El amigo.

El amigo.

Éramos amigos desde hace
ya varios años. Bueno, la verdad es que ni siquiera podría llamarnos
amigos. Éramos conocidos; él era amigo de mi novio en ese entonces.

Todo comenzó
inocentemente. Debo confesar que siempre me atrajo su personalidad tan seria
y reservada. Hasta cierto punto introvertido. Por cuestiones equis, empezamos a
escribirnos. Cada vez con más y más frecuencia. Nos veíamos en una que otra
reunión pero siempre con esa distancia en la que ocultábamos una complicidad
que no compartíamos. No aun. Como esperando el momento ideal para que pasara lo
que ambos ya deseábamos sin saberlo.

Era una noche de viernes y
una amiga me había visitado. Estábamos bebiendo; recuerdo que me sentía melancólica.
Tenía problemas serios con mi novio. Llevaba días sin que me tocara y yo sentía
una necesidad amplia de sentirme deseada. Me
considero a mi misma como una ninfómana, adicta al placer; y pasar días sin
ningún tipo de morbo sexual, me hacía pensar en cometer locuras… de esas que
quieres repetir una y otra vez…

Sonó mí celular, era él.
El amigo (me gusta decirle así). Como cada fin me cuestionaba cual sería mi
plan, sin pensar en lo que realmente ocurriría esa noche. Rompiendo con los
protocolos me invito a beber a donde estaba, y no lo pensé mucho. Me dirigí a
la brevedad con mi amiga.

Llegamos. Se veía muy guapo.
Él es atractivo, y lo sabe. Empezamos a beber; las pláticas siempre habían sido
muy agradables entre nosotros, al menos por celular, y en persona no fue la
excepción. Pasaron las horas y el alcohol empezaba a hacer ese efecto que me
gusta. Es mi mejor lubricante social. Usualmente cuando estoy embriagada me
pongo muy caliente, cachonda, juguetona. Y esa noche, me sentía aun más.

Entre plática y chupes se
iba yendo la noche, era tarde y mi amiga debía irse. Amablemente él se ofreció
a llevarme hasta mi casa, yo acepte enseguida. Desde que me subí a su
auto, yo sabía lo que quería que pasara. Quería que me cogiera, sin más.
Pero sabía que él no daría ese paso, después de todo yo era la novia de su
amigo a la que amablemente estaba llevando a su casa.

En todo ese fin mi novio
no estaría. Así que, aprovechándome de mi situación alcoholizada me atreví a
invitarlo a beber algo arriba, a mi departamento. No titubeó.

-Va, vamos. – Me contesto.

Esto usualmente suele ser
fácil para mí. Si tengo ganas de coger, bebo, cotorreo y como magia, suceden
las cosas con la persona que quiero. Con él no. Sabía que yo debía hacer todo,
si en verdad quería que algo pasara. Y eso hice.

Nos sentamos en la sala,
platicábamos, no recuerdo de que la verdad. Yo solo no podía dejar de ver sus
ojos verdes tan inexpresivos, imposibles de leer. Contrastando con su blanca
piel y cabello obscuro. Me fascinan los hombres así. Eso aun no lo sabía él por
supuesto. A los hombres como él, les gusta sentirse adorados, deseados. Para mi
mayor colmo, era sagitario. Como yo.

Debo admitir que no
dejaba de mirar su boca mientras hablaba. Esos labios tan finos y delgados.
Usualmente me atraen los labios más gruesos, pero su boca me llamaba
irremediablemente. Quería subírmele, acercar mi cuerpo a él…hasta que, no
aguante más; y sin ningún pudor olvide todo y me fui directo a sus labios. Respondió
a la primera. Estaba esperando mi movimiento. Lo sé.

El primer beso con una persona suele ser romántico y tal
vez memorable. Con él solo quería saciarme. Recuerdo que nos acoplamos muy
bien. No tolero las personas que no saben besar. Afortunadamente no fue su
caso. Lo recargue en mi sofá y me le trepe de frente, rodeando
con mis brazos su cuello. Olía tan bien, que inhale todo su aroma en segundos,
volviendo locos todos mis sentidos. Nos besamos por un rato, mientras recorría
con sus grandes manos mi espalda y nalgas. Sentía rico. Como con confianza.

Me separe ligeramente, lo
miré; es guapo. De inmediato quise ver su cuerpo desnudo. Le desabroche su
pantalón casi enseguida y deje al descubierto lo que llevaba imaginando toda la
noche. Su Gran Verga (nótese mayúsculas). Debo tomarme un par de líneas para
esta parte pues es necesario que detalle lo bonito que tenía su miembro. O al
menos, como a mí me gustan: larga, de buen grosor, rosita, sumamente comible y
chupable. Tuve que pasar mi lengua por mi labio superior al ver el suculento
dulce que estaba por comerme.

Estaba muy excitado. Me
arrodille enfrente de él, de su miembro. La tenía muy parada en mis manos
cuando me la lleve a la boca empezando con unas ligeras vueltas con mi lengua
en la punta de su verga. Poco a poco la fui sumergiendo hasta llegar a mi
garganta… no me cabía toda.  Eso solo me
excitaba y me mojaba cada vez más. Devore su verga un largo rato. Él estaba
disfrutando, dejándose saborear por mí. Mientras yo me saciaba con su miembro y
me humedecía para él. Me tomaba del cabello, guiándome con movimientos que solo
él sabía cómo le gustaban.

Me tomo de los hombros y
me levanto para quedar ahorcadas en el. Me acomodó. Estaba lista y empapada
para sentir todo mi coño estremecerse al entrar su gran verga en mi.  Me agarro las piernas para metérmela más
profundo, subió mi falda y movió mi calzón a un costado con su mano para
metérmela sin quitármelo. Eso me excita mucho la verdad. Entonces sentí como de
un golpe, me penetró toda. Resbalando y entrando sin ninguna dificultad. Un
gran gemido salió de  mí al enterrarme su
gran miembro hasta lo más profundo de lo posible.

Tiene fuerza. Pensé. Me
subía y bajaba a su ritmo sin ningún esfuerzo. Eso me gusto; pues yo soy una
mujer alta, dominante, que quiere ser controlada y sometida. Y él lo estaba
haciendo. Empecé a sentir sus hombros, sus brazos, su pecho mientras me cogía
de una manera animal incontrolable. Me cargo y se dirigió a mi habitación. A mi
cama. Me fascinó.

Me acostó y se puso
frente mío. Se quito la playera. Admire su cuerpo deliciosamente marcado y
tonificado. Me excitaba ver lo bien que se veía desnudo con su hermoso pecho,
ancha espalda y verga grande. Me lo quería comer todito. No sé si se dio
cuenta, no me importo.

Se recostó sobre mi entre
abriendo mis piernas con las suyas. Me tomo de la cabeza para que no me subiera
y pudiera sentir toda su verga entrando nuevamente en mí, esta vez despacio.
Llenando con su pito cada rincón de mi cavidad mayor. Respiraba lento, cerraba
los ojos… no lo podía creer. Sentía delicioso!. Lo abrace; sujete su espalda y
lo jale hacia mis pechos. Me desabrocho mi bra y me lo quito rápidamente junto con
mi blusa. Mis grandes tetas quedaron al descubierto para que las tomara y
apretujara con sus grandes manos. Me encantó. Jugueteo con ellas al ritmo que
me la metía y sacaba muchas veces.

-Me gusta cómo me coges.-
Exclamé.

-¿Si?- Pregunto. En un
tono sarcástico más que dudoso.

No era de muchas
palabras. Pero no me importo. Estaba disfrutando como me cogía. Insisto, nos
acoplamos muy bien. Tal vez será porque ambos somos signos de fuego. No lo sé.
Pero de lo que si estaba segura era de que era momento de sentirla de verdad.
Quería que me cogiera de perrito. Yomi, mi favorita.

-Vamos a cambiar. ¿Va?-
Le dije.

-¿Cómo quieres?.

-Tu atrás de mi.

No se lo repetí, cuando
ya me estaba acomodando para cogerme como se lo había pedido. El solito me
inclino hacia abajo para levantarle mi culo y pudiera sujetarlo de una manera
perfecta para él. Jugueteo con mi clítoris y la punta de su verga, ambos
húmedos. La tenía gruesa. Aún recuerdo como se abrían mis labios para dejarla
entrar, resbalando suavemente. Me estremecía. Y aún no me la metía toda. Sentía
que nunca iba a dejar de entrar en mi. Hasta que de repente sentí como topaba
su punta con mi vientre. De verdad es grande. Pero de una manera exquisita que
no te causa dolor, al contrario. Extremo placer.

Comenzamos a movernos al
compás de nuestro placer individual, sin descuidarnos mutuamente. Somos algo
envidiosos. Eso ya lo había notado. Buscamos nuestro propio placer con un gran
trabajo en conjunto. Click.

Me jalaba el cabello. Se
empezaba a poner rudo. Me gustaba. No esperaba menos de su cuerpo tan varonil.
Sus bolas no dejaban de chocar con mis nalgas, era rápido. Me dio una nalgada.
Quería otra, pero más fuerte. Y lo hizo.

-Sí. Hazlo. Me gusta!- Le
grite.

Se movía mas fuerte
agachándome cada vez más, para que me penetrara con mayor profundidad sin
soltarme el cabello. Me tenía sometida. Y yo, extasiada.

El chico serio e
introvertido se había quedado en la fiesta. Ahora estaba con un hombre de fuego
que solo buscaba satisfacerse conmigo de la manera más atrevida y sucia
posible.

Así como me tenía, en
cuatro; se chupo el dedo pulgar y lo llevo directo a mi culo para empezarlo a
meter suave y delicadamente. Estimulando una zona que, he de confesar, no a cualquiera
le doy acceso. Pero con él quería todo. Y no le negué absolutamente nada. Lo
deje continuar; cogiéndome por el coño con su gran verga y por el culo con su grueso
dedo.  No sabía que sentir. Lo hacía muy
bien el maldito. Es un pervertido! Pensaba. Y yo mas por gustarme!

-¿Te gusta?- Cuestiono.

No pude responder, estaba
en éxtasis con los ojos cerrados. Sintiendo cada centímetro de sus extremidades
dentro de mí. Sentía mi culo expandirse al ritmo que el metía mas y mas su
dedo. Oh si, esa delgada línea entre el placer y dolor que sentimos al cogernos
por el culo. Es indescriptible. Deliciosa, me atreveré a decir.

Se empezó a agitar. Sabía
que era turno de cambiar. Me separe de él y lo acosté para quedar yo encima de
él. Me tomo de las tetas y se las llevo a la boca, empezó a devorarlas con
desesperación. Es un atascado. Las mordisqueaba suavemente sin dejar de
apretujarlas con sus grandes manos. Al mismo tiempo, su verga bien erecta
rozaba mi clítoris de una manera única. Me estaba excitando mucho y él lo
sabía. Me empecé a mover más rápido para continuar frotándome con él…

-Que rico- Le dije.

-Sí, mucho.-Exclamo.

Empecé a respirar muy
rápido. Estaba por venir. Mi orgasmo se acercaba. Tan cerca mi cuerpo de él,
como mi clítoris de su verga estalle en mil pedazos por dentro. Quedándome
ciega por unos segundos. Con mi boca tan cerca de la suya de inmediato me senté
en él y empecé a cogérmelo con tantas ganas. Como si no hubiera cogido en
meses. Rápido y profundo. Me lastimaba un poco pero no me importo. Vi su cara,
realmente estaba disfrutando y yo me regodeaba de eso. Quería que el sintiera
como yo o más rico. Me movía más rápido. El me ayudaba con sus marcados brazos.
Tomamos un ritmo delicioso por un rato.

Se levanto, quedando en
posición sentada frente a mí permitiéndome abrazarlo por completo con mis
piernas y brazos, sentir su espalda ancha y besarlo mientras me penetraba
fuertemente al compás de mi pelvis empujándome hacia él. Me encanta su
condición! Es un hombre insaciable.

Me levanto y me puso contra
la pared, empinándome de espaldas hacia él. Y sin ninguna suavidad me la metió
toda. Grite de placer y eso lo excito mucho. Me cogía muy rápido como queriendo
terminar de una vez. Tomo su ritmo y empezó a contraerse y concentrarse de esa
manera que conozco tan bien en los hombres. Se iba a venir.

Me empujo hacia la cama
acostándome boca bajo y el dejándose caer sobre mí, sometiéndome por completo con
su largo cuerpo para cogerme el coño por atrás sin poder hacer nada. Se apoyo
por completo en mí dejándomela ir toda. Yo quería gritar, me estremecía
mientras el gozaba. Cada vez más y más rápido me cogía hasta que hizo una
ligera pausa para dejarse correr dentro de mí. Apretujándome las nalgas,
abrazándome por unos segundos. Se vino con mucha fuerza. No hizo ningún ruido.
Solo una pausa en su respiración.

Estábamos muy sudados. El
me hizo esforzarme mucho. Me agrado.

Se acostó en la cama a
lado mío. Respirábamos agitados.

-Eso estuvo rico- Le dije
agitada.

-Si la neta sí. –Respondió.

Seguíamos borrachos;
seguramente pasaron muchas cosas más que no recuerdo con detalle. Como comenté
anteriormente, estaba ebria y despechada. El fue mi mejor remedio.

No nos abrazamos. El es
frío. Irónico, siendo un signo de fuego.

-Creo que ya debo irme.
Es tarde. –Comentó.

-Ok. – Dije sin objeción.

Se levanto a buscar su
ropa mientras lo observaba caminar desnudo a contra luz a lo largo de mi
habitación. No podía dejar de admirarlo. Nunca he sido fan de los cuerpos
ejercitados, pero el de él, me encantaba.  Comenzó a vestirse; y yo me puse una bata.

Caminamos hacia la sala,
y cuando estaba por dirigirse a la salida de mi departamento. Aun bajo los
efectos de mi mejor amigo, el alcohol; corrí hacia él y lo voltee hacia mí. Me
arrodille ante él y le baje nuevamente los pantalones. Esta parte la recuerdo
muy bien. Pues no se opuso. Volví a sacarle su verga, la cual estaba
ligeramente parada y empecé a chupársela nuevamente. Lo mire fijamente mientras
lo devoraba y sonreía. Me la saque de la boca y le subí su pantalón.

-Mejor vete antes de que
no te deje ir. – Susurre.

-Jajaja. Si mejor. Debo
irme.- Respondió sonriendo pícaramente.

Lo acompañe a la puerta.
Me beso la boca. No quería que se fuera; pero no pensaba dormir con él. Suelo
ser una mujer muy cariñosa, pero no con él.

-Nos vemos luego. ¿Va?-
Dijo al despedirse.

-Va. – Respondí.

Ambos sabíamos lo que ese
“va” significaba. El inicio de una muy linda y cálida amistad.

 

SG

La entrada El amigo. aparece primero en Relatos eróticos SexoEscrito.com.

SALVANDO SU ALMA

El internado de la Sagrada Concepción era un colegio administrado por religiosas de la orden de la “Virtuosas de María”, en aquel internado exclusivo para varones se encontraban internados chicos de la edad de 7 a 18 años, todos ellos huérfanos que no fueron adoptados a edades pequeñas por lo que por alguna u otra razón terminaron en aquel lugar......


SALVANDO SU ALMA
El internado de la Sagrada Concepción era un colegio administrado por religiosas de la orden de la “Virtuosas de María”, en aquel internado exclusivo para varones se encontraban internados chicos de la edad de 7 a 18 años, todos ellos huérfanos que no fueron adoptados a edades pequeñas por lo que por alguna u otra razón terminaron en aquel lugar. Sin embargo no todos egresarían de aquel lugar como hombres sino como eunucos.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACION] [ESCOLAR]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





El internado de la Sagrada Concepción era un colegio administrado por religiosas de la orden de la “Virtuosas de María”, en aquel internado exclusivo para varones se encontraban internados chicos de la edad de 7 a 18 años, todos ellos huérfanos que no fueron adoptados a edades pequeñas por lo que por alguna u otra razón terminaron en aquel lugar que se consideraba una suerte pues aquel colegio impartía una buena educación por lo que llegar ahí significaba una oportunidad de vida para cuando salieran para mucho de ellos, pero las reglas de ese colegio eran muy rígidas.

Una de las cosas que estaban más que prohibidas en el internado era jugar con las partes privadas de un hombre por sí mismo, en otras palabras la masturbación estaba prohibida, esta regla era especialmente vigilada para su cumplimiento por la hermana Sor Laura quien creí en lo personal que cualquier juego sexual antes del matrimonio era pecado incluso dentro del vinculo conyugar el sexo como forma de obtener placer era pecado, ella pensaba que el sexo solo debía usarse únicamente para fines meramente reproductivos y no para el placer y disfrute de ninguna de las partes, si así era pecado.  

Sor Laura mantenía su mirada de águila vigilando a los chicos por los pasillos, durante las clases que impartía, en los descansos y en general en todo momento incluso mientras dormían, ella hacia rondines por las noches en los dormitorios para detectar cual de los chicos tenían erecciones nocturnas, poniendo especial atención en aquellos chicos que entraban en la pubertad entre las edades de 12 a 14 años pues sus cuerpos además de experimentar cambios físicos empezaban a llenarse de hormonas que les generaban impulsos impuros que los orillaban a cometer pecados carnales que Sor Laura tanto despreciaba.

Sor Laura fijo su atención en Luciano, que para ese momento era un joven adolescente que recién hacia cuatro meses cumplió 14 años, el era pequeño como delgado de apenas 1.45 metros de altura, cabello castaño claro con rostro de niño aun, sin vello en ninguna parte de su cuerpo aun, pero con un pene y huevos que no concordaban con su edad, Sor Laura le había visto durante sus rondines nocturnos como presentaba fuertes y grandes erecciones que sus calzoncillo holgados no podían ocultar incluso debajo de las sabanas de su cama sus erecciones nocturnas eran más que evidentes.

Sor Laura sospechaba que Luciano no solo había entrado en la pubertad, sino que también había empezado a masturbarse en secreto, algo que le parecía repugnante, por lo que comenzó a una incansable vigilancia sobre el adolescente, sin perderlo de vista casi siempre todo el día, incluso se las ingenio para mantenerlo vigilado durante sus baños y cuando iba al baño, a ella le pareció repugnante ver como su pene se ponía algo duro cuando su mano lo lavaba durante sus duchas, pero su constante trabajo de vigilancia por fin dio frutos un caluroso día de julio.


** ** ** ** ** ** **

Aquel día Luciano, se sentía especialmente caliente, luego de la práctica de futbol se fue a las duchas en donde tomo un refrescante baño, ahí no pudo evitar jugar con su pene, discretamente, sintiendo su cuerpo estremecer de placer aunque solo duro unos segundos, fue cuando decidió que debió quitarse ese ardor tenía dos horas libras antes de la cena por lo que una vez seco se dirigió a su escondite secreto que estaba una las partes más alejadas de la escuela, dentro de una pequeña caseta donde se guardaban viejas herramientas de jardinería en donde él había llevado viejas mantas para tener un lugar donde estar a solas.

Cuando Luciano llego y cero la puerta de aquella caseta seguía igual de caliente, por lo que se acariciaba los muslos sobre el pantalón para sentir lo rica sensación, estaba muy excitado y no aguante mas los músculos del abdomen y muslos que le punzaban, su respiración como los latidos de sus corazón era más rápidos, su pene punzaba de pronto su dura erección entro en erupción con su caliente leche escurriendo de su cuerpo, fue la primer vez que se vino sin masturbarse por alguna razón manchando su ropa interior pero sintiendo muy rico.   

Cuando se recupero de ese gran orgasmo, debía hacer algo no tardaría en notarse mojado el pantalón, así que se quito el pantalón rápidamente para mirando la leche embarrada en trusa (slip), la cual también se quito, quedando desnudo de la cintura para abajo con su pene muy duro porque aunque se vine no se le había bajado la excitación que sentía, continuo tocándose los muslos y nalgas lampiños para sentir la agradable sensación de sus manos sobre su joven cuerpo, luego de unos instantes se recostado sobre las viejas mantas para comenzar a masturbarse, se abrió su camisa para dejar a la vista su dorso sin vello, debía bajar su erección antes de regresar para la cena.          

Cuando su mano toco su palpitante pene Luciano ya estaba muy excitado, con cuidado su mano pasaba por su pene, sintiendo una agradable sensación, su pene estaba  circuncidado por lo que el glande quedaba libre, para sentir la piel de su ano pasar por la corona y por debajo lo que lo hacía estremecer, sus piernas comenzaron a temblar con un calorcito formándose en su bajo vientre, justo de donde su pene se alzaba el cuerpo de Luciano se tenso por completo unos segundos más tarde cuando alcanzo de nuevo un placentero orgasmo.

