HERMANO MI AMANTE

Semanas después cuando quitaron los vendajes no solo en mi entrepierna sino en otras partes de mi cuerpo bastante bien formado ya que me gustaba mucho jugar y nadar lo mismo que a mi hermano quien tenía un cuerpo como de nadador olímpico incluso más definido que el mío luego de los meses en el hospital, mis músculos perdieron algo de definición y firmeza, en mi entrepierna quedaron dos cicatrices rojas, una grande circular como de 3 cm de diámetro que era donde una vez estuvo mi pene y una más pequeña algunos centímetros más abajo......


HERMANO MI AMANTE
Semanas después cuando quitaron los vendajes no solo en mi entrepierna sino en otras partes de mi cuerpo bastante bien formado ya que me gustaba mucho jugar y nadar lo mismo que a mi hermano quien tenía un cuerpo como de nadador olímpico incluso más definido que el mío luego de los meses en el hospital, mis músculos perdieron algo de definición y firmeza, en mi entrepierna quedaron dos cicatrices rojas, una grande circular como de 3 cm de diámetro que era donde una vez estuvo mi pene y una más pequeña algunos centímetros más abajo. Me habían anulado sexualmente para siempre para salvar mi vida.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [INCESTO]

Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Todo paso tan rápido que aun no sé cómo empezar, verán mi familia estaba conformada por mis padres, mi hermano mayor y por mí, éramos una familia típica mi hermano me llevaba seis años por lo que se fue a la universidad cuando yo apenas tenía 12 años tiempo en que por supuesto entre a la pubertad y me comencé a dar cuenta que cada vez me atraían mas los hombres que las mujeres, al año siguiente me comencé a masturbar algo que por supuesto adore desde el primer momento, a los 15 años tuve mi primera relación sexual gay con mi primer novio.

Por supuesto sin que mis padres lo supieran, a los 18 años ya con mi hermano de 24 años graduado de la universidad vivía solo en otra ciudad rentando una departamento haciendo su vida lejos de casa estaba por ir a la universidad cuando el terrible accidente que mato a mis padre y me cambio la vida para siempre tuvo lugar gracias a un conductor ebrio que hizo que toda mi vida se pusiera patas arriba, el accidente fue tan brutal que incluso mi pronóstico era reservado los médicos no daban mucha esperanzas.

Pase tres semanas en coma, cuando desperté estaba con tubos por todos lados con mi hermano a mi lado, lo primero que recuerdo al despertar luego del accidente es su sonrisa y las lagrimas, rodando por su mejillas; nadie me dijo de mis heridas hasta varias semanas después que estuve más recuperado ahí mi con un medico a su lado me informaron de la muerte de mi padres lo que fue en sí mismo, un golpe tremendo pero nada a lo que estaban por decirme, el médico dijo que mis genitales fueron dañados incluso mi pene cercenado por un fierro del auto.

El médico continuo para mi estupor, lo escuchaba como en trance, mi mente se negaba a creer que lo que me estaba diciendo era cierto, el me explico que mi pene en tu totalidad tuvo que ser extirpado lo mismo que mis testículos junto con mi escroto ya que quedaron muy dañados lejos de cualquier posibilidad de reparación por alguna cirugía en ese momento mi entrepierna quedo tan lisa como la de una mujer apenas con dos cicatrices, recuerdo que me eche a los brazos de mi hermano y lloramos mucho cuando el médico se marcho.

Semanas después cuando quitaron los vendajes no solo en mi entrepierna sino en otras partes de mi cuerpo bastante bien formado ya que me gustaba mucho jugar y nadar lo mismo que a mi hermano quien tenía un cuerpo como de nadador olímpico incluso más definido que el mío luego de los meses en el hospital, mis músculos perdieron algo de definición y firmeza, en mi entrepierna quedaron dos cicatrices rojas, una grande circular como de 3 cm de diámetro que era donde una vez estuvo mi pene y una más pequeña algunos centímetros más abajo que era donde se conectaba mi escroto a mi cuerpo.


** ** ** ** ** ** **

La primera vez que me vi en el baño del departamento de mi hermano en el espejo de cuerpo entero, me sorprendí al ver mi entrepierna vacía, había mucho vello sin embargo pues solía rasurarme seguido cuando aun tenia genitales cada semana o dos semanas a los mucho pero habían pasado meses sin que lo pudiera hacer, un caminito de espeso vello negro rodeaba mi entrepierna lo que hacía que las cicatrices fueran más visibles que subía por mi vientre hasta mi ombligo, donde se detenía por alguna razón, por alguna razón me gusto tenerlo por lo que solo lo recorte mas no lo quite.

Supongo que sentí y aun siento que es el último remante de mi virilidad perdida, como es obvio decir que me fui a vivir con mi hermano, vendimos la casa de mis padres y con el dinero comencé a estudiar en la universidad, al principio dormíamos en habitaciones distintas pero eso fue hasta que comencé poco después de mudarme con él a tener terribles pesadillas en que estaba siendo castrado por un medico estando consciente según mi hermano mis gritos eran perturbadores. 

Fue la razón por la que comencé a dormir con mi hermano, desde pequeños ambos dormíamos solo en ropa interior por lo que ahora de grandes lo seguíamos haciendo mi hermano usaba un bóxer blanco muy ajustado para dormir se le notaba un enorme paquete en mi caso usaba trusa (slip) que antes me quedaban muy apretadas por el paquete que tenía en mi entrepierna pero para ese momento lo sentía muy grande, las primeras noches no paso nada excepto que por ratos me quedaba viendo el magnífico cuerpo de mi hermano como sus enorme erecciones nocturnas que tenia de tanto en tanto.

Pero conforme fueron pasando los días mi hermano fue tomando mayor confianza creo lo mismo que yo, una noche como a los siete días de dormir juntos en la misma cama  estábamos hablando antes de apagar la luz cuando él se me quedo mirando unos segundos quieto de pronto puso una de sus manos en mi cuello con su otra mano me comenzó a acariciar mi torso no lo pensé mas, hice un gesto y mi hermano me beso, me atrajo hacia su cuerpo casi desnudo por alguna razón mis manos le agarraron sus firmes nalgas y el comenzó a tocarme todo el cuerpo, todo esto mientras nos besábamos.

Justo en ese instante deje de pensar en todo y comenzamos a besarnos más apasionadamente, por lo que mi hermano me tomo de la cabeza agarrándome por el cabello con un poco de fuerza aunque no bruscamente con debajo de la cama hizo que se pusiera de rodillas en el suelo frente a él, no dijo nada, solo agacho la mirada sabía lo que deseaba por lo que comencé a bajarle su ajustado bóxer ya con su pene endurecido por completo, que puso suavemente en mi boca, mientras seguía con su mano en mi cabeza y quería que esto valiera la pena así que hice que metiera toda erección a la primera y lo mantuve ahí hasta que me quede sin aire antes de comenzar a mover mi cabeza hacia adelante y hacia atrás con su mano.

Sentía que el tenia todo el control así que me soltó la cabeza y continué sólito dándole la mejor mamada que de seguro le  habían dado en su vida, poniendo todo lo que había aprendido hacer con otros hombres antes que él, paso un rato mientras le chupaba su pene hasta que me detuvo, para de nuevo pasar a la cama, me senté en el borde de la cama y él me empujo para quedar acostado me dio la vuelta se quito mi trusa y con una mano tomo su pene y lo dirigió a mi ano, sin lubricante alguno, sin condón, sin nada más que su saliva tibia que escurría por todo su pene, entro con dificulta ya que su pene es enorme, tuve que ayudarle abriendo mis nalgas todo lo que pude para que pudiera entrar.    

Me dolió mucho pero luego de un rato ya no sentía mucho dolor por lo que mi hermano comenzó a bombearme lento pero delicioso, ya solo pensaba en que me llenara mi culito de su semen, así que luego de un rato me puso en cuatro patas sobre la cama y comencé a darle duro, me tomo por la cadera y me movía hacia delante y hacia atrás con fuerza, no habíamos hablado en todo ese rato tan solo gemíamos de placer  y mis gemidos solo hicieron aumentar en volumen mientras me lo metía con fuerza por el culo, con una mano me tomo del hombre y con la otra me tapo la boca para que no hiciera ruido mientras seguía estrellando su pelvis contra mis nalgas.

Así continuo dándome la cogida más rica y duro hasta ese momento de mi vida, sentí como su ya enorme pene comenzó a tener espasmo y creció un poco más dentro de mí, se me hizo evidente que estaba por venirse él quería venirme en mi boca, pero le dijo que no, que mejor me viniera dentro de mi culo lo deseaba con urgencia, entonces no aguanto mucho más, sentí como me clavo su erección por completo hasta la empuñadura lo más hondo que había sentido un pene en mi  y se vino, me lleno el interior de mi culito de su espeso como ardiente semen.

Entre jadeos de ambos debo decir que creo que también tuvo lo que ahora se un orgasmo no tan intenso como seguramente mi hermano tiene o yo mismo tenia pero sí bastante placentero, nos quedamos quietos algunos minutos antes que mi hermano sacara su pene suavemente, cuando lo hizo caí rendido en la cama mientras que mi hermano fue al baño para a los pocos minutos regresar ya con su bóxer puesto y dormimos juntos, sintiendo como su semen brotaba de mi ano para resbalar por mi ano, aquella noche fue la primera que en verdad dormí plácidamente.

Al siguiente día fue tan normal que nadie sospecharía que algo paso entre nosotros.


** ** ** ** ** ** **

Al terminar la universidad mi hermano consiguió un trabajo en otra ciudad en donde nadie nos conocía, me cambie mi nombre y nos casamos legalmente ahora somos marido y mujer, para todos somos pareja mi hermano es mi amante y en verdad disfruto mucho ser penetrado por su enorme pene a él le gusta bañarme y creo que en cierta forma tiene algo de morbo el sentir donde alguna vez estuvieron mis genitales.

Cada que lo hace su pene se endurece casi de inmediato y con ayuda del jabón siempre terminamos teniendo sexo mientras nos bañamos si hace algunos años me hubiesen dicho que terminaría viviendo con mi hermano como su esposo, anulado para el resto de mi vida siendo mi hermano mi amante jamás les hubiese creído pero esa es ahora y seguirá siendo mi feliz realidad.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

Gracias a la red


A principios de año conocí en esta página a mi pequeña tentación, después de tener sexo con él, tarde 7 meses en volver a estar con alguien, tal vez me cataloguen de fácil, pero un día apareció quien me recordaba tanto a mi pequeño y así sucedió. ¿Quieres algo para leer?- Hola gracias por agregarme.-De nada, contesté. Era tan parecido a él, por eso accedí a acostarme con él a los 2 días.Hicimos una cita más por curiosidad mía que por otra cosas, me atrajo desde que lo vi, si, se parecía a aquella cara de bebé, tenía los mismos ojos lujuriosos, quedamos de vernos a las 10 am en un centro comercial cerca de mi casa, dude en asistir, llegue con una hora de retraso después de tres mensajes de texto haciéndome saber que esperaría. Me puse un bikini negro y un body de encaje que hacía juego, perfume mi cuello mis muñecas y entrepierna, me enfunde en un minivestido escotado y calce botas altas, recogí mi cabello, pinte mis labios de carmín y salí al encuentro, no estaba tan segura sin embargo asistí, un par de mensajes y una llamada, vestía mezclilla, camisa a cuadros y suéter, fueron sus ojos lo que llamo mi atención, su pulcritud pero sobre todo la seriedad de su vestir. Nos saludamos con un simple beso en la mejilla.- Vamos a la plaza y platicamos.- Yo preferiría irnos ya, estoy un poco nerviosa.-Cuéntame de ti.-No hay nada que debas saber, no suelo hacer esto.Tomamos un taxi y nos dirigimos al lugar, me tomo por el cuello tratando de darme confianza, hacía tiempo que no tenía ningún encuentro piel con piel, al sentir el peso de su brazo en mi espalda me erice, entramos a la habitación en silencio, mientras yo estaba curioseando, se deshizo de su suéter colgándolo con cuidado en una silla, de repente sentí unos labios en mi nuca y el par de manos haciendo su trabajo sosteniéndome por la cintura, hurgando mi entrepierna, magreaba mis tetas mientras decía al oído. - Sé que tienes ganas, déjate llevar.De espaldas me tiro sobre la cama, subió con agresividad el vestido, sobo por encima del bikini mi vagina, mi trasero sintió la fuerza de sus dientes y sus manos, yo ya estaba a punto, sentía escurrir mi interior. Hizo a un lado la tela que le estorbaba metió un dedo, estaba extasiada creo que mis gemidos se oían hacía afuera, sin pensarlo se dejó ir de un sólo golpe que separo mis pies del suelo, abrí un poco más las piernas para darle espacio a que entrará a gusto, en cuanto lo hizo solté un quejido de dolor, una, dos, tres embestidas, mis piernas temblaban y me aferraba a las sabanas, prácticamente me partía a la mitad, me solté como pude, terminó por quitarme el vestido y el bikini.
 -¿Te gusta verdad?- Sí-Ves lo hubiéramos hecho desde ayer, pero te pones difícil mamita.Sólo se oía el choque de su pelvis contra mis nalgas y mis gemidos ahogados por la sábana, abrió mis piernas y volvió a meter dos o tres dedos y a moverlos dentro de mí. - ¡Vuelve a meterla por favor!
- ¿Quieres que te la meta otra vez?-Si, diciendo eso se montó sobre mí y con las nalgas pegadas volvió a meterla en mí, introduciendo sus dedos mojados en mi boca. Me tomo por las tetas.- ¿Quiero que te vengas, aún te falta? -- Si, respondí...Tomo mis caderas comenzó a bombearme rápido y duramente mientras con una mano jugaba con mi clítoris.- Me encanta como te mueves, sigue, sigue que ya me vengo mami.  Sentí como palpitaba dentro de mí y más movía mis caderas, daba pequeños saltitos en el hasta que por fin lo logramos.  Después de todo, se parecía a él. 

HERMANA HAZLO YA

No les mentiré diciendo que deseaba perder mi pene, porque no es verdad adoraba tener erecciones y venirme sintiendo esa maravillosa sensación que solo un orgasmo puede producir, si no lo deseaba pero sé que era necesario para evitar que cometiera un acto que seguramente me condenaría al infierno, nuestra familia conformada por mis padres hermana menor por un año y yo éramos muy religiosa y creo que yo soy el más devoto de todos aun hoy en día a mis 26 años......


HERMANA HAZLO YA
No les mentiré diciendo que deseaba perder mi pene, porque no es verdad adoraba tener erecciones y venirme sintiendo esa maravillosa sensación que solo un orgasmo puede producir, si no lo deseaba pero sé que era necesario para evitar que cometiera un acto que seguramente me condenaría al infierno, nuestra familia conformada por mis padres hermana menor por un año y yo éramos muy religiosa y creo que yo soy el más devoto de todos aun hoy en día a mis 26 años. Y en aquella época en que la pubertad estaba en su apogeo en mi cuerpo supe que era tiempo de hacer algo para evitar un mal mayor.

[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [INCESTO]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





No les mentiré diciendo que deseaba perder mi pene, porque no es verdad adoraba tener erecciones y venirme sintiendo esa maravillosa sensación que solo un orgasmo puede producir, si no lo deseaba pero sé que era necesario para evitar que cometiera un acto que seguramente me condenaría al infierno, nuestra familia conformada por mis padres hermana menor por un año y yo éramos muy religiosa y creo que yo soy el más devoto de todos aun hoy en día a mis 26 años, lo que narrare sucedió a los 15 cuando era un adolescente con todas las hormonas a todo lo que daban.

Era delgado pero no flaco ningún hueso se marcaba en mi piel aunque tampoco ningún musculo pero tenía un abdomen plano y sexy, debo decir que las chicas de mi edad me acosaban e incluso una de ellas me dejo chuparle sus pezones y clítoris una vez, mientras ella me daba una mamada la primera de mi vida a los 14 años pero nunca hubo penetración con ella pero debo decir que aunque me agrado como que me hacía falta algo no logre excitarme del tono con ella aunque si logre una completa erección.

Pero cada vez más me sentía atraído por los culos de mis compañeros sobre todo cuando nos bañábamos luego de la clase de educación física, cada vez en mis sueños húmedos soñaba que sumergía mi rostro entre sus nalgas blanquitas y paraditas, para lamerles sus bellos anos rosaditos para luego penetrarlos con mi pene duro derramando abundante liquido pre seminal, aquello siempre me hacia despertar con mi trusa (slip) ya empapada de una enorme descarga de mi espeso semen, pero siempre me daba una terrible culpa que me hacia querer morir por tener esos pensamientos y sueños tan pecaminosos que ningún hombre debería tener.

Aquello se prolongo por cerca de un tortuoso año en la que por más que lo intente no pude dejar de masturbarme pero el punto culminante que me hizo ver que debía deshacerme de mi pene fue un incidente con un compañero en las duchas, el tono que tenía una erección y se me acerco me acaricio mis nalgas desnudas lo que me hizo estremecer y para mi sorpresa se puso de rodillas y se llevo mi pene a su boca, gemí fuerte al sentir el mayor placer de mi vida hasta ese momento, apenas unos segundos pasaron cuando eyacule.

