PENUMBRA

Era Claudio, como esperaba, lo dejo entrar y sin que le dijera nada, comenzó a despojarse de su ropa hasta solo quedar con una pequeña trusa (slip) de color rojo cubriendo su pelvis, su cuerpo con el vientre marcadito y piel blanca con su rostro aun la de un adolescente pero a tener casi ya 22 años, delgado, con nalgas firmes como redondeadas, su cuerpo apenas tenía vello solo un era apreciable su vello púbico por arriba de su pene y huevos que colgaban algo bajos, Pablo lo beso en la boca con pasión que duro varios minutos antes de que sus labios se separaron......


PENUMBRA
Era Claudio, como esperaba, lo dejo entrar y sin que le dijera nada, comenzó a despojarse de su ropa hasta solo quedar con una pequeña trusa (slip) de color rojo cubriendo su pelvis, su cuerpo con el vientre marcadito y piel blanca con su rostro aun la de un adolescente pero a tener casi ya 22 años, delgado, con nalgas firmes como redondeadas, su cuerpo apenas tenía vello solo un era apreciable su vello púbico por arriba de su pene y huevos que colgaban algo bajos, Pablo lo beso en la boca con pasión que duro varios minutos antes de que sus labios se separaron.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [DOMINACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Aquel fin de semana, viernes ya de noche Pablo de 21 años esperaba  apenas con su pantalón del pijama a Claudio su novio y sumiso esclavo desde hace un año, los padres de Pablo se había ido a convención del trabajo de su padre su madre se fue con el dejándolo solo, su hermano mayor de 24 años se marcho con su novia a la playa por lo que tenía la casa completamente a su disposición, 10 minutos antes de las 7:00 pm se escucho el timbre de la puerta Pablo camino calmadamente a la puerta.

Era Claudio, como esperaba, lo dejo entrar y sin que le dijera nada, comenzó a despojarse de su ropa hasta solo quedar con una pequeña trusa (slip) de color rojo cubriendo su pelvis, su cuerpo con el vientre marcadito y piel blanca con su rostro aun la de un adolescente pero a tener casi ya 22 años, delgado, con nalgas firmes como redondeadas, su cuerpo apenas tenía vello solo un era apreciable su vello púbico por arriba de su pene y huevos que colgaban algo bajos, Pablo lo beso en la boca con pasión que duro varios minutos antes de que sus labios se separaron.

-“¡Estás seguro, en verdad deseas que lo haga?” Pregunto Pablo.
Claudio solo movió su cabeza en forma afirmativa.

Pablo se llevo a Claudio a su habitación, ya en la habitación Pablo se sentó sobre su colchón inflable apenas cubierto con una sabana e hizo que Claudio se despojara de su trusa para quedar completamente desnudo ante él, luego con un movimiento de su mano le indico a Claudio que se pusiera de rodillas frente a él a escasos centímetros de donde estaba Pablo casi quedando Claudio entre sus piernas abiertas de Pablo, quien se le quedo mirando.

La  habitación estaba casi a oscuras, apenas los dos jóvenes cuerpos estaban iluminados desde el lado izquierdo por una pequeña lámpara sin su funda reflectante, Pablo alargo su mano para tomar el pene de Claudio, que comenzó a masturbar hasta que quedo en completa erección, las miradas de ambos se encontraron de nuevo y Pablo le volvió a preguntar con una expresión muy seria.

-“¿En verdad deseas que lo haga?” Pregunto Pablo.
-“Si, estoy seguro, ¡Hazlo!” Respondió Claudio.

Pablo continuo masturbando al cayado Claudio por algunos minutos hasta que del ojo de su glande comenzó a brotar liquido pre seminal.

Pablo entonces movió su mirada al glande de Claudio para verlo en a toda su plenitud aquel  miembro en erección que tanto le gustaba, Pablo hizo que Claudio se acostara sobre su cama con su pene apuntando al techo, que no había dejado de masturbarlo, Pablo se despojo del pantalón de pijama y trusa para dejar su tremenda erección como pocas que acerco a la boca de Claudio quien se inmediato se lo comenzó a comer como nunca lo había hecho.        

Claudio intentaba tragárselo todo pero no le cabía en la boca sin embargo eso no evito que le diera una buena mamaba como nunca antes lo había hecho. Pablo gemía de placer y movía su pelvis, introduciendo su miembro en la boca de Claudio de una manera genial. Pablo lo tomaba de la cabeza y empujaba su miembro con fuerza. Por ratos Pablo saca su enorme miembro para darle golpes con él en la cara para luego volver a meterlo en la boca de Claudio. 

"Nunca me acostumbrare a mamar un pene tan grandes como el tuyo". Dijo Claudio.    

Eso excito aún más a Pablo.

-"Gózalo" Le dijo Pablo.   

Luego de esa mamada que le dio, Claudio se quedó con más ganas que nunca por lo que casi le rogo a Pablo que lo penetrara, Pablo acepto pero antes le dijo.        

-“¡Antes tengo que hacerlo!”
-“¿Estás de acuerdo?” Pregunto Pablo.
-“¡Hazlo que ya quiero sentirte dentro!” Respondió Claudio.

Pablo le relleno la boca de Claudio con su trusa para que sirviera a modo de mordaza, luego se puso de pie para ir hasta un cajón del que saco burdizzo que brillo pese a la escasa luz, el pene de Claudio se endureció aun más de lo que ya estaba e incluso tuvo una fuerte contracción

Claudio se abrió de piernas y espero a que Pablo se colocara entre ellas con el burdizzo una vez que coloco las brillantes mandíbulas en lo alto del escroto de Claudio, y apretó las manijas pero no por completo, antes de hacerlo por completo volvió a preguntar.

-“¿Estás seguro de esto?” Pregunto Pablo.
-“¡Hazlo por favor!” Dijo Claudio con lágrimas en sus mejillas.

El cuerpo de Claudio se arqueo y mordió la trusa en su boca que apenas logro contener el grito que dio cuando las mandíbulas del burdizzo se cerraron sobre la parte alta de su escroto, el dolor fue intenso, pero Pablo movió un poco las mandíbulas y de nuevo cerro las mandíbulas, provocando otro grito y arqueamiento del cuerpo de Claudio que luego de unos segundos agotado dejo caer sus nalgas sobre el colchón ya completamente castrado para el resto de sus días.

Pablo extrajo su trusa del interior de la boca de Claudio, para luego acostarse a su lado y comenzar a acariciarlo su mano se deslizo con su agitado vientre bien definido de Claudio hasta llegar a su pene, que estaba con una gran erección, que de nuevo Pablo comenzó a masturbar, aquellas caricias que se combinaron con tiernos o apasionados besos se prolongo hasta casi la media noche.

De repente Claudio que estaba sobre la cama arriba hasta ese momento, se coloco de repente boca abajo y para sorpresa de Pablo alzo sus nalgas abriéndoselas con sus manos para dejar su ano en posición y visible para ser penetrado. Pablo supo lo que Claudio deseaba sin decirse una sola palabra  Pablo le empezó a toquetear el ano y a ensalivarlo como nunca antes, no era la primera vez que Pablo penetraba a Claudio pero parecía que esa fuese la ultima vez entre ellos y deseaba que fuese la mejor.

Debieron pasar 10 o 12 minutos antes de que Pablo empezara a introducir su enorme trozo duro como si fuese de hierro por su ano, que empezó a dolerle y molestarle como siempre a Claudio pero al mismo tiempo aquella sensación le encantaba. Claudio cuyos huevos aun le dolían no se resistió a esa embestida vigorosa y Pablo no tardo en empezar con su mete, saca característico. Tenía su ano inclinado con Pablo sobre él, desnudo, recostado su pecho sobre su espalda, metiendo y sacando su gran miembro de sus entrañas.       

Pablo logró penetrarlo en diferentes posiciones. Él era experto en todo eso. Llegando a penetrar a profundidad a Claudio con unos movimientos rápidos, apretando su cuerpo contra el suyo, sus gemidos cerca de su oído, lo que hizo que Claudio se viniera sintiendo como el enorme pene de Pablo palpitaba dentro de él mientras Pablo gimiendo dejaba su leche caliente dentro de él.

Fue una sensación demasiado buena y morbosa, para Claudio al saber que aquella espesa leche que arrojo su pene a borbotones mientras aun Pablo eyaculaba en su interior era la última que expulsaría en su vida, ambos quedaron tendidos en la cama, luego que se recuperaron Pablo ayudo a Claudio a ponerse de pie para ir al baño donde tomaron una ducha juntos, se durmieron juntos después con Pablo detrás de Claudio de cucharita restregando su pene entre sus nalgas.  

Al día siguiente Claudio no lo vi cuando se despertó. A los pocos minutos Pablo entro en su casa de nuevo en casa, con un bien desayuno y algunos analgésicos que Claudio con su escroto hinchado visiblemente que apenas le dejaban caminar necesitaba con urgencia.      

Pablo desde ese día se ha vuelta físicamente un chico muchísimo más corpulento, aunque igual  de delgado, con buenos brazos, pecho y un paquete que se le marca en el pantalón, muy diferente a Claudio cuyo pene se ha encogido, y ya no puede tener erecciones aunque aún tiene un cuerpo definido y marcadito a sus 30 años sigue estando con Pablo con quien vive, cada que recuerda como era tener una erección con su pene muerto en su entrepierna se arrepiente de no haberlo aprovecharlo más cuando podía.

Pablo aun lo penetra con su enorme pene, siempre con solo una lámpara en la habitación al parecer a ambos les agrada la “Penumbra”. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

INSCRIPCIÓN

Era el primer día de Charlie de la escuela profesional de BPE. Semanas antes, durante el registro, se le informó de un examen médico inicial, que debería tener lugar en el primer día informado se fue al examen con una sensación extraña pero de todas maneras lo hizo, porque no sabía exactamente que esperar de una cosa así, ya que nunca antes había pasado por algo similar......


INSCRIPCIÓN
Era el primer día de Charlie de la escuela profesional de BPE. Semanas antes, durante el registro, se le informó de un examen médico inicial, que debería tener lugar en el primer día informado se fue al examen con una sensación extraña pero de todas maneras lo hizo, porque no sabía exactamente que esperar de una cosa así, ya que nunca antes había pasado por algo similar.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [CIRCUNCISIÓN] [MEDICO]


Categoria: Adolescente      Autor: Z. Irch





Era el primer día de Charlie de la escuela profesional de BPE. Semanas antes, durante el registro, se le informó de un examen médico inicial, que debería tener lugar en el primer día informado se fue al examen con una sensación extraña pero de todas maneras lo hizo, porque no sabía exactamente que esperar de una cosa así, ya que nunca antes había pasado por algo similar.

Se alistó lo mejor que pudo y al llegar se le instruyó a sentarse en la sala de espera antes de pasar a la sala de examen de la escuela y esperar. Después de un tiempo, fue llamado por una mujer a la sala de examen. Charlie entró y recorrió la primera mitad de la habitación, mientras que la mujer escribió un par de cosas en un PC sobre un escritorio.

Así que, ¿Charlie eres nuevo en la escuela verdad? ¿Charlie tu short es nuevo verdad?

Charlie asintió con su cabeza.

-"Por favor quítate todo menos tu ropa interior siéntate en la camilla, el doctor vendrá inmediatamente". Entonces ella desapareció de la habitación y Charlie se desvistió y se sentó como se le indico a esperar.

Después de un breve periodo de tiempo la puerta se abrió y una anciana entro seguida la enfermera  la recibió con frialdad.

A ello siguió un chequeo típico de salud y la enfermera observó diligentemente.

Después de la revisión de rutina se veía algo excitada el doctor mientras le decía a Charlie. Ahora tenemos que escanear los testículos e investigar más a profundidad. “¡Desnúdate así que por favor incluso quítate tu ropa interior!”

Charlie se quito lentamente su bóxer quedando en sus tobillos y estaba algo rojo. El médico miró con gran interés su área privada y también el asistente mirando sus genitales.

Charlie tenía un pene medio alemán con un prepucio largo, que se extendía sobre su glande, un tronco bastante común. Aunque esto era muy largo, pero todavía está presente. Ambas mujeres miraron el pene con interés profesional y de inmediato la doctora comenzó con la exploración de los testículos y luego dictaba algo a la mujer detrás del PC.

Parecía bien y el médico regresó a la mesa y dejo reposar Charlie desnudo. Ella abrió un cajón y sacó algo y regresó a donde estaba. Tenía una cinta métrica en la mano y agarró el pene flácido de Charlie y lo midió. Tomo nota: Largo, 10,3cm ancho, 8 cm. No circuncidado. El prepucio se extiende sobre el glande cubriéndole por completo. "Ella echó con su mano hacia atrás el prepucio.  No hay ninguna restricción, el frenillo no era visible". Luego dejo el prepucio, que inmediatamente volvió de nuevo a su estado original. Charlie estaba irritado un poco, pero pensó que era un procedimiento normal.

Charlie. De hecho, estábamos tomando las medidas para la investigación, sin embargo, necesitamos de tu pene medidas con mayor detalle en este punto para examinarlo porque tienen un muy largo prepucio es requerido por las instrucciones de la escuela. Por favor, intenta conseguir una erección completa sin tocar el pene con la mano. Que puedan falsear los resultados. "Esto irritó a Charlie mucho, sin embargo, la situación lo excitaba y por eso su pene comenzó ya a palpitar y se incorporó lentamente. Charlie notó la atenta mirada curiosa de su auxiliar y su pene comenzó a ponerse rígido rápido en ese momento. Después de un rato se quedó desnudo y con el pene erecto antes de que las dos mujeres evaluaran cuidadosamente los cambios.

Ahora el médico hizo algunas notas y luego se las mostró volviéndose a su paciente hacia su asistente.

Charlie, te gustaría estar circuncidado. "Que causo un afectó profundamente en él”. Charlie hizo una mueca. Él sabía lo que eso significaba. Tu pene no se corresponde con el ideal de esta escuela. Me explico. Tu prepucio es muy largo. Cubre el glande en estado flácido, y todavía incluso lo medio cubre en erección. Lo ideal sería que el pene en el estado flácido de hecho casi no estuviera cubierto, pero señaló el glande… Con tu agujero para orinar expuesto. Es decir, tu glande debería estar cubierto 3/4.

-“Esto es más higiénico que si siempre se orinas sobre el prepucio". Charlie palideció.

Su prepucio era largo, pero a su punto de vista completamente intacto era maravilloso. Además, "continuó la doctora, está con ello tu glande durante una erección todavía completamente cubierto y es a su vez forma el prepucio todavía un pequeño tronco frente al glande. Lo ideal sería así". Ella puso su mano derecha sobre Charlie todavía con el pene erecto y corrió el prepucio detrás del glande. Así que debe ser similar. ¡En el estado de erección, el pene ya no debe estar cubierto por el prepucio! Este no es el caso aquí absolutamente. Durante el endurecimiento el prepucio tiene que deslizarse de forma independiente por detrás del glande. Y puesto que este no es el caso, tu pene no es el ideal. Para poder aceptarte y que tu pene sea ideal, vamos a tener que cortarlo".

Ahora el joven ayudante informó por primera vez hablando: Hay dos posibilidades. Ya sea uno en el que se deja la piel o incluso la circuncisión radical. Una pregunta: ¿te masturbas? Si es así, ¿con qué frecuencia? "

Charlie se sonrojó y pareció avergonzado mientras miraba el suelo. Bueno... sí... así que de vez en cuando. 2-3 veces a la semana"... y probablemente más," el médico le interrumpió por lo que veo  claramente.

Aquí vamos a cortar radicalmente. Por completo. Al llegar al pene en el estado erecto muy cerca y la higiene en flácida también se da. Eliminamos completamente el prepucio. ¡El pene quedara suave. Por favor, prepara todo! ¡Y solo acuéstate ahí!"

Charlie se acostó con su pene todavía duro en la camilla y el lugar la enfermera le afeitado el vello púbico. Luego desinfecto toda el área púbica. Luego vino el médico e inmediatamente puso una jeringa en el pene. Eso hizo que inmediatamente quedase insensible y flojo. Se puso el prepucio largo y corto la mayor cantidad posible de prepucio. Tanto desde el interior, así como desde el prepucio exterior ellos eliminado mucho y colocado finalmente acercarse a 2 cm por debajo del glande. El resultado fue una pérdida de piel mayor y una circuncisión muy apretado. Incluso en el estado flácido nada quedo del prepucio de Charlie. De su largo prepucio no quedo nada apenas un pene circuncidado pero además el médico hizo algo más.

La doctora corto su escroto y extrajo sin que lo viera los dos testículos de Charlie, los cuales corto con rapidez asombrosa colocándole dos prótesis testiculares, suturo su escroto y lo pego con un pegante especial Charlie ni siquiera noto que fue castrado, cuando pregunto que era esa cicatriz la doctora le dijo que era para evitar que se masturbara tanto.

En ese día, fueron circuncidados otros 12 adolescentes. 8 de ellos muy fuerte, así como Charlie que además fueron castrados también y 4 solo parcialmente. Solo la punta del prepucio les fue eliminada porque llegaban a la imagen ideal de la escuela ya tan suficientemente cerca.




Historia Original Aquí.




Autor: Z. Irch       Traductor: DarkSoul

PLACER DE LA LIBERTAD

Las necesidades sexuales de Melanie no habían disminuido durante su ausencia, si había crecido algo por su falta de oportunidad para algo más sustancial que sus dedos. Después de que su estudio estuviera una vez más limpio y listo para usar, necesitaba encontrar a otro joven y algunas tareas que pudieran cubrir su trabajo para ella. La señora Hodges, la esposa del supervisor, había recomendado cuidadosamente y cortésmente que si necesitaba los servicios de uno de los jóvenes para no utilizar siempre el mismo......


PLACER DE LA LIBERTAD
Las necesidades sexuales de Melanie no habían disminuido durante su ausencia, si había crecido algo por su falta de oportunidad para algo más sustancial que sus dedos. Después de que su estudio estuviera una vez más limpio y listo para usar, necesitaba encontrar a otro joven y algunas tareas que pudieran cubrir su trabajo para ella. La señora Hodges, la esposa del supervisor, había recomendado cuidadosamente y cortésmente que si necesitaba los servicios de uno de los jóvenes para no utilizar siempre el mismo.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ABLACIÓN] [VIOLACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: Chastebob





La plantación era la misma que cuando la dejó, pero Melanie era diferente. El embarazo de Melanie y el nacimiento del bebé de raza mezclada hizo que el interés que tuviera previamente su familia se diluyera. Había probado los placeres que el sexo podía aportar y no iba a renunciar a ellos; Incluso si eso significaba ser mucho más cautelosa sobre la posibilidad de un embarazo.

Su actitud hacia los esclavos también era diferente. Su sonrisa y actitud bondadosa hacia los esclavos era menos genuina y más parecida a sus contrapartes; Un acto que realizan las mujeres debido a que se espera de alguien de clase y crianza. Donde antes había albergado simpatías por las condiciones de los negros, como lo haría con cualquier otro ser humano; Ahora su actitud hacia ellos se parecía a su visión de los animales de granja, ese era su lugar natural. A pesar de que todavía tenía una admiración, incluso un anhelo por su lujuria animal pura, no aumentaba su estatus a sus ojos. Al igual que uno podría estar impresionado con el poder natural de un caballo de carreras, mientras que creer que necesitaba el control constante de un jinete y entrenador para expresar ese poder.

Melanie quería reanudar su pintura. Todo el mundo pensó que era poco aconsejable o increíblemente valiente que ella quería volver a la cabaña que había convertido en su estudio de artista. Se había cerrado desde el "incidente", y necesitaba ser limpiada y la reposición de los suministros. No tardó mucho Melanie en detectar al siervo de la casa que Roger estaba usando para aliviar sus impulsos sexuales. Tenía a la joven Prissy asignada para hacer una limpieza a fondo del estudio bajo su supervisión. Tan pronto como estaban solos en la cabaña Melanie se enfrentó a la chica.

-"Sé que mi esposo, el Amo de la Casa, te usa para... sus necesidades especiales y personales de él", dijo haciendo un gesto hacia las chicas soltera. El miedo se apoderó de la cara de Prissy. No quería volver a tomar agua en las manos del campo bajo el calor. Trabajar en la casa era lo más parecido a sentirse como una persona que había conocido en su vida. Melanie capto inmediatamente las preocupaciones de las chicas.

-“No te preocupes, sé que no tienes ninguna opción en el asunto”. Dijo Melanie tranquilizadoramente. Puedo asegurarme de que sigas trabajando en la casa. Sólo quiero dos cosas de ti.

-¿Qué desea? -preguntó Prissy perpleja. ¿Qué podía necesitar de mí la señora de la casa?

Tú mantienes a mi marido satisfecho para que no me moleste, y me dices cualquier cosa que hayas oído que creas que podría querer saber.

-¿Qué quiere saber? -preguntó ella más desconcertada que nunca.
-"Si dice algo o escucha algo sobre mí, quiero saber qué es".

-"Dios, Melanie." Ella pensó por un momento, entonces agregó" ¿Cualquier cosa? ¿Incluso si eso significa algo desagradable?

"Si cualquier cosa".

"Si él dice que tu vagina no es tan apretado como el mío, incluso ancho" Por lo del bebé "perdido," ella dijo tímidamente. Melanie soltó una pequeña risa desdeñosa.

-“O tal vez no es lo suficientemente grande” -replicó ella sin pensar-. Prissy soltó una risita.
-"¡Eso es cierto! Tengo que esforzarme mucho para sentirlo.

Melanie asintió cortante y Prissy se dio cuenta de que el momento entre ellas había terminado y la formalidad estaba a la orden de nuevo. Bajó la cabeza y volvió a sus deberes.

***

Roger regresó del mercado de esclavos con unas nuevas compras, la más inusual de las cuales era una mujer africana mayor que salía del barco, que ya hablaba bien inglés. Él la asignó a la cocina, donde todos pronto descubrieron que ella era muy buena en el tratamiento de cortes y otras lesiones pequeñas. Le dio el nombre de Sara, pero los esclavos la conocieron por su nombre africano, Batuulo, y la llamaron cuando estaban solos. Había sido una anciana en su tribu y era popular con algunos de los esclavos, ya que podía satisfacer su curiosidad sobre las costumbres de su patria ancestral. Su audiencia no era plenamente consciente de que África no era el mismo lugar o la misma tribu, pero eso no le quitaba el misterio de las historias. Batuulo era también una gudniinka, un "cortador de muchachas". Aunque fascinada por las costumbres africanas, esa idea no agradaba entre los negros americanizados. "La vida de esclavo tiene pocos placeres. Pero si te lo quitas de la cabeza ya no preocupas mas por ello”, como dijo Mammie Jo.

Además de informar sobre las actividades y comentarios de Roger, Prissy se había convertido en los ojos y oídos de Melanie en los barrios de esclavos. Cuando Melanie se enteró de la historia de Sarah sobre el corte de las mujeres, un escalofrío recorrió su espina dorsal. Qué cosa horrible hacer a una mujer, pensó. Su propia búsqueda de la satisfacción sexual en ausencia de compañeros masculinos durante su ausencia le había llevado a descubrir lo que sus libros franceses habían llamado menage a mois. No era tan bueno como un miembro grande y grueso en ella, pero era mejor sin nada. Y lo que es más importante, había aprendido el papel importante que desempeñaba esa pequeña perla cuando un hombre estaba involucrado. La idea de vida sin ese pico de placer parecía un destino peor que la muerte.

Ella estaba aliviada de que Sarah no estuviera practicando sus ritos bárbaros ahí. Además de aterrorizarla al pensar, la noticia también sirvió para reforzar su creciente visión de los negros como algo más que salvajes sin la guía de la raza blanca. Al mismo tiempo, ella secretamente tenía algo de satisfacción y atracción en el pensamiento. Si ella hubiera sabido de esas cosas cuando culpaba a las esclavas por los deslices de Roger, podría haber ordenado que se las hicieran. Ahora no le importaba lo que Roger hiciera mientras él no la molestara.

