SACO DE BÓXEO

Ella practica todos los días este deporte, pero pocas, sparrings femeninas están disponibles en este mundo. En combates de boxeo entre las mujeres, los dos competidores luchan por puntos. No se busca dañar a la otra mujer sino ser más ágil esta mujer requieren un saco de boxeo adecuado, pero golpear una bolsa rellena de aserrín inerte no es muy satisfactorio......

SACO DE BÓXEO
Ella practica todos los días este deporte, pero pocas, sparrings femeninas están disponibles en este mundo. En combates de boxeo entre las mujeres, los dos competidores luchan por puntos. No se busca dañar a la otra mujer sino ser más ágil esta mujer requieren un saco de boxeo adecuado, pero golpear una bolsa rellena de aserrín inerte no es muy satisfactorio para ella por lo que se le ocurrió una idea para una bolsa de boxeo especialmente diseñada para mantener a uno de sus esclavos hombres en su lugar, fijado desde que es puesto en ese lugar a la bolsa de boxeo para servir para sus entrenamientos que ha demostrado ser una bolsa más que ideal para sus entrenamientos.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [FEMDOM] [BALLBUSTING]



Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





En un futuro muy lejano la raza humana ha colonizado otros planetas en el universo, pero en algunos de ellos existe la supremacía femenina, en especial en uno en donde se cree que el mantenimiento de la salud personal es una virtud cardinal. Una virtud exclusiva de las mujeres que deben hacer todo lo posible para no solo mantenerse en buena condición física, sino atractivas en todos los aspectos, sintiendo un desprecio hacia los hombres algunas de estas mujeres optan por mantenerse en forma de manera peculiar.

Pero concentrémonos en una en particular, esta mujer en particular que es propietaria de varios esclavos masculinos disfruta del boxeo para estar en buena forma. Ella practica todos los días este deporte, pero pocas, sparrings femeninas están disponibles en este mundo. En combates de boxeo entre las mujeres, los dos competidores luchan por puntos. No se busca dañar a la otra mujer sino ser más ágil, los torneos de boxeo son muy graciosos e entretenidos pero restringidos precisamente pues se tiene que conseguir un permiso especial de las autoridades.

Por esa razón las sesiones de entrenamiento de boxeo diarias de de esta mujer requieren un saco de boxeo adecuado, pero golpear una bolsa rellena de aserrín inerte no es muy satisfactorio para ella por lo que se le ocurrió una idea para una bolsa de boxeo especialmente diseñada para mantener a uno de sus esclavos hombres en su lugar, fijado desde que es puesto en ese lugar a la bolsa de boxeo para servir para sus entrenamientos que ha demostrado ser una bolsa más que ideal para sus entrenamientos, superior a cualquier pera de boxeo inerte que se pueda conseguir.

El hombre atado es un más que excelente objetivo, los hombres indefensos son sensibles, a los golpes que ella le propina los gemidos y quejidos a la bolsa de boxeo humana ayudan a la mujer a medir la fuerza de sus golpes, por supuesto que tiene más de un solo esclavo para esta activada ya que al final de casa sesión el esclavo queda muy mal maltrecho por lo que no puede seguir usándolo para una sesión posterior.

Es por eso que para que la práctica del boxeo sea demasiado divertida para ella no es bueno para poner fin rápidamente al sufrimiento de los esclavos. Por supuesto sus golpes en su mayoría son al vientre o al pecho del esclavo  que son brutal, dejando sus golpes finales a los testículos colgantes del indefenso hombre, ella muele a golpes los testículos del esclavo, A menudo el esclavo se desmaya por los brutales golpes de ella a sus partes viriles.

Ella rota a sus esclavos de boxeo, ellos se tardan aproximadamente una semana para que los moretones que les quedan en su cuerpo desaparezcan, dejando un cuerpo sin mancha o señal de haber sido golpeado, Ella no suele tener siete esclavos para esta actividad, cuando ella confirma que en el cuerpo del esclavo ya no hay señal de maltrato alguno ella lo toma para de nuevo usarlo para sus entrenamientos especiales de boxeo.


*******************

Hoy es un día especial para ella, hoy ha llegado la hora de eliminar a uno de sus esclavos para convertirlo en un sirviente sumiso, para que su lugar sea ocupado por un nuevo esclavo que será entregado mañana por lo que hoy debe convertir a este esclavo que le ha servido de bolsa de boxeo por ya dos años, él ya está colocado en posición a la espera de una sesión de golpes a los cuales ya está acostumbrado, pero hoy será algo diferente para él y no lo sabe.

Hoy dado que es un día especial ella no se coloca los guantes para boxear, sino que permanece con sus puños desnudos, se coloco una ropa interior de cuero que se ciñe sobre sus pelvis muy bien remarcando sus paraditas y redonditas nalgas, remata su atuendo con unas botas de tacón alto, sus lindos senos no muy grandes copa C 32, quedan al aire, expuestos a la mirada del su esclavo que no puede apartar su mirada de sus duros pezones cuando ella entra a la habitación, su cabellera pelirroja como si estuviera en llamas le cae mas allá de sus hombros sobre su espalda tatuada.

Ella se acerco a donde estaba el esclavo ya colocado con los brazos y piernas hacia atrás bien sujetos en el gran aparato que simula una bolsa de golpeo dejando su cuerpo desnudo, con sus músculos bien marcados, así como tensos por la posición en la que esta, su bien dotado pene estaba descansando sobre sus grandes huevos, ella se detuvo a solo un paso de donde estaba el esclavo se inclino un poco, para alargar su brazo izquierdo para que su mano pudiera tomar sus grandes huevos cosa que hizo que sus tetas se aplastaran contra el marcadito abdomen del esclavo.

Este al sentir las suaves tetas de su Ama con sus pezones duros como rocas sobre su abdomen desnudo, en conjunción con la mano de ella acariciando sus lampiños huevos hizo que de inmediato su pene reaccionara para comenzar a cobrar vida unos pocos segundos más tarde su pene estaba tan duro como un tubo de acero, caliente, con sus venas saltadas e hinchadas por toda su  superficie, era la primera vez en mucho tiempo que su ama le dejaba tener una erección sin que recibiera un castigo por tenerla por lo que estaba disfrutando de aquella sensación.

Ella le acariciaba sus grandes huevos de forma suave, a los pocos segundos con su otra mano tomo su dura erección y comenzó a masturbarlo el esclavo estaba en la gloria era la primera vez que su ama le hacía algo semejante y lo estaba disfrutando de sobre manera, la mano de ella bajaba, hasta la base de su erección solo para volver a subir, para apretar su hinchado glande que no tardo en empezar a arrojar abundante liquido transparente de la punta que comenzó a resbalar por su erección sirviendo a modo de lubricante.

Era un momento sublime e indescriptible para el esclavo, su pene estaban muy duro y súper lubricado, las caricias lo enloquecían cuando de repente ella comenzó a besar su abdomen como loca, de un momento a otro ella comenzó a bajar lamiendo su abdomen hasta que comenzó a besar aquel duro pene algo nunca había hecho al esclavo ni ella ni nadie en su vida,  ciertamente aquello era algo que él no se esperaba dejo escapar un hondo gemido de placer sin poderse controlar, aquel placer era algo maravilloso nunca pensó que el tener su pene dentro de la boca de una mujer pidiera causar semejante placer.

Ella también estaba disfrutando aquella situación era poco vivida como experiencia por las mujeres de ese planeta, así que se permitió disfrutarla, por lo más que un beso se devoró su duro pene de una sola vez, su erección entro hasta el fondo de su boca hasta lo más profundo donde el roce de su lengua con su glande lo enloquecía con sus ricas subidas y bajada de su cabeza sobre su erección, no sabía qué hacer o cómo reaccionar aquello era maravilloso superior a cualquier sueño que hubiese tenido en su vida, ella se lo devoraba hasta sentir que se perdía en su boca por completo.

Esa ansia y deseo sexual que el esclavo y Ama estaban sintiendo era como una locura, así que ella continuo hasta que llevo a su esclavo a un estado de excitación en donde estaba a punto de eyacular, ella entonces se saco su durísima erección de su boca para continuar masturbándolo, su mano se movía para ese momento a un ritmo acelerado bajando y subiendo por su pene mientras su otra mano jugaba sensualmente con sus huevos hasta que el esclavo ya no pudo aguantar por más tiempo por lo que eyaculo como nunca, mojando el cuerpo de su Ama con su espeso semen.

El semen broto con tal fuerza que incluso alcanzo las tetas de su Ama que estaba a 50 cm de distancia de su pene, por supuesto eso en lugar de gustar a ella, la molesto de sobremanera, el tener semen de un esclavo sobre sus suaves senos era algo repugnante pera cualquier mujer de ese planeta, de inmediato soltó su pene que aun arrojaba su espeso semen para con la mano que sostenía sus huevos apretarlos con fuerza hasta hacer que el esclavo diera un alarido de dolor.

-¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAGGGGGGHHH!

Ella se aparto un poco se puso en guardia y comenzó a lanzar golpes, fuertes golpes al bajo vientre del esclavo que no tardo en quedarse sin aire para comenzar a jadear en busca de aire además que de dolor, los golpes fueron bajando por su marcado abdomen hasta que pronto los puños de su ama se estaban estrellando contra sus expuestos testículos para ese momento muy sensibles por su reciente gran eyaculación, el primer golpe sobre ellos hizo que su pene lanzara un chorrito de semen que aun quedaba en su interior con fuerza.

Los golpes se sucedieron uno tras otro sobre los testículos del esclavo que se bamboleaban de un lado a otro por los fuertes impactos de los puños de su Ama provocándole mucho dolor, pero también mucho desconcierto, su ama por lo general no atacaba sus testículos hasta el final de una sesión no desde el principio porque ella lo estaba haciendo ahora, seria porque se vino sobre sus tetas era la única explicación a la que el pudo llegar pero no lo podía aseverad con seguridad, tampoco podía preguntar, ni pensar en otra cosa pues su atención en ese momento estaba en el dolor que estaba sintiendo.    

De súbito los golpes de su ama a sus huevos cesaron pero solo para que ella fue a colocarse una manopla de acero que eran unos nudillos metálicos, regreso a donde estaba el esclavo con una sonrisa diabólica en su bello rostro para ese momento el semen que había caído sobre sus lindas tetas, había corrido, descendiendo por su plano abdomen para llegar casi al borde superior de su ropa interior de cuero, ella llego a donde estaba el esclavo y sin decir palabra alguna reanudo sus golpes sobre sus testículos, de una forma aun más brutal que antes.

Esta vez desde el primer golpe el esclavo empezó a dar alaridos de dolor sin parar pues en verdad estaba sintiendo mucho dolor, como nunca antes había sentido incluso estando en cierta forma acostumbrado a los brutales golpes de su ama sobre sus huevos, ella dejo de golpear sus testículos solo para hundió su puño en el centro de su dorso lo que hizo callar al esclavo de inmediato al sacar todo el aire de sus pulmones por el brutal impacto lo que permitió a ella seguir golpeando sus huevos sin los alaridos de dolor de su esclavo al menos por unos segundos.

Los golpes se sucedieron desde ese momento de una forma brutal, sin parar, ella estaba como poseída golpeando aquel saco de piel son para, por extraño que parezca el pene del esclavo estaba más duro que nunca pegado a su bajo vientre apuntando al techo completamente en posición vertical, de la punta una gran cantidad de liquido pre-seminal brotaba en ocasiones en cantidades asombrosas luego de cada brutal impacto sobre sus huevos, que hacían estremecer por completo al esclavo, sin que eso importara para nada a su Ama.

La cual seguía golpeando sus huevos de manera desesperada como si estuviera poseída, ella tanto como su esclavo estaban ya bañados en sudor más él que ella, luego de dos horas de esa brutal paliza ella paro por unos segundos, solo para comenzar a darle golpes con todas sus fuerzas sobre los ya muy hinchados huevos del esclavo que sentía con cada golpe como si su alma se le escapara por su dura erección eso continuo de ese modo hasta que un descomunal golpe se estrello contra sus huevos haciendo que los ojos del esclavo se pusieran en blanco cuando su testículos izquierdo estallo dentro de su escroto.

El dolor fue algo que el esclavo había sentido en su vida, pero lejos de detener la serie de fuertes puñetazos la Ama continuo atacando aquel escroto ya con uno de sus habitantes, destruido para siempre, el esclavo estaba a punto del desmayo cuando de nuevo un certero como brutal golpe impacto sobre su escroto haciendo que el puño aplastara el testículo restante contra el huevo pélvico del esclavo, haciendo que estañara en varios pedazos dentro del bolso de piel muy hinchado para ese momento de color morado casi negro.

¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHH!

Grito el esclavo al tiempo que se desmayo, quedando en calidad de bulto sin sentido, sostenido por sus piernas y brazos, con su escroto casi del tamaño de una gran toronjo colgando entre sus piernas, con sus testículos destruidos en su interior, no siquiera se dio cuenta cuando su ama con la ayuda de una tijera laser corto el maltratado bolso escroto cauterizando la herida al mismo tiempo castrando por completo al esclavo que quedo convertido en un eunuco que estaría a su servicio por el resto de su vida natural o hasta que fuese vendido por su ama.

Cuando el esclavo despertó ya no era más un hombre y se encontró que ahora debía darle placer a su Ama sin que su propio placer que ya no era la gran cosa importara mucho, al otro día, él fue testigo de cómo su Ama acariciaba el gran escroto de su nuevo esclavo que le serviría para practicar su boxeo, antes de comenzar a golpear a su nueva adquisición, mientras acariciaba su escroto el esclavo recién castrado recordó como era sentir la mano de su Ama sobre sus alguna vez grandes huevos que colgaron debajo de su pene ahora muerto para el resto de su vida.

Su ama en verdad estaba disfrutando de acariciar ese gran par de huevos, dentro de ese escroto a sabiendas que estaba siendo observada por su esclavo recién convertido en eunuco, el cual no dudo en llevarse su mano a su entrepierna para acariciarse sus huevos pero en el momento que su mano llego a donde debían colgar sus huevos recordó que ahora ya no están ahí y nunca más lo estarían en su vida.

Su ama de reojo observo la frustración que expreso el rostro de su nuevo eunuco al comprender que el ya nunca podría sentir lo que su mano le estaba haciendo sentir a su nuevo esclavo en lo que le quedara de vida, su pene no siquiera estaba en erección, no como el del nuevo esclavo que presentaba una fuerte erección como la que el tenia cuando estaba siendo apaleado por ella siempre que le servía para sus entrenamientos, algo para lo cual tampoco serviría para el resto de su vida, sus añoranzas y pensamientos fueron interrumpidos de súbito.

¡PACK, PACK!

El recién eunuco escucho los primeros golpes, al nuevo esclavo y supo en ese momento que el nuevo esclavo, sin lugar a dudas, por la forma en que grito al sentir los golpes que sería un muy buen “Saco de Boxeo”.




image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: DarkSoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

TERAPIA INESPERADA

Aquello parecía ser la solución a mis problemas que cayó del cielo, incluso pagando me quedaría lo suficiente como para comprarme alguna cosa, que deseara, no lo pensé dos veces, arranque el anuncio del tablón de anuncios para dirigirme a la dirección señalada deseando que nadie más hubiese ido por ese anuncio......

TERAPIA INESPERADA
Aquello parecía ser la solución a mis problemas que cayó del cielo, incluso pagando me quedaría lo suficiente como para comprarme alguna cosa, que deseara, no lo pensé dos veces, arranque el anuncio del tablón de anuncios para dirigirme a la dirección señalada deseando que nadie más hubiese ido por ese anuncio. Ahora se que debí preguntar muchas cosas y no solo dar mi permiso para que mi hicieran lo que me hicieron arruinando mi vida para siempre.


[GAY] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [MEDICO]



Categoria: Gay      Autor: DarkSoul





Con 24 años era un joven hombre con una grandioso cuerpo y buen paquete al frente de mi entrepierna, con un pene siempre deseoso de buen sexo que no me faltaba nunca, sobre todo con las calientes chicas de la universidad, pero por mis juergas y desvelos mi promedio se fue a pique por lo que antes de iniciar el último semestre recibí un carta de la universidad que fue devastadora, para mis intereses, en la carta me informaban que debido a mi bajo promedio me retiraban mi beca completa por lo que debía cubrir la totalidad del costo del último semestre a mas tardar en 3 semanas o debería dejar los dormitorios así como la universidad. 

Aquello fue devastador no me lo esperaba, hable con varias autoridades pero nadie me pudo ayudar debía cubrir la totalidad del mi último semestre, pedirles dinero a mis padres no era una opción, aun si hubiesen podido ayudarme no tendrían esa cantidad en tan poco tiempo, la desesperación puede llevarte a tomar decisiones estúpidas como la que tome, en el tablón de anuncios de los dormitorios había un pequeño anuncio perdido entre muchos otros que solicitaba jóvenes hombres para un estudio de una nueva terapia medica sexual, pagaban por una solo sesión un poco más de lo que necesitaba para el pago del semestre.

Aquello parecía ser la solución a mis problemas que cayó del cielo, incluso pagando me quedaría lo suficiente como para comprarme alguna cosa, que deseara, no lo pensé dos veces, arranque el anuncio del tablón de anuncios para dirigirme a la dirección señalada deseando que nadie más hubiese ido por ese anuncio, la dirección marcaba una oficina en la sección medica de la universidad en el último piso, me presente ahí y una enfermera me observo de pies a cabeza, antes de preguntar que si sabía de lo que se trataba todo aquello.

-¡Sí!, me apresure a decir por temor a ser rechazado.

Sin siquiera saber de que trataba todo aquello, la enfermera como que no me creyó pero no dijo nada, se limito a darme unas formas e indicarme que las llenara, cuando acabe le regrese las formas y ella las reviso para ver si no faltaba nada por llenar, señalo algunos campos que no había llenado, indicando lo que debía poner cuando acabe,  me indico donde firmar, además de poner mis iníciales a un costado en cada hoja de las varias formas que llene, cuando todo estuvo firmado y llenado, me indico que me sentara para esperar a que fuese llamado.

Luego desapareció, cuando regreso, me pedio una identificación, se la di, ella le saco una fotocopia para luego comenzar a llenar un cheque con la cantidad que me pagarían, me indico que firmara algunas otras cosas, para luego indicarme que cuando acabara todo se me entregaría el cheque, unos minutos más tarde un hombre ya mayor como de 60 ó 70 años apareció portando una bata blanca como si fuere un medico, se presento como el Dr. Santos el cual me invito a pasar a lo que parecía ser un consultorio.

********************

Una vez dentro del consultorio el Dr. Santos fue directo al punto, “¡Joven voy a necesitar que se desnude para que podamos empezar con la prueba!”, aquellas palabras me sorprendieron pero no extrañaron después de todo lo poco que sabía de todo aquello es que era una especie de estudio sexual, por lo que de alguna forma implicaba cierto grado de desnudes de mi parte, por lo que no puse ninguna objeción a su orden después de todo por lo que estaban pagando hubiese hecho más que solo desnudarme si me lo hubiesen pedido.

Por lo que de manera natural me quite mi ropa quedando solo en ropa interior la cual no dude en despojármela para exhibir mi bien dotado pene así como mis colgantes huevos de los que estaba bastante orgulloso, pues eran grandes y pesados algo que a las chicas con las que había tenido sexo encantaba pues decían que producían mas leche de la normal, lo que de alguna manera les gustaba sobre todo cuando me venía dentro de ellas, provocándoles intensos orgasmos que las enloquecía de placer.

El Dr. Santos entonces se me acerco tomo un pequeño banquito de metal y se sentó justo en frente de mi, sus ojos quedaron a la altura de mis colgantes testículos, sin más me los agarro con sus manos huesudas y frías, que me hizo estremecer, me apretó cada uno de mis testículos por separado ordenándome que tosiera cada que me apretaba uno, luego de unos segundos de exploración paso a mi pene el cual tomo para correr mi prepucio hacia atrás para que sus ojos pudieran ver mi rosadito glande, me masturbo para mi sorpresa por unos segundos, hasta que dejo mi pene en completa erección derramando liquido pre-seminal de la punta.

Cuando noto que gruesas gotas de ese liquido transparente comenzaron a salir de mi uretra, el Dr. Santos soltó mi pene, se puso de pie pero solo para ordenarme, “¡Jovencito masturbarte y cuando eyacules por favor recolecta tu semen en este frasco de cristal!”, al terminar de decir esta nueva orden me entrego un frasco grande de cristal, con una medidas en mililitros, impreso en el mismo, tome el frasco con una mano mientras que con mi otra mano tome mi durísimo pene para ese momento y comencé a mastúrbame sin pene alguna ante la mirada inexpresiva del Dr. Santos.

Ya con mi mano alrededor de mi pene en erección total con sus venas saltadas de lo duro que estaba comencé a bajar y subir mi mano por mi duro pene, sintiendo como mi glande hinchado era acariciado por mi prepucio que lo cubría y descubría a cada movimiento de mi mano, al cabo de unos segundos mi glande estaba todo mojado de mi liquido pre-seminal, aquello era en verdad un placer, mi mano que comenzó con movimientos lentos ya se movía por si sola sobre mi pene a un buen ritmo que me hizo soltar un jadeo de placer involuntario.

-¡UUUUUUMMMM, AAAAHHHH!

Los minutos comenzaron a correr, con mi mano bajando y subiendo de mi fuerte erección, pero por más que intentaba eyacular por alguna razón no lo lograba, pasados 20 minutos mí brazo estaba cansado por lo que la intensidad de mi masturbación descendió cosa que el Dr. Santos noto, el espero algunos minutos más antes de acercarse y decir, “¡vaya, vaya, jovencito parece que vas a necesitar un poco de ayuda!”, el Dr Santos sin darme tiempo a responder a su declaración tomo mi duro pene con una de sus manos para comenzar el mismo a masturbarme.