Le  llene la boca a mi compañero de mi leche que él se trago con una expresión en su rostro de lujuria ver cómo le gusto mi leche me hizo sentir terrible incluso sentir asco por mí mismo, ¿Qué demonios estaba haciendo? Me pregunte, sin decir nada, saque mi pene aun expulsando semen de la boca de mi compañero me lo lave apresuradamente y salí a toda prisa de las duchas, aquella tarde en casa estaba solo y me dije que era el momento no podía permitir que aquello pasara de nuevo, si sucedía no me iba a poder controlar cometiendo un pecado que me llevaría al infierno eternamente.


** ** ** ** ** ** **

Aquella tarde ya en mi habitación solo en ropa interior sostenía una tijera muy bien afilada en mi mano derecha con mi pene palpitando de lo duro que estaba bajo mi trusa, casi el glande sobre salía por el elástico que rodeaba mi cintura, deje la cintura en la cama y me despoje de mi ropa interior, momentos antes me había depilado por completo mi zona púbica del poco vello que tenía en esa área, por lo que todo mi cuerpo excepto la cabeza estaba lampiño.

Mi glande sobresalía completamente de mi prepucio, apuntando al techo, filtrando abundante liquido transparente, estaba muy excitado mi respiración era agitada, mi mente era un caos con una lucha entre masturbarme o acabar con mi virilidad para siempre, tome la tijera de nuevo y con mi mano temblando la acerque a la base de mi erección estaba por cerrar las afiladas cuchillas sobre mi pene cuando mi hermana dijo con la cabeza sobresaliendo por un lado de la puerta abierta que no me di cuenta cuando se abrió.

-¿Qué demonios estás haciendo?

Mi mano se aparto de mi entrepierna y me tape mi erección con una almohada, molesto del dije gritando a mi hermanita. 

-“VETE DE AQUÍ YA”.
-“¡QUE NO SABES QUE SE TOCA ANTES DE ENTRAR!”

Ella me respondió también gritando entrando en mi habitación.

-“DIME QUE HACIAS O LLAMO A PAPA POR TELEFONO Y LE CUENTO TODO”.

No tuve más remedio que contarle todo ella me escucho y se podía ver que mientras avanzaba en el relato ella se excitaba cada vez más, estaba solo con una blusita de algodón sin sostén (corpiño) ya que sus pechos aun eran pequeños pero ya notorios, con una licra negra muy ceñida a su cuerpo.

Pude notar con los pezones de mi hermanita aunque pequeños se pusieron duros por debajo de la delgada tela que estaba usando, cuando acabe de contarle porque es que debía deshacerme de mi pene, ella con una mirada serie en su rostro dijo algo que me sorprendió en ese momento.

-“Bien de acuerdo no diré nada siempre que lo dejes cortar a mí y aceptes otra condición”.
-“¡Condición! ¿Qué condición?”, le pregunto todo sorprendido.
-“Deseo que antes que te lo corte sentirlo dentro de mí, ¡en mi boca y en mi sexo!”
-“¡Que acaso estás loca somos hermanos lo olvidas!” Le dije enojado.

-“Bueno si no quieres me marcho pero ¡le diré a Papá!”
-“De acuerdo tu ganas ¡Acepto!”.

Mi hermanita regreso a la cama y me quito la almohada que hasta ese momento estaba cubriendo mi pene ya para ese momento desinflado pues había pasado caso una hora de plática con mi hermana, pero apenas ella lo tomo recobro la vida volviendo a ponerse duro como si fuera de roca o mejor dicho de acero por lo duro que quedo en aquella ocasión mientras mi hermanita me besaba en mis labios mientras me acariciaba mi pene con una de sus aterciopeladas manos.

Cuando dejo de besarme se puso de pie sobre la cama y se despojo de sus ropas para quedar completamente desnuda vi sus senos blancos con aureolas rosaditas, su matita de vello púbico que protegía su vagina apenas se notaba, nunca pensé ver a si a mi hermana de ese modo, mi erección se hizo más grande y dolorosa en ese momento, ella se sentó sobre la cama así desnudo para jugar con su raja con su dedo, cada vez más rápido yo me atreví a más al ver aquella escena por lo que le pregunte.

-¿puedo tocar?        
-¡Si Hazlo! Dijo ella          

Me acerque un poco, toque uno de sus senos con mi mano libre, lo acaricie, mi hermana tenía sus senos pequeños, suavecitos, estaban deliciosos, seguí más rápido hasta que agarrándole una fuerte un seno empecé pasar mi lengua por uno de sus pezones, luego de lanzar un erótico gemido se puso de pie en la cama, se abrió su vagina mostrando sus labios mayores de su vulva que se estaba masturbando ya con sus labios vaginales brillando de lo húmedo que estaban.           

Mientras la tocaba se la acariciaba, la apretaba un poquito, con ella masturbando mi pene, empecé a acariciar por fuera su vagina ella solo hacia caritas y gemía, hasta que sin poder contenerme acerque mi boca a su rajita, no lo podía creer estaba haciéndole sexo oral a mi hermana, de pronto nos encontramos haciendo un 69 con ella metiéndose mi pene en la boca, con ella pasando su lengua por el tronco le dio un par de lengüetazos a la punta que me hizo sentir un fuerte escalofrío, empecé a meterle un dedito en su vagina estaba muy mojada, lo quela hizo empezar a gemir.

Por su parte tomo mi pene con su mano derecha, se lo llevo a la boca, empezó a darme una rica mamada como bebe mama una mamila, estaba en la gloria mientras seguía metiéndole un dedo, con mi otra mano había tomado la cabeza de mi hermana para marcarle el ritmo de la mamada, ella gustosa lo hacia lo chupaba lo lengüeteaba no aguante mucho, le avente unos chorros espeso semen en su boca ella lo escupió todo, pero yo le avise cuando me venía, cuando estaba escupiendo me dijo con voz entrecortada.
           
-“Asiii más rápido, más por favor no me dejes así, más rápido y fuerte”.  

Yo le obedecí, se vino en mi mano me la mojo toda fue delicioso me lleve el dedo a la nariz para oler era peculiar el olor no me desagradaba pero tampoco era mi máximo, ella se quedó tendida en mi cama, sobre mi jadeantes, todos empapados en sudor y otros jugos luego de nuestro tremendos orgasmos, la abrace con mi otra mano empecé a acariciarle un seno, me encantaba sentir la textura de sus senos.  

Luego de algunos minutos empezamos besándonos como dos amantes, como novios de tiempo con mucha lengua con demasiada pasión diría yo ahora mientras mis manos estaban muy activas acariciando a mi hermana sus senos, sus caderas, sus piernas que me fascinaban como su vagina que de algún modo me excitaba tanto, ella también estaba muy activa acariciándome la espalda las nalgas no tardo mucho en que su saliva escurría por mi tronco ella se masturbo mientras me daba otra mamada cuando los dos estábamos muy listos y excitados, ella me pidió un favor.    

-“Ponte un condón”.          

Nunca había usado uno porque nunca había tenido sexo con nadie además que de donde sacaría uno en ese momento.          

-¡no tengo! Le dije 
-¡Tengo aquí! Dijo ella.     

Saco una tira con 4 condones, ella tomo uno de los paquetito lo abrió con los dientes lo saco, tomo mi erección muy tiernamente con su mano derecha empezó a ponérmelo, hasta que quedo completamente desenrollado sobre mi pene.        

-¡Listo! Dijo ella.    
-¿Quieres que ya te lo meta?        
-¡Por favor!  

-“¡Pero se tierno me da miedo que me duela?  
-¿no entiendo? Le pregunte algo extrañado a lo que ella respondió.
           
-“Dos de mis amigas que ya lo han hecho, dicen que duele mucho por favor se tierno soy tu hermana”
-¡Si tendré cuidado! Le respondí.           

había leído en un par de revistas como se supone que se hacía eso si había leído que la primera vez era muy doloroso para las mujeres porque uno tiene que perforar o romper el himen de ellas eso es desgarra un pedazo de musculo o de piel eso no lo sabía muy bien así que si debe de ser fuerte ella abrió las piernas mucho doblo las rodillas mientras me tomaba mi pene con su mano para enfilarlo a sus labios mayores ellos estaban abiertos en espera de la punta de mi pene en la entrada sentía raro por el látex del condón nunca había usado uno así que no tenía idea que se sentía pero su calidez paso el látex sentía eso en mi erección.

Poco a poco empecé a meterlo pero la sensación era deliciosa me encantaba estaba por metérselo todo de un jalón pero si la perforaba de una sola vez podría llorar o gritar, así que se la metí poco a poco cuando casi había entrado toda sentí que algo me impedía continuar ¿eso era el himen? Debía de ser  supuse en ese momento.          

-“En ese momento recordé algo que había leído en un foro, tome a mi hermana de los hombros”.
           
-“No te muevas deja  pasara pronto”     
-¿De qué hablas?     
-“¡Por favor perdóname de veras!          
-“Espera”.

Quiso gritar pero como la tenía agarrada de los hombros para que no se zafara, opte por darle un beso en la boca para callarla, gruesas lagrimas corrieron por sus mejillas, me hacía señas para que me detuviera, una vez que sentí que eso se rompió me quede quieto, ella se revolvía quería retirarse que lo sacara pero no la dejaba me quede ahí no sé cuánto tiempo quería seguir pero no quería lastimar más a mi hermana, no dejaba el besarla mientras ella gemía del dolor, pujaba para que lo sacara, pero no hacía caso hasta que sentí que dejo de moverse su cuerpo empezaba a acoplarse al mío me correspondió el beso, entonces me aparte de su boca.        

-¿Te dolió mucho? Le pregunte   
-¡Si Mucho pero ya  pasó ahora me gusta mucho! Dijo ella
           
Entonces empecé a bombear a mi hermana ella hacia unos movimientos como circulares me encantaba seguí a su ritmo no sé cuánto estuvimos así hasta que le dije.          

-¡Me vengo! 
-“Si por favor, ya me vine dos veces, quiero saber que se siente porque ahora siento que te creció un poco más y se hizo más gruesa”. Dijo ella
           
-“Ahí va hmmmmmmmmm”

Me vine a lo grande sintiendo como chorros y chorros de mi semen brotaron de mi pene para quedar atrapo dentro del condón, para cuando termine de venirme me quede recostado sobre su cuerpo mi cabeza sobre sus pechos, así duramos un ratito cuando me levante, le di un beso en los labios, ella llevo sus manos a mi pene para retirarme el condón mi pene aun estaba dudo por lo que tomo otro condón lo abrió rápido me lo puso se levantó de la cama y me hizo acostarme boca arriba para que ella se sentara en mi miembro empezamos a cogerme dándome tremendos sentones dure un poco más que la vez anterior me vine abundantemente ella siguió dándose de sentones hasta que se vino se quedó con mi pene dentro hasta que descansamos un poco. 

Mi hermana se levantó de inmediato y se fue a meter al baño mientras yo medio me levante me quite el condón para luego ir al baño y tomar una rica ducha con mi hermanita en donde ella me enjabono todo mi cuerpo e incluso me dio la ultima mamada de mi vida hasta hacerme venir de nuevo.


** ** ** ** ** ** **

Cuando salimos del baño esperamos hasta secarnos por completo, ya secos, me acariciaba mi pene ya desinflado con el glande cubierto casi en su totalidad por el prepucio con el ojo de mi pene apenas sobresaliendo, ella me pregunto con un tono de voz muy melancólico mientras veía mi pene.

-“Aun deseas que te lo corte”. Dude un poco en contestar.
-“Si hazlo lo necesito fuera de mi vida no podemos volver a cometer un acto como el de hace rato”.

El tomo de mi voz creo que termino por convencer a mi hermana, ella fue a su habitación y regreso con un pequeño cordel de los usados como para pescar, le dio dos vueltas a mi pene con ese delgado hilo casi transparente pero muy fuerte para luego tensarlo lo que hizo ligar mi pene mi mano se fue a mi entrepierna por instinto mientras gruñí y todo mi cuerpo se sacudió de dolor, pero mi hermana me aparto mis manos, ya con mi pene ligado ella espero unos segundo en los que se los paso acariciando mis huevos.

No paso mucho tiempo hasta que ella tomo la tijera, cuando estaba por cortar comencé a llorar, fue algo que no pude evitar las lagrimas simplemente brotaron de mis ojos mi hermana lo vio y sus lagrimas también brotaron, ella aparto la tijera y fue al baño rápido regreso con vendas, antisépticos y algodón, de nuevo se coloco a mi izquierda, con ella aun desnudo como yo mismo en ese momento tomo la tijera con su mano derecha, para levantar mi pene con su mano izquierda abrió las afiladas cuchillas de la tijera y me pregunto.

-“¿Estás listo hermano?”
-“¡Si, hazlo ya por favor!” Le respondí.

Me mordí mi labio inferior para tratar de aguantar el dolor que seguro iba a sentir, de de pronto la tijera comenzó a cortar, el dolor fue agudo más a allá de lo que pude imaginar, todo mi cuerpo comenzó a sacudirse con violencia mientras mi hermana seguía cortando, apenas le bastaron seis cortes para separar mi pene de mi cuerpo para siempre, la sangre fluyo aunque en menor cantidad de lo que debió hacerlo de no estar ligados, para ese momento estaba con los ojos en blanco casi sin sentido por el dolor.

Mi hermana me curo lo mejor que pudo, de alguna manera todo salió bien pues mis padres nunca se enteraron de lo que hicimos, aunque tuve varias infecciones urinarias luego de la perdida de mi pene, pero nada de importancia me tuve que colocar un tubito para evitar que mi uretra se cerrara eso le leí en una página al principio era molesto pero con el correr del tiempo me acostumbre y ahora casi no lo siento aunque aun lo tengo que usar para poder evacuar mi orina sin mucho problema.


** ** ** ** ** ** **

Puesto que conserve mis testículos, comencé a tener una gran ansiedad al poco tiempo que solo mi hermana puede saciar acariciando o lambiendo el muñón que quedo de mi pene, pero la mejor manera de hacerme venir es cuando ella inserta uno de sus lindos como delicados dedos por mi ano para masajear mi próstata, aun siento placer no como antes pero mi sufrir se lo ofrezco a Dios, lo que en verdad me llena y hace que la perdida de mi pene sea más llevadera.

Han pasado mucho años desde que perdí mi pene mi hermana se caso pero aun tenemos nuestros encuentros sexuales al parecer a ella le gusta ayudarme a que pueda expulsar mi semen, no tengo objeción alguna pero siendo que seguimos en pecado pero creo que el incesto es un pecado menor comparado con el de la fornicación con otro hombre ese sería un pecado que no estaba o estoy dispuesto a poder soportar, me siguen atrayendo los hombres sobre todo sus culos, pero sin pene toda tentación que pudiera tener se desvanece al recordar que para el resto de mi vida y gracias a la ayuda de mi hermana que aun me sigue dando placer soy y seguiré siendo un eunuco. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com






Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

HACIA EL PABELLÓN

Mil y mil veces maldita Susana ella fue la causa de mi desgracia total para el resto de mi vida, nunca la perdonare por eso y siempre la maldigo para que su alma vaya al infierno que es donde merece estar luego de lo que me hizo, con 25 años era un hombre en la mejor parte de su vida, cuando conocí a Susana ella tenía 18 años apenas cumplidos de hecho nos conocimos en su fiesta de cumpleaños......


HACIA EL PABELLÓN
Mil y mil veces maldita Susana ella fue la causa de mi desgracia total para el resto de mi vida, nunca la perdonare por eso y siempre la maldigo para que su alma vaya al infierno que es donde merece estar luego de lo que me hizo, con 25 años era un hombre en la mejor parte de su vida, cuando conocí a Susana ella tenía 18 años apenas cumplidos de hecho nos conocimos en su fiesta de cumpleaños. Quién iba a pensar que por ella terminaría como un eunuco por el resto de mi vida.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Mil y mil veces maldita Susana ella fue la causa de mi desgracia total para el resto de mi vida, nunca la perdonare por eso y siempre la maldigo para que su alma vaya al infierno que es donde merece estar luego de lo que me hizo, con 25 años era un hombre en la mejor parte de su vida, cuando conocí a Susana ella tenía 18 años apenas cumplidos de hecho nos conocimos en su fiesta de cumpleaños una de sus amigas me invito, debo decir que Susana era un verdadero manjar de los Dioses, desde que la vi se me antojo penetrarla pues su culito es aun hoy en día espectacular.

En un principio pensé que ella era una inocente y hasta tímida chica sin experiencia en el sexo pero luego supe que ella era toda una fiera con una gran camino recorrido en el sexo, en la cama ella era una fiera que se atrevía a los actos más lascivos como perversos en busca de placer, aunque en público parecía un indefenso corderito que apenas dejaba a su madre para unirse al rebaño, Susana era todo lo que ustedes quieran pero había algo para lo que no tenia dos caras.

Y eso era el miedo a su padre que era y sigue siendo un pastor evangélico muy respetado de la ciudad, ella le tenía terror hasta el extremo de incluso negarse a hacer cualquier cosas que él, le mandase, por pequeño que fuera; por supuesto su padre que le tenía prohibido a su comunidad el sexo fuera del matrimonio y solo para fines reproductivos no sabía de la reputación de su hija que rayaba entre algunos de mis conocidos como la de una verdadera puta, al poco que me hice su amigo con derechos porque nunca llegamos a ser novios formalmente por su miedo a su padre precisamente.

