Diario de la Doctora Miss Love: Metida en talleres de un local de ambiente liberal

club-ambienteA veces no sé cómo hacen para liarme mis amigas, en serio… Si no tengo ya suficiente trabajo, ahora una amiga mía me ha buscado otro más, y encima sin cobrar, bueno, tengo barra libre y algún que otro privilegio más, pero… ¡pero no vale!

A ver, querid@s, os explico. Tengo una amiga que acaba de abrir un local de ambiente liberal, es decir, un lugar donde puedes ir tengas la condición sexual que tengas, no te van a mirar raro ni nada por el estilo. De hecho está decorado como una pequeña discoteca con una zona para venta de juguetes eróticos y otras zonas de sofás, y una vip, para los socios que quieran más intimidad.


La verdad es que está muy bien y creo que tendrá mucho éxito ya que, además, lo ha puesto en una zona de la ciudad que es bastante transitada por todos los colectivos y ya venía haciendo falta algo así.
Y ahora os preguntaréis qué tengo yo que ver. Pues bien, como sabe que soy experta en sexualidad y además psicóloga ha montado algunos talleres y charlas una vez a la semana para impartirlas entre aquellos que quieran asistir (porque son gratuitas) para ayudar a todos a saber más cosas sobre esos temas (sexualidad, mejorar las relaciones de pareja, juguetes eróticos, etc.). ¿Y adivináis a quién le toca impartirlos? ¡A mí!

Reconozco que yo solita me lo busqué pero es que me hizo una encerrona y como sabe que yo cumplo lo que digo se aprovechó de ello. Veréis, estábamos hace un mes o así de copas y ambas bebimos un poco más de la cuenta. No es que nos emborracháramos pero sí estábamos “contentillas”. De camino a casa me dijo que tenía idea de poner un local donde todos tuvieran cabida sin que se mirara la condición sexual, sin que nadie se sintiera cohibido por ser como era y le dije que no estaba mal eso. Me comentó muchas ideas que poco a poco iba a poner en marcha y cada vez me gustó más.

Llegó un momento en que le dije que si necesitaba ayuda o asesoramiento me dijera y ahí fue cuando me dijo de los talleres y que le encantaría contar conmigo. Yo le dije que sí ¡pero no sabía que ella se refería a ser la tutora!

Así que ahora me tenéis tomándome un descanso de estar escribiendo una chuleta para saber qué decir o por lo menos cómo comenzar mi taller. En mi trabajo son los demás los que hablan, yo escucho e interpreto lo que dicen y lo que no, pero en este caso va a ser al revés y, aunque no me da miedo, no me gusta demasiado porque sé que todo se puede malinterpretar y no quiero dejar mal a mi amiga por algo que no se diga bien. No me gusta dejar las cosas a medias o que algo salga mal, por eso es que me tomo muy en serio lo que hago, ya sea trabajo u ocio.

Menos mal que al menos me ha puesto los talleres para que no me fastidien en el trabajo y tenga descanso pero no puedo hacerlos siempre. Al menos por ahora sí, pero si algo cambia en mi vida tendré que reorganizarme un poco.

Le he pedido a Mitsuki que venga conmigo para que me ayude pero miedo me da. Es que el primer taller que tenemos es de dominación (como está de moda…) y me da que va a venir con alguno de sus chicos para hacer una demostración práctica. Y como sea así seguro que el taller tiene un éxito tal que lo hace todos los días jajaja, si lo estoy viendo.

Mira que ella es buena pero su forma de pensar, tan liberal, a veces choca con la propia sociedad. Creo que es más como si se hubiera adelantado varias decenas de año donde las mujeres dominan el mundo (que digo yo que no estaría tan mal eso).

Pobre el chico que coja Mitsuki, aunque seguro que después lo recompensa con creces…

En fin, será mejor que siga para terminar cuanto antes que por la noche he quedado con alguien y no voy a poder hacer mucho más. Hoy toca plan de cine, palomitas y comida basura. Mañana régimen, eso fijo, que una debe dar una cal y otra de arena al cuerpo (exceptuando el sexo, por supuesto, Loves).


Archivado en: Diario Secreto Tagged: Ambiente liberal, Diario Secreto, Doctora Miss Love, Local Liberal, sexo, sexo con desconocidos