UN ERROR

Fascinación, fetichismo, obsesión, perversión, tal vez posesión demoníaca... esas y otras posibles conclusiones giran en torno a mi mente cada día, consumiéndome con ese deseo humano más natural de entender qué lleva a las personas a hacer lo que hacen. En esa zona gris entre el sueño y el despertar cuando el alma o la conciencia está en su punto más vulnerable; en un estado de ensueño donde las defensas y las explicaciones, cuando las razones y las excusas no tienen poder sobre el espíritu: esos son los momentos en que me siento más absurdo, culpable, y sobre todo, algo menos que un hombre......


UN ERROR
Fascinación, fetichismo, obsesión, perversión, tal vez posesión demoníaca... esas y otras posibles conclusiones giran en torno a mi mente cada día, consumiéndome con ese deseo humano más natural de entender qué lleva a las personas a hacer lo que hacen. En esa zona gris entre el sueño y el despertar cuando el alma o la conciencia está en su punto más vulnerable; en un estado de ensueño donde las defensas y las explicaciones, cuando las razones y las excusas no tienen poder sobre el espíritu: esos son los momentos en que me siento más absurdo, culpable, y sobre todo, algo menos que un hombre

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [DOMINACIÓN] [CONFESIONES]


Categoria: Hetero      Autor: C.m.




Fascinación, fetichismo, obsesión, perversión, tal vez posesión demoníaca... esas y otras posibles conclusiones giran en torno a mi mente cada día, consumiéndome con ese deseo humano más natural de entender qué lleva a las personas a hacer lo que hacen. En esa zona gris entre el sueño y el despertar cuando el alma o la conciencia está en su punto más vulnerable; en un estado de ensueño donde las defensas y las explicaciones, cuando las razones y las excusas no tienen poder sobre el espíritu: esos son los momentos en que me siento más absurdo, culpable, y sobre todo, algo menos que un hombre.

Internet me abrió un mundo en el que mis gustos aparentemente extraños y únicos eran en realidad nada por el estilo. Quién sabe cuántos hombres cierran los ojos y sueñan con dar un poder absoluto a una mujer digna, fantaseando con hacer por ella el sacrificio final en una abyecta rendición a la pasión oscura.

El verano pasado, comencé a tener correspondencias electrónicas con una mujer cuya belleza interior y poder espiritual eran de naturaleza casi divina. Diez años más joven que ella, sin embargo, ese factor me arrullaba en una falsa sensación de seguridad. Por supuesto, me di cuenta de que esta joven no podría haber alcanzado mi nivel de dominio propio. Lo que fuese que ocurriera entre nosotros, sabía que, en última instancia, yo tendría el control.

Las llamadas telefónicas condujeron a una reunión. Oh, me quedé asombrado al verla. Su belleza física era más divina de lo que cualquier mujer que pueda recordar aparte de ciertas celebridades. Yo también estaba en forma y atractivo, bendecido con buena genética y características atractivas. Encontrar parejas sexuales dejó de ser un desafío a la mitad de mi vida. Después de haber buscado, pero nunca haber encontrado a alguien con quien pudiera conectarme a un nivel profundamente personal, me puse en contacto a través de Internet tropecé con un alma desprovista de astucia. Ella era una mujer honesta y poco común, debo concederle eso.

Resultó que ella también se encuentra entre las más bellas y, como yo, entre las más sádicas. Hablamos de BDSM y dominación, en ambos sentidos. Por lo tanto, no parecía inusual encontrarme sonriéndole mientras se retorcía incómoda debajo de mí, atada con las extremidades extendidas tendidas a las patas de mi mesa de café boca abajo en nuestra segunda cita. Entre nosotros, un fideicomiso se había desarrollado a través de Internet... y no perdimos el tiempo en satisfacer nuestras necesidades más básicas y moderadas.

Cuando llegó su turno de dominar, supo exactamente cómo manejarme para crear la máxima emoción. Nuestras fantasías se hicieron más elaboradas y a medida que crecía la relación, también lo hicieron nuestros límites. Una por una, ella y yo estábamos experimentando con cada indulgencia sexual desviada que se le pueda ocurrir entre un hombre y una mujer. Hasta el día de hoy, no sé si lo que sentí fue amor.

Ciertamente no puedo definir ni categorizar fácilmente mis sentimientos hacia ella esa noche. Nuestros meses juntos fueron como un sueño hecho realidad. Estaba cautivado por su belleza joven y fascinante, como si estuviera bajo algún tipo de hechizo. Incluso a medida que los recuerdos de ella se desvanecen poco a poco cada día, creo que eso describe mejor mi estado de ánimo cuando estábamos juntos.

Ella sabía de mi fantasía sobre castración, y reprimía mis genitales y me manejaba bruscamente, junto con amenazas verbales, cada vez que se cansaba de nuestras relaciones sexuales y buscaba poner fin a la sesión llevándome rápida y predeciblemente al clímax. Pasé mis horas de trabajo intentando empatizar con ella, identificar y comprender cómo ella realmente podría haber sentido por mí. Había detectado un cambio sutil en nuestra relación, y no podía llegar a saber porque se estaba produciendo este cambio apenas perceptible.

Besándome apasionadamente una cálida noche, hizo una pausa para tomar un sorbo de vino y me preguntó si estaría dispuesta a seguir adelante con la fantasía de la castración. La miré, incrédulo. Ella ofreció una sonrisa astuta y hermosa que no puedo olvidar.

-"Todas las cosas buenas deben llegar a su fin, ya lo sabes, amor". Dijo ellas.

Sus ojos oscuros místicos a la luz de las velas me miraron al tiempo que dijo.

-"¿Quiero saber que soy la última? ¿Harás esto por mí? ¿Pensarás en esto y me darás una respuesta la próxima vez que te pregunte?” Pregunto ella.
}
Asentí, como en un trance, mientras presionaba sus dulces labios picantes contra mi boca, inhalando mi aliento mientras me besaba.

Durante dos semanas fue como tener dieciséis años, y de hecho ella era ingenua e inocente como las flores que paramos para disfrutar en los campos. La extraño, a veces como ahora, mientras tranquilamente recuerdo esos recuerdos. Y, aunque la perdono por completo, con la misma intensidad no puedo perdonarme por los cambios que pronto ocurrirían.

La luna se alzó por completo, la noche era cálida y seca, los insectos proporcionaban los sonidos mientras nos acostamos en el abrazo más electrizante de nuestra relación. Estaba desnudo, mientras ella llevaba un vestido de verano con estampado floral y sandalias de tiras negras, y un perfume increíble que era más dulce que el almizcle. Cuando se sentó a horcajadas sobre mi cintura y se inclinó, susurró:

-"No quiero que esto termine, amor, y no tiene porqué". Parpadeé, y ella sonrió.
-"En un momento serán las nueve en punto. Si decides que tiene que terminar, no te culparé”. Dijo ella.

No sabía qué pensar, mis ojos se clavaron en el brillante reloj analógico de su armario. Oliendo de su almizcle mientras se sentaba a horcajadas sobre mí, complaciéndome oralmente mientras me montaba en la nariz y la cara, las tiernas plantas de sus pies tibios y húmedos me acariciaban las mejillas sonrosadas mientras me llevaba a un nuevo nivel de excitación y frenesí. Ella ató mis manos detrás de mi espalda en algún momento después de las nueve, mientras yacía en el resplandor crepitante al que me había vuelto tan completamente adicto. No protesté. En vez de eso, mi cara se acunó contra ella, mi nariz bajo su brazo, completamente extasiada, ligeramente dormida.

La conciencia vino a mí en forma de estimulación oral. Ella sonrió alrededor de mi miembro engrosado, luciendo tan increíblemente perfecta, piel como terciopelo untado con manteca, el sol fluyendo a través de su largo cabello oscuro. De repente ella se detuvo. Alcanzando, tomándome del brazo, me jaló y comenzó a llevarme al baño. Me detuve. Oh, oh... cuando la realidad me golpeo por completo. Hablaba en serio, y en el horario: el reloj analógico decía 8:06 a.m. Recuerdo gruñir.

- "No, umm, no. Esto es un error". Dije.

Ella ronroneó, luego mordió mi hombro.

-"Vamos". dijo con dulzura.
-"Solo vamos a prepararte por ahora. Todavía tenemos tiempo”. Dijo ella.

En este momento, podría haber corrido. Aunque desnudo y atado y extremadamente humillado, al menos tuve la oportunidad de huir de esta escena, y pensé en ello, considerándolo seriamente. Pero de nuevo, ese trance, ese poder suyo... No puedo describirlo, nadie más que yo podría entenderlo. Me resistí, pero suavemente me llevó hacia su inmaculado baño. Bañado en luz incandescente, de inmediato divisé la crema de afeitar y una bolsa de afeitadoras descartables rosas. Colgando de la barra de la ducha estaba la bolsa de enema familiar de nuestra colección de juguetes. Me resistí, pero esta vez ella agarró mis testículos firmemente, poniéndome en movimiento.

Recuerdo gimotear y protestar hasta cierto punto, pero la manipulación de mis genitales durante el afeitado me impidió patearla y de pensar en huir. Supongo que sintió mi creciente aprensión, y ató mis tobillos y los levantó, fijados a la cortina de la ducha. Ella sonrió al insertar la boquilla, y, como una enfermera preocupada, frotó mi vientre afeitado mientras el agua caliente y jabonosa inundó mis entrañas. Me limpió la cara con una toalla húmeda y tibia, y luego me la metió en la boca mientras gritaba por los calambres, mirando hacia atrás como si alguien pudiera oír. En este punto solo sentí calambres increíbles, no como con los juegos de enema moderados que habíamos jugado, y la determinación fija de gritar tan alto como podía dar la próxima oportunidad.

