ANGELINA Y MARCUS

Angelina se sentó junto a su hermano Marcus en la sala de espera, su ropa interior húmeda por sus jugos, su semen todavía escapaba de su vagina. Su madre estaba sentada junto a ellos mirando hacia arriba a la pantalla led esperando a que sus nombres fueran llamados. Ninguno de ellos dijo una palabra el uno al otro......


ANGELINA Y MARCUS.
Angelina se sentó junto a su hermano Marcus en la sala de espera, su ropa interior húmeda por sus jugos, su semen todavía escapaba de su vagina. Su madre estaba sentada junto a ellos mirando hacia arriba a la pantalla led esperando a que sus nombres fueran llamados. Ninguno de ellos dijo una palabra el uno al otro.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ABLACIÓN] [PADRES] [MEDICO]



Categoria: Adolescente      Autor: Darkgirlbex





Angelina se sentó junto a su hermano Marcus en la sala de espera, su ropa interior húmeda por sus jugos, su semen todavía escapaba de su vagina. Su madre estaba sentada junto a ellos mirando hacia arriba a la pantalla led esperando a que sus nombres fueran llamados. Ninguno de ellos dijo una palabra el uno al otro.

Marcus se sentó con la cabeza baja, tratando de no pensar en lo que estaba a punto de suceder. Angelina estaba mirando alrededor de la sala de espera a todos los otros chicos y chicas, preguntándose por qué estaban ahí. Ella hizo brevemente el contacto visual con otra muchacha un poco más adulta que ella que usaba un top, que se sentaba el otro lado de la sala con su madre. Su mirada era casi simpática, ambos sabían que la tierna carne de cada una pronto estaría bajo el cuchillo.

Angelina observó cómo otra chica de cabello rubio y su madre emergían por una puerta de regreso a la recepción. Podía darse cuenta de que caminar le estaba causando un poco de incomodidad, la chica no miró a nadie mientras su madre la llevo a la recepción. Angelina escuchó su conversación.

-¿Cómo te sientes ahora? -preguntó la recepcionista.
-"Adolorida".
-“Bueno, eso es lo que sucede cuando no puedes dejar de tocarte a ti misma”. Murmuró su madre.

-"Ellos arruinaron mi Vagina. Era perfecta”. Ella sollozó, limpiando sus lágrimas con su manga.

-"Bueno, el dolor se irá en un par de semanas. Y te acostumbrarás a la apariencia lisa, eventualmente, podría parecer un desastre ahora, pero una vez que está curado va a parecer tan limpio y ordenado". Dijo la recepcionista dándole un paquete de información. "Si tiene alguna pregunta, llame a la línea directa de información".

La madre de la chica tomó el paquete y dio las gracias a la recepcionista, que luego llevo a su hija lentamente fuera del edificio.

Angelina estaba ahora más preocupada y ansiosa que antes. Cuando la pantalla sonó, ella casi saltó de su piel, nerviosamente levantó la vista. Para su alivio no era su nombre en la pantalla. Miró a su alrededor para ver quién era, la chica con la que había hecho contacto visual unos minutos antes y su madre se pusieron de pie.

-"Mamá, por favor, no quiero", dijo la chica sonando muy asustada.

-"No me importa lo que quieras Rebecca, ahora vamos", dijo tomando el brazo de la chica y arrastrándola prácticamente gritando a través de la puerta.

Angelina miró a su hermano mayor, que seguía mirando al suelo. Se preguntó si él se sentiría tan nervioso como ella, él debió estarlo. Era la primera vez que había tenido sexo y iba a ser la última. Su madre todavía no había hablado con ninguno de los dos, estaba demasiado ocupada leyendo una revista.

Después de unos minutos más de espera que parecierón como una eternidad, la pantalla volvió a sonar. Esta vez la pantalla mostrará 'A & M Peters'.

La madre de Angelina se puso de pie. “Siguen ustedes dos, vamos a acabar con esto".

Los dos la siguieron por la puerta, por el pasillo hasta una de las salas de examen. Una enfermera joven vestida con un traje de cirugía azul aguardaba en su interior. Los miró a los dos y sonrió.

Soy la enfermera Anderson. Por favor, siéntate -dijo señalando las sillas al lado de su escritorio.

Ambos tomaron asiento en el escritorio seguidos momentos después por su madre.

-Señora Peters, dice en mis notas que ha atrapado a estos dos... ¿experimentando?

"Bueno, yo no lo llamaría experimento como tal, cuando entré ella se estaba sacando su pene. No puedo creer que hagan algo así, los traje para saberlo mejor".

Marcus y Angelina estaban escuchando tratando de esconder sus rostros.

"Trate de no preocuparse por eso, señora Peters, estas cosas suceden. Ahora dice que Angelina tiene trece años, debería haber sido cortada hace un par de años. ¿Hay alguna razón por la que optó por no cortarla? ", Preguntó la enfermera al desplazarse por las notas de su computadora. Sabe no tengo ni idea. Pensé que estaba siendo amable no limitarla a una vida sin placer sexual, pero ahora realmente no sé porque no la he cortado antes".

"Bueno, has tomado la decisión correcta al traerlos, pondremos fin a este comportamiento de una vez por todas. Solo necesito que firme estos formularios de consentimiento y podamos empezar", dijo la enfermera deslizando dos papeles a través del escritorio.

Su madre los leyó rápidamente y firmó su nombre en la línea.

-“Aquí tiene”. Dijo, deslizándolos hacia la enfermera.

-“Gracias”. Dijo tomando los formularios dándoles una rápida mirada y luego colocándolos cuidadosamente en una pila de papeles. -¿Con cuál quieres que empiece?

Su madre los miró a ambos y pensó por un segundo. “Marcus, es el más grandes. Puede ir primero".

-"Marcus, ponte de pie, por favor, quítate el pantalón y ropa interior". Dijo la enfermera.

Marcus se levantó, pero dudó en quitarse la ropa.

-"Vamos, rápido", su madre le dijo.
-"No sé porque eres tan tímido estabas muy feliz de desnudarte delante de tu hermana hace una hora". Dijo su madre

Marcus se bajo el pantalón y bóxer hasta los tobillos para quitárselos. Su madre se inclinó hacia adelante y los recogió, doblándolos cuidadosamente y colocándolos en la silla. Marcus se paró frente a la enfermera con las manos a los lados mientras se ponía un par de guantes.

Ella extendió la mano y comenzó su examen, tomando su pene entre sus dedos y retrayendo lentamente su prepucio, revelando su glande sensible todavía húmedo con los jugos de su hermana. Sintió los testículos rodar cada uno entre el pulgar y el índice. Después de un minuto o más de la enfermera acariciando sus partes, la sangre comenzó a fluir a su pene rápidamente haciéndolo erecto. Lo que le produjo mucha vergüenza.

-"¡Oh chico!", Exclamó la enfermera mirando su pene erecto
-"Eres bastante grande para tu edad. Es una lástima que esta cosa no sirva para nada cuando los testículos están tumbados en un cuenco quirúrgico. Realmente deberías haber pensado más en las decisiones que tomaste".

La enfermera se levantó y se acercó a la silla de ginecología en un rincón de la habitación. "Sólo tienes que acostarte aquí, Piernas en los estribos, por favor", dijo golpeando la silla con la mano.

-“No, puta”. Dijo Marcus enfadado.

-“Perdón, jovencito que dijiste”. Dijo su madre-.
"Tendrá que excusarlo, él es así todo el tiempo en casa. No sé qué hacer con él.
-"Está bien, lo entiendo para todo el tiempo", la enfermera sonrió, "No me molesto nada".

Hizo un gesto a Marcus para que volviera. "Podemos hacer esto de dos maneras, o lo hacemos fácilmente con su cooperación, o te sedare y lo hace sin ella".

Marcus pensó en ello durante un segundo, no le apetecía ser sedado, al menos si estaba despierto sabría lo que estaba pasando. Así que se acercó a la silla y se subió, poniendo las piernas en los estribos. Se quedó tendido nerviosamente mientras la enfermera traía algunas provisiones y las colocaba en un carrito colocado entre sus piernas.

-"¿Alguna pregunta?"
-"¿Dolerá?" Preguntó, notando el escalpelo afilado.
-No, no mucho. Te voy a dar una inyección para el dolor, Te sentirá un poco... incómodo al notar su preocuparse, "la enfermera le tranquilizó.

-¿Qué pasará después?

¿Después de castrado? Bueno, los niveles de testosterona en la sangre comenzarán a bajar. Comenzarás a perder el interés por el sexo, después de un par de semanas no tendrás interés en el sexo en absoluto. Las erecciones serán una cosa del pasado y ni siquiera vas a extrañar a tus testículos. Se le dará un paquete de información que explica todo con más detalle".

Marcus no supo qué decir. La realidad de su situación comenzó a golpearlo, comenzó a lamentar sus pocos minutos de diversión con su hermana. Quería levantarse y correr, pero sabía que eso empeoraría las cosas. Cualquier posibilidad de escape se esfumo mientras la enfermera apretaba las correas alrededor de cada uno de sus tobillos.

Se volvió hacia su madre. -¿Quieres venir a ver el procedimiento? -preguntó.

Su madre se puso de pie y se estiró "Oh, apuesto que lo haría. Tú también, Angelina levántate, quiero que veas esto".

-"No, va a ser grosero, no quiero ver", argumentó Angelina.

-Harás lo que te digo, señorita. ¿No crees que tienes problemas suficientes? Se quejó su madre.
-"Lo siento mami". Y ella se levantó para seguir a su madre hasta la enfermera.

La enfermera se sentó entre las piernas de Marcus. "El procedimiento es bastante simple. Te explicaré lo que estoy haciendo mientras lo hago". Angelina y su madre vieron cómo la enfermera tomó una jeringa del carro.

"Esta inyección va a entumecer completamente el área", dijo ella empujando la aguja en su ingle y presionando lentamente el émbolo. Marcus se estremeció un poco cuando entró la aguja. La enfermera le limpió el escroto con un líquido de color amarillo con algodón, que desechó en un pequeño plato de metal.

-Ahora voy a hacer una pequeña incisión en el centro de aquí -explicó ella pasando el dedo por el centro de la piel arrugada de su escroto-. "Habrá un poco de sangre, pero no demasiado", agregó.

Su madre se inclinó para mirar más de cerca mientras la enfermera recogía el bisturí en su mano derecha. Usando dos dedos de su izquierda estiró la piel de su saco de piel y cuidadosamente cortó en el centro. Tuvo que cortar la misma línea un par de veces para cortar completamente la piel. Colocó el bisturí en la bandeja y limpió las manchas de sangre de la zona. Ella extrajo cuidadosamente su testículo izquierdo a través del agujero. Tomó de nuevo el bisturí e hizo un pequeño corte alrededor de la parte exterior del testículo. Salió de lo que parecía una membrana blanca lechosa que la rodeaba.

-"Así parece un testículo de los machos", dijo ella dejándole el huevo de color púrpura como objeto, con su cordón todavía atado despectivo dentro de su escroto.

-"La causa de todos sus problemas, cuanto antes se deshaga de ellos, mejor". su madre rió.
-"Sí, también se tranquilizará su actitud", explicó la enfermera.

Angelina se sintió enferma, desvió los ojos hacia el pene de su hermano todavía duro, y recordó lo bien que se sentía llenando su agujero apretado menos de dos horas antes. Entonces ella recordó de repente que ella también estaría acostada, donde él estaba pronto, su propio sexo bajo el cuchillo. Le dio un escalofrío por la espalda. La enfermera ató el cordón del testículo izquierdo. "Ya ves que acabo de atar el cordón, esto evitará que la sangre fluya cuando corte el cordón en un momento. Esencialmente, todo el flujo sanguíneo a este testículo se ha detenido con el tiempo, solo se encogería y moriría si lo dejamos unido", agregó.

Sacó unas tijeras quirúrgicas de la carretilla y cortó la cuerda, el testículo se liberó en su mano. Lo sostuvo momentáneamente para que su madre y su hermana la vieran, antes de colocarla en el cuenco metálico. Ella extrajo su testículo derecho a través del agujero y una vez más ella ató el cordón. -¿Quiere hacer los honores, señora Peters? -dijo mientras le extendía la tijera quirúrgica a su madre.

Su madre la tomó en la mano. "¿Dónde quieres que corte?" Preguntó acercándola.

-“Aquí mismo justo debajo del hilo”. Dijo la enfermera señalando la parte de la cuerda justo debajo de donde lo había atado.

Su madre colocó la tijera en posición con el cordón entre sus mandíbulas. "Mamá dijo que te calmaría un día, ¿no?", Dijo ella, cerrando la tijera, tomó mucho más esfuerzo cortar el cordón de lo que pensaba. Pero con un poco más de presión las hojas se cerraron completamente, dejando que su testículo cortado cayese en la mano de la enfermera, poniendo fin a su vida sexual de su hijo. La enfermera colocó el testículo con el otro en el recipiente metálico.

-"Wow eso fue duro, tienes que tener manos muy fuertes". su madre rió entregándole la tijera a la enfermera que las puso en el carro.

-“Te acostumbras después de un rato” -contestó ella, empezando a coser el saco vacío.
-“¿Has hecho esto a muchos chicos? -preguntó su madre.

-"Tenemos más chicas aquí que muchachos, pero he hecho aproximadamente veinte en los últimos dos años. Tengo una satisfacción extraña de ello”. Dijo la enfermera.

La enfermera terminó de coserlo y le aplicó un vendaje pegajoso sobre el corte. "Allí está todo hecho Marcus. Te quitaré la correa y podrás levantarte. Todo esto duró unos minutos. La enfermera se levantó y desabrochó los tobillos. Marcus se sentó y miró hacia abajo entre sus piernas. No podía ver realmente nada su pene todavía estaba duro, la mayor parte de su escroto estaba cubierto por el vendaje. Pero sabía lo que había perdido y sabía lo que significaba para él. Se levantó lentamente y volvió a ponerse el pantalón.

-"Si vuelves a la recepción te darán un paquete de información y podrás sentarte a esperar", dijo la enfermera abriéndole la puerta.

Marcus salió de la habitación y se dirigió a la recepción. Angelina se quedó nerviosa sabiendo que era su turno a continuación, no sabía qué esperar.

-“En seguida, Angelina, tú sigues”. Añadió la enfermera.

Angelina tenía tanto miedo pero no quería decir nada. Ella no quería que nadie supiera cómo se sentía, sabía que su madre solo tendría una oportunidad. Tratando de ponerse una cara valiente se quitó la ropa y se subió a la silla. La enfermera le ayudó a colocar las piernas en los estribos y las ató con seguridad.

-"Ahora te haré un examen rápido antes de hacer tu circuncisión. ¿Tienes alguna pregunta?"
-"¿Qué va a cortar de mí?", Le preguntó con curiosidad haciéndola sentir cada vez más nerviosa.

"Bueno, cariño, eso depende de lo que tu madre quiera", dijo volviéndose hacia su madre, "¿Qué quiere, total, parcial o básico?"

-No sabía que había tantas opciones -dijo su madre sorprendida-. "¿Cual es la diferencia?"

"Bien básico es donde simplemente quitamos el clítoris, la parte visible del clítoris y una pequeña cantidad del eje del clítoris. Las raíces del clítoris y los labios se dejan intactos. Este método hace que el orgasmo a través de la estimulación de las partes externas de la vagina sea imposible, pero el orgasmo todavía se puede lograr a través de la penetración. Parcial es donde quitamos todo el clítoris junto con sus raíces, pero dejamos los labios intactos. Este método corta el centro nervioso a la vagina efectivamente completamente entumecida sexualmente. El orgasmo será imposible pero con los labios intactos la vagina no aparecerá muy diferente. Y finalmente Completo es lo mismo que parcial, excepto para quitamos los labios y la capucha del clítoris, así, se da el aspecto suave y vacío", explicó la enfermera señalando los diagramas en la pared.

Su madre lo pensó durante unos instantes examinando cada uno de los diagramas. Angelina esperaba que su madre solo escogiera lo básico, ella seguía estando muy caliente y no quería pensar en la vida sin jamás volver a tener un orgasmo. Finalmente su madre rompió el silencio.

"Vaya a optar por el Completo, solo corte todo fuera de ella". Dijo su madre.

Angelina no podía creer lo que oía. "NO", gritó ella. "Mamá, por favor. No es justo".

-“¿No es justo?” Preguntó su madre con enojo.

¿Es justo que rompieras mi confianza? Considérate afortunado de que no te esté castrando también. Todavía podrás reproducirte a diferencia de tu hermano".

"En realidad ofrecemos eso como un servicio si lo necesita", agregó la enfermera mientras se ponía un par de guantes limpios. "Es un procedimiento un poco más complejo que la circuncisión, pero lo hacemos bastante aquí".

-"No está bien, nos limitaremos a la circuncisión por ahora. Pero si me da demasiados problemas, la traeré de vuelta”. Dijo su madre.

Angelina decidió no discutir, ella no quería empujar la paciencia de sus madres más. La idea de ser esterilizada parecía mucho peor que su situación actual, y sabía que su madre no estaba bromeando. La enfermera sonrió a Angelina mientras se sentaba en el taburete entre sus piernas. Ella extendió el sexo de Angelina con sus dedos.

-"Oh, sí, hay evidencia clara de actividad sexual reciente", dijo señalando el esperma que todavía rezumaba de su vagina.

-"Chica asquerosa", Dijo su madre con disgusto.

Angelina se sentía avergonzada y vulnerable. Había roto la confianza de su madre y ahora iba a pagar el precio final por su momento de estupidez. Ella se quedó allí mirando al techo mientras la enfermera examinaba la vagina con su dedo, se sentía bien. Trató de disfrutarlo mientras podía, sabiendo que una vez que saliera de la clínica nunca volvería a experimentar esa sensación otra vez. Cuando la enfermera retiró el dedo, Angelina soltó un pequeño suspiro, no quería que la sensación terminara. Mientras la enfermera realizaba el resto de su examen, cada toque se sentía como el cielo. Angelina estaba tan desesperada por gozar. Su hermano se había corrido justo antes de que su madre entrara en ella poniendo fin a su diversión, ella nunca llegó al orgasmo.

La enfermera pasó el dedo por el clítoris de Angelina, era tan sensible que tenía que morderse el labio para detenerse de gritar de placer.

-"Ahí está hemos terminado el examen. Solo te limpiare y luego haremos tu pequeña operación”. Dijo la enfermera.

Angelina observó cómo la enfermera se acercaba al fregadero y llenaba otro recipiente de metal con agua tibia. Todavía estaba tan desesperada por correrse, pero sabía que no se lo merecía. Empezó a darse cuenta de que había hecho mal, se sentía mal por romper la confianza de su madre. La enfermera llevó el cuenco y lo colocó en el carro.

"Mamá, ¿puedo...?"

Su madre la cortó. No estás desinflando tu salida de esta señorita. Debería haberte cortado cuando empezaste la escuela secundaria.

Los ojos de Angelina se llenaron de lágrimas. -No, mamá, por favor, escucha lo que tengo que decir. -Hizo una pausa y miró a su madre-. "Sé que pusiste tanta confianza en mí cuando decidiste dejarme mantener mi clítoris, porque no querías que pasara toda mi vida sin experimentar placer por el sexo. Y sé que rompí tu confianza por no esperar hasta que estuve en una relación seria de adulto. Soy tan estúpida y porque no puedo controlar mis impulsos merezco ser cortada. Lo siento mamá

La señora Peters se sintió muy conmovida por las palabras de su hija, se inclinó sobre ella y le dio un beso en la frente. "Eso son las momias buena chica. Ahora sabes que esto es por tu propio bien, ¿verdad? -susurró.

"Sí, mamá", dijo Angelina suavemente mientras asintió con la cabeza, las lágrimas empezaron a fluir por sus mejillas.

La enfermera tomó la jeringa de ducha y apretó el aire del globo. Ella colocó su boquilla en el recipiente de agua, liberando su presión y permitiendo que el globo se llenara de agua.

-"Espere", la madre de Angelina dijo cuando una enfermera estaba a punto de insertar la boquilla en el sexo de Angelina.

-“Sí, señora Peters, ¿qué pasa?” Pregunto la enfermera.

-"Sé que es inusual pero podría tener un último orgasmo, no es demasiado tarde para cambiar de opinión?", Preguntó su madre en un tono mucho más tranquilo que el que había estado usando desde que los atrapó.

La enfermera sonrió. -No, en absoluto -dijo, dejando la jeringa en el carro-.

Angelina no podía creer lo que acababa de oír, si sus piernas no estuvieran atadas con correa, habría saltado y besado a su madre. Abrió la boca para decir "Gracias", pero "Th", fue todo lo que logró antes de que su madre colocara su dedo sobre su boca.

-"Shhh... No tienes que decir nada. Quédate ahí, relájate y disfruta de que la enfermera te dara el orgasmo final”. Dijo ella, apartando el dedo de la boca de Angelina.

-En realidad, la señora Peters -interrumpió la enfermera-, no me es permitido hacerlo, ya que nunca dio su consentimiento en el formulario. Pero hay cosas que dicen que no se te permite demasiado", dijo ella moviéndose fuera del camino y haciendo gestos al sexo de Angelina.

La madre de Angelina se sintió un poco incómoda, su mente inundada con una mezcla de emociones. Se sentía un poco extraña al pensar que tendría que estimular a su hija. Pero al mismo tiempo se sentía orgullosa de ser ella la que le diera el último placer sexual que jamás hubiera experimentado en el resto de su vida. Se movió entre las piernas de su hija y se sentó en el taburete en el que la enfermera se había sentado. Miró el sexo expuesto de Angelina, la humedad de sus jugos la hizo resplandecer y brillar a la luz. Su clítoris estaba hinchado y palpitante, su corazón empezó a correr de excitación.

La enfermera percibió la inquietud de la madre de Angelina y se sentó a su escritorio para no estar mirando, esperando que eso ayudaría a relajarla. Solo háganme saber cuándo termine. Angelina a sí misma no le importaba quién lo hiciera, todo lo que quería era correrse. Miró a su madre sonriendo descaradamente. Sus sentimientos anteriores de vergüenza y nerviosismo, donde la sombra de la emoción del momento y su deseo de liberación que estaba tan desesperada por tener.

Su madre respiró hondo y colocó su pulgar sobre el clítoris hinchado de Angelina. Las caderas de Angelina se movieron un poco de la súbita sensación de placer. Su movimiento frotó su clítoris más duro contra el pulgar de su madre aumentando su placer.

-“Puedo decirte que realmente quieres esto, ¿verdad? -preguntó su madre suavemente-. ¿Realmente lo quieres?”

Angelina casi gritó, pero en lugar de dejar salir un excitado "Sí",

-"¿Dile a mamá lo que quieres?". Dijo su madre.
-“"Quiero que me hagas venir mami", Respondió Angelina

Su madre aumentó el ritmo frotando un poco más rápido. Angelina empezó a morderse el labio una vez más, casi ronroneando de emoción.

-¿Cómo te sientes cariño? -preguntó su madre deslizando suavemente un dedo de su otra mano en su húmeda vagina de Angelina mientras todavía frotaba su clítoris con el otro.

-"Se siente bien mamá", apenas podía hablar mientras el dedo de su madre empezaba a sondear su punto g, algo que ella no había descubierto. "Ahh... mmmm".

Angelina empujó su cabeza hacia atrás y cerró los ojos mientras los dedos de su madre hacían su magia, trayendo sus sentimientos más intensos que cualquier cosa que ella había experimentado con sus propios dedos mientras yacía en la cama por la noche. Cuando su madre deslizó un segundo dedo su cuerpo giró en ritmo con los movimientos de su madre. Su respiración se aceleró, su corazón latía más rápido que nunca. Su vagina se volvió más húmeda y viscosa. Incluso su madre podía sentir sus propios jugos comenzando a fluir, aunque ella nunca lo admitiría.

Angelina estaba en el cielo. Su situación actual era irrelevante mientras disfrutaba de su momento de felicidad. La idea de que iba a ser su último orgasmo ni siquiera cruzar su mente. La habitación se llenó con el sonido de sus suaves gemidos y los sonidos sordos hechos por el dedo de su madre trabajando su agujero húmedo. El olor de sus jugos femeninos llenaba el aire. Angelina empezó a arquear la espalda y acurrucar los dedos de los pies mientras se acercaba al clímax, sus músculos se apretaron alrededor de los dedos de sus madres.

-"Vamos cariño está bien, córrete para mamá". Su madre dijo trabajando sus dedos y frotando su clítoris aún más rápido.

Angelina empezó a retorcerse las caderas, una oleada de placer mayor que cualquier cosa que pudiera haber imaginado se irradio por todo su cuerpo. "¡Ahhh... Ahh0… Sí SÍ SÍ!", Gritó en la bienaventuranza cuando su orgasmo fue golpeado. Escupió una larga corriente de eyaculación golpeando a su madre en el pecho, luego otra y otra. Angelina no sabía si había desheredado o que había sucedido, no le importaba. Fue el orgasmo más intenso que había tenido en toda su vida. Su madre retiró los dedos, pero siguió trabajando su clítoris que rápidamente se estaba volviendo demasiado sensible.

"Buena chica, no puedo creer como te corriste,  ¿Lo disfrutaste?" Pregunto su Madre.

Angelina no pudo contestarse, su clítoris era ahora tan sensible cada movimiento de su pulgar de su madres hizo cosquillas haciéndola salir risitas. "A..  Al... Alto”, se las arregló para pronunciar a través de sus risitas. Su madre frenó los movimientos y se detuvo, levantando el pulgar de su clítoris. Sintiéndose muy contenta, su madre se puso de pie y caminó para estar junto a su hija y le dio otro beso.

-“¿Disfrutaste cariño?” Preguntó de nuevo.
"”Jeje... sí, mamá". Dijo Angelina todavía riendo.

-Bueno, ya sabes lo que tiene que suceder ahora, ¿verdad? -preguntó su madre con un tono más serio pero suave.

