REINA CANÍBAL RAVENOUS

Las Amazonas de hoy en día son Majestuosas. Ella es la Reina de esa tierra lejana. Su piel es bronceada y tiene un aire de superioridad y delicias exóticas. Ella es escoltada por sus asistentes, y ella ya está desnuda, como corresponde a una fiesta así. Su piel oscura brilla a la tenue luz de las velas, pequeñas conchas de ostras decoran su tobillo en pequeñas bandas. Ambos pezones han sido perforados como es su tradición. Diminutas espinas atraviesan los botones erectos. Su cabello es oscuro y suave y está atado detrás de su cabeza. Ella es hermosa... con una cara angular, casi felina y una figura sensual y elegante......


REINA CANÍBAL RAVENOUS
Las Amazonas de hoy en día son Majestuosas. Ella es la Reina de esa tierra lejana. Su piel es bronceada y tiene un aire de superioridad y delicias exóticas. Ella es escoltada por sus asistentes, y ella ya está desnuda, como corresponde a una fiesta así. Su piel oscura brilla a la tenue luz de las velas, pequeñas conchas de ostras decoran su tobillo en pequeñas bandas. Ambos pezones han sido perforados como es su tradición. Diminutas espinas atraviesan los botones erectos. Su cabello es oscuro y suave y está atado detrás de su cabeza. Ella es hermosa... con una cara angular, casi felina y una figura sensual y elegante.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [CANIBALISMO]


Categoria: Hetero      Autor: Aethean





Las Amazonas de hoy en día son Majestuosas. Ella es la Reina de esa tierra lejana. Su piel es bronceada y tiene un aire de superioridad y delicias exóticas. Ella es escoltada por sus asistentes, y ella ya está desnuda, como corresponde a una fiesta así. Su piel oscura brilla a la tenue luz de las velas, pequeñas conchas de ostras decoran su tobillo en pequeñas bandas. Ambos pezones han sido perforados como es su tradición. Diminutas espinas atraviesan los botones erectos. Su cabello es oscuro y suave y está atado detrás de su cabeza. Ella es hermosa... con una cara angular, casi felina y una figura sensual y elegante. Todo su cuerpo es suave y lampiño. Ella es una reina guerrera de elite, de las Amazonas orgullosa y elegante. Sus labios están llenos como enrojecidos con jugos de bayas, sus afilados dientes brillantes en la tenue luz. Sus ojos son oscuros y almendrados, de apariencia oriental.

Ella entra y mira alrededor. Ella está ahí para darle a nuestro pobre explorador su última lección por violar su reino. Ningún hombre blanco había llegado ahí antes, y ella siente curiosidad por su virilidad, el sabor de ella. Su lengua se mueve en sus labios con hambre silenciosa... ha estado ayunando por 3 días en preparación.

La habitación ha sido perfeccionada según sus especificaciones. La habitación está suavemente iluminada y el incienso se quema en pequeños trozos. El humo flota en una danza de seducción enredada. De eso, la habitación es de olor dulce. Un banco se instalo debajo del pene de nuestro pobre héroe y pequeños clips decoran la mesa.

Nuestro pobre héroe está cansado y a punto de desmayarse. Él ha sido alimentado y dejado dormir, por supuesto, pero nunca se le permitió recuperar toda su fuerza. Una vez más, está esposado a la delgada pared y sus genitales cuelgan de una abertura en él. Él tiene una erección una vez más, pero sin ninguna necesidad o razón. Ahora su pene se pone duro regularmente y es una señal de su sumisión, y también de la crema especial de hierbas que se le aplicó.

Ella se pavonea hacia él en su camino de realeza y se sienta en el banco. Ella está debajo de su miembro caliente y palpitante. Ella extiende la lengua y comienza a lamber rítmicamente la parte inferior de su pene. Nuestro pobre héroe cierra los ojos y comienza a disfrutar de esa concentración de placer en su sensible carne... incapaz de ver a su Señora. Ella lo lambe y lo chupa, ahondando más en su saco y comienza a chupar eso. Mientras su lengua está ocupada, sus manos se acercan y comienzan a jugar con sus pezones, tirando y retorciendo las delgadas espinas insertados en ellos.

Pronto el miembro nuestro pobre héroe está duro como de roca y la voraz reina caníbal comienza su fiesta. Su boca llega a la punta de su pene y la mueve de un lado a otro con su lengua. Nuestro pobre héroe comienza a temblar de placer, ya que esta área tan sensible recibe ese placer. Él grita por el contacto ácido-dulce. Nuestra voraz reina caníbal nota estos temblores y comienza su festín.

Ella toma centímetro a centímetro de ese largo pene en su boca. Cada vez más lejos, va como si ella realmente lo estuviera inhalando por la garganta. Nuestro pobre héroe puede sentir que su miembro se hunde más y se pierde en la sensación de ser tragado. Los músculos de su garganta se contraen alrededor de él mientras ella comienza a tragar su hinchado pene como si fuera una "gran salchicha viva", de sus machos nativos con las que ella se deleita. De un trago, él está en ella y ella comienza a chupar y llevarlo más profundo aún... aunque ya está casi completo en su interior. Él comienza a retroceder tratando desesperadamente de salvarse de su apetito mortal. Su pene se está sacudiendo tanto como en protesta, como por placer y miedo... ya que parece sentir su destino.

No tiene mucho espacio para retirarse ya que su cintura está asegurada a la pared, sin embargo lo intenta. Pero nuestra voraz reina caníbal está preparada para eso. Con una mano alcanza los clips en la mesa cercana. Son como los clips para un pezón porque son largos con bordes dentados. Cuando nuestro pobre héroe se aleja, su saco apretado queda aplastado con uno de esos clips. Grita en agonía cuando el metal duro se aferra a la fina cubierta de sus huevos, pero aun así encuentra algo de placer. Con cada extracción hacia atrás ella coloca otro clip, uno... dos... tres... finalmente cuatro clips adornan su apretado escroto. Ella aún lo chupa y lo toma más y más profundo con los músculos de su garganta contrayéndose a su alrededor, tirando de él cada vez más profundo, tratando de ordeñar su voluntad.

Pero nuestro pobre héroe todavía tiene voluntad y no cederá. Pero eso está bien, porque nuestra voraz reina caníbal sabe exactamente cómo vencerlo. Ella comienza a alejar su boca de él y por una fracción de segundo nuestro pobre héroe cree que ha ganado. No, hoy no... nunca. Ella clava sus dientes en su pene y comienza a masticarlo. Nuestro pobre héroe ni siquiera puede emitir un sonido porque está demasiado horrorizado por el dolor y la tortura increíble en la que se encuentra. Sus dientes raspan la parte exterior de su pene y muerden su carne como si fuera una fruta suave. Sus muelas comienzan a molerlo. Ella no hace ningún daño real... sin embargo, con la piel sensible junto en lo más alto de la excitación, hacen que sea muy difícil para él tener cualquier voluntad. Sin embargo, se aferra, pero por un simple hilo de su ser anterior.

Ella puede sentir su próxima liberación y mientras ella se burla lo devora, comienza a jugar y tuerce los clips en su carne. Torciéndolos por completo para que la piel se separe de sus huevos. Moliendo, masticando, retorciendo a su miembro, nuestra voraz reina caníbal espera su liberación. Ella no espera mucho.

Nuestro pobre héroe ya no puede sostenerse, finalmente se delata. No solo para un lanzamiento, sino porque su voluntad está rota. Él se ha venido. Con un grito furioso él suelta su semilla blanca caliente en su boca, brotando como un géiser abierto. Finalmente se ha entregado a sus ocultos placeres oscuros. Su carne es ahora para disfrutar y alimentar su voraz apetito.

Ella mueve el prepucio hacia atrás sobre su gran pene y gime con anticipación mientras sus labios se sujetan detrás de la hinchada corona. Sus incisivos afilados se cierran con una fuerza repentina similar a la de un cocodrilo y el placer se convierte en un dolor relámpago mientras sus dientes crueles cumplen su propósito y la tierna carne cede... una, dos y la última mordida corta el glande. Ella lo mueve alrededor de su lengua, saboreando la dulce suavidad y la forma madura antes de moverlo entre sus molares y comenzar a masticar. El sabor especial y la textura de la carne la hacen estar muy mojada debajo y una mano se mueve entre sus piernas con un propósito ansioso.

Ella rápidamente ata una fuerte ligadura alrededor de la base de la carne, la aprieta debajo del escroto y detiene el sangrado.

Ella come el árbol lentamente, tomándose su tiempo con cada mordisco, saboreando el sabor que es ligeramente más dulce que el de los machos de su tierra.

El cautivo blanco gime y siente cada exquisita toma de su pene, lentamente hasta el último bocado de su raíz. Cuando la Amazona retiró los clips y se lleva su escroto a los labios... solo tuvo tiempo de gritar antes de que el intenso dolor lo desmayara. Salvándose del rechinar de sus dientes mientras lo castraba y la cruel masticación de sus huevos.

Solo fue levemente consciente cuando le soltaron sus ataduras y lo llevaron con el resto de la tribu que lo esperaba... para alimentar al resto de las hambrientas amazonas que esperaban pacientemente su propia cena. La rápida oscilación del machete terminó con su sufrimiento de vida.

Debería pasar bastante tiempo antes de que los equipos de búsqueda y rescate lo busquen... pero la Reina Amazona estaría lista, y en realidad estaba buscando un futuro festín. Los hombres blancos sabían mucho mejor de lo que parecían.




Historia Original Aquí.




Autor: Aethean       Traductor: DarkSoul

NOCHE AMATEUR

El Blastoff Club parecía un bar normal con un escenario, y Tim pensó que tener que comprar una membresia de $ 20 para entrar era solo un truco. Jordy no dejó de decirle: "Tienes que ver lo que sucede en ese lugar", pero hasta el momento, no estaba tan impresionado. El lugar estaba escasamente decorado y tenuemente iluminado, a excepción de los focos rosados enfocados en el escenario, y todos los actos aparentemente se realizaban desnudos, incluso el cómic stand up que estaba encendido cuando llegaron un poco antes de las 10 p.m. La música era un corte por encima de una disco, mecánica enlatada, lugares generalmente favorecidos, rítmicos y oscuros......


NOCHE AMATEUR
El Blastoff Club parecía un bar normal con un escenario, y Tim pensó que tener que comprar una membresia de $ 20 para entrar era solo un truco. Jordy no dejó de decirle: "Tienes que ver lo que sucede en ese lugar", pero hasta el momento, no estaba tan impresionado. El lugar estaba escasamente decorado y tenuemente iluminado, a excepción de los focos rosados enfocados en el escenario, y todos los actos aparentemente se realizaban desnudos, incluso el cómic stand up que estaba encendido cuando llegaron un poco antes de las 10 p.m. La música era un corte por encima de una disco, mecánica enlatada, lugares generalmente favorecidos, rítmicos y oscuros.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [ADVERTENCIA] [CANIBALISMO] [TROFEO]


Categoria: Gay      Autor: Rob-Cole





El Blastoff Club parecía un bar normal con un escenario, y Tim pensó que tener que comprar una membresia de $ 20 para entrar era solo un truco. Jordy no dejó de decirle: "Tienes que ver lo que sucede en ese lugar", pero hasta el momento, no estaba tan impresionado. El lugar estaba escasamente decorado y tenuemente iluminado, a excepción de los focos rosados ​​enfocados en el escenario, y todos los actos aparentemente se realizaban desnudos, incluso el cómic stand up que estaba encendido cuando llegaron un poco antes de las 10 p.m. La música era un corte por encima de una disco, mecánica enlatada, lugares generalmente favorecidos, rítmicos y oscuros. Pero la cerveza de barril que recibió en el bar fue una de $ 5,00.

Era la noche de "No Talento", que Tim interpretó como "noche de aficionados", y a juzgar por el cómic, que produjo algunas risas pero muchos silencios muertos, se suponía que la desnudez compensaría un montón. El cómic fue seguido por un chico go-go de cabello oscuro, que sin duda era decorativo, pero no podía bailar, valió la pena.

Sin embargo, el maestro de ceremonias era casi un espectáculo en sí mismo. Era sorprendentemente guapo, delgado y enérgico de unos 20 años con cabello castaño cortado a la moda y un conjunto que consistía en un chaleco de cuero negro abierto, cinturón de cuero negro, botas negras, anilla de polo cromada ancha y extremadamente apretada y una sonrisa infantil. Su zona de la ingle estaba completamente lampiña. Su impresionante pene con glande en forma de casco rosa se mantuvo rígido, los huevos se levantaron y se sujetaron a ambos lados de ella, aparentemente por una fina varilla o alambre que atravesaba ambos huevos y su pene.

Las cadenas ligeras entre el cinturón y los bucles en la parte exterior de ambos testículos mantenían todo el trabajo recto contra su desnudo vientre. Excepto tal vez por las cadenas, el arreglo parecía bastante permanente, por lo que bombear su pene era prácticamente imposible, por lo que Tim solo podía preguntarse por la durabilidad de la erección.

Las cosas comenzaron a mejorar con otro chico go-go. Era un lindo negro cuyo truco estaba haciendo girar una serie de pesas de colores brillantes unidas a un pesado anillo a través de la cabeza de su larga y delgada erección. Balanceó los pesos en círculos verticales con él, alcanzando una velocidad respetable, y Tim se preguntó si el anillo de la cabeza no se habría soltado. Siguió aumentando el tamaño de los pesos hasta que llegó a lo que dijo que era dos libras, estirando su pene a más de un pie de largo. Se mantuvo bastante flojo y parecía una cuerda de chocolate unida a su entrepierna. Le dijo a su audiencia que su objetivo era conseguir al menos dos pies de largo, "Así que puedo atar un nudo en él", que nos hizo reír.

Durante la mayor parte de esto, la multitud había sido escasa, pero el lugar estaba lleno para cuando el niño negro terminó, y había un aire casi tangible de expectativa.

-"¿Ahora qué?" Tim miró a Jordy.
-"Espera y verás."

El maestro de ceremonias subió al escenario otra vez. "Ese atuendo es tan salvaje", comentó Tim. "¿Cómo lo mantiene?"

Jordy se encogió de hombros. "Pero las cosas están a punto de volverse más salvajes".

-"De acuerdo, muchachos", decía el maestro de ceremonias, "Sorpresa' y estoy feliz de decir que tenemos un voluntario. Jason, ¿estás listo?"

-"Aquí vamos", dijo Jordy.

Un rubio de piernas largas, tal vez de 19 años, fue casi literalmente expulsado de un grupo de hombres jóvenes con los que había estado parado. Subió los peldaños al escenario, sonriendo nerviosamente. Vestía pantalón de mezclilla ajustado y una camiseta azul, que procedió a quitarse con fuerte aliento de la audiencia, sonrojándose furiosamente todo el tiempo. Su pene se levantó de los pantalones y se quedó allí, sonriendo como un idiota y aparentemente paralizado por la vergüenza hasta que, cebado por el público, comenzó a jugar consigo mismo, tirando de sus huevos colgantes y golpeando su pene de lado a lado. Todo el paquete se había afeitado por completo.

-"¡Vamos, idiota, Jason!" gritó uno de los tipos con los que había estado parado.
-"¡Sí, vamos a verlo disparar!" alguien más en la multitud insistió en voz alta.

El chico se congeló por un momento. Obviamente estaba en una agonía de vergüenza. Tim supuso que estaba allí en un desafío. Pero su desconcierto no pareció afectar su pene. Continuó defendiéndose bastante bien. Él había estado parado un poco de lado. El maestro de ceremonias, sonriendo, le puso una mano en el hombro y lo giró suavemente para que mirara al público por completo.

Otros en la multitud recogieron el "¡Idiota!" estribillo. El maestro de ceremonias le susurró algo al oído y finalmente lo obligó a hacerlo. De pie con los pies bien separados y sosteniendo una mano detrás de su espalda, agarró su pene que sobresalía con la otra y comenzó un lento, deliberado bombeo, arriba y abajo a lo largo de todo el eje. Alrededor de medio minuto en eso, su mano ya no se movía tan despacio. Sus grandes y pesados huevos revoloteaban salvajemente mientras bombeaba. El maestro de ceremonias dio un paso atrás, no dejando el escenario como lo había hecho para los otros actos.

Aunque estaba un poco perplejo por esta actuación, Tim lo observó con interés, sintiendo que su propio pene se endurecía en la pernera de su pantalón. Se dio cuenta de que uno de los chicos que estaban cerca, en la multitud, desabrochó sus pantalón 501 y sacó su propia pene para jugar.

Jason estaba a punto de correrse, su mano se movía cada vez más rápido.

-"Probablemente sucederá cuando él dispare", dijo Jordy.
-"¿Qué?"

La pregunta de Tim fue respondida casi de inmediato por los eventos en el escenario. Una cuerda de semen blanco se arqueaba desde el pene del joven rubio hacia la multitud. Casi al mismo tiempo, hubo dos estallidos fuertes, como petardos, desde las proximidades de su entrepierna.

-"¡Jesús!" dijo Tim.

Jason palmeó su polla contra su estómago para mirar. Y miró fijamente.

Sus testículos literalmente habían explotado. Su escroto colgaba hecho jirones desde la base del pene. Sorprendentemente, había poca sangre, o al menos poco que pudiera verse por la iluminación del escenario.

La audiencia explotó de una manera diferente, en silbidos y aullidos de risa encantada.

El chico solo se quedó allí, mirándose a sí mismo.

-"¡Qué demonios!" dijo Tim, volteándose hacia su amigo. Pero Jordy también se estaba riendo. -"¿Qué te dije?", Cantó. "¡Eso es lo que llamo hacer estallar una nuez!"

El maestro de ceremonias le dio una palmada al rubio en el trasero y le cantó a la audiencia: "¿Qué tal eso, muchachos, fue eso o no fue una verdadera eyaculación?"

Esto trajo más ruidos de apreciación. Jason forzó una sonrisa incomoda. Todavía estaba sosteniendo su pene, como si no supiera qué otra cosa hacer.

-"La primera vez que sucedió", dijo tímidamente.

Por supuesto, esto trajo más risa.

-"Vamos a tener un buen deporte real", instó el maestro de ceremonias.
-"¿No te dije que este lugar era salvaje?"

Tim miró a Jordy. Los ojos grises de su colega masturbándose brillaban en su rostro juvenil de nariz respingona y su entrepierna estaba abultada.

-¿Pero cómo hicieron eso? ¿Lo sabía? El tiene que tener".

-"Sabía que su atuendo, o parte de él, probablemente se desperdiciara. Simplemente no sabía cómo".

-"Ya veo", dijo Tim, sin ver nada, excepto que Jordy estaba inmensamente excitado por todo eso.

-"Piden voluntarios antes del espectáculo", explicó pacientemente Jordy, "luego te llevan y verifican lo que tienes antes de regresarte. He oído que te dan una oportunidad para ayudar a mantener el ritmo".

-"Lo que explicaría cómo el maestro de ceremonias mantiene su erección".

-"¿Qué? Oh, seguro. No hay duda. De todos modos, alguien me dijo que le dieron a los voluntarios una inyección de analgésicos, luego le vendaron los ojos y le hicieron cosas a sus carnes, como si probablemente reemplazaran los huevos de este tipo con bombas de cereza. El maestro de ceremonias podría estallarlos cuando se viniera".

-"¿Y él no sabía que le habían sacado sus huevos?"
-"Supongo que no."
-"Pero lo vimos subir al escenario".
-"Sí, pero ya estaba arreglado".

Tim negó con la cabeza, sin saber si creía algo de esto o no.

-"Pero no pueden simplemente dejarlo así".

-"Oh, no lo harán. Lo llevarán de vuelta y recortarán lo que queda de su escroto agradable y limpio, y se colocaran una curita o algo así". Jordy se rió entre dientes como si la idea le hiciera las cosquillas. "No es gran cosa."

Efectivamente, apareció un tipo que tomó al rubio por el brazo y lo condujo hacia una puerta en la parte posterior del escenario.

Mientras tanto, el maestro de ceremonias llamaba a otro voluntario para ofrecer el premio de la puerta de la tarde. "Todos ustedes dicen lo que será. Todo lo que el voluntario tiene que hacer es venir aquí, quitarse los pantalones, y masturbarse. Vamos, chicos, desafíense a sí mismos. Es solo partes fungibles, es divertido y no lo es". 'duele un poco'

-"¿De qué se trata todo esto?"
-"Espera y verás. Mejor aún, ¿por qué no te ofreces?"
-"Tienes que estar bromeando.

La audiencia estaba nerviosa, con chicos por toda la habitación siendo instados por sonrientes compañeros a subir al escenario. El mismo hombre que había guiado a Jason salió de la puerta en la parte posterior del escenario llevando una pequeña mesa con varias cosas sobre ella.

"Vamos chicos, es su espectáculo. ¿Están nerviosas todas estas noches?" el maestro de ceremonias estaba diciendo.

Abajo cerca del frente, alguien parecía estar avanzando. Luego subió los escalones hasta el escenario y se volvió nerviosamente hacia el público: un pelirrojo pequeño, con pecas y ojos sorprendentemente azules. Como el rubio con las nueces que explotaron, estaba sonriendo y ruborizándose.

-"Córtaselos", alguien gritó.
-"¿Cuál es tu nombre, amigo?" el maestro de ceremonias preguntó.

El pelirrojo intentó decir algo, tuvo que aclararse la garganta, finalmente logró decir "Eric".

-"Escuchemos por Eric".
-"Quítelo", gritaron varios tipos, en medio del aplauso que siguió, provocando risas.

Eric vaciló, miró al sonriente maestro de ceremonias, luego se quitó la camisa de punto verde de manga corta y dejó al descubierto un pecho liso y sin vello. Miró al maestro de ceremonias de nuevo, quien hizo un gesto hacia abajo con una mano, luego se balanceó primero en una pierna y luego en la otra para desatarse y quitarse los zapatos.

-"¿Está arreglado esto también?" Tim preguntó.
-"No esta parte, no. Esta es la parte que me gusta, porque tienes que hacer lo que diga la multitud".

Eric se quitó su pantalón de color marrón claro para revelar un paquete desproporcionadamente grande para su esbelto cuerpo, afeitado pero con un arbusto de cabello rojizo oscuro sobre la base. El pene salió turgente y rígido casi de inmediato sin que el hombre lo tocara. Sus huevos no eran nada especial, pero la cabeza de su pene, era grande y bulboso, captó la atención de Tim de inmediato. Parecía una fruta exótica. El propio pene de Tim, que se había ablandado cuando las nueces de Jason habían reventado, comenzó a ponerse duro de nuevo.

-"Wow, esa pene tiene que ser al menos nueve pulgadas", comentó Jordy. "Seguramente se lo cortaran. Y probablemente sus huevos también".

La cara del chico era casi tan roja como su cabello, pero se enfrentó a su audiencia con valentía, agarrando sus muñecas detrás de su espalda y empujando sus caderas y su erección hacia adelante.

"Bueno, es obvio que Eric tiene mucho que ofrecer", blasfemó el maestro de ceremonias. "¿Qué va a ser, muchachos?"

La habitación estaba en un alboroto, con chicos gritando los nombres de varios elementos de la anatomía masculina. El maestro de ceremonias esperó, y después de un par de minutos, una especie de consenso se desarrolló en la multitud, con la mayoría de los chicos gritando: "¡PENE!" o "¡Hotdog!" Entonces alguien gritó: "¡TODO!" El resto rápidamente lo tomó, golpeando sus pies y cantando: "¡Todo! ¡Todo!"

La cara del pelirrojo se había convertido en un estudio consternado. Pero su enorme órgano masculino estaba, en todo caso, sobresaliendo aún más.

-"No lo entiendo", dijo Tim.

-"¿Qué es lo que piden?" Jordy respondió con una sonrisa traviesa. "Las salchichas y las cebollas del chico serán el premio de esta noche".

Tim negó con la cabeza, todavía no lo entendía. "¿Alguien lo chupa, o algo?"

-"Vamos, hay que poner su Pene y huevos a punto".
-"Uh, quieres decir, ¿cortado y entregado?"
-"Por supuesto."
"¿Pueden ellos hacer eso?" Tim estaba muy consciente de su propio pene y sus huevos.
-"Tiempo".

En el escenario, el pelirrojo y el maestro de ceremonias habían consultado. Eric estaba claramente molesto. Estaba discutiendo y sacudiendo la cabeza vigorosamente. Sonriendo, el maestro de ceremonias respondió con una paciente discusión que era casi inaudible por el ruido de la multitud, pero Tim escuchó algo acerca de ser un buen deporte y no decepcionar a "sus admiradores". Los jóvenes del público gritaban y pateaban con los pies. Alguien gritó algo acerca de no perder el conocimiento, lo que hizo que Eric alzara la vista. Negó con la cabeza lentamente un par de veces más, pero se mantuvo malhumorado cuando el maestro de ceremonias tomó lo que Tim reconoció como una pistola de hipo de la mesa y le dijo algo. La pelirroja vaciló, luego levantó sus huevos e hizo una mueca cuando el maestro de ceremonias lo golpeó en la entrepierna.

-"Espero que tengas tu talón de boleto", dijo Jordy. "Es un trozo de carne caliente".

Tim se palpó el talón en el bolsillo, todavía sin creer que eso estuviera sucediendo.

El maestro de ceremonias tomó un trozo corto y grueso de lo que parecía una manguera o tubería negra, incongruentemente arrastrando un largo cable eléctrico, desde la mesa y se dirigió al lateral del escenario para enchufarlo.

-"Oigan, usarán el lazo", dijo Jordy.
-"¿Qué es eso?"
-"Ya lo verás. Es realmente limpio".

Otros en el público aparentemente también reconocieron el artilugio. Hubo una lluvia de aplausos y un par de silbidos. El maestro de ceremonias respondió levantándolo y sonriendo. Ahora Tim vio que tenía un gran lazo de alambre, tan delgado que era casi invisible, sujeto al extremo opuesto al cable.

Mientras tanto, Eric se había agachado para hablar con un tipo algo mayor, alguien con quien había venido, arriba en la multitud, con el pene sobresaliendo entre sus piernas y sus huevos colgando. Estaban claramente discutiendo. Eric parecía enojado y asustado.

El maestro de ceremonias esperó un momento y Eric se puso de pie, obviamente molesto, pero ahora parecía un poco apaciguado. El hombre al que había estado llevando estaba sonriendo. El pene de Eric estuvo muy erecto siempre, la cabeza reluciendo con pre-semen. Se volvió hacia el maestro de ceremonias para ver a lo que la multitud había reaccionado, pero sí reconoció el artilugio que el maestro de ceremonias estaba sosteniendo, no reaccionó.

-"Él no sabe lo que es. Esto va a estar bien", se rió Jordy.
-"Entonces, ¿qué es lo que hace?"
-"Ya verás."