Dos cuartos de galón, y yo estaba en agonía. Ella sostuvo el paño en mi boca con su pie mientras volvía a llenar esa bolsa rosa de látex y abría la pinza, lo que me provocó espasmos. Calmar mis genitales con los labios y la lengua me ofreció cierta distracción, pero realmente nunca había experimentado dolor en ese grado. De repente, todo había terminado. Ella desató mis tobillos y se paró frente a mí mientras yo expulsaba cuatro cuartos de galón. Ella sostuvo mi rostro contra su estómago, y gemí avergonzada por la mordaza, y contra sus bragas. Ella ató la toalla con un par de medias blancas, y yo no tenía sonido. Ella ató mis pies unos centímetros con otro par de medias de nylon. Enjabonándome y enjuagándome en la ducha, con el agua tibia creando una increíble sensación contra mis genitales desnudos, caí de rodillas en su ducha y rompí a llorar. Ella me abrazó con tanta calidez emocional. Nunca lo olvidaré.

Reprimido con sollozos incontrolables, me puse de pie sobre las piernas débiles mientras ella me secaba con una toalla y luego me llevaba a la sala de estar iluminada con el sol entrando por las persianas verticales cerradas. Empecé a luchar, incluso a intentar escapar; pero los lazos me hicieron tropezar y golpear mi cabeza contra el piso alfombrado, y el apretón como vicio que luego colocó alrededor del cuello de mi escroto causó que casi me desmayara mientras sollozaba en la mordaza, ella me puso de pie. Las patas de la mesa de café se enderezaron como un caballo de madera muerto, y ella me empujó hacia abajo, desató mis tobillos y, como le había hecho en nuestra segunda cita, de a uno por vez, los ato firmemente en las piernas con cinta adhesiva.

Con su rodilla enterrada en mi entrepierna como advertencia, ella desató mis manos y las volvió a atar a las otras dos piernas. Unos lazos de cinta alrededor de mi sección media me sujetaron rápidamente a la "mesa de operaciones" de madera áspera. Consciente ahora de porque me limpiaban por dentro y por fuera, me di cuenta de esta expresión de determinación en su hermoso rostro. De repente, la realidad inundó mi espíritu como nunca antes en mi vida. Estaba a punto de ser castrado.

Vagamente, recuerdo que se fue caminando vestida solo en ropa interior, pero la veo de pie allí, con las manos en las caderas, en un sencillo delantal marrón. Supuse que no quería poner mi sangre en su piel, y esto me hizo gritar fuertemente, retorciéndome contra mis restricciones. Ella no volvería a sonreír esa mañana. Era como si un cambio hubiera llegado a ella y que estaba viendo a una persona diferente. No se pronunciaron palabras mientras acomodaba sus cosas en la mesa auxiliar. Un frasco de vidrio transparente, se lleno de algún tipo de líquido, un tarro marrón más pequeño, algo de gasa, dos lazos de plástico blanco, dos toallas blancas y un largo cuchillo de plata esterlina - Vi como ella arreglaba esto a mi alrededor.

Mientras colocaba la liga blanca alrededor de mi escroto, la seguí cuando su mirada se encontró con la mía, y luego tiró con fuerza considerable mientras la liga blanca se apretaba fuertemente, en realidad mordía la carne de mi órgano más íntimo y sensible. Me retorcí y ella me tranquilizó con suaves golpes en mi pene y luego en mi cara. La segunda liga se envolvió alrededor de la parte inferior de mi escroto, forzando el contenido en el fondo del escroto, apenas estirado, mientras cerraba y cerraba la liga. El dolor no fue tan malo al principio, pero empeoró constantemente. Recuerdo que cierta resolución se apoderó de mí, de dejar de llorar. Asignaría toda mi testosterona restante para al menos actuar como un hombre. Sin embargo, la realidad me asustó y por eso los sollozos venían regularmente, y mi bella amante me consoló acariciándome la frente.

A horcajadas sobre mí, no pude evitar excitarme, otra vez ebrio y drogado por sus jugos y almizcle. Sentí un líquido frío contra mi escroto, haciendo que se contrajera involuntariamente: grité mientras los músculos de mi cuerpo luchaban con los lazos blancos, causando incomodidad extrema. La olí, mezclada ahora con el aroma de un hospital. Cuando ella se desmontó, vi que estaba pintada de un color amarillento allí abajo, el tarro de Betadine y la gasa ahora a mi vista. No puedo encontrar las palabras para describir mis sentimientos mientras agarraba ese cuchillo largo, brillante y afilado.

En sus labios, pensé que había detectado una sonrisa, aunque fugaz, pero esa mirada decidida prevaleció. Nunca me libraré de esa imagen. Sus labios se cerraron alrededor de la cabeza de mi pene, su lengua se arremolinó... y me rendí. Me sentí sobrevolando el borde, ocasionalmente aún atormentado por los sollozos, mis fosas nasales ardiendo para tomar el aire necesario. Convencerme, persuadirme; su rostro era tan bonito, las sensaciones de dolor y placer e impotencia se mezclaron, en el punto inminente del que ningún hombre ha vuelto...

Al primer disparo, todavía con mi pene en la boca, agarró mi saco morado con su mano izquierda y se acercó hacia arriba entre los dos lazos blancos, con el cuchillo a la derecha. Cortándolo fácilmente, y ni siquiera grité, solo ola tras ola de la liberación más conmovedora y el placer extremo que sentí. Vi mi escroto en su mano izquierda, y la vi mirándolo, y fue entonces cuando mi cabeza nadó y el mundo se volvió negro.

Me desperté todavía sobre de la mesa de café, pero ya no estaba atado, ni amordazado. Noté mi entrepierna, y grité, llorando. El dolor no era excesivamente desgarrador, ni siquiera tan malo como ese enema de limpieza de cuatro cuartos. Pero yo fui cambiado, y lo supe, asustado y horrorizado, deprimido e incapaz de moverme. Ella me cuidó durante días, y me perdí una semana completa de trabajo. Hizo llamadas por mí, atendió a todos los detalles. Pero ella no tocaría mi pene nunca más. Me informó que mi escroto y mis testículos están en una jarra de vidrio, pero no me dijo dónde. Y, mientras superaba el dolor y los hematomas y me curé en el transcurso de seis días, salí de su casa y salí de su vida. No sé qué me pasó, o de nuevo, quizás sí.




Historia Original Aquí.





Autor: C.m.       Traductor: DarkSoul

FÁCIL Y RÁPIDO

La verdad siempre pensé que perderlos era muy fácil pero nunca pensé que fuese tan fácil, con 56 años era un hombre divorciado con dos hijos ya adultos casados, mi ex esposa se volvió a casar y creo que fue lo mejor para alejarla de mi vida para siempre, no es que no me guste el sexo simplemente no me gusto tener mis testículos colgando de hecho sentía mucha vergüenza exponerlos a alguna mujer, no sentía vergüenza que me vieran desnudo o incluso el pene pero que me tocaran o vieran mis testículos me era muy vergonzoso......


FÁCIL Y RÁPIDO
La verdad siempre pensé que perderlos era muy fácil pero nunca pensé que fuese tan fácil, con 56 años era un hombre divorciado con dos hijos ya adultos casados, mi ex esposa se volvió a casar y creo que fue lo mejor para alejarla de mi vida para siempre, no es que no me guste el sexo simplemente no me gusto tener mis testículos colgando de hecho sentía mucha vergüenza exponerlos a alguna mujer, no sentía vergüenza que me vieran desnudo o incluso el pene pero que me tocaran o vieran mis testículos me era muy vergonzoso.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [OBSESIÓN] [CONFESIONES]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





La verdad siempre pensé que perderlos era muy fácil pero nunca pensé que fuese tan fácil, con 56 años era un hombre divorciado con dos hijos ya adultos casados, mi ex esposa se volvió a casar y creo que fue lo mejor para alejarla de mi vida para siempre, no es que no me guste el sexo simplemente no me gusto tener mis testículos colgando de hecho sentía mucha vergüenza exponerlos a alguna mujer, no sentía vergüenza que me vieran desnudo o incluso el pene pero que me tocaran o vieran mis testículos me era muy vergonzoso.

De hecho durante mi primera vez no me quite mi trusa (slip), fue a los 15 años con mi primera novia, a ella le pareció extraño que solo sacada mi pene eso si durísimo por la bragueta de mi trusa en vez de quitármela por completo, pero siendo también primeriza no puso mucha objeción y durante mis primeras veces fue de ese modo, en cierto mi negativa a desnudarme por completo ante ella fue una de las causas de que rompiéramos, un año más tarde, cuando nuestra relación termino de nuevo regrese a la masturbación, mi fuente confiable de placer.

A algunos hombres les gusta masturbarse, mientras juegan con sus huevos pero no a mí, de hecho nunca me quitaba mi ropa interior, solo sacaba mi pene y me masturbaba hasta correrme tratando de tener el menos contacto con mis huevos posible, por supuesto sabia que la fuente del placer que sentía al correrme venia de ellos pero los despreciaba, para mi eran una parte de mi cuerpo que no deseaba que aborrecía por completo y que en muchas ocasiones pensé en cortar de mi cuerpo pero las ascias de seguir disfrutando de intensos orgasmos me detuvo en cierta manera durante mi adolescencia.

Ya con 24 años conocí en mi último año de universidad a Elena, su belleza, personalidad y sonrisa impactaron en mi desde el primer momento, me enamore de ella a primera vista poco a poco comenzamos a salir, a los pocos meses ya éramos novios, jóvenes y enamorados pronto surgió en nosotros el deseo de mas que solo besos y caricias, ella me deseaba tanto o yo a ella, simplemente cada que la veía para salir a bailar, a cenar o simplemente hablar tenía una tremenda que erección que era difícil de ocultarme muchas veces me acaricio mi pene por encima de mi pantalón.

