IMPOTENCIA TOTAL

Samuel estaba confundido, que estaba haciendo en aquel lugar el solo recordaba estar en un bar la noche anterior, si bebió de mas pero no era para que no recordara nada de lo sucedido, lo más importante era porque estaba solo en ropa interior, con los brazos extendidos en alto, casi como si estuviera crucificado, sus pies estaban apoyados sobre dos resistentes bloques de plástico con sus piernas......

IMPOTENCIA TOTAL
Samuel estaba confundido, que estaba haciendo en aquel lugar el solo recordaba estar en un bar la noche anterior, si bebió de mas pero no era para que no recordara nada de lo sucedido, lo más importante era porque estaba solo en ropa interior, con los brazos extendidos en alto, casi como si estuviera crucificado, sus pies estaban apoyados sobre dos resistentes bloques de plástico con sus piernas. El terminaría violado y sin sus huevos para siempre.


[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [TORTURA] [HUMILLACIÓN]



Categoria: Gay      Autor: DarkSoul




Samuel estaba confundido, que estaba haciendo en aquel  lugar el solo recordaba estar en un bar la noche anterior, si bebió de mas pero no era para que no recordara nada de lo sucedido, lo más importante era porque estaba solo en ropa interior, con los brazos extendidos en alto, con grilletes en las muñecas, casi como si estuviera crucificado, sus pies estaban apoyados sobre dos resistentes bloques de plástico con sus piernas algo separadas, estaba asentado sobre lo que le parecía una saliente de una viga de madera que estaba a sus espaldas, dicha saliente se metía profundo entre sus nalgas y perineo.

Samuel era gay con 26 años andaba en búsqueda de una pareja estable desde hacía varios años pero el amor aun no llegaba, era activo nunca había dejado que ninguna de sus conquistas lo penetrase, era atractivo pero con un cuerpo normal delgado mas no flaco, su pene en erección alcanzaba los 18 cm con dos huevos nada fuera de lo normal, lucho por varios manitos con sus retenciones hasta que noto que era imposible soltarse de las mismas sin ayuda, grito hasta que la garganta se le irrito pero nadie vino en su ayuda por más gritos que dio.

Samuel era un chico que se cuidaba mucho, iba a salones de bronceado, asistía a sesiones de depilación, donde le depilaban mediante láser cada centímetro de su cuerpo, pese a ser un chico casi lampiño, era de familia acomoda. Sus abuelos poseían una importante constructora, en un principio que había sido secuestrado para pedir un jugoso rescate por él, pero esa fue solo una de las muchas ideas que pasaron por su mente en esos momentos, pasaron varias horas hasta que un hombre  más alto que Samuel entro en aquella habitación.

Aquel hombre iba vestida con una gastado pantalón de mezclilla y una camiseta tipo sport de color negra, el hombre se fue directo a la parte de atrás de Samuel que comenzó a preguntarle y rogarle que lo liberara, Samuel sentía que ese hombre que lo empujo para que dejase de estar sentado sobre la saliente de la viga de madera detrás de él, coloco algo en la saliente aunque no podía ver lo que era, pero sentía algo plástico largo cilíndrico entre su nalgas, cuando el hombre lo coloco como quería regreso al frente de Samuel para mirarlo por unos segundos, luego le arranco su ropa interior, antes de tomar su cuerpo por debajo de sus depiladas axilas.

Aquel hombre lo sujeto con fuerza de sus costados para elevarlos unos centímetros, coloco el dildo de color negro en posición justo sobre su apretado ano virgen y soltó su cuerpo, el grande de plástico se abrió paso por el ano de Samuel por la acción de su peso que el joven reacciono levantando su peso con ayuda de sus piernas el otro hombre al percatarse de aquello, movió primero uno de los bloques de plástico luego el otro alejándolos uno del otro lo que hizo muy difícil para Samuel evitar ser penetrado por todo aquel largo dildo por su ano de al menos 20 cm de largo.

Aquel ancho y oscuro dildo lo penetro lentamente mientras Samuel gruñía de dolor, mientras el experimentaba lo que era ser penetrado por el ano por primera vez en su vida, el hombre acaricio su dorso para ir bajando lentamente con su mano hasta su pene, el cual tomo para comenzar a masturbarlo con tan solo sus dedos al principio hasta rodear su pene con toda su palma masturbándolo fuerte, causándole una nada agradable sensación pues su mano era áspera, aunado al dolor de sentirse violado en ese momento.


Sin embargo pese al dolor que Samuel estaba sintiendo en ese momento su pene reacciono a los manoseos de aquel hombre hasta alcanzar una fuerte como completa erección, el hombre lo masturbaba y por ratos acariciaba sus huevos mientras Samuel le suplicaba una y otra vez que le quitara aquel dildo que tenia bien clavado en su ano, que para ese momento le daba fuerte punzadas de dolor cada que trataba en vano de cerrarse, su ano estaba dilatado pero le estaba provocando un gran dolor a Samuel, que en ese momento solo podía jadear y gruñir mientras continuaba con sus suplicas a aquel hombre.  


image host


El hombre lo comenzó a masturbar cada vez más y más era como si quisiera arrancarle el pene a Samuel al cabo de unos 25 minutos que le parecieron una eternidad en medio de mucho dolor Samuel por fin comenzó a sentir los primeros esténtores que anunciaban que estaba pronto a eyacular, su captor también lo sintió su pene se puso más duro y se ensancho cada vena en su tronco se resalto hasta que de pronto en medio de un gran alarido de placer y dolor Samuel expulso una gran carga de su espeso semen fueron apenas cuatro potentes chorros pero muy abundantes.

Por mucho esa había sido la mayor cantidad de semen que Samuel arrojo en toda su vida que pudiera recordar en ese momento fue un orgasmo monumental la mano del hombre que en ningún momento dejo de masturbarlo mientras se corría, quedaron empapadas de su espeso semen el hombre no dejo de mover su mano hasta que estuvo seguro que la última gota de su semen había salido de sus huevos, cuando soltó su pene solo fue para inclinarse y capturar su erección con su boca con la que succiono hasta la última gota de semen que pudiera quedar en el interior del pene de Samuel.

Cuando aquel hombre se aseguro que ya no quedaba del semen ese espeso semen en el pene del Samuel se limpio las mano en las piernas del cautivo, embarrando de su propio semen a Samuel, en ese momento el hombre abrió los fuertes baldes de plástico aun más de lo que ya estaban, Samuel no pudo evitar que el dildo se clavara por completo dentro de su ano, comenzó a gemir y llorar para que se lo sacaran por piedad pero el hombre solo le dio dos cachetadas antes de marcharse ante las suplicas del joven.

-“¡No espera por favor no te vayas!”
-“¡Por favor, no me puedes dejar así; Por favor!”

-“¡NO TE VAYAS, QUITAME ESTO DE MI CULO POR FAAAVOR!”


image host

Fueron las suplicas como gritos de Samuel le hizo a aquel hombre pero que este no dijo ni respondió solo se limito a marcharse de aquella habitación dejando al aterrado Samuel a su suerte sintiendo como el gran dildo se iba clavando más y más dentro de sus intestinos a cada segundo que pasaba, grito por horas hasta que se quedo sin voz.

Samuel se quedo ahí con el cuerpo bañado literalmente en sudor, sintiendo como su esfínter anal se distendía cada vez más y más, se vino dos veces más sin siquiera alguna estimulación sobre su pene que parecía no querer perder su erección, Samuel se quedo dormido luego de algunas hasta de de nuevo aquel hombre apareció no sabía cuánto tiempo estuvo solo, pero debieron ser bastantes horas quizás 12 o más horas, estaba muy adolorido cuando se despertó, su captor se acerco de nuevo a él sin decir una palabra algo de semen escurría de la punta del pene semi erecto de Samuel en ese momento.

El hombre con uno de sus dedos retiro la espesa gota de liquido blanco de la punta del glande de Samuel para llevársela a la boca, saboreando el sabor del semen del joven hombre casi de inmediato de arrodillo frente a Samuel para comenzar a darle una gran mamada, succionando su pene que no tardo en poner muy duro de nuevo, aquel hombre succiono, lamio y chupo la erección del agotado Samuel por cerca de 25 minutos luego se puso de pie busco una silla la que coloco frente a Samuel para subirse encima de ella.

El hombre se desabrocho su raido pantalón de mezclilla sin decir ni una palabra ante la mirada del Samuel, dejo caer su pantalón hasta los robillos revelando su ropa interior tipo trusa (slip) de color blanco con manchas amarillas de orina al frente de la prenda lo que le indico a Samuel que aquel hombre estaba usando esa prenda quizás por días sin cambiarse, luego de unos segundos el hombre también se despojo de su ropa interior bajándola hasta los tobillos lo que revelo una erección de unos 26 cm sin circuncidar que estaba a escasos centímetros del rostro de Samuel.

El hombre entonces corrió su lago prepucio hacia atrás cuando lo hizo su glande de un color morado quedo al descubierto, cubierto de abundante esmegma, sobre todo por detrás de la corona del glande las fosas nasales de Samuel fueron atacadas por un penetrante aroma como a queso añejo, el al ver lo que aquel hombre pretendía se negó con la cabeza apretando sus labios fuertemente pero el hombre solo tuvo que apretar la nariz de Samuel por unos segundos hasta que este tuvo que abrir la boca para poder respirar, en ese momento el hombre metió su gran erección en la boca del Samuel.

El cual con desesperación trato de sacarla de su boca, pero el hombre lo tomo de los cabellos para clavarle todo su largo pene en su cavidad bucal hasta que sus grandes huevos chocaron contra su barbilla, Samuel sentía el glande del hombre casi en la boca de su estomago de lo profundo que el pene llego en su tráquea, arcadas le vinieron casi de inmediato pero temiendo que se pudiera ahogar teniendo ese gran erección dentro su vomitaba logro controlar esos reflejos de arcadas en ese momento el hombre comenzó el mete saca de su erección en su boca.

Fue algo brutal era como si lo estuviera violando por la boca, en un momento dado pensó en morderle su pene por luego recapacito el estaba amarrado y no podría huir si lastimaba a aquel hombre podría hacerlo enojar, a tal grado que el pagaría las consecuencias de su enojo de una forma u otra, lo que Samuel quería en ese momento era sentir más dolor del que ya estaba sintiendo, por lo que tuvo que aguantas las brutales embestidas del hombre que controlaba moviendo la cabeza de Samuel agarrándolo de sus cabellos.

Aquello duro unos 20 largos minutos en los que Samuel se tuvo que tragar no solo su gran erección sino su asqueroso esmegma, el cual era abundante, Samuel sabia que para que tanto se hubiera acumulado en el pene de aquel hombre este no debía haberse lavado esa parte de su cuerpo en por lo menos varias semanas, las embestidas continuaron incluso más brutales hasta que Samuel sintió como el pene del hombre comenzó a ensancharse, a  tener contracciones fue obvio para el que estaba por correrse lo mismo pensó aquel hombre que aumento la brutalidad y frecuencia de sus embestidas.

Para ese momento ya no sujetaba la cabeza de Samuel de los cabellos sino que lo hacía con ambas manos colocadas a ambos lados de su cabeza, en medio de sonoros gruñidos del hombre Samuel sintió un primer gran disparo de su semen profundamente en su esófago, seguido de otro y otro en total fueron siete grandes disparos de su semen que fueron a parar directamente en su estomago, cuando termino de jadear y temblar el hombre sin consideración alguna saco su larga erección de Samuel raspando en el proceso las paredes de su garganta con su glande provocándole mucho dolor.

El hombre aun resoplando por su gran orgasmo se subió su ropa interior para luego hacer lo mismo con su pantalón, para bajar de la silla y llevarla a donde la tomo, dejando a Samuel llorando sintiéndose muy humillado como nunca antes se había sentido en toda su vida, el hombre regreso a donde estaba ya con un elastrador en su mano, cargado con dos ligas castradoras de color verde, activo la herramienta para luego jugar con los huevos de Samuel por unos segundos, antes de irlos pasando por el centro de las estiradas ligas uno por uno.

Cuando ambos testículos de Samuel fueron pasados por el centro de las ligas el hombre las subió lo más arriba que pudo en su escroto, para luego quitar el seguro del elastrador lo que hizo que las ligas se contrajeras de manera instantánea sobre el escroto de Samuel el cual pego un gran grito de dolor mientras todo su cuerpo comenzó a convulsionarse cuando su escroto quedo ligado en el cuello del mismo por las ligas el hombre entonces acaricio sus huevos primero para luego hacer lo mismo con su pene en erección por unos segundos para volverse a marchar.

-“NO, POR FAVOR ESPERA NO TE VAYAS”.
-“¡NO ME DEJES ASI!, POR FAVOR, POR FAVOR”.

Fueron los gritos desesperados de Samuel al hombre mientras este se marchaba pero de nuevo de nada valieron el hombre se marcho dejando al Samuel retorciéndose con el dildo en su ano aun con las ligas matando lentamente sus huevos, sintiendo un gran dolor como nunca antes en su vida, en ese momento la desesperación y terror eran más grandes que el dolor, cuánto tiempo pasaría esa vez hasta que aquel hombre regresara se pregunto el aterrado Samuel.

Las horas pasando el terrible escozor y dolor que sentía en un primer momento fueron pasando pero al cabo de unas tres horas sus huevos comenzaron hincharse, hasta quedar como dos pequeñas peras dentro de su escroto el cual se volvió muy sensible el más mínimo contacto de su escroto con sus piernas o pene le causaba un gran dolor a Samuel era como si una gran descarga eléctrica le fuera aplicada a su cuerpo su algo por más mínimo que fuera tocaba la superficie extendida al máximo de su escroto, de nuevo pasaron varias horas Samuel se sumergió en un sueño por el aburrimiento y cansancio que sentía.

De nueva cuenta Samuel despertó sin saber cuánto tiempo transcurrió pero debían ser horas como la vez anterior, aquel hombre llego portando un largo cuchillo que se veía muy afilado parecía ser de los usados por los carniceros, él se acerco de nuevo a Samuel, sin consideración alguna con su mano libre agarro los hinchados huevos de Samuel de un fuerte manotazo que hizo que pegara un desgarrador grito de dolor.

-“AAAAAAAAAGGGGGGGGG”.

Aquel hombre no conforme con aquello apretó fuerte el escroto hinchado de Samuel para ese momento de un color oscuro, haciendo que casi se le salieran sus ojos de sus orbitas del dolor que eso le produjo.

Luego de unos segundos el hombre estiro el escroto del verdaderamente adolorido Samuel con su mano todo lo que pudo, coloco el afilado cuchillo justo con el filo entre las dos ligas y de un solo fuerte corte, cerceno el escroto entero de Samuel que creyó que su cuerpo estaba siendo sumergido en el cráter de un volcán de lava ardiente del dolor que sintió en ese momento, pego un grito que helaría la sangre del hombre más templado al ser castrado.

-¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHGGGGGGGRRRRR!

Aquello fue más de lo que el cuerpo ya muy agotado de Samuel podía soportar se desmayo justo cuando su pene que estaba en erección lanzo el que sería la última carga de su espeso semen de su vida, Samuel ya no supo más.

Varios días más tarde Samuel se despertó en el cuarto de un hospital, fue encontrado desnudo a la orilla de la carretera nadie sabía quién era, los médicos poco pudieron hacer por más que cuidar y repara el daño causado a su entrepierna por su castración, además de atender su aguda deshidratación que presentaba en el momento de ser hallado.


Samuel le conto a las autoridades todo lo que recordaba pero nadie concordaba con la descripción del hombre que el describía paso horas y horas viendo fotos de personas arrestadas pero nada, lo que las autoridades concluyeron es que el que secuestro, tortura y castro a Samuel era alguien que nunca antes había sido arrestado y que no era de las cercanías han pasado ya varios años del secuestro y castración de Samuel, su caso aun sigue abierto mientras el espera que atrapen al hombre que le arruino la vida en un estado de “Impotencia total”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

Sexo duro como recompensa

El sexo duro, o sexo hardcore, es algo que mucha gente –sobre todo mujeres- ve con recelo. Yo, por mi parte, encuentro en el sexo duro un plus de excitación en mis experiencias sexuales, aunque siempre he respetado a aquellas tías que no hayan accedido a experimentar el morbo del sexo hardcore.

Tal es el caso de mi actual pareja, Virgi, a quien le gusta mucho el sexo en pareja, el típico polvo de besitos, caricias y te quiero. A mí, todo lo que sea follar me parece de puta madre, pero claro, la cabra tira al monte y después de varios meses de relación le saqué el tema del sexo duro y le pregunté qué le parecía el tema, a lo cual ella me respondió con un sonoro “ni lo pienses”. La verdad es que me imaginaba de antemano esa respuesta, así que a partir de ahí, cada vez que follábamos intentaba introducir pequeñas variantes para ir tanteando el terreno…Un día probé a darle un par de nalgadas bien sonoras, a lo cual no le dio demasiada importancia –más bien podría decir que pareció gustarle, aunque no me dijo nada-. Otro día intenté ponerla a cuatro patas, pero se negó… Incluso un día me atreví a masajearle el ano, cosa a la que no puso impedimentos, pero cuando intenté introducirle un dedo… ¡Por poco me mata!

A pesar de la poca variedad de experiencias sexuales con Virgi, la seguía queriendo por la forma de ser que tiene y por cómo se comporta conmigo, así que traté de seguir siendo el novio perfecto. De este modo, estuve en todo momento con ella dándole clases de conducir, pues no es muy diestra en eso de manejar vehículos. Si me hubieran dicho los buenos frutos de mi conducta, creo que no me lo habría creído jamás. En efecto, Virgi aprobó el examen práctico de coche, por lo que estaba realmente feliz y motivada…”cuando llegue a casa te voy a dar lo tuyo”. Esas fueron sus palabras exactas, por lo que lo dispuse todo para un magnífico recibimiento.

Nada más llegar, sin mediar palabra, me dio un largo beso que dio lugar a besos más cortos, casi inocentes, pero muy seguidos y sin parar de mirarme con una cara de lujuria que nunca antes le había visto. Pronto notó que mi paquete iba creciendo, por lo que mientras me besaba de esa forma tan ardiente empezó a acariciarme la polla por encima del pantalón. Mis manos se fueron directamente a por ese tremendo culo respingón y apretado, entrenado a base de spinning en el gimnasio. A pesar de sus vaqueros y de su culotte, podía escuchar con claridad el sonido de su concha húmeda al juntar y separar sus glúteos, cosa que me encendió aún más.

Cuando me disponía a llevarla en brazos hasta la cama para hacer lo mismo de siempre, Virgi paró de besarme, sin dejar de masajearme la polla, y me dijo:

-Ahora me toca a mí darte tu premio…

-Qué pre…pre…miooo?? –mientras le hacía la pregunta, sin perder ni un segundo, sacó mi polla del pantalón y empezó a hacerme una mamada algo torpe, insegura, pero con una cara de vicio y una dulzura en la forma de comérmela que hicieron de esa mamada la mejor que jamás me hayan hecho.

-Te gusta, eh, te gusta? –decía cada vez que salía mi polla de su boca.

-Sí, sí, sigue así cariño…sigue, mmmm.

De forma instintiva le cogí la cabeza para guiarla a mi antojo. Como no puso ninguna pega, seguí dirigiendo la situación a mi antojo hasta que sin darme cuenta le estaba follando la boca con ímpetu. Ella se dejaba hacer, aunque me paraba poniendo sus manos en mis piernas de forma discreta, como pidiendo un respiro. Le miré a los ojos y vi cómo le lagrimeaban. Se estaba portando como una campeona. A continuación la puse de pie.

-Déjame ver a qué sabe mi polla, -le dije mientras la ponía de pie y le comía la lengua para saborear mi propia polla en su boca. Ella no dejaba de pajearme mientras tanto.

Así, de pie, la puse de espaldas a mí, apoyando sus manos contra la pared y haciéndole ofrecerme su tremendo culazo. Le metí el dedo corazón hasta el fondo, comprobando así lo mojada y cachonda que estaba. Le metí también el dedo anular y empecé a pejearla desde atrás con un ritmo intenso y constante mientras le comía el cuello con lamidas, mordiscos y chupetones, lo cual incrementaba todavía más el estado de excitación de ambos hasta que, sin esperarlo, dejó de gemir durante unos segundos…Ahí estaba, ya venía su primer orgasmo, y se hizo notar mediante un tremendo alarido mientras todo su cuerpo se quedaba sin fuerzas, con mis dos dedos bien adentro y mi polla preparada para ensartar a mi novia.

-Aaaahh, uuuffff, aaaaahh, mmmmm, diooooossss… -gritaba a la par que jadeaba-.

Saqué mis dedos empapados –y arrugados- por sus jugos vaginales y, mirándola a los ojos, me metí en la boca el dedo corazón. Al hacer el gesto para introducirme el dedo anular, Virgi me cogió la mano, sacándome el dedo de la boca, y se metió ambos dedos en la suya. Me chupaba y lamía los dedos como si de mi polla se tratase, manteniéndome la mirada con un aire de auténtica zorra en celo, lo cual hacía que mi polla palpitase, deseosa por llevarse su parte.

Así, con los dedos mojados tanto por el coño de mi novia como por su saliva, me humedecí la polla, atraje para mí el culo de Virgi y me abrí camino a través de su chochito. Empecé el mete y saca atrayéndola por las caderas, pero me di cuenta de que tenía carta blanca, así que la cogí por los pelos con la mano izquierda, mientras que con la derecha le daba nalgadas. Sabía que pegarle en el culo la ponía más cachonda, así que no había nada que temer. Después de pocas embestidas, ya me la estaba follando con dureza. Con el culo rojo por las nalgadas, el cuello morado por los muerdos y el coño completamente abierto por la tremenda follada que le estaba dando, mi recatada novia se había transformado en una auténtica máquina de follar.

Sin soltarla de los pelos y sin sacarle la polla, la retiré de la pared para ponerla a cuatro patas en el suelo. Con una visión espectacular de su trasero, continué cabalgándola cogiéndola de la cadera y de los pelos, tirándole hacia atrás para poder comerle la boca, ahogando así sus gemidos y aumentando todavía más el clímax. Sin sacarle el rabo en ningún momento, la tumbé bocabajo, notando así su culo en mi pelvis y comiéndole la boca por la comisura de los labios desde atrás.

-Esta es mi putita. Así me gusta…

-Mmmm, oooooaaaaahhh, síííí…sigue, sigue, me corro otra veeez, sigueee!

Y seguí dándole, metiendo y sacando mi verga de ese agujero tan placentero y apetitoso. Como no se corría, salí de ella, la volteé y empecé a comerle el coño con avaricia.

-Ooooaaaahhh, sííí, qué rico cariño, sigue, no pares!!

Tras una buena comida de coño a la par que la masturbaba nuevamente, llegó su segundo orgasmo entre más espasmos y tirones de pelo…aunque esta vez me tocó a mí sufrirlos.

-Quiero polla. Métemela. Quiero tu polla. Fóllame.

Al oír eso me abalancé encima de ella y empecé a follarla en esa postura que tan poco me gusta, pero con un nuevo matiz. Ahora me la estaba follando con violencia mientras ella no paraba de gritar de placer y de pedir que le diera más y más fuerte. Cuando estuve a punto de correrme, le metí la polla en la boca para que probase sus propios jugos. A juzgar por su forma de chupármela diría que le encantaron. Mientras me la chupaba, yo le daba pequeños guantazos en la mejilla por donde abultaba mi polla en su boca.

-Te lo tenías muy calladito, eh. La chupas como una puta. Como mi puta, porque eso es lo que eres.

Para no darle tiempo a pensar, volví a comerle le lengua y la puse de nuevo en pompa.

Mi verga entraba y salía sin dificultad. Nos lo estábamos pasando como nunca teniendo esa primera experiencia de sexo duro, así que me humedecí la yema de los dedos y empecé a darle un masaje anal con la idea de romperle el culo. De esta forma, logré un nuevo hito con Virgi, meterle un dedo en su ano. Le metí más o menos la mitad del dedo índice, y luego un poco ambos dedos pulgares. Todo parecía listo, así que humedecí su ano y mi polla, que estaba llena de sus fluidos, y me dispuse a ensartarle el culo.

-Me dueleee…no sigas, por favor, no sigas…

-Un poquito más cariño, solo un poquito más…-le contesté mientras hacía lo posible por introducirle al menos el glande.

-Ya está, por favor…no puedo, me duele, uuuufff –Imploraba Virgi mientras se echaba hacia adelante.

Contrariado por el pequeño contratiempo, la levanté, la llevé hasta la cocina en brazos, la coloqué encima de la mesa y empecé a follármela con dureza mientras la atraía hacia mí por las piernas. Ver su boba entreabierta, sus ojos bizcos por el placer y sus gemidos ahogados, sin fuerzas, me incitaban a follarla con mayor énfasis para arrancarle gemidos más sonoros, aunque ya no le quedaba aliento. Estaba exhausta, y yo también, por lo que el reflejo de eyacular pronto se hizo inaguantable.

-Uuuoooooh, me corro, me corrooo!-Exclamé justo antes de dar rienda suelta a mi torrente de esperma.

Virgi me dio un empujón para que me saliera de ella y, cogiéndose las tetas me las ofrecía con mirada de auténtica zorra. No me lo pensé dos veces y descargué toda mi leche sobre sus tetas, aunque algún borbotón de esperma le cayó en la cara y el pelo.

Cuando terminé de correrme, con una sonrisa medio pícara, medio inocente, se empezó a lamer mi leche mientras yo le refregaba mi rabo por sus tetas y su boca. Luego nos dimos un gran abrazo y me dijo…

-Otro día intentaremos que puedas probar el culo de tu putita, ¿sí?