Los ojos del pelirrojo se agrandaron y miró el artilugio que el maestro de ceremonias estaba sosteniendo. Por un momento, pareció que se iba a negar nuevamente. Luego, torció una esquina de su boca, se encogió de hombros y asintió. Separo los pies de par en par y empujó sus caderas hacia adelante, poniendo una mano detrás de su espalda. El maestro de ceremonias inmediatamente se arrodilló y deslizó el lazo de alambre sobre el pene de Eric hasta la base del pene. Eric agarró su pene con fuerza con su mano libre y comenzó a bombear lentamente, luego más rápidamente. La multitud calló expectante. La manzana de Adam de Eric se balanceó.

-"Hombre, esto será algo genial", dijo Jordy.

Después de un par de minutos, el semen brotó de la cabeza del cucurucho entre los dedos de Eric. Instantáneamente, el lazo de alambre brilló al rojo vivo y el maestro de ceremonias lo bajó y volvió a colocarse entre las piernas del pelirrojo. Había un olorcillo de pelo chamuscado, pero nada más parecía suceder. El maestro de ceremonias se enderezó, sosteniendo el lazo, ahora oscuro otra vez. Eric se mantuvo inmóvil, con una expresión peculiar en su rostro. Luego levantó lentamente la mano que agarraba su pene. El pene y sus huevos se desprendieron de su entrepierna, que fueron cuidadosamente cortados de su entrepierna. Él los miró, pareciendo aturdido.

La multitud se volvió loca. Para su sorpresa, la pene de Tim bajó violentamente por la pernera de su pantalón.

-"¿Qué tal eso? ¿Qué tal eso?" Jordy estaba gritando.

El pelirrojo continuó mirando fijamente su pene y testículos liberados, hacia la sorprendentemente pequeña herida cauterizada donde habían estado y hace poco. Por el momento, parecía ajeno a la multitud. El último episodio del pequeño drama requería que Eric eligiera el boleto ganador de su pene. Todavía con aspecto aturdido, sin embargo, logró gritar con voz fuerte, "316".

-"Oye, ese soy yo", jadeó Tim.
-"Así se hace", dijo Jordy. "Sube aquí".

Tim se dirigió al escenario y subió los escalones, demasiado consciente del bulto que bajaba por la pernera de su pantalón y de la gran mancha húmeda al final. Pero sintiéndose llamado por algún tipo de gesto, se volvió y saludó tentativamente a la multitud y logró una sonrisa para Jordy. Eric miró a su erecto pene un momento más, luego se lo tendió a Tim. De cerca, Tim podía ver lágrimas en sus ojos. Pero también parecía un hombre que acababa de enfrentar un desafío y ganó.

-"Creo que estos son tuyos ahora", dijo. "Espero que los disfrutes tanto como yo".
-"Gracias, hombre", dijo Tim.

Luego, sorprendido por su propia audacia, agarró el gran pene justo por encima de sus huevos, estaban calientes y firmes en su mano y la piel estaba seca y lisa, Tim deslizó la piel hacia arriba y hacia abajo con la otra mano.

-"Si esa cosa dispara otra vez, me caigo de aquí", bromeó el maestro de ceremonias, sacando una risa de la multitud.

Tim le dio a Eric una amistosa palmada en el trasero, su mirada se detuvo brevemente en la sorprendentemente pequeña herida entre las piernas del pelirrojo, y abandonó el escenario.

Más tarde, en el automóvil, mientras examinaba nuevamente su trofeo en la bolsa de plástico, le dijo a Jordy.

-"Debo admitir que nunca imaginé que vería algo así. Y esa cosa del lazo simplemente lo quitó todo, como si no fuera nada".

-"Sí, lo sé. Eso también me pasó a mí cuando lo vi por primera vez".

-"¡Entonces te dan este pequeño folleto sobre maneras de cocinarlos, como si estuviera hecho todo el tiempo!" Lo hojeó, aunque estaba demasiado oscuro en el automóvil para leer las recetas.

-Jordy se rió. "Wow".

Tim guardó silencio por un momento, metiendo la mano en la bolsa para jugar con los testículos que habían sido de Eric.

-"¿Alguna vez piensas en ser voluntario?"

Jordy se detuvo por una luz roja. Miró a su amigo y sonrió de oreja a oreja.

-"¿Qué piensas?"

Tim se rió. Su polla estaba dura como de piedra en sus jeans otra vez.

-"Avísame cuando lo hagas".



Historia Original Aquí.




Autor: Rob-Cole      Traductor: Darksoul 

TIGRESA

Esa noche aquella mujer se sentó uno de los bancos altos de aquel bar y escudriñó a la multitud, buscando a su próxima víctima. Y allí estaba él, sentado solo, no era desagradable, con una expresión algo aburrida en su rostro. Ella lo miró fijamente. Después de unos segundos, se dio cuenta de que se estaba poniendo incómodo, que era lo que ella deseaba......


TIGRESA
Esa noche aquella mujer se sentó uno de los bancos altos de aquel bar y escudriñó a la multitud, buscando a su próxima víctima. Y allí estaba él, sentado solo, no era desagradable, con una expresión algo aburrida en su rostro. Ella lo miró fijamente. Después de unos segundos, se dio cuenta de que se estaba poniendo incómodo, que era lo que ella deseaba.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [CANIBALISMO] [ADVERTENCIA]


Categoria: Hetero      Autor: Ja299





Esa noche aquella mujer se sentó uno de los bancos altos de aquel bar y escudriñó a la multitud, buscando a su próxima víctima. Y allí estaba él, sentado solo, no era desagradable, con una expresión algo aburrida en su rostro. Ella lo miró fijamente. Después de unos segundos, se dio cuenta de que se estaba poniendo incómodo, que era lo que ella deseaba.

Empezó a mirar a su alrededor, y luego sus ojos se encontraron con los suyos. Ella se rió para sí misma mientras él la miraba; ella llevaba su pequeño vestido a rayas tipo piel de tigre. Él era suyo desde ese momento. Se acercó para presentarse, caminando de forma felina, mostrándose sensual.

No se molestó en prestar atención a su nombre. "¿Te gustaría venir conmigo?" – le susurró al oído. Por supuesto que él lo haría. Vivía a pocas cuadras de distancia, le dijo, deja su coche aquí. Consiguió su abrigo y se fueron con él comiéndosela con los ojos.

Abrió la puerta del pequeño apartamento (ella no vivía allí, por supuesto) y se rió mientras sus ojos se abrieron de sorpresa. La habitación estaba llena de plantas de todo tipo. Grandes arbustos frondosos y pequeños árboles cubrían cada espacio en el suelo... excepto por un colchón en el centro de la habitación que era muy evidente lujosamente cubierto con sábanas selectas. Aquel lugar era sofocante – ya que mantenía el apartamento a una temperatura de 38 grados noche y día durante todo el año. -Yo soy una tigresa -dijo ella-, y estoy en casa en la jungla. Él sonrió torpemente, y cerró la puerta detrás de ellos. Sin prestar mucha atención a sus palabras.

Ella se quitó el vestido y supo que ella lo había excitado: todo lo que llevaba bajo el vestido era una camisola escasa que terminaba en la mitad de la cadera. Ella gruñó y se abalanzó sobre él.

Antes de que pudiera reaccionar, le quitó la camisa y empezó a despojarlo de su pantalón de mezclilla. Ambos quitaron el pantalón y como su ajustado bóxer de color negro, y él se quitó los zapatos y los calcetines mientras lo llevaba por aquella selva de plantas hasta el gran colchón en el centro de la habitación.

Ella le miró a los ojos y gruñó y ella lo empujó hacia abajo y se agachó encima de él. Bajó la mano hacia el matorral y sacó cuatro esposas, e ignoró sus preguntas mientras rápidamente sujetaba sus muñecas y tobillos a cuatro árboles convenientemente ubicados alrededor del colchón. "Shh," dijo ella, y de frente a sus piernas, ella volvió su atención a sus genitales. Para casi de inmediato pasas sus largas uñas por el escroto mientras agarraba su pene flácido con la otra mano. Ella comenzó a acariciarlo suavemente mientras ella bajaba su vagina despertada y goteando sobre su cara. "Adelante", ronroneó, y él comenzó a lamberla y chupar suavemente su clítoris. Sus ojos se cerraron y sus caderas se movieron, y ella hizo pequeños ruidos de maullido disfrutando de su lengua que se deslizaba por su muy húmedo sexo.

Lentamente, sintió un intenso calor dentro de ella, y ella gimió fuertemente, molió su sexo inflamado sobre su boca, y agarró el pene agrandando firmemente - y entonces ella gritó y sus jugos brotaron directamente sobre su boca. Se espasmo fue tremendo y ella solo aguanto unos segundos antes de desplomarse agotada por el gran placer sentido.

Continuó lamiéndola lentamente mientras ella permanecía sobre él, jadeando pesadamente. Finalmente, ella se levantó, y aún sosteniendo su pene para ese momento muy duro, se agachó entre sus piernas. "Eso estuvo genial", dijo sonriendo maliciosamente. "Pero sabes que los gatos siempre juegan con su comida antes de que se la coman". Ella observó el pene erecto y el escroto tenso, y de repente se lanzó. Ella chupó el pene dentro y fuera de su boca con lujuria, como hambrienta, agarrando el eje firmemente. Se sentó y acarició el pene salvajemente, con fuerza, y se agachó para succionarle de nuevo con hambre, como si aquel pene fuese el último sobre la tierra.

Dos minutos de una frenética mamada y acaricias fue todo lo que pudo aguantar el placer era demasiado, y como ella lo sintió hincharse en su boca ella agarró el escroto y apretó firmemente. Con un enorme grito en parte de dolor y en parte de placer él eyaculó directo en su boca. Ella sintió como el semen brotaba de su palpitante pene, sobre su lengua mientras ella succionaba suavemente ahora, y probaba su pegajosa y almizclada salinidad. Después de varios chorros, ya había terminado. Levantó la cabeza, le miró a los ojos, y muy lentamente y deliberadamente se tragó todo su semen.

Ella se inclinó hacia delante, respiró una respiración almizclada y perfumada en su rostro, y le susurró al oído: -Ese fue el aperitivo, ahora el plato principal. Antes de que pudiera hacerle preguntas estúpidas, se movió de nuevo entre sus piernas, acarició su pene arrugado y goteando aun semen, lo chupó suavemente con la boca y le mordió el glande. El grito. La sangre brotó sobre ella mientras mascaba el trozo de carne cruda. Tragándolo, mordió el resto del pene. Le gustaba ver el chorro de sangre desde el agujero donde antes estaba un pene mientras masticaba lo que antes era un pene.

Ella lo tragó, y atacó al escroto con sus dientes, estirando la delgada piel, luego rasgando y rasgando. Ella apenas masticó los trozos de escroto que ella arrancó, tragándolos casi enteros. Tenía sangre en el cabello, por todo su rostro y cuerpo, y le encantaba. No prestó atención a los enormes gritos estridentes, lo que le interesaba era desnudar a su premio: pronto los dos testículos estaban desnudos, esperando ser cortados. Así lo hizo, mordiendo sus cuerdas de conexión y terminando su virilidad para siempre, si "él" hubiese vivido, pero el dolor y la pérdida de sangre hicieron que su vida terminase esa misma noche.

Ella comió algunas partes más de su cuerpo y enterró el resto en alguna de aquellas macetas que servirían de abono para su selva personal. 




Historia Original Aquí.





Autor: Ja299       Traductor: DarkSoul

VANESA Y SU CENA

Víctor de 28 años era un pica flor empedernido se le conocían muchas mujeres pero nada serio solo las quería para placer, fue una noche en la fiesta de cumpleaños de uno de sus amigo que conoció a Vanesa una mujer de unos 30 años, de buen cuerpo y senos firmes como redonditos fue lo primero que le llamo la atención de ella como sus labios carnosos que de seguro eran ideales para dar una mamada suprema, cintura estrecha y nalgas paraditas con piernas torneadas que sus altos tacones y minifalda ajustada que llevaba esa noche hacían que resaltaran más......


VANESA Y SU CENA
Víctor de 28 años era un pica flor empedernido se le conocían muchas mujeres pero nada serio solo las quería para placer, fue una noche en la fiesta de cumpleaños de uno de sus amigo que conoció a Vanesa una mujer de unos 30 años, de buen cuerpo y senos firmes como redonditos fue lo primero que le llamo la atención de ella como sus labios carnosos que de seguro eran ideales para dar una mamada suprema, cintura estrecha y nalgas paraditas con piernas torneadas que sus altos tacones y minifalda ajustada que llevaba esa noche hacían que resaltaran más.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [CANIBALISMO] [SOBRENATURAL]

Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Víctor estaba orgulloso de su buen par de huevos y pene que se erguía orgullo sobre su gran par de huevos cuando estaba excitado, a unos nada despreciables 22 cm, grueso y con un glande suave que se retraía detrás de la corona de la cabeza de su pene cuando estaba erector era la delicia de cualquier mujer y Víctor lo sabía muy bien,  con un cuerpo bien trabajado casi de nadador era el deleite de cuanta lo miraba exhibirse en ajustados bañadores donde su enorme paquete en su entrepierna siempre resaltaba.

Víctor de 28 años era un pica flor empedernido se le conocían muchas mujeres pero nada serio solo las quería para placer, fue una noche en la fiesta de cumpleaños de uno de sus amigo que conoció a Vanesa una mujer de unos 30 años, de buen cuerpo y senos firmes como redonditos fue lo primero que le llamo la atención de ella como sus labios carnosos que de seguro eran ideales para dar una mamada suprema, cintura estrecha y nalgas paraditas con piernas torneadas que sus altos tacones y minifalda ajustada que llevaba esa noche hacían que resaltaran más.

Víctor por supuesto no tardo en atacar, Vanesa era alegre y con una gran personalidad que no dejo de notar el atractivo bulto que sobresalía de la entrepierna de Víctor pues estaba usando un pantalón de mezclilla blanco muy ajustado, aquella noche ambos la pasaron muy bien rieron mucho y quedaron en salir la próxima semana para ir a bailar, el sábado próximo Víctor tocaba a la puerta de la casa de Vanesa que muy guapa salió para ambos irse a bailar, Víctor no pudo apartar la vista del trasero de ella que lucía espectacular como sus senos que el escote de su blusa dejaba ver casi por completo.

Vanesa estaba sencillamente espectacular, lucía un vestido ajustadísimo, en un tono indefinido de celeste y gris, era como si estuviera desnuda, casi reemplazando la misma piel, sin breteles, sus pezones sobresalían como dos enormes botones y bajaba por su cuerpo en una forma tan entallada que hubiera hecho suspirar al mismo demonio, con una cintura increíble y un par de nalgas por demás generosas, la tela semi transparente marcaba con exageración sus nalgas que las cubría.          

Aquellos movimientos sensuales cautivaron a Víctor ella restregó incontables veces sus nalgas sobre su abultada entrepierna incluso tocándola con sus manos, los besos no tardaron en ser muy apasionados, ambos dejaron el lugar temprano a eso de la media noche ya estaban de nuevo en casa de Vanesa pero con Víctor en el interior, sentado en la agradable sala de estar, la vio desaparecer en su cuarto y volver unos minutos más tarde, el corazón como sus ojos de Víctor casi se le salen, Vanesa se había quitado aquel vestido y apareció solo en ropa interior, todo en negro, ahora lucía una hermosa tanga que dejaba sus enormes nalgas desnudas, unas ligas con medias y zapatos de tacón.

Se había recogido el cabello y pasó a su lado haciéndose la tonta, pero sabía perfectamente lo que hacía, con una sonrisa, destapó una botella de vino, sirvió una copa para compartir con Víctor embobado viéndola, comenzaron a besarse con Víctor recorriendo el camino de su cuello a sus senos, mientras lo hacía con su otra mano acariciabas sus piernas, era una combinación riquísima, para finalmente meter su cabeza en medio de sus senos, los cuales el ligero sostén (corpiño) apenas cubría, sus dedos lentamente recorrían sus muslos, sus manos no tardaron en rosar su tanga, Vanesa gimió se sentía delicioso.
           
Víctor le besaba su cuello con tanta pasión que ella fue cediendo a sus deseos, en ese momento también pego su cuerpo a ella que le hizo sentir su pene que se endurecía y mientras su ella se mojaba, de pronto Vanesa se aparto se puso frente a Víctor, le beso, le quito la camisa y se puso en cuclillas mientras bajaba tu pantalón como su ajustado bóxer para comencé a chupar su dura erección bajando su prepucio para lamber la parte baja de su glande que hizo estremecer de placer a Víctor se sentía tan bien.    

Ella continuo lambiendo cada vez más rápido y delicioso, de pronto ella se detuvo se fue a sentar al sillón frente a Víctor le dijo "por favor, penétrame, quiero sentir tu miembro aunque sea una vez en mi interior, quiero que goces de mis tetas, quiero sentir tu virilidad” estaba ya muy mojada, y deseando el palpitando pene que brillaba de lo ensalivado que lo dejo.           

Vanesa se despojo de todo excepto del liguero, Víctor la acostó en el sillón y comenzó a tocar sus tetas, a chupar sus pezones, a besar su cuello, bajo más, tocando sus piernas, besando poco a poco su abdomen hasta llegar a su sexo.
           
-“¡AAAhhh!!! Gimió Vanesa

Víctor comenzó a chupar su vagina abriéndole sus labios vaginales, saboreo sus jugos, que le supieron tan rico y solo veías de vez en cuanto para ver que como ella lo disfrutaba, aquello continuo hasta que Vanesa tuvo su primer orgasmo y su cuerpo se descontrolo, cuando dejo de gemir Víctor le dio un beso en la boca para que ella saboreara lo mismo que él, su boca estaba impregnada de sus jugos y ella sintió el sabor de su sexo, aquello fue demasiado excitante para ambos.      

Luego Víctor se acomodo sobre ella la penetro de una sola vez, toda su virilidad entro por completo hasta que sus huevos impidieron seguir adelante era una imagen tan erótica, como se movían, como se tocaban, todo era perfecto y Víctor le produjo  otro orgasmo, claro ella podía agarrarse de nada porque sus manos estaban ocupadas pero además de gemir rasguño a Víctor en la espalda, que le dijo      

-“¿Eres una gata salvaje?” Pregunto Víctor.    
-“No. ¡Soy una devoradora de hombres!” Le respondió ella.

Ambos rieron y Vanesa lo sorprendió cuando le dijo 

-“¿Me darías por el culo?" Pregunto Vanesa
-“Claro que sí”. Respondió Víctor casi de inmediato.


Quien con prisa la puso en cuatro patas sobre el sofá y la comenzó a calentar, a tocar y de pronto se la metió por el culo, ¡aaahhhh! Gimió Vanesa al sentir ese duro pedazo de carne en sus entrañas fue casi todo perfecto, aquello duro varios minutos hasta que Víctor sin poder aguantar más le pregunto jadeante.           

-“¿Donde la quieres?” Pregunto Víctor.
-“¡En la boca!” Respondió Vanesa.        

Víctor la hizo girar para que su rostro quedase frente a su palpitante miembro, se estaba masturbando, Vanesa solo abrió la boca esperando el final mientras se masturbaba a centímetros de ella, la adrenalina corría por sus cuerpos, un certero disparo de semen caliente, que apenas noto cuando fue disparado, fue directo a su garganta, y Víctor siguió acabando como si tuviera una ametralladora, su leche viscosa fue a mi boca, otro disparo la impacto en pleno rostro, nariz, ojos, pómulos, era un asesino, no podía controlarlo y empezó a reí, no pude evitarlo, en pocos
segundos todo su rostro estaba cubierto por su leche, que exquisito y erótico fue para ella todo aquello.

Empezó a usar sus dedos para limpiarse, llevando todo a su boca, para degustar su sabor, al fin pudo abrir sus ojos para poder verlo, Víctor jadeaba y respiraba con prisa pero se le notaba feliz, ambos estaban contentos, Vanesa se fue al baño y regreso ya limpia, cenaron desnudos ambos, se terminaron la botella de vino y bueno… lo volvieron a hacer pero esta vez Víctor se corrió en el interior de la vagina de ella luego de que tuviera dos orgasmo más. 

Luego Víctor agotado se durmió, a la día siguiente, cuando despertó estaba muy feliz pero aquel estado de felicidad duro poco, estaba en la cocina, desnudo amarrado de pies y manos con una mordaza en la boca y con sus piernas abiertas, su orgullo sus grandes genitales descansaban cobre una tabla de corte.

-“¡Vaya, por fin despiertas! Ya tenía hambre”. Dijo Vanesa

Víctor miro hacia una ventana era de noche, había dormido todo ese día, trato de soltarse pero no lo logro, pero de nuevo su atención volvió a ella cuanto la sintió tomar sus pesados huevos como pene en ese momento con su glande casi cubriendo su glande, Vanesa estaba dando algunas vueltas a sus genitales con un cordel del usado en la cocina para amarrar carnes, luego la apretó haciendo un gran nuco justo en la base su pene.

Aquel nudo le hizo dar un respingo de dolor, Vanesa mientras acariciaba sus huevos le dijo al confundido Víctor que no entendía nada de lo que ocurría.

-“Lindos huevos, van a hacer una buena cena para mí, lo mismo que tu pene”. Dijo Vanesa.

Vanesa continuo acariciando sus huevos por varios minutos, hasta que abrió un cajón del que saco un cuchillo muy bien afilado, colocando la hoja de acero reluciente por debajo y detrás de los huevos de Víctor que se quedo inmóvil al sentir el filo contra su escroto.

-“En verdad me hiciste gozar como hace mucho no lo hacía”. Dijo Vanesa.
-“MMMM, MMMHH, MMMJJJMMM”, Víctor trato de decir algo.

Vanesa solo rio y luego su rostro se transformo, en un ser horrendo, que comenzó a cortar los genitales de Víctor, cuyo cuerpo comenzó a convulsionar presa del dolor y terror que estaba sintiendo al presenciar como su orgullo estaba siendo arrancado de su cuerpo por aquel ser, apenas tomo unos cuantos segundos para que tanto su escroto con sus huevos adentro y su pene fueron cercenado casi por completo de la entrepierna de Víctor.

Cuando el último pedazo del pene de Víctor fue cortado, todo su cuerpo se convulsiono aun con más violencia para luego desmayarse, Vanesa que portaba una blusa rosa muy escotada tomo los genitales cortados y los coloco en un platón, hirvió algunos berros, y luego coloco tanto es escroto con los huevos adentro aun, con el pene en un plato, los baño con una vinagreta y se dispuso a cenar su rica cena viril, comenzó con el pene, al que corrió el prepucio para darle un mordisco que le arranco el glande para luego bocado a bocado continuar con el resto del pene hasta devorarlo por completo.

Continuo con los testículos, los cuales extrajo del saco de piel que hasta ese momento los habían contenido, uno a uno se los metió en la boca, para devorarlos sintiendo un gran placer al hacerlo, cuando acabo romo la bolsa de piel la lleno de una salsa y se la comió, cuando acabo fue a donde estaba Víctor y le corto una pierna, algo que por supuesto lo hizo despertar y gritar de dolor aunque por la mordaza poco se escucho, así continuo hasta acabar con la vida del atractivo hombre.

Nadie extraño a Víctor, realmente no tenía mucho verdaderos amigos, sus restos o mejor dicho lo que quedaron que fueron solo sus huesos fueron arrojados a una pequeña fosa debajo de la casa de Vanesa junto a otra centena de huesos humanos pertenecientes a hombre tan o mejor dotados  sexualmente como Víctor, que Vanesa se había devorado para su cena.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com






Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

SABROSA BARBACOA

Vietnam 1972 la Guerra ya llevaba tiempo cuando el teniente Sander arribo a ahí, aquella mañana tres compañías de la 11ª Brigada de Infantería iniciaron una operación de búsqueda y destrucción en el área de My Son. El objetivo de la Compañía C era el 48º Batallón del Vietcong, que según los servicios de inteligencia tenía su base en una aldea conocida en los mapas militares estadounidenses con el nombre de My Lai-4. Los estadounidenses comenzaron lanzando un ataque por aire......


SABROSA BARBACOA
Vietnam 1972 la Guerra ya llevaba tiempo cuando el teniente Sander arribo a ahí, aquella mañana tres compañías de la 11ª Brigada de Infantería iniciaron una operación de búsqueda y destrucción en el área de My Son. El objetivo de la Compañía C era el 48º Batallón del Vietcong, que según los servicios de inteligencia tenía su base en una aldea conocida en los mapas militares estadounidenses con el nombre de My Lai-4. Los estadounidenses comenzaron lanzando un ataque por aire.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NUIFICACIÓN] [HUMILLACIÓN] [TORTURA] [CBT] [CANIBALISMO]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Vietnam 1972 la Guerra ya llevaba tiempo cuando el teniente Sander arribo a ahí,   aquella mañana tres compañías de la 11ª Brigada de Infantería iniciaron una operación de búsqueda y destrucción en el área de My Son. El objetivo de la Compañía C era el 48º Batallón del Vietcong, que según los servicios de inteligencia tenía su base en una aldea conocida en los mapas militares estadounidenses con el nombre de My Lai-4. Los estadounidenses comenzaron lanzando un ataque por aire.

No encontraron resistencia en la zona de aterrizaje y, por lo tanto el teniente Sander desplego las secciones 1ª y 2ª en el poblado. Al ver la llegada de los soldados algunos aldeanos comenzaron a correr y fueron abatidos a tiros. La 2ª sección arrasó la mitad norte de My Lai-4, arrojando granadas dentro de las chozas y matando a todo lo que saliera de ellas. Violaron y asesinaron a las jóvenes del poblado, rodearon a los civiles y los mataron. Media hora después, las mujeres jóvenes capturadas fueron violadas fueron entre 10 y 20 mujeres y niñas para después asesinarlas. 

El teniendo Sander disfruto desvirgar a un linda vietnamita de 19 años a la que penetro sin compasión alguna pese a las suplicas de la joven, hundió su blanco pene sin circuncidar de una sola vez hasta el fondo, sintiendo como desgarro el himen de la joven a su paso, la penetro por media hora en la que Sander gozo a raudales escuchando como era animado por sus hombre, pellizcando los pezones de la joven que en todo momento no dejo de llorar hasta venirse en su interior de una forma descomunal dando un gran alarido de placer.

Pero pronto las cosas cambiaron con la guardia bajas las dos secciones fueron tomadas por sorpresa, cuando el vietcong ataco, los disparos se sucedieron por todos lados, los estadounidenses luchaban por sus vidas desesperadamente muchos murieron aun con una erección, sin haberse podido venir una última vez, Sander con algunos de sus hombre se vio acorralado en una péquela choza derruida, el operador de radio trataba de pedir ayuda aérea pero los helicópteros aun estaban descargando tropas en otro lugar de pronto una granada estallo matando a todo menos a Sander que quedo sin sentido pero vivi.