Sus piernas no paraban de moverse Luciano miro como su pene que palpitaba con su mano bajando y subiendo de él, mientras su otra mano, jugaba con sus huevos expulsaba su espesa leche fuera de aquella columna de carne por segundo vez en menos de 30 minutos, escurriendo parte por su glande y tronco de su pene y otra parte cayendo sobre su tenso abdomen, fue una sensación muy excitante, que lo dejo ahí jadeando tratando de recuperarse de su segundo orgasmo, pero aun seguía muy caliente, pese a verse corrido ya dos veces.  

Luciano se agarro su pene aun en erección del que resbalaba aun semen caliente para comenzar a masturbarse muy rápido, parecía como si se la quisiera arrancar de lo rápido y fuerte que movía su mano, cuando se canso cambio de mano, se masturbo de esta forma como por diez minutos antes de sentí que un nuevo orgasmo se acercaba, soltó su punzante erección que arrojo tres o cuatro pequeños chorros de leche, esta vez muy liquida no tan espesa por lo que fue a caer más lejos, sobre su pecho mientras su respiración y corazón estaban muy agitados.

Con semen sobre su abdomen y pecho Luciano escucho como la puerta de la caseta se abría, antes de poder reaccionar dado que estaba muy cansando luego de su tercera eyaculación consecutiva fue descubierto por la Sor Laura quien no pudo ocultar su expresión de cólera al ver al adolescente acostado en el suelo bañado en su propia “semilla de hombre” como le decía, controlando sus violentos impulsos Sor Laura ordeno a Luciano que se vistiera, se iba a colocar su trusa pero le dijo que con ella se limpiara su inmundicia y se colocara solo el pantalón.


** ** ** ** ** ** **

Una vez vestido Sor Laura tomo del brazo a Luciano, arrojo su ropa interior manchada y oliendo a semen en un bote de basura de regreso, pero en vez de llevarlo a su habitación o a la dirección Sor Laura lo llevo a la enfermería cuyo farol exterior estaba encendido ahí le dijo a Luciano que se despojara de su pantalón el adolescente dudo pero por temor a un castigo mayor termino por quitarse su pantalón quedando de nueva cuenta desnudo de la cintura para abajo.  



image host


Sor Laura hizo sentar a Luciano en una silla en donde lo amarrado con mas manos a la espalda al respaldo de dicha silla con una cuerda, sus piernas las separo para amarrarlas a las patas delanteras de la silla lo que dejo al pene de Luciano a la vista de ella, su pene aun estaba semi erecto, con gotas de semen aun saliendo de la punta, con la parte baja de su glande tocando apenas la parte delantera del asiento de la silla, con Luciano preguntándose lo que aquella mujer  le pensaba hacer.

Sor Laura le dijo, “espero no esté muy apretado, te amarre pues es necesario para que no mueves durante el procedimiento”.

Luciano temerosamente se atrevió a preguntar, ¿Qué procedimiento Sor Laura?, ella lo miro con furia en los ojos para luego contestar, “el procedimiento que hará que dejes de cometer pecados de la carne que tanto ofenden a nuestro creador”, Luego añadió, “voy a tener que realizar una pequeña operación Luciano”, a lo que Luciano replico ¿Sor Laura va a usar anestesia?, ella lo miro de nuevo y le contesto “no Luciano, solo piensa que el dolor es algo que está en tu mente, si dices que no existe no sentirás nada”.

“Lo creas o no Luciano en el pasado muchos chicos como de tu edad o incluso más jóvenes o viejos han pasado por esta operación que los salvo de una vida de pecado, todo ellos han soportado el dolor del procedimiento sin anestésico alguno, todos ellos han ofrecido su dolor al creador para que los perdone de sus pecados cometidos por sus acciones carnales en sus cuerpos, todos ellos ahora viven en la gracia de nuestro señor sin que puedan caer de nuevo en las garras de la tentación de la carne como lo harás pronto Luciano”.


image host


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com


Terminando de decir esas palabras Sor Laura se coloco detrás de Luciano y le pedio que abriera la boca, en ese momento le coloco una trapo en su boca y lo mantuvo ahí con una larga tira de tela la cual amarro en la parte de atrás de la cabeza de Luciano a modo de mordaza,  ella tranquilizo al adolescente diciendo “esto es para que no te muerdas la lengua”, luego le coloco un algodón humedecido con algún liquido, directamente sobre sus fosas nasales y le dijo que le diera  unas pocas aspiradas.

Luciano alcanzo a dar dos largas aspiraciones a ese pedazo de algodón antes que de Sor Laura lo retira de su nariz, lo que hizo que su mente se nublara casi de inmediato, Luciano no noto como ella tomo su pene, para mastúrbalo por unos segundos lo que lo hizo crecer pero no a su totalidad, en su otra mano Sor Laura tenía un afilado cuchillo, su mano descendió hasta la base, para también agarrar sus huevos y comenzó a cortar la parte superior del pene de Luciano hasta que la afilada hoja de acero cerceno tanto el pene como el escroto completo del cuerpo de Luciano. 


image host

Luciano sintió como si una corriente de lava ardiente consumiera su cuerpo experimentando el mayor dolor que alguna vez en su vida experimentaría, con lagrimas corriendo como ríos de sus ojos que no tardaron en empapar la mordaza, que absorbió y opaco muchos de los gritos de dolor que dio mientras estaba siendo desprovisto de sus órganos masculinos por el afilado cuchillo y manos de Sor Laura, quien pronto separo sus genitales mientras Luciano sentía como la sangre mojaba sus piernas y entrepiernas, mirando como su pene y huevos se apartaban de sus cuerpo para siempre.

Sor Laura coloco un paño blanco para cubrir la entrepierna sangrante de Luciano, mientras que levanto su pene y huevos aun dentro de su escroto unido a su pene en sus manos, sobre un paño blanco que al igual que el que puso sobre su entrepierna pronto se tiño de rojo por la sangre que brotaba de la entrepierna y órganos cercenados de Luciano, Sor Laura le dijo:

-“¡Luciano ahora que ofrecido tu virilidad a Dios tus pecados carnales han sido perdonados!”

Ahora viene lo más difícil la curación y aceptar que ya no eres más un hombre pero que con tu sacrificio has para siempre librado tu alma del infierno de los pecadores carnales, alégrate has “Salvado tu Alma”. 


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com






Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

SALVANDO SU ALMA

El internado de la Sagrada Concepción era un colegio administrado por religiosas de la orden de la “Virtuosas de María”, en aquel internado exclusivo para varones se encontraban internados chicos de la edad de 7 a 18 años, todos ellos huérfanos que no fueron adoptados a edades pequeñas por lo que por alguna u otra razón terminaron en aquel lugar......


SALVANDO SU ALMA
El internado de la Sagrada Concepción era un colegio administrado por religiosas de la orden de la “Virtuosas de María”, en aquel internado exclusivo para varones se encontraban internados chicos de la edad de 7 a 18 años, todos ellos huérfanos que no fueron adoptados a edades pequeñas por lo que por alguna u otra razón terminaron en aquel lugar. Sin embargo no todos egresarían de aquel lugar como hombres sino como eunucos.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACION] [ESCOLAR]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul





El internado de la Sagrada Concepción era un colegio administrado por religiosas de la orden de la “Virtuosas de María”, en aquel internado exclusivo para varones se encontraban internados chicos de la edad de 7 a 18 años, todos ellos huérfanos que no fueron adoptados a edades pequeñas por lo que por alguna u otra razón terminaron en aquel lugar que se consideraba una suerte pues aquel colegio impartía una buena educación por lo que llegar ahí significaba una oportunidad de vida para cuando salieran para mucho de ellos, pero las reglas de ese colegio eran muy rígidas.

Una de las cosas que estaban más que prohibidas en el internado era jugar con las partes privadas de un hombre por sí mismo, en otras palabras la masturbación estaba prohibida, esta regla era especialmente vigilada para su cumplimiento por la hermana Sor Laura quien creí en lo personal que cualquier juego sexual antes del matrimonio era pecado incluso dentro del vinculo conyugar el sexo como forma de obtener placer era pecado, ella pensaba que el sexo solo debía usarse únicamente para fines meramente reproductivos y no para el placer y disfrute de ninguna de las partes, si así era pecado.  

Sor Laura mantenía su mirada de águila vigilando a los chicos por los pasillos, durante las clases que impartía, en los descansos y en general en todo momento incluso mientras dormían, ella hacia rondines por las noches en los dormitorios para detectar cual de los chicos tenían erecciones nocturnas, poniendo especial atención en aquellos chicos que entraban en la pubertad entre las edades de 12 a 14 años pues sus cuerpos además de experimentar cambios físicos empezaban a llenarse de hormonas que les generaban impulsos impuros que los orillaban a cometer pecados carnales que Sor Laura tanto despreciaba.

Sor Laura fijo su atención en Luciano, que para ese momento era un joven adolescente que recién hacia cuatro meses cumplió 14 años, el era pequeño como delgado de apenas 1.45 metros de altura, cabello castaño claro con rostro de niño aun, sin vello en ninguna parte de su cuerpo aun, pero con un pene y huevos que no concordaban con su edad, Sor Laura le había visto durante sus rondines nocturnos como presentaba fuertes y grandes erecciones que sus calzoncillo holgados no podían ocultar incluso debajo de las sabanas de su cama sus erecciones nocturnas eran más que evidentes.

Sor Laura sospechaba que Luciano no solo había entrado en la pubertad, sino que también había empezado a masturbarse en secreto, algo que le parecía repugnante, por lo que comenzó a una incansable vigilancia sobre el adolescente, sin perderlo de vista casi siempre todo el día, incluso se las ingenio para mantenerlo vigilado durante sus baños y cuando iba al baño, a ella le pareció repugnante ver como su pene se ponía algo duro cuando su mano lo lavaba durante sus duchas, pero su constante trabajo de vigilancia por fin dio frutos un caluroso día de julio.


** ** ** ** ** ** **

Aquel día Luciano, se sentía especialmente caliente, luego de la práctica de futbol se fue a las duchas en donde tomo un refrescante baño, ahí no pudo evitar jugar con su pene, discretamente, sintiendo su cuerpo estremecer de placer aunque solo duro unos segundos, fue cuando decidió que debió quitarse ese ardor tenía dos horas libras antes de la cena por lo que una vez seco se dirigió a su escondite secreto que estaba una las partes más alejadas de la escuela, dentro de una pequeña caseta donde se guardaban viejas herramientas de jardinería en donde él había llevado viejas mantas para tener un lugar donde estar a solas.

Cuando Luciano llego y cero la puerta de aquella caseta seguía igual de caliente, por lo que se acariciaba los muslos sobre el pantalón para sentir lo rica sensación, estaba muy excitado y no aguante mas los músculos del abdomen y muslos que le punzaban, su respiración como los latidos de sus corazón era más rápidos, su pene punzaba de pronto su dura erección entro en erupción con su caliente leche escurriendo de su cuerpo, fue la primer vez que se vino sin masturbarse por alguna razón manchando su ropa interior pero sintiendo muy rico.   

Cuando se recupero de ese gran orgasmo, debía hacer algo no tardaría en notarse mojado el pantalón, así que se quito el pantalón rápidamente para mirando la leche embarrada en trusa (slip), la cual también se quito, quedando desnudo de la cintura para abajo con su pene muy duro porque aunque se vine no se le había bajado la excitación que sentía, continuo tocándose los muslos y nalgas lampiños para sentir la agradable sensación de sus manos sobre su joven cuerpo, luego de unos instantes se recostado sobre las viejas mantas para comenzar a masturbarse, se abrió su camisa para dejar a la vista su dorso sin vello, debía bajar su erección antes de regresar para la cena.          

Cuando su mano toco su palpitante pene Luciano ya estaba muy excitado, con cuidado su mano pasaba por su pene, sintiendo una agradable sensación, su pene estaba  circuncidado por lo que el glande quedaba libre, para sentir la piel de su ano pasar por la corona y por debajo lo que lo hacía estremecer, sus piernas comenzaron a temblar con un calorcito formándose en su bajo vientre, justo de donde su pene se alzaba el cuerpo de Luciano se tenso por completo unos segundos más tarde cuando alcanzo de nuevo un placentero orgasmo.

Sus piernas no paraban de moverse Luciano miro como su pene que palpitaba con su mano bajando y subiendo de él, mientras su otra mano, jugaba con sus huevos expulsaba su espesa leche fuera de aquella columna de carne por segundo vez en menos de 30 minutos, escurriendo parte por su glande y tronco de su pene y otra parte cayendo sobre su tenso abdomen, fue una sensación muy excitante, que lo dejo ahí jadeando tratando de recuperarse de su segundo orgasmo, pero aun seguía muy caliente, pese a verse corrido ya dos veces.  

Luciano se agarro su pene aun en erección del que resbalaba aun semen caliente para comenzar a masturbarse muy rápido, parecía como si se la quisiera arrancar de lo rápido y fuerte que movía su mano, cuando se canso cambio de mano, se masturbo de esta forma como por diez minutos antes de sentí que un nuevo orgasmo se acercaba, soltó su punzante erección que arrojo tres o cuatro pequeños chorros de leche, esta vez muy liquida no tan espesa por lo que fue a caer más lejos, sobre su pecho mientras su respiración y corazón estaban muy agitados.

Con semen sobre su abdomen y pecho Luciano escucho como la puerta de la caseta se abría, antes de poder reaccionar dado que estaba muy cansando luego de su tercera eyaculación consecutiva fue descubierto por la Sor Laura quien no pudo ocultar su expresión de cólera al ver al adolescente acostado en el suelo bañado en su propia “semilla de hombre” como le decía, controlando sus violentos impulsos Sor Laura ordeno a Luciano que se vistiera, se iba a colocar su trusa pero le dijo que con ella se limpiara su inmundicia y se colocara solo el pantalón.


** ** ** ** ** ** **

Una vez vestido Sor Laura tomo del brazo a Luciano, arrojo su ropa interior manchada y oliendo a semen en un bote de basura de regreso, pero en vez de llevarlo a su habitación o a la dirección Sor Laura lo llevo a la enfermería cuyo farol exterior estaba encendido ahí le dijo a Luciano que se despojara de su pantalón el adolescente dudo pero por temor a un castigo mayor termino por quitarse su pantalón quedando de nueva cuenta desnudo de la cintura para abajo.  



image host


Sor Laura hizo sentar a Luciano en una silla en donde lo amarrado con mas manos a la espalda al respaldo de dicha silla con una cuerda, sus piernas las separo para amarrarlas a las patas delanteras de la silla lo que dejo al pene de Luciano a la vista de ella, su pene aun estaba semi erecto, con gotas de semen aun saliendo de la punta, con la parte baja de su glande tocando apenas la parte delantera del asiento de la silla, con Luciano preguntándose lo que aquella mujer  le pensaba hacer.

Sor Laura le dijo, “espero no esté muy apretado, te amarre pues es necesario para que no mueves durante el procedimiento”.

Luciano temerosamente se atrevió a preguntar, ¿Qué procedimiento Sor Laura?, ella lo miro con furia en los ojos para luego contestar, “el procedimiento que hará que dejes de cometer pecados de la carne que tanto ofenden a nuestro creador”, Luego añadió, “voy a tener que realizar una pequeña operación Luciano”, a lo que Luciano replico ¿Sor Laura va a usar anestesia?, ella lo miro de nuevo y le contesto “no Luciano, solo piensa que el dolor es algo que está en tu mente, si dices que no existe no sentirás nada”.

“Lo creas o no Luciano en el pasado muchos chicos como de tu edad o incluso más jóvenes o viejos han pasado por esta operación que los salvo de una vida de pecado, todo ellos han soportado el dolor del procedimiento sin anestésico alguno, todos ellos han ofrecido su dolor al creador para que los perdone de sus pecados cometidos por sus acciones carnales en sus cuerpos, todos ellos ahora viven en la gracia de nuestro señor sin que puedan caer de nuevo en las garras de la tentación de la carne como lo harás pronto Luciano”.


image host


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com


Terminando de decir esas palabras Sor Laura se coloco detrás de Luciano y le pedio que abriera la boca, en ese momento le coloco una trapo en su boca y lo mantuvo ahí con una larga tira de tela la cual amarro en la parte de atrás de la cabeza de Luciano a modo de mordaza,  ella tranquilizo al adolescente diciendo “esto es para que no te muerdas la lengua”, luego le coloco un algodón humedecido con algún liquido, directamente sobre sus fosas nasales y le dijo que le diera  unas pocas aspiradas.

Luciano alcanzo a dar dos largas aspiraciones a ese pedazo de algodón antes que de Sor Laura lo retira de su nariz, lo que hizo que su mente se nublara casi de inmediato, Luciano no noto como ella tomo su pene, para mastúrbalo por unos segundos lo que lo hizo crecer pero no a su totalidad, en su otra mano Sor Laura tenía un afilado cuchillo, su mano descendió hasta la base, para también agarrar sus huevos y comenzó a cortar la parte superior del pene de Luciano hasta que la afilada hoja de acero cerceno tanto el pene como el escroto completo del cuerpo de Luciano. 


image host

Luciano sintió como si una corriente de lava ardiente consumiera su cuerpo experimentando el mayor dolor que alguna vez en su vida experimentaría, con lagrimas corriendo como ríos de sus ojos que no tardaron en empapar la mordaza, que absorbió y opaco muchos de los gritos de dolor que dio mientras estaba siendo desprovisto de sus órganos masculinos por el afilado cuchillo y manos de Sor Laura, quien pronto separo sus genitales mientras Luciano sentía como la sangre mojaba sus piernas y entrepiernas, mirando como su pene y huevos se apartaban de sus cuerpo para siempre.

Sor Laura coloco un paño blanco para cubrir la entrepierna sangrante de Luciano, mientras que levanto su pene y huevos aun dentro de su escroto unido a su pene en sus manos, sobre un paño blanco que al igual que el que puso sobre su entrepierna pronto se tiño de rojo por la sangre que brotaba de la entrepierna y órganos cercenados de Luciano, Sor Laura le dijo:

-“¡Luciano ahora que ofrecido tu virilidad a Dios tus pecados carnales han sido perdonados!”

Ahora viene lo más difícil la curación y aceptar que ya no eres más un hombre pero que con tu sacrificio has para siempre librado tu alma del infierno de los pecadores carnales, alégrate has “Salvado tu Alma”. 


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com






Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

SELECCIÓN DEL CHEF

Aquella cálida noche de Junio, Sergio caminaba a su auto luego de salir de un club de desnudistas, en la que se pago dos bailes privados, estaba muy excitado, con una notable erección debajo de su ajustado pantalón de mezclilla, trusa, lisa y muy justa que luchaba por contener a su palpitante erección de cuya punta broto una gran cantidad de liquido pre seminal, que hizo humedecer todo el frente de su ropa interior por lo que Sergio estaba algo incomodo......


SELECCIÓN DEL CHEF
Aquella cálida noche de Junio, Sergio caminaba a su auto luego de salir de un club de desnudistas, en la que se pago dos bailes privados, estaba muy excitado, con una notable erección debajo de su ajustado pantalón de mezclilla, trusa, lisa y muy justa que luchaba por contener a su palpitante erección de cuya punta broto una gran cantidad de liquido pre seminal, que hizo humedecer todo el frente de su ropa interior por lo que Sergio estaba algo incomodo. Aquella noche era la ultima del resto de su vida que iba a sentir algo así.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [CANIBALISMO] [SECUESTRO]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Sergio era un joven hombre de 26 años cuando todo comenzó, recién egresado de la universidad tenia había conseguido su primer trabajo en una empresa transnacional, estaba orgulloso de lo alcanzado hasta ese momento,  con un cuerpo envidiable de nadador que aun practica, bien dotado sexualmente hablando, no mal parecido era uno de los mejores partidos entre sus amigas además de uno de los amantes más cotizados y comentados por las mujeres de su círculo de amistades las cuales no dejaban de comentar el portentoso par de huevos y pene que Sergio ocultaba bajo sus ajustados pantalón.

Aquella cálida noche de Junio, Sergio caminaba a su auto luego de salir de un club de desnudistas, en la que se pago dos bailes privados, estaba muy excitado, con una notable erección debajo de su ajustado pantalón de mezclilla, trusa, lisa y muy justa que luchaba por contener a su palpitante erección de cuya punta broto una gran cantidad de liquido pre seminal, que hizo humedecer todo el frente de su ropa interior por lo que Sergio estaba algo incomodo, mientras se dirigía a su auto para ir a casa, en donde pensaba masturbarse a gusto hasta caer dormido.

De repente ante él una bella mujer se apareció portando las diminuta minifalda que Sergio hubiese visto en su vida, con altos tacones de aguja de 15 o más centímetros, espigadas como tonificadas piernas sin medias bien bronceadas que a la luz de las luces de la calle se veían supremas, grandes tetas que su gran escote apenas podía contener, con una bello rostro, iluminado por su grandiosa sonrisa y ojos azules, con vellera larga casi hasta la cintura rubia, le dijo en un tono de voz de lo más sensual que hizo estremecer a Sergio.

-“Hola guapo, ¿Por qué tan solito?”