Estos fueron los inicios del sexo duro con mi mujer, al cabo de unas semanas probamos con el sexo anal y a partir de ahí solemos tener bastante sexo hardcore…pero sexo hardcore verdad.

La entrada Sexo duro como recompensa aparece primero en Relatos eróticos SexoEscrito.com.

HACIA MI EJECUCIÓN

Jaime Torres estaba en problemas, y eran grandes, su vida estaba por acabar a menos que sucediera un milagro, siglo XXIII las mujeres habían tomado el poder del mundo el nacional feminismo se extendió por el mundo a principios del siglo una gran guerra tuvo lugar la quinta guerra mundial la llamaron las mujeres que ahora controlaban el 85 % del mundo, ellas impusieron leyes muy severas a los hombres......

HACIA MI EJECUCIÓN
Jaime Torres estaba en problemas, y eran grandes, su vida estaba por acabar a menos que sucediera un milagro, siglo XXIII las mujeres habían tomado el poder del mundo el nacional feminismo se extendió por el mundo a principios del siglo una gran guerra tuvo lugar la quinta guerra mundial la llamaron las mujeres que ahora controlaban el 85 % del mundo, ellas impusieron leyes muy severas a los hombres. Pero su ejecución no es lo que el esperaba.


[ADOLESCENTE] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [FEMDOM]



Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul




Jaime Torres estaba en problemas, y eran grandes, su vida estaba por acabar a menos que sucediera un milagro, siglo XXIII las mujeres habían tomado el poder del mundo el nacional feminismo se extendió por el mundo a principios del siglo una gran guerra tuvo lugar la quinta guerra mundial la llamaron solo que en esta  guerra no fueron naciones las que enfrentaron sino mujeres contra hombres, las mujeres ganaron las “NAFI” como eran llamadas triunfaron su líder una mujer de 60 años en aquel momento logro la gran victoria para las mujeres que ahora controlaban el 85 % del mundo, ellas impusieron leyes muy severas a los hombres.

Los hombres en los territorios dominados por las NAFIS, perdieron casi todo derecho, estaba sometidos por completo a las mujeres, cualquier delito por más mínimo que fuese era castigado casi siempre con la muerte, cualquier hombre desde los 14 años podía ser condenado a muerte fue así que sabiendo eso Jaime buscando escapar del yugo femenino se le ocurrió la mala idea de entrar a robar a una gran mansión propiedad de una conocida miembro del partido NAFI, desgraciadamente para el atractivo adolescente de 16 años las cosas no salieron como él esperaba.

Jaime vigilo la gran mansión por tres semanas se suponía según sus observaciones que esa noche nadie estaría en casa por lo que entro, pero la dueña llego de improviso en busca de unos papeles que dejo olvidados, descubriendo al asustado adolescente tratando de abrir la puerta de su habitación en el pánico de verse descubierto Jaime saco un arma, un arma que era ilegal que un hombre tuviera en su poder, apunto con ella a la mujer y le dijo que si se movía o gritaba le dispararía, Jaime huyo lo más rápido que pudo con el poco botín que pudo cargar.

Los medios dado la figura pública que era la dueña de la casa, dieron mucha importancia al caso por lo que una intensa búsqueda tuvo lugar, Jaime se oculto por tres largas semanas de las autoridades pero al final termino siendo capturado en cierta forma fue una alivio para el joven que estaba al borde de la locura por sentir tanta presión y paranoia de no poder caminar ni cien metros sin tener que mirar por detrás del hombro, incluso una vez corrió despavorido pensando que era perseguido por un miembro de la policía secreta que por supuesto solo existía en su imaginación.

Los cargos para Jaime en el juicio fueron, robo de casa, uso de arma prohibida y amenazar con un arma cargada a un mujer, tan solo el primer de los cargos era suficiente para enviarlo a la horca, pero los dos siguientes cargos enfurecieron al juez que llevaba el caso, el juicio apenas duro tres horas las pruebas eran abrumadoras en su contra, la jueza no dudo en condenar a muerte a Jaime que escucho la sentencia presa del más horrible miedo experimentado en su vida hasta ese momento, la pena capital se llevaría a cabo en 15 días desde ese momento.

Jaime paso aquellos terribles días en una pequeña celda de una prisión a las afueras de las ciudad, la mañana que su ejecución las guardias le llevaron la que sería su última comida, Jaime pidió camarones y arroz con mariscos los cuales disfruto de cada bocado, estaba decido a disfrutar de sus últimos momentos en este mundo al máximo, sin que lo supiera su abogado que era uno de oficio hacia hasta lo imposible por evitar que el fuera ejecutado buscaba con desespero se le conmutara la pena por cadena perpetua o trabajos forzados pero ninguna juez quería escuchar sus alegatos no luego de ver el cargo de amenazar con un arma cargada a un mujer.

Algunos minutos luego de que Jaime termino de disfrutar la que él esperaba fuese su última comida, las guardias llegaron lo esposaron de manos y pies, para llevarlo a un transporte, la ejecución se llevaría a cabo en un bosque a unos 60 km de la ciudad, era una sección de bosque bardeada con un muro de 15 metros de alto, con torres cada 100 metros que rodeaba un área de 60 hectáreas, en el transporte que se elevo por los aires iba otros hombre el mayor de ellos de 21 años que también iban a su ejecución.


**********************

Varios de los hombres en el transporte iba sollozando o de plano llorando sin control, sin embargo nadie hablo durante todo el trayecto, al llegar al destino uno a uno los jóvenes hombres fueron bajados del transporte para ser internados en una pequeña construcción de concreto que más parecía ser un bunker, con una pesada puerta de acero al frente, cuando por fin Jaime fue bajado del transporte pensó que luego de morir su cuerpo seria incinerado pensó que era lo mejor después de todo no quería que quedara nada de su cuerpo que las mujeres pudiera seguir humillando.

Una vez dentro de ese bunker la mujer le quito sus esposas de pies y manos, para ordenarle que se desnudara aunque la orden sorprendió a Jaime termino por hacer lo que le ordenaron, quedando desnudo, luego la mujer se marcho por donde había venido dejando al adolescente, unos minutos más tarde una hermosa mujer portando tan solo un pequeño traje de baño apareció entrando por una pesada puerta de metal del otro lado de la habitación.

Aquella mujer le sonrió para luego ordenarle al adolescente que se pusiera de pie, le amarro sus brazos a la espalda por las muñecas de una manera fuerte, lo tomo de uno de los brazos y lo saco de aquella habitación de pronto Jaime con la mujer sujetándolo del brazo estaban caminando por un pequeño sendero de tierra en lo que parecía ser un frondoso como verde bosque, caminaron por algunos minutos con Jaime con la cabeza baja hasta llegar a un gran claro circular de aquel bosque en que los ojos de Jaime se abrieron grandes al ver lo que ahí pasaba.

Jaime sorprendido le pregunto a la mujer que lo llevaba del brazo ¿pensé que me llevaban a mi ejecución?, la mujer sonrió, claro esta es tu ejecución, ¿acaso que tienes muchas ganas de morir?, pregunto la mujer al adolescente a lo que respondió, “¡No es eso pero nunca pensé que pasara esto en una ejecución!”, la mujer de nuevo sonrió antes de contestar, “ves ahí está la horca al fondo, de ahí colgaras en un rato hasta morir pero antes un poco de diversión a menos claro que quieras morir de una vez, por nosotras no hay problema”.

Jaime pensó por unos segundos, el tomo la decisión de vivir ese día al máximo por lo que le respondió a la bella mujer, “de acuerdo veamos que hay antes de no poder sentir nada de nuevo”, la mujer solo le sonrió, para seguir conduciéndolo por aquella orgia de mujeres y jóvenes hombres que estaba siendo usados como juguetes sexuales por última vez en sus vidas, Jaime pasaba entre ellos algunos ya con sus nalgas enrojecidas por tantos azotes o nalgadas, mientras eran masturbados, golpeados o pateados en sus huevos mientras chupaban las vaginas de la mujer que lo atendía o ellos mismo estaban siendo objeto de un rica mamada.

Jaime fue conducido por la mujer hasta un pequeño espacio entre toda esa masa de mujeres y jóvenes hombres en una orgia de sexo BDSM sin control, la mujer de unos 35 o 40 años deja de pie a Jaime mientras ella se pone de cuclillas para comenzar a masturbarlo, para provocar su erección, en realidad no tiene que batallar mucho toda aquella situación habían excitado a Jaime que ya presentaba una semi erección mucho antes que la mujer cerrara su palma de sus mano sobre su pene no circuncidado.

La mujer masturbo a Jaime hasta que abundante líquido pre-seminal salía de la punta de su fuerte erección, en ese momento ella abriendo su boca comenzó a mordisquear el pedazo de carne que tenía en frente, produciendo escalofríos en el joven adolescente, Jaime casi de inmediato comenzó a gemir, el pene en erección de Jaime estaba más duro que nunca con sus 22 cm a plenitud era un pene, venoso y gruesa, con unos testículos que colgaban desafiando a la gravedad pesadamente en su lindo escroto de piel blanca sin vello alguno.        

La mujer se mojo los labios, previo a metérsela en la boca y empezar a succionar, su boca luego bajo por la parte inferior del glande para empecé a darle besitos en la punta, gotas grandes de líquido transparente corrían por la dura erección de Jaime, mientras la mujer lamí el tronco de su erección hasta que llego a sus huevos, al instante procediendo a introducirlos en su boca, succioné llenándolos de cálida saliva, su cabeza pasó por su entrepierna llegando a sus nalgas, la mujer le abrió sus nalgas de su durito culo para meter su lengua lo mas que pudo en el ano del extasiado adolescente que estaba gozando como nunca.           

Los gemidos de Jaime eran audibles para todos pero a nadie de los presentes le importaban están concentrados en otros menesteres, luego de algunos minutos de nuevo el rostro de la mujer se coloco  a la altura de su erección para introducirse por completo en la boca su endurecido pene Jaime comenzó a mover sus caderas instintivamente para literalmente penetrar la boca de aquella mujer que le estaba dando la mamada de su vida, su erección le llegaba hasta los más profundo de su garganta provocándole nauseas, lágrimas y arcadas, pero la mujer no dejaba de recibir su erección pese a todo.          

Transcurrido un rato la mujer hizo que Jaime se pusiera en cuatro patas, para comenzar a azotarle las nalgas, azote tras azote el joven adolecente solo apretaba los dientes mientras sentía un gran dolor de pronto escucho la suplicas de un hombre justo cuando abrió los ojos para ver lo que pasaba observo como aquel joven de entre 18 a 20 años quedo colgando del cuello haciendo el baile de la muerte en la horca, lo observo hasta que murió mientras los azotes seguían impactando sus nalgas, aquello duro otro buen rato, en esos momento Jaime recordó la razón de su estancia en ese lugar.

Con sus nalgas ardiendo y brillando de un rojo intenso la mujer de nuevo se metió su pene en su boca para de nuevo comenzar entrar y salir de su boca, los fluido de la mujer de su sexo, corrían desde su vagina pasando por su entrepierna hasta llegar a su ano la mujer para ese momento ya estaba desnuda por completo ella se pellizcaba su clítoris para darse mas placer mientras seguía recibiendo la aun muy dura erección del adolescente en su boca.     

De pronto el cuerpo de Jaime se tenso su pene comenzó a tener espasmos, no tuvo tiempo de advertir a la mujer Jaime por primera vez en su vida se corrió en la boca de ella, chorro tras chorro de su espesos semen brotaron de su dura erección, la mujer miro a Jaime con enojo mientras seguía recibiendo su semen en su boca sin embargo aunque tenía rostro de enojo no dejo escapar ni una sola gota del semen del adolescente, hasta tragárselo todo, cuando eso sucedió ella se saco su pene de su boca y le dijo.

-“Te queda una a la siguiente eyaculación que tengas te espera la soga así que más vale que si quieres seguir viviendo el mayor tiempo posible más vale que no te vuelvas a correr”. 

Dicho eso la mujer se dio la vuelta, se puso en cuatro patas ofreciendo su hermoso culo al adolescente, el cual aun seguía con una fuerte erección pese a haberse venido de una manera brutal hacia tan solo unos segundos, pero pese a todo logro ponerse de rodillas, detrás de la mujer que con sus manos se abrió sus nalgas para mostrarle la entrada de su lindo ano rosado.       

La mujer sintió su enorme pene recorrer la raja de su culo, ella tomo su pene para colocar su glande sobre su ano, el adolescente de fuerte empujón de su cadera introdujo su glande en el ano de la mujer, quien dio un gran gemido de placer, ella lo tomo con una mano de sus nalgas para que introdujera más de su pene en ella lo que le ocasiono mucho dolor a Jaime pues sus nalgas aun ardían por los latigazos dados por ella,   

Centímetro a centímetro su endurecido pene fue entrando en su ano hasta llegar a lo más profundo de aquella cavidad. Sus huevos chocaron con sus nalgas, los dedos de la mujer penetraron su vagina mientras que a la vez Jaime empezó a bombear su culo de forma frenética. La sensación de placer era desconocida tal y como delataban los jadeos y gemidos del adolescente. 

Jaime estaba con un mete saca brutal, la mujer estaba siendo taladrada y partida por aquella erección, de pronto la mujer se separo del adolescente lo hizo acostarse sobre la tierra boca arriba para tomar su pene dirigirlo a su vagina sobre la que sentó de un fuerte sentón que hizo ver las estrellas de dolor a Jaime cuando sus huevos fueron aplastados por sus grandes nalgas, la mujer de inmediato comenzó a cabalgarlo mientras el adolescente observaba como botaban tus tetas frente a él, sin poderlas agarrar pues sus manos aun estaban atadas a la espalda, la mujer lo cabalgo por varios minutes disfrutando de su pene tanto placer era demasiado Jaime sintió las contracciones previas a un nuevo orgasmo por parte de la mujer que gemía como una loca de placer.       

Me corro gritó Jaime, pero no tuvo tiempo de desacoplarse de ella, quien sintió cuatro o cinco fuertes chorro de semen en lo más profundo de su útero, ella en ese momento aun estando invadida de un fuerte orgasmos agarro los huevos del adolescente para apretarlos con fuerza buscando que sus huevos expulsaran hasta la última gota de su semen, ambos quedaron jadeantes por unos segundos recuperándose de sus intensos orgasmos mutuos, cuando la mujer se separo del joven un chorro de sus fluido mezclado con el espeso semen de Jaime broto de su muy abierta vagina, ella apenas pudo poner en pie, pero cuando lo logro tomo al jadeante Jaime de los cabellos para de ellos llevarlo hasta donde estaba la orca.


********************

Jaime no dijo mientras era llevado a su muerte, estaba contento de haber perdido su virginidad de esa manera tan orgásmica que se iba contento de aquel mundo tan cruel e injusto en que le toco vivir, cuando llego a donde la orca pendía, el solo se coloco en posición ya no deseaba prolongar aquello más, la mujer le coloca la soga al cuello y apretó el nudo el pene de Jaime aun estaba con una fuerte erección apuntando al cielo, mientras sus oídos escuchaban los gemidos y suspiros de la gente teniendo sexo fuerte a su alrededor.

Estaba con los ojos cerrados esperando el duro apretón de la cuerda que acabaría con su vida que Jaime no se percato cuando la mujer movió su pierna para lanzar una fuerte patada directo a los huevos de Jaime justo en ese momento sus ojos se abrieron grandes, su pene lanzo dos fuertes chorros de semen más, el impacto fue tan fuerte que casi lo hizo desmayar de no ser por la cuerda en su cuello habría caído al suelo revolcándose de dolor, apenas y escucho lo que la mujer le dijo pero si sintió como una mano le agarro su pene fuerte casi como si quisiera arrancarlo.

Un segundo después sintió como algo afilado y metálico fue colocado debajo de su pene en erección luego sintió algo caliente comenzar a bañar sus testículos seguido de un dolor tan grandes que es simplemente indescriptible todo su cuerpo comenzó a convulsionar en eso escucho la voz de la mujer de nuevo directamente en su oído derecho, “no necesitaras de tu pene a dónde vas pequeño bastardo, espero  ardas en el infierno como todos los de tu maldita calaña”, justo cuando estaba por presionar la palanca para elevar a Jaime por los aires, una mujer apareció.

Jaime estaba desmayado para ese momento, se estaba ahorcando por la soga en su cuello, sangraba profusamente la mujer aun tenía su pene amputado en la mano cuando la mujer recién llegada le entrego un sobre oficial con su nombre impreso en el, lo abrió y los ojos de la mujer se abrieron como platos al ver la firma de la matriarca general NAFI al pie de la hoja que no era otra cosa que un indulto para Jaime Torres su pene había sido conmutada a trabajos forzados por 30 años.

La mujer estallo en cólera, deseaba liquidar al adolescente que le lleno su boca y vagina de semen el cual aun goteaba de su sexo en ese momento, sin embargo no podía desobedecer las órdenes directas de la máxima autoridad hacerlo le podría acarear serias consecuencias peores que la muerte algo que no deseaba, Jaime debía ser transferido a un área de trabajos forzados para el engrandecimiento de la nación femenina, ella pena a su notable enojo hizo bajar al adolescente casi muerto de la orca para que fuera llevado a toda prisa a la enfermería para que su herida fuese curada antes de que muriera desangrado.


***********************

El abogado de Jaime logro cambiar la pene pero aunque evito la pena de muerte no pudo evitar que Jaime quedase para el resto de su vida como un eunuco, el adolescente despertó dos días después, curado de sus lesiones pero queriendo no estar vivo sus ganas por tener sexo no aminoraban con forme los días pasaban, por el contrario iban en aumento, deseaba correrse pero no podía pronto en la zona de trabajos forzados descubrió que la única manera que tenia de liberación era por medio d estimulación prostática.


Jaime se convirtió en la putita del lugar todos los hombres condenados ahí lo usaron para su pesar pero al mismo tiempo alivio, para quitarse las ganas de sexo que también ellos tenían pero con la única diferencia de tener un pene con cual apagar el fuego que siempre crecía y crecía en sus huevos como en los de Jaime quien paso los próximos 30 años maldiciendo su maldita perra vida, recordando el día en que gozo como nunca en su vida cuando él fue conducido “Hacia su Ejecución”. 




http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

GLADIADORES

Antigua Roma, a pocos kilómetros de la capital romana una pequeña ciudad en la actualidad desaparecida, albergaba una arena para gladiadores, en realidad era más un ruedo de unos 35 metros de diámetro rodeada por una empalizada de pequeños troncos de 70 cm de alto ahí se llevaban a cavo encuentros entre gladiadores muy peculiares, pues no solo se enfrentaban hombres contra hombres sino que de tanto en tanto se enfrentaban mujeres contra hombres.......

GLADIADORES
Antigua Roma, a pocos kilómetros de la capital romana una pequeña ciudad en la actualidad desaparecida, albergaba una arena para gladiadores, en realidad era más un ruedo de unos 35 metros de diámetro rodeada por una empalizada de pequeños troncos de 70 cm de alto ahí se llevaban a cavo encuentros entre gladiadores muy peculiares, pues no solo se enfrentaban hombres contra hombres sino que de tanto en tanto se enfrentaban mujeres contra hombres. Ahí el campeón sufriría la venganza de una mujer despechada.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [HISTÓRICO]



Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul




Antigua Roma, a pocos kilómetros de la capital romana una pequeña ciudad en la actualidad desaparecida, albergaba una arena para gladiadores, en realidad era más un ruedo de unos 35 metros de diámetro rodeada por una empalizada de pequeños troncos de 70 cm de alto cubiertos por barro, los que delimitaban en área de encuentros se le conocía como el Maximus, un nombre nada apropiado para lo que era sin embargo ahí se llevaban a cavo encuentros entre gladiadores muy peculiares, pues no solo se enfrentaban hombres contra hombres sino que de tanto en tanto se enfrentaban mujeres contra hombres.

Como en todas las arenas del imperio había un campeón, pero en esa arena tan peculiar había dos uno femenino y otro masculino, Maecia era la campeona femenina, una germana alta de 1.85 metros de grandes senos, fuerte con estrecha cintura si viviera en nuestros días casi se podría decir que practicaba el fisiculturismo, siempre tenía una sola trenza de su larga cabellera rubia que le llegaba casi a sus paraditas y firmes nalgas, era temida y admirada, había derrotado a todos sus adversarios incluidos los hombres que habían tenido el desagradable honor de luchar con ella, sus penetrantes ojos azules siempre intimidaban a sus oponentes.

En contra punto estaba Antius un joven guerrero también germánico rubio de 1.90 metros de altura con músculos marcados por todo su cuerpo, parecía una escultura griega, con penetrantes ojos verdes, espalda ancha y nalgas respingadas, que enloquecía a cualquier mujer de solo verlo, por si todo eso no fuese ya suficiente, la naturaleza había sido muy generosa con él dotándolo de un pene en verdad colosal y para darle vida uno par de testículos que literalmente eran del tamaño de huevos de gallina, que oscilaban dentro de un gran bolso de piel debajo de su pene el cual llegaba a los 29 cm en erección.

Maecia y Antius además de ser los campeones de dicha peculiar arena eran amantes planeaban casarse en cuanto Maecia obtuviera su libertad ya faltaba poco según la ley romana aquel Gladiador que superara los 200 combates como campeón de una arena debía concedérsele la libertad, apenas 20 combates separaban a la aguerrida germana de su meta, Antius no tenía ese problema el ya era libre desde hacía un año pero pese a toda aquella situación ambos encontraban tiempo para disfrutar de sus cuerpos y disfrutar del placer del sexo.

Su apasionado amor comenzó hacia tres años cuando Maecia llego a la arena recién traída a roma luego de ser capturada luego de una feroz batalla, fue Antius quien se encargo de entrenarla poco a poco el amor surgió entre ambos, Antius vertió sobre la joven rubia todos sus conocimientos para que no muriera en la arena, a pesar de que el joven hombre rubio era menor que Maecia, nombre que los romanos le habían dado, era más hábil y experimentado en combate que la fiera rubia que poco a poco se fue ganando el favor y simpatía de los espectadores que acudían a la arena.


********************

Sin embargo las cosas estaban comenzando a cambiar para la pareja pues una nueva esclava, muy joven 19 años había llegado a la arena capturada en Galia, pelirroja con grandes senos incluso ligeramente más grandes que los de Maecia, con un par de nalgas que de solo verlas hacían que a Antius se le pusiera duro su gran pene, él como en el caso de la Maecia tuvo la tarea de entrenarla para los encuentros la pelirroja aprendió rápido, y fue justo de su primer encuentro que gano que ambos tuvieron su primer apasionado encuentro sexual.

Antius espero a que todos estuvieran dormidos para visitar a Luxias al entrar a su celda que no compartía con nadie ahí estaba ella acostada en la cama, no estaba tapada y solo traía un pequeño taparrabos, un pequeño pedazo de sabana tapaba sus grandes senos, aquella vista le pareció a Antius muy sensual, debido a la posición en la que estaba le permitía ver su hermoso par de nalgas al fuerte rubio que de inmediato se excito al ver aquello           .

Antius solo pensó en un principio ir a felicitarla por su victoria, pero  la tenía frente a él dormida, que debía hacer, dudo si estaría bien aprovecharse de ella, solo tocar un poco. No creía que le hiciera daño a nadie si tocaba un poco esas hermosas nalgas que ella ponía al alcance del viril gladiador, camino hasta la joven pelirroja sin hacer ruido apenas iba vestido con su taparrabos igual, ya con una dura erección por debajo que abultaba más de la cuenta la delgada tela de la que estaba hecho su taparrabos.

Antius Acerco su mano poco a poco a esas firmes nalgas para comenzar a acariciarlas, no lo podía creer, estaba tocando esas hermosas y perfectas nalgas; por lo suaves y grandes que eran podría asegurar que eran las mejores nalgas del mundo incluso mejores que de Maecia, las acaricio suavemente para no despertarla, pero mi pene ya no aguantaba por salir de su taparrabos de lo duro que estaba, con cuidado destapo sus senos eran grandes, pero hermosos; ¿que debía hacer? Se pregunto Antius, por unos momentos, la tenía frente a él, casi desnuda, admiro sus torneadas y perfectas piernas, sus grandes y suaves nalgas, su plano y sensual abdomen, para nuevo posar su mirada en sus grandes senos redonditos, sus brazos, su cuello, su espalda, su rostro mientras dormía era la más tierna como hermosa.  

Antius no pudo resistirse más y empezó a tocar mientras la veía dormir  solo acariciaba su hermoso cuerpo antes de que se despertada, se acostó a un lado de ella para posar su duro pene contra sus nalgas, la sensación era deliciosa, sus manos muy suavemente acariciaban sus senos, era bastante agradable al tacto, Antius se preguntaba cuantos hombres ya habían tocado este hermoso cuerpo, siendo una mujer tan hermosa supuso que no era el primero, claramente no podría asegurar nada, sin explorar su anhelado sexo, pero eso no importaba en ese momento el siguió acariciando suavemente aquel grandioso cuerpo tratando que no despertar a la pelirroja joven que aun dormía plácidamente cansada por todo el esfuerzo hecho ese día.         