Ufff… Se sentía rico, nunca ningún otro hombre me la había tocado, El Dr. Santos sin expresión alguna en su rostro  prosiguió masturbándome y de repente ante mi sorpresa total se la llevo a la boca y comenzó a darme una rica mamada que me hizo ver las estrellas literalmente de placer, por momentos paraba para de nuevo masturbarme,  luego de nuevo se llevaba mi erección a su boca, corriendo mi prepucio siempre hacia atrás para maximizar el placer que estaba sintiendo;. era genial lo que se sentía en ese momento... sus manos huesudas comenzaron a recorrer mis piernas subiendo hasta mis firmes nalgas.     

El Dr. Santos comenzó a acariciarlas con sus manos y lentamente metió uno de sus largos dedos huesudos por entre mi rajadura hasta rozar mi ano... “AAAAHH”... gemí al tiempo me estremecía, de repente su dedo penetro mi ano y yo no puse resistencia, no sé que me estaba pasando pero me deje llevar por lo excitado que estaba,  el Dr. Santos lo introducía todo para luego sacarlo mientras ya estaba gimiendo como una puta mientras sentía que iba a explotar en cualquier momento, era obvio que sabía lo que estaba haciendo, estimular mi próstata con su dedo mientras mi la chupaba era como estar en el paraíso.

So se cuanto tiempo paso hasta que no aguante más, aquello era demasiado jamás en toda mi vida había sentido tanto placer de repente el Dr. Santos que espero hasta el último instante para sacar mi duro pene de su boca, coloco mi pene dentro del frasco de cristal mientras me seguía masturbando y justo en ese momento mi pene exploto en una tremenda eyaculación como nunca antes en mi vida, lo que sentí fue indescriptible, un placer infinito al venirme, aun teniendo su dedo dentro de mí, presionando contra mi próstata mientras los chorros de mi espeso semen llenaban el frasco de cristal.

Pese a haber eyaculado en decenas de vaginas y culos en mi vida desde los 16 años que deje de ser virgen, nunca había sentido tal sensación antes, fue un orgasmos en verdad intenso, como jamás antes había experimentado ni en mis momentos más calientes con una mujer, era como si mi alma fuese drenada por mi pene, conforme mi orgasmos fue disminuyendo el Dr. Santos, poco a poco fue sacando su dedo de mi ano y limpio con su lengua mi pene dejándolo sin gota de semen sobre él.

¿Te gusto?, pregunto el Dr. Santos.
¡Sí!, respondí aun jadeante de placer.
¡Qué bien!, pero aun no hemos terminado. Dijo el Dr. Santos.
Está bien, que sigue, Dr. Le respondí tratando de recuperar el aliento.

******************

“Bien Jovencito te voy a pedir que subas a esa mesa y permanezcas a gatas para que podamos proceder con la segunda fase de la prueba”, Dijo el Dr. Santos, mire la mesa y en la parte de arriba había como unas varillas formando un rectángulo como a 35 cm de la superficie de la mesa, el Dr. Santos me indico que colocara las piernas y brazos por fuera del rectángulo, aun jadeando con mi respiración no normalizada por mi recién mega orgasmo, hice lo que el médico me indico, al hacerlo quede con las piernas bien separadas, con mis pesados huevos colgando  entre mis piernas, con mi pene aun con una dura erección casi tocando mi plano y marcadito abdomen, una vez en posición el Dr. Santos saco unas correas, para asegurar mis piernas a la altura de mis rodillas, mis muñecas y remato con una correa por mi cintura que aseguro a las varillas.

Luego el Dr. Santos saco un pote de crema se coloco un guante de látex antes de poner abundante crema en esa mano la cual distribuyo por todo mi duro pene poniendo especial atención a mi glande, con su mano aun frotando mi pene sentía una sensación muy rica algo que nunca había sentido antes, el médico indico que la crema era un estimulador nervioso que sensibilizaba al 1000 % cualquier zona del cuerpo en donde fuese aplicada, cuando termino de aplicar la crema coloco un cilindro de grueso plástico sobre mi erección la cual trabo en su lugar extrayendo todo el aire de su interior.

Cuando termino se colocar el cilindro, lo que hizo que mi erección descendiera un poco por el peso del cilindro, coloco en la punta una manguera que conecto a un dispositivo que a su vez conecto al mismo frasco de cristal en donde estaba aun contenido mi semen arrojado hacia unos instantes en mi primera gran eyaculación de ese día, no entendía para que era todo eso pero si era para que sintiera el mismo placer que hace rato no  me iba a poner en absoluto.

Luego sentí como el cilindro que rodeaba mi pene hasta la base del mismo comenzó a llenarse de un líquido tibio que se sentía espeso como si fuese algún tipo de lubricante liquido, en simultaneo sentía como el Dr. Santos colocaba lo que parecía ser una serie de electrodos sobre mis testículos dos en cada uno de ellos para luego conectarlos a la maquina a un costado, él  espero a que el cilindro se llenase casi por completo en ese momento la maquina hizo un ruido “BEEP”, y el médico supo que todo estaba listo para proceder.  

En ese momento el Dr. Santos, mientras acariciaba mis nalgas con su mano desnuda, dijo “Disfrútalo muchacho ser tu ultima vez como hombre en tu vida”, aquellas palabras me alarmaron que es lo que quiso decir iba a decir algo cuando sentí una sacudida de placer que me dejo literalmente sin habla cuando la maquina comenzó a funcionar, haciendo que sintiera como si una vagina muy húmeda, pero apretando mi pene como si fuera el ano virgen de una adolescente estuviera sobre mi pene mientras este salía y salía fue algo en verdad increíble, casi me quede sin aliento y me obligo a dar un gemido sonoro de placer.

¡AAAAAAAAAAAAHHHHHHHH!

De pronto todo mi cuerpo se sentía caliente, excitado como nunca antes en toda mi vida, comencé a mover mi cadera como queriendo penetrar algo por instinto, en ese momento el Dr. Santos tomo un pequeño cilindro de metal con forma de torpedo con un cable sobresaliendo de uno de sus extremos, cual usando un poco de lubricante fue insertado en mi ano a modo de supositorio, profundamente hasta que este quedo sobre la parte de mi intestino que colindaba con mi próstata, en ese momento sentí como si un rayo impactara mi cuerpo pero no fue doloroso sino placentero.

Aquello me llevo de inmediato al éxtasis total, haciéndome comenzar a gemir y gemir sin placer como una perra en celo siendo montada por un pastor alemán, aquello era algo que nunca había sentido, pero no era todo en ese justo momento comencé a sentir pequeñas descargas eléctricas provenientes de los dos electrodos en cada uno de mis testículos que los hizo contraerse contra mi pelvis casi de inmediato, aumentando de igual manera mi excitación, llevándome de nueva cuenta al borde de un mega orgasmo como la vez anterior en cuestión de minutos.

De nueva cuenta en menos de una hora, eyacule con tal fuerza que creí que estaba teniendo una ataque cardiaco, mi cremoso semen que salió con mucha fuerza de mi pene fue succionado hacia la maquina, para después verlo llenar el frasco de cristal a un costado, jadeaba con todo mi cuerpo ya empapado de sudor sin embargo la maquina no dejaba de succionar mi pene pero era peor aún, pues mi cuerpo ya no me respondía era como si estuviera poseído por un demonio, mis caderas no dejaban de moverse por si solas, además mi pene no perdió su dureza pese a mi gran eyaculación y orgasmo.

De nueva cuenta sentí como descargas eléctricas eran aplicadas sobre mis testículos, también se estimulaba mi próstata, llevándome de nueva cuenta a punto del orgasmo, era tanto mi placer que no note que mi pene aunque en erección aun este se había encogido un 20 % de su tamaño original, unos segundos más tarde de nuevo mi pene eyaculo de nueva cuenta de forma brutal haciéndome sentir que me desmayaba, aquello estaba empezando a dejar de ser placentero aquella ocasión, casi lo sentí como un tormento que como algo placentero.

De nueva cuenta una gran cantidad de semen espeso broto de mi durísima erección, en ese momento tampoco lo note pero mi pene se encogió de nueva cuenta, pero no lo note pues antes de darme un respiro mi cuerpo volvió a estar al borde del orgasmo, mi pelvis se seguía moviendo mientras que sentí de nuevo la mano del Dr. Santos acariciando mis nalgas de forma lasciva pero no pude decir nada estaba inmerso en las increíbles sensaciones que estaba sintiendo en ese momento, de nuevo a punto de la eyaculación, cosa que sucedió unos segundos más tarde de manera copiosa haciéndome gemir casi gritar de placer.

¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHH! 

Para la sexta eyaculación ya estaba rogando al Dr. Santos que detuviera todo aquello pero no me había percatado que mi pene había casi desaparecido, aunque lo sentía aun muy duro como nunca antes en mi vida, en ese momento estaba en un suplicio total ya no sentía placer, sino dolor, de pronto sentí como se acumulaba de nueva cuenta un nuevo orgasmo en la base de mi pene, cuando de repente sentí como si algo estallara en mi interior en simultaneo sentí como tuve la mayor eyaculación y orgasmo de mi vida.

Pero también al mismo tiempo el mayor dolor que alguna vez he experimentado en toda mi vida hasta este día, di un alarido de dolor, placer, agonía, gozo y suplicio todo eso mezclado antes de que todo se me pusiera negro y me desmayara en medio del que creo fue un súper mega, orgasmo como ningún otro que hubiese sentido o sentiré en mi vida, lo último que recuerdo ver antes de perder la consciencia fue un liquido rojo comenzar a teñir de rojo el espeso semen acumulado en el frasco de cristal en donde se acumulo todo lo que de mi pene y huevos broto.

¡AAAAAAAAAAAAAAAHHHHHH!

Cuando me desperté varias horas más tarde, me encontré con el Dr. Santos a mi lado, estaba acostado sobre una camilla, desnudo, me sentía cansado pero muy satisfecho, como nunca antes en mi vida, tenía muchas ganas de ir al baño, quería vaciar mi vejiga, le dije al Dr. Santos que quería ir al baño, el con una sonrisa en su rostro me dijo, claro espera un momento, trajo un cómodo de metal similar a los que usan en los hospitales pero le dije que era mejor un pato (utensilio usado para que orinen los hombres en cama en los hospitales).

Él, me miro y dijo eso ya es adecuado para ti jovencito, en ese momento mi mente se activo por  completo, que quería decir con eso, el Dr. Santos, aprecio mi rostro de extrañeza y me dijo “¡porque no lo ves por ti mismo!”, el Dr. Santos retiro la sabana que me cubría para dirigir su mirada a mi entrepierna, levante mi dorso apoyándome sobre mis codos, para ver que mi entrepierna ahora estaba vacía, mi pene ya no estaba, apenas se apreciaba un pequeño esfínter como si fuese un segundo ano sobre mis grandes huevos.

Mis Ojos se abrieron grandes al ver que mi pene ya no estaba más en su lugar, luego de mi shock inicial le pregunte ¿Qué demonios me ha hecho, maldito viejo?, lo siento jovencito por tu pene pero ha sido todo un existo la terapia de amputación por disolución peneana, esto será todo un nuevo logro medico he logrado el retiro de un pene humano sin una operación invasiva y sin dolor para el hombre lo que será un buen tratamiento a modo de castigo para los violadores que así lo determine los jueces.

NOOOOOOOOOOOO. Grite lleno de terror.

Unas horas más tarde, estaba saliendo de aquel lugar sin mi pene pero con mi cheque, trate de demandar a los malditos que me despojaron de mi virilidad pero había firmado las formas, con mi puño y letra además había una grabación de mi llenando y firmando los formularios mi demanda nunca procedió, tuve que aprender a vivir sin mi pene y sin sexo normal, ahora tengo que recurrir a  la estimulación anal para poder eyacular y desfogarme cada tanto me he vuelto gay a mi pesar, pues es la única forma ahora de obtener placer, pues la cosa que me metieron en mi ano se fusiono con mi cuerpo y al ser estimulado por un pene me causa mucho placer e induce la eyaculación.

Aun lloro por mi perdida a causa de esa terapia inesperada.       



image host

Imagen que inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darksoulpgm@gmail.com

SHEPARD Y GERALD

Era una soleada tarde de verano cuando Gerald se paro frente a esa gran casa en un elegante barrio no muy lejos de su propia casa, él quedo de acudir a la casa de su amigo Shepard (ambos de 16 años), al llegar noto que la casa estaba sola, algo que no se esperaba de pronto - Shepard- Hola Ger sube-......

SHEPARD Y GERALD
Era una soleada tarde de verano cuando Gerald se paro frente a esa gran casa en un elegante barrio no muy lejos de su propia casa, él quedo de acudir a la casa de su amigo Shepard (ambos de 16 años), al llegar noto que la casa estaba sola, algo que no se esperaba de pronto - Shepard- Hola Ger sube-.Sin saberlo Gerald caminaba a una sesión de dolor como nunca imagino en su vida.

[ADOLESCENTE] [SECUESTRO] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [BALLBUSTING]


Categoria: Adolescente      Autor: DarkSoul & Anonimo





Era una soleada tarde de verano cuando Gerald se paro frente a esa gran casa en un elegante barrio no muy lejos de su propia casa, él quedo de acudir a la casa de su amigo Shepard (ambos de 16 años), al llegar noto que la casa estaba sola, algo que no se esperaba de pronto - Shepard- Hola Ger sube-, dijo asomando la cabeza desde la ventana de su cuarto en la planta alta de su casa cuando, Ger tímidamente entro a la casa.

No era la primera vez que el estaba ahí, por lo que no tardo mucho en llegar a la habitación de Shepard, Gerald llego a la habitación sonriente a la espera de ver a su Shepard pero en lugar de eso se encontró con una habitación vacía, de pronto una mano paso por entre sus piernas por debajo de su pelvis para luego esa mano agarrar sus huevos para darles un fuerte apretón en las joyas de la familia como nunca antes había sentido en toda su vida, el apretón a su jóvenes testículos lo hizo quedar sin aliento, fue tan fuerte que todo se le nublo quedando desmayado en medio del cuarto.

Gerald despertó varios minutos más tarde, solo para descubrir que sus ropas se habían ido quedando solo en su bóxer ajustado de color negro, pero eso no era todo sino que estaba atado en forma de X a la cama de Shepard - ¡Ya te despertaste eh!, dijo Shepard, ¡te tengo una sorpresa! - ¿qué demonios haces? – replico con desesperación Gerald, que estaba empezando a preocuparse por toda aquella situación; “te humillare como nadie te ha humillado, ya lo veras Ger”; *prendió la videocámara* - ¡ey no!, ¿qué demonios tratas de hacer? deja eso, en ese momento Shepard se acerco a Ger para agarra el paquete que sobresalía al frente de su abultado bóxer.

Shepard de manera maliciosa estuvo jugando con el paquete genital de Ger por unos minutos ante el asco total de este que le pedía que se detuviera, cuando termino de hacerlo dijo - ¿sabes qué? primero empezare con una tortura ligera algo que no sea complicado e incluso se sienta bien al principio pero después será algo malo ya lo veras puedo ser muy creativo en ese sentido cuando me lo propongo Ger, - Shepard admiro las axilas lampiñas de Ger por unos segundos y comenzó a hacerles cosquillas a más no poder con sus largos dedos –.

Ger comenzó a reír casi de inmediato hasta pasados unos minutos ya no aguantaba el cansancio de la risa, aquello que en un principio le causo placer ahora era una martirio justo como Shepard había adelantado - ¿ya te cansaste puto?, en eso él, le da un golpe que cruza el rostro de Ger que lo sorprendió por completo, *cachetada*, Ger miro a Shepard con una mirada de odio total luego de esa fuerte cachetada, pero él solo dijo.

-“Bien parece que hay que poner más atención a estos lindas tetillas tuyas Mmmm *los empieza pellizcar*”-

¡Ahhhhh! Gime Ger al sentir los dedos de Shepard comenzar a retorcer sus tetillas de forma grotesca produciéndole mucho dolor “¡por favor detente”, dice Ger entre sus jadeos de dolor - Shepard pone su mano en el agitado pecho de Ger para comenzar baja lentamente su mano pasándola por su plano y marcadito abdomen hasta llegar a su sexo aun cubierto por su ajustado bóxer que marca un buen paquete en la parte delantera, luego de acariciar su paquete de nuevo por algunos segundos Shepard con una mirada de malicia en su rostro comienza a masajear el paquete de Ger de forma más desesperada, hasta que de pronto le baja su bóxer, sin aviso alguno, dejando los genitales del adolescente al desnudo

- ¿Qué demonios crees que haces? – pregunto con desesperación Gerald

Shepard sin hacer caso de la pregunta de Ger, tomo su pene y comenzó a masturbarlo hasta que alcanzo una erección total en ese punto le bajo el prepucio de su duro pene a Ger, descubriendo su rosado e hinchado glande ya con algunas gotitas de liquido pre-seminal escurriendo por su glande desde la punta - ¿Recuerdas cuando me dijiste que tenías hiper sensibilidad en el glande? bueno te hare sufrir como no tienes idea Ger.

— ¡NOOOOOOOOO! – No lo hagas Shepard suplico Gerald, con algo de angustia en su voz.
— ¡ARRRGGGGG, SUELTAME! — Grito Gerald al sentir lo que le hacia Shepard

Shepard tomo y acaricio el glande de Ger de manera fuerte haciéndolo sentir un dolor indescriptible, dado que su glande como el mismo le había confesado era muy sensible Ger pensaba que moriría de del dolor que estaba sintiendo en ese momento, Shepard estrujaba su glande con odio pero no solo su glande sino también sus huevos que por meses saboreó en sus sueños, queriendo saborear el sabor del semen que producían ese par en aquel lindo saco de piel debajo del ahora duro pene de Ger que estaba listo para desparramar su espesos semen sobre su marcadito abdomen.

 —¡Eres Puto bastardo, Shepard, Suéltame ahora mismo!
   
Shepard no estaba interesado en las amenazas o insultos de Ger. En su lugar, deliberadamente golpeó con un fuerte puñetazo los expuestos huevos de Ger que gimió humedeciendo los ojos al sentir un ardiente dolor proveniente de sus huevos por el fuerte golpe que Shepard le había propinado, con el único propósito de ver la cara de dolor que Ger puso al momento que su puño se estrello justo en medio de sus lindo par de huevos, sobre su escroto aun lampiño.

   —¿seguirás jugando al heterosexual, Ger? — No hubo respuesta—. Te enseñaré que es lo que más te conviene putito.

Shepard suavemente acarició los huevos de Ger, sin previo aviso de nuevo, sostuvo el testículo izquierdo para inclinarse para poder meterlo es su boca, Ger contuvo el aliento, mientras le saboreaban su testículo con el paladar, jugando con la lengua,  moviéndolo de mejilla a mejilla, de manera suave pero al mismo tiempo fuerte, no eran muy grandes aun, pues estaban en crecimiento.

El pene de Gerald estaba erguido con una tremenda erección para ese momento,  Shepard paso la punta de su glande en su boca y lanzó un puñetazo a los huevos de Ger que abrió los ojos al tiempo que le provoco un grito, aquel fuerte golpe también hizo que el duro pene de Ger soltara un grueso chorro de leche que brotó de su pene para caer sobre su  plano y marcadito estómago así como en su pecho.

Shepard, frotaba su mano por su cuerpo, lo miraba hechizado, el pene de Ger seguía estando muy duro pese a su reciente gran eyaculación, sus colgantes huevos casi, descansaban sobre la cama, Ger  cerró los ojos cuando su cuerpo sintió de nuevo placer. Shepard le agarró su dura erección y la acarició con sus cuidadas manos, le sonrió maliciosamente cuando sus suaves labios probaron la carne salada y dura de Ger de nuevo.

-“¡DIOS!”- Fue cuanto pudo decir Ger casi a modo de gemido.
   
Sentir la calidez de la boca de Shepard era un deleite después del duro golpe recibido en sus testículos, subía y bajaba a través del blanco pene, por ratos se sacaba la dura erección de la boca y le chupaba los huevos, uno, luego el otro. Como si fuesen grandes caramelos, mientras lo masturbaba con las manos para después volverse  a meterse el pene en la boca para continuaba con la succión que estaba volviendo loco de placer a Ger.

Shepard comenzó a apretar sus huevos fuerte de tanto en tanto Ger gritaba con cada nuevo y repetido apretón, Shepard sonreía y seguía masturbándolo, de repente la mano de Shepard comenzó a hacer  movimientos fenomenales, aumentando la velocidad de su mano que bajaba y subía por la dura erección de Ger, mientras jugaba con su hinchado glande dentro de su boca, con la mano libre apretó de nuevo su testículo derecho fuerte lo que hizo que Ger diera un pequeño de dolor mezclado con placer.

-Aaaaahhhhh - con voz ronca.

El cuerpo de Gerald se quedó inmóvil, mientras seguía siendo masturbado ya sin la boca de Shepard capturando su glande, sintiendo como su espeso semen salía a grandes chorros de su pene de nueva cuenta, en menos de una hora.

Ger quedo jadeante sobre la cama mientras Shepard lo seguía masturbando y dando pequeñas caricias al agotado cuerpo adolescente en ese momento Shepard lanzo un fuerte puñetazo a los huevos de Ger que grito fuerte por la sorpresa,  Ger abrió los ojos como plato, sus ojos se le tornaron vidriosos y flexionó su cuerpo tanto como pudo tratando de agarrarse y proteger sus huevos algo que no podía hacer.          