** ** ** ** ** ** **

Sergio se despertó en un lugar extraño con un fuerte dolor de cabeza, ni siquiera recordaba cómo es que llego a ese lugar, estaba sobre una amplia cama en lo que parecía ser un cuarto de hotel, apenas ponía moverse, el dolor de cabeza fue pasando poco a poco hasta que ya no estaba más ahí lo que recordaba antes de despertar era a esa impresionante mujer saludándolo en el estacionamiento, de pronto se escucho aquella melodiosa voz de nuevo detrás de él, que le hizo recorrer un calambre por toda su espalda.

-“¡Veo que ya has despertado dormilón!”
-“Este yo, bueno, creo que”. Sergio balbuceo sin poder ordenar sus ideas.

La bella mujer no espero a que el joven como atractivo Sergio pudiera pensar en su situación se lanzo sobre él para plantarle un apasionado beso al que Sergio por supuesto luego de la obvia sorpresa no tardo en corresponder para que sus lenguas jugaran dentro de sus bocas como dos pitones en celo, enrollándose con verdadero fervor y frenesí, como si no hubiese un mañana para los dos, las manos de Sergio pronto se fueron a las nalgas de ella quien no dijo nada solo lo siguió besando.

Luego de unos minutos Sergio ya dominado por su excitación la tomo por la cintura y la colocó de rodillas encima de la cama con su rostro pegado al colchón le abrió sus piernas con sus manos, levantó apenas su minúscula minifalda hasta la espalda dejando al descubierto su impresionante par de nalgas, lo que dejo al descubierto los labios de su vagina separados por la tirita de la pequeña tanga que portaba en ese momento, la cual estaba súper mojada, el clítoris hinchado al máximo de lo excitada que estaba ella y los pezones duros como piedras de anticipando lo que estaba por suceder.  
      
Sergio se inclino para que su lengua se posara sobre los labios vaginales de aquella hermosa mujer, lamiendo, saboreando el liquido que soltaba mi vagina, restregó su boca por sus firmes nalgas, pasando largos lengüetazos que recorrían todo el camino desde su ano hasta la ya totalmente mojada vagina, Sergio se desnudo mientras le chupaba él con verdadera pasión su vagina, escuchando los eróticos gemidos que la mujer producía… solo de pensar que su duro pene estaría en breve dentro de ella, lo excitaba aun más y más que parecía que el corazón se le iba a salir de lo fuerte que le latía.    

Sergio una vez desnudo detuvo su trabajo oral para comenzar a pasar por sus calientes labios vaginales su hinchado glande restregándolo contra su clítoris, hasta que de repente hundió la punta de su fuerte erección de al menos 23 cm en el agujero trasero de la mujer en medio de sus sabrosas nalgas; quién como una perra en celo, deseaba recibir en su caliente vagina aquel gran pene, duro como una barra de acero, ella sin mediar palabra se dio la vuelta y se tumbó sobre la cama boca arriba. En ese momento vio lo 23 cm del pene de Sergio, chorreando ya gran cantidad de liquido pre seminal.

Sergio al ver el rostro de viciosa de la mujer le restregó su dura erección por su rostro con fuerza, casi como le estuviera pegando con él, con una expresión de malicia en su rostro totalmente dominado por el deseo le ordeno con fuerza, con voz de un verdadero macho en celo.       

¡Chupa zorra! ¡Cómetela! Hazme una buena mamada.          

Ella no lo hizo espera se la trago por completo, hasta tocar sus huevos con su barbilla, soportando el peso de su pelvis en lo alto de mi rostro, y aguantando las embestidas que le daba cada vez que movía las caderas, en su peculiar cogida a su boca que Sergio comenzó a darle, luego de unos intensos minutos, Sergio que aun no quería correrse, saco su erección de la boca de la mujer para levantar sus piernas hacía arriba bien separadas, dejando su vagina totalmente abierta y a su merced, colocó la punta de su pene en la entrada de mi vagina, para dar un buen empujón y se la clavó entera sin miramiento alguno.          

La mujer dio un grito de dolor y al mismo tiempo de placer, al sentirse llena por completo, notaba el grosor de su erección apretándose sobre las paredes de su vagina, presionando su sexo con cada nueva embestida salvaje y bestial, cada que la erección de Sergio se retiraba chorreaba gran cantidad de liquido del interior de la vagina de ella que le causaba mucho placer, Sergio soltó su piernas al cabo de unas cuantas embestidas para agarrar sus grandes tetas desnudas, apretándolas, para luego inclinarse y comenzar comérselas a mordisqueando sus duros pezones, mientras Sergio la seguía penetrando saciando sus ganas mi hambre de macho.  

De repente aceleró las embestidas, los movimientos eran cada vez más rápidos y fuertes, e
n medio del clímax, ambos juntaron sus bocas sus lenguas, sus babas de gustazo pleno, y gritando del gozo y el placer que aquel les estaba proporcionando, Sergio no gimió, grito de placer, cuando terminó de soltar todo su espeso semen en el interior de aquella palpitante vagina, lo que produjo a ella un intenso orgasmo que la hizo gemir de placer.

Ambos quedaron con sus cuerpos temblando, extasiados y sin aliento con Sergio todo empapado en sudor sobre el magnífico cuerpo de ella, sintiendo como su pene aun dentro de ella duro, era masajeado por los dulces espasmos de su vagina que eran los remanente del intenso orgasmo que ella experimento, los dos jadeaban, sin aliento, con Sergio sonriendo complacido aquello había sido la cogida de su vida y sin que lo supiera la ultima de su vida como hombre por el resto de su vida.


** ** ** ** ** ** **

Sergio despertó amarrado, amordazado y desnudo en lo que parecía ser una alacena, a su lado otros hombres en edades de entre 20 y 35 años estaban en la misma situación, todos ellos con la mirada perdida por alguna razón Sergio trato de llamar su atención pero ninguno de ellos parecía querer ponerle atención de pronto una gran puerta de acero inoxidable se abrió, para dar paso a un hombre vestido de chef, con un gorro alto, quien comenzó a tocar los genitales completamente depilados de algunos de los hombres en aquel lugar que al sentir su mano en sus partes privadas temblaban y una expresión de terror se dibuja en sus rostros.  

Sergio noto que el aquel hombre que lo más posible que fuese un chef, jugaba con los genitales masculinos completamente lampiños por unos segundos hasta obtener una fuerte erección por parte del hombre frente a él, aquel chef hizo lo mismo con algunos otros de los hombre que permanecían con los brazos amarrados en altos y bien sujetos de sus tobillos, de pronto Sergio tuvo a ese hombre frente a él mirándole fijamente sus genitales desnudos por unos segundos antes de alargar su mano y agarrar sus grandes huevos.

El pene de Sergio pese a no desearlo comenzó a crecer para hacer los ojos del hombre que lo estaba estimulando se abrieran grandes al ver su gran erección al tope grande y con su venas saltadas, el hombre de la nada soltó los genitales de Sergio y dijo luego de colocarse en medio de todos los hombres cautivos en aquel lugar, “el número 17”, todos alrededor de Sergio se le quedaron mirando con expresiones de alivio y compasión, no fue sino hasta ese momento que Sergio se percato que cada hombre tenía marcado en el pecho un número.

Sergio vio los pechos de cada hombre para buscar el numero pero ninguno de ellos tenía marcado el número que aquel hombre dijo, con algo de nerviosismo bajo la mirada para ver que el número señalado estaba marcado en su pecho, dos hombres entraron cuando el chef salió para llevarse a Sergio que trato de forcejear de liberarse pero fue rápidamente controlado, por aquellos dos fuertes hombres vestidos de trajes negros, al cabo de unos segundos Sergio estaba atado firmemente a una plancha de acero inoxidable reluciente de forma vertical.

El Chef estaba ahí, aquello era una cocina agitada, parecía la cocina de un restaurant de éxito, y lo era Sergio no estaba equivocado aquello era el restaurante mas exclusivo del mundo donde se podía pedir cualquier tipo de platillo por más exótico, raro y caro que este pudiera ser, por supuesto siempre que se estuviera dispuesto a pagar los enormes precios del menú, uno de los ayudantes con una mesita con ruedas de metal se acerco a Sergio entonces dijo: “Chef que va a hacer”, el chef tardo unos segundos en responder, mientras movía una sartén en el fuego.

-“¡Todo, lo quiero todo y por favor pela los huevos!”

El otro hombre un ayudante de cocina, piso un pedal en el carrito de ruedas para ajustar la altura del mismo  que la parte plana de la mesa quedase a la altura de los genitales de Sergio que solo podía ver lo que todos aquellos hombres que estaban cocinando hacían, para el terror de Sergio el hombre frente a él una vez que termino de ajustar la mesita, coloco una tabla de cortar debajo de sus huevos los cuales quedaron asentados sobre su superficie algo áspera, luego el hombre tomo un afilado cuchillo para carne.

El hombre lo miro y juzgo el filo, para alivio de Sergio lo dejo asentado de nuevo, paro solo para tomar un elastrador al que coloco dos ligas, luego tomo el pene de Sergio y lo comenzó a masturbar hasta que alcanzo una erección total, luego coloco las dos ligas lo más cerca de la base como pudo, para libarlas, las dos ligas se cerraron de golpe, atrapando la sangre en el interior del pene en erección y provocándole un gran dolor a Sergio que grito pero la mordaza absorbió la mayor cantidad del ruido que él hizo, con todo su cuerpo tensado y sudando.

Luego de unos segundos el hombre volvió a tomar el cuchillo y el pene de Sergio quien con horror vio como acercaba esa afilada hoja de acero a su miembro viril, justo antes del corte, el hombre dijo “es un magnifico pene en verdad la cliente lo va a disfrutar mucho”, los ojos se Sergio se abrieron grandes cuando sintió el filo de la cuchilla comenzar a cortar justo entre las dos ligas, apenas bastaron tres largos cortes de ese afilado cuchillo para que el pene se Sergio quedase separado de su cuerpo para siempre.

El dolor que estaba sintiendo en ese momento era increíble pero por alguna razón seguía consciente, Sergio entonces sintió como el hombre tomo su escroto el cual jalo con fuerza hacia él para luego cortar la estirada piel, de un rápido y único corte, lo que lo castro de inmediato, lo último que Sergio vio antes de desmayarse por el gran dolor que esa acción le provoco fue ver a ese hombre sacar a sus blanquecinos testículos del saco de piel que siempre los habían cobijado y contenido hasta ese horroroso momento, luego se desmayo.


** ** ** ** ** ** **

Sergio despertó estaba aun sujeto a esa plancha de metal pero ya no estaba en la cocina sino que estaba en un gran salón con algunas mesas una 25 o 27 mesas, aquello debía ser un restaurante muy intimo y exclusivo pensó Sergio, mientras bajaba la mirada a su entrepierna para ese momento vacía, una de las ligas aun seguía ahí, pero ya no estaba sangrando era evidente que fue curado, no sabía cuánto tiempo había pasado pero aun sentía mucho dolor pero no tanto para perder la consciencia. 

Sergio abrió grandes los ojos en completa incredulidad cuando vio a una hermosa mujer frente a él, sintió vergüenza de que ella lo viera en aquella condición, desnudo y sin su virilidad unida a su cuerpo, sabiendo que ya no era más un hombre, pero se sorprendió a un mas cuando un mesero elegantemente vestido le sirvió una copa de vino para después un plato sobrio, con una salsa agridulce, sobre la que reposaba su pene cocinado, a un sobre una crema acida dos testículos de color ligeramente rosaditos como si fueran un par de camarones, todo eso bañado con crema acida receta especial.

La mujer comenzó a comerse bocado a bocado, lo que alguna vez, colgó en la entrepierna de Sergio, que tanto placer y admiración habían causado no solo a las decenas de mujeres con las que tuvo sexo hasta ese día, si no a el mismo, y que ahora al parecer le estaban causando  un gran placer con cada bocado que daba a la mujer a su paladar, mientras ella observaba al recién eunuco nulo que al terminar esa noche seria vendido como esclavo a algunos de los socios sádicos de aquel lugar quien lo usarían para practicar sus más horribles y dolorosas perversiones.    

La mujer cuando termino de comer llamo a mesero y le dijo “todo muy rico en verdad me encanto la ¡Selección del Chef!”




http://relatos-de-eunucos.blogspot.com





image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

SENTENCIA EXPRESS

Aquella tarde Drox montando su moto súper cargada XP500 sobre volaba aquel sector cuando el visor de su casco detecto algo que llamo la atención eran tres jóvenes hombres ninguno de ellos debían tener más de 30 años calculo Drox apenas un poco más jóvenes que él, estaban cometiendo un delito, estaban violando a un joven de unos 18 o 19 años en un callejón......


SENTENCIA EXPRESS
Aquella tarde Drox montando su moto súper cargada XP500 sobre volaba aquel sector cuando el visor de su casco detecto algo que llamo la atención eran tres jóvenes hombres ninguno de ellos debían tener más de 30 años calculo Drox apenas un poco más jóvenes que él, estaban cometiendo un delito, estaban violando a un joven de unos 18 o 19 años en un callejón. Drox se apresuro a detener a esos delincuentes para impartir justicia y algo más.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN]


Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





La delincuencia en la mega ciudad siempre estaba desatada, los jueces no se daban abasto y siempre estaba faltos de Nuevo personal pues no muchos llegaban a tener una vasta experiencia y vida en las agitadas calles en la que impartían la ley y la justicia de manera expedita a cualquiera que cometiera hasta el más mínimo de los delitos, el Juez Drox era uno de los pocos que había logrado sobrevivir más allá de su primer año en las calles como juez, ahora el estaba encargado del sector 109-3, un lugar nada agradable para visitar de la mega ciudad.

Aquella tarde Drox montando su moto súper cargada XP500 sobre volaba aquel sector cuando el visor de su casco detecto algo que llamo la atención eran tres jóvenes hombres ninguno de ellos debían tener más de 30 años calculo Drox apenas un poco más jóvenes que él, estaban cometiendo un delito, estaban violando a un joven de unos 18 o 19 años en un callejón llenos dibujos en los muros, Drox rápidamente descendió asiendo sonar las sirenas de su vehículo mientras lo hacía, los tres jóvenes asustados dejaron a la víctima y se subieron sus pantalones de manera apurada, para tratar de huir.

Drox pidió ayuda para la víctima y se concentro en perseguir a los criminales, porque eso precisamente eran para él, los tres hombres apenas con sus pantalones a medio poner se dividieron, Drox siguió al que él vio que estaba penetrando a la víctima en el momento que se percato del delito, no tardo mucho en alcanzarlo cuando este entro en un callejón sin salida en donde Drox rápidamente le tapo el paso para apuntarle a su cabeza con su revólver justiciero, que solo él podía accionar, para acercarse en visiblemente nervioso hombre que buscaba una forma de huir del lugar con desesperación.

-¡Levanta las manos Patán! Drox ordeno.

Luego que el revisara al hombre le ordeno que se desnudara, lo que al principio se negó pero cuando Drox le apunto con su arma este comenzó a despojarse de su pantalón, su cuerpo era de una piel muy blanca con sus brazos llenos de tatuajes abstractos, cuando el hombre quedo desnudo Drox le pregunto.

-¿Cuál es tu nombre Ciudadano?
-“Soy ¡Alan Delgado!”

Bueno Alan, te estoy fincando cargos por agresión sexual, conducta sexual impropia y asalto sexual con todas sus agravantes, te sentencio a…


** ** ** ** ** ** **

Drox no alcanzo a terminar la frase cuando el hombre ya estaba de rodillas frente el acariciando el marcado paquete genital de Drox que era más que visible en su ajustado pantalón de espandex de color rojo, en la que se notaba una gran protuberancia en su entrepierna Alan sin darle tiempo a reaccionar a Drox le bajo su pantalón hasta los tobillos junto con su ropa interior para tomar su gran pene con una mano y llevárselo a la boca, con la empezó a jugar con el gran glande color rosa de Drox circuncidado, pasando la lengua por debajo lo que hizo gemir a Drox de placer.  

La piel muy blanca de Alan contrastaba con la piel bronceada de Drox, el pene de Alan eran largo aunque delgado tan blanco como el resto de la piel de su cuerpo, cabello oscuro y ojos oscuros, con una boca que sabía muy bien como dar placer a otro hombre, Drox con una mano sujeto de los cabellos la cabeza de Alan para controlar el ritmo de su mamada, mientras con su otra mano se despojo de su guerrera, como armadura de pecho pero y soltó su arma, pero no se quito su casco.

Luego de unos minutos el pene de Drox circuncidado y venoso de grandes dimensiones 27 cm más ancho en la base que en la punta ya chorreando abundante liquido transparente pre seminal, ya en completa erección, hizo que Alan de 1.77 metros se pusiera de pie para darla la vuelta, Drox era más alto 1.89 metros con piernas, brazos y torso fuertes, con un gran par de huevos como limones colgando libres bajo su portentosa erección que quedo apuntando hacia el cielo, deslizándose entre las duritas nalgas de Alan.

Drox usando sus fuertes piernas le abrió con fuerza las piernas de Alan frente a él con sus manos abrió sus nalgas para poner su gran erección en medio de ellas, frotando su ardiente espada de carne entre ese magnífico par de nalgas, mientras una de sus fuertes manos se deslizo por unos de los costados de Alan para llegar a su pene que Drox comenzó a masturbar, hasta hacer que el pene de Alan alcanzara sus 26 cm, largo y delgado, con dos huevos no muy grandes más bien normales, por debajo apretados contra su pelvis.

Con el pene de Alan duro como roca Drox coloco la punta de su glande justo en la entrada trasera del chico y le dijo “tienes en verdad un culo espectacular, tus nalgas están riquísimas, duras y paraditas”, mientras se lo decía la punta de su glande lubrica de liquido pre seminal su apretado y rosadito ano de Alan que ya estaba muy excitado sintiendo la mano del Juez bajar y subir de su dura erección, y sin esperar más, de manera perversa Drox dio la primera estocada, pero su gran erección no pudo entrar en el ano cerrado de Alan que si bien estaba lubricado por su jugos no logro abrirlo a la primera.

-“Pareces virgen, Alan”, dijo Drox.        

Y con más fuerza que antes, Drox volvió a intentar penetrar a Alan, logrando que su glande traspasara el anillo de carne de su ano.  “Mmmmmmmmmm”, gimio Alan.          

El joven sintió como si un palo ingresara a su cuerpo, porque por el grosor de la erección no parecía un órgano sexual sino un ancho palo, Alan gimió y se estremeció por completo, pero Drox apenas logro introducir cabeza de su pene, faltaba todo lo demás, así que soltó su pene de Alan para abrirle sus nalgas al máximo, mientras fue penetrándolo más con su ariete de carne, pero el culo del joven no estaba dispuesto a ceder tan fácilmente y oponía la máxima resistencia al intruso.         

Drox siguió metiendo su enorme erección hasta que finalmente su ano cedió totalmente y su pene se fue a lo más profundo de la intimidad de Alan, chocando sus grandes huevos con las nalgas firmes y redondas del delincuente que lanzo un sonoro gemido de placer.        

Drox dijo “ya está completamente dentro, desde hoy todo va cambiar para ti”, jajajajaja.

La risa de Droxx eran como puñales en el corazón de Alan que solo esperaba que su sacrificio pudiera favorecerle en el juicio de aquel juez, su culo lo sentía partirse, no era el primer hombre que lo penetraba en su vida, sí sabía que era gay, sí se aceptaba y le gustaban los hombres, pero ahora estaba empalado por un hombre del que dependía su futuro inmediato y lo estaba trataba como una puta barata no le quedo otra opción que aguantar, De pronto Drox sacó su pene del culo del joven que sintió un gran vacío y con el culo abierto solo para volverla a enterrar de golpe dando inicio a un mete y saca brutal con ambos de pie Alan sentía que el alma se le iba en cada penetración que era más fuerte y profunda cada vez.    

Aquel ya medio oscuro como sucio callejón se inundó de gemidos de placer de Drox, como de los gritos sordos de Alan también de los sonidos de dos cuerpos chocando, los grandes huevos Drox aplastándose contras las nalgas del delincuente con una rica cadencia, Drox detuvo las embestidas al cabo de unos minutos sacó su gran pene del culo, para apreciar las nalgas de Alan gimiendo solo para volver a penetrarlo de una rápido y total estocada que hizo arquear el cuerpo de Alan, mientras gimió de placer y dolor al mismo tiempo.     

Alan sintió entrar nuevamente el pene del Juez, Drox le hizo ponerse en cuatro patas en esa posición la penetración era más profunda y la erección presionaba con su próstata despertando el placer en el delincuente aun más placer con su erección, empezando a palpitar, dura presionando su bajo abdomen, Drox continuaba con sus embestidas cada vez más fuerte, Alan se mordía los labios para no darle gritar, pero cuando este se agachó sin dejar de penetrarlo lo que hizo que su pene entrara mas dentro, finalmente emitió un sonido: “ah, ah, ah, ah, ah, ah,” al tiempo que todo su cuerpo se estremeció.

