MOMENTOS DE VERANO

Eusebio está en el parque con su amigo Pedro, con la mirada casi desorbitada observando a todas las chicas que están a su alrededor… El verano tiene la ventaja de que es el momento perfecto para que las chicas salgan al aire libre a realizar ejercicios, y sin mencionar que usan ceñidas prendas deportivas, aumentado la tentación masculina ante tanta joven y tersa carne......


MOMENTOS DE VERANO
Eusebio está en el parque con su amigo Pedro, con la mirada casi desorbitada observando a todas las chicas que están a su alrededor… El verano tiene la ventaja de que es el momento perfecto para que las chicas salgan al aire libre a realizar ejercicios, y sin mencionar que usan ceñidas prendas deportivas, aumentado la tentación masculina ante tanta joven y tersa carne.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [BALLBUSTING]


Categoria: Hetero      Autor: Zath & DarkSoul





¡UPPPSSS, SE ME RESBALÓ!

Eusebio está en el parque con su amigo Pedro, con la mirada casi desorbitada observando a todas las chicas que están a su alrededor… El verano tiene la ventaja de que es el momento perfecto para que las chicas salgan al aire libre a realizar ejercicios, y sin mencionar que usan ceñidas prendas deportivas, aumentado la tentación masculina ante tanta joven y tersa carne.

Casi con la lengua a fuera Eusebio observa pasar a Angélica, una compañera de la escuela, que va con un pantalón de lycra, color azul fuerte, que casi se hunde entre sus nalguitas La joven se pasea por el parque, trotando en una larga sección de ejercicios.

-“¡Como me gustaría agarrar esos pedazo de carne!”.
-“No hables así, sabes que Angélica es mi vecina y amiga”.
-“Y no entiendo porque no te le has lanzado todavía, Pedrito”.
-“Yo tengo a María, y estoy encaprichado con ella, no le podría ser infiel”. 

“Eres un santurrón, Pedro, pero mejor para mi pues está disponible, pero no me hará caso, nunca le he caído bien”.

-“Con razón porque eres un pervertido”.

Eusebio con una leve erección, la ve detenerse en un bebedero público, y se saborea al ver cómo al inclinarse para tomar el agua, empina un poco su trasero.

-“Te juro que un día de estos le agarraré esas nalgas, así me gane un mal rato”.
-“Pues te ganarás una cachetada”.

Angélica se aleja del agua y reinicia su trote, dará una vuelta más al parque.

-“¡Cuando pase de regreso, lo haré!, ¡Será hoy!”.
-“¿Que harás?”.
-“Le tocare las nalgas, y será impunemente”.

 -“No hagas locuras, parece que el verano te sobrecalienta el cerebro, mejor date un baño de agua fría, o métete a la laguna”.

-“Nada de eso… Además será sin consecuencias, lo hare parecer un accidente”.
-“¿Cómo lo harás?”.

 -“Es fácil, me acercaré a ella por su retaguardia... y fingiré un tropezó, y se la toco”.
 -“No se va a comer el cuento de que fue un accidente, sobre todo que la vas a apretar la nalga…Sin duda te va a reclamar”.

- “Si lo hace le diré: Uupps… se me resbaló la mano…Al meterle algo de humor se calmará”.
-“¿Te crees el muy genio no?…Te recomiendo que no lo hagas”.

Pedro que no quería ser testigo del asunto se despide de Eusebio, pero si quiere evitar que su amiga Angélica sea manoseada por el calenturiento de su amigo, Así que decide prevenir a Angélica. Fuera de la vista del pervertido, corre y logra interceptar a la joven mucho antes de que vuelva a pasar por el lugar donde Eusebio tiene planeada su emboscada.

Pedro le cuenta a Angélica sobre la inmadura conversación que tuvo con Eusebio… Le advierte de la jugarreta que le puede hacer… La joven mujer universitaria responde ofendida.

-“¡Pues ya verá el muy chistosito!... ¡Así que se le va a resbalar la mano?, Entonces más le vale que prepare su entrepierna, porque a mí se me va a resbalar la rodilla”.

En ese instante, la chica lanzo al aire un fuerte rodillazo, A su lado y con una mano, Pedro se cubría por reflejo la ingle.

-“Vaya, la va a pasar mal Eusebio”.
- “Así será, y se lo va a merecer! …Y gracias Pedro por la advertencia”.

Pasaron unos minutos, y Angélica se acercó al lugar donde Eusebio se hallaba; Cómo este planeó, se colocó tras ella cómo queriendo seguirle el paso en el ejercicio. Angélica le dio una mirada y sonrió, cómo si no supiese nada de sus planes, la aparente aceptación de la bella chica para que su escolta masculino la siguiese en el trote, generó felicidad en Eusebio que solo calculaba el momento justo para realizar su maniobra manual…

Un lugar sin testigos (Aunque Pedro a distancia y oculto entre los arboles seguía al detalle el “incidente” era lo perfecto.  ¡Y se dio!, Eusebio aceleró y se lanzó contra la retaguardia de Angélica, la mano izquierda del atrevido, palpaba y apretaba con desvergüenza las nalgas de la chica, quien se alarmó, y detuvo su marcha.

Angélica volteó con cara de enojo, y se enfrentó a un preparado…“¡Oh perdón!, ¡me tropecé!”… Del hipócrita de Eusebio; La frase generó molestia, pero a la vez una sensación de gusto en la chica…Pues ahora podía desquitarse con creces.
   
-“¡Eres un atrevido!”.

   Viendo que la chica no se comió el cuento del toque accidental, Eusebio procedió a expresar su humorística excusa:

-“Uuppss perdóname, se me resbaló la mano…”.

Si no funcionaba, se disculparía una y otra vez, pero su mano ya había profanado el culito de Angélica, y bien valdrían mil excusas.

En ese momento la chica, que parecía sonreír, al parecer aceptando con humor el tema, se acercó a Eusebio. Fue entonces cuando Angélica levantó la rodilla, y la enterró con fuerza en la entrepierna de Eusebio. La joven sintió como su rótula comprimió los huevos del chico que le faltó al respeto. Con el sorpresivo impacto en sus áreas sensibles, Eusebio soltó un “¡AAAHHH!”, y quedó doblado a la mitad, para de inmediato con las manos cubrir sus lastimados huevos.

-“¡Uuppss, perdón!, se me resbaló la rodilla”.

Una sonrisa en Angélica expresaba el gusto de darle su merecido al pervertido, quien caía de rodillas, tomándose con toda dedicación su área genital.

-“¡Eso te pasa por vulgar y pervertido!”.
-“¡Lo siento, Auch!... pero no debiste pegarme ahí…”.

-“Ya aguántate, además te repito, se me resbaló…”. Se burló la joven.
-“Ayyyyyy!...Y porque se te resbaló ahí, y no en otra parte de mi cuerpo”.
-“Pues porque para los patanes como tú, es el lugar perfecto… Y cómo estas reaccionando ahora, lo das a entender perfectamente!... Es muy eficaz pegarles ahí…Y además, que culpa tengo de que las tengas colgando justo enfrente de mi rodilla… una chica solo levanta la pierna y es lo primero que se encuentra… si queremos los podemos dejar sin herederos”.

-“Ayyy, Ayyy, no bromees con eso…”.

Eusebio no pudo seguir la conversación, pues bajó la cara contra el suelo, mientras sus manos masajeaban lo más rápido posible sus golpeadas gónadas.  Angélica se quedó viéndole sufrir, hasta que un nuevo y agudo quejido de Eusebio, le generó una risotada; Ella se vanaglorió de dejar al chico sin aliento, ni fuerzas.

-“La próxima vez mira a quien molestas!… Adiós, y que tengas un buen resto de verano”.

La chica se alejó del joven, mientras retomaba su trote como si nada. Solo tras 20 minutos el muchacho pudo pararse, Y durante todo ese tiempo, Pedro a una prudente distancia le observó complacido de que le dieran un buen castigo. Para Eusebio el tocarle las nalgas a Angélica, le salió muy caro. Recibió una lección de respeto hacia la mujer, una lección que no olvidaría jamás.

Pues el fuerte rodillazo de Angélica en verdad lo dejo sin herederos, sus dos testículos reventaron convirtiéndolo para el resto de sus días en un eunuco aunque solo el médico y Eusebio lo sabían, siempre miro a Angélica de reojo y de lejos desde ese día.

LA CHINITA BALLBUSTEADORA.

Gustavo y Saeko de 22 años, tenían una amistad muy peculiar, pues siempre ha estado presente el tema Ballbusting, aunque no consentido… ese día en casa de Saeko, se encontraron quien tiene una propuesta que tomará por sorpresa a Gustavo.

Lo que piensa al principio Gustavo: 

Saeko siempre ha sido la chica que le mueve el piso, es de padres orientales, de Japón, aunque yo le dice la “China”, pues para el todos los orientales le parecen chinos; Ella posee facciones delicadas y aniñadas, y eso lo vuelve loco.

Pero sus intentos de ser pareja con ella han terminado en fracasos, y es que ella es de personalidad muy agresiva, nada acorde a su pequeño tamaño y peso… Claro que su apariencia débil nunca le ha engañado… siempre se las arregla para ganarle en pleitos que tiene a cada rato y por cualquier razón. Y su forma favorita de dejarlo sin aire en los pulmones, es con un rápido y sorpresivo golpe bajo.

Y es que esa chinita era una ballbusteadora, así se le debe decir a quien da golpes bajos y en su opinión le gusta hacerlo… Aunque admitía que nunca lo hacía con enfado real, sino que usa cualquier excusa para darle con la rodilla o hasta con el puño en sus huevos.

No se cohíbe para nada de darle un puñetazo en sus huevos…y todo con tal de verlo doblarse del dolor, Y siempre ella muerta de la risa. Para su bien Gustavo era caballero y nunca ha buscado venganza…ella lo sabe y es porque lo conoce desde siempre, al único hombre al que le golpea en sus gónadas.

Pero hoy lo sorprendo al recibir un beso de su parte, le alegra escuchar que siempre le he gustado; Y parece que las cosas irán más allá de un beso, pues aprovechando que están solos en su casa, lo toma de la mano para llevarlo a una sala más al fondo lejos de las ventanas… Parece que aún no quiere nada en su habitación, pero siempre que sea intimidad no importará el lugar.

Es verano y el calor hace mella en la cabeza de Gustavo, no puede negar que siempre he querido tener relaciones con esa pequeña chinita, es un sueño hecho realidad… ¡la quiere!... pero… Su entrepierna también le advierte, que han sido incontables veces en las que lo ha lastimado. No deja de mirar sus rodillas, pies y manos…en cualquier momento puede soltarle un golpe a sus huevos. ¿Debe ser crédulo?… ¿estará buscando la forma de que bajarle la guardia para dejarlo en el suelo otra vez?

¡Cómo quisiera confiar en ella!, poder tocar con libertad su pequeño y suave cuerpecito oriental. Saeko se desnuda, y siguiendo su conducta Gustavo hace lo mismo, su cuerpo delicado y blanco eleva su pene, lo que ella nota por un buen rato; le sonríe y es cuando la ve colocarse contra una mesa, y separar un poco las piernas…¡ahí está!, invitándole a penetrarla… Pero simplemente duda en acercarse.

Lo que piensa a continuación Saeko:

¿Pero porque no empieza?, ¿porque se queda allí parado?, ya es vergonzoso el estar en esta posición, mostrándole mi sexo por completo. Es que acaso no piensa hacerme el amor, pero si tiene su pene parado, sé que le gusto, sé que ha soñado con estar conmigo… ¡lo sé!, ¿Qué pasa Gustavo? 

¡Ah, ya entiendo!, aún no se cree que esta pequeña chica se dejara penetrar por él, ésta chica que siempre anda de mal genio y pegándole en los… ¡Es eso! ¡Gustavo cree que le voy a pegar en los huevos, por eso no se me acerca!

¡Entonces le diré que no tema!, ¡no le haré daño a tus huevos!, ¡por favor confía en mí!, ¡quiero que me hagas tuya!, Para recalcar mi disposición, abrió más las piernas, y con los dedos separo sus labios vaginales, mostrándole la abertura de su intimidad. Pudo ver la punta de su pene palpitar y parársele más cerca, observo su rostro y vi confianza en él… Entendió que no se resistiría de forma alguna. Y que era feliz cuando por fin le toca, su caliente mano se aferro a sus caderitas, y a continuación siente su dura erección en la entrada de mi vagina… No es necesario lubricarla, Ya esta húmeda desde que decidió a pedirle que se uniera a ella.

Admite que deseo ese momento, el ser penetrada por Gustavo… ¡él ser su mujer!

Y por fin Gustavo dio un fuerte empuje, y de golpe metió su pene, casi ella grito del dolor y del gusto, la tenía muy caliente y de inmediato comenzó a moverse, sacándole gemidos. Fue un inolvidable rato de placer… Gustavo comenzó a gemir, y luego se corrió en su interior, le complació el sentir su semen descargar dentro de ella, tanto que sacaba la lengua jadeante como una perra. Se la sacó y se quedó respirando profundo tras de ella; A penas recobro el aliento, se volteo hacia él y se besaron apasionadamente.

Pero de pronto, algo le dijo que no podía verse tan vulnerable y sensible ante él, debía parecer dura, y era el momento de serlo… Así que lo alejo con ambos brazos, su mirada de extrañeza no anticipó el rodillazo que a continuación le propino a sus huevos. Gustavo sorprendido gritó  “¡AAaahhhh!”. Cuando con la rodilla restregaba la piel de sus huevos, era la primera vez que se las golpeaba sin ropa… se sintió extraño.

Una vez más le había pegado en los huevos, aún no sabía el verdadero motivo por el que lo hizo, no era por molestarle, creo que fue por no parecer débil, y mantenerlo siempre dominado… Después de todo, era muy pequeña y no quería que él se imponga ante su persona… Pero luego de ese rodillazo ya aquello no pasará, Saeko necesito dominarlo, el hará lo que ella diga… y no hará lo que él quiera, pues desde ese momento es su Ama.

No se arrepiente por pegarle allí desnudo, se arrodilla y lo besa.

Gustavo se ve adolorido agarrando sus huevos reventados con sus manos, el pene de Gustavo chorrea semen de la punta la última eyaculación viril de su vida mientras llora de dolor, besando a su amada que al separar sus labios de los de él, le dice.

-“¡Querido Gustavo, el amor en el verano te hace hacer cosas extrañas en verdad”.





Autor: Zath & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul

SOBRE ZAPATOS

Tengo muchos zapatos ¡Montones de ellos! ¡Creo que algunas personas podrían decir que tengo un fetiche hacia los zapatos, y que podrían tener razón! ¡De esos zapatos, mis tacones rojos con punta abierta son los que me encantan mucho! Para mí eso es lo máximo no sé si eso sea de gente normal.......


SOBRE ZAPATOS
Tengo muchos zapatos ¡Montones de ellos! ¡Creo que algunas personas podrían decir que tengo un fetiche hacia los zapatos, y que podrían tener razón! ¡De esos zapatos, mis tacones rojos con punta abierta son los que me encantan mucho! Para mí eso es lo máximo no sé si eso sea de gente normal..

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [BALLBUSTINS] [DOMINACIÓN] [PIES]



Categoria: Hetero      Autor: Rachael





Tengo muchos zapatos ¡Montones de ellos! ¡Creo que algunas personas podrían decir que tengo un fetiche hacia los zapatos, y que podrían tener razón! ¡De esos zapatos, mis tacones rojos con punta abierta son los que me encantan mucho! Para mí eso es lo máximo no sé si eso sea de gente normal.

Cuando estoy jugando con mi falda negra corta y el corsé de cuero rojo, ¡tengo que llevar zapatos rojos! ¡Y esos en particular son cómodos! ¡Ojalá la foto hubiera salido mejor! ¡Voy a ver si puedo hacer que mi amigo me toma una mejor para mí! El ya piensa que soy rara, ¿por qué no presionarlo?

De todos modos, me encanta cuando estoy en un club y me encuentro con un chico que no puede quitarme los ojos de encima. La mayoría de los hombres solo quieren mirar mis tetas, o mi trasero. ¡A algunas les gustan mis piernas largas y tonificadas! Sin embargo,  todo eso es aburrido para mí. ¡Estoy buscando a un hombre que revise mis dedos antes que cualquier otra cosa! Sé que no necesariamente significa nada, pero es una buena pista de que tal vez querrán algo que me encantaría hacerle... ¡Una buena patada en los huevos!

Conocí a un hombre hace un par de semanas en una fiesta de barrio cerca de Venice Beach. Estaba sentado, bebiendo un trago y hablando con mis amigos cuando lo sorprendí mirándome. Era un poco mono, quizás demasiado serio, ¡pero tenía un gran potencial de diversión! Lentamente moví mis piernas y volteé un poco más hacia él y las cruzaba lentamente. Él no se movió. ¡Sus ojos estaban pegados a mis pies todo el tiempo! Sonreí para mi interior y me pregunté si tendría que dar el primer paso.

Resultó que no. Vino y me preguntó si quería bailar y lo dejé llevarme al borde de la multitud. Todo el mundo se movía en un frenesí, y me encontré bailando con tres o cuatro personas diferentes a la vez, ¡lo que no es inusual para un Rave! ¡Normal, en realidad! Pero también fue frustrante porque quería mantener a mi nuevo amigo cerca de mí hasta que descubriera exactamente en lo qué estaba metido.

Finalmente, por acuerdo silencioso, nos encontramos algo solos, o al menos lo más solos posible con un par de cientos de personas por toda la calle. Estábamos al lado de una taberna al aire libre, una carpa con un montón de barriles y muchachos de la fraternidad bebiéndola. Dejé que me tomara de la mano y nos metimos en las sombras, detrás de la tienda a un callejón. Incluso ahí podíamos ver a una docena de personas o más pasando una botella, un porro o simplemente besándose en la penumbra.

Ambos estábamos acalorados y sudados, y me sentí bien solo de relajarme y dejar que el aire fresco de la noche me rodeara. Él sacó un cigarrillo y me lo ofreció, pero negué con la cabeza porque no fumaba. Se encogió de hombros, lo encendió y luego dijo "Me encantan tus zapatos".

Era tan simple como eso. Sin nombres, sin tonterías acerca de dónde era. Solo mis zapatos. Le pregunté qué le gustaba de ellos.

"Los talones, los dedos abiertos. Me gustan las correas del tobillo. Me gusta la forma en que estás parado con las pantorrillas apretadas, equilibrándote tan fácilmente". Él habló en voz baja, con un tono sensual de hecho. Algunos chicos se atan la lengua, se avergüenzan o simplemente se avergüenzan de hablar de un interés específico. ¡Pero no ese tipo! Continuó, "Me gustan los dedos de tus pies también. La forma en que mueves y los arreglaste. ¿Lo hiciste o vas a algún lado?"

Le dije que lo hice yo mismo y que estaba muy orgulloso de mis pies. Me acerqué un poco para que pudiera sentir el calor de mi cuerpo en la noche y le dije que me gustaba un hombre que apreciaba cada parte de mí. Él solo sonrió y tomó otra calada de su cigarrillo, con cuidado de volar el humo lejos de mí. Le pregunté si quería tocar mis pies.

"¿Aquí?" preguntó. Y le pregunté si tenía un mejor lugar en mente. Por supuesto que sí... Su departamento.

Saludé a mis amigos mientras regresábamos entre la multitud. Resultó que vivía bastante cerca y caminamos juntos haciendo pequeñas charlas en el camino. Se llamaba Jeremy y tenía 20 años. Conocíamos a algunas de las mismas personas que aparecieron, Ravers y Goths, y fue muy divertido hablar sobre ellos.

Cuando llegamos a su apartamento, él hizo las excusas superficiales por el desastre y me ofreció una cerveza, o jugo, ¿o...? Tome un asiento en su sofá y él tomó una cerveza de su cocina para luego sentarse a mi lado. El incómodo silencio duró 6 segundos antes de inclinarse y nos besamos. Su boca sabía a cigarrillos y cerveza, pero no me importó. Mi cuerpo anhelaba atención y moví mis manos hacia su cabello espeso y arenoso, sosteniendo su cabeza mientras nos besábamos. Las propias manos de Jeremy estaban en mi espalda y luego se deslizaban hacia el frente, entre nosotros, deshaciendo la pequeña cuerda de encaje que sostenía el corsé. Gemí y chupé su lengua cuando sus manos encontraron mis firmes pechos, con sus pulgares presionando contra mis endurecidos pezones.

Cuando finalmente rompimos nuestro beso, lo hicimos para tomar aire que tanto necesitamos. Mi parte superior de cuero estaba en el sofá detrás de mí y Jeremy se inclinó para besar mis senos de a una por vez. Me recosté y lo vi ponerse de rodillas en el suelo frente a mí. Mis piernas estaban extendidas, dándole una amplia vista abierta entre mis muslos y mi calzón (braga) húmeda con mis jugos. Jeremy sonrió y comenzó a besar, lamber y mordisquear su camino por mis piernas, con sus manos masajeando mis muslos y pantorrillas a medida que avanzaba.

Cuando su boca llegó a uno de mis pies comenzó a lamber mis pies, bañándolos con su lengua. Me estaba haciendo cosquillas, pero se sentía demasiado bien para reír. Observé mientras él también lambía mi zapato, tomando el talón en su boca y chupando como si fuera un pene. ¡Eso me estaba mojando! Me habían hecho adorar un pie antes, pero nunca como el obviamente ¡Fue un placer darle a Jeremy mi pie! ¡Pasó unos buenos 10 minutos en mi pie izquierdo antes de moverse hacia el derecho y repetir su técnica!

Cuando pareció terminar, me incliné para tomar su barbilla en mi mano. Lo incliné hacia arriba para poder ver su rostro. Parecía casi asustado y supe que era un sumiso real cuando veo uno. Le dije que había hecho un buen trabajo... Pero quedaba un poco de suciedad en el talón izquierdo. Me dio una sonrisa de agradecimiento e inmediatamente inclinó su boca a la tarea, lamiendo y chupando la mancha imaginaria.

Utilicé mi otro pie para presionar suavemente contra su entrepierna, haciéndolo cambiar su peso de una rodilla a la otra mientras extiendo sus piernas con mi dedo del pie. Podía sentir su dureza filtrándose a través de su pantalón caqui y dejó escapar un pequeño gemido mientras movía el dedo del pie hacia abajo y hacia arriba, buscando sus huevos. "¿Te gusta eso?" Le pregunté. "¿Te gusta cuando toco tus huevos con mi pie?"

"¡Oh si!" él respiró, todavía sosteniendo mi otro pie en sus manos, masajeándolo.

Extendí la mano y aparté mi calzón para que pudiera ver la humedad de mi vagina. Me froté el clítoris con los dedos mientras lo veía mirarme. Le quité el pie de las manos y le dije que se enderezara y pusiera las manos a la espalda. Jeremy lo hizo de inmediato y no se movió cuando me incliné para desabotonar su pantalón. Tiré de la cremallera hacia abajo y metí la mano dentro de su bóxer. Su pene era largo y duro, tan gruesa como mi muñeca y líquido pre seminal rezumaban de la punta.

Saqué su pene y luego lo alcancé por debajo, agarrando sus pesados huevos en mi mano. Giré mi mano alrededor de ellos, dándoles un pequeño apretón para ver cómo reaccionaría Jeremy. Cerró los ojos y dio una pequeña inhalación. También saqué sus bolas de su ropa interior, así que colgaron del borde de su pantalón. Sus piernas abiertas evitaron que sus pantalones cayeran por sus muslos y se veía tan sexy así. Completamente vestido con su hermosa erección y grandes huevos peludos expuestos para que pudiera hacer lo que quiera.

Lo obligué a permanecer así mientras extendía mis piernas otra vez, echándome hacia atrás con un pie extendido para jugar con mis pies con sus huevos y pene. Mi vagina estaba muy mojada. Metí un dedo y luego otro, penetrándome mientras Jeremy miraba. Le di a sus huevos pequeñas patadas con los dedos de los pies. ¡Realmente no podían balancearse, pero se veían tan sexy!