Las necesidades sexuales de Melanie no habían disminuido durante su ausencia, si había crecido algo por su falta de oportunidad para algo más sustancial que sus dedos. Después de que su estudio estuviera una vez más limpio y listo para usar, necesitaba encontrar a otro joven y algunas tareas que pudieran cubrir su trabajo para ella. La señora Hodges, la esposa del supervisor, había recomendado cuidadosamente y cortésmente que si necesitaba los servicios de uno de los jóvenes para no utilizar siempre el mismo.

-“No tengo la menor intención de reprocharle nada, señora, pero la repetida dependencia de uno de su tipo a menudo puede ser malinterpretada para obtener permiso para ... sobrepasar sus límites, si se me permite decirlo” -le había dicho cautelosamente.

Melanie tomó el consejo graciosamente pero también en serio. Varios socios evitarían la sospecha de sus actividades reales y después de lo que le sucedió a Buck estaba bastante segura de que ninguno de los hombres esclavos querría anunciar lo que estaba sucediendo. Para hacer que las cosas fueran aún más inocentes, ella haría que el señor Hodges hiciera la selección por ella. Puesto que ella estaría pasando por una variedad de hombres jóvenes si uno era inadecuado ella simplemente no lo solicitaría de nuevo.

Augustus apareció en la puerta del estudio aparentemente para cortar y apilar leña contra los próximos meses de invierno y para hacer cualquier otra tarea que la señorita Melanie tenía para él. Augustus, como cualquier otro joven de la plantación, conocía alguna versión de la historia de lo que le pasó a Buck. Las historias tenían diferentes variaciones pero todos terminaron con Buck siendo castrado por la propia mano de Melanie. Obviamente estaba asustado.

-“Señorita Melanie, estoy aquí para cortar madera para usted, y para trabajar en lo que necesite. No quiero problemas ni otras cosas, solo quiero trabajar” -dijo tan respetuosamente como pudo-. Melanie había llegado a comprender muy bien la dinámica del poder en la plantación.

-“Usted está aquí para hacer lo que yo diga, siempre que lo diga y como yo diga” -dijo fríamente con los ojos cerrados. "¿Está claro?"

-“Si, señorita Melanie” -respondió bajando sus ojos temerosos.

Melanie tomó té y sándwiches enviados desde la casa principal para almorzar. A la hora del almuerzo le dijo a Augusto que podía almorzar y le ofreció una taza de té y un asiento en la pequeña mesa del estudio. Con cautela pero educadamente aceptó. Melanie le ofreció un sándwich.

-"Es carne asada y queso", dijo, "espero que lo encuentres suficiente".

-“Gracias, señora” -dijo-. Augusto nunca había comido tan bien en su vida. Intentó imitar la manera elegante de Melanie de morder el bocadillo y beber su té lentamente.

-“Dime la verdad, Augusto. Cuando estás con tus mujeres, ¿puedes durar mucho cuando estás teniendo relaciones sexuales? "Melanie preguntó tan casualmente como si le hubiera preguntado sobre sus habilidades de carpintería. Augusto casi se atragantó con el té.

-¿Señora? -preguntó incrédulo.

-“No te avergüences” -dijo Melanie con una leve sonrisa-. Soy una mujer casada, conozco esas cosas y es solo una conversación. No estaré avergonzado, responda mi pregunta. Casi tan asustado por no responder Augustus decidió seguir sus órdenes era el camino más seguro.

-"Me siento muy bien", dijo, luego hizo una pausa. Incapaz de dejar el silencio en pie, continuó: "Siempre dicen que es bueno antes de que dispare. Un día que no puedo decir que puedo. ¿Todavía no ha fallado? -dijo, con creciente orgullo-. Eso era exactamente lo que Melanie quería oír.

Llevaba un vestido de artista, una prenda de una sola pieza que se deslizaba sobre su cabeza y se extendía debajo de sus rodillas cubriendo todo lo que llevaba debajo de salpicaduras de pintura, excepto que no llevaba nada debajo. En una imitación de un movimiento casual, levantó la pierna para recubrirla en la otra dirección. Se aseguró de que Augustus tuviera a su disposición una vista rápida de su sexo peludo. Observó su pantalón de cerca y vio un movimiento de la tela.

-"Muéstrame lo que le das a las chicas por la noche", dijo tratando de mantener el mismo tono casual.

-No es correcto, ¿verdad, señorita Melanie?

-"¡Quítate ese pantalón, AHORA!" Dijo en un tono que no dejaba dudas de que era una orden. Augustus se deshizo de su pantalón ancho revelando un miembro masculino casi tan largo e incluso más grueso que el que Buck había tenido.

-"Por favor, no me corte, señora", lloriqueó.

-No dispares hasta que yo te dé permiso, y nunca en mí, y no tendrás nada de qué preocuparte-respondió ella con la frescura de una hoja de acero-.

A pesar de la terrible amenaza, el pene de Augusto permaneció duro. Melanie se trasladó a la cama pequeña y levantó su bata, extendiendo las piernas y revelando sus encantos más femeninos. Su pene se crispó.

-"Ahora si eres tan bueno como dices que eres, y puedes demostrarlo", dijo Melanie.

Al igual que Buck antes que él, la visión de la carne mujer ofrecida a él abrumó cualquier otro sentimiento y preocupación. Él deslizó su longitud hacia ella lentamente, asombrado de que realmente estuviera sucediendo, y cuidadosamente bloqueando de su mente cómo había terminado eso para el último negro que estuvo en su lugar. Había pasado tanto tiempo desde que Melanie estuvo llena de un pene de ese tamaño por completo que casi alcanzó su pico con solo su empuje en su interior. Ella se mantuvo en silencio y exigió lo mismo de su joven encargado. Estaba aún más intoxicada por el poder de hacerle sentir dolor por la liberación de lo que había estado con Buck. Ambos se movieron al borde de la felicidad tres veces antes de disminuir la velocidad. En la cuarta vez, Augustus estaba claramente en apuros.

-“Por favor, señorita. Tengo que dejarlo salir. ¡Duele!" Le suplicó. Melanie palmeó sus grandes y llenos huevos, enviando un escalofrío por su espalda. Ella estaba menos preocupada por un derrame accidental que antes, porque ahora se estaba manteniendo un seguimiento más cercano de su ciclo. Ella nunca permitía la penetración los 10 días que comenzaban una semana y una mitad después de su tiempo del último mes comenzado.

-"Déjalo salir. Puedes derramarte fuera de mí la próxima vez, después de que me venga”, dijo firmemente. Solo gimió y asintió con la cabeza. Pronto reanudaron sus movimientos y esta vez el estrecho túnel de amor de Melanie apretó el miembro grueso y ella podía sentir el hormigueo comenzar en las paredes de su vagina y la cresta en su botón de amor. Por un momento, ella fue como un animal, gruñendo y haciendo muecas, y de repente se quedó floja. En ese momento Augustus no pudo soportarlo más. Se libro del agarre de su túnel de amor y disparó una larga corriente de semen en el suelo, seguido de media docena más cada vez menores.

Melanie siguió un modelo similar con unos tres o cuatro chicos, a veces dejando que el azar dictara quién estaba disponible y otras veces pidiendo uno específico. Aunque entre los esclavos era un secreto aún más abierto que cuando estaba con Buck, estaba aún más guardado. El incidente con Buck había mostrado a Melanie un lado cruel y despiadado de que nadie se imaginaba que estuviera allí, y había recordado a todos los negros que sufrirían lo mismo si la noticia de tal escándalo llegaba a la comunidad blanca.

Ese arreglo funcionó bien para Melanie durante la próxima década más o menos. Ignoraba alegremente toda la política que alguna vez le había interesado. Incluso las otras mujeres, que previamente habían hecho caso de permanecer ignorantes de los asuntos nacionales, tenían un mayor interés que ella.

-¿No tiene usted la menor preocupación de que esos yanquis traten de forzar su forma de vida sobre nosotros? -preguntó Charlotte Rupert con asombro. Melanie solo se rió.

-“Mi querida Charlotte, si hay algo que he aprendido de mi época en el Sur, es que nada cambia realmente aquí”.

Cuando estalló la guerra, Roger, como muchos de los otros hombres, se sintieron obligados a unirse a la lucha. Como terrateniente podía permitirse formar su propio regimiento de milicias y nombrarse coronel. Era una unidad más pequeña que la mayoría, pero estaba llena de hombres orgullosos como él, seguros de que harían un trabajo rápido con los Yankees y estarían en casa a tiempo para las cosechas. Melanie se sintió aliviada de que él se fuera, aunque solo fuera por unos meses.

Fue alrededor de un mes antes de la Navidad de 1861 cuando recibió la noticia de que Roger había muerto en la batalla de Ivy Mountain en Kentucky el 8 de noviembre. Melanie hizo todo el espectáculo apropiado de dolor y duelo, mientras continuaba sus asuntos clandestinos. Sus principales preocupaciones eran cómo mantener la plantación en marcha. Las escaseces debidas a la guerra ya hacían difícil mantener los suministros necesarios y su algodón valía muy poco debido al bloqueo de los Yankees. Los corredores del bloqueo compraron el algodón barato sabiendo que la mayor parte de él se perdería consiguiendo más allá de los barcos de Yankee, y el precio en los fardos supervivientes tuvo que cubrir todas las pérdidas así como las ganancias del corredor. Aunque el algodón del Sur estaba en demanda, si el precio final era demasiado alto, las fábricas de Inglaterra podían comprar tan fácilmente algodón egipcio de mayor calidad.

El estrés de tratar de mantener la plantación a flote hizo requerir de Melanie "relajaciones especiales" de todo el más importante para ella. Con el fin de sentir que todavía tenía algún control sobre su vida que ejercía aún más control sobre sus jóvenes a cargo, exigiendo aún más hazañas de Hércules de resistencia de ellos. Para sus chicos, el sexo solía ser más que suficiente para contrarrestar el remoto temor de los resultados terribles, ahora era difícil disfrutarlo, siendo superado por el miedo real y presente al fracaso de realizar a su satisfacción. Después de mantenerse en el borde durante casi una hora, no pudo soportar más y sacó y derramó su semilla sobre su vientre. Melanie estaba instantáneamente y doblemente enfurecida de que se derramara sin permiso y que lo hizo en su cuerpo. Ella lo amordazó con un trapo y lo ató al mismo roble que había sido escenario del castigo de Buck. Ella se lanzó contra el pobre muchacho con un látigo de caballo, mientras gritaba "¿Cómo te atreves a desobedecerme?" Sus gritos seguramente habrían atraído a una multitud si no lo hubiera amordazado. Su golpe final golpeó su bajo testículo colgando con una grieta sólida. En un instante su cuerpo se puso rígido y luego comenzó una serie involuntaria de estremecimientos por todas partes. El vómito salió de su nariz cuando no pudo salir de su boca. Melanie lo cortó, quitó la mordaza y regresó a la casa principal. Cuando llegó a la cocina, señaló a Sarah.

"Hay un chico de mi estudio que necesita se cuidado. Ve, ahora", dijo y casualmente se acercó a su habitación.

Batuulo agarró su bolsa de cuero y encontró al muchacho todavía tendido en la base del árbol. Ella pidió ayuda y varias mujeres que estaban lavando ropa vinieron en su auxilio. Llevaron al chico a la cabaña más cercana y comenzaron a lavar sus sangrientas heridas. Fue entonces cuando Batuulo advirtió el oscurecimiento e hinchazón del testículo. Había visto heridas como ésa en África. Ella sabía que había sangrado dentro del escroto que sostenía los huevos masculinos. El muchacho estaba recuperando la conciencia, y sintiendo el dolor en su ingle. Alcanzó las partes heridas y Batuulo le dio una palmada en la mano.

-"Estas gravemente herido. Puedo ayudarte, pero tengo que cortarte. Si no lo hago, podrías perderlo todo", dijo. El chico estaba aterrorizado, y claramente no sabía qué hacer. "¿Confías en mí?", Preguntó. Solo podía asentir con la cabeza.

Tomó un cuchillo e hizo una pequeña hendidura en su bolsa de piel. La sangre se derramó junto con un poco de líquido claro, luego se redujo a un goteo. Echó agua sobre la herida y buscó la fuente del sangrado. Como ella temía que fuera del "huevo" en sí. Se volvió hacia una de las mujeres reunidas y le entregó algo de su bolsa que parecía un gran par de pinzas.

"Caliente la punta de esto en el fuego hasta que brille", le dijo. Al oír esto, el muchacho empezó a gritar.

"¡NO! ¡Por favor, no! "

-Aquí, chico -dijo Batuulo con dulzura-, es solo uno de ellos. Tienes dos, estarás bien. La expresión de sus ojos decía que todavía no estaba convencido. "Si no tomo uno, ambos se hincharan, se pondrán negros y luego ambos lo perderás o morirás".

Las otras mujeres lo abrazaron fuertemente. Batuulo tomó las pinzas calentadas y pellizcó el cordón que sostenía el huevo. Hubo un sonido “sizzling” y un horrible olor cuando ella cortar el "huevo". El chico gritó, pero su dolor no fue tan grande como cuando el látigo lo golpeó. Se dobló un poco de su piel de saco para cubrir la rendija y la pegó junto con alguna sustancia con aspecto extraño que guardaba en una pequeña lata.

-¿Cómo te llamas? -preguntó Batuulo.
-“Mel” -dijo-.

***

Fue a principios de 1865 cuando todo se vino abajo. Solamente los viejos y los muchachos fueron dejados en la ciudad y ningunas fuerzas confederada estaban en la región. Los soldados yanquis estaban a solo unos días de viaje y los esclavos de muchas de las plantaciones circundantes habían huido. Seguramente las manos del campo aquí serían las próximas, pensó Melanie. Los trabajadores de la casa podría quedarse y eso podría ser suficiente para mantener los huertos tendidos para que todos pudieran comer. Estaba pensando en todas estas contingencias cuando escuchó cosas que se rompían y gente gritaba. Estaba fuera de su dormitorio ya medio camino de la gran escalera cuando vio a la multitud de negros en el vestíbulo de entrada.

Muchas de las manos del campo nunca habían estado dentro de la mansión y estaban aturdidas al mirar silenciosamente. Otros manejaban sus rastrillos y azadas como armas y gritaban. Melanie reconoció a Mammie Jo, Augustus y algunos de los otros chicos con los que había estado íntimando en el frente de la multitud. Y estaba Buck, que parecía mucho más viejo, suave y débil en su cuerpo, pero con una cara tan dura como el acero.

-¡Vemos por ella! -gritó y todos subieron corriendo las escaleras. Melanie huyó a su habitación, pero dos hombres grandes la detuvieron antes de que ella pudiera cerrar la puerta del dormitorio, como si eso los hubiera mantenido fuera. La empujaron a la cama y ataron sus muñecas a los postes de la cama con las cuerdas toscas. Mammie Jo y Buck se adelantaron. Buck habló.

-Tenemos un asunto pendiente que atender -dijo amenazadoramente-. Mammie Jo y los demás asintieron solemnemente.

-"Tomó a mi hijo, un... un..." Mammie La ira de Jo se expreso en lágrimas. ¡Mutilado! ¿Por qué no aguantó venirse? ¿Sabes que él es débil? Todos los días se agota al límite. Pero todos los tiempos de la vida para empujarlos más allá del límite. "

"Sólo estaba tratando de hacerlo mejor para los dos", dijo ella dándose cuenta de que todo el mundo sabía y no tenía sentido intentar mentir sobre eso ahora.

-Pensé que podrías decir algo así -dijo Mammie Jo, sonriendo. La multitud se separó y Batuulo dio un paso adelante.

Me llamas Sarah, pero mi nombre es Batuulo. “Y tú eres un ejemplo perfecto de porque hay que cortar a algunas mujeres". Recordando lo que hizo Batuulo en su viejo país, Melanie comenzó a luchar, pero las cuerdas le sujetaron firmemente los brazos. Ella juntó las piernas y trató de meterlas bajo su cuerpo, pero solo resultó en inútil retorciéndose. Dos hombres grandes con los brazos del tamaño de la mayoría de los muslos de los hombres cada uno agarro una pierna, ató otra cuerda áspera alrededor de sus tobillos a los postes de la cama del pie de la cama. Melanie quedo con las piernas extendidas. Su simple vestido de la casa se le había subido y sus mangas la cubrían desde arriba de las rodillas hasta la cintura.

-Qué bonitas prendas interiores tienes. Casi es una lástima tener que destruirlas", dijo Batuulo.

Sacó un pequeño cuchillo de una bolsa de cuero que llevaba. La hoja era oscura y manchada de muchos años de uso, pero se podía ver el afilado borde había sido cuidadosamente mantenido como brillaba en la luz. Batuulo cortó el fondo y el calzón (braga) por debajo hasta que pudieran ser completamente arrancados de su cuerpo. Melanie estaba en pánico mientras la realidad de su situación se estrellaba en ella.

"Por favor, no hagas esto. Te lo ruego. Por el amor de Dios, no me hagas esto. Ella estaba suplicando. "Tomen lo que quiera de la casa, no voy a notificar a las autoridades. Firmaré sus papeles de libertad, cualquier cosa.

"Ya tomamos lo que queremos de la casa", dijo Mammie Jo. "Ya no hay ninguna 'autoridad' no hay a quien 'notificar, no necesito papeles de libertad. Los yanquis dicen lo mismo, y los soldados van por la calle diciéndolo”.

Batuulo había terminado de quitar toda la ropa interior de Melanie, revelando su sexo espeso y labios llenos. Su clítoris seguía escondido debajo de su capucha, pero eso no lo protegería. Atada a su cama, su sexo vulnerablemente expuesto para que todos lo vieran, Melanie estaba fuera de su mente con la idea de que nunca volvería a experimentar lo que sus libros franceses llamaban la petite mort.

-"Sí, les castigué horriblemente", confesó desesperadamente. -Tú más que a todos, Buck. Lo siento. Veo que ahora estaba mal pedir siempre más. Entiendo tu enojo, tu necesidad de esta venganza. Fuiste castigado por llegar a tu placer demasiado pronto, pero, por favor, lo has alcanzado antes de que lo fueras... -se calló incapaz de ponerse a usar las palabras. Batuulo sonrió, ya lo había visto antes cuando las chicas mayores eran cortadas. Para ella solo añadía más pruebas de que esta mujer blanca estaba atada al Diablo con esta carne.

-¿Qué es exactamente lo que estás pidiendo, mi lady? -preguntó Batuulo, con una sonrisa de sabiduría y su mejor imitación de gente blanca hablando. Melanie se ruborizó de vergüenza, pero no pudo dejar pasar esta oportunidad, aunque fuera remota.

"Desata una de mis manos y déjame en paz en la habitación por... solo un poco de tiempo". Ella dijo.

-"¡Absolutamente no!" Gritó prácticamente Batuulo. "¡No seré parte de un comportamiento tan vil!"
-Está bien, déjame con Augustus.

Batuulo y Mammie Jo susurraron de un lado a otro por un momento, pero Melanie no pudo decir lo que se dijo. Batuulo tenía una mirada severa en la cara.

"Le concederemos algo como su petición, pero sus días de recoger sus favoritos han terminado", dijo Batuulo. Ella y Mammie Jo se volvieron para salir de la habitación. En la puerta Batuulo se detuvo y miró por encima de su hombro.

Volveré por ti más tarde. Disfruta si puedes.

Como si su salida fuera una señal, uno de los hombres grandes que la habían atado se interpuso entre sus piernas y dejó caer su pantalón. Su enorme pene ya estaba duro, y parecía más un antebrazo que un pene.

"¡No! ¡Espera! Todavía no estoy lista -le suplicó Melanie-. En su temor estaba seca como un hueso ahí abajo. Podría haber estado hablando una lengua extranjera. El brutal golpeó de su miembro enorme en ella. La sequedad la hizo sentir como si estuviera siendo raspada y quemada y su tamaño parecía que estaba siendo desgarrada por dentro. Gritó tan fuerte que los del primer piso la oyeron como si estuviera en la habitación. El hombre grande pronto arrojó su semilla profundamente en ella acompañada de gruñidos. Cuando se retiró pudo sentir su eyaculación emanando de ella.

Pero otro hombre rápidamente tomó su lugar. Él era más del tamaño que estaba acostumbrada, y gracias a la lubricación del semen del primer hombre se deslizó sin dolor, aunque todavía estaba dolorida por el primer encuentro. Eran manos sucias y sudorosas; Que sabían cuándo estaban húmedos por última vez, y mucho menos bañados. Cuando uno terminaba otro tomaba su lugar, la pesadilla no terminaría. La acumulación cada vez mayor de semen en ella redujo la fricción agradable para los hombres, permitiéndoles durar más tiempo. El constante movimiento de sus partes femeninas, combinado con el grosor de algunos de los hombres poco a poco la despertaba. El aumento de su excitación atrajo su atención lejos de la terrible realidad y lo peor que la esperaba al final de su violación en grupo.

De repente, su lujuria se apoderó completamente y comenzó a temblar y a gritar. Se tensó toda y luego se quedó floja. Su violador salió a chorros poco después y se retiró. La calma pacífica que sentía después de su cumbre pronto se hizo añicos cuando otro hombre se coloco entre sus piernas. Puede que hubiera terminado, pero todavía había más hombres que querían un trozo de la señorita blanca. Después de lo que pareció la mayor parte del día, aunque solo pudo haber sido varias horas, el último hombre gimió y gruñó al dejar su secreción pegajosa en ella. El último hombre se quitó se subió el pantalón y salió de la habitación, mientras Batuulo, Mammie Jo, Buck y Mel entraron. Batuulo llevaba su pequeña bolsa de cuero y un tazón pequeño, Mammie Jo tenía un cubo con unos trapos cubiertos por el costado.

"Esto es normalmente para las mujeres, pero creo que Buck y Mel tienen un interés en ver esto hecho", dijo Batuulo.

-Las limpian un poco -dijo Mammie Jo, mientras le echaba algo de agua a su sexo y la limpiaba con los harapos. -Los hombres suelen dejar un lío, ¿no? -preguntó riéndose.

El agua fría y el dolor en sus brazos y piernas la devolvieron a la realidad de que la violación había terminado y ahora algo peor iba a suceder. Batuulo estaba examinando las partes sexuales de Melanie con cierto detalle, tirando y tirando de diferentes partes. Se centró en el clítoris que Melanie sabía que podía producir un pico de placer por sí solo. A pesar de ella y de todo el pequeño órgano había pasado, comenzó a endurecerse.

"En mi patria llamamos a esta parte de una mujer el kintirka. Para impedir que una muchacha se entregue a sí misma a demasiado placer y para hacerla más interesada en agradar a un hombre, cortamos la punta de esto. Lo llamamos kintir, ver como su nombre, solo más corto. Kintirka, kintir -dijo levantando el pulgar y el índice y acortando la distancia entre ellos-.

-¿Es... eso es lo que me vas a hacer? -preguntó nerviosamente Melanie. Batuulo ignoró su pregunta y continuó su explicación.

-"Algunas mujeres, ellas se atan al Diablo con esta carne. Hacen cosas malas en busca de sus propios placeres egoístas. Para ellos no es suficiente para reducir un poco la sensación. Para ellas debemos tomar el kintirka de sus raíces. Y también tomamos el faruuryaha", dijo tocándose los labios del pétalo de flor del sexo de Melanie.

"¡NO! Oh, por favor, no, no me hagas eso! "Melanie gritó cuando el impacto de lo que Batuulo acababa de decir la golpeo.

Batuulo se acercó más entre sus piernas y abrió su bolsa. Mammie Jo sostuvo una gran vela para iluminar mejor su trabajo. Melanie se preguntó porque no sólo usaban una de las lámparas de aceite, había muchas en la habitación. El viejo cuchillo reapareció, Melanie hizo otro inútil tirón en sus ataduras.

