FINAL DEL CASANOVA

Félix de 33 años era un hombre muy fogoso, dedicado al comercio tenía una posición acomodada, abiertamente gay desde los 13 años, era bastante atractivo a las mujeres como a los hombre, soltero sin compromisos, siembre andaba en busca de un buen par de nalgas, y ano con los que jugar y por supuesto penetrar, aquella era su vida, luego del trabajo venia el placer e incluso podría mezclarse ambos si era posible lo que resultaba en una mucha mejor experiencia para Félix, fue de ese modo que conoció a Enzo de 22 años un chico muy guapo que conoció en una fiesta de un amigo......


FINAL DEL CASANOVA
Félix de 33 años era un hombre muy fogoso, dedicado al comercio tenía una posición acomodada, abiertamente gay desde los 13 años, era bastante atractivo a las mujeres como a los hombre, soltero sin compromisos, siembre andaba en busca de un buen par de nalgas, y ano con los que jugar y por supuesto penetrar, aquella era su vida, luego del trabajo venia el placer e incluso podría mezclarse ambos si era posible lo que resultaba en una mucha mejor experiencia para Félix, fue de ese modo que conoció a Enzo de 22 años un chico muy guapo que conoció en una fiesta de un amigo.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [GORE]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Félix de 33 años era un hombre muy fogoso, dedicado al comercio tenía una posición acomodada, abiertamente gay desde los 13 años, era bastante atractivo a las mujeres como a los hombre, soltero sin compromisos, siembre andaba en busca de un buen par de nalgas, y ano con los que jugar y por supuesto penetrar, aquella era su vida, luego del trabajo venia el placer e incluso podría mezclarse ambos si era posible lo que resultaba en una mucha mejor experiencia para Félix, fue de ese modo que conoció a Enzo de 22 años un chico muy guapo que conoció en una fiesta de un amigo.

Luego de conocerse Enzo comenzó a frecuentar a Félix no paso mucho antes de que una noche en casa de Félix a solas Enzo le estampo un beso en los labios dándole su aprobación para desde ese punto todo pasara, seguidamente Félix puso su mano sobre su cabeza y le indico que se agachara para que comenzara a darle una mamada, mientras lo hacía Félix le desbrochó  el pantalón para tener mejor facilidad de masturbarse mientras se la chupaba Enzo hice lo mismo bajándose su pantalón como ropa interior dejando el descubierto todo desde la cintura.

Enzo olía y lengüeteaba la punta del pene de Félix jugando con el líquido pre seminal que ya emanaba de su endurecido miembro, hasta que de una sola bocanada se lo metió todo o lo más que pudo porque la erección de Félix era de  24 cm, aquello tenía al experimentado Félix extasiado quien comenzó a embestir con su pene la boca de Enzo del que salía abundante saliva parecía que él lo disfrutaba también, después de un rato así Enzo le sugirió que le hiciera lo mismo.

Ambos se levantaron para volverse a besar intensamente y poco a poco Félix le desabrocho la camisa para dejar sus torso desnudo y comenzó a chupar como lamber sus tetillas paraditas, chupo y beso cada una de sus tetilla, beso sus pectorales, bajando lentamente por su dorso hasta el ombligo y siguió hasta llegar a su pene de unos 20 cm completamente erecto que se le pegaba al abdomen y se lo introdujo completamente en la boca, lo que hizo que Enzo diera un gemido de placer.

-“¡AAAAHHHHH!” Gimió Enzo

Félix sintió el sabor acido dulce por su lubricación y le dio una de sus mejores mamadas que pudiera haber experimentado en su vida hasta este momento, de la misma manera le chupo sus huevos y con sus dedos ensalivados de su otra mano comenzó a hurgar en el ano de Enzo que lo sentía caliente e invitador, ese culito apretadito dejo que uno de sus dedo ensalivado entrara haciendo que gimiera e hiciera que involuntariamente moviera sus caderas haciendo a su vez que entrara y saliera su dedo de su ano, Félix noto que le gustaba, lo miro a los ojos desde abajo con su pene en mi boca, se lo saco y metió tres de sus dedos en su boca para provocarlo y ensalivarlos para continuar hurgando en ese hoyito caliente y apretadito.

Ya para ese momento Félix no solo metía un dedo sino dos y siente como salía más liquido pre seminal de su pene en mi boca, continuo con su mamada por un rato y le chupo sus huevos también así hasta que de repente le da la vuelta a Enzo para besarle sus nalgas blancas y paraditas que tiene, le paso su nariz rosándole la piel y dándole besitos hasta tener la línea divisora de las mismas, las abre y su lengua va directamente hasta su lindo ano que ya se había dilatado bastante con sus dedos, mientras su lengua se abría paso hasta llegar a ese deseado ano que tenía a su merced gimiendo y dejándose hacer todo lo Félix quería, por lo que le abrió mas sus piernas dejándole la libertad para chuparle y lamber su ano, ya lo tenía prácticamente completamente desnudo sin camisa y con su pantalón hasta las rodillas.           

Cuando menos lo esperaba y como ya le tenía su ano bien lubricado Félix se incorporo para colocar la punta de su duro pene sobre su ano, abriéndole las nalgas para darle un pequeño empujoncito para que entrara le punta de su pene en él, los ojos de Enzo se abrieron más grande y Félix comenzó a besarle el cuello y decirle que se aguantara, sin moverse para que no lo sacara y así se fuera acostumbrando al intruso en su ano, le dijo en voz baja al oído luego de unos segundos.      

-“Tranquilo lo voy a sacar pero lo voy a meter de nuevo y ya no te va doler mucho”. Dijo Félix y Enzo solo asintió.

Félix extrajo su pene y lo lubrico más con su saliva para volver a tomarlo de la cintura y del cuello para lentamente su pene abrirse paso por su apretadito como caliente ano, no tardo mucho cuando Enzo soltó tres, cuatro, cinco o seis chorros de leche de su palpitante pene mientras Félix sentía como su ano se contraía apretando su pene, lentamente comenzó el mete y saca por toda esa experiencia inusitada de el momento le inundo sus entrañas de su caliente semen bombeándole varias veces hasta llenarlo completamente.

Ambos quedaron exhaustos cuando Félix extrajo por fin su pene de sus entrañas su semen se le escurrió por las piernas, permanecieron así un buen rato besándose y dejando que su pene abandonara por si solo ese culito ya relajado, cuando se salió de su culito Enzo sin pensarlo dos veces se arrodillo frente a Félix para comenzar de nuevo a darle una mamada, así como estaba succionando hasta la última gota de su leche dejándolo completamente limpio, de ahí ambos pasaron al baño para asearse para luego ir a cenar que eso era para lo que habían quedado esa noche por supuesto toda la velada se estuvieron besando y al regresar a casa de Félix volvieron a tener sexo aun más salvaje.

Por supuesto a los hermanos de Enzo que eran homofóbicos a más no poder no les agrado que sus hermanito estuviera siendo penetrado por Félix, ellos deseaban que él tuviera una novia con la cual tener sexo en vez de ser la putita de un hombre como Félix, una ocasión una noche que estaba lloviendo bastante fuerte Félix dejo a Enzo en la puerta de su casa y al bajar de su auto lujoso lo beso en la boca con pasión mientras le apretaba las nalgas lo que por supuesto irrito a sus hermanos que observaron todo.

Pero el clímax llego, Félix que como buen Casanova siempre andaba en busca de nuevas conquistas dejo de interesarse en Enzo una tarde el regreso llorando a casa, luego de ver a su amado revolcándose en su cama con otro hombre el cual estaba gimiendo como perra mientras era penetrado por el miembro de Félix, quien al ver a Enzo lo invito que se les uniera para hacer un trió pero no acepto, saliendo de su casa furioso y con el corazón roto, los hermanos de Enzo tomaron aquello como una total ofensa, una cosa era que penetraran a su hermano y otra que se burlaran de él de esa manera.  

Por lo que ofendidos e incluso humillados más que el propio Enzo decidieron castigar a Félix de la peor forma posible, tres semanas más tarde ya con Félix incluso habiendo olvidado a Enzo, regresaba de dejar a su nueva conquista, luego de tener buen sexo aquella noche, estaba por entrar a su casa abriendo la verja con su llave cuando sintió que alguien por detrás le tapo su boca y nariz con un gran pañuelo, trato de luchar pero apenas logro algo antes de perder el conocimiento.

Félix despertó sobre una mesa completamente desnudo, con sus brazos y piernas bien extendidas, con grilletes en sus muñecas y manos pero no solo eso todo el vello púbico tanto arriba de su pene como el de sus huevos había sido eliminado pero no solo eso, del dedo gordo de cada uno de sus pie una cuerda muy delgada se extendía hasta cada uno de sus huevos, que fueron amarrados en la base, dejando la cuerda muy tensada, por supuesto al tratar de moverse, por mínimo que fuese para tratar de liberarse, Félix se encontró que le producía dolor como nunca antes sentido en toda su vida.

De pronto Félix escucho voces, al cabo de uno segundos se percato que eran dos hombre, que se le acercaron uno de ellos don un partillo el otro con un afilado cuchillo y un largo mandil de carnicero, mientras el hombre del martillo estaba solo en ropa interior, sin decirle nada el hombre del mandil tomo su pene y comenzó a masturbarlo, mientras el otro hombre se subió a la mesa, tomo dos largas alambres rígidos de acero para perforar su tetilla derecha por completo lo que hizo gritar a Félix de dolor.

-“AAHHHHGGGRR”. Grito Félix.
-“PAREN POR FAVOR, ¡POR FAVOR!” Suplico Félix.
-“¿POR QUÉ ME HACEN ESTO, ES POR DINERO?, ¡LES PUEDO PAGAR LO QUE DIGAN!”. Dijo Félix con desesperación.

-“SILENCIO MALDITO PERRO, que ya no te acuerdas de Enzo, esto lo hacemos por él”. Dijo uno de los hombres.

En ese momento Félix sudo frio, no fue sino hasta que mencionaron el nombre de Enzo que reconoció a esos hombres como los hermanos de su ex amante, estaba por decirles algo cuando el otro hombre perforo su tetillas izquierda, haciendo que el cuerpo de Félix se arqueara de dolor.

Al hacerlo sus huevos amarrados a sus dedos del pie le produjeron aun más dolor, el otro hombre lo masturbaba con rudeza, sin delicadeza alguna, simplemente moviendo su áspera mano por su erección, que le producía dolor constante, tanto que no puso atención al otro hombre que tomo un largo clavo y de un solo fuerte martillazo clavo aquel clavo en su mano izquierda, traspasándola por completo, hasta dejar al clavo bien anclado en la mesa de madera, Félix por supuesto dio un gran alarido de dolor.

-“AAAHHHHHHGGGGG NOOOO, ¡DIOS! MI MANO”. Grito Félix.

-“¡SILENCIO MALDITO INVERTIDO!” Grito el otro hombre.

Las tetillas de Félix ya sangraban dos ríos escarlatas hasta su hombro, con su mano izquierda cubierta de sangre, el hombre del martillo se movió a su mano derecha, colocando el clavo sobre su palma, e hizo el amago de golpearlo con el martillo Félix cerró los ojos esperando sentir el terrible dolor pero nada paso, cuando abrió los ojos se encontró con ambos hombre riendo de su cobardía, el hombre del martillo dijo.

-“Mi hermano tiene razón no mereces ser llamado hombre”. Dijo el hombre del martillo.

Pasaron algunos minutos y el pene de Félix estaba ya palpitando, estaba por venirse cuando el hombre clavo su mano derecha de un fuerte martillazo a la mesa, el dolor fue terrible aun estaba dando golpes al martillo cuando su pene bien sujeto por la gran mano de hermano entro en erupción, lanzando un gran chorro de su semen muy alto en el aire.

En ese momento sintió como el hombre que lo masturbaba, coloco el afilado cuchillo que aun sostenida sobre su bajo vientre para sin decir nada comenzar a cortar su pene, que hizo que otro gran chorro de semen brotara de Félix, los alaridos de dolor desde ese momento no cesaron, aquello era simplemente horripilante, el hombre corto aserrando la viril carne por varios minutos maximizando el dolor que estaba sintiendo, hasta que arranco su pene huevos de la entrepierna de Félix.

Un chorro de sangre y semen mezclado broto de la entrepierna mutilada y Félix grito de dolor como de terror al verse desprovisto de sus amados genitales.

-”NOOOOOOOOOO”. Grito Felix.

Luego todo su cuerpo se sacudió por uno minutos y se desmayo.

Al dia siguiente en todos los diarios de la ciudad como en las noticias locales salía el titular.

-“FINAL DEL CASANOVA”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com 





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

FINAL DE LA DIVERSIÓN

Esteban de 17 años era el típico adolescente que tenía la hormona alterada, desde los 14 años había ido de problemas en problemas, con sus respectivos roces con la ley, no era la primera vez que estaba ante un juez, y seguramente no iba a hacer la ultima sino se hacía algo al respecto, el juez evaluó largamente el expediente del adolescente su ultima fechoría que lo tenía frente a él, sexo con una menos consentido,pero con una menor de 16 años......


FINAL DE LA DIVERSIÓN
Esteban de 17 años era el típico adolescente que tenía la hormona alterada, desde los 14 años había ido de problemas en problemas, con sus respectivos roces con la ley, no era la primera vez que estaba ante un juez, y seguramente no iba a hacer la ultima sino se hacía algo al respecto, el juez evaluó largamente el expediente del adolescente su ultima fechoría que lo tenía frente a él, sexo con una menos consentido,pero con una menor de 16 años.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [MEDICO] [ADVERTENCIA]



Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Esteban de 17 años era el típico adolescente que tenía la hormona alterada, desde los 14 años había ido de problemas en problemas, con sus respectivos roces con la ley, no era la primera vez que estaba ante un juez, y seguramente no iba a hacer la ultima sino se hacía algo al respecto, el juez evaluó largamente el expediente del adolescente su ultima fechoría que lo tenía frente a él, sexo con una menos consentido,pero con una menor de 16 años, fue descubierto mientras penetraba a la linda adolescente en la cama de sus padres por sus padres de ella quien lo denunciaron.

Aquella tarde Esteban se quedo de ver con Ana en su casa sus papas no estarían, él quería lo que cualquier chico de su edad quería, solo sexo y Ana era un bocado para no dejar pasar, aquella tarde sentados en la sala de su casa Ano no apartaba la vista del bulto de Estebancuyo pene estaba completamente erecto en anticipación a lo que sabía iba a ocurrir, Esteban nota también que ella estaba mojaba, la agarro del brazo la beso mientras le apretabauna de sus nalgassintiendosu excitación, por su parte Ana paso la mano por encima de su bulto que ya era indisimulable, sintiendo la dureza de su miembro.

Rápidamente ambos se fueron a la habitación de los padres de Ana, después de cerrar la puerta  Esteban le paso la mano por los muslos hasta llegar a su entrepierna donde confirmo que estaba toda mojada,Ana bajo el cierre del pantalón de Esteban que no tenia ropa interior por lo que su erección salto súbitamente.

Ana hizo que sentara en la cama mientras le daba una mamada, Esteban sabia que todo seria rápido, por lo que se quito el pantalón y la acostó, de costado, arrodillado al lado de la cama ella prosiguió la mamada, parecía disfrutar tanto como Esteban, se esmeraba en estimular justo atrás de su glande, como si supiera que era mi lugar más sensible del adolescente.

Esteban también quería que ella gozara así que colocosu mano en la fuente de su placer, hundiendo cuatro dedos de su mano en su cueva mientras masajeaba con el pulgar su clítoris, los dedos se movían tocando todas las letras del abecedario, Ana gemía como podía, solo abrió la boca para anunciar que estaba por venirse por lo que Esteban redoblo los esfuerzos tragándose hasta la última gota, dejándola con la sensación de haberse vaciado por completo.

Luego de aquel gran orgasmo por parte de Ana ambos terminaron de desvestirse, Estaban entonces hizo que ella se acostara boca abajo ella estaba completamente relajada después del gran orgasmo que tuvo Esteban empezó a pasar su lengua por su espalda, lambiendoprofundamente entre sus nalgas ella estaba que se derretía,  comenzó a tocarla y ella a mojarse de nuevo, le paso un par de veces su lengua por la entrada de su vagina, logrando que toda ella se estremeciera.

No paso mucho rato hasta que Esteban la coloco a cuatro patas con él detrás de ella, su vagina estaba que rebosaba de su jugos y su pene estaba sediento por penetrarla, aquello era una postura animal, macho-hembra, Esteban coloco la punta de su glande en la entrada de su rajita y hundió su erección de 20 cm fácilmente en ella, el olor de hembra en celo lo tenía muy excitado.

-“Métemela… Hasta bien… Adentro”. Dijo Jadeante Ana.

Esteban al ver que no era virgen comenzó a embestirla fuertemente, los gemidos y alaridos se mezclaron,con el sonido que se producía cuando su pelvis golpeaba sus nalga, Esteban gemía de gusto, Ana se corrió primero dando un gran gemido de placer, al poco tiempo Esteban lleno su empapado orificio de placer, de su semen, expulsando chorro tras chorro de su espeso semen, su vagina le chupaba su pene, ella pasouna de sus manospor su vaginacuando Estaban se retiro para sentir como brotaba la espesa leche de su interior.

Ambos quedaron oliendo a sexo, totalmente sudados se fueron al baño donde Esteban parado y ella pegados sus tetas contra la pared la penetro por detrás, abriéndole su apretado como rico ano, de pronto Ana se aparta, se arrodilla y de nuevo le comienza a chupa su pene, mientrasEsteban le chupa un dedito, mientras tiene todo su pene en la boca empuja un poco, le da vueltas,A Estaban le es difícil aguantar tanto, ella se da cuenta y para. Se pone de pie, se secan y de nuevo se van a la camacon Ana sentada al borde de la cama, con Esteban de rodillas entre sus piernas, las levanta para que le muestretoda su raja.

Esteban primero paso su pene y observa cómo se abren sus labios, ella apoya la mano y lo aprieta contra su clítoris, élse mueve y algo de su pene entra en su vagina, sus jugos rebosan de su interior llegando hasta su ano, meto un dedo y recuerda las sensaciones que sintió con su pene.

-“¡Métetela ya que esperas!”. Suplica Ana

Esteban sonríe apunta, su erección la penetraba de una sola vez, comienza de inmediato con un mete, saca salvaje una yotra vez, siente como el esfínter anal de Ana le aprieta su pene, entra y sale un rato, pero se calienta tanto que no deja de gruñirmientras laestá haciendo gozar. Apoya los pies en sus muslos y abre completamente sus piernas, se pasa la mano tocándolo empalada, Esteban mete dos dedos en su vagina, mientras siente como pasa su pene por su recto.

Las contracciones simultaneas de su vagina y su ano, hacen que todo aquello sea sublime Ana grita Esteban le aprietasus ricas tetas, mientras ella llega a una secuencia infinita de orgasmos, clava sus uñas, en la espalda de él,duele pero se mezcla con el resto de las placenteras sensaciones, Estebanretiro su mano y se dedica a gozar, terminando cayendo arriba de ella y enterrándosela toda.

-“AAAAAHHHHHHH”. Gime Esteban mientras se viene en los intestinos de Ana.

Estaban aun no había acabado cuando la puerta de la habitación se abrió, con su padre apartándola de ella, para caerle a golpes enfurecido.

El juez que llevaba el caso de Esteban  hablo con sus padres, ellos también estaban desesperados por ponerle fin a la conducta de su hijo por su propio bien, por lo que luego de pensarlo muy bien condenado a Esteban a que fuese sometido a un procedimiento medico para removerle sus testículos eso solucionaría muchos de sus problemas no deseaba condenar a la castración a un adolescente pero en su caso el Juez supo que era necesario.

Aquella misma tarde Esteban estaba boca abajo con los brazos extendidos sobre una camilla especial en un hospital del estado, estaba desnudo y con sus nalgas elevadas casi como invitando a ser penetrado no sabía el motivo de su visita a ese hospital un enfermero con el rostro cubierto con un tapabocas blanco entro, se coloco unos guantes de látex y comenzó a tocar las nalgas expuestas de Esteba, que se sintió violado en ese momento.

Aquel hombre comenzó a nalguearlo, con fuerza, con cada nuevo golpe los huevos de Esteban oscilaban entre sus piernas, de pronto las nalgadas cesaron, lo que fue un alivio para el adolescente que buscaba mostrarse duro ante toda aquella situación, de pronto sintió como hasta ese momento su virginal ano era profanado por una larga tira de plástico de esferas de color morado que aquel hombre comenzó a introducirle por su ano, todo el cuerpo de Esteban se estremeció al sentirse penetrado analmente por primera vez en su vida, para luego sentir otra tanta de nalgadas que dejaron sus nalgas completamente enrojecidas, Estaban agarraba con fuerza los reposabrazos donde sus brazos fueron atados, mientras era nalgueado, aquello fue muy humillante para él.

Cuando las nalgadas cesaron el hombre extrajo aquel largo objeto color morado del ano de Esteban que le hizo sentir si le arrancaran su intestino grueso vía anal, grito por primera vez sin poder contenerse.

-“AAAAAAYYYYYYYYY”. Grito Esteban.

Fue en ese momento que aquel hombre hablo.

-“¡Ese dolor no es nada a lo que estas por sentir!” Dijo el hombre.

Para luego alejarse riendo de manera muy extraña que le hizo temer a Esteban que algo malo estaba por pasar, el hombre regreso con una bandeja metálica que coloco justo por debajo de sus oscilantes huevos, luego sintió como una de las manos del hombre tomo sus huevos, apretándolos lo que hizo que de nuevo Esteban gritara.

-“AAAAAAAAHHH, SUELTA MIS HUEVOS” Grito Esteban.
-“Deberías agradecer que te voy hacer venir una última vez” Respondió el hombre.
-“¿Qué demonios significa eso?” Pregunto Esteban.

-“El juez te condenado a la castración ¿Qué no sabias?” Pregunto el hombre.
 -“¡QUE SUELTAME MALDITO!” Dijo con desesperación Esteban.

-“YA BASTA; ACEPTA TU CASTIGO COMO HOMBRE MIENTRASAUN LO ERES”. Le grito el hombre a Esteban al mismo tiempo que comenzó a masturbarlo.

Mientras lo masturbaba Esteban trataba de liberarse no deseaba ser castrado, un dedo hurgo por su ano hasta penetrarlo y comenzó a masajear su próstata, aquello hizo que Esteban no pudiera aguantar mucho y termino corriéndose como nunca antes sobre la charola de metal, que el hombre levanto dejando su pene sin estimulación.

El pene de Esteban aun estaba goteando semen cuando todo su cuerpo se tenso al sentir como la afilada cuchilla de un bisturí, comenzó a cortar la delgada piel de su escroto entre sus dos huevos, el dolor fue simplemente descomunal, Esteban comenzó a suplicar llorando sin control.

-“NO, POR FAVOR NO ME LOS CORTEN, POR FAVOR”.
-“JURO PORTARME BIEN PEOR NO ME LOS CORTEN”. Suplicaba gritando Esteban.

Pero el hombre acostumbrado a esa clase de suplicas, las ignoro u siguió cortando no paso ni dos minutos antes que los dos orbes alguna vez bien protegidos en el escroto de Esteban quedasen colgando completamente expuestos apenas unidos a su cuerpo por los conductos que el hombre se apresuro a ligar colocando algunas puntadas que por supuesto Esteban sintió como si fuese picado por una aguja al rojo vivo, luego uno a uno los corto, justo cuando corto el hombre separo el último de sus testículos el pene de Esteban que estaba palpitando disparo dos fuertes chorro de semen, los ultimo de su vida.