Creo que la primera vez que no solo tuve sexo sino que hice el amor fue con ella unas pocas semanas más tarde de que ella tomara mi pene y me hiciera venirme dentro de mi trusa, aquella noche sus padres no estaba en casa y me invito a ver una película lo que por supuesto acepte de inmediato, por supuesto nunca vimos película alguna pues apenas llegue a su casa Elena me llevo a su habitación ya ahí pues nos comenzamos a besar con pasión acariciándonos sobre la ropa con desesperación absoluta.

De pronto Elena dejo de besarme se puso de rodillas y me bajo el pantalón que estaba usando con todo y ropa interior dejándome mi pene como huevos al desnudo trate de detenerla haciéndome para atrás no deseaba que viera mis huevos, pero ella tomo mi dura erección con su manita para comenzar a masturbarme dulcemente en ese momento la cordura se me perdió del todo y ya no pude resistirme, algo paso en ese instante que deje que ella me hiciera lo que quisiera.   

-“¿Te gusta?” Pregunto Elena.
-“Si. Mucho” le dije.

Cuando creí que no pasaría de una simple masturbación me dijo con su voz tan femenina

-“Quiero que seas el primer hombre que me penetre”. Me dijo Elena casi suplicando.

En ese momento se metió mi endurecido pene en su boca para comenzar a darme una sabrosa mamada, eran un poco torpe pero me hizo perder la razón poco a poco le enseñe como debía hacerlo y creo que fue mejor estudiante en esa materia que en matemáticas, estaba al límite de la excitación tenía que poseerla de inmediato pero quería que la primera vez fuera también especial por lo que decidí darle la mejor experiencia de su vida como ella me la estaba dando.           

La incorpore y la tumbe sobre la cama su respiración se acelero, tuve la precaución de cerrar la puerta en ese momento no quería sorpresas innecesarias cuando regrese con ella se notaba lo nerviosa que estaba sabía lo que iba a pasar una cosa es hacer una simple mamada y otra es ser desvirgada por un hombre, comencé quitándole la falda, luego la blusa para comenzar a besarle las piernas y empecé a subir hasta llegar hasta su entrepierna, me deje llevar por el olor de su sexo aun con su calzoncito (braga) de color verde puesto metí mi nariz en su vagina sus jugos empezaron hacerse presente en ese momento.

Por lo que comencé a bajarle su calzoncito al ver que solo tenía un pequeño mechón de vello me excito aún más y al saber que sería el primero en probar tan dulce manjar me hizo sentir el hombre más afortunado del mundo inmediatamente comencé a darle besitos en su raja, abriéndole sus labios  a darle lambidas largas ella suspiraba, tomándome de mi cabello en ese instante sentí como se corría en mi boca por lo que solo pude tomarme ese dulce elixir.

Luego me dispuse a quitarle la blusita que tenía puesta, estaba alucinado de todo lo que estaba pasando me dispuse a quitarle el sujetador (corpiño) de esos que se desabrochan por delante y al fin pude ver sus perfectos senos grandes quizás talla 38 C note sus pezones paraditos estaba excitada a más no poder, de inmediato se los chupe con toda la ternura que pude Elena estaba agitada me termine de quitar la ropa y me dispuse a penetrarla coloque mi pene en su rajita mojadita y comencé a empujarlo lentamente pero con firmeza pude sentir su resistencia y ella me dijo

-“Duelo pero no pares”. Dijo Elena.       
-“Descuida ese dolor se convertirá muy pronto en placer”. Le respondí.  

Cuando ya estaba entrando pude sentir su himen oponiéndose al intruso le dije que respirara profundo y en ese instante empuje con fuerza, pude sentir como mi glande rompía al atravesarlo Ella  hizo un quejido y me abrazo con fuerza, me quede quieto un momento aproveche para besarla con todo el amor que sentía por ella mientras la besaba comencé un mete y saca despacio hasta que su sexo comenzó a acostumbrarse a mi miembro.

Ella solo se limitaba a decirme “te amo, te amo”, las embestidas comenzaron a ser más rápidas y frecuentes ella solo sabía gemir y gemir sin parar en ese momento sentí que ella volvió a correrse ahora en mayor cantidad de fluidos, también estaba a punto de venirme cuando recordé que era peligroso ya que podía embarazarla, así que saque mi miembro y termine en su vientre, debo reconocer que el sexo fue la mejor experiencia de mi vida a parte de la primera vez con mi primera novia, pero aquella vez con Elena fue aun mejor.

Había hecho mujer a la mujer que amaba, supe en ese momento mientras ve venia que ella iba a hacer la mujer de mi vida. Esa fue la primera vez que hice el amor con Elena, más no sería la última ya que nuestros encuentros se prolongarían por 20 años, me case con ella y fue la madre de mis hijos pero poco a poco de nuevo mi obsesión de perder mis huevos, de no querer que los tacaran o vieran nos fue alejando el sexo comenzó a ser menos frecuente y nada placentero hasta que hace seis años vino el divorcio.

Ahora aquí en el jardín de la casa desnudo, pasado de peso y con el dorso desnudo me preparo para dejar de ser un hombre para lo que me quede de vida, me amarro una cinda en la cintura para luego amarrarme mis grandes nuevos, espero a que estos cambien de color, me duelen mucho trato de soportar lo más posible, mientras hago algunas actividades mis huevos cuelgan revotando contra mis piernas la última vez que lo harán, pasan dos horas y sé que mis huevos por fin están muertos, tomo el teléfono y pido una ambulancia, dejo un mensaje en la puerta para que los paramédicos entren.

Voy hacia una mesa coloco mis huevos sobre ella, el contracto de ellos sobre la fría madera me hace estremecer, luego tomo una gran tijera para podar arbustos, tomo mi pene con una mano y me masturbo estoy muy excitado no tardo en venirme, mi última eyaculación como hombre de verdad de mi vida, cuando acabo el que fue un gran orgasmo, limpio todo incluido mi pene, tomo la tijera y coloco las cuchillas en la base de mi escroto por arriba, sujeto los mangos de madera con ambas manos, han pasado 15 minutos desde que llame a la ambulancia.

No tardo en escuchar la sirena, escucho cuando se detiene frente a mi casa, sé que es el momento cierro la tijera y mis huevos son separados con tomo y mi escroto de cuerpo para siempre, el dolor es más intenso de lo que alguna vez creí, caigo al suelo agarrándome mi entrepierna que ahora está toda ensangrentada, alcanzo a ver a los paramédicos correr a donde estoy convulsionando de dolor antes de perder el sentido.

Me despierta en el hospital con mis hijos a mi lado, he quedado castrado, soy un eunuco pero soy feliz, la verdad siempre quise ser liberado de mis huevos pero nunca creí que fuese tan doloroso como lo fue pero algo si se que perder los huevos es algo “Fácil y Rápido”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

FELIZ CUMPLEAÑOS

Todo comenzó cuando uno de los atletas con los que trabajaba sufrió una lesión en el campo de fútbol y como resultado perdió un testículo. Kirk estaba estupefacto. Nunca se le ocurrió que un hombre podría perder su hombría. Nunca se dio cuenta de que podía perder su propio y hermoso equipo. Él comenzó a fantasear acerca de cómo sería ser castrado......


FELIZ CUMPLEAÑOS
Todo comenzó cuando uno de los atletas con los que trabajaba sufrió una lesión en el campo de fútbol y como resultado perdió un testículo. Kirk estaba estupefacto. Nunca se le ocurrió que un hombre podría perder su hombría. Nunca se dio cuenta de que podía perder su propio y hermoso equipo. Él comenzó a fantasear acerca de cómo sería ser castrado.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [OBSESIÓN]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo





Kirk y yo hemos estado juntos por más de siete años, desde la universidad. Lo noté primero en el gimnasio levantando hierro. No podía mantener mis ojos fuera de su apretada y abultada entrepierna. Ahí estaba tendido en un banco, sin camisa, con unos calzoncillos negros de lycra y calcetines blancos empacados en unos nuevos crosstrainers de equilibrio. Mientras hacía cada repetición, su pene parecía tensarse contra su prenda al unísono.

Pude ver su equipo en las duchas y la licra no mentía. Estaba extremadamente bien  dotado colgado con al menos ocho pulgadas y solo estaba semí erecto. Fue aún más sorprendente cuando hizo el primer movimiento. Tengo que decir que también tengo un gran cuerpo y note que lo revisaba día tras día (ambos somos deportistas de gimnasia dedicados). Un día, justo cuando salía de la ducha, notó mi erección inicial y ligeramente acarició la cabeza de mi pene. Empezamos a entrenar juntos, cada uno de nosotros manteniendo un cuerpo muscular y fino. Ambos nos graduamos con títulos en entrenamiento atlético y comenzamos a compartir un departamento poco después.

Aproximadamente dos años después de graduarse Kirk se obsesionó con la castración y me intrigó también. Todo comenzó cuando uno de los atletas con los que trabajaba sufrió una lesión en el campo de fútbol y como resultado perdió un testículo. Kirk estaba estupefacto. Nunca se le ocurrió que un hombre podría perder su hombría. Nunca se dio cuenta de que podía perder su propio y hermoso equipo. Él comenzó a fantasear acerca de cómo sería ser castrado.

Me hacía atar sus huevos y tocar varias veces donde los cortaría. Él siempre se venía con fuerza y ​​comenzó a disfrutar los juegos más y más. Después de un tiempo comenzó a jugar el papel de castrador y esto también lo excitó. Debo decir que no estaba muy emocionado al principio por pretender perder mis huevos, pero Kirk estaba feliz, así que estaba bien. Y entonces me di cuenta. El abrumador deseo de que se los corte. No adentramos en las escenas más y más y finalmente fue la única forma en que queríamos tener relaciones sexuales. Incluso construimos una guillotina en miniatura. La hoja no era lo suficientemente pesada como para infligir un daño real, solo cortaba la piel y producía un poco de sangrado, pero la visión de la cuchilla cayendo hacia que Kirk eyaculara cubos de su espeso semen.