"Sí, mamá, tengo que ser circuncidada", respondió Angelina mientras la gravedad de la situación empezaba a volver a ella.

Su madre le sonrió un momento. -¿Y sabes por qué tienes que hacerlo?
-Porque no puedo controlar mis impulsos y quiero ser una buena chica.

"Eso es correcto cariño. Así que te acuestas como una buena chica y no te preocupes, "tu madre se volvió hacia la enfermera. "Estamos listas".

Angelina yacía con pequeñas oleadas de placer que seguían disparándose a través de su cuerpo. Los músculos de su vagina todavía se contraen y liberan, abriendo y cerrando su agujero. La enfermera se acercó y se sentó entre sus piernas una vez más.

-Lo siento por el desastre -dijo su madre sin saber qué decir.

-"Está bien, no se preocupe. Esto sucede mucho aquí", explicó la enfermera poniéndose otro par de guantes. "Te sorprenderás de lo intensas que son las orgasmos de las chicas cuando saben que es el último".

Su madre tomó su mano. "Las mamás esta aquí".

Angelina asintió con la cabeza y sonrió "Gracias, mamá", susurró mientras la enfermera empezaba a limpiar entre sus piernas. Su madre comenzó a acariciar su cabeza pasando sus dedos por su cabello. Angelina levantó ligeramente la cabeza para mirar lo que estaba haciendo la enfermera, su madre echó la cabeza hacia atrás.

"No mires hacia abajo, solo mantén tus ojos en mí, cariño, ok"

Angelina asintió con la cabeza, ella y su madre se miraron a los ojos cada una. Ambos sentían una conexión, un lazo más fuerte de lo que habían tenido en mucho tiempo. Angelina sintió una punzada aguda en su área más íntima y apretó la mano de su madre.

-"Está bien cariño". Su madre habló suavemente. Todo terminará pronto.

Angelina empezó a perder la sensación entre sus piernas cuando su vagina entera se entumió. Los ojos de su madre se llenaron de lágrimas cuando miró a su hija, allí estaba tan valiente. "Eres una chica tan valiente. Mamá está muy orgullosa de ti -empezó a sollozar-. Las lágrimas de su madre hicieron que Angelina se desmoronara también. Ella no pudo encontrar ninguna palabra para decirle a su madre, así que sólo sonrió. La enfermera se sentía muy emocionada por su espectáculo de emociones genuinas. Hizo un cambio para ver a una madre e hija derramando lágrimas de alegría cuando ella aceptaba su destino. En lugar de las habituales discusiones, luchas y reticencias que ella solía presenciar. En realidad tenía que luchar para mantener su compostura y no llorar a sí misma, pero ella siguió siendo profesional y se aferró a la tarea.

Angelina sintió una extraña sensación de tirón cuando la enfermera extendió uno de sus labios. La enfermera estaba decidida a hacer de esta una de las circuncisiones más puras que había realizado. Comenzó a cortar cuidadosamente en el tejido de los labios de buen grosor con una sierra especial lejos de donde se unía a su vulva. Mientras la hoja le mordía la piel, Angelina sintió una leve sensación de picazón, y apretó de nuevo la mano de su madre.

Quería ver lo que estaba sucediendo pero no se atrevía. La enfermera continuó cortando los labios sueltos, deteniéndose de vez en cuando para limpiar la sangre con una bola de algodón. Trabajó lentamente asegurándose de que dejara el grosor exacto de los labios detrás de todo el camino. Normalmente, simplemente las cortaría rápidamente en el punto en el que se unían, sin dejar rastro alguno, sino una pequeña cicatriz que sugeriría que estuvieron allí. Pero este no era un caso normal, ella había ganado tanto respeto por esta chica y quería dejar su propia marca en ella. Así que ella se opuso al procedimiento habitual y decidió dejar un poco de cada labio detrás como una marca de su respeto por esa chica.

Llegó al punto en el que los labios se unían al clítoris, con un pequeño corte quedaron libres en su mano. Lo desechó en el tazón junto con los testículos de su hermano. Angelina seguía apretando fuertemente la mano de su madre, mientras seguían mirándose a los ojos.

-“Lo estás haciendo muy bien”. Dijo la enfermera tranquilizándola mientras extendía sus otros labios-. "Ojalá todas las chicas que tuviéramos aquí, fuesen tan buenas como tú"

Angelina se sintió bastante satisfecha consigo misma, pero nunca respondió en su lugar sonrío ampliamente a su madre, que todavía estaba tan llorosa como ella.

-"Estoy muy orgullosa de ti, Angelina" dijo su madre mientras se inclinaba para darle otro beso.

-“Te quiero mamá”. Susurró Angelina mientras la enfermera empezaba a cortar lenta y cuidadosamente sus otros labios.

-"Yo también te quiero, cariño", dijo su madre dándole un beso más.

La enfermera sonrió para sí misma mientras continuaba cortando, prestando mucha atención a la cantidad de carne que dejaba para asegurarse de que ambos lados coincidieran. Su mano firme y habilidades con el bisturí eran impresionantes. Cuando alcanzó el punto de los labios restantes se unían al clítoris, se detuvo y limpió la sangre de nuevo con otro trozo de algodón que se sumergió en agua tibia. Tocando suavemente las heridas que había infligido. No los veía como heridas. Ella trata los pedazos de Angelina como una obra de arte. Cuidadosamente separó los labios del glande de su clítoris y lo desechó junto con los otros.

Angelina todavía no sabía exactamente lo que ya se había hecho. Todo lo que ella sentía era tirar y picar. Ella todavía quería echar un vistazo, pero decidió que probablemente no debería hacerlo. Tanto ella como su madre habían dejado de llorar y donde ahora solo se tomaban de las manos. Angelina seguía aceptando su destino y ni siquiera le importaba. Su madre le había dado el mejor último orgasmo de su vida a pesar de que no se lo merecía. Parte de ella estaba contenta de estar siendo cortada solo por lo cerca que ella y su madre se habían convertido como resultado. Su madre se sentía muy orgullosa de su hija por ser tan valiente, ella también disfrutó de su nuevo vínculo.

La enfermera tomó la capucha del clítoris de Angelina en una pinza y comenzó a cortar meticulosamente. No cortó la capucha entera, sino que cortó un trozo estrecho de carne en forma de 'V' que exponía el glande de su clítoris. Cortó el punto de la "V" de vuelta a donde la capucha se une a la vulva, dejando efectivamente dos pedazos de piel completamente separados. Con el glande del clítoris ahora expuesto, se detuvo para limpiar la sangre otra vez. La enfermera se apoderó del clítoris de Angelina entre la pinza pequeña. Colocó la hoja del escalpelo por encima del clítoris y empujó cuidadosamente la hoja. Angelina sintió una leve picadura, no peor de lo que había sentido antes.

La enfermera cortó lo más profundo que pudo para cortar la mayor parte del tejido que conectaba el clítoris al resto de la vulva como fuera posible. Cuanto más tejido de conexión pudiera cortar menos se rompería durante la eliminación del clítoris y sus raíces, lo que reduciría el tiempo de curación y los niveles de dolor durante la cicatrización de forma significativa. Ella sabía que tenía que ser increíblemente cuidadosa aunque un movimiento incorrecto, un deslizamiento rendiría a Angelina incontinente de por vida. Ella cavó el eje del clítoris muy lentamente y con cautela. La sangre brotaba de la incisión alrededor de su pequeño capullo.

Una vez que la enfermera se alegró de haber cortado todo lo que pudo sin causar un daño innecesario, dejó su bisturí. "Ok Angelina Necesito que te quedes inmóvil para mí ahora. Esto podría ser un poco incómodo, pero sólo durará unos segundos", agregó.

Angelina asintió con la cabeza y se preparó para al no saber qué esperar. Apretó la mano de su madre con anticipación. Su madre curiosamente miró hacia abajo entre sus piernas. No podía ver mucho desde su ángulo y todo lo que podía ver estaba empapado con una capa de sangre. Notó que la pinza colgaba allí clavada en el clítoris de su hija. Volvió la mirada hacia el rostro de su hija, con la esperanza de no darse cuenta de que había echado un vistazo.

La enfermera tomó la pinza y empezó a sacar el clítoris firmemente. Al principio, Angelina sintió una extraña sensación de atracción que parecía venir de algún lugar que no podía darse cuenta de dónde. A medida que las raíces de su clítoris comenzaron a separarse de su cuerpo, un fuerte dolor ardiente atravesó su estómago. Ella retorció los dedos de los pies y sus pies temblaron, empezó a sentirse enferma.

-"Está bien cariño, mamá está aquí". Dijo su madre sintiendo su malestar y acariciándole la cabeza otra vez.

Antes de que Angelina pudiera darse cuenta de lo que estaba sucediendo, el dolor cesó de repente mientras los últimos nervios restantes que conectaban su clítoris con su sistema nervioso fueron separados. De repente, Angelina empezó a llorar, de alguna manera supo que ese era el fin de la capacidad de experimentar otra forma de placer sexual de nuevo. Cuando la enfermera retiró el sangriento órgano en forma de «Y» de su cuerpo, también se sintió un poco triste al saber que acababa de terminar el disfrute de Angelina para el sexo para siempre.

-“¿Puedo verlo?” Preguntó Angelina con curiosidad, todavía sollozando.
-"Por supuesto que puedes". Dijo la enfermera sosteniendo la agonizante carne para que Angelina lo viera.

Angelina miró a las serpientes pequeñas lengua como un órgano colgando entre los dedos de la enfermera y sintió una sensación de pérdida que nunca había experimentado antes. Recordando todos los sentimientos asombrosos que jamás la había tenido, sabiendo que ahora solo eran un recuerdo lejano. Estaba molesta, pero en el fondo aún sabía que era lo mejor. Se volvió hacia su madre.

-"Te amo, mamá", sollozó.

Su madre le dio otro beso cuando su clítoris fue arrojado al recipiente. "Yo también te quiero, mi chica especial"

La enfermera limpió la zona una vez más y comenzó a coser las heridas. Incluso la costura se hizo con cuidado para que todo se curara perfectamente dejando sólo un mínimo de cicatriz. Inspeccionó a fondo su trabajo. Había dejado dos tiras de labios muy pequeñas a lo largo de cada lado de la rendija de Angelina, ambas apuntando a las dos secciones restantes de su capucha del clítoris, que enmarcaban la zona donde solía estar el clítoris. Estaba satisfecha con su trabajo y satisfecha consigo misma, había dejado su propio toque personal en esa mujer joven muy notable. Se levantó y desató las piernas de Angelina.

-“Ahí está, cariño, ya terminamos”. Dijo la enfermera con una sonrisa.
-“Te manejaste tan bien cariño” Añadió su madre-.

Su madre y la enfermera la ayudaron a ponerse de pie. Al principio no podía estar en pie, sus piernas se sentían como jalea. La apoyaron hasta que pudo.

-“¿Cómo te sientes ahora?” Le preguntó la enfermera mientras la ayudaban a acercarse al escritorio.

-"Se siente un poco gracioso ahí abajo, y un poco adolorido", dijo Angelina mirando el hilo de una de sus puntadas sobresaliendo de su vagina.

La enfermera tomó una caja de píldoras y se la entregó. "Tome uno de estos cada seis horas ayudará con el dolor".

-“Gracias”. Dijo, extendiendo la mano y tomando la caja-. "¿Puedo vestirme ahora?", Preguntó.

-"En un momento, hay una cosa más que necesito darte", dijo la enfermera al ir a un armario y sacar una caja de pañales de tamaño adulto.

Angelina miró la caja. Recordó a una de sus amigas diciéndole que la circuncisión podría hacerte perder el control de la vejiga si algo salía mal. Por un segundo su mundo entero sintió como si hubiera sido derribado y su corazón se hundió, pensó que tendría que usarlos para el resto de su vida.

-¿Tendré que usarlos para siempre? -preguntó ella, sonando decepcionada.

-"No, solo los necesitarás durante un par de semanas, ya que puedes experimentar algunas fugas y un poco de sangrado mientras estás sanando. Ellos sólo ayudarán a proteger tu ropa y evitar que tengas algún accidente embarazoso". La enfermera le aseguró que ella al entregarle el pañal.

Angelina se sintió tan aliviada y sonrió de nuevo cuando su madre la ayudó a ponerlo, y la ayudó a deslizarse su pantalón sobre la parte superior. Para sorpresa de todo el mundo, le dio un abrazo a la enfermera: "Gracias", dijo.

-“Me temo que no necesitas agradecerme, estaba haciendo mi trabajo”. Dijo la enfermera entregándole la caja de pañales a su madre y abriendo la puerta para que se fueran.

La madre de Angelina la ayudó a regresar a la recepción. Caminar era doloroso como ella pensó que sería, solo tiraba de sus puntos de sutura un poco y se sentía incómodo. La señora de la recepción le entregó un paquete, una bolsa de plástico rosa llena de folletos, cremas y cosas. Aquí tienes tu paquete de información. En el interior encontrarás folletos sobre todo lo que necesitas saber después de la atención, así como algunas cremas que pueden ayudar con el proceso de curación".

-“Gracias”. Dijo su madre.
-"”Cualquier pregunta solo llama. Ten un buen viaje a casa”. Dijo la recepcionista mientras sonreía.

La madre de Angelina la ayudó a salir al coche. Su hermano estaba sentado en el asiento trasero sintiéndose triste por sí mismo.

-"Hey Marcus, ¿cómo te sientes ahora?" Preguntó su madre.
-"Bien, supongo", dijo más interesado en jugar su juego.
-¿Entiendes porque mamá tenía que cortarte los huevos? Le pregunto su madre.
-"No". Murmuró todavía absorto en su videojuego.
-“Bueno, ¿es verdad, cariño?” Preguntó sonriendo a Angelina.
-“Sí, mamá”. Dijo Angelina, sonriéndole de nuevo.
-¿Qué dicen si vamos a McDonald's por un té? Podemos ir por la ciudad".
-“No me molesta”. Gimió Marcus.
-"Sí, por favor, mamá". Dijo Angelina emocionada.
-"McDonald's entonces", dijo su madre alegremente mientras miraba el coche.

Angelina miró por la ventana mientras su mamá conducía por el estacionamiento para dar la vuelta. Mientras pasaban lentamente por las puertas principales de la clínica algo atrajo la atención de Angelina. Era la chica con la que había hecho contacto visual en la recepción antes de dejar la clínica con su madre. Ella estaba llorando incontrolablemente, su rostro estaba pálido, y su expresión era  vacío y pérdida. Ella repetía "No", una y otra vez. De repente, Angelina se dio cuenta del porque cuando vio los dos vendajes pegados a cada lado de su bajo vientre, justo por encima de la cintura de su pantalón.

Un signo de que sus ovarios y cualquier esperanza o sueños que ella podría haber tenido un día de tener niños quedaron en un plato en algún lugar de la clínica. Angelina intentó no pensar en ello. Cuando salieron del estacionamiento y se fueron por su camino, la chica se convirtió en un recuerdo lejano como sus orgasmos.




Historia Original Aquí.





Autor: Darkgirlbex       Traductor: DarkSoul

GEMELOS SECUESTRADOS

Soy una secuestratrix uso mi poder económico para obtener más dinero pero al mismo tiempo divertirme mucho con mis secuestros, desde muy joven que se puede hacer mucho dolor deteniendo al ser querido de otro que estará dispuesta a pagar lo que sea por recuperarlo sin daño alguno en especial si ese ser querido en su hijo, pero soy muy selectiva con mis secuestro solo me gusta divertirme con gemelos idénticos pero además adolescentes que no sean mayores a 16 años......


GEMELOS SECUESTRADOS
Soy una secuestratrix uso mi poder económico para obtener más dinero pero al mismo tiempo divertirme mucho con mis secuestros, desde muy joven que se puede hacer mucho dolor deteniendo al ser querido de otro que estará dispuesta a pagar lo que sea por recuperarlo sin daño alguno en especial si ese ser querido en su hijo, pero soy muy selectiva con mis secuestro solo me gusta divertirme con gemelos idénticos pero además adolescentes que no sean mayores a 16 años.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [CIRCUNCISIÓN] [SECUESTRO] [VIRGEN]



Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Soy una secuestratrix aunque no sé si el término está bien empleado, uso mi poder económico para obtener más dinero pero al mismo tiempo divertirme mucho con mis secuestros, desde muy joven que se puede hacer mucho dolor deteniendo al ser querido de otro que estará dispuesta a pagar lo que sea por recuperarlo sin daño alguno en especial si ese ser querido en su hijo, pero soy muy selectiva con mis secuestro solo me gusta divertirme con gemelos idénticos pero además adolescentes que no sean mayores a 16 años y de preferencia vírgenes.

Por lo general pasaban de dos a tres años entre cada secuestro ya que debía elegir muy bien a mis victimas debía comprobar muy bien que los padres de mis victimas tuviera una buena capacidad económica, había pasado muchas semanas observando una escuela particular muy exclusiva mis objetivos eran un par de gemelos pelirrojos hijos unidos de un político en ascenso y una rica empresaria que tenían suficiente dinero para pagar por sus hijos lo que les pidiera, ambos chicos eran de 15 años y eran unos adolescentes despreocupados que iban por la vida gozando de la posición económica de sus padres.

Pero había un problema ambos chicos estaba siempre bien custodiados por cuatro guardaespaldas que los seguían a todos lados menos cuando iba a nadar, pues les prohibían la entrada a la piscina a menos que usaran traja de baño por lo que esperaban a fuera de las instalaciones acuáticas supe que ese era mi lugar para actuar me hice socia de ese club con identificaciones falsas y espere, luego cuando vi la oportunidad actué fue un miércoles los chicos acostumbraban a ir ese día al club para usar la amplia piscina como otras instalaciones porque era cuando menos gente asistía.

Aquella tarde estaba en la piscina portando un ajustadísimo traje de baño completo de esos que tienen un cierre al frente que se cierra desde el cuello hasta la entrepierna de pierna alta que ser perdía entre mis nalgas, el cierre estaba lo suficiente abierto como para dejar todo el canal que mis senos formaba entre ellos cuando los chicos llegaron a la piscina disimuladamente salí del agua, los dos se me quedaron mirando embobados pude ver como sus penes crecieron debajo de sus bañadores, solo sonreí pícaramente, me acerque a uno de ellos y sin decirle nada le planté un beso en los labios mientras una de mis manos le apretó sus huevos por encima de su balador.

-“¡Si quieren más de eso, ambos síganme!” Les dije a los gemelos con voz muy sensual.

Luego me aleje sin voltear a atrás no lo pude ver pero estoy segura que ambos clavaron sus ojos en mis firmes nalgas que se contoneaban alegremente a la vista mientras camine rumbo a los vestidores, no tarde en escuchar paso que seguían a los míos, debo decir que modestia aparte a mis 36 años un conservo un cuerpo que muchas de 20 años ya quisieran tener.

Cuando ambos chicos llegaron a donde estaba tome a uno al que se notaba más ansioso, seguramente el hermano al que no bese, al que le estampe un apasionado beso, hice que sus manos se posaran sobre mis nalgas, atraje a su hermano para los tres fundirnos en un beso en que nuestras lenguas juguetearon sin parar, aquello era rico y desee seguir pero debía actuar no tenía mucho tiempo, de entre mi traje de baño saque dos pequeñas jeringas, con las que inyecte a los desprevenidos adolescente en el cuelo dos segundos después estaban en el puso sin sentido.

Con la ayuda de un monta cargas (diablito) portátil que lleve en mi maleta simulando ser ropa, pude sacar los cuerpos inertes de ambos chicos hasta mi auto luego conduje, para cuando los guardaespaldas se percataran de la desaparición de los dos hermanos ya estaría en el lugar donde iba a estar con mis dos nuevas víctimas, ya en mi “guarida”, hice un video con los dos gemelos inconsciente tan solo vestidos con sus pequeños bañadores tipo speedo de color azul cielo, por supuesto modifique la voz por medios electrónicos para que pareciera la voz de hombre.

Luego que mande el video a sus padres usando un mensajero privado, solo me quedo esperar, un tiempo prudente calculando que dicho video llegase a manos de sus padres, hice la llamada y exigí una buena suma de dinero por ambos, por supuesto su padre se negó siendo uno de los políticos que mas estaba luchando contra el secuestro no esperaba otra respuesta por lo que me alegro al escuchar esta respuesta ya que me daba la oportunidad de mucha diversión algo que por supuesto deseaba desde hacía mucho tiempo, solo me resto esperar a que despertaran ambos.

Mientras tanto me a poner un traje de cuero con un cierre que iba desde mi escote hasta mi entrepierna una peluca pelirroja y unos lentes de sol oscuros, una vez preparada coloque a ambos chicos en la posición que deseaba que se encontraran cuando despertaran a uno de ellos luego de amarrarlos muy bien con sus piernas flexionadas hacia atrás de su cuerpo lo mismo que sus brazos, lo levante en el aire, dada la posición en la que quedo su bañador se perdió entre sus blancas como firmes nalgas, aquella visión hizo humedecer el interior de mi vagina. 

Por otro a su hermano lo senté sobre un cómodo sillón de piel de color amarrillo en donde por medio de correas de cuero lo deje totalmente inmovilizado, pero por precaución le amarre antes sus manos a la espalda, a él también lo amordace, luego fue por un carrito en cuya parte de arriba tenia puesto en orden un buen numero de juguetes sexuales entre otras cosas que iba a usar con ellos, coloque las cámaras en posición y cuando comenzaron a despertar las encendí para que grabaran lo que iba a pasar a continuación algo que sus padres debían disfrutar.

Los adolescentes no tardaron en darse cuenta de la situación en la que estaban lo que los hizo entrar en pánico casi de inmediato, el que no estaba amordazado que era el que estaba suspendido en el aire me dijo con un tono de lo más molesto y altanero que me hizo enojar mucho de solo escucharlo.

-“¡Maldita suéltanos o nuestro padre te matara!” Dijo uno de los gemelos.

Era obvio que dada la burbuja en la que estaba viviendo que no entendía la situación en la que estaba y mucho menos comprendía que la que mandaba era yo y ya no ellos como seguramente estaban acostumbrados.

Sin decir nada me acerque al gemelo en el sillón amarillo para darle no una sino tres fuertes cachetadas en su bello rostro que de inmediato me valieron una réplica grosera por parte de su hermano.

-“Maldita no le hagas daño, infeliz no sabes con quienes estas tratando”. Dijo el gemelo.

Me acerque a donde estaba colgado para tomar su paquete que se marcaba muy bien en su apretado bañador con una de mis manos para decirle mirándolo a los ojos.

-“La que manda ahora soy yo, malcriado, hare lo que me plazca con ustedes”. Le dije.

El adolescente apretó los dientes e intento no gritar por el dolor que le estaba provocando al apretarle sus huevitos con mi mano por encima de su bañador, pero por más que lo intento no pudo evitar que de él brotara una muestra de dolor.

-“AAAAAAAAAHHHYYYYY”. Grito el gemelo.

La expresión en su rostro fue de alivio cuando solté su entrepierna para ir hacia el carrito del que tomo un delicada pluma de ganso con la que me acerque a su hermano en el sillón pasándomela por todo mi cuerpo, al llegar en donde estaba comencé a pasar la pluma por su cuerpo especialmente sobre sus tetillas y bulto en su entrepierna, su pene no tardo en comenzar a crecer hasta quedar en completa erección que no solo fue evidente para sino también para su hermano.

Deje la pluma para tomar una pequeña tijera del carrito con la que corte las partes laterales de su bañador, que luego jale con fuerza con una de mis manos dejando desnudo al adolecente hice lo mismo con su hermano colgado, dejando a los dos desnudos, sus rostros estaban rojos intensamente de la vergüenza de verse al desnudo ante una mujer.

Pero sus ojos de ambos se abrieron grandes cuando me baje por completo el cierre al frente de mi prenda, para comenzar a despojarme de la misma, quede apenas portando una muy diminuta tanga de color azul, con mis senos al aire, mis pezones estaban duro en erección total de lo excitada que estaba, fue entonces que les pregunten.

-“¿Son vírgenes verdad?” Fue mi pregunta.

Aunque no obtuve respuesta era evidente que lo eran las tremendas erecciones que presentaban ambos incluso con sus prepucios corridos hacia atrás de sus glandes solo reí con malicia al ver su penes de 13 o 14 cm de largo.

Tome otra dijera de la mesita y les dije a ambos mientras abría y cerraba las cuchillas de la tijera frente a mí, de forma muy maliciosa.

-“Hoy los voy hacer hombre pero también eunucos” Les dije.

Ambos se miraron sin saber lo que era un eunuco, reí, al pensar que pronto lo sabrían, procedí primero con el chico en el sillón tome su pene para estirar su prepucio lo más que pude cubriendo su glande en el proceso, coloque las afiladas cuchillas de la tijera lo más cercano que pude a la punta de su glande y procedí a cortar, el cuerpo del adolescente se estremeció de dolor.

Gritaba pero la mordaza evito que sus gritos  se escuchan a toda potencia la sangre broto escurriendo por su pene hasta sus testículos el vello púbico en ambos era escaso casi eran totalmente lampiños, apenas acabe con el primero pase con el otro dejando al chico en el sillón retorciéndose de dolor, su hermano al ver aquello y ver que estaba por hacerle lo mismo comenzó a llorar sin control y para cuando tome su pene comenzó a suplicar.

-“NO, NO POR FAVOR NO LO HAGAS, JURO QUE SERE BUENO…” Decía.

Pero no deje que siguiera sus patéticas suplicas corte su prepucio incluso aun más ajustado que lo hizo con su gemelo, el grito desgarrador que dio fue notoriamente grande, las gotas de sangre comenzaron a gotear de su pene en erección casi de inmediato, ahora con ambos circuncidados era la hora de obtener algo de placer para mi, con mi vagina y tanga muy empapadas de mis jugos fue hasta el gemelo en el sillón.