Luego Esteban se desmayo, se despertó varias horas después ya como un eunuco, lloro y maldijo a la vida pero conforme fueron pasando los días su agresividad como comportamiento comenzó a cambiar fue evidente que aquel tratamiento dio resultados para Esteban había llegado el “Final de la Diversión”



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com






Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

FÁCIL Y RÁPIDO

La verdad siempre pensé que perderlos era muy fácil pero nunca pensé que fuese tan fácil, con 56 años era un hombre divorciado con dos hijos ya adultos casados, mi ex esposa se volvió a casar y creo que fue lo mejor para alejarla de mi vida para siempre, no es que no me guste el sexo simplemente no me gusto tener mis testículos colgando de hecho sentía mucha vergüenza exponerlos a alguna mujer, no sentía vergüenza que me vieran desnudo o incluso el pene pero que me tocaran o vieran mis testículos me era muy vergonzoso......


FÁCIL Y RÁPIDO
La verdad siempre pensé que perderlos era muy fácil pero nunca pensé que fuese tan fácil, con 56 años era un hombre divorciado con dos hijos ya adultos casados, mi ex esposa se volvió a casar y creo que fue lo mejor para alejarla de mi vida para siempre, no es que no me guste el sexo simplemente no me gusto tener mis testículos colgando de hecho sentía mucha vergüenza exponerlos a alguna mujer, no sentía vergüenza que me vieran desnudo o incluso el pene pero que me tocaran o vieran mis testículos me era muy vergonzoso.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [OBSESIÓN] [CONFESIONES]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





La verdad siempre pensé que perderlos era muy fácil pero nunca pensé que fuese tan fácil, con 56 años era un hombre divorciado con dos hijos ya adultos casados, mi ex esposa se volvió a casar y creo que fue lo mejor para alejarla de mi vida para siempre, no es que no me guste el sexo simplemente no me gusto tener mis testículos colgando de hecho sentía mucha vergüenza exponerlos a alguna mujer, no sentía vergüenza que me vieran desnudo o incluso el pene pero que me tocaran o vieran mis testículos me era muy vergonzoso.

De hecho durante mi primera vez no me quite mi trusa (slip), fue a los 15 años con mi primera novia, a ella le pareció extraño que solo sacada mi pene eso si durísimo por la bragueta de mi trusa en vez de quitármela por completo, pero siendo también primeriza no puso mucha objeción y durante mis primeras veces fue de ese modo, en cierto mi negativa a desnudarme por completo ante ella fue una de las causas de que rompiéramos, un año más tarde, cuando nuestra relación termino de nuevo regrese a la masturbación, mi fuente confiable de placer.

A algunos hombres les gusta masturbarse, mientras juegan con sus huevos pero no a mí, de hecho nunca me quitaba mi ropa interior, solo sacaba mi pene y me masturbaba hasta correrme tratando de tener el menos contacto con mis huevos posible, por supuesto sabia que la fuente del placer que sentía al correrme venia de ellos pero los despreciaba, para mi eran una parte de mi cuerpo que no deseaba que aborrecía por completo y que en muchas ocasiones pensé en cortar de mi cuerpo pero las ascias de seguir disfrutando de intensos orgasmos me detuvo en cierta manera durante mi adolescencia.

Ya con 24 años conocí en mi último año de universidad a Elena, su belleza, personalidad y sonrisa impactaron en mi desde el primer momento, me enamore de ella a primera vista poco a poco comenzamos a salir, a los pocos meses ya éramos novios, jóvenes y enamorados pronto surgió en nosotros el deseo de mas que solo besos y caricias, ella me deseaba tanto o yo a ella, simplemente cada que la veía para salir a bailar, a cenar o simplemente hablar tenía una tremenda que erección que era difícil de ocultarme muchas veces me acaricio mi pene por encima de mi pantalón.

Creo que la primera vez que no solo tuve sexo sino que hice el amor fue con ella unas pocas semanas más tarde de que ella tomara mi pene y me hiciera venirme dentro de mi trusa, aquella noche sus padres no estaba en casa y me invito a ver una película lo que por supuesto acepte de inmediato, por supuesto nunca vimos película alguna pues apenas llegue a su casa Elena me llevo a su habitación ya ahí pues nos comenzamos a besar con pasión acariciándonos sobre la ropa con desesperación absoluta.

De pronto Elena dejo de besarme se puso de rodillas y me bajo el pantalón que estaba usando con todo y ropa interior dejándome mi pene como huevos al desnudo trate de detenerla haciéndome para atrás no deseaba que viera mis huevos, pero ella tomo mi dura erección con su manita para comenzar a masturbarme dulcemente en ese momento la cordura se me perdió del todo y ya no pude resistirme, algo paso en ese instante que deje que ella me hiciera lo que quisiera.   

-“¿Te gusta?” Pregunto Elena.
-“Si. Mucho” le dije.

Cuando creí que no pasaría de una simple masturbación me dijo con su voz tan femenina

-“Quiero que seas el primer hombre que me penetre”. Me dijo Elena casi suplicando.

En ese momento se metió mi endurecido pene en su boca para comenzar a darme una sabrosa mamada, eran un poco torpe pero me hizo perder la razón poco a poco le enseñe como debía hacerlo y creo que fue mejor estudiante en esa materia que en matemáticas, estaba al límite de la excitación tenía que poseerla de inmediato pero quería que la primera vez fuera también especial por lo que decidí darle la mejor experiencia de su vida como ella me la estaba dando.           

La incorpore y la tumbe sobre la cama su respiración se acelero, tuve la precaución de cerrar la puerta en ese momento no quería sorpresas innecesarias cuando regrese con ella se notaba lo nerviosa que estaba sabía lo que iba a pasar una cosa es hacer una simple mamada y otra es ser desvirgada por un hombre, comencé quitándole la falda, luego la blusa para comenzar a besarle las piernas y empecé a subir hasta llegar hasta su entrepierna, me deje llevar por el olor de su sexo aun con su calzoncito (braga) de color verde puesto metí mi nariz en su vagina sus jugos empezaron hacerse presente en ese momento.

Por lo que comencé a bajarle su calzoncito al ver que solo tenía un pequeño mechón de vello me excito aún más y al saber que sería el primero en probar tan dulce manjar me hizo sentir el hombre más afortunado del mundo inmediatamente comencé a darle besitos en su raja, abriéndole sus labios  a darle lambidas largas ella suspiraba, tomándome de mi cabello en ese instante sentí como se corría en mi boca por lo que solo pude tomarme ese dulce elixir.

Luego me dispuse a quitarle la blusita que tenía puesta, estaba alucinado de todo lo que estaba pasando me dispuse a quitarle el sujetador (corpiño) de esos que se desabrochan por delante y al fin pude ver sus perfectos senos grandes quizás talla 38 C note sus pezones paraditos estaba excitada a más no poder, de inmediato se los chupe con toda la ternura que pude Elena estaba agitada me termine de quitar la ropa y me dispuse a penetrarla coloque mi pene en su rajita mojadita y comencé a empujarlo lentamente pero con firmeza pude sentir su resistencia y ella me dijo

-“Duelo pero no pares”. Dijo Elena.       
-“Descuida ese dolor se convertirá muy pronto en placer”. Le respondí.  

Cuando ya estaba entrando pude sentir su himen oponiéndose al intruso le dije que respirara profundo y en ese instante empuje con fuerza, pude sentir como mi glande rompía al atravesarlo Ella  hizo un quejido y me abrazo con fuerza, me quede quieto un momento aproveche para besarla con todo el amor que sentía por ella mientras la besaba comencé un mete y saca despacio hasta que su sexo comenzó a acostumbrarse a mi miembro.

Ella solo se limitaba a decirme “te amo, te amo”, las embestidas comenzaron a ser más rápidas y frecuentes ella solo sabía gemir y gemir sin parar en ese momento sentí que ella volvió a correrse ahora en mayor cantidad de fluidos, también estaba a punto de venirme cuando recordé que era peligroso ya que podía embarazarla, así que saque mi miembro y termine en su vientre, debo reconocer que el sexo fue la mejor experiencia de mi vida a parte de la primera vez con mi primera novia, pero aquella vez con Elena fue aun mejor.

Había hecho mujer a la mujer que amaba, supe en ese momento mientras ve venia que ella iba a hacer la mujer de mi vida. Esa fue la primera vez que hice el amor con Elena, más no sería la última ya que nuestros encuentros se prolongarían por 20 años, me case con ella y fue la madre de mis hijos pero poco a poco de nuevo mi obsesión de perder mis huevos, de no querer que los tacaran o vieran nos fue alejando el sexo comenzó a ser menos frecuente y nada placentero hasta que hace seis años vino el divorcio.

Ahora aquí en el jardín de la casa desnudo, pasado de peso y con el dorso desnudo me preparo para dejar de ser un hombre para lo que me quede de vida, me amarro una cinda en la cintura para luego amarrarme mis grandes nuevos, espero a que estos cambien de color, me duelen mucho trato de soportar lo más posible, mientras hago algunas actividades mis huevos cuelgan revotando contra mis piernas la última vez que lo harán, pasan dos horas y sé que mis huevos por fin están muertos, tomo el teléfono y pido una ambulancia, dejo un mensaje en la puerta para que los paramédicos entren.

Voy hacia una mesa coloco mis huevos sobre ella, el contracto de ellos sobre la fría madera me hace estremecer, luego tomo una gran tijera para podar arbustos, tomo mi pene con una mano y me masturbo estoy muy excitado no tardo en venirme, mi última eyaculación como hombre de verdad de mi vida, cuando acabo el que fue un gran orgasmo, limpio todo incluido mi pene, tomo la tijera y coloco las cuchillas en la base de mi escroto por arriba, sujeto los mangos de madera con ambas manos, han pasado 15 minutos desde que llame a la ambulancia.

No tardo en escuchar la sirena, escucho cuando se detiene frente a mi casa, sé que es el momento cierro la tijera y mis huevos son separados con tomo y mi escroto de cuerpo para siempre, el dolor es más intenso de lo que alguna vez creí, caigo al suelo agarrándome mi entrepierna que ahora está toda ensangrentada, alcanzo a ver a los paramédicos correr a donde estoy convulsionando de dolor antes de perder el sentido.

Me despierta en el hospital con mis hijos a mi lado, he quedado castrado, soy un eunuco pero soy feliz, la verdad siempre quise ser liberado de mis huevos pero nunca creí que fuese tan doloroso como lo fue pero algo si se que perder los huevos es algo “Fácil y Rápido”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

FELIZ CUMPLEAÑOS

Todo comenzó cuando uno de los atletas con los que trabajaba sufrió una lesión en el campo de fútbol y como resultado perdió un testículo. Kirk estaba estupefacto. Nunca se le ocurrió que un hombre podría perder su hombría. Nunca se dio cuenta de que podía perder su propio y hermoso equipo. Él comenzó a fantasear acerca de cómo sería ser castrado......


FELIZ CUMPLEAÑOS
Todo comenzó cuando uno de los atletas con los que trabajaba sufrió una lesión en el campo de fútbol y como resultado perdió un testículo. Kirk estaba estupefacto. Nunca se le ocurrió que un hombre podría perder su hombría. Nunca se dio cuenta de que podía perder su propio y hermoso equipo. Él comenzó a fantasear acerca de cómo sería ser castrado.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [OBSESIÓN]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo





Kirk y yo hemos estado juntos por más de siete años, desde la universidad. Lo noté primero en el gimnasio levantando hierro. No podía mantener mis ojos fuera de su apretada y abultada entrepierna. Ahí estaba tendido en un banco, sin camisa, con unos calzoncillos negros de lycra y calcetines blancos empacados en unos nuevos crosstrainers de equilibrio. Mientras hacía cada repetición, su pene parecía tensarse contra su prenda al unísono.

Pude ver su equipo en las duchas y la licra no mentía. Estaba extremadamente bien  dotado colgado con al menos ocho pulgadas y solo estaba semí erecto. Fue aún más sorprendente cuando hizo el primer movimiento. Tengo que decir que también tengo un gran cuerpo y note que lo revisaba día tras día (ambos somos deportistas de gimnasia dedicados). Un día, justo cuando salía de la ducha, notó mi erección inicial y ligeramente acarició la cabeza de mi pene. Empezamos a entrenar juntos, cada uno de nosotros manteniendo un cuerpo muscular y fino. Ambos nos graduamos con títulos en entrenamiento atlético y comenzamos a compartir un departamento poco después.

Aproximadamente dos años después de graduarse Kirk se obsesionó con la castración y me intrigó también. Todo comenzó cuando uno de los atletas con los que trabajaba sufrió una lesión en el campo de fútbol y como resultado perdió un testículo. Kirk estaba estupefacto. Nunca se le ocurrió que un hombre podría perder su hombría. Nunca se dio cuenta de que podía perder su propio y hermoso equipo. Él comenzó a fantasear acerca de cómo sería ser castrado.

Me hacía atar sus huevos y tocar varias veces donde los cortaría. Él siempre se venía con fuerza y ​​comenzó a disfrutar los juegos más y más. Después de un tiempo comenzó a jugar el papel de castrador y esto también lo excitó. Debo decir que no estaba muy emocionado al principio por pretender perder mis huevos, pero Kirk estaba feliz, así que estaba bien. Y entonces me di cuenta. El abrumador deseo de que se los corte. No adentramos en las escenas más y más y finalmente fue la única forma en que queríamos tener relaciones sexuales. Incluso construimos una guillotina en miniatura. La hoja no era lo suficientemente pesada como para infligir un daño real, solo cortaba la piel y producía un poco de sangrado, pero la visión de la cuchilla cayendo hacia que Kirk eyaculara cubos de su espeso semen.

Kirk comenzó a leer sobre el tema de la castración e incluso la anulación e hizo algunos contactos. Me sorprendió una noche invitando a un extraño a cenar en casa. John era un hombre alto y lindo del que me sentí atraído y me preguntaba cómo era cuando estaba en la cama cuando descubrí que eso era exactamente lo que Kirk tenía en mente. Íbamos a tener un trío y nunca olvidaré la explosión en mi mente cuando descubrí lo que John estaba escondiendo debajo de sus levi's.

Cuando entramos en el dormitorio, John comenzó a quitarse la ropa. Primero se quitó las botas de montaña y luego se quitó los calcetines blancos de a uno por vez. Se quitó la camisa y reveló un cofre y un paquete de seis bellamente formados abdominales. Tenía que ser un nadador, parecía que podía deslizarse a través del agua. Empezó a bajarse el pantalón de mezclilla y cuando se enderezó noté algo extraño. Muy extraño, pero cautivador. John había sido anulado sexualmente. Sus largas piernas se unieron a un vacío. No tenía genitales y una línea de cicatriz apenas era perceptible. Mantenía afeitada la entrepierna, lo que enfatizaba la pérdida. Tuvimos una noche increíble.

Más tarde supe por Kirk que John se había sometido voluntariamente a la operación para satisfacer su profunda necesidad de ser anulado. Kirk estaba convencido de que eso era lo que quería para sí mismo. ¡Me preguntó si yo también sería anulado! De ninguna manera. Los juegos eran divertidos, pero la anulación es permanente. El hombre que amaba quería eso más que nada en el mundo, pero no podía comprometerme. Kirk entonces no estaba seguro si quería pasar por el evento solo. Rechazó la idea, pero cayó en una leve depresión durante varios meses.

El trigésimo cumpleaños de Kirk estaba a la vuelta de la esquina y no sabía qué regalarle. Bueno, realmente lo hice, pero no sabía cómo proceder. ¿Qué pasaría si anulara a Kirk para su cumpleaños? Hable con John y encontré el nombre de un practicante que hacía eso. El fin de semana antes de su cumpleaños, arreglé para estar fuera de la ciudad y me reuní con el practicante para reunir todo lo que se necesitaba. Cuando volví la víspera del cumpleaños de Kirk, creé una cena increíble y Kirk se durmió un poco temprano.

A la mañana siguiente, su cumpleaños, lo besé para despertarlo. Estaba un poco atontado y sonrió mientras se estiraba sobre las almohadas. Le deseé feliz cumpleaños y estaba a punto de mostrarle su regalo cuando él mismo lo descubrió. Como lo hacía todas las mañanas, se inclinó y comenzó a rascarse la entrepierna. No llegó muy lejos por el vendaje cubriendo su entrepierna, pero podía sentir qué tan plano estaba el vendaje. Su rostro pasó de la sorpresa a la alegría en cuestión de segundos.

Le expliqué lo que había sucedido y que habría pocas cicatrices y que debería sanar muy rápido. De hecho, podría mostrarle cómo se vería. Tomé su mano derecha y la coloqué dentro de mi short de dormir holgados. Él solo sonrió mientras los bajaba para revelar mi propia entrepierna castrada. Mi pene y huevos fueron arrancaron con un cuchillo de cirujano cinco días antes. Los puntos seguían allí, pero no vendé mi maravillosa nueva entrepierna para que pudiera ver los efectos completos.

Eso fue el año pasado y todavía somos una pareja feliz. Nos encanta darnos masajes corporales completos y explorar nuestras ingles desnudas. Todavía entrenamos diariamente y mantenemos nuestros cuerpos en forma. Cada mes más o menos vamos de caza, a veces con John. Tres hombres anulados buscando un buen momento, buscando un buen pene. Con nuestro buen aspecto y encanto fácil podemos tener nuestra selección de hombres. Hay momentos en que solo quiero desnudarme frente a una sala llena de deportistas, mostrar mi excelente forma y ver cuántos hombres más tienen un ardiente deseo de deshacerse de sus penes y huevos.



Historia Original Aquí.




Autor: Anónimo       Traductor: DarkSoul

FIN DE MATTHEW

Matthew Armstrong era un muy atractivo chico de 16 años de edad. Era ligeramente más alto que 1.75 metros con una amplia musculatura superior y piernas de nadador bien torneadas. Tenía un rostro clásicamente apuesto, con una barbilla aristocrática, huesos bien definidos de las mejillas y salpicaduras de pecas rojas para resaltar su bronceado dorado natural. Su cabello era una hermosa sombra de óxido que siempre estaba bien cuidado con un buen corte, era un buen bocado visual par las chicas......


FIN DE MATTHEW
Matthew Armstrong era un muy atractivo chico de 16 años de edad. Era ligeramente más alto que 1.75 metros con una amplia musculatura superior y piernas de nadador bien torneadas. Tenía un rostro clásicamente apuesto, con una barbilla aristocrática, huesos bien definidos de las mejillas y salpicaduras de pecas rojas para resaltar su bronceado dorado natural. Su cabello era una hermosa sombra de óxido que siempre estaba bien cuidado con un buen corte, era un buen bocado visual par las chicas.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [BALLBUSTING]



Categoria: Hetero      Autor: Anónimo





Matthew Armstrong era un muy atractivo chico de 16 años de edad. Era ligeramente más alto que 1.75 metros con una amplia musculatura superior y piernas de nadador bien torneadas. Tenía un rostro clásicamente apuesto, con una barbilla aristocrática, huesos bien definidos de las mejillas y salpicaduras de pecas rojas para resaltar su bronceado dorado natural. Su cabello era una hermosa sombra de óxido que siempre estaba bien cuidado con un buen corte, era un buen bocado visual par las chicas.

Cuando Matt estaba "excitado", soltaba gruñidos y gemidos de lujuria. La parte superior de su cuerpo se flexionaba, resaltando cada uno de los músculos ondulantes y el éxtasis se le imprimía por toda la cara. Hoy sin embargo, la cara de Matt estaba contorsionada por el miedo nauseabundo. La fuente - su hermano mayor Randon. Randon era una imagen espectacular de Matt, solo dos años mayor y con cabello rubio. Él era notablemente más musculoso, aunque no mucho, amaba usar pantalones vaqueros apretados para acentuar su salchicha bulbosa de 8 pulgadas. Él actuó en 'str8' para el mundo, pero secretamente había estado sintiendo sentimientos de homosexualidad desde la escuela primaria. Su mayor deseo hasta ese momento era... Matt, y no podrías culparlo.

En este día, Matt había entrado mientras Random se masturbaba con la foto del equipo de natación de Matt (en la que Matt hizo una pose dramática en solo su Speedo - muy apretado) solo unos minutos antes. Matt llamó a Randon 'enfermo' de disgusto, lo que provocó que Randon se lanzara contra su hermanito. Por supuesto, solo tardó unos segundos en que el Random más grande y más agresivo tuviera a Matt clavado en el suelo pidiendo misericordia.

Random estaba sentado en el estómago de Matt (que estaba boca arriba) y estaba apartando del rostro de Matt. Él aprovechó esta oportunidad para golpear su puño tres... cuatro... cinco veces en Matt cuyos huevos aun se estaban desarrollando. Matt soltó un grito de niña cuando Random puso su puño en su entrepierna.

"Oh, por favor, mis huevos... Ohh". Matt gimió y Randon masajeó los huevos de Matt entre sus dedos. El sentir los huevos de su hermano a través de su pantalón le dio a Randon una idea instantánea. Cuanto más golpeaba su puño en la entrepierna de Matt, y cuanto más gritaba, más su cuerpo ondulaba y más sus músculos carnosos se flexionaban y brillaban dorados por el sudor. Random también disfrutó de la mirada en la cara de Matt. El chico de 16 años de edad, al que se le veía garantizado una vida sexual como un caballo de montar con Viagra, tenía su vida sexual en las manos de alguien, y su rostro estaba contorsionado en un miedo salvaje.

-¡Te los voy a arrancar! Randon dijo en voz alta.

En esto, Matt comenzó violentamente a tratar de sacudirse para liberarse "Por favor, Randy, hermano, no mis huevos, no mi...", fue rápidamente silencio por un golpe en su testículo izquierdo de Randon. Randon estaba seguro de que había sentido que los huevos de su hermano hicieron un "pop" silencioso, pero quería garantizar que el trabajo estaba terminado.

Desabrochó el jean de Matt y se lo arrancó. Debajo de él fue tratado su pene rodeado de muslos bien trabajados, bien entonados de Matt. Encima de eso una trusa (slip) blanca apretada marca CK. A causa de la creciente excitación sexual, Randon literalmente arrancó la ropa interior y la arrojó a un rincón.

Mientras Matt lloraba por el dolor y la humillación, Randon se comió con sus ojos en el delicioso paquete que había anhelado durante años. Extendió la mano y agarró el palo de 7 pulgadas de Matt y comenzó a masajearlo de arriba abajo. A pesar de sí mismo, el pene de Matt se puso duro como si fuese de roca. Randon jugó con él, moviéndolo de un lado a otro y apretando suavemente la gruesa barra de carne. Matt lanzó un gemido mientras que su cuerpo entero se movió ondulante y su expresión cambio a una de éxtasis increíblemente. La novia de Matt lo había masajeado de esta manera antes, solo tenía el pantalón puesto y no se sintió tan bien como esa. Matt comenzó a frotar sus dedos arriba y abajo de su pene como para complementar el masaje de su hermano. ¡Estaba en el cielo!

"Randon, te amo. Oh sí..." Matt gimió lentamente mientras su pene se endurecía aún más. Mientras tanto, Randon examinó cómo la dura erección de Matt se había convertido y pensó que solo un hombre podría romper su pene como si fuese una ramita. Agarró firmemente la base del pene de Matt y justo antes de sacudirla hacia la izquierda, lo soltó. -Solo sus huevos. El pensó. Randon soltó el pene de Matt y justo en medio de una de las llamadas pre-orgásmicas de Matt, Randon golpeó el escroto de Matt contra su cuerpo. Matt lloró e intentó escapar de nuevo. Esta vez, sin embargo, Random había exprimido ambos testículos en un lado del saco para que la piel se enseñara como un globo hinchado. Luego pasó el bolso de Matt por sus dos dedos. El contenido se sacudía ligeramente, pero la constricción solo sumó dolor. Matt chilló y todo su cuerpo se contorsionó por el dolor sordo.