Kirk comenzó a leer sobre el tema de la castración e incluso la anulación e hizo algunos contactos. Me sorprendió una noche invitando a un extraño a cenar en casa. John era un hombre alto y lindo del que me sentí atraído y me preguntaba cómo era cuando estaba en la cama cuando descubrí que eso era exactamente lo que Kirk tenía en mente. Íbamos a tener un trío y nunca olvidaré la explosión en mi mente cuando descubrí lo que John estaba escondiendo debajo de sus levi's.

Cuando entramos en el dormitorio, John comenzó a quitarse la ropa. Primero se quitó las botas de montaña y luego se quitó los calcetines blancos de a uno por vez. Se quitó la camisa y reveló un cofre y un paquete de seis bellamente formados abdominales. Tenía que ser un nadador, parecía que podía deslizarse a través del agua. Empezó a bajarse el pantalón de mezclilla y cuando se enderezó noté algo extraño. Muy extraño, pero cautivador. John había sido anulado sexualmente. Sus largas piernas se unieron a un vacío. No tenía genitales y una línea de cicatriz apenas era perceptible. Mantenía afeitada la entrepierna, lo que enfatizaba la pérdida. Tuvimos una noche increíble.

Más tarde supe por Kirk que John se había sometido voluntariamente a la operación para satisfacer su profunda necesidad de ser anulado. Kirk estaba convencido de que eso era lo que quería para sí mismo. ¡Me preguntó si yo también sería anulado! De ninguna manera. Los juegos eran divertidos, pero la anulación es permanente. El hombre que amaba quería eso más que nada en el mundo, pero no podía comprometerme. Kirk entonces no estaba seguro si quería pasar por el evento solo. Rechazó la idea, pero cayó en una leve depresión durante varios meses.

El trigésimo cumpleaños de Kirk estaba a la vuelta de la esquina y no sabía qué regalarle. Bueno, realmente lo hice, pero no sabía cómo proceder. ¿Qué pasaría si anulara a Kirk para su cumpleaños? Hable con John y encontré el nombre de un practicante que hacía eso. El fin de semana antes de su cumpleaños, arreglé para estar fuera de la ciudad y me reuní con el practicante para reunir todo lo que se necesitaba. Cuando volví la víspera del cumpleaños de Kirk, creé una cena increíble y Kirk se durmió un poco temprano.

A la mañana siguiente, su cumpleaños, lo besé para despertarlo. Estaba un poco atontado y sonrió mientras se estiraba sobre las almohadas. Le deseé feliz cumpleaños y estaba a punto de mostrarle su regalo cuando él mismo lo descubrió. Como lo hacía todas las mañanas, se inclinó y comenzó a rascarse la entrepierna. No llegó muy lejos por el vendaje cubriendo su entrepierna, pero podía sentir qué tan plano estaba el vendaje. Su rostro pasó de la sorpresa a la alegría en cuestión de segundos.

Le expliqué lo que había sucedido y que habría pocas cicatrices y que debería sanar muy rápido. De hecho, podría mostrarle cómo se vería. Tomé su mano derecha y la coloqué dentro de mi short de dormir holgados. Él solo sonrió mientras los bajaba para revelar mi propia entrepierna castrada. Mi pene y huevos fueron arrancaron con un cuchillo de cirujano cinco días antes. Los puntos seguían allí, pero no vendé mi maravillosa nueva entrepierna para que pudiera ver los efectos completos.

Eso fue el año pasado y todavía somos una pareja feliz. Nos encanta darnos masajes corporales completos y explorar nuestras ingles desnudas. Todavía entrenamos diariamente y mantenemos nuestros cuerpos en forma. Cada mes más o menos vamos de caza, a veces con John. Tres hombres anulados buscando un buen momento, buscando un buen pene. Con nuestro buen aspecto y encanto fácil podemos tener nuestra selección de hombres. Hay momentos en que solo quiero desnudarme frente a una sala llena de deportistas, mostrar mi excelente forma y ver cuántos hombres más tienen un ardiente deseo de deshacerse de sus penes y huevos.



Historia Original Aquí.




Autor: Anónimo       Traductor: DarkSoul

VIOLACIÓN GAY

Para cuando tenía 14 años pese a mi edad estaba seguro de que era gay y pensaba salir del closet, todas las noches lo pensaba y soñaba con tener sexo con algún guapo y bien dotado compañero de la escuela, incluso a veces me despertaba a media noche y me masturbaba hasta eyacular para poder lograr dormirme como era nuevo en la ciudad me deprimí por perder a mis amigos y me volví muy solitario en los primeros días de clase sufría de bullyng por unos chicos Daniel, Mathew y Brandon eran guapos pero me hacían bullyng sicológico y físico......


VIOLACIÓN GAY
Para cuando tenía 14 años pese a mi edad estaba seguro de que era gay y pensaba salir del closet, todas las noches lo pensaba y soñaba con tener sexo con algún guapo y bien dotado compañero de la escuela, incluso a veces me despertaba a media noche y me masturbaba hasta eyacular para poder lograr dormirme como era nuevo en la ciudad me deprimí por perder a mis amigos y me volví muy solitario en los primeros días de clase sufría de bullyng por unos chicos Daniel, Mathew y Brandon eran guapos pero me hacían bullyng sicológico y físico.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [VIOLACIÓN] [CIRCUNCISIÓN] [CBT]


Categoria: Gay      Autor: Aaron Gover & DarkSoul





Para cuando tenía 14 años pese a mi edad estaba seguro de que era gay y pensaba salir del closet, todas las noches lo pensaba y soñaba con tener sexo con algún guapo y bien dotado compañero de la escuela, incluso a veces me despertaba a media noche y me masturbaba hasta eyacular para poder lograr dormirme como era nuevo en la ciudad me deprimí por perder a mis amigos y me volví muy solitario en los primeros días de clase sufría de bullyng por unos chicos Daniel, Mathew y Brandon eran guapos pero me hacían bullyng sicológico y físico.

Pero nunca le dije a nadie ni a mis padres sobre aquello que hoy creo fue un tremendo error, un día fui al colegio como de costumbre pero no había clase por alguna razón pero no me entere de ellos estaba por volver a casa cuando vi a Daniel, Mathew y Brandon los tres se me acercaron me tomaron de los brazos y me llevaron arrastrado hasta la casa de Daniel que era cerca pensé que solo me iban a golpear porque sus padres no estaban en casa, pero aquel iba a hacer un día que nunca voy a poder olvidar mientras viva, para ese momento ya contaba ya con 22 años y estaba por terminar la universidad aunque tenía el físico de un chico de prepa (instituto).

Entre empujones insultos por parte de los tres me llevaron a aquella casa no pudo desistirme era delgado y sin mucha fuerza física o sin la voluntad para hacerlo de todo modos, después de Amarrarme a una silla y golpearme muy fuerte (llore mucho y suplique que se detuviera) me quitaron toda la ropa, incluso mi trusa (slip) lo que me hizo sentir mucha pena y me sonroje, grite pero estaba amordazado para ese momento, me hicieron poner de pie para llevarme a una cama grande, que parecía ser una habitación no usada por alguien.

Para ese momento estaba aterrorizado, no sabía lo que querían hacerme pero de seguro no era nada bueno por lo menos para mí, en sus rostros se dibuja la maldad, sus ojos brillaban intensamente comiéndome con sus miradas lujuriosas que me hizo sentir aun más indefenso que antes de que estuviera desnudo, sentí un leve cosquilleo en mis huevos que se contrajeron contra mi pelvis como si la habitación quedase helada de repente.

Mathew trajo 3 grandes tarros de agua y jabón, Daniel me echo un balde y Mathew me empezó a lavar con el jabón por todo el cuerpo poniendo especial atención en mi pene, incluso corriendo mi prepucio para lavar mi glande, mientras él se desnudaba al igual que Brandon y Daniel, me excite al verlos desnudos eran los primeros hombres que veía desnudos en mi vida lo que hizo que mi pene quedase erecto por completo, lo que hizo que ellos me señalaran y Brandon dijera.

-“Miren a esta puto ya se le paro, en verdad quiere ser penetrado”. Dijo Brandon y todos los demás rieron al escucharlo.

Ya con ambos desnudos empezaron a mojarse entre ellos también y decirme perra, puta y prostituta, entre otras cosas mientras lloraba y gritaba, suplicándoles que me dejasen ir detrás de la mordaza pero a la vez tenía mucho morbo y placer de verlo desnudos tan cerca de mí, me opusieron una navaja en el cuello (Mathew) y dijo que me iba a quitar el trapo que tenía en la boca y si gritaba me mataba, por el miedo me quede en silencio y me lo quito, para luego decirme.

-“Ahora nos la vas a chupar mucho cuidado con los dientes, si nos lastimas te matamos”. Dijo Mathew mostrándome la navaja. 

Mathew acerco su endurecido pene y me hizo hacerle sexo oral pese a la violencia con la que movió mi cabeza tomándome de los cabellos para hacerme tragar su miembro debo decir que lo disfrute después que tener sexo oral con los tres aproximadamente por 30 minutos con la mandíbula adolorida me hicieron acostar boca abajo sobre la cama y me penetraron grite cuando lo hicieron por primera vez se sintió horrible y sentí poco placer era el actor principal en aquella orgia me hicieron eyacular las tres veces que me penetraron cuando los tres acabaron en mi boca Mathew coloco una navaja sobre las venas de mis muñecas y Brandon una en la garganta, Daniel me tomo de los huevos y me dijo

-“Deberíamos matar a un puto como tú, no merece vivir”. Dijo Daniel.

Luego lentamente bajo su navaja a mi pene, estiro mi prepucio hasta casi hacerme gritar de dolor y de un solo corte me corto mi prepucio circuncidándome, luego con mi pene sangrando tomo mi escroto, estirando mi huevos con fuerza hacia abajo, todo mi cuerpo se sacudía de dolor cuando Daniel de dos corte me corto mis huevos, castrándome, me desmaye de dolor de inmediato y para cuando me desperté estaba sobre una banca de un parque.