Gerald aun no se había recuperado del dolor del fuerte golpe en sus huevos cuando la rodilla de Shepard que estaba entre sus abiertas piernas chocó de lleno contra su entrepierna desnuda de forma brutal, haciendo crujir sus huevos de nueva cuenta, las manos del pobre Ger quisieron salvar y proteger sus testículos, pero las fuertes cuerdas que sujetaban sus brazos se lo impedían, su mirada parecía perdida con la boca abierta en estado de shock por el dolor que aquel rodillazo le había provocado.

La respiración agitada de Ger se interrumpió por un segundo cuando se estrello la rodilla contra sus vacíos huevos de nuevo, aplastándolos contra el hueso de la pelvis, seguido un segundo después de un fuerte y desgarrador grito, ¿Qué crees? ¿Qué por tener esa carita y ese cuerpo tendrás lo quieras? ¿Ger alguna vez te has Imaginado como te verías castrado totalmente, sin huevos y pene?

Gerald respiraba pesadamente, con el rostro contraído por el dolor proveniente de sus huevos Shepard volvió a echar la pierna para atrás, para golpear los genitales de Ger de nueva cuenta que volvieron a crujir, haciéndolo gritó horriblemente, de dolor de nueva cuenta mientras Shepard solo reía de manera maliciosa viendo el dolor del adolescente frente a él.

Gerald pudo sentir sus dos ya inflamados huevos aplastados entre la rodilla y su pelvis. Ahora apretaba los dientes, las piernas le temblaban, Ger alzo la cabeza, para mirar a sus palpitantes huevos y se horrorizó, pues habían duplicado de tamaño.
 
La rodilla de Shepard aplastó duramente los testículos de Ger, grandes e hinchados,   -¿te duelen los huevos? ¿Eh? -Se burlo Shepard-. Me dan asco, son grandes y feos ¿a ti te gustan? ¿Eh, putito?

-¡AAAAAAAARRRRGGGGGHHHHH!- Grito desdichado Ger, con lágrimas bajando por su rostro

Cuando Shepard apretó sus huevos de una forma brutal apretando sus huevos con su mano tan fuerte como cuando llego hacia ya varias horas a aquella habitación que lo hizo desmayar de dolor, soltó los agonizantes testículos de Ger, solo para darle un fuerte rodillazo de nueva cuenta en sus huevos, enviando ambas con un devastador choque contra la pelvis, revolviendo el estomago del adolescente por él dolor.

 -“¡Por favor detente!”- suplicó Ger,

Estaba ya muy debilitado, sus huevos se habían hinchado al triple de su tamaño normal, el dolor que irradiaba desde sus testículos no lo dejaba respirar bien, le dolía el estomago, y se sentía mareado, con nauseas, casi a punto del desmayo de nueva cuenta, ya era de noche para ese momento, su huevos alguna vez rosaditos ahora eran de un color morado

Shepard agarra de nuevo los huevos de Ger para dar comienzo a otra dosis de apretones y tortura que duro toda la noche, hasta que Ger se desmayo por fin ya con sus huevos a punto de reventar - Todo quedo grabado, cuando Gerald se desmayo, Shepard no perdió tiempo para subirlo a internet para que todos vieran lo que le había hecho a pobre de Ger.

A la mañana siguiente Gerald fue despertado por un gran dolor proveniente de sus huevos, cuando su visión se enfoco pudo ver a Shepard con sus manos ya con guantes de látex con lo que parecía un bisturí en su mano, el dolor era intenso peor que si estuvieran apretando sus aun hinchados huevos, algo un poco la cabeza solo para observar que su escroto había sido abierto, lo que sentía moviéndose dentro de él era el dedo de Shepard que a los pocos segundos extrajo una porción de los cordones que unían uno de sus testículos a su cuerpo.

Con cuidado Shepard separo los cordones unidos poniendo especial atención en el conducto espermático de ese testículo, el cual corto sin más en dos extremos, algo que hizo estremecer de dolor a Gerald, con la ayuda de un encendedor cauterizo los dos extremos del conducto espermático, para luego hacer lo mismo en el otro lado de su escroto, para después usando una aguja e hilo de algodón coser burdamente las heridas de Gerald en su escroto.

-“Listo Ger, ahora eres estéril para el resto de tu vida”.- Dijo Shepard con una mueca de malicia en su rostro.

Para rematar, tomo el largo prepucio de Ger que cubría por completo el glande de su pene en ese momento desinflado y con la ayuda de una tijera lo corto de un solo corte haciendo que Gerald diera un sonoro grito de dolor que se escucho en toda la calle de lo fuerte que fue.

-¡NOOOOOOOOOOOOOOOO!

Aquel desgarrador grito alerto a los vecinos de que algo pasaba pronto los propios padres de Shepard estaban en su habitación observando aquella escena en completo shock, ¿Shepard que has hecho?, ¡por DIOS!, ellos llamaron a una ambulancia y pronto Gerald estaba en un hospital pero el daño estaba hecho,

Gerald logro salvar sus huevos pues Shepard no corto el suministro de sangre a los mismos pero si daño de forma irreversible los conductos espermáticos lo que dejo a Shepard estéril para siempre por lo menos no iba poder concebir un hijo de la manera tradicional por medio del sexo, además tampoco iba a poder eyacular de nuevo, por más que se masturbara o tuviera sexo jamás apagaría sus calentura, siempre estaría excitado y la única opción sería una extracción de su esperma que siempre se acumularía en sus huevos por medio de una aguja algo nada placentero, pero que para Gerald se convertiría a la larga en la única vía posible de alivio sexual que tendría en su vida.

Por su parte Shepard paso los próximos años en un reformatorio hasta que cumplió 18 años, para salir y casarse a los pocos meses con una novio e irse a vivir lejos de la ciudad en donde Gerald aun vivía torturado por el daño que él le provoco a su incipiente virilidad que ya nunca volvió a ser la misma desde ese momento. 





Autor: DarkSoul & Anonimo       Mail: darlsoulpgm@gmail.com

CERTERA PUNTERÍA

Carlos con 38 años no deseaba parar con sus correrías sexuales por el contrario ahora quería más y más, pero no todo en la vida de este playboy era diversión y sexo una vez al año debía volver a su tierra natal para recibir el reporte de sus ganancias de sus empresas algo que le molestaba pero sabía que era necesario......

CERTERA PUNTERÍA
Carlos con 38 años no deseaba parar con sus correrías sexuales por el contrario ahora quería más y más, pero no todo en la vida de este playboy era diversión y sexo una vez al año debía volver a su tierra natal para recibir el reporte de sus ganancias de sus empresas algo que le molestaba pero sabía que era necesario. Aquella noche cambiaría su vida para siempre, de una forma que Carlos nunca pensó.


[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [SECUESTRO] [BALLBUSTING]


Categoria: Hetero      Autor: DarkSoul





Carlos  era el típico hombre al que solo le importaba pasarla bien, y el dinero, heredero de una gran fortuna familiar al morir sus padres en un accidente aéreo a los 23 años se dedico a darse la gran vida desde esa edad, nombro directores general de las empresas heredadas y él se dedico  viajar a darse le mejor vida que el dinero podía dar, decenas de bellísimas mujeres pasaron por su leche, alguna incluso modelos internacionales que no pudieron resistirse al poder del dinero que el gastaba a manos llenas sobre todo si quería llevarse a cierta mujer a la cama.

Ahora Carlos con 38 años no deseaba parar con sus correrías sexuales por el contrario ahora quería más y más, pero no todo en la vida de este playboy era diversión y sexo una vez al año debía volver a su tierra natal para recibir el reporte de sus ganancias de sus empresas algo que le molestaba pero sabía que era necesario, fue así que ese otoño a finales de octubre voló a casa en su jet privado para escuchar el balance de sus directores generales de todas sus empresas de las que era dueño, la junta se prolongo más de lo usual ese viernes por lo que Carlos salió de la misma a eso de las 9 PM.

Aquellas juntas siempre ponían de mal humor a Carlos, por lo que al salir lo primero que hacía era tomar su lujoso auto deportivo exclusivo y se iba a uno de las discos más exclusivas de la ciudad que además era de su propiedad en busca de carne, si en busca de carne de hembra para quitarse el mal humor entre las piernas de una bella mujer, esa noche no iba a ser diferente apenas hora y media más tarde Carlos ya bañado, oliendo a una fragancia exclusiva entraba en el lugar de la mano del gerente.

Carlos luego de unas copas desde un cubículo privado no tardo en divisar a la que según el seria su conquista de esa noche, ella se llamaba Sonia de 30 años de edad, nunca antes la había visto pero su cuerpo y forma de bailar en la pista cautivaron a Carlos de inmediato, tenía un culito impresionante bien redondito como paradito era alta y sus largas piernas de destacaban aun mas gracias a la pequeña minifalda que llevaba que era casi inexistente, incluso ya minúscula tanga de color negro que llevaba se podía apreciar cuando hacia algunos de sus movimientos en la pista.

Carlos no tardo en hacer sus movimientos y varios minutos más tarde, estaba ya en su mesa privada brindando con Sonia con un fino vino luego de bailar por varios minutos con ella, las caricias y besos entre la pareja comenzaron a subir de todo conforme la noche avanzo, un poco después de la media noche, fue Sonia la que invito a Carlos a que fueran a su departamento para pasar un buen rato juntos, Carlos no se hizo del rogar, se despidió del gerente del lugar, para después ambos salir rumbo a casa de Sonia en su exclusivo auto deportivo.

El lujoso auto deportivo se detuvo en frente de un exclusivo edificio de departamentos al norte de la ciudad, ambos bajaron, para entrar en el elevador de seguridad al que solo se podía acceder con una llave, en combinación a un código alfanumérico de 10 dígitos, durante todo el camino al penhouse en el elevador ambos no dejaron de acariciarse así como besarse de una manera de mas apasionada, que haría sonrojar a las más atrevidas parejas enamoradas era evidente que entre ambos había fuego esa noche.

*********************

Ambos  se fueron directo a la recamara de Sonia sin dejar de besarse apasionadamente, sus lenguas recorrieron todos sus labios mientras se acariciaban sin parar en especial Carlos que estaba acariciando el magnífico par de algas de Sonia sobre sus ropas aun,         los gemidos por parte de Sonia no se hicieron esperar cuando ella estaba ya muy excitada, sus manos fueron deslizando poco a poco hasta que toco la entrepierna de Carlos para sentir su pene que para ese momento estaba por salirse de su pantalón de lo dura que estaba.

Las manos de Sonia subieron de la entrepierna de Carlos para recorrer rápidamente su marcadito abdomen y pronto desabrocharon su pantalón, parar despojarlo de el suavemente, Carlos ya no pudo contenerse por más tiempo por lo que metió una mano es su pequeña tanga, que ya estaba mojadita y eso hizo que ella gimiera como una perra en celo, metió sus dedos hasta su cálida vagina y ella acariciaba su rojo y firme pene ya al descubierto después de que ella misma le quito su ropa interior a Carlos.

Sonia me monto encima de é, no sin antes despojarse de toda su ropa y ella gemía cada vez más fuerte, y pronto se dio la vuelta y se monto encima para comenzar a bajar hasta que su olorosa vagina se poso sobre los ansiosos labios de Carlos que suavemente se llevo a su boca el sexo de aquella hembra en celo recorriendo con su lengua de arriba abajo y luego chupo muy suavemente la punta, chupaba como si tuviera un manantial que destilará miel, no podía contenerse y ella tampoco.

Carlos no dudo en darle lengua pues quería saborear sus jugos sin sacarla de su boca logro ponerse entre sus piernas, ambos temblaban como si la vida les fuera en ello cuando comenzaron a hacer un rico 69, sus gemidos eran muy fuertes mientras Carlos le metía su lengua muy profundo en su mojada rajita con sus dedos abrió un poco más sus labios para llegar a su clítoris que estaba ya muy hinchado por el placer que Sonia estaba sintiendo, aunque pasaron varios minutos en esa sublime posición les pareció a ambos que solo fueron segundos.       

Entre gemidos y caricias estábamos en un exquisito 69, Carlos no iba a poder contenerse de venirse por mucho tiempo más de continuar ella chupando su erección de la forma que lo estaba haciendo mientras jugaba con sus huevos con una mano, por lo Carlos decidió cambiar de posición quedando ella en cuatro con todo su hermoso culto redondito y mojadito frente a él , así que aprovecho para meter su lengua en su vagina mojada y rosadita, para que Sonia se retorciera de placer, mientras sus nalgas se movían hacia adelante y hacia atrás sus manos buscaban ansiosamente su duro pene, pero Carlos no dejaba que ella lo alcanzara, sabía que si lo hacía no podría aguantar ms, así que decidí ponerse frente a su vagina, para de forma muy suave penetrarla entre sus gemidos de placer.

Carlos hundió toda su virilidad en aquella mojada cavidad femenina, que era estrecha y apretada algo que no esperaba pero que en verdad disfruto sentir, apenas bastaron unos pocos movimientos de su cadera para que ella gimiera sonoramente y se viniera, lo que hizo que el pene de Carlos al sentirse bañado de los cálidos flujos de ella, hizo que su erección explotara entre gemidos de Carlos de placer mientras llenaba su vagina de su espeso esperma, mientras ambos cuerpo gemían y temblaban de placer.

Ambos quedaron rendidos Sonia boca abajo y Calos sobre ella aplastándola con su pene sin fuerzas, apenas jadeando, con su respiración acelerada todos sudorosos, se besaron de forma apasionada para cuando sus labios y lenguas se separaron de nuevo, Sonia suavemente le dijo  a Carlos al oído, mientras le acariciaba sus huevos con una mano de forma dulce ¿te ha gustado? Rendido como estaba Carlos apenas alcanzo a decir ¡Mucho hermosa!, Sonia sonrió y dijo con una sonrisa malévola en su transmutado rostro “¡qué bien que te haya gustado porque jamás se volverá a repetir, cariño!”, en ese momento Sonia rasguño a Carlos en el cuello y unos dos segundos después Carlos estaba desmayado sobre la sudorosa cama de Sonia.

************************

Cuando Carlos recobro la conciencia quien sabe cuántas horas más tarde se llevo la sorpresa de su vida, estaba amarrado con las manos detrás de la espalda, sus piernas muy abiertas dejando al descubierto sus genitales, en medio de sus testículos habían sido pintados una serie de círculos concéntricos de color blanco y rojo, a modo de diana para practicar algún tipo de tiro al blanco, todo esto lo pudo notar gracias a un gran espejo colocado frente a él.

Lo que más alarmo a Carlos de la imagen que reflejaba dicho espejo es que noto que todo el vello y cabello de su cuerpo incluso el genital había desaparecido dejándolo tan lampiño como el día que nació sino es que más, su pene estaba  amarrado sobre su bajo abdomen con un delgado hizo que rodeaba toda su cintura, no entendía lo que pasaba en ese momento pero lo más importante en donde estaba Sonia, trato de gritar por ayuda pero ¡oh sorpresa!, por más que grito y grito de él no salió ningún sonido más que pequeños gemidos apenas perceptibles por él mismo.

Carlos trato de soltarse por varios minutos hasta que por fin se dio por vencido al ver que sus esfuerzos no llevaban a ningún lado, como una hora luego de haber despertado a lo que pensó era una pesadilla Sonia apareció llevando una conjunto muy sensual de color rosado que se le pegaba al cuerpo como una segunda piel, incluso sus abultados labios vaginales se marcaban en la prenda que era un hot pants como si no lo tuviera, sus pezones carnosos resaltaban en el top que portaba en ese momento, unos tacones de amplia suela completaban su atuendo.

Al entrar le dio una calada a un cigarrillo que estaba fumando antes de caminar hasta Carlos, lo tomo de su cabeza completamente rapada para mirarlo a los ojos por un segundo antes de decir en tono de voz evidentemente alterado y enojado, “eres un bastardo infeliz, nadie contesta en tu casa, pareciera que a nadie le importa estúpido, ¿vamos dime a quien debo marcar para pedir el rescate por tu estúpida vida?”, ¡Vemos HABLA!, pero en eso Sonia recordó que había aplicado un anestésico local de larga duración en sus cuerdas vocales y se maldijo a si misma por eso; ¡MIERDA!

Por varias horas Sonia estuvo marcando a varios números pero nadie contestaba, todos la mandaban al buzón de voz, parecía que a nadie le importaba o quisiera saber de Carlos, Sonia estuvo insistiendo hasta que la batería del caro teléfono celular (movil) de Carlos se quedo sin carga, en ese momento ella estallo en cólera, al ver como sus planes que con tanto cuidado había planeado se venían abajo, por no poder conseguir contactar a alguien a quien poder pedir el jugoso rescate que ella planeaba recibir por Carlos.

Lo que Sonia no sabía que justo cuando Carlos llegaba cada año a la ciudad les daba vacaciones a su servidumbre de tres semanas, los miembros de su junta directiva también se iban de vacaciones preferentemente a lugares apartados o familiares y por lo general no llevaban sus teléfonos consigo para no ser molestados durante sus vacaciones lo que sin lugar a dudas dejaba a Sonia fuera de oportunidad de pedir rescate alguna en por lo menos varias semanas sin remedio alguno pero eso era algo que ella debió averiguar si hubiese averiguado mejor a Carlos pero evidentemente no lo hizo y ahora estaba pagando el precio de su descuido.

Sonia iracunda, arremetió contra Carlos lo tomo de la cabeza sin cabello para luego lanzar una fuerte patada con sus pesados tacones, justo a los pintados huevos del Playboy que creyó desmayarse del dolor que el fuerte impacto sobre su escroto le provoco, un dolor sordo como nunca antes había sentido recorrió su cuerpo por entero en solo un segundos para después un calorcito desagradable subió de sus huevos por sus bajo abdomen hasta su estomago para provocarle nauseas, apenas se estaba sobreponiendo de ese primer impacto cuando una segunda patada más brutal que la anterior se estrello contras sus huevos de nueva cuenta.

Luego de eso las patadas se sobrevinieron una tras otro por varios minutos cada una era peor que la anterior, Sonia solo se detuvo hasta que visiblemente agitada con su cuerpo chorreando sudor por todos lados, la hicieron detenerse, los huevos de Carlos para ese momento estaban muy inflamados y el estaba al borde de la inconsciencia de nuevo, Sonia apago la cámara que había grabado toda la brutal sesión de ballbusting para luego grabar un mensaje en otra habitación con una máscara en combinación de un modificador de voz.

Luego al terminar de editar el video, lo tomo para llevarlo dentro de un sobre que introdujo uno el gran buzón del edificio sede de las empresas de Carlos y otro lo puso en el buzón de su casa, para luego regresar a su departamento en donde encontró a Carlos ya sin sentido con su huevos muy hinchados luego de todo el castigo recibido de su parte, aun molesta se fue al baño para tomar una ducha caliente en su tina, aquello no podía ser peor, luego de un largo baño se seco para salir desnuda para sentarse a ver el televisor en su amplia sala de estar.

Sonia se quedo dormida viendo las noticias, la despertó el televisor con la voz penetrante del presentador de las noticias matutinas, Sonia se sobresalto pero luego recordó todo y puso atención a las noticias pero nada sobre el secuestro de Carlos, eso la molesto, espero hasta el medio día pero nada, por lo que tomo el auto y condujo hasta la mansión de Carlos solo para descubrir que nadie había tocado el buzón, llena de cólera condujo de nuevo a su departamento y mientras lo hacía la cólera se apoderaba de ella hasta llegar a un enojo extremo.

Apenas entro a su departamento se despojo de toda su ropa mientras iba a donde estaba Carlos cuando llego a donde estaba apenas una pequeña tanga de color rojo quedaba sobre su cuerpo además de los pesados tacones del día anterior, Carlos se despertó en medio del más horrible de los dolores cuando sus huevos estaban siendo aplastados por los tacones de Sonia contra el suelo, su grito esta vez fue más audible dado que el anestésico estaba ya perdiendo su efecto, Sonia lo noto por lo que preparo otra dosis y se la inyecto a Carlos en el cuello.

Sonia espero unos segundos antes de volver a comenzar a torturar al aterrado Carlos, ella le dijo mientras acariciaba sus maltratados huevos, “Maldito, Mil veces Maldito, pero ni creas que saldrás bien librado de tu puta traición que me has hecho”, en eso ella se puso de pie, solo para lanzar una certera patada que impacto en el centro de la diana pintada en el escroto de Carlos que grito sin que ningún sonido saliera de su cuerpo aunque pareciera que su alma se le salía de su cuerpo por el dolor que aquella patada le ocasiono.

Aquella patada fue seguida de otra y otra, en sucesión casi inmediata, hasta que Sonia alzo su pierna derecha para dejarla caer con todo su peso sobre el testículo derecho de Carlos que ya no pudo soportar tanta brutalidad y estallo dentro del escroto, haciendo que Carlos casi se quebrara los dientes luego que cerró sus mandíbulas con una fuerza brutal al sentir el mayor dolor de su vida hasta ese momento, un dolor candente como si un volcán arrojara su lava caliente sobre sus huevos, haciéndolo hervir hasta que explotaran como granadas.

En el mismo momento que su testículo estallo un gran chorro de semen salió disparado de su pene ya en erección que le llego hasta el cuello, ahora ese semen espeso resbalaba por su pecho y abdomen mientras Sonia continuaba descargando su frustración, ira así como enojo contras sus indefensos huevos, Carlos gritaba, sacudiéndose sin parar, sufriendo como no tienen ni idea, entonces Sonia le propino una patada brutal fue tal el impacto que su ultimo testículo estallo violentamente dentro de su escroto produciendo que un potente chorro se semen teñido de rojo saliera disparado de su fuerte erección el último disparo de semen que haría en toda su vida.