Sander fue llevado en calidad de prisionero inconsciente a una base del vietcong en lo profundo de la selva donde se despertó, ahí fue golpeado e interrogado de muchas formas durante la mayor parte de las horas del día, le encerraban en una especie de jaula en la que escasamente podía estirar las piernas, algunas veces lo metían dentro de un rio para que las sanguijuelas o algo peor dieran buena cuenta de él, en otras lo sumergían en una letrina llena de excremento y orina de cerdo y humano, Sander apenas conservaba su trusa (slip) sucia y rota pero era la única prenda que aun tenia, por las noches cuando hacia frio la pasaba mal sobre todo cuando estaba en el rio.

Los brutales interrogatorios a los que Sander se vio sometido duraron meses, Sander simplemente perdió la noción del tiempo bien podría haber pasado un año o más, sin esperanza a ser rescatado se resigno a morir a manos del enemigo, por varias semanas Sander fue dejado en su apretada celda sin ser molestado, hasta que una tarde fue sacado y llevado a unos baños donde fue bañado de pies a cabeza dejándolo muy limpio en especial las ancianas de lo bañaron poniendo especial atención en lavar su pene, sobre todo por debajo de su prepucio.

Luego Sander fue llevado a una habitación en donde una mesa de metal reluciente de las tipo usadas en las morgues estaba puesta con sus patas bien ancladas en el suelo de cemento, sus piernas fueron abiertas y amaradas a dos de las patas de la solida mesa, sus brazos amarrados juntos y fuertemente atados a la parte baja de la mesa. Auna que lo dejaron bien atado dejaron a Sander ahí por casi dos horas preguntándose qué nuevo tortura le iban a infligir para que confesara algo que no deseaba hacer o que no sabía.

Luego de ese tiempo ya las piernas y nalgas le duelen por estar tanto tiempo en aquella posición tan incómoda posición, he tratado de levantarme pero ha sido inútil, mis manos y pies se encuentran bien atados y es casi imposible tratar de hacer algo aquello era  algo desesperante pero tenía miedo de que alguien viniese y lo torturase, las ideas para escapar se le habían agotado ¡demonios ni siquiera puedo levantarme mi trasero de la mesa! Pensaba Sander para sí mismo.  

De pronto dos jóvenes mujeres una portando la insignia de coronel y otra la de mayor, ambas eras unas atractivas vietnamitas, que pronto comenzaron a despojarse de sus uniformes hasta quedar completamente desnudas ante la mirada atónita de Sander, la coronela tenía grandes senos mientras la mayor tenia senos pequeños pero ambas con vaginas muy apetitosas, de pronto la Coronela se monto encima de Sander, luego coloco cada una de sus piernas a cada lado de su cabeza para dejar su rajita frente a su cara, su mano se dirigió su sexo y se abrió los labio vaginales la nariz de Sander de inmediato capto el olor de su dulce aroma.  

Aquello hizo sentir humillado de inmediato a Sander y al mismo tiempo muy excitado el olor no era para nada repugnante, ella no se limito y la nariz de Sander paseaba con parsimonia por toda su vagina hasta que visito sus labios y jugó con ellos un rato hasta que ella le ordeno que abriera la boca. Sander se resistí no estaba preparado para eso pero fue su cara de demonio y una cachetada por parte de la Mayor que lo dejo aturdido lo que me hizo abrir la boca, tocando con ella su vagina abierta.

-“Pásale la lengua”. Dijo con toda tranquilidad.          

Sander saco su lengua y fui pasándola por toda su raja, primero donde un pequeño sabor salado llego a sus papilas gustativas y luego por los bordes donde un sabor levemente salado y amargo fueron arrastrados por su lengua mientras una gran lucha interna no era simplemente darle un oral con su boca a una mujer sino luchar con odio y miedo que sentía hacia el pueblo de esa mujer por todo lo hecho por ellos hasta ese momento.  

Sander introdujo su clítoris muy inflamado a su boca y empecé a chuparlo con ganas quería que se corriera rápido, sabía que tenía el poder de excitarla esperaba que al darle una buena mamada podía salvarse de cualquier cosa que tuvieran pensando hacerle además era algo que pese a todo deseaba hacer, su boca se fue llenando de saliva y la succión iba cada vez con más fuerza de pronto sintió como una boca se metió su trozo de carne ella, solo trato de apretar sus labios como pudo sobre su clítoris, la lengua de Sander hacia círculos como loco tal vez aquello le gustaba que se lo hicieran a muchas de las mujeres les encantaba mientas la boca que estaba chupando su pene se trago el resto de su erección que iba entrando hasta tragárselo todo.   

De pronto la Mayor empezó a mover su pelvis, apenas Sander podía respirar estuvo un largo tiempo torturándolo de esa forma hasta que comenzó a hacerlo un poco más lento y aunque igual le costaba respirar por lo menos había un mínimo alivio. 

Mientras tanto la mayor sacaba su pene de su boca pero cincos segundos más tarde se la volvía a meter completa y la sacaba para repetir una y otra vez la maniobra, mientras escuchaba la risa de la coronel de satisfacción que ahora se había convertida en su violadora, sin embargo Sander no estaba a salvo, la tranquilidad momentánea era el cielo porque la desesperación de no poder respirar con su vagina sobe su boca era lo peor que había sentido en toda su vida.    

De pronto Sander sintió algo viscoso que comenzó a ser aplicado sobre su ano, con sus nalgas abiertas, lo que lo alarmo, aparto su boca de la vagina y suplico. 

-“Por favor, no sigas suplicando eso”. Suplico Sander llorando una y otra vez pero sin efecto alguno.    
       
Sander sintió su frio dedo en la entrada de mi culo que todavía no comenzaba a hacer presión solo lo frotaba como haciéndole cosquillas cosa que ligeramente logro pero que no quiso que lo notaran, lo que no pude disimular fue cuando metió el dedo de un solo golpe que le hizo dar a Sander un gritito. El dedo fue dando vueltas una y otra vez por largo tiempo y su incomodidad era más que evidente, Sander no entendía porque razón no utilizo más lubricante se quedo con lo que agarro del comienzo.

Un segundo dedo fue introducido al juego, el dolor invadió su culo pero no era tan fuerte como otros dolores que había experimentado era más la falta de delicadeza y humillación lo que le dolía a Sander,.

Sentía aquello dedos tocar sus paredes intestinales una y otra vez mientras su cuerpo se iba adaptando cada vez más, su pensamiento en ese momento era que no le gustara nada de eso, pero cuando uno de los toco algo por un segundo hizo que su pene empezara a vibrar, la mayor sin que Sander lo viera tomo un pene plástico de la caja y lo embadurnó de la crema fría y lo introdujo lentamente pero sin parar por su ano, esa nueva sensación no le desagrado del todo y ellas lo notaron.

Viendo como Sander ya no lloraba ni suplicaba fue sacando y metiendo cada vez más rápido el pene hasta que se oyó de su boca un gemido bajo pero aun así un gemido que hizo reír a ambos lo que hizo aun más humillante la situación para Sander, su respiración iba en aumento y aunque trataba de evitarlo su pene se fue poniendo duro no podía ocultarlo ya se estaba entregando al placer eso hizo que la Mayor se entusiasmara para ir moviendo cada vez más rápido el ritmo del consolador y como nuevo juego empezó a sacarlo y meterlo completamente haciendo que el pene de Sander vibrara aquello forma no le gusto a Sander prefería cuando lo dejaba adentro casi todo y lo movía, cada vez que lo sacaba y lo metía de nuevo lo estremecía porque la sensación en si culo era demasiado intensa como al principio de todo esa violación.     

De pronto la mayor saco el falo de su ano pero solo para meterlo a paso firme esta vez Sander no pude resistir, grito como desfallecido, no se lo esperaba, le dolió ella no movió el consolador solo lo dejo ahí hasta el fondo.        

Luego de unos segundo la mayor comenzó de nuevo con los rápidos movimientos apuntando a diferentes sitios de mi culo que me ponían como loco, mi pene erguido por completo parecía estallar, las gotas de pre seminal bajaban por mi pene a raudales una de las manos de la Coronela cuya raja aun lambia Sander, tomo su pene para masturbarlo lentamente, ella gimió intensamente cuando por fin se vino en gran parte sobre su cara con grandes gemidos.       

La mayor seguía penetrando a Sander como una loca hasta que con su mano derecha tomo su pene y empezó a subir y a bajar muy rápido, solo bastaron tres movimientos para que Sander dando un gemido terminar abundantemente sobre el pecho y abdomen, de la coronela que recibió toda la potente descarga de Sander mientras que sentía como su ano de  apretaba sobre el pene de plástico y ya no quería más ese pene en su ano.       

-“Sácala por favor no puedo más”. Comenzó a suplica casi desfallecido Sander.

Pero los movimientos de la Mayor no pararon en ningún momento solo aumentaron a medida que sus gritos se hacían presentes, hasta que sintió como de nuevo la coronela se estremecía sobre él y sentía más húmedo de lo normal su raja y ano hasta que de nuevo se vino sobre su boca y barbilla.

-“Maldito Yanki, mira como me dejaste”. Dijo la Coronela.

La Mayor de inmediato fue a una mesa y regreso con un trapo con la que la coronela se limpio la gran carga de semen que Sander disparo también regreso con un pequeño soplete al verlo la coronela, tomo el pene de Sander aun palpitando para decirle.

-“Es hora de una rica barbacoa”. Dijo la coronela antes de ordenarle a la Mayor.

-“¡Vamos procede, quiere ese trozo bien cocido!” Ordeno la Coronela.

La Mayor prendió el soplete y una gran llama brotaba de la boquilla la Coronela aparto la mano del pene de Sander que sintió de pronto el doloroso abrazo de las candentes llamas sobre su pene directamente.

-“AAAAAAAAAAHHHH”, Grito Sander.

Pero su grito fue apagado cuando la Coronela de nuevo coloco su aun chorreante vagina sobre su boca, Sander casi se ahora, al tragar los fluidos que emanaba su vagina, el dolor era intenso sentía su pene ser quemado directamente, el dolor era tan intenso que ni siquiera podía gritar luego de unos segundos, todo su bien tonificado cuerpo se tenso y un aroma a carne asada inundo el lugar.

Aquella infernal agonía continuo hasta que la piel del escroto de Sander contraída por las terribles quemaduras termino por ceder y sus dos testículos quedaron colgando entre sus abiertas piernas, la mayor al verlos, apago la flama, los tomo con sus manos y se los arranco apenas tuvo que usar fuera ya que los conductos que los unían a su cuerpo estaban ya quemados ni quiera hubo sangre, aunque sí mucho dolor para Sander cuyos músculos de su cuerpo se tensaron por completo.

Luego la mayor trajo un cuchillo y se lo dio a la coronela que tomo el pene de Sander casi completamente carbonizado para ese momento y antes de cortarlo dijo.

-“Este es el castigo que todos los violadores de nuestra nación y mujeres deberían sufrir”.
-“Espero te guste la vida siendo un eunuco maldito bastardo”. Dijo la Coronela.

Para comenzar a cortar el pene de Sander que se retorció de dolor, incapaz de gritar por la intensa agonía que estaba sintiendo, apenas y recuerda si logro aguantar o no el corte simplemente Sander se desmayo, antes que todo terminara.

Se despertó vendado de su entrepierna viendo como las mujeres se comían los que fueron alguna vez sus amados genitales cuando lo vieron despertar, la coronela, corto el glande del resto de su amputado pene lo clavo con un tenedor y levantando como para llevárselo a la boca le dijo.

-“Gracias por esta Sabrosa Barbacoa”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

REALIDAD CRUEL

Desnudados y bañados, una vez secos fueron llevados a un mercado en donde a todas luces cada uno de ellos fue subastado cuatro de ellos fueron comprados por una joven mujer negra con una piel de un color parecido al tono del ébano, dos más fueron vendidos a un hombre y dos más Adrian y Teo, fueron vendidos a una mujer que hablo algo con el subastador, los dos fueron bajados de la tarima una vez pagados y llevados a un rincón los otros seis vieron como ambos fueron despojados de sus penes de un rápido golpe de un machete......


REALIDAD CRUEL
Desnudados y bañados, una vez secos fueron llevados a un mercado en donde a todas luces cada uno de ellos fue subastado cuatro de ellos fueron comprados por una joven mujer negra con una piel de un color parecido al tono del ébano, dos más fueron vendidos a un hombre y dos más Adrian y Teo, fueron vendidos a una mujer que hablo algo con el subastador, los dos fueron bajados de la tarima una vez pagados y llevados a un rincón los otros seis vieron como ambos fueron despojados de sus penes de un rápido golpe de un machete.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [CANIBALISMO] [ESCLAVITUD] [SECUESTRO]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Aquel vuelo privado salió de Canarias hacía Sudáfrica, donde tendría una pequeña escala para luego continuar hacia Japón llevando a 14 adolescentes todos ellos modelos de trajes de baño y ropa interior para una semana de la moda  juvenil en Tokio, aquellos bellos chicos en su mayoría oscilaban entre las edades de 15 a 17 años algunos de ellos mejor dotados que algunos adultos pues eran precisamente modelos de ropa interior o bañadores por lo que tener un buen paquete era casi un requisito, todo ellos con cuerpos delgados bien trabajados con músculos marcaditos vientres planos si grasa alguna en sus cuerpos.

El avión era un jet de última generación muy cómodo y veloz, adentro los adolescentes iban acompañados por los pilotos y una joven sobre cargo, la cual Rayan trato de llamar la atención desde que despegaron de Canarias sin mucho resultado, volaban a 15000 pies y era de noche algunos de ellos dormían cuando un sobre salto del avión los hizo despertar para encontrarse con que el ala derecha  estaba ardiendo en llamas un misil tierra aire impacto la aeronave, los pilotos comenzaron a pedir auxilio mientras la aeronave comenzó a perder altura con rapidez.

La aeronave entro en perdida rápidamente, los pilotos lucharon por controlar el avión, las alas comenzaron a desintegrarse, de algún modo el avión lentamente comenzó a enderezarse pero era tarde los motores ardían  y no daban la potencia necesario, el avión comenzó a rozar las copas de los árboles, cortando con las alas gruesas ramas como si fueran unos palillos el ala derecha que era la más dañada fue la primera en desprenderse, seguida del ala izquierda y con un fuerte ruido la cola del avión se desprendió llevándose con ella a la sobre cargo, el resto del aparato termino su carrera chocando contra un enorme árbol.

Para luego caer al suelo, el impacto fue brutal y tres de los chicos no lo lograron murieron por aquel impacto al ser sus bellos cuerpo perforados por fierros retorcidos y ramas, los pilotos murieron al impactar de primero con el enorme árbol, como los sobrevivientes descubrieron al amanecer, den total quedaban solo 11 de ellos Rayan era el mayor de todos ellos y había salido prácticamente ileso del accidente, el organizo a los chicos para que salieran del destruido avión, para encontrarse en medio de una espesa selva africana, rodeado de vegetación y sonidos raros e incluso aterradores.

Rayan y los otros chicos pronto comenzaron a escuchar gente viniendo hacia ellos corriendo pronto vieron a hombres con uniforme militar rodearlos, hablaban un lenguaje que ninguno de ellos entendía pero para todo fue evidente rápidamente no venían a ayudarlos, pronto cada uno comenzó a ser sometido, Tony que era el menos entro en pánico y comenzó a correr Roger un año mayor lo siguió lo que animo a Saúl los tres comenzaron a correr y de pronto un ráfaga de una de las armas del que parecía ser el líder de los militares se escucho.   

Tony, Roger y Saúl cayeron abatidos al suelo impactados en la espalda por varias balas, Tony y Saúl murieron en el acto, Roger agonizaba en el suelo, el hombre que les disparo se le acerco y lo remoto con un disparo en la cabeza que acabo con su joven vida de los once apenas quedaron ocho, que rápidamente fueron sometidos, amarrados y llevados por un sendero durante dos días hasta llegar a lo que parecía ser un poblado, ahí cada uno fue llevado a un pequeña celda construida de concreto y con barrotes de acero.

Ahí fueron dejados por varios antes de ser sacados para ser desnudados y bañados, una vez secos fueron llevados a un mercado en donde a todas luces cada uno de ellos fue subastado cuatro de ellos fueron comprados por una joven mujer negra con una piel de un color parecido al tono del ébano, dos más fueron vendidos a un hombre y dos más Adrian y Teo, fueron vendidos a una mujer que hablo algo con el subastador, los dos fueron bajados de la tarima una vez pagados y llevados a un rincón los otros seis vieron como ambos fueron despojados de sus penes de un rápido golpe de un machete.

-“AAAAAAAAAAAAAAhHHHH”. El grito de Adrian y Teo les helo la sangre a los demás.    

Rayan pelirrojo junto a tres mas de sus compañeros fueron dirigidos hasta una elegante casa a las afueras de aquel poblado que estaba rodeada de altos muros, alambre de pies en la parte alta y una malla electrificada hacían imposible el acceso o salida por los muros, los cuatro fueron llevados a un gran salón donde una mujer muy alta, musculosa y de piel negra de cabello corto también oscuro estaba acostado sobre un camastro acojinado completamente sin ropa apenas un pañuelo cubría su entrepierna

Tres de ellos Leonard (Leo), Will y Rayan fueron amarrados con los brazos en alto pegados a una pared a un costado de la enorme mujer que debía medir al menos 1.98 metros de estatura con pechos tan grandes como su cabeza con pezones oscuros, los tres quedaron con las piernas juntas con sus genitales expuestos, el único que no fue atado y amordazado fue Alvin quien quedo de pie a un costado, Alvin rubio de ojos azules como piel muy blanca tenía un pene blanco circuncidado con un glande de color morado y huevos muy bajos.  

Toda el área genital de Alvin estaba sin vello como la de los otros, incluso sus axilas estaban sin vello, la enorme mujer miro al Alvin de arriba a abajo casi comiéndoselo con la mirada antes de hablar en un idioma que Alvin y los demás entendieron.

-“¿Cuál es tu nombre muchacho?” Dijo la mujer a Alvin.
-“¡Al… Alvin!” Respondió algo nervioso el adolescente.
-“Acércate”. Dijo la mujer a Alvin.

Visible nervioso y con miedo Alvin se acerco a la mujer quien se incorporo para quedar sentada, cuando Alvin quedo a la distancia correcta, ella alargo su mano para tomar su colgantes como oscilantes huevos lampiños.

-“¡Bonitos huevos los que tienes!” Dijo la mujer mientras jugaba con los huevos de Alvin.

Que no dijo nada pero su pene comenzó a reaccionar hasta alcanzar su grosor como longitud máxima unos 18 cm nada mal para un adolescente de 16 años, que pronto comenzó a emanar liquido pre seminal de la punta, la mujer dijo ya con su mano sobre el erecto pene de Alvin masturbándolo.

-“Te voy a dejar tener sexo conmigo y más vale que lo disfrutes ya que será tu ultimo placer como hombre”. Dijo la enorme mujer al tiempo que atrajo a Alvin hacia ella.

Lo primero que hizo ella, fue tomar su pene para llevárselo a su boca, el cual se trago sin problema alguno acomodándolo en su cavidad oral sin problema alguna, Alvin dejo escapar una gemido instantáneo de placer “AAAAAAHHHH”, para luego comenzar a disfrutar de la mamada que aquella mujer le estaba dando de manera experta llevándolo a alturas del placer a los que el adolescente nunca hubiese pensado que fuesen posible llegar, luego de unos minutos en los que Alvin olvido todo su entorno incluso que estaba siendo observado por sus compañeros y otros hombres ahí en la habitación.

La mente de Alvin se concentro en el placer que estaba recibiendo, de pronto ella dejo de darle aquella suprema mamada para hacer que se posara sobre ella, el pene duro como nunca antes de Alvin quedo en la entrada de sus depilados labios vaginales de color negro, Alvin apenas empujo un poco para penetrar a la mujer, su pene resbalo dentro de ella sin problema alguna, mientas su rostro quedo entre sus enorme tetas, que pronto Alvin comenzó a lamber y chupar sus pezones mientras movían su pelvis a un buen ritmo.

Aunque el adolescente se esforzó dando lo mejor de sí, sintiendo un gran placer con su pene entrando y saliendo de la mojada vagina de la mujer, ella apenas sentía un leve cosquilleo, aquello duro uno 10 o 12 minutos antes de que las nalgas de Alvin se apretaran, lo que fue bastante visible, su cuerpo ya empapado en sudor también se tenso marcando aun sus músculos en su cuerpo y dando un pequeño grito anuncio.

-“ME VENGOOOOO, ¡DIOS!”

Varios potentes disparos de su espeso semen salieron disparados de su palpitante miembro que estaba por completo en el interior de ella, Alvin gimió de placer en el que fue hasta ese momento el mayor y más prolongado orgasmo de su vida.

Luego de unos segundos Alvin quedo jadeando, con su pene goteando semen aun dentro de ella disfrutando de cómo su gran orgasmo se disolvía lentamente, cuando sintió que lo tomaron de los brazos por dos pares de manos, prácticamente fue arrancado de encima de ella, incluso su pene emergió de su vagina chorreando semen aun, Alvin estaban tan agotado que ni siquiera opuso resistencia, uno de los hombre usando una pequeña cuerda ligo su escroto y pene en la base.

Luego saco uno largo cuchillo de su funda en su cinturón y antes de que Alvin supiera lo que estaba pasando sus ojos se abrieron grandes para quedar en blanco luego dio un pequeño grito y se desmayo quedando con sus manos cubriendo su entrepierna sangrante.

-“AAAAAAAGGGGG”, Grito Alvin antes de desmayarse.

Los otros adolescentes quedaron horrorizados al ver como Alvin fue despojado de su pene y huevos tan rápido, cada uno de ellos vio como la herida de Alvin fue cauterizada a fuego para luego dejar el cuerpo desnudo del adolescente a un lado del camastro.

Uno de los hombres abrió el escroto que apenas unos segundos antes colgaba en la entrepierna de Alvin, extrajo uno de los testículos en su interior y se lo dio a la mujer, que lo tomo, olfateo y luego le dio un mordisco, para devorarlo todo de solo dos bocados, luego exclamo.

-“¡Delicioso!” dijo la mujer.

El hombre tomo el testículo restante como el pene y los coloco en un recipiente hondo de plástico que tapo, luego la mujer señalo a Rayan, que fue desatado y traído peleando ante la mujer, él luchaba con todas sus fuerzas gritando “NO… NO… NO”.  

Rayan a diferencia de sus compañeros tenía un minúsculo mechón de vello púbico pelirrojo sobre su pene, que hacia lucir aun más atractiva su zona púbica, la mujer harta de los forcejeos inútiles del adolescente grito.

-“¡SI NO QUIERE PLACER, ENTONCES CORTENLO YA!” Grito ella.

El hombre que anulo a Alvin, se acerco al aterrado Rayan para tratar de ligar su escroto, aterrado Rayan se calmo y suplico.

-“¡Por favor, por favor quiero placer, placer por favor!” Suplico Rayan.
-“Bueno déjenlo a ver qué puede hacer”. Dijo la mujer.

Los hombres lo soltaron y Rayan se tranquilizo un poco aunque aun estaba asustado, la mujer le indico que se acercara a ella, lo que el adolescente hizo, cuando estuvo a la distancia adecuada ella tomo su pene sin circuncidar para comenzar a masturbarlo, apenas le tomo dos segundos al pene del  Rayan alcanzar su dureza, grosor y longitud total, que era de 22 cm con venas prominentes y un glande en forma de casco de color muy suculento, la mano de la mujer corrió su prepucio y luego se movió para llevarse el duro pene de Rayan a su boca, Rayan tiro su cabeza hacia atrás y gimió de placer.

Ni siquiera una chica en las vegas que le dio una mamada dos años atrás y que era la mejor mamada hasta entonces de Rayan le había hecho sentir lo que en ese momento el adolescente estaba sintiendo, Rayan no dejaba de jadear y gemir, aquello duro varios minutos pero fueron los mejores de toda la vida de Rayan, que luego fue obligado a penetrar a la mujer colocándose sobre ella en la posición del misionero, al principio lambio y succiono sus pezones pero luego sabiendo que era su ultima eyaculación de su vida Rayan disidió disfrutar para sí mismo.

Rayan coloco sus brazos por arriba de las enormes tetas de la mujer para luego pasar sus brazos por debajo de sus axilas y sujetar sus hombros, coloco su boca en su cuello y comenzó con un mete, saca lento, pero que poco a poco comenzó a incrementarse, Rayan gemía y la mujer dio algunos gemidos de placer aislados, a los 20 minutos ya la pelvis de Rayan se movía a gran velocidad, no paso mucho gasta que sus cuerpo y nalgas se tensaran, el pene de Rayan comenzó a contraerse y se vino dando un alarido de placer.

-“AAAAAAAAAAAAAHHH”. Gimió Rayan.

Aun se estaba viendo cuando Rayan fue separado de la mujer, de inmediato sus ojos se abrieron sabedor de lo que estaba por venir, Rayan de nuevo comenzó a luchar y gritar.

-”NO… NO POR FAVOR, NO, SUELTENME”, Gritaba y forcejeaba Rayan.

Pero sus gritos y forcejeos no pudieron evitar que el castrador ligara su pene y huevos para luego cortarlos de con dos rápidos cortes de su afilado cuchillo, que lo convirtieron en un eunuco nulo de manera inmediata.

-“NOOOOOOO” grito Rayan con los ojos en blanco, antes de caer al suelo sin sentido.

Rayan ni siquiera se inmuto cuando sus heridas fueron cauterizadas, los otros dos adolescentes sufrieron el mismo destino de Alvin y Rayan, siendo anulados luego de venirse por última vez en el interior de aquella mujer de alma y piel negra como la noche.

Esa misma noche los cuatro nuevo eunucos nulos sintiendo mucho dolor no solo físico sino también emocional fueron obligados a servirle la cena como desde ese día tendrían que hacerlo a su Ama, que no era nada más ni nada menos que los que fueron alguna vez sus genitales.

En bandejas cada uno de los adolescentes llevo su pene y huevos amputados cocinados en varios platillos a la mujer de negro, además fueron obligados a ver como ella se los comió, disfrutando de los que fueron sus genitales para ese momento perdidos para siempre.

La desaparición del vuelo con los jóvenes modelos, sigue siendo un misterio hasta el día de hoy nadie sabe en donde cayó o si hubo sobrevivientes han pasado la seis años y todos los que aun están con vida Rayan en entre ellos se han visto obligados a ser los esclavos asexuados de aquella mujer y sus hombre viviendo una “Realidad Cruel”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

RÁPIDO SIN PIEDAD

Riverix de 22 años era un joven soldado de las fuerzas de Cavinda, un reino que colindaba con las tierras salvajes donde vivían las tribus nómadas la mayoría muy violentas siempre deseosas de conquistas militares, su padre una vez capitán del reino inculco en Riverix su amor por proteger al rey y nación de los bárbaros fue por eso que al cumplir 18 años se unió al ejercito con una recomendación real, que le hizo formar parte de la guardia personal del rey casi de inmediato, pelirrojo y bien dotado era lo bastante atractivo a las mujeres......