Trate de levantarme pero una gran punzada me lo impidió, mis manos se fueron a mi entrepierna, estaba vendada y curada de algún modo, me fue obvio que recibieron ayuda de alguien dudo aun que ellos me pudieran curar de aquel modo, como pude sintiendo mucho dolor llegue a casa, por suerte mis padres aun no llegaban, cuando revise mi mochila horas después me encontré con un frasco donde flotando en un liquido estaban los que fueron hasta ese día mis huevos.      

No les dije nada a mis padre, lloro contantemente en silencio, me siento solo y sucio... no sé que hacer es difícil verlos en clase a veces hasta en el baño me hacen tener sexo oral con ellos y cada vez disminuye el placer y pienso en el suicidio tengo miedo... quiero irme pero me da miedo decírselo a mis padres o a otras personas porque ellos sabrán que soy gay... tengo miedo... que la gente sepa que fui violado y castrado por aquellos tres.




Autor: Aaron Gover & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul

NAVIDAD DULCE NAVIDAD

Nuria selecciono a un hombre alto, de piel blanca, de cuerpo trabajado aunque no excesivamente marcado, no le agradaban los hombre con músculos por todas partes, rostro varonil con mentón cuadrado, ojos cafés claros, cabello castaño claro y por lo que pudo ver en su ajusta prenda que portaba en la foto en línea, bien dotado, por su parte ella era rubia, delgada de grandes senos, buen par de nalgas, cuidada y finas piernas que horas en el gimnasio le habían dado, a su modo ella era muy sensual......


NAVIDAD DULCE NAVIDAD
Nuria selecciono a un hombre alto, de piel blanca, de cuerpo trabajado aunque no excesivamente marcado, no le agradaban los hombre con músculos por todas partes, rostro varonil con mentón cuadrado, ojos cafés claros, cabello castaño claro y por lo que pudo ver en su ajusta prenda que portaba en la foto en línea, bien dotado, por su parte ella era rubia, delgada de grandes senos, buen par de nalgas, cuidada y finas piernas que horas en el gimnasio le habían dado, a su modo ella era muy sensual.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [FEMDOM] [CBT] [ESCLAVITUD]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





25 de Diciembre Navidad, Nuria de 36 años estaba sola en casa, sin pariente alguno, paso la navidad sola pese a ser invitada a un sinfín de lugares por amigas, era soltera y sin hijos ya que era estéril por la tarde de ese día, llamo a un servicio muy exclusivo, un lugar que se especializaba en brindar a mujeres solas y con el poder económico que ella poseía el placer que tanto necesitaban, ella hizo su elección de un catalogo en lineo y se le informo del precio como la hora de llegada.

Nuria selecciono a un hombre alto, de piel blanca, de cuerpo trabajado aunque no excesivamente marcado, no le agradaban los hombre con músculos por todas partes, rostro varonil con mentón cuadrado, ojos cafés claros, cabello castaño claro y por lo que pudo ver en su ajusta prenda que portaba en la foto en línea, bien dotado,  por su parte ella era rubia, delgada de grandes senos, buen par de nalgas, cuidada y finas piernas que horas en el gimnasio le habían dado, a su modo ella era muy sensual, se vistió con una blusa muy escotada color azul rey, una minifalda negra y tacones altos, se sirvió una copa de vino y se sentó a esperar.

Unos segundos a la hora que se le informo Nuria escucho el timbre de la puerta con algo de excitación se puso de pie para caminar hasta la puerta, al abrirla se encontró con aquel hombre alto, de espalda ancha portando una gabardina larga que llegaba casi hasta los tobillos de color gris, el hombre extendió la mano y dijo.

-“Hola, mucho gusto soy Noel”. Dijo él.

Por supuesto aquel no era su nombre real, Nuria lo sabia pero era original para la fecha que era pensó para ella misma.

-“Hola Noel soy Nuria tu Ama por esta noche, mucho gusto pasa por favor”. Dijo Nuria mientras estrechaba la mano del hombre que entro a su lujosa casa a las afueras de la ciudad.

Era poco más de las 7 PM, cuando Noel le entrego el contrato de esclavitud a Nuria, el cual leyó con detenimiento, ahí especificaba claramente que ella podría hacerle lo que quiera a su cuerpo sin restricción alguna, lo que por supuesto hizo humedecer el interior de su vagina de inmediato al pensar en todas las posibilidades, luego de leerlo lo firmo y con eso inicio la sesión.

Noel sin que Nuria lo ordenara se despojo de su gabardina, dejando su cuerpo casi al desnudo apenas se quedo con una minúscula prenda de color rojo vino y un par de botas tipo militar color negro que le cubrían un poco más arriba de los tobillos,

Nuria abrió grandes los ojos al ver el cuerpo de aquel hombre casi desnudo ante ella, le hizo dar la vuelta para ver como su prenda color vino se perdía entre sus fuertes nalgas, las cuales tomo y amaso con sus manos, sintiendo su firmeza, Nuria luego condujo a Noel a un amplio salón en que apenas tenía muebles con un decorado navideño.

Una vez ahí Nuria comenzó acariciar el cuerpo del hombre quien sin hacer ninguna expresión, se quedo inmóvil, las manos de Nuria sintieron su pecho y abdomen completamente depilados, luego bajaron para amasar su paquete que se abultaba en su pequeña prenda, que pronto bajo hasta mas debajo de sus rodillas, dejando al descubierto sus genitales en concordancia con el resto de su cuerpo completamente sin vello alguno, pero Nuria ya de cuclillas frente a Noel no los toco solo los admiro.

Sintiendo como el interior de su vagina cosquilleaba, rápidamente tomo unas pinzas originalmente diseñadas para los pezones pero que ella uso colocándolas en el escroto lampiño de Noel, ambas pinzas estaban unidas con una delgada cadena de la que ella comenzó a tirar hacia abajo, el rostro de Noel inexpresivo hasta ese momento comenzó a hacer muecas de dolor hasta que dejo escapar un pequeño gruñido de dolor.

-“¡AAAAHHHHH!” Gruño Noel.

Aquello hizo excitar aun más a Nuria, más de lo que ya estaba, luego de algunos minutos Nuria se llevo a Noel tirando de la cadena que pendía de sus huevos hasta otra habitación, ahí hizo que se deshiciera de su pequeña prenda y botas para quedar por fin completamente desnudo le coloco un pasamontañas negro en su cabeza, por lo que solo sus ojos y boca quedaron visibles, hizo que se colocara en cuatro patas sobre una base donde apoyo sus rodillas y codos, otra parte sobre salía sosteniendo su pecho, un anillo de metal fue cerrado alrededor del cuello de Noel, sus tobillo, piernas, brazos y muñecas también fueron asegurados, dejándolo completamente indefenso con sus nalgas al aire y sus huevos colgando entre sus piernas bastante abiertas.

Nuria se despojo de toda prenda que llevase encima quedando completamente desnuda, sus bellos pezones rosados fueron notados de inmediato por los ojos de Noel que luego bajo su mirada para ver su clítoris también del mismo tono sobresalir de sus labios vaginales cerrados como una empanada completamente depilados, Nuria fue hasta una mesa donde tomo un arnés, cuando termino de colocarlo en su pelvis, del frente sobresalía como un cuerno un largo y grueso dildo realista de metal, por dentro del triangulo que lo sostenía un dildo que ya estaba vibrando le estaba dando placer interno a la vagina de Nuria que no tardo en comenzar a chorrear sus juegos por sus piernas.

El placer que Nuria buscaba no era la que el sexo convencional puede proporcionar a ella le gustaba dominar, sentirse en control, dueña de la situación, pero esa noche deseaba algo más deseaba hacer desde hacía mucho tiempo, y esa noche estaba dispuesta a cumplir su fantasía pero antes algo de diversión; se coloco detrás de Noel para abrirle sus firmes nalgas se las abrió para revelar su ano cerradito oscuro y depilado, se lo lambio como succiono un par de veces dándole un exquisito beso negro a Noel.

Nuria le escupió tres veces su ano, antes de comenzar a restregar su falo metálico entre sus nalgas, aquello solo duro unos segundos antes de que ella comenzara a penetrar a Noel con aquel miembro rígido de metal cromado, Nuria se lo inserto de una sola vez por completo hasta que sus pelvis choco con sus nalgas, lo que hizo que Noel diera un gruñido de dolor.

-“GGUUHHHHHHHH”. Gruño Noel.

Nuria sintió como su cuerpo se estremeció dado que lo tenía bien sujeto de sus caderas, ella comenzó con su mete saca casi de inmediato, con cada embestida sentía una placentera punzada en el interior de su vagina, a los 10 minutos de aquello Nuria llego a un potente orgasmo, que hizo que sus jugos totearan de su vagina sin parar, pero no se detuvo pese a que sus muslos se contrajeron con espasmos por el gran orgasmo que acababa de experimentar, sus pezones también quedaron muy duro y erectos.

Nuria continuó masacrando el ano de Noel, cuyo pene en completa erección no dejaba de filtrar líquido pre seminal, incluso ya para ese momento un pequeño charco de líquido viscoso similar al lubricante sexual se había formado en el piso directamente debajo de su hinchado glande.

Nuria alcanzo seis poderosos orgasmos y Noel se vino tres veces gracias a la estimulación brutal de su próstata antes de que ella parara sus embestidas, un enorme charco de los flujos de Nuria quedo en el suelo, apenas pudo ella incorporarse sus piernas estaban debilitadas sin quitarse el arnés fue hasta la misma mesa donde tomo un pote de crema para regresar detrás de Noel, abrió el frasco y con una mano comenzó a aplicarse la crema en su brazo derecho, hasta que estuvo todo cubierto de crema hasta casi el hombro.

