REFUERZO ESCOLAR

Todo comenzó a cambiar en la escuela a consecuencia de los malos resultado presentados en mis últimos exámenes en la escuela. Mi madre era la responsable ante la escuela por lo que fue llamada por la dirección. En cuanto llegamos, nos sentamos y la mujer, vestida en el uniforme de la escuela, comenzó a hablar......


REFUERZO ESCOLAR.
Todo comenzó a cambiar en la escuela a consecuencia de los malos resultado presentados en mis últimos exámenes en la escuela. Mi madre era la responsable ante la escuela por lo que fue llamada por la dirección. En cuanto llegamos, nos sentamos y la mujer, vestida en el uniforme de la escuela, comenzó a hablar.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMDOM] [ESCOLAR] [PADRES] [DOMINACION]


Categoria: Adolescente      Autor: Manhoo & Darksoul




Todo comenzó a cambiar en la escuela a consecuencia de los malos resultado presentados en mis últimos exámenes en la escuela. Mi madre era la responsable ante la escuela por lo que fue llamada por la dirección. En cuanto llegamos, nos sentamos y la mujer, vestida en el uniforme de la escuela, comenzó a hablar.

-"El rendimiento de su hijo no es nada bueno. Viene empeorando cada día. Sus notas cayeron mucho y, en la forma en que está, ya entrando en el segundo semestre, es casi seguro que reprobará el año.

-"Es un buen alumno, todos sus maestros me lo dicen... Pero esto son cosas de la edad, de las hormonas... 15 años es una edad difícil... Por eso estoy preocupada. En vez de estudiar, los chicos empiezan a perder tiempo buscando pornografía. En vez de preocuparse por los estudios, se masturban. Los estudios muestran que pasan al menos 7 horas por semana buscando pornografía. Me gustaría sugerir un procedimiento recientemente aprobado por el gobierno federal”. Dijo la directora.

-“Nuestra escuela tiene un programa piloto, con un equipo multidisciplinario. Consiste en castrar al alumno y, conjuntamente, hacer una intervención con apoyo psicológico y acompañamiento de profesores en las materias que él demuestra mayor dificultad. Todo sin ningún costo para los padres", Dijo la directora.

Cuando ella informó aquel programa me asusté.  Mejor dijo quede horrorizado, me preguntaba cómo podrían proponer semejante salvajada. Pensé que mi madre detendría a la directora, pero en total silencio ella la dejo continuar.

-"No hay que decidir ahora. Lleve estos informativos y luego me comunica su decisión. Queremos lo mejor para su hijo que no le quepa la menor duda, puede resultar drástico el método, pero hemos tenido buenos resultados hasta ahora”. Concluyo la directora.

El regreso a casa lo hicimos en silencio, aunque la presencia de aquellos folletos explicando lo que era la castración hablaban por sí solos. Esa noche ella no comentó nada más, pero la oí conversando en la sala con una amiga, que también tenía un hijo en la misma escuela.

-“En la escuela también me sugirieron la castración”. La otra mujer respondió.
-“Acepté el programa, le cortaron los huevos a Pedro y fue genial. Le cortaron todo hasta su escroto”. 
-“¡Las notas mejoraron bastante como su comportamiento! ¡No me digas!

Luego cambiaron de tema, para mi alivio. Los panfletos que había traído a casa no se habían quedado en esquina, lo que me hizo pensar con que habían sido arrojados a la basura, lo que era una buena señal. Las cosas se tranquilizaron hasta que, un mes después de eso, fui llamado a la dirección. Una vez ahí, fui llevado a la sala de la otra vez donde fue la reunión con mamá. El recorrido me resulto molesto, pero lo hice en silencio. La verdad es que pensaba que mamá no haría nada sin avisarme antes...
Al llegar a la sala, la directora me pidió que me sentara. 

-"Tu madre estuvo esta mañana por la escuela y autorizó su admisión en el proceso de refuerzo escolar. Como hoy es viernes, vamos a hacer las cosas hoy mismo, así tendrás el fin de semana para recuperarte del procedimiento".

-"¿Qué? ¡de ninguna manera!". Le dije. 
-“No es algo opcional, si te resiste lo harán a la fuerza y retiraran tu pene también la elección es tuyo” Dijo la directora en un tomo más severo.

Viendo mis opciones trate de calmarme y ganar un poco de tiempo. Le pregunte.

-“¿Qué es eso de Proceso de Refuerzo Escolar?” Le dije.

"El proceso de refuerzo escolar... Ya hablamos antes de esos es básicamente tu castración. Así que ya no perdamos más el tiempo y vamos a la enfermería que ya nos están esperando”. Dijo la directora cortantemente.

Temblaba mientras acompañe a la directora hasta la enfermería de la escuela. Pensaba en cómo huir de como poder salvar mis huevos. Cómo salir de allí. Intentar gritar por auxilio. Pero nada sería efectivo. ¿A dónde huir? ¿Cómo lo haría si las puertas estaban siempre cerradas? ¡Además por lo dicho por la directora si me resistía sería peor por lo menos no perdería mi pene!

Ya en la enfermería una mujer de blanco, nos esperaba en el pequeño consultorio ella no hizo pasar y nos pidió que nos sentáramos, me extendió la mano y habló: "¿Entonces eres el chico a ser castrado? No temas estamos aquí para ayudarte. Es normal que estés nervioso. Lo que vamos a hacer aquí es muy rápido y solo es el primer paso de algunos cambios en tu vida escolar como vida, veras que todo será por tu bien.

La directora, a mi lado, me miraba, como tratando de identificar la forma en que iba a reaccionar, creo que esperaba que me revelará para poder tener justificación para cortar también mí pene, una satisfacción que no estaba dispuesto a darle, ya era mucho aceptar perder mis huevos aun siendo virgen. Me mantuve serio, sin esbozar sensación alguna, más allá del frío, miedo y angustia que estaba sintiendo.

-"Es un proceso quirúrgico de los más simples y rápidos. Voy a retirar tus testículos y quitar completamente su bolsa escrotal. No voy a tocar tu pene. Normalmente aprovechamos la cirugía para circuncidar, pero eso ya fue hecho contigo, ¿no?” Dijo la doctora.

Solo asentí con la cabeza. La directora entonces tocó mi brazo para preguntarme

"¿Tienes alguna pregunta qué hacer? ¿Si tienes alguna duda, puedes hablar?”. Dijo ella.
-“No, ninguna”. Respondí con un tono osado. 
-“"Entonces quítate la ropa y recuéstate en la camilla". Ordeno la directora.

Con vergüenza principalmente por la directora que estaba ahí viéndome, comencé a quitarme la ropa, intentando demorarse cuanto pudiera tratando de encontrar una vía de escape, dude mucho en quitarme mi trusa (slip), en verdad no deseaba ser visto desnudo, paro al final lo tuve que hacer, luego me recosté sobre la camilla, la doctora me hizo abrir las piernas para dejar mis genitales expuestos, lo que me hizo sonrojar.

Pronto sentí como mis genitales era examinados por unos suaves dedos. La Doctora se colocó unos guantes de látex, en lo que la directora se levantó y se acercó para observar. Me sentía humillado, siendo mirado por ellas de aquella manera que lo hacían. Me estremecí cuando la mano de la doctora tocó mis testículos, pensé que era probablemente las ultimas sensaciones que sentiría en aquella zona en mi vida, ella los miraba, tocaba y apretaba hasta por fin paso a examinar mi pene. Entonces, con una jeringa, aplicó un anestésico en cinco puntos diferentes, alrededor de mi bolsa escrotal. En ese momento el miedo me hizo suplicar. 

-"Por favor, no lo hagan, voy a mejorar mis notas lo juro... ¡No tienen que hacer esto!" Intente suplicar inútilmente.

-"Calma, no te pongas nervioso. Sé que vas a mejorar. Con la castración no vas a tener más atención que para el estudio. La doctora sólo cortará tus huevos. No es demasiado". La directora respondió.

"Voy a probar, dime si sientes algo". Tomando un bisturí, dijo la doctora.

No sentía nada, a pesar de ver su mano moviéndose tomando mi escroto, supe en ese momento que pese aun no haber sido cortado ya era un eunuco, al no poder sentir nada en aquella zona tan sensible de mi cuerpo. 

Sin darme tiempo de nuevo a suplicar y sin decir nada la Doctora abrió mi bolsa escrotal por entre mis huevos, lo abrió por completo la sangre broto, ella la limpio con una gasa, luego tomó uno de mis testículos con una pinza metaliza, colocándolo totalmente hacia fuera y cortó el cordón, que lo unía a mi cuerpo no sin antes colocar dos puntos de sutura, colocando mi testículo en una pequeña bandeja. La directora habló en ese momento:

-"Está casi listo, solo falta unos, ves fue muy fácil”. Dijo la Directora.

Las lágrimas rodaban por mis mejillas mientras la Doctora continuo, cortando mi otro testículo. La directora, para mi incómodo, seguía mirándome, de pronto habló nuevamente dándome una de las peores noticias que le pueden dar a un adolescente.

-"Listo ya cortó el otro. Fue rápido, ¿no?” Dijo la directora

Miré hacia la doctora, molesto y con rabia. Pero en silencio, para ver como ella colocaba el que fue mi último testículo en la bandeja. La doctora no tardo en retirar gran parte de mi bolsa escrotal, usando mi propia piel para coser la herida. De esta forma, parecería que no había tenido un escroto en mí vida. Con un algodón, ella limpió la región cuando termino. 

-“Listo todo fue rápido ¿no es cierto? Ya estás castrado”. Dijo la directora.

Cuando me levante con mi pene en erección duro como nunca antes la directora me dijo.

-"Ahora párate derecho ahí, vamos a tomar una foto para el registro de la escuela" Dijo la Directora.

La situación me era incomoda. Por un instante, pensé en lo que harían con la foto... pero ¿qué podría hacer?, ya no tenía nada que perder en ese momento estaba en un estado de sumisión, La doctora me dio instrucciones sobre cómo limpiarme, sobre los medicamentos que debería tomar y me instruyó para volver el lunes. Luego tomo mi trusa y la puso, me entrego el resto de mi ropa y la erección que aun tenia era evidente debajo de mi prenda.

La directora me acompañó hasta la habitación de antes nuevamente solo portando mi trusa, por suerte lo hicimos por un pasillo privado, al llegar a esa habitación de nuevo, cerró la puerta, y me bajo mi trusa, lo que provoco que mi pene rebotara, sin darme tiempo a reaccionar comenzó a masturbarme, aunque la bese mi pene estaba algo entumecido no era el caso del resto de mi pene, de echo mi glande estaba tan hinchado que parecía que iba a estallar. Mientras me masturba ella me habló. 

-“Desde ahora además de las clases normales, tendría ahora clases extras todos los días, por la tarde, con una duración de 3 horas. Una vez a la semana tendría acompañamiento psicológico, en la propia escuela. Y cada viernes vendrás a verme en esta habitación” Dijo la directora.

De pronto se metió mi endurecido pene en la boca, me estremecí, después de todo era la primer mamada de mi vida y siendo un eunuco, me la chupo por cuatro o cinco minutos antes de que viniera como nunca antes, fue el mayor orgasmo de mi vida pero por alguna razón no se sintió tan bien como cuando aun tenia mis huevos colgando de mi palpitante pene.

-“AAAAAAAAAAAAHHHHH”. Gemí al venirme.

La directora se bebió cada chorro que de mi palpitante erección broto, mi última eyaculación viril, ella dijo que aquello fue para limpiar mis conductos y próstata, eso evitaría infecciones dolorosas, cuando todo termino me limpio mi pene aun medio duro con papel higiénico, me ordeno vestirme y eso fue todo

Aquel nefasto día, no volví a la clase. Me fui a casa luego de aquella mamada, Al llegar, Mamá había preparado un pastel. Para conmemorar mi castración como si hubiese algo que celebrar. Su amiga que había conversado un mes atrás, estaba ahí, con su hijo de mi edad. Ella me pidió que le mostrara "mi cirugía". 

"Qué pene lindo. ¡Fue excelente! ¡Esa doctora lo hizo muy buena!" Su amiga dijo.

Aquellas palabras me hicieron sentir aún más molesto, irritado y humillado, pero no dije nada, en cuanto pude me fui a mi habitación y llore mucho, me masturbe hasta quedarme dormido quería sentir mi pene duro todo el tiempo posible mientras fuese posible por lo menos eso pensaba en ese momento.

El lunes, regrese a clases, una compañera, durante el descanso, me dijo. 

-“Oye, déjame verlo" Me dijo.

Me sorprendí, haciéndome el desentendido. Ella insistió.

-"Sé que han castrado. Quiero ver". Dijo ella
-“¡Que claro que no!” Le dije indignado, pero con mi negativa, ella amenazó.
-"Si usted no me muestra cómo quedó, voy a contar a todos que te cortaron. Y vamos, aprovecha que no hay nadie en el salón”. Insistió ella en un tono más severo.

Temiendo una mayor exposición, cedí, me bajé mi pantalón y trusa. Ella, acercándose me tocando, luego dijo.

-"¿Puedo tocar?", Mientras apoyaba sus dedos en mi pene para examinar la cicatriz. 
-"¡Asentí! 
-“Cuando me case, voy a castrar a mi marido también!” Después de clases, ve al baño dijo ella.

Luego de clases me presente en uno de los baños más alejados de la escuela donde ella ya me esperaba desnuda, me hizo entrar a un cubículo se sentó sobre el escusado (water) me desabrocho mí pantalón dejándolo caer a mi tobillo, luego me masajeo mi pene por encima de mi trusa hasta que me la bajo lentamente, hizo que mi pene quedase duro antes de comenzar a darme una mamda.

 "Ya que cortaron tus huevos, ahora podemos divertirnos sin riesgo". Dijo mientras me lo chupaba.

Según ella, los castrados deben servir a las mujeres, siempre, sin nunca sentir otro placer sino el de la sumisión, desde ese día y bajo amenaza de que mi secreto de que era un eunuco me volvió su esclavo sexual, además del sexo que tenía con ella también estaba el que todos los viernes debía darle a la directora aun hoy sigo siendo el esclavo sumiso de mi compañera que se volvió mí esposa años después, demás está decir que mis notas mejoraron mucho desde que fui castrado.





Autor: Manhoo & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

LINDO CULITO

Mi historia que a continuación les contare aconteció no hace mucho solo cuatro años. Fue cuando tenía 30 años un día conocí a un hombre por internet y quedamos en vernos, el lugar de encuentro iba a hacer una discoteca de moda, un sábado en la noche a la hora indicada estaba en la discoteca, pero había un montón de gente, el lugar era oscuro, entre tinieblas y luces tenues, el ambiente cargado de humo. A la hora indicada llegó aquel hombre, inmediatamente lo reconocí, le dí la bienvenida con una amplia sonrisa y le invitó a una copa en la barra......


LINDO CULITO.
Mi historia que a continuación les contare aconteció no hace mucho solo cuatro años. Fue cuando tenía 30 años un día conocí a un hombre por internet y quedamos en vernos, el lugar de encuentro iba a hacer una discoteca de moda, un sábado en la noche a la hora indicada estaba en la discoteca, pero había un montón de gente, el lugar era oscuro, entre tinieblas y luces tenues, el ambiente cargado de humo. A la hora indicada llegó aquel hombre, inmediatamente lo reconocí, le dí la bienvenida con una amplia sonrisa y le invitó a una copa en la barra.


[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [SECUESTRO] [DOMINACIÓN] [VIOLACIÓN] [ESCLAVITUD]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul




Mi historia que a continuación les contare aconteció no hace mucho solo cuatro años. Fue cuando tenía 30 años un día conocí a un hombre por internet y quedamos en vernos, el lugar de encuentro iba a hacer una discoteca de moda, un sábado en la noche a la hora indicada estaba en la discoteca, pero había un montón de gente, el lugar era oscuro, entre tinieblas y luces tenues, el ambiente cargado de humo. A la hora indicada llegó aquel hombre, inmediatamente lo reconocí, le dí la bienvenida con una amplia sonrisa y le invitó a una copa en la barra.

Aquel hombre era alto, fuerte con el cabello rapado casi al ras de su cuero cabelludo, con una barba de tres días bien recortada, tatuajes coloridos adornaban sus brazos, tenía un aspecto muy varonil lo que me gusto, no es que fuese gay, sino más bien bisexual, en aquel momento de mi vida deseaba experimentar lo que era estar con hombres, pero no como pasivo, sino como activo, quería sentir mi pene dentro de un ano, siendo arropado por un par de firmes nalgas de macho, nunca pensé que aquella noche seria toda una pesadilla.

Nunca me había sentido atraído por un hombre, hasta esa noche no puedo negar que me excite al verlo. Luego de un par de horas me dijo qué si quería acompañarlo a su casa, lo que acepte salimos de la disco y justo cuando llegamos a mi auto le iba a decir que me diera la dirección y lo seguía, pero solo sentí un pinchazo en mi nuca y luego ya no supe nada.


Me desperté casi desnudo, lo primero que vi fue su tremendo pene, de 30 cm de largo y 8 cm de grosor restregándose por mi cara, la paso por mis mejillas y labios, pegándome con él en la cara, eso y su olor tan fuerte a pene y hombre, me excitaron debo confesar, pero luego vi que estaba amarrado, lo que me hizo temer de inmediato, estaba en un lugar extraño, con las manos amarradas a la espalda un aro de metal rodeaba mi cabeza en lo alto, que se conectaba a una mordaza de bola, tenía las piernas separadas con una barra de metal asegurada a mis tobillos por grilletes de cuero lo que hacía imposible que pudiera cerrar las piernas

Una cuerda sostenía mi cabeza en lo alto, mi dorso estaba inclinado hacia adelante dejando mis nalgas expuestas apenas cubiertas por mi ajustado bóxer de color blanco, mis huevos y pene estaban expuestos entre mis piernas me habían colocado un anillo que rodeaba mi escroto y base de mi pene lo que mantenía mis huevos en el fondo de mi escroto y mi pene en erección.

Me miraba como estudiándome, se colocó un mandil oscuro largo de plástico que cubrió su desnudo cuerpo, empezó a mirar descaradamente mis nalgas, me las fue afianzado, empezó a apretarlas con su mano mis nalgas aun cubiertas con mi bóxer, él empezó a moverlas, apretó más hasta casi todas sus fuerzas lo que me hizo gruñir, de pronto me bajo el bóxer para dejar mis nalgas expuestas, las acaricio sintiendo la piel sin vello alguno, me dio una muy fuerte nalgada, luego otra aún más fuerte, se estaba excitando lo pude notar, me dio otra aún más fuerte esa sonó muy fuerte, luego de eso empezó a nalguearme a placer, fuerte, todo lo que le era posible.

De pronto sentí una de sus manos que entro dentro de mi bóxer, su mano rápidamente encontró mis huevos y pene me los agarro con su mano, para empezar a tirar hacia atrás lento pero firme observando mi reacción, movía las piernas de dolor, así como el resto de mi cuerpo, pero no me había entregado en absoluto, viéndolo sabía que estaba excitado, se quedó un tiempo tirando de mis genitales mientras que inmóvil, solo podía gruñir detrás de la mordaza, hasta que finalmente me soltó, pero solo para empezar a nalguearme de nuevo con las manos chocando en directo con mis descubiertas nalgas, paro de pronto luego de tres o cuatro minutos, para tomar una de mis tetillas, de la que tiro, grite, seguía inclinado, soltaba, estiraba pero solo para volver a tirar, con fuerza.       

De pronto se arrodillo detrás de mí cara estaba aguantando mucho dolor, soltó mis tetillas, tomo mi pene endurecido tirando de él hacia atrás para metérselo en la boca, me lo chupo, lo hacía de tal forma que sus dientes rosaban la piel de mi miembro empecé a gritar de gusto y dolor, “aaaaaaa aammmma mmmmm”, detrás de mi mordaza, no tarde mucho rato en correrme bestialmente, él se tragó todo lo que salió de mi pene sin desperdiciar ni una sola gota.

Cuando termino de beberse mi semen el hombre me mostro mi cinturón ancho que quito de mi pantalón, lo dejé sobre una mesita diciéndole

-“Obsérvalo ya que te voy a castigar con él, y vas a desear elegir otro cinturón hoy”. Dijo el hombre.

Luego de un par de minutos tomo la correa, para empezar a azotarme con mi propio cinturón, perdí la noción del tiempo durante todo el castigo. Me azotaba mis nalgas, muslos, y espalda sude mucho, gimoteaba de dolor, lo miraba sin aun creerme hasta donde había llegado, azotándome, él no mostraba expresión alguna en su rostro en absoluto, aquello no sé cuánto duro.

Cuando termino de azotarme siguió lamiendo mi pene empezó a masturbarme rápidamente me corrí dando fuertes gruñidos él sin dejar en ningún momento de pasar su lengua por mi pene de arriba abajo, mis huevos, gemía como un cerdo, no paro de chupar hasta que quedó desfallecido con semen escurriendo por su mentón detrás de mí. 

Pese a ya verme corrido dos veces mi pene aún estaba duro gracias a la liga en la base, me tomo de las caderas y se retiró su mandil para dejar al descubierto su enorme pene, me restregó su miembro entre mis nalgas por varios minutos haciéndome tener miedo antes de enterrar su tremendo pene hasta sus huevos en mí ano, me había lubricado apenas con algo de su saliva, de todas maneras el dolor fue tremendo y no podía moverme, era demasiado grande, sentía como si un poste eléctrico se me enterró en mis entrañas.       

Comenzó su tremendo mete y saca, en ese momento para él era un muñeco en su fuertes manos, creo que su glande llegaba a mi estómago, estaba enloquecido de dolor y placer, sentía que me partía en dos, pero a la vez estaba excitado y deseaba que estuviera más adentro de mí, lo deseaba, lo amaba, desee ser mujer y ser preñado por ese ser magnifico, varonil, superior hombre, hasta que sentí su enorme descarga llenar mis entrañas, fue un rio de semen dentro de mí, cuando saco su pene de mí, dejándome un tremendo vacío, de no ser por las cuerdas que me sostenían hubiese caído rendido, el semen, salía de mi ano a raudales, mientras lo sentía palpitar.

-“¡Parece que te ha gustado… mi miembro puta!” Me dijo jadeante.

No dije o negué con la cabeza, pero la verdad es que me sentía muy bien, de pronto de marcho luego de acariciar mis nalgas por algunos segundos, me quede ahí, goteando semen de mi ano que luchaba para cerrarse.

Luego de algunos minutos él regreso con una enorme tijera, de esas usadas para podar ramas, con largos mangos de madera cilíndricos, solo los mangos debían medir casi 1.5 metros en uno de sus extremos estaban unidos a un dijera de gruesas cuchillas diseñadas para cortar ramas de hasta 10 cm de diámetro, estaba bien afiladas, temblé cuando de nuevo coloco una de sus manos sobre una de mis nalgas.  

Sentí como me acaricio mis huevos por un largo taro estaba muy nervioso no sabía lo que pretendía con esa enorme tijera, de pronto tomo la cuerda que sobresalía de la parte superior de mi cabeza se inclinó y me dijo al oído izquierdo mientras me acariciaba mis huevos.

-“Va a hacer un lindo eunuco con ese lindo culito que portas”. Dijo el hombre.

Aquellas palabras me hicieron horrorizar, trate de luchar de soltarme, pero nada funciono de pronto sentí las afiladas cuchillas en la base de mis genitales, temblé y sacudí la cabeza como diciendo a gritos, suplicando e implorando.

-“NO POR FAVOR NO LO HAGAS, QUE ALGUIEN LO DETENGA, ¡PIEDAD!”

Cuando de pronto lo escuche decir.

-“Dile adiós a tu vida como hombre y hola a tu vida como eunuco”. Dijo el ahombre.
-“3… 2… 1”. Conto.

Cuando la cuenta termino, cerro los mangos y las cuchillas cortaron sin problema alguno mis genitales por arriba de la liga, ni siquiera un mínimo muñón quedo en mi entrepierna, la sangre como el dolor brotaron a raudales todo mi cuerpo se sacudió en convulsiones hasta que me desmaye.

Tarde varias semanas en reponerme de mi brutal nulificación, el hombre comenzó a violarme de manera sistemática a las dos semanas de cortarme, cuando me recupere por completo fui vendido en una subasta secreta como esclavo, ahora luego de varios años soy propiedad de mi tercer Amo al cual le gusta penetrarme todas las veces que desea, ya que dice que aún tengo un “Lindo Culito”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com  



Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

LENI EL ESCLAVO

Aquella tarde Sandy una hermosa como espigada castaña de senos pequeños y pezones como labios vaginales rosados había invitado a sus dos mejores amigas, de 25 vivía solo en una gran mansión, sus padres murieron cuando tenía 19 años dejándole una enorme fortuna, por lo que podía vivir sin preocupación alguna, pero ella tenía gustos muy peculiares, que Rosy y Alma compartían al 100 % con ella, las tres jóvenes mujeres odiaban a los hombres y pensaban que habían sido puesto en el mundo para servir y dar placer a las mujeres, eran los que se conocen como unas Feminazis......