Moví mis piernas para que los talones atraparan los huevos de Jeremy como unas tijeras debajo de su pene. Apreté las suelas de mis zapatos, atrapando el escroto entre las puntas de mis pies y los brillantes tacones rojos. ¡Fue incómodo para mí pero valió la pena! ¡La expresión de Jeremy no tenía precio! ¡Tenía miedo de que él se fuera a correr en ese momento, cuando comencé a juntar mis pies, amenazando con aplastar sus huevos entre los zapatos que adoraba!

Retrocedí y me toqueteé frenéticamente. Le dije a Jeremy que podría tener mis pies o mi vagina. ¡Pero él no podría tener ambas cosas! ¡Tendría que decidir ahora mismo y decirme lo que quería! ¡Su pene se movía arriba y abajo, amenazando con correrse en cualquier momento! Aparté completamente mis pies de él y me senté ahí.

"Quiero tus pies". Él dijo.
"¿Qué fue eso, Jeremy?" Bromeé, "No te escuché".

Con voz más alta, dijo: "¿Puedo ponerme de pie, señora?"

"Ahhh... ¡Eso es mejor!" Sonreí y toqué con la suela de mi zapato derecho hasta la punta de la pene de Jeremy. Lo froté untando su líquido pre seminal por todo el fondo de mi zapato recién lavado. Levanté mi pierna y le dije que me mostrara cuánto deseaba mi pie.

Jeremy inmediatamente comenzó a lamber su propio jugo del cuero. Lo vi cerrar los ojos y arrastrar la lengua por el fondo con movimientos largos y lentos. Tragando y haciendo un sonido de bajo zumbido mientras lo hacía. Me quedé impresionada y le pregunté a Jeremy qué le gustaría hacer, cuál era su fantasía ya que él era un esclavo tan bueno.

-'Ama... me gustaría, quiero decir, señora, ¿me patearías... allí... en mis huevos?', Preguntó en voz baja y real, como un niño pidiendo algo secreto de Papá Noel que nunca esperaba recibir.

¡No podía creer lo que oía! ¡Me moría de ganas de plantar el pie en sus hermosos huevos! ¡Pero una Amante Ama no puede parecer demasiado ansiosa por complacer a su esclavo! Le dije que lo haría, pero ¡solo si él entendía que lo haría tan duro como podría! ¡Lo haría más de una vez si sentía que el primer golpe no fue bueno! Y él tendría que satisfacerme después, ¡tendría que hacer que me corriera con la boca de inmediato! ¡No importaba cuánto dolor sintiera! Le dije que si no podía aceptar estos términos no lo haría.

Jeremy rápidamente asintió y parecía que acababa de ganar la lotería de California. ¡Apuesto a que había estado soñando con eso por mucho tiempo y que nunca había tenido los huevos para pedirlo antes, o que nunca había encontrado a alguien que aceptara hacerlo! Bueno, esa fue su noche de suerte!

Se desnudó e hice lo mismo, dejando solo mis zapatos. ¡Mi vagina estaba llena de jugos y el ardor me estaba volviendo loca! ¡Sabía que no tendría que hacer mucho para que me corriera después de que lo pateara! ¡También sabía que tendría que patearlo dos veces sin importar cuán buena o mala fuera la primer patada! ¡¡Sabía que lo amaría tanto como a mí!!

Él se paró frente a mí con sus manos entrelazadas detrás de su espalda. ¡Un delgado pero saludable hombre de 20 años de edad con un pene duro por la anticipación! Sus huevos finalmente estaban sueltos y me arrodillé frente a él para besarlos tiernamente antes de que los apretara con fuerza. Puse mis labios contra cada uno y luego los empujé con mi dedo índice, mirándolos balancearse ligeramente de un lado a otro... ¡Eso iba a estar muy bien!

Di un paso atrás y lo miré. Le di una última oportunidad para retroceder, quería que estuviera seguro antes de que fuera demasiado tarde. Él solo sonrió y me dijo que estaba listo. A algunos tipos les gusta cerrar los ojos. Tal vez por miedo, tal vez para que no involuntariamente trataran de bloquear o esquivar mi pie. Pero Jeremy quería mirar, casi podía verlo retorcerse por el dolor esperado.

Escogí mi lugar justo debajo de su pene y frente a sus huevos. Sabía que no iba a ser lo mejor, pero le dolería muchísimo y ¡tendría una buena razón para patearlo de nuevo! ¡Llevé mi pierna hacia atrás y luego hacia adelante lo más fuerte posible, ¡gruñendo con el esfuerzo! Mis brazos estaban afuera, ¡era poesía! ¡Un pequeño salto de mi pie izquierdo y mis dedos de los pies atraparon su saco de piel justo en el frente y justo debajo de su pene. Jeremy se estremeció en el último momento, pero no le sirvió de nada.

Sus manos se dirigieron inmediatamente a sus huevos, cubriéndolas mientras sus rodillas se doblaban. El aire salió volando de él y pensé que estaba por desmatarse. Pero Jeremy era fuerte, se mantuvo despierto y me acerqué, abrazándolo, entre sus brazos y sus costillas. Lo besé y le dije que todo estaría bien, que casi había terminado. Me miró con su cara de cenicienta e intentó susurrar algo sobre que no era tan malo como pensaba. Lo tuve de pie y levanté mis brazos debajo de los suyos, moviéndolos para que estuvieran sobre mis hombros. "Eso es todo", decía, "solo apóyate en mí..."

Cuando pareció que se estaba recuperando, lo besé nuevamente y cuando retiré mi boca, levanté la rodilla tan fuerte como pude directamente en sus huevos. ¡Sus ojos se abrieron y esta vez él cayó! Sentí que tenía los brazos flojos alrededor de mi cuello y él cayó en posición fetal a mis pies. ¡Mi vagina estaba empapada! ¡Mis pezones duros como diamantes! Lo dejé allí tumbado un momento, jadeando por el aire, con los ojos desgarrados, y haciendo que esos dulces muchachos de arcadas emitieran sonidos cuando dolían.

Me puse a su lado y lo volteé sobre su espalda. Me senté en su cara, empujando mi vagina empapada contra su boca. No sé porque me encantaba eso, pero tener a un hombre indefenso retorciéndose de dolor mientras me lambia mi vagina sobre su cara solo me hizo correrme y correrme. Estaba pellizcando mis tetas y rebotando en su cara mientras mis jugos llenaban mi vagina y corría entre mis piernas sobre la cara de Jeremy.

Cuando tuve lo que parecía un centenar de pequeños orgasmos combinados en un gran orgasmo largo, finalmente me calmé... Jeremy no se había movido mucho desde que le di la vuelta y me quedé en su boca, de cara a sus pies. Aparté sus manos de su pene y sus huevos y vi que todavía estaba duro. ¡Fue increíble! ¡Había visto chicos que se corrían antes cuando los pateé y los vi expulsar su semen en un abrir y cerrar de ojos! ¡Pero nunca esperé que un hombre pudiera permanecer duro después de ser pateado y luego acunando sus huevos!

Me incliné y comencé a masajear su pene. Sus huevos ya estaban hinchados y se ponían rojas casi violetas. Su pene también pude ver estaba magullado donde mi dedo del pie la había atrapado en la base y debe haberle dolido terriblemente cuando le estaba dando ese trabajo manual porque estaba gimiendo y llorando en mi vagina y sus manos intentaban hacer que me detuviera. !Pero solo me reí y le di una bofetada, ¡sabía lo que necesitaba! ¡Venirse!

Así que le di un masaje en su hinchado pene, moviendo mi mano hacia arriba y hacia abajo hasta que finalmente comenzó a escupir su caliente y espeso semen. ¡Su cuerpo estaba temblando y pude imaginar a sus pobres huevos magullados esforzándose por vaciar su carga. ¡Los agarré con mi otra mano y los apreté con fuerza, tratando de sacar cada gota de esperma de ellos! Pensé en tratar de aplastarlos, arreglarlo para que no tuviera que sufrir de correrse nunca más.

"¿Te sentiste bien?" Le pregunté y él, que solo gimió, así que lo tomé como un sí. "¡Entonces te encantará esto!" Sonreí, pensando en todo el dolor y la frustración que le estaría salvando más adelante en la vida.

Apreté sus huevos más fuerte, usando ambas manos ahora y entrelazando mis dedos para atrapar esos huevos maduros entre mis palmas. "¡Dime que me amas!" Susurré con urgencia, sintiendo que de mi sexo corrían mis jugos. "¡Dime!" ¡Apreté tan fuerte como pude! Aguantando la respiración y sintiendo cada músculo de mi cuerpo esforzándose contra sus preciosos testículos.

"¡¡No tan duro!! Su voz se quebró con un fuerte gemido estremecedor cuando su prime testículo pareció estallar bajo la presión, seguida una fracción de segundo más tarde por el otro.

¡No paré de exprimir! Me froté las palmas juntas, masajeando su saco y sintiendo la textura del pudín de sus huevos ahora irremediablemente aplastados que rezumaban hacia adentro y hacia atrás. Estaba delicioso y deseé poder verlo, lo que debe haber parecido ese grueso pegote dentro de su magullado y ahora hinchado escroto. Me levanto lentamente, viendo como mi recién descubierto amante se comba, sus párpados caídos, su respiración superficial y débil. Me preguntaba si un chico podría morir por eso, pero no lo creía. Sabía que se sentía terrible en este momento, pero más tarde, después de que se había acostumbrado a la idea de no tener que volver a correrse nunca más, me lo agradecería.




Historia Original Aquí.




Autor: Rachael       Traductor: DarkSoul

APLASTADOS POR SU AMO

Andy 36 años cuerpo robusto pero atlético desde hacía seis es el esclavo de Ron un chico siete años menos, le encantaba ser torturado y penetrado por el pene de su joven Amo, que dicho sea de paso es en estado de erección de 25 cm, muy gruesa en la base pero delgada en la punta, lo que hace que entre fácilmente por el recto de Andy, aquella tarde de sábado Andy fue citado por su amo para una sesión que nunca iba a olvidar en su vida iba a hacer la sesión más placentera y dolorosa de su vida......



APLASTADOS POR SU AMO
Andy 36 años cuerpo robusto pero atlético desde hacía seis es el esclavo de Ron un chico siete años menos, le encantaba ser torturado y penetrado por el pene de su joven Amo, que dicho sea de paso es en estado de erección de 25 cm, muy gruesa en la base pero delgada en la punta, lo que hace que entre fácilmente por el recto de Andy, aquella tarde de sábado Andy fue citado por su amo para una sesión que nunca iba a olvidar en su vida iba a hacer la sesión más placentera y dolorosa de su vida

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [BALLBUSTING] [DOMINACIÓN] [ESCLAVITUD]



Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Andy 36 años cuerpo robusto pero atlético desde hacía seis es el esclavo de Ron un chico siete años menos, le encantaba ser torturado y penetrado por el pene de su joven Amo, que dicho sea de paso es en estado de erección de 25 cm, muy gruesa en la base pero delgada en la punta, lo que hace que entre fácilmente por el recto de Andy, aquella tarde de sábado Andy fue citado por su amo para una sesión que nunca iba a olvidar en su vida iba a hacer la sesión más placentera y dolorosa de su vida.

Aquella tarde Andy llego en su auto, que estaciono a un costado de la gran mansión de su amo, entro por una puerta de servicio, fue hasta un armario y se coloco una máscara de espandex negra que le cubría toda su cabeza, apenas unos agujeros para sus ojos y boca en la máscara, dejaban entre ver algo de su rostro, se quito toda la ropa, cuando se despojo de su bóxer ajustado, sus dos pesados huevos aun algo inflamados luego de la sádica sesión de la semana pasada,  quedaron colgando libres, de manera baja entre sus piernas.

Luego Andy tomo una tanga de cuero negro, que se puso, acomodando sus huevos y pene en el interior de la prenda, se coloco los grilletes de cuero rígido en sus tobillos y muñecas, se vio en el espejo de cuerpo completo, admirando sus nalgas desnudas ya que la ajustada tanga se perdía entre ellas, al frente un prominente bulto sobre salía de su entrepierna, luego se coloco el collar grueso de cuero y cuando todo estuvo en su lugar, Andy transformado en todo un sumiso esclavo se adentro en la casa no tardo en encontrar a su amado Amo.

-“A veo que ya estás listo para el disfrute”. Dijo su Amo al verlo aparecer.

Se puso de rodillas a su laso y tirando de su collar le dijo.

-“Hoy es un día que nunca olvidaras 6”. Dijo su Amo.

Todos los esclavos de su amo llevaban siempre en su presencia colgando de su collar un placa con un número el de Andy era el numero 6 por lo que así lo llamaba, para su amo, Andy no era más que un numero, su nombre no significaba nada

Después de darle el primer trago de su bebida su amo, se desabrocho el pantalón, bajé el cierre para sacar su pene para comenzar a masturbarse, 6 dio un pequeño suspiro, luego de unos segundos su amo le ordeno.

-“¡Vamos que esperas chúpamela!” Ordeno su Amo a 6.

Andy se acerco a gatas hasta donde estaba su Amo lo a tomó de la mascará para hacerlo quedar de arrodille a la fuerza frente a él para enseguida meterle su gran erección en la boca hasta la garganta, Andy se ahogaba con ella pero su Amo no lo soltaba, mientras se lo chupaba su amo, le decía.

-“Eres una puta que le encanta tragar el pene de tu Amo” Dijo su Amo.

Mientras más le decía palabras humillantes más gemía y se tragaba su pene, sus ojos estaban llenos de miedo y excitación al mismo tiempo, quería quitarse pero la fuerza de las manos de su amo le mantenía firme su cabeza.

De pronto su amo saco un enorme dildo de una bolsa para ponerlo a un lado del suyo e hice que 6 lo chupara también, imaginando que estaba comiéndose dos enormes falos él solo, de la nada su amo saco su pene de su boca pero le ordeno que siguiera chupando el dildo se puso de pie para ir detrás de Andy le abrió sus nalgas, para comenzar a chupar y lamber su ano.

-“¿Te gusta dar el culo como me lo estás dando?”
-“¿Quieres tener otro miembro así dentro de ti?” Pregunto su amo.

Andy apenas respondió moviendo la cabeza afirmaticamenrte.

Su amo tomo del cuello por detrás a Andy que tenía las piernas algo abiertas para penetrarlo sin ningún miramiento para castigarlo con sus fuertes embestidas las más fuertes que le había dado y que pensó que le darían en su vida, mientras con su mano en el cuello lo jalaba Andy gemía de desesperación, pero no por la asfixia, sino por lo caliente que estaba.

De pronto su Amo lo dejo de penetrar para meterle un dedo en el ano, como estaba en perfecta posición con el culo para un lado y de frente a su Amo, podía darle de nalgadas, era un espectáculo ver a Andy bien ensartado, con todos los dedos de una mano de su amo, el cual casi le metía el puño en su interior, Andy estaba sintiendo dolor pero también un placer como nunca antes de pronto saco su mano de su culo y lo penetro de nuevo.

Su Amo lo penetro por varios minutos hasta que en medio de un gran alarido se vino en su interior lo que provoco que Andy que estaba muy excitado también comenzara a venirse sin poder evitarlo, lo que cuando su amo se separo de él y vio que se había venido sin su permiso lo hizo enojar, por lo que lo tomo de su collar y se lo llevo a la habitación donde lo hizo acostar sobre su cama donde lo amarro con las piernas extendidas y brazos por arriba de su cabeza. Su Amo le quito la máscara y lo tomo de los cabellos, y le dijo.

-“Ahora sabrás lo que el verdadero dolor perro”. Dijo Su Amo,

Las manos de su amo tomaron sus adoloridos huevos, Andy estaba totalmente a merced de su Amo incapaz de evitar lo que quisiera hacerle, lo que de alguna manera lo tenía muy excitado con su pene aun en erección aunque no total, sin ninguna advertencia o explicación, su amo le propino una tremenda patada en los huevos, aquello fue tan de  sorpresa que Andy no pudo evitar gritar de dolor.

-“Solo acabo de empezar y ya estas gritando así perro”. Dijo Su amo.

Su Amo, se quitó los zapatos (zapatillas), luego los calcetines que llevaba, tomó uno de los calcetines  y se lo metió en la boca.

-“¡Abrir la boca grande” Ordeno su Amo apretando los huevos de Andy para que la abriera aun más.

Lo siguiente fueron tres patadas seguidas s sus huevos, pero esa vez sus gritos de dolor se apagaron por el calcetín que llenaba su boca, una sonrisa de satisfacción asomo a el rostro de su Amo mientras comenzaba lo que iba a ser la paliza a sus huevos más dolorosa de la vida de Andy, no tardaron en comenzar a llover las patadas una tras otra, alternando con rodillazos y más patadas sus huevos.

Después de casi media hora que para Andy fue una eternidad tuvo la esperanza de que su Amo iba a parar la tortura cuando le preguntó si había aprendido la lección a lo que respondió moviendo la cabeza afirmativamente.

-“¡Quiero escuchar que lo digas perro!”  Dijo su Amo al tiempo que otra serie de patadas hizo que  Andy quedase con sus piernas temblando.

-“Mumhmhm”. Fue lo máximo que consiguió decir Andy por el calcetín en su boca.
-“¿Cómo?” Pregunto su Amo al tiempo que le dio otra patada en mi entrepierna -.
-“Mumhmhm”. Replico Andy.
-“No puedo entenderte así que supongo que todavía no has tenido suficiente”. Dijo su Amo por fin maliciosamente.

Su Amo se puso de cuclillas enfrente de los huevos de Andy para empezar a darle puñetazos primero de intensidad débil para fue incrementando la fuerza acabando con tres puñetazos en toda regla que hicieron que todo el cuerpo de Andy se convulsionara mientras lagrimas ya que estaba llorando para ese momento rodaban por sus mejillas toda rojas como sus huevos ya inflamados.

Entonces su Amo se bajo de la cama fue hasta una cómoda y tomo un aparato de uno de los cajones y dos toallas de color blanco, regreso a donde estaba Andy, coloca las toallas entre sus piernas, sus pesados huevos reposaron sobre las blancas toallas por unos instantes, los huevos de Andy eran lampiños porque así se lo ordeno su Amo, que coloco el dispositivo entre sus piernas, que estaba conformado por dos planchas de acrílico cuadradas y por un extremo por una prensa de tornillo, aquello era un aplasta huevos, pero Andy en ese momento no lo sabía.

El amo de Andy tomo su escroto y lo coloco entre las dos placas de acrílico, para de nuevo decirle a 6, de una manera muy serie.

-“¿Estás listo para ser un eunuco?” Dijo su Amo.

Andy sacudió la cabeza no esperaba aquello de su Amo no deseaba perder parte de sus genitales adoraba venirse y sin huevos bueno eso no iba a seguir siendo posible como hasta ese momento pero sin embargo si amo comenzó a darle vuelta al tornillo que hizo que sus huevos comenzaran a ser oprimidos entre las dos placas de duro acrílico.

No paso rato hasta que los huevos de Andy estaban muy comprimidos todo su cuerpo estaba, bañado en sudor, movía la cabeza hacia los lados negando y suplicando con sus mugidos para que su amo dejase de presionar sus huevos pero este no dejaba de darle vueltas al tornillo, los dos huevos de Andy alguna vez regordetes y pasados quedaron planos bajo las dos placas transparentes, el dolor era indescriptible, su pene se sacudía de un lado a otro, con su Amo mostrando una expresión de sadismo mientras seguía girando el tornillo poniendo más presión a sus huevos.

De pronto uno de sus amados huevos no soporto más presión el derecho que era el más grande de los dos y de manera súbita se escucho, en medio de los mugidos de Andy.

-“¡CRACK!” Se escucho.

Fue el momento exacto en que su testículo estallo, el cuerpo de Andy se sacudió por unos segundos para luego desmayarse, para cuando despertó, su ultimo testículo estaba por reventar el dolor era aun mayor que antes todo su cuerpo se sacudía con violencia y de nuevo de manera súbita como inesperada se volvió a escuchar el aterrado sonido.

-“¡CRACK!” Se volvió a escuchar.

Del pene de Andy en erección brotaron dos disparos de su semen, que cayeron sobre su abdomen mientras todo su cuerpo se sacudía, aquellas convulsiones duraron uno segundos antes de desmayarse por completo, apenas se percato cuando su Amo usando una tijera le cerceno su escroto con los despojos de sus huevos en su interior, lo curo y cerro la herida con algunos punto de sutura.

Andy despertó siendo un eunuco para el resto de su vida, su Amo dejo que pasara la noche en su casa y al otro día, le dijo que se marchara. Andy se vistió y se marcho apenas podía caminar, desde ese día su vida cambio ya no era un hombre era un esclavo eunuco y siempre iba a recordar mientras viviera el día que sus amados huevos fueron “Aplastado por su Amo”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

ZORAYA LA TRAV

Siguieron a la distraída Zoraya que iba escuchando música con sus audífonos puestos, cuando caminaba por una calle solitaria, la camioneta de Lorenzo se detuvo a su costado y dos de sus amigos tomaron a Zoraya de los brazos y la metieron tan rápidamente a la camioneta que ella no tuvo tiempo de reaccionar, luego la camioneta arranco a toda prisa, perdiéndose entre las calles de la gran ciudad, Lorenzo y compañía con Zoraya, condujo hasta una bodega de su padre que usaba para sus fiestas......


ZORAYA LA TRAV
siguieron a la distraída Zoraya que iba escuchando música con sus audífonos puestos, cuando caminaba por una calle solitaria, la camioneta de Lorenzo se detuvo a su costado y dos de sus amigos tomaron a Zoraya de los brazos y la metieron tan rápidamente a la camioneta que ella no tuvo tiempo de reaccionar, luego la camioneta arranco a toda prisa, perdiéndose entre las calles de la gran ciudad, Lorenzo y compañía con Zoraya, condujo hasta una bodega de su padre que usaba para sus fiestas.

[TRANSEXUAL] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [BALLABUSTNG] [VIOLACIÓN] [SECUESTRO] [HUMILLACION] [TORTURA]


Categoria: Transexual      Autor: DarkSoul





Aquella tarde Zoraya de 20 años rubia natural caminaba por la calla con sus altos tacones color rosa, regresaba de una entrevista de trabajo en la que no le fue muy bien, no muy lejos de ella una panda de varios hombres entre 25 y 27 años bromeaban adentro de la camioneta de Lorenzo, que era hijo de uno de los hombres más ricos de la región al ver a la linda Zoraya les dijo a sus amigo.

-“¿Hey chicos quieren pasar un grandioso rato, con esa rubia?” Pregunto Lorenzo
-“¡SSIIIIIII!” Fue la respuesta de todos.

Acto seguido siguieron a la distraída Zoraya que iba escuchando música con sus audífonos puestos, cuando caminaba por una calle solitaria, la camioneta de Lorenzo se detuvo a su costado y dos de sus amigos tomaron a Zoraya de los brazos y la metieron tan rápidamente a la camioneta que ella no tuvo tiempo de reaccionar, luego la camioneta arranco a toda prisa, perdiéndose entre las calles de la gran ciudad, Lorenzo y compañía con Zoraya, condujo hasta una bodega de su padre que usaba para sus fiestas, orgias entre otras cosas era muy grande y aislada.

Zoraya fue bajada de la camioneta luchando, gritando y pataleando, entre varios tuvieron que sujetarla para llevarla hasta un sillón, ahí Lorenzo hizo que la depositaran, Zoraya iba a ponerse de pie cuando Lorenzo le apunto con un arma, y le dijo.

-“Mira ricura más vale que cooperes si no quieres terminar muerta enterrada en aquella fosa de concreto”. Dijo Lorenzo señalando con la boca del arma que sostenía una fosa de concreto detrás de Zoraya.

Lo que hizo que ella se quedase sentada quieta, atemorizada en el viejo y mal oliente sillón, fue entonces que todos mirándola con ojos de lujuria, ella temió lo peor.

Lorenzo le dijo luego de unos tensos segundos.

-“Ahora te vas a desnudar para nosotros ricura y más vale que obedezcas sin objetar nada”. Dijo Lorenzo.