"Mantente muy quieta, o mi corte no será exacto. Podrías sangrar hasta morir si me haces cortar demasiado en el lugar equivocado -dijo Batuulo con un extraño tono tranquilizador-. Tiró de la solapa izquierda de la piel, estirándola. La hoja del cuchillo estaba en la parte superior, justo debajo del clítoris. En un instante el cuchillo cortó en una fracción de pulgada, liberando la parte superior de los labios del clítoris, y luego en un movimiento largo y descendente la hoja separó el resto de ella de su cuerpo. Melanie se puso rígida y dio un grito apagado durante el corte. Batuulo levantó el trozo de piel. Estaba redondeada por un lado, su curva se extendía suavemente y luego volvía a entrar, mientras que el otro era un borde afilado y liso, aunque cubierto de un poco de sangre. Melanie empezó a llorar cuando lo vio colgando de los dedos de Batuulo. Colocó con cuidado la carne cortada en un paño pequeño, y luego secó otra en un líquido oscuro y lo presionó contra el corte que acababa de hacer. Se quemó, pero causó sólo una sorprendida toma de aire de la ex señora de la casa.

-Y ahora, por el otro lado -dijo ella con toda naturalidad-. Cuando el cuchillo se acercó a sus otros labios Melanie comenzó a gemir y luchar, sabiendo lo que vendría.

-“Manténganla firme” -dijo Batuulo a Buck y Mel. Cada uno agarró un muslo con un brazo mientras que el otro fijó sus caderas a la cama. Ella gritó más cuando se retiraron los segundos labios, aunque solo pudo hacer eso porque ella anticipó el dolor que causaría. Pronto el líquido astringente quemado se aplicó a ese lado de su sexo y un buen par de faruuryaha estaban tendidos uno al lado del otro sobre el paño.

-“Sujétenla, muchachos” -le dijo Batuulo a Mel y Buck-, este próximo será muy doloroso. Tengo que cortar bajo el kintirka y luego también sobre la parte superior de ella y pelar la piel. "Ella hizo sus cortes con cuidado y Melanie gritó y gritó en cada corte y en ocasiones trató de luchar como el cuchillo expuso su clítoris. No era más grande que el dedo meñique de un bebé, al menos eso era todo lo que podía ver.

-¿Por qué? -preguntó Buck, un poco asombrado de que todo eso se llevara a cabo una pequeña pieza de carne.

-Sí, pero kintirka es muy astuto, como un caracol. La mayor parte de ella está escondida en el interior. Tiene dos colas o raíces que bajan por cada lado de su abertura. "Batuulo cogió algo que parecía un gran par de pinzas. Utilizando la herramienta de pinzas, agarró el clítoris firmemente y se detuvo exponiendo más de ella en la apertura que había hecho.

"AYYYYIIIIII," Melanie gritó de dolor. "Por el amor de Dios, ten piedad."

"Esta es la misericordia de Dios", ella le respondió a Melanie, luego a Mammie Jo, "Este recipiente alimenta la sangre a kintirka, cuando la corte use la llama de la vela para detener la sangre." Las pinzas ahora pellizcaron el vaso sanguíneo y cortaron el cuchillo Desde el clítoris, y Mammie Jo cauterizó el vaso con la llama todo el tiempo, mientras los sonidos sobrenaturales provenían de Melanie, sus pies temblaban incontrolablemente. Batuulo continuó tirando del clítoris mientras trabajaba el cuchillo a través de pequeños hilos de piel que parecían sujetarla al resto de su cuerpo. Mammie Jo pensó lo mismo que cortar la piel de un pollo. De repente, una corriente de orina salió de debajo del área cortada y empapó la cama. Al fin, el clítoris entero fue liberado. Su cabeza era pequeña y delgada, pero las raíces eran gruesas y largas. La forma en que Batuulo lo sostenía para que todos lo vieran, aún agarrándose a las pinzas, hacía que las raíces se movieran y se movieran, haciéndola parecer viva, como una especie de gusano mutante. Melanie gritó ante la vista y deseó desmayarse, pero no pudo.

Batuulo colocó el kintirka junto a la faruuryaha, claramente iba a mantenerlos como trofeos de algún tipo. Usando una aguja y un hilo ordinarios, puso unas cuantas puntadas en la hendidura que había hecho en la parte superior del sexo de Melanie, y la cubrió con más líquido astringente y, por buena medida, vertió cera fundida sobre la herida. Las cuerdas estaban desatadas y todo lo que Melanie pudo hacer fue enrollarse en una bola y llorar.

Instrumentos y recuerdos fueron reunidos y todos salieron de la mansión en busca de un nuevo lugar para comenzar su nueva vida. Cuando se secaba en unas pocas semanas, el kintirka de Melanie se asemejaría a una entrepierna de pollo, y Batuulo tendría un nuevo collar que usar. La violación y la mutilación de Melanie se convertirían en la horrorosa historia de advertencia del día.




Historia Original Aquí.





Autor: Chastebob       Traductor: DarkSoul

SERVICIO DE JARDINERÍA

Habíamos estado participando en experiencias de maestro / esclavo durante casi un año y medio cuando decidió que quería que dejara mi trabajo, que renunciara a mi apartamento y que me convirtiera en su esclavo a tiempo completo. Estaba extático ante aquella gran proposición, por lo que acepte dejando toda mi vida para ser su esclavo a tiempo completo al lado de mi ahora nuevo amo permanentemente......


SERVICIO DE JARDINERÍA
Habíamos estado participando en experiencias de maestro / esclavo durante casi un año y medio cuando decidió que quería que dejara mi trabajo, que renunciara a mi apartamento y que me convirtiera en su esclavo a tiempo completo. Estaba extático ante aquella gran proposición, por lo que acepte dejando toda mi vida para ser su esclavo a tiempo completo al lado de mi ahora nuevo amo permanentemente.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFIACIÓN] [ESCLAVITUD]


Categoria: Gay      Autor: Christopher





El amo ya había despedido dos servicios de poda del césped porque no cortaron el césped a una altura consistente de dos pulgadas. Ahora, no me malinterpreten, lo amo mucho, pero la precisión y la pulcritud no están entre las virtudes del Maestro. Eso no suena bastante fiel a su forma. Dijo que era solo para facilitar su pasión por jugar al golf. Pero sospeché que la verdadera razón era que él simplemente no encontraba a los chicos lo suficientemente atractivos. O no exactamente su tipo. Por mi parra era muy sospechoso y muy celoso. Pero como esclavo, ¿Qué tenía que decir al respecto?

Habíamos estado participando en experiencias de maestro / esclavo durante casi un año y medio cuando decidió que quería que dejara mi trabajo, que renunciara a mi apartamento y que me convirtiera en su esclavo a tiempo completo. Estaba extático ante aquella gran proposición, por lo que acepte dejando toda mi vida para ser su esclavo a tiempo completo al lado de mi ahora nuevo amo permanentemente.

La relación fue todo lo que esperaba y esperaba que fuera mucho. Me golpeaba y penetraba mejor dijo me violaba con violencia como dureza regularmente. Me azoto, marco, humillo y tatuó. Me hacia siempre estar desnudo, ya fuese verano o invierno, tanto dentro y fuera de la casa. Mis pezones estaban perforados y habían sido bombeados tanto que ahora se extendían a tres cuartos de pulgada de mi pecho. Ponía pesas en mis huevos tan a menudo y durante tanto tiempo, que ahora colgaba unos buenos cinco pulgadas por debajo de mi rígido pene lo que por supuesto me encantaba, ya los sentía rosar con mis muslos cada que caminaba.

Sentir el pene de mi Amo entra y salir de mi ano, mientras me azotaba ya fuese, la espalda, nalgas, abdomen, tetillas o incluso mis propios huevos o pene, una de las cosas mejores que era venirme era sentir como el pene de mi Amo comenzaba a palpitar dentro de mi ano o boca, para luego sentir su cremosa descarga, me encantaba y aun me gusta el sabor de su semen, tan espeso cuando se venía en mi boca pero sentirlo en mis entrañas era aun más placentero

Lo mejor de todo era la esclavitud y la tortura tan ruda a manos de mi amo, que era en verdad cruel en su forma de torturarme, lo que me encantaba. El amo a menudo me tenía apresado en una jaula en el sótano. Incluso le gustaba momificarme en el armario durante días me colocaba un tubo de alimentación y un catéter en mi pene como las únicas aberturas. He estado estirado en bastidores y cruces. He sido amarrado fuertemente. Pero mi favorito de todos los tiempos era cuando mi amo me enterraba por completo vivo.

El amo dejaba un canal bajo excavado en el patio trasero cubierto con una placa de metal y una capa de césped. Solo dos aberturas: un tubo de respiración y una pequeña placa extraíble encima de mi entrepierna para la tortura genitales que a veces me practicaba dado que no podía moverme no podía defenderme o hacer algo para evitarla.

A menudo, después de una tarde de dura disciplina, Una tarde ya casi noche mi Amo me llevó al patio trasero, me hizo desenterrar la placa de acero y me hizo acostarme en el agujero. No hubo necesidad de atarme. Para cuando el metal y la hierba habían sido reemplazados, no iba a ninguna parte aquello era incluso más apretado que un ataúd real, apenas y tenia espacio para que mi pecho se ensanchara cuando respiraba, lo que me dejaba completamente inmovilizado.

-"DUERME BIEN, PRACTICAREMOS EL GOLF POR LA MAÑANA". Gritó este comentario de despedida esa vez.

Me dormí como me ordeno ya que no tenía muchas opciones, además me había acostumbrado a estar en ese tipo de encierro pero el frío de la mañana había penetrado en el suelo, y cuando él apartó la pequeña placa de metal que cubría mi entrepierna, estaba temblando muerto de frio. Su orina caliente que salpicaba mi entrepierna se sentía caliente que incluso fue reconfortante.

Luego sujetó una camilla de tres pulgadas a mi escroto y cerró la placa firmemente en su lugar contra la placa de metal sobre mí. Que colocó mis huevos incluso en la parte superior de la hierba donde se puso una camiseta de golf en mi perforación en mi escroto. Estaba listo para practicar su swing de golf.

Esa fría mañana fue particularmente brutal. Los gritos resonaron en el espacio confinado, y casi me ensordeció. Finalmente se detuvo. Esperaba que me sacara de allí, como a menudo lo hacía, pero no lo hizo para mi terror.

En su lugar, Mi amo me gritó para que lo pudiera escuchar.

-"TIEMPO DE DESAYUNAR, ESTARÉ DE VUELTA PRONTO, MIENTRAS TANTO, PIENSA EN ESTO: HE ELEGIDO HOY COMO EL DÍA PARA TU ÚLTIMO SACRIFICIO DE ESCLAVO". Dijo mi Amo.

Me estremecí por completo por aquellas palabras. Había sabido todo el tiempo que eventualmente me castrarían, pero esperaba tener más tiempo para prepararme, deseaba estar un poco más intacto antes de perder toda capacidad de placer, debo admitir que me gustaba venirme cuando mi Amo me penetraba, se sentía delicioso correrse cuando mi próstata estaba siendo estimulada por el miembro de mi Amo y muchas veces mi pene endurecido estaba siendo al mismo tiempo torturado.

Me preguntaba cómo planeaba hacerlo, había soñados muchas veces en como lo iba a hacer, con un cuchillo al rojo vivo, tijeras, ligas castradoras, quemado o incluso disuelto dolorosamente con productos químicos pero nunca imagine la forma que al final el utilizo, el tiempo pensando en aquello se me fue muy rápido y de pronto escuche algo acercándose a donde estaba.

Escuche un motor distante, sonaba similar y de pronto supe lo que aquel sonido era. Ahí con mis genitales sobresaliendo apenas del alto césped fue cuando me acordé de que era el día para el equipo de servicio que cortaba el césped, con su podadora a motor arreglada especialmente para que cortada a una profundidad de exactamente dos pulgadas.

Ni siquiera pude gritar me desmaye cuando las afiladas aspas me cerceno mi pene y huevos de una sola vez, ahora sigo sirviendo a mi Amo pero sin ya nada en mi entrepierna apenas una cicatriz vertical cubierta por algunos vellos demuestran que algo alguna vez estuvo ahí.




Historia Original Aquí.





Autor: Christopher       Traductor: DarkSoul

NO ERA EL CHICO DE JENGIBRE

Había una vez un niño travieso. Su papá y su mamá le dijeron que nunca jugara demasiado lejos de la casa, porque había un montón de criaturas peligrosas en el bosque. Pero él no los escuchó, y un día fue a explorar los bosques por sí mismo......


NO ERA EL CHICO DE JENGIBRE
Había una vez un niño travieso. Su papá y su mamá le dijeron que nunca jugara demasiado lejos de la casa, porque había un montón de criaturas peligrosas en el bosque. Pero él no los escuchó, y un día fue a explorar los bosques por sí mismo.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [SOBRENATURAL]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo





Había una vez un niño travieso. Su papá y su mamá le dijeron que nunca jugara demasiado lejos de la casa, porque había un montón de criaturas peligrosas en el bosque. Pero él no los escuchó, y un día fue a explorar los bosques por sí mismo.

Después de unas horas, se perdió. También necesitaba orinar.

Abrió la cremallera y sacó su pene, pero no sabía dónde sería un buen lugar para orinar. Así que caminó, tomando su nariz con una mano, y sosteniendo su pene con la otra.

Muy pronto, se encontró con una gran tortuga al lado del camino que estaba recorriendo, por lo que el niño dijo:

-"Señor. Tortuga, Sr. Tortuga, ¿dónde puedo orinar? Pregunto el niño.

Y la tortuga, que era en realidad una tortuga carnívora, miró al pene del chico y pensó que sería un sabroso bocadillo, por lo que le dijo.

-"Puedes orinar dentro de mi boca, pequeño, Tengo mucha sed y podría tomar una poco de ella.

El chico nunca había orinado dentro de la boca de nadie antes. Pensó que beber pis era asqueroso, pero tal vez a las tortugas les gustaba. La tortuga abrió sus mandíbulas y esperó. El muchacho apuntó su pene a la tortuga y separó sus pies.

-"¡No, no así!" Dijo la tortuga.
-¡Vas a mojar mi caparazón y perdere la mayor parte! Acércate".

El muchacho se acercó a la tortuga.

-"Más cerca". Dijo la tortuga.

El muchacho se puso de rodillas delante de la tortuga.

-"Pégalo en mi boca". Dijo la tortuga.

Así que el chico pegó su pene dentro de la boca de la tortuga. De repente, las mandíbulas de la tortuga se cerraron con fuerza ¡SNAP! ¡Pero el chico había saltado atrás, justo a tiempo!

-¡Has intentado morderme el pene! -gritó el muchacho.
-“Así es” Dijo la tortuga con enojo. ¡Y cuando te atrape, lo devoraré todo!

-"¡Hah!" Dijo el muchacho. "Puedes correr y correr lo más rápido que puedas, pero nunca me atraparás, ¡porque tengo un pene y dos buenos huevos!"

Y el chico se dio la media vuelta y salió corriendo. La tortuga se cansó rápidamente y se rindió. El muchacho frenó y todavía necesitaba orinar.

Se encontró con un prado cubierto de hierba, donde dormía un zorro marrón. El muchacho dijo,

-"Señor. Zorro, Sr. Zorro, ¿dónde puedo orinar?"

El zorro se despertó y miró el pene del chico y pensó que sería un sabroso bocadillo, por lo que dijo,

-"Puedes orinar dentro de mi boca, pequeño. Tengo mucha sed y puedo tomar una copa.

El chico pensó que era extraño que el zorro dijera lo mismo que la tortuga, pero tenía que orinar, así que dijo:

-"DE ACUERDO".

El zorro se puso en pie, abrió las mandíbulas y esperó. El muchacho apuntó su pene al zorro y separó sus pies.

-"¡No, no así!", Dijo el zorro. "¡Solo conseguirás que mi piel se moje y desperdicie la mayor parte de ella! Acércate".

El muchacho se acercó al zorro.

-"Más cerca", dijo el zorro.

La boca del zorro estaba tan alta como el pene del chico, así que todo lo que tenía que hacer era caminar.

-"Pégalo a mi boca". Dijo el zorro.

Así que el chico pegó su pene dentro de la boca del zorro.

De repente, las mandíbulas del zorro se cerraron ¡SNAP!

-¡Pero el chico había saltado atrás, justo a tiempo!
-¡Has intentado morderme el pene! -gritó el muchacho.
-Así es -dijo el zorro, enfadado-. ¡Y cuando te atrape, lo devoraré todo!

-"¡Hah!" Dijo el muchacho. "Puedes correr y correr lo más rápido que puedas, pero nunca me atraparás, porque tengo un pene y dos buenos huevos!"

Y el chico se dio la media vuelta y salió corriendo. El zorro era un corredor mucho mejor que la tortuga, pero el muchacho era todavía más rápido que el zorro, y se alejó de él.

Ahora el chico realmente necesitaba orinar con urgencia. Se encontró con una chica vestida de rosa, que estaba sentada en un tronco de árbol, cepillándose el cabello. El muchacho dijo,

-"Niña, niña, ¿dónde puedo orinar?"

La niña dejó de cepillarse el cabello para mirar al chico, que sostenía su pene con ambas manos y haciendo el baile la urgencia por orinar. Ella sabía lo que era un pene, y sabía que solo los niños los tenían. Su estómago gruñó. Hmmmm...

"Puedes orinar dentro de mi boca, pequeño. Tengo mucha sed y puedo tomar una copa.

El chico pensó que era extraño que la niña dijera lo mismo que la tortuga y el zorro, pero realmente necesitaba ir mal, así que dijo:

-"DE ACUERDO".

La niña apoyó los codos en el tocón del árbol y apoyó la barbilla en las palmas de la mano con la boca abierta y esperó. El chico apuntó su pene a la chica y apartó sus pies.

"¡No, no así!" Dijo la niña. "¡Sólo conseguiremos que mi vestido se moje y desperdicie la mayor parte de la orina! Acércate."

El muchacho se acercó a la chica.

-“Más cerca”. Dijo la muchacha-.

La boca de la niña estaba tan alta como el pene del chico, así que todo lo que tenía que hacer era caminar.

-"Pégalo a mi boca". Dijo la muchacha.

Así que el chico pegó su pene dentro de la boca de la chica.

De repente, ¡la boca de la chica se cerró de golpe!

¡Pero el chico había saltado atrás, justo a tiempo!

-¡HAS INTENTADO MORDERME EL PENE! Gritó el muchacho.
-Así es -dijo la niña con enojo-. ¡Y cuando te atrape, lo devoraré todo!

"¡Hah!" Dijo el muchacho. "Puedes correr y correr lo más rápido que puedas, pero nunca me atraparás, porque tengo un pene y dos buenos huevos!"

Y el chico se dio la media vuelta y salió corriendo.

La chica fue tras él. Ella dijo,

"¿Oh si? Bueno, no necesito un pene y dos huevos para atraparte! ¡Tengo transmisión automática! "

El muchacho ya estaba cansado de todo el correr que ya había hecho, pero la chica no lo estaba. Cada vez que la miraba por encima del hombro, ella se acercaba cada vez más a él. Gimiendo, comenzó a orinar mientras corría. La chica pensó que era gracioso y se rió.

Ella finalmente lo atrapó y lo hizo girar. Ella agarró el extremo de su pene con ambas manos, mientras él todavía tenía ambas manos a su lado de ella, y comenzaron a jugar a la guerra del remolcador con ella.

"¡Déjalo ir! ¡Vamos! -gritó el muchacho.

Riéndose, la muchacha luchó contra el niño sobre su espalda, y luego se sentó en su barriga, frente a su pene. La sostuvo de modo que la señaló hacia arriba y usó su falda para limpiarla y secarla. Luego se agachó y lo mordió con ansiedad mientras gritaba.

La muchacha se levantó de él, escupió su pene en su mano, y comenzó a mirarlo y sentir todo alrededor.

El muchacho, mientras tanto, se sentó y comenzó a frotarse entre sus piernas.

-"¡Owwww-ooooooo, me duele! ¡Duele mucho! ¡Me arrancaste mi pene! ¡Me mordiste el pene y me duele!", Gritó el chico.

La muchacha rió, se comió todo y se lamió los dedos.

-¡Y ese fue el final del chico travieso!




Historia Original Aquí.




Autor: Anónimo       Traductor: DarkSoul

NAVIDAD DULCE NAVIDAD

Nuria selecciono a un hombre alto, de piel blanca, de cuerpo trabajado aunque no excesivamente marcado, no le agradaban los hombre con músculos por todas partes, rostro varonil con mentón cuadrado, ojos cafés claros, cabello castaño claro y por lo que pudo ver en su ajusta prenda que portaba en la foto en línea, bien dotado, por su parte ella era rubia, delgada de grandes senos, buen par de nalgas, cuidada y finas piernas que horas en el gimnasio le habían dado, a su modo ella era muy sensual......


NAVIDAD DULCE NAVIDAD
Nuria selecciono a un hombre alto, de piel blanca, de cuerpo trabajado aunque no excesivamente marcado, no le agradaban los hombre con músculos por todas partes, rostro varonil con mentón cuadrado, ojos cafés claros, cabello castaño claro y por lo que pudo ver en su ajusta prenda que portaba en la foto en línea, bien dotado, por su parte ella era rubia, delgada de grandes senos, buen par de nalgas, cuidada y finas piernas que horas en el gimnasio le habían dado, a su modo ella era muy sensual.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [FEMDOM] [CBT] [ESCLAVITUD]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





25 de Diciembre Navidad, Nuria de 36 años estaba sola en casa, sin pariente alguno, paso la navidad sola pese a ser invitada a un sinfín de lugares por amigas, era soltera y sin hijos ya que era estéril por la tarde de ese día, llamo a un servicio muy exclusivo, un lugar que se especializaba en brindar a mujeres solas y con el poder económico que ella poseía el placer que tanto necesitaban, ella hizo su elección de un catalogo en lineo y se le informo del precio como la hora de llegada.

Nuria selecciono a un hombre alto, de piel blanca, de cuerpo trabajado aunque no excesivamente marcado, no le agradaban los hombre con músculos por todas partes, rostro varonil con mentón cuadrado, ojos cafés claros, cabello castaño claro y por lo que pudo ver en su ajusta prenda que portaba en la foto en línea, bien dotado,  por su parte ella era rubia, delgada de grandes senos, buen par de nalgas, cuidada y finas piernas que horas en el gimnasio le habían dado, a su modo ella era muy sensual, se vistió con una blusa muy escotada color azul rey, una minifalda negra y tacones altos, se sirvió una copa de vino y se sentó a esperar.

Unos segundos a la hora que se le informo Nuria escucho el timbre de la puerta con algo de excitación se puso de pie para caminar hasta la puerta, al abrirla se encontró con aquel hombre alto, de espalda ancha portando una gabardina larga que llegaba casi hasta los tobillos de color gris, el hombre extendió la mano y dijo.

-“Hola, mucho gusto soy Noel”. Dijo él.

Por supuesto aquel no era su nombre real, Nuria lo sabia pero era original para la fecha que era pensó para ella misma.

-“Hola Noel soy Nuria tu Ama por esta noche, mucho gusto pasa por favor”. Dijo Nuria mientras estrechaba la mano del hombre que entro a su lujosa casa a las afueras de la ciudad.

Era poco más de las 7 PM, cuando Noel le entrego el contrato de esclavitud a Nuria, el cual leyó con detenimiento, ahí especificaba claramente que ella podría hacerle lo que quiera a su cuerpo sin restricción alguna, lo que por supuesto hizo humedecer el interior de su vagina de inmediato al pensar en todas las posibilidades, luego de leerlo lo firmo y con eso inicio la sesión.

Noel sin que Nuria lo ordenara se despojo de su gabardina, dejando su cuerpo casi al desnudo apenas se quedo con una minúscula prenda de color rojo vino y un par de botas tipo militar color negro que le cubrían un poco más arriba de los tobillos,

Nuria abrió grandes los ojos al ver el cuerpo de aquel hombre casi desnudo ante ella, le hizo dar la vuelta para ver como su prenda color vino se perdía entre sus fuertes nalgas, las cuales tomo y amaso con sus manos, sintiendo su firmeza, Nuria luego condujo a Noel a un amplio salón en que apenas tenía muebles con un decorado navideño.