"¿Te gusta?" Randon se burló al golpear el saco de su hermano con su mano libre "¿Qué te parece esto...?", Sugirió. Pensó en cómo estaba cuando Matt lo llamó enfermo y se llenó de rabia incontrolable. Sin previo aviso, llevó el codo con toda su fuerza al escroto hinchado de Matt - y esta vez hubo un pop.

Matt gritó como una niña y pateó ambas piernas en el aire. Todo su cuerpo ondulaba violentamente como un pez fuera del agua. Mientras tanto - los gritos de su hermano menor perforando sus oídos- Random soltó el escroto de Matt y examinó el daño. Algo estaba mal, sin duda. Mientras sus dedos pinchaban y probaban la vida sexual del muchacho, descubrió que el testículo izquierdo de Matt ya no era un bulto sólido. Se sentía más como tres testículos separados en el mismo saco, y la piel estaba empezando a convertirse en rosa brillante - similar a un rubor. Pero Matt no se sonrojaba, los vasos sanguíneos de su testículo roto comenzaban a salpicar y manchar la piel en los más violentos tonos de rojo.

-¡Tengo uno! ¡Hice estallar uno, Matt, ahora eres medio hombre! Randon no pudo evitar bromear. Estaba sintiendo una increíble corrida sexual y animal.

"Oooooh, Dios, Randy, Randy..." Matt luchó entre sollozos de dolor "Randy, Rand. Soy tu hermano, por favor. Lo siento, no te llamé enfermo, no estás enfermo. "Matt continuó suplicando misericordia, pero Randon solo estaba recibiendo una mayor prisa oyendo a la voz sexy de su hermano profunda suplicar por su vida sexual, y sentir el pene de Matt vibrar con su voz.

-¿Crees que soy un maricón pecaminoso? Random dijo agarrando violentamente el testículo restante de Matt.

Matt se dio cuenta de lo que estaba pasando y empezó a luchar aún más para liberarse. Intentó agarrar la alfombra, patear con las piernas, cualquier cosa para salvar a sus genitales virginales.

"Sí, los muchachos rectos quieren 'tener toda la diversión Bashin' nosotros todo el tiempo." Randon casi gritó, su furia por el mal trato de los homosexuales que salía de su inocente hermano.

-¡No, Randy, lo siento, lo juro! Dijo Matt.

Randon era imparable ahora mientras golpeaba su puño contra el testículo de Matt, moliéndolo en el suelo. Después de algunos minutos de eso, Randon comenzó a anhelar un orgasmo final. Con eso, puso el testículo de Matt en el suelo y le dio un poderoso golpe de karate, luego lo golpeó con tanta fuerza como fue humanamente posible, rectificándola a la izquierda y a la derecha. Solo tomó dos golpes antes de que Randon sintiera que el testículo desnudo de Matt explotó como un globo de agua bajo su puño

-¡No eres un hombre, te he arruinado! Randon rió mientras rodaba la bolsa vacía de Matt bajo su puño. Para entonces Matt estaba histérico. Las lágrimas rodaban por su rostro, ya no luchaba escapar. No tenía sentido ahora, había perdido su hombría. Randon mientras tanto había sacado su pene ahora dura como de roca y se masturbó violentamente a la idea de un chico, magnífico  de 16 años de edad, como Matthew que no tuviera huevos. Sin vida sexual. A pesar de lo tonto que sonaba con un cuerpo tan bien tonificado y musculoso, una figura tan varonil.

Le tomó unos minutos antes de que Randon dejara escapar un gruñido un aullido primitivo que parecía sacudir la habitación y lanzó una explosión de esperma que casi fue una explosión que llovió sobre las ruinas de la vida sexual de Matt - seguida rápidamente por otra, luego otra . Agotado, Random se levantó, su pene todavía rebotando a través de su entrepierna, y salió de la habitación. Tal vez para formular una historia para contarles a sus padres. Mientras tanto, Matt agarraba sus arruinados huevos sollozando, su cuerpo reluciente de sudor y gritaba: "¡ME LOS HAN APLASTADO!




Historia Original Aquí.




Autor: Anónimo       Traductor: DarkSoul

FIESTA DE SURFISTAS

Rich era un espectáculo completamente desnudo en el fregadero de acero inoxidable, con sus partes viriles goteando con espuma jabonosa, y su cuerpo húmedo y resplandeciente bajo las duras luces de la cocina del restaurante, abdominales ondulados bajo su pecho firme y planos con pezones rosados erguidos. Cubierto con burbujas de jabón blanco que lentamente se deslizaba por su cuerpo atlético......


FIESTA DE SURFISTAS
Rich era un espectáculo completamente desnudo en el fregadero de acero inoxidable, con sus partes viriles goteando con espuma jabonosa, y su cuerpo húmedo y resplandeciente bajo las duras luces de la cocina del restaurante, abdominales ondulados bajo su pecho firme y planos con pezones rosados erguidos. Cubierto con burbujas de jabón blanco que lentamente se deslizaba por su cuerpo atlético.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [CANIBALISMO] [MEDICO]


Categoria: Gay      Autor: Sea Dog





Rich sabía que había cometido un gran error, un error realmente estúpido, pero no tenía ni idea de lo costoso que acabaría siendo para él. ¡Fue muy divertido! ¡Tomando un baño de burbujas en el fregadero del restaurante! Justo como lo había visto en U-Tube. Fue una locura, y estúpido, pero ¡muy divertido!

"Me aseguraré de que tú y tus amigos nunca encuentren trabajo en esta playa otra vez". El gerente de Dick le dijo después de encontrar a Rich desnudo en el fregadero de acero inoxidable donde lavaba platos en el restaurante.

Seguro que era tarde y todos los clientes se habían ido y habían terminado de limpiar. "Si el departamento de salud se entera de esto, ellos me cerrarían". Rich se puso de pie en el fregadero, cubierto con jabón, su amplio pene y huevos colgaron a pocos centímetros de la cara del gerente. "Enjuágate, ponte la ropa y tú y tus amigos salgan de aquí. No quiero volver a verles nunca. Tom, Hank y Billy se quedaron detrás del gerente riéndose. Rich era un espectáculo completamente desnudo en el fregadero de acero inoxidable, con sus partes viriles goteando con espuma jabonosa, y su cuerpo húmedo y resplandeciente bajo las duras luces de la cocina del restaurante, abdominales ondulados bajo su pecho firme y planos con pezones rosados erguidos. Cubierto con burbujas de jabón blanco que lentamente se deslizaba por su cuerpo atlético.

-“A la mierda si no puede soportar una broma”. Dijo Rich, mientras el gerente lo empujaba literalmente por la puerta trasera, luego de que se enjuagó y se puso la ropa, todavía mojada.

-¿Crees que hablaba en serio en asegurarse de que nunca encontraríamos trabajo en la playa? -preguntó Tom.

"Sí. Esta es una pequeña comunidad, si las palabras pasan, puede ser difícil para nosotros encontrar otro trabajo de restaurante por aquí", dijo Billy.

Los cuatro amigos eran todos surfistas en sus mediados años veinte y en gran forma que se conocieron en Kill Devil Hills, donde estaban trabajando para el verano. Compartían una vieja casa móvil, a pocas cuadras de la playa. Lo único que tenían en común era su amor por el surf. También les gustaba pasar un buen rato, les gustaba fumar marihuana y beber mucha cerveza.

En pocos días decidieron intentar encontrar otro trabajo. Intentaron ser lavaplatos Dick Rich, Tom y Hank quizás limpiar mesas en la estación de autobús por salarios mínimos y Billy era un camarero que hizo bastante buen dinero. Alquiler era debido en su remolque y tenían facturas de servicios públicos a pagar. Ninguno de ellos había ahorrado dinero, por supuesto, lo gastaban tan pronto como lo hacían. Todos necesitaban trabajo.

Fueron de restaurante en restaurante y en todas partes obtuvieron la misma respuesta. -Hemos oído hablar de la broma que hiciste en Dick y no hay manera de que te contratemos.

Luego intentaron el Brew Through, gasolineras, tiendas minoristas, incluso la tienda de surf y tiendas de kitesurf. Era demasiado tarde en la temporada se les decía, no tenían puestos de trabajo, había un montón de excusas y razones por las que no estaban contratando, pero no había puestos de trabajo. Kitty Hawk y Kill Devil Hills eran una comunidad más pequeña lo sabían. Pero las olas y el surf eran geniales. No querían irse.

Tom miró por necesidad en el periódico y vio un anuncio que decía “banco de esperma y donantes de sangre solicita”. "Oye, he encontrado una manera en la que al menos podemos pagar el alquiler". Tom dijo a los chicos.

Al día siguiente fueron a la clínica en Nags Head. Llevaban su uniforme de playa, pantalón ancho de surf, camisetas y sandalias. En un centro comercial estaba esa clínica, con una sala de espera y una enfermera detrás de una ventana de cristal. Cuando se acercaron a la enfermera, les entregó formularios para llenar preguntas sobre sus historias médicas personales y familiares. Después de llenar los formularios, una enfermera los llevó a las salas de exámenes donde le tomaron sangre para detectar el SIDA y otras enfermedades. Cuando llegaron los resultados de la prueba de sangre, llamarían a los chicos para ver si calificaban para dar sangre y semen. El sueldo era bueno y si estaban limpios podrían volver en unas pocas semanas para dar más.

-"Wow, todo lo que tienes que hacer es venirte en un frasco para donar esperma y dejar que una enfermera te saque sangre". Tom dijo.

-"Suficiente para pagar el alquiler, pero no lo suficiente para la comida, la cerveza y los extras. Creo que todavía tenemos que encontrar trabajo", dijo Billy.

-"Podemos seguir intentando encontrar trabajo, pero mientras tanto digo que hagamos esto. Al menos pagará el alquiler", dijo Rich. Billy todavía no estaba contento con Rich. Billy hizo buen dinero en propinas, por lo que hizo Rich, todos perdieron sus trabajos.

En unos pocos días recibieron una llamada. Estaban limpios. ¡Gracias a Dios que la prueba de sangre no revelo nada! Pero en cuanto al SIDA y otras enfermedades, todos eran sanos como los caballos.

Volvieron a la clínica. Fue un día muy caluroso y el aire acondicionado estaba siendo reparado así que la clínica era caliente. Se les dieron tarros de plástico y revistas porno luego fueron escoltados a cabinas individuales donde se les pidió que eyacularan en los frascos.

-“Eso debería ser bastante fácil” -dijo Rich, quitándose la camisa mientras entraba en su cabina-. "Hey hombre hace calor aquí dentro". No sabían que había cámaras ocultas en las cabinas donde los ojos curiosos los miraban mientras se masturbaban y el aire acondicionado había sido intencionalmente cortado.

La mujer que vigilaba las cámaras abrió grandes los ojos mientras veía a Rich masturbarse. Rich era de 1.80 metros de alto, delgado y bien construido con seis abdominales, musculoso pecho y los brazos, y hombros anchos con una cintura delgada. Su cabello blanqueado por el sol estaba a la altura de los hombros. Sus pequeñas caderas y cintura mostraban su amplio pene como grandes y pesados huevos. Observó cómo su pene crecía hasta una erección completa; Le parecía que tenía unos diez a doce pulgadas de largo y tan grueso como una lata de cerveza. Buen ejemplar, señaló.

También observó a los otros chicos, todos surfistas bien construidos, altos, larguiruchos, deshuesados, entonados y rubios. Otro rasgo que todos parecían compartir era que todos ellos estaban ampliamente dotados de un pene que variaba en tamaño de nueve pulgadas (Billy) a diez pulgadas (Tom y Hank) a doce pulgadas erguido (Rich). ¡Ellos conseguirían un buen precio!

Después de que los chicos habían terminado de donar esperma, fueron llevados a una habitación y le pidieron que se acostaran en las camas del hospital, para dar sangre. Los asistentes les dieron galletas y zumo de naranja después. Entonces el director de la clínica pidió a los muchachos que se unieran a ella en su oficina. La noticia estaba en la comunidad y sabía que estaban sin trabajo por lo que sabía que necesitaban dinero.

-"No mucha gente lo sabe, pero esta clínica tiene una clientela mundial y somos reconocidos por ciertos procedimientos y productos que están en alta demanda entre una clientela muy rica y exigente". Llevaba una bata blanca de laboratorio, tenía el cabello negro tirado en un bollo y llevaba gafas de armazón negro. "Me gustaría presentarles una oportunidad única a ustedes, que no ofrezco a nadie. Le dará la oportunidad de hacer un montón de dinero muy rápida y fácilmente. Pero implica un sacrificio”.

-"Dinero, ¿escuché dinero? ¿Cuánto? ¿Qué tenemos que hacer?” -preguntó Rich.
-"Cuánto dinero depende de cuánto estén dispuesto a renunciar".
-¿Qué significa eso? -preguntó Billy.
-"Pagamos por onza".
-¿La onza de qué? -preguntó Tom.
-"De carne de hombre".

Todos retrocedieron.

-"Pagamos 1.000 dólares la onza, más que el precio del oro en ese momento, por el pene erguido y los testículos y pagamos una prima por el paquete entero".

-“¡Ouch!” -dijo Billy.

"Esperen un momento chicos", dijo Rich. Pensemos en esto. Debo tener alrededor de una libra o dos de entre nuestras piernas cuando está erecto. ¿Cuántas onzas hay en una libra? ", Preguntó.

"Hay dieciséis onzas en una libra". Ella respondió. "No estoy pidiendo una decisión hoy. "Todos ustedes hablen entre ustedes. Les he invitado. Piénsalo. Nos encargamos de todos los detalles. Recuerde que sólo podemos tomar el pene externo, o el pene y su raíz, podemos tomar los huevos  por separado, o podemos tomar todo el paquete. Preferimos el paquete entero y pagamos una prima por él de cinco mil dólares sobre el precio por onza. Aquí está mi tarjeta, vuelvan si están interesados. "Entonces se levantó y los escoltó hasta la puerta.

-"Solo piensen en ello. Mis cosas pesan una libra por lo que es $ 16,000.00 más $ 5,000.00 de bonificación por el paquete. Esto no es un cambio de trozos. "Rich dijo mientras se sentaban en los sofás de la casa móvil.

-"Sí, pero se nos habla de perder nuestra hombría permanentemente. No lo sé. "Tom dijo, bajando un Budweiser enlatado.

-"Sabes que para ser perfectamente honesto, siempre he pensado en mi carne solo una especie que se interpone en el camino". Rich dijo. "Es tan grande, es vergonzoso cuando practico surf y se puede ver colgando de mi pierna a través de mi traje de baño. A las chicas no les gusta porque dicen que es tan grande que les duele. No me importaría perder la mía. Es posible que quiera mantener mis huevos para mantener la testosterona fluyendo. Pero siempre hay jugo y suplementos".

"Sabes que nunca he dicho esto antes, pero estoy de acuerdo con Rich. Es una distracción que siempre me está metiendo en problemas, 'la cabecita gobernando la cabeza grande' con fuera que podría concentrar toda mi energía en el surf y no tendría que preocuparse por el sexo, las mujeres y otras distracciones. "Tom dijo, Frotándose su polla mientras que crecía en erección abajo de la pierna de sus bolsas. "Incluso a los wang les gusta la idea".

-"Me gustaría estar libre de la mía también", dijo Hank.

-"Ustedes están locos", dijo Billy. -¿Saben lo que dices? Están hablando de perder permanentemente sus genitales.

"Todos dejamos un depósito en el banco de esperma, así que ¿quién lo necesita ahora? Dios nos dio a nosotros para hacer bebés? Alguien va a utilizar el esperma para hacer bebés, por lo que son solo superfluos ahora. ¿Sabes lo que podría hacer con 21.000 dólares?

-"¡Ustedes están locos!" Billy dijo, pero sintió tensión en su pantalón cuando su pene comenzó a hincharse con la idea.

-"Si lo hacemos, no tendremos que trabajar, simplemente podemos surfear todo el día todo el verano sin cuidado y al diablo con el restaurante de Dick", dijo Rich. "¿Quién está adentro? Estoy y estoy listo para ir todo el camino, pene, huevos - todo".
-"Cuéntame". Dijo Tom con una notable erección creciendo en su pantalón.
-"Yo también”. Hank intervino.
-“Yo No”. -dijo Billy-.

-“Supongo que eso significa que tendrás que encontrar un trabajo o mudarte” Dijo Tom en tono áspero.

-"Déjame trabajar en ello”. Podemos vivir de lo que ustedes traen primero, entonces si lo necesitan podría considerarlo. Pero hasta entonces trataré de encontrar un trabajo.

-¿Vamos mañana entonces? -preguntó Tom.
-"Claro" respondió Rich.

-“Entonces tengo una sugerencia. Vamos a disfrutar todo lo que podemos esta noche. "Entonces todos se desnudaron y comenzaron a masturbarse. En poco tiempo Tom tomó el pene de Rich y Hank tomó el de Billy y empezaron a masturbarse.

-"No quiero desperdiciar esto". Tom dijo, lamiendo el semen al final de la enorme erección de Rich.

-"Más de eso y voy a pensar que eres gay" dijo Rich, disfrutando cada minuto.

-“Me pregunto cómo se sentirá esa cosa dentro de mí”. Dijo Rich tomando el pene de Tom con la mano y guiándola hacia su culo.

Pronto estaban todos siendo penetrados y chupándose unos a otros hasta que quedaron desnudos y exhaustos en el suelo.

Rich llamó a la mañana siguiente, pidió hablar con el director y le dijo su decisión. Hicieron citas para ir por la tarde.

Esa tarde los tres chicos fueron a la clínica. Mientras estaban sentados en la sala de espera, Billy abrió la puerta y entró.

-"¿Cambiaste de opinión?" Preguntó Tom.
-"Decidí que no quería ser el hombre extraño en la casa y además es un montón de dinero".

Pronto salió la enfermera.

-¿Un cuarto donante? ¿Estás con estos jóvenes? -preguntó con un acento de Europa oriental, mirando a Billy. "Vamos, podemos cuidar de ti también. Los llevaremos dos a la vez. La espera no debería ser tan larga. ¿Quién quiere ir primero?

Rich y Tom se ofrecieron voluntariamente.

La enfermera los escoltó a un vestuario donde se quitaron la ropa y les dieron batas de hospital y luego fueron dirigidos a una gran sala bien iluminada con varias mesas de operaciones equipadas con estribos y cubiertas de sábanas.

La enfermera ordenó a cada chico que se quitara la bata de hospital y se subiera a la mesa. A continuación, sujetó las piernas en los estribos y ató los brazos a los lados con correas de cuero. -Así que no pánico en medio del procedimiento, dijo refiriéndose a las correas. "Puedes elegir mirar o no. ¿Cuál será?

-"No me perdería esto por nada en el mundo". Dijo Rich.
-“Yo también” -dijo Tom.

La enfermera entonces comenzó a inyectar sus entrepiernas con analgésicos y Viagra. "Por lo general nos gusta dar a nuestros clientes un último orgasmo. ¿Les gustaría?"

-"Claro". Dijeron ambos al mismo tiempo. Luego se puso guantes de látex y empezó a masturbar a Rich. En el fondo los asistentes quirúrgicos comenzaron a prepararlos y apareció el médico.

-"Ustedes tiene una dotación considerable". La enfermera dijo admirando su erección creciente. "Debe traerles un buen dinero."

-"Espero que sí", dijo Rich, con una gran sonrisa, recostándose y disfrutando mientras trabajaba en su miembro masivo. Cuando terminó con Rich y Tom, los asistentes quirúrgicos se acercaron a ellos, los afeitaron, pintaron la entrepierna con antisépticos, insertaron los catéteres y luego ligaron el pene para mantener las erecciones después de ser removidas.

"Esto no debería tomar mucho tiempo". El doctor dijo mientras tomaba un bisturí y empezó a trabajar primero en Rich. "Impresionante." Dijo admirando la gigantesca erección en su mano. -Pero todos llevan más o menos el mismo tiempo, sin importar el tamaño que tengan. Comenzó a cortar alrededor del escroto, luego en la entrepierna donde estaba el pene. Hizo un trabajo rápido de los tejidos y tendones conectivos, luego cauterizó los vasos y las arterias, y en poco tiempo tuvo todo, el pene, la raíz, el escroto y los huevos fueron colocados de una sola pieza en la bandeja de acero inoxidable junto a la mesa de operaciones.

"Eso parece más de una libra", dijo Rich mirando el largo tubo de carne de hombre con los huevos y el escroto colgando del centro.

-“Más de dos libras” -dijo el asistente quirúrgico, apretándolo mientras el médico seguía trabajando con Tom.

"Dos libras, guau, eso es más dinero de lo que esperaba. Olvidé toda esa otra parte dentro de mí -dijo Rich, admirando la masa cortante de carne de hombre en la bandeja.

"Ésa es la raíz, guarda la erección para arriba y la conecta todo a tu cuerpo. Es casi tan largo y como el pene externo.

-"¿Y todo cuenta?" Preguntó, mirando el vástago grueso veteado y la cabeza púrpura hinchada que yacía en la cacerola de acero todavía goteando semen.

-"Claro que sí" Dijo el asistente. "Simplemente significa más dinero. Es por eso que te recomendamos que si vas a hacerlo, puedes renunciar a todo".

-“Tiene sentido” -dijo Rich-.

Cuando terminaron de remendar a Tom y Rich, trajeron a los otros dos. Billy debatió si perderlo todo o simplemente su pene o huevos y finalmente decidió perderlo todo. Le gustaba la idea de concentrar su energía en el surf libre de distracciones, además del dinero extra sonaba bien.

Cuando todos ellos fueron anulados, Rich obtuvo 2 libras 2 onzas o 34 onzas más el bono, se fue con $ 39,000.00. ¡Se dio cuenta de que le pagaban más por onza que el oro! Los otros obtuvieron menos, pero todos ellos llegaron a o más de una libra, así que también estaban muy contentos. Después de un par de semanas estaban sanados lo suficiente como para empezar a surfear de nuevo. No tenían que preocuparse por el dinero más ese verano. No tenían que preocuparse por el costo de ir a los bares. Ellos tomaban píldoras de reemplazo hormonal y con su enfoque en el surf y el trabajo, ya no se distraían por la necesidad de sexo, que pese a sus grandes cuerpos, rasgados, duros y delgados. Ninguno de ellos lamentó su decisión.

Mientras tanto, en la clínica, las tres mujeres de negocios muy exitosas del área de Washington DC, que estaban de vacaciones en Duck, llamó para ver lo que era fresco y estaba encantado de oír hablar de la carne fresca de los surfistas, les dio una Número de tarjeta de crédito para reservar los cuatro paquetes, condujo y recogió la carne para la cena de esa noche. Cada paquete se lavó, se limpió, se refrigeró y se envasó al vacío en plástico transparente. El chef también se detuvo en el mercado local de mariscos para ostras, y colas de langosta.

"Damas nuestro chef se ha superado a sí misma esta noche. Todos compartiremos estos deliciosos platos cada uno preparado de una manera diferente. "La anfitriona, una atractiva mujer soltera de carrera de unos treinta años, dijo a sus dos amigos que estaban en Duck para el fin de semana de una chica.

El chef sacó cuatro platos cubiertos con cubiertas de plata con cúpula y los puso en la mesa del comedor. Cuando las abrió revelo los platos calientes del que salía vapor las mujeres literalmente jadearon. Luego pasaron los platos y repartieron entre ellos los suculentos platos.

"Absolutamente delicioso." Dijo una de las mujeres. ¿Dónde encontraste esto?