Zoraya se le quedo mirando como suplicándole que no la sometiera a semejante humillación, pero Lorenzo al ver que ella solo se le quedo mirando le grito apuntando el arma a su frente.

-“VAMOS QUE ESPERAS MALDITA PUTA DESNUDATE”.  Le grito Lorenzo a Soraya.

Que aterrada, no tuvo más remedio que ponerse de pie, comenzó quitándose  su blusa rosa, dejando a la vista su sostén (corpiño) de color blanco, luego se despojo de su falta, también rosa, dejando sus medias sostenidas por un liguero blanco a la vista de todos, lo mismo que su pequeña tanga de color negro, temblando se despojo de su sostén para revelar un pecho plano coronado por dos pequeños pezones.

-“Esta puta es mas plana que una tabla”. Dijo Lorenzo.

Lo que provoco que todos sus amigos rieran, haciendo sentir a Zoraya muy humillada, ella se quedo ahí tratando de cubrir su cuerpo casi completamente desnudo con sus manos pero al ver que no se despojaba de su Tanga, Lorenzo ordeno dos de sus amigos.

-“Sujeten a esta puta un momento muchachos”. Ordeno Lorenzo.

Lorenzo se acerco a Zoraya y la manoseo por unos segundos antes de tomar su tanga con sus fuertes brazos y con fuerza  hizo girones su prenda intima, ante un grito de desespero de Zoraya.

-“¡NOOOOoooo!”. Grito Zoraya.

Lorenzo dio unos pasos hacia atrás y sus ojos se abrieron grandes al ver un pequeño pene y un par de pequeños huevos que pese a su tamaño eran sin embargo genitales masculinos, aquello fue como si se hubiera sacado la lotería con sin igual algarabía en su voz se aparto para que los demás vieran la entrepierna desnuda de Zoraya mientras decía.

-“Miren no es una puta sino un putito invertido”. Dijo Lorenzo.

De nuevo las risas de sus amigos causaron una gran humillación en Zoraya que se sentía vejada, expuesta y estaba a punto del llanto al pensar en lo que estaba por venir, y no estaba tan equivocada, Lorenzo aprovechando que ella estaba aun sujetada por dos de sus amigos, le propino una tremenda patada en sus pequeños huevos que hizo que Zoraya casi vomitara su almuerzo al caer al suelo para revolcarse de dolor, como nunca antes en su vida.

Entre todos la levantaron, se sacaron sus penes e hicieron que Zoraya aun adolorida por la tremenda patada propinada en sus huevitos comenzara a chupárselas uno de ellos le toco las nalgas para luego decir.

-“Dios esta putita si está muy buena”. Dijo uno de los amigos de Lorenzo.

Aquellos manoseos se prolongaron por largo tiempo hasta que de nuevo Zoraya quedo revolcándose en el suelo producto de una nueva patada en los huevos, de pronto Lorenzo la tomo del cabello y la jalo rápido hacia el sillón, Zoraya de pronto sintió un dedo entrando por su culito virgen, le dolió y grito, pero Lorenzo no tenia delicadeza alguna lo metía rápido y brutalmente luego lo saco para meter dos dedos de golpe mientras la nalgueaba, Zoraya trataba de huir de él, pero él la jalaba de la cintura con un solo brazo.

Lorenzo que iba con bermuda de bolsas gris azulado se lo bajo, Zoraya  en eso sintió que la levanto dejándola con la cara sobre el respaldo del sillón y el asiento, con sus nalgas expuestas al aire, súbitamente Zoraya sintió que intentaba penetrarla, grito y pataleo, intentando bajarse del sillón pero Lorenzo comenzó a nalguearla, no pudo hacer mucho, tardo unos 20 segundos en comenzar a penetrarla, Zoraya sintió el peor dolor de su vida, comencé a llorar y a gritar mientras escuchaba las risas y vítores de los amigos de Lorenzo. Quien le dijo.

-“Estas muy estrecha puta, no puedo entrar”. Dijo Lorenzo.

Saco un poco su dura erección de 19 cm que tenía en su culo la levanto de los cabellos y la arrojo sobre el apoya brazos del sillón quedando sus nalgas aun más expuestas con la cara casi tocando el suelo, Lorenzo tomo un poco de crema y se embarro su endurecido miembro, se acercó a ella y le dijo al oído tomándola de los cabellos

-“Ahora si puta vas a saber lo que es hombre de verdad”. Dijo Lorenzo.

Zoraya supo que no iba a poder evitar que la penetrara y se quedo inmóvil como toda una perra de pronto el verdadero mayor dolor de su vida la golpeo, todo el grueso pene de Lorenzo entro en ella sin piedad, la jalo del cabello y comenzó a bombearla con brutalidad como un animal ella lloraba y gritaba, sus gritos se escuchaban como si estuvieran matando a una persona, y no era para menos la estaban violando brutalmente por aquel gran pene, “si a las mujeres les duele la primera vez imagínense a por el culo”.            

Zoraya lloro, grito y suplico. su agonía duro por 30 minutos en ese tiempo, completamente empinado y con todo el gran miembro de Lorenzo en su interior sintió como chorros calientes brotaron y llenaron sus entrañas, Zoraya supo que había terminado, demás por sus alaridos de placer que él dio, Lorenzo saco su pene y ella quedo rendida sobre el reposa brazos del sillón, Lorenzo le levanto la cabeza tomándola de los cabellos para decirle

-“Tienes el culo como toda una zorra virgen o debo decir ex virgen”. Dijo Lorenzo lo que provoco que todos sus amigos rieran.

Zoraya sentía su recto lleno de su leche y en eso no pude contenerlo más en su interior salió con algunos gases, sangre y excremento, Lorenzo lo vio y le dijo te mereces una propina tomo.

Tomo un billete lo enrollo y se lo metió por el culo, para empujarlo con sus dedos. Se subió su ropa interior y bermuda, pero al poco tiempo Zoraya sintió mientras aun estaba ahí tirada sobre el sillón, ultrajada y violada, las manos de uno de los amigos de Lorenzo lo primero que dijo fue decir
  
-“Miren Lorenzo hizo que se cagara la puta”. Dijo aquel hombre.

Todas la miradas se fueron al ano de Zoraya que se sentía humillada como nunca antes, apenas podía ver quien era quien la manoseaba pero sintió como se sacaba su pene, tardo unos 30 segundos y ya la estaba penetrando, ya no sentí dolor su pene era más pequeño que el de Lorenzo, Zoraya no sabía  cuánto tiempo paso, pero todos la violaron y terminaron dentro de ella, al final ellos la dejaron atada hasta que se quedo dormida, agotada y expulsando semen de su ano.

Zoraya se despertó amarrada a una columna sentía algo en su interior, le habían metido por el ano varios vibradores tipo bala y un consolador de los que expanden con una válvula, los vibradores estañan activados y sus controles pendían entre sus piernas, las cuales estaban muy abiertas con un larga barra de metal separando sus piernas, dicha barra estaba sujeta a sus tobillos con cinta de embalar. Uno de los hombres dijo.

-“Miren la puta ya despertó”. Dijo una voz.

Unos minutos después Lorenzo vestido y con una gorra colocada hacia atrás, se acerco a Zoraya, para tomar una válvula de aire color negro que colgaba entre sus piernas, luego de apretarla un par de veces dijo.

-“Veamos cuanto resiste esta putita antes de venirse y que su próstata reviente”. Dijo Lorenzo.

Para ese momento el pene de Zoraya que era minúsculo ya tenía una erección de 9 cm, de el caían grandes gotas de liquido pre seminal, sus huevitos encogidos y no desarrollados por la ingesta de hormonas femeninas desde los 14 años, estaban contraídos en la base del pene de Zoraya, quien poco a poco comenzó a sentir como una gran opresión se formaba en su interior, con cada apretón de la válvula negra, Zoraya se estremecía, aunado al estimulo de los vibradores en su interior.

Aquello continuo por varios minutos hasta que su pequeño pene comenzó a palpitar estaba por llegar al orgasmo, sus próstata estaba siendo oprimida enormemente, de pronto ella grito.

-“ALTO BASTA, YA NO MAS, ¡NOOOOO!” Grito Zoraya.

Al tiempo que de su pene salieron expulsados tres fuertes chorro de semen, pero Lorenzo no se estaba satisfecho, continuo apretando la válvula, Zoraya se retorcía y gemía de dolor, uno minutos más tarde se corrió de nuevo aunque ya no tan abundante y explosivamente como la primera vez, para cuando se corrió la tercera vez lo que salió de su pequeño pene fue sangre ya no semen, en ese momento Lorenzo apretó un par de veces más y antes de alejarse, le propino tres fuertes patadas en los huevitos Zoraya que casi la llevaron al desmayo.

Cada unos de sus amigos e incluso Lorenzo tomaron turno para patear los huevitos de Zoraya, para cuando terminaron la eterna sesión de ballbusting extremo con ella, su escroto estaba hinchado al triple de lo normal con sus dos huevitos reventados por completo en su interior con ella desmayada amarrada aun a la columna, con sangre goteando de su pene desinflado para ese momento.

Luego de aquellos todos se pusieron a beber hasta quedar complemente inconscientes de lo borrachos que quedaron, Zoraya se despertó en la madrugada, su pene había hecho que sus retenciones que eran de cinta se aflojaran, con mucho esfuerzo logro liberar sus brazos para poder extraer el enorme dildo de su ano, así como los vibradores, algunos aun funcionando, mientras los extraía, sentía correr sangre por sus piernas, estaba agotada y muy adolorida.

Zoraya se quito sus tacones para no hacer ruido, apenas podía caminar, vio a sus secuestradores, violadores y torturadores regados por todas partes privados por completo de lo borracho que estaban aquel lugar olía a alcohol y semen, Zoraya estaba más que enojada quería venganza y en eso en una mesa vio una tijera, a su mente llego una forma ideal para vengarse de esos malvados y malcriados junior de una forma que nunca olvidarían y que el dinero de sus padres no podría remedia jamás.

Zoraya a gatas pues apenas podía caminar, uno a uno les fue descubriendo sus entrepiernas, dejando sus penes a la vista, lo tomaba y de un rápido corte se los cercenaba con la tijera, para colocarlos en un lado en donde pronto hubo un montoncito de penes cercenados, dejo de ultimo a Lorenzo que apenas de percato cuando ella le abrió y bajo su bermuda, incluso le acaricio su paquete por encima de su ropa interior antes de bajarla hasta sus rodillas.

Luego ella se inclino y le susurro al oído del inconsciente Lorenzo.

-“Esto es lo que se merece un perro violador como tú”. Le dijo Zoraya.

Acto seguido levando el pene de Lorenzo y se lo cerceno, el cuerpo del joven hombre se sacudió por unos segundos antes de quedar inmóvil, Zoraya aun no terminaba, tomo el dildo inflable y se lo introdujo por detrás a Lorenzo para comenzar a inflarlo, hasta que de el muñón aun sangrante que fie lo que quedo de su pene, broto el semen, y no parto hasta que además de semen broto sangre por la uretra cercenada, señal de que la próstata de Lorenzo era también historia.

Zoraya introdujo los penes cortados en su bolso que encontró tirado en el piso, se vistió y paro la hemorragia de su ano con papel higiénico y se marcho, se llevo su camioneta que abandono cuando estaba ya de nuevo en una zona transitada de la ciudad, luego despareció nadie volvió a saber de ella ni donde está.

Lorenzo y sus amigos se despertaron para encontrarse castrados sin sus penes, Lorenzo creyó morir al verse despojado de su miembro viril, incluso tuvo que ser internado en un hospital siquiátrico por seis meses para controlar sus impulsos suicidad pues no quería vivir sin un pene, con incontinencia urinaria por el resto de sus días al no tener próstata, además de siempre estar deseoso de correrse sin poder hacerlo ni por estimulación anal o normal aquello en si mismo era una tortura perpetua.

Lorenzo termino suicidándose dos años después luego de salir del hospital siquiátrico arrojándose por un precipicio con su auto, en una nota que dejo dijo.

-“papá perdón pero no pudo vivir siendo un vil patético eunuco”. Dijo en su nota Lorenzo.  

El padre de Lorenzo aun busca a la responsable de lo sucedido a su hijo sin pensar que el responsable de todo fue su propio hijo desde un principio el solo quiere venganza de “Zoraya la Trav”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

WAM Y SONIA

Sonia de 37 años era una mujer Madura, soltera y rica, era una dominatrix, le gustaba tener el control de los hombres a su alrededor y también disfrutaba de una Buena castración, hasta ese día había despojado de su virilidad a seis hombres, siempre disfrutando de excelentes orgasmos al momento de cortarlos aquella tarde en su terraza elevada de su mansión junto al mar, en toples observaba a lo lejos los vellos cuerpos sobre la arena, uno en particular llamo su atención, era un joven de unos 25 o 27 años , de cuerpo atlético y buen paquete al frente de su ajustado bañador ......


WAM Y SONIA
Sonia de 37 años era una mujer Madura, soltera y rica, era una dominatrix, le gustaba tener el control de los hombres a su alrededor y también disfrutaba de una Buena castración, hasta ese día había despojado de su virilidad a seis hombres, siempre disfrutando de excelentes orgasmos al momento de cortarlos aquella tarde en su terraza elevada de su mansión junto al mar, en toples observaba a lo lejos los vellos cuerpos sobre la arena, uno en particular llamo su atención, era un joven de unos 25 o 27 años , de cuerpo atlético y buen paquete al frente de su ajustado bañador.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [BALLBUSTING] [FEMDOM] [CBT] [SECUESTRO]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Sonia de 37 años era una mujer Madura, soltera y rica, era una dominatrix, le gustaba tener el control de los hombres a su alrededor y también disfrutaba de una Buena castración, hasta ese día había despojado de su virilidad a seis hombres, siempre disfrutando de excelentes orgasmos al momento de cortarlos aquella tarde en su terraza elevada de su mansión junto al mar, en toples observaba a lo lejos los vellos cuerpos sobre la arena, uno en particular llamo su atención, era un joven de unos 25 o 27 años , de cuerpo atlético y buen paquete al frente de su ajustado bañador tipo slip (trusa).

Sonia se mojo los labios al estremecerse con un orgasmo, el interior de su vagina se humedeció de solo pensar en despojar de ese buen espécimen de hombre de su virilidad, no lo dudo, llamo a Juana y le señalo al hombre, Sonia solo dijo.

-“¡Lo quiero!” Dijo Sonia.

Juana era su ama de llaves, confidente y cómplice en cualquier actividad nada licita que ella deseara llevar a cabo, Juana solo asintió con la cabeza y se marcho, ante una sonrisa de Sonia que ya estaba jugando con su empapado clítoris.

Esa misma noche luego de tomar un refrescante baño Sonia, llamo a Juana para preguntar por su encargo, Juana sumisamente le informo al respecto.

-“Esta en el sótano mi señora listo para lo que disponga”. Dijo Juana, en su diminuto traje de Maid.

Sonia solo sonrió con malicia al escuchar sus palabras, pero luego le dijo con tono de voz que denotaba su curiosidad.

-“Vamos Juana, solo los hechos cuéntame los detalles que de seguro me harán mojar” Dijo Sonia.
-“Si mi señora”. Respondió Juana.

¡Mi señora! Comenzó Juana su relato, luego de su mandato y que se fue de compras, me coloque el bikini blanco que me hizo el honor de regalar el verano pasado ese diminuto cuya parte de abajo se pierde entre mis nalgas.

-“A ya recuerdo ese que contrasta mucho con el color de tu piel y que no deja nada a la imaginación” Dijo Sonia interrumpiendo.

-“Ese mismo mi Señora”. Confirmo Juana.

Me tape con una toalla y fui en busca del joven que me señalo, al llegar a la playa aun estaba ahí, pero estaba por irse, sus amigos al parecer ya se habían ido unos minutos más y no lo encontraba de inmediato comencé mi coqueteo descarado que hizo que se fijara en mí.

-“¿Me imagino que no hubo problema alguno para seducirlo?” Pregunto Sonia.
-“Es correcto mi Señora”. Respondió Juana.

-“Él me agarro de la cintura y me metió toda su lengua en mi boca, mientras deslizaba su mano a mis nalgas”. Dijo Juana.

-“Me imagino estar en esa situación similar, disfrutando de las atenciones de ese semental” Dijo Sonia.

Juana continuó con su relato.

-“Me dijo al oído que me quería comerme completita mientras pasaba sus manos por mis nalgas y nos besábamos como si fuéramos novios, no tardamos en estar en mi habitación me desabrochó mi sujetador para dejar mis senos al descubierto mientras él se veía atónito frente a mí se quito su bañador su pene se veía cada vez más grande nos tumbamos en la cama ya completamente excitados y deje me hiciera lo que deseara seguíamos besándonos cuando de un pronto hizo a un lado mi bikini para masturbarme por un par de minutos hasta que sin más demora me la metió en mi rajita”.

-“Vaya si que te diviertes Juana”. Dijo Sonia.

Juana continuó con su relato.

-“Su pene era gruesa no tan largo se coloco encima de mí, se movía un montón mientras me mantenía mis piernas abiertas mientras recibía sus embestidas una tras otra mientras gemía y gemía porque me estaba penetrando como nadie, solo gemía ahhhhh ahhhhh ahhhhh siiiiiii siiiii asiiiiii asiiiiii papiiiii le decía a él, me siguió penetrando mi rajita”. 

-“Eres toda una puta Juana”. Dijo Sonia.

Juana continuó.

-“Estaba toda sudada y el encima mío penetrándome riquísimo, cambiamos de posición, nos movíamos de placer mientras sonaban nuestras piernas mientras seguía embistiéndome, gemía de placer, ¡debo confesar que el chico sabe cómo moverse!, luego me coloco boca abajo y me metió  dos dedos en mi vagina que comenzó a mover muy fuertemente estaba empapada enseguida me vine él se rio, de lo caliente solté algunos gemidos ¡ahhhh ahhhhh ahhhh¡ de nuevo me volvió a penetrar con más fuerza aún, sentía como sus huevos chocaban con mis nalgas”.

-“De oírte contar eso ya se me antojo probarlo, aunque creo que el chico ya no será capaz de volver a tener o dar tanto placer luego que acabe con él”. Dijo Sonia riendo malévolamente.

Juana continuó con su historia.

-“Por ultimo me hizo hacerle una mamada, tome su palpitante pene con su mano y me la empezó a meter, no podía parar de metérmela en mi boca, lamerla y chuparla, sus gemidos eran guturales en verdad gozo de mi lengua, se vino en mis tetas al final entre jadeos, lanzando cuatro poderoso chorros de su espesa leche, cuando acabo de venirse nos besamos como unos locos en la boca, para luego empezar a lamer mis pezones como loco, limpiando su propia leche que me hizo probar de nuevo me hizo gemir ahhhhh siiiiii ahhhhhhh siiiii”.

-“Estaba por penetrarme de nuevo cuando lo inyecte en el cuelo y se desplomo sobre mi”. Concluyo Juana.

-“¿Eso fue todo Juana?” Pregunto Sonia.
-“Si, mi Señora, eso fue todo”. Respondió Juana.
-“¡Muy buen trabajo como siempre!” Dijo Sonia sonriendo.
-“Gracias mi señora, fue un placer como siempre”. Dijo Sonia con una sonrisa picara en su rostro.

Una hora más tarde, Sonia vistiendo un pantalón de cuero color negro, una blusa ombliguera, también de cuero negro con un generoso escote y zapatos de tacón altos también negros, apareció donde estaba el chico que según Juana se llamaba Wam un nombre raro, según Juana significaba “gentil”, el cabello de Sonia teñido de pelirrojo estaba suelto, llegándola a media espalda, Wam se inquieto al oír acercarse a alguien, los zapatos de Sonia resonaban en el suelo de ladrillos cerámicos.

-“¿Quien está ahí?, ¡Suéltenme, no tengo dinero!, !Vamos responda¡” Dijo Wam.

Sonia se quedo admirando el bello cuerpo masculino de aquel joven hombre, completamente desnudo ante ella, no la podía ver, le colocaron un antifaz negro sobre los ojos que le tapaba la visión estaba contra una pared, grilletes en sus muñecas y tobillos sujetados a la pared con cadenas lo mantenían en aquel lugar, un collar también fue colocado en su cuello, que también estaba sujetado con cadenas a la pared.

Sonia dirigió su mirada, a su zona genital, su pene colgaba sin vida sobre sus dos huevos, el vello púbico era escaso, apenas un pequeño mechón que hacia lucir su cuerpo lampiño muy sexy, lo que hizo que el interior de la vagina de Sonia comenzara a humedecerse.

-“¡MALDITA SEA CONTESTEN! ¿QUÉ ES LO QUE QUIEREN DE MÍ?” Grito Wam.

Fue entonces que Sonia que lo tomo de su barbilla, la que apretó con fuerza, que hizo que el joven guardara silencio, por un par de segundos se hizo un silencio tenso para Wam aquello fue eterno, antes de escuchar la voz de Sonia decirle al oído.

-“¡Deseo tu virilidad!” Dijo Sonia.

Aquellas palabras, sorprendieron como alarmaron a Wam, cuyas piernas estaban ligeramente abiertas, Sonia llevaba con ella un rollo de una cuerda muy fina pero resistente, con la que de inmediato dio varias vueltas en la base de sus huevos y pene que antes de que terminara de dar las vueltas ya estaba en completa erección, Sonia solo sonrió al ver su pene hinchado al máximo, con sus venas bien saltonas y marcadas por su endurecido tronco, luego se retito uno pasos.

-“¿Qué pasa?, ¿qué me hacen?” Dijo Wam.

Instantes antes de que recibiera la primer brutal patada en sus huevos por parte de Sonia, que lo hicieron retorcerse de dolor, sus rodillas se doblaron e intento caer su cuerpo al suelo, paro el collar en su cuello se lo impidió, Wam tuvo que sacar fuerzas de flaqueza para no morir ahorcado, su cuerpo aun sentía los efectos de aquella dolorosa primer patada cuando una segunda se sucedió, seguida casi al instante de una tercera, cuarta, quinta… hasta que Wam perdió la cuenta, ya ni gritaba, solo se retorcía y trataba de no caer.

La serie de patadas, puñetazos, apretones, descargas eléctricas con un teaser, sobre sus huevos y pene duraron horas quizás tres pero para Wam parecieron muchas más, para cuando Sonia se detuvo, los huevos de Wam estaba visiblemente muy hinchados, fue entonces que lo dejo descansar unos minutos mientras ella iba por una de sus herramientas favoritas, una llave perica (de esas que tienen un engranaje para abrir y cerrar), la cual fue modificada para que pudiera hacerlo gracias a una pequeña manivela, con ella regreso a donde estaba Wam, se puso de cuclillas frente a él y coloco las mandíbulas de la herramienta sobre su testículo izquierdo. 

El cuerpo de Wam se sacudió cuando las mandíbulas, apresaron su testículo hinchado, Sonia comenzó a darle vuelta a la manivela hasta que la presión sobre el testículo por parte de las acanaladas mandíbulas planas de la herramienta ya ejercía, una gran presión sobre él, Wam comenzó a convulsionar y a suplicar.

-“No, NO, NO MAS, ¡POR FAVOR!” Gritaba suplicando Wam.

Sonia no tuve piedad estaba disfrutando de sobre manera todo aquello, sentir como la virilidad de ese hombre estaba siendo destruida por ella, ya le había provocado dos fuertes orgasmos, podía sentir los flujos de su vagina empapar su tanga.

Dejo descansar un momento a Wam para quitarse toda su ropa y quedar desnuda, los flujos comenzaron a resbalar por sus piernas mientras ella continuo apretando las mandíbulas sobre el testículo de Wam, pasaron 20 infernales minutos para Wan antes de que su testículo no soportara más dolor y estallara dentro de su escroto, aquello fue infernal, el dolor casi hizo que quebrara los dientes de lo fuerte que apretó la mandíbula dando posteriormente un gran alarido de dolor, Sonia sin compasión y sin esperar a que cuerpo dejase de sacudirse coloco las mandíbulas en su testículo restante.