Una vez ahí Nuria comenzó acariciar el cuerpo del hombre quien sin hacer ninguna expresión, se quedo inmóvil, las manos de Nuria sintieron su pecho y abdomen completamente depilados, luego bajaron para amasar su paquete que se abultaba en su pequeña prenda, que pronto bajo hasta mas debajo de sus rodillas, dejando al descubierto sus genitales en concordancia con el resto de su cuerpo completamente sin vello alguno, pero Nuria ya de cuclillas frente a Noel no los toco solo los admiro.

Sintiendo como el interior de su vagina cosquilleaba, rápidamente tomo unas pinzas originalmente diseñadas para los pezones pero que ella uso colocándolas en el escroto lampiño de Noel, ambas pinzas estaban unidas con una delgada cadena de la que ella comenzó a tirar hacia abajo, el rostro de Noel inexpresivo hasta ese momento comenzó a hacer muecas de dolor hasta que dejo escapar un pequeño gruñido de dolor.

-“¡AAAAHHHHH!” Gruño Noel.

Aquello hizo excitar aun más a Nuria, más de lo que ya estaba, luego de algunos minutos Nuria se llevo a Noel tirando de la cadena que pendía de sus huevos hasta otra habitación, ahí hizo que se deshiciera de su pequeña prenda y botas para quedar por fin completamente desnudo le coloco un pasamontañas negro en su cabeza, por lo que solo sus ojos y boca quedaron visibles, hizo que se colocara en cuatro patas sobre una base donde apoyo sus rodillas y codos, otra parte sobre salía sosteniendo su pecho, un anillo de metal fue cerrado alrededor del cuello de Noel, sus tobillo, piernas, brazos y muñecas también fueron asegurados, dejándolo completamente indefenso con sus nalgas al aire y sus huevos colgando entre sus piernas bastante abiertas.

Nuria se despojo de toda prenda que llevase encima quedando completamente desnuda, sus bellos pezones rosados fueron notados de inmediato por los ojos de Noel que luego bajo su mirada para ver su clítoris también del mismo tono sobresalir de sus labios vaginales cerrados como una empanada completamente depilados, Nuria fue hasta una mesa donde tomo un arnés, cuando termino de colocarlo en su pelvis, del frente sobresalía como un cuerno un largo y grueso dildo realista de metal, por dentro del triangulo que lo sostenía un dildo que ya estaba vibrando le estaba dando placer interno a la vagina de Nuria que no tardo en comenzar a chorrear sus juegos por sus piernas.

El placer que Nuria buscaba no era la que el sexo convencional puede proporcionar a ella le gustaba dominar, sentirse en control, dueña de la situación, pero esa noche deseaba algo más deseaba hacer desde hacía mucho tiempo, y esa noche estaba dispuesta a cumplir su fantasía pero antes algo de diversión; se coloco detrás de Noel para abrirle sus firmes nalgas se las abrió para revelar su ano cerradito oscuro y depilado, se lo lambio como succiono un par de veces dándole un exquisito beso negro a Noel.

Nuria le escupió tres veces su ano, antes de comenzar a restregar su falo metálico entre sus nalgas, aquello solo duro unos segundos antes de que ella comenzara a penetrar a Noel con aquel miembro rígido de metal cromado, Nuria se lo inserto de una sola vez por completo hasta que sus pelvis choco con sus nalgas, lo que hizo que Noel diera un gruñido de dolor.

-“GGUUHHHHHHHH”. Gruño Noel.

Nuria sintió como su cuerpo se estremeció dado que lo tenía bien sujeto de sus caderas, ella comenzó con su mete saca casi de inmediato, con cada embestida sentía una placentera punzada en el interior de su vagina, a los 10 minutos de aquello Nuria llego a un potente orgasmo, que hizo que sus jugos totearan de su vagina sin parar, pero no se detuvo pese a que sus muslos se contrajeron con espasmos por el gran orgasmo que acababa de experimentar, sus pezones también quedaron muy duro y erectos.

Nuria continuó masacrando el ano de Noel, cuyo pene en completa erección no dejaba de filtrar líquido pre seminal, incluso ya para ese momento un pequeño charco de líquido viscoso similar al lubricante sexual se había formado en el piso directamente debajo de su hinchado glande.

Nuria alcanzo seis poderosos orgasmos y Noel se vino tres veces gracias a la estimulación brutal de su próstata antes de que ella parara sus embestidas, un enorme charco de los flujos de Nuria quedo en el suelo, apenas pudo ella incorporarse sus piernas estaban debilitadas sin quitarse el arnés fue hasta la misma mesa donde tomo un pote de crema para regresar detrás de Noel, abrió el frasco y con una mano comenzó a aplicarse la crema en su brazo derecho, hasta que estuvo todo cubierto de crema hasta casi el hombro.

Todo esto Noel lo podía ver gracias a un gran espejo que estaba justamente frente a donde estaba, Nuria dejo el pote para comenzar a introducir tres dedos bien lubricados por la crema de una sola vez ya que el ano de Noel aun continuaba bien abierto luego de la casi una hora de estarlo penetrando con el dildo metálico que aun sobresalía de la entrepierna de Nuria, poco a poco ella fue introduciendo primero su mano, por completo dentro de las entrañas de Noel, girándola en su interior e incluso apretando fuerte su próstata, lo que le hizo sentir un gran dolor como una gran cuarta eyaculación.

No paso mucho rato hasta que el brazo de Nuria estaba dentro de Noel que se retorcía de dolor al sentir el brazo de ella casi hasta el codo dentro de él, Nuria sacaba e introducía su brazos como si lo estuviera penetrando, apretando de tanto en tanto su próstata que hacia estremecer de dolor como placer a Noel.

-“AAAAAGGGGGJJUUUUU”, Gritaba Noel cada que le apretaba su próstata.

Aquella masacre anal que Nuria le propinaba a Noel duro casi una hasta que ella extrajo por completo su brazo de un interior, algo de sangre broto del muy abierto ano de Noel que quedo casi inconsciente donde estaba, con todo su cuerpo cubierto de sudor, Nuria muy excitada fue hasta uno de los baños de su mansión donde tomo un baño a consciencia para regresar a donde estaba Noel con una bandeja cubierta con un paño.

Le coloco una mordaza de bola a Noel en la boca para luego introducirle analmente un enorme vibrador especialmente diseñado para estimular la próstata, dándole descargas eléctricas, Nuria le coloco en su pene un tubo de plástico con un gran receptáculo capaz de albergar hasta 500 Ml de semen.

A los pocos minutos que Nuria encendió el estimulador prostático, el pene de Noel comenzó a disparar semen pese a que ya se había venido varias veces en todo el rato que Nuria había estado jugando con él, las eyaculaciones se sucedían cada pocos minutos llenando de dolor más que de placer a Noel que sentía su próstata a punto de estallar, el receptáculo de semen marco 391 ml cuando Nuria lo retiro del pene aun goteante de semen de Noel que continuaba endurecido, Nuria entonces quito el estimulador anal y destapo la charola que anteriormente trajo con ella.

Dejando al descubierto algunas herramientas que Noel no pudo ver, entre ellas un cuchillo muy afilado usado por los cirujanos del siglo XIX para amputar brazos, era un poco curvo aserrado y muy afilado, pero Nuria tomo un elastrador que ella había mandado a modificar por lo que estiraba la liga castradora tres dos veces más ancha que un elastrador normal, tomo el pene aun erecto de Noel como sus huevos para jalarlos hacia atrás, lo que los hizo sobresalir por debajo de sus nalgas que estaban todas empapadas de sudor, con algo de sangre aun saliendo de su ano no cerrado aun.

Nuria activo el mega elastrador como ella le nombro ya cargado con dos ligas castradoras paso los huevos primero para luego pasar el pene de Noel por el centro de las estiradas ligas, se aseguro que las quedase lo más pegada al nacimiento de su pene y escroto antes de retirar el seguro que hizo que las ligas se cerraran de golpe sobre los genitales de Noel, cuyo cuerpo se sacudió de dolor al sentir la terrible punzada del apretón de la liga en aquella área tan sensible para cualquier hombre.  

El cuerpo de Noel que no sabía a qué se debía ese terrible dolor, se sacudió por 10 largos minutos hasta que poco a poco su cuerpo se acostumbro a las ligas, Nuria espero unos 20 minutos mientras acariciaba el pene y huevos de Noel diciéndole.

-“¡Serán un gran eunuco!” Decía Nuria.

Noel para ese momento estaba aterrado pues había logrado ver las ligas que le fueron colocadas en sus genitales, trataba de liberarse y movía su cabeza en forma negativa como diciendo a Nuria que se detuviera, por su mordaza en su boca no podía hablar solo mugidos salían de él.

Nuria una vez pasado el tiempo que estimo necesario, tomo el cuchillo para amputar y llevo de nuevo el escroto y pene erecto de Noel hacia atrás mientas este continuaba negando con la cabeza y tratando de liberarse, Nuria comenzó a cortar entre ambas ligas apenas le tomo unos segundos cortar tanto el pene como escroto de Noel con aquel cuchillo siendo ella cirujana y uróloga no tuvo problemas en detener el poco sangrando que hubo una vez anulado a Noel, tomo los que una vez fueron los genitales de Noel y se los llevo a la cocina, dejando a Noel desmayado ahí.

Cuando Noel recupero el sentido algunos minutos más tarde, se encontró con Nuria sentada a un lado de una elegante mesa, con platos de porcelana muy fina, ella estaba comiendo los que alguna vez fueron sus huevos y su pene ya casi era historia apenas el glande permanecía sobre el plato, Nuria de tanto en tanto bañaba lo que estaba comiendo con una salsa blanca pronto Noel comprendió que era su semen.

Cuando Nuria termino de comer se bebió lo que quedaba de su copa de vino y fue hasta donde estaba Noel para liberarlo apenas lo hizo sus manos se fueron a su entrepierna para ese momento vendada, y con una tubo sobresaliendo de la venda para la orina.

Noel lloro, cuando se coloco su prenda color vino sintiéndola vacía al frente, Nuria le dio un cheque con una generosa suma de dinero por su perdida y lo beso en los labios antes de decirle al oído.

-“Tu carne y semen me han dado una Dulce Navidad”.  



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




image host

Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

FIESTA DE SURFISTAS

Rich era un espectáculo completamente desnudo en el fregadero de acero inoxidable, con sus partes viriles goteando con espuma jabonosa, y su cuerpo húmedo y resplandeciente bajo las duras luces de la cocina del restaurante, abdominales ondulados bajo su pecho firme y planos con pezones rosados erguidos. Cubierto con burbujas de jabón blanco que lentamente se deslizaba por su cuerpo atlético......


FIESTA DE SURFISTAS
Rich era un espectáculo completamente desnudo en el fregadero de acero inoxidable, con sus partes viriles goteando con espuma jabonosa, y su cuerpo húmedo y resplandeciente bajo las duras luces de la cocina del restaurante, abdominales ondulados bajo su pecho firme y planos con pezones rosados erguidos. Cubierto con burbujas de jabón blanco que lentamente se deslizaba por su cuerpo atlético.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [CANIBALISMO] [MEDICO]


Categoria: Gay      Autor: Sea Dog





Rich sabía que había cometido un gran error, un error realmente estúpido, pero no tenía ni idea de lo costoso que acabaría siendo para él. ¡Fue muy divertido! ¡Tomando un baño de burbujas en el fregadero del restaurante! Justo como lo había visto en U-Tube. Fue una locura, y estúpido, pero ¡muy divertido!

"Me aseguraré de que tú y tus amigos nunca encuentren trabajo en esta playa otra vez". El gerente de Dick le dijo después de encontrar a Rich desnudo en el fregadero de acero inoxidable donde lavaba platos en el restaurante.

Seguro que era tarde y todos los clientes se habían ido y habían terminado de limpiar. "Si el departamento de salud se entera de esto, ellos me cerrarían". Rich se puso de pie en el fregadero, cubierto con jabón, su amplio pene y huevos colgaron a pocos centímetros de la cara del gerente. "Enjuágate, ponte la ropa y tú y tus amigos salgan de aquí. No quiero volver a verles nunca. Tom, Hank y Billy se quedaron detrás del gerente riéndose. Rich era un espectáculo completamente desnudo en el fregadero de acero inoxidable, con sus partes viriles goteando con espuma jabonosa, y su cuerpo húmedo y resplandeciente bajo las duras luces de la cocina del restaurante, abdominales ondulados bajo su pecho firme y planos con pezones rosados erguidos. Cubierto con burbujas de jabón blanco que lentamente se deslizaba por su cuerpo atlético.

-“A la mierda si no puede soportar una broma”. Dijo Rich, mientras el gerente lo empujaba literalmente por la puerta trasera, luego de que se enjuagó y se puso la ropa, todavía mojada.

-¿Crees que hablaba en serio en asegurarse de que nunca encontraríamos trabajo en la playa? -preguntó Tom.

"Sí. Esta es una pequeña comunidad, si las palabras pasan, puede ser difícil para nosotros encontrar otro trabajo de restaurante por aquí", dijo Billy.

Los cuatro amigos eran todos surfistas en sus mediados años veinte y en gran forma que se conocieron en Kill Devil Hills, donde estaban trabajando para el verano. Compartían una vieja casa móvil, a pocas cuadras de la playa. Lo único que tenían en común era su amor por el surf. También les gustaba pasar un buen rato, les gustaba fumar marihuana y beber mucha cerveza.

En pocos días decidieron intentar encontrar otro trabajo. Intentaron ser lavaplatos Dick Rich, Tom y Hank quizás limpiar mesas en la estación de autobús por salarios mínimos y Billy era un camarero que hizo bastante buen dinero. Alquiler era debido en su remolque y tenían facturas de servicios públicos a pagar. Ninguno de ellos había ahorrado dinero, por supuesto, lo gastaban tan pronto como lo hacían. Todos necesitaban trabajo.

Fueron de restaurante en restaurante y en todas partes obtuvieron la misma respuesta. -Hemos oído hablar de la broma que hiciste en Dick y no hay manera de que te contratemos.

Luego intentaron el Brew Through, gasolineras, tiendas minoristas, incluso la tienda de surf y tiendas de kitesurf. Era demasiado tarde en la temporada se les decía, no tenían puestos de trabajo, había un montón de excusas y razones por las que no estaban contratando, pero no había puestos de trabajo. Kitty Hawk y Kill Devil Hills eran una comunidad más pequeña lo sabían. Pero las olas y el surf eran geniales. No querían irse.

Tom miró por necesidad en el periódico y vio un anuncio que decía “banco de esperma y donantes de sangre solicita”. "Oye, he encontrado una manera en la que al menos podemos pagar el alquiler". Tom dijo a los chicos.

Al día siguiente fueron a la clínica en Nags Head. Llevaban su uniforme de playa, pantalón ancho de surf, camisetas y sandalias. En un centro comercial estaba esa clínica, con una sala de espera y una enfermera detrás de una ventana de cristal. Cuando se acercaron a la enfermera, les entregó formularios para llenar preguntas sobre sus historias médicas personales y familiares. Después de llenar los formularios, una enfermera los llevó a las salas de exámenes donde le tomaron sangre para detectar el SIDA y otras enfermedades. Cuando llegaron los resultados de la prueba de sangre, llamarían a los chicos para ver si calificaban para dar sangre y semen. El sueldo era bueno y si estaban limpios podrían volver en unas pocas semanas para dar más.

-"Wow, todo lo que tienes que hacer es venirte en un frasco para donar esperma y dejar que una enfermera te saque sangre". Tom dijo.

-"Suficiente para pagar el alquiler, pero no lo suficiente para la comida, la cerveza y los extras. Creo que todavía tenemos que encontrar trabajo", dijo Billy.

-"Podemos seguir intentando encontrar trabajo, pero mientras tanto digo que hagamos esto. Al menos pagará el alquiler", dijo Rich. Billy todavía no estaba contento con Rich. Billy hizo buen dinero en propinas, por lo que hizo Rich, todos perdieron sus trabajos.

En unos pocos días recibieron una llamada. Estaban limpios. ¡Gracias a Dios que la prueba de sangre no revelo nada! Pero en cuanto al SIDA y otras enfermedades, todos eran sanos como los caballos.

Volvieron a la clínica. Fue un día muy caluroso y el aire acondicionado estaba siendo reparado así que la clínica era caliente. Se les dieron tarros de plástico y revistas porno luego fueron escoltados a cabinas individuales donde se les pidió que eyacularan en los frascos.

-“Eso debería ser bastante fácil” -dijo Rich, quitándose la camisa mientras entraba en su cabina-. "Hey hombre hace calor aquí dentro". No sabían que había cámaras ocultas en las cabinas donde los ojos curiosos los miraban mientras se masturbaban y el aire acondicionado había sido intencionalmente cortado.

La mujer que vigilaba las cámaras abrió grandes los ojos mientras veía a Rich masturbarse. Rich era de 1.80 metros de alto, delgado y bien construido con seis abdominales, musculoso pecho y los brazos, y hombros anchos con una cintura delgada. Su cabello blanqueado por el sol estaba a la altura de los hombros. Sus pequeñas caderas y cintura mostraban su amplio pene como grandes y pesados huevos. Observó cómo su pene crecía hasta una erección completa; Le parecía que tenía unos diez a doce pulgadas de largo y tan grueso como una lata de cerveza. Buen ejemplar, señaló.

También observó a los otros chicos, todos surfistas bien construidos, altos, larguiruchos, deshuesados, entonados y rubios. Otro rasgo que todos parecían compartir era que todos ellos estaban ampliamente dotados de un pene que variaba en tamaño de nueve pulgadas (Billy) a diez pulgadas (Tom y Hank) a doce pulgadas erguido (Rich). ¡Ellos conseguirían un buen precio!

Después de que los chicos habían terminado de donar esperma, fueron llevados a una habitación y le pidieron que se acostaran en las camas del hospital, para dar sangre. Los asistentes les dieron galletas y zumo de naranja después. Entonces el director de la clínica pidió a los muchachos que se unieran a ella en su oficina. La noticia estaba en la comunidad y sabía que estaban sin trabajo por lo que sabía que necesitaban dinero.

-"No mucha gente lo sabe, pero esta clínica tiene una clientela mundial y somos reconocidos por ciertos procedimientos y productos que están en alta demanda entre una clientela muy rica y exigente". Llevaba una bata blanca de laboratorio, tenía el cabello negro tirado en un bollo y llevaba gafas de armazón negro. "Me gustaría presentarles una oportunidad única a ustedes, que no ofrezco a nadie. Le dará la oportunidad de hacer un montón de dinero muy rápida y fácilmente. Pero implica un sacrificio”.

-"Dinero, ¿escuché dinero? ¿Cuánto? ¿Qué tenemos que hacer?” -preguntó Rich.
-"Cuánto dinero depende de cuánto estén dispuesto a renunciar".
-¿Qué significa eso? -preguntó Billy.
-"Pagamos por onza".
-¿La onza de qué? -preguntó Tom.
-"De carne de hombre".

Todos retrocedieron.

-"Pagamos 1.000 dólares la onza, más que el precio del oro en ese momento, por el pene erguido y los testículos y pagamos una prima por el paquete entero".

-“¡Ouch!” -dijo Billy.

"Esperen un momento chicos", dijo Rich. Pensemos en esto. Debo tener alrededor de una libra o dos de entre nuestras piernas cuando está erecto. ¿Cuántas onzas hay en una libra? ", Preguntó.

"Hay dieciséis onzas en una libra". Ella respondió. "No estoy pidiendo una decisión hoy. "Todos ustedes hablen entre ustedes. Les he invitado. Piénsalo. Nos encargamos de todos los detalles. Recuerde que sólo podemos tomar el pene externo, o el pene y su raíz, podemos tomar los huevos  por separado, o podemos tomar todo el paquete. Preferimos el paquete entero y pagamos una prima por él de cinco mil dólares sobre el precio por onza. Aquí está mi tarjeta, vuelvan si están interesados. "Entonces se levantó y los escoltó hasta la puerta.

-"Solo piensen en ello. Mis cosas pesan una libra por lo que es $ 16,000.00 más $ 5,000.00 de bonificación por el paquete. Esto no es un cambio de trozos. "Rich dijo mientras se sentaban en los sofás de la casa móvil.

-"Sí, pero se nos habla de perder nuestra hombría permanentemente. No lo sé. "Tom dijo, bajando un Budweiser enlatado.

-"Sabes que para ser perfectamente honesto, siempre he pensado en mi carne solo una especie que se interpone en el camino". Rich dijo. "Es tan grande, es vergonzoso cuando practico surf y se puede ver colgando de mi pierna a través de mi traje de baño. A las chicas no les gusta porque dicen que es tan grande que les duele. No me importaría perder la mía. Es posible que quiera mantener mis huevos para mantener la testosterona fluyendo. Pero siempre hay jugo y suplementos".

"Sabes que nunca he dicho esto antes, pero estoy de acuerdo con Rich. Es una distracción que siempre me está metiendo en problemas, 'la cabecita gobernando la cabeza grande' con fuera que podría concentrar toda mi energía en el surf y no tendría que preocuparse por el sexo, las mujeres y otras distracciones. "Tom dijo, Frotándose su polla mientras que crecía en erección abajo de la pierna de sus bolsas. "Incluso a los wang les gusta la idea".

-"Me gustaría estar libre de la mía también", dijo Hank.

-"Ustedes están locos", dijo Billy. -¿Saben lo que dices? Están hablando de perder permanentemente sus genitales.

"Todos dejamos un depósito en el banco de esperma, así que ¿quién lo necesita ahora? Dios nos dio a nosotros para hacer bebés? Alguien va a utilizar el esperma para hacer bebés, por lo que son solo superfluos ahora. ¿Sabes lo que podría hacer con 21.000 dólares?

-"¡Ustedes están locos!" Billy dijo, pero sintió tensión en su pantalón cuando su pene comenzó a hincharse con la idea.

-"Si lo hacemos, no tendremos que trabajar, simplemente podemos surfear todo el día todo el verano sin cuidado y al diablo con el restaurante de Dick", dijo Rich. "¿Quién está adentro? Estoy y estoy listo para ir todo el camino, pene, huevos - todo".
-"Cuéntame". Dijo Tom con una notable erección creciendo en su pantalón.
-"Yo también”. Hank intervino.
-“Yo No”. -dijo Billy-.

-“Supongo que eso significa que tendrás que encontrar un trabajo o mudarte” Dijo Tom en tono áspero.

-"Déjame trabajar en ello”. Podemos vivir de lo que ustedes traen primero, entonces si lo necesitan podría considerarlo. Pero hasta entonces trataré de encontrar un trabajo.

-¿Vamos mañana entonces? -preguntó Tom.
-"Claro" respondió Rich.

-“Entonces tengo una sugerencia. Vamos a disfrutar todo lo que podemos esta noche. "Entonces todos se desnudaron y comenzaron a masturbarse. En poco tiempo Tom tomó el pene de Rich y Hank tomó el de Billy y empezaron a masturbarse.

-"No quiero desperdiciar esto". Tom dijo, lamiendo el semen al final de la enorme erección de Rich.

-"Más de eso y voy a pensar que eres gay" dijo Rich, disfrutando cada minuto.

-“Me pregunto cómo se sentirá esa cosa dentro de mí”. Dijo Rich tomando el pene de Tom con la mano y guiándola hacia su culo.

Pronto estaban todos siendo penetrados y chupándose unos a otros hasta que quedaron desnudos y exhaustos en el suelo.

Rich llamó a la mañana siguiente, pidió hablar con el director y le dijo su decisión. Hicieron citas para ir por la tarde.

Esa tarde los tres chicos fueron a la clínica. Mientras estaban sentados en la sala de espera, Billy abrió la puerta y entró.

