban un poco más abajo, para ese momento la ligas castradora ya estaba puesta y sus huevos estaban muriendo, causándole un gran dolor en el proceso, aunque en ese momento el pobre de Ciro estaba aterrado y todo era como estar en una pesadilla.

-“Vamos a comenzar que pasen las ejecutoras”. Dijo una voz en el sonido local.

Tres chicas adolescentes aparecieron una de ellas era Claudia un rugido de la multitud, las recibió gritos que decían “Acaben con ese maldito”, “Córtenle los huevos al perro”, etc. Entre otros gritos llenaron el recinto Ciro las vio caminar hacia él, temblando, quiso hablar pero no pudo olvido que le fue inyectado un relajante muscular en el cuello que le iba impedir hablar por las próximas 10 horas, las tres adolescentes llevaban tiras de cuero en cuyo extremo un afilado gancho de acero sobre salía bien afilado.

Apenas llegar a donde estaba Ciro las tres alzaron las manos animando a la multitud, Claudia fue la primera en golpear las nalgas de Ciro que se retorció de dolor, apenas un graznido broto de él pero que fue suficiente para alborotar a la concurrencia, otra de las adolescentes dio el segundo azote y así comenzó todo, Ciro no tardo en sentir como aquellos ganchos afilados al final de las tiras de cuero comenzaron a arrancarle trozos de sus bien formadas nalgas, convirtiéndolas en masas amorfas sanguinolentas,

Aquellos azotes continuaron por casi una hora para cuando terminaron Ciro estaba casi sin sentido sus alguna vez bellas nalgas eran una masa de carne molina sangrando con largos y profundos cortes, que dejarían marcas imposibles de quitar, para ese momento los huevos de Ciro eran historia habían muerto por falta de sangre fresca hacia ya varios minutos aunque en ese momento el no lo sabía su preocupación no era su castración durante los azotes sino rogar para que las adolescentes se detuvieran.

Un nuevo rugido minutos después que ellas dejaron de azotarlo, hizo medio reaccionar a Ciro, para ver de reojo a Claudia acercarse a donde estaba por detrás con unas tijeras, apenas podía moverse estaba agotado y devastado por la pérdida de sangre, Claudia se puso de cuclillas detrás de Ciro le abrió sus piernas y tomo sus huevos de un color morado nada saludable, lo que causo gran dolor en Ciro cuyo cuerpo comenzó a convulsionar, el publico rugió de nuevo y apenas escucho decir a Claudia cuando ella hablo.

-“Esto es lo que se merecen los pervertidos violadores como tú”. Dijo Claudia.

Claudia de un rápido tijeretazo le cerceno el escroto a Ciro con su preciado contenido por debajo de la liga castradora, el cuerpo de Ciro se tenso y sus ojos se pusieron en blanco mientras convulsionaba para por fin desmayarse por el dolor.

Ciro ya no pudo ver a Claudia levantarse para enseñar su escroto con sus huevos ser levantado en alto por Claudia y el rugir de la multitud al ver sus huevos separados de su cuerpo para siempre.

Ciro vive en desgracia siendo un eunuco solo pudo conseguir empleos degradantes y mal pagados, no hay día que no recuerda cuando fue Castigado Públicamente.   


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com
   




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

CALLEJÓN SIN SALIDA

Carlos de 27 años era un delincuente de poca monta, carterista principalmente pero no de hombre sino exclusivamente de mujeres, aprendió que robar un bolso era más seguro y lucrativo que robar una cartera de hombre, además en la mayoría de los casos las mujeres preferían no presentar denuncia alguna, sin embargo las cosas en aquella ciudad eran cada vez más difíciles, el crimen era cada vez más elevado por lo que cada vez era más trabajo para Carlos conseguir su objetivo, pero la suerte que lo había acompañado desde los 17 años que fue cuando huyo de casa, estaba por terminarse......