-“¡NOOOOOO POR FAVOR NOOOOO!” Grito aterrado Wam cuando sintió a Sonia mover la herramienta a su otro testículo, sin percatarse que era el único que le quedaba aun entero y funciona.

-“¿Listo para ser un eunuco?” Dijo Sonia.
-“NOOOOO, POR FA…” Trato de decir Wam, pero fue interrumpido.

Sonia apretó su testículo con fuerza con la herramienta, dado que estaba muy hinchado aquel apretón le causo un terrible dolor a Wam que tuvo que lanzar un poderoso alarido de dolor, Sonia sin contemplación siguió girando la manivela hasta que el testículo restante de Wam exploto como su gemelo.

-“PLOP” Se escucho cuando exploto el testículo de Wam.

-“AAAAAAAAAAAAAAHHHHHHGGWW” Grito Wam.

De su pene salieron disparados tres fuertes como grandes chorros de su semen que fueron a impactar en el rosto como entre las tetas de Sonia, que con un dedo recogió algo del semen y se lo llevo a la boca para luego exclamar.

-“¡Muy sabrosa leche!” Dijo Sonia.

Wam aun se convulsionaba de dolor cuando Sonia ya armada con una tijera tipo para podar arbustos de jardinería, coloco las afiladas hojas debajo del escroto deforme de Wam, que sintió las frías hojas, intento suplicar de nuevo.

-“AAAHGGG POOT POT, FAVVET”. Balbuceo Wam.

Pero Sonia simplemente, cerró con todas sus fuerzas las afiladas cuchillas y el pene con el escroto conteniendo los huevos hechos puré de Wam cayeron al suelo, Wam, se sacudió por unos minutos y se desmayo, a Sonia no le importo que se estuviera ahorcando por el collar en su cuello, simplemente tomo los genitales cortados y se los llevo ya en la casa le dijo a ama de llaves.

-“Juana encárgate del cuerpo y pon estos en mi sala personal de trofeos”. Dijo Sonia.

-“Si mi Señora”. Dijo Juana.

Quien tomo los genitales sangrando de fueron alguna vez de Wam y los coloco en un frasco con liquido conservante para colocarlos en un estante junto a los otros, luego Juana se llevo el cuerpo sin vida de Wam en su bote privado muy lejos mar adentro y lo arrojo dentro de una bolsa con varias rocas, nunca nadie encontraría su cuerpo ni sabría lo que fue de Wam.  


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

FIN DE MATTHEW

Matthew Armstrong era un muy atractivo chico de 16 años de edad. Era ligeramente más alto que 1.75 metros con una amplia musculatura superior y piernas de nadador bien torneadas. Tenía un rostro clásicamente apuesto, con una barbilla aristocrática, huesos bien definidos de las mejillas y salpicaduras de pecas rojas para resaltar su bronceado dorado natural. Su cabello era una hermosa sombra de óxido que siempre estaba bien cuidado con un buen corte, era un buen bocado visual par las chicas......


FIN DE MATTHEW
Matthew Armstrong era un muy atractivo chico de 16 años de edad. Era ligeramente más alto que 1.75 metros con una amplia musculatura superior y piernas de nadador bien torneadas. Tenía un rostro clásicamente apuesto, con una barbilla aristocrática, huesos bien definidos de las mejillas y salpicaduras de pecas rojas para resaltar su bronceado dorado natural. Su cabello era una hermosa sombra de óxido que siempre estaba bien cuidado con un buen corte, era un buen bocado visual par las chicas.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [BALLBUSTING]



Categoria: Hetero      Autor: Anónimo





Matthew Armstrong era un muy atractivo chico de 16 años de edad. Era ligeramente más alto que 1.75 metros con una amplia musculatura superior y piernas de nadador bien torneadas. Tenía un rostro clásicamente apuesto, con una barbilla aristocrática, huesos bien definidos de las mejillas y salpicaduras de pecas rojas para resaltar su bronceado dorado natural. Su cabello era una hermosa sombra de óxido que siempre estaba bien cuidado con un buen corte, era un buen bocado visual par las chicas.

Cuando Matt estaba "excitado", soltaba gruñidos y gemidos de lujuria. La parte superior de su cuerpo se flexionaba, resaltando cada uno de los músculos ondulantes y el éxtasis se le imprimía por toda la cara. Hoy sin embargo, la cara de Matt estaba contorsionada por el miedo nauseabundo. La fuente - su hermano mayor Randon. Randon era una imagen espectacular de Matt, solo dos años mayor y con cabello rubio. Él era notablemente más musculoso, aunque no mucho, amaba usar pantalones vaqueros apretados para acentuar su salchicha bulbosa de 8 pulgadas. Él actuó en 'str8' para el mundo, pero secretamente había estado sintiendo sentimientos de homosexualidad desde la escuela primaria. Su mayor deseo hasta ese momento era... Matt, y no podrías culparlo.

En este día, Matt había entrado mientras Random se masturbaba con la foto del equipo de natación de Matt (en la que Matt hizo una pose dramática en solo su Speedo - muy apretado) solo unos minutos antes. Matt llamó a Randon 'enfermo' de disgusto, lo que provocó que Randon se lanzara contra su hermanito. Por supuesto, solo tardó unos segundos en que el Random más grande y más agresivo tuviera a Matt clavado en el suelo pidiendo misericordia.

Random estaba sentado en el estómago de Matt (que estaba boca arriba) y estaba apartando del rostro de Matt. Él aprovechó esta oportunidad para golpear su puño tres... cuatro... cinco veces en Matt cuyos huevos aun se estaban desarrollando. Matt soltó un grito de niña cuando Random puso su puño en su entrepierna.

"Oh, por favor, mis huevos... Ohh". Matt gimió y Randon masajeó los huevos de Matt entre sus dedos. El sentir los huevos de su hermano a través de su pantalón le dio a Randon una idea instantánea. Cuanto más golpeaba su puño en la entrepierna de Matt, y cuanto más gritaba, más su cuerpo ondulaba y más sus músculos carnosos se flexionaban y brillaban dorados por el sudor. Random también disfrutó de la mirada en la cara de Matt. El chico de 16 años de edad, al que se le veía garantizado una vida sexual como un caballo de montar con Viagra, tenía su vida sexual en las manos de alguien, y su rostro estaba contorsionado en un miedo salvaje.

-¡Te los voy a arrancar! Randon dijo en voz alta.

En esto, Matt comenzó violentamente a tratar de sacudirse para liberarse "Por favor, Randy, hermano, no mis huevos, no mi...", fue rápidamente silencio por un golpe en su testículo izquierdo de Randon. Randon estaba seguro de que había sentido que los huevos de su hermano hicieron un "pop" silencioso, pero quería garantizar que el trabajo estaba terminado.

Desabrochó el jean de Matt y se lo arrancó. Debajo de él fue tratado su pene rodeado de muslos bien trabajados, bien entonados de Matt. Encima de eso una trusa (slip) blanca apretada marca CK. A causa de la creciente excitación sexual, Randon literalmente arrancó la ropa interior y la arrojó a un rincón.

Mientras Matt lloraba por el dolor y la humillación, Randon se comió con sus ojos en el delicioso paquete que había anhelado durante años. Extendió la mano y agarró el palo de 7 pulgadas de Matt y comenzó a masajearlo de arriba abajo. A pesar de sí mismo, el pene de Matt se puso duro como si fuese de roca. Randon jugó con él, moviéndolo de un lado a otro y apretando suavemente la gruesa barra de carne. Matt lanzó un gemido mientras que su cuerpo entero se movió ondulante y su expresión cambio a una de éxtasis increíblemente. La novia de Matt lo había masajeado de esta manera antes, solo tenía el pantalón puesto y no se sintió tan bien como esa. Matt comenzó a frotar sus dedos arriba y abajo de su pene como para complementar el masaje de su hermano. ¡Estaba en el cielo!

"Randon, te amo. Oh sí..." Matt gimió lentamente mientras su pene se endurecía aún más. Mientras tanto, Randon examinó cómo la dura erección de Matt se había convertido y pensó que solo un hombre podría romper su pene como si fuese una ramita. Agarró firmemente la base del pene de Matt y justo antes de sacudirla hacia la izquierda, lo soltó. -Solo sus huevos. El pensó. Randon soltó el pene de Matt y justo en medio de una de las llamadas pre-orgásmicas de Matt, Randon golpeó el escroto de Matt contra su cuerpo. Matt lloró e intentó escapar de nuevo. Esta vez, sin embargo, Random había exprimido ambos testículos en un lado del saco para que la piel se enseñara como un globo hinchado. Luego pasó el bolso de Matt por sus dos dedos. El contenido se sacudía ligeramente, pero la constricción solo sumó dolor. Matt chilló y todo su cuerpo se contorsionó por el dolor sordo.

"¿Te gusta?" Randon se burló al golpear el saco de su hermano con su mano libre "¿Qué te parece esto...?", Sugirió. Pensó en cómo estaba cuando Matt lo llamó enfermo y se llenó de rabia incontrolable. Sin previo aviso, llevó el codo con toda su fuerza al escroto hinchado de Matt - y esta vez hubo un pop.

Matt gritó como una niña y pateó ambas piernas en el aire. Todo su cuerpo ondulaba violentamente como un pez fuera del agua. Mientras tanto - los gritos de su hermano menor perforando sus oídos- Random soltó el escroto de Matt y examinó el daño. Algo estaba mal, sin duda. Mientras sus dedos pinchaban y probaban la vida sexual del muchacho, descubrió que el testículo izquierdo de Matt ya no era un bulto sólido. Se sentía más como tres testículos separados en el mismo saco, y la piel estaba empezando a convertirse en rosa brillante - similar a un rubor. Pero Matt no se sonrojaba, los vasos sanguíneos de su testículo roto comenzaban a salpicar y manchar la piel en los más violentos tonos de rojo.

-¡Tengo uno! ¡Hice estallar uno, Matt, ahora eres medio hombre! Randon no pudo evitar bromear. Estaba sintiendo una increíble corrida sexual y animal.

"Oooooh, Dios, Randy, Randy..." Matt luchó entre sollozos de dolor "Randy, Rand. Soy tu hermano, por favor. Lo siento, no te llamé enfermo, no estás enfermo. "Matt continuó suplicando misericordia, pero Randon solo estaba recibiendo una mayor prisa oyendo a la voz sexy de su hermano profunda suplicar por su vida sexual, y sentir el pene de Matt vibrar con su voz.

-¿Crees que soy un maricón pecaminoso? Random dijo agarrando violentamente el testículo restante de Matt.

Matt se dio cuenta de lo que estaba pasando y empezó a luchar aún más para liberarse. Intentó agarrar la alfombra, patear con las piernas, cualquier cosa para salvar a sus genitales virginales.

"Sí, los muchachos rectos quieren 'tener toda la diversión Bashin' nosotros todo el tiempo." Randon casi gritó, su furia por el mal trato de los homosexuales que salía de su inocente hermano.

-¡No, Randy, lo siento, lo juro! Dijo Matt.

Randon era imparable ahora mientras golpeaba su puño contra el testículo de Matt, moliéndolo en el suelo. Después de algunos minutos de eso, Randon comenzó a anhelar un orgasmo final. Con eso, puso el testículo de Matt en el suelo y le dio un poderoso golpe de karate, luego lo golpeó con tanta fuerza como fue humanamente posible, rectificándola a la izquierda y a la derecha. Solo tomó dos golpes antes de que Randon sintiera que el testículo desnudo de Matt explotó como un globo de agua bajo su puño

-¡No eres un hombre, te he arruinado! Randon rió mientras rodaba la bolsa vacía de Matt bajo su puño. Para entonces Matt estaba histérico. Las lágrimas rodaban por su rostro, ya no luchaba escapar. No tenía sentido ahora, había perdido su hombría. Randon mientras tanto había sacado su pene ahora dura como de roca y se masturbó violentamente a la idea de un chico, magnífico  de 16 años de edad, como Matthew que no tuviera huevos. Sin vida sexual. A pesar de lo tonto que sonaba con un cuerpo tan bien tonificado y musculoso, una figura tan varonil.

Le tomó unos minutos antes de que Randon dejara escapar un gruñido un aullido primitivo que parecía sacudir la habitación y lanzó una explosión de esperma que casi fue una explosión que llovió sobre las ruinas de la vida sexual de Matt - seguida rápidamente por otra, luego otra . Agotado, Random se levantó, su pene todavía rebotando a través de su entrepierna, y salió de la habitación. Tal vez para formular una historia para contarles a sus padres. Mientras tanto, Matt agarraba sus arruinados huevos sollozando, su cuerpo reluciente de sudor y gritaba: "¡ME LOS HAN APLASTADO!




Historia Original Aquí.




Autor: Anónimo       Traductor: DarkSoul

HISTORIA DE VERANO

Éramos tan jóvenes y despreocupados en ese entonces. Es notable mirar hacia atrás en mi juventud y la simplicidad que podría existir en ese entonces. Difícil de imaginar tanto cambiaría tan rápidamente. Barrett y yo tuvimos algunos buenos momentos. Algo sobre nuestros caminos tranquilos nos atrajo el uno al otro, una amistad que duraría por años. A medida que envejecemos, las chicas o los deportes o cualquier cosa nunca nos separaron por mucho tiempo. Parecía como si hubiéramos hecho todo juntos......


HISTORIA DE VERANO
Éramos tan jóvenes y despreocupados en ese entonces. Es notable mirar hacia atrás en mi juventud y la simplicidad que podría existir en ese entonces. Difícil de imaginar tanto cambiaría tan rápidamente. Barrett y yo tuvimos algunos buenos momentos. Algo sobre nuestros caminos tranquilos nos atrajo el uno al otro, una amistad que duraría por años. A medida que envejecemos, las chicas o los deportes o cualquier cosa nunca nos separaron por mucho tiempo. Parecía como si hubiéramos hecho todo juntos.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [BALBUSTING]


Categoria: Gay      Autor: Corbin Crow





Éramos tan jóvenes y despreocupados en ese entonces. Es notable mirar hacia atrás en mi juventud y la simplicidad que podría existir en ese entonces. Difícil de imaginar tanto cambiaría tan rápidamente. Barrett y yo tuvimos algunos buenos momentos. Algo sobre nuestros caminos tranquilos nos atrajo el uno al otro, una amistad que duraría por años. A medida que envejecemos, las chicas o los deportes o cualquier cosa nunca nos separaron por mucho tiempo. Parecía como si hubiéramos hecho todo juntos - incluso nuestros cumpleaños eran sólo unos pocos días de diferencia. Claro que se ha ido ahora a vivir con ese hombre mormón. Supongo que es culpa mía, ya que arruiné lo único que nos unía.

Yo había descubierto mi amor por el ballbusting a una edad temprana, pero nunca me atreví a compartirlo con nadie - crecer en los suburbios no era el lugar para ser gay, y mucho menos interesado en fetiches más extremos. Pero Barrett era mi mejor amigo y no podía sucumbir a la sensación de querer golpear sus huevos. Con el paso del tiempo de los amigos jóvenes, una patada o dos no es tremendamente infrecuente durante un juego o apenas como broma, pero intencionalmente y para la satisfacción personal está en los límites.

No, no fue sino hasta la primavera de nuestro último año en la escuela secundaria, unas semanas después de nuestra 18 ª semana de cumpleaños, que las cosas se hicieron interesantes. Como ambos estábamos en la categoría de "marginados sociales", nuestro deporte de elección era la pista, el refugio de los tipos nerd que todavía deseaban mantenerse en forma y competir. En mi casa después de la práctica estábamos colgando bajo el viejo roble, relajándome mientras la brisa de la tarde crujía las hojas. No recuerdo particularmente porque, pero Barrett decidió que necesitaba escalar el árbol, una hazaña que nunca había intentado antes. Mientras que la pista deja un cuerpo delgado y piernas fuertes, la fuerza en los brazo no es exactamente alentada.

-¡Dios mira esto! -dijo saltando hacia una rama alta del suelo.

La vista ante mí era increíble. Barrett estaba completamente extendido, con los dos brazos colgando de la extremidad como una barra de tracción. Su cabeza, con los mechones rubios colgando hacia sus orejas, miraba hacia arriba, el bulto de su manzana de Adán apuntando al cielo. La camisa de la pista que llevamos en la práctica no es particularmente larga para evitar cualquier tejido extra rebotando alrededor o causando fricción, por lo que había subido más allá de su ombligo en esa posición, revelando su estómago. No tenía un paquete de seis, ni nada, pero sus actividades atléticas lo dejaron en forma con un agudo cinturón de adonis que descendía hasta sus short.

Para aquellos de ustedes que no están familiarizados con la pista, sepan que a lo largo de las largas distancias que se corren, la fricción es el enemigo. Los short que usamos están diseñados para ser sueltos y cortos para evitar problemas a largo plazo a menos que tengan calzoncillos especiales para correr, muchos solo los usan para competencias. Aunque en términos práctico de funcionamiento, no son tremendamente modestos. A medida que sus tensas piernas daban patadas en un intento de ganar asimiento, el montículo dentro de su short se movía claramente moviéndose libremente por su cuenta. Y de los destellos del sol poniente que pasaba por la tela azul clara de su short detrás de él, estaba claro que no tenía nada abajo.

Aunque estoy seguro de que solo estuvo colgando ahí unos segundos, esa vez me parecieron horas para mí. El balanceo de su paquete y las sombras que generó me dijeron que sus huevos estaban sueltos y colgando Mi corazón latía con fuerza cuando él lentamente comenzó a levantarse y supe que esa era una oportunidad tan buena como puedo imaginar. Incluso para un heterosexual no interesado en el ballbusting, esa era una oportunidad única. Justo cuando su tirón estaba empezando a tener efecto, mi zapato ultraligero estaba volando entre sus ampliamente extendidas piernas. Con un ruido sordo encontraron su objetivo, como puedo describir el choque en entre el fino zapato el contacto y la compresión de sus genitales blandos.

"Ooofph" fue el único ruido creado por Barrett, cuando sus pulmones intentaron vaciar todo su aire.

Casi tan pronto como la patada conectada, se cayó del árbol y comenzó a rodar hacia adelante y hacia atrás en la hierba, su rostro retorcido de dolor. Me paré sobre él, mirando a mi hermoso amigo retorciéndose de dolor y me sentí tan empoderado y excitado al mismo tiempo. Descubrí lo excitante que estaba cuando sentí sus ojos mirar mi entrepierna - yo llevaba los mismos short y son aún más inmodestos cuando contiene una erección furiosa. Con vergüenza, me apresuré a alejarme y empecé a caminar en otra dirección.

"Oye". Barrett gruñó débilmente habiendo dejado de rodar. Me volví para mirarlo mirándome con las manos en las caderas, con una erección completa obscenamente en la parte delantera de su short.

El sentimiento de felicidad abrumadora y la unidad que compartimos en ese momento no requería palabras pronunciadas entre nosotros. Éramos aún más parecidos de lo que pensábamos, y nuestra relación iba a ser muy diferente a partir de entonces. Mirando hacia atrás en ese día perfecto, no cambiaría nada, excepto tal vez la fecha. Pero pensé, ambos habíamos estado en secreto aferrándonos a los deseos entre nosotros, temerosos de revelarlo al otro. Ahora, con la graduación llegando pronto y el verano a seguir, solo tuvimos unos meses antes de que fuera el momento de ir por nuestros caminos separados a nuestros colegios separados.

Mis padres no estarían en casa por horas, así que decidimos continuar ese encuentro dentro de mi habitación, lejos de miradas indiscretas. Sorprendentemente, durante todo el tiempo que estuvimos juntos, nunca lo había visto completamente desnudo. Claro, lo había visto cambiar de ropa interior cientos de veces y tal vez incluso una ojeada o dos en los urinarios. Pero el día en que se quitó la camisa y dejó caer su short ante mí fue uno para recordar. Si pensaba ver su rizado pecho, pero no aún completamente madurado, mientras su camisa pasaba por encima de su cabeza era agradable, imaginar mi sorpresa cuando dejó caer su short.

A medida que pasaba la cintura, su pene circuncidado se volteó hasta el punto de su barbilla, saltándose con toda su gloria. Pero mis ojos realmente se abrieron a lo que estaba debajo de él. Al salir de su short, sus huevos colgaban sin esfuerzo entre sus muslos esculpidos, moviéndose como si tuvieran una mente propia. Me maravilló de su peso colgante y señalando justo por debajo de la parte inferior de su testículo derecho colgando un poco más bajo comenzó la línea gruesa de tan mediano muslo. Sin decir nada, caminé hacia él y golpee con mi zapato justo en sus testículos. Aunque su cara se arrugo con anticipación, sus piernas y manos no intentaban interferir.

Esta vez un golpe mucho más duro fue acompañado por un gruñido, dejando a Barrett rodando alrededor en el piso una vez más. Mientras rodaba sobre su estómago acunando sus huevos, fui recibido con una gloriosa vista de sus nalgas, esculpidas finamente por horas y horas de carreras, flexionándose y apretándose mientras su cuerpo trataba en vano de disminuir su dolor. Tiré mi camisa por encima de mi cabeza y pateé mis zapatos todavía de pie sobre él. A medida que se volvía, vi que la punta de su duro pene había comenzado a filtrar algo de pre-semen con un solo hilo que conectaba su pene a sus abdominales.

Extasiado por esa visión, regrese a la realidad por la sorpresa de su mano empujándose entre mis piernas y apretando firmemente mis propios huevos. Jadeé al principio, pero él no estaba apretando lo suficiente como para causar un dolor real, solo para dejarme saber que él los tenía bajo su control. Cuando sacó el puño, cada testículo se deslizó más o menos de su alcance, pero mantuvo un agarre en la tela de mis short. Con movimiento deliberado, sacó mi short de mi cintura y hasta mis rodillas. Mi pene se alegró de la libertad de los pequeños confines y mis huevos sintieron el aire fresco justo debajo.

Desde la inspección visual estaba claro que mi pene era un poco más grande que el suyo, no lo empequeñecía ni nada, pero claramente más grande. Sus huevos, sin embargo, tenían la ventaja de tamaño evidente y colgaban centímetros enteros más bajos. Mientras terminaba de quitarme el short, que se había enrollado hasta las rodillas, extendiéndolos hacia fuera para dejar sus huevos invitadamente expuestas en medio con su pene que no ofrecía protección ya que seguía apuntando hacia el cielo. No necesitaba ninguna invitación firmada y en algún momento mi pie entró en contacto con su piel por primera vez desnudo.

Su reacción me confirmó lo que los nervios de mi pie ya me dijeron: cuando le dí un golpe sólido. Mientras me paraba sobre él, retorciéndome, no pude resistir el impulso de empezar a retorcerlo. Mientras se recuperaba, se puso de rodillas sobre sus rodillas, claramente favoreciendo sus tiernos testículos. Tomó su propio pene con su puño y comenzó a acariciarlo junto conmigo. Unos momentos más tarde, solo el sonido de nuestra mutua carne acariciándose llenaba el silencio, él extendió la mano y tomó mi mano, tirando de mi pene.

Dejando mi mano a mi lado, su mano se movió hacia atrás para envolver mi pene espasmódicamente. Él era claramente un experto en la manipulación manual y me conocía bastante bien para leer mis reacciones. Controlando la velocidad y el agarre de su mano, se hizo rápidamente evidente que mi liberación estaba en su poder. La inversión de roles de estar de pie sobre un hombre que acababa de patear en sus huevos para tenerlo subyugado a mi propio orgasmo inminente a su voluntad fue grandiosa.

Dejó caer la cabeza hacia atrás y aumentó el ritmo de sus dos manos hasta un casi el borde. Cuando todo mi cuerpo empezó a contraerse por la inminente eyaculación, vi un chorro blanco salir de su pene y golpear mi parte interna del muslo. Apenas tuve tiempo de apreciar la cálida liquidez de su semen antes de que mi propio pene estallara, lanzando una fuerte explosión justo en la muesca debajo de la manzana de su Adán y entre sus clavículas. Durante unos segundos, ambos compartimos la felicidad orgásmica, mientras cuerda tras cuerda de esperma caliente se mezclaba y goteaba por su pecho.

