HIJA DE LA NOCHE

Soy un ser de la noche, de las tinieblas condenada a vagar en la tierra de los mortales por toda la eternidad, siempre en busca del alimento que me sustenta, es un instinto mucho más fuerte que cualquier droga, me impulsa a hacer cosa que no deseo pero que necesito, como ahora que estoy sintiendo su pecho velludo sobre la espalda, sus caricias rudas y toscas estimulan mis senos mientras la barba me raspa en la nuca cuando me dice: “que rico te mueves putita, voy a llenarte de leche por zorra”......


HIJA DE LA NOCHE.
Soy un ser de la noche, de las tinieblas condenada a vagar en la tierra de los mortales por toda la eternidad, siempre en busca del alimento que me sustenta, es un instinto mucho más fuerte que cualquier droga, me impulsa a hacer cosa que no deseo pero que necesito, como ahora que estoy sintiendo su pecho velludo sobre la espalda, sus caricias rudas y toscas estimulan mis senos mientras la barba me raspa en la nuca cuando me dice: “que rico te mueves putita, voy a llenarte de leche por zorra”.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [SOBRENNATURAL] [CANIBALISMO]


Categoria: Hetero      Autor: Oli77 & Darksoul




Soy un ser de la noche, de las tinieblas condenada a vagar en la tierra de los mortales por toda la eternidad, siempre en busca del alimento que me sustenta, es un instinto mucho más fuerte que cualquier droga, me impulsa a hacer cosa que no deseo pero que necesito, como ahora que estoy sintiendo su pecho velludo sobre la espalda, sus caricias rudas y toscas estimulan mis senos mientras la barba me raspa en la nuca cuando me dice: “que rico te mueves putita, voy a llenarte de leche por zorra”.

El acre olor a sudor y cerveza que desprende son el aroma que inunda mis pulmones opacando mi mente, sus embates son cada vez más rápidos y fuertes; su mano se estampa en mis nalgas dejando una marca rojiza, mientras sus labios recorren mi cuello.   

Mi razón aún no entiende qué me motivó a aceptar sus propuestas, su pinta clásica de macho vulgar y fanfarrón, sus brazos fuerte o el bulto entre sus piernas, sin embargo ahora que lo tengo dentro de mi cada movimiento suyo es un grito de placer que mi vientre utiliza como lenguaje para decirme: “esto es lo que te hacía falta desde hace tiempo vamos goza que aún falta lo mejor”.      

No recuerdo cuando fue la última vez qué en un bar de carretera, aceptara la compañía de un camionero; seguro han pasado años de eso, la plática sobre sus proezas sexuales y su entrepierna mostrando el deseo, por ello no me opuse cuando enfilo hacia un lugar discreto y alejado de donde estuvimos bebiendo. Por lo regular siempre escojo chicos jóvenes, atractivos, bien dotados y en lo mas alto de su virilidad, pero esa noche no podía darme el lujo de escoger.  

En la cabina de su vehículo llegamos al escondido hotel que le sugerí, en cuanto entramos a la habitación me arrojo sobre la cama; mientras se desabotonaba el pantalón y liberaba su instrumento “mira lo que tengo para ti” anuncio a la par que tomo mi cabeza y la diriges hacia su miembro erecto, ya chorreando de líquido pre seminal.    

Es un pene grueso, brillante por la lubricación que ya sale de su cabeza, las venas henchidas son una red que la cubre y que invita a recorrerla con la lengua, comienzo a lamberlo despacio, saboreando cada centímetro, sintiendo como mi tanga se moja con los jugos de mi vagina, siendo una necesidad imperiosa de morderla, de arrancarla de su entrepierna, pero me contengo tengo que ser paciente para que mi satisfacción sea total.        

Antes de que pueda meterla en mi boca y disfrutar de su grosor, me tomas del cabello y nuevamente me arroja al lecho.  

-“Desnúdate y ponte de perrita”. Ordena.          

No espero repetición y me desnudo rápidamente mientras hace lo mismo; estoy ansiosa y mojada por sentirme invadida por su aun vigoroso pene, puede que no sea el de un joven de 25 años pero es justo lo que necesito en este momento. 

La sensación de tu vello, de su lengua en mi cuello, sus manos toscas apretando mis pechos son muy estimulantes sin embargo rompe el contacto por un instante (dejando las paredes de mi vagina hambrientas), solo para colocarme en posición del misionero; hunde su cabeza entre mis muslos y su lengua se recrea en mi clítoris enrojecido, mi depilada vagina escurre ríos de mis jugos, mis manos se prenden de sus caderas y las aproximan a mi boca.      

Disfruto mi sabor a través de tu grueso miembro, chupo despacio tu glande circuncidado, me deleito lambiendo las venas que parecen a punto de estallar; mi respirar se agita, mis caderas se mueven, me siento próxima al orgasmo.

Se separa de mí, adopta una nueva postura y me toma por los tobillos, los colocas en sus anchos hombros y lambe mis pies, una gota de sudor escurre por el vello de su pecho y no puedo evitar el deseo de beberla; con un poco de esfuerzo lo hago y aprovecho para juguetear con su tetilla usando mi lengua.           

Nuevamente me penetra con su caliente herramienta, haciéndome sentir inundada por esa fogosa y firme virilidad, los resortes de la cama del motel barato rechinan al mismo ritmo que mis jadeos; su rostro enrojece, en su grueso cuello se destacan las venas plenas de sangre y vigor.          

Nuestra respiración se agita a la par, el sudor es una leve película que nos hace brillar con la luz que se filtra a través de la persiana cerrada; mi mano diestra acaricia mi sensible botón y la izquierda pellizca rudamente mis propios pezones.  

Finalmente estalla en un intenso orgasmo, antes de que pierda vigor, mis piernas lo aprisionan y muevo mis caderas frenéticamente buscando alcanzar yo también ese pequeño paraíso. Un gemido es la señal de que alcancé la meta, tardas un instante en salir de mí lo que mi vagina aprovecha para cercenar su pene que aun late en mi interior goteando su espeso semen.

El esfuerzo del encuentro pasional y el alcohol que bebió lo han derrotado apenas y nota la falta de su pene, gracias a mis dientes vaginales y fluidos vaginales que son como acido hacen que la herida se coagule y la herida deje de sangran tan rápido como se produjo.      

Acaricio sus nalgas duras y redondas, las mueve un poco, acerco mi lengua a su ano y comienzo a lamberlo; sin embargo, no logro obtener respuesta de su parte mi extraigo su cercano miembro de mi interior aun late con fuerza.          

Aprovecho ese momento para morder, con mis largos colmillos, tu vibrante yugular; ¡adoro esas noches en las cuales primero deleito al cuerpo y después el paladar! 

Abre los ojos sorprendido, pero no tienes capacidad de resistirte, aquella sangre de semental maduro es un deleite, no lo voy a matar, solo beberé la sangre suficiente para calamar mis ansias, luego le doy la vuelta para abrir mi boca grande, sus dos pesados huevos vaciados en ese momento entran en mi boca, clavo mis colmillos en sus huevos, lo que hace que todo su cuerpo se sacuda.

De un fuerte movimiento de mi cabeza, le arranco su escroto con sus huevos en su interior, luego extraigo el saco de piel de su interior y uno a uno me devoro sus huevos, cuando acabo procedo a comerme su miembro aun endurecido no sin antes penetrarme con él una última vez. Con el miembro empapado de mis juego, y su semen que resbala de mi vagina, me como su glande, lo mastico sintiendo con cada nueva mordida orgasmo tras orgasmo, me devoro todo su falo y para cuando acabo, mis fluidos ya corren hasta mis tobillos.

Aquella carne como energía sexual me iban a mantener en calma para seguir con mi vida entre las sombras por tres meses tiempo en que tendré conseguir a otro semental que me llene y nutra para seguir vagando por el mundo mortal.





Autor: Oli77 & Darksoul       Adaptador: DarkSoul

INUSUAL FORMA

Iván de 36 años era u hombre en la plenitud aun soltero, pero ya comprometido con una hermosa mujer nunca en su mente cruzaron ideas homosexuales hacia otros hombres, de cuerpo bien cuidado y un pene lo bastante bien dotado era uno de los partidos mejor cotizados de la ciudad, además tenía dinero y habían asumido la dirección de los negocios de su padre, aquella tarde al salir de su oficina lejos estaba de imaginar que su vida cambiaría para siempre a manos de unos secuestradores, que le harían sentir un placer y dolor desconocidos para él hasta ese momento......


INUSUAL FORMA.
Iván de 36 años era u hombre en la plenitud aun soltero, pero ya comprometido con una hermosa mujer nunca en su mente cruzaron ideas homosexuales hacia otros hombres, de cuerpo bien cuidado y un pene lo bastante bien dotado era uno de los partidos mejor cotizados de la ciudad, además tenía dinero y habían asumido la dirección de los negocios de su padre, aquella tarde al salir de su oficina lejos estaba de imaginar que su vida cambiaría para siempre a manos de unos secuestradores, que le harían sentir un placer y dolor desconocidos para él hasta ese momento.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [DOMINACIÓN] [VIOLACIÓN] [CANIBALISMO]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul




Iván de 36 años era u hombre en la plenitud aun soltero, pero ya comprometido con una hermosa mujer nunca en su mente cruzaron ideas homosexuales hacia otros hombres, de cuerpo bien cuidado y un pene lo bastante bien dotado era uno de los partidos mejor cotizados de la ciudad, además tenía dinero y habían asumido la dirección de los negocios de su padre, aquella tarde al salir de su oficina lejos estaba de imaginar que su vida cambiaría para siempre a manos de unos secuestradores, que le harían sentir un placer y dolor desconocidos para él hasta ese momento.

Iván cuando se desperté tenía las manos y pies atados estaba desnudo, temblaba no sabía si de miedo o de frío. Más tarde entraron dos tipos con comida, mientras se burlaban de él diciendo

-"Mira qué bonita, tiene buenas piernas”. mientras el otro le decía.
-“Que me dices de esas nalgas”. Mientras Iván sentía una mano recorrer su espalda.

Trato de arrastrarse en el piso y ellos se reían, decían

-“Calma nena no me gusta poseer a tontos… aún que a ti si te penetraría jajajajajaja". Dijo uno de aquellos hombres.

Todos se quedaron callados cuando desde el fondo de aquel lugar alguien le dijo con una fuerte voz de mando.

-“Déjenlo en paz”. Dijo la voz.

Aquella voz era muy fuerte y masculina, de verdad esa voz imponía su poder sobre los otros dos, después de eso y por varios días solamente Iván escuchaba los pasos cuando entraban o salían de aquel lugar, ya que estaba con los ojos vendados le daban instrucciones de que debía comer y por las noches le iban a cubrirlo con un cobertor, todo el tiempo estuvo desnudo.

Un día supo que era sábado y de noche pues lo escuché diciendo que estaban aburridos en ese lugar mientras que todo el mundo salía a bailar, tomar y divertirse ellos en cambio tenían que estar cuidándolo, de pronto uno dijo porque no vemos una película porno pues ando muy caliente. Por dentro Iván sentía que su corazón se saldría de su pecho pues recordaba lo que habían dicho aquella noche. A lo lejos podía escuchar los ruidos de la película y las bromas que hacían entre ellos acerca de lo caliente que estaba un tipo al que le llamaban "caballo".

De pronto este le dijo al otro tipo "pelón" ve a traer agua caliente, no preguntes para que, solamente tráela, minutos después Iván escuchó pasos dirigirse hacia donde estaba. El tal "caballo" le dijo párate "nena" hoy te toca baño entonces comenzó a sentir el agua caer por su espalda y unas manos que le tallaba al principio bruscamente, trató de moverse, pero solamente consiguió que su mano bajara a sus nalgas y sus dedos pasaron sobre la abertura de sus nalgas.

Mientras que el "pelón" decía mira, a la nena le gusta y mira que pene tan grande tiene. El "caballo" le dijo, bueno pues tú tienes que lavárselo porque yo estoy lavando lo que voy a usar, así Iván comenzó a sentir las manos del pelón bajar por su pecho hasta acariciar sus huevos y pene con ambas manos.

La sensación era maravillosa, hasta ese momento Iván nunca antes había estado con un hombre y ahora eran dos lo que exploraban su cuerpo con esas manos ásperas, pronto comenzó a sentir los cuerpos desnudos de sus dos captores mientras le acariciaban y mecían

-“Vamos nena sé que te gusta, ummm, mira que nalgas y que pene”. Dijo el pelón.

Por dentro Iván quería gritar, pero la verdad lo estaba disfrutando mucho, de pronto sintió algo más que un dedo en su culo que trataba de entrar, se movió pues el dolor era muy grande, pero el caballo trataba de penetrarlo muy despacio mientras le lambía la espalda suavemente y le decía.

“Calma bebe, calma, solamente relájate…” Decía el Caballo.

El sentir su dura erección entrar en su virginal ano, mientras que el pelón le estaba haciendo una mamaba como nunca antes había sentido, Ivan sintió que iba a venirse en ese momento. Por fin pudo sentir como los huevos del caballo chocaron con sus nalgas mientras aceleraba el ritmo de sus embestidas, sintió como le pellizcaban las tetillas y gemía muy fuerte a la vez que el pelón continuaba con su mamada, hasta que por los gritos de caballo pude sentir que se vino dentro de él a la vez que Iván se vino en la boca del pelón.

A partir de ese día a Iván todas las noches le daban una mamada era penetrado de maravilla, hasta que un día y después de mucho suplicar les suplico que le descubrieran los ojos, por fin accedieron pues todo eso lo hacían a escondidas del jefe de la banda al cual llamaban el "chico", Ese día que le descubrieron los ojos por fin pudo ver la cara del caballo el cual era un tipo alto con cara de rudo pero un cuerpo fuerte con músculos marcados por el trabajo y no por ejercicio, y con unos labios muy rojos que te invitaban no besarlos, a morderlos y a comértelos.

El caballo le hacía honor a su apodo pues tenía un pene grandísimo, mientras que el pelón era un tipo sin cabello, tatuajes y pantalón grandes parecía ser miembro de alguna pandilla, pero con una cara de niño pues parecía no ser mayor de 19 años y con unas nalgas grandísimos que parecía ser el contraste de su cuerpo delgado y unos 19 cm de pene grueso y muy duro, aquella noche Iván mamó su primer pene, se tragó por la boca su primer miembro de hombre y también se dio su beso con un hombre.

Pero una noche ambos llegaron a donde estaba Iván lo tomaron para amarrarlo boca arriba, con sus piernas estiradas para arriba lo mismo que sus brazos, le colocaron un dispositivo en la boca que se la dejo bien abierta, sin posibilidad de poder cerrarla, de pronto el “Chico” apareció, estaba desnudo con una tremenda erección apuntando hacia arriba, su miembro era incluso mayor que el de “caballo”, aun apenas por uno o dos centímetros.

Ya estaba goteando liquido pre seminal de la punta iba con una máscara por lo que Iván no le pudo ver el rostro, se colocó unos guantes negros de látex, para luego poner de cuclillas detrás de para tomar el pene de Iván con una de sus manos enguantadas para masturbarlo por unos segundos. El “Caballo” y el “pelón” solo se quedaron ahí observando, masturbando sus endurecidos penes, de pronto el “Chico” dejo de masturbar a Iván para sentarse sobre su pecho e introducir su gran miembro en su boca, hundiendo su glande hasta su garganta, estuvo penetrándolo por largo tiempo, hasta que dando alaridos de placer se vino directamente en su garganta.

Cuando se recuperó de su gran orgasmo nuevo se colocó de cuclillas detrás de Iván. El “chico” se escupió su mano varias veces, antes de comenzar a penetrar al indefenso Iván con su mano, pronto todo el puño de el “chico”, estaba dentro de las entrañas de Iván que gritaba de dolor, los dedos de la mano comenzaron a presionar la próstata de Iván, hasta que sintió como la presionaba con fuerza. Iván dio un alarido de dolor, al tiempo que su pene en erección lanzo tres potentes chorros de su semen al aire mientras la otra mano de el “chico” lo masturbaba fuertemente.

El “chico” presiono aún más la próstata de Iván cuyo cuerpo se tensó y su pene lanzo un último gran chorro pero no de semen sino de sangre, su próstata había estallado cediendo a la presionó, de los dedos de la mano dentro de su entrañas, el chico saco su mano de las entrañas de Iván y tomo sus huevos con una manos, estirándolos hasta que todo el cuerpo de Iván se tensó de dolor, tomo un cuchillo lo coloco debajo del estirado escroto antes de proceder dijo.

-“Sin tu próstata ya no necesitaras tus huevos”. Dijo el chico.
-“NNNNoooommmmmNNN”, trato de decir Iván.

Pero el dolor que sintió cuando el “chico” comenzó a cortar sus huevos, fue tan grande que simplemente se quedó sin aliento, con todo su cuerpo tensado cuando por fin fue castrado sus nalgas chocaron contra la mesa, el chico caso sus dos huevos del saco de piel y uno por uno hizo que Iván se los tragara, el ultimo casi termina por ahogarlo, cuando todo termino Iván grito por unos minutos antes de desmayarse.

Varias semanas después Iván fue rescatado, al "chico" lo conoció en las oficinas de la procuraduría cuando le tomaban su declaración y por cierto no estaba nada mal de cuerpo y rostro, pero sentía un odio hacia ese hombre difícil de apaciguar.

Pero todo había cambiado Iván no tenía novia, pues al enterarse que fue castrado simplemente lo abandono, Iván comenzó a ver a sus amigos con deseo sexual, comenzó a gustarles los hombres y lo mejor o peor de todo, a escondidas de sus padres estaba pagando un buen abogado para que defienda a sus secuestradores, que creía que estaba enamorado de ellos, aunque solo de el “caballo” y del “pelón”.

El sicólogo de Iván cree que es "estrés postraúmatico", Iván cree que no, tan solo siente una fuerte necesidad de tener a caballo y a pelón en la cama, para gozar no solo de sus cuerpos sino de sus grandiosas virilidades sin importarle que ya no pueda gozar como antes.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul        Mail: darksoulpgm@gmail.com

HACIÉNDOLOS DÓCILES

Su esposa se quedó mirando a los esclavos en aquel campo, mientras veía a uno de ellos masturbarse sin ningún pudor sentado sobre una piedra y a otro levantándole la falda una de las esclavas que estaba laborando en el campo con intención de tener sexo con ella se le ocurrió una idea, llevo a su marido de nuevo a la villa a un lugar solitario donde ella lo beso en los labios......


HACIÉNDOLOS DÓCILES.
Su esposa se quedó mirando a los esclavos en aquel campo, mientras veía a uno de ellos masturbarse sin ningún pudor sentado sobre una piedra y a otro levantándole la falda una de las esclavas que estaba laborando en el campo con intención de tener sexo con ella se le ocurrió una idea, llevo a su marido de nuevo a la villa a un lugar solitario donde ella lo beso en los labios.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ESCLAVITUD]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul




Darnux estaba en retiro a sus 50 años era un victorioso general romano, que disfruta de los últimos años de su vida en si grande como rica villa a pocos kilómetros de la tumultuosa Roma, su joven como atractiva esposa rubia lo amaba pese a que le llevaba casi 20 años, aquella tarde el general estaba luciendo un semblante serio cuando su joven esposa lo noto observando a los campos a las afueras de su vida, portando un fino vestido color rosa se le acerco.

-“¿Cariño que te pasa porque estas preocupado?” Pregunto su esposa a Darnux.
-“¡Por esos esclavos querida!” Le respondió el general.
-“¿Qué pasa con ellos cariño?” Pregunto intrigada su esposa.
-“Vamos entenderás mejor si lo ves por ti misma”. Dijo Darnux.

La pareja, salió de sus habitaciones hasta llegar a uno de los campos que rodeaban su bella villa, ahí Darnux con su esposa de su brazo le mostro lo que pasa con aquello esclavos.

Mira querida estos esclavos tienen la tarea de cultivar este campo, pero no lo han hecho, antes eran soldados barbaros los capture luego de una batalla una de las ultimas en la que participe hace unos tres años, luego los convertí en mis esclavos.

-“Ya veo cariño pero ¿Por qué entonces no están los campos cultivados?” Pregunto su esposa.
-“Como puedes per se la pasan tocándose, manoseando a las esclavas o teniendo sexo con ellas”. Dijo el general.

Su esposa se quedó mirando a los esclavos en aquel campo, mientras veía a uno de ellos masturbarse sin ningún pudor sentado sobre una piedra y a otro levantándole la falda una de las esclavas que estaba laborando en el campo con intención de tener sexo con ella se le ocurrió una idea, llevo a su marido de nuevo a la villa a un lugar solitario donde ella lo beso en los labios.

Lentamente dejo la parte media de su esposo al desnudo para comenzar a jugar con sus huevos y pene, qué pese a su edad, se puso rígido en todo su esplendor casi de inmediato, ella descendió hasta quedar de cuclillas frente a su marido, exponiendo su raja ya humedecida por aquella idea, masturbo el miembro que quedo a centímetros de su boca, haciendo oscilar sus testículos por unos minutos antes de pasar su lengua desde la parta alta de sus huevos hasta la punta de su glande.