RÁPIDO SIN PIEDAD
Riverix de 22 años era un joven soldado de las fuerzas de Cavinda, un reino que colindaba con las tierras salvajes donde vivían las tribus nómadas la mayoría muy violentas siempre deseosas de conquistas militares, su padre una vez capitán del reino inculco en Riverix su amor por proteger al rey y nación de los bárbaros fue por eso que al cumplir 18 años se unió al ejercito con una recomendación real, que le hizo formar parte de la guardia personal del rey casi de inmediato, pelirrojo y bien dotado era lo bastante atractivo a las mujeres.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [CANIBALISMO]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Riverix de 22 años era un joven soldado de las fuerzas de Cavinda, un reino que colindaba con las tierras salvajes donde vivían las tribus nómadas la mayoría muy violentas siempre deseosas de conquistas militares, su padre una vez capitán del reino inculco en Riverix su amor por proteger al rey y nación de los bárbaros fue por eso que al cumplir 18 años se unió al ejercito con una recomendación real, que le hizo formar parte de la guardia personal del rey casi de inmediato, pelirrojo y bien dotado era lo bastante atractivo a las mujeres lo que por supuesto le agradaba.

Riverix era coqueto, audaz y nada tímido con las chicas, perdió su virginidad a los 15 años en su mundo las cosas pasaban rápido o no pasaban el promedio de vida de un soldado aun siendo de la guardia real era solo hasta los 45 años eso si se tenía suerte de llegar a esa edad, le gustaba el sexo y era un cliente frecuente en el burdel frecuentado por los guardias reales pero de entre todas las mujeres sentía predilección por una en particular que le hacía enloquecer como ninguna otra.

Ella era alta, con un cuerpo de princesa, una carita ángel, unas caderas bien curvilíneas, un par de nalgas paraditas, donde dichoso era el hombre que se perdiera entre ellas; en síntesis una de las mejores mujeres que jamás haya visto un mortal, y no exagero en absoluto al decirlo. Durante algunos meses Riverix había estado tras ellas sin mucho resultado, las coas estaban en relativa calma y su capitán argumentaba que aquello era la calma antes de la tormenta, por lo que alentaba a sus hombres a vivir al máximo pues podrían ser los últimos.     

Cuando caminaba por las calles por donde estaba Riverix la miraba con desesperación, no solo él sino sus compañeros también que la miraban con unas expresiones pervertidas esperando a que ella pasara por su lado para mirarle el trasero y emocionarse la excitante visión de su ajustada prenda sobre sus joven cuerpo todos la deseaban sin disimulo alguno. 

Pero al parecer ella no se interesaba por nada, ni nadie en particular, pero Riverix planeaba llevársela a la cama de alguna manera, una tarde ya casi noche Riverix regresaba a casa luego de un aburrido día, cuando se topo con ella, no había nadie más en esa calle, ya casi completamente en penumbra, para su sorpresa ella se le acerco y le planto en beso en los labios, que Riverix incrédulo que aquello estuviera pasando correspondió. Cuando sus labios se separaron ella le dijo.

-“¡He visto como me miras y creo que te deseo!, ¿te invito a mi casa si aceptas?” dijo ella.
 - ¿Enserio?

-¡Si en serio vamos no está lejos mi casa!
-“Vamos”. Atino a contestar Riverix.    

Al subir por las escaleras que daban a la casa de ella, el pene de Riverix estaba muy duro, ella estaba dos escalones por arriba de él por lo que podía apreciar su trasero casi pegado a su rostro lo que hizo que Riverix se excitara aun más. Quería arrancarle la ropa de una vez y poseerla sobre aquellas escaleras aunque estaba consciente que no podía ser, estaba alucinando y delirando por ella.      

- “Qué bonito, se nota que eres independiente y no vives con familia” Manifestó muy afable Riverix al entrar en su casa.    

Dicho eso, ella se le acercó deliciosamente y lo agarró con sus largas uñas el rostro para de nuevo
besarlo aunque esta vez lentamente, un beso realmente apasionado, un beso enorme con su labios rojos que lo excitaron hasta el infinito, que hizo que los instintos de macho afloraran en Riverix, quien raudo la tomo por la cintura y la atrajo hacia su cuerpo, lo primero que hizo fue agarrar su gran y deseado par de nalgas.          

A Riverix le pareció que tocaba el cielo tomando con sus manos sus dos nalgas ella riéndose como una niña me dijo: “me encanta que me las tomes asó”. Riverix se las acaricio todo lo que quiso y luego intento quitarle el vestido cuando ella lo detuvo,  pensó que era todo pero ella solo dijo.

-“Espero me lo saco yo, no te tomes esa modestia”. Dijo ella.         

Ella quedo ahí más bella que nunca, con un sostén y un calzoncito turquesa transparente ambos cayeron en la cama Riverix quedo sobre ella, le arranco literalmente la delgada tela que le cubría su pecho para comenzar a besar sus tetas por varios minutos, para después bajar a su ombligo, baje un poco más y ahí estaba la única prenda que cubría aquel magnifico cuerpo femenino.        

La cual Riverix quito delicadamente luego le abrió sus piernas y lambio su vagina vehementemente; era deliciosa, suavecita, riquísima, para Riverix que hundió su lengua hasta el cansancio en su vagina, recorriendo cada rincón de su sexo, paral luego darle la vuelta para admirar su grandioso par de nalgas sin perder tiempo sumergió su rostro entero entre sus nalgas para pasar su lengua varias veces sobre su ano, dándole un beso negro, que la hizo gemir de placer        .

Aquello para Riverix fue riquísimo chupar hasta el último resquicio de sus nalgas luego de eso ella lo desnudo sus ojos se encendieron al ver el pene en erección de Riverix. Ella no lo dudo lo tomo para llevárselo  a la boca para chupar, y chupar, pasando su lengua como sus labios desde sus huevos hasta la punta de su glande circuncidado. Riverix tuve que resistir lo más que pudo paran no venirse.

Pasados varios minutos Riverix le dijo que había llegado la hora de hacer lo que durante tanto había deseado y ella feliz. Dejó de chupar su pene para darse la vuelta, poniéndose en cuatro patas Riverix se coloco detrás de ella, coloco la punta ya goteando liquido pre seminal de la punta en la entrada de su vagina y de un solo solido empujón la penetro, por fin, por primera vez.  

-“Uhmm. Ah, ah, ah, ¡se gentil por favor!” Pidió ella jadeando.      


Riverix la tomo con fuerza de sus tetas desde atrás, las estrujo mientras la penetraba, comenzó un mete saca muy duro, con su vida en aquellas nalgas deseadas por todos y tomado por nadie, la penetraba ansioso sin compasión ella gritaba y gritaba misericordia como si fuera su primera vez pero hizo oídos sordos a sus lamentos y le seguí dando cerca de diez minutos con furia enardecida.

Riverix  la penetraba como un potro salvaje de pronto Riverix deja de penetrarla para colocarse boca arriba sobre la cama y le dice que se siente sobre su miembro tomo mojado de sus juego, así lo hace, se sentó sobre su pene pero ubicando su glande sobre su ano y comenzó a mover su culo como meneándolo y después como dando saltitos.   

Riverix la agarro de sus dos nalgas y así le seguí dando hasta el cansancio, hasta el momento en que estuvo a punto de venirse. Rápidamente cuando Riverix estaba a punto de la eyaculación se levanto la agarro de su larga cabellera para hacer que se metiera en su boca su pene sin darle tiempo a nada que ella se trago, dos segundos después con Riverix dando un alarido de placer sin importarle que alguien lo escuchara por fin se vino. 

Fue chorro tras chorro de su leche que parecía que no iba a detenerse, que ella recibió en su boca, bebiéndose todo lo que pudo, lo que no bebió cayó sobre sus pechos y barbilla, ambos quedaron agotados pero felices.        

Quedaron desnudos, se durmieron apretaditos, con Riverix agarrándole las nalgas y ella recostada contra la pared, besándose, hasta que el sueño los venció, aquellos encuentros continuaron por varios meses cada vez eran más intensos pero el capitán de Riverix tenía razón sobre que “aquello era la calma antes de la tormenta”.

La horda de salvajes que estaba por atacarlos actuaron inteligentemente fuera de sus modos operandi habituales, no atacaron aldeas o poblados sino que los evitaron para dirigirse a la capital, apenas fueron divisados cuando comenzaron a rodear las murallas de la capital, cuando la alarma sonó llamando a todos los hombres a sus puestos Riverix estaba teniendo sexo con ella, tuvo que venirse apresuradamente, vestirse a toda prisa y despedirse de ella dándole un beso, no sabía que esa era la última vez que la vería en mucho tiempo.

El asalto a las murallas comenzó antes de que Riverix pudiese llegar a las escaleras para subir en ellas, los atacantes superaban 20 a 1 a los defensores, para cuando Riverix llego a la muralla ya  sus compañeros se estaban batiendo con los defensores en las escaleras en retirada habían sido superados y una brecha en las defensas primarias de la ciudad se abrió pronto hubo una segunda y una tercera, Riverix pronto se vio peleando no por salvar a la ciudad sino su vida, viendo que todo estaba perdido, corrió para tratar de salvar a su amada, a quien ya amaba con locura.

Riverix se abrió camino a sangre y fuego por las calles de la capital pero al llegar a donde había sido su nido de amor durante los meses previos este estaba en llamas por completo, tuvo poco tiempo para pensar en ellos pero de algo si estaba seguro ella no fue consumida por las llamas, sin que lo supiera su amada logro llegar a la seguridad de la ciudadela, Riverix junto con otros soldados se atrincheraron en sus cuarteles y trataron de resistir pero fue inútil al final Riverix cayo inconsciente luego de un fuerte golpe en la cabeza.

Para cuando Riverix recupero el sentido todo había terminado la ciudad que ardía ahora solo humeaba, la capital cayo, la horda celebraba a lo grande, estaba en una celda amarrado con otros de sus compañeros, quienes eran sacados cada tanto, al cabo de dos horas fue su turno, tenia los brazos amarrados al espalda muy bien por lo que pese a la tremenda lucha que hizo no logro liberar sus brazos, esa tanda fueron desnudados por completo, una mujer ya entrada en años sin dientes y con el cabello totalmente cano tomaba sus miembros para chuparlos.

Aquello le produjo repugnancia a Riverix pero también le produjo una tremenda erección, casi de inmediato fue tomado y llevado a una pequeña tarima en cuyo centro dos postes con una cuchi en lo alto estaba colocada bajo entre los postes un agujero se distinguía, Riverix fue obligado a ponerse de rodillas frente a esa cosa, su pene como huevos fueron introducidos en el agujero debajo de la afilada cuchilla que pendía arriba, de pronto su mirada se fijo en una de las muchas salvajes que estaban congregadas en el lugar, estaba devorando algo aterro a Riverix era un pene humano cercenado.

En ese momento Riverix comprendió para lo que servía ese aparato y se le helo la sangre trato de retirar su pene y huevos del agujero pero ya era tarde, el miedo y la perspectiva de ser convertido en un eunuco para el resto de sus días, hizo que su pene comenzara a palpitar y de pronto escucho un rechinar que hizo que su pene comenzara a lanchar una potente carga de su espeso semen como nunca antes, hasta que los ojos de Riverix se abrieron grandes para quedar con la mirada perdida cuando la cuchilla cerceno su pene como huevos de un solo corte.

Riverix apenas noto la afilada hoja caer y convertirlo en eunuco su pene aun disparando su semen salto por los aires junto con sus huevos aun unidos a su pene para luego caer a una bandeja de acero mientras Riverix se quedo como pasmado para luego desmayarse, despertó dando un enorme alarido de dolor cuando la herida en su entrepierna en donde alguna vez se irguió su gran miembro viril fue cauterizado a fuego con un hierro al rojo vivo

Algunos de los que fueron convertido en eunucos no lo lograron muriendo al poco tiempo Riverix logro sobrevivir pese a todo, para ser convertido en un eunuco, usado como cosa pasando los siguientes 20 años como esclavo de la horda hasta que fue por fin derrotada y logro escapar le tomo un año llegar a donde se la antigua capital de Cavinda estuvo ubicada, ahora era murallas en ruinas medio reconstruidas con chochas de granjeros en el interior para su sorpresa un joven con una espada lo intercepto y le pidió su nombre apenas lo hizo el apuesto hombre alto y fornido se puso a llorar, para de inmediato llevarlo en presencia de una mujer.

Los ojos de Riverix se abrieron grandes cuando vio a la mujer curtiendo una piel con el cabello cano casi en su totalidad ya con algunas arrugas pero era sin duda era ella, que de pronto levanto la vista y por unos segundos que parecieron eternos ella y Riverix se miraron para luego ambos correr a su encuentro.

Luego de un beso como si no hubiese un mañana, ella le presento a Riverix al joven apuesto y fornido que según ella era su hijo, Riverix lloro al ver que en la entrepierna de aquel hombre un enorme paquete se marcaba incluso más grande que el que alguna vez Riverix ostento.   

Ella y Riverix se casaron y aunque ya no podían tener sexo antaño aun se disfrutan uno al otro, y todo por aquella horda que castro a Riverix “Rapido sin Piedad”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro está historia



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

ROULETTE

El verano pasado tuve una de las mejores y peores experiencias de mi vida. Todo comenzó el otoño pasado cuando empecé a buscar una pasantía para el verano. Desde que era estudiante de secundaria, sabía que sólo tenía que hacer de Rusia el centro de mi educación. Ese año pasé seis semanas en Moscú como parte de un programa de intercambio. Tuve una amplia experiencia con el idioma, y estaba empezando a interesarme realmente por la cultura y la política rusa......


ROULETTE
El verano pasado tuve una de las mejores y peores experiencias de mi vida. Todo comenzó el otoño pasado cuando empecé a buscar una pasantía para el verano. Desde que era estudiante de secundaria, sabía que sólo tenía que hacer de Rusia el centro de mi educación. Ese año pasé seis semanas en Moscú como parte de un programa de intercambio. Tuve una amplia experiencia con el idioma, y estaba empezando a interesarme realmente por la cultura y la política rusa.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [CANIBALISMO]


Categoria: Hetero      Autor: Eric S





Mi nombre es Peter Graham. Estaba pronto a comenzar mi último año en una prestigiosa universidad en USA en el otoño. Cuando leí sobre los relatos de eunucos, sabía que sólo tenía que contar mi historia.

El verano pasado tuve una de las mejores y peores experiencias de mi vida. Todo comenzó el otoño pasado cuando empecé a buscar una pasantía para el verano. Desde que era estudiante de secundaria, sabía que sólo tenía que hacer de Rusia el centro de mi educación. Ese año pasé seis semanas en Moscú como parte de un programa de intercambio. Tuve una amplia experiencia con el idioma, y estaba empezando a interesarme realmente por la cultura y la política rusa.

Bueno, mis primeros tres años en la universidad, estudié sin cesar, tomando clases de ruso, política y economía. Finalmente, tuve algunas habilidades reales que podía comercializar ahí. El otoño pasado estaba buscando trabajo en una oficina de colocación cuando me encontré un anuncio para un programa de pasantías con del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia. Alrededor de seis meses después de enviar mi solicitud, me sorprendí al recibir una carta en el correo invitándome a Moscú para el verano. Todos mis gastos eran pagados. ¡Estaría pasando mi verano con el Servicio Exterior de Rusia! No serían capaces de creer lo emocionado que estaba si se lo dijera.

Mi semestre de primavera aceleró en anticipación de mi extraordinaria experiencia de verano. Antes de que lo supiera, estaba en un avión preparándome para ir a Moscú. Cuando entré en la zona de reclamo de equipaje, me di cuenta de un hombre de pie allí con mi nombre en una tarjeta. ¡Guau, incluso habían enviado un coche para recogerme desde el aeropuerto!

De más está decir que estaba caminando en el aire, pero eso fue solo el comienzo. Cuando entré en el sedán negro marca Mercedes y comencé el viaje al edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores, otro hombre que había estado esperando en el coche comenzó a informarme sobre los eventos planeados para la noche. Para mi sorpresa, me dijeron que estaría asistiendo a una cena con el Ministro y algún dignatario extranjero. Mi cabeza estaba tan lejos en las nubes que apenas podía contenerme.

Por la tarde y al caer la noche, me preparé para la cena oficial. No podía creer que todo eso estuviera sucediendo. Después de la cena, uno de los agregados del Ministro se acercó a mi mesa y me dijo que el propio Ministro quería reunirse conmigo y presentarme al Ministro de Asuntos Exteriores de Tujona, el dignatario visitante de una nación africana recién independiente. Me acompañó a una habitación lateral donde vi la imponente forma del ministro acurrucado en la esquina con el guapo joven príncipe africano. De repente, oí el chasquido de un martillo golpeando una bolsa, luego una risa voluminosa. Solo me tomó unos minutos para darse cuenta de que el Ministro estaba caminando a su contraparte a través del juego tradicional de la ruleta rusa.

Después de que el Ministro volviera a apretar el gatillo con el arma contra su propia cabeza, sonrió ampliamente y pasó la pistola al príncipe. El príncipe tomó el revólver con cierto temor, pero estaba claro que no podía rechazarlo y salvar la cara con un grupo de rusos varoniles y con un estudiante universitario estadounidense mirando. Colocó el cañón de la pistola contra la sien, disparó el gatillo y de nuevo el clic del martillo señaló su supervivencia. Después de haber enfrentado a su demonio por la noche, una nueva ronda de vodka se pasó alrededor y la bebida se reanudó en serio.

Eso fue solo el comienzo de una de las mejores experiencias de aprendizaje de mi vida. Después de esa noche, mi verano se llenó de un acontecimiento extraordinario tras otro.

Me sorprendieron otra vez durante mi última semana en Moscú para ser convocados a la oficina del ministro. Él me felicitó por el buen trabajo que había hecho durante mi estancia allí, y me dijo que había planeado una recompensa por mi servicio. Lo acompañaría a África en un viaje recíproco para visitar la nueva nación de Tujona. A la mañana siguiente, debía estar listo para acompañar al Ministro.

Al día siguiente emprendimos el viaje. Fue un vuelo largo, y luego un recorrido de 6 horas desde el aeropuerto del país vecino donde el Palacio Nacional se encontraba. Cuando llegamos, nos trataron como la realeza - literalmente el tratamiento de la alfombra roja, con pétalos de rosa y todo. El mismo príncipe que había asistido a mi primera cena formal en Moscú fue nuestro anfitrión como el rey estaba en una expedición de caza en las selvas de la pequeña nación tribal.

La cena fue fabulosa, y después hubo mucho entretenimiento. Toda la noche fue vertiginosa. Después, descubrí que nuestras bebidas habían sido condimentadas con una droga poderosa que liberaba nuestras inhibiciones. Fue después de la medianoche cuando el ministro se desmayó en la mesa por la combinación del vodka que trajimos con nosotros y de los ricos narcóticos corriendo por nuestras venas. Poco después de ser llevado a su cama, el príncipe se levantó y brindó a la delegación rusa. Su brindis fue bien recibido por el resto de los rusos, pero después de un momento de pitidos y aplausos, el príncipe volvió a hablar. Esta vez, lamentó el hecho de que el Ministro estuviera en la noche. Estaba decepcionado de que el ministro no pudiera reunirse con él en un juego de la ruleta Tujana que había preparado para la noche.

El segundo del Ministro miró rápidamente por la habitación. Estaba muy nervioso por este viaje porque el nuevo plan de desarrollo ruso dependía de los recursos naturales de Tujona. Por supuesto, él mismo no quería arriesgarse a cualquier "juego" que el príncipe tenía en la manga. Después de todo, las incógnitas pueden ser muy peligrosas. Sin embargo, el príncipe tendría su juego, o las negociaciones de mañana serían más tensas. El me miró entre ojos y me nombró para ocupar el lugar del Ministro. Sería mi último servicio al gobierno ruso.

Yo estaba borracho he ido... Sin pensar en nada, me paré con mi copa, brindé al príncipe y accedí a aceptar el desafío. El príncipe se acercó a mí y me besó en la mejilla. Tomándome de la mano, me sacó de la habitación por una entrada trasera. Entramos en una habitación que me perseguirá hasta el final de mis días. No solo por los eventos que pronto iban a pasar allí, sino también por la belleza de corte del lugar. La habitación estaba pintada de colores con ricos tapices que colgaban de cada pared. El suelo estaba cubierto de gruesas capas de almohadas de felpa cubiertas de seda, y sobre esas almohadas estaban las seis mujeres más hermosas que había visto.

Cada una estaba desnuda y pintada de la manera tradicional de la gente de esa pequeña nación selvática. Ninguna de ellas tenía menos de 1.80 metros de alto. Mis ojos se deslizaron a través de la habitación, mirando a las seis con intensidad. El príncipe se inclinó hacia mí y dijo en perfecto inglés: "Seis recamaras, seis mujeres, seis bocas".

Cada una de estas hermosas obras de arte está entrenada en las maneras de complacer a un hombre con su boca. Cada una fue tomada de su aldea y dado un mes de entrenamiento completo. Cualquier  de ellas le daría la mejor mamada de tu vida. Tú y yo nos desnudaremos y cada uno escogerá una para complacernos".

Realmente estaba empezando a gustarme la idea de esta versión de la ruleta rusa. ¿Cómo podría perder. Seis mujeres perfectas con bocas perfectas?. Iba a conseguir mi primera mamada. ¡Qué manera de terminar mi verano perfecto! Fue en ese momento que el príncipe chasqueo los dedos y dos hombres entraron a través de las puertas de la habitación. Cada uno sostenía una lanza perversamente afilada. En ese momento no podía entender porque podía necesitar fuerza para que aceptara mi desafío, pero el príncipe se inclinó hacia mí y susurró: -Una de ellas, es caníbal, una boca hambrienta.

En ese punto, el príncipe permitió que su túnica cayera al suelo. Estaba completamente erecto, y caminó hacia el centro de la habitación con su pene balanceándose en el aire caliente y húmedo de la noche. Caminó lentamente en el círculo, examinando a cada una de las chicas. Después de haber hecho tres círculos alrededor de las mujeres, se agachó y agarró a una por el cabello. Él atrajo su boca abierta a su pene y lo deslizó lentamente en su humedad.

Con un sorbo rápido, se tragó su glande como el resto de su pene y comenzó a trabajar su dureza con los músculos de su garganta flexible. Podía ver sus ojos clavados en los suyos mientras deslizaba sus labios por su eje con el ritmo de sus caderas. Estaba teniendo sexo con su rostro con abandono, su cuerpo convulsionando con un pulso loco. Finalmente, su cuerpo tuvo espasmos cuando el semen se deposito en su boca. Fue entonces cuando soltó un grito agudo antes de caer al suelo agarrando su entrepierna. Después de rodar de un lado a otro durante un minuto, sus ojos se abrieron y su boca se dividió en una sonrisa. Se puso de pie, mostrándome su pene todavía semi-duro. Se volvió para limpiar lo último de su semen en los labios de la muchacha, ella se levantó y salió de la habitación.

Cinco barriles, cinco bocas, una bala caníbal. Dijo mientras me indicaba que me desnudara. Temiendo la punta de la lanza a no más de una de cinco posibilidades de un bocado, me despojé rápidamente. Me sorprendí al descubrir que mi bóxer parecía una carpa con una tremenda erección por debajo, con furioso furor los deslice sobre mis muslos. Antes de que supiera lo que estaba haciendo, estaba caminando en el mismo círculo que el príncipe, pero esta vez sólo alrededor de las cinco bellezas restantes. Mientras pasaba frente a cada una, ella sonreía y se lamía sus dientes. Después de tres círculos, mi pene ya goteaba estaba esforzándose, pero todavía no podía decidirme. El príncipe se aclaró la garganta y dijo: -La aurora viene pronto. Con eso los dos guardias bajaron sus puntas de lanza hacia mí. Conseguí el punto y asentí con la cabeza a la chica que yacía frente a mí.

Se deslizó lánguidamente hasta sus rodillas y tiró de mí hacia ella con las manos en mi culo. Al principio, se frotó la cara en mi espesa capa de vello púbico. Podía oírla inhalar mi olor profundamente mientras ella empezaba a tirar suavemente de mi arbusto con sus dientes. En ese momento, mi pene estaba apuntando hacia arriba. Luego plantó una serie de besos suaves en mis apretados huevos, luego las succionó con su boca una por una. Mientras ella chupaba cada testículo, mi escroto se suavizó y relajó en su boca caliente. El movimiento de succión hizo bajar a cada uno tan profundamente en mi saco como era posible.

Después que complació a mis huevos al máximo, ella deslizó su boca sobre la base de mi pene y lentamente trabajó su lengua por el eje. Mi prepucio cubría casi todo mi glande, y una vez que alcanzó la punta, rodó su lengua debajo de él sacando la esencia misma de mi pene, sudor y pre-semen. Ella abrió la boca completamente y permitió que mi masculinidad se deslizara dentro. Mierda, pensé, ¡esto se siente tan jodidamente bien! ¡Mi primera mamada!

Cuando mi cabeza pasó los músculos de su garganta podía sentir la tensión en mis huevos se empezó a construir. Evidentemente, ella también. Ella lo sacó de su garganta y comenzó a trabajar mi glande con su lengua. Obviamente quería que llenara su boca con mi semen. Sentí que sus labios se bloqueaban contra mi eje justo detrás de la corona de mi glande. No quería perder una gota.

Cuando empecé a sentir las olas del placer emanar de mi pene, mis rodillas se debilitaron y agarré su cabeza con mis manos. Sentí una gruesa cuerda de mi semen explotar del agujero en mi glande, y mi cabeza se volvió hacia atrás mientras me deleitaba en mi placer. Jorobado después de un chorro de flujo de mí en su boca devoradora, y yo era ajeno a cualquier cosa, pero mi semen virgen. Fue entonces cuando sentí fuertes manos agarrando mis brazos, tirándome hacia las suaves almohadas. Yo estaba todavía viniéndome y el placer impidió cualquier lucha.

Mi cuerpo sudaba profusamente por el calor africano, y mi piel se pegaba a las ricas almohadas de seda. Me di cuenta de que los dos guardias habían dejado caer sus lanzas y me estaban sujetando. Los labios de la mujer seguían fijos en mi glande. El príncipe se acercó a nosotros y dijo, "Juedialu, has ganado tu comida. Mientras salía de la habitación, volví a mirarla a los ojos y vi un hambre que nunca había visto antes.

Mi pene seguía estando duro en su boca, pero se estaba encogiendo rápidamente ante la comprensión de que la bala me había encontrado. Cuando mi cabeza se deslizó dentro de mi prepucio, sus dientes reemplazaron sus labios mientras ella agarró mi prepucio. Al principio suavemente, pero después aplicando más presión, ella comenzó a rechinar sus dientes hacia adelante y hacia atrás sobre la piel sensible de mi pene. El dolor era agudo, pero todavía soportable mientras ella me sonreía con un trozo de piel entre los dientes y la sangre le cubría sus labios. Mientras tragaba mi prepucio, empecé a pensar que me escaparía con una mera circuncisión.