Sin embargo Antius luego de unos minutos no pudo contener las ganas y comenzó a besar su espalda mientras rozaba su erección ya por fuera de su taparrabos entre sus nalgas, sus manos acariciaban sus senos, luego sus manos bajaron acariciando su cuerpo lentamente hasta su vagina, la cual toco por encima de su taparrabos, muy lentamente fui metiendo su mano dentro hasta tocar sus labios vaginales, Luxias comenzó a voltearse lo que hizo que Antius con mucho miedo la soltara rápido, se  retirara de ahí, el susto fue en vano pues solamente se dio la vuelta quedando completamente boca arriba. Pero para su sorpresa, había quedado con sus perfectas piernas abiertas, y dado al pequeño tamaño de sus taparrabos lograba marcarse su vagina perfectamente en la delgada tela.          

Antius con astucia haciendo a un lado su taparrabos de forma lenta le dio una pequeña lamida a su vagina, la verdad es que el sabor era más de lo que esperaba, continuo lamiendo suavemente y con un poco de miedo, poco a poco fue tomando confianza, Antius estaba tan emocionado haciéndole sexo oral a la bella joven, que no se percato de lo que pasaba en ese momento; hasta que sintió como un par de manos empezaron a acariciar sus rubios cabello, Luxias había despertado, el campeón y temido gladiador se quedo paralizado, se le helo la sangre, su cuerpo no respondía, se separo de la joven tan rápido que cayó al suelo.          

Luxias solamente lo vio y sonrió, se levantó de la cama y sin taparse o preocuparse de que la viera desnuda, camino hacia a Antius, su caminar era tan sensual como seductor a vez, ella se puso en cuclillas viéndome a la cara, sonrió, para con una de sus manos acariciar el rostro del joven rubio sin decir ni una palabra hasta ese momento, le regalo una sonrisa más y con una voz muy tierna y acariciando su mejilla le dijo:          

- ¿Por qué tienes esa cara?           

Y antes de que yo pudiera responder Luxias puso un dedo sobre su boca y dijo – tengo ya bastante despierta, y me has hecho gozar, ven aquí – le dijo seguido de darle una sonrisa se levanto y le llevo a la cama, le abrazo, sabes he decido que esta noche quiero dejar de ser Virgen, los ojos Antius se abrieron grandes al escuchar esas palabas de aquella joven mujer, simplemente no lo podía creer, era más de lo que había esperado.           

Le dijo mientras recargaba sus grandes pechos sobre su pecho y lo acariciaba lo vio directo a los ojos y sonrió “me gustas mucho Antius, es la primera vez que experimento algo como lo que me hiciste hace un raro y debo decir que fue una sensación muy agradable”, por favor no digas nada y solo hazme ser una mujer completa esta noche, te deseo por favor hazme tuya; le dijo la sensual Luxias.

Luxias se fue acostando poco a poco y lo iba jalando hacia a ella, comenzó a acariciar con sus dedos el marcado abdomen del gladiador mientras Antius comenzó a acariciar su cuerpo mientras besaba su cuello. Ella dejaba salir largos suspiros que le daban a entender que le estaba gustando y no solo eso, estaba excitándolo cada vez más, al joven germano; lentamente, ella bajo sus manos acariciando mi abdomen hasta llegar a su taparrabo, ahí estábamos los dos en la cama, como dos amantes en nada más que pequeños taparrabos, sin nada más que tapara sus intimidades, sus pieles se rozaba, sus cuerpos eran casi uno mismo, no había ni una palabra, nada importaba en ese momento, sus manos recorrían mi espalda lentamente mientras mis labios besaban una y otra vez su cuello y sus senos rozaban con su fuerte pecho, el momento era cada vez más y más erótico.   

Sus manos lentamente bajaron el taparrabos de Antius  desnudándolo por su parte el campeón gladiador sola comenzó a bajar el taparrabos de la joven, una vez ambos desnudos Antius comenzó a acariciar sus piernas, las cuales eran tersas y hermosas las mejores de todo el universo pensó en ese momento el joven, las cosas iban dándose por sí solas, sin darme cuenta, fue la misma Luxias quien lo abrazo con sus piernas, mientras él las acariciaba, Antius se acomodo para comenzar a penetrarla, su pene entro muy lentamente dentro de ella, mientras sus labios se besaban de una manera muy tierna y ella acariciaba su espalda de manera suave. 

Apenas había entrando lentamente la mitad de su glande en ella cuando dejo salir un fuerte gemido junto con un par de lágrimas en sus ojos. Antius se detuvo había olvidado que era virgen, ella lo miro fijamente para decirle “quiero que seas tú el primero, puedo soportarlo” para mostrarle una hermosa sonrisa mientras unas lágrimas corrían por sus ojos – “Hazlo sin miedo” dijo luego de unos segundos decididamente.       

Antius continuó penetrándola, Luxias apretaba los dientes y cerraba con mucha fuerza los ojos, mientras las lágrimas rodaban por su blancas mejillas mientras dejaba salir fuertes gemido de pronto Antius la dejo caer con fuerza lo que provoco que su gran erección entrara por completo en su vagina, en ese momento se escucho un grito de dolor y Luxias se soltó a llorar el joven rubio reacciono besando sus labios mientas acariciaba sus mejillas para limpiar sus lágrimas, mientras permanecía quieto sin moverse. 

Luego de ese largo beso, bajo por su cuello besándola de manera muy tierna y acariciaba los costados de su cuerpo, mientras la embestidas que ya aplicaba sobre el sexo de la pelirroja poco a poco iba subiendo en intensidad, sintiendo como los fluidos y sangre bañaban sus grandes huevos, los gemidos de Luxias eran cada vez más fuertes y cada vez más seguido      pero ya no era de dolor sino de placer.  

Antius comenzó a sentir que se corría, así que comenzó a penetrarla más y más rápido, a tal punto que se escuchaba el golpeteo de sus grandes testículos contra su pelvis, y podía darse cuenta de que lo hacía muy rápido, pero en ese punto Antius no aguantaba más. Luxia empezó a tener espasmos y a mover sus caderas, se abrazaba demasiado fuerte y sus gemidos se convertían en gritos mientras la penetraba sin parar besando su cuello con mucha pasión.

Antius la penetraba más y más rápido, hasta que ella soltó un gran grito de placer y empezó a tener muchos espasmos, al mismo tiempo el semental germano comenzó a estremecerme, a sentir un escalofrío recorrer su espalda al tiempo que soltó su espeso esperma dentro de ella, chorro tras chorro de semen brotaron de su pene mientras ambos temblaban de placer se habían corrido al mismo tiempo sin proponérselo y habían sido muy intenso nada comparado a todas la veces que Antius había tenido sexo con Maecia. 

Aquella noche fue mágica para ambos, los encuentros entre Luxias y Antius se comenzaron a dar cada vez más seguido, hasta volverse diarios Antius empezó a descuidar a Maecia que no tardo mucho en sospechar que algo pasaba, una noche Antius ya no pudo más y le confesó a la ya enojada Maecia que le reclamaba su falta de atención en los meses anteriores que ya no la amaba y que tenia a otra, que rompía con ella para siempre, claro el atractivo germano omitió decir quién era su nuevo amor, antes de irse de la habitación de Maecia está envuelta en una cólera brutal le dijo:

-“Te vas a arrepentir de eso Antius, Juro por los Dioses que si no eres mío no serás de nadie”.

********************

Tres semanas después se anuncio un encuentro espectacular en la arena Maximus, un encuentro no mortal entre ambo campeones invictos de la arena, Maecia se habia encargado de convencer a su dueño de pactar el encuentro, Antius se negó en un principio pero luego fue convencido con que no sería un combate mortal, no se usarían armas solo se pelearía con las manos y tendría una gran ganancia, dinero que podría usar para comprar la libertad o por lo menos como esclava a su amada Luxias, deseaba hacerla su esposa pero deseaba que fuera libre como él lo era.

El dia del encuentro llego Maecia se presento apenas con un protector genital que apenas y cubría su sexo de reluciente bronce cuyas sujeciones se perdían entre sus dos monumentales nalgas, sus dos grandes senos coronados por dos pezones de un intenso color rosa estaban al desnudo lo que le hizo recibir una muy calidad bienvenida de los espectadores masculinos, en contra parte Antius llego portando solo un pequeño taparrabos ajustado al cuerpo, ideal para un combate cuerpo a cuerpo, ambos se pusieron en el centro del ruedo y escucharon las palabras de la autoridad antes de comenzar a el encuentro.

Maecia apenas inicio el encuentro se fue con todo en contra de su alguna vez amado Antius, ambos eran ya expertos en el combate cuerpo a cuerpo, por lo que fue fácil para Antius bloquear el primer ataque de Maecia pero conforme fue avanzando el encuentro pronto se encontró que cada vez le era más difícil contener los ataques de la enfurecida mujer, sin saberlo Maecia logro que Antius bebiera un poco de vino con algo de extracto de escargor, un ligero narcótico que estaba surtiendo efecto en ese momento en su joven cuerpo, dándole narcolepsia sin que entendiera porque.

De pronto mientras Antius buscaba que sus parpados no se le cerraran sintió un pulsante dolor en la parte menos inesperada de su cuerpo, Maecia logro conectar una fuerte patada en los grandes nuevos que se marcaban perfectamente en la tela del taparrabos del germano, el cual abrió los ojos grandes al sentir como un ardor como si cientos de abejas le picaran en sus grandes huevos al mismo tiempo, cayó de rodillas agarrándose sus entrepierna con ambas manos cosa que Maecia aprovecho para darle un fuerte rodillazo en el rostro del joven germano que le rompió el tabique nasal.

Antius comenzó a sangrar por la nariz ante los alaridos de alegría de la multitud, para ese momento Maecia ya hacia lo que quería con lo que quería con él, eran golpes tras golpes sobre el ya casi inconsciente Antius que apenas hacia algo para defenderse en ese punto del combate hasta de nuevo un duro golpe en los huevos del joven hicieron que se desmayara perdiendo todo sentido, en ese momento la ruda germana lo aprovecho para arrancarle su taparrabos a Antius que no hizo nada para evitarlo en ese momento los grandes huevos de joven se movieron oscilantes ante el rugido de la multitud.

Maecia entonces agarro el gran escroto de Antius, ella clavo sus largas y afiladas uñas como de leona se clavaron en la delicada piel del bolso de piel del rubio germano, ella clavo profundamente su uñas en esa piel, para jalar con fuerza del saco de piel que no tardo en comenzar a desgarrarse ante la nula acción de su dueño apenas unos segundos después la piel se desgarro ante el asombro del público, quedando los grandes testículos expuestos por primera vez en su vida a la vista de todos, completamente indefensos.

Maecia agarro uno de los grandes huevos de color blanco con una de sus manos, mientras sostenía a Antius sostenido de sus cabellos, ella jalo del testículos apenas unido al cuerpo del joven por el conducto que lo unía a su cuerpo, hasta hacer que este reventara, arrancando su testículos derecho de su cuerpo apenas Antius reacciono, a aquello ella alzo el testículo arrancado para que todo el público lo viera,  a lo que reaccionaron con un gran grito de euforia, fue en ese momento que ella arrojo ese testículo arrancado para tomar el otro que aun colgaba entre las piernas y el semi erecto pene del germano.

Ella lo agarro fuerte haciendo que Antius diera un grito de dolor de menara involuntaria pues seguía inconsciente, ella jalo hasta que el ultimo de sus testículos se arranco de su entrepierna en ese momento su pene lanzo dos potentes últimos chorros de su espeso semen, que cayeron en la ensangrentada arena, Maecia dejo caer el cuerpo del aun eunuco germano sobre la arena, todo esto sucedía ante la mirada de la joven Luxias que para ese momento lloraba abiertamente sin consuelo alguno, al ver a su amado ser castrado por aquella brutal rubia.


******************

Por supuesto cuando Antius despertó al día siguiente y se percato que le habían arrancado sus amados testículos creyó enloquecer, Luxias paso semanas enteros tratando de evitar que él se suicidara lo único que evito que lo se quitara la vida fue saber que ella estaba embarazada de su hijo, cuando ella tuvo a su hijo a los dos meses se tuvo que enfrentar a Maecia la cual ya estaba enterada que ella era la mujer que le arrebato a su amado Antius ella no tuvo piedad de ella y la decapito de un solo golpe en la arena ante la mirada aterrada de Antius.


Antius después de eso compro al hijo de Luxias y se dispuso a partir había comprado una pequeña villa a las afueras de roma y no quería saber nada de los gladiadores, cuando partía escucho decir desde la puerta de la arena maximus, “te dije Antius que si no eras mío no serias de nadie”, con lagrimas cayendo por sus mejillas Antius se perdió por el camino con su hijo en brazos, sabiendo que nunca más en su vida podría volver a disfrutar de los placeres que una mujer puede brindar a un hombre entre sus piernas. 


http://relatos-de-eunucos.blogspot.com

image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

Desvirgando jovencitas en un pub

Ir desvirgando jovencitas hoy en día no es algo que se pueda hacer con facilidad, pues casi ninguna llega entera a los dieciocho años. Sin embargo, hay veces que la fortuna nos sonríe y se dan todos los factores, como por ejemplo que unas amigas hagan una apuesta y la perdedora tenga que perder la virginidad el mismo día de la apuesta, y que tú seas el elegido simplemente porque no eres como los demás.

No voy a echarme flores, no puedo ir vacilando de ir desvirgando jovencitas a diario ni de ir desvirgando jovencitas en un pub, tal y como me recriminan de cachondeo mis amigos, pues esto solo se ha dado una vez en mi vida.

Efectivamente, este verano salí con unos amigos de copas y terminamos haciendo un pequeño tour por los pubs de la zona. A mí no me gusta bailar, ni mucho menos carroñear como hace la mayoría de mis colegas, por lo que las barras de los pubs suelen ser mi hábitat. Esa noche de sábado nos habíamos cruzado varias veces con un grupito de chavalas, tendrían unos 20 años, alguna tendría algunos años menos y otras alguno más, pero esa sería la media de edad. Mientras que mis amigos se dedicaban a soltar piropos estúpidos cada vez que nos las cruzábamos, yo pasaba del tema.

Cuando llevábamos un rato en el último pub de la noche, entró el grupo de chavalas, por lo que mis amigos fueron como buitres a ver a cuál podían cazar. Yo, por mi parte, me limité a pedirme un whiskey. Para mi sorpresa, se me acercó la más joven y guapa del grupo, se pidió un mojito y empezó a hablarme. Se puso a criticar a los tíos como mis amigos mientras que yo solo la escuchaba. En el fondo podía notar su nerviosismo, pero no sabía por qué estaba nerviosa, así que cuando se terminó su segundo mojito en menos de diez minutos pensé que alguien tenía que pararla, tanto de hablar como de beber, y sin mediar palabra la atraje para mí y, sin darle más opción, le metí la lengua hasta la campanilla.

-Vaya, -dijo sonrojada cuando paré de besarle- sí que eres directo.

-Quieres bailar? –le pregunté, más por salir del mal trago que por querer bailar-.

-Vale!

Nos pusimos a bailar, aunque en realidad solo nos limitamos a refregarnos mutuamente hasta que se puso de espaldas a mí y empecé a besarle el cuello mientras recorría todo su cuerpo con mis manos. Ella, por su parte, parecía estremecerse al mismo tiempo que ponía su culo perfecto en mi abultado paquete. Con el contoneo de caderas se giró y estaba vez fue ella quien empezó a devorarme la lengua a mí, momento que aproveché para llevar mis manos a ese culito tan apetecible. Por desgracia, sus ajustados shorts me impedían ir más allá, pero noté perfectamente la forma que tuvo de abrir sus piernas para que pudiera alcanzar su almejita desde atrás.

Esta jovencita preciosa no se atrevía a llevar su mano a mi paquete, aunque ya se lo había restregado bastante con su culo,  y ahora hacía lo propio con uno de sus muslos mientras nos besábamos y yo le negreaba el culo y el chochito al mismo tiempo.

-Acompáñame al WC…

En ese instante supe, una vez más, iba a tener sexo en un WC. La verdad es que me encanta follar en lugares públicos, el morbo a ser descubiertos, o sencillamente el morbo de tener la certeza de que otros saben que estás follando en ese momento es algo indescriptible. Así que me dispuse a ir con ella al WC del pub para terminar lo que habíamos empezado en la pista de baile.

Nada más entrar la puse contra la pared, sin parar de besarla y acariciándole el coño por encima del short. Ella empezó a gemir, con la respiración entrecortada y echándome los brazos por la espalda.

Me extrañó que no se bajase el short, ni que me bajase los pantalones, que solo se dejase hacer. No le di más importancia y le desabotoné el short para empezar a meterle mano directamente, pero ella reaccionó quitándome la mano. Eso me desconcertó, “esta solo va  a ser una calienta pollas más”, pensé. Estaba equivocado.

Al ver mi cara de sorpresa, la jovencita se arrodilló y dejó al descubierto mi polla, que salió de mi bóxer como un misil. Enseguida se lo metió en la boca, saboreándolo con deleite y metiéndose todo lo que podía. Yo guiaba su cabecita, intentando forzar cada vez un poquito más su garganta para tratar de abarcar el máximo de polla posible. Me estaba regalando una mamada de auténtica experta, tanto era así que cuando empezó a chupar y pajear mi verga temí correrme antes de poder follármela, así que le sujeté la cabeza para frenar su entusiasmo. La puse de pie, le quité por completo el short, la subí al lavabo y empecé a comerle el coño. Nuevamente, cuando fui a meter mis dedos, me retiró la mano con brusquedad.

-Qué pasa? No quieres…que te…? –Pregunté midiendo mis palabras-.

-Es que… soy virgen –dijo con algo de vergüenza-, nunca me la han metido.

Eso hizo que mi polla se viniese abajo, aunque paradójicamente mis ganas de enchufarla bien enchufada aumentaron de forma exponencial.

-Entiendo…si no quieres…

-Sí quiero. Métemela, pero ten cuidado por favor. Quiero que me folles.

Esas palabras bastaron para que mi rabo volviese a rellenarse de sangre y presentar una erección tan potente que casi me dolía. Volví a comerle el coño, acariciando su clítoris y saboreando cada gota de placer que emanaba de esa cuevita inexplorada. Me incorporé y puse mi miembro sobre su vulva para aumentar su excitación y para que se fuese haciendo a la idea. Mientras mi polla estaba sobre su chochito y pubis me comía la boca y el cuello de forma alterna, al mismo tiempo que le cogía sus tetas.

Me puse el preservativo, lo humedecí con saliva y apoyé mi glande sobre la entrada de su coño. Dejé que mirase para que conservase aquella magnífica estampa. Ella miraba con los ojos entrecerrados, mordiéndose los labios mientras que se apoyaba bien en el lavabo con las dos manos. Yo, cogiéndola por la parte baja de la espalda y por el cuello, me dispuse a desvirgarla de la forma más romántica posible y, tras apretar un poco, escuchar un alarido de ella y notar cómo se estremecía por completo, fui consciente de estar desvirgando a una jovencita en el WC de aquel pub.

-Uff, cuidado, despacio…-imploraba la chica mientras sentía cómo la penetraba con cuidado-.

-Vas a ver cómo te va a gustar…

-Mmm, me gusta, pero despacito…mmm, sigue, sigue, aaahh, sí…

De esta forma, abrazado a ella sobre el lavabo seguí penetrándola cada vez más profundamente, como cada vez más profundos eran sus suspiros y gemidos. Saqué mi polla de ese recién estrenado coño y, ahora sí, pude masturbarlo a placer para conseguir que se corriese mientras se retorcía de placer.

Aunque casi no tenía fuerzas, la puse en pie, apoyada contra el lavabo, y empecé a follármela por el coño desde atrás mientras le sobaba las tetas y le mordía el cuello. Ya no parecía importarle la profundidad de la penetración ni la fuerza de las embestidas, solo quería más y más hasta que le flaquearon las fuerzas en las piernas con un nuevo orgasmo que la dejó sin poder levantarse del suelo.

Arrodillada, me quitó el preservativo algo ensangrentado y volvió a practicarme otra mamada de campeonato al mismo tiempo que me masturbaba.

-Oooh, me corrooo –exclamé, vencido por el placer-.

Sacó mi polla de su boca y, sin dejar de pajearme, apuntó en dirección al váter. Observaba con cara de guarra cada gota de leche que proyecté contra el váter entre espasmos que me sacudían de pies a cabeza. Una vez hube terminado, me limpió la polla con su deliciosa boquita. Le ayudé a levantarse del suelo y salimos del WC entre las miradas de todo el mundo. Sus amigas aplaudían, mientras que los míos tenían los ojos como platos.

Luego, paseando por la calle, me comentó que era su cumpleaños y que sus amigas habían apostado que no sería capaz de perder la virginidad el día de su mayoría de edad. Me comentó que mi comportamiento era el de un tío diferente a los demás, y que quería que su primera vez fuese con alguien así. Y yo encantado de poder ir desvirgando jovencitas por ser tan especial.

La entrada Desvirgando jovencitas en un pub aparece primero en Relatos eróticos SexoEscrito.com.

FULMINANTEMENTE

Los humanos no tenemos limites para nuestros deseos nunca los hemos tenido, lo único que nos detiene a veces, es nuestra conciencia y las posibles consecuencias que nuestros actos en busca de cumplir nuestros deseos nos pudiera acarrear, pero cuando estamos libres de toda consecuencia la historia ha demostrado que los humanos no tenemos limites a los actos que podemos cometer......

FULMINANTEMENTE
Los humanos no tenemos limites para nuestros deseos nunca los hemos tenido, lo único que nos detiene a veces, es nuestra conciencia y las posibles consecuencias que nuestros actos en busca de cumplir nuestros deseos nos pudiera acarrear, pero cuando estamos libres de toda consecuencia la historia ha demostrado que los humanos no tenemos limites a los actos que podemos cometer. Elias nos narra como el goza del dolor que provoca a sus esclavos que están a punto de ser liberados.


[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [TORTURA] [SADO]



Categoria: Gay      Autor: DarkSoul




Los humanos no tenemos limites para nuestros deseos nunca los hemos tenido, lo único que nos detiene a veces, es nuestra conciencia y las posibles consecuencias que nuestros actos en busca de cumplir nuestros deseos nos pudiera acarrear, pero cuando estamos libres de toda consecuencia la historia ha demostrado que los humanos no tenemos limites a los actos que podemos cometer por más crueles, repugnantes, atroces o despiadados que pudieran ser y más cuando dichos actos llenar al que los comete de un placer que muy pocos además de el entienden, dicho esto entenderán porque digo esto a continuación.

Soy Elías un joven hombre muy rico 35 años, quede huérfano de muy joven a los 11 años, logre gracias a l poder del dinero que herede que la corte, no me asignara un tutor, de hecho me declaro emancipado, claro que me costó mucho dinero lograr eso creo que valió la pene en el siglo XXV, las cárceles eran cosa del pasado apenas funcionaban tres en todo el país, los condenados por algún delito que ameritara una pena de cárcel de más de 5 años eran subastados como al mejor postor para pasar a ser en la práctica los esclavos del comprador.

Claro que ese no era su nombre oficial sino que eran llamados acompañantes en proceso de readaptación, o como eran comúnmente conocidos “APR”, aunque pese a los nombres y todo en la práctica los prisioneros eran esclavos, los compradores podían hacer prácticamente lo que querían con sus cuerpos por el tiempo que durara su condena de todo no había casi límite para lo que podían hacerles, solo no podían matarlos, dejarlos sin comer y venderlos a un tercero, fuera de esos tres puntos los dueños de un “APR” podían hacerles o hacerles hacer lo que se les antojara.

Dicho eso tuve a mi primer “APR” a los 14 años un lindo adolescente que fue condenado por violación hasta los 20 años el tenia 14, casi 15 años en ese momento, por lo que debería pasar más de cinco años en prisión por lo que salió a la venta no me costó muy caro pues su condena era la mínima además lo use a modo de prueba, el joven era un rebelde pero Elías logro someterlo en muy poco tiempo, un día antes  de su liberación Elías lo castro desde ese momento supo que privar a los hombres de su virilidad le daba mucho placer.

Por supuesto deje de ser virgen con mi primer “APR”, al cual no me cansaba de violar en todas las formas posibles que es posible violar y humillar a un joven adolescente, aprendí en verdad mucho con mi primer esclavo, y pronto tenía otro, esta vez fue un joven de 23 años condenado a 10 años de prisión, siguieron otros hasta llegar al límite de 5 que marcaba la ley que podía tener, esta noche es especial despido a otro de mis “APR”, el cual ha cumplido con su condena, y mañana será liberado, si será libre pero será un eunuco.

Baje hasta el sótano de mi mansión en donde mi esclavo un joven hombre de 29 años ya estaba a mi espera debidamente sujetado a una larga viga de madera de por lo menos 3,5 metros de alto, mi esclavo ya estaba amarrado con sus manos extendidas por arriba de su cabeza, amarrado con una resistente cuerda de color rojo por las muñecas, sus piernas estaban ligeramente separadas para completar aquel excitante cuadro un largo dildo de al menos 28 cm de largo y 5 cm de diámetro había sido introducido por su ano, prácticamente el esclavo estaba sentado sobre de él.

Hacia 24 horas que el esclavo estaba en aquella posición por lo que cuando me vio bajar por las escaleras de inmediato comenzó a pedir clemencia, para que lo libera de aquel suplicio de sentir su ano dilatado por completo desde hacía varias horas, el cual seguramente estaba contrayéndose con fuerza buscando cerrarse desde hacía varias horas sin poder lograrlo lo que debía estar causándole al pobre esclavo un dolor en verdad insoportable para ese momento, solo reí al escuchar sus patéticas suplicas que no tenían ningún efecto en mi en ese momento estaba ahí, para causarle aun más dolor que todo el sufrido en todos los años que había estado bajo mi cuidado.