Los dos permanecimos quietos unos instantes, todavía temblando con las réplicas de nuestros orgasmos, con los únicos sonidos de jadeo y el ocasional estallido de una gota de semen cayendo perezosamente de uno de nuestros penes desinflados.

"¿Quieres ver una película?" Dije, rompiendo el largo silencio.
"Claro, ¿qué tal una comedia?" Él respondió con indiferencia.

Un par de duchas rápidas más tarde y estábamos sentados en sudores riéndose frente al televisor por un rato hasta que mis amigos llegaron a casa y pronto Barrett se fue.

Ese fue un buen día.

II

Estuve preocupado por unos días después de nuestro primer encuentro que habíamos ido demasiado lejos y manchado nuestra amistad. Cuando salí con él, decidí no mencionar nada y él parecía contento de hacer lo mismo. Quizás fue una casualidad. Tal vez nunca volvería a suceder. Estaba flotando en el pensamiento mientras nos sentábamos, supuestamente viendo una película, mis ojos vidriosos y mirando fijamente en la dirección de Barrett.

Un pequeño movimiento me sacó de mi neblina, cuando vi su mano deslizarse perezosamente hacia su pantalón deportivo blanco y deslizarlos hasta sus muslos esculpidos hasta que su escroto sin vello quedo a la vista. Apareció concentrado en la televisión mientras el espectáculo se desarrollaba ante mí. Tenía el hábito de ocasionalmente no usar ropa interior y no sabía cómo su ropa mostraba sus genitales, pero eso era ridículo. Rápidamente sentí sus ojos en mí, y lo miré como una sonrisa a la cara. No necesitaba una invitación de nuevo.

El aire salió de sus pulmones, rápidamente expulsado por una respuesta natural de su abdomen tratando de proteger su capacidad reproductora. Esa señal siempre indica un golpe limpio; Gritar o gritar me dice que probablemente he perdido mi objetivo. Me he acostumbrado a ese sonido y, lo que es más importante, me gusta crearlo. Mi calcetín se desliza fácilmente fuera del nylon en su short después del golpe. A pesar de su reacción y el dolor que sentía, solo se inclinó hacia delante un poco, dejando sus genitales todavía expuestos en su postura de rodillas estirada.

Un golpe más duro desgastó su resolución rápidamente, cuando él jadeó una vez más y rodó a un lado, agarrándose a sí mismo. Debo decir que disfruté de la vista de su tensa cara mientras su culo se extendía contra su short mientras sus manos intentaban infructuosamente negar el dolor. Alcancé entre sus piernas, sus manos cediendo pasivamente, y me sorprendí al chocar contra su erección mientras buscaba sus huevos. Para no ser disuadido, redirigí mí enfoque, deslizando mi otra mano por su suave muslo para agarrar sus colgantes huevos.

Incapaz de contenerse, su mano rápidamente extendió la mano para agarrar mi pene a través de mis pantalones cortos mientras su otra mano deslizaba su pene por la cintura de sus short, sus huevos todavía dentro de mi alcance. Mi mano libre ayudó a desabrochar mi short y liberar mi pene, y no paso mucho antes de que estuviera vigorosamente masturbando nuestros dos penes. La excitación del momento y su habilidad en la manipulación manual significaron que ambos llegamos al orgasmo con bastante rapidez. Jadeé cuando mi semen roció sobre su camisa y poco después de que su propio pene, lanzara una raya aún más impresionante de líneas a lo largo de la camiseta. Siguió de la misma manera desde allí, cualquier lugar en que Barrett podía, sin ninguna palabra, convertirse en una oportunidad para reventar sus huevos seguidas de una masturbación mutua.

Un día, un mes después, después de una revuelta particularmente virulenta, se inclinó y tomó mi pene con su boca. Fie el comienzo en un sensación desconocida fui rápidamente aliviado por su talentosa mamada que me hizo apoyarse contra la cama para apoyar en ningún momento. Si usted nunca ha experimentado la sensación de su pene deslizándose profundamente en una garganta dispuesta, no lo puede recomendar lo suficiente. En él era algo natural.

Después de que se tragó mi carga por la garganta, sentí que era justo que yo correspondiera y, sin duda, estaba un poco curioso. Ya le había ayudado en algunos trucos para él, pero mi boca nunca había estado cerca de un pene antes. Aunque intenté lo mejor posible, mi inexperiencia dibujó el contraste de la mamada asombrosa que acababa de recibir. A pesar de que su pene no era tan terriblemente grande,  apenas podía manejar la mitad en mi boca antes de que empezara a ahogarme. Sin embargo, no parecía importarle, mientras sus caderas comenzaban a empujar suavemente hacia adelante y hacia atrás.

Mis manos encontraron la manera de rodear sus huevos enrojecidos y ligeramente hinchados, aún colgando suavemente ante mi barbilla. En lugar de infligir dolor, masajeé suavemente, persuadiéndolo a lanzar sus semillas. Esto era demasiado para él, ya que rápidamente sentí sus huevos contraerse y tensarse en su escroto, listas para suplir su orgasmo. Alrededor del mismo tiempo, su glande se encendió en mi boca y él disparó su semen caliente en mi boca. No estaba totalmente listo y todavía un poco distraído en ordeñar sus huevos cuando una línea pasó por mis labios y goteó en el suelo. Me aseguré de contener el resto y trague todo lo que pude.

Con el progreso del verano, nuestras sesiones se hicieron cada vez más diversas. Patadas, probé rodillas y golpes. Incluso llegue a usar juguetes vez en cuando, pero no eran tan populares y el tiempo que traté de subir a sus huevos con mi peso corporal una pelota resbaló de tal manera que él estaba demasiado dolido para continuar - no fue divertido. Mi favorito era el apretón: tan fácil infligir dolor y los límites son casi interminables.

En una ocasión en particular estaba profundamente en una sesión de apretones y decidí cambiar a masaje suave y apretar suavemente. Su pene, ya dura desde la noche, se contrajo y se hinchó bastante notablemente. Empezó a gemir en silencio y se retorció un poco. Rápidamente le di una palmada con la mano cuando se fue a la deriva en dirección a su pene. Aunque se sobresaltó, cumplió, devolviendo la mano para agarrar las sábanas a su lado.

Sus gemidos se hicieron más urgentes y su pene empezó a retorcerse y saltar por su cuenta. Mis manos cronometraron su tanteo con el tiempo de los movimientos de su pene. Su espalda se arqueó, sus manos tiraron de las sábanas, y todo su cuerpo se tensó cuando la estimulación alcanzó su clímax. Me miró con una expresión de deseo, la otra mitad de confusión sobre lo que le estaba pasando exactamente a su cuerpo. Sentí sus huevos empezar a pulsar y pronto su pene tuvo violentas contracciones. En el tercer movimiento de su órgano intacto, una enorme explosión de esperma disparó y un gran chorro sobre su pecho. Pronto otro y otro salieron disparados desde el órgano viril, rociando en todas direcciones. Él jadeó y gruñó cuando todo terminó, con los ojos abiertos y superado por un placer inusual.

Es seguro que manipular los huevos de un hombre, sin ninguna estimulación directa a su pene, puede hacer que dispare una carga enorme. Eso fue un sentimiento. Supongo que es un poco como la compra de su fábrica de muebles directamente, lo hace bien desde donde se hace y cortar el intermediario.

Rara vez, pero de vez en cuando, él me pegaba en los huevos. No era exactamente lo mismo y ninguno de nosotros realmente disfrutamos mucho. Una vez que empezamos, eso se detuvo por completo.

Cuando mi pene finalmente lo empuje en su último anillo de defensa y apuñaló completamente su musculoso culo por primera vez, verdaderamente transformado nuestra relación de mejores amigos y ocasionales ballbusting a algo mucho más profundo. Me tomó solo unos cuantos golpes para estar seguro de que localice su próstata y él gimió en respuesta. Seguí penetrándolo siempre con sus huevos agarrados no importaba en qué posición, apretando y tirando como me agradara.

El verano se calmaba y slo quedaba un mes antes de que ambos nos mudáramos. Habiendo terminado una sesión reciente de juegos y sexo, yacíamos perezosamente sobre su cama.

Se volvió hacia mí y me susurró en el oído: -Quiero que estalles mis huevps. Quiero que los agarre en tus manos y los exprimas hasta hacerlos papilla. Por favor, arruina mi virilidad y aplasta mis huevos. "Se apresuró a través de la solicitud sin detenerse, como si simplemente no podía dejar de decirlo por más tiempo.

"¿Amigo, qué?", ​​Grité con asombro tan pronto como pude pronunciar palabra, sobre todo sorprendido aunque la idea sin duda había cruzado por mi mente antes. "Me encantan tus huevos, nos hicieron estar juntos este verano y nos dieron tanto placer. Nunca podría destruir algo tan hermoso. ¿Por qué querrías que lo hiciera de todos modos? "

"No sé qué es", respondió "pero siempre he querido que desaparezcan. Solía ​​enrollarlos en mis años más jóvenes, probando su fuerza y ​​sintiendo su forma, y ​​me pregunto cómo sería sentirlos dar y arrojar sus entrañas dentro de mi escroto. Ahora que no tengo un uso especial para mis huevos ya que sólo la parte inferior, siento que esta es mi oportunidad. Nada me hace más caliente que la idea de alguien que amo y confío aplaste mis grandes y bellos huevos. Ahora no puedo imaginar que esa persona sea otra persona que no seas tú. Te estaré eternamente agradecido y mis huevos que amas serían siempre tuyas de alguna manera. . No me hagas rogarte.

Estaba desgarrado. Comencé a pensar que amaba a Barrett y sabía que amaba sus huevos. Estaba, sin embargo, increíblemente encendido por la idea de arruinar permanentemente a alguien. Ahí tenía al poseedor de un conjunto perfecto de huevos que me rogaban que los aplastara, cumpliendo una fantasía de mucho tiempo, y estaba dando vueltas al asunto. Pero de nuevo son sus huevos, bastante egoístas de mí era decidir qué se debe hacer con ellos.

-Bueno, no estoy loco por ello -respondí-, pero si realmente es lo que quieres, lo haré por ti. Pero absolutamente no hasta el final del verano, me niego a perder ninguna oportunidad que me quede de disfrutar de ellos. "

"¡Trato!" Dijo con una cantidad extraña de regocijo para alguien que está listo para ser castrado.

Parecía un final apropiado para el verano, para entonces haberse mudado a su nueva ciudad universitaria, sus padres no estarían haciendo todo tipo de preguntas sobre su lesión. De la misma manera, sus huevos definieron el verano para nosotros y era apropiado que también dejaran de existir con el verano.

La noche antes de que él se mudara, él durmió encima de mí. Estuve despierto esa noche tocando su cálido cuerpo con mi mano rodeando su escroto. Cuando se desperté a la mañana siguiente, ya se había ido.

Sus padres eran lo suficientemente ricos como para pagar un departamento para el solo en la ciudad y, afortunadamente, la ciudad no estaba lejos de nuestra ciudad natal. Me dijo antes de salir que quería que el día de su ruina siguiera siendo una especie de sorpresa para él, sentarse sabiendo que podía llamar a su puerta en cualquier momento y poner fin a su virilidad a mi capricho. Aparentemente, esa idea le atraía. Lo confieso, me atrajo también.

Cuando finalmente llegó ese día llamé a su puerta. Sabía por su mirada que estaba feliz de verme. Estaba vestido sólo con el traje de pista que llevaba el primer día que le di en los huevos, abultado con una erección ansiosa. Me divertí brevemente con la idea de que un hombre de UPS o un vecino amistoso, fuera saludado con la misma vista si Barrett tuviera una pistola.

Una vez dentro, mientras me despojaba cuidadosamente de mi ropa, él literalmente se arrancaba la ropa, dejando sólo restos jirones de ese conjunto. Adecuado. Sus genitales colgaban, claramente él había estado manteniéndolos calientes así que estaban bajos colgando como era posible. Seguro que sabía presionar mis botones. Esos dos hermosos huevos colgando en ese escroto sin vello eran uno de los lugares más bonitos que jamás había visto. Mi pene ya duro estaba ahora esforzándose al máximo.

Tan pronto como estuvimos ambos desnudos con mi calcetín cubriendo mi pie voló entre sus piernas. Después de un golpe suave, Barrett gruñó y cayó de rodillas. Diablos, no había razón para contener mis patadas ya que sus huevos serán muy resistentes de todos modos. Durante la siguiente media hora más o menos, pateé y golpeé y pateé y apreté lo que quise, y Barrett, a pesar del dolor, mantuvo una disposición de felicidad. Claramente, estaba emocionado por lo que vendría.

Después de un golpe particularmente duro, Barrett necesitó un momento para recuperarse. Mientras rodaba sobre su estómago, se detuvo y tome en mis manos sus enrojecidos huevos. Con cuidado colocando su rostro y sus rodillas en el suelo, se deslizó hasta el culo primero en el aire hasta que sus hermosas nalgas se extendieron, revelando su agujero apretado. Con un rápido escupir en mi pene, acepté su oferta y apisone sus huevos profundamente en él. Haciendo una pausa por un momento, mi mano derecha cayó hacia abajo para buscar su propio pene. Cuando me metí en él, tire de sus huevos cada vez. Mientras sentía el semen hirviéndose en mis huevos, listo para llenarlo, de pronto me di cuenta de la calidez, la vida, la potencia contenida en mi puño izquierdo. Un poder chocante realmente.

Con un último empuje profundo, tiré de sus huevos hasta que su culo estaba contra mí y mi pene comenzó a disparar mis jugos calientes en su culo. Me senté hacia atrás, mi pene suavizante se deslizó de dentro de él, y los dos descansamos jadeando un momento, recuperándonos del orgasmo.

Cuando alcancé su pene duro para pagar el favor, él apartó mi mano. "¡No! No quiero venirme hasta que se hayan ido. Quiero tener una erección solida cuando suceda". No dije nada y ambos nos quedamos en silencio por unos momentos, reflexionando sobre el futuro cercano.

Mirando los huevos que iba a destruir, aún sueltos y rojos acurrucadas entre sus piernas bien formadas, una ola poderosa me abrumó - desde el fondo de mi mente surgió la duda.

"No estoy seguro de que pueda seguir con esto." Dije tímidamente, sus hombros cayeron en respuesta.

"¡¿Qué?! Hace tiempo que lo quiero. No veo mucha necesidad de conservarlos. "Contestó mientras se acercaba a mí. -¡Además, lo prometiste!

"Umm. . . No lo sé. "Le respondí. Sentí que su mirada se deslizaba de mi rostro hasta mi pene.

"Tu boca está vacilando en esta idea mucho más que tu pene”. "Dijo cariñosamente, colocando un dedo sobre mis labios. Él puso su boca en mi oído y suavemente susurró: "Quiero mis huevos girando en tu mano". Y mi pene tuvo una contracción inmediatamente. Tenía razón, y ambos lo sabíamos.

Fue realmente un procedimiento sorprendentemente simple. Sabía por una pequeña investigación que el testículo era básicamente una pared exterior fibrosa que rodeaba un área seccionada llena de túbulos para producir esperma. Si la carcasa se rompe, el contenido puede ser expulsado. Una ruptura menor es fácilmente reparable por un cirujano experto. Sin embargo, si se rompe y todo el contenido es forzado a salir, ya no hay vuelta atrás.

Apretarlos era realmente nuestro método favorito de ballbusting, pensé que era el método apropiado. Todo lo que tenía que hacer, razoné, era fijar el testículo entre mis dedos y utilizar mis yemas para ganar apalancamiento en la estructura hasta que no puede soportar la tensión más. Barrett me aseguró que no iba a resistirse así que no había necesidad de atarlo.

Cualquier duda persistente se había evaporado en el momento en que agarré su testículo derecho en mi mano y lo atrape en preparación. No puedo describir la sensación de sostener el testículo de otro hombre en mis manos planeando destruirlo. El poder es humillante. Puse mis dedos con el largo lado interior de su testículo. Para presionar con toda mi fuerza, el testículo se escabulló bruscamente de mi agarre y Barrett gritó.

Luego apreté con más firmeza esta vez, presioné con toda mi fuerza y, con un empujón extra, mi esfuerzo fue recompensado con un grueso crujido húmedo. Barrett apretó los dientes y gruñó, pero se quedó rígido, revelando que sentía lo que yo hacía. Ahora que la cáscara se rompió, era sólo cuestión de tiempo. Mientras volvía a presionar la raya central, mi pulgar cayó en la forma de su testículo y sentí una oleada de materia suelta alrededor de mis dedos durante un segundo o dos. No tardó más tiempo en completar la evacuación del testículo herido mientras los últimos trozos de resistencia se desgastaban mientras mi pulgar se unía a otro dedo.

Después de ese paso inicial, solté su testículo aplastado y encontré un bulto de carne mucho más suave que residía junto a él. Esa era la esencia de su virilidad en mis manos ahora, el precioso contenido que la cubierta de su testículo ya no podía proteger. Moví esa pequeña masa amorfa de tejido que es técnicamente lo que hace ser a un hombre, un hombre. Aunque casi sin duda inútil ahora, estaba decidido a hacer eso bien y comencé a amasar la mancha entre mis dedos. No opuso casi ninguna resistencia y se rompió rápidamente lo moví hasta que resbalaba alrededor de mis dedos hasta que estuve seguro que no había pedazos sólidos que quedaran. Miré hacia arriba para ver a Barrett desmayado, una calma se extendió por su cara.

Él nunca me perdonaría si lo dejaba dormir durante el gran final, así que fui a buscar un poco de agua para despertarlo. Además mis manos me estaban doliendo un poco en ese punto y podría tomar un descanso.

Al llegar, estaba un poco fuera de él, pero más agradecido por despertarlo y complacido con el progreso hasta ahora.

Ahora que había descubierto todo el proceso, el segundo debería ser mucho más fácil. Encontré el mismo punto en su testículo final, lo atrape con mis dedos y presionado mis pulgares en su núcleo. La resistencia fue tremenda, pero  no estaba dispuesto a dejar que ese testículo se me escapara esa vez. La pared fibrosa finalmente renunció a su lucha y, con otro apretón, permitió que mis pulgares aplastaran las preciosas entrañas masculinas que ya no podía proteger. Esta vez no perdí tiempo entre la eyección inicial de la materia testicular y la molienda, mis dedos hicieron un trabajo rápido de todo lo que quedaba de sus huevos. En ese breve momento entre la ruptura inicial y la completa descomposición de su virilidad, Barrett se tambaleaba al borde del desmayo y de repente ya no era un hombre. Jamás había tenido otra carga fértil ni pensaba convertirse en padre.

Dejó caer la cabeza hacia atrás y soltó un tremendo suspiro de satisfacción. Fue como si el contenido de sus huevos estuviera doliendo para salir de las paredes del testículo, causándole una gran incomodidad, hasta que amablemente alivié la presión haciendo estallar sus huevos y permitiendo que la delicada carne dentro escapara. Me imagino que un hombre que acaba de pasar una piedra por el riñón o una mujer que ha dado a luz a un niño haría tal ruido.

No estaba muy interesado en sus sentimientos en este momento, disfrutando enormemente de mi acceso de dos manos a su escroto arruinado. Llegué lejos y trace las cuerdas espermáticas hacia abajo, una en cada mano, hasta que encontré lo que alguna vez fueron sus huevos. Ahora, solo una cáscara deshinchada y agrietada solo residía algo pequeño que se deslizaba hacia adelante y hacia atrás entre mis dedos con facilidad.

Una mano siguió tanteando el saco pulposo mientras la otra empezaba a acariciar mi pene. Pronto sentí mi orgasmo inminente y apunte mi polla a su pene. Fue el orgasmo más intenso de mi vida, cuando disparé, chorro tras chorro de semen caliente blanco sobre su hombría arruinada. Fue una vista asombrosa, mi semen goteando a través de un par de huevos triturados y una pene que nunca producirá otra carga potente en su vida.

De principio a fin, la trituración tardó menos de 10 minutos. Lo que llevó a la naturaleza casi 19 años a minuciosamente perfectamente hacer, lo destruí en unos miserables 10 minutos. Es divertido saber todo lo que realmente se necesita para hacer estallar un par de huevos, incluso los grandes y hermosos como lo de Barrett, un poco de fuerza aplicada de la manera correcta y lo más importante, la voluntad de hacerlo.

De ahí fue a un médico amigo con el que había tenido algún contacto. El médico lo registró todo como un accidente deportivo o algo así, y como Barrett tenía 18 años, no había necesidad de involucrar a ningún padre o autoridad. Lo cuidé por los próximos días y él comenzó rápidamente en una terapia de reemplazo hormonal prescrita por el médico. Al final de la semana ya era hora de que nos separáramos y Barrett continuó con sus profusas gracias.

"Nunca podré agradecerte lo suficiente por el regalo que me has dado. Fue el momento decisivo de mi vida y me alegro de haberlo compartido contigo.

Yo estaba demasiado sobrecogido por las emociones de nuestra separación que simplemente ofrecí un abrazo lloroso como respuesta. Moví la mano a través de la ventana del taxi mientras doblaba la esquina.

Mirando hacia atrás, me pregunto qué podría haber sido. No creo que lo haya pensado completamente. Casi egoísta de él realmente. Esos huevos nos unieron. Una vez lo restos fueron limpiadas por el médico, nuestra relación ya estaba condenada. Claro, nos mantuvimos un poco en contacto durante la universidad con cartas y correos electrónicos e incluso me visito una vez durante el verano siguiente y me dejó acariciar lo que quedaba de su escroto. La terapia hormonal parece estar funcionando pues su pene funcionó muy bien. El sexo era desinteresado y desapasionado y no hablamos de nuevo luego de ese verano.

Él me dijo que había conseguido un nuevo novio, algún entrenador físico. Al parecer su pene era más grande y él realmente amaba la idea de que su pene enorme dentro de él ahora que ua no era hombre. Hace años que no hablamos. A veces, me siento usado. Pero mirando hacia atrás, no cambiaría nada.

¿Con qué frecuencia obtienes una oportunidad para que un hombre hermoso con el que has fantaseado sobre ballbusting te ofrezca sus perfectos huevos para ser destruidos, y si hay algo para tener que convencerte de hacerlo? Esa prisa que experimenté cuando su testículo final cedió a mis pulgares y entregó su contenido masculino vital a mí es uno que probablemente nunca volveré a sentir. Pero es una cosa que nunca olvidaré.




Historia Original Aquí.




Autor: Corbin Crow       Traductor: DarkSoul

QUIÉN MANDA AHORA

De alguna forma ver el gran miembro de Jason por parte de Roberto lo hizo sentirse extrañamente excitado, pero su educación, temores y hasta machismo hicieron que ese sentimiento se convirtiera en odio y envidia hacia Jason, aquellos sentimientos mal sanos se incrementaron con los años cuando Roberto ya de 19 años sucedió otro hecho que marcaria su vida como la de Jason para siempre......


¿QUIÉN MANDA AHORA?
De alguna forma ver el gran miembro de Jason por parte de Roberto lo hizo sentirse extrañamente excitado, pero su educación, temores y hasta machismo hicieron que ese sentimiento se convirtiera en odio y envidia hacia Jason, aquellos sentimientos mal sanos se incrementaron con los años cuando Roberto ya de 19 años sucedió otro hecho que marcaria su vida como la de Jason para siempre.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [BALLBUSTING] [VIOLACIÓN] [DOMINACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Roberto y Jason se conocían desde niños pero Roberto era blanco y Jason negro, desde niños a Roberto le gustaba molestar a Jason se sentía superior a él ya que Jason era pobre y vivía en una casucha con sus padres a penas a metros de donde terminaba la enorme propiedad de los padres de Roberto, quienes eran ricos los problemas en ambos se agravaron cuando la testosterona invadió sus cuerpos en la pubertad, sobre todo después de que Roberto logro ver a Jason desnudo bañándose en un lago cercano, su pene era del doble de tamaño que el de Roberto a los 15 años. 