Carlos estaba castrado pero eso ni él, ni Sonia lo sabían en ese momento, ella, continuo machacando sus huevos hasta que Carlos se desmayo por el dolor, ella entonces lo envolvió en una bolsa de plástico lo subió como pudo a su lujoso coche y se lo llevo a lugar solitario esa noche dejando a Carlos ahí en calidad de bulto, ella tomo el auto y se dirigió al aeropuerto en donde tomo un vuelo a un país en donde no era posible extraditarla, Carlos fue descubierto por unos indigentes que dieron aviso a la policía él fue llevado al hospital pero ya era tarde lo único que pudieron hacer fue colocarle prótesis testiculares en su escroto.     

Sonia que anhelaba darse la gran vida con el dinero del rescate ahora trabaja como recamarera en un lujoso hotel, viviendo con un sueldo raquítico, Carlos se encargo de despojarla de su departamento y cuentas de banco antes de que ella pudiera retirar su dinero, a modo por pago por sus huevos, ella ahora busca una nueva víctima pero es difícil dado sus pocos recursos económicos que ahora posee, por su parte Carlos dejo a las mujeres y ahora se ha dedicado a los negocios.

Pocos saben que él es un eunuco, de hecho es impotente aunque toma testosterona, para mantener su cuerpo de hombre pero el daño sicológico que sufrió a manos de Sonia le imposibilita tener una erección como antaño sobre todo porque ahora no hay noche que no recuerde aquellas largas piernas golpeando sus testículos mientras le provocaban dolores increíbles mientras Sonia reventaba la fuente de su virilidad con sus pesados tacones que hicieron de Carlos un eunuco para el resto de su vida gracias a la increíble pero sin lugar a dudas “Certera Puntería” de Sonia.



image host

Imagen que Inspiro esta Historia.



Autor: Darksoul       Mail: darlsoulpgm@gmail.com

NOVICIO

"Ahora escucha amigo, usted es nuestro ahora." Uno de sus captores, dijo en voz baja al oído. Jim trató de escapar de sus ataduras, pero lo había atado bien. "No puedes escapar". El hombre mayor dijo con firmeza. "Usted aprenderá esto como todos debieran de aprender. ¿Nuestro Señor Ordena y le obedecemos?"......

NOVICIO
"Ahora escucha amigo, usted es nuestro ahora." Uno de sus captores, dijo en voz baja al oído. Jim trató de escapar de sus ataduras, pero lo había atado bien. "No puedes escapar". El hombre mayor dijo con firmeza. "Usted aprenderá esto como todos debieran de aprender. ¿Nuestro Señor Ordena y le obedecemos?". Aquel Secuestro solo era el inicio de la tortuosa vida de Jim una en la tendría que aprender a vivir sin sexo y sus genitales.

[GAY] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [SECUESTRO] [ADVERTENCIA]


Categoria: Gay      Autor: Anónimo





El autobús se detuvo. Por fin, pensó Jim, un fin de semana en la ciudad. Lejos de las restricciones de la base. Con la libertad de ser él mismo.

Libertad para satisfacer a un hombre... Para obtener una cogida y relajarse antes de regresar a la base en dos días. El autobús estaba lleno de chicos de la base, pero que no reconocía a muchos. Sólo unos pocos chicos de su unidad tenían pases para el fin de semana.

Aquel no era ese tipo de  interminable viaje en que debía portarse bien, no había que dar excusas  para alejarse. No, ese viaje era libre. Por lo que podía sentirse libre para dar rienda suelta a sus instintos, sin que nadie hiciera preguntas.

Sabía que el área alrededor de la estación de autobuses, estaba repleta los fines de semana en la ciudad. Pronto se encontró una habitación en uno de los numerosos hoteles económicos en la zona roja para su fin de semana pesado. Él sabía que sus compañeros de pelotón no utilizaban esa clase de hoteles.

Tomó una ducha caliente, disfrutando de la calidez y la sensación de estar solo en lugar de estar rodeado de otros treinta hombres, por muy grande que eran o lo caliente que pareciera eran en su mayoría heteros y de vez en cuando la soledad era buena.

Se quedó mirándose en el espejo mientras se secaba. Su musculoso cuerpo firme, con su fina cubierta de pelo rubio era su orgullo y alegría. Había trabajado duro para lograrlo en el gimnasio y en la pista de atletismo de la base. Él era un buen ejemplo de un soldado y su orgullo llenaba su pecho grande. Su abdomen plano impecable completaba la imagen del soldado profesional duro. El único defecto en la imagen era que él era gay.

Pero nadie sabía y tenía la intención de que siguiera siendo así.

Se tumbó en la cama para ver la televisión un rato y como a las diez se vistió con una camiseta blanca, que mostraba su fino cuerpo y rasgado, pantalón de mezclilla, ajustado que mostraba su virilidad en todo su esplendor. Perfecto para los bares en los que tenía la intención de ir para un poco de diversión.

Él salió del hotel y se dirigió hacia el lado oscuro de la ciudad El lado sórdido de la ciudad, de la vida nocturna, bares y lugares de mala reputación. Sabía a dónde iba. La multitud se reunía temprano en un bar llamado "Vibes". No era exactamente la gran cosa, un poco light para él, un poco de vainilla, pero era bueno para tomar un par de copas.

El bar ya estaba lleno de gente así como de humo cuando él entro en el. Unos Pocos minutos más tarde Jim fue sometido por unos extraños y sacado del bar sin que pudiera hacer algo para evitarlo.

"Ahora escucha amigo, usted es nuestro ahora." Uno de sus captores, dijo en voz baja al oído. Jim trató de escapar de sus ataduras, pero lo había atado bien. "No puedes escapar". El hombre mayor dijo con firmeza. "Usted aprenderá esto como todos debieran de aprender. ¿Nuestro Señor Ordena y le obedecemos?"

"¿De qué diablos estás hablando...?" Jim gritó.

"No seas un sacrílego mi joven amigo. Usted aprenderá sobre Nuestro Señor, que las palabras de Nuestro Señor son nuestras órdenes, y usted va a querer obedecer y obedecer sin pensarlo, sin dudar.

"No me importa un carajo su señor jodidamente desátame". Jim explotó.

"Hijo, tú no pareces entender. Has sido elegido, usted será uno con nosotros. ¡Usted debe obedecer!"

El hombre mayor dijo con desapegada calma.

"Yo soy el hermano de la tormenta y este es principiante de luz de Dios somos sus guardianes en el camino hacia el Camino de Nuestro Señor a la santidad". El anciano habló.

"Ahora tienes un largo viaje, por lo que, mantenerte tranquilo y en calma hará que sea más fácil. Todo será revelado a usted y aprenderás la manera de cómo debe ser..." su voz se apagó.

"¡No sé qué maldito cosa están jugando pero más les vale desatarme ahora!" Jim gritó sin poder hacer nada al respecto.

"Mi hijo debe estar en silencio". El anciano dijo. Asintió con la cabeza el hombre más joven que forzó una mordaza en la boca de Jim, que le impidió hablar.

"Usted debe escuchar a mi amigo. El recibe órdenes de Nuestro Señor para hacer su trabajo. Se le ordeno reunir a sus discípulos. ¡Se le ordena OBEDECER!"

Jim sintió un leve piquete en el brazo y luego el olvido.

Se despertó. Él no se movía. Él estaba en una cuna o cama. Estaba oscuro. Sintió su alrededor, luego se dio cuenta de que estaba desnudo. Poco a poco sus ojos se adaptaron y él sólo podía ver que él estaba en una pequeña habitación. Una mesa, una cuna y un pequeño armario eran sus únicos contenidos.

Intentó moverse, pero estaba atado a la cama con correas de cuero alrededor de sus brazos y piernas.

Una tenue luz llenó la habitación.

Jim volvió la cabeza para ver a tres hombres entran en la pequeña celda.

La luz en el pasillo alumbraba a los hombres. Que vestían túnicas como los monjes, la cabeza parcialmente oculta por capuchas.

"Bienvenido a mi hermano. Bienvenido a nuestra casa". Una voz de anciano habló.

"¿Dónde estoy? ¿Qué está pasando?" Jim dijo en voz baja sobre la cama.

"Ahora mi hijo, no te resistas contra la voluntad de nuestro Señor. Él te buscó, él te eligió de entre los muchos. Has sido elegido. No se puede dudar de ello". Dijo la voz.

"Hermano, que ya estás preparado para tu comunión con el Señor". Con lo que uno de los hombres encapuchados se volvió y salió de la habitación.

Los hombres encapuchados agarraron Jim. A pesar de su esfuerzo en contra de ellos, se encontró siendo arrastrado por un pasillo pasando numerosas puertas, se supone era que las similares celdas a la suya.

Entraron en una habitación brillantemente iluminada. Vio una ducha en un extremo.

Otros dos varones que estaban junto a la puerta. Iban vestidos sólo en pantalones cortos blancos. Los cuatro hombres llevaron a Jim a una silla en el centro de la habitación.

Estaba atado y oyó un zumbido. De una maquinilla de afeitar que quito todo el cabello de su cabeza  cuidadosamente preparándolo y luego se trasladó a su pecho y las axilas. Jim luchó dejando escapar un torrente de palabras de nada santas, pero no había ninguna diferencia, todo el cabello y vello estaba siendo despojado de su cuerpo.

Finalmente atacaron su vello púbico y este se unió a los mechones de cabello rubio en el suelo, quitando gran parte de lo que quedaba de la dignidad de Jim.

Cuando terminaron arrastraron a Jim en la ducha. Los dos hombres en los hábitos de monje se alejaron cuando Jim estaba encadenada al poste bajo el chorro de la ducha. Un potente chorro de agua salió de la ducha que empapo a Jim rápidamente, lo que hizo que los dos hombres de pantalón corto blanco enjabonaran el cuerpo con mucho jabón y luego los dos hombres afeitaron lo que quedaba de vello en el cuerpo de Jim. Él quedo tan lampiño como el día en que nació al final del procedimiento.

*******************

Jin fue llevado a una habitación que era oscura e iluminada sólo por velas. Estaba saturada del humo de las velas y el incienso. Un olor suave y dulce se extendía por el lugar. Jim fue arrastrado por una correa alrededor de sus genitales. Su cabeza rapada y el cuerpo ahora aceitado, brillo a la luz de las velas. El sonido del canto llegó desde las sombras. Que subió a un pico cuando Jim fue arrastrado hacia un altar en el otro extremo de la habitación.

"Te doy la Bienvenida hijo, bienvenido a la Casa del Señor, El que nos manda". Dijo una voz de un hombre de pie en el altar, con el rostro oculto dentro de la capucha de un monje. "Vas a comenzar esta noche el largo viaje al servicio espiritual de la Hermandad de Nuestro Señor". La voz entonó. Jim quería gritar pero la mordaza en su boca se lo impidió.

"Ahora mi hijo tienes que empezar a limpiar tu cuerpo y tu alma para prepararte para tu servicio al Señor." La voz ordenó. Los dos monjes detrás de Jim agarraron sus brazos y lo obligaron a acostarse en la mesa plana y largo ante el altar. Jim trató de resistirse pero no podría dominar a tres hombres. Pronto fue atado a la mesa.

"Mi hijo…", dijo el líder encapuchado.

"Debemos tratar el centro de tu virilidad, despojarlo de su influencia para liberar su alma, Que es el centro del mal para que pueda servir a nuestro Señor. Debemos ponerle fin a esa cosa malévola, tomar ese pene y prepararte para servir únicamente a Nuestro Señor".

Jim vio un cuchillo brillando a la luz de las velas... Y se pronto el hombre tomo su pene y lo corto de un solo corte, limpiamente lo que provoco mucho dolor, tanto que Jim se desmayo a consecuencia de este.

Horas después Jim yacía en la cama en su celda, mirando a sus genitales torturados. Un anillo de puntadas rodeaba la cabeza de su pene, ya no estaba cubierto por un prepucio sedoso, sino que su pene fue cortado firmemente de manera que a pesar de que se acostó con soltura para evitar tensar lo que le quedaba de su pene y no sentir dolor, la piel era extremadamente apretada.

Su escroto fue cortado de manera similar para que sus huevos se sientan cerca de su pene torturado. Un anillo había sido colocado en la base de su pene erecto que haría llegando a ser muy doloroso. La puerta de su celda se abrió y una silueta familiar de un hombre encapuchado entró.

"Mi hijo has comenzado tu viaje, pero no ha terminado, pero usted ha comenzado el viaje a un nivel superior, una servidumbre más alta". Era el líder del grupo de aquellos dementes. "En este momento las autoridades deben estar buscándome...  van a encontrar este lugar y ustedes serán..." Jim "Mi hijo, nadie te está buscando”.

¿Crees que fuiste elegido al azar?

No mi hijo no lo fuistes. Tu destino fue sellado hace semanas y el permiso que se otorgó era específicamente para permitir a nosotros llevarte a este lugar de expiación y de mayor servidumbre.

“Tu comandante es uno de nosotros mi amigo, él te seleccionó, determinó tu idoneidad para el nuevo papel, sabía que debes aprender una verdad más grande”. La voz del líder cortaba un punzón sobre el  hielo.

Acarició los genitales de Jim. O lo que quedaba de ellos 

Jim se estremeció al sentir su mano. "Eso va a pasar y pronto pedirás que se te permita hacer el sacrificio total de tu sexo a nuestro verdadero Señor, para darle a él tu virilidad y tomar su misericordia a cambio... sí mi hijo pronto me pedirás que te castrar para liberar su cuerpo de los pensamientos mundanos del sexo..."




Historia Original Aqui.





Autor: Anónimo       Traductor: DarkSoul

PLUS INESPERADO

Yo quería una paliza. No solo dos o tres pequeñas palmadas en las nalgas, no; Quería sentir una nalgadas magistrales que me hicieran difícil sentarme durante toda la semana siguiente. Es un poco masoquista, estoy de acuerdo, pero me gusta. Como no tenía a nadie con quien hablar sobre eso (sabiendo que hay muchos chicos que les gusta lo mismo) me dije que era hora de utilizar Internet......

PLUS INESPERADO
Yo quería una paliza. No solo dos o tres pequeñas palmadas en las nalgas, no; Quería sentir una nalgadas magistrales que me hicieran difícil sentarme durante toda la semana siguiente. Es un poco masoquista, estoy de acuerdo, pero me gusta. Como no tenía a nadie con quien hablar sobre eso (sabiendo que hay muchos chicos que les gusta lo mismo) me dije que era hora de utilizar Internet. Aquello me llevaría por caminos que nunca espere en ese momento.

[ADOLESCENTE] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [DOMINACIÓN]


Categoria: Adolescente      Autor: Anónimo





Yo quería una paliza. No solo dos o tres pequeñas palmadas en las nalgas, no; Quería sentir una nalgadas magistrales que me hicieran difícil sentarme durante toda la semana siguiente. Es un poco masoquista, estoy de acuerdo, pero me gusta. Como no tenía a nadie con quien hablar sobre eso (sabiendo que hay muchos chicos que les gusta lo mismo) me dije que era hora de utilizar Internet. Y así es como empezó todo.

Yo había empezado a probar las nalgadas desde muy joven. A los trece años, en el pueblo donde yo vivía, había un grupo de niños de mi misma edad, y si éramos no éramos lo suficientemente sabios  en otros aspectos, pero lo éramos en cuanto a culos. Íbamos a hundirnos en la espesura del monte para tocarnos nuestros penes y masturbarnos mutuamente. Un día, cuando uno de nosotros que nos gustaba mucho preguntó quién se animaba a chuparle su pene, me apresuré a ofrecerme. Que habiendo sido dado mal ejemplo, nos tomó algún tiempo para que nosotros practicáramos todos, ese alegre pasatiempo. Entonces, un día, en la víspera de la fiesta, otros se quejaron de haber sido azotados por su bajo rendimiento en la escuela. Yo no sé qué mosca me había picado, pero me oí decir como los desafié a que me hicieran la misma cosa y que no me iba a quejar. Los otros, encantados con la novedad en voz alta insistió en que lo que lo hicieran. Con lentitud me baje mi pantalón, para colocarme en posición, y pacientemente esperé a que uno de mis amigos azotara mi culo hasta que se canso. Después de soportar estoicamente al principio, empecé a encontrar el calor violento agradable irradiando de mi culo, aunque, en realidad, tuve un poco de problemas para ocultar lo que me había pasado en los días siguientes.
Algunos otros también practicaron esta nueva distracción, pero no todos, y ninguno lo amaba tanto como yo. Tanto es así que lo he intentado con frecuencia, para repetir la experiencia. He encontrado en mi primer profesor socio encantado de nalguearme y algunos otros amigos también les pasé complacientemente mi manía, pero a medida que pasaba el tiempo, me encontré a mí mismo separado de ellos y tuve que buscar otros socios. He encontrado fácilmente en la ciudad donde fui a la escuela secundaria, parejas sexuales, pero rara vez los pude convencer lo suficiente para calentar el culo como yo lo amaba. La experiencia me demostró que había muchos a los que la idea no llegaba emocionar, ya que después de la primera negativa, lo dejaba pues debía ser discreto al respecto.

-Hice una cita,  con un hombre en un "chat" con el nombre de "JH 18a 175 65, bf profesor ch IMB".

Yo había hecho varios intentos de esta manera, y que a veces era el indicado, con más o menos éxito; A veces, incluso tuve que huir para salvar mi vida cuando vi que el chico estaba demasiado excitado con lo que hacía. Pero esa noche, entre en contacto con un hombre de unos treinta años que tenía un aire interesante en su descripción y estaba muy interesado en la mía por mi petición. Por lo tanto, acordamos una cita.

Vivía un poco más lejos, en el campo. Con mi pequeña motocicleta, después de veinte kilómetros en las carreteras, llegué a una granja aislada muy vieja. Era casi impresionante. Después de sonar el timbre, vi que un tipo se acerco, y se apoderó de mí una gran ansiedad. Era de una belleza extrema fornido y musculoso, sin exceso, pero su físico irradiaba una gracia felina, y algo un poco cruel, también. Me sentí intimidado, de repente, era de mi tipo, un tipo bastante descarado. Así que no me fui.

Él me dentro de su casa, que era grande y amplia, con pocos muebles, pero diseñados con buen gusto y de forma visible para que podamos retozar libremente. Me acerqué a él, casi temblando (que bastante me sorprendió, en realidad), y me puso a cargo de desnudarlo. Pero él no me dio tiempo, y, cayendo en un sofá, me llevó en el mismo movimiento, golpeándome en su regazo en un santiamén. Con el mismo espíritu, me empezó a pegar duro, sobre mis pantalones, sobre mis nalgas.

Que amortiguaban en parte los golpes, ya que no las sentía con tanta violencia como si hubieran sido dados directamente ​​en mi culo desnudo, pero sentí un considerable entusiasmo. Después de un rato, me soltó y dijo en un tono que no admitía réplica que debía acompañarlo al cuarto de baño. Yo no podía ver muy bien porque, pero fácilmente me podía negar a su petición. Ahí el me aplico un enema, tras lo cual procedió a afeitarme todo el vello púbico. Nunca me afeité mi vello púbico antes, pero había oído que vuelve a crecer de nuevo, también dijo que era necesario usar una crema. Él replicó una crema hidratante y el uso de esponja vegetal, yo no tendría ningún problema.

Casi no tengo vello corporal, en incluso las piernas o dorso, por lo que es con cierta satisfacción vio el poco trabajo que tenia. Después de que me afeité mi vello púbico, atacó mis axilas, y ni siquiera perdonó mis pantorrillas. Me encontré tan lampiño y desnudo como el día que nací. La imagen me hizo lucir en el espejo extraño. Yo no estaba acostumbrado a verme a mí mismo, pero al mismo tiempo, me gustó y decidí que iba a continuar.

Al salir del baño, la sesión de azotes reanudó, a menudo interrumpida para cambiar a otros juegos sexuales. Él mismo estaba completamente sin vello hasta el punto que me preguntaba cómo era posible que no vi, rastro de la navaja en él. Yo estaba fascinado con las bolas chicas, me había pellizcado las tetillas y otras cosas, usado varios accesorios, incluso dar una descripción aquí sería tedioso y bastante largo.

En resumen, fue una noche intensa, ya a punto de irme, le pregunte si podía volver. Dijo con un aire oracular que me llamaría, pero si yo estaba pasando por allí, no dude en probar que con gusto el me atendería.

Me llamo poco después y le dije si podíamos repetir la experiencia, pero la próxima vez, no estaba disponible y tuvo que pedir disculpas. En pocas semanas, ya no supe nada nuevo, por lo que me decidí a ir a  su casa de nuevo.

Llegué tarde en un sábado por la tarde, y vi que tenía visita, estaba por dar  marcha atrás cuando me vio y me hizo entrar. Él estaba con dos amigos suyos, muy hermosos chicos también, y me preguntó si me molestaría en dar un show a ellos. Acepté, y por lo tanto obtuve el derecho a una buena gama de "abuso" que se llevó el aire libre para deleitar a los amigos, que con el tiempo pidieron permiso para poner sus manos en mis carnes. ¡Mis tetillas estaban allí en un gran problema!

Cuando terminamos, Thierry (su nombre) hizo las presentaciones con un poco de retraso, y aprendí y que uno de los visitantes se dedicaba a la "perforaciones". En este punto, Thierry propuso que me perfora el pezón. Yo acepté. Así, poco a poco, cada vez que una oportunidad se presentó, me encontré con uno, luego dos pezones y el ombligo perforado, sin incluir las orejas, la nariz y el arco de mi nariz. Luego de un tiempo cuando no quedaba nada para romper y mis nalgas estaban hechas añicos (que había aprendido en el ínterin que era una práctica común), dudé en aceptar o no, pero Thierry decidió que no me iba a agradar, y opto algo peor. Un día me hablo que debería retirarme el prepucio (no tuve mucho tiempo para pensarlo) y me dijo: "Me gusta que no estés circuncidado, pero entonces creo que sería bueno que lo estés. “Así que creo que vamos a hacer un cambio en tu apariencia".