*********************

Estaba  desnudo como el esclavo lo estaba, tome un pequeño aparato para dar descargas eléctricas el cual conecte a un enchufe en la pared, luego me acerque al esclavo, el cual me observo visiblemente nervioso, al llegar a donde estaba acaricie su pecho y vientre todos sudados, para dirigir mi mano a su pene no circuncidado su prepucio era largo por lo que cubría por completo el glande de su pene que estaba en ese momento sin erección, descansando sobre sus dos regordetes testículos.

Comencé a masturbarlo, las suplica de esclavo pronto se acallaron para pasar a ser gemidos de placer, me era tan placentero hacer sufrir de placer a un hombre podía estar haciéndolo por horas además me encantaba el exquisito y morboso placer de hacerle sexo oral a un indefenso macho que no podía hacer nada para evitar que hiciera lo que quisiera con sus genitales, a medida que mi mano jugaban con su pene este creció y creció hasta obtenerte una fuerte erección, su prepucio se corrió hacia atrás mostrando sus apetitoso glande, sentí un incontenible deseo de meterme su endureció pene a mi boca.

Sin embargo aun debía hacerlo sufrir un poco llevarlo, al punto en donde el placer fuese una verdadera tortura, recorrí sus testículos, su tronco hasta tocar la punta de su pene con mis dedos; le daba de tanto en tanto en tanto una fuerte palmada a su pene que de forma natural apuntaba al techo lo que lo hacía saltar solo por fuerte erección que ya tenía en ese momento, acerqué mi rostro y sentí el calor que emanaba de su pene, pase mi lengua por todo el rededor de sus genitales teniendo cuidado de no tocar ni su escroto o pene, para de nuevo comenzar a masturbarlo, fuerte casi como si quisiera arrancarle su pene y en verdad eso quería en ese momento, de nuevo las ganas de meterme ese pene en mi boca volvieron.

Cuando lo hice el olor de sus genitales me excitaban, mucho como también el sabor y la textura de la piel de su pene en mi boca creo se lo chupe unos 15 largos minutos la erección del esclavo era venosa su pene parecía que iba a explotar de lo duro e hinchado que lo tenía la piel de su pene era morena con su glande color morado al igual que su escroto era moreno con algo de vello sobre su pene pero totalmente lampiño en sus huevos con mis caricias bucales y manuales en su dura erección lo hicieron venirse, pues no había podido vaciar sus huevos en varios días, su semen broto con fuerza, chorro tras chorro broto llenándome la mano de abundante semen, ver aquella tremenda eyaculación mientras el esclavo gemía de placer también me dejo muy excitado con una tremenda erección.  

Me lleve los dedos empapados con su semen a la boca para probar su saladito sabor lo que me hizo excitar más aún porque debo confesar que me gusto el sabor del semen pero no había acabado aun debía hacerlo venirse de nuevo pero en mi boca debía probar mejor el sabor de su semen directo en mi boca después de todo era la última de su leche que alguien podría disfrutar por el resto de su vida, por lo que introduje su aun erecto pene en mi boca, el pobre esclavo no pudo aguantar por mucho rato las brutales caricias de mi boca. 

De pronto sentí el impacto de su semen caliente en mi garganta su espeso líquido me lo tome saboreando cada uno de sus dos disparos que no fueron muy abundantes dado que apenas unos minutos atrás se había corrido, pero no me saque su pene de mi boca durante un buen succionándolo hasta casi arrancarle la piel con mi succión, cuando aparte mi boca de su pene su glande estaba rojo bastante irritado, apenar me aparte de él su pene comenzó a perder fuerza, desinflándose con rapidez, su cuerpo se relajo para de nuevo quedar asentado sobre el rígido dildo bien adentro de sus intestinos pero que en ese momento era lo que menos importaba al esclavo.


************************

No perdí tiempo tome de nuevo el dispositivo que deje de lado por un momento este tenía un mango grueso con varios botones en el seguido de un tubo como de unos 30 cm de largo por 4 milímetros de diámetro, tomo el pene desinflado del esclavo y lo fui metiendo por su uretra mientras el hombre se retorcía y retorcía de dolor, cuando meto todo aquel cilindro en el pene del esclavo, active uno de los botones del mango para aplicar una fuerte descarga eléctrica directamente en el pene del hombre.

Su cuerpo se tenso por completo, sus mandíbula se apretó tan fuerte que creí que en cualquier momento iba a romperse alguno de sus dientes frontales de lo fuerte que apretó la mandíbula, la primera descarga duro alrededor de un minuto, cuando desactive el aparato el cuerpo del esclavo cayó casi como un bulto sin fuerza, casi de inmediato aplique otra fuerte descarga que hizo que su cuerpo de nueva cuenta se tensara, repetí esto como siete u ocho veces hasta que saque el tubito de su pene cuando lo hice sangre y humo salieron de su pene semi erecto que pronto quedo totalmente desinflado de nuevo.

Con el aparato accionado le empecé a darle descargas eléctricas por su abdomen y bajo vientre, cosa que hico que el poco vello que había sobre su pene comenzara a chamuscarse y caerse, aquello fue una depilación genital involuntaria de mi parte pero el aroma de su vello quemado me fascino por lo que continué haciéndolo hasta que toda su zona púbica quedo libre de cualquier vello, en ese momento de nuevo introduje el tubo del aparato por su uretra que me fue más fácil que la vez anterior dada la sangre que sirvió a modo de lubricante.

Antes de meter el tubito, coloque un anillo en la base de su pene que conecte a tierra polo negativo en el dispositivo por un largo cable, eso serviría para que la única parte en la que sentiría el esclavo la descarga seria en su pene no en todo su cuerpo, como la vez anterior, active el dispositivo y el esclavo de inmediato comenzó a gritar de dolor, esta vez la descarga no se detuvo luego de un minuto sino que duro seis largos minutos, cuando apague el aparato un humo se elevo del pene del esclavo.

Aumente la intensidad de la descarga al 80 % para volver a aplicar una nueva descarga sobre su pene, aquello duro diez agónicos minutos, cuando la descarga ceso ya no solo humo se elevo del pene en erección del esclavo sino que sangre chorreaba de la punta de su pene, el cual se estaba cocinando y quemando por dentro con cada nueva descarga, coloque los controles a 150 % y active el aparato de nuevo, el alarido que dio el esclavo fue desgarrador cando 150,000 voltios fueron aplicados en el interior de su pene.

La tercera descarga duro 15 minutos, para cuando apague el aparato ya partes del pene del esclavo ya estaban negros carbonizados visiblemente a simple vista, sin perder tiempo aplique un cuarta descarga esta vez por 20 eternos minutos para esclavo, casi cuando estaba por apagar el aparato su pene estaño en llamas ante los gritos desgarradores del esclavo que eran como gemidos de placer para mi, sus gritos me llenaban, me excitan a un nivel casi al borde del orgasmo.

Mi propio pene estaba chorreando abundante líquido pre-seminal mientras observa arder el pene del esclavo, cuando apague de nuevo el aparato, el pene estaba ya totalmente carbonizado, muerto para siempre, cuando intente sacar el tubo del pene este se desprendió de la entrepierna de su dueño, apenas hubo algo de sangre, el esclavo no grito estaba casi desmayado sin fuerza, retire con una mano el pene de un color negro carbón del tubo para caminar con el uno pasos para arrojarlo en un bote a unos metros de donde estaba, cuando regrese ya traía una tijera, con la que di tijeretazo rápido en la parte baja del escroto del esclavo entre sus huevos para abrir una herida de 4 cm de largo.

Sin perder tiempo por la sangrante herida metí el tubito del aparato sin tocar nada la intensidad de la descarga para aplicar una nueva descargar esta vez dentro de su escroto, comencé a mover mi mano casi tratando de licuar sus testículos con el tubito dentro de su escroto el cuerpo del esclavo se retorcía y parecía que estaba haciendo alguna clase de baile satánico por lo grotesco de sus movimientos todo su cuerpo estaba tensando la descarga se prolongo unos 20 minutos hasta que su escroto como su pene estallo en llamas, ante los gritos desgarradores del esclavo.

En ese momento no me pude contener por más tiempo al escuchar sus alaridos de dolor, mi pene comenzó a arrojar chorros tras chorro de mi semen que impactaron la pierna del esclavo que no dejaba de sacudirse, mis gemidos y gruñidos de placer se entremezclaron con los alaridos quejidos de dolor del esclavo, justo cuando lo último de mi espeso semen brotaba de mi muy dura erección el escroto del esclavo se desprendió de su entrepierna, llevándose con el uno de sus testículos, el otro quedo suspendido de su entrepierna, envuelto en llamas aquello en verdad era una delicia para mis ojos.

Con la tijera corte el testículo que quedo en su entrepierna, deje el dispositivo a un lado y fue a una mesa para tomar un soplete a gas, lo encendí regrese a donde estaba el esclavo par cauterizar sus horribles heridas que sangraban aunque poco en su entrepierna con la potente llama del soplete a 750º centígrados, que hicieron carbonizar los tejidos de su entrepierna que aun no lo estaban casi de forma inmediata, el esclavo lanzo un grito que helaría la sangre de cualquiera, al sentir la llama sobre la zona en donde estuvieron sus genitales alguna vez y se desmayo.

-¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAGGGGGGGGGGRRRRRRR!


************************

A la mañana siguiente los hombres del departamento de justicia vinieron y se llevaron al que había sido mi esclavo por varios años, ellos estaban conmocionado por lo hecho al pobre hombre pero no dijeron era perfectamente legal y no podían hacerme nada el esclavo recupero su libertad pero empezó su calvario como eunuco por el resto de su vida, aun recuerdo como mi ex esclavo me miro con unos ojos inyectado de rabia y odio mientras era ayudado a salir de mi mansión por apenas y podía caminar.


Esa misma tarde estaba sentado frente a mi pantalla viendo la subasta de esclavo diaria para ver a cúal de ellos compraría para que fuera mi nuevo esclavo y recibiera mi tratamiento especial antes de ser liberado que le haría perder sus amados genitales para siempre de manera Fulminante.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com



image host

Imagen que Inspiro esta historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

Oscura fantasía erótica. Primera Parte.

Es una cosa curiosa, tratar de mantener la atención de alguien que no conoces, de quien solo puedes ver sombras reflejadas en una pared… así o más platónico el asunto.

¿Acaso escribir una fantasía erótica para él? Nah. Demasiado simple, demasiado común. Además de que dudo mucho que haya algo que no haya leído, o visto, o vivido…

Y sin embargo, allí estaba yo. Sentada frente a una pantalla pensando en qué podría decirle a este hombre sin rostro, solo una fantasía erótica. Carajo, ¿qué puedes escribir cuando sabes perfectamente que te da la vuelta? Todos los trucos. Ya para este punto sabía perfectamente que no iban a funcionar. Eso solo lo hacía más interesante.

Solo pedazos de información que se borran cuando la pantalla se cierra, es todo lo que tengo. Este no era el plan original, ahora que recuerdo. Las cosas no iban a suceder así, no en mi cabeza. Curiosamente, el sexo es lo que menos me interesaba cuando envié ese mensaje preguntando si había algún problema con mi artículo… lo cual por supuesto no tiene ninguna lógica, teniendo en cuenta los temas tratados en el sitio. Pero mi angustia era sincera, nacida de una profunda ansiedad, problemas de autoestima, síndrome del impostor y muchos otros temas divertidos que mantienen a mi terapeuta en un constante estado de no-sé-sí-reír-o-llorar.

He de confesar que soy ñoña. Disfruto mucho siendo la chica que se sienta en la primera fila, justo frente al profesor o profesora, que participa en clase y entrega sus tareas bien hechas. Así que recibir una crítica positiva como la que recibí de parte de esta “figura de autoridad” era el equivalente a un orgasmo académico. Y de pronto coincidir… aunque suene a canción de trova… odio la trova. Esa ventana que se abrió de pronto me hizo brincar de felicidad. Allí estaba, y me estaba hablando a mí.

Estoy convencida de que la culpa de mi atracción hacia las figuras de autoridad la tiene mi profesor de Historia de la secundaria. Pobre hombre. De ser una tierna situación incómoda de la alumna evidentemente enamorada del profesor, pasó a convertirse en no poder cerrar la puerta de su oficina cuando estaba conmigo porque sabía que si me daba una sola oportunidad, me lo iba a comer vivo… y le iba a gustar. Sigo prefiriendo esa teoría al complejo de Electra.

Volviendo al asunto, conforme la plática avanzaba, más divertido era. Como un juego de ajedrez. Sería bueno recordarme a mí misma que apesto en el ajedrez. Pero mi instinto es bueno. Nunca me ha fallado. Que yo no le haga caso es otra cosa. Lo que no sé todavía es en qué momento perdí el control, o sí es que alguna vez lo tuve. De pronto hoy, tuve la sensación de que no iba a tener el control en mucho tiempo.

Esto no iba a suceder así. Iba a obtener mis estadísticas, me iba a divertir un rato con algún usuario agradable y mi vida iba a seguir tan tranquila como siempre. Entonces ¿por qué el corazón se me acelera de pensar en esta oscuridad que se cierne sobre mí? Casi no puedo respirar mientras una orgía de escenas pasa por mi cabeza, fantasías llenas de lujuria, de instinto, violencia, dolor y placer. Una tras otra entre sombras, como demonios susurrando historias de antiguas fiestas paganas y perversiones prohibidas.

Un secreto, aquello que me negué por años, regresa a mi cabeza. “Lo disfrutaste. Hace casi 20 años ya de eso pero no lo has olvidado”, susurran los demonios a mi oído. “Lo disfrutaste. No estabas enojada porque te violara. Estabas enojada porque te emborrachó para hacerlo. Era tu fantasía prohibida y la arruinó para ti… Y la quieres otra vez. Y no va a ser fácil. La sensación de no ser más que un juguete para el disfrute de alguien más no es algo fácil de lograr.”

El asunto va más allá de toda lógica. No voy a fingir que esta es la única conversación de este tipo que sostengo. Pero las reglas con él son diferentes. Siempre procuro mantener el control, con él tengo la impresión de que yo no tengo el control de absolutamente nada y la sensación es fascinante. Conscientemente sé que puedo simplemente cerrar mi cuenta, y sin embargo aquí estoy como perro junto a los pies de su amo esperando a que le den un hueso.

Quiero saber cómo sería, pero más quiero saber qué pasa por su cabeza, quiero vivirlo otra vez pero desde los dos puntos de vista. Quiero saber qué se siente al poder someter a alguien así, violentarla de tal forma que empiece a sentir placer dentro de este acto de profanación. Víctima y victimario a la vez. La “fantasía erótica prohibida“. Quiero dejar a mi mente disfrutar las historias mientras mi cuerpo se convierte en un objeto, perder el control por completo.

Tampoco es como si no hubiera suficiente material al respecto. Incluso he pensado qué pasaría si me encontrara de nuevo en una situación así y mi respuesta es siempre la misma: sin importar el victimario, sería una pésima víctima. En vez de pelear o quedarme tirada como pez muerto, diría alguna tontería como “a ver cuánto me duras”. Y las pocas veces que alguno se ha atrevido a medio insinuarlo, siempre pasa lo mismo. Ninguno me puede sostener la mirada. Podría jurar que he visto miedo en los ojos de más de un acosador.

Pero como no todo se puede en esta vida, el destino quiso que hubiera un océano de distancia separándome de aquel que me susurra ideas de oscuridad, haciendo que mi sangre corra desesperada por la anticipación de recibir el castigo insinuado.

Y el asunto es más complicado que solo ver un vídeo porno o leer algún relato erótico genérico que un desvelado Editor arregló para convertir en algo decente de leer.

Yo quiero más, mucho más que eso…

La prudencia me dice que este relato erótico no pasará el filtro de censura, pero las ganas me dicen que la continuación va a ser fascinante.

La entrada Oscura fantasía erótica. Primera Parte. aparece primero en SexoEscrito.com.

DIRECCIÓN ESCOLAR

Mauro con 17 años asistía a un internado exclusivo para varones de lo más selecto, muchos de los más grandes empresarios, políticos y personalidades del país y del mundo asistieron en algún momento de sus vidas a este internado, graduarse de esa escuela prácticamente aseguraba un brillante futuro así como una estabilidad económica bastante acomodada por el resto de su vida, sin embargo el ser expulsado de esta escuela era lo peor que le podía pasar a uno de sus estudiantes......

DIRECCIÓN ESCOLAR
Mauro con 17 años asistía a un internado exclusivo para varones de lo más selecto, muchos de los más grandes empresarios, políticos y personalidades del país y del mundo asistieron en algún momento de sus vidas a este internado, graduarse de esa escuela prácticamente aseguraba un brillante futuro así como una estabilidad económica bastante acomodada por el resto de su vida, sin embargo el ser expulsado de esta escuela era lo peor que le podía pasar a uno de sus estudiantes. Mauro deberá pagar con sus huevos el poder graduarse de la escuela luego de embarazar a la nieta del portero.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [ESCOLAR]



Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul




Mauro con 17 años  asistía a un internado exclusivo para varones de lo más selecto, muchos de los más grandes empresarios, políticos y personalidades del país y del mundo asistieron en algún momento de sus vidas a este internado, graduarse de esa escuela prácticamente aseguraba un brillante futuro así como una estabilidad económica bastante acomodada por el resto de su vida, sin embargo el ser expulsado de esta escuela era lo peor que le podía pasar a uno de sus estudiantes, pues la ruina y el desprestigio se cernirían sobre su persona por el resto de su vida tendría suerte de encontrar un trabajo mal pagado como oficinista si bien le iba.

Mauro fue enviado a ese internado exclusivo a los 14 años luego que su padre le descubrió robando dinero de su cartera, pero en todo esos años Mauro que solo iba a casa en vacaciones, para tener uno que otro romance de verano pero sin llegar a nada serio y menos sexual aunque si llego a las caricias subidas de tono e incluso a la masturbación mutua pero nada más, el resto del tiempo se la pasaba masturbándose en secreto en su dormitorio cuando podía pues la masturbación como otros actos estaban estrictamente prohibidos.

La plantilla de maestros del internado era exclusivamente de mujeres casi todas ellas mujeres en la edad madura de 40 a 60 años, apenas unos tres profesores eran hombre, la masturbación o cualquier acto sexual entre alumnos se del índole que fuese se castigaba severamente incluso con la expulsión, los padres firmaban un consentimiento a la hora de inscribir a sus hijos a la escuela para que la dirección pudiera someter a su hijos a cualquier castigo aun físico de ser necesario para disciplinarlo no había limites para lo que la dirección podía hacer a los infractores de las reglas.

Las reglas eran rígidas y no se podían romper bajo ningún motivo, de hecho en todo el complejo del internado que era de varias hectáreas estaban asignadas 40 prefectos para mantener el orden, la disciplina y aplicar los castigos que se ameritaran según su criterio solo las faltas más severas llegaba a ser evaluadas por la directora una mujer de unos 50 años de buen cuerpo para su edad pero con una mirada fría y calculadora que de solo verla los alumnos sentían un escalofrío recorrer sus espaldas pues en verdad se había forjado una reputación de miedo.

Entre los largos pasillos del internado, los salones y el gran comedor, se rumoraba que la directora había castrado a más de un centenar de alumnos incluso llegando al extremo de cortarles su pene, haciéndolos luego caminar de regreso a su habitación desnudo para que todo vieran que ya no era más un hombre, aquello por supuesto era un rumor nadie tenía pruebas o lo había visto pero había alumnos que juraban por todos los santos que era verdad, Mauro por supuesto no creía nada de esos rumores aunque tenía mucho cuidado al masturbarse pues no quería ser descubierto y tener que afrontar las consecuencias.


*************************

Mauro se sentía cada vez mas atrapado ardía en deseos de tener sexo un deseo que con cada día que pasaba crecía más y más, le era más difícil cada día ocultar sus frecuentes duras erecciones debajo de su pantalón, no solo de sus compañeros sino de los profesores sobre todo en la clase de educación física pues tenía que usar un short que por supuesto no ayudaba mucho para ocultar su erección que para ese momento ya llegaba a alcanzar unos nada despreciables 19 cm, con un pene sin circuncidar, le era difícil correr con una erección mientras sentía su prepucio moverse sobre su inflamado glande.

Cierta tarde sábado se Mauro se sentía particularmente excitado deseaba con locura masturbarse hacia tres días en que no había vaciado sus testículos y en su habitación su compañero de cuarto estaba estudiando para un examen el próximo lunes, por eso que esa mañana Mauro estaba buscando un lugar en donde poder masturbarse a gusto, caminaba sintiendo como su glande le daba un placentero masaje a su glande, su pene estaba duro mientras avanzaba, esa tarde estaba recorriendo un apartado rincón del internado cuando de pronto entre los árboles una bella figura femenina apareció.

Ante el estaba una bella chica de 16 años a lo sumo, los ojos se le abrieron grandes a Mauro al verla, en ese momento con nerviosismo se acerco a la chica que al verlo se asusto, trato de huir pero Mauro le dijo “¡espera por favor, espera!”, la chica se detuvo con algo de temor, Mauro se acerco a ella y le pregunto con voz suave ¿cuál es tu nombre?, la chica miro al atractivo Mauro por unos segundos, antes de responder “¡me llama Lucero!”, y ¿tu cómo te llamas?, con una picara sonrisa le respondió “¡me llamo Mauro, mucho gusto!”

Fue así que una linda amistad nació, Mauro se entero que Lucero era la nieta del portero un hombre ya mayor, cuya casa estaba por la zona en donde la encontró, una zona por la que no muchas estudiantes iban, por sé la más alejada del complejo, Mauro se entero que como los padres de Lucero  habían muerto en un accidente, ella quedo al cuidado de su abuelo, por lo que ahora ella vivía con él en su casa, asistía a una escuela fuera del internado y que se sentía muy sola ahí.

Mauro creyó que podía estar de suerte, poco a poco empleo en ella todas su artes para conquistarla cosa que al cabo de tres semanas rindieron sus frutos cuando ella acepto ser su novia, los besos tiernos que se daban al principio se tornaron muy rápido en apasionados y atrevidos, por supuesto Mauro no tardo en comenzar a acariciar la hermosa figura de Lucero, al principio ella se resistía pero Mauro con paciencia y astucia logro que ella se dejara hasta que cuatro meses después de iniciar su noviazgo en noviembre ya ambos se masturbaba mutuamente pero sin quitarse la ropa.

Algunas semanas más tarde, Mauro fingió estar triste pues tendría que irse a  pasar las navidades a casa por lo que tendría que dejar a Lucero por 20 días, el dijo que desearía hacerla suya para tener algo que recordar en todos esos días, eran los años en los que los celulares e internet aun no existían por lo que los dos no tendrían comunicación en casi un mes, dos días antes de que Mauro partiera a su casa, sucedió un hecho que cambiaria el destino de ambos adolescentes, el abuelo de Lucero tuvo que del internado a un encargo de la directora por lo que estaría ausente casi todo el día, además era sábado.

Lucero espero a Mauro debajo del árbol de costumbre lo beso apasionadamente como nunca antes lo había hecho para luego tomarlo de la mano y conducirlo a su casa una pequeña casa de dos plantas junto al muro que delimitaba al internado oculto por los grandes árboles centenarios, casi parecía una casa salida de un cuento de hadas, Lucero condujo a Mauro por las crujientes escaleras de madera hasta su habitación en donde de nuevo lo beso con renovada pasión para luego cerrar la puerta, dejando a Mauro sentado sobre su cama.

Luego Lucero regreso a donde estaba Mauro para besarlo en ese momento las manos de Mauro se movieron lentamente para desabrochar botón por botón de la blusita que traía Lucero en ese momento hasta que se la quito por fin ante los ojos del ansioso adolescente quedaron los dos hermosos pechos copa “B”, coronados por dos lindos pezones rosados, Mauro que no daba crédito a lo que estaba pasando sin un pelo de tonto aprovecho para jugar con ese lindo par de senos que Lucero en ese momento ponía a su alcance, ella separo sus labios de los de Mauro cuando este comenzó a jugar con sus dedos con sus duros pezones, para lanzar un hondo y largo gemido.

-“AAAAAAAAAAAAHHHHHHHH”.
           
Ese pequeño lapso en que Lucero se separo sus labios de los de Mauro lo aprovecho para llevarse unos de esos hermosos pezones a su boca, la sensación al comenzar a mamarlos mientras acariciaba su vagina por encima de la ropa interior de Lucero fue realmente excitante para Mauro por mucho era lo más lejos que no solo había llegado con Lucero sino con alguna chica en su vida, Mauro estuve así un buen rato hasta que de nuevo beso a Lucero en sus labios mientras tanto aprovecho para quitarla la falda que llevaba ese día para luego de forma muy despacio bajarle su ropa interior de color blanca hasta la rodillas.        

Mauro estaba muy excitado podía sentir su pene palpita por debajo de su slip (trusa) pero comprendió que no era el momento aun de penetrarla, aunque en lo deseaba con verdadera pasión en ese momento, logro controlarse aquellos apenas comenzaba y quería disfrutar más de la pureza virginal del cuerpo de Lucero, Mauro entonces bajo por su cuello pasando por el canalito entre sus pechos, luego descendió hasta su ombligo para luego llagar a su vagina que estaba de un rosa muy vivo que le gusto apenas unos pocos vellos rodeaban sus lindos labios vaginales de un intenso color negro.      