Con los ojos cerrados y gimiendo, Alan no aguantó más y eyaculó sin tocarse, por lo que Drox sonrió maliciosamente lo comenzó taladrar sin piedad alguna, Alan se desfalleció producto de su intenso orgasmos por lo que Drox lo comenzó a usar como un muñeco, el cuerpo de Alar lo sentía arder, Drox también estaba por acabar y gemidos cada vez mas entrecortados se lo delataban a Alan, En el silencio de la casi noche, en ese callejón solo se escuchó el bufar de un Drox mientras llenaba las entrañas de Alan con su espeso semen.      
  
Alan sintió como la pene del Juez se hizo más grueso dentro de él y empezó a tirar lechazos que por la excitación era demasiado abundante, el joven sentía como si se estuviera orinando dentro de él, 
su intestino era bañado por el semen de otro hombre Drox temblaba y gruñía mientras se deslechaba con el mayor de los placeres Cuando Drox termino ambos cayeron tendido sobre el sucio suelo con Drox sobre Alan, aún tenía dentro el palpitante pene de Drox aunque el líquido ya no salía de esa mole de carne, el chico sentía el peso del juez sobre él, así como su cuerpo sudoroso con un olor a sexo, sudor y semen en el aire.   

Finalmente, Drox sacó su gran erección ya perdiendo firmeza de Alan que sintió su culo más abierto que nunca y con un vacío enorme, con su ano palpitante Drox vio su pene semi flácida manchada de sangre y el ano de Ricardo expulsando leche y mierda, aún palpitando buscando cerrarse, Drox aun desnudo y con la luna de testigo, se puso de pie para ir a buscar su arma dejando al pobre de Alan jadeante sobre el suelo.

Alan intentó levantarse para tratar de vestirse, pero sus piernas no le respondieron y el dolor de su culo no le permitía pararse y cayó nuevamente en al suelo Drox lo había dejado hecho trizas, el Juez observo que el delincuente apenas podía ponerse de pie el se vistió para darle tiempo cuando termino de ponerse sus botas apuntándole con su arma Drox obligo a Alan a que se pusiera de pie, cosa que a duras penas logro hacer.  


** ** ** ** ** ** **

Drox entonces esposo a Alan con las manos a la espalda, Alan extrañado nerviosamente se atrevió a preguntar, “¿Juez pensé que luego de lo que acaba de pasar me dejaría ir?”, Drox lo miro con una sonrisa en los labios, para responderle “¿Dejarte ir? No te confundas escoria ahora viene la mejor parte la sentencia a los cargos que anteriormente menciones pero dadas las agravantes creo que seré indulgente contigo por esta vez, por esa razón te sentencio a“.    

Drox hizo una pausa de unos segundos manteniendo a Alan al vilo de la desesperación.                     

“¡Te sentencio a la castración por el delito de asalto sexual agravado!”   

-“NOOOOO, NOOO, POR FAVOR, POR FAVOR ESPERE JUEZ DROX, ¡PODEMOS LLEGAR A UN ACUERDO ESO NO POR FAVOR, POR FAVOR!”     

Grito Alan con desesperación sintiendo como sus piernas perdían la poca fuerza que tenían, su pene comenzó a endurecerse de nuevo, mientras Drox levando su arma para ordenarle “bala expansiva goliat”, mientras Alan seguía tratando de evitar lo inevitable, Drox le apunto de nuevo con el arma pero estaba vez apuntando a sus genitales, las lagrimas corrían por las mejillas de Alan, quien en pánico comenzó a correr pero ya era tarde el Arma de Drox había fijado el blanco.    

Drox disparo “BANG”, el sonido se amplifico por las paredes del callejón, cuando Alan corriendo con las manos a la espalda estaba a unos 30 metros de Drox, pese a estar de espaldas al Juez la bala hizo un rodeo para impactar directamente justo en donde el gran pene de Alan se unía con su escroto justo por debajo de su pene, en la base, lo que hizo que la huida de Alan se frenara en sexo, al sentir un pulsante dolor provenir de su entrepierna.

El se dio la media vuelta para lanzarle una mirada suplicante de clemencia a su ejecutor, pero ya nada se podía hacer, dos segundos después con Alan de rodillas llorando se escucho un pequeña pero poderosa explosión “¡BOOOM!”, Alan como en cámara lenta vio salir despedido su pene cercenado desde la base a unos 15 metros de donde estaba, sus huevos con su escroto hecho papilla se estrellaron contra el pavimento entre sus piernas abiertas, Alan con mirada de incredulidad y dolor temeroso bajo la mirada solo para ver que ya nada quedaba de su virilidad más que una entrepierna sangrante completamente mutilada.

¡NOOOOOOOO!

Grito Alana antes de desmayarse por el dolor, Drox tomo su pene cercenado y lo coloco en un tubo de estasis que tomo de su moto para colocarlo en un compartimiento después, Drox se quedo mirando al delincuente sin sentido con su entrepierna destrozada sangrando, llamo para informar para que vinieran las ayudas medidas y que la sentencia había sido completada y el ciudadano era libre. 


** ** ** ** ** ** **

Drox se monto en su moto y se elevo por los aires de la gran mega ciudad, ahora iba tras los otros dos delincuentes que sin saberlo habían sido marcados con localizadores, pronto Drox tendría más placentera diversión antes de ejecutar de nuevo una de sus ya bien pensadas y meditadas “Sentencias Express.   



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com
           



image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

a mis 52 sexo en alberca

A mis 52, sexo en alberca.

saludos a todos  escribire un historial real, solo cambiare los nombres me sucedio en una alberca , publica  , mi edad  es de 52 años soy maduro y jamaz pense que me iba a pasar lo que me paso en una alberca publica.

me encontraba dentro de la alberca con mi esposa, disfrutando de un show  en vivo de cantantes y concursos, para la gente.  Y nos encontrabamos en la orilla  de la alberca  pero dentro de ella,  a mi derecha una mucha como de 22 0 25 años no lo recuerdo bien y a mi izquierda mi esposa, estabamos aplaudiendo y festejando , y note que la mucha de mi derecha , rosaba su pierna con la mia, claro siempre me imagine que era algo normal no pense nada fuera de lo normal, ademas yo con 52 años y la muchacha  de 22 o 25  ni al caso decia entre mi, pero los roces eran muy constantes y ya me empezaba a preocupar , por que mi esposa se encontrana aun lado de mi , y la muchacha de vez en cuando me regalaba miradas, y me decia  a poco si!!!  dije entre mi naaaa!! no puede ser, en fin mejor me quite de ahi diciendole a mi esposa que nos fueramos a nuestra palapa a comer algo, cosa que no discutio, y en la palapa, ella me preguntaba  ,,oyes ramiro conocias  ala muchacha que estaba a lado tuyo?

me dije achis si se dio cuenta…..

no mija por que ?,

contestando ella que que note que te aventaba unas miradas medios raras,  dije raras ?

por que lo dices?  por la manera en como te miraba le conteste   ni cuenta me di !!  estaba viendo el show en la alberca..

me dieron ganas de ir al baño y me levante,  y en el camino me  encontre a esta muchacha,  me hize el tonto segui mi camino al baño y note que empezo a seguir , e intespestivamente voltee y le dije se le ofrece algo ?

no dude en voltear a ver  a ver es cuerpo majestuoso y esos senos monumentales, ojos  cafes claro .

me dirige la mirada y me pregunta le puedo preguntar algo señor sin que se ofenda le conteste digame señorita!!

y contesta .. ud. es alguna clase de pervertido sexual, o maniaco sexual o es swinger  o que pasa con ud ?

me dejo asombrado con su pregunta, y le contesto mire señorita no se por que viene esa pregunta, me han dicho de todo , pero ud paso los limites ,

pero le contestare, ni soy maniaco sexual ni tampoco pervertido sexual no se por que lo dice, podria ud explicarmelo y sin recato me dice … es que en la alberca le roce su pierna varias veces y ud no respondio , y generalmente responden a la primera , y ud solo se fue de ahi y me pregunta acaso soy muy fea ?

mire señorita si ud esta haciendome una broma ok ya la hizo se puede retirar, ademas esta ud  ciega  que no ve mi edad y su edad como se le puede ocurrir, y la deje hablando , me retire al baño y cuando sali ya no la volvi a ver, me dirigia a nuestra palapa cuando llego veo a esta muchacha platicando con mi esposa, a risa suelta  llego y pregunto que pasa a qui?

me le quede viendo a la muchacha  y le dije que no tuvo ya suficiente con lo que platicamos,  y mi esposa contesta tranquilo mijo si solo vino a presentarse  con nosotros , dice que se le hacemos una pareja fuera de moda y que somos muy modernos jajajjaja como vesssss

me quede pensando que querra esta niña, le pregunte y a todo esto como te llamas , samantha   para lo que se le ofrezca, y mi esposa contesta para todo loq ue se nos ofrezca? pero lo decia con vacile ella y samantha se nos queda mirando a los dos y dice si para lo que uds quieran, nos hicimos los tontos y empezamos a preguntar mas  oyes samatha y con quien vienes , con mi hija, y tu marido ?

no tengo marido sr ?….   jose para servirte   y le pregunto y eso?

que?que no tengas marido se mira que tu juventud muchos la desearian, y me contesta pues ya ve que no , le dice mi esposa te invitamos a ti y a tu hija a cenar que te parece? ok si acepto, uds me parecen de lo mas nice…

nos pusimos de acuerdo y fuimos por ella a su casa que no era muy lejos,

en aquel tiempo teniamos  un departamentito en playas y ahi la invitamos y para nuestra sorpresa dijo que su hija se iba a quedar con la mama a cuidarla que se habia dormido, ok entendemos, llegamos al departamento, y ella se quedo perpleja  del departamento y nos pregunta acaso uds son ricos le contestamos no exactamente pero nos gusta invertir nuestro dinero , esto que ves es trabajo de muchos años, decia que suave y sin querer segun ella dio una vuelta abrazando a mi esposa de manera que las dos se encontraron con sus senos, le dice a mi esposa que bonita es su vida y mi esposa le contesta y la tuya tambien hija , tu tiene una juventud por delante y nostros ya vamos de salida, y contesta y eso que !!!

yo diria que la disfrutaran  que acaso no estoy yo aqui? a que te refieres con eso niña,,,,  contesta me refiero a que disfrutemos de la vida y vuelve abrazar a mi esposa solo que en ese momento ni ella ni mi esposa se contuvieron ella paso muy cerca de sus labios y ella le correspondio,

me quede atonito mientras mi esposa me hacia señas de que me acercarcara  a ella y eso fue lo que hize,  puse mi miembro detras de ella y alo que contesto ella cojanme por favor ……

le empeze a subir su vestidito dejado ver su juventud , mientras mi esposa se deleitaba con sus senos, decia asi te gusta zorrita….   ella contestaba si ama pidame lo que quiera…  dice mi esposa sacale la verga a mi esposo mamasela….. ella rapida que perezosa lo hizo y mi espos y yo besandonos, diciendome te dije que lo ibas a disfrutar…no parabamos de chuparnos la cargue y la lleve a la cama mi esposa solo se limitaba hacerla feliz, le decia dame tu panocha perra restregamela en la cara y eso hacia con un salvajismo, yo le mamaba el culito y ella jadeaba y mi esposa me decia ya metasela es lo que quiere, que me culeo se movia freneticamente  pidiendo mas , mi esposa le decia abre la boca perra y ella le escupia, y me decia escupela ala perra en la boca y lo hacia y lo aceptaba, y queria mas…..

terminamos todos sudados y quedamos muy satifechos  y nos decia promentame que no va ser la ultima vez  quedamos de acuerdo de que no iba ser la ultima, no intercambiamos telefonos, y cenamos todos un acontecer  y lo mejor de todo y a nuestra edad

 

La entrada a mis 52 sexo en alberca aparece primero en Relatos eróticos SexoEscrito.com.

Strip Poker con mi hermanastro

Nota: escribo este relato erótico para plasmar de alguna forma mi fantasía filial. No quiere decir que todo ocurriese tal y como a continuación lo cuento. Espero que disfruten de esta pequeña historia de sexo en familia.

Lo que se suponía iba a ser una gran noche de fiesta con mi hermanastro(a partir de ahora hermano) y mis dos primos, saliendo con nuestros amigos de fiesta por la ciudad, acabó siendo una noche un tanto extraña y es que pronto se cancelaron los planes de salir de fiesta debido a que el tiempo no acompañaba.

Una fuerte tormenta empezó a caer en nuestro barrio, lloviendo como pocas veces había visto. Lluvia acompañada de un fuerte viento y truenos. Por lo que al final los cuatro optamos por no salir esa noche y quedarnos en casa.

Mis padres ya habían salido a cenar fuera con mis tíos, avisándonos que esa noche llegarían tarde a casa, y mi hermano y yo, al ver como se había truncado el plan de salir con nuestros amigos, esa noche decidimos quedarnos en casa y llamar para pedir unas pizzas(Nuestros padres nos habían dejado algo de dinero).

Esa noche nos tocaba cuidar de nuestros primos Juan y Laura, los cuales estaban de visita el fin de semana. Pese a vivir en otra ciudad venían a visitarnos de vez en cuando ya que tienen una edad parecida a la nuestra y ya desde pequeños jugábamos mucho juntos. Podría decirse que nos hemos criado los cuatro juntos.

Tras pedir un par de pizzas para cenar, nos pusimos a hacer tiempo viendo la tele. Pasando de canal en canal sin nada que nos gustase ver. No tardó mi primo Juan en decir que se aburría y que iba a ser una noche muy larga, tras lo cual, mi prima Laura propuso de jugar a algun juego de cartas.

A mi nunca me gustaron demasiado los juegos de cartas pero esa noche no había otra cosa que hacer, así que le seguí la corriente a mi prima y enseguida empezamos los cuatro a decir nombres de juegos de cartas que se nos pasaban por la cabeza. Sorprendentemente mi hermano Rafa fue el que más nombres de juegos propuso y eso que yo pensaba que, al igual que a mi, el no jugaba prácticamente nada a juego de cartas.

Tras un par de minutos de discusión sobre a qué jugaríamos, sin tener claro un juego que conociéramos los cuatro, sonó el timbre de la puerta. Finalmente habían llegado las pizzas y las cervezas.

Mi prima Laura y yo corrimos a coger el dinero y a abrir al pizzero mientras mi primo Juan y mi hermano Rafa aún seguían discutiendo en el salón a qué juego jugaríamos después de cenar.

El repartidor de pizzas y las cervezas

Mi prima que pese a ser la menor de los cuatro siempre había sido muy espabilada y picarona, fue la que habló con el pizzero pagándole las pizzas y una buena propina para que no dijese nada al ver para quién eran las cervezas que habíamos pedido(Mi prima y yo por poco no éramos menores de edad pero lo aparentábamos).

Tras hablar con nosotras durante unos minutos, al recibir su propina el pizzero se marchó muy contento y algo cachondo por culpa de la forma picarona de hablar que solía usar mi prima con los chicos.

De vuelta al salón, ya con las pizzas bien calientes y las cervezas bien frías, mi prima empezó a preguntarme.

-¿Te has fijado en la espalda del pizzero?- Con cara de cachonda y una gran sonrisa. A lo que respondí.

-Claro que me he fijado, pero no sin antes fijarme en su culo- empezamos a reír las dos, y es que el muchacho que nos trajo las pizzas estaba bastante bien.

Al llegar al salón y ver a mi hermanastro y mi primo callados(algo que ya me pareció bastante raro entonces), esperando que llegásemos, pusimos las pizzas en la mesa del salón y nos sentamos a comer los cuatro.

Mientras comíamos, mi primo que es el mayor de todos, empezó a explicar a qué íbamos a jugar al poker texas holdem, juego de cartas al que los cuatro sabíamos jugar y que no habría que explicar demasiado.

Seguíamos comiendo mientras hablábamos de algunos de nuestros amigos y amigas mientras mi hermano, apoyado por mi primo, no paraba de meterse con mi prima por un amigo que tenemos en común y que a ella le gustaba de pequeña.

En uno de los comentarios de mi hermano mi prima se cansó levantándose de la mesa, llamándole idiota y pidiéndome que la acompañase al baño. Yo la apoyé, diciendo a mi hermano lo imbécil que podía llegar a ser a veces y que ya le valía.

La seguí al baño, donde nada más llegar cambió su cara de enfado por una ligera sonrisa, y es que ya estaba maquinando algún tipo de plan para ser ella quien se riera de ellos.

Entramos las dos al baño, cerrando la puerta con llave, tras lo cual empezamos a hablar sobre lo tontos y simples que son los chicos a veces(podíamos oírles de fondo haciendo ruidos infantiles, imitando la voz del chico que siempre le gustó a mi prima acompañado de besos y frases del tipo “Siempre me has gustado Laura”).

Mi prima cabreada decidió reírse de ellos a su manera. Empezó a decirme que no me preocupara por ella, que se encontraba bien, pero para devolverles la gracia les haría ver que tan machitos eran. Me propuso que jugásemos con ellos no al poker de toda la vida si no a un Strip Poker. Lo dijo riendo, pensando en las caras que pondrían. Sobretodo la de mi hermano, que es quien siempre se metía con ella por ser la más pequeña.

Tras volver del baño a la mesa, donde aún seguían haciendo el tonto, mi prima llamándolos infantiles, les propuso lo siguiente:

-El juego de poker en sí es algo aburrido, además que no disponemos de dinero para apostar. Así que si os atrevéis, podríamos jugar a Strip Poker- poniendo cara de chula y desafiante a los dos graciosillos.

Al mencionar la palabra Strip Poker, pude ver como la cara de mi hermano y mi primo se transformaba en un poema. Yo empecé a reír diciéndole a mi prima que eso sonaba bastante divertido, y que seguro esa noche las cartas estaban del lado de las chicas, convirtiéndolo en una guerra de sexos.

Tras unos segundos de silencio mientras nosotras terminábamos de comer y de beber(ellos habían terminado mientras estábamos en el baño) ambos se miraron con cara de incrédulos y seguidamente mi hermanastro, que seguía con idea de meterse con mi prima aceptó el desafío por él y mi primo. Jugaríamos a Strip Poker, ya estaba decidido(a los pocos días me enteré que mientras nosotras estábamos en el baño, ellos también habían pensado en proponernos jugar a Strip Poker).

Tras cenar y recoger la mesa mientras habríamos más cervezas, los cuatro discutíamos sobre las reglar, acordando que perderían los dos primeros en quedarse en ropa interior y ganarían los otros dos. En todo momento mi hermano y mi primo hablaban muy seguros del resultado, en el cual ellos iban a ganar y nos iban a hacer pasar vergüenza. Nada más lejos de la realidad…

La importancia de una buena mano en el Strip Poker

Recuerdo que empezamos a jugar los cuatro en la mesa redonda, unos enfrente de otros. Yo tenía a mi primo enfrente y mi hermano a mi prima. Tocándome a mi ser la primera en decidir en jugar o pasar, apostar una prenda de más o hacer Check.

No era una buena mano, por lo que hice check y, tras volverme el turno, pasar ya que mi prima había subido una prenda en su apuesta(Se la veía con ganas de humillar a mi hermano y mi primo). Esa mano la terminó ganando mi prima la cual quedaba jugando contra mi hermano. Este, que no podía creerse la suerte de la doble pareja de mi prima, entre refunfuños se quitó el reloj y los zapatos.

Dos manos más y ya estábamos los cuatros sin tenis o calcetines, eran las primeras prendas que nos atrevíamos a apostar. Los cuatro cada vez más picados los unos con los otros debido a que la suerte esa noche estaba bastante repartida.

Una ronda en la que quedamos mi prima y yo apostando contra mi primo hasta dos prendas, seguras de nuestra buena mano, terminamos perdiendo. Quedándonos yo en bragas y ella en sujetador. Ya quedaban pocas prendas para que hubiese un claro ganador.

No sabría decir si era porque ya llevábamos unas cuantas manos jugadas y nos quedaba poca ropa o si era porque llevábamos unas cuantas rondas de cerveza, pero se notaba que la actitud había empezado a cambiar y la vergüenza empezaba a desvanecerse. Ya no peleábamos por si eran las chicas las que ganarían o los chicos, cada uno quería dejar desnudo al resto y no ser el que quedaba en ropa interior. Ya no había piques o insultos entre mi prima y mi hermano, ya solo reíamos cuando alguien se atrevía a apostar una prenda de más y animábamos a postar al resto. Fue en ese momento en que todo fue a más.

Desnudada y castigada por su hermano

Mi prima a punto de perder, se atrevió a apostar contra su hermano que también estaba a solo una prenda de perder. Y tras sacar las 3 cartas de la mesa se declaró como oficial, que la primera persona en perder había sido mi prima. La cual sin pensárselo quedó únicamente en braguitas y sujetador, teniendo que levantarse de la mesa y dar una vuelta a la mesa para que todos la viéramos. Era el castigo para los dos perdedores.