Comencé a enterarme que ella había sido de varios de mis amigos antes, quienes habían tenido el placer de estar entre sus piernas, por supuesto cada uno ellos decía que ella eran una maquina sexual que cada encuentro con ella era una verdadera experiencia inolvidable, por supuesto a ninguno le conté que el hombre en turno la vida de Susana era yo, pero sus relatos de sus aventuras sexuales con ella me hicieron preguntarme si todo o que ellos contaban era verdad o solo fantasías inventadas para impresionar a sus amigos.


** ** ** ** ** ** **

Bueno no tarde en descubrir por mi mismo que todo lo dicho era poco a lo que ella era en verdad de hacer en la cama, como ya dije Susana tiene las mejores nalgas que he visto y sentido, son grandes, redondas, muy firmes, con una vagina muy estrecha, con poco de vello de color muy claro, su cinturita aun sigue siendo de avispa, con el abdomen marcado por el ejercicio, con tetas medianas redondas que tienen una aureola discreta casi color rosa, y sus pezones son como gomas de lápiz rosaditas y duritas.  

En ese momento vivía solo, aunque la mayoría de los fines de semana me quedaba a dormir conmigo, algún amigo o salía a fiesta o simplemente veíamos películas en mi casa, tomando una cerveza o fumando, pero claro todo eso cambio a conocer a Susana, hasta que en una ocasión, llegamos en la madrugada a mi casa, veníamos de una fiesta, Susana entro sin darme tiempo a nada para irse directo a mi cama con todo y ropa que luego de unos besos muy apasionados comencé a quitarle la ropa pues hasta dejarla solo en ropa interior al igual que lo hice quedando solo en bóxer de los ajustados donde se marcaba mi bien paquete.

Susana llevaba una muy pequeña tanga negra debajo de su pantalón lo que me  hizo excitar de inmediato, ya  no la vi como amiga y comencé a tocarle su vagina, no tarde en quitarle su tanga para  meterle los dedos, le hice sexo oral, comiéndome su rajita y hasta su culito súper apretado, ya que no aguanté más la excitación, la penetre a mi antojo, ella se acomodaba en diferentes posiciones cada tanto, hasta que en una de esas la penetre analmente y ella no reaccionó, estaba completamente perdida por la excitación al tiempo que saboreé una y otra vez sus pezones deliciosos.

Me vine en su ombligo la primera vez y la segunda termine en su cuello y pecho me quedé dormido un par de horas y al despertarme la vi junto a mi desnuda con mi leche ya seco en su cuerpo, se me antojó de nuevo por lo que mi pene de 19 cm se puso durísimo le di por atrás de nuevo y esta vez terminé dentro de ella gimiendo como un loco de placer lo mismo que ella que parecía una verdadera puta, ya en la mañana, ella despertó primero aun con restos de mi leche en su cuerpo, se levantó de la cama y se metió de inmediato a bañar.  

Cuando Susana salió del baño lo hizo en lencería que Dios sepa de donde saco, nunca imaginé que saldría así, simplemente me quedé con la boca abierta, me preguntó si se le veía bien y le dije que si, después se subió a la cama como gateando y acercándose a mí como acechándome como una leona, para ese momento de nuevo ya tenía una dura erección de nuevo, estaba excitado y emocionado, ella se acostó junto a mí y comenzamos de nuevo a besarnos con verdadero ardor y pasión como si no hubiese un mañana, estábamos locos de pasión.      

Me quite mi bóxer que tenia lo más rápido que pude y ella solo se quito la tanga y la penetré de golpe, después de un rato me dijo al oído, “vuélveme a llenar el culito de tu leche”, eso me volvió loco por lo que me coloque detrás de ella y la penetra por su apretado culito para comenzar a bombear su culo fuerte abriéndole sus lindas nalgas con mis manos para que mi dura erección entrara mas, lo hundía dentro de ella hasta que mis huevos se aplastaban contra sus nalgas, escuchando sus eróticos gemidos que me pedían más y más, terminé en su culo, lo hicimos 2 veces más ese día antes que se fuera pues según me dijo le había dicho a su padre que se quedaría en casa de una amiga hasta esa tarde.     

Desde ese día comenzamos a tener sexo con más frecuencia, la mayoría de las veces con condón cuando la penetraba por su apretada vagina pero cuando se lo metía por el culo lo hacía sin protección alguna.


** ** ** ** ** ** **

Así estuvimos como año y medio hasta una tarde en la que ella me llamo pues su padre no iba a estar en casa todo el fin de semana y estaría sola, por lo accedí a ir, apenas llegue y Susana me desabrocho el pantalón, me acaricio el paquete cuyo pene ya estaba muy duro listo para la acción, ella me bajo mi bóxer para darme la mejor y última mamada de mi vida, la estaba penetrando fuerte casi como si la estuviera violando cuando su padre llego de improviso.

Con verdadero terror en sus ojos Susana llorando y haciéndose la víctima le dijo a su padre que la estaba violando su padre con una furia animal se me echo encima sin darme tiempo a explicar nada, me pego tan duro que me dejo inconsciente, casi me reventó los huevos de las fuertes patadas que me dio aun estando inconsciente me desperté en un hospital esposada en la cama, estaba en calidad de detenido, las leyes eran duras y lo siguen siendo favoreciendo a la victima por lo que era su palabra y la de su padre contra la mía.

Pero las pruebas estaban en mi contra en el hospital se encontró semen y fluido pre seminal mío dentro de ella además de desgarros anales y vaginales que eran obvios dado que se lo estaba haciendo muy duro y para mi perdición sin condón a petición de ella, tampoco los testigos ayudaron mucho pues a nadie le había dicho que estaba teniendo sexo con Susana, pero lo que me hundió definitivamente fue la propia Susana cuando confeso que yo la había obligado entrando en su casa quien sabe por dónde sorprendiéndola en la sala mientras veía televisión.

Le suplique que dijera la verdad pero ella no lo hizo de hecho le pidió al juez que me diera la mayor pena posibles llorando, el juez los hizo me condeno a 20 años de prisión saldría de la cárcel a años 45 pero eso no era lo peor sino que también ordeno que me fuese aplicado el castigo que marcaba la ley para los violadores la castración, escuchar decir esas palabras me hicieron enloquecer de pánico por lo que me eche sobre Susana determinado a obligarla a que dijera la verdad pero fui rápidamente reprimido por los guardias de la corte.

Fui sacando del tribunal luchando como un loco, en la cárcel me colocarlos en un ala especial, destinada a los violadores que debían ira al “pabellón” que era como llamaban la habitación en donde realizaban las castraciones, ahí estuve  por dos años esperando y rezando para que mi abogado pudiera hacer el milagro de conmutar la pena por mas años no me importaba siempre que no perdiera mis huevos, no deseaba ser un eunuco por el resto de mi vida, sin embargo mi abogado no pudo hacer nada la suprema corte ordeno que se llevara a cabo la sentencia.

No sabía cuando iba a pasar por lo que me empecé a masturbar todo lo que podía deseaba disfrutar hasta el último de mis orgasmos y eyaculaciones como fuese posible, esa tarde me estaba masturbando cuando tres hombres todos vestidos de blanco entraron en mi celda, al verlo supe de inmediato a lo venían por lo que mi mano comenzó a moverse más rápido deseando venirme pese que me estuvieran viendo ellos rieron al ver masturbar con desesperación pero no permitieron que terminara me tomaron y me sacaron de mi celda sin darme tiempo a siquiera colocarme mi pantalón o bóxer.

Luchando con todas mis fuerzas fue llevado al pabellón al llegar me encontré con una habitación sobria con mosaicos como si aquello fuese una especie de antiguo quirófano ahí aun luchando fueron trabados mis tobillos a dos grilletes firmemente soldados a dos postes bien anclados en el piso lo que dejo mis piernas ligeramente separadas los hombres de blanco me despojaron de mi camiseta blanca que era la única prenda que portaba en ese momento mientras los guardias me esposaron mis manos a un poste detrás de mí que iba del piso al techo de metal.

Quede frente a una pared cubierta por una gran cortina, de pronto un hombre también vestido de blanco acompañado por el director del penal entro empujando un carrito con un dispositivo algo raro en la parte alta, el director se quedo cerca de la puerta mientras el otro hombre empujo el carrito hasta que lo dejo justo frente a mi pies piernas incluso podían tocar la parte alta del carrito, el hombre luego trabajo rápidamente sobre lo que estaba en la parte superior hasta formar lo que parecía ser una pequeña guillotina pero sin una cuchilla visible a simple vista.

Luego tomo mis huevos para colocarlos en un receptáculo que cerro era de metal para lo que estiro mi escroto fuerte por lo que di un quejido de dolor, lo que me obligo a empujar mi pelvis hacia adelante mi  escroto conteniendo mis amados huevos quedaron confinados en una especie de esfera de metal, ellos eran rasurados cada tres días por lo que mi escroto estaba lampiño mi pene para ese momento estaba en completa erección por lo que el hombre usando un poco de cinta adhesiva medica lo aseguro a mi bajo vientre por encima de mi vello púbico.

Sobra decir que para ese momento estaba muy aterrado, el director del penal en ese momento presiono un botón y la cortina se abrió, dejando ver un gran ventanal del otro lado en sillas varias personas estaban ya atentas a lo que me estaba pasando, entre ellas logre distinguir a Susana y a su padre, sentí una cólera incontrolable y comencé a gritarle pero no sabía que ellos no podían escucharme porque era una habían insonorizada, pero eso no creo que me importara en ese momento dado el miedo que estaba sintiendo como nunca antes.

-“SUSANA DI LA VERDAD NO DEJES QUE ME LOS CORTEN ¡POR DIOS DI LA VERDAD!” 

-“SOY INOCENTE, ¡SOY INOCENTE POR FAVOR NOOOOO!”

De súbito el hombre que trajo el carrito presiono un botón la maquina hizo tres “BEEP” y sentí como la esfera en la que estaban mis huevos comenzó a vibrar, con la apertura por sonde mis escroto aun se conectaba a mi cuerpo comenzó a cerrándose sobre la parte alta de mi escroto estirado en ese momento, pronto mientras repetía sin cesar que era “inocente”, mis gritos se enmudecieron de repente al sentí un agudo dolor que fue cuando unan afilada cuchilla dispara a gas me cerceno en una fracción de segundos mi escroto, convirtiéndome en un eunuco para el resto de mi vida.

-“NOOOOOOOOOOOO”

Grite, mientras todo mi cuerpo se retorcía en grotescas convulsiones de dolor, mi pene lanzo tres últimos chorros de mi espeso semen cuyo placer no pude disfrutar pues el dolor bloqueo cualquier sensación de placer que pude haber tenido en ese momento, lo último que recuerdo fue ver una mueca de malicia y felicidad en el rosto de Susana antes de desmayarme que se me quedo para siempre en mi mente.


** ** ** ** ** ** **

Los siguientes 18 años fueron un infierno en la cárcel siendo un eunuco fui objeto de cientos de violaciones como humillaciones por parte de los internos, perdí mi cuerpo de hombre por la falta de testosterona incluso me brotaron tetas, mi pene se encogió hasta prácticamente desaparecer, para cuando salí de la cárcel era más mujer que hombre por lo menos de manera física incluso mi voz había cambiado.

Afuera ya en libertad no la tuve fácil tampoco nadie me daba trabajo por mi aspecto físico y antecedentes penales, tuve que sobrevivir como puede vendiendo lo que podia y mal pasándola de Susana no he vuelto a saber nada se que se caso alguno años después de mi castración y se fua a vivir lejos con su marido ojala nunca me la encuentre porque si lo hago creo que me convertiré en asesino sobre todo por lo que me hicieron en aquel pabellón.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com






Imagen que Inspiro está Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

Orgía en el cine de mi mujer por mi culpa

Orgía en el cine de mi mujer por mi culpa. Sí, por mi culpa. Si me lo permitís, os voy a contar la historia de sexo real más deleznable que me ha ocurrido en esta vida. Y que sepáis que admito que me pongáis los adjetivos que os vengan a la mente, me los merezco todos. Solo deciros que, aContinuar leyendo »

La entrada Orgía en el cine de mi mujer por mi culpa aparece primero en Relatos eróticos SexoEscrito.com.

Orinando a mi madre en la ducha

Serían aproximadamente las nueve de la mañana, cuando me levanté justamente a la vez que mi madre, mientras levantaba la persiana, mi madre (Pilar) me dijo que si íbamos a desayunar, y le dije que me iba a lavar y desayunábamos. Serían aproximadamente las nueve de la mañana, cuando me levanté justamente a la vez que mi madre, mientras levantabaContinuar leyendo »

La entrada Orinando a mi madre en la ducha aparece primero en Relatos eróticos SexoEscrito.com.

Fin de semana con Isabel 1ª parte

Conocí a Isabel en un chat de sexo gratis, en el cual estuvimos muchos días hablando y hablando hasta altas horas de la noche para así conocernos mejor. Hasta que no la vi, de verdad no sabía la clase de mujer que era, cariñosa, amable, sensual, etc. Una vez que nos conocimos mejor ya que por el Skype solo nos veíamosContinuar leyendo »

La entrada Fin de semana con Isabel 1ª parte aparece primero en Relatos eróticos SexoEscrito.com.

TESTIGO DE JEHOVA

Al parecer pero la reglas de abstinencia sexual en algunas religiones afectan el bienestar emocional y físico en los jóvenes ya sean de esa religión o no. Una tarde estaba solo en mi casa y ya estaba anocheciendo, estaba algo pensativo y de pronto alguien toco mi puerta, mire por la ventana y era un joven alto, blanco, de cabello entre castaño y rojizo bien vestido, me di cuenta de inmediato que era un testigo de Jehová......


TESTIGO DE JEHOVA
Al parecer pero la reglas de abstinencia sexual en algunas religiones afectan el bienestar emocional y físico en los jóvenes ya sean de esa religión o no. Una tarde estaba solo en mi casa y ya estaba anocheciendo, estaba algo pensativo y de pronto alguien toco mi puerta, mire por la ventana y era un joven alto, blanco, de cabello entre castaño y rojizo bien vestido, me di cuenta de inmediato que era un testigo de Jehová. Quien iba a pensar que disfrutar de ese bello joven me costaría tan caro.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PENE] [ADVERTENCIA]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo & DarkSoul





Al parecer pero la reglas de abstinencia sexual en algunas religiones afectan el bienestar emocional y físico en los jóvenes ya sean de esa religión o no. Una tarde estaba solo en mi casa y ya estaba anocheciendo, estaba algo pensativo y de pronto alguien toco mi puerta, mire por la ventana y era un joven alto, blanco, de cabello entre castaño y rojizo bien vestido, me di cuenta de inmediato que era un testigo de Jehová.    

El se veía de mi edad como de 20 o 21 años era de complexión atlética alto y muy atractivo más o menos como yo pero la diferencia era que soy moreno muy claro, cabello negro y de cara normal entonces abrí mi puerta y yo estaba a punto de meterme a bañar y por curiosidad porque vi la calle muy sola abrí la puerta y me dijo "¿buenas noches como estas? y yo le conteste “muy bien ¿y tú?” y el dijo "bien pero un poco cansado" .

Lo deje pasar ya que esa noche estaba haciendo mucho frío lo recibí en mi sala y cerré la puerta de mi casa le dije " voy a cerrar la puerta porque la calle está muy sola" y el dijo que no habría problema entonces él se sentó en el sofá y me dijo " vengo hablarte de mi religión " ya saben, pero de pronto me acerque a él y note que olía muy bien, su forma de expresarse me gusto tan serio y maduro luego le dije eres soltero o tienes una relación y el muy penoso me dijo que no, me dijo que en su religión casi no permiten eso al menos que fuera un compromiso para casarse.       

Yo creo que lo incomode le dije que me iba meter a bañar y que esperara unos diez minutos y el dijo que no había problema transcurrido el tiempo salí del baño y me di cuenta que estaba en mi sala todavía me puse una bata y le dije puedes acercarte por favor y el vino hacia mi habitación y me se sorprendió al verme en bata me dijo "disculpa perdón no debí verte así" le dije " no te preocupes no pasa nada y le pregunte que si había estado con alguien en la cama y me dijo "no soy casto no debo tener sexo antes del matrimonio" y me pareció sensual y caliente tener a alguien así en mi cuarto me di cuenta que se estaba excitando le pregunte.

-¿Cómo te llamas? y él me respondió.
-"Mateo" dije bonito nombre.
-¿Te sientes muy solo verdad?    

Y él me dijo " si necesitó calor de alguien". yo le dije si quieres podemos divertirnos al tiempo que me quite la bata y mi pene estaba erecto el me dijo que grande tienes tu pene gracias le dije, casi al instante le dije que se quitara la ropa por lo que se quitó la camisa al ver sus pezones rojos como cerezas los comencé a lamber y lo acosté en la cama aun traía el pantalón puesto y comenzamos a besarnos el tocaba mi pene y sentía un placer loco por la calidez de su mano, por mi parte le besaba su cuello y le dije.