LENI EL ESCLAVO.
Aquella tarde Sandy una hermosa como espigada castaña de senos pequeños y pezones como labios vaginales rosados había invitado a sus dos mejores amigas, de 25 vivía solo en una gran mansión, sus padres murieron cuando tenía 19 años dejándole una enorme fortuna, por lo que podía vivir sin preocupación alguna, pero ella tenía gustos muy peculiares, que Rosy y Alma compartían al 100 % con ella, las tres jóvenes mujeres odiaban a los hombres y pensaban que habían sido puesto en el mundo para servir y dar placer a las mujeres, eran los que se conocen como unas Feminazis.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ESCLAVITUD] [FEMDOM] [DOMINACIÓN]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul




Aquella tarde Sandy una hermosa como espigada castaña de senos pequeños y pezones como labios vaginales rosados había invitado a sus dos mejores amigas, de 25 vivía solo en una gran mansión, sus padres murieron cuando tenía 19 años dejándole una enorme fortuna, por lo que podía vivir sin preocupación alguna, pero ella tenía gustos muy peculiares, que Rosy y Alma compartían al 100 % con ella, las tres jóvenes mujeres odiaban a los hombres y pensaban que habían sido puesto en el mundo para servir y dar placer a las mujeres, eran los que se conocen como unas Feminazis.

Pero alrededor del mediodía Sandy recibió un paquete de entrega especial, “5” como informaron que debía llamarlo llego custodiado por tres mujeres, 5 era hermoso adolescente que según tenía 16 años, pero aparentaba 15, de piel blanca, nalgas firmes como paraditas, vientre plano ojos claros y cabello castaño, portador de un buen pene y huevos pese a su edad, por lo que había visto en los videos de la página secreta de la que era miembro vip, dicha membresía esta de una cifra de 6 números al año, pero para Sandy eso la tenía sin cuidado. 

“5”, fue bajado de la camioneta cerrada, apenas vestido con un suspensorio de cuero que dejaba sus bellas nalgas adolescentes al descubierto, portaba un collar de metal de color negro en el cuello iba con un antifaz de cuero negro sobre sus ojos y sus brazos esposados a la espalda una mordaza de bola de color negro bien asegurada detrás de su nuca impedía que pudiera hablar, aquello fue una visión que hizo humedecer la tanga que portaba Sandy apenas ver al adolescente, que pronto estaba de pie en la amplia sala de lujosa sala, las mujeres le entregaron la cadena con la que guiaban al adolescente lo que hizo estremecer a Sandy.

-“Ahora es suyo, ¡que lo disfrute!” Dijo la que parecía la líder de aquellas mujeres.

Luego las tres estrecharon la mano de Sandy y se marcharon, dejándola sola con el adolescente que permaneció sin moverse en medio de su sala, Sandy no sabía cómo debía proceder, era su primer esclavo que poseía, aunque tenía ideas muy claras de lo que deseaba hacerle al indefenso adolescente, primero se sirvió una copa de un caro vino para luego quitarle primero el antifaz, los ojos de “5” se abrieron poco a poco mientras sus lindos ojos se acostumbraban a un ambiente tan iluminado.

Luego Sandy le quito la mordaza de bola lo que hizo sentir más cómodo al adolescente, para finalmente liberar sus muñecas de las esposas que las aprisionaba desde quien sabe cuánto tiempo de inmediato el adolescente se puso de rodillas ante Sandy, para luego pronuncia unas tímidas palabras.

-“Soy su fiel esclavo ama, ¡por favor úseme como desee!” Dijo el adolescente.

Sandy solo rio, para luego beber de su copa, se le quedo mirando por un largo rato sin que él se atreviera a mirarla a los ojos, Sandy de pronto le ordeno.

-“¡Ponte de pie!” Le ordeno.
-“¡Desnúdate!” Añadió poco después Sandy.  

El adolescente se ruborizo un poco, pero obedeció sin objetar nada en absoluto, pronto estaba como vino al mundo mostrando a los abiertos ojos de Sandy su nueva Ama, su anatomía masculina por completo, su pene estaba sin circuncidar, su prepucio cubría por completo su glande, sus huevos colgaban bajos dentro de un saco de piel blanca sin vello alguno de hecho el único vello púbico que habita era el que estaba en su monte de venus por encima de su pene y era escaso, Sandy noto que toda su zona genitales fue depilada muy bien recientemente. 

“5” se quedó ahí de pie sin moverse como si fuera una estatua viviente siempre mirando hacia abajo, Sandy se le quedo mirando por unos minutos antes de acercarse a donde estaba, para acariciar su lampiño pecho con su mano derecha, que fue bajando por su dorso, llego a plano vientre y no se detuvo, siguió bajando, pronto sus dedos comenzaron a jugar con el escaso vello genital del adolescente, que no se inmuto, la suave mano de Sandy no tardo en levantar su flácido pene, y comenzar a masturbarlo lentamente poco a poco el pene del adolescente se fue endureciendo y Sandy, descapucho su pene para poder apreciar su rosado glande.

Aquel placentero manoseo para el adolescente duro unos pocos minutos, pero fue suficiente para que del ojo de su hinchado glande en forma de casco comenzara a emanar liquido pre seminal, Sandy lo noto y dejo de masturbarlo lo cual hizo dándole un fuerte manotazo a su endurecida erección, qué por supuesto le provoco mucho dolor, pero apretó los dientes para no emitir ningún sonido, luego ella se pasó a la parte de atrás de “5” para acariciar sus lampiñas nalgas.  

Sandy se las acaricio por unos segundos antes de colocarse en cuclillas, dejo su copa casi vacía en el suelo y con sus dos manos le abrió sus nalgas para revelar el ano rosado, cerradito y bien depilado del adolescente, son uno de sus dedos lo palpo e intento introducirlo, lo que provoco que el adolescente se estremeciera, ella sonrió con esos comprobó que era virgen de esa zona, lo que le agrado, luego tomo su copa y se puso de pie para ordenarle.

-“¡Vístete!” Le ordeno Sandy.

“5” la obedeció tomo su suspensorio de cuero y se lo coloco para quedar de nuevo inmóvil esperando nuevas órdenes, Sandy tomo la correa que aun pendía de su cuello y lo llevo a una habitación donde le dijo que permaneciera hasta que viniera por él, sin mirarla el adolescente solo asintió con la cabeza, Sandy se marchó y se preparó para recibir a sus amigas las cuales al cabo de unas tres horas comenzaron a llegar, Rosy fue la primera en llegar en su elegante auto, Alma fue la última también a bordo de un exclusivo modelo de auto, las tres se saludaron y se sirvieron vino de inmediato.   

Luego de una buena platica y varias copas de un buen vino, llego la hora que las tres mujeres estaban esperando, Sandy dijo.

-“Hora de la diversión chicas”. Dijo Ella.

Las tres rieron al tiempo que comenzaron a despojarse de sus finas ropas, hasta quedar solo en ropa interior, casi al unísono las tres se despojaron de sus sostenes (corpiños) Alma y Sandy tenían senos de similar tamaño, pero Rosy que era rubia tenia senos ligeramente un poco más grandes, las tres quedaron portando tangas muy pequeñas las que no tardaron en irse dejando a las tres jóvenes como bellas mujeres al desnudo, Sandy fue por “5” que llevo a su habitación momentos después tirando de la correa asegurada a su collar del cual despojo y le ordeno para el beneplácito de sus invitadas.

-“Desnúdate”. Ordeno Sandy.
-“Si, Ama”. Fue lo único que dijo “5” antes de quedar desnudo.

El adolescente estaba visiblemente avergonzado, las tres mujeres tenían sexos bien depilados sin nada de vello que cubriera sus lindas rajas, Alma y Rosy de pronto lo agarraron de los brazos para ponérselos tras la espalda, evitando todo movimiento de su parte. Sandy se acercó, y poniéndose frente a él empezó a acariciarle su pecho como lo hizo antes, de pronto entre las tres hicieron que cayera al suelo, mientras seguía siendo dominado por ellas.

Alma y Rosy sujetaron sus brazos impidiéndole que se moviera, Sandy se sentó encima del adolescente, sin meterse su ya endurecido miembro en su raja, aunque lo masturbaba de la manera más sensualmente posible que le habían hecho nunca, los labios vaginales de Sandy estaban masajeando su pene, restregando sus jugos por toda su dura erección, incluso sus huevos quedaron bañados de sus cálidos juegos.

“5” gimió sin poder controlarse, el placer que estaba sintiendo era inmenso, Sandy sabía que yo el adolescente no se iba a resistir, tomo su pene se colocó entre sus piernas para meterse su pene a la boca, el adolescente exhaló un largo suspiro de placer y se dejó deleitar por la succión de mi pene. Sus manos ya no pugnaban por liberarse, sino por tocar, y de eso se aprovecharon Alma y Rosy, que dejaron que les tocara lo que quisiera sus senos, vagina y nalgas mientras Sandy continuaba dándola una mamaba. Tras aquello las otras dos también se arrodillaron para darle una su pene era de por lo menos de 19 cm les las tres hicieron que se corriera con una gran cantidad de semen en sus bocas hasta quedar bien saciadas de leche de hombre.

Luego que “5” se corrió por tercera vez hicieron un descanso, para que recuperaran fuerzas, pero poco después ya estábamos otra vez a la carga. Habían decido con anterioridad las tres que iba tener sexo con el chico hasta que ya les quedaran ganas, después de todo era el único sexo que como hombre iba a tener el nuevo esclavo de Sandy. Ella había decido que “5”debía ser convertido en un fiel sirviente eunuco para el resto de su existencia.

Por las próximos tres días tuvieron toda clase de sexo con el adolescente, no se reservaron ninguna perversión incluso al pobre de “5” le costaba orinar de lo dolorido que le quedó su pene. Las penetro a las tanto por delante como por detrás incluso le hicieron rusas, viniéndose sobre sus senos de las tres, aunque disfruto por mucho de la que le hizo Rosy, hicieron que las masturbara a las tres e hicieron que se corriera varias veces sobre sus rostros, senos, raja y nalgas de las tres llego un momento al tercer día que el pene del cansado adolescente ya no expulsaba más semen, fue cuando las cosas se pusieron más intensas.

Las tres continuaron con su desenfreno sexual por todo otro día hasta que casi le arrancan el pene y huevos al pobre adolescente. Aunque disfruto mucho “5”, fue una experiencia muy dolorosa como para querer repetirla muy a menudo al quinto día las cosas cambiaron. Aquella mañana Sandy lo amarro a una silla de la cocina, mientras ella calentaba las afiladas cuchillas de una tijera, Alma tomo el pene del adolescente y comenzó a darle una suave como sensual mamada, mientras jugaba con sus bajos huevos, “5” tardo en venirse, pero al final lo hizo, aunque no fue una descarga abundante, segundos después de venirse Rosy tomo su prepucio aun con su pene palpitando y lo estiro con fuerza.

Con horror el adolescente presencio como Sandy dirigió la ardiente tijera a su pene pensó que se lo iba a cortar, instintivamente movió su cabeza negando aquella acción, pero no se atrevió a decir ni una sola suplica, cerró los ojos y los abrió grandes cuando sintió una gran punzaba golpearlo, Sandy le había cortado su prepucio circuncidándolo, con horror vio cómo su pene sangraba y todo su cuerpo se convulsiono hasta que se desmayó de dolor, escuchando las risas de aquellas tres mujeres.

“5” aunque su verdadero nombre era Leni, había sido secuestrado desde los 3 años y entrenado para ser un sumiso como obediente esclavo, sometido a toda clase de castigos cuando alguna vez intento revelarse o escapar, por los siguientes tres días estuvo ardiendo en calentura los cuales paso con una mínima ayuda de su Sandy, quien lo dejo sufrir, con su pene palpitando dándole dolor intenso al pobre adolescente, por casi dos meses las tres mujeres lo dejaron en paz de hecho ya Alma y Rosy no estaban en la mansión aunque llegaban de improviso cada tanto.

Para el final de aquellos dos meses, el pene de “5”, ya se había curado y el adolescente estaba de nuevo sano fue entonces una tarde que de nuevo él fue llevado a la habitación de Sandy, donde ya las tres mujeres esperaban desnudas, Sandy le ordeno que se pusiera a cuatro patas Alma se colocó casi también en cuatro patas a su lado derecho para observar su rostro Rosy le acaricio sus nalgas por unos segundos antes de abrírselas justo para que Sandy que portaba un gran dildo metálico que zumbaba (zzzzzz) lo penetrara analmente sin contemplación alguna.

Alma fue testigo de la expresión Leni fue la de sorpresa, angustia y dolor lo que hizo reír a Alma, las mejillas del adolescente se ruborizaron mientras Sandy continuó penetrándolo, violándolo con el dildo, luego de unos minutos saco el primero de los dildos y Rosy le escupió directamente en su abierto ano, Sandy tomo un dildo aún más grueso como largo y lo penetro, todo el cuerpo del adolescente se estremeció de dolor.

Aquello continuo entre risas y burlas de las tres mujeres con Alma sujetando su mentón para poder ver sus expresiones faciales, Sandy y Rosy que se turnaban sacaban y metían el dildo a gran velocidad, masacrando el ano del Leni, quien solo gemía y daba quejidos cada tanto, de pronto el adolescente sintió su pene comenzar a palpitar hasta que arrojo una gran carga de su espeso semen, hacía más de tres semanas que no se corría y lo hizo de manera enorme. Seis poderosos chorros se espeso semen salieron disparados de su pene, provocándole un enorme orgasmo, el más intenso y ultimo como hombre de su toda su vida. 

Aun Leni se estaba recuperando de su tremendo orgasmo con el dildo bien insertando en su ano aun vibrando a la máxima velocidad con su pene aun goteando semen cuando Sandy tomo sus huevos los cuales estaban aún sueltos, apenas se contrajeron cuando se vino, los jalo hacia atrás y sin decir palabra alguna “5” sintió algo metálico que toco su escroto, luego un fuerte pellizco, sus ojos se abrieron grande y no pudo evitar gritar de dolor.

-“AAAAAAAAAAAHHHHGGGGGGYYYY”. Grito Leni.

Sandy había aplastado la parte superior de su escroto con las mandíbulas de un Burdizzo, el dolor fue tremendo para el adolescente que sin embargo no perdió el sentido, pero se quedó retorciéndose con las manos agarrando sus huevos, Alma tomo sus manos luego de unos segundos y se las esposa a la espalda. Rosy tomo el burdizzo para darle otro fuerte apretón al escroto del adolescente, lo mismo hizo Alma minutos después, el escroto de Leni quedo con tres líneas rojas bien marcadas.

Para cuando Alma dejo de presionar el burdizzo sobre el escroto de Leni esté ya estaba sin sentido sobre el piso, las tres mujeres rieron y notaron se también se habían corrido sin darse cuenta de lo excitadas que estaban.

Leni o “5” como le dice Sandy aún vive en su mansión, sus testículos son historia ahora seis años después, su cuerpo aun es delgado por la testosterona que ella le administra, pero su pene es apenas visible se encogió hasta casi desaparecer, Alma y Rosy aun van con Sandy para torturarlo o hacer que les coma sus rajas hasta venirse una y otra vez, en una de sus ya famosas orgias orales.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

KYLE EN EL BOSQUE

Mientras todos jugueteaban en el agua desnudos despreocupadamente no eran conscientes que varios pares de ojos los estaban mirando desde el otro lado de la laguna, sin que ellos pudieran verlos, algo que iba no solo a cambiar su viaje sino también sus vidas como cuerpo, para siempre sin en esos momentos ninguno de ellos pensaba sobre lo que hombres estaban planeando mientras se masturban viendo a aquellos jóvenes jugar y bromear en el agua......


KYLE EN EL BOSQUE.
Mientras todos jugueteaban en el agua desnudos despreocupadamente no eran conscientes que varios pares de ojos los estaban mirando desde el otro lado de la laguna, sin que ellos pudieran verlos, algo que iba no solo a cambiar su viaje sino también sus vidas como cuerpo, para siempre sin en esos momentos ninguno de ellos pensaba sobre lo que hombres estaban planeando mientras se masturban viendo a aquellos jóvenes jugar y bromear en el agua.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [DOMINACIÓN] [SECUESTRO] [FEMINIZACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul




Kyle 22 años, joven y rubio casi castaño, de piel blanca y ojos azules, muy atractivo con cara un no de hombre, salió aquella mañana de verano con sus mejores amigos para pasar un fin de semana acampando en el bosque cerca de una tranquila laguna alimentada por un aplacible rio a pocos kilómetros de su comunidad, no era la primera vez que hacían algo si, eran cuatro en el auto de Adryan, Tom y Aldo completaban el grupo ellos pasaron por unas cervezas antes de iniciar su viaje de casi una hora.

La idea era armar el campamento rápidamente, prender una parrilla a carbón, dejar la carne que llevaban para que se cocinara cerca de la orilla de la laguna para luego ir a nadar, cada tanto uno de ellos saldría del agua para darle vuelta a la carne, todo eran de la misma edad y pensaban pasar un fin de semana de chicos a lo grande, una vez llegar al sitio donde acamparían armaron las dos tiendas y prendieron la parrilla como lo tenían planeado.

Luego tomaron unas latas de cerveza de la nevera donde estaban las abrieron y brindaron con ellas.

-“Por nosotros” Dijo Adryan.
-“Salud” Dijeron todos chocando sus ladas.

Luego de beberlas a toda prisa, todos comenzaron a desvestirse, Kyle estaba por ir a tomar su bañador cuando Aldo le dijo.

-“¿Qué haces?” Pregunto Aldo.
-“Voy a buscar mi bañador”. Le contesto Kyle.
-“Que dices no lo necesitas nos vamos a bañar desnudo”. Dijo Aldo.

Acto seguido se quitó su ajustado bóxer, para dejar su buen pene y huevos al desnudos, sus genitales apenas y tenían algo de vello rubio adornando la parte superior de su pene, Kyle que no era la primera vez que veía a Aldo o alguno de sus otros amigos desnudos se sorprendió un poco, ya que era la primera vez que veía la entrepierna de Aldo tan lampiña.

Siguiendo el ejemplo de su amigo Aldo se despojó de su trusa (slip) de color negro para quedar al desnudo, el portaba un mechón en forma de trapecio bien recortado en su pubis de vello púbico hacía tiempo que lo mantenía de ese modo por lo que para nadie fue una sorpresa, lo que si siempre sorprendía era el largo de su pene que si bien estaba en estado flácido era de unos 18 centímetros circuncidado, Kyle desnudo corrió al agua como el resto de sus amigos.

Mientras todos jugueteaban en el agua desnudos despreocupadamente no eran conscientes que varios pares de ojos los estaban mirando desde el otro lado de la laguna, sin que ellos pudieran verlos, algo que iba no solo a cambiar su viaje sino también sus vidas como cuerpo, para siempre sin en esos momentos ninguno de ellos pensaba sobre lo que hombres estaban planeando mientras se masturban viendo a aquellos jóvenes jugar y bromear en el agua.

Adryan fue el primero en salir del agua para ver la carne mostrando su mata de vello pelirrojo por arriba de su pene blanco no circuncidado, el segundo en salir fue Tom el que tenia de los cuatro era el de menor pene, pero poseedor de un gran par de huevos además de una gran mata de vello púbico tan rojo que parecía que su pene estaba en llamas, luego fue al turno de Aldo cuyo pene era grande lo mismo que sus huevos de último fue el turno de Kyle quien informo que la carne estaba lista, por lo que todos salieron del agua y se dispusieron a comer completamente desnudos, sin sospechar en ningún momento que eran observados.   

Aquella noche luego de cenar todos conversaron por un largo rato, luego se fueron a dormir solo en ropa interior Aldo incluso lo hizo desnudo ya que era una noche muy calurosa, a la tarde siguiente mientras todos de nuevo se bañaba en la laguna Kyle salió a caminar adentrándose en el bosque, para luego escuchar un chapoteo se acercó de nuevo a la laguna donde encontró a un hombre bañándose desnudo que le regalo una enorme sonrisa al verlo aparecer entre los arbustos, sin preocuparse en cubrirse.

Aquel hombre era un negro enorme, al ver al joven Kyle su sexo se erecto lo que hizo sentir muy turbado al joven, al ver aquel tamaño de falo, el hombre salió del agua para ir hacia donde estaba mostrando impúdicamente sus genitales que escurrían agua aún.

-“Hola, soy Jack”. Dijo aquel hombre.

Jack caminó hacia su ropa y sacó un revólver para luego apuntar a Kyle y decirle.

-“Desnúdate o te mato”. Le ordeno.

Aterrado Kyle obedeció, por su mirada comprendió que aquel hombre lo iba a violar nunca había tenido nada sexual con un hombre solo con chicas hasta ese día. El negro empezó a besarlo y acariciar sus nalgas, forzando a Kyle a manosear su sexo, que se sentía grueso, firme, caliente. Kyle le rogo que lo dejara, pero noto que sus ruegos lo excitaban más, así que se limitó a obedecer sus órdenes.

Sin apuro colocó una crema en el ano de Kyle y deslizó uno de sus dedos, el joven dio un gemido de dolor y el empezó a moverlo, poco a poco le dilató su ano, lubricándolo muy bien, Kyle lloraba de vergüenza, humillación e impotencia, luego de algunos minutos el hombre lo acostó sobre una gran roca lisa boca abajo, abrió sus piernas con las suyas, para luego abrirle sus firmes como blancas nalgas de Kyle que de nuevo suplico cuando sintió el enorme glande del negro tocar su bien lubricado ano.

El hombre solo le dio dos nalgadas y le dijo.

-“¡Cállate y disfruta puta!” Le dijo el Jack.

Casi al mismo tiempo Jack empezó a deslizar su enorme pene dentro de Kyle al comienzo entró con cierta facilidad, me sentía abierto y lleno, pero de pronto el joven sintió mucho dolor y gimió. Jack retrocedió y volvió a la carga, esa vez no se detuvo, Kyle supo en ese momento lo que era estar bien abierto y lleno, dio un grito de dolor sintiendo que era desgarrado, cuando Jack comenzó con su brutal mete y saca.

El dolor que Kyle sentía fue cediendo poco a poco para cuando el dolor ya había desaparecido por completo Jack eyaculó dentro de Kyle. Entonces saco su enorme miembro de él le hizo dar la vuelta y lo tomo del mentón Kyle aun lloraba sintiendo su ano palpitar y Jack le dijo, presionando el cañón de su revólver sobre los huevos de Kyle.

-“Ahora eres mi hembrita, es mejor que lo acepte puta” Dijo Jack.

Para luego comenzar a besar el cuello de Kyle quien lloraba unos minutos más tarde Jack lo volvió a penetrar por segunda vez, al acabar salió suavemente de sus entrañas y lo beso larga y apasionadamente en la boca, el pene de Kyle se puso duro y no comprendía la razón. Luego Jack se lo llevó a la laguna donde se bañaron mutuamente como él se lo ordenó.

Al salir volvió a besarlo y le dijo.

-“Ahora vas a aprender como satisfacerme con tu boca”. Dijo Jack apuntándole con su arma.

Jack hizo que Kyle abriera la boca para que le diera una mamada siguiendo todas sus indicaciones, hasta que eyaculó en su boca dando un gran alarido de placer haciendo que se bebiera todo su espeso semen que salió como un torrente de su palpitante pene.

Al acabar Jack le ordeno.

-“Vístete es hora de ir con tu grupo”. Ordeno Jack.

Kyle obedeció y en el camino lo beso y manoseo a su antojo, grande su la sorpresa de Kyle cuando al llegar a su campamento sus otros amigos estaban abarrados y llorando con otros hombres armados desnudos de la cintura para abajo conversando alegremente, se hizo evidente que todos sus amigos como el mismo habían corrido con la misma suerte, los hombres al verlos llevar dijeron.

-“Jack siempre te llevas a la mejor putita” Dijo uno de los hombre.
-“Por supuesto siempre me gustan las mejores”. Respondió Jack en tono alegre.

Jack le ordeno a Kyle que se desnudara de nuevo apuntándole con el arma, cuando estaba desnudo Jack lo amarro a un árbol con sus manos por encima de su cabeza, Kyle tenía una expresión de enojo, furia y miedo en su rostro, antes de apartarse Jack le dijo.

-“Ahora observa como convertimos a tus amigos en verdaderas putas”. Dijo Jack.

Uno de los hombres tomo Tom, para llevarlo hacia un árbol donde lo amarro haciendo que sus brazos abrazaran el tronco hacia atrás, dejando su dorso como genitales bien expuestos, también le amarraron sus piernas bien separadas otro de los hombres saco un cuchillo que coloco con anterioridad en la fogata y se acercó al aterrado Tom, acaricio su cuerpo por unos segundos antes de levantar su pequeño pene que pese a todo estaba más duro que nunca antes el hombre coloco la afilada y caliente hoja de acero debajo de los enormes huevos Tom que de inmediato suplico.

-“NO POR FAVOR, NO… HARE LO QUE SEA PERO ME LOS COR…” Gritaba Tom.

Pero sus suplicas fueron interrumpidas cuando aquel hombre comenzó a cortar, Tom dejo de suplicar y comenzó a gritar mientras todo su cuerpo se convulsionaba, el hombre apenas tardo uno segundos en levantarse sosteniendo el pene y escroto los que fueron los enormes huevos de Tom aun en su interior en su mano ensangrentada, Tom gritaba sin control de dolor, hasta que el hombre usando el aun ardiente cuchillo cauterizo sus heridas, Tom puso los ojos en blanco y se desmayó.

Luego el turno de Aldo quien lucho desesperadamente pero no pudo evitar ser amarrada a un árbol de la misma manera que aún lo estaba Tom, otro de los hombres tomo otro cuchillo similar al usado con Tom de la fogata para acercarse a Aldo quien trataba inútilmente de soltarse, pero cuando sintió el calor del cuchillo quemar su escroto se quedó quieto y suplico.