Mi prima algo triste por verse obligada a dejar de jugar, justo cuando todo estaba tan reñido(Solos les quedaba una prenda para perder a mi primo y a mi hermano. A mi dos prendas) siguió bebiendo mientras me animaba a ganarles a los dos gracisillos.

La siguiente ronda tuve suerte y con un Full destrocé la mano de mi primo, el cual solo tenía una mísera pareja de reyes. Derrotado quedó en boxers y con vergüenza dió una vuelta a la mesa tal como había tenido que hacer su hermana una mano antes. Todos pudimos ver como se marcaba en su boxer una ligera erección, seguramente debida a la excitación de aquella situación. No podía imaginar que mi primo tuviese semejante paquete. Un buen bulto que sin duda llamó la atención incluso de su hermana, la le señalaba riéndose de él, humillándole delante del resto.

Nada más sentarse mi primo Juan, mi prima Laura se levantó de la silla y dijo:

-Esto es un rollo, justo cuando la cosa estaba más interesante he perdido, y aun me queda ropa. Es injusto.- quedaba claro en la forma de pronunciar las palabras que el alcohol de la cerveza estaba haciendo efecto en nosotros. Seguidamente se quitó el sujetador delante de nosotros, dejando ver su pequeños y preciosos pechos, colocándolo sobre la mesa al grito de: -Esta es mi siguiente apuesta. Entro de nuevo a la partida, no seáis unos rajados- con voz desafiante a mi hermano y mi primo.

Mi primo Juan no se lo pensó dos veces y prometió que él haría lo mismo con la prenda que le quedaba pero solo si valía tanto como las dos partes de la prenda femenina. Apuesta de unos boxers por un sujetador y unas braguitas, lo cual lo vimos todos algo justo. Seguimos jugando nuevamente los cuatro, ésta vez hasta quedar completamente desnudos.

Alguien quedaría completamente desnudo

La siguiente mano era más delicada ya que había que pensarse mejor el apostar una prenda, sobretodo mi primo y mi prima que estaban a solo una prenda de quedarse desnudos allí delante de todos.

La siguiente mano recuerdo que la perdí contra mi hermano Rafa y mi primo Juan apostando las dos prendas que me quedaban antes de quedarme en ropa interior, aunque sabía que podría seguir jugando con el sujetador y las braguitas. Ellos sacaron la misma escalera al rey de picas mientras que yo, que buscaba color, no lo conseguí.

Me quedé en braguitas y di la vuelta a la mesa. Fue entonces cuando al pasar por al lado de mi primo pude ver su enorme polla, bastante dura y recostada a un lado bajo los apretados boxers. No hacía por esconderla e incluso diría que entonces quería que la viese. Y mi hermano, pese a que no hice por fijarme en él, pude ver que estaba tocándose ligeramente sobre el pantalón, prenda que aún le quedaba por perder. Al pasar junto a mi prima le susurré al oído:

-Vaya polla tiene tu hermano tía, no me había fijado nunca- entre risas de ambas, volví a mi silla y seguimos jugando. ¡Solo ganarían los que no quedasen desnudos!

Siguiente ronda y 3 jugadores con tan solo una prenda y mi hermano aun con dos. Decidimos ponernos en su contra. Incluso mi primo parecía haber dejado de apoyarlo e iba contra él.

Yo podía notar perfectamente como mi hermano no quitaba ojo a mi prima, como la miraba con deseo cada vez más cachondo con aquella situación. Y es que todos estábamos bastantes cachondos a esa alturas del juego.

De repente mi hermano se arriesgó con un trío de corazones y perdió. Mi prima le había sacado un full en su cara, tras lo que se rió de él, y éste picado se quedó en boxers. Empezó a dar su vuelta a la mesa, como todos habíamos hecho ya. La vuelta a la mesa de la vergüenza. Pero al llegar a la altura de mi prima, mientras ésta se reía y le animaba a caminar más despacio antes de llegar a su silla de nuevo, mi hermano se le acercó y le dejó ver su pene delante de todos. No era tan grande como el de mi primo Juan, pero tampoco estaba nada mal. Rasurado y bien duro se lo acercó a mi prima diciéndole:

-¿Ves? para que veas lo hombre que es tu primo y dejes de reírte- mi prima callada acercó su mano a mi hermano tocándole su duro rabo, a la vez que mi hermano, caliente pero quizás aún cortado, volvía a su silla para poder seguir jugando.

Ahora todos estábamos a una sola prenda de quedar desnudos. No había marcha atrás, solo dos podían ganar, y teníamos que ser las chicas.

El siguiente Dealer me tocaba a mi y sería yo la que repartía las cartas. Una pareja de sietes para mi, una pareja de cuatros para mi hermano Rafa, un As de picas y un tres de diamantes para mi primo Juan y para mi prima Laura un As de copas y una dama de corazones. La suerte estaba echada y en la mesa comenzaban a salir las cartas.

¿Adivináis qué cartas salieron? Fue increíble pero salieron un siete, un As de trébol y una dama de picas. Todos empezamos a apostar creyendo tener nuestra mano ganadora, pensando que la suerte ahora si estaba de nuestro lado e íbamos a ver al resto desnudos. Todo decidimos apostar y arriesgarnos.

Esa noche tuve suerte

Salieron dos cartas más en la mesa. Otro siete y otra dama. Ya tenía mi Poker cuando todos decidimos en voz alta jugar el todo o nada. Levantamos cartas y empezamos a reir todos. Ellos por vergüenza quizás, pero yo porque era la ganadora y los vería a todos desnudos por perder una partida de Strip Poker, algo que les recordaría el resto de sus vidas.

Mientras yo permanecía sentada, entre ellos se pusieron de acuerdo por quien sería el primero en dar una nueva vuelta a la mesa, esta vez desnudos. Comenzó mi prima, la más picante y cachonda de todos(nunca tuvo demasiada vergüenza).

Mientras reía empezaba a girar alrededor de la mesa lentamente hasta llegar al lado donde estaba mi hermano. Allí le puso sus manos sobre los hombros de mi hermano Rafa y girando levemente a mi hermano se le sentó sobre en las piernas, tocando suavemente su duro pene, mientras mi primo y yo flipábamos al ver la escena.

Cachondos y mientras reían, mi hermano y prima animaban a mi primo a dar el la vuelta a la mesa. Era su turno por haber perdido junto al resto.

Mi primo, algo más tímido que su hermana pero con un gran pene que pedía algo de guerra, empezó a girar alrededor de la mesa pasando primero por el lado donde estaba mi hermano y su hermana. Ésta al pasar desnudo junto a ellos le dió entre risas un bofetón en el culo a su hermano, animándolo a llegar hasta mi. Una vez lo tenía delante, no podía quitar ojo a aquella increíble y viríl polla. No había visto todavía muchas, pero aquella sin duda era al más grande hasta el momento.

Lo agarré de la cintura hasta tenerlo más cerca y sin pensármelo dos veces mientras le agarraba el culo, que quedaba casi a la altura de mi cabeza(yo seguía sentada, esperando  en mi imaginación aquel momento hacía rato) y le empujaba su enorme polla hasta mi boca. A esas horas de la  noche y tras un juego de calentamiento bastante alargado entre cerveza y risas, estaba muy cachonda.

Empecé a chupársela poco a poco. Notaba como casi no me cabía en la boca de lo gruesa y dura que la tenía. Y mientras más se la chupaba podía notar como me agarraba más fuerte la cabeza, acompañando mis movimientos. Chupar pollas es algo que siempre me ha gustado, he de admitirlo.

De fondo, mientras me concentraba en hacerle la mamada más perfecta a mi primo, podía oír como mi hermano y mi prima murmuraban mientras se dirigían al sofá que estaba a un par de pasos de la mesa donde estábamos nosotros.

Entre mamada y mamada pude ver de reojo como mi hermano se tumbada en el sofá y mi prima se colocaba encima de él. Colocando con su mano la dura polla de mi hermano e introduciendola con suavidad. Podía apreciar perfectamente en ese momento la expresión de placer en sus caras. Como si llevasen toda la noche esperando ese momento.

Mantuvimos el ritmo por un rato hasta que mi primo, cansado de esperar y ardiente en deseo de darme placer a mi, me hizo levantarme de la silla, agarrándome del brazo y llevándome al sofá donde estaban mi prima y hermano, follando desde hacía rato. El sofá era bastante grande, de estos en forma de L y lleno de cojines grandes, por lo que los cuatro cabíamos perfectamente.

Me tumbó boca arriba junto a mi prima, que estaba también tumbada boca arriba siendo follada por mi hermano. Y justo cuando mi primo se echaba encima mía, yo agarraba a mi prima de la mano, entrelazando nuestros dedos cada vez más fuerte a la vez que notaba como la gran polla de mi primo me penetraba poco a poco. Mi primo comenzó entonces a follarme con suavidad, prácticamente apoyando su pecho sobre mi pecho, y con su boca cerca de mi oreja pude escuchar como me susurraba lo cachondo que le tenía desde hacía tiempo.

En el piso no se escuchaba otra cosa que mis gemidos y los de mi prima entrelazados. Mi hermano y mi primo, concentrados en hacer bien su trabajo, apenas jadeaban cuando de repente mi prima gritó fuertemente de placer, un gemido que seguro había podido escuchar algún vecino, y que sin duda era debido al fuerte osgasmo que acababa de tener.

Mientras estaba mi prima gimiendo a la vez que se corría, empezamos tanto mi hermano, mi primo y yo a reír. Fue una risa un tanto cómplice, de aquel buen rato que estábamos pasando los cuatro juntos.

Mi primo me cogió de la cintura y con fuerza me dio la vuelta, colocándome de rodillas a cuatro patas sobre el sofá. Me quedé con mi cara sobre la de prima la cual aun seguía con los ojos cerrados, cara de placer y ligeros espasmos, inmersa en aquel gran orgasmo.

No pude resistirme al verla tan cerca y le di un beso, uniendo nuestras bocas mientras mis hermano seguía follándola con suavidad a la vez que mi primo me lo hacía a mi bien duro, como buscando correrse rápido. Me comí la boca con mi prima durante un buen rato mientras disfrutábamos aquel momento de placer. Algo que me llevó a tener un orgasmo a mi también.

Mi hermano fue el primero en correrse de los chicos y lo hizo dentro del chochito de mi prima. Mi prima no lo dejaba salir, agarrándolo fuerte de la cintura, estaba como poseída por la lujuria.

Mi primo poco después, que avisó con correrse, sacó su enorme polla de mi cálido y mojado coñito y se corrió sobre mi culo y espalda. Yo a la vez que él, y frotándome fuertemente el clítoris con mi mano derecha, lo tuve también. Empecé a correrme mientras aun notaba a mi primo restregando su dura polla entre mi coño y mi ano, esparciendo su semen sobre mi.

Por lo que podría decirse que fue una noche bastante completa. Todos llegamos al orgasmo, unos detrás de otros.

Tras quedar exhaustos, limpiarnos y vestirnos, pasamos a recoger la mesa que aún seguía con trozos de pizza y latas de cerveza. No queríamos que al llegar nuestros padres viesen que habíamos estado bebiendo alcohol. Reímos y bromeamos sobre cosas que no tendrían que ver con aquel momento de sexo en grupo. Nunca más volveríamos a hablar de aquel momento. Haciendo como si nunca hubiese pasado, pero todos guardaríamos el recuerdo de aquella noche de Strip Poker en familia.

La entrada Strip Poker con mi hermanastro aparece primero en Relatos eróticos SexoEscrito.com.

PERDIDOS EN EL MAR

Dos chicos estaban a salvo a bordo de nuestro barco. Supuse que estaban probablemente a principios de la adolescencia, probablemente de 14 o 15 años de edad. Los chicos tenían complexión delgada con un bronceado de oro profundo de la Florida. Parecían estar en buenas condiciones para su circunstancia. El capitán les preguntó si había otras personas en el agua......


PERDIDOS EN EL MAR
Dos chicos estaban a salvo a bordo de nuestro barco. Supuse que estaban probablemente a principios de la adolescencia, probablemente de 14 o 15 años de edad. Los chicos tenían complexión delgada con un bronceado de oro profundo de la Florida. Parecían estar en buenas condiciones para su circunstancia. El capitán les preguntó si había otras personas en el agua. Sin saberlos sus rescatadores serian la peor pesadilla de estos chicos.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [VIOLACIÓN] [DOMINACION]


Categoria: Adolescente      Autor: Smoothandslimboy





Era una calurosa tarde del bochorno julio. Hacía tan solo unas pocas horas, una tormenta se había calmado fuera, pero ahora que el sol volvía a salir la humedad era casi insoportable. Yo estaba a bordo de un buque de carga en un viaje regular entre Jacksonville, Florida y Puerto Rico por lo que el final de la tarde el sol del verano se dirigía hacia su puesta. Decidí pasar a la proa del barco con la esperanza de tomar un poco de la brisa que ayudaría en mí enfriamiento. Tres o cuatro marineros ya estaban allí con la esperanza de atrapar también la misma brisa.

A medida que me acercaba al grupo, me di cuenta de algo en el agua por delante de la nave y se indique a los otros. Por lo que podríamos decir, que parecía un pequeño barco de pesca volcado. Fue entonces cuando uno de los otros hombres vio los chalecos salvavidas de color naranja flotando en el agua también. Había dos personas en el agua agitando frenéticamente sus brazos hacia nuestra embarcación. Inmediatamente alertamos al capitán quien ordenó de inmediato una operación de rescate inmediata.

Pasada una hora, dos chicos estaban a salvo a bordo de nuestro barco. Supuse que estaban probablemente a principios de la adolescencia, probablemente de 14 o 15 años de edad. Uno tenía el cabello marrón con ojos marrones, mientras que el otro tenía el cabello rubio sucio con ojos azules. Los chicos tenían complexión delgada con un bronceado de oro profundo de la Florida. Parecían estar en buenas condiciones para su circunstancia. El capitán les preguntó si había otras personas en el agua. Los dos chicos negaron con la cabeza y el capitán los condujo a su camarote. En cuestión de minutos, nuestro barco estaba de nuevo en marcha, en dirección a nuestro destino.

Como supimos después, resultó que los chicos salieron a hacer algo de pesca cerca de la costa. Se suponía que no se aventurarían a la mar, pero lo hicieron de todos modos. Su pequeño bote pesquero fue golpeado por el mar agitado generado por la tormenta anterior y, finalmente, se hundió. Por suerte, sólo habían estado en el agua durante una hora antes que nuestra nave los viera. Sus padres sabían que estaban pescando juntos, pero no los estarían esperando a casa por un par de horas más y, por supuesto, estarían sin duda molesto de que hubiesen ido pesca a alta mar quedaran atrapados por la tormenta. El capitán más tarde nos conto más detalles durante nuestra travesía.

El capitán se llevo a los dos niños a su camarote para aprender acerca de su situación y asegurarse de que estaban bien. El chico de cabello rubio era Steven y el chico de cabello castaño era Ken. Mientras escucha su historia, se dio cuenta de que nadie sabía su ubicación o siquiera se preocupaba por su seguridad durante varias horas más. Se especulo si su nave estaría a varios de cientos de millas de distancia para entonces, lo que le ofreció la oportunidad de aprovecharse de la situación.

Los chicos podrían ser valiosa mercancía en muchos puertos del recorrido. Por supuesto, como un buen capitán, necesitaba inspeccionar la mercancía. A medida que se ganó su confianza por su preocupación por su bienestar, sugirió que se quitaran sus ropas mojadas para permitirle a sus cuerpos ventilarse mientras buscaba alguna clase de lesiones.

Los chicos se quedaron solo en ropa interior y el capitán comenzó a inspeccionar de cerca sus cuerpos para detectar cualquier signo de lesión. A partir de una rápida inspección visual, el capitán pronto se vio obligado a tocar a los chicos. Pasando las manos sobre sus hombros y el pecho, y les aseguró que era necesario. Sin embargo, él solo quería sentir la piel suave. No encontró ningún rastro de vello corporal en cualquiera de los chicos. Sus pectorales se sentían firmes y sus estómagos planos, mientras sus manos se deslizaban fácilmente sobre sus cuerpos húmedos. Los chicos tenían cuerpos tonificados, careciendo de cualquier exceso de grasa. Se arrodilló para sentir sus piernas, que eran también firmes y tonificadas antes de sugerir que se despojaran de su ropa interior y permitirle que examinara el resto de sus cuerpos, así como secar sus áreas privadas.

Cuando los dos muchachos arrojaron su ropa interior mojada en el montón de ropa mojada, el capitán estaba disfrutando en secreto de la vista delante de él. Como lo sospechaba, eran pre adolescentes. Sus penes eran suaves y desprovistos de vellos como el resto de sus cuerpos. Miró a sus penes, haciendo mentalmente las comparaciones entre los dos chicos. Sus penes circuncidados se encogieron tanto dado el tiempo prolongado en el agua salada y eran de similar tamaño, solo se extendían alrededor de cinco centímetros.

Del mismo modo, sus huevos también se marchitaron y apenas se dibujan en sus cuerpos sin diferencia notable entre los chicos. El capitán tomó sus huevos del chico más cercano primero. Podía sentir dos testículos de tamaño de una uva mientras Ken se quedó sin aliento al sentir el tacto. Para luego proceder a tomar el pene del chico, el capitán apretó suavemente la carne suave con la esperanza de traerlo a la vida. Entonces el capitán volvió su atención al culo del chico. Su línea de bronceado terminaba en la cintura en la marca de la ropa interior, dejando al descubierto dos nalgas de color blanco lechoso firmes que se ajustan casi a la perfección a sus grandes palmas de las manos del capitán. El capitán apretó un dedo contra el culo de Ken. Podía sentir el calor que emanaba desde el interior del apretado agujero. El capitán también podía sentir su propio pene como comenzó a endurecerse.

Cuando el capitán terminó el examen de las áreas privadas de Steven, informó a los muchachos que todo parecía estar satisfactorio. Sin embargo, tendrían que dejar su piel al aire durante un tiempo. Se disculpó por no tener ropa seca que se adaptara a los chicos en las que podrían llevar pero por desgracia la exposición prolongada al agua salada, básicamente, había destruido sus ropas. También añadió que no había mujeres en el barco por lo que no tendrían que ser modestos. Luego tomo dos bolsas de basura y les dijo a cada uno de los chicos que pusiera sus ropas mojadas en una bolsa y lo siguieran por el pasillo.

Las bolsas eran pesadas por lo que la única manera de que los chicos pudieran llevarlas era si se  encontraban por encima del hombro. Con cada uno de ellos colgando de una bolsa sobre su hombro, vacilantes siguieron al capitán por la puerta y por el pasillo. El capitán desfilo a los dos chicos desnudos desde un extremo de la nave al otro, para llegar al incinerador donde instruyó a los chicos a depositar las bolsas mojadas. A continuación, llevó a los chicos de vuelta al otro extremo de la nave, al llegar al calabozo. En ese momento, la mayor parte de la tripulación había oído hablar de los chicos desnudos caminando por el pasillo y encontraron una excusa para estar en el paso. Sin embargo, sin las bolsas, los chicos ahora caminaban con sus manos ocultando sus genitales. Lo que no sabían que todo el mundo estaba más interesado en ver sus lindas nalgas desnudas.

Una vez que el capitán y los dos niños llegaron al camarote, el capitán explicó que no había cabinas de más, pero aquello sería suficiente hasta que llegaron a puerto. Con eso hizo pasar a los chicos desnudos en el interior de la celda, que cerró con llave las barras de acero, diciendo a los chicos que era necesario para mantenerlos a salvo de los peligros desconocidos que podrían encontrarse vagando libremente alrededor de la nave. Ya que el capitán le devolvió la llave a la clavija de la pared, los chicos se miraron en torno a su celda de cárcel. Solo había un conjunto de literas, un lavabo y un inodoro. Las literas cada una tenía un colchón, pero sin mantas.

Al mismo tiempo, se sentaron en la litera de abajo por lo que el capitán sonrió. A pesar de que pudieron haber malinterpretado la sonrisa, como un signo de confianza y amistad, el capitán estaba sonriendo por propia suerte. Dos hermosas jóvenes habían terminado milagrosamente a bordo de su nave, estaban desnudos y confinados en una celda, y nadie siquiera los buscaría hasta que su barco estuviera a cientos de millas de distancia.

Más tarde esa noche, durante la cena, el capitán compartió sus planes con el resto de la tripulación. Él mantendría a los chicos a bordo del buque hasta que un acuerdo pudiera hacerse para venderlos. La tripulación podría participar de los beneficios, sino también se les animó a disfrutar y enseñar a los chicos lo que necesitan saber para el máximo beneficio. Todo el mundo sabía exactamente lo que el capitán quiso decir sin detalles específicos. La única pregunta era quién iba a ser el primero entre una tripulación de treinta. El capitán dejó claro que todavía teníamos deberes que cumplir, y sólo después de que nuestro turno terminase fueran a visitar a los chicos. Yo estaba entre los primeros diez miembros de la tripulación que quedo fuera de servicio. Ni que decir, que no perdí el tiempo en acabar nuestras comidas y nos dirigimos hacia la celda.