CALLEJÓN SIN SALIDA
Carlos de 27 años era un delincuente de poca monta, carterista principalmente pero no de hombre sino exclusivamente de mujeres, aprendió que robar un bolso era más seguro y lucrativo que robar una cartera de hombre, además en la mayoría de los casos las mujeres preferían no presentar denuncia alguna, sin embargo las cosas en aquella ciudad eran cada vez más difíciles, el crimen era cada vez más elevado por lo que cada vez era más trabajo para Carlos conseguir su objetivo, pero la suerte que lo había acompañado desde los 17 años que fue cuando huyo de casa, estaba por terminarse.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMDOM] [CIRCUNCISIÓN] [SECUESTRO] [TORTURA]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Carlos de 27 años era un delincuente de poca monta, carterista principalmente pero no de hombre sino exclusivamente de mujeres, aprendió que robar un bolso era más seguro y lucrativo que robar una cartera de hombre, además en la mayoría de los casos las mujeres preferían no presentar denuncia alguna, sin embargo las cosas en aquella ciudad eran cada vez más difíciles, el crimen era cada vez más elevado por lo que cada vez era más trabajo para Carlos conseguir su objetivo, pero la suerte que lo había acompañado desde los 17 años que fue cuando huyo de casa, estaba por terminarse.

Un grupo de mujeres hartas de la delincuencia de organizaron y formaron una organización denominada las vigilantes, en su mayoría eran mujeres jóvenes, bien entrenadas en artes marciales y en defensa personal, sin que Carlos lo supiera dejo de ser el cazador y se convirtió en la presa, Mara y Tania estaban en la zona donde operaba Carlos por lo regular esa tarde, estaban en busca de un carterista y golpeador de mujeres que no era Carlos pero que correspondía con la descripción, hombre alto, rubio y roba bolsos.

Tania que iba esa tarde con un top morado iba con un ostentoso bolso de diseñador la vista de Carlos de inmediato lo detecto y no iba a perder la oportunidad de apoderarse de ese bolso, ya que solo el bolso por si mismo podía aportarle una buena cantidad siempre que fuese original, Carlos siguió a Tania hasta la entrada de un callejón su callejón, en donde de inmediato la abordo, llevándola hasta el fondo del callejos que se abría en un patio la amenazo con una navaja para Tania en vez de lucir asustada sonrió y le dijo.

-“¡Creo que hoy no es tu día de suerte!”. Dijo Tania

Apenas termino de hablar y Carlos sintió como una mano lo tomo del cabello, para darle la vuelta, para sentir un fuerte puñetazo en el rostro, era Mara quien portando una chamarra (abrigo, chaquete) color azul fuerte con capucha le pego, Carlos cayó al suelo donde Malo lo tomo de los cabellos para obligarlo a levantarse, aun con sus cabellos tomados le dijo.

-“Vamos es hora de pagar bastardo”. Dijo Mara.

Las piernas de Carlos quedaron abiertas ideales para que Tania que estaba detrás de él procediera a darle una fuerte patada en la entrepierna, que hizo que Carlos pusiera los ojo en blancos sus manos se fueron a sus huevos justo cuando Mara, le dio un fuerte puñetazo que lo dejo inconsciente.

Mara saco su teléfono y llamo para que la camioneta viniera por ellas, entre cinco mujeres subieron al pesado Carlos inconsciente aun a la camioneta cerrada para marcharse, Carlos estaba por vivir la peor de las pesadillas que ni siquiera hubiese podido imaginar. La camioneta se detuvo en una gran casa a las afueras de la ciudad, Carlos fue bajado para ser conducido en calidad de bulto al sótano.

Una vez ahí, le amarraron las manos por las muñecas para luego alzarlo por medio de una polea bien fijada en el techo, los pies de Carlos apenas y tocaban el suelo, le quitaron su chaleco y pantalón de mezclilla que portaba, lo mismo que sus botas dejándolo solo en trusa (slip) de color blanco, que según notaron no se había cambiado en días, con manchas amarrillas al frente de su prenda lo que les causo de asco a Mara y Tania, luego le amarraron un palo de escoba en los tobillos lo que dejo bien abiertas sus piernas y se marcharon dejando colgándolo ahí.

Carlos se despertó una hora más tarde, sus gritos e insultos hicieron notar al par de mujeres que estaba bien despierto lo dejaron gritar un par de horas más antes de bajar a donde estaba, pero no lo hicieron vestidas como antes sino portando un antifaz que no dejaba ver sus rostros, iban casi desnudas, con sus senos descubiertos, con medias altas de color negro y un par de minúsculas tangas color rojo y altos tacones de charol color rojo, Carlos se quedo boca abierto viéndolas descender por las escaleras que daban al sótano.