-“¡Por favor no, seré su esclava sexual pero no me castren!” Suplico Aldo.
-“Oh claro que serás nuestras esclava putita” Dijo el hombre al tiempo que comenzó a cortar su pene.

El hombre cercenaba su miembro lo más pegado a la base le tomo solo 5 segundos cortarlo del todo, el gran pene de Aldo quedo sangrando en la mano del hombre que lo inserto con una rama y se lo paso a otro de sus amigos quien lo coloco sobre las llamas de la fogata para que se empezara a cocinar. Luego tomo el escroto de Aldo que aún estaba gritando de dolor y se lo corto de un rápido movimiento, para luego cauterizar sus heridas, se puso de pie, extrajo los dos orbes del bolso de piel y se llevó uno la boca, lo chupo por unos segundos antes de morderlo, masticarlo y tragarlo.

-“Ummmm tierno, jugoso y sabroso” Dijo el hombre.

Aldo ya no pudo presenciar como aquel hombre devoro el que fue su testículo, luego fue el turno de Adryan, quien también lucho, pero nada pudo hacer antes de que pudiera cuan siguiera suplicar por su virilidad Jack le cerceno su enorme pene y huevos de un rápido corte, Adryan se desmayó casi de inmediato por el dolor, Jack se acercó a Kyle aun sosteniendo el escroto de su amigo recién cortado, Jack extrajo los dos orbes del bolso de piel, tomo uno para llevárselo a la boca y devorarlo.

-“¡Ummmmm riquísimo!” Exclamo Jack.

Luego tomo el último de los que fueran los testículos de Adryan y se lo puso en la boca a Kyle para ordenarle.

-“Vamos cómelo putita” Ordeno Jack.

Al ver que Kyle dudaba en cumplir la orden, como su enorme pene en erección y coloco el afilado cuchillo que uso para castrar a Adryan debo, Kyle sintió como la afilada hoja le quemaba su pene, Jack lo miro y le dijo de nuevo.

-“¡Come o te convierto en un eunuco!” Ordeno Jack.

Kyle no tuvo más remedio que masticar el que fuese el testículo de su amigo, para luego tragarlo, Jack rio, sintiéndose vencedor, para luego de quitar el cuchillo debajo del pene de Kyle decirle.

-“¿Verdad que estaba muy sabroso?” Dijo Jack sarcásticamente. Para luego irse riendo.

Por nueve meses los cuatro fueron los esclavos sexuales, de aquello hombres complaciéndolos en todo incluso en los actos más depravados que se puedan imaginar. Incluso Kyle lo empezó a disfrutar. Finalmente, una tarde los cuatro ya convertidos en obedientes esclavos fueron llevados a la ciudad hasta un llevó a un hotel a las afueras donde fueron depilados totalmente, Jack aparto a Kyle del resto y se llevó a parte en privado con la ayuda de una gran tijera le cerceno su pene y huevos, para luego curarle la herida amorosamente.

Kyle apenas pudo resistencia a su anulación, para ese momento ya era más una marioneta de los deseos de Jack que un hombre, su voluntad se había perdido pasados dos semanas todos fueron vestidos de mujer, maquillados y me llevó a un antro donde fueron ofrecidos a dos hombres por dinero. Después de eso ninguno de los cuatro volvieron a ver más a aquellos hombres.

Los cuatro aún son buscados Kyle ya de 35 termino en un burdel de África siempre tiene una terrible necesidad de ser penetrado y usado sexualmente por un hombre negro bien dotado para recordar a su primer dueño al que ama aun en secreto.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com








Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

JULIÁN ME SECUESTRO

Aquella tarde de verano Randy un atractivo como joven hombre de 27 años salía de su casa para irse a reunir con unos amigos iba con ropas muy ligeras su idea era pasarla en casa de unos de sus amigos con unas amigas alrededor de una piscina, cuando sintió que algo le pincho en el cuello apenas tuvo tiempo de voltear para ver a Julián detrás de él sosteniendo una jeringa vacía, cuyo contenido no tardo en dejarlo completamente inconsciente a merced de Julián, al que había rechazado pues él no era gay......


JULIÁN ME SECUESTRO.
Aquella tarde de verano Randy un atractivo como joven hombre de 27 años salía de su casa para irse a reunir con unos amigos iba con ropas muy ligeras su idea era pasarla en casa de unos de sus amigos con unas amigas alrededor de una piscina, cuando sintió que algo le pincho en el cuello apenas tuvo tiempo de voltear para ver a Julián detrás de él sosteniendo una jeringa vacía, cuyo contenido no tardo en dejarlo completamente inconsciente a merced de Julián, al que había rechazado pues él no era gay.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [ESCLAVITUD] [TORTURA] [DOMINACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul




Aquella tarde de verano Randy un atractivo como joven hombre de 27 años salía de su casa para irse a reunir con unos amigos iba con ropas muy ligeras su idea era pasarla en casa de unos de sus amigos con unas amigas alrededor de una piscina, cuando sintió que algo le pincho en el cuello apenas tuvo tiempo de voltear para ver a Julián detrás de él sosteniendo una jeringa vacía, cuyo contenido no tardo en dejarlo completamente inconsciente a merced de Julián, al que había rechazado pues él no era gay.

Randy se despertó en lo que parecía ser una bodega un sótano, con un terrible dolor de cabeza, estaba casi desnudo lo único que le cubría era su ajustado bóxer de cadera baja de color azul estaba amarrado con los brazos en alto formando una “L”, sus muñecas le dolían por estar sosteniendo su peso,  le habían colocado sus tobillos en un tablón de 30 cm de ancho por casi dos metros de largo en que hicieron dos agujeros apenas lo suficientes grandes para que pasaran sus tobillos, lo que lo dejo con las piernas abiertas incapaz de cerrarlas, aquello era un secuestro o una broma de muy mal gusto pensó Randy.

De pronto sintió que una mano lo empezó a manosear todo su cuerpo se estremeció y escucho decir.

-“Hola hermoso”.

El corazón de Randy latía a prisa de temor, sus ojos se abren grandes cuando descubre que era Julián quien le está quitando la mordaza que lleva puesta apenas la retira de su boca Randy empezó a pedir auxilio, gritando con todas sus fuerzas, Julián lo agarra del mentón y le dice mirándolo a los ojos.

-“No grites porque nadie te va escuchar por más que grites”. Le dijo Julián.
-“¿Por qué me tienes aquí? ¿Qué quieres de mí?” Pregunto Randy.
-“Te quiero a ti, a tu cuerpo, ahora soy tu dueño me perteneces eres mi juguete y haré contigo lo que me plazca es mejor que colabores si no te voy a tener que castigar entendido” Dijo Julián.

-“¡DEPRAVADO SUÉLTEME TE VOY A MATAR!” Le grito Randy.

Julián le dio un puño tan fuerte en el rostro que le reventó el labio a Randy y le dijo

-“Así que eres rebelde pero te voy a domar.” Dijo Julián.      

Julián no tardo en agarrar una tijera y destrozar el bóxer de Randy dejándolo completamente desnudo, para luego traer agua y jabón con el que empezó a bañarlo manoseaba todo el cuerpo de Randy, el cual sentía mucha impotencia al saber que otro hombre lo tocaba, cuando termino lo seco con una toalla, para luego irse por casi una hora, dejando solo a Randy.

Cuando Julián regreso lo hizo trayendo consigo un sello de metal al rojo vivo, para decirle.

-“Ahora que eres mío te voy a marcar para el resto de tus días”. Dijo Julián.
-“¡No por favor, no lo haga, hare lo que se…!” Randy no pudo terminar su suplica.

Julián aplico el sello sobre el pecho de Julián al que provoco tanto dolor que se desmayó, cuando recupero el sentido comenzó a insultarlo y Julián agarro un látigo de varias colas con la que comenzó a azotar las carnes de Randy lo hizo muchas veces dejándolo casi inconsciente.   

Transcurrieron unos días Randy seguía atado en la misma posición, Julián lo alimentaba y afeitaba la cara, axilas y genitales también lo bañaba cada día y medio, pero Randy apenas podía moverse, un día Julián llego y lo tomo de los huevos jalándolos hacia atrás para apresarlos con dos tablas planas de color negro, no solo aprisiono sus huevos sino también su pene que quedaron sobresaliendo debajo de las nalgas de Randy, dado que las tablas topaban con sus piernas, el cuerpo de Randy se vio obligado a quedar un poco encorvado hacia adelante.

Luego de eso Julián comenzó a lamber todo su cuerpo cosa que le provoco mucho asco a Randy las lambidas continuaron hasta que su lengua llego a sus nalgas que habían quedado a su merced, Julián se las abrió y empezó a meterme uno de sus dedos por el virginal ano de Julián, que se estremeció al sentir violado su tan preciada virginidad, dignidad y masculinidad. 

-“¡No por favor, no más!” Suplico Randy.

Pero Julián no hizo caso alguno a sus suplicas y comenzó a dilatar su ano colocando lubricante y saliva al tiempo que comenzó a introducir uno de sus dedos profundamente en Randy, no tardo en meter dos dedos, los metía y los sacaba despacio lo que redujo el dolor que sentía incluso comenzó a disfrutarlo, en ese momento Julián introdujo tres dedos, Randy no sabía que pensar le dolía, pero le gustaba, para el cuarto dedo era más dolor que placer lo que sentía.

-“Aaaahhh aaaahhhhg”.Gruño Randy de dolor.

Julián entonces saco sus dedos y comenzó a estimular su pene que ya estaba erecto, de pronto Randy sintió como comenzó a introducirle una antena por su uretra, su erección se vino abajo por el dolor que sintió.

-“Eso no te gusta verdad, creíste que lo ibas a disfrutar nada más, jajajaja aquí mando yo idiota”. Dijo Julián.

Casi de inmediato le apretó los expuestos huevos a Randy como su pene.

-“AAAAHH NOO AHHHHHGG” Grito de dolor Randy.
-“¡Por favor no más!” Suplico Randy era muy doloroso, lo que Julián le hacía.

Dado que estaba obligado a estar encorvado, sus nalgas quedaban expuestas Julián se las abrió y coloco su glande sobre su ano, apenas presiono un poco y su glande entro por completo, apenas se quedó quieto dos segundos antes de comenzar a embestirlo con movimiento salvajes como violentos, lo que hizo dar un gran alarido de dolor a Randy, al sentirse desvirgado de aquella forma tan brutal.

-“AAAAAAAAAAAAHHHHHH”. Grito Randy.

Una y otra vez, era penetrado violándolo sin compasión alguna, cuando su recto empezó a contraerse el dolor fue insoportable para Randy, quien ya no tenía noción del tiempo, creyó que moría de dolor sus piernas apenas lo podían sostener, sentía como su ano se desgarraba por el pene de Julián que pese a solo tener 22 cm de largo y no ser muy grueso, lo sentía como si fuera un poste el que lo estaba penetrando sin piedad.

-“¡No, ya nooooo más por favor!” Suplico Randy.

Como el pene de Randy aun tenia insertado la antena que era un objeto metálico, Julián lo aprovecho para darle una descarga eléctrica que le llego hasta su vejiga, el dolor que sintió fue demasiado no supo a bien cuantas descargas le dio antes de perder el conocimiento, cuando despertó de nuevo solo sentía un terrible dolor, no podía moverse, pero sentía como el pene de Julián aun lo penetraba, de pronto escucho un gruñido y fuerte jadeo de su violador.

-“AAAAAHhh… ¡Me Vengooo!” Dijo Julián. 
-“¡NO, POR FAVOR SAL, SALTE!” Grito con desesperación Randy.      

Pero Julián hizo de nuevo caso omiso de su suplica para llenar sus entrañas de su espeso semen, hasta que descargo por completo sus huevos, cuando termino de venirse aun jadeante extrajo su palpitante pene aun goteando semen del interior de Randy que quedo mancillado, humillado y agotado llorando sostenido por sus muñecas, mientras Julián se marchó riendo lleno de felicidad.

Julián comenzó a violar y torturar a Randy sobre todo le gustaba azotarlo, golpear sus gordos huevos y por supuesto violarlo, luego de tres meses de esa rutina la voluntad como la mente de Randy estaban ya sometidas a la voluntad de Julián, pero aún faltaba algo para que Randy fuese de verdad un completo esclavo totalmente sumiso.

Un día Julián llego trayendo consigo una tijera de las usadas para destazar pollos en las pollerías, se acercó a Randy, le abrió las nalgas y comenzó a lamber su ano, para luego bajar hasta sus hinchados huevos, dos días antes los había azotados hasta dejarlos del triple de su tamaño normal pese a que ya se habían deshinchado algo aún estaban muy sensibles e hinchados, Randy se estremeció de dolor cuando Julián agarro sus huevos primero para luego pasar a su pene que comenzó a masturbar.

La mano de Julián se movía con prisa por el pene de Randy que no tardo en ponerse todo lo rígido que era capaz, la lengua de Julián recorría los hinchados huevos de Randy, aquello era doloroso y placentero al mismo tiempo, apenas pasaron unos minutos antes de que el pene de Randy comenzara a palpitar, lo que hizo que la mano de Julián acelerara el ritmo, apenas pasaron unos segundos antes de que el palpitante pene de Randy comenzar a expulsar semen a raudales fueron seis grandes chorros de espeso semen, los que lanzo, Randy estaba aún jadeante cuando Julián coloco la tijera sobre las tablas negras que aprisionaban los genitales de Julián desde hacía meses.

Julián sin decir nada comenzó a cerrar las cuchillas de la tijera, el cuerpo de Randy se estremeció de dolor como nunca antes cuando sintió como las afiladas cuchillas comenzaron a cortar la piel de la base de sus genitales.

-“AAHHHHH NO ALTO, NOOO POR FAVOR”. Grito aterrado Randy.

Pero ya era tarde por más que rogara Randy, ya que Julián estaba decidido a hacerlo su esclavo eunuco nulo de por vida, las cuchillas siguieron cortando y unos pocos segundos luego de comenzar el pene aun chorreando semen como el escroto unido a su miembro conteniendo los huevos de Julián cayeron al suelo cercenados, las tablas que hasta ese momento habían retenido a los genitales también cayeron al suelo, seguida de una gran hemorragia, todo el cuerpo de Randy comenzó a sacudirse, no hubo gritos, ni jadeos solo convulsiones hasta que por fin se desmayó de dolor.


Aquello fue hace seis años Randy sigue siendo el esclavo de Julián que adora tener su pene palpitando en su boca y ano, disfruta con locura de su semen, mientras aun lo buscan por sus padres y amigos nadie lo ha vuelto a ver desde aquella tarde de verano, Julián es un eunuco sumiso completamente dominado a la voluntad de su secuestrador y ahora amo, que disfruta de ver la entrepierna vacía de su eunuco cada que le da una mamada o antes de que lo penetre.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

JONAS Y SU HERMANA

Jonas tenía 14 años cuando sus padres murieron en un accidente, su hermana en ese momento de 20 años se hizo cargo de él, dado que ella era la mayor heredo todo y la parte que le tocaba a su hermanito ella lo debía administrar, para sorpresa de todos vendió todo y ambos se mudaron a una amplia casa en el campo lejos de todo y todos, en aquel lugar Ella convirtió a su tímido hermanito en su sumiso esclavo, no fue difícil para ella hacerlo ya que lo manipulo sexualmente para lograrlo......


JONAS Y SU HERMANA.
Jonas tenía 14 años cuando sus padres murieron en un accidente, su hermana en ese momento de 20 años se hizo cargo de él, dado que ella era la mayor heredo todo y la parte que le tocaba a su hermanito ella lo debía administrar, para sorpresa de todos vendió todo y ambos se mudaron a una amplia casa en el campo lejos de todo y todos, en aquel lugar Ella convirtió a su tímido hermanito en su sumiso esclavo, no fue difícil para ella hacerlo ya que lo manipulo sexualmente para lograrlo.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [INCESTO] [DOMINACIÓN] [ESCLAVITUD]  


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul




Jonas tenía 14 años cuando sus padres murieron en un accidente, su hermana en ese momento de 20 años se hizo cargo de él, dado que ella era la mayor heredo todo y la parte que le tocaba a su hermanito ella lo debía administrar, para sorpresa de todos vendió todo y ambos se mudaron a una amplia casa en el campo lejos de todo y todos, en aquel lugar Ella convirtió a su tímido hermanito en su sumiso esclavo, no fue difícil para ella hacerlo ya que lo manipulo sexualmente para lograrlo.

Fue cuando Jonas tenía 15 años recién cumplidos, fue una noche en que Jonas dormía ella se metió a su cama lo que lo despertó de momento quedo con las nalgas al aire, tenía puesta una tanguita roja, bien enterrada entre sus bien formadas nalgas, Jonas apenas vio ese espectáculo, su pene estaba por acabar solo con mirarla, ella hizo que comenzara a acariciarla con su mano pasando sus dedos, por donde se enterraba la tanguita entre sus nalgas, mientras ella le bajo su trusa (slip), para comenzar a masturbarlo muy suavemente, no quería hacer ningún movimiento excesivo.        

Después de unos segundos apenas Jonas estaba por acabar, pero la excitación de algún modo hizo que aguantara, de pronto paso lo impensable, su hermana dejo de masturbarlo, y fui acercando sus nalgas a su cara muy despacito, Jonas pudo olerlo, levanto un poco su cabeza, estiro lo más que pude la lengua, y le lambio toda la tanguita, de bien debajo de sus piernas, hasta arriba donde comenzaba a perderse entre sus nalgas.      

Jonas estaba como loco, quería acabar, seguí masturbándolo, mientras él apoyaba la palma de su mano izquierda en una de sus nalgas, iba intercalando mientras le metía el dedo sobre la tanguita, de a poco fue viendo cómo se mojaba su pene, hasta que empezó a chorrear semen sobre la cama, sentía como le salía el semen, mientras tenía una sensación extraña en las piernas, como de debilidad.  

Una vez que acabo, ella le paso un dedo por glande limpiando los restos de semen que le quedaban, llevándose su dedo a su boca para probar el semen de su hermanito.

Después esa vez, Jonas comenzó a ser manipulado por ella, quien ya lo mandaba como quería comenzó a andar desnudo por la casa, hasta que ella le coloco un collar todo lo acepto Jonas por tener la oportunidad de volver a sentir lo que sintió esa noche.

Un día Jonas ya no aguanto más las ganas con su pene endurecido como una roca, empezó a masturbarme, cerraba los ojos, y escuchaba a su hermana gemir, imaginando que era él quien en ese momento la estaba penetrando, en esos momentos su cuerpo reaccionaba solo, y empezaba a mover la cadera de adelante para atrás, mientras se masturbaba con una mano, mientras que la otra acariciaba su cuerpo.         

En su cabeza, se imaginaba sus gemidos, se repetía a mí mismo, “si toma putita, recibe el pene de tu hermano, ¿te gusta?”, mientras continuaba en su mente escuchando sus gemidos, no tardaba mucho en sentir como acababa, su semen fluía de la punta de su pene, hacia piso su abdomen, huevos o la cama.        

De pronto su hermana entro para ver su pene que estaba a reventar aun arropada por la mano de Jonas, ella fue hasta donde estaba y antes de que pudiera decir algo le agarro su pene para comenzar a masturbarlo mientras lo masturbaba con su mano le pregunto.

-“¿Te gusta verdad? Dijo ella. 
-“Si…” Jadeo Jonas como respuesta.

Ella comenzó a masturbarlo más fuerte y con cara de sádica, hasta que de nuevo Jonas se corrió a mansalva quedando todo su dorso lleno de semen y la mano de ella llena de semen también, Ella se la llevo a la boca para lamber la espesa leche no dejo ni gota, cuando acabo le dijo.

-“Que rica está tu leche hermanito”. Dijo ella.

Viendo que su pene todavía estaba tieso y se la llevo a la boca para exprimirla y sacar hasta lo último de su leche, lo que le hizo sentir una Jonas una sensación extraordinaria nunca antes le habían dado una mamada, cuando Jonas se corrió por tercera vez ella se puso de pie y se dispuso a marcharse, pero antes le dijo.

-“Creo que ya es hora de que te desvirgue hermanito y seas mi esclavo para siempre”. Dijo ella para luego marcharse.

Dos semanas después ya con Jonas ardiendo por tener su primera vez su hermana lo llamo y ante su asombro comenzó a desnudarse ella le enseño como tocar a una mujer que fuera al ritmo que ella le pidiera, le enseño como comerse sus tetas despacito y luego le pidió que se las mordiera ella se quitó su tanga y se abrió de piernas para tomar de los cabellos a Jonas y llevar su boca a su raja que estaba ardiendo y empapada tuvo 2 o 3 orgasmos mientras Jonas le comía su vagina.

Fue cuando por fin fue el turno de nuevo del tieso pene de Jonas que reventar de volver a sentir placer su hermana comenzó a chuparla y chuparla aquello hizo gemir como nunca a Jonas de pronto ella se la saco de la boca y le dijo.

-“Es hora que te desvirgue esclavo”. Dijo ella llamándolo esclavo por primera vez.
-“Vamos ven métemela”. Le ordeno ella.

Ella se tumbó en la cama y Jonas se puso encima de ella, quien tomo su pene para colocar su glande en la entrada de su húmeda raja, de un solo movimiento Jonas la penetro por completo, “ooohhhhh” gimió Jonas al sentir aquella sensación tan caliente, su vagina estaba ardiendo, Jonas no tardo en comenzar a moverse luego se dio la vuelta y le dijo.

-“Tienes que aprender pero no te corras adentro lo quiero todo en mi boca”. Le dijo ella.

Ella lo cabalgaba muy fuerte, sonaban sus nalgas con cada nuevo sentón que ella le daba a Jonas chap chap chap chap y cuando estaba por venirse de desmonto para llevarse a la boca su pene, el semen broto a borbotones sin darle tiempo a ella de tragar Jonas no se había masturbado en tres días y tenía los huevos bien llenos,, los labios como el rostro de su hermana quedaron llenos del tibio semen de Jonas que dio un gran alarido mientras se venía.

Ella algo molesto por lo ocurrido tomo el pene de Jonas que otra vez estaba como una barra de hierro, ella se la trago hasta los huevos para darle una gran mamada pronto Jonas estaba que se iba a correr por lo que ella comenzó a chupar y chupar más fuerte hasta que Jonas no pudo soportar y reventó dentro de su boca esa vez ella se tragó todo hasta que no dejo ni gota del semen de su hermanito, Jonas quedo exhausto sobre el piso con su pene palpitando aún.

Su hermana sintiendo le dio una patada en el pecho que le hizo caer de espaldas con las piernas abierta a Jonas antes de que supiera lo que estaba pasando sintió una fuerte patadas en los huevos que le hizo literalmente quedar con los ojos en blanco luego otra y otra patada, luego de la tercera ya ni siquiera hizo amago por proteger su zona genital, simplemente estaba sin fuerza alguna para moverse, las brutales patadas de su hermana se prolongaron por varios minutos hasta que Jonas termino por desmayarse por el dolor.

Las siguientes semanas fueron muy difíciles para Jonas su linda hermana no perdía oportunidad para humillarlo, torturarlo y por supuesto golpear brutalmente sus hinchados huevos, por casi dos meses tuvo que vivir con dolor constante pues su hermana dejaba a que sus huevos se deshincharan un poco para de nuevo atacar, esto para evitar que el cuerpo de Jonas se acostumbrara al dolor, aquella terrible tortura de ballbusting fue lo peor incluso ella le obligo a tener  sexo con ella varias veces con sus huevos hinchados, lo que fue aún más doloroso para Jonas cada que se venía era como si cristales rotos circularan por su pene.

El clímax de toda esa gran masacre testicular llego tres meses después de perder su virginidad, Jonas fue de nuevo obligado a tener sexo con su ya por completo Ama y hermana, cuando se corrió por tercera vez ella hizo que Jonas se acostara en el suelo boca abajo le amarro sus manos a la espalda cruzados y le abrió sus piernas grandes colocando dos palos de escoba uno en sus robillos y otro en sus rodillas los cuales amarro a ellos lo que dejo sus piernas de Jonas bien abiertas.

Su hermana entonces tomo una cuerda y amarro el escroto de Jonas lo más arriba que pudo, luego la jalo lo que hizo que sus huevos quedasen sobresaliendo por debajo de sus nalgas entre sus piernas, los estiro lo más que pudo lo que por supuesto causo un gran dolor a Jonas, ella trajo un sólido bloque de madera y un martillo para ablandar carne de metal, con el que sin mediar palabra comenzó a golpear los huevos expuesto de Jonas.

Golpe tras golpe Jonas gritaba de dolor hasta que en uno de esos golpes se escuchó un claro sonido, al tiempo que el martillo ablandador choco con su testículo derecho.

-“CRACK”. Sonó.

El cuerpo de Jonas se convulsiono de dolor, su testículo derecho había reventado por fin, su hermana riendo solo dijo.

-“Solo queda uno para que seas un eunuco”. Dijo ella

Para casi de inmediato comenzar a golpear el último de los testículos intacto pero hinchado, Jonas le suplicaba llorando que se detuviera cuando apenas llevaba seis nuevos golpes se escuchó de nuevo.

-“CRAAACK”, Fue un sonido más prolongado que el primero.