Pero ella volvió a su fiesta, tomando mi glande otra vez en su boca. Sus dientes descansaron justo detrás de mi glande y ella mordió con una presión lenta y constante. Estaba chillando, pero todavía podía sentir su succión de la sangre de los agujeros dentales abiertos que ahora perforaban mi glande desde el eje. Finalmente, ella metió el lío sangriento entre sus molares y sentí el estallido y ella masticó a través de mi pene. "Esta es buena carne, pero es demasiado trabajo. ¿Alguno de ustedes tiene un cuchillo afilado?" ella preguntó. Yo estaba en una neblina, pero poco después de su solicitud, sentí dos dolores agudos entre mis piernas. En ese momento, me desmayé. La última imagen que recuerdo fue a ella salir de la habitación con mi pene y huevos en una pequeña charola de oro.

Cuando desperté, ya estaba en el avión del Servicio Exterior de Rusia volando de Frankfurt a Nueva York. Exploré la zona, esperando que todo hubiera sido un sueño, pero todo lo que me quedaba de mi masculinidad era un pequeño vendaje blanco. Cuando llegué a casa y desempaqueté, encontré una carta de una página del Ministro disculpándose por lo que pasó y un cheque por un millón de dólares. Dándome las gracias a nombre del pueblo ruso por mi sacrificio. Todo lo que puedo decir es que al menos no soy virgen.




Historia Original Aquí.




Autor: Eric S       Traductor: DarkSoul

RESTAURANTE EXCLUSIVO

Estaba ciertamente nerviosa, cuando su amiga Jackie le invitó a comer no pudo imaginar el tipo de restaurante que se iba a encontrar. Ambas eran amigas desde hace muchísimo tiempo y las dos eran solteras con un elevado poder adquisitivo. Dyanna era directora ejecutiva de una importantísima empresa electrónica, y a sus 37 años podía permitirse cualquier capricho que se le antojase. Su larga melena rubia y sus voluptuosos pechos no dejaban indiferentes a los hombres, pero Dyanna había decidido conservar su independencia manteniéndose soltera......


RESTAURANTE EXCLUSIVO.
Estaba ciertamente nerviosa, cuando su amiga Jackie le invitó a comer no pudo imaginar el tipo de restaurante que se iba a encontrar. Ambas eran amigas desde hace muchísimo tiempo y las dos eran solteras con un elevado poder adquisitivo. Dyanna era directora ejecutiva de una importantísima empresa electrónica, y a sus 37 años podía permitirse cualquier capricho que se le antojase. Su larga melena rubia y sus voluptuosos pechos no dejaban indiferentes a los hombres, pero Dyanna había decidido conservar su independencia manteniéndose soltera.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [GORE] [CANIBALISMO]


Categoria: Hetero      Autor: Miguel




Estaba ciertamente nerviosa, cuando su amiga Jackie le invitó a comer no pudo imaginar el tipo de restaurante que se iba a encontrar. Ambas eran amigas desde hace muchísimo tiempo y las dos eran solteras con un elevado poder adquisitivo. Dyanna era directora ejecutiva de una importantísima empresa electrónica, y a sus 37 años podía permitirse cualquier capricho que se le antojase. Su larga melena rubia y sus voluptuosos pechos no dejaban indiferentes a los hombres, pero Dyanna había decidido conservar su independencia manteniéndose soltera.

Jackie por el contrario era una mujer divorciada de 27 años con cabello moreno y rasgos asiáticos. El divorcio de su ex marido le había reportado una considerable fortuna y gracias a ello su tren de vida era la de una mujer sin complejos respecto al dinero. Jackie era más alta que Dyanna pero al contrario, sus pechos eran más pequeños.

Ambas se encontraron en el gimnasio como de costumbre, y fue entonces cuando Jackie le dijo a Dyanna que la invitaría a comer tras los ejercicios del gimnasio.

-“Espero que vengas con hambre, porque el sitio donde voy a llevarte es ciertamente exclusivo y selecto”. Le dijo Jackie a Dyanna con aire misterioso.

Dyanna le aseguró que así sería con una sonrisa, pero durante toda la hora del gimnasio Dyanna se preguntaba a qué clase de sitio la llevaría Jackie. Una vez terminados los ejercicios del gimnasio, ambas de ducharon y se subieron en la limusina de Jackie que las llevaría al restaurante.

-“He de confesar que estoy ciertamente intrigada”. Reconoció Dyanna una vez dentro del coche.
-“Te garantizo que disfrutarás de la comida”. Le aseguró Jackie con una sonrisa en los labios.

Descubrí el restaurante por una amiga y procuro ir un mínimo de dos veces por semana. Incluso hay veces que me paso el día entero allí combinando comida y cena. Dyanna se sentía más y más intrigada cada vez mientras la limusina de Jackie se adentraba en los barrios más pobres de la ciudad. Tras varios minutos recorriendo oscuras y desconocidas calles para Dyanna, finalmente el coche se detuvo en un callejón sin iluminación y ambas mujeres se bajaron del coche. Jackie despidió a su chófer diciéndole que le llamaría cuando le necesitase, y con aire seguro se dirigió a una destartalada puerta sin ningún rótulo exterior visible. A Dyanna le extrañó que ese fuese un restaurante de alta categoría como los que Jackie solía frecuentar, pero decidió no decir nada.

Jackie tocó un disimulado timbre tres veces, y tras unos minutos de espera la puerta se abrió automáticamente. Jackie y Dyanna entraron en una lujosa sala de espera que nada tenía que ver con el exterior. Carísimos cuadros y esculturas decoraban la estancia mientras ambas mujeres esperaron sentadas en unos lujosos sofás de piel. Tras unos minutos de espera, apareció en la estancia un hombre que se dirigió hacia Jackie de manera afectuosa.

-“Mi querida Jackie”. Dijo el desconocido mientras se dirigía a ella con una amplia sonrisa en la boca. –“Siempre es un placer verte por aquí”. Añadió poco después.
-“¡André!” Le respondió Jackie sonriendo mientras se daban un beso en la mejilla.
-“Te presento a Dyanna, una muy buena amiga que viene conmigo por primera vez va a disfrutar de las delicias del restaurante”. Añadió Jackie.

-“”Ohhh… Qué alegría”. dijo André dirigiéndose a Dyanna.
-“Espero disfrute de la comida. Las amigas de Jackie siempre son bienvenidas”.
-“Mi amiga no sabe el tipo de manjares que aquí se disfrutan”. Dijo Jackie,
-“Así que espero que no le defraudes, André”.
-“Nadie se ha quejado jamás”. Respondió André,
-“Seguro que nuestros menús agradaran a tu amiga. Hoy tenemos un género magnífico”.

Los tres se dirigieron hacia el comedor principal con Dyanna más intrigada que nunca después de las palabras de André. El comedor era inmenso y estaba casi lleno a pesar de ser un día entre semana. A Dyanna le sorprendió que casi la mayoría de clientes, por no decir casi todos, eran mujeres. La mayoría de mediana, pero también grupos de chicas adolescentes e incluso madres con sus hijas de 6 o 7 años. También le sorprendió a Dyanna el olor. Era un olor agradable el que salía de las cocinas, mezcla de carne asada y especias que abrió el apetito de Dyanna.

André las condujo por el amplio comedor hasta la mejor mesa del local, no en vano Jackie era una de las mejores clientas.

-“Enseguida les traigo la carta”. Dijo André.
-“Mientras tanto disfruten de este aperitivos. Están recién tomados”. Añadio.

Un camarero había dejado sobre la mesa una pequeña bandeja con dos pequeñas bolitas del tamaño de nueces y dos copas llenas de un líquido blanco.

-“¿Qué son?” Preguntó Dyanna sorprendida. Nunca había visto nada parecido.
-“Cómetelo y no preguntes”. Respondió Jackie mientras tomaba una bolita con los dedos y se lo introducía en la boca.

-“Saboréalo primero y muerde después”. Añadió.

Dyanna obedeció y se introdujo una bola en la boca. Tenía un cierto sabor ácido pero agradable. Tras un cierto tiempo sacándole todo el jugo, finalmente Dyanna mordió la bola y de ella salió un líquido templado que hizo las delicias de Dyanna.

-“¡Delicioso!” Reconoció Dyanna.
-“Brindemos ahora”. Le dijo Jackie mientras tomaba la copa de líquido blanco con aire de satisfacción.

-“¿Qué es?” Quiso saber Dyanna mientras alzaba su copa con aire divertido.
-“Parece semen”.
-“Lo es cariño”. Le respondió Jackie mientras sonreía a su amiga.
-“¿Cómo?” La cara de Dyanna era de sorpresa total.

-“¿Amiga, qué clase de restaurante crees que es éste?” El rostro de Jackie era diversión absoluta apenas pudiendo evitar reírse.

-“¿Pero… Pero... Semen de qué animal?” Quiso saber Dyanna.
-“De hombre, por supuesto. Yo sólo como lo mejor” Le informó Jackie con total tranquilidad.

Las bolitas que acabas de comer y que tanto has disfrutado son los testículos de un joven recién castrado. Dyanna aún estaba asimilando lo que Jackie acababa de decirle. Era un restaurante donde se comía carne humana sin ningún rubor. Trató de no pensar en eso y ante la insistencia de Jackie bebió el contenido de su copa hasta dejarla vacía. El sabor le resultó exquisito para su sorpresa. El semen le gustó como nunca antes imaginó, y pasó su lengua por los labios para rebañar los restos que allí habían quedado. Jackie por el contrario bebió su copa a pequeños sorbos, saboreando cada gota de aquel delicioso néctar masculino.

-“¿Pero esto es legal?” Ppreguntó Dyanna intrigada -.
-“Por supuesto que sí” Le tranquilizó Jackie.
-“Aquí solo se cocinan genitales masculinos. En todas sus variedades. El restaurante tiene un gran surtido de muchachos listos para ser castrados”.  

-“¿Los mantienen aquí de forma consentida?” Preguntó Dyanna inocentemente.
-“Los hombres cobran grandes cantidades de dinero a cambio de sus genitales”. Le informó Jackie.

Y nunca faltan candidatos, por lo cual el restaurante se permite escoger los mejores sementales. Cada día son castrados más de 100 jóvenes y para el día siguiente ya tienen preparados otros 100. Hay una gran lista de espera, créeme. Y luego están los menores de edad. Los testículos que acabamos de disfrutar serán probablemente de un menor de edad. Yo ya he aprendido a diferenciarlos. Al ser menores de edad necesitan autorización de sus progenitores, pero como en los adultos, nunca faltan los candidatos. Sus genitales suelen ser usados como aperitivos o para menús infantiles.

Mientras Dyanna aun trataba de asimilar todo lo que estaba oyendo y su temperatura interior subía rápidamente. Antes de que pudiera decir nada apareció André con dos enormes cartas que dio a cada una de las chicas.

-“Espero que hayan disfrutado del aperitivo”. Les dijo mientras recogía las copas vacías y la bandeja sin restos de los testículos.

-“Mucho André” Le dijo Jackie.
-“Yo no necesitaré carta, he probado casi todo ya y vengo con las ideas claras”.
-“Perfecto” Respondió André mientras recogía la carta.
-“¿Y que va a ser?

-“Quiero un pene relleno de mucho semen bien hecho a la parrilla con mucha salsa de semen y fresas. El glande jugoso, André, que sangre un poquito”. Dijo Jackie.
-“¿Los huevos cómo los quiere?” Preguntó André -.
-“Los quiero cocidos en su bolsa escrotal y con abundante salsa de semen y especies picantes”.
-“¿Y su amiga?” Preguntó André dirigiéndose a Dyanna.
Dyanna estaba obnubilada leyendo la amplísima carta que había ante ella. Más de 200 platos todos con el ingrediente básico de genitales masculinos. La verdad es que todos tenían un aspecto delicioso y Dyanna no supo por cuál decidirse.

-“¿Permites que te aconseje?” Le ayudó Jackie.
-“Sí, por favor”. Dyanna agradeció la ayuda de su amiga.
-“André” – le dijo Jackie al maitre,
-“A mi amiga tráigale una brocheta de pene bien jugosa y unos testículos rebozados.
-“¿Te parece bien Dyanna?
-“Sí, claro” Dijo la rubia sonrojándose ligeramente.
-“Magnífica elección señoritas” Les dijo André mientras apuntaba el pedido.
-“¿Ahora quieren acompañarme a escoger la carne?”
-“¡Claro!” Respondió Jackie mientras se levantaba.

Los tres bajaron unas escaleras que conducían a una amplia galería con cristaleras a ambos lados. En su interior había decenas de hombres desnudos de todas las razas posibles. La mayoría de ellos estaban magníficamente dotados, con enormes penes venosos e inmensos huevos que colgaban entre sus piernas.

-“Escoge tu semental, cariño”. Le dijo Jackie a Dyanna entre risas.

A cualquier parte que Dyanna mirara había hermosos muchachos. Cuerpos espectaculares bien formados y unos genitales que a Dyanna le parecieron todos exquisitos, más pensando que dentro de un rato estarían en su plato. Tuvo de admitir que eso la excitó mucho, aunque no supo porque macho decidirse.

-“¡Quiero aquél!” La voz que sonó a su espalda era la de Jackie, que ya había elegido su comida.

Era un hermoso joven de unos 20 años, rubio y ojos azules, con un musculado cuerpo y un pene tamaño medio pero muy ancho, y unos grandes huevos que se veían muy apetecibles. André llamó a un camarero que se introdujo en la vidriera y se llevó al joven rubio a la cocina.

Mientras, Dyanna se veía incapaz de decidirse por alguno. Todos se veían tan adorables. A su lado había una madre con su hija de apenas 15 años que también estaban buscando la que sería su comida. La niña se había empeñado en un hermoso hombre negro con un pene de más de 30 centímetros. Un ejemplar espectacular con unos huevos del tamaño de naranjas.

-“¿Estás segura de que podrás con todo eso, hija?” Le decía la madre -.
-“Sí mamá” Le respondía la niña con voz infantil.
-“Además es mi cumpleaños y me lo prometiste”.
-“Esta bien hija”. La madre avisó a un camarero que se llevó al hombre negro a la cocina.

Dyanna enseguida pensó en lo afortunada que era aquella niña, pero volvió a centrarse en su tarea de buscar el que sería su cena. Como había pedido brocheta, decidió que debía tener un miembro considerablemente largo, así que finalmente se decidió por un jovencito más bien delgado, de cabello castaño y unos bonitos ojos verdes, además de un pene que casi le llegaba a la rodilla. Su escroto también era generoso, y a Dyanna se le empezó a hacer agua la boca.

-“¡Ése!” Dijo Dyanna señalando al joven.

Inmediatamente un camarero se lo llevó a la cocina para ser preparado.

-“Ahora si quieren acompañarme a la bodega”. Les dijo André.
-“La comida aún tardará un rato en prepararse”.
-“Queremos ver cómo los cocinan” Le interrumpió Jackie.
-“¿Cómo?” La pregunta tomo a André por sorpresa.
-“Queremos estar en la cocina mientras los preparan”. Insistió Jackie.
-“Pero eso no se puede Jackie.…” Respondió André un tanto apurado.
-“No sé si los cocineros estarán de acuerdo”.
-“Estarán de acuerdo, ¿verdad André?” Las palabras de Jackie sonaron casi a amenaza.

Tras unos momentos de duda, finalmente André asintió con la cabeza y les aseguró que estarían presentes durante el cocinado.

-“Genial” Gritó Jackie satisfecha.
-“Ahora vamos a las bodegas”.

Los tres se dirigieron a otra estancia donde se preparaban los caldos del local. Otra vez Dyanna volvió a asombrarse cuando entraron en una estancia donde decenas de hombres atados eran literalmente ordeñados por succionadores conectados a sus penes. Los hombres eran estimulados mediante descargas eléctricas en su escroto que aceleraban la secreción de esperma. Aproximadamente cada 30 segundos un chorro de semen salía del pene de cada uno de los hombres y caía en un enorme cuenco con capacidad para 2 litros puesto delante de cada hombre.

André les dio a las chicas unas cucharillas a cada una para que probaran de cada cuenco y escogiesen el que más les gustase. Jackie y Dyanna empezaron con el primero y tras varios agradables minutos habían probado de todos los cuencos. A Dyanna todos le parecieron deliciosos. Los había más espesos, más líquidos, con diferentes sabores (frutas, licor…), que se conseguía, como les explicó André, inyectando el producto deseado en el escroto del hombre.

Finalmente, Jackie y Dyanna se decidieron por un semen espeso y de sabor afrutado para las salsas con las que cocinarían sus platos, y por uno un poco más líquido con cierto sabor a vino para sus copas. En total, 2 litros del primero, y 1 litro del segundo. André tomó nota y enviaron el primero a cocina y el segundo a su mesa.

Tras aquello los tres se dirigieron a la cocina del restaurante. A Dyanna le llamó la atención lo grande que era. El ritmo era frenético con camareros entrando y saliendo de la cocina mientras los chefs preparaban manjares genitales que desprendían un embriagador aroma. Había ayudantes que limpiaban a los hombres que iban a ser cercenados, o les ponían unas mordazas y vendas en los ojos para que no gritaran o vieran lo que se les avecinaba. Había por lo menos más de 50 puestos de cocina individuales donde un chef se encargaba de su respectivo pedido. Por lo tanto 50 hermosos jóvenes dispuestos a ser castrados adornaban cada cocina. Algunos estaban empezando a ser cocinados lentamente, mientras que otras elaboraciones estaban a punto de acabar.

Era fácil saber cuáles eran los últimos, ya que en ellas el chico se retorcía de dolor, sudaba copiosamente o alaba a través de la mordaza. Todo acababa con un violento corte donde el hombre se desmayaba y era retirado por dos camareros mientras sus miembros cocinados salían en una bandeja rumbo al comedor.

Cuando Jackie, Dyanna  y André entraron, este último preguntó por el jefe de cocina, y al rato apareció un hombre sudoroso que resultó ser el jefe de cocina. Se le veía muy atareado por la cantidad de trabajo que había, pero decidió atender a André.

-“¿Quién se encarga del relleno y la brocheta de la mesa 4? – le preguntó André -.
-“¿La 4?… Carol”. Le respondió el jefe de cocina.

Los tres se dirigieron al puesto de cocina de Carol. Al llegar allí, tanto el chico que había escogido Dyanna, como el que había escogido Jackie, se encontraban bien atados y preparados para pasar por la cocina, así como la jarra de 2 litros de semen para las salsas que previamente habían escogido.

-“Carol, hoy tendrás espectadoras”. Se limitó a decir André.
-“Las propias comensales”. Añadio.

Tras estas palabras André se retiró para continuar con su trabajo dejando a Carol en compañía de Jackie y Dyanna.  

-“Prometemos no molestarte ni interrumpirte mientras trabajas”. Le dijo Jackie medio en broma. 
-“Me llamo Jackie y mi amiga es Dyanna”. Dijo Jackie.
-“Al contrario”. Respondió Carol con una amplia sonrisa,
-“Será un placer tener compañía mientras trabajo y poder explicaros las elaboraciones. me llamo Carol”. Añadio la Chef.

Carol era una atractiva mujer de unos 22 años. Pese a su juventud ya llevaba varios años trabajando allí, y era la mano derecha del jefe de cocina.

-“Pongámonos manos a la obra”. Sentenció Carol.

Empezaremos con el rubio que es el que más trabajo va a llevar.  Carol tomo una amplia tira de cuero y la pasó bajo el escroto del rubio y luego la ató sobre el pene del chico. Estiró lo más fuerte que pudo, lo que provocó que el chico rubio se estremeciese, dejando que tanto el escroto como el pene quedasen aprisionados. Repitió la misma operación con el chico de Dyanna, provocando en él, el mismo dolor que había causado con el otro.

-“Con esto conseguimos que a la hora del corte evitemos el sangrado”. Explicó Carol satisfecha.

Casi al mismo tiempo los penes de ambos hombres se elevaron en una poderosa erección que entusiasmó tanto a Dyanna como a Jackie. Carol puso un tapón en la punta del pene del hombre rubio, y seguidamente le aplicó un tubo estimulador en el pene que comenzó a masturbarle con rápidos movimientos. El chico rubio no tardó en alcanzar el éxtasis ni unos segundos, pero el tapón evitó que se perdiese su preciado líquido, quedando atrapado dentro del pene.

Carol puso dos parrillas en marcha para que fuesen tomando calor mientras el chico rubio continuaba sufriendo espasmos debido a las continuas sacudidas del tubo succionador. En apenas 3 minutos eyaculó 5 veces por lo menos, lo que hizo que su pene se fuese hinchando por minutos.

-“Dejaremos que eyacule unas veces más hasta que el interior del pene quede bien relleno”. Explicó Carol a sus dos atentas oyentes.
-“Mientras hacemos tiempo para que se calienten las parrillas. Vamos ahora a por el otro”. Dijo Carol.

Carol abrió un cajón donde había numerosas varillas de diferentes tamaños y grosores. Echo una mirada al enorme pene del hombre castaño, y finalmente sacó una varilla de medio metro de bastante grosor. Luego la depositó en la segunda parrilla mientras metía una cuchara en la jarra de dos litros de semen y rociaba la varilla de aquel lubricante líquido. Los rostros de Jackie y Dyanna no podían aparentar más que una enorme satisfacción.

Carol volvió su atención hacia el primer chico que seguía sufriendo constantes espasmos. Su pene inflado era tal, que a Carol le costó quitarle el succionador. Una vez liberado, el hombre pareció aliviarse por momentos, dando suspiros de alivio. Carol palpó el miembro inflado y erecto para comprobar su estado, y quedó satisfecha. También comprobó si el tapón de la punta del pene tenía alguna fuga, y viendo que no había ninguna, sonrió complacida.

-“Ya podemos ponerlo a fuego lento para que se vaya cocinando”. Les dijo Carol mientras con una palanca las brasas de la parrilla subían hasta quedar casi pegadas al pene.

Inmediatamente el joven rubio comenzó a retorcerse de dolor, pero al estar completamente inmovilizado, nada pudo hacer excepto resignarse a su suerte. Su pene inflado y relleno de semen casi tocaba las brasas, así que se esforzaba en mantener la erección para alejarla de las brasas.

Carol fue a la segunda parrilla, donde la varilla había adquirido un color rojizo una vez que estaba al rojo vivo. Carol volvió a echarle otra abundante cucharada de semen, que provocó que las brasas chisporrotearan al contacto con el semen.

-“Por estas cosas adoro mi trabajo”. Les dijo Carol con una sonrisa mientras comprobaba que la varilla estaba suficientemente caliente, tocándola levemente con la punta del dedo.

Sin ningún miramiento introdujo la varilla al rojo vivo por la punta del pene del chico castaño. Nada más sentir la varilla ardiente, el chico soltó un grito de dolor, apenas amortiguado por la mordaza.

-“Hay que hacerlo muy lentamente, para que la varilla vaya cauterizando el interior, y al mismo tiempo conseguimos que la carne interior no quede cruda, sino sabrosa”. Les dijo Carol

Mientras introducía la varilla muy lentamente en el pene, ajena a los increíbles dolores que estaba sufriendo aquel chico. La varilla fue lentamente desapareciendo en el interior del pene del chico. A pesar de medir medio metro, prácticamente había sido totalmente engullida por aquel enorme pene, lo que decía mucho del tamaño de aquel miembro.

Tanto Jackie como Dyanna permanecían absortas viendo como Carol hacía tope con la varilla en la ingle del muchacho. Los espasmos del chico no hicieron más que acrecentar aquella excitación que ambas sentían en ese momento. Aquél hombre sudaba a raudales y daba muestras de sufrir unos dolores inimaginables, pero su pene no disminuyó de tamaño en ningún momento. Al igual que con el primer chico, Carol subió la parrilla hasta dejarla a la altura del pene, y para que se cocinara de forma uniforme.

“Ahora vamos a dejar los penes a fuego lento y nos ponemos a trabajar los escrotos”. Dijo Carol mientras aplicaba una cucharada de semen de la jarra en cada miembro.

Carol llenó de agua dos cuencos y los colocó sobre sendos hornillos individuales. Los encendió y los colocó exactamente bajo los escrotos de ambos hombres. Mediante unos ajustes, los escrotos quedaron sumergidos en los cuencos en su totalidad, y Carol subió la llama al máximo posible. Si el dolor que padecían ambos chicos ya era indescriptible, con sus penes en las brasas, a eso se sumó que en breve sus testículos serian escaldados.

-“Mientras cocinamos la carne, nos dedicaremos a preparar las salsas”. Explicó Carol.

Tomo un enorme bol en el que introdujo aceite, fresas, sal y un cuarto de litro del exquisito semen que Jackie y Dyanna habían escogido. Después sacó una gran jarra transparente de la nevera que contenían las mismas deliciosas bolas que tanto Dyanna como Jackie habían degustado como aperitivo al llegar al restaurante.

“El testículo machacado da un toque de acidez a la salsa”. Dijo Carol mientras extraía cuatro bolas y las metía en el bol.

-“Parece que se me están acabando los huevos”.  Exclamó Carol mientras observaba la gran jarra casi vacía, y necesitaré más para la segunda salsa.

Con total tranquilidad pulsó un intercomunicador y simplemente dijo:

-“Soy Carol, subirme más testículos”. Dijo ella.

Tras decir eso, se puso a machacar la mezcla resultante del bol con un mortero, mientras con la mirada no perdía de vista el estado de los genitales de los hombres, comprobando que no se quemaran demasiado.  En apenas unos minutos, un camarero se acercó al puesto de Carol acompañado de unos 10 muchachos jóvenes y completamente desnudos.

-“Perfectos”. Se limitó a decir Carol al verlos llegar.

Los muchachos apenas tendrían 14 o 15 años, lo que no evitó que Carol sacase un afilado cutter y en diez rápidos y expertos movimientos obtuviese 20 nuevos testículos para sus salsas, que introdujo en la jarra que antes estaba casi vacía. Los diez mareados muchachos fueron retirados para aplicarles curas en su bolsa escrotal, pero ya vacíos para siempre.

Dyanna se preguntó cuánta cantidad de testículos usarían en el restaurante cada día, ya que cada puesto de cocina (y eran 50 puestos) tenía una jarra similar a la de Carol, pero todas llenas.

-“Usamos escrotos de jóvenes adolescentes porque apenas están desarrollados”. Explicó Carol.
-“Y no interfieren con el sabor principal, además de ser más baratos”. Añadio-
-“¿Cuántos escrotos cortan a diario?” Quiso saber Dyanna.
-“Bufff… Depende del día”. Respondió Carol.
-“Hoy castraremos unos 150 ejemplares adultos, aunque quizás ese número suba ya que esta noche tenemos una despedida de soltera con más de 30 chicas hambrientas y eso puede ser una locura”.