Ambas se acercaron a donde estaba Carlos, Mara comenzó a pasar su mano por el plano vientre de Carlos, para por fin bajar hasta su entrepierna, el bulto en su trusa era prominente, sintió los pesados huevos y pene de Carlos sostenidos por la delgada tela, le movió un poco el paquete hasta que su manos se cerró sobre sus huevos y se lo apretó con fuerza al tiempo que decía.

-“Te vamos a enseñar a respetar a las mujeres maldito golpeador bastardo de mierda” Dijo Mara.

Carlos quiso decir algo pero apenas abrió la boca Tania le coloco una mordaza de bola que la apretó muy bien en la parte de atrás de su cabeza, dejando sin poder decir nada a Carlos, Tania entonces fue hasta una mesa y regreso con una tijera que le dio a Mara.

Mara paso la afilada tijera por el cuerpo de Carlos que nervioso se estremeció al sentir el frio metal sobre sus tetillas, el metal descendió hasta su trusa que Mara corto por los laterales para luego arrancar la tela y dejar a Carlos por fin completamente desnudo ante ellas, los ojos de Mara se iluminaron al ver la portentosa virilidad de Carlos.

No solo era alto sino también bien dotado, ambas mujeres se quedaron admirando la entrepierna de Carlos por unos segundos, observando cómo tenía el vello rubio púbico bien recortado y como su prepucio cubría hasta la mitad, su glande de un color purpura leve, un poco más abajo dos grandes huevos sin vello alguno quedaron colgando libres bastante bajos, Tania alargo su mano y los sopeso, con malicia dijo para que fuese escuchada por todos.

-“Firmes, pesados y grandes es una pena que para cuando terminemos ya no vayan a seguir así”. Dijo Tania.

Ambas mujeres rieron con malicia que hicieron temer lo peor a Carlos.

Cuando terminaron de ir Tania fue hasta la mesa de antes y tomo una pala de madera de unos 40 cm de largo por 20 en su punto más ancho, tenia pequeños agujeros, ella y Mara echaron suertes para ver quién empezaba primero, Mara gana por lo que Tania con la paleta de madera se coloco detrás de Carlos y Tania tomo el pene ya semí erecto para comenzar a masturbarlo, cubriendo y descubriendo el glande de Carlos con su prepucio de una forma que pronto le hizo tener una asombrosa erección de 25 cm.

Mara espero hasta que Tania dio el primer azote en las nalgas de Carlos para comenzar a darle una mamada con cada nuevo azote el pene de Carlos entraba un poco más en la boca de Mara, Carlos daba un gemido que era más un gruñido mezcla entre placer y dolor, aquello se prolongo por un buen rato hasta que las nalgas de Carlos quedaron morada y enrojecidas con pequeños cortes sangrantes, Carlos ya ni siquiera gemía simplemente su cuerpo por inercia con cada nuevo golpe de la pala, mientras continuaba siendo su pene succionado por el pene de Mara.

Cuando Tania paro sus golpes y Mara saco su pene de su boca Carlos se sintió aliviado pensó que todo había acabado pero estaba en un error estaba por venir lo peor, las dos mujeres intercambiaron lugares no sin antes Mara ir a la mera y tomar algo que Carlos no vio, Tania se inclino y tomo su pene para comenzar a masturbarlo, cuando Mara estaba en posición Tania dijo.

-“Es un lindo pene es una pena que será de maldito bastardo”. Dijo Tania.

En ese justo momento Carlos sintió como Mara le abrió sus nalgas y sintió como algo de plástico comenzó a hacer presión sobre su ano, Carlos apretó sus nalgas dio un gruñido pues era lo único que podía hacer pero pronto la resistencia de su ano fue vencido y el intruso entre sus nalgas lo penetro, los ojos de Carlos se abrieron grandes y casi parte la mordaza en dos de los fuerte que apretó los dientes, sintió un enorme dolor seguido de una punzada como si algo se desgarrara por detrás.

En ese momento Tania se metió su pene en su boca con su prepucio corrido, dejando libre a su glande pero lejos del placer que eso le podría proporcionar, paso a ser algo que le causo dolor cuando Tania usando sus molares le mordió con fuerza su sensible glande, el cuerpo de Carlos se sacudió con fuerza lo que hizo que el enorme dildo realista que le estaba siendo introducido por el ano entrara con mayor facilidad, Carlos estaba en una terrible agonía, para cuando Tania saco su pene de su boca su glande sangraba y palpitaba de dolor.