-“¡Siiiii, AAAAAAAAAAHH!”  Gimió de placer el general.

Ella tiró de su vestido para que sus dos hermosas tetas quedaran al aire, con una aureola y un pezón de un color marrón ligeramente oscuros eran delicioso quedando casi completamente desnuda frente su esposo que estaba con los ojos cerrados disfrutando de la mamada que ella le daba.         

Su raja estaba protegida por una buena cantidad de vello rubio, con labios vaginales gordos, ella se dio la vuelta dejando el pene de su esposo todo babeado para quedar a cuatro patas sobre el suelo, Darnux abrió los ojos para ver su hermoso par de nalgas bien redondas y paraditas, sobre las ella pasó sus manos, abriéndoselas un poco en forma muy provocativa, Darnux apoyando su mano en su pene que estaba duro y besando se acercó a ella para acariciarle sus tetas, poniéndose de rodillas frente a ella aun agarrando su pene y se la mete en la boca, que su esposa chupa de una forma provocativa Darnux le acariciaba su cabeza a medida que ella continuaba con su mamada, al cabo de unos minutos Darnux hizo que ella se pusiera de pie para fundirse en un largo beso para luego empezar a chupar sus tetas, a acariciar su raja, metiendo sus dedos dentro sintiendo como ya estaba empapada, al tiempo que su pene dio un respingo al escuchar como su esposa dio un gemido.   

Darnux la hizo ponerse boca arriba y se sube sobre ella, agarrando su pene y lo acomoda contra su rajita, haciendo que fuese entrando, hasta que la tuvo por completo dentro, desapareció dentro de su vagina, apenas la tuvo toda dentro comento a mover sus caderas con todo su pene dentro de ella.

-"juega con mis tetas". Suplico su esposa a Darnux.

Su esposa agarrando sus manos se las llevó a sus tetas, que la hizo gemir de nuevo.

-“Vamos cariño… dame tu leche”.  Dijo su esposa jadeando.

Con ella cerrando sus ojos hizo que el general moviera sus caderas más rápido, hasta que explotaron los dos, con su pene comenzar a llenar su vagina de su leche mientras ella se retorcía debajo del general también acabado sintiendo un gran orgasmo.    

Cuando Darnux se puso de pie su esposa sin dudar se metió de nuevo en la boca su pene, volviendo a chuparla, de inmediato las manos del general comenzaron a acariciar su cabeza, la sacó de su boca y se puso de pie para ambos fundirse de nuevo en un gran beso cuando se separaron Darnux, comenzó a chuparle sus pezones aun endurecidos,

 Luego cuando los estaban satisfechos ella se vistió, pero siguió acariciando el pene de Darnux aun en erección, de pronto tomo los huevos de su marido y le dijo mientras lo miraba.    

-“Sabes cariño la solución para esos esclavos es que los castres, así se volverán más dóciles”. Dijo ella con una sonrisa malévola en su rostro.   

El pene del maduro general tuvo un fuerte respingo cuando ella apretó levemente sus huevos mientras le decía la idea que tuvo al ver al esclavo masturbándose momentos atrás, en la mente de Darnux aquella idea se incrusto, luego de pensarlo por toda aquella tarde y noche, mando a sus guardias a tomar a los esclavos y prepararlos para que fuesen castrados en dos días.

Tres días después con los esclavos colocados boca arriba sobre pesadas como solidas mesas de madera desnudos en uno de los patios de la vida amordazados una vieja tocaba sus escrotos, ella no era la castradora local fue mandada llamar por Darnux, garantizaba un éxito del 80% en sus castraciones una cifra muy buena considerando que el 90% de los hombres que eran castrados morían por infecciones luego de ser cortados en aquella época.

Los esclavos aterrados presentaban tremendas erecciones, cuando la mujer tomo el escroto del primero de ellos, usando un cuchillo curvo el cual calentó hasta dejarlo al rojo vivo, con la punta muy bien afilada, rasgo el bolso de piel del esclavo cuyo cuerpo se tensó de inmediato, a la anciana mujer muy hábil en su arte apenas le tomo unos pocos segundos exponer los dos orbes del esclavo fuera de su escroto, tomo el bolso de piel desinflado y lo corto de un solo corte.

Lo que hizo arquear el cuerpo del esclavo, luego tomo los dos orbes con una sola mano, estirando los conductos que aun los mantenían unidos a su cuerpo, los tenso al máximo para luego cortarlos de un solo tajo, las nalgas del hombre levantadas de la mesa cayeron de golpe todo su cuerpo comenzó a convulsionar y se desmayó cuando la anciana aplico un hierro candente en su entrepierna, para cauterizar la herida.

La mujer repitió lo mismo con los otros cinco esclavos, cada que castraba a uno de ellos dejaba caer sus testículos arrancados de sus entrepiernas al suelo, hizo esto hasta que todos los esclavos eran unos eunucos para el resto de sus días. 

Seis meses después de ser castrados los mismo esclavos ahora trabajaban su campo, incluso la mujer que una vez se les ofrecía, pese a ella misma levantarse su falda ninguno de los esclavos parecía prestarle atención por su parte, Darnux  que estaba feliz por el cambio radical de actitud de su esclavos no solo los castrados sino los que aún no lo estaban que se volvieron obedientes al extremo temerosos de recibir un castigo similar a los pobres que fueron castrados gustaba de ir con su esposa para que le diera una rica mama en frente de aquello alguna vez viriles hombres para recordarles lo que nunca volverían a sentir en su vidas.


Ya que sin sus huevos cada uno de los eunucos, además de perder el deseo por el sexo, sus penes se marchitaron hasta ser incluso más pequeños que los de un niño de 5 años, nunca más tendrían una erección como la que Darnux tenía mientras disfrutaba de la boca de su esposa, viendo como sus esclavos ahora obedecían sus órdenes y eran dóciles como los deseaba.  



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com      




Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

TRABAJO SEÑUELO

Austin se sonrió a sí mismo en el espejo, se cepilló los dientes una vez más, fijo su cabello de nuevo. No le dijo a su padre a dónde iba; él solo le había criticado por ello, y le darían más nervioso. Se montó en su bicicleta, y se marchó. Tardó unos 20 minutos en llegar al antiguo almacén a las afueras de la ciudad. Austin se había tomado su tiempo para llegar allí, así que no llegaría todo sudado. Él tenía un poco de curiosidad de porqué fue elegido ese sitio en particular. Este lugar parecía estar abandonado. Era demasiado grande, y en mal estado......


TRABAJO SEÑUELO
Austin se sonrió a sí mismo en el espejo, se cepilló los dientes una vez más, fijo su cabello de nuevo. No le dijo a su padre a dónde iba; él solo le había criticado por ello, y le darían más nervioso. Se montó en su bicicleta, y se marchó. Tardó unos 20 minutos en llegar al antiguo almacén a las afueras de la ciudad. Austin se había tomado su tiempo para llegar allí, así que no llegaría todo sudado. Él tenía un poco de curiosidad de porqué fue elegido ese sitio en particular. Este lugar parecía estar abandonado. Era demasiado grande, y en mal estado.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [TORTURA] [CANIBALISMO] [ADVERTENCIA]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo




Austin se acababa de graduar de la secundaria, tenía 18 años, 1.75 de estura, un joven muy guapo. Le encantaba jugar con sus amigos; béisbol, el senderismo y natación eran algunos de sus momentos preferidos. Estaba esperando ese verano. ¡Él estaba pensando iba a hacer un mejor verano todavía!

Él vivía en un complejo de apartamentos de bajo costo con su padre y sus tres hermanos pequeños. Su Madre los había dejado hace años, impulsada ​por el alcohol y las drogas. Sorprendentemente, Austin se había mantenido al margen de los elementos tanto como le era posible, y había crecido fuerte y hermoso. Él sabía que tenía que alejarse de su padre, y empezar una vida propia. Una que llevaría al éxito y a una vida más feliz.

Por eso, cuando el tomo el volante se quedó en la puerta de entrada, Austin estaba excitado. ¡Era un anuncio para puestos de entrada con una empresa de informática local! ¡Eso era solo lo que estaba esperando! El panfleto decía que debía estar en el almacén de distribución, a las 9 de la noche.

Austin pasó el día trabajando, para quedar bien, y prepararse sicológicamente a sí mismo para la entrevista. Se duchó y se puso sus mejores ropas casuales... pantalón de mezclilla y una bonita camisa de cuello. Su cabello rubio era ondulado en la parte superior, con un poco de cera para el cabello para darle brillo. Mientras se miraba en el espejo, sus músculos se ondulaban a través de la camisa apretada. Sus grandes brazos y los hombros cuadrados eran el resultado de la juventud y el ejercicio. Su pantalón era probablemente un poco pequeño también, y mostraba su gran trasero como sus muslos carnosos. Sus genitales eran siempre un problema para Austin. Ellos eran demasiado grandes, y siempre tenía problemas para ocultarlos.

Austin se sonrió a sí mismo en el espejo, se cepilló los dientes una vez más, fijo su cabello de nuevo. No le dijo a su padre a dónde iba; él solo le había criticado por ello, y le darían más nervioso. Se montó en su bicicleta, y se marchó. Tardó unos 20 minutos en llegar al antiguo almacén a las afueras de la ciudad. Austin se había tomado su tiempo para llegar allí, así que no llegaría todo sudado. Él tenía un poco de curiosidad de porqué fue elegido ese sitio en particular. Este lugar parecía estar abandonado. Era demasiado grande, y en mal estado. Solo una gran serie de edificios organizados, sin nadie alrededor a millas. Bueno, ese era el lugar.

Había un coche aparcado frente a lo que debía ser la oficina. Austin aparcó su bicicleta y entró por la puerta chirriante. Dentro había unas cuantas sillas polvorientas y una alfombra sucia. La única luz de la habitación provenía de la ventana sucia. Austin entró, y la puerta se cerró detrás de él.

-"Hola. ¿Hay alguien aquí?”, Preguntó.
Sin respuesta.

Se estaba poniendo más nervioso. Pero entró en la habitación, y a través de la puerta en el otro extremo. Sentado detrás de una mesa de conferencias estaba un hombre oriental; probablemente de unos 35 años, de cabello negro corto, gafas gruesas, que parecían estar en muy buena forma. Austin notó que sus brazos eran grandes y gruesos para un oriental. Era muy guapo también. El hombre estaba sonriendo, a Austin.

-“Mi nombre es Lee. Me alegro de que hayas podido venir”. Lee se movió un poco en su silla. 
-“Ahora, por favor, quítate toda la ropa para mí”. Le dijo.
-“¿Qué ?” Austin no estaba seguro a donde conducía todo aquello.
-“Por favor, desnúdate. Quiero ver tu gran cuerpo completamente desnudo”.

Austin se quedó allí con la boca abierta.

-“Veras, te he estado observando. Planté ese anuncio falso de trabajo en tu puerta, con la esperanza de que aparecieras. Tienes un cuerpo tan maravilloso. Ustedes, los norteamericanos crecen tan grande y con mucha carne”. Lee se levantó y empezó a pasear alrededor de la mesa hacia Austin.

Austin comenzó a retroceder un poco.

-"Lo ves. Tengo gusto de los muchachos de carne blanca como tú. Me gusta la carne jugosa. Te he estado observando durante meses. Practicas deportes y ejercicios con regularidad para tener músculos más grandes”. Lee se detuvo a unos pasos de Austin. Él sacó una pistola de la parte posterior de su pantalón corto y apuntó a Austin.

-"¿Qué estás haciendo? ¿Por qué tienes esa arma? ¡Solo vine aquí por un trabajo!” Austin estaba aterrado. Había caído en una especie extraña trampa.

Lee miró por encima de Austin. Mirando por un momento sus genitales abultados. 

-“¡Nunca los he visto, pero simplemente no puedo esperar! ¡Deben estar llenos, de lo grande que son! ¡Va a ser muy divertido jugar y comerlos!” Lee estaba por delante de sí mismo. “¡Dije desnúdate!”

Austin dio un paso atrás y comenzó a buscar a tientas su camisa. Seguía sin dejar de comprender lo que estaba pasando. Pero con una pistola apuntando a su pecho, él obedeció. Se sacó la camisa por la cabeza. Lee estaba más excitado ante la visión del abdomen, pecho y brazos tensos músculos. Los zapatos le siguieron a continuación, seguido por los Medias (calcetines). A continuación, el pantalón fue poco a poco desabrochado, abierto para caer al suelo. Austin le dio una patada a la pared detrás de él. Su ropa interior tipo bikini se apretaba a su pelvis no logrando ocultar su miembro abultado y huevos.

Lee estaba hipnotizado. Tales músculos magros de carne grandes eran fabulosos. Y una gran cesta de vello. 

-“¡Ahora la ropa interior por favor!” Dijo Lee.

Austin estaba tan avergonzado. No podía creer lo que estaba sucediendo. Nunca se había expuesto a nadie antes. Tal vez en las duchas de la escuela, pero nunca bajo tal escrutinio. O por la fuerza. Deslizó sus pulgares debajo del elástico de la cintura, y se lo bajo Su gran pene joven corte de 10 pulgadas y sus huevos sueltos bajos quedaron colgando libremente. Estaba mortificado. Lee estaba totalmente satisfecho, con la boca abierta de alegría. "¡Maravilloso! Tan grande y carnoso. Gracias por venir hoy Austin” Él lo miró a los ojos. 

-“Sí, sé tu nombre. Como dije, te he estado observando. ¡Eres simplemente perfecto, nadie te echará de menos! Ahora, por favor entrar por esa puerta”, Lee hizo un gesto con la pistola a una puerta en el lado de la habitación.

Austin hizo lo que se le dijo. Lee lo dirigía desde atrás, con la pistola dirigida a él. Él se dirige a través de un conjunto confuso de los grandes almacenes y pasillos. Finalmente por un tramo de escaleras de metal y por medio de otra serie de pasillos. Austin estaba completamente perdido y aterrado. La temperatura en este edificio era un poco cálida, y Austin estaba empezando a sudar un poco. Sus grandes genitales colgaban bajos por el calor. Podía sentir su gran joven pene comenzar a llenarse un poco de sangre. Esperaba no tener una erección delante de su captor.

Lee observaba desde detrás de Austin. Admirando sus grandes músculos magros. Ellos se hinchaban y flexionaban, y mostraron cada fibra muscular en detalle. Su boca estaba regando saliva, y Lee estaba con una erección, pensando en la tortura y el dolor que iba a infligir a ese gran estadounidense blanco. Comería bien durante los próximos días, y disfrutaría de cada momento con el joven. Pensaba de manera retorcida como iba a gritar en agonía mientras lo azotaba, o mientras lentamente lo dejaba sin piel, cocinaba o lo desmembraba vivo.

Parte II

Terminaron en una gran habitación en un sótano caliente. Estaba iluminada desde arriba con varias lámparas fluorescentes, con paredes blancas sucia, y varias bandejas y contadores alrededor de las paredes. En el centro de la habitación había una mesa de metal de aspecto extraño. Esa a unos 2 metros de largo, 1 metro de ancho, en forma de una bandeja, con 15 cm de grosos alrededor. En el centro había un desagüe. Al subir desde el fondo de la bandeja estaban varios soportes altos 15 cm. En estos soportes habían correas. Se le ocurrió a Austin que eso podría ser una especie de mesa de autopsias.

-“Sube a la mesa de Austin. Boca arriba, con la cabeza” Lee señaló el extremo más cercano de la mesa.

Austin estaba temblando. Él sabía que nunca iba a salir de esa habitación. Con la pistola apuntando a él, se sentó sobre la mesa. Fue genial. Se sentó en el borde, y lentamente se deslizó sobre el soporte central. En realidad, fue posicionada para apoyar la espalda baja, así que por ahora, su culo carnoso se sentó en la parte inferior de la bandeja. Subió sus piernas musculosas temblando, en los soportes de rodilla y tobillo, y se sentó allí.

-“Ahora, antes de colocar, las correas en los tobillos y las rodillas hacia abajo con fuerza.” Lee tenía su pene duro por la anticipación.

Austin hizo lo que se le dijo, coloco las correa en sus tobillos hacia abajo alrededor de 60 cm de distancia, y en sus rodillas alrededor de 45 cm de distancia. Las correas eran viejas de cuero gastado, pero parecía que estaban todavía muy fuertes.

-“Se echó hacia atrás, y la correa de su cuello fue colocada”.

Él sintió en su espalda, un soporte bajo para su espalda baja, dejando su culo suspendido por encima de la mesa. Hubo otro soporte en el centro sin correa, un soporte contorneado que se extendía desde el cuello hasta la parte posterior de la cabeza, y uno en cada muñeca. Austin apretó las correas alrededor de su cuello lentamente. Lágrimas brotaron de sus ojos.

-“Por favor, señor. Déjame ir”. Vaciló y sollozó. 
-"Soy solo un chico. Este verano va a ser grandioso. No quiero estar aquí”.
-"Cállate. Haz lo que digo, o voy a hacer un agujero en ese cuerpo bastante que posees”. Lee se acercó con la pistola y la coloco sobre los huevos de Austins.

-"¡De acuerdo! ¡De acuerdo! ¡Lo haré, no me haga daño!”. Austin se colocó rápidamente la correa de cuero alrededor de su cuello.

-"Eso está mejor". Dijo Lee.

Lee dejó el arma y agarró la muñeca izquierda de Austin, y aseguro muy bien, luego se trasladó a la otra muñeca e hizo lo mismo. Se dio la vuelta y verifico que todas las retenciones estuvieran bien puestas. Luego tomo una mordaza de bola grande para moverla hacia la boca de Austin. Los ojos de Austin se agrandaron cuando se dio cuenta de que iba hacia su boca. Apretó los dientes.

-“¡Abre, o voy a hacer que la abras!” Lee amenazo.

Austin sin embargo no abrió la boca. Lee agarró sus grandes huevos y las sostuvo en su mano libre. “Apuesto que son muy sensibles. Apuesto a que casi no han sido utilizados. ¿Te gustan tus huevos, muchacho?”

Austin se limitó a mover la cabeza asintiendo tanto como pudo.

Lee comenzó a apretar. Más y más duro. Los orbes grandes carnosas se pusieron rojos y Austin empezó a torcer y gritar. Lee solo sonrió y comenzó a tirar de ellos también. “Solo dime cuando hayas tenido suficiente Austin”. Lee se burló.

Lee agregó de repente mucha más presión, y Austin no pudo más. Él abrió la boca y gritó. Lee disfrutó del dolor y el terror durante una fracción de segundo, luego metió la mordaza de bola en la boca de Austin. Fue un ajuste muy apretado, y tuvo que retorcerla para qué entrara. Pero lo hizo hasta el fondo. Efectivamente bloqueando los gritos de Austin y suplicas.

Lee entonces soltó sus huevos.

Acarició con sus manos el gran cuerpo atado de Austin. Era todo suyo. Podía ver lo que quisiera. Y a su antojo para entregar una gran cantidad de dolor y agonía. Su mano se detuvo en los grandes pectorales de Austin, para pellizcar sus pezones. 

-“¡Eres tan perfecto, tan grande y carnoso, que van a ser absolutamente delicioso!” Lee no se había dado cuenta de que había hablado en voz alta, hasta que vio la expresión en el rostro de Austin. Austin, finalmente se dio cuenta de cuál era su destino.

Lee se limitó a sonreír por el terror de Austin. 

-“Eso es chico estas en lo correcto. Voy a comerte. Voy a comenzar con tu jugoso pene y grandes testículos, ablandándolos con especias cocinados y comidos mientras que están unidos aun a ti, mientras ves y sientes cada bocado que les dé. ¿Eso Aterrorizo al Austin”. Lee acariciaba sus genitales. La Sensación de su tamaño y de la carne era única.

El soporte para la cabeza de Austin estaba ligeramente inclinado, para que pudiera mirar a lo largo de su cuerpo. Él sería capaz de ver su propio cuerpo ser preparado, cocinado y comido. Su mente daba vueltas. Esa era una especie de pesadilla Lee lo dejó por un tiempo, para disponer de la bicicleta del chico, y oculto su coche. Cuando regresó un tiempo después, Austin había estado tratando de aflojar sus ataduras. Pero solo logró conseguir una erección. Lee estaba encantado de ver eso.

-"¡Se ve delicioso! ¡Muchas gracias por hacerlo tan grande para mí!” Dijo Lee.

Lee ahora estaba vestida con nada más que un delantal blanco, con una erección sobresaliendo de la parte delantera. Él estaba claramente bien equipado. ¡Pero no tan grande como la de Austin! Su gran pene blanco de Austin era unos buenos 10 pulgadas, y cuando Lee lo acarició, parecía palpitar y pulsar quedando aún más grande. Lee apretó en la base, forzando más sangre a la cabeza, los labios de su glande se separaron abriéndose, ya que se vio obligado dolorosamente. Lee rozó con su mano, y Austin se estremeció.

-“El tiempo para un bocadillo!” Lee exclamo.