De alguna forma ver el gran miembro de Jason por parte de Roberto lo hizo sentirse extrañamente excitado, pero su educación, temores y hasta machismo hicieron que ese sentimiento se convirtiera en odio y envidia hacia Jason, aquellos sentimientos mal sanos se incrementaron con los años cuando Roberto ya de 19 años sucedió otro hecho que marcaria su vida como la de Jason para siempre, de nuevo se lo vio nadando en el lago pero en compañía de otro chico, Roberto no se dejo ver ocultándose detrás de unos matorrales desde donde tenía una plena vista de todo lo que pasaba en el lago.

Roberto observo como el otro chico y Jason se sentaron en la orilla del lago el otro chico cruzo sus brazos mientras conversaban Jason se acerco y le robo un beso él otro chico quiso negar sus labios pero Jason lo agarro de cierta manera que lo forzó dándole un fuerte beso metiendo toda su lengua en él lo que hizo que el chico al final de cuentas aceptara su beso, Jason fue bajando por su cuello, el chico solo emitía gemidos ahogados como no queriendo que siguiera pero tampoco lo detenía y aunque se lo pidiera lo más seguro es que Jasón no pensaba detenerse.      

Jason llego poco a poco a sus pezones los toco, los beso, los mordió y poco a poco le fue quitando la ropa que tenía que era un pequeño short para ese momento el chico blanco tenía su pene bien erecta y peluda para sus 19 años bien desarrollada, tanto Jason como Roberto pudieron ver en todo su esplendor su hombría un pene de hombre en el cuerpo aun de un adolescente Jaseon se la agarro con sus manos y se la llevo a la boca que ya palpitaba, deseaba sentirse engullida en una boca caliente la cual le diera placer poco a poco Jason se la fue llenando de saliva, su cabeza iba y venía desde la punta hasta la base, Roberto oía como aquel chico gemía tratando de evitar disfrutar del momento ahogaba sus gemidos.           

-“No, no.., ¡detente por favor!” decía el chico blanco a penas como un susurro. 

En cierto momento Roberto escucho a Jason decirle a ese chico.

-“Solo disfruta grita si quieres aquí donde estamos nadie te oirá”. Dijo Jason

Para seguir dándole una gran mamada, se metía cada uno de sus huevos en se boca, le chupaba entre su culito y sus huevos le tocaba su anito cerradito con cada caricia con cada mamada se abría poco a poco quería ver desde otro ángulo su orificio anal virgen por lo que Jason luego de algunos minutos hizo que se acostara boca abajo, Jason hizo que levantara un poco sus nalgas, el chico era delgado con cuerpo marcado no de trabajado en el gimnasio pero se le notaba los músculos así que sus nalgas eran redondas, firmes y paraditas, en una palabra deliciosas.  

Jason le abrió sus nalgas para lamber su ano que hizo gemir casi gritar de gusto al chico que le gustaba en cierto momento Roberto se percato ese chico tenso su cuerpo fue tanto placer que sintió por su primer beso negro que se vino.

-“¡AAAAAHHHH!, lo siento ya no aguante más” Le dijo el chico a Jason.,
-“No te preocupes solo disfruta”. Le susurro al oído Jason subiendo hasta su oído.

Mientras agarraba su leche y se la untaba en su aun palpitante pene, momentos después Jason coloco su glande en su entrada anal y le dijo

-“Todavía falta lo mejor”, Le dijo Jason agarrando bien sus caderas.

Para de un gran empujón clavarle todo su duro miembro de 25 cm hasta el fondo, el chico dio un grito que Roberto creyó que lo oyeron hasta el pueblo, se le escaparon unas lágrimas al hico pero Jason lo tranquilizo mientras sentía su erección aprisionada por ese culito recién desvirgado.   

Jason logro ponerse encima de él y cuando sintió que era el momento adecuado empezó a meter y sacar su erección con ganas y deseo cuando se la saco la primera vez Roberto y Jeson pudieron ver que el pene del chico ya estaba erecto de nuevo y que de su ano abierto salían unos hilitos de sangre que mancharon el pene duro como si fuera de roca de Jason.

-“Que delicia saber que eres el primero en un culito virgen”. Se dijo así mismo Roberto ya masturbándose.

Jason de nuevo penetro al chico y empezó a moverse con deseo cada vez más duro, solo se oían los gemidos por ratos mientras los dedos del chico se aferraban a la toalla sobre la que estaba acostado, Jason parecía que ya no aguantaba más quería venirse en el, quería marcarlo como de su propiedad, cuando sintió que pronto se vendría le hizo cambiar de posición y le puse sus piernas que aun temblaban sobre sus hombros y sin darle tiempo a pensar lo volvió a penetrar y Jason pudo ver su expresión de dolor y de placer veía como lo disfrutaba en ese momento lo beso y con una mano le agarraba las piernas y con la otra empezó a masturbarlo.

No paso mucho hasta que el chico blanco se vino sobre su lindo abdomen, Jason sintió como ano apretaba su ya palpitante pene lo que hizo que también se viniera dentro de él, llenando sus estrechas entrañas de su espesa leche, fue delicioso ver como el chico disfruto de ese momento, Roberto por su parte tuvo que morderse el labio inferior para no dar un alarido de placer al venirse contemplando esa escena, cuando Jason se acostó al lado del chico él se acostó sobre, lo beso y cuando sus labios se separaron le dijo.

-“Te amo Jason, gracias por ser tu el primero y quiero ser tuyo las veces que quieras solo un favor no le digas nada a mi papa ni a nadie”. Dijo el chico.

-“Descuida nadie sabrá nada por mi parte”. Le dijo Jason para besarlo de nuevo.

Algunas semanas más tarde, el chico se presento llorando ante Jason todos en el pueblo hablaban de que era gay y que fue penetrado por Jason, que le juro que no le había contado nada a nadie, sin embargo el daño estaba hecho, el chico blanco fue mandado por sus padres lejos y la reputación de Jason quedo manchada para siempre en un pueblo pequeño muy conservador era la muerte social, una tarde mientras Jason iba camino al lago se encontró con Roberto al cruzarse le escucho  decir.

-“Vaya si que disfrutaste del culito virgen de ese chico ¡eh!” Dijo Roberto.

En ese momento Jason supo que el que conto todo en el pueblo había sido Roberto, se dio la media vuelta para ver Roberto sonriéndole como si hubiese ganado una batalla a muerte, aquella sonrisa solo hizo que Jason hirviera en cólera, se le acerco a Roberto pero antes de que pudiera golpearlo Roberto ágilmente le dio una patada en los huevos que hizo que Jason cayera al suelo agarrándose la entrepierna, Roberto se le acerco y le dijo.

-“Sabes yo podría arreglar todo si me dejas disfrutar de tu culito como lo hiciste con aquel chico”. Dijo Roberto.

Aquellas palabras hicieron enfurecer aun mas a Jason que olvido por un momento el intenso dolor que estaba sintiendo para alargar su brazo y tomar los de los huevos a Roberto que abrió los ojos completamente al verse sorprendido no esperaba algo así, por parte del que pensaba totalmente vencido Jason.

-“No Jason espe… ¡AAAAAAAAAAAHHHH!” Grito, Roberto al sentir el gran apretón de Jason sobre sus huevos.

Jason no solo se los apretó sino que se los retorció lo que acrecentó aun más el agudo dolor que Roberto experimento, para casi de inmediato caer al suelo retorciéndose de dolor.

Jason se puso de pie y se monto sobre Roberto, aparto sus manos y molió su entrepierna a golpes, uno tras otros mientras Roberto gritaba hasta que puso sus ojos en blanco y se desmayo por el dolor, Jason tardo algunos segundos en que Roberto estaba desmayado para que dejase de golpearlo, entonces se puso de pie y fue a buscar corriendo un cuerda y cuatro largas estacas que clavo en cuatro lugares alejados del cuerpo de Roberto profundamente en la tierra, luego amarro sus tobillos y muñecas a las estacas y desnudo por completo a Roberto.

Roberto se despertó sintiendo que algo intentaba entrar en su ano virginal, al abrir los ojos sintió el enorme falo de Jason tratando de penetrarlo de inmediato comenzó a suplicar.

-“No  Jason, No lo hagas, por favor NO JASON NO…” Grito desesperado Roberto.
-“AAAAAAAAAHHHHHYYY” Grito muy fuete Roberto.

El grito fue cuando su ano por fin cedió para dar paso al enorme falo de Jason al interior de sus intestinos, Jason lo penetro por completo de una sola vez, sus huevos negros quedaron pegados a las blancas nalgas de Roberto, quien decía gritando.

-“SACALA, SACALA ¡POR FAVOR!” Gritaba Roberto.

Pero Jason estaba dominado para ese momento por el odio, la venganza y la lujuria, lejos de sacarla continuo penetrando a Roberto salvajemente unos 10 minutos más tarde entre gritos aun de dolor Roberto se vino sobre su vientre y pecho de manera copiosa, Jason continuo con sus embestidas como 10 minutos más hasta dar un pequeño gruñido y venirse por completo en lo profundo de los intestinos de Roberto que sintió su leche caliente muy dentro de su ser, para ese momento estaba llorando y suplicaba ya sin fuerza una y otra vez.

-“No, no, no en mi interior”. Susurraba Roberto.

Cuando Jason extrajo sin delicadeza alguna su aun palpitante gran miembro del interior de Roberto un rio de semen mezclado con sangre broto de su ano completamente abierto, Roberto quedo ahí llorando y sin fuerza, mancillado y violado, sintiendo como el semen de Jason brotaba de su interior, Jason se coloco su vieja larga bermuda para ir al recoger una herramienta que le había servido para algunas tareas y que pensaba usar para una muy especial.

Aquella era un tubo de metal con punta con el mango forrado con material aislante, era una especie de picana pero que servía para marcar hoyos en placas de madera para luego ser perforados por una broca de taladro de manera más fácil, Jason la había limado para que tuviera filo la punta, con esa herramienta en la mano regreso donde aun estaba Roberto y comenzó a darle descargas eléctricas directamente en su huevos, que provoco que Roberto se retorciera de dolor  mientras gritaba para que se detuviera, cosa que Jason no hizo estaba cegado por el odio.

Jasen continuo torturando a Roberto con la herramienta y a veces dándole patadas, brutales patadas en sus desprotegidos huevos, al cabo de una media hora ya con los huevos de Roberto visiblemente hinchados, Jason penetro con la herramienta a Roberto por su ano y mantuvo dándole una descarga pese al olor a carne quemada hasta que su pene de nuevo lanzo dos poderosos chorros de su semen mientras Roberto se retorcía de dolor, cuando acabo de venirse Jason extraño la herramienta se inclino y le dijo a Roberto.

-“Espero disfrutaras de tu ultimo orgasmo como hombre, ¡desde hoy serás mi putita!” Dijo Jason.

Acto seguido coloco la afilada punta de la herramienta sobre el escroto de Roberto justo entre sus dos huevos para presionar el botón mientras hacía fuerza, la herramienta comenzó a penetrar en el escroto mientras le daba descargas eléctricas a Roberto.

Quien no dejaba de gritar y retorcerse de dolor, Jason realizo varios agujeros hasta que el escroto de Roberto era una masa sangrante amorfa, en ese momento Jason tomo su destruido escroto y le dijo justo cuando de un fuerte tirón le arranco sus huevos y escroto a Roberto que quedaron en su mano sangrando mientras le decía.

-“¿Quien Manda Ahora?”



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com   





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

PACTO SINGULAR

El negocio de Paty era clandestino por lo que solo una selecta clientela conocía la ubicación del club, en la que hombres eran sometidos, humillados y torturados por bella como sádicas mujeres, algunos de los clientes eran políticos u hombres de mucho poder económico por lo que Paty se sentía segura pero pese a todo tomaba sus medidas para mantener el secreto de su club lo mejor posible......


PACTO SINGULAR
El negocio de Paty era clandestino por lo que solo una selecta clientela conocía la ubicación del club, en la que hombres eran sometidos, humillados y torturados por bella como sádicas mujeres, algunos de los clientes eran políticos u hombres de mucho poder económico por lo que Paty se sentía segura pero pese a todo tomaba sus medidas para mantener el secreto de su club lo mejor posible.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [TORTURA] [SECUESTRO] [BALLBUSTING] [FEMDOM] [CBT]

Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Ana y Paty era amigas desde la infancia, cuando Ana de 25 años en ese momento estaba por casarse muy ilusionada con Paco su gran amor según ella, Paty le juro que si la trataba mal o le hacía algo ella se encargaría de hacerlo sufrir algo peor que la muerte misma, las dos sellaron su pacto con un beso en la mejilla, luego rieron y días después la boca tuvo lugar, Paty vivía en otra ciudad por lo que luego de la boda ella se fue, para seguir regenteando su negocio de BDSM en la que ella era la Ama suprema del lugar.

El negocio de Paty era clandestino por lo que solo una selecta clientela conocía la ubicación del club, en la que hombres eran sometidos, humillados y torturados por bella como sádicas mujeres, algunos de los clientes eran políticos u hombres de mucho poder económico por lo que Paty se sentía segura pero pese a todo tomaba sus medidas para mantener el secreto de su club lo mejor posible.

Rápidamente pasaron cinco años desde la boca de Ana, en la que Paty tuvo poco contacto con ella la mayoría por correo electrónico el ultimo que recibió le pedía ayuda para alejarse de su esposo que la estaba acosando y golpeando. 

Paty le dijo que volaría a su ciudad para llevársela lejos de su esposo por desgracia eran días festivos y no pudo conseguir vuelo alguno hasta cuatro días, para cuando llego por Ana era demasiado tarde ella fue encontrada muerta, golpeada y violada hasta la muerte, Paty apenas pudo reconocer el rostro de su amada amiga de lo desfigurada que los golpes propinados le habían causado, las autoridades culparon a Paco su esposo como el asesino pero él tenía dinero como amigos poderosos que movieron los hilos de la justicia.

Pese a una gran batalla por parte del fiscal, el abogado de Paco se la arreglo para desacreditar a los testigos algunos ni siquiera se presentaron otros desaparecieron, y las pruebas las que aparecieron fueron refutadas fácilmente en conclusión Paco fue declaro inocente del asesinato de su esposa, Paty hablo con el fiscal y este le confirmo que aquello era una injusticia que estaba seguro que él era culpable que seguiría trabajando para poder llevarlo a juicio en una corte federal, pero antes necesitaba encontrar algunas de las pruebas desaparecidas.

Paty por su parte no pensaba esperar a que la justicia fuese servida, ella pensaba llevar a cabo su propia justicia, iba a honrar en pacto que hizo con su amiga a toda costa, espero unos prudentes seis meses pero el fiscal pese a todos su esfuerzos aun seguía con las manos atadas fue entonces que Paty, contrato a una banda local para que secuestraran a Paco su trabajo era solo dejarlos atado e inconsciente en el lugar que ella les señalara, para ganarse una buena cantidad de dinero.

Paco salía de un bar de mala muerte en donde bebió y compartió con mujeres de dudosa reputación, tambaleándose nunca llego a su auto, fue narcotizado y subido a una camioneta.

Paty al ver al robusto cuerpo bien trabajado de Paco ante sus pies sintió un cosquilleo en su entrepierna, al tiempo que sintió que su tanga de color negro bajo su ajustado pantalón se mojaba de sus jugos al tener al asesino de su mejor amiga casi hermana a su merced, algunas horas más tarde Paco aun inconsciente estaba en una gran salón del establecimiento de Paty listo para recibir la justicia que ella le había preparado y no se le fue concedido a su amiga aun.

Ana le conto en sus platicas previas a la boda que Paco estaba bien dotado pero nunca le creyó del todo hasta que despojo a Paco de su ropa interior para ver su pene que pese a estar dormido era muy grueso circuncidado y con un glande en forma de casco de un tamaño de 13 cm con un escroto rechoncho en el que dos grandes huevos descasaban entre sus piernas, casi tocando el suelo una vez despojado de su ropa interior lo que hizo de nuevo excitar a Paty y humedecer su vagina de nuevo.

Paco era un hombre peludo, con un pecho lleno de espeso vello, que descendía por su marcado abdomen hasta su pubis en donde nuevo se espesaba en una mata de vello púbico, su escroto por su parte estaba cubierto por una buena capa de vello púbico lo que hizo repugnar a Paty, por lo que procedió a comenzar con su plan de venganza, primero aseguro los brazos de Paco por sus muñecas para luego colocarles una cadena que estaba unida a una pequeña grúa eléctrica en el techo con la que Paty sin esfuerzo levanto el pesado cuerpo de Paco que quedo casi colgando de sus brazos.

Paty aseguro los tobillos de Paco con grilletes lo que dejo sus piernas bien separadas con sus plantas bien plantadas en el suelo, con la ayuda de una maquinilla de afeitar, Paty comenzó a rasurar el vello desde el pecho, bajando hasta llegar a su vello púbico lo que la maquinilla no pudo quitar lo hizo manualmente con una navaja de afeitar, también rasuro sus fuertes como robustas piernas, para terminar le coloco un pesado como estrecho aro metálico en la parte alta del largo escroto de Paco lo que dejo sus dos huevos bien marcados en el fondo de su saco de piel.

Para terminar le coloco una antifaz sobre los ojos de Paco para que no pudiera ver nada, también le coloco unos tapones contra ruido en sus oídos para que no pudiera escuchar nada y ya para rematar le coloco una mordaza de boca en su boca para que tampoco pudiera hablar o gritar, ya que Paty estaba segura que él iba a gritar como nunca antes en su vida con todo lo que le tenía preparado para esa noche y las siguiente en que iba torturarlo.

Paco no lo sabía aun pues seguía inconsciente, pero pronto entenderá, que su “motivo de orgullo” le servirá a Paty para humillarlo y causarle mucho dolor ella sabía que sus genitales era donde más fácilmente podía lograr doblegar a un hombre no solo físicamente sino también psicológicamente al someterlo, cambiaria sus paradigmas y eso además de obtener justicia para Ana iba a sentir verdaderamente placer.

Sus queridos genitales seguramente eran el punto más débil de Paco, como de la mayoría de los hombres especialmente si es donde centran toda su sexualidad, su esencia viril y su machismo, el tamaño de su pene aunque asombroso le tenía sin cuidado, pero saber que estaba tan orgulloso de sus cositas, le facilitaba la tarea y es que precisamente ese motivo de orgullo lo volvía vulnerable ante ella, por lo que a Paty respecta, si tenía un pene y dos huevos, ya estaba perdido.

Le complacía controlar los impulsos de un macho, a través de la anulación de sus genitales aplicando severos correctivos por medio de la tortura genital, unos huevos, bien atados,  durante  unos minutos,  algo tan elemental como un bondage, cambia de forma inmediata  el modo de pensar y de sentir de los machos, pero tener un anillo pesado metalizo sobre los huevos lo logra aun mas rápido.

A Paty le gustaba separar al máximo los huevos de la base de su entrepierna, esa aparentemente inofensiva técnica se convierte en una atroz tortura, la constricción de la base de los genitales les obliga a mantener una erección, sus miembros permanecerán siempre duros, con normalidad y  la erección aumenta paulatinamente,  cuanto mayor diámetro alcanza el pene más y por los testículos sufren al sentir más dolor.

Es una mezcla entre el dolor y la excitación por la involuntaria erección.  No pierden su virilidad, pero sí el orgullo. El dolor aumenta ante la erección, poco a poco un macho se somete pero Paty tenía otros planes para Paco.

Paty se limito a esperar a que Paco recobrara el conocimiento mientras tanto preparo todo, un par de horas más tarde Paco comenzó a dar muestras de que despertaba no paso mucho hasta que estuvo completamente consciente, comenzó a sacudirse, tratando inútilmente de soltarse, gruñía y se sacudía todo ante la mirada atenta de Paty que comenzó a ponerse un arnés con un dildo de un tamaño enorme muy grueso mientras observaba como el pene de Paco comenzaba a endurecerse.

Era lo que Paty buscaba, ella se acerco a donde estaba Paco, para tomar su pene ya en completa erección, con una mano y comenzar a masturbarlo, por supuesto Paco al sentir aquella delicada mano sobre su miembro se agito.

-“MMMGGGUYYYTTYRR” Dijo Paco.

Pero nada de lo que decía se entendía, Paty, continuo masturbándolo hasta que del ojo de su glande comenzó a fluir abundante liquido pre seminal, en ese momento ella lo tomo de sus caderas apretó los dientes y le propino un tremendo rodillazo directamente en sus atrapados huevos que al no tener a donde retroceder recibieron el impacto de la rodilla por completo.

El cuerpo de Paco se sacudió con violencia por el dolor que el brutal rodillazo le hizo sentir de manera instantánea, aun el cuerpo de Paco estaba sacudiéndose cuando un segundo seguido de un tercer y cuarto rodillazo impactaron sus huevo de manera brutal que hicieron casi partiera la mordaza de bola en su boca en dos de los fuerte que apretó sus mandíbulas, el quinto rodillazo fue el más brutal de todos, casi hizo que Paco perdiera el conocimiento de nuevo, ya para ese momento ambos huevos de Paco comenzaban a hincharse.

Paty entonces tomo una pequeña barra de roatan endurecido y comenzó a azotar las abultadas como duras nalgas de Paco que a sus 32 años estaban aun firmes y paraditas, las golpeaba con fuerza haciendo que el hombre se sacudiera de dolor con cada nuevo impacto, pronto las líneas rojas que dejaban los impactos de barra sobre sus nalgas se volvían moradas para casi enseguida de color negro mientras Paty no dejaba de azotar sus nalgas, Paco sentía como si sus nalgas estuvieran siendo asadas al carbón de ardor como dolor que estaba sintiendo con cada nuevo impacto.

Paty azoto a Paco por casi dos horas no solo en sus nalgas sino también en su espalda dejando ambas con la piel abierta y sangrando, sobre todo las que alguna vez fueron unas bellas nalgas masculinas ahora eran dos masas de carne ennegrecidas y sangrantes, que le estaban dando mucho dolor al completamente bañado en sudo de Paco lo mismo que Paty quien cansada de tanto azote decidió tomar un descanso, para regresar a donde estaba Paco aun con una gran erección que ya le estaba empezando a dolor por todo el rato que su pene había estado endurecido.

De nuevo Paty le dio tres fuertes rodillazos y una patada a Paco el tacón en punta que llevaba impacto justo entre sus dos huevos que hizo que la agonía de Paco fue aun mayor, ella aun llevaba el arnés con el enorme dildo sobresaliendo de su pelvis, Paty se coloco detrás de Paco le abrió sus maltrechas nalgas apretándoselas con fuerza lo que hizo que todo su cuerpo se sacudiera de dolor, coloco la punta del enorme dildo sobre el cerrado ano de Paco que se sacudió tratando de evitar ser penetrado.

-“MMMMGTTTTGGYGYRRRRR”. Paco gruño sin sentido alguno.

Paty lo sujeto de la cintura con fuerza para atraer su fuerte cuerpo hacia ella, lo que hizo que el largo como grueso dildo entrara pese a la resistencia de Paco en su interior.

-“MMMMMMMMMMMMRRRRR”, Grito Paco al sentirse empalado.

Aquel dildo era del groso de un bate de beisbol y casi del mismo largo, Paty sin piedad alguna comenzó a penetrar a Paco cuyo ano no resistió y se desgarro abonando más dolor al que ya estaba sintiendo su próstata estaba siendo estimulada como nunca antes, Paty tomo su pene en erección y comenzó a masturbarlo al mismo tiempo que lo penetraba sin piedad.

Con cada nueva embestidas las nalgas de Paco chocaban contra la pelvis de Paty lo que acrecentaba el dolor que estaba sintiendo en medio de aquella dolorosa como humillante experiencia de estar siendo violado, el pene de Paco comenzó a contraerse con espasmo que solo se incrementaron una vez iniciados, Paty soltó su pene justo cuando estaba por venirse pero eso no detuvo su eyaculación que fue brutal, chorro tras chorro de su espeso semen brotaron del ojo de su pene, en sucesivos disparos, que brotaron con mucha fuerza, fueron seis o siete los disparos seguidos de un largo goteo de su semen.