La cosa quedo ahí solo en platica; pero un poco más tarde, me invitó a su casa para una fiesta, e insistió en que usara ropa interior de hilo dental. Esto me sorprendió un poco: no tendría nada que perder en una fiesta en su casa, pero durante esta fiesta, justo antes de que comenzara a degenerarse, hizo que todos guardaran silenció a todos y anunció que hoy sería circuncidado. Luego me pidió que fuera a tomar una ducha y me afeitara  despojándome de nuevo de todo mi vello. A mi regreso, un taburete se colocó en el centro de la habitación, y Alex, el perforador estaba preparando sus herramientas. Yo estaba temblando de miedo, pero también de emoción. Y cuando sentí el corte del cuchillo de Alex en mi prepucio, me quedé un poco aturdido, antes de "iiiiih" en voz baja. El cerró mis  heridas con un pegamento especial y me hizo un vendaje, y esa noche, me quedé un poco detrás de las festividades de la noche.

Algunas semanas más tarde, cuando me quité el vendaje por última vez, me di cuenta de que el prepucio que cubría el glande todavía estaba, pero toda la parte sobreabundante colgando al final se había ido. La punta del glande aparecía por la abertura. Thierry me dijo que esto era lo que le había pedido a Alex, quien al parecer lo oyó.

Esto marcó un paso en mi transformación. A medida que pasaba el tiempo, más me sentía esclavizado por Thierry, una servidumbre que me abrumaba. Terminé viviendo con él, y cuanto más tiempo pasaba, más Fui intimidado como un huésped en un reformatorio, y sentía placer, sin nunca preguntarse sobre lo que me pasaba. Fui incluso marcado con hierro al rojo vivo, como un animal en una fiesta como en mi circuncisión, y cada vez, que una recepción tenía lugar, tenía que chupar a todo aquel que me lo pidiera o al que Thierry ya le ha dado a su permiso, y algunas veces recibió el privilegio de ponerme delante de él.

Entonces, después de tres años, un día Thierry me preguntó si podía estar con él para siempre. Inocentemente, le respondí: "Sí, por supuesto!". Entonces él me preguntó si me gustaría ser castrado. La sorpresa me dejó sin palabras. Le pregunté con incredulidad, "¿Realmente quieres cortarme mis huevos?" Él dijo: "Sí. Si es que quieres quedarte aquí para siempre, tiene que saber que conocí a otro chico, y no te puedo mantener aquí, a menos que seas un eunuco. Así que piensa en ello por favor".

Pensé en ello durante una semana. Le dije que me gustaba el papel bastante de activo, pero mucho más el rol de pasivo por lo que di mi consentimiento para el sacrificio. He documentado los efectos y lo que eran los posibles riesgos por lo que decidí aceptar la propuesta porque realmente me excitaba mucho. Así, en un marco más pequeño que las veces anteriores, y sólo Thierry, Alex y otras dos personas, vi eliminada cualquier posibilidad de reproducción algún día. Yo no sabía que Alex podría hacer eso también, pero era obvio que no era su primer intento. Con apenas unos cuantos cortes, repartidos por mi escroto, corto mis cuerdas, las  ligo y corto mis huevos, que antes de darme cuente me encontré siendo un eunuco.

Han pasado dos años, y a pesar de los sofocos y los pocos momentos de depresión, estoy bastante bien. Para servir a su nuevo amigo de Thierry y mi me encanta. Y Thierry murió en un accidente de coche, y me encontré solo. Me sorprendió saber que la mayoría de sus bienes raíces estaban a mi nombre luego de mi castración, así que estoy fuera de problemas con respecto a dinero y casa. A veces me pregunto cómo sería si me hubiera negado. Pero cuando aparece en un "chat" un joven castrado busca un hombre activo, nunca falta la propuesta de alguien que se ofrece para acompañarme, no lo sé creo que en verdad el ser un eunuco no están malo como muchos pueden pensar y he descubierto que hasta es bastante más placentero...




Historia Original Aquí.






Autor: Anónimo       Traductor: DarkSoul

COMIDOS

En unos momentos los pequeños peces chocaban contra él mordiendo el traje de neopreno mientras lentamente nadaba hacia el centro. Le tomó unos 15 minutos más o menos para llegar al centro en el que floto por unos minutos. Se aseguro que su máscara y snorkel estuvieran fuertemente asegurados respiró profundamente, cerró los ojos y se arrancó la cinta adhesiva......

COMIDOS
En unos momentos los pequeños peces chocaban contra él mordiendo el traje de neopreno mientras lentamente nadaba hacia el centro. Le tomó unos 15 minutos más o menos para llegar al centro en el que floto por unos minutos. Se aseguro que su máscara y snorkel estuvieran fuertemente asegurados respiró profundamente, cerró los ojos y se arrancó la cinta adhesiva. Aquello solo era el inicio de un largo día de dolor y placer por igual para él.

[HETERO] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [NULIFICACIÓN]


Categoria: Hetero      Autor: Steve





El trabajo de campo de biológica marina estaba llegando a su fin. La mayor parte del equipo había completado su trabajo en el interior del país, pero el mar conectado a la isla de indonesia. La mitad de los científicos habían sido dejados ahí en el pequeño hidroavión, dejando a 3 en la isla. Dos habían elegido navegar hacia el pequeño islote de roca a media milla de distancia dejando a Tim para empacar el campamento y obtener unas últimas mediciones sobre la química del agua. Estaba feliz de estar por su cuenta durante un día y una noche, ya que había estado muy deprimido y se sentía bien estar solo.

La laguna era interesante al ser un lugar afectado por las mareas, aunque no tenía un pasaje visible al mar. Las criaturas en la laguna se habían separado del mar por cientos quizá miles de años. Muchos habían evolucionado de manera significativa para hacer frente al entorno cerrado. No había peces de gran tamaño, el mayor era de 30 cm de largo. Estaban presentes en grandes cantidades y tenía la mala costumbre de morder cualquier carne expuesta. Tomaban pequeños bocados de los trajes de neopreno incluso, por lo que los genitales tenían que mantenerse cubierto mientras se buceaba en la laguna.

Cuando los otros se fueron a su pequeña excursión a la isla vecina Tim se dedicó a los preparativos metódicamente. En primer lugar se afeitó cuidadosamente su pene y huevos, asegurándose de dejar un pequeño corte en la piel de su pene. Una pequeña mancha de sangre era todo lo que quería. Lo siguiente obtener el botiquín de primeros auxilios y lo colocó junto al agua para facilitar el acceso. Finalmente se puso el traje de neopreno completo y tomo las tijeras. Con cuidado cortó un pedazo de la tela para que se expusieran su pene y huevos. Este parche se puso de nuevo, en su lugar por un trozo de cinta adhesiva como una solución temporal antes de que él se metiera en el agua.

En unos momentos los pequeños peces chocaban contra él mordiendo el traje de neopreno mientras lentamente nadaba hacia el centro. Le tomó unos 15 minutos más o menos para llegar al centro en el que floto por unos minutos. Se aseguro que su máscara y snorkel estuvieran fuertemente asegurados respiró profundamente, cerró los ojos y se arrancó la cinta adhesiva. Con un solo movimiento que lanzó el parche cortado lejos de su entrepierna, él no sabía dónde quedo. Constantemente comenzó a nadar hacia la orilla. El choque de la primera mordida casi le hizo dejar caer el snorkel con la sorpresa que el dolor le causo. Al instante otro mordida y otra vez y otra vez. Él comenzó a revolcarse de dolor cuando los pescados que empezaban a pulular alrededor de su ingle. A medida que el nivel de dolor se estabilizo empezó a nadar con más voluntad, sabiendo que no podía permanecer en la laguna mucho tiempo.

La parte científica de su mente siguió analizando el ataque de los pescados. Podía distinguir 2 tipos de mordida, una que era una línea recta que hacia contacto con la superficie que probablemente estaba tomando un pequeño trozo de tejido de la superficie, el otro era un bocado seguido de un giro y movimiento brusco. Se giró sobre su espalda para tratar de ver lo que estaba sucediendo, pero había una confusión con todos los peces saltando que no podía ver sus propios genitales. Volviendo  nadando con una gran voluntad hacia la orilla. Un pescado todavía se aferraba a sus genitales mientras se arrastraba hacia arriba sobre la roca por el botiquín de primeros auxilios. Estaba temblando de una mezcla de dolor, miedo y emoción mientras se lavaba la zona masticada.

La mayor parte de la sangre provenía de la arteria que alimenta lo que quedaba de su pene. El glande se había ido junto con aproximadamente el 80% de su pene, había muchos de los pequeños bocados marcados en la superficie alrededor de la base de la misma con un montón que le hizo perder la piel. Ató una ligadura alrededor del muñón de su pene para controlar la pérdida de sangre antes de examinar sus testículos. O mejor ducho testículo. Uno de sus huevos se había ido y los tubos habían sido mordidos dejándolo cerca del cuerpo. El otro lado del escroto aún no había sido abierto pero la superficie estaba despojada del revestimiento interno. El dolor y probablemente, la pérdida de sangre estaban haciendo que perdiera la visión adecuada mientras se sentaba y jugaba con sus genitales en ruinas. Después de un tiempo el dolor se calmó un poco y tomo el botiquín de primeros auxilios para dejarlo aparte.

Una vez más con el método científico y en calma se dedicó a la preparación de la siguiente fase. Él puso una bolsa de plástico transparente, algunos trozos de cuerda y una longitud corta en la balsa inflable. Él remó hacia el centro del lago. Cortó una franja adicional de traje de neopreno de distancia que iba desde su ano sobre 3 o 4 pulgadas de ancho. El remo estaba atado al otro lado detrás de sus rodillas para mantener las piernas separadas. Tenía 2 tramos cortos de cuerda atada a su cintura con nudos corredizos en ellos listos para sus muñecas. El agua era cristalina y brillante de unos 20 pies de profundidad y podía ver el fondo y la multitud de peces pequeños. Midió cuánto cadena del ancla necesitaba y luego lo unió a su tobillo Se sentó en el lado de la lancha para los preparativos finales, observando cómo el goteo de la sangre iba emocionando a los peses. Había llegado el momento.

El ancla quedo cerca de la parte inferior, colgando de su pierna, los lazos de nudo corredizos listos para sus muñecas, pero todavía vacilaba un poco. De pronto inflo la bolsa grande de plástico transparente y la puso sobre su cabeza. Rápidamente la sujeto con fuerza alrededor de su cuello con capa tras capa de cinta adhesiva. Calculó que tenía de 3 a 5 minutos de oxígeno antes de que él se quedase inconsciente y estaba decidido que iba a disfrutar de esos minutos. Sin más demora ató una muñeca en su lugar, empujó la otra en el lazo y tiró con fuerza antes de tirar por la borda del barco el ancla.

A pesar de que él estaba sólo a la mitad del fondo en el agua el primer mordisco de pescado de dio. La cadena del ancla tiró de él hacia abajo para que llegase al fondo de la laguna. Podía ver a través de la bolsa, la neblina esparcimiento de sangre en el agua y el cada vez mayor número de peces en torno a él. En su mayor estado de conciencia que pudiera identificar las picaduras individuales a través de la bruma de dolor. Cuando un pez arrancó y desgarro el muñón de su pene pudo sentir otra especulación de trozos de la raíz de la misma. Podía sentir la piel restante de su pene ser arrancada hacia el escroto maltrato antes de que fuera despojado por completo. 

Una sonrisa mezclada con sus gritos se daba dentro de la bolsa era como siempre había querido tener su pene eliminado, pero los peces no se habían detenido allí, ya que estaban en un frenesí de alimentación. Podía sentirlos excavando, dentro de mi escroto hasta llegar a los tubos a mi huevo que aun tenía el cual quedo expuesto a ellos. Lo siguiente fue que rompieron a través de la piel de mi testículo restante y momentáneamente me desmaye del dolor, ya que arrancaron el testículo. Él se movía en el borde de la inconsciencia a través del dolor al sentir los restos de su virilidad arrancada. Sólo unos pocos minutos de oxígeno le quedaban para ese momento.

Mientras que algunos peces estaban cavando en los restos de mi pene y huevos que ya no estaban, otros estaban atacando un territorio virgen. A través del dolor de la zona genital, sintió claramente la primera mordida en su esfínter. El mordisco después de la mordedura amplió su agujero, despojando la carne de alrededor de su ano. Los dos sitios de ataque se unieron al quedar sin piel y con eficacia desde arriba su ano por encima de su hueso púbico. 

Se sintió y oyó los dientes con su hueso púbico. La falta de oxígeno volvió sus últimos minutos en un trance. Su última visión consciente fue ver sus entrañas se salir donde sus genitales solían estar apenas hace unos minutos rodeado de un enjambre de peces. Su última sensación no fue de dolor, sino la de sentirse la madriguera de un pez profundamente en su interior a través de la abertura hecha entre sus nalgas.

Su último pensamiento fue de alivio al pensar que finalmente se había deshecho de sus molestos genitales de la forma que tanto quería, se desato las manos, y el tobillo, para nada como pudo hasta la lanza en donde se saco el pez de entre sus nalgas y curo sus heridas lo mejor que pudo, para esperar la llegada de sus dos compañeros a la mañana siguiente.





Historia original Aquí.






Autor: Steve       Traductor: DarkSoul

Para Vicky.

-¿Qué desea hoy?-, pregunta la mujer mientras observa detenidamente el rostro joven de su único comensal  ese domingo, brillaba terriblemente fuerte el sol afuera, y ella, a pesar de haber recién quedado viuda, piensa fugazmente en aquél muchacho como un posible consolador de su incómoda situación.

Resulta que Vivky , con tan solo 32 años, y acostumbrada a tener una vida sexual activa, antes de que a su marido le haya dado por ir a parar en una zanja con su moto por conducir borracho, se hallaba deseosa de sentir a alguien en su interior.

El muchacho, no debe tener más de 25 años y anda con ropa muy ligera que lo delata como alguien de afuera, tiene el rostro amplio, unos pómulos sobresalientes y una barba en forma de candado alrededor de su quijada dura y cuadrada que se une con el bello facial alrededor de sus gruesos, pero no abultados labios. La viuda entra a la cocina para preparar el pescado típico de la zona, de la forma más típica en el que se debe prepararlo, ella lleva puesta una camisón largo que le cubre hasta la mitad de sus grandes nalgas, además tiene puesto un short normal, pero se lo sube en un arrebato sin explicación, era que tenía la extraña necesidad de mostrarle su piel al extraño que de pronto le parece atractivo.

Sale con el plato listo y mira de frente al único cliente de su restaurante de carretera, él hombre es robusto y con una mirada afilada, el pelo negro corto y unos  brazos ligeros a diferencia de sus piernas, que son claramente musculosas, tiene en sus manos las llaves de su automóvil, con el que seguro “ha venido recorriendo desde lugares muy lejanos”, o por lo menos eso piensa de manera vaga mientras le pide a algún dios pagano que el hombre le regale aunque sea una mirada lujuriosa. Necesitaba urgentemente sentirse deseada pro alguien.

-Tenga, lo preparé con mucho cariño-, le dice como para romper la conversación y permanece a su lado.

-Gracias…-comienza a comer pero poniendo la mirada fija en los muslos amplios de Vicky, que presentándose desnudos, logran que cualquier hombre se los imagine rodeando sus caderas.

-¿De dónde viene?-

-Del norte, me estoy dando la vuelta al país, y hoy por suerte encontré este local abierto me moría de hambre…pero siéntate…por favor-

A Vicky le impresionó la soltura para hablar del muchacho, de pronto se sentó y tras conversar ciertas trivialidades se estaban tuteando y haciendo comentarios sobre lo lindos que son los ojos, los nombres, los labios y los colores del cabello. De pronto el hombre se acerca a Vicky, pone una mano sobre su muslo desnudo y le pregunta descaradamente si está casada, ella lo toma de la mano y en un impulso que no lograba entender la mueve por la parte mas interior hasta que está en contacto con las entrepiernas, el viajero entonces abrió sus mano completa y atrapó por encima del short toda la piel que pudo de la mujer, comenzó a sobarla apretándola y soltándola mientras ella sólo podía ver con una mirada perdida a la puerta.

-Espérate-, le dice mientras va a la puerta, cierra el único acceso, deja abierta la ventana y regresa desabrochándose el short, se para frente a él y recibe sobre su pelvis la mano amplia y tosca del muchacho que busca de una u otra forma deslizarse hasta el fondo de su existencia, el dedo del medio se encuentra en su camino con el nacimiento de dos labios vaginales sin depilar, y baja con más fuerza moviéndose en círculos  pequeños sobre la piel de Vicky. La exploración es lenta pero fuerte, de pronto ha logrado en la mujer un sentimiento desconocido, no sabría otro adjetivo para describir esto mas que como “rico”.

La mano del muchacho parecía salida de otra dimensión, y en otra dimensión, para una muy caliente Vicky, que hasta ahora no le ha dicho su nombre al repentino amante. Los dedos separados sobre la vulva de ella, de tal modo que el índice el medio y el anular soban en círculos todos juntos por dentro de los labios vaginales exteriores; incredulidad y placer desmedido es lo que siente esta mujer campesina bendecida con unas caderas muy amplias que, casi melódicamente combinadas con un trasero, pequeño pero muy bien formado, creaban un deseo irremplazable con ninguna cosa para aquel viajero.

Muy pronto el muchacho puso su boca donde estaban sus dedos, pero antes, había comenzado besado la pelvis de Vicky con intensidad, como deseando comenzar a comerse aquella blanca piel, y  sus manos agarrando con fuerza en un mismo momento el short y la ropa interior fue bajada con fuerza, desnudó de cintura para abajo a la mujer y se regocijó con la vista que la vida regalaba: una selva negra en un mar de leche, la franja blanca, muy bien definida por infinitas horas de luchar contra el sol con un short corto. Tomo a Vicky por las nalgas con mucho cuidado, como si quisiera no hacerle daño, y con la boca abierta se dedicó a besar lo más profundo de ese bosque negro, logrando que sus labios se abran y cierren  absorbiendo la piel de su sexo abierto.

-Ya no aguanto más…-, le dijo excitado el viajero que se bajaba los pantalones con rapidez, mientras se estimulaba su propio sexo con el puño duramente cerrado.

-Dámelo-, ordenó tajante Vicky.

Él deslizó la punta de su sexo por la entrada de ella, entonces un aire químico los atrajo de tal forma que al encontrarse el uno y el otro el mundo enteró desapareció, se sintió en el mismo ambiente que ellos habían alcanzado el momento más profundo de su existencia hasta ese momento. La penetró por varios minutos mirándola a los ojos con una sensación profunda de deseo, ella en cambio le veía confundida y tentada a existir más allá de sí misma; sentada sobre la mesa donde recién había acabado de comer su único comensal, recibía con las piernas abiertas lo empujones de la cadera de aquel muchacho, por la fuerza con la que lo hacía ella podía entender que estaba demasiado excitado, pues no se detuvo ni un minuto a pesar de estar acariciando tan bien el pecho de Vicky. Había tomado su pequeño pecho aperlado en una mano para sobarlo en círculos mientras sus pezones eran ligeramente aplastados y jalados.

Cuando el viajero terminó, empujó con una potencia tremenda su cadera y se derribó sobre el cuerpo de Vicky, gimió de una forma intensa sobre su frente, entonces sus sexos se separaron y la calma de ese aburrido día comenzó a regresar.

El viajero le acarició el rostro, y los ojos de los dos se perdieron en una vergüenza infinita. Más tarde, se estaban vistiendo sin decir ni una palabra, eso tenía que ser una aventura y nada más, porque él era un estudiante de artes liberales que huía infantilmente de casa, y ella una viuda joven con un negocio propio que atender.

-Vengo a la playa todos los veranos…-

-Yo abro todos los días…-

-Gracias…mira no sé que decirte…-

-Jejeje-, se reía la señora de una manera muy tierna, -solo asegúrate de regresar…-

-Bueno me voy, pero de seguro regreso-, se fue diciendo el viajero, y después condujo por un largo trecho a través de la cadena montañosa que lo separaba del local de Vicky, cuando al terminar de subir una montaña se da cuenta y se reclama a sí mismo: !Mierda no le pregunté ni el nombre, tengo un maldito problema…¡

 

La entrada Para Vicky. aparece primero en SexoEscrito.com.

UN DÍA EN LAS CARRERAS

"te auto haces ballbusting, dijo Derry", es como masturbarse. Está bien, pero un dúo es mucho mejor que un solo de órgano, y un busto de una pareja demonios es mucho mejor que hace pivotar una patata en un calcetín o dejar caer una lata de sopa por un tubo de correos"......

UN DÍA EN LAS CARRERAS
"te auto haces ballbusting, dijo Derry", es como masturbarse. Está bien, pero un dúo es mucho mejor que un solo de órgano, y un busto de una pareja demonios es mucho mejor que hace pivotar una patata en un calcetín o dejar caer una lata de sopa por un tubo de correos". Así comenzó la platica con ese chico que a la larga me robaría mis grandes huevos.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [TESTÍCULOS] [BALLBUSTING] [ADVERTENCIA]


Categoria: Gay      Autor: Zipper





"Te auto haces ballbusting, dijo Derry", es como masturbarse. Está bien, pero un dúo es mucho mejor que un solo de órgano, y un busto de una pareja demonios es mucho mejor que hace pivotar una patata en un calcetín o dejar caer una lata de sopa por un tubo de correos".