Los ojos de Jonas se pusieron en blanco cuando todo su cuerpo se sacudía sin parar, su pene en erección lanzo los últimos tres grandes chorros de semen de su vida que por el dolor no pudo disfrutar, su cuerpo se sacudió por varios minutos hasta que se desmayó.


Jonas a los casi 16 años fue convertido en eunuco para el resto de sus días que pasara como el fiel y sumiso esclavo de su hermana quien disfruta de ver su pene encogido muerto entre las piernas de su esclavo que ahora solo vive para complacerla con la lengua, dedos o ano, ella no se cansa de poseerlo analmente y de disfrutar de su lengua.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

JUANA ES ESTRENADA

Mi nombre verdadero era Juan, pero cuando cumple 18 me lo cambie a Juana, deseaba ser una mujer, me sentía atrapado en el cuerpo de un hombre, aunque debo reconocer que adoraba correrme ese placer que obtenía con cada nueva eyaculación era fantástico, comencé a usar hormonas femeninas lo que hizo que mi cuerpo de hombre poco a poco se fuese diluyendo hasta obtener un cuerpo marcadamente femenino con caderas anchas, nalgas grandes como firmes, pequeños senos y cintura estrecha que combinada con la ropa ajustada como sexy que comencé a usar me hacían pasar por toda una mujer......


JUANA ES ESTRENADA.
Mi nombre verdadero era Juan, pero cuando cumple 18 me lo cambie a Juana, deseaba ser una mujer, me sentía atrapado en el cuerpo de un hombre, aunque debo reconocer que adoraba correrme ese placer que obtenía con cada nueva eyaculación era fantástico, comencé a usar hormonas femeninas lo que hizo que mi cuerpo de hombre poco a poco se fuese diluyendo hasta obtener un cuerpo marcadamente femenino con caderas anchas, nalgas grandes como firmes, pequeños senos y cintura estrecha que combinada con la ropa ajustada como sexy que comencé a usar me hacían pasar por toda una mujer.

[TRANSEXUAL] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [VIOLACIÓN] [DOMINACIÓN] [VAGINOPLAS]


Categoria: Transexual      Autor: DarkSoul




Mi nombre verdadero era Juan, pero cuando cumple 18 me lo cambie a Juana, deseaba ser una mujer, me sentía atrapado en el cuerpo de un hombre, aunque debo reconocer que adoraba correrme ese placer que obtenía con cada nueva eyaculación era fantástico, comencé a usar hormonas femeninas lo que hizo que mi cuerpo de hombre poco a poco se fuese diluyendo hasta obtener un cuerpo marcadamente femenino con caderas anchas, nalgas grandes como firmes, pequeños senos y cintura estrecha que combinada con la ropa ajustada como sexy que comencé a usar me hacían pasar por toda una mujer.

Comencé a tener citas con hombres, pero con ninguno me atrevía a dar el paso de exponer mi verdadera sexualidad y género, para ellos era una mujer y muchos de ellos los terminé por ser homofóbicos así fue hasta los 25 años que conocí a Javier, de 30 años en ese momento era muy atractivo con un cuerpo atlético y por lo que pude ver cuando una vez fuimos a la playa fue que estaba bien dotado por el gran bulto que se marcaba en su ajustado bañador tipo trusa (slip) de color verde que uso.

Por si fuese poco acaba a de terminar sus estudios de medicina con especialidad en cirugía plástica, tenía ya algunos pacientes y le iba muy bien en lo económico, creo que mi error fue hacer que se enamorara de mí, luego se seis meses de relación deseaba que me entregara lo que no estaba dispuesta, quería primero cambiar de sexo antes de tener mi primera vez, pero él me presionaba, llego un punto en que ya no pude más y simplemente termine con él pese a que me gustaba mucho, no fue un rompimiento fácil y desde ese momento comenzó a acosarme, tanto física como virtualmente.

Aquel acoso llego a su clímax una noche en que sorprendí a Javier espiándome mientras me besaba con mi nuevo pretendiente, arme tal escándalo en la calle que el pobre se fue como un perro con el rabo entre las piernas muy humillado, creo que me excedí un poco en la forma en que lo humille, pero estaba harta de su acoso, sin embargo, aquella pequeña victoria que para mí fue la victoria decisiva pensando que nunca lo volvería a ver, la iba a pagar de una menara brutal aunque todo termino bien al final por lo menos eso pienso.

** ** ** ** ** **

Fue una noche de viernes salí tarde del trabajo ya que era fin de mes, estaba muy cansada y mis zapatos de tacón alto me estaban matando, estaba por llegar a mi casa cuando sentí que alguien me tomo de la cintura para luego sentir como me taparon la boca y nariz con un trapo, apenas recuerdo luchar por dos o tres segundos para luego ya no recordar nada todo se me puso negro de repente creo que simplemente perdí el conocimiento, hasta hoy día ignoro cuanto tiempo paso hasta que abrí los ojos en aquel lugar.

Ese sitio parecía ser un consultorio, pero por lo pulcro que estaba más asemejaba un quirófano, me empecé a inquietar cuando percibí que estaba amarrada en lo que parecía ser una silla de examen ginecológico, la cual estaba forrada por una tela blanca estaba casi desnuda por completo con las piernas abierta colocadas sobre estribos la única prenda que aún me cubría era mi era mi calzón (braga) especial que lograba ocultar mis genitales masculinos lo que daba la impresión que era una mujer de verdad, luche por varios minutos tratando de soltarme sin resultado alguno.

Deje de luchar cuando vi entrar a Javier enfundado en una larga bata blanca tipo médica, la brillante luz del lugar me revelaron con solo verlo que apenas llevaba una prenda de ropa debajo de la bata, en ese momento en verdad comencé a preocuparme y aterrarme fue cuando trate de hablar, pero me di cuenta que no podía solo intentar hablar me provoca un agudo dolor en la garganta como si me tráquea fuese desgarrada por una botella rota, por lo que deje de intentar hablar.

La expresión en la cara de Javier daba miedo sus ojos estaban inyectados de lujurio como de odio me fue obvio que buscaba vengarse de mí.

-“Hola putita, ¡hoy por fin serás mía!” Dijo Javier al tiempo que comenzó a acariciar mi pierna derecha.

Trate de nuevo de soltarme, pero sin éxito alguno estaba luchando con tanta fuerza que no me percate cuando de uno de los bolsillos de la bata que portaba Javier saco una tijera que acerco a la única prenda que cubría mi cuerpo, cuando sentí que una de las cuchillas se deslizo entre mi piel y la prenda en la lateral de mi pierna me quede inmóvil, negué con la cabeza, buscando alguna clase de compasión o clemencia por parte de Javier que no llego.

Él simplemente corto de ese lado para hacer lo mismo del otro, luego con una de sus fuertes manos me arranco mi prenda hecha girones mis huevos y pene saltaron desde debajo de entre mis piernas literalmente, para quedar colgando caso por fuera de la camilla, los ojos de Javier se abrieron grandes por la sorpresa que represento para él descubrir que no era ella sino él, aquello solo sumo más a los motivos de venganza que tenía en esos momentos.

Comencé a llorar, no de dolor sino de vergüenza, era la primera vez que estaba de ese modo expuesta frente a un hombre, algo que había logrado evitar durante años, mi más grande secreto estaba revelado y por el menos deseado en ese momento.

Pense que iba a golpear o insultar por ocultarle que en realidad era hombre, pero fue entonces cuando comenzó a besarme las piernas así acostada y luego llego a mis nalgas, las cuales se comió de una manera muy delicada y luego muy salvaje, me estaba tratando como toda una mujer, y no como una puta, eso me estaba gusto debo admitir, me dijo.

-“Vamos goza que esperas sé que te gusta”. Dijo Javier.

Casi estaba segura que era su primera experiencia con una transexual, después de improviso abrió mis nalgas y dejo ir toda su lengua sobre mi ano, primero con besos cariñosos, luego lambiendo con desesperación y después simulando una penetración con su lengua, para ese momento ya me encontraba casi gritando del placer, incluso me había olvidado que estaba amarrada, no me importó que pudiera haber gente afuera ni el ser escuchada.   

Luego de unos minutos Javier se incorporó, se quitó la bata para revelar su bien formado cuerpo, su pene estaba visiblemente erecto debajo de su bóxer (calzoncillo) de color negro que extrajo sin quitárselo, su miembro era delgado pero muy largo, me levantó las piernas con sus fuertes manos abriéndolas aun más,

se ensalivo su pene con mi ano ya bien dilatado y mojado fue muy fácil que entrara todo aunque era larga y con venas, no era muy gruesa aunque si me dolió por un rato cuando me penetro, después de todo era mi primera vez.    

Primero empezó a bombearme lento mientras gemía de dolor y placer al mismo tiempo, apretaba las sogas con las que estaba amarrada de color naranja con las manos, mientras mi pene comenzó a ponerse duro sobre mi bajo vientre.

Javier no me respondía, a mis jadeos de dolor solo se reía un poco y se mostraba impaciente por terminar adentro de mis entrañas estaba concentrado en lo que hacía, después de unos 15 minutos ya mi bien desvirgado ano estaba a su merced, Javier me la metió de un solo golpe por completo, hasta que sus grandes como peludos huevos chocaron contra mis nalgas grite de dolor y placer cuando lo hizo.        

-“Métamela toda, soy tu puta, ahh, ahhh, que rico”. Le dije.  

No tardo mucho antes de comenzar sentir como empezó a arrojar chorros de leche dentro de mis entrañas, debieron ser fácil cuatro grandes chorros de su tibia leche los que deposito en mi interior, para luego extraer su miembro de mis entrañas aun chorreando semen, después de eso se sentó en su escritorio exhausto, no tarde en sentir como su miembro palpitaba sobre mis huevos, no lo podía creer, quería más.    

Me la metió de nuevo, esta vez me bombeo con furia salvaje, pensé que me iba a partir en dos en medio de esa tremenda cogida, me vine sin siquiera que mi pene fuese tocado, simplemente me corrí de manera espontánea, sintiendo mucho placer luego de unos minutos más Javier se volvió a correr incluso más copioso que la primera vez en mí interior, creo que dejé que mis sentimientos se involucraran un poco ya que me trató como una mujer de verdad, por lo que para cuando extrajo su pene por segunda vez de mi interior de nuevo estaba enamorada de él, aunque solo fuese por mi parte deseaba que volviera a mi vida y me penetrara por siempre.

** ** ** ** ** **  

Pensé que todo había terminado cuando él se apartó dejando que recuperara el aliento, pero estaba todo lejos de terminar, Javier se marchó y cuando regreso ya venía vestido con ropas quirúrgicas con un tapabocas cubriendo su rostro, antes de que pudiera hacer algo me inyecto con algo que me dejo como aletargada, podía ver, oír y hasta sentir, pero apenas podía moverme, fue como si todas las ganas de moverme de mi cuerpo fueran extraídas de manera súbita, Javier se colocó unos guantes de látex y tomo un bisturí eléctrico.

Sentí como palpo mi escroto, sentí una gran punzada cuando hizo una gran incisión en la parte superior de mi bolso de piel, trabajo rápidamente por varios minutos para dejar mis dos testículos fuera de mi escroto, estilos los conductos lo más que pudo lo que me causo un gran dolor, luego los suturo y con el bisturí electrónico los corto uno a la vez, hasta que me había castrado por completo, no supe que había perdido mis testículos hasta que vi que los arrojo en una charola uno a la vez, lagrimas brotaron de mis ojos y Javier hablo.

-“Vamos pero si es lo que deseas ser una mujer de verdad, ¿no es cierto?” Dijo Javier.

Aquello era cierto, sin embargó creo que aún no estaba del todo lista para aquello, luego sentí otra terrible punzada en la parte de atrás de mi glande, que rodeo todo mi grueso pene, luego hizo un largo corte hasta la base donde de nuevo hizo un corte circular, para luego ante mi terror y dolor retirar toda la piel de mi pene, poco a poco mi miembro fue perdiendo su forma hasta quedar solo una larga vena sosteniendo a mi glande que no tardó en ser cortado, en tres partes fue donde me desmaye de nuevo por el terrible dolor que estaba sintiendo.

Cuando me desperté, todo había acabado mi entrepierna estaba vendada y plana ya todo rastro de genitales masculinos había desaparecido, tarde varias semanas en reponerme cuando Javier por fin retiro los vendajes quedo expuesta una vagina hinchada y deforme peor me dijo que aquello era normal, semanas después ya lucía una jugosa como apetitosa vagina de una mujer normal que Javier se encargó de desvirgar y de volverme a penetrar por detrás.

Nunca denuncie el hecho de lo que me hizo, pues creo que me hizo un favor, me cambie mi nombre a Juana legalmente y tres años después de mi operación a la fuerza de cambio de sexo me case con Juan legalmente, nadie sospecha que antes fui un hombre, todos creen que siempre he sido una mujer y a Juan le encanta penetrarme por mi ano más que por mi vagina, sin embargo, adoro que me chupe y lamba mi clítoris que fue creado a base de mi glande por lo que es muy sensible.

Pero nunca he podido olvidar el día que Juana fue estrenada por Javier antes de ser convertida en una mujer de verdad, o por lo menos en una simulación de una. 


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com 


image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

CEDIENDO A MÍ ACOSADOR

Los hechos de este relato se remontan a mi adolescencia, desde la escuela siempre fui molestado y golpeado por mis compañeros, por decirlo sufría de bullying aunque en ese tiempo no tenía ese nombre. Me llamo Julián y actualmente tengo 27 años y mi historia comenzó a los 15, cuando iba en prepa (instituto)......


CEDIENDO A MÍ ACOSADOR.
Los hechos de este relato se remontan a mi adolescencia, desde la escuela siempre fui molestado y golpeado por mis compañeros, por decirlo sufría de bullying aunque en ese tiempo no tenía ese nombre. Me llamo Julián y actualmente tengo 27 años y mi historia comenzó a los 15, cuando iba en prepa (instituto).

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [DOMINACIÓN] [HUMILLACIÓN] [VIRGEN]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo & Darksoul




Los hechos de este relato se remontan a mi adolescencia, desde la escuela siempre fui molestado y golpeado por mis compañeros, por decirlo sufría de bullying aunque en ese tiempo no tenía ese nombre. Me llamo Julián y actualmente tengo 27 años y mi historia comenzó a los 15, cuando iba en prepa (instituto).

Como dije siempre fui víctima de bullying por mi apariencia y mi manera de comportarme, soy de piel muy blanca y cabello oscuro, y en aquel tiempo era algo delgado, pero tenía un trasero redondo que resaltaba en mi figura de chico, lo cual me daba aún más problemas porque me generaba burlas de mis compañeros, y hasta solían nalguearme diciendo que parecían nalgas de mujer.    

Entre todos quienes me molestaban había uno que lo hacía de manera constante, su nombre es Darío, era un chico más alto y fuerte que todos en clase por tener dos años más que el resto, había reprobado dos años. El solía acosarme mucho, me jalaba del cabello y me golpeaba las nalgas y me decía que mi trasero estaba para cogerlo, sabía pasar a mi lado y me decía al oído "cuando te dejas coger te corto los huevos". Me molestaba mucho cuando lo hacía y el solo reía a carcajadas. Su acoso fue subiendo de nivel y ya no sólo me nalgueaba, sino que aprovechaba las clases de gimnasia para tocar mi trasero y poner su dedo entre mis nalgas como simulando meterlo.      

Cierto día entré al baño y ahí estaba Darío, traté de no mirarlo y continuar al urinario, terminé y cuando me di vuelta, Darío estaba parado con su pene erecto fuera del pantalón y me dijo meneando su pene con su mano.

-"Mira lo que tengo para tu culito". Dijo Darío.

Me quedé paralizado por un instante viéndolo y luego salí corriendo de ahí mientras Darío se reía. Luego de unos días de seguir soportando su acoso, en clase de inglés nos colocaron en parejas para realizar un proyecto, y como era muy aplicado mi compañero elegido fue Darío por ser bastante dejado en la materia.

No lo acepté y pedí cambiar de compañero, pero el profesor no lo hizo, en fin me tocaría estudiar con mi acosador. Nos encontramos en la biblioteca del colegio y él dijo "voy a estudiar tu culito", yo me enojé y quise retirarme, y fue ahí cuando Darío metió su mano dentro de mi pantalón y bóxer jalándome hacia la silla, caí sentado con la mano de Darío en mi trasero, me quedé quieto mirando si alguien había visto lo que pasó, pero nadie se había fijado, no se un si eso fue para bien o para mal.     

Le pedí que sacara su mano y en lugar de eso puso su dedo en mi ano intentando meterlo, sentí una corriente en mi cuerpo y quedé inmóvil. Pasaron algunos segundos hasta que reaccioné y saqué la mano de Darío de entre mis nalgas, él se reía y pasaba su dedo por su nariz para luego decirme casi en voz baja.

-"Hueles a culito virgen". Dijo Darío.     

Estaba muy sonrojado y salí de ahí sin decir nada. Pero todo el resto de ese día me quede pensando en lo que había sucedido. Al siguiente día volví a estudiar con Darío, pero esta vez nos vimos en mi casa para eso, yo pensaba que en mi casa él ya no me acosaría. Por esos azares de la vida ese mismo día mi madre salió y tuve que recibir solo a Darío, cuando llegó a solas cuando subíamos las escaleras a mi cuerpo él jaló mi pantalón dejando mi trasero desnudo delante suyo, me dio una nalgada y dijo.

-"Que lindo trasero tienes". Dijo Darío.  

En ese momento llegué al límite de mi enojo y traté de golpearlo, pero esquivó mí golpe, Darío reía y me dijo que me tranquilizara, le dije gritando.

-"¿POR QUÉ ME MOLESTAS TANTO? ¿QUE QUIERES?" Le grite.

Ahí fue cuando él me dijo.

-"Quiero penetrarte por el culo. dámelo y te dejo de molestar, pero recuerda lo que te he dicho tus huevos serán míos después". Dijo Darío

Me quedé en silencio unos momentos y dije.

-"Lo que sea con tal que dejes de acosarme". Le respondí, sin pensar en las consecuencias.

Darío sonrió y entramos a mi cuarto, conmigo decidido a todo con tal de librarme de su acoso.

-"¿Qué quieres que haga?" Le pregunté.

Él me pidió vaselina o aceite de bebés. Había visto porno anal por lo que pensaba que podría soportar lo que Darío me pedía con tal de terminar con su acoso.         

Regresé al cuarto con el aceite y Darío estaba en mi cama completamente desnudo, la imagen que tenía de su pene era muy diferente a lo que ahora veía, era un pene grueso de unos 18 cm, tenía mucho vello para su edad, la piel era oscura y lleno de venas ya su glande estaba al descubierto con su prepucio corrido por completo por debajo de su glande en forma de casco.     

Empecé a temblar mientras me acercaba a la cama, Darío me pidió que me desnudara y así lo hice.no estaba excitado ni nada, solo temblaba de nervios, nadie me había visto desnudo y menos un chico. Me senté a su lado y Darío me pidió que me acostara, colocó unas almohadas bajo mi pelvis quedando mis piernas levantadas, se notaba que él ya tenía cierta experiencia. Me miró y comenzó a acariciar mis muslos y mis nalgas.

-"Por fin me voy a comer este culito" dijo mientras acercó su boca a mi ano abriendo mis nalgas.

Comenzó a lamber desde la base de mis testículos hasta mis virginal ano, mis piernas temblaban por la sensación, de pronto siento que mete uno de sus dedos, mi virginal ano permitía por primera vez la entrada de algo. Respiraba hondo mientras Darío metía y sacaba su dedo de mi ano, no me fijé en qué momento, pero ya no era uno sino dos los dedos que estaban abriendo mi ano.     

Mi pequeño pene de 14 cm estaba erecto y disfrutaba de lo que Darío hacía por alguna razón todo aquello me estaba gustando, Darío sacó sus dedos y embarró de aceite su pene y también mi ano, sentí la punta buscando mi entrada virginal y de un solo golpe metió su dura erección desvirgando por completo mi ano adolescente.      

Grité como loco, sentía que su pene me partía a la mitad, la tenía toda adentro y el dolor de mi primera vez recorría todo mi cuerpo. Jadeaba agitado y me mordía los labios, empecé a gemir al tiempo que Darío comenzó a moverse, lo hacía despacio, su pene casi no se movía por lo apretado de mi ano. Puso más aceite y de a poco el pene de Darío se deslizaba más libremente, mi ano dilatado empezaba a darme gozo en cada embestida. 

Darío sudaba y me decía que tenía el mejor culo y que desde que me vio sabía que me penetraría. Chupaba mis pies y yo gritaba pero de placer, su pene le daba a mi ano un placer difícil de explicar a quién no lo ha sentido. Los dos sudábamos y mi cama se sacudía mucho, no sé cuánto tiempo Darío estuvo penetrándome, pero fueron varios minutos quizás media hora, hasta que con una expresión de felicidad gritó.

-"SSIIIIII". Grito Darío.

Entendí que había llenado mi culo de su semen. Darío estaba muy agitado y seguía lamiendo mis pies, sacó su pene semiduro y yo sentí que mi ano quedó abierto. Empezó a besar mis piernas hasta llegar a mi pene erecto, se lo metió a la boca y sentí mi primera mamada, Darío metió dos dedos en mi ano mientras chupaba mi pene, la sensación de sentir ese doble placer me hizo eyacular en la boca de Darío, casi de inmediato se levantó y fue al baño sonriendo, mientras me quedé en la cama con todo el cuerpo electrificado por el placer recibido.         

Cuando regresó Darío me dijo.

-“Me ha encantado tu ano”. Me dijo.

Mi acosador me había dado el mejor placer hasta ese momento de mi vida. Pero aún faltaba algo que no me iba a dar mucho placer, Darío se me acerco y me amarro mis manos a la cabecera de mi cama, luego colocas una almohada debajo de mis caderas, para luego salir me dijo que pronto volvería, por mis huevos.

Me quede jadeante en la cama cuando regreso traía una herramienta algo rara como un alicate (pinza) de metal con una mandíbula con bordes planos, en ese momento no sabía lo que era, pero ahora sé que era un burdizzo, Darío tomo mis huevos y los acaricio por varios minutos lo que hizo que de nuevo tuviera una erección completa.

Fue entonces que coloco las mandíbulas del Burdizzo en lo alto de mi escroto, se inclinó y se tragó mi pene por completo, para comenzar a darme una nueva mamada, unos 20 minutos después, en los que no deje de retorcerme de placer, estaba por venirme con mi pene palpitando en la boca de Darío, cuando el primero de mis disparos salió de mi boca él cerro el burdizzo, mi cuerpo se arqueo en una mezcla de dolor y placer difícil de describir aquel fue el final de mis días de virilidad para convertirme en el eunuco que ahora soy.

Desde ese día su actitud hacia mi cambió, ya no me molestaba, en cambio se volvió mi protector y mejor amigo e incluso amantes a los 21 nos mudamos a vivir juntos, aunque trágicamente murió unos meses después en un accidente de auto nunca olvidaré los momentos de placentera e intimidad con Darío mi acosador me brindo y aunque me volvió un eunuco gracias a él ahora disfruto como no tienen idea cada vez que un hombre de verdad me penetra causándome más placer que cuando aún tenía mis huevos colgando en mí entrepierna.





Autor: Anónimo & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

POR MI MEJOR AMIGA

Mi amiga se estaba duchando todavía, escuche como el agua caía de la ducha una sensación de morbo me entro al pensar como ella estaría desnuda bajo la regadera, me imagine su cuerpo con el agua cayendo por su cuerpo, estaba sentado en una pequeña salita cuando de pronto escuche como una puerta se abrió, desde luego era ella, pude ver como se metía en su habitación para cambiarse de ropa ya que lo único que tapaba su rajita y sus pechos era una toalla que apenas lograba cubrir sus nalgas......


POR MI MEJOR AMIGA.
Mi amiga se estaba duchando todavía, escuche como el agua caía de la ducha una sensación de morbo me entro al pensar como ella estaría desnuda bajo la regadera, me imagine su cuerpo con el agua cayendo por su cuerpo, estaba sentado en una pequeña salita cuando de pronto escuche como una puerta se abrió, desde luego era ella, pude ver como se metía en su habitación para cambiarse de ropa ya que lo único que tapaba su rajita y sus pechos era una toalla que apenas lograba cubrir sus nalgas.

[HETERO] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [FEMDOM] [CBT] [DOMINACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: Dimas & Darksoul




La historia que he decido a contarles, se puede decir que cambio mi vida, ya que esta historia se remonta cuando yo tenía 24 años, ahora en la actualidad tengo 27 y se puede decir que soy otra persona desde aquel día, en que no solo fue dominado por mi mejor amiga, perdí mi virginidad en una tarde-noche de verano junto con mi calificativo de hombre para ser transformado en un eunuco para el resto de mis días.    

Pues como les decía, todo paso en una tarde-noche de verano, en la cual como siempre me disponía a ir a buscar a mi mejor amiga a su casa, ya que siempre que salía con ella a tomar algo como era costumbre en nosotros, antes siempre pasaba a buscarla a su casa, una vez frente a su casa me dispuse a tocar el timbre para que supiera que ya había llegado ella me dijo desde la ventana de arriba que subiese ya que aún se estaba arreglando y me abrió la puerta de manera automática, por lo que hice lo que me dijo. 

