VISPERA DE AÑO NUEVO

Me desperté con un gran dolor de cabeza con los ojos vendado estaba desnudo atado a lo que parecía ser una gran escalerilla de dos escalones acolchados, mis muñecas estaban amarradas por mi pecho pasaban cuerdas que luego rodeaba mi cuello, mis piernas también estaban amaras en lo alto casi donde se unían a mi pelvis, mis rodilla también estaban amarradas y lo mismo mis tobillos......


VISPERA DE AÑO NUEVO
Me desperté con un gran dolor de cabeza con los ojos vendado estaba desnudo atado a lo que parecía ser una gran escalerilla de dos escalones acolchados, mis muñecas estaban amarradas por mi pecho pasaban cuerdas que luego rodeaba mi cuello, mis piernas también estaban amaras en lo alto casi donde se unían a mi pelvis, mis rodilla también estaban amarradas y lo mismo mis tobillos. Aquello seria el inicio de mi pesadilla a manos de aquel desconocido.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [TORTURA] [VIOLACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





31 de diciembre estaba por terminar el año y comenzar uno nuevo, con 26 años salí del trabajo para pasar a comprar algunas botellas para brindar en la noche, no sospechaba que mi vida estaba por cambiar, ya eran las 7:00 PM cuando entre a la licorería había gente por lo que tarde cerca de media hora en pagar mis compras, el estacionamiento estaba lleno por la fecha, por lo que tuve que dejar mi auto en un lugar alejado poco iluminado apenas recuerdo llegar a mi auto para intentar abrirlo cuando todo se me puso negro de repente.

Me desperté con un gran dolor de cabeza con los ojos vendado estaba desnudo atado a lo que parecía ser una gran escalerilla de dos escalones acolchados, mis  muñecas estaban amarradas por mi pecho pasaban cuerdas que luego rodeaba mi cuello, mis piernas también estaban amaras en lo alto casi donde se unían a mi pelvis, mis rodilla también estaban amarradas y lo mismo mis tobillos, mis piernas quedaron ligeramente abiertas con mi cuerpo tenso boca arriba inclinado hacia atrás en una nada cómoda posición, pero por si todo eso no era suficiente aun faltaba lo peor.

Si, había algo aun peor para mí que estar amarrado en aquella posición con los ojos vendado, era que estaba desnudo, pero no solo sin nada de ropa sino que con mis huevos fuertemente amarrado con una cuerda con varias vueltas en la base, que dejo a mis dos grandes huevos bien marcados supongo dado que no los podía ver pero si sentir en el fondo de mi escroto, por su no fuese bastante además estaban tensados hacia abajo por una cuerda que sentía salía por detrás de mis huevos hacia abajo quedando tensa amarrada quien sabe dónde.

Mi pene por otra parte también estaba fuertemente amarrado en la base. Tan fuerte que sentía la piel en la empuñadura a punto de ser cortada por la áspera cuerda, con una tremenda erección que no entendía el motivo de que mi falo estuviera tan duro su bien siempre había tenido erecciones fuertes nunca como esa, con mi pene pareciendo un cuerno de rinoceronte sobre saliendo de mi entrepierna, estaba tan rígido que mi glande me dolía apenas con sentir la más leve brisa, me estremecí varias veces durante todo el rato que estuvo solo al sentir un airecito sobre mi pene o huevos.


** ** ** ** ** ** **

De pronto escuche un rechinido y pasos acercándose a donde estaba, me inquiete y trate de soltarme pero no pude por lo que cuando sentía a la presencia más cerca no pude evitar comenzar a preguntar con bastante temor en mi voz.

-“¿Quién está ahí?”
-¿Por favor contente?
-“¡Vamos suéltenme, si lo juro prometo no decir nada!”
-“¡Se han equivocado de persona, mi familia o yo no tenemos dinero!”

Pero simplemente no obtuve respuestas a mis preguntas o suplicas, aunque podía escuchar la respiración de alguien no muy lejos de mi cuerpo.

De pronto en medio de mis suplicas y preguntas desesperadas  sentí un sobre sus genitales, pisándolos, como si los quisiera borrar de mi entrepierna, con fuerza, lo que hizo que me retorciera de dolor pero por más que quería proteger mi zona genital no podía ofrecer resistencia de pronto sentí otra fuerte patada en el estómago que me hizo quedar sin aire, apenas recupere el aliente sentí de nuevo otra patada, entre mis jadeos por aire escuche una voz que me decía.

-“¡Guarda silencio si no quieres ser castigado más severamente!”

Con la respiración agitada, mi mente empezó a imaginar más torturas, unas muy sencillas como pinzas en mis tetillas, otras más fuertes como el atravesarlas con una aguja y unas que seguramente me meterían en problemas para poder resistir, no quería sentir dolor por lo que opte por obedecer lo que esa voz me ordeno, quedándome calladito aunque muy agitado y por supuesto muy nervioso a la espera de lo que ese hombre me iba a hacer. 