Mientras Austin observaba con terror, Lee desenrollo sobre una mesa algunas cosas de miedo. Lee agarró su pene en la base de nuevo, y obligó a la cabeza llena de sangre. Luego lo envolvió con un alambre varias veces alrededor de la parte inferior del glande, más y más fuerte. Austin se volvió loco de dolor cuando la piel fue pellizcada y estrangulaba por el alambre por debajo de su glande en forma de hongo. Él se agito y grito. Sus grandes huevos se contrajeron, y sus músculos se tensaron.

A continuación, Lee comenzó a acariciar el gran falo de carne. Pellizcando los pezones de Austin, y frotando su ondulado abdomen. Austin pronto cedió, y lanzó una gran carga. Mientras eyaculaba, tiro, de su pene lleno de jugo de chico cremoso. Lee estaba contento. Él agarró rápidamente otro cable, y lo ata en la base del gran perro carnoso. Ahora bañado en leche.

Lee sonrió para sí mismo, y se frotó su gran erección. “Gracias. Espero que lo hayan disfrutado, que va a ser la última”.

Lee coloco una bandeja de plástico con bisagras sobre la sección media de Austin. En realidad, eran dos secciones, articuladas entre sí, con un pequeño agujero en el centro. Permitiendo al pene y los testículos de Austin a pasar a través del agujero, a continuación, la bandeja se cerraba por arriba. El pene y los testículos de Austin estaban descansando en la parte superior de la bandeja, en el medio. Sus piernas sostenían la bandeja, que descansaba sobre la mesa estabilizada. Lee acarició las golosinas carnosas de nuevo. Saboreando su tamaño.

Austin bajó la mirada hacia su pene e hinchados huevos atrapados, sus ojos estaban llenos de lágrimas. Lee golpeó ligeramente las grandes bolas sueltas, observando la reacción de Austin. Austin se puso tenso, y flexionó sus músculos. Lee simplemente golpeó más y más duro. A continuación, puso la mano en los testículos y los empujo hacia abajo, y las masajeo un poco. Austin intentó gritar. Retorciendo su cuerpo, tratando de liberarse. El dolor era desgarrador. Lee amainó. Luego puso una caja con tres cables conectados a él. En el extremo de cada cable había una aguja gruesa larga y afilada.

-“Voy a meter uno de estos en cada una de tus bolas, y uno en esa cabeza de seta de tu pene Austin. ¡Va a ser extremadamente doloroso para ti, y muy agradable para mí! A continuación, voy a cocinar estas bellezas. Voy a empezar despacio, para que puedas disfrutar del tremendo dolor. Voy a cocinarlos de a poco”.

Lee agarró el gran pene palpitante, y coloco la punta de la aguja larga en el lado del glande púrpura. En cuanto a Austin, cuando la metió un poco. Austin se tensó. Entonces Lee empujó hasta el final. Austin grito pero la mordaza contuvo el grito. Lee sonrió. Tomo los testículos flexibles sueltos, y puso otra aguja en uno de ellos. Al apretar, la aguja se hundió en su saco, fue muy doloroso presionó la aguja en el testículo. Poco a poco la insertó. Austin gritó y se retorció de nuevo. Sin embargo, Lee seguía sin detenerse. Finalmente llegó a través del otro lado.

Lee recogió el testículo final. Se dio la vuelta. Apretó un poco, y pensó en lo delicioso que iba a ser. Él empujó rápidamente la aguja a través del escroto. Sin advertencia. Austin volvió a gritar, no antes. El frotamiento de pecho sudoroso y temblando abdomen Austin, Lee se volvió en el jugo. Bajo al principio. El cuerpo de Austin se sacudió un poco. Lee podría sentir sus músculos tensos. Él sonrió. Lee comenzó a aplicar la tensión poco a poco, y Austin comenzó a agitarse y luchar. Podía ver sus genitales grandes carnosos tener espasmos al empezar a ser cocinado. Lee simplemente frotó los músculos de Austin, y disfrutó del terror y el dolor. Sus músculos estaban tan grande y tensados.

Después de unos minutos, Lee aplico toda la tensión, y terminó de cocinar su almuerzo. Ellos fueron ahumados y Austin estaba como en otro lugar. Todavía temblando, pero era como no estuviera ahí. Su gran pene se había hinchado y sus huevos se tornaron de un color gris. Estaban muy calientes, muy grandes y húmedos. Estaban cocinados.

Lee sacó algunos cubiertos, y quitó las agujas del pene y los testículos cocinados. Lee atravesó la cabeza con un tenedor, y cortó la cabeza. El esperma cocinado se esparció, y Lee mojo algo de esa crema con el glande cortado. Se lo metió en la boca y lo masticó lentamente. Austin vio todo como en un sueño, como Lee devoraba su gran pene, un bocado a la vez. Podía sentirlo, pero no fue tan malo como ser cocinado en vivo. Había muy poca sangre. Solo un poco de relleno de semen.

Lee abrió una brecha en él escroto y perforó un testículo con el tenedor. Sin cortarla lo saco del escroto, bajó la boca y lo mordió sosteniéndolo con el tenedor. Austin gritó. Estaba claro que estaba todavía muy sensible. Mientras que las cuerdas todavía estaban unidas a ellos, Lee masticó el gran testículo caliente hasta hacerlo una papilla. Luego sacudió la cabeza, y la ingirió. Austin se dejó caer en la inconsciencia.

Lee comió el testículo final en silencio.




Historia Original Aquí.





Autor: Anónimo       Traductor: DarkSoul

APLAZADO

Una vez que se planteó la cuestión no fue tan fácil. Chris y Shawn habían estado esperando durante semanas para que los padres de Chris salieran de la ciudad para una planeada escapada. Solo unos días antes, Shawn había planteado su deseo a Chris......


APLAZADO
Una vez que se planteó la cuestión no fue tan fácil. Chris y Shawn habían estado esperando durante semanas para que los padres de Chris salieran de la ciudad para una planeada escapada. Solo unos días antes, Shawn había planteado su deseo a Chris.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SADO] [CANIBALISMO]


Categoria: Adolescente      Autor: Mr. Nip




Una vez que se planteó la cuestión no fue tan fácil. Chris y Shawn habían estado esperando durante semanas para que los padres de Chris salieran de la ciudad para una planeada escapada. Solo unos días antes, Shawn había planteado su deseo a Chris,

-"En la noche que sus padres se fueran de la ciudad, deseo que me corten el pene y huevos".

-"Sí", Chris dijo, pensando acerca de lo primero, pero después de llegar a una decisión completa. "Definitivamente te voy a anular".

Los dos adolescentes habían sido amigos durante casi ocho meses y a ambos les gustaba el mismo tipo de música. Se vestían más o menos de la misma forma y ambos les gustaba emborracharse juntos. En una noche en casa de Chris hace tres meses cuando se emborracha con la bebida que la hermana de Shawn les había comprado, Shawn le dio un beso a Chris en los labios y los dos de ellos comenzaron a besarse con pasión. Minutos después Chris estaba recibiendo caricias en su pene por parte de Shawn y no solo eso también se lo chupaba. Cuando Chris disparó su carga por toda la cara de Shawn y el chico más joven lamió el semen de su piel como si fuera un helado, Chris se dio cuenta de que aquello era muy bueno.

La siguiente noche, Shawn se la chupo a Chris de nuevo, pero esta vez asumió la posición como el chico pasivo y pronto Chris estaba empujando su pene lubricado en el culo deseoso de Shawn, y lo penetro tan duro como pudo. A Shawn le gustaba que fuera duro, que quería el pene de Chris tan profundo de él como fuese posible, y lo estaba consiguiendo. Se hizo pasar por una chica y se quejó con la voz de una chica cada vez que Chris lo penetraba por su culo. La próxima semana Shawn apareció usando pantimedias de su hermana debajo de su pantalón de mezclilla con un agujero en su hendidura hasta la parte trasera. Se puso el lápiz labial rojo y delineador de ojos, que a Chris le gusta porque el cuerpo de Shawn era pálido y pequeña como el de una pequeña niña.

A Chris le gustaba dar a la intemperie y a Shawn le gusta recibir de esa manera. Un sueño que tenían, Chris Shawn era ser esposados ​​al techo de su armario y que le colocaran ligas de goma alrededor del escroto de Shawn. Cuando su escroto se puso morado, Chris encendió un cigarrillo y le quemó su escroto por todas partes. Shawn acabo enseguida de manera abundante por lo mucho que aquello lo dejo excitado. Le pidió a Chris que le torturara su pene, así que Chris tomó agujas y las empujó a través de la cabeza del pene de Shawn. Cuando llegó a 10 agujas, Chris fue al cobertizo y fue a buscar unos dos clavos de 2 x 4 y un martillo. Cuando Shawn vio lo que Chris iba a hacer, comentó.

"Espera, eso es demasiado", dijo. Pero Chris se quitó la ropa interior, revelando sus ocho pulgadas de erección que se balanceaba adelante y atrás mientras recogía una mesa lo suficientemente alta como para descansar los huevos de Shawn adecuadamente. Chris metió su ropa interior en la boca de Shawn y lentamente, utilizando el martillo, para golpear el clavo en la superficie del testículo derecho de Shawn. 

Shawn lloró con la ropa interior en la boca cuando Chris enterrado rápidamente el clavo en la madera, y luego se puso a embestir un clavo a través de su otro testículo. Cuando terminó, Shawn sentía como un insecto clavado en la mesa. Su dolor pronto se calmó con las endorfinas, tonándose en un latido sordo. Chris le quito la mordaza y Shawn tuvo la oportunidad de mirar hacia abajo a sus órganos dañados.

-"¿Qué piensas?" Chris sonrió admirando su trabajo práctico. Había clavado los huevos de Shawn a través de la madera y en la tabla, haciendo de él una parte del mobiliario.

Shawn se dio cuenta de sus huevos estaban ahora dañados sin posibilidad de reparación. A partir de ese momento serían inútiles. Que nunca podría tener hijos, probablemente. Pero no sentía decepción alguna, en vez se sintió liberado, y pronto se preguntó de qué otra manera podría servir a las fantasías de Chris. Esa noche, después de quitar los clavos de sus huevos, Shawn recompenso a Chris penetrándolo por el culo sin lubricante muy duro para mostrar cómo el culo de Shawn lubricado naturalmente en sí mismo era más ardiente que antes. Después de que dejaron de usar lubricante para ser penetrado Shawn tuvo que soportar el dolor cada vez que empezaban.

Fue idea de Shawn tener su pene y testículos cortados. Él sabía que el pensamiento excitaría a Chris tanto como a él lo excitaba. Le dijo en la escuela al día siguiente. Estaba previsto para el fin de semana cuando los padres de Chris iban a estar fuera de la ciudad.

Los dos se pusieron a conseguir los suministros necesarios, puesta en escena viajes falsos al médico para robar anestesia cuando el médico salía de la habitación. Simulaban estar interesados en la clase de biología para que pudieran robar escalpelos. Uno de ellos fingió un viaje a la enfermera para robar una gasa cuando la enfermera estaba de espaldas. Finalmente compraron una botella para celebrar cuando se hubiese consumado todo.

Cuando los padres se fueron los dos adolescentes con videos alquilados y comida en la nevera. Agitaron un adiós al coche cuando salió de la calzada, y luego los dos corrieron a la habitación de Chris. Ambos se quitaron toda su ropa. Ambos tenían erecciones e inmediatamente empezó a chupar Shawn a Chris. Después de que Chris había disparado su carga en la garganta de Shawn, Chris se puso lentamente la ropa de nuevo. Shawn recostado desnudo, jugando con su culo cuando Chris preparo todas las herramientas y coloco una lámina de plástico en el suelo para evitar que nada de sangre manchara la alfombra de sus padres. Luego tomo una silla de metal plegable que coloco sobre el plástico. 

-"Toma asiento". Le dijo a Shawn.

Shawn hizo lo que le dijo. Estaba sonriendo. No podía creer lo que estaba sucediendo realmente y que estaba muy contento de que fuese hecho por él. Ambos habían hecho suficiente investigación en Internet y que sabía que no iba a ser un procedimiento perfecto, pero que iban a hacerlo de todos modos. Pusieron un poco de lubricante en el extremo de una vieja antenas de televisión de orejas de conejo, Chris trabajó la sonda de metal fino por la uretra de Shawn. El metal frío dentro de su uretra se sentía extraño y a Shawn le produjo una erección. Sus pezones se endurecieron y el asiento de la silla se humedeció. 

Chris entonces lleno una jeringa pequeña con anestesia e inyecta pequeñas cantidades por todas partes en las partes íntimas de Shawn, en su pene, alrededor de él, incluso en sus huevos, que todavía estaban magullados con agujeros rojos en ellos desde la semana anterior. Muy pronto Shawn apenas podía sentir su pene y testículos, pero hubo una clara sensación de presión cuando Chris agarró uno de sus huevos heridos y lo apretó. 

-"¿Puedes sentir eso?" Pregunto Chris.

Shawn hizo una mueca,

-"Un poco". Respondió.
-"Está bien pronto ya no sentirás nada. ¿Estás listo?" preguntó Chris.
-"Hazlo. Corta mi pene primero". Le respondió Shawn.

Chris tomó el bisturí y lo enterró en la carne en la base del pene de Shawn y cortó lentamente en el aserrado con movimientos alrededor de la circunferencia de la barra de metal que sobresalía en su uretra. Shawn respiró con fuerza. Se estaba excitando al ver a su pene ser eliminado. Después de esto, se habrá ido para siempre.

Chris corto todo el camino alrededor de la base del pene de Shawn y cortó todo el tejido que conectaba su pene hasta llegar al metal. Cuando lo corto por completo, deslizó el pene hacia arriba y fuera del poste de metal, y la puso suave y sangrando en una de los platos blancos para la cena de su madre. Él agarró un manojo de gasa para detener la hemorragia y le dijo a Shawn que sostuviera la gasa alrededor de la base añadiendo presión a la herida.

-"¿Cómo vas hasta el momento?" Chris le preguntó.
-"Bien". Shawn sonrió. 

Se besaron cariñosamente en los labios. Shawn se dio cuenta del sacrificio que estaba haciendo Chris aunque estaba muy excitado. Pero luego de nuevo a continuo. Con el pene de Shawn ido, el escroto era lo siguiente. Chris trabajó su camino bajo el escroto con el bisturí en forma de media luna hasta que fue capaz de levantar el colgajo cortado de la piel y, finalmente, lo separo del cuerpo de Shawn con unos cuantos cortes más de la maquinilla de afeitar. Chris levantó el escroto cortado y golpeó a Shawn en la cara con él en broma. Todavía estaba caliente.

-"Esto va al triturador de basura". Bromeó.

Shawn rió con sus testículos sueltos y colgando cerca de su culo. Chris tomó una tijera y cortó las cuerdas, sosteniendo cada testículo y maravillándose con los agujeros de los clavos todavía en ellos. Chris a continuación, coloco la uretra de Shawn un poco más bajo antes de que él sacara la antena, de modo que, para el resto de su vida, Shawn tendría que orinar sentado.

Luego ató los cordones y los empujó hacia atrás en el cuerpo de Shawn, recogiendo rápidamente la aguja y el hilo para suturar la herida de Shawn hasta cerrarla. Chris luego se lavó y envolvió la herida en una gasa. Se fue a su mochila, donde sacó pastillas para el dolor que había comprado con el concesionario de drogas en la escuela y los antiinflamatorios que había robado de la oficina del doctor. 

-"Tome éstos regularmente", dijo.

Shawn fue a lavarse y tomar las píldoras cuando bajo con el alcohol Chris se lo arrebató. 

-"Tomándose esas pastillas en seco. Nosotros no quiero que te orines con heridas recientes por el momento". Con eso tomó varios tragos del alcohol.

Esa noche Chris cocino los testículos de Shawn con salsa de hongos y luego de asar su pene lo coloco sobre una cama de verduras. Hizo que Shawn permaneciera desnudo, acurrucado a sus pies mientras él instaló una mesa para uno en el comedor de sus padres. He hizo que Shawn llevara un collar de perro con correa y lo ato a la pata de la mesa para que no pudiera llegar muy lejos. Cuando se movía, tenía que hacerlo sobre sus manos y rodillas.

Como Chris termino de comerse su pene y testículos de Shawn, le dio de comer unos trozos a Shawn debajo de la mesa. Shawn fingió ser un perro esta noche con satisfacción. Estaba feliz por los escasos restos de su pene y testículos que Chris le dio para la cena. Él sabía que después de todo, el papel que jugaba había terminado, irían a la cama donde Chris sería penetrado por el culo duro de nuevo, y Shawn sería su perra agradecida. Y después de que Chris se vino en su culo su respiración se fue ralentizado, hasta quedarse dormido en los brazos del otro, como permanecerían por el resto de sus vidas. 



Historia Original Aquí.





Autor: Mr. Nip       Traductor: DarkSoul

VIAJE DE CAZA

Dylan, Dermott, y Bart todos esperaban con bolsas de lona en la mano a la furgoneta que los iba a recoger y llevarlos al rancho del señor Whitechapel en una zona rural. Habían sido todos empleados leales a su negocio de bienes raíces y todos esperan ansiosamente que les permitiera ser socios como su jefe. Había una cosa que mantenía sus sueños de ascender en la escala tan distante a ellos sin embargo. El Sr. Whitechapel les había dicho que, aunque todos eran iguales para tener éxito en su negocio, había una tradición en la familia que mantener......


VIAJE DE CAZA
Dylan, Dermott, y Bart todos esperaban con bolsas de lona en la mano a la furgoneta que los iba a recoger y llevarlos al rancho del señor Whitechapel en una zona rural. Habían sido todos empleados leales a su negocio de bienes raíces y todos esperan ansiosamente que les permitiera ser socios como su jefe. Había una cosa que mantenía sus sueños de ascender en la escala tan distante a ellos sin embargo. El Sr. Whitechapel les había dicho que, aunque todos eran iguales para tener éxito en su negocio, había una tradición en la familia que mantener.

[HETERO] [CASTRACION] [FANTASIA] [PENECTOMIA] [NULIFICACION] [CBT] [SNUFF]



Categoria: Hetero      Autor: Mr. Nip




Dylan, Dermott, y Bart todos esperaban con bolsas de lona en la mano a la furgoneta que los iba a recoger y llevarlos al rancho del señor Whitechapel en una zona rural. Habían sido todos empleados leales a su negocio de bienes raíces y todos esperan ansiosamente que les permitiera ser socios como su jefe. Había una cosa que mantenía sus sueños de ascender en la escala tan distante a ellos sin embargo. El Sr. Whitechapel les había dicho que, aunque todos eran iguales para tener éxito en su negocio, había una tradición en la familia que mantener. Como habían hecho las generaciones anteriores de su familia, siempre había un viaje de caza; una competición que implica a los mejores y más brillante de sus empleados.

-"Si uno de ustedes tres se muestra como el más astuto, el más rápido con su cuerpo, el más apto físicamente, y el más inteligentes, tendrán éxito para ganar mi favor. Los otros dos tendrán que volver a casa con las manos vacías me temo". Les dijo.

Esto no era un problema para los tres empleados. Ellos se hubiesen cortadas sus gargantas para sacarse las lenguas de tener la oportunidad. Aunque ninguno de ellos sabía nada acerca de la caza, los tres podría encontrar su propia manera de complacer a su jefe máximo. Los tres hombres estaban en sus treinta años a principios de los años treinta. Los tres con cuerpos esculpidos, signo de pasar tiempo de manera obsesiva en los gimnasios públicos, el resto de su tiempo estaba dedicado al trabajo de la empresa.

-"Ustedes dos pueden darse por vencidos ahora", dijo Dylan.
-"Ustedes piensan que está a caza es un juego, ¿eh?" Bart le preguntó, tratando de antagonizar a Dylan.

Dermott era un poco más reservado.

-"Ninguno de los dos ni siquiera sabemos lo que estamos cazando aquí?" preguntó. 

Ninguno de los tres hombres, fueron instruidos para llevar cualquier tipo de arma de fuego o arma.

-"Hay un tipo especial de alces de pecho rojo que se supone que debemos cazar" Dylan mintió

-"A fin de mantener un ojo hacia fuera para él y disparar nada más. ¿Ok chicos grandes?" bromeó.

Minutos después una camioneta color beige llego y los recogió. El conductor era un chico sueco enorme con el cabello rubio y ojos azules. Ellos lo habían visto antes. Era el asistente personal del Sr. Whitechapel. Y por asistente, se entiende guardaespaldas. Su nombre era Sven. Sven los condujo sin decir una palabra durante la siguiente hora lejos de la ciudad donde las cosas eran familiares, a los bosques y a la propiedad privada.

La casa de verano del Sr. Whitechapel en la colina era bastante grande y lo suficientemente amplia como para cincuenta personas que vivían todo el año y nunca verse el uno al otro. Los tres hombres fueron acompañados a sus habitaciones temporales donde estarían durmiendo la noche antes de la gran caza, como diría el Sr. Whitechapel.

Esa noche fue la cena en un enorme salón comedor en compañía del Sr. Whitechapel. Era un hombre bajo, gordo, calvo con un cepillo como el bigote. Llevaba una chaqueta y fumaba mientras los tres comieron el mejor filete mignon con gambas al ajillo, patatas, ensalada y vino tinto. Solo habían hablado de negocios, y no se habló de la caza del día siguiente. Los tres hombres estaban perfectamente cómodos hablando de negocios con el jefe, en realidad preferían no mostrar su inexperiencia en cuanto a la naturaleza de una partida de caza.