Sin embargo Paty no dejo de masacrar el ano y entrañas de  Paco hasta que se vino una segunda vez no tan abundante como la primero pero tardo casi media hora en llevarse a cabo tiempo en que sus entrañas y ano fueron masacrados por completo, Paty satisfecha también pues había alcanzado ya dos fuertes orgasmos con sus juegos chorreando por sus piernas extraño el enorme dildo de las entrañas de Paco cubierto de mierda y sangre, para ir a buscar un pequeño burdizzo, ya con la herramienta en su mano de nuevo se coloco detrás de Paco.

Tomo sus hinchados huevos y los apretó con toda la fuerza que pudo lo que hizo que Paco de nuevo se retorciera de dolor, su pene para ese momento ya estaba desinflado, Paty coloco las mandíbulas del burdizzo justo por debajo del ancho aro de metal que conservaban sus huevos encerrados en la parte baja de su escroto, el cuerpo de Paco tembló al sentir el contacto del metal con su piel escrotal, Paty miro hacia arriba y pensó para ella.

-“Esto es lo que mereces por lo que le hiciste a Ana”. Se dijo Paty a sí misma.

Luego usando toda la fuerza que pudo imprimir cerró las mandíbulas del burdizzo que aplastaron la piel y los conductos que unían los huevos de Paco a su cuerpo.

-“MMMMMMMRRRRMMMMMM” Gruño con fuerza Paco al sentir el apretón del burdizzo.

Paty mantuvo la herramienta cerrada por 20 segundos mientras todo el cuerpo de Paco se sacudía con violencia, luego la abrió las movió un poco y realizo un segundo fuerte apretón, esta vez el cuerpo de Paco, no solo se sacudió sino que convulsiono y su pene que de nuevo se puso rígido lanzo una gran cuerda de semen antes que se desmayara de nuevo.

Paco regreso a la consciencia de una manera brutal al sentir como su pene estaba siendo quemado, Paty usando un soplete se lo quemo por completo en estado de erección el dolor fue brutal y casi durante todo el proceso Paco estuvo consciente, hasta que fin de nuevo se desmayo por el dolor.

Paco se despertó de nuevo en un hospital, le castrado, con un pene quemado e inservible para el resto de su vida, con sus tetillas arrancadas y un ano desgarrado sin mencionar que sus nalgas estaban hechas añicos, que pese a que se iban a curar le iban a quedar horrendas cicatrices en la espalda y nalgas de por vida.

Por fin Seis años después de que Paco fue castrado el fiscal de su ciudad logro poder fincarle responsabilidades por la muerte de su esposa ante un juez federal esta vez el fue declarado culpable y condenado a 30 años de prisión en donde desde la primera noche fue convertida en la putita de los internos que consideraron que un hombre sus huevos no era en verdad hombre.

Paty se alegro cuando se entero que Paco fue encontrado muerto en su celda ahocado por su propia ropa, en la nota que dejo decía.

-“Ya no soporto ser violado y no se mas un hombre es mejor morir que seguir viviendo la constante degradación a la que me veo sometido todos los días, ¡maldigo a quien me castro!”  

Paty feliz llevo flores a la tumba de su amiga un año después de la muerte de Paco en donde le dijo,

-“He cumplido con nuestro pacto amiga”.  



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com    





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

JOVEN PAPÁ

Lo que necesitaba era un poco de emoción con verdadera urgencia. Los días de verano eran tan aburridos. Pasé la mayor parte de ellos apenas el paseando alrededor de los centros comerciales que intentaban tomar una buena ojeada de algunos tipos guapos ahí. Pronto lo encontré todo tan aburrido también. Un día vi una furgoneta de mudanzas estacionada frente a la casa que estaba junto a la mía. Alguien estaba mudándose. Abrí un poco mis cortinas y vi un cochecito entre otras cosas para niños. Qué aburrido......


JOVEN PAPÁ
Lo que necesitaba era un poco de emoción con verdadera urgencia. Los días de verano eran tan aburridos. Pasé la mayor parte de ellos apenas el paseando alrededor de los centros comerciales que intentaban tomar una buena ojeada de algunos tipos guapos ahí. Pronto lo encontré todo tan aburrido también. Un día vi una furgoneta de mudanzas estacionada frente a la casa que estaba junto a la mía. Alguien estaba mudándose. Abrí un poco mis cortinas y vi un cochecito entre otras cosas para niños. Qué aburrido.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [BALLBUSTING]


Categoria: Gay      Autor: Rockballs





Lo que necesitaba era un poco de emoción con verdadera urgencia. Los días de verano eran tan aburridos. Pasé la mayor parte de ellos apenas el paseando alrededor de los centros comerciales que intentaban tomar una buena ojeada de algunos tipos guapos ahí. Pronto lo encontré todo tan aburrido también. Un día vi una furgoneta de mudanzas estacionada frente a la casa que estaba junto a la mía. Alguien estaba mudándose. Abrí un poco mis cortinas y vi un cochecito entre otras cosas para niños. Qué aburrido. Yo quería tener la vista de buenos chicos no un vecino con bebés llorar.

Pocos días después estaba revisando los centros comerciales de nuevo. Parecía que conocía a todos los chicos allí: no había caras nuevas, ni cuerpos nuevos, sino los mismos tipos que había visto cientos de veces. De repente, había un tipo magnífico frente a mí. No lo había visto nunca. ¡Finalmente algo nuevo! Pensé, él era un tipo masculino en sus 30's tempranos o finales de los 20's con un cabello corto marrón oscuro y un cuerpo trabajado, no mucho pero si lo suficiente. Estaba saliendo del centro comercial. Corrí tras él tratando de tener una mejor mirada de él. Lo vi entrar en un jeep azul y él se había ido. Mierda - ¡qué mala suerte! Regresé a casa y decidí darme un baño. No tengo una piscina propia pero comparto una piscina comunitaria con otros vecinos.

Salté a la piscina y empecé a nadar cuando lo vi de nuevo. ¡El chico del centro comercial estaba ahí! ¡En mi piscina! Llevaba un estúpido traje de baño estilo bermuda que no revelaba detalles importantes de la parte más importante de su cuerpo. Pero eso no era peor. Lo peor era que tenía un niño pequeño de 2-3 años en sus brazos y una esposa que le gustaba tomar el sol cerca de él a un costado de la piscina. Estaba caliente. Lo observé cuidadosamente tratando de explorar su cuerpo desde los pies hasta la cabeza. Si solo estuviera vistiendo un speedo apretado. Finalmente vi algo que me gustó: levantó a su hijo de la piscina por lo que su bermuda se apretó más en su entrepierna. A través de la bermuda húmeda vi una protuberancia decente. Me puse tan caliente que necesitaba salir de la piscina con urgencia. En verdad quería tenerlo.

Al día siguiente lo encontré de nuevo en la piscina. Esta vez acompañado solo por su pequeño hijo. Estaba parado en la parte inferior de la piscina enseñando a su hijo a nadar. No me prestó atención cuando nadé junto a él. Comencé a bucear y observé su virilidad bajo el nivel del agua cuando lo pasé. Me detuve junto a él y me puse de pie. Conversé con él durante unos minutos y parecía ser un buen tipo. Le dije que necesitaba irme en ese momento y empecé a nadar. Lo hice parecer un accidente cuando mi mano tocó ligeramente su protuberancia bajo el agua. Wow, se sentía tan caliente y suave. No reaccionó en absoluto.

Al día siguiente la zona de la piscina estaba llena. Era un día caluroso de verano y todos los vecinos estaban en la piscina, para tratar mitigar un poco el gran calor de ese día.

Él también estaba allí. Estaba lleno de niños gritando corriendo y saltando en la piscina, algo que no era mucho de mi agrado. Estaba nadando solo entre todos esos niños. Salté a la piscina y fui tras él. Se detuvo en el extremo profundo y estaba colgando con las manos en el borde de la piscina. Empecé a zambullirme y acercarme por detrás. Lo vi extendiéndose y cerrando las piernas bajo el agua.

Pronto estaba detrás de él, todavía buceando y él no podía verme. Vi sus huevos y su jugoso pene colgando bajo la bermuda entre sus piernas. Agarré sus bolas con fuerza y ​​las apreté con tanta fuerza como pude tirarlas hacia abajo. No tuvo tiempo de reaccionar antes de estar bajo el agua. Nadie notó nada de aquellos todos estaban ocupados en sus cosas. Sentí sus huevos de tamaño de huevo en mi puño y su jugoso pene tocando mis dedos. Se retorcía tratando de salir de mi fuerte agarre, pero no lo dejé ir. Seguí apretando sus fabricantes de bebé tratando de hundir mis dedos en ellos. Quería terminar, destruir esos grandes huevos para siempre. Ya tenía un hijo para que ya los necesitara de todas maneras. Pero no fue tan fácil, como pensé.

Eran huevos realmente duros y la membrana externa resistió la presión de mis dedos. Vi su hermoso rostro en pánico y en profunda agonía. Abrí el puño un poco y los aplaste contra la pared de la piscina tratando de aplastar sus huevos entre ellos. Pero el agua hizo mi tarea más difícil así que decidí volver a mi plan original y dar vuelta a sus huevos en espiral entre mis dedos. Estaba cavando y hundiendo las yemas de mis dedos más y más profundamente a sus hinchados huevos y de repente sentí que algo cedió bajo mis dedos. Algo se rompió y el tipo comenzó a retorcerse y luchar aún más.

Había cientos de burbujas saliendo de su boca mientras intentaba liberar sus huevos de mi mortífera trampa. Sentí cómo mis dedos finalmente hicieron su camino más profundo en sus huevos. Cuando la membrana exterior rompió el resto fue un trozo de pastel. ¡Sentí en mi mano cómo sus dos huevos se convirtieron en una maldita mezcla dentro de su saco y sus huevos saltaron! Solté mi agarre de sus destruidos huevos y él subió a jadear algo de aire para sus pulmones. Podía oír sus gritos bajo el agua cuando desapareció entre los niños gritando.

Nunca lo volví a ver. Se mudaron una semana después cuando volvió del hospital. Estuve satisfecho por un momento, pero sabía que necesitaba encontrar otra víctima tarde o temprano. Al final del día el verano no fue tan aburrido en absoluto como pensé.





Historia Original Aquí.




Autor: Rockballs       Traductor: DarkSoul

KOLIA

Budapest es una ciudad que es muy bella para visitar siempre que no caigas en manos incorrectas Kolia de 39 años peludo y con barba, era un típico turista que iba en busca de conoce y algo de acción sexual, siendo gay había escuchado que los bellos chicos de 19 y 20 años podían darle placer siempre y cuando pagara lo suficiente, por lo que luego de conocer los lugares dentro y fuera de la ciudad su interés se volcó a lo sexual, fue así que vía internet se contacto con un chico de 21 años muy atractivo, que ofrecía sus servicios a bajo costo......


KOLIA
Budapest es una ciudad que es muy bella para visitar siempre que no caigas en manos incorrectas Kolia de 39 años peludo y con barba, era un típico turista que iba en busca de conoce y algo de acción sexual, siendo gay había escuchado que los bellos chicos de 19 y 20 años podían darle placer siempre y cuando pagara lo suficiente, por lo que luego de conocer los lugares dentro y fuera de la ciudad su interés se volcó a lo sexual, fue así que vía internet se contacto con un chico de 21 años muy atractivo, que ofrecía sus servicios a bajo costo.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACION] [SECUESTRO] [BALLBUSTING] [TORTURA]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Budapest es una ciudad que es muy bella para visitar siempre que no caigas en manos incorrectas Kolia de 39 años peludo y con barba, era un típico turista que iba en busca de conoce y algo de acción sexual, siendo gay había escuchado que los bellos chicos de 19 y 20 años podían darle placer siempre y cuando pagara lo suficiente, por lo que luego de conocer los lugares dentro y fuera de la ciudad su interés se volcó a lo sexual, fue así que vía internet se contacto con un chico de 21 años muy atractivo, que ofrecía sus servicios a bajo costo.

El chico era muy atractivo por lo menos en las fotos que aparecían en Internet, Kolia no dudo en citarlo en la habitación de su hotel pero el chico le informo que no hacia visitas a domicilio pero que estaría muy feliz de poderlo recibir en su casa, dándole la dirección de la misma y la hora para que llegara, Kolia puntualmente toco el timbre, la puerta se abrió dejando ver a un chico en verdad muy atractivo aun más atractivo que lo que apareció en las fotos, quien lo invito a pasar.

Aquel chico se presento como Julian tenía unos ojos verdes preciosos era alto 1.73 metros apenas un poco más bajo de que Kolia de 1.85 metros, tenía una sonrisa que derretía a cualquiera, estuvimos hablando un largo rato, Julian me informo que él no cobraba con dinero pero que por lo que podía notar tenia lo que necesitaba por sus servicios, Kolioa noto su mirada dirigida a entrepierna por lo que se sintió alagado al mismo tiempo le hizo tomar valor.

Por lo que sin más le dio un beso y toco su paquete el bello joven no lo empujo ni se resistió a su beso por el contrario respondió al mismo con pasión, tenía el paquete grande pese a solo sentirlo por sobre la ropa, sintió Kolia con su malo lo que lo hizo excitar casi de inmediato.  

Kolia con más confianza comenzó a frotar su mano sobre su paquete en su entrepierna, que le hizo dar un apenas audible gemido pero que Kolia logro escuchar por lo que le dio otro beso y él de nuevo correspondió continuaron besándose sin cesar, Julian aprovecho y se subió sobre Kolia para proceder a  comenzar a quitarle su playera, acto seguido Kolia le quito su camisa negra para poder ver lo trabajado que estaba su cuerpo tenía un abdomen muy bien formado y unos pectorales duros.

Cuando nuestros labios se separaron Julian solo le sonrió y siguió bajando besando por su pecho peludo hasta quitarle su pantalón para comenzar a besarle su pene por encima del bóxer Kolia solo disfrutaba asegurando que era la mejor chupaba de su vida Julian prosiguió a quitarle el bóxer que era de color negro sin demora alguna tomo su pene en erección para metérsela a la boca, era grueso y no entraba hasta su garganta, Kolia solo puso su manos en la cabeza y se la apretó hacia su pelvis mientras Kolia gemía de placer Julian siguió chupándosela hasta que comenzó a sacar líquidos pre seminal en gran cantidad.           

Era muy experto pero trataba de darle gusto a Kolia simulando inexperiencia, se metía sus testículos a su boca mientras Kolia sintiendo un mar de placer le decía mientras sentía sus testículos en su boca. Kolia le me dijo.

-“Me la chupas muy rico, no sabía de lo que me perdía hasta ahora, chúpamela así sigue, sigue”. Dijo Kolia.

Aquella mamada duro 15 minutos más gasta que de pronto se detuvo para ponerse de pie, de nuevo se sentó sobre Kolia restregando su pene entre sus nalgas Kolia tenía miedo ya que de seguro no  estaba lubricado y no quería hacerle daño intento 2 veces clavarse su pene en el último intento entro todo de golpe pero pareció que no le dolió mucho gimió al tiempo que le pregunto a Kolia.

.-“¿te gusta? Pregunto Julian.

Kolia movió su cabeza de forma afirmativa el placer que sentía en ese momento le impedía hablar, de nuevo Julian hablo.

-“Lo vas a gozar, como si lo estuvieras haciendo con una mujer”. Dijo Julian.

Al tiempo que comenzó con el movimiento de meter y sacar con cada sentos los testículos de Kolia rebotaban contra sus firmes nalgas haciendo gemir a Julian al parecer le encantaba, pero no tanto como a Kolia que sentía delicioso como su ano le apretaba su pene que era una sensación maravillosa.

Después de los primeros cinco minutos en los que ambos disfrutaron Kolia ya dominado por el placer comenzó a embestirlo con más fuerza y Julian solo gemía lo que provocaba que Kolia se excitara más y más las embestidas subían en intensidad como fuerza pasando ya los 35 minutos de comenzar Kolia sintió como el pene de Julian palpito y de su pene brotaron tres copiosas cuerdas sobre el abdomen y pecho peludo de Kolia.

-“¿Te gusta mi lechita papi?” Le pregunto Julian.
-“Si, se siente cremosa y calientita”. Dijo Kolia.

El ano de Julian comenzó a contraer rítmicamente que hizo perder el control a Kolia que se vino dando un gran alarido de placer, llenando el condón con su espesa leche, se vino como pocas veces antes, gimiendo largamente mientras su pene seguía palpitando, Julian no dejo de moverse hasta que sintió que el pene de Kolia dejo de arrojar su espesa carga.

Cuando Kolio recupero su aliento  le dijo.

-“Quiero penetrarte siempre que tus ricas nalgas sean solo para mí”. Dijo Kolia jadeante.


Julian solo sonrió y le dijo

-“Claro mis nalgas son solo para ese rico pene que cargas entre tus piernas, pero por desgracia el pago que me debes incluye tu pene por lo que creo que no creo que podamos volver a hacerlo nunca, es una pena en verdad porque tienes un rico miembro”. Dijo Julian.

Enseguida de eso se paro y se fue hasta una cajonera de donde saco una pistola de dardos y le disparo dos dardos tranquilizantes en su pecho desnudo Kolia apenas tuvo tiempo de ver la sonrisa malévola de Julian antes de perder el sentido.

Kolia se despertó en lo que parecía un calabozo medieval desnudo con las piernas muy abiertas con los tobillos amarrados y sus brazos estirados en todo lo alto lo que dejaba sus genitales expuesto sentía que se los tenían abarrados con una áspera cuerda, su entrepierna había sido no solo rasurada sino depilada toda la mata de vello púbico de Kolia ya no estaba, ahí espero por un par de horas.

Un hombre que parecía un oso de lo grande, fuerte y peludo que era entro portando un ajustado pantalón de cuero color negro de inmediato sin decir nada encendió varias cámaras de video alrededor de Kolia, para liego comenzar a azotarlo en sus expuestas nalgas con un látigo de tres puntas, pronto las nalgas de Kolia quedaron destrozadas con largas rayas rojas y moretones, con sangre goteando de ellas, el dolor era intenso, luego el hombre tomo un bate para comenzar a golpear sus expuestos como atrapados testículos, el dolor fue inmediato por parte de Kolia.

Los golpes no cesaron hasta que sus testículos quedaron bien hincados casi al borde de la piel de romperse, el dolor era intenso, Kolia suplicaba con desespero.

-“¡Pare, pare, pare Por Favor!” Suplicaba Kolia entre golpe y golpe.

A los golpes del bate de madera le siguieron fuertes patadas por parte del hombre el pene de Kolia, por alguna razón se puso rígido incluso más de cuando penetraba a Julian, las no eran con el pie desnudo sino con fuertes botas con punta de metal, Kolia se corrió tres veces entre las patadas que debieron duran 30 o 40 minutos antes de parar.

Para cuando cesaron las patadas sus testículos estaban totalmente hinchados el hombre se puso de cuchillas tomo su pene también ya bastante maltrecho para darle una pequeña mamada, que hizo estremecer a Kolia no de placer sino de dolor, el hombre termino de succionar el semen que goteaba aun del palpitante pene de Kolia, pronto la boca del hombre dejo su pene para tomar sus testículos con una de sus manos enguantadas con guantes de cuero, se los apretó con fuerza primero, que hizo dar un alarido de dolor a Kolia.

-“AAAAAAAAAAAHHHHHH”. Dio un alarido Kolia.

Pero no conforme con apretarlos fuertemente, los jalo con fuerza hacia abajo, todo el cuerpo de Kolia se sacudió con violencia, dando alaridos y movimientos de dolor sin poder hacer nada para parar su agonía, sus músculos se tensaron, todo su cuerpo ya brillaba por el sudor que goteaba a raudales por sus nalgas, piernas y brazos agolpándose en sus peludas axilas, por varios minutos el hombre permaneció alternando los apretones y tirones de sus testículos con su mano, haciendo por supuesto gritar, gemir y gruñir de dolor a Kolia, también tomaba su pene para apretarlo fuerte, causándole más dolor.   

Aquella brutal tortura duro casi dos horas luego el hombre se puso de pie para ir por un cuchillo largo muy filoso demostrado su afilada hoja de acero a una de las cámaras, luego regreso junto a Kolia para de nuevo comenzar a patear sus testículos y pene entre alarido y alarido el hombre le dijo.

-“En vez de gritar, gime que son tus últimos momento como hombre”. Le dijo aquel hombre.

Luego de 15 minutos de patadas, el hombre de nuevo se coloco de cuclillas tomo su pene en erección, chorreando abundante liquido pre seminal y sus testículos con una mano, acerco el cuchillo a la parte superior del pene de Kolia, colocando la cuchillas justo donde terminaba la cuerda que lo rodeaba como apretaba, Kolia aterrado suplico.

-“¡NO POR FAVOR!, ¡NO MI PENE, NOOO POR FAVOR!” Grito Kolia.

Pero el hombre sin siquiera mirarlo a los ojos comenzó acortar, el cuchillo no tuvo problema alguna en cercenar su pene, para seguir su camino por su escroto que no tardo también en desprenderse de cuerpo de Kolia que se sacudía con los ojos en blanco en convulsiones, su escroto con sus testículos hinchados al triple de su tamaño normal quedaron dentro de su saco de piel colgando de su pene cercenado por un pequeña porción de piel.

Kolia se despertó en su habitación de hotel, dos días después, al principio pensó que todo fue una pesadilla, se levanto y fue al baño para orinar sentía unas ganas tremendas, apenas bajo su bóxer pero aunque libero el chorro de orina no lo escucho tocar el agua por el contrario sintió un liquido caliente chorrear por sus piernas, al bajar la vista sus ojos se abrieron grandes y se lleno de terror al ver que su pene y testículos no estaban apenas una puntadas permanecían donde estaban sus genitales.

-“NOOOOOOOOOOOO”. Grito Kolia.

Kolia abandono la ciudad y el país anulado para toda su vida, meses después descubrió en una página que visitaba de temática gay un video en donde él era el protagonista donde se mostraba como era torturado y anulado, mientras veía como era despojado de sus genitales las lagrimas corrían por sus mejillas, al recordar el placer que nunca más en su vida podría disfrutar de nuevo.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com
  




Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

JESSE ESCUELA FEMDOM

Jesse de 17 años estaba perdido lo sabia pero peso que declararse inocente, ante el juez, le daría tiempo de pensar o que su padre pudiera hacer algo para sacarlo del problema en el que estaba, no escucho a su abogado que le recomendó declararse culpable e implorar clemencia era lo mejor en su caso, de no hacerlo corría el riesgo de ser declarado un “libre” pese a la palabra aquellos que eran denominados así en realidad eran unos esclavos por el tiempo que el juez decretara......


JESSE ESCUELA FEMDOM
Jesse de 17 años estaba perdido lo sabia pero peso que declararse inocente, ante el juez, le daría tiempo de pensar o que su padre pudiera hacer algo para sacarlo del problema en el que estaba, no escucho a su abogado que le recomendó declararse culpable e implorar clemencia era lo mejor en su caso, de no hacerlo corría el riesgo de ser declarado un “libre” pese a la palabra aquellos que eran denominados así en realidad eran unos esclavos por el tiempo que el juez decretara.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [BALLBUSTING] [FEMDOM] [ESCLAVITUD]

Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul






Jesse de 17 años estaba perdido lo sabia pero peso que declararse inocente, ante el juez, le daría tiempo de pensar o que su padre pudiera hacer algo para sacarlo del problema en el que estaba, no escucho a su abogado que le recomendó declararse culpable e implorar clemencia era lo mejor en su caso, de no hacerlo corría el riesgo de ser declarado un “libre” pese a la palabra aquellos que eran denominados así en realidad eran unos esclavos por el tiempo que el juez decretara, se les decía de ese modo porque todo derecho que una persona podría tener le era retirado.