Mauro disfruto del dulce sabor de novia el cual en verdad le pareció que era delicioso, aunque era los primeros flujos vaginales que probaba en su vida no era el mejor oral que se le podía dar a Lucero pero dado que era virgen lo que Mauro le hacía con su lengua sobre su labios vaginales le parecía mágico y excitante al extremo, sus pezones como su clítoris se endurecieron quedando tan duros que parecía que en cualquier momento iban a estallar, Mauro acerco su pene a la boca de Lucero para que hicieran un 69 algo que había visto en una revista porno que un amigo le mostro pero Lucero se resistió de alguna manera le causo cierta repulsión el pene sin circuncidar, y Mauro no quiso que se sintiera obligada y se negara a seguir con aquello.

Por lo que Mauro siguió saboreándola mientras ella acariciaba el plano pechos del joven adolescente el cual sentía subir su excitación cada momento que pasaba más y más; Mauro se fue el cual aun seguía medio vestido con solo su pene por fuera de su bragueta se fue desvistiendo poco a poco hasta quedar solo en slip, con su pene por fuera, dejo que fuera Lucero quien le quitara su ropa interior en el momento que ella quisiera para que no se sintiera forzada a nada después de todo pensó Mauro aquello era la primera vez para ambos y quería disfrutar su primera vez al máximo.       

Lucero se negó a su petición de hacerle una mamada pero lo compenso con creces con una pequeña rusa muy a como Dios le dio a entender con sus hermosos pechos que no eran nada pequeños pero tampoco muy grandes, al ver la falta de experiencia Mauro dejo de lado esa rusa que si bien le dio placer no lo satisfacía del todo, mejor se concentro por meter sus dedos dentro de su sexo para preparar a Lucero para lo siguiente sin dar aviso alguno Mauro coloco la punta de su pene hacia su palpitante vagina mientras que entre gemidos le susurra al oído a Lucero que la amaba.           

Mauro comenzó a penetrar a Lucero con calma despacio a medida que entraba ella se retorcía y daba quejidos más que gemidos pero en ningún momento hizo por detener la embestida de Mauro que siguió la introducción de su dura erección de manera firme pero sin descanso; Mauro estaba algo sorprendido pues esperaba según lo escuchado por algunos de sus compañeros que habían tenido sexo antes que él que penetrar a una mujer virgen era algo difícil y hasta doloroso pero su erección entro sin problemas para ser su primera vez "¿acaso no era virgen?" se pregunto Mauro por unos segundos, pero solo que al estar muy mojada Lucero no sintió tanto dolor, cuando su pene desgarro su himen, Mauro quedo contento cuando noto la sangre que manchaba su pene, señal de que Lucero si era virgen que él había sido el primero.
           
El duro pene de Mauro estaba por completo dentro de ella cuando se detuvo de golpe cuando recordó que no estaba usando condón pero ya no quería sacar su pene de aquella calientita y húmeda funda que se ajusta a  la perfección a su erección, comenzó con un suave mete, saca sus embestidas hacían que los pechos de la excitada Lucero bailaran al ritmo de sus movimientos, Lucero estaba acostada boca arriba con Mauro al borde de la cama penetrándola a su voluntad, con ambos gimiendo gozando de su primera relación sexual en forma de su vida.      

Pronto las embestidas suaves solo fueron un recuerdo pues las embestidas se hicieron al poco rato fuertes a pedido de la misma Lucero, luego de un rato Lucero ya muy excitada se saco mi pene de su vagina se me levanto e hizo que me sentara al borde de la cama para ella quedar frente a mí, se inclino levemente deforma que se sentó sobre mi erección levante sus piernas y proseguí con lo que segundos atrás le estaba haciendo.       

Mauro de nuevo le besaba su cuello y espalda mientras Lucero solo gemía llena de placer, la cual seguía desbordándose, mojándose y excitándose hasta llegar a un punto en que lo que antes se negó a hacer en ese momento lo deseaba Lucero se desmonto del pene de Mauro para arrodillarse frente a él tomar su pene empapado de sus propios jugos y metérselo en la boca para comenzar a mamarlo Mauro quedo realmente excitado y sorprendido con su pene más duro que nunca mientras su pene estaba siendo mamado por su novia, por primera vez en su vida.     

Mauro pensó por un segundo en venirme en su deliciosa boquita pero al ser su primera vez se dijo que lo correcto era llenar su recién estrenada vagina con su espesa leche, por lo que luego de algunos minutos de un rica mamada la puso en cuatro patas para darle de lleno con el resto de su energía que le quedaba en ese momento, Mauro de nuevo la penetro por su vagina pues su sexo aun estaba muy mojado de su fluido que lo ayudaron a penetrarla, para comenzar a penetrarla de forma fuerte agarrándose sus caderas los quejidos de Lucero solo hicieron excitar más a Mauro que parecía que estaba por cumplir mi sueño de venirme adentro del sexo de una mujer.

Para Mauro que gruñía y resoplaba fue realmente hermoso como placentero con Lucero en posición de perrito con el por detrás arrodillado penetrándola fue realmente algo muy rico en toda la extensión de la palabra, chorro tras chorro de su semen que salió con fuerza de su erección fue llegando la vagina de Lucero mientras ella quedo presa de un poderoso orgasmo que invadió todo se ser al sentirse llenada por el semen de su novio, agitada y sin aliento Lucero se desplomo sobre la cama cuando saque mi pene de su vagina, la cual casi de inmediato comenzó a chorrear de fluidos vaginales mezclado del semen de Mauro, el cual cayo a los poco segundos sobre ella.    

Mauro con su pene entre sus nalgas cansado y agitado le dijo que se dieran una ducha la cual fue de lo mas erótica ambos adolescente desnudos juntos bajo la regadera acariciándose y besándose era realmente romántico y erótico Mauro se coloco su slip cuando Lucero se quedo dormida totalmente cansada pero con una mueca en su angelical rostro que presentaba aun dormida, Mauro la tapo le escribió una nota de agradecimiento por todo, se termino de vestir le dio un tierno beso en la frente a Lucero y se marcho.           

Al día siguiente Mauro y Lucero se encontraron de nuevo en la péquela arbola se besaron y tuvieron sexo debajo de un gran árbol, aunque más bien fue un rápidin, al día siguiente Mauro partió a casa  todas las vacaciones de estuvo masturbando cada que podía recordando cómo es que logro desvirgar a su hermosa novia, las vacaciones solo sirvieron para que la pasión y lujuria de Mauro crecieran más y más, ya no veía la hora en regresar a la escuela para estar entre las piernas de Lucero, en verdad quería penetrarla, amarla besarla y desvirgarla por su ano, así como venirse en su boca por primera vez, quería saber si se sentía tan rico como le habían contado sus compañeros que era, las vacaciones se le hicieron eternas pero por fin tuvo que regresar al internado sin sospechar que al regresar a ahí no era placer lo que le esperaba sino dolor y mucho.


*********************

Mauro regreso a la escuela un domingo, apenas dejo sus cosas en su habitación se fue al bosque en donde Lucero lo esperaba sentada bajo el árbol que había sido testigo de todo su idilio de amor, aquella tarde de enero, de nuevo ambos adolescente tuvieron un apasionado encuentro sexual a los pies de aquel árbol, Mauro de nuevo lleno la vagina de Lucero, de nuevo el urgido joven no uso condón, los encuentros de los adolescente se sucedieron por dos meses hasta que Lucero le notifico a Mauro que su menstruación se había atrasado unas dos semanas.

Para Mauro fue como balde de agua fría sus ganas por sexo se esfumaron de inmediato, no podía ser verdad, Lucero y Mauro esperaron dos semanas más sin tener sexo alguno esperando que todo fuera falsa alarma pero no lo era el vientre de Lucero comenzó a abultarse, los dos adolescente estaban aterrados, si algún prefecto o de la dirección se enteraba el sería expulsado, pero era peor aun que pasaría con Lucero y con su hijo, de pronto un pensamiento oscuro paso por la mente de Mauro y si no en mi hijo, Lucero pudo tener sexo con otro hombre en su ausencia.

Pensaba desatenderse del asunto, pero luego recapacito con una palabra de Lucero y su brillante futuro seria historia, debía tratar de ocultar el embarazo al máximo una vez que se graduara en tan solo unos meses el podría pedir ayuda a su padre con ese problema, así paso un mes hasta una de las prefectas más estrictas de todo el internado toco en la puerta de la habitación de Mauro, cuando abrió la puerta casi quiso salir volando por la ventana de su habitación al ver que la profesora Guruvel estaba de pie frente a él.

Ella lo tomo del brazo y se lo llevo a la dirección para sentarlo en una silla en la antesala del despacho de la directora, Mauro no sabía para que había sido llevado pero no podía ser lo que el temía, nadie sabía de aquello y Lucero no podía haber dicho nada, no queriendo a Mauro de la forma que decía quererlo, la mente del adolescente se atormento por espacio de un hora sentado ahí hasta que la profesora Guruvel salió para hacerlo pasar al despacho de la directora Miranda.

A Mauro no se le permitió sentarse la Directora Miranda, estaba de pie caminando alrededor de el por algunos segundos, hasta que por fin hablo, “Mauro, habías tenido un record bastante normal en la escuela no entiendo es cómo pudiste desperdiciar tu vida, tu futuro y estabilidad económica teniendo sexo sin protección con la nieta del portero”, los ojos de Mauro se abrieron grandes habían sido descubiertos, iba a hablar intentar defenderse pero la directora interrumpió sus intenciones hablando “¿Qué como lo sé?, Mauro por favor esas cosas no se puede ocultar por mucho tiempo, la profesora Guruvel fue a ver al portero para encargarle algo y noto a su nueva con una leve pancita ella sospecho algo de solo verla”.

“Una simple revisión médica por parte del doctor del internado dio como resultado el resultado que estoy segura ya sabes, pero no estábamos aquí para discutir sobre tus gustos y preferencias sexuales, sino para hablar de tu futuro Mauro, ¡si, no me mires así, aun puedes tener un futuro!, ¿siempre que estés dispuesto a hacer un gran sacrificio?, ¡ya lo hable con tu padre y dijo que está de acuerdo, siempre que tu aceptes y aceptes casarte con Lucero al graduarte!”

Mauro al escuchar esas palabras vio una luz al final del oscuro túnel en el que se sentía, ¿Qué dices Mauro aceptas el trato o no?, Mauro miro la mirada penetrante de la directora y supo que no tenía más opción que aceptar armándose de valor dijo ¡acepto!, bien no esperaba menos de ti, “por favor sígueme Mauro” la directora entonces abrió un puerta lateral y tanto la profesora Guruvel como Mauro entraron a una habitación en donde solo había un fuerte mesa de madera frente a otras tres mesitas de metal a un costado, la directora apenas cerro la pesada puerta le dijo a Mauro.

-¡Desnúdate!
-¿Qué?, casi grito Mauro.
-¡Desnúdate, ya escuchaste!

¡Vamos, vamos!, rápido Mauro quítate toda la ropa, no tenemos todo el día, desnúdate o el trato se acaba ahora mis, tengo la orden de expulsión sobre mi escritorio solo la tengo que firmar, Mauro se tuvo que tragar su enojo para comenzar a quitarse su ropa, primero la camisa, luego los zapatos y calcetines (medias), prosiguió con su pantalón quedando solo en slip (trusa), cuya prenda tardo unos segundo en quitarse pero viendo que no tenía ninguna opción lo hizo quedando desnudo frente a las dos maduras mujeres.

La directora hizo que Mauro se subiera sobre la mesa de madera, para quedar en cuatro patas, con su pecho apoyado sobre un sólido bloque de madera luego la prefecta Guruvel le hizo poner sus brazos flexionados sobre su espalda, para proceder a amarrarlos, también coloco una retención en su cuello lo que hacía que prácticamente no se pudiera mover de la mesa, la directora fue hasta una de las mesitas de metal y tomo un larga fusta, regreso a donde estaba Mauro y sin aviso alguno comenzó a azotar las lindas nalgas del adolescente con ella.

Mauro comenzó a gimotear, gemir, gruñir y llorar, conforme los azotes impactaban sus nalgas, sus testículos oscilaban de atrás hacia adelante como si estuviera penetrando a alguien pues los azotes eran en verdad muy fuerte la directora no dejo de golpear las nalgas de Mauro hasta que estas quedaron al rojo vivo con marcas de los azotes por todas ellas, marcas que no se borrarían incluso alguna de ellas dejaran una nada estética cicatriz en aquella parte de su anatomía por el resto de su vida, cuando dejo de azotarlo Mauro ya lloraba a rienda suelta no de dolor sino por la terrible humillación a la que estaba siendo sometido por aquellas dos mujeres.

Pero de pronto Mauro sintió como una mano tomaba su escroto apretándolo desde la base del mismo para casi al mismo tiempo escuchar la voz de la profesora Guruvel decir “¿así que con este buen par de huevos preñaste a la hija del portero?”, hubo un silencio por unos momento pero al ver que Mauro no respondía, la directora lo presiono, ¡Vamos RESPONDE la pregunta de la profesora!, tragándose sus lagrimas y orgullo Mauro respondió con voz entre cortada, “¡si… Con esos embarace, a la bella Lucero!”

Ambas mujeres rieron al tiempo que la profesora Guruvel apretó su puño fuerte sobre el escroto del adolescente que le hizo lanzar un fuerte grito de dolor, en ese momento la directora aprovecho para ir de nuevo a una de las mesitas de metal para tomar un burdizzo, pequeño pero con mandíbulas bien afilas listas para castrar al adolescente, luego se acerco a Mauro mientras sus huevos seguían siendo apretados con fuerza haciendo que todo su joven cuerpo se estremeciera de dolor, para decirle a modo de susurro al oído, “¡espero que disfrutaras revolcarte con Lucero será el único placer real sexual que obtengas en tu vida!”

La directora le mosto el burdizzo al adolorido Mauro para dárselo a la profesora Guruvel un escalofrió recorrió todo su cuerpo cuando sintió las mandíbulas del burdizzo colocarse en la parte de arriba de su testículo izquierdo de improviso escucho decir “¡dile adiós a tus huevos Mauro!”, iba a decir algo cuando sintió como las mandíbulas de burdizzo se cerraron sobre la parte alta de su escroto provocando una punzada delirante de dolor que se irradio por todo su cuerpo como su todo el fuera sumergido en lava ardiente.

-¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAGGGGGGGGGYYYYYYY!

Fue el grito desgarrador que Mauro dio en ese momento, todo su cuerpo se tengo y no se relajo hasta que las mandíbulas del burdizzo se abrieron unos segundos más tarde, Mauro quedo jadeante buscando aire cuando sintió como el burdizzo estaba siendo colocado del otro lado de su escroto, trato de nuevo de decir algo de evitar más dolor pero no podía hablar no tenia aire cuando de pronto de nuevo un doloroso abrazo del burdizzo sobre su testículos derecho se llevo a cabo, haciendo que de nuevo un delirante dolor invadiera todo su cuerpo, incluso lo sintió más intenso que el dolor previo.

-¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAGGGGGGGGGYYYYYYY!

De nuevo un sonoro alarido agónico de dolor lleno la sala, Mauro estaba al borde del desmayo pero este no llego piadosamente hasta que un nuevo abrazo del burdizzo tuvo lugar aun mas algo en su escroto en ese momento Mauro pidió el sentido por lo que no pudo disfrutar de su ultima eyaculación con semen de su vida, tres fuertes chorros de espeso semen brotaron de su pene en erección para caer sobre la mesa de madera, mientras Mauro estaba ahí sin sentido desmayado luego de haber sido castrado por aquel par de mujeres.


*************************

Mauro se despertó al día siguiente en la enfermería el médico del internado, le informo sobre su castración y como sus testículos en ese momento inflamado, a tal grado que parecían pelotas de  beisbol, poco a poco iba a desinflamarse y desaparecer para siempre, le dijo que desde día debería tomar suplemento de testosterona si no quería terminar con el cuerpo de una mujer, también le dijo que sus erecciones perderían firmeza pese a la testosterona con el tiempo, Mauro lloro por días, Lucero estuvo a su lado todo el tiempo y fue un gran consuelo para el tenerla a su lado pese a todo.

Mauro se graduó con honores del internado para ir a estudiar a una prestigiosa universidad en Inglaterra, se caso con Lucero y tanto ella como su pequeño hijo al que llamaron Mauro también se fueron a vivir ahí, cuando Mauro termino la universidad consiguió un grandioso trabajo bien pagado y con grandes beneficios, dejo de recibir el dinero de su padre y se independizo, nunca acepto los trabajos que su padre le ofrecía y prometió no enviar a su hijo a aquel internado.


Mauro reanudo sus relaciones sexuales con su esposa a los 10 años de haber salido del internado con la llegada al mercado del viagra, pero aun esa píldora mágica que le devolvió a Mauro algo de su virilidad perdida no fue capaz de regresarle el gran placer que sintió cuando se vino hace años dentro de la apretada vagina de su amada esposa.       



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com


image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

La profesora y su alumno

Era un aula común y corriente, un escritorio y varios pupitres. En el escritorio la profesora una joven mujer de 25 años con la típica camisa y falda de muchas docentes jóvenes y, dando examen, un único alumno de 18 años llamado Axel. El año escolar estaba a punto de terminar y el chico era el único que debía hacer una prueba extra, recuperatoria, para aprobar una de las últimas materias y poder aprobar obtener su título secundario.

Sobre el escritorio de la profesora se hallaba un reloj contando a la inversa y con pocos minutos para llegar a cero. Con las manos sobre el escritorio y los dedos entrelazados a mujer observaba a su alumno completando el examen. De tanto en tanto el chico lanzaba un bufido o fruncía el ceño al detectar un error o encontraba algo que le bloqueaba.

Cuando faltaban cinco minutos la mujer le informó de ello y él, algo nervioso, se puso a revisar, escribir con rapidez y hacer tachones. Faltando un minuto escribió, ya con la mano cansada, su nombre en cada hoja y se dirigió al escritorio para entregarlas en mano con las palabras “Ya terminé señora”.

Mientras volvía a su pupitre para guardar sus cosas la profesora lo observaba. Hacía tiempo que notaba cómo él la miraba si cruzaba las piernas le miraba las piernas, si llevaba una prenda con escote el pecho y a veces el trasero. Ella mentiría si dijera que Axel no le parecía guapo y una o dos veces, por ello, no había podido evitar apoyar su mano sobre la de él solo para tocarlo, pero siempre justificando que era para acercarse cuando hacía alguna consulta o debía corregirla.

Que un alumno deseara eróticamente a un profesor era lo mas normal del mundo. Y que un profesor deseara eróticamente a un alumno, quizás, lo era un poco menos. Pero, en todo caso, era algo que pocos admitirían ante el objeto de su deseo y, menos aún, tratarían de hacer algo al respecto. Todo se quedaba en el ámbito de los deseos sin cumplir. Pero ella quería hacer la diferencia.

Como si los papeles estuvieran invertidos, siendo la profesora la alumna y el alumno el profesor, temía atreverse a avanzar. Se armó de valor y, una vez que Axel acabó de guardar sus cosas y disponerse a retirarse, tomó aire, exhaló y le habló:

-¿Axel?-

-Sí señora-

-…No hace falta tanta formalidad. Para ti las clases terminaron. Si no aprobaste quizás nos volvamos a ver en unas semanas, y si lo hiciste ya no volveré a ser tu profesora con toda seguridad. Además, el “señora” me hace sentir vieja. Soy tan joven como tú-

-Lo siento…¿Qué pasa?-

-Ehhh…¿Qué es lo que más deseas ahora?-

-Aprobar la materia-

-Es con respecto a la materia…pero no eso-

-A ver que piense…aprender-

-Esa no es la respuesta que busco…eh…¿Qué es..?, ¿Qué es lo que más te gusta de esta materia?-

-El tema que vimos hace unos meses de…-

-¡No!-Le interrumpió abruptamente pero tratando de no parecer grosera-…¿Qué es lo que te parece más lindo?-

-…-

-¿Lo más bello?-

-Qué…pregunta tan rara-

En ese momento Axel se percató de su profesora, que lo miraba fijamente con los ojos brillosos. Y tras sonreír y sonrojarse un poco finalmente contestó:

-Usted…usted que es bonita-

-Gracias. Pero recuerda obviar los formalismos- Tras lo cual se dirigió a la puerta del aula y la cerró con llave. Acto seguido volvió a acercarse al joven y le apoyó una mano en el hombro-Y tú también eres lindo. Eres guapo-

Ambos se sonrieron aunque Axel estaba nervioso. Mas lo estuvo cuando la mujer le acaricio la sien justo encima de su oreja y revolviéndole un poco el cabello. Ella se dirigió hasta su escritorio, se sentó en él y, con dulzura y tono seductor le dijo, “Ven acércate”.

Haciendo caso se acercó a su profesora. Quien le acarició el rostro y plantó un suave beso en los labios para, después, tomarle el rostro entre las manos, continuando con el beso.

Al separarse él suspiró y apoyó las manos en sus cadera sin saber muy bien cómo seguir. Al darse cuenta, ella le tomó las manos y las guió por su cuerpo. Deslizándole por su abdomen hasta llegar a su pecho “No seas tímido Axel”. Cerró los ojos mientras le tocaba los senos, a través de la ropa, eran suaves, era excitante.

-¿Te gusta Axel?-

-Mucho-

-Creo que esto te gustará mas- Acto seguido tomó las manos de él y las besó, para después, lentamente, desabrocharse la camisa (su alumno se embobó viendo su corpiño) y, para después, (embobándolo más) quitarse el corpiño, dejándolo a un lado sobre el escritorio.-Toda tuya cariño-Dijo mientras apoyaba las manos sobre el escritorio.

Axel contempló los desnudos senos de su profesora, redondos y algo generosos, para “atacarlos” con su boca. La mujer echó la cabeza hacia atrás y suspiró y gimió mientras el se los chupaba y mordía. Lo dejó hacer por un buen rato mientras le acariciaba el cabello.

Cuando por fin el alumno separó el rostro del pecho de su sexy profesora, ella le sonrió y le preguntó con picardía “¿Quieres pasar a la siguiente etapa?” él asintió con la cabeza.

Rápidamente, muy rápidamente, él se bajó un poco los pantalones y la ropa interior. Ella se quitó los zapatos y su bombacha dejándola a un costado prolijamente. Tras observar el miembro de su alumno y comentar “No hay duda de que estás excitado” se levantó la falda hasta la cintura.

Cuando por fin Axel penetró a la mujer ella lo abrazó y apoyó su cabeza en el hombro derecho de él, mientras la tomaba de las antepiernas. Al oído la profesora le preguntó:

-¿Te gusta?-

-Sí-

-¿Qué sientes?-

-Su calor…su…mmm…vagina. Es cálida…es húmeda…es…hermoso-

-Sí…me gusta esto. Sentir…sentirte…dentro mío-Tras decir eso bajó su mano derecha hasta su pubis para masturbarse.

Estuvieron así un rato con en pleno acto el penetrando y ella abrazando y masturbando. Cuando Axel aumentó el ritmo llevó las manos hasta el trasero de ella. Le tomó los glúteos con un algo demás de fuerza haciendo que ella cortara el abrazo y le dijera:

-Sin tanta fuerza, vas a hacerme doler-

-Ehhh…lo siento…Es que…es que estoy a punto…-

-Yo también…uhhh…-

-¿Dónde?-

-…-

-¿Dónde acabo?-

-Dentro de mí…date…date el gusto cariño-

Ella lo volvió a rodear con ambos brazos y el tomándole los glúteos, evitando pellizcarla o causarle dolor, siguió con el ritmo del coito. Cuando eyaculó, la mujer le pidió “Así…cada gota dentro de mí”.

Para Axel fue un placer indescriptible llegar al cenit de lo que siempre había soñado y nunca había imaginado posible. Y más placer cuando su tutora comenzó a gemir en su oído mientras llegaba al orgasmo.

Tras terminar el cenit de ambos se quedaron en esa posición unos momentos. Finalmente la profesora lo miró a los ojos, mientras le rodeaba los hombros con los brazos y Axel respiraba agitado, el corazón de ambos estaba a mil. “Estuvo bueno cariño…lo hiciste muy bien”. Lo abrazó con fuerza y lo besó. Apretujado entre sus brazos y sintiendo los desnudos senos de ella contra él se dejó hacer.

Finalmente cortaron el contacto físico. Él volvió a subirse sus prendas mientras miraba como ella volvió a ponerse la bombacha y el calzado (le era más rápido desvestirse que vestirse). Mientras se volvía a poner el corpiño y abrochar la camisa le preguntó a su pupilo:

-¿Te gustó, Axel?-

-¡Por supuesto! Fue inolvidable-

-A mí también me gustó. Hace tiempo que lo quería hacer-

-Yo desde la primera vez que la vía usted-

-Después de mucho, al final nos dimos el gusto-Se volteó y tomó el examen de Axel del escritorio-Para bien o para mal no me toca a mi corregir esto, si no a mi jefa. Así que no podría subirte un poco la nota por este placer, aunque sería ilegal además de no ético. Pero lo que sí puedo hacer es darte mi número de teléfono-Cosa que hizo al pasarle un papelito con el número anotado en una delicada manuscrita.

-Le voy a llamar apenas pueda señora-Exagerando el tono formal.

-Quizás te llame yo antes. Tengo para corregir muchos exámenes de otra clase y trabajo. Cosas rutinarias de las que tendré que distenderme…con tu compañía-

-Gracias-

Acto seguido la mujer rodeó los hombros de su alumno. Le plantó dos besos en cada mejilla y uno, más largo, en los labios y le dijo con dulzura: “Que estés bien corazón”.

La entrada La profesora y su alumno aparece primero en SexoEscrito.com.