Me monte a horcajadas sobre el adolescente coloque con la ayuda de una de mis manos su pene entre mis mojados labios vaginales lo restregué entre ellos unos segundos manchándome de su sangre, antes de colocarlo en la entrada de mi vagina, para luego solo dejarme caer, su pene entro en mi por completo sentí sus testículos revotar contras mis nalgas, gemí aunque el adolescente no estaba para nada gozando no con su reciente circuncisión.

Comencé a moverme sintiendo como su pene entraba y salía de mi vagina, mis juegos bañaros su pene descendiendo hasta sus testículos, aquello duro seis o siete minutos antes de comenzar a sentir como su pene comenzó a tener fuertes espasmos, por lo incremente el ritmo de mis sentones.

No tarde en sentir el gran choro se semen disparado desde su pene inundar mi vagina, fueron cinco, que salieron con gran fuerza, me causo gran placer pero no llegue al orgasmo, me desmonte del chico para ir hacia su hermano, hice que su cuerpo descendiera un poco para que su pene quedase a la altura de mi vagina.

Me incline un poco hacia adelante su pene quedo entre mis nalgas, moví cuerpo un poco tome su pene e hice que me penetrara de una sola vez, el adolescente cuyo pene aun sangraba no dio un alarido de placer sino de dolor, sin embargo sus gritos lejos de hacerme desistir me excitaron aun más de lo que ya estaba.

Con mis manos movía su cuerpo adelante y atrás sintiendo como sus testículos chocaban con mis labios vaginales de ven en cuando me masajeaba mi glande mi tanga solo la había ladeado un poco por mi nalga derecha pero su pene entraba sin dificultad alguna, me estuvo penetrando por espacio de 7 o 8 minutos creo yo que la posición ayudo a que el adolescente aguantara un poco más que su gemelo, pero también su pene comenzó a latir con fuerza.

Llegue a un fuerte orgasmo con las paredes de mi vagina contrayéndose con fuerza, sobre su pene que no dejaba de latir lo que hizo que seis potentes descargas fuesen expulsadas de su erección entre alaridos de su parte tanto de placer como de dolor por igual.

Luego con mis piernas temblando producto de mi orgasmo me separe de él, cuando su pene salió de mi interior un gran chorro de semen mezclado con mis jugos broto de mi vagina para caer al suelo l tiempo que se escucho un sonoro (PLOP), que me gusto.

Con mis piernas aun temblando fue hasta la mesita y tome un tijera grande con las cuchillas muy afiladas una tijera especial hecha con acero quirúrgico, con ella me dirigí al gemelo en el sillón, sin más tome su escroto coloque la tijera en lo alto y se lo corte de un solo tijeretazo los ojos del adolescente se pusieron en blanco con su pene lanzando un fuerte y gran chorro de semen, para luego desmayarse, con sangre bañando su muslos.

Coloco que escroto cercenado en la mesita y fui hacia su hermano, que en pánico total trato de soltarse lloraba y suplica para cuando tome su pene con una de mis manos, con la tijera ensangrentada como manchada por el semen de su hermano aun, se la puse en los labios al tiempo que dije.

-“SSSHHHHH, silencio será rápido” Le dije.

El se me quedo viendo en terror absoluto y sin darle tiempo a reaccionar le corte su pene semi desinflado, el adolescente puso los ojos en blanco al tiempo que dio un fuerte alarido, la sangre salió con fuer roció mezclándose con su semen antes de desmayarse.

Tome su pene recién cortado aun sangrante, el escroto con los testículos de su hermano aun dentro, para colocarlos en una caja que envié a sus padres con el video de todo aquello advirtiéndoles que de no recibir el pago en el plazo que ahí marcaba aquellos seria una insignificancia a lo que les iba a hacer a sus hijos.

Mientras esperaba me divertí torturando a ambos, despojándolos de sus virginidades anales, la única manera que tendrían desde ese momento de obtener placer por el resto de sus días, el pago llego y los libere, como prometí, ahora solo tengo que esperar a que llegue la hora de que de nuevo consiga un par de gemelos para mas diversión y ganancias.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com
  





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

FRUSTRADO ESCAPE

Babaría 1574, Frederic de 16 años un adolescente algo regordete, de grandes nalgas, rubio de ojos verdes, de piel muy blanca aunque eso podo importaba ya que era un sirviente de una rica casa pero no solo eso sino que en realidad era un esclavo aunque en dicha casa no era tratado de dicha forma en estricto derecho Frederic era un esclavo desde su nacimiento sus padres hacia mucho que se habían marchado vendidos a otras casas de la ciudad, por lo que estaba solo......


FRUSTRADO ESCAPE
Babaría 1574, Frederic de 16 años un adolescente algo regordete, de grandes nalgas, rubio de ojos verdes, de piel muy blanca aunque eso podo importaba ya que era un sirviente de una rica casa pero no solo eso sino que en realidad era un esclavo aunque en dicha casa no era tratado de dicha forma en estricto derecho Frederic era un esclavo desde su nacimiento sus padres hacia mucho que se habían marchado vendidos a otras casas de la ciudad, por lo que estaba solo.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ESCLAVITUD] [VIRGEN]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Babaría 1574, Frederic  de 16 años un adolescente algo  regordete, de grandes nalgas, rubio de ojos verdes, de piel muy blanca aunque eso podo importaba ya que era un sirviente de una rica casa pero no solo eso sino que en realidad era un esclavo aunque  en dicha casa no era tratado de dicha forma en estricto derecho Frederic era un esclavo desde su nacimiento sus padres hacia mucho que se habían marchado vendidos a otras casas de la ciudad, por lo que estaba solo, su trabajo era atender el establo de la familia.

Frederic había descubierto la masturbación a la edad de 15 años viendo a un chico mayor hacerlo y desde eso no había podido parar de hacerlo por lo menos una vez por semana ya que sabía que eso era pecado pero simplemente no podía contralar su mano combinado con el placer que sentía cada que ese liquido brotaba de su pene sin circuncidar lo hacía ser tan adictivo para el adolescente que no podía dejar de masturbarse, pero una noche su mundo conocido hasta ese momento iba a dar un vuelco por completo sin el proponérselo.

En la casa además de los amos, vivían varios de sus hijos entre ellos su hija menor Astrid, de 16 años una bella adolescente rubia de ojos azules de cabellera larga y senos pequeños aun en desarrollo que era una hermosura en toda la expresión de la palabra,  aquella noche ya tarde todos dormían pero Frederic se quedo tarde atendiendo a un caballo por lo que cuando termino subió a la parte alta del establo para dormir sobre la fresca paja que era donde por lo general dormía, se quito su pantalón para quedar solo en camisón todo roído, sin nada por debajo.

El aire fresco que entraba de una pequeña ventana hizo que su pene adolescente comenzara a levantarse sin proponérselo, Frederic se dejo caer sobre la paja, alzándose su camisón para dejar al descubierto su pene su mano no tardo en rodearlo, para comenzar a bajar y subir su prepucio, el placer que el adolescente sintió fue inmediato, la punta de su glande de color rosa no tardo en comenzar a emanar liquido transparente de la punta, estaba gozando tanto de aquello con los ojos cerrados que no se percato que Astrid que esa noche no podía dormir, subió la escalera que daba al lecho del adolescente.

Frederic reacciono cuando escucho el crujir de uno de los tablones de la escalera al abrir los ojos la vio casi frente a él a Astrid viéndolo con sus lindos ojos muy abiertos, sintiendo mucha vergüenza Frederic se cubrió lo más rápido que pudo, Astrid termino de subir, iba vestida solo con un largo camisón la luz de la luna que se filtraba por la ventana transparento la tela por lo que Frederic pudo verle sus pezones y su vello púbico cubriendo su sexo, ella se arrodillo a un lado de donde estaba aun acostado el adolescente y le pregunto.

-“¿Qué es lo que estabas haciendo?” Pregunto dulcemente Astrid.
-“¡Nada cosas de hombres!” Respondió toscamente Frederic.
-“Vamos enséñame esa cosa dura que tienes ahí, ¡quiero verla por favor!” Replico Astrid.

El rostro de Federic quedo muy rojo ante tal proposición, sabía que aquello estaba mal pero de alguna aquello lo hizo excitar de nuevo su pene se puso rígido y como si sus manos tuvieran vida propia se subió su camisón para dejar de nuevo a la vista de la ansiosa Astrid el primer pene en erección que veía en su corta vida, ella se le quedo mirando por unos segundos antes de preguntar.

-“¿Puedo tocarla?” Pregunto ella.

Frederic dudo por unos segundos pero aquello de alguna forma era lo que deseaba que hiciera por lo que termino por contestar.

-“Bueno, ¡está bien tócala!” Respondió Frederic.

La mano de Astrid se acerco a su pene que descansaba sobre su vello púbico rubio y lo toco, cuando deslizo su mano por su tronco el prepucio del adolescente descendió exponiendo su glande lo que asusto a la chica, quien retiro su mano a toda prisa, diciendo.

-“¡Lo siento!” Dijo Astrid Ruborizada.
-“No pasa nada mira se corre es normal en los hombre”. Dijo Frederic descubriendo su rosada glande con su mano de nuevo.   

Aquella noche Astrid solo jugó con aquel pene que era algo nuevo para ella, sintiendo su calidez y dureza, sintiendo como esa piel se deslizaba para dejar al descubierto aquel hongo rosado como le llamo ella en la parte superior, luego simplemente se marcho, al hacerlo Frederic se masturbo como nunca antes hasta correrse y gemir muy fuerte sintiendo el mayor orgasmo de su vida hasta ese momento, recordando la sensación de tener una manos sobre su miembro que no era la suya.

A la siguiente noche, Astrid de nuevo apareció en el lecho de Frederic y le rogo que le dejase ver su “cosa” como ella nombro a su pene, el adolescente no se hizo mucho del rogar deseo todo el día volver a sentir la suave mano de ella sobre su pene, de nuevo cuando Frederic se descubrió su entrepierna su pene estaba en erección completa, de nueva cuenta la delicada mano de Astrid comenzó a bajar y subir el prepucio del adolescente, cuyo glande quedaba expuesto uno segundos antes de volver a ser cubierta por la piel que era corrida.

Astrid hizo esto por algunos minutos observando como aquella torre de carne, se alargaba y ensanchaba conforme pasaba el tiempo de pronto Frederic dio un largo gemido de puro placer y todo su cuerpo se estremeció como nunca antes cuando sintió como la lengua de Astrid le dio un largo lengüetazo desde la mitad de su miembro que remato en la punta de su glande lo que más disfruto, casi hizo que la leche del adolescente brotara pero Frederic logro apretar las nalgas justo a tiempo para evitar que eso ocurriese.

-“¡Por favor señorita hágalo de nuevo!” Pidió Frederic muy excitado.
-“Esta bien solo porque tiene un buen sabor”. Dijo Astrid.

De nueva cuenta ella pasó su húmeda como cálida lengua por el pene de Frederic, que de nuevo se retorció de placer, estaba a punto de explotar, cuando una voz se escucho.

-“¿Que está Pasando aquí?” Dijo la nana de Astrid.

La mujer de unos 40 años había pasado a media noche a ver como estaba Astrid y no la encontró sobre su cama por lo que comenzó a buscarla, de casualidad se le ocurrió ir a buscar a Frederic para que la ayudara a buscarla dado que ambos eran muy unidos de niños pensó que él podría saber donde podría estar, pero apenas entrar al establo escucho los gemidos del adolescente subió las escaleras para ver lo que ahí pasaba.

Aquella bochornosa escena que la nana presencio pronto fue conocida por los padres de Astrid pese a los ruego de ella de que les contara nada, su padre estaba furioso, lo mismo que su madre luego un largo interrogatorio se llego a la conclusión que las cosas entre ambos adolescentes no habían llegado más lejos afortunadamente, pero algo debía hacerse Frederic debía irse y pero al mismo tiempo debía recibir un severo castigo.

Fue la madre de Astrid que dijo que ella podía encargarse de eso de una manera rápida y discreta, mientras tanto Frederic permaneció encerrado en una pequeña habitación desnudo por tres días, hasta que tarde la madre de Astrid entro en su habitación apenado el adolescente se cubrió sus partes intimas con su manos por lo que no pudo evitar que ella lo tomase de los cabellos para tirando de ellos sacarlo de la habitación hasta la calle que daba a parte trasera de la casa, donde un hombre montando a caballo con otros tres ya los esperaban.

Frederic reconoció al hombre era el tratante de esclavos más cruel de la región, se decía que le gustaba comerse los corazones de sus esclavos aun latiendo, la madre de Astrid dijo al ver la cara de terror del adolescente.

-“Bueno muchacho este es tu nuevo dueño estoy segura que sabrá que hacer contigo”. Dijo ella.

Luego se inclino y tomando la oreja derecha de Frederic le dijo en voz baja.

-“Espero disfrutaras de la lengua de mi hija porque será el único placer que tendrás como hombre por el resto de tu patética vida”. Dijo severamente la madre de Astrid.

Frederic no entendió muy bien el significado de esas palabras pero no debía ser nada bueno para él, no con ese hombre ahí frente a él, entro en pánico y comenzó a correr como si estuviera siendo perseguido por el mismo demonio, sorprendiendo por completo al hombre y a la madre de Astrid.

El hombre a caballo saludo a la mujer para comenzar la persecución de Frederic junto a sus hombres, el adolescente corrió por las calles sin gente del poblado tomando algunas atajos su misión era llegar al bosque, supuso que una vez que lograra brincar el pequeño muro que separaba al pueblo del bosque estaría a salvo.

Frederic corrió con todas sus fuerzas, sin voltear a atrás, escuchaba los cascos de los caballos que cada vez se acercaban más, pero no aflojo el paso, como una centella salió entre las casa para comenzar a correr por un terraplén el muro estaba a solo 40 metros, pensó que lo lograría, pero justo cuando estaba por brincar el muro un lazo se cerró en su cuello, casi ahorcándolo cuando su cuerpo fue jalado bruscamente hacia atrás, cayendo sobre el pasto e impidiendo su escape improvisado por completo.

Pronto Frederic se vio sujetado y amarrado el fue llevado hasta el bosque por el camino, lejos del pueblo, mientras era amarrado a un árbol a un lado del camino el hombre que lo observaba desde su caballo le pregunto.

-“¿Solo por curiosidad que ibas a hacer una vez saltaras el muro muchacho?” Pregunto el hombre.

Frederic no respondió, a la pregunta, pero se altero cuando uno de aquellos hombres le coloco un lazo fuertemente apretado en lo alto de su escroto, sus huevos quedaron bien marcados en la blanca y lampiña piel de su saco escrotal, el manoseo en aquella parte de su cuerpo hizo que tuviera una erección completa, tan fuerte que incluso su prepucio se corrió hacia atrás dejando casi por completo su glande al descubierto.

Los hombres rieron al ver aquello, lo que hizo sentir una gran vergüenza al adolescente pero pronto su atención se volvió a las palabras del hombre aun montado.

-“Bien disfruta de miembro por última vez duro, tus antiguos amos me encargaron algo especial para ti como parte del acuerdo de compra venta muchacho”. Dijo aquel hombre

Cuando termino de hablar otro hombre le entrego la cuerda que sobresalía de su escroto y la ato a su montura. Frederic comenzó a respirar aceleradamente, sentía su corazón latiendo fuertemente el hombre le dio una palmadita al lomo de su caballo y este avanzo, tensando la cuerda que estaba unida a su escroto lo que por supuesto hizo gritar de dolor a Frederic.

-“AAAAAAAAHHHH NOOOOO”. Grito el adolescente.
-“¡NOOO POR FAVOR ALTO!” Suplico gritando Frederic.

Pero el hombre a caballo no hizo caso de sus desgarradoras suplicas, con sus piernas alentó al caballo para que siguiera hacia adelante, y de pronto el escroto con el vital contenido para Frederic se desprendió de su entrepierna convirtiéndolo en un eunuco para el resto de sus días de forma instantánea, dio un gran alarido de dolor, su agonía fue tan que no pudo disfrutar de la tremenda eyaculación como nunca antes en su vida, la ultima leche que alguna vez produciría salió disparada de su pene con gran fuera.

-“AAAAAAAAAAAAHHHHH”. Grito Frederic,

Luego el dolor hizo que perdiera el sentido, cuando se recupero estaba sobre un caballo podía sentir algo húmedo en su entrepierna para no sentía sangre, paso varios días ardiendo en fiebre pero logro sobre ponerse, fue vendido a un comerciante árabe que lo llevo a Jerusalén donde pasaría el resto de sus días como uno de los guardias de un harem.

Todas las noches luego de su castración Frederic soñaba que lograba saltar el muro y que se encontraba con Astrid a la que nunca volvió a ver en su vida y tenia sexo con ella, algo que tampoco pudo tener en su vida, ya que fue castrado siendo virgen nunca supo lo que era estar a cabalidad con una mujer y mucho menos introducir su pene marchito entre sus piernas y todo por ese “Frustrado escape”. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com






Imagen que Inspiro está Imagen.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

DEBER MÉDICO

Damián 17 años joven rubio de cuerpo espigado bastante Delgado más no flaco, alto de 1.80 metros de piernas y brazos largos, nalgas paraditas como apretaditas y un buen pene circuncidado estaba rumbo al hospital iba para conocer el resultado de sus estudios de la enfermedad que le afectaba desde hacía un año, los médicos habían hecho cuanto habían podido pero su caso era difícil, Damián sabían que mucho de su futuro de decidiría ese día......


DEBER MÉDICO
Damián 17 años joven rubio de cuerpo espigado bastante Delgado más no flaco, alto de 1.80 metros de piernas y brazos largos, nalgas paraditas como apretaditas y un buen pene circuncidado estaba rumbo al hospital iba para conocer el resultado de sus estudios de la enfermedad que le afectaba desde hacía un año, los médicos habían hecho cuanto habían podido pero su caso era difícil, Damián sabían que mucho de su futuro de decidiría ese día.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [MEDICO]



Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Damián 17 años joven rubio de cuerpo espigado bastante Delgado más no flaco, alto de 1.80 metros de piernas y brazos largos, nalgas paraditas como apretaditas y un buen pene circuncidado estaba rumbo al hospital iba para conocer el resultado de sus estudios de la enfermedad que le afectaba desde hacía un año, los médicos habían hecho cuanto habían podido pero su caso era difícil, Damián sabían que mucho de su futuro de decidiría ese día, sus padres iban con, al llegar al hospital la Dra. Dominguez hablo primero con sus padres y luego hizo entrar a Damián.

Su madre lo abrazo y beso mientras salía aquello no fue una buena señal para el adolescente quien se quedo a solas con la Atractiva doctora, quien le explico que los análisis demostraban que el cáncer que sufría se extendía por sus testículos como escroto más rápido de lo que creyeron en un principio que debía operar de inmediato antes que se extendiera a más órganos, lo que implicaba que Damián debía ser castrado ya mismo, las lagrimas de Damián no se hicieron esperar entre sus sollozos alcanzo a preguntar.

-“¿No hay otra cosa que se pueda hacer Dra?” Pregunto Damián.
-“¡No Damián lo siento, nos hemos quedados sin opciones!” Respondió la Dra.

Damián mostrando algo de valor, tratando de aparentar que aun era un hombre de verdad, se seco las lágrimas y le dijo a la doctora.

-“¡Procedamos, acabemos con esto de una buena vez!” Dijo Damián.

-“Está bien Damián, voy a necesitar que te desnudes para poder proceder”. Dijo la Dra muy seria.

La doctora viendo como temblaban las manos de Damián sin demora alguna comenzó a ayudarlo a desvestirlo, primero le ayudo a quitarse sus zapatos luego su camisa, lentamente ella bajo el cierre de su pantalón que cayó hasta sus tobillos, luego le quito su ropa interior y el pene en erección de Damián salto como un resorte delante de ella, quien lo miro por unos segundos con tan solo inclinar su cabeza podría habérselo llevado a la boca, pero se contuvo, sin embargo si la tomo con su mano y juego subiendo y bajando su prepucio por algunos segundos, cuando de repente le escucho decir a Damián,

-“¡Por favor pare!” jadeo Damián.

Sin embargo la doctora acelero, el movimiento de su mano hasta que Damián sin que pudiera evitarlo se vino como si fuese un toro semental apenas tuvo tiempo ella de abrir su boca para recibir toda la potente descarga que se bebió mientras le chupaba su erección con ansias, el semen de Damián  era liviano pero sabroso, era quizás la razón que muchas maduras prefieren a los adolescentes como amantes además de su vitalidad sexual.

El pene en erección de Damián seguía aun rígido pese a haberse venido, hacia uno segundos la Doctora hizo que acueste sobre una camilla y ella se coloco arriba de él, al principio, se subió su larga falda para hacerse un lado su tanga hilo dental, se coloco sobre Damián para hacer un 69 al principio no sentía su boca solo una tenue caricia con la lengua, apoyo más su sexo en su boca y Damián no tuvo más remedio que actuar o morir ahogado.        

La doctora lo fue guiando poco pero de nuevo Damián no aguanto su mamada y se vino de nuevo dentro su boca con un gran caudal de su semen de nuevo, que ella saboreo por completo no abandono su mamama su pene apenas bajo luego de correrse, para casi enseguida volver a quedar completamente dura, eso la excito tanto que a pesar de su notable impericia tuvo un primer orgasmo. 

Apenas ella se recupero de su orgasmos se desnudo, Damián se quedo asombrado por sus tetas, por el portaligas y las medias, quería quitarlos pero ella se negó, le dijo.

-“Prueba así te gustara más”. Le dijo la Doctora a Damián.  

Quien sin demora alguna se prendió a sus pezones dándole un renovado placer, ella le instruyo para que chupara sus dos pezones al mismo tiempo juntando sus senos con ambas manos poco a poco Damián fue bajando hasta su vagina mientras no dejaba de acariciársela muy despacio, afortunadamente y debió que ya había acabado dos veces Damián no corría riesgo de venirse pese a lo excitado que estaba en ese momento.     

La doctora lo atrajo hacia sus senos para que su pene quedase entre sus labios vaginales Damián opto rozar con su pene sus mojados, rugosos y carnosos labios vaginales, lo hacía con cuidado con delicadeza, por fin ella lo sintió adentro fue una gran sensación, era inexperto pero le sobraban ímpetus, se sacudía muy fuerte y sentía sus condenados testículos chocar con sus nalgas, aquello le empezaba a gustar las embestidas de Damián, iban acompañadas de lambidas como chupadas de sus pezones, mientras ella le acariciaba sus nalgas y espalda con ternura como si fuese su madre.

-“Así cariño, hazlo lento, ¡disfruta!” Decía la doctora.

Damián apenas aguanto unos 10 minutos, sus embestidas se hicieron aceleradas al máximo y apretó los ojos parpados como los dientes cuando de pronto la doctora siente que se descarga nuevamente todavía con bastante caudal, su semen era muy calentita, la gozo tanto que por poco tuvo ella otro orgasmo, pero no duro tanto, así que espere una nueva erección sin permitirle sacarla, el contento con su maniobra, siguió hasta que me vino muy fuerte y entre gemidos con espasmos ella no sintió una nueva acabada de él, era solo gozo lo que sintió en ese momento y fue inmenso.

Luego de aquello ella se quedo quieta acariciando al adolescente que quedo sobre ella exhausto lambiendo sus pezones lentamente poco a poco su pene fue perdiendo fuerza hasta que se salió de su interior apenas lo hizo un caudal de semen mezclados con sus jugos broto del interior de su vagina para chorrear por su labios vaginales hasta sus nalgas, en ese momento la doctora hizo que Damián se bajase de encima de ella y alcanzo una toallita húmeda de papel con la que no solo limpio su vagina sino el pene del adolescente.

Luego de limpiarse muy bien la doctora hizo lo mismo con Damián, cuando acabo ella se volvió a vestir por completo, se arreglo el cabello y de nuevo volvió a ser la especialista que era y no la apasionado mujer en la que se convirtió para el adolescente, hizo que Damián  se inclinara apoyando sus manos por debajo de las rodillas, la doctora tomo un pote de un gel especial para humedecer todo su escroto con él, luego usando una navaja de afeitar rasuro todo su escroto para dejarlo completamente lampiño.

-“Damián debo inyectarte un fuerte anestésico en tus testículos va a doler mucho pero solo un instante por favor aguanta”. Dijo la doctora.

Damián apretó los dientes para no gritar cuando sintió la aguja introducirse hondamente en su testículo izquierdo, para en unos segundos sentir lo mismo en su testículos derecho, pero el intenso dolor pronto paso, para dar paso a una pérdida de sensación en un área vital para cualquier hombre, cuando la doctora comprobó que el escroto del adolescente estaba completamente sin sensación alguna dijo.

-“Bien Damián, vamos a empezar”. Dijo la doctora.

Él, solo asintió con la cabeza, apenas sintió cuando ella usando un bisturí eléctrico hizo una larga cortada en el centro de su escroto que primero palpo apretando cada uno de sus testículos el pene de Damián pese a que apenas estaba sintiendo algo de aquella manipulación, comenzó a ponerse de nuevo rígido y a babear abundante liquido pre seminal, la doctora no tardo mucho en tener ambos testículos del adolescente por fuera de su escroto, al verlos vio que el problema era más grave de lo que creía, incluso parte de sus conductos que unían sus testículos a su cuerpo estaban ya comprometidos.

Por lo que tomo los testículos con una mano y los jalo con fuerza, sacando lo mas que pudo de aquellos conductos, aquel tirón si lo sintió Damián que gruño al sentir un poco de dolor, pero aquella maniobra resulto, la doctora suturo justo por arriba de donde no había señal de contaminación y corto justo por debajo cada uno de los testículos, puesto que por dentro del escroto también vio señal de cáncer ella no tuvo más opción que retirar por completo el bolso de piel de Damián con algo de la parte baja de la base de su pene.

Todo aquello duro apenas 20 minutos o 25 minutos, luego la doctora suturo, coloco un pequeño drenaje y vendo la herida, las cosas salieron bien sin complicación alguna y tres semanas después, Damián regreso al consultorio de la doctora para que le quitaran los puntos y el drenaje, sano muy bien pero no fue hasta ese momento que se percato que debajo de su pene ya no había nada más que una cicatriz.