Mi proveedor me aseguró que estaban recién cosechadas. Pagué una fortuna por ellos, pero nada más que lo mejor para mis amigas, ¿verdad? Imagínense que oscilan entre los musculosos muslos de los surfistas esta mañana cuando despertaron, probablemente con una erección matutina. Se les dio de buena gana, la mente que usted y sus propietarios fueron compensados ​​por su pérdida. Lo que ves fue presionado contra la superficie de una tabla de surf no hace dos días montando una ola en el Atlántico. Ahora está en tu plato, cocido y listo para comer".

"Este es el mejor pene que he comido." La anfitriona dijo. "Si supieras lo que pagué por todo, no querrás perder un bocado. Provecho chicas. "La anfitriona dijo, Alzando un glande con su tenedor y llevándoselo a su boca.

Seguramente las mujeres comieron acompañadas de un buen Merlot.

"Qué fiesta." Una de las mujeres dijo levantando su vaso para brindar con las demás. "Para los surfistas. Espero puedan crecer cada vez más grande cada año. "Ella dijo limpiando su boca luego del último plato con su servilleta.




Historia Original Aquí.




Autor: Sea Dog       Traductor: DarkSoul

Fiesta de Preñez

Con la población que llego a 25 mil millones en 2250, las leyes drásticas se pusieron en marcha para reducir la población de nuevo a 6 mil millones en menos de 100 años. A la edad de 10 años, tanto los niños como las niñas tenían que reportarse al centro eugenésico. La chica entraba y tenía que desnudarse y acostarse en una cama. Una enfermera entraba y les daba una inyección. Se quedaban dormidos casi de inmediato. Un médico revisaba a la niña o al niño si estaba sexualmente preparado para reproducción y se extraía sangre para un análisis genético completo......


Fiesta de Preñez
Con la población que llego a 25 mil millones en 2250, las leyes drásticas se pusieron en marcha para reducir la población de nuevo a 6 mil millones en menos de 100 años. A la edad de 10 años, tanto los niños como las niñas tenían que reportarse al centro eugenésico. La chica entraba y tenía que desnudarse y acostarse en una cama. Una enfermera entraba y les daba una inyección. Se quedaban dormidos casi de inmediato. Un médico revisaba a la niña o al niño si estaba sexualmente preparado para reproducción y se extraía sangre para un análisis genético completo.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [MEDICO]


Categoria: Hetero      Autor: Flintjelintje





Con la población que llego a 25 mil millones en 2250, las leyes drásticas se pusieron en marcha para reducir la población de nuevo a 6 mil millones en menos de 100 años.  A la edad de 10 años, tanto los niños como las niñas tenían que reportarse al centro eugenésico. La chica entraba y tenía que desnudarse y acostarse en una cama. Una enfermera entraba y les daba una inyección. Se quedaban dormidos casi de inmediato. Un médico revisaba a la niña o al niño si estaba sexualmente preparado para reproducción y se extraía sangre para un análisis genético completo. El análisis genético solo tomaba minutos para determinar si este niño tenía el material genético adecuado para tener descendencia.

Cuando el niño no tenía el material genético adecuado, el médico lo castraría de inmediato. Para los niños, esto significaba la inmediata eliminación de los testículos y el escroto. Para las niñas, esto significaba la extirpación de los ovarios y el útero. Estos chicos y chicas se despertaban sin saber qué les golpeaba. La mayoría de ellos aún no habían comenzado la pubertad, por lo que nunca sabrían lo que se perdería.

En el caso del material genético que era bueno para la genética de la humanidad, a los niños se les permitió madurar. Pero en las niñas, no se tomaban medidas especiales, aparte de la implantación de un pequeño dispositivo en el exterior del útero para controlar la fertilidad. Para los niños, un dispositivo de castidad fue instalado en el pene. A los niños se les permitía reportarse a una enfermera especial para que lavaran su pene una vez al mes.

Luego, cuando los chicos tenían 18 años y las chicas tenían 20 años, eran invitados a una fiesta de preñez. Dado que las mujeres fueron monitoreadas para saber su fertilidad eran invitadas a asistir a la fiesta unos días antes de la ovulación más cercana a su 20 cumpleaños. Los muchachos fueron invitados simplemente en su cumpleaños.

Las mujeres eran invitadas a vestirse lo más sexualmente posible y resaltar sus nalgas. Como ir desnudas no era permitido, la mayoría de las niñas trataba de impresionar a los chicos tanto como sea posible poniéndose en ropa interior muy atrevida, a menudo incluyendo ver a través de sus sujetadores, medias y porta ligas. Los chicos podían escoger a la chica con la que querían tener relaciones sexuales primero y una vez que habían hecho su selección, el hombre era llevado a un operador.

El operador primero quitaba el cinturón de castidad del chico. Una vez eliminaba casi siempre llevaba a una erección inmediata y muy potente. El operador limpiaba el pene con una solución especial, antes de aplicar el llamado dispositivo de bloqueo y carga. El dispositivo iba alrededor de la base del pene y constreñido al pene, de modo que la erección sería aún más dura. La mayor parte del dispositivo quedaba sobre sus testículos.

Esta es mi historia y recoge durante la instalación del dispositivo de bloqueo y carga:

Mi pene estaba erecto. Estaba viendo mi erección, como nunca había visto mi pene fuera de su dispositivo de castidad durante tanto tiempo, y mucho menos con una erección. Sentí al operador deslizar un anillo metálico sobre mi pene. El anillo fue bloqueado en su lugar en la base de mi pene. Conectado al anillo del pene, el operador coloco una pequeña caja de metal sobre mis huevos. Mis huevos sólo quedaron ahí. Tanto el anillo como la caja eran muy ligeros y casi no podía sentirlos.

El operador entonces me llevó con él a una gran cámara blanca. En esa cámara, pude ver una mesa con una chica tendida en ella. La chica estaba desnuda.

-¿Esta fue tu elección? -preguntó el operador.
-"Sí". Rápidamente respondí.
-“Bien”. Dijo la operadora.
-“Se llama Elena, tómate tu tiempo con ella”. Concluyo el operador.

Estaba hipnotizado por la belleza de la chica. Ella era rubia, tenía los pechos grandes muy agradables y podía ver sus labios vaginales porque su sexo estaba completamente afeitado.

-"Hola, soy John". Le dije.
-"Hola, soy Elena". Respondió ella.
-"¿Soy tu primera chica?" Preguntó ella.
-"Lo eres". Asentí.

La chica suspiró.

-"Me alegro por eso, eso significa que todavía tienes todo tu esperma, lo que aumenta mis posibilidades de quedar embarazada". Dijo Elena.

Mientras Elena y yo estábamos teniendo la conversación, el operador estaba poniendo a Elena en una posición diferente sobre la mesa. Sacó los estribos y puso la pierna de Elena en ellas. Él ató a Elena a la mesa y luego me miró.

-"Ella es toda tuya". Sonrió.
-"¿Estás lista?" Le pregunté.

Elena simplemente asintió. Puse mi pene en la entrada de su vagina y la miré de nuevo. Estaba ansiosa, me di cuenta. Entonces empuje mi pene y ella jadeó. Comencé a entrar y salir de su vagina y podía ver que estaba perdiendo algo de sangre. Probablemente su himen, pensé. Por lo menos, eso es lo que aprendí durante la clase para la preñez que todos los muchachos que todavía tenían sus huevos tuvimos en escuela.

Con una mano me acerqué a sus suaves senos, suavemente pellizcando su pezón. Entonces dejé que mi mano se deslizara sobre sus medias, apreciando la sedosa sensación que le daban a las piernas de Elena. La sensación de mi pene finalmente libre del dispositivo de la castidad y ahora estaba dentro de la vagina de esa muchacha hermosa era increíble. Nunca pensé que podría haber sido tan bueno. La vagina de Elena también estaba muy húmeda. Miré su cara y ella pareció disfrutar también. Ella vio que yo estaba mirando su cara y sus ojos se cerrados. Le sonreí.

Mientras tanto, seguía confiando en ella y fuera de ella, no pasó mucho tiempo para que sintiera mis huevos como comenzaron a hormiguear e intentar levantarse. El dispositivo alrededor de mis huevos no ayudó realmente allí, ya que mis huevos comenzaron a doler un poco cuando estaban tratando de tirar hacia arriba. Mientras sentía un dolor en mis huevos causado por el dispositivo en el que estaban capturados, llegué a mi primer clímax del día. Me vine.

El operador vino a buscarme. Ahora puedes elegir a tu próxima chica.

Escogí una morena esta vez. La operadora la ató a una mesa, igual que Elena: los pies en los estribos. Esta chica estaba completamente desnuda y tenía un arbusto de vello entre las piernas.

-“John”. Dije.
-"Sarah". Ella contestó.
-"¿Puedes por favor dejarme embarazada?" Ella preguntó.
-“Haré lo mejor que pueda”. Dije sonriendo.

Seguía siendo difícil de tener sexo con Elena, el dispositivo se aseguró de eso. Sin vacilar penetré a Sarah. Estaba sangrando mucho más que Elena.

-"¿Duele?" Le pregunté.
-“No”. Respondió rápidamente.
-"Sólo necesito tu esperma". Sonrió.

Pude ver que ella estaba nerviosa también, lo cual era bastante normal cuando estás teniendo relaciones sexuales por primera vez en tu vida, pero también si sabes lo que está en juego. Me tomó un poco más de venirme esta vez, pero pude sentir esa misma sensación de hormigueo que pasa en mis huevos de nuevo y luego empuje muy fuertemente una última vez para asegurarse de que mi semen quedase profundamente en su vagina.

Una vez que extraje mi pene, el operador rápidamente removió a Sarah de ella. Puso la mesa de Sarah junto a Elena, que también estaba acostada en su mesa. Ambas chicas estaban ahora en un rincón de la gran habitación blanca, esperando si la impregnación funcionaría realmente. A la edad de 20 años, las chicas tenían un 66% de probabilidades de quedar embarazadas durante una fiesta de impregnación. Y tanto dependía de quedar embarazada para las chicas. La mayoría de ellas estaban tomando vitaminas especiales que se decía mejoraban la fertilidad, solo para asegurarse de poder quedar embarazada. Las chicas estaban realmente enfocadas en eso.

Para los chicos, bueno, la mayoría de ellos prefiere no tener sus huevos más. La mayoría de los hombres los perdían cuando tenían 10 años y los que todavía los tenían a menudo se sentían como los desafortunados, como yo. Desafortunado, porque teníamos que vivir con una jaula de castidad hasta los 18 años, sintiendo hormonas estallando a través de nuestro cuerpo, sin posibilidad de bajar.

Elegí a mi tercera chica. Una rubia de nuevo. Tenía medias negras aseguradas con un liguero negro. Sin nada más, pero también una muy sexy, ver a través del sujetador negro. En comparación con Elena y Sarah, tenía senos muy grandes que se tensaban en su sujetador negro.

-"Soy Gwendoline". Dijo.
-"John". Contesté rápidamente.
-"¿Soy tu tercera?" Preguntó.

Simplemente asentí mientras miraba intensamente a su reluciente calva vagina.

-"Por favor, dame tu esperma". Dijo.
-"Realmente quiero llevar a tu hijo, sé que solo estoy en tercero de la fila, pero aún tendrás suficiente esperma para quedarme embarazada, por favor, por favor". Decía ella.

Cuando vio mi erección, jadeó. Entonces lo empujé en ella. Gwendoline no estaba sangrando en absoluto, incluso cuando seguía empujándola con toda mi fuerza. Me tomó mucho más tiempo venirme esta vez, pero cuando sentí el esperma que venía, empujé tan profundamente en ella como me fue posible, sintiendo su cervix contra la punta de mi pene. Iba a venirme, pero seguía penetrando a Gwendoline. Su vagina se sentía más apretada que las otras que tuve antes. Y durante el empuje final en su vagina, pude sentir su estremecimiento por todas partes. Una sensación que me era completamente conocida. Me tomó 2 segundos darme cuenta de que ella también había tenido un orgasmo. Ella me sonrió cuando me salí. La operadora la empujó hacia las otras chicas.

Minutos más tarde, la operadora dio la vuelta a la siguiente chica. Volví a trabajar, esta vez en Ángela. Ella era otra rubia con pechos muy pequeños. Eran más pezones que pechos realmente. Tenía un pequeño parche de vello púbico, pero lo mantenía bien arreglado.

-"Por favor, John, significaría mucho para mí quedar embarazada. Sé que soy solo tu número 5, pero por favor, dame tu buen esperma", dijo cuando me vio acercarme a mi clímax.” Dijo ella.

Culminé y por primera vez realmente sentí que mi semen ya no salió tan fuerte. Podía sentir que todavía estaba empujando hacia fuera un poco de esperma cuando me vine, pero no mucho más.

El operador ahora se acercó a mí y me preguntó si quería continuar con la número 6 de inmediato o tomar un descanso. “Quiero tomar un descanso”, le dije. Me acerqué a las 5 chicas que estaban acostadas una junto a la otra con las piernas aún en alto. Ellas estaban muy calladas, la mayoría rezando para que quedaran embarazadas. Pero también sabían que la fecundación real podría tomar todavía algunas horas. Gwendoline fue la primera en mirarme y sonreír. Caminé hacia ella mire su vagina. Nunca antes había visto a una chica completamente desnuda y estaba fascinado con su cuerpo. Dejo que mi pene toque su vagina de nuevo. Las otras muchachas simplemente estaban observando mientras penetraba a Gwendoline otra vez.

Me tomó un tiempo en venirme pero Gwendoline apretaba sus vagina deliciosamente. Gwendoline simplemente me sonrió y dijo "gracias" muy suavemente.

La operadora regresó y dio paso a la siguiente chica. Volví a hacer lo que se me pidió, pero todo se convirtió en demasiado para ser honesto. El placer se había ido y se había vuelto un poco doloroso incluso. Sentí pena por esta chica, no era su culpa que estuviera cansando. Pero tenía que tener relaciones sexuales con al menos 6 mujeres. Y ella era la número seis. Me tomó 15 minutos depositar mi semen en esa chica. Ahora estaba completamente seco.

El operador entró y me preguntó si quería más. -Tengo que esperar ahora -dije-. "¿No puedo simplemente soltarlo ahora?" Le dije. "Estoy realmente agotado", añadí.

El operador me sonrió. "¡No, primero necesitamos el éxito!"

Con eso, hizo girar a la sexta chica hacia el rincón donde estaban todas las otras chicas. Me senté en una silla, cerca de las 6 chicas. Bastante extraño ver a 6 mujeres tumbadas allí con las piernas en los estribos cada lado. Atadas a las mesas con casi nada en ellas excepto quizás algo de lencería. Me dormí un poco y me desperté con un pitido. Abrí los ojos y miré a mi alrededor. La mesa de Gwendoline estaba emitiendo un pitido. Me acerqué a ella, pero fue rechazado por el operador.

El operador miró una pantalla pegada a la mesa y dijo: "Felicitaciones, estás embarazada", a Gwendoline.

-"Gracias John". Ella dijo inmediatamente, mientras me miraba amorosamente. La operadora la sacó de la habitación y me dijo que volvería por mí.

Cuando el operador estaba fuera, otra cama comenzó a hacer un sonido, un sonido diferente al que hizo la cama de Gwendoline. La chica, era Sarah, comenzó a gritar. "¡No, no, no quiero!" Ella trató de ponerse en pie, pero las restricciones donde la mantenían de espaldas. Trató de levantar la cabeza para ver qué pasaba entre sus piernas. Yo también lo miraba, sin saber qué iba a pasar. Entonces vi la sangre empezar a fluir de su vagina. Primero fue un poco de sangre, pero luego empezó a salir de su vagina. Una piscina de sangre se estaba recogiendo en una botella especial debajo de la mesa. Se podía ver que se llenaba rápidamente.

-"¡NO!" gritó Sarah.
-¡No quiero, no quiero morir! Siguió diciendo.

La sangre siguió fluyendo y pronto comenzó a ponerse pálida. Apoyó la cabeza en la mesa y empezó a sollozar. No tardó más de 3 minutos después de que la cama comenzó a hacer un sonido para ella quedar inconsciente. El flujo de sangre de su vagina se ralentizó y 2 minutos después de que perdió el conocimiento, el flujo de sangre de su vagina se detuvo. Estaba muerta. Asombrado, le pregunté qué había sucedido. Una de las otras chicas, llorando, dijo que se había desangrado.

Elena continuó explicando que el dispositivo implantado en el útero de las chicas a la edad de 10 años era para monitorear la fertilidad pinchaba el útero en caso de que la fertilización no ocurriera. Además, agregaba una hormona a la sangre para que la sangre de la chica no coagulara. Parecía una menstruación, pero porque una arteria importante en el útero fue golpeada, la mujer se desangraba. Era una de las cosas más crueles y dolorosas que le podía pasar a una chica.

Dos otras camas empezaron a hacer ruidos. Las camas de  Ángela y Elena. Parecían felices. El dispositivo los registró como embarazadas, para que pudieran seguir viviendo y convirtiéndose en madres. La sexta tuvo menos suerte, su cama comenzó a hacer un ruido y la sangre comenzó a fluir de su vagina. Tomó mucho más tiempo para que esta chica perdiera la conciencia y ella estaba llorando, todo el tiempo pidiendo por su mamá. Finalmente, después de unos 8 minutos más o menos, con la mayor parte de la sangre de su cuerpo desaparecida, su cuerpo empezó a convulsionarse, enviando corrientes de sangre de su vagina. Entonces el sangrado se detuvo y ella murió justo sobre la mesa.

El operador regresó y vio lo que pasó. Luego se volvió hacia mí: -Bueno, John, te has portado bien, parece que has impregnado a 4 de 6 chicas. Con todo lo que estaba sucediendo en la habitación, no me había dado cuenta de que también la última chica había quedado embarazada de mí.

-"Déjame ayudarte ahora", dijo el operario.

Me condujo a otro rincón de la habitación. -¿Estás listo? -preguntó el operador. Asentí.

Presiono algunos interruptores en su tablero de control. El dispositivo que rodeaba mis huevos empujó algo a mi escroto, lo pinchó y entró en mi testículo izquierdo, no me dolió, pero hizo que mi testículo se sintiera muy frío de repente. Mi testículo derecho todavía se sentía normal, solo un poco restringido en su movimiento por el dispositivo. Mi testículo derecha podía sentir el frío procedente del izquierdo. En ese momento no podía sentir el izquierdo más, solo sabía que estaba ahí, porque mi el derecho estaba sintiendo el frío que provenía de él. Traté de tirar de mis huevos: mi testículo derecho respondió con un pequeño tirón hacia arriba, severamente restringido por el dispositivo. Mi testículo izquierdo no hizo nada. Eso estaba a punto de cambiar, ya que pude sentir pinchar mi testículo otra vez penetrando con algo y que algo va a mi huevo derecho también. No sentí ningún dolor de todo eso, solo sentía como mis huevos se empujaban un poco. Podía sentir mi testículo derecho ponerse frío también y pronto no podía sentirlo más. Ahora era mi escroto el que estaba registrando el frío de los dos orbes dentro de él. Los vellos de mi escroto estaban hormigueando, mientras mi escroto empezaba a sentir el frío de mis huevos. Perdí sensibilidad en mi escroto también debido al frío, ahora solo sentía que todavía tenía algo entregando detrás de mi pene debido al frío que emanaba de él.

Miré hacia abajo y traté de ver lo que estaba pasando, pero el dispositivo muy compacto todavía estaba en el camino sobre mis huevos. El operador pulsó un último botón en su máquina y luego se arrodilló frente a mí. Giro dispositivo que estaba en mis huevos 90 grados. Podía verlo haciéndolo, pero no sentí nada. Cuando el dispositivo se giró 90 grados, oí un clic y el dispositivo salió. Tuve que mirar dos veces antes de que pudiera creerle a mis ojos. Podía ver mis dos huevos dentro de la piel del escroto dentro del dispositivo. El operador puso el dispositivo sobre una mesa, dándome la oportunidad de ver lo que acababa de quitar. El operador estaba inspeccionando mi herida, también traté de mirar, pero solo pude ver el espacio vacío detrás de mi pene. Sentí como si hubiera perdido un peso enorme, pero eso era probablemente más el dispositivo, que mis huevos.

Mi pene seguía estando duro, que hacía fácil mirar y detectar el vacío debajo de él. Mi pene seguía siendo duro debido al anillo de metal que estaba alrededor de la base de mi pene. "Todavía tenemos que hacer algo al respecto", dijo el operador. "¿Quieres venirte una última vez?" él sonrió.

-"¿Nunca tendré una erección después de hoy?" Pregunté.
-"No, no lo harás", dijo el operador.
-"Cuando quite el anillo del pene, tengo que darte un poco de anti-testosterona, ni siquiera pensarás en sexo y chicas más", continuó el operador. ¡Es tu última oportunidad!

-¿Puedo ver a las chicas que preñe? Pregunté.
-"Claro, que puedes", dijo el operador.
-“Ve a través del pasillo hasta la primera puerta a tu derecha”. Indico.

Fui allí y vi a las 4 muchachas todavía acostadas en sus camas, sus piernas todavía atadas en los estribos. Todavía completamente desnuda o usando su ropa interior de fantasía que compraron para impresionar al tipo que iba a embarazarlas. Todas estaban riendo, hasta que me vieron entrar. Todos me miraron cariñosamente.

Miré a todas, pero luego mis ojos volvieron a Gwendoline. Miré su cuerpo, sus pechos que estaban cubiertos, pero también todavía ligeramente visibles a través de su negro sujetador transparente. Sus piernas en medias negras. Le pregunté si quería tener sexo conmigo una última vez, antes de que perdiera la capacidad de hacerlo. Ella sonrió, Por supuesto que sí.

Puse mi pene en la entrada de su vagina. Ella asintió y empujé. Mi mano se acercó a su sujetador y empujé su sujetador hacia abajo para poder ver sus pechos. Vi sus pezones y los pellizqué suavemente. Me tomó un tiempo, pero entré en ella. La sensación fue diferente, porque hace apenas media hora, sentí esta sensación de hormigueo en mis huevos justo antes de llegar. Ahora el clímax vino más como una sorpresa. La sensación general también fue diferente, porque no podía sentir mis huevos moviéndose y tocando su cuerpo cuando yo estaba bombeando en ella. El clímax también se sintió menos potente, menos intenso.

Me retiré suavemente. Mirando mi pene mientras salía de su vagina. Cuando salió, mi esperma comenzó a correr fuera de su vagina también. La miré a los ojos.

-"Fui la primero en quedar embarazada de ti", dijo sonriendo. "Gracias".
-“No hay problema” Dije.

-"¿Quieres casarte conmigo?" Preguntó.
-"Podemos criar a nuestro hijo juntos". ella continuó.
-“Me gustaría eso” Dije.

Caminé alrededor de la mesa para besarla y ella me abrazó mientras susurraba en mi oído "No puedo esperar para traer a mi hermoso eunuco a casa".

El operador vino a buscarme. "Todavía tenemos asuntos pendientes", me dijo. Lo seguí detrás y él quitó el anillo de metal de la base de mi pene. Mi pene se hizo menos tenso y se volvió un poco más suave después de eso. Luego me inyectó la anti-hormona. Podía sentir mi ritmo cardíaco bajar de ella. Mi pene se desvaneció inmediatamente.

Estaba libre. Finalmente, fui liberado de mis huevos, como todos mis amigos han estado durante años. "¡Finalmente!" Sonreí.

"Sí", dijo el operador, "finalmente eres igual que tus amigos, no tienes que luchar contra tus impulsos, me encantaba perder las huevos cuando tenía 18 años", continuó. "Confía en mí, la vida solo mejorará sin tus testículos, tuviste que esperarlo y tuviste que embarazar a esas chicas, pero ahora todo mejorará, no más jaula de castidad, ni más ganas de sexo. Un premio para llevar a casa también: bueno para ti.