Todo esto Noel lo podía ver gracias a un gran espejo que estaba justamente frente a donde estaba, Nuria dejo el pote para comenzar a introducir tres dedos bien lubricados por la crema de una sola vez ya que el ano de Noel aun continuaba bien abierto luego de la casi una hora de estarlo penetrando con el dildo metálico que aun sobresalía de la entrepierna de Nuria, poco a poco ella fue introduciendo primero su mano, por completo dentro de las entrañas de Noel, girándola en su interior e incluso apretando fuerte su próstata, lo que le hizo sentir un gran dolor como una gran cuarta eyaculación.

No paso mucho rato hasta que el brazo de Nuria estaba dentro de Noel que se retorcía de dolor al sentir el brazo de ella casi hasta el codo dentro de él, Nuria sacaba e introducía su brazos como si lo estuviera penetrando, apretando de tanto en tanto su próstata que hacia estremecer de dolor como placer a Noel.

-“AAAAAGGGGGJJUUUUU”, Gritaba Noel cada que le apretaba su próstata.

Aquella masacre anal que Nuria le propinaba a Noel duro casi una hasta que ella extrajo por completo su brazo de un interior, algo de sangre broto del muy abierto ano de Noel que quedo casi inconsciente donde estaba, con todo su cuerpo cubierto de sudor, Nuria muy excitada fue hasta uno de los baños de su mansión donde tomo un baño a consciencia para regresar a donde estaba Noel con una bandeja cubierta con un paño.

Le coloco una mordaza de bola a Noel en la boca para luego introducirle analmente un enorme vibrador especialmente diseñado para estimular la próstata, dándole descargas eléctricas, Nuria le coloco en su pene un tubo de plástico con un gran receptáculo capaz de albergar hasta 500 Ml de semen.

A los pocos minutos que Nuria encendió el estimulador prostático, el pene de Noel comenzó a disparar semen pese a que ya se había venido varias veces en todo el rato que Nuria había estado jugando con él, las eyaculaciones se sucedían cada pocos minutos llenando de dolor más que de placer a Noel que sentía su próstata a punto de estallar, el receptáculo de semen marco 391 ml cuando Nuria lo retiro del pene aun goteante de semen de Noel que continuaba endurecido, Nuria entonces quito el estimulador anal y destapo la charola que anteriormente trajo con ella.

Dejando al descubierto algunas herramientas que Noel no pudo ver, entre ellas un cuchillo muy afilado usado por los cirujanos del siglo XIX para amputar brazos, era un poco curvo aserrado y muy afilado, pero Nuria tomo un elastrador que ella había mandado a modificar por lo que estiraba la liga castradora tres dos veces más ancha que un elastrador normal, tomo el pene aun erecto de Noel como sus huevos para jalarlos hacia atrás, lo que los hizo sobresalir por debajo de sus nalgas que estaban todas empapadas de sudor, con algo de sangre aun saliendo de su ano no cerrado aun.

Nuria activo el mega elastrador como ella le nombro ya cargado con dos ligas castradoras paso los huevos primero para luego pasar el pene de Noel por el centro de las estiradas ligas, se aseguro que las quedase lo más pegada al nacimiento de su pene y escroto antes de retirar el seguro que hizo que las ligas se cerraran de golpe sobre los genitales de Noel, cuyo cuerpo se sacudió de dolor al sentir la terrible punzada del apretón de la liga en aquella área tan sensible para cualquier hombre.  

El cuerpo de Noel que no sabía a qué se debía ese terrible dolor, se sacudió por 10 largos minutos hasta que poco a poco su cuerpo se acostumbro a las ligas, Nuria espero unos 20 minutos mientras acariciaba el pene y huevos de Noel diciéndole.

-“¡Serán un gran eunuco!” Decía Nuria.

Noel para ese momento estaba aterrado pues había logrado ver las ligas que le fueron colocadas en sus genitales, trataba de liberarse y movía su cabeza en forma negativa como diciendo a Nuria que se detuviera, por su mordaza en su boca no podía hablar solo mugidos salían de él.

Nuria una vez pasado el tiempo que estimo necesario, tomo el cuchillo para amputar y llevo de nuevo el escroto y pene erecto de Noel hacia atrás mientas este continuaba negando con la cabeza y tratando de liberarse, Nuria comenzó a cortar entre ambas ligas apenas le tomo unos segundos cortar tanto el pene como escroto de Noel con aquel cuchillo siendo ella cirujana y uróloga no tuvo problemas en detener el poco sangrando que hubo una vez anulado a Noel, tomo los que una vez fueron los genitales de Noel y se los llevo a la cocina, dejando a Noel desmayado ahí.

Cuando Noel recupero el sentido algunos minutos más tarde, se encontró con Nuria sentada a un lado de una elegante mesa, con platos de porcelana muy fina, ella estaba comiendo los que alguna vez fueron sus huevos y su pene ya casi era historia apenas el glande permanecía sobre el plato, Nuria de tanto en tanto bañaba lo que estaba comiendo con una salsa blanca pronto Noel comprendió que era su semen.

Cuando Nuria termino de comer se bebió lo que quedaba de su copa de vino y fue hasta donde estaba Noel para liberarlo apenas lo hizo sus manos se fueron a su entrepierna para ese momento vendada, y con una tubo sobresaliendo de la venda para la orina.

Noel lloro, cuando se coloco su prenda color vino sintiéndola vacía al frente, Nuria le dio un cheque con una generosa suma de dinero por su perdida y lo beso en los labios antes de decirle al oído.

-“Tu carne y semen me han dado una Dulce Navidad”.  



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

OFENSA ME COSTO CARA

en el bar sin ser un lugar gay, ni yo ser homofóbico, justo enfrente de mí un par de ellos se empezaron a besarse ya algo borracho no modere mi voz y le dije a mis amigos que ya me iba que me sentía algo incomodo viendo como dos jotos (gay) se besaban, con la intención de que no intentaran convencerme de que me quedara y así fue salí del bar......


OFENSA ME COSTO CARA
En el bar sin ser un lugar gay, ni yo ser homofóbico, justo enfrente de mí un par de ellos se empezaron a besarse ya algo borracho no modere mi voz y le dije a mis amigos que ya me iba que me sentía algo incomodo viendo como dos jotos (gay) se besaban, con la intención de que no intentaran convencerme de que me quedara y así fue salí del bar. Aquella ofensa terminara muy mal para esa noche costandome muy cara.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACION] [SECUESTRO]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo & DarkSoul.




Me encontraba de vacaciones en Manzanillo, Colima, México una playa que es más conocida por su turismo que por ser uno de los puertos más grandes del mundo, eso también en mi país la ha convertido en una de las plazas más peleadas por las diferentes mafias y carteles recientemente calificada como una de las ciudades más peligrosas de latino América cosa que no se ve mucho en los diarios para no asustar a la inversión extranjera.      

En ese momento era un joven hombre de 21 años, no muy atractivo pero tampoco feo, (Blanco, cabello castaño, ojos cafés no muy oscuros, marcado y con rostro algo aniñado, 1.70 metros de altura, decían que me comía los años) así era físicamente.   

Todo empezó porque fuimos con unos amigos a un antro – “bar” muy conocido principalmente porque a lo mucho hay tres lugares de ellos, estuvimos bebiendo como hasta las 3 o 4 de la mañana y estábamos a punto de irnos a dormir cuando de pronto a uno de mis amigos (el clásico aferrado que no quiere acabar temprano) se le ocurre ir a otro bar que al parecer había una tocada de un DJ como a tres minutos caminando la verdad yo ya andaba cansado pero me convenció y fuimos, al llegar todo normal varios ahogados por la hora alrededor de las 4:30 am            

Después de unos 45 minutos yo ya me quería ir la verdad y a eso sumo que había varias lesbianas y gay en el bar sin ser un lugar gay, ni yo ser homofóbico, justo enfrente de mí un par de ellos se empezaron a besarse ya algo borracho no modere mi voz y le dije a mis amigos que ya me iba que me sentía algo incomodo viendo como dos jotos (gay) se besaban, con la intención de que no intentaran convencerme de que me quedara y así fue salí del bar.  

Me subí al primer taxi que se paro enfrente del bar, algo borracho me subí en la parte delantera del taxi, nos disponíamos a irnos cuando un joven se pone enfrente como queriendo hacer la parada al taxi, en cuestión de segundos se mete otro por la puerta derecha del taxi justo detrás de mí, nos dice al taxista y a mí “no se muevan o les disparo cabrones”, en eso el que paro el taxi también se sube pero por la puerta izquierda también saca un arma y le ordena al taxista que avanzara y posteriomente que se fuera por la calle principal hasta el retorno y que nos llevara a algún lugar tranquilo y alejado la verdad estaba cagado del miedo y no pude más que aventar mi celular y cartera hacia atrás pidiendo que por favor no me mataran que era todo lo que traía.          

En ese momento el que se encontraba detrás de mí, me agarra del cabello y me jala hacia el hueco que hay entre el asiento del piloto y el copiloto dejándome con la cara viendo hacia su arma me dice mira cabrón no quiero tu dinero, ni tu celular lo que queremos es que pagues por habernos ofendido, yo no entendía todavía a que se refería y se lo dije en ese momento me tiro del cabello hacia arriba y me dejo ver sus caras, los reconocí de inmediato eran el par de jotitos que se estaban besando en el bar, deberían tener no más de 24 años ambos, delgados y no se veían peligrosos pero bueno tenían un par de armas apuntándome en ese momento el del lado izquierdo me pega un golpe con la mano abierta en la cara y me ordena que me desnude y me pase para atrás muy lento o me metían un par de balazos me tarde unos segundos analizando lo que me acaba de pedir en eso me suelta otro manotazo y me dice no te lo voy a repetir una tercera vez desnúdate y pásate lentamente hacia atrás.

Eso hago, una vez atrás me dice el de la derecha vamos a jugar un juego (si así me lo dijo muy redundante) tienes 10 minuto para hacer que me venga o de lo contrario te matamos y te tiramos acá mismo, lo medite y pues decidí que mi vida era más importante que mi orgullo así que me dispuse a sacar su pene de su pantalón y lo iba a empezar a masturbar cuando me da un golpe y me dice no, no puedes usar las manos entendí de inmediato lo que quería y más humillado me agache, para ponerme a un par de centímetros de su pene olía feo y estaba aun flácido.