Gracias a las drogas para la disfunción eréctil y las dosis de testosterona Damián pudo continuar teniendo erecciones aunque sus eyaculaciones ya no eran tan placenteras aunque siguió teniendo sexo con la doctora por años hasta los 26 años para ser exactos la doctora le decía que aquello además de que lo desea lo consideraba como un “Deber Médico”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

BAÑO ANTES DEL CORTE

Su nombre es Tony es mi hijo tiene 15 años recién cumplidos lo adoro con todo el alma pero él no es como un adolescente norma, al tenerlo tuve un problema en la placenta lo que lo hace ser algo retrasado, no es que sea estúpido, de hecho es muy inteligente según pruebas que se le practicaron algunos años atrás demostraron que tienen una inteligencia superior a la media pero su condición hace que ser muy inocente, hace cosas sin pensar en las consecuencias y si le gustan las hace sin parar lo que algunas veces es peligroso......


BAÑO ANTES DEL CORTE
Su nombre es Tony es mi hijo tiene 15 años recién cumplidos lo adoro con todo el alma pero él no es como un adolescente norma, al tenerlo tuve un problema en la placenta lo que lo hace ser algo retrasado, no es que sea estúpido, de hecho es muy inteligente según pruebas que se le practicaron algunos años atrás demostraron que tienen una inteligencia superior a la media pero su condición hace que ser muy inocente, hace cosas sin pensar en las consecuencias y si le gustan las hace sin parar lo que algunas veces es peligroso.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [INCESTO] [PADRES]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Su nombre es Tony es mi hijo tiene 15 años recién cumplidos lo adoro con todo el alma pero él no es como un adolescente norma, al tenerlo tuve un problema en la placenta lo que lo hace ser algo retrasado, no es que sea estúpido, de hecho es muy inteligente según pruebas que se le practicaron algunos años atrás demostraron que tienen una inteligencia superior a la media pero su condición hace que ser muy inocente, hace cosas sin pensar en las consecuencias y si le gustan las hace sin parar lo que algunas veces es peligroso.

Hace algunos meses atrás descubrió la masturbación por sí solo, algo que me temía desde hacía mucho tiempo desde que entro a la pubertad, comenzó a andar por cosa solo en ropa interior ostentando una visible erección debajo de su prenda, se masturbaba a todas horas y hace una semana intento tener sexo conmigo su madre mientras dormía en la noche en mi cama, dado que soy madre soltera no tengo un esposo que imponga una figura paterna por lo que Tony es algo rebelde, aquello sabía que estaba mal le insistí que no debía hacerlo con nadie a menos que la otra persona quisiera. 

Hace una semana recibí una llamada del colegio al que asiste donde me informaron que intento propasarse con una de sus compañeras, aquello fue todo supe que debía actuar y rápido o Tony podría meterse en problemas grabes que lo apartarían de mi para siempre, ¿pero qué podía hacer? La respuesta vino de una fuente inesperada “la televisión” viendo un documental de “Animal Planet”, la solución era la castración, aunque era algo drástico supe que era la única solución que tenia para controlar los impulsos sexuales de mi hijo cada vez más exaltados.

Siendo enfermera quirúrgica no iba a tener problema alguno en llevar a cabo ese procedimiento pero tampoco quería que mi hijo perdiera su capacidad sexual sin que supiera lo era estar con una mujer, por lo que pensé en contratar una prostituta, luego de pensarlo mucho me dije que lo mejor era que yo fuera la mujer que se quedara con su virginidad y al mismo tiempo disfrutara algo, hacia ya más de 15 años que no tenia sexo y pensar como lo iba a despojar de sus testículos me hizo sentirme muy excitada por alguna razón. 

Tony fue suspendido tres días de la escuela por lo que debía regresar a clases el próximo lunes, era jueves y sabía que debía darme prisa, esa tarde me bañe muy bien perfumando mi cuerpo lo mejor posible prepare todo para el retiro de los testículos de mi hijo y espere a que el sol casi se ocultaba para llamar a Tony a mi habitación.

Modestia aparte debo decir que a mi edad era una muy sabrosa madurita con unas piernas muy firmes y tersas, unos pechos grandes redondos, con unas nalgas también grandes como firmes, y una muy estrecha cual me depile ese día por completo para que mi hijo tuviese una grandiosa visión de mi sexo.          

Esa misma noche ya con Tony en mi habitación lo desvestí, cuanto le quite su trusa (slip) quedo al descubierto su pene en completa erección me lo lleve al baño en donde nos bañamos juntos y cuando terminamos lo lleve de nuevo a mi habitación, no me puse calzón (braga) y la verdad me veía hermosa, sexi y hasta algo puta los ojos de Tony no se apartaban de mis senos y entrepierna se notaba que aquella visión de su madre desnuda le encantaba.

No pude esperar más y ahí mismo me arrodille frene a mi sorprendido hijo  y me llevo su duro pene a mi boca mientras con una de mis manos me abrí un poco mi vagina ya algo húmeda deseosa de tener su pene joven adentro mientras le chupaba su pene con uno de mis dedos me lubricaba mi vagina y también me frotaba mi inflamado clítoris.      

Tuve que detenerme dado que sentí qué Tony iba a terminar en mi boca si continuaba por lo que me incorpore y nos dirigimos a la cama agarrados de la mano ya en la cama nos besamos para luego apoyar la cabeza en la orilla de la cama y abrí mis piernas e hice que Tony comenzara a lamber a pasar su lengua por mi vagina para rematar en mi glande, de inmediato comencé a gemir deseando que mi hijo me la metiera y que hiciera gozar una vez más con su pene que pese a su edad era de 18 cm.

Esta vez deje que Tony se diera gusto con mi vagina por un buen rato dándome sexo oral y me hizo venir en su boca varias veces pero para mi sorpresa mi hijo pareció disfrutar del sabor de mis jugos y por fin me incorpore y le di unas nalgadas pero no fuertes o de castigo solo para alentarlo lo acomode entre mis piernas, con su rostro a la altura de mis senos, sin ningún temor por lo excitada que estaba tome su pene y lo coloque en la entra de mi vagina para luego atraer su cuerpo con mis piernas que rodeaban su cintura que hizo que me metiera su pene hasta el fondo y pego un gemido de placer y comenzó a moverse exquisitamente.      

Con su pene endurecido por completo que entraba y salía de mi húmeda vagina la cual se abría para recibir el miembro de mi hijo mientras Tony  me mordía, chupaba y succionaba mis pezones con mis manos y boca apretando la sábana para ahogar los gritos que de nuevo sentirme mujer en mucho tiempo me provocaban.      

Sin que se lo pidiera Tony acelero el ritmo de su embestidas sus huevos chocaban con mis nalgas mientras me corría una y otra vez como pocas veces lo había hecho incluso cuando su padre me penetraba en mi juventud, me penetraba con tanta furia de pronto Tony acelero aun más y lo eyacular sentí que se me vino con mucha fuerza inundando mi vagina con su leche entre gemidos, voltee a ver si aun la tenia dura pues la sentía aun entrando y saliendo de mi vagina y mientras me agarraba de mis grandes pechos muy duro.

Ambos estábamos cansados nos quedamos quietos un momento y tome un poco de papel desechable y me arrodille para limpiar su pene con mi boca y con el papel limpie mí vagina para luego hacer que se acostara y se monto sobre su aun dura erección para comenzar a moverme lentamente y fui acelerando hasta que mis movimientos fueron brutales y sentí que le iba a quebrar su pene y no pudo más se volvió a venir en mi interior dejando toda su espesa leche adentro de mi vagina.   

Nos quedamos recostados mirando el techo en silencio y tras unos 3 minutos se rompió el silencio y Tony muy feliz comenzó a reír a mi lado su rostro reflejaba que se sentía todo un hombre con ello me hizo derramar algunas lagrimas pues sabía lo que estaba por pasar, me sentía llena totalmente por su leche cuando me baje de la cama sentía como su leche que me llenaba mi vagina comenzó a resbalar por mis piernas, una lagrima rodo por  mi mejilla al comprender que nunca volvería a sentir la leche de mi hijo resbalar por mis piernas de esa manera.

Hice que Tony se pusiera de pie y me lo lleve al baño de nuevo, la bañera estaba ya casi llena por lo que le hice meterse en ella para que se bañase, hice lo mismo pero termine rápido, para proceder a bañarlo muy bien, sobre todo su pene y huevos se los frote muy bien con un jabón especial, corrí su prepucio hacia atrás para lavan muy bien su glande que aun estaba cubierto por rastro de su semen y mis jugos íntimos.

Cuando termine de bañar a Tony, tenía una nueva dura erección, lo seque muy bien, usando tres toallas nuevas para ese lave, una vez que lo tuve bien seco lo lleve a mi cuarto de nuevo Tony estaba reluciente de felicidad, creo que pensaba que seguiríamos teniendo sexo, la llegar coloque una sabana quirúrgica sobre una mesa rectangular donde le pedí que se acostara boca arriba lo que hizo sin reparo alguno, una vez que estuvo acostado lo asegure con correas que pase sobre su pecho y abdomen.

Hice que levantara las piernas que asegure con unas correas en los tobillos que las dejo flexionadas en lo alto, luego rápidamente le inyecte un anestésico potente pero local en cada uno de sus testículos, Tony se sacudió un poco cuando las agujas penetraron en sus testículos pero no dijo nada, espere unos segundos para que la anestesia hiciera efecto, pero mientras tanto para tranquilizarlo tome su pene y comencé a masturbarlo, Tony no tardo en comenzar a gemir de placer, con liquido transparente saliente de la punta de su pene.

Cuando comprobé pinchando con una aguja sus testículos que la anestesia había hecho efecto, con rapidez hice un largo como profundo corte en medio de su escroto, para que solo apretando su bolso de piel abierto extraer sus testículos de su interior, coloque varios puntos en los conductos que unían sus testículos a su cuerpo y corte cada uno de ellos entre los puntos, apenas y hubo algo de sangre.

Tony apenas se percato que lo había despojado de su virilidad, con rapidez y destreza coloque las prótesis testiculares que suture a sus conductos cortados y suture su escroto con puntos finos para dejar las menor cicatriz posible que dado la piel de escroto poco se notaria.

Luego que termine, seguir masturbando a Tony hasta que se vino de nuevo, luego se durmió desnudo sobre mi cama lo cuide los siguientes días, masturbándolo y dándole una mamada e incluso dejando que me penetrara cuando me lo pedía, hasta que su corrida era solo un liquido amarillento y sus orgasmos sentía no eran tan intensos como antes, poco a poco las ganas de sexo de Tony fueron bajando como sus erecciones, también su comportamiento cambio y comenzó a comportarse como un adolescente normal, gracias a las dosis de testosterona que le daba su cuerpo se desarrollo como hombre e incluso volvió a tener erecciones y de vez en cuando dejaba que tuviera sexo conmigo.

Hoy en día vive solo a los 26 años término la universidad y esta por casarse con una linda mujer que lo ama y se por ella misma que tienen bien sexo pese a que Tony es un eunuco, por medio de drogas para la impotencia es que puede tener una firme erección de 26 que hace gemir de placer a su prometida y no solo a ella a mi también cada que viene a visitarme una vez al mes.

Adoro a mi hijo y a su bien dotado pene pese a no poder disfrutar de su espesa leche como aquella noche resbalando por mis piernas justo cuando lo lleve al “Baño antes del Corte”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com 





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

JOVENCITO MI ESCLAVO

Era completamente feliz con Alí. Nunca pensé que tener a mi lado, de una manera continua un muchacho, pudiera ser tan placentero. Indudablemente pensé que con solo él podría conseguirme esa felicidad. Hasta ese momento cuando mi cuerpo consideraba que necesitaba un desahogo sexual solicitaba a alguien para procurarme un chico joven......


JOVENCITO MI ESCLAVO
Era completamente feliz con Alí. Nunca pensé que tener a mi lado, de una manera continua un muchacho, pudiera ser tan placentero. Indudablemente pensé que con solo él podría conseguirme esa felicidad. Hasta ese momento cuando mi cuerpo consideraba que necesitaba un desahogo sexual solicitaba a alguien para procurarme un chico joven.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [CIRCUNCISIÓN] [ESCLAVITUD] [FEMDOM]



Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo & DarkSoul





Era completamente feliz con Alí. Nunca pensé que tener a mi lado, de una manera continua  un muchacho, pudiera ser tan placentero. Indudablemente pensé que con solo él podría conseguirme esa felicidad. Hasta ese momento cuando mi cuerpo consideraba que necesitaba un desahogo sexual solicitaba a alguien para procurarme un chico joven. Han pasado por mi lecho de esta manera multitud de muchachos, la mayoría hermosos, desde querubines rubios de Germania, a morenos de Nubia, pasando por los de color café egipcios y tostados hindúes.

La empresa que los proporciona tiene siempre un rebaño de muchachos jóvenes, frescos, sanos y cariñosos hacia los clientes. La dirige un ciudadano libio, llamado Talem descendiente de una buena familia, que al quedar arruinado su padre por el juego, no heredó fortuna y buscó esa manera de ganarse la vida.

La entrada, por su linaje, en las principales casas de la ciudad y el acierto en la búsqueda y compra de esclavos jóvenes y bellos de sus agentes por todo el mundo, le permite presentar a sus pudientes clientes siempre un amplio grupo de jóvenes deliciosos.

Nuestras leyes nos permiten utilizar sexualmente a cualquier esclavo, del que tenemos poder de vida y muerte, pero solo pueden ser esclavos los extranjeros, nunca un ciudadano libio. Talem siempre, sigue esa norma, chicos extranjeros, esclavos que le pertenecen y que tengan trece años cumplidos
o hayan alcanzado el inicio de su pubertad.

Un chico de nuestra país puede trabajar idénticamente igual que un esclavo, pero su supeditación a un señor es necesario sellarla mediante un contrato firmado por ambas partes. Nunca se le permite tener comercio carnal con su dueño si es menor de dieciocho años, edad a la que se considera libre y dueño de sus actos. La ley es muy estricta en esta cuestión, lo considera violación. Si el muchacho mancillado es libio y tiene familia, esta puede conseguir que se castigue al infractor y a pagar una fuerte suma por compensación.

Desde que Alí está conmigo no he necesitado los servicios de ninguna empresa, ha cumplido satisfactoriamente con mis necesidades sexuales de tal forma que las ha avivado, encendido, elevado y después calmado sin embargo se acerca a su decimo sexto cumpleaños lo que es malo pues mis apetencias son de chicos bien dotados de menor edad con el menor vello posible y la frescura que solo la extrema juventud puede dar.

Ayer mismo le he vuelto a ofrecer su libertad que nuevamente ha rechazado, no deseo hacerle mal pero si no desea apartarse de mi lado deberé tomar medidas para que el no sufra y deje de ser una. Tentación constante para mi.

-“Señora contigo ya soy libre ¿Dónde puedo estar mejor que a su lado?” Me pregunto Ali.

Estaba echada en el triclinio romano de mi biblioteca, donde suelo descansar cuando me siento agotada principalmente mi vista, mirándome intensamente con sus negros ojos fijos en mí, mientras ordenaba y clasificaba unos papiros importantes que había recibido aquella mañana. Desde donde me encontraba notaba su fija y cariñosa mirada y veía su cara en la que creo se dibujaba una semi sonrisa.

Debe de haber comprobado que esa mueca en su cara me volvía loca, porque se le marcan unos hoyuelos al lado de sus carnosos labios y la suele dibujar a menudo cuando nota que le miraba de soslayo y estoy pendiente de él.

A la vez que repite la semisonrisa, con un movimiento casi imperceptible, ha levantado su túnica ya corta de por sí, de manera que me ofrece la vista de su impoluto suspensorio de color blanco, destacando entre aquellos muslos morenos, que siento me llaman a gritos los retire, para dejar sus genitales libres a la vista.

Intento mirar hacia otro lado porque tengo trabajos de la biblioteca muy atrasados, pero un nuevo gesto de sus piernas, que sabe me dejan ver algo más de su cuerpo al retirar algo que tapa sus secretas partes y un pequeño chasquido de sus labios, me atraen de tal manera, que dejo todo abandonado encima de la mesa, me despojo de mis ropas según me acerco, me la quito y la tiro en el suelo y me acuesto a su lado en el hueco que me hace para ello.

-“Alí, Alí mío, tengo que trabajar” - le digo quejumbrosa.

-“Lo sé mi ama y señora. Y quiero que lo hagas, pero es tanto mi deseo de ti, que debes de perdonarme el que te entretenga”. Me dije con su dulce voz

Enloquecida, mis manos levantan su túnica, mis labios buscan sus labios, y mi cuerpo libre de ropa, lo que tira al suelo, para restregarse contra su joven como bello cuerpo.

-“Alí mío, te amo, te deseo”. Le digo

-“Señora me haces muy feliz. Estoy deseoso de ti. Soy totalmente tuyo, no solo porque soy tu esclavo, sino porque lo desea mi corazón y mi alma. Soy tuyo, tómame, que tu savia me llene, que tu amor me proteja siempre y me de placer sin fin”. Dijo Ali muy serio.

Le acaricio, le abrazo y beso a la vez que le desnudo por completo, nunca me cansaré de admirar este maravilloso cuerpo que tiene ante mí, delgado, fibroso, que se va endureciendo cuando mis manos lo tocan, lo acarician y lo amasan.

Busco sus tetillas rojas e hinchadas como moras que están duros, porque acaban de recibir su caudal de virilidad que me indica que también aquel cuerpo se está desarrollando. Con mi boca le beso, con mi lengua los acaricio, con mis labios abiertos los succiono, mientras oigo quejidos de placer en mi pequeño esclavo, que mientras, busca y ayuda a mi misma a sentir placer al endurecer mis pezones.

-“Déjame engrasar tu espada”. Le digo mimosa.

Llevándome su pene a mi boca, que lo acoge golosamente, ensalivándolo, chupándolo, succionándolo y adorándolo.

Cada vez nuestros encuentros parecían iguales y a la vez totalmente diferentes, siempre encuentro en Alí en un rincón, en un lugar nuevo inexplorado para producirle placer. Tiene una piel tan suave, tan sensible a mis caricias los más recónditos lugares, le hacían enervarse por las sensaciones que recibe ante mis sensibles dedos.

Hasta ahora había buscado en el sexo solamente que me diera placer, nunca pensé lo que pudiera darle, Puede que intentara conseguir de él un grado de colaboración, que en algún caso, comparándolo con el noto en Alí tal vez estaba fingiendo   

En una forma de lo más natural, siento la manera de como se entrega de tal forma que me sobrecoge, goza con tal intensidad que me olvido de buscar mi placer para brindárselo a él. Sus gritos, sus gemidos, sus ronroneos de gato en celo, son tan espontáneos, tan reales, siento una alegría infinita de poderle hacer feliz, pese a saber que era hora de acabar con eso para siempre.

Y lo que antes era una búsqueda inmediata de la entrada de su pene mi cuerpo en mi sexo para obtener placer de la descarga de su semen, paso a ser casi secundario porque solo era la culminación de unos maravillosos momentos de disfrute sexual que son los verdaderamente importantes para mí.

Todo esto que explico es para poder describir lo que mi amado esclavo significa para mí. El era ahora lo mejor que tenía en mi vida. El era mi todo, dándome una razón para vivir que solo el trabajo y el sexo comprado con los que llenaba mi vida.

Mi abuelo con el que me eduqué llenó mi cabeza de deberes, de moralidad, de enseñanzas de cómo llevar y dirigir la finca de la que me haría cargo a su muerte. El sabía que no iba a estar siempre en este mundo para orientarme y aunque me dejó a Haleb para que me ayudara, me sentí perdida ante la nueva vida que se me presentó a su muerte, más aún porque noté desde siempre una
predisposición a amar los esclavos adolescentes.

No había podido encontrar, en mis 25 años de vida, alguien en quien confiar totalmente mi cuerpo, mis sentimientos, mi corazón. Pensaba que aquello iba a durar para siempre.

-“AAAAAhhhhhhhh”. Gimo de placer.

Mientras acariciaba su piel y él me lambia mi abierta vagina y cuando siento que el placer es tal que estoy por correrme comienzo a elevarla, le pido pare, cosa que obedece al instante.

Busco ahora su pene que está dura, turgente, roja de deseo y me lo llevo a la boca que era más que una acaricia con mi boca. Deseaba triturarlo con mis dientes y comerla entera, pero para no hacerle el menor daño, la acaricio con mis labios hasta que arranco de nuevo de él sus gemidos, que al oírlos me transportan a un estado de felicidad tal, que pierdo casi el sentido.

Cuando siente como yo anteriormente estoy por derramarse, me lo indica para que hagamos otra cosa distinta y alargar nuestro mutuo placer. Las caricias continúan y cambiados de sitio y postura, nos ponemos de manera que después de un pequeño descanso sean las dos bocas, las que trabajen en nuestros genitales. Así los cuatro labios y las dos lenguas ensalivan, lamen, chupan y mordisquean furiosas, sin descanso y al unísono nuestros sexos excitados.

Paramos para que mi joven esclavo me ofrezca esa parte tan maravillosa, dura, erguida y perfectamente conformada, que es su pene. Ensalivo su miembro, primero con un solo dedo, después con dos y finalmente con tres para poder ir consiguiendo que sus huevos se contraigan y se ofrezca a mi vagina bien lubrificada.

Cuando con un movimiento hago que me penetre mi cueva del placer, me la introduzco despacio, lentamente, para que mi amor vaya ayudándole y sienta el mayor placer posible, solo el gusto de comprobar que su pene me penetra, que me atraviesa, que busca mis zonas erógenas que hay también dentro de su cuerpo me hacen gemir de placer de nuevo.

Recibo su ayuda moviéndose como si bailara, contoneando su cuerpo, como si estuviese danzando, lo que hace que su pene entre y salga dando círculos en mi interior, deseo el roce de Alí lo deseo con locura pero se en mi mente que esa será la última vez.

Me masturbo con mi mano frotando mi clítoris buscando el mismo ritmo que nuestro baile erótico. Llega un momento en que gritamos los dos y nos abrazamos enloquecidos, porque hemos llegado a un estado que no podemos retener y aguantar su semen fluye dentro de mi cuerpo. Un chorro sale de su palpitante miembro hacia mi interior un gran torrente que producen sus juveniles testículos, que apenas retira tu me cae a mi mano la que lamo ansiosa.

Abrazados, felices y sonrientes reanudamos lo que estábamos haciendo desnudos, sintiendo como su semen fluía de mi vagina. Ordene mis documentos y él siguió mirándome embelesado mientras lo hacía, hasta que de nuevo sintamos un nuevo arrebato de amor, que nos hizo repetir la acción hasta quedarnos dormidos.

A la mañana siguiente partí rumbo a la ciudad no regrese hasta una semana después pero no sola, conmigo llego una anciana que además de matrona era una experta castradora, según sus referencias había castrado a más de 1,000 esclavos y que pocos habían muerto, fue la mejor que pude encontrar, según ella podía castrar a un esclavo con el mínimo de dolor o con el mayor de los dolores posibles.

Hago llamar a Haleb para ordenarle que busquen a Ali que lo lleven al cuarto negro y lo dejen bien sujeto.

Me quede hablando con la anciana explicándole lo que deseaba para Ali, como una hora luego que Haleb regreso para informarme que mi orden estaba cumplida. Hice esperar a Ali, deseaba que sintiera algo de miedo como ansiedad al estar solo ahí amarrado desnudo. En la habitación en donde se llevaban a cabo los castigos más severos contra los esclavos.

Cuando abrí la puerta de la habitación tuve el impulso de correr hacia Ali. Tomarlo entre mis brazos, tomar su pene, masturbarlo hasta la erección y hacer que me penetrara en aquella posición. Sus ojos me suplicaban piedad sin siquiera decirme nada.

Cuando me acerque a donde estaba con la anciana siguiéndome de cerca Ali me dijo.

-“Ama perdón por cualquier falta que haya cometido, ¡por favor imploro su misericordia Ama!”.  Dijo Ali.

Lo tome de su barbilla y le dije.

-“Lo siento querido pero así deben ser las cosas, ¡en verdad goce mucho de ti!” Le dije.

Iba a decir algo, intentar convencerme pero apenas abrió su boca le introduje un palo que tenia enrollado una cuerda. Para luego decirle.

-“¡Vamos muerde y se valiente!” Le dije rápidamente.

Me aparte de su lado para que la anciana trabajara a sus anchas. Lo que hizo de inmediato, de una bolsa de tela que llevaba saco un pequeño jarrón de barro, del que saco una tira de cuero de 35 cm más o menos de largo muy delgada mojada.

Aquella tira. La uso para amarrar el escroto de Ali, lo más arriba que pudo. Apretó el escroto con fuerza tanto que el cuerpo de Ali se sacudió de dolor, apretando sus dientes sobre el palo enrollado, luego tomo un péquela tijera que afilo levemente con una piedra, luego calentó las cuchillas un poco y cuando termino coloco un cuchillo curvo en el fuego.

Regreso a donde estaba Ali, tomo su prepucio mientras él me miraba con ojos suplicantes. La anciana me miro y solo asentí con la cabeza, sintiendo mi corazón latir a todo lo que daba. La anciana estiro el prepucio todo lo que pudo y lo corto, el cuerpo de Ali se sacudió de dolor, apenas hubo algo de sangre pero su glande quedo descubierto para siempre.

Dejo a Ali sacudiéndose para ir al fuego para tomar el cuchillo curvo, donde arrojo la piel que arranco de su pene. Ya con el cuchillo en su mano la anciana mujer regreso donde Ali aun estaba sacudiéndose, tomo su escroto, cuyos testículos estaban bien marcados en su apretado saco de piel. Su pene estaba en completa erección, coloco el cuchillo detrás de su estirado escroto.