Mara comenzó a sacar el gran dildo del ano de Carlos, un rio de sangre comenzó a descender desde el interior de sus nalgas para pasar luego por sus piernas para gotear en el suelo, Tania comenzó a masturbarlo con una mano, cada que su prepucio cubría su glande, el cuerpo de Carlos temblaba de dolor, pues su sensible piel rosaba y no dejaba que cicatrizaran las heridas aun sangrantes en su glande, Tania continuo con su trabajo manual por 15 minutos hasta sentir que su pene comenzó a tener espasmo se hizo a un lado, justo cuando el primer gran chorro de semen salió disparado.

A aquel primer chorro le siguió un segundo y un tercero, enormes, copiosos, con mucha fuerza, el pene de Carlos quedo, de la punta goteando semen, cuando Tania se marcho a la mesa para tomar algo que de nuevo Carlos no pudo ver. Tania Regreso a donde estaba Carlos aun siendo penetrado a un gran ritmo por Mara, volvió a tomar su pene y continuo masturbándolo por unos segundos hasta que de repente de un sorpresivo lengüetazo, retiro una gran gota de semen de la punta de su erección, que hizo estremecer a Carlos.

-“La leche de esta bastardo sabe rica”. Dijo Tania luego de probar la leche de Carlos.

Ambas mujeres rieron maliciosamente, luego Tania agrego de manera lo más casual que pudo.

-“Parece que su precio lo lastima cada que cubre su glande”.
-“No te preocupes cariño ahorita arreglo eso”, Dijo Tania con malicia.

Tania tomo su prepucio y lo estiro todo lo que puco por encima de su glande, el cuerpo de Carlos se arqueo de lo fuerte que se lo jalo, luego de un rápido movimiento usando una tijera quirúrgica, de un solo como rápido corte le cerceno su prepucio, circuncidándolo en el acto.

El cuerpo de Carlos se convulsiono de dolor por unos segundos, mientras su pene chorreaba sangre al suelo, Carlos estaba en una agonía total, de pronto Mara extrajo el gran dildo de su culo para colocarse un guantes de látex negro, con el que lo penetro, Mara busco de inmediato su próstata que oprimió con fuerza, el pene de Carlos aun en erección arrojo un gran chorro de semen, el más grande y potente de toda su vida que iba a hacer el ultimo también.

Tania entonces se coloco unas botas con una punta metálica para comenzar a patear los colgantes huevos de Carlos, quien trato de cerrar sus piernas sin éxito alguno, Mara no tardo en sacar su mano de su interior para unirse a la orgia de patadas que sus huevos estaba teniendo, las patadas iban en aumento en frecuencia como en potencia, pero los huevos de Carlos pese a todo pronóstico resistían.

Ambos mujeres luego de casi una hora estaban agotadas y los huevos de Carlos pese a estar terriblemente hinchados aun estaban enteros, Mara harta de la resistencia de ese par de huevos, fue hasta la mesa de nuevo para regresar con un cuchillo curvo para sin ningún preámbulo, abrirle el escroto a Carlos que se sacudió como poseído por el dolor que eso le produjo, y de un rápido apretón Mara extrajo los dos orbes, por la gran herida del desgarrado bolso de piel.

Tania los tomo, jalándolos, para tensar los conductos que los unían aun al cuerpo de Carlos, quien negaba con la cabeza, suplicando con la mirada que dejase sus mal trechos huevos, pero Mara sin miramiento alguno corto los conductos castrando a Carlos en el acto, todo su cuerpo se sacudió por varios minutos hasta desmayarse por fin.

Carlos fue el tercer delincuente en ser castrado, tardo meses en recuperarse luego de ser encontrado en un basurero apenas con vida, como si fuese una ironía del destino, Carlos trabaja como recolector de basura, castrado, circuncidado y con la próstata dañada ni las drogas para la impotencia pudieron lograr que volviera a tener una erección, Carlos está viviendo para el resto de su vida como un eunuco sin sexo y sin mucho futuro, su vida se ha convertido en un Callejón sin Salida.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com