Así que para que se parara tuve que darle unos lengüetazos antes de poder meterlo en mi boca, sabía algo salada, empecé a mover mi cuello arriba, abajo acelerando logre que soltara un par de gemidos como a los 5 minutos y al sexto se vino me ordeno tragármelo todo y me empezó a hablar sucio me dijo que tenía talento para mamar que era una perra y que después de probarla una vez no la podría volver a dejar en ese momento el otro me agarra del cabello y me dice es mi turno perra vas a graduarte como joto que fue como nos llamaste y así espero aprendas a respetar y me suelta otro golpe en la cara.

Posteriormente me dice vamos a seguir con el juego, tienes otros 10 minutos para hacer que me venga, me disponía a meterme su pene en la boca cuando me dice no tan rápido te dije que te ibas a graduar y el juego se complica ahora no puedes usar ni las manos, ni la boca, de nuevo entendí rápido solo que ahora no sabía cómo hacerlo lo primero que se me ocurrió para que se le parara fue hacer lo que hacen las putas en los clubes rozar con mis nalgas su pene hasta que se le paro a diferencia de su amigo el la tenía mucho más grande y gruesa parecía que lo hubiesen hecho en ese orden a propósito intente que entrara durante 4 minutos hasta que en un sentón entro la punta.

No había sentido un dolor tan fuerte y tan constante en mi vida me quede así un par de minutos e intentado que entrara aun más el tiempo pasaba y yo no lograba generar fricción para lograr que se viniera pasaron los 10 y me la saque me dio un par de golpes y me dijo lo siento pero hasta acá llegaste ,perdiste y sabes cuál era la consecuencia, me apunto con su arma cerré los ojos pero no disparo me dijo sabes que te voy a dar una oportunidad ponte en cuatro ya en ese momento ni dudaba en obedecer y como pude en los pequeños espacios del taxi me puse en cuatro patas.

Ahí estaba totalmente desnudo con mi hoyo a punto de ser destrozado y con la cara a unos centímetros de el pene del otro tipo me ordena empezar a mamarle su pene de nuevo al otro y que abriera más las piernas así lo hice a los pocos segundos sentí la punta gruesa intentando entrar solo que esta vez entro toda de una embestida lo hizo que empezara a llorar desconsolado entre la humillación y el dolor se quedo así unos 3 minutos mientras seguía mamando el otro pene en eso me dice es hora tienes 4 minutos para hacer que me venga si no está vez si te mueres empecé a moverme hacia atrás y hacia adelante lo más rápido posible, era lo más humillante, lo escuche comenzar a gemir no sé si de dolor o porque dicen que los hombres tenemos el punto G en el ano pero me sentía totalmente usado para el tercer minuto mi pene estaba duro como roca, el otro tipo se vino de nuevo manchando mi rostro de su leche.

El otro tipo me ordeno limpiarla lo que hice, mientras seguía moviendo mi culo pero él tiempo se agoto de nuevo el hombre que me penetraba saco su gran pene de mi interior y dijo.

-“Bueno creo que lo lograste jotito hasta aquí llegaste”

Le apunto al taxista e hizo que parara todos bajamos menos el taxista quien se fue apenas el hombre que me apuntaba lo despidió a toda velocidad estábamos frente a un gran lote con hierba y basura a donde me llevaron, ahí el hombre me dijo.

-“Reza tienes dos minutos”.

Cerré los ojos y rece lo que pude cuando el tiempo se acabo el hombre se me acerco y apunto su pistola entre mis ojos, sentí que era mi fin cerré los ojos y solo alcance a decir, pretendiendo falsa valentía lo cierto que en ese momento pensé que era mejor morir que ser un puto violado señalado por todos cuando se enteraran de lo que me sucedido.

-“Vamos dispara que esperas acaba ya”.
-“BANG”

Se escucho el disparo del arma que retumbo en el aire, pensé  que eso fue todo pero pronto una oleada de dolor me inundo el maldito me disparo si pero no en mi cabeza sino en mis genitales, haciendo estallar mi escroto con su precioso contenido que quedo regado entre mis piernas y suelo de tierra, con mi pene colgando parcialmente cercenado, me lleve mis manos a mi entrepierna para sentir el húmedo calor de la sangre que brotaba, para caer sin sentido desmayado por el dolor.

Recuerdo ser arrojado afuera de un hotel con mi celular y cartera me advirtieron de no decir nada a la policía, antes de marcharse así lo hice, alguien que pasaba pidió ayuda y me llevaron al hospital en donde los médicos no pudieron salvar ni mi pene y testículos, me habían nulificado para siempre, cuando me recupere regrese a mi ciudad obvio no se le dije a nadie ni mis amigos sabían que me había pasado, fui enfático con los médicos que nadie debía saber, para todos sufrí de una apendicitis.   


Desde ese día solo pienso en que muy en el fondo con todo el dolor y la humillación que sentí, también experimente placer que es lo que más me molesta. En algo si tuvo razón el hombre que me castro, desde ese día me volví un joto que no puede vivir sin ser penetrado que es la única forma de obtener placer sexual que tengo luego de perder mis genitales en aquella noche, que fue el costo por mi ofensa.




Autor: Anónimo & DarkSoul.       Mail: darksoulpgm@gmail.com

ASÍ ES MI HISTORIA

Conocí a mi Amo que seguramente ustedes conocen como Darksoul, en la Universidad cuando me fue a estudiar a la ciudad me Monterrey México, aquello fue un encuentro casual, recuerdo que desde los 13 años estaba interesado en todo lo que a castración se refiere pero dado que vivía en una ciudad muy conservadora , con unos padres muy conservadores y con bastantes hermanos, nunca se me dio la oportunidad de poder incluso buscar un amo serio......


ASÍ ES MI HISTORIA
Conocí a mi Amo que seguramente ustedes conocen como Darksoul, en la Universidad cuando me fue a estudiar a la ciudad me Monterrey México, aquello fue un encuentro casual, recuerdo que desde los 13 años estaba interesado en todo lo que a castración se refiere pero dado que vivía en una ciudad muy conservadora , con unos padres muy conservadores y con bastantes hermanos, nunca se me dio la oportunidad de poder incluso buscar un amo serio, a mis 18 años al llegar a la universidad apenas había tenido sexo dos veces y con mi única novia hasta ese momento.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [CONFESIONES] [ESCLAVITUD]


Categoria: Gay      Autor: Eunuco





Conocí a mi Amo que seguramente ustedes conocen como Darksoul, en la Universidad cuando me fue a estudiar a la ciudad me Monterrey México, aquello fue un encuentro casual, recuerdo que desde los 13 años estaba interesado en todo lo que a castración se refiere pero dado que vivía en una ciudad muy conservadora , con unos padres muy conservadores y con bastantes hermanos, nunca se me dio la oportunidad de poder incluso buscar un amo serio, a mis 18 años al llegar a la universidad apenas había tenido sexo dos veces y con mi única novia hasta ese momento.

Como dije conocí a mi Amo por medio de mi compañero de residencias, al que al cabo de un semestre casi era mi hermano, incluso en nuestro pequeño apartamento andábamos en trusa, incluso a veces desnudos sin pudor alguno, cuando una noche borracho le conté sobre mis fantasías para mi sorpresa, Mario que el nombre de mi compañero de residencia, me dijo que él conocía a un Amo serio que podría presentarme pues el mismo era uno de sus esclavos aunque no fijo, algunos días más tarde Mario me llevo a un departamento no muy lejos de la universidad para conocer a su Amo.

Mi amigo me presento a su Amo quien insistió en que lo llamase, Darksoul desde el principio aquella ocasión estábamos solo nosotros tres en el departamento, Darksoul es un tipo algo de 1.80 metros bastante robusto y con expresión seria, pero alegre sonrisa cuando sonríe, estuvimos platicando por horas hasta que el me pregunto si deseaba ser su esclavo y si estaba dispuesto soportar la brutalidad como humillación de sus tratos, luego de pensarlo por algunos segundos algo muy en el fondo de mi corazón me hizo decirle.

¡Si, deseo ser su esclavo!

Apenas escucho mi respuesta DarkSoul se puso de pie para hasta un pequeño escritorio del que saco una hojas de un escritorio, luego regreso a donde estábamos Mario y yo sentados para entregarme un contrato de esclavitud, el mi advirtió que dicho contrato no era valido legalmente hablando pero que tanto él como yo debíamos comprometernos formalmente a respetarlo y que si en mi caso rompía alguna de las reglas, deberes y obligaciones ahí descritos el podría negarse a seguir siendo mi amo, estuve de acuerdo y lleno los espacios en blanco del contrato con mis datos firmando cada una de las 10 hojas luego de leerlas hasta firmar la ultima hoja por arriba de mi nombre.  

Cuando le entregue de vuelta el contrato a Darksoul el se tomo unos minutos en revisarlo y señalo algunas cosas que olvide poder, una vez todo estuvo en orden le pidió a Mario que se fuera apenas le dijo “Largo”, Mario se puso de pie inclino la cabeza mientras decía “Si mi Amo”, para luego irse, una vez solos DarkSoul me hizo poner de rodillas frente a él y me hizo jurar lealtad, cosa que hice con algo de vergüenza pero como mucha excitación debo de reconocer.

La primera cosa que recuerda ya como esclavo de Darksoul sucedió ese mismo día, el me llevo hasta una de las habitaciones de su apartamento me ordeno que me desnudara, al principio dude pero luego el me recordó que era su esclavo dándome una fuerte cacheta en la cara que me dolió mucho, diciendo “que esperas perro, vamos quítate tu sucia ropa”, por lo que pese a sentir pena por lo que debía hacer me comencé a despojar de mi ropa, prenda a prenda mientras mi Amo se quedo ahí observando con una expresión de lujuria que me hizo sentir aun más vergüenza.