Yo había conocido a Derry en un bar de carretera en las estribaciones de la Sierra. Nuestro vínculo común era dos motos deportivas estacionadas entre un mar de yuppie crucer Harley y brillantes trajes de carreras de color rojo que se destacaban entre un mar de cuero negro y se desvanecían en una multitud de mezclilla. Charlando con él, me enteré de que él también vivía en Fresno y que como yo, estaba soltero. "¿Por lo que decimos pasar el rato en mi casa y ver algunas carreras?" Él había dicho. "El Cable tenía el Gran premio de de Bélgica esa tarde".

Lucia tener alrededor de mi edad, veinticinco años, y mi olfato de California no registraba nada frutal o gay, así que nos montamos en las motos y yo lo seguí a su departamento, jugamos con los motores de las motocicletas por los caminos de montaña probando la torsión de las mismas. Mi vieja Ducati se maneja mejor y yo podría tomar mejor ángulos cerrados, pero su Honda iba mejor en los tramos rectos.

Su apartamento estaba en el lado opuesto de la ciudad que el mío y él obviamente pagaba más renta que yo. Era un lugar agradable y no había señales de una novia. Acepté su oferta de una cerveza y nos sentamos a ver algunas carreras de fórmula uno.

"Mira a ese tipo tiene un buen par de huevos", dijo, obviamente admirando el paquete revelado por el traje de cuero apretado del ganador. "¿Cómo te gustaría tenerlos en la mano?" "Prefiero tenerlo en mis pantalones", me contestó, refiriéndose a la aparente falta de temor del corredor.

"Sí, te escucho, pero no son mucho de una mejora con respecto a lo que ya tienes", dijo, haciendo un gesto hacia mi entrepierna. Habíamos desabrochado nuestros trajes de montar para la ventilación, y la parte superior quedaba suelta a la espalda y sobre nuestras nalgas. "Yo soy el que realmente necesita más huevos".

"Monta muy bien", le dije, y en serio. Sólo había tenido el Honda durante unas semanas y aún no estaba acostumbrado a la forma en que se maneja, pero todavía era un excelente jinete. "No", aclaró, "Quiero decir, un conjunto de huevos como el suyo, o el tuyo, para el caso, sería muy divertido. Tanto como para tenerlos en los pantalones y sostenerlos en la mano. Apuesto a que pueden expulsar más leche en una noche que yo en un mes, y apuesto que un par de golpecitos te hace disparar como un cohete".

Sentí  que mi rostro me ardía de vergüenza. Mi primera experiencia masturbatoria había sido con auto ballbusting. Jugar con mis huevos había inducido una erección, así que me habían atado un cordón de zapato alrededor de ellos y luego comencé a pellizcarme mis huevos con mis dedos. Yo hice eso hasta que la presión se acumulo en mi entrepierna, lo que hizo que tocara mis huevos más y más hasta que los dioses del esperma llamaron a la puerta sin tocarme mi pene. Finalmente me di cuenta de cómo masturbarme de la manera tradicional, y dejé de abusar de mis huevos cuando se hicieron más grandes y se hicieron aún más sensibles.

Algunos de los otros chicos en la escuela habían practicado el ballbusting entre sí en sus huevos, y peor, pero mi actividad sólo sexual remotamente había implicado masturbación con otro muchacho recién adolescentes. La fijación de Derry con mis huevos, particularmente las mías por su gran tamaño, parecía bastante adolescente pero todavía lo quería como amigo. Me acababa de mudar a la ciudad y todavía no había tenido tiempo para desarrollar una vida social ni tampoco sabía quien compartía mi interés en las motos deportivas, así que ignoraba lo que podría haber sido tener amigo con él. Intercambiamos números de teléfono y acordamos reunirnos para otro viaje algún día.

"Hey", dijo Derry cuando contesté el teléfono. "La carrera del Mundial de Superbikes en Laguna beach se acerca ¿sabes? Yo sólo conseguir dos entradas en el concesionario Honda. ¿Quieres ir y ver? Podemos dividir una habitación, así que no va a costar mucho, dejo de trabajar  el viernes".

"Sí, claro", le contesté. El dinero era escaso conmigo, pero para algo como eso yo podía derrochar un poco. "Voy a tener que consultar con el jefe, pero por lo general no hago mucho el viernes por la tarde de todos modos".

Dejamos a la ciudad después del mediodía, volamos al Norte por la carretera 99, marcando nuestro camino a través del tráfico, e hicimos el recorrido en poco menos de dos horas y media, aprovechando la tolerancia de la cogeneración de la práctica ilegal de motocicletas que dividen los carriles de tráfico. "Agradable paseo", Derry dijo mientras nos dejábamos nuestro escaso equipaje en la habitación de un motel. El dejo expuesto con una camiseta con el logo de Honda, pantalones cortos holgados tipo de surfista y zapatos deportivos, en su equipaje, luego dando antes habían sus botas de montar se las quito y se deslizo fuera de su traje de montar de Kevlar para quitarse su ropa interior. Totalmente desnudo, él con indiferencia se acercó al baño, algo molesto y regresó y se sentó en el borde de la cama y se vistió lentamente.

Yo no comparto su actitud despreocupada hacia la desnudez, pero no lo detuve al salir y hacer las comparaciones que todos los chicos hacen automáticamente. Él era mi polo opuesto: más musculoso y bastante viril, Pene Grande escondidos huevos casi perdidas en un bosque de vello. Me aparté de él y me quité mi traje de montar de cuero, manteniendo mi ropa interior sobre mi cuerpo, y me puse un pantalón corto,  una camiseta y sandalias.

Estoy inseguro sobre el tamaño de mi pene y no me gusta dejar que otros chicos me vean desnudo. Creo que dejo de crecer cuando tenía trece años, y durante mucho tiempo pensé que mis masturbaciones habían evitado que creciera más e hice que mis huevos consiguieran ponerse muy grandes. Es de a 7 cm de largo suave, menos de la mitad cae sobre mis huevos, y sólo crece a un poco más de 14 cm duro. Yo tenía dieciséis años la primera vez que me lo medí, y después oí decir a una novia "parece un niño de trece años de edad con paperas o algo". Funciona bien, pero los problemas de confianza relacionadas con aquellas palabras me impiden tener sexo con la frecuencia que me gustaría.

Caminamos por el estacionamiento hasta una pizzería, donde Derry intentó sin éxito ligar con un par de chicas antes de volver al motel, y luego nos pusimos a hablar con un montón de otros motociclistas que habían aparecido por la carrera, y luego llego la noche. Agarré mi ropa interior limpia y me dirigí a la ducha, y cuando regresé Derry estaba desnudo de nuevo, listo para dormir. Estaba cansado por el medio día de trabajo, el viaje y la cerveza por lo caí derecho a dormir. Yo no estaba seguro de si la inmodestia informal de Derry era porque él simplemente no le importa una mierda, o si era una manera de hacerme saber que estaba disponible, pero no me importaba, siempre y cuando no me afectara a mí, y hasta ahora no lo había hecho.

Hubo otro Show la mañana siguiente cuando Derry se duchó y se vistió, luego hicimos el desayuno continental gratis y nos dirigimos a la pista. Las carreras fueron increíbles; Motocicletas con los mejores pilotos del mundo que van a toda máquina bien afinadas. El sonido era suficiente para dar querer montarse en las motos con erecciones. No hubo accidentes graves, pero un chico resbalo justo en frente de nosotros y se desliza por la pista sobre su culo, sólo para ser detenido por una bandera marcadora entre las piernas extendidas. "¡Ay!", Dijo Derry, y tuve que estar de acuerdo que probablemente dolió mucho aquello, que era evidente cuando el hombre intentó volver a levantarse y caminar lejos sólo para caer de nuevo y acurrucarse del dolor.

Esa tarde, de nuevo a la pizzería, donde nos compadecimos del tipo que se lastimó sus huevos, y Derry dijo algo sobre los huevos y que masturbación a mí, de cómo todo es mejor con un compañero.

Derry mantiene su auto ballbusting, como la masturbación, es una actividad inofensiva ideal para chicos antisociales o tímidos, pero como la masturbación, y auto ballbusting carecen de un elemento clave; contacto humano. "el auto ballbusting te pone en control; tienes que elegir lo duro que lo quieres hacerlo a ti mismo y que sabe exactamente cuándo va a suceder, y después del golpe se es  libre de acurrucarse en el suelo y agarrar primero tus abusados huevos, y luego tu vientre cuando el exquisito dolor se irradia hacia el exterior. Conseguir a otra persona involucrada", dijo Derry," cambia completamente la ecuación. Se cede el control cuando está boca abajo en la cama, con las piernas abiertas, la cara hundida en la almohada, o boca arriba, con los ojos vendados, y no tienes ni idea de lo duro que el golpe será o cuando será. Todo lo que sabes con certeza es que la mano masajeando suavemente tus huevos es sólo un preámbulo, y que tarde o temprano van a ser arrollado por la agonía, jadeando y ahogándose mientras trata de respirar".

Había bastante bien clavado la esencia de todo aquello me hizo sentir cosquillas en mis huevos, pero no respondió e insistí con el tema. De vuelta en la habitación, después de haberse despojado de su ropa, caminó delante de mí, se dio la vuelta y abrió las piernas. Luego se agachó para recoger algo del piso, lo que permitió a su pequeña bolsa escrotal colgar libre y claramente sin protección a unos 30 cm en frente de mi cara. Me di la vuelta para ver frente a la pared. "Nos vemos en la mañana", le dije, haciendo caso omiso de lo que esa invitación que estaba enviando. Decidí en ese mismo momento que iba a rechazar cualquier invitación futura para compartir una habitación con ese chico.

Me desperté lentamente, un poco confundido, como el momento en que el dentista te da anestésicos. Las luces estaban encendidas y yo estaba boca abajo, la cabeza girada hacia un lado. Traté de rodar, y descubrí que mis manos estaban atadas con anillos de plástico y aseguradas a algún lugar cerca de la cabecera de la cama. "¿Qu..?", Le empezó a decir, y luego sentí una extraña mano asiendo mis huevos, y fue sólo entonces me di cuenta de que estaba desnudo y que mis piernas abiertas aseguradas sobre los extremos de la cama, atadas como mis brazos.

"Wakey wakey", dijo Derry, y luego vino a un lado de la cama. Él todavía estaba desnudo y ahora lucía una erección. Una Gran erección, con sus huevos apenas visibles contraídos fuertemente contra su pelvis. Regresó a los pies de la cama y sentí como agarro mis huevos de nuevo. "Un lápiz de pene como este, te aseguro que no se merece un conjunto como estos", dijo, dándole un apretón duro. Ningún hombre me había tocado de esa manera desde la secundaria, y en aquel entonces me había golpeado una chicas a tientas en la ducha. "¡Cuándo los agarro y jala hacia atrás!", preguntó, "¿Los dejas colgar sobre el frente de tu ropa interior?"

"Jesús, Derry," empecé a decir, y entonces mi aliento me dejó cuando su puño o el pie se estrello contra mis colgantes huevos. Primero estaba en shock, entonces el dolor debilitante se extiendo a lo largo de mi vientre y vomité las pizzas medio digeridas con la cerveza en la sábana.

"Eso fue sólo para obtener tu atención", dijo Derry, volviendo a mi lado. Él buscó en su mochila y sacó un condón, lo desenvolvió, y la extendió sobre su enorme pene. Sentí sus manos separando mis nalgas, y luego el horrible dolor mientras su muy dura erección comenzó a penetrarme, violándome.

"¿Te gusta, perra?", Preguntó después, jadeando en mi oído, su pecho peludo presionando contra mi espalda, mientras su cadera se aplastaba contra mis nalgas.
.
"Derry, por favor", le imploré. Su respuesta fue cerrar de golpe el puño en mis huevos de nuevo, lo que me hizo vomitar el resto de mi cena sobre la cama.

"Estos se verá mucho mejor en mí que en ti", dijo, apretando mis huevos y desenrollando un equipo quirúrgico en la cama al lado de mi cara. Tomo un torniquete de goma, y ​​unos segundos más tarde me pareció que lo coloco alrededor de mi escroto, a continuación, sentí la frescura del desinfectante sobre mi escroto. Grité cuando tomo el bisturí, pero estábamos en un motel de primera clase, las paredes estaban insonorizadas bien aisladas contra parejas amorosas ruidosas por lo que nadie escucho mis gritos de socorro.

Darry me abrió mi escroto por el medio para tener acceso a mis grandes huevos, mientras mi cuerpo se convulsionaba de dolor, uno segundos después puso su ganancia para él, mi pérdida en mi caso, en un recipiente con un líquido claro, y luego con el recipiente lleno, lo coloco en una nevera plegable llena de hielo con la etiqueta 'Frágil manéjese con cuidado órganos humanos para trasplante. A continuación me violo por unos segundos luego de coser mi herida, en mi desinflado escroto, hasta que en medio de incesantes jadeos se corrió dentro de mí, apenas dos disparos de su semen que se sintieron como gotitas inundar mis intestinos.

Luego se puso de pie, se coloco su ropa interior se vistió con su traje de motociclista, se puso el casco, y salió de la habitación, sin mirar atrás mientras yo quede ahí gritando y convulsionando por el dolor que en ese momento sentía.

Me Dejo ahí toda la noche, con la cara en el charco de mi propio vómito, inmerso en un enorme mar de dolor, hasta que el gerente del hotel me encontró a la mañana siguiente. Derry en su honda se presentó en el Aeropuerto Municipal de Salinas esa misma noche, donde Derry se había rentado un Jet ambulancia que había previamente preparado con su plan de vuelo internacional a la Ciudad de México, sede de una clínica de trasplante médica de primera clase.

Pasé la mayor parte de los dos meses siguientes odiando a Derry y planificando mi venganza, pero he perdido poco a poco el interés y ahora sólo me importa una mierda más. Incluso dejé de tomar las inyecciones de testosterona que me permitían recuperar mi potencia sexual. Mis huevos parcialmente compensados ​​por el diminuto tamaño de mi pene; sin ellos me siento totalmente castrado, y donde quiera que ahora estén probablemente están haciendo un trabajo mejor que cuando estaban en mí.




Historia Original Aquí.





Autor: Zipper       Traductor: DarkSoul

CENTROS DE ADAPTACIÓN Y REPRODUCCIÓN 04

Nataly, el chico convertido en una bella mujer sigue su vide en el centro en esta ocasión ella sabrá lo que es tener sexo por primera vez pero obtendrá una inesperada sorpresa......

CENTROS DE ADAPTACIÓN Y REPRODUCCIÓN 04
Nataly, el chico convertido en una bella mujer sigue su vide en el centro en esta ocasión ella sabrá lo que es tener sexo por primera vez pero obtendrá una inesperada sorpresa. Continua esta saga de feminización con nuestro protagonista convertido ya en toda una mujer.


[ADOLESCENTE] [FEMINIZACIÓN] [FANTASÍA] [DOMINACIÓN] [ADVERTENCIA]



Categoria: Hetero      Autor: Nelida Bergerat





Capitulo 07

Un día me vino a buscar la enfermera -asistente a mi me dolía mucho la panza.
- Levántate Nataly
- No puedo. Me duele mucho la panza.
- No pienses que vas a parar todo porque te finges estar enferma.
- Me duele.

Yo me tomaba el vientre con mucho dolor.
La asistente me tomo del brazo y me obligo a levantarme. Después la mujer vio que la cama tenía manchas rojas.

-¿Qué es eso?
- No sé.

Yo estaba sorprendido igual que ella. Ella llamo a un medico.

- Cámbienle las sabanas.

Dijo este hombre y me reviso.

- Felicidades Nataly.
- ¿Porque?
- Ya eres una mujer completa. Los órganos que te pusimos funcionan a la perfección. Tienes la menstruación.

Yo no sabía qué era eso.

- Tienes que usar unos tampones y cambiarte siempre que te manches.
- Tampones.
- Alcánceme unos tampones.

Le dijo ese médico a la enfermera - asistente para después entregarme un aparato con un algodón en la punta y un hilo colgando. Yo puse cara de no saber donde iba eso.

- Va en el interior de tu vagina. Te dejare una caja.

Cuando me cambiaron las sabanas y yo me puse ese aparato en la vagina me volví a acostar a pesar de los enojos de la asistente. Estuve cuatro días de vacaciones mientras pasaba la menstruación esa. En la que nadie vino a molestarme y yo estaba feliz.

Finalizado ese tiempo mi vida siguió con la rutina de siempre.

A la mañana tenía que ir a comer mi desayuno que era muy escaso después a la peluquería donde me peinaban, me maquillaban y me hacían las uñas, luego ir a tomar clases con un anciano Frances sobre etiqueta cosas que me parecían ridículas.

Tenía que ir al gimnasio y después para finalizar ir con las otras mujeres a comer.

En mi habitación me esperaba el televisor con  películas románticas. Unos quince dias después me avisaron que el sicólogo me llamaba para una sesión sicológica.

- Hola Nataly. ¿Quieres hacerme alguna pregunta sobre sexo?

Yo menee la cabeza de forma negativa. El sicólogo se levanto y se me acerco se me sentó al lado. Era un hombre alto, moreno de ojos negros y labios rojos. Parecía un actor de esas películas románticas. Yo me sentía intimidada.

- Pero si no me haces una pregunta tu tiempo aquí se extenderá indefinidamente.

Eso me molesto porque yo soñaba con irme de ese lugar.

- ¿Sobre sexo?
- Sobre lo que quieras pero si no hablas de algo que te preocupe no podre ayudarte.

El sicólogo me empezó a tocar la pierna.

- ¿Qué es la menstruación?
- Pero Nataly.
- Usted dijo que le hablara sobre algo que me preocupara.

El sicólogo me miro simulando enojo y a mí me dio risa pero trate de no reírme.

- Pero de verdad te preocupa eso.

Yo asentí. El sicólogo me empezó a acariciar la cara.

- Es que me dolió mucho.

-Cuando tengas un bebe los dolores pasaran.

Me quise levantar pero no me lo permitió vi su sonrisa. El fue hacia la puerta de ese consultorio y cerró la puerta con llave. Después se me acerco me recostó sobre el diván.

- ¿Qué pasa? – Dije asustada.

El no me oyó o no le importo. Empezó a besarme la oreja y morderme. Me tenía muy abrasada tocándome los pechos estaba encima mío me abrió bien las piernas su miembro me empezó a penetrar primero suavemente y luego con fuerza.

A mí me dolía llego un momento en que no aguantaba más el dolor quise sacármelo de encima. Empecé a gritar.

- Ay ay por favor duele.
- Quiero Naty que te guste.

En verdad me dolía, sentí deseos de llorar. Una parte de mi quería que parará y otra quería continuar. No podía hacer otra cosa aguantaba quejándome pero sin protestar. “No entiendo que me paso. Porque me gustaba hacer eso. Me dolía pero no podía parar”. Pensé angustiada.

No entendía porque mi cerebro se negaba a decir que no y parar aunque me doliera mucho. “Será algo que me habrán echo”. Pensé.  “Capaz que modificaron algo en mi cerebro y hacen que te produzcan ganas de tener sexo y no parar. Tal vez son las píldoras que me obligan a tomar”.  Yo no dejaba de pensar en mi padre y en el hecho que me operaron.

- Ves que esto no esta tan mal. – Me dijo mire las nalgas de este hombre que se empezaron a mover rítmicamente mientras me penetraba. El sicólogo me empezó a besar los labios.

- Me gustas mucho.
- ¿Pero no podía esperar a que salieras de aquí?
- Afuera conocerás a alguien.
- ¿Tan seguro estas de eso?
- Claro. Los hombres querrán estar contigo.

Capitulo 08.

En mi habitación una vez estando solo aproveche para pensar en escapar me molesto lo que me había hecho el sicólogo. Solo era cuestión de estar en el jardín y correr hasta llegar a la barda y saltar.

Cuando estaba en el jardín quince días después acompañada de un doctor le tome por el brazo y lo empuje hacia abajo con mi pierna poniéndole el pie encima intento alcanzar un silbato de ayuda pero lo impedí con la otra mano y después le di un golpe en la quijada lo que hizo que se atontara algo le solté otra patada en la boca del estomago.

Le solté otras dos patadas en el rostro pero ni aun así se desmayo solo sangro un poco ya que mi fuerza estaba disminuida corrí hasta la cerca logre saltarla sentí que el sicólogo accionaba un silbato de ayuda. Me había olvidado mi implante en las costillas y no pude evitar sentirme mal por descargas eléctricas que me hicieron desmayar.

Cuando me desperté estaba esposada a una camilla y vi al sicólogo que me dijo.

- Nataly ya casi nos despedíamos.
- ¿Qué quiere decir?
-Que si te hubieras portado bien podrías haberte ido a tu casa ayer.

Me tomo del rostro y me hizo mirarlo.

- ¿Por qué quisiste escapar Naty?

 No se lo quería decir pero sentía la necesidad de decírselo

-No me gusto que aprovecharas para tener sexo conmigo.
- Lo lamento. Te pido perdón.

Yo me sentía mareada y con nauseas.

-¿Te sientes bien?- Me dijo cuando me desato y me ayudo a levantarme.
- Un poco mareada y con nauseas.

El psicólogo me abrazo y me empezó a besar en los labios.

- Espera. - Trate de sacármelo de encima.
- ¿Que pasa Naty? Soy tu sicólogo tienes que aceptar mis besos Naty te gustan.

Ese hombre me abrazo con fuerzas y me empezó a besar yo quise negarme pero algo interno me hacia aceptar. Me levanto colocándome sobre la camilla me recostó y retirándome los consoladores vaginales y anales me abrió las piernas e introdujo su lengua en mi vagina empezando a chupar estuvo mucho tiempo en eso yo no quería demostrar que me gustaba y que gozaba.