-"¿Cambiaste de opinión?" Preguntó Tom.
-"Decidí que no quería ser el hombre extraño en la casa y además es un montón de dinero".

Pronto salió la enfermera.

-¿Un cuarto donante? ¿Estás con estos jóvenes? -preguntó con un acento de Europa oriental, mirando a Billy. "Vamos, podemos cuidar de ti también. Los llevaremos dos a la vez. La espera no debería ser tan larga. ¿Quién quiere ir primero?

Rich y Tom se ofrecieron voluntariamente.

La enfermera los escoltó a un vestuario donde se quitaron la ropa y les dieron batas de hospital y luego fueron dirigidos a una gran sala bien iluminada con varias mesas de operaciones equipadas con estribos y cubiertas de sábanas.

La enfermera ordenó a cada chico que se quitara la bata de hospital y se subiera a la mesa. A continuación, sujetó las piernas en los estribos y ató los brazos a los lados con correas de cuero. -Así que no pánico en medio del procedimiento, dijo refiriéndose a las correas. "Puedes elegir mirar o no. ¿Cuál será?

-"No me perdería esto por nada en el mundo". Dijo Rich.
-“Yo también” -dijo Tom.

La enfermera entonces comenzó a inyectar sus entrepiernas con analgésicos y Viagra. "Por lo general nos gusta dar a nuestros clientes un último orgasmo. ¿Les gustaría?"

-"Claro". Dijeron ambos al mismo tiempo. Luego se puso guantes de látex y empezó a masturbar a Rich. En el fondo los asistentes quirúrgicos comenzaron a prepararlos y apareció el médico.

-"Ustedes tiene una dotación considerable". La enfermera dijo admirando su erección creciente. "Debe traerles un buen dinero."

-"Espero que sí", dijo Rich, con una gran sonrisa, recostándose y disfrutando mientras trabajaba en su miembro masivo. Cuando terminó con Rich y Tom, los asistentes quirúrgicos se acercaron a ellos, los afeitaron, pintaron la entrepierna con antisépticos, insertaron los catéteres y luego ligaron el pene para mantener las erecciones después de ser removidas.

"Esto no debería tomar mucho tiempo". El doctor dijo mientras tomaba un bisturí y empezó a trabajar primero en Rich. "Impresionante." Dijo admirando la gigantesca erección en su mano. -Pero todos llevan más o menos el mismo tiempo, sin importar el tamaño que tengan. Comenzó a cortar alrededor del escroto, luego en la entrepierna donde estaba el pene. Hizo un trabajo rápido de los tejidos y tendones conectivos, luego cauterizó los vasos y las arterias, y en poco tiempo tuvo todo, el pene, la raíz, el escroto y los huevos fueron colocados de una sola pieza en la bandeja de acero inoxidable junto a la mesa de operaciones.

"Eso parece más de una libra", dijo Rich mirando el largo tubo de carne de hombre con los huevos y el escroto colgando del centro.

-“Más de dos libras” -dijo el asistente quirúrgico, apretándolo mientras el médico seguía trabajando con Tom.

"Dos libras, guau, eso es más dinero de lo que esperaba. Olvidé toda esa otra parte dentro de mí -dijo Rich, admirando la masa cortante de carne de hombre en la bandeja.

"Ésa es la raíz, guarda la erección para arriba y la conecta todo a tu cuerpo. Es casi tan largo y como el pene externo.

-"¿Y todo cuenta?" Preguntó, mirando el vástago grueso veteado y la cabeza púrpura hinchada que yacía en la cacerola de acero todavía goteando semen.

-"Claro que sí" Dijo el asistente. "Simplemente significa más dinero. Es por eso que te recomendamos que si vas a hacerlo, puedes renunciar a todo".

-“Tiene sentido” -dijo Rich-.

Cuando terminaron de remendar a Tom y Rich, trajeron a los otros dos. Billy debatió si perderlo todo o simplemente su pene o huevos y finalmente decidió perderlo todo. Le gustaba la idea de concentrar su energía en el surf libre de distracciones, además del dinero extra sonaba bien.

Cuando todos ellos fueron anulados, Rich obtuvo 2 libras 2 onzas o 34 onzas más el bono, se fue con $ 39,000.00. ¡Se dio cuenta de que le pagaban más por onza que el oro! Los otros obtuvieron menos, pero todos ellos llegaron a o más de una libra, así que también estaban muy contentos. Después de un par de semanas estaban sanados lo suficiente como para empezar a surfear de nuevo. No tenían que preocuparse por el dinero más ese verano. No tenían que preocuparse por el costo de ir a los bares. Ellos tomaban píldoras de reemplazo hormonal y con su enfoque en el surf y el trabajo, ya no se distraían por la necesidad de sexo, que pese a sus grandes cuerpos, rasgados, duros y delgados. Ninguno de ellos lamentó su decisión.

Mientras tanto, en la clínica, las tres mujeres de negocios muy exitosas del área de Washington DC, que estaban de vacaciones en Duck, llamó para ver lo que era fresco y estaba encantado de oír hablar de la carne fresca de los surfistas, les dio una Número de tarjeta de crédito para reservar los cuatro paquetes, condujo y recogió la carne para la cena de esa noche. Cada paquete se lavó, se limpió, se refrigeró y se envasó al vacío en plástico transparente. El chef también se detuvo en el mercado local de mariscos para ostras, y colas de langosta.

"Damas nuestro chef se ha superado a sí misma esta noche. Todos compartiremos estos deliciosos platos cada uno preparado de una manera diferente. "La anfitriona, una atractiva mujer soltera de carrera de unos treinta años, dijo a sus dos amigos que estaban en Duck para el fin de semana de una chica.

El chef sacó cuatro platos cubiertos con cubiertas de plata con cúpula y los puso en la mesa del comedor. Cuando las abrió revelo los platos calientes del que salía vapor las mujeres literalmente jadearon. Luego pasaron los platos y repartieron entre ellos los suculentos platos.

"Absolutamente delicioso." Dijo una de las mujeres. ¿Dónde encontraste esto?

Mi proveedor me aseguró que estaban recién cosechadas. Pagué una fortuna por ellos, pero nada más que lo mejor para mis amigas, ¿verdad? Imagínense que oscilan entre los musculosos muslos de los surfistas esta mañana cuando despertaron, probablemente con una erección matutina. Se les dio de buena gana, la mente que usted y sus propietarios fueron compensados ​​por su pérdida. Lo que ves fue presionado contra la superficie de una tabla de surf no hace dos días montando una ola en el Atlántico. Ahora está en tu plato, cocido y listo para comer".

"Este es el mejor pene que he comido." La anfitriona dijo. "Si supieras lo que pagué por todo, no querrás perder un bocado. Provecho chicas. "La anfitriona dijo, Alzando un glande con su tenedor y llevándoselo a su boca.

Seguramente las mujeres comieron acompañadas de un buen Merlot.

"Qué fiesta." Una de las mujeres dijo levantando su vaso para brindar con las demás. "Para los surfistas. Espero puedan crecer cada vez más grande cada año. "Ella dijo limpiando su boca luego del último plato con su servilleta.




Historia Original Aquí.




Autor: Sea Dog       Traductor: DarkSoul

LUCINDA

El relincho pareció cambiar de tono, más fuerte ahora que el cuchillo continuaba cortándolo y abriéndolo. Vio los dedos sondear el corte, y sacar una bola de carne rosada. El cuchillo volvió a destellar y el sangriento testículo estaba en el suelo. El cuchillo cortó de nuevo y otro trozo de carne golpeó el suelo. Los hombres desataron las cuerdas y el semental se puso en pie. Estaba cubierto de sudor y temblaba, apenas capaz de pararse. Se paró con las patas traseras separadas, Lucinda pudo ver la sangre en el interior de sus piernas. Los hombres lo llevaron muy despacio. Podía oírlos reírse de que él no era mucho para las yeguas ahora......


LUCINDA
El relincho pareció cambiar de tono, más fuerte ahora que el cuchillo continuaba cortándolo y abriéndolo. Vio los dedos sondear el corte, y sacar una bola de carne rosada. El cuchillo volvió a destellar y el sangriento testículo estaba en el suelo. El cuchillo cortó de nuevo y otro trozo de carne golpeó el suelo. Los hombres desataron las cuerdas y el semental se puso en pie. Estaba cubierto de sudor y temblaba, apenas capaz de pararse. Se paró con las patas traseras separadas, Lucinda pudo ver la sangre en el interior de sus piernas. Los hombres lo llevaron muy despacio. Podía oírlos reírse de que él no era mucho para las yeguas ahora.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMDOM]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo $ DarkSoul





Cuando Lucinda regresó del funeral, se dio cuenta de que era libre. Libre por fin de la tiranía de esa vieja perra. Ella había cuidado de ella y había cuidado de todos sus caprichos durante diez largos años. Cuando le había prometido a su padre moribundo que se ocuparía de ella, nunca se dio cuenta de las implicaciones. Su madre siempre fue una mujer dura. Dura, orgullosa y altiva. Y asi Lucinda hubiera caducado, en lo que su madre consideraba su deber, la habría desheredado sin pensarlo. El rancho era enorme, eran ricos, incluso durante esos años de la depresión. Debía haberse alejado, pero no podía pensar en perderlo todo. Así que se quedó y pagó un precio enorme.

En este desierto tenía poco contacto con otros seres humanos. Eso lo había empeorado. Los trabajadores del rancho eran las únicas personas con las que había entrado en contacto, excepto por sus raras visitas a la ciudad, y eso estaba a más de cien millas de distancia. Su falta de contacto con el sexo opuesto era la más difícil de todas. Las demandas de su madre descartaban eso. La perra egoísta siempre temía que se encontrara con alguien y se fuera. Así que hizo todo lo posible para asegurarse de que Lucinda nunca tuviera la oportunidad, con sus constantes demandas sobre ella. Intensa, abrumadora frustración sexual fue el resultado de Lucinda. Frustración que tenía que ser relevada de alguna manera. Ahora tenía treinta y cinco años.

Todo ser humano necesita alguna forma de salida sexual, alguna forma de placer sexual y satisfacción. Lucinda tuvo ese placer al ver a los caballos castrados.

Ella había estado en el desván del granero ese día, los mozos no se habían dado cuenta de que ella estaba ahí cuando trajeron al semental. Ella no había dado mucha atención al principio, estaba acostumbrada a los mozos que iban y venían, y continuó Con lo que estaba haciendo, buscando algunos documentos antiguos que habían sido almacenados ahí. Pero cuando la conmoción se hizo más fuerte se arrodilló y miró a través de una grieta en las tablas del piso para ver qué estaba pasando.

Ese momento iba a cambiarlo todo. Lo primero que vio fue el enorme escroto del semental, tumbado en el suelo, con pesadas cuerdas. Oyó que el animal empezaba a gritar. Entonces vio el cuchillo, miró fascinado, mientras cortaba el pesado saco. El relincho pareció cambiar de tono, más fuerte ahora que el cuchillo continuaba cortándolo y abriéndolo. Vio los dedos sondear el corte, y sacar una bola de carne rosada. El cuchillo volvió a destellar y el sangriento testículo estaba en el suelo. El cuchillo cortó de nuevo y otro trozo de carne golpeó el suelo. Los hombres desataron las cuerdas y el semental se puso en pie. Estaba cubierto de sudor y temblaba, apenas capaz de pararse. Se paró con las patas traseras separadas, Lucinda pudo ver la sangre en el interior de sus piernas. Los hombres lo llevaron muy despacio. Podía oírlos reírse de que él no era mucho para las yeguas ahora. Había reconocido a los dos hombres, que habían trabajado para su padre durante años.

El chico que estaba con ellos tenía sólo doce o trece años, su madre lo había contratado hace sólo unos meses para hacer trabajos extraños en el rancho.

Ella realmente nunca entendió lo que le sucedió ese día. Cuando los hombres se fueron, se había masturbado. Había sabido de la castración, sabía lo que se hacía a los machos en el rancho. Pero verlo hecho la había vuelto loca con una lujuria que ni siquiera podía entender. Imágenes de escrotos, cuchillos y sangre, inundaron su mente mientras sus dedos trabajaban frenéticamente entre sus piernas. Imágenes también del chico.

Nunca se había dado cuenta de lo atractivo que era. Ese chico había estado allí cuando el semental estaba siendo castrado. Estaba allí, desnudo hasta la cintura, con su pantalón de mezclilla rasgado y roto. Y recordó la protuberancia en ese pantalón en ese momento, la protuberancia que parecía hacerse más grande cuando el semental estaba siendo cortado. Sus dedos trabajaron más duro ahora. Tal vez él también necesitaba ser cortado, necesitaba tener sus jóvenes testículos cortados, necesitaba tener su escroto...

Entonces explotó en un intenso orgasmo.

Durante las siguientes semanas, Lucinda no pudo apartar los ojos del chico mientras trabajaba en el rancho. Su nombre era Steve, su madre lo había contratado cuando llegó al rancho una mañana buscando trabajo. Vivía con su madre, una mujer bastante rara, a algunas millas del rancho. Su padre había partido desde hacía tiempo. La depresión estaba en su apogeo y el trabajo era casi inexistente, por lo que el niño estaba encantado de conseguir trabajo. Lucinda calculó que tenía unos trece o catorce años.

Steve era un muchacho bonito con el cabello rubio recortado y los ojos azules más profundos que había visto nunca. Estaba bien construido para un chico tan joven, bien musculoso, de piel suave y ligeramente curtido. El pantalón de mezclilla que llevaba habían visto mejores días, generalmente limpio, pero harapiento. Y demasiado apretado. Todos los contornos de su cuerpo inferior eran claramente visibles. Especialmente el abultamiento de su masculinidad.

Lucinda no podía apartar los ojos de esa zona. Después de ver al semental siendo castrado, esa área de su cuerpo había adquirido un nuevo significado. Ahora, en su cama por la noche, se masturbaba, tratando de imaginarse la suave carne que yacía debajo de la tela estirada de su pantalón deshilachado. Las imágenes del semental con las patas abiertas, con el escroto enorme que fue abieto para la castración llenaban su mente.

Se estaba convirtiendo en una obsesión. Su frustración se estaba convirtiendo en ira. Ella era la dueña del rancho ahora, ella era la jefa. Ella estaba en control ahora, su madre estaba muerta, ella podía hacer lo que ella deseara, la perra vieja ya no la controlaba. Había sufrido durante doce largos años, ya era hora de que tuviera un poco de placer. Una idea lentamente comenzó a formarse en su mente.

-"Quiero que trabajes en la casa del rancho a partir de ahora, necesito a alguien para hacer las tareas", dijo Lucinda al chico.

Steve se sorprendió, pero al mismo tiempo quedo encantado. El trabajo del rancho era duro, él tendría una vida más fácil en la casa. Estaba nervioso al pensar en estar en la gran casa donde vivía la jefa, pero el trabajo probablemente no sería tan duro. De todos modos, no tenía elección, estaba aterrorizado de perder su trabajo.

Durante las tres semanas siguientes, Lucinda se lo comió con ojos su cuerpo mientras Steve hacía las tareas alrededor de la enorme casa del rancho. Había llegado a la conclusión de que él no era demasiado brillante, y también que estaba algo asustado de ella. De algún modo, le pareció que la idea de que él le asustaba era bastante erótica de una manera extraña. Se estaba volviendo más audaz ahora.

Una noche se fue a casa después del trabajo solo para volver al rancho algunas horas más tarde llorando con lágrimas rodando por sus mejillas. Su madre se había ido, desapareció en el horizonte con uno de sus muchos novios.

-"No importa, puedes quedarte aquí, tengo mucho espacio".

Incluso mientras pronunciaba las palabras, podía sentir el estrechamiento de sus carnes. Ella le rodeó con los brazos y lo apretó contra ella, acariciándole el cabello. La abrazó. Estaba tan aliviado de tener un lugar donde quedarse, el hecho de que ella fuera su jefa fue olvidado. Podía sentir su cuerpo ahora mientras se apretaba contra ella. Y ella podía sentir la protuberancia que presionaba contra sus muslos. No podía recordar cuánto tiempo estuvieron así. Pero podía recordar la humedad que crecía entre sus piernas mientras su masculinidad se apretaba contra ella.

También podía recordar los pensamientos que inundaban su mente mientras ella lo sostenía. Las vivas imágenes del semental mientras luchaba y gritaba durante su castración, el niño que estaba sosteniendo en sus brazos había estado allí durante el corte, sus propias y gordos huevos jóvenes jugueteando en su pantalón mientras el cuchillo de castración hacía su trabajo. Aquellos mismos gordos huevos estaban presionando contra su muslo ahora.

Ella se estaba volviendo más audaz, su deseo superaba su precaución. Llevó al chico a una silla y se sentó, tirándolo suavemente sobre su regazo. Estaba usando un chaleco ligero y su pantalón se aferraba a su cuerpo.

-"¿Quieres quedarte aquí conmigo en el rancho?", Preguntó suavemente Lucinda.
-"Sí" contestó con ansiedad, aferrándose a ella con fuerza”. Dijo Steve.

El corazón de Lucinda estaba corriendo a mil por hora de la emoción y excitación en ese momento. Ella lo tenía, él era suyo ahora.

-"Si quiere quedarte aquí conmigo hay algo que debes hacer primero, quiero estar seguro de que eres fuerte y lo suficientemente grande como para trabajar aquí en el rancho, debes aceptar hacer lo que te pido, ¿entiendes? Dijo Lucinda.

El chico asintió con la cabeza.

-"Haré lo que quiera". Dijo Steve.

-"Necesito ver tu cuerpo, todo". Dijo Lucinda muy seria.

Pensó entonces que había ido demasiado lejos, que podría entrar en pánico y salir corriendo por la puerta. Se maldijo por su estupidez.

-“Puedes hacer lo que quiera, señorita Lucinda, solo quiero quedarme aquí”. Respondió Steve.

No podía creer lo que sus oídos escuchaban, pensó que había arruinado su oportunidad. Ella estaba haciendo todo lo posible por ser casual ahora.

-"Quiero que te quites el pantalón para mí". Ordeno Lucinda.

No podía creer que lo hubiera dicho.

Abrió la boca cuando se levantó, se paró delante de ella, y se bajó el pantalón hasta los tobillos. Levantó su chaleco y le mostro la ingle,

-"Mira, soy un niño grande, puedo hacer cualquier trabajo que quiera, puedo hacer cualquier trabajo que quiera en el rancho". Dijo Steve

Lucinda no estaba escuchando ahora, sus ojos estaban pegados al pene y los testículos colgando entre sus piernas separadas. No podía apartar sus ojos de sus testículos, de sus grandes orbes rechonchos, estaban colgado, como las de un toro joven. Un toro joven aun no castrado.

Ver al chico desnudo con apenas un pequeño mechón de vello púbico por arriba de su pene blanco como la leche con su glande rosa hizo que Lucinda fuese aun más atrevida.

-“¡Ven acércate quiero tocarte!” Ordeno Lucinda.
-“Lo que usted mande señorita”. Dijo Steve sumisamente.

El chico dio unos pasos y quedo frente a Lucinda desnudo con sus piernas apenas separadas, ella solo tuvo que mover sus manos para comenzar a acariciar el vientre plano y marcadito del adolescente cuyo rostro se ruborizo, Lucinda no tardo en mover sus manos a su entrepierna, levanto su pene flácido con una mano y con la otra tomo sus huevos, sopesándolos, sintiéndolos en la palma de su mano lo que le hizo sentir muy excita, sintiendo como sus jugos brotaba de su vagina, empapando su ropa interior.

-“Steve para que te quedes a mi lado debo retirarte tus huevos, ¿estás de acuerdo?” Pregunto Lucinda.

Steve se quedo en silencio por unos segundos tenía miedo de negarse, de tener que mendigar por comida o algo peor, si aceptaba perdería algo preciado aun a su edad pero se aseguraría un lugar y sustento,, por lo que con algo de miedo en su tono de voz respondió de nuevo.

-“Puede hacerme lo que quiera, señorita Lucinda, solo quiero quedarme aquí”. Respondió Steve.

Los ojos de Lucinda brillaron de la emoción al escuchar al chico decir esas palabras, de inmediato se lo llevo a la cocina donde hizo que se tumbara sobre una larga como pesada mesa de madera sus brazos y piernas de Steve fueron amarrados a las cuatro patas de la mesa, con sus piernas bien abiertas.

Lucinda se sentó entre sus abiertas piernas y le dijo al asustado pero decidido Steve, de nuevo tomo el pene de Steve con su mano pero esta vez comenzó a masturbarlo, lentamente hasta que su pene obtuvo una erección total en ese momento Lucinda comenzó pasar su lengua desde sus huevos hasta la punta de su glande que hizo que Steve vibrara de placer.

Aquellas largas lambidas duraron varios minutos antes de que Lucinda se metiera su pene en su boca, para Steve era la primera mamada de su vida y para Lucinda era la primera mamada que daba en su vida, ambos la gozaron a su modo, aunque Steve fue el que más gimió, aquello solo duro unos pocos minutos antes de que el pene muy duro del adolescente comenzara a tener convulsiones y de pronto se vino.   

-“¡DIOS QUE DELICIAAAA!” Grito Steve.

Mientras llenaba la boca de Lucinda de su cremosa leche que ella como toda una golosa se bebió sin dejar escapar una sola gota de su semen, Lucianda succiono su pene hasta asegurarse que no quedara ni una gota de su semen.

Luego espero a que Steve se calmara un poco y le hizo morder un trapo húmedo, limpio su pene con agua, jabón y un paño limpio también hizo lo mismo con su escroto, luego con la ayuda de un cordón que tenía preparado desde hacía días, amarro el escroto de Steve en la parte superior de manera muy fuerte. El cuerpo de Steve se arqueo sobre la mesa del dolor que sintió.

Pero no fue nada comparado a cuando Lucinda usando un cuchillo bien afilado le abrió su escroto que quedo apretado como un globo lleno de agua por la mitad, la sangre corrió por la mesa y piernas de Steve a raudales, Lucinda pronto tuvo los dos testículos de Steve colgando fuera de su escroto, casi tocando la mesa mientras el adolescente se retorcía de dolor.

Luciada recordando como el semental fue castrado tomo uno de los testículos el derecho para proceder a cortarlo, rápidamente hizo lo mismo con el segundo en ese momento el pene del chico lanzo un gran chorro de semen que cayó casi por completo sobre su pecho, luego cauterizo los conductos que alguna vez unieron sus testículos con su cuerpo para finalmente suturar el ahora vacio escroto del adolescente para ese momento sin sentido sobre la mesa.

Steve tardo tres semanas en recuperarse por completo, mes y medio después de su castración tuvo sexo con Lucinda por primera vez, penetrándola hasta que ella obtuvo cuatro orgasmos, Steve apenas expulsaba un liquido transparente que era suficiente para darle algo de placer, Lucinda se preocupaba por el chico y le consiguió hormonas sustitutas casas para la época que le permitieron crecer con un cuerpo de hombre y seguir con sus erecciones.

Steve permaneció al Lado de Lucinda hasta su muerte en 1970, heredando el rancho pero sin hijos o parientes a su muerte el rancho fue vendido al mejor postor sin imaginar de lo que aquel lugar fue testigo entre la relación de Steve y Lucinda.






Autor: Anónimo & DarkSoul.         Mail: darksoulpgm@gmail.com

CORTE MUY APRETADO

Tengo 35 y muy en forma, gracias a ir al gimnasio 4 o 5 veces a la semana. Creo que siempre he estado obsesionado con mi pene y huevos desde la infancia. Admiraba los penes circuncidados desde que puedo recordar. Además, he tenido sentimientos por los niños y las niñas; Para mí no tiene sentido restringir sus opciones en la vida. Recuerdo que cuando tenía unos 12 años descubrí las ligas castradoras; Primero las coloque alrededor de la base de mi pene y más tarde también en mis huevos......