Mi amiga se estaba duchando todavía, escuche como el agua caía de la ducha una sensación de morbo me entro al pensar como ella estaría desnuda bajo la regadera, me imagine su cuerpo con el agua cayendo por su cuerpo, estaba sentado en una pequeña salita cuando de pronto escuche como una puerta se abrió, desde luego era ella, pude ver como se metía en su habitación para cambiarse de ropa ya que lo único que tapaba su rajita y sus pechos era una toalla que apenas lograba cubrir sus nalgas.   

Algunos minutos más tarde pude verla por fin vestida, y la verdad que estaba radiante ya que su forma de vestir era de lo más provocativa, llevaba una faldita tipo minifalda muy corta, de lo corta se podía casi apreciar su tanguita que apenas alcanzaba a tapar su más divino tesoro, por encima de su cintura se podía apreciar bastante bien sus lindos pechos, y por la blusa clara que llevaba puesta, aunque sus pechos no eran ni muy grandes ni muy pequeños, más eran perfectos para poder tenerlos por completo en la palma de las manos y poder comérselos.  

Luego de platicar unos minutos salimos de su casa, la verdad que casi no preste atención a lo que me decía, ya que en mi mente estaba centrado mirando su precioso cuerpo, a lo que ella al darse cuenta de que casi no le prestaba atención a lo que me decía, ya que no paraba de dejar de mirar sus preciosos pechos y sus paraditas como lindas nalgas.       

En un principio creí que no se había enterado de que la estaba mirando, por lo menos no como me la estaba imaginado, pero ella se dio cuenta, ya que de una forma amigable con su mano me dio un toquecillo en la cabeza, diciéndome.

-"Parece que me quieres comer con los ojos", Dijo ella sonriendo con malicia.

Ante eso la verdad me apene ya que no pensaba que se estaba dando cuenta, no pensé que ella se pudiera dar cuenta de mis miradas de lujuria, al llegar al bar a dónde íbamos nos sentaros y un camarero que estaba al lado se dispuso a tomarnos nota de lo que queríamos de beber, mientras esperamos a que nos sirvan empiezo a notar como mi amiga de una forma muy provocativa, se coloca de forma que cuando el camarero pudiera ver su faldita ya que de lo corta se podía ver su tanga, entonces llego el camarero ,y mientras nos servía pude comprobar como observaba a mi linda amiga, sus lindas piernas y la entrada de su sexo, cuando se retiró mi amiga se empezó a reír, con picardía tire una moneda debajo de la mesa esperando que ella no se diera cuenta, por lo que me agache y pude observar como la entrada de su sexo era de lo más apetecible, desde luego cuando me levante, me levante medio asombrado de lo que había visto, pero la verdad que mi amiga no era tonta, a lo que me dijo.

-¿"Te gusto lo que has visto?" Pregunto ella.    

Vi que tiraste la moneda a propósito, esas palabras me dejaron helado, a lo cual de una forma más bien tímida le dije que me perdonara, que no era lo que pretendía pero que fue una reacción que ni esperaba que me pasase, ella se reía ante mis palabras mientras en un momento que ceso su risa me dijo que por esa vez lo dejaría pasar, pero a la próxima vez lo iba a pagar muy caro.

Pero desde ese momento empezó a hacer todo lo posible, para que yo cayese en la tentación de mirarla como me había advertido que no lo hiciera, fue cuando de pronto me dijo que si la podía acompañar pues quería comprar algo para entretenerse, por lo que la acompañe ella se decide compra dos pares de esposas, dijo que deseaba realizar y someter a alguien a un tipo de dominación, en ese momento no pude ni imaginar que esas esposas serian usadas en mí y que ella se refería a mí con a ese “alguien”.

Después de eso todo fue de lo más normal, claro que yo no pude dejar de mirar sus pechos ya mientras caminábamos por la calle con cada auto que pasaba sus luces hacían notar sus pezones que estaban de lo más visibles, ya que aunque llevaba sujetador, la delgada tela de su blusita, como el sujetador los transparentaban, desde luego ella ya no me dijo nada, pero me di cuenta de que ella se había percatado de como la estaba mirando, pero como notaba que se dejaba y que a su vez ella hacía todo lo posible por provocarme con sus movimientos no cesaba de mirarla con auténtica lujuria. 

La noche avanzo y de pronto me pidió que la acompañara a casa, dado que sus padres se habían marchado a un viaje de última hora aquella misma tarde, sin pensarlo, le dije que la acompañaría, ya que no quería que le pasara nada, en ese momento note en su mirada una expresión que me hizo tener un escalofrío pero lo deje pasar, su mida fue como si hubiese planeando algo, no tardamos mucho en llegar a su casa, donde me pide si puedo pasar un momento, lo que hice puesto que teníamos que subir unas escaleras pude ver su tanga con el movimiento que realizaba sus nalgas al subir por ellas, lo que me encanto.

Cuando llegamos a la sale ella me pidió que cerrase los ojos, ya que según ella quería darme una sorpresa, cierro los ojos y siento que se acerca, con voz muy erótica me dice:       

-"Mantén cerrados los ojos y date la vuelta". Me dijo ella.

Como un manso cordero obedecí, sin más ya que no pensaba en lo que pasaría, noto como me agarra las manos para llevarlas hacia mi espalda y de una forma agresiva note como mis muñecas son aprisionadas con unas esposas, ante eso asombrado abrí los ojos y trate de liberarme, pero al no poder le dije.

-“¡Que has hacho suéltame!” Dije indignado.

Pero ella sin mediar palabra y a empujones me llevo hasta su habitación, en la cual de una forma agresiva me tiro en su cama, mientras me decía.

-“Ahora me toca mirar a mí, es hora pagar y más te vale dejarme hacerte lo que quiera, quieras o no quieras estas a mi merced”. Dijo ella en un tono severo.

Aquello me puso nervioso no sabía qué hacer, y para colmo de pronto pude observar como con las otras esposas hacia lo mismo con mis piernas, desde luego ya no podía hacer nada, ya que estaba indefenso y ella podía hacerme lo que quisiera conmigo.  

De la nada saco una tijera a lo que asustado le pregunto ¿"que piensas hacer con eso?" Ella solo sonrió y me ordena que me callar, que solo observara que era hora de pagar por mirarla de forma descarada y que como sabía que era virgen era hora de que perdiera mí virginidad. No quería perder mi virginidad así, entonces agresivamente agarro mi pene por encima de mi pantalón y con un aire de estar dominando la situación me dijo.

-"Hoy perderás tu virginidad como yo diga, y mejor disfruta porque además será la única vez que tendrás sexo como un hombre de verdad". Dijo ella amenazante.     

Mientras forcejeaba ella empezó a desabotonarme el botón del pantalón bajándolo estos hasta las rodillas, para después empezó a quitarme la camisa y una vez que ya me había quitado la camisa, se detuvo a acariciar todo mi cuerpo con sus manos y su lengua hasta llegar a mi pene, de pronto se apartó, no antes de haberme acariciado mi pene y sentirlo ella que se encontraba erecto de la excitación que sentía.

Ante mi completa sorpresa empezó a denudarse quitándose primero su faldita, mientras que hacia esto me dijo.

-“Como te gusta mirar este es tu momento” Dijo ella.

Estaba ya muy excitado cuando se quitó la faldita quedándose con su minúscula tanga, cuando de pronto pude observar que se quitaba su blusa diciéndome.

-“¿Te gustan mis tetas?” Pregunto ella juntándolas con sus manos.

hoy no dejaste de mirarlas, creo que es hora de que seas un hombre de verdad, aunque sea por una sola vez ¿no crees?

-“Por favor no me hagas eso no quiero dejar de ser virgen aun”, Le suplique.

Al oír eso se quitó su tanga y el sujetador, ella se quedó totalmente desnuda, y a mí todavía me quedaba mi trusa(slip) convertida en una carpa, el cual no tardó en hacer desaparecer, fue entonces cuando de una forma dominante tomo las tijeras y sin pensarlo dos veces empezó me destrozo mí trusa, dejando mi pene en completa erección a la vista de ella, de pronto agarro mi pene y después sentir que estaba completamente erecto, se lo llevo a su boca, produciéndome una serie de escalofríos como nunca antes sentidos ya que esa era mi primera experiencia sexual y por lo que para mí todo era demasiado excitante en ese momento se sentía tan rico tener mi pene dentro de su boca que casi me vine en ese momento.

Pero no tarde mucho en empezar a sentir que me corría a lo que ella dándose cuenta, me dijo que no lo haría en su boca en ese momento, con lo que acto seguido se sacó mi palpitante pene de su boca para montarse encima de mí, empezó a moverse lentamente con mi glande rosando su rajita mientras que sus pechos podía sentirlos muy cerca de mi boca, casi se los podía chupar mientras ella lentamente se introdujo mi pene en su interior.  

Ella movía si pelvis en círculos, estuvo de ese modo por varios minutos entonces luego de tanto placer empecé a gemir ya que estaba llegando al punto máximo de mi resistencia sexual, cuando de pronto de una forma exagerada, comencé a disparar mi leche dentro de ella, a lo que ella desmontándose rápido comenzó a masturbarme salvajemente de forma, que mi leche cayó sobre su cuerpo desnudo rociándonos enteramente a ambos, sobre todo sus pechos.     

-"Esta noche has perdido tú virginidad, espero que no lo olvides" Dijo ella a la vez que seguía acariciando mi pene.

De pronto de nuevo se llevó mi aun palpitante pene a su boca, simplemente fue algo genial, me estaba dando la segunda mamada de mi vida con mi semen y su saliva resbalando hasta mis huevos aquella mamada se prolongó por varios minutos hasta que de nuevo sentí que estaba por venirme de nuevo, cuando comencé a sentir como mi pene comenzó a palpitar, sentí como las afiladas cuchillas de la tijera con la que corto mi trusa se posaron a ambos lados de la base mi pene.

Estaba disfrutando tanto de la mamada que apenas y reaccione de pronto comencé de nuevo a disparar mi espesa leche, pero esta vez dentro de la boca de ella, que se bebió cada uno de mis disparos, justo cuando el último de los espasmos de mi pene seso, sentí como el enorme placer que estaba sintiendo, se transformo de pronto en un indescriptible dolor.

Todo mi cuerpo comenzó a sacudirse de cuando ella levanto su cabeza de mi entrepierna un gran chorro de sangre broto tanto de su boca como de mi entrepierna, en ese momento en medio del enorme dolor que estaba experimentando vi que ya no tenía un pene unido a mi cuerpo, había dejado de ser un hombre para convertirme en un eunuco por el resto de mis días.

Luego de eso me desmaye, ya no recuerdo cómo es que ella me curo, pero lo hizo, me mantuvo prisionero en su cuarto por varios días, antes de dejarme ir me dijo que si le decía a la policía o a alguien lo que hizo les mostraría el video de cómo me castro, de más está decir que nunca dije nada a nadie, ahora han pasado varios años, ella se casó y tiene tres hijos, cada tanto me cita en algún hotel para humillarme y penetrarme con mi propio pene que mando a conservar para que quedase como un dildo.


Aquellas noches en que me penetra con el que fue mi miembro en el pasado, son las mejores de mi vida ya que son la única manera que tengo de venirme desde aquella noche, dado que aún conservo mis huevos, venirme por estimulación prostática es muy placentero, aunque no tanto como lo era cuando aún tenía un pene y era un hombre de verdad.



Autor: Dimas & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

PRACTICAS

Pensé que todos terminaron de ducharse, cuando un último rezagado entró en la ducha. Su lindo como suave par de nalgas me llamó la atención. Cuando el agua se apagó, me preparé para más decepción. Sin embargo, cuando salió de la ducha, solo podía mirar su hermoso cuerpo. Tenía los hombros anchos y músculos bien tonificados. Mi mirada se movió por su cuerpo a su entrepierna que estaba sin vello, apoyando un grueso como largo pene y un gran conjunto de huevos bajos colgando......


PRACTICAS.
Pensé que todos terminaron de ducharse, cuando un último rezagado entró en la ducha. Su lindo como suave par de nalgas me llamó la atención. Cuando el agua se apagó, me preparé para más decepción. Sin embargo, cuando salió de la ducha, solo podía mirar su hermoso cuerpo. Tenía los hombros anchos y músculos bien tonificados. Mi mirada se movió por su cuerpo a su entrepierna que estaba sin vello, apoyando un grueso como largo pene y un gran conjunto de huevos bajos colgando.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ESCOLAR] [ADVERTENCIA] [DOMINACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: Smoothandslimboy




Nunca me había gustado la escuela y constantemente luchaba con ella. Voy a admitir que rara vez estudiaba. Sin embargo, me las arreglé para graduarse de la escuela secundaria con un promedio de 2.2 / 4.0 grado. Todo el mundo en mi familia había asistido a la universidad y por lo tanto se esperaba que obtuviera un título universitario, o arriesgarme a ser repudiado. Mis padres me habían explicado que no les importaba en que me graduara, pero que debía tener uno. 

Parte de la razón de mi promedio de calificaciones no había ningún menor se debió a mí siempre recibiendo una A en la educación física. No era muy atlético, pero disfrutaba de Educación Física. Por lo tanto, decidí que iba a obtener mi título universitario en educación física. De hecho, me hizo disfrutar de mis años en la universidad y lo hice bastante bien. Había decidido que iba a ser un maestro de educación física cuando me graduara. 

Durante mi último año en la universidad, mi asesor me había dicho que debería tratar de conseguir una pasantía. La experiencia de prácticas sería muy útil para conseguir un trabajo a tiempo completo después de la graduación. Que sin duda tenía sentido y me empezó a aplicar. En poco tiempo, había logrado obtener una pasantía en una escuela secundaria no demasiado lejos de mi ciudad natal durante la primavera.

Tenía ganas de empezar mi primer día como pasante en el departamento de educación física de la escuela secundaria. El director deportivo me informó que mi papel principal sería la de manejar el equipo. Tenía que preparar el equipo y suministros para los entrenadores de educación física y una vez que la clase había terminado, devolver el equipo para el almacenamiento y asegurarse de que todo se contabilizó. 

Oh, sí, mi trabajo también incluía las toallas utilizadas por los estudiantes para secarse después de sus duchas. Esa tarea era simple: ir a los vestuarios y dar a cada chico una toalla limpia y fresca al salir de la ducha y luego asegurarse de que él colocara la toalla en barril camino hacia la puerta del vestuario. Cada chico iba a tomar una ducha. Para verificar que se había duchado, tenía que asegurarme de que tenían una toalla colocada en el barril antes de salir. 

La razón por la que tenía que contar también las toallas era para asegurarme de que nadie tomara dos toallas para dar a otro niño que no se había duchado. Las toallas eran pasadas en la ducha para asegurarse también que nadie se duchó en ropa interior o short. Cuando el director deportivo explicó este deber, me fue difícil dejar de saltar de alegría. Después de todo, me dijeron que solo era ver desnudos a los chicos de secundaria en la ducha.

Cuando la primera clase de educación física había terminado y los chicos regresaron a los vestuarios donde los estaba esperando con el toallero fuera de la ducha. Había visto en secreto a cabo cada chico cuando entró y salió de la ducha. No era lo que estaba esperando. La mayoría de ellos eran demasiado gorditos para mi gusto o tenían sus rostros cubiertos de acné o simplemente feos. Estaba muy decepcionado cuando no vi ningún chico de mi agrado.

Pensé que todos terminaron de ducharse, cuando un último rezagado entró en la ducha. Su lindo como suave par de nalgas me llamó la atención. Cuando el agua se apagó, me preparé para más decepción. Sin embargo, cuando salió de la ducha, solo podía mirar su hermoso cuerpo. Tenía los hombros anchos y músculos bien tonificados. Mi mirada se movió por su cuerpo a su entrepierna que estaba sin vello, apoyando un grueso como largo pene y un gran conjunto de huevos bajos colgando. 

-“Toalla por favor”. Dijo para llamar mi atención. 

Cuando miré hacia arriba, vi su rostro adorable con hermosos ojos azules. Me dio una sonrisa linda y repite.

-“Toalla por favor”. Le tiró una toalla y lo vi alejarse. 

Era hermoso. Tenía el cabello corto y rubio, media alrededor de 1.71” y pesaba alrededor de 55 kilos. Mis ojos estaban prácticamente pegados a sus nalgas. Una vez que se dio la vuelta para ir a su casillero, me di cuenta que mi propio pene estaba duro. Tenía que conseguir otra mirada. Había esperado durante lo que pareció una eternidad, pero en realidad fueron unos pocos minutos hasta que el chico de mis fantasías devolvió la toalla usada al salir del vestuario. Casualmente paso, dejando caer la toalla y continuó su camino. 

Sabía que de alguna manera tenía que penetrar a ese adolescente. En la siguiente clase. Solo hubo un chico que me llamó la atención. Él era un chico más, muy delgada, con el cabello negro largo hasta los hombros. Parecía un poco afeminado. Eso estaba bien conmigo me gustaba que los chicos fueran afeminados. Por lo que pude ver, que estaba alrededor de 1.7 metros y probablemente no pesaba mucho más de 45 kilos. Cuando regresó la toalla mojada, estaba de nuevo entre un grupo de otros muchachos y fui incapaz de darle un buen vistazo antes de que él saliera de los vestidores.

Esa noche, acostado en mi cama no podía conciliar el sueño. Estaba pensando en el chico rubio. Mi pene estaba duro y palpitante por lo que decidí masturbarme. En mi mente, estaba imaginando a ese chico en la cama, completamente desnudo y dispuesto complacerme. Con su lengua lambiendo la cabeza de mi pene hasta que guio hacia abajo, lo que le obligó a tragar mi pene. 

Me imagine que era el pene a la que por primera vez le daba una mamada. Me asegure de cada pulgada de mi pene estuviera en su garganta y lentamente lo penetraba mientras gemía de placer. Entonces luego de un largo rato fue hora de penetrarlo. Él era virgen y lo desflore. Le ordené que se acostara sobre su espalda mientras levantaba sus piernas sobre mis hombros y puse mi glande contra su apretado agujero sin vello. 

Me gusto mirar hacia abajo y ver su gran pene endurecida a la expectación mientras poco a poco entraba en él. De repente mi pene entró en erupción cuando un orgasmo intenso se extendió por mi cuerpo. Mi fantasía había terminado, quedando agotado con mi vientre y pecho bañados de mi cálido semen.

Al día siguiente estaba listo de nuevo para los chicos de la primera clase de educación física. Al igual que el día anterior, el rubio se presentó después de que los demás habían terminado. Estaba buscando y esperando por él. Oh sí, era el pequeño culo lindo que vi el día anterior. Cuando el agua se apagó, tuve la toalla lista para él y una vez más tomé una buena mirada a su entrepierna. No había ninguna duda de ello, estaba viendo lo mismo del día anterior. Ese muchacho definitivamente tenía un enorme pene y huevos de toro. No vi un solo vello en cualquier parte de sus nalgas o entrepierna, aunque podía ver su vello comenzar a crecer en sus piernas.

Un poco más tarde, mi obsesión rubia se cambió y se dirigió hacia la puerta. Se detuvo en el barril, dejó caer la toalla y volvió a mirarme. Fue entonces cuando él sonrió y dijo que su nombre era Daniel. Le sonreí y dije que era Marc. Y así sin más, se dio la vuelta y salió por la puerta. Me dije a mí mismo lo bien que era conocer el nombre del chico que quería penetrar.

La clase de la tarde fue básicamente una repetición del día anterior. Estaba esperando y esperando a echar un vistazo al chico con el cabello largo y negro, pero resulto difícil cuando vino y se fue cuando estaba ocupado en otras tareas.

Al día siguiente, Daniel volvió a ser el último en la ducha y otra vez lo observe muy de cerca. Encontrado que mi mirada se veía atraída hacia sus grandes huevos. Se vistió y dijo “Adiós Marc”, como fue todo. El chico de cabello negro que lucía afeminado seguía siendo difícil de alcanzar. Esa noche pensé en sus grandes huevos. Hubiera querido tener un conjunto de huevos como ese chico. Me gustaría tener un conjunto de huevos como él. De echo me gustaría tener sus huevos. Eso sería un buen trofeo. Dios serian un buen trofeo. Y entonces no pude contener que mis propios huevos lanzaran un torrente de semen.

El jueves fue una repetición del miércoles. Esa noche mis pensamientos fueron más oscuros cuando empecé a acariciar mi pene. Sus grandes huevos harían un bonito trofeo. Que sabía de la castración. Así es como me gustaría conseguir sus huevos. ¿Lo violaría también? ¿Lo castraría? Me gustaría mantener sus bolas como trofeo. Pensaba más en la castración. No era un médico. La única manera de que pudiera hacer eso era como hacen los agricultores con el ganado. Tendría usar una liga castradora. 

Me imagine sus grandes huevos con una liga verde en ellos. La liga corta el suministro de sangre. Sus huevos morirían y su saco se caerían pos sí solo. En mi mente, todo eso ocurrió casi instantáneamente. Ponía la liga en sus huevos que caían, los recogía y admiraba debajo de su pene donde sus huevos estuvieron alguna vez. Al pensar en sus huevos separados de su cuerpo, empecé a correrme. Por lo general, cuando me corría así, era capaz de conciliar el sueño poco después. Pero no esa noche. Seguí pensando en castrar Daniel, para conservar sus huevos como trofeo, y admirando su entrepierna sin ellos.

Llegó el viernes y no estaba seguro de si los dioses me sonrieron o estaban jugando una broma cruel. Al igual que los cuatro días anteriores, Daniel fue el último en la ducha. Por supuesto que estaba esperando a echar un vistazo a él cuando salió por una toalla. Cuando lo hizo, yo no esperaba que él se acariciara su pene. Se puso de pie frente a mí con una erección. De al menos 9” que me mostro con orgullo apuntando al techo. Su pene era al menos 4 ½” de diámetro. Esperó por su toalla como si nada fuera inusual.

Traté de fingir que no se di cuenta, pero estaba mirando cuando le arrojé la toalla. Cuando regresó la toalla mojada, primero me sonrió y luego me dio un guiño al tiempo que dijo.

-“Espero te haya gustado lo que has visto”.  Para luego irse sin esperar respuesta.

Esa misma tarde, me preparó para repartir toallas a la siguiente clase. No vi el chico con el cabello largo y negro. Me imaginé tal vez no estaba en la escuela. Cuando el ultimo chico salió de la ducha, el chico de cabello negro apareció. Fue el último, pude conseguir una buena mirada en él sin ningún tipo de distracciones. ¿Por primera vez pude verlo bien! Se detuvo en la entrada de la ducha y se quedó allí, de espaldas a mí. Tomé la oportunidad de admirar sus pequeñas nalgas. Por extraño que parezca, lo que vi definitivamente valió la pena la espera. 

El par de nalgas lampiñas de ese muchacho eran perfectas. El tamaño y la forma era exactamente lo que me gustaba. Cada nalga podría encajar perfectamente en la palma de mi mano. En lo que a mí respecta, su culo fue diseñado para ser penetrado. Mi pene se puso rígido cuando procedió a la ducha. No tuve mucho tiempo para mojarse antes de que él salió de la ducha. De nuevo, simplemente se detuvo y se quedó en la puerta. Esta vez con su lado frontal expuesto a mi mirada. 

Tenía una cara bonita. Largas pestañas oscuras situadas por encima de sus brillantes ojos azules. Tenía una nariz pequeña y labios delgados. No había ni una sola mancha en su rostro. Su pecho era plano con dos pezones erectos de pie. Su vientre sin vello y esbelto que se mezclaba con sus caderas estrechas. Centre mi atención en su ingle. Su pene suave colgaba a la izquierda y sus huevos estaban completamente sin vello. 

Su dotación era probablemente estaba en la media, pero parecía increíble por su físico afeminado. Una vez que finalmente le di una buena mirada, dio un paso hacia delante y se acercó para que le lanzara una toalla. Quería darle las gracias por la vista, pero lo pensé mejor. Unos minutos más tarde, dejo caer su toalla y se marchó. 

Qué manera de terminar la semana pensé. Daniel me mostró su pene erecto y ese bonito chico me mostró lo que había estado tratando de vislumbrar durante los últimos cuatro días. Me gustaría poder haberlo violado en ese mismo momento. No había manera de que pudiera a esperar hasta la hora de acostarme para masturbarme. No, estaba seguro de hacerlo tan pronto como llegase a casa.

Apenas unos momentos luego de llegar a casa sonó mi teléfono. No reconocí la voz en el otro extremo cuando dijo “hola”, así que le pregunté con quién estaba hablando. “Daniel”, indicó la voz.

-“¿Quién?” Pregunte de nuevo. 
-“Ya sabe, Daniel de la clase de educación física por la mañana,” respondió. 
-“Oh, sí, Daniel. Hola, ¿cómo obtuviste mi número...?” Pregunte seguro de que se lo había dado a nadie. 

Pero antes de que pudiera terminar, Seth me había cortado. 

-“Mire, es viernes por la noche y necesito un lugar para estar solo y tener sexo con mi novia”, dijo. 

-“Necesito que nos pase a buscar y nos lleve a su lugar”, continuó. 
-“De lo contrario, voy a tener que decirle a mi padre, el director deportivo, que eres un marica desagradable que me a estado comiendo con los ojos toda la semana”, continuó.