Le sonreí de nuevo. -¿Qué le pasa a mi hijos ahora? pregunté. "Las chicas tendrán que seleccionar a niños que fueron hechos eunucos a los 10 años para casarse con ellas y criar a sus hijos. Tu buen material genético se extenderá", dijo el operador.

-¿Y las chicas que no lo hicieron? Yo pregunté.

"Sus familias serán informadas y dispondremos de los cuerpos".

"¿No es eso muy cruel y doloroso para ellos?" Pregunté.

"Es cruel, pero en realidad no es doloroso, a sus cuerpos se siente como una menstruación normal. Solo la cantidad de sangre que suelta lo hace letal. El proceso va muy rápido como la mayoría de las mujeres mueren en 5 minutos. Y todas las chicas sé que esto puede pasar con ellos, ahora te llevaré a Gwendoline.

Con eso, él me llevó a ella. Estaba vestida ahora, con ropas regulares. Estaba sonriendo y tenía una energía alrededor de ella que la hacía brillar. Me llevó a su casa y empezó a desvestirme. Luego se desnudó y pude verla completamente desnuda por primera vez. Nos miramos el uno al otro. Tomó mi mano y se la puso en el vientre.

-"Nuestro niño está creciendo en mí", dijo sonriendo.

Ella soltó mi mano y tomó mi pene en su mano. Se arrodilló frente a mí y comenzó a besar mi pene.

-“Mi bello eunuco” Susurró ella. Ella pasó su dedo suavemente por la pequeña herida detrás de mi todavía flácido pene. No fue doloroso, se sentía bien. Se sentía bien siendo un eunuco.

Ella levantó la vista y dijo cariñosamente, "Gracias".




Historia Original Aquí.





Autor: Flintjelintje       Traductor: DarkSoul

FUI UN CHICO NORMAL.

Yo era un chico bastante normal. En el exterior de todos modos. Mi vida familiar era un asunto diferente. Vivía con mi madre y dos hermanas gemelas. Mi padre nos había dejado cuando yo era muy joven y no he tenido ningún contacto con él. Me han dicho que mi padre era un hombre abusivo, así que realmente no siento ningún tipo de pérdida......


FUI UN CHICO NORMAL.
Yo era un chico bastante normal. En el exterior de todos modos. Mi vida familiar era un asunto diferente. Vivía con mi madre y dos hermanas gemelas. Mi padre nos había dejado cuando yo era muy joven y no he tenido ningún contacto con él. Me han dicho que mi padre era un hombre abusivo, así que realmente no siento ningún tipo de pérdida.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [FEMDOM] [INCESTO] [PADRES]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo





Yo era un chico bastante normal. En el exterior de todos modos. Mi vida familiar era un asunto diferente. Vivía con mi madre y dos hermanas gemelas. Mi padre nos había dejado cuando yo era muy joven y no he tenido ningún contacto con él. Me han dicho que mi padre era un hombre abusivo, así que realmente no siento ningún tipo de pérdida.

Crecer en un hogar femenino fue definitivamente una experiencia para mí. Más de lo que pueden imaginar.

Mi madre siempre ha estado enojada con mi padre y por eso, enojada con los hombres en general. Quería criarme como una servidumbre para las mujeres. Yo no era un niño muy animado, así que esto no era demasiado difícil a una tarea. Mi madre había hecho a mis dos hermanas mayores completamente a cargo de mí en todos los sentidos. Se me permitió retratarme como un chico normal de mi edad en la escuela, pero esto se convirtió en un problema más tarde y deje de ir a la escuela cuando llegué a la escuela secundaria recibiendo educación en casa por ellas.

Mis hermanas siempre habían sido educadas en casa. Mi madre creía que el sistema escolar público solo conduciría viejas concepciones de inferioridad femenina hacia sus queridas hijas. Debido a esto eran bastante extrañas, mis hermanas no eran exactamente normales. Ambos se han satisfecho sexualmente así mismas hasta dónde puedo recordar. Y muchas veces me han incluido en su juego sexual, por no mencionar "otros" actos.

Una noche, estaba acostado en la cama, con mi ropa de noche y braga (calzón, tenía que usar ropa femenina en casa, y tenía que estar desnudo si se me pedía que lo estuviera). Había sido una noche difícil para mí. Tuve que hacer todo el "trabajo de las mujeres" en la casa, y esa noche había sido una noche bastante ocupada.

Como de costumbre a mi edad (13), tuve una erección monstruo por la noche. No se me permitía masturbarme sin la dirección de uno de mis maestras, pero esa noche estaba tan jodidamente caliente. Comencé a masajear mi pequeño miembro erecto a través de mi braga.

Siempre me ha encantado la sensación de la braga, y no me importaba usarlas en absoluto. Las he usado por lo que parece ser por siempre, y debido a ello, ahora que pienso en ello, probablemente restringieron el crecimiento de mi pene. De todos modos, el masaje me llevó a la excitación febril. Solo tenía que tirar de mi braga y agarrarlo con mis manos. Las emociones lucharon en mi mente. No pude decidir. Mis manos apenas trabajaron independientemente de mi mente, y bajaron mi braga. Me encantaba masturbarme. Mis amas lo restringieron tanto. Antes de que yo lo supiera, mis manos habían bajado mi braga la mayor parte del camino, y ya no tenía la cobertura de mi manta.

No estoy seguro de cómo sabían, podría haber estado gimiendo, ¡pero justo cuando estaba realmente por venirme, mis hermanas entraron!

Mierda, estaba asustado. Claro, han visto mi pene un millón de veces, me han visto desarrollarme y crecer desde el primer día de mi existencia. Pero sabía muy bien, que eso era comportamiento inaceptable, tanto por mí como por mis hermanas. Vieron lo que estaba haciendo, y obviamente me sorprendieron. Se pelearon por gritar a mamá, y solo cerraron la puerta detrás de sí mismas.

Ya me había detenido y las miraba con ojos suplicantes.

"Ya es hora de que te jodas, hermanito", dijo mi hermana Bianca.

Me imaginé que estaban esperando a que cometiera alguna falta en algo así.

-¿Qué me van a hacer ahora? Dije patéticamente.
-"Bueno, tenemos que pensar en algún tipo de castigo, creo", dijo mi otra hermana Lucy. Ambos coincidieron en eso.

-Bueno, ¿tienes alguna idea?
"Bueno, déjame pensar."
-¿Qué hay de sus huevos?
-"Sé que los chicos tienen huevos realmente sensibles."
-"Yeah, los he visto patear en películas antes, es casi divertido".
-Bueno, ¿qué le parece si le damos un poco de dolor?

Suena como una gran idea para mí. Las dos me agarraron y me pusieron de pie junto a la cama.

-Muy bien, sabes que esto va a doler, y sabes porque estamos haciendo esto, así que cierra la boca, calla y toma tu dolor como el niño patético que eres.

Todo lo que podía hacer era sucumbir. Colocaron mis piernas un poco separadas y me pusieron de pie. Bianca, que por suerte estaba desnuda, se paró frente a mí.

"Ahora recuerda otra vez, pequeña mierda, sin gritos, quizás algunos gemidos, ¡y seguro que no vas a decírselo a mamá!"

Con eso, me dio una patada en los huevos. Dios me dolió, el dolor me atravesó como un rayo, pensé que mis huevos acababan de explotar. Todo lo que pude hacer fue acostarme en el suelo y acunar mis maltratados huevos.

Eso pareció inspirar a mis hermanas. En su mayoría me patearon de varias maneras. Y a veces me penetraron el culo con un consolador grande que apenas cabía en mí. También me hicieron lamer sus vaginas en un gran número de ocasiones, más tarde incluso trajeron a amigas para que les lamiera sus vaginas.

En una ocasión, Bianca había traído a su novio y me hizo chupar su pene, e hizo que me penetrara por el culo por él. Yo era más o menos su esclavo de mierda. Y rara vez me habían permitido tener alguna gratificación sexual.

Mi madre probablemente sabía lo que estaba pasando. Y no estaba dispuesta a detenerlo. Probablemente se basó en el hecho de que su hijo era sólo un esclavo de sus hijas. Yo era esclavo de ella también, pero era solo trabajo físico, y el control que tenía sobre mí y lo que hacía. Cuando era más joven, ella me utilizó como su ayuda de enseñanza a sus hijas, enseñándoles sobre sexo y reproducción, e incluso masturbación. Ella me hizo tener sexo con ella frente a mis hermanas y realmente era sumiso a ella.

Una noche ella y una amiga suya (nunca supe su nombre), llegó a casa un poco borracho, creo. Había estado tratando de dormir, pero mi madre vino y me despertó. Me habían dicho que estuviera completamente desnudo aquel día, y bajara desnudo. Estaba un poco avergonzado cuando vi que una extraña estaba con ella, pero sabía que no tenía otra opción. La amiga de mi madre estaba asombrada por el control que mi madre tenía sobre mí. Me pidió que me acercara a ella para que ella pudiera mirarme bien.

"Ciertamente eres un lindo niño, ¿verdad?", Me dijo.

No dije nada. Ella comenzó a frotar mi pene en sus manos.

-"Me encanta cómo se siente la erección de un niño, tan suave, sin vello".
-¿Te molesta si tengo sexo con tu chico?
-"No en absoluto", dijo mi madre. "Esperaba que dijeras eso, siéntete libre de participar".

No había esperado esto en lo más mínimo. Ella comenzó a tantear mi pene con un movimiento increíblemente perfecto. Me puso duro muy rápido. Ella puso mi pene de niño en su boca y succionó ligeramente. Por supuesto, me dejé llevar por eso. Ella sabía cuándo dejar de succionar, para que no me corriese y la penetrara por todos lados. Se quitó la braga y me llevó la cara a su afeitada vagina.

-“¡Lámela chico!” ella me dijo.

Había hecho eso un millón de veces con mis hermanas, pero esa vagina era ajena a mí. Sumergí la lengua ligeramente, saboreando la dulce salazón. Yo había crecido como el sabor de su vagina. La lambí y la chupé hasta el orgasmo. Ella estaba gimiendo, y casi gritando mientras trabajaba mi lengua practicada alrededor de su húmeda vagina. Sus jugos fluían en mi boca, y me aseguré de lamber hasta la última gota como mis hermanas me habían mostrado.

Mi madre había estado observando todo esto y se estaba tocando en el sofá. Siempre he pensado que mi madre era una mujer atractiva para su edad. Después de haber terminado mi trabajo, su amiga me dio las gracias y volvió a poner su braga.

-"¡Tu chico realmente sabe cómo comerse una vagina!" Dijo la amiga de mi madre.
"¿De verdad?, me pregunto ¿dónde habrá aprendido esa habilidad?" mi madre dijo.
-¡Deberías dejar que te lo hiciera a ti!
-Creo que tendrá que hacerlo, si lo que dices es cierto.
"Venga sobre ella y lambe la vagina de mamá bebé".

Por supuesto, no tenía elección en el asunto, realizado muy bien en mi madre también. Ella estaba asombrada de lo bueno que era en ello. Y afirmó que nunca había sido lambida mejor por un hombre. Estaba orgulloso de este hecho. Durante la noche me hicieron comérselos. Me dormí en el sofá esa noche, agotado por todo el sexo. Me desperté para escuchar una conversación que mi madre estaba teniendo con su amiga.

-"Sabes, tengo entrenamiento de enfermera, si realmente quieres que lo haga, yo podría hacerlo".
-"Lo he pensado mucho, y creo que sería mejor, realmente por su propio bien".
-"Estoy totalmente de acuerdo contigo, los chicos de tus hijas tendrán lo mejor para ti".
-"Si, nunca me ha importado si tiene la oportunidad de tener hijos o no".
-"Bueno, cuando quieras hacerlo, llámame".

Realmente no estaba seguro de qué pensar sobre eso. Ni siquiera sé si estaban hablando de mí. Yo, todavía cansado, volví a dormir y me desperté unas horas más tarde.

Mis hermanas me habían despertado y me preguntaron porque había estaba durmiendo escaleras abajo. Les conté lo de esa anoche, no guardaba secretos a mis hermanas o a mi madre. Ellos se sorprendieron al principio, pero parecían muy entusiasmadas con eso más tarde. Me dijeron que fuese al baño y me limpiara, olía a los jugos sexuales bastante pesadamente.

Pasaron unos días y la vida era más o menos "normal". Nunca olvidaré la noche que siguió. Estaba a punto de ir a dormir cuando mi madre entró con su amiga. Su amiga tenía una mochila con ella y la dejó en un escritorio de mi habitación. Mi madre se acercó al lado de la cama.

"He estado pensando en esto desde hace mucho tiempo, y creo que será lo mejor para ti. Siempre serás un esclavo de las mujeres. Supongo que lo sabes. Pero, para hacerte un mejor esclavo, y todo eso como una persona mejor, he decidido tenerte... Alterado".

No sabía qué pensar en ese momento.

-Entonces, vamos a empezar, sal de las sabanas y quítese la braga.

Así lo hice. El aire estaba bastante caliente en la casa, y me sentía bastante cómodo todavía.

"Para que recuerdes, vamos a tomar algunas fotos".

Mi madre sacó su cámara. Comenzó a tomar fotos de mi pene desde varios ángulos, y me lo masajeó hasta la erección para más fotos. Todavía realmente no entendía lo que estaba pasando.

-Todo bien, hijo, no estoy segura si realmente entiendes lo que estamos haciendo.

No lo podía creer. Entré en un estado de choque casi absoluto. Oí un golpe en la puerta. Fueron mis hermanas.

-"¿Qué pasa mamá?" Dijo Bianca.
-Tu hermano está a punto de perder el pene.
-"Oh, mierda, yo y ella hemos pensado en ello, pero nunca pensamos que lo harías", dijo Lucy.
-"Bueno, chicas, llegan justo a tiempo, tendrás que retenerlo".

La amiga de mi madre dijo que talvez debería dejarme tener algo más que recordar, Bianca estuvo de acuerdo y se desnudo casi de volada mi madre dudo pero termino por aceptar.

Bianca se me acerco y tomo mi pene duro, para llevárselo a la boca me lo chupo por unos segundos mientras con unos de sus suaves dedos jugó con mi ano, masajeando mi próstata, sentí una oleada tremenda de placer, cuando estaba por venirme Bianca saco su dedo de mi interior, para hacerme acostar en el suelo, se me monto encima y se introdujo mi erección en su vagina, a base de sentones me hizo gozar por algunos minutos hasta que me corrí como nunca antes en su interior.

Todavía estaba aturdido por el tremendo orgasmo sentido. Me detuve un poco. Pensé en lo que iba a suceder a continuación. Lo que me hace varón, me lo iban a quitar. No pude resistir. Le permanecía a ella. Lo he sabido desde que nací.

-"¡Bueno, vamos a comenzar!" Dijo la amiga de mi madre. "Extiende tus piernas, muchacho. Todavía no puedo superar lo lindo que es tu ereccion, quiero montarlo".

"No es una mala idea", dijo mi madre.

Extiendo mis piernas. La amiga de mi madre limpió el área y aplicó yodo en toda el área de operación. Tomó una aguja hipodérmica y la llenó con un anestésico local y la inyectó en mi región púbica. Mis hermanas fueron a tomar la cámara de video para documentar ese momento. En poco tiempo mi pene estaba entumecido y estaba aterrorizado.

"Sé que tienes miedo en este momento, lo puedo ver en tus ojos", dijo mi madre. "Pero, piensa en eso, nunca estarás caliente otra vez, no más deseo sexual por lo que te regañe todo el tiempo. Nunca traicionarás a una mujer sexualmente. Nunca tendrás que criar a hijos. Tu voz nunca cambiará y tu cuerpo se quedará bellamente sin pelo. Todavía serás capaz de lamer vaginas, por supuesto, y siempre podrás obtener placer de tu culo. Las bragas le quedarán perfectamente. Y podrás usar pantalón de mujeres. En realidad, tendrás que vestirte con pantalones apretados.

Tengo que admitir, que esa charla de alguna manera me hizo sentir muy excitado, y conseguí una nueva erección. Siempre he admirado las maravillosas líneas suaves y perfectas de las vaginas, era realmente lo que hacía que el cuerpo de una mujer fuera tan especial para mí. Siempre me ha fascinado ver a mis hermanas desnudas o a mi madre. La forma en que sus cuerpos se conectan perfectamente. Sus finos cuerpos sin vello. La maravillosa plenitud. Nada que interponerse en el camino.

-"Me alegro de ver que estás entusiasmado por ello tanto como yo", dijo la amiga de mi madre. "También vivirás una vida más larga, y lo más probable es hacer más con ella, entonces cualquier hombre normal lo haría".

Mis hermanas se habían alborotado por todo el asunto.

-Bueno, creo que el anestésico debería estar en efecto ahora, vamos a trabajar.

La amiga de mi madre, sacó un catéter de su bolsa y lo insertó en mi pene. Pude sentirlo ligeramente después de que penetró profundamente en mi cuerpo. Era extraño mirar hacia abajo. Ella empezó con mis huevos. Ella abrió el saco bastante ancho. Y sacó mis huevos. Me sorprendió la cantidad de cordón que había de cada testículo. Los cortó lo más alto que pudo y los suturó. Colocó mis huevos en un frasco con algún tipo de líquido de conservación en él.

Cortó el exceso de piel de mi saco y lo cerró. Me sorprendió realmente lo elegante que todo fue hecho. Entonces comenzó a cortar alrededor de la base de mi pene. Después de unos minutos de cuidadoso corte sacó mi pene por la uretra y el catéter. Coloca mi pene en el mismo tarro. Se aseguró de que todo mi pene se había ido y que el área sería pequeña y plana donde tendría que orinar.

"Podríamos querer volver a dirigir su uretra más adelante, necesito más entrenamiento médico para esos sin embargo. Por ahora, él va a tener que usar el catéter allí para orinar sin contorsionarse o comprar un urinario. Podría hacerlo salir como un perro. Por último todas las mujeres sonrieron. Me arreglaron bien y me quedé dormida por el cansancio. Había sido una larga noche y todavía no podía creer lo que había sucedido.




Historia Original Aquí.




Autor: Anónimo       Traductor: DarkSoul

FUÍ ENTREGADO

Con 23 años era un hombre en la flor de la edad, viviendo en Bagdad en una gran casa donde era el hijo del dueño y su heredero mi madre aunque cariñoso y rico era un hombre sin escrúpulos incluso vendió a mi madre a otro hombre cuando tenía 10 años todo por dinero y porque ya no lo satisfacía, nunca pensé que correría la misma suerte, debí marcharme apenas pude pero a donde sin dinero y sin esposa no tenía a donde ir......


FUÍ ENTREGADO
Con 23 años era un hombre en la flor de la edad, viviendo en Bagdad en una gran casa donde era el hijo del dueño y su heredero mi madre aunque cariñoso y rico era un hombre sin escrúpulos incluso vendió a mi madre a otro hombre cuando tenía 10 años todo por dinero y porque ya no lo satisfacía, nunca pensé que correría la misma suerte, debí marcharme apenas pude pero a donde sin dinero y sin esposa no tenía a donde ir.


[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [VIRGEN] [ESCLAVITUD]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Con 23 años era un hombre en la flor de la edad, viviendo en Bagdad en una gran casa donde era el hijo del dueño y su heredero mi madre aunque cariñoso y rico era un hombre sin escrúpulos incluso vendió a mi madre a otro hombre cuando tenía 10 años todo por dinero y porque ya no lo satisfacía, nunca pensé que correría la misma suerte, debí marcharme apenas pude pero a donde sin dinero y sin esposa no tenía a donde ir, una tarde el príncipe Tarek el hijo menor del sultán vino a la casa.

Estuvo hablando conmigo por un largo rato luego hablo con mi padre el príncipe era bastante atractivo como culto, casado con dos hijos que vivía en un palacio a las afueras de la ciudad, se rumoraba que tenía un harem de 90 concubinas, se marcho sin despedirse, sin saberlo aquella tarde mi destino había cambiado para siempre, dos días después mientras caminaba de regreso a casa luego de ir a orar a la mezquita por la tarde fue aprendido por unos guardias para ser llevado al palacio del príncipe Tarek sin que me dieran razón alguna.

Al llegar al palacio mi padre estaba ahí, junto a un hombre le vi tomar una bolsa con monedas para luego irse, le grite con desesperación, trate de correr hacia el pero fui detenido por los guardias, el hombre que le entrego el dinero a mi padre dijo.

-“¡No te esfuerces, ahora eres un esclavo te ha vendido!” Dijo el hombre.

Luego me mostro un papen en donde decía que me vendía como esclavo al príncipe, mientras era arrastrado hacia el interior del palacio grite sin cesar.

-“PAPÁ, PAPÁ SALVAME”. Pero mi padre no vino en mi auxilio.

Ya una vez en el palacio fui despojado de mi turbante, mi cabello negro como la noche quedo al descubierto, el hombre que me dio el papel ordeno a los guardias riendo entre dientes.

-“Vamos llévenlo a que lo  preparen su alteza lo está esperando”. Ordeno el hombre.

Los guardias me llevaron a una habitación en donde fui despojado de toda ropa y dignidad, desnudo fue llevado hasta un suntuoso baño en donde un anciano me despojo de todo mi bello cabello dejando mi cabeza completamente rapada usando una afilada navaja luego de cortar todo mi cabello, el vello púbico o de cualquier otra zona de mi cuerpo también fue removido, incluido el vello que rodeaba mi ano.

Luego fui llevado a una enorme piscina de agua caliente en donde dos ancianos con una sonrisa que me hizo estremecer en sus arrugados rostros me lavaron muy bien incluso dentro de mis entrañas usando un pequeño tubo metálico que permitió que entrara el agua en mi interior por mi ano, cuando estaba más limpio que nunca antes fue sacado del balo y se me pusieron cadenas con grilletes en mis muñecas y tobillos apenas y podía caminar, luego fue conducido por aquel palacio hasta una habitación.

Antes de abrir la puerta un hombre que iba con los guardias toco a la puerta, escuche a los guardias reír, el hombre entro y salió unos instantes después me tomo del hombre y me hizo entrar, cerrando la puertas tras de mí, la habitación era amplia pero poco iluminada, camine unos pasos hasta ver al príncipe sentado sobre un fino taburete completamente desnudo, su cuerpo era aun más bello sin ropa de lo que imagine, sus ojos se posaron en los míos por unos segundos antes de clavarse sobre mi entrepierna, sentí a mi pene tener un espasmo involuntario cuando él me dijo.

-“Ven acércate quiero verte mejor”. Ordeno el príncipe.

Obedecí aquella orden que me hizo con una voz muy cálida como si me estuviera acariciando, cuando estuve a unos centímetros el me tomo de mis manos para levantarlas un poco para descubrir mi pene y huevos que trataba de ocultar de su vida por vergüenza, mirándome a los ojos el príncipe dijo.

-“No es necesario que te cubras después de todo hoy es el ultimo día que los podrás lucir”. Dijo cálidamente el Príncipe.

Sin comprender lo que me trataba de decir le pregunte tímidamente.

-“¿Qué quiere decir con eso su alteza?” Pregunte.

-“Deseo que seas mi amante, pero la ley no me permite tener intimidad con un hombre, pero un eunuco no es un hombre por lo que tengo un pequeño harem de eunuco para mi placer”. Dijo dulcemente el príncipe.   

Aquella explicación me hizo sentir aterrorizado me iban a cortar mi hombría y luego no solo sería un esclavo sin sexo sino un juguete sexual para alguien de la realeza.

Sin pensar me arrodille frente al príncipe Tarek y comencé a suplicar.

-“¡Por favor alteza, no me corte, hare lo que me diga seré su fiel sirviente y dejare que me haga lo que quiera pero no me haga un eunuco!” Suplique casi al borde del llanto.