EJECUTIVO EJECUTADO

Lucio Tamaño, era un joven ejecutivo de una importante empresa de publicidad, con 32 años era un hombre en plenitud, dotado de un buen cuerpo aunque sin muchos músculos marcados era delgado, con pelo en pecho algo que según él le gustaba a las mujeres, estaba dotado de un buen pene que aun flácido oscilaba en los 14 cm circuncidado con un glande rosado en forma de casco......

EJECUTIVO EJECUTADO
Lucio Tamaño, era un joven ejecutivo de una importante empresa de publicidad, con 32 años era un hombre en plenitud, dotado de un buen cuerpo aunque sin muchos músculos marcados era delgado, con pelo en pecho algo que según él le gustaba a las mujeres, estaba dotado de un buen pene que aun flácido oscilaba en los 14 cm circuncidado con un glande rosado en forma de casco. El pagara un precio muy alto por cruzarse en el camino de Diana otra ejecutiva de la firma.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [FEMDOM]



Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul




Lucio Tamaño, era un joven ejecutivo de una importante empresa de publicidad, con 32 años era un hombre en plenitud, dotado de un buen cuerpo aunque sin muchos músculos marcados era delgado, con pelo en pecho algo que según él le gustaba a las mujeres, estaba dotado de un buen pene que aun flácido oscilaba en los 14 cm circuncidado con  un glande rosado en forma de casco, provisto de brazos y piernas fuertes, era alto 1.85 metros de estatura con una ancha espalda además era alegre de ojos azules y cabello pelirrojo, era atractivo a las mujeres sin duda alguna.

Sexualmente activo desde los 14 años en que perdió su virginidad desvirgando a una linda compañera de secundaria, sabía muy bien cómo hacer que una mujer le abriera las piernas para hacerlo gozar de placer mientras él la hacía llegar los más sublimes orgasmos, era un conquistador consumado, era soltero nunca había tenido una relación formal de más de tres meses de duración, era adicto a las mujeres pero sobre todo al trabajo, a su llegada a la empresa de publicidad “ICONO”, había revolucionado toda la empresa haciéndola ganar valiosos contratos, que otros ejecutivos no habían logrado conseguir por más que lo intentaron.

Lucio era agresivo y decidido, por lo que pronto fue nombrando directo Creativo de la firma, pero no todo era miel sobre hojuelas, Diana Rivas una mujer de 39 años bastante atractiva había hecho de todo para conseguir el puesto que a Lucio le fue dado en bandeja de plata por 15 años, incluso se llego a acortar con el director general de la empresa, pero ni sus encantos y calumnias bastaron ella también obtuvo un ascenso por no el que ella esperaba quedo por debajo de Lucio, eso obvio la enfureció, por lo que tramo un plan para eliminar y obtener lo que ella consideraba suyo.

De este modo pasaron algunos meses Diana no podía ejecutar su plan de manera inmediata, todos sospecharían de ella de una u otra forma, fue así que tuvo que aguantar las ordenes de Lucio e incluso sus avances de Casanova en ella, por espacio de ocho largos meses, hasta que considero que había pasado el tiempo suficiente, en esos meses Diana se volvió a los ojos de los demás en la mejor aliada y compañera de Lucio aunque lo odiaba con todo su negra alma. Una  noche al llegar a casa fue al teléfono y marco un numero, cuando contestaron Diana dijo.

-“¡Hazlo!”

Apenas dijo eso y colgó el teléfono, aquella simple palabra había dado comienzo al plan para eliminar de una vez por todas del camino a Lucio, el tan esperado plan que había tenido que retrasar por meses ya estaba en marcha del otro lado de la línea una linda mujer pelirroja de 26 años se desnudaba poco a poco, para con una mueca de malicia en su rostro meterse a la bañera llena de agua tibia en su punto, ella tomo la foto del rostro de Lucio para incendiarlo con un encendedor hasta que la foto quedo hecha cenizas.


************************

Varios días después la bella pelirroja observaba a Lucio, la mirada se fijaba en el hombre conversando con unos amigos en aquella disco su nombre era Lilia de piel morena y un cuerpo precioso donde su mejor atributo son sus nalguitas ligeramente paraditas y unos labios muy sensuales, Lilia portaba un cortísimo vestido de una sola pieza que apenas alcanzaba a cubrir sus nalguitas, mientras bajaba por la escalera de la disco de la parte de arriba, de reojo observo cómo se le notaba la pequeña tanga que portaba esa noche la bella chica.

Lucia todo un Casanova, no pudo evitar mirar a la bella mujer, muy pronto como los penetrantes ojos de la pelirroja lo miraban el entendió que ella lo deseaba por como lo miraba pronto dejo a sus amigos y le invito una copa a la chica que no se negó la invitación del joven hombre, Lucio no perdía la oportunidad de mirar la cara de excitada en Lilia ella ya con cara de deseo me dijo que deseaba seguir bebiendo con el más en privado, ambos salieron del lugar y Lucio le ofreció su brazo al que ella se aferró, muy tranquilamente Lucio de forma muy hábil aprovecho para acariciar su brazo y subir hasta su hombro para acercarla a él y aprovecho para darle un apasionado beso sintiendo como ella se estremeció al contacto con sus labios.        

Al separarse Lucio dijo "vámonos" y se dirigieron hacia la casa de la pelirroja pero como no sabía en donde era, ella le iba diciendo por donde, cada tanto ella aprovechaba que le daba alguna indicación para pasar su mano por su pierna la cual subía hasta la entrepierna de Lucio para sentir su paquete debajo de su pantalón, una vez que llegaron a donde era, entraron con prisa ambos sabían lo que deseaban y pasaría, ya una vez instalados ella tomándolo de su rostro le planto un beso de lengua que dejo prácticamente sin aliento a Lucio por un instante.      

Cuando sus labios se separaron de nueva cuenta, la bella pelirroja, se despojo de su pequeño vestido quedando en una sexy lencería la cual modelo a Lucio cada vez de forma más sensual para de tanto en tanto ir a donde Lucio estaba sentado para darle un beso para decirle “paciencia cariño, se que tienes ganas de mi se paciente hoy tendrás la mejor noche de tu vida”, modelo su ropa interior entrando al baño de tanto en tanto para cambiársela al final se puso un calzón muy ajustado de color rojo el cual hacia resaltar sus preciosas nalguitas con un sostén semitransparente que le permitía a Lucio ver sus pequeños y morenos pezones, eso hizo que su pene se pusiera duro tanto que no podía ocultarlo.

Lucio se levanto sin poder aguantar sus ganas por acariciar a esa hembra ante él, se acerco a ella a quien ya se le notaba excitada y muy suavemente tomo su mano y le hice dar una vuelta para apreciar de cerca todo su cuerpo, se acerco muy lentamente le dio un beso muy sensual aprovecho para abrazarla y recorrer su espalda y cintura sintiendo como se estremecía, Lucio la puso de espaldas a él para poder acariciar desde atrás sus pechos y le fui besando su cuello y espalda, de a poco bajaba mi mano hasta un poco más abajo de su ombligo para lo cual ella se echaba para atrás y sentía como se apretaba sus nalgas a su endurecido pene el cual estaba deseoso de salir.

Fue Lucio quien le desbrocho su sostén para dejarlo caer y de forma muy delicada le fui dando besos y besos hasta que la dejo de frente a él para poder apreciar sus hermosos pechos en todo su esplendor duros y su aureola morenas apuntando al máximo hacia arriba, Lilia aprovecho para llevarlo hasta a la cama Lucio permaneció de pie al borde mientras chupaba los ricos pezones mientas ella con una mano le sostenía la cabeza para que no se apartara de ella, Lucio de forma muy hábil con su otra mano se fue a su cinturón, Lilia comprendió lo que quería y aunque de forma torpe logro abrir su pantalón para bajarlo y solo quedar en ropa interior.

De pronto Lilia se sentó al borde de la cama, de forma muy sensual le fue quitando el abultado bóxer hasta que el pene en erección de Lucio quedó frente a su cara apuntando al techo,  el cual se quedo de pie sin moverse frente a ella, por uno segundos luego Lilia hizo que lucio se sentara al borde de la cama, ella se arrodilló frente a él; tomó su dura erección en sus manos para comenzar a acariciarlo de arriba a abajo y a pasarle la lengua como si de un helado se tratara lo cual hacía que cada vez se pusiera más largo como duro hasta que después de un rato Lilia  le dijo "acuéstate, quiero subirme sobre ti y que me chupes mi rajita.

Lucio se  recorto mientras Lilia de pie frente a él de forma sensual se quitó su calzón para apreciar en todo su esplendor esas preciosas nalguitas, junto a su vagina completamente depilada, se subió a sobre Lucio para colocar su sexo a la altura de su boca y se acomodó con su manos tomo el pene dejando una espectacular vista de su sexo con unas labios vaginales grandes, Lucio comenzó dando besos pequeños al rededor de su clítoris, y cuando Lilia volvió a lamerle su erección comenzó a hacer lo mismo con su preciosa vagina mientras sus manos se deleitaban con sus lindas nalguitas, disfrutando el dulce néctar de su vagina, con su lengua abrió sus labios vaginales para intentar meterla dentro de ella.

En ese momento Lucio vibro al sentir como Lilia se volvió a meter su glande en su boca para comenzar a darle una mamada de forma delicada y deliciosa Lucio entonces se concentro en chupar sus labios, metiendo su lengua en su vagina que chorreaba jugos de manera abundante, de vez en cuando pasaba su lengua hasta su ano para sentir como se estremecía pero eso no hacía que ella  sacara su muy endurecido pene de su boca cálida boquita tragándose todo su gran erección que era de 25 cm.      

Luego de un largo rato Lucio decidió que era momento de pasar a algo mejor para sentir que esa mujer que ya vibraba con cada lengüetazos, así que la acostó al borde de la cama, Lucio se puso de  pie frente a ella coloco su duro pene en la entrada de su vagina para comenzar a frotarlo de arriba a abajo amenazando con penetrarla con cada pasada pero sin hacerlo, mientras la escuchaba gemir muy rico en un momento dado fue ella misma quien tomó su pene con sus manos, se la acomodo en la entrada de su vagina para de forma muy suave irla introduciendo hasta que la tenía toda adentro, en ese momento se quedó quieta, abriendo sus ojos lo miró, en ese momento Lucio comenzó a moverse con un rico mete y saca que la hizo gemir aun más sabroso.

Lilia tenía sus brazos extendidos por encima de su cabeza, con sus ojos cerrados y su lengua saboreando sus labios mientras no deseaba de jadear, permaneció de ese modo unos minutos hasta que Lucio la acomodo boca abajo en el borde de la cama para comenzar a penétrala así recostada desde atrás mientras seguía acariciando sus preciosas nalgas mientras Lilia con una de sus manos se masajeaba su clítoris de forma suave, cada tanto tomaba la base de su pene y lo acariciaba deleitándolo con lo suave de sus manos, Lucio aprovechaba para meterlo hasta el fondo y masajear sus preciosas nalgas, se recostaba sobre su espalda, mientas besaba su cuello y apretaba sus lindos pechos.

Lilia jadeaba mientras Lucio intentaba mantener el ritmo lento paro a la vez rico en cada embestida, luego de unos minutos se detuvo para acomodarla en 4 patas al borde de la cama y eso le permitió subir el ritmo de sus embestidas para lo cual se agarro con fuerza de su precioso culito, Lilia lo miraba con su rostro lleno de excitación, hasta que termino por eyacular de forma abundante dentro de ella, se detuvo un poco con su pene dentro aun, cuando se calmó un poco se despegó de pero sólo para llevar su pene a la boca de Lilia para que la limpiara lo que hizo que de nuevo le quedara muy duro su pene.    

Lilia se levantó de la cama y de forma muy sensual le dijo "acompáñame, vamos a bañarnos", así con ella agarrándolo de su erección se dirigieron al baño en donde tomaron un baño de lo mas erótico en donde cada uno enjabono al otro, cuando terminaron de bañarse algunos minutos más tarde Lilia  nuevamente se puso de rodillas frente a Lucio para meter su pene en su boca y comenzó a chuparlo de forma tan rica hasta que logró que estuviera listo para la acción nuevamente.       

Lucio luego de uno minutos en los que gozo en grande, la cargo para llevarla hasta un sillón y ponerla sobre el pero haciendo que mostrara todo su hermoso culto, para volver a darle unos cuantos lengüetazos pero concentrándome más en su apretado y rosado ano que se contraía de vez en cuando, de a poco iba mojando su dedo con sus jugos y lo metía un poco en su culito mientras ella sólo gemía y se mantenía con su cabeza pegada al respaldo del sillón, cuando Lucio considero que estaba muy prendida acomodo su glande en la entrada de su vagina y dejó que fuera ella quien marcará el ritmo de la penetración.

Mientras con mis manos Lucio abría sus nalga para contemplar su ano,  mojo uno de mis dedos con sus jugos para poco a poco irlo metiendo su rico ano hasta que este comenzó a entrar de forma fácil, cuando noto que estaba dilatada comencé a meterle dos dedos a lo que ella rápidamente se volteó y con cara de excitación le dijo "vamos hazlo por atrás", con mucho cuidado comencé a meter dos dedos en su culito que presentaba un poco de resistencia hasta que poco a poco fue cediendo, mientas Lucio sentía como cada vez Lilia me mojaba más y más gimiendo ya sin control.         

Cuando Lucio noto que estaba lista saco su erección de su vagina para poner su glande sobre su ano, Lilia sólo levanto un poco más su culito para facilitar que el glande entrará, cuando hubo entrado la cabeza ella se quedó quieta y Lucio comprendió que necesitaba tiempo para acostumbrarse, cuando de noto que estaba lista Lilia misma comenzó de a poco con el mete y saca de forma lenta, mientras Lucio sentía que se corría por lo apretado de su culito, cuando se acostumbró por completo sus movimientos los realizaba de forma riquísima, mientras ella llegaba a orgasmo tras orgasmo de lo rico que se sentía.

Lucio luego de unos 20 minutos saco su pene de su ano paro solo para acostarla en la cama y metérsela en de nuevo pero en su vagina para nuevamente mojarla en sus jugos, después de una cuántas bombeadas levanto sus piernas y apunté nuevamente con su erección empapada en sus jugos hacia su culito, esta vez se la clavo de un solo empujón que hizo Lilia gimiera de dolor pero más de gusto, entre gemido ella alcanzo a decirle a Lucio "cuando termines quiero que lo hagas en mi boca", para ese momento Lucio ya estaba al borde de la eyaculación, sin embargo no desaprovechaba para besar sus pechos y chupar cada uno de sus pezones que estaban duros, viendo como Lilia se frotaba su clítoris con su mano.

Lucio con mucho esfuerzo pude evitar eyacular y aprovecho para sentarse al borde de la cama y sentarla de espaldas a él pero seguía penetrándola por su ano, mientras ellas ya acostumbrada su gran erección se dejaba caer de forma rica mientras se movía haciendo círculos, Lucio por su parte le acariciaba sus pechos desde atrás, hasta que todo aquello ya fue suficiente estaba por venirse y se lo dijo Lilia rápidamente se desmonto de su erección para comenzar a masturbarlo dándolo largos lengüetazos hasta que Lucio no pudo contenerse choros y chorros de su cálido como espeso semen brotaron de su pene, salpicando el rostro, lengua, boca y pechos de la linda pelirroja mientras Lucio gruñía de puro placer.           

Lilia se recostó a un lado de Lucio en lo que tomaba aliento nuevamente, al cabo de uno minutos le dijo que necesitaba asearse Lucio solo asintió con la cabeza de forma afirmativa completamente agotado, Cuando estaban por dejar el cuarto Lilia le planto un beso a Lucio en eso el sintió un piquete en el cuello y todo se le torno negro casi de inmediato, Lucio alcanzo a apartar se Lilia que reía con una mueca maléfica en su bello rostro, con una jeringa vacía en sus mano, eso fue todo Lucio se desplomo sin más completamente inconsciente. 


*************************

A la mañana siguiente, Diana llego portando un elegante traje sastre, su rostro se ilumino cuando vio a Lucio colgar de sus brazos en el medio de la sala de aquella sala en donde los muebles habían sido removidos, lo primero que hizo Diana fue ir hasta donde estaba y agarrar las firmes nalgas de Lucio lampiñas las acaricio por un minuto mientras su rostro reflejaba malicia absoluta, de pronto su mano se separo de sus nalgas paro solo para pegarle una fuerte nalgada al hombre que pese al fuerte impacto de la palma de la mujer en su nalga izquierda no despertó.

Lilia rio, para luego decirle “no te esfuerces Diana aun si le cotas sus nalgas no despertara, el narcótico que use era de larga duración apenas despertara hasta hoy en la noche”, Diana miro con una leve mirada de enojo a Lilia pero luego le sonrió para decirle “creo que es mejor después de todo no quiero que me pueda identificar si algo sale mal, con el plan”, ambas mujeres rieron maliciosamente al terminar Diana de pronunciar esas palabras, para luego Diana proceder a quitarse su elegante traje sastre.

Diana se quedo en solo una linda tanga negra tan pequeña que algo de sus abultados labios vaginales salían por los costados del frente de la misma, mientras Lilia permaneció con una blusa de algodón de manga larga vieja y una calzón más conservador estampado como piel de leopardo, entonces Diana saco de su portafolio una máquina para rasurar eléctrica, la cual funcionaba a pilas con la que depilo toda el área púbica del inconsciente Lucio, hasta dejarlo tan lampiño de su zona intima como el día que nació, cuando termino las dos mujeres observaron con lujuria aquel pene que parecía ser aun más grande que antes de ser rasurado.

Luego de eso, Diana saco de su portafolio un elastrador, al que le coloco dos ligas castradoras, abrió la herramienta y las ligas se abrieron a todo lo que podían, tomo los bajos huevos de Lucio para irlos pasando de uno por uno por en medio de la estirada liga, hasta hacer que ambos quedaran colgando balanceándose en su escroto ya por el centro de la liga, la cual procedió a elevar hasta hacer que quedara lo más pegada a su entrepierna, cuando eso sucedió Diana quito el seguro del elastrador y la liga se contrajo de golpe ligando el escroto de Lucio en el acto.

El cuerpo del hombre se sacudió por unos segundos pese a estar inconsciente, las dos mujeres disfrutaron de ese dantesco espectáculo, luego Diana le entrego el elastrador a Lilia la cual cargo dos ligas más en la herramienta, ella tomo el pene de Lucio que había medio despertado luego de haber colocado las dos primeras ligas en su escroto, lo masturbo por unos tres minutos hasta que sintió que su pene estaba tan duro como la noche anterior que la penetro, para colocar las dos ligas que tenía en el elastrador en la base de su pene en erección.  

Lilia soltó el seguro del elastrador para que las dos ligas se contrajeran con rapidez sobre base de la erección de Lucio cuyo cuerpo de nueva cuenta se convulsiono por varios segundos las dos mujeres esperaron a que el cuerpo del hombre dejase de convulsionar para fundirse en un largo beso y marcharse a la habitación para tener un largo como rico encuentro sexual pues ambas eran amantes pues eran lesbiana, dejando a Lucio colgar ahí por espacio de tres horas hasta que completamente satisfechas las dos mujeres regresaron a donde estaba aun colgado e inconsciente aun.

Diana que ya estaba desnuda por completo mostrando un monte de Venus peludo, fue de nuevo a su portafolio del que saco una tijera de jardinería de tamaño mediano no tan larga como una tradicional pero su muy afilada con pequeños mangos de madera, Diana tomo la tijera para caminar con ella en sus manos, hasta Lucio, abrió las cuchillas las cuales coloco para poder cortar su escroto entre las dos ligas puestas con antelación en su escroto ya de un color oscuro para ese momento que hacia más que evidente que sus testículos habían dejado de vivir para ser solo carne muerta como su escroto.

Ella sin mostrar más emoción que la de alegría perversa en su rostro cerro las cuchillas de un solo gran golpe cortando el escroto de Lucio con los testículos muertos en su interior de un solo corte, el escroto cayó pesadamente sobre el suelo pero dado que aun permanecía ligado, los testículos en su interior permanecieron en el interior del bolso de piel, casi de inmediato le paso la tijera a Lilia la cual limpio las cuchillas con un poco de alcohol para luego colocar la tijera en la base de su erección.

Lilia acaricio el frio pene en erección dado que las ligas en la base impedían que la sangre saliera o entrara de aquel pene, estaba duro, aunque ya no tenía el buen color que tenia la noche anterior además no estaba tan caliente como ella lo recordaba, Lilia coloca las afiladas cuchillas de la tijera justo entre ambas ella le dio un último lengüetazo al hinchado glande del pene frente a ella para casi enseguida cerrar las cuchillas de la tijera con fuerza, cortando el pene de Lucio de un solo corte, el pene salto unos centímetros hacia arriba para luego caer pesadamente al suelo.

Tanto en la castración como en el corte de su pene no hubo mucha sangre gracias a las ligas, pene cortado quedo en el suelo aun en erección gracias a una de las ligas que aun estaba apretando el extremo por donde se llevo a cabo el corte, Lucio no se percato que había dejado de ser un hombre para siempre, luego Lilia tomo el pene y lo puso en una bolsa de plástico para ponerlo en su bolsa por su parte Diana tomo el escroto y se lo llevo para sus perros.

Diana saco su celular y llamo a alguien en cuanto contestaron solo dijo “Pueden venir a buscarlo está listo para ustedes”, ambas mujeres se vistieron algunos minutos más tarde tres hombres entre ellos un doctor llegaron a la casa, para encontrar a Lucio tirado en el suelo, el médico remendó las heridas y coloco una sonda hasta la vejiga pues no debía dejar que lo que quedaba de su uretra se cerrara eso causaría serios problemas, luego los hombre se llevaron a Lucio aun inconsciente el había sido vendido como esclavo sexual por las mujeres a unos tratas de personas que se especializaban en el comercio de eunuco.


**************************

Lucio se iba a despertar en algún país desconocido sin sus genitales, sometido a la esclavitud a los deseos de su nuevo amo para el resto de su vida, mientras el par de mujeres disfrutaban del dinero obtenido por su venta, Diana no tardo en ocupar el puesto de Lucio luego de su desaparición era la elección natural, nadie sospecho o objeto nada aunque a todos les sorprendió la desaparición de Lucio incluso Diana denuncio su desaparición a las autoridades y ofreció una recompensa sobre cualquier informe de su paradero.

Por supuesto dicha recompensa era de su bolsillo pero ella estaba más que segura que nadie iba a llamar para informar del mismo, aunque se equivoco varias personas llamaron dando datos inventados, falsos o locos tratando de quedarse con la recompensa, que obviamente Diana nunca dio, sin embargo dado el éxito al eliminar a su principal obstáculo para sufrir a Diana y Lilia que también comenzó a gozar de los beneficios que el nuevo puesto de su amante Diana le daban comenzaron a eliminar de la misma forma a todo hombre o mujer que se volvía una piedra en su zapato con los años.

Aquello se les volvió a costumbre eliminaban a cualquiera que se les oponía, Lilia ahora tiene una colección de 63 únicos consoladores, pues cada hombre que anulan se queda con su pene para luego hacerlo plastilizar, una técnica que deja al pene como si estuviera vivo incluso se siente como si aun estuviera unido a la entrepierna de su portador original pero que puede tener en su repisa para darse placer en solitario o con la ayuda de Diana por las noches, incluso Diana se ha vuelto adicta esos consoladores. 


Incluso hay veces anulan a jóvenes hombres no por ser un estorbo sino solo para obtener su bien dotado pene, aunque por más que tienes su preferido de todo su selecta colección siempre es el pene de Lucio, el cual por alguna razón siempre las hace gozar como ningún otro de su colección. 



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com


image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

Follada vestida y sin bragas en un vehículo sin ser descubiertos

Hola a todos. ?

Soy nuevo en el foro… Este es mi primer relato erótico

Dedico este material a todos aquellos necesitados de un buen orgasmo. Si eres chico o chica, te puedo asegurar que con este relato porno conseguirás sacar todo eso que te tiene caliente ahora mismo. “Tienes mi garantía”.

Ok, medidas bajito, pelo castaño, ojos café claros de esos translucidos con el sol. Uso lentes, pero si hago el amor me los quito para que disfruten de mi mirada penetrante, tengo buenas piernas, piel clara, aunque un poco bronceada porque vivo en el caribe y siempre vivo tomando sol. Tengo una buena polla, no es grande, algunos buenos centímetros, pero nunca se muere, y es bien gordita, si me excitas solo la verás durita y bien rojita, y como verás si eres chica, vas a poder cogerme como quieras, hasta que quedes satisfecha. Tengo buenos récords, si te digo la verdad después de 4 eyaculaciones solo me canso, pero no se me baja, aunque me gusta que me violen. Las chicas que han estado conmigo suelen aprovecharse, porque como no se me baja se quedan hay bien tranquilitas subiendo y bajando, mientras yo aprovecho y me tomo una siesta boca arriba.

Viene el relato erótico…

y si eres chica y estás leyendo, sííí, tú….(espero que te frotes bien esa concha oísteee ? No me hagas perder mi tiempo 8-). Si no eres chica… Calma, no desesperes, para los chicos también deje unos buenos párrafos, para que se la jalen sin piedad, pensando en el culo de la chica que mencionaré más adelante. Jeje así que:

Enjoy…

Bueno, salimos a la playa, yo estaba con una chica de mi misma estatura. Culito bien redondito, pocas tetas, pero ya sabes, de esas que no tienen perdedera. El camino era largo, y ese era mi día para expresarme sexualmente. Estaba medio calentón, la verdad que sí, la tenía bien dura y parada y ya se tornaba incómodo, pues esta maldita poya, ya sabes… de esas que son como: ARRIBA LAS MANOS!! jajaja, es que se me para siempre para el frente, me delata muy fácilmente, tengo entonces que acomodarla, condenarla con el elástico de los boxer, porque como entenderás si no lo hago estoy perdido ? .