-“Desconozco el número exacto de adolescentes que castramos, pero yo más o menos uso 50 escrotos juveniles al día. Los días de mucho trabajo podemos llegar a castrar 300 adultos, pero afortunadamente nuestro almacén está siempre lleno”. Añadió Carol.

Los jadeos del chico rubio interrumpieron la conversación. No paraba de moverse ante el dolor que estaba padeciendo. Su pene completamente hinchado y lleno de semen parecía a punto de explotar, y el tapón también parecía a punto de salir disparado. Trataba de separar su pene de las brasas, pero Carol lo volvía a empujar hacia abajo con fuerza haciendo que aquel trozo de carne se tostase bien y expulsase un agradable aroma. Además, el cuenco con agua donde reposaba su escroto ya hervía furiosamente multiplicando el dolor que ya de por sí sufría.

Carol retiró el cuenco hirviendo para inspeccionar la bolsa escrotal, que se encontraba muy dilatada. Tocó ligeramente ambos testículos con los dedos y con una amplia sonrisa decidió que era el momento para insertar la salsa. Retiró la mezcla del bol y la introdujo en una jeringuilla de tamaño considerable hasta que quedó llena del líquido. Con lentitud, acercó la jeringuilla hacia el humeante y escaldado escroto del joven rubio e introdujo la punta. Al bajar el émbolo poco a poco, el arrugado y colgante escroto empezó a hincharse a causa del líquido. A medida que el contenido de la jeringuilla disminuía, el tamaño del escroto aumentaba enormemente hasta alcanzar el asombroso tamaño de un coco. Parecía a punto de estallar, lo mismo que su pene, pero Carol expertamente lo volvió a introducir en el cuenco hirviendo.

-“En unos minutos ya estará listo”. Les dijo Carol. Provocando en Jackie un escalofrío.

Carol se volvió hacia el chico castaño, ensartado como estaba con la varilla en su pene. Carol volvió a rellenar la jeringuilla con la misma mezcla que el anterior, pero en vez de inyectarla en el escroto, la vació lentamente en aquel pene ensartado. Este se hinchó ligeramente en las brasas, pero luego volvió a su posición original. También gemía a causa del dolor, y el agua de su cuenco burbujeaba abundantemente. Carol bajó el cuenco y también a este le dio el visto bueno.

Tomó un pequeño pero afiladísimo cuchillo y lentamente hizo un amplio corte entre ambos testículos. Cortó desde la base del pene (con sumo cuidado porque éste estaba sobre las brasas) hasta casi el ano. Con unas pinzas, ya que la piel estaba ardiendo, separó la piel a ambos lados liberando unos huevos colgantes humeantes y escaldados solo unidos a su dueño por unas finas venas que estaban a punto de desaparecer por el calor.  Los volvió a cubrir con la bolsa escrotal para mantenerlos calientes, pero ya no los acercó más al cuenco hirviendo. Estaban ya en su punto.

-“En unos minutos estarán degustando estas maravillas, chicas”. Les informó Carol ante la alegría de ambas chicas.

Carol se esmeró en la salsa del chico de Dyanna. Sobre una mesa esparció harina, semen de la jarra, y cuatro testículos de los chicos que le acababan de traer. Rápidamente lo machacó todo hasta quedar una masa semi sólida y lo dejo así.

-“Hora de emplatar chicas”. Anunció eufórica Carol.
-“Empezaremos con el tuyo, Dyanna,  ya que Jackie lo quiere bien cocido”.

Dicho esto, Carol agarró un enorme cuchillo y retiró la parrilla sobre el la que estaba puesto el pene del chico castaño. Tenía un agradable color dorado ensartado en la varilla, y el olor que desprendía era embriagador. Carol se agachó y se puso a la altura del miembro en la brocheta. Acercó el cuchillo lo máximo que pudo al vientre del hombre, justo antes de las tiras de cuero, y lentamente empezó a cortar el pene.

Al primer corte cayó un abundante líquido transparente, que no era otra cosa que el semen que antes había inyectado, pero nada de sangre, lo cual era una buena noticia. Carol se acercó más para ver el interior, y satisfecha comprobó que el interior estaba bien hecho y la carne jugosa. Entonces continuó moviendo el cuchillo hasta que esté chocó con la varilla.  Repitió la operación por la parte de abajo del pene hasta que ya nada lo unía a su antiguo dueño. Retiró la varilla con el pene insertado y lo depositó en una bandeja. Del extremo recién cortado fluía abundante semen caliente que pronto inundó la bandeja y dándole un aspecto realmente apetecible. Después lo roció con más semen templado de la jarra de 2 litros y el plato ya estaba listo.

-“Vamos a por el segundo plato de Dyanna”. Anunció Carol. testículos rebozados.

Se volvió a acercar al hombre al que acababa de cortarle su más preciada hombría, pero esta vez se dirigió al escroto. Afortunadamente para el chico, hacía ya bastante tiempo que había perdido el conocimiento, lo que le evitó mayores dolores. Volvió a abrir la bolsa escrotal con las pinzas y allí estaban aquellos testículos aun humeantes.

-“¿Quieres cortarlas tú?” Dijo Carol dirigiéndose a Dyanna.

Dyanna no tuvo que responder. Simplemente agarró unas tijeras y se puso al lado de Carol.

-“Corta por aquí y por aquí”. Le indicó Carol a una emocionadísima Dyanna que obedeció sus instrucciones.

Dyanna cortó el fino conducto que mantenía aun unido al testículo, y al hacerlo este cayó en una bandeja. Luego repitió la operación con el otro, que también cayó en la bandeja.

-“Ahora retiraremos la bolsa escrotal, que acompañará a los testículos en el plato. Córtala sin miedo, Dyanna”. Le dijo Carol.

Dyanna pasó las tijeras por todo el borde de la bolsa escrotal, que se fue desprendiendo poco a poco hasta acabar en la bandeja. Carol ordenó a unos camareros que ya podían llevarse al hombre, ya que nada más podía conseguirse de él. Hace apenas una hora era un hombre con un poderosísimo miembro viril de más de 35 centímetros y unos huevos grandes y jugosos. Ahora tenía un muñón donde antes estaba el pene y apenas se vislumbraban dos pequeños conductos rojos que colgaban donde antes estaban los testículos.

Carol tomo ambos testículos, los rebozó con la masa sólida que había hecho antes, y los introdujo en una sartén a fuego lento.

-“Vamos ahora con el plato de Jackie mientras los testículos de Dyanna se van haciendo”. Anunció Carol.

Carol se volvió hacia el chico rubio que aún estaba consciente, pero sus movimientos ya no eran tan acelerados. Suda copiosamente y su pene y escroto completamente hinchados aun reposaban sobre el fuego. Carol retiró la parrilla y el cuenco de agua hirviendo y tomo de un cajón un alambre de 1 metro aproximadamente con dos asas en sus extremos.

-“Esta es la parte más complicada”. Explicó Carol mientras pasaba el alambre por sus testículos, rodeándolos totalmente justo al lado de las tiras de cuero.

-“Debemos procurar seccionar todo el conjunto sin que se escape el relleno”. Añadió Carol.

Dicho esto, Carol apretó el alambre con fuerza y tras unos segundos todo el aparato genital del chico rubio se desprendió sobre una bandeja. Sorprendentemente el conjunto se mantuvo intacto y no perdió nada de su relleno para satisfacción de las tres chicas. Las tiras de cuero evitaban que el relleno saliese, mientras que la entrepierna del chico quedó completamente vacía a excepción del corte que no sangró debido al calor que cauterizó la herida. Los camareros se llevaron al joven rubio casi desmayado convertido para siempre en un eunuco nulo.

Sobre la bandeja reposaban los genitales humeantes y muy dorados que tenían un aspecto delicioso. Carol pinchó levemente el inflado glande a punto de estallar y súbitamente unas gotas de semen caliente salieron del interior.

-“Pueden ir a su mesa, chicas. En breve les llevarán los platos”. Les dijo Carol con aire de satisfacción.

Dyanna y Jackie obedecieron no sin antes agradecerle a Carol su trabajo y dedicación y prometiendo que cuando volviesen sería ella quien preparase sus platos. Se sentaron en su mesa a esperar sus platos mientras degustaban el delicioso semen que habían escogido antes, y que reposaba en una cubitera de hielo. Mientras lo hacían podían disfrutar de los numerosos y sabrosos platos que los camareros llevaban a las diferentes mesas. Penes y escrotos en multitud de cocciones surcaban las mesas, incluido el gigantesco pene y escroto del hombre negro que la chica del cumpleaños había escogido.

Se veía delicioso mientras un camarero lo llevaba a la mesa de madre e hija, adornado con una vela de cumpleaños mientras semen fluía de su glande bañando todo el plato. La niña no cabía en sí de gozo. Aquél pene apenas cabía en la bandeja de lo grande que era, y sus huevos eran de un tamaño descomunal.

Dyanna y Jackie se miraron con complicidad mientras tomaban su tercera copa de semen, y casi inmediatamente dos camareros llegaron a su mesa trayendo su comida. Dyanna pensó que ambos platos tenían un aspecto espectacular, aún humeantes y bañados en salsa blanca. Dyanna empezó con la brocheta. Nada más darle el primer bocado, el semen de su interior resbaló por sus labios. Aquella combinación de la carne que se deshacía con el semen caliente de su interior hizo las delicias de Dyanna. Combinó el sabor de la brocheta caliente con el espeso semen templado que hacía de salsa y consiguió una mezcla de sabores increíble. En apenas unos minutos la varilla estaba completamente vacía, y su plato reluciente sin ningún rastro de semen.

A continuación, Dyanna fue por sus testículos rebozados. Partió un huevo con un cuchillo, lo que indicaba que estaba en su punto. Se llevó a la boca una mitad bien humedecida en salsa de semen que encantó a Dyanna. El testículo se rompía cuando Dyanna lo mordía ligeramente, liberando multitud de sabores hasta entonces desconocidos para ella. Dio cuenta de ambos testículos en apenas unos minutos, diciéndose a sí misma que era la mejor comida que había degustado en su vida.

Mientras Jackie también daba cuenta de su pene relleno. Lentamente cortó el pene con un cuchillo y todo el semen acumulado en su interior salió a borbotones. Aquél humeante líquido se mezcló con el semen tibio del plato dando al conjunto un aspecto muy apetecible. Jackie seccionó el grande y tras untarlo en semen se lo introdujo en la boca. Tenía una textura y una cocción inmejorable. Tras saborearlo unos instantes, Jackie lo mordió, haciendo que de su interior saliese más semen caliente, llevando a Jackie a sensaciones indescriptibles. El resto del pene era un poco más duro, pero igualmente muy sabroso, más aún si estaba bien bañado en semen, como era el caso.

Tras acabar con aquel delicioso pene, Jackie se dirigió hacia el escroto. La bolsa escrotal tenía forma de cuenco, por lo que Jackie cogió una cuchara y la introdujo en el interior lleno de semen donde flotaban dos grandes testículos cocidos. Jackie dio cuenta de ellos saboreando cada bocado. Estaban en su punto, y la mezcla de semen con fresas de su interior le resultó delicioso. Tras vaciarla con frenesí, la bolsa escrotal quedó arrugada y flácida, por lo que Jackie decidió comérsela mientras aún conservaba semen en sus bordes.

Ambas mujeres dieron buena cuenta de sus platos acompañadas de grandes dosis de semen que repetidamente vertieron en sus copas. Al cabo de una media hora, la botella de semen estaba completamente vacía, así como los platos.

-“Creo que ha sido la mejor comida que he comido nunca”. Reconoció Dyanna con una sonrisa.

-“Creo que tendré que venir más a menudo”. Aseguro.
-“Sabía que te gustaría”. Respondió Jackie.
-“Además, aún hay infinidad de platos que debes probar. ¡Qué te parece si repetimos mañana?

Tras unos segundos de duda Dyanna le respondió con una sonrisa.

-“¿Y qué te parece si aprovechamos y nos quedamos a cenar?” Jackie la miró divertida, llamó a un camarero con la mano, y le dijo.

-“Camarero, tráiganos otra botella de semen y la carta”. Dijo Jackie.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




Autor: Miguel       Mail: mikelsasi23@gmail.com

FIESTA DE SURFISTAS

Rich era un espectáculo completamente desnudo en el fregadero de acero inoxidable, con sus partes viriles goteando con espuma jabonosa, y su cuerpo húmedo y resplandeciente bajo las duras luces de la cocina del restaurante, abdominales ondulados bajo su pecho firme y planos con pezones rosados erguidos. Cubierto con burbujas de jabón blanco que lentamente se deslizaba por su cuerpo atlético......


FIESTA DE SURFISTAS
Rich era un espectáculo completamente desnudo en el fregadero de acero inoxidable, con sus partes viriles goteando con espuma jabonosa, y su cuerpo húmedo y resplandeciente bajo las duras luces de la cocina del restaurante, abdominales ondulados bajo su pecho firme y planos con pezones rosados erguidos. Cubierto con burbujas de jabón blanco que lentamente se deslizaba por su cuerpo atlético.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [CANIBALISMO] [MEDICO]


Categoria: Gay      Autor: Sea Dog





Rich sabía que había cometido un gran error, un error realmente estúpido, pero no tenía ni idea de lo costoso que acabaría siendo para él. ¡Fue muy divertido! ¡Tomando un baño de burbujas en el fregadero del restaurante! Justo como lo había visto en U-Tube. Fue una locura, y estúpido, pero ¡muy divertido!

"Me aseguraré de que tú y tus amigos nunca encuentren trabajo en esta playa otra vez". El gerente de Dick le dijo después de encontrar a Rich desnudo en el fregadero de acero inoxidable donde lavaba platos en el restaurante.

Seguro que era tarde y todos los clientes se habían ido y habían terminado de limpiar. "Si el departamento de salud se entera de esto, ellos me cerrarían". Rich se puso de pie en el fregadero, cubierto con jabón, su amplio pene y huevos colgaron a pocos centímetros de la cara del gerente. "Enjuágate, ponte la ropa y tú y tus amigos salgan de aquí. No quiero volver a verles nunca. Tom, Hank y Billy se quedaron detrás del gerente riéndose. Rich era un espectáculo completamente desnudo en el fregadero de acero inoxidable, con sus partes viriles goteando con espuma jabonosa, y su cuerpo húmedo y resplandeciente bajo las duras luces de la cocina del restaurante, abdominales ondulados bajo su pecho firme y planos con pezones rosados erguidos. Cubierto con burbujas de jabón blanco que lentamente se deslizaba por su cuerpo atlético.

-“A la mierda si no puede soportar una broma”. Dijo Rich, mientras el gerente lo empujaba literalmente por la puerta trasera, luego de que se enjuagó y se puso la ropa, todavía mojada.

-¿Crees que hablaba en serio en asegurarse de que nunca encontraríamos trabajo en la playa? -preguntó Tom.

"Sí. Esta es una pequeña comunidad, si las palabras pasan, puede ser difícil para nosotros encontrar otro trabajo de restaurante por aquí", dijo Billy.

Los cuatro amigos eran todos surfistas en sus mediados años veinte y en gran forma que se conocieron en Kill Devil Hills, donde estaban trabajando para el verano. Compartían una vieja casa móvil, a pocas cuadras de la playa. Lo único que tenían en común era su amor por el surf. También les gustaba pasar un buen rato, les gustaba fumar marihuana y beber mucha cerveza.

En pocos días decidieron intentar encontrar otro trabajo. Intentaron ser lavaplatos Dick Rich, Tom y Hank quizás limpiar mesas en la estación de autobús por salarios mínimos y Billy era un camarero que hizo bastante buen dinero. Alquiler era debido en su remolque y tenían facturas de servicios públicos a pagar. Ninguno de ellos había ahorrado dinero, por supuesto, lo gastaban tan pronto como lo hacían. Todos necesitaban trabajo.

Fueron de restaurante en restaurante y en todas partes obtuvieron la misma respuesta. -Hemos oído hablar de la broma que hiciste en Dick y no hay manera de que te contratemos.

Luego intentaron el Brew Through, gasolineras, tiendas minoristas, incluso la tienda de surf y tiendas de kitesurf. Era demasiado tarde en la temporada se les decía, no tenían puestos de trabajo, había un montón de excusas y razones por las que no estaban contratando, pero no había puestos de trabajo. Kitty Hawk y Kill Devil Hills eran una comunidad más pequeña lo sabían. Pero las olas y el surf eran geniales. No querían irse.

Tom miró por necesidad en el periódico y vio un anuncio que decía “banco de esperma y donantes de sangre solicita”. "Oye, he encontrado una manera en la que al menos podemos pagar el alquiler". Tom dijo a los chicos.

Al día siguiente fueron a la clínica en Nags Head. Llevaban su uniforme de playa, pantalón ancho de surf, camisetas y sandalias. En un centro comercial estaba esa clínica, con una sala de espera y una enfermera detrás de una ventana de cristal. Cuando se acercaron a la enfermera, les entregó formularios para llenar preguntas sobre sus historias médicas personales y familiares. Después de llenar los formularios, una enfermera los llevó a las salas de exámenes donde le tomaron sangre para detectar el SIDA y otras enfermedades. Cuando llegaron los resultados de la prueba de sangre, llamarían a los chicos para ver si calificaban para dar sangre y semen. El sueldo era bueno y si estaban limpios podrían volver en unas pocas semanas para dar más.

-"Wow, todo lo que tienes que hacer es venirte en un frasco para donar esperma y dejar que una enfermera te saque sangre". Tom dijo.

-"Suficiente para pagar el alquiler, pero no lo suficiente para la comida, la cerveza y los extras. Creo que todavía tenemos que encontrar trabajo", dijo Billy.

-"Podemos seguir intentando encontrar trabajo, pero mientras tanto digo que hagamos esto. Al menos pagará el alquiler", dijo Rich. Billy todavía no estaba contento con Rich. Billy hizo buen dinero en propinas, por lo que hizo Rich, todos perdieron sus trabajos.

En unos pocos días recibieron una llamada. Estaban limpios. ¡Gracias a Dios que la prueba de sangre no revelo nada! Pero en cuanto al SIDA y otras enfermedades, todos eran sanos como los caballos.

Volvieron a la clínica. Fue un día muy caluroso y el aire acondicionado estaba siendo reparado así que la clínica era caliente. Se les dieron tarros de plástico y revistas porno luego fueron escoltados a cabinas individuales donde se les pidió que eyacularan en los frascos.

-“Eso debería ser bastante fácil” -dijo Rich, quitándose la camisa mientras entraba en su cabina-. "Hey hombre hace calor aquí dentro". No sabían que había cámaras ocultas en las cabinas donde los ojos curiosos los miraban mientras se masturbaban y el aire acondicionado había sido intencionalmente cortado.

La mujer que vigilaba las cámaras abrió grandes los ojos mientras veía a Rich masturbarse. Rich era de 1.80 metros de alto, delgado y bien construido con seis abdominales, musculoso pecho y los brazos, y hombros anchos con una cintura delgada. Su cabello blanqueado por el sol estaba a la altura de los hombros. Sus pequeñas caderas y cintura mostraban su amplio pene como grandes y pesados huevos. Observó cómo su pene crecía hasta una erección completa; Le parecía que tenía unos diez a doce pulgadas de largo y tan grueso como una lata de cerveza. Buen ejemplar, señaló.

También observó a los otros chicos, todos surfistas bien construidos, altos, larguiruchos, deshuesados, entonados y rubios. Otro rasgo que todos parecían compartir era que todos ellos estaban ampliamente dotados de un pene que variaba en tamaño de nueve pulgadas (Billy) a diez pulgadas (Tom y Hank) a doce pulgadas erguido (Rich). ¡Ellos conseguirían un buen precio!

Después de que los chicos habían terminado de donar esperma, fueron llevados a una habitación y le pidieron que se acostaran en las camas del hospital, para dar sangre. Los asistentes les dieron galletas y zumo de naranja después. Entonces el director de la clínica pidió a los muchachos que se unieran a ella en su oficina. La noticia estaba en la comunidad y sabía que estaban sin trabajo por lo que sabía que necesitaban dinero.

-"No mucha gente lo sabe, pero esta clínica tiene una clientela mundial y somos reconocidos por ciertos procedimientos y productos que están en alta demanda entre una clientela muy rica y exigente". Llevaba una bata blanca de laboratorio, tenía el cabello negro tirado en un bollo y llevaba gafas de armazón negro. "Me gustaría presentarles una oportunidad única a ustedes, que no ofrezco a nadie. Le dará la oportunidad de hacer un montón de dinero muy rápida y fácilmente. Pero implica un sacrificio”.

-"Dinero, ¿escuché dinero? ¿Cuánto? ¿Qué tenemos que hacer?” -preguntó Rich.
-"Cuánto dinero depende de cuánto estén dispuesto a renunciar".
-¿Qué significa eso? -preguntó Billy.
-"Pagamos por onza".
-¿La onza de qué? -preguntó Tom.
-"De carne de hombre".

Todos retrocedieron.

-"Pagamos 1.000 dólares la onza, más que el precio del oro en ese momento, por el pene erguido y los testículos y pagamos una prima por el paquete entero".

-“¡Ouch!” -dijo Billy.

"Esperen un momento chicos", dijo Rich. Pensemos en esto. Debo tener alrededor de una libra o dos de entre nuestras piernas cuando está erecto. ¿Cuántas onzas hay en una libra? ", Preguntó.

"Hay dieciséis onzas en una libra". Ella respondió. "No estoy pidiendo una decisión hoy. "Todos ustedes hablen entre ustedes. Les he invitado. Piénsalo. Nos encargamos de todos los detalles. Recuerde que sólo podemos tomar el pene externo, o el pene y su raíz, podemos tomar los huevos  por separado, o podemos tomar todo el paquete. Preferimos el paquete entero y pagamos una prima por él de cinco mil dólares sobre el precio por onza. Aquí está mi tarjeta, vuelvan si están interesados. "Entonces se levantó y los escoltó hasta la puerta.

-"Solo piensen en ello. Mis cosas pesan una libra por lo que es $ 16,000.00 más $ 5,000.00 de bonificación por el paquete. Esto no es un cambio de trozos. "Rich dijo mientras se sentaban en los sofás de la casa móvil.

-"Sí, pero se nos habla de perder nuestra hombría permanentemente. No lo sé. "Tom dijo, bajando un Budweiser enlatado.

-"Sabes que para ser perfectamente honesto, siempre he pensado en mi carne solo una especie que se interpone en el camino". Rich dijo. "Es tan grande, es vergonzoso cuando practico surf y se puede ver colgando de mi pierna a través de mi traje de baño. A las chicas no les gusta porque dicen que es tan grande que les duele. No me importaría perder la mía. Es posible que quiera mantener mis huevos para mantener la testosterona fluyendo. Pero siempre hay jugo y suplementos".

"Sabes que nunca he dicho esto antes, pero estoy de acuerdo con Rich. Es una distracción que siempre me está metiendo en problemas, 'la cabecita gobernando la cabeza grande' con fuera que podría concentrar toda mi energía en el surf y no tendría que preocuparse por el sexo, las mujeres y otras distracciones. "Tom dijo, Frotándose su polla mientras que crecía en erección abajo de la pierna de sus bolsas. "Incluso a los wang les gusta la idea".

-"Me gustaría estar libre de la mía también", dijo Hank.

-"Ustedes están locos", dijo Billy. -¿Saben lo que dices? Están hablando de perder permanentemente sus genitales.

"Todos dejamos un depósito en el banco de esperma, así que ¿quién lo necesita ahora? Dios nos dio a nosotros para hacer bebés? Alguien va a utilizar el esperma para hacer bebés, por lo que son solo superfluos ahora. ¿Sabes lo que podría hacer con 21.000 dólares?

-"¡Ustedes están locos!" Billy dijo, pero sintió tensión en su pantalón cuando su pene comenzó a hincharse con la idea.

-"Si lo hacemos, no tendremos que trabajar, simplemente podemos surfear todo el día todo el verano sin cuidado y al diablo con el restaurante de Dick", dijo Rich. "¿Quién está adentro? Estoy y estoy listo para ir todo el camino, pene, huevos - todo".
-"Cuéntame". Dijo Tom con una notable erección creciendo en su pantalón.
-"Yo también”. Hank intervino.
-“Yo No”. -dijo Billy-.

-“Supongo que eso significa que tendrás que encontrar un trabajo o mudarte” Dijo Tom en tono áspero.

-"Déjame trabajar en ello”. Podemos vivir de lo que ustedes traen primero, entonces si lo necesitan podría considerarlo. Pero hasta entonces trataré de encontrar un trabajo.

-¿Vamos mañana entonces? -preguntó Tom.
-"Claro" respondió Rich.

-“Entonces tengo una sugerencia. Vamos a disfrutar todo lo que podemos esta noche. "Entonces todos se desnudaron y comenzaron a masturbarse. En poco tiempo Tom tomó el pene de Rich y Hank tomó el de Billy y empezaron a masturbarse.

-"No quiero desperdiciar esto". Tom dijo, lamiendo el semen al final de la enorme erección de Rich.

-"Más de eso y voy a pensar que eres gay" dijo Rich, disfrutando cada minuto.

-“Me pregunto cómo se sentirá esa cosa dentro de mí”. Dijo Rich tomando el pene de Tom con la mano y guiándola hacia su culo.

Pronto estaban todos siendo penetrados y chupándose unos a otros hasta que quedaron desnudos y exhaustos en el suelo.

Rich llamó a la mañana siguiente, pidió hablar con el director y le dijo su decisión. Hicieron citas para ir por la tarde.

Esa tarde los tres chicos fueron a la clínica. Mientras estaban sentados en la sala de espera, Billy abrió la puerta y entró.

-"¿Cambiaste de opinión?" Preguntó Tom.
-"Decidí que no quería ser el hombre extraño en la casa y además es un montón de dinero".

Pronto salió la enfermera.

-¿Un cuarto donante? ¿Estás con estos jóvenes? -preguntó con un acento de Europa oriental, mirando a Billy. "Vamos, podemos cuidar de ti también. Los llevaremos dos a la vez. La espera no debería ser tan larga. ¿Quién quiere ir primero?

Rich y Tom se ofrecieron voluntariamente.

La enfermera los escoltó a un vestuario donde se quitaron la ropa y les dieron batas de hospital y luego fueron dirigidos a una gran sala bien iluminada con varias mesas de operaciones equipadas con estribos y cubiertas de sábanas.

La enfermera ordenó a cada chico que se quitara la bata de hospital y se subiera a la mesa. A continuación, sujetó las piernas en los estribos y ató los brazos a los lados con correas de cuero. -Así que no pánico en medio del procedimiento, dijo refiriéndose a las correas. "Puedes elegir mirar o no. ¿Cuál será?