El príncipe levanto mi rosto tomándome de mi mentón, nuestras miradas se cruzaron por unos segundos antes de que él me dijera, en su tono de voz dulce pero firme.

-“¡Lo siento pero así deben ser las cosas!” Dijo el Príncipe.
-“Pero tenemos esta noche para que goces por última vez hay que aprovecharla”. Añadió el Príncipe.

Al tiempo que el príncipe se puso de pie,  me hizo hacer lo mismo y luego de mirarme por uno segundos movió mis manos para preguntar.  

-“¿Que tienes ahí?” Pregunto en voz baja.        

Con mis manos trate de ocultar mi erección, el príncipe me sonrió en ese momento me percato que con su mano se sacudía una enorme erección y me hizo señas para que me acercara aun mas a él, me acerque sin que insistiera una segunda vez, con su mano trato de tocar mi erección pero logre retroceder.

Él rápidamente extendió su mano para sujetar la cadena que se extendía entre mis muñecas para agarrar mi pene, lo manoseo y lanzo una pequeña risita, lentamente el príncipe me condujo hasta una amplia y cómoda cama, el me tapo con las sabanas mientras con una mano acariciaba mi pecho con la otra seguía masturbándome.     

-“¿Te gusta?” Me pregunto luego de un rato.   

Asentí con la cabeza y trate de decir que "si" pero estaba muy nervioso por lo que no pude, de pronto tomo mi mano y se la llevo a su pene erecto para que lo tocara, estaba duro y ya algo húmedo, sin poder evitarlo dirigí la vista a su pene en erección, aquello me hizo poner más nervioso de lo que estaba, el me miraba esperando que hiciera algo, lentamente fui agarrando mi pene en estado de erección, mientras me miraba con sus ojos, al tiempo que con una de sus grandes manos tomo mi glande cubierto por mi prepucio, lo bajo y una gota de liquido pre seminal cayo a mi abdomen, con sus dedos lo tomo y la lambió.         

Pronto su mano lo tomo era gruesa, venosa y circuncidada, empezó a estrujarla, sentía mi pene latir mientras su mano pasaba por su longitud, de pronto el me pregunto.         

-“¿Has estado alguna vez con un hombre?” Pregunto el príncipe    

Negué con la cabeza.         

-“¿Te la ha chupado un hombre?” Pregunto luego el príncipe.        

Negué tímidamente.           

-Me imagino que eres casi virgen, no dijo él, asentí con la cabeza mirando hacia abajo avergonzado, el tomo mi pene con sus dedos y fue acercando su cabeza a mi pene, con su lengua empezó a lamber mi glande y mis huevos, nunca antes me la habían chupado y era tan rico, los gemidos salían involuntariamente de mi, el con su mano tapo mi boca para que no gritara, mi pene latía al ritmo de su mamada, sintiendo que de seguir iba a venirme el príncipe se detuvo.

-“¡Vamos hazme lo mismo!” Me ordeno el Príncipe al separar su boca de mi pene.       

Tenia miedo de hacer algo mal así que lo mire, pero el príncipe me tomo de la nuca y acerco mi cabeza a su pene, era tan grande y grueso que no entraba en mi boca por completo, con mi lengua trate de jugar con su glande, el gemía así que asumí que lo hacía bien, luego trate de meterme su pene en mi boca y mamarlo, logre meterme la mitad y él se retorcía de placer.  

-“Para, para”. Me ordeno. 

Pensé con miedo que había hecho algo mal, así que me avergoncé y baje la mirada.      


-“Muéstrame tu culito”. Me ordeno apenas me aparte un poco.       

Me moví en la cama y me arrodille de espaldas a él erguiendo mi dorso y le enseñe mis nalgas que tome con mis manos para abrirlas y quedara mi ano al descubierto.         

-“¡Una verdadera lindura!” Me dijo admirando mi culo.       

Me empezó a masajear mis nalgas hasta paro el me hizo darme la vuelta para él con sus manos abrirse sus nalgas me hizo acercarme para que mi rostro quedara lo más cerca de su agujero que ponía a mi disposición. 

-“¡Lámbelo!” Me Ordeno.

Realmente no quería, pensé que iba a ser algo desagradable pero aun así obedecí y acerque mi lengua a su ano para empezar a lamberlo, el gemía y me decía que siguiera, al cabo de unos segundos él se paro su pene estaba a tope y se coloco de tal manera que me dejo su agujero a mi disposición, de pronto me dijo.           

-“¡Quiero que me la metas”. Me dijo el Príncipe.        

Con temor y sin saber muy bien cómo hacerlo me acerque y el escupió en su mano para luego pasarla por su agujero, volvió a escupir y me lubrico el pene me tomo de los huevos y me fue acercando a él, puso mi pene sobre su ano y despacio la fue metiendo, por mi cuenta empecé a hacer movimiento que al parecer le encantaban, él gemía despacio y me agarraba de los brazos con fuerza, puse mis manos en su pecho y mientras lo penetraba sintiendo en mi pene la calidez de su interior jugaba con sus tetillas con mis dedos.           

No se sentía distinto a cuando me masturba pero me provocaba mucho placer y antes de que me viniera me ordeno que sacara mi pene, estaba a punto de correrme y como el ordeno saque mi pene y tres chorros de leche impactaron en su abdomen y huevos, temí que aquel terrible accidente de mi parte me costaría la vida iba a comenzar a suplicar su perdón cuando él me ordeno.     

-“Límpiame con tu lengua”. Me dijo.     

Desesperado acerque mi cara a su abdomen y el olor a semen inundo mis fosas nasales, con mi lengua fui limpiando cada gota de semen que había caído en su bello y esbelto cuerpo, cuando termine de limpiar cada gota de mi semen el príncipe se coloco detrás de mí y me dijo.

-“Me toca ahora a mi”. Me dijo gentilmente, al tiempo que escupió en su mano de nuevo.       

Aquellas palabras me asustaron, su pene era muy grande y mi ano era virgen, solo nunca me habían metido nada antes, por ahí.          

Trate de negar con la cabeza pero el príncipe detrás me hizo acostar boca arriba para luego separar mis nalgas con sus mano, paso la lengua por mi agujero, me gusto tanto que no dije nada, con su lengua abrió y lubrico mi agujero, se paro y froto su gran pene entre mis nalgas, sabía que me la iba a meter trate de relajarme y de respirar, empezó por la punta tratando de meter su glande, un gemido salió de mi que hizo que la quitara rápidamente, fue tan fuerte que ambos nos quedamos en silencio.

Volvió a meter su glande entre mis nalgas y esta vez si logro penetrarme, un segundo empujón y todo su pene me entro, sentí mucho dolor pero en cuanto empezó a moverse me encanto fue mucho el placer que sentí fue inmenso y no quería que no la sacara nunca, pero al cabo de unos minutos se estaba por venir, saco su pene para que más de cinco chorros de leche caliente bañaran mi pecho, abdomen y pubis de su cálido semen.          

Mi cara recibió algunas gotas de su semen así que con mi lengua trate de limpiarme un poco, el sabor de su semen era similar al mío, el se acerco y lamió todo su semen de mi pecho y mi pubis, se acerco a mi cara y me limpio todo el semen que había quedado ahí.        

Luego el regreso besando mi pecho como abdomen hasta tomar su pene y el mío a la vez, ambos estaban semi erectos, pero realmente ya no tenía nada más en mi para lanzar, por lo menos eso pensaba en ese momento el Príncipe empezó a masturbarnos lentamente hasta que tuve un orgasmo aunque expulse muy poco semen en cambio él lanzo una gran y gloriosa descarga de su espeso  néctar, que de nuevo cayó sobre mi abdomen y pecho.

Me quede dormido en sus brazos completamente exhausto pero muy feliz, me despertaron tarde al siguiente día por varios guardas, apenas abrió los ojos me tomaron de los brazos para sacarme de la cama y de la habitación busque por todos al príncipe pero no lo encontré fui llevado a una burda habitación con una enorme pila de carbones mas parecía una cocina, ahí fui amarrado a una solida mesa de madera.

Los guardias que me llevaron ahí, se marcharon riéndose de mi dura erección que presentaba cuando me dejaron bien sujeto a la mesa, un rato más tarde el príncipe acompañado de un anciano, entraron en la habitación el anciano al verme dijo.

-“¡Buen ejemplar alteza!”
-“¿Va a desea que lo castre solamente o que le quite su bolso o todo?”. Pregunto el anciano.

Aquella pregunta me dejo helado había olvidado lo que me dijo la noche anterior sobre convertirme en un eunuco de su harem, el príncipe me miro por unos segundos antes de responderle al anciano con su tono de voz cálido como calmado.

-“¡Deseo que le quites todo lo que este bajo su miembro!” Respondió el Príncipe.

En ese momento el pánico me hizo hablar pero a saber que no era correcto.

-“POR FAVOR ALTEZA NO ME CORTE SERE DISCRETO NUNCA DIRE NADA PERO POR FAVOR NO QUIERO SER UN EUNUCO”. Dije gritando por la desesperación.

El príncipe se me acerco con su mano tomo mi pene y me masturbo unos instantes hasta que liquido pre seminal comenzó a brotar del ojo de mi glande en ese momento soltó mi pene y me dijo con su característico tono de voz.

-“¡Lo siento, pero así debe ser!”.
-“Procede”. Le ordeno el príncipe al anciano.

Para luego marcharse a sentarse en una cómoda silla al fondo de la habitación, en pánico trate de liberarme pero no pude, pronto sentí como el anciano me amarro mi escroto con una delgada tira de cuero, dejando mis testículos bien marcado en mi saco de piel, luego el hombre fue hasta donde estaban los carbones encendidos para regresar portando un cuchillo curvo que humeaba de lo caliente que estaba.

La punta bien afilada de dicho cuchillo la clavo en la parte alta de mi escroto, para luego jalar el cuchillo hacia abajo, desgarrando a su paso mi saco de piel, abriéndolo por completo el dolor fue inimaginable di alarido tras alarido de dolor, pronto mis dos testículos estaban fuera de mi saco, el anciano los tomo con una mano y corto los conductos que los unían a mi cuerpo, convirtiéndome en ese momento en un eunuco para el resto de mis días.

No conforme con ellos, tomo la piel vacía que en ese momento era mi escroto y la corto, dejando la tira de cuero en su lugar para luego cauterizar la piel que quedo sangrante, lo que me hizo dar un nuevo alarido de dolor hasta que me desmaye.

Tarde varias semanas en reponerme de mi castración, mi pene poco a poco dejo de ponerse duro, el príncipe me usaba cada tanto como a los otros eunucos de su harem a su muerte todos fuimos liberados con 56 años era un hombre con dinero pero sin sexo, añorando mis días como el esclavo de sexual de un hombre de sangre real, y odiando a mi padre que por dinero fue capaz de venderme para luego entregarme.  



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

FRUSTRADO ESCAPE

Babaría 1574, Frederic de 16 años un adolescente algo regordete, de grandes nalgas, rubio de ojos verdes, de piel muy blanca aunque eso podo importaba ya que era un sirviente de una rica casa pero no solo eso sino que en realidad era un esclavo aunque en dicha casa no era tratado de dicha forma en estricto derecho Frederic era un esclavo desde su nacimiento sus padres hacia mucho que se habían marchado vendidos a otras casas de la ciudad, por lo que estaba solo......


FRUSTRADO ESCAPE
Babaría 1574, Frederic de 16 años un adolescente algo regordete, de grandes nalgas, rubio de ojos verdes, de piel muy blanca aunque eso podo importaba ya que era un sirviente de una rica casa pero no solo eso sino que en realidad era un esclavo aunque en dicha casa no era tratado de dicha forma en estricto derecho Frederic era un esclavo desde su nacimiento sus padres hacia mucho que se habían marchado vendidos a otras casas de la ciudad, por lo que estaba solo.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ESCLAVITUD] [VIRGEN]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Babaría 1574, Frederic  de 16 años un adolescente algo  regordete, de grandes nalgas, rubio de ojos verdes, de piel muy blanca aunque eso podo importaba ya que era un sirviente de una rica casa pero no solo eso sino que en realidad era un esclavo aunque  en dicha casa no era tratado de dicha forma en estricto derecho Frederic era un esclavo desde su nacimiento sus padres hacia mucho que se habían marchado vendidos a otras casas de la ciudad, por lo que estaba solo, su trabajo era atender el establo de la familia.

Frederic había descubierto la masturbación a la edad de 15 años viendo a un chico mayor hacerlo y desde eso no había podido parar de hacerlo por lo menos una vez por semana ya que sabía que eso era pecado pero simplemente no podía contralar su mano combinado con el placer que sentía cada que ese liquido brotaba de su pene sin circuncidar lo hacía ser tan adictivo para el adolescente que no podía dejar de masturbarse, pero una noche su mundo conocido hasta ese momento iba a dar un vuelco por completo sin el proponérselo.

En la casa además de los amos, vivían varios de sus hijos entre ellos su hija menor Astrid, de 16 años una bella adolescente rubia de ojos azules de cabellera larga y senos pequeños aun en desarrollo que era una hermosura en toda la expresión de la palabra,  aquella noche ya tarde todos dormían pero Frederic se quedo tarde atendiendo a un caballo por lo que cuando termino subió a la parte alta del establo para dormir sobre la fresca paja que era donde por lo general dormía, se quito su pantalón para quedar solo en camisón todo roído, sin nada por debajo.

El aire fresco que entraba de una pequeña ventana hizo que su pene adolescente comenzara a levantarse sin proponérselo, Frederic se dejo caer sobre la paja, alzándose su camisón para dejar al descubierto su pene su mano no tardo en rodearlo, para comenzar a bajar y subir su prepucio, el placer que el adolescente sintió fue inmediato, la punta de su glande de color rosa no tardo en comenzar a emanar liquido transparente de la punta, estaba gozando tanto de aquello con los ojos cerrados que no se percato que Astrid que esa noche no podía dormir, subió la escalera que daba al lecho del adolescente.

Frederic reacciono cuando escucho el crujir de uno de los tablones de la escalera al abrir los ojos la vio casi frente a él a Astrid viéndolo con sus lindos ojos muy abiertos, sintiendo mucha vergüenza Frederic se cubrió lo más rápido que pudo, Astrid termino de subir, iba vestida solo con un largo camisón la luz de la luna que se filtraba por la ventana transparento la tela por lo que Frederic pudo verle sus pezones y su vello púbico cubriendo su sexo, ella se arrodillo a un lado de donde estaba aun acostado el adolescente y le pregunto.

-“¿Qué es lo que estabas haciendo?” Pregunto dulcemente Astrid.
-“¡Nada cosas de hombres!” Respondió toscamente Frederic.
-“Vamos enséñame esa cosa dura que tienes ahí, ¡quiero verla por favor!” Replico Astrid.

El rostro de Federic quedo muy rojo ante tal proposición, sabía que aquello estaba mal pero de alguna aquello lo hizo excitar de nuevo su pene se puso rígido y como si sus manos tuvieran vida propia se subió su camisón para dejar de nuevo a la vista de la ansiosa Astrid el primer pene en erección que veía en su corta vida, ella se le quedo mirando por unos segundos antes de preguntar.

-“¿Puedo tocarla?” Pregunto ella.

Frederic dudo por unos segundos pero aquello de alguna forma era lo que deseaba que hiciera por lo que termino por contestar.

-“Bueno, ¡está bien tócala!” Respondió Frederic.

La mano de Astrid se acerco a su pene que descansaba sobre su vello púbico rubio y lo toco, cuando deslizo su mano por su tronco el prepucio del adolescente descendió exponiendo su glande lo que asusto a la chica, quien retiro su mano a toda prisa, diciendo.

-“¡Lo siento!” Dijo Astrid Ruborizada.
-“No pasa nada mira se corre es normal en los hombre”. Dijo Frederic descubriendo su rosada glande con su mano de nuevo.   

Aquella noche Astrid solo jugó con aquel pene que era algo nuevo para ella, sintiendo su calidez y dureza, sintiendo como esa piel se deslizaba para dejar al descubierto aquel hongo rosado como le llamo ella en la parte superior, luego simplemente se marcho, al hacerlo Frederic se masturbo como nunca antes hasta correrse y gemir muy fuerte sintiendo el mayor orgasmo de su vida hasta ese momento, recordando la sensación de tener una manos sobre su miembro que no era la suya.

A la siguiente noche, Astrid de nuevo apareció en el lecho de Frederic y le rogo que le dejase ver su “cosa” como ella nombro a su pene, el adolescente no se hizo mucho del rogar deseo todo el día volver a sentir la suave mano de ella sobre su pene, de nuevo cuando Frederic se descubrió su entrepierna su pene estaba en erección completa, de nueva cuenta la delicada mano de Astrid comenzó a bajar y subir el prepucio del adolescente, cuyo glande quedaba expuesto uno segundos antes de volver a ser cubierta por la piel que era corrida.

Astrid hizo esto por algunos minutos observando como aquella torre de carne, se alargaba y ensanchaba conforme pasaba el tiempo de pronto Frederic dio un largo gemido de puro placer y todo su cuerpo se estremeció como nunca antes cuando sintió como la lengua de Astrid le dio un largo lengüetazo desde la mitad de su miembro que remato en la punta de su glande lo que más disfruto, casi hizo que la leche del adolescente brotara pero Frederic logro apretar las nalgas justo a tiempo para evitar que eso ocurriese.

-“¡Por favor señorita hágalo de nuevo!” Pidió Frederic muy excitado.
-“Esta bien solo porque tiene un buen sabor”. Dijo Astrid.

De nueva cuenta ella pasó su húmeda como cálida lengua por el pene de Frederic, que de nuevo se retorció de placer, estaba a punto de explotar, cuando una voz se escucho.

-“¿Que está Pasando aquí?” Dijo la nana de Astrid.

La mujer de unos 40 años había pasado a media noche a ver como estaba Astrid y no la encontró sobre su cama por lo que comenzó a buscarla, de casualidad se le ocurrió ir a buscar a Frederic para que la ayudara a buscarla dado que ambos eran muy unidos de niños pensó que él podría saber donde podría estar, pero apenas entrar al establo escucho los gemidos del adolescente subió las escaleras para ver lo que ahí pasaba.

Aquella bochornosa escena que la nana presencio pronto fue conocida por los padres de Astrid pese a los ruego de ella de que les contara nada, su padre estaba furioso, lo mismo que su madre luego un largo interrogatorio se llego a la conclusión que las cosas entre ambos adolescentes no habían llegado más lejos afortunadamente, pero algo debía hacerse Frederic debía irse y pero al mismo tiempo debía recibir un severo castigo.

Fue la madre de Astrid que dijo que ella podía encargarse de eso de una manera rápida y discreta, mientras tanto Frederic permaneció encerrado en una pequeña habitación desnudo por tres días, hasta que tarde la madre de Astrid entro en su habitación apenado el adolescente se cubrió sus partes intimas con su manos por lo que no pudo evitar que ella lo tomase de los cabellos para tirando de ellos sacarlo de la habitación hasta la calle que daba a parte trasera de la casa, donde un hombre montando a caballo con otros tres ya los esperaban.

Frederic reconoció al hombre era el tratante de esclavos más cruel de la región, se decía que le gustaba comerse los corazones de sus esclavos aun latiendo, la madre de Astrid dijo al ver la cara de terror del adolescente.

-“Bueno muchacho este es tu nuevo dueño estoy segura que sabrá que hacer contigo”. Dijo ella.

Luego se inclino y tomando la oreja derecha de Frederic le dijo en voz baja.

-“Espero disfrutaras de la lengua de mi hija porque será el único placer que tendrás como hombre por el resto de tu patética vida”. Dijo severamente la madre de Astrid.

Frederic no entendió muy bien el significado de esas palabras pero no debía ser nada bueno para él, no con ese hombre ahí frente a él, entro en pánico y comenzó a correr como si estuviera siendo perseguido por el mismo demonio, sorprendiendo por completo al hombre y a la madre de Astrid.

El hombre a caballo saludo a la mujer para comenzar la persecución de Frederic junto a sus hombres, el adolescente corrió por las calles sin gente del poblado tomando algunas atajos su misión era llegar al bosque, supuso que una vez que lograra brincar el pequeño muro que separaba al pueblo del bosque estaría a salvo.

Frederic corrió con todas sus fuerzas, sin voltear a atrás, escuchaba los cascos de los caballos que cada vez se acercaban más, pero no aflojo el paso, como una centella salió entre las casa para comenzar a correr por un terraplén el muro estaba a solo 40 metros, pensó que lo lograría, pero justo cuando estaba por brincar el muro un lazo se cerró en su cuello, casi ahorcándolo cuando su cuerpo fue jalado bruscamente hacia atrás, cayendo sobre el pasto e impidiendo su escape improvisado por completo.

Pronto Frederic se vio sujetado y amarrado el fue llevado hasta el bosque por el camino, lejos del pueblo, mientras era amarrado a un árbol a un lado del camino el hombre que lo observaba desde su caballo le pregunto.

-“¿Solo por curiosidad que ibas a hacer una vez saltaras el muro muchacho?” Pregunto el hombre.

Frederic no respondió, a la pregunta, pero se altero cuando uno de aquellos hombres le coloco un lazo fuertemente apretado en lo alto de su escroto, sus huevos quedaron bien marcados en la blanca y lampiña piel de su saco escrotal, el manoseo en aquella parte de su cuerpo hizo que tuviera una erección completa, tan fuerte que incluso su prepucio se corrió hacia atrás dejando casi por completo su glande al descubierto.

Los hombres rieron al ver aquello, lo que hizo sentir una gran vergüenza al adolescente pero pronto su atención se volvió a las palabras del hombre aun montado.

-“Bien disfruta de miembro por última vez duro, tus antiguos amos me encargaron algo especial para ti como parte del acuerdo de compra venta muchacho”. Dijo aquel hombre

Cuando termino de hablar otro hombre le entrego la cuerda que sobresalía de su escroto y la ato a su montura. Frederic comenzó a respirar aceleradamente, sentía su corazón latiendo fuertemente el hombre le dio una palmadita al lomo de su caballo y este avanzo, tensando la cuerda que estaba unida a su escroto lo que por supuesto hizo gritar de dolor a Frederic.

-“AAAAAAAAHHHH NOOOOO”. Grito el adolescente.
-“¡NOOO POR FAVOR ALTO!” Suplico gritando Frederic.

Pero el hombre a caballo no hizo caso de sus desgarradoras suplicas, con sus piernas alentó al caballo para que siguiera hacia adelante, y de pronto el escroto con el vital contenido para Frederic se desprendió de su entrepierna convirtiéndolo en un eunuco para el resto de sus días de forma instantánea, dio un gran alarido de dolor, su agonía fue tan que no pudo disfrutar de la tremenda eyaculación como nunca antes en su vida, la ultima leche que alguna vez produciría salió disparada de su pene con gran fuera.

-“AAAAAAAAAAAAHHHHH”. Grito Frederic,

Luego el dolor hizo que perdiera el sentido, cuando se recupero estaba sobre un caballo podía sentir algo húmedo en su entrepierna para no sentía sangre, paso varios días ardiendo en fiebre pero logro sobre ponerse, fue vendido a un comerciante árabe que lo llevo a Jerusalén donde pasaría el resto de sus días como uno de los guardias de un harem.

Todas las noches luego de su castración Frederic soñaba que lograba saltar el muro y que se encontraba con Astrid a la que nunca volvió a ver en su vida y tenia sexo con ella, algo que tampoco pudo tener en su vida, ya que fue castrado siendo virgen nunca supo lo que era estar a cabalidad con una mujer y mucho menos introducir su pene marchito entre sus piernas y todo por ese “Frustrado escape”. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com






Imagen que Inspiro está Imagen.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

FEMDOM GOLF

Fabian de 29 años era atractivo hombre cuya misión en la vida era la de seducir a atractivas maduritas para que le dieran todo lo que deseaba, desde que comenzó con ese cometido desde los 19 años había tenido mucho sexo y beneficios económicos hacia seis meses que se topo con Fany, quien era muy dominante además le gustaban los juegos BDSM pero a Fabian poco le importaba fungir......