- “¿te gusta?"
-“si sigue por favor". Me respondió.

Comencé a tocas sus nalgas y le desabroche el pantalón para darme cuenta que traía una trusa  lisa (slip) blanca y seguía acariciando sus nalgas y él seguía acariciando mi pene luego me di cuenta que su pene estaba duro por lo que le quite su trusa para dejarme ver su pene que era de muy buen tamaño color rojizo como sus pezones y lo comencé a tocar lo que lo hizo gemir mientras seguíamos tocándonos y luego comenzó a chupar mi pene y lo hizo muy buen para ser su primera vez y al poco rato también lo hice quedando haciendo un 69 y luego comencé a acariciar su ano y le dije.

-¿te gusta?

A lo que él me respondió “sigue no detengas se siente muy placentero" y luego saque un condón lo humecte en lubricante y me lo puse para comenzar a restregar mi pene entre sus nalgas al poco rato comencé a penetrarlo poco a poco y él decía que sentía dolor pero a los cinco minutos ya no sentía más que placer por lo que seguí penetrándolo y cada vez era más intenso con una mano lo masturbaba mientras con la otra jugaba con sus tetillas al cabo de unos 30 o 35 minutos ya no me pude contener y me vine,  eyaculando como pocas veces lo había hecho y el también se vino sobre su plano vientre ligeramente marcadito.

Por mi parte termine en el condón dentro de él, fue algo muy emocionante e intenso para él como para mí, ambos quedamos jadeantes sobre mi cama, luego de un rato me incline para darle una mamada limpiando su pene como vientre lambiendo su semen de su abdomen, él también me chupo mi pene hasta dejarlo limpio de semen, luego nos bañamos juntos limpiando el sudor de nuestros cuerpos acariciándonos y enjabonándonos bajo la regadera, luego le ayude a ponerse su trusa, para masajear sus huevos por última vez, antes que se marchara esa fue lo única vez que tuve sexo con Mateo nunca lo he vuelto ver aunque lo desee por mucho tiempo.

Para mí fue una aventura más muy sabrosa pero una aventura al fin, tan solo deseaba volver a verlo y sentir el gran placer que me dio pero lejos estaba de pensar lo que pasaba sin que lo supiera mi placer causo que Mateo se declarara gay lo que provoco que fuese expulsado de su religión, su familia también lo repudio pero pareció que a él no le importo y se marcho no sin antes confesarle a su padre porque fue que se volvió gay contándole lo que paso esa noche en mi casa y por supuesto salió a relucir mi nombre.

Una noche como seis meses luego de tener sexo con Mateo regresaba a casa y mi calle estaba muy sola y oscura pues el alumbrado público estaba fallando desde hacía meses caminaba despreocupadamente deseaba llegar a casa y tomar un baño no tenía planes por lo que deseaba masturbarme cuando sentí que alguien me tomo de uno de mis hombros, haciendo que diera la vuelta y de pronto sentí un enorme punzada en mi entrepierna, que me hizo abrir los ojos dejándome sin aire fue como ser arrojada a un rio de lava.

Estaba en un mar de dolor cuando sentí otra, otra y otra punzada cada una más dolorosa que la otra mis manos se fueron a los hombros de la figura frente a mí, de reojo vi como esa figura me apuñalaba mi entrepierna con un largo cuchillo o daga mi entrepierna, poco a poco me resbale por el cuerpo del hombre hasta quedar de rodillas con mis manos en mi entrepierna, sintiendo como la sangre brotaba a chorros de mi entrepierna.

Ni siquiera pude gritar simplemente me quede ahí temblando y gimiendo con un dolor increíble, de pronto sentí un fuerte golpe en la parte derecha de mi rostro que me lanzo al suelo para perder el conocimiento apenas recuerdo tocar el suelo con mi cabeza, mientras veía a la figura alejarse a la figura que me ataco, pensé que ese era mi fin, hecho rece e hice las paces con Dios esperando lo peor pero no fue así.

Horas más tarde me desperté en la cama de u hospital muy adolorido, con toda mi entrepierna vendada, un catéter sobresalía de entre las vendas que se conectaba a una bolsa con un poco de orina ya en el fondo de la bolsa, un doctor apareció y me informo con una expresión muy serie en su rostro que mi atacante me apuñalo en mis genitales en no menos de 15 ocasiones pero eso no era lo peor sino que las puñaladas habían cortado por completo los conductos que unían mis testículos a mi próstata, y no solo eso sino que las puñaladas también habían dañados mis testículos lo que los destruyo mas allá de toda reparación por lo que tuvieron que ser extirpados, el médico me indico que me habían colocado prótesis testiculares, aunque la noticia que me habían castrado fue impactante aun faltaba una noticia que si me destruyo por completo.

El médico me dijo que aunque lograron salvar mi pene lo que en un principio fue un alivio, añadió que las puñaladas habían dañado mi próstata como los nervios que permitían que mi pene alcanzara una erección, lo que dijo a continuación fue devastador.

-“Por consiguiente en probable que nunca más pueda tener una erección en su vida ¡lo siento!”

Aquello me dejo en shock total enloquecí y comencé a gritar a tratar de arrancarme mis vendas para ver mi pene, pero fue contralado y sedado.

Estuve así por varios días hasta que poco a poco me calme, cuando me quitaron las vendas mi pene aun estaba algo hinchado, con cicatrices por todo mi pene algunas muy feas y otras no muy visibles, pero que habían convertido a mi pene en una cosa atroz no el bello pene largo que alguna vez tuve sin vena alguna saltando aun cuando estaba en erección además me habían circuncidado para poder salvar mi glande, mi escroto presentaba varias heridas pero que casi no eran visibles a simple vista, para cuando me recupere y deje el hospital lo primero que hice al llegar a casa fue tratar de masturbarme pero por más que lo intente mi pene no reacciono ni sentí nada.

Luego de eso me convencí a mi mismo que era impotente de por vida, que sería un eunuco para el resto de mi vida, me sometí a tratamientos de testosterona para no perder mi bello cuerpo, y me transforme en pasivo, la primera vez que me penetraron llore por muchos días pero luego poco a poco me gusto ser penetrado, mis amantes no sabes que mis huevos son falsos y les gusta que mi pene no quede duro mientras me penetran para ellos creen que eso es una muestra de sumisión hacia ellos lo que les encantaba y les hace tener una aun más fuerte erección.

Poco después de salir del hospital la policía arresto al padre de Mateo quien confesó que él fue quien me ataco fue condenado a 15 años de prisión por lo que me hizo, aunque eso no me devolvería el placer que me hizo perder de Mateo no he vuelto a saber nada pero hay noches que recuerdo cuando estoy solo en casa aquella noche en que tuve mi pene dentro del hermoso culo virgen de ese Testigo de Jehova.      




http://relatos-de-eunucos.blogspot.com 






Autor: Anónimo & DarkSoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

SEXO EN LA COCINA

Tenía 15 años, cuando todo esto paso, mi madre era una mujer muy religiosa fue por eso que mi padre la abandono y se caso con otra al poco que nací, por aquel entonces como todo adolescente estaba con las hormonas a tope, mi madre no entendía que como un adolescente y hombre estaba deseoso por tener sexo, por lo que me masturbaba constantemente, mi madre para rematar contrato a una chica para que la ayudara en la casa dado que ella se la pasaba casi siempre en la iglesia o en asuntos de la parroquia, ella tenía 17 años con una cadera grande, senos normales que aun estaba en desarrollo......


SEXO EN LA COCINA
Tenía 15 años, cuando todo esto paso, mi madre era una mujer muy religiosa fue por eso que mi padre la abandono y se caso con otra al poco que nací, por aquel entonces como todo adolescente estaba con las hormonas a tope, mi madre no entendía que como un adolescente y hombre estaba deseoso por tener sexo, por lo que me masturbaba constantemente, mi madre para rematar contrato a una chica para que la ayudara en la casa dado que ella se la pasaba casi siempre en la iglesia o en asuntos de la parroquia, ella tenía 17 años con una cadera grande, senos normales que aun estaba en desarrollo. Con ella tuve el mas increíble sexo de mi vida pero también el último.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PADRES]


Categoria: Adolescente      Autor: Vikki & DarkSoul





Tenía 15 años, cuando todo esto paso, mi madre era una mujer muy religiosa fue por eso que mi padre la abandono y se caso con otra al poco que nací, por aquel entonces como todo adolescente estaba con las hormonas a tope, mi madre no entendía que como un adolescente y hombre estaba deseoso por tener sexo, por lo que me masturbaba constantemente, mi madre para rematar contrato a una chica para que la ayudara en la casa dado que ella se la pasaba casi siempre en la iglesia o en asuntos de la parroquia, ella tenía 17 años con una cadera grande, senos normales que aun estaba en desarrollo.

Como era temporada de calor por lo general siempre llevaba un short de licra y camiseta lo marcaba sus muslos como bellas nalgas paraditas y apretaditas muy bien lo que me hacia tener una terrible y enorme erección de solo verla, por lo general debía irme de la cocina en la que por lo general estaba para que ella no me viera con la abultada carpa que se formaba la parte delantera de mi short. 

Era una tarde como cualquiera de un fin de semana normal, sábado ella hacia el almuerzo como todos los fines de semana mi madre no estaba por lo que la escuchaba arreglar algunas cosas, cuando me desperté estaba apenas con una trusa (slip) con una tremenda erección matutina, la estuve escuchando hacer ruidos por algunos minutos., no tarde en ponerme un short y con el dorso desnudo baje a la cocina, ahí la vi, mi pene había bajado para ese momento pero apenas vi ese lindo culito bien marcado en su short de licra hizo que mi pene de nuevo quedase duro como al despertar.  

No sé que me paso cuando la vi ahí, pero me acerque a donde estaba de pie y la agarre de cintura para atraerla a mi cuerpo haciendo que sintiera mi miembro duro como nunca antes había estado través de nuestras ropas entre sus nalgas, metí mis manos dentro de su camiseta y le acaricia los senos, lo que le sorprendió quiso tenerme tratando de alejarme pero cuando comencé a lamber su lóbulo de su oído derecho ella perdió todo control y se dejo hacer sin decir nada más.         

Le aprieto los senos mientras nuestros cuerpos están bien juntos, le beso el hombro ella se da la vuelta y comienza a besar mi cuello, mientras cada una de mis manos se van a sus senos se los aprieto suave pero al mismo tiempo duro luego de unos segundos le suelto uno de sus senos para deslizarla hacia abajo acariciando su cintura y metiéndose dentro de short al sentir mi mano ella se estremece dejando escapar un gemido mi mano se deslizo hasta en medio de mis piernas con facilidad hasta llegar a su vagina, la muevo de arriba abajo lo que hace que ella empiece a gemir mientras retira su otra mano de su seno para comenzar a besarnos con pasión

Ella estaba en verdad muy excitada, era la primera vez que la veía así, sentía su respiración tan agitada, sin perder tiempo le baje su ajustado short hasta las rodillas para luego acariciarle sus apretaditas nalgas mientras la empuja hacia la mesa de madera del centro de la cocina y abrí sus piernas su short me impedía abrirlo mucho por lo que se lo quite ella no llevaba ropa interior por lo que me fue fácil escupir sobre su culo y con mi mano esparcí mi saliva por todo su ano, estaba tan excitado que me despoje de mi short y trusa en un segundo hasta quitármelo por completo, dejando mi babeante pene en completa erección a centímetros de su sexo y culo.

Ella miro de reojo cuando escupí mi miembro es la primera vez que me iba penetrarla con ella boca abajo sobre la mesa sin lubricante solo con saliva la toma por la cintura aplaste con mi mano su espalda para quedar más inclinada al tiempo que toque con mi glande la entrada de mi ano, no quería penetrarla por delante por miedo a embarazarla sin embargo también restregué mi erección en su vagina mojándolo con su liquido, moviéndolo de arriba hacia abajo hasta que lo coloque sobre su cerradito ano de color rosa para presionar mi pene sintiendo como comienza entra casi en seco solo con mi saliva y el lubricante del mismo pene que emanaba para ese momento en gran cantidad.

Mi dura erección poco a poco iba entrando quien se quejo pues creo que le dolía por lo menos eso supuse no tarde mucho en casi meterlo todo y lo saca un poco para empujarlo otra vez pero esa vez entro todo ella se tapo la boca para no gritar de dolor pero al mismo tiempo de placer al mismo tiempo lo sentía bien dentro, bien apretado era una sensación riquísima que me encanto sentir, con mis huevos contra sus nalgas nos quedamos quietos por algunos segundos antes de empezar a bombearla pero esta vez más rápido con ambos ya muy excitados más que nunca.

Eso lo atribuí después por el peligro que nos encontrará mi madre, la penetre una y otra vez cada vez más rápido la toma de los hombros para penetrarla con más fuerza, rapidez, ardor y placer al mismo tiempo aquella sensación de peligro me tenía muy pero muy excitado, solté sus hombros para meter mis manos por debajo de la camiseta y agarrar sus senos apretándolos y jugando con sus endurecidos pezones, para continuar penetrándola una y otra vez mientras escucho su agitación que está a punto de terminar ella comienza a temblar le doy tres arremetidas bien duras y profundas cuando suelto un poco se semen que comienza a llenar su culito para luego venirme por completo en su interior.

Conmigo viniéndome y gimiendo duro le tomo sus muslos todavía con mi pene dentro de ella, subo mi mano hasta sus nalgas, se las abro para que mi pene entre aun un poco más, le levanto su camiseta para poder besarla la espalda, mientras mi cadera seguía moviéndose levemente sentí como ella misma también obtuvo un orgasmos luego cuando saque mi pene de su interior vi como sus jugos resbalaban por sus muslos, por unos segundos quedamos ahí sobre la mesa jadeantes.     

Luego saque mi pene y me vire hacia mí, la besa mientras le subía su short, sonreímos, me subí mi short como trusa y me fui a mi cuarto y ella se quedo ahí en la cocina, cuando termino de cocinar entro a mi cuarto y me dio una rica mamada hasta hacerme correr de nuevo y ella luego me puso un condón y me dejo penetrarla por su vagina que fue magnífico.

Nuestros encuentros continuaron de manera furtiva por varios meses casi a diario pues mi madre como ya dije casi no estaba en casa pero una tarde ella llego de improviso mientras ambos teníamos sexo en la sala, por lo que apenas abrió la puerta nos vio con ella cabalgándome con mi pene enfundando en un condón entraba y salía de su muy mojada vagina no se qué enojo a mi madre mas ver que estaba fornicando o que estaba usando un condón lo que está prohibido por la iglesia, mi madre dejo caer lo que estaba cargando y se nos echo encima saco a ella así como estaba desnuda a la calle, arrojándole su ropa diciéndole que no quería volverla a ver, jalándola de los cabellos y dándole cachetadas.

Luego con mi amante fuera de casa mi madre se me echo encima, para ese momento ya había logrado ponerme mi trusa cuando mi madre me tomo de los cabellos y me llevo a mi cuarto donde me encerró para luego irse, me quede ahí encerrado por lo menos tres horas hasta que de nuevo la escuche entrar, algunos minutos más tarde ella abrió la puerta y me dejo un plato de comida, para luego cerrar la puerta se veía aun enojada, pero tenía hambre por lo que tome el plato y me lo comí luego de algunos minutos sentí mucho sueño y me dormí.

Cuando desperté estaba sobre la mesa de la cocina en donde obtuve tanto placer en varia ocasiones estaba desnudo con mis piernas y brazos amarrados a las patas de la mesa, estaba amordazado con mi madre frente a la estufa calentando lo que parecía ser una enorme tijera, de súbito sentí un agudo dolor proveniente de mi entrepierna levante la cabeza solo para ver parcialmente que me había colocado dos ligas en la base de mi escroto, quien sabe desde hace cuanto tiempo pero para ese momento mi escroto estaba de un color morado oscuro lo que me dijo que hacía ya rato que mi escroto había sido ligado.

Cuando mi madre se voltio hacia a mi tenía en su mano una gran tijera usada para cortar lamina, con las cuchillas brillando intensamente de lo caliente que estaban ella camino hacia la mesa para colocarse frente a mi entre mis extendías piernas, tomando mi escroto con una de sus manos que me hizo sacudirme de dolor, pues sentí una enorme y punzante dolor indescriptible cuando lo hizo, ella mirándome con una expresión colérica me dijo.

-“No voy  dejar que te vayas al infierno como tu padre por tus impulsos sexuales pecaminosos”.

Apenas termino de decir eso jalo mi escroto fuerte lo que hizo arquear mi cuerpo de dolor para luego acercar la tijera a un escroto, mi madre con verdadero odio en su mirada corto de tres cortes mi escroto ante mi mirada suplicante cuando mi madre hizo el ultimo corte que me convirtió en eunuco para el resto de mi vida, mi pene que estaba en erección lanzo tres potentes disparos de mi espeso semen, uno de ellos llego a mi cuello la ultima eyaculación de mi vida.