Mi Amo me hizo subir a un taburete de metal en donde permanecí como un soldado en estado de firmes con mis brazos a mis costados, mi amo me reviso todo mi cuerpo desnudo, incluso entre mis nalgas las cuales abrió con sus grandes manos, levanto mi verga y sopeso mis peludos huevos, me hizo preguntas muy personales mientras apuntaba todo en una hoja, “¿Cuántas parejas sexuales había tenido?, ¿mi orientación sexual?, ¿Si era virgen por mi culo?, ¿Si había tenido alguna enfermedad venérea?, Etc;” respondí a todas su preguntas lo mas sinceramente posible.

Apenas termino de preguntar mi Amo me llevo al baño en donde me hizo tomar un largo baño, cuando acabe de bañarme me rasuro mi entrepierna por completo, hasta ese día nunca me hubiera atrevido a hacer eso, también retiro todo el pelo de mis huevos, nalgas y entre ellas, dejando mi cadera como la de un niño de 5 años, ese mismo día fue mi primera sesión de BDSM con mi amo culminando en mi virginidad anal por su conducto la verdad es que me dolió mucho, la verga de mi amo es normal pero es muy ancha y cuando entro en  sentí que un poste me estaba entrando.

Para no hacerles larga la historia me limitare a decirles que durante los próximos dos tres años, mi amo me torturo, humillo y me uso sexualmente como quiso, provocándome dolores que nunca creo posible como la vez que lleno mis huevos de agujas hirvientes, o la vez que me marco como a ganado en una de mis nalgas con su marca, o la vez que hizo que una mujer usando un arnés con una gran consolador me penetrara por el culo mientras Mario me daba una mamada hasta venirme, fueron tiempo de placer y dolor por igual.

Aquellos fueron los buenos tiempos, pero a principios de mi último semestre en la universidad, mi Amo me dijo que si en verdad deseaba ser un eunuco, vaya que lo deseaba el me dijo que si en verdad lo quería ese era el momento, ya que tendría tiempo de recuperarme con creces antes de la graduación en donde mis padres y amigos estarían, para que nadie sospechara algo, me dio tres opciones para hacerlo.

Burdizzo, Elastrador o Química.

Por supuesto quería perderlos para siempre por lo que elegí el Elastrador casi de inmediato.

Una semana más tarde luego de haber tomado la decisión mi Amo me hizo venir una y otra vez, hasta que mis orgasmos eran secos, sin leche alguna brotando de mi irritado pene por todo el esfuerzo realizado creo que me vine como ocho o nueve veces, aquella noche de viernes dormí como nunca antes estaba tan tranquilo aun sabiendo que al día siguiente seria transformado en un eunuco para el resto de mi vida, era sábado y al medio día llego el Doc que era como llamábamos a un pasante de cirujano que apoyaba al Amo cuando necesitaba realizar algún procedimiento medico o de modificación.

Nunca supe su nombre real incluso mi Amo le decía Doc, mi amo me hizo tomar un baño, luego me hizo correrme por mí mismo, con la ayuda de mi mano, una última “chaqueta” (masturbación) el orgasmo que experimente creo que fue el más intenso en mis 24 años de vida, creo que el saber que esa leche que broto de mi verga seria la ultima que arrojaría por el resto de mi vida, cuando termine de venirme, el Doc coloco varias sabanas de papel sobre una cama, luego aseguro mis muñecas y tobillos a cada extremo de la cama cuando me acosté boca arriba en ella.

Luego mi amo, ya con una elastrador cargado con dos ligas fue pasando uno a uno, mis testículos por entre las estiradas ligas cuando mis dos huevos estaban ya del otro lado, mi Amo me hizo morder una pequeña almohada, luego acomodo la liga lo más arriba en mi saco mientras estiraba mis huevos con una de sus manos en dirección de mis rodillas, lo hizo con tal fuerza que pensé que me los iba arrancar estaba sintiendo mucho dolor cuando sentí el agudo mordisco de las ligas castradoras estrechándose sobre mi saco.

Mi cuerpo se arqueo hasta donde pudo apreté mis dientes fuerte mientras daba un fuerte pujido de dolor, que sencillamente no puedo explicar lo fuerte que fue el dolor en ese momento, mi cuerpo se sacudió por algunos segundos mientras tanto el Doc como mi Amo me observaban desde el mismo lado de la cama, mi verga estaba dura muy dura, chorreando ese liquido transparente sin parar, cuando me calme un poco mi Amo y Doc salieron de habitación dejándome solo, debieron pasar tres o cuatro horas hasta que regresaron, horas que se me hicieron eternas.

Para el momento que estaban a mí lado, mis huevos estaba ya muy hinchados de un color morado muy notorio, mi Amo se coloco unos guantes de látex para luego subir a la cama para posicionarse entre mis piernas extendidas, cuando levanto mi huevos mi cuerpo de nuevo se arqueo por el dolor que sentí en ese momento, mi Amo y el Doc rieron por mi reacción, el Doc no tardo en pasarle un bisturí a mi Amo con el que hizo un siguiendo una línea punteada que el Doc realizo en mi saco con un plumón especial.

El corte fue entre mis dos hinchados huevos, apenas el Doc me inyecto un poco de anestesia local, en mis escroto y huevos, lo que evito que sintiera mucho dolor pero aun así fue doloroso aunque creo que menos que de no haber aplicado la anestesia, entre como en un transe viendo con atención lo que mi amo hacia en mis huevos, el Doc a mi lado guiaba a mi Amo a cada paso, sosteniendo un espejo de unos 25 x 25 cm, para que pudiera ver sin problemas lo que mi Amo hacia.

Tardo algunos minutos en sacar mi Amo el primer testículo de mi saco, no fue como en las películas que apenas se abre la piel y salen, no tuvo que retirar varias capas, pues cada testículo cuelga dentro del bolso de piel, en su propio bolso interno gelatinoso, cuando mis dos huevos de un color casi blanco lleno de venas notorias por su superficie, estuvieron fuera de mi saco, el Doc le paso una par de tijeras para presión a mi amo con las que sujeto los tubos que unían a mis huevos al resto de mi cuerpo, con cada apretó salte y me retorcí de dolor.

Luego el Doc le paso una tijera quirúrgica a mi Ama con la que corto uno a uno mis huevos por debajo de donde las pinzas a presión sostenían a mis huevos, apenas hubo algo de sangrando a diferencia de cuando abrieron mi bolso de piel que sangro bastante, El doc suturo cada uno de los tubos que estuvieron unidos a mi cuerpo, antes de retirar la pinza, también retiro gran parte de mi la piel sobrante, por ultimo coloco un drenaje y costuro mi bolso de piel, con la misma tijera que cortaron mis huevos mi Amo corto las ligas en mi escroto y eso fue todo estaba convertido en un eunuco.

Mis dos  blancos huevos fueron colocados en formol en un frasco de mayonesa, en una repisa especial de mi Amo con varios otros frascos, falte varios días a la escuela pues apenas podía caminar el dolor lo tuve que mantener bajo control con fuertes analgésicos que me daban mucho sueño, el drenaje comenzó a soltar mal oliente pus unos días más tarde, pero en unos días dejo de hacerlo y comencé a mejorar, el Doc me comenzó a suministrar testosterona algunas semanas más tarde, lo que hasta el día de hoy me han permitido seguir teniendo dura mi verga.

La primera vez que tuve sexo sin mis huevos fue algo diferente hubo placer y de hecho disfrutaba masturbarme mientras me penetraban o gemía mientras me chupaban mi dura verga, pero a la hora del clímax el placer era efímero y no tan intenso como cuando aun tenía mis huevos poco a poco fui prefiriendo solo ser penetrado, ser un total pasivo y darle placer a mi amante o Amo en turno, para la graduación ya hacía meses que me había recuperado por completo, mis padres o amigos excepto Mario no sabían que en mi entrepierna ya no colgaban mis huevos.

Al principio usaba calcetines para aparentar que aun tenía testículos sobre todo en los vestidores de la universidad, y nunca me quite la ropa interior ahí,  luego con el tiempo conseguí una prótesis que simulan a los testículos reales y con esos aun estoy, A mi amo lo tuve que dejar aun sigo en contacto con él pues conseguí un buen trabajo y también el ya no tenía un lugar donde tener esclavos pues también se graduó al poco tiempo que lo hizo yo.

A Mario aun lo veo, de hecho nos juntamos cada tanto para recordar viejos tiempos y que me da por el culo con su bien dotada verga la cual adoro tener dentro tanto de mi ano como de mi boca, el resto del tiempo lo paso siendo una sumisa putita de cualquier macho que me quiera hacer gemir de placer mientras me monta como a perra, adoro ser un eunuco, no me arrepiento de haberme liberado de mis huevos, desearía volver a tener sesiones con mi Amo pero él vive muy lejos y aun en vacaciones me es imposible hasta el momento ir a donde está.

Hasta el día de hoy nadie de mi familia sospecha siquiera que soy un eunuco, uno de mis hermanos creo que piensa que soy gay, pero mis padres no lo creo no luego de verme con varias mujeres con la que si tengo sexo pero sexo FEMDOM o SM en las que me castigan y humillan como les da la gana, aunque claro eso nadie lo sabe, por lo menos no alguien de mi familia o amigos, vivo ahora solo en una casa donde hay mucha acción SM cada fin de semana aunque trato de ser discreto por aquello de los vecinos chismosos.

Pues bueno esa es mi historia espero les sirva mi experiencia, ¡si lo sé! no tengo huevos me dirán, pero no me importa me encanta ser un sumiso y puro eunuco aunque no pueda tener hijo y mi verga apenas alcanza una erección completa ¡adoro ser un eunuco!      



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com
     






Autor: Eunuco       Mail: darksoulpgm@gmail.com