La mujer esta vez no pidió mi aprobación simplemente movió su mano y el escroto con los testículos de Ali quedo cercenado en una de sus manos. El cuerpo de Ali se tenso su pene lancho la mayor carga de su semen jamás vista por mi antes de desmayarse por el dolor.

La anciana se puso de pie y me dio el saco de pie, aun estaba caliente y se sacudían sobre la palma de mi mano, casi del mismo modo cuando Ali llegaba al orgasmo cuando aun los tenía entre sus piernas. Mientras admiraba aquel saco de piel, la mujer trabajo en la entrepierna del recién nacido eunuco para curarlo.

Han pasado 2 años desde aquello Ali se ha vuelto uno de mis eunuco más queridos y aun me hace sentir increíble placer con su lengua, e incluso sabe que llevarme al orgasmo con sus dedos lo que en verdad aprecio de él.





Historia Original Aquí.





Autor: Anónimo & DarkSoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

VERÓNICA CARO REVOLCÓN

Cuando éramos pequeños mi hermanita vio una tarde ver a mis padre tener sexo lo que la marcho no solo a ello sino a mi también pues hacia que jugáramos a papá y mamá, nos desnudamos para que tuviéramos sexo, por aquellos días mi pene era aun muy pequeña, en ese tiempo yo no entendía bien de eso, pero se me formó el morbo por mi hermana, como a los 9 años nos mudamos a otra ciudad, y dejamos de hacerlo......


VERÓNICA CARO REVOLCÓN
Cuando éramos pequeños mi hermanita vio una tarde ver a mis padre tener sexo lo que la marcho no solo a ello sino a mi también pues hacia que jugáramos a papá y mamá, nos desnudamos para que tuviéramos sexo, por aquellos días mi pene era aun muy pequeña, en ese tiempo yo no entendía bien de eso, pero se me formó el morbo por mi hermana, como a los 9 años nos mudamos a otra ciudad, y dejamos de hacerlo.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [CIRCUNCISIÓN]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo & DarkSoul





Cuando éramos pequeños mi hermanita vio una tarde ver a mis padre tener sexo lo que la marcho no solo a ello sino a mi también pues hacia que jugáramos a papá y mamá, nos desnudamos para que tuviéramos sexo, por aquellos días mi pene era aun muy pequeña, en ese tiempo yo no entendía bien de eso, pero se me formó el morbo por mi hermana, como a los 9 años nos mudamos a otra ciudad, y dejamos de hacerlo, crecimos sin pensar mucho en ello aunque siempre lo recordaba.

Ya con 15 conmigo cursando el último año de secundaria, y mi hermana con 14 en un año por detrás, Ella ya se había desarrollado muy bien, tenía un cuerpazo, unas lindas piernas torneadas, nalgoncita, y sus senos que ya eran grandes, éramos de piel morena clara, en ese momento era delgado desde niño, bueno; un día sábado me levante como a las 8:00 con mi pene bien parado, (mi papá me daba revistas playboy, donde veía mujeres desnudas, y me calentaba mucho, comenzando a masturbarme a los 13) si a tan temprana edad,       

Bueno ese día sábado salí de mi cuarto, hacia el baño, y al pasar por la recamara de mis hermanas vi entreabierta la puerta, y pude ver a mi hermana desnuda acostada en su cama, tocándose y de vez en cuando gemía, entre y ella de inmediato se tapó con sus sábanas, me acerque y ella noto mi erección debajo de mi ropa interior, me senté a un lado y le pregunte por mis papás, ella me contestó.

-“Se fue a desayunar con los abuelos” Me contesto.

Entonces me di cuenta que solo estábamos los dos en casa,

-“¿Que estabas haciendo?”. Le pregunte
-“¡Nada!” Me dijo respondió.

Y se sonrió de manera muy picara, metí mi mano hacia sus senos y los comencé a tocar, acariciándolos,  sentía mi pene muy dura y me empezó a salir líquido de la punta, mientras me acostaba a su lado, le dije algo tímidamente.

-“¿Recuerdas cuando jugábamos de más chicos a la mamá y papá?” Le pregunte.
-“Sí, me acuerdo”. Me respondió.

Y volvió a verme con esa mirada picara, supe que era mi oportunidad y le dije que me gustaría hacerlo de nuevo, jalándole las sábanas, las que tiré al piso, lo que hizo que ella quedase desnuda ante mis ojos, pude ver su vagina al velluda (hasta creo que tenía más que yo), si se desarrollo muy bien, estaba muy buena, y se lo dije y ella respondió con un 'gracias' me acerque y la bese,  empecé a tocar su vagina que ya escurría, lo que la hizo abrir sus piernas.     

Comencé a acariciar su vagina, con ella moviéndose rico, me levante rápido y me quite mi trusa (slip), y ella miro mi pene, bien erecto, abrió los ojos y me dijo algo ruborizada.

-“Esta muy grande, y gruesa, como la de papá o más”. Dijo ella.

Para casi de inmediato ella proceder a agarrar mi pene para apretarla con una de sus manos, lo que me hizo sentir aun más caliente, abrió bien sus piernas, y me dijo métela ya, al hacerlo, sentí la más rica sensación, estaba súper húmeda, y comenzamos a movernos, comencé metiendo y sacando mi pene y ella sus caderas, nos besábamos mucho, y los dos jadeando, luego me dijo.

-“Espera, no te vayas a venir, más despacio”. Me dijo ella.

Sentía muy rico, le besaba los pechos y ella gemía, apretando los ojos, de vez en cuando se le salía uno que otro grito, y me decía.

-“Se siente muy bien rico, ya me vine dos veces”. Me dijo entre gemidos.

Por mi parte sentía como mi pene vibraba en su interior cuándo tenía un orgasmo, no sé cuanto duramos haciéndolo (quizás las masturbadas, ayudaron a que durara), hasta que los dos, ya estábamos muy mojados de sudor, sentí que ya no podía más, y me vine abundantemente, jamás había sentido venirme así como cuando lo hice con una mujer, y casi me sentí desmayar, y ella seguía moviendo sus caderas, al sentir que me vine, tuvo un gran orgasmo, grito, lo cual me excito mas y seguí penetrándola, un poco más y me abrazaba atrayéndome hacia ella, abría más sus piernas, puse mis manos en sus nalgas y se las apreté.

Metí un dedo en su ano, y sentí como me lo apretaba, se volvió a venir, gritando y yo también me vine de nuevo, igual o más que la primera vez, quedamos quietos, conmigo encima de ella, nos besamos con pasión y me dijo.

-“Qué rico me cogiste, hasta me tiemblan las piernas”. Me dijo mi hermanita sonriente.

Me hizo a un lado, se subió encima de mí y me beso riquísimo, me dijo

-“Me voy a bañar, y se levanto”. Pudimos ver los dos como escurría mi leche, y sonriendo me dijo.
-“Lo bueno que ayer termine mi regla”. Camino moviendo sus ricas nalgas, duras y le dí una nalgada, se volteo y me dijo riendo.

-“¿Vienes a enjabonarme?” Para luego meterse al baño.       

Me levante y vi las sábanas muy mojadas, con restos de mi leche, también con algo de sangre ya que la había desvirgado, la toque y me lleve los dedos a la nariz para olerlos, pero no los probé. Pensé pues que el agua estaría muy fría, pero de imaginarme tener sexo con ella bajo la regadera me hizo tener una nueva erección, y me metí al baño, ya dentro la vi lavándose la vagina, y me metí a la regadera, ella me vio posando sus ojos sobre mi nueva y durísima erección le dije

-“¿A ver si no llegan mis papás”. Se río y me dijo
-“No, van a llegar hasta en la tarde”. Y se río.

Me lave mi pene y la sentía como babosa por sus jugos y mi leche, luego la abrace para besarnos, comencé a meterle un dedo en su ano, que me apretaba, y con la otra mano acariciaba su vagina, le besaba sus senos mordiéndole las aureolas, y me dijo

-“Me cogiste muy rico”, La mire a los ojos mientras me lo decía.

Me tomo mi pene y agrego,

-“La tienes muy grande”. Me dijo

Y se agacho para empezar a lamber primero con la lengua, mientras con su mano hacía movimientos de arriba hacia abajo, y me apretaba el pene, me dijo vamos a la recámara, cerro las llaves del agua, al entrar a la recamara ya la llevaba agarrada de la cadera, escurriendo agua los dos nos subimos a la cama, se puso en cuatro y mire su vagina peluda, y sus lindas nalgas.         

Sin esperar más la penetre por la vagina y se comenzó a mover viniendo al encuentro de mi pene cuando se la metía, así tomamos ritmo y empecé a escuchar como golpeaba mi pelvis con sus nalgas, y el chof chof de mi pene en su vagina, me dijo entre jadeos.

-“Avísame cuando sientas que te vienes',
-“Sí”. Solo atine a decir.

Me moví más, sentía como su vagina palpitaba y se empezó a venir, entre jadeos y grititos me dijo “que rico” y empecé a sentir que me venía, lo saque y ella se volteo y metió mi pene en su boca, y me empezó a dar una mamada, ¡qué delicia sentí! Y comencé a venirme en su boca y ella succionaba más, yo gozaba luego se despego y me dijo a ver intenta meterla en mi culito, pero despacio.

Se lo acerque e intente pero no pude meterla, además me dijo que le dolía, entonces me acosté y le dije chúpamela y yo te chupo así como había visto en las revistas de mi papá, comenzamos a hacer un 69, ella chupando mi pene y yo su vagina como ano, estuvimos un buen rato, y le metía un dedo tratando de abrirle si ano, luego le dije “ahí te voy”, nos acomodamos de nuevo para comenzar a meter mi glande, despacio, ella cerraba los ojos y apretaba los puños en las sábanas, poco a poco la fui metiendo, hasta que entro toda, le toque su vagina que escurría, con ese jugo lubrique mi pene.

Se sentía seco, me comencé a mover y ella igual, comenzamos más rápido hasta que no pude aguantar más me vine, luego sentí como ella apretaba mi pene con su ano, y mis dedos en su vagina, y terminamos, me recosté de lado, hasta que se me bajo la erección.

De pronto la puerta se abrió y mi mamá entro para encontrarnos acostados desnudos aun abrazados durmiendo, con mi pene entre las nalgas de mi hermanita que de cuyo culo brotaba mi semen que escurría por su nalga izquierda.

Recuerdo despertar por el grito de mamá que atrajo a papá a la habitación también al ver lo que pasaba ambos se abalanzaron contra nosotros, mamá comenzó a abofetear a mi hermana mientas papá me tomo de los cabellos y le saco a rastrar de la habitación, me llevo hasta la cocina donde me dejo casi inconsciente de los dos tremendos golpes que me dio tanto en mi vientre como en mi rostro.

Me desperté gritando de dolor.

-“AAAAAAAAHHHHH”. Gritaba.

Eso es porque mi padre me arranco mi escroto con mis huevos adentro con la ayuda de un afilado cuchillo, no conforme con eso me circuncido también arrancándome brutalmente mi prepucio, apenas recuerdo cuando mi padre puso mis huevos en la licuadora y la encendió me desmaye escuchando ese ruido mientas mis preciadas perlas eran molidas por las afiladas aspas de la licuadora.

Cuando me recupere de mi castración y circuncisión fui enviado a una academia militar, donde permanecí hasta los 18 años, luego me fue sin decir nada no he sabido nada de mi hermana y padres en 10 años hace unos días recibí un mail de mi hermanita, me quería ver por coincidencias de la vida terminamos viviendo en la misma ciudad.

Mientras conducía a su casa me pregunto qué sentiré cuando la vea, rabia, enojo, amor, deseo, no lo sé, pero algo si se, es que aquel rico revolcón con ella que me costó muy caro.





Autor: Anónimo & DarkSoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

ATRAPADO POR MI PADRE

Aquella tarde estábamos estudiando en mi cuarto, cuando el dijo que necesitaba ir al baño por lo que le indique en donde estaba, mientras me quede sentado inmóvil y mudo en mi silla que estaba junto a la puerta, le espere sintiendo que el tiempo era eterno, finalmente entro en la habitación con una toalla enrollada en la cintura, se metió a la cama y quedo solo con bóxer por debajo de la sábanas, me quede sin hablar, sin moverme de la silla en la que estaba, hasta que me pidió que me acercara, así lo hice, pero no me quite ninguna prenda......


ATRAPADO POR MI PADRE
Aquella tarde estábamos estudiando en mi cuarto, cuando el dijo que necesitaba ir al baño por lo que le indique en donde estaba, mientras me quede sentado inmóvil y mudo en mi silla que estaba junto a la puerta, le espere sintiendo que el tiempo era eterno, finalmente entro en la habitación con una toalla enrollada en la cintura, se metió a la cama y quedo solo con bóxer por debajo de la sábanas, me quede sin hablar, sin moverme de la silla en la que estaba, hasta que me pidió que me acercara, así lo hice, pero no me quite ninguna prenda.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PADRES]



Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Andy de 17 años parecía tener 20 e incluso mucho más, era rubio poseedor de un grandioso cuerpo y un par de nalgas supremas, era gay lo supo desde los 14 años, vivía con su padre un hombre machista que quería que su hijo fuese un conquistador de chicas como él lo fue en su juventud, su madre no soportando el machismo de su padre se divorcio de él cuando Andy tenía 12 años, Luego se caso de nuevo y tuvo dos hijos más pero viva lejos en otra ciudad, a los 15 Andy perdió la virginidad anal desde ese momento supo que lo suyo era ser penetrado por un hombre.

Por supuesto esto no lo sabía mi padre, pretendía conquistar a chicas de mi edad para que él no sospechara nada. Una tarde quede con mi amigo para estudiar, mi padre se había marchado para jugar domino con sus amigos era viernes por lo que tenía la casa sola para mi, sin peligro alguno podría seducir a mi amigo ya que por lo regular mi padre no regresaba de sus juegos de domino hasta la madrugada y por lo general muy borracho.

Aquella tarde estábamos estudiando en mi cuarto, cuando el dijo que necesitaba ir al baño por lo que le indique en donde estaba,  mientras me quede sentado inmóvil y mudo en mi silla que estaba junto a la puerta, le espere sintiendo que el tiempo era eterno, finalmente entro en la habitación con una toalla enrollada en la cintura, se metió a la cama y quedo solo con bóxer por debajo de la sábanas,  me quede sin hablar, sin moverme de la silla en la que estaba, hasta que me pidió que me acercara, así lo hice, pero no me quite ninguna prenda.

Me metí debajo de las sabanas como él, pero totalmente vestido, traía un short y bóxer ajustado y una playera, estábamos de un extremo a otro de la cama, él tuvo siempre que ir tomando la iniciativa, así que me acercó y puso su mano sobre mi pene por encima del pantalón, mi pene era pequeño, pero ya estaba todo erecto, más que nada por la situación, porque estaba muy excitado, empezó a masajear mi pene por encima de la ropa y después de un rato me pidió hacer lo mismo con él, esta sería la primera vez que le tocaba su miembro con la intención de tener sexo, lo hice y sentí su pene, un pene si bien no largo, quizá la misma longitud que el mío de 17 cms, era grueso, pero muy grueso, sentí miedo, pero no dije nada.

Si bien había tenido sexo ya dos veces con distintos hombre todos tenían penes delgados, empezamos a tocarnos con lo que a él le quedaba de ropa y yo aún vestido completamente, hasta que me pidió que me quitara todo y el hizo lo mismo con su bóxer, y así es como sentí contacto con su pene era enormemente gruesa comparada con la mía, nos masturbábamos mutuamente y así solo por unos minutos le dije que iba a terminar, y lo hice, solté chorros de semen que incluso le cayeron un poco en algunas partes de su cuerpo, después de eso, él me dijo que también terminaría y así fue, era extraño sentir como palpitaba su pene en mi mano cuando estaba eyaculando y parte de su semen quedo en mi mano derecha. 

Estábamos los dos deslechados solamente por las manos de cada uno, sin que hubiera pasado nada más, pero seguíamos debajo de las sábanas sin decir, ni hacer nada, hasta que el me pregunto si estaba bien, dije que normal y propuso hacer otra cosa tomo mi mano, la misma donde aún tenía restos de su leche y la llevo a su pene, estaba dura de nuevo, empecé nuevamente a masturbarlo y me pidió que me acercara más a él, pero al moverme me halo con la intención de que quedara encima de él, como para cabalgarlo.

-“¿te la meto?” Me pregunto.

Sin pensarlo mucho le dije que sí, con algo de temo, pero le dije que antes tenía que probarla con la boca, bajé hasta ella, y me la trague extasiado, puesto que siempre había deseado tener un pene como ese en mi boca y mamarla con devoción, al pasar la lengua por la puntita, pude sentir el sabor fuerte de su leche, puesto que hacía solo unos minutos había eyaculado, y después la metí completamente a mi boca, le lambia la punta que era lo más rico que tenía y después intentaba tragarla completa, apenas y pude por el grosor que tenia, pero tengo la boca un poco grande y logre metérmela para succionarla.

Al parecer lo hacía muy bien, porque me decía que le gustaba mucho y que lo estaba haciendo excelente, le agarré gusto, me encanto la sensación de tenerla en mi boca, estaba suave, caliente, con sabor a semen, lo que había deseado desde hacía mucho, por fin se estaba haciendo realidad, seguí comiéndome su pene hasta que me canse y la mandíbula me dolía, termine para subir a su rostro, me pregunto si pasábamos a lo siguiente, asentí, y me monte sobre él, puso algo de lubricante en su erección, no hubo besos, ni dilatación previa, no sé cómo fue que acepte así nada más, pero no son pensaba más que en sentir aquel miembro en mi interior.

Intente sentarme y ser penetrado por aquel tremendo trozo, pero era casi imposible a pesar del lubricante, pero seguí intentando, debido a los intentos mi ano se fue dilatando hasta que finalmente cedió su glande entro, pero faltaba casi todo lo demás, que como ya dije, no era muy larga pero si muy gruesa, sentí dolor, pero soportable y seguí intentando que entrara más, sentía dolor cada vez más intenso, pero seguí y seguí hasta que tenía ese tremendo trozo en mi ano por completo, era maravilloso, era doloroso, pero la adrenalina de cómo se estaba dando toda la situación desde el principio no me permitió sentir el dolor de manera tan insoportable.

Así que empecé a moverme, me sentía lleno, sentía mi culo tenso, al máximo, cabalgue apenas unos minutos su pene no tardo mucho en sentir como comenzó a palpitar en mi interior lo que me hizo comenzar a gemir al sentir mayor placer de pronto me aviso

-“Me Vengoooo”. Dijo él.

Casi al mismo tiempo lo hizo dentro de mí, al expandirse su ene mientras soltaba su leche en mi interior, fue gratificante, fue doloroso, fue excitante, sentir su pene palpitar de placer, expulsando su leche dentro de mí, era imposible no sentirlo, mi dio mucho placer, tanto que basto tocarme un poco para eyacular también con su pene aun dentro, mi semen quedo sobre su abdomen y pecho terminamos exhaustos, callados, eran las 3:00 PM, ambos estabas aun jadeando cuando la puerta de mi cuarto sin seguro se abrió de golpe para que mi padre entrara dando un portazo.

Los ojos de papa al verme montado sobre mi amigo, con su pene aun en el interior de mi ano, hizo que casi le brillaran de la rabia que denotaban, se abalanzo sobre nosotros, sin darme tiempo nada me tomo de mi cabello para arrojarme de la cama, a mi amigo lo tomo del cabello y apenas tuvo tiempo de tomar su bóxer, mientras era sacado de mi casa a empujones, insultos y golpes de mi padre, escuche la puerta de la casa cerrarse de un fuerte portazo.

No paso mucho hasta que de nuevo estaba en mi cuarto con su rostro rojo de la furia que estaba conteniendo su cuerpo en ese momento, para ese momento apenas había logrado ponerme mi bóxer de nuevo cuando me tomo de los cabellos y comenzó a darme fuertes cachetadas que trataba de parar hasta que te pronto sentí una fuerte patada en mis huevos al tiempo que dijo.

-“Si quieres ser una puta yo te voy hacer una puta de verdad”. Dijo mi padre.

Creo que me desmaye por uno o dos minutos del terrible dolor que aquella patada me provoco cuando me desperté aun estaba sintiendo mucho dolor pero estaba desnudo, mi padre había atado mis brazos a la cabecera de la cama, dejándome boca abajo con mi abdomen reposando al pie de mi cama que aun olía a sexo, de pronto sentí el primer azote sobre mis nalgas desnudas, que mi padre me proporciono imprimiendo una gran fuerza a su cinturón que golpeo mis bien formados glúteos.

-“¡AAAAYYYYYY!“ Grite.

Los azotes se sucedieron uno tras otra de forma rápida, no paso mucho tiempo hasta que sentía mis nalgas arder cada azote dado con aquel cinturón de cuero era aun peor que el anterior, sin embargo mi pene pese a haber eyaculado ya dos veces se puso rígido de nuevo, los azotes venían a acompañados de toda clase de insultos degradantes por parte de mi padre que estaba como loco completamente fuera de sus cabales.

Aquello era por la furia como por el alcohol que circulaba por sus venas en ese momento, debió azotarme por dos o tres horas, de pronto paro, caí sobre la cama completamente empapado en sudor: no fue sino hasta ese momento que sentí al semen de mi amigo depositado en mi interior fluir fuera de mi ano para escurrir por el interior de mis nalgas hasta mis colgantes huevos para gotear hasta el piso.

Mi padre salió de la habitación pensé que todo había terminado, me quede jadeante llorando sobre mi cama pero estaba equivocado, pese a que mis nalgas ardían seguramente rosas como nunca antes por los azotes, mi padre regreso con un cuchillo y tomo un cordón de uno de mis zapatos, ato fuerte el cordón en lo alto de mi escroto, mis huevos quedaron apretados en el fondo de mi saco de piel, visiblemente marcados, mi padre detrás de mi sin darme tiempo a entender lo que me estaba haciendo acerco el afilado cuchillo y de un solo corte me cerceno mi escroto por debajo del cordón, mis ojos quedaron en blanco y sentí como si todo mi cuerpo fuese fulminado por un rayo.

Todo mi cuerpo se sacudió como si fuera epiléptico y luego no recuerdo nada, creo que me desmaye por el terrible dolor que aquello me provoco.

Me desperté en un hospital con mi madre a mi lado, ella me dijo que habían arrestado a mi padre y seguramente pasaría algunos años en prisión, también me dijo que me había castrado y que ni el mismo sabia en donde quedaron mis huevos o escroto, lo más seguro es que los arrojo por al escusado (water), era un eunuco para el resto de mis días.

Nunca más, experimentaría lo que era eyacular como un hombre o podría tener hijos si es que los deseaba en el futuro, llore mucho con mi madre abrazándome de no ser por ella creo que me habría suicidado.

Si no todo ha sido malo, salvo a que mi pene se encogió casi hasta quedar del tamaño de mi dedo pequeño del pie y no poder eyacular leche espesa como antes, mi ano al parecer ahora es capaz de albergar cualquier tamaño de miembro viril cosa que adoro y a mis amantes en turno les gusta tener sexo con un eunuco que goza como una perra al sentir un orgasmo prostático que es mi única manera de obtener placer en la actualidad y todo pese a todo no sería posible si no hubiese sido “Atrapado por mi Padre”.  


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




Atrapado_por_mi_Padre_A

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

HOSPITAL INFANTÍL DE SAN MARY

Traté de cortarlos cuando tenía 8 años, pero las tijeras eran demasiado pequeñas para hacer mucho, mamá y papá me llevaron a un psicólogo que trató de convencerme de que necesitaba testículos. Lo intenté el año pasado. Mi escroto abierto y expuse un testículo, pero el dolor fue demasiado. Mamá me llevó al hospital para ser remendado. En esa ocasión pasé días encerrados para ver a un psiquiatra, que no me convenció de nada......


HOSPITAL INFANTÍL DE SAN MARY
Traté de cortarlos cuando tenía 8 años, pero las tijeras eran demasiado pequeñas para hacer mucho, mamá y papá me llevaron a un psicólogo que trató de convencerme de que necesitaba testículos. Lo intenté el año pasado. Mi escroto abierto y expuse un testículo, pero el dolor fue demasiado. Mamá me llevó al hospital para ser remendado. En esa ocasión pasé días encerrados para ver a un psiquiatra, que no me convenció de nada.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [MÉDICO]


Categoria: Adolescente      Autor: Hieronymus





Un muchacho, llevando solamente topa interior, está sentando en el sofá de examen. Hay un golpe en la puerta antes de que un doctor entre, llevando los archivos del muchacho. -Buenos días, Trevor.

-Buenos días, doctor, es un día maravilloso.
"Hace frío y viento afuera, ¿qué hace que este día sea tan estupendo?"
-Van a castrarme esta mañana, eso es lo que lo hace genial.
"Tú eres el primer paciente que he tenido que parece estar feliz por eso, la mayoría a aceptando o enojado, no gustoso.

-"Lo he querido durante años, no he podido convencer a mis padres de que necesitaba deshacerme de mis testículos, he intentado cortarlos por mí mismo un par de veces, pero no pude hacerlo".

-¿Puedes hablarme un poco?

"Traté de cortarlos cuando tenía 8 años, pero las tijeras eran demasiado pequeñas para hacer mucho, mamá y papá me llevaron a un psicólogo que trató de convencerme de que necesitaba testículos. Lo intenté el año pasado. Mi escroto abierto y expuse un testículo, pero el dolor fue demasiado. Mamá me llevó al hospital para ser remendado. En esa ocasión pasé días encerrados para ver a un psiquiatra, que no me convenció de nada”.

"Así que en realidad has intentado una auto-castración".

"He intentado hacerlo yo mismo, por eso estoy tan feliz de que lo haga por mí cuando vi el artículo en el periódico sobre su ensayo con Neutersol, descargue el formulario de solicitud yo mismo y lo llené. Me costó mucho convencerlos, pero finalmente conseguí que mamá y papá lo firmaran y les dije que trataría de castrarme de nuevo si no entraba en el programa".