Por supuesto nadie se entero de lo que mi madre me hizo, cuando me cure por completo le tenía un odio a mi madre descomunal me había quitado mi virilidad y posibilidad de ser padre para siempre, me masturbe hasta que mi pene dejo de tener la capacidad para tener erecciones, a los 18 años con una terrible cicatriz debajo de mi pene para ese momento encogido hasta casi desaparecer abandone la casa de mi madre para nunca más regresar, ni siquiera fui al entierro de mi madre una década mas tarde luego de morir de cáncer.

Ahora de 35 años vivo solo y amargado, recordando noche a noche aquella maravillosa tarde en la que con aquella bella mujer tuve un magnifico sexo en la cocina.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Autor: Vikki & DarkSoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

HIJASTRA FUE MI AMANTE

Fue la enfermedad de mi pareja, si así fue, lo que me hizo cada vez salir menos por lo que estaba más en la casa, por ese entonces era un hombre 47 años, mi pareja 50 años, mi mujer, además vive con nosotros su hija desde que tenía 12 años, para ese momento de 16 años, guapa, simpática como su madre, rellenita pero no una mujer gordita sino robusta con un culo, uuuuffff unas tetas ni grandes ni pequeñas, en fin que era un bombón......


HIJASTRA FUE MI AMANTE
Fue la enfermedad de mi pareja, si así fue, lo que me hizo cada vez salir menos por lo que estaba más en la casa, por ese entonces era un hombre 47 años, mi pareja 50 años, mi mujer, además vive con nosotros su hija desde que tenía 12 años, para ese momento de 16 años, guapa, simpática como su madre, rellenita pero no una mujer gordita sino robusta con un culo, uuuuffff unas tetas ni grandes ni pequeñas, en fin que era un bombón. Quien me iba a decir que ella me costaría mis huevos como virilidad a manos de mi pareja.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ADVERTENCIA]


Categoria: Hetero      Autor: Anónimo & DarkSoul





Fue la enfermedad de mi pareja, si así fue, lo que me hizo cada vez salir menos por lo que estaba más en la casa, por ese entonces era un hombre 47 años, mi pareja 50 años, mi mujer, además vive con nosotros su hija desde que tenía 12 años, para ese momento de 16 años, guapa, simpática como su madre, rellenita pero no una mujer gordita sino robusta con un culo, uuuuffff unas tetas ni grandes ni pequeñas, en fin que era un bombón, hasta este viernes éramos como tantas familias, con ella viviendo con nosotros, sin novio, solo sus amigas y amigos.

Hasta ese momento había sido como una hija, aunque las cosas estaban por cambiar, por ese entonces hacía años que tenía poco sexo con mi pareja, por su enfermedad, este viernes ella quería estar con su hermana, hasta el domingo, su hija quedó en llevarla temprano este viernes a otra ciudad a casa de su hermana y tía de ella, por mi parte me fui al trabajo. Me dolía la cabeza, como hacía muchos años que llevo en mi trabajo y nunca había tenido una falta en él, el mismo dueño me dijo, sobre las diez que me marchara y eso hice llegué a casa, me duche tomé un par de aspirinas y me acosté, apenas una hora después escuché la puerta, era mi hijastra que regresaba.     

Nada me hizo pensar que estaba en la casa, escuché la ducha, al poco escuché que salía e imaginé que se sentaría a ver la tele, pero al no escuche ruido, al poco tiempo me pareció oír como unos pequeños gemidos, apagados después nada, para al poco tiempo volverlos a escuchar ahora algo más nítidamente, pero tras ello, escuché como una palmada después otra de nuevo silencios eso ya si me llamó realmente la atención, salí de la cama estaba en slip (trusa) nada más, apenas iba del dormitorio descalzo hacia la escalera volví a escuchar los gemidos, me detuve, ahora si escuchaba gemidos totalmente convencido que no era mi imaginación,

Camine despacio hasta llegar a la escalera intrigado, no bajé ni un peldaño solo me fui agachando, veía las dos puertas grandes de puertas corredizas abiertas del salón, en donde vi a mi hijastra solo con unas braguitas (calzón) blancas, sus piernas abiertas apoyadas en el sofá y ella sentada en él, su mano sobre su braga en la parte de su sexo, de nuevo se acariciaba y volvía a gemir, mi pene se puso tiesa como hacía años no lo hacía, sus piernas blancas gorditas, sus tetas, se las acariciaba con una mano las pellizcaba y gemía, miraba incomodo pegando mi cabeza ya contra el suelo, llegando solo ahí hasta ver sus tetas, al mismo tiempo ella se puso a 4 patas en el sofá y se pegaba en sus nalgas con sus propia mano.

Volví a escuchar el chasquido de su mano contra su piel al estrellarse contra su nalga fuerte ruidoso ella dio un quejido y lo repitió varias veces y volvía a colocarse sentada en el ancho sofá con sus piernas abiertas para volverse a tocarse pero sin quitar la braga, siempre así, la estuve observando, un largo rato, no podría decir cuánto pero si un largo rato repitiendo eso dos veces, hasta que se levantó y se fue a uno de los sillones, pero eso ya no lo veía, camino a su izquierda y desapareció.       

Creo que mi excitación me hizo ser valiente, mi excitación, mi enorme deseo de seguir viéndola como se masturbaba, con mi mente en blanco sin pensar en nada más siquiera en decir que pensaba en tener sexo con ella, en esos momentos solo quería seguir viéndola, en esos momentos era como haberme quitado un juguete que yo deseaba por encima de todo, eso me hizo ser valiente, bajé descalzo, sin ella poder oír nada, escuchaba sus suspiros largos y sus a veces gemidos, me asomé lentamente temblando todo mi cuerpo de emoción, ella no podía verme de esa forma pensé nada más ver la escena, el sillón quedaba con el respaldo al frente conmigo a dos metros, ella sentada frente a la apagada tele, yo veía su cabello y el sillón algo tirado hacia atrás y sus muslos con su braga echada a un lado.

Su dedo acariciaba la parte superior de su vagina, totalmente afeitada, brillaba, ella no dejaba de suspirar y otras gemir, su dedo no se hundía dentro solo paseaba por la parte superior de su vagina, con su otra mano la braga la tenía a un lado ella tan relajada tan metida que ni por asomo imaginaba que estaba ahí, mi cabeza giraba mirando, mi pene sobresalía por el elástico del slip, que calor que temblor que deseo empezó a apoderarse de mi a la vez que ella iba gimiendo mas asiduamente y abandonándose aun más hasta que vi claramente como su dedo se metió todo en su vagina, hasta el fondo y el resto de su mano quedo apretándose contra su vagina.     

De pronto no recuerdo cómo pero estaba adentro tras ella, a tres pasos no más pero ella seguía igual ni se había dado cuenta nunca lo supe, ella empezó ya a no dejar de meterse su dedo en su vagina, solo lo sacó, un par de veces para metérselo en su boca, yo creo que ni respiraba, cuando hizo eso por segunda vez di un nuevo paso pero ahora si ya iba con otras ideas, con la idea de hacerla mía, aún ese segundo paso, volví a quedarme quieto y nada ella estaba solo metida totalmente en su deseo en su excitación gimiendo y ahora moviendo su dedo más a ritmo y a veces parando, teniéndolo totalmente hundido, tuve un rápido flash o sopese la situación, es decir en menos de un segundo pensé ya no habría salida ella me vería, antes o después de correrse, había que decidirse pero todo fue en una milésima, tras quedar parado ese segundo paso.         

Vi durante un breve instante su cara, su boca abierta gimiendo sus ojos cerrados sus piernas abiertas y su dedo metido en su vagina, ella giró su cabeza un poco sus ojos se abrieron como platos sorprendida durante los siguientes instantes, pero su dedo metido en su vagina, fue unos instantes todo pero que siempre quedaran grabados en mi mente, como lo que hice, ella mirándome y mi, cuando mi mano bajo hasta apretarse contra la suya que tenía el dedo metido en su vagina la tome y empecé a mover yo su mano, es decir que siguiera tocándose su deseo era tan grande que solo pudo seguir el ritmo de mi mano ella moviendo su dedo en su vagina y ahora gimiendo más fuerte.

Ya abiertamente, apenas la tuve así varios segundos 15, 20 segundos para retirar su mano y meter mi dedo en su vagina, mi otra mano fue a su rostro, ella cerró los ojos y yo la acaricie sin dejar de mover mi dedo, dentro de aquella caliente abertura, veía su labios morderse jadear, mi mano acariciaba su cara mientras miraba sus tetas, pero mi mano solo acariciaba su mejilla su cara como calmándola, disfrutando, viéndola así, su jadeos ahora eran fuertes grititos, movía su pelvis y su mano ahora la que apretaba la mía que estaba en su vagina para decirme que no parara sin palabras, se corrió, que fue larga dando grititos apretando mi mano retorciéndose en el sillón, mientras yo, sentía un grandísimo placer, al verla así en mi poder, habiéndole provocado aquello, fue tan placentero o más que un orgasmo.          

Mi dedo estaba mojadísimo desde que entro en su jugosa raja, ahora fuera de él, toqué el fondo de su vagina y empecé a llegar su culo de liquido que había ido derramando de su vagina, ella seguía con los ojos cerrados ahora calmada relajada, sin fuerza mi mano pasó de su cara a sus pechos acaricié uno acaricie otro, una y otra vez, mi pene para ese momento estaba completamente erecto, si, así era estaba, gordo y grande me medía casi 21 cms, pero había perdido algo de su potencia y lo agradecí, me puse frente a ella, al mirarla supe rápidamente que pensaba y su cara pasado el primer deseo para mí fue como un libro abierto, era como decirme sin palabras “vamos ahora penétrame me dejare por lo que has hecho pues no puedo hacer ni decir nada”.      

Me vio como me arrodillaba ante ella le quite su braga ella se quedo quieta a veces cerrando los ojos, a veces mirando, mi boca se fue a su vagina, al principio, saboreé aun sus jugos dulzones fuertes, olor a vagina joven, ella callada, al principio incluso intento cerrar algo sus piernas pero empecé de nuevo a saborear como había visto a ella con sus dedos, la parte superior, de su vagina tranquilamente sin la más mínima prisa, empezó relajando las piernas abriéndolas poco a poco más y más hasta que comenzó con los suspiros después jadeos para ella volverse loca, dar grititos para ya ser continuos y su mano acariciando mis cabellos, ella intentó ahora si tomar mi pene pero yo no la dejaba y terminó por rendirse y tirarse de nuevo a atrás en el sillón hasta correrse por segunda vez.  
     
Seguí lamiendo su rajita tras correrse ella se dejo hacer sin defenderse, en lo más mínimo, cuando me "aburrí" de chupar aquel sexo lleno de jugos y mi saliva por todas partes por fuera y en sus muslos o por debajo hasta su culo, me levanté y nada más hacerlo su mano agarró mi pene, para agarrar mi slip, lo bajó volvió a agarrarlo conmigo de pie ella sentada y lo movió primero sin dejar de mirarlo hasta que fue acercando su cara y se lo metió en la boca, “ufff que sensación ver aquella cabellera bajo mi vientre sintiendo como era devorado mi pene cada vez con más y más ganas”, sentía algo indescriptible al ver aquella cabellera y saber que era ella quien estaba devorando mi pene, mis manos bajaron hasta tomar sus pechos, después le eché la cabellera a un lado y vi su boca con mi pene metida en ella su mano acariciando mis huevos a su vez o cogiendo la base de mi pene, que estaba dura como nunca antes, la levanté por sus axilas, ella quedó de pie a mi lado fuera del sillón me termine de quitar el slip, los dos desnudos, callados la llevé hasta el sofá que estaba al principio del salón.          

Ella nada más llegar al sofá se puso a cuatro patas, como indicándome que era como quería que la penetrara, a la vez que me habló por primera vez, en sus palabras volví a sentir su excitación a pesar de haberse corrido dos veces en un breve periodo, diciéndome.          

- “Ten cuidado, vente fuera o puedo quedarme embarazada”.
           
A la vez que se colocaba, yo seguía de pie acaricie su espalda, su cabeza, su voz temblorosa me había delatado que estaba loca porque la penetrara, vi sus dos nalgas, redondas grandes y duras, al instante recordé como ella se azotaba, aun seguía yo de pie en el suelo toqué sus nalgas ella suspiró al sentir mi contacto yo estaba con mi pene ya preparada para penetrarla, mi mano paro en su raja, se lo sobe sin subirme aun al sofá ella aumento sus gemidos y de pronto le di una nalgada en una de sus nalgas, menos fuerte de como ella lo había hecho, ella gimoteó y miré su cabeza escuchaba sus suspiros y di una nueva nalgada en su otra nalga, esa más fuerte, entonces escuché.
           
- “¡Aaaay, Si, Si…!”
           
Eso terminó de animarme, le di una aún más fuerte en la otra nalga,          

Por favor métemela, ya, dijo ella Fue como descubrir petróleo, oro, diamantes, en vez de hacer lo que me pedía aun me puse mejor para pegarle más fuerte, le di, vaya que sí le di muy fuerte ella levanto la cabeza volviéndola su cabello al otro lado para que viera su rostro.

- ¡AAaaaaahhh aaaaaahh aaaaayy aaaaayyy aaaaaaah!

Volví a darle otra ya todas eran con todas mis fuerzas su culo blanco delataba totalmente mi mano sobre él la marca roja de mis dedos, hipnotizado mirando su culo y volvía a mirar su cara cuando le caía cabellos que le tapaban los ojos, viéndola con sus mejillas rojas, toqué con mi mano su vagina estaba mojado lo abrí desde atrás sus labios vaginales interiormente rosados fuertes y jugosos de su excitación los miré a centímetros de mi cara ella sin dejar de quejarse y volví a incorporarme le di dos seguidos fuertes nalgadas en cada una de sus nalgas.     

Luego de eso me coloqué de rodillas en el sofá tomándola por sus caderas ella aun jadeaba y le metí mi pene, que la hizo gemir aun más fuertes en pocos instantes y de ahí paso a gritos, como nunca antes había dado una mujer conmigo ni de lejos, apenas me dio tiempo a metérsela y mover mi pene en su vagina cuando tuve esa fuerte corrida con mi pene dentro, fue increíble penetrándola de forma tranquila, experimentada,       

-“Aaaayyy, aaaayy, aaaayyy, me corro aaaayy, me corro aaaaayy, Dios me corro”.       

Quedó muy quieta su cabeza apoyada en el sofá y le saqué mi pene, pues no quería correrme en ella así, quieta, mis manos acariciaron sus coloradas nalgas, sus caderas mi polla empinada dura apuntando al techo me deleitaba teniéndola así y pensando en lo que había hecho con ella esperando que se repusiera y me corriera cuando su mano agarró mi polla ella siempre a 4 patas, empezó a pasársela por su raja de nuevo sin metérsela me quedé quieto la dejé hacer sintiendo muy rico.

Luego de unos instantes solo tuve que empujar suavemente para mi pene entrara en ella de nuevo ella estaba a tope fue cuando empecé a penetrarla por segunda vez, la hice correrse como una perra de nuevo rápido al haberla escuchado comencé a darle fuerte moviendo su culo contra mi pene creyendo que aguantaría más pero yo quien no aguantaría, pero se corrió rápido a gritos de nuevo su vagina como una aspiradora absorbiendo mi pene corriéndose pero no dando adelante y atrás sino moviéndose de lado y rápido meneando su culo entre gritos, terminó y se tiró en instantes hacia delante lo que hizo salirse mi pene.

Ella estaba exhausta pero más que todo le tenía miedo a quedar embarazada y atrapó mi polla con su mano tirando hasta quedar fuera del sofá de pie con mi pene tomado por ella sentada ahora en el sofá se la pegó a sus tetas mientras lo chupo unos segundos la puso en sus tetas la apretó contra ellas la meneo con su mano yo gemía ella paraba mirándome excitado como nunca quieto de pie con mi pene a su disposición y ella llevando "el mando" volvió a pegarla a sus tetas esta vez más despacio y con más tranquilidad movió sus tetas con mi pene en medio mirándola y mirándome, estaba en las ultimas ya y ella lo intuyó se la metió en su boca intenté sacarlo, pero ella lo impidió, exploté me corrí en su boca los primeros choros después sobre su cara y termine en sus tetas dejándolas todas mojadas de mi leche.           

Había tenido el mejor sexo de mi vida y había sido con mi "hijastra". Estuvimos teniendo sexo toda la tarde, y los siguiente días hasta que se fue a recoger a su madre, ambos adoloridos yo con mi pene roja y ella sus nalgas como vagina de tanto sexo fue como si tuviéramos una especie de luna de miel, que me hizo sentir mucho más joven a su lado pero todo lo bueno tiene que acabar tarde o temprano apenas su madre llego a casa se dio cuenta que algo pasaba pues el modo en que nos mirábamos era distinto además parecía mucho más alegre de lo que en realidad era, por ese entonces lo que de inmediato la hizo sospechar y siendo enfermera sabía mucho de las reacciones del cuerpo.

Esa noche quiso tener sexo conmigo me quise negar pero luego pensé que eso se vería sospechoso cuando me bajo el slip vi su mirada como cambio al ver mi pene todo rojo y medio hinchado, pero aun así tuvo sexo conmigo. Por supuesto durante todo el rato me estuvo quejando pues mi pene me dolía ya que su vagina era más seca que la mi hijastra por lo que me lastimaba mucho mientas la estaba penetrando. Eso por supuesto no paso desapercibido, ya que ella era y es muy astuta, sin embargo no paso nada por lo menos durante dos meses en secreto mi hijastra siguió teniendo sexo conmigo en secreto muchas veces en moteles.