Más tarde se sentaron en el salón y bebieron delante de una chimenea. Fue entonces cuando la hija del Sr. Whitechapel Lillith entró. Luego de la presentación, Lilith era un espectáculo impresionante para la vista en sus tempranos años veinte. Pasó la mayor parte de su tiempo en esta misma casa y trabajaba con los animales. Tenía un cuerpo fuerte, firme con la piel color oliva y cabello rubio arena.

-"Supermodelo" fue la palabra que Dylan, Dermot, y Bart pensaron al mismo tiempo diciéndose el uno al otro.

Lilith no estaba vestida para una ocasión social. Se estaba preparando para pasar la noche, acaba de bañarse, y llevaba una bata delgada tela. El Sr. Whitechapel le sonrió con cariño mientras lo besaba en la mejilla. Siendo el tipo independiente, se tomó la libertad de no convocar a los sirvientes, y avivó el fuego por sí mismo. A la luz del gran incendio, los tres hombres vieron el contorno de su cuerpo desnudo bajo la bata, con ella de pie ante las llamas. Dylan tuvo que mover su pantalón que le resulto incómodo cuando estaba brotando una erección y se aseguró de que el resto del tiempo que estuvo en la habitación estuviese sentado. 

Dermott no podía controlar su biología, pero se encontró respirando con dificultad a la vista de la joven. Bart se sentó y se quedó así. Encontró el enfoque honesto para ser virtuoso, aunque la mayoría de las mujeres simplemente la encontraban espeluznante. Lillith por el contrario, no creyó nada de él. Cuando se agachó para devolver el póquer a su lugar correcto, Bart vio la parte superior de uno de sus pezones, que era de un rosa dulce posado en el frente de su pecho perfecto. Cuando ella lo atrapó mirando, ella le dio el más mínimo indicio de una sonrisa retorcida. No como para que su padre la notara, pero suficiente para acelerar el corazón de Bart.

A continuación, les dijo a los hombres buenas noches, y dijo que esperaba con interés el viaje de caza por la mañana. Al salir los tres hombres se acordaron de porqué estaban allí y preguntaron en cuanto a la naturaleza de la caza. Por ahora el Sr. Whitechapel no estaba de humor para hablar de "caza" de mañana como se refería a ello. Su elección de palabras hizo que los hombres quedasen mucho más curiosos pero el señor Whitechapel cambió el tema a su hija. Les preguntó a los hombres si pensaban que era bonita. Los tres hombres no tuvieron ningún problema en absoluto en expresar su aprobación a las virtudes de la hija del señor de Whitechapel.

Con eso, el Sr. Whitechapel terminó la discusión con alegría y se fue a la cama sin decir nada más. Cuando los tres hombres estaban solos en la habitación, comentaron.

-"Dios". Dylan dijo.
-"Lo que no daría para poseer a ese bombón!" Había estado tratando de dominar su furiosa erección sin que los otros la notaran.

-"Ella es espectacular", dijo Bart,
-"vi sus tetas. Eran muy dulce".
-"Eres un bastardo con suerte". dijo Dylan.
-"Si pudiera tener una mujer como esa, la trataría bien, me gustaría asegurarme de que todas sus necesidades se cumplieran hasta el día de mi muerte". Dermott profeso. Siempre había sido el tipo de caballero blanco.

-"Ella no está aquí para ti zoquete", dijo Bart.
-"ella me dio una mirada como si quisiera mi puta salchicha".

No hubo más palabras intercambiadas entre los hombres, pero todos estuvieron de acuerdo que sería mejor mantener su energía para el viaje caza. Esa noche, mientras los otros dos dormían, Bart esperó en silencio caliente, esperando a Lillith viniera a su habitación en cualquier momento. Se encontró fantaseando con su cuerpo joven y casi estaba por masturbarse antes de oír la puerta de su habitación abrirse. Era la protagonista en la oscuridad, esperando ver que bata cubría su tierno cuerpo. En lugar de eso Sven lo ataco con un trapo húmedo en la mano, que puso en la boca y nariz. Bart no era lo suficientemente fuerte como para quitarse al gran hombre de encima y sucumbió a un olor químico que le puso rápidamente a dormir.

Bart se despertó sintiendo el frío de la mañana. Estaba completamente desnudo salvo por algo que tenía en su cabeza que no podía distinguir. Sus manos y pies estaban atados a la espalda y estaba amordazado. Vio como sol acaba de llegar sobre el horizonte y miró a su alrededor. A su derecha y su izquierda estaban Dylan y Dermott, también ambos desnudos y atados, una mirada de terror y confusión sobre sus caras. Bart vio que cada uno de ellos llevaba cuernos de venado unidos a una especie de capucha de piel montada sobre la cabeza y los hombros. Se dio cuenta de que llevaba uno también.

Los cascos de los caballos pudieron ser escuchadas por los tres hombres trataron de incorporarse, apoyándose en los demás cuerpos desnudos. Los caballos se acercaron a ellos. Eran tres de ellos. En uno de ellos el Sr. Whitechapel con una .44 Magnum intimidante en una funda a su lado, en el segundo Sven, y en el tercero estaba Lilith. Sosteniendo un rifle y tenía una faja de dardos tranquilizantes sobre su pecho bien proporcionado.

-"Oh, hermoso". Dijo Whitechapel, con malicia.
-"Hiciste un excelente trabajo Sven".
-"Sí". estuvo de acuerdo Lillith, sonriendo al hombre grande de Suecia.

Sven se limitó a sonreír para sí mismo, en silencio admirando su trabajo práctico. Desmontó del caballo con un cuchillo en la mano, y corto cada una de las tres cuerdas de los hombres. Quienes quedaron con, sus músculos contraídos. Querían hablar, pero no pudieron.

-"Bienvenido a la competencia chicos". dijo Whitechapel. 
-"Les dije que quería encontrar el mejor de ustedes tres y ha sido una tradición familiar por generaciones esta que es la única manera de decidir".

Lilith comenzó a cargar su pistola tranquilizante. El Sr. Whitechapel continuó su discurso. 

-"Ahora cada uno de ustedes tiene quince minutos para correr por estos bosques. En la marca de un cuarto de hora. Vamos a iniciar la persecución. El último de ustedes en ser capturado se convertirá en mi socio".

Lillith susurró algo al oído. Whitechapel añadió en su presentación,

-"Y uno de ustedes también tendrá la oportunidad de ser mí socio, si así lo desea, a juicio de mi hija".

Los tres hombres se animaron al instante.

-"Quince minutos caballeros".  El Sr. Whitechapel consultó su reloj.
-"A partir de... AHORA".

Con los pies dormidos y cabezas nublados, Dylan y Dermott trabados correr lo más rápido que pudieron. Tan pronto como Bart estuvo a seis pies, Lilith le disparó en la nalga con la pistola tranquilizante. Inmediatamente, Bart cayó al suelo, totalmente consciente, pero paralizado por completo.

El Sr. Whitechapel miró a su hija confundido.

-"¿Muy pronto?" preguntó.
-"Ese es un pervertido papá" Lillith dijo.
-"Le ha echado una mirada a mis tetas".

El Sr. Whitechapel bramó una tremenda risa cuando Lillith desmontó y se unió a Sven en el suelo delante de Bart. Sven entregó Lillith su cuchillo.

-"Lo siento Bart", dijo Lilith,
-"Esto es legal, lo sabemos, pero no vamos a matarte. Por otro lado, podemos darnos el lujo de evitar la ley con dinero solo te voy a castrar".

Bart parecía absolutamente en estado de pánico cuando Lillith deslizó el cuchillo de caza grande debajo de su escroto insignificante con sus guantes de cuero negro. Con un movimiento de vaivén, ella sin problemas corto a través de su virilidad, cortando el escroto, los testículos y el pene todo en un solo movimiento limpio. Bart gritó a través de su mordaza, pero no había nadie alrededor a millas que se preocupara por sus problemas.

De una alforja Sven sacó una bolsa de plástico grande, donde los genitales de Bart se dejaron caer. Sven atado a Bart para que pudieran encontrarlo más tarde cuando regresaran. Regreso la bolsa con el pene y los testículos a la silla de montar y los dos regresaron a sus caballos.

-"Yo diría que ya es hora", dijo Lilith.

El Sr. Whitechapel se encogió de hombros, "este será un viaje corto, supongo", para animar a sus caballos a un ritmo rápido. No pasó mucho en que Dylan se diera cuenta de qué con el fin de ser el último en ser capturado, iba a tener que deshacerse de Dermott. Abordó al otro hombre cuando llegaron a un claro entre los árboles. Mientras los dos hombres desnudos luchaban con las capuchas con astas, Dermott declaró algún pensamiento racional.

-"¡Tenemos que trabajar juntos si vamos a salir de esto!" Dermott gritó.
-"¿no ves que estas personas están locas?"

Dylan pensó Dermott solo quería engañarlo y tomo una enorme roca. 

-"Lo siento amigo". Dylan dijo,
-"ha sido un placer trabajar contigo".

Cuando Dermott trató de esquivar la enorme roca, que no vio la Whitechapels arriba en la colina por encima de ellos. El objetivo de Lilith era Dylan el cual impacto en la parte posterior del muslo, y lo dejó caer de rodillas. Dermott desapareció en la espesura cuando los caballos descendieron la colina y rodearon Dylan.

Lillith observó Dylan deseándola. Su pene era el de un espécimen guapo, bien dotado, y era un placer para la vista de sus ojos.

-"Oh, papá, quiero a este, pero no es el tipo de chico para mí".
-"Entonces usted sabes que hacer mi princesa", ordenó el señor Whitechapel. 

Ella se encogió de hombros y tomo su pene en la mano. rodó la cabeza entre sus dedos, y el Sr. Whitechapel y Sven se hicieron de la vista gorda cuando ella se llevó el glande del pene de Dylan en su boca y lo hizo rodar sobre la lengua juguetonamente.

-"Vamos a acabar de una vez con esto querida", dijo Whitechapel con un tono algo molesto.

Lilith suspiró y deslizó el cuchillo de Sven bajo el escroto de Dylan. Esta vez ella sólo corto sus huevos y el escroto. Sven sacó la bolsa con la virilidad de Bart en ella.

-"Lo castraste", el Sr. Whitechapel le dijo a su hija, "Por completo". Le respondio.

Lillith jugo con el pene de un pequeño Dylan, balanceándose hacia adelante y atrás en la base. No quería cortarlo. Pero luego de mala gana y con rebeldía, le cortó su cabeza primero y luego cortó a mitad de camino, y luego le cortó el muñón restante hasta la base. A la vez que Dylan observó, incapaz de moverse.

Lillith dejó caer las cuatro piezas de Dylan en la bolsa de plástico que Sven sostenia antes de que todos se subieron a sus caballos de nuevo.

Lamentablemente, a pesar de sus buenas intenciones, Dermott fue fácil de encontrar. Había encontrado el perímetro de la propiedad del Sr. Whitechapel y estaba tratando de pasar por encima de la cerca de ciclónica con los pies descalzos. Lilith le disparo con la pistola tranquilizante y cayó en la hierba suave.

-"Oh," Lillith parecía entusiasta cuando vio el pene de Dermott. 

Era aún más grande y más guapo que el que Dylan había sido. Dermott yacía inmóvil en el pasto, mirando hacia el cielo azul.

-"Bueno Dermott". Dijo el Sr. Whitechapel después de desmontar. 
-"Parece que has ganado la partida de caza. Una vez de vuelta a la ciudad, vas a ser mi nuevo socio de negocios. Felicidades".

Esperando que llegase a la parte donde mencionaba que la podía cortejar. Él continuó.

-"Y como un bono adicional, puede cortejar a mi hija". Dijo de mala gana.

Lilith sonrió y miró a Dermott,

-"Y por 'cortejar', que quiere decir 'Nada'. Eres un buen tipo Dermott, pero no me gustaría pasar mucho tiempo con usted, no es mi tipo". Con eso, Lilith se quitó las botas y la ropa interior, dejando al descubierto sus piernas suaves y vulva. Su vello púbico se mantenía en lo juste. El Sr. Whitechapel y Sven dejaron a los dos solos mientras Lilith hizo lo que más le gustaba en el viaje caza.

Ella tomó el pene de Dermott con la mano y lo bombea hasta que quedo duro. Dermott la miraba como si fuese un ángel pensó que lo era. Se quitó la camisa y el sujetador. Ahora ambos estaban desnudos. Ella le quitó la capucha tonta de ciervo y la tiró en la hierba al lado de ellos. Aunque no podía mover la boca, ella todavía cepilló los pezones suaves y jóvenes contra sus labios y empujó sus caderas hacia arriba y hacia abajo para obtener una buena pasada de su pene endurecido.

Cuando estaba en la cima de su circunferencia, tomo su montura, sentándose en su eje. Su vagina estaba húmedo y cálida. Dermott nunca había tenido nada tan dulce en su vida. Ella montó su pene delante y hacia atrás por lo que pareció una eternidad, sacándolo para frotarlo entre sus nalgas brevemente con la cabeza, y luego clavándolo de golpe en su vagina para continuar su monta. Observó a sus jóvenes pechos rebotan arriba y abajo mientras ella lo montaba, la recolección de sudor en su cuello, mojaba su cabello hasta los hombros.

Y entonces ella se vino. Su cuerpo se arqueó hacia atrás y se quedó mirando el cielo cuando el orgasmo sacudió todo su cuerpo. Al ver y sentir venirse a Lillith, Dermott se vino tambien. Su cuerpo se tensó por un segundo y luego su semen salió de él para inundar el de ella como un rayo. Mantuvo sus ojos en ella mientras le sonrió cuando llegaron al mismo tiempo.

Con su pene todavía en ella y aún corriéndose, ella tomo el cuchillo colocándolo en su virilidad y lo separó de su cuerpo, conservando sus huevos y escroto en su mano. Continuó sentada en el suelo en un estado de somnolencia, con semen todavía saliendo a borbotones desde el agujero donde había estado su sexo. Lilith se quedó con el pene y huevos cortada todavía en ella, y lo agarró con las manos y uso de nuevo los genitales cortados como un consolador vivo. Rápidamente se volvió y se puso de rodillas. Besó a Dermott delicadamente en la boca y los dos yacieron en la hierba juntos, mirando hacia el cielo.

Más tarde esa noche hubo una comida al aire libre. Alrededor de una fogata, se prepararon brochetas de pene y testículos. Los tres hombres todavía estaban atados por las muñecas y todavía desnudos, aunque sus cuernos de venado y mordazas se habían retirado. Se sentaron frente al fuego lado a lado. Sven tendió las partes cortadas de los dos hombres y los huevos a Bart y Dylan que se comieron sus propios genitales con ceños en sus rostros. Dylan miró a Dermott que no estaba comiendo. toda la noche Dermott tenía esta sonrisa soñadora en su rostro.

-"Hey, ¿cómo es que no estás comiendo?" Dylan gruñó despectivamente.

Dermott miraba hacia la noche estrellada. 

-"Tengo que asegurarme de que este bien cuidada". él sonrió.
-"¿Eh?" Dylan gruñó.

Pero Dermott no dijo nada después de eso.




Historia Original Aquí.





Autor: Mr. Nip       Traductor: DarkSoul

CHICO INDU

Tenía una casa que me recordaba a una cabaña de montaña suiza en lugar de a la provincia india. Incluso tenía un "chico" para mí. Hablaba lo suficiente de inglés para entendernos, pero era suficiente. Su trabajo era mantener mis cosas bajo control y mantener la casa limpia y libre de alimañas. Apenas nos hablamos. Seguramente también porque no sabía de qué podría hablar con él......


CHICO INDU
Tenía una casa que me recordaba a una cabaña de montaña suiza en lugar de a la provincia india. Incluso tenía un "chico" para mí. Hablaba lo suficiente de inglés para entendernos, pero era suficiente. Su trabajo era mantener mis cosas bajo control y mantener la casa limpia y libre de alimañas. Apenas nos hablamos. Seguramente también porque no sabía de qué podría hablar con él.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [FEMINIZACIÓN] [TRANSEXUAL]


Categoria: Gay      Autor: Oloto




Mi padre no había prometido demasiado en sus cartas. Sin embargo, aquello no era una casa, sino un palacio en el que nos mudamos. En los espaciosos terrenos estaban situados al lado de la residencia en la que la representación de las habitaciones de mi padre y las instalaciones privadas eran también varios edificios funcionales más pequeños y casas de sirvientes.

Tenía una casa que me recordaba a una cabaña de montaña suiza en lugar de a la provincia india. Incluso tenía un "chico" para mí. Hablaba lo suficiente de inglés para entendernos, pero era suficiente. Su trabajo era mantener mis cosas bajo control y mantener la casa limpia y libre de alimañas. Apenas nos hablamos. Seguramente también porque no sabía de qué podría hablar con él.

Después de medio año en la India, mi chico pidió permiso para asistir a una fiesta. No objeté tanto como su madre. Al principio no podíamos imaginar que el festival duraría cuatro semanas. Pero de todos modos, reapareció después de un mes. Él ahora vestía diferente ropa que antes. Me recordaba más a la ropa de las mujeres que conocía de las calles. Pero en la India hay tantos pueblos y religiones, que como británico, se pierde de vista las costumbres y los hábitos de todos modos.

Después de unos días, sucedió algo inesperado. Mi chico me dijo que ahora era una niña, ya no era un niño. Por supuesto, no entendí ni una palabra y primero sugerí que quería decir que de alguna manera había sido aceptado en el grupo de adultos. Sabía que había rituales especiales para eso.

Pero todavía tenía dudas sobre mi propia interpretación. ¿No estaba mi hijo volviéndose mucho más femenino de lo que solía ser? ¿O solo era la otra ropa?

Pero la mayor irritación fue cómo me miró. Eso tenía algo muy familiar a veces. Sin embargo, me abstuve de negarlo porque sus ojos tenían algo que no quería herir o perder. Me miró de nuevo de una manera ligeramente impertinente. Decidí mantener su mirada. ¡Dependía de él bajar los ojos!

Pero no lo hizo y sentí que era cada vez más difícil mantener su mirada fija. Fue como hundirse en sus ojos o hipnotizarme. "Soy tu chica", finalmente dijo en voz baja pero firme. "Eres un hombre, y yo soy tu chica", dijo después de un rato con mucha claridad. "Quiero hacer lo que quieras que haga". Una vez más, pasaron algunos largos momentos. "No tienes que tener miedo, no puedo tener un bebé". Ahora finalmente me había dado cuenta de lo que quería. Mi curiosidad era mucha, por supuesto. Todas las chicas jóvenes que conocía eran absolutamente intocables. Sin una carrera militar completa y un buen trabajo inalcanzable. Pero, ¿era él ella? ¿Cuánto puedes convertirte en un niño?

Mi chico parecía mirarme luchando conmigo. Se acercó a mí y puso mis manos sobre la banda, que cerraba su sari alrededor de su cintura. Con algunas manos temblorosas, liberé una especie de nudo. La prenda cayó al suelo y delante de mí, mi hijo se paró como Dios lo había creado. No, en realidad no. Su rostro podría ser el de una niña, pero su pecho era el de un niño, o una niña muy pequeña. Pero lo que faltaba era lo crucial que marca, la diferencia entre una niña y un niño. No tenía miembro, ni testículos.

En el punto donde los testículos deberían haberse localizado había una especie de pliegue cutáneo. No sabía si las chicas se veían así abajo. Tal vez mi niño siempre había sido una niña. Tal vez lo pasaron como un niño para conseguir el puesto en nuestra casa. Tal vez la transformación fue solo una excusa para explicar algo que pronto haría obvia la naturaleza.

Me contenté con la simple explicación de que un ser humano sin genitales masculinos debe ser una mujer. Así que tal vez mi única oportunidad para probar durante años fue probar lo que los hombres y las mujeres se hacen entre sí.

Entonces dejé que me besara y comencé a abrir mi ropa. Se arrodilló y comenzó a jugar con mi pene, que creció hasta su tamaño completo. Mientras tanto, me quité la camisa y decidí despojarme de mi orgullo masculino y dejarla tomar la iniciativa. Bajé la mecha de la lámpara de kerosene y nos tumbamos en mi cama. En la oscuridad, los sonidos del Djungels se hincharon para un concierto. Quería penetrar de acuerdo con mis escasas habilidades de anatomía pronto en esa hendidura de la piel.

Mis dedos tantearon hacia adelante y encontraron el lugar pronto. Obviamente me complacía jugar con él y empujarlo hacia la apertura. Sin embargo, cuando traté de incluir a mi miembro en ella, ella prefirió encargarse ella misma. Ella tomó mi extremidad en su mano y la colocó en una posición adecuada de la cual yo obviamente debería invadir. Ella obviamente había cambiado de opinión con el "no bebé". Y lo hice también. Tomó un poco de esfuerzo penetrarlo. Le pregunté si todavía era virgen. Ella dijo que sí. Finalmente, sentí como mi miembro penetró en ella. Parecía lastimarla un poco, pero ella no se quejó. Solo cuando comencé a moverme hacia adelante y hacia atrás me hizo comprender que debería reducir la velocidad. ¿Por qué no?