Me quedé sin habla. Este pequeño bastardo que apenas conocía tenía los huevos para llamar y chantajearme. Sin embargo, él tenía razón, lo deseaba. Entonces me di cuenta de lo que me estaba dando la oportunidad para violarlo. Tenía una novia y la intención de clavar su pene en su vagina. Realmente no tenía más remedio que estar de acuerdo con sus términos y tal vez quedase satisfecho luego de tener sexo en mi apartamento, aunque con su novia. 

-“Está bien, dame tu dirección y voy a buscarte”. Le dije.

Cuando llegué a la dirección que Daniel me había dado, lo vi esperando con su novia mientras estacionaba en la calle. Reconocí inmediatamente a Daniel por su cabeza rubia. No he tenido una muy buena mirada a su novia hasta que abrió la puerta trasera del pasajero para ella. Estaba en shock cuando vi al chico con el cabello largo y negro entrar en mi coche. Daniel entró y cerró la puerta del coche. 

-“Gracias por ayudarnos Seth”. Dijo Daniel. 
-“Este es Matt, mi novia“, Añadió. 

No entendía, pero había notado que Matt llevaba una bolsa de lona. Procedí a llevar los dos a mi apartamento, Daniel explicó todo para mí. Que sabía con certeza que había sido excesivamente mirándolo lo que significaba que podía confiar en mí al contarme sobre su deseo secreto por Matt, otro chico. Su padre era un homófobo extremo y nunca lo entendería ni permitiría que Daniel fuese gay. 

Daniel, por el contrario, sabía que se sentía atraído por otros chicos. Por lo menos los chicos guapos que veía en televisión o en Internet. Sobre todo, le atraían los chicos afeminados que lucían como chicas. No había chicos así en la escuela se sintió atraído por Matt cuando fue transferido cerca del final del último año escolar. Ellos se cayeron bien y de inmediato comenzaron a escondidas a citarse. Hasta esa fecha, nunca habían tenido relaciones sexuales. 

Daniel admitió que Matt le había chupado su pene y lo había masturbado numerosas ocasiones, pero se abstuvo de tener relaciones sexuales por temor a ser capturados. Esta noche iba a ser su noche especial, la primera vez que tenían relaciones sexuales. Procedentes de la misma ciudad pequeña, ciertamente entendía la necesidad de ser discreto, pero todavía estaba perplejo porque Daniel llamaba a Matt su novia. Se limitó a señalar a la bolsa de lona y dijo.

-“verás cuando lleguemos a tu lugar”. Dijo Daniel.

Tan pronto como entramos en mi apartamento, Matt en silencio se desnudó allí mismo, en medio de mi sala de estar. Por debajo de su ropa estaba vestido como una chica el usaba medias de nylon negras a juego y ropa interior de encaje. Seth revolvió a través de la bolsa de lona, ​​sacando un par de zapatos de tacón alto y estuche de maquillaje. Los dos estaban allí en su propio mundo mientras las veía trabajar juntos para transformar Matt en Mattie. No pude dejar de notar la gran tienda formándose en el pantalón de Daniel mientras ayudaba a Mattie con los toques finales. Obviamente Mattie se dio cuenta del duro pene de Daniel, así cuando él se puso de rodillas y comenzó a deslizar el pantalón de Daniel hasta el suelo, su gran pene adolescente broto cari queriendo estallar apuntando hacia el techo. 

Tenía un asiento de primera fila a la acción frente a mí y los dos chicos parecían ajeno a mí mientras continuaban. Mi propio pene estaba muy duro, mientras veía a Mattie acariciar y lamber los enormes huevos de Daniel. No pasó mucho tiempo antes de que Daniel colocara su pene entre los labios de Mattie y comenzó a deslizarlo por su garganta. Él estaba gimiendo de placer, pero de repente empezó a gruñir. Yo sabía que estaba corriendo, disparo su semen en el fondo de la garganta de Mattie. el pene de Daniel era todavía más duro cuando lo retiró de la boca de Mattie. 

Los dos comenzaron a besarse y pasar sus manos sobre el cuerpo del otro. Me maravillé de lo mucho que Mattie se parecía a una chica real y entendí porque Daniel se refirió a él como su novia. Después de un corto período en que se besaron con pasión, Vi como Daniel acostó a Mattie en el suelo y deslizo hacia abajo su ropa interior. el pene de Mattie estaba duro cuando Seth levantó sus piernas sobre sus hombros y guio a su enorme pene hacia su ano. el pene de Daniel realmente se veía masivo contra el culo de Mattie. 

Me encontré envidiando a Daniel mientras se inclinaba para besar a Mattie, mientras que su pene entraba lentamente su lampiño ano. Ambos suspiraron de placer mientras veía la cabeza del pene de Daniel desaparecer dentro de Mattie. Él lo besó una vez más antes de empujar el resto de su pene dentro de ella. Mattie dejó escapar un gemido agudo de dolor placentero cuando los enormes huevos de Seth presionaron firmemente contra sus nalgas. 

Sin ningún tipo de lubricación, Daniel había logrado enterrar todo su pene en el interior de Mattie de una sola embestida, finalmente tomo su virginidad. Para empezar a besarse apasionadamente de nuevo para darle la oportunidad al ano de Mattie de adaptarse al gran pene dentro de él. Pronto, Daniel lo embestía con la energía juvenil del adolescente que era. Su gran pene apisonando su interior una y otra vez mientras sus grandes huevos lampiños se agitaban en el aire y golpeaban contra sus nalgas con cada embestida. No pasó mucho tiempo antes de que Daniel anunciara a Mattie que estaba por correrse cuando hizo un último empuje y empezó a gruñir en voz alta.

Apenas pude creer lo que sucedió después. Daniel se levantó y se volvió hacia mí. 

-“Tu turno”, dijo. 

Me desnudaron en algún momento y me coloque de la misma manera que Daniel lo acaba de hace con Mattie. Sus piernas estaban por encima de mis hombros con la cabeza de mi pene presionando su ano. Después de ser penetrado por el gran pene de Daniel, sabía que fácilmente podría manejar mi herramienta de 7” así que chocó en su interior. Podía sentir el calor de semen de Daniel rodear mi pene mientras metódicamente comencé a penetrar a Mattie. 
  
Fue como un sueño hecho realidad. Me sumergí tanto en mi propio placer que casi no me di cuenta de que Daniel estaba detrás de mí hasta que me agarró de la cintura y puso su pene contra mi ano. Era activo. Nunca me había penetrado ni quería ser penetrado, pero era demasiado tarde. Daniel me agarró con fuerza por solo un momento y empujó sus caderas hacia adelante, insertando la cabeza de su pene dentro de mi virgen ano. Fue doloroso y quede aturdido momentáneamente cuando Daniel continuó su inserción de su pene dentro de mí. Mi propio pene estaba profundamente el culo de Mattie en ese momento.

De pronto, Daniel comenzó a penetrarle lo que desencadenó mi propio orgasmo. Mi pene se retorció y comenzó a descargarse dentro de Mattie. Gruñí al igual que Daniel hizo previamente cuando se vino, dentro de Mattie. El dolor se volvió placer luego de la sorpresa inicial y mi culo comenzó a acomodar al gran invasor. En vez de resistirme, decidí dejar que Daniel me penetrara. Pronto, estaba arando mi culo duro y profundo. Durante la última semana, fantaseaba con seria penetrar a Daniel y en ese momento me estaba penetrando el en mí departamento. 

Podía sentir y escuchar sus grandes huevos golpeando mis nalgas con cada empuje poderoso que me daba impulsando su pene dentro de mí. Una y otra vez, durante casi 30 minutos, sin descanso para finalmente bajar el ritmo. Me tomó de la cintura fuertemente mientras insertaba su pene lo más profundo posible dentro de mí y empezó a gruñir. Pude sentir las pulsaciones de su pene mientras disparaba chorro tras chorro de semen adolescente dentro de mí. 

Me derrumbé por el cansancio mientras se sacaba su pene de mi culo, su semen corrió por mis piernas. Desesperadamente quería devolver el favor y penetrarlo, pero mis rodillas estaban demasiado débiles para permitir que me levantara después de la larga cogida que acababa soportado por el gran pene de Daniel. Todo lo que pude hacer fue darme la vuelta para salirme de Mattie y cerrar los ojos mientras intentaba recuperarme.

No estoy seguro de cuánto tiempo descansé. Pareció que solo cerré los ojos un momento antes de que un dolor agudo proveniente de mis huevos me alertó para abrir los ojos. Instintivamente trató de alcanzarlos, pero no pude. Me habían amarrado mis manos y pies estaban atados a la espalda. Daniel y Mattie sentados en el sofá viendo mi lucha. Era inútil, estaba atado como un cerdo. Empecé a entrar en pánico al mirar hacia abajo a mis huevos. Ellos eran de un color morado oscuro. Noté una liga verde colocada en mis huevos. No, en realidad, había dos bandas. Al instante supe lo que estaba ocurriendo. Acababa de fantasear con hacer lo mismo con Daniel hace tan sólo unos días. 

Estos dos adolescentes me estaban castrando. Sabía qué si quería salvar mis huevos, necesitaba escapar de mis retenciones y cortar las ligas. Con toda mi fuerza y ​​energía, luché para liberarme, por suerte para mi alguno de los dos no hizo bien su labor y logre liberar uno de mis manos, al poco tiempo, simule estar demasiado agotado para moverme. Apoyé la cabeza en el suelo y hacia arriba Daniel me sonrió mientras sostenía la elastrador a centímetros de mis huevos. Con voz fingiendo cansancio le pregunte.

-“¿Por qué?”
-“No lo tome personal,” Dijo Daniel.
-“Pero tengo que mostrar Mattie que castrar a un ser humano es rápido y fácil, así como seguro”.

No podía creer lo que oía. Daniel me iba a castrar y quería que no lo tomara como algo personal. Mi mente daba vueltas. ¿Cómo pudo cambiar mi vida tan rápidamente? Estaba teniendo el momento de mi vida con dos hermosos adolescentes y ahora estaba a punto de ser castrado. 

Cuando Daniel, me iba a rellenar la boca con la ropa interior de Mattie para silenciarme. Miré a Mattie que aún estaba completamente desnudo. Sus pequeños huevos del chico me llamaron la atención, ya que eran tan oscura como la mías. De hecho, Daniel las había ligado también.

-“Me gustas Marc, de verdad y sé que como yo también”, Dijo Daniel. 
-“Mattie te gusta demasiado”, agregó. 

Ahora que los le penetrado, quiero que estemos siempre juntos. Ella me gusta tal y como es, lampiña y lisa. Pero sé que pronto se iniciará la pubertad y su cuerpo va a cambiar. Hice algunas investigaciones en línea y encontré que la castración podría prevenir la pubertad. Yo realmente no sabía cómo decirle a Mattie, pero cuando lo hice, ella accedió.

Aunque el argumento de Seth para castrar a Mattie tenía sentido, no hizo nada para convencerme de que yo debería ser castrado. Ya había pasado por la pubertad pasado y hasta esta noche, había estado estrictamente dependiendo de un duro pene entre mis piernas para penetrar a otros. 

Observé impotente cómo utilizo una gasa para limpiar con lo que parecía ser yodo por encima de mi estrangulado escroto para luego tomar una hoja de afeitar. Sin decir una palabra o alguna vacilación, colocó la hoja de afeitar contra la base de mis huevos, pero cuando estaba o por, de manera sorpresiva me levanté y le di un fuerte puñetazo en su bello rostro que sorprendió a Mattie pero más a Daniel.

Antes de que supiera lo que estaba pasando le di varios fuertes rodillazos en sus grandes huevos que lo dejaron sin sentido, Mattie no fue difícil de dominar, tome la hoja de aceitar y me cote las ligas en mis huevos sentí una fuerte punzada de dolor cuando la sangre comenzó a nuevo a circular por mi escroto y huevo que pronto regresaron aun sano color.

Era mi turno de tomar venganza, amarre a Daniel justo como él lo hizo conmigo, pero más fuerte, para luego usando el elastrador que uso para colocarme las ligas castradoras le coloque dos en su escroto, fue difícil pasar cada uno de sus grandes huevos por las estiradas ligas, pero lo conseguí luego espere que despertara, lo hizo al sentir el dolor proveniente de sus huevos como fue mi caso, cuando sus ojos se abrieron no solo ya estaba amarrado sino amordazado.

Tomé un espejo y le mostré sus huevos ya ennegrecidos, de inmediato el terror se apodero de Daniel quien trato de liberarse, pero sin éxito alguno mientras cuando quedo agotado de luchar comencé a limpiar su escroto con el yodo que el mismo uso en mis huevos, mientras limpiaba le dije.

-“Bueno Daniel voy a cumplir tu deseo, voy a hacer que los tres estemos juntos para siempre”. Le dije.
  
Mientras pasaba hoja afilada por sus huevos, vi cómo se preparó para el dolor que estaba seguro de que estaba a punto de sentir, pero no hubo ninguno. Hasta que de pronto un repentino como agudo y punzante dolor iba y venía de sus huevos. Sin embargo, sabía que lo había cortado porque le mostré que tenía uno de sus testículos en la palma de mi mano. 

Como si fuera un cirujano experto, corte uno de sus cables y lo coloque en una bolsa con cierre hermético. Casi no sentía nada mientras procedía a cortar su otro testículo una vez cortado lo coloque en bolsa. En apenas un minuto Daniel pasó de un hombre a un eunuco. No había nada que hacer, sus huevos no se podían insertar de nuevo y no volverían a crecer. Nunca sería capaz de correrse de nuevo, no habría la posibilidad de engendrar hijos Daniel solo dejo caer la cabeza hacia abajo y acepto su destino, dejando que cortara su escroto vacío y lo arroje en la bolsa con cierre hermético no los volvería a ver de nuevo.

Mattie me observó castrar a Daniel, sabiendo que él era el siguiente. Para cuando acabe Daniel tenía una tremenda erección como yo mismo. Podía ver su enorme pene lo observaba cuando pregunte a Mattie si estaba lista. Mattie se limitó a asentir. Del mismo modo que lo había hecho con Daniel corte sus huevos de Mattie y los coloque en una bolsa con cierre hermético, su castración apenas me tomo 30 segundos. Vi como Daniel me observo cuando bese con ternura a Mattie cuando acabe.

No pasó mucho tiempo después de esa noche hasta que el padre de Daniel encontró un sobre en su puerta que con imágenes que mostraban a su hijo penetrando a un chico en ropa interior negra. Definitivamente era un chico la imagen mostró claramente un pene y huevos. Su padre nunca le pidió una explicación antes dejar a Daniel casi inconsciente y lanzarlo fuera de su casa. Daniel no tuvo más remedio que venir a vivir conmigo. Unas semanas después de eso, Mattie escapó de su casa y se nos unió. 

He aprendido a disfrutar del gran pene duro de Daniel pese a ya no tener huevos aún puede tener fuertes erecciones gracias a la testosterona que le administro lo penetro todas las noches. El padre de Daniel fue detenido por los golpes y perdió su trabajo como director de deportes antes de ser condenado a dos años de prisión. He aplicado para el puesto de director deportivo y me dieron el trabajo. A pesar de mis responsabilidades adicionales, todavía me tomo mi tiempo para repartir las toallas después de cada clase.



Historia Original Aquí.






Autor: Smoothandslimboy       Traductor: DarkSoul

NUEVO TRABAJO DE ERICA

UVamos a ir por ustedes alrededor de las 10 de la mañana y una enfermera a retirar la totalidad de su vello púbico. A continuación, serán cargados desnudos en una camioneta afuera al estacionamiento principal. Vamos a conducir a la plaza principal, donde se les dejara salir de la furgoneta, y caminaran a la plataforma de castigo. Siento tener que decir que esta será una experiencia difícil para ustedes, muchas jóvenes mostrarán sus partes femeninas a ustedes, frotaran sus pechos contra sus penes, y ese tipo de cosas, todo para burlarse de ustedes mientras caminan. Esto se suma a la pena por lo que hacemos ningún esfuerzo para controlarlo......


NUEVO TRABAJO DE ERICA.
Vamos a ir por ustedes alrededor de las 10 de la mañana y una enfermera a retirar la totalidad de su vello púbico. A continuación, serán cargados desnudos en una camioneta afuera al estacionamiento principal. Vamos a conducir a la plaza principal, donde se les dejara salir de la furgoneta, y caminaran a la plataforma de castigo. Siento tener que decir que esta será una experiencia difícil para ustedes, muchas jóvenes mostrarán sus partes femeninas a ustedes, frotaran sus pechos contra sus penes, y ese tipo de cosas, todo para burlarse de ustedes mientras caminan. Esto se suma a la pena por lo que hacemos ningún esfuerzo para controlarlo.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [DOMINACIÓN] [HUMILLACIÓN] [FEMDOM]


Categoria: Hetero      Autor: Anónimo & Darksoul




Mi nombre es Erica y yo era solo una chica de 19 años de edad, cuando me dieron el trabajo en la división de castigos sexuales del sistema penitenciario del gobierno. Habían pasado cinco años desde que el estado había aprobado una ley que hizo la extracción del pene público un castigo estándar para la violación. Las mujeres (y algunos hombres) han apoyado la aprobación de la ley porque pensaban que ese castigo sería tan horrible para los hombres que la violación dejaría de existir. Y por un tiempo ese fue el caso.

Pero a continuación, algunas mujeres comenzaron a ver la ley como un medio para conseguir una venganza cruel; que podrían tener el pene de su novio cortado si sospechaban que les era infiel o si ella no le gustaba la forma en que la trataba. El problema se agravo porque los tribunales consideraron la palabra de una mujer bajo juramento de ser la única prueba necesaria para condenar a un hombre de violación. Todo el mundo sabía que hombres inocentes tenían sus penes cortados, pero nadie parecía saber qué hacer al respecto.

Poco después de empezar mi nuevo trabajo, su jefa, le preguntó si podría acompañarla a “una orientación.” Ella explicó que esa sería una breve sesión informativa para un grupo de hombres que perderían sus penes al siguiente día.

La idea de asistir a una “orientación” sonaba tan extraño que solo tuvo que ir. Así que acepto rápidamente la invitación.

Siguió a Sra Shaw a través de un laberinto de pasillos, hasta que llegaron a una pequeña habitación con un par de sillas grandes y cómodas y un pequeño escritorio. Se sentó, nerviosa, sin saber qué esperar. Una joven pronto entró en la habitación y le dio a su jefe una carpeta amarilla. Todo era muy como de negocios. “Tenemos solo cuatro hoy”, dijo ella.

Antes de que incluso tuviéramos la oportunidad de ver los papeles una puerta lateral se abrió y cuatro hombres desnudos fueron llevados a la sala. ¡No pensé que iba a ver hombres desnudos! La mayoría de ellos parecían ser apenas un poco mayor que yo misma. Me sonrojé cuando vi sus erecciones, pero no desvié los ojos. ¡Esto fue maravilloso! Pero yo no entendía porque todos estaban con una erección. Esos penes todos iban a ser cortados al día siguiente. Habría esperado que tuvieran demasiado miedo para tener una erección.

Decidí darles un poco de emoción por lo que ajusté mi postura y mis piernas un poco para que pudieran ver dentro de mi vestido. Pude ver sus ojos tratando de ver en la oscuridad entre las piernas. “Que lo disfruten”, pensé para mí, “¡mañana van a ver la apertura entre mis piernas de una manera completamente diferente!”

"Buenas tardes. Señores”, dijo la Sra Shelley. “Ustedes están aquí hoy porque esto todo programado para que sus penes sean cortados mañana por la mañana y les vamos a proporcionar una pequeña sesión de orientación para hacerle saber cuál será el procedimiento. Soy consciente de que este es un momento de tensión para cada uno de ustedes, pero esto es solo algo que tendrán que soportar”.

-“En primer lugar, permítanme recordarles que la intensa estimulación sexual previa a la eliminación real del pene es parte del castigo. No se le permite tener otra eyaculación antes de que sus penes sean cortados. ¡Por lo que no están autorizados a masturbarse! Van a tener vigilancia esta noche por algunas de las más bellas mujeres empleadas en la agencia. Los guardias los estarán observando de cerca y si alguno de ustedes trata de masturbarse sus manos serán esposados ​​a la espalda, los pesos serán colocados en sus huevos, y se le encadenado en una posición de pie muy incómodo durante toda la noche.

Vamos a ir por ustedes alrededor de las 10 de la mañana y una enfermera a retirar la totalidad de su vello púbico. A continuación, serán cargados desnudos en una camioneta afuera al estacionamiento principal. Vamos a conducir a la plaza principal, donde se les dejara salir de la furgoneta, y caminaran a la plataforma de castigo. Siento tener que decir que esta será una experiencia difícil para ustedes, muchas jóvenes mostrarán sus partes femeninas a ustedes, frotaran sus pechos contra sus penes, y ese tipo de cosas, todo para burlarse de ustedes mientras caminan. Esto se suma a la pena por lo que hacemos ningún esfuerzo para controlarlo.

-“Julie Johnson será la 'castradora' mañana, haciendo los cortes reales, y ella estará aquí en un minuto para informarles sobre su parte del procedimiento”.

En este punto yo no podía quitar los ojos de uno de los chicos en la esquina de la habitación. No había visto a muchos hombres desnudos, pero me encontré fascinado por sus órganos sexuales. Tenía un pene interesante que era un poco delgado, pero muy largo con una cabeza enorme en la punta, y estaba duro en línea recta, tan duro como podría estarlo. También tenía un gran saco de testículos que colgaban bajos entre las piernas, mucho más grande que el de los otros hombres.

Yo quería decir algo que los haga sentir que tenía una razón oficial para estar allí así que dije. 

-“¿Sra. Shaw, se les permitirá conservar sus testículos?”
-“Buena pregunta, Erica, déjame ver...” Luego miró a través de las carpetas. 
-“¿Quién de ustedes es Robert?”

El muchacho en la esquina asintió. “Robert”, dijo, “Usted va a tener los testículos cortados justo antes de la eliminación de su pene. Asumo que lo sabía. El resto de ustedes solo perderá sus penes“.

Robert declaró que no había hecho nada malo, que su novia lo había acusado de violación porque quería romper con ella y que su presencia ahí era un gran error.

-“Sí… Si... Hemos oído ese cuento una y otra vez, Robert”, dijo la señora Shaw. 

-“Pero la simple verdad es que mañana a esta hora el clítoris de mi joven ayudante aquí será más grande que lo que quede de tu pene, por lo que también podría acostumbrarte a ese hecho”.

Robert se puso rojo y se quedó tranquilo. Me sentí mal por él. Un pequeño plan comenzó a formarse en mi mente. Mis pezones se endurecieron y mi vagina se humedeció mientras los detalles de mi plan entraron en mi mente.

La Sra. Shaw pasó a decir a los chicos acerca de la forma en que se llevaría la etapa y atado a una cama de madera. La víctima de su crimen estaría allí para observar el procedimiento para que pudiera ver que se hacía justicia. Entonces podrían esperar que algunas chicas subieran al escenario para hacer un poco de burla final de sus penes. Julie Johnson, la “castratora”, a continuación, vendría a ellos y sujetaría una pinza especial para la base de su pene para que no sangraran hasta la muerte después del procedimiento. Ella entonces utilizar un simple cuchillo para cortar su pene.

-“OH... aquí está Julie. Estamos casi listo para ti, Julie. Tenemos tres para mañana que van perder sus penes y el tendrá una remoción total”.

Julie reviso a través de los archivos y luego dijo: “¿Cuál de ustedes es Robert?” Él la miró y repitió que él estaba allí por las razones equivocadas.

No hizo caso de sus comentarios. “Robert, creo que te lo haré de último porque la gente siempre le gusta una castración completa y mantendrá el edificio nivel de emoción mientras corto los penes de los otros tres”.

Ella dijo a los hombres cómo ella le gustaban hacer los procedimientos a ser complaciente con la multitud. Ella dijo que siempre permitía a subir a las chicas al escenario como la Sra Sanders acababa de decir, y que podía esperar unos momentos finales de estimulación intensa en su pene antes de que subiese, y cortara sus penes. 

-“Voy a tratar de hacerlo rápido”, prometió.
-“Así que eso es todo lo que hay que hacer”. 

Después de que haya terminado los ayudare a ponerse de pie para que todos puedan ver que ya no tienen un pene. Voy a entregar su órgano cortada a continuación, a la víctima del delincuente. Ella va a tirar el pene a la multitud y procedimiento habrá terminado. Ustedes recibirán un tratamiento médico y a continuación, serán libres de irse. 

-“¡Pero no espero que vean igual a sus amigas!”, Dijo con una risa.

En el caso de Robert, es probablemente que tengamos una pequeña subasta para vender su escroto al mejor postor antes de cortar sus testículos. Sostenes de escroto y carteras son muy populares entre los adolescentes en este momento, dijo, y esas subastas son siempre un montón de diversión. Miró entre sus piernas y le dijo: “Eso es un gran saco que tiene allí, Robert” Ella se acercó a él y agarró sus huevos con la mano. “¡La piel es muy suave y delgada, eso haría un bolso maravilloso para mi hija!” 

-“¡Podría estar haciendo una oferta por ellos yo misma!” Dijo.

Julie invito a la Sra Shaw y a mi a sentir su escroto por nosotras mismas. Miré a los ojos de Robert mientras examinaba la bolsa de piel fina suave entre sus piernas y apretaba los dos órganos dentro. Julie explicó cómo, adecuadamente estirado y tratado, el escroto de Robert sería lo suficientemente grande como para hacer un sostén completo. Unas chicas de la oficina pasaron y Julie llamaron y explicaron todo el proceso de compra de un escroto calidad y dónde llevarlo para la fabricación en el artículo de ropa apropiada. Una de las chicas dijo que ya tenía un sostén de escroto, pero que tenía que comprar dos escrotos porque era de grandes pechos.