Incluido yo mismo, seis marineros fueron de los primeros en saludar a los chicos. A pesar de nuestro deseo de prepararlos para su futuro, nos enfrascamos en una pequeña charla. Nos presentamos, dijimos a los chicos de dónde éramos, se le preguntó sobre sus nombres y edades, y así sucesivamente. Todavía estaban sentados en la litera de abajo usando sus manos como escudos de miradas indiscretas que vislumbraran sus penes. Como el resto admiraba la belleza de la infancia que nos ocupaba, Lars tomo la llave y abrió la puerta de la celda. Vimos como Lars preguntó si podía sentarse al lado de Steven, que estuvo de acuerdo con vacilación. Tan pronto como se sentó Lars extendió su brazo sobre el hombro de Steven y coloca su mano sobre el pecho de Steven.

Su otra mano se colocó en la parte superior de la pierna del chico. Detectando problemas, Steven trató de levantarse y moverse. Su intento fue en vano ya que Lars mantuvo al chico en su lugar y procedió a sentir el cuerpo cálido y suave con su agarre. Ken fijado a la cama y se dirigió hacia la puerta de la celda donde fue recibido por Mikal. Mikal tomo a Ken y sin esfuerzo lo lanzó por encima del hombro. Para no quedarse atrás, el resto de nosotros irrumpió en la celda. Por desgracia, para ellos la diversión estaba empezando.

Pronto los chicos estaban gritando por el capitán y su liberación, pero nadie estaba escuchando. Vi como Lars soltó la pierna de Steven y abrió la cremallera de su propio pantalón. Un gran duro pene surgió a través de la cremallera. Steven también lo vio cuando el pánico se extendió por su rostro. Antes de que pudiera reaccionar, Lars tomo del cabello a Steven y lo guió hacia su dura erección, amortiguando los gritos del chico que se atragantó con la virilidad de Lars. Con la mano libre, Lars agarró los huevos de Steven y los apretó con fuerza. El muchacho dejó su resistencia cuando Lars guió su boca arriba y abajo de su grueso pene.

Ken estaba orientado en la dirección opuesta sobre el hombro de Mikal y nunca vio a su amigo que se estaba siendo obligado a chupar el pene de Lars y sin darse cuenta de que él también estaba a punto de tener el pene de un hombre pasando por su garganta. Mikal se bajó la cremallera y saco su propio pene endurecido. En cuestión de segundos, Ken estaba en su espalda tumbado en el suelo con Mikal de rodillas sobre él. Ken seguía gritando cuando Mikal lo abofeteó y deslizó su pene por su garganta del chico.

Los dos chicos estaban luchando por respirar mientras eran penetrados hasta la garganta. Lars y Mikal no lo dejaron por el contrario aumentaron el ritmo. Pronto, Lars estaba guiando la boca de Steven sobre toda la longitud de su eje y enterrándolo profundamente en la garganta de Steven. Mikal parecida que tenía a Ken tragando toda la longitud de su erección. Al darse cuenta de los penes que bajaban por sus gargantas no iban a ir a ninguna parte, los chicos aprendieron rápidamente a respirar por la nariz.

Los otros cuatro de nosotros comenzamos a desnudarnos y nos dividimos en dos grupos. John y Robert se unieron a Mikal mientras que Jim y yo nos unimos a Lars. No pude resistir la sensación de la piel suave de Steven cuando pasé las manos arriba y abajo de sus piernas. Yo había estado con muchas mujeres, pero nada se compara con la maravillosa sensación de un muchacho joven. A medida que trabajaba mis manos hacia la zona de la ingle del chico, Lars soltó sus huevos y me permitió el placer de tocarlos. Al igual que sus piernas, eran lisas, suaves y cálidas. Acuné cada testículo en la palma de la mano para sentir el tamaño y forma. Continuando mí viaje hacia arriba, con la mano acaricie su pequeño pene. Comenzó a moverse bajo mi tacto, creciendo muy ligeramente. Oí a Lars dejar escapar un gruñido fuerte y visto que tenía la cabeza de Steven sujeto firmemente contra su pelvis. Lars se estaba corriendo y disparando su carga directamente en garganta del chico.

Podía ver la garganta de Steven extenderse por la leche con la que estaba siendo alimentado y sus ojos se hincharon al darse cuenta de que el pene que le estaba ahogando estaba arrojando su semen. El orgasmo de Lars debe haber desencadenado el de Mikal, porque poco después, oí a Mikal gemir mientras bombeaba su carga por la garganta de Ken.

Después de ver los dos niños se penetrados por la boca y obligado a tragarse su semen,  después de sentir el cuerpo liso suave de Steven, mi pene estaba completamente erecto y en busca del amor de un chico. Estaba planeando cogerlo a él. Cuanto más pensaba acerca de ser la primera persona que penetrara a ese joven, apretado, sin vello, ano virgen del chico, más duro mi pene se ponía. Cada vez que ese chico fuese a pensar de nuevo en  la primera vez que fue penetrado, estaría pensando en mí. Definitivamente quería que fuera memorable para él.

Ante el temor de que Jim tuviese las mismas intenciones, resolví someter a Steven y tenerlo boca abajo sobre la cama en algún momento. Yo lo sujetaba por la cintura mientras coloque de rodillas el hizo un intento de soltarse. Poco se dio cuenta de que él se colocó perfectamente para mi penetración. Mientras me inclinaba hacia él, mi pene se alineo apenas a la derecha y mi glande presiono contra su ano.

Estoy bastante seguro de que él descubrió lo que estaba a punto de suceder en ese punto mientras frenéticamente comenzó a retorcerse alrededor en un intento de escapar de lo inevitable. Sosteniéndolo firmemente, empuje la cabeza de mi pene dentro. Sentí el espasmo de su esfínter virgen y el pulso alrededor de la cabeza de mi pene mientras el chico gritaba de terror y dolor. A medida que el chico gritó, Jim aprovechó la boca abierta y empujó su erección hasta la garganta de Steven, sin parar hasta que sus huevos quedaron aplastados contra la barbilla de Steven. Continué mi invasión anal, lenta pero constantemente deslizando más de mi pene en él hasta que mi pelvis estaba  contra su culo. El placer que aquella penetración le dio a mi pene fue más de lo que jamás hubiera esperado. Su canal de amor estaba caliente y apretado. Se sentía como terciopelo cubierto sobre mi pene, pero pulsado y contrayéndose, ya que masajeaba mi miembro. Una gran cantidad de mujeres han tenido problemas de acoger mi pene largo y grueso pero de alguna manera logró encajar en el pequeño interior de aquel culo apretado de ese joven.

Cuando poco a poco empecé a penetrar el culo de Steven, oí a Ken dejó escapar un grito de corta duración. John lo tenía lo inmovilizó en el suelo y estaba violando a su culo rápida y furiosamente mientras que Robert penetraba la garganta del chico. No estaba fuera de hecho, empecé a coger a Steven rápido y duro. Con cada empuje, insertaba mi pene completamente fuera de su agujero de mierda y se lo embestía todo el camino de vuelta. Mis huevos chocaban con fuerza contra su culo con cada embestida y pronto sentí mi cuerpo tenso en la preparación de mi orgasmo. Con un impulso final, conduje mi pene tan profundo como pudo y deje escapar un gruñido de satisfacción alto cuando expulse descarga tras descarga de mi espeso semen profundamente en las entrañas de Steven.

Mi cuerpo entero se estremeció en éxtasis puro, diferente a todo lo que había experimentado nunca, ya que pensé en el ano apretado del chico que acababa de ser contaminado y penetrado con un deseo animal antes de darle su primera leche. Mientras disfrutaba de la sensación de calor de su ano del chico viscoso alrededor de mi pene, John estaba tratando las entrañas de Ken con un baño de su semen.

Mi pene comenzó a suavizarse así que lo retiró de la maravillosa cavidad que me dio mucho placer. Su culo enorme de Steven pareció sonreír y guiñarme el ojo a mí cuando vi mi semilla fluir hacia fuera y le recorría la cara interna del muslo. Jim rápidamente tomó mi lugar y empezó a coger a Steven. Robert y John también cambiaron posiciones por Robert fue quien desfloro a Ken y John hizo que el chico se chupara su pene que simplemente lo había desvirgado.

Mientras Jim cogía a Steven, empecé a acariciar el pene del chico. Sosteniendo sus huevos en la otra mano y suavemente tire y exprimí mientras deslizaba la otra mano sobre su pene pequeño flácido del chico Pronto, su pene comenzó a endurecerse por la atención que estaba recibiendo. Con el tiempo, había alcanzado casi 14 cm  de largo mientras lo masturbaba,  jugaba con sus huevos. Recogí un poco de mi semen de su cara interna del muslo y lo utilice como lubricante, mientras que su pene quedo completamente erecto. Mi mano se deslizó sin esfuerzo arriba y abajo de su eje  y empezó a gemir de placer. Sus huevos se tensaron y yo sabía que estaba a punto de estallar por fin su propio jugo le agarré firmemente sus huevos y su pene bombeándolo más rápido. Eso puso a Steven sobre el borde. Su pene se movió y se contrajo en mi mano mientras soltaba su carga.  Después lanzo un chorro, que disparó su joven semen a través del aire para caer sobre su propio pecho. El orgasmo fue demasiado para manejar pues Jim hizo un último empuje y gruñó en voz alta mientras bombeaba una carga de semen profundamente en el culo del chico.

Después de que Robert plantó su semilla en el interior de Ken, recogimos nuestra ropa y nos fuimos. Nadie dijo una palabra, pero todos estábamos sonriendo y los dos niños quedaron ambos llorando. Para el final del día siguiente, casi todo el mundo a bordo de la nave había pasado algún tiempo con los dos chicos. La tripulación estaba notablemente más alegre, sonriente y riendo más de lo habitual. Las mujeres a bordo siempre habían sido consideradas de mala suerte por lo que tripulación tenía que esperar semanas por compañía. Pero ahora había una manera de satisfacer a todos nuestros impulsos sexuales durante las horas libres y los hombres amaban utilizar a los chicos.

El capitán observo un claro aumento en la moral de la tripulación desde que los chicos habían llegado y comenzó a reflexionar sobre la posibilidad de mantenerlos para siempre. Fue por esa época que el capitán tomó conocimiento de una masiva operación de búsqueda y rescate que estaba en marcha para encontrar a los dos chicos. Fue una semana después que en las noticias dijeron,  que la búsqueda de los dos niños perdidos en el mar era las 24/7 tomo atención internacional. Una recompensa se ofrecía por información que conduzca al descubrimiento de los chicos. Cualquier intento de venderlos sería arriesgado ya que los compradores potenciales podrían buscar dinero de la recompensa si eran incapaces de hacer la venta.

Eso dejó al capitán con solo dos alternativas reales: liberar a los chicos en el mar abierto o mantenerlos ocultos a bordo del buque hasta que las cosas se enfriaran y pudieran vender más tarde. Hizo su decisión. Los chicos se quedarían para seguir proporcionando el disfrute de la tripulación. Por desgracia, los chicos no tardarían en llegar a la pubertad y reducirían drásticamente su valor. Para evitar la pubertad, los chicos a menudo eran castrados después de la compra. Si el capitán quería prevenir la aparición de la pubertad y garantizar un beneficio real, sabía que tendría que castrar a los chicos inmediatamente. Además, se imaginó que dos adolescentes castrados pueden dar un mayor beneficio.

A la mañana siguiente, el capitán pasó revista a la tripulación en la cubierta principal para informarnos de su decisión. Les explicó que los chicos permanecerían en la nave por un período prolongado de tiempo. Por supuesto, la tripulación reacciono con entusiasmo. Entonces el capitán nos informó que los chicos debían ser castraron, lo que realmente hizo a la tripulación excitarse. El capitán agregó las castraciones serían públicas y se harían inmediatamente. La noticia de una castración pública inmediata  los dos niños tenía todo el equipo aplaudiendo y saltando de alegría por la anticipación. Ninguno de nosotros había sido testigo de una castración, ni siquiera había visto a un chico castrado. Por mi parte, empecé a tener una erección cuando oí la noticia. Si bien expresamos nuestro deleite entre nosotros, el capitán envió a Lars y Robert a buscar a los chicos y mando al médico del buque por su botiquín.

A medida que los chicos desnudos fueron llevados a la cubierta, la tripulación comenzó a hacer silbidos cuando empezaron a reírse. El capitán se dirigió a Lars y Robert para que les sujetaran las manos de los chicos y los llevaron a la grúa. Sin saber lo que estaba pasando y probablemente temiendo lo peor, los chicos empezaron a llorar y suplicar por su liberación. Robert alzó las manos de Ken a lo largo de la grúa de alzamiento primero para que sus brazos quedaran suspendidos en el aire. A continuación, Steven fue suspendido por la grúa por lo que los dos chicos estaban espalda con espalda. Lars envolvió una cuerda alrededor de ambos en sus piernas por lo que quedaron izados casi tocando el suelo con las puntas de sus pies.

Con los chicos asegurados y casi inmovilizados, el médico se hizo cargo. Él le dijo a cada uno de los chicos que se relajara mientras insertaba la jeringa en sus huevos. Los chicos estaban todavía ajenos a la pérdida de sus huevos. A medida que el médico espero a que la inyección surtiera efecto, comenzó a acariciar sus pequeños pene. El pene de Ken estaba en la mano derecha del doctor, mientras que el pene de Steven estaba en su mano izquierda. Siempre poco a poco, cada chico empezó a tener una erección, sus penes apuntando hacia arriba y dejando sus huevos completamente expuestos. Buscando en su botiquín, el médico sacó un bisturí quirúrgico y caminó delante de Ken.

Mirando en la dirección opuesta, Steven no podía ver lo que estaba pasando y estaba completamente inconsciente del bisturí presionado contra el escroto de Ken. Ken vio el bisturí, pero no fue hasta que sintió la hoja de acero quirúrgico fría en su escroto que se dio cuenta de lo que estaba a punto de suceder. El chico estaba gritando frenéticamente, las lágrimas rodando por su rostro cuando el médico agarró firmemente sus huevos para mantenerlos en su lugar cuando Ken comenzó a corcovear y retorcerse. Con la incisión, el médico por el centro del escroto de Ken. Vi como él sacó uno y luego el segundo testículo, que colgaron fuera del escroto. Me di cuenta como el tono de los gritos del chico cambiaron de terror al de dolor cuando el doctor cortó los testículos colgando libres.

Cuando cayeron sobre la cubierta, la tripulación entera estalló en un coro de jubileo. El médico procedió a retirar el escroto vacío y coser la herida del chico. Ken nunca vio sus huevos cortados tumbados en la cubierta. Sólo tomó un minuto antes de que un par de gaviotas se posaran y se hicieran con sus testículos cortados.

Steven no tenía idea de lo que había sucedido a su amigo cuando el médico se acercó a él. Mi pene estaba esforzando ahora para ser acariciado mientras esperaba que Steven fuese castrado. Después de ser el primer hombre en cogerlo y llenar su culo de mi sentí, sentí una cierta cantidad de orgullo poder ser testigo de su castración. El pene de Steven seguía estando duro cuando el médico inserto el escalpelo en su escroto. Su inyección debe haber sido más eficaz que la de Ken ya que su grito fue más de incredulidad que de dolor. Del mismo modo el médico liberó a los testículos  del muchacho de su cálido capullo apretado, el pene de Steven comenzó a temblar y entrar en erupción. Uno, dos, tres explosiones de semen del chico voló por el aire antes de que el médico cortara sus testículos colgando libre entre sus piernas. Cuatro, cinco, seis, el chico continuó corriéndose cuando sus testículos aterrizaron a sus pies. Steven impotente vio como las gaviotas volaban y tomaron sus huevos cortados para regresar a sus nidos. El último de su semilla se seco en la cubierta caliente antes de que el médico terminara de coser la herida.

Dentro de un par de días, los chicos se habían recuperado lo suficiente como para que la tripulación pudiera comenzar a usarlos de nuevo. Todos coincidieron en que penetrar a un chico castrado era mejor que cualquier cosa que habían experimentado. Todos disfrutamos de tener a los chicos a bordo durante varios meses hasta que el capitán encontró un comprador. Para ese momento, los chicos también aprendieron a disfrutar de ser cogido por la tripulación que los trató a ellos muy especialmente. Me ha entristecido por la pérdida de los dos chicos, pero todos sabíamos que era inevitable.

Cada miembro de la tripulación recibió varios cientos de miles de dólares como parte de la venta. El capitán dispuso pasarnos al barco del comprador para ser llevado a América del Sur como parte del trato y hundió nuestro barco en algunas de las aguas más profundas frente a la costa de Florida. El resto del mundo sólo podía concluir que nuestro barco fue atrapado por un huracán y se hundió con toda su tripulación a bordo una vez que nunca más se supo de nosotros de nuevo.



Historia Original Aquí.






Autor: Smoothandslimboy       Traductor: DarkSoul

PERDIDOS EN EL MAR

Dos chicos estaban a salvo a bordo de nuestro barco. Supuse que estaban probablemente a principios de la adolescencia, probablemente de 14 o 15 años de edad. Los chicos tenían complexión delgada con un bronceado de oro profundo de la Florida. Parecían estar en buenas condiciones para su circunstancia. El capitán les preguntó si había otras personas en el agua......


PERDIDOS EN EL MAR
Dos chicos estaban a salvo a bordo de nuestro barco. Supuse que estaban probablemente a principios de la adolescencia, probablemente de 14 o 15 años de edad. Los chicos tenían complexión delgada con un bronceado de oro profundo de la Florida. Parecían estar en buenas condiciones para su circunstancia. El capitán les preguntó si había otras personas en el agua. Sin saberlos sus rescatadores serian la peor pesadilla de estos chicos.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [VIOLACIÓN] [DOMINACION]


Categoria: Adolescente      Autor: Smoothandslimboy





Era una calurosa tarde del bochorno julio. Hacía tan solo unas pocas horas, una tormenta se había calmado fuera, pero ahora que el sol volvía a salir la humedad era casi insoportable. Yo estaba a bordo de un buque de carga en un viaje regular entre Jacksonville, Florida y Puerto Rico por lo que el final de la tarde el sol del verano se dirigía hacia su puesta. Decidí pasar a la proa del barco con la esperanza de tomar un poco de la brisa que ayudaría en mí enfriamiento. Tres o cuatro marineros ya estaban allí con la esperanza de atrapar también la misma brisa.

A medida que me acercaba al grupo, me di cuenta de algo en el agua por delante de la nave y se indique a los otros. Por lo que podríamos decir, que parecía un pequeño barco de pesca volcado. Fue entonces cuando uno de los otros hombres vio los chalecos salvavidas de color naranja flotando en el agua también. Había dos personas en el agua agitando frenéticamente sus brazos hacia nuestra embarcación. Inmediatamente alertamos al capitán quien ordenó de inmediato una operación de rescate inmediata.

Pasada una hora, dos chicos estaban a salvo a bordo de nuestro barco. Supuse que estaban probablemente a principios de la adolescencia, probablemente de 14 o 15 años de edad. Uno tenía el cabello marrón con ojos marrones, mientras que el otro tenía el cabello rubio sucio con ojos azules. Los chicos tenían complexión delgada con un bronceado de oro profundo de la Florida. Parecían estar en buenas condiciones para su circunstancia. El capitán les preguntó si había otras personas en el agua. Los dos chicos negaron con la cabeza y el capitán los condujo a su camarote. En cuestión de minutos, nuestro barco estaba de nuevo en marcha, en dirección a nuestro destino.

Como supimos después, resultó que los chicos salieron a hacer algo de pesca cerca de la costa. Se suponía que no se aventurarían a la mar, pero lo hicieron de todos modos. Su pequeño bote pesquero fue golpeado por el mar agitado generado por la tormenta anterior y, finalmente, se hundió. Por suerte, sólo habían estado en el agua durante una hora antes que nuestra nave los viera. Sus padres sabían que estaban pescando juntos, pero no los estarían esperando a casa por un par de horas más y, por supuesto, estarían sin duda molesto de que hubiesen ido pesca a alta mar quedaran atrapados por la tormenta. El capitán más tarde nos conto más detalles durante nuestra travesía.

El capitán se llevo a los dos niños a su camarote para aprender acerca de su situación y asegurarse de que estaban bien. El chico de cabello rubio era Steven y el chico de cabello castaño era Ken. Mientras escucha su historia, se dio cuenta de que nadie sabía su ubicación o siquiera se preocupaba por su seguridad durante varias horas más. Se especulo si su nave estaría a varios de cientos de millas de distancia para entonces, lo que le ofreció la oportunidad de aprovecharse de la situación.