-"No me perdería esto por nada en el mundo". Dijo Rich.
-“Yo también” -dijo Tom.

La enfermera entonces comenzó a inyectar sus entrepiernas con analgésicos y Viagra. "Por lo general nos gusta dar a nuestros clientes un último orgasmo. ¿Les gustaría?"

-"Claro". Dijeron ambos al mismo tiempo. Luego se puso guantes de látex y empezó a masturbar a Rich. En el fondo los asistentes quirúrgicos comenzaron a prepararlos y apareció el médico.

-"Ustedes tiene una dotación considerable". La enfermera dijo admirando su erección creciente. "Debe traerles un buen dinero."

-"Espero que sí", dijo Rich, con una gran sonrisa, recostándose y disfrutando mientras trabajaba en su miembro masivo. Cuando terminó con Rich y Tom, los asistentes quirúrgicos se acercaron a ellos, los afeitaron, pintaron la entrepierna con antisépticos, insertaron los catéteres y luego ligaron el pene para mantener las erecciones después de ser removidas.

"Esto no debería tomar mucho tiempo". El doctor dijo mientras tomaba un bisturí y empezó a trabajar primero en Rich. "Impresionante." Dijo admirando la gigantesca erección en su mano. -Pero todos llevan más o menos el mismo tiempo, sin importar el tamaño que tengan. Comenzó a cortar alrededor del escroto, luego en la entrepierna donde estaba el pene. Hizo un trabajo rápido de los tejidos y tendones conectivos, luego cauterizó los vasos y las arterias, y en poco tiempo tuvo todo, el pene, la raíz, el escroto y los huevos fueron colocados de una sola pieza en la bandeja de acero inoxidable junto a la mesa de operaciones.

"Eso parece más de una libra", dijo Rich mirando el largo tubo de carne de hombre con los huevos y el escroto colgando del centro.

-“Más de dos libras” -dijo el asistente quirúrgico, apretándolo mientras el médico seguía trabajando con Tom.

"Dos libras, guau, eso es más dinero de lo que esperaba. Olvidé toda esa otra parte dentro de mí -dijo Rich, admirando la masa cortante de carne de hombre en la bandeja.

"Ésa es la raíz, guarda la erección para arriba y la conecta todo a tu cuerpo. Es casi tan largo y como el pene externo.

-"¿Y todo cuenta?" Preguntó, mirando el vástago grueso veteado y la cabeza púrpura hinchada que yacía en la cacerola de acero todavía goteando semen.

-"Claro que sí" Dijo el asistente. "Simplemente significa más dinero. Es por eso que te recomendamos que si vas a hacerlo, puedes renunciar a todo".

-“Tiene sentido” -dijo Rich-.

Cuando terminaron de remendar a Tom y Rich, trajeron a los otros dos. Billy debatió si perderlo todo o simplemente su pene o huevos y finalmente decidió perderlo todo. Le gustaba la idea de concentrar su energía en el surf libre de distracciones, además del dinero extra sonaba bien.

Cuando todos ellos fueron anulados, Rich obtuvo 2 libras 2 onzas o 34 onzas más el bono, se fue con $ 39,000.00. ¡Se dio cuenta de que le pagaban más por onza que el oro! Los otros obtuvieron menos, pero todos ellos llegaron a o más de una libra, así que también estaban muy contentos. Después de un par de semanas estaban sanados lo suficiente como para empezar a surfear de nuevo. No tenían que preocuparse por el dinero más ese verano. No tenían que preocuparse por el costo de ir a los bares. Ellos tomaban píldoras de reemplazo hormonal y con su enfoque en el surf y el trabajo, ya no se distraían por la necesidad de sexo, que pese a sus grandes cuerpos, rasgados, duros y delgados. Ninguno de ellos lamentó su decisión.

Mientras tanto, en la clínica, las tres mujeres de negocios muy exitosas del área de Washington DC, que estaban de vacaciones en Duck, llamó para ver lo que era fresco y estaba encantado de oír hablar de la carne fresca de los surfistas, les dio una Número de tarjeta de crédito para reservar los cuatro paquetes, condujo y recogió la carne para la cena de esa noche. Cada paquete se lavó, se limpió, se refrigeró y se envasó al vacío en plástico transparente. El chef también se detuvo en el mercado local de mariscos para ostras, y colas de langosta.

"Damas nuestro chef se ha superado a sí misma esta noche. Todos compartiremos estos deliciosos platos cada uno preparado de una manera diferente. "La anfitriona, una atractiva mujer soltera de carrera de unos treinta años, dijo a sus dos amigos que estaban en Duck para el fin de semana de una chica.

El chef sacó cuatro platos cubiertos con cubiertas de plata con cúpula y los puso en la mesa del comedor. Cuando las abrió revelo los platos calientes del que salía vapor las mujeres literalmente jadearon. Luego pasaron los platos y repartieron entre ellos los suculentos platos.

"Absolutamente delicioso." Dijo una de las mujeres. ¿Dónde encontraste esto?

Mi proveedor me aseguró que estaban recién cosechadas. Pagué una fortuna por ellos, pero nada más que lo mejor para mis amigas, ¿verdad? Imagínense que oscilan entre los musculosos muslos de los surfistas esta mañana cuando despertaron, probablemente con una erección matutina. Se les dio de buena gana, la mente que usted y sus propietarios fueron compensados ​​por su pérdida. Lo que ves fue presionado contra la superficie de una tabla de surf no hace dos días montando una ola en el Atlántico. Ahora está en tu plato, cocido y listo para comer".

"Este es el mejor pene que he comido." La anfitriona dijo. "Si supieras lo que pagué por todo, no querrás perder un bocado. Provecho chicas. "La anfitriona dijo, Alzando un glande con su tenedor y llevándoselo a su boca.

Seguramente las mujeres comieron acompañadas de un buen Merlot.

"Qué fiesta." Una de las mujeres dijo levantando su vaso para brindar con las demás. "Para los surfistas. Espero puedan crecer cada vez más grande cada año. "Ella dijo limpiando su boca luego del último plato con su servilleta.




Historia Original Aquí.




Autor: Sea Dog       Traductor: DarkSoul

HAMBRE

Es el año 2031, gracias a nuestros políticos inteligentes en el pasado prevalece en toda Europa un empobrecimiento total de los ciudadanos, solo unos pocos pueden disfrutar no tener un ingreso suficiente. Las subvenciones del gobierno para los costos de vida ya tienen mucho tiempo, todo el mundo y debe ver cómo se las arregla para sobrevivir......


HAMBRE
Es el año 2031, gracias a nuestros políticos inteligentes en el pasado prevalece en toda Europa un empobrecimiento total de los ciudadanos, solo unos pocos pueden disfrutar no tener un ingreso suficiente. Las subvenciones del gobierno para los costos de vida ya tienen mucho tiempo, todo el mundo y debe ver cómo se las arregla para sobrevivir.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [CANIBALISMO] [GORE]


Categoria: Gay      Autor: Tom





Es el año 2031, gracias a nuestros políticos inteligentes en el pasado prevalece en toda Europa un empobrecimiento total de los ciudadanos, solo unos pocos pueden disfrutar no tener un ingreso suficiente. Las subvenciones del gobierno para los costos de vida ya tienen mucho tiempo, todo el mundo y debe ver cómo se las arregla para sobrevivir.

Así que nuestra pequeña familia, que se compone de mi padre, que ahora tiene 37 años, pero en buena forma como se suele decir, por todo el entrenamiento muscular y atlético. Además, tres chicos, mis hermanos, Sascha, de 12 años de edad, nuestro hijo menor, mi hermano gemelo Max y yo, René. Ambos de 15 años de edad y de solo cinco minutos separados al nacer.

Nuestra madre nos había dejado poco después del nacimiento de Sasha por lo que crecimos los tres con nuestro padre. Esta mañana, es justo antes de la Pascua del 2031, nuestro padre nos reunió a los tres y explicó que le iba a ser muy difícil para él pagar la escuela como poner la suficiente comida para el próximo mes ya que estaba sin trabajo.

He de mencionar esto, que hemos tomado durante tres días el alimento sólido para nosotros, ya no había nada que encontramos en los armarios de la alacena.

"Vamos chicos, lo que decimos que vamos a dar un paseo ahora he descubierto en Internet un carnicero que puede ayudarnos" oímos la llamada de Papá.

Lo hemos seguido de inmediato, a la espera, para obtener después de casi un año, tal vez de nuevo un trozo de carne en el plato. Después de media hora de camino entramos en una carnicería donde me di cuenta de inmediato que ni un solo pedazo de carne o salchichas podría ser visto en la pantalla. Convocado por el timbre de la puerta, un tipo grande y corpulento entró en la tienda, con el ceño fruncido que se iluminó en cuanto vio a los cuatro seres vivientes frente a él.

"Hemos venido para obtener algo de carne", dijo mi padre al carnicero. "Ordenó cuatro pinchos de carne jugosa y un poco de carne picada".

El carnicero nos dijo que lo siguiéramos a su espacio de batalla. Fuimos detrás del mostrador y lo seguimos los cuartos a la trastienda.

En realidad, era una carnicería pequeña bastante limpia, azulejos blancos, brillantemente cepillados, electrodomésticos de acero inoxidable reflectantes y cuchillos largos como cuchillos de carne sobre una tabla en la pared.

Aquí no han sacrificado un animal nunca, pensé para mí mismo.

El carnicero nos miraba a los cuatro, una vez más exactamente, de arriba abajo y no escondía su sonrisa sardónica en los labios cuando preguntó, dirigiéndose a mi padre: "¿Los chicos están de acuerdo con la decisión?".

-"No, todavía no, no les he dicho a ellos". fue la respuesta de inmediato.

El carnicero en ese momento nos dijo que deberíamos desnudarnos. En primer lugar, los chicos, pero fue mi padre quien lo hizo al principio y rápidamente quedó desnudo en la sala de corte, hemos seguido las instrucciones y también nos desnudamos.

Ahora nos quedamos allí, temblando un poco, ya que sin calefacción en la habitación había frio.

"¿Para qué son los pinchos?" Preguntamos de nuevo nosotros al carnicero mientras nos revisaba por delante y atrás de nuevo por todos lados.

"Tres jugosos y hermosos, naturales, y por favor, uno sin piel, pero también jugosa, por lo tanto, algo picada, hermosa finamente se volverá, para las albóndigas" dijo nuestro padre.

"Entonces vamos a empezar por el más antiguo" eligió el carnicero, se llevó a mi padre tomándolo de parte superior de un brazo, tiró de él sobre una mesa de acero inoxidable, que se parecía más a un utensilio de patología, que a un accesorios de carnicería.

Nuestro padre quedo sobre su espalda entendida sobre la fría superficie de metal. Tenía los brazos atados firmemente sobre la cabeza con correas de cuero. Entonces el carnicero tomó las piernas de papá, la levantó, se inclinó sobre su parte superior del cuerpo hacia su cabeza y también las ato con firmeza a la izquierda y la derecha.

Así fue el culo de papá quedo al aire, sus poderosos genitales bien desarrollados quedaron libremente entre los dos muslos, completamente expuestos. En primer lugar, el carnicero le coloco un largo pincho de acero inoxidable de un espesor de 0,5 cm por la uretra de mi padre, empujando el acero en él hasta que sintió resistencia y le dio con ablandador de carne, un último golpe al pincho.

-“Papa grito”.

Luego tomo una vela para hogar de un pequeño armario, la encendió, agarró el pene de papá, lo recogió y luego dejó caer infaliblemente un montón de cera de la vela en la salida de la uretra de papá, hasta que formo un sólido tapón en la salida del pene de papá.

"Querías pinchos pero jugosa", dijo, solamente.

Luego tomó un dispositivo delgado, que me recordaba a una mezcla de pistola paralizante y consolador, que llevó a nuestro padre hasta su culo y al encenderlo hizo un zumbido proveniente de ese aparato.

“Papá gimió y se retorció, pero las retenciones lo mantuvieron en su lugar”.

Nosotros tres  observamos con nuestros penes en total rigidez pegados a nuestro vientre, pero ninguno de nosotros se atrevió a moverse, o colocar las manos y mucho menos voltearnos.

En ese momento vimos como los huevos de papá comenzaron a temblar, se acercaba a un orgasmo. Poco después papa llego al orgasmo, sí, pero no pudo expulsar su semen debido a que el agujero de orina estaba sellado, el carnicero tomó un fuerte cuchillo, lo puso en la base de su pene y corto muy lentamente, muy lentamente, hasta que termino.

El pene de papa quedo suelto sobre la mesa de la carnicería, cuando el dijo: "No es nada esperen a ver el jugo en su interior, será un delicioso relleno".

Esto fue seguido por nosotros tres al que se nos hizo el mismo procedimiento. En primer lugar a nosotros los gemelos a uno a uno, el mismo calvario al igual que con nuestro padre hasta que nuestros penes, fueron rellenos de nuestros jugos y cortados.

Solo Sasha, fue diferente a él se le acercó al carnicero, cuando Sascha estaba atado sobre la mesa, pegándose a  su culo joven y dulce con el agujero de color rosa al aire.

-"Te voy a llevar yo mismo al orgasmo", murmuró el carnicero, se subió a la mesa, con su pantalón abajo y sacó un pene que era monstruoso, rígido y fuerte, con un enorme glande. Sonriendo, alcanzó sus nalgas que eran todavía tan tiernas, las veía como si quisiera presentarle su pene. Puso su pene en el agujero de nuestro hermano y lo embistió sin crema o previo aviso de inmediato hasta el fondo, todo el camino hasta que sus huevos chocaron con sus nalgas.

Sascha gritó, pero después de un corto período de tiempo se había al parecer ya acostumbrado a esa cosa enorme y parecía disfrutar de ser penetrado hasta el orgasmo. El carnicero no se detuvo hasta a vaciar sus huevos después de que Sasha ya se habían encogido de hombros tres veces en éxtasis salvaje, su pene amenazaba casi a punto de estallar, acumulado sus jugos y que los del carnicero se había venido en dos ocasiones en el culo de Sasha.

A continuación, tomó un cuchillo pequeño para filetear, corta la piel del pene de Sasha desde la punta hasta la raíz por completo, una vez en la base cortó alrededor, hizo algunos otros cortes hasta que  tomó su pene aun vivo fuera de su entrepierna. Sascha gritaba como loco, estridente y constantemente por el dolor, pero lo hizo durante el procedimiento de nuevo hasta el orgasmo, como vimos todos.

A pesar de nuestros tres penes ya no estaban disponibles, lanzamos tres  chorros mientras el observamos como el miembro más joven de la familia  se venía varias veces. Nuestros jugos estallaron a través del agujero que nos quedo al suelo debajo de nosotros.

Después de que el pene de Sasha fue cortado lo dejó de lado, el carnicero nos dio a los cuatro un poco de descanso y trabajó en la limpieza de sus herramientas, sin ni siquiera una mirada a nosotros. Estaba pensando que huir en ese momento, porque temía lo que todavía pudiera estar por venir. Nuestro padre había ordenado también ordenó un poco de carne molida, se me ocurrió.

Apenas había pensado en la idea en mi cerebro, el carnicero nos volvió a observar: "Y ahora para la carne molida" Dijo.

Estábamos los cuatro atados con las manos por encima de nuestras cabezas, con un carro que se movía suspendido en el techo de la carnicería en  carriles colgado múltiples cadenas. Así que tuvimos que colocar unos cinco centímetros con los pies en el aire, estirando el cuerpo por el propio peso. El carnicero tomó cuatro varillas de aluminio de unos 120 cm de longitud desde una esquina de la habitación, la extendió a cada uno de nosotros con mucho cuidado sobre las piernas y las sostuvo con las varillas de aluminio que se adjuntaron a nuestros tobillos separándolos.

Así colgando nos miraba con fruición, lamiéndose los labios con la lengua y dijo solamente: "tan sabrosa carne fresca, que había dejado de pasar por aquí".

Luego fijo un pequeño molino de carne de accionar manual, como solía ser común en casi todas las cocinas, al borde de una mesa, poner un recipiente pequeño debajo de la abertura de descarga, agarró su cuchillo de filete y se acercó a nosotros otra vez - de primero a nuestro padre.

Con la mano izquierda agarraba el escroto de papá, cortar con mucho cuidado con el cuchillo la piel de la bolsa una vez alrededor y luego sacó el escroto justo hacia abajo. Los huevos de papá ahora colgaban libremente de sus cordones entre las piernas bien abiertas de papá. Así los dejó colgar el carnicero, se acercó a Max, repitiendo el procedimiento y también le quedaron colgaba. Se veía un poco curiosos los huevos colgando a punto de ser cortados y de lo que pude ver a pesar del dolor que todavía tenía una sonrisa porque aun no era mi turno.

Pero la sonrisa se me borro una vez más, cuando sentí el agarre en mi bolsa y poco después el corte.

Me preguntaba en secreto, ya que casi no me dolió, ya que la bolsa se retiro allí. Es probable que los nervios ya estuvieran muertos en el abdomen por el corte anterior. Incluso yo mismo podía evaluar lo malo y colgante, pero inmediatamente llegue a un orgasmo cuando vi al carnicero eliminado la bolsa de Sasha.

A pesar de que era el más joven de nosotros, tenia los huevos más grandes.

Fue la sensación más intensa que he tenido en un orgasmo cuando mi semen broto de mi agujero y mis huevos colgando se contrajeron flotando libremente en el aire, sin la bolsa que la sostenía como de costumbre.

Después de todos estábamos sin escroto el carnicero puso el carro en movimiento. En primer lugar Volvió a nuestro padre, pero colgado en el mismo carro, seguimos los chicos. El carro se detuvo por lo que papá quedo colgando sobre el pequeño molino de carne. La distancia se estableció precisamente para que sus huevos flotantes quedasen un poco apenas por arriba antes de la picadora de carne.

Ahora sabía lo que estaba por venir.

Correcto - el carnicero tomó los huevos colgantes dejándolos caer en la abertura de llenado de la máquina de picar carne y comenzó a girar el mecanismo lentamente, usando la manivela. Papá grito con todas sus fuerzas, pero no sirvió de nada. Tenía que aguantar por sí mismo. Poco a poco sus huevos fueron molidos cada vez más en la picadora de carne y llegaron al otro lado finamente cortadas como picadillo de nuevo.

Papá  se vino mientras sus huevos eran molidos en serie, uno tras otro. Viendo aquello a cada uno de nosotros nos produjo eyaculaciones simplemente fantásticas.

El semen que salió de los tres fue echado a la picadora de carne. Para que la carne también obtuviera un condimento adicional. Por ahora que lo pienso, durante nuestra castración no me había venido de esa manera en toda mi vida y nunca lo volvería a hacer eso paso por mi mente.

Después de que estábamos locos los cuatro castrados sin nada, el carnicero liberado a papá, Max y a mi fuera de nuestra posición colgante, nos dijo que podíamos limpiar en la habitación de al lado y lavar, tirado de nuestro padre, una vez más hacia una lateral. Sé que se deben estar preguntado por Sasha y porque estaba aun colgado, pero no me atreví a preguntar.

Poco después de nuestro padre entró en el baño y nos dijo que había cambiado de último momento el encargo a uno mayor de alimentos que nos iba a durar todo el año.

El carnicero quería conservar al más joven. Él quería usarlo como su pequeño juguete sexual. Estaba un poco triste porque fuese mi hermano menor, pero la decisión del papá en tiempos difíciles era justificada. Cuando después de una hora, lavados y vestidos con nuestra ropa de nuevo, dejamos el campo de batalla una vez más a través de la tienda.

Afuera de la puerta, el carnicero nos dio la carne ordenada pre envasado, "Cuatro pinchos de carne jugosa y algo de carne molida, según lo ordenado", añadió, "el resto será entregado de forma gratuita. Disfruten de su comida hoy con las albóndigas".

Lugo colgó un cartel en la puerta en la que se podía leer: HOY carne fresca a la parrilla, muy tierna en OFERTA.



Historia Original Aquí.





Autor: Tom       Traductor: DarkSoul

EXTRAVAGANTE

Después de que Peter sacó su erección aún duro de mi culo y se fue muy rápidamente traté de decirles que Peter era mi novio etc., y no podía esperar hasta que tuviera 16 años de edad para tener sexo. La verdad es que he estado teniendo relaciones sexuales desde que tenía 12 años de edad con muchos chicos diferentes de la zona. Fue como un día que un chico metió su pene en mi culo pensando que era lo peor que podía hacer. En vez de eso estaba gimiendo como una perra en celo pidiendo que cada vez que lo metiera más profundo......


EXTRAVAGANTE
Después de que Peter sacó su erección aún duro de mi culo y se fue muy rápidamente traté de decirles que Peter era mi novio etc., y no podía esperar hasta que tuviera 16 años de edad para tener sexo. La verdad es que he estado teniendo relaciones sexuales desde que tenía 12 años de edad con muchos chicos diferentes de la zona. Fue como un día que un chico metió su pene en mi culo pensando que era lo peor que podía hacer. En vez de eso estaba gimiendo como una perra en celo pidiendo que cada vez que lo metiera más profundo.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [CANIBALISMO]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Bueno, ¡mis padres me sorprendieron anoche! Pensé que iban a estar fuera toda la noche o eso es lo que me dijeron. Resultó que mi madre tenía uno de sus dolores de cabeza, lo que significo que tuvieran que regresar a casa temprano porque mi papá no se habría quedado en la fiesta sin ella. Ella por supuesto va a través de esta cosa donde ella necesita todas sus cosas alrededor de ella para mejorar así que por supuesto la habitación que reservaron por esa noche se perdió.

Así que ustedes pueden imaginar su sorpresa y la mía cuando llegaron a casa para encontrar a al hijo del vecino, ¡Peter, de 16 años con su pene bien dentro de de su hijo de 14 años de edad! Mi madre se desmayó como dos segundos de plano y mi padre se torno de un blanco pálido antes de gritar "Daniel Scott Radcliffe ¿qué diablos crees que estás haciendo?"

Hola, estoy penetrando este lindo culito lo que simplemente su supe cómo decirlo, pero en su lugar lo que salió fue simplemente, "Oh mierda, ¿qué están haciendo de nuevo aquí?"

Después de que Peter sacó su erección aún duro de mi culo y se fue muy rápidamente traté de decirles que Peter era mi novio etc., y no podía esperar hasta que tuviera 16 años de edad para tener sexo. La verdad es que he estado teniendo relaciones sexuales desde que tenía 12 años de edad con muchos chicos diferentes de la zona. Fue como un día que un chico metió su pene en mi culo pensando que era lo peor que podía hacer. En vez de eso estaba gimiendo como una perra en celo pidiendo que cada vez que lo metiera más profundo.

Fue entonces cuando me atrajo un chico malo. Más tarde descubrí que un chico malo era un chico que te penetra por el culo y por la garganta, pero no se lo hacía a otros muchachos. Eso sonaba como yo porque mientras yo estaba duro como una roca y me venía en baldes cuando los muchachos me penetraban no había forma de mi pene quedara lo suficientemente fuerte como para que penetra a otros muchachos a pesar de que me lo pidieran. Solo podía venirme cuando tenía un gran pene en mi culo y por lo que fuera abracé mi papel de chico pasivo y di la bienvenida a todo tipo de chicos en mi culo.

Siempre y cuando fueran grandes y pudieran disparar cargas en mi culo era todo lo que importaba para mí. Aceptaba a chico más viejos porque normalmente tenían penes más grandes pero como conseguí más grandes, Les decía que era un muchacho de 13 años tenía una pene grande entonces felizmente seria su perra para él. Se podría decir que yo era una puta para todos los chicos, pero me gusta el título de perra fácil mejor.

Se podría decir que me había construido un buen representante para mí entre los chicos calientes heteros o gay que solo tenía que pedirlo. Haría casi cualquier cosa para obtener un pene.

Mis padres, por supuesto, dijeron que era solo una fase y que tengo que ir a una escuela adecuada para una educación decente. Mis padres eran snobs en ese respecto, así que deberían encajar bastante bien con las clases dominantes en St.George's College, Weybridge. Así que les di triste despedida a todos mis amigos y besé a todos en sus penes y tuve una sesión masiva con ellos a modo de despedida. Todavía estoy sorprendido de que el semen no comenzara a salir por mi piel. Así que en una calurosa mañana de septiembre fui conducido a ese colegio por mis padres. Supongo que todavía estaban en estado de shock porque ninguno de los dos me hablo todo el camino.

¿Qué se puede decir de San Jorge? Desde el exterior parecía una escuela realmente impresionante construida de piedra antigua, pero de hecho era una serie de chozas con revestimiento de piedra arrojado sobre él para dar la impresión de elegancia. Me preguntaba entonces si había otras cosas para mostrar, como el ejército del prefecto etc.

Los internos llegaron el día antes, así que me impresionó ver un ejército de muchachos caminando alrededor en toallas en dirección a las duchas, que estaban en un caso de escaleras de hierro. Si usted se encontraba directamente debajo de ellas se podían ver todos los encantadores penes, huevos y nalgas debajo de las toallas.

Mi habitación del dormitorio estaba bien y parecía hogareña. Al menos estaría compartiéndolo con otros veinte chicos, así que verles sus penes mientras se cambiaban eran bastantes altos. Elegí la estación de cama al lado de los inodoros porque la puerta del inodoro tenía un panel de cristal - así que cualquier chico de pie con su pene colgando orinando sería visto solo por mí.

Un muchacho mayor llamado Todd era nuestro capitán de casa y yo diría que tenía unos 16 o 17 años. Recordé haberlo visto antes en el día dirigiéndome hacia las duchas y recordar pensar que estaba en forma y que me encantaría deslizarme sobre su pene. Tenía lindos todos, de chicos rubios. Su mejor rasgo tenía que ser sus ojos que seguían mostrando mensajes, que yo sentía, seguro que decían que voy a penetrar tu culo.

La primera semana fue bastante bien y comencé a hacer amigos. ¡El fin de semana, sin embargo, demostró ser el comienzo de los mejores años de educación de un chico extravagante podría ser!

Los fines de semana eran prácticamente nuestros, aunque nuestros, Chris organizó algunas actividades estupendas para nosotros, como jugas bolos, viajes a Thorp Park y Chessington mundo de aventuras. Nos llevó de viaje a Londres y era generalmente un buen chico. Nunca nos gritaba y parecía incapaz de perder la paciencia a menos que uno fuera intimidado por chicos de otras casas. Nunca metió la nariz en nuestros asuntos o siguió diciendo que si alguien necesitaba hablar, estaría cerca. A todo el mundo le gusta porque todos los viernes por la noche hacía un chocolate caliente y una noche de broma. Me contó algunos chistes muy buenos. Supongo que porque él era así a nosotros nunca nos dio ningún beso o platica.