- ¿Te gusta esto que te estoy haciendo Naty?
- Si me gusta.

No podía creer que esa voz tan sexy y deseosa era la mía. El introdujo su miembro en mi cuerpo y se movió rítmicamente a mi no me dolió como antes. Lo miraba como se movía encima mío parecía transportado a otro mundo. Era feliz al hacerme eso.

El psicólogo me tomo del cabello y me beso en los labios mientras me apretaba un pecho.

- ¿Me quieres?

Me pregunto sonriendo. Me sentí obligada a decirle que si pero no estaba segura de eso.

-  ¿No recuerdo tu nombre?
- Germán.

Germán me ayudo a levantarme cuando termino de tener sexo conmigo.  Me sentía mareada y luego me desmaye. Cuando me desperté vi que me llevaban en una camilla me ubicaron debajo de un aparato. Hubo una luz que recorrió mi cuerpo.

-¿Qué le pasa? – Le pregunto el sicólogo a un medico.
- Pasa que está embarazada.
- ¿Embarazada? – Pregunte extrañada.
- Vas a tener un bebe.
- Pero yo…

No había tenido sexo con nadie. Solo con el sicólogo.

Continuara…






Autor: Nelida Bergerat       

PRACTICO UTENSILIO

Luego de mucho investigar note que muchos chicos quieren que sus penes sean cortados por lo que se me ocurrió idear una manera de mantenerse al día con la demanda de mis servicios. En caso de que usted también está en la misma situación, yo pensé en compartir mi técnica......

PRACTICO UTENSILIO
Luego de mucho investigar note que muchos chicos quieren que sus penes sean cortados por lo que se me ocurrió idear una manera de mantenerse al día con la demanda de mis servicios. En caso de que usted también está en la misma situación, yo pensé en compartir mi técnica. Teniendo en cuenta que puede tener hasta seis erectas y palpitantes penes delante de mí en un día determinadas y a la espera de ser cortadas, tuve que pensar mucho de cómo perfeccionar el arte de la desmembración genital.

[HETERO] [PENECTOMIA] [FANTASÍA] [PENE] [FEMDOM]


Categoria: Hetero      Autor:  Anónimo





Luego de mucho investigar note que muchos chicos quieren que sus penes sean cortados por lo que se me ocurrió idear una manera de mantenerse al día con la demanda de mis servicios. En caso de que usted también está en la misma situación, yo pensé en compartir mi técnica. Teniendo en cuenta que puede tener hasta seis erectas y palpitantes penes delante de mí en un día determinadas y a la espera de ser cortadas, tuve que pensar mucho de cómo perfeccionar el arte de la desmembración genital. 

Afortunadamente, mis estudios de la historia me dio la respuesta que tanto buscaba: la guillotina. Después de estudiar sobre el tema, he diseñado o mejor dicho e rediseñado este dispositivo con dos cuchillas súper afiladas. Las dos hojas se encuentran en un marco pequeño, por lo que la hoja inferior es estacionaria y la hoja superior se mueve hacia arriba y hacia abajo. Más o menos a la mitad de los bordes de las cuchillas tienen pequeños círculos espacios que las cuchillas no cortan en ellos, el diámetro de los círculos medios es ligeramente más ancha que el tubo de un catéter. Creo que captan la idea de esto. ¡Simple pero funciona! 

Una vez que el dispositivo estaba listo, no pasó mucho tiempo antes de que tuviera otra media docena de impacientes hombres que me esperaba para que les amputara sus virilidades. Jóvenes y viejos, altos y bajos, gordos y delgados, largas o cortar, venosas y suave, pálidas y oscuras, los penes se agolpaban frente a mí a la espera de mi atención, para que acabara con ellos. 

Vestida con guantes de látex, los lavo y anestesio los miembros masculinos hinchados de mis clientes y les deslizo catéteres por sus largas uretras, que por lo general ya están lubricados con su abundante líquido pre-seminal. 

Entonces, procedo a calentar las cuchillas del dispositivo para dejarlas estériles de una por uno con no más de una llama. Después que las cuchillas están calientes, los abro y deslizó con cuidado el dispositivo a través y hacia el ansioso pene en erección de mi primer cliente hasta donde quiere él que lo corte. Con mis otros cinco clientes observando con mucha expectación, esperé unos segundos hasta que mi primer paciente esté listo, y luego, lentamente y con firmeza bajo la cuchilla superior del dispositivo. 

Las dos hojas pronto se pusieron en contacto con el pene hinchado al máximo del cliente y comenzaron a cortar a través de la piel de su pene y el tejido esponjoso que chisporrotea como un cuchillo caliente cortando mantequilla. Efectivamente como estaba previsto que hiciera, cortar con el metal caliente de manera precisa mientras que la cauteriza la herida y se enfría un poco, al pasar a través del pene. 

Pronto los semicírculos cortados en los bordes de las cuchillas se posaron alrededor del catéter, pero no cortan bien el tubo. Por último, todo lo que tenía que hacer era girar suavemente el dispositivo alrededor del tubo y tirar del pene ya separado y cortado de su dueño. ¡Presto! Me impresionó cuando lo hice, fue una expresión entusiasta con los ojos abiertos sobre mi paciente sonriendo me di cuenta de lo que acaba de hacer en verdad en ese momento.

Los otros cinco clientes aplaudieron y gritaron con entusiasmo al ser testigos de mi éxito. Añadí mi chillido de placer cuando finalmente miré la hombría cortada en mis manos apenas derramando algo de sangre. Las cuchillas calientes del dispositivo no sólo habían cauterizado el muñón de mi paciente; también habían cauterizado la base del eje de su pene amputado. En consecuencia, su pene estaba aun tan lleno de sangre y tan duro como lo había estado cuando aún estaba unida a aquel hombre en su entrepierna. Hice una sorprendente inspiración, cuando le entregó el pene cortado a las mujeres que también observan para que pudieran acariciarlo y si lo desean tragarlo hasta que llegue a sus gargantas  muy profundamente con el órgano todavía caliente, hinchado al máximo. De sobre esta decir que mi primer paciente al ver su virilidad en cortada ¡ser pasado de mujer a mujer! Lo hizo estar en éxtasis total.

Una vez que nos calmamos, entre en materia por completo con total naturalidad corte los penes de los donantes del dos al cinco. Yo estaba embriagada por el ¡éxito tras éxito! Todas las mujeres, excepto el del cliente seis tenían los penes de los otros hombres en sus manos o en la boca. Una mujer ingeniosa, incluso inserto el pene que tenía en su sexo y el dueño anterior se mostró entusiasmado que su pene de "nuevo" produjera un orgasmo. 

Ahora que el procedimiento se había convertido en algo mundano, el donante seis quería para condimentar las cosas. A petición suya y con su anestésico local desapareciendo rápidamente, que le amputara su miembro de una pulgada a la vez. En primer lugar, le corté su hinchado glande, de color púrpura de su pene y pasé la sección cauterizada a una de las mujeres. Para mi sorpresa, la mujer a quien se le entregué el glande, inmediatamente se lo metió en la boca, lo enrolló alrededor con su lengua, a continuación, con determinación mordió la carne turgente, masticó, y ¡se lo tragó!

No hace falta decir, que el cliente eyaculo justo cuando le quite el siguiente trozo de su masculinidad. Esta rebanada fue una de 7 cm de largo, ¡un prepucio masticable era un premio raro! En el transcurso de la próxima media hora, di de comer a mis hermanas nueve más rebanadas de unos 2.5 cm cada una de la muy largo virilidad. ¡Qué prisa! Al final de las dos horas de corte, tenía a seis mujeres felices, saludables y bien alimentadas que estrechaban mi mano en su camino hacia la puerta. Sólo sé que van a correr la voz y ¡duplicaran los ingresos de mi empresa la próxima semana!

No cobro un precio específico por mi servicio... los hombres son los donantes de carne de forma gratuita y las mujeres donan su dinero para mí y son muy generosas. Me gustaría hacerlo sin ningún tipo de compensación, sólo por el gusto que tengo al hacerlo pero por el momento eso desgraciadamente no es posible, quizás si vendo la patente de mi nuevo utensilio pueda empezar a hacerlo gratis quien sabe, solo el tiempo lo dirá.




Historia Original Aquí.






Autor: Anónimo       Traductor: DarkSoul

DE HUMANO A PERRITO 01

Me llamo Ian y en este relato contare mi paso de ser humano a ser el perrito de mi novio Kevin. Desde siempre he sido muy fetichista y me ha gustado el BDSM, fisting… aunque lo que más quería era encontrar un buen amo, me iba desanimando en este tema, porque en la ciudad en la que vivo me tacharían de loco.....

DE HUMANO A PERRITO 01
Me llamo Ian y en este relato contare mi paso de ser humano a ser el perrito de mi novio Kevin. Desde siempre he sido muy fetichista y me ha gustado el BDSM, fisting… aunque lo que más quería era encontrar un buen amo, me iba desanimando en este tema, porque en la ciudad en la que vivo me tacharían de loco.

[GAY] [DOMINACIÓN] [FANTASÍA] [BDSM]


Categoria: Gay      Autor: C.O.




Me llamo Ian y en este relato contare mi paso de ser humano a ser el perrito de mi novio Kevin. Desde siempre he sido muy fetichista y me ha gustado el BDSM, fisting… aunque lo que más quería era encontrar un buen amo, me iba desanimando en este tema, porque en la ciudad en la que vivo me tacharían de loco.
           
Lo tenía totalmente dejado de lado, empecé con un chico Kevin el cual nos empezamos a conocer y decidimos ser novios, un día hablando le comente mis fetiches… con un poco de miedo a ser rechazado, mi sorpresa fue todo lo contrario a él le gustaba bastante la idea de ser amo de un perrito o esclavo, mi preferencia era ser tratado como un perro, eso sí no a tiempo completo, solo en la intimidad, esa era la idea en un principio.          

Compramos ciertas cosas básicas tales como: una máscara en forma de perro, un cinturón de castidad CB3000, un dog tail (plug anal con colita), un arnés para el pecho, unos brazaletes, un jockstrap de látex, unas pinzas para los pezones, esposas, cuerdas, unas manoplas de látex con la huella de un perro y un collar con mi nombre “puppy Ian” y su correa. Para él como era el amo decidía y solo quería un slip de látex negro y rojo con un agujero para mi gran pene. De esta forma comenzamos.

- Un día habiendo acabado ya las clases me fui a casa y como él me tenía dicho en la intimidad sería siempre su perrito, me desnude y me coloque mi indumentaria, excepto el cinturón de castidad que la llevaba siempre puesta, acabé y me tumbe mientras esperaba. De pronto escuche abrir la puerta y un silbidito era él, era mi amo, fui todo lo rápido que pude yendo a cuatro patas y con mi correa sujetada por mi boca a saludarle como él me tenía dicho.    

• Buen perrito, luego jugaremos un rato.           

Me entristecí, llevaba tiempo sin verte, el que era y es muy buen amo, aunque a veces me tenga que castigar, decidió jugar y no hacerme esperar se colocó su slip (trusa) de látex con su gran pene ya en completa erección, nada más verlo se me iluminaron los ojos, se enfadó un poco ya que decía que solo le quería de amo porque tenía un buen pene, añadió:     

• Mereces ser un perro.     

Acto seguido me dio una buena bofetada, aunque en breves se le pasó su enfado, me volvió a llamar
y me dijo:     

• Anda te dejare mirar mientras me toco, pero no puedes ni chupármela ni tocármela, tu siéntate ahí como buen perrito y mira.           

Le obedecí y me senté enfrente de él mientras él mantenía sus piernas abiertas y yo me contenía para no lanzarme a chuparla, puesto que me esperaría un buen castigo, de pronto ese gran pene escupió ese semen que tanto le gustaba verme lamer y a mi lamerlo. Lo lamí con mucho gusto pero un poco entristecido mí amo se había corrido, ya no jugaría más conmigo, pero como siempre consiguió sorprenderme.

Sacó unos guantes de látex, los cuales se puso en sus grandes manos. Yo andaba despistado, pero en realidad me iba a hacer mi primer fisting, era algo que habíamos hablado mi amo y yo cuando me daba permiso para hablar en la intimidad, pero nunca habíamos quedado en nada, puesto que me daba cierto miedo.           

Él sabía que me negaría y decidió tumbarme en la cama boca arriba y atarme las piernas a unos anclajes que había en la pared, esposándome las manos a los tobillos y quedando así a su completa voluntad. Me atreví a saltarme la prohibición de no hablar sin permiso, y le pregunte que si me quitaría el cinturón de castidad y me podría correr, ya que llevaba dos meses o más sin correrme me respondiste un no muy rotundo y añadió:   

• No quería pero te pondré una mordaza para que no hables más, y no podré disfrutar de tus gemidos de putita, te castigaré por obligarme a ponerte la mordaza.        

Me colocó algo que no me gustaba nada y era la cadena con una pinza en cada extremo para los pezones, eso le aseguraba que me portase bien porque si no tiraría de aquello y eso no me gustaba. Mi amo lubrico su mano, mi culo y empezó el primer y mejor fisting de mi vida, placentero y doloroso, empezó con muy pocos dedos, pero fue a más y más, metiendo su mano por completo en mi ano, apenas me quejaba era muy placentero, él había sido un buen amo y había mirado diversas tácticas de dilatación anal para hacerlo bien.

De pronto vi como su pene empezaba a recuperar tamaño, provocándole una buena y dura erección que sin aviso alguno decidió meter de golpe junto a su mano en mi ano, haciendo que se me saltaran las lágrimas del dolor que me provocó, se dio cuenta y decidió sacar su mano y empezó a penetrarme. Cogió mi culo con muchas ganas, tantas que me hacía gemir como lo que era un perro, en un momento mi amo notó que mi culo se contraía repetidamente, inconscientemente me había corrido. No se enfadó en ese momento pero si torno su cara a seria siguiendo esas ricas penetraciones  hasta que mi amo se corrió, provocándome un gran orgasmo aun habiéndose corrido antes.

El me miró, pero ya no lo hacía cariñosamente como hacía un rato, me desató y comencé a limpiarme, mientras me limpiaba notaba que me miraba con un poco de desprecio, no le había hecho caso y me había corrido. Cuando terminé de limpiarme mi amo saco algo nuevo del armario, no podía creer lo que veía era un traje de látex completo de la cabeza a los pies, de un negro brillante con detalles en verde y una máscara de perro nueva que cubría completamente mi rostro, mi amo añadió:

• Como castigo por haberte corrido sin permiso, serás siempre mi perrito 24 horas y 365 días al año, al no ser que te ordene lo contrario, póntelo y cuando acabes te espero en el salón.    

Me lo puse se miraba bien el traje era espectacular, aunque un castigo desmedido para llevarlo siempre. Cuando acabe de ponérmelo fui al salón y me senté delante de él, esperando una buena bronca, mi sorpresa fue que no me riño, solo tecleaste el ordenador y me enseñaste una jaula añadiendo:

• La acabo de comprar y cuando llegue dormirás aquí durante un mes, eso e ir con el nuevo traje continuamente será tu castigo, cuando pase el mes ya veremos si vuelves a dormir conmigo.  

Mi amo se levantó se fue a vestir y se fue, no sin antes propinarme un buen correazo en mis nalgas con la correa que me quito de la boca, quedándome allí solo para que pensara.  


Continuara…




Autor: C.O.       Mail: indice100@hotmail.es

LOS ALFAS 01

Los alfas eran realmente buenos en su trabajo. Sus actuaciones hicieron de todos ellos muy ricos. Cuando un centenar de invitados en la audiencia pagaron 20.000 dólares por boleto, los Alfas tenían un montón de dinero en efectivo para relajarse entre los espectáculos con un montón de sobra como apoyo......

LOS ALFAS 01
Los alfas eran realmente buenos en su trabajo. Sus actuaciones hicieron de todos ellos muy ricos. Cuando un centenar de invitados en la audiencia pagaron 20.000 dólares por boleto, los Alfas tenían un montón de dinero en efectivo para relajarse entre los espectáculos con un montón de sobra como apoyo. Aunque sus victimas no pensaban lo mismo luego del show, en que ellos eran los protagonistas.

[GAY] [CASTRACIÓN] [FANTASÍA] [PENECTOMIA] [SADO] [CANIBALISMO] [GORE] [TORTURA]


Categoria: Gay      Autor: Slimbo333





Los alfas eran realmente buenos en su trabajo. Sus actuaciones hicieron de todos ellos muy ricos. Cuando un centenar de invitados en la audiencia pagaron 20.000 dólares por boleto, los Alfas tenían un montón de dinero en efectivo para relajarse entre los espectáculos con un montón de sobra como apoyo. Los tres Alfas eran hermosos y muy sexuales por lo que nunca tuvieron ningún problema para tomar a los sementales más calientes y mejor dotados en un bar. Los Alfas todos entrenaban en el gimnasio entre espectáculos, nunca tomaban mucho tiempo para ellos mismos, más que para sus respectivos ejercicios. Ellos coordinan sus movimientos, llegando después del 1 am a tres bares diferentes de una gran ciudad para un espectáculo de una noche. Y los tres no eran sólo eran bello, sino que eran hombres educados que hablaban varios idiomas cada uno. El poner a sus pies a todo el mundo no solo requiere una abultada entrepierna, sino también habilidades de comunicación y visión para los negocios.

Alpha1 es el más fuerte. Luciendo una herramienta masiva, él realiza la mayor parte del espectáculo en el escenario. Su cabello de color azul-negro con una sombra oscura coronando su pecho peludo y brazos (abultados con músculos bien desarrollados). Las multitudes lo adoran en histeria colectiva cuando expone sus nalgas como de melón e increíble pene cuando él desabrocha su ropa en preparación para la penetración del culo de su víctima. Alpha2 es el más alto de los tres. Su ascendencia vikinga es obvia por su complexión y porte, su cortado, cabello rubio. Su fuerte es la planificación de las atroces torturas que el público ama tanto a expensas de las víctimas. Alpha3 es el hombre de negocios inteligente. Su hermosa mirada y corte de cabello ondulado, color marrón le hacen un ganador cuando la organización de los espacios y los contratos para los espectáculos. Las habilidades verbales y sociales son naturales en él además supervisa la logística y el transporte. 

Una vez que sus respectivas víctimas fueron adquiridas en los locales, un par de llamadas rápidas señalaría que fuera todo un éxito y que era tiempo para el show. Y siempre tienen éxito. La atracción sexual natural de cada Alfa era un dato que permitió a cada uno de estos tres hombres atraer a los bellos hombres formados en un gimnasio del bar de la forma en que un mosquito volaría a través de un agujero abierto en una noche caliente de verano. Entre la 1 o 2 de la mañana, ellos casualmente involucrarían al grupo de hombres que se acercaría a ellos. Bajo la apariencia de un posible encuentro sexual, los Alfas eliminan a los menores después de algunos apretones de bíceps muy deseada y la entrepierna que tienta cada Alfa. 

Los tres "afortunados" ganadores  de la noche eran siempre muy bien dotados "Casi como los Alfas" con abdominales marcados, testículos sustanciales y buena apariencia. Había un montón para elegir, pero los ganadores usualmente exhibían una actitud arrogante con un poco de desdén. ¡Realmente pensaron que el Alfa era de ellos! Bajo el supuesto y evidente sexo de hotel, las víctimas estaban encantadas de salir del club con estos hombres que eran, sin lugar a dudas, los hombres más ardientes en el bar. Cada uno de las chicas del Alfa la pensaría "¡Muy bien!" Mientras subían a su camioneta negra del Alfa '(por lo general un Hummer si la agencia de alquiler lo tenía). Una vez en el coche, el Alfa comenzaría a dar a su víctima una vista previa de lo que estaba por delante en su hotel. 

Una mano se desliza hacia abajo al pantalón de la víctima a acariciar el paquete y el otro brazo agarra el cuello del hombre cuando el Alfa se inclinó para darle un beso muy sexy. La química encendería, el Alfa bajaría su mano y permitir que el hombre sintiera su abultado pene durante ese continuo beso caliente cuando él metió la mano bajo el asiento del pasajero hasta una bolsa zip lock, que había sido abierta, pero plegada cerrada para facilitar el acceso. Tan pronto como la pareja se separó para tomar aire el Alfa pondría en su mano en el rostro del hombre con una tela impregnada de cloroformo, y presionaría contra su boca y nariz de la víctima, ¡y eso era el final de todo!

Una vez que las tres víctimas son capturadas, son atados y se les venda los ojos, cuando comienzan a despertar, el telón se abrirá y el Alpha 3 anunciaría a través de su micrófono, "¡Bienvenidos al show de esta noche, señores! Como puedes ver, hemos adquirido tres, hombres jóvenes en su mejor momento de la vida y en su pico sexual. Uno  de ellos será pasado por el "Electroman", ¡nuestra víctima experimentara lo que es que su pene y testículos sean fritos de adentro hacia afuera! (Mucho vítores y la audiencia aplaudiendo de pie). El ayudante Alpha1 arranca la venda de la primera víctima con su expresión de sorpresa que es capturada en el centro de la pantalla gigante. ("¿Dijo pene y huevos FRITO?") Gulp. 

En el Acto 2, "Deslisante Hombre“, ustedes serán capaces de participar en la captura de los testículos de la víctima, ya que sus huevos serán catapultados hacia el público. ¡El que los atrapé, tendrá el honor de  abusar sexualmente de nuestro amigo, antes de retirar su pene por el método de su elección! Ahora, la pantalla de televisión mostró la expresión de número dos cuando se le quitó la venda de los ojos; pánico absoluto en esos ojos, mientras su mente procesaba "catapultado sus huevos" y "retiro de su pene" (silbidos, gritos y abucheos). ("¡Él no puede estar hablando en serio!").