Los chicos podrían ser valiosa mercancía en muchos puertos del recorrido. Por supuesto, como un buen capitán, necesitaba inspeccionar la mercancía. A medida que se ganó su confianza por su preocupación por su bienestar, sugirió que se quitaran sus ropas mojadas para permitirle a sus cuerpos ventilarse mientras buscaba alguna clase de lesiones.

Los chicos se quedaron solo en ropa interior y el capitán comenzó a inspeccionar de cerca sus cuerpos para detectar cualquier signo de lesión. A partir de una rápida inspección visual, el capitán pronto se vio obligado a tocar a los chicos. Pasando las manos sobre sus hombros y el pecho, y les aseguró que era necesario. Sin embargo, él solo quería sentir la piel suave. No encontró ningún rastro de vello corporal en cualquiera de los chicos. Sus pectorales se sentían firmes y sus estómagos planos, mientras sus manos se deslizaban fácilmente sobre sus cuerpos húmedos. Los chicos tenían cuerpos tonificados, careciendo de cualquier exceso de grasa. Se arrodilló para sentir sus piernas, que eran también firmes y tonificadas antes de sugerir que se despojaran de su ropa interior y permitirle que examinara el resto de sus cuerpos, así como secar sus áreas privadas.

Cuando los dos muchachos arrojaron su ropa interior mojada en el montón de ropa mojada, el capitán estaba disfrutando en secreto de la vista delante de él. Como lo sospechaba, eran pre adolescentes. Sus penes eran suaves y desprovistos de vellos como el resto de sus cuerpos. Miró a sus penes, haciendo mentalmente las comparaciones entre los dos chicos. Sus penes circuncidados se encogieron tanto dado el tiempo prolongado en el agua salada y eran de similar tamaño, solo se extendían alrededor de cinco centímetros.

Del mismo modo, sus huevos también se marchitaron y apenas se dibujan en sus cuerpos sin diferencia notable entre los chicos. El capitán tomó sus huevos del chico más cercano primero. Podía sentir dos testículos de tamaño de una uva mientras Ken se quedó sin aliento al sentir el tacto. Para luego proceder a tomar el pene del chico, el capitán apretó suavemente la carne suave con la esperanza de traerlo a la vida. Entonces el capitán volvió su atención al culo del chico. Su línea de bronceado terminaba en la cintura en la marca de la ropa interior, dejando al descubierto dos nalgas de color blanco lechoso firmes que se ajustan casi a la perfección a sus grandes palmas de las manos del capitán. El capitán apretó un dedo contra el culo de Ken. Podía sentir el calor que emanaba desde el interior del apretado agujero. El capitán también podía sentir su propio pene como comenzó a endurecerse.

Cuando el capitán terminó el examen de las áreas privadas de Steven, informó a los muchachos que todo parecía estar satisfactorio. Sin embargo, tendrían que dejar su piel al aire durante un tiempo. Se disculpó por no tener ropa seca que se adaptara a los chicos en las que podrían llevar pero por desgracia la exposición prolongada al agua salada, básicamente, había destruido sus ropas. También añadió que no había mujeres en el barco por lo que no tendrían que ser modestos. Luego tomo dos bolsas de basura y les dijo a cada uno de los chicos que pusiera sus ropas mojadas en una bolsa y lo siguieran por el pasillo.

Las bolsas eran pesadas por lo que la única manera de que los chicos pudieran llevarlas era si se  encontraban por encima del hombro. Con cada uno de ellos colgando de una bolsa sobre su hombro, vacilantes siguieron al capitán por la puerta y por el pasillo. El capitán desfilo a los dos chicos desnudos desde un extremo de la nave al otro, para llegar al incinerador donde instruyó a los chicos a depositar las bolsas mojadas. A continuación, llevó a los chicos de vuelta al otro extremo de la nave, al llegar al calabozo. En ese momento, la mayor parte de la tripulación había oído hablar de los chicos desnudos caminando por el pasillo y encontraron una excusa para estar en el paso. Sin embargo, sin las bolsas, los chicos ahora caminaban con sus manos ocultando sus genitales. Lo que no sabían que todo el mundo estaba más interesado en ver sus lindas nalgas desnudas.

Una vez que el capitán y los dos niños llegaron al camarote, el capitán explicó que no había cabinas de más, pero aquello sería suficiente hasta que llegaron a puerto. Con eso hizo pasar a los chicos desnudos en el interior de la celda, que cerró con llave las barras de acero, diciendo a los chicos que era necesario para mantenerlos a salvo de los peligros desconocidos que podrían encontrarse vagando libremente alrededor de la nave. Ya que el capitán le devolvió la llave a la clavija de la pared, los chicos se miraron en torno a su celda de cárcel. Solo había un conjunto de literas, un lavabo y un inodoro. Las literas cada una tenía un colchón, pero sin mantas.

Al mismo tiempo, se sentaron en la litera de abajo por lo que el capitán sonrió. A pesar de que pudieron haber malinterpretado la sonrisa, como un signo de confianza y amistad, el capitán estaba sonriendo por propia suerte. Dos hermosas jóvenes habían terminado milagrosamente a bordo de su nave, estaban desnudos y confinados en una celda, y nadie siquiera los buscaría hasta que su barco estuviera a cientos de millas de distancia.

Más tarde esa noche, durante la cena, el capitán compartió sus planes con el resto de la tripulación. Él mantendría a los chicos a bordo del buque hasta que un acuerdo pudiera hacerse para venderlos. La tripulación podría participar de los beneficios, sino también se les animó a disfrutar y enseñar a los chicos lo que necesitan saber para el máximo beneficio. Todo el mundo sabía exactamente lo que el capitán quiso decir sin detalles específicos. La única pregunta era quién iba a ser el primero entre una tripulación de treinta. El capitán dejó claro que todavía teníamos deberes que cumplir, y sólo después de que nuestro turno terminase fueran a visitar a los chicos. Yo estaba entre los primeros diez miembros de la tripulación que quedo fuera de servicio. Ni que decir, que no perdí el tiempo en acabar nuestras comidas y nos dirigimos hacia la celda.

Incluido yo mismo, seis marineros fueron de los primeros en saludar a los chicos. A pesar de nuestro deseo de prepararlos para su futuro, nos enfrascamos en una pequeña charla. Nos presentamos, dijimos a los chicos de dónde éramos, se le preguntó sobre sus nombres y edades, y así sucesivamente. Todavía estaban sentados en la litera de abajo usando sus manos como escudos de miradas indiscretas que vislumbraran sus penes. Como el resto admiraba la belleza de la infancia que nos ocupaba, Lars tomo la llave y abrió la puerta de la celda. Vimos como Lars preguntó si podía sentarse al lado de Steven, que estuvo de acuerdo con vacilación. Tan pronto como se sentó Lars extendió su brazo sobre el hombro de Steven y coloca su mano sobre el pecho de Steven.

Su otra mano se colocó en la parte superior de la pierna del chico. Detectando problemas, Steven trató de levantarse y moverse. Su intento fue en vano ya que Lars mantuvo al chico en su lugar y procedió a sentir el cuerpo cálido y suave con su agarre. Ken fijado a la cama y se dirigió hacia la puerta de la celda donde fue recibido por Mikal. Mikal tomo a Ken y sin esfuerzo lo lanzó por encima del hombro. Para no quedarse atrás, el resto de nosotros irrumpió en la celda. Por desgracia, para ellos la diversión estaba empezando.

Pronto los chicos estaban gritando por el capitán y su liberación, pero nadie estaba escuchando. Vi como Lars soltó la pierna de Steven y abrió la cremallera de su propio pantalón. Un gran duro pene surgió a través de la cremallera. Steven también lo vio cuando el pánico se extendió por su rostro. Antes de que pudiera reaccionar, Lars tomo del cabello a Steven y lo guió hacia su dura erección, amortiguando los gritos del chico que se atragantó con la virilidad de Lars. Con la mano libre, Lars agarró los huevos de Steven y los apretó con fuerza. El muchacho dejó su resistencia cuando Lars guió su boca arriba y abajo de su grueso pene.

Ken estaba orientado en la dirección opuesta sobre el hombro de Mikal y nunca vio a su amigo que se estaba siendo obligado a chupar el pene de Lars y sin darse cuenta de que él también estaba a punto de tener el pene de un hombre pasando por su garganta. Mikal se bajó la cremallera y saco su propio pene endurecido. En cuestión de segundos, Ken estaba en su espalda tumbado en el suelo con Mikal de rodillas sobre él. Ken seguía gritando cuando Mikal lo abofeteó y deslizó su pene por su garganta del chico.

Los dos chicos estaban luchando por respirar mientras eran penetrados hasta la garganta. Lars y Mikal no lo dejaron por el contrario aumentaron el ritmo. Pronto, Lars estaba guiando la boca de Steven sobre toda la longitud de su eje y enterrándolo profundamente en la garganta de Steven. Mikal parecida que tenía a Ken tragando toda la longitud de su erección. Al darse cuenta de los penes que bajaban por sus gargantas no iban a ir a ninguna parte, los chicos aprendieron rápidamente a respirar por la nariz.

Los otros cuatro de nosotros comenzamos a desnudarnos y nos dividimos en dos grupos. John y Robert se unieron a Mikal mientras que Jim y yo nos unimos a Lars. No pude resistir la sensación de la piel suave de Steven cuando pasé las manos arriba y abajo de sus piernas. Yo había estado con muchas mujeres, pero nada se compara con la maravillosa sensación de un muchacho joven. A medida que trabajaba mis manos hacia la zona de la ingle del chico, Lars soltó sus huevos y me permitió el placer de tocarlos. Al igual que sus piernas, eran lisas, suaves y cálidas. Acuné cada testículo en la palma de la mano para sentir el tamaño y forma. Continuando mí viaje hacia arriba, con la mano acaricie su pequeño pene. Comenzó a moverse bajo mi tacto, creciendo muy ligeramente. Oí a Lars dejar escapar un gruñido fuerte y visto que tenía la cabeza de Steven sujeto firmemente contra su pelvis. Lars se estaba corriendo y disparando su carga directamente en garganta del chico.

Podía ver la garganta de Steven extenderse por la leche con la que estaba siendo alimentado y sus ojos se hincharon al darse cuenta de que el pene que le estaba ahogando estaba arrojando su semen. El orgasmo de Lars debe haber desencadenado el de Mikal, porque poco después, oí a Mikal gemir mientras bombeaba su carga por la garganta de Ken.

Después de ver los dos niños se penetrados por la boca y obligado a tragarse su semen,  después de sentir el cuerpo liso suave de Steven, mi pene estaba completamente erecto y en busca del amor de un chico. Estaba planeando cogerlo a él. Cuanto más pensaba acerca de ser la primera persona que penetrara a ese joven, apretado, sin vello, ano virgen del chico, más duro mi pene se ponía. Cada vez que ese chico fuese a pensar de nuevo en  la primera vez que fue penetrado, estaría pensando en mí. Definitivamente quería que fuera memorable para él.

Ante el temor de que Jim tuviese las mismas intenciones, resolví someter a Steven y tenerlo boca abajo sobre la cama en algún momento. Yo lo sujetaba por la cintura mientras coloque de rodillas el hizo un intento de soltarse. Poco se dio cuenta de que él se colocó perfectamente para mi penetración. Mientras me inclinaba hacia él, mi pene se alineo apenas a la derecha y mi glande presiono contra su ano.

Estoy bastante seguro de que él descubrió lo que estaba a punto de suceder en ese punto mientras frenéticamente comenzó a retorcerse alrededor en un intento de escapar de lo inevitable. Sosteniéndolo firmemente, empuje la cabeza de mi pene dentro. Sentí el espasmo de su esfínter virgen y el pulso alrededor de la cabeza de mi pene mientras el chico gritaba de terror y dolor. A medida que el chico gritó, Jim aprovechó la boca abierta y empujó su erección hasta la garganta de Steven, sin parar hasta que sus huevos quedaron aplastados contra la barbilla de Steven. Continué mi invasión anal, lenta pero constantemente deslizando más de mi pene en él hasta que mi pelvis estaba  contra su culo. El placer que aquella penetración le dio a mi pene fue más de lo que jamás hubiera esperado. Su canal de amor estaba caliente y apretado. Se sentía como terciopelo cubierto sobre mi pene, pero pulsado y contrayéndose, ya que masajeaba mi miembro. Una gran cantidad de mujeres han tenido problemas de acoger mi pene largo y grueso pero de alguna manera logró encajar en el pequeño interior de aquel culo apretado de ese joven.

Cuando poco a poco empecé a penetrar el culo de Steven, oí a Ken dejó escapar un grito de corta duración. John lo tenía lo inmovilizó en el suelo y estaba violando a su culo rápida y furiosamente mientras que Robert penetraba la garganta del chico. No estaba fuera de hecho, empecé a coger a Steven rápido y duro. Con cada empuje, insertaba mi pene completamente fuera de su agujero de mierda y se lo embestía todo el camino de vuelta. Mis huevos chocaban con fuerza contra su culo con cada embestida y pronto sentí mi cuerpo tenso en la preparación de mi orgasmo. Con un impulso final, conduje mi pene tan profundo como pudo y deje escapar un gruñido de satisfacción alto cuando expulse descarga tras descarga de mi espeso semen profundamente en las entrañas de Steven.

Mi cuerpo entero se estremeció en éxtasis puro, diferente a todo lo que había experimentado nunca, ya que pensé en el ano apretado del chico que acababa de ser contaminado y penetrado con un deseo animal antes de darle su primera leche. Mientras disfrutaba de la sensación de calor de su ano del chico viscoso alrededor de mi pene, John estaba tratando las entrañas de Ken con un baño de su semen.

Mi pene comenzó a suavizarse así que lo retiró de la maravillosa cavidad que me dio mucho placer. Su culo enorme de Steven pareció sonreír y guiñarme el ojo a mí cuando vi mi semilla fluir hacia fuera y le recorría la cara interna del muslo. Jim rápidamente tomó mi lugar y empezó a coger a Steven. Robert y John también cambiaron posiciones por Robert fue quien desfloro a Ken y John hizo que el chico se chupara su pene que simplemente lo había desvirgado.

Mientras Jim cogía a Steven, empecé a acariciar el pene del chico. Sosteniendo sus huevos en la otra mano y suavemente tire y exprimí mientras deslizaba la otra mano sobre su pene pequeño flácido del chico Pronto, su pene comenzó a endurecerse por la atención que estaba recibiendo. Con el tiempo, había alcanzado casi 14 cm  de largo mientras lo masturbaba,  jugaba con sus huevos. Recogí un poco de mi semen de su cara interna del muslo y lo utilice como lubricante, mientras que su pene quedo completamente erecto. Mi mano se deslizó sin esfuerzo arriba y abajo de su eje  y empezó a gemir de placer. Sus huevos se tensaron y yo sabía que estaba a punto de estallar por fin su propio jugo le agarré firmemente sus huevos y su pene bombeándolo más rápido. Eso puso a Steven sobre el borde. Su pene se movió y se contrajo en mi mano mientras soltaba su carga.  Después lanzo un chorro, que disparó su joven semen a través del aire para caer sobre su propio pecho. El orgasmo fue demasiado para manejar pues Jim hizo un último empuje y gruñó en voz alta mientras bombeaba una carga de semen profundamente en el culo del chico.

Después de que Robert plantó su semilla en el interior de Ken, recogimos nuestra ropa y nos fuimos. Nadie dijo una palabra, pero todos estábamos sonriendo y los dos niños quedaron ambos llorando. Para el final del día siguiente, casi todo el mundo a bordo de la nave había pasado algún tiempo con los dos chicos. La tripulación estaba notablemente más alegre, sonriente y riendo más de lo habitual. Las mujeres a bordo siempre habían sido consideradas de mala suerte por lo que tripulación tenía que esperar semanas por compañía. Pero ahora había una manera de satisfacer a todos nuestros impulsos sexuales durante las horas libres y los hombres amaban utilizar a los chicos.

El capitán observo un claro aumento en la moral de la tripulación desde que los chicos habían llegado y comenzó a reflexionar sobre la posibilidad de mantenerlos para siempre. Fue por esa época que el capitán tomó conocimiento de una masiva operación de búsqueda y rescate que estaba en marcha para encontrar a los dos chicos. Fue una semana después que en las noticias dijeron,  que la búsqueda de los dos niños perdidos en el mar era las 24/7 tomo atención internacional. Una recompensa se ofrecía por información que conduzca al descubrimiento de los chicos. Cualquier intento de venderlos sería arriesgado ya que los compradores potenciales podrían buscar dinero de la recompensa si eran incapaces de hacer la venta.

Eso dejó al capitán con solo dos alternativas reales: liberar a los chicos en el mar abierto o mantenerlos ocultos a bordo del buque hasta que las cosas se enfriaran y pudieran vender más tarde. Hizo su decisión. Los chicos se quedarían para seguir proporcionando el disfrute de la tripulación. Por desgracia, los chicos no tardarían en llegar a la pubertad y reducirían drásticamente su valor. Para evitar la pubertad, los chicos a menudo eran castrados después de la compra. Si el capitán quería prevenir la aparición de la pubertad y garantizar un beneficio real, sabía que tendría que castrar a los chicos inmediatamente. Además, se imaginó que dos adolescentes castrados pueden dar un mayor beneficio.

A la mañana siguiente, el capitán pasó revista a la tripulación en la cubierta principal para informarnos de su decisión. Les explicó que los chicos permanecerían en la nave por un período prolongado de tiempo. Por supuesto, la tripulación reacciono con entusiasmo. Entonces el capitán nos informó que los chicos debían ser castraron, lo que realmente hizo a la tripulación excitarse. El capitán agregó las castraciones serían públicas y se harían inmediatamente. La noticia de una castración pública inmediata  los dos niños tenía todo el equipo aplaudiendo y saltando de alegría por la anticipación. Ninguno de nosotros había sido testigo de una castración, ni siquiera había visto a un chico castrado. Por mi parte, empecé a tener una erección cuando oí la noticia. Si bien expresamos nuestro deleite entre nosotros, el capitán envió a Lars y Robert a buscar a los chicos y mando al médico del buque por su botiquín.

A medida que los chicos desnudos fueron llevados a la cubierta, la tripulación comenzó a hacer silbidos cuando empezaron a reírse. El capitán se dirigió a Lars y Robert para que les sujetaran las manos de los chicos y los llevaron a la grúa. Sin saber lo que estaba pasando y probablemente temiendo lo peor, los chicos empezaron a llorar y suplicar por su liberación. Robert alzó las manos de Ken a lo largo de la grúa de alzamiento primero para que sus brazos quedaran suspendidos en el aire. A continuación, Steven fue suspendido por la grúa por lo que los dos chicos estaban espalda con espalda. Lars envolvió una cuerda alrededor de ambos en sus piernas por lo que quedaron izados casi tocando el suelo con las puntas de sus pies.

Con los chicos asegurados y casi inmovilizados, el médico se hizo cargo. Él le dijo a cada uno de los chicos que se relajara mientras insertaba la jeringa en sus huevos. Los chicos estaban todavía ajenos a la pérdida de sus huevos. A medida que el médico espero a que la inyección surtiera efecto, comenzó a acariciar sus pequeños pene. El pene de Ken estaba en la mano derecha del doctor, mientras que el pene de Steven estaba en su mano izquierda. Siempre poco a poco, cada chico empezó a tener una erección, sus penes apuntando hacia arriba y dejando sus huevos completamente expuestos. Buscando en su botiquín, el médico sacó un bisturí quirúrgico y caminó delante de Ken.

Mirando en la dirección opuesta, Steven no podía ver lo que estaba pasando y estaba completamente inconsciente del bisturí presionado contra el escroto de Ken. Ken vio el bisturí, pero no fue hasta que sintió la hoja de acero quirúrgico fría en su escroto que se dio cuenta de lo que estaba a punto de suceder. El chico estaba gritando frenéticamente, las lágrimas rodando por su rostro cuando el médico agarró firmemente sus huevos para mantenerlos en su lugar cuando Ken comenzó a corcovear y retorcerse. Con la incisión, el médico por el centro del escroto de Ken. Vi como él sacó uno y luego el segundo testículo, que colgaron fuera del escroto. Me di cuenta como el tono de los gritos del chico cambiaron de terror al de dolor cuando el doctor cortó los testículos colgando libres.

Cuando cayeron sobre la cubierta, la tripulación entera estalló en un coro de jubileo. El médico procedió a retirar el escroto vacío y coser la herida del chico. Ken nunca vio sus huevos cortados tumbados en la cubierta. Sólo tomó un minuto antes de que un par de gaviotas se posaran y se hicieran con sus testículos cortados.