De pronto sentí como esa persona se coloco encima de mi colocando su miembro sobre mi rostro, me ordeno que abriera mi boca por miedo a ser castigado lo hice para le hundir su erección mi tibia boca, empezó a introducir su pene, que me hizo convulsionar por las arcadas que sentía, eso aunado al hecho de que mi tráquea quedo obstruida por el pene de aquel hombre, que al parecer disfrutaba aquella situación, mi desesperación respirar hacían que su pene fuera succionado con más fuerza, con una mano me sostenía la cabeza y con la otra se apoyaba en su pecho, sentía que me iba desmayar en cualquier momento.     

Aquel hombre me sacaba su pene de la boca para dejarme respirar por momentos y ver los chorros de saliva que le escurrían, por cerca de una hora esta acción se repitió varias veces, hasta que su excitación llego al clímax, su pene comenzó a tener espasmos, sus penetraciones eran más rápidas y profundas, y un enorme chorro de semen salió disparado, llegando hasta mi estomago, sentí como si fuego liquido quemara mi tráquea mientras escuchaba los gemidos de aquel hombre, que estaba sumamente extasiado, y exhausto, pero aun movía su cadera para sentir unos últimos momentos de placer.

Aquello se prolongo por un minuto, dos minutos, quede ahí apenas y me movía, deseando que el enorme pene desesperadamente saliera de mi boca para poder inhalar aire con desesperación, pasaron dos minutos, y el pene de ese hombre aun erecto estaba dentro de mí, ahogándome pensé que iba a ser mi fin pero al último momento justo antes de que perdiera el conocimiento lo saco, sentí como me desgarro mi garganta al hacerlo y aunque sentí dolor fue mas una sensación de alivio al poder respirar de nuevo.


image host


El hombre no perdió su tiempo comenzó a acariciar todo mi cuerpo para ese momento completamente empapado de sudor, sus manos me dieron varias palmadas en mi vientre plano que para ese momento estaba muy agitado, de pronto sentí como comenzó a jugar con mi tetilla derecha con su lengua lo que hizo que mi pene diera un respingo involuntario, mientras eso pasaba con una mano comenzó a retorcer y pellizcar mi tetilla izquierda dándome placer como una fuerte punzada de dolor.

Luego fue bajando por mi vientre hasta que su boca llego a mi erección que para ese momento ya filtraba una abundante cantidad de líquido pre seminal, como nunca antes en toda mi vida, de pronto sentí como una lengua comenzó a desplazarse por mi pene lambiéndolo desde la base hasta la punta lo que me hizo sentir un latigazo de placer que me hizo tensar todo el cuerpo mientras eche la cabeza hacia atrás y di un sonoro gemido sin poder evitarlo.


image host


Aquello me hizo sentir muy excitado, como nunca antes en toda mi vida pese a no ser gay, estaba disfrutando de aquello como nunca tal vez mi experiencia cercana a la muerte hizo que algo en mi mente despertara para poder sentir aun mas placer que sentía normalmente cuando tenía sexo, lo cierto que cuando esa boca se trago casi entera mi erección me sentí en el mismo paraíso, deseando que ese sublime como orgásmico momento nunca terminara dándome el mayor placer de mi vida hasta ese momento.

Unos minutos después ya con mi pene fuera de la boca de ese hombre empecé a gemir aun mas fuerte lo que hizo que su mano acelerara su masturbación, mis gemidos como los espasmo en mi pene anunciaban un inminente orgasmo y así fue, justo en el momento que eyacule él se llevo mi pene de nuevo a su boca, por lo que termine dentro disparando pese a las cuerdas en la base de mi pene seis potentes chorros que aunque dolorosos fueron magníficos, el último no fue tan abundante pero mi semen era espeso el hombre se lo debió por completo dejando un poco para luego dármelo cuando me beso metiendo su lengua dentro mi boca. 

Aun estaba jadeando cuando sentí como el pene de aquel hombre buscaba penetrarme sin condón y sin compasión, hasta el fondo de mi hermoso culito, grite y empecé a llorar tratando de evitar que el no me violara pero fue claro que él no iba a hacer caso de mis suplicas recibí como respuesta un fuerte puñetazo en mis huevos de su parte para luego escuchar.

-“¡Guarda silencio y disfruta pequeño puto de mierda!”