CORTE MUY APRETADO
Tengo 35 y muy en forma, gracias a ir al gimnasio 4 o 5 veces a la semana. Creo que siempre he estado obsesionado con mi pene y huevos desde la infancia. Admiraba los penes circuncidados desde que puedo recordar. Además, he tenido sentimientos por los niños y las niñas; Para mí no tiene sentido restringir sus opciones en la vida. Recuerdo que cuando tenía unos 12 años descubrí las ligas castradoras; Primero las coloque alrededor de la base de mi pene y más tarde también en mis huevos.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [CIRCUNCISIÓN] [MEDICO]


Categoria: Hetero      Autor: JohnKovack





Tengo 35 y muy en forma, gracias a ir al gimnasio 4 o 5 veces a la semana. Creo que siempre he estado obsesionado con mi pene y huevos desde la infancia. Admiraba los penes circuncidados desde que puedo recordar. Además, he tenido sentimientos por los niños y las niñas; Para mí no tiene sentido restringir sus opciones en la vida. Recuerdo que cuando tenía unos 12 años descubrí las ligas castradoras; Primero las coloque alrededor de la base de mi pene y más tarde también en mis huevos.     

También usé ligas para simular la circuncisión, poniendo la banda justo detrás del glande. Cuando era más joven siempre quise ser circuncidado; Sin embargo, nunca sucedió. Así que a la edad de 27 años, decidí cortarme, optando por un corte bajo y apretado. Me masturbe cinco veces la noche antes de mi circuncisión, ya que estaba muy emocionado de cambiar mi apariencia. Recuerdo muy bien la última mirada a mi pene sin cortar y sin usar antes de que tuviera que ponerme en la mesa de operaciones.

Realmente deseaba que el médico hubiera cortado mi pene una vez que el anestésico local hubiese tomando efecto. Era una increíble sensación tumbado en la mesa de operaciones, con mi pene y huevos expuestos, sabiendo que mi pene iba a ser mutilado, cortando casi todo el prepucio interior. Antes de la operación, el médico me pidió que marcara la línea del corte con una pluma, lo cual hice. Por supuesto, quería quitarme la piel lo más posible. Así que lo marque de acuerdo con mi fantasía más salvaje. Mirando la línea, se sorprendió y preguntó dónde está la marca del prepucio interior que quiero conservar. Respondí que no quería tener ningún prepucio interior.

-"Lo siento, eso es imposible ya que tengo que mantener al menos 5 milímetros de su prepucio interior. De lo contrario, la herida no cicatrizaría adecuadamente. Además, la circuncisión no puede ser revisada más tarde si no deja una cantidad suficiente de prepucio”. Dijo el Doctor:

-"Por favor, puede asegurarse de que el corte es lo más apretado posible". Le dije

Él miró mi pene y lo estiró a su longitud entera antes de responder: "Siento que su pene es aproximadamente 7 cm flácido; Sin embargo, debe ser cerca de 15 cm erecto basado en la piel actual y el tejido eréctil. Así que es imposible hacer el corte muy ajustado sin causar erecciones dolorosas".

- "Como he dicho, estoy feliz de firmar un formulario de consentimiento. Entiendo su preocupación y los riesgos asociados con un corte muy ajustado". Le dije.

-"Lo siento, no puedo hacerlo. Tuve un paciente con un deseo similar, e hice la circuncisión demasiado apretada. Después de la cirugía, el paciente se dio cuenta de que, cuando estaba erecto, una gran cantidad de piel de su escroto se estiraba, haciéndolo doloroso y también haciendo imposible el uso de condones". Dijo el Doctor.

-"Como he dicho antes, no me preocupa". Le dije

-"Lo siento pero no repetiré el mismo error. Si quieres, el corte puede ser revisado en una re-circuncisión". Dijo el Doctor.

Después de ese breve intercambio de opiniones, el médico procedió a cortar mi prepucio, que tomó unos 15 minutos. Luego dijo: "Ahora viene la parte aburrida, tengo que coser la herida".

Esto fue una broma pensé, respondiendo: "Aburrido, pero muy importante, ¿no cree?"

Después de otros 20 minutos, el procedimiento estaba hecho, y él puso un vendaje apretado en mi pene y me envió a casa con algunos analgésicos.

El período de recuperación, fue de alrededor de cuatro semanas, fue desagradable y sin incidentes. La primera vez que vi mi nuevo aspecto me sentí muy decepcionado, ya que en el estado flácido un pedacito de prepucio (unos 2-3 milímetros) cubrió mi glande. Cuando erecto, como sugirió el médico, el corte se sentía muy apretado, sin movimiento de la piel posible. Así que fue el corte más ajustado posible dado el hecho de que mi pene crece en más del 100% durante las erecciones.

Viví con este corte por bastante tiempo. Finalmente, mi fantasía de nuevo me pateó. ¿No sería genial tener el corte más ajustado. Tan apretado que las erecciones son muy restringidas. Una pene de un niño pequeño de no más de 8-9 cm cuando este erecto. Yo fantaseé durante años y usé cinta para simular un corte aún más apretado. Realmente me gustó el hecho de que ese corte extremo me haría sentir frustrado con un pene un poco patético incapaz de crecer más allá del pene de un niño pequeño.

Tengo que subrayar que después de algunas experiencias con mujeres y hombres realmente disfrute siendo el pasivo en una relación. Nunca me gustó penetrar a una mujer - pero realmente me gustaba chupar vaginas. Acabe por imaginar cómo sería usar mi pene minúsculo y penetrar a una mujer o ser penetrado por un hombre fuerte y musculoso.

Entonces me encontré con un nuevo dispositivo, el anillo de Shang, y pensé si podría ser utilizado para darme un corte más apretado. El anillo de Shang está disponible en línea y no requiere un cirujano entrenado. Una vez que el anillo está cerrado, el prepucio se corta, y el anillo sostiene la herida. No hay sangrado y no hay necesidad de puntadas. También sabía que este dispositivo conduce a un corte bajo y apretado, con todo el prepucio que se quita. Además, no debe usarse para la circuncisión porque es muy difícil juzgar si se quita demasiado prepucio. La razón es que una vez que el anillo se cierra justo detrás del glande, el prepucio se voltea sobre el anillo. Este método es bastante común en las circuncisiones tradicionales y religiosas, ya que no requiere mucho entrenamiento y conduce a un corte bajo y apretado, dejando muy poco para jugar.

Por lo tanto, busqué un circuncidador tradicional, fácil de encontrar en las principales ciudades. Fui a una consulta, y el explicó el método.

-"Sí, puedo hacerlo más apretado. Eso no es problema". Dijo el Circuncidador.

El Circuncidador era de Oriente Medio y tenía una ayudante, una joven que llevaba un hijab de unos veinte años. Fijamos una fecha para el procedimiento.

En el día, estaba emocionado. El Circuncidador habló a la Joven en árabe; Por supuesto, no lo entendí.

"Este tipo es un poco extraño, ¿no crees? Su circuncisión actual ya es apretada. Si cortamos más, las erecciones serán dolorosas". Dijo el Circuncidador en árabe.

-"Bueno, éste es su deseo. Creo que es muy religioso, no interesado en el placer. Creo que debemos cumplir con sus deseos". Le respondió la Joven en árabe.

-"Soy muy escéptico. Si eliminamos demasiada piel, la herida podría no cerrarse adecuadamente. Cualquier erección puede abrirla incluso cuando el anillo está en su lugar. Sólo quitaría otros 5 mm”. Dijo el Circuncidador en árabe.

-"¿Y si tiene pensamientos impuros? No sabes por qué está aquí”. Dijo la mujer joven en árabe.

-“No mi decisión es definitiva. 5mm y no más”. Dijo el Circuncidador en árabe.
- "¿Cuándo podemos iniciar el procedimiento? ¿Debo quitarme la ropa?” Dije.

-"Vamos a empezar ahora. Por favor, sólo quítese el pantalón y la ropa interior. Posicionarse en la mesa de operaciones. En realidad era una silla también utilizada por los dentistas". Dijo el Circuncidador

-"¿Debemos usar las restricciones? Por lo general usamos las restricciones cuando aplicamos el anillo". Dijo la mujer joven en árabe.

-"Solo utilizamos las restricciones cuando operamos en niños hasta la edad de 12 años, y solo si los padres están presentes. No se moverá durante el procedimiento”. Dijo el Circuncidador.

-"Será un rasguño agudo". Dijo el Circuncidador.

Sí, es agudo, muy fuerte cuando el Circuncidador inyectó el anestésico local. Él entonces esperó por cerca de 5 minutos y quitó el anillo de Shang de su empaquetado después de seleccionar el tamaño correcto. Mi pene se sentía totalmente entumecido en ese momento.

Alguien llamó a la puerta, una conversación comenzó en árabe y el Circuncidador salió de la habitación diciéndome:

Mi ayudante colocará el anillo. Volveré en un minuto para cortar el prepucio por cerca de 5 mm según lo discutido que le dará un corte apretado. Como hay poco prepucio interior, voy a cortar un poco el prepucio exterior. Lo siento estaré de vuelta en 5 minutos. "

El Circuncidador se fue y cerró la puerta.

-"John, ¿puedes por favor también quitarte la camisa y los calcetines? Es mejor así”. Dijo la joven.
-“Por supuesto" Le dije.

-"¿Realmente es necesario aplicar las restricciones para mis piernas? Prometo que no me moveré”. Le dije.

-"John, por favor no te preocupes. Esto es solo para tu protección, ya que posicionar el anillo equivocadamente conduce a problemas. Simplemente abre las piernas un poco más y muévelas a las restricciones. Sí, eso es muy bueno. Primero te hago los tobillos”. Dijo la joven.

-"Oh, hay más restricciones". Dije,
-"Sí, para tus muslos y tus muñecas. Así que, ahora estamos listos para colocar el anillo". Dijo la Joven.

No podía sentir y ver lo que estaba pasando.

-"Ahora posiciono el anillo detrás de tu glande. Eso está bien. Lo cierro ahora y tiro el prepucio”. Decía la mujer joven.

-"Lo siento bastante tirando. Usas mucha fuerza”. Le dije.
-"No te preocupes, solo un poco". Dijo la mujer joven:

-"OK. Puedo tirar un poco más. Tengo cerca de 1cm de prepucio. Eso será muy apretado. Vamos a tirar un poco más” Pensó la joven.

Se ve muy caliente, muy musculoso; Oh realmente me emociono y un poco hasta me mojo. No debería pensar en ello; Pare que estoy casado. ¿Por qué esto me excita tanto? Tal vez, esto es lo que debo hacer. Corte tanta piel de este hombre apto para asegurarme de que será puro después del procedimiento. OK, ahora tengo 2 cm. Pienso que dejaré solamente cerca de 3cm de la piel del eje en el lado más bajo de su pene y de cerca de 4 cm en la parte superior. Así que cuando su pene este erecto, la piel lo tirará hacia abajo entre sus piernas. Luchará para penetrar a cualquier mujer y será puro. Ahora está hecho. Toda la piel es tirada sobre el anillo. Ahora cierro el anillo y la piel morirá".

-"¿Está hecho?" Dije.
-"John, sí, el anillo está cerrado". Dijo la joven.
-"¿Por qué necesita una tijeras ahora? ¿Pensé que esperaríamos al Circuncidador? Le pregunte.

-"¿No te preocupes? He hecho esto antes (que era una mentira). Acabo de recortar los 5 mm de prepucio (que en realidad era alrededor de 4 cm de piel, sobre todo de mi eje)". Dijo la joven.

Después de decir eso tomó las tijeras quirúrgicas y comenzó a cortar. Sentí un poco de humedad, que creo que era mi sangre.

-"Estoy tan caliente ahora mismo. Corté toda la piel. Su prepucio de 5mm y mucha piel de su eje. Tendrá una pequeñísima pequeña patética pequeño pene. Tal vez, 5-6 cm cuando erguido en el mejor de los casos, y las erecciones le harán daño. Mirando sus huevos, realmente quiero tomarlas. Lo haría completo. No, necesito parar ahora. Toda la piel está cortada y su pene mutilado". Pensó la joven.

Después de que el corte se hizo, ella aplicó un vendaje y quitó las restricciones diciéndome que me vistiera. Entonces la puerta se abrió.

-"¿Qué está pasando? ¿Por qué no esperaste?” Dijo el circuncidador.

-"Lo siento, pero se puso un poco inquieto. Así que terminé el procedimiento como se discutió, la eliminación de 5 mm del prepucio restante. Lo medí con precisión”. Dijo la joven árabe.

-“Ya has hecho todo el trabajo. Eso es muy bueno. Solo tiene que hacer una cita con mi asistente en alrededor de una semana y se va a quitar el anillo. Esto solo tomará un minuto y es sencillo. La herida debe estar cerrada”.

El Circuncidador salió de la habitación.

-"Puedes venir la próxima semana para quitar el anillo. Solo mantén la herida limpia. Te doy mi teléfono por si acaso. También puedes enviar fotos de tu herida si te interesa.

- "Sí, está bien. Gracias". Le dije.

Dejé el lugar y me fui a casa a relajarme. Al día siguiente me quité el vendaje y me sorprendió mucho. La piel debajo del anillo parecía muy apretada incluso en estado flácido. Estaba con un montón de dolor, y las erecciones eran imposibles. Así que llamé a su celular (móvil) al día siguiente.

-"Es muy doloroso, ¿es normal?" Le pregunte.
-"Sí, eso es normal. Le voy a mandar algunos analgésicos más fuertes. Tómelos y relájese”. Dijo la joven.

Los próximos días fueron simplemente horrible. Increíble dolor incluso después de tomar muchos analgésicos. No podía dormir y no podía sentarme, caminar era difícil. Finalmente, volví para quitarme el anillo. Realmente esperaba que el dolor mejorara.

-"Hola, es bueno verte". Dijo la joven.
-"Ha sido muy doloroso. ¿Espero que esto sea normal?” Le dije.
-"Sí, eso está bien. Ahora retiraré el anillo y te sentirás mejor en breve". Dijo la joven.

El anillo salió muy rápido, y sentí un alivio. El dolor cedió, y me fui a casa. Finalmente, volví a sentirme normal. Sin embargo, me despertó un poco de dolor y noté bastante sangrado. ¡Quité el vendaje y vi que la herida se abrió! Había un agujero en la parte trasera de mi pene de unos 3 cm, y unos 2 cm de herida abierta en la parte delantera. Me entró el pánico y la llamé.

"Hola, no te preocupes. Gracias por enviar las fotos. Esto se ve muy bien, y la herida se cerrará”. Dijo la joven.

Bueno, diez semanas más tarde la herida todavía no estaba cerrada, y yo no podía aliviarme sexualmente. Fue un período muy difícil. Así que llamé de nuevo.

-"John, mientras esperabas bastante tiempo, sería mejor ponerte de pie, lo cual es un procedimiento muy fácil. Puedes venir al consultorio”. Dijo la joven.

Esto es lo que hice y llegué unas 3 horas más tarde.

"Hola John, solo entra y quítate la ropa". Dijo la joven.

Cumplí, y como antes estaba atado a la mesa de operaciones y me administró un anestésico local.

-"John, podría necesitar cortar un poco más de piel para mover los bordes de la herida juntos". Dijo ella.

-"Realmente me preocupa que esto sea demasiado apretado, y las erecciones durante la noche podrían abrir mi herida de nuevo".

-"John, no te preocupes. Hay dos opciones para prevenir erecciones en el largo plazo utilizando productos químicos o un procedimiento menor. Sin embargo, toma alrededor de cuatro semanas para ser eficaz. Usaré un dispositivo de castidad después de coser tu herida. Eso asegurará que tu pene permanezca flácido durante las próximas cuatro semanas hasta que la herida se cure".

Me sorprendió mucho escuchar eso.

-"John, si quieres, puedo realizar un tratamiento a largo plazo. No recomiendo el uso de medicamentos ya que esto no es una solución realmente permanente. Lo mejor es un procedimiento menor para aliviar la presión". Dijo la joven.

-"Bueno, no creo que eso sea necesario. Después de cuatro semanas, mi herida debe estar curada. Entonces, ¿por qué es necesario suprimir mis erecciones a largo plazo?" Dije.

-"John, sí, eso es correcto. Ahora estoy cortando un poco más de piel y cosiendo tu herida muy bien. Así que todo está hecho. Bueno, ya que ya está aquí, podríamos hacer este procedimiento menor también. Será muy beneficioso para usted. Solo necesito administrar un poco más de anestésico local". Dijo la joven.

-"¿Por qué necesitas algún anestésico local?" Dije.
-"John, solo necesito quitar algo del malestar alrededor de tu ingle". Dijo la Joven.
-"¿Pensé que acabas de coser la herida?" Dije.
-"John, esto es solo para asegurarse de que no sufran ningún dolor por los próximos días. Es una terapia para el dolor. No tienes que pagar por ella”. Dijo la Joven.

-”Esta bien". Le dije.

Luego inyectó en varios lados más anestesia local. Me sentí un poco extraño ya que no podía sentir nada en la zona de la ingle más incluyendo mis testículos.

-"Eso se siente un poco extraño. Es una zona bastante grande. ¿Podré volver a casa?" Le dije

-"John, no te preocupes, puedo llevarte a casa si quieres. Creo que te sientes un poco ansioso en este momento. ¿Quieres un tranquilizante?” Dijo la Joven.

-"No creo que esto sea necesario. ¿Has terminado el procedimiento?” Le dije.

-"John, tu pene está bien, la herida está cerrada. Solo basta el dispositivo de castidad, es mejor adormecer sus testículos ya que podría pellizcar tu piel". Dijo la Joven.

-"Sí, está bien". Le dije

-"John, ¿has pensado en el procedimiento menor para eliminar cualquier molestia a largo plazo causada por las erecciones?" Dijo la Joven.

-"Todavía no entiendo porque eso es necesario". Dije
-"John, hará que tu recuperación sea mucho más rápida. Estarás con mucho dolor durante semanas”. Dijo la joven

-"Sí, eso es verdad". Dije.
-"John, ¿significa eso que estás de acuerdo con el procedimiento menor?" Dijo la joven.

-"No, ¿cuál es ese procedimiento menor? ¿No entiendo?" Le pregunte.
-"John, se llama orquiectomía bilateral". Dijo la joven.
-"Lo siento, no entiendo eso. ¿Puedes explicarlo?" Le pregunte.
-"John, hay tres tipos principales: simple, subescapular e inguinal”. Dijo la Joven.
-“Bien. ¿Puedes explicar estos tres tipos?” Le dije.

- "John, los dos primeros tipos se hacen generalmente bajo anestesia local o epidural, y toman cerca de 30 minutos para realizar. Una orquiectomía inguinal se hace a veces bajo anestesia general, que no puedo realizar en esta cirugía tiene que estar en el hospital". Dijo la joven.

-"Bueno, no quiero ir al hospital", Dije

-"John, claro lo entiendo. Así podemos hacerlo bajo anestesia local o epidural. Como ya te di una anestesia local para el alivio del dolor, lo mejor es realizar la orquiectomía simple". Dijo la joven.

-“Bien". Dije.
-"John, ¿significa eso que aceptas tener una orquiectomía simple?" Pregunto la joven.
-"Bueno, no quiero ir al hospital". Dije.

-"John, sí está bien. Puedo hacerlo ahora, y tomará solamente 30 minutos y te llevaré a casa. Nada de qué preocuparse. Solo necesito que firme el formulario de consentimiento. Lo siento, me quito una de las restricciones de la muñeca. Aquí tienes". Dijo la joven.

-"Esta es una forma bastante complicada". Le dije,
-"John, ya lo llené por ti y marque la casilla para la orquiectomía simple. Solo tienes que firmar”.  Dijo la joven

-"¿Qué harás exactamente?" Le dije.

-"John, una orquiectomía simple es un procedimiento menor. El paciente descansa sobre una mesa de operaciones con el pene pegado contra el abdomen. Voy a afeitar un área pequeña para la incisión. Después de que se haya administrado la anestesia, lo que ya hice, haré una incisión en el punto medio del escroto y cortaré el tejido subyacente. Comprobaré si hay algún problema dentro del escroto que pueda causar incomodidad, y la incisión se cierra con dos capas de suturas y se cubre con un apósito quirúrgico".

-"¿Y eso será bueno en el largo plazo?" Le pregunte.
-"John, sí, por favor firme aquí y relájese. ¿Te doy un tranquilizante?”. Dijo la joven

Ella acabo por inyectar una sustancia en mi brazo y se sentía muy caliente. Me sentí muy relajado.

-"John, dormirás pronto; Solo firma aquí". Dijo la joven

Firmé y me desperté en unos 40 minutos.

Joven: "John, todo está hecho. Sólo echar un vistazo. Su pene ahora está en un dispositivo de la castidad, y lo quitaré en cuatro semanas. Después de que las erecciones no será un problema más, y la herida puede sanar normalmente. Usted ve esta incisión en el punto medio del escroto. Esta es la orquiectomía simple. Revisé el interior, y todo estaba bien. Vean aquí sus dos testículos, que son de buena salud.

Lo miré y sólo vi una pequeña incisión y mis testículos en mi escroto.

-"Muchas gracias". Le dije
-"John, no te preocupes, te llevaré a casa". Dijo la joven.

Me recuperé muy rápidamente con poco malestar y después de cuatro semanas regresé.

-"John, voy a quitar el dispositivo de castidad. Eso es muy rápido. OK, todo hecho. La herida está perfectamente curada.

-"¡Por fin! ¡Eso es excelente! ¿Cuándo puedo tener relaciones sexuales otra vez?" Le pregunte.
-"John, en cualquier momento; Todo está muy bien curado". Dijo la joven.

Fui a casa y me sentí aliviado. Al día siguiente traté de masturbarme después de meses por primera vez. Se sentía muy bien, pero no pude conseguir una erección adecuada. La piel estaba muy apretada, y solo me quedé semi-erecto. Después de un tiempo tuve mi primer orgasmo después de meses. Extraño pensé, mi esperma se veía muy diferente, solo un líquido claro. En las próximas semanas, no tenía ganas de ir al gimnasio o de tener relaciones sexuales. Intenté masturbarme varias veces, pero en la mejor de las veces sólo conseguía semi-erecciones. A veces podía tener orgasmos pero era una sensación muy débil y solo fluía claro. Me sentí extraño y la llamé de nuevo.

-"John, eso es perfectamente normal después de una orquiectomía simple. No hay nada de qué preocuparse". Dijo la joven.

-"Mis testículos también se sienten extraños. ¡Cuando los exprimo no hay dolor!” Le dije.

-"John, por supuesto que no. No puede haber dolor como te expliqué en el formulario de consentimiento que firmaste". Dijo la joven.

-"No lo leí correctamente". Dije.

-"John, tus testículos han sido reemplazados por implantes de silicona como ahí decía". Dijo la joven.

-“¡que! ¿QUÉ QUIERES DECIR CON? ¡REEMPLAZADO! ¡QUIERES DECIR QUE MIS TESTICOS FUERON REMOVIDOS CUANDO ABRISTE MI SCROTUM!" Le Grite.

-"John, por favor no grites, de lo contrario tendré que colgar el teléfono. Como te dije, abrí tu escroto y revisé tus testículos y cordones espermáticos con mucho cuidado. Todo estaba en muy buena salud como se esperaba para un hombre sano de 35 años".

-"¡NO ENTIENDO! ¿POR QUÉ CORTASTE MIS TESTÍCULOS?" Le pregunte gritando.

-"John, por favor no grites, voy a colgar el teléfono. Por supuesto, me quité tus testículos y las cuerdas espermáticas, ya que era una simple orquiectomía".

-"¡Me castraste! ¡SOY UN EUNUCH! ¡CONTRA MI VOLUNTAD!" Le grite

-"John, por favor deja de gritar. Aceptaste una orquiectomía simple, y el formulario de consentimiento explicaba el procedimiento detalladamente en la última página. Sí, en términos coloquiales puede llamar a este procedimiento una castración. Al firmar el formulario, tuve que aceptar tu deseo de ser castrado y eliminar tus testículos sanos y cordones espermáticos. No puedo discriminar a una persona extraña como tú; Que estaría en contra de la ley contra la discriminación". Dijo la joven.