Curiosamente, cuando decía que fuera luces siempre hacíamos lo que nos decía, porque los fines de semana eran tan grandiosos que nadie quería molestarlo, supongo que si eso fuera posible para el chico que nunca se molestaba con cualquier cosa. Era uno de esos raros tipos que podías armarle un gran alboroto, gritarle y luego caer en sus brazos, inundado de lágrimas y toda la historia fluiría sin importar cuánto tiempo tomase.

Nunca más me di cuenta de que todo el tiempo que estábamos siendo consolados por Chris significaba que sus profesores como los deberes de marcado y la preparación de la lección se hacía en las primeras horas de la mañana y, sin embargo, siempre estaba allí con una sonrisa en su cara. Su tiempo de descanso era el fin de semana en el que dejaba al capitán de la casa a cargo de las instrucciones de llamarle si se necesitaba algo. Tenía un ayudante de casa adjunto que era inútil y hacía lo suyo. Chris nunca descubrió lo que estaba sucediendo durante las noches cuando no estaba allí.

Era mi tercer fin de semana en el colegio cuando comenzó. Siempre dormía en mi apretada trusa (slip) CK y nada más porque la calefacción nunca se apagaba hasta alrededor de la 1 am. Había estado dormido durante una hora supongo, cuando sentí a alguien sentado en mi cama. Luego una mano empezó a frotar mis piernas subiendo hasta mi espalda y parando para acariciar mis nalgas un poco. No me moví porque quería ver a dónde conduciría. Pude sentir un dedo trabajar su camino en mi culo, así que cambié mis piernas para dar a la mano un mejor acceso. Claramente estaba tratando de averiguar si yo era virgen o un chico virgen. Una vez que se enteró de que mi agujero estaba bien utilizado su mano se trasladó al interior de la parte delantera de mi trusa donde comenzó a sentir mi pene y huevos. Sus dedos permanecieron durante mucho tiempo sobre mi glande, que estaba produciendo gran cantidad de líquido transparente. Su dedo dejo mi pene y se dirigió a su boca. Seguí con mis ojos para descubrir que Todd estaba disfrutando de mi recién expulsado jugo.

Nos miramos a los ojos y solo para que él supiera que yo no estaba molesto con él. Levanté mis delgadas caderas jóvenes y me quitó mi trusa con facilidad. Volvió a mirarle para ver mi desnudez. Separé mis piernas ligeramente para que pudiera poder ver mi culo y jugar con mi pene y huevos.

-"Eres tan hermoso". Me dijo con sus ojos, ardiendo mirando mi pene.
-"Ya veo que has disfrutado un pene antes". Concluyo.

-"Eso es porque soy un chico malo". Respondí con orgullo. Su sonrisa se ensanchó y él se adelantó y me susurró al oído. Sígueme.

Salí de mi cama desnudo y lo seguí hacia el pasillo con mi erección apuntando con rigidez hacia arriba con la esperanza de que iba a conseguir una buena cogida. Cuatro habitaciones abajo y llegamos a la habitación de Todd en que entramos. Dentro de la sala estaban esperando otros cuatro muchachos que eran capitanes en las otras casas.

"Daniel, estos muchachos son mis mejores amigos y si te piden que te inclines por ellos, será como si estuvieras inclinándote frente a mí. ¿Lo entiendes?"

"¡Sí, quieres que sea tu perra! No hay problema". Le dije

Me acerqué a la cama y me acosté de espaldas con las piernas abriendo mis nalgas y colgando la cabeza sobre la cama. He oído comentarios como: "Dios, él es bueno, que afortunados, tenemos entre nosotros un muchacho extravagante tal vez incluso un nulo".

No sabía lo que era un nulo, pero si eso significaba que era una buena puta, estaba lista para ello.

Todd fue el primero. Él me miró directamente a mis ojos tenía un pene enorme entró en mi agujero. Quería ver si me dolía cuando entró y se alegró de saber que ya estaba bien acostumbrado a penes muy grandes en mi apretado ano. Todd era puro músculo un hombre de verdad en todos los aspectos. Su cuerpo era tonificado y apretado. Pude ver claramente la formación de su paquete de seis. Me sostuve en sus apretadas nalgas y me pregunté por un momento lo que sería poner mi pene en el agujero de él. Por supuesto sabía que nunca iba a suceder, pero sus nalgas se sentían tan firmes y supe entonces que haría cualquier cosa por Todd si él me lo pedía.

Me golpeó el culo con fuerza y con fuerza. Podía sentir su pene crecer más grande dentro de mí. Ese fue el sentimiento que me hizo un gran chico tan extravagante porque cada vez que un gallo entró en mí era como si fuera el primero. Su velocidad aumentó y yo estaba llegando a ser un poco de gemido, así que Brad se despojó y empujó su gran polla por mi garganta. Los otros chicos de la habitación se sorprendieron de lo mucho polla que un niño de 14 años podía bajar por su garganta y por su culo.

Amé cada segundo. El semen en mi culo y el semen por mi garganta me hizo encender la cabeza porque el sabor era tan grandioso. Hay un gusto puro por el semen adolescente que ustedes apenas no pueden conseguir de cualquier otro semen. Cada chico que chupé tenía un sabor diferente pero me encantó todo. El respeto que tuve de los chicos se fue a alturas más grandes cuando Todd puso su pene en mi garganta para una mamada y cuando se vino, lo hizo en mi garganta así que adiviné lo que estaba por venir. Bebí todo sin derramar una gota. Nunca había bebido de un chico los muchachos antes encontré que también tenía un gran sabor. Esto, por supuesto, hizo que los otros se excitaran otra vez y uno por uno todos ellos me tenían chupando su pene y bebiendo su orina.

Todd me hizo sentarme en el plug para el culo más grande que jamás había visto porque quería que el semen colectivo se hundiera en mi cuerpo en lugar de escurrir fuera de mi culo. El plug no saldría a menos que fuera sacado.

Todd entonces me esbozó un plan.

"Creo que el próximo fin de semana es tu 15 cumpleaños y te propongo darte un regalo que te concedería un suministro interminable de penes para el resto de tu vida mientras que al mismo tiempo te mantendrá como chico como sea posible. Solo piensa en Daniel que tiene 19 años y todavía parece  de 15 años. Usted tendría a cada muchacho gay o individuo hetero que desearas explotar su semen en tu ano. Piense en cuando tengas 30 años y todavía lucirás como de 15 años. Tendrías innumerables adolescentes que quieran penetrarte. ¿Te gustaría eso, Daniel?

"Oh Dios, sí. ¡Una vida de penes en mi culo! ¿No lo creo? ¿Cómo es posible?

"Mi tío descubrió hace veinte años que si cortar el pene y huevos de un chico en su 15 cumpleaños él para el resto de su vida parecerá como un muchacho de escuela de 15 años. Sus huevos son el medio de hacer que usted se vea más viejo y con el tiempo cada vez menos sexy a los ojos extraños. Como un chico extravagante que no tienes ningún uso para tu pene y huevos, así que porque mantenerlos. Tu verdadero poder es tu boca y culo. Eso es lo que te hace tan sexy.

Traté la información en mi mente. No me asustó en absoluto porque solo usaba mi pene para orinar. No es como si hubiera sido utilizado para el sexo y las posibilidades eran que nunca iba a estar duro, pero me di cuenta de que era difícil pensar en mi mismo siendo cortado. Realmente no me importaba si lo que Todd decía era cierto o no, pero si quería cortar mi basura, podía.

-"Seguro porque no. Siempre y cuando corten mis partes masculinas de lo contrario no hay trato”.
-“ ¿Qué van a hacer con ellos cuando los corten?" Le pregunté.

"Tenemos la intención de comer las partes. Eso es lo que nos da el poder a nuestros penes. No eres el primero. Hemos cortado y comido los órganos de muchos muchachos locales. Algunos niños nacen sabiendo que no deberían tener un pene y vi en ti desde el primer día como miró mi pene a través de las escaleras de hierro.

La semana voló y cada mañana me despertaba con una erección al saber que sería un día menos antes de que el lote fuera cortado. Me hizo ponerme muy caliente sabiendo que muy pronto sería en el dormitorio el único de no tener nada entre sus piernas. Yo no estaba tentado a venirme o nada porque yo nunca lo hice antes, así que porque empezar ahora. Me pregunté cómo los otros muchachos reaccionarían a mí una vez que se hubiese ido.

El sábado por la mañana Chris, me dio una tarjeta de cumpleaños y una presente de todos como un pastel ya que nunca tuve algo así en casa. Me preguntaba qué diría si fuera a verme salir de la ducha en las mañanas. Afortunadamente, dejó que los prefectos de la casa se ocuparan de ese lado de los deberes de la casa y cuando Bobby me estaba penetrando, no diría nada.

Cuando terminó la escuela, Todd vino a buscarme y me llevó a su casa de su tío ubicada a pocas paradas de tren en Londres. A nuestra llegada un chico desnudo que no tenía su pene o huevos abrió la puerta principal. Resultó que Paul había sido cortado cuando tenía 15 años de edad, pero ahora tenía 28 años, pero juro que parecía tener 15 años todavía. Había sido tío de Todd desde que tenía 13 años. Esperaba que Todd todavía quisiera follarme cuando tuviera 28 años. La belleza de Paul era excepcional y yo estaba dispuesto a deshacerse de mi basura.

El tío Henry, Todd era un médico y le había enseñado a Todd todas las habilidades que necesitaba para poder eliminar completamente la basura de un niño de manera segura y sin peligro para el chico en cuestión. Todd me mostró más de cien DVD de chicos que había hecho. En las portadas había las fotos antes y después de lo que el chico parecía con y sin su basura. Vi un DVD de un lindo muchacho que suplicaba que su basura fuera cortada sin analgésicos porque siempre lo había querido así. Me vine viéndolo gritar y sabía que no quería analgésicos hasta que Todd estuviera listo para coserme. Todd estaba muy contento, ya que le hice llegar a saber que él podría cortar los mios sin analgésicos.

Estaba atado a la mesa de cirugía. Se encendieron varias cámaras de video para grabar el evento. Todd corrió a través de todo su equipo médico para asegurarse de que tenía todo y luego estábamos listos.

Todo el mundo se quitó la ropa y Paul estaba a la mano para coger el esperma de los chicos en un recipiente listo para mi pene y huevos. Todd se inclinó sobre mí y tomó mi pene en su boca por primera vez y chupo el esperma de mi eje que ayudó a conseguirme duro. Él empujó un plug anal muy grande en mi ano y luego unió mi pene y mis huevos dos veces alrededor de la base para dejar suficiente espacio para un cuchillo para pasar entre las bandas.

En primer lugar, Todd me inyectó debajo de mis huevos justo por encima de mi culo para hacer un nuevo orificio de orina. Esta inyección no afectó el resto de mis genitales ya que podía sentir Todd manejándolo como si fuera carne y por supuesto muy pronto sería carne. Un tubo fue insertado en mi nuevo orificio de orina para mantenerlo abierto y en el lugar. Por fin estaba listo.

Todd se inclinó sobre mi endurecido pene otra vez y la tomó una vez más con su boca. Empezó a chuparlo muy fuerte y mi pene se puso vivo por primera vez en su vida. Empecé a penetrar su boca y ahí fue cuando lo sentí. Sus dientes hundiéndose en mi carne de la cabeza de mi tierno pene justo debajo de la cresta. Grité algo como “muerde al hijo de puta”, estaba en un estado de felicidad y dolor todo al mismo tiempo. Paul estaba entre las piernas Todd capturando disparo tras disparo de su cremoso semen.

Todd levantó la cabeza después de algún tiempo y lo vi masticar y tragar las primeras dos pulgadas de mi pene. Cada chico por turno se turnaba para comer mi pene vivo de mi cuerpo. Incluso a través del dolor me hubiese gustado tener un pene más grande para que el dolor durara y durara. La sensación que alguien te coma tu pene viva de tu cuerpo es lo mejor en el mundo. Una vez que mi pene fue comido Todd tomo un cuchillo y corto entre las ligas. Mis huevos cayeron en un cuenco.

Todd cortó y sacó el resto de mi pene de dentro de mi cuerpo. Cuando me desperté estaba cosido muy ordenadamente y limpiamente. No sentí ningún dolor en absoluto. Mis huevos habían sido limpiados y ahora estaban empapados en el semen de los chicos en la habitación. Esperaron a que me despertara antes de cocinar mis huevos.

El olor mientras eran cocinas fue lo mejor de este mundo. Fueron cocinados en el semen. Una vez listo, se cortaron y repartieron. Incluso me permitieron comer un poco de mis propios huevos. El sabor estaba fuera de este mundo. Incluso si no significaba una vida de ser jodido valía la pena ser cortado sólo para probar mis propios huevos. Estaba muy contento de que decidieran comer mi pene mientras todavía estaba unido a mí. Todd dijo que ese era su regalo para mí.

La vida en la universidad se puso aún mejor. La primera vez que entré en las duchas de mi dormitorio desnudo los chicos dieron una mirada y me dijeron que me agachara. Tenía muchachos formando una línea en las duchas para penetrarme. Así es como pasé mis años en el internado y Universidad con mi espalda contra la pared con las piernas en el aire y cada chico en el lugar formando una línea para penetrarme por mi agujero.

Así que ser un nulo no fue tan malo.




Historia Original Aquí.




Autor: Chris C       Traductor: DarkSoul

ZOMBIES DE CALABOZO

Aquella prisión era todo menos que común, en el extreme más alejado de la galaxia era hasta donde la humanidad había logrado llegar, en los tres años de exploración especial en el siglo XXV luego de tres siglos de haber desarrollado la tecnología que le permitió abrirse camino por las estrellas en aquel lugar orbitando una pequeña luna habitable se encontraba la temible prisión de “SIGATA III”, donde se encontraban recluidos algunas de las criaturas y entidades más peligrosas de la galaxia......


ZOMBIES DE CALABOZO
Aquella prisión era todo menos que común, en el extreme más alejado de la galaxia era hasta donde la humanidad había logrado llegar, en los tres años de exploración especial en el siglo XXV luego de tres siglos de haber desarrollado la tecnología que le permitió abrirse camino por las estrellas en aquel lugar orbitando una pequeña luna habitable se encontraba la temible prisión de “SIGATA III”, donde se encontraban recluidos algunas de las criaturas y entidades más peligrosas de la galaxia.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [PRISIÓN] [CANIBALISMO]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Aquella prisión era todo menos que común, en el extreme más alejado de la galaxia era hasta donde la humanidad había logrado llegar, en los tres años de exploración especial en el siglo XXV luego de tres siglos de haber desarrollado la tecnología que le permitió abrirse camino por las estrellas en aquel lugar orbitando una pequeña luna habitable se encontraba la temible prisión de “SIGATA III”, donde se encontraban recluidos algunas de las criaturas y entidades más peligrosas de la galaxia como por supuesto algunos de los criminales peligrosos como atroces de todo el sector.

El capitán Artex al mando de su nave “Nova” era un conocido contrabandista y pirata de la zona buscando durante años por la flota estelar de 45 años Artex era un hombre de un grandioso cuerpo de grandes huevos como pene, sus apetitos eran muy peculiares siempre en cada nava que asaltaba buscaba en la tripulación o pasajeros a los jovencitos más atractivos, con buen par de nalgas y de ser posible bien dotados aunque no tanto como él para desvirgarlos incluso a la fuerza le gustaba hundir su “espada” que era como llamaba a su gran pene en erección en un virginal ano.

Tres semanas atrás “Nova” ataco un pequeño carguero de pasajeros y cargas, no fue un reto para Artex para capturarlo, entre los pasajeros había un lindo joven de 22 años de nombre Cristian poseedor de un cuerpo muy atlético y varonil con un trasero hermoso bien duro y firme, de esos glúteos que te provocan tenerlos agarrados todo el tiempo, muy ricos, ese joven tenía dos, que de inmediato llamo la atención de Artex que sin saberlo aquel joven era una agente de la flota estelar que pronto seria su perdición.

Cristian le pidió al capitán pirata unirse a su tripulación aquello no era insólito por lo que acepto la petición del joven que desde el primer momento se convirtió en su favorito para nadie de la tripulación del Nova fue un secreto que el capitán pronto iba a hacer suyo al nuevo miembro de la tripulación como casi todos en su momento había sido incluso algunos lo seguían siendo,
.          
Artex ya sentía mucha atracción por aquel hombre, solo al verlo se ponía erecto al instante de inmediato se ponía su pene a reventar claro que trataba siempre de disimularlo, una noche ya con todos en la nave listos para dormir Artex entro en el camarote sin llamar Cristian había comenzado a desvestirse, pero pese al verlo entrar no lo detuvo de quitarse su camiseta pegada para dejar ver su cuerpo tan deliciosamente varonil luego casi le da un infarto a Artex cuando comenzó a soltarse el cinturón y se inmediato se baja la cremallera para dejar caer su pantalón, aquello era un plan de Cristian sabedor de las debilidades del capitán pirata

Artex de inmediato clavo su mirada en el bulto enorme que a su parecer su pene estaba en semi erección, no podía creer lo que veía, era un hombre demasiado sexy semi desnudo frente a él pero el espectáculo no acabo Cristian se volteó para que pudiera apreciar su glorioso para de nalgas que hizo que el pene de capitán pirata se levantara quedando visiblemente erecto bajo su extra ajustado pantalón.

Cristian no dudo en bajarse su apretaba ropa interior para dejar sus nalgas desprotegidas tan redonditas y deliciosas Artex como atraído por un magnetismo invisible, fue hasta Cristian para comenzar a manosear sus lindas nalgas en ese momento su corazón comenzó a latir, llegó un momento en que su pene se puso como un fierro de lo duro que estaba y empezó expulsar cantidades asombrosas de liquido claro pre seminal pero no dejo de acariciar, palpar y apretar aquellas nalgas sin que su dueño dijera nada al respecto tampoco se movía era como si fuese una estatua.   

Unos  minutos después Cristian hizo un movimiento lo que hizo que Artex retirar sus manos pero sus ojos se fijaron en su entrepierna así que acerco su mano para acariciar su abdomen por donde bajo su mano lentamente hasta sentir sus vellos púbicos tocar su pene semi erecto lo hizo sentir muy excitado podía sentir todo su pene se lo quería arrancar y llevárselo a la boca en ese mismo momento, Artex se quedó sin exagerar como unos 10 minutos acariciando su pene pero luego apretando con más intensidad ese delicioso pene.        

El pene de Cristian pronto quedo de 18 o 19 cm de largo erecto con unos pesados testículos por debajo mientras lo seguía masturbando el pene de Artex seguía emanando una gran cantidad de liquido pre seminal aquello era una locura total, al principio su mano se movía despacio luego de unos minutos ya se movía con más intensidad, aquel meneo de su pene hizo que no se pudiera aguantar y se lleve su erección a la boca

-“¡Dios que delicia!” Pensó para sí mismo Artex.

Lentamente comenzó a  chuparle su prepucio luego lo bajo para lentamente comenzar a lamber su glande de tanto masturbarlo hizo que le saliera algo de líquido pre seminal y eso era algo delicioso para el fuerte pirata baje su lengua hasta un testículo  para luego chuparlo, de pronto escucho a Cristian de placer, su primer gemido.        

-“AAAHhhhhh”, Gimió Cristian.

Artex viendo directo a los ojos de Cristian le pregunto.        

- “¿Así que eres virgen?”Pregunto Artex.
-“Si, nunca he tenido sexo con otro hombre”. Respondió Cristian. 

Dicho eso Artex le introdujo un dedo en su ano lo movió como si buscara algo en su interior aquello duro solo unos pocos minutos, luego le abrió sus bellas nalgas para lamber su cerradito ano color rosa hasta que lo dejo todo húmedo y bien lubricado luego hizo que Cristian se inclinada apoyando sus codos sobre el colchón de su cama Artex de inmediato se bajo su pantalón para liberar su enorme pene en erección de al menos 28 cm de casi 6 cm de diámetro.

Artex abriendo sus nalgas de Cristian coloco entre sus nalgas su pene con su glande presionando sobre su ano y de pronto paso, de un solo gran empujón la tremenda erección de Artex lo penetro por completo, Cristian lo sentía todo dentro.     

Cristian fingió sentir dolor, incluso casi lloro y suplicante le pidió que se la sacara, Artex lo recostó boca abajo para el colocarse encima de él, pasó un brazo por debajo de su cuello y le dijo al oído.  

-“¿Querías mi pene, no? ¡ahí la tienes!” Le dijo Artex.         
-“Duele, mucho por favor sácala”. Suplico Cristian.  
-“Espera pronto pasara el dolor, ya verás cómo me vas a pedir más y más”. Le dijo Artex.      

Artex se quedo quieto hasta que sintió que el ano de Cristian se acostumbro a su gran erección empezó con un mete y saca lento, Cristian parecía que estaba extasiado, estaba sintiendo delicioso, por lo que le dijo al pirata.           

-“¿Puedes hacerlo más rápido?” Pregunto Jadeante Cristian.           
-“Ves te dije que pedirías más”. Respondió Artex.
           
Artex aumento sus embestidas bombeándolo por un buen rato hasta que saco su pene de su ano y le ordeno a Cristian que se acostara boca arriba, su pene entraba y salía perforando sus entrañas a un ritmo alucinante en un momento dado Artex se agachó para morderle una tetilla a Cristian quien sintió de repente como se la empieza a meter más rápido, al poco siente como su pene comienza a palpitar nota que el pirata está por terminar, y de repente suelta unos chorros de espeso semen que caen entre su nariz y boca, ya que Artex logra sacar su palpitante pene a tiempo y colocarla a escasos centímetros del rosto de Cristian.        

Artex aun con su pene palpitante toma de la nunca a Cristian para meterle su pene en la boca quien comenzó a limpiar con sus labios y lengua los restos de semen que tenía, luego le chupo los huevos por inercia y se volvió a meter su pene a la boca dándole una tremenda mamada hasta hacer que el pirata terminar esta vez dentro de su boca.
           
Artex tuvo sexo con Cristian durante varios semanas seguidas, dos o tres veces a la semana hasta que varias naves de la flota estelar acorralaron al nova justo en ese momento Artex estaba teniendo sexo con Cristian por lo que no pudo dar las órdenes oportunas para escapar del cerco enemigo que pronto los abordo, la lucha dentro del Nova fue sin cuartel al final Artex quedo acorralo en su camarote con Cristian a la que entrego un arma, pero para su sorpresa él la utilizo en modo aturdidor para dispararle a traición.

Mientras Artex era llevado a un navío prisión vio a Cristian portando el uniforme de la flota con el rango de comandante, en ese momento supo que todo fue una trampa bien urdida por la flota estelar para capturarlo, cuando Artex paso a su lado le dijo.

-“Ve vengare así sea lo último que haga, Maldito Traidor” Le dijo Artex a Cristian.

Algunos días después Artex con algunos de su tripulación llegaron a la prisión de “SIGATA III”, ya ahí los estaba esperando Cristian el fornido pirata tuvo que ser controlado por varios guaridas, por fin  le fueron asegurados sus fuertes brazos a la espalda, para posteriormente ser desnudado por el mismo Cristian usando un dispositivo paralizador, la mirada de Artex era de odio total hacia Cristian una vez desnudo y con una gran erección gracias la aplicación de una sustancia para ese menester inyectado directamente en su miembro viril Artex fue llevado a una celda muy especial.

-“Bien déjame presentarte a los Odex, o mejor conocidos como los zombis de los calabozos, esta raza no resisten estar prisioneros mucho tiempo, luego de unos días se transforman, su piel se vuelve blanca ceniza y sus dientes se tornan filosos además pierden la razón y se vuelven caníbales pero no se devoran entre si, por el contrario solo a otras razas o animales, además de que tienen predilección por los miembros viriles y testículos, espero disfrutes tu estancia con ellos”. Dijo Cristian.

Luego la enorme tapa circular de la parte superior de la celda donde dos de esos Odex esperaban, se abrió apenas los suficiente para que Artex pudiera pasar, Cristian se acerco al pirata y le susurro al oído.

-“Gracias por todo el placer que me diste en verdad lo disfrute”. Susurro Cristian.

Luego lo empujo, mientras caía Cristian de nuevo dejo que el pirata recuperara la movilidad, pero era tarde para impedir caer en aquella celda circular, apenas toco el fondo Artex se puso de pie pero para ese momento uno de los Odex ya estaba detrás de él sujetándolo de sus brazos aun sujetos a la espalda pronto el segundo estaba de rodillas a su costado izquierdo.

-“NO MALDITOS ZOMBIES SUÉLTENME, SUELTENME”. Les Grito Cristian.

La primera mordida que sintió fue sobre su hombro derecho casi donde su cuello comenzaba, la sangre broto de inmediato, el Odex comenzó a beberse la sangre, Artex en pánico comenzó a sacudirse para tratar de soltarse pero ese ser que era más alto y fuerte lo tenía bien sujeto, mientras tanto el otro odex paso uno de sus largos brazos por entre sus piernas para tomar su escroto justo en la base, estirando sus testículos con fuerza hacia abajo mientras con su otra mano tomo su enorme pene.

-“AAAAAA NO SUELTENME”. Siguió gritando Artex.

Pero lo Odex no le prestaban atención, sus mentes no entendían de razones o palabras, de pronto el ser arrodillado a su costado izquierdo, mordió su enorme erección casi en la base, los ojos de Artex se abrieron en grandes al tiempo que lanzo un alarido de dolor cuando el Odex le arranco un buen trozo de su pene.

-“AAAAAAAAAHHHHHHH”. Grito Artex.

El Odex sin compasión alguna continuo mordiendo su pene, mordida a mordida fue cercenando el miembro viril del pirata que solo podía gritar dolor la sangre brotaba a raudales de la herida causada luego de cada mordisco, de pronto Artex sintió el mayor dolor de toda su vida hasta ese momento cuando el Odex le arranco su pene caso por completo.

-“NOOOOOOO AAAAAAAAAAHHHHHH”. Grito Artex.

Casi simultáneamente el Odex le arranco sus grandes huevos jalando con una fuerza descomunal de su escroto con su manos, aquello fue todo Artex, fue incapaz de seguir consciente el dolor era enorme pensó que era su fin, y también pensó que era lo mejor, vivir sin el placer que sus genitales le brindaban no era vivir, se desmayo viendo como uno de Odex se devoraba su pene mientras el otro saco uno de sus testículos del que fue su escroto para comenzar a comérselo.

Artex se despertó varios días después, sin un brazo y anulado por completo, en el hospital de la prisión, tuve que ser sedado pos varios días para evitar que atentara contra su vida, por los próximos 30 años fue la putita de la prisión cuando fue liberado ya no era ni la sombra que fue, demacrado, obeso y siempre deseoso que un pene lo estuviera penetrando termino sus días algunos años después alcoholizado en un burdel gay en donde solo atendía a los pobres dado que cobraba muy poco y muchas veces dejaba que le penetrasen por un trago.

Murió de un infarto nadie se percato de su muerte hasta varios días después, en un diario que llevaba maldecía a Cristian pero más que todo maldecía con toda su alma a los “Zombies de Calabozo”.    


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com