FEMDOM GOLF
Fabian de 29 años era atractivo hombre cuya misión en la vida era la de seducir a atractivas maduritas para que le dieran todo lo que deseaba, desde que comenzó con ese cometido desde los 19 años había tenido mucho sexo y beneficios económicos hacia seis meses que se topo con Fany, quien era muy dominante además le gustaban los juegos BDSM pero a Fabian poco le importaba fungir.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMDOM]



Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Fabian de 29 años era atractivo hombre cuya misión en la vida era la de seducir a atractivas maduritas para que le dieran todo lo que deseaba, desde que comenzó con ese cometido desde los 19 años había tenido mucho sexo y beneficios económicos hacia seis meses que se topo con Fany,  quien era muy dominante además le gustaban los juegos BDSM pero a Fabian poco le importaba fungir, prácticamente era su esclavo y objeto sexual con tal de obtener lo que deseaba que no era otra cosa que dinero, lo que ella tenía de sobra.

Fany era una mujer de 46 años demasiado rica viuda fue la única heredera de un poderoso magnate y se caso con otro por lo que tenía varios miles millones para hacer lo que quisiera, dueña de un exclusivo campo de golf en donde vivía en una pequeña mansión que tenía directamente acceso al campo de juego e incluso a una pequeña zona de 8 hoyos que eran privados solo para ella o sus amigos, Fany no solo buscaba placer sino también fidelidad por lo que le advirtió a Fabian que si le era infiel lo pagaría muy caro.

Por supuesto Fabian, seguía frecuentando a linda mujeres que no dudaban en acostarse con él, ya sea por interés o por desearlo, aquello no tardo en saberlo Fany que colérica rompió un costoso jarrón, luego tomo el teléfono para llamar a Fabian era viernes y se estaba preparando para salir de juerga, cuando contesto ella solo dijo.

-“Te quiero esta tarde en mi casa a las cinco de la tarde”. Ordeno Fany.   
-“Si mi Ama, estaré en su casa a las cinco en punto como me ha ordenado”. Contesto Fabian cortésmente pero sintiéndose molesto al ver frustrados sus planes, pero debía ir.         

Al llegar Fabian a su casa nada más entrar por la puerta la cerró para ordenarle que la acompañara

-“Acompáñame al dormitorio, vamos a elegir tu indumentaria para esta tarde quiero que estés muy guapo para cuando lleguen los invitados.         

Fany le coloco un collar alrededor de su cuello como si fuese un perro así la acompaño hasta el dormitorio ahí abrió un pequeño baúl que tenía junto a la cama y comenzó a sacar ropa que iba colocando sobre la cama. 

Le hizo ponerse a Fabian una camisa muy ajustada que tenía unas aberturas que dejaban a la vista sus tetillas también le hizo poner unas medias de rejilla que quedaron en alto en sus piernas, necesito que estés accesible para cuando deseemos usarte, le hizo poner una trusa de látex con una apertura circular la frente muy pequeña, por donde le hizo sacar su pene y huevos Fabian quien sentía la base de sus genitales bastante ajustados, pero que la prenda hacia lucir aun más grandes de lo que eran en realidad.           

-“Quedaste perfecto hoy la vamos a pasar muy bien contigo y espero que tú también lo hagas sirviéndonos, disfruta tanto como puedas”. Le dijo Fany con una extraña mueca en su boca.  

Luego de decirle esas palabras le entrego una charola de plata que contenía unas pinzas dentadas con una cadenita para los pezones, un set de plug anales de distintos tamaños, un arnés, unas esposas, varias velas, un irrigador para enemas y otras cosas que desconocía para lo que pudieran servir.

-“¡Acércate!, falta algo muy importante”. Dijo ella

Fany se inclino y tomo con una mano sus testículos, los retorció un poco para colocar un pequeño collar de cuero como el que llevaba su cuello que rodeó el cuello de su escroto  ajustándolo bien lo abrochó quedando sus testículos totalmente ceñidos y expuestos.     

-“¡Ahora ve a la cocina quiero que me prepares algo para tomar”. Le ordeno Fany a Fabian.   

Quien se fue a la cocina para preparárselo mientras noté un tirón de la en sus huevos aquello fue un dolor agudo que le recordó que debía acudir a la presencia de su Ama para entregarle su bebida al hacerlo, ella le ordeno que se colocara a cuatro patas a un lado de la cama.

-“Has cometido un error que ya no tiene solución deberías haber supuesto que quería fumar por lo que tenías que haber traído un cenicero, como eres mi mesa, que tendré que usarte como cenicero.

-“¡Abre la boca!” Le ordeno Fany a Fabian.     

Quien abrió la boca, a la esperé que su Ama depositara la ceniza en ella

-“Cuando seas usado como cenicero has de tragarla inmediatamente y limpiar tu lengua con saliva, no me gusta verte sucio”. Dijo Fany.      

Luego de una hora Fany dijo.

-“Prepárate pronto llamarán a la puerta quiero que le recibas como se merecen, pues será tus Amo como yo soy tu Ama por esta noche”. Dijo ella,
           
-“Si mi Ama, me ofreceré y obedeceré como lo hago ahora mis mismo, mi Ama”. Contesto Fabian.
   
-“Sé que me harás sentir muy orgullosa de ser tu Ama haré de ti el mejor esclavo a mi servicio me gusta presumir lo que es de mi propiedad”. Dijo Fany extendiendo un cheque le entrego a Fabian cuyos ojos brillaron al ver la cantidad.          

En ese momento el timbre de la puerta sonó por lo que Fabian se puso de pie y se dirigió a abrir de  rodillas abrió la puerta. Una mujer muy atractiva entro para ser conducida hasta donde estaba Fany, quien le pregunto.

-¿qué te parece mi nuevo esclavo?”. Dijo Fany.          
-“Su recibimiento ha sido digno de un buen esclavo”. Respondió ella.      
-“¿Cuánto tiempo hace que lo tienes?” Le pregunto.  
-“Apenas seis meses pero tiene madera de esclavo y poco a poco lo voy a ir educando a mi forma y manera para que sea mío en propiedad de una forma total, sin límites”. Respondió Fany.        

Ambas se dedicaron a hablar y reírse haciendo caso omiso de Fabian , quien las miraba atentamente. Luego Fany le ordeno a Fabian que fuese por algo para beber para ella. Para cuando regreso ambas se estaban besando acaloradamente por lo que se quedo ahí sosteniendo la copa con sus manos a la espera de que observaran su presencia cuando terminaron, ella tomó su aperitivo al tiempo que tomo su pene que acaricio abarcándolo todo con su mano.   

Después pasó a meter su mano por debajo de su trusa (slip) de látex presionando con un dedo sobre su ano por lo que Fabian tuvo que tratar de relajarse para facilitarle la entrada si llegaba a ser su deseo.  

-“¡WOW! ¿Aún no le has abierto el culo?, ¿no me digas que esa era la sorpresa de la que me habías hablado? Pregunto ella.     

-“Te conozco bien sé que un ano virgen te excita mucho por eso lo he reservado para ti”. Dijo Fany.
-¿Qué te parece?     
-“De solo pensarlo estoy toda mojada”. Respondió ella.       

Faby pasó su mano por su miembro erecto, lo masajeó mientras miraba a Fabian para decir en voz alta.

-“Acércate  quiero que ella vea de cerca tu miembro”. Dijo Fany.
           
Su amiga lo tomo apenas lo tuvo cerca para llevárselo a la boca Fabian sintió como su boca se entreabrió mientras se acercaba al miembro al tenerlo muy cerca lo rodeo con sus labios y lo beso, para después dejarse llevar por el movimiento de la mano de ella al iniciar una mamada lenta pero intensa, La mano de ella marcaba el ritmo de su chupada mientras Fany lo besaba para fundirse en un sin fin de toqueteos por todo su cuerpo.       

Los gemidos de uno o de otro indicaban que estaban gozando, de pronto la boca de ella se apartó hizo acostar a Fabian en el suelo puso sentada sobre él, de espaldas a él para que pudiera ver bien como la penetraba y se dejó caer introduciéndose todo su miembro en su ya húmeda vagina, los gemidos ahora eran mayores y la excitación también, ambos estaban empapados de sudor y se escuchaba el ruido al subir y bajar sobre su miembro que le hacía desear correrme a Fabian. Con una mano la amiga de Fany se masturbaba el clítoris a la vez que la penetraba, así estuvieron hasta que un chillido de ella le dio a entender a Fabian que había alcanzado un orgasmo.  

Siguieron moviéndose con movimientos rápidos hasta que ella quedó sentada sobre él, abrazada y besándolo, Fabian medio escucho que algo le dijo al oído a Fany que no logró escuchar. Su
mi Ama entonces lo miró con una sonrisa burlona le dijo a Fabian.
           
-“Quiero que nos limpies bien a las dos”.         
-“¡Vamos que esperas empieza conmigo!” Ordeno Fany.     

Fabian tomo con sus manos las piernas de Fany todo chorreando de una mezcla de flujo de su Ama y acerco su boca primero lo lambio de abajo hacia arriba recogiendo con su lengua toda esa mezcla de flujo que sabía algo dulce y salado a la vez cuando lo hube limpiado todo se lo fue besando poniendo su clítoris entre sus labios a la vez que con su lengua lo lambía.          

-“Ha sido una mamada espectacular”. Jadeo Fany cuando Fabian termino con ella.       
-“¡Mantén la boca abierta, perro!” Bramo Fany.         

Fabian permaneció con su boca abierta mientras ambas unieron sus bocas durante un largo rato dándose un fogoso beso.       

-“Bien, ahora limpia la raja de ella”. Ordeno Fany.    

Fabian acercándome a ella, puse mis manos sobre sus muslos y se dedico a lamerle bien sus labios mayores para una vez limpios pasar a separarlos y meter su lengua entre ellos para ir recogiendo todo su flujo y los restos de semen que deposito en su interior, conforme su boca se llenaba de ellos se los iba tragando mientras, sus dos Amas fumaban relajadamente para ir depositando las ceniza de vez en cuando en su boca.   

Cuando Fabian dejo de lamber la vagina de ella, Fany le hizo según con su raja, antes de darse cuanta su amiga ya se había colocado un arnés, al que coloco un enorme dildo aun más grueso y largo que el propio pene de Fabian en erección, mientras aun continuaba inclinado lambiendo la entrepierna de su Fany, su amiga se coloco detrás de él, lo tomo de sus bien formadas nalgas que abrió para descubrir su lindo ano bien cerrado, escupió en su ano directamente y antes de Fabian pudiera hacer algo lo penetro de una solida embestida.    

Dos gemidos y un gruñido de dolor se escucharon, Fabian sintió que un poste le entro por su ano, desgarrando y abriéndose paso por sus entrañas, los ojos de Fabian casi se pusieron en blanco nunca antes había sentido algo así, su lengua apenas se movía, medio de ese dolor escucho decir a Fany.

-“vamos goza maldito perro, goza que luego de hoy solo serás una despreciables piltrafa infiel”. Dijo Fany sosteniendo la cabeza de Fabian de los cabellos.

Fabian no tardo en perder el sentido, sintiendo que su ano iba a estallar, Fabian abrió los ojos en medio de un terraplén, estaba desnudo sobre el borde de un pequeño montículo de tierra, su pene estaba sujeto a un pequeña cadena que rodeaba su cintura, su dorso estaba sobre una de las laderas del montículo, trato de moverse pero no puso sus brazos y piernas estaban mis sujetos a cuatro anclajes de metal en la tierra que conformaba el montículo.

Mirando hacia todos lados pudo notar que estaba en el parte privada del campo de golf de Fany, Fabian trato de liberarse varias veces pero cada que lo intentaba sentía una terrible punzada proveniente de su ano, tuvo que permanecer siendo calcinado por los rayos del sol por espacio de dos horas hasta que Fany vistiendo toda de blanco muy elegantemente apareció, con ella llevaba un palo de golf con una cabeza algo extraña se coloco a un lado de Fabian y todo sus expuesto huevos con la cabeza del palo de golf.

Eso hizo inquietar a Fabian, que le pregunto.

-“¿Ama qué hace?” Pregunto sumisamente Fabian algo asustado.
-“¡Te doy tu merecido maldito perro infiel!” Dijo Fany.

Fany entonces levanto el palo de golf, abrió sus piernas un poco colocando su cuerpo en paralelo al de Fabian y antes de que este pudiera hacer o decir algo en su favor lanzo un primer golpe con el palo de metal que golpeo los testículos de Fabian por completo.

-“AAAAAAAAAHHHHHH”. Grito Fabian arqueando el cuerpo.

El dolor que Fabian sintió no tenia comparación alguna, pero tuvo poco tiempo para recuperarse cuando Fany volvió a darle otro golpe, esta vez uno de sus testículos salió volando disparado, a gran velocidad, en medio del dolor Fabian le escucho decir.

-“Maldición no entro en el hoyo”. Dijo Fany   

Al tiempo que lanzo un tercer golpe esta vez no solo su segundo y último testículo salió disparado junto con lo que quedaba de su escroto, volando en el aire, el cuerpo de Fabian se arqueo al tiempo que un enorme alarido broto de él, sus nalgas se levantaron en el aire para luego caer a la tierra con Fabian completamente sin sentido, no escucho a Fany decir.

-“Grandioso hoyo en uno”. Dijo Fany con una gran sonrisa.

Fabian tardo cuatro semanas en reponerse, los abogados de Fany lo visitaron en el hospital y le ofrecieron una gran cantidad de dinero por no demandar y para que guardara silencio con la condición que renunciaba a cualquier reclamo futuro, lo que Fabian acepto sabiendo que luchar legalmente con ella seria caso perdido.

En el presente Fabian vive solo, ha engordado, su pene se ha encogido y solo sueña con tener sexo con una mujer de nuevo aunque sea solo una vez más en su vida algo que por supuesto jamar volverá a hacer ya que no con pastillas contra la impotencia por alguna razón su pene no queda rígido, por lo que hace años que no tiene una erección en su vida.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

FUERZA DE LA LEY

Aunque Jed Randal pudiera hacer llover recursos que humillaran la fortuna de Bill Gates a su pareja alienada y a los gemelos de dos años, los atrasos en los pagos de manutención de los hijos probablemente no se harían pronto; El joven padre, un trabajador de la construcción desempleado, no había visto un sueldo en más de tres meses.......


FUERZA DE LA LEY
Aunque Jed Randal pudiera hacer llover recursos que humillaran la fortuna de Bill Gates a su pareja alienada y a los gemelos de dos años, los atrasos en los pagos de manutención de los hijos probablemente no se harían pronto; El joven padre, un trabajador de la construcción desempleado, no había visto un sueldo en más de tres meses.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ESCLAVITUD]


Categoria: Hetero      Autor: Amararic





Por favor, cariño... estoy tan... -Su voz se quebró y, deteniéndose durante unos segundos, Jed Randal luchó por recuperar su compostura, aunque una lágrima salada corroboró la fuerte definición de su barbilla. -Lo siento, sí, realmente lo siento... -hizo una pausa, notando el ceño fruncido en el rostro del juez-, “eh, lo siento. Juro que te pagaré todo lo que debo... solo dame un poco de tiempo". La audiencia había durado poco más de una hora en las cámaras del Tribunal de Familia de la jueza Judy Carson y pocos tenían dudas sobre el resultado.

Aunque Jed Randal pudiera hacer llover recursos que humillaran la fortuna de Bill Gates a su pareja alienada y a los gemelos de dos años, los atrasos en los pagos de manutención de los hijos probablemente no se harían pronto; El joven padre, un trabajador de la construcción desempleado, no había visto un sueldo en más de tres meses. Jed suplico durante un minuto o dos más, desesperado por prolongar la asignación de su autodefensa, incluso mientras Samantha miraba desde el otro lado de la sala con una mueca de desagrado en sus labios de color manzana.

El juez parpadeó como una serpiente de cascabel al final de su paciencia y asintió con la cabeza hacia uno de los alguaciles. -Es suficiente, hijo -susurró el oficial y le indicó a Jed que volviera a sentarse en el banquillo. La juez Judy se excusó y brevemente salió de la sala para la reflexión y  consulta. Al regresar cinco minutos más tarde, ordenó bruscamente a Jed que se pusiera de pie mientras se pronunciaba su veredicto.

"Jed Randal", Judy Carson, ahora de poco más de cincuenta años, todavía recordaba vivamente cuando estaba embarazada de siete meses a la tierna edad de diecinueve años. A pesar de que ella había abortado prontamente al feto, y por lo tanto no podía afirmar que había sufrido financieramente, la sensación de indignación moral aún se asombraba, "usted es claramente culpable de atrasos voluntarios en pagos de manutención de niños y francamente no veo ninguna buena razón para esperar que... por tu propio reconocimiento... podrás reasumir su responsabilidad en un futuro próximo u obtener lo que se debe.

"Jed lanzó un suspiro estremecido mientras su abogado defensor envolvió un brazo patentado alrededor del él -Por lo tanto, creo que es mi deber -continuó ella, con una voz helada y extrañamente alegre al mismo tiempo-, para que durante el resto de tu vida natural seas reducido a la servidumbre como esclavo de campo, sujeto al consentimiento de La madre de tus hijos, la Sra. Samantha Avalon, quien recibirá un pago en efectivo único que equivaldrá al precio pagado por su compra (menos 5% para procesamiento y gastos judiciales más impuestos) en lugar de cualquier pago posterior de manutención de niños.

Ella se volvió hacia Samantha para preguntarle.

-¿Está de acuerdo a esta solución, señorita Avalon?
-“Lo estoy, su señoría”. Refunfuñó Samantha,

Esperando plenamente que la suma realizada por un joven en su apogeo fuera bastante sustancial, por favor, de un paso adelante y en presencia del alguacil, firme la forma de escritura. Jed gimió mientras lo observaba, con los ojos abiertos de desesperación, de terror y de un adormecido sentido de la traición, la mujer que él había pensado ser el amor de su vida firmo la forma triplicada que lo condenaría a un infierno en vida.

El procedimiento de procesamientos que transformaría a Jed Randal de un hombre libre a un esclavo se llevó a cabo inmediatamente después de la audiencia en un ala diferente del edificio, fue escoltado de la sala de tribunal, esposado, por un par de alguaciles armados seguidos por un notario y su dueña Samantha Avalon. Finalmente, llegando a una habitación bastante destartalada casi completamente desprovista de mobiliario, las esposas de Jed fueron retiradas temporalmente por uno de los alguaciles armados. Esto se hizo con el fin de permitirle obedecer el mando que le siguió.

-"Quítate la ropa... toda". Dijo uno de los guardias

La orden concisa fue entregada en tonos planos que hablaban de una larga práctica y no esperaban ninguna contradicción. Jed había venido a la audiencia con la misma ropa que había vestido el día anterior, cuando los policías lo sorprendieron en su destartalado apartamento y lo pusieron bajo arresto; Una polvorienta camisa sin mangas de color verde que parecía que había sido lavado un par de cientos de veces, un sucio como viejo pantalón de mezclilla sobre un limpio calzoncillo Hanes y botas de trabajo que estaban desgastadas, sin embargo, se dio la vuelta y demasiado incomodo para quitarse la ropa.

Jed vaciló unos segundos antes de tragar con fuerza y tomando el dobladillo de su camiseta, se la quitó por encima del torso musculoso y se quitó el algodón desgastado por completo. Haciendo una pausa otra vez, el trabajador de la construcción de veinticuatro años finalmente tomó una respiración profunda antes de desabrochar su cinturón. Jed entonces desabrochó el botón de acero superior de su pantalón haciéndolos caer ligeramente alrededor de sus caderas estrechas revelando el contraste brillante agradable de la cintura elástica blanca de sus Hanes.

Recogiendo la mirada divertida y muy interesada de Samantha, Jed era plenamente consciente de la ironía cuando un rubor brillante de vergüenza se extendió a través de sus características hermosas.

-“Dios, no es como la perra no me ha visto desnuda antes”. Se dijo para sí mismo Jed.

Pero eso era diferente y todo el mundo en la sala de repente lo sabía. Casualmente se quitó las botas, que ahora parecían viejas amigas a punto de ser cruelmente abandonadas, y se quitó los calcetines atléticos antes de enderezarse y, con una mirada de súplica en sus profundos ojos grises, preguntó a uno de los alguaciles: Con esto es suficiente... ¿Verdad...? "Se interrumpió. El alguacil meneó la cabeza y murmuró:

-“Solo obedece las órdenes, muchacho, y si vuelve a hablar de nuevo, de hare doblar de dolor al darte tu primer azote obligatorio”. Sin embargo, se volvió hacia Samantha y respondió a la pregunta de Jed.

Es necesario que permanezca y observe los procedimientos, señora, hasta que su precio sea fijado y una declaración jurada de pago atestiguada... esa es la ley. Y añadió, con una nota de sincera preocupación: Espero que no se demasiado inconveniente, señora Avalon...

-“Oh, no”. No hay ningún inconveniente en absoluto oficial, Respondió Samantha.

Todos los ojos volvieron a observar a Jed Randal mientras caminaba lentamente con su pantalón agarrado y su ropa interior, Que una vez eliminado, al joven lo ataron con correas completamente desnudo y expuesto, cuando Jed quedo completamente desnudo, su ropa fue recogida por un guardia y llevada para incineración. Finalmente, el proceso de evaluación podría realmente comenzar.

-“Mujer afortunada”. Pensó uno de los alguaciles.

Este va a traer un maldito buen precio. Totalmente desnudo, Jed Randal presentó una excelente vista. A los veinticuatro años se movía con la gracia de la madurez muscular con brazos bien proporcionados, piernas y nalgas redondos; Todas espolvoreadas en grado variable con finos cabellos que brillaban bajo las lámparas. Su pecho profundo con pectorales bien definidos era aumentado por la anchura de sus hombros y también ligeramente peludo con vello suave; girando ligeramente alrededor de sus pezones y hasta el hueso del cuello pero más grueso en el centro donde se hundía hacia abajo, bisectando las crestas de su abdomen plana de Jed,

Ensanchándose un poco alrededor de la piscina profunda de su ombligo, finalmente, hundiéndose en un bosque oscuro tupido de vello púbico.

-“Sube a la balanza”. Se le ordeno a Jed

Jed obedeció en silencio y pesó 100 kilos. Algunos técnicos se habían unido al grupo y uno de ellos frunció el ceño: Tomen una medida exacta de su estatura. Esto se cumplió rápidamente y como ya sabía Jed, se reveló que era de 186 exactamente. El técnico hizo una nota en su tablero de clip antes de comentar, "Necesita solo un poco más grande y donde este está dirigido va a necesitar todo el músculo que puede empacar. Estoy recomendando seis semanas de ejercicio intensivo forzado antes de la asignación, que debería hacer el truco. Un dólar por altura debe pesar entre 105 y 110 sin una onza de grasa extra.

Volviéndose hacia Jed, otro técnico señaló hacia un puesto en una parte diferente de la habitación,

“Pasa al cubículo fotográfico". Dijo.

El gobierno te comprará y posteriormente le pertenecerás, y casi con toda seguridad no se ofrecerá para la reventa o la propiedad privada, lo que requeriría publicidad, pero sigue siendo una buena idea tener un registro fotográfico.

Jed entró en el stand y Montó un estrado bajo donde fue fotografiado con las manos a los costados; Frontal, posterior y ambos perfiles. Entonces le ordenaron levantar los brazos con las manos juntas detrás de la cabeza y fue fotografiado en esa posición, pero solo frontal y trasera.