Por supuesto mi pareja quien era quien nos lavaba la ropa no dejo de notal las manchas en mis slip, como en las bragas de su hija ella como enfermera y mujer experimentada que era sabía lo que eso era, pero no fue hasta que nos vio saliendo de un motel algunas semanas más tarde que supo que estaba teniendo sexo con su hija lo que por supuesto la enojo dos días más tarde mando a su hija con su abuela ya que eran vacaciones lo que por supuesto me dejo inquieto pues me había acostumbrado a tener buen sexo con mi hijastra y tenerla lejos por dos semanas, no sabía si me iba a poder aguantar las ganas de no ir por ella.

Una noche luego de mi hijastra se marcho luego de cenar me sentí con mucho sueño por lo que me fui a acostar, para cuando abrí los ojos estaba amarrado en la cama, amordazado con las piernas abiertas amarradas hacia atrás y arriba a la cabecera de la cama lo que dejaba mis pesados huevos como pene completamente vulnerables. Mi pareja estaba a mi lado con un cubre bocas, ropa como para cirugía, portando un gorro y guantes de látex, lo que me hizo sentir miedo pero mi pene por alguna razón reacciono poniéndose duro por completo. Luego de unos instantes mi pareja me dijo.

-“Creo que es hora de hacer que dejes de tener sexo con mi hija que es aun una niña y no sabe lo que hace, ¡Si, creíste que no me iba a enterar maldito bastardo!”

Luego ella se subió  a la cama para colocarse frente a mi tomo mis huevos y sin anestésico alguno hizo una incisión desde la parte alta de mi escroto gasta la parte baja siguiendo la línea central, ella para ese momento me había afeitado todo el vello púbico incluido gran parte del vello de mis piernas y nalgas, luego ya con mi escroto abierto solo tuvo que apretarlo para que mis dos testículos brotaran del interior de mi saco de piel ante mi estupor total, que le gritaba detrás de mi mordaza para que se detuviera. Por supuesto no lo hizo, ella con un afilado bisturí abrió cada uno de los sacos gelatinosos en los que mis testículos estaban encerrados.

No le tomo mucho tiempo, apenas un corte rápido en cada bolsita para luego apretarla lo que hizo que mi testículos saliera, una vez sin protección alguna ella coloco tres puntos en cada uno de mis conductos que los unían a mi cuerpo, para luego cortar uno a uno con una tijera quirúrgica lo que me convirtió en un eunuco para el resto de mi vida. Justo cuando corto mi último testículo mi pene duro como nunca antes incluso cuando tenía sexo con mi hijastra lanzo seis poderosos chorros de mi leche dos de los cuales me llegaron a mi rostro, mi pareja me amenazo que si iba con las autoridades con gusto liberaría mi operación en la internet y me acusaría de violación a su hija que aun era mejor de edad por debajo de la edad para consentir por sexo y que por ley era violación estatutaria.

Para cuando mi hijastra regreso ya estaba curado por completo aunque aun podía tener erecciones ya no eran lo que fueron en el pasado, ella no tardo en descubrir lo que su madre me hizo, cuando una tarde su madre salió para una consulta estaba dormido en mi cuarto solo en slip, ella ágilmente me lo bajo el grito que dio cuando mi las puntadas en mi desinflado escroto me hizo despertar y con lagrimas en los ojos de ambos le conté lo sucedido.

Nunca más tuve sexo con mi hijastras luego mi pareja murió tres años después por su enfermedad, aun mi hijastra viene a verme de vez en cuando, y aunque está casada ya con dos hijos siempre me deja darle sexo oral y dedearla cuando viene de visita viniéndose aun como cuando era una adolescente mojándome mi dedo mientras trata de reanimar mi pene que cuelga solitario sobre mi escroto vacio completamente sin vida desde hace años pues pese a tener inyecciones de testosterona soy además de eunuco completamente impotente.  



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





Autor: Anónimo & DarkSoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

ESTALLIDO

Bueno, veras, cuando me cortaron mi pene, metieron un implante eléctrico. Nunca puedo eyacular. Me mantiene en forma permanente casi a punto de venirme. De esta manera, puedo acariciar el trozo, pero en el fondo sé que no sirve de nada. Si acabas teniendo una penectomía regular, todavía puede venirte jugando con tu trozo lo suficiente, pero pierdes mucho tiempo de esa manera......


ESTALLIDO
Bueno, veras, cuando me cortaron mi pene, metieron un implante eléctrico. Nunca puedo eyacular. Me mantiene en forma permanente casi a punto de venirme. De esta manera, puedo acariciar el trozo, pero en el fondo sé que no sirve de nada. Si acabas teniendo una penectomía regular, todavía puede venirte jugando con tu trozo lo suficiente, pero pierdes mucho tiempo de esa manera. Nunca pensé terminar como Evan y que me gustase tanto sentir el estallido.

[GAY] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [MEDICO]


Categoria: Gay      Autor: Jearns85





Más rápido. Más rápido. Más rápido. Estaba bombeando mi pene furiosamente en las duchas del gimnasio. Acababa de salir de trabajar con las pesas y me estaba masturbado con M mayúscula. Estaba en las duchas abiertas y todo estaba tranquilo. Maldita sea estaba caliente.

"Hola", oí, deteniéndome de inmediato. Me di la vuelta. Había un hombre lampiño y tonificado de cabello rubio largo. Llevaba una toalla alrededor de la cintura. "Soy Evan".

"Um hola. Lo siento, no quise decir, yo no estaba, ya sabes". Estaba tartamudeando, él me sorprendió masturbándome y me sentía como un idiota.

"Está bien, Solía masturbarme todo el tiempo", dijo Evan. Se inclinó y me besó. Me gustaba lo que sentía. "¡Lindos labios!", Me dijo. Me sonrojé un poco.

Hizo una buena conversación mientras terminábamos de ducharnos. Él era un estudiante universitario, de 20 años, y apenas se mudó por aquí. Eso explicaba porque nunca lo había visto antes. La plática estaba buena, ya fuera del gimnasio continuamos con una pizza. Ni siquiera tomé un momento para mirar su pene hasta que había terminado. En lugar de un pene, vi un pequeño muñón, un poco rígido, pero más pequeño que una uva o tomate cherry.

"Amigo, ¿qué paso con tu pene?" Le pregunté. Yo no quería ser un idiota (juego de palabras), pero me pareció extraño.

"Oh lo siento. Debí decirte. Que la hice estallar, conseguí que mi pene fuese cortado". Él respondió con indiferencia.

"Interesante, ¿por qué lo hiciste? ¿Y qué significa estallar?

-Bueno, supongo, que te lo debo explicar. Quería tratar mis estudios de una manera enfocada y mantener mi tono muscular. Tener tu pene estallado significa que usted consigue tu pene cortado, pero sus huevos se quedan allí. Se supone que te ayudará a concentrarte. En lugar de masturbarte, te sientes frustrado y lo utilizas".

"Interesante" le respondí. "He oído hablar de penectomías de algunos de mis amigos, pero ¿qué diablos es la diferencia entre eso y explotar?"

"Bueno, veras, cuando me cortaron mi pene, metieron un implante eléctrico. Nunca puedo eyacular. Me mantiene en forma permanente casi a punto de venirme. De esta manera, puedo acariciar el trozo, pero en el fondo sé que no sirve de nada. Si acabas teniendo una penectomía regular, todavía puede venirte jugando con tu trozo lo suficiente, pero pierdes mucho tiempo de esa manera.

Ahora era más extraño. "Pero, ¿cómo puedes, eso se supone que debe suceder naturalmente?"

"La única forma en que siempre me vengo es a través de sueños húmedos. Es la única forma. El implante se encarga para que solo permita la eyaculación cuando estoy inconsciente. Puede leer las señales de su cerebro y se asegura que solo pueda salir de esa manera".

"Oh, OK". Eso es un poco extraño, pero dime más.

"Oh, y esos sueños húmedos son la cosa más asombrosa que alguna vez tendrás, una vez al mes. Nunca se sabe cuándo va a suceder. La última vez que sucedió fue en el viaje en autobús de vuelta del campeonato de fútbol. Estaba tomando una siesta del paseo de ocho horas, y me desperté con mis pantalones empapados. ¡Eso fue una incómoda última hora!

Nos reímos y conseguimos una pizza. Evan era un tipo súper agradable, y teníamos mucho en común. Ambos jugamos fútbol (¡defensas!) Y ambos nadábamos para relajarnos. Evan y yo empezamos a salir más y más. A pesar de su falta de un pene, nos iba super bien. No me dolía tanto no penetrarlo, realmente no me gustaba oral o anal. Yo solo sentía maravillosamente mi mano. Evan y yo nos conocimos desnudos en una ducha, pero nunca nos vimos desnudos desde entonces, simplemente nos gustaba como estaban las cosas.

Evan siempre fue tan pensativo, que recuerdo cómo en la escuela se encontraba conmigo en las últimas noches en la biblioteca. También íbamos a fiestas, cine o a beber. Nos conocimos en octubre, pero para las vacaciones de Navidad, teníamos un gran romance. Él me invitó a estar en su liga de fútbol para ser más unidos, así que estaba muy entusiasmado con el segundo semestre.

El segundo semestre fue bastante bueno. Practicamos en el interior tres veces a la semana para nuestro equipo de fútbol rápido (sala), y algunos de sus amigos de fútbol estaban allí. Eran todos heteros, pero él y yo nos acariciábamos en las duchas. Me sorprendió que uno de los tipos Mark, que era hetero, se viniera viéndonos.

"Amigo, solo se siente mejor. Puedo estar con todas las chicas que quiero porque me vuelven locas cuando los chicos quieren follarla, pero ahora puedo amarlas en vez de convertirlas en un romance de una noche. Cada chica con la que he estado me encanta, y mi novia ahora tiene una gran relación. Por no mencionar, que me mantiene en forma para el fútbol "Mientras Mark me lo decía”. No pude evitar una erección dentro de mi suspensorio.

"Parece que eso es cosa que te emociona", bromeó Evan.

El resto del equipo se fue y solo Evan y yo nos fuimos a las duchas. Me empujó contra la pared. "He querido hacer esto por meses" susurró en mi oído. Lo que hizo que mi pene se pusiera duro.

Hicimos unos buenos diez minutos en las duchas, empapados. Mi pene estaba tan duro y Evan estaba sacudiéndola lentamente. Recorrí su cuerpo hasta que llegué a sus huevos. Los acaricié mientras gimió. Su lengua se metió más en mi boca. Podía sentir su calentura con cada contacto de nuestros labios.

Alcancé con mis dedos a tocar su muñón. Era pequeño, duro, y podía sentir un pequeño implante metálico. Era suficiente para frotar suavemente, pero no sentía nada. Evan me había dicho que cortaron todos los nervios al muñón, así que se sentía como si frotara eróticamente su antebrazo. Sin embargo, lo acaricié. Me separé y comencé a chupar su pequeño trozo. Podía probar sus jugos y sus huevos eran pesados cuando me los metí en mi boca.

Él me dio la vuelta y comenzó a restregar su muñón entre mis nalgas. Estaba caliente y por primera vez en mi vida, quería un pene en mi culo. Sabía que nunca podría darme eso, pero al mismo tiempo, amaba a Evan. Volvimos a mi casa esa noche y disfrutamos de más festividades. Terminó cuando Evan capturó mi semen en una jeringuilla y se la metió en su culo.

"Realmente no tengo una oportunidad, pero me encanta la sensación de que se vengan dentro- ¡extraño, lo sé!" Dijo mientras podía ver mi semen comenzar a salir un poco. No me importó, él me masturbo.

Esa noche dormí con Evan en mis brazos, en ropa interior, mientras acariciaba su pecho desnudo. Dormimos con cariño esa noche hasta que oí algunos gritos. Tuve miedo ya que Evan estaba gritando, así que lo desperté.

"¡Mierda, eso fue casi un sueño húmedo!" Exclamó medio despierto y sudando. "¡Me estaban haciendo un tatuaje en mi pene, y se sentía dolorosamente bien!"

Me reí y noté que sus calzoncillos todavía estaban secos- "Me despertaste y el implante cerró el proceso de eyaculación. ¡Podría pasar otro maldito mes hasta que tenga uno otra vez! "

Me sentí mal. Volvimos a dormir y fue una noche muy agitada. Seguí teniendo sueños eróticos sobre Evan y lo hermoso que era. Era un hombre tan bueno para mí, y esa noche de amor me demostró que teníamos lo que se necesitaba para una vida sin sexo.

Me desperté en la mañana con el cabello de Evan entre mi torso besándome. "¡Te amo!", que hizo eco cuando se inclinó para besarme. "Yo también te amo" le respondí.

Evan bajó a mi pene y comenzó a chuparlo. Se sentía muy bien aunque no lo disfrute realmente. Cerré los ojos y pensé en el hermoso y peludo Evan, su trocito de pene en la ducha, el cabelo tocado sobre el trozo como una uva. Pensé en nuestro amor, nuestras emociones. Yo estaba en la dicha total. Estaba cerca del clímax cuando grité detente. Evan se levantó de mi pene y me besó.

-¿Qué sucede?

"Quiero ser estallado". No podía creer que lo dijera, pero todo de los últimos meses se manifestó en cinco palabras cortas. Evan se inclinó y me la chupo unos buenos diez minutos más.

Luego se alejó. "Estoy orgulloso de ti. No te arrepentirás".

Miré sus bolas rellenas y su pequeño muñón. Sonreí y lo besé de nuevo. -¿hoy, esta tarde?

Él asintió y comenzó a hacer el desayuno. Me duché y me preparé para el día. Después del desayuno, Evan se duchó y se preparó. Salimos a la clínica alrededor del mediodía. Estaba asustado pero emocionado. Evan estaba totalmente relajado y me impedía asustarse.

"¡Buenas tardes! Bienvenido al Centro de Estallido", anunció el encargado cuando entré. -¿Tienen una cita?

"No", dije. "Solo lo deseo, ¿qué bueno?"

Él respondió y me dio una llave para luego llevarme a un vestuario. Fue entonces cuando noté que todos los otros chicos estaban en la sala de espera llenando papeles. El encargado también se encendió, y tenía un pequeño, pero atractivo conjunto colgando por debajo. Evan y yo compartimos un casillero y entramos en la sala de espera para llenar el papeleo. ¡Esa fue la última vez que mi bóxer toco mi pene!

Odiaba el papeleo pero Evan me ayudó a llenarlo rápidamente. No tomó mucho tiempo y fue relajante ver los otros dos chicos con penes decentes caminar cuando su nombre era dicho. Uno se pavoneaba con una enorme sonrisa en su rostro. Fue muy calmante.

-"¿Justin?" Escuché que mi nombre fue dicho. Evan se levantó y entramos en el consultorio.
-"Hola, soy el Dr. Louis. Estaré atendiéndolo hoy, ¿cómo te va?
-"Bien", le respondí. "Sólo un poco nervioso, pero tengo a mi novio conmigo".

El doctor Louis miró a Evan, "¿Lindo, lo que hicieron? ¿Local?"

"Nah", respondió Evan. -Lo he hecho en casa a unas pocas horas de distancia. Bastante bien, han pasado dos años increíbles. ¡Funciona de maravilla!".

"Bien, vamos a hacerlo", dijo el Dr. Louis. Me colocó en una mesa reclinable y extendió mis piernas en estribos. "Esto podría doler un poco" mientras pinchaba la base de mi pene y mis huevos con una aguja. Después de unos minutos, estaba totalmente entumecido. El doctor Louis puso un catéter en mí y me preguntó: "¿Estás listo?"

Sonreí y dije "¡Sí!". Evan se acercó y me tomó de la mano.

El doctor comenzó a cortar mi pene a ¼ de distancia de la base. No podía sentir nada. Una vez que el grueso del pene había desaparecido, comenzó a cavar "para deshacerse de los nervios es la parte difícil", murmuró. Siguió excavando y alrededor de allí durante unos buenos 3 - 4 minutos antes de que pareciera satisfecho. Sacó el implante de la bandeja y lo colocó dentro de mi cuerpo que formaba parte de la raíz de mi pene. Cosió todo y me vendó.

Me levanté lentamente y Evan me abrazó. No podía sentir nada allí, pero estaba feliz. Volvimos al vestuario nos vestimos. El regreso fue interesante, estaba empezando a sentir dolor.

La curación duró una semana. No dolía, pero era un dolor sordo. La cosa más rara era no ver ningún pene ahí, y solo mis huevos. ¡Parecía diferente! De alguna manera me olvidaba de orinar. Evan tuvo que enseñarme cómo inclinarse para poder orinar. ¡Era bastante erótico! Sentí ese resplandor cada vez que caminaba con mis huevos temblando pero mi pene no estaba ahí.