En otras palabras otra persona era libre de poder hacerle cualquier cosa a un “libre” menos matarlo.  La historia de Jesse comenzó tres semanas atrás cuando Andrea acepto tener sexo con él. Andrea de 16 años estaba enamorada de Jesse por lo que acabo por ceder a las presiones de él, su novio desde que cumplió los 15 años, ambos sabían que tener sexo antes de los 20 años era un crimen, que les  podía costar muy caro especialmente a los hombre pero a Jesse poco le importaba el riesgo quería que Andrea fuese suya.

** ** ** ** ** ** **

Andrea era de altura 1,67 metros, cabello rubio, ojos cafés, cuerpo delgado pero bien moldeado, tetas bien redondas y grandes, cintura diminuta, y un par de nalgas simplemente perfecto, de hecho cuando la conoció en un baño de piscina en la fiesta de un amigo, llevaba puesto un diminuto bikini que a Jessy le dieron ganas de masturbarse gasta arrancarse su pene de lo excitado que quedo.           

Al llegar a casa esa noche, casi no pude dormir pensando cómo podía tener sexo con ella, no tardaron mucho en hacerse de novios los besos y caricias de ambos desde un principio eran muy apasionados pero cuando mas prendido estaba Jesse Andrea lo detenía, alegando que no era correcto y que no estaba aun preparada para lo que él deseaba, Jesse siempre se quedaba con ganas, recurriendo a la masturbación una y otra vez.    


Jesse aparto una habitación en uno de los moteles uno de los más elegantes de su padre al llegar a la habitación ambos adolescentes se besaron, una vez dentro, Andrea le dijo que necesitaba ir al baño, dado que ella tardaba mucho Jesse fue a ver si algo pasaba al llegar a la puerta ella salió de improviso, los ojos de Jesse casi de le salen de la impresión de poder ver en su máximo esplendor el cuerpazo hermoso de Andrea, Jesse trato de disculparse, pero ella le hizo callar dijo que no había problema y lo agarro del cuello para atraerlo hacia ella, dado que Jesse era más alto que Andrea tuvo que inclinarse un poco para poder besarla
           
Cuando sus labios por fin se separaron fue Andrea la que hablo.

-“Jesse te deseo con locura, deseo ser tuya, deseo sentir tu pene en mi interior”. Dijo casi jadeando Andrea.

Jesse al principio no supe que decir estaba sorprendido, perplejo ante tales palabras, pero ella con sus besos en su cuello y luego en sus labios, hizo que se excitara de inmediato, aquello era lo que tanto deseaba por tanto tiempo que no iba a perder la oportunidad que la tenía en las palmas de sus manos.

Jesse tardo apenas segundos en quitar toda la ropa lo hizo lo más rápidamente posible, luego ambos besándose entraron por inercia al baño, ahí Andrea se puso de rodillas y tomo su pene primero lo masturbo por unos segundos antes de comenzar a darle una mamaba, lo hizo torpemente ya que era su primera mamada pero para Jesse fue suprema, aquello duro unos 10 minutos, lo que hizo excitar mucho a Jesse que se puso de pie y la levanto del suelo, para que se agarrara de su cuello con ambos brazos su pene quedo rosando su rajita, con una mano agarro su erección y con su glande busco la entrada, cuando lo hizo no dudo en comenzar a penetrar de esa manera.

Jesse sujetando a Andrea de sus nalgas la movía de arriba hacia abajo, cuidando de no tumbarla, y solo podía escuchar sus fuertes gemidos y algunos gritos, luego de cansarse se sentó en el inodoro (water), y ella de frente la siguió penetrando aunque en esa posición era ella la que tenía el control, mientras se basábamos sin parar, ella dijo que quería chupársela de nuevo por lo que bajo de Jesse, y escupiendo en su pene ella comenzó a metérsela poco a poco teniendo algunas arcadas que logro controlar hasta el fondo.            .

Luego se puso en cuatro patas, y le Jesse la penetro por detrás desvirgando su ano de una forma tremenda, mientras besaba su espalda y pellizcaba sus tetas, Jesse estaba dándole cada vez más duro, hasta que estaba por terminar, ella se dio la vuelta y le acabo en sus tetas, cuatro grandes y copiosas cuerdas de leche espesa brotaron del palpitante pene de Jesse que empaparon sus senos por completo.

Al terminar ambos se fueron a baño donde se ducharon juntos y besaron hasta el cansancio, luego ambos se fueron a la cama en donde siguieron acariciándose y besándose, la puerta de la habitación se abrió bruscamente cuando Andrea restregaba sus abiertos labios vaginales aun filtrando un hilito de sangre sobre el pene de Jesse debajo de ella.

** ** ** ** ** ** **

El juicio de Jesse llego su padre contrato al mejor abogado para esos casos pero les informo que había poco que podía hacer, dado que Jesse se declaro inocente, el caso estaba prácticamente perdido pero que haría todo lo posible, pero fue realmente poco lo que su abogado pudo hace seis horas duro aquello al final el juez lo encontró culpable de violación estatutaria, y lo sentencio a pasar 15 años como un “libre” al servicio del estado, nada se pudo hacer en ese punto.

Jesse quedo en shock apenas y noto cuando los guardias de la corte se lo llevaron, apenas reacciono cuando comenzaron a quitarle sus ropas, fue en ese punto que trato de resistirse pero fue rápidamente sometido, Jesse salió del tribunal apenas con una ajustada y pequeña trusa (slip) de dolor blanco de látex que cubría su pelvis y a duras penas sus genitales, si bien el pene de Jesse no era nada fuera de lo normal para su edad, sus testículos eran otra historia que eran grandes incluso para un hombre adulto de más edad, que eran su orgullo.

Desde ese momento hasta el fin de su condena esa era la única prenda que podría portar, durante los siguientes meses Jesse fue mandado y usado en toda clase de tareas muchas de ellas muy humillantes una de ellas fue la de lamedor de baño en donde fue colocado en un baño público para darle sexo oral a las mujeres con su lengua sin ver o poder tocar a la mujer que requiriera el servicio de su lengua, muchas veces esas mujeres terminaban orinándole orinando en su boca, hasta casi ahogarlo, además de otras tareas muy degradantes para cualquier hombre.

** ** ** ** ** ** **

Todos los días Jesse que era puesto en una celda donde llegaba todo agotado cada noche, para ser despertado al amanecer para comenzar su día, era metido en una camioneta cerrada con otros “libres” para ser llevado a la tareas o tareas del día, nunca se les informaba cual iba a hacer pero ese día, todo su mundo y cuerpo iba a cambiar para siempre. Jesse no tenia permitido eyacular cada que deseaba, sino solo una vez cada tres semanas y apenas se le daba 5 min para ello, para ese momento hacia dos semanas que vaciaba sus testículos.

Jesse se sentía muy inquieto como casi todos en esa caja metálica mientras avanzaba por las calles de la ciudad, todos tenían erecciones matutinas evidentes debajo de su prenda de látex, pero nadie decía nada al respecto, todos deseaban venirse, en su mayoría todos eran hombres en sus años 20’s o menores, como en el caso de Jesse, poco a poco se fue vaciado la caja del transporte hasta que solo Jesse quedo, cuando la puerta se abrió estaba ante la entrada de un edificio escolar, fue introducido y colocado en un marco en forma de gran “X”.

Que estaba unida a una amplia base con ruedas, también se le coloco una mordaza de bola y un aro de metal rodeaba su vientre para el quedar bien sujeto, a esa enorme “X”, luego fue llevado hasta un aula en donde espero por espacio de media antes de que varias bellas chicas en uniformes escolares que portaban muy sexy, una mujer de unos 45 años entro al poco tiempo evidentemente la maestra de aquella chicas, aquella mujer se sentó al fondo del salón y le pidió a tres de esas chicas de 19 o 20 años que comenzaran con su exposición.

Una de esas chicas una impactante rubia, tomo una silla para sentarse a un lado de Jesse, saco una computadora portátil y llamo a dos chicas más una de ella escribió en la pizarra mientras la otra comenzó a hablar, la chica cuando termino de escribir en la pizarra fue hasta Jesse y lo despojo de su única prenda dejándolo completamente desnudo. La mujer también muy bella tomo el pene de Jesse para comenzar a masturbarlo hasta que su pene estaba en completa erección, sintiendo de nuevo la mano de una mujer sobre su miembro viril.

La chica espero a que algo de liquido pre seminal comenzara a chorrear del ojos del glande de Jesse antes de soltarlo cuando ella retiro su mano la mujer rubia dijo.

-“Bien es hora de mostrarles como se puede castrar a un hombre”. Dijo la rubia.

Aquella palabras hicieron aterrar a Jesse, se agito y busco la forma de soltarse la chica a su lado también le agarro sus colgantes y enormes testículos, los cuales apretó con su delicada mano, clavo su uñas en la parte superior de su escroto que le produjo un increíble dolor, tanto que todo su cuerpo se sacudió violentamente.

-“Primero vamos a demostrar cómo se puede acabar con los testículos usando el cuerpo”. Dijo la rubia con la computadora.

La chica de grandes tetas y cabello negro se acerco a Jesse, tomo el pene de Jesse con sus dos manos para mastúrbalo, cuando Jesse estaba a punto de correrse luego de más de 15 días sin hacerlo, recibió un fuerte rodillazo por parte de la bella morena, aquel rodillazo fue brutal los ojos de Jesse casi se le salen de sus cuencas del dolor que sintió en ese momento pero no tuvo tiempo de recuperarse, tres nuevos rodillazos impactaron sus grandes testículos.

Al decimo brutal rodillazo el testículo izquierdo de Jessy ya no soporto y estallo un sonoro sónico se escucho en el aula.

-“¡CRACK!”

Los ojos de Jesse se pusieron en blanco por unos segundos pero para su desgracia no perdió el sentido, el dolor era intenso y la rubia con el computador dijo como si el dolor de él le fuese indiferente.

-“Ahora vamos a demostrar cómo se puede castrar a un hombre con herramientas simples”. Dijo la rubia.

La otra chica mostro un alicate plateado con el que tomo su testículo derecho, el ultimo que aun quedaba intacto dentro del saco de piel de Jesse.

La mujer comenzó a apretar su testículo retorciendo su escroto, el cuerpo de Jesse se sacudía con violencia, la presión de la herramienta solo aumentaba y aumentaba con cada momento, hasta que de nuevo luego de 10 o 15 minutos de agonía su testículos derecho ya no soporto aquel brutal trato y también estallo, esta vez Jesse perdió el sentido por uno segundos para cuando recupero la consciencia ya dos ligas castradoras había sido colocada en lo alto de su escroto su pene aun continuaba en completa erección.

La rubia del computador la dejo a un lado se puso de pie y dijo al tiempo que tomaba una gran tijera.

-“Ahora voy a mostrar cómo se castra físicamente a un hombre” Dijo ella mientras se acercaba a Jesse.

Todo el cuerpo de Jesse se sacudió con fuerza cuando ella tomo el gran escroto de Jesse, en donde ya no se distinguía los dos grandes orbes en su interior sino dos bultos amorfos, su apretón solo le provoco gran dolor, ella coloco la tijera entre las dos ligas en lo alto de su escroto y antes de cerrar las cuchillas le dijo al oído.

-“Es una pena fueron dos magníficos huevos” Dijo la rubia.

Jesse la miro con una expresión de suplica pero ella solo cerro las cuchillas de la tijera, el escroto de Jesse cayó al suelo, cercenado por completo el pene de Jesse lanzo en ese momento seis potentes chorros, su ultima eyaculación viril de su vida, pero no la pudo disfrutar ya que todo su cuerpo se sacudía presa del más horrible dolor, aquellas terribles sacudidas de su cuerpo duraron por algunos segundos, Jesse alcanzo a ver como su escroto fue levantado por la rubia antes de desmayarse.

** ** ** ** ** ** **

Jesse se despertó sobre saltado al día siguiente en su celda, con su entrepierna vendada, supo que todo lo sufrido no fue una pesadilla, había sido castrado, lloro por horas y horas, cuando se recupero siguió siendo usado como un “libre” hasta que fue liberado a los 32 años su cuerpo era obeso, sin definición como cuando era adolescente, tenia pequeñas tetas y su pene encogido por completo sin rastro alguno de escroto o testículos por debajo de él.

Ahora vive una patética vida, pensando siempre en que debe acabar con su vida, pues no puede imaginar pasar el resto de su vida, siempre teniendo pesadilla con aquella escuela y colegialas que lo despojaron de todo placer sexual como hombre para el resto de sus días.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

INDÓMITAS PORRISTAS

A los 16 años las hormonas que invaden el cuerpo de un chico adolescente Mandan, toman el control de sus acciones por mas estúpidas o arriesgadas que estas sean, Ismael iba a una prestigiosas preparatoria (instituto) donde asistían algunas de las más bellas chicas adolescentes de la ciudad virgen aun se masturbaba imaginando tener sexo con alguna de esas bellezas que exhibían sus cuerpos en ajustados trajes de baño durante las clases de nataciones......


INDÓMITAS PORRISTAS
A los 16 años las hormonas que invaden el cuerpo de un chico adolescente Mandan, toman el control de sus acciones por mas estúpidas o arriesgadas que estas sean, Ismael iba a una prestigiosas preparatoria (instituto) donde asistían algunas de las más bellas chicas adolescentes de la ciudad virgen aun se masturbaba imaginando tener sexo con alguna de esas bellezas que exhibían sus cuerpos en ajustados trajes de baño durante las clases de nataciones.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [BALLBUSTING] [ESCOLAR]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





A los 16 años las hormonas que invaden el cuerpo de un chico adolescente Mandan, toman el control de sus acciones por mas estúpidas o arriesgadas que estas sean, Ismael iba a una prestigiosas preparatoria (instituto) donde asistían algunas de las más bellas chicas adolescentes de la ciudad virgen aun se masturbaba imaginando tener sexo con alguna de esas bellezas que exhibían sus cuerpos en ajustados trajes de baño durante las clases de nataciones en la piscina de la escuela, pero Ismael deseaba ver más, su pene latiendo debajo de su ropa interior se lo ordenaba.

Una orden que le fue imposible de rechazar. Por semanas Ismael pensó como poder ver esos esplendidos cuerpos femeninos desnudo, una tarde mientras estaba en las gradas viendo a las chicas en su práctica de natación, que pensó que podía ocultarse en uno de los gabinetes de los vestidores eran del tamaño correcto para su estatura de 1.68 metros debía ser cuidadoso pero sabía que si tenía éxito iba a tener imágenes en su mente para poder masturbarse por varios meses quizás años solo pensando en aquellos cuerpos, Ismael sabia que el mejor vestidor era el usado por las porristas de la escuela.

Las porristas era un grupo selecto, comandadas por Karol una rubia bellísima quien era su capitana, solo se aceptaban en las porristas a las chicas más hermosas y de familias ricas, ellas animaban a todos los equipos de deportes de la escuela, tenían fama de ser femi nazis pues ninguna de ellas tenia novio o se le conocía alguno, la capitana era nombrada por su antecesora una semana antes de dejar la escuela para ir a la universidad, Karol estaba en su último año y era la chicas no solo más guapa sino mas aguerrida del grupo.

Corría el rumor en la escuela que una vez las porristas habían tomado a un chico y lo habían golpeado tanto en los testículos que no solo lo dejaron estéril sino castrado de por vida, aunque según eso paso hace mucho, Ismael no creía que eso fuese posible por lo que al viernes siguiente apenas terminaron las clases, corrió al gimnasio donde las porristas entrenaban todos los viernes, era exclusivo para su uso, rápidamente Ismael fue hasta los vestidores, comprobó que no había nadie antes de comenzar a quitarse sus ropas, las cuales coloco en un gabinete no marcado.

Ismael pensó que aquel gabinete metálico no era de nadie, además estaba situado justo donde necesitaba, a tan solo tres de donde estaba el gabinete de Karol que era su objetivo número uno, luego de quitarse toda la ropa excepto su trusa (slip) de color blanco metió su ropa en el gabinete y se introdujo el mismo, cuando escucho voces fuera cerró la puerta, cuidando de no cerrar el gabinete para que pudiera salir y s ajusto sus lentes, sus ojos quedaban justo a la altura de las ranuras de ventilación del la puerta metálica, no paso mucho tiempo hasta las porristas llenaron el lugar.

El bullicio de las voces de las adolescentes conversando mientras comenzaban a quitarse sus ropas para colocarse su traje de porristas hico que el pene Ismael de apenas 16 cm ya en completa erección comenzara a palpitar debajo de su trusa, si bien su pene no era la gran cosa su testículos desde hacía un año que habían crecido para quedar grandes y caídos en su entrepierna, apenas y tenia vello en ellos pero por arribe de su pene tenía una buena mata de vello castaño claro que era su orgullo lo mismo que sus grandes orbes que se balanceaban cuando estaba desnudo.

Las jóvenes como altaneras porristas se iban despojando de su prendas, pronto la mayoría solo iba con pequeños calzoncitos (braga) o tangas mostrando sus senos a los ojos de sus compañeras y por supuesto a los de Ismael, cuya mano derecha no pudo evitar ir a su entrepierna donde comenzó a acariciar el largo tubo que se marcaba perfectamente en su prenda, su glande casi sobresalía por el elástico que rodeaba su cintura, estaba más excitado que nunca, pero sus ojos se abrieron enormes y su pene soltó un chorrito de liquido pre seminal al ver a Karol aparecer ante sus ojos.

Iba vestida solo con una falda de cuadros escolar tipo escocesa, con sus bien proporcionados senos redondos que sobresalían de su pecho como dos pequeñas toronjas coronados por dos lindas aerolas de color rosa, en cuyo centro se erguía un pezón carnoso que parecía el borrador de un lápiz solo que más ancho y largo, Ismael se lamio sus labios imaginando como se seria tener esos pezones entre sus labios chupándolos y lambiéndolos con su lengua, su mano que no dejaba de subir por su pene en erección sintió una gran mancha de humedad justo a la altura de su glande.  

Pero Ismael casi se vino cuando Karol se despojo de su pequeña tanga verde para quedar completamente desnudo a tan solo unos pasos de donde estaba, su vagina era hermosa con labios cerraditos parecía una empañadita con un pequeño mechón de vello rubio coronando la parte de arribe fue obvio para el adolescente que ella se depilaba con frecuencia para poder tener un monte de venos como ese tan erótico, ella rápidamente tomo un calzoncito blanco de su gabinete y se lo coloco, también se coloco un sostén (corpiño) deportivo blanco para finalmente ponerse su traje de porrista y apurar a las otras chicas.

Cuando Ismael se quedo solo, metió su mano debajo de su trusa, tomo su pene duro como nunca antes y comenzó a masturbarse, con los  ojos cerrados, pensando en la vagina de Karol, su mano subía y bajaba por su pene sintiendo cada vena saltada por toda su longitud al no estar circuncidado su prepucio bajaba como subía por su glande causándole aun mas placer, sobre todo porque su glande estaba completamente bañado en liquido cremoso pre seminal, cuando sentía que su orgasmo se formaba en la base de su pene soltaba su pene.

Cuando la excitación mas no la erección había bajado los suficiente, la mano de Ismael continuo masturbándose por varios minutos hasta que de nuevo las porristas llenaron el vestidor, vio como se desnudaron, para ir a tomar una ducha regresar a sus gabinetes para vestirse e irse pero no todas tres de ellas no regresaron entre ellas Karol, quien era a la que Ismael estaba esperando de nuevo ver para correrse sus huevos le cosquillean, quería vaciar su contenido ya acumulado no solo por casi una hora sino por dos días.

Pero la sorpresa de Ismael Karon regreso con otro compañera  que hasta ese momento no había visto era una chica de cabello castaño oscuro, pero para terror de Ismael, karol le dijo que desde ahora el gabinete donde estaba escondido iba a ser el de ella, que podía dejar sus cosas ahí, por lo que sin más Karol trato de abrir la puerta pero esta no se abría hizo más fuerza y la puerta se abrió, los ojos de la bella rubia se abrieron grandes al descubrir a Ismael en ropa interior con una tremenda erección por debajo con una gran mancha de humedad que casi transparentaba su glande.

El rostro de Karol quedo rojo de la rabia que sintió, Ismael salió del gabinete con las manos medio alzadas a la altura de su pecho sin decir nada, Karol lo tomo de los hombres, acerco su rostro al de él, para luego decirle.

-“Te vas a arrepentir toda tu vida de habernos visto maldito fisgón”. Dijo Karol.

Para estrellar su rodilla derecha en los huevos de Ismael cuyos ojos quedaron en blanco, fue un brutal impacto, el dolor fue increíble para Ismael, que ya no supo mas se desmayo por unos segundos antes de volver a la realidad. 

Cuando lo hizo estaba amarrado y las tres porristas lo hicieron ponerse de pie, la porrista nueva, le hizo el más doloroso calzón chino de su vida, apretando sus inflamados testículos contra su pelvis dolorosamente, se tuvo que morder los labios para no gritar, fue en ese momento con sus nalgas al descubierto con su trusa metida entre ellas que Karol se arremango sus mangas para comenzar a azotar su nalgas con una paleta de ping pong, cada nuevo azote era más doloroso que el anterior pronto las lampiñas como blancas nalgas de Ismael quedaron roja y ardiendo como si estuvieran en llamas.

En medio del dolor de esos azotes Ismael cometió el peor y más caro error de su vida, al decir.

-“Ya no más, por favor, para, detente. ¡Juro no decir nada de sus pearcing en sus clítoris o que tienen depiladas sus vaginas!” Suplico Ismael

Karol detuvo sus azotes de inmediato al escuchar aquellas palabras, la chica que lo sostenía con su dorso inclinado hacia adelante una rubia también como Karol tomo su barbilla para levantar el rostro de Ismael al de ella.

-“¡Has sido un chico malo y debes pagar por ellos!” Le dijo ella, mostrándole una mueca de maldad.
-“Te voy a quitar las ganas de seguir espiando mujeres para siempre”. Dijo Karol.

Para arrojar la pala de ping pong al suelo y colocarse detrás de Ismael sus piernas estaban muy abiertas, sus nalgas rojas que pulsaban al ritmo de su corazón, dado el calzón chino que la chica castaña aun le hacia sus testículos se marcaban muy bien entre sus piernas, Karol sin piedad alguna lanzo la primera de muchas patadas directamente a sus testículos que recibieron los brutales golpes uno tras otro sin que Ismael pudiera hacer nada.

Incluso cerrar las piernas le fue imposible pues el dolor hizo que todo su cuerpo se paralizara sin poder moverse, Karol continuo con sus patadas hasta luego de que Ismael cayó por tercera vez revolcándose de dolor. Le ordeno a sus amigas que lo dejaran boca arriba con las piernas abiertas en el suelo, Karol entonces se coloco a cuatro patas sobre Ismael y sin mediar palabra alguna le estampo el segundo gran rodillazo de la tarde.

-“AAAAAAAAAAAAAAAHHHHH”. Grito Ismael,

Al cuarto brutal rodillazo se escucho un claro sonido,

-“CRACK”. Seguido de un grito. “AAAAAAAAAAAHHHH”. De Ismael.

Ese fue el momento cuando su testículo izquierdo reventó, al siguiente rodillazo se escucho de nuevo un claro.

-“CRACK”.   

Esta vez no hubo grito, pero todo el cuerpo de Ismael comenzó a sacarse como si fuese epiléptico, su pene lanzo la que sería su última carga viril de su vida fue un gran chorro que salió con tanta fuerza que traspaso la tela de su trusa, una de las chicas tomo un poco de su cremosa leche con un dedo para llevárselo a la boca, luego de probarlo dijo.

-“Es una pena una leche tan buena ya no podrá ser producida ¿no creen chicas?”. Dijo la castaña.
-“JAJAJAJAJAJAJAJA”. Las tres rieron con una tremenda carcajada.

Ismael luego de unos segundos se desmayo, se despertó en un hospital donde lo atendieron y le extirparon los restos de sus testículos por un cirujano nunca regreso a la escuela, pero algo que si se cumplió es que se le quito toda idea de espiar o sexo con una chica para siempre, su pene se encogió y su cuerpo engordo incluso le brotaron pequeños senos, Ismael nunca volvió a ser el mismo luego de su castración a manos de esas “Indómitas Porristas”. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: daksoulpgm@gmail.com