Y ese fue el final de la orientación. Después de los comentarios de algo del procedimiento más a los cuatro hombres condenados fueron llevados y la Sra Shaw y yo regresamos a nuestra oficina.

-“Bueno, vamos a almorzar”. Dijo.

Durante el almuerzo le pregunté cómo se seleccionaba las “chicas más bellas de la agencia” para proteger a los hombres en su última noche como hombres completos. “Ah... las chicas de la oficina solo tienen que registrarse, no es difícil ser seleccionada. ¿Por qué, te interesan?

Le dije que lo hacía, en cierto modo.

"Entonces no hay problema. Puede ser uno de los guardias. Date cuenta de que tendrá que estar desnuda frente a cuatro hombres y que se espera que te burle de ellos, ¡no solo mostrar un par de tetas y una vagina mojada!” Le dije que podía hacerlo.

Muy bien, entonces, vuelve en unas cuatro horas y entrar en la zona de espera. Voy a decir a los guardias en turno que te esperen.

Erica sin embargo fue directo a su despacho y redacto una carta falsa para llevarse a Robert para una disque audiencia con su abogado por supuesto todo falso, ella se lo llevo a una habitación privada donde para sorpresa de Robert ella se desnudo, su pene rápidamente quedo de nuevo con una tremenda erección, Erica una desnuda fue hacia él para liberarlo de sus esposas y le dijo al oído.

-“¿Entonces me vas a penetrar mientras aun eres hombres o eres un marica?”

Aquello hico que Robert se molestara y excitara al mismo tiempo, él hizo que le tocara su pene y la tenía dura cual roca, me puse de cuclillas a los pocos segundos para metérmela en la boca al principio me dio un poco de asco, pero mi boca quería chuparlo y así lo hice, se la chupe por completo, le pase la lengua y succione todo su pene como huevos, de pronto me levanto me puso boca abajo sobre una mesa que estaba en la habitación para restregarme su hirviente glande por mi húmeda rajita hasta que de una sola embestida me la metió por completo.

Robert me besaba y acariciaba la espalda lo que me hizo estremecer de placer, pues sentía mucho placer con su miembro entrando y saliendo de mi mojada vagina a un ritmo salvaje sintiendo su respiración acelerada en mi espalda.

Robert luego de unos minutos me dio la vuelta y me puso boca arriba con las piernas abiertas me penetro de nuevo muy despacio, lo me hizo estremecer de placer luego de unos minutos me apretó los senos fuertemente cuando comenzó a correrse note sus fluidos en mi interior era como gelatina hirviente en lo profundo de mi sexo, apenas termino de correrse me levante para llevarme su palpitante trozo de carne a la boca para darle de nuevo una mamada sentí mi vagina abierta chorreando de su semen.

Luego que deje su pene bien limpio aún muy duro hice que acostara boca arriba sobre la mesa y cuando estaba de cuclillas sobre Robert tome su pene y lentamente me la fui metiendo en mi húmeda y estrecha vagina hasta que conseguí introducir su 25 cm de miembro dentro de mí, recuerdo el calor que desprendía su pene palpitante al ritmo de los saltitos que daba acostada sobre {el empecé a mover mi cintura adelante y atrás hasta que pasaron 15 minutos y de nuevo él  se corrió dentro de mi ella, de nuevo me saque su pene para darle una mamada

Pasaron solo unos cuantos minutos antes que de nuevo expulsara leche de su pene, pero esta vez directamente en mi boca me la trague toda y limpie los restos de su tercera corrida con mi boca, luego lo nos besamos con pasión, lo espose y lleve a su celda todo el camino Robert tuvo una tremenda erección con liquido pre seminal chorreando de la punta.

Aquello fue algo grandioso, al día siguiente, lo escuche gritar cuando su pene fue cortado y dar alaridos cuando su escroto con sus huevos, fueron arrancados de entre sus piernas, debo decir que gane la subasta y con su escroto me mande usar un sostén, sentir su suave piel sostener mis pechos me hace sentir siempre muy caliente, sobre cuando recuerdo el sabor de la leche que me bebí, que fue producida por los huevos que esa piel alguna vez contuvieron en la entrepierna del ahora eunuco nulo Robert.





Historia Original Aquí.





Autor: Anónimo & Darksoul       Traductor Y Adaptador: DarkSoul

BORIS Y EL CABEZA RAPADA

Karl era de 40 años con solo una pequeña cresta en forma de cepillo en su cabeza. También usaba una malla caqui, una chaqueta de nylon negro brillante y cintas de cuero negro con cordones rojos. Todo su ser exudaba dominación y le gustaban los chicos jóvenes que generalmente dominaba de forma brutal en su mazmorra. Cuando ve a Boris, se dice a sí mismo que debe encargarse de eso. Karl cita en un cobertizo abandonado a Boris para "probarse a sí mismo". Boris va a la cita, emocionado de convertirse en un cabeza rapara. Siguiendo las recomendaciones de Karl, él está sin camisa debajo de su chaqueta con solo un par de correas rojas que le pasan por los pezones, pero no entiende lo que Karl quiere de él......


BORIS Y EL CABEZA RAPADA.
Karl era de 40 años con solo una pequeña cresta en forma de cepillo en su cabeza. También usaba una malla caqui, una chaqueta de nylon negro brillante y cintas de cuero negro con cordones rojos. Todo su ser exudaba dominación y le gustaban los chicos jóvenes que generalmente dominaba de forma brutal en su mazmorra. Cuando ve a Boris, se dice a sí mismo que debe encargarse de eso. Karl cita en un cobertizo abandonado a Boris para "probarse a sí mismo". Boris va a la cita, emocionado de convertirse en un cabeza rapara. Siguiendo las recomendaciones de Karl, él está sin camisa debajo de su chaqueta con solo un par de correas rojas que le pasan por los pezones, pero no entiende lo que Karl quiere de él.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [DOMINACIÓN] [ESCLAVITUD] [HUMILLACION] [BDSM]


Categoria: Hetero      Autor: CariagiFRQ




Es difícil cuando vienes de una familiar tradicional y te pones pantalón militar de camuflaje urbano y una chaqueta negra de nailon con el cráneo completamente afeitado. Pero a Boris le gusta ver a la gente cruzar la calle cuando se acerca a ellos. Con su metro ochenta y sesenta libras, es bastante grande y tenía mucha rabia en él, excepto que Boris no lo exteriorizaba con violencia.

A los 23, Boris realmente quería unirse a la comunidad de Skinhead. Naturalmente feroces y bastante rebeldes, comenzó a visitar sitios web para encontrar una tribu a la que le gustaría integrarse. Y en uno de esos sitios web Lopaskin.com donde conoció a Karl.

Karl era de 40 años con solo una pequeña cresta en forma de cepillo en su cabeza. También usaba una malla caqui, una chaqueta de nylon negro brillante y cintas de cuero negro con cordones rojos. Todo su ser exudaba dominación y le gustaban los chicos jóvenes que generalmente dominaba de forma brutal en su mazmorra. Cuando ve a Boris, se dice a sí mismo que debe encargarse de eso. Karl cita en un cobertizo abandonado a Boris para "probarse a sí mismo". Boris va a la cita, emocionado de convertirse en un cabeza rapara. Siguiendo las recomendaciones de Karl, él está sin camisa debajo de su chaqueta con solo un par de correas rojas que le pasan por los pezones, pero no entiende lo que Karl quiere de él. 

El enorme cobertizo abandonado ha perdido mucho metal y muchas etiquetas muestran que a menudo es frecuentado por cabezas rapadas. Para engañar al aburrimiento, Boris golpea sus frenos sobre su pecho delgado y musculoso. De repente, oye el rugido de un motor. Sale y ve una nube de polvo en el camino poco transitado por el que ha caminado una hora antes. Ve a Karl llegar a un poderoso motor negro. El hombre baja de su motocicleta y lo mira de pies a cabeza con una media sonrisa en los labios. Él le habla con voz llena de seguridad masculina:

-"¿Eres Boris?
-"¡Sí, soy yo!" Responde el joven en un tono vacilante.

La voz de Boris parece casi aguda en comparación:

-"¡Monta! Karl le da un tono que no espera respuesta mientras le da un casco a Boris que corre.
-" ¿A dónde vamos? El joven pregunta tímidamente.
- “A casa de un amigo”.

Boris está un poco asustado, no sabe en lo que se está metiendo. Se divierten y abandonan el decrépito suburbio para encontrarse en campo abierto. Karl se detiene de repente para orinar. Él saca su gran pene y se asegura de entrar en el campo de visión de Boris:

"¡Acércate!" Le ordena.

Boris se acerca:

"Arrodíllate!" Le vuelve a ordenar.

Boris obedece, fascinado por el gran pene de Karl que comienza a mearse sobre él. Un chorro largo de orina amarilla y fragante rocía la cara, la boca y el torso del joven aprendiz que de inmediato tiene una erección. Boris cierra los ojos y abre la boca para tomar lo máximo. Boris conoce instintivamente su posición y, sin previo aviso, Karl le hunde su pene en la boca.

-"Límpialo todo, pequeño bastardo, déjalo limpio" Ordeno Karl.

Boris chupa el glande de Karl que está cubierto de esmegma. El olor es muy fuerte, pero lo excita cada vez más y la banda dura de Karl. Lo pone en el hombro de Boris mientras chupa:

-"¡Vamos, marica, lambe bien!" Le ordena.

Boris le dice más y más. Karl saca su pene de la boca muy babosa de Boris y lo frota sobre su cabeza afeitada. Él aplasta su gran pene en sus mejillas, su nariz, sus cejas y palmaditas contra la boca abierta del joven que quiere más.

-"¡Eso es bueno, eres una verdadera perra!"

Y lo empuja al suelo
.
-"¡Vamos a la carretera pequeña puta! Te cuidaremos".

Sigue a Boris pese a estar asustado, ¡pero a él le encanta! Se sube detrás de Karl y vuelven por el campo. Luego, después de unas horas en una motocicleta, se detienen en un pequeño pueblo y Karl entra a una casa. Boris ve una placa dorada en la que está marcado:

«Franz Buchholdt: veterinario»

-"¡Franz es un buen amigo! ¡Te cuidará, pequeña perra!" Le dice.

Boris lo sigue, su celosía deformada por una fuerte erección. En una sala de espera estándar, esperan unos minutos cuando llega un hombre bastante grande y fuerte con una bata blanca, apareciendo uno cincuenta años.

-"¡Hola Franz!  “Hola Boris”.
-“hola señor!
-“Entonces, ¿eres la nueva putita de Karl?
-“Eeeeuuuuh, no sé ... ¿sí?”
-“Sígueme y quítate la chaqueta". Ordena Franz.

Boris corre y se encuentra sin camisa con tirantes y pantalones de celosía. Franz extiende las correas.

-"Bueno, no va a ser muy difícil, está bien”. Dice Franz
-“Uh ... ¿qué?”
-“Hace que Karl le dé un fuerte apretón en el cuello, ¡hablarás cuando se te permita!" Le dice.

Boris no se atreve a decir nada más. Karl agarra los pezones entre sus dedos y comienza a girarlos, lo que provoca pequeñas muecas de dolor y placer en el joven que se sonroja. Boris habla un poco al principio, pero su pene se endurece: a él le gusta eso. Al ver esto, Karl también tiene una erección. En este momento, Franz regresa con una larga vara de hierro en su mano, una botella de alcohol y algo más que Boris no ve. Karl suelta el pezón derecho y Franz lo agarra. Sin previo aviso, pasa la varilla a través de su pezón con un chasquido:

-"¡Putaaaaaain! ¿Que hace?"

Pero Karl lo sujeta:

"¡Tranquilo!"

Y después de haber perforado el otro pezón de la misma manera, Franz pasa una joya por los agujeros: Es una calavera con la letra "K" grabada y un "9" al lado:

-“"Eso es bueno, Karl, eres mi noveno: Karl - noveno, K9, K-nine, o canino, es una señal, ¡serás mi perro!"

Boris banda más y más. Karl afloja el pantalón del joven, liberando un pene inflado. Lo agarró para probar su diámetro y siente la cabeza de Franz, quien regresó con ese tallo, que de hecho es una sonda. Franz la sumerge en la uretra de Boris que quiere luchar, porque la sonda es más ancha que su uretra, pero Karl lo inmoviliza. Lo hunde en su pene a fondo, pero en algún lugar, le gusta. De repente, siente un dolor más intenso en la base de su pene y ve con horror la varilla metálica que perfora la parte inferior de su pene y se levanta con un poco de sangre. Karl aprieta su pene con fuerza.

-"¡Con esto, tu pene se mantendrá limpia sin orina y semen que lo contaminen!"
-“¿Poder orinar y correrme?”
-“Sí, finalmente, ¡especialmente orinar!
-“¿Ah? "

Karl y Franz se van a casar:

-"¡Sí!
-Pero me gustaría ¿cómo?
- ¡No disfrutarás si te lo contamos!
- Ok...
- ¡Y verás que es tu próstata lo que hará que te corras! ¡Franz recoge tu equipo!"

Franz se va y Boris le pregunta a Karl:
-"¿Ah sí?
-“¡Si! ¡Cortaremos tus huevos para terminar tu admisión!
-“Qué”
-“¡Te encantará el sexo después de eso!"

Franz regresa con un elastrador

-"¿Que van a hacer?
- Te castraremos
- ¡Oh, no, mierda!
- ¡No necesitas tus huevos para ser mi perro!
- ¡No me cortes mis huevos, por favor!
-¡No, no te vamos a cortar, jejeje!
Boris comienza a llorar:

-"¡Mierda, pero qué tonto eres novato!", Dijo Franz,
-"¡Dale un baño, para justificar sus lágrimas!"

Karl lo acaricia y lo hace subirse a la mesa de veterinario y lo pone a cuatro patas, luego tira con fuerza de sus huevos.

"¡Aiiiieeeee!"

Mientras tanto, Franz le pone la Tri-banda alrededor del escroto de Boris lloriqueando. Karl el dice.

"¡Cierra la boca perra!
-“¡Esta bien Amo!"

Y Franz suelta el seguro

"¡Karl guarda silencio tomándolo como un hombre!
-“Hum hum... Sí ... ¡Hmmm! "

-“Karl te duele”. Boris comenta mientras el anillo estrangula sus huevos.
-"¡Ya duele menos!"

Y Karl, emocionado, decide llevarlo a la mesa del veterinario, tomándolo de los huevos. Le hace disfrutar viendo morir sus huevos Boris está a cuatro patas, mientras sus huevos mueren, de pronto dice Franz.

-“Debemos parar tengo otros clientes”. Dice Franz.
-“¡Oh sí! ¿Tengo que vestirme Amo?
- ¡No permanece desnudo para que los otros clientes te vean!
- ¡Mierda, Karl! ¡No te rindes!" Dice Franz.
Pero Karl no le hace caso a Franz. Él agarra un collar de perro con pinchos, se lo pone en el cuello de Boris y lo ata con una correa. Boris sale primero, sus huevos se ennegrecen frente a Karl que se ha vestido y Franz que entra en pánico un poco. En la sala de espera, se encuentran con un amigo en Karl que trae una rubia virgen.

-"¡Hola, Hans! ¿Un nuevo recluta?
-“¡Si!” Responde el coloso marrón. ¿Te quedas?
-“¡No, traigo a esta pequeña zorra de mi perrera para educar!
-¡Bieeeen! Hans dice con una sonrisa emocionada. ¿Me lo mostrarás?
-“¡Claro!"

Boris sale a la calle, desnudo y se sube a la bicicleta de Karl. Este último se extiende a horcajadas sobre la máquina y mira los huevos ennegrecidos en el cuero de su silla de montar:

-“¡Mmmmmh! ¡Me encantarán las próximas semanas!"

Boris no responde nada. Sus huevos agonizantes le envían tantas endorfinas que tiene la impresión de que nunca dejará de retorcerse. Karl avanza con prisa y pronto abandonan el pequeño pueblo de Franz en dirección a la perrera de Karl. Después de varias horas en moto, Karl y Boris llegan a una zona industrial en desuso. Hojeando a través de agujeros de betún rotos, Karl se dirige a los grandes edificios abandonados de una fábrica abandonada. En el asiento de la bicicleta, Boris siente una ligera incomodidad en su entrepierna. En el estacionamiento, Karl se acerca a una buena treintena de motocicletas estacionadas:

"¡Baja! "

Boris corre y sigue a Karl a través de la hierba alta de un terreno baldío junto a la masa de concreto. El humo se eleva a través de las ventanas rotas de un cobertizo medio derrumbado. Allí, veinte tipos vestidos de cuero están sentados, con latas de cerveza en la mano y junto a ellos, muchachos jóvenes con calzoncillos de cuero, overoles, o jeans parados detrás de los motoristas. Boris inmediatamente nota que todos tienen collares y una correa. Oye ruidos de lucha y cuando gira la cabeza, ve a dos jóvenes peleando en el barro bajo el aliento violento y frenético de una treintena de ciclistas con los pantalones deformados por poderosas erecciones. Karl se vuelve hacia Boris:

-"¡Te presentaré! ¡Solo cállate!"

Boris no dice nada y se rasca la entrepierna.

Llegan al fuego y todos los chicos saludan a Karl con respeto. Este último se coloca frente al fuego que enfrenta a los cabezas rapada.

-"¡Este es Boris! ¡Mi nuevo recluta! Dijo, haciendo un gesto para que Boris se acercara.

El joven no se inmutó y se acerca. Inmediatamente, Karl afloja su pantalón y lo deja caer hasta los tobillos, mostrando a todos los presentes el ennegrecido escroto de Boris. Algunas risas y silbidos de admiración explotaron. Uno de los cabezas rapada dijo.

-"¡Mierda, debes de estar bromeando Karl! ¿Otro?”
-“¡Si! ¡Me gustan castrados, lo sabes, Dieter!”
-“¡Todavía eres un maldito pervertido!”
-“Viendo lo duro que están, no soy el único, ¡excepto que tengo el coraje de hacerlo! ¡Ahora iniciaremos a este joven esclavo!"

Grandes estallidos de risas vinieron de todas partes. Se ponen de pie y se acercan a Boris y comienzan a sentirlo y a comentar como si fuera solo una mercancía. Agarran sus huevos, los amasan y los exprimen. Boris se sonroja y baja la cabeza. Mientras tanto, Karl ha sacado un látigo y hace un rápido golpecito en las nalgas para luego darle en la parte posterior de las rodillas, Boris:

"¡Vamos! ¡Arrodíllate! ¡Va a ser tu iniciación!"

Boris se arrodilla. Un se acerca y se desabrocha el cinturón. Deja un pene bastante corto pero muy grueso a la vista. Cuando Boris se prepara para chuparlo, El deja salir un largo chorro de orina que golpea la nariz y las mejillas del joven. Pronto se le unirán otros cinco tipos que hacen los mismo. Los largos chorros calientes despiertan el pene de Boris que se está recuperando lentamente. Mientras ellos todavía están meando, uno de ellos atrapa la parte posterior de su cabeza y empuja su pene profundamente en su garganta. Boris se siente humillado por ese tratamiento, pero su sexo se endurece. En este momento, Karl va detrás de él y lo toma de la pelvis para ponerlo a cuatro patas. Agarra los negros huevos del joven y agarra uno de los testículos entre dos dedos.

-"Está bien, están muertos, ¿verdad?"

Luego toma su pene hinchado por el placer. Su glande se frota entre las nalgas de Boris y cuando siente el apretado agujero de su esclavo, lo zambulle en un fuerte golpe tirando de la pelvis. Boris deja escapar un pequeño grito de dolor sofocado por el pene de Dieter. El hombre gime de placer y pronto, su semen caliente se desliza en la garganta del aprendiz. Se retira, satisfecho y deja su lugar a otro chico que Boris ni siquiera distingue. Se encuentra con un grueso glande rosa debajo de su nariz que huele muy fuerte. Al echar un vistazo, ve que ese glande está cubierto de esmegma. 

El poderoso olor animal del pene frente a él y el de Karl que se hundía en sus entrañas lo hacen inclinarse aún más. Mientras tanto, otros chicos se acercaban y comenzaban a mearlo en la espalda. Un nuevo gemido de placer y una espesa y pegajosa semen cae en la cara y en la boca de Boris. A cambio, Karl se suelta en él, pero inmediatamente es reemplazado por un hombre que toma su ano. Boris ya no es el dueño de su cuerpo que apropian a su vez los tipos que se acercan. Pronto, él siente el flujo de semen después de que tantos penes han pasado sobre él. 

Sus huevos muertos cuelgan cada vez más bajos su pene de cuya erección corre el pre semen en abundancia. Su culo está estirado hasta la muerte y ahora que la mayoría de los cabezas rapada han pasando son los esclavos quienes se hacen cargo. Boris tiene dolor de mandíbula y su recto está en llamas, rebosante de semen. De repente, Karl se está recuperando detrás de él:

-"Siento que me vengo".

Agarra las caderas de Boris y lo hunde en él como mantequilla y lo golpea como un martillo neumático. Boris se siente raro. Siente que su disfrute está cerca y de repente una extraña sensación lo invade. Karl lo penetra tan rápido como puede y de repente en un grito de éxtasis, dice.

-"¡Me vengooo!"

Él da un poderoso golpe y los huevos de Boris se desprenden de su pene. Caen al suelo con un "¡splat! Ruidoso bajo los aullidos histéricos del público que comienza a disfrutar y eyacular como máquinas.

Boris, siempre a cuatro patas, mira sus huevos en el piso. Ellos no regresaran. Y bajo los golpes de Karl, siente que un poderoso orgasmo se eleva en él. De repente, su pene se endurece y largos chorros de claro liquido salen de su pene estirado al máximo. Karl sale de su culo babeando con semen y recoge los huevos bien atadas en el suelo. Boris se pone de pie, un jugo claro aún fluye de su glande distendido. Los cabezas rapada, a su alrededor chillan como cerdos y gemidos de placer. Karl blande el trofeo y se lo presenta a los otros muchachos que pesan el paquete de Boris con placer indisimulado. Boris jugueteando con la parte inferior de su pene. Donde sus huevos colgaban esa mañana, no queda nada. Él exclama.

-"¡Fui castrado!”
-“Sí, Karl, ¡eres mío ahora! ¿Ven! ¡Limpia todo esto!"

Boris se pone de rodillas y comienza a chupar el gran pene de Karl llena de semen. Bajo los lametones del joven, Karl tiene un estallido de vigor. Él agarra una botella de cerveza y toma unos sorbos. Luego vierte el resto en la cabeza de Boris.

-"¡Comienza tu bautismo de esclavo y motorista, mi pequeña zorra!"

Con estas palabras, hombre con pantalón de cuero y botas de vaquero se acerca con una lata de gasolina y vierte algunos chorros en la espalda de Boris. Inmediatamente, una docena de cabezas rapadas se acercan y comienzan a mearse sobre él. Boris, chupa diligentemente el gran glande de Karl, que le lanza una mirada languideciente.

-"¡Ven! Karl lo hace con un gesto de asentimiento.

Boris agarra los penes presentes y, cegado por la orina, chupa las erecciones al azar. Algunos están bien, algunos son enormes, pero ninguno huele a rosas. Cubierto con esmegma o restos de esperma, se aplica para limpiarlos concienzudamente con su lengua. Un coloso de aproximadamente cuarenta años avanza desde el fondo del cobertizo, sosteniendo con una correa a un chico joven que apenas debe tener la edad de Boris y que solo usa botas de cuero y un pasa montañas de cuero con agujeros para la cara y las fosas nasales solamente. Él tiene un collar alrededor de su cuello que destaca su figura muy delgada. Su cuerpo está completamente afeitado y su piel muy pálida y se mueve a cuatro patas en el barro del cobertizo.

-"Karl, haz que se le ponga dura. Te traigo a otra pequeña prostituta para explorar”.
-“¡Hola Rolf! ¿Qué quieres que haga?"

El hombre frota la cabeza rapada y alisa la cabra que cuelga de su pecho:

-"¡Lo mismo que para ese! Dijo señalando la cabeza de Boris.

Mientras tanto, Boris comienza a tener un calambre en la mandíbula. No cuento los penes que chupó ni los litros de semen como de orina que tragó. Él tiene una erección y los chicos están jugando con su pene despojado de sus huevos. Karl distribuye algunos latigazos para mantenerlos alejados de Boris.

-"¡Tú, mi pequeña perra, cuidarás de la perra de Rolf! "

Karl se acerca al esclavo de Rolf, todavía en cuatro patas, y pasa el látigo por la espalda desnuda y blanca. Llega a las nalgas y da un fuerte golpe a las dos masas musculares del joven que deja escapar un pequeño gruñido. Un surco rojo queda marcado en la carne blanca.

Y le da un látigo vicioso en la parte posterior de los muslos del esclavo, golpeando de paso sus enormes huevos. Este último se endurece bajo el dolor y deja escapar un pequeño gemido de dolor. Karl le da algunos golpes de látigos bien sentidos en las nalgas y los muslos para que la carne de la perra de Rolf se encienda, pero en paralelo, el esclavo obtiene una erección masiva.

-"¡Tómalo! Karl le ordeno a Boris.