Lentamente, pareció complacerla también. Ya no gimió cuando empujé y respiró con lujuria cuando me alejé un poco. Con el tiempo, casi cayó en una especie de éxtasis y se movió a un ritmo maravilloso. ¡Finalmente era un verdadero hombre! No sé cuánto tiempo estuvimos ocupados así. de todos modos, sentí que se trataba de mí, y en ese momento no conocí más deseos íntimos que llenarla de miss semillas. Los chicos del club de polo explotarían de envidia si supieran... aunque ya había muchachos que se habían hecho algo con algunas chicas.

Sentí que mi miembro flojo se deslizaba fuera de ella. De repente fue un poco más fresco. Y olía a esperma en la habitación. Nos acostamos uno al lado del otro un rato, tomándonos de las manos y afirmando nuestro afecto. Entonces me di cuenta de que sería más sensato volver a ponernos la ropa. Finalmente, mis padres siempre podían llamarme.

Ya era hora de que acudiera al servicio de mensajería de todos modos.

A partir de entonces nuestras reuniones se repitieron casi todas las noches. Una noche, por pura curiosidad, decidí explorar su abdomen con mi lengua. Ella estaba tendida de espaldas y tenía su hermosa y esbelta Beie inclinada y sentada a horcajadas. Para mi asombro, mi lengua no penetró profundamente en ella. Incluso cuando mis dedos penetraron en la abertura, me di cuenta de que después de poco más de una pulgada, había una resistencia elástica que no parecía dejarme pasar. 

Me sorprendió lo mucho que la sensación en mi pene podría engañarme. Mi pene tenía unas 7 pulgadas de largo en ese momento y tuve la sensación de que él estaba al menos medio hundido en su cuerpo. Ahora, cuando me propuse escalar desde el frente por primera vez, ella tomó la iniciativa e introdujo mi miembro. Por primera vez desde la posición de su pelvis, me di cuenta de que no podría haber penetrado su vagina. Solo había una forma más para mi pene. "Quiero penetrar tu vagina" le dije algo decepcionado y confundido. Ella me dijo que tendría que esperar unos años más antes de que la piel de su vagina se hubiera estirado lo necesario para hacerlo.

Él o mejor dicho ella me explicó lo que tenía que ver con la feminización de un chico. En su casta, es habitual que los hijos nacidos segundos, si son especialmente bellos, sean convertidos en esposas. En el contexto de una gran fiesta, después del comienzo de la pubertad, se cortan las extremidades y se cortan los testículos del saco. Luego se presiona la piel restante del escroto con una especie de cinturón en la depresión que forma una especie de pasaje a la cavidad abdominal. Con diferentes longitudes de insertos de madera, esta piel se estira en los próximos años hasta que sea lo suficientemente larga como para absorber una extremidad erecta. Hasta que llegue el momento, el ex chico puede disfrutar analmente.

Estaba un poco decepcionado. Sin dudas, el sexo con él fue maravilloso, pero no había sexo con el que pudiera probar mi hombría antes que mis amigos. Sin embargo, en ausencia de alternativas apropiadas, mantuve a mi chico quieto y anhelé el día en que también pudiera inaugurar la otra apertura. Le llevó solo dos años llegar allí. Pero incluso entonces generalmente lo hacíamos del modo habitual.

Desafortunadamente, mi padre fue transferido de nuevo y tuvimos que mudarnos de nuevo. Después de la independencia, intenté como turista encontrar a mi chico de nuevo. Creo que también lo vi. Pero parecía una vieja puta y había perdido toda la elegancia y suavidad que una vez aprecié de él.

En un prostíbulo cercano pedí que un joven eunuco experimentara con él una vez más lo que experimenté de adolescente con mi chico. La penetré por detrás y la disfruté con mi pene para estimular tanto la próstata que experimentamos un orgasmo al mismo tiempo.




Historia Original Aquí.





Autor: Oloto       Traductor: DarkSoul

REINA CANÍBAL RAVENOUS

Las Amazonas de hoy en día son Majestuosas. Ella es la Reina de esa tierra lejana. Su piel es bronceada y tiene un aire de superioridad y delicias exóticas. Ella es escoltada por sus asistentes, y ella ya está desnuda, como corresponde a una fiesta así. Su piel oscura brilla a la tenue luz de las velas, pequeñas conchas de ostras decoran su tobillo en pequeñas bandas. Ambos pezones han sido perforados como es su tradición. Diminutas espinas atraviesan los botones erectos. Su cabello es oscuro y suave y está atado detrás de su cabeza. Ella es hermosa... con una cara angular, casi felina y una figura sensual y elegante......


REINA CANÍBAL RAVENOUS
Las Amazonas de hoy en día son Majestuosas. Ella es la Reina de esa tierra lejana. Su piel es bronceada y tiene un aire de superioridad y delicias exóticas. Ella es escoltada por sus asistentes, y ella ya está desnuda, como corresponde a una fiesta así. Su piel oscura brilla a la tenue luz de las velas, pequeñas conchas de ostras decoran su tobillo en pequeñas bandas. Ambos pezones han sido perforados como es su tradición. Diminutas espinas atraviesan los botones erectos. Su cabello es oscuro y suave y está atado detrás de su cabeza. Ella es hermosa... con una cara angular, casi felina y una figura sensual y elegante.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [CANIBALISMO]


Categoria: Hetero      Autor: Aethean





Las Amazonas de hoy en día son Majestuosas. Ella es la Reina de esa tierra lejana. Su piel es bronceada y tiene un aire de superioridad y delicias exóticas. Ella es escoltada por sus asistentes, y ella ya está desnuda, como corresponde a una fiesta así. Su piel oscura brilla a la tenue luz de las velas, pequeñas conchas de ostras decoran su tobillo en pequeñas bandas. Ambos pezones han sido perforados como es su tradición. Diminutas espinas atraviesan los botones erectos. Su cabello es oscuro y suave y está atado detrás de su cabeza. Ella es hermosa... con una cara angular, casi felina y una figura sensual y elegante. Todo su cuerpo es suave y lampiño. Ella es una reina guerrera de elite, de las Amazonas orgullosa y elegante. Sus labios están llenos como enrojecidos con jugos de bayas, sus afilados dientes brillantes en la tenue luz. Sus ojos son oscuros y almendrados, de apariencia oriental.

Ella entra y mira alrededor. Ella está ahí para darle a nuestro pobre explorador su última lección por violar su reino. Ningún hombre blanco había llegado ahí antes, y ella siente curiosidad por su virilidad, el sabor de ella. Su lengua se mueve en sus labios con hambre silenciosa... ha estado ayunando por 3 días en preparación.

La habitación ha sido perfeccionada según sus especificaciones. La habitación está suavemente iluminada y el incienso se quema en pequeños trozos. El humo flota en una danza de seducción enredada. De eso, la habitación es de olor dulce. Un banco se instalo debajo del pene de nuestro pobre héroe y pequeños clips decoran la mesa.

Nuestro pobre héroe está cansado y a punto de desmayarse. Él ha sido alimentado y dejado dormir, por supuesto, pero nunca se le permitió recuperar toda su fuerza. Una vez más, está esposado a la delgada pared y sus genitales cuelgan de una abertura en él. Él tiene una erección una vez más, pero sin ninguna necesidad o razón. Ahora su pene se pone duro regularmente y es una señal de su sumisión, y también de la crema especial de hierbas que se le aplicó.

Ella se pavonea hacia él en su camino de realeza y se sienta en el banco. Ella está debajo de su miembro caliente y palpitante. Ella extiende la lengua y comienza a lamber rítmicamente la parte inferior de su pene. Nuestro pobre héroe cierra los ojos y comienza a disfrutar de esa concentración de placer en su sensible carne... incapaz de ver a su Señora. Ella lo lambe y lo chupa, ahondando más en su saco y comienza a chupar eso. Mientras su lengua está ocupada, sus manos se acercan y comienzan a jugar con sus pezones, tirando y retorciendo las delgadas espinas insertados en ellos.

Pronto el miembro nuestro pobre héroe está duro como de roca y la voraz reina caníbal comienza su fiesta. Su boca llega a la punta de su pene y la mueve de un lado a otro con su lengua. Nuestro pobre héroe comienza a temblar de placer, ya que esta área tan sensible recibe ese placer. Él grita por el contacto ácido-dulce. Nuestra voraz reina caníbal nota estos temblores y comienza su festín.

Ella toma centímetro a centímetro de ese largo pene en su boca. Cada vez más lejos, va como si ella realmente lo estuviera inhalando por la garganta. Nuestro pobre héroe puede sentir que su miembro se hunde más y se pierde en la sensación de ser tragado. Los músculos de su garganta se contraen alrededor de él mientras ella comienza a tragar su hinchado pene como si fuera una "gran salchicha viva", de sus machos nativos con las que ella se deleita. De un trago, él está en ella y ella comienza a chupar y llevarlo más profundo aún... aunque ya está casi completo en su interior. Él comienza a retroceder tratando desesperadamente de salvarse de su apetito mortal. Su pene se está sacudiendo tanto como en protesta, como por placer y miedo... ya que parece sentir su destino.

No tiene mucho espacio para retirarse ya que su cintura está asegurada a la pared, sin embargo lo intenta. Pero nuestra voraz reina caníbal está preparada para eso. Con una mano alcanza los clips en la mesa cercana. Son como los clips para un pezón porque son largos con bordes dentados. Cuando nuestro pobre héroe se aleja, su saco apretado queda aplastado con uno de esos clips. Grita en agonía cuando el metal duro se aferra a la fina cubierta de sus huevos, pero aun así encuentra algo de placer. Con cada extracción hacia atrás ella coloca otro clip, uno... dos... tres... finalmente cuatro clips adornan su apretado escroto. Ella aún lo chupa y lo toma más y más profundo con los músculos de su garganta contrayéndose a su alrededor, tirando de él cada vez más profundo, tratando de ordeñar su voluntad.

Pero nuestro pobre héroe todavía tiene voluntad y no cederá. Pero eso está bien, porque nuestra voraz reina caníbal sabe exactamente cómo vencerlo. Ella comienza a alejar su boca de él y por una fracción de segundo nuestro pobre héroe cree que ha ganado. No, hoy no... nunca. Ella clava sus dientes en su pene y comienza a masticarlo. Nuestro pobre héroe ni siquiera puede emitir un sonido porque está demasiado horrorizado por el dolor y la tortura increíble en la que se encuentra. Sus dientes raspan la parte exterior de su pene y muerden su carne como si fuera una fruta suave. Sus muelas comienzan a molerlo. Ella no hace ningún daño real... sin embargo, con la piel sensible junto en lo más alto de la excitación, hacen que sea muy difícil para él tener cualquier voluntad. Sin embargo, se aferra, pero por un simple hilo de su ser anterior.

Ella puede sentir su próxima liberación y mientras ella se burla lo devora, comienza a jugar y tuerce los clips en su carne. Torciéndolos por completo para que la piel se separe de sus huevos. Moliendo, masticando, retorciendo a su miembro, nuestra voraz reina caníbal espera su liberación. Ella no espera mucho.

Nuestro pobre héroe ya no puede sostenerse, finalmente se delata. No solo para un lanzamiento, sino porque su voluntad está rota. Él se ha venido. Con un grito furioso él suelta su semilla blanca caliente en su boca, brotando como un géiser abierto. Finalmente se ha entregado a sus ocultos placeres oscuros. Su carne es ahora para disfrutar y alimentar su voraz apetito.

Ella mueve el prepucio hacia atrás sobre su gran pene y gime con anticipación mientras sus labios se sujetan detrás de la hinchada corona. Sus incisivos afilados se cierran con una fuerza repentina similar a la de un cocodrilo y el placer se convierte en un dolor relámpago mientras sus dientes crueles cumplen su propósito y la tierna carne cede... una, dos y la última mordida corta el glande. Ella lo mueve alrededor de su lengua, saboreando la dulce suavidad y la forma madura antes de moverlo entre sus molares y comenzar a masticar. El sabor especial y la textura de la carne la hacen estar muy mojada debajo y una mano se mueve entre sus piernas con un propósito ansioso.

Ella rápidamente ata una fuerte ligadura alrededor de la base de la carne, la aprieta debajo del escroto y detiene el sangrado.

Ella come el árbol lentamente, tomándose su tiempo con cada mordisco, saboreando el sabor que es ligeramente más dulce que el de los machos de su tierra.

El cautivo blanco gime y siente cada exquisita toma de su pene, lentamente hasta el último bocado de su raíz. Cuando la Amazona retiró los clips y se lleva su escroto a los labios... solo tuvo tiempo de gritar antes de que el intenso dolor lo desmayara. Salvándose del rechinar de sus dientes mientras lo castraba y la cruel masticación de sus huevos.

Solo fue levemente consciente cuando le soltaron sus ataduras y lo llevaron con el resto de la tribu que lo esperaba... para alimentar al resto de las hambrientas amazonas que esperaban pacientemente su propia cena. La rápida oscilación del machete terminó con su sufrimiento de vida.

Debería pasar bastante tiempo antes de que los equipos de búsqueda y rescate lo busquen... pero la Reina Amazona estaría lista, y en realidad estaba buscando un futuro festín. Los hombres blancos sabían mucho mejor de lo que parecían.




Historia Original Aquí.




Autor: Aethean       Traductor: DarkSoul

NOCHE AMATEUR

El Blastoff Club parecía un bar normal con un escenario, y Tim pensó que tener que comprar una membresia de $ 20 para entrar era solo un truco. Jordy no dejó de decirle: "Tienes que ver lo que sucede en ese lugar", pero hasta el momento, no estaba tan impresionado. El lugar estaba escasamente decorado y tenuemente iluminado, a excepción de los focos rosados enfocados en el escenario, y todos los actos aparentemente se realizaban desnudos, incluso el cómic stand up que estaba encendido cuando llegaron un poco antes de las 10 p.m. La música era un corte por encima de una disco, mecánica enlatada, lugares generalmente favorecidos, rítmicos y oscuros......


NOCHE AMATEUR
El Blastoff Club parecía un bar normal con un escenario, y Tim pensó que tener que comprar una membresia de $ 20 para entrar era solo un truco. Jordy no dejó de decirle: "Tienes que ver lo que sucede en ese lugar", pero hasta el momento, no estaba tan impresionado. El lugar estaba escasamente decorado y tenuemente iluminado, a excepción de los focos rosados enfocados en el escenario, y todos los actos aparentemente se realizaban desnudos, incluso el cómic stand up que estaba encendido cuando llegaron un poco antes de las 10 p.m. La música era un corte por encima de una disco, mecánica enlatada, lugares generalmente favorecidos, rítmicos y oscuros.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [ADVERTENCIA] [CANIBALISMO] [TROFEO]


Categoria: Gay      Autor: Rob-Cole





El Blastoff Club parecía un bar normal con un escenario, y Tim pensó que tener que comprar una membresia de $ 20 para entrar era solo un truco. Jordy no dejó de decirle: "Tienes que ver lo que sucede en ese lugar", pero hasta el momento, no estaba tan impresionado. El lugar estaba escasamente decorado y tenuemente iluminado, a excepción de los focos rosados ​​enfocados en el escenario, y todos los actos aparentemente se realizaban desnudos, incluso el cómic stand up que estaba encendido cuando llegaron un poco antes de las 10 p.m. La música era un corte por encima de una disco, mecánica enlatada, lugares generalmente favorecidos, rítmicos y oscuros. Pero la cerveza de barril que recibió en el bar fue una de $ 5,00.

Era la noche de "No Talento", que Tim interpretó como "noche de aficionados", y a juzgar por el cómic, que produjo algunas risas pero muchos silencios muertos, se suponía que la desnudez compensaría un montón. El cómic fue seguido por un chico go-go de cabello oscuro, que sin duda era decorativo, pero no podía bailar, valió la pena.

Sin embargo, el maestro de ceremonias era casi un espectáculo en sí mismo. Era sorprendentemente guapo, delgado y enérgico de unos 20 años con cabello castaño cortado a la moda y un conjunto que consistía en un chaleco de cuero negro abierto, cinturón de cuero negro, botas negras, anilla de polo cromada ancha y extremadamente apretada y una sonrisa infantil. Su zona de la ingle estaba completamente lampiña. Su impresionante pene con glande en forma de casco rosa se mantuvo rígido, los huevos se levantaron y se sujetaron a ambos lados de ella, aparentemente por una fina varilla o alambre que atravesaba ambos huevos y su pene.

Las cadenas ligeras entre el cinturón y los bucles en la parte exterior de ambos testículos mantenían todo el trabajo recto contra su desnudo vientre. Excepto tal vez por las cadenas, el arreglo parecía bastante permanente, por lo que bombear su pene era prácticamente imposible, por lo que Tim solo podía preguntarse por la durabilidad de la erección.

Las cosas comenzaron a mejorar con otro chico go-go. Era un lindo negro cuyo truco estaba haciendo girar una serie de pesas de colores brillantes unidas a un pesado anillo a través de la cabeza de su larga y delgada erección. Balanceó los pesos en círculos verticales con él, alcanzando una velocidad respetable, y Tim se preguntó si el anillo de la cabeza no se habría soltado. Siguió aumentando el tamaño de los pesos hasta que llegó a lo que dijo que era dos libras, estirando su pene a más de un pie de largo. Se mantuvo bastante flojo y parecía una cuerda de chocolate unida a su entrepierna. Le dijo a su audiencia que su objetivo era conseguir al menos dos pies de largo, "Así que puedo atar un nudo en él", que nos hizo reír.

Durante la mayor parte de esto, la multitud había sido escasa, pero el lugar estaba lleno para cuando el niño negro terminó, y había un aire casi tangible de expectativa.

-"¿Ahora qué?" Tim miró a Jordy.
-"Espera y verás."

El maestro de ceremonias subió al escenario otra vez. "Ese atuendo es tan salvaje", comentó Tim. "¿Cómo lo mantiene?"

Jordy se encogió de hombros. "Pero las cosas están a punto de volverse más salvajes".

-"De acuerdo, muchachos", decía el maestro de ceremonias, "Sorpresa' y estoy feliz de decir que tenemos un voluntario. Jason, ¿estás listo?"

-"Aquí vamos", dijo Jordy.

Un rubio de piernas largas, tal vez de 19 años, fue casi literalmente expulsado de un grupo de hombres jóvenes con los que había estado parado. Subió los peldaños al escenario, sonriendo nerviosamente. Vestía pantalón de mezclilla ajustado y una camiseta azul, que procedió a quitarse con fuerte aliento de la audiencia, sonrojándose furiosamente todo el tiempo. Su pene se levantó de los pantalones y se quedó allí, sonriendo como un idiota y aparentemente paralizado por la vergüenza hasta que, cebado por el público, comenzó a jugar consigo mismo, tirando de sus huevos colgantes y golpeando su pene de lado a lado. Todo el paquete se había afeitado por completo.

-"¡Vamos, idiota, Jason!" gritó uno de los tipos con los que había estado parado.
-"¡Sí, vamos a verlo disparar!" alguien más en la multitud insistió en voz alta.

El chico se congeló por un momento. Obviamente estaba en una agonía de vergüenza. Tim supuso que estaba allí en un desafío. Pero su desconcierto no pareció afectar su pene. Continuó defendiéndose bastante bien. Él había estado parado un poco de lado. El maestro de ceremonias, sonriendo, le puso una mano en el hombro y lo giró suavemente para que mirara al público por completo.

Otros en la multitud recogieron el "¡Idiota!" estribillo. El maestro de ceremonias le susurró algo al oído y finalmente lo obligó a hacerlo. De pie con los pies bien separados y sosteniendo una mano detrás de su espalda, agarró su pene que sobresalía con la otra y comenzó un lento, deliberado bombeo, arriba y abajo a lo largo de todo el eje. Alrededor de medio minuto en eso, su mano ya no se movía tan despacio. Sus grandes y pesados huevos revoloteaban salvajemente mientras bombeaba. El maestro de ceremonias dio un paso atrás, no dejando el escenario como lo había hecho para los otros actos.

Aunque estaba un poco perplejo por esta actuación, Tim lo observó con interés, sintiendo que su propio pene se endurecía en la pernera de su pantalón. Se dio cuenta de que uno de los chicos que estaban cerca, en la multitud, desabrochó sus pantalón 501 y sacó su propia pene para jugar.

Jason estaba a punto de correrse, su mano se movía cada vez más rápido.

-"Probablemente sucederá cuando él dispare", dijo Jordy.
-"¿Qué?"

La pregunta de Tim fue respondida casi de inmediato por los eventos en el escenario. Una cuerda de semen blanco se arqueaba desde el pene del joven rubio hacia la multitud. Casi al mismo tiempo, hubo dos estallidos fuertes, como petardos, desde las proximidades de su entrepierna.

-"¡Jesús!" dijo Tim.

Jason palmeó su polla contra su estómago para mirar. Y miró fijamente.