En fin, estoy con esta chica muy guapa, que estamos teniendo relaciones desde hace UNOS BUENOS MESES  ya, camino a la playa: ella con un mini jean, donde podía admirar esas jugosas piernas que tiene, también con una blusita sin bra, debido al calor que había, jodiendo y jodiendo. Llegamos a la playa  y como de costumbre la misma rutina, comida, bla bla bla, YA YO NO QUERÍA PLAYA, QUERÍA SEXO!!!!!

ENTONCES LO PEOR: ella y yo siempre nos la pasábamos abrazaditos dentro del agua, pero como se fue a bañar con su pantaloncito jean, me era difícil metérsela, aunque podía ver cómo ella abría las piernas y se me posaba en mi polla, que estaba debajo del pantalón. Se me posaba como haciendo una llamada a los dioses para que mi polla rompiera mi bañador y ese pantaloncito jean, cosa que era imposible ? .

El día estaba cayendo, y como a las 3 de la tarde para adelante ella comenzó a tomar cerveza (yo no tomo cerveza, la verdad es que solo me gusta follar) ? Seguían los malditos jueguitos y ya al caer la tarde ella me dice que le ayude a cambiarse la ropa: veo que se despoja de toda su ropa LLENA DE TIERRA Y SAL, y yo agarrándole dos toallas y ella en el centro tapada por las mismas, desnudándose para mí. Me comienza a pedir una blusa, nunca pide bragas, luego me pide que le pase una mini y se la pone, ? Así que nos montamos en el vehículo y ella iba sin bragas.

Follada sin bragas…pero vestida

Un vehículo de 3 plazas, el último asiento era de nosotros, un vehículo americano bastante amplio. Quedábamos los dos como de cucharita, ella delante y yo detrás. El frío comenzó a menguar, yo tenía una sudadera de esas finas, un pantalón ancho con tela suave, el ziper que subía y bajaba fácil, y un boxer con compartimento para poder sacar el pipi jeje. Ella, en cambio solo tenía la faldita y una blusita, así que nos dormimos y yo aprovechaba y la abrazaba y al abarcarla con mi cuerpo ella quedaba dentro de mi sudadera, y como recompensa quedaba agarrándole los dos pechos bien duritos y redonditos. Nos arropamos con una toalla gigante de esas usadas para picnic, de modo que no quedaba nada al descubierto, PEEERFECTO!!!! Ella comenzó a menearse muy despacito con su faldita sin bragas, y yo sobándole las tetas aún con mi pantalón normal… ya la tenia BIEN DURAAA!!!!! Pero no podía metérsela, recordé que estaba ella muy borracha y que no teníamos condones ¡Qué maldita vaina! -_-, tuve que esperar casi una hora y esa tipa jodiendo, en fin.

Llegamos a un pueblito, ya era de noche, allí compré dos cajas de condones. Como la tenía bien parada decidí entrar al baño, me puse mi condón y salí con él bien puesto y ajustadito. La caja decía SENSITIVO ULTRA DELGADO.  Salí con mi condón puesto, allá me esperaba ella “durmiendo”. JAJAJA sí, cómo no, pues me le recosté de cucharita, esta vez con el zipper debajo, ojo no era un zipper metálico, era como plástico, ya que el pantalon era de tela, TU SABES DE ESO QUE NO TE MOLESTAN EN LA VAGINA, “PARA LAS CHICAS :-) “. Pues bien ella se pega más y puedo sentir que estaba ya bien babosa. Así como el que no sabe la cosa,  se la fui metiendo suave y al pasito.

En el segundo asiento iban dose doñas que desde que salimos de la playa comenzaron a dormir, nunca se dieron cuenta de nada. :mrgreen: En el que seguía iba un seño y ora doña, ella y yo quedábamos en el del final, en el tercer asiento “solos, solitos, solitos”, pero ojo, si ella gemía se iban a dar cuenta.

Se la fui metiendo al pasito hasta que quedamos pegaditos. Como no podíamos movernos mucho, ella luchaba para frotarse el clítoris con el tallo de mi pene. Si no  tuviera la concha tan chiquita, se me hubiera tragado las bolas, pero al tener la concha tan chiquita, ya sabes, me quedaba esa concha apretadita, el más mínimo movimiento sentía cómo la misma diosa Ishtar se me clavaba hasta más no poder, pues hay movimientitos leves pero intensos, ella se masturbaba, frotaba su clítoris con la piernas juntas y yo ahí detrás de ella, de cucharita, tratando de sacarle mi polla por la misma boca, la verdad quería darle bien duro, pero no podía, TENÍAMOS QUE SER DISCRETOS. En una veo que me apretaba más, wow sííí, se me va saliendo pero sin dejarlo de apretar, y vuelve y se me la mete hasta el fondo. Yo le susurraba que no se moviera mucho, además, el condón de podía romper ? Se calmó, pero sin bajar la intensidad. Ella seguía al pasito, bien apretadita mmmmm sííí, apretadita. Ahí sentía cómo me apretaba la cabecita, ella de insistente y yo con mi pene debajo de esa minifalda sin bragas, metiéndosela sin piedad. La verdad no entiendo qué es lo que ella deseaba, porque con esa conchita lo único que podía era reposarse en  la base de mi pene, y frotarse bien duro su clítoris, con tremendo monstruo dentro de ella. Cuando creía que ella estaba apretándome, PUES NOO, es que era apretadita la maldita, siempre  fue, hasta que dicide apretármela bien, aún más duro. Tan solo un pequeño jaloncito y yo eyaculo aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, dentro de su conchita, tuve que taparle la boca, estaba casi gimiendo.

Saco rápidamente, me quito el condón lo amarro, me lo guardo en el bolsillo envuelto en una servilleta,  y ella desesperada, me agarra la polla y se la mete sin piedad de nuevo, esta vez sin condón ? , MI GENTEEEE!!  Si antes era bueno, pues ahora multiplíquenlo por 10^10, Dios qué delicia, sentía las paredes de su vagina. Ya no me importaba nada, con esta polla tan hinchada. Se la metí y se la metí. En una vi cómo nos llamaba el chófer, y yo haciendo bramidos como cuando uno está durmiendo. Nada más se escuchaban ellos diciendo esta gente se emborracharon, deben de estar bien dormiditos ? , PUES SÍ, se la estaba metiendo BIEN DURO!!!!  Y SIN PIEDAD!!! PEGADITOS Y APRETADITOS!!! Hasta que no aguanté más, estiré los brazos y mientras que con uno le sobaba sus tetitas tan ricas duritas y redonditas, con otro le tapaba la boca para que no gimiera, hasta que se la metí!!!!!!, durooo!!!!! hasta el fondo!!!!!! bien apretadito!!!!! ella, estaba a mil, y yo sentía esas dos nalgas redonditas chocándome sin piedad, PERO OJO, DISCRETO, JAJA, en una me voy a venir, y quiero salir, pero ella me APRIETA MÁS, no estaba decidida a dejarme escapar, trató de forzarme, pero si forzaba más “NOS DESCUBRIRÍAN”, y mientras jala y jala, apreita! Mmm, aprieta, me vengo AAAAAHHH, SÍÍÍÍ!! Riiiiicoooo!!! Dentro de su vagina, sin condón :roll: Dioooosss, cuánto semen hay, pero era tan rico, cuando se la eché en el fondo fue que me soltó. Con la misma toalla le limpié su concha, nos quedamos durmiendo y solo recuerdo cómo nos prendían la luz y nos despertaban. Al otro día ella se tomó una pastilla y no hubo problemas. Nooo, no quedó embarazada, jejeje.

ESPERO QUE LO HAYAN DISFRUTADO, PUEDEN VENIR MÁS RELATOS ERÓTICOS, SOLO PÍDANLO, VINE A ESTA COMUNIDAD PARA QUEDARME. BAY :-)

FIRMA: HIPSTER 777   ?

La entrada Follada vestida y sin bragas en un vehículo sin ser descubiertos aparece primero en SexoEscrito.com.

BAÑOS DEL CESAR

Los emperadores de roma pudieron ser amables, justos y sabios. Pero también fueron crueles y locos. Pero sobretodo, fueron unos pervertidos de primera, unos maniacos sexuales si lo prefieren, al menos de acuerdo a los antiguos historiadores.......

BAÑOS DEL CESAR
Los emperadores de roma pudieron ser amables, justos y sabios. Pero también fueron crueles y locos. Pero sobretodo, fueron unos pervertidos de primera, unos maníacos sexuales si lo prefieren, al menos de acuerdo a los antiguos historiadores que tomaron notas de todos sus quehaceres no solo los políticos y militares sino también de su vida no publica, aunque en la antigua Roma había muy poco que no fuera de la vida pública es con este tenor que narrare esta historia.


[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN] [ESCLAVITUD] [HISTÓRICO]



Categoria: Gay      Autor: DarkSoul




Los emperadores de roma pudieron ser amables, justos y sabios. Pero también fueron crueles y locos. Pero sobretodo, fueron unos pervertidos de primera, unos maníacos sexuales si lo prefieren, al menos de acuerdo a los antiguos historiadores que tomaron notas de todos sus quehaceres no solo los políticos y militares sino también de su vida no publica, aunque en la antigua Roma había muy poco que no fuera de la vida pública es con este tenor que narrare esta historia.

El emperador Elagabalus, que reino de 203 al 222 después de Cristo, sobrepaso en mucho a Calígula en asuntos de prostitución y perversidad. El emperador Elagabalus reunió a un harem de portentosos hombres con cuerpo de gladiadores, por supuesto, los hombres eran instruidos para jugar su papel en toda esa gran comedia, su harem de hombres estaba situado en un lujoso baño que hizo construir para ese fin, a las afueras del palacio imperial sin descaro alguna, incluso presumía que tenía muchos amantes y por ese motivo era inmensamente rico su harem estaba conformado por 200 bellos hombres los cuales eran depilados del cuello hasta los pies, con regularidad por bellos jóvenes adolescentes que también vivían en aquellos bellos baños como esclavos del emperador.

El emperador Elagabalus era joven al subir al trono de 20 años y tenía un cuerpo muy bien trabajado además pensaba que su miembro viril era el más grande y bello del mundo, su pene en erección llegaba a los 20 cm no era gruesa pero si muy pálido tanto que cada una de las péquelas venas de color azul oscuro que corrían por debajo de la piel de su miembro se podían aprecia a simple vista no estaba circuncidad, con un grande en forma de hongo de color rosado que contrastaba con su muy blanca piel.

El emperador tenia a un encargado real que era el responsable de recorrer el mercado de esclavos todos los días para encontrar los mejores especímenes para su selecto harem de hombres, aunque a veces si le gustaba alguno de los jóvenes nobles que con regularidad concurrían a sus banquetes orgias lo tomaba para su harem sin importarle quien fuese convirtiéndolo en esclavo pese a lo que los demás dijeras u objetaran, su harem siempre debía estar conformado por 200 hombres era la única regla que el emperador acataba por lo que cuando alguno nuevo hombre llegaba uno de los que ya conformaban su harem debía irse.

Pero no solo eran eliminados sino que aquel hombre que era expulsado del harem del emperador debía ser castrado pues el emperador Elagabalus proclamo que todo hombre que disfrutara de su virilidad no podía disfrutar como hombre al ser penetrado por otro hombre, fue así que ese día de verano su comprador de esclavo había regresado con un nuevo semental, para su harem todos los hombres del harem temblaron cuando comprendieron que con ese nuevo hombre serian 201, lo que implicaba que uno de ellos debía irse pero antes debería ser castrado de una manera brutal sin más crimen que sobrar en el harem del emperador.


************************

El emperador mando a llamar cuatro de sus esclavos de su harem que llegaron custodiados por soldados bien armados, ellos estaban muy nerviosos, estaban desnudos como el recién comprado eunuco que acaba a formar parte del harem, estaban en fila con el nuevo esclavo a un lado el emperador llego uno momentos más tarde apenas escasamente vestido con una túnica, la cual no tardo en retirarse para quedar completamente desnudo apenas portando su guirnalda de olivo de oro macizo en la cabeza, siendo vigilado de cerca por un grupo de elite de su guardia pretoriana.

Los cuatro bellos hombres frente a él no se atrevían a sostenerle la mirada, estaba visiblemente nervioso, sabedores que uno de ellos no solo dejaría el harem ese día, sino que lo haría como un eunuco para el resto de su vida, de pronto el emperador se acerco a uno de los cuatro hombre de magnifico cuerpo su cuerpo se alargo para agarrar sus grandes huevos que colgaban libres debajo de su pene, el dijo “Clavicix tus huevos son magníficos es una pena que deban irse”, los ojos del esclavo se abrieron grandes al escuchar esas palabras.

Clavicix, se arrodillo frente al emperador implorando piedad, pero eso solo hico enojar mas al emperador Elagabalus, que despreciaba a los cobardes por sobre todas las cosas, de una patada aparto al suplicante esclavo para llamar al capitán de su guardias, le dijo con voz para que todos los presentes lo escucharan “CASTREN A ESTE PETETICO COBARDE YA MISMO”, el capitán de la guardia pretoriana, estrellando su puño contra su coraza de metal solo respondió de la forma más marcial posible “Si Mi Emperador”. A su contestación le fue seguido un grito desesperado de Clavicix.

-“NOOOOOOOOO, PIEDAD, PIEDAD SU ALTEZA, PIEDAAAAD”.

Gritaba el esclavo mientras era llevado por los soldados de su guardia en eso el emperador los detuvo, Clavicix pensó con alivio que logro su cometido, pero el emperador solo añadió “Capitán hágalo aquí mismo a y corte también el miembro viril de ese patético esclavo no merece ni siquiera ese rasgo de masculinidad en su cuerpo ya”, los ojos del esclavo casi se le salen de sus orbitas al escuchar al emperador su pene de 18 cm estaba en completa erección para el momento en que dio un agónico grito.

-“NOOOOOOOOOOOO ¡PIEDAAAAD!”

El Capitán de la guardia pidió dos tiras de cuera que le fueron dadas, con una hizo un fuerte nudo en el cuello del escroto del esclavo con otra hizo otro fuerte nuco en la base del pene en erección de Clavicix, desenfundo su afilada gladius mientras tres de sus hombres sujetaban a Clavicix de pie a unos metros del emperador, el soldado lanzo el primer golpe de su espada que cerceno de un solo golpe el amado pene del esclavo que rodo unos metros en el pulido suelo de mármol, sin perder tiempo tomo el escroto y lo corto de un solo tajo dejando anulado al esclavo en menos de un minuto.

Clavicix quedo postrado agarrándose su entrepierna a los pies del emperador, gritando de dolor, para ese momento el emperador ya tenía una completa y dura erección como la mayoría de los soldado que presenciaron aquella nulificación menos los esclavos que tenían prohibido tener una erección sin permiso incluso el pene del esclavo nuevo no presentaba erección alguna pese a lo recién visto, el emperador se coloco detrás del agonizante Clavicix y con sus manos le abrió el rico par de nalgas que tenia para colocar su dura erección en sus ellas.


*************************

El emperador comenzó a besar su espalda bajando hasta sus nalgas,  las mordió, beso y lamió entre ellas, tenía las nalgas y el trasero lampiño, muy rico, comencé a meter su lengua y lamer ese rico culito, luego metió uno de sus largos dedo, mientras el recién eunuco seguía gimiendo de dolor el emperador feliz seguía metiendo sus dedos y lamiendo entre sus nalgas, pronto ya podía meter tres de sus dedos y él seguía moviéndose gimiéndose de dolor, el emperador no pudo contener su deseo por penetrarlo por tiempo, el escupió entre sus nalgas para lubricar su ano y así en cuatro patas sobre el suelo lo hizo, se coloco por detrás para ir penetrando al esclavo con su pene poco a poco,  el esclavo solo apretó sus nalgas por instinto, luego de ser penetrado por emperador por años ya era algo natural en el. 

De un momento a otro, el emperador empujó su cadera hacia adelante para insertar todo su pene dentro de él, el cual gimió fuerte de dolor pero luego se quedó quieto, el emperador acariciaba su espalda y poco a poco se fue moviendo con un vaivén, suave y lento, luego de unos minutos ya más cómodo, el emperador comenzó a penetrarlo más fuerte, primero lo agarro de su cabello y lo halaba, mientras metía y sacaba todo su real virilidad en el culo ya muy dilatado y calientito del esclavo, duraron unos 5 minutos en esa posición, luego el emperador lo tomo de los hombros para comenzar a penetrarlos sin control, el esclavo gemía fuerte, apenas unos 10 minutos duro aquello hasta que el emperador saco su pene y se vino sobre las nalgas del eunuco.        

El emperador aunque gimió fuerte y estaba todo sudado, aun quería más se puso tras del esclavo de nuevo se acercó a sus nalgas, se las abrió de nueva cuenta para comenzar a lamer su culo, pasando su lengua desde conde alguna ve estuvieron sus grandes huevos hasta donde ya el semen resbalaba en su espalda, lo hacía muy rico, mas sin embargo el eslavo no gemía de placer sino de dolor, escupió y lamio su culo, metía su lengua muy adentro y la movía como un experto, el emperador estaba en la gloria, de nuevo metió dos dedos en su culo y el eslavo ni se inmuto, no podía sentir placer en ese momento, luego metió un tercero que tampoco le dolió un poco así continuo el emperador humillando al nuevo eunuco ante todos los que estaban observando la escena.       

De nuevo el emperador escupió pero no fue nada mas en el culo del esclavo sino también en su pene el cual ya tenía su prepucio corrido hacia atrás con su glande brillando a la luz del sol, el esclavo aun continuaba en cuatro patas y dado el dolor que la pérdida de sus genitales le seguía provocando no lograba relajarme pero eso no era impedimento para que el emperador lo penetrara, de nuevo lentamente fui metiendo su pene dentro del ajustado culito del esclavo, cuando entró su rosado glande el emperador gimió sonoramente, pero luego fue más fácil introducir el resto de su erección en aquel lindo culito, Luego de un minuto con su pene completamente adentro del esclavo comenzó a meter y sacar, al principio poco a poco, sin embargo el emperador quería gozar lo máximo posible por esa razón espero hasta que el ano del esclavo estuviera bien dilatado de nuevo, cuando creyó que lo estaba tomo al esclavo de su barbilla, para de un solo jalón meter su dura virilidad en su culo hasta que sus huevos se aplastaron contra sus nalgas haciendo lanzar al esclavo no un gemido de placer sino de dolor.          

El emperador se mantuvo penetrándolo brutalmente en esa posición por espacio de uno 25 minutos dado que se había venido apenas unos minutos atrás, en todo momento los grito de dolor del esclavo se entremezclaban con los gemidos de placer del emperador, el cual lo penetraba fuerte, lo cual parecía disfrutar mucho, no así el esclavo que daba un grito de dolor cuando los huevos del emperador chocaban contra la herida resultante de su castración; el emperador le besaba su espalda mientras lo continuaba penetrando gimiendo muy rico, el emperador termino acabando por segunda vez  dentro de los intestinos del esclavo, acabo de una manera más copiosa que la vez anterior entre gruñidos y jadeos de placer por su parte, y gritos de dolor por parte del esclavo, pero pese a terminar de eyacular el emperador que estaba como poseído por la lujuria, continuo penetrando salvajemente al esclavo hasta que su ano comenzó a sangran en ese momento se desmonto dejando al esclavo tirado apenas consciente sobre un pequeño charco de sangre.

*************************

Llamo al nuevo esclavo y le dijo que le chupara su pene cubierto por materia fecal, semen y sangre del ahora eunuco que fue retirado de la presencia del emperador para ser llevado de nuevo al mercado de eunuco luego de sus heridas fueron cauterizadas por el cirujano con un hierro al rojo vivo, el nuevo esclavo pese al asco que sintió el pene del emperador aun en estado de erección supo que no tenía más remedio que obedecer o terminar como aquel hombre que acaba de ver ser anulado para todo el resto de su vida, el nuevo esclavo se esmero para darle al emperador la mejor mamada de su vida.


Cuando termino de limpiar su pene, el emperador solo dijo “Buen trabajo, creo que serás uno de mis favoritos”. Se puso de nuevo su túnica y se marcho dejando a los esclavos para que disfrutaran hasta una nueva visita de su parte de los lujosos como aterradores “Baños del Cesar”.



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com


image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

JOVEN HIJO EUNUCO

Ezequiel era un adolescente como cualquier otro bastante atractivo para sus 16 años era acosado por las chicas que querían ser sus novias, el era alegre y muy coqueto, le gustaba vestir pantalones entallados que marcaran su buen paquete al frente de los mismo en especial le gustaba lucir su gran par de huevos que tenia......

JOVEN HIJO EUNUCO
Ezequiel era un adolescente como cualquier otro bastante atractivo para sus 16 años era acosado por las chicas que querían ser sus novias, el era alegre y muy coqueto, le gustaba vestir pantalones entallados que marcaran su buen paquete al frente de los mismo en especial le gustaba lucir su gran par de huevos que tenia. Ezequiel entablaría una relación sexual incestuosa con su hermana con la que que pagaría con sus huevos.


[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [PADRES] [INCESTO]



Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul




Ezequiel era un adolescente como cualquier otro bastante atractivo para sus 16 años era acosado por las chicas que querían ser sus novias, el era alegre y muy coqueto, le gustaba vestir pantalones entallados que marcaran su buen paquete al frente de los mismo en especial le gustaba lucir su gran par de huevos que tenia, pese a tener un pene promedio para un adolescente de su edad el tenia unos huevos que cualquier hombre de 25 años envidiaría por su gran tamaño así como la cantidad de espeso semen que producían con cada eyaculación que el tenia.

Ezequiel no era hijo único tenía una hermana menos de 15 años, su padres trabajan en un hospital su madre era jefa de las enfermeras quirúrgica, su padre era un cirujano reconocido por lo que casi nunca estaba en casa, cierto día en la materia de ciencias de la salud, del grupo de Carmen su hermana se toco el tema de la sexualidad responsable, por lo que hicieron investigación de enfermedades de transmisión sexual, uso de métodos anticonceptivos, dividieron el trabajo en equipos y al equipo de Carmen le toco como tarea explicar cómo colocar un condón.

El sábado por la tarde nuestros padres salieron a una reunión medica, de esas que terminaban hasta muy entrada la madrugada, así que mi hermana y yo nos quedamos solos en casa, ella me platicó lo de la exposición que hicieron colocándole el condón a una un pepino, de repente entre la plática me preguntó, oye y a todo esto ¿sabes ponerte un preservativo, no vayas a alguna de las chicas que te rondan?, me reí y le conteste que no había tenido relaciones aun con nadie, por lo que nunca me había puesto un condón, pero que creía que no debía ser nada difícil, llegado el momento me lo podría poner fácilmente, entonces ella me dijo, ¿no quieres que te enseñe a ponértelo?, me quede un poco extrañado de que me preguntase eso, le dije que me daría vergüenza que ella siendo mi hermana me enseñara, me contesto que no era motivo de vergüenza que era algo normal.       

Carmen le dijo, prepárate ahoritita regreso, yo entendí mal, así que cuando ella salió de la recamara yo me quite mi pantalón y bóxer, quedándome sólo con la playera, y ella regreso con el condón en una mano y un pepino en la otra mano, entró a la recamara y soltó la carcajada para luego preguntar, ¿qué estás haciendo desnudo? Le conteste, pues que no me ibas a enseñar a ponerme esa cosa, sin parar de reír me contesto que sí, pero que con un pepino, pese a todo jamás trate de cubrir mis genitales con la mano ni con la playera ni nada y ella tampoco me pidió que me tapara, vi que traía una bolsita con varios condones así que medio excitado por la situación le dije, ¡tú se lo pones al pepino y yo lo pongo donde debe ir realmente.   

Bueno, ya que esta el pene erecto completamente se pone así, la interrumpí y le dije dame 2 minutos pues no tenía el pene completamente erecto, así que empecé a masturbarme, me vio y me pregunto, ¿qué haces? Masturbarme para que se me ponga completamente erecto, cuando eso paso le dije, listo, ahora si comencemos, ella se lo puso al pepino con bastante facilidad, en cambio yo primerizo comencé a batallar, ella solo dijo “te lo dije” ya ves, no es tan fácil,  “¡ayúdame un poco por favor”, le dije, se acercó y dijo así mira… y comenzó a colocarlo, al sentir sus manos me puse aún más caliente, cuando termino de ponerlo le pregunte,  ¿en este espacio de enfrente es donde se queda el semen?

Rápidamente contestó que sí, le dije que se me hacía muy chico para eso, que no era suficiente, haz la prueba y luego me cuentas, Ezequiel estaba ya muy excitado, “de una vez”, por lo que comenzó a masturbarse nuevamente, ella se quedó ahí sentada viendo hasta que termino, una vez más dijo “te lo dije” me dio mi pantalón y me dijo “ve a limpiarte”, una vez que terminé, regrese a mi recamara, ya vestido y por un largo rato estuvimos platicando sobre sexo, nos hacíamos preguntas uno al otro, pero ese día ya no sucedió nada más.        