Después de dos semanas, Evan y yo volvimos a la acción. Esta vez, adoraba a mi pene. No estaba bromeando cuando me dijo que mataron todas las terminaciones nerviosas. Se sentía bien, pero cuando Evan tocó mi muñón, nunca sentí energía sexual, fue como si estuviera tocando mi pie o algo así. Mis huevos se revolvieron y dolían sin embargo. Yo quería más, pero en el fondo sabía que nunca podría venirme. Nunca me vine esa noche. Nunca he eyaculado mientras estoy despierto de nuevo.

Me tomó unos ocho meses antes de que tuviera mi primer sueño húmedo. Volviendo a la primera vez que conocí a Evan. Pero en el sueño, realmente terminé de masturbarme esa noche. No echo de menos mi pene, aunque le echo de menos un poco. Pero lo que lo compensa es el amor que tengo de Evan, y sabiendo que con cada noche duermo en sus tiernos brazos, él o yo podríamos tener un sueño erótico, la única manera de que obtenemos placer. Los implantes son geniales, ¿no quieres que se dispare?, ¡pero cuando lo hace nos hace estallar!



Historia Original Aquí.





Autor: Jearns85       Traductor: DarkSoul

ELECCIÓN DE HOBSON

Marty supo que su diversión había terminado. Tarde o temprano, las amenazas y el castigo sobrepasarían la lealtad de Bobby hacia él. Dada la diferencia de seis años en sus edades, el interés de Marty por Bobby debía haber sido algo sospechoso desde el principio. Marty inclinó la cabeza. El rubor rojizo de su rostro ya había sido una confesión en sí mismo. El precio de la libertad era sus huevos y el uso de su pene......


ELECCIÓN DE HOBSON
Marty supo que su diversión había terminado. Tarde o temprano, las amenazas y el castigo sobrepasarían la lealtad de Bobby hacia él. Dada la diferencia de seis años en sus edades, el interés de Marty por Bobby debía haber sido algo sospechoso desde el principio. Marty inclinó la cabeza. El rubor rojizo de su rostro ya había sido una confesión en sí mismo. El precio de la libertad era sus huevos y el uso de su pene. El estaba ante una dura pero única salida que se le presentaba.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PENE] [MEDICO]


Categoria: Adolescente      Autor: Pathic





Marty Henderson acababa de sentarse en el sillón de su sala de estar cuando sonó el timbre de la puerta. Cuando abrió la puerta, Marty se encontró frente a Bill Harper, el padre de Bobby.

"Uh Oh", pensó. "La mierda ha golpeado el ventilador".

-Entre, señor Harper -le invitó Marty-. "¿Qué puedo hacer por usted?"

El señor Harper habló en voz baja, su discurso no mostrando su ira. -He llevado a Bobby al doctor Cramer para su examen físico anual esta mañana, y encontró algo muy inquietante. ¿Alguna vez has oído hablar de un infundíbulo?

Marty sacudió la cabeza.

"Es una deformidad causada sólo por ser penetrado por el ano a menudo durante mucho tiempo. Porque no puede negar la evidencia médica, Bobby admite que ha sido penetrado casi todos los días durante un año, pero se niega a decir que ha estado haciéndolo Sin embargo, sé de una sola persona que ha tenido la oportunidad de hacerlo Sólo una persona ha sido su compañero constante durante los últimos dos años Sólo una persona ha estado a solas con él casi todos los días.

"Si el Dr. Cramer y yo lo seguimos, estoy seguro de que él se descompondrá y admitirá quién es, pero si no, Martin Henderson, ¿quién más podría ser?

-Si tengo que esperar hasta que Bobby me lo diga, llamaré a la policía tan pronto como lo haga.

"Obligar a alguien a la sodomía, maltratar a un niño de la edad de Bobby, que estaba por debajo de la edad de consentimiento hasta el jueves pasado, es abuso de menores. Ambos son delitos graves que conducen a largas penas de prisión, si el condenado llega a vivir ese tiempo. Y no es asesinado en la cárcel.

"Ahora, si usted es ese, y yo no lo dudo por un segundo, estoy preparado para ofrecerle una alternativa para ahorrar a su familia la degradación de Bobby de tener que admitir en la corte que le dejó hacerlo, En otras palabras, que es un trato.

"Pero, si me haces esperar a Bobby hasta que él lo admita, entonces podrías pudrirte en la cárcel hasta que alguien te mate y nos mudaremos de la ciudad después del juicio.

"Antes de que admitas algo, déjame decirte la alternativa, si dejas que el Dr. Cramer te corte los huevos y cortes los nervios a tu pene para que no puedas volver a tener una erección o sentir algo en él otra vez, De modo que no puedas volver a penetrar a Bobby o a cualquier otro chico, entonces no llamaré a la policía.

"Ahora has escuchado mi oferta. ¿Has o no has estado penetrado a Bobby por el culo?"

Marty supo que su diversión había terminado. Tarde o temprano, las amenazas y el castigo sobrepasarían la lealtad de Bobby hacia él. Dada la diferencia de seis años en sus edades, el interés de Marty por Bobby debía haber sido algo sospechoso desde el principio. Marty inclinó la cabeza. El rubor rojizo de su rostro ya había sido una confesión en sí mismo. El precio de la libertad era sus huevos y el uso de su pene.

"Sí, sí, lo hice y sí, acepto tu oferta".

El Dr. Cramer nos está esperando, Bobby está en el auto y debe ver la operación para ver qué le sucederá a él, a menos que desarrolle un interés normal por las chicas. Afortunadamente, no es muy delicado. Me ayudó a atrapar a un ciervo una vez.

La oficina del Dr. Cramer estaba cerca, a solo 15 minutos en taxi. El señor Harper y Bobby se sentaron en sillas plegables a un lado de la sala de operaciones, lejos de la mesa de operaciones. Bobby parecía triste y asustado. Marty solo parecía desgraciado. Se desnudó y se tendió en la mesa de operaciones, como se le dijo.

El Dr. Cramer explicó todo lo que iba a hacer, y como lo harñia, como si estuviera enseñando una clase en la escuela de medicina. "Para reducir el peligro de infección, limpiaré completamente el sitio de la cirugía y por si le vello tuviese gérmenes, voy a afeitar todo el vellos de los genitales, abdomen inferior y muslos interiores". Antes de hacer el procedimiento.

"A continuación, desinfectare toda la zona con una solución de Dakin, incluyendo el periné o la entrepierna. Tengo la intención de usar anestesia local, es decir, novocaína, para que el paciente este plenamente consciente de lo que se está haciendo, aunque no sienta dolor.

"La Novocaína se inyecta primero en el perineo, donde se hacen dos pequeñas incisiones para exponer los nervios eréctiles y sensitivos del pene. En unos dos minutos, expongo el nervio sensorial y resecto varios centímetros de él, más de lo que se puede regenerar en Una vida humana normal".

El Dr. Cramer hizo entonces una incisión corta, tomo el nervio con un gancho romo, sacó unos 3 centímetros de él y luego torció el gancho, enrollando el nervio en una madeja de alrededor de 1,5 pulgadas de largo que cortó con tijeras quirúrgicas. Marty hizo una mueca, porque el efecto de la Novocaína no había llegado tan lejos.

"Los nervios eréctiles descansan sobre la glándula prostática, ahora hago una incisión directamente debajo de esa glándula para exponerlos, y los resecaré de la misma manera que el nervio sensorial". Siguiendo la acción a las palabras, el Dr. Cramer lo hizo y cerró ambas incisiones con una puntada cada una.

"Y ahora, para la piéce de résistance, la erradicación del impulso sexual anormal y perverso del señor Henderson que surge de las secreciones internas de sus testículos, ya que su deseo sexual no puede hacerse normal, para la protección de muchachos como Robert Debe eliminarse lo más completamente posible, eliminando la libido en aproximadamente el 95%, que debería bastar.

"Ahora estoy inyectando Novocaína en el escroto en los sitios donde tengo la intención de eliminar los testículos. Cuando haya surtido efecto, voy a inyectar más Novocaína a través del escroto en las cuerdas espermáticas donde tengo la intención de coser y cortar".

Habiendo hecho esto, el Dr. Cramer hizo dos incisiones en el escroto, exponiendo los testículos y ató dos ligaduras de aproximadamente a 1/2 pulgada de distancia en cada cordón. Luego cortó cada cordón entre las dos ligaduras y apartó el testículo del escroto, depositándolo en un frasco junto a la mesa de operaciones. Bastante innecesariamente, comentó a Marty: "Ahora eres un eunuco".

Marty intentó detener las lágrimas. Nunca podría volver a llamarse hombre. El Dr. Cramer continuó "frotándolo".

"Usted puede haber oído hablar de los tratamientos de la hormona masculina que han restaurado la potencia, aunque no la fertilidad, a los hombres que han perdido sus testículos por accidente o enfermedad. No tendrán ningún efecto para restaurar la sensación o el poder eréctil a su pene Los tratamientos hormonales sólo te frustrarían".

El Dr. Cramer llenó la jarra con formaldehído y se la dio al señor Harper, diciendo: "Los testículos que has perdido se los he concediendo al hombre cuyo hijo te llevaron a corromper. Placeres infantiles no naturales y aprender a gozar de los encantos y el amor de las mujeres como Dios quiso... no sea que lo que has visto esta noche te suceda".

Habiendo aplicado apósitos a todas las incisiones, el Dr. Cramer le permitió a Marty levantarse y vestirse y le presentó una factura por $ 200, pagadera en dos semanas cuando debía regresar para quitarse las puntadas. Marty se resistió a la tentación de decirle que se lo metiera por el culo, al menos hasta después de que las puntadas fueran removidas.

Después de que el doctor Cramer le advirtiera que mantuviera los vendajes limpios, secos y evitara esfuerzos extenuantes durante dos semanas, Marty se marchó con el señor Harper y un muy sobrio Bobby. El señor Harper advirtió a Marty: "Nunca más verás, ni hablarás con Bobby, ¿entiendes?"

-Sí, señor -respondió tristemente Marty-.

Dos días después, Bobby llamó a Marty.

-No me dijo que no volviera a hablar contigo, ¿cómo te va?

"Me siento débil, esperaba eso, la mitad de la fuerza de un hombre proviene de sus huevos, por eso somos más fuertes que las mujeres, solo espero que no crezcan tetas, podría hacer frente a casi cualquier otra cosa.

"Hay una cosa que esos idiotas no tomaron en cuenta. No soy solo un penetrador. También soy un mamador y me gusta ser tomado por el culo. No necesito huevos para disfrutar de cualquiera de esos placeres.

"¿Entonces qué hay de nuevo?"

"Mi prima en junio nos estará visitando de Detroit, solo que ella no es mi prima Ella es una puta Papá la contrató para destetarme de los hombres y me interese en las mujeres Mamá observa a ella y papá lo hace como un halcón Después de todo, Soy el única que necesita lecciones, hasta el momento me ha masturbado y me ha dado placer, pero todavía no hemos llegado a joder.

-¿Crees que funcionará?

"Tal vez, ella es bonita, yo podría ser capaz de hacerlo e incluso disfrutarlo... Papá llenó mi cajón de la oficina lleno de condones, así que está claro que espera que lo use".

-Bueno, buena suerte, chico, puede ser bueno, conozco hombres casados ​​que van a ver a hombres y mujeres.

De vez en cuando durante el resto del verano, Marty oyó hablar de Bobby. De sus "lecciones" que ​​iban bastante bien. Pronto, él estaba consiguiendo más sexo que cualquier otro chico de 14 años de edad en el país en 1947.

Luego, June quedó embarazada. Bill afirmó que el niño era de Bobby. Bobby juró que siempre uso un condón.

Eso puso fin a las lecciones de Bobby, pero habían cumplido su propósito. Bobby ya no era una chica loca. June ​​fue enviado de regreso a Detroit. Bill pagó manutención de sus hijos, pero siempre afirmó que era de Bobby. De todos modos, lo llamó Bobby.

Marty regresó a la universidad en el otoño, todavía viviendo de la herencia de sus padres fallecidos. Le dijo a su maestro de gimnasia que había perdido sus huevos en un accidente de motocicleta, la misma historia que le decía a cualquiera que se diera cuenta de habían desaparecidos.

En octubre, Marty sorprendió a su compañero de cuarto masturbándose sobre las fotos de músculos de una revista y le ofreció algo mejor que fue aceptado con entusiasmo, y que Marty descubrió que disfrutaba tanto como siempre. Y así, el peor desastre de su vida no resultó tan mal, después de todo.




Historia Original Aquí.





Autor: Pathic       Traductor: DarkSoul

LA CASA EMBRUJADA

Habíamos sido amigos desde la secundaria, y por eso me dolió mucho cuando me robó a mi chica. Pero nunca le di la satisfacción de saber cuánto lo odiaba, y aunque mi amistad con él realmente terminó cuando él tomó a mi chica, nunca se lo dejé saber y fingí ser amable y no le dejé saber cuan molesto estaba. Pero empecé a complotar, y traté de averiguar alguna forma de recuperarla. Ella y yo seguíamos siendo amigos, pero ella le gustaba más, y eso era obvio, así que sabía que las posibilidades de que alguna vez tuviera sexo con ella de nuevo eran casi nulas......


LA CASA EMBRUJADA
Habíamos sido amigos desde la secundaria, y por eso me dolió mucho cuando me robó a mi chica. Pero nunca le di la satisfacción de saber cuánto lo odiaba, y aunque mi amistad con él realmente terminó cuando él tomó a mi chica, nunca se lo dejé saber y fingí ser amable y no le dejé saber cuan molesto estaba. Pero empecé a complotar, y traté de averiguar alguna forma de recuperarla. Ella y yo seguíamos siendo amigos, pero ella le gustaba más, y eso era obvio, así que sabía que las posibilidades de que alguna vez tuviera sexo con ella de nuevo eran casi nulas. Quien me iba a decir que acabar con su virilidad iba a hacer tan fácil.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: Nathan





Maldición en verdad fue grandioso Billy no lo pensó así, por supuesto, no por un largo tiempo, pero demonios, él solo lo merecía, por lo que fue divertido de hacer y no estoy avergonzado de haberlo hecho. Su gran error fue quitarme a mi chica, y cuando lo hizo, comenzó a penetrarla, lo que me volví más loco. Él se jactó acerca de ello también, y como un joven de veinte años que ha perdido a su chica simplemente no lo tomó muy bien. Sí, me sentí solo rápido, y pronto estaba caliente como el infierno, y comenzó corroerme. Él tampoco se ayudó a sí mismo, sí, en cierto modo se lo llevó a sí mismo en realidad. Siempre lo estaba frotando, aunque realmente no tenía sentido hacerlo. Sin embargo, él me decía lo caliente que era Jennifer y lo húmedo que se sentía cuando estaba bombeando su pene en ella. Incluso me dio las gracias por renunciar a ella, como si fuera mi idea. ¡Mierda!

Habíamos sido amigos desde la secundaria, y por eso me dolió mucho cuando me robó a mi chica. Pero nunca le di la satisfacción de saber cuánto lo odiaba, y aunque mi amistad con él realmente terminó cuando él tomó a mi chica, nunca se lo dejé saber y fingí ser amable y no le dejé saber cuan  molesto estaba. Pero empecé a complotar, y traté de averiguar alguna forma de recuperarla. Ella y yo seguíamos siendo amigos, pero ella le gustaba más, y eso era obvio, así que sabía que las posibilidades de que alguna vez tuviera sexo con ella de nuevo eran casi nulas. Agosto y septiembre fueron un infierno puro, con los dos siempre saliendo sonriendo de oreja a oreja mientras satisfacía sus huevos fin de semana tras fin de semana. Luego, en octubre, finalmente tuve mi oportunidad, y cuando vi la oportunidad salté sobre ella con una venganza.

Todo tenía que ver con Halloween. Estaba de vacaciones, y como siempre estaba trabajando en donde siempre, y por lo tanto, cuando Billy se ofreció a ayudarme con la casa encantada, también ofrecí mis servicios. Sabía que en ese momento lo haría, y empecé a planearlo y mi idea concreto. Al final, él y yo formábamos parte de una docena de muchachos de nuestra fraternidad que se ofrecían a dirigir una casa embrujada, para caridad, y con mi interés y habilidades fui yo quien diseñó la casa. Eso me dio una ventaja, y fue lo que al final lo condenó, por supuesto.

Hice que todo el lugar estuviera lleno de todo tipo de escenas mórbidas. Quería que todo pareciera tan malo, y tan malditamente chocante, que la gente que caminaba por el lugar nunca fuese capaz de decir lo que era real y lo que no era. También cableé el lugar con 250 watts de sonido, por lo que el lugar estaba literalmente lleno de gritos y gemidos y todo tipo de chillidos. Sonaba bien, añadido al horror del lugar, y por supuesto también cubrió cualquier grito real que sucediera en el lugar.

El público fue invitado por supuesto, y pagaban $ 10 por su entrada. Lo diseñé para que fueran traídos en grupos, y era mi trabajo tomar el dinero. Luego guiaba a los clientes a una sala de espera, con una chimenea falsa y una imagen sobre ella que cambiaba lentamente de una persona viva a un esqueleto muerto. Era un efecto simple de configurar, y solo implicaba el uso de una pieza de vidrio de una sola vía y una luz con un reóstato detrás de él para iluminar el esqueleto. Una vez que tenía veinte personas dentro de la sala de espera, me gustaba volver a recoger más dinero y reunir a otro grupo para su viaje a través de la casa embrujada.