-¿Entonces están bien?

"No creo que quieran que yo sea castrado, pero saben que lo haré yo mismo si no lo haces por mí. No son felices, pero saben que es la mejor manera para mí y para ellos".

"Este es un ensayo médico para adolescentes de 13 a 17 años". El médico mira la hoja. "Tu expediente dice que acaba de cumplir 13 años el mes pasado puede ser el chico más joven en el programa".

"Y, no es demasiado pronto, estoy listo, no sabía nada de tu anterior juicio para los chicos más jóvenes, habría empujado a mamá y papá a que me metieran en esto.

"El ensayo fue un éxito completo. Cien de un centenar de chicos fueron castrados con éxito con solo dos pequeñas inyecciones en sus testículos. Es rápido y sin dolor y no tenía ningún efecto secundario negativo. Neutersol está en marcha para la aprobación vía rápida de la FDA Para uso en niños pequeños. Espero que este en el mercado dentro de unos pocos meses más. Los niños menores de 12 años ya no necesitaran cirugía para ser castrados.

"Eso es genial, ojalá pudiera haber sido parte del esa sentencia, ¿cuándo empezamos con mi castración?"

"Necesitamos terminar tu examen primero, la enfermera hará la mayor parte, pero también debemos revisar tu madurez sexual, necesitas quitarte la ropa interior para poder examinar tu pene y testículos".

El chico rápidamente salto del sofá y se quito la ropa interior. "Se puede ver la cicatriz cuando traté de cortarme a mí mismo. Espero que no se interponga en el camino".

"Puesto que es solo una pequeña inyección, no hará ninguna diferencia. Puedo ver inmediatamente que todavía estás en un estado 2. Tus testículos han comenzado a crecer, pero tu pene no ha crecido mucho, si es que lo ha hecho".

Espero que sea tan pequeño, ¿no?

"Sin testículos, no será más grande de lo que ya es".
"Eso es genial, es bueno para orinar, pero seguro que no lo necesito para nada más".

"Tú no estás tan desarrollado que deberías haber estado en el juicio anterior para chicos más jóvenes. No puedo contarte en este caso para los adolescentes".

"¿Eso significa que no me castraran? ¡Por favor, háganlo!"

"No te preocupes, todos los papeles están en orden, te castraré esta mañana, solo significa que abrirás un espacio para que alguien en la lista de espera sea castrado también".

"Eso es genial, también ayudarás a alguien más".
"Sea quien sea, probablemente no lo verá tan positivamente como tú".

"¿Por qué no querría ser castrado de esta manera, en lugar de la cirugía? Se supone que es rápido, sencillo e indoloro, es mucho mejor que la cirugía. Escuche que incluso puedo volver a la escuela mañana. Tienen que quedarse en casa durante días para recuperarse".

"Tienes razón en cuanto a lo rápido, simple e indoloro, pero no hay muchos chicos como tú que esperan la castración. La mayoría de los que veo, incluso los muy jóvenes en el estudio anterior, querían mantener su bueno no querían ser castrados, aunque no entendieran bien lo que significaba o lo que eran sus testículos.

-Si no lo querían, ¿por qué fueron castrados de todos modos?

"La mayoría de los niños en ese estudio, y en este estudio también, son del orfanato del condado o están en el cuidado de crianza a largo plazo La mayoría de los orfanatos en todo el país ahora piensan que cualquier niño en un orfanato que no es adoptado o en proceso de adopción para el final de su primer año en el sistema debe ser castrado. El ensayo anterior fue para 100 niños, hasta la edad de 12 años, y creo que 93 de ellos eran de orfanato del condado o de los orfanatos en los condados circundantes. Los niños fueron matriculados por sus padres. Este estudio para los muchachos adolescentes tendrá otros 50 chicos y todos menos 3 serán del orfanato. Contigo sin contar hacia el 50, otro niño del orfanato será matriculado. Solo dos niños en el estudio han sido inscritos por sus padres".

-¿Por qué los orfanatos quieren castrar a todos sus chicos?

"Ellos han encontrado que los niños que ya están castrados son mucho más fáciles de colocar que los que no lo son. Nuestro orfanato del condado está hablando de castrar a los niños después de sólo seis meses, en lugar de esperar un año. Mi esposo está en el consejo asesor en el orfanato, me dice que hasta la edad de 5 o 6 años, los niños y las niñas son fáciles de encontrar familias después de eso, es fácil encontrar hogares para las niñas y los niños castrados, los niños que todavía tienen testículos después de la edad 7 u 8 son muy difíciles de colocar. Sin testículos, los niños se comportan mejor. Ellos son mucho más exitosos en la escuela y probablemente serán mucho mejores como adultos".

"Así que los padres quieren chicos castrados. ¿No quieren ser los únicos para castrarlos?"

Después de los 5 o 6 años, las familias adoptarán a las niñas dos veces más que los niños no castrados, pero adoptarán a los niños castrados más a menudo que a las niñas, y piensan que los chicos castrados son más amables y más amando que chicas o chicos no castrados".

"Así que, si son más amables y cariñosos, ¿por qué no hay más padres que castren a sus hijos?"

La mayoría de los padres siguen siendo muy reacios a castrar a sus propios hijos, pero más dispuestos a adoptar a un niño que ya está castrado. Me costó convencer a mi marido que nuestro hijo debía ser castrado, pero finalmente fue castrado aquí en este hospital cuando Tenía 13 años y ahora es un estudiante excelente, fue aceptado en todas las universidades donde se postuló, es un muchacho más amable y bondadoso que sus amigos que todavía tienen testículos, algunos de los padres de sus amigos me han dicho que ellos desearían que sus hijos hubieran sido castrados cuando tenían 13 o 14 años".

"¿Cómo se sintió tu hijo al ser castrado?"

"Al principio estaba enfadado, pero decidió que le gustaba después de ver a algunos de sus amigos pasar por la pubertad, y los escuchó hablar de sexo, chicas, y lo mucho que se masturbaban. Mucho mejor que ellos, decidió que el sexo estaba sobrevalorado y que estaba feliz de no sentir ninguna compulsión por ello". El médico se sienta en un taburete bajo junto a un armario. "Ahora pasa aquí para que yo pueda revisarte".

El chico se acerca más cuando el doctor se acerca hacia sus genitales. "Ahora, primero tengo que comprobar cuán grande es cada uno de tus testículos necesito usar mi mano derecha para sentir cada uno de ellos a su vez. Los presionara con mis dedos mientras siento estos granos en forma de testículo en mi mano izquierda hasta que averigüe cuál es el más cercano testículo a madurar, entonces haré el otro testículo, puede ser un poco gracioso, pero necesito hacerlo.

"Está bien, aunque voy a ser más feliz cuando no tengo testículos para sentir".

"Bueno, tu testículo derecho es de 5 centímetros cúbicos de tamaño y el izquierdo es 6. Normalmente decimos que un chico ha comenzado la pubertad tan pronto como sus testículos alcanzan los 4 cc, así que estás realmente bien. Cualquier esperma se produce en los testículos cuando alcanzan por lo menos 10 cc, con frecuencia no hasta 12 cc o más grande, así que definitivamente aún no eres fértil".

-Eso es bueno, nunca quiero serlo.
"Ahora necesito que tengas una erección para poder medirla".
“Odio las erecciones, no quiero volver a tener una”.

"Incluso los muchachos castrados consiguen erecciones, aquellos que son castrados jóvenes, cuando su pene es todavía pequeño, en realidad los tienen más a menudo que los que son castrados más tarde, después de que su pene es más grande. Ser más grande de lo que son ahora, tómalo y juega con tu pene hasta que se ponga lo suficientemente rígido como para medirlo".

El muchacho lo hace. -¿Esto es lo bastante rígido?

"Tú mides un poco menos de 6 centímetros de largo Para tener testículos tan grandes como los tuyos, tu pene es todavía pequeño. Muchos de los muchachos en el ensayo anterior, cuyos testículos eran todavía de 4 cc o más pequeño tenían un pene tan grande como la tuya o incluso más grande".

"¿Tienes que medir cada pene antes de que un niño pueda ser castrado?"

"Para los chicos más jóvenes, no medía su pene para aquellos cuyos testículos eran solo de 4 cc o menos, a menos que tuvieran una erección mientras yo los medía. Entonces les aseguro que necesitaba medir su pene de todas formas para que no se sintieran avergonzados, la mayoría eran del mismo tamaño que el tuyo.

"¿Qué tamaño tiene un pene?"

"Espero que la mayoría de los chicos de este ensayo tengan un pene de por lo menos 13 o 14 centímetros de largo, y el más grande puede llegar a 20 centímetros o más". Ella extiende los dedos. "Eso es 16 centímetros, el tamaño promedio para un niño de 15 o 16 años".

"Eso es enorme, me alegro de no ser tan grande".

"Los penes más grandes se encogen después de que un niño es castrado, aunque nunca llegarán a ser tan pequeños como el tuyo. Tu nunca será más grande de lo que eres ahora, pero tampoco se reducirá".

"Estupendo, estoy listo, sin huevos y un pequeño pene, justo lo que quiero".

Ahora necesitas volver a subir al sofá de examen para poder inyectar el Neutersol, solo te tomará unos minutos castrarte.

El niño salta a la mesa de examen. "¿Ahora qué?"

"Tienes que acostarte con las piernas colgando sobre este extremo, ahora separa las piernas para que yo pueda estar entre ellas.

"¿Ahora qué?"

"Esto puede parecer un poco gracioso, pero necesito estirar la piel sobre tus testículos para que quede apretada, envolveré mis dedos alrededor de tu pene y escroto y lo sacaré con cuidado".

"Eso se siente bien. ¿Y ahora qué?"

"Voy a poner un poco de anestesia tópica en tu escroto para que no sienta nada, sentirás un poco frío durante unos segundos".

-Eso no era nada, ¿cuándo vas a meter las agujas?

Ya he hecho tu testículo derecho, me estoy preparando para hacer el izquierdo.

"No sentí nada. ¿Realmente lo hiciste?"

"Sí, ahora he hecho el otro, ahora estás castrado, y tardará tres o cuatro horas en que el medicamento se extienda por todo el testículo, de modo que todo esté muerto, pero no hay forma de detenerlo. Has sido castrado, puedes sentarte ahora.

"Gracias, gracias, eso es genial, ¿cuándo desaparecerán?"

"Tomará por lo menos dos o tres semanas para que se vuelvan suaves y poco a poco se encojan. Tus testículos deben estar completamente desaparecidos en un mes o menos. Sin los pequeños pesos de sus testículos, tu escroto comenzará a encogerse también, no tardará mucho más en desaparecer".

"Si aprieto mis testículos, ¿les ayudará a desaparecer más rápido?"
-No lo sé, nadie lo ha preguntado antes, no puede hacer daño, pero tampoco ayudar.

"Voy a apretarlos en cada oportunidad que tenga. Le dejaré saber cuánto tiempo lleva para que desaparezcan".

"Voy a hacer una nota para preguntarle sobre eso en su cita de seguimiento".
-¿Cuándo será eso?

-Volveré a verte de nuevo en tres meses, para asegurarme de que no haya restos de testículos, ninguno de los muchachos de la última prueba tuvo ninguno, pero tengo que ponerlo en los registros. Quiero medir tu erección una vez más, deberías tener el mismo tamaño pero, como dije, los penes de los muchachos mayores se encogen, algunos de ellos un poco.

"Me alegro de que el mío se quede pequeño odio la apariencia de esos huevos y penes grandes en la ducha después del gimnasio en la escuela Se burlan de lo diminuto que soy, pero ahora puedo decirles que estoy castrado y nunca crecerá, no tengo huevos y mi pene se quedará tal como está, veré si puedo hacer que alguno de ellos tenga celos de mí".

Trevor, ha sido un gran placer castrarte, deseo que más chicos pensaran lo mismo que tú, mi próximo chico de la mañana es exactamente lo contrario, es del orfanato y acaba de cumplir 15 años. Solo tiene un año más que tú, pero tuvo que ser traído esposado, definitivamente no va a estar feliz".

"Eso es muy malo. Tal vez decida que le gusta cuando suceda".

"Espero eso también, pero probablemente tomará unos meses antes de que él lo haga. Seguirá pensando en el sexo que no podrá tener. El probablemente se masturba al menos una vez al día y se perderá eso por un tiempo pero se tranquilizará y será un niño mejor tal vez alguien incluso decidirá adoptarlo una vez que haya sido castrado Mi esposo dice que casi ningún niño no castrados de 15 años de edad es adoptado, pero alrededor de la mitad de ellos son adoptados una vez que han sido castrados".

"Espero que sea adoptado, debe ser difícil vivir en el orfanato".

Sí, de todos modos, Trevor, me ha gustado hablar contigo, pero tengo que seguir con el siguiente chico, tu madre tiene toda tu información de postratamiento, es simple, no hay baño por lo menos tres horas y llama a mi oficina, veinticuatro horas al día, si tienes enrojecimiento, dolor o hinchazón en tus testículos o escroto Hasta el momento ninguno de los niños lo ha tenido, pero es importante que sepamos si sucede algo. Y la enfermera te llevará a tu madre, y espero verte de nuevo en tres meses.

Gracias doctora, gracias por castrarme, me siento muy bien, le veré dentro de tres meses.

+++++++++

La doctora camina por el pasillo a otra sala de exámenes. Recoge la carpeta con el disco y la escanea rápidamente antes de tocar una vez y abrir la puerta. Un chico mayor, vestido solo con calzoncillo, está sentado en la mesa de examen con aspecto sombrío. -Buenos días, Kevin.

"¿Qué hay de bueno en esto?" Esta es una mañana desagradable, los odio".

-Lamento que te sientas de esa manera, pero todo esto solo tomará unos minutos y puedes vestirte y volver a casa.. Veo que has traído al señor Wilson contigo.

"Sí, él arrastrado hasta que llegamos aquí. Él tiene una pistola paralizante, también".

-No sé si me alegra verte aquí, señor Wilson, hace un gran trabajo, pero solo lo veo cuando hay un problema por resolver. Espero que no tengas más problemas mientras dura esto".

"Kevin se acomodó en cuanto se dio cuenta de que no podía salir de ello, pero volveré esta tarde con otro, Kevin ha sido fácil, una vez que lo desnudamos para la enfermera, se calmó Y cooperó para su examen, no está contento, pero sabe que va a suceder, no hay nada que pueda hacer al respecto".

-¿Algunos de los niños del orfanato están felices de ser castrados?

"No, ninguno de ellos nunca lo están, pero como más de la mitad de los chicos ya han sido castrados, todos saben que es probable que les suceda a ellos también. Bastante fácil. Una vez que llegamos aquí, no queda otra que la aceptación. No luchamos más contra lo inevitable. Él es un buen chico. Es muy inteligente y sin duda guapo. Pensé que alguien querría adoptarlo antes. Una vez que este castrado, estoy seguro de que va a encontrar una casa. Veré que conseguimos que su perfil en el sitio de adopción cambiado para mostrar que ahora está castrado. Apuesto a que no va a tomar mucho tiempo antes de que una familia este interesada en él.

-Bueno, Kevin, haremos esto lo más rápido e indoloro posible. Tu gráfico dice que acabas de cumplir quince años hace dos días y que estás muy saludable. Tengo que examinar rápidamente tu pene y testículos para luego darte un par de pequeñas inyecciones y ya estará hecho"
-Han cortado los huevos de mi compañero de cuarto hace un par de semanas y Jamarion todavía está recuperándose, sé que no es rápido y no es indoloro.

-Bueno, Jamarion fue castrado de la manera pasada de moda, sus testículos fueron extirpados quirúrgicamente, por lo general tarda dos o tres semanas en recuperarse, estás en un programa de pruebas para un nuevo fármaco, es rápido y sin dolor. Por favor ponte de pie y quítate tu calzoncillo para que yo pueda revisarte.

Kevin lentamente se baja del sofá de examen, se quita lentamente su ropa interior y se acerca a donde el médico está sentado en un taburete bajo. "Para los registros, necesito comprobar lo grande que son tus testículos y tu pene, es simple, solo te quedas aquí mientras comparo tus testículos con estas cuentas en forma de testículo... Se sentirá gracioso mientras las siento..."

"Eso es extraño, ¿de qué tamaño son?"

"Tu testículo izquierdo es de 17 centímetros cúbicos y el derecho es 16. Normalmente son un poco diferentes en tamaño y los tuyos es sobre el promedio de tu edad Ahora necesito que consigas una erección para que pueda medir tu pene. Simplemente sentir tus testículos para obtener su tamaño te ha dado una erección parcial, eso es normal, necesito que ahora juegues con tu pene hasta que esté tieso.

-¿Tengo que hacerlo frente a usted y al señor Wilson?

-Sí, sí, soy médico, he visto centenares de penes erguidos, eh visto una docena de ellos justo hoy, el de 13 años que acabo de castrar en la otra habitación tuvo una erección. El próximo chico que castraré esta mañana tendrá que conseguir una. No es gran cosa.

"Supongo que no tengo elección", mientras juega con su pene. -¿Esto es lo bastante rígido?

"Eso está bien", sosteniendo una regla rígida detrás de ella. "Tienes 17 centímetros, es un poco más grande que el promedio, pero no mucho, ahora tengo que preguntarte con qué frecuencia te masturbas".

Kevin se sonroja y tartamudea, "Bueno... Ah... Casi todos los días, dos veces si puedo".

"Perfectamente promedio para tu edad, una o dos veces al día es normal para un chico de 15 años, puedes volver al sofá de examen ahora".

"¿Qué es lo siguiente?"

"Necesito que te acuestes y cuelgues las piernas por este extremo. Ahora abre tus piernas para poder alcanzar tus testículos fácilmente".

"No vas a cortarlos ahora, ¿verdad?"

"No, no, no voy a cortarlos en absoluto, pero tengo que examinar sus testículos con cuidado antes de hacer cualquier otra cosa. Voy a poner mis dedos alrededor de su pene y testículos y tirare de ellos tanto Que la piel esté apretada sobre tus dos testículos.

"Se siente gracioso, pero está bien".

"Ahora recuéstese y trate de relajarte, necesito frotar algo de crema en tu escroto, va a sentir frío durante unos segundos, simplemente no te mueva mientras examino sus testículos". Puse una anestesia tópica en el escroto y saque rápidamente dos agujas hipodérmicas de un cajón junto al sofá de examen. Con ella inyecta un poco de Neutersol en cada testículo mientras Kevin se queda tranquilamente en el sofá. "OK, Kevin, puedes sentarte ahora".

"¿Mis testículos están bien? ¿Pasaron la inspección? ¿Cuándo van a castrarme?"

"Ya he terminado, he inyectado un poco de sustancia química en cada testículo, no hay nada más que hacer, ahora estás castrado."

"¿Eso es todo?"

El fármaco se extenderá a través de todo el testículo, pero estarán completamente muertos en cuanto lo haga, y comenzará a endurecerse en un día o dos Y luego poco a poco se irán haciendo más pequeños, ambos deberían desaparecer por completo en menos de un mes, aunque ahora solo son decorativos, y no hacen nada mientras se reducen".

Kevin se agacha y siente sus testículos, "Pero... pero... no se sienten diferentes".

"Ellos no deberían sentir nada diferente, ni siquiera empiezan a ponerse más suaves por un día o dos. Si no sabes que buscar, es posible que ni siquiera se note como se ponen más suave y más pequeños. Si empiezan a lastimar o si tienes enrojecimiento o hinchazón, sin embargo, cuéntale al personal del orfanato de inmediato. Aún no le ha ocurrido a ningún niño, pero debemos saber si lo hace. En caso de que haya algo malo, necesitamos conocer los efectos secundarios negativos del medicamento".

-Pero Jamarion sigue teniendo problemas, ¿por qué no?

"Jamarion fue castrada de la manera pasada de moda, sus testículos fueron cortados este es el camino del futuro es más rápido, más fácil y como usted ha descubierto, sin dolor. Espero que muchos más chicos sean castrados con esto. No se sorprenda de ver a unos pocos padres que traen a sus hijos a ser castrados en un par de años".

"Pero pero...."

"Señor Wilson, quiero deje a Kevin se masturbe tantas veces como quiera, incluso puedes alentarlo a hacerlo ahora, necesito saber cuántas veces al día se masturba, ¿puedes guardar los registros por mí?"

"Tratamos de desalentar la masturbación. ¿Ahora quieres que lo aliente?"

-Sí, es importante que sepamos con qué frecuencia Kevin se masturba ahora que ha sido castrado químicamente.

"¿Todavía podré masturbarme?"

"No hay razón para que no puedas, solo que a medida que tus testículos desaparezcan serás cada vez menos probable que quieras, necesitamos saber con qué rapidez decides que simplemente no vale la pena el esfuerzo. Otros intereses que son más importantes para ti que la masturbación... Creo que deberías masturbarte tan pronto como llegues a casa y otra vez esta noche a la hora de acostarte Cualquier otra hora que quieras está bien también. Anótela para mí".

"¿Así que ahora está bien?"

"Está perfectamente bien masturbarse tanto como quieras, solo hazlo en privado como siempre lo has hecho".

"Así que ahora que estoy castrado, no quiero volver a masturbarme tanto, ¿qué más me va a suceder?"

-Bueno, probablemente la mitad de los chicos del orfanato ya han sido castrados... Ya has visto lo que hace, aunque la mayoría de los niños castrados no se quedan mucho tiempo. Tienen sus testículos. En los próximos meses, tu personalidad va a cambiar un poco. Encontrarás que te puedes enfocar mejor. Tu rendimiento escolar va a mejorar. Te llevarás probablemente mejor con los demás. Serás mucho más cooperativo En lugar de enfadarte con problemas menores, preferirás abrazar a alguien. Las futuras familias encontrarán que eres más cariñoso y estarán más dispuestos a aceptarlo. Tiene muchas más posibilidades de encontrar un hogar para siempre. Encontrar una familia adoptiva pronto".

"Pero no me siento diferente. ¿Realmente me castraron?"

"Sí, lo hice, eres mi segundo chico esta mañana y castraré a cinco o seis más hoy la nueva manera es rápida y sencilla El siguiente chico ya me espera en el pasillo, listo para ser castrado. Te veré en tres meses, Kevin, espero que te vayas bien en el proceso de adopción para entonces.



Historia Original Aquí.




Autor: Hieronymus       Traductor: DarkSoul

PANTERA VIAJERA

Estaba afuera cuando el primer grupo de muchachos entró en la gran iglesia construida de tablones, con sus madres sentadas estoicamente en los bancos. La actitud jovial y tranquila de los muchachos rápidamente se volvió sombría mientras ellos clamaron adentro, goteando húmedos y lodosos de los caminos pisoteados de caballos en los que habían estado jugando. Su atención pasó del rostro de sus madres a la bella, aunque modestamente vestida mujer en su interior......


PANTERA VIAJERA
Estaba afuera cuando el primer grupo de muchachos entró en la gran iglesia construida de tablones, con sus madres sentadas estoicamente en los bancos. La actitud jovial y tranquila de los muchachos rápidamente se volvió sombría mientras ellos clamaron adentro, goteando húmedos y lodosos de los caminos pisoteados de caballos en los que habían estado jugando. Su atención pasó del rostro de sus madres a la bella, aunque modestamente vestida mujer en su interior.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA]


Categoria: Adolescente      Autor: Martineasy





Charrett encontró que las madres siempre quieren lo mejor para sus hijos. En este pequeño municipio costero los jóvenes siempre terminaban en dos lugares: borrachos en los burdeles o viviendo una vida elevada a la iglesia católica. Entre esas dos opciones era fácil ver que las madres locales querrían para sus hijos, la mayoría de ellos ahora bastardos porque sus padres habían huido o habían muerto de alguna pestilencia dejándolas solas para afrontar las penurias. A finales del siglo XVIII la vida era implacable, y la vida era dura. Para sobrevivir en este tiempo las mujeres tenían que tomar decisiones difíciles. No era difícil para la carismática partera vender su solución a las mujeres locales del municipio, desesperadas y empobrecidas como estaban.

Estaba afuera cuando el primer grupo de muchachos entró en la gran iglesia construida de tablones, con sus madres sentadas estoicamente en los bancos. La actitud jovial y tranquila de los muchachos rápidamente se volvió sombría mientras ellos clamaron adentro, goteando húmedos y lodosos de los caminos pisoteados de caballos en los que habían estado jugando. Su atención pasó del rostro de sus madres a la bella, aunque modestamente vestida mujer en su interior, Era la iglesia donde el sacerdote normalmente llevaría a cabo sus sermones. Llevaba un largo cabello castaño y se cubría similar a una monja y sus ojos avellana eran amistosos, reluciendo en la iluminación naranja provista por las muchas linternas de aceite.

Charrett dijo en voz alta y acogedora: "Mi nombre es Charrett, soy comadrona y estoy aquí a instancias de sus madres y para asegurar sus mejores intereses para un futuro más brillante". Puede llamarme Sra. Chari "Ella hizo una pausa y sonrió dulcemente". ¿Y qué tal si decimos hola? "

Tímidamente, pero obedientemente, los doce muchachos respondieron al unísono: -Hola, señorita Chari.

-“Son un buen grupo de muchachos”. Dijo Charrett con una sonrisa aún más grande, abriendo los brazos en una actitud de invitación.

Muchachos están absolutamente empapados y lodosos, me temo que simplemente no pueden estar así en esta casa de culto. Quítense los zapatos y la ropa, cierren bien por la puerta, toda la ropa -dijo con dulzura, pero con convicción. Por un momento, los chicos húmedos y desaliñados se quitaron tímidamente sus zapatos, toda la situación les resultaba totalmente extraña, estaban avergonzados de estar desnudos frente a sus madres, y mucho más extraño en la iglesia que en cualquier otro lugar. Entonces. Charrett dijo con autoridad.