Ezequiel en los días siguientes yo dejaba de pensar sobre lo que había sucedido, se excitaba mucho imaginando el cuerpo desnudo de su hermana, paso varios días masturbándose pensando en ella, así que cuando estuvieron solos la siguiente vez después de pensarlo mucho y con muchos nervios se desnudo para después ir a la recamara de su hermana, al verme así se rió pero a la vez se extraño y le pregunto ¿estás loco o que te pasa? Ezequiel dijo, vengo a ver si no te quedaron condones, se siente rico masturbarse con uno puesto, ¡si tengo! le dijo, me dieron muchos, pero ¿por qué vienes sin ropa? ¿No podías venir a pedirlo vestido?

Ezequiel le contesto que sí pero que además quería el favor de que se lo pusiera, tardo varios minutos para convencerla pero al fin accedió, una vez que comenzó a ponerlo me dijo, “oye la tienes durísima”, Ezequiel le contesto es porque estoy muy excitado, me excita que me veas así y que me pongas el condón, ¿quieres que me masturbe aquí delante de ti?, pues si quieres, contestó, pero su hermana no dejaba de verle su erección, así que Ezequiel comenzó a masturbarse, ¿no quieres ayudarme a esto también?, pregunto Ezequiel.      

Bueno, Carmen se acerco y comenzó a masturbarlo, me pregunto, ¿cuándo te masturbas así sin condón salen muy fuerte? Ezequiel contesto que dependía de la excitación pero que normalmente si salían fuerte, le dijo que si quería quitarle el condón para que viera, Carmen se rió pero se lo quitó y siguió masturbándolo, debido a que estaban solos con ella pensando e imaginando cosas a la hora que termino salió mucho y con mucha fuerza, con el último disparo aun le manche el short y la blusa, Carmen puso cara de molesta y dijo “¡mira nada más ya manchaste!”, vete a limpiarte, ella se fue inmediatamente a echar la ropa a la lavadora y pues a limpiar el piso.   

Después de eso, no paraba de pensar en ella, fantaseaba día y noche esperaba que pronto llegara el día de estar solos en casa de nuevo, una semana después nuestros padres salieron a una operación de emergencia, ¡fue lo que Ezequiel estaba esperando! Esa noche después de mucho rogar para convencerla logré que ella aceptara masturbarme una vez más, la condición para hacerlo sería que lo haría con condón, porque aún no olvidaba que la había manchado toda, Ezequiel accedió, cada ocasión que se quedaban solos Carmen masturbaba a Ezequiel hasta que eyaculaba pero siempre con condón.

Una de esos días que estaban solos Ezequiel le pregunto ¿qué vas a hacer más tarde? Nada, dijo Carmen, ¿me ayudas a masturbarme de nuevo hermanita?, pregunto Ezequiel. No se puede dijo ella, y ahora ¿por qué no? Pues porque ya no hay condones, así sin condón no importa mira al cabo el semen no deja marca ni en las sabanas ni en el piso, contesto se quitaba fácil de la ropa, Carmen dijo “pero va a oler y a medio verse la mancha”, ese no es ningún problema, quítate la ropa y ya, se rió “eso es lo que quieres”, Ezequiel muy serio le dijo, “la verdad es que si”, dejo de reírse y le dijo, de esa manera me lo puedes hacer sin mancharte, “es que me da pena sin ropa”, dijo Carmen.  

Ezequiel astutamente le dijo “no tienes porque tener pena, cuantos días tienes tu viéndome desnudo, no pasa nada, no tienes nada que no haya visto antes”, ¿pues no que no habías tenido relaciones con ninguna de tus novias?, preguntó Carmen, “pues no, pero pues he visto en videos y películas”, ¿así que ves  pornografía, eres un pervertido?, anímate Carmen, “es más quédate en ropa interior, ya sería mucha mala surte que te cayera precisamente en el sostén o el calzón, es como si estuvieras en traje de baño, ¡vamos!”, le dijo Ezequiel con una sonrisa medio picara Carmen entonces comenzó a quitarse el pantalón, al verla quitarse la ropa Ezequiel comenzó a excitarse más de lo que ya estaba.
       
Ezequiel se acostó en la cama y cuando Carmen estuvo lista comenzó a masturbarlo, mientras lo hacía Ezequiel le dijo, “me excita mucho hacer esto contigo, ojala alguna vez te animes a desnudarte completamente”, Carmen solo sonrió sin decir nada, siguieron así un rato y de pronto ella pregunto, y ¿por qué? Ezequiel, contesto medio nervioso, “porque me gustas y verte desnuda es algo que me excitaría mucho, Carmen se rio y dijo ¡más de lo que estas ahora!      

“Pues sí, aunque no lo creas” le dijo Ezequiel, ella siguió masturbándolo hasta que eyaculo, luego se limpiaron, Ezequiel se vistió, era el ritual que siempre hacían, pero ella seguía en ropa interior, lo que extrañó mucho a Ezequiel, pero no dijo nada, solo se limito a disfrutarlo, le pregunto ¿quieres venir a mi cuarto a ver videos o una película? Si, dijo Carmen pero antes de ponerse de pie le lanzo una pregunta, ¿En serio te gusto y quieres verme desnuda? Ezequiel, se quedo sorprendido con esa pregunta, hasta que por fin respondió “sí, mucho”,  ¿qué te gusta de mí? Pregunto de nuevo Carmen, Ezequiel no podía salir de mi asombro y nervios, pero decidió arriesgarse, “me gusta todo, tienes muy bonito rostro, un cuerpo muy bonito, piernas que me encantan y tus nalgas me enloquecen”.

Carmen sonrió y dijo, bueno, me desnudo pero con la condición de que tú también te desnudes, ¡claro que sí! Le contesto Ezequiel, en un parpadeo se quito todo hasta el bóxer mientras Carmen comenzó a desabrochar su sostén, se lo quito y agachando la cara con una sonrisa tímida y picara a la vez fue bajando muy despacio su calzón, Ezequiel abrió los ojos grandes al ver a su hermana desnuda frente a él, en ese momento ella le pregunto ¿quieres que te masturbe ahorita otra vez? Si, contesto Ezequiel con prisa.

Pero, tú tienes ya varios días masturbándome, me gustaría regresarte ese favor ahorita, ¿puedo? Pregunto Ezequiel, “¡si puedes”, contesto su hermana, hacía media hora que lo había masturbado, así que, aunque tenía una erección, por lo Ezequiel tardé mucho en venirme, por lo que pudo disfrutar mucho las acariciar a su cuerpo y su sexo por largo rato, mientras se masturbaban mutuamente platicaban de pornografía, por lo que Ezequiel le pregunto ¿te gustaría ver porno conmigo?, pues sí, me da curiosidad, si tienes si veo, ¿desnuda? Le dijo Ezequiel, se rió, y acepto su hermana ambos llegaron al orgasmo y ese día nada mas paso de nuevo.

Fue así que Ezequiel le puse un video porno en el televisor algunos días después que se quedaron solos, ambos estaban desnudos y en ese momento Ezequiel le pregunto podríamos intentar sexo oral o que me masturbes con tus tetas, o no sé cosas nuevas, ¿a ti se te antoja algo o has pensado en algo nuevo para hacer Carmen? No había pensado en eso, hasta ahora, en eso llegan las vacaciones de verano, Ambos hermanos tendrían casi todo el día para estar solos en casa. 

Una mañana de vacaciones Carmen se despertó al escuchar la televisión encendida en la recamara de Ezequiel, así que se levanto, se cepillo los dientes y se desnudo, fui su recamara le dio los buenos días y le pregunte ¿ya te bañaste? Aún no contestos su hermano, entonces ven vamos a bañarnos juntos, le dijo Carmen, algo que Ezequiel no esperaba que ella le propusiera pero a lo que no se negó, ambos hermanos se bañaron deliciosamente juntos enjabonándose el uno al otro, masturbándose y disfrutándose al máximo, Ezequiel se acomodo detrás de ella de tal manera que quedara su endurecido pene entre sus nalgas, y con las manos acariciaba su vagina, muslos y tetas, estaba tan excitado que comenzó a besar su cuello. 

Ezequiel le dijo a su hermana al oído, “me encantas y esto es lo primero que quiero experimentar”, la tomo de la cadera la giro para quedar de frente ambos para comenzar a besarla en la boca, que fue un beso se lengua para la sorpresa de Ezequiel ella no hizo por evitarlo, al contrario, se pego más y comenzó a jugar con su lengua en su boca, mientras lo masturbaba y acariciaba su espalda, Ezequiel no se quedaba atrás acariciaba sus nalgas y su espalda, así duraron un buen rato, cuando el beso terminó, un vez más la tomo de la cadera haciendo presión hacia abajo, se acerco a su oído y rosándolo con la lengua le dijo Ezequiel a su hermana “chúpamela”.

Estaba tan excitado que no pensó, si iba a querer o no, pero su hermana para su sorpresa se hinco, lo masturbarlo un poco y luego puso su duro pene en su boca, suavemente pasaba su lengua por su glande, luego por el tronco, acariciaba sus testículos con su mano, hasta llegar a sus nalgas, estuvo haciendo eso por un rato, Ezequiel hizo salir a Carmen de la ducha se medio secaron, la acostó en la cama y de nuevo puso su pene en su boca, pero esta vez el también estaba chupando su sexo, para comenzar a hacer un rico 69.

Carmen luego de un rato le dijo a su hermano, “no vayas a terminar en mi boca, avísame cuando vayas a venirte”, después de otro rato ella comenzó a casi gritar, “me vengo, me vengo” e intento separar su sexo, del rostro pero a Ezequiel no me le importo se aferro a ella hasta que sintió sus jugos en su lengua, no dejes de chuparme, dijo su hermana, y comenzó de nuevo, seguía jugando con su lengua en ella, hasta que sentí que me venía, separo su sexo solo lo necesario para avisarle que me venía, saco su pene de su boca y lo puso en su mejilla, y ahí termino como nunca lo había hecho, fueron varios chorros de su espeso semen que bañaron la mejilla de su hermana, apenas termino de venirse Ezequiel se enderezo para verla, Carmen tenía mucho semen en toda su mejilla y cuando se  enderezó, le escurrió por su cuello hasta sus tetas.  

Luego de aquello nos dormimos abrazados sobre mi cama hasta casi  anochecer  Ezequiel se levantó de la cama para ir al baño cuando regreso ella estaba recostada en la cama viendo porno, se recostó pegado a ella para comenzar a acariciarla, besarla en los labios, bajando hasta la barbilla y el cuello hasta pasar por sus hombros, seguir bajando para llegar a sus tetas, mientras con las manos acariciaba sus muslos y nalgas, ¿qué haremos ahora?, preguntó Carmen, primero hay besarnos, se dieron un delicioso beso como en la regadera, pero esta vez se prolongó por muchos minutos más se separaron apenas lo necesario para tomar aire, mientras daban vueltas en la cama acariciándose como locos.

Por momento el pene de Ezequiel acariciaba el sexo  de su hermana y podía sentir lo caliente que estaba, gemía con más fuerza y se retorcía más cada vez que lo sentía cerca, “ponlo entre mis nalgas”, dijo Carmen luego de un rato, se senté en la orilla de la cama y Ezequiel se acomodo, se recargo sobre ella, de modo que su pene quedo entre sus nalgas, con una mano, acariciaba sus tetas y con la otra la masturbaba, mientras le besaba su cuello hasta que comenzó a gemir de nuevo se hermana, ella tenía ambas manos en sus muslos y se movía hacia arriba y abajo de modo que  estaba masturbando a su hermano con las nalgas, que ya estaba tan excitado que le pedio que se detuviera, pues no quería venirme tan pronto.

Por lo que ambos volvieron a la posición de besos y caricias por toda la cama, por un largo rato, sin embargo Ezequiel buscaba en cada oportunidad apoyar su pene en el sexo de su hermana,  su mano lo dirigió ahí para frotarlo hacia arriba y abajo sobre su rajita a manera de masturbarla, pero sin dejar de besarla, después de un rato fue Carmen la que dijo que quería chuparle el pene a su hermano pero le dijo que lo hicieran como la última vez, así que al igual que la vez anterior se acomodaron en un muy rico 69, antes de comenzar a chupar su sexo Carmen le dijo a Ezequiel, “ahora quiero intentar probar tu semen”.

Entonces ambos comenzaron a darnos placer con sus bocas, pero esta vez al mismo tiempo que Ezequiel la chupaba acariciaba su rajita, una vez más ella comenzó a gemir y a retorcerse un poco, pero poco a poco fue gimiendo más y más fuerte hasta que se vino directamente en la boca de Ezequiel, pero a diferencia de la vez anterior, esta vez no hizo nada por apartar su sexo, poco rato después Ezequiel le aviso que ya estaba por venirme, ella estaba con los ojos cerrados y parecía que estaba disfrutando mucho esa posición.

Ezequiel pensó que no le había escuchado, así que se lo repitió un par de veces más, “me vengo, me vengo” ya no aguantar más, en eso él sintió que se saco su pene de su boca pero puso la lengua sobre su glande, no pudo más por lo que se vino, fueron varios chorros de su espeso semen que salieron disparados directo a la lengua de su hermana, cuando termino Ezequiel de venirse, Carmen dijo con una expresión picara en su rostro “agridulce, no sabe tan mal como pensaba”, ambos adolescentes rieron mientras descasaban un poco luego de su apasionado encuentro.

A la mañana siguiente Ezequiel despertó muy tarde, estaba muy cansado del ajetreo del día anterior, fui a buscar a su hermana a su cuarto pero no estaba ahí, bajo y nada, no había nadie en casa, desayuno y volvió a la cama para ver la televisión un momento después escuche la puerta, era su hermana que había regresado, era casi medio día, Carmen lo invito a la regadera  al tiempo que saco dos rastrillos para rasurar, mientras Ezequiel no tardo nada en desnudarse de nuevo, se metieron a la regadera se enjabonaron y Carmen comenzó a rasurar completamente la zona de pene y huevos mientras ella me veía y de repente me ayudaba un poco, hasta que Ezequiel termino de hacerlo, le pregunto ¿qué te parece?

“Quedaste como bebé, te ves muy bien, se te ve más grande”, dijo Carmen, gracias le contesto su hermano mientras me reía, ahora sigues tú, te toca a ti quedar como bebé, igualmente se enjabono y comenzó a rasurarse su zona púbica mientras Ezequiel la veía y de igual forma de repente le ayudaba, una vez que terminó le preguntó, ¿me veo igual de bien? Ezequiel rio y le contesto, “te ves mucho mejor, no cambiaría una noche contigo por cien noches con una de las chicas de las que salen en los videos porno”, se rio y Carmen dijo, “que lindo, ven te voy a dar un premio por eso”, se puso en cuclillas y comenzó a mamar deliciosamente el pene de su hermano, tanto que unos pocos segundos lo tenía muy excitado, le dijo que fueran a la cama, entraron al cuarto y le dije, recuéstate, quiero probar esa rajita depilada, hagamos un 69 contestó, yo también quiero tu pene en mi boca.

Después de un rato de estar haciendo el 69 Ezequiel comenzó besarla desde el abdomen, subir y llegar a sus tetas el cuello y la boca mientras acariciaba todo su cuerpo con sus manos y su rajita con su endurecido pene, “me gustas mucho quiero penetrarte ya, ya no quiero esperar” dijo Ezequiel, entre gemidos de placer Carmen contesto “métela”,  Ezequiel no se lo pensó dos veces se acomodo y comenzó a penetrar a su hermana al tiempo que la besaba, mamaba sus tetas y la acariciaba toda, pero dada su inexperiencia y excitación muy pronto comenzó a sentir que explotaba, “ME VENGO”, grito.

Carmen se quitó de inmediato y contestó a la vez que le empujaba para atrás y se hincaba en la cama, “no aun no, espera un poco”, comenzó a mamarle su pene que estaba a punto de reventar, de inmediato dijo de nuevo, “me vengo”, y ya no pudo aguantar más explotó como nunca antes Ezequiel que Carmen se iba a quitar pero esa vez lo dejó que terminara casi completamente dentro de su boca y enseguida comenzó a besarlo, mientras con la mano seguía masturbándolo, después de un largo beso, pero realmente largo beso, me dijo sonriendo, “estuvo delicioso hermano”.


*************************

Se acostaron acurrucados, ella acariciando su pene y el su raja, estuvieron así largo rato, entre besándonos y platicando, ninguno de los dos se percato que sobre la sábana blanca quedo una mancha de sangre producto de la perdida de la virginidad de Carmen, su madre que además de ser enfermera quirúrgica era muy religiosa descubrió esa mancha al día después que era sábado cuando la iba lavar, al principio pensó que era salsa de tomate pero cuando la olfateo supo que era sangre pero no cualquier sangre ella sabía muy bien de donde era que había venido, dado que era la sabana del cuarto de Ezequiel, lo primero que pensó era que él había tenido sexo con alguna de su noviecitas, a la cual había despojado de su virginidad.

Por eso en la cena ese día, le pregunto a Carmen ¿ha venido alguna chica a casa mientras no estábamos tu padre y yo?, Carmen inocentemente contesto no Mamá solo hemos estado mi hermano y yo solos, ¿por qué?, por nada Carmen solo simple curiosidad, contesto, su madre, Carmen sin saberlo había comenzado a andar las malas ideas de su madre, por lo que el lunes ambos adolescente se debían quedar solo como de costumbre, su madres en esta ocasión se tomo sus horas de comida para ir a su casa, para ver lo que sus hijos estaban haciendo cuando se quedaban solas.

Dejo el auto a una calle de la casa para que sus hijos no se alertaran de su llegada, entro sigilosamente a la casa, pero no entro a la casa en su lugar tomo una escalera que con mucho cuidado coloco a los pies de una ventana que daba al pasillo que interconectaba a las habitaciones del segundo piso de su casa, los ojos de la madre de ambos adolescentes se le abrieron grandes cuando vio por la ventana a sus dos hijos salir secándose uno al otro desnudos del baño, con el pene de Ezequiel en completa erección.

No pudo ver mucho pero si alcanzo a ver como Carmen comenzó a chupar, lamer y mamar el pene de Ezequiel mientras este le manoseaba todo su cuerpo desnudo aquello era todo lo que necesitaba, saber, bajo de la escara buscando no ser escuchada, salió de la casa, subió a su auto y regreso al hospital esa noche al regresar a casa en su bolso traía todo lo necesario para realizar un procedimiento medico que solucionaría según ella aquella relación incestuosa y pecaminosa entre sus dos hijos de una vez y para siempre.

Estaba tan molesta que no le importaba nada todas las barreras legales, éticas y morales que la pudieron haber detenido estaban derribadas en ese momento luego de ver sus hijos disfrutar del sexo entre ellos, para ella no podía haber algo peor mas al recordar que seguramente fue su hijo quien despojo de su virginidad a su propia hermana, esa noche en la cena no hablo mucho, espero a que todos durmieran en la madrugada para llevar a cabo su perverso plan, tomo su bolso y fue al cuarto de Ezequiel, entro buscando hacer el menos ruido posible una vez dentro cerró la puerta con seguro por dentro.

Ella tomo un gran puñado de algodón el cual impregno de abundante cloroformo, coloco el húmedo algodón sobre la boca y nariz de su hijo, el cual dormía profundamente pues estaba muy cansado luego de pasar toda la mañana y tarde teniendo sexo con su hermana, apenas se inmuto, unos segundos después pese a parecer que estaba durmiendo aun, Ezequiel estaba completamente inconsciente por el cloroformo, en ese momento su madre prendió la luz de la habitación Ezequiel dado que era verano dormía sobre la colcha con apenas su bóxer puesto.

Su madre delicadamente le quito su bóxer de color blanco que estaba usando para revelar su completamente depilada zona púbica, su madre pensó que aquello era una obscenidad pero agradeció no tener que depilar la zona púbica de su hijo, tomo un poco de cinta adhesiva medica para apartar el pene de Ezequiel del camino, asegurándolo a su bajo vientre, luego tomo un trozo de manguera de caucho de las usadas para ligar el brazo cuando se saca sangre, con ese trozo hizo un fuerte torniquete en la base del escroto de Ezequiel cuyos huevos estaban muy bajos en su escroto por lo que tuvo problemas en colocarlo.

Ella espero uno segundos antes de abrir un bisturí muy afilado, con el que abrió el escroto de su inconsciente hijo que no sintió cuando su madre abrió su escroto justo por la mitad entre sus huevos, haciendo una gran incisión, por el que uno a uno saco los testículos de Ezequiel que ni siquiera se inmuto cuando ella lo hizo, luego ella inyecto cada uno de los conductos que los unían a su cuerpo, con un anestésico local, para de nuevo esperar uno segundos a que el medicamento hiciera efecto.

Cuando ella se aseguro que el medicamente había hecho efecto, saco otro bisturí de su sobrecito de papel, con el corto uno a uno cada conducto que unían los testículos del adolescente a su cuerpo, no sin antes colocar unos puntos de sutura auto absorbentes en ellos, el corte lo realizo debajo de los puntos de sutura, cuando acabo de castrar a Ezequiel, coloco los dos testículos en un frasco y suturo el escroto vacio del adolescente, colocando una pequeña venda esterilizada sobre la herida, le volvió a colocar el bóxer a su hijo, guardo todo en bolso, aplico un antibiótico antes de apagar la luz e irse de la habitación.


**************************

A la mañana siguiente ella como su padre se fueron a trabajar como de costumbre al hospital, Carmen se despertó a las 10:00 AM vio que su hermano dormía aun sobre su cama, por lo que se preparo un poco de cereal y se fue a la sala a comerlo mientras veía la tele, a eso de las 12:30 PM viendo que Ezequiel no despertaba, Carmen fue a su habitación a despertarlo, entro azotando la puerta y le dijo “Vamos Dormilón ya despierta, ¿que no quieres bañarte conmigo hoy?”

Ezequiel despertó algo mareado pero con ganas de más sexo con su hermana, por lo que sin más se levanto pese a sentir un ligero dolor de cabeza y se desnudo, quitándose el bóxer, no se dio cuenta que la venda que si madre le puso sobre su escroto quedo pegada en la tela del bóxer que se quito, ambos jóvenes comenzaron a disfrutar de un mutuo baño, gozando de sus caricias, lo primero que noto Carmen es que el pene de su hermano no estaba en erección como de costumbre en ese punto del baño, pero ella se horrorizo cuando su mano bajo hasta la entrepierna de su hermano.

-“¡QUE TE PASO!”, grito Carmen a Ezequiel cuando toco su escroto vacio.

En ese momento Ezequiel que no comprendía porque su hermana grito con tan pánico, se llevo una de sus manos a su entrepierna, sus ojos se abrieron grandes cuando sintió su bolso de piel vacio con aquellos pintos sobresaliendo de la herida en su delicada piel, con desesperación corrió aun estañado todo mojado a su cuarto seguido por la desnuda Carmen, para verse en el espejo de cuerpo completo en su habitación, lo que vio lo lleno de horror, alguien le había despojado de sus testículos por la noche. 

En eso Carmen le dijo, “Mira hermano una carta y tiene tu nombre escrito en ella”.

Ezequiel tomo la carta con sus temblorosas manos, abrió el sobre, para ver el papel adentro era la letra de su madre, la carta decía:

“Para Ezequiel.
De su Madre.

Hijo el pecado de la fornicación es malo pero es especialmente horrible cuando lo haces con la carne de tu carne, se te tus revolcones con tu hermana no diré nada a tu padre sobre todo que has despojado de su virginidad a tu hermana, si aceptas vivir por el resto de tu vida como una eunuco es decir sin tus testículos de los cuales te he despojado por tu bien, estoy seguro que si tu padre se llega a enterar de lo ocurrido no será tan benigno como yo lo he sido, la decisión es tuya.

Postdata:
Te deje un frasco de analgésicos en tu mesita de noche toma dos esas pastillas si es que tienes dolor”.

Ezequiel dejo caer la hoja de sus manos se llevo sus manos a su entrepierna para agarrarse con ambas manos su escroto vacio caer de rodillas y gritar.

“NOOOOOOOOOOO, PORQUE, ¡PORQUE!”


*************************

Su hermana levanto la hoja del piso y leyó lo escrito en el papel mientras lo hacia las lagrimas brotaban de su rostro, desde ese día las relaciones con su madre de ambos adolescente fue cortante hablaban solo lo necesario cada que estaban solos Ezequiel se desnudaba y observaba su cuerpo ahora sin sus huevos debajo de su pene que comenzó poco a poco a encogerse y perder la capacidad de erección, convirtiéndose en un eunuco en toda la extensión de la palabra, sin embargo Carmen no dejo de tener sus encuentros sexuales con su hermano, aunque con el tiempo ya no pudo mas penetrarla.

Ezequiel si podía complacerla con su lengua, Ezequiel abandono la casa familiar a los 21 años luego de conseguir un trabajo estable en una fábrica, su hermana Carmen lo hizo a los 20, ambos comenzaron a vivir juntos como marido y mujer en una ciudad lejos de su madre, con el tiempo el viagra y otras drogas hicieron posible que Ezequiel recuperara su capacidad de erección pero pese a todo el se sentía un eunuco sobre todo porque no podía eyacular como cuando aun tenía sus huevos debajo de su pene.  


Carmen se embarazo de un hombre que uso para ese fin, a los 27 años ahora ambos crían a dos hermosos niños un niño y una niña, el chico tiene 10 años y la chica 8 años Carmen y Ezequiel solo esperan que ambos puedan descubrir el placer que sus cuerpos les podrán ofrecer en algunos años más, ambos prometieron no decir nada en caso de que eso sucediera y dejar que los dos disfruten tanto como ellos lo hicieron, antes de su madre truncara su placer para siempre castrando a Ezequiel convirtiéndolo en un eunuco para el resto de su vida.  



http://relatos-de-eunucos.blogspot.com


image host

Imagen que Inspiro esta Historia



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com