-"¡OH MI DIOS! ¡FUI CASTRADO!" Grite.
-"John, sí, por supuesto". Dijo la joven.
-"¿Qué puedo hacer ahora?" Le pregunte.

-"John, bueno, ha pasado bastante tiempo después de tu castración. Así que no hay nada que puedas hacer. Las hormonas podrían ayudar un poco - pero no creo que recuperes la capacidad de tener erecciones de todos modos después de tu estrecha circuncisión.

Colgó el teléfono. Solo gritaba - ¡mi fantasía y más se convirtió en realidad!




Historia Original Aquí.





Autor: JohnKovack       Traductor: DarkSoul

LA PELEA DE BATON

Ronnie era un poco mayor que la mayoría de los muchachos que participaban en esas peleas, pero todavía tenía un físico delgado y musculoso. Luchó contra Mike, un joven mucho más joven y bien construido. Mike llevaba pantalones cortos de color gris, con una correa de jock debajo para apoyar su "paquete" esencial......


LA PELEA DE BATON
Ronnie era un poco mayor que la mayoría de los muchachos que participaban en esas peleas, pero todavía tenía un físico delgado y musculoso. Luchó contra Mike, un joven mucho más joven y bien construido. Mike llevaba pantalones cortos de color gris, con una correa de jock debajo para apoyar su "paquete" esencial.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [TORTURA] [VIOLACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: Paul Lawrence





Ronnie era un poco mayor que la mayoría de los muchachos que participaban en esas peleas, pero todavía tenía un físico delgado y musculoso. Luchó contra Mike, un joven mucho más joven y bien construido. Mike llevaba pantalones cortos de color gris, con una correa de jock debajo para apoyar su "paquete" esencial.

Ronnie llevaba pequeño "short pesado" de color azul oscuro, pero no llevaba un cordón o una correa de jock debajo. En cambio, le dieron un estilo tradicional de "kick-boxing" estilo ingle-protector. Se trata de una pequeña "copa" de metal, sostenida en su lugar sólo por delgados cordones de cuero. Un cordón va alrededor de la cintura, con la 'taza' adjunta en la parte delantera, y los extremos están atados a la parte posterior. Otro cordón se une al fondo de la "copa", en la entrepierna, y pasa hacia arriba, entre las nalgas, y está atado a la parte posterior alrededor de la cintura.

No es particularmente cómodo, con los cordones que cortan la piel, pero si está atado correctamente proporciona buena protección. Además, y lo que es más importante, no se puede moverse, como una copa de plástico convencional.

En la pelea Ronnie no fue lo suficientemente rápido para contrarrestar los movimientos de Mike, y rápidamente fue derribado a la lona. Una vez allí, Mike no perdió tiempo en arrancar el pequeño short azul de Ronnie. A partir de entonces, Ronnie tuvo que luchar usando sólo su pequeña "copa" metálica que estaba apoyado por finas correas de cuero. Después de algunos golpes agotadores y algunos golpes fuertes en la cabeza y el abdomen, Ronnie se debilitó lo suficiente como para que Mark lo amarrara a las cuerdas por los brazos, se inclinó y miró a la multitud.

"¿Lo hago?", Ronnie gruñó, luchando por respirar.

'HALZO' ¡los apostadores pagaron para ver!', Mike replica. '¡Ellos pagan para ver a los luchadores ser penetrador en el ring, - y eso es lo que va a pasar contigo!', Mike continuó. "¡Dios no, por favor!", Ronnie gimió, mientras Mike le daba patadas en las piernas, '¡No me molestes! ¡No rompas mi "agujero virgen"!'.

Mike tiró de la parte delantera de su pantalón corto, y tiró de su  jock y 'taza' a un lado, sacando su enorme y rígida erección, los espectadores aplaudieron. Mike ignoró el hecho de que Ronnie seguía usando su protector en la entrepierna, y simplemente empujó el cordón de la correa inferior a un lado mientras empujaba su "herramienta" hacia adelante en la fisura pilosa de las musculosas y sudorosas nalgas de Ronnie.

-¡Mierda, Mike! ¡No por mi "agujero de mierda!", Ronnie suplicó, mientras luchaba contra las cuerdas.

Mike ignora las súplicas de Ronnie, y en unos instantes el enorme pene erecto de Mike fue visto ser obligado a entrar directamente en el recto de Ronnie. '¡DIOS! ¡Mi maldito agujero!", Ronnie gimió cuando Mike empezó a empujar. Aunque Ronnie había dicho que no era "gay", consiguió una erección tan pronto como el gran pne de Mike subió por su ano peludo. Si su "taza" había sido fuertemente atada podría haber contenido su "herramienta" creciente, pero su 'Taza' estaba suelta, el pene erecto de Ronnie eventualmente causó que la Taza se moviera para salir en la posición incorrecta, con resultados catastróficos para Ronnie.

Antes de que esto sucediera, sin embargo, Ronnie se emocionó tanto al ser penetrado que eyaculó, lanzando su primera "carga" de semen por todo el interior de su supuestamente protector de "taza" metálica. Ronnie 'me vengooooo' dijo Mike, y una vez que se vino en Ronnie, le abrió sus nalgas peludas para sacar su pene, luego sacó a Ronnie de las cuerdas y le dio la vuelta. "¡Dios, no!", Ronnie gruñó, dándose cuenta de lo que estaba a punto de suceder. Momentos más tarde, la bota de Mike golpeó la ingle de Ronnie, empujando la taza suelta, el interior de la cual estaba resbaladiza con el semen, contra los viscosos "vellos pubicos" de Ronnie, aplastando sus testículos. ¡Eres un idiota! ¡Mis malditos huevos! - ¡Estoy jodido! ", Ronnie gimió, mientras se hundía en la lona.

Después de una patada más en su ingle, las piernas de Ronnie cedieron, y se desplomó sobre sus rodillas, mientras desesperadamente se aferraba a su "taza" de metal suelta, y luego cayó hacia adelante sobre su vientre. Mientras Mike se paraba sobre él, todo lo que Ronnie podía hacer era retorcerse patéticamente en el suelo. Mientras lo hacía, Ronnie se cubrió, su erección para frotar contra la parte superior de su taza de metal suelta. -¡Oh, mierda! ¡Has pateado mis malditos cojones! ¡Pero ya estoy jodido!", Ronnie gruñó en voz alta mientras eyaculaba, esta vez lanzando su semen sobre su peludo abdomen y lona.

La multitud había disfrutado viendo cómo Ronnie era atormentado por el joven Mike, y viéndolo retorcerse, prácticamente desnudo, en el suelo, pero aunque Ronnie ya lo había hecho dos veces, habían visto muy poco, (sólo un chorrito de cremoso espumoso semen rebosando de los orificios de ventilación en la taza de metal de Ronnie, y algunas gotas de semen en la lona). Ahora querían ver los huevos de Ronnie y su rígido pene, de hecho, lo querían «desnudo», y querían ver un buen «orgasmo» - «lleno», con las piernas extendidas y el gran pene sacudido de Ronnie con una "carga" completa de smene - antes de que Ronnie finalmente fuese "terminado" con un golpe de "knock-out", o aún mejor matado – siendo empalado con las tripas destrozadas con un gran poste en su ano.

Mike tenía que complacer a la multitud, así que se inclinó y desató los cordones de la espalda de Ronnie. Mike volvió a Ronnie y el "paquete" del pobre hombre cayó, y su enorme pene rígido de Ronnie y sus abultados peludos huevos se desprendieron, aparte de sus huevos, y pene de brazos fuertes, Ronnie era un chico duro -desnudo'! Mike tiró de inmediato a Ronnie de las piernas y le dio un puñetazo en el peludo escroto de su oponente indefenso un par de veces, pero no demasiadas, casi juguetonamente. "¡Eres un maldito jodido - Mike!", Ronnie gimió, pateando fuertemente mientras sus peludos huevos eran golpeados. Ahora Ronnie estaba tan avergonzado y asustado que trató de salir del ring, pero Mike le dio un puñetazo en la mandíbula, y Ronnie se dejó caer sobre su espalda, aturdido y semiconsciente. Ahora la multitud quería que Mike penetrara a 'Ronnie, para que pudieran ver al chico desnudo' venirse' y un buen chorro de su semen, (las dos anteriores veces cuando Ronnie se había venido (no hubo mucho que ver), pero Mike, Gay", no quería tocar el enorme pene de Ronnie, que ahora estaba cubierto de pegajoso y viscoso semen de sus dos eyaculaciones previas. En su lugar, Mike arrastró a su oponente "desnudo" a las cuerdas, y lo sentó, frente a las cuerdas y los espectadores.

Mike entonces extendió las piernas de Ronnie, y tiró de la cuerda más baja en el anillo, hacia Ronnie. Mientras que un segundo sostuvo la cuerda, Mike consiguió uno de los cordones de la taza desechada de Ronnie. Mientras Ronnie miraba, horrorizado, Mike ató un extremo del cordón alrededor de la raíz del escroto voluminoso y peludo de Ronnie, con el otro extremo del cordón alrededor de la cuerda inferior. Ahora, si la cuerda era liberada, saldría hacia atrás, probablemente tomando los huevos de Ronnie con ella. Ronnie le rogó a Mike que no lo castrara, y en su terror, el pobre Ronnie empezó a pisotear incontrolablemente, y luego perdió completamente el control de sus entrañas y se cagó ahí mismo, así que estaba sentado en su propio excremento apestoso.

Mike, al ver que Ronnie estaba sentado en su propia mierda, y todavía saliendo asquerosamente, esperó para que los espectadores pudieran tener una buena risa y saborear la incomodidad y la vergüenza evidente de Ronnie. Mike había atado los huevos de Ronnie a la cuerda inferior de modo que pudiera moverlas (sin tocarlas), y esperanzadamente de esta manera 'traer' a Ronnie, y probablemente no era su intención usarlo para castrar a su oponente, Ya que Ronnie era popular entre la multitud.

Ronnie, sin embargo, no podía esperar a que Mike comenzara a tirar de sus huevos, e hizo algo sorprendente. Aunque Ronnie había tenido una "dura erección" la mayor parte de la lucha, fue causada principalmente por los hematomas en la ingle, y no por excitación sexual. A estas alturas, sin embargo, parecía estar incontrolablemente "excitado", (¿quizás porque estaba sentado en su propia mierda?), Agarró su enorme pene sacudiéndola, gimió “me vengo” y comenzó a "lanzar- su semen', ¡usando ambas manos! -¿Quién es el jodido? -preguntó Mike, sonriendo. "Yo soy el cobarde", Ronnie murmuró. "Pero yo no puedo ayudarme a mí mismo - ¡Estoy tan jodidamente duro, solo tengo que penetrar algo!", Admitió Ronnie, mientras miraba a la multitud animando y Luego en sus puños de bombeo, cuando él viciosamente trabajado su enorme pene mientras estaba sentado en su propia mierda.

-“¡Mierda! ¡Me vengo! ¡Estoy por venirme!”.

Ronnie luego gimió, mientras soltaba su enorme y sacudía su pene, y comenzó a disparar repetidos chorros de espumo, espeso y cremoso semen. Entonces, para sorpresa de todo el mundo, mientras él seguía 'eyaculando' ', Ronnie comenzó a venirse' 'por segunda vez, y le dio un segundo y último orgasmo,' vente de nuevo, y chorros otra carga de esperma sobre la lona. Cuando Ronnie tuvo su segunda "eyaculación", de un tirón histérico tiró de la correa adjunta a sus huevos, haciendo que la cuerda inferior a deslizara de los dedos sudorosos de Mike. La cuerda inferior luego se rompió de nuevo, instantáneamente arrancando chillidos y gritos de Ronnie, cuando sintió sus grandes y peludos huevos, ¡incluso cuando el chico pobre y chillón estaba "horrorizado"!

Cuando la cuerda inferior se deslizó de los dedos sudorosos de Mike, Ronnie gritó, "¡DIOS! ¡Mis malditos huevos!", Cuando su gran y peludo bolso escrotal "fue instantáneamente arrancado de su ingle igualmente peludo. Ronnie, todavía gritando, giró inmediatamente hacia el centro del anillo, agarrándose frenéticamente a su mutilada y sangrienta entrepierna, mientras muchos en la multitud abucheaban y gritaban.

Mike, que no quería asumir la culpa de haber mutilado sexualmente a su popular oponente, se levantó, abrió los brazos y se encogió de hombros para indicar que no había castrado a Ronnie. De hecho, Mike estaba en lo cierto, ya que Ronnie había sido responsable de castrarse cuando se sacudió frenéticamente, cuando tuvo su final "eyaculación". Si, en lugar de masturbarse, hubiera dejado que Mike "lo hiciera" tirando de sus huevos, probablemente habría permanecido "intacto".

Después de la castración accidental, Mike quiso hacer que su oponente mutilado pareciera lo más desagradable posible, con la esperanza de que la multitud se volviera contra Ronnie. Para hacer esto Mike le quitó el casco de Ronnie, para que la gente pudiera ver que Ronnie no era el chico guapo que había sido porque su rostro era una máscara horrible, haciendo muecas.

-¡Maldita sea, Mike! ¡No tengo ni puta mierda!", Ronnie gimió, mientras Mike tiraba del guardia de la cabeza, y luego dejaba que Ronnie se contornease en su propia mierda por unos momentos. Para entonces Ronnie ya había tenido suficiente. -¡Por qué me haces esto, Mike! -gruñó Ronnie patéticamente-. Era muy difícil decir si realmente quería decir eso o si era histérico. Mike estaba muy feliz de matar a Ronnie ya que, al final, aumentaría su propia reputación.

Mike le dijo a Ronnie que se abriera de piernas, diciéndole al pobre tipo que lo "terminaría" rápidamente, con una estaca en el culo, (lo cual no era cierto - empalar es una muerte larga y dolorosa). Ronnie, desesperado por el terrible dolor y la humillación para terminar, se recostó y obligadamente extendió sus piernas y levantó sus caderas, para que Mike pudiera ver su ano sucio y peludo. Mike tomó la estaca para llevarlo a Ronnie, lo centró en el peludo "agujero" del pobre gimiente, y lo empujó con todo lo que pudo. "¡DIOS!", Ronnie chilló y se dobló cuando la estaca desapareció dentro de él. La estaca, lubricado por la mierda de Ronnie, entró suavemente durante un tercio de un metro, y luego Mike empujó de nuevo fuerte, y la estaca entró directamente en Ronnie, casi hasta el mango. A medida que el bastón entró, el pene de Ronnie, que había comenzado a desinflarse un poco, al instante se hizo masivamente rígido, gruesa y largo a pesar de que Ronnie no tenía huevos, ¡obtuvo la mayor erección que hubiese tenido en toda su vida!

-¡Mierda, Mike! ¡No estoy terminado! Solo estoy cagando de verdad, pero sin puta mierda! ¡Ayúdame! ¡A que acabe rápido! Ronnie gritó, juramentando a Mike y retorciéndose obscenamente sobre la lona, mientras luchaba por enfrentarse con la estaca de madera gruesa que le había destrozado completamente las tripas.

Ronnie, desnudo, castrado y completamente empalado, continuó retorciendo obscenamente en la lona manchada de mierda, gritando histéricamente y sin sentido por sus huevos. (¿Dónde están mis malditos huevos? - ¡Necesito mis malditos huevos!). Después de retorcerse durante algún tiempo, agarrándose a su ingle mutilada y agarrándose frenéticamente a la estaca, cuya manija estaba sacando de su ano peludo, Ronnie entonces tiró de su erección dolorosamente fuerte, como si estuviera masturbándose de nuevo, y expuso la reluciente 'Cabeza' de su pene.

Momentos más tarde, un líquido salió del pene del muchacho desnudo, pero nadie estaba seguro de si Ronnie se "vino" - de nuevo, o si estaba orinando.

-¿Y tú, Ron?, dijo uno de los segundos, aparentemente ajeno al hecho de que el pobre chico estaba obviamente muriendo.

Ronnie miró por encima, ya casi completamente "fuera de sí".

"¡No jodas!", Ronnie gimió patéticamente. 'Todo lo que puedo joder' es mi maldita tripa - y 'Creo que mi puta jodido va a estallar porque es tan jodido - pero no puedo dejar de hacerlo'! '.

Mientras Ronnie emitió su respuesta, la sangre le salió por la nariz y la boca.

"¡El pobre idiota no sabe si es semen o orina! Comentó Mike a uno de los espectadores en primera fila - una obvia broma – que perdió la mayoría de la multitud, que estaban fascinados al ver la muerte patéticamente obsesiva, repulsiva de Ronnie en agonía.

Ronnie vomitó entonces una gran cantidad de sangre, que se derramó por su pecho velludo.

'Tengo que hacerlo - pero no puedo demonios - ¡porque no tengo huevos! ¡Estoy jodido! ", Ronnie gorgoteó, mientras se sacudía de nuevo sobre la lona, tendido recto, mientras su vientre peludo se ponía rígido, lo cual era una fuerte señal de que estaba casi acabado. Las piernas y los brazos de Ronnie empezaron a moverse incontrolablemente, y su pene masivamente tieso se agitó mientras pulverizaba repentinos y fuertes chorros de orina sobre su pecho peludo.

Finalmente, las caderas de Ronnie se alzaron del estribillo, con su pene todavía rígido y tambaleándose obscenamente, y miró patéticamente a la multitud, como pidiendo ayuda, y luego a Mike.

Ronnie finalmente gruñó, "¡MIERDA DIOS!" Estoy  '¡Mu...!', Presumiblemente a Mike - y luego sus nalgas peludas se contrajeron de nuevo para el escrutinio público - ¡y él estaba finalmente muerto!




Historia Original Aquí





Autor: Paul Lawrence       Traductor: DarkSoul

OBSESIÓN CON JOVENCITO

Tenía algunas fantasías en relación al sexo y a otras coas entre ellas, fantaseaba con castrar a un jovencito sentir como perdía su virilidad por mi conducto. Una de ellas era la de estar con algún chico jovencito. Me había fijado ya en un chico que siempre estaba cerca de mi casa, por donde pasaba cuando salía del trabajo. Había notado que también se había fijado en mí, porque a esa edad, creo que se fijan en todas, y como me quedaba mirándole fijamente, creo que lo mantenía ansioso esperando cada vez que pasaba que pasara algo......


OBSESIÓN CON JOVENCITO
Tenía algunas fantasías en relación al sexo y a otras coas entre ellas, fantaseaba con castrar a un jovencito sentir como perdía su virilidad por mi conducto. Una de ellas era la de estar con algún chico jovencito. Me había fijado ya en un chico que siempre estaba cerca de mi casa, por donde pasaba cuando salía del trabajo. Había notado que también se había fijado en mí, porque a esa edad, creo que se fijan en todas, y como me quedaba mirándole fijamente, creo que lo mantenía ansioso esperando cada vez que pasaba que pasara algo.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo & DarkSoul





Hola, me llamo Marta, tengo 29 años y llevo 3 años trabajando en un hospital como enfermera quirúrgica. Cuando llegué,  a esta nueva ciudad prácticamente no conocía a nadie, por lo que mi vida aquí era muy aburrida. Eso tenía una parte mala, y otra buena. La buena era que al no salir y no conocer a  nadie, pude realizar varias "fantasías", que en donde vivía antes no pude hacer, porque era una ciudad más bien pequeña, y más o menos nos conocíamos todos.

Me describiré un poco mido 1.65 metros, peso sobre 60 kilos, tengo media melena de color castaño, a veces con mechas rubias. Tengo una figura normal, buenas nalgas y tengo 85 de pecho. No soy Pamela Anderson precisamente. Pero tengo lo mío.

Como ya dije tenía algunas fantasías en relación al sexo y a otras coas entre ellas, fantaseaba con castrar a un jovencito sentir como perdía su virilidad por mi conducto. Una de ellas era la de estar con algún chico jovencito. Me había fijado ya  en un chico que siempre estaba cerca de mi casa, por donde pasaba cuando salía del trabajo. Había notado que también se había fijado en mí, porque a esa edad, creo que se fijan en todas, y como me quedaba mirándole fijamente, creo que lo mantenía ansioso esperando cada vez que pasaba que pasara algo.

Según pude averiguar, era un huérfano que algunos de los vecinos ayudaban vivía en una choza construida de maderas y otros materiales de desecho en un terreno abandonado, trabajaba donde podía e incluso hacia pequeños robos pero los vecinos no denunciaban por cierto cariño que le tenían al chico.

Hasta que un día que estaba lloviendo, pasé por ahí, y lo vi  el pobre chico se estaba mojando. Le dije que si quería le ofrecía mi casa para guarecerse de la lluvia y después de apenarse un poco, me dijo que aceptaba. Ya dentro del coche nos pusimos a charlar. Se llamaba Héctor, según me dijo tenía 16 años, casi 17, la plática lo fue tranquilizando poco a poco.

Le pregunté si me conocía, y me dijo que él y sus amigos se  habían fijado en mí cuando pasaba en mi coche o caminando y que les llamaba la atención.

-“¿Te gusto?” Le pregunté en un semáforo cuando paramos.

Se puso colorado, y me dijo que sí, que era muy atractiva. Aquella respuesta me dio pie para ser más directa por lo que le pregunte si mayor rodeo.

-“¿Aun eres virgen verdad?” Le pregunte de lo más casual posible.

El rostro de Héctor se puso aun más colorado todavía, pero luego de dos segundos me dijo que sí. Entonces le pregunté de manera casual.

-“Quieres dejar de serlo”. Le pregunte.
-“¡Si, claro que deseo!”, Me respondió Héctor.

No tardamos mucho en llegar a mi casa la lluvia aun,  para ese momento estaba muy excitada con mis pezones erectos debajo de mi sostén (corpiño) tenía una sensación de superioridad sobre él y de dominación, de alguna manera me sentía superior y deseosa de verlo desnudo.

Una vez en la casa lo hice esperar en la sala, mientras rápidamente me puse súper sexy, me coloque una minifalda, una blusa con un gran escote, botas altas, una vestimenta que eventualmente no me lo pondría ni de loca para ir por la calle. La verdad es que estaba muy bien. Nos sentamos en el sofá, y le fui tranquilizando poco a poco. Nos empezamos a besar, y Héctor me sorprendió cuando se lanzó rápidamente sobre mis tetas. Me eché a reír y le dije que fuera más despacio. Seguimos tocándonos y le abrí la bragueta, para acariciar su pene ya en erección debajo de su ropa interior que pronto saque por su bragueta.

No estaba nada mal, serían 18 ó 19 cm de larga. Eso sí, súper dura. Empecé a masturbarlo lentamente Héctor no tardo en empezar a gemir. No pasó mucho rato antes de quitarle por completo su pantalón, me incline para empezar a chupar su erección lentamente, mientras él se derretía de placer. Le metí un dedo por el ano, que es algo que me gusta hacer cuando hago mamadas, y a Héctor se le puso más dura aún, con su pene comenzar a emanar líquido pre seminal.

-“¿Te gusga mi miembro?” Me pregunto algo apenas Héctor.
-“Me encanta”. Le respondí.

Se la chupe por un largo rato, mi boca se tragaba su erección mientras mis manos jugaban con sus huevos aun su vello alguno, la sensación de sentir la fuente de su virilidad en mi mano me hizo excitar aun más lo que hizo que mi vagina se mojara por completo, sentía mis juegos salir de mi vagina ya abierta a la espera de recibir ese lindo miembro duro como si fuese de acero circuncidado en mi interior.

Mirándolo a los ojos, luego de lamber sus huevos le dije que me la metiera que ya no aguantaba más. En parte era cierto deseaba con locura sentir su pene en mi interior, por lo que me lo lleve a mi habitación ahí me tumbé en mi cama boca arriba para luego atraerlo hacia mí con las piernas bien abiertas mostrando mi bien depilada vagina, los ojos de Héctor estaba muy abiertos.
           