Sus testículos literalmente habían explotado. Su escroto colgaba hecho jirones desde la base del pene. Sorprendentemente, había poca sangre, o al menos poco que pudiera verse por la iluminación del escenario.

La audiencia explotó de una manera diferente, en silbidos y aullidos de risa encantada.

El chico solo se quedó allí, mirándose a sí mismo.

-"¡Qué demonios!" dijo Tim, volteándose hacia su amigo. Pero Jordy también se estaba riendo. -"¿Qué te dije?", Cantó. "¡Eso es lo que llamo hacer estallar una nuez!"

El maestro de ceremonias le dio una palmada al rubio en el trasero y le cantó a la audiencia: "¿Qué tal eso, muchachos, fue eso o no fue una verdadera eyaculación?"

Esto trajo más ruidos de apreciación. Jason forzó una sonrisa incomoda. Todavía estaba sosteniendo su pene, como si no supiera qué otra cosa hacer.

-"La primera vez que sucedió", dijo tímidamente.

Por supuesto, esto trajo más risa.

-"Vamos a tener un buen deporte real", instó el maestro de ceremonias.
-"¿No te dije que este lugar era salvaje?"

Tim miró a Jordy. Los ojos grises de su colega masturbándose brillaban en su rostro juvenil de nariz respingona y su entrepierna estaba abultada.

-¿Pero cómo hicieron eso? ¿Lo sabía? El tiene que tener".

-"Sabía que su atuendo, o parte de él, probablemente se desperdiciara. Simplemente no sabía cómo".

-"Ya veo", dijo Tim, sin ver nada, excepto que Jordy estaba inmensamente excitado por todo eso.

-"Piden voluntarios antes del espectáculo", explicó pacientemente Jordy, "luego te llevan y verifican lo que tienes antes de regresarte. He oído que te dan una oportunidad para ayudar a mantener el ritmo".

-"Lo que explicaría cómo el maestro de ceremonias mantiene su erección".

-"¿Qué? Oh, seguro. No hay duda. De todos modos, alguien me dijo que le dieron a los voluntarios una inyección de analgésicos, luego le vendaron los ojos y le hicieron cosas a sus carnes, como si probablemente reemplazaran los huevos de este tipo con bombas de cereza. El maestro de ceremonias podría estallarlos cuando se viniera".

-"¿Y él no sabía que le habían sacado sus huevos?"
-"Supongo que no."
-"Pero lo vimos subir al escenario".
-"Sí, pero ya estaba arreglado".

Tim negó con la cabeza, sin saber si creía algo de esto o no.

-"Pero no pueden simplemente dejarlo así".

-"Oh, no lo harán. Lo llevarán de vuelta y recortarán lo que queda de su escroto agradable y limpio, y se colocaran una curita o algo así". Jordy se rió entre dientes como si la idea le hiciera las cosquillas. "No es gran cosa."

Efectivamente, apareció un tipo que tomó al rubio por el brazo y lo condujo hacia una puerta en la parte posterior del escenario.

Mientras tanto, el maestro de ceremonias llamaba a otro voluntario para ofrecer el premio de la puerta de la tarde. "Todos ustedes dicen lo que será. Todo lo que el voluntario tiene que hacer es venir aquí, quitarse los pantalones, y masturbarse. Vamos, chicos, desafíense a sí mismos. Es solo partes fungibles, es divertido y no lo es". 'duele un poco'

-"¿De qué se trata todo esto?"
-"Espera y verás. Mejor aún, ¿por qué no te ofreces?"
-"Tienes que estar bromeando.

La audiencia estaba nerviosa, con chicos por toda la habitación siendo instados por sonrientes compañeros a subir al escenario. El mismo hombre que había guiado a Jason salió de la puerta en la parte posterior del escenario llevando una pequeña mesa con varias cosas sobre ella.

"Vamos chicos, es su espectáculo. ¿Están nerviosas todas estas noches?" el maestro de ceremonias estaba diciendo.

Abajo cerca del frente, alguien parecía estar avanzando. Luego subió los escalones hasta el escenario y se volvió nerviosamente hacia el público: un pelirrojo pequeño, con pecas y ojos sorprendentemente azules. Como el rubio con las nueces que explotaron, estaba sonriendo y ruborizándose.

-"Córtaselos", alguien gritó.
-"¿Cuál es tu nombre, amigo?" el maestro de ceremonias preguntó.

El pelirrojo intentó decir algo, tuvo que aclararse la garganta, finalmente logró decir "Eric".

-"Escuchemos por Eric".
-"Quítelo", gritaron varios tipos, en medio del aplauso que siguió, provocando risas.

Eric vaciló, miró al sonriente maestro de ceremonias, luego se quitó la camisa de punto verde de manga corta y dejó al descubierto un pecho liso y sin vello. Miró al maestro de ceremonias de nuevo, quien hizo un gesto hacia abajo con una mano, luego se balanceó primero en una pierna y luego en la otra para desatarse y quitarse los zapatos.

-"¿Está arreglado esto también?" Tim preguntó.
-"No esta parte, no. Esta es la parte que me gusta, porque tienes que hacer lo que diga la multitud".

Eric se quitó su pantalón de color marrón claro para revelar un paquete desproporcionadamente grande para su esbelto cuerpo, afeitado pero con un arbusto de cabello rojizo oscuro sobre la base. El pene salió turgente y rígido casi de inmediato sin que el hombre lo tocara. Sus huevos no eran nada especial, pero la cabeza de su pene, era grande y bulboso, captó la atención de Tim de inmediato. Parecía una fruta exótica. El propio pene de Tim, que se había ablandado cuando las nueces de Jason habían reventado, comenzó a ponerse duro de nuevo.

-"Wow, esa pene tiene que ser al menos nueve pulgadas", comentó Jordy. "Seguramente se lo cortaran. Y probablemente sus huevos también".

La cara del chico era casi tan roja como su cabello, pero se enfrentó a su audiencia con valentía, agarrando sus muñecas detrás de su espalda y empujando sus caderas y su erección hacia adelante.

"Bueno, es obvio que Eric tiene mucho que ofrecer", blasfemó el maestro de ceremonias. "¿Qué va a ser, muchachos?"

La habitación estaba en un alboroto, con chicos gritando los nombres de varios elementos de la anatomía masculina. El maestro de ceremonias esperó, y después de un par de minutos, una especie de consenso se desarrolló en la multitud, con la mayoría de los chicos gritando: "¡PENE!" o "¡Hotdog!" Entonces alguien gritó: "¡TODO!" El resto rápidamente lo tomó, golpeando sus pies y cantando: "¡Todo! ¡Todo!"

La cara del pelirrojo se había convertido en un estudio consternado. Pero su enorme órgano masculino estaba, en todo caso, sobresaliendo aún más.

-"No lo entiendo", dijo Tim.

-"¿Qué es lo que piden?" Jordy respondió con una sonrisa traviesa. "Las salchichas y las cebollas del chico serán el premio de esta noche".

Tim negó con la cabeza, todavía no lo entendía. "¿Alguien lo chupa, o algo?"

-"Vamos, hay que poner su Pene y huevos a punto".
-"Uh, quieres decir, ¿cortado y entregado?"
-"Por supuesto."
"¿Pueden ellos hacer eso?" Tim estaba muy consciente de su propio pene y sus huevos.
-"Tiempo".

En el escenario, el pelirrojo y el maestro de ceremonias habían consultado. Eric estaba claramente molesto. Estaba discutiendo y sacudiendo la cabeza vigorosamente. Sonriendo, el maestro de ceremonias respondió con una paciente discusión que era casi inaudible por el ruido de la multitud, pero Tim escuchó algo acerca de ser un buen deporte y no decepcionar a "sus admiradores". Los jóvenes del público gritaban y pateaban con los pies. Alguien gritó algo acerca de no perder el conocimiento, lo que hizo que Eric alzara la vista. Negó con la cabeza lentamente un par de veces más, pero se mantuvo malhumorado cuando el maestro de ceremonias tomó lo que Tim reconoció como una pistola de hipo de la mesa y le dijo algo. La pelirroja vaciló, luego levantó sus huevos e hizo una mueca cuando el maestro de ceremonias lo golpeó en la entrepierna.

-"Espero que tengas tu talón de boleto", dijo Jordy. "Es un trozo de carne caliente".

Tim se palpó el talón en el bolsillo, todavía sin creer que eso estuviera sucediendo.

El maestro de ceremonias tomó un trozo corto y grueso de lo que parecía una manguera o tubería negra, incongruentemente arrastrando un largo cable eléctrico, desde la mesa y se dirigió al lateral del escenario para enchufarlo.

-"Oigan, usarán el lazo", dijo Jordy.
-"¿Qué es eso?"
-"Ya lo verás. Es realmente limpio".

Otros en el público aparentemente también reconocieron el artilugio. Hubo una lluvia de aplausos y un par de silbidos. El maestro de ceremonias respondió levantándolo y sonriendo. Ahora Tim vio que tenía un gran lazo de alambre, tan delgado que era casi invisible, sujeto al extremo opuesto al cable.

Mientras tanto, Eric se había agachado para hablar con un tipo algo mayor, alguien con quien había venido, arriba en la multitud, con el pene sobresaliendo entre sus piernas y sus huevos colgando. Estaban claramente discutiendo. Eric parecía enojado y asustado.

El maestro de ceremonias esperó un momento y Eric se puso de pie, obviamente molesto, pero ahora parecía un poco apaciguado. El hombre al que había estado llevando estaba sonriendo. El pene de Eric estuvo muy erecto siempre, la cabeza reluciendo con pre-semen. Se volvió hacia el maestro de ceremonias para ver a lo que la multitud había reaccionado, pero sí reconoció el artilugio que el maestro de ceremonias estaba sosteniendo, no reaccionó.

-"Él no sabe lo que es. Esto va a estar bien", se rió Jordy.
-"Entonces, ¿qué es lo que hace?"
-"Ya verás."

Los ojos del pelirrojo se agrandaron y miró el artilugio que el maestro de ceremonias estaba sosteniendo. Por un momento, pareció que se iba a negar nuevamente. Luego, torció una esquina de su boca, se encogió de hombros y asintió. Separo los pies de par en par y empujó sus caderas hacia adelante, poniendo una mano detrás de su espalda. El maestro de ceremonias inmediatamente se arrodilló y deslizó el lazo de alambre sobre el pene de Eric hasta la base del pene. Eric agarró su pene con fuerza con su mano libre y comenzó a bombear lentamente, luego más rápidamente. La multitud calló expectante. La manzana de Adam de Eric se balanceó.

-"Hombre, esto será algo genial", dijo Jordy.

Después de un par de minutos, el semen brotó de la cabeza del cucurucho entre los dedos de Eric. Instantáneamente, el lazo de alambre brilló al rojo vivo y el maestro de ceremonias lo bajó y volvió a colocarse entre las piernas del pelirrojo. Había un olorcillo de pelo chamuscado, pero nada más parecía suceder. El maestro de ceremonias se enderezó, sosteniendo el lazo, ahora oscuro otra vez. Eric se mantuvo inmóvil, con una expresión peculiar en su rostro. Luego levantó lentamente la mano que agarraba su pene. El pene y sus huevos se desprendieron de su entrepierna, que fueron cuidadosamente cortados de su entrepierna. Él los miró, pareciendo aturdido.

La multitud se volvió loca. Para su sorpresa, la pene de Tim bajó violentamente por la pernera de su pantalón.

-"¿Qué tal eso? ¿Qué tal eso?" Jordy estaba gritando.

El pelirrojo continuó mirando fijamente su pene y testículos liberados, hacia la sorprendentemente pequeña herida cauterizada donde habían estado y hace poco. Por el momento, parecía ajeno a la multitud. El último episodio del pequeño drama requería que Eric eligiera el boleto ganador de su pene. Todavía con aspecto aturdido, sin embargo, logró gritar con voz fuerte, "316".

-"Oye, ese soy yo", jadeó Tim.
-"Así se hace", dijo Jordy. "Sube aquí".

Tim se dirigió al escenario y subió los escalones, demasiado consciente del bulto que bajaba por la pernera de su pantalón y de la gran mancha húmeda al final. Pero sintiéndose llamado por algún tipo de gesto, se volvió y saludó tentativamente a la multitud y logró una sonrisa para Jordy. Eric miró a su erecto pene un momento más, luego se lo tendió a Tim. De cerca, Tim podía ver lágrimas en sus ojos. Pero también parecía un hombre que acababa de enfrentar un desafío y ganó.

-"Creo que estos son tuyos ahora", dijo. "Espero que los disfrutes tanto como yo".
-"Gracias, hombre", dijo Tim.

Luego, sorprendido por su propia audacia, agarró el gran pene justo por encima de sus huevos, estaban calientes y firmes en su mano y la piel estaba seca y lisa, Tim deslizó la piel hacia arriba y hacia abajo con la otra mano.

-"Si esa cosa dispara otra vez, me caigo de aquí", bromeó el maestro de ceremonias, sacando una risa de la multitud.

Tim le dio a Eric una amistosa palmada en el trasero, su mirada se detuvo brevemente en la sorprendentemente pequeña herida entre las piernas del pelirrojo, y abandonó el escenario.

Más tarde, en el automóvil, mientras examinaba nuevamente su trofeo en la bolsa de plástico, le dijo a Jordy.

-"Debo admitir que nunca imaginé que vería algo así. Y esa cosa del lazo simplemente lo quitó todo, como si no fuera nada".

-"Sí, lo sé. Eso también me pasó a mí cuando lo vi por primera vez".

-"¡Entonces te dan este pequeño folleto sobre maneras de cocinarlos, como si estuviera hecho todo el tiempo!" Lo hojeó, aunque estaba demasiado oscuro en el automóvil para leer las recetas.

-Jordy se rió. "Wow".

Tim guardó silencio por un momento, metiendo la mano en la bolsa para jugar con los testículos que habían sido de Eric.

-"¿Alguna vez piensas en ser voluntario?"

Jordy se detuvo por una luz roja. Miró a su amigo y sonrió de oreja a oreja.

-"¿Qué piensas?"

Tim se rió. Su polla estaba dura como de piedra en sus jeans otra vez.

-"Avísame cuando lo hagas".



Historia Original Aquí.




Autor: Rob-Cole      Traductor: Darksoul 

TIGRESA

Esa noche aquella mujer se sentó uno de los bancos altos de aquel bar y escudriñó a la multitud, buscando a su próxima víctima. Y allí estaba él, sentado solo, no era desagradable, con una expresión algo aburrida en su rostro. Ella lo miró fijamente. Después de unos segundos, se dio cuenta de que se estaba poniendo incómodo, que era lo que ella deseaba......


TIGRESA
Esa noche aquella mujer se sentó uno de los bancos altos de aquel bar y escudriñó a la multitud, buscando a su próxima víctima. Y allí estaba él, sentado solo, no era desagradable, con una expresión algo aburrida en su rostro. Ella lo miró fijamente. Después de unos segundos, se dio cuenta de que se estaba poniendo incómodo, que era lo que ella deseaba.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [CANIBALISMO] [ADVERTENCIA]


Categoria: Hetero      Autor: Ja299





Esa noche aquella mujer se sentó uno de los bancos altos de aquel bar y escudriñó a la multitud, buscando a su próxima víctima. Y allí estaba él, sentado solo, no era desagradable, con una expresión algo aburrida en su rostro. Ella lo miró fijamente. Después de unos segundos, se dio cuenta de que se estaba poniendo incómodo, que era lo que ella deseaba.

Empezó a mirar a su alrededor, y luego sus ojos se encontraron con los suyos. Ella se rió para sí misma mientras él la miraba; ella llevaba su pequeño vestido a rayas tipo piel de tigre. Él era suyo desde ese momento. Se acercó para presentarse, caminando de forma felina, mostrándose sensual.

No se molestó en prestar atención a su nombre. "¿Te gustaría venir conmigo?" – le susurró al oído. Por supuesto que él lo haría. Vivía a pocas cuadras de distancia, le dijo, deja su coche aquí. Consiguió su abrigo y se fueron con él comiéndosela con los ojos.

Abrió la puerta del pequeño apartamento (ella no vivía allí, por supuesto) y se rió mientras sus ojos se abrieron de sorpresa. La habitación estaba llena de plantas de todo tipo. Grandes arbustos frondosos y pequeños árboles cubrían cada espacio en el suelo... excepto por un colchón en el centro de la habitación que era muy evidente lujosamente cubierto con sábanas selectas. Aquel lugar era sofocante – ya que mantenía el apartamento a una temperatura de 38 grados noche y día durante todo el año. -Yo soy una tigresa -dijo ella-, y estoy en casa en la jungla. Él sonrió torpemente, y cerró la puerta detrás de ellos. Sin prestar mucha atención a sus palabras.

Ella se quitó el vestido y supo que ella lo había excitado: todo lo que llevaba bajo el vestido era una camisola escasa que terminaba en la mitad de la cadera. Ella gruñó y se abalanzó sobre él.

Antes de que pudiera reaccionar, le quitó la camisa y empezó a despojarlo de su pantalón de mezclilla. Ambos quitaron el pantalón y como su ajustado bóxer de color negro, y él se quitó los zapatos y los calcetines mientras lo llevaba por aquella selva de plantas hasta el gran colchón en el centro de la habitación.

Ella le miró a los ojos y gruñó y ella lo empujó hacia abajo y se agachó encima de él. Bajó la mano hacia el matorral y sacó cuatro esposas, e ignoró sus preguntas mientras rápidamente sujetaba sus muñecas y tobillos a cuatro árboles convenientemente ubicados alrededor del colchón. "Shh," dijo ella, y de frente a sus piernas, ella volvió su atención a sus genitales. Para casi de inmediato pasas sus largas uñas por el escroto mientras agarraba su pene flácido con la otra mano. Ella comenzó a acariciarlo suavemente mientras ella bajaba su vagina despertada y goteando sobre su cara. "Adelante", ronroneó, y él comenzó a lamberla y chupar suavemente su clítoris. Sus ojos se cerraron y sus caderas se movieron, y ella hizo pequeños ruidos de maullido disfrutando de su lengua que se deslizaba por su muy húmedo sexo.

Lentamente, sintió un intenso calor dentro de ella, y ella gimió fuertemente, molió su sexo inflamado sobre su boca, y agarró el pene agrandando firmemente - y entonces ella gritó y sus jugos brotaron directamente sobre su boca. Se espasmo fue tremendo y ella solo aguanto unos segundos antes de desplomarse agotada por el gran placer sentido.

Continuó lamiéndola lentamente mientras ella permanecía sobre él, jadeando pesadamente. Finalmente, ella se levantó, y aún sosteniendo su pene para ese momento muy duro, se agachó entre sus piernas. "Eso estuvo genial", dijo sonriendo maliciosamente. "Pero sabes que los gatos siempre juegan con su comida antes de que se la coman". Ella observó el pene erecto y el escroto tenso, y de repente se lanzó. Ella chupó el pene dentro y fuera de su boca con lujuria, como hambrienta, agarrando el eje firmemente. Se sentó y acarició el pene salvajemente, con fuerza, y se agachó para succionarle de nuevo con hambre, como si aquel pene fuese el último sobre la tierra.

Dos minutos de una frenética mamada y acaricias fue todo lo que pudo aguantar el placer era demasiado, y como ella lo sintió hincharse en su boca ella agarró el escroto y apretó firmemente. Con un enorme grito en parte de dolor y en parte de placer él eyaculó directo en su boca. Ella sintió como el semen brotaba de su palpitante pene, sobre su lengua mientras ella succionaba suavemente ahora, y probaba su pegajosa y almizclada salinidad. Después de varios chorros, ya había terminado. Levantó la cabeza, le miró a los ojos, y muy lentamente y deliberadamente se tragó todo su semen.

Ella se inclinó hacia delante, respiró una respiración almizclada y perfumada en su rostro, y le susurró al oído: -Ese fue el aperitivo, ahora el plato principal. Antes de que pudiera hacerle preguntas estúpidas, se movió de nuevo entre sus piernas, acarició su pene arrugado y goteando aun semen, lo chupó suavemente con la boca y le mordió el glande. El grito. La sangre brotó sobre ella mientras mascaba el trozo de carne cruda. Tragándolo, mordió el resto del pene. Le gustaba ver el chorro de sangre desde el agujero donde antes estaba un pene mientras masticaba lo que antes era un pene.

Ella lo tragó, y atacó al escroto con sus dientes, estirando la delgada piel, luego rasgando y rasgando. Ella apenas masticó los trozos de escroto que ella arrancó, tragándolos casi enteros. Tenía sangre en el cabello, por todo su rostro y cuerpo, y le encantaba. No prestó atención a los enormes gritos estridentes, lo que le interesaba era desnudar a su premio: pronto los dos testículos estaban desnudos, esperando ser cortados. Así lo hizo, mordiendo sus cuerdas de conexión y terminando su virilidad para siempre, si "él" hubiese vivido, pero el dolor y la pérdida de sangre hicieron que su vida terminase esa misma noche.

Ella comió algunas partes más de su cuerpo y enterró el resto en alguna de aquellas macetas que servirían de abono para su selva personal. 




Historia Original Aquí.