Apenas podía poner resistencia, podía sentir su dura como enorme erección entre mis nalgas redondeadas y lampiñas, me quede quieto con lagrimas rodando por mi mejillas cuando él puso en la entrada de mi apretado como contraído agujero su pene, sin lubricación alguna el hombre comenzó a hacer presión su miembro duro y caliente comenzó a abrirse paso por mi estrecho ano, cuando sentí el enorme glande de aquel miembro entrar una fuerte punzada de dolor recorrió mi espalda, intente gritar pero aquel hombre apretó mis huevos con tal fuerza que, fue inútil, el dolor me dejo sin aliento.

Parecía que aquel hombre disfrutaba de su superioridad, y ahora él era superior a mí, pues con su violación me quito además de mi virginidad anal mi dignidad como hombre, mi seguridad y creo que hasta mi alma, no paso mucho rato hasta que ese hombre comenzara a penetrarme con violentas penetraciones destrozando mi pequeño ano, mientras lloraba pero sin gemir, pero eso solo era el principio, aquel hombre le abrió aun mas las nalgas para poderlo penetrar con más profundidad mientras con una mano me masturbaba con fuerza casi como si quisiera arrancarme mi pene.

Sus embestidas eran brutales mi ano desgarro a los pocos minutos podía sentía como la sangre goteaba de mi ano, mi pene no tardo en comenzar a tener contracciones lo mismo que el pene de ese hombre, que de pronto lo sentí estallar en mi interior llenado mis intestinos con ocho potentes chorros de su calientísimo semen que sentía que me quemaba por dentro mientras casi simultáneamente mi pene también comenzó a arrojar chorros tras chorros de mi espeso semen provocándome un placer que supero por mucho al dolor, por lo que gemí sin control.


** ** ** ** ** ** **

No hubo tregua alguna, con mi pene aun filtrando mi blanco como espeso semen, el hombre saco su enorme erección de mi interior sin delicadeza alguna, terminando por desgarrar lo que aun no había sido desgarrado de mi ano, lo que me hizo dar un fuerte grito de dolor, diluyendo el placer que estaba sintiendo en ese momento al instante.

-“¡AAAAAAAAAYYYY!”

Luego de eso casi de inmediato sentí varias fuertes patadas en mis huevos desprotegidos y expuestos totalmente, que casi me hicieron perder el conocimiento por lo brutales que estas fueron.

Para cuando me recupere un poco unos minutos más tarde, sentí algo frio en justo por debajo de la cuerda que mantenía atrapado mis huevos, no sabía que era pero era muy filoso por lo que pude sentir, de pronto un agudo dolor se disparo desde mi escroto, fue tan intenso que todo mi cuerpo comenzó a convulsionar de dolor, fue como si miles de clavos fuesen insertados por todo mi cuerpo al mismo tiempo, simplemente fue un dolor infernalmente indescriptible, mientras me convulsionaba sentía que algún liquido caliente mojaba mis piernas en ese momento no supe que era pero ahora sé que era mi sangre.

Luego en medio de ese enorme océano de dolor en el que estaba sentí como dos manos tomaron mi pene aun en erección palpitante y duro como nunca antes para comenzar a ejercer presión hasta que de pronto mi pene se fracturo a la mitad, el dolor recorrió mi cuerpo como un rayo haciendo que de nuevo convulsiones sin control sacudieran a mi cuerpo, ni siquiera pude gritar me quede sin aliento por completo en algún momento en medio de todo ese dolor debí perder el conocimiento porque simplemente ya no recuerdo nada más.


** ** ** ** ** ** **

Me desperté en un hospital el 1 de enero uno policías me encontraron casi desnudo apenas en ropa interior cerca de una tienda de 24 horas, con mi entrepierna sangrando, por lo menos eso me contaron ya en el hospital fue poco lo que los médicos pudieron hacer, mi escroto había desaparecido por completo y mi pene estaba severamente fracturado, los médicos apenas y pudieron salvarlo según me dijeron, de haber llegado media hora después al hospital me lo habrían tenido que amputar.

Pero no fue necesario pues el daño causado en mi pene era y sigue siendo irreversible luego de mi recuperación sobre todo la sicológica en la que no aceptaba que ya no era un hombre sino un eunuco los médicos se dieron cuenta que mi pene recibió un daño aun mayor de lo que pensaban cuando quería o quiero tener una erección solo la mitad de mi pene la que está unida a mi hasta la mitad se endurece mientras que la superior queda colgando sin vida como si estuviera muerta.

Aun puedo sentir placer al estimular mi glande pero esa parte por mucho que lo intente no logro que se endurezca lo que es muy traumático en verdad.

Justo un año más tarde recibí un paquete en mi casa envuelto en regalo, al abrirlo me encontré una tarjeta, que en un primer momento no leí, dentro del paquete que pensé era de alguno de mis parientes me encontré con un frasco en donde conservando en liquido conservante estaban mis huevos aun contenidos dentro del que fue una vez mi escroto, con desesperación leí lo que decía la tarjeta.

-“¡Feliz Año Nuevo Putito!”


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com