Steven no tenía idea de lo que había sucedido a su amigo cuando el médico se acercó a él. Mi pene estaba esforzando ahora para ser acariciado mientras esperaba que Steven fuese castrado. Después de ser el primer hombre en cogerlo y llenar su culo de mi sentí, sentí una cierta cantidad de orgullo poder ser testigo de su castración. El pene de Steven seguía estando duro cuando el médico inserto el escalpelo en su escroto. Su inyección debe haber sido más eficaz que la de Ken ya que su grito fue más de incredulidad que de dolor. Del mismo modo el médico liberó a los testículos  del muchacho de su cálido capullo apretado, el pene de Steven comenzó a temblar y entrar en erupción. Uno, dos, tres explosiones de semen del chico voló por el aire antes de que el médico cortara sus testículos colgando libre entre sus piernas. Cuatro, cinco, seis, el chico continuó corriéndose cuando sus testículos aterrizaron a sus pies. Steven impotente vio como las gaviotas volaban y tomaron sus huevos cortados para regresar a sus nidos. El último de su semilla se seco en la cubierta caliente antes de que el médico terminara de coser la herida.

Dentro de un par de días, los chicos se habían recuperado lo suficiente como para que la tripulación pudiera comenzar a usarlos de nuevo. Todos coincidieron en que penetrar a un chico castrado era mejor que cualquier cosa que habían experimentado. Todos disfrutamos de tener a los chicos a bordo durante varios meses hasta que el capitán encontró un comprador. Para ese momento, los chicos también aprendieron a disfrutar de ser cogido por la tripulación que los trató a ellos muy especialmente. Me ha entristecido por la pérdida de los dos chicos, pero todos sabíamos que era inevitable.

Cada miembro de la tripulación recibió varios cientos de miles de dólares como parte de la venta. El capitán dispuso pasarnos al barco del comprador para ser llevado a América del Sur como parte del trato y hundió nuestro barco en algunas de las aguas más profundas frente a la costa de Florida. El resto del mundo sólo podía concluir que nuestro barco fue atrapado por un huracán y se hundió con toda su tripulación a bordo una vez que nunca más se supo de nosotros de nuevo.



Historia Original Aquí.






Autor: Smoothandslimboy       Traductor: DarkSoul

Dan Bilzerian, el rey de instagram

Hace algún tiempo ya hablé de otra personalidad de Instagram, Vinila Von Bismark, quien tenía la costumbre de sacarse una foto de espaldas en topless allá donde viajara. Hoy os hablo de otro instagramer que seguramente la mayoría de vosotros ya conozcáis: Dan Bilzerian.


Dan Brandon Bilzerian es un jugador profesional de póquer de 35 años y natural de Florida, que es más conocido por ser una celebridad de Internet. Básicamente se ha hecho famoso por sus extravagantes fotos en Instagram. Su galería se puede resumir en tres palabras: mujeres, armas y dinero.



Bilzerian ha convertido su perfil en la red social en su particular sala de trofeos, presumiendo de sus ganancias, sus posesiones, sus viajes, sus hobbies caros y su atractiva compañía. Lleva más de mil publicaciones y tiene más de 17 millones de followers, aunque en Internet tiene tanto seguidores como detractores. Los hay que admiran su forma de vida y desearían ser como él. Hay seguidores que se han llegado a tatuar la cara de Bilzerian. Pero también están los que se quejan de su comportamiento excesivo, machista, presumido y hasta grotesco. Este extravagante personaje se ha ganado motes como "Playboy King" o "Internet's Biggest Jerk".

Una foto publicada por Dan Bilzerian (@danbilzerian) el

Este hombre, que se ha autodenominado "filántropo sexual", ingresó en el ejército y dos días antes de terminar su formación en los Navy Seals fue expulsado. Tal como él admite, la razón fue insultar a un superior: "I called him a pussy". Cuando tenía 25 años, Dan sufrió un doble infarto después de cuatro días de snowboard y fiesta. Además, ha estado en la cárcel por llevar armas.




Los que lo conocen dicen de él que es un adicto al juego. En 2013, el periódico Daily Mail lo describió como "un campeón de póquer que vale cien millones de dólares". En 2014, en una entrevista al Wall Street Journal, aseguró haber ganado 50 millones de dólares jugando a póquer en poco más de un año. Para la revista ALL IN, Dan Bilzerian dijo: "Si ves el póquer como un negocio, entonces yo soy el puto Bill Gates".




Pero Dan no tuvo un comienzo difícil como muchos otros. Empezó su reinado de dinero heredando una gran cantidad de su padre, un broker que fue acusado de fraude fiscal. Luego, sus habilidades jugando a póquer le sirvieron para aumentar exponencialmente su riqueza. Ahora, además, también debe ingresar un pico siendo una personalidad de Instagram. A Bilzerian también lo han llamado "persona más interesante de Instagram", gracias a sus armas, mujeres, coches, billetes, barcos, helicópteros, jets privados...




Otro dato curioso es que Bilzerian tiene cabras como mascotas. Las tiene sueltas por casa, las pasea y a menudo aparecen en sus fotos de Instagram.




Su egocentrismo y extravagancia le llevaron incluso a presentar una candidatura oficial a la presidencia de Estados Unidos. Supongo que fue más por las fiestas y el cachondeo que porque realmente quisiera ser presidente. Hizo un tour de fiestas bajo el lema "Dan Bilzerian 2016", incluida una fiesta en el exclusivo club Marquee de Nueva York.





Gracias a su fama, Bilzerian ha podido hacer también sus pinitos en el cine. Ha aparecido en las películas Lone Survivor (2013), The Other Woman (2014), The Equalizer (2014), Cat Run 2 (2014) y Extraction (2016). También fue doble de acción en la película Olympus Has Fallen (2013).

Dan Bilzerian (derecha) en Lone Survivor

Dan Bilzerian en Extraction

El periodista australiano Julian Morgans publicó un curioso artículo en el que relataba su experiencia de pasar cinco días viviendo como Dan Bilzerian.
Versión original aquí
Versión en español aquí






*Las fotos de esta publicación se han sacado del Instagram de Dan Bilzerian, del artículo de Julian Morgans y de los trailers de Lone Survivor y Extraction.



Dan Bilzerian, el rey de instagram

Hace algún tiempo ya hablé de otra personalidad de Instagram, Vinila Von Bismark, quien tenía la costumbre de sacarse una foto de espaldas en topless allá donde viajara. Hoy os hablo de otro instagramer que seguramente la mayoría de vosotros ya conozcáis: Dan Bilzerian.


Dan Brandon Bilzerian es un jugador profesional de póquer de 35 años y natural de Florida, que es más conocido por ser una celebridad de Internet. Básicamente se ha hecho famoso por sus extravagantes fotos en Instagram. Su galería se puede resumir en tres palabras: mujeres, armas y dinero.



Bilzerian ha convertido su perfil en la red social en su particular sala de trofeos, presumiendo de sus ganancias, sus posesiones, sus viajes, sus hobbies caros y su atractiva compañía. Lleva más de mil publicaciones y tiene más de 17 millones de followers, aunque en Internet tiene tanto seguidores como detractores. Los hay que admiran su forma de vida y desearían ser como él. Hay seguidores que se han llegado a tatuar la cara de Bilzerian. Pero también están los que se quejan de su comportamiento excesivo, machista, presumido y hasta grotesco. Este extravagante personaje se ha ganado motes como "Playboy King" o "Internet's Biggest Jerk".

Una foto publicada por Dan Bilzerian (@danbilzerian) el

Este hombre, que se ha autodenominado "filántropo sexual", ingresó en el ejército y dos días antes de terminar su formación en los Navy Seals fue expulsado. Tal como él admite, la razón fue insultar a un superior: "I called him a pussy". Cuando tenía 25 años, Dan sufrió un doble infarto después de cuatro días de snowboard y fiesta. Además, ha estado en la cárcel por llevar armas.




Los que lo conocen dicen de él que es un adicto al juego. En 2013, el periódico Daily Mail lo describió como "un campeón de póquer que vale cien millones de dólares". En 2014, en una entrevista al Wall Street Journal, aseguró haber ganado 50 millones de dólares jugando a póquer en poco más de un año. Para la revista ALL IN, Dan Bilzerian dijo: "Si ves el póquer como un negocio, entonces yo soy el puto Bill Gates".




Pero Dan no tuvo un comienzo difícil como muchos otros. Empezó su reinado de dinero heredando una gran cantidad de su padre, un broker que fue acusado de fraude fiscal. Luego, sus habilidades jugando a póquer le sirvieron para aumentar exponencialmente su riqueza. Ahora, además, también debe ingresar un pico siendo una personalidad de Instagram. A Bilzerian también lo han llamado "persona más interesante de Instagram", gracias a sus armas, mujeres, coches, billetes, barcos, helicópteros, jets privados...




Otro dato curioso es que Bilzerian tiene cabras como mascotas. Las tiene sueltas por casa, las pasea y a menudo aparecen en sus fotos de Instagram.




Su egocentrismo y extravagancia le llevaron incluso a presentar una candidatura oficial a la presidencia de Estados Unidos. Supongo que fue más por las fiestas y el cachondeo que porque realmente quisiera ser presidente. Hizo un tour de fiestas bajo el lema "Dan Bilzerian 2016", incluida una fiesta en el exclusivo club Marquee de Nueva York.





Gracias a su fama, Bilzerian ha podido hacer también sus pinitos en el cine. Ha aparecido en las películas Lone Survivor (2013), The Other Woman (2014), The Equalizer (2014), Cat Run 2 (2014) y Extraction (2016). También fue doble de acción en la película Olympus Has Fallen (2013).

Dan Bilzerian (derecha) en Lone Survivor

Dan Bilzerian en Extraction

El periodista australiano Julian Morgans publicó un curioso artículo en el que relataba su experiencia de pasar cinco días viviendo como Dan Bilzerian.
Versión original aquí
Versión en español aquí






*Las fotos de esta publicación se han sacado del Instagram de Dan Bilzerian, del artículo de Julian Morgans y de los trailers de Lone Survivor y Extraction.



NUEVO ROL DE TODD

"Me gustaría que dejaras de tratar esto como una especie de castigo", Sarah replicó. "Simplemente estamos haciendo frente a la situación de la manera más racional posible. Después de todo, mira a todas las mujeres que a su vez se han alterado quirúrgicamente solo para complacer a sus hombres. Esto no es diferente. Podrás mantener tu pene pero va a tener que ser castrado......


NUEVO ROL DE TODD
"Me gustaría que dejaras de tratar esto como una especie de castigo", Sarah replicó. "Simplemente estamos haciendo frente a la situación de la manera más racional posible. Después de todo, mira a todas las mujeres que a su vez se han alterado quirúrgicamente solo para complacer a sus hombres. Esto no es diferente. Podrás mantener tu pene pero va a tener que ser castrado. Todd no dijo nada solo permanecio en silencio muy nervioso

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [MEDICO]


Categoria: Hetero      Autor: Anónimo





Sarah conducía a su marido Todd a su cita con un cirujano de sexo femenino. Sarah era una pequeña rubia con una blusa roja y falda de cuero negro, botas de cuero negro y guantes cortos chicos negros. Desde que Todd se quedara en casa y hacía la limpieza, ella era el sostén de la familia, Sarah decidió que era lógico tener a Todd castrado.

"Ahora no hay nada más que discutir", dijo Sarah. "Basta con pensar en el buen sirviente que puedes ser sin estar distraído por tus propias hormonas".

"Mira, Sarah", declaró Todd. "Si es mi gran pene lo que es el problema, tal vez podemos hacer algo al respecto". Eso no fue un alarde. Todd tenía un monstruo de 28 cm era un pasivo en lugar de un activo. Cuando era joven sus hermanas mayores se burlaban de él sin cesar, diciendo cosas como: "Aquí viene Tarzán balanceándose en su víbora" Sobresalía incluso flácido Todd no podía usar normalmente short o trajes de baño. Cuando fue mayor, sus pensamientos sexuales sólo le recordaban los tormentos de sus hermanas, y la admiración de sus amigos sonaban huecas.

Tener sexo con Sarah era lo normal pero no había placer en absoluto, era simplemente demasiado para su pequeña figura. Todd se convirtió en experto en formas alternativas de darle placer a Sarah, incluyendo masajes eróticos. Sarah correspondía dándoles trabajos con su mano a Todd mientras que lleva sus guantes de color rosa plata de látex para la cocina, que "era lo mejor dado el desorden resultante" Pero últimamente Sarah sintió que Todd estaba queriendo más de que solo los guantes, no es que ella pensara que le estuviera siendo infiel a ella, pero estaba afectando su actuación en la mesa de masaje. Después de sopesar todas las opciones se decidió que la castración sería el mejor curso de acción.

"Me gustaría que dejaras de tratar esto como una especie de castigo", Sarah replicó. "Simplemente estamos haciendo frente a la situación de la manera más racional posible. Después de todo, mira a todas las mujeres que a su vez se han alterado quirúrgicamente solo para complacer a sus hombres. Esto no es diferente. Podrás mantener tu pene pero va a tener que ser castrado y eso es todo lo que hay que hacer". Sarah estaba acostumbrada a las personas que aceptan su palabra como definitiva.

Llegaron al centro médico. Sarah tomo su bolso de cuero, tomó la mano de Todd con su guante y lo llevó a lo llevo hasta el consultorio del cirujano.

----------

En la sala de espera estaban otros hombres, con sus esposas, a la espera de ser cortados, con más por venir. A intervalos a una mujer salía con su marido recién castrado, y la enfermera llamaba por el siguiente paciente. Cuando su nombre fue llamado Sarah tomó la mano de Todd con su guante y lo llevó a la sala de pre operación, donde una enfermera con guantes de látex verde despojo a Todd de su ropa y afeitó su entrepierna. "Tiene una buena salchicha", dijo la enfermera a Sarah. "No está programado para una penectomía, ¿seguro que no desea que se lo cortemos?"

"Oh, no", respondió Sarah. "Tengo planes para eso." Con eso, Sarah tomo un número de la revista para mujeres favoritas de su bolso y le mostró un artículo a la enfermera.

"Oh, sí", dijo la enfermera. "Va a ser perfecto". Todd no pudo ver la página y se preguntó lo que su esposa tenía reservado para él.

La enfermera terminó su afeitado y limpieza, y Todd fue conducido a la sala de operaciones, dejando a atrás a Sarah. Cuando Todd vio el cirujano, una mujer alta, de cabello corto y negro azabache, con un vestido de cirujanos y guantes de látex verde. Ella estaba trabajando entre las piernas de un hombre atado a una mesa con los pies en los estribos. Al lado de ellos estaba la esposa del hombre, también con un vestido de cirujano y guantes de látex verde, observando atentamente la castración de su marido.

La enfermera ato a Todd a una mesa idéntica al lado de la otra, extendiendo sus piernas en alto sobre los estribos. En ese momento, Sarah entró con un vestido de cirujano y guantes de látex verdes. La enfermera los dejó, y Sarah vertió lubricante en su guante y sobre el pene de Todd. "Tenemos que drenar tu próstata antes de que seas castrado cariño", dijo, y procedió a darle un trabajo manual a Todd con su guante puesto. El lubricante líquido hizo sugerentes sonidos mientras Sarah pasaba su mano por el glande del pene de Todd. La mano enguantada de Sarah parecía especialmente pequeña agarrando el pene de gran tamaño de Todd, pero su agarre era inusualmente fuerte y sus brazo no parecía cansarse.

A pesar de su situación, miembro de Todd respondió a las manipulaciones de Sarah, endureciéndose como un tubo de acero de 28 cm, incluso cuando el cirujano levantó el escroto cortado de su vecino. A medida que el cirujano trabajaba Sarah torció la cabeza como una tapa de botella, entonces alzándolo firmemente. El cirujano le entregó los huevos cortados a la esposa del hombre y guió sus manos enguantadas entre las piernas de su marido sujetado. El cirujano señaló un punto, entonces la mujer hizo su movimiento.

-CORTELO-

El hombre se sacudió una vez y gruñó de dolor, mientras que una amplia sonrisa se formó en el rostro de su esposa. Mientras tanto, una sensación familiar se estaba construyendo en el interior de Todd, una presión como una presa a punto de reventar. Sarah percibió esto y aceleró el ritmo de sus caricias, agarre y torsión mientras bombeaba el gran glande de sus esposo.

-CORTELO-

Como todos los hombres hizo una mueca y se contrajo al unísono cuando las dos mujeres sonrieron con satisfacción. Mientras que la esposa del otro hombre sostenía con orgullo un par de testículos recién cortadas por sus cuerdas, el pene de Todd entró en erupción con un flujo de espermatozoides como un grifo abierto, una corriente de arco audible que salpicó en el suelo y dejó un charco de tamaño considerable. Sarah apretó el eje grueso de Todd para obtener el resto de su semen fuera. El último de lanzaría en su vida Todd y Sarah sacudió la última gota de la punta. El cirujano cerró la herida del hombre, mientras que Sarah limpiaba el desorden dejado por Todd.

El cirujano centro en ese momento su atención en Todd mientras la enfermera liberaba al nuevo eunuco, y lo llevó a afuera. El cirujano sondeó el escroto de Todd planificando la operación mientras Sarah observaba con emoción. Mientras tanto, la enfermera regreso con un hombre nuevo para ponerlo en mesa vacía y lo ató a ella, su esposa, con bata y guantes, entro un poco después. El cirujano tomo un bisturí y se corto en la base del escroto de Todd al igual que el sonido familiar de de una masturbación hecha con un guante bien lubricado comenzó en la mesa de alado. El corte dolió con gran poder, nada como cuando Todd fue cortado mientras era afeitado. Poco a poco la cuchilla hizo su camino alrededor de la base de su escroto. Todd sintió la línea crecer para formar un círculo que le causaba dolor. El cirujano levantó el saco vacio deleitado para que lo viera Sara, mientras los sonidos de caricias de al lado se hicieron más regulares.

El cirujano aplica un anestésico tópico para los musculosos entre los testículos y el cuerpo, a continuación, los libero limpiamente. Todd escuchó al cirujano explicar a Sarah que el dolor era solo una distracción. Los testículos de Todd ahora colgaban libremente de sus cuerdas. El cirujano cuidadosamente suturo los cordones, cada uno con un doble nudo y una zona de corte en el medio. Luego, el cirujano le entregó el bisturí a Sarah. El golpeteo al lado de ellos, llegaron a ser más rápidos. Con el cirujano ayudando a Sarah agarró los huevos de Todd con su guante de látex verde y los extendió lejos de su cuerpo. Luego, con la orientación del cirujano, Sarah aplica la afilada hoja de corte sobre el cable izquierdo entre las suturas.

-CORTE-

El cable del testículo cortado de Todd retrocedió de nuevo a su cuerpo como un elástico, mientras que un dolor eléctrico emano de su ingle y por su pierna izquierda. Su testículo cortado permaneció inmóvil y sin vida junto a su hermano adjunto en el guante de Sarah. El hombre junto a Todd estaba a punto del clímax cuando su esposa lo masturbaba furiosamente. Sarah aplico la hoja de acero sobre el cable restante.

-CORTE-

Toda la ingle de Todd estaba en su propio mundo de dolor cuando Sarah presento triunfalmente sus premios individuales. A un lado Todd vio una sola línea blanca salir disparadas de la erección del hombre y girar en el aire como un bastón, cayendo al suelo con un splash.

----------

Todd sanó rápidamente de su castración. Sarah lo masturbaba frecuentemente usando guantes para comprobar cómo iba su castración, siempre sin respuesta. Sarah hizo esto varias veces antes de que ella estuviera convencida de que no era sicológico.

El día llegó para que Sarah pusiera su plan en acción. Ella le dijo a Todd que se duchara, y luego se reuniera con ella en su gimnasio personal en el sótano sin nada de ropa. Todd se baño, pero evitó su cicatriz de castración hasta el final. Para ese momento totalmente curada, pero le dolía Todd puso su mano en donde su escroto y huevos estaban antes. Al final, lo lavó y salió de la ducha. No era una buena idea ir encontrar de los planes de Sarah.

Todd bajó al sótano, desnudo como se le indico, y se encontró con Sarah haciendo ejercicios de estiramiento y calentamiento. Llevaba su ropa de ejercicio habitual brillosa, con la entrepierna negro abrazando con pantalón de Gore-Tex de las que desaparecen cuero negro de alta costura, un cabestro deportivo negro y una gorra de béisbol de cuero negra con su cola de caballo rubia que sobresalía de la parte trasera.

"¿Listo para su primer entrenamiento?" preguntó con una sonrisa. Sarah hizo poner a Todd un par de botas de suspensión y lo colgó de cabeza. Sarah entonces unió unas cuerdas elásticas a las muñecas de Todd por medio de unas piezas con el suelo. Todd levantó la vista hacia su pene, flacido, pero aún sobresaliendo, y se preguntó lo que Sarah estaba haciendo. Fue entonces cuando vio a Sarah colocarse en un par de guantes de boxeo negros pequeños. Sarah se paró frente a Todd en una postura de boxeador, y Todd intentó luchar, pero no sirvió de nada. Sarah entró y comenzó a golpear el pene de Todd sin piedad como si fuera una pera de boxeo.




Historia Original Aquí.





Autor: Anónimo       Traductor: DarkSoul