-“Por favor las madres de los chicos pónganse de pie y colectivamente ayuden a sus hijos a desnudarse”. Ordeno Charrett

Luego guiaron a cada muchacho al frente de la iglesia para que se pusiera en fila frente a los bancos ahora vacíos. Charrett miró a cada uno de los chicos de cabello húmedo, todos alrededor de la edad de 11 u 13 años, con los dedos pequeños y los dedos de los pies arrugados de jugar en la lluvia durante tanto tiempo. Cada uno de ellos tenía la misma postura ruborizada de estar tímidamente al lado de sus madres con las dos manos cubriendo sus delicados genitales pequeños expuestos.

-"A medida que los niños crecen, pasan por ciertos cambios cuando se convierten en jóvenes". Charrett habló en voz alta para ser escuchado por la fuerte lluvia que golpeaba contra el tejado de madera.

-"Como parte de su derecho de paso para convertirse en un buen hombre cada pequeño muchacho debe pasar por esta iniciación. ¿Todos quieren ser buenos hombres para sus madres no es así?" Pregunto ella.

Algunos de los muchachos asintieron lentamente con la cabeza, otros dijeron que sí, sus voces sonaron como un susurro, "¡Maravilloso!" Charrett dijo con entusiasmo y aplaudió: -¡Supe al ver a sus muchachos que crecerían bien, muy buenos muchachos!

La hermosa partera caminó por la hilera de niños y sus madres y entregó a cada una de las mujeres un trapo de cuero mojado.

-“Ahora, cada una de sus madres más queridas va a tomar esta tira de cuero y hacer algo con ella que puede parecer muy gracioso les aseguro que eso es completamente normal y parte del proceso Lo que quiero que hagan ahora es colocar sus manos detrás en sus espaldas y entrelazar los dedos juntos, vamos procedan ahora, no hay necesidad de ser tímido. Ustedes no tienen algo que sus madres no han visto ya, ni yo incontables veces para esta materia". Dijo Charrett.

Colectivamente cada uno del rubor en sus rostros se intensificó cuando los chicos hicieron lo que les dijeron, la expresión en sus rostros de madres todos tenían la misma mirada de enfoque resuelto que cada uno se arrodilló ante sus hijos y comenzó a asegurar firmemente sus tiras de cuero crudo alrededor del cuello del escroto de sus hijos, estrangulando sus testículos pre adolescentes con sus pequeñas ciruelas en el fondo de sus sacos. Charrett recorrió la hilera de chicos desnudos una vez más para inspeccionar individualmente cada una de las obras de sus madres una vez que estuvieran completadas, tirando suavemente de la bolsa amarrada de cada chico, notando que sus penes incircuncisos estaban encogidos por la humedad y el frío.

Charrett hizo un movimiento de su mano para indicar que había llegado el momento de comenzar al grupo de mujeres.

-"Muy buenos niños, estamos a mitad de camino, solo un asunto más pequeño y todos estarán vestidos para irse a jugar una vez más". Dijo Charret muy gentilmente

Cada madre tomó su lugar detrás de su hijo y tomó firmemente sus muñecas, manteniéndolos firmemente en su lugar mientras Charrett recogía su pequeño cuchillo afilado de su lugar en el sencillo altar de la iglesia.

-"Todos quieren crecer para ser grandes hombres fuertes ¿No es así, hijos? Charrett dijo mientras se arrodillaba frente al primer chico.

Un muchacho delgado de cabello oscuro, con mejillas sonrosadas y grandes ojos marrones.

-"Y como grandes hombres fuertes pueden manejar un poco de dolor... Te lo prometo, solo hará daño por un momento, pero necesito que todos ustedes muestren a sus madres lo fuertes y valientes que son. ¿Puede ser valiente para mí ahora?" Pregunto ella.

-Sí, señorita Chari -dijeron los chicos suavemente al unísono.

-"Maravilloso, sabía que lo serían". Dijo la partera de cabello castaño con una sonrisa pero sus ojos estaban intensamente enfocados y serios mientras tomaba los testículos del chico en su mano izquierda y los estiraba un poco.

Con la mano derecha tocó el fino cuello de su escroto por un momento con la navaja afilada antes cortarla con rapidez y corto por debajo de la tira de cuero crujiente, provocando un corto limpio al muchacho mientras sus pequeños testículos fueron cortados por ella

-“Muy bien, que buen muchacho tan bueno”. Susurró Charrett.
-¿Ves no fue tan malo?

La madre del muchacho castrado lo tomó rápidamente en sus brazos y lo llevó al frente de la iglesia para recoger su ropa mojada. Charrett ya estaba tomando su lugar delante del siguiente niño, despojándolo hábilmente sus testículos que dio un rápido jadeo sorprendido, dejando caer su escroto arruinado al suelo en un pequeño racimo pálido de carne desechada. Uno tras otro repitió el proceso, un tirón de sus huevos, un corte rápido del cuchillo, y otro joven castrado nacía.

Mientras terminaba de cortar al último de los muchachos, se puso de pie y limpió su cuchillo afilada mientras la madre del niño lo tomo y lo llevó a la entrada de la iglesia con los demás y comenzó a ayudarle a vestirse. Charrett sonrió para sí misma mientras retrocedía por la línea de testículos cortados, pisando cada uno de ellos, sintiendo los pequeños orbes romperse bajo sus suelas de madera.

Ella sabía que aquella noticia se extendería rápidamente por el municipio sobre el servicio que ella ofrecía, y mañana traerían a otro grupo de chicos para que ella corrigiera, asegurando que ellos permanecerían dóciles y sin sexo por el resto de sus vidas. Sus madres estarían contentas con el resultado al menos. O bien iban a trabajar en la santa iglesia o se quedarían en casa para ayudar a sus madres como obedientes eunucos; De cualquier manera era una victoria para todos.

Era una victoria especialmente para Charrett quien ya estaba deseando que el próximo grupo de chicos llegara para poder cortar sus escrotos algo que a ella tanto excitaba, ya sola se limpio los jugos que de su peludo sexo salían resbalando por sus piernas.



Historia Original Aquí.





Autor: Martineasy       Traductor: DarkSoul

DE NEVADA A WASHINGTON

¡Vegas, bebé! ¡Ciudad del pecado! ¡Gran entretenimiento denota ese nombre! En realidad era Laughlin, una pequeña ciudad en el extremo sur de Nevada, el hogar de varios hoteles más pequeños resort casino. Menos neón, y marquesinas aquí a su manera se realiza la feria del condado y el circuito indio de casinos......


DE NEVADA A WASHINGTON
¡Vegas, bebé! ¡Ciudad del pecado! ¡Gran entretenimiento denota ese nombre! En realidad era Laughlin, una pequeña ciudad en el extremo sur de Nevada, el hogar de varios hoteles más pequeños resort casino. Menos neón, y marquesinas aquí a su manera se realiza la feria del condado y el circuito indio de casinos.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA]


Categoria: Adolescente      Autor: Zipper





¡Vegas, bebé! ¡Ciudad del pecado! ¡Gran entretenimiento denota ese nombre! En realidad era Laughlin, una pequeña ciudad en el extremo sur de Nevada, el hogar de varios hoteles más pequeños resort casino. Menos neón, y marquesinas aquí a su manera se realiza la feria del condado y el circuito indio de casinos.

Acababa de terminar de registrarme en el motel cuando entraron en la oficina. Mamá, papá y Junior, y oí al hombre pedir una habitación doble. Barata, pensé. Tome dos habitaciones para que usted y la señora puedan divertirse un poco esta noche en vez de compartir una habitación con un niño. Lo que sea. De todos modos, junior tenía quizás catorce años, camiseta sin mangas, short, de cabello rubio de California, sin barba, con auriculares y actuando porque tenía que sacar su propia bolsa incluso con un yeso azul en el antebrazo izquierdo. Típico adolescente.

"Quédate ahí", dijo papá mientras él y mamá salían de la habitación contigua a la mía. "Estaremos de vuelta en una hora, luego saldremos a buscar algo para comer". Clark Griswold se fue a ganar una fortuna en el blackjack. Tal vez la cena sería carne, o tal vez una lata de Alpo, dependiendo de su suerte.

"Mamá, ¿puedo por lo menos usar la piscina?" El chico imploró.

-No, Jared. El médico te dijo que te quedaras fuera del agua hasta que te quitaran el yeso", dijo mamá con bastante ácido en su voz para dejar que el chico supiera que estaba al final de la cuerda.

"Jeez," respondió el chico, ya aburrido tieso a pesar de que eran solo un día fuera de casa. O tal vez se habían ido por una semana o dos y esta era su última noche en el camino. De cualquier manera esto probablemente será su último descanso de primavera juntos como una familia.

El motel fue construido alrededor de una piscina y cada habitación tenía un balcón privado de acceso por una puerta corredera de cristal al patio. Permanente dentro de mi habitación en el tercer piso que podía ver el lado lejano de la piscina en el borde del balcón. Una media docena de chicas, posiblemente de vacaciones de primavera de las universidades, estaban jugando en la piscina y en borde. Nada más caramelos para los ojos para un hombre de mi edad, pero aún interesante paisaje.         
Los miré por un minuto o dos, y luego pase a mirar hacia arriba a la habitación directamente enfrente de la mía. Estaban cerradas las cortinas, pero la puerta de cristal actuó como un espejo, y al instante reconocí al chico con el yeso en el brazo en la habitación de al lado. También miraba a las polluelas, que obviamente estaban fuera de su liga, si no de sus fantasías. De la piscina probablemente parecía que era todo lo que estaba haciendo, pero desde mi elevación estaba claro que su short estaba abajo y estaba trabajando con algo de problemas con su mano.

Lo siguió mientras lo observaba, acariciando sus testículos y frotando su pene, luego retomando el ritmo hasta que su puño estaba volando. Retrocedió cuando una mancha blanca apareció de repente en la puerta de cristal y goteó lentamente hacia abajo. Un minuto después reapareció con pañuelos de papel o papel higiénico y limpió el desorden.

Me quedé despierto mucho tiempo esa noche, pensando en el chico en la cama a media docena de metros  de distancia. No tenía nada especial en cuanto al equipamiento; Él era apenas un adolescente típico joven. Pero él era capaz de violar y obviamente había contemplado con malicia al menos a una de las jóvenes inocentes de la piscina.

Hace dos horas la mayor preocupación de Jared Nelson era que el yeso de su brazo arruinara su bicicleta. Ahora no le importaba ni una mierda el brazo ni la moto ni el fútbol de primer año del próximo otoño o cualquier otra cosa tan trivial. Estaba literalmente atado; Se extendía a lo largo de una columna de apoyo en el sótano del motel, con las manos sobre la cabeza y los pies extendidos alrededor de la columna.

-“Violaste a mi hija”. Le dijo al chico.

Afirmó que fue sexo consensual con ella, pero tenía que haber sido violación. Ella era una estudiante de último año en la universidad con su elección de ricos y hermosos chicos de su propia edad, y no había manera como el infierno que ella escogiera tener sexo con ese niño por su propia voluntad. Apenas de 1.50 metros de altura y era un chico tímido de 50 kilos. Sus brazos estirados revelaban solo una bruma de vello en sus axilas, y su vello púbico era todavía suave y escaso. Él tenía un pene y un conjunto de huevos, aunque, al menos temporalmente, y era obviamente capaz de una erección y eyaculación.

"¡Por favor!" ¡Ella, uh los dos queríamos! ¡Preguntale!"

"Ya lo hice. Ella no recuerda nada. ¿Qué fue? ¿Rophynol? ¿Ketamina? Seguro que no era tu apariencia de macho ni tu magnífico pene que la sedujo. "Cansado de escuchar las excusas del chico, extendí la mano y agarré sus huevos y le dio un fuerte apretón.

"¡Jesús!" Él gritó. "¡Detente! ¡Por favor! "No me detuve; Aumenté mi agarre y mi muñeca dio media vuelta, y luego un repentino y brutal tirón. Él gritó y se desmayó, y yo estaba sosteniendo su escroto separado en una mano y mi duro pene en la otra.

Busqué la toalla de mano en la cama a mi lado, limpié el desorden y tiré la toalla en dirección al cuarto de baño. Tiempo para dormir.

************

San Francisco estaba sufriendo una ola de calor dos días más tarde cuando llegue a la ciudad. No me importaba Chinatown o los teleféricos o Fisherman's Wharf como había estado allí y hecho eso. Siempre quise caminar por el Golden Gate  y disfrutar del parque, y como el clima era inusualmente cálido, eso es lo que hice. Estaba todavía en el parque y casi de vuelta a mi coche cuando me encontré con una joven pareja gay haciéndolo en un banco del parque. ¡Asqueroso! Ese tipo de mierda debería ser prohibida en lugares públicos, y aunque tenían toda su ropa puesta todavía sentía ganas de lavar mis ojos con lejía luego de ver eso.

Más tarde esa noche vuelvo a ver a la pareja. Ambos de diecisiete años, uno es alto y tiene el cabello rubio arenoso de un escandinavo. El otro es ligeramente más corto y mucho más oscuro de tez. A pesar de que tienen la musculatura y los genitales de tamaño completo de adultos son magros y algo pequeños. Ambos están muy afeitados, por todas partes, a excepción de pequeñas coronas púbicas. Están desnudos, por supuesto, y acariciando el cuerpo del otro. El tipo rubio por fin cae de espaldas sobre la hierba caliente y extiende las piernas. Su compañero baja la cabeza y lentamente comenzó a lamer sus huevos antes de comenzar en su pene. Una vez erecto tomo su pene en su boca y después de lo que parece un tiempo extraordinariamente largo levanto la cabeza y abre su boca para mostrar la ostra blanca que formo su semen antes de tragarla.

El rubio entonces rueda y se levanta hasta las rodillas, con sus nalgas al aire y los codos en el suelo, permitiendo a su pareja acceso libre y sin restricciones a su agujero. Su compañero, ahora con una completa erección, frota algo de lubricante en su eje y lo monta lentamente. Totalmente comprometido, el rubio cae sobre su vientre para permitir que su compañero lo monte en su totalidad.

Había tenido suficiente de la debacle, así que silenciosamente camino hasta quedar detrás de ellos entonces me acerco sin hacer ruido sobre la hierba. Quité de un abrigo plástico largo in lazo de cable de mi bolsillo y lo envolví en un lazo. Ambos estaban gruñendo en ese momento, muy cerca del clímax, sus huevos casi tocándose cuando el tipo superior se hundió. Esperé, midiendo los empujes, y cuando sus bolsos escrotales se tocaron deslice el lazo alrededor de ambos y la cerré, atrapando las cuatro testículos juntos. Un corte rápido con mi cuchillo por debajo del lazo y se terminó, su propensión para el sexo público para siempre se había ido.

***********

Estaba a un cuarto del camino a través del continente y había conducido en algunos caminos sin pavimentar fangosos en las Redwoods y encima de la Costa de Oregon lluviosa, y para el tiempo que llegué el clima más seco Al este de las Cascadas mi coche era un sucio lío.

'Lavado de coches', anunciaba el letrero que sostenía el niño en la calle. 'North Valley Wrestling'. Los lavados de autos son comunes en la primavera y el verano, pero estos niños eran únicos en que en lugar de pantalones cortos y camisetas, todos llevaban puestas ropas inusuales, las pieles apretadas en Lycras tan delgadas y apretadas como para mostrar la caída de cada testículo y cortar la circuncisión. La veintena de niños estaban organizados en equipos de cuatro, con cada grupo con su propia manguera y cubo, con un par de entrenadores parecía un zoológico y recaudando donaciones.

Cuatro niños se juntaron e hicieron mi auto; Uno negro, un asiático diminuto, un peso pesado con una sombra de cinco y un niño de unos cinco pies y quizás ciento cincuenta libras. Aunque étnicamente diversos, todos compartían los cuerpos libres desprovistos de grasa; Jóvenes en la flor de su vida y fue un placer verlos trabajar. Hicieron mi coche rápidamente pero no muy bien; Como la mayoría de los chicos, estaban más interesados ​​en agarrar a alguien y encajar en las colillas de los demás con trapos húmedos que hacer un buen trabajo, pero pensé que todavía valía la pena una donación de cinco dólares.

"Oye, Hose". El chico grande dijo. "Te falto esta rueda". El chico blanco más pequeño, no el negro con la manguera de jardín, tomó un trapo y fregó un tapón de la llanta. Una mirada más cercana no reveló ninguna base para un apodo. Su raíz era solo un trozo en la parte delantera de su single y no parecía nada especial.

-Lo tengo -dijo, y cuando se agachó para limpiar la tapa, no pude menos que notar el peso de sus tensos huevos sobre el fino tejido.

Bajé por la calle y entré a un motel, y aquella noche caminé un cuarto de milla hasta una taberna. A mitad de camino un hombre y una mujer estaban teniendo una discusión en el patio delantero de una casa pequeña. Realmente no era una escena pública, pero todavía había mucha tensión. El tipo bruscamente la rompió, se metió en su coche y se dirigió hacia la taberna a solo unos cientos de metros de distancia. Él estaba vociferando con sus amigos acerca de la terrible perra cuando entré, y todavía estaba llevando a cabo dos horas más tarde cuando me fui. Pasando la zona de batalla miré justo a tiempo para ver a Hose, el chico del lavado de autos, saliendo por la puerta. La mujer parecía demasiado joven para ser la mamá del niño. ¿Una tía, tal vez? ¿O tal vez una hermana mayor? O tal vez algo completamente diferente estaba pasando.

"Esa fue mi esposa que te jodiste, muchacho. De mi propiedad. Comprado y pagado por mí", le digo al niño atado a la cama. El extremo del caucho se hundía en su delgado y delgado pene, con la prueba de la cópula, y su vello púbico estaba enmarañado y sus muslos brillaban con la despreocupación de la lujuria de mi esposa. Sus huevos colgaban y se deslizaban sobre la sábana entre sus piernas abiertas.

"¡Larry!" Mi esposa grita desde el cuarto de baño sin ventanas en el que la he encerrado. -¡No le hagas daño al chico!

Cállate, perra. Estoy hablando con el chico ahora. Trataré contigo después.

-¿Te gustan esas tetas bonitas, chico? ¿Qué tal esa linda nariz? Esos muslos lisos son otra cosa, ¿no?

Todos ellos me costaron una pequeña fortuna en cirugía y liposucción, y pensabas que llegarías a disfrutarlos por nada. Bueno, adivina de nuevo. "Sus ojos se abrieron de par en par mientras agarraba sus enormes huevos y les daba un apretón. "¡Por favor! ¡No lo hagas!

-¡Larry! ¡Vas a ir a la cárcel si lastimas al muchacho! "Mi mujer grita a través de la puerta.

"Un hombre tiene el derecho de defender lo que es suyo", digo aquí. -Y te juro que fue una violación cuando terminé contigo.

Le ato un lazo de cuerda que llevo en mi bolsillo y lo aprieto alrededor de los huevos del muchacho, luego alcancé mi cuchillo.

-"¡Jesús!", Imploró el adolescente.
-¡No! ¡Por favor!" Suplico.

Ignoro su mendicidad, y empujo su pene a un lado y sumerjo la punta del cuchillo a través del cuello de su escroto cautivo y rasgo hacia abajo, cortando su bolso. Haciendo caso omiso de sus gritos y suplicas, tranquilamente aíslo y cortar cada testículo, dejando su escroto partido vacío. No más ordeña por su pene para ese chico.

Repentinamente cortados, desenvuelvo el cordón alrededor de mis huevos y rodo a mi lado listo para el sueño. La decencia común me obligaba a limpiar el desorden en mi vientre, pero lo dejé caer sobre la sábana. Un motel como este sin duda ha visto más grandes líos que el mío en las sábanas.

************

De nuevo en casa, o casi. Estaba a medio camino cruzando el puente me estaba esperando una cerveza fría y la oportunidad de ir a través de mi correo recogido cuando casi estrello el coche delante de mí cuando hago una parada abrupta. El otro carril no era mejor y en cuestión de segundos el tráfico del puente estaba atorado por un accidente por delante. No podía dar la vuelta o volver, así que bajé la ventana y me senté a esperar hasta que el lío se arreglara.

-Lo juro, Gerald. La mujer del coche que estaba a mi lado estaba sacudiendo a su hijo adolescente. No vas a salir hasta que termines el informe del libro.

-"¡Mamá!" Respondió el chico. Todavía tengo dos días.
-¡Has pasado toda la semana y aún no has empezado el libro!
-"¡No es justo!" El muchacho se quejó.
-"Saca tu trasero del auto", le dije a su hijo.

"¡Estás a punto de aprender a hacer lo que te dicen!" Fue todo lo que pude hacer para no atarle al niño. -¡Ahora pasa al puente!

"¿Mamá?" ¡Hay gente que nos mira! "Dijo, consciente de que finalmente me había empujado demasiado lejos.

-Una lección para ellos también -respondió, y le ordené que tomara el puente con ambas manos. Él accedió a regañadientes y yo alcancé su cintura y aflojé su pantalón, luego tiré de su ropa interior alrededor de sus tobillos, luego quité el pedazo de cuerda y el cuchillo de mi bolso.

El coche detrás de mí sonó su claxon, y me di cuenta de que había estado soñando despierto y el tráfico había comenzado a moverse de nuevo. Bueno, siempre hay uno más tarde.



Historia Original Aquí.





Autor: Zipper       Traductor: DarkSoul

ZIGOR EN LA PRISIÓN

El auto con los funcionarios de juzgado se abrió paso por la gran puerta de metal que daba paso al gran complete penitenciario para menores infractores de Torbuk, dentro con rostro serio viajaba Zigor de 16 años recién cumplidos hacia tres días, fue detenido por matar al violador de una amiga, el juez de aquel país comunista en plena guerra fría fue muy duro lo sentencio a 15 años de prisión pero al ser menor solo debería estar en reclusión hasta los 20 en una cárcel para menores por lo menos eso pensaba Zigor al ser bajado del auto oficial......


ZIGOR EN LA PRISIÓN
El auto con los funcionarios de juzgado se abrió paso por la gran puerta de metal que daba paso al gran complete penitenciario para menores infractores de Torbuk, dentro con rostro serio viajaba Zigor de 16 años recién cumplidos hacia tres días, fue detenido por matar al violador de una amiga, el juez de aquel país comunista en plena guerra fría fue muy duro lo sentencio a 15 años de prisión pero al ser menor solo debería estar en reclusión hasta los 20 en una cárcel para menores por lo menos eso pensaba Zigor al ser bajado del auto oficial.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [CIRCUNCISIÓN] [PRISIÓN] [MEDICO]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





El auto con los funcionarios de juzgado se abrió paso por la gran puerta de metal que daba paso al gran complete penitenciario para menores infractores de Torbuk, dentro con rostro serio viajaba Zigor de 16 años recién cumplidos hacia tres días, fue detenido por matar al violador de una amiga, el juez de aquel país comunista en plena guerra fría fue muy duro lo sentencio a 15 años de prisión pero al ser menor solo debería estar en reclusión hasta los 20 en una cárcel para menores por lo menos eso pensaba Zigor al ser bajado del auto oficial.

El atractivo adolescente de buen cuerpo era casi un huérfanos su madre murió siendo aun muy niño su padre era un alcohólico que lo único que le importaba era beber y conseguir dinero para seguir bebiendo, por lo que Zigor prácticamente se crio en la calle, como todo adolescente sin estudios pensaba que todo se resolvió con violencia en las calles la ley que imperaba era la del más fuerte, pero aquella vez no pudo escapar de la justicia, por lo que termino ahí, siendo conducido por un largo pasillo hacia la aduana de la prisión.

Ya en la aduana la directora de la prisión una mujer de unos 45 años bastante conservado y vestida con un traje sastre entallado donde sus frondosos senos resaltaban al frente a la altura de su pecho, donde sus dos pezones eran visiblemente notorios, ahí a Zigor le fue ordenado que se desvistiera pero que conservara su ropa interior, Zigor sin hacer ninguna expresión en su rostro comenzó a quitarse sus viejas ropas desgastadas no paso mucho tiempo antes de que el adolescente quedo solo con su trusa (slip) liso de color negro de pierna alta.

Zigor portando su desgastada ropa interior donde su genitales quedaban bien marcados fue revisado por un hombre en bata blanco usando un estetoscopio como otros aparatos le hizo un chequeo bastante completo de su condición física, luego cuando termino su revisión fue llevado a una bascula en donde fue pesado, luego la directora se plato frente a Zigor y se inclino para bajarle de un fuerte tirón su ropa interior que sorprendió al adolescente al quedar completamente desnudo ante la madura mujer como el resto de los presentes en la habitación, ya sin su trusa la directora de la prisión se incorporo para levantar su pene sin circuncidar con uno de sus dedos.

Zigor trato de permanecer imperturbable pero su pene no parecía compartir su actitud que comenzó a crecer sobre la mano de la mujer que lo sostenía en ese momento, su glande pronto emergió entre la piel de su prepucio revelando un glande rosado, no paso mucho tiempo para que su pene quedase completamente erecto, la directora le dijo a Zigor inclinándose a un costado de su oído izquierdo.

-“Tienes un lindo pene muchacho”. Dijo la directora.
-“Pero debo decirte que en este centro no está permitidos los hombres sin circuncidar”. Añadió al final ella.

Eso por supuesto hizo alterar al adolescente su pene tuvo un espasmo involuntario que lo levanto uno milímetros de la mano ella que hizo sonreír de manera maliciosa a la directora, quien entonces cerro su mano sobre el pene en erección para comenzar a masturbarlo, bajando y subiendo su prepucio por su glande, lo que por supuesto hizo excitar de inmediato al adolescente notoriamente mientras lo masturbaba la directora le decía una a una las reglas de la prisión, para cuando dejo de enumerar las reglas ya el ojo del glande de Zigor estaba goteando abundante liquido pre seminal.

La directora apenas termino de decir las reglas soltó el pene del adolescente que estaba por llegar a su clímax dejando su pene palpitando para darse la vuelta y ordenar al hombre de bata blanca.

-“Realice su circuncisión de inmediato”. Dijo la directora.