Autor: Ja299       Traductor: DarkSoul

VANESA Y SU CENA

Víctor de 28 años era un pica flor empedernido se le conocían muchas mujeres pero nada serio solo las quería para placer, fue una noche en la fiesta de cumpleaños de uno de sus amigo que conoció a Vanesa una mujer de unos 30 años, de buen cuerpo y senos firmes como redonditos fue lo primero que le llamo la atención de ella como sus labios carnosos que de seguro eran ideales para dar una mamada suprema, cintura estrecha y nalgas paraditas con piernas torneadas que sus altos tacones y minifalda ajustada que llevaba esa noche hacían que resaltaran más......


VANESA Y SU CENA
Víctor de 28 años era un pica flor empedernido se le conocían muchas mujeres pero nada serio solo las quería para placer, fue una noche en la fiesta de cumpleaños de uno de sus amigo que conoció a Vanesa una mujer de unos 30 años, de buen cuerpo y senos firmes como redonditos fue lo primero que le llamo la atención de ella como sus labios carnosos que de seguro eran ideales para dar una mamada suprema, cintura estrecha y nalgas paraditas con piernas torneadas que sus altos tacones y minifalda ajustada que llevaba esa noche hacían que resaltaran más.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [CANIBALISMO] [SOBRENATURAL]

Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Víctor estaba orgulloso de su buen par de huevos y pene que se erguía orgullo sobre su gran par de huevos cuando estaba excitado, a unos nada despreciables 22 cm, grueso y con un glande suave que se retraía detrás de la corona de la cabeza de su pene cuando estaba erector era la delicia de cualquier mujer y Víctor lo sabía muy bien,  con un cuerpo bien trabajado casi de nadador era el deleite de cuanta lo miraba exhibirse en ajustados bañadores donde su enorme paquete en su entrepierna siempre resaltaba.

Víctor de 28 años era un pica flor empedernido se le conocían muchas mujeres pero nada serio solo las quería para placer, fue una noche en la fiesta de cumpleaños de uno de sus amigo que conoció a Vanesa una mujer de unos 30 años, de buen cuerpo y senos firmes como redonditos fue lo primero que le llamo la atención de ella como sus labios carnosos que de seguro eran ideales para dar una mamada suprema, cintura estrecha y nalgas paraditas con piernas torneadas que sus altos tacones y minifalda ajustada que llevaba esa noche hacían que resaltaran más.

Víctor por supuesto no tardo en atacar, Vanesa era alegre y con una gran personalidad que no dejo de notar el atractivo bulto que sobresalía de la entrepierna de Víctor pues estaba usando un pantalón de mezclilla blanco muy ajustado, aquella noche ambos la pasaron muy bien rieron mucho y quedaron en salir la próxima semana para ir a bailar, el sábado próximo Víctor tocaba a la puerta de la casa de Vanesa que muy guapa salió para ambos irse a bailar, Víctor no pudo apartar la vista del trasero de ella que lucía espectacular como sus senos que el escote de su blusa dejaba ver casi por completo.

Vanesa estaba sencillamente espectacular, lucía un vestido ajustadísimo, en un tono indefinido de celeste y gris, era como si estuviera desnuda, casi reemplazando la misma piel, sin breteles, sus pezones sobresalían como dos enormes botones y bajaba por su cuerpo en una forma tan entallada que hubiera hecho suspirar al mismo demonio, con una cintura increíble y un par de nalgas por demás generosas, la tela semi transparente marcaba con exageración sus nalgas que las cubría.          

Aquellos movimientos sensuales cautivaron a Víctor ella restregó incontables veces sus nalgas sobre su abultada entrepierna incluso tocándola con sus manos, los besos no tardaron en ser muy apasionados, ambos dejaron el lugar temprano a eso de la media noche ya estaban de nuevo en casa de Vanesa pero con Víctor en el interior, sentado en la agradable sala de estar, la vio desaparecer en su cuarto y volver unos minutos más tarde, el corazón como sus ojos de Víctor casi se le salen, Vanesa se había quitado aquel vestido y apareció solo en ropa interior, todo en negro, ahora lucía una hermosa tanga que dejaba sus enormes nalgas desnudas, unas ligas con medias y zapatos de tacón.

Se había recogido el cabello y pasó a su lado haciéndose la tonta, pero sabía perfectamente lo que hacía, con una sonrisa, destapó una botella de vino, sirvió una copa para compartir con Víctor embobado viéndola, comenzaron a besarse con Víctor recorriendo el camino de su cuello a sus senos, mientras lo hacía con su otra mano acariciabas sus piernas, era una combinación riquísima, para finalmente meter su cabeza en medio de sus senos, los cuales el ligero sostén (corpiño) apenas cubría, sus dedos lentamente recorrían sus muslos, sus manos no tardaron en rosar su tanga, Vanesa gimió se sentía delicioso.
           
Víctor le besaba su cuello con tanta pasión que ella fue cediendo a sus deseos, en ese momento también pego su cuerpo a ella que le hizo sentir su pene que se endurecía y mientras su ella se mojaba, de pronto Vanesa se aparto se puso frente a Víctor, le beso, le quito la camisa y se puso en cuclillas mientras bajaba tu pantalón como su ajustado bóxer para comencé a chupar su dura erección bajando su prepucio para lamber la parte baja de su glande que hizo estremecer de placer a Víctor se sentía tan bien.    

Ella continuo lambiendo cada vez más rápido y delicioso, de pronto ella se detuvo se fue a sentar al sillón frente a Víctor le dijo "por favor, penétrame, quiero sentir tu miembro aunque sea una vez en mi interior, quiero que goces de mis tetas, quiero sentir tu virilidad” estaba ya muy mojada, y deseando el palpitando pene que brillaba de lo ensalivado que lo dejo.           

Vanesa se despojo de todo excepto del liguero, Víctor la acostó en el sillón y comenzó a tocar sus tetas, a chupar sus pezones, a besar su cuello, bajo más, tocando sus piernas, besando poco a poco su abdomen hasta llegar a su sexo.
           
-“¡AAAhhh!!! Gimió Vanesa

Víctor comenzó a chupar su vagina abriéndole sus labios vaginales, saboreo sus jugos, que le supieron tan rico y solo veías de vez en cuanto para ver que como ella lo disfrutaba, aquello continuo hasta que Vanesa tuvo su primer orgasmo y su cuerpo se descontrolo, cuando dejo de gemir Víctor le dio un beso en la boca para que ella saboreara lo mismo que él, su boca estaba impregnada de sus jugos y ella sintió el sabor de su sexo, aquello fue demasiado excitante para ambos.      

Luego Víctor se acomodo sobre ella la penetro de una sola vez, toda su virilidad entro por completo hasta que sus huevos impidieron seguir adelante era una imagen tan erótica, como se movían, como se tocaban, todo era perfecto y Víctor le produjo  otro orgasmo, claro ella podía agarrarse de nada porque sus manos estaban ocupadas pero además de gemir rasguño a Víctor en la espalda, que le dijo      

-“¿Eres una gata salvaje?” Pregunto Víctor.    
-“No. ¡Soy una devoradora de hombres!” Le respondió ella.

Ambos rieron y Vanesa lo sorprendió cuando le dijo 

-“¿Me darías por el culo?" Pregunto Vanesa
-“Claro que sí”. Respondió Víctor casi de inmediato.


Quien con prisa la puso en cuatro patas sobre el sofá y la comenzó a calentar, a tocar y de pronto se la metió por el culo, ¡aaahhhh! Gimió Vanesa al sentir ese duro pedazo de carne en sus entrañas fue casi todo perfecto, aquello duro varios minutos hasta que Víctor sin poder aguantar más le pregunto jadeante.           

-“¿Donde la quieres?” Pregunto Víctor.
-“¡En la boca!” Respondió Vanesa.        

Víctor la hizo girar para que su rostro quedase frente a su palpitante miembro, se estaba masturbando, Vanesa solo abrió la boca esperando el final mientras se masturbaba a centímetros de ella, la adrenalina corría por sus cuerpos, un certero disparo de semen caliente, que apenas noto cuando fue disparado, fue directo a su garganta, y Víctor siguió acabando como si tuviera una ametralladora, su leche viscosa fue a mi boca, otro disparo la impacto en pleno rostro, nariz, ojos, pómulos, era un asesino, no podía controlarlo y empezó a reí, no pude evitarlo, en pocos
segundos todo su rostro estaba cubierto por su leche, que exquisito y erótico fue para ella todo aquello.

Empezó a usar sus dedos para limpiarse, llevando todo a su boca, para degustar su sabor, al fin pudo abrir sus ojos para poder verlo, Víctor jadeaba y respiraba con prisa pero se le notaba feliz, ambos estaban contentos, Vanesa se fue al baño y regreso ya limpia, cenaron desnudos ambos, se terminaron la botella de vino y bueno… lo volvieron a hacer pero esta vez Víctor se corrió en el interior de la vagina de ella luego de que tuviera dos orgasmo más. 

Luego Víctor agotado se durmió, a la día siguiente, cuando despertó estaba muy feliz pero aquel estado de felicidad duro poco, estaba en la cocina, desnudo amarrado de pies y manos con una mordaza en la boca y con sus piernas abiertas, su orgullo sus grandes genitales descansaban cobre una tabla de corte.

-“¡Vaya, por fin despiertas! Ya tenía hambre”. Dijo Vanesa

Víctor miro hacia una ventana era de noche, había dormido todo ese día, trato de soltarse pero no lo logro, pero de nuevo su atención volvió a ella cuanto la sintió tomar sus pesados huevos como pene en ese momento con su glande casi cubriendo su glande, Vanesa estaba dando algunas vueltas a sus genitales con un cordel del usado en la cocina para amarrar carnes, luego la apretó haciendo un gran nuco justo en la base su pene.

Aquel nudo le hizo dar un respingo de dolor, Vanesa mientras acariciaba sus huevos le dijo al confundido Víctor que no entendía nada de lo que ocurría.

-“Lindos huevos, van a hacer una buena cena para mí, lo mismo que tu pene”. Dijo Vanesa.

Vanesa continuo acariciando sus huevos por varios minutos, hasta que abrió un cajón del que saco un cuchillo muy bien afilado, colocando la hoja de acero reluciente por debajo y detrás de los huevos de Víctor que se quedo inmóvil al sentir el filo contra su escroto.

-“En verdad me hiciste gozar como hace mucho no lo hacía”. Dijo Vanesa.
-“MMMM, MMMHH, MMMJJJMMM”, Víctor trato de decir algo.

Vanesa solo rio y luego su rostro se transformo, en un ser horrendo, que comenzó a cortar los genitales de Víctor, cuyo cuerpo comenzó a convulsionar presa del dolor y terror que estaba sintiendo al presenciar como su orgullo estaba siendo arrancado de su cuerpo por aquel ser, apenas tomo unos cuantos segundos para que tanto su escroto con sus huevos adentro y su pene fueron cercenado casi por completo de la entrepierna de Víctor.

Cuando el último pedazo del pene de Víctor fue cortado, todo su cuerpo se convulsiono aun con más violencia para luego desmayarse, Vanesa que portaba una blusa rosa muy escotada tomo los genitales cortados y los coloco en un platón, hirvió algunos berros, y luego coloco tanto es escroto con los huevos adentro aun, con el pene en un plato, los baño con una vinagreta y se dispuso a cenar su rica cena viril, comenzó con el pene, al que corrió el prepucio para darle un mordisco que le arranco el glande para luego bocado a bocado continuar con el resto del pene hasta devorarlo por completo.

Continuo con los testículos, los cuales extrajo del saco de piel que hasta ese momento los habían contenido, uno a uno se los metió en la boca, para devorarlos sintiendo un gran placer al hacerlo, cuando acabo romo la bolsa de piel la lleno de una salsa y se la comió, cuando acabo fue a donde estaba Víctor y le corto una pierna, algo que por supuesto lo hizo despertar y gritar de dolor aunque por la mordaza poco se escucho, así continuo hasta acabar con la vida del atractivo hombre.

Nadie extraño a Víctor, realmente no tenía mucho verdaderos amigos, sus restos o mejor dicho lo que quedaron que fueron solo sus huesos fueron arrojados a una pequeña fosa debajo de la casa de Vanesa junto a otra centena de huesos humanos pertenecientes a hombre tan o mejor dotados  sexualmente como Víctor, que Vanesa se había devorado para su cena.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com






Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

SABROSA BARBACOA

Vietnam 1972 la Guerra ya llevaba tiempo cuando el teniente Sander arribo a ahí, aquella mañana tres compañías de la 11ª Brigada de Infantería iniciaron una operación de búsqueda y destrucción en el área de My Son. El objetivo de la Compañía C era el 48º Batallón del Vietcong, que según los servicios de inteligencia tenía su base en una aldea conocida en los mapas militares estadounidenses con el nombre de My Lai-4. Los estadounidenses comenzaron lanzando un ataque por aire......


SABROSA BARBACOA
Vietnam 1972 la Guerra ya llevaba tiempo cuando el teniente Sander arribo a ahí, aquella mañana tres compañías de la 11ª Brigada de Infantería iniciaron una operación de búsqueda y destrucción en el área de My Son. El objetivo de la Compañía C era el 48º Batallón del Vietcong, que según los servicios de inteligencia tenía su base en una aldea conocida en los mapas militares estadounidenses con el nombre de My Lai-4. Los estadounidenses comenzaron lanzando un ataque por aire.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NUIFICACIÓN] [HUMILLACIÓN] [TORTURA] [CBT] [CANIBALISMO]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Vietnam 1972 la Guerra ya llevaba tiempo cuando el teniente Sander arribo a ahí,   aquella mañana tres compañías de la 11ª Brigada de Infantería iniciaron una operación de búsqueda y destrucción en el área de My Son. El objetivo de la Compañía C era el 48º Batallón del Vietcong, que según los servicios de inteligencia tenía su base en una aldea conocida en los mapas militares estadounidenses con el nombre de My Lai-4. Los estadounidenses comenzaron lanzando un ataque por aire.

No encontraron resistencia en la zona de aterrizaje y, por lo tanto el teniente Sander desplego las secciones 1ª y 2ª en el poblado. Al ver la llegada de los soldados algunos aldeanos comenzaron a correr y fueron abatidos a tiros. La 2ª sección arrasó la mitad norte de My Lai-4, arrojando granadas dentro de las chozas y matando a todo lo que saliera de ellas. Violaron y asesinaron a las jóvenes del poblado, rodearon a los civiles y los mataron. Media hora después, las mujeres jóvenes capturadas fueron violadas fueron entre 10 y 20 mujeres y niñas para después asesinarlas. 

El teniendo Sander disfruto desvirgar a un linda vietnamita de 19 años a la que penetro sin compasión alguna pese a las suplicas de la joven, hundió su blanco pene sin circuncidar de una sola vez hasta el fondo, sintiendo como desgarro el himen de la joven a su paso, la penetro por media hora en la que Sander gozo a raudales escuchando como era animado por sus hombre, pellizcando los pezones de la joven que en todo momento no dejo de llorar hasta venirse en su interior de una forma descomunal dando un gran alarido de placer.

Pero pronto las cosas cambiaron con la guardia bajas las dos secciones fueron tomadas por sorpresa, cuando el vietcong ataco, los disparos se sucedieron por todos lados, los estadounidenses luchaban por sus vidas desesperadamente muchos murieron aun con una erección, sin haberse podido venir una última vez, Sander con algunos de sus hombre se vio acorralado en una péquela choza derruida, el operador de radio trataba de pedir ayuda aérea pero los helicópteros aun estaban descargando tropas en otro lugar de pronto una granada estallo matando a todo menos a Sander que quedo sin sentido pero vivi.

Sander fue llevado en calidad de prisionero inconsciente a una base del vietcong en lo profundo de la selva donde se despertó, ahí fue golpeado e interrogado de muchas formas durante la mayor parte de las horas del día, le encerraban en una especie de jaula en la que escasamente podía estirar las piernas, algunas veces lo metían dentro de un rio para que las sanguijuelas o algo peor dieran buena cuenta de él, en otras lo sumergían en una letrina llena de excremento y orina de cerdo y humano, Sander apenas conservaba su trusa (slip) sucia y rota pero era la única prenda que aun tenia, por las noches cuando hacia frio la pasaba mal sobre todo cuando estaba en el rio.

Los brutales interrogatorios a los que Sander se vio sometido duraron meses, Sander simplemente perdió la noción del tiempo bien podría haber pasado un año o más, sin esperanza a ser rescatado se resigno a morir a manos del enemigo, por varias semanas Sander fue dejado en su apretada celda sin ser molestado, hasta que una tarde fue sacado y llevado a unos baños donde fue bañado de pies a cabeza dejándolo muy limpio en especial las ancianas de lo bañaron poniendo especial atención en lavar su pene, sobre todo por debajo de su prepucio.

Luego Sander fue llevado a una habitación en donde una mesa de metal reluciente de las tipo usadas en las morgues estaba puesta con sus patas bien ancladas en el suelo de cemento, sus piernas fueron abiertas y amaradas a dos de las patas de la solida mesa, sus brazos amarrados juntos y fuertemente atados a la parte baja de la mesa. Auna que lo dejaron bien atado dejaron a Sander ahí por casi dos horas preguntándose qué nuevo tortura le iban a infligir para que confesara algo que no deseaba hacer o que no sabía.

Luego de ese tiempo ya las piernas y nalgas le duelen por estar tanto tiempo en aquella posición tan incómoda posición, he tratado de levantarme pero ha sido inútil, mis manos y pies se encuentran bien atados y es casi imposible tratar de hacer algo aquello era  algo desesperante pero tenía miedo de que alguien viniese y lo torturase, las ideas para escapar se le habían agotado ¡demonios ni siquiera puedo levantarme mi trasero de la mesa! Pensaba Sander para sí mismo.  

De pronto dos jóvenes mujeres una portando la insignia de coronel y otra la de mayor, ambas eras unas atractivas vietnamitas, que pronto comenzaron a despojarse de sus uniformes hasta quedar completamente desnudas ante la mirada atónita de Sander, la coronela tenía grandes senos mientras la mayor tenia senos pequeños pero ambas con vaginas muy apetitosas, de pronto la Coronela se monto encima de Sander, luego coloco cada una de sus piernas a cada lado de su cabeza para dejar su rajita frente a su cara, su mano se dirigió su sexo y se abrió los labio vaginales la nariz de Sander de inmediato capto el olor de su dulce aroma.  

Aquello hizo sentir humillado de inmediato a Sander y al mismo tiempo muy excitado el olor no era para nada repugnante, ella no se limito y la nariz de Sander paseaba con parsimonia por toda su vagina hasta que visito sus labios y jugó con ellos un rato hasta que ella le ordeno que abriera la boca. Sander se resistí no estaba preparado para eso pero fue su cara de demonio y una cachetada por parte de la Mayor que lo dejo aturdido lo que me hizo abrir la boca, tocando con ella su vagina abierta.

-“Pásale la lengua”. Dijo con toda tranquilidad.          

Sander saco su lengua y fui pasándola por toda su raja, primero donde un pequeño sabor salado llego a sus papilas gustativas y luego por los bordes donde un sabor levemente salado y amargo fueron arrastrados por su lengua mientras una gran lucha interna no era simplemente darle un oral con su boca a una mujer sino luchar con odio y miedo que sentía hacia el pueblo de esa mujer por todo lo hecho por ellos hasta ese momento.  

Sander introdujo su clítoris muy inflamado a su boca y empecé a chuparlo con ganas quería que se corriera rápido, sabía que tenía el poder de excitarla esperaba que al darle una buena mamada podía salvarse de cualquier cosa que tuvieran pensando hacerle además era algo que pese a todo deseaba hacer, su boca se fue llenando de saliva y la succión iba cada vez con más fuerza de pronto sintió como una boca se metió su trozo de carne ella, solo trato de apretar sus labios como pudo sobre su clítoris, la lengua de Sander hacia círculos como loco tal vez aquello le gustaba que se lo hicieran a muchas de las mujeres les encantaba mientas la boca que estaba chupando su pene se trago el resto de su erección que iba entrando hasta tragárselo todo.   

De pronto la Mayor empezó a mover su pelvis, apenas Sander podía respirar estuvo un largo tiempo torturándolo de esa forma hasta que comenzó a hacerlo un poco más lento y aunque igual le costaba respirar por lo menos había un mínimo alivio. 

Mientras tanto la mayor sacaba su pene de su boca pero cincos segundos más tarde se la volvía a meter completa y la sacaba para repetir una y otra vez la maniobra, mientras escuchaba la risa de la coronel de satisfacción que ahora se había convertida en su violadora, sin embargo Sander no estaba a salvo, la tranquilidad momentánea era el cielo porque la desesperación de no poder respirar con su vagina sobe su boca era lo peor que había sentido en toda su vida.    

De pronto Sander sintió algo viscoso que comenzó a ser aplicado sobre su ano, con sus nalgas abiertas, lo que lo alarmo, aparto su boca de la vagina y suplico. 

-“Por favor, no sigas suplicando eso”. Suplico Sander llorando una y otra vez pero sin efecto alguno.    
       