¡Estábamos reuniendo $ 200 por tour! Acompañamos a los grupos de veinte por la casa, manteniéndolos juntos mientras iban de una escena a otra. Fue desde la sala de espera que los clientes eran escoltados por las otras habitaciones de la casa. Mark Kitman era un escolta, y también Tommy Barnes. El resto de los chicos corrían por las habitaciones, y movían las partes de las criaturas esperando asustar a aquellos que compraron sus entradas.

No nos dejaban agarrar o tocar, pero aparte de eso no había ninguna limitación en lo que podríamos hacer. Ahora, me encanta el teatro, y se puede hacer mucho con una mente perversa y algo de práctica. Después de la sala de la chimenea, instalé la siguiente como un depósito de cadáveres, con un tipo acostado en un ataúd, gritando como si estuviera medio muerto. Mark Vicker hacia esa parte, y era genial. La mitad inferior de su cuerpo estaba abierto, casi como si estuviera destripado. Recogería sus intestinos, sosteniéndolos con gritos suplicantes... pidiendo que se le permitiera morir para poder descansar en paz. Logre el efecto obteniendo un barril de verdaderas tripas de cerdo, de un granjero que estaba fuera de la ciudad, y con Mark gritando y gimiendo, sentado en una verdadera pila de intestinos reales, parecía muy convincente. El olor añadido a eso, por supuesto, y más de unos pocos clientes que pasaron por el lugar vomitaron por la vista del mismo.

En la habitación contigua construí una guillotina casi real. Tenía una hoja de trabajo, y desde el punto de vista de la audiencia parecía totalmente real y era tan malditamente buena que un par de chicas se desmayaron cuando la hoja cayó y la cabeza se desprendió. Lo hice todo con un maniquí. La cabeza se unió con un tapón, y el cuerpo del maniquí se llenaba con colorante rojo. La cabeza era sin rasgos, hecha de un maniquí de la tienda, pero tenía una cabellera y parecía bastante real. El rostro sin rasgos me permitió usar un proyector de 16mm para proyectar una película de una cabeza de chicos gritando por la misericordia a la derecha en él, lo que hizo que parezca totalmente vivo. Los efectos sonoros se sumaron a ellos, y los gritos fueron fuertes e histéricos mientras el "hombre" gritaba y suplica que se le diera otra oportunidad.

La película hizo que todo parecía totalmente real. Lo que hizo interesante que a mi vieja novia, ahora la chica de Billy, corriera la cosa. Jennifer estaba vestida de bruja, y ella castigaba al "hombre" y lo preparaba para su muerte, recitando sus crímenes mientras "él" gritaba pidiendo misericordia. Finalmente, cuando todo estaba en un punto de fiebre, entonces con todo el mundo viendo ella tiraba de la palanca de liberación que desbloqueaba la hoja grande y le permitía caer. Así, cuando el "hombre" en el dispositivo gritaba la habitación se oscurecía, la hoja cayó como una piedra, sacando la cabeza cuando llegó al fondo. Justo cuando la hoja pasaba por la cabeza simulada, disparaba un solenoide que cortaba los gritos de la banda sonora, así como la imagen del proyector, haciendo que parezca que la hoja le había silenciado "igual que las verdaderas guillotinas de Francia una vez silencio a tantos a lo largo de la historia. Todo era tan real que parecía que era verdaderamente misterioso.

Aún mejor, cuando esa cabeza desencarnada cayó hacia delante de los que observaban, el agujero que había taponado ahora descargaba cerca de un galón de colorante rojo, que se derramó en el suelo en una inundación de sangre falsa. La escena era perfecta, con algunos viejos árboles muertos haciendo que todo pareciera un bosque, con unas diez cabezas falsas que yacían en un montón bajo la guillotina. La "sangre" salpicada sobre ellos, ¡y era muy buen el efecto! La cosa tardó una semana entera conseguir derecho de trabajo, pero parecía grande y Jennifer tenía la expresión perfecta mientras decapitaba a ese maniquí repetidas veces. Se podría configurar en menos de tres minutos para la próxima escena, y así decapitamos ese maniquí casi cien veces esa noche. Con toda la sangre falsa, por supuesto, se veía mejor y mejor a medida que pasaba la noche.

Otra habitación que diseñé fue creada para parecer una prisión, completa con una horca. Robert Ollom hacía el papel del condenado. Llevaba un arnés debajo de la ropa, y la cuerda bajaba detrás de él hasta la parte superior del arnés. Tenía las manos atadas a la espalda. Teníamos una segunda cuerda, en una soga, que estaba alrededor de su cuello, y daba la impresión, por supuesto, de que estaba atado con la cuerda de la horca, a pesar de que la soga alrededor de su cuello no iba a nada. Cuando la puerta de la trampa saltaba, caería unos ocho pies, y luego se pararía justo delante de los que observaban, la cuerda de la horca extendiéndose tensa mientras estaba atada a la parte superior de su arnés, oculta por su cuello de camisa.

Él se agitaría y se sacudiría violentamente entonces, sacaría la lengua, que nosotros habíamos teñido de negro, mientras él se retorcía y jadeaba y se sacudía en el extremo de la cuerda. Era un buen actor y abrió mucho los ojos mientras luchaba por el extremo de la cuerda. ¡Parecía tan malditamente real! Teníamos su rostro preparado para que pareciera rojo, y sus ojos tenían círculos negros alrededor de ellos. Antes de la caída no se podía ver el maquillaje, pero después de que había sucedido, que se balanceaba en su cuerda justo en frente de la multitud, haciendo el baile de la muerte, se podía ver claramente y era extraño como el infierno.

Lentamente... muy lentamente, luchaba hasta que "muriera", cerrando finalmente sus ojos como si estuviera estrangulando a muerte. Al final, justo antes de que los clientes fueran llevados a la habitación de al lado, apretaba una bombilla en el bolsillo, y dejaba un charco de líquido amarillo por la pierna del pantalón, dando la impresión de que se estaba meando a sí mismo por última vez. Fue un gran efecto, y todos nos reímos cuando lo montamos.

Teníamos nueve habitaciones en total, cada una más mórbida que la siguiente, y cada una tan real y tan convincente que era difícil de creer que todo estaba fingido. Tuvimos una sala de electrocución, una sala de sierra de cadena, y una sala de tortura final que era por supuesto mi favorito. Fue en esa habitación, en la sala de torturas, que yo coloque a Billy para el final. La llamé la habitación de Billy, y en ella había establecido una escena mórbida donde un hombre está atado, estirado sobre una mesa plana, con las piernas extendidas y el culo descansando sobre una tabla, empujándolo hacia arriba y hacia el aire. El hombre está desnudo, excepto por su suspensorio cubriendo su pene, que brilla bajo la luz negra. La mesa tenía restricciones para sus muñecas y tobillos, así como para sus muslos y rodillas, así que una vez que estaba asegurado no podía mover ni cerrar sus piernas ni hacer mucho de algo realmente.

Toda la habitación estaba construida como una cámara de tortura, con látigos en las paredes, puños y cuerdas y todo tipo de aparatos malignos. En el centro de la sala había un gran péndulo, algo que salía de una novela de Edger Allen Poe, balanceando continuamente un peso pesado de un lado a otro de la habitación. Cada oscilación se estableció de modo que literalmente rompió el gran peso justo en la ingle del hombre atado, con las piernas extendidas y esperando. El peso giraba sobre un brazo largo desde el techo alto, por lo que balanceaba unos buenos siete pies de arco antes de que el pesado peso se estrellara contra los genitales de su víctima.

Puse el efecto encima del hombre atado con un atleta, completo con una taza de metal duro, así que mientras que parecía doloroso como el infierno no era realmente como parecía. Aún así, si gritaba y gruñía lo suficiente, entonces parecía un infierno, y este brazo ponderado se estrelló contra su ingle una y otra vez. Era un infierno esa escena, y la mayoría de los chicos que vio como el peso rompiendo en ese suspensorio blanco, agarraba sus propios huevos cuando pensaban que lo que estaban viendo era demasiado para soportarlo. Todo el paquete del hombre rebotaba con el impacto, pero estaba muy bien protegido dentro de la seguridad de la taza de metal, y así, mientras que parecía bastante siniestro realmente no lo era. Billy pensó que era una escena caliente, y él estaba en ese papel, gritando como un animal que lanza un clamor agudo, cuando sus huevos eran golpeados una y otra vez. En la noche del ensayo final, hizo un gran trabajo, y todos estuvimos de acuerdo en que era una magnífica actuación que haría cualquier hombre estremecerse.

En la noche anterior a Halloween el evento comenzó con grandes multitudes, y empezamos a rastrillar el dinero. El lugar estaba lleno desde el principio, y teníamos una gran línea fuera que se extendía a mitad de camino por la cuadra. Nadie podía creer todas las escenas, y el realismo del lugar los hacía volver por más. No pude poner mi plan en marcha al principio, pero finalmente, después de varias horas de correr el lugar a todo terreno, lo cerramos por un merecido descanso de treinta minutos, aunque la multitud abucheó cuando lo hicimos. Finalmente, a las once de la noche, con la línea respaldada aún más, conseguimos a todos de nuevo en posición de reabrir nuestra casa embrujada. Yo era el único que no estaba involucrado en correr una habitación en particular, ya que todo lo que hacía era tomar las entradas. Finalmente, con todo el mundo listo, volví a encender el sonido de nuevo, y luego, justo antes de abrir de nuevo la casa volví a pasar una vez más, a revisar las habitaciones y asegurarse de que todo estaba bien configurado y cada "actor" estaba listo.

Cuando entré en la habitación de Billy, apenas le dirigí una mirada. Comencé el gran péndulo en movimiento de nuevo, dejándolo aplastar en su ingle, y se aseguró de que las restricciones fueran apretadas para que hicieran que parezca real. Él se echó a reír cuando yo estaba haciendo eso, y dijo "traerlo", entonces, como me di la vuelta y me aleje. Él simplemente no tenía ni idea, y nunca sospechó que estaba a punto de vengarme. Salí de la habitación con una ola, y una sonrisa amistosa, pero no fui muy lejos. Al final del pasillo me detuve, y luego saqué la sábana blanca que había escondido allí mucho antes, y la puse sobre mi cuerpo como un demonio fantasma. Entonces, me volví y entré de nuevo en la habitación de Billy, donde ahora estaba atado en su lugar de nuevo en su mesa, el gran péndulo haciendo su barrido gigante. Su rostro se puso blanco como la nieve cuando me vio, y no tenía idea de quién era yo ni siquiera por qué estaba allí. Pero ciertamente sabía que algo estaba mal, y si no estaba seguro de cuándo me vio, lo supo muy pronto cuando puse mi mano en su taza de metal y se la quite.

Dejé al atleta, sin su copa de metal protectora, y pude ver su gran pene curvado dentro de él, semi duro y ansioso incluso, su erección empujando hacia fuera que me sorprendió. Incluso son su suspensorio tenía un pene gordo, con grandes y gordo huevos a juego, y mientras observaba su gran saco esperando allí, vi su expresión cambiar, y entonces supe que se había dado cuenta de lo repentinamente vulnerable que se habían convertido sus huevos. En ese momento él y yo sabíamos que las cosas para él nunca serían las mismas.

Gritó, como un banshee petrificado, y para mí fue solo otro grito en una casa de gritos. Entonces observé, lentamente, mientras el gran péndulo hacía otro arco gigante, atravesando toda la habitación y justo entre sus piernas. El extremo plano se estrelló en sus grandes huevos, aplastándolos con un golpe sólido, y él gritó aún más fuerte entonces agachó sus caderas, la mirada en su cara era de total conmoción e incredulidad, totalmente asustado, sus ojos amplios con el terror de lo que su mundo se había convertido. Lentamente, lentamente, al parecer, el gran péndulo cayó lejos de él, luego, de vuelta, cruzando la habitación, subiendo más arriba hacia el techo, pateado por el pequeño motor eléctrico que lo mantenía moviéndose haciendo swing.

Tenía los ojos muy abiertos, en un pánico total, observando el gran peso que recorría el espacio. Se detuvo, momentáneamente, colgando suspendido allí, justo antes de que empezara otro barrido, atravesando a través de la habitación, acelerando la velocidad y dirigiéndose una vez más a sus  desprotegidos huevos. Una vez más, igual que antes, aplastó directamente sus huevos, aplastándolos completamente. Su testículo izquierda se rompió en ese segundo impacto, y empezó a convulsionarse entonces, gritando, gritando y gritando. Cuando su testículo se rompió su gordo pene comenzó a vomitar su gruesa carga de semen, a través del material del suspensorio. Cuando lo vi expulsando su carga, supe sin duda alguna, que era su última eyaculación como hombre.

Me fui entonces, lo dejé allí, echando su carga con cuerdas de semen, chorreando a través del suspensorio que sostenía sus huevos y las convertía en un blanco fácil para el peso que iba a ser su final. Él literalmente estaba fertilizando a ese suspensorio en esa habitación de horror, su gordo pene vomitando su semilla en el arranque después del chorro. Estaba esforzándose con cada uno de los músculos de su cuerpo para soltarse, y todo era un esfuerzo inútil. Rápidamente dejé la sábana y volví a la entrada a tomar los boletos, abriendo la casa embrujada y empezando otro grupo de personas a través de ella como si todo fuera completamente normal. Era gracioso, pero nunca dijeron nada, y cuando finalmente habían pasado por la casa y habían ido a la habitación de Billy, ni siquiera se dieron cuenta de que lo que estaban viendo no era algo que se fingía. Desde hacía mucho tiempo había disparado su trasero por entonces, por supuesto, y así todos lo vieron fue él gritando en un pánico, sus grandes huevos ya pulverizados. Aun así, el gran peso continuó aplastándolos una y otra vez. Su escroto era plano y vacío dentro de su suspensorio. Incluso su erección, estaba siendo aplastado.

Ya que no podía salir del camino atrapado dentro del suspensorio que lo sostenía como una prisión. Pronto cualquier cosa que le permitiera ser llamado un hombre ya no estaba, sus testículos aplastados y aplastados literalmente a la nada, su gran pene también se rompió. Muchas personas lo vieron ser castrado por supuesto, pero no creían lo que estaban viendo y asumieron que era todo un truco de luces y maquillaje.

Mantuvimos la casa embrujada corriendo hasta las 3am. La gente se había adelgazado por entonces, y por lo que finalmente la cerré para siempre y apagó la música. Fingí contar el dinero y dejar que los demás encontraran a Billy, que por ahora era menos que un hombre. Estaba tumbado sobre la mesa, todavía atado con los brazos y las piernas estirados, su saco desde hacía mucho tiempo aplastado y ahora no había nada. Había perdido desde hacía mucho tiempo su voz ya que había gritado tanto, y después de horas de tener sus huevos rotos simplemente faltaban, su bolsa aplanada como un pedazo de papel y todo dentro nada más que puré. Sus huevos simplemente se fueron. Su pene era un desastre, y era de un púrpura profundo y estaba literalmente roto. Llamamos a la ambulancia y a la policía, y nos quedamos a su lado hasta que vinieron y se lo llevaron.

Por supuesto, todos nosotros fuimos interrogados por la policía, como lo hicieron por Billy, pero ninguno de nosotros por supuesto había visto nada, y nadie podía recordar a una persona en particular vestida como un fantasma. Afortunadamente, Robert Ollom recordaba haber visto a alguien afuera vestido de esa manera antes por la tarde, cuando salió a fumar un cigarrillo antes de que las cosas comenzaran. Por supuesto, eso fue horas antes de que todo hubiera sucedido, pero fue suficiente para arrastrar la investigación en esa dirección.

Jennifer era la más perturbada de todos, y la sostuve en mis brazos y consolé por la pérdida de su novio. Por supuesto, junto con todos los demás, me sentía horrible por Billy, y de buena gana compartí mi simpatía con Jennifer y me ofrecí a ayudarle de cualquier manera que pudiera. Al día siguiente, ella y yo lo visitamos en el hospital, y buscando compasión creo, nos dejó mirar su pene muerto que se había convertido en una manguera sin valor. Era fácil ver dónde habían operado sus huevos, y limpiado su escroto, y cuando lo vi la cosa era plana, vacía y morada. Cuando Jennifer vio sus genitales desordenados, lloró por él, pero más tarde, esa misma noche, volvió a mí.

Por supuesto, no operamos la casa encantada como estaba planeado en Halloween, y en cambio compartimos unas copas y yo la consolé por la pérdida de Billy. Algún tiempo antes de medianoche, ella me atrajo hacia ella y casi antes de que supiera lo que estaba pasando, ella me pidió que la penetrara. Tal vez, ella necesitaba saber que todavía había una duro pene en su futuro. No sé qué motivó su petición, pero lo sé. Se sentía tan malditamente bien penetrarla de nuevo, deslizando mi duro pene como roca profundamente en su húmeda y caliente vagina. Mientras que bombeaba hacia fuera mi semen tenía la idea que ciertamente fue para mí un Halloween maravilloso.




Historia Original Aquí.





Autor: Nathan       Traductor: DarkSoul