Cuando se me acerco con pene pivoteando de lo duro que estaba se lo agarré la base se sentía tan duro y caliente, y me lo guie a la entra de mi sexo apenas metí dentro de mi vagina su glande, mi vagina que estaba mojadísimo, hizo que todo el resto de su erección resbalara en interior sin mayor dificultad Héctor apenas sintió sus huevos chocar con mi pelvis me empecé a cabalgar. Él se volvió loco literalmente. La verdad es que tardó poco en correrse, pero cuando lo estaba haciendo, inundándome con sus espesos y fuertes chorros de rico semen alcance un gran orgasmo, que inundó todo mi cuerpo de placer al sentir toda su leche derramarse en mi interior con sus gemidos de placer siendo escuchados por mis oídos, con su cabeza entre mis pechos.

Héctor no dejo de sacar y meter su pene en mi interior hasta que su pene dejo de palpitar, cuando se salió de mi, le dije tomándolo de los cabello para llevar a cabeza hacia atrás.

-“Ahora me la las vas a chupar la raja con tu semen dentro y me la vas a dejar bien limpia” Le ordene.

Héctor llevo su rostro entre mis piernas para comenzar a lamber mi raja, poniendo especial atención en mi hinchado clítoris Héctor me succiono mi raja, no dejó ni una gota de mis juegos o su semen en mi interior. Luego descansamos un poco, para luego rematar con una buena mamada en cuanto se le volví a poner dura fue yo quien lo monto para comenzar a cabalgarlo, mientras lo cabalgaba con mis manos sobre su pecho podía sentir sus huevos rebotar contra mis nalgas, sabiendo que pronto ya no estarían unidas al lindo cuerpo de Héctor lo que me hizo llegar a un poderoso orgasmo como nunca antes.

Desde ese punto solo se escucho un chapoteo cada que mis nalgas golpeaban la pelvis de Héctor, me vine dos veces más antes de que de nuevo Héctor me llenase de su espesa leche que de nuevo hice que se bebiera solo que esta vez fui yo quien se senté sobre su rostro colocando mi rajita sobre su boca, para que el lambie y bebiera mis juegos como los suyos.

Luego caí a su lado y no tardo mucho en quedarnos dormido, Héctor estaba agotado por completo por lo que no sintió cuando me baje de la cama para ir por un largo y afilado cuchillo a la cocina también tome un cordón muy delgado pero resistente, regrese a su lado y ate la parte lo más despacio posible, hasta dejarlo bien ligado, Héctor apenas se movió estaba tan agotado que apenas noto la manipulación cuidadosa que hacía de sus huevos.

Por supuesto lo que seguiría si lo iba a sentir por lo que le aplique un paño un con cloroformo sobre su boca y nariz que lo dejo anestesiado en un principio deseaba cortarle su escroto por completo con el cuchillo de hecho coloque la afilada hoja de acero debajo de sus huevos pero reflexiones y pensé en hacerlo más medicamente, pero algo se apodero mi en ese momento.    

Mi mano se movió por sí sola, comencé a cortar el escroto de Héctor, apenas unas cuantos segundos me tomo desprender su escroto de su cuerpo con sus huevos dentro del saco de piel, hubo un leve sangrado que rápidamente logre controlar, suture lo mejor que pudo y vende la zona, luego extraje los testículos que alguna vez colgaron bajo el pene de Héctor que para ese momento estaba completamente erecto de  nuevo.

Con sus dos testículos uno en cada una de mis manos me monde nuevo sobre el inconsciente Héctor para de nuevo comenzar a cabalgarlo, aunque lo hice de forma lenta para evitar que su herida causada por su reciente castración el no sentir sus huevos chocando contras mis nalgas y sentir sus orbes viscosos en mis manos me hizo llegar a tres poderosos orgasmos, antes de que el pene de Héctor de nuevo me llenase de semen en mi interior.

Luego de ellos mantuve a Héctor sedado, disfrutando de sus erecciones hasta que comenzaron a hacerse no tan firmes, para ese momento habían pasado cuatro días, lo mantuve alimentado por medio de una sonda, pero sabía que lo tendría que despertar, lo cabalgue una última vez antes de dejarlo despertar por sí solo.

Héctor al principio pensó que era el día siguiente a nuestra noche de pasión pero cuando le dije que había pasado una semana, quedo impactado y más cuando le mostré los que fueron sus huevos flotando en un frasco con líquido conservante, la visión de aquellos dos orbes blancos en el franco y ver su entrepierna vendada con su pene flácido entre sus piernas lo hizo comenzar a llorar moviendo su cabeza en negación.

Han pasado seis años desde que castre a Héctor, y he realizado otro de mis deseos, Héctor se convirtió en mi esclavo y eunuco personal, gracias a la testosterona que le administro y medicamentos para la impotencia logre que su pene siguiera teniendo erecciones para darme placer Héctor ya no siente el mismo placer de antes aunque yo siento cada día más placer.

Además dado que es un eunuco ya no uso ningún método anticonceptivo pues no hay riesgo de embarazo, quizás pronto quede embarazada espero de una niña para también inculcarle mi “Obsesión con los Jovencitos”.    



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com




Autor: Anónimo & DarkSoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

Gran Corte

Hoy era el día que había estado temiendo durante mucho tiempo: mi corte. Mi esposa y yo estuvimos de acuerdo en que cuando nuestros días de fabricación de bebé terminara, que me cortarían. Ayer, mi esposa se unió a mí en la ducha y afeitado mi escroto y los alrededores. Después de eso me dio una mamada "de despedida", diciendo que la próxima vez que tuviéramos que tener sexo sería cuando ya no tendría ningún nadador en mi semen......


GRAN CORTE
Hoy era el día que había estado temiendo durante mucho tiempo: mi corte. Mi esposa y yo estuvimos de acuerdo en que cuando nuestros días de fabricación de bebé terminara, que me cortarían. Ayer, mi esposa se unió a mí en la ducha y afeitado mi escroto y los alrededores. Después de eso me dio una mamada "de despedida", diciendo que la próxima vez que tuviéramos que tener sexo sería cuando ya no tendría ningún nadador en mi semen.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMDOM]



Categoria: Hetero      Autor: Flintjelintje





Hoy era el día que había estado temiendo durante mucho tiempo: mi corte. Mi esposa y yo estuvimos de acuerdo en que cuando nuestros días de fabricación de bebé terminara, que me cortarían. Ayer, mi esposa se unió a mí en la ducha y afeitado mi escroto y los alrededores. Después de eso me dio una mamada "de despedida", diciendo que la próxima vez que tuviéramos que tener sexo sería cuando ya no tendría ningún nadador en mi semen.

Hoy estaba acostado en la cama en el urólogo para obtener mi recorte. Cuando el doctor entró me felicitó por el trabajo de afeitado. Le dije inmediatamente que en realidad era obra de mi esposa.

-“Bueno, tienes mucha suerte de que tu mujer haga esto por ti” -sonrió el doctor-. "Si está bien con eso, propongo que comencemos. Como usted probablemente sabe, los primeros pasos, son inyectando el agente entumecedor, es en realidad es lo peor de todo el procedimiento".

El médico tenía razón, porque cuando la aguja entró en mi escroto, tuve dolor. El segundo pinchazo en el otro extremo de mi escroto ya no fue tan malo. El doctor aplicó un poco más de Betadine y mientras lo hacía podía sentir mi escroto entumeciéndose.

El doctor sostuvo mi testículo derecho en su mano y comenzó a buscar el conducto deferente, que, cuando lo encontró, lo inyectó con un agente más adormecedor. El médico vio que yo estaba siguiendo cada uno de sus movimientos y dijo que sería mejor que no siguiera viendo. Acercó una pequeña cortina que me hizo imposible ver el área de operación, pero todavía podía ver su cara.

Siguió tirando y pude sentirlo poniendo algo de fuerza en mi testículo derecho antes de que el dolor desapareciera completamente. -Uno listo -dijo el doctor sonriendo-. -¿Está listo para volverse estéril para siempre? -preguntó el médico.

Comencé diciendo que eso era realmente para la familia, de modo que pudiéramos parar el usar condones, porque mi esposa no quiso volver al control de la natalidad después de dar a luz por tercera vez. El doctor estuvo de acuerdo y también dijo que tomar medidas permanentes es mucho mejor para la salud de mi esposa y luego dejar que siga tomando hormonas. Mientras hablábamos podía sentir al doctor trabajando en mi testículo izquierdo.

-Aquí vamos -dijo el doctor, y oí algo que caía en un tazón. Déjame acabar y ya estás listo.

El doctor me puso algunas Banda- que ayudo a mi escroto y me ayudó a ponerme mi jockstrap. Tengo que admitir que no había sentido ningún dolor después de las inyecciones y que incluso ahora no sentía nada. En realidad, todo mi paquete se sentía ligero, pero probablemente se debía al agente entumecedor.

Mi esposa me llevó a casa y me mimo durante los próximos días para asegurarse de que tenía bolsas de huevo para aplicar a mi escroto, tenía suficientes películas para ver y cerveza para beber. Ella también fue al farmacéutico para obtener los medicamentos recetados que el urólogo me había aconsejado tomar.

Después de unos días mi esposa me preguntó si había pensado en limpiar las tuberías, de nuevo diciendo que ella no quería tener en realidad el pene en su vagina antes de que se vaya todo claro. Ella propuso masturbarme diario a partir de ese día para ayudarme a limpiar las tuberías. No me importó eso, así que se desnudó y me montó a horcajadas. Trabajaba en mi pene y yo venía de una manera muy intensa. No es anormal, dado que la última vez que vine fue cuando me había dado la mamada en la ducha. Tenía que admitir que mi orgasmo se sentía diferente ya que normalmente mis testículos jugaban un gran papel con ellos tirando en mi escroto antes de mi orgasmo. Eso no sucedió ese día, pero le presté poca atención.

Durante los próximos días mi esposa siguió dándome ayudas manuales. Todas se sentían realmente bien en que no tenía dolor, pero mis orgasmos se sentían diferentes todavía.

Después de 5 semanas de masturbarme realmente quería volver a tener relaciones sexuales con mi esposa, pero ella se quejó de que ella estaba teniendo su período en este momento y que mejor voy a tener mi esperma revisado para que podamos tener relaciones sexuales después de su período. Así que de inmediato fui al hospital para ver mi esperma. 24 horas más tarde recibí una llamada confirmando que era estéril. Estaba deseando tener relaciones sexuales con mi esposa esa noche.

Cuando llegué a casa, mi esposa tenía la compañía de un hombre negro que nunca había visto antes. Cuando entré, se puso de pie y me besó. Quiero presentarte a mi semental.

"¿Qué?", ​​Le pregunté.
"Mi semental, él tendrá sexo conmigo ahora".
"¿Por qué?" Le pregunté, "¡Acabo de pasar por una vasectomía por ti!"

-Oh, sí. Bueno, cariño, eso no era realmente una vasectomía y esas pastillas no eran realmente analgésicos ¿Recuerdas cuando el doctor cerró la cortina para que no pudieras ver qué estaba pasando? Bueno, no te cortaron, tus huevos fueron simplemente eliminados. Y esos analgésicos eran en realidad píldoras que drenan a tu cuerpo de la testosterona".

-"Pero, pero..." Traté de intervenir.
-¿Puedes desvestirte cariño?

Lo hice, porque también quiero saber qué estaba pasando. Mi esposa tiró de mis huevos y luego me dio una bofetada. ¿No te dolió verdad? Huevos artificiales, cariño. Simplemente para darte la idea de que eres todavía es un hombre, pero en realidad, no lo eres. Mi semental, por otro lado, él consiguió el tratamiento verdadero, él obtuvo la vasectomía. Todavía es un hombre. No puede dejarme embarazada, pero puede llenarme de maneras que ni siquiera puedes imaginar.

"Pero, pero... ¿todos esos trabajos manuales? ¡Todavía puedo actuar! "Dije.

Mi esposa se echó a reír. -No por mucho tiempo, lo prometo.

Con eso, mi esposa y su semental empezaron a desvestirse. El gran negro recogió a mi esposa y la llevó a nuestra habitación. La acostó en la cama y la penetró de un movimiento. Pude ver que mi esposa estaba disfrutando de este gran momento. Cada vez que entraba su enorme pene, estaba suspirando, casi llorando de placer. Finalmente, vi sus huevos levantándose y él se derrumbó encima de ella. Cuando su pene finalmente se volvió flácido, dejó un pastel de crema.

"Cariño, puedes limpiarme por favor", dijo mi esposa mientras me miraba. Lo hice porque quería complacerla.

Fue entonces cuando me di cuenta de que incluso con todo lo que estaba pasando delante de mí, mi pene estaba flácido. La lamí hasta limpiarla dándole un orgasmo en el proceso. Entonces mi esposa tomó mis bolas, masajeando suavemente los dos orbes artificiales en mi escroto. Se sentían calientes, se sentían reales, pero podían intercambiar fácilmente sus respectivos lugares en mi escroto. No se sentían unidos a mí, como huevos reales, ya sea a través del conducto deferente los vasos sanguíneos.

Ella besó suavemente mi pene, que reaccionó a sus toques, pero solo un poco. Ya no se ponía duro y mi esposa me miraba a los ojos y me sonreía. "Lo siento cariño. No sabía cómo vender esto a usted, así que hice un trato con el urólogo. Espero que no te importe mucho. "Se dio la vuelta e intentó darme una mamada. Nunca se puso duro, pero al final me vine.

La próxima caja de pastillas se encargará de eso también, dijo mientras sonreía. Fue la última vez que me vine. No fue la última vez que había visto a mi esposa tener relaciones sexuales con su semental. De hecho, tuvieron relaciones sexuales casi todos los días y tuve que lamer limpiándola en esa misma base diaria. Cosas que normalmente me encienden como loco, como ver a mí esposa en ropa interior como medias y cinturones, simplemente no hacer nada por mí. Verla ser penetrada se convirtió en algo bueno para mí, solo las solicitudes de mi esposa para también lamer el pene de su potro fue lo que me molestaba.

Estaba allí, Era un eunuco. Listo para complacerla, pero había tomado algo muy importante de mí, que nunca podría recuperar. Elegí quedarme con ella, porque en el fondo todavía la amaba. Ella cuidó mucho de mí y honestamente, ¿quién querría un eunuco en su vida?



Historia Original Aquí.




Autor: Flintjelintje       Traductor: DarkSoul

VENGANZA DE LOS CHICOS NINJA

El padre James A. Flaherty era un cínico, un hipócrita, un ateo, y un pedófilo homosexual. El padre Flaherty había entrado en el sacerdocio por dos razones: el trabajo le parecía una sinecura y la forma en que cumplía sus deberes pastorales, lo era, y le daba acceso a los muchachos en la adolescencia temprana.......


VENGANZA DE LOS CHICOS NINJA
El padre James A. Flaherty era un cínico, un hipócrita, un ateo, y un pedófilo homosexual. El padre Flaherty había entrado en el sacerdocio por dos razones: el trabajo le parecía una sinecura y la forma en que cumplía sus deberes pastorales, lo era, y le daba acceso a los muchachos en la adolescencia temprana..

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA]


Categoria: Hetero      Autor: Bagoas





El padre James A. Flaherty era un cínico, un hipócrita, un ateo, y un pedófilo homosexual. El padre Flaherty había entrado en el sacerdocio por dos razones: el trabajo le parecía una sinecura y la forma en que cumplía sus deberes pastorales, lo era, y le daba acceso a los muchachos en la adolescencia temprana.

Empezando inmediatamente después de la ordenación y continuando implacablemente después, aprovechó todas las oportunidades para molestar a sus monaguillos. Prefirió la sodomía, pero se esforzó por sacudir a los chicos y hacerlos llorar primero. Tarde o temprano, sin embargo, él trabajaría su larga y delgada serpiente dentro de su pantalón a través del culo del chico y estimularía la próstata del muchacho con ella, asegurándose de llevar al niño a un orgasmo, a menudo el primero.

Sólo un chico en 15 años había peleado y cada vez que el padre Flaherty pensaba en el incidente, se estremeció y le ponía las manos en la ingle. Estaba tratando de penetrar a Chris Bonaiuto cuando Chris lo golpeó con rodilla hacia arriba en la entrepierna del padre Flaherty, lastimando sus huevos lo suficientemente como para enviarlo a la cama durante una semana. Le dijo al doctor que había tropezado con la alfombra y caído en la esquina de una mesa. Incluso el domingo siguiente, cuando fue capaz de celebrar la Misa de nuevo, caminaba lentamente y algo inclinado.

Había sido capaz de encantar o intimidar a sus otros monaguillos de tal manera que nunca se quejaban ni siquiera a sus padres. Alrededor de la mitad de los chicos obviamente no lo disfrutaban, pero algunos tenían los ojos estrellados sobre el placer desconocido al que los había presentado y lo seguían como cachorros de perro. Unos pocos escogidos tuvieron que ir en retiros de fin de semana con él y ellos volvieron felizmente agotados.

Desde el principio, el padre Flaherty había llegado a la conclusión de que, si Dios fuera realmente el iracundo Jehová del Antiguo Testamento, James A. Flaherty habría sido incinerado por un rayo desde hacía mucho tiempo. Por lo tanto, o Dios era indiferente, o no existía. De cualquier manera, no necesita ser tenido en cuenta.

A los 38 años, el padre Flaherty seguía siendo un bribón, alto, guapo, de vientre plano y musculoso. Trabajaba regularmente y observaba su dieta. Tenía el don del Blarney y, en todo caso, era más persuasivo que nunca. Estaba contento. La vida era buena. Ya había tenido su monaguillo mayor, Walter Kowalski, y había probado a tientas al joven, Stephen Debitzky un par de veces sin ningún tipo de disgusto por parte del niño.

Por lo tanto, sin ninguna premonición del mal entró en la sacristía de la Iglesia de San Sebastián una hora antes del servicio de Tenebre en una oscura noche de viernes para vestir sus vestiduras y asegurarse de que todo estaba listo para el servicio.

Los monaguillos llegarían en media hora.

Encendió el interruptor de la luz, pero no sucedió nada; Al parecer la bombilla del techo se fundió. Sin embargo, en la oscuridad, podía distinguir la forma de la lámpara sobre una mesa a un paso delante de él. Nunca lo alcanzó. De repente, fue agarrado por detrás. Cuando abrió la boca para pedir ayuda, alguien le metió una mordaza de bola y la ató detrás de su cuello. Alguien levantó las muñecas y las pegó con cinta adhesiva. La puerta se cerró detrás de él, dejando la habitación totalmente oscura.

Entonces, la lámpara se encendió. El padre Flaherty se encontró rodeado por cinco jóvenes con trajes de Ninja con paños negros sobre sus rostros. No le hablaban ni una palabra ni otra, para que no reconociera sus voces, pues, sin que él lo supiera, todos ellos habían sido sus monaguillos en los últimos años.

Por supuesto, luchó, pero cinco contra uno representan probabilidades bastante desfavorables. En un momento, le quitaron sus mocasines, luego su pantalón, y finalmente su calzoncillo de Calvin Klein. Los Ninjas lo sentaron en el suelo de piedra en un rincón donde dos de ellos sostenían sus hombros contra las paredes, dos sostenían sus piernas muy separadas por los tobillos, y el quinto estaba de pie sobre el sacerdote de espaldas a él.

El quinto Ninja levantó el pie derecho y golpeó el talón entre los muslos del padre Flaherty, aplastando sus testículos contra el suelo de piedra. El padre Flaherty se convulsionó y gritó por la nariz. El Ninja levantó el pie una y otra vez, golpeando los genitales del Padre Flaherty un total de cinco veces (una vez por cada Ninja). Para la quinta vez, no quedó nada más que una pulpa sangrienta irreconocible.

Entonces el quinto Ninja quitó la cinta del padre Flaherty. Sacó la sangre de su calzoncillo y, sosteniéndola con el pañuelo para no dejar huellas dactilares, se dirigió a la esquina diagonalmente opuesta de la habitación, fuera del alcance del oído del sacerdote, De hecho, inconsciente, y llamo al número de emergencias.

Le dijo al despachador: "El Padre James Flaherty está gravemente herido en la sacristía de la Iglesia de San Sebastián". Entonces los cinco monaguillos de Ninja salieron de la sacristía de la iglesia hacia la oscuridad de afuera.

Walter y Stephen llegaron unos diez minutos más tarde para encontrar una ambulancia y un policía delante de la iglesia y el padre Flaherty que era llevado en una camilla para ser llevado a la sala de urgencias del Hospital St. Justin. La policía no le contaría a los dos monaguillos nada de lo que le había sucedido al padre Flaherty.

Cuando el Padre Flaherty recuperó la conciencia en cuidados Intensivos, se sorprendió de lo poco que sentía. Por supuesto, el dolor en su pene era extremadamente intenso, pero no había ningún dolor en sus testículos en absoluto. Cuando su mente se aclaró, repentinamente se dio cuenta de porque. Por supuesto, no había dolor en sus testículos; No tenía testículos. Una enfermera, al ver los ojos abiertos, gritó: "Dr. Bonaiuto, ahora está consciente".

Un joven guapo de veintitantos años, vestido con ropas quirúrgicas verdes, entró en la habitación.

Tan pronto como la enfermera se hubo marchado, habló con el padre Flaherty. -Bueno, Padre Jim, nunca serás Papa, una parodia de las palabras pronunciadas por el Cardenal, que examina al Papa electo para verificar su masculinidad: "No tienes testículos ni nada que cuelgue. Testiulos habet et bene pendentes "[Tiene testículos y bien colgantes]".

El padre Flaherty estaba muy molesto por la manera despreocupada y alegre del joven doctor. El doctor Bonaiuto inclinó la cara hacia el padre Flaherty. "No me reconoces, ¿verdad?, soy Chris Bonaiuto, el monaguillo que te enseñó una lección tan dolorosa hace quince años, la cual debiste tomar en serio... Si lo hubieras hecho, tal vez no estarías aquí ahora y todavía tendría sus genitales, usted arruinó mi vida real, maldito pervertido Bueno, ahora alguien ha estropeado su vida y él merece una medalla por ello.

Aunque no lo merezcas, te voy a hacer un pequeño favor. Escucha cuidadosamente. Hay un policía en el pasillo esperando para hablar contigo. En casos de traumatismo tan severo como el suyo, no es nada extraño que él paciente sufra amnesia cubriendo el tiempo de la lesión y no recuerde nada al respecto. Eso podría ahorrarle algunas explicaciones muy embarazosas.

El oficial Terrence Aloysius Mulcahey se sorprendió al enterarse de un ataque tan vicioso contra un sacerdote y esperaba llevar a los autores a la justicia. -¿Puedes contarme qué pasó, padre Flaherty? él empezó. El padre Flaherty respondió: "Esperaba que me lo dijera, oficial." -Och, ¿quieres decir que no recuerdas nada de eso? "Recuerdo que entré en la sacristía y descubrí que la luz no funcionaba, lo siguiente que supe fue que estaba en esta cama de hospital".

-Bueno, todo lo que puedo decirte, padre, es que el ataque no pudo haber sido perpetrado por una sola persona que actuara sola, debió haber tenido ayuda, probablemente cuatro o cinco atacantes estaban involucrados. ¿Tienes tal agravio contra vosotros que infligirles semejantes injurias?

"Bueno, he roto a algunas personas por el camino equivocado, ¿quién no? Pero nunca imaginé que alguien me odiara tanto, pensé que no tenía un verdadero enemigo en el mundo".

La policía no tenía ningún caso contra nadie, por lo que el asunto fue archivado y olvidado. Algunos funcionarios de la diócesis, a la luz de los recientes escándalos de pedófilia, sospechaban que el Padre Flaherty podría saber más sobre el ataque de lo que estaba diciendo y recomendó que fuera relevado de sus deberes pastorales "por razones de salud" y se le diera una posición administrativa con la diócesis.

Los monaguillos Ninja tuvieron el buen sentido de no jactarse de su hazaña y así, hasta el día de hoy, nadie conoce sus identidades.



Historia Original Aquí.




Autor: Bagoas       Traductor: DarkSoul