Sander sintió su frio dedo en la entrada de mi culo que todavía no comenzaba a hacer presión solo lo frotaba como haciéndole cosquillas cosa que ligeramente logro pero que no quiso que lo notaran, lo que no pude disimular fue cuando metió el dedo de un solo golpe que le hizo dar a Sander un gritito. El dedo fue dando vueltas una y otra vez por largo tiempo y su incomodidad era más que evidente, Sander no entendía porque razón no utilizo más lubricante se quedo con lo que agarro del comienzo.

Un segundo dedo fue introducido al juego, el dolor invadió su culo pero no era tan fuerte como otros dolores que había experimentado era más la falta de delicadeza y humillación lo que le dolía a Sander,.

Sentía aquello dedos tocar sus paredes intestinales una y otra vez mientras su cuerpo se iba adaptando cada vez más, su pensamiento en ese momento era que no le gustara nada de eso, pero cuando uno de los toco algo por un segundo hizo que su pene empezara a vibrar, la mayor sin que Sander lo viera tomo un pene plástico de la caja y lo embadurnó de la crema fría y lo introdujo lentamente pero sin parar por su ano, esa nueva sensación no le desagrado del todo y ellas lo notaron.

Viendo como Sander ya no lloraba ni suplicaba fue sacando y metiendo cada vez más rápido el pene hasta que se oyó de su boca un gemido bajo pero aun así un gemido que hizo reír a ambos lo que hizo aun más humillante la situación para Sander, su respiración iba en aumento y aunque trataba de evitarlo su pene se fue poniendo duro no podía ocultarlo ya se estaba entregando al placer eso hizo que la Mayor se entusiasmara para ir moviendo cada vez más rápido el ritmo del consolador y como nuevo juego empezó a sacarlo y meterlo completamente haciendo que el pene de Sander vibrara aquello forma no le gusto a Sander prefería cuando lo dejaba adentro casi todo y lo movía, cada vez que lo sacaba y lo metía de nuevo lo estremecía porque la sensación en si culo era demasiado intensa como al principio de todo esa violación.     

De pronto la mayor saco el falo de su ano pero solo para meterlo a paso firme esta vez Sander no pude resistir, grito como desfallecido, no se lo esperaba, le dolió ella no movió el consolador solo lo dejo ahí hasta el fondo.        

Luego de unos segundo la mayor comenzó de nuevo con los rápidos movimientos apuntando a diferentes sitios de mi culo que me ponían como loco, mi pene erguido por completo parecía estallar, las gotas de pre seminal bajaban por mi pene a raudales una de las manos de la Coronela cuya raja aun lambia Sander, tomo su pene para masturbarlo lentamente, ella gimió intensamente cuando por fin se vino en gran parte sobre su cara con grandes gemidos.       

La mayor seguía penetrando a Sander como una loca hasta que con su mano derecha tomo su pene y empezó a subir y a bajar muy rápido, solo bastaron tres movimientos para que Sander dando un gemido terminar abundantemente sobre el pecho y abdomen, de la coronela que recibió toda la potente descarga de Sander mientras que sentía como su ano de  apretaba sobre el pene de plástico y ya no quería más ese pene en su ano.       

-“Sácala por favor no puedo más”. Comenzó a suplica casi desfallecido Sander.

Pero los movimientos de la Mayor no pararon en ningún momento solo aumentaron a medida que sus gritos se hacían presentes, hasta que sintió como de nuevo la coronela se estremecía sobre él y sentía más húmedo de lo normal su raja y ano hasta que de nuevo se vino sobre su boca y barbilla.

-“Maldito Yanki, mira como me dejaste”. Dijo la Coronela.

La Mayor de inmediato fue a una mesa y regreso con un trapo con la que la coronela se limpio la gran carga de semen que Sander disparo también regreso con un pequeño soplete al verlo la coronela, tomo el pene de Sander aun palpitando para decirle.

-“Es hora de una rica barbacoa”. Dijo la coronela antes de ordenarle a la Mayor.

-“¡Vamos procede, quiere ese trozo bien cocido!” Ordeno la Coronela.

La Mayor prendió el soplete y una gran llama brotaba de la boquilla la Coronela aparto la mano del pene de Sander que sintió de pronto el doloroso abrazo de las candentes llamas sobre su pene directamente.

-“AAAAAAAAAAHHHH”, Grito Sander.

Pero su grito fue apagado cuando la Coronela de nuevo coloco su aun chorreante vagina sobre su boca, Sander casi se ahora, al tragar los fluidos que emanaba su vagina, el dolor era intenso sentía su pene ser quemado directamente, el dolor era tan intenso que ni siquiera podía gritar luego de unos segundos, todo su bien tonificado cuerpo se tenso y un aroma a carne asada inundo el lugar.

Aquella infernal agonía continuo hasta que la piel del escroto de Sander contraída por las terribles quemaduras termino por ceder y sus dos testículos quedaron colgando entre sus abiertas piernas, la mayor al verlos, apago la flama, los tomo con sus manos y se los arranco apenas tuvo que usar fuera ya que los conductos que los unían a su cuerpo estaban ya quemados ni quiera hubo sangre, aunque sí mucho dolor para Sander cuyos músculos de su cuerpo se tensaron por completo.

Luego la mayor trajo un cuchillo y se lo dio a la coronela que tomo el pene de Sander casi completamente carbonizado para ese momento y antes de cortarlo dijo.

-“Este es el castigo que todos los violadores de nuestra nación y mujeres deberían sufrir”.
-“Espero te guste la vida siendo un eunuco maldito bastardo”. Dijo la Coronela.

Para comenzar a cortar el pene de Sander que se retorció de dolor, incapaz de gritar por la intensa agonía que estaba sintiendo, apenas y recuerda si logro aguantar o no el corte simplemente Sander se desmayo, antes que todo terminara.

Se despertó vendado de su entrepierna viendo como las mujeres se comían los que fueron alguna vez sus amados genitales cuando lo vieron despertar, la coronela, corto el glande del resto de su amputado pene lo clavo con un tenedor y levantando como para llevárselo a la boca le dijo.

-“Gracias por esta Sabrosa Barbacoa”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

REALIDAD CRUEL

Desnudados y bañados, una vez secos fueron llevados a un mercado en donde a todas luces cada uno de ellos fue subastado cuatro de ellos fueron comprados por una joven mujer negra con una piel de un color parecido al tono del ébano, dos más fueron vendidos a un hombre y dos más Adrian y Teo, fueron vendidos a una mujer que hablo algo con el subastador, los dos fueron bajados de la tarima una vez pagados y llevados a un rincón los otros seis vieron como ambos fueron despojados de sus penes de un rápido golpe de un machete......


REALIDAD CRUEL
Desnudados y bañados, una vez secos fueron llevados a un mercado en donde a todas luces cada uno de ellos fue subastado cuatro de ellos fueron comprados por una joven mujer negra con una piel de un color parecido al tono del ébano, dos más fueron vendidos a un hombre y dos más Adrian y Teo, fueron vendidos a una mujer que hablo algo con el subastador, los dos fueron bajados de la tarima una vez pagados y llevados a un rincón los otros seis vieron como ambos fueron despojados de sus penes de un rápido golpe de un machete.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [CANIBALISMO] [ESCLAVITUD] [SECUESTRO]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Aquel vuelo privado salió de Canarias hacía Sudáfrica, donde tendría una pequeña escala para luego continuar hacia Japón llevando a 14 adolescentes todos ellos modelos de trajes de baño y ropa interior para una semana de la moda  juvenil en Tokio, aquellos bellos chicos en su mayoría oscilaban entre las edades de 15 a 17 años algunos de ellos mejor dotados que algunos adultos pues eran precisamente modelos de ropa interior o bañadores por lo que tener un buen paquete era casi un requisito, todo ellos con cuerpos delgados bien trabajados con músculos marcaditos vientres planos si grasa alguna en sus cuerpos.

El avión era un jet de última generación muy cómodo y veloz, adentro los adolescentes iban acompañados por los pilotos y una joven sobre cargo, la cual Rayan trato de llamar la atención desde que despegaron de Canarias sin mucho resultado, volaban a 15000 pies y era de noche algunos de ellos dormían cuando un sobre salto del avión los hizo despertar para encontrarse con que el ala derecha  estaba ardiendo en llamas un misil tierra aire impacto la aeronave, los pilotos comenzaron a pedir auxilio mientras la aeronave comenzó a perder altura con rapidez.

La aeronave entro en perdida rápidamente, los pilotos lucharon por controlar el avión, las alas comenzaron a desintegrarse, de algún modo el avión lentamente comenzó a enderezarse pero era tarde los motores ardían  y no daban la potencia necesario, el avión comenzó a rozar las copas de los árboles, cortando con las alas gruesas ramas como si fueran unos palillos el ala derecha que era la más dañada fue la primera en desprenderse, seguida del ala izquierda y con un fuerte ruido la cola del avión se desprendió llevándose con ella a la sobre cargo, el resto del aparato termino su carrera chocando contra un enorme árbol.

Para luego caer al suelo, el impacto fue brutal y tres de los chicos no lo lograron murieron por aquel impacto al ser sus bellos cuerpo perforados por fierros retorcidos y ramas, los pilotos murieron al impactar de primero con el enorme árbol, como los sobrevivientes descubrieron al amanecer, den total quedaban solo 11 de ellos Rayan era el mayor de todos ellos y había salido prácticamente ileso del accidente, el organizo a los chicos para que salieran del destruido avión, para encontrarse en medio de una espesa selva africana, rodeado de vegetación y sonidos raros e incluso aterradores.

Rayan y los otros chicos pronto comenzaron a escuchar gente viniendo hacia ellos corriendo pronto vieron a hombres con uniforme militar rodearlos, hablaban un lenguaje que ninguno de ellos entendía pero para todo fue evidente rápidamente no venían a ayudarlos, pronto cada uno comenzó a ser sometido, Tony que era el menos entro en pánico y comenzó a correr Roger un año mayor lo siguió lo que animo a Saúl los tres comenzaron a correr y de pronto un ráfaga de una de las armas del que parecía ser el líder de los militares se escucho.   

Tony, Roger y Saúl cayeron abatidos al suelo impactados en la espalda por varias balas, Tony y Saúl murieron en el acto, Roger agonizaba en el suelo, el hombre que les disparo se le acerco y lo remoto con un disparo en la cabeza que acabo con su joven vida de los once apenas quedaron ocho, que rápidamente fueron sometidos, amarrados y llevados por un sendero durante dos días hasta llegar a lo que parecía ser un poblado, ahí cada uno fue llevado a un pequeña celda construida de concreto y con barrotes de acero.

Ahí fueron dejados por varios antes de ser sacados para ser desnudados y bañados, una vez secos fueron llevados a un mercado en donde a todas luces cada uno de ellos fue subastado cuatro de ellos fueron comprados por una joven mujer negra con una piel de un color parecido al tono del ébano, dos más fueron vendidos a un hombre y dos más Adrian y Teo, fueron vendidos a una mujer que hablo algo con el subastador, los dos fueron bajados de la tarima una vez pagados y llevados a un rincón los otros seis vieron como ambos fueron despojados de sus penes de un rápido golpe de un machete.

-“AAAAAAAAAAAAAAhHHHH”. El grito de Adrian y Teo les helo la sangre a los demás.    

Rayan pelirrojo junto a tres mas de sus compañeros fueron dirigidos hasta una elegante casa a las afueras de aquel poblado que estaba rodeada de altos muros, alambre de pies en la parte alta y una malla electrificada hacían imposible el acceso o salida por los muros, los cuatro fueron llevados a un gran salón donde una mujer muy alta, musculosa y de piel negra de cabello corto también oscuro estaba acostado sobre un camastro acojinado completamente sin ropa apenas un pañuelo cubría su entrepierna

Tres de ellos Leonard (Leo), Will y Rayan fueron amarrados con los brazos en alto pegados a una pared a un costado de la enorme mujer que debía medir al menos 1.98 metros de estatura con pechos tan grandes como su cabeza con pezones oscuros, los tres quedaron con las piernas juntas con sus genitales expuestos, el único que no fue atado y amordazado fue Alvin quien quedo de pie a un costado, Alvin rubio de ojos azules como piel muy blanca tenía un pene blanco circuncidado con un glande de color morado y huevos muy bajos.  

Toda el área genital de Alvin estaba sin vello como la de los otros, incluso sus axilas estaban sin vello, la enorme mujer miro al Alvin de arriba a abajo casi comiéndoselo con la mirada antes de hablar en un idioma que Alvin y los demás entendieron.

-“¿Cuál es tu nombre muchacho?” Dijo la mujer a Alvin.
-“¡Al… Alvin!” Respondió algo nervioso el adolescente.
-“Acércate”. Dijo la mujer a Alvin.

Visible nervioso y con miedo Alvin se acerco a la mujer quien se incorporo para quedar sentada, cuando Alvin quedo a la distancia correcta, ella alargo su mano para tomar su colgantes como oscilantes huevos lampiños.

-“¡Bonitos huevos los que tienes!” Dijo la mujer mientras jugaba con los huevos de Alvin.

Que no dijo nada pero su pene comenzó a reaccionar hasta alcanzar su grosor como longitud máxima unos 18 cm nada mal para un adolescente de 16 años, que pronto comenzó a emanar liquido pre seminal de la punta, la mujer dijo ya con su mano sobre el erecto pene de Alvin masturbándolo.

-“Te voy a dejar tener sexo conmigo y más vale que lo disfrutes ya que será tu ultimo placer como hombre”. Dijo la enorme mujer al tiempo que atrajo a Alvin hacia ella.

Lo primero que hizo ella, fue tomar su pene para llevárselo a su boca, el cual se trago sin problema alguno acomodándolo en su cavidad oral sin problema alguna, Alvin dejo escapar una gemido instantáneo de placer “AAAAAAHHHH”, para luego comenzar a disfrutar de la mamada que aquella mujer le estaba dando de manera experta llevándolo a alturas del placer a los que el adolescente nunca hubiese pensado que fuesen posible llegar, luego de unos minutos en los que Alvin olvido todo su entorno incluso que estaba siendo observado por sus compañeros y otros hombres ahí en la habitación.

La mente de Alvin se concentro en el placer que estaba recibiendo, de pronto ella dejo de darle aquella suprema mamada para hacer que se posara sobre ella, el pene duro como nunca antes de Alvin quedo en la entrada de sus depilados labios vaginales de color negro, Alvin apenas empujo un poco para penetrar a la mujer, su pene resbalo dentro de ella sin problema alguna, mientas su rostro quedo entre sus enorme tetas, que pronto Alvin comenzó a lamber y chupar sus pezones mientras movían su pelvis a un buen ritmo.

Aunque el adolescente se esforzó dando lo mejor de sí, sintiendo un gran placer con su pene entrando y saliendo de la mojada vagina de la mujer, ella apenas sentía un leve cosquilleo, aquello duro uno 10 o 12 minutos antes de que las nalgas de Alvin se apretaran, lo que fue bastante visible, su cuerpo ya empapado en sudor también se tenso marcando aun sus músculos en su cuerpo y dando un pequeño grito anuncio.

-“ME VENGOOOOO, ¡DIOS!”

Varios potentes disparos de su espeso semen salieron disparados de su palpitante miembro que estaba por completo en el interior de ella, Alvin gimió de placer en el que fue hasta ese momento el mayor y más prolongado orgasmo de su vida.

Luego de unos segundos Alvin quedo jadeando, con su pene goteando semen aun dentro de ella disfrutando de cómo su gran orgasmo se disolvía lentamente, cuando sintió que lo tomaron de los brazos por dos pares de manos, prácticamente fue arrancado de encima de ella, incluso su pene emergió de su vagina chorreando semen aun, Alvin estaban tan agotado que ni siquiera opuso resistencia, uno de los hombre usando una pequeña cuerda ligo su escroto y pene en la base.

Luego saco uno largo cuchillo de su funda en su cinturón y antes de que Alvin supiera lo que estaba pasando sus ojos se abrieron grandes para quedar en blanco luego dio un pequeño grito y se desmayo quedando con sus manos cubriendo su entrepierna sangrante.

-“AAAAAAAGGGGG”, Grito Alvin antes de desmayarse.

Los otros adolescentes quedaron horrorizados al ver como Alvin fue despojado de su pene y huevos tan rápido, cada uno de ellos vio como la herida de Alvin fue cauterizada a fuego para luego dejar el cuerpo desnudo del adolescente a un lado del camastro.

Uno de los hombres abrió el escroto que apenas unos segundos antes colgaba en la entrepierna de Alvin, extrajo uno de los testículos en su interior y se lo dio a la mujer, que lo tomo, olfateo y luego le dio un mordisco, para devorarlo todo de solo dos bocados, luego exclamo.

-“¡Delicioso!” dijo la mujer.

El hombre tomo el testículo restante como el pene y los coloco en un recipiente hondo de plástico que tapo, luego la mujer señalo a Rayan, que fue desatado y traído peleando ante la mujer, él luchaba con todas sus fuerzas gritando “NO… NO… NO”.  

Rayan a diferencia de sus compañeros tenía un minúsculo mechón de vello púbico pelirrojo sobre su pene, que hacia lucir aun más atractiva su zona púbica, la mujer harta de los forcejeos inútiles del adolescente grito.

-“¡SI NO QUIERE PLACER, ENTONCES CORTENLO YA!” Grito ella.

El hombre que anulo a Alvin, se acerco al aterrado Rayan para tratar de ligar su escroto, aterrado Rayan se calmo y suplico.

-“¡Por favor, por favor quiero placer, placer por favor!” Suplico Rayan.
-“Bueno déjenlo a ver qué puede hacer”. Dijo la mujer.

Los hombres lo soltaron y Rayan se tranquilizo un poco aunque aun estaba asustado, la mujer le indico que se acercara a ella, lo que el adolescente hizo, cuando estuvo a la distancia adecuada ella tomo su pene sin circuncidar para comenzar a masturbarlo, apenas le tomo dos segundos al pene del  Rayan alcanzar su dureza, grosor y longitud total, que era de 22 cm con venas prominentes y un glande en forma de casco de color muy suculento, la mano de la mujer corrió su prepucio y luego se movió para llevarse el duro pene de Rayan a su boca, Rayan tiro su cabeza hacia atrás y gimió de placer.

Ni siquiera una chica en las vegas que le dio una mamada dos años atrás y que era la mejor mamada hasta entonces de Rayan le había hecho sentir lo que en ese momento el adolescente estaba sintiendo, Rayan no dejaba de jadear y gemir, aquello duro varios minutos pero fueron los mejores de toda la vida de Rayan, que luego fue obligado a penetrar a la mujer colocándose sobre ella en la posición del misionero, al principio lambio y succiono sus pezones pero luego sabiendo que era su ultima eyaculación de su vida Rayan disidió disfrutar para sí mismo.

Rayan coloco sus brazos por arriba de las enormes tetas de la mujer para luego pasar sus brazos por debajo de sus axilas y sujetar sus hombros, coloco su boca en su cuello y comenzó con un mete, saca lento, pero que poco a poco comenzó a incrementarse, Rayan gemía y la mujer dio algunos gemidos de placer aislados, a los 20 minutos ya la pelvis de Rayan se movía a gran velocidad, no paso mucho gasta que sus cuerpo y nalgas se tensaran, el pene de Rayan comenzó a contraerse y se vino dando un alarido de placer.

-“AAAAAAAAAAAAAHHH”. Gimió Rayan.

Aun se estaba viendo cuando Rayan fue separado de la mujer, de inmediato sus ojos se abrieron sabedor de lo que estaba por venir, Rayan de nuevo comenzó a luchar y gritar.

-”NO… NO POR FAVOR, NO, SUELTENME”, Gritaba y forcejeaba Rayan.

Pero sus gritos y forcejeos no pudieron evitar que el castrador ligara su pene y huevos para luego cortarlos de con dos rápidos cortes de su afilado cuchillo, que lo convirtieron en un eunuco nulo de manera inmediata.

-“NOOOOOOO” grito Rayan con los ojos en blanco, antes de caer al suelo sin sentido.

Rayan ni siquiera se inmuto cuando sus heridas fueron cauterizadas, los otros dos adolescentes sufrieron el mismo destino de Alvin y Rayan, siendo anulados luego de venirse por última vez en el interior de aquella mujer de alma y piel negra como la noche.

Esa misma noche los cuatro nuevo eunucos nulos sintiendo mucho dolor no solo físico sino también emocional fueron obligados a servirle la cena como desde ese día tendrían que hacerlo a su Ama, que no era nada más ni nada menos que los que fueron alguna vez sus genitales.

En bandejas cada uno de los adolescentes llevo su pene y huevos amputados cocinados en varios platillos a la mujer de negro, además fueron obligados a ver como ella se los comió, disfrutando de los que fueron sus genitales para ese momento perdidos para siempre.

La desaparición del vuelo con los jóvenes modelos, sigue siendo un misterio hasta el día de hoy nadie sabe en donde cayó o si hubo sobrevivientes han pasado la seis años y todos los que aun están con vida Rayan en entre ellos se han visto obligados a ser los esclavos asexuados de aquella mujer y sus hombre viviendo una “Realidad Cruel”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com