Mientras Samantha miraba fascinada, se tomaron más medidas y escribieron anotaciones en un montón de portapapeles; Anchura del pecho, cintura, hombros, bíceps y muslos así como de sus duras nalgas. A continuación, se le ordenó a Jed que extendiera los brazos y las mediciones se tomaron del dedo índice a sus axilas, ahora manchadas de sudor nervioso. Las piernas largas de Jed se midieron de la misma manera desde las plantas de los pies hasta la costilla de la entrepierna, el torso desde el cuello hasta el pene y, por último, la longitud y el ancho del pene con el contorno de sus testículos.

Al final de la aparentemente interminable serie de mediciones, Jed fue instruido a doblarse y agarrar sus tobillos. Un termómetro rectal grande fue producido e insertado profundamente en el interior caliente, inviolado del ano que le hizo protestar. Samantha se rió mientras su ex compañero jadeaba y luego gimió con incomodidad y humillación. Después de unos minutos, uno de los técnicos retiró el termómetro con un floreo y leyó los resultados.

-“Perfecto”. Sonrió· guiñándole un ojo a Samantha, parece que tenemos un buen chico estadounidense de sangre roja de buena fe.

Cuando todo parecía completo, el joven esclavo, sintiéndose completamente abrumado por la avalancha de acontecimientos calamitosos, recibió órdenes tersas de montar otra tarima de metal brillante en el centro de la habitación. Al notar las restricciones atornilladas a la superficie plana y otras colgando directamente encima del techo, Jed obedeció cautelosamente. Como era de esperar, las ataduras atornilladas a la superficie del estrado fueron sujetas a sus tobillos, abriéndole ligeramente sus piernas musculosas, pero no de manera que causaran tensión extrema, y de manera similar, las que colgaban del techo fueron atadas a las muñecas de Jed.

Un guinche eléctrico estaba sujeto a ellos y los brazos fuertes del esclavo se elevaron y también se separaron ligeramente, pero al igual que sus piernas, no de una manera que causar ninguna molestia o tensión excesiva. Fijo en su lugar en el modo de visualización más completo posible, el nuevo esclavo de campo estaba listo para la conclusión de su evaluación y procesamiento inicial. Rindiéndose a la tensión nerviosa, Jed ignoró las instrucciones anteriores y, mirando a su alrededor, exclamó.

-“Pensé que habíamos terminado aquí... ¿Qué van a hacerme ahora?” Dijo Jed.

El alguacil que lo había reprendido antes tomo una delgada pero fuerte barrilla con la que dio un azote picante sobre las pálidas nalgas de Jed, que le hizo gritar de dolor sorprendido.

-“Hay más de dónde vino, muchacho. Te dije lo que pasaría si hablabas fuera de turno”.  Dijo el guardia.

Castigado, Jed Randal guardó silencio, respirando con dificultad y mirando al suelo.

-Señores, es hora de que fijemos un precio y entreguemos la declaración jurada de pago que hará justicia, la señora Avalon. Samantha estaba radiante. Durante la siguiente media hora varios pares de manos exploraron y evaluaron la apariencia física y mucho más importante, las capacidades musculares del animal a que había sido reducido Jed Randal.

-“¡No hay duda de que este tipo es muy guapo!” dijo uno de los técnicos.

Pasando un dedo por la loma recta de la nariz de Jed. Eso era cierto. Jed había sido consciente de que era un espécimen guapo desde que había rechazado un contrato de modelo por una de esas agresivas agencias, All American Studs o algo así, en su adolescencia. Sus facciones eran bien proporcionadas y masculinas, con cejas gruesas, nariz recta, mandíbula definida y labios carnosos de ojos gris intensos que brillaban con humor y solo un toque de peligro. La cabeza llena de cabello castaño oscuro y ligeramente rizado estaba, ese día, desordenado con una barba de un día que le daba una apariencia sexy.

 -“La buena apariencia no significará mucho a dónde va”. Comentó uno de los técnicos antes de reconocer a regañadientes lo obvio

Pero entiendo su punto: una cara bonita puede ser un punto de venta donde quiera que un esclavo termine. Todos se rieron.

Un poco de tiempo se pasó amasando y estimulando el músculo masificado de la parte superior lisa de Jed y luego la espalda baja seguida por sus muy respetables bíceps, pectorales y muslos. Aunque había estado desempleado durante más de tres meses, los años pasados ​​como obrero manual eran todavía muy evidentes en su magnífico físico.

-“No está nada mal” Murmuró un técnico mientras pasaba una cálida mano sobre lo marcados abdominales de Jed.

Para detenerse en el vello púbico y acariciar la gruesa base de su pene con un dedo índice, lo que hizo que el cautivo se encogiera visiblemente. Hizo una última anotación en su portapapeles, y tuvo en cuenta la recomendación de un entrenamiento físico intensivo, que debería aumentar un producto ya considerado excelente. Los otros asintieron, aunque se comentó que el costo de la formación de Jed debería tenerse en cuenta cuando el precio final fuese fijado. Finalmente, todo parecía en orden y, después de alguna consulta adicional, uno de los técnicos le presentó a Samantha la tan esperada declaración jurada de pago.

-"Sra. Avalon, en primer lugar, queremos agradecerle su generosidad al aceptar la renuncia a los pagos de manutención de los hijos a cambio de los ingresos de la venta de Jed. Tanto usted como el gobierno federal deberían beneficiarse de la decisión”.

Hizo una pausa antes de continuar, sonriendo alegremente.

"Se ha pedido un esclavo joven y apto en una fábrica estatal de hormigón y asfalto en el suroeste, lo que implica necesariamente un trabajo intensivo de recolección y procesamiento de las materias primas. Hemos considerado que, después de algún entrenamiento físico, Jed debería estar bien en ese puesto y lo más probable es que permanezca allí en el futuro previsible”. Samantha asintió con la cabeza, ansiosa por el precio. Totalmente consciente de sus expectativas (había pasado por el proceso muchas veces), el técnico se aclaró la garganta e hizo la oferta del gobierno.

"Todas las cosas han sido consideradas -la edad del esclavo, la idoneidad física y la duración probable y la calidad del servicio- estamos dispuestos a ofrecerle la suma de sesenta mil dólares, menos el cinco por ciento (y los impuestos), por la venta de Jed Randal a una perpetua servidumbre. "Samantha susurró su feliz asentimiento, firmó la promesa de pago y fue escoltada de la habitación. Ella nunca vería a Jed Randal, ex-amante y padre de sus gemelos, otra vez.

Cuando Samantha se había marchado, comenzaron las etapas finales de la tramitación de Jed Randal. Aunque la marca era legal a menudo practicada por nostálgicos compradores privados en sus desgraciados esclavos, el gobierno consideraba la práctica tanto bárbara como, ineficiente. Jed recibió, en cambio, un tatuaje permanente con un código de barras complejo en su nalga izquierda. Aunque tenía menos de media pulgada de ancho y una pulgada de largo, contenía un código complejo que transmitía todas las estadísticas vitales del esclavo y la dirección de las oficinas del condado donde se guardaban registros más detallados. Para estar seguro, Jed también fue inyectado con un microchip que contenía la misma información en el músculo de su cuello.

-“Prepárate, muchacho... esto va a doler”  Le susurró el técnico mientras sumergía una jeringa de al menos medio centímetro de ancho en su cálida carne.

Jed gritó mientras una sensación de agonía caliente lo envolvía y casi se desmaya. Apenas logró mantenerse consciente, ahora estaba goteando de sudor de pánico. "Hmmmm, parece que su umbral de dolor está en algún lugar alrededor de un sólido 'medio', lo cual no es tan malo lo hace más sensible al látigo que si fuera más alto pero con más resistencia para un trabajo prolongado que si lo fuera Más bajo.

-"Verdaderamente". Respondió uno de los otros

Eso me recuerda que todavía no ha recibido su obligatorio azote. Volviéndose hacia uno de los alguaciles, arqueó una ceja,

-“¿Oficial, haría usted los honores?” Con mucho gusto contestó el sonriente policía de la corte cuando Jed interpuso.

-¡No he hecho nada malo!" Lo hiciste, y por tercera vez, chico.

Permítanme hacer las cosas perfectamente claras; Un esclavo habla sin ser llamado por una razón y una sola razón y sólo tiene una cosa que decir. Aquí está: Permiso para hablar, ¿señor? ¿Se entiende eso? '' Siii, 'murmuró Jed.

-“Pero esa no es la razón de tu azote, muchacho. Es sólo la razón del número de latigazos que voy a darte”.

Su sonrisa se hizo increíblemente más amplia. "El gobierno estipula unos buenos azotes obligatorios de cada esclavo recién designado estipulado veinte latigazos- para darle las consecuencias básicas por infracciones de cualquier tipo. Eso no tiene nada que ver con que hayas hecho algo malo. ¿Está entendido? "Cerca de las lágrimas, Jed murmuró 'Si' por segunda vez. -Bien hecho -replicó el alguacil y recogió la barrilla que había utilizado con tanta habilidad antes, y lanzó otro azote a través del pesado pecho del indefenso Jed. A eso siguieron otros cinco más en rápida sucesión, mientras su víctima peluda, todavía fija en su lugar por las muñecas y los tobillos, sin embargo logró hacer un baile frenético.

A los veinte, un sollozante Jed Randal estaba cubierto de vellosidades brillantes en su pecho, sus abdominales y espalda ancha.

-“Muy bien -suspiró el alguacil, ahora por veinte más como recompensa por hablar sin turno”. Dijo al comenzar los azotes con múltiples hilos de cuero.

Solo hizo una pausa, a un cuarto de la cuenta, para dejar a Jed amordazado que hizo que el diera un mugido gutural que podía ser escuchado por los trabajadores de las oficinas a varios corredores de distancia.

Después de eso, el nuevo esclavo se quedó inmóvil, pero Jed seguía enganchado en el estrado, ahora en grave incomodidad, no solo por su azotamiento profundo, sino por el dolor más sutil que se prolongaba por su tensión muscular en las piernas extendidas y los brazos levantados. Unas cuantas pruebas más superficiales siguieron muestras de orina y sangre, un mechón de su cabello para un registro de ADN más permanente, boca, oídos y ano... y, claramente, ahora casi terminado, uno de los técnicos agarró los testículos oscilantes de Jed, Cada uno entre el pulgar y el índice.

-"¿Qué tal una muestra de semen?" Pregunto el técnico.

-"Realmente no veo el punto”. Respondió uno de sus compañeros de trabajo.

La juez Carson recomendó la castración en su informe además ya se fijaron la planta requiere a un eunuco no desea querer lidiar con los deseos sexuales de sus esclavos.

-“Sí, supongo que tienes razón pero…” el técnico todavía sonaba dudoso

Me refiero a dónde va, seguro que no tendrán más remedio que excitarlo para molestarlo. Aún así le dio una bofetada a las oscuros huevos de Jed, guiñando un ojo a los sonidos borbotones que reemplazaban las protestas amortiguadas detrás de la mordaza.

Apuesto a que dada la elección, es posible que veas cosas diferentes, una mujer técnica se coloco guantes de látex y comenzó a masturbar a Jed, su pene no tardo en ponerse completamente, los ojos de la técnica se abrieron grandes al ver el tamaño que tomo su pene, a los pocos minutos ese duro miembro comenzó a palpitar, la técnica coloco un frasco de platico frente al glande de Jed que pronto lanzo seis grandes chorros de espeso semen, con todo su cuerpo vibrando de placer su última corrida de su vida como hombre. 

Aun con su pene chorreando semen uno de esos técnicos entonces trajo un burdizzo cuyas mandíbulas planas pero afiladas de acero coloco en la parte alta del escroto de Jed, la técnica tomo las manijas y justo antes de cerrarlas le dijo mirándolo a los ojos.

-“¡Lo siendo chico pero así son las cosas!” Dijo justo cuando apretó las manijas del burdizzo.
-“MMMMMMMMM”. Jed mugió.

Todo su cuerpo se sacudió presa del más absoluto dolor que jamás en toda su vida había experimentado un segundo apretón le hizo poner los ojos en blanco y se desmayo. El precipicio de terror y agotamiento, lo deslizó suavemente a la inconsciencia.

-¿Eh chico despierta? Escucho Jed

Se despertó varias horas después en una celda; Su primer día completo como un esclavo de campo estaba por comenzar, ya no como un hombre sino como un eunuco por el resto de sus días sujeto a la voluntad de un tercero y nunca más a la suya misma.


Historia Original Aquí.







Autor: Amararic       Traductor: DarkSoul

FUE MI PERDICIÓN

Salieron todos y me quede hablando con Lucia, después de un rato se nos empezaron a agotar los temas de conversación y la charla inevitablemente comenzó a tornarse para el lado del sexo. Allí estábamos esta chica y yo, la hija de mi amigo y yo charlando de nuestras experiencias e inquietudes......


FUE MI PERDICIÓN
Salieron todos y me quede hablando con Lucia, después de un rato se nos empezaron a agotar los temas de conversación y la charla inevitablemente comenzó a tornarse para el lado del sexo. Allí estábamos esta chica y yo, la hija de mi amigo y yo charlando de nuestras experiencias e inquietudes. Ella me contó que tenía una compañera de trabajo que le parecía bastante atractiva y que sentía cierta curiosidad por probar estar con ella. Por mi parte le conté que en varias ocasiones había hecho tríos con dos mujeres y que se ve lindo y ardiente.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PADRES] [ADVERTENCIA]


Categoria: Hetero      Autor: Jere678 & DarkSoul





Mi nombre es Esteban y ésta es la historia de cuando estuve con Lucía, la hija de mi ex mejor amigo Carlos. Ella por aquel entonces era una chica de 22 años, de cuerpo normal, de linda cara. Por mi parte de estatura media, ojos marrones y de 31 años cuando todo paso.       

Todo comenzó cuando un día suena mi celular, era mi amigo Carlos avisándome que se van a juntar a comer y tomar algo en la noche en su casa con amigos. Acepté no muy convencido pero no me iba a venir mal socializar. Carlos vive con su esposa Raquel y su hija Lucía, ella era hija única por lo que la cuidaba con mucho celo, llegando incluso a extremos. 

De camino a casa de Carlos pase a comprar una bebida para llevar y unos bombones para Lucía a modo de cortesía. La cena transcurrió normal y después de finalizado el poste, tragos mediante, jugamos a las cartas. En cierto momento todos quisieron ir al casino. No acepté ya que nunca fui de jugar, así que decidí terminar mi cerveza y partir para mi casa. Lucía alegó tener malestar y que se iría a dormir en seguida.           

Salieron todos y me quede hablando con Lucia, después de un rato se nos empezaron a agotar los temas de conversación y la charla inevitablemente comenzó a tornarse para el lado del sexo. Allí estábamos esta chica y yo, la hija de mi amigo y yo charlando de nuestras experiencias e inquietudes.
Ella me contó que tenía una compañera de trabajo que le parecía bastante atractiva y que sentía cierta curiosidad por probar estar con ella. Por mi parte le conté que en varias ocasiones había hecho tríos con dos mujeres y que se ve lindo y ardiente, que si tenía la oportunidad no la dejara pasar.          

Las miradas eran cada vez más picantes y la temperatura comenzó a subir de a poco, la ropa a caer de a una prenda a la vez y la distancia a acortarse paulatinamente entre ambos en un momento quedamos uno al lado del otro semi desnudos y mirándonos con mucha lujuria.    


-“¿Es idea mía o hace calor?” Pregunte a Lucia.         
-“Si está algo caluroso”. Respondió ella.          
-¿Me puedo quitar el pantaloncito que me está molestando? ¿Verdad?” Me pregunte.  
-¡Claro estás en tu casa! Le dije ella visiblemente excitada. 

Le sonreí luego de aquella respuesta. Y así es que Lucia se paró frente a mi dándome la espalda y de manera muy sensual comenzó a bajarse el short dejando a la vista una tanguita violeta y un par de gloriosas nalgas. De esas que dan ganas de morderlas.          

Al terminar su acción se dejó caer sobre mí. A partir de ese momento todas las palabras estuvieron de más. Metí mis manos por debajo de su blusita (ramera) para comprobar que no tenía sostén (corpiño), le acaricie las tetas suavemente, las apreté, las estiré mientras permanecíamos en silencio y nuestra respiración se aceleraba. Ella giró la cabeza para besarme mientras yo la recorría entera con mis manos ansiosamente acariciándola.        

-“¡No sabes cuánto te deseo!” Le dije a Lucia.
-“Yo también”. Me dijo jadeante Lucia.
-“Soñé con esto miles de veces”. Me dijo Lucia.         
- “Entonces solo disfrutemos”. Le dije. 

Baje mi mano y la pose sobre su pubis para acariciar su rajita, ya se sentía húmeda. La verdad es que la hija de mi amigo me tenía loco. Le quite su blusita mientras ella se quitaba su tanga, le besé el cuello y fui bajando con besos hasta sus pechos. Besé una teta mientras le acariciaba la otra, le pasaba la lengua alrededor del pezón, pasaba mi lengua hacia arriba y hacia abajo sobre el pezón derecho mientras que al izquierdo lo pellizcaba con mis dedos.  

Ella solo decía "que rico". Dos palabras que en ese momento eran embriagadoras. Seguí bajando por su cuerpo recorriéndola con besos mientras ella se acostaba suavemente en el piso del comedor. Finalmente llegué a su sexo el cual devore con deseo absoluto. Le separe los labios vaginales con dos dedos y pasé mi lengua desde abajo hacia arriba, la penetre un poquito con la puntita y sorbí su clítoris mordiéndolo con mis labios.

-“¡AAAAAAAAHHHH!” Gimió fuerte Lucia.
           
Ella se retorcía de placer y yo gozaba escuchándola gemir. Esa voz expresando placer y deseo era como miel, invadía cada recoveco de la casa. Finalmente alcanzó el éxtasis, acabó mientras se retorcía y pedía más. No queríamos que ese momento terminara nunca. Con las piernas aún temblorosas se incorporó y quedó arrodillada delante de mí, estaba hecha una fiera, irreconocible.
Me quito el pantalón, el bóxer y la camisa mientras ella miraba la escena con fuego en sus ojos.       
Se acercó a mi erecto pene y comenzó a lamerlo, lo recorrió entero con la lengua hasta la base, chupo mis huevos y la empezó a mamar como si quisiera succionarlas. Lo hacía tan rico que me sentía en las nubes. Se notaba que sabía lo que hacía, donde lamer, cuánto, como. Le avisé cuando estaba por acabar e inmediatamente se detuvo diciendo que aún no era el momento.    

- “¡Ven mi amor, vamos a la cama!” Me dijo Lucia.   
- “En tu cama vamos a estar más cómodos”. Le dije.  
- “No, en mi cama no”. Dijo Lucia.         

Me tomó de la mano para caminar por las habitaciones hasta que entró a la habitación de Carlos. La mire y me reí. La verdad que me gustó la idea y le sumaba mucha excitación a todo aquello.
Me acompañó suavemente hasta la cama, se subió arriba mío y comenzó a cabalgarme, se notaba que le gustaba llevar el control así que la deje hacer lo que quisiera. Esa noche fue un concierto de gemidos en el cuarto de Carlos, cogimos entre sudor y deseo con ella moviéndose como una poseída, mis huevos revotaban contra sus nalgas con cada nuevo sentón que ella me daba, ente jadeos sonoros acabamos al unísono mientras nos mirábamos fijamente sintiendo como mi espesa leche llenaba el empapado interior de su vagina. .

Lo que empezó como una aburrida velada que casi rechazo terminó por ser una de las mejores noches de mi vida, lo hicimos dos veces más la ultima vez Lucia dejo que me corriera en su boca ambos perdimos toda noción del tiempo. Y nos quedamos dormidos agotados desnudos empiernados sobre la cama de Carlos que regreso con su esposa antes de lo previsto por cualquier de ambos. No escuchamos el auto ni cuando ellos entraron a la cama.

Nos despertó el grito de Carlos al encontrarnos desnudos sobre su cama.

-“¿QUE DEMONIOS ESTA PASANDO AQUÍ?” Grito Carlos.

Lucia y yo nos sobresaltamos, como pudimos nos cubrimos pero Carlos me saco de la cama de los cabellos tirándome al suelo, agarrándome del cuello con su rosto rojo con sus ojos inyectados de sangre como si quisieran explotar de lo molesto que estaba me dijo.

-“Te considere mi amigo y me pagas de esta manera, abusando de mi hija, lo vas a pagar y muy caro maldito descastado de mierda”. Dijo Carlos.

Su esposa trato de calmarlo pero él fue directo a su vestidor para tomar su arma, por supuesto no me quede para ser balaceado, tome mi bóxer y me lo coloque como pude, también tome mi pantalón y camisa, para salir corriendo hacia mi auto pero cuando estaba por abrir la puerta que daba hacia afuera en la sala se escucho una detonación que hizo que soltara mi ropa al suelo.

-“BANG”. Retumbo en la sala.

Al darme vuelta ahí estaba Carlos apuntándome con un revólver, se me acerco apuntándome al corazón sentí que era mi fin cerré los ojos esperando sentir el ardor del disparo en mi pecho pero en su lugar solo sentir la fría boca del arma presionar sobre mi desnudo abdomen.

-“Debería matarte como el perro que eres aquí mismo pero, la muerte es algo que no te mereces, te mereces algo peor”. Dijo Carlos.

-“¿Dime te gusto penetrar a mi hija?” Pregunto colérico Carlos.
-“¡DIME!” Grito Carlos desesperado.
-“Si, me gusto mucho”. Le dije
-“Que bien, ¡porque esa fue tu ultima vez con una mujer!” Dijo Carlos.

Iba a decirle algo, tratar de calmarlo, de evitar que hiciera una locura que fuese dañina o mortal para mí, en eso llego Lucia y su madre. Lucia apenas con una tanga llorando le pidió a su padre.

-“¡Papá por favor no lo mates, por favor, todo fue culpa mía!” Dijo Lucia.
-“¡Matarlo!, no lo voy a matar, pero deseara que lo hubiese hecho” Dijo Carlos.

Mi bóxer era los que remarcan en paquete al frente especialmente los huevos que fue donde Carlos apunto el arma y sin darme tiempo nada más que suplicar disparo.

-“NO, No, Noooo…” Dije.
-“PANG, PANG” Retumbo en la sala.

Fueron dos disparos que hicieron añicos mi escroto como mis testículos, mis manos se fueron a mi entrepierna y caí de rodillas con la sangre chorreando a raudales de mi bóxer perforado por las balas, el dolor era simplemente infernal, Lucia y su Madre quedaron sin habla en shock al ver lo que Carlos me había hecho.

Lucia fue por una toalla al baño y regreso para hacerme presión en mi entrepierna, luego se vistió con lo que pudo y me llevo a toda prisa al hospital en donde lo único que pudieron hacer fue reparar el tremendo daño que las balas me habían provocado en mi escroto pero no lograron salvar a ninguno de mis testículos de hecho uno de ellos quien sabe en donde quedo, nunca llego al hospital.

Carlos fue encerrado condenado a 10 años de cárcel por lesiones salió en 7 siete años por buena conducta, para ese momento Lucia ya de 30 hacia 3 años que era mi esposa, por cuestiones del destino aquella noche que disfrutamos en su casa quedo embarazada y dio a luz un hermoso niño nuestro único hijo.

Aun pudo tener sexo con ella aunque requiero de medicamentos para la disfunción eréctil y aunque no puedo venirme como antes aun gozo mucho en tener sexo con ella pero desearía tener mis huevos para poder venirme en su boca o raja aunque fuese una única vez en ella antes de morir, después de todo creo que Lucia si “Fue mi Perdición”.




Autor: Jere678 & DarkSoul       Mail: darkasoulpgm@gmail.com