Apenas ella salió de la habitación el hombre de bata blanca hizo una seña a dos de los guardias que de inmediato sujetaron a Zigor para llevarlo a una silla en donde fue asegurado con grilletes de metal sus piernas quedaron bien abiertas en alto lo que dejo a sus testículos como pene aun en erección completamente expuestos, aquello por supuesto puso a defensiva al adolescente ya que no sabía que pasaba pero algo era seguro no era nada bueno para él.

Zigor no sabía que era una circuncisión, de haberlo sabido hubiese luchado aun más, el hombre de bata blanca se coloco entre sus abiertas piernas y le inyecto su pene con una larga aguja que hizo gritar al adolescente de dolor pero solo por un instante ya que poco a poco toda sensación en su pene desapareció, cuando el médico se cercioro que su pene estaba insensible, tomo una bisturí con el que realizo dos cortes.  

-“¡NOOOOOOOOOO!” Grito Zigor al ver aquello con horror.

Pero el médico no hizo caso de los gritos del adolescente, hizo un corte en su prepucio por arriba de su glande y otro por debajo incluso cortando el frenillo, su sensible prepucio quedo colgando a ambos lados de su glande sangrando, luego el médico ton una tijera corto cada aleta de piel circuncidándolo de ese modo para siempre, luego coloco algunos puntos, algo de desinfectante y le inyecto algunos antibióticos como analgésicos al adolescente que lloraba en ese momento su pérdida para luego vendarle su pene.

A Zigor luego de ese se le dio ropa nueva incluida ropa interior se le ordeno vestir y fue llevado a una celda con otro chico más o menos de mis edad, aquella noche su compañero de celda de nombre Kelmer le aconsejo que lo que le había pasado no era nada que todos al entrar sufrían algo así, si aun no estaban circuncidados pero que había cosas aun peores, que obedeciera a las reglas y si la directora quería algo especial que la complaciera en todo si no quería terminar en el bloque “E” que era para los eunucos.

-“¿Eunucos?”
-“¿Qué es un eunuco?” pregunto algo extrañado Zigor.

Kelmer se le quedo mirando con algo de incredulidad pero luego comprendió que su compañero de celda en verdad no conocía ese terminó por lo que le dijo.

-¿Si sabes lo que es castrar verdad?” Pregunto Kelmer.
-“Ummmm creo que sí”. Respondió Zigor.
-“¿Según tu que es castrar?” Le pregunto algo incrédulo Kelmer.
-“Es cuando a los animales se les quita sus huevos”. Respondió Zigor.
-“Correcto ahora cuando a un hombre se le quitan los testículos  o pene se le llama eunuco”. Afirmo Kelmer.

Zigor se quedo en silencio al escuchar aquellas palabras, en aquel lugar podían quitarle sus testículos por romper las reglas, en eso recordó la regla seis “no masturbación”, aquello era terrible Zigor adoraba correrse mientras se auto estimulaba le pregunto a Kelmer.

-“¿Entonces no puedo masturbarme?” Pregunto Zigor.
-“¡No! A menos que quieras terminar como un eunuco”. Respondió Kelmer.

Pero luego añadió, no te preocupes que por lo menos por las próximas tres semanas estas a salvo con ese vendaje y el dolor que sentirías al querer masturbarte, te mantendrá a lejos del radar de la directora y de tus instintos, pero luego deberás tener mucho auto control por lo pronto vamos a dormir.

Kelmer tuvo razón por las próximas semanas no tuvo ganas de masturbarse no con el dolor que sentía provenir de la parte alta de su pene, pero cuando el médico retiro los puntos como el vendaje las cosas cambiaron ya que sus testículos estaba muy cargados de esperma deseando salir a como diera lugar, Zigor logro aguantar sus ganas de masturbarse por tres largos días en los que casi a toda hora presentaba una total erección que era difícil de ocultar, al cuarto día ya no pudo contenerse, por lo que busto un lugar solitario.

Para ese momento Zigor ya conocía lo suficiente de la prisión como para saber en dónde podría estar un buen rato solo, por lo que fue hasta atrás de la lavandería ahí se saco su pene y huevos por fuera de su pantalón sin bajárselo, se acostó en el piso, su pene estaba en erección incluso antes que su mano se cerrara sobre él, Zigor sentía raro masturbarse sin contar ya con su prepucio estaba tan acostumbrado a la sensación de su piel bajando y subiendo por su glande más sin embargo no tardo mucho en sentir como su pene comenzó a palpitar.

Zigor conocía muy bien esa sensación, apenas le bastaron unas cuantas pasadas de su mano para que su pene expulsara con mucha fuerza chorro tras chorro de su espeso semen sobre su marcadito abdomen se tuvo que morder su labio inferior para que el inmenso placer que todo su cuerpo experimento en ese momento no le hiciera gemir con fuerza de gozo, quedo jadeante con semen resbalando por su pene y mano que aun sujetaba su palpitante pene luego de ese tremenda corrida la mayor de toda su vida, después de todo era el periodo más largo sin correrse desde que comenzó a masturbarse a los 14 años.   

Desde ese día cada dos días iba al mismo lugar para auto complacerse, siempre detrás de los carritos de lavandería hasta correrse, poco a poco comenzó a tomar más confianza y ya no solo se sacaba sus genitales de su pantalón sino que llego a bajárselo junto con su ropa interior para dejar su pelvis lampiña, pues pese a su edad aun no tenia vello en su escroto y púbico era escaso pero dado el color rubio apenas era visible aunque si se sentía al tacto.

Pero una tarde mientras se masturbaba de lo más a gusto Zigor fue descubierto por uno de los guardias que de inmediato se lo llevo a la dirección así como estaba lo hizo caminar por los pasillos a la vista de todos con sus genitales expuestos, con su ereccion oscilando hacia todas las direcciones una vez frente a la directora que se le quedo mirando su pene, el guardia describió la falta de Zigor con un gesto de una mano la directora despidió al guardia que antes de irse le dijo al adolescente en el oído.

-“Espero que gozaras masturbándote”. Dijo el guardia.

Luego se marcho, dejando al adolescente solo con la madura directora, quien se puso de pie, para ir al lado del adolescente, la directora era una mujer rubia, hija de Alemania oriental, tenía títulos y posgrados como para llenar una pared, sus ojos eran de un azul intenso, nariz respingada y barbilla redondita, era alta y su andar elegante, su voz suave contrastaban con la dureza de su mirada así como la frialdad de su carácter, además todos en la prisión le tenían miedo por una razón que pronto Zigor estaba por averiguar.

-“Bueno Zigor creo que tendrás que recibir un buen castigo”. Dijo la directora.

Por alguna razón las palabras de aquella mujer en mucho tiempo, hizo que Zigor, sintiera que sus mejillas se coloreaban y su blanca piel no impedía que se notara, llevaba el cabello suelto y su fragancia parecía formar una aureola a su alrededor entonces el adolescente observo incrédulo como ella dejo caer su ropa, pronto sintió como ella lo besos sus bocas sedientas se bebían una a la otra, ella hizo que la boca del adolescente la recorriera palmo a palmo, como si quisiera fotografiar con su lengua el mapa entero de su piel erizada y tibia, los ojos de Zigor se deleitaron con la visión de esos pliegues rosaditos, mojados por el deseo, mordió sus pezones con suavidad, dejé que mis senos.

-“Dios… esto no puede estar sucediendo”. Zigor, pero ella le cerró la boca con la suya.

Un hilo dental violeta semitransparente cubría la vagina totalmente depilada de la directora, que pronto dejo su cuerpo, Zigor fijo su atención en sus senos redondos y frondosos ella comenzó mordisquear los labios del adolescente, sus lengua seguían entrelazándose y la boca del adolescente solo se apartaba de la de ella para lamber o succionar sus rosaditos pezones, de pronto ella inclinó la cabeza y tras estampar un suave beso en la punta de pene del adolescente, comenzó a recorrerlo a lo largo con su juguetona lengua, rodearlo con sus labios introduciéndolo lentamente en su boca, y aquello fue el paraíso para Zigor, quien prácticamente inerme, le acariciaba el cabello como la espalda viéndole sus nalgas mientras ella seguía con su labor, de succión, sobre su pene.

Aquello no podía durar mucho, parecía que Zigor iba a estallar y con un espasmo de placer que recorrió todo su cuerpo eyaculo una gran cantidad de semen en el interior de la boca de la directora que ella se bebió por completo, de pronto ella dejo su pene para hacer que la penetrara profundamente el momento fue indescriptible para él adolescente, quien comenzó a  bombearla con fuerza y rítmicamente, ella movía la cintura realizando un preciso movimiento circular que le ayudaba a mantener sujetando y dirigiendo su cintura.

El pequeño ronroneo que emitía al principio, poco a poco fueron aumentando de volumen para convertirse en sonoros gemidos y en el momento del clímax en un autentico aullido de placer por parte de ella mientras Zigor seguía frenético su labor hasta que de nuevo se corrió esta vez dentro de su vagina dando un gran gruñido de placer.

La directora se puso de pie y se coloco su pequeña tanga que no tardo en mojarse por el semen que comenzó a brotar de su vagina, tomo su intercomunicador y ordeno que vinieran los guardias, apenas termino de vestirse cuando los guardias entraron en su despacho, la directora le lanzo una mirada fría a Zigor de cuyo pene aun goteaba algo de semen y les dijo a los guardias.

-“Lleven a este sacrificio con el doctor debe ser castrado”. Dijo la directora.
-“¡No por favor!, no prometo no volver a romper las reglas ¡pero no me corte los huevos!” Suplico Zigor.

-“Llévenselo”. Ordeno la directora.
-“¡NOOOOO POR FAVOR NOOOOO!” Zigor fue sacado gritando sus suplicas de su despacho.

Con el adolescente luchando con todas sus fuertes con su pene duro como nunca antes fue llevado hasta la enfermería donde fue colocado de nuevo en aquella silla con las piernas separadas, el médico se nuevo se sentó entre sus piernas, con el adolescente luchando y suplicando el médico le dijo a Zigor.

-“Calma, calma muchacho, sino quieres que también te corte el pene”. Dijo el médico.

Mientras que tomo su pene y acerco un afilado bisturí a la base del endurecido pene, lo que hizo que Zigor se quedase inmóvil por temor a que le cortara su pene, el médico pronto inyecto sus testículos con un potente anestésico, que pronto dejo el escroto y testículos del adolescente sin sensación alguna, por lo que el médico le dijo al chico que observaba todo aterrorizado, que no dejaba de observar todo lo que el médico hacia.

-“Espero disfrutaras chico porque desde hoy ya no serás más un hombre” Dijo maliciosamente el médico.

El médico no le dio tiempo alguno para que Zigor rogara o dijera algo antes de abrirle por completo su blanco escroto, el médico usando su experiencia para esos menesteres tardo apenas unos pocos segundos en tener a ambos testículos del adolescente por fuera de su escroto ante la mirada atónita y aterrada de Zigor que ni siquiera puedo hablar al ver sus dos orbes por fuera de su escroto, el médico sin sacar cada uno de sus testículos de las membranas que los rodeaban cauterizo los conductos que los unían al cuerpo del adolescente con bastante rapidez.

Luego usando una tijera quirúrgica corto uno a uno los testículos del adolescente que con horror vio como el médico lo despojo de la fuente de su virilidad para siempre, cuando el último de sus testículos cayó sobre la charola honda curvada de acero Zigor grito no de dolor sino más bien de terror.

-“NOOOOOOOO”. Grito Zigor

Luego todo su cuerpo lucho contra sus retenciones hasta que se calmo, cuando eso sucedió, el médico suturo su escroto y vendo la zona, luego coloco sus testículos ya desprovistos de la membrana que los cubría en un frasco con el nombre completo del adolescente la fecha y la edad de él en ese momento.

Los dos orbes quedaron flotando en liquido conservante y lo vio colocarlo con otros decenas de frascos en un estante, luego le dijo a los guardias que solo vieron aquello con una mueca de malicia en sus rostros.

-“Lleven al nuevo eunuco al pabellón E”. Dijo el médico.

Zigor fue sacado de la enfermería sin fuerza alguna en calidad de bulto desnudo, por lo que todos por donde pasaron con observaron que había sido castrado, para cuando fue liberado a los 20 años Zigor ya no era ni la sombra de lo que una vez fue, gordo y con un pene encogido hasta quedar incluso más pequeño que el pene de un niño recién nacido, sin testículos con una aleta de piel vacía debajo de su pequeño miembro, que ya no reaccionaba aun ante el mejor estimulo, estaba muerto e incluso para orinar de pie le era complicado, dado el tamaño por lo que tuvo que comenzar a orinar sentado.

Tres años después de su liberación se suicido en la nota que dejo solo decía.

-“No puedo vivir siendo un eunuco por el resto de mis días ¡lo siento!”  


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

YAHIR Y LA DOCTORA

Con 17 años los padres de Yahir estaban asustados, luego que una mañana la madre de Yahir al irlo a despertar para que bajara a desayunar lo entro sobre su cama con su trusa (slip) manchada en sangre en la parte delantera aquello no era para nada normal esa misma tarde sus padres alarmados por aquel suceso lo llevaron al médico que ordeno de inmediato una serie de estudios médicos, los resultados proporcionados no fueron nada alentadores ya que indicaron que Yahir tenía un cáncer testicular......


YAHIR Y LA DOCTORA
Con 17 años los padres de Yahir estaban asustados, luego que una mañana la madre de Yahir al irlo a despertar para que bajara a desayunar lo entro sobre su cama con su trusa (slip) manchada en sangre en la parte delantera aquello no era para nada normal esa misma tarde sus padres alarmados por aquel suceso lo llevaron al médico que ordeno de inmediato una serie de estudios médicos, los resultados proporcionados no fueron nada alentadores ya que indicaron que Yahir tenía un cáncer testicular.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [MÉDICO]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Con 17 años los padres de Yahir estaban asustados, luego que una mañana la madre de Yahir al irlo a despertar para que bajara a desayunar lo entro sobre su cama con su trusa (slip) manchada en sangre en la parte delantera aquello no era  para nada normal  esa misma tarde sus padres alarmados por aquel suceso lo llevaron al médico que ordeno de inmediato una serie de estudios médicos, los resultados proporcionados no fueron nada alentadores ya que indicaron que Yahir tenía un cáncer testicular en ambos testículos, para un adolescente atractivo y de buen cuerpo aquello fue devastador.

Las opciones para Yahir eran pocas, se podrían tomar mediadas para evitar una extirpación de sus testículos, el médico aconsejo a los padres y al mismo Yahir recurrir al hospital para el cáncer donde podrían darle mejores opciones por lo que los tres acudieron a dicho hospital de inmediato con el resultado de los exámenes, en donde fueron atendidos de inmediatos dado el diagnostico con el que Yahir llego ahí dicho diagnostico fue reconfirmado pero peor aun se determino que el cáncer era más agresivo de lo que en un principio se pensó en un principio.

Una de las doctoras especializada en urología les dijo a los padres de Yahir que pese a todo la mejor opción para su hijo era la extirpación de sus testículos y que debía ser lo más rápido antes que el cáncer alcanzara su próstata o pero aun su pene de suceder eso también debería ser amputado su miembro masculino, por lo que considerando las opciones médicas aceptaron que Yahir fuese castrado para salvarle la vida pero la Dra. les aseguro que ella se lo diría además que le daría algo que recordara toda su vida su padre entendió y convenció a su madre para que lo acompañar.

Yahir fue llevado a una habitación donde una mujer rubia la Dra Ruiz lo estaba esperándolo, ella le dijo que se desvistiera Yahir algo apenas pero pensando que era una revisión más se despojo de su ropa pero se quedo con su bóxer que era de los tipo ajustados, ella se coloco unos guantes de látex, la doctora Ruiz comenzó por tocar el marcadito abdomen del adolescente pero luego usar estetoscopio para escuchar su respiración le hizo dar la vuelta y comenzó a pasar su estetoscopio por su fuerte como ancha espalda.

La Dra. Ruiz luego de alguna oscultaciones le indico que necesitaba que Yahir se despojara de su ropa interior aquello fue algo que él no se esperaba, la doctora viendo que aquello le produjo cierto reparo al adolescente le dijo.

-“Que no te de pena que veo a muchos chicos de tu edad desnudos todos los días”. Dijo la Dra Ruiz.              
Aquello medio tranquilizo a Yahir pero eso no hizo que la vergüenza que sentía en ese momento bajara pero se dio cuenta que no iba a poder evitar que aquella mujer rubia lo viera desnudo por lo que con decidió quitarse la única prenda que cubría su cuerpo.

La Dra Ruiz le hizo sentarse en una silla ya desnudo para ella colocarse de su lado izquierdo, sin que se lo esperara Yahir observo como la mano derecha de la doctora tomo su pene flácido que descansaba sobre sus testículos inusualmente grandes por el cáncer que padecía, mientras la mano de la doctora comenzó a masturbarlo mientras lo hacia ella le pregunto a Yahir.

-“¿Dime Yahir eres virgen?” Pregunto la doctora.

El rostro de Yahir quedo rojo de inmediato, ella notando la vergüenza del adolescente le pregunto de nuevo.

-“¿Vamos Yahir dime la verdad es algo que debo saber?” Pregunto la Doctora.

Yahir dudo por unos segundos pero al final respondió.

-“Si soy virgen ¿porque?”. Pregunto Yahir.

La Dra Ruiz sin decir nada solo mirando el pene ya en erección total de Yahir, del que no tardo de salir liquido pre seminal transparente de la punta al cabo de unos segundos la doctora le dijo con la voz más serena y calma que pudo.

-“Yahir siento mucho informarte que debo extirparte los testículos”. Dijo la Doctora.
-“¿Cómo?” Dijo Yahir visiblemente consternado.
-“Yahir es necesario tus testículos ya no pueden ser salvados de no hacerlo morirás, tus padres ya han dado la autorización”. Dijo la doctora.

Yahir quedo como en shock como si no pudiera asimilar lo que acaba de escuchar que su propio padre estuviera de acuerdo en que lo castraran, la doctora continuo.

-“Yahir pero antes te voy a dar un regalo que estoy seguro sabrás mantener en secreto”.
-“¡Si Prometes guardar el secreto! Estoy dispuesta a que pierdas tu virginidad”.
-“¿Qué dices aceptas?” Pregunto por fin la Dra. Ruiz.

Yahir luego de pensarlo por unos segundos le respondió.

-“Lo juro nunca diré nada”. Respondió Yahir.

La doctora hizo que se pusiera de pie como ella misma lo hizo, en silencio lo abrazo, con sus brazos alrededor de su cuello, ella hizo que Yahir colocara los suyos alrededor de su cintura. Poniéndose un poco en puntillas para alcanzar los labios del adolescente que era bastante alto lo beso en los labios con timidez, de la manera más inesperada, en el momento menos imaginado, Yahir excitado y nada tondo respondió con provocando algo de sorpresa en la doctora.

Ambos se besaban con sus labios con ternura, Yahir animado por ella no tardo en introducir sus manos bajo su bata, para sentir su piel cálida y temblorosa, el comenzó a bajar por su cuello y la veía sonreír con picardía, dejando que sus dos hoyuelos brillaran en sus mejillas, sus labios dulces y carnosos lo reclamaban, por lo que no tardo en volver a ellos, lo que aprovecho ella para desnudar su cuerpo con desespero dejándose llevar por la excitante situación.

La doctora por si misma se lo llevo a una pequeña camilla, lo recostó con suavidad usando una mano, para con la otra tomar una de las manos de Yahir y llevárselo a su vagina, para que palpara su humedad, desnuda  como estaba la doctora se subió sobre el adolescente, para comenzar a restregar su  cuerpo al suyo rozando sus medianos pechos y los suyos, sus pezones rozados adornando la parte central de sus senos provocaron que al mismo tiempo que ambos pechos se tocados ella diera dos  gemidos, aquel frotamiento se sincronizo perfectamente con las caricias que Yahir le daba a su vagina.

De pronto la Doctora se giró ofreciéndole al adolescente una deliciosa perspectiva, ella se soltó el cabello Yahir le lambio su raja entre su piernas mientras ella hacía lo mismo con su endurecido pene la pegue luego de 15 o 20 minutos en los que Yahir estuvo en la gloria disfrutando de su primera mamada, ella de nuevo se giro para quedar su pelvis sobre su bien lubricado pene que no tardo en comenzar a penetrarla, con suavidad al principio, ella le suspiraba al oído, mientras Yahir sostenía sus senos con una mano con otra mano le abría sus nalgas.

Pronto los sentones que ella le daba comenzaron a hacerse cada vez más salvajes, Yahir no tardo en sentir como todo el cuerpo de la bella doctora rubia temblaba, para al poco sentir como sus fluidos no solo bañaban su pene en su interior sino que rebasaban su vagina para bañar sus testículos condenados cuando ella lego al clímax entre gemidos y temblores aquello fue más de lo que el adolescente esperaba, para su primera vez, simplemente ya no pudo más y se corrió dentro de ella dando un gruñido de placer al sentir como sus chorros brotaban y brotaban sin más como si nunca se fueran a detener de su palpitante erección.

Ambos quedaron rendidos con la doctora sobre Yahir muy agitada lo mismo que él, el pene del adolescente se salió de su vagina por si solo cuando sus 19 cm se fueron desinflando poco a poco hasta que abandono su cálida vagina apenas su miembro salió un pequeño rio de semen mezclado con sus fluidos broto del interior de su vagina bañando el escroto y pene de Yahir que sonriente beso a la doctora en sus labios mientras el apretaba sus senos por última vez, cuando sus labios se separaron la doctora se bajo de la cama medio tambaleante para vestirse de nuevo algo que Yahir disfruto, era la primera vez que veía a una mujer vestirse desde cero, cuando ella termino de vestirse le dijo al adolescente que se pusiera de pie.

Yahir obedeció, ella lo hizo sentar de nuevo en la silla de antes se coloco unos nuevos guantes de látex en sus manos, para luego lavar el pene y escroto de Yahir con sumo cuidado que de nuevo hizo que tuviera una erección, sin inmutarse la doctora luego rasuro el poco vello que había en el escroto del adolescente una vez que estuvo completamente lampiño lo baño con un algodón saturado en yodo liquido todo su escroto que quedo de un color ámbar por algunos segundos, luego limpio una amplia zona central de su escroto.

Luego tomo de un cajón de un escritorio cercano un par de agujas, que destapo y les saco todo el aire que pudieran tener, luego simplemente le dijo a Yahir.

-“Aguanta que esto va a doler un poco”. Dijo la doctora.

Yahir apretó los dientes fuertes al sentir al aguja entrar en su escroto justo entre sus dos testículos, la doctora hizo algunos otros pinchazos hasta que todo el contenido de la jeringa se agoto, espero unos segundos para inyectar con la segunda jeringa cada uno de los testículos del Yahir pero en esta ocasión fue menos doloroso apenas y sintió los piquetes.

La doctora mientras esperaba que la segunda dosis de anestesia surgiera efecto se incorporo un poco y lo beso en los labios cuando se separo le dijo.

-“Te voy a castrar ahora, ¡pero déjame decirte que me hiciste gozar como nunca!” Dijo la doctora.

Con terror Yahir vio como ella acerco un aparato que parecía un cautín eléctrico al que coloco una cuchilla que extrajo de un sobrecito de papel, ella lo deslizo por la piel de su escroto que se abrió sin a su paso, sin que hubiese sangrado alguno, ella repitió aquella operación varias veces hasta que las capas de la piel dieron libre acceso a su testículos, la doctora uno a uno los fue extrayendo del interior con la ayuda de un extraño aparato de metal, con asombro Yahir observo la fuente de su virilidad expuestos fuera de su protección natural, la doctora tomo el izquierdo para usando aquel aparato eléctrico cortar la membrana que lo encerraba hasta que un orbe oval de un color azul con partes negras emergió, la doctora le señalo como es que el cáncer estaba por todos lados de ese testículo.

Luego ella coloco tres puntos de sutura un poco más arriba sobre el conducto que unía ese testículo a su cuerpo, colocando dos en lo alto y uno más un poco más abajo, luego usando el bisturí eléctrico corto el conducto, retirando el testículo izquierdo de Yahir, repitió la misma operación pero de un modo más rápido en el testículo derecho que estaba visiblemente más afectado por el cáncer que el anterior, el pene de Yahir expulso una última carga de su espeso semen sobre su vientre cuando su ultimo testículo cayo separo de su cuerpo sobre una de las manos de la doctora.

Luego la doctora suturo el escroto vacio de Yahir, le dio dos pinchazos mas de antibióticos para prevenir cualquier infección y vendo el área afectada, antes de marcharse con los testículos del adolescente le dio un apasionado besos y le dijo.

-“Recuerda tu promesa nunca se lo digas y nadie también espero que me recuerdes”. Dijo la doctora.

Yahir solo sonrió mientras lloraba en silencio con lagrimas rodando por su mejillas después de todo había sido castrado ya no era más un hombre sino un eunuco para el resto de sus días y pensó que aquello era peor que la muerte misma.

Luego de aquello Yahir fue sometido a quimioterapias seis meses después no había rastro de cáncer en su cuerpo, al año se le implantaron prótesis testiculares en su vacio escroto que de nuevo estuvo lleno incluso parecía más lleno que antes, gracias a las dosis de testosterona logro mantener erecciones a voluntad a los 28 años se caso con su segunda novia, con la que tenia magnifico sexo pero nunca tan placentero como con la doctora.

Tuvieron que recurrir a un donante de esperma para tener dos hijos una tarde mientras salía de la maternidad donde su esposa estaba internada luego de parir a su segundo hijo se encontró con la rubia doctora, no se hablaron aunque se reconocieron ella solo le hizo una seña con uno de sus dedos sobre su labios indicando que guardara el secreto el hizo lo mismo y ambos siguieron su camino pero esa tarde al llegar a casa Yahir se masturbo como pocas veces luego de casarse pensando en el gran placer que sintió poco antes de ser castrado por aquella rubia años atrás.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com