Para el final de esta noche hemos preparado algo especial el tercero de nuestro participantes se arrancara sus propios testículos, para luego hacer lo mismo con su pene, en un esfuerzo por salvarse de no morir ahogado. Esta vez, se eliminaron tanto la venda y la mordaza para mostrar el horror en los ojos de la víctima. Que comenzó a balbucear: "¡No! ¡No! ¡Están jodidamente locos! Nunca lo voy a hacer... "El asistente deslizó la mordaza mientras el Alpha 3 declarada en una voz suave". Está bien, amigo, eso es suficiente por ahora, lo estamos reservando para el final. ¡Ahora vamos a dar inicio con el espectáculo!"

Las luces del escenario se apagaron en el otro lado del escenario y se centró sólo en el Acto 1: Electroman. El estaba esposado en las muñecas y los tobillos con grilletes de cuero atado a una cruz de acero. En la intersección de la X tenía un buen ajuste. Que cruzaba por encima de la parte baja de la espalda para que su culo cincelado quedase expuesto por debajo de la intersección, y su pene fuera accesible, colgando en el espacio de triángulo debajo de la intersección. Su pene una vez ansiosos se había encogido por el miedo (pero seguía siendo un pedazo largo de carne, grueso y suave para admirar). Pero no por mucho. La multitud comenzó a aplaudir cuando el Alpha1 se acercó, sin camisa. La audiencia comenzó a acariciase y acariciar, sus penes y huevos por la vista del vello oscuro varonil en el increíblemente duro y poderoso pecho cincelado del Alfa. Él era un Alfa por una buena razón. 

En su ajustado pantalón de cuero con un chasquido le abrió la bragueta, su oscura presencia sexy fue demasiado para la víctima que entro en pánico ignorando su toque sensual. La víctima sentía como si estuviera viviendo en un dibujo de Tom de Finlandia, pero la exageración sexual en este caso ¡era muy real! Alfa1 se puso de lado de la víctima. Estos Alfas eran bien dotados. El público estaba tan enamorado de poderosa aparición de los Alfa como estaban  punto de convertirse en un semental. El Alfa tocó la cadera de la Victima1, puso su potente brazo peludo alrededor del hombro del  cautivo, mojó la punta de su dedo, y llegó suavemente bajo el glande de la víctima para se deslizarlo alrededor. 

¡Bingo! 

El calor sexual de ese macho alfa inmediatamente fue trasladado al cautivo, cuyo pene primero rebotó unos centímetros antes de levantarse más. Por supuesto, que ayudó a que fuera previamente preparado pensando que tendría una noche de desenfreno sexual y no convertido en un cautivo. Él ansiosamente quería una aventura sexual con ese Dios hombre, por lo que el escenario y el miedo se deslizaban por su mente cuando su deseo de ser tocado por Alfa se hizo realidad. Alpha1 sonrió, y dejó el erecto pene del hombre yacer en la palma de su mano. 

Masturbo el pene la víctima mientras se movía detrás de él, apretó su bragueta abultada eróticamente contra  el lindo culo de la víctima. Desde atrás alcanzo su pecho para pellizcar el pezón derecho de la víctima y utilizó su brazo fuerte para presionar por sus torsos superiores juntos. Ahora él agarró la pene del semental y ominosamente le susurró al oído: "Este pene es ¡MÍO!" El público pudo escuchar el reclamo a través de los altavoces. Alpha1 usó su dedo para humedecer lo exudado del hombre de la punta de la pene por todo su largo eje, que ahora estaba a 90 grados, pero rápidamente comenzó a aumentar en un "ángulo de ascenso”. 

"Oh, te gusta eso, ¿verdad? ¿Quieres que tome tu pene? "El Alfa comenzó a acariciar el pene del hombre, mientras el público empezó a silbar y gritar," ¡¡¡Tómalo!!!, !Tómalo todo! "para su propio horror y vergüenza delante de la multitud, el rostro de la víctima enrojeció, gotas de sudor goteaba por debajo de sus brazos y comenzó a temblar cuando llegó a enfrentarse con su nueva realidad; este ultra hombre estaba preparando para tomar su polla. Y que estaba haciendo que tuviera una súper dura erección en contra de su voluntad. Por supuesto que quería mantener su impresionante hombría y huevos de tamaño de melocotones. 

El Alpha1 llamó a su ayudante, "¡vendría bien un poco de ayuda en el frente aquí!" En el momento justo, apareció desde detrás de las cortinas y se hizo cargo del endurecido pene del hombre. Acarició, lamió y chupó la admirable herramienta del hombre, mientras que los latidos del corazón del colectivo del público se acelero. El cautivo se quejó a través de su mordaza y movía la cabeza como un reflejo varonil produciendo que su erección admirable se acercaba rápidamente a una descarga completa de sus grandes huevos. El Alpha1 dio un paso adelante por el lado cercano de su cautivo y anunció: "¡Creo que es hora de que sientas el pene de un hombre de verdad por el culo!" (Apoyo verbal de gran parte de la multitud.) Se desabrochó el taparrabos y su pene quedo expuesto y hacia arriba en frente de la víctima, que se quedó sin aliento por el miedo sorprendido mientras tomaba  el arma masiva que estaba a punto de atravesarlo. 

Temía al monstruo porque sabía que el tamaño le haría daño, pero él codiciaba sentirse conectado a esa potente erección cuando estuviera dentro de él. El Alfa se quitó la bolsa de cuero con aroma varonil y fija los broches de presión para que el triángulo de cuero cubrió la nariz del cautivo. El asistente se apartó de la bolsa cargada de feromonas que el Alpha producía un aroma de hombre, producto de sudor y cuero, que le hico tener una reacción visceral que endureció el pene del pobre hijo de puta, como nunca se había endurecido antes. Alpha1 se puso de lado entre el hombre y la audiencia, miró despectivamente hacia la víctima y le dijo: "Oh, realmente te gusta esto, ¿eh? Bien entonces, Vaquero, vamos a ver cómo se siente cuando te lleno el culo con mi erección.

"Como un reloj, el ayudante 1 saco un cordón de cuero crudo y rápidamente lo envolvió alrededor de todo el paquete del hombre cuando el Alpha1 hizo un espectáculo para el público de bofetadas y agarrando su increíble pedazo de carne en una furiosa erección sobre sus nalgas. Se volvió hacia multitud, agarró su puño fuerte alrededor de la base de su propia barra, la sacudió para la audiencia y le preguntó: "¿Listo?" El público se volvió loco y la víctima luchó desesperadamente para escapar de sus ataduras. El Alfa se acercó a la víctima por detrás, agarró su monstruosa erección y apuntó para después hacer presión contra el orificio, se detuvo, le quitó la ropa interior de cuero y la mordaza para de repente presionar el glande resbaladizo con su esfínter apretado de la víctima y luego se detuvo de nuevo. 

La víctima estaba balbuceando sin sentido para luego decir "¡NO! ¡NO! ¡No! ¡Por favor deja de! No puedes..." El Alpha utilizaba su propia gran mano ahora para cubrir la boca ruidosa para detener las expresiones del hombre. "¡Oh si! ¡Puedo! "Él brutalmente empujó su paquete hasta el fondo mientras utiliza su fuerte brazo sobre el abdomen de la víctima para presionar los dos cuerpos profundamente en la otra. Le quitó la mano de la boca a tiempo para que la audiencia a escuchar el grito mudo de dolor. 

El Alfa comenzó el show de violación primero sacando una sola pulgada de su culo, luego dos, y luego a tres ya que la fricción no era mucha el ritmo aumento en ese momento dijo: "¡Asistentes! ¡Prepárense para freír este pene! "Dos hombres aparecieron de forma rápida y trajeron con ellos una máquina conectada a un cable de alta resistencia y otro carro lleno de cables y dispositivos, y baldes. El Alfa agarró a la víctima con fuerza alrededor de su parte inferior del abdomen y en pecho. Él cubrió a su víctima a la cruz mientras lo violaba el culo del pobre chico, que estaba colgando por debajo de la X siendo penetrado de una brutal. "¡Está bien, esta va a ser la mejor cogida que nunca conseguirás, y la última con tu pene, así que disfruta de ella!" El Alfa aceleró gradualmente su ritmo y al mismo tiempo extendió sus golpes para llegar a ser tan larga que sólo mantuvo el glande dentro del esfínter del cautivo mientras su bate embestía ese agujero sin descanso. 

¿Y sabes qué? 

El estúpido cautivo no pudo resistir el poder abrumador del Alfa y cedió. Una cámara estaba en la acción detrás de la cámara frontal y el zoom en la cara. El público abucheó cuando la cámara se apoderó de la cara de la víctima. "¡qué pasa, hombre! ¡Le jodan a la muerte! "El gran hijo de puta era en realidad débil. El no había disparado su carga todavía. Nadie había tocado su pene desde el comienzo, pero su lubricante de hombre llegaba al suelo, donde un pequeño charco estaba formado. Cuando los ojos del cautivo comenzaron a moverse de arriba a abajo de sus párpados, el asistente asintió a la alfa, que sonrió y dejó escapar el rugido de un león mientras agarraba las carnes del hombre desde el frente y golpeó con su hueso púbico contra el culo y la víctima se congeló aún con su eje profundamente enterrado dentro de él disparó una andanada interminable de misiles líquidos profundamente en sus entrañas. 

El público se volvió loco. Podían ver la expresión de la víctima se había desplazado lentamente de pánico y de dolor a un éxtasis sin aliento como so el pene de Dios Alfa hubiese poseído al pobre hijo de puta. En realidad perdió el conocimiento con la sexta explosión de la semilla masculina del Alfa que se bombeo profundamente en su cuerpo. A pesar de su difícil situación, sucumbió al honor de ser elegido por el Alfa para recibir un volumen tan ridículamente grande de su semilla caliente. 

Los Asistentes sonrieron a su señor mientras desmontaba y exhibió su pene, chorreante a la audiencia. Rápidamente se acercaron con los cubos y toallas mojadas y comenzaron a limpiar cuidadosamente el sudor de la cara y el pecho del Alfa; el Ayudante2 en la parte superior del torso, y ayudante1 lenta y cuidadosamente limpio el pene del Alfa, a continuación, los muslos y las piernas.  El ayudante 2 terminó por delante (que ahora estaba deslizando la lengua por el gran eje de Alpha, y levemente besando y lamiendo su enorme glande). El ayudante 2 no perdió tiempo en aflojar fijaciones de la muñeca de la víctima. Él empujó hacia abajo sobre los hombros del cautivo mareado y comenzó a atar las manos detrás de la espalda de la cruz. 

Examinó la altura de la cabeza del hombre e hizo ajustes hasta que la víctima se encontraba en una posición de rodillas. "¡Señor! ¡La víctima está en la posición! "El público estaba murmurando entre sí con asombro cuando el cuerpo líquido del señor filtró desde el culo del pobre hombre y formó un gran (y creciente) charco. El Alfa gritó: "¡Comience la Fase Dos!" A medida que los asistentes acariciabas sus erecciones cada vez más duras como el de la victima (que estaba desesperado para descargar), y extendió sus huevos, El Alfa se enfrentó a la audiencia y agarró su pene,  sacudiéndolo a la multitud ("! Woo Hoo!”) Luego se volvió y mostró multitud su muscular culo. 

Se acercó al cautivo y le dio una palmada en la cara con un "¡Despierta!" "Sabe que lo quieres", dijo el Dios a su criado. Las cámaras superiores hicieron un zoom para permitir que el público presenciara el enorme glande del Alfa cuando él abrió la boca del hombre con un tirón hacia atrás de su cabello y tirando hacia abajo de la barbilla. La multitud se quedó sin aliento cuando se dieron cuenta de que el pene era demasiado grande para caber entre los labios de la víctima. 

El ayudante1 corrió con lo que parecía ser tazas de silicona que se adaptan sobre los dientes de la víctima (muy similar a las bandejas de blanqueamiento dental). "¡Ábrela, lechón!" Gritó el Alfa como aquello se abrió paso y mantuvo firmemente la cabeza del lechón en una posición agradable al Señor. Todo el mundo sabía que las leyes de la física nunca permitirían que el pene del Alfa pudiera entrar en  la garganta del hombre, pero el Alfa sabía lo suyo. Mientras la víctima balbuceó sin poder hacer nada durante el ataque de la erección, los ayudantes habían acariciado el pene de de la víctima y comenzado a introducir lo que parecía ser una larga, delgada barra el acero por agujero de la uretra de la víctima. 

El Alfa utilizó la tardanza de su segunda erección para introducir, su miembro de manera lenta y profundamente por la garganta del histérico cautivo. No había escapatoria. Por supuesto, el hombre comenzó a vomitar cuando el bate de béisbol que era el pene del Alfa, había empujado un tercio de su longitud por su garganta. "¡Vete a la mierda!", Rugió como un león como él se levantó de puntillas y le clavo su pene por completo. Simplemente utilizo sus poderosos muslos y culo de granito para obligar al resto de su extraordinaria erección  hasta el fondo de la garganta de la víctima hasta su esófago. 

Presionó la cabeza del prisionero con fuerza contra sus propios rígidos abdominales  hasta que la nariz de la víctima fue obligada a aspirar sobre la mata de vello púbico. El púbico masculino tenía precio. La garganta del hombre totalmente dominada estaba obviamente extendida poco natural. El público pudo ver el contorno del pene del Alfa que siguió creciendo y ampliándose dentro de la garganta del lechón. Sí, él se estaba sofocando, asfixiando y temblando de pánico, debido a que su nariz, aunque abierta, no tenían las vías respiratorias libres hasta los pulmones. 

El rey levantó su vara mientras mantenía la cabeza del hombre con fuerza. En ese momento los ayudantes clavaron un enorme "clavo" de acero del tamaño de un lápiz que asomaba a través de uno de sus huevos, luego del otro, de modo que una pulgada de acero sobresaliera de cada lado del escroto. ¡Oh hombre, ese tipo estaba ensartado! ¡Por el pene, huevos y  garganta! El Alfa reconoció que la víctima estaba a punto de desmayarse por falta de aire, y poco a poco se retiró con un "plop" y un grito fuerte de la víctima, que con profunda gratitud aspiro aire a través de su garganta devastada. 

No dejaron ningún agujero desenchufado, cuando el Alfa volvió cuidadosamente a meter su glande ahora completamente hinchado para llenar la boca de la víctima, dejó suficiente de su longitud con el fin de permitir que su víctima respirase, mientras que el ayudante1 fácilmente deslizó un enorme, consolador de acero curvado, inoxidable  en el culo del cansado cautivo. El final de este estaba un bulto y un manguito para mantener la varilla en camino más allá de la próstata.  Mientras el Alpha1 estaba teniendo un momento alegre penetrándolo por la boca, los Asistentes enchufaron el cable de calibre grueso que conducía a los pequeños enchufes en cada extremo de los clavos en sus huevos, y en la punta de la sonda de pene, así como al final del tapón en el culo. 

"¡Listo, señor!"

Anunció el ayudante1 al Alfa. "Vamos actívalo que esperas", respondió el Alfa relajado que estaba divirtiéndose deslizando las primeros 5 pulgadas de su endurecido pene continuamente dentro y fuera de la boca del perdedor. El ayudante1 retrocedió cuando el ayudante2 movió la manivela en el generador eléctrico altamente modificado y comenzó a crear un flujo de electricidad hacia los hilos conductores hacia los electrodos en los órganos sexuales. La víctima inmediatamente arqueó la espalda y luchó, haciendo sonar la cruz cuando la tensión eléctrica fluyó por su pene, a través de sus huevos y culo. 

Cuando el Alfa aumenta el ritmo de sus embestidas, el asistente aumentó la velocidad de la manivela. Casi de inmediato, el eje electrificado del cautivo comenzó a bombear su tremenda carga de espeso semen. Mientras el cautivo podía sentir al gran semental seguir empujando su poderosa barra de Alfa en él, lo que lo había hecho a descargar. Y a descargar como lo hizo... continuamente... mientras la manivela estimulaba su carne y de próstata, y el pene del Alfa estimulaba todo su ser. Ahora lo que realmente dolía, pero no podía dejar de aspirar su erección. Ahora que la esencia de la víctima había salido a través de los tubos, el ayudante1 tomó un largo hilo fuerte y despiadadamente estranguló los huevos en su cuello de manera rígida, envolviendo y tirando con sus fuertes brazos.

Además de producir un eje ridículamente largo e hinchada, junto con la sensación dolorosa de la cuerda en su piel, el torniquete mantenía el flujo de sangre y la alta temperatura en la carne del hombre que se cocinaba separadamente del resto de su cuerpo. El Alpha1 estaba hincado rápidamente su pene dentro y fuera y la manivela estaba empezando a producir suficiente tensión para cocinar su pene, huevos y culo de la víctima de adentro hacia afuera. 

El público aplaudió cuando pudieron ver la carne sexual comenzar a emanar humo. Ahora que la carga fue expulsada, el ayudante1 tiró del enchufe caliente del agujero trasero del hombre. Querían su agujero se salvara para su uso después de ser vendido en la subasta en el vestíbulo después. El ayudante2 movía la manivela cada vez más rápido y el Alfa bombeaba más y más hasta mientras él decía "¡3... 2... 1!" Y derramo su abundante y espero, semen en la víctima por segunda vez. 

El cautivo estaba ahogándose por el volumen descomunal descargada en su garganta de semen por el Alfa. Mientras este grito "¡Yahooooo!" Y coloco el brazo por encima de su cabeza, como si fuera un vaquero que monta un caballo salvaje. El ayudante2 ahora estaba girando a la velocidad máxima y la víctima estaba temblando violentamente y sin control cuando sintió la electricidad que chisporrotea de adentro hacia afuera. El contenido de grasa en la piel del hombre producía en realidad mechones de fuego donde el acero entró en su cuerpo. Su pene y los testículos se habían hinchado como lo haría una salchicha en agua hirviendo. Todo el público estaba de pie gritando y aplaudiendo a expensas de la víctima. 

Cuando lo último de su semilla fue expulsado, el Alfa se apartó y el ayudante1 se acercó con una charola  con un enorme cuchillo de carnicero, que presentó con orgullo al Alfa. El ayudante2 se hizo a un lado para dar al público una visión completa de la matanza de la hombría de la víctima. Le quitaron rápidamente el electrodo metálico y utilizando un par de pinzas fuertes para agarrar la carne humeante del aun hombre. La tenaza inferior fue a abajo a los huevos de la víctima, y ​​la tenaza superior comenzó a cerrarse en la base del pene cocinado del hombre. 

Como él apretó las pinzas, se pellizco todo el paquete del cautivo. Con un "clic" el mecanismo en el punto de giro bloqueado apretado y ajustado en su lugar. "¡Listo!" Gritó el Asistente cuando parte del público se rió con regocijo. El Alfa, luciendo una sonrisa malévola, agarró la empuñadura del cuchillo impresionante y lo levantó por encima de la cabeza a la audiencia. "¡HAZLO! ¡CORTA SU PENE!", Gritó el público... y lo hizo. El ayudante2 arrancó las pinzas hacia adelante y estiró medio paquete del cautivo lejos del cuerpo de la víctima. 

"¡Prepárate para perderlo todo!", Gritó nuestro el Dios alfa.

El rápidamente apuntó la hoja entre el cable y las pinzas de metal cerradas sobre el sexo del hombre y sin esfuerzo cortó la hoja de un lado a otro en un movimiento descendente y limpiamente cortada la carne caliente del cuerpo de la víctima. Acabado violentamente con su virilidad eso fue suficiente para romper del cautivo su estupor para gritar, ¡AHHHHHHHRGGGGGGGG! "Consciente de su tiempo, el Alfa tomo la carne caliente con las pinzas, y empujó el propio pene de la víctima en su garganta hasta que estaba hasta la mitad. "¡Era mejor empezar a masticar la carne o sofocarse!"

La víctima no tenía más remedio que empezar a masticar lo suficiente para tragar antes de asfixiarse hasta la muerte. Para mantener las cosas en marcha rápidamente, el Alfa entonces agarró los testículos hinchados al final de su eje y los utilizó para forzar el eje restante a través de los afilados dientes de la víctima. Dada la elección de masticar o asfixia, la víctima mordió violentamente su propio pene, cocinado. Una vez que el pene fue finalmente masticó y tragado, el Alfa empujó los huevos, así por lo que los dos, quedaron en sus mejillas que las hicieron lucir abultadas con su propia carne. 

Los ojos del pobre lechón desorbitados increíblemente con lo que pasaba y el pánico que había masticado y tragado su propio pene y ahora lo restante de su virilidad sus huevos rellenaba sus mejillas como una ardilla codiciosa en otoño. "¡No es que no es la tuya!", Se rió el Alfa, cuando él pellizcó la nariz de la víctima y obligó a la víctima a masticar sus testículos y masticar la carne lo suficiente para conseguirla pasar por su garganta. "¡Gracias, señores de la audiencia! Y gracias, Electroman - por donar su virilidad para el entretenimiento de la multitud", gritó el Alfa1 mientras se inclinaba con brazo detrás de la espalda y hacia un arco. "Ahora, vamos a tomar un breve descanso, para que me limpien mi pene porque están a punto de presenciar la destrucción por deslizamiento del hombre, dentro de 10 minutos. 

“Este pequeño bastardo de mierda recién anulado estará en exhibición en el vestíbulo hasta la subasta después de la feria". Los focos se desvanecieron y los ayudantes rápidamente comenzaron a limpiar la aun gran erección del Alfa1.




Historia original Aquí






Autor: Slimbo333       Traductor: DarkSoul