El joven, en un estado muy excitado, se coloca detrás del esclavo de Rolf y agarra las nalgas enrojecidas por el fuego del látigo. El toque de las manos heladas de Boris hizo que se estremeciera. Sin pensar, Boris presenta su polla endurecida frente al pequeño agujero y lo hunde con una fuerte embestida. Inmediatamente, comienza a moverse, dando pequeños gritos de éxtasis. Karl se coloca con Rolf detrás de los dos esclavos y se inclina, cerrando un ojo, como si estuviera apuntando:

-"¡Tienes razón, Rolf! ¡Son demasiado grande! ¡Prefiero a mi esclavo a tu perro! ¡Necesita ser corregido!"

Rolf, emocionado, lanza un pequeño gruñido de oso. Su pantalón se deforma bajo el efecto de una poderosa erección. Luego se inclina hacia Karl:

-"¿Vas a castrarlo entonces?”
-“¡Por supuesto! ¡Qué pregunta! ¡No te preocupes! ¡Mi esclava puede correrse en su culo! ¡Él es estéril! "
Rolf comienza con una risa gorda y excitada. Karl se vuelve hacia él y le pregunta.

-"¿Puedes contarme sobre él?
-“Lo recogí en una carretera cuando estaba haciendo autoestop y eso es todo".

Sera un gran eunuco como mi perro ya lo veras dice Karl, mientras comienza de nuevo a latiguear las nalgas de Boris mientras continuaba penetrando al joven pálido que disfrutaba de su endurecido miembro, una de las ultimas erecciones de su vida de Boris.




Historia Original Aquí,





Autor: CariagiFRQ       Traductor: DarkSoul

TÍO LO HACE

De repente, Sebastian buscó debajo de la cama y sacó unas esposas. Antes de que pudiera defenderse o decir algo, las manos de Florian estaban atadas a la armadura de la cama para que ya no pudiera luchar contra lo que estaba sucediendo. Sebastian le quitó su bóxer sin más preámbulos. Un par de mejillas realmente dulces y pequeñas en forma de manzana salieron a la luz. Sebastian gruñó ruidosamente ante la vista, tan dulce que parecía el joven culo. Florian protestó en voz alta, lanzó todas las maldiciones que conocía a su primo y gritó que quería que lo soltara......


TÍO LO HACE.
De repente, Sebastian buscó debajo de la cama y sacó unas esposas. Antes de que pudiera defenderse o decir algo, las manos de Florian estaban atadas a la armadura de la cama para que ya no pudiera luchar contra lo que estaba sucediendo. Sebastian le quitó su bóxer sin más preámbulos. Un par de mejillas realmente dulces y pequeñas en forma de manzana salieron a la luz. Sebastian gruñó ruidosamente ante la vista, tan dulce que parecía el joven culo. Florian protestó en voz alta, lanzó todas las maldiciones que conocía a su primo y gritó que quería que lo soltara.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [DOMINACIÓN] [SADO] [TORTURA] [VIOLACIÓN] [INCESTO] [SNUFF]


Categoria: Adolescente      Autor: Jackoberlin




Florian, un joven de la gran ciudad, de solo 14 años, fue enviado al campo el verano pasado para visitar a su tío. El trasfondo fue porque él seguía escapando de la casa donde vivía en la ciudad. Como su próximo pariente, su tío ahora debía hacerse cargo de la educación del niño. El tío Albert era dueño de una gran propiedad con ganado y campos de cultivo. Además de sus empleados, solo su hijo Sebastian, de 16 años, vivía con él. Por qué la tía lo había dejado, aunque en ese momento Florian no lo sabía.

Así que llego en el verano, era un caluroso día de julio, vestía solo short de mezclilla y camisa cuando bajo en la estación de la pequeña aldea. Su primo lo recogió de la estación y ambos caminaron por el largo camino hacia la propiedad de su tío. En el camino, Florian siempre notó las miradas de su primo. Ese modelo casi no lo ruboriza desde adelante y atrás. Al llegar a la finca, Sebastian le mostró a su primo la habitación común y le dijo que para el chico especialmente le habían puesto una cama. Luego, su primo hermano condujo al pequeño para que conociera el lugar.

Él le mostró los jardines y los establos. Por la tarde, el tío regresó de la ciudad, donde tuvo que hacer recados. Saludó a su sobrino, a quien no había visto durante años, exuberantemente como un modeló de arriba abajo, dándole vuelta una vez a su propio eje. Hasta ahora todo estaba bien. Los dos muchachos pasaron casi todos los días y noches juntos. Debido a las vacaciones de verano tenían mucho tiempo. Luego, hacia fines de julio, sucedió algo que mato por completo el idilio.

Florian estaba acostado en su cama en la sala común con solo un bóxer. Tendido boca abajo, tratando de leer un libro cuando la puerta se abrió en silencio. Su primo, que también vestía solo un bóxer, todavía estaba un poco mojado por la ducha que acababa de tomar, entro en la habitación. Se sentó al nivel de la pelvis de Florian en el borde de la cama y comenzó a acariciar descaradamente al menor en la espalda. Cuando Florian giró brevemente la cabeza y miró a su primo, esto calmó al pequeño y solo dijo, deberías simplemente disfrutar al ser penetrado.

De repente, Sebastian buscó debajo de la cama y sacó unas esposas. Antes de que pudiera defenderse o decir algo, las manos de Florian estaban atadas a la armadura de la cama para que ya no pudiera luchar contra lo que estaba sucediendo. Sebastian le quitó su bóxer sin más preámbulos. Un par de mejillas realmente dulces y pequeñas en forma de manzana salieron a la luz. Sebastian gruñó ruidosamente ante la vista, tan dulce que parecía el joven culo. Florian protestó en voz alta, lanzó todas las maldiciones que conocía a su primo y gritó que quería que lo soltara.

Cuando los gritos de Sebastián eran demasiado fuertes, tomó rápidamente unos calcetines de Florian y se los metió en la boca. Al menos hubo un descanso. Sebastian volvió al pie de la cama, agarró las nalgas de su primo y comenzó a amasarlas suavemente. Siempre lo abría un poco más hasta que finalmente separó las mandíbulas y miró extensamente el pequeño agujero. Riendo, notó que aún era virgen, pero ciertamente no por mucho tiempo.

Florian se colocó firmemente entre sus piernas, buscó los colgantes huevos del niño, los encontró, los tomó en su mano y los apretó, amasándolos amorosamente. Por supuesto, eso dejó frío al chico y rápidamente tuvo una erección. De alguna manera, al pequeño le gustaba bastante ese tratamiento. Al menos hasta allí. De repente, Sebastián soltó los huevos de Florian, se paró frente a la cara del niño y también dejó caer su bóxer.

A la luz quedo un pene adolescente muy tieso con un buen escroto que rebotaba directamente debajo. Florian miró asombrado a ese "monstruo", de no haber tenido el calcetín en la boca, habría hecho ruido de asombro. Sebastian sonrió ante la cara de Florian. Por supuesto que había notado la mirada asombrada del chico. Sin más explicaciones, Sebastian regresó al pie de la cama, extendió las piernas de su primo más joven, separó las nalgas y escupió al chico una buena cantidad de saliva directamente sobre su agujero.

Luego, sin dudarlo, puso su gordo glande en el agujero del niño y con un pequeño grito reprimido, entró en el cuerpo del niño de una sola vez. Florian se levantó lo más que pudo, echó la cabeza hacia atrás, tratando de gritar de dolor, pero la mordaza no permitió que eso sucediera. Su primo mayor lo penetraba duro y sin piedad, una y otra vez. Entonces el momento de la salvación estaba allí, los huevos de Sebastian comenzaron a contraerse, contraerse al cuerpo y el orgasmo había llegado. Sebastian descargó todo su jugo adolescente dentro de su primo.

Florian pensó que finalmente todo había terminado. Pero no había esperado el poder de su primo. Quien repitió todo el procedimiento tres veces más. Sacó su pene del agujero dañado después del orgasmo, esperó hasta que el agujero se cerrara y violo al chico tres veces de la misma manera. Florian quería llamar a su tío, que sabía que estaba en su estudio, pero no podía hablar. Así que tuvo que soportar con lágrimas la violación de su primo, pero pensó en contarle más tarde. Justo en el momento en que Sebastian inseminó nuevamente el culo del más joven, la puerta se abrió de golpe y entró su tío.

-"¿Qué está pasando aquí?" Gritó con su poderosa voz.
-"He desvirgado al pequeño", dijo Sebastián levantándose, nada avergonzado por su desnudez.

-"Parece que estás aun viniéndote, ve a ducharte primero". dijo el tío.

Sebastian salió de la habitación y su tío se acercó a la cama a la que Florian todavía estaba atado. Le habló con calma al pequeño, insistiendo en que no lo quería de esa manera, pero no hizo ningún esfuerzo por liberarlo de las esposas.

-"Veamos qué te hizo", dijo el tío, agarrando las nalgas del pequeño y mirando el trabajo de su hijo.

El agujero del chico comenzó a cerrarse otra vez, pero aun así derramó un poco de semen de Sebastian y corría sobre su escroto hasta la sábana debajo de él, donde formó un charco.

-"Hombre te usó bastante duro", comentó su tío. "Pero tú también eres muy lindo Flo".

Luego el tío inclinó su boca hacia el agujero del chico y comenzó a chupar el semen de su hijo del agujero Florian estaba tan incómodo. Él comenzó a gemir suavemente bajo esa caricia y de inmediato se puso rígido de nuevo. El tío notó la excitación del chico, por supuesto. Si Florian hasta ese momento hubiera pensado que la dura prueba tuvo un final, ahora venía algo mejor.

El tío también se desnudó, arrodillado entre las piernas del chico, que no pudo cerrar y lo penetró, aunque por el semen no fue tan doloroso. Florian se enfureció de nuevo, el pene del tío lo penetro tan fuerte como su primo lo había hecho. Ese entró nuevamente, a la habitación, todavía desnudo. Sonrió a ambos cuando vio que su padre estaba penetrando a su primo. Sin consultar Sebastián fue a la cabeza de Florian, lo tomo del cabello para verle de nuevo su rostro. Florian jadeó, pues el calcetín entró aun más en su boca.

A una señal del tío ambos lo tomaron de los brazos, de modo que los brazos estaban atados ahora en cruz. Sebastián retiro el calcetín de la boca de Florian, el tío tomo las piernas del chico lo levantó y lo penetro en esa posición de nuevo. Sebastian, sin embargo, se paró con las piernas extendidas sobre Florian en la cama, primero dejó que su padre chupara su pene un poco, luego bajó lentamente su trasero hacia la cara de Florian. Se dio cuenta de que su primo también tenía un pequeño culo dulce, limpio y bonito, ya que en su mayoría era aún chico casi de su edad.

Sin que Florian se diera cuenta, comenzó a lamber el agujero del primo con su lengua, cada vez más profundamente, porque se abrió casi automáticamente. Cuanto más lambía Florian al primo, tanto más salvaje se retorcía, mientras le masajeaban de nuevo sus nalgas por su tío que todavía estaba ahí. En esa posición, el tío descargó dos veces seguidas sobre su pequeño sobrino. Luego, padre e hijo se arrodillaron delante de la faz del pequeño atado y el tío incluso penetro a Sebastian por su culo, para que Florian pudiera ver exactamente cómo el pene de su tío se hundía en su propio hijo, una y otra vez, hasta bien Sebastian fue inseminado en su culo.

Luego, el tío y su primo se dieron una ducha, dejando a Florian acostado en la cama aun atado. Incluso cuando cayó la noche, ninguno de ellos se preocupó por él. Sebastian pasó la noche en la cama de su padre. Florian solo lo escuchó los sonidos amortiguados a través de la delgada pared, que los dos parecían disfrutar. En ese momento, Florian tuvo la idea de chantajearlos por violarlo. A la mañana siguiente, en el desayuno, abordó el problema directamente. Exigiría una inmensa suma de dinero a su tío todos los meses, de lo contrario iría a la policía y los denunciaría a los dos.

El tío miró a su sobrino solo por muy poco tiempo, luego miró a su hijo, que estaba sentado frente a él y ahora Florian no era bueno para nada. Ambos se sonrieron el uno al otro sin decir una palabra. Después de que los tres habían terminado de comer, el tío de repente e inesperadamente alcanzó el brazo de Florian. Fue un agarre duro que lastimó mucho al adolescente. "Ven conmigo", dijo el tío solo ligeramente y tiró de Florian de su brazo directamente hacia la puerta del sótano.

Abrió la puerta y empujó a Florian, por lo que tuvo problemas para no caerse por la empinada escalera. Al llegar al sótano, Florian se sorprendió. Estaban en una gran bóveda subterránea que se había convertido en una cámara de tortura totalmente equipada. Todo tipo de dispositivos de tortura estaban ahí. Florian fue empujado más lejos a una jaula de barras de metal resistentes, que era muy baja. El tío le dio a Florian una mascarilla de cuero que solo tenía orificios para respirar y aberturas para los ojos.

La máscara estaba atada con correas de cuero a la cabeza del chico y asegurada con pequeños mechones. Entonces Florian tuvo que meterse en la jaula, que el tío cerró con llave desde afuera. Al irse, el tío apagó la luz, de modo que el adolescente estaba sentado solo en la oscuridad en su jaula. No sabía cuánto tiempo había pasado cuando de repente se encendió la luz. Deslumbrado por el brillo, notó que era Sebastian quien ahora abrió la jaula.

-"Vamos, bastardo", dijo Sebastian, casi tirando de las piernas de Florian de la jaula.

Justo cuando el tío había empujado al niño hacia atrás, Sebastian empujó al niño por las escaleras, de modo que medio cayó, medio corriendo.

-"A la sala de estar", dijo ásperamente Sebastian.

Una vez ahí, Florian notó inmediatamente el cambio. En el círculo se instalaron unas sillas, en las que se sentaban seis hombres viejos y de aspecto rudo vestidos de traje. En el medio de la rueda había una estera de goma en el piso. Florian fue forzado por el tío para colocarse justo en el medio de ellos.

-"Vamos, quítate la ropa", les gritó el tío a los chicos. "Nuestros huéspedes quieren verlos".

Frente a la orden dominante, Florian no se atrevió a contradecirlo y lentamente comenzó a quitarse la camisa. Dado que para la audiencia era un poco lento, fue presionado a que se diera prisa. Así que también se quitó los zapatos, calcetines y pantalón, dejó caer todo y se paró frente a los hombres en calzoncillo.

-"Todo" el tío se regocijó ordenando.

A regañadientes, Florian obedeció y se quitó su bóxer. Si no hubiera tenido puesta la máscara de cuero, habrían visto lo rojo que se había vuelto de la vergüenza. Desnudo, con las manos colgando de los muslos, ahora se quedó allí y dejó que los hombres lo miraran. No dejó de notar que estaban empezando a babear.

-"Date la vuelta, encárate, muéstranos tu ano" le ordenó su tío y Florian obedeció de nuevo.

No le quedaba nada de valor. Mostro su culo dulce de niño en la dirección de los hombres, se inclinó hacia adelante y separó sus nalgas con sus manos. Algunos de los hombres soltaron un gemido. Un suave "bravo" vino de otro hombre. Cuando Florian quiso enderezarse de nuevo, su tío le dijo que tendría que ponerse en cuatro patas, en el medio de la estera de goma. Fue muy embarazoso, el adolescente de 14 años, tuvo que mostrarse desnudo a los extraños.

Así que se arrodilló sobre la estera y supo que había hombres que lo miraban como un trozo de carne. Después de un momento de silencio, escuchó al tío preguntar a los asistentes que estaban dispuestos a pagar. Las ofertas se volcaron. Comenzó con una oferta de 1000 euros y Florian escuchó a los hombres empujando la oferta. La última oferta fue de 100.000 euros. Arrodillándose y con la cara con una máscara de cuero, Florian no sabía de qué se trataba. Escuchó esas inmensas cantidades de dinero para él y se preguntó porque esos hombres querían pagarle tanto dinero a su tío.

Entonces lo sintió. Uno de los hombres se arrodilló detrás de los muchachos, extendió sus nalgas con sus manos y Florian sintió una lengua húmeda en su agujero. Fue genial. Empezó a disfrutarlo, olvidándose de la situación en la que se encontraba, olvidando que había otros hombres, incluidos su tío y su primo. Simplemente disfrutó de la manera en que esta lengua manipulaba su agujero y literalmente estaba lambiéndolo.

El pequeño ano del adolescente comenzó a moverse, abrirse y cerrarse casi automáticamente. Luego escuchó un cierre de cremallera, supo en el mismo momento que inmediatamente sentiría el dolor ya conocido. Apenas lo había pensado, cuando ya sentía el pene del hombre sobre su ano. Sin piedad, el hombre lo penetró. Literalmente desgarro su esfínter aún apretado. Florian escuchó a los otros hombres aplaudir. Se sentía tan explotado y patético, lo cual era. El hombre detrás de él ahora lo penetraba duro y persistentemente su apretado como pequeño agujero. Florian lo sintió como una eternidad, hasta que sintió que el hombre arrojaba todo su jugo dentro de él.

Lentamente, muy lentamente, el hombre sacó su pene ya flácido del culo del chico. Florian solo pensó que habría sido todo y que lo dejarían descansar. Imagínese, cuando se dio cuenta de inmediato que no era así. Tan pronto como su violador sacó su pene, Florian ya sintió el siguiente patán que lo penetraba. Ahora sabía lo que iba a pasar. Todos estos hombres lo penetrarían, uno después del otro. Así es como sucedió. El que tuvo la oferta más alta fue el primero, luego fue uno por uno. Cada uno de los hombres lo penetraron sin ninguna consideración.

Florian fue inseminado por seis hombres en fila. Después de que todos los visitantes se habían inmortalizado en su mente, su primo Sebastián se arrodilló detrás del niño. Él agarró brutalmente las dos nalgas y las separó lo más posible. Girando ligeramente su cuerpo hacia un lado, ahora le mostró a su tío el agujero aún dilatado, del cual goteaba lentamente el semen de los seis hombres. Muy lentamente, el semen corrió por los huevos del adolescente, goteando sobre la estera de goma debajo de él. Luego Sebastián lo soltó. Se desplomó exhausto sin hacer ruido y se quedó boca abajo con las piernas abiertas.

Era una vista hermosa, ese cuerpo de jovencito desnudo sobre la estera de goma. Los invitados, pero también el tío y también Sebastian otra vez tenían cada uno una erección debajo de sus pantalones, como era claramente visible. Ahora el tío tomó la iniciativa. Se acercó a su sobrino desde atrás, lo agarró por las mandíbulas, echó la cabeza hacia atrás y envolvió su cuello con sus brazos. Luego se inclinó sobre el culo del chico, que todavía estaba cansado y lamió con deleite el semen goteante de su ano.

Florian se reavivó instantáneamente por ese trato inusualmente amable de su tío, como era fácil de ver. Su pene joven creció, el prepucio se retiró y desnudó el delicioso glande ligeramente mojado del niño. Cuando el pene de Florian había crecido a su tamaño completo, el tío levantó al niño de sus brazos y lo puso de pie.

-"Bueno, señores, ¿lo prometido es deuda?", Preguntó al círculo de los presentes.

Todos aplaudieron. Miraban boquiabiertos al joven de arriba abajo. Encantados con el pene del chico que se mantenía inclinado lejos del vientre, que ahora comenzaba a gotear ligeramente, aunque ese tipo de actuación era extremadamente embarazoso. Dirigiéndose al hombre que le ofreció los 100.000 euros de Florian, el tío solo dijo.

-"Ahora es tuyo, haz lo que creas necesario con él".

Tan pronto como el tío hablo, el aludido se levantó de su silla. Se acercó a Florian, que todavía estaba en el medio sin ninguna emoción, agarró una correa de perro de una mesa cercana y la sujetó al cuello del chico. Luego lo jaló de la correa, llevándolo sin decir una palabra, hacia la puerta del sótano. Abrió la puerta del sótano y de nuevo llevaron a Florian, pero esta vez un poco más suave que antes. Al llegar a la habitación del sótano, el hombre le dijo al niño que debía enfrentarse a la Cruz de San Andrés.

Él sujetó al adolescente con las restricciones de manos y pies a la cruz. Para que él no pudiera moverse más. Así que quedo de pie, con las piernas separadas, desnudo atado a esa cruz, con las manos en el aire.

Los otros hombres, así como el tío y el primo, mientras tanto, ingresaron a la bóveda del sótano. Habían traído sus sillas desde arriba y se sentaron contra la cruz en una fila contra la pared como espectadores.

El hombre que había comprado a Florian ahora se desvistió lentamente su traje, luego su ropa interior, lo juntó todo prolijamente y lo colocó en una esquina.

Completamente desnudo, el hombre se paró frente a Florian y le pasó la lengua por los labios. Él sonrió ampliamente al chico. Luego se dirigió a la pared, donde colgaban varios "juguetes", agarró el látigo y lo extendió. Sin previo aviso, azotó al colgante Florian en la cruz. Comenzó a azotar el cuerpo del adolescente. En el pecho, los muslos y parte también en los genitales. Después de 50 golpes en el cuerpo, el hombre finalmente se detuvo. Florian solo pudo gritar reprimidamente durante la tortura, ya que todavía tenía puesta la máscara de cuero.

Los espectadores sentados en sus sillas habían recibido una pringas de grasa en el pantalón durante el castigo. Completamente exhausto y sangrando fácilmente por algunos verdugones, Florian ahora colgaba más de la cruz que antes. El hombre lentamente enrolló el látigo otra vez, se acercó a la pared donde lo había tomado y cuidadosamente lo colocó en su lugar. Ahora fue al otro lado de la bóveda del sótano, donde se encontraba una mesa de acero inoxidable con algunas herramientas. Agarró una fina tira de cuero y un bisturí, se acercó a Florian otra vez.

De pie para que los espectadores pudieran verlo todo, agarró el pequeño escroto del chico y le ató los huevos con la tira de cuero. En esa situación, quedo colgando al adolescente, cuando el hombre sentó con los otros espectadores y comenzó una conversación con el tío sobre lo próximo a proceder. Durante aproximadamente un cuarto de hora dejó que el chico colgara con los huevos atados. Lentamente se fueron tornando a un azul oscuro debido a la falta de flujo sanguíneo.

Luego recogió el bisturí de nuevo, que tenía acostado en su regazo durante la conversación, y fue a la cruz donde estaba Florian. De nuevo, se colocó para que la audiencia pudiera ver sin obstáculos. Con su mano izquierda, alcanzó su escroto. Con la derecha, ahora llevó el bisturí al escroto, hizo una ligera presión y la afilada hoja abrió la bolsa de piel. Lentamente, realmente lo disfruto, ahora cortó el saco del chico por la costura.

Luego, presionó ligeramente sus huevos y éstas brotaron de la bolsa abierta, colgando de los conductos seminales para quedar entre las piernas del adolescente. La audiencia aplaudió. Mientras tanto, también habían dado rienda suelta a sus rígidas erecciones, que se mantenían de pie entre las piernas de la audiencia.

-"Córtale los huevos" exigió el tío. 

En su glande ya se formaba una primera gota de líquido pre seminal. Siguiendo la petición, el hombre tomó un cascanueces comercial de la mesita. Conectó el huevo izquierdo del chico, apretando. Florian se puso de pie con los grilletes lo mejor que pudo, se escuchó un grito reprimido. A través de las rendijas de los ojos se podían ver las lágrimas rodando. Luego un suave crujido y el huevo salpicó la bóveda del sótano.

Hubo un rugiente aplauso de los espectadores. Inmediatamente después, el mismo procedimiento con el segundo huevo. Abrazadera, empuje, explosión. Florian ahora era impotente en sus grilletes, el adolescente no había experimentado la explosión del segundo huevo pues estaba conscientemente. Con muchas sales aromáticas y un cubo de agua fría, Sebastian hizo que su primo recuperara la conciencia.

Ahora fue especialmente difícil para el pequeño. El hombre sacó un gran cuchillo de carnicero de la mesa, lo calentó con un soplete hasta que estuvo al rojo vivo. Dio un paso de nuevo al lado de Florian, agarró su pene y tiró de él hacia adelante. Entonces otra vez un grito reprimido a través de la máscara de cuero. El hombre corto el pene de Florian sin miramientos. Los espectadores rugieron, sus penes se alzaron con fuerza en el aire.

Una vez más, Florian cayó en una inconsciencia redentora y Sebastian lo recuperó. Florian fue liberado de los grilletes, pero inmediatamente fue colocado sobre una mesa, boca abajo. El culo del chico estaba en el borde de la mesa. Uno por uno, todos los presentes lo volvieron a penetrar. De todas las maneras lo embistieron, uno por uno, sus duros penes entraron en el apretado ano hasta que todos se vinieron en él.

Como último fue Sebastian a quien se le permitió penetrar a su primo más joven. Lo disfrutó visiblemente, metiendo su duro pene en el inseminado ano del adolescente. En el momento en que Sebastian comenzó a correrse en su primo, agarró el cuchillo de carnicero, con el que le había cortado su pene. Sebastian agarró a Florian por detrás del cabello, echó la cabeza hacia atrás y le cortó su cuello, todavía con su pene en su culo, sin ceremonia alguna.

-"Así terminan los muchachos que nos quieren chantajear", dijo terso el tío.

Mientras su sobrino moría desangrado, degollado sobre aquella mesa.



Historia Original Aquí.






Autor: Jackoberlin       Traductor: DarkSoul