HERMANA ME ESTRENO

Mi hermana a los 18 años era toda una mujer sus compañas y compañeros de escuela creían que era una mujer, sin saber que debajo de su ropa interior ocultaba genitales femeninos, por mi parte luego de la huida de mi hermana de casa, mi madre se volvió aun más loca, una noche con apenas 11 años todo mi mundo cambio, lo mismo que mi cuerpo......


HERMANA ME ESTRENO.
Mi hermana a los 18 años era toda una mujer sus compañas y compañeros de escuela creían que era una mujer, sin saber que debajo de su ropa interior ocultaba genitales femeninos, por mi parte luego de la huida de mi hermana de casa, mi madre se volvió aun más loca, una noche con apenas 11 años todo mi mundo cambio, lo mismo que mi cuerpo.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [INCESTO] [FEMINIZACIÓN] [TRANSEXUAL]

Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Mi padre murió cuando era aun un bebe, mi madre nunca supero ese duro golpe según mi hermana que era 7 años mayor, cuando tenía 11 años ella se fue de casa, dejándome a merced de mi madre, que luego de la muerte de mi padre se empeño que debíamos ser mujeres, porque las mujeres vivimos más que los hombre y no sufrimos infartos según nuestra madre, por lo que comenzó a vestirnos como mujeres, tanto a mi hermana como a mi pese a haber nacidos como varones con todo lo que eso implica.

Mi hermana a los 18 años era toda una mujer sus compañas y compañeros de escuela creían que era una mujer, sin saber que debajo de su ropa interior ocultaba genitales femeninos, por mi parte luego de la huida de mi hermana de casa, mi madre se volvió aun más loca, una noche con apenas 11 años todo mi mundo cambio, lo mismo que mi cuerpo.

Aquella noche mamá me amarro a mi cama y me desnudo, esa fue la noche que usa una trusa (slip) de hombre en mi vida, ya que mamá luego de esa noche no me dejo usar prenda masculina alguna, ella tomo mi pene y con una tijera cuyas tijeras brillaban de lo caliente que estaban de dos dolorosos cortes me cerceno mi pequeño pene que apenas estaba por empezar a desarrollarse, el dolor fue simplemente indescriptible, creo que me desmaye pensando que me cortaría mis huevitos al despertar constate que no fue así.

Sin embargo mi pene en su totalidad se había ido, apenas un pequeño tubito sobre salía de donde una vez estuvo mi pene, mi madre era enfermera por lo que sabía muy bien como curar y todas esas cosas medicas, sufrí de dolor por varios días pero poco a poco fue pasando aunque llore mucho poco a poco mi enojo fue pasando, sin embargo el odio que se formo en mi corazón hacia a mi madre por haberme hecho aquello creció cada vez más creo que aun la odio, pero tres años después ella murió atropellada, lo que de alguna manera libero de mi cuerpo el dolor y odio que se había acumulado en todos esos años desde que me castro y feminizo.

Aunque para mí ya era tarde, para mi hermana no, ella y yo nos convertimos en los herederos de ella, mi hermana ya de 21 me convenció de vender la casa y compramos otra en un pequeña ciudad con el resto del dinero pusimos un negocio, para todo el mundo éramos un par de hermanas que trataban de salir adelante luego de la perdida de nuestros padres, por supuesto nadie sabía que en realidad éramos un par de transexuales, que solo vestíamos ropa de mujer pero que debajo teníamos cuerpo de hombre por lo menos solo mi hermana para ese momento.

Ella no sabía lo que mi madre me había hecho, pensaba que debajo de mi ropa interior aun había un pene y un par de huevos, en parte era cierto aun, con ya casi 15 años en esos momentos el sexo que me era ajeno pero lo deseaba, sentía muchos deseos pero apenas podía gozar en mis sueños húmedos, por alguna razón siempre me soñaba con el cuerpo perfecto de mi hermana lo que me excitaba mucho un tarde mi hermana llego con una minifalda muy ajustada y su body pegado a sus grandes tetas ya que tomaba estrógenos desde los 12 años yo estaba con un short de mezclilla apretadito como me gustaban y playerita viendo la tv era sábado.           

De pronto mi hermana empezó a quitarse su body para quedar sin sostén (corpiño) y empezó a masajearse sus teas frente a mí, a ella le gustaba hacer eso pero hacía tiempo que no lo hacía frente a mí, se estuvo manoseando por un buen rato frente a mí que me quede ahí sin saber qué hacer, luego se quito su minifalda quedándose con su tanga tipo hilo dental, su gran ene se marcaba muy bien debajo de su pequeña prenda intima aquello hizo que me comenzara  excitar mucho, también quería participar pero no sabía qué hacer hasta que de pronto sentí una mano en mi culo.

Cuando voltee era nada más que mi hermana quien me tomo una de mis manos y me la llevo hacia su entrepierna lo que toque era enorme y duro, sabía que no era una chica de verdad era un transexual con cuerpo de mujer que en un momento no pensaba sabía que era algo malo, simplemente me deje llevar para que me hiciera lo que ella deseara y así poder perder mi virginidad de una vez por todas, algo que necesitaba con urgencia.   

Ella o el me como lo quieran ver, se puse de pie y se quito su tanga, luego me llevo a su cuarto me hizo sentar en la cama y ella quedo de pie frente a mí, puso su enorme pene frente a mi cara y cada vez se ponía más grande como grueso, ella me dijo mientras sostenía su dura erección con una de sus manos

-“Vamos mételo en tu boca y veras que es delicioso”. Dijo mi hermana muy excitada.

Escuchándola solo la obedecí de inmediato tragándome toda su enorme pene que debía ser de fácil de 22 cm me la metí hasta mi garganta era muy grande para mi boca, pero tenía algo de experiencia ya para ese momento en cuanto a mamadas, luego le dije cuando ya llevaba un buen rato dándole un mamada lo mejor que podía.

-“Hermana soy virgen deseo perder la virginidad contigo”. Le dije a mi hermana.
-“Claro hermanita quitarte la virginidad es algo que he deseado hacer desde que nos mudamos, hare que los disfrutes más solo te quitare la virginidad anal”. Dijo mi hermana.

-“Es la única que puedo perder ahora”. Le respondí.

Mi hermana se me quedo mirando como no entendiendo mis palabras que quito mi blusita y shorcito para empezar a pasar su lengua por mis nalgas que manoseaba para luego quitarme mi calzón (braga) me abrió las nalga y paso su lengua sobre mi ano, ella solo me lambia el ano pero lo hacía tan bien que comencé a gemir ella era la experta en sexo anal y no yo, la deje que me hiciera lo que quiera.       

Ensalivo uno de dedos y lo metió en mi cerradito ano al comienzo me lo hacía despacio pero después acelero su dedo como sus besos y lambidas, de pronto sin decirme nada me dio la media vuelta, los ojos de mi hermana se abrieron grandes al ver que en mi entrepierna solo estaban mis huevitos pero no mi pene, con mirada aterrada me miro para preguntarme.

-“¿Qué te paso?” Pregunto alterada mi hermana.
-“Mamá me corto mi pene hace tres años”. Le dije.

Mi hermana se puso de pie y me beso en los labios cuando despego sus labios de los míos lagrimas corrían por sus mejillas, ella me dijo.

-“Lo siento, lo siento hermanita”. Dijo llorando mi hermana.
-“Nunca debí abandonarte con ella“. Dijo mi Hermana.
-“No es tu culpa hermana además gracias a eso casi soy un mujer de verdad”. Le dije.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  
Mi hermana me sonrió mientras se secaba sus lágrimas, luego mientras se masturbaba para volver a tener su pene firme y duro a toda capacidad me pregunto.

-“¿Aun quieres sentir mi pene hermanita?” Pregunto mi Hermana
-“Si, aun deseo dejar de ser virgen”. Hermana.
-“¿Quieres que use condón?” Me pregunto mi hermana.

No sabía por lo que le dije que quería su pene al natural así que saco un pote de vaselina y me unto una buena cantidad por mi ano y entre las nalgas pero sobre todo en mi ano que estaba bien cerradito.

Prácticamente ya estaba lista para la penetración entonces ella me hizo colocar las manos sobre la cama y mis pies sobre el suelo lo que dejo mi culo a su disposición, me abrió las nalgas y coloco su hinchado glande sobre mi ano, lo restregó sobre el por unos segundos para luego comenzar a penetrar mi ano apretando con fuerzas y introduciéndolo poco a poco, con mi ano bien lubricado de vaselina comenzó a entrar, estaba aterrada mi ano no se abría para su enorme pene pero ella insistió.

Me dolió mucho le iba a decir que ya no quería pero entonces empujo con fuerza y entro todo sus 22 cm de carne en mi ano no lo podía creer que ya no era virgen analmente, pero luego me empezó a doler y empecé a gritar de dolor pero cuando la sacaba y metía de nuevo sentía algo que me gustaba, esa sensación de apretar mi culo contra toda su enorme pene dentro de mi ano era delicioso no quería que se detuviera, hasta que la saco de mi culo e hizo que se la chupara estaba rica luego ella se acostó boca arriba en la cama y me hizo montarme sobre ella dándole la espalda.

Ella puso de nuevo su pene entre mis nalgas e hizo que me lo clavara por completo para ese momento mi ano ya estaba semi abierto de sus arremetidas de por lo menos de 20 minutos previos, comencé a saltar sobre mi hermana que me acaricia mis tetillas, nalgas y me sujetaba de los brazos hacia atrás por ratos aquello duro otros 20 minutos hasta que de repente sentí que mis entrañas recibían un liquido caliente pero ella me la seguía metiendo más y más fue lo máximo tener mi culo lleno de su leche, que me hizo también llegar al clímax.    .

De pronto del agujero que estaba sobre mis huevitos broto un potente chorro de mi espeso semen, seguido de otro y otro, en total fueron cinco potentes chorros con bastante fuerza incluso cayeron sobre la cama entre las rodillas de mi hermana haciendo sentir por primera vez en mi vida un intenso orgasmo, cuando termine de venirme mi hermana un me penetro por unos segundos antes de desplomarme sobre ella.

Ambas nos Besamos, sobre la cama por un largo rato conmigo aun sobre mi hermana, sintiendo como semen seguía brotando del agujero en donde una vez estuvo mi pene, para seguir bañando mis huevos, cuando terminamos de besarnos le dije a mi hermana que aun estaba algo jadeante.

-“Gracias por desvirgarme de esta manera en verdad lo goce mucho”.  Le dije a mi hermana.

Desde ese momento nuestros encuentros se produjeron en cualquier momento algunas días hasta cuatro veces, lo que me hizo sentir cada vez más y más femenina, incluso deje de usar mis calzones de niña y comencé a usar tangas, mi hermana me enseño a como ocultar mis huevos para que no se notaran, también comencé a usar ajustadas minifaldas y a los 16 años le di la primera mamada a un hombre que por supuesto hasta el día de hoy no creo que sospeche que era una mujer transexual.

Ahora tengo 18 años y mi hermana estaba rumbo conmigo al hospital en una enorme ciudad para que por fin me quiten mis testículos y me hagan una vagina, tengo ya bueno senos casi tan grandes como los de mi hermana gracias a las dosis de estrógenos que comencé a tomar desde los 14 años.

Son una mujer muy atractiva lo sé por la forma en que los hombres me miran cuando voy por la calle, pero aun solo he sido penetrada por mi hermana de forma anal espero que pronto ella me desvirgue vaginalmente en verdad deseo que ella estrene mi nueva vagina cuando esté totalmente curada, aun puedo sentir el semen de mi hermana resbalar hasta mi ano mientras camino a mi habitación en el hospital, de su ultima descarga que me deposito antes de salir de casa.

En verdad adoro sentir su enorme pene en interior y sentir sus descargas dentro de mi son lo máximo.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

HASTA AQUÍ LLEGARON

Damián de 36 años en ese momento era todo un patán, Rosa lo sabia pero aun así su hermana cuatro años mayor se aso con el varias años atrás, al morir sus padres Rosa se quedo a vivir en la casa familiar pero era muy grande y muy costosa de mantener por lo que luego de hablarlo con su hermana la vendió, para irse a vivir con ellos dos, para ese momento rosa tenía 28 años , soltera con un cuerpo muy deseaba, con senos medianos coronados por dos ricos pezones pero su culito era fenomenal......


HASTA AQUÍ LLEGARON.
Damián de 36 años en ese momento era todo un patán, Rosa lo sabia pero aun así su hermana cuatro años mayor se aso con el varias años atrás, al morir sus padres Rosa se quedo a vivir en la casa familiar pero era muy grande y muy costosa de mantener por lo que luego de hablarlo con su hermana la vendió, para irse a vivir con ellos dos, para ese momento rosa tenía 28 años , soltera con un cuerpo muy deseaba, con senos medianos coronados por dos ricos pezones pero su culito era fenomenal.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Damián de 36 años en ese momento  era todo un patán, Rosa lo sabia pero aun así su hermana cuatro años mayor se aso con el varias años atrás, al morir sus padres Rosa se quedo a vivir en la casa familiar pero era muy grande y muy costosa de mantener por lo que luego de hablarlo con su hermana la vendió, para irse a vivir con ellos dos, para ese momento rosa tenía 28 años , soltera con un cuerpo muy deseaba, con senos medianos coronados por dos ricos pezones pero su culito era fenomenal, no había mirada masculina que se resistiera a verlo al pasar.

Una de las cosas que Rosa llevo con ella al mudarse fue un burdizzo con el que ayudaba a su padre a castrar a los cerdos que criaban en casa, de inmediato a su llegada rosa sintió la mirada lasciva de su cuñado, así como fue testigo de primera mano de los maltratos de este a su hermana, como a sus pequeños hijos, era prepotente, abusivo y hasta golpeador; su hermana negaba todo pero los moretones en su rostro, brazos y piernas por supuesto contaban otra historia.

Los meses pasaron muy rápido y conforme el tiempo paso Rosa también se percato que el descaro de su cuñado sobre todo cuando su hermana no estaba iba en aumento, le gustaba pasearse por la casa solo en ropa interior, muchas veces mostrando una visible erección debajo de la prenda, también en varias ocasiones Rosa lo descubrió espiándola cuando se bañaba por un agujero por una ventaba en el baño, nunca dijo nada para no empeorar las cosas entre Damián y su hermana, pero se sentía incomoda y acosada en todo momento por su cuñado la gota que derramo el vaso sucedió una noche, a los siete meses de su llegada.

Aquella noche su hermana se había marchado a un festival de la escuela de su hijo mayor, dejando a Damián solo en casa, Rosa quien se había hecho muy amiga de un lindo chico de su edad con la que salió a dar una vuelta regreso a casa, en su compañía, antes de marcharse el chico le dio un beso en los labios a Rosa que ella correspondió, se estaban aun besando cuando Damián en bóxer salió y los separo, para moler a golpes al desprevenido joven que corrió del lugar a patadas sangrando.

Rosa le reclamo pero Damián solo dijo.

-“No voy a permitir que te vuelvas una puta en manos de un cualquiera cuñada”. Dijo Damián.

Sus palabra enfurecieron a Rosa, quien se fue a su habitación dispuesta a marcharse de aquella casa de una vez por todas cuando abrió su maleta para empezar a meter sus ropas, se topo con el burdizzo aquella era una señal, de inmediato supo lo que ella necesitaba hacer para ayudar su hermana y hacer que Damián dejase de ser un patán y fuese un dócil y manso eunuco para el resto de sus días.

Damián se fue a su cuarto y hasta ahí llego Rosa, decidida hacerlo un eunuco pero antes deseaba sentir su virilidad en su interior después todo Damián la había estado provocando exhibiéndose ante ella quien deseaba ver su pene en erección pero no solo eso, sino tocarlo, sentirlo, lamberlo y por supuesto ser penetrada por él, debía ser esa noche pues luego Damián ya nunca sería capaz de volver a ser el hombre viril que aun era por lo menos hasta ese momento, Rosa golpeo a su puerta y del otro lado se escucho.

-“Adelante”. Dijo Damián

Al entrar Rosa vio a Damián sobre la cama solo aun en su bóxer ajustado de color negro con su abdomen plano, en la que se le notaban levemente los músculos abdominales, unos brazos fuertes y bien formados, una cintura que contrastaba con su enorme espalda, las piernas  que eran fuertes, Rosa no podía negar que él era atractivo.

Los ojos de Rosa se fueron directamente a ver como se le veía su miembro viril, aquella prenda resaltaba perfectamente su bulto... inmediatamente ella noto como Damián fijo su mirada en su cuerpo, eso le agrado sobre todo porque iba prácticamente desnuda apenas portaba una pequeña tanga de color negro con sus lindos senos al aire lo que hizo incorporar a Damián de la cama a apenas verla, rosa se acerco a la cama y le dijo claramente mirando fijamente los ojos de su cuñado.

-“¡Tengo ganas de estar contigo...desde que llegue de casa, me gustas mucho....y ahora que te veo bien estas para comerte!” Dijo Rosa.

-“Y luego de lo que paso hace un rato estoy segura que tu también me deseas”. Añadió Rosa.

 A Damián le brillaron los ojos, al escuchar lo que su cuñadita le decía; Rosa se coloco frente a él, le tomo una mano y mirándolo fijamente a los ojos sabiendo que se jugaba el todo por el todo, le dijo.

-“No hay problema esto nadie lo sabrá será cosa entre los dos”. Dijo Rosa.         

Quien atrajo a Damián hacia ella para colocar su mano sobre uno de sus senos y sin decir nada, lo beso sus lenguas se entrelazaron en una campal batalla, sus salivas estaban hirviendo se podía sentir, Rosa paso sus brazos por su cuello y él la tenía tomada de la cintura Rosa se restregó tanto a él que podía sentir como su miembro se empezó a levantar debajo de su bóxer, lo que hizo que ella se apretara mas a él, aquello ya era imparable y eso era también parte del plan de Rosa.      

Después del beso, empezaron a recorrer sus cuerpos con las manos, parecíamos pulpos, sin dejar de besarse, .después Damián comenzó a besarle el cuello hasta llegar a sus senos y comenzar a succionar sus pezones, que para ese momento Rosa ya estaba mojadísima, podía sentirlo, ya había tenido algunos orgasmos antes en su vida, Damián llego a su ombligo para besarlo y bajo hasta su vagina, le hizo un lado su tanga y empezó con darle lambidas despacio, luego rápidas, era un experto jugando con su clítoris

-“Ummmmmmmmmmm ¡DIOS! Ahhhhhhhh”. Gimió Rosa de gusto.

Damián no tardo en empezar a introducirle un dedo en su mojada vagina mientras seguía dándole lamidas a su clítoris, Rosa se sentía en el mismo cielo, por inercia levantaba sus caderas hacia su boca, Damián se le estuvo lambiendo su vagina un buen rato, Ella no tardo en alcanzar un intenso orgasmo que fue para ella delicioso.

Luego de rato giraron y Rosa le quito su bóxer para ver su pene grande, no muy grueso, con venas saltadas, se sentía caliente, un poquito curveado hacia la derecha no mucho, lo tomo con su mano, empezó a besarla, y luego a lamber su glande bajando por todo su erección hasta los testículos que los tenia de tamaño normal luego de jugar con ellos me llevo su pene a la boca, empezó con lamidas despacio igual que él y luego rápidas, Damián se contorneaba sobre la cama, gemía mientras Rosa le daba una rica mamada.       

Pero Rosa quería sentir y tener adentro de ella su pene, por lo que le dijo.

-“¡Cuñado métemela!” Dijo Rosa

Ella no se lo tuvo que decir dos veces la recostó en la cama y sin tocar su miembro pues lo tenía bastante duro, solito lo dirigió a su vagina y empezó a penetrarla, su vagina estaba mojadísima, conforme fue entrando hizo que Rosa se sintiera en el cielo, por fin, estaba adentro, empezó a bombearla lento y luego rápido, mientras la sostenía de sus nalgas, bien formadas, eran perfectas, Rosa contorneando sus caderas, de arriba hacia abajo., haciendo que su placer estuviera al
máximo.

-“Ummmmmmmmm, ahhhhhhhhhh”. Gemía Rosa sin parar

En medio de esos gemidos ella tuvo otro potente orgasmo las piernas le temblaban cuando los espasmos de su vagina terminaron .cambiaron de posición, ahora Rosa lo monto, Damián se recostó en la cama, ella tomo su pene y se la clavo

-“Ummmmmmmmmm, ¡que rico!” Gimió Rosa.

Rosa apoyo sus manos en su pecho y empezó a moverse con firmeza sobre su duro miembro como si quisiera arrancárselo con su vagina; veía en su rostro satisfacción y desde luego Damián veía en el de Rosa lo mismo mientras se movía duro, Damián de pronto se levantaba y le besaba los senos o se los succionaba casi queriendo arrancárselos estaban duro como paraditos.

-“Uuuuuuummmmmmmm ¡Siiii! Gemía Rosa.
-“Chúpalos aaaahhhhh me vengo. ¡AAHHHHHH!” Gimió Rosa de nuevo.

Mientras todo su cuerpo se sacudía presa de otro orgasmo aun más potente que el anterior, cuando el orgasmo perdió intensidad, nuevamente cambiaron de posición, Rosa estaba impresionada por el aguante de su cuñado que ya no era un hombre tan joven, él la recostó boca abajo, lo que la hizo pensar que se la metería por el culo, sintió miedo, pero su excitación era mayor, así que no le importo, pero no, se la metió por su vagina, estábamos en la posición de perrito, con Damián agarrándole de las caderas, haciéndole sentir un placer celestial.  

De pronto Damián empezó a moverse más y más rápido estaba en la gloria, de pronto en medio de un pequeño alarido de placer se vino Rosa pudo sentir su semen caliente y espeso dentro de su vagina, se recostó totalmente boca abajo y él se acostó sobre su espalda, le beso el cuello mientras aun seguía viniéndose con ella moviéndose despacito y apretando los músculos de su vagina, quería exprimirle hasta la última gota de su semen, cuando Damián termino de venirse ambos quedaron en silencio, estaba hecho...

Damián se la saco después de un buen rato, todavía estaba grande pero ya no en completa erección si no que semi dura él le dio un beso apasionado la recamara olía a sexo, por completo sus cuerpos estaban relajados, no hablaron simplemente permanecieron sobre la cama boca arriba hasta que Rosa se recupero, cuando miro a ver a Damián este ya roncaba, estaba dormido desnudo sobre la cama con la mitad de sus piernas a la altura de sus rodillas fuera de la cama.

Una sonrisa se formo en los labios de Rosa, con sumo cuidado se bajo de la cama apenas se puso de pie, sintió como el semen de Damián, recién depositado en su vagina comenzó resbalar por sus piernas, fue al baño para limpiarse su vagina con algo de papel sanitario, luego fue a su habitación en donde tomo el burdizzo, regreso a donde estaba un durmiendo Damián con su pene ya desinflado por completo, con algo de semen reposando sobre su muslo derecho.

Al regresar donde estaba Damián, ella caminando de puntillas hasta colocarse de rodillas entre las piernas de Damián se había colocado una falda short en una de sus manos Rosa sostenía el reluciente burdizzo color plata, ella tomo el escroto de Damián, con delicadeza coloco el escroto del durmiente hombre entre las mandíbulas del burdizzo.

Luego lentamente cerro las mandíbulas ejerciendo presión sobre las manijas, hasta que la parte alta del escroto de Damián quedo atrapado entre las mandíbulas ella las movió un poco, lo que hizo que Damián despertara cuando Rosa vio que él alzo la cabeza para ver lo que estaba oprimiendo su escroto,  Rosa sin dijo en voz alta para que su cuñado lo escuchara claramente.

-“Hasta aquí llegaron tus huevos, INFELIZ”. Dijo Rosa.
-“No, Rosa espe…” Alcanzo a decir Damián.

-“NOOOOOOOOOOOOO, HAAAAAYYYYY”. Grito Damián.

Justo cuando las mandíbulas del Burdizzo aplastaron su escroto y los conductos que unían sus preciados huevos a su cuerpo, su pene que quedo rígido de inmediato, lanzo el que sería su última descarga de semen de su vida mientras aun su escroto estaba siendo aplastado por el burdizzo.

Rosa apretó su escroto con todas sus fuerzas, Damián se retorció de dolor mientras con sus manos trataba de apartar el burdizzo de sus huevos pero era tarde, Rosa apenas abrió las mandíbulas unos milímetros para volver a apretarlas y darle un segundo gran apretón al escroto de Damián que grito de dolor.

-“AAAAAAHHHHHHYYYYYYYY”. Grito Damián.

Dos segundos después, con su vientre lleno de su última descarga, se desmayo por el dolor Damián, sin embargo Rosa no se detuvo hasta que le dio a su escroto un cuarto, fuerte apretón que le aseguraba que su cuñado estaba bien castrado para el resto de sus días.

Dos horas después Rosa corrió presurosa al cuarto de Damián cuando escucho a hermana gritar, al ver los huevos de su esposo hinchados grotescamente de un color morado oscuro, cuando vio a su hermana llegar corriendo con el burdizzo agarrado supo lo que había sucedido pero aun así tuvo que preguntar.

-“¿Rosa que has hecho?” Pregunto su hermana.
-“Nada hermana, te he regalado un dócil eunuco”.

Luego ella se marcho a su habitación riendo y diciendo para sí mismo “hasta aquí llegaron”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

GRAN VIOLACIÓN

Habían secuestrado a ese joven hombre directamente de la calle hace una semana y me había estado divirtiendo con él desde entonces. Él era absolutamente perfecto - de buen aspecto y totalmente hetero por lo que pude apreciar cuando lo desvirgue por su ano, con un culo apretado y tierno, muy tierno, con tetillas deliciosas. Como todos los hombres heterosexuales, nunca había pensado en la posibilidad de que se convirtiera en una puta de mierda de otro hombre y la mirada en su cara de shock absoluto y horror cuando fue penetrado por el culo por mi duro pene por primera vez había sido absolutamente indescriptible......


GRAN VIOLACIÓN
Habían secuestrado a ese joven hombre directamente de la calle hace una semana y me había estado divirtiendo con él desde entonces. Él era absolutamente perfecto - de buen aspecto y totalmente hetero por lo que pude apreciar cuando lo desvirgue por su ano, con un culo apretado y tierno, muy tierno, con tetillas deliciosas. Como todos los hombres heterosexuales, nunca había pensado en la posibilidad de que se convirtiera en una puta de mierda de otro hombre y la mirada en su cara de shock absoluto y horror cuando fue penetrado por el culo por mi duro pene por primera vez había sido absolutamente indescriptible.


[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [ESCLAVITUD]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Había secuestrado a ese joven hombre directamente de la calle hace una semana y me había estado divirtiendo con él desde entonces. Él era absolutamente perfecto - de buen aspecto y totalmente hetero por lo que pude apreciar cuando lo desvirgue por su ano, con un culo apretado y tierno, muy tierno, con tetillas deliciosas. Como todos los hombres heterosexuales, nunca había pensado en la posibilidad de que se convirtiera en una puta de mierda de otro hombre y la mirada en su cara de shock absoluto y horror cuando fue penetrado por el culo por mi  duro pene por primera vez había sido absolutamente indescriptible.

Incluso después de una semana entera de ser violado, maltratado y degradado prácticamente cada minuto de esa semana, todavía estaba luchando contra un hecho consumado, todavía pensaba que tenía la oportunidad de escapar de alguna manera y regresar a su vida "normal" heterosexual.

-“Qué tonto”. Pensaba al verlo luchar sin oportunidad alguna.

No habría marcha atrás para este joven hombre que debía tener unos 25 o 26 años, lo había violado de todas las formas que se puedan imaginar se viola a un hombre completamente, la idea era degradarlo hasta que no pudiera recordar una existencia en la que todas las partes de su cuerpo no fueran objeto de tortura y abuso, hasta que la sensación de escapar del dolor, humillación y semen no fueran algo instintivos en él.

La idea es disfrutar de su cuerpo dos o tres meses luego, cuando por fin se convenciera que no hay escape posible se lo pasaría a algunos de sus amigos para su diversión, su placer, su abuso. Y cuando hubieran terminado con él, lo pasarían a sus amigos, que eventualmente lo pasarían a otros amigos, y así sucesivamente hasta que no pudiera excitar el interés sexual del pervertido más caliente del mundo.

Y luego, entonces lo dejarían de la única manera posible que obtendría su libertad ahora con la muerte, por supuesto con el menor dolor posible una recompensa por los años de servicios y placer dado por su cuerpo. Para entonces, estaría tan cambiado que no sería capaz de imaginar una vida sin abuso, sin humillación, sin dolor, y pasaría el resto de su patética existencia en busca de hombres para usarlo y abusarlo, Para llenar su ano que había o seguramente una vagina hecha entre sus piernas, para dar propósito y dirección a su vida.

Lo más piadoso siempre ha sido acabar con sus vidas, esa es una tarea que me agrada por lo general me los traen luego de años de haber sido usados por cientos de hombres muchas veces con un cambio de sexo total, con la mirada perdida y sus bocas hambrientas por tener un pene en su interior, siendo ya una putas por completo, pero por ahora, aquel hombre solo estaba ahí para disfrutar y abusar de él, sin imaginar el destino que le espera.

Y planeaban aprovechar la oportunidad de tenerlo lo más posible, de hecho lo estaba penetrando con violencia cuando mi teléfono sonó.

Tenía que sacar mi pene de su estrecho ano del hombre que estaba amordazado con una mordaza de bola de color rojo amarrado, con pinzas en las tetillas con la base de su pene rodeado de una cinta conductora de la electricidad lo mismo que su escroto por donde estaba recibiendo descargas a ráfagas que lo estaban haciéndose retorcerse de dolor lo que por supuesto con mi dura erección en su interior me daba aun mas placer, pensé en no contestar pero el teléfono seguía sonando debía ser algo importante.



image host



De mala gana descule al hombre y fui a contestar con mi pene bamboleándose mientras caminaba, deseoso por regresar al interior cálido y apretadito de aquel culo.

-“G, vaya pensé que ya no ibas a contestar”. Dijo la voz del otro lado del teléfono.
-“Que pasa X, habla que estoy ocupado”. Dije algo molesto.
-“Huuy, perdón por pensar en ti para ganarte 400 grandes…” Dijo la voz.
-“Perdón, continua, te escucho”. Dije interesadamente.

-“Hay un tipo que esté en busca de un esclavo para su harem creo que es árabe o asiático pero desea que sea eunuco, pero hay otra cuestión G, debe ser entregado en 5 días, pues vendrá a la ciudad el próximo domingo por cuestiones de negocios y desea llevarse a su eunuco ese mismo día, pensé que podrías tener algo que ofrecerle, está ofreciendo 400,000 euros”. Dijo la voz.

-“¿Alguna edad en especifico?” Pregunte.
-“Solo que sea alguien de entre 21 y 30 años”. Respondió la voz.
-“Bueno creo que tengo justo lo que busca, dame los datos”. Le dije a la voz mirando al hombre amarrado a unos pasos de donde estaba.

Para cuando colgué el teléfono el destino del hombre que había secuestrado quedo sellado; pero debía actuar rápido, cinco días era muy poco tiempo, así que sin más, lo volví a penetrar para embestirlo con fuerza, lo hice de forma salvaje disfrutando de su apretado culito hasta venirme en su interior de manera explosiva dando un enorme alarido de placer, mientras chorro tras chorro broto de mi palpitante pene llenando las entrañas del hombre que solo se retorcía llorando como si fuese la primera vez que lo violaba o me venía en su interior.

Con mis piernas temblando y pene aun chorreando algo de mi semen, tomo el control que regulaba las descargas eléctricas a los genitales del hombre para colocar la perilla al máximo 95 V con muy bajo amperaje pero suficiente para darle una buena sacudida, apreté el boto y el hombre comenzó a sacudirse como si se estuviera quemando, retorciendo de todas las formas imaginables, mientras lo observaba recuperarme de mi enorme orgasmo.



image host



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com


Deje el dispositivo prendido por tres largos minutos, hasta un humo y olor a quemado llego a mis fosas nasales, su vello púbico se estaba quemando, por lo que apague el aparato, cuando lo hice el cuerpo de hombre bañado en sudor quedo colgando de la cuerda que mantenía sus manos a la espalda, inconsciente, lo que fue mi intención desde un principio.

Para cuando despertó de nuevo estaba sobre una mesa pesada de madera con los brazos bien amarrado a dos de las fuertes patas de la mesa, sus piernas estaban muy abiertas, con sus huevos colgando de uno de los bordes de la mesa, tenía aun la mordaza de bola en su boca, pero estaba parcialmente sentado para que pudiera ver lo que iba a hacer, pero antes le iba a dar algo para que recordara por el resto de tu vida.

Estaba colocado frente a él con mi pene restregándose entre sus nalgas y cuando lo vi abrir sus ojos de nuevo lo penetre, pero esta vez, tome su pene con una de mis manos, habían pasado dos horas desde que me vine por lo que de nuevo estaba con energías y ganas de hacerlo, comencé a penetrarlo al mismo ritmo que mi masturbaba, su pene no tardo en responder a mis atenciones poniéndose muy duro, liquido pre seminal comenzó a brotar de la punta de su pene circuncidado, con mi mano aumentando el ritmo al mismo tiempo que mis embestidas se aceleraban.

Pronto comencé a sentir como su pene comenzó a tener contracciones señal de que estaba por venirse, todo su cuerpo de nueva cuenta estaba bañado en sudor, acelere mis embestidas masacrando su próstata en el proceso, simplemente estaba de nuevo poseído por la urgencia de venirme en su interior, cuando de pronto su pene exploto, temblando en mi mano que no dejo de subir y bajar, cuando su segundo potente chorro broto de su palpitante pene me vine dando un nuevo alarido de placer entro del hombre, que hizo que su ano se contrajera dándome mucho placer, aunque estoy seguro que también se lo dio a él.

Cuando ambos terminamos de venirnos, limpie su semen de mi mano y su abdomen, para luego ir por un tijera de las usadas para destazar pollos, también una piedra circular de esmeril, traje ambas cosas a donde él las pudiera ver, mientras estaba inconsciente le depile todo su escroto y parte de sus piernas, tome un hijo muy delgado y le di varias vueltas con a la parte alta de su escroto, apretándolo luego con fuerza a modo de torniquete muy apretado, lo que bloqueo el ingreso de sangre a sus testículos.

Por supuesto esto le produjo mucho dolor al hombre, con el torniquete puesto, acciones la piedra de esmeril que giraba gracias a un motor eléctrico para comenzar a sacar filo a las cuchillas de la tijera, las chicas casi llegaban a la mesa donde estaba retorciéndose; al cabo de una media hora la tijera estaba tan filosa que incluso creo podría haber cortado un dedo o un brazo de haberlo deseado en ese momento, me acerque a donde estaba para tomar su escroto con una de mis manos mientras sostenía la muy afilada tijera con la otra, el hombre al ver lo que estaba por hacer se agito, comenzó negar con la cabeza con desesperación.

-“UUHHMMMMM”. Decía,  pues la mordaza no le permitía hablar.
-“Calma, Calma solo dolerá un momento”. Dije.
-“Aunque será un dolor enorme”. Concluí con una mueca de malicia.

Sin más demora, con un solo corte de la tijera, cercene el escroto completo del hombre que dejo de serlo para convertirse en un eunuco por el resto de sus días, su pene que estaba súper rígido, lanzo un último gran chorro de su espeso semen sobre su vientre, su cuerpo se sacudió por unos segundos con los ojos en blanco y luego se desmayo por el dolor.

Para cuando despertó al día siguiente su herida estaba cauterizada, suturada y vendada, no lo penetre por dos días, pero luego por los próximos tres días restantes que estaría conmigo le hice darme tremendas mamadas y lo penetre lo más salvaje que pude, disfrutando de su culito lo más que pude, la última vez que lo use fue una hora antes de entregarlo al comprado me vine con excepcional abundancia y fuerza en esa ocasión en su interior.

Cuando le baje su pequeño slip (trusa) frente al comprado para que viera que en verdad era un eunuco me percate que algo de mi semen aun salía de su ano, lo que hizo que una mueca de malicia se dibujara en mi rostro.

El comprador me entrego el maletín con el dinero en efectivo y se llevo a su nuevo eunuco fue la última vez que lo, espero que donde sea que este siendo usando adecuadamente como yo lo hice, durante su “Gran Violación. 




Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

GILBERT EN LA VETERINARIA

Gilbert de 17 años era un adolescente bien formado, pero vivía en una sociedad gobernada por las mujeres en aquel planeta descubierto y colonizado hacia 200 años apenas los hombres eran solo mercancías, algo que las mujeres poseían no podían ser libres, tener propiedades y sus derechos era pocos a decir verdad inexistentes, aquella tarde su Ama de Gilbert quien era la única que había conocido en toda su vida lo llevo a su veterinaria para un tratamiento especial......


GILBERT EN LA VETERINARIA
Gilbert de 17 años era un adolescente bien formado, pero vivía en una sociedad gobernada por las mujeres en aquel planeta descubierto y colonizado hacia 200 años apenas los hombres eran solo mercancías, algo que las mujeres poseían no podían ser libres, tener propiedades y sus derechos era pocos a decir verdad inexistentes, aquella tarde su Ama de Gilbert quien era la única que había conocido en toda su vida lo llevo a su veterinaria para un tratamiento especial.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMDOM] [ESCLAVITUD]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Gilbert de 17 años era un adolescente bien formado, pero vivía en una sociedad gobernada por las mujeres en aquel planeta descubierto y colonizado hacia 200 años apenas los hombres eran solo mercancías, algo que las mujeres poseían no podían ser libres, tener propiedades y sus derechos era pocos a decir verdad inexistentes, aquella tarde su Ama de Gilbert quien era la única que había conocido en toda su vida lo llevo a su veterinaria para un tratamiento especial.

A Gilbert se le ordeno que se quitase la única prenda que siempre podía usar una trusa (slip) liso de color negro, una vez desnudo su Ama de 46 años tomo un elastrador y paso cada uno de los testículos de Gilbert por en medio de la liga estirada, luego tomo su escroto y lo jalo hacia abajo, el adolescente apenas e hizo una mueca de dolor, su Ama coloco la liga hasta lo más alto de su escroto para retirar el seguro de la herramienta, lo que hizo que la liga se apretara sobre el escroto de Gilbert ligándolo de inmediato.

-“HHHHHAAAAAAAYYYY”, Grito Gilbert.
-“¡Quítala Ama, Quítela Por favor, Duele!” Suplico Gilbert.
-“PLASH, PLASH”. Sonaron las cachetas que ella le dio como respuesta.

Calla perro recuerda que no puedes opinar ahora permanece aquí, vendré a verte en algunas horas y hay de ti si me entero que me desobedeciste, Gilbert con lagrimas corriendo por sus mejillas solo alcanzo a decir con resignación.

-“Si, Ama”. Dijo Gilbert.

Su Ama coloco un par de biombos, para evitar que vieran a Gilbert Desnudo por si alguien entraba a la habitación, quien quedo de pie con sus nalgas apoyadas contra la pared de aquella habitación, conforme fueron pasando los minutos el dolor aumento hasta hacerse insoportable su pene comenzó a crecer también, al cabo de una hora sus huevos estaban de un color morado pero solo dolían cuando los tocaba, sin embargo su pene estaban muy duro como nunca antes arrojando gran cantidad de liquido pre seminal de la punta.

El tatuaje que tenia Gilbert en su pubis depilado era la marca de su Ama, tatuado cuando el tenia 10 años, ahora lo hacía lucir aun más deseable, aquella veterinaria era una de las grandes de la enorme ciudad capital con mucho personal y voluntarias, una de ellas Lucy entro en la habitación donde estaba Gilbert sin que este lo notara, escucho un llanto detrás de los biombos y curiosa ya que era una chica de 17 años se acerco para ver qué pasaba detrás por alguna de las rendijas de la tela de color verde.

Sus ojos se abrieron grandes, al ver a un joven desnudo detrás de los biombos, pero no solo desnudo sino con una tremenda erección Lucy de inmediato sintió un fuerte cosquilleo en su raja, su clítoris se inflamo, rosando en la tela de su pequeña tanga que portaba,   

La respiración de Lucy se acelero al ver como del pene del chico comenzó a brotar algo blanco espeso que lo hizo estremecer, se estaba corriendo lo que excito aun más a ella, lo que delato su presencia a Gilbert que alterado busco de donde vino el ruido que escucho, viéndose descubierta Lucy se presento ante Gilbert que al verla, con semen aun chorreando de su palpitante pene comenzó a llorar sin control algunos, sintiéndose desesperado y desamparado al ser descubierto en aquella situación.

Lucy con algo de desagrado le dijo al adolescente.

-“Para de llorar. No le diré al veterinaria, ni a tu Ama, sobre que te has venido”. Dijo Lucy.
-Está bien, pero quiero que me digas ¿por qué acabaste?” Continuó Lucy.
-“Es decir te estaba viendo y no te tocaste, así que ¿cómo es que acabaste?” Concluyo Lucy.

Gilbert estaba apenado por aquellas preguntas pero acostumbrado a obedecer a cualquier mujer no tuvo más remedio que contestar.

-“No lo sé, desde que mi Ama me puso esta liga en mis huevos hace como dos horas mi pene ha estado muy duro y mis bolas han estado muy fríos, entumecidos y me duelen aunque ahora ya no tanto y yo hice lo que me dijo, me quedé aquí todo este tiempo, pero luego de repente comencé a sentir un ardor y mi semen broto por su solo”. Dijo Gilbert.

-“Por favor no se lo digas a nadie. No quiero que mi Ama se enoje”. Suplico Gilbert a Lucy.

Lucy algo molesta por aquella respuesta y suplica de Gilbert, dijo en un tono de visible enfado, más tajante y decidida.

-“¿si no me lo dices voy a decirle a tu Ama ahora mismo?”. Pregunto Lucy.

Acorralado Gilbert no tuvo más remedio que decir la verdad.

-“Vi cuando se inclinó sobre la mesa para limpiarla y sus nalgas asomaron por debajo de su falta con su tanga metida entre ellas lo que me excito mucho y comencé a venirme a gotear semen de mi pene apenas algunas gotas aun sigo eyaculando lentamente como puede ver es que nunca he tenido sexo con una mujer y creo que luego de hoy nunca más podre hacerlo”. Dijo casi llorando Gilbert mirando su pene.

-“He sido propiedad de mi Ama toda mi vida en su casa solo hay hombres solos en su mayoría casi todos castrados a lo más que he llegado es a una mamada por parte de ellos nunca tuve sexo con una chica o tocado una vagina o tocado sus nalgas que es algo que me excita mucho”. Dijo Gilbert.

-“Por favor no diga nada por favor”. Dijo Gilbert para luego añadir.
-“No quiero ser castrado”.
-“Oh Dios, ¡quíteme la liga por favor!” Suplico Gilbert.

Lucy lo miro por unos segundos viendo como su pene aun palpitaba y las lagrimas corrían por sus mejillas

-“Sabes que no puedo hacer eso e incluso si pensaste que lo haría es demasiado tarde. Por lo que veo tus huevos están muertos y necesitan ser removidos van a ser cortados pronto y creo que serás más feliz sin ellos ya lo veras”. Dijo en un tono amable Lucy.

Eres un esclavo solo tiene que pensar en el placer de tu Ama y una vez que estés castrado ya no te emocionaran viendo las nalgas vagina o tetas de cualquier otra mujer serás feliz dándole mamadas a tu Ama o a otro hombre y eso es mejor para ti. Ahora deja de llorar y no le voy a decir nada a nadie, pero agáchate limpie ese semen de la alfombra con tu lengua

-“Te voy a dar un minuto para limpiar tu semen ¿entendiste?”. Dijo Lucy.
-“Si Ama” Respondió Gilbert.

Quien se coloco en cuatro patas para comenzar a lamber su semen de la alfombra, sintiendo como glande rosaba por momentos la alfombra produciéndole unas placenteras sensaciones cuando termino de limpiar su semen se puso de pie, para su sorpresa fue Lucy la que se puso de rodillas frente a él, y mirándolo a los ojos le dijo.

-“Te voy a dar un regalo antes de que seas un eunuco”. Dijo Lucy.

Quien tomo el duro pene de Gilbert y comenzó a lamberlo, primero para luego metérselo en la boca, casi devorar la totalidad de su pene, para comenzar a darle una sabrosa mamada, aquello solo duro unos cuantos minutos pero fue suficiente para llevar a Gilbert al paraíso, de pronto Lucy se puso de pie, se alzo la falda y se bajo su tanga hasta las rodillas, para inclinarse hacia adelante tomando sus tobillos con las manos y le dijo a Gilbert.

-“¿Vamos que esperas no deseabas penetrar una vagina?”. Pregunto Lucy.

Gilbert rápidamente dio un pequeño paso y su pene fue tomado por la mano de Lucy quien lo dirigió a la entrada de su vagina, Gilbert solo tuvo que empujar suevamente para que su dura erección entrara por completo en la ya húmeda cavidad femenina de Lucy quien gimió de placer al sentirse penetrada por completo por la virilidad de Gilbert.

-“¡AAAAAAAAHHHH!”Gimió Lucy.
-“¡DIOS que rico!” Dejo escapar Gilbert.

Quien pese al dolor que sentía cuando sus huevos ya muertos chocaban contra la pelvis de Lucy estaba disfrutando como nunca antes, Lucy comenzó a mover sus caderas de manera acompasada, con un movimiento circular, las manos de Gilbert se posaron sobre sus lindas nalgas disfrutando de cada momento, Lucy no tardo  en tener un primer gran orgasmo, y a los poco minutos del primero tuvo un segundo orgasmo aun más fuerte.

Las paredes de su vagina se contrajeron con espasmos acompasados lo que hicieron que el pene de Gilbert, comenzara de nuevo a expulsar semen, esta vez con mucho fuerza produciéndole el mayor orgasmo de su vida,  cuando Gilbert termino de correrse, Lucy hizo que le lambiera su vagina y se bebiera sus jugos como semen, cuando termino ella dijo.    

-“Estas listo tus huevos están muertos es hora de que te los corten”. Dijo Lucy.

Ella masturbo su pene por unos segundos sintiendo aun su dureza y se marcho sin decir nada mas, a los pocos minutos la Ama de Gilbert apareció, quien le amarro sus manos a la espalda, para luego ir por una tijera, regreso a donde estaba y Gilbert moviendo la cabeza en forma negativa le suplico que no lo hiciera pero su Ama simplemente tomo su escroto muerto y lo corto de un solo tijeretazo justo por debajo de donde estaba la liga.

Gilbert apenas y sintió una leve punzada ya que todos los nervios por debajo de la liga estaban ya muertos, apenas hubo sangrado, y su pene luego que su escroto fue cortado comenzó a desinflarse poco a poco, para cuando Gilbert y su Ama abandonaron aquella veterinaria el pene de Gilbert estaba completamente desinflado nueva volvería a tener una erección en su vida.

Lucy paso a su lado y le guiño un ojo para susurrarle al oído sin que nadie la viera.

-“Fue lo mejor, serás, más feliz te lo aseguro”. Le susurro Lucy a Gilbert.

Gilbert no volvería a ver a Lucy en su vida seguramente pero siempre estaría presente en sus recuerdos mientras lambiera y diera mamadas a su Ama u otro hombre, recordando el placer que Lucy le dio mientras aun era un hombre.

No el eunuco que salió de aquella veterinaria aquella noche lucho de ser castrado por su implacable Ama.  


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

GESTAPO CAMPO ESPECIAL

Gilda Weiss era una fiel nazi, unida al partido Nazi desde sus inicios cuando apenas contaba con 21 años, Fue parte de la Gestapo hasta que se volvió una de las favoritas de Heinrich Himmler el líder de las temidas SS, Gilda de grandes senos y nalgas era una delicia de mujer, fue por eso que Himmler la asigno como comandante de un campo a solo 50 Km de Berlín en 1939, su misión era llevar el campo con mano dura y disciplina Himmler le dio carta blanca en una palabra ella era una Diosa de aquel campo el numero 36 conocido como el campo de los eunuco años después......


GESTAPO CAMPO ESPECIAL
Gilda Weiss era una fiel nazi, unida al partido Nazi desde sus inicios cuando apenas contaba con 21 años, Fue parte de la Gestapo hasta que se volvió una de las favoritas de Heinrich Himmler el líder de las temidas SS, Gilda de grandes senos y nalgas era una delicia de mujer, fue por eso que Himmler la asigno como comandante de un campo a solo 50 Km de Berlín en 1939, su misión era llevar el campo con mano dura y disciplina Himmler le dio carta blanca en una palabra ella era una Diosa de aquel campo el numero 36 conocido como el campo de los eunuco años después.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [FEMDOM] [SNUFF]

Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Gilda Weiss era una fiel nazi, unida al partido Nazi desde sus inicios cuando apenas contaba con 21 años, Fue parte de la Gestapo hasta que se volvió una de las favoritas de Heinrich Himmler el líder de las temidas SS, Gilda de grandes senos  y nalgas era una delicia de mujer, fue por eso que Himmler la asigno como comandante de un campo a solo 50 Km de Berlín en 1939, su misión era llevar el campo con mano dura y disciplina Himmler le dio carta blanca en una palabra ella era una Diosa de aquel campo el numero 36 conocido como el campo de los eunuco años después.

Aquella fresca mañana de primavera de 1940 Gilda llegaba a su campo en su auto convertible,  acompañada de  Hans un hombre de 50 años que era su lame suelas, secretario particular en el campo él haría cualquier cosa por ella, Gilda lo recompensaba de vez en cuando con alguna mamada o incluso dejando que la penetrara cuando estaba de buen humor pero esa mañana no lo estaba de hecho estaba furiosa, su superior el General Straus deseaba que le mandara 50 especímenes masculinos para unas investigaciones en Berlín pero debían ser hombres castrados.

-“Es una pena desperdiciar a 50 machos ¿no lo crees Hans?”. Pregunto Gilda al bajar del auto.
-“Asé es comandante”. Respondió Hans condescendientemente.

Gilda solo sonrió, para luego ver a los 15,000 hombres formados en la plaza central del campo en cuyo centro sobre una pequeña explana de piedra que se levantaba a 70 cm sobre el suelo ella mando colocar una guillotina pero no para cortar cabezas, por lo menos no de las que estaban sobre solo los hombros sino para cercenar virilidades, todos los hombres estaban desnudos en posición de firmes perfectamente bien formados, Gilda prácticamente iba desnuda.

Con una panty (calzón o braga) muy pequeño color blanco con un sostén (corpiño) que a duras penas lograba mantener sus enormes senos, un pequeño chaleco de piel, medias por arriba de las rodillas y sus botas del uniforme, completaba su atuendo su gorra de oficial de las SS, a la cintura su cinturón que sostenía la funda de su arma automática, aquella mañana debía seleccionar a 50 de aquellos hombres, todos eran hombres entre 18 y 50 años en su mayoría muy bien constituidos, Gilda comenzó a pasearse entre ellos seguida de cerca de su fiel Hans.

No tardo mucho en elegir al primero, un hombre, judía seguramente pues su pene estaba circuncidado pensó Gilda, con un pene nada especial, de pequeños huevos y algo obeso, Hans le hizo una seña a los guardias para que se lo llevaran, uno a uno los hombres fueron seleccionados hasta llegar a la cantidad e 49 que sutilmente Hans le susurro al oído de Gilda quien dejo el grupo en donde estaba para ir a donde estaban formados los hombres de 18 a 20 años, muchos de ellos con tremendas y ostentosas erecciones sobre saliendo de su entrepiernas.

Los ojos de Gilda se posaron en un bello joven rubio de unos 19 o 20 años de un cuerpo fabuloso con una erección completa su pene era de buen tamaño lo mismo que sus huevos, con una enorme mata de vello púbico pelirrojo rodeando sus genitales, no estaba circuncidado, ella de inmediato lo aparto y Hans hizo señas para que se lo llevaran, aterrado el joven antes de que los guardias llegasen por él, se arrojo a los pies de Gilda, llorando en completo terror para suplicar a la comandante del campo.

-“¡Por favor Comandante, por favor hare lo que quiera!” Suplico el joven agarrado de una pierna de Gilda, antes la mirada incrédula de ella y Hans.

Aquella patética suplica del joven con lagrimas en los ojos solo hicieron que ella enfureciera a un nivel colérico, de un sólido golpe hizo caer al desesperado joven al suelo, para luego tomarlo de los cabellos y llevárselo a rastras por el fango usando su gran fuerza física,  Gilda arrastro al desesperado joven que cuyos dedos y pues hicieron profundos surcos en el fango hasta llegar a la guillotina en donde entre varios guardias lo subieron a la explanada para colocarlo en la guillotina.

Ya con los genitales asegurados debajo de la afilada hoja de acero Gilda se paro frente al aterrado joven amordazado e inmovilizado sentado con las piernas muy abiertas en la guillotina, se inclino y tomo su pene para correr su prepucio, exponiendo su glande de color rosa, comenzó a masturbarlo, pronto su pene comenzó a tener contracciones y unos segundos después lanzo un enorme chorro de espeso semen, en ese momento Gilda acciono el mecanismo que liberaba la afilada hoja que bajo a toda prisa, cercenando de una sola vez pene y huevos del joven que puso los ojos en blanco antes de desmayarse.

Gilda tomo el pene y los huevos que quedaron unidos al falo cercenado sangrante para arrojarlo a un cesta, para luego supervisar la anulación de los otros 49 hombres que ese día dejaron de serlo para el resto de sus vida, algunas no muy largas por la infección que algunos desarrollaron por su anulación,  muchos pelearon hasta el último momento otros aceptaron su destino con resignación y no gritaron hasta el último momento cuando la hoja cerceno sus virilidades, la cesta con los despojos de aquellas virilidades, fue puesto en un contenedor refrigerado y enviado a Berlín.

Aquellas castraciones o nulificaciones eran comunes en aquel campo, 1941 fue un año en especial bueno para Gilda ya que muchos soldados rusos muy atractivos llegaron muchos de ellos de apenas 18 años, sobre todo a mediados de otoño en que el ejército alemán parecía imparable por las estepas de Rusia, aquella mañana de otoño, Gilda estaba muy contenta viendo como los nuevos recién llegados todos rusos si acaso de 19 años a lo sumo, se estaban desnudando en el patio central, estaba tan contenta que le dijo a Hans.

-“¡Dale lustre a mis botas Hans! Dijo casualmente Hilda.

Hans casi automáticamente se puso de rodillas frente a Gilda para tomar su bota que reposaba sobre una baja barandilla para comenzar a lamber con su lengua la bota izquierda de Gilda al cabo de unos minutos ya con sus botas brillando ella camino hasta donde la estaban formados los 300 rusos desnudos, ella selecciono a 20 con los penes y huevos más pequeños que logro ver, pero ellos no fueron llevados a la guillotina en el centro de la plaza sino a un campo a las afueras del campo, en cuyo terreno habían sido colocadas minas anti personal varios nuevos modelos de minas castradoras, Gilda les dijo a los 20 jóvenes que si lograban llegar hasta el otro extremo del campo donde estaban los guardias esperando serian enviados a un campo de prisioneros de guerra estándar.

Con las armas de los varios guardias apuntando los 20 chicos fueron obligados a caminar en el campo de 800 metros de largo por 600 de ancho, cada uno separado por 20 metros, apenas habían avanzados unos cuantos pasos cuando se produjo la primera explosión que hizo saltar a uno de los jóvenes rusos por los aires, al caer al suelo cayo boca arriba y todos vieron quemo sus genitales ya no estaban en su entrepierna.

La cual sangraba profusamente sus genitales fueron hechos pedazos por la explosión de la mina diseñada para ese propósito, Hans tomo nota rápidamente del modelo de la mina, Gilda observo lo que apuntaba Hans sin expresión en su rostro, apenas exclamo.

-“Hans marca ese modelo hace muy buen trabajo”. Dijo Gilda.

Hans se limito a hacer lo solicitado, desde ese momento los 19 jóvenes rusos restantes en tu totalidad siguieron caminando con una erección total, algunos se masturbaba mientras caminaban poniendo especial atención a cada paso que daban ni 10 minutos pasaron cuando se produjo un segunda explosión esta vez el joven ruso quedo de pie, pero con sus escroto destrozado con sus dos huevos colgando de su conductos pero su pene se había desprendido de su entrepierna, un segundo después se revolcaba de dolor en el fango.

-“Hans tacha ese modelo de mida”. Dijo Gilda.

En el lapso de los próximos 20 minutos casi todos los rusos habían perdido sus genitales a causa de las minas en el terreno, apenas tres quedaban pero al cabo de unos pocos minutos solo quedaba uno, quien estaba seguro que iba salir del campo pues solo le faltaban seis metros apresurado por salir de aquel infierno dio un paso en falso y una mina exploto debajo de él, la mina no estaba destinada para dañar sus huevos sino su pene.

Lo que sucedió su pene exploto como si un potente explosivo fuese introducido en su interior, destruyéndolo por completo quedando su pene hecho carne molida, en su desesperación y shock por tomar su pene que salió expulsado a dos metros de su cuerpo, piso otra mina que lo arrojo por los aires fuera del campo pero su escroto totalmente destrozado lo mismo que el contenido del mismo nulificandolo para el resto de sus días.

Gilda se dio la media vuelta sin prestar atención a los gritos de ayuda de los jóvenes rusos en el campo que desesperados se agarraban sus entrepiernas destrozadas para decirle Hans.

-“Hans, espero que este todo listo como lo ordena a las 7 en mi habitación”. Dijo Gilda

Descuide comandante así será, luego se fue para seguir con su recorrido habitual del campo vigilando todo con su mirada inexpresiva que todo lo veía y a la vez nada, cuando era la hora se encamino a su habitación, apenas abrir la puerta se encontró con el magnífico hombre de 21 años, un capitán ruso de un cuerpo supremo, huevos y pene enorme de vientre marcado bien amarrado en su cama.
 
En el rostro de Gilda de dibujo una pequeña mueca de maldad, al ver el pene del hombre sobre su cama, Gilda comenzó a despojarse de sus pocas ropas quedándose solo con su gorra, ella no era de la Gestapo pero eso poco importaba las SS controlaban todo incluso a la policía de Reich, una vez que estaba desnuda abrió la puerta del baño para entrar y tomar una ducha, no cerró la puerta lo que le permitió al hombre en su cama verla bañándose.

Por supuesto aquella vista hico que el pene viril del soldado ruso se pusiera rígido como si fuese el cañón de un fusil, para cuando Gilda salió del baño secándose su larga cabellera, ya la dura y gruesa erección del soldado estaba empapada de abundante liquido pre seminal que no dejaba de brotar de la punta de su pene.

Gilda termino de secarse para luego ir hacia la cama donde se subió y coloco entre las abiertas piernas del soldado ruso que nervioso sintió como sus manos recorrieron sus fuertes piernas hasta llegar a su entrepierna, en donde una de ellas tomo sus grandes huevos y la otra su endurecido pene, para comenzar a masturbarlo, subiendo y bajando su prepucio con lentitud, mientras su mano se movía cadenciosamente, Gilda con su otra mano jugaba con sus huevos, sintiéndolos en su manos, rodándolos y sopesándolos como queriendo saber la cantidad de esperma que contenían en su interior que debía ser mucha, considerando que talvez hacia semanas que ese hombre no se venía desde que fue capturado en el frente oriental.

La mano de Gilda poco a poco aumentaba de ritmo, ninguno de los dos dijo ni una palabra, el soldado ruso temeroso de lo que ella le podría hacer, solo se quedo ahí quieto, mientras su endurecido pene no dejaba de arrojar a raudales líquido pre seminal de la punta; luego de algunos minutos Gilda desnuda suelta aquel pene para aplastar sus grandes senos sobre el pecho peludo de hombre, para acariciarle su rostro.

Gilda estira su mano y toma un pote con cera caliente de su mesita de nuche, la cual vierte por el pecho y vientre del soldado, para luego colocar una tiras de tela que se adhieren a la cera que le quema que hace que el soldado apriete los dientes para no gritar, luego con violencia Gilda arranca la cera, depilando el pecho y vientre del soldado, acto seguido sin darle un respiro a ese hombre, toma una tijera, para cortar lo más que pude de todo el vello púbico del soldado.

Sin más vierte otra cantidad generosa de cera en su pubis, como huevos que casi lo hacen gritar pero la mirada fría de Gilda hace que se contenga, cuando ella retito el vello de sus huevos estuvo a punto de dar un alarido de dolor pero de nuevo se contuvo para cuando Gilda termino en su entrepierna estaba completamente depilada, en ese momento ella dejo la acera y las bandas de tela sobre la mesita de noche para de nuevo aplastar sus pechos cuyos pezones estaban muy duros sobre el lampiño pecho del soldado.

Gilda lo agarro por los cabellos, levantándole la cabeza con fuerza para decirle.

-“Me perteneces, a partir de ahora eres mío, solo mío”.
- “Abre la boca”, le ordeno casi en seguida Gilda.

Cuando la abre ella mete hasta donde puede su seno derecho en ella, su pezón queda dentro de la boca del soldado y ella ordena.

-“Vamos que esperas chúpalo perro”. Ordena Gilda 

Gilda esta en completo control de la situación el soldado hace lo que ella le ordena con una mano siente como ella sigue jugando con su pene mientras que con la otra le mantiene sujeta su cabeza por los cabellos, finalmente luego de algunos minutos en los que ella estuvo frotando su peluda vagina sobre su pene Gilda lo toma y lo dirige a la entrada de su sexo para penetrarse ella misma, lo hace de un solo sentón, introduciendo todo el pene hasta que sus huevos rebotan contra sus nalgas, lo que la hace gemir de placer.

-“¡AAAAHHHHH!” Gime Gilda.

El pene del soldado además de ser largo es muy grueso lo que la hace comenzar a gemir cuando se lo mete hasta el fondo empujando su pelvis hacia delante y atrás con una deliciosa cadencia lo que hace que el pene entra y sale de su vagina Gilda no tarda en comenzar a moverse a un ritmo acelerado, se incorpora, alejando sus senos del rostro del hombre, con ella apoyando sus manos sobre el lampiño pecho, ya con Gilda cabalgándolo a un ritmo salvaje.

Apenas pasaron 15 minutos antes de que ambos alcanzaran el punto culminante, el punto de no retorno Gilda con su vagina sintiendo fuertes espasmos, se mete el pene hasta el fondo, para sentir como sus juegos inundan su vagina, es una sensación inigualable que hacer que sus pechos se sonrojen y una cálida sensación recorra todo su cuerpo Gilda se deja caer hundiendo el rostro del soldado entre sus grandes senos cuando siente como su pene arroja chorro tras chorro de su espeso semen en su interior, haciéndola sentir otro tremendo orgasmo.

-“AAAAAAAHHHHH”. Gimen ambos al unísono.

Gilda tambaleándose se baja de la cama, cuando lo hizo una enorme corriente de sus jugos mezclados con una gran cantidad de semen, escurren por sus piernas, ella esta aun en éxtasis pero su mente desea otra clase de placer, va hasta una pequeña estufa de carbón, donde toma un cuchillo curvo pequeñito, la afilada hoja de acero brilla de lo caliente que esta.

Gilda regresa a la cama para colocarse entre las piernas del soldado cuyo pene ya ha perdido su firmeza pero aun estaba semi rígido, aun de su prepucio caen gotas de su semen, ella toma la sensible piel de su pene y la estira lo mas que pueda, el soldado arquea su cuerpo, y cuando ella acerca el cuchillo a su pene, este comienza a suplicar en ruso, pero sin importarle nada ella cercena el prepucio del hombre de un solo corte, el soldado grita de dolor.

-“AAAAAAAAAGGHHTTTGGGG”. Fue un alarido lo del soldado.

Sin darle respiro a aquel hombre ella usando el cuchillo con su pene aun sangrando hace una herida desde la parte alta de su escroto hasta la parte baja, que hace que los ojos del soldado queden en blanco mientras su cuerpo se sacude en convulsiones por el dolor, es tanto el dolor que ni siquiera puede gritar, Gilda extraer sus dos enormes huevos para tomarlos con una de sus manos, los aprieta fuerte para luego cortar los conductos que los unen al cuerpo del soldado de una sola vez, castrando al pobre soldado ruso para el resto de sus días.

Gilda se baja de la cama y abre la puerta de su habitación desnuda con semen aun chorreando por sus piernas, ahí a dos metros de la puerta esta Hans sentado, que al verla salir, se pone de pie y va a su encuentro, Gilda solo dice.

-“Encárgate del eunuco y pon estos en mi colección”. Ordena Gilda.
-“Si Comandante”. Responde Hans tomando los cortados testículos.

Aquella orgia de sadismo, castración, penectomia, circuncisión y nulificación, continuo hasta casi el fin de la guerra, dos semanas antes de la caída de Berlín las tropas rusas estaban a solo 1 kilómetro del campo de Gilda una revuelta se desato, los guardias superados no pudieron a tantos Gilda tuvo que escapar con Hans como pudieron, sin darse cuenta entraron en el campo minado, Hans fue el primero en caer.

Su cuerpo voló por los, para caer al suelo, con su entrepierna destrozada por la acción de la mina castradora, Gilda alcanzo casi a llegar al final del campo cuando activo una de las minas, si bien ella no tenia genitales masculinos la mina hizo añicos su vagina y clítoris, sangrando se arrastro hasta un bosque cercano, nadie la volvió a ver.

Hans con su entrepierna sangrando y gritando de dolor fue ahorcado por los prisioneros junto a otros guardias, Gilda si bien logro escapar, no la paso muy bien los que vieron su herida estimaron que nunca más en su vida volvería a tener sexo placentero mientas viviera además uno de sus enormes como grandiosos senos también resulto destruido.

Hasta el día hoy nadie sabe qué fue de Gilda, simplemente se esfumo, algunos creen que murió desangrada en alguna parte del bosque y que los animales dieron cuenta de sus restos, otros que logro escapar a España o Argentina, algunos otros que murió defendiendo Berlín o que fue abatida por alguna explosión de artillería y fue una de las miles de personas cuyos cuerpos nunca fueron identificados.

En cualquiera de los casos lo que fue de ella sigue siendo una incógnita aunque algunos cazadores de nazis aseguran que aun vive en alguna parte de Sudamérica y sigue despojando a los hombres de su virilidad en alguna campo especial.  



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com  






Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

FUGADOS Y ANSIOSOS

Frank Costas y Tobías eran dos peligrosos asesinos condenados a cadena perpetua por varios asesinatos, Frank era un hombre de 48 años mientras que Tobías era un 24 años, ambos se conocieron en prisión pronto Frank se percato que podía controlar a Tobías quien no era muy inteligente, Frank planeaba su escape de prisión desde hacía siete años, pero no fue sino hasta la llegada de Tobías que pudo llevar a cabo su plan sin contratiempos......


FUGADOS Y ANSIOSOS
Frank Costas y Tobías eran dos peligrosos asesinos condenados a cadena perpetua por varios asesinatos, Frank era un hombre de 48 años mientras que Tobías era un 24 años, ambos se conocieron en prisión pronto Frank se percato que podía controlar a Tobías quien no era muy inteligente, Frank planeaba su escape de prisión desde hacía siete años, pero no fue sino hasta la llegada de Tobías que pudo llevar a cabo su plan sin contratiempos.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [VIOLACIÓN]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





Frank Costas y Tobías eran dos peligrosos asesinos condenados a cadena perpetua por varios asesinatos, Frank era un hombre de 48 años mientras que Tobías era un 24 años, ambos se conocieron en prisión pronto Frank se percato que podía controlar a Tobías quien no era muy inteligente, Frank planeaba su escape de prisión desde hacía siete años, pero no fue sino hasta la llegada de Tobías que pudo llevar a cabo su plan sin contratiempos, el plan resulto seis meses después de la llegada de Tobías los dos lograron fugarse de la prisión sin ser detectados.

Para cuando en la prisión se dieron cuenta que se habían fugado,  los dos estaba muy lejos de la prisión, una cacería humana, comenzó, los medio de comunicación daban reportes cada hora con las imágenes de los dos fugitivos, así paso una semana sin ninguna noticia de su paradero, los medio poco a poco dejaron de pasar sus boletines , aquella tarde de Junio, Félix de 20 años salió de casa para ir a nadar al estanque donde desde niño le gustaba nadar un pequeño oasis en medio de un manglar no muy lejos de su casa, debajo de su pantalón llevaba su short para bañarse.

Siendo verano deseaba refrescarse del intenso calor,   Félix siguió la misma ruta que había seguido para llegar a ese pequeño ojo de agua desde niño, al llegar, con prisa desabrocho el pantalón, dejándolo caer hasta sus tobillos, en ese  momento se encontró un overol naranja, en la orilla a su lado izquierdo, de pronto escucho un chapoteo, sus ojos vieron a un hombre delgado pero fuerte nadando desnudo en la cristalina y refrescante agua, iba a subirse su pantalón cuando Frank que era mucho más alto que Félix lo sujeto del cuello con su brazo izquierdo sujetando el brazo derecho de Félix.

 Frank y Félix forcejearon hasta que Tobías salió del agua, para ver lo que pasaba, dándole un puñetazo en el abdomen al ya aterrado Félix, quien de inmediato dejo de forcejear al sentir como sus huevos fueron agarrados por el hombre que salió del agua, Tobías pregunto con un tono de burla.

-“¿Frank quien es tu nuevo amigo?” Tobías pregunto.
-“¡Es alguien con el que nos vamos a divertir mucho tobi!” Respondió Frank pasando su lengua por la oreja derecha de Félix.

Ambos prófugos rieron al unisonó, Tobías, que mantenía su manos en los huevos de Félix, se los apretó con fuerza, lo que hizo que Félix dieron un grito de dolor.

-“AAAAAAAAAhhhh”. Grito Félix
-“Déjalo Tobi, aun no, primero debemos divertirnos”. Ordeno Frank.

De inmediato siguiendo la orden Tobías, soltó los huevos de Félix, que se sintió aliviado, pero entonces Tobías se arrodillo delante de Félix, tomo su pene y comenzó a masturbarlo, hasta que su pene estaba en erección, su prepucio bajo y subió por su glande hinchado unas cuantas veces antes de que Tobías comenzara a darle largos lengüetazos primero, para después introducirse el pene de Félix casi por completo en su boca.

Félix podía sentir la respiración de Tobías sobre su vello púbico, mientras Frank lo mantenía bien sujeto con sus fuertes brazos, Félix, comenzó a gemir de placer sin poderlo evitar no era gay, pero Tobías sabia dar unas magistrales mamadas.

-“¡AAAAAAAHHHHH!” Gimió Félix
-“¡Vaya Tobías parece que tenemos todo un putito aquí!” Dijo Frank al escuchar gemir a Félix

Tobías sin embargo no dijo nada su bocas estaba ocupada, bajando y subiendo por toda la extensión del duro pene de Félix, que muy a su pesar estaba disfrutando de la maravillosa mamada que le estaba dando otro hombre por primera vez en su vida.

Félix no era virgen pero nunca sintió la curiosidad o el impulso de estar con otro hombre, sin embargo su pene parecía denotar otra cosa, estaba duro completamente rígido como nunca antes, incluso lo sentía más rígido de cuando penetro a una mujer por primera vez, Tobías termino por quitarle su short y pantalón, le quito sus zapatos para por fin despojar de aquellas dos prendas a Félix quien noto como Tobías tenía una erección igualmente dura de un tamaño similar a la suya.

Frank hizo le quito su playera (ramera) a Félix casi arrancándosela, el joven quedo desnudo ante ambos hombres, Frank era muy fuerte por lo que usando solo una mano logro retener ambos brazos de Félix detrás de su espalda, para comenzar a apretarle sus nalgas que Frank sintió estaban firmes, paraditas y abultaditas, lo que le hizo exclamar en su oído.

-“¡Tienes un supremo culito chico!” Dijo Frank en un tono lascivo.

Aquellas palabras solo hicieron que Félix se estremeciera aun más, mientras sentía las fuertes y grandes manos de Frank recorriendo sus nalgas, comenzó a temerse lo peor, sus ojos comenzaron a vagar por todo el entorno en busca de alguien, quien fuese que le pudiera ayudar, encontrar alguna vía de escape pero era inútil estaba solo a merced de aquellos dos.

Félix escucho al cabo de unos minutos como un cierre (zipper) se abría, detrás de él, fue Frank abriéndose su overol naranja, pronto Félix sintió como se restregaba entre sus nalgas un paquete viril, apenas cubierto por un calzoncillo, poco a poco sintió como el pene dentro de aquella ropa interior comenzó a crecer, sintiendo un par enorme de huevos ahí, aquello hizo que deseara escapar pero Tobías como si pudiese leer su mente lo tomo de sus huevos apretándolo levemente.

Lo que hizo que Félix entendiera que era mejor no resistirse, de pronto dejo de sentir el gran paquete de Frank entre sus nalgas pero solo por un par de segundos, porque pasado ese tiempo, volvió a sentir el paquete pero ya no cubierto por tela alguna estaba al aire, un enorme pene comenzó a restregarse entre sus nalgas, con dos huevos más abajo muy peludos, la mano de Frank le abrió sus nalgas a Félix para comenzar a pasar su enorme pene que no debía ser menos a 25 cm entre sus abiertas nalgas, lubricando su fruncido ano con el abundante liquido pre seminal que brotaba de la punta de su hinchado glande.

Frank hizo que Feliz le agarrara su dura erección, para empezar a darle unos ligeros meneos, y acariciarla, no sin antes advertirle que no intentara nada o le partiría el cuelo antes de que se diera cuenta, al principio Félix  dudo en agarrarla, por el grosor que tenía, pero no tenía otra opción Félix empezó a acariciarle su pene, mientras Frank empezando a morderle su cuello y el lóbulo de su oreja derecha.

-“AAAAAAHHHH”, Gímio Fuerte Félix.          
-“¡Rayos!, ya empezaste a temblar, y gemir de placer, hijo de puta”. Exclamo Frank.

Félix apenado por aquel gemido involuntario no dijo nada, solo podía notar lo ansioso y la cara de lujuria de sus victimarios, cuando Frank se cansó de morderle el cuello, empezó a morder su hombro lo que hizo que a Félix se le pusiera la piel de gallina, y sus tetillas se endurecieran a lo máximo posible, Frank con su mano libre, empezó a acariciarle sus tetillas, mientras Tobías seguía dándole una rica mamada y le acariciaba los huevos suavemente.        

Félix estaba gimiendo de placer sin control para ese momento era algo fuera de su control por las caricias que le estaban dando, Félix gemir de placer, por aquella mamada que le estaba dando, mientras que la mano de Frank retorcía una de sus tetillas, para seguir agarrando su cuello empujando su gran pene hasta lo más profundo entre sus nalgas haciendo presión sobre su ano.   

-¡Dios! Pensó para sí mismo Félix

Si glande tocaba la campanilla, de Tobías quien estaba tenía su pene bien lubricado, después de chuparle bien su pene por varios minutos, acariciando sus huevos, Tobías empezó a subir por su pecho, hasta comenzar a morder sus titillas, mientras lo acariciaba, colocando su erección debajo de pene y arriba de los huevos de Félix; donde se estaba calentito.

-“¡Hora de la diversión putito!” Le dijo Frank a Félix en el  oído.  

Tobías sonriendo se coloco a cuatro patas, abriéndose sus nalgas dándole una vista de su ano a Félix que en ese momento iba a ser penetrado; Frank obligo a Félix a colocarse detrás de Tobías, con una mano dirigió su pene bien lubricado a su ano Tobías suspiro, al recibir la erección de Feliz a en su culo. el pene de  Félix estaba a tope, seguía empujando, mientras las manos de Frank, lo sujetaba por las caderas para empujarlo hacia adelante. 

Félix no dejo de avanzar hasta que su pelvis choco contra las nalgas de Tobías, quien noto sus huevos a la entrada de mi culo.

-“Oooooh, como me gusta estar así ensartado”. Dijo Tobías.           

Frank hico que Félix Poco a poco, fuese sacando y metiendo su pene mientras Tobías no dejaba de gemir de placer, “ooooohh, que sensación más rica”. Dijo Tobías luego de dos años de no tener sexo con ningún hombre., Tobías alzo sus nalgas para dejar que aquel pene entrara mejor, que lo estaba haciendo delirar cada vez que se la metía de placer, Félix sentía muy calentito, y notaba su glande como tocaba el fondo de sus entrañas, que le estaba dando un placer que lo estaba volviendo loco, algo que nunca imagino.           

-“¡Dios! Aquello era de lo más divino que he sentido”. Pensó para sí Félix.

Frank comenzó a mover el culo de Félix más despacio, para que le diera metidas más profundas y largas a Tobías lo que hicieron  suspirar y gemir a Félix, mientras soltaba su semen en el fondo su  culo.

-“Oooooh, me corro”. Alcanzo a decir Félix.   

Cuando terminó de soltar toda su leche dentro de su culito, Frank no dejo que sacara su pene del interior del culo de Tobías, y dejándola bien metida hasta el fondo, y agarrándolo fuertemente, apoyó su cabeza en su espalda, empezando a dar besos por ella. Luego con sus manos, agarrar Frank le agarro sus nalgas abriéndolas, Félix sintió como un dedo entro en su ano, notando que sabia como moverlo para dejar su ano abierto y dilatado.      

Félix estaba sudando, y recuperando el aliento, luego de correrse cuando Frank le agarró por las caderas, haciendo que sacara más sus nalgas, y abriera todo las piernas para Frank ir metiendo su enorme pene por su ano “HHHAAAAYYY”, grito Félix cuando le entraba aquel pene, pero antes de poder hacer algo ya la tenía toda dentro, la sensación era rica, notar cómo le entraba en su caliente culito, pero también muy dolorosa.      

-¡Rayos maricón!, tienes el culito muy apretado,  seguro que eres virgen”. Dijo Frank. 

Claro que era como él estaba pensando Félix sintió dolor ya que el pene de Frank era demasiado gruesa para su culito recién estrenado al menos al inicio, luego ya abierto, le hizo ponerse muy caliente, lo quería seguir sintiendo su pene dentro de Tobías mientras era empalado por Frank quien no tenía prisa, iba lento, sacando todo su pene y volviendo a meter muy lentamente hasta el fondo, mientras con las manos, le daba grandes pellizcos a sus tetillas, los retorcía y pellizcaba con fuerza, haciendo que Félix diera pequeños gritos de dolor, mientras su pene seguía entrando y saliendo del culo de Tobías al ritmo que Frank imponía.  

Frank que bramaba de gusto le soltó las tetillas a Félix, para colocar ambas manos en su cintura, para comenzar a penetrarlo con más urgencia y violencia Frank no paraba de gemir mientras lo penetraba, Félix  sentía que estaba por arrojar de nuevo dentro de Tobías una nueva carca de su semen  era una sensación de dolor y placer no había pasado ni una hora desde que se había corrido por primera vez y estaba a punto de hacerlo de nuevo.      

El ano de Tobías chorreaba semen cada que el pene de Félix era extraído en su vaivén lo que hacía fácil que entraba su pene resbalaba y se deslizaba con toda facilidad, dentro del ano de Tobías que no dejaba de gemir también de gusto, fue Tobías quien dando un gran gemido de corrió primero, lo que hizo que su ano se contrajera espasmódicamente.    

Mientras Frank seguía sacando y metiendo su dura y gruesa erección de Félix,  pero viendo como Tobías se corrió empezó a darle más rápido, y de repente, dio cuatro embestidas, más cortas y bien profundas, mientras gritaba.

-“Aaaaah, me corro, me corro, aaah, toma, toma, toma”. Dijo Frank.          

Quedando quieto con su pene bien clavado dentro de Félix, mientras con las manos lo sujetaba de los hombros y le besaba su espalda. Lo que hizo que por supuesto Félix, cuya próstata quedo presionada por el enorme falo en su interior también descargara una nueva abundante carga de su espeso semen dentro de Tobías.    

Los tres se quedaron quietos disfrutando de sus orgasmos el pene de Frank y Feliz que aun estaban dentro de un culito empezaron a perder su firmeza, el pene de Frank fue el primero en salirse del culo de Félix, que quedo todo embarrado de leche, Félix noto como iba escurriendo semen del interior de sus entrañas.           

Félix ya no podía más, las piernas se me doblaban, y Tobías, parecía insaciable exprimiendo su pene con su culo pero sus huevos ya habían sido exprimidos al máximo., por suerte su pene se salió por si solo lo que fue un alivio para Félix, por lo menos eso pensó, hasta que Tobías molesto se dio la vuelta para toma sus huevos mientras Frank de nuevo sostenía a Félix de su cuello, con su pene entre sus nalgas a media erección, goteando semen aun.

-“Frank este puto ya no puede más y me dejo con ganas, creo que merece ser castigado por eso ¿no lo crees?”. Dijo Tobías.

-“Si creo que merece un castigo este puto”. Respondió Frank con malicia.

Tobías fue hasta donde estaban sus ropas para extraer un cuchillo muy bien afilado, para regresar a donde estaba Félix que vio como aquel hombre se le acerco trato de soltarse pero Frank lo domino con su fuerza, pero dejo de luchar cuando Tobías tomo sus huevos y pene con una de sus manos y los estiro, para colocar el afilado cuchillo debajo de sus huevos, Félix, al sentir el frio metal en aquella parte de su anatomía quedo paralizado, mirándolo con ojos suplicantes a Tobías.

-“Vamos Tobías conviértelo en todo un putito para el resto de sus días”. Dijo Frank.

Tobías rio, para luego acercar su boca al pene de nuevo en erección de Félix, para darle un largo lengüetazo a la parte baja de su boca, para luego decir sin soltar sus genitales.

-“Si creo que será un lindo y sumiso putito”. Dijo Tobías.
-“No por favor, Por Favor no diré nada…” Decía Félix, cuando grito.

-“¡NOOOOOOOOOO!” Fue un grito desgarrador.

Tobías de un rápido movimiento con el cuchillo le había cercenado tanto sus huevos como su pene, que quedaron sangrando en la mano de Tobías, mientras todo el cuerpo de Félix se sacudía presa del más terrible de los dolores en grotescas convulsiones con sus ojos en blanco.

Ni siquiera vio como Tobías arrojo sus genitales lejos del otro lado de donde terminaban los manglares, para ambos quedándose viendo como Félix se desvanecía hacia la inconsciencia por el dolor.

Cuando Félix despertó estaba en el hospital con sus padres a su lado, nada se pudo hacer por sus genitales quedo apenas con pequeño meato uretral por donde orinaría desde ese momento, aquel pequeño agujero estaba donde una vez colgaron sus huevos ahora desaparecidos, su entrepierna estaba lisa Félix al poco de Salir del hospital comenzó a usar bóxers para mujer y también se compro algunas tangas femeninas.

Dos meses luego de recuperarse, regreso donde fue anulado, se quito su camisa, pantalón pero conservo la pequeña tanga que estaba usando de color blanca, estaba por arrojarse al agua cuando escucho la voz de Frank decir.

-“Vaya paro si es la péquela putita Tobías”. Dijo Frank.

Quien se acerco lo mismo que Tobías quien le quito su tanga para comenzar a lamber su entrepierna lisa, mientras Frank le restregaba su enorme pene entre sus nalgas, los encuentros se siguen dando nadie sabe en donde se ocultar Tobías y Frank, aun siguen prófugos de la ley y siempre están muy ansioso por sentir el cuerpo de su eunuco personal.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

FRENTE A MI FUTURO

Franco estaba desesperado, por conseguir un trabajo para ayudar a la economía familiar, su padre trataba todo el día en lo encontraba pero apenas y les alcanzaba para mal comer, su madre era pepenadora en el basurero cercano y aunque trabaja muy duro apenas ganaba algo de dinero, sus enfermedades estomacales eran frecuentes por estar entre la basura todo el día, desesperado Franco pensó en robar, era mejor ir a prisión por lo menos tendría comida y educación, además seria una boca menos que alimentar para sus padres......


FRENTE A MI FUTURO
Franco estaba desesperado, por conseguir un trabajo para ayudar a la economía familiar, su padre trataba todo el día en lo encontraba pero apenas y les alcanzaba para mal comer, su madre era pepenadora en el basurero cercano y aunque trabaja muy duro apenas ganaba algo de dinero, sus enfermedades estomacales eran frecuentes por estar entre la basura todo el día, desesperado Franco pensó en robar, era mejor ir a prisión por lo menos tendría comida y educación, además seria una boca menos que alimentar para sus padres.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [SNUFF]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





La pobreza siempre es una mal consejera en especial cuando se vive en la más mórbida de las miserias en donde incluso comer un pan al día se vuelve toda una verdadera prueba, con 15 años Franco era el hijo mayor de un matrimonio aun joven que vivía en las márgenes de aquella colonia marginal de la gran ciudad, eran los pobres de los pobres la casucha o mejor dicho la choza donde vivían fue construida con materiales de desecho tomados de un basurero cercano, cartón, plástico y madera eran la base de su casa, de una sola habitación en donde dormían sus padres y tres hermanos mas de Franco.

Franco estaba desesperado, por conseguir un trabajo para ayudar a la economía familiar, su padre trataba todo el día en lo encontraba pero apenas y les alcanzaba para mal comer, su madre era pepenadora en el basurero cercano y aunque trabaja muy duro apenas ganaba algo de dinero, sus enfermedades estomacales eran frecuentes por estar entre la basura todo el día, desesperado Franco pensó en robar, era mejor ir a prisión por lo menos tendría comida y educación, además seria una boca menos que alimentar para sus padres.

Estaba decido a robar una tienda, aquel día se encamino hacia aquella tiendo decidido a todo, cuando a medio camino se encontró con su amigo Amir a quien le conto lo que estaba por hacer y si quería participar, Amir le dijo que aquello no solucionaría nada, por el contrario le traería mucho problemas a sus padre y sus hermanos serian marcados como ladrones sin serlo, en eso Franco no había pensando, sus ánimos como determinación se perdieron de golpe, pero Amir le sugirió algo.

-“Franco si deseas ayudar a tu familia ve a esta dirección”. Dijo Amir entregándole una tarjeta.

Franco se quedo viendo la tarjeta por un largo rato antes de decir “¡lo hare!” Dijo Franco, luego se despidió de su amigo para ir hacia la dirección llego a la dirección ya en la tarde pues fue a pie pues no tenía ni un solo centavo para pasaje, tomo un timbre en la puerta y una voz sonó por un intercomunicador diciendo- 

-“¿Si que deseas muchacho?”La voz dijo secamente.
-“Me dieron una tarjeta con esta dirección, me dijeron que me pueden ayudar”. Contesto Franco.
-“BEEEEEP”. Sonó.
-“¡Entra por favor!” Dijo la voz.

Al entrar Franco se encontró con un largo pasillo bien iluminado que al final se abría a una gran habitación donde una sala muy elegante se encontraba, al final de la habitación un gran escritorio se encontraba del otro lado una mujer madura de unos 40 años se encontraba era muy atractiva, ella con señas le indico a Franco que se acercara y tomara asiento en una de las lujosas sillas frente al escritorio lo que Franco hizo sin poder quitar la vista del enorme escote en la blusa de la mujer que mostraba casi la totalidad de sus enormes tetas.
Una vez Franco se sentó la mujer, se le quedo mirando como si quisiera penetrar su escuálido cuerpo con su mirada, luego de unos segundos en que hubo un tenso silencio ella extendió la mano para decirle.

-“¡Hola soy Sonia encantada de conocerte…!” Dijo Sonia.
-“¡Soy franco es un gusto!” Le respondió el adolescente.
-“¿Bien Franco en que te puedo ayudar?” Pregunto Sonia.

-Vera… Señora, mi familia es muy pobre...
-No me hables de usted me haces sentir muy vieja. Interrumpió Sonia a Franco.
-“Lo siento, como decía mi familia es muy pobre y un amigo me dijo que aquí me pueden ayudar para que podamos salir de pobres”.

-“¡Ya veo! ¿Dime Franco sabes lo que hacemos aquí?” Pregunto Sonia.
-“La verdad es que no lo sé pero, lo que sea lo hare estoy decidido”. Respondió con firmeza Franco.

Sonia sonrió maliciosamente antes de comenzar a hablar, veras Franco, aquí nos dedicamos a la realización de películas “snuff”, al ver que el adolescente no sabía nada sobre ese terminó, Sonia añadió “Una película Snuff es un producción que sé hacer sin efecto especiales, es decir que todo lo que pasa en pantalla es real, puede ir desde una simple violación hasta el asesinato en vivo”, el rostro de Franco quedo blanco al escuchar esa explicación.

Sonia continuó con una pregunta.

-“¿Franco eres mayor de edad?” Pregunto Sonia muy seria.
-“Si, tengo 18 años recién cumplidos”. Mintió Franco.
-“¡Qué tierno!, ¿vamos Franco dime la verdad cuantos años realmente tienes?” Pregunto Sonio.
-“¡15 años!” dijo Franco apenado.

Mira Franco el trato es el siguiente, se te dará 1 Millón de Euros, para que hagas con eso lo que se te antoje, se te dará dos meses para que hagas lo que desees pero al término de ese plazo, deberás volver aquí y tu cuerpo será nuestro para hacer con él lo que nos plazca, si mueres a quien tu designes se le dará otro millón y tus restos serán enterrados según tu religión con respeto pero en secreto.

-¿Qué dices aceptas el trato? Termino por preguntar Sonia.

Franco se quedo en silencio un momento y luego miro a Sonia, con una mirada de determinación para luego con voz firme denotando que estaba decidido a todo apenas alcanzo a decir.

-“¡Acepto!” Dijo Franco.

Sonia solo sonrió cuando le extendió su mano para sellar el trato, luego ella saco de un cajón de su escritorio un cheque, el cual ya estaba llenado le pregunto su nombre completo a Franco y lo mecanografío en el cheque, luego se lo entrego a Franco diciendo que alguien iría con él al banco para que pudiera abrir una cuenta y poder disponer del dinero, le dio la fecha en que debía volver y antes de que se marchara le dio un apasionado beso en los labios que dejo a Franco muy turbado pero feliz, luego se marcho con el hombre que Sonia le asigno. 

Los problemas de dinero terminaron, para Franco y su familia, su padre pudo un negocio y comenzó a mejorar su situación, incluso se compraron un auto algo que nunca pensaron tener, se mudaron de aquel lugar olvidado a una fraccionamiento de clase media alta, y todo parecía estar muy bien, pero los dos meses que Sonia le fijo a Franco pasaron muy rápido pronto Franco estaba asustado al día siguiente debía presentarse en aquel lugar, se despidió de sus padres luego de comer como se le indico y se fue a enfrentar su destino.

Al llegar a la dirección, Franco toco el timbre y la voz en el intercomunicador esta ve dijo.

-“Pasa Franco es un gusto verte de nuevo”. Franco sabia de quien era la voz.

Franco entro y camino por el pasillo, luego llego a la amplia sala y la vio, Sonia se puso de pie para ir al encuentro de Franco, para darle un besos en sus labios, luego condujo al aterrado adolescente por una escaleras que parecía que lo conducían al mismo infierno, debieron bajar varios metros bajo tierra hasta llegar una habitación que tenía un amplio baño, Sonia le dijo que tomara una ducha que vendría dentro de una hora, Franco a penas se marcho ella se desnudo y tomo la ducha como ella le dijo para volverse a vestir y se sentó en la cama muy nervioso a la espera de Sonia.

-“Por lo menos moriré limpio”. Pensaba Franco cuando Sonia entro.

Sonia llevo a Franco a otra habitación en donde le hizo grabar una serie de 50 videos para sus familiares con varios fondos, eso le tomo casi cuatro horas luego de nuevo Sonia lo regreso a la habitación donde estaba antes, una vez ahí de nuevo Sonia se le quedo mirando por unos segundos su mirada denotaba lujuria, ella se lo estaba comiendo con la mirada literalmente.

Por su parte Franco no podía dejar de mirarle sus enormes tetas se notaba que no llevaba nada por debajo porque se le marcaban sus pezones, ella se dio cuenta que le miraba las tetas lo que puso muy nervioso a Franco  su pene estaba tan duro debajo de sus ropas necesitaba bajar esa calentura, como sea en otras circunstancias se masturbaría pero en ese lugar no era una opción.

Con intención Sonia se inclino sobre la cama dándole la espalda a Franco dejándole ver su lindo culo que tenía que hizo que el pene de Franco se pusiera tan duro su pene se marcaba sobre su viejo pantalón de mezclilla, se imagino metiendo su pene entre ese par de nalgas, Franco era virgen y deseaba en ese momento por lo menos tener algo de sexo antes de… bueno morir.  

Franco se quedo mirando los labios enormes como todo el cuerpo de Sonia, quería darle un buen beso pero fue ella quien lo hizo de manera sorpresiva pero mientras se besaban ella le quito la camisa y comenzó a rasguñarle toda la espalda eso de alguna forma excito a Franco porque sabía que aquello era para lo estaba ahí, por su parte Sonia se abrió su escotada blusa dejando sus tetas al aire.       
Sonia hizo que se las bese mientras le decía:   

-“¡Sigue niño!! Sigue que Me excita como lo haces”.

Sonia tomo una de mis manos y la metió por debajo de su tanga mi dedos llegaron a su vagina que parecía estar inundada de lo tan mojada que estaba, de pronto ella me beso y cuando separo sus labios de los Franco sin decir nada Sonia se arrodilló le bajo el pantalón y ropa interior se sorprendió del tamaño de su pene que era el de hombre adulto y no el de un adolescente de su edad se metió toda de una sola ver en su boca aguantándolo ahí como 15 segundo sus ojos llorosos excitaron más a Franco poco a poco ella fue conduciendo al ya desnudo adolescente a la cama, Sonia también se desnudo y de su vagina escurrían fluidos en abundancia cuando acostó boca arriba a Franco en la cama.

Sonia de inmediato se coloco entre sus piernas y empezó a masturbar a Franco luego a darle unas mamada de diosa mientras se metía entera en la boca sus duro pene aquello duro 20 minutos mientras jugaba con sus huevos, luego Sonia le dijo a Franco que era su turno, quien comenzó  a darle lengua inexperto la movía más rápido que nunca hasta que logro que Sonia llegase al orgasmo que baño de sus jugos su boca Franco continuo dándole lengua por 5 minutos después ella hizo que colocara la punta de su pene en su vagina y Franco empezó a empujar Sonia le dijo que fuera suave y después le diera duro, su pene entro por completo y ella le dijo ahora sácala y meterla rápido, lo que hizo que Sonia comenzara a gritaba de placer y apretaba las sábanas con sus manos así duraron muchos minutos hasta que llegó a su punto y tuvo un tremendo orgasmo Sonia llego a tres o cuatro orgasmos mas antes de que Franco diera vistos que estaba  por correrse.   

Cuando Sonia sintió que el pene de Franco estaba palpitando hizo que lo sacara y le dijo.

-“Quiero tu lechita en mi boca”. Dijo Sonia muy excitada.   

Ella se arrodilló y comenzó a darle una nueva mamada sin sacarla de su boca, Franco apenas  aguanto unos segundos más y se corrió en su boca ella se trago todos los potentes disparos del semen de Franco dentro de su boca que se traigo sin hacer caras feas parecía que le gusto mucho.

Ambos quedaron muy cansados ella le dijo luego de unos segundos:
           
Franco báñate que tengo que ya está todo listo para tu primera filmación, esto que paso fue solo un extra, hice que lo me pidió muy contento me di una ducha y salí cuando lo hice ella aun estaba acostada en la cama desnuda, la mire queriendo penetrarla de nuevo me dijo, Franco estaba en ropa interior, y se puso su pantalón, estaba por ponerse su camisa cuando Sonia lo detuvo.

-“No te la pongas, no la vas a necesitar más”. Le dijo Sonia.

Franco siguió a Sonia por un largo pasillo con su mirada clavada en sus bamboleantes nalgas con su tanga perdida entre ellas, Sonia llevo a Franco a una habitación en donde otro chico como de su misma edad quizás un poco mayor ya estaba esperando con otras personas que estaban algo nerviosas, estaba solo vestido con una pequeña trusa (slip) lisa color blanco su paquete genital se marcaba por completo en la delgada tela de aquella prenda, el chico tenía un tatuaje justo donde terminaba la espalda, le había sacado los ojos, cortado  la lengua y la nariz ya.

Franco se estremeció al ver su rostro y torso por delante, con muchas marcas de azotes entre otras coas, sus tetillas ya no estaban, le habían sido arrancadas, hacía tiempo pues las heridas resultantes estaban cicatrizadas, Franco fue tomado por dos mujeres igual de hermosas como Sonia y amarrado a una pared, Sonia se acerco y lo beso en sus labios para decirle.

-“Hasta aquí llego suerte y en verdad me hiciste gozar mucho”. Luego Sonia se marcho.

Apenas salió una de las mujeres con un cuchillo tipo de los usados por los cazadores, hizo añicos la trusa del otro chico, que apenas y se inmuto al quedar desnudo, otra de las mujeres filmaba todo con una cámara de alta resolución, mientras otra mujer se acerco al indefenso joven con una tijera cuyas cuchillas ardían de lo caliente que estaban, la mujer tomo el pene del chico y sin miramiento alguno le corto su pene desinflado de un solo como rápido tijeretazo, el cuerpo del chico se tenso de dolor y se desmayo.

La mujer que le destrozo su trusa rápidamente coloco un pote de sales aromáticas que hizo que el chico regresara al infierno que estaba viviendo con la herida donde estuvo alguna vez su pene aun sangrando, la mujer con la tijera, coloco las ardientes cuchillas en la parte alta del escroto estirado del chico, mientras mantenía apretados sus huevos con fuerza, Franco noto como él intentaba decir, algo seguramente suplicar, cuando la mujer de otro tijeretazo le corto su escroto por completo, todo el cuerpo del adolescente se retorció de dolor, en grotescas convulsiones.

Cuando las convulsiones pasaron, la entrepierna sangrante del adolescente fue quemada con un pequeño soplete, para después ser llevado fuera de esa habitación, dos de las mujeres vinieron a donde estaba y una de ellas le dijo mientras tomaba del mentón  a Franco.

-“Viste, pues eso mismo sufrirás al final, ahora vamos para que veas como morirás”. Concluyo la mujer que hablaba con Franco.

Franco fue llevado por aquellas mujeres a otra habitación en donde el otro chico ya estaba le habían colocado un lazo corredizo alrededor del cuelo, y amarrado sus piernas juntas algo de sangre aun escurría por la parte delantera de piernas, Franco fue amarrado por los brazos por encima de su cabeza frente al otro adolescente, cuando todo estaba listo las mujeres desaparecieron, se hizo un silencio aterrador, Franco apenas podía escuchar la respiración agitada del otro chico.

De pronto, el suelo sobre el que estaba parado el otro chico se abrió, el cuerpo del muchacho cayo, la mitad de su cuerpo quedo por debajo del suelo con su cuerpo retorciéndose, el chico buscaba con desesperación apoyarse en algo, su cabeza se torno de un tono rojo, luego morado y finalmente dejo de moverse estaba muerto.

Pasado una hora Una mujer llego, y corto la soga que sostenía el cuerpo sin vida del adolescente frente a Franco, quien lo escucho caer al vació tardo algunos segundos en escucharse cuando choco con el fondo lo que indicaba que era un agujero profundo, la trampa se cerro y la mujer fue junto a Franco le destrozo su pantalón y trusa, para tomar su pene, lo masturbo por unos segundos y luego inesperadamente tomo su prepucio estirándolo todo lo que pudo casi arrancando la sensible piel con sus dedos, para de un rápido movimiento cercenar la piel, circuncidado a Franco por completo, los ojos de Franco se abrieron grandes y todo su cuerpo se convulsiono de dolor.

-“AAAAAAAAAAAAYYYYYY”. Grito Franco.

En ese momento la mujer tomo su lengua con un alicate, rompiéndole dos dientes en el proceso a Franco, le extrajo su lengua todo lo que pudo para de nuevo de un rápido movimiento de su cuchillo cortarle la lengua, Franco quedo ahí, convulsionando con sus boca sangrante sin lengua y su pene goteando sangre recién circuncidado, antes de irse la mujer usando de nuevo el alicate ensangrentado le arranco su tetilla izquierda a Franco.

Entre todo el mar de dolor que Franco estaba sintiendo la escucho decir. “Ahora ya sabes que es lo que te estera,  Reza para que no estés muy pronto Frente a tu Futuro”.


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

FELIZ PERO NOSTÁLGICO

Mi nombre es Alfredo pero todos me llaman Alfred, tengo 27 años ahora y perdí mi pene hace dos años, fue mi esposa quien me lo corto, era algo que deseaba hacer desde hace tiempo desde mi más temprana adolescencia, era una obsesión mal sana que me carcomía el almo sin poder entender la razón deseaba con desesperación perder mi órgano viril pero así como deseaba perderlo no deseaba hacerlo por mi mismo sino deseaba que alguien me lo hiciera por más extraño que eso parezca......


FELIZ PERO NOSTÁLGICO
Mi nombre es Alfredo pero todos me llaman Alfred, tengo 27 años ahora y perdí mi pene hace dos años, fue mi esposa quien me lo corto, era algo que deseaba hacer desde hace tiempo desde mi más temprana adolescencia, era una obsesión mal sana que me carcomía el almo sin poder entender la razón deseaba con desesperación perder mi órgano viril pero así como deseaba perderlo no deseaba hacerlo por mi mismo sino deseaba que alguien me lo hiciera por más extraño que eso parezca.

[HETERO] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [OBSESIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Mi nombre es Alfredo pero todos me llaman Alfred, tengo 27 años ahora y perdí mi pene hace dos años, fue mi esposa quien me lo corto, era algo que deseaba hacer desde hace tiempo desde mi más temprana adolescencia, era una obsesión mal sana que me carcomía el almo sin poder entender la razón deseaba con desesperación perder mi órgano viril pero así como deseaba perderlo no deseaba hacerlo por mi mismo sino deseaba que alguien me lo hiciera por más extraño que eso parezca, no es que no disfrutara venirme, masturbarme o incluso tener sexo pero era algo debía hacer por alguna razón.

Conocí a Elena en la universidad de inmediato congeniamos ella era y sigue siendo muy bella, que fue lo primero que me atrajo de ella, luego me fije en su personalidad ambos comenzamos a salir a los pocos meses de hacernos amigos y antes de un años de conocernos ya éramos novios, la pasión entre ambos se volvió desbordada casi de inmediato, aun recuerdo la noche que tuvimos sexo por primera vez fue mi pequeño departamento que compartía con otro chico que ese fin de semana se fue a unas prácticas de campo de lo que estudiaba.

Por aquellos días con ambos 22 años, tenía un cuerpo que aún conservo de nadador ya que practicaba nado desde la secundaria, no es por presumir pero mi pene en erección circuncidado era 20 cm con un glande en forma de casco, con mis 1.84 de estatura y brazos como fuertes piernas era atrayente al sexo opuesto, por su parte Elena mide 1.69 tiene unas tetas muy ricas, redondas copa 38C  con el abdomen plano y unas muy sensuales piernas junto con unas nalgas muy ricas, firmes y paraditas ya que le gusta salir a correr, la verdad es que era y sigue siendo una mujer muy sensual.
Todo el camino hacia mi departamento nos la pasamos besándonos y manoseándonos sin pudor algunos sin importarnos que la gente no volteara a ver en la calle todo lo que queríamos hacer era quitarnos la ropa para disfrutar de una buena revolcada algo que estaba a punto de darle, en cuanto llegamos a la puerta de mi casa nos besamos muy apasionadamente momento que yo aproveché para meterle la mano dentro de su pantalón y comprobar que su tanga estaba muy mojada ella mientras tanto me dijo al oído.

-“Necesito sentir tu miembro dentro ya mismo”. Ella lo dijo al tiempo que me daba un apretón en mi entrepierna sintiendo mis huevos y pene duro como si fuera de roca.        

Sin perder más el tiempo abrí la puerta de la casa como pude y entramos para ir sin demora a mi habitación en donde de nuevo comenzamos a besarnos muy intensamente le quite su blusa y su pantalón Elena traía una rica tanga color blanca que hasta el momento solo había sentido la recosté en mi cama y comencé a recorrer con mi lengua todo su cuerpo bese sus pechos y los chupe tratando de extraer de sus tetas leche sus pezones me supieron deliciosos después baje, le quite su tanga y por fin pude ver su rica vagina completamente depilada lo que hizo que me excitara aun más.

Abriéndole sus piernas por completo, hundí mi rostro entre ellas para comenzar a  comerme su rajita dándole lengüetazos desde abajo hasta rematar en su clítoris aquello era un rico sexo oral, Elena me sostuvo por el cabello para que no quitara mi boca de ahí, mientras sus ella se retorcía y gemía como toda una perra en celo, sus juegos que comenzaron a brotar de su raja me supieron a gloria, me los bebía como si fuera una rica jalea real, simplemente aquello me tenia perdido por mi pude pasar toda la noche dándole lengua pero ella me detuvo a los 20 minutos para levantarme y volvernos a besar.

Después ella me hizo levantar de la cama para que le enseñara mi dura erección por un momento se le quedo mirando y luego la tomo, para comenzar a masturbarme, lentamente acerco su boca a mi pene para darme unas ricas lamidas a mi glande el fluido pre seminal no tardo en brotar del ojo de mi pene, luego ella se trago mi glande y mientras succionaba mi glande también lo lambia con su lengua lo que me hizo gemir sin control al ver el paraíso del enorme placer que experimente en ese momento.

Luego de unos minutos ella se tendió boca arriba sobre la cama me abrió sus piernas lo que fue una clara invitación por lo que me coloco entre sus piernas sobre ella en la posición del misionero y la penetre hasta el fondo de una sola vez, ambos gemimos cuando mis huevos chocaron con su pelvis,  fue muy rico porqué su vagina me apretó mi pene muchísimo, así estuvimos por un rato hasta que la puse a cuatro patas de perrito y la seguí penetrando mientras apretaba sus tetas jugando con sus pezones con mis dedos luego de algunos minutos de un vigoroso mete y saca se le doblaron sus piernas porque alcanzo un tremendo orgasmo, que baño mi pene de sus cálidos jugos.  

-“¡AaaaaaH que rico papi me encanta tu pene aunque me lastima un poco sígueme penetrando dame más de tu rica virilidad aaaahhh sigue, sigue que rico!” Dijo Elena con voz entrecortada.    

-“Si me encanta tu raja súper apretada, mojada y ese ruco culo que tienes y esas tetas muy rica me encantan y oírte gemir con esos gestos que dan a notar que te encanta como te lo hago”. Le dije casi jadéate.

Aquello se lo estaba diciendo sin dejar de penetrarla cuando de pronto tuvo un segundo gran orgasmo que hico quedar el interior de su vagina súper mojada y yo no paraba de sacar y meter mi duro miembro en ella.          

-“Si, que rico te vienes me encanta sentir esos chorro cuando te vienes”. Le dije.          
-“Y a mí que me penetres de esa manera haces que me moje muy rico”. Me respondió Elena. 

Para ese momento quería seguir penetrándola toda la noche pero me obligo a terminar lo más pronto posible porqué según ella la estaba lastimando ya que mi pene era muy grande para su rica vagina tan apretada que aun tiene así que la seguí cogiendo así de a perrito con las piernas juntas y apretando su rico culo que tiene por unos pocos minutos más, escuchando sus gemidos y a veces grititos de placer hasta que broto mi espesos semen de mi palpitante pene sobre su espalda, nalgas y llegando hasta su cabello de lo fuerte que me corrí. 

Ambos quedamos totalmente exhaustos sobre la cama totalmente bañados en sudor, jadeantes pero muy contentos, nos besamos y acariciamos por un largo rato con ella masturbándome y yo a ella, sintiendo como sus jugos no dejaban de fluir de su raja, luego de media hora lo volvimos a hacer, cuando terminamos, nos bañamos y nos quedamos dormidos hasta la mañana siguiente sobre mi cama con ella solo portando su tanga, fue un gusto despertar a la mañana siguiente y ver sus prenda blanca perderse entre sus bellas nalgas con ella a mi lado.

Luego de aquella noche siguieron muchas más, ambos terminamos nuestros estudios ella de enfermera quirúrgica y up de arquitectura, ambos conseguimos buenos empleos y a los 25 años un años luego de egresar de la universidad nos casamos, la luna de miel fue en verdad apasionado, luego como a los seis meses de casado Elena describió mi obsesión por perder mi pene cuando me descubrió viendo un video en donde al protagonista le era arrancado su miembro viril lo que me tenía con una tremenda erección algo que no pude ocultar ya que estaba solo en ropa interior en ese momento.

Luego de aquello tuve que contarle sobre mi obsesión, pero lejos de molestarse o desagradarle, a Elena pareció excitarle la idea de hecho me propuso que si quería ella podía realizar mi fantasía sin peligro alguno dada su profesión, de inmediato acepta y me quite mi ropa interior, listo para ser despojado de mi pene, pero ella riendo me beso para decirme.

-“Tonto ahora es imposible, pero pronto lo hace, cuando me dejes embarazada lo prometo”. Dijo Elena, con una expresión de malicia en su bello rostro.

Esa noche ella me dio una de las mejores mamadas de mi vida, por mi parte me corrí como nunca antes, desde ese momento no había noche por mas cansada o cansado que llegáramos del trabajo que no tuviéramos sexo, justo tres semanas luego de que cumplí 26 años Elene me anuncio que tenía un mes de embarazo, me puse muy contento y tuvimos una noche de sexo romántico como nunca antes, había pasión pero todo fue lento y cuidado no violento como de costumbre, me vine en su interior de a manera enorme, a la mañana siguiente me despertó Elena diciendo.

-“¡Despierta amor, es hora de que te corte tu pene!”  La escuche decir con los ojos cerrados aun.

Aquellas palabras hicieron que abriera los ojos de inmediato, cuando lo hice, vi a Elena frente a mi inclinada con sus tetas colgando hacia abajo, a centímetros de mi rostro, estaba portando una minúscula tanga como única prenda de color blanco como la que usaba el día de nuestra primera vez, lo que hizo que mi pene se pusiera completamente rígido, tan duro que casi sentí que estaba por reventar palpitando con cada latido de mi corazón que estaba muy acelerado.

Elena me beso y me hizo poner de pie, luego tomo mi dura erección con una de sus manos para jalarme de ella, para llevarme hasta la cocina al llegar ahí note que sobre la mesa de la cocina había colocado un mantel en extremo blanco, algo se estaba calentando en la estufa, y una bruma de vapor llenaba la cocina, Elena me hizo acostar boca arriba sobre la mesa, luego me amarro mis piernas y brazos a las patas de la mesa, dejando mis piernas muy abiertas, también coloco correas sobre mi pecho y abdomen.

Luego cuando Elena me tenia bien sujeto, me dijo que abriera la boca lo hice y ella rápidamente me coloco una mordaza de bola en la boca, para concluir coloco dos almohadas debajo de mi cabeza para que pudiera ver sin mucho esfuerzo todo lo que estaba por hacer, lo primero que hizo fue tomar una pequeña tijera, con la que corto gran parte de mi vello púbico, luego tomo un pote de crema para afeitar, puso una generosa porción de la crema en su mano para luego esparcirla por toda mi entrepierna, cubriendo con la crema mi escroto, pene, pubis y algo de mis muslos peludos.  

También coloco crema en mi abdomen y pecho, Elena cuando termino con la crema de afeitar tomo un rastrillo nuevo para afeitar y comenzó a rasurarme el vello en mi pecho, para seguir con el de mi abdomen hasta llegar a mi vello púbico, ahí ella lo hizo con más calma, a la mitad desecho el rastrillo y tomo otro nuevo, con el que rasuro mi escroto, mi pene y parte de mis piernas dejando mi entrepierna tan lampiña como el día que nací, luego ella limpio todo mi cuerpo con una esponja húmeda hasta no dejar rastro alguno de la crema de afeitar.

Ella dejo todo a un lado apenas acabar y tomo mi pene que duro como nunca antes casi estaba apuntando al techo completamente vertical, Elena se lo llevo a la boca para comenzar darme un suprema mamada, mientras que con una mano, jugaba con mis huevos, con un dedo de su otra mano comenzó a jugar con mi ano, aquello fue algo inesperado pero que me gusto, mi excitación aumento, pronto su dedo estaba en mi interior masajeando mi próstata, y unos minutos más tarde todo mi cuerpo se sacudió cuando expulse la que fue la mayor como más poderosa eyaculación de mi vida, hasta el momento.

Los tres poderosos chorro de espese semen se fueron directo a la garganta de mi Elena que casi se ahoga pero logro tragarse la totalidad de mi leche, ella se aparto de mi palpitante pene mientras aun péquelas cantidades de mi semen brotaban de su punta con mi orgasmo disminuyendo poco a poco, Elena entonces tomo otra esponja y limpio mi pene para luego bañar toda mi entrepierna con un liquido marrón que era Yodo para luego limpiarlo con algodones empapados en alcohol.

Cuando mis genitales quedaron completamente limpios de aquel liquido marrón, Elena tomo un afilad bisturí y mirándome a los ojos me hizo la pregunta más importante de mi vida.

-“¿En verdad quieres que te corte tu pene amor?” Me pregunto Elena.
 -“SSMMMMM”, Dije asintiendo con la cabeza en forma afirmativa.

Sin mediar palabra alguna luego de eso, Elena comenzó a cortar,  ella realizo un corte circular alrededor de la base de mi pene, que me hizo tensar cada músculo de mi cuerpo del dolor que experimente, Elena continuo cortando haciendo un corte hondo para luego comenzar a cortar de solo un lado la sangre brotaba pero ella tomo una jeringa y me inyecto la zona, la sangre como por arte magia dejo de salir, mi pene seguía duro pene a todo.

Hasta que de pronto un nuevo gran chorro de semen broto de mi condenado miembro viril, sería mi última eyaculación con un pene, sin embargo no la pude disfrutar, el dolor era todo lo que podría sentir en ese momento, nublando todos mis sentidos, Elena con mucha habilidad en cosa de minutos ya tenía casi todo mi pene cortado, tan solo coloco una pinza de presión sobre mi uretra antes de cortarla y dejar mi pene libre de mi cuerpo.

Luego ella coloco un catéter hasta mi vejiga y suturo la herida lo hizo con puntadas pequeñas, de un hilo auto absorbente, que no tendría necesidad de quitar, cuando termino y antes de vendar, coloco el tubo que sobresalía de donde apenas hacia unos minutos atrás aun estaba mi pene a una bola especial para la orina, y vendo la herida, cuando todo estaba hecho, ella me quito la mordaza y nos dimos un apasionado beso antes de que ella me liberara de la mesa para comenzar mi nueva vida como si marido eunuco.

Tarde tres meses en recuperarme de aquella cirugía casera, por suerte no hubo infección o complicaciones que me obligaran a acudir a un hospital donde tendría que dar penosas explicaciones, lo más difícil fue orinar, pues ya no podía hacerlo de pie, tuve que aprender a orinar sentado, también mis ganas de venirme dado que mis testículos quedaron intactos siempre deseaba correrme aun lo deseo pero solo con un masaje prostático puedo hacerlo ahora, algo que Elena siempre está muy deseosa de hacer.

Un día como a los cuatro meses de mi amputación de pene Elena llego con un caja, dentro cuando la abrí encontré mi pene, estaba en erección como si aun estuviera vivo, Elena me dijo que lo llevo a un sitio en donde convirtieron mi pene en un dildo que podía ser colocado sobre un arnés que me hizo poner, de repente mi pene volvió a sobre salir de mi entrepierna, aquella noche de nuevo tuve sexo con mi esposa hasta dejarla agotada de tanto venirse, dado que ya no podía correrme pues no era mi pene de verdad sino una prótesis, ella gozo como nunca antes.

Antes de dormirse me masajeo mi próstata, hasta hacerme correr, aquella noche fue fantástica, desde entonces seguimos esa rutina, el vello púbico volvió a crecer cubriendo mi pubis y donde alguna vez estuvo mi pene, pero no volvió a crecer en mi abdomen, pecho y testículos, lo que me encanta, adoro tener sexo con Elena con mi prótesis complaciéndolo como ningún hombre puede hacerlo sin correrse,  sin embargo pese a ser feliz extraño sentir un orgasmo con un pene unido a mi cuerpo creo que estoy algo nostálgico al respecto pero no me arrepiento de haber perdido mi pene.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com    





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

CREACIÓN DEL AUTOR

Cameron acarició su corta barba roja y se recostó en la silla de su computadora. Acababa de terminar otro cuento, por su recurrente tema sobre castraciones. Al escritor le encantaba hacer estas historias, el pensamiento de un gran hombre poderoso siendo neutralizado. Realmente lo excitaba, así que importaba algunos lo tomaban todo seriamente......


CREACIÓN DEL AUTOR
Cameron acarició su corta barba roja y se recostó en la silla de su computadora. Acababa de terminar otro cuento, por su recurrente tema sobre castraciones. Al escritor le encantaba hacer estas historias, el pensamiento de un gran hombre poderoso siendo neutralizado. Realmente lo excitaba, así que importaba algunos lo tomaban todo seriamente.

[GAY] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [SOBRENATURAL]


Categoria: Gay      Autor: Wyndfeld





Cameron acarició su corta barba roja y se recostó en la silla de su computadora. Acababa de terminar otro cuento, por su recurrente tema sobre castraciones. Al escritor le encantaba hacer estas historias, el pensamiento de un gran hombre poderoso siendo  neutralizado. Realmente lo excitaba, así que importaba algunos lo tomaban todo seriamente. El hecho es que si algunos de ellos realmente lo hicieron en la vida real, mientras pensaban en sus historias. Solo lo hacía mejor para él, quien masturbo con ese pensamiento en más de una ocasión.

Tenía la piel toda sudada... por supuesto que no muchos querían tener algo que ver con un viejo maloliente. Oh, él tomo un baño rápido para irse a un callejón oscuro. Dado que tenía que tener sexo... generalmente con un prostituto, cuando estaba con una gran necesidad. Ardía por venirse...  por lo excitado que estaba en ese momento.

Pensando en ello, se dio cuenta de que era por eso que muchos de sus protagonistas eran prostitutos. Asegurándose de que su trabajo fuera salvado, él era corpulento se vistió apresuradamente. Tratando de decidir si salía a buscar un tipo para penetrar, o simplemente una mamada rápido. Estaba muy excitado al escribir el final de su cuento. Todo sobre un gran zorro que era castrado, por un pequeño conejo inocuo.

Aunque era un trecho largo decidió ir a algunos puntos conocidos; Donde había tenido suerte antes. Sabiendo que siempre podría ir a los lugares donde seguro encontraría algo. Él visito los clubs primero, y aunque la mayoría estaban algo vacios. No encontró a nadie interesado en un anciano corpulento. El siguiente paso era ir al callejón detrás de ellos. Ahí tuvo una oportunidad un poco mejor, incluso detecto a un par de candidatos probables. Solo para que los tomasen justo antes de que pudiera hacerles una oferta.

En ese momento Cameron estaba desesperado, los olores y sonidos con el calor de todas las pieles lo habían puesto aún más excitado. Cameron vio... bueno, detecto a un enorme semental, apoyado contra una pared débilmente iluminada con su pene enorme y pesado colgando de su pantalón. El hombre corpulento se abrió camino hacia él, pero antes de que pudiera llegar, un zorro gris peludo... musculoso, también, llego primero y se lo llevó lejos. El resopló, sus fosas nasales se encendieron con el olor desvanecido de la lujuria fácil y pesada del semental. Y casi estaba por irse cuando unas inmensas manos se envolvieron alrededor de sus hombros. Se giró y sus ojos vieron hacia el estrecho callejón, donde un reluciente conjunto de dientes le sonrió de nuevo. Una voz demasiado familiar le sonó. -¿Qué pasa, Cam... teniendo problemas para encontrar acción esta noche? El ronroneo lujurioso con voz de gato que provocó un escalofrío en su espina dorsal.

"Errr... no más de lo normal". El admite, su voz ligeramente alta asusta al otro. "Y yo estoy tan..." Lo Interrumpe, preguntándose por qué la voz profunda y esas manos le parecen tan familiares. El se encogió de hombros... fue a muchos clubes y había estado con mucho hombres... "¿Y tú... me refiero a cómo va tu noche?" El pregunta tratando de no sonar antipático. Todo listo para el rechazo que sabía que vendría. "Entonces, ¿estás con estado de ánimo para...?" pregunta intentando no sonar a desesperado pero fallando completamente. La voz se ríe en la oscuridad, mientras el solo observa...

El cuerpo fuerte y grande amortiguado con algunos años de vida fácil, tal vez un poco blando en algunas áreas, tal vez un poco mayor que la mayoría de los jovencitos o jóvenes que frecuentaban ese lugar. Pero el olor... tenía el olor de los necesitados,  jugo de hombre... era intensamente seductor. Y ese tigre ha estado siguiendo a ese hombre por los últimos diez minutos, de todos modos.

"Bueno... estoy en el estado de ánimo de un lobo... pero el último se fue justo antes de que aparecieras..." La voz se vuelve un poco más débil a medida que él gira y recorre el callejón. "Probablemente tendré que autosatisfacerme a mí misma, esta noche..."

"¡Eh!" Se aclara la garganta un poco más fuerte de lo que pretendía. "Si prefieres tener alguna compañía... al lado de un lobo..." Stammers odiaba el rechazo amargo que estaba a punto de obtener. "Me encantaría complacerte". "Quiero decir, si realmente no quieres estar solo, y deseas compañía..." Tragando saliva al ver al enorme hombre detenerse para mirar hacia atrás sobre su amplio y poderoso hombro.

"Hmmm…" Sonó como si fuera en una dirección o en otra. El se gira lentamente, desnudo salvo por una gruesa trusa de cuero. "No... no necesitas enfermedades extrañas teniendo una vida sexual activa y saludable... Habría un montón de pernos sueltos que estarían muy trastornados..." Él le mira, Y luego levanta un dedo, haciendo gestos para que él entre en el callejón con él. Te ves como si pudieras manejar un encuentro en la oscuridad...

"Limpio... ¡oh sí, me cuido muy bien!" Aseguró emocionado, dándose cuenta de que solo podría tener la oportunidad de llegar a ver y sentir lo que estaba en ese enorme trusa de cuero. Con un temblor de excitación y tal vez un poco de miedo, Cameron se lo llevo al callejón oscuro. "Oh, apuesto a que puedes manera las enorme" Moviendo suavemente la bolsa abultada de la trusa de cuero. "¡Oh, sí, puedo manejarlas y bueno para un encuentro caliente en la oscuridad!" Cameron aseguro su otra mano cálida sobre la sedosa piel caliente del hombre. Cameron por su parte tenía otras cosas en su mente, ni siquiera prestaba realmente atención al adulador. Sin embargo, esa mano en su trusa le provoco un gruñido bajo, moviéndolo hacia un lado. Cameron se mueve agresivamente hacia delante, y su grueso y peludo pecho hace cosquillas al hombre – que se agarra de la ropa que lleva.

El está temblando ahora, casi lamentando sus acciones. Cuando sus ropas son desmontadas por dedos como agujas felinas. El miedo que hacía en su corazón latía salvajemente su aliento que entraba en jadeos. A medida que se daba cuenta del peligro, el gran depredador podría fácilmente romperlo por la mitad. O le hacerle cosas menos agradables si lo disgustaba. '¡Dios, el miedo lo hice ponerme tan caliente!', Pensó.

Cameron lo inspecciona o eso parece, y por supuesto hay esa sensación de que si él se desliza hacia arriba - sólo una vez - el tomara su prenda. ¡Ya que él tendrá bastante tiempo quitarle su trusa de cuero! El sorprendentemente cálido y peludo cuerpo de Cameron presiona contra el chico, y sus piernas lo sienten. Comprobando las grandes nalgas, dándoles un apretón... "Siempre le gustaba una presa con un poco de carne en sus huesos". Esa voz tan familiar, algo sonando que estaba mal, pero ¿qué campanas? Una cálida y peluda mano tomo el suave pene de Cam, y él comenzó a acariciarlo.

"Tengo más carne por delante". La lujuria le hizo atreverse, tomando su pene rígido en la parte forrada de piel. Incluso cuando las alertas resonaban en su mente. ¿Dónde había oído esas palabras antes... esas palabras pronunciadas de una manera tan sarcástica y oscura?

"Hahaha..." El joven se rió cuando su fuerte mano apretó el firme órgano en completa erección. "Carne dulce... la guardo para el postre." El joven ronroneó. "Si está bien". Su mano fuertemente apretada bombeo de arriba y abajo del órgano dándole una sensación sin par. Haciendo que Cameron gotee copiosamente liquido pre seminal sobre la suave piel del joven. Por las voces en el callejón se podía oír balbuceando suavemente, a los hombres saliendo del club con prisa sin duda. "¿Por qué no nos mudamos a un lugar más privado?" El joven gruñó mirando por el callejón hacia los sonidos.

"Ammmm... no me importa una audiencia". Cameron jadeó emocionado por la idea de alguien mirándolos.

"Me gusta la privacidad". El gran joven gruñó, atrayendo a Cam su pene endurecido. "Conozco un lugar... está cerca" gruñó, arrastrando rápidamente a Cameron por el callejón. Adelante... una sola luz colgaba sobre una gran puerta cortafuegos de acero. Un letrero de "Solo Empleados" se desvanecía colgado en la puerta de acero oxidable. Pero esto no frenó el joven, empujando la puerta abierta. Forzó a Cameron a atravesarla, la habitación más allá estaba en la oscuridad total para los ojos del ser humano asustado. El pánico atravesó a Cameron mientras la puerta se cerró tras él.

"¡Enciende una luz!" Ordenó Cameron, con voz aguda. El joven solo se rió, mientras sentía la gran mano invisible que acariciaba el cuerpo desnudo de Cameron. "¡Yo... no puedo ver!" El gruñó, aun más humilde esta vez.

Cameron se rió entre dientes con una voz que indicaba que disfrutaba del desamparo y el miedo del hombre. Aquella suave y peluda mano que acariciaba su cuerpo desnudo desapareció repentinamente. Dejándolo totalmente solo en la oscuridad, con el corazón palpitando;  con su enorme pene palpitando con necesidad. Inútilmente Cameron miró alrededor en la oscuridad. "Uhem..." El se aclaró su garganta nerviosamente. "¿Dónde ... dónde has..." Cam se acercó, al olor del sudor nervioso, asustado. Oh ese dulce olor que encendía sus sentidos.

-¡Aquí! - ronroneó, su respiración caliente tan cerca del rostro hizo que el ansioso Cameron retrocediera levemente.

-¡Oh... ahí estás! - exclamó Cameron, extendiéndose hacia la voz.

Sólo para que sus muñecas fueran agarradas fuertemente. Entonces la boca caliente del hombre fue presionada sobre la suya. Una larga lengua como fuerte separo sus labios para violar su propia boca y lengua. Dándole a Cameron un sabor de la última comida del hombre... carne de res... hígado tal vez... Entonces se había ido... dejando dejándolo pulsando en excitación sumisa... jadeando para respirar. "¡Eh... hey!" Cameron gruñó dando un par de pasos rápidos hacia delante y tropezando con algo. -¡Maldita sea! -murmuró mientras tropezaba con cosas que chocaban con el duro suelo de hormigón. Cuando el dolor se encendió en su dedo en el pie y las espinillas. Dentro de la oscuridad, el gran hombre sonrió divertido, mientras lo observaba tropezar. -¿Dónde estás? Él gruñó con los brazos extendidos, abanicando el aire vacío delante y a los lados de él. De repente, sintió una piel sedosa entre sus muslos desnudos, y luego una almohadilla de cuero caliente en su colgante escroto.

"Aquí mismo". La voz lujuriosa ronroneo fuerte en su oído por detrás. Haciendo a Cameron saltar de la sorpresa, sólo para sentir las agujas afilada de sus uñas clavarse en su escroto. Las uñas se clavaron en su piel delicadamente, sosteniéndolo en su lugar.

-¡Oh! -exclamó el gran y corpulento hombre, tratando de alejarse de aquellas uñas contenedoras. Pero solo consiguió que esas uñas se clavaran aun más. Una segunda enorme mano se coloco pesadamente sobre su hombro, agarrando su carne de gallina.

"¡Mejor deja de luchar... antes de que te castres!" La suave y aterciopelada voz ronroneo en su oído, luego la mano en su hombro lo empujo hacia delante con fuerza.

-¡No! -exclamó Cameron con terror, mientras sus pies golpeaban el borde de un viejo colchón que yacía en el suelo-. Haciéndolo sobre él, desesperadamente agarro sus testículos. Haciendo al hombre reírse en voz alta, porque él se había desprendido de ellos antes de empujar a Cam.

"¿Asustado ya?" Rió mientras se abalanzaba sobre el corpulento y asustado Cam. Lo fijó boca abajo en el viejo colchón hediondo. Cameron jadeando para respirar mientras su rostro era presionado contra el colchón. Incluso su nariz débil podía oler todos los olores en el. Olores fuertes de cuerpos... Sangre... Semen... Sin embargo, no tuvo mucho tiempo para reflexionar sobre todo ello. El gran hombre estaba maniobrando encima de él, de repente Cameron sintió ese órgano masculino tan largo tan caliente. Deslizándose entre sus nalgas al principio, y luego apunta más profundo.

"¡Hey!" "¡No creas que debas lubricar!" Cameron protesto, luchando y resistiendo tanto como podía. Su miedo y su excitación sexual crecieron con la oleada de adrenalina. Aun así, el que era de mayor peso y fuerza lo contuvo fácilmente. Siempre había sido una de las fantasías sexuales de Cameron. ¡Ser dominado debajo de un hombre bien dotado!

"Nawww se siente mejor de esta manera..." Él gruñe, el gran hombre disfrutaba mucho la lucha de su presa. La excitación que le produjo hizo que su pene quedase muy rígido.

"¿Mejor para quién?" Cameron gruñó, tratando de calmarse y relajar su esfínter. Mientras sentía un goteo caliente de líquido pre seminal del hombre gotear sobre su tenso orificio anal. La punta puntiaguda presionó entre su espasmódico ano con facilidad. ¡Obligándolo a abrirse más y más ampliamente obligándolo a tomar su completa circunferencia!

"¡Muy apretado!", Exclama el hombre con una risita mientras su glande se abre paso por su ano. El gran glande del hombre se sentía ligeramente húmedo, mientras se apretaba contra el pequeño ano de Cam. "¡Sí... de eso era de lo que estaba hablando!" El hombre ronroneó mientras el desamparado agujero caliente de Cameron se aferraba y apretaba su glande. Inclinándose hacia delante, El hombre sujetó su poderosa mandíbula sobre la parte posterior del cuello sin vello de Cam. La acción fue más fuerte que las palabras. Jadeando en el colchón sucio, Cameron forzó sus músculos anales a relajarse. De repente, el hombre se movió dentro de él. Haciendo al hombre suspirar de placer y alivio. -Por mí... ¡por supuesto! - El hombre ronroneó mientras permanecía inmóvil durante un largo instante sobre el tembloroso Cam. ¡Solo disfrutando de la sensación del agujero violado de Cameron alrededor de su pene completamente endurecido!

Poco a poco el hombre comenzó a moverse, clavando su enorme pene como si tuviera púas dentro y fuera. Que raspaban la próstata de Cam, enviándolo a la felicidad temblorosa. Con cada pequeño golpe lento que Cameron recibía lo hacía sentirse más sumiso, aun cuando le enviaba emociones eléctricas de placer a través de él. El salvaje pánico de Cameron se hundía, mientras el placer que se veía forzado desde su interior creció. La sensación de la piel suave del hombre acariciando su carne desnuda era muy emocionante. Quien cavó una de sus grandes manos  bajo el desamparado Cam, para descubrir su pene semi duro. Ya había rezumado un charco de pre-semen sobre el colchón. "¡Jeje... eres casi una perra!" Él dijo se rió mientras sus empujes se hacían cada vez más fuertes. Haciendo a Cameron gimiera y llorara en voz alta por el placer que sentía.

"¡Uhhh Huuuu!" El corpulento Cam gimió, mientras su cadera empezaba a moverse de nuevo para cumplir con los ataques del hombre.

"¡Qué puto pene!" El hombre se echó a reír mientras empujaba con más fuerza. -¡Está fuera de lugar! -gruñó, agarrando a Cameron con fuerza, casi dolorosamente apretándolo-. "¡Una perra como tu debiste tener una vagina entre las piernas!" El gran hombre bromeó mientras penetraba su agujero caliente. -¡Un pequeño como tú ni siquiera necesita un pene! -gruñó el gran hombre-.

-¿Eres una puta? El hombre gruñó contra su oído, mientras su largo pene se hundía profundamente.
-¡Salvo tu culo que es genial!
-Dímelo -ordenó con brusquedad-.
-"Dime la verdad... puta".
-"¡Dime que no necesitas tu pene!"

"Yo... no necesito de un pene." Cam gimió sumisamente, mientras las embestidas del hombre se volvieron aún más salvajes y brutales.

-"¡Excepto mi grandioso culo!" Cameron repetía con lujuria.
"¡Eso es!" El gran hombre ronroneó.
-"¡Serías una puta mucho mejor sin él!"
"¡Sí!" El Cameron gimió mientras recibía en su interior el enorme pene del hombre.

"¿Quieres que te lo quite... para que puedas ser el juguete de mierda de un verdadero macho?", Preguntó el enorme y lujurioso hombre.

"¡Ammmm... por favor, hazme el prefecto juguete sexual!" Cameron pidió perdido en una fantasía lujuriosa de su propia creación. El enorme hombre estaba en movimiento, hundiéndose sobre  atrapado Cam, penetrándolo violentamente. ¡Con su enorme mana estirada en el suelo, empujando su enorme pene salvajemente dentro y fuera de su cautivo! Finalmente, con un magnífico bramido, explotó profundamente dentro de Cameron, llenándolo con su semilla. El gran hombre continuó empujando durante varios minutos más, debido a su resistencia. Jadeando se desaceleró, y sus empujones se hicieron menos urgentes a medida que los trémulos orgásmicos cedían. Finalmente, se retiró por completo, su grueso pene finalmente paro, finalmente volviéndose suave. Se puso de pie y se alzó sobre el Cam que gimoteaba, y le sonrió con una amplia sonrisa. Cuando Cameron rodó sobre su espalda, jadeando para respirar obviamente muy excitado.

-¿Qué... qué hay de mí? Cameron jadeó deseando lujuriosamente un orgasmo propio.

"Ok... ¡Te arreglaré como lo preguntas ahora!" Él sonrió. Cameron miró temblando de miedo mientras el masivo hombre se arrodillaba entre su amplias rodilla extendidas. Juguetonamente el gran hombre tomo su erección rígida, rebotando su mano alrededor y hacia atrás. Difuminando las cuerdas largas y transparentes de líquido pre seminal por todo el interior del muslo y el vientre. "Por todo ese llano, seguro que tenias una dura erección"

Él ronroneó complacido, sonriendo malignamente. "¡Creo que tal vez te gusta sentirlo por culo mejor a que si penetraras!" El hombre bufó burlonamente, una mano enorme se movía por su duro pene de él. Dibujando un jadeo de placer en Cameron, como acarició su eje. El hombre bajó la boca al órgano palpitante de Cam, lamiéndolo burlonamente, haciendo que el cuerpo pálido de Cam se sacudiera y la cadera empujara involuntariamente por el placer.

"Hahah". El hombre se rió.
-¿Quieres más de eso? -preguntó, bajando lentamente su prepucio con la boca.

Cameron palideció ligeramente mientras la boca del hombre se cerraba sobre su rígido órgano con su bosque de dientes afilados y dentados. Un gruñido excitado y agudo escapó de su garganta mientras la boca caliente succionaba toda su longitud. Su cabeza se movió por su eje del unas cuantas veces, luego levantó la cabeza para sonreír maliciosamente a Cameron.

-"Dulce como el caramelo." Bromeó, antes de regresar a su trabajo.

Cameron se recostó disfrutando de la caliente succión, jadeando y gimiendo suavemente; Hasta que el hombre levantó la boca para hablar una vez más. "¡Por supuesto que su deseo será concedido!" Él gruñó sonriendo perversamente...

"Q… Qué… Significa eso..." Cameron tartamudeó mientras miraba hacia abajo asustado al gran hombre.

Quien no pudo responder, sin embargo, ya que tenia tomado el órgano rígido de Cam otra vez. Todo lo que podía hacer era mirar sonriendo mientras le chupaba el órgano duro en su boca. Entonces de repente él apretó su mandíbula cerrándola, el músculo se tenso y sangro en resistencia por un momento. ¡Pero entonces los dientes afilados cortaron a través de la carne dura de hombre! La boca de Cameron se abrió su rostro se retorció de horror mirando al hombre levantando su cabeza. ¡Donde el alguna vez el órgano masculino se erigió orgullo quedó solo un muñón sangriento de medio centímetro de largo!

"¡IIIIIIIEEEEEE!" Cameron grito cuando de su pequeño muñón repentinamente brotaron chorros de semen blanco y gruesos chorros de sangre.

Rápidamente el hombre tomó un bálsamo curativo de su ropa y lo derramó sobre la espantosa herida. Luego se inclinó hacia atrás para masticar la virilidad de Cam, mientras Cameron miraba con horror en la penumbra. Como masticaba y tragaba su carne sangrienta, el depredador abrió su ancha boca; Para mostrar a Cam que todo se había ido. Luego se puso de pie, glotonamente, sobre el castrado Cameron.

-¿Quién... quién eres tú? -replicó Cameron.

"Problema resuelto... Ahora eres un juguete sexual!" El gran hombre rió.
-¡No podrás penetrar a nadie ahora!
-¡Eres una maravilla sin pene! El gran hombre se regocijó burlonamente.
-¿Quién soy yo? -gruñó mientras sonreía alegremente a Camasón.
-"¿No me reconoces?" El gran hombre se rió mientras se colocaba de nuevo su trusa negra de cuero. -"Me has descrito cientos veces... en alguno de tus relatos sobre la esterilización de algún lobo o equino".

-¡Charn! Cameron se ahogó en incredulidad mientras la figura se alejaba.



Historia Original Aquí.




Autor: Wyndfeld       Traductor: DarkSoul

PFERDEHOF

Soy Ralf, de 16 años, y durante varias semanas he ido cada fin de semana a una granja de caballos en las inmediaciones. Montar a caballo es mi nuevo hobby, pero por desgracia no tengo suficiente dinero para ello. Y por lo que pago mis clases de equitación con trabajo en la granja. Eliminación de los cobertizos, atendiendo a los caballos, reparar las herraduras y así sucesivamente. Me da mucha diversión porque así puedo pasar tiempo con los caballos. En Pferdehof vive una chica de 15 años de edad, Lena. Junto con su amiga Marion que pasan mucho tiempo en la granja. Pero ellas no me prestan mucha atención. Ellas disfrutan jugar con los caballos a vagar por todos lados y por supuesto, montar......


PFERDEHOF
Soy Ralf, de 16 años, y durante varias semanas he ido cada fin de semana a una granja de caballos en las inmediaciones. Montar a caballo es mi nuevo hobby, pero por desgracia no tengo suficiente dinero para ello. Y por lo que pago mis clases de equitación con trabajo en la granja. Eliminación de los cobertizos, atendiendo a los caballos, reparar las herraduras y así sucesivamente. Me da mucha diversión porque así puedo pasar tiempo con los caballos. En Pferdehof vive una chica de 15 años de edad, Lena. Junto con su amiga Marion que pasan mucho tiempo en la granja. Pero ellas no me prestan mucha atención. Ellas disfrutan jugar con los caballos a vagar por todos lados y por supuesto, montar.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA]


Categoria: Adolescente      Autor: Klaus-Peter 2





Soy Ralf, de 16 años, y durante varias semanas he ido cada fin de semana a una granja de caballos en las inmediaciones. Montar a caballo es mi nuevo hobby, pero por desgracia no tengo suficiente dinero para ello. Y por lo que pago mis clases de equitación con trabajo en la granja. Eliminación de los cobertizos, atendiendo a los caballos, reparar las herraduras y así sucesivamente. Me da mucha diversión porque así puedo pasar tiempo con los caballos. En Pferdehof vive una chica de 15 años de edad, Lena. Junto con su amiga Marion que pasan mucho tiempo en la granja. Pero ellas no me prestan mucha atención. Ellas disfrutan jugar con los caballos a vagar por todos lados y por supuesto, montar. No se puede negar que las mujeres se excitan mientras montan. Cuando imagino a como su vagina todo el tiempo se frota, también me excito.

A menudo las observaba pasear y mis pensamientos eran esos. Después de eso, casi siempre a escondidas me satisfacía a mí mismo. Con el tiempo, las visto también a ellas como desaparecían en el desván después de montar. Curioso me colé para observarlas. Pude ver como se masturbaba a sí mismos y entre sí. A partir de entonces mi interés creció por Lena. Pero Marion me gustaba también y imaginaba llevar a cabo, junto a las dos nuestros instintos juveniles.

Pero me conformaba con solo estar ahí cuando lo hacía, aun obviamente no podía hacerlo. Con el tiempo, sin embargo, me di cuenta de que las dos también estaban interesadas ​​en mí. A menudo me sentía observado y sentía la forma en que susurraban detrás de mí.

Un viernes luego de cortar leña la dueña de me dijo que ella aún necesitaba ayuda el sábado por la mañana. El veterinario vendría. Claro que dije que no había problema, aunque quería ese día para salir con mis amigos. Estuve bastante temprano ya allí siendo bienvenido por los caballos. Poco después, Lena llego con su amiga y su madre.

La madre  de Lena me explicó que ese día el semental Thor iba a ser castrado.  Cuando lo dijo sentí como un cosquilleo en mi pene y debí lucir divertido porque Lena y Marion se rieron de mí. La  madre de Lena me miro y luego sonrío también. A continuación, el veterinario vino al establo. Ella era una mujer atractiva, así como la madre de Lena. Juntos todos fuimos al corral de Thor. Mientras que lo distraía un poco y acariciaba la cabeza, ella inyecto con varias jeringas el área de su escroto. Con un cuchillo hico dos cortes de 10 cm de largo en su escroto. Ella tomo unas pinzas y tomo secuencialmente los dos testículos. Con un dispositivo especial cauterizo los conductos vasculares, y luego corto los testículos. Los conductos se contrajeron de nuevo en la bolsa vacía, y el semental quedo castrado.

Cuando todo estuvo hecho, La madre de Lena acompaño al médico a su coche. Nos quedamos solos los tres con el caballo. Cuando comienzo a hacer algo limpieza, Lena y Marion desaparecieron. Yo los mire algo viendo cómo desaparecieron en el pajar. Por curiosidad, deje de trabajar, para escondidas ir atrás ellas, cuando las ubique. Ya estaban desnudas en el heno y hablaban de la castración de antes. Oigo cómo se imaginan que castran a un chico de esa manera. Para ese momento estoy muy emocionado, masturbándome con lujuria.  De pronto Niebla relincho, las chicas se avisaron se cubrieron de forma rápida con sus ropas. Me quede petrificado, y las chicas no se movieron. Tarde unos pocos minutos hasta que tome el valor me presente frente a ellas. Nos sentamos por un tiempo sin decir palabras. En algún momento Lena, comenzó a rogarme que no le dijera a nadie. Estuve pensando por un momento y se los prometía  si me permitían desde ahora también estar ahí cuando las dos estuvieran en el desván. Las dos chicas se miraron entre sí y luego asintieron. En ese momento sentí que estaba en el séptimo cielo.

Marion me pregunto si solo me había limitado a observarlas o también las había escuchado. Asuste a ambos, cuando les dije que las escuche hablado de la castración y pensado en como seria hacérsela a un chico. Las dos rieron. Este día no pasó nada más. Cuando vuelvo a trabajar a la siguiente semana las dos van a la casa de Marion. El próximo viernes, pasé toda la semana excitado, Lena viene a mí y dice que nos encontraremos a las 4:00 PM en el pajar.

Conté cada segundo para ir al pajar. Las dos estaban ya ahí. Nos sentamos frente a frente y nadie dijo ni una palabra. Tomo todo mi valor para pedir a las dos que me contaran porque estaban tan excitadas debido a la castración. Me dijeron que era genial imaginar a un hombre perdiendo su virilidad por parte de una mujer. Como un caballo castrado se vuelve dócil y deja de ser un semental salvaje. Y luego expreso deseo de Lena que si les permitía mirar mi escroto.

-¿Nos gustaría comparar los de un humano con los de un caballo? Dijeron

Estoy listo, pero las dos también deben desnudarse. Y así nos sentamos después de un tiempo los tres desnudos en el heno. Lena se desliza hacia mí y dijo “¿quiero ver a tu escroto?”. Mi pene se había puesto bastante grande y estaba en completa erección. Para que tuvieran una visión libre. Incluso Marion se acerco. Pidiéndome que le permitiera tocarlo. Por supuesto, estuve de acuerdo y por lo tanto acaricio mi bolsa de piel. Sintiendo los testículos y por los cordones espermáticos. A veces también hundió ligeramente sus dedos para tocar mis testículos. Era realmente bueno. Marion llevo un cordón espermático entre sus dedos y dijo: "Si quisiera te podría castrar ahora mismo, entonces tendría que colocar el burdizzo y cortar aquí". Lena agarrando uno de los testículos agrego: "Y luego cortaríamos los testículos, como al caballo". Para ese momento estaba tan excitado que me vine. Sin embargo, Lena y Marion se divirtieron. Al ver brotar mis jugos ejecutorios. Una vez más, hubo un momento de silencio entre nosotros.

A Lena le gustaría castrarme mientras jugaba conmigo. ¿Quieres conocer la sensación incluso si usábamos un alicate en tu escroto y jugamos con tu virilidad? Sobre la cuestión de los alicates Marion propuse construir uno de madera. Y por lo que concertamos una cita para la tarde del día siguiente. Esta vez ahí primero me desnudaron como jamás lo habían hecho. Luego aparecieron las dos. Marion tenía una pequeña bolsita. No hacen gran caso de mí, pero se comuniquen entre sí.

"Por lo tanto, doctor", dice Marion a Lena, "Este es mi semental Ralf quien va a ser castrado". Pero "Este es un hermoso animal, es una pena lo de testículos, seguramente es bueno para hacer crías, señora Treben "contestó Lena, que interpreta el papel de un médico. Entiendo y me hizo poner mis manos y rodillas delante de los dos. "Tiene razón, doctor, pero me gustaría que sea castrado, para que sea tranquilo". Dice Marion.

Entonces Lena abre su bolso. Ella saca un paño húmedo, y me lava mi pene y escroto. En segundo lugar, saca una jeringa, afortunadamente sin aguja, y la acerca varias veces a mi escroto. Luego toma la pinza con la mano. "Por lo tanto, señora Treben, apretare por uno momento los cordones espermáticos del semental" dijo Lena colocando la pinza entre mis piernas. Son muy anchas ideales para mi bolsa de piel. Marion agarra la bolsa y tira de ella un poco. Así Lena puede colocar la pinza en el primer cordón. "Entonces debemos apretar", Lena jadeante en totalmente excitación dice. Se hace un sonido de clic y aún espera un momento. Luego quita la pinza y se lo da a Marion.

-"¿Cuántas veces debemos apretar las pinza?", Le pregunta Lena.

"Con mucho gusto, médico, puedo decir que tengo a su caballo castrado". Marion pone los fórceps. Pero, en lugar de los cordones espermáticos para sujetar de forma inadvertida un solo testículo míos con las pinzas. Y empuja. Un dolor poderoso me impregna y me agito. Al mismo tiempo, mi emoción, se ha incrementado se trata de mí. Inyectando una gran cantidad de esperma en la paja. Marion le da a Lena un cuchillo del bolsillo y actúa como si fueran a cortar mi escroto.

"Hecho, señora Treben, ahora tiene un caballo castrado", dice Lena y felicita a Marion.

Lena y Marion están contentas con la "castración". Los dos se quitan la ropa y mientras estoy acostada en el heno y las observo, se acarician entre sí para lograr el orgasmo.

Por las próximas semanas jugamos ese juego, juntos a menudo. Me preguntaba naturalmente, si Ambas no querían jugar a otra cosa, pero estaba muy contento con ese juego. Después de todo, llegaba una y otra vez al orgasmo. Pero algo quería hacer diferente. Quería hacerlo con las dos tener mis huevos chocando con sus nalgas. Y eso paso cuando las dos se han dado cuenta de que mis testículos eran muy sensibles a la presión, también presionan a menudo ahora los testículos y menos mi pene.

Y algo cambiaba de vez en cuando. Jugamos que me gustaría ser castrado y era persuadido a hacerlo. O a veces solo era un caballo para ellas, un semental. Un viernes Lena vino sola a mí. Ella me dijo que, lamentablemente, no íbamos a poder jugar ese día, pero si esa noche que apareciera a 9:00 PM en punto en el pajar. Fue todo lo que ella dijo.

Me presente a la hora. Las dos esperaban. Lena propuso que jugáramos a escondernos en un lugar determinado. A partir de ahí podemos pasar por alto algunos caballos. La mayoría de los cubículos estaban vacíos porque ese fin de semana había un torneo en una ciudad vecina. Solo en la parte de atrás estaban 2 caballos. Entonces nos quedamos en silencio.

Alrededor de una hora más tarde, se abre la puerta del granero. Los padres de Lana aparecieron de un buen estado de ánimo. Se estaban besando y abrazando cuando entraron a un cubículo delante de nosotros. Se acostaron en la paja fresca y rodaron sobre ella. A continuación, cada uno de ellos comenzó a desvestirse. Mirarlos era muy excitante. Ya que ambos estaban desnudos, la madre de Lena toma un par de cuerdas y amarro las manos de su marido las manos y los pies a un poste permanentemente. Por lo que quedo sobre su espalda sobre la paja. Una vez más, se abre la puerta. Esta vez, el médico entra. Saludando a la madre de Lena con gusto. Su marido está en contra de aquello.

-"¿Sra Heller, creo que llego el momento de castrar a este semental?", Pregunta el médico.
-"Sí, doctora, es el momento para él. Quiero que él sea castrado hoy. Se lo merece".
-"Pues bien, cuando lo quieras, lo hacemos”. Dijo la doctora.

En primer lugar le pusieron una mordaza en la boca. He olvidado por desgracia los Narcóticos", dijo, riendo y le lleno la boca. A continuación, toma su limpiador, limpia su pene y su saco de modo lento. A continuación toma un cuchillo. Ella lo pone en su escroto. Tengo miedo, que en realidad sea sangriento. Basta cortar algo su escroto. Es increíble el hormigueo en mi pantalón y Lena y Marion se ven muy excitadas. El médico coloca el cuchillo y corta su saco. Con cuidado, ella empuja a los dos testículos. Para dejarlos colgando de sus conductos. Luego toma una pinza en su mano. Ella dice “no se parece a los de un caballo”. Ella lo ve como un cascanueces para Navidad. Por un lado un recipiente pequeño, por otra parte, un punzón ancho. El primer testículo lo pone en el recipiente.

"Ahora vamos a aplastar al primer testículo, que se ve bien también". Dice la doctora, que aprieta la pinza. El padre de Lena se retuerce de dolor de ida y vuelta, tanto como sus amarras se lo permiten. Siempre ejerciendo una gran presión sobre ellos. Entonces suena Plop su primero testículo. El dolor debe ser bestial. "Esa fue la primero dice, el segundo pronto hará lo mismo, ¿verdad?", Pregunta con una sonrisa. "Por supuesto, doctor, me gustaría terminar de castrar a mi marido. Yo no me lo voy a perder. "Dice la madre de Lena y toma la pinza en su mano.

El segundo testículo fue aplastado rápidamente. "Lo siento, mi querido esposo, pero quería saber finalmente lo que es castrar a un hombre. Te amo. "Ella dice, y aprieta la pinza. De nuevo es escucha Plop y su segundo testículo está roto. A continuación, el médico toma otra vez, cortar los resto de los testículos y luego cose su saco vacío de nuevo. Luego empaca sus cosas y se va. La madre de Lena cuida de su marido. Ella le quita la mordaza de la boca y luego lo suelta. A continuación, toma un poco de tiempo para ayudarlo a levantarse. Y yo creo que sabía que estábamos ahí ya que al salir solo nos miró y sonrió.

Cuando la puerta se cerro, nos dejamos caer los tres agotados en el heno. Miro mi pantalón, Que está por delante totalmente mojado. Incluso Lena y Marion tienen esas zonas húmedas. Todos parecíamos habernos venido más de una vez. Nos quedan todavía unas horas, para experimentar y procesar lo visto antes de que se vayan a casa.

Al día siguiente nos arreglos para reunirnos de nuevo por la tarde en el desván. Pero con Marion. Lena llega un momento después. Pero ella llevaba las pinzas, con las que su madre había castrado a su marido, las en la mano. Tuve miedo. Pero Lena me tranquilizó.

-"Vamos a Ralf, sabes lo que haremos hoy, todavía es necesario castrarte, y sé que te gustara también”,  sonriendo Lena dijo.

Creo que, por supuesto, de nuestros juegos siembre lo habían hecho. "Sí, creo que tienes razón, Lena, finalmente sabia que finalmente seria castrado por alguna de las dos, quiero sentir lo que se siente perder la masculinidad. Les dijo, por tanto, háganlo hoy. Colócate como si fuera uno de los caballos a ser castrado. "Me pidieron las dos juguetonamente.

Marion me pidió que me desnudara y luego bajara a la  cuadra con los caballos. Ahí vamos a llevar a cabo nuestro nuevo juego. ¿Y si alguien viene? Pero Lena me tranquilizó. Además de sus padres ese día nadie iba a venir, y los dos tienen que preocuparse por otras cosas. Así que vamos a una cubículo vacío. Lena y Marion me atan como ayer fue atado el padre de Lena con firmeza. Entonces Lena me pregunta de nuevo para expresar mi deseo. Aunque tengo un gran temor por la situación en la que me encuentro, pero lo tomo todo con mucho valor.

"Les pido a las dos que me castren. Me gustaría experimentarlo, ya que hace que los testículos se rompan al ser castrado. Quiero sentir su poder cuando me separen de mi virilidad. Hagan conmigo lo que quieran".

"Sera todo un honor", ríe Marion, y me agarra mi escroto. "Estos pequeños huevos se quebraran muy fácilmente, vamos a comenzar con el derecho, Ralf".

Lena toma la tenaza y la pone en mi escroto. Atrapando a un testículo y comienza a apretarlo. Es una sensación indescriptible. "Sí, Lena, apriétame los testículos juntos, muy sólido por favor, que lo me encanta" Le suplico. Lena aumenta la presión y la sensación de calor como de dolor aumenta. De pronto surge de nuevo el miedo dentro de mí. ¿Podría Lena hacerlo en serio?

"No, Lena, no tan duro, aahh eso duele mucho, mi lo vas a reventar" Imploro, pero Lena siguió adelante y siguió apretándolo. No pude dejar de gritar de dolor. Finalmente se detuvo. Estaba aliviado. Pero solo se detuvo para que Marion sucesivamente tomara la pinza. "Ahora, querido Ralf, yo también quiero tratar de castrarte. Lena no lo ha hecho, pero yo soy más fuerte que ella, ¿puedo?", Me pregunto.

Había quedado bastante adolorido por Lena, pero básicamente era realmente genial. De hecho, me sentía como un animal herido, pero al estar tan cerca del momento de la castración, era bastante genial. Y por lo que decidí jugar otra vez.

"Por supuesto, también puedes tratar de castrarme, le ruego incluso esfuérzate. Por favor, aprieta con todas tu fuerzas y revienta mi testículo. Si puedes hacer eso, también puedes tener el otro y castrarme por completo. Lo mismo para ti Lena".

Entonces Marion toma la pinza y comienza a presionar. Incluso con ella era realmente genial de nuevo.

"Sí, sí, no tan fuerte, no me castres" Imploro. Marion aumenta poco a poco cada vez más y más y el dolor se vuelve más fuerte. Doy un largo grito. Marion aprieta con todo. Olas de dolor me atraviesan por completo. Pero incluso ellas no pueden hacerlo. De repente, hay un crujido en el heno y la madre de Lena dice. ¿Los he estado observando todo el tiempo? Estoy temblando de miedo. Por lo que probablemente viene ahora, pero ¿Por qué  ahora?

"Creo que las dos necesitan un poco de ayuda", dice su madre y toma la pinza. "Me aplasta ahora un testículo, y Lena, lo hace con una mano. Marion, puede ver y simplemente observa. Ya pronto será manso como en su gatito".

Luego comienza a apretar la pinza con fuerza. Es realmente bueno. Es solo que no creo que vayan a hacerlo, por lo que me gusta. Lena me masturba maravillosamente. Y luego aprieta cada vez con más fuerza. Me duele como el infierno y grito. Pero no se detiene. Una y otra vez aprieta los testículos juntos. Entonces, de repente, se detiene momento. Disfruto de la mano de Lena y deseando llegar al orgasmo. Pero en el mismo momento en el que parece que estoy por llegar, lo aplastaron con mucha fuerza el testículo. Y antes de que me diera cuenta de lo que había sucedido, ya sentía la presión en mi segundo testículo del alicate. Apretaron de nuevo. Lena puso las manos sobre las de su madre y aprieta. Asimismo, lo hace Marion. Las tres Ahora aprietan la pinza sobre mi último testículo que se hace papilla. Estoy castrado. Para siempre.

No sé lo que pasó, pero algún tiempo después, siento como si alguien cosió mi escroto. Es el médico. Lena me dice que ha removido los restos de mis testículos del interior de mi escroto.

Agotado por completo, pregunto ¿por qué lo hicieron? Y Lena responde que es común que los ayudantes sean esterilizados en la granja, de modo que puedan trabajar mejor. Lena y Marion empiezan a reír y la madre de Lena y el médico están de acuerdo con ella.




Historia Original Aquí.





Autor: Klaus-Peter 2       Traductor: DarkSoul

CASTIGABLE

Cuando me estaba secando a mí mismo después de la ducha mis ojos cayeron en el espejo de nuevo para enfocar entre mis piernas. Viendo que no había sin duda nada donde una vez estuvo mi pene, ahora solo había una pequeña cicatriz alrededor del meato uretral. Mis pensamientos volvieron a la época en que no era así - y el día que me quede en este estado......


CASTIGABLE
Cuando me estaba secando a mí mismo después de la ducha mis ojos cayeron en el espejo de nuevo para enfocar entre mis piernas. Viendo que no había sin duda nada donde una vez estuvo mi pene, ahora solo había una pequeña cicatriz alrededor del meato uretral. Mis pensamientos volvieron a la época en que no era así - y el día que me quede en este estado.

[HETERO] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [FEMDOM] [MEDICO]


Categoria: Hetero      Autor: Micropenis





Cuando me estaba secando a mí mismo después de la ducha mis ojos cayeron en el espejo de nuevo para enfocar entre mis piernas. Viendo que no había sin duda nada donde una vez estuvo mi pene, ahora solo había una pequeña cicatriz alrededor del meato uretral. Mis pensamientos volvieron a la época en que no era así - y el día que me quede en este estado...

* * *

Yo estaba en el amor por A. durante años. Pero a mi pesar  mis sentimientos no eran correspondidos no exactamente como deseaba, incluso si sintiera algo por mí. Aunque reconocí desde el principio que no tenía ninguna oportunidad, no deje que aquello se interpusiera. Por lo tanto, otras mujeres no tuvieron a su vez ninguna posibilidad conmigo.

Hubo que esperar hasta que finalmente fui capaz de resolver todo aquello y me abrí de nuevo para otras mujeres. Pero justo cuando estaba por pasar B. Reapareció, una mujer a quien conocía desde hace algún tiempo y me gustaba. Éramos una pareja - pero por muchas razones, nadie se dio cuenta que éramos más que solo amigos.

Pasamos unos meses de esta manera, entonces la increíble sucedió - A se dio cuenta de que sentía algo más por mí. Y en algún lugar en el fondo yo quería todavía estar con ella - por lo que comencé a tener un triangulo amoroso con ambas - también por varias razones aquello paso desapercibido.

Por un relativamente periodo largo todo salió bastante, no me podía quejar disfruta de ambas y era muy feliz, pero entonces sucedió lo que tenía que ocurrir - A y B se encontraron por alguna razón que aun hoy desconozco la una a la otro. Y en lugar de un mutuo arañazo para sacarse los ojos de inmediato se aliaron en contra mí.

No supe nada hasta que ambas estaban frente a mí y me dijeron que tenía que ser castigado por mi comportamiento y que ya había ideado cual debía ser mi castigo por haber jugado con ambas, me dijeron que si me negaba me acusarían por violación y ambas tenía pruebas para que fuese hallado culpable y pasaría muchos años en prisión, acorralado no tuve más remedio que aceptar sus condiciones.

Dos días más tarde ambas me recogieron en un auto y me llevó lejos sin decirme a dónde es que nos dirigíamos. Finalmente nos detuvimos frente a un gran edificio, en el que se apreciaban muchos letreros de  prácticas médicas, era un edificio de consultorios. Al salir, me llevaron bien agarrado de los brazos entre ellas, así que no podía huir.

Subimos las escaleras hasta la puerta principal, mientras mis ojos se fijaron en uno de los letreros que decía: "Instituto para el cambio genital". Me sentí frío y caliente al mismo tiempo, y mi pene estaba repentinamente rígido apenas ver ese cartel - supe inmediatamente cual era nuestro objetivo. Las mujeres sonrieron cuando vieron mi susto, pero no dijeron nada, solo me miraron y continuamos caminando.

Entramos y nos permitieron pasar hasta una sala de espera, en donde dieron mi nombre entre otros dados. Nos quedamos en una sala de estudio a solas por algún tiempo ninguno de los tres dijo palabra alguna.

"Desvístete escuche decir luego de lo que me pareció una eternidad en voz baja",  Fue A que me lo dijo, sonriendo. Así lo hice y pronto estaba desnudo con mi endurecido pene frente a ellas.

"Mira el muy bastardo esta excitado", como te lo había dicho, ambas rieron. "¿Vamos a decirle?" A. asintió, sonriendo.

"Bueno como ya te habíamos dicho creemos que debes ser castigado. Pensamos en que ya no debes engañar a más mujeres como lo hiciste con nosotras. Al mismo tiempo, creemos que ha tenido el suficiente sexo por lo que creemos que ya no debes tener más. Por lo menos como hombre, por esa razón el médico te va a cortar tu pene".

Los dos se dieron un banquete con mi estado de shock. Mi pene estaba aún más duro luego de escucharlas, si eso era posible. Huir no era una opción - los dos eran lo suficientemente fuertes como para mí. Así que esperé por mi destino. No tuve que esperar mucho tiempo para que un médico joven, guapo que converso solo con las dos mujeres por un rato antes de solo ordenarme que me tumbara en el sillón de reconocimiento.

"Creo que tienen la mejor decisión", dijo el médico frente a mi polla. "Aquí vamos. En caso de que aún así obtener un orgasmo? "Tanto sacudió negativamente la cabeza.

En primer lugar, mis brazos y las piernas fueron atados firmemente con correas de cuero a dicho sillón. A continuación, el médico desinfecto mi pene y escroto por igual. Estaba a la espera de la anestesia, pero estaba equivocado. De pronto, el médico ya tenía un bisturí en la mano - Probablemente no iba sentir nada. En el momento en que vi el bisturí, las dos mujeres me colocaron juntas una mordaza de mi boca para evitar que pudiera decir o gritar.

El médico alzo mi pene con una mano todo lo que le posible fuera de mi cuerpo y apenas comenzó a cortar en la parte inferior. La mordaza impidió que pudiera gritó o mejor dicho que se pudieran escuchar mis alaridos de dolor, pero tan rápido como todo comenzó así acabo.

Cuando el dolor paso, lo suficiente y pude ver claramente una vez más, pude apreciar una herida claramente larga y un catéter insertado en mi uretra. El que fue mi pene estaba a la vista sobre una charola perecía una larga salchicha pero aunque parecía vivo aun, lo cierto es que estaba ya sin vida o posibilidad de ser reinsertado en mi de nuevo.

Luego de esperar un par de horas A. y B. me llevaron a casa y me informaron sobre mi nuevo papel. Ahora era su esclavo, todo lo que tenía que hacer era vivir para servirlas a ellas y si tenía suerte y me portaba bien me dejarían de vez en cuando lamer sus vaginas lamer.

Aquel fue mi castigo por haber tratado de pasarme de vivo y jugar con ambas.




Historia Original Aquí.




Autor: Micropenis       Traductor: DarkSoul

BARRY Y SU CONVERSIÓN

Barry se iba de uno a siete días a la semana y afortunadamente para Carl, Barry siempre le diría cuándo estaría en casa, de vez en cuando sucedía un cambio en los planes, pero llamaba y le decía a Carl que estaba de camino de casa. Barry dijo que estaba siendo considerado por si caso Carl tenía una chica en el apartamento, pero Carl lo usaba como un sistema de alerta temprana......


BARRY Y SU CONVERSIÓN
Barry se iba de uno a siete días a la semana y afortunadamente para Carl, Barry siempre le diría cuándo estaría en casa, de vez en cuando sucedía un cambio en los planes, pero llamaba y le decía a Carl que estaba de camino de casa. Barry dijo que estaba siendo considerado por si caso Carl tenía una chica en el apartamento, pero Carl lo usaba como un sistema de alerta temprana.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [DOMINACIÓN] [FEMINIZACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: Sprsizeme





Barry Glick era un gran semental. Había sido un héroe del fútbol en la escuela medía y en la universidad y se sentía que era un hombre que toda mujer deseaba. Salía con una chica diferente cada semana. Dejándolas preguntarse si alguna vez los volverían a llamar. Y algunas veces lo hacían.

Esto no lo hizo un favorito de muchas de las chicas en la ciudad, pero él era tan delicioso que la mayoría olvidaba su molestia cuando él llamaría para concederles una audiencia. Pero Barry no quería tranquilizarse. Así que después de la universidad se había mudado con un amigo de la universidad y se encontró un trabajo bastante interesante en la que tenía que viajar a menudo.

Eso ayudó a Carl Peterson a mirar las cosas de Barry mientras él no estaba. Carl era gay y también le gustaba Barry, pero estaba tan molesto con su charlatanería que pensó que sería divertido comenzar algo un más serio con él.

Barry se iba de uno a siete días a la semana y afortunadamente para Carl, Barry siempre le diría cuándo estaría en casa, de vez en cuando sucedía un cambio en los planes, pero llamaba y le decía a Carl que estaba de camino de casa. Barry dijo que estaba siendo considerado por si caso Carl tenía una chica en el apartamento, pero Carl lo usaba como un sistema de alerta temprana.

Barry hizo videos y bajaba la música de Barry desde su iPhone, incrustando imágenes subliminales y audio en los archivos.

Esto retrasó su libido un poco e incluso consiguió que las escapadas sexuales de Barry fuesen más esporádicas. Carl tenía a Barry experimentando las bombas que ampliaban su pene así como estirando sus huevos con pesos. Esto ayudó a la desaceleración de las citas de Barry. Las mujeres en su mayor parte no querían que su pene fuera más grande y que sus huevos colgantes parecieran cómicas para la mayoría. Pero mientras Carl continuaba realizando aquello con Barry, Barry se entusiasmó cada vez más con esas cosas.

Carl comenzó lentamente a acumular su entrenamiento durante las semanas que se convirtieron en meses tales que el lado dominante de Barry comenzó a hacerse más susceptible por el entrenamiento de Carl. Carl alargo los huevos de Barry hasta que se colgaba a la altura de sus rodillas y fue entonces cuando Carl inició su último plan. Carl cambió su aplicación de Barry en su teléfono lo que lo llevó a buscar cómo los animales eran castrados. Estudió el método y, a mediados de diciembre, mientras Carl estaba fuera de la casa, se sentó en el suelo del baño, usó las bandas de compresión en sus estirados huevos y con un golpe de un cuchillo de carnicero sus huevos se separaron de su cuerpo. Lo que hizo que Barry se desmayara.

Cuando Carl regresó Barry todavía estaba desmayado en el baño donde encontró a Barry sin sus huevos en medio de un charco de sangre. Carl tomó un cuchillo y lo calentó hasta que brillo y cauterizo la herida de Barry lo que hizo despertar a Barry por el dolor abrasador.

¿Qué demonios hiciste, Barry? -preguntó Carl.

Sólo pensé que era una buena idea.

¿Cómo puedes pensar eso?

Bueno, fue emocionante.

Pero ahora no tienes huevos ¿qué diablos vas a hacer ahora? Pregunto Carl.

He estado investigando que puedo tomar reemplazos hormonales. Puedes conseguir algo sin receta. Carl era enfermero y Barry esperaba que Carl pudiera conseguirle unas hormonas para ayudarlo. Eso jugaba a favor de Carl. Él obtendría reemplazos hormonales para Barry y no serían hormonas masculinas.

Carl comenzó a darle a Barry los reemplazos tan pronto como la herida de Barry se curó. En pocas semanas Barry estaba empezando a notar que sus pechos se desarrollaban y sus caderas parecían estar cada vez más redondas.

¿Qué está pasando Carl?

Cuando esto sucede, el cuerpo de un hombre toma tiempo para adaptarse. Deja la dosis un poco y veamos si eso ayuda. Barry hizo lo que Carl le sugirió. Pero la transformación de Barry solo aumentó. Barry se quedó con un cuerpo una vez pulido y musculoso a uno redondeando muy femenino. Una doble barbilla. Sus abdominales habían desaparecido y en su lugar había un vientre abultado. Con dos tetas de buen tamaño, no tetas hombre, sus tetas estaban sentadas en la parte superior de su abultado abdomen.

Barry estaba tan avergonzado por su nueva forma que dejó de ir a viajes largos y finalmente dejó de ir a trabajar en absoluto. Perdió su trabajo y se quedaba en casa comiendo y viendo los videos arreglados de Carl.

Barry se interesó por el sexo con hombre debido a los videos y Carl estaba listo cuando llegó a casa una noche y Barry había hecho la cena y se acurruco junto a Carl en el sofá después. Carl no era un semental como Barry había sido, pero no era tan grande como Barry antes de ser convertido. Carl fue tomado por sorpresa cuando Barry puso su brazo alrededor de él y lo acercó a él mientras veían una película.

¿Qué pasa Barry?

Solo estaba pensando en lo maravillosa que has sido para mí.

¿Qué quieres decir?

Solo quiero mostrarte cuánto te amo.

Pero Barry, ¿qué tienes en mente?

Sólo pensé... Bueno, ya sabes... Barry agarró a Carl de la entrepierna.

¿Quiero que me penetres con eso?

Barry tenía un brillo en sus ojos cuando Carl asintió diciendo que sí.

Pero Barry nunca te ha penetrado un hombre, ¿verdad?

He estado practicando en tus consoladores. Me he mantenido ocupada mientras trabajabas.

Los consoladores no eran de Carl para usarlos los había conseguido simplemente para que Barry los encontrara y los usara en sí mismo en previsión de ese evento.

Barry comenzó a desabotonarse la camisa y luego desabrochó la camisa de Carl, tomando a Carl por la mano y guiándolo a la habitación de Carl. Barry dejó caer su pantalón no llevaba ropa interior y allí estaba el nuevo Barry redondeado de pie delante de Carl. Barry coloco su vientre sobre la cama hasta con las piernas extendidas de un poste a otro. Barry volvió a mirar a Carl y se abrió sus nalgas y dijo ¡aquí mira la quiero aquí! Señalando su ano.

Carl montó a Barry y enterró su virilidad profundamente. Esto había llevado tanto tiempo para conseguir que Barry llegara a este punto y lo estaba disfrutando. Barry ya no cuestionaba su cuerpo cada vez más redondo y redondeado ahora que estaba sentado en casa comiendo. Y su forma redonda era útil cuando Carl quería usar su culo gordo. Y una vez que Barry se había entregado a Carl, se hizo cada vez más exigente y más dominante con Barry.

Barry durmió con Carl después de esa noche y convirtieron la habitación de Barry en una sala de juegos. Pusieron arnés para sostener el volumen considerable de Barry en el aire mientras Carl jugaba con su ano. Abriendo el culo más ancho de lo que Carl había visto.

Las mujeres de la vida de Barry habían perdido interés a medida que engordaba y perdía su lado dominante. Y cuando sus tetas eran más grandes que las suyas, Carl había conseguido un sujetador para Barry que exigía que Barry se pusiera cuando salían. Que hacía que Barry saliera de vez en cuando. Barry era tan moldeable ahora. Carl puso dos enormes pesos de papel de vidrio dentro del su escroto colgante de Barry, que parecía aún más grande junto al pene menguante de Barry. Esos enormes huevos colgarían entre las piernas de Barry cuando iban a la barra negra y Barry sería golpeado por un gran pene negro. Y Carl dejaba las bolas colgando cuando Barry estaba asegurado en su arnés en la sala de juegos. Barry haría cualquier cosa que Carl le exigiera.

Barry había cambiado bastante desde sus días en la universidad, pero tanto Carl como Barry estaban disfrutando los cambios. O por lo menos Barry dijo que lo disfrutaba, para ese momento el cuerpo de Barry era ya casi el de una mujer gorda, con enormes tetas con piel suave y cabello largo algo que Carl disfrutaba mucho.




Autor: Sprsizeme       Traductor: DarkSoul

PRIMO EDUARDO

Mi primo Eduardo tenía el mejor cuerpo del mundo y su cara era típica de los modelo de revista que acostumbraba a leer. En ese entonces tenía unos 16 años y él unos 17 años, él me atraía mucho. Recuerdo muy bien un verano en el que fuimos con toda la familia a la playa. Ese día yo llevaba puesta una blusita ombliguera y uno short muy pequeño. Mi blusa ombliguera era muy escotada, y atrape a mi primo mirándome el escote más de una vez en aquella ocasión en parte ese el propósito de usar esa blusita......


PRIMO EDUARDO
Mi primo Eduardo tenía el mejor cuerpo del mundo y su cara era típica de los modelo de revista que acostumbraba a leer. En ese entonces tenía unos 16 años y él unos 17 años, él me atraía mucho. Recuerdo muy bien un verano en el que fuimos con toda la familia a la playa. Ese día yo llevaba puesta una blusita ombliguera y uno short muy pequeño. Mi blusa ombliguera era muy escotada, y atrape a mi primo mirándome el escote más de una vez en aquella ocasión en parte ese el propósito de usar esa blusita.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [PADRES] [INCESTO]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo & DarkSoul





Mi primo Eduardo tenía el mejor cuerpo del mundo y su cara era típica de los modelo de revista que acostumbraba a leer. En ese entonces tenía unos 16 años y él unos 17 años, él me atraía mucho. Recuerdo muy bien un verano en el que fuimos con toda la familia a la playa. Ese día yo llevaba puesta una blusita ombliguera y uno short muy pequeño. Mi blusa ombliguerra era muy escotada, y atrape a mi primo mirándome el escote más de una vez en aquella ocasión en parte ese el propósito de usar esa blusita.

Esa noche todos llegaron cansados después del largo crucero y se fueron a dormir. Solo quedamos Eduardo y yo en el corredor, mirando al mar. Hablamos de mucho temas de pronto la conversación empezó a ponerse caliente. Súbitamente, él paró de hablar, se acercó a mí, me miró a los ojos, me agarró por el talle y me dio un largo y jugoso beso. Sin decir nada más se fue a dormir.

Al día siguiente, él como si nada, me saludó muy cordial sin preocupación alguna y me propuso ir caminando a la orilla del mar con él. Sin demora acepté. Unos minutos después caminábamos tomados de la mano por un sendero hacia la rivera. Él no se atrevía a decir nadie, yo tampoco. Llegando a la playa, él se paró en seco. Levanté mi cabeza en signo de interrogación y en ese momento me volvió a besar aún más amorosamente que la noche anterior. Ninguna persona nos veía, así que él me tomo de las nalgas y me acercó a él. Los besos y caricias iban en aumento cada vez más, empecé a sentir la presión de su miembro. Estaba muy excitada y no quería parar, pero sabía que en cualquier momento algún nos podía ver. Así que paré y seguí caminando hacia el mar.

Lo perdí de vista por unos minutos, tal vez una media hora para ese momento ya estaba más calmada, me puse boca abajo acostada en la playa para tomar el sol. Me solté la parte de arriba de mi bikini. En seguida llegó mi primo, y me propuso echarme el bloqueador solar. Sus manos recorrían toda mi espalda suavemente, estábamos los dos solos en la playa así que empezó a pasarme las manos por la parte de debajo de mi vikini agarrándome las nalgas repentinamente sentí su anular en mi sexo acariciándome lenta y suavemente.

En ese punto estaba excitada en exceso y mi vagina muy mojada, él empezó a acariciar mi clítoris con suaves movimientos circulares. Abrí mis piernas y me puse en cuatro patas, él empezó a penetrarme con su anular. Yo me movía a la cadencia de sus penetraciones cada vez más fuertes y rápidas.

Rápidamente tuve un orgasmo, sentía la electricidad que recorría mi cuerpo, unos segundos después me hallaba sobre la arena carente de energías. Él se recostó a mi lado, y me acariciaba la cara, diciéndome lo bella era y que hacía rato que él quería hacerme eso.

Sentí que ya era el momento de darle a él el mismo placer que él me estaba dando a mí. Por lo tanto le hice recostar sobre la arena porque era mi turno de divertirme con él. Así lo hizo y empecé a jugar con su miembro, le baje su short para poderlo tener en mis manos para el momento que lo tuve en plena erección lo metí en mi boca y empecé a chupárselo vigorosamente. Sentía cómo su inspiración aumentaba y de vez en cuando daba uno que otro gemido que se le escapaba. Inesperadamente, sentí cómo su pene se puso enteramente rígido y empecé a sentir su leche entrar en mi garganta, yo seguí moviendo mi cabeza dándole aún más placer. En el momento que terminó, me puse a limpiarlo y lo dejé definitivamente brillante. Él estaba rendido, se quedó recostado sobre la arena con los ojos cerrados. Me agradeció con un dulce beso. Yo me acosté a su lado. Estuvimos así durante un largo rato.

Pronto ya era la hora para la comida por lo que nos pusimos en marcha hacia la casa. Estuvimos abrazados todo el camino, de tanto en tanto parábamos para besarnos o abrazarnos. No paramos de mirarnos mientras la comida. Por debajo de la mesa sentía tal sus pies acariciaban los míos. Después del refrigerio toda la familia se fue a la costa a bañarse y a tomar el sol. Eduardo y yo nos quedamos en la casa bajo la justificación de arreglar los platos y la cocina. Nos pusimos a hacerlo lo más rápido posible, pero durante que lo hacíamos, hacíamos lo posible por tocarnos o besarnos.

Apenas terminamos la labor, él me abrazó por detrás, empezó a tocarme por todas partes, me acariciaba el vientre, posteriormente los senos y por ultimo empezó a acariciarme cariñosamente mi vagina. Empecé a mojarme y a sentir electricidad por mi cuerpo, excitándome a más no poder. Me di la vuelta y le di un besuqueo exaltado. Posteriormente empecé a acariciar su cuello, su pecho hasta llegar a su entrepierna. Él ya tenía una erección así que le di unos cuantos lengüetazos, pero sentí cómo él me tomó por las manos para darme otro beso.

Me llevó hasta su habitación y cerró la puerta con seguro, me puso delicadamente sobre la cama y empezó a besarme por todas partes. Empezó por mis piernas y al llegar a mi vagina paró, y me besó en la boca. Fue bajando hasta llegar a mi centro. Yo estaba ya convenientemente mojada y quería más. Así que empecé a quitarme la camiseta que llevaba puesta y el short. Quedé solo con mi ropa interior. Él paró y se quedó mirándome y diciéndome lo bella que era. En seguida él retomó su trabajo. Mientras yo le quitaba sus bermuda él me quitó el sostén y luego mi tanga. Me preguntó si era la primera vez. Yo le dije con algo de pena que no.

Mirándome a los ojos, saco un condón pero le dije que no lo necesitaba por lo que lo dejo a un lado y besándome empezó a penetrarme lenta pero firmemente. Paró cuando llego a la mitad y me penetró
hasta el fondo con mucha fuerza de una sola vez. No pude evitar el gemido que salió de mi garganta. Él iba aumentando el ritmo y la fuerza cada vez más. Los dos sudábamos entre las sábanas y gemíamos apasionadamente. Después de unos minutos, sentí cómo un orgasmo empezó a crecer dentro de mí. Le pedí que fuera más rápido, más fuerte, quería más,     más, más, ¡¡¡MAS!!!

Las paredes de mi vagina empezaron a contraerse y una fuente de líquidos bañó su pene. Cuando terminé él empezó a gemir y a darme más fuerte, lentamente sentí cómo un segundo orgasmo aún más fuerte que el primero crecía con fuerza dentro de mí. Para él era lo mismo, me daba más fuerte y más fuerte, con una fuerza de animal. Ambos terminamos completamente cansados pero felices. Nos quedamos ahí, acostados como una hora, sintiendo el roce de nuestras pieles y el ritmo de nuestra respiración.

Aquello era todo felicidad pero Eduardo le dieron ganas de orinar, sin colocarse su short abrió la puerta así desnudo con su pene semi erecto. Pero justo cuando abrió la puerta mi padre pasaba rumbo al baña precisamente mi madre mi vio sobre la cama desnuda y al verlo el denudo con su pene aun impregnado de mi jugos ato cabos y se le fue encima a Eduardo lleno de furia.

Eduardo trato de explicarle, pero mi papá estaba fuera de sí, completamente trastornado, arrastro a Eduardo a la cocina, literalmente jalándolo de los cabellos, corrí detrás de ellos desnuda, en la cocina, se desato una pelea, pero mi padre siendo un hombre corpulento domino a Eduardo fácilmente. Cuando trate de intervenir mi padre me dio un puñetazo en la cara que me aventó al suelo quedando media desorientada por unos segundos.

Cuando me recupere, mi padre le estaba quemando el pene a Eduardo en la estufa, con el gritando y luchando para tratar de quitar su pene de las llamas.

-“¡PAPÁ PARA, DEJALO!” Le grite llorando.
-“CALLATE MALDITA PUTA”. Me respondió gritando mi papá.

Luego mi padre tomo un cuchillo y le cerceno el pene a Eduardo, lo hizo de un solo corte. Eduardo grito de dolor para caer al suelo revolcándose de dolor con la sangre. Papa tomo el pene de Eduardo y lo arrojo lejos, los gritos hicieron que el resto de la familia llegase y viera la escena, la madre de Eduardo se lo llevo al hospital donde solo pudieron remediar el daño pero no regresarle su pene.

Mi padre desapareció desde ese día, aunque nunca hubo una denuncia en su contra se fue, por mi parte quede como excluida de la familia, ya que todos incluso mi madre me consideraron culpable por lo ocurrido, aun veo a Eduardo a veces, incluso tenemos algo de intimidad, el me penetra ahora con su prótesis que se consiguió, y le ayudo a venirse estimulando su próstata, que es la única manera que el muñón que le quedo pueda expulsar el espesos semen que se forma en sus huevos constantemente.

Tengo dos hijos ahora, uno de seis y otro de nueve, no de Eduardo por supuesto y mi esposo no sospecha que le soy infiel con mi primo ya que no sabe lo que paso aquella ida a la playa, pero aun si sospechara algo nunca podría imaginar que yo siendo tan ardiente en la intimidad pudiera disfrutar al lado de un eunuco como lo es mi primo desde aquella tarde en que tanto gozamos y sufrimos.




Autor: Anónimo & DarkSoul